Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Abusos sexuales’

Nicolas Betticher, al Papa: “Falta una señal de que algo está cambiando realmente”

Miércoles, 20 de octubre de 2021

EB32FE7F-470D-49E6-87B9-A2EB178CEBF1El sacerdote de Berna pide a Francisco una “respuesta sustancial y profunda a los abusos en la Iglesia”

“¿Cómo es posible que los católicos salgan a la calle contra el ‘matrimonio para todos’, pero guarden silencio ante el hecho de que tantos niños y jóvenes han sido perjudicados?”, se pregunta Betticher

Betticher asegura que la crisis de los abusos es de tal envergadura que incluso el propio proceso sinodal queda ensombrecido. “No podemos hablar con credibilidad de la fe, del Evangelio y de la escucha del Espíritu Santo si no abordamos de una vez la cuestión del poder“, advierte.

***

Infancia Robada: “Los ataques de la COPE a ‘El País’ revictimizan a víctimas y supervivientes de delitos de pederastia en la iglesia”

En el sitio web de la parroquia de Bruder Klaus, Berna, puede leerse la carta abierta que su párroco, el padre Nicolas Betticher, ha enviado al papa Francisco tras el escandaloso informe Sauvé sobre los abusos a menores en la Iglesia francesa. Tal como ha explicado el portal Cath.ch, la misiva tiene un enfoque plenamente participativo, por lo cual también se presentará ante los fieles al final de las misascon el objetivo de que comenten el texto. Para subscribirlo o rebatirlo. Cuando se alcance un determinado número de firmas, estas serán enviadas al Papa.

Preguntado por el debate sobre los abusos en Francia, Betticher se muestra sorprendido de que haya al menos 330.000 casos de abusos y no pase nada. “Los obispos y los católicos se limitan a aceptar el escándalo. ¿Cómo es posible que los católicos salgan a la calle contra el ‘matrimonio para todos’, pero guarden silencio ante el hecho de que tantos niños y jóvenes han sido perjudicados? Lo que falta es una señal fuerte que diga ‘¡basta ya!’”, enfatiza el sacerdote de 60 años.

Y no es posible —agrega— que el presidente de la Conferencia Episcopal Francesa pueda decir: ‘Por favor, denos dinero para compensar a las víctimas de los errores cometidos por los obispos, algunos de los cuales todavía están en el cargo’. Esto es absurdo. Para las víctimas, esto es una bofetada en la cara.

A pesar de la reciente inauguración del Sínodo 2021-2023 y del compromiso del papa Francisco con este carcoma que se cierne sobre la Iglesia, Betticher está convencido de que “falta una señal de que algo está cambiando realmente”. “Anuncié en mi homilía que escribiría una carta al Papa. Esto no puede continuar”.

En opinión de Betticher, la crisis de los abusos es de tal envergadura que incluso el propio proceso sinodal queda ensombrecido. “No podemos hablar con credibilidad de la fe, del Evangelio y de la escucha del Espíritu Santo si no abordamos de una vez la cuestión del poder. Para ello, sin embargo, necesitamos una señal del Papa de que no sólo quiere escuchar, sino que realmente quiere introducir una separación de poderes en la Iglesia. Un obispo no puede ser el juez supremo, el jefe de personal supremo, el estratega principal y, sobre todo, un buen pastor y padre espiritual. Se trata de un error sistémico que perjudica a los propios obispos. La situación legal debe ser revisada urgentemente”, concluye, contundente, el sacerdote.

***

Carta de Nicolas Betticher al Papa

Querido Santo Padre

Somos miembros de una parroquia de la diócesis de Basilea en Suiza. Está bajo la protección del santo Hermano Klaus, un laico, padre de familia y esposo que encontró a Dios en la humildad, en el silencio de la oración eucarística. También era un hombre de paz y armonía.

Todos le agradecemos, Santo Padre, el proceso sinodal que ha iniciado. ¡Nos unimos a él en el regocijo! Junto con nuestro obispo Felix Gmür y todas las demás parroquias de la diócesis, nos reuniremos, rezaremos y daremos al Espíritu Santo todo el espacio posible para reconocer los signos de los tiempos. ¿Qué quiere Dios de nosotros hoy? ¿Adónde quiere llevar a su Iglesia?

Quieres que el pueblo de Dios rece contigo, que sienta contigo y que piense contigo. Lo haremos.

Pero: en cuanto se habla de la Iglesia y del proceso sinodal con otros cristianos, el tema de los abusos sale inmediatamente a la palestra. ¡Encubre todo el Sínodo! En lugar de hablar del Evangelio, de la salvación y del amor de Dios, este terrible asunto sigue saliendo a la palestra.

Podemos entenderlo bien porque es precisamente la Iglesia la que no da ninguna respuesta sustancial y profunda a los abusos de poder de todo tipo en la Iglesia.

Santo Padre, te pedimos: danos una señal concreta, aunque sea de forma rudimentaria, de que debemos cambiar las estructuras de la Iglesia en torno al poder en la Iglesia. Decidir en principio sobre un cambio en la ley que permita la existencia de tribunales y autoridades de supervisión independientes en todo el mundo. Esto quitaría la presión a los obispos y devolvería algo de credibilidad a la Iglesia.

Sólo entonces se podrá desdramatizar este devastador asunto del abuso de poder y comenzar realmente el proceso sinodal.

Sólo entonces viviremos realmente un sínodo como el que tú deseas.

Nos complace participar en el proceso sinodal. Pero por favor: envíen una señal clara.

Gracias.

Profundamente unidos en la oración y la esperanza

Nicolas Betticher, sacerdote

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

Piden la dimisión colectiva de los obispos franceses tras el horror de los casos de pederastia

Martes, 12 de octubre de 2021

eveques-de-france

“Aunque todos los obispos no sean culpables, todos son responsables” 

“Es la única manera de responder con dignidad a un comportamiento inaceptable que se ha repetido a lo largo de los años, el de una jerarquía que ha cubierto crímenes abominables”

Junto a Devaux, firman el manifiesto la directora de la redacción de la revista Testimonios Cristianos, Christine Pedotti, y la teóloga Anne Soupa

Para ellos, “la dimisión colectiva de los obispos” sería “una señal de esperanza y renovación” de una institución que no ha sabido proteger a sus fieles

Sería un nuevo inicio que permitiría recuperar la confianza de los fieles

Jacques Gaillot: “¿Tendrá la Iglesia francesa la valentía de poner en práctica las recomendaciones de la comisión sobre abusos?” El obispo de Partenia expresa su conmoción tras el ‘informe Sauvé. 

Todos los obispos de Francia deben presentar su dimisión como reacción al informe publicado en el país la semana pasada que revelaba la existencia de al menos 330.000 víctimas de pederastia en el seno de la iglesia, según una petición lanzada este lunes por víctimas, entre otros.

LSTVBSDUVPWQHJOBCXOSGSU7I4François Devaux,

“Es la única manera de responder con dignidad a un comportamiento inaceptable que se ha repetido a lo largo de los años, el de una jerarquía que ha cubierto crímenes abominables”, explicó a Efe el presidente de la asociación de víctimas de la pederastia La Parole libérée (La Palabra Liberada), François Devaux, uno de los firmantes de este llamamiento.

François Devaux, pidió a los obispos de Francia que “paguen por todos estos crímenes”, el martes, día de la publicación de un informe sobre los abusos sexuales en la Iglesia.

Junto a Devaux, convertido en una figura visible de la denuncia contra la pederastia en la iglesia católica, firman el manifiesto titulado “Ante la quiebra, la dimisión de los obispos es el único resultado honorable”, la directora de la redacción de la revista Temoinage Chretien (Testimonio Cristiano), Christine Pedotti, y la teóloga Anne Soupa quien, cuando el cardenal Philippe Barbarin renunció en marzo del año pasado (tras su absolución, en segunda instancia, por encubrimiento de abusos), presentó formalmente su ‘candidatura’ para suceder al cardenal Barbarin como arzobispo de Lyon. Anne Soupa, es cofundadora de la asociación “Le comité de la jupe” (El comité de la falda), que promueve la igualdad entre mujeres y hombres en la Iglesia, y de la Conferencia Católica de Francófonos Bautizados (CCBF). Finalmente, el Papa rechazó la dimisión del condenado Cardenal Barbarin, que se retiró “un tiempo” de la diócesis, por lo que las víctimas calificaron al Papa de “Judas” por no aceptar la renuncia de Barbarin.

 

14 avril 2019 : Anne SOUPA, cofondatrice de l'association "Le comité de la jupe" - qui promeut l’égalité entre femmes et hommes dans l’Eglise - et de la Conférence Catholique des Baptisé-e-s Francophones (CCBF). Paris (75), France. Anne Soupa

Para ellos, “la dimisión colectiva de los obispos” sería “una señal de esperanza y renovación” de una institución que no ha sabido proteger a sus fieles.

“Aunque todos los obispos no sean culpables, todos son responsables”, señalan los firmantes, que consideran que la renuncia colectiva es “el único gesto a la altura de la catástrofe y la pérdida de confianza” que afecta a la iglesia.

Al tiempo, apuntan, sería un nuevo inicio que permitiría recuperar la confianza de los fieles, la única manera a su juicio de que la institución eclesiástica pudiera afrontar el pago de las indemnizaciones a las víctimas.

Los firmantes piden al Papa que nombre un “legado” para la Iglesia de Francia y sugieren el nombre de Sor Véronique Margron, la primera mujer en presidir la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Francia, quien en 2018 afirmaba en Le Point: “Qué palabra tan tajante como la espada desgarrará un oscurantismo moral, un idealismo ciego y asesino, una fraternidad desviada… Que palabra aguda, en nuestras propias comunidades, para reconocer nuestra participación en los efectos del mal y cesar en nuestras reacciones, a menudo a la defensiva”.

El 11 de junio de 2018 pronunció estas palabras ante 120 religiosos y religiosas reunidos para un día de sensibilización sobre el tema: “Abuso sexual y pedofilia”. Quiso proponer esta jornada y optó por comenzarla, presentando el testimonio de tres víctimas de sacerdotes pedófilos. “Cuando se comienza a escuchar”, decía Sor Véronique, “se penetra en una realidad criminal y caen por sí solas, un cierto número de afirmaciones falsas, que nos hacen decir con demasiada frecuencia: “estas historias son tan antiguas”, ” esos que las sacan, quieren hacerle daño a la Iglesia”. Todos estas posiciones comunes se derrumban de cara a la extrema gravedad del discurso. Imposible hablar de conspiración, de Iglesia asediada, estamos ante una tragedia. El oyente se da cuenta del desastre que ha fracturado una vida”. “La Iglesia debe escuchar la ira y la angustia de estas personas. La negación de los fieles puede ser más fuerte que la del clero”, señalaba Sor Véronique.

A continuación, la entrevista que le hacía  Le Point, donde explica la situación de las víctimas:

La iglesia ya ha asegurado que no cuenta con medios suficientes para indemnizar a todas las víctimas, lo que hará necesario un llamamiento a donaciones para afrontarlas.

“Los fieles han perdido la confianza en esta iglesia, hace falta una renovación”, explicó Devaux.

El ex presidente de la asociación La Parole libérée, ahora disuelta, no se anda con rodeos en la introducción a la conferencia de la Comisión Independiente sobre el Abuso en la Iglesia (CIASE)..

Frente a los miembros del clero reunidos,  Devaux declaró que “no tenía ninguna duda” sobre lo que el informe Sauvé iba a “revelar”: “Sé que ustedes regresan del infierno”, dijo, evocando “lo que parece encontrarse con una fosa común de las almas desgarradas de la Iglesia”.

Ante esta valoración, “lo mejor que tendrías que hacer es: cállate y empieza a desenvolverte con ardor y rapidez”, declaró, asegurando a los dirigentes eclesiásticos que ahora es necesario “reconstruir el sistema en una dimensión considerable. La tarea es abismal”, advirtió, llamando a un concilio “Vaticano III“, que sería sólo un “paso de etapa”. “¿Podemos pensar razonablemente que la Iglesia solo es capaz de esto?”, Se preguntó ante una audiencia silenciosa.

maxresdefaultRefiriéndose al informe de la comisión Sauvé, declaró: “Ustedes finalmente traen a las víctimas un reconocimiento institucional de toda la responsabilidad de la Iglesia, que los obispos y el Papa no han capaces hasta hoy”.

François Devaux fue el cofundador de una asociación, La Parole libérée, creada en 2015 en Lyon por las víctimas de un capellán scout de la diócesis de Lyon, Bernard Preynat, quien fue capaz de reconocer que “Durante veinte años abusé de cuatro o cinco niños a la semana”

La Asociación se disolvió el pasado mes de marzo.

Su lucha fue contada en 2019 por la película de François Ozon, Grâce à Dieu” (Gracias a Dios).

François Devaux, que fue la primera víctima entrevistada por Ciase, recordó su deseo de que también se establezca un proceso de indemnización para todas las víctimas en un plazo razonable.

La Comisión, compuesta por 22 miembros voluntarios, fue creada en 2018, a solicitud del episcopado y de los institutos y congregaciones religiosas.

***

Llamamiento por una iglesia renovada y confiable

¡Pedofilia en la Iglesia: La dimisión de los obispos es la única salida!

Si bien ahora se conocen los hallazgos de CIASE, la Comisión Independiente sobre Abuso Sexual en la Iglesia Católica, una palabra es suficiente para resumir la situación: quiebra.

El número es espantoso: varios cientos de miles de niños heridos en la carne y el alma, impedidos de creer y amar durante muchos años, cientos de miles de vidas destrozadas y dañadas.

De hecho, la cantidad de abusos, como los mecanismos que han ayudado a ignorar u ocultar los abusos de los perpetradores, a silenciar a las víctimas y descuidar su sufrimiento, demuestran con terrible precisión la responsabilidad de aquellos cuya responsabilidad era precisamente vigilar y proteger.

Es cierto que en muchos casos las comunidades, parroquias, capellanías, etc.… y los propios padres no han sabido reconocer la gravedad de los hechos y tampoco implementar medios de protección. Pero este mismo hecho muestra que el peso de la autoridad jerárquica y el uso abusivo de la noción de obediencia han contribuido en gran medida al desastre que ahora se revela.

¡Que este hallazgo sea terrible no lo deja sin atractivo! E incluso, revive y estimula nuestra conciencia: el remedio debe ser igual al mal.

Debemos tomar decisiones adaptadas al desastre que descubramos. Las reglas actuales para el ejercicio de la autoridad, poder y responsabilidad que permitieron este desastre no lo remediarán.

Sin duda, no todos los obispos franceses han encubierto crímenes, pero la estructura misma de la jerarquía católica presupone continuidad y solidaridad entre cada obispo y su predecesor. Como tal, si todos no son culpables, todos son responsables.

Pedimos como signo de esperanza y renovación, la renuncia colectiva de todos los obispos en ejercicio.

Este es el único gesto acorde con el desastre y la pérdida de confianza en la que nos encontramos. Este es un primer acto de arrepentimiento concreto y costoso para las víctimas. Ésta es la única actitud que puede restaurar la casa de la Iglesia.

