Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Abusos sexuales’

Las víctimas de abusos protestan ante el Arzobispado de Navarra: “Fuimos niños silenciados. Hoy hemos decidido denunciar porque la vergüenza la deben tener los pederastas, no nosotros”

Lunes, 20 de enero de 2020

Protesta-victimas-sede-Arzobispado-Pamplona_2196390364_14259309_660x371“Fuimos niños silenciados. Hoy hemos decidido denunciar porque la vergüenza la deben tener nuestros abusadores pederastas, no nosotros, sus víctimas”

También ha lamentado que cuando han ido a “reclamar verdad, justicia y reparación en el interior de este edificio no hemos encontrado ninguna de las tres cosas. Sentimos que nuestro relato no les importa, que nuestro dolor no les afecta”

 *

  18.01.2020 | RD/Efe

Más de un centenar de personas ha arropado este sábado a los miembros de la asociación de víctimas de abusos sexuales en centros religiosos de Navarra, en una protesta que ha llevado a las puertas del Arzobispado en Pamplona sus quejas por el trato recibido tras las alrededor de 30 denuncias presentadas.

Tras la pancarta con el lema “Abrumados, Silenciados, Ignorados”, nueve de los miembros del colectivo -ocho hombres y una mujer- han permanecido ante la puerta del Arzobispado mientras sus portavoces, Marcos Leyún y Mikel Eceolaza, leían en castellano y euskera un comunicado con un mensaje muy crítico contra la Iglesia.

Víctimas todos ellos de abusos sexuales en centros religiosos en la segunda mitad del siglo pasado, han lamentado que sufrieron “abusos y pederastia siendo niños inocentes. No sabíamos ni entendíamos lo que nos sucedía”, en un contexto, el franquismo, en el que la Iglesia tenía “un enorme poder” y que hoy “conserva”.

Fuimos niños silenciados

“Fuimos niños silenciados. Hoy hemos decidido denunciar porque la vergüenza la deben tener nuestros abusadores pederastas, no nosotros, sus víctimas”, han señalado para reconocer secuelas psicológicas debido a unos abusos que “no son pecados, sino delitos graves que la justicia se niega a reconocer y a perseguir”, ha dicho en referencia a la prescripción del delito al que aluden los jueces o al fallecimiento de sus supuestos autores.

También ha lamentado que cuando han ido a “reclamar verdad, justicia y reparación en el interior de este edificio no hemos encontrado ninguna de las tres cosas. Sentimos que nuestro relato no les importa, que nuestro dolor no les afecta”, ha dicho Leyún para advertir de que desde la Iglesia “no quieren pedir perdón porque eso supondría reconocer un delito”.

Por ello, ha afeado que “el inicialmente esperanzador mensaje del papa Francisco contra la pederastia y los abusos sexuales de los miembros del clero no cala en ellos”, y ha apuntado directamente al arzobispo de Pamplona y Tudela, Francisco Pérez, quien “se ampara en la prescripción del delito” en unos casos y en la “independencia canónica” que ampara a los colegios de órdenes religiosas en otros.

La punta del iceberg

En cualquier caso, ha asegurado que “no somos pocos los abusados. Somos la punta del iceberg, pero todos sabemos que la mayor parte del iceberg se encuentra bajo el agua. La Iglesia es muy grande pero, si no reaccionan y cambian de rumbo, les puede suceder como al Titanic”, ha advertido.

El acto se ha cerrado con un gesto simbólico, la ruptura de las denuncias canónicas, que han tirado a la basura por no ser “ilusos”, ya que han dicho desconfiar del resultado de “venir a denunciar al lugar encubridor” si las entregaban en el Arzobispado.

Además, los presentes han coreado junto a los denunciantes algunos lemas como “No es un pecado, es un delito”, “Concordato protector, obispo encubridor”, “Fuimos abusados, ahora silenciados” o “Con la prescripción no hay reparación”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

La confesión del cura Preynat: “Durante veinte años abusé de cuatro o cinco niños a la semana”

Jueves, 16 de enero de 2020

le-pere-bernard-preynat-doit-etre-juge-en-correctionnelle-ces-prochains-mois-pour-plusieurs-agressions-sexuelles-photo-le-progres-therese-lacroix-1562237341Un espanto que pudo cometerse ante el silencio cómplice de los cardenales Albert Decourtray (1981-1994), Philippe Barbarín (2002-al presente) y los obispos Jean Marie Julien Balland (1995-1998) y Louis-Marie Billé (1998-2002)

 Francia juzga al excura pederasta, en un escándalo que salpica al cardenal Barbarin

“Yo sabía que estos gestos estaban prohibidos, que eran caricias que nunca debería haber hecho. Eran a escondidas”, admite el ex sacerdote

El caso sacudió los cimientos de la Iglesia francesa. El cardenal de Lyon, Philippe Barbarin, fue condenado en primera instancia a seis meses de prisión por actuación indebida, y apartado de la diócesis. La apelación tendrá lugar el 30 de enero

Y además…

Libertad con cargos para el sacerdote de Valladolid que envió un vídeo sexual a una niña de 14 años. El Arzobispado le aparta de sus funciones, como hizo hace una década

“Abusaba de cuatro o cinco niños cada semana”. Bernard Preynat admitió este martes, durante la primera sesión ante el tribunal que lo juzga por pederastia, sus monstruosidades que, durante dos décadas, le llevaron a abusar de centenares, tal vez miles, de menores entre los boy scouts franceses. Lo hizo de pie, ante la magistrada de Lyon, que no pudo resistirse a responder: “Eso significa casi un niño al día”.

“Yo sabía que estos gestos estaban prohibidos, que eran caricias que nunca debería haber hecho. Eran a escondidas”, el clérigo, apartado hace unos años del sacerdocio. Y sí, es verdad, me aportaban placer sexual.

Bernard-Preynat-entrada-juicio_2195190516_14249088_660x371

Bernard Preynat, a su entrada al juicio Reuters

Barbarin, salpicado

El de Preynat es, sin lugar a dudas, el caso de abusos más importante de la Iglesia francesa, que ha salpicado al mismísimo cardenal Barbarin, considerado uno de los ‘papables’ y que fue condenado en primera instancia a seis meses de prisión por no evitar los abusos. Mientras se resuelve la apelación (el 30 de enero), el purpurado ha sido apartado de su cargo en la diócesis.

phillippe-barbarin

“En la época, pensaba que no cometía agresiones sexuales sino que eran caricias, cariños. Estaba equivocado. Son las acusaciones de las víctimas las que me lo han hecho comprender”, explicó durante el juicio Preynat, de 74 años, y que ha reconocido haber abusado de niños entre 1970 y 1990, cuando era capellán de los “boy-scouts” en Sainte-Foy-Lès-Lyon, una localidad cercana a Lyon.

El ya ex sacerdote reconoció los hechos en 1991 ante la pasividad de las autoridades religiosas, que lo mantuvieron en su puesto hasta que se destapó el escándalo en 2015. Sólo en 2018 fue apartado del sacerdocio. Tarde, siempre tarde.

La investigación desveló al menos 35 víctimas, de las que sólo una decena pudo sumarse a la acusación. El resto habían prescrito. Los querellantes, antiguos boy scouts de 7 a 15 años en aquella época, le reprochan manoseos, besos y caricias sexuales obligados. Preynat ha admitido casi todo, incluso tres violaciones (hoy prescritas), y ha pedido perdón a las víctimas. Con su declaración de hoy, la cifra podría multiplicarse.

“No hay duda de que será condenado”

Preynat, quien hoy tiene 74 años, se expone a 10 años de cárcel y 150.000 euros de multa. “No hay duda de que será condenado”, admitió su abogado.

Para los supervivientes, este juicio, más allá de condenar al clérigo, servirá para denunciar públicamente la actitud obstruccionista de la jerarquía eclesiástica, que sistemáticamente silenció los abusos, apenas cambiándole de parroquia. Así, el juicio tratará de explicar cómo este ex sacerdote, cuyas tendencias pedófilas eran conocidas, pudo seguir violando impunemente y permanecer en la parroquia, en contacto con los jóvenes.

El director Francois Ozon da voz a las víctimas en su impresionante película “Gracias a Dios”

El cineasta Francois Ozon ha querido hablar “desde el punto de vista de las víctimas” de la pederastia eclesiástica en Gracias a Dios, un filme que provocó polémica desde su primera proyección en la Berlinale y que llega a España la próxima semana.

Una película que debería haber sido un documental pero que, al final, tuvo caras de ficción para contar mejor una realidad aún no resuelta: el caso real de abusos a menores por parte de un cura católico de Lyon (Francia).

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

El Opus Dei se limita a amonestar a un numerario español que abusó de un joven, y al cura que lo encubrió

Martes, 7 de enero de 2020

artworks-000205456769-kcqut2-t500x500Fernando Ocáriz Braña, Prelado del Opus Dei

Pero… ¡Qué asco, Señor!

Juan Pablo Bueno Montoya dirigía un colegio en Montevideo; Enrique Doval es el sacerdote que evitó denunciar

La Obra justifica la ínfima condena señalando que “de acuerdo con la ley de la Iglesia, al no ser un clérigo no correspondía la intervención de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Por otro lado, considerando las normas civiles y las canónicas penales aplicables a un laico, los delitos han prescrito por el paso del tiempo”

El Opus invita “a rezar especialmente por la persona afectada y, con actitud de piedad cristiana, por el sr. Bueno Montoya (el abusador, de nacionalidad española), de salud clínica y psicológica frágil y delicada, para que el Señor le tenga misericordia”

Una admonición formal. Esta es la ‘condena’ que el prelado del Opus Dei, Fernando Ocáriz, ha impuesto al numerario Juan Pablo Bueno Montoya, encontrado culpable de “tocamientos inapropiados” a un joven menor de edad en un Centro del Opus Dei (del que era director) en Montevideo en 1984, y “una situación de acoso sexual” al mismo joven cinco años después.

En una nota enviada por la Oficina de Prensa de la Obra en Uruguay, el Opus informa “con dolor y tristeza” de los hechos, así como de la inculpación de un sacerdote, Enrique Doval, a quien el joven comunicó los hechos y que “lo interpretó como una grave imprudencia, pero no como un delito, por lo que invitó a la víctima a la discreción y amonestó al acusado, pero no promovió otras medidas”. El clérigo también ha sido amonestado, pero no expulsado de la congregación.

La investigación comenzó hace ahora un año, tras la denuncia en el Arzobispado de Montevideo. “Al leer formalmente la denuncia, el señor Bueno Montoya -desde 1984 residente en Argentina- aceptó su culpa y declaró estar muy avergonzado por su acción, dando pruebas de arrepentimiento al manifestar su voluntad de pedir perdón a la víctima -algo que hasta ese momento había evitado por temor a causar mayor daño- y a reparar en lo que fuera posible”, se lee en el comunicado del Opus.

No es clérigo y los delitos han prescrito

La nota justifica la ínfima condena señalando que “de acuerdo con la ley de la Iglesia, al no ser un clérigo no correspondía la intervención de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Por otro lado, considerando las normas civiles y las canónicas penales aplicables a un laico, los delitos han prescrito por el paso del tiempo”.

¿Qué ha hecho la Obra con el abusador?

El Opus lo resume en seis puntos:

  • se le haga una admonición formal;
  • que cuando el denunciante lo considere oportuno, le pida formal y sinceramente perdón (cosa que hizo mediante una carta personal);
  • se le prohíba participar en actividades formativas con menores de 30 años;
  • no podrá volver a ejercer ninguna tarea de dirección ni formativa en la Prelatura;
  • deberá residir en casas donde no pueda tener trato con personas jóvenes;
  • se le aconseje llevar una vida de oración y penitencia, implorando a Dios la misericordia.

En cuanto al denunciante, la Obra se compromete a ofrecerle “acompañamiento pastoral y se cubran los gastos económicos de la ayuda terapéutica profesional”.

Finalmente, el prelado ordenó que el sacerdote encubridor “reciba una amonestación formal por su omisión en la debida atención pastoral a la persona afectada a partir de la comunicación del suceso de 1989″.

La nota culmina invitando “a rezar especialmente por la persona afectada y, con actitud de piedad cristiana, por el sr. Bueno Montoya (el abusador), de salud clínica y psicológica frágil y delicada, para que el Señor le tenga misericordia”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

McCarrick, el cardenal excomulgado, habría donado más de 600.000 $ a jerarcas de la Iglesia vaticana de la época de Wojtyla y Ratzinger

Jueves, 2 de enero de 2020

índiceMcCarrick fue durante largo tiempo una pieza clave para recolectar fondos destinados al Vaticano en Estados Unidos

El ex cardenal entregó desde 2001 más de $600,000 a eclesiásticos, empleados del Vaticano, asesores papales y a Juan Pablo II y Benedicto XVI

Juan Pablo II habría recibido $90,000 dólares entre 2001 y 2005, y Benedicto XVI, $291,000 dólares, en 2005

Varios de estos destinatarios, que fueron más de 100, eran encargados directos de investigar las acusaciones de agresiones sexuales de McCarrick

Cientos de curas pederastas no aparecen en las listas reveladas por la Iglesia católica de los Estados Unidos

El ex cardenal estadounidense Theodore McCarrick entregó más de $600,000 en alrededor 20 años a jerarcas religiosos, incluidos dos papas, cuando afrontaba acusaciones por agresión sexual en los años 1970 por las que finalmente fue excomulgado en febrero, reportó el viernes el Washington Post.

El ex arzobispo emérito de Washington, primer cardenal excomulgado en el marco de un escándalo de pedofilia que sacude a la Iglesia católica, fue durante largo tiempo una pieza clave para recolectar fondos destinados al Vaticano en Estados Unidos.

Según el Washington Post, que cita a ex jerarcas religiosos y consultó archivos de estas transacciones financieras, McCarrick entregó desde 2001 más de $600,000 a eclesiásticos, empleados del Vaticano, asesores papales y a Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Varios de estos destinatarios, que fueron más de 100, eran encargados directos de investigar las acusaciones de agresiones sexuales de McCarrick, que hoy tiene 89 años, señaló el diario estadounidense.

En Washington, el prelado disponía de un fondo especial por intermedio del cual recaudaba dinero y lo redistribuía con escasa supervisión.

Juan Pablo II habría recibido $90,000 dólares entre 2001 y 2005, y Benedicto XVI, $291,000 dólares, en 2005.

Portavoces de los antiguos papas y del Vaticano no han comentado hasta ahora estas informaciones.

El dinero podría haber sido destinado a obras de caridad, precisa el Washington Post.

Estos regalos “jamás influenciaron las decisiones del cardenal en tanto miembro de la Santa Sede”, declaró un vocero del cardenal Leonardo Sandri, que recibió $6,500 de parte de McCarrick en los años 2000.

En agosto de 2018, el arzobispo italiano Carlo Maria Vigano generó una bomba mediática al acusar al papa Francisco de haber guardado silencio durante largo tiempo sobre los comportamientos predatorios del cardenal McCarrick, excomulgado unas semanas antes tras la difusión de agresiones sexuales concretas.

Francisco anunció luego el inicio de una investigación en los archivos del Vaticano.

El papa Francisco no aparece en la lista de destinatarios de los fondos de McCarrick revisada por el Post. El líder de la Iglesia ha prometido “tolerancia cero” y en mayo aprobó una medida histórica para obligar a quienes saben de abusos sexuales en la Iglesia a denunciarlos a sus superiores.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Un joven de 19 años mata al sacerdote que abusó de él y de su padre, clavándole un crucifijo

Lunes, 30 de diciembre de 2019

iglesia-de-oiseImagen de archivo de la iglesia de Oise, en Agnetz (Francia).

El cura, Roger Matassoli, fue trasladado tres veces de diócesis

El cura, Roger Matassoli, había sido acusado de abusar sexualmente de al menos cuatro niños pero se mantuvo en la nómina de la Iglesia hasta 2018

El joven, del que no ha trascendido el nombre completo, ha sido arrestado y acusado de tortura, asesinato y resistencia contra la autoridad durante su detención y dice no recordar qué pasó

Un joven de 19 años ha sido arrestado en Francia tras matar a un sacerdote que presuntamente abusó de él. Alexander V se encontraba en la casa de Roger Matassoli, de 91 años, en Agnetz, una población al norte de Francia, cuando le clavó un crucifijo en la garganta, provocándole la muerte por asfixia.

El cura había sido acusado de abusar sexualmente de al menos cuatro niños, entre ellos el joven de 19 años y su padre, entre 1960 y 2000. A pesar de las sospechas por pedofilia, Matassoli permaneció en la nómina de la Iglesia hasta 2018, según señala el Daily Mail.

Además fue trasladado tres veces de diócesis, de Clermont a Saint Andre Farivillers y de allí a Agnetz. El obispo Jacques Benoit-Gonnin ha revelado ante medios franceses que Matassoli fue apartado de sus tareas en la Iglesia en 2009 y que no fue hasta diez años más tarde y la declaración de dos de sus víctimas que fue apartado de su cargo. Sin embargo, el sacerdote siguió cobrando su nónima, según Benoit-Gonnin por “un error eclesiástico”.

Matassoli había sido acusado de abusar sexualmente de al menos cuatro niños, entre ellos el joven de 19 años arrestado y su padre, entre 1960 y 2000

El joven, del que no ha trascendido el nombre completo, ha sido arrestado y acusado de tortura, asesinato y resistencia contra la autoridad durante su detención.

Los hechos se desarrollaron el pasado 4 de noviembre cuando la policia encontró el cuerpo con signos de tortura de Matassoli. Alexander, que trabajaba en la casa del sacerdote ayudándole con las tareas de limpieza, fue detenido el mismo día intentado huir con el coche del fallecido.

Según medios franceses, la policia está investigando el caso bajo basándose en que el asesinato fue “un acto de venganza”. Por su lado, Alexander ha declarado ante las autoridades que no recuerda cómo transcurrieron los hechos del 4 de noviembre.

Después de la muerte del sacerdote Roger Matassoli a manos de un joven 19 años, Alexandre V., del que había abusado sexualmente cuando era niño, estallaron los rumores sobre abusos sexuales a otros menores de edad. Ahora, Colette, la hermana de una de estas víctimas, denuncia la inacción de los organismos para detener a Matassoli.

Según ha explicado Colette a Franceinfo, las habladurías sobre casos de pedofilia por parte del padre Matassoli eran muy frecuentes ya en la década de los 80 llegando incluso a rumorearse que fue transferido en 1967 a Saint-André porque tocó a niños en su otra parroquia en Clermont”. Fue entonces cuando se decidió a preguntarle a sus hermanos, Paul y Jacques, si habían sido víctimas.

Roger-Matassoli-supuesto-cura-abusador_2190390953_14208165_660x371“Paul me dijo que se había duchado desnudo en la casa del abad, y que Matassoli también estaba desnudo. Por su parte, Jacques, que “era un niño muy reservado”, “simplemente empezó a llorar y “me dijo que el sacerdote le había echado el ojo”.

La mujer también ha contado que el cura solía acudir a su casa a comer y que “al final de la comida, siempre tomaba a un niño en sus rodillas y a menudo era Jacques. Mi hermano me confesó en ese momento que el sacerdote le tocaba los genitales.

Además, ha asegurado que su hermano Jacques, durante un campamento, le contó a uno de sus compañeros el padre Matassoli abusaba de él, pero este no le creyó. “Jamás volvió a atreverse a hablar”. Colette ha afirmado que los abusos que sufrió su hermano se produjeron entre los 6 y los 15 años.

“El párroco estaba siendo protegido”

Colette ha denunciado, además, que el párroco estaba siendo protegido por el silencio de personas importantes, ya que cuando su familia se enteró de lo que estaba ocurriendo, decidieron presentar cargos contra el sacerdote y enviaron una carta al obispado de Beauvais que se perdió. “Mi hermana fue a ver a un concejal, y él le contestó: ‘No hables de ello, de lo contrario no tendremos un cura en la comuna, ha contado conmocionada.

Según el obispo Jacques Benoit-Gonnin, nombrado en 2010, durante el periodo en el que fue enviada la carta se produjo un cambio de obispos, por lo que se traspapeló. Y ha reconocido que al tener solo el testimonio de una víctima que no quería presentar cargos, creyó al padre Matassoli, que había asegurado que solo se trataba de ella.

Cuando Benoit-Gonnin descubrió que había más quejas al respecto, decidió abrir en 2018 una investigación, que también comenzó en Roma, pero la muerte del sacerdote y la prescripción de los hechos hicieron que esta quedara en nada.

El Obispo de Beauvais pide perdón

1545123305Después de este asunto, Jacques Benoit-Gonnin, obispo de Beauvais, Noyon y Senlis dejó en claro que desde 2009, el padre Matassoli ya no tenía oficinas parroquiales.

“Habiendo escuchado a una víctima, tomé medidas contra el padre Matassoli para alejarlo del ejercicio público del ministerio”, agregó Monseñor Benoit-Gonnin. “Después de la presentación de una denuncia civil de una nueva víctima, se inició un procedimiento canónico que permitió conocer a las víctimas conocidas. El padre Matassoli fue expulsado de cualquier ministerio, incluso privado. Hoy y otra vez, pienso primero en las víctimas del padre Matassoli. Durante varias décadas, han llevado la peor parte y el sufrimiento de los actos de los que fueron víctimas. Al pedirles perdón, les aseguro mi disponibilidad y mi oración. También los confío a tu oración”.

Y para concluir: “De acuerdo con la ética y la disciplina de la Iglesia, de acuerdo con las instrucciones del Papa Francisco, y asumiendo la posición que ya ha formulado, expreso mi firme condena de todo abuso sexual, particularmente cuando es cometido por un sacerdote. Renuevo mi invitación a todas las víctimas de abuso, para que se den a conocer a la unidad de recepción y escucha diocesana (ecoute.victimes@oise-catholique.fr o por teléfono al 03 44 06 28 25 ( de 9 a.m. a 12:30 p.m. y de 2 p.m. a 5 p.m., de lunes a viernes. Aquí repito mi disponibilidad y la de la diócesis, para colaborar con la Justicia “.

 Fuente Religión Digital/L’Observateur Beauvais

General, Iglesia Católica , , , , ,

Marciel Maciel violó a más de sesenta menores durante décadas

Sábado, 28 de diciembre de 2019

juan-pablo-ii-bendiciendo-a-marcial-macielEn el día De los Santos Inocentes, una crónica del horror…

Los Legionarios de Cristo admiten 175 abusos desde 1941 a la actualidad

Un informe de la congregación sostiene que, desde 1941 a la actualidad, 175 menores de edad fueron víctimas de abusos sexuales, cometidos por un total de 33 sacerdotes de la congregación. 11 de ellos pasaron de ser violados por Maciel a convertirse en abusadores

El informe “condena y deplora” los abusos cometidos, así como “aquellas prácticas institucionales o personales que pudieron favorecer o propiciar cualquier forma de abuso o revictimización”

Ocho supervivientes exigirán ser indemnizados ante la Justicia mexicana.

Las víctimas de Maciel acusan a Ratzinger y al Vaticano de Juan Pablo II de ser “cómplices” del pederasta durante décadas

La Iglesia mexicana investigó medio millar de casos de abusos a menores durante la última década

Aradillas, sobre Maciel: “Los Papas lo sabían. La Curia romana estaba y está al corriente”

Celso Alcaina: “La muerte de Wojtyla desbarató la ruta de Marcial Maciel hacia su canonización”

El Papa elimina el secreto pontificio para los casos de abusos a menores

Scicluna: “El fin del secreto papal, una decisión histórica”

Infancia Robada: “Es un paso relevante, estaremos alerta”

Juan Cuatrecasas, a los obispos: “Hagan sus deberes, no como limosna”

Un cura argentino se suicida antes de ser detenido por presuntos abusos a menores

El Papa acepta la renuncia del nuncio en Francia, investigado por la Justicia por tocamientos a dos hombres

Una investigación desvela los abusos de un cura a varias monjas en Argentina: Nos violaba y después, con el hábito puesto, nos confesaba. Así, durante cinco años”

Los jesuitas expulsan a un clérigo chileno por abusar de cinco menores de edad durante tres décadas

Ha sido el mayor depredador en la Iglesia católica. Y el más poderoso. Marcial Maciel Degollado, fundador de los Legionarios de Cristo, violó a más de 60 menores, niños y niñas, durante varias décadas. Muchos de ellos, después, se convirtieron en sacerdotes, que a su vez abusaron de otros menores, en una espiral de pederastia y ocultamiento que se prolongó durante ocho décadas.

Así lo ha reconocido la propia Congregación, en un informe oficial, que ofrece una cifra escalofriante. Dese 1941 a la actualidad, 175 menores de edad fueron víctimas de abusos sexuales, cometidos por un total de 33 sacerdotes de la congregación. 11 de ellos pasaron de ser violados por Maciel a convertirse en abusadores.

legionarios-abusaron_2187991215_14194109_667x375

Cuántos legionarios abusaron, y de cuántos

Más de dos tercios de estos abusos fueron cometidos “por Maciel, por una de sus víctimas o por una víctima de sus víctimas”, lo que demuestra que la pederastia se arraigó entre los Legionarios durante generaciones.

Una cadena de abusos

Un total de 11 víctimas de Maciel se ordenaron sacerdotes legionarios, y acabaron convirtiéndose en abusadores, que a su vez violaron a decenas de menores. Hoy por hoy, ninguno de los once sacerdotes involucrados en esta cadena ejerce públicamente el ministerio sacerdotal en la Congregación. Tres de ellos han fallecido”, admite el estudio. Todo ello, con el silencio, cuando no la cerrada defensa, de la curia vaticana.

El informe se conoce el mismo día en que el cardenal Angelo Sodano, a sus 92 años, ha dimitido como decano del Colegio cardenalicio. Un Sodano que durante sus años como secretario de Estado de Juan Pablo II, protegió a Maciel  (Wojtyla denominó al depredador ‘guía eficaz de la juventud’) ‘y a su cohorte de pederastas. Sólo la actuación de Benedicto XVI, que condenó al religioso a una vida de oración y promovió la reconstrucción de la orden, puso coto a los abusos. Pero hasta ahora, con Francisco, no se ha reconocido la magnitud de la tragedia.

Victimas-cadena-abusos-Maciel_2187991214_14194071_667x375

Víctimas en la cadena de abusos de Maciel

18 curas siguen en la congregación

Los 33 sacerdotes representan el 2,44% de los 1.353 legionarios ordenados a lo largo de la historia de la Congregación, admite el informe, que añade que de ellos 6 han fallecido, 8 dejaron el sacerdocio, otro dejó la orden y 18 siguen en la Congregación. Todos ellos, con las nuevas normas implantadas por Francisco, han sido apartados del trato pastoral con menores, mientras cuatro de ellos tienen restricciones al ministerio sacerdotal (y un plan de seguridad), y los otros 14 no pueden ejercer el sacerdocio en público.

De estos 18, el 100% está apartado del trato pastoral con menores, 4 de ellos tienen restricciones al ministerio y un plan de seguridad y 14 no ejercen el ministerio sacerdotal público.

El informe es el resultado de un estudio amplio realizado durante 6 meses por una comisión interna que, dentro de los límites de un trabajo de estas características, ha verificado las diversas acusaciones de abuso sexual de menores a lo largo de la historia de la Congregación de los Legionarios de Cristo.

“Hemos experimentado que cualquier paso de acercamiento a una víctima es un paso esencial hacia la justicia en la verdad” –afirman los legionarios– “y que hacer luz sobre el pasado, por doloroso que sea, es liberador y fundamento indispensable para construir el futuro”.

El informe “condena y deplora” los abusos cometidos, así como “aquellas prácticas institucionales o personales que pudieron favorecer o propiciar cualquier forma de abuso o revictimización”. Se espera que este estudio sea también para las víctimas “un signo de nuestro deseo de seguir dando pasos en el camino de reconciliación con cada una de ellas”.

El estudio se ha realizado en el contexto de la preparación del Capítulo General de la Congregación que tendrá lugar en Roma a partir del próximo 20 de enero.

Graficos-informe-Legion-Cristo_2187991213_14194033_667x375

Gráficos del informe de la Legión de Cristo

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

Dos sacerdotes de Solsona abusaron de al menos ocho menores entre los años 50 y 70

Sábado, 14 de diciembre de 2019

xavier_novell_i_goma_2014Xavier Novell, obispo de Solsona

La diócesis, primera en España que abre sus archivos para investigar casos de pederastia

Xavier Novell ha condenado los hechos, pedido perdón a todas las víctimas, a las que ha ofrecido su ayuda, al tiempo que se compromete a trabajar para que no vuelvan a producirse este tipo de abusos en su diócesis, que celebrará una jornada de oración, ayuno y penitencia el 28 de diciembre

Los dos clérigos han muerto, y tres de las víctimas también. Los supervivientes han pedido que no se hagan públicos sus nombres, ni los de sus abusadores

“Las víctimas han recibido con agradecimiento la petición de perdón que se les ha hecho en nombre de la Iglesia; el compromiso de que harán se preservará su intimidad e identidad; la promesa de que la diócesis hará lo posible por que los abusadores no reciban ningún tipo de reconocimiento”

Dos sacerdotes, ya fallecidos, abusaron sexualmente de ocho menores entre los años 50 y 70, según la conclusión de un informe de la delegación de Protección de Menores de la diócesis de Solsona, una iniciativa pionera en la Iglesia española en la que, por primera vez, se abrieron los archivos desde los años 30 para investigar posibles causas de pederastia.

Según el citado informe, los dos abusadores y tres víctimas ya han fallecido, y el resto de supervivientes han decidido no revelar su identidad. Tras conocer el informe, el obispo de Solsona, Xavier Novell, ha condenado los hechos, pedido perdón a todas las víctimas, a las que ha ofrecido su ayuda, al tiempo que se compromete a trabajar para que no vuelvan a producirse este tipo de abusos en su diócesis.

Comisión independiente y archivos abiertos

El trabajo de la comisión de Solsona es pionero en España. Nunca antes una diócesis había hurgado en su pasado de esta manera. Desde el pasado mes de mayo, una comisión formada por una trabajadora social, un teólogo, una psicóloga y un abogado, abrieron una línea de comunicación con posibles víctimas, y han investigado exhaustivamente cualquier rumor de abuso sexual”, al tiempo que se encargó al vicario general “la revisión de todos los archivos sobre posibles denuncias contra clérigos diocesanos y, si se diera el caso, los pasos realizados por el ordinario de cada momento”.

Así, se recogieron cuatro informaciones y se investigaron tres rumores. Después de un trabajo exhaustivo, se estudiaron cuatro posibles casos. Por el momento, se ha concluido que durante los años 50 y 70, dos sacerdotes de Solsona, ya difuntos, abusaron sexualmente de ocho menores, tres de cuales también han fallecido.

Dos de los supervivientes han sido recibidas por Novell, y todas han revelado los abusos sufridos, ye l nombre del abusador. También han expresado los motivos de su largo silencio, y su voluntad de no hacer pública su identidad. “Teniendo en cuenta que los abusadores están muertos, todos coincidieron en que no tenía sentido” dar sus nombres.

“Las víctimas han recibido con agradecimiento la petición de perdón que se les ha hecho en nombre de la Iglesia; el compromiso de que harán se preservará su intimidad e identidad; la promesa de que la diócesis hará lo posible por que los abusadores no reciban ningún tipo de reconocimiento y, sobre todo, porque se trabaje por una cultura y un protocolo de protección de menores y adultos vulnerables”, señala la nota de la diócesis.

Dolor y silencio asfixiantes

Junto a ello, monseñor Novell condena rotundamente los abusos perpetrados” por los dos clérigos, pide perdón y “pide a todos los miembros de la Iglesia diocesana que sean conscientes del dolor y del silencio asfixiantes que las víctimas han debido de sufrir durante muchos años. Al tiempo, reitera su oferta de ayuda a todas las víctimas, su disponibilidad para escuchar nuevas revelaciones o denuncias y su compromiso para trabajar para que “nunca más suceda esto en el interior de la Iglesia”.

La investigación concluye que no caben responsabilidades de lo obispos anteriores, pero se compromete a poner a disposición de cualquier investigación, jurídica o canónica, los resultados. Finalmente, llama a todos la Iglesia a una jornada de penitencia, ayuno y oración, el 28 de diciembre, para pedir perdón por “estos hechos terribles que acaban de hacerse públicos”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , ,

‘Caso Próvolo’: Los sacerdotes Corradi y Corbacho , condenados a más de cuarenta años de cárcel por abusos sexuales

Viernes, 29 de noviembre de 2019

acusados-abusos-instituto-Provolo_2147195317_13828641_660x371Los tres acusados de abusos en el instituto Próvolo

El tribunal Penal Colegiado N°2 condenó este lunes a los sacerdotes Nicola Corradi (83), Horacio Corbacho (61) y al jardinero Armando Gómez (51) por los delitos de abuso sexual y corrupción de menores en 25 hechos contra los ex alumnos del instituto Próvolo

Como parte de la sentencia, la Justicia obliga al Ministerio de Salud de Mendoza a dar tratamiento a las víctimas y una serie de medidas reparadoras 

25.11.2019

El tribunal Penal Colegiado N°2 condenó este lunes a los sacerdotes Nicola Corradi (83), Horacio Corbacho (61) y al jardinero Armando Gómez (51) por los delitos de abuso sexual y corrupción de menores en 25 hechos contra los ex alumnos del instituto Próvolo. Los párrocos fueron setenciados a 42 y 45 años de cárcel, respectivamente, mientras que al ex empleado le dieron una pena de 18 años.

De esta manera, los jueces Carlos Díaz, Aníbal Crivelli y Mauricio Juan darán a conocer sus fundamentos la próxima semana.

El juicio se extendió por tres meses, con la realización de 49 audiencias, en donde se llevó a cabo la reproducción de los testimonios de los denunciantes a través del sistema de Cámaras Gesell.

Los párrocos fueron setenciados a 42 y 45 años de cárcel, respectivamente, mientras que al ex empleado le dieron una pena de 18 años.

De esta manera, los jueces Carlos Díaz, Aníbal Crivelli y Mauricio Juan darán a conocer sus fundamentos la próxima semana.

El juicio se extendió por tres meses, con la realización de 49 audiencias, en donde se llevó a cabo la reproducción de los testimonios de los denunciantes a través del sistema de Cámaras Gesell.

Como parte de la sentencia, la Justicia obliga al Ministerio de Salud de Mendoza a dar tratamiento a las víctimas y una serie de medidas reparadoras.

Tras conocerse las condenas para los tres imputados, el Arzobispado de Mendoza emitió un comunicado en el que transmitió su “solidaridad y cercanía” a las víctimas y sus familias.

El comunicado del Arzobispado

“En estas horas, la Justicia ha declarado culpables a los acusados por los hechos denunciados en relación con el Instituto Antonio Próvolo, perteneciente a la Asociación Civil San José.

Como Iglesia, queremos trasmitir una vez más nuestra solidaridad y cercanía a las víctimas y sus familias, quienes han denunciado haber sufrido las más aberrantes vejaciones. Lo que han relatado estas personas ha horrorizado a toda la sociedad mendocina. Así lo hemos experimentado en nuestras comunidades cristianas. Todos nos hemos sentido desconcertados y dolidos.

Junto a toda la sociedad nos sentimos desafiados a seguir trabajando para evitar que estas situaciones se repitan. El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor; por eso, urge reafirmar nuestro compromiso con la prevención, la transparencia, la verdad y la justicia para garantizar la protección de los menores y de los adultos en situación de vulnerabilidad”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

“Señores obispos: hagan de una santa vez sus deberes pendientes”

Martes, 26 de noviembre de 2019

Asociacion-Infancia-Robada_2088401225_13936631_667x648Infancia Robada denuncia la del Episcopado

La Iglesia española no indemnizará a las víctimas de abusos

Juan Cuatrecasas, presidente de la Asociación Infancia Robada: “Es una vergüenza para la cristiandad española que sean ustedes, los que dirigen nuestra iglesia, de los pocos miembros de conferencias episcopales del mundo, que miran para otro lado, que no cumplen con los deseos y ordenes emanadas de Roma y por ende del Papa Francisco”

“Vamos a seguir por el camino habitual, porque siempre fuimos nosotros y no ustedes, el motor de esta justa reivindicación de justicia, verdad, reconocimiento y reparación”

Audietur et altera pars. A la otra parte también hay que oírla. Y escucharla, señores obispos de España. Tal vez ustedes deberían escuchar las palabras de Cicerón cuando dijo Mea mihi conscientia pluris est quam omnium sermo, y que su conciencia, la de todos ustedes, tuviera más valor y añado, también más empatía, humanidad y misericordia, que el discurso de todos esos que escondidos bajo sus altares y sotanas dedican el tiempo a faltar una y otra vez al respeto de los supervivientes, de las víctimas de abusos y agresiones sexuales en el ámbito de la iglesia española.

Es una vergüenza para la cristiandad española que sean ustedes, los que dirigen nuestra iglesia, de los pocos miembros de conferencias episcopales del mundo, que miran para otro lado, que no cumplen con los deseos y ordenes emanadas de Roma y por ende del Papa Francisco.

Asociación Infancia Robada y todos y todas sus asociados y asociadas lamentamos profundamente y criticamos sin paliativos su actitud mezquina, indolente e insolente expresada en su borrador.

Un borrador que vuelve a demostrar que nuestras dudas sobre sus palabras del pasado respecto a las víctimas no son más que papel mojado, lenguas de trapo, perdón y pecado, en lugar de pena y delito, nulo compromiso con la Infancia y la adolescencia.

Por nuestra parte vamos a seguir por el camino habitual, porque siempre fuimos nosotros y no ustedes, el motor de esta justa reivindicación de justicia, verdad, reconocimiento y reparación. Prevenir si, pero también acompañar a sus víctimas, con inmediatez, transparencia y eficacia.

Es necesario, sigue siéndolo y lo será, visto lo visto, que la Conferencia Episcopal de España se renueve de una vez por todas, adaptando la Iglesia de España a los tiempos y no que siga anclada por intereses malsanos en épocas pasadas.

Pedimos que se investiguen los casos del pasado, que se monitoricen mediante profesionales independientes actuaciones concretas fijadas en un calendario de acción, que se ejecute una política de luz con la documentación de los casos denunciados, exigimos que de una vez asuman su innegable responsabilidad.

Y lo repetimos una vez más, hablamos de gravísimos delitos contra la infancia, de ataques contra los derechos humanos y de una cuestión de salud publica. Nunca abandonaremos nuestros planteamientos y les urgimos a que cambien de postura, pues tengan por seguro que en caso de seguir mirando a la Luna, les llegará el eclipse, más pronto que tarde.

Dijo Séneca Iniqua nunquam regna perpetuo manent. Tomen buena nota de ello y hagan de una santa vez sus deberes pendientes.

Por justicia primero, por el respeto debido a sus víctimas después. El tiempo se agota.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

“La Iglesia debe reconocer su responsabilidad institucional y procurar reparar el daño”

Viernes, 22 de noviembre de 2019

no-mas-abusosBetania,  asociación de apoyo a víctimas de abusos sexuales en contextos eclesiales, considera que es deber de la Iglesia «reconocer el daño causado» y que la Conferencia Episcopal Española siga el ejemplo de Francia, Alemania e Irlanda

Pide a los obispos un fondo de compensación a las víctimas de abusos sexuales

María Teresa Compte: «Durante décadas, la institución eclesial ha antepuesto su reputación institucional a la verdad de las víctimas, hasta el punto de silenciar y encubrir unos hechos que han facilitado la comisión reiterada de los abusos»

 

La Asociación para la Acogida y el Acompañamiento Betania pide a los obispos españoles que se arbitren los mecanismos y procedimientos necesarios, también económicos, para avanzar en el reconocimiento del daño causado a las víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica, al modo que lo han hecho los Obispos de Francia.

“La Iglesia debe reconocer su responsabilidad institucional, colaborar en la sanación de las personas que han sufrido abusos en su seno y procurar reparar el daño”, argumenta María Teresa Compte, presidenta de la primera y, hasta ahora, única organización en España que, con criterios profesionales e independientes, ofrece acompañamiento, ayuda psicológica y orientación legal a víctimas de abusos en la Iglesia católica.

La propuesta es que las personas que acrediten haber sufrido abusos por medio de un informe psicológico-forense puedan acceder a ayudas «sin tener que esperar, como sucede ahora, a un largo y tortuoso proceso en los tribunales que muchas víctimas no están en condiciones de emprender», señala Compte. «Una decisión de este tipo sería también de gran ayuda para víctimas que ya no pueden acudir a la vía judicial debido a que los delitos han prescrito», así como para «muchas personas que han sufrido los abusos ya en edad adulta, para quienes, como la realidad demuestra, es especialmente difícil decidirse a denunciar».

El ejemplo de Irlanda

En el caso de la Conferencia Episcopal Francesa, una vez entre en vigor la iniciativa que los obispos han acordado en su última Asamblea Plenaria, se pondrá en marcha un fondo que prevé ayudas de alrededor de entre 3.000 y 5.000 euros en reconocimiento del daño sufrido. En Alemania, la cantidad establecida por el episcopado fue de 5.000 euros.

Otro ejemplo interesante para Betania es el irlandés. La organización Torwards Healing (Hacia la sanación) ofrece terapias y acompañamiento profesional e independiente a las víctimas, y sus servicios están financiados por los obispos y por las congregaciones religiosas. «Es un modelo que responde a unas circunstancias históricas que podrían asemejarse bastante a las españolas», considera Compte.

Con todo, opten por una u otra vía los obispos españoles, lo «decisivo es lo que significaría una decisión como ésta: se trata de reconocer y asumir la responsabilidad por el daño causado», añade. «Durante décadas, la institución eclesial ha antepuesto su reputación institucional a la verdad de las víctimas, hasta el punto de silenciar y encubrir unos hechos que han facilitado la comisión reiterada de los abusos».

Reconocimiento institucional

Este es uno de los pasos que demandan las víctimas, «personas que han sufrido abusos por parte de sacerdotes y otras personas en quienes confiaban plenamente», y que, «a día de hoy, siguen esperando un reconocimiento institucional que les permita estar seguras de que han sido creídas y sus historias de sufrimiento han sido reconocidas y tomadas en serio».

A esto se añade «la importancia de establecer ayudas económicas para acceder a terapias de calidad, que respondan a las problemáticas específicas que presentan los abusos sexuales en contextos eclesiales». Unos servicios que, hasta ahora, muchas víctimas no se han podido costear. «Este es, junto a la escucha, el vacío que ha pretendido llenar Betania», apostilla Compte. En sus primeros nueve meses de vida, la asociación ha atendido a unas 50 personas, que contactaron con su servicio de escucha y atención terapéutica a través del teléfono 636 99 18 46 o del correo electrónico acogida@acogidabetania.es.

«No se puede ser juez y parte»

En estos últimos meses, diversas diócesis españolas han puesto en marcha comisiones para la investigación de denuncias y atención a las víctimas de abusos sexuales. María Teresa Compte cree que es «un paso adelante», aunque se muestra escéptica en algunos puntos.

En primer lugar, «falta transparencia, así como unos procedimientos claros, públicos y comprensibles, como sucede en otros países de nuestro entorno, que preserven el anonimato de las víctimas y les permitan conocer de antemano «cómo se va a actuar exactamente cuando presenten su denuncia, cuánto tiempo tendrán que esperar para obtener una respuesta o cuáles son sus derechos». En la misma línea, Compte considera que la apertura de los archivos para «una investigación independiente y rigurosa, siguiendo el ejemplo de los obispos de Francia, permitiría «empezar a conocer la magnitud del problema en España» y «sería una prueba de la voluntad real de la Iglesia de actuar».

Además, cree Compte, «no se puede ser juez y parte. Las personas que acuden a denunciar o a poner los hechos en conocimiento de las instituciones donde sufrieron abusos deben sentirse seguras, por lo que siempre es preferible que sean profesionales externos e independientes quienes realicen la intervención. Ya bastante confusión experimentan las víctimas como fruto de unos abusos perpetrados por personas en las que confiaban para que, cuando se arbitran mecanismos de respuesta y reparación, se siga fomentando la confusión de roles».

Cosa distinta es que «la institución religiosa en la que se cometieron los abusos se encargue de garantizar que sus víctimas tienen acceso a unos servicios profesionales, expertos y de calidad, y que, una vez completado el proceso, se presten a que, con la intervención de personas facilitadoras, puedan celebrarse encuentros restaurativos, siempre que así lo pidan las víctimas.

La participación de las víctimas

La cuestión de fondo a la que deben responder estas Comisiones es si «de verdad quieren ayudar a resolver los problemas reales o se crean solo para responder a la presión de la opinión pública». La prueba de fuego, para la presidenta de Betania, es la participación de las propias víctimas. «A la hora de diseñar estas Comisiones, ¿se les ha preguntado a las personas víctimas de abusos qué quieren y qué necesitan?», pregunta María Teresa Compte.

En Betania somos conscientes de que queda mucho camino por andar y nos comprometemos a seguir apoyando a quienes no solo buscan la sanación, sino también el reconocimiento de la verdad.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

Tres ex monaguillos acusan a dos sacerdotes del Vaticano de abuso sexual en los años 80 y 90

Miércoles, 20 de noviembre de 2019

pROVAbis-768x506Cometidos en el Seminario Menor San Pío X cuando ellos tenían entre 10 y 14 años

Las víctimas, que ahora tienen entre 37 y 40 años, se juntaron hace unos años y compartieron sus historias entre ellos

Estos hechos se produjeron cuando tanto Martinelli como sus víctimas tenían en torno a los 13 años, si bien el acusado realizaba tareas de supervisión de los demás, por lo que constituiría abuso de autoridad

Gianluigi Nuzzi publicó en 2017 el libro “Peccato originale” (Pecado Original) en el que abordaba los presuntos abusos sexuales cometidos en el Preseminario San Pio X y las fuerzas en el Vaticano que obstaculizaban las labores en anteriores pontificados

Tres ex monaguillos han acusado a dos sacerdotes del Vaticano por abusos sexuales que habrían sido cometidos en los años 80 y 90 en el Seminario Menor San Pío X, cuando estos tenían entre 10 y 14 años.

Según las investigaciones del programa de la televisión italiana ‘Le Iene’, que será emitido mañana, los tres monaguillos que sirvieron en misas papales han afirmado que fueron abusados sexualmente por dos sacerdotes, uno de ellos profesor del seminario.

23551036_1941686536048852_4732371839799356583_oEstas acusaciones se producen dos meses después de que las autoridades judiciales del Vaticano abrieran un proceso penal contra el sacerdote de la diócesis de Como, Gabriele Martinelli, de 26 años, por abusos sexuales. En el mismo instituto para futuros sacerdotes.

La Fiscalía Vaticana pidió procesar a dos miembros del clero italiano, uno por abusos sexuales y otro por encubrimiento, por hechos sucedidos antes de 2012, informó hoy el Vaticano en una nota.

Según la Santa Sede, el promotor (fiscal) de Justicia de la Ciudad del Vaticano planteó sendas órdenes para que sean juzgados el seminarista Gabriele Martinelli, bajo la acusación de un supuesto abuso sexual que habría tenido lugar en el Preseminario San Pio X en años anteriores a 2012, y Enrico Radice, rector de ese centro en el momento de los hechos, bajo el cargo de favorecimiento.

Las investigaciones, precisa el comunicado, comenzaron en noviembre de 2017 después de la publicación de una serie de informaciones en prensa. “Los hechos denunciados se refieren a años en los que la ley vigente en ese momento impedía un juicio en ausencia de la queja de la persona afectada antes de que se cumpliera un año desde los hechos”, pero el papa Francisco firmó una disposición el 29 de julio pasado que eliminó esa condición, con el fin de que este tipo de delitos pudiera ser juzgado, añade.

Estos hechos se produjeron cuando tanto Martinelli como sus víctimas tenían en torno a los 13 años, si bien el acusado realizaba tareas de supervisión de los demás, por lo que constituiría abuso de autoridad. En la misma causa fue imputado también el rector del Seminario Menor San Pío X, Enrico Radic, por encubrimiento.

Ex-monaguillos-acusan-sacerdotes-Vaticano_2177492257_14094326_660x371Según ha explicado al diario inglés ‘The Guardian’ de uno de los periodistas que ha conducido la investigación, Gaetano Pecoraro, continuaron con la investigación porque tuvieron “la sensación de que no eran casos aislados”. “Había más víctimas y más curas envueltos en los abusos sexuales del Vaticano”, ha agregado.

Las víctimas, que ahora tienen entre 37 y 40 años, se juntaron hace unos años y compartieron sus historias entre ellos. Los tres han informado a la televisión italiana que había un cuarto ex monaguillo que sufrió abusos sexuales peores que ellos, pero este hombre cuando fue contactado por el programa se negó a habla.

El periodista italiano Gianluigi Nuzzi publicó en 2017 el libro Peccato originale (Pecado Original) en el que abordaba los presuntos abusos sexuales cometidos en el Preseminario San Pio X y las fuerzas en el Vaticano que obstaculizaban las labores en anteriores pontificados.

Nuzzi, juzgado en 2016 por la filtración de documentos, analizaba en su obra varios asuntos, entre ellos los supuestos abusos que se cometieron en el preseminario San Pio X, en el Palacio San Carlo, dentro de los muros vaticanos, que aloja a monaguillos y posibles futuros seminaristas.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

El obispo de Brooklyn, acusado de abusar de un menor en los 70

Sábado, 16 de noviembre de 2019

071112_bk_aux_bishops_52sy.1El prelado lo niega todo. La presunta víctima, de 56 años, era monaguillo en una iglesia de Nueva Jersey

Di Marzio fue designado por el Papa para investigar denuncias en Buffalo

La presunta víctima señaló que fue abusado en reiteradas ocasiones cuando era monaguillo.

Nota del obispo Di Marzio

El jefe de la Iglesia católica en el distrito de Brooklyn, en Nueva York, el obispo Nicholas DiMarzio, afronta una acusación de haber abusado sexualmente de un niño de 11 años en la década de 1970, informan medios locales mientras que el obispo lo niega todo en una nota oficial.

La queja contra el obispo de la Diócesis de Brooklyn, se remonta a mediados de la década de 1970 cuando la presunta víctima, identificado como Mark Matzek, ahora de 56 años, era monaguillo en una iglesia en la ciudad de Jersey City, en Nueva Jersey.

“Me acabo de enterar de la acusación”, dijo el obispo en una declaración el martes a The Associated Press. “En mis 50 años de ministerio, nunca he cometido conducta ilegal ni inapropiada y niego enfáticamente esta acusación. Estoy confiado de que seré completamente vindicado”.

En una carta enviada el lunes a archidiócesis de Newark, Nueva Jersey, el abogado Mitchell Garabedian relata que Mark Matzek, de 56 años, dice que fue abusado sexualmente en reiteradas ocasiones por DiMarzio y otro sacerdote, el difunto reverendo Albert Mark, cuando era monaguillo en la iglesia St. Nicholas y estudiante en la Escuela St. Nicholas.

Preparan denuncia legal

De acuerdo con Mitchell Garabedian, abogado de Matzek, entonces DiMarzio era sacerdote en Jersey City y afirma que el cura Albert Mark, que ya falleció, también participó del presunto abuso.

El abogado de Matzek tiene previsto presentar una demanda contra el obispo DiMarzio, que el pasado mes fue designado por el papa Francisco para investigar denuncias contra sacerdotes en la Diócesis de Buffalo, al norte del estado de Nueva York.

Garabedian ha informado a líderes de la Iglesia católica en Nueva Jersey de su intención de presentar una demanda en nombre de su cliente, de quien presuntamente abusaron repetidas veces hace más de 40 años.

Garabedian dijo que la notificación que le envió a la archidiócesis de Newark describe las acusaciones de Matzek y el daño que éste presuntamente sufrió, al tiempo que demanda 20 millones de dólares en compensación. Maria Margiotta, portavoz de la archidiócesis, dijo que recibió la carta de Garabedian y reportó las acusaciones a las agencias del orden.

Garabedian le dijo a la AP que planea presentar la demanda a nombre de Matzek el mes próximo, después que Nueva Jersey abra un período de dos años en el que víctimas de abuso sexual podrán presentar demandas sin importar el estatuto de limitaciones, que usualmente prescribe el período de tiempo en el que una presunta víctima puede presentar una demanda.

índiceEl mes pasado, el papa Francisco nombró a DiMarzio para que investigase la diócesis de Buffalo, donde el obispo Joseph Malone ha sido criticado por su manejo de un escándalo de abuso sexual que ha sacudido la diócesis y motivado llamados a su renuncia. Adriana Rodríguez, secretaria de prensa de la diócesis de Brooklyn, dijo que DiMarzio completó su informe sobre la diócesis de Buffalo y se lo presentó al Vaticano. DiMarzio y Malone están en Roma para una visita programada de los obispos de Nueva York a la Santa Sede.DiMarzio completó su examen de la diócesis de Buffalo, conocido como “visita apostólica”, el mes pasado. Dice que hizo tres viajes a la diócesis en siete días y entrevistó a casi 80 clérigos y feligreses.

“La investigación de la diócesis de Buffalo por el obispo DiMarzio está mancillada por esas acusaciones”, dijo Garabedian en una entrevista con la AP. “Tiene que haber un investigador realmente neutral para determinar si el obispo Malone debe renunciar” y añadió que la investigación debe ser encabezada por una agencia del orden.

Fuente Religión Digital/Agencias

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Piden 111 años de cárcel para un educador de los Testigos de Jehová Por abusos sexuales a siete menores de la misma Congregación

Jueves, 14 de noviembre de 2019

hqdefaultEl Ministerio Fiscal ha solicitado un total de 111 años para el acusado, quien cometió sus abusos en su domicilio particular y en viajes

El Fiscal estima que los hechos son constitutivos de cuatro delitos de agresión sexual, tres de ellos continuados; y siete delitos de abusos sexuales, tres continuados

El acusado, de 32 años y nacionalidad española, negó haber tenido cualquier tipo de contacto sexual con los menores, a quienes consideraba sus «colegas», según informa en su crónica de tribunales, Ignacio Cabanes

“Durante su declaración en el juicio, Christian S. E. negó rotundamente haber cometido los delitos sexuales. En ninguno de los siete casos. “Los niños eran mis colegas, era sólo una relación de amistad”

Caso Próvolo: la fiscalía pide 45 años de prisión para dos curas acusados de violación

| Baltasar Bueno, corresponsal en Valencia

Hoy miércoles concluye en la sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia la vista, comenzada ayer, en la que se juzga a un educador de la Congregación de los Testigos de Jehová en Sagunto, a quien se acusa de haber abusado sexualmente de siete menores pertenecientes a dicha Congregación religiosa entre los años 2009 y 2016, cuando dichos menores tenían entre 8 y 14 años, los cuales ya no forman parte de la misma.

El Ministerio Fiscal ha solicitado un total de 111 años para el acusado, quien cometió sus abusos en su domicilio particular y en viajes. El modus operandi era ofrecerse a los menores a ayudarles en sus estudios –el formador es estudiante de Magisterio- momento en que aprovechaba para satisfacer sus deseos.

Las víctimas manifiestan que accedieron a los deseos del procesado por temor a sus reacciones violentas. En razón a ello, el Fiscal estima que los hechos son constitutivos de cuatro delitos de agresión sexual, tres de ellos continuados; y siete delitos de abusos sexuales, tres continuados, pidiendo para el acusado penas de 57 años de prisión por los cuatro primeros delitos y 54 por los otros siete.

Igualmente, un alejamiento de las víctimas durante 20 años y se le prohíba cualquier trabajo con menores durante ese tiempo. Además, una indemnización conjunta de 75.000 euros, según informa “El Español”, medio que sí cita lo que otros medios denominan confesión religiosa sin especificar cuál.

El acusado, de 32 años y nacionalidad española, negó haber tenido cualquier tipo de contacto sexual con los menores, a quienes consideraba sus «colegas», según informa en su crónica de tribunales, Ignacio Cabanes en el diario Levante. “Fruto de esta supuesta relación de «colegueo» con niños, algunos de apenas ocho años y uno de ellos con problemas de autismo, el procesado ha tratado de justificar los encuentros con los menores, a quienes también se llevaba a viajes, excursiones y acampadas, donde dormía a solas con alguno de ellos, según él mismo ha llegado a admitir ante el insistente interrogatorio de la fiscal.

Una de las víctimas, ahora de 19 años, declaró que «cuando le decía que no, dejaba de ser amable y se ponía muy agresivo», y explicó que era el propio acusado quien le pedía que le acompañara en estos viajes. «Al principio era una relación de profesor y alumno», explicó, pero poco a poco, y una vez ganada su confianza, comenzaron los abusos.

Posteriormente, los tocamientos y felaciones dieron paso a agresiones sexuales en las que el menor se sentía atemorizado si le llevaba la contraria, hasta el punto de llegar a «llorar o suplicar» para que parara, según recordó el agredido.

Tras aguantar en silencio durante años, este menor decidió contar su pesadilla a una pedagoga del centro en el que estaba interno al sospechar que este mismo le podía estar pasando a otros niños. «Lo mío ya no lo puedo arreglar, pero cuando veo en la mirada de un niño de ocho años lo mismo que me pasó a mí, no podía consentirlo», argumentó.

“A algunos de los niños –se lee en Levante- el procesado les hacía regalos de todo tipo para ganarse su favor, como, teléfonos móviles, un ordenador y excursiones a la nieve, para que así luego accedieran a sus deseos sexuales.” Con la pena de 111 años, el rotativo refiere que la indemnización soliictada para las víctimas es de 225.000 euros.

Por su parte, el diario Las Provincias, crónica firmada por J.A. Marrahí, refiere que “el joven se presentaba como educador y orientador para ganarse la confianza de los padres y luego aprovechaba clases de repaso o viajes por diferentes poblaciones de toda España para pedirles y realizarles masturbaciones, felaciones o penetraciones anales. Las supuestas víctimas tenían entre 12 y 15 años cuando comenzó el infierno que denunciaron este lunes tras la mampara.”

“Durante su declaración en el juicio, Christian S. E. negó rotundamente haber cometido los delitos sexuales. En ninguno de los siete casos. «Los niños eran mis colegas, era sólo una relación de amistad», describió. Sí admitió haber viajado con los menores y haber compartido habitaciones de apartamento, caravana, tiendas de campaña y hasta cama «pero no hice nada de lo que dicen nunca, eso se lo han inventado», expuso en su defensa.

«Jamás» fue su palabra más repetida”, añade Marrahaí, quien escribe “La Audiencia de Valencia ha visto pocas veces a un acusado enfrentado a penas tan elevadas. Nada menos que 111 años de cárcel es lo que pide la fiscalía para Christian S. E., por los presuntos abusos y agresiones sexuales a siete menores de una congregación religiosa de Camp de Morvedre de la que también era miembro el sospechoso”.

 Fuente Religión Digital

General, Testigos de Jehová , , , , ,

Piden 45 años de prisión para el ex sacristán de Cieza acusado de violar a tres monaguillos

Lunes, 11 de noviembre de 2019

FCBB27A3-C768-42FC-B7C6-3AAA8B3E8AFBLa Fiscalía reclama una indemnización de 170.000 euros

“En ocasiones llegaba incluso a agredir a los menores y a agarrarlos fuertemente para que no escapasen mientras realizaba con ellos las conductas sexuales”

08.11.2019 | RD/Efe

El fiscal ha pedido penas que suman 45 años de prisión para un hombre que ejerció como sacristán en una iglesia parroquial de Cieza (Murcia) y al que acusan de violar a tres monaguillos menores de edad a los que presuntamente llegó a agredir y atemorizar para que accedieran a sus deseos carnales.

Las conclusiones provisionales de la fiscalía, a las que ha tenido acceso Efe, reclaman así mismo que sea condenado a indemnizar a los perjudicados con cantidades que suman 170.000 euros.

Afirma el ministerio público que los hechos, que serán juzgados por la Audiencia Provincial de Murcia, se sucedieron entre 1999 y 2003, cuando el procesado ejerció como sacristán y supuestamente “mantuvo de manera reiterada relaciones sexuales de diverso tipo con los menores”.

Para ello, añade la fiscalía, se prevalió de su condición de sacristán y se ganó el favor de los niños dándoles regalos.

Además, “en ocasiones llegaba incluso a agredir a los menores y a agarrarlos fuertemente para que no escapasen mientras realizaba con ellos las conductas sexuales”.

Si los perjudicados no accedían a sus peticiones, los amenazaba supuestamente con no dejarles ejercer como monaguillos en la misa o impedirles salir en procesión, según la acusación estatal, para los hechos son constitutivos de un delito continuado de violación y tres continuados de agresión sexual.

Además de las penas de prisión y las indemnizaciones solicitadas, reclama la inhabilitación absoluta del acusado y que se le prohíba acercarse a menos de 500 metros de las víctimas durante 25 años en uno de los casos y 15 años en los otros dos.

Fuente Religión Digital

General , , ,

Detienen a un pastor evangélico acusado de violar a una menor en Madrid

Sábado, 9 de noviembre de 2019

7857_carlos_humberto_ortizFEREDE muestra su “total repulsa” aunque no pertenece a su federación

“Esta política de tolerancia cero en nuestra Federación se traduce, no solo en palabras, sino en acciones preventivas y reactivas concretas que venimos implementando y recomendando a nuestras iglesias y entidades miembro desde hace algunos años”

La detención por parte de la Policía Nacional de “un pastor evangélico acusado de violación a una menor”, en Madrid, ha saltado hoy a los medios de comunicación, aunque los hechos se remontan a aproximadamente un mes atrás. Ya ha pasado a disposición judicial.

Según la información trascendida, la Policía Nacional detuvo el pasado mes de octubre a un hombre de nacionalidad hondureña que ejerce como pastor evangélico en una iglesia del distrito madrileño de Carabanchel (en el Polígono del Aguacate, una zona con presencia de varias iglesias evangélicas) por presuntamente violar una chica de 17 años en el interior del centro de culto.

Según informa Efe, la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha confirmado que agentes de la Unidad de Atención a la Familia y a la Mujer (UFAM) detuvieron el pasado 10 de octubre a este hombre. Se trata de Carlos Humberto Ortiz, de 50 años, que predicaba en la Iglesia de Cristo Ebenezer de Carabanchel Alto.  Unas 300 personas acudían a esta iglesia cada fin de semana. Se ubica en la calle del Haya, 14, en el polígono industrial del Aguacate.

La investigación comienza después de conocerse el caso de una de sus feligresas, de 17 años. Al parecer, la menor se grabó un vídeo de contenido sexual para dárselo a otro joven de la misma edad. Carlos Humberto se enteró de la existencia de este vídeo y decidió extorsionar a la joven. Le dijo que si no tenía relaciones sexuales con él, hablaría sobre ese vídeo con todo el mundo que acude a la iglesia. Presuntamente el pastor se aprovechó de su superioridad dentro de la comunidad religiosa para abusar de la joven, así como de la mala situación económica de la familia de la chica, ya que le llegó a pagar 50 euros por mantener relaciones sexuales en el interior de la iglesia y para que no lo denunciara, de ahí que sea acusado de corrupción de menores.

La Policía, además, sospecha que podría haber más menores afectados.

Según informó Telemadrid, el acusado ha pasado a disposición judicial y de momento está en libertad con cargos. Tiene el pasaporte retirado.

COMUNICADO DE FEREDE

Desde muy temprano esta mañana, tras conocerse los hechos, la oficina de prensa de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE) fue reclamada por diferentes medios informativos para pedir información y alguna valoración de los hechos.

Desde FEREDE se explicó que al no ser una iglesia ni un pastor perteneciente a la Federación, se carecía de más información aparte de la que había trascendido a los medios y agencias informativas. No obstante, el consejero de Medios de Comunicación, Jorge Fernández, hizo declaraciones a Telemadrid, El País, y otros medios informativos que fueron recogidas en mayor o menor medida.

Ante el interés suscitado, esta tarde la propia Federación ha hecho público el siguiente comunicado:

COMUNICADO_FEREDE

Fuente Religión Digital

General, Iglesias Evangélicas , , , , , ,

Un juez colombiano ordena a un periodista revelar las fuentes usadas para su libro sobre la pederastia de la Iglesia en su país

Jueves, 31 de octubre de 2019

libro-vetado-Juan-Pablo-Barrientos_2172392752_14044118_660x371Dejad que los niños vengan a mí“, de Juan Pablo Barrientos

Tras la denuncia de dos sacerdotes y un excoordinador de monaguillos “presuntamente responsables de delitos contra la integridad sexual de una de las fuentes del libro”

La Fundación para la Libertad de Prensa señaló que esa decisión es contraria a “la prohibición de censura previa de los artículos 20 de la Constitución Política y 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos”

Un juez colombiano ordenó al periodista Juan Pablo Barrientos revelar datos sobre una fuente de su libro Dejad que los niños vengan a mí, una investigación sobre casos de pederastia en la Iglesia Católica en el país y cuya venta fue suspendida por otra orden judicial.

Así lo denunció este martes la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), que detalló que Barrientos fue notificado esta semana de tres acciones de tutela (recursos de amparo) interpuestos en su contra por dos sacerdotes y un excoordinador de monaguillos “presuntamente responsables de delitos contra la integridad sexual de una de las fuentes del libro”.

Según esa organización, la decisión “más preocupante” la tomó un juez del municipio de San Rafael, en el departamento de Antioquia (noroeste), quien ordenó de “forma transitoria” a la editorial Planeta y al autor “suspender la reproducción, comercialización y venta del libro llamado ‘Dejad que los niños vengan a mí'”.

“Dicha decisión fue tomada como medida provisional en un proceso proceso de tutela interpuesto contra Barrientos por el excoordinador de monaguillos del municipio”, agregó la FLIP.

Libertad de prensa

La Fundación para la Libertad de Prensa señaló que esa decisión es contraria a “la prohibición de censura previa de los artículos 20 de la Constitución Política y 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos”.

Asimismo recordó que la Corte Constitucional ha manifestado que las autoridades no pueden “establecer medidas de ‘supeditar la divulgación del contenido a su permiso, autorización, examen previo, o al recorte, adaptación o modificación'”.

Por otra parte, un juez de La Ceja, también en Antioquia y quien tramita otra de las acciones de tutela, decidió darle cuatro horas a Barrientos para que “entregue los datos de una de sus fuentes, señalando que ‘la negativa a entregar la información requerida llevará a imponer las acciones disciplinarias y/o penales a que haya lugar'”.

En ese sentido, la Corte Constitucional ha explicado que los periodistas tienen como derecho fundamental la facultad de negarse a entregar la información que obtuvieron durante su trabajo de reportería.

“Dichas demandas de tutela, con las cuales se pretende suspender la publicación y lanzamiento oficial del libro, así como que se revele el nombre de las fuentes, configuran una estrategia de acoso judicial contra la prensa”, apostilló la FLIP.

Jueces haciendo de editores

Frente a esta situación, Barrientos, periodista de las emisoras W Radio y Caracol Radio, lamentó que haya “jueces fungiendo de editores.

“Tres tutelas buscan que ‘Dejad que los niños vengan a mí’ sea retirado de las librerías y que se cancele lanzamiento el Día del Niño, 31 de octubre, en Medellín. Uno de los jueces dictó medidas cautelares y ordenó que el libro sea retirado de inmediato, mientras él lo lee y decide”, dijo en Twitter.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

El Vaticano investiga a los Heraldos del Evangelio por presuntos abusos sexuales a menores

Sábado, 26 de octubre de 2019

218BC262-D58B-4DC5-A1C0-E021033EF834João Scognamiglio Clá Dias

Los Heraldos del Evangelio se niegan a reconocer al comisario enviado por la Santa Sede

Aducen defectos de forma, al no ser una Asociación Pública de Fieles, sino “Privada

Su presidente, Felipe Eugenio Lecaros, adujo la “absoluta invalidez y completa ilegalidad” del decreto, firmado por la Congregación para la Vida Religiosa, y no por Laicos, Familia y Vida

La investigación ha dejado al descubierto una serie de carencias en el estilo de gobierno, la pastoral vocacional, la formación de nuevas vocaciones, la administración, la gestión de las obras y la gestión de los recursos

Irregularidades en la gestión, exorcismos…

El Vaticano investiga a los Heraldos del Evangelio por presuntos abusos sexuales a menores. La Congregación para la Doctrina de la Fe ha abierto una investigación a esta realidad eclesial, que ya está intervenida por el Vaticano, debido a acusaciones al fundador.

E154263D-8302-4EBD-B61C-FA634CDCA5EALos Heraldos del Evangelio, una de las más pujantes de las nuevas realidades eclesiales desarrolladas en este principio de siglo, se han colocado al borde del precipicio por los presuntos delitos, pecados e irregularidades de gravedad que se habrían producido en su interior y que han provocado una doble reacción por parte de la Santa Sede. En primer lugar, está la visita apostólica iniciada hace dos años, continuada con el nombramiento, el 25 de septiembre, del cardenal Raymundo Damasceno, arzobispo emérito de Aparecida, como comisario pontificio. La institución no reconoce esta intervención alegando motivos jurídicos. Según ha podido saber Vida Nueva, la segunda respuesta vaticana viene con la apertura de una investigación en Doctrina de la Fe debido a presuntos casos de abusos sexuales a menores que salpicarían al propio fundador, João Scognamiglio Clá Dias, y a otros superiores de esta entidad.

El antiguo Tribunal del Santo Oficio, el organismo de la Santa Sede encargado de juzgar los ‘delicta graviora’ (delitos más graves, entre los que está la pederastia), va a examinar además otras denuncias contra este grupo nacido como una escisión del movimiento ultraconservador brasileño Tradición, Familia y Propiedad (TFP) tras la muerte en 1995 de su promotor, Plinio Corrêa de Oliveira. Esas otras acusaciones son relativas a la supuesta práctica de exorcismos irregulares y la alteración de los contenidos de la fe para conseguir manipular a las personas. También se estudiará algún episodio de presunto suicidio inducido.

Doctrina de la Fe ya abrió una investigación a esta organización en 2017 debido a los supuestos exorcismos practicados por Clá, algunos de los cuales fueron grabados en vídeos que se difundieron aquel año por Internet, además de otros posibles delitos. El caso no prosperó y acabó archivándose en 2018, pero la llegada de nuevas denuncias por eventuales ‘delicta graviora’ ha propiciado su reapertura. Los Heraldos del Evangelio niegan tajantemente estas acusaciones, aseguran que no existen pruebas que las corroboren y advierten de que se reservan el derecho a denunciar a los “calumniadores de la entidad”, como ya hicieron en el pasado.

756ED06D-24C6-4E55-87E6-06C21195126F

Sufrí acoso, humillación, abuso psicológico, físico y sexual. Me sentía sin libertad y esclavizada”, cuenta la colombiana María Paula Pinto Vargas, que tiene ahora 23 años y entró en los Heraldos cuando estaba a punto de cumplir 10. Su testimonio forma parte de la denuncia colectiva presentada ante la Justicia civil brasileña por 43 exintegrantes o sus familiares, un documento al que ha tenido acceso esta revista.

Así, cuando tenía 12 años, Pinto Vargas recibió uno de los llamados “besos sagrados” que Clá daba a algunas chiquillas que estudiaban en los colegios con que cuenta la institución. Otras tres jóvenes que formaron parte de esta realidad eclesial cuando eran niñas aseguraron igualmente haber sufrido actos deshonestos por parte del fundador, al que las muchachas llaman “papito”. Clá renunció al cargo de superior general poco antes de que se hiciera público el inicio de la visita apostólica en 2017, justificando su decisión por los 77 años con que contaba entonces. A la edad se sumaban las consecuencias del ictus sufrido unos años antes. Pese a que dejó las riendas de la institución, el fundador sigue siendo objeto de una devoción que rayaría el fanatismo –explican algunos testigos–, lo que genera una gran inquietud en los dicasterios vaticanos que estudian el caso.

Me regalaron las agujas que se usaban para las sesiones de acupuntura de monseñor, sus cabellos, sus pañuelos con manchas de sangre y sus camisas sucias. Me contaban que eran reliquias. Se nos decía que no podíamos contar lo de los besos y las reliquias, porque, quien no tuviera nuestra vocación, no lo entendería”, explica María Paula, que aún recuerda con disgusto cómo Clá, un día después de misa, la llamó a la sacristía y le dio un beso en la boca. “No fue algo inocente. Yo no sabía qué hacer. Me quedé roja y temblando. Luego fui a contárselo a una niña más grande y me dijo que tenía que guardármelo en secreto, porque había recibido la gracia de ‘papito’”. Esta joven colombiana consiguió salir de los Heraldos gracias a la intervención de su familia después de que empezara a sufrir graves crisis de ansiedad. Está convencida de que los abusos no fueron más allá debido a que Clá sufrió un ictus. Según relata, otras niñas no habrían tenido la misma suerte.

3962307D-EB83-496E-87E3-9F3190894242Una joven denunció ante la Justicia civil al fundador y a dos de sus más estrechos colaboradores por haberla supuestamente violado cuando tenía 13 años después de suministrