Archivo

Entradas Etiquetadas ‘El País’

Un homófobo recalcitrante, candidato a presidir la Comisión de Derechos Humanos de Brasil.

Jueves, 20 de febrero de 2014

jair-bolsonaro-racistaSu nombre es Jair Bolsonaro, es militar en la reserva y representa al Partido Progresista (PP) en la Cámara de Diputados de Brasil. Pero sobre todo es un orgulloso homófobo que manifiesta sin pudor alguno su desprecio hacia las personas homosexuales. Y si el juego político brasileño no lo remedia, puede convertirse en el próximo presidente del Comité de Derechos Humanos y Minorías de la Cámara. Bolsonaro sucedería en ese puesto a otro político homófobo, el diputado evangélico Marco Feliciano.

El perfil de Jair Bolsonaro es el contrario al que se esperaría de un político interesado en los derechos humanos. Es partidario de la pena de muerte, de que “las personas de bien” puedan ir armadas, de reducir la edad penal para que los adolescentes que cometen delitos sean tratados como adultos, de implantar políticas de “planificación familiar” para “reducir el número de hijos de los más pobres”… Lo explica bien en la entrevista que ha concedido a la edición brasileña del diario El País.

Pero Bolsonaro es sobre todo es un orgulloso homófobo, que niega de forma rotunda que en Brasil las personas homosexuales sufran discriminación, acoso o violencia. “Los homosexuales quieren hacerse pasar por víctimas, quieren superpoderes. Muere un homosexual en Brasil y los medios ya están diciendo que es homofobia. Muchos son asesinados por sus colegas, en locales de prostitución o por sobredosis. Mueren y los activistas ya dicen que es homofobia. En Brasil mueren cada día diez mujeres asesinadas por sus parejas, eso es mucho más grave. Los crímenes por homofobia deben ser tratados como cualquier otro crimen. ¿Cuántos heterosexuales mueren cada día? Muchos más que homosexuales”, afirma en la misma entrevista.

“¿Porque a uno le guste tomar por culo (…) no se le puede pegar?”

Bolsonaro niega también que educar en la diversidad sirva para combatir la homofobia, y acusa explícitamente a los que así lo defienden de querer “llevar la materia a las escuelas para transformar a niños de seis años en homosexuales. Al punto de que así se facilita la pederastia en Brasil”. Y es que para el diputado brasileño, “la inmensa mayoría” de los homosexuales lo son por imitación. “Son las amistades, el consumo de drogas. Apenas una minoría nacen con defecto de fábrica. Aquí en Brasil se tiene la idea de que por ser homosexual vas a tener éxito en la vida. Las novelas muestran siempre a gays que tienen éxito, que rabajan poco y ganan mucho dinero”, sostiene.

Bolsonaro acaba la entrevista burlándose del intento de aprobar una ley que castigue la violencia homófoba, a la que quita importancia. “¿Solo porque a uno le guste tomar por culo se convierte en un semidios al que no se le puede pegar?”, remata.

Un cínico juego político

Lo cierto es que como el propio Jair Bolsonaro reconoce abiertamente en la entrevista, su candidatura a la Comisión de Derechos Humanos no es más que una estratagema política para conseguir que el PP (que pese a su nombre, “Partido Progresista”, es un partido conservador) se haga con la presidencia de la Comisión de Minas y Energía. El PP forma parte de la “base aliada”, el heterogéneo grupo de formaciones que dan apoyo parlamentario a la presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), y entre las cuales se reparten ministerios y comisiones parlamentarias.

En este contexto, la Comisión de Derechos Humanos y Minorías parece importar poco al PT, mucho más interesado en quedarse con Minas y Energía y relegar al PP brasileño a una comisión considerada menor. Pero con un candidato como Bolsonaro, el PT, presionado por el sector más sensible a los derechos humanos, puede verse en la obligación de negociar.

Posible sucesor de otro político homófobo

Desgraciadamente no se trata de la primera vez que el PT desprecia el papel de la Comisión de Derechos Humanos. En su momento accedió a que el diputado evangélico Marco Feliciano (miembro del Partido Social Cristiano de Brasil, otra formación aliada de Rouseff) se hiciera con la presidencia pese a contar entre sus antecedentes con declaraciones abiertamente racistas y homófobas. Ya en ese puesto, Feliciano fue uno de los promotores de una iniciativa para reintroducir en el país las “terapias” reparadoras de la homosexualidad, que fue retirada cuando quedó claro que sería objeto de una contundente derrota en el pleno de la Cámara de Diputados si llegaba a votarse bajo la presión de las movilizaciones sociales que tenían lugar en ese momento (en las que participó de forma muy activa el colectivo LGTB).

Conviene recordar que los grupos evangélicos, que agrupan a un quinto de la población brasileña, son en su mayoría fuertemente homófobos. En mayo del año pasado, por ejemplo, los evangélicos convocaban a más de 100.000 personas en Río de Janeiro para protestar contra el matrimonio igualitario, reconocido en todo el país por decisión del Consejo Nacional de Justicia. No es de extrañar que Jair Bolsonaro, pese a no formar parte de la poderosa bancada evangélica (el grupo de diputados evangélicos que, pertenecientes a diversos partidos políticos, actúan de forma coordinada en materia de moral) sí cuente con sus simpatías, una vez que parece que ha renunciado a colocar a otro de los suyos como sucesor de Feliciano.

Las personas LGTB en Brasil, un colectivo desprotegido

El escenario descrito resulta especialmente sangrante si se tiene en cuenta la situación de Brasil, un país que pese a sus avances en el reconocimiento jurídico de las parejas del mismo sexo registra una importante LGTBfobia social, responsable de la muerte violenta de varios cientos de personas cada año (338 en 2012, según cifras del Grupo Gay de Bahía).

Han pasado poco más de dos semanas desde la última vez que nos hicimos eco de un asesinato homófobo ocurrido en ese país, el de Bruno Borges de Oliveira, un muchacho de 18 años que volvía a casa en compañía de dos amigos tras disfrutar de una noche de fiesta. Desgraciadamente es muy probable que en este intervalo de tiempo más personas hayan muerto como consecuencia de la violencia desencadenada o favorecida por su orientación sexual o identidad de género.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia., Iglesias evangélicas , , , , , , , , , , , , ,

Profesor demanda a un colegio religioso concertado de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) por discriminación homófoba

Lunes, 27 de enero de 2014

1390242745_473725_1390243435_noticia_normalUn profesor ha denunciado al Colegio Calasancio Hijas de la Divina Pastora, un centro religioso concertado de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) por no haberle renovado el contrato debido a su orientación sexual. Una decisión que se tomó, según la demanda, tras hacerse pública y notoria su homosexualidad. Según la dirección del colegio, la decisión se debe a que “el perfil pedagógico del profesor no se ajusta” a su proyecto educativo. El profesor llevaba cinco años trabajando en el colegio.

Según informa El País, el profesor empezó a trabajar en el colegio en diciembre de 2008 con un contrato de relevo por jubilación parcial de otra maestra. En diciembre concluyó ese contrato y se abrió la posibilidad de pasar a formar parte de la plantilla en igualdad de condiciones al resto de trabajadores.  Según se sostiene en la demanda, la dirección del colegio ya le había avisado con anterioridad de que “dada su condición sexual, la cual ha trascendido al centro de forma notoria, no podía garantizar su continuidad”. Además se le indicó que el tema sería puesto “en conocimiento de la central” y que ellos serían “los que decidieran sobre ese particular, toda vez que podría haber padres que, por su educación cristiana o por sus ideales políticos, pudieran sentirse molestos, teniendo ello consecuencias para el resto”. En otro momento se le dijo que “la central puede considerar que el actor no se acoge al modelo que el centro quiere como profesores”. Finalmente, el 27 de noviembre se le comunicó que no seguiría trabajando en el colegio.

El centro justificó la medida en que el docente no cuenta con titulación que acredite el nivel de inglés B2, y ello pese a que según la demanda otros profesores en la misma situación sí han visto renovados sus contratos. Se da además la curiosa circunstancia de que durante sus cinco años de trabajo en el colegio el profesor fue coordinador de bilingüismo. Luis Segura, en representación de la orden de las Religiosas Calasancias, sostiene que no hubo discriminación y que simplemente “se acabó su contrato temporal”. Finalmente, tras el revuelo causado en la comunidad escolar, la dirección del centró emitió un comunicado en el que explicaba que había “ejercido el derecho de no renovar el contrato, al considerar que el perfil pedagógico del profesor no se ajusta al proyecto educativo actual y futuro del centro”.

Fundación Triángulo pide a la Junta que intervenga

Según la Fundación Triángulo, el caso es claro y el profesor denunciante posee pruebas “contundentes” de la discriminación homófoba de la que ha sido objeto. Su presidente en Andalucía, Raúl González, ha reclamado además a la Junta de Andalucía que intervenga (el colegio es un centro concertado, es decir, subvencionado con dinero público).

La Consejería de Educación de la Junta ha anunciado ya la apertura de una actuación de oficio a través de la inspección educativa, si bien el consejero de Educación, Luciano Alonso, no ha querido valorar el caso y se ha limitado a señalar que sería “triste” que la homosexualidad del profesor fuera el desencadenante de lo sucedido.

Arco iris pide un plan contra la homofobia en el sistema educativo.

La federación andaluza Arco Iris muestra su apoyo al profesor homosexual del Colegio Calasancio Hijas de la Divina Pastora de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) que alega que no se le ha renovado el contrato por su orientación sexual, y solicita una entrevista al consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, para plantear a la Junta de Andalucía “la necesidad” de un plan contra la homofobia.

Según indica la federación andaluza Arco Iris en un comunicado, existe “la necesidad” de que la Junta de Andalucía “actúe de forma contundente y ejemplarizante en este caso”. El presidente de Arco Iris, Gonzalo Serrano, asegura que “este caso de discriminación por homofobia no es una excepción en el sistema educativo en Andalucía, sino una muestra de la realidad con lo que nos enfrentamos cotidianamente los docentes homosexuales tanto en centros públicos como privados”.

No obstante, Serrano detalla que “existen claras diferencias en entre los niveles de discriminación en centros públicos y privados”. Así, señala que “en los centros privados en Andalucía es muy escaso el porcentaje de profesorado abiertamente homosexual, ya estos docentes sienten miedo a posibles despidos”.

Por otra parte, indica que “en los centros públicos también encontramos miedo a los despidos, pero fundamentalmente en el profesorado de religión”. Serrano explica que “el profesorado de religión católica, aún siendo contratado por la Junta de Andalucía, es seleccionado por la jerarquía eclesiástica en virtud del Acuerdo entre el Estado y la Santa Sede de 3 de enero de 1979″.

En este sentido, manifiesta que “la inmensa mayoría se ve en la obligación de ocultar su orientación sexual para volver a ser propuesto por el obispado de turno el curso siguiente”. Arco Iris estima que la homofobia “es un problema estructural de nuestra sociedad, que se reproduce en el seno del sistema educativo y que afecta gravemente al profesorado homosexual“.

“El profesorado abiertamente homosexual suele tener que enfrentarse con padres y madres intolerantes que ponen en duda su acción docente, criticando elementos ajenos a la orientación sexual del docente para justificar sus ataques”, lamenta Serrano, al tiempo que aclara que “afortunadamente estos padres son una minoría cuya intolerancia se fundamenta en su propia ignorancia

Arco Iris en su comunicado resalta que el sistema educativo andaluz “ha avanzado formalmente en esta cuestión, con la difusión de materiales sobre la diversidad afectivo-sexual o la impartición de cursos voluntarios contra la homofobia para el profesorado”.

Además, Serrano indica que “también fue importante la incorporación en 2010 de referencias explícitas a la homofobia en los reglamentos orgánicos de los centros andaluces”, recalcando asimismo que la lucha contra la homofobia “se encuadra en el desarrollo de las competencias básicas del alumnado, y por tanto puede ser plasmada en cualquier asignatura, además de en los planes de igualdad o escuelas espacios de paz”.

Arco Iris, reclama a la Junta de Andalucía “que dé nuevos pasos; ya es hora de que impulse un plan regional contra la homofobia en el sistema educativo, que sería el primero en los 34 años de autonomía con plenas competencias en materia educativa”.

La federación recuerda que “el artículo 37 del Estatuto de Andalucía aprobado en 2007 obliga a la Junta a orientar sus políticas públicas en la aplicación de forma efectiva de la lucha contra el sexismo, la xenofobia, la homofobia y el belicismo, especialmente mediante la educación en valores que fomente la igualdad, la tolerancia, la libertad y la solidaridad”.

Para Arco Iris, este plan “debería incluir medidas de reciclado del profesorado, del personal de inspección y del de los servicios de orientación”, y enfatiza que “igualmente, los centros andaluces deberían tener la obligación de implementar su propio programa específico contra la homofobia, igual que ocurre actualmente con los planes de coeducación”.

Por ello, Arco Iris asegura que “está trabajando” desde el pasado mes de septiembre con un grupo de docentes de centros públicos de las ocho provincias andaluzas “en la preparación de propuestas concretas para diseñar este plan que esperan presentar al consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, en las próximas semanas”.

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.