Dejemos, pues, las vacilaciones y los escrúpulos al guardarropa; dejemos también allí los títulos, las cruces, las cabeceras y los cuellos romanos. Y juntos, hermanos y hermanas, en la humildad que corresponde al drama de las víctimas, pongamos nuestra única prenda de trabajo, la blanca de nuestro bautismo y abramos una “Convención de los bautizados y bautizados”.

Juntos, hagamos de la Iglesia un hogar confiable; una casa donde los niños y las mujeres estén a salvo, donde se respeten las conciencias, donde se proteja la libertad.

Firmo esta llamamiento

Estoy listo para participar en una “Convención de bautizados y bautizados” que llevará este trabajo a una conclusión exitosa.

Contribuyo con una donación para que esta operación se realice de manera libre e independiente.

(Si las sumas recaudadas superan las necesidades, serán donadas a asociaciones de víctimas).

Christine Pedotti, Anne Soupa y François Devaux.

Movilización creada por la convención de católicos de Francia lanzada por Christine Pedotti, Anne Soupa y François Devaux
10/4/2021

***

Fuente Religión Digital/L’Express

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

Ministro anti-LGBT + de Oklahoma acusado de abusar sexualmente de un niño en una parada de autobús

Sábado, 9 de octubre de 2021

Michael-Coghill-El ministro anti-LGBT + Michael Coghill fue golpeado por el padre de su presunta víctima. (YouTube / Choctaw Church of Christ y Policía de la ciudad de Oklahoma)

Un ministro anti-LGBT + en Oklahoma fue arrestado y acusado de abusar sexualmente de un niño en la parada de autobús, luego de que el padre del niño lo golpeara.

Michael Coghill trabajó anteriormente como ministro de jóvenes en la  anti-LGBT + Choctaw Church of Christ (Iglesia de Cristo  Choctaw) en Oklahoma, que enseña que el SIDA es “una señal de Dios de que el comportamiento homosexual es pecaminoso” y que Estados Unidos está en una “guerra de género alfabética”. Más tarde pasó a trabajar en la Iglesia de Cristo de Lakehoma, que enseña que los homosexuales serán “castigados” por sus pecados.

El 22 de septiembre, el ministro anti-LGBT + de 33 años fue arrestado por el Departamento de Policía de la ciudad de Oklahoma y acusado de actos lascivos o indecentes contra un niño.

Según News9, el padre de la víctima, cuyo nombre se desconoce para proteger su identidad, dijo que su hijo de nueve años había afirmado que Coghill lo había “tocado en la espalda” anteriormente en la parada de autobús, y que “no le gustaba cómo le hacía sentir”. Así que el padre decidió esperar en su coche mientras su hijo estaba en la parada del autobús, y ver si el ministro regresaba.

El sargento de policía de la ciudad de Oklahoma, Dillon Quirk, le dijo a la KFOR: “Ayer, el adulto que se dio cuenta de la situación, en realidad se detuvo, recuperó un dispositivo de grabación, monitoreó en la parada del autobús, observó y vio al sospechoso correr más allá de la parada del autobús, se detuvo, regresó y luego tocó al menor”.

El padre de la presunta víctima abordó entonces a Coghill, antes de golpearle y dejarle con el cráneo y la cuenca del ojo fracturados.

Posteriormente, el ministro fue arrestado y acusado, después de que el padre proporcionara la grabación a la policía.

242683955_10159603080679169_3394363076327377899_n

Según Law and Crime,  los registros muestran que Coghill ha sido ingresado en la cárcel de Oklahoma City con una fianza de $ 50,000.

La antigua iglesia anti-LGBT + del ministro de Oklahoma está llevando a cabo una vigilia de oración por él tras tras su detención.

Desde su arresto, Lakehoma Church of Christ ha despedido a Michael Coghill de su trabajo como ministro.

En una declaración publicada en Facebook, dijo: “Nos rompió el corazón enterarnos del incidente que ocurrió ayer por la mañana y que involucró a Mike Coghill, nuestro ministro de discipulado. Y nos sorprendió conocer hoy esta noticia a través de las redes sociales. “Mike tiene una comprobación de antecedentes limpia, y no hemos recibido ningún informe o reclamación contra él durante su mandato en Lakehoma. Cooperaremos plenamente con las fuerzas del orden cuando sea necesario”.

Sin embargo, su antiguo empleador, Choctaw Church of Christ, anunció que realizaría una vigilia de oración por el presunto abusador infantil.

El pastor de la Iglesia Choctaw de Cristo, Marti Kessler, dijo: “Mi esperanza es que haya algo, algún tipo de evidencia, que al final probará la inocencia de Mike”.

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , ,

El celibato o el secreto de confesión, en el punto de mira del informe sobre la pederastia en Francia

Jueves, 7 de octubre de 2021

abusos-Iglesia_2098300203_9807727_660x371La comisión independiente hace 46 recomendaciones a la Iglesia para atajar el horror 

La Ciase exige reconocer la responsabilidad “civil, social y cívica” de la Iglesia, más allá de las responsabilidades individuales de los religiosos pederastas, pues los abusos fueron “sistémicos

“Los curas no son los únicos solteros en el mundo que no tienen una actividad sexual, y todos los que son solteros no son necesariamente depredadores sexuales“, respondió el presidente de la Conferencia Episcopal, Moulins-Beaufort

Indemnizaciones: abogan por una comisión independiente que marque las indemnizaciones, que deben proceder “del patrimonio de los agresores y de la Iglesia de Francia”

Jesús Bastante

Reparar a las víctimas, crear un tribunal eclesiástico interdiocesano, incorporar a más mujeres en cargos de responsabilidad eclesiástica… Estas son algunas de las 46 medidas que la Comisión Independiente sobre Abusos Sexuales en la Iglesia francesaha propuesto en el pavoroso informe presentado ayer, que habla de 330.000 menores abusados en entornos católicos. También, dos propuestas que tocan ‘líneas rojas’ en la estructura eclesial: el celibato y el secreto de confesión.

Así, en sus recomendaciones, la Ciase exige reconocer la responsabilidad “civil, social y cívica” de la Iglesia, más allá de las responsabilidades individuales de los religiosos pederastas, pues los abusos fueron “sistémicos“. Por ello, proponen crear “dispositivos concretos de reconocimiento”, como un “día nacional” en memoria de las víctimas o un memorial.

Obligación de denunciar

Respecto al secreto de confesión, el informe señala que los clérigos deben tener claro que el sigilo sacramental “no puede derogar la obligación, prevista por el código penal (…), de señalar a las autoridades judiciales y administrativas los casos de violencias sexuales infligidas a un menor o una persona vulnerable”. Aunque la comisión admite que es una cuestión delicada, y que podría implicar reformas estructurales en la institución.

8E67653A-CA62-4308-9049-A22AA2843A1B

Algo parecido ocurre con el celibato. Así, en la recomendación número 4 se propone “identificar las exigencias éticas del celibato”, y anima a la Iglesia francesa a ordenar sacerdotes casados, algo que ya se ha encontrado con la oposición del episcopado galo. “Los curas no son los únicos solteros en el mundo que no tienen una actividad sexual, y todos los que son solteros no son necesariamente depredadores sexuales””, subrayó el presidente de la Conferencia Episcopal, Moulins-Beaufort.

Del mismo modo, la Ciase reclama “reforzar la presencia de laicos en general y de mujeres en particular en las esferas de decisión de la Iglesia católica”.

Reformar el Derecho Canónico

Algunas de las propuestas implican reformar el Código de Derecho Canónico para aclarar responsabilidades de los pastores y lograr una mejor articulación con la justicia penal civil y adaptarlo a las normas internacionales sobre un proceso justo, introduciendo, entre otros, “jueces laicos especialmente formados”.

La otra gran cuestión es la reparación, “en la medida de lo posible, del mal hecho”, señala el informe, qu ese centra en la indemnización a las víctimas, para lo que la comisión recomienda “individualizar el cálculo de la indemnización a cada víctima”, con la creación de una comisión independiente que marque las indemnizaciones, que deben proceder “del patrimonio de los agresores y de la Iglesia de Francia”.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

Devastador informe sobre abusos en Francia. ¿Y en España?

Miércoles, 6 de octubre de 2021

no-olvidar-los-abusosFrancia descubre el horror de la pederastia clerical.

Un informe independiente habla de entre 2.900 y 3.200 curas pederastas en el país

Francia hace cuentas del horror de la pederastia clerical: 330.000 víctimas en centros católicos desde 1950

La iglesia es el tercer lugar donde más abusos sexuales sobre menores se producen en Francia, por detrás de la familia o los círculos de amigos

Las escuelas católicas y la catequesis, lugar preferido de los pederastas en Francia

Lee aquí el informe de los abusos en Francia

El escándalo en Francia es el último en afectar a la Iglesia Católica Romana, que se ha visto sacudida por escándalos de abuso sexual en todo el mundo, que a menudo involucran a niños, durante los últimos 20 años. En la mayoría de los casos, los hechos están hoy prescritos y los autores de los abusos fallecidos, con lo que es improbable un recurso a la justicia

España e Italia son los dos únicos grandes países europeos que no han mostrado interés en una investigación seria para conocer el alcance de la pederastia entre su clero

Sauvé denunció la “cruel indiferencia” de la Iglesia católica hacia las víctimas hasta principios de 2000. Por esta razón, la comisión propone “reconocer la responsabilidad de la Iglesia”. Una responsabilidad que implica una “reparación” económica. “Hay que compensar el perjuicio sufrido por las víctimas, incluso sin ninguna falta identificada y caracterizada por parte de la Iglesia”, señaló el responsable del informe

El 56 % de las agresiones y actos pedófilos identificados se produjeron entre 1950 y 1969, mientras que en los años 70 y 80 hubo una reducción (22 %) y, a partir de ese momento, una estabilización (22 %)

Unas 216.000 personas sufrieron abusos sexuales por parte de curas o religiosos en Francia desde 1950, según las conclusiones de la Comisión creada por la Conferencia Episcopal gala para analizar esa situación.

Si se suman los abusos provocados por laicos que trabajan en medios religiosos, catequesis o centros educativos católicos, el número se eleva a los 330.000, reveló el presidente de esa comisión, Jean-Marc Sauvé.

Sus conclusiones muestran que la iglesia es el tercer lugar donde más abusos sexuales sobre menores se producen en Francia, por detrás de la familia o los círculos de amigos.

Los archivos, abiertos

FA69KJEWQAUKn_fJean-Marc Sauvé,

El informe íntegro se ha publicado este martes, basado en archivos eclesiásticos, judiciales y policiales, así como en entrevistas con víctimas, cuyos testimonios han sido clave. En 17 meses recibieron 6.500 llamadas o contactos de víctimas o familiares.

Las primeras cifras avanzadas dieron muestra del horror. De los 115.000 sacerdotes o religiosos censados en los últimos 70 años en Francia, hubo “entre 2.900 y 3.200 pederastas”, dijo a la AFP Jean-Marc Sauvé, precisando que es una “estimación mínima”

Y sobre el número de víctimas, este católico practicante de 72 años, que necesitó atención psicológica durante la investigación, aseguró a la prensa francesa que superará con creces la cifra preliminar avanzada en marzo de 10.000 casos. Y vaya que lo hizo: 330.000.

Señaló que se trata de un porcentaje de incidencia de entre el 2,5 y el 2,8 %, inferior a otros países donde se han hecho estudios similares, como Alemania (4,4 %), Estados Unidos (4,8 %), Australia (7 %) o Irlanda (7,5 %).

El 56 % de las agresiones y actos pedófilos identificados se produjeron entre 1950 y 1969, mientras que en los años 70 y 80 hubo una reducción (22 %) y, a partir de ese momento, una estabilización (22 %).

Sauvé explicó esa tendencia por la disminución del número de clérigos en esos años y la asistencia de público a ámbitos religiosos, pero señaló que “el problema no está resuelto”.

“Cruel indiferencia” hacia las víctimas

Sauvé denunció la “cruel indiferencia” de la Iglesia católica hacia las víctimas hasta principios de 2000. Por esta razón, la comisión propone “reconocer la responsabilidad de la Iglesia”. Una responsabilidad que implica una “reparación” económica. Hay que compensar el perjuicio sufrido por las víctimas, incluso sin ninguna falta identificada y caracterizada por parte de la Iglesia”, señaló el responsable del informe.

El escándalo en Francia es el último en afectar a la Iglesia Católica Romana, que se ha visto sacudida por escándalos de abuso sexual en todo el mundo, que a menudo involucran a niños, durante los últimos 20 años. En la mayoría de los casos, los hechos están hoy prescritos y los autores de los abusos fallecidos, con lo que es improbable un recurso a la justicia, según publicó AFP.

 No es un caso aislado

Francia no es un caso aislado. Al menos 3.677 niños fueron víctimas de abusos de religiosos en Alemania entre 1946 y 2014, según un informe de 2018, y, según abogados independientes, se presentaron en Estados Unidos más de 11.000 denuncias.

Otros escándalos estallaron en Chile, Canadá o Australia. En abril, expertos mandatados por la ONU, pero que no hablan en su nombre, pidieron al papa Francisco que actúe y expresaron su “gran preocupación” por las numerosas acusaciones. España e Italia son los dos únicos grandes países europeos que no han mostrado interés en una investigación seria para conocer el alcance de la pederastia entre su clero.

Iglesia-francesa-expresa-escandolo-pederastia_2384171573_15742763_660x371

“Es nuestro deber mirar de frente esta terrible realidad para poder afrontarla juntos”

La Iglesia francesa, tras el informe: “Nos sentimos avergonzados e indignados”

La Conferencia Episcopal Francesa y la Conferencia de Religiosos de Francia asegura sentirse un “inmenso dolor” tras recibir el demoledor informe elaborado por la Comisión Independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia

“Los resultados muestran una realidad atroz que no podíamos imaginar en cuanto al número de víctimas, el porcentaje de sacerdotes y religiosos que cometieron los delitos y las carencias que hicieron posible que algunos de ellos pudieran actuar durante décadas”, aseguran en una nota conjunta

“No se puede salir completamente indemne de una experiencia así. Hay que darse cuenta de que las personas maltratadas suelen sufrir durante el resto de su vida y en muchos ámbitos, tanto profesional como emocional”, asegura, por su parte, Astrid Kaptijn, miembro de la comisión encargada de elaborar el informe

“Ante tantas vidas destrozadas y a menudo destruidas, nos sentimos avergonzados e indignados. Nuestro pensamiento y nuestro inmenso dolor, como mujeres y hombres, como obispos o superiores de institutos religiosos, van sobre todo a las víctimas; a las que pudieron hablar, a las que aún no han podido hacerlo o no podrán hacerlo nunca, y a las que han muerto. Nada puede justificar que no se les haya escuchado, creído y apoyado, ni que la mayoría de los culpables no hayan sido denunciados y juzgados”.

Así ha reaccionado la Conferencia Episcopal Francesa y la Conferencia de Religiosos de Francia tras recibir el demoledor informe elaborado por la Comisión Independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia (CIASE, por sus siglas en francés) solicitado por ambos organismos a Jean-Marc Sauvé, Vicepresidente Honorario del Consejo de Estado.

Conscientes de “hasta qué punto” los trabajos de investigación llevados a cabo por la comisión han puesto a prueba a todos y cada uno de los implicados, los representantes de la Iglesia francesa afirman que “los resultados son extremadamente pesados”. “Muestran una realidad atroz que no podíamos imaginar en cuanto al número de víctimas, el porcentaje de sacerdotes y religiosos que cometieron estos delitos y las carencias que hicieron posible que algunos de ellos pudieran actuar durante décadas y que tan pocos fueran perseguidos”, aseguran en la nota publicada hoy 5 de octubre y firmada por Eric de Moulins-Beaufort y Arzobispo de Reims y Presidente de la Conferencia Episcopal Francesa y la Hermana Véronique Margron, op., presidenta de la Conferencia de Religiosos de Francia.
Con un reconocimiento a “la valentía de las víctimas que se atrevieron a hablar”, los obispos han expresado su “profunda gratitud a quienes aceptaron trabajar” junto a ellos. “Reiteramos solemnemente nuestra determinación de aplicar las directrices y decisiones necesarias para que un escándalo así no pueda repetirse. Estamos muy agradecidos a todos los que nos ayudan a hacerlo. Sabemos que aún queda mucho camino por recorrer para ganarnos el perdón de las víctimas”.

En este sentido, Eric de Moulins-Beaufort y Véronique Margron aseguran que los organismos que dirigen estudiarán el informe del CIASE y sus 45 recomendaciones. “La Asamblea Plenaria de los Obispos y la Asamblea General de la CORREF, que se celebrarán en noviembre, nos permitirán adoptar las medidas que parezcan justas y necesarias a la luz de las decisiones ya adoptadas por cada una de nuestras conferencias, aseguran, animando “encarecidamente al conjunto de la Iglesia católica en Francia” a tomar nota del estudio, “por doloroso que sea, y a invitar a sus miembros a hablar de él entre ellos”.

“Este es nuestro deber moral para las víctimas y sus familiares y también para las generaciones venideras: mirar esta terrible realidad para poder afrontarla juntos y trabajar por una Iglesia más digna de la humanidad y del Cristo que anuncia”, reconocen.

Astrid Kaptijn y la impactante dignidad de las víctimas

Astrid-Kaptijn_2201789864_14306175_660x371Tres mil sacerdotes abusadores, 330.000 víctimas estimadas. Las cifras de los abusos sexuales producidos en el seno de la Iglesia en Francia son escalofriantes. Una de las personas encargadas de elaborar el informe que ha sacudido a los más altos representantes de la Iglesia francesa ha sido Astrid Kaptijn (en la fotografía), profesora de derecho canónico en la Universidad de Friburgo y miembro de CIASE.

Kaptijn ha trabajado durante casi tres años en la elaboración del informe, una experiencia en que se ha sentido marcada por la dignidad de las víctimas. “Durante las audiencias a las que asistí, ninguno de ellos se compadeció de sí mismo. La mayoría de ellos querían ayudarnos a luchar contra el fenómeno de los abusos sexuales dando su testimonio. Otros tenían motivaciones más personales. Querían saber si su agresor había victimizado a otras personas. Pero todos ellos me han tocado de una manera u otra”, asegura la canónica al portal Cath.ch, donde ha reflexionado sobre la magnitud del daño.

Al igual que Jean-Marc Sauvé, presidente de la comisión, Kaptijn ha admitido sentirse perturbada por los testimonios. “No se puede salir completamente indemne de una experiencia así. Hay que darse cuenta de que las personas maltratadas suelen sufrir durante el resto de su vida y en muchos ámbitos, tanto profesional como emocional… Me llamó la atención un hombre que durante mucho tiempo no quiso tener hijos porque pensaba que una víctima se convertiría necesariamente en un maltratador a su vez. Es terrible estar sometido a esos temores”, asegura.

***

imageOlivier Savignac

Un superviviente habla de ‘abuso sistémico’ a las víctimas en la Iglesia francesa

La voz de las víctimas: “Es un terremoto, un huracán, un tsunami”

“Es un terremoto, un huracán, un tsunami (…) cuando ves estas cifras, es tan condenable que nadie puede seguir negándolo, ni la Iglesia católica ni la sociedad en su conjunto”, dijo Olivier Savignac. “Se calcula que ha habido 216.000 víctimas desde 1950″

Olivier Savignac, que sufrió abusos sexuales por parte de un sacerdote en 1993, a los 13 años, ha contribuido al informe como representante de las víctimas, ha visto gran parte del documento

Un portavoz del Vaticano dijo el fin de semana que esperaría a que se publique el informe completo antes de decidir si hacer algún comentario

Un informe sobre los abusos sexuales cometidos por clérigos católicos en Francia va a decir que se calcula que ha habido 216.000 víctimas desde 1950, dijo un superviviente que contribuyó al expediente antes de su publicación el martes.

Una comisión independiente ha dedicado más de dos años y medio a investigar los abusos sexuales cometidos por la Iglesia católica en el país durante las últimas siete décadas. Está previsto que las conclusiones se presenten las 9 de la mañana local (0700 GMT).

En vísperas de la publicación de sus conclusiones, el jefe de la Comisión, Jean-Marc Sauve, dijo que unos 3.000 sacerdotes y clérigos abusaron de menores durante ese periodo, una cifra que consideró una estimación conservadora.

 Olivier Savignac, que sufrió abusos sexuales por parte de un sacerdote en 1993, a los 13 años, ha contribuido al informe como representante de las víctimas, ha visto gran parte del documento y aboga por una compensación.

Podemos ver lo sistémico que fue (…) con un número estimado de 216.000 víctimas”, dijo Savignac a Reuters, citando el informe y añadiendo que la Iglesia no podía haber ignorado algo de esa magnitud.

Es un terremoto, un huracán, un tsunami (…) cuando ves estas cifras, es tan condenable que nadie puede seguir negándolo, ni la Iglesia católica ni la sociedad en su conjunto”, dijo Savignac, que ha creado una asociación de víctimas, Parler et Revivre (Hablar y revivir).

Antiguo seminario de Chavagnes en Paillers, en Francia, donde cientos de niños fueron víctimas de abusos

Reuters no ha tenido acceso al informe antes de su publicación y no ha podido verificar su contenido de forma independiente. Un portavoz de la Iglesia dijo que no harían comentarios antes de su publicación.

No fue posible contactar con la comisión independiente para que hiciera comentarios. Un portavoz del Vaticano dijo el fin de semana que esperaría a que se publique el informe completo antes de decidir si hacer algún comentario.

La comisión fue creada por los obispos católicos de Francia a finales de 2018 para arrojar luz sobre los abusos y restaurar la confianza pública en la Iglesia, pero ha trabajado con independencia.

***

Francisco-tumbado-suelo-San-Pedro_2328377181_15454723_660x371

 Francisco, tras el informe sobre la pederastia en Francia: “A Tí, Señor, la gloria; a nosotros, la vergüenza. Este es el momento de la vergüenza”

El Papa insta a la Iglesia francesa a “emprender un camino de redención”

Francisco agradece a las víctimas su “valor” para denunciar a los depredadores

“Francisco fue informado de la publicación del informe por parte de los obispos franceses, a quienes conoció en los últimos días durante las visitas ad limina”

Bergoglio recibió la noticia “con gran dolor”, afirma el portavoz vaticano, Matteo Bruni

“Con su oración, el Papa encomienda al Señor el Pueblo de Dios en Francia, especialmente a las víctimas, para que les dé consuelo y alivio y para que, a través de la justicia, se produzca el milagro de la curación”

Tras la publicación del tenebroso informe sobre la pederastia en la Iglesia francesa, el Papa Francisco ha querido mostrar su “gran dolor” por el contenido del mismo, que muestra cómo 330.000 menores fueron víctimas de abusos por parte de instituciones católicas del país galo.

En una declaración, el portavoz vaticano, Matteo Bruni, destacó que “el Santo Padre fue informado de la publicación del informe por los obispos franceses”, con los que se reunió en visita Ad Limina en las últimos días.

 “Su pensamiento -añadió- va en primer lugar con las víctimas, con gran dolor, por sus heridas, y gratitud, por su valor en la denuncia, y a la Iglesia de Francia para que, tomando conciencia de esta terrible realidad, y unida al sufrimiento del Señor por sus hijos más vulnerables, emprenda un camino de redención.

“Con su oración, el Papa encomienda al Señor el Pueblo de Dios en Francia, especialmente a las víctimas, para que les dé consuelo y alivio y para que, a través de la justicia, se produzca el milagro de la curación”, culmina el comunicado de la Sala Stampa.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

Miguel Ángel Hurtado: “Si en Francia las víctimas de abusos son 330.000, ¿cuántas hay en España? ¿Medio millón?”

Miércoles, 6 de octubre de 2021

Miguel-Hurtado-victima-abusos-fraile-MontserratMiguel Ángel Hurtado

La CEE no sabe cuántas víctimas, ni cuántos pederastas, hay en la Iglesia española… porque se niega a investigar

Miguel Ángel Hurtado: “Ahora sabemos por qué los obispos españoles se niegan a hacer una investigación o indemnizar a las víctimas. Si en Francia son 330.000,  ¿cuántas hay en España? ¿Medio millón?”

Fuentes de la CEE han asegurado a Efe que desconocen la cifra exacta de víctimas y sacerdotes implicados en casos de pederastia y han apuntado que, a diferencia de Francia, en España la investigación de los casos se realiza en las diócesis a partir de las denuncias presentadas

Juan Cuatrecasas: “Llevamos años asistiendo a conductas intolerables de obispos españoles que con nombres y apellidos han atacado públicamente a víctimas y supervivientes de pederastia en el ámbito de la Iglesia Católica”

330.000 chicos y chicas. Violados, abusados de distintas formas en instituciones de la Iglesia en Francia entre 1950 y 2020, según el “demoledor informe” sobre abusos publicado esta mañana, tal y como lo ha definido Vatican News. Centenares de miles de vidas marcadas en la laica Francia, donde el peso de la Iglesia es mucho menor que en otros países, como Italia, Polonia, Irlanda o España. Un país, el nuestro, en el que los obispos siguen sin saber cuántas víctimas, ni pederastas, hay en la Iglesia española.

“El informe presentado hoy es una hecatombe para la Iglesia francesa” apunta el activista, víctima de los abusos en Montserrat y que no cree que la política de ‘tolerancia cero’ impulsada por Francisco haya llegado a nuestro país. Hurtado es muy duro en su análisis: Ahora sabemos por qué los obispos españoles se niegan a hacer una investigación o indemnizar a las víctimas. Si en Francia son 330.000,  ¿cuántas hay en España? ¿Medio millón?”.

¿Cuántos son? Nadie lo sabe, ni siquiera la Conferencia Episcopal que, a preguntas de Efe, admite desconocer el número de sacerdotes implicados en casos de abusos a menores, que a diferencia de lo que ocurre en otros países de nuestro entorno se investigan cuando las víctimas presentan denuncia en las oficinas diocesanas antiabusos.

Sin saber la cifra exacta

Y es que la española es, junto a la italiana, la única de las grandes naciones europeas que no ha realizado, ni permitido, una investigación global sobre los abusos a menores. Los únicos datos oficiales datan de abril de este año, cuando el secretario general de la CEE, Luis Argüello, informó de que un total de 220 clérigos habían sido denunciados entre 2001 y 2021, de los que 151 casos habían sido ya resueltos y 69 siguen abiertos.

Fuentes de la CEE han asegurado a Efe que desconocen la cifra exacta de víctimas y sacerdotes implicados en casos de pederastia y han apuntado que, a diferencia de Francia, en España la investigación de los casos se realiza en las diócesis a partir de las denuncias presentadas.

“Altanero negacionismo”de los obispos españoles

Una respuesta que no satisface a las víctimas. Así, Juan Cuatrecasas sostiene que las cifras dadas en Francia “suponen un epitafio para el muy frecuente y altanero negacionismo de la mayor parte de los obispos españoles”.

“Llevamos años asistiendo a conductas intolerables de obispos españoles que con nombres y apellidos han atacado públicamente a víctimas y supervivientes de pederastia en el ámbito de la Iglesia Católica”, denuncia el ‘padre coraje’ del caso Gaztelueta. “El negacionismo debe acabar de una vez en España y ha llegado el momento de que quienes deben tomar cartas en el asunto lo hagan sin demora.

Las víctimas de pederastia en la iglesia española necesitan acompañamiento, verdad y reparación“, sostiene Cuatrecasas, quien añade que la prescripción de muchos casos “no exime de responsabilidad a la iglesia, máxime cuando debe comportarse como una madre y no como un látigo, máxime cuando estamos ante gravísimos delitos que afectaron a niños y niñas y que no se borran como cuando uno toma paracetamol para curar una gripe”.

Crear una comisión independiente

“La lista es larga, cada vez más”, denuncia el padre de ‘Asier’ en nombre de muchas víctimas, que “exigimos una rápida rectificación por parte de la portavocía de la Conferencia Episcopal de España, un cambio absoluto de rumbo en la interlocución con las víctimas y supervivientes de pederastia en el ámbito eclesiástico y en las inoperantes oficinas de atención creadas, la mayoría, para cubrir de mala manera el expediente en relación al mandato papal y la creación inmediata de una comisión independiente que investigue todos los delitos cometidos en el ámbito de la Iglesia de Pedro en España”.

“Es hora del respeto, de la empatía y la humanidad en estos dramas y estas tragedias. Es ya hora de que la Conferencia Episcopal de España trate a las víctimas con la dignidad que merecen y a sus delincuentes con la firmeza debida. Basta ya de encubrimientos, basta ya de complicidades. Por ellos y ellas. Porque en esta asociación, ANIR, nadie busca acabar con la iglesia ya que al contrario queremos contribuir a limpiar la iglesia de tan gravísimos delitos contra la infancia y la adolescencia”, finaliza Cuatrecasas. ¿Le escucharán, esta vez?

***

índiceInfancia Robada, a los obispos españoles: “Rectifiquen y dejen de comportarse como un cáncer para el Papa Francisco”

Las víctimas responden a las declaraciones de Luis Argüello, en las que lamentaba la “pena de muerte” y el “sambenito” social contra los curas abusadores

Responden a los obispos que “han sido y siguen siendo cómplices”

“Esto que para ustedes parece que es un juego de trileros, no es un juego. Son vidas y dramas humanos que no se borran y persisten en el tiempo, ataques a los derechos de la infancia”, denuncia en un comunicado Infancia Robada

Las víctimas vuelven a decir “basta” y responden a las últimas manifestaciones del portavoz de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello, en las que lamentaba la “pena de muerte” y el “sambenito” social contra los curas abusadores.

En un duro comunicado, Infancia Robada (ANIR) denuncia que las palabras del portavoz “son hirientes y revictimizantes para todas las víctimas que camuflan tras un simple número”.

“No podemos permitir que se mienta, engañe y ultraje la integridad de las víctimas”, recalca la nota, que ve en las manifestaciones Argüello “la larga sombra de Rouco Varela y su hueste de obispos negacionistas”.

“Le invocamos desde esta asociación a que abra las ventanas, sacuda las alfombras y se desmarque de esa línea argumental que ofende a niños y niñas, hoy en día adultos, que sufrieron uno de los delitos más sangrantes que existen y que atentan contra la dignidad y la integridad física y emocional del ser humano”, constata Infancia Robada, que acusa a los obispos de haber “encubierto” los abusos. “Han sido y siguen siendo cómplices”.

 450_1000“Les invocamos a que abandonen esta vía de destrucción de fe y acompañen el camino tomado por el motu proprio del Papa Francisco, realizando una labor humanista real alejada de la senda por la que están caminando, que supone una ofensa atroz contra las victimas y supervivientes de los delitos de pederastia en el ámbito eclesiástico”, finaliza la nota, que arremete contra el trabajo de las oficinas de atención a las víctimas.

“Les instamos una vez más a que se escuchen la voz de las víctimas en Añastro y que todo lo que tengan que decir, lo digan no solo en ruedas de prensa, sino mirando directamente a los ojos de las víctimas, añaden desde Infancia Robada.

“Esto que para ustedes parece que es un juego de trileros, no es un juego. Son vidas y dramas humanos que no se borran y persisten en el tiempo, ataques a los derechos de la infancia, una cuestión de salud pública, que además en muchos casos han terminado en tragedia. Rectifiquen y dejen de comportarse como un cáncer para el Papa Francisco”, zanjan.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Julio César Boffano: “Me acosté con obispos y cardenales que de la boca para afuera eran homofóbicos”

Sábado, 25 de septiembre de 2021

1473106D-22C2-4843-95EE-796AE01980A9Un excura gay, abusado en su niñez, dice que el sexo es moneda corriente en el Vaticano, donde los homosexuales son mayoría.

09.09.2021 08:26

Por César Bianchi

Fotos: Javier Noceti

Julio César Boffano se consagró a Dios convencido de que era el camino para un mundo más justo, más igualitario, más esperanzador. Fue seminarista, se hizo sacerdote y como estudiante viajó a la capital italiana como miembro de la Compañía de Jesús. Allá en Roma, en el corazón mismo del Vaticano, descubrió mentiras, engaños, hipocresía; advirtió que la homosexualidad campeaba entre los religiosos y que él sería “un gay más”. Presenció (y sufrió) abusos de poder. Vio que el sexo y la lascivia eran moneda corriente y que los curas homosexuales eran más homofóbicos que la minoría, los hetero.

Tuvo sexo con practicantes, curas, obispos y cardenales. Hasta que uno de sus amantes, como Dios lo trajo al mundo -nunca mejor aplicado- y con una copa de champán en la mano, se burló del Todopoderoso. A Julio le empezó a caer la ficha: el importante religioso, sin la sotana (y despojado de toda prenda), se mofaba de todo en lo que él creía y en lo que el propio cardenal juraba creer. Algo no andaba bien, no cerraba.

Julio se asumió gay, y un día se lo contó a otro cura. Este le dijo que él también era gay y estaba orgulloso de serlo. Lo besó y lo invitó a la cama. Julio frecuentó saunas y boliches gays, y allí siguió cruzándose con muchos religiosos que en los pasillos del Vaticano se hacían los nunca vistos. Se unió a un grupo de curas homosexuales preocupados por la homofobia de la Iglesia Católica. Buscaban entender cómo podía ser que la Iglesia Católica promoviera la familia tradicional y despreciara la homosexualidad, si ellos, los elegidos de Dios, eran homosexuales. En esas reuniones discutían, reflexionaban, cenaban… y también tenían sexo entre ellos.

Julio César Boffano (54), ex cura devenido en político frenteamplista, hoy es concejal del municipio B de Montevideo, y trabaja como consultor en derechos humanos y comunicación integral. Acaba de lanzar su libro autobiográfico (Conocerme me hizo libre, de editorial Planeta) donde narra sus vivencias como cura en el cerno mismo de la Iglesia Católica Apostólica Romana. Denuncia vidas paralelas, privilegios y abusos, como el que le tocó vivir en carne propia cuando era solo un niño y el DT del baby fútbol en Paysandú le dijo que tenía que tomarle las medidas para el short y se lo llevó al vestuario.

Boffano asegura que los depredadores sexuales en la Iglesia se sienten redimidos o exculpados. Se convencen de que no están rompiendo el celibato por tener sexo con varones (muchas veces niños), dice. Y cuando alguno es denunciado, es transferido a otro destino, dado el sentido sanador del perdón.

-¿Por qué escribir un libro con tus vivencias como excura gay?

-Hace muchos años que Claudia Garín (editora de Planeta) me venía insistiendo con que mi historia era buena para un libro. Yo le decía que no. Hubo un momento en 2017, cuando yo estaba en Roma, ella me volvió a decir. Y le dije: “Está bien, ahora sí, estoy preparado”. Lo empecé a escribir recién en 2019. Me costó porque me removió muchas cosas, tuve que volver a hacer terapia en el medio del libro, tuve pesadillas. Me costó mucho contar el tema de mi abuso, que no lo sabía nadie. Eso para mí era muy importante: contar eso, cómo se pasa de víctima a sobreviviente y lo que implica para un varón. Eso está invisibilizado para los varones, hablo de reconocer que fuiste víctima de abuso sexual, de que fuiste violado. A la editorial le interesó más lo del ex cura gay y todo lo que viví adentro de la Iglesia. Me pareció importante que se supieran muchas cosas.

-Tu libro, biográfico y catártico, denuncia abusos sexuales en la Iglesia, habla de vidas paralelas, de hipocresía y doble discurso, y de cómo la Iglesia Católica es homofóbica, pero una gran mayoría de los curas en el entorno del Vaticano son gays. Decís: “Leyendo en investigaciones y relatos de religiosos que se apartaron de la Iglesia, descubrís que en el Vaticano la gran mayoría de los obispos y cardenales son homosexuales, entre estos, muchos practicantes. En la interna se refieren a ellos como ‘los que cantan en el coro’ o ‘los de la parroquia'”. Citás al periodista francés Frederic Martel y agregás: “La homosexualidad se extiende a medida que se asciende en la jerarquía católica, la proporción de homosexuales aumenta y en el colegio cardenalicio esta es la regla, la heterosexualidad es la excepción”. ¿No es una exageración?

-Eso es lo que te hace creer la Iglesia Católica. Es lo que la gente necesita creer: que estoy exagerando. No lo podés procesar, es muy difícil, es como el tema de los abusos. Pero Martel, que hizo una investigación de 500 páginas, lo demuestra con muchos testimonios y fuentes. Y es algo que sabemos. A ver, yo lo viví de adentro, me encontré con esa Roma, y fui encontrando que la heterosexualidad era la excepción. Incluso, los heterosexuales son más gay-friendly, y los homosexuales eran los más homofóbicos. Aunque yo me estuve acostando con un cura, un obispo, un cardenal, de la boca para afuera podían ser de lo más homofóbicos. Porque lo ven como un modo de proteger, un modo que no se sospeché sobre ellos. Es hipocresía.

-Incluso, más adelante decís que llama la atención que papas como Juan Pablo II y Benedicto XVI tuvieran un discurso tan homofóbico, cuando estuvieron rodeados de gays…

La prostitución masculina gay en Roma se mantiene, y en gran parte gracias a los curas. Y es horrible, es una pena, es una tristeza. Pero funciona así. Ahora con Francisco los curas tienen mucho miedo”

-Totalmente. Casi todos los curas, y los cardenales y los obispos, y los secretarios de esos dos papas eran gays. Y muchísimos practicantes. Pero no se dice, y no existe algo que no se dice. El pecado era decirlo, no hacerlo.

-En los alrededores de la estación de trenes romana, en Termini, “curas, obispos y cardenales del Vaticano” van a buscar trabajadores sexuales inmigrantes e indocumentados para tener sexo por un puñado de euros. Supongo que iban a buscar inmigrantes indocumentados porque al estar en una situación de irregularidad, no los podían denunciar. Por eso cuando había chantajes o robos, los religiosos nunca denunciaban. ¿no?

-Claro, los curas calladitos la boca. Y eso sigue pasando, mirá que yo viajo bastante a Roma y lo compruebo cada vez que voy. La prostitución masculina gay en Roma se mantiene, y en gran parte gracias a los curas. Y es horrible, es una pena, es una tristeza. Pero funciona así. Y ahora con un gran miedo, además, porque Francisco, que también está rodeado de muchos gays (no tantos como los dos anteriores), con Francisco los curas tienen mucho miedo. Ahora soy yo el que los protejo: les digo: “che, cuídate, no me mandes tal cosa, no te hagas ver conmigo cuando estoy ahí”.

-Menuda tarea la de asumirse gay en el Vaticano, ¿no? La enorme mayoría no se asumía, no había salido del closet. Y a vos te costó mucho encontrar el momento de planteárselo a un cura que escogiste para confiárselo. Y en el momento en que te decidís, el cura te contesta: “Yo soy gay, estoy orgullo de serlo” y te besa en la boca… Supongo que te habrá descolocado.

-¡Totalmente! Mirá, hablamos mucho de salir del armario. Pero, ¿qué significa? Vos tenés que decírtelo vos mismo. Yo me lo decía: “No hay caso, me gustan los hombres”.  “Tengo que decírselo a alguien”, ese es el siguiente paso. Elegí un cura que me inspiraba confianza. Entonces le dije: “Creo, me parece, que soy homosexual”, como con miedo… Y él me dijo esas palabras: “Yo soy gay, estoy orgulloso de serlo”, y me encajó un chupón. Y sí me descolocó, pero me gustó al mismo tiempo. Y enseguida me dijo: “¿Querés hacer el amor conmigo?” Yo le dije que sí, pero no pude. Fuimos a la cama, pero no pude. Me apabulló la situación. Y eso es también un abuso, un abuso de poder. No se hace eso. Después descubrí que eso es muy común, sobre todo con los nuevos.

-¿Cómo podés ser un elegido de Dios, si la Iglesia condena la homosexualidad? ¿Te hacía ruido eso?

-Claro. Vos sentís que sos homosexual -que fue lo que me pasó a mí-, y te preguntás: “¿Cómo puedo ser homosexual y el elegido de Dios?” Te están diciendo que eso está mal, que es antinatural. Entonces, tenés que ocultarlo, tenés que negarlo, entonces se va creando esta doble vida, estas hipocresías. Yo sí tuve doble vida, pero nunca la hipocresía de salir a hablar en una homilía contra la homosexualidad o contra los divorciados. Fui muy coherente conmigo mismo.

Yo me acuerdo de mi juventud, que los curas a los que eran maricas, amanerados o lesbianas, eran discriminados. Entonces te preguntás: “Dios me eligió, pero yo siento esto… ¿Cómo es? ¿Dios se equivocó? ¿Yo me equivoqué?” Hasta que hice todo el proceso y terminé concluyendo: “Dios no tiene nada que ver con esto… O tiene todo que ver: me eligió gay, me creó gay y me quiere gay”.

-Decís, al comienzo del libro: “Ingresé en la vida religiosa y me convertí en un gay más en una gran comunidad masculina, donde el sexo es moneda corriente, y donde a partir de esos vínculos uno puede ascender y asegurarse una vida de privilegios”. ¿Qué tan moneda corriente es el sexo? ¿Quiénes son los privilegiados para ascender, y en detrimento de quiénes?

-Los curas heterosexuales no es que no tengan relaciones sexuales, lo que pasa que para ellos es más complicado porque, justamente, la mujer en determinado momento te dice: “Bueno, elegí” o “quedé embarazada”. Y ahí hay que tomar una decisión.

“Yo en el Vaticano elegía: ‘Aquel. Me quiero acostar con aquel’. Eso tenía que ver con que yo era joven, desfachatado y tenía una gran autoestima, pero después empecé a pensar: ‘Este no es el Julio con el que yo soñé'”

El sexo es moneda corriente si vos elegís que así sea. Muchos curas lo reprimen y lo canalizan por otro lado: con el poder, con un súper auto, con cargos o lujos. Es moneda corriente porque -como me pasó a mí- cuando empezás a tener sexo en Roma empezás a descubrir que es un montón de gente… que tus propios compañeros, que los curas que conocés en el Vaticano. Yo en el Vaticano elegía: “Aquel. Me quiero acostar con aquel”. Eso tenía que ver con que yo era joven, desfachatado y tenía una gran autoestima, pero después empecé a pensar: “Este no es el Julio con el que yo soñé en Paysandú, en la Pastoral Juvenil de la Iglesia. ¿Qué estoy haciendo?” ¡Sí que se puede ascender! Se puede ascender si ese es tu propósito. Si yo me acuesto con un cardenal, ahora mismo, por ejemplo, pero no sería yo… Y eso fue lo que me salvó. Fui yo que tomé la decisión de alejarme, porque no podía estar como víctima y sobreviviente de abuso en un lugar donde eso se sigue escondiendo.

-Llegaste a Roma por primera vez en 1998 para vivir y estudiar con los jesuitas, en el edificio Il Gesú. Fuiste a estudiar a la Universidad Gregoriana, fundada por Ignacio de Loyola, en el corazón del Vaticano. Vos decís que te educaban para “conocerte a tí mismo”, pero siempre cuando seas funcional al sistema. Empezaste a estudiar la teología de la liberación, que decís que es perseguida por la Iglesia Católica. ¿Por qué?

-La teología de la liberación no solo fue perseguida, fue prácticamente exterminada por la Iglesia Católica. Ahora surge de algunas otras iglesias y algunos movimientos de gente de los 70, pero fue prácticamente exterminada. ¿Por qué? Porque la teología de la liberación está vinculada con las izquierdas, en general, y porque pone en el centro a las personas con sus derechos vulnerados, y poner en el centro a las personas con los derechos vulnerados, que tienen que ver con el Jesús en el que yo creo… Eso cuestionó las estructuras de la Iglesia Católica, cuestionó las visiones teológicas, cuestionó el poder el Vaticano.

A mí me gusta hablar de muchas iglesias dentro de la Iglesia Católica, porque al mismo tiempo tengo que ser respetuoso con una cantidad de gente que conozco, que quiero y que sé que se juegan la vida, y que están convencidos y hacen trabajos maravillosos. Pero tenés que saber que hay cuestiones en las que no se puede ser cómplice, porque traicionan y crucifican al Jesucristo en el que decís creer.

-En Roma comenzaste a frecuentar los saunas y boliches gays. ¿Ahí te cruzabas con otros curas gays, obispos, y gente del entorno del Vaticano?

-Sí, sobre todo con compañeros de mi comunidad. Y al otro día hacíamos como si nada. Me acuerdo que una vez uno me dejó una cartita en m cuarto diciéndome: “Tendríamos que ver por qué nos vimos en el lugar que nos vimos”. Y yo, que soy muy de encarar, lo encaré y le dije: “Che, ¿querés que hablemos?” Se puso todo colorado, le dio vergüenza; ahí empecé a descubrir… después conocí un decano de la facultad, y cuando conocí a uno que me presentó un cardenal, ya no precisé más ir a los saunas, porque el sexo lo tenía ahí mismo, en el Vaticano. Y no tenía que estar pagando la entrada de los saunas.

-¿Cómo es eso de que concebían al celibato como tener sexo con alguien de otro sexo, y si era entre personas del mismo sexo no estaban violado el celibato? Se hacían trampas al solitario…

-Eso parece joda, pero era así, y sigue siendo así. El celibato estaba concebido para las relaciones heterosexuales. Nosotros renunciamos a un vínculo con mujeres, porque como no se asume la homosexualidad… Y la mayoría de los casos de curas abusadores lo hacen con varones usan eso como excusa: “Yo no cometo una falta contra el celibato porque tengo relaciones con varones”. Y todavía hay gente que se lo cree, yo lo agarraba para la joda. Pero la concepción del celibato es heterosexual, ¡cuando la mayoría son gays!

-Tuviste un romance con “su eminencia, el cardenal Fulano” que era tu protector. ¿Recibiste beneficios o fuiste privilegiado por estar con él? Contás que por estar con él te enterabas de cosas que no debías enterarte…

-No, salvo alguna vez que me dio plata y alguna cosa… Es muy difícil entender la estructura de la Iglesia Católica, es complejo, pero digamos que yo me enteraba de cosas que tienen que ver con la curia de los jesuitas, que sí tiene que ver con este cardenal. Y sí me enteraba de cosas que no debía haberme enterado y de algún modo me podía haber ayudado. Pero yo era tan ingenuo, tan arriesgado a la vez, que nunca utilicé esa información porque no me importaba nada.

“La mayoría de los casos de curas abusadores que lo hacen con varones usan eso como excusa: ‘Yo no cometo una falta contra el celibato porque tengo relaciones con varones’. Y todavía hay gente que se lo cree”

Una cosa es coger -yo no tenía problema con eso-, pero ya usarlo para otras cosas me hubiese hecho sentir mal conmigo mismo. Entonces, no. no lo usé, no tuve privilegios y apenas pude, lo corté. Lo podría haber usado, incluso ahora, pero eso sí hubiese sido traicionarme.

-Te sumaste al grupo Inter-nos, un grupo de curas y religiosos gays. ¿Qué era Inter-nos? ¿Para qué servía?

-La finalidad era reflexionar sobre lo que vivíamos dentro de la Iglesia como curas, como religiosos gays. Éramos gays asumidos, pero escondidos… Muchas veces nos reuníamos en casa de alguno que tenía su pareja. Reflexionábamos sobre eso, cómo vivir esto, por qué Jesús nos hizo así y la Iglesia nos dice que está mal, y sobre todo, tratar de no ser hipócritas. Hacíamos reflexiones y terminábamos comiendo juntos, y a veces…

-¿En la cama?

-También, sí. Y yo cuando escribí eso dije: “Esto no tiene nada que ver con el objetivo”, pero después lo pensé. Pero muchas veces en la intimidad (no solo el sexo) te contabas cosas que a veces no le contabas a otra persona. Eso pasa habitualmente. Y fue muy importante ese grupo porque reflexionábamos, aunque no cambió nada… por ahí nos cambió a nosotros. Fuimos juntos a la Marcha Gay, por ejemplo. Y teníamos miedo de que nos descubrieran (en la Iglesia).

-Asociás a los jesuitas con la frase “los trapitos sucios se lavan en casa”. ¿Por qué?

-Porque eso lo aprendí ahí, lo aprendí en la Compañía, te lo decían permanentemente. Pero además la actitud jesuítica es esa, el jesuita que nos comemos (dulce por fuera y salado por dentro) tiene que ver con eso, con que las cosas las tenemos que ver entre nosotros. El concepto del fundador, Ignacio de Loyola, es eso: la obediencia, lo que el superior te pide es lo que Dios te está pidiendo. Y las cosas las hablamos adentro y no salen (no deben salir) de acá adentro. Son muy buenos en eso.

-En la Compañía de Jesús empezaron a vigilarte y perseguirte, porque vos eras rebelde y desobediente. ¿En qué cosas desobedecías? ¿Qué les molestaba de vos? ¿Cómo te perseguían?

-Lo que molesta en la Compañía era que te salgas de la norma de la obediencia.  No si cogés o no cogés; me lo dijo un superior a mí: “No importa que lo hagas, lo importante es que no se sepa”. Lo que molestaba era la militancia explícita, que vos hagas una militancia explícita de la diversidad sexual. Por eso fue un escándalo en mi ordenación, en 2002 acá en Uruguay, sólo por agradecer al grupo de gays y lesbiana que me habían acompañado en Roma. ¡Se armó un escándalo y hasta salió en la prensa! No se hace explícito, no te salgas de la norma, no seas muy diferente.

Leer más…

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Un obispo brasileño dimite tras filtrarse un vídeo en el que aparece desnudo y tocándose

Martes, 24 de agosto de 2021

E9J5B3TWEAYR57rY van dando lecciones de moral…

El Papa acepta la renuncia del prelado, que ya había sido investigado por encubrir casos de abusos

La renuncia de Tomé Ferreira da Silva se produce días después de que en las redes sociales apareciera un vídeo que muestra al religioso semidesnudo y acariciando sus partes íntimas, mientras conversa virtualmente con alguien al otro lado de la pantalla

El Opus Dei, forzado a expulsar del sacerdocio a un cura pederasta chileno. Patricio Astorquiza Fabry abusó de varios menores

La Santa Sede sanciona a un arzobispo polaco por encubrir casos de abusos sexuales en dos diócesis. Marian Golebiewski no podrá oficiar en público y tendrá que indemnizar a las víctimas.

El obispo brasileño Tomé Ferreira da Silva renunció a su cargo en la Diócesis de Sao José do Río Preto tras la filtración de un video íntimo en las redes sociales, dimisión que fue aceptada por el papa Francisco, según informó este miércoles la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil.

La renuncia del obispo se produce días después de que en las redes sociales apareciera un vídeo que muestra al religioso semidesnudo y acariciando sus partes íntimas, mientras conversa virtualmente con alguien al otro lado de la pantalla.

En un escueto comunicado, que no menciona detalles de la dimisión, la Conferencia Episcopal señaló que el arzobispo de Ribeirão Preto, Moacir Silva, asumirá como el nuevo obispo de la ciudad.

No es la primera vez que el religioso, nombrado obispo en 2012 por el papa Benedicto XVI, se ve envuelto en escándalos sexuales.

El religioso renunció en septiembre de 2018 a su cargo como coordinador regional de la Arquidiósesis de Riberao Preto, vinculada a la Conferencia Episcopal, tras conocerse que el Vaticano lo estaba investigando por la presunta omisión en casos de abuso sexual por parte de sacerdotes de la diócesis.

El representante designado por el Vaticano para las investigaciones fue el obispo José Negri, de la Diócesis de Santo Amaro y amigo personal del papa Francisco.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

La OCP retirará de su web toda referencia al cura compositor Cesáreo Gabaráin, denunciado por pederastia

Lunes, 16 de agosto de 2021

222EF300-AF6C-4DB7-AACF-7F9ED3ABB34BLa entidad, con sede en EEUU, es la encargada de gestionar el legado musical del sacerdote y compositor.

La OCP (Oregon Catholic Press), organización dedicada a proporcionar recursos musicales y servicio a las parroquias Católicas y fieles de todo el mundo, ha emitido un comunicado para expresar su rechazo y solidarizarse con las víctimas del capellán y compositor

La acusación, dice la OCP en su nota, “obliga a actuar con prudencia”, razón por la cual la entidad ha decidido retirar temporalmente de su página web toda referencia Gabaráin, icono musical de la Iglesia en España

Expulsan del estado clerical a Agustín Rosa Torino, cura argentino condenado por abusos. La justicia Argentina decreta 12 años de prisión efectiva para el exsacerdote.

La noticia de los abusos sexuales a menores cometidos por el sacerdote vasco Cesáreo Gabaráin sigue provocando reacciones. La OCP (Oregon Catholic Press), organización con sede en Portland (EEUU) dedicada a proporcionar recursos musicales y servicio a las parroquias Católicas y fieles de todo el mundo, ha emitido un comunicado para expresar su rechazo y solidarizarse con las víctimas del popular capellán y compositor.

La acusación, dice la OCP en su nota, “obliga a actuar con prudencia”, razón por la cual la entidad ha decidido retirar temporalmente de su página web toda referencia Gabaráin, icono musical de la Iglesia en España que ya fue denunciado y expulsado de los maristas del colegio de Chamberí de Madrid en la década de 1970. La otra medida anunciada por la OCP es la de donar a una organización de apoyo a víctimas de abuso las regalías que le corresponden al organismo como Editor de las canciones compuestas por el sacerdote.

Nota completa de la OCP

Llegó a OCP la noticia de las acusaciones de abuso sexual contra el fallecido Padre Cesáreo Gabaráin, ampliamente conocido por los cantos más recordados y entrañables del Catolicismo Hispano, como “Pescador de Hombres”. Las acusaciones datan de la década de 1970. En OCP, como agente de licencias de sus cantos, lamentamos profundamente esta noticia y nos solidarizamos en oración por todas las personas que resulten víctimas de cualquier tipo de abuso, orando también por la investigación que conduce la Arquidiócesis de Madrid.

Esta seria acusación nos obliga a actuar con prudencia, por lo que eliminaremos de nuestro sitio web temporalmente las páginas con información del perfil del compositor, así como sus cantos y productos, incluidos cancioneros, CDs y partituras, mientras esperamos las conclusiones de las investigaciones pertinentes. Ya que muchos de sus cantos aparecen en varios de nuestros misales e himnarios, hemos iniciado un proceso interno de revisión para determinar la mejor manera de proceder con la obra del Padre Gabaráin en dichos productos. Asimismo, las regalías que le corresponden a OCP como Editor de sus canciones serán donadas a una organización de apoyo a las víctimas de abuso.

Nos unimos en oración por la salud espiritual y emocional de todas las víctimas de abuso, así como por la sanación y unidad de la Iglesia y por los familiares del Padre Gabaráin.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

Cesáreo Gabaráin, autor de ‘Pescador de hombres’, acusado de abusos sexuales

Viernes, 13 de agosto de 2021

0BA78F15-71DA-4050-9608-14F9CFA7BFD8Desde luego que para él si era una fiesta… y el horror para sus víctimas. Otro depredador sexual al descubierto. Día a día se demuestra que el pontificado de Juan Pablo II pasará a la historia por la protección y glorificación de loa depredadores sexuales en el interior De la Iglesia ( Maciel, McKarrick, Karadima,Michael J. Bransfield, Toby Anatrella …)

El diario ‘El País’ recoge testimonios de antiguos alumnos de un colegio marista

El icono musical de la Iglesia española ya fue denunciado y expulsado de los maristas del colegio de Chamberí de Madrid en los años setenta, donde ejercía como padre espiritual, pero inmediatamente fue recolocado en otro colegio salesiano

A finales de los 70 Roma le concede el título de “prelado de honor de Su Santidad” el Papa Juan Pablo II y, en 1982, dirige el coro que le canta al Papa Wojtyla en el estadio Bernabeu

Tanto los maristas como la archidiócesis de Madrid anunciaron la apertura de una investigación sobre el cura compositor

Sus canciones se cantan en todas las iglesias del mundo, especialmente la famosa ‘Pescador de hombres‘, más conocida como el ‘Tú has venido a la orilla’. Reconocido y venerado como uno de los grandes compositores modernos de música religiosa, Cesáreo Gabaráin ya murió con la sombra de la pederastia pegada a la piel y, ahora, el diario El País, desvela que sus víctimas le acusan de haber sido un auténtico ‘pescador‘ de niños.

222EF300-AF6C-4DB7-AACF-7F9ED3ABB34BEl icono musical de la Iglesia española ya fue denunciado y expulsado de los maristas del colegio de Chamberí de Madrid en los años setenta, donde ejercía como padre espiritual, pero inmediatamente fue recolocado en otro colegio salesiano.

Más aún, a finales de los 70 Roma le concede el título de “prelado de honor de Su Santidad” el Papa Juan Pablo II. Y de hecho, en la primera visita del Papa a España, en 1982, Gabaráin dirigió la orquesta que cantó el ‘Pescador de hombres’ para el Papa Wojtyla en el estadio Santiago Bernabeu.

Tanto los maristas como la archidiócesis de Madrid anunciaron la apertura de una investigación sobre el cura compositor. El relato que las víctimas hacen al diario madrileño asegura que Gabaráin fue denunciado en unos Ejercicios espirituales, celebrados en la localidad madrileña de Los Molinos, en el año 1978.

55A7D428-4C62-4579-ADFA-E82D8EA76D11Los menores lo denunciaron al hermano marista Aniceto Abad, que los escuchó y los creyó y consiguió que la congregación lo expulsase. “Era un depredador”, aseguran las víctimas.

Gabaráin falleció en 1991, con 54 años y entre sus canciones famosas no sólo está el ‘Pescador de hombres’, sino también ‘La muerte no es el final’, ‘Juntos como hermanos’ o ‘Vienen con alegría’, que quizás sigan siendo las canciones que más se cantan en todo el orbe católico. Las canciones que, desde ahora, sonarán con la sospecha de estar manchadas por la pederastia de un cura depredador. Y que ya nunca sonarán igual.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

Abusos en la Iglesia católica: ¿encrucijada sin salida o punto de inflexión?

Sábado, 3 de julio de 2021

abuso-sexual-delito-dignidad_2350874899_15607238_660x371Análisis a varias voces sobre la crisis

Recientemente el cardenal alemán Reinhard Marx reconoció el fracaso institucional y sistémico de la Iglesia alemana frente al problema

Monseñor Alí, obispo auxiliar de Bogotá y miembro de la Pontificia Comisión para la protección de menores, considera que, más allá de algunos avances, todavía hay mucho por hacer en el ámbito colombiano

“La Iglesia es presa de su propia sombra”: Juan Carlos Claret, abogado e investigador chileno

En España no se ha leído ni la primera página de la historia de la pederastia”

El primer informe sobre pederastia clerical en España lamenta las “muy escasas” iniciativas de la Iglesia para acompañar a las víctimas

La magistrada María Victoria Vega sienta en el banquillo al cura de Talavera, acusado de abusos. Afirma que el Arzobispado de Toledo lo ha “tapado y ocultado” durante años  

“La Iglesia no puede mirar para otro lado”: Proyecto Repara explica su trabajo en un vídeo

La Iglesia polaca, podrida: otros 292 curas abusaron de 368 menores entre 2018 y 2020

El cardenal Bagnasco investigará los posibles encubrimientos del secretario de Juan Pablo II

Marx presenta su renuncia al Papa por el escándalo de abusos en Alemania

El Papa no acepta la dimisión de Marx y llama a los obispos a asumir la “catástrofe” de la pederastia clerical

Marx: “Con espíritu de obediencia, acepto su decisión”

El Papa, al cardenal Marx: “Hermano tuyo que te quiere”

Un monje de Montserrat, apartado por presuntos abusos sexuales a un menor en 2019

Navarra elaborará un censo de víctimas de abusos sexuales de la Iglesia

El ‘mea culpa’ del arzobispo de Pamplona a las víctimas de abusos: “Llegamos tarde, pido disculpas por el sufrimiento”

Victimas de abusos de Navarra: La actitud del arzobispo de Pamplona es “poco creíble e incluso hipócrita”

Joseba Segura, sobre los delitos sexuales en la Iglesia: “Existe una deuda pendiente”

Días atrás, el papa Francisco se negó a aceptar la renuncia del cardenal alemán Reinhard Marx a su cargo como arzobispo de Munich y Frisinga. A través de una carta, el prelado (uno de los principales colaboradores del pontífice) había aceptado que ha habido “fallos personales”, “errores administrativos” y “un fracaso institucional y sistémico” en la respuesta de la Iglesia alemana ante la crisis de los abusos sexuales contra menores por parte de sacerdotes.

Según Marx, algunos católicos se niegan a creer en la existencia de una responsabilidad compartida en medio del problema y, “por tanto, que la Iglesia como institución también debe ser culpada de lo sucedido”; inclusive, desaprueban la discusión sobre las reformas que exige hacerle frente a la “catástrofe”.

El hecho puso en primer plano las resistencias que existen en la Iglesia alemana y en otros sectores del catolicismo frente a las acciones en curso para responder por las estructuras de abuso y encubrimiento dentro de la Iglesia católica. ¿Qué está haciendo el Vaticano en atención al problema? ¿Qué piensa alguien que acompaña los esfuerzos del Papa al respecto? ¿Qué exigen quienes creen que todavía hay mucho por delante? A continuación algunas respuestas.

Medidas importantes pero insuficientes

Desde su elección en 2013, Francisco dio continuidad a acciones emprendidas por la Santa Sede en atención a la crisis desatada por la pederastia clerical y el encubrimiento eclesiástico de miles de delitos en distintos países del mundo, entre ellos Estados Unidos, Australia y Alemania. En coherencia con su estilo de gobierno, creó diversas instancias de consulta; entre ellas, el Pontificio Consejo para la protección de menores, entidad de la que hace parte el obispo auxiliar de Bogotá Luis Manuel Alí.

Según el prelado, el nuevo Libro Sexto del Código de Derecho Canónico, que entrará a regir en diciembre y tipifica los abusos sexuales como delitos contra la dignidad, integra la jurisprudencia desarrollada en los últimos años frente a la materia, incluida la que se produjo al final del ministerio de Juan Pablo II y durante los años de Benedicto XVI. Entre otras de las novedades del documento dado a conocer recientemente, Alí señala que se especifican las sanciones y el carácter obligatorio de reparar a las víctimas; que se incluye como formas de abuso el “grooming” y la difusión de imágenes pornográficas; que se concibe que el delito no solamente lo puede llevar a cabo un sacerdote, sino también un religioso y un laico con responsabilidades pastorales; y que las víctimas pueden ser menores de 18 años y personas adultas.

El compromiso de las autoridades eclesiásticas con “quienes afirman haber sido afectados” ya había sido planteado por Francisco en Vos estis lux mundi, un motu proprio de 2019 que exige a los obispos ofrecer asistencia médica, terapéutica y psicológica a las víctimas, “según sea el caso”; y “acogida, escucha y seguimiento, incluso mediante servicios específicos”. El documento también había expuesto el procedimiento a seguir dentro de la Iglesia católica frente a cada denuncia, incluyendo el carácter obligatorio de informar a la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre todo proceso en curso contra algún sacerdote.

Tanto este último texto, como la nueva versión del Código de Derecho Canónico y otros documentos emitidos durante el ministerio de Francisco, asocian los abusos sexuales por parte de miembros del clero a formas de abuso de la autoridad, señalando algunos aspectos del ejercicio del poder dentro de la Iglesia católica como parte de la crisis desatada. El tema ha sido subrayado por investigaciones llevadas a cabo en Australia y Alemania, así como por sectores de la academia que buscan establecer la raíz del problema y sostienen que las medidas emprendidas por el Vaticano son importantes, pero siguen sin ser suficientes para hacerle frente.

El clericalismo como raíz

El informe de 2018 producido a instancias de la Conferencia Episcopal de Alemania afirma que la organización social de la Iglesia católica no es saludable, dado que facilita el abuso y su perpetuación, a falta de mejores mecanismos de control.

El teólogo Carlos Schickendantz, investigador de la Universidad Alberto Hurtado de Chile, se ha ocupado de fuentes por el estilo para señalar que en la raíz de la crisis están el clericalismo y aspectos de la retórica institucional que lo sustenta. En 2017, frente al problema de los abusos, una comisión australiana ya había llegado a la conclusión de que el carácter sistémico de la crisis en el cuerpo eclesial tenía que ver con el clericalismo y otros factores: una imaginería patriarcal, determinadas teologías sobre la Iglesia y el sacerdocio, algunas limitaciones del derecho canónico y una cultura del secreto.

En el conjunto de esos y otros elementos, Schickendantz no solamente ubica al clericalismo como raíz de la crisis, sino también como obstáculo para las reformas impulsadas desde el Vaticano. Por su parte, el abogado chileno Juan Carlos Claret, que ha documentado en su país al menos 362 denuncias de abusos clericales entre 1905 y la actualidad, sostiene que detrás de la negativa dentro de la Iglesia católica a aceptar de manera más amplia que los abusos sexuales revelan el peligro que conlleva el modo como está organizado el ejercicio de la autoridad dentro de la institución lo que se esconde es el miedo a la implicación lógica: transformar la estructura del poder clerical, para que la seguridad de los menores no sea una cuestión de azar, sino que el derecho y la institución garantice su protección. Algo que no se da en el presente, según él, por la perpetuación de la impunidad que trae consigo, además, la posición privilegiada que la Iglesia católica ostenta en muchos países frente a la jurisdicción civil.

Claret, por ejemplo, ha investigado cómo el dinero para comprar el silencio de algunas víctimas en Chile fue movido antes a través de “fundaciones fantasma” de la Iglesia cuya contabilidad no está sometida a fiscalización debido a la Ley de cultos. A su juicio, el proceso constituyente que se lleva a cabo en su país es una oportunidad para reparar los vacíos legales que han convertido al Estado chileno en “cómplice pasivo” de formas de encubrimiento eclesiástico y en responsable por omisión de que no existan suficientes garantías para la protección en el ámbito católico.

El abogado también sostiene que buena parte del material probatorio sobre abusos sexuales por parte del clero y sobre encubrimiento a manos de varios obispos chilenos reposa hoy en el Vaticano, sin que las víctimas ni la opinión pública hayan podido tener acceso a la información que contiene. De ahí que Claret conciba como un antecedente para otros países la sentencia T-091-20 de la Corte Constitucional de Colombia que le ha permitido al periodista Juan Pablo Barrientos acceder a datos provenientes de archivos eclesiásticos donde reposan denuncias contra miembros del clero local.

“Hay alguna información que se puede dar, por supuesto, pero siempre respetando el debido proceso y la confidencialidad de todas las partes”, opina sobre dicha sentencia el obispo auxiliar de Bogotá Luis Manuel Alí. El prelado, que lleva ya muchos años trabajando en el campo preventivo y en el del acompañamiento y atención a víctimas, sostiene que si bien, frente al problema de los abusos, ha habido un crecimiento en la conciencia y en la responsabilidad de los obispos colombianos y de diversos sectores del catolicismo en el país, todavía falta muchísimo más por hacer. “Desearía que no fuera tan lento”, dice Alí, refiriéndose a dicho proceso y reconociendo que la crisis también ha comprometido la credibilidad e imagen de la Iglesia colombiana, así como la confianza de los fieles hacia sus pastores.

“¿Qué tan extendido está el encubrimiento entre los obispos colombianos?”, le pregunté al consejero papal durante una conversación vía telefónica, y he aquí su respuesta: “El encubrimiento ha sido uno de los grandes errores que hemos cometido en la Iglesia en todas las jurisdicciones eclesiásticas”.

Incorporar estándares de buena gobernanza

Si bien Claret, quien acompaña a víctimas de abusos clericales en Chile, considera un avance que abusos por el estilo pasen a ser tipificados como delitos en la nueva versión del Código de Derecho Canónico, critica el lento ritmo de las acciones en respuesta a la crisis generada a nivel mundial y la pervivencia de expresiones que no dejan traslucir la dimensión real del problema.

Tanto él como el teólogo Carlos Schickendantz son de los que sostienen que la Iglesia católica debe incorporar estándares de buena gobernanza como la rendición de cuentas y la toma colectiva de decisiones. A su juicio, el exceso de monarquización y de rezagos de formas feudales de gobierno que dejan a la discreción de los obispos o a su “solicitud pastoral” la reacción frente al problema impiden que se haga más frente a un asunto de salud pública (tal y como cataloga el informe australiano a la crisis de abusos sexuales dentro de la Iglesia).

“La Iglesia es presa de su propia sombra”, sostiene Claret. Schickendantz, igualmente, opina que la reforma estructural del catolicismo es impostergable. Coinciden ambos con quienes creen que no solamente se debe intervenir la conciencia colectiva, sino también el tipo de relaciones dentro de la Iglesia: sus procesos, actividades y funciones, con el fin de que pueda superarse el fracaso institucional, sistémico y global, frente a un asunto puesto sobre la mesa, una vez más, por el cardenal Marx y el papa Francisco, en su reciente intercambio de cartas.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

Detienen a una monja en Buenos Aires acusada de abuso sexual a una menor

Sábado, 19 de junio de 2021

Sor-Marina-monja-detenida_2349075073_15599587_660x371Sor Marina, de nombre María Fajardo, fue detenida en un convento en San Miguel acusada de abusar de una chica de 14 años, con agravante de abuso de autoridad

La adolescente dio detalles de los vejámenes y aseguró que además de los tocamientos la monja la espiaba

Investigan si hubo más víctimas y más religiosas involucradas en otros hogares. Entre los denunciantes, figuran también la Dirección de Niñez y Adolescencia de las localidades de Tres de Febrero, Pilar y Tigre

Una monja de la comunidad de las Hermanas Trinitarias fue detenida en las últimas horas en un convento de la localidad bonaerense de San Miguel acusada de abusar sexualmente de menores de edad que estaban a su guarda en sedes del Hogar Hermanas Trinitarias, informaron fuentes policiales y judiciales.

Personal policial de la DDI de San Isidro se presentaron en el convento de Avenida Balbín al 775 en San Miguel y tras presentar la orden de allanamiento le pusieron las esposas a Sor Marina y se la llevaron detenida imputada por abuso sexual.

La monja fue acusada por una chica de 14 años, quien denunció sufrir tocamientos en sus genitales cuando se encontraba en el convento que aloja a menores de edad que no tienen dónde vivir.

La adolescente declaró en cámara Gesell y dio detalles de los vejámenes y aseguró que además de los tocamientos la monja la espiaba.

Con intervención del fiscal Marcelo Fuensalida se efectuó también otro allanamiento en el convento de la misma congregación en la localidad de Boulogne, en calle Carlos tejedor al 348.

Los abuso habrían comenzado el año pasado y continuaron hasta este año, y se investiga si otras menores fueron víctimas de Sor Marina y de otras monjas.

Sor Marina, de nombre María Fajardo, quedó imputada por el delito de abuso sexual simple agravado por haber sido cometido por el culto religioso por ser una persona encargada de la guarda aprovechando su relación de autoridad y que la víctima no haya podido consentir libremente dicho accionar.

Dentro de los denunciantes figuran también personal de la Dirección de Niñez y Adolescencia de las localidades de Tres de Febrero, Pilar y Tigre.

 

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

La veterana activista Marie Collins tacha de “muy decepcionante” la reforma del Código de Derecho Canónico

Miércoles, 9 de junio de 2021

1535128540_265535_1535135823_noticia_normal_recorte1“No hay ninguna disposición que confirme que alguien será destituido como sacerdote si abusa de los niños”

“Se deja en manos de los obispos individuales el juicio sobre cómo castigan realmente a un sacerdote”

“Un obispo podría decidir que algo es serio, mientras que otro podría decidir que es una ofensa menor”

A la señora Collins la molesta especialmente el apartado que sostiene que se puede reducir la pena del abusador, si el abuso ocurre “en el calor de la pasión”

“Considerar el abuso como una ofensa contra el sexto mandamiento (no cometerás adulterio) es ofensivo e indignante para cualquier niño que haya sido abusado”

“Soy cristiana, soy católica y estoy muy feliz de ver a alguien arrepentido por su ofensa, pero eso no significa que no merezca ser castigado por ello. Parece que no han aprendido nada”

Marx presenta su renuncia al Papa por el escándalo de abusos en Alemania

(Mariecollins.net).-La veterana activista Marie Collins ha expresado su decepción por los cambios en el código penal de la Iglesia Católica anunciados por el Vaticano el pasado martes. “Es un documento muy decepcionante, sin tolerancia cero, sin informes obligatorios”, dijo a Newstalk en el programa de Pat Kenny.

Collins dijo que esperaba que la actitud de la iglesia de que los niños y las mujeres eran “tentadoras” estuviera “muerta y desaparecida”, sin embargo, dijo que esa actitud todavía estaba ahí, y agregó que el Vaticano estaba más atrás que cualquier otra parte de la iglesia.

Partes del Código de Derecho Canónico le “sorprendieron”. Una es que el clero podría ser castigado muy severamente, si no informa internamente a las autoridades eclesiásticas. “Pero no se mencionó en absoluto que tuvieran que informar a las autoridades civiles, así que nada cambió allí tristemente “, dijo la Sra. Collins.

“El problema con esto, desde mi punto de vista, es que se hace un listado sanciones para diversas infracciones y delitos, pero en ninguna parte dice que se aplicarán o que deben aplicarse.

“Lo que realmente me afecta, en lo que respecta al abuso de un menor, es que dice que un sacerdote puede ser destituido de su cargo, puede ser secularizado, cuando el caso lo requiera. Ahora, esa redacción para mí significa que se dejará en manos de los obispos individuales el juicio sobre cómo castigan realmente a un sacerdote, lo que significa que no hay ninguna coherencia o norma en toda la iglesia “, agregó la Sra. Collins.

“Un obispo podría decidir que algo es serio, mientras que otro podría decidir que es una ofensa menor. Al imponer los castigos pueden ser castigados con laicidad, la privación de su cargo o lo que sea. Cuando el Código dice ‘según el caso lo requiera’ y luego no defines qué es lo que requiere un caso, lo dejas al juicio de los obispos individuales y ahí es donde siempre ha estado, no hay cambios, depende de la buena voluntad del obispo”, dijo la Sra. Collins.

‘Calor de la pasión’

Una sección del documento que a la Sra. Collins molesta especialmente es la que sostiene que se podría disminuir una pena, si la ofensa ocurriera ‘en el calor de la pasión’: “Eso realmente no cabe en un documento como éste, en mi opinión”, dijo.

Collins dijo que las advertencias “ensucian” el documento: “Si le quitas los titulares, se ve muy bien, parece que la iglesia está avanzando, pero cuando lo lees en detalle, no es así”.

A su juicio, muchos abusados están enojados con el apartado sobre niños, en el que dice que “si una persona, un sacerdote, comete una ofensa contra el sexto mandamiento del decálogo con un menor, lo comete contra el mandamiento de ‘no cometerás adulterio’. ¿Qué tiene que ver el adulterio con el abuso infantil?

Y añade: “Al decir con un menor, está sugiriendo que el menor es un participante dispuesto o que de alguna manera ha dado su consentimiento. Eso es simplemente inapropiado y no tiene cabida aquí”.

La Sra. Collins señaló que los obispos de Inglaterra y Gales habían presentado una solicitud formal al Vaticano para que no se utilizase ese lenguaje. “Ayer se les preguntó en una conferencia de prensa en el Vaticano por qué lo usaban, y dijeron que era tradición. Eso sólo muestra dónde estamos todavía con el Vaticano“.

“Considerar el abuso contra un niño como una ofensa contra el sexto mandamiento (no cometerás adulterio), es ofensivo para cualquier niño que haya sido abusado, para cualquier persona que haya sido abusada cuando era menor. Es indignante”.

‘Provocativo’

La Sra. Collins también expresó su preocupación con respecto al uso del vocablo provocativo en otro apartado del código. ¿Provocativo? ¿Quién juzga eso? Todavía muestra la mentalidad de que, en el caso de algo con una mujer adulta ‘bueno, ella podría haber sido una tentación’, porque fue muy provocativa. Pero también piensan de esa manera sobre los niños, nada en la redacción muestra ningún cambio de actitud”.

Todo está enfatizando cómo se puede reducir la pena; incluso dice en una sección que si ha habido un juicio penal, se puede pensar que el castigo civil es suficiente y que tal vez no sea necesario más castigo”.

“Los supervivientes a lo largo de las décadas han estado buscando la tolerancia cero y es que cualquier sacerdote o religioso que abusa de un niño ya no sigue siendo sacerdote y hubo una cumbre hace algunos años en Roma con todos los obispos de todo el mundo y la tolerancia cero fue prometida, y no ha aparecido en esta reforma del Código. No hay ninguna disposición que confirme que alguien será destituido como sacerdote si abusa de los niños”, dijo.

Castigos

En opinión de Collins, algunas partes del documento son buenas, como extender el abuso a las imágenes pornográficas y al cuidado personal, pero otras son muy malas, sobre todo en lo que respecta a las sanciones.

Todavía no son obligatorias, todavía depende de un individuo decidir si debe imponerlas o no. En algunos casos, las sanciones no tienen que hacerse públicas y si alguien obtiene una remisión de su sanción, eso tampoco tiene que hacerse público “.

La Sra. Collins dijo que no creía que la iglesia hiciera ningún cambio con el nuevo documento: “En la Iglesia Católica, la ley canónica es el documento definitivo al que se debe acudir: es la regla, es un absoluto. Soy cristiana, soy católica y estoy muy feliz de ver a alguien arrepentido por su ofensa, pero eso no significa que no merezca ser castigado por ello. Parece que no han aprendido nada”, dijo Collins.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

Newark, ¿cuna de obispos pederastas? El predecesor de McCarrick violó a una niña de cinco años durante meses

Martes, 1 de junio de 2021

gerety175Peter Gerety, fallecido en 2016, acusado en una demanda a la que la diócesis da credibilidad

McCarrick, Marcial Maciel, Santos Pelayo… ¿Cuántos más?

Un cura de Toledo se enfrenta a 17 años de cárcel por agresión continuada contra una menor

El Nuncio en México admite que durante décadas hubo una “red de encubrimiento” de abusos a menores en la Iglesia

Seis de los 27 depredadores de la historia de la Legión, incluido Maciel, actuaron en España

Woelki, declarado persona non grata en una parroquia de Düsseldor. Se presentan acusaciones contra dos antiguos sacerdotes de la parroquia.

El cardenal Woelki admite un “encubrimiento sistemático” de los abusos en su diócesis, pero se niega a dimitir.

Roma envía al cardenal Arborelius y al presidente de los obispos holandeses a investigar a Woelki

El sacerdote barcelonés Josep Lluis Fernández Padró, denunciado por delitos sexuales a un menor

Los jesuitas chilenos reconocen 64 víctimas de abuso sexual desde 2005, la mitad a menores

Era uno de los obispos más aperturistas del país, a favor de un mayor papel de la mujer en la Iglesia, en contra de la guerra de Vietnam. Llegó a marchar junto a Luther King en Selma por los derechos civiles… y era un brutal pederasta, que llevaba comida a una familia en apuros y se ofrecía a cuidar a la pequeña de 5 años cuando su madre, costurera, trabajaba. Pero Peter Gerety, quien fuera antecesor del excardenal McCarrick en Newark, violaba a la pequeña y se masturbaba delante de ella.

“No digas nada de esto porque le hará daño a tu madre”, decía Gerety a la pequeña. “Este es nuestro secreto”. Corría el año 1976. El obispo, fallecido en 2016 con 104 años (siendo entonces el obispo más longevo del mundo), era recordado como un defensor de las libertades… pero el pasado año, con motivo de la apertura de una ventana de dos años para denunciar casos de abusos prescritos, esta diócesis de Nueva Jersey recibió las acusaciones de una mujer. Y les dio credibilidad. Y le ofreció un acuerdo de compensación: 5.000 dólares.

Una diócesis en entredicho

La mujer rechazó la oferta, y en marzo presentó una demanda contra la Iglesia por 50 millones, alegando que los abusos sufridos siendo niña (ahora tiene 49 años) le causaron problemas de salud mental (intentos de suicidio incluidos) que aún arrastra. La noticia ha caído como un jarro de agua fría en la Iglesia de Estados Unidos. Y, en especial, en Newark, que ya ha sufrido el oprobio de ver cómo otro de sus obispos, Theodore McCarrick, era expulsado del Colegio cardenalicio y, después, del sacerdocio, después de llevar una vida continuada de abusos a menores.

McCarrick sustituyó a Gerety en la diócesis, ahora presentada como un lugar donde los pederastas podían campar a sus anchas. La diócesis rehusó hacer comentarios sobre la demanda, aunque sí reconoce que Gertey aparecía en numerosas demandas por encubrimiento de clérigos abusadores en la diócesis de Newark. Nunca, hasta ahora, en las listas de abusadores.

21152887-largeEl actual prelado, el cardenal Joseph Tobin, es uno de los hombres de total confianza del papa Francisco, y uno e los que más está trabajando por erradicar esta lacra en la Iglesia estadounidense. “Sería inapropiado discutir o comentar sobre asuntos en litigio, pero es importante señalar que la Archidiócesis de Newark sigue plenamente comprometida con la transparencia y con nuestros programas de larga duración para proteger a los fieles y continuará trabajando con las víctimas, sus representantes legales y las autoridades policiales en un esfuerzo continuo para resolver las acusaciones y poner fin a las víctimas“, dijo Sean Quinn, un portavoz de la archidiócesis.

“De niña, pensaba erróneamente que Dios había enviado al arzobispo Gerety a mi madre y a mi familia para rescatarnos y ayudarnos a conseguir comida para comer. Sentí que no tenía otra opción que hacer lo que él me indicaba”, señaló la mujer ante los tribunales. Cuando empezó a resistirse, su madre la envió a casa de su tía. Sólo con 13 años se atrevió a contárselo a su hermana, que corroboró los hechos ante el tribunal. La madre nunca lo supo. Ahora lo saben todos.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

No es adulterio, es pederastia: el Vaticano incluirá un delito específico sobre abusos a menores en el Derecho Canónico

Miércoles, 19 de mayo de 2021

abusosYa era hora…

Tal y como adelanta La Croix, el Pontificio Consejo para los Textos Legislativos tiene prevista una modificación del Código de Derecho canónico para incluir un “delito contra la vida, la dignidad y la libertad del hombre”, dentro de un nuevo título tipificado como ‘Delitos contra la vida, la dignidad y la libertad del hombre”, que incluirá “un canon específico referido a los delitos contra menores”

“Los sistemas civiles no individualizan los delitos utilizando los Diez Mandamientos”, clamaban los obispos británicos, que reclamaban al Vaticano una reforma que muestre “la menor ambigüedad posible”

El papa dice que el abuso a menores es “una especie de asesinato psicológico”

No es adulterio, es pederastia. El Vaticano incluirá en su Código de Derecho Canónico un artículo “específico referido a los delitos contra menores” con el que juzgar a los clérigos pederastas. Una figura que, hasta la fecha, no figura en las normas que rigen el derecho de la Iglesia católica. ¿Por qué? Porque, todavía hoy, un cura juzgado por abusos en el ámbito canónico lo es por delitos relacionados con la ruptura de su castidad. Y eso, lo saben hasta en la Santa Sede, es algo que clama al cielo.

Tal y como adelanta La Croix, el Pontificio Consejo para los Textos Legislativos tiene prevista una modificación del Código de Derecho canónico para incluir un “delito contra la vida, la dignidad y la libertad del hombre”, dentro de un nuevo título tipificado como ‘Delitos contra la vida, la dignidad y la libertad del hombre”, que incluirá “un canon específico referido a los delitos contra menores”.

Filippo Iannone, y su secretario, el español Juan Ignacio Arrieta, a los obispos de Inglaterra y Gales, que habían hecho esta sugerencia a través de la IICSA, un grupo de investigación independiente que ha analizado la realidad del abuso sexual en diferentes organizaciones de la sociedad, entre ellas la Iglesia católica. Y que ha llegado a la conclusión de que los términos, en el ámbito penal (también en el canónico), son muy relevantes.

El derecho no puede estar marcado por los Mandamientos

Y es que el actual Código de Derecho Canónico prevé el castigo del abuso sexual cometido por sacerdotes contra menores en virtud de la no observancia del sexto mandamiento de la Biblia (“No cometerás adulterio”), algo que el propio Vaticano reconoce como obsoleto. ¿Un cura abusador comete adulterio abusando de un niño? “Ya no es adecuado para satisfacer las demandas de un enfoque contemporáneo de los delitos sexuales contra menores” explicaba en una reciente carta el presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, Vincent Nichols, que ha sido contestada por Roma.

“Los sistemas civiles no individualizan los delitos utilizando los Diez Mandamientos”, clamaban los obispos británicos, que reclamaban al Vaticano una reforma que muestre “la menor ambigüedad posible” y permita la colaboración plena de la Iglesia católica con la justicia civil.

“Dada la gravedad del tema que nos ocupa, es importante que las autoridades civiles puedan comprender, de manera clara e inequívoca, qué actos se incluyen en las sentencias penales canónicas”, apuntó Nichols. Dos semanas después, el Vaticano confirmaba que ya se está trabajando en dicha reforma. De hecho, la revisión de la normativa podría aprobarse en junio, coincidiendo con la nueva ley que regulará la Curia romana.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

El Papa nombra a Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Karadima, miembro de la Comisión de Tutela de Menores del Vaticano

Miércoles, 31 de marzo de 2021

9789568410957La protección de menores del Vaticano es tarea de un hombre gay

El Papa Francisco le dijo a Juan Carlos Cruz que Dios ‘lo hizo’ gay

El chileno fue uno de los más críticos con el ‘Responsum’ de Doctrina de la Fe

Cruz, Hamilton y Murillo han sido tres de las víctimas que más han apoyado al Papa en su lucha contra la pederastia

“Muchas gracias al Papa Francisco por confiar en mí con este nombramiento. Lo agradezco profundamente. Esto renueva mi compromiso para seguir trabajando para terminar con la lacra del abuso y por tantos sobrevivientes que aún no obtienen justicia”, ha subrayado Cruz en Twitter

 

El Papa Francisco ha nombrado a Juan Carlos Cruz, un actor chileno gay que sobrevivió a los abusos sexuales de un sacerdote, para formar parte de un panel del Vaticano. Cruz ha sido nombrado miembro del Consejo Pontificio para la Protección de los Menores, creado por el Papa en 2013 en respuesta al escándalo de abusos sexuales de la Iglesia católica.

Nuevo gesto del Papa Francisco en su cruzada contra los abusos sexuales en la Iglesia. Un gesto cargado de significado, especialmente en estos días en los que el ‘Responsum’ de Doctrina de la Fe ha motivado mucha oposición. Uno de los más críticos, Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de abusos de Fernando Karadima, ha sido nombrado miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores.

En un Bolletino cargado de noticias, Francisco ha prorrogado por un año el mandato de los miembros de la comisión, que son los siguientes: Monseñor Luis Manuel Alí Herrera; el Padre Hans Zollner, S.I.; la Hermana Jane Bertelsen F.M.D.M.; la Hna. María de los Ángeles, S.A. Arina Gonsalves R.J.M.; Sor Kayula Lesa, M.S.C.; Sor Hermenegild Makoro, C.P.S.; Prof. Ernesto Caffo; Dr. Gabriel Dy-Liacco; Prof. Benyam Dawit Mezmur; Prof. John Owen Neville; Sr. Nelson Giovannelli Rosendo dos Santo; Honorable Sra. Hanna Suchocka; Prof. Myriam Wijlens; Sra. Sinalelea Fe’ao; Sra. Teresa Kettelkamp Morris.

 E incluye al chileno Cruz, con el que mantiene una cordial relación y al que invitó, junto a sus compañeros James Hamilton y José Andres Murillo, a pasar unos días con él en Santa Marta mientras abordaba la revolución en una Iglesia chilena agotada por el peso de la pederastia.

“Muchas gracias al Papa Francisco por confiar en mí con este nombramiento. Lo agradezco profundamente. Esto renueva mi compromiso para seguir trabajando para terminar con la lacra del abuso y por tantos sobrevivientes que aún no obtienen justicia”, ha subrayado Cruz en Twitter.

Por otro lado, ha nombrado Subsecretaria para el Sector Fe y Desarrollo del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral a la Rev. Sor Alessandra Smerilli, F.M.A., profesora de Economía Política en la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación Auxilium de Roma.

Desde su creación, el panel ha contado con supervivientes de abusos sexuales a menores por parte del clero, pero Cruz es la primera persona abiertamente gay y la primera persona de América Latina en ser nombrada, según el Washington Blade. Cruz declaró a la publicación: “Me siento muy honrado. Soy un superviviente. Soy gay. Soy un laico. Soy católico”. “Sólo renueva mi compromiso de cambiar las cosas desde dentro”, añadió. “Por los supervivientes, por cada persona que se siente privada de sus derechos en la iglesia”.

Precisamente la semana pasada, Cruz se pronunció contra la Congregación para la Doctrina de la Fe, que respondió a la cuestión de la bendición de las uniones entre personas del mismo sexo en nombre del Vaticano, e insistió en que Dios “no bendice el pecado“.

Juan-Carlos-Cruz

Dijo a Associated Press en ese momento: “Si la Iglesia y la CDF no avanzan con el mundo … rechazando constantemente y hablando negativamente y no poniendo las prioridades donde deben estar, los católicos seguirán huyendo.”

Ahora, refiriéndose a la Inquisición española, dijo al Washington Blade: “Como católico, pediría inmediatamente un cambio en la dirección de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que cada día se parece más a la del infame Torquemada y no a la de los pastores que nos propone Francisco.”

En 2018, Juan Carlos Cruz habló con el Papa Francisco sobre su experiencia de abuso sexual infantil en la iglesia católica de Chile, y explicó que su calvario había sido desestimado por muchos obispos debido a su orientación sexual.

Según The Guardian, el Papa le dijo a Cruz: “Juan Carlos, que seas gay no importa. Dios te hizo así y te quiere así y no me importa. El Papa te quiere así. Tienes que ser feliz con lo que eres”.

Fuente Religión Digital/Washington Blade/Agencias

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Eugenio de la Fuente, cura abusado por Fernando Karadima, dimite del estado clerical

Martes, 23 de febrero de 2021

Eugenio de la Fuenteimages Karadima y De la Fuente

Diez años de la histórica condena a Fernando Karadima, la mecha que mostró el drama de la pederastia en Chile

Un gesto de denuncia a la iglesia en Chile, el silencio y encubrimiento de la Conferencia Episcopal

“Este proceso vivido en profunda verdad tiene su raíz en la dificultad de los procesos de prevención, justicia y reparación ante los abusos de conciencia y sexuales al interior de la iglesia”

“La institución jerárquica de la Iglesia hoy no vive y acompaña un proceso de conversión a la Buena Nueva del Evangelio. Los actos cometidos por sus múltiples autoridades alejan, hieren, destruyen la fe de su pueblo”

“Mientras, la Conferencia Episcopal chilena da ‘palabras’ y Jesús es tajante en el evangelio al repetirnos una y otra vez que el amor se realiza en ‘obras'”

“¿Cuáles son los caminos de justicia que acompañan las palabras de la Conferencia Episcopal?”

Este 17 de febrero celebraremos nuevamente un inicio del tiempo de Cuaresma, un tiempo de “conversión” que se renueva en este imperativo de “conviértete y cree en el Evangelio”. Estas palabras de profunda fuerza nos devuelven al corazón las palabras del evangelio de Marcos en el capítulo 1 cuando Jesús proclamaba y nos proclama la Buena Nueva de Dios, diciendo que “el tiempo se ha cumplido, conviértanse y crean en la Buena Nueva” (Mc 1,15). Hasta aquí nada nuevo, y quizás eso es lo más grave, perdemos la novedad, profundidad y radicalidad de la Palabra de Dios.

Hace ya algunas semanas vivimos como comunidad eclesial chilena la dimisión del estado clerical de Eugenio de la Fuente. Eugenio conocido por muchos y muchas de nosotros, venía realizando un proceso de discernimiento sobre su sacerdocio respecto al respeto y obediencia a la institucionalidad jerárquica de la iglesia. Este proceso vivido en profunda verdad tiene su raíz en la dificultad de los procesos de prevención, justicia y reparación ante los abusos de conciencia y sexuales al interior de la iglesia.

Este acto estuvo acompañado no sólo por las últimas celebraciones presididas por él, sino también con cartas y videos que se hicieron conocidos por distintos medios de comunicación social. ¿Qué nos pasa con esta decisión? ¿Es, en parte, signo profético de una vocación cristiana que quiere seguir a su Maestro hasta las últimas consecuencias?

Eugenio no se fue sin más, lo hizo celebrando lo que amaba y con los que amaba, signo de la transparencia y de la radicalidad de ir más allá. Junto con él podemos pensar en una serie de renuncias en la vida religiosa tanto femenina como masculina que no tienen relación con la vocación sino más bien con una disputa personal y colectiva, en conciencia, ante las situaciones que se viven al interior de nuestra Iglesia. A su vez, vemos a muchos laicos y laicas que desde las bases han iniciado movimientos que nos hablan sobre una “justicia que no llega” y de jóvenes que dentro de sus iniciativas escriben a la jerarquía para que por favor se haga cargo de lo que no se está haciendo cargo. Estamos hablando de signos.

Las lecturas del evangelio de la semana pasada nos han hablado de los ritos sin sentido; Jesús ante las quejas de los fariseos les contestaba con fuerza “Bien profetizó Isaías de ustedes, hipócritas, como está escrito: Este pueblo me honra en los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan está vacío, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos. Dejan a un lado el mandamiento de Dios para aferrarse a la tradición de los hombres” (Mc 7, 6-8).

La institución jerárquica de la Iglesia realmente hoy no vive y acompaña un proceso de conversión a la Buena Nueva del Evangelio. Los actos cometidos por sus múltiples autoridades alejan, hieren, destruyen la fe de su pueblo. ¿La vida de fe y su celebración sacramental, las palabras que decimos, los gestos que realizamos tienen coherencia con la acción sagrada de la defensa del ser humano, como Templo sagrado del Espíritu Santo?

Ayer la Conferencia Episcopal ha sacado el mensaje de Cuaresma para este año, en el cual dice: “Los pastores de la iglesia pedimos una vez más perdón a Dios y a nuestros hermanos y hermanas que han sido abusados, maltratados, excluidos o ignorado por algunos de sus ministros”, y seguidamente dice que “una sincera conversión sólo brota de un corazón arrepentido y dispuesto a curar el daño provocado, acompañar al herido en su camino y recomenzar desde Cristo”.

Estas palabras las hemos escuchado muchas veces, a modo personal no puedo decir que la Conferencia Episcopal no la reconozca como ciertas, el problema radica en que son “palabras” y Jesús es tajante en el evangelio al repetirnos una y otra vez que el amor se realiza en obras, lo dice a cada paso que da, porque Jesús mismo vivió su vida a través de ellas implicándose totalmente. Tenemos ejemplo vivo de esto en las bienaventuranzas, el buen samaritano, todos los milagros en dónde Jesús tocó y abrazó el dolor humano, las resurrecciones, el juicio final.

Somos un pueblo sin memoria o no hemos aprendido de ella. Hace algunos años, Ana González de Recabarren, nos decía respecto al perdón, “yo no puedo perdonar sin saber qué pasó con ellos, perdonar a quién y qué”. Esas palabras deberían ser cruciales para nosotros. Jesús nos enseña a perdonar, pero este camino lo coloca como un imperativo en el sermón del monte: “Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia” (Mt 5,6).

El abate Pierre decía: “frente a cualquier sufrimiento humano preocúpate no sólo de solucionarlo en el acto sino también de destruir sus causas. No solamente de destruir sus causas sino también de solucionarlo en el acto. Nadie es ni serio, ni bueno, ni justo, ni verdadero mientras no ha resuelto consagrarse de corazón, con todo su ser, tanto a una como a otra de esas dos tareas, las cuales no pueden separar sin renegarse”.

Este recomenzar que nos invita la Conferencia Episcopal no puede darse sin estos caminos de verdad y justicia propio de nuestro cristianismo y vital para toda la humanidad. A los días de hoy se sigue sin hablar de esta verdad, y sin actuar con justicia, al menos como exige la gravedad de la situación. No sólo estamos hablando de los hechos sino de las causas que lo generaron. Tenemos montones de deudas pendientes, y en esas deudas el pueblo fiel de Dios paga las consecuencias.

Desde nuestro discipulado urge que las bases de nuestra iglesia hablen con voces proféticas salidas desde el mismo Jesús, que remuevan los corazones de nuestros pastores, les urja a la conversión real que implica no sólo escribir palabras de perdón, sino hacerse cargo y les lleve realmente a volver a los caminos del evangelio.

Jesús, el Maestro a quien seguimos se rebeló con total fuerza, autenticidad y autoridad del mundo religioso de su tiempo. Un mundo religioso cercano a la institución que hoy nos “pastorea” que a través del poder ejercido no da respuesta a los “crímenes” y “pecados que la habitan.

El acto de Eugenio y de otros muchos y muchas responde a una voz y acto profético, responde al encuentro entre el Dios que nos habita y el sufrimiento humano, en este caso, realizado y permitido por nosotros como iglesia. Jesús debe estar al centro de nuestra vida y como deber cristiano tenemos la interpelación de un Dios que no pierde a nadie.

En este inicio de Cuaresma, ¿cómo nos hacemos cargo de esto que vivimos? ¿Cómo realmente nos implicamos para que nuestras celebraciones litúrgicas sean realmente una vivencia autentica de seguir a Jesús, dador de vida y entrega total de la suya propia, quien amando a los suyos que estaban en el mundo los amó hasta el extremo?

Que esta Cuaresma nos invite a “convertirnos y a creer en el Evangelio” de nuestro Señor Jesús.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

Escándalo en Alemania: monjas ‘vendieron’ a huérfanos a sacerdotes que abusaron sexualmente de ellos durante décadas

Jueves, 18 de febrero de 2021

5C68C39E-E6C8-4F26-B70F-D983CFAA3B19175 personas, en su mayoría niños de entre 8 y 14 años, sufrieron violencia continuada 

El obispo de Speyer, Karl-Heinz Wiesemann, ha identificado al agresor principal como un vicario llamado Rudolf Motzenbäcker, que ahora está muerto, pero se negó a culpar a las religiosas, argumentando errores de gestión, y no mala fe

Los detalles se filtraron a la prensa después de que la arquidiócesis se negara a hacer público el informe, exigiendo que los periodistas que vieron los documentos firmaran un acuerdo de confidencialidad

Nuevo escándalo en la Iglesia alemana: un informe, publicado por distintos medios de comunicación, han documentado diversos delitos de violación y abusos sexuales cometidos contra niños huérfanos, que fueron ‘vendidos’ por monjas en la Archidiócesis de Colonia a depredadores sexuales.

Los resultados del informe, destapado por Daily Beast, no se han hecho públicos, pero las filtraciones apuntan a que religiosas de la ciudad alemana de Speyer fueron acusadas de recibir dinero por llevar a pequeños ante sacerdotes que abusaron sexualmente de ellos.

Uno de los supervivientes, Karl Haucke, explicó a Deutsche Welle que presentó una demanda judicial exigiendo una indemnización a la Iglesia católica, y alegando más de mil casos de abuso durante la década en que vivió en un hogar para niños, actualmente cerrado. Haucke recibió 18.000 dólares como compensación a su sufrimiento.

665C0B11-BEE4-4286-B426-D489E63469D3


El principal agresor, fallecido

El obispo de Speyer, Karl-Heinz Wiesemann, ha identificado al agresor principal como un vicario llamado Rudolf Motzenbäcker, que ahora está muerto. El informe detalla que 175 personas, en su mayoría niños de entre 8 y 14 años, fueron abusados durante dos décadas.

La agencia de noticias protestante EPD y la agencia de noticias católica KNA adquirieron copias de la decisión de la corte, que detallaba las denuncias de abusos que los niños sufrieron a manos de miembros del clero en las décadas de 1960 y 1970

Sin embargo, la investigación se negó a culpar directamente a las monjas involucradas, argumentando que el abuso fue el resultado de errores de gestión, informó Beast.

Los detalles se filtraron a la prensa después de que la arquidiócesis se negara a hacer público el informe, exigiendo que los periodistas que vieron los documentos firmaran un acuerdo de confidencialidad. Todos los que asistieron a una conferencia de prensa anunciando la conclusión de la investigación se retiraron, negándose a cumplir con los términos de la Iglesia.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

“Jamás traicionaré al niño que ustedes destruyeron, son los culpables de cometer y encubrir el mayor de los crímenes”

Viernes, 12 de febrero de 2021

abusos “Es tomarse en serio: ¿no contestar a las cartas enviadas?, ¿no dar audiencia?, ¿no dar trámite a las denuncias de abuso presentadas?”

“Son ustedes unos miserables y unos sinvergüenzas. Sin reparo hago esta afirmación porque ya no les tengo miedo, aunque sigan en el empeño de provocarme más dolor, daño, impotencia y angustia”

“¿La Iglesia es la única que se ha tomado en serio los abusos?”, por Juan Cuatrecasas

Tres años de cárcel para un sacerdote de Valladolid por abuso sexual y ciberacoso a una menor

El Arzobispado de Valladolid pide perdón por los abusos del ex capellán de Las Angustias

Piden 18 años de cárcel para un hombre por abusar de tres menores en el Seminario de La Laguna

El sacerdote juzgado por abusos en el preseminario vaticano ve “infundadas” las acusaciones

El arzobispo de Tarragona denuncia ante la Fiscalía un posible caso de abusos de un clérigo de su diócesis

Como víctima de la Iglesia católica de abusos sexuales, quiero manifestar:

Mi profunda y absoluta decepción por las actuaciones y el infame comportamiento de los obispos que se han burlado y se burlan de las víctimas. Mienten al decir “que reconocen los abusos” y “la apertura de oficinas de atención a las víctimas” y para colmo, mienten cuando declaran que “la Iglesia es la única que se ha tomado en serio los abusos”. Es tomarse en serio: ¿no contestar a las cartas enviadas?, ¿no dar audiencia?, ¿no dar trámite a las denuncias de abuso presentadas?

 Eso no es atención a las víctimas, eso se llama MENTIR.

¿Cómo se puede acompañar a las víctimas sin “saber” y sin “querer saber” el daño causado? Si el Papa y el presidente de la Conferencia Episcopal tuvieran un poco de decencia, ya les hubiesen expulsado de sus ministerios. En mi caso particular, la Iglesia siempre me ha tratado mal como víctima de abusos sexuales; y lo peor, es que se han burlado de mi dolor, de niño cuando los sufrí y de hombre, cuando lo denuncié.

Son ustedes unos miserables y unos sinvergüenzas. Sin reparo hago esta afirmación porque ya no les tengo miedo, aunque sigan en el empeño de provocarme más dolor, daño, impotencia y angustia.

Pero ahora ya no me callarán: He alzado mi voz

Jamás traicionaré al niño que ustedes destruyeron, son los culpables de cometer y encubrir el mayor de los crímenes.

Una súplica: “Atiendan a sus víctimas” o al menos, “No se rían de ellas”.

Sean personas antes que obispos, sean seres humanos más empáticos, sensibles, justos y compresivos con las víctimas que han denunciado, denuncian y tristemente denunciarán.

Dejen de causar tanto dolor con su ignorancia, apatía e indiferencia y dejen de mentir para ocultar sus crímenes. No podrán limpiar la Iglesia si en este momento decisivo, deciden lavarse las manos.

Jamás en toda la eternidad, repararéis el daño que habéis causado.

Carta abierta de una víctima de abusos a los obispos de la provincia eclesiástica de Oviedo by Jesús Bastante on Scribd

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , ,

Nueva crisis en la Iglesia Católica alemana tras la negativa del Cardenal Woelki a publicar la investigación de abusos en su diócesis.

Sábado, 6 de febrero de 2021

Cardenal-Woelki-Tim-Kurzbach_2309779030_15285239_660x371Cardenal Rainer Maria Woelki y Tim Kurzbach

Tim Kurzbach: “El arzobispo de Colonia ha fracasado como instancia moral”

La Iglesia católica alemana se enfrenta a una nueva crisis tras el rechazo del cardenal de Colonia a publicar un informe sobre abusos sexuales de menores por parte de miembros de su diócesis

El consejo diocesano de Colonia, que reúne eclesiásticos y laicos, retira su confianza a este responsable. “Los responsables deben asumir finalmente su responsabilidad”, insiste Kurzbach, presidente del consejo

“Nos encontramos en la mayor crisis que la Iglesia ha vivido jamás. El arzobispo de Colonia ha fracasado como instancia moral”, denunció Tim Kurzbach, presidente del consejo diocesano de Colonia, que reúne eclesiásticos y laicos.

En consecuencia, el consejo decidió retirar su confianza a este responsable, monseñor Rainer Maria Woelki, un acto muy poco frecuente, condicionando la reanudación de una colaboración, en particular sobre el proyecto sinodal de modernización de la Iglesia, a la publicación de este estudio.

“Los responsables deben asumir finalmente su responsabilidad”, insistió Kurzbach.

La decisión recibió el apoyo del poderoso comité central de los católicos alemanes, que representa a los laicos en la Iglesia católica romana en Alemania.

El cardenal Woelki, un conservador, es criticado desde hace meses porque se negó a publicar un estudio independiente, encargado por él, sobre la posible responsabilidad de altos dignatarios de su arzobispado en abusos sexuales, provocando la ira de las víctimas.

Esta investigación, realizada por abogados de Múnich, se refiere a agresiones cometidas en su diócesis entre 1975 y 2018.

Justificó esta decisión por la protección de los datos de las personas citadas y, según él, por la falta de independencia de los investigadores que llevaron a cabo el estudio sobre la diócesis de Colonia, la más grande del país.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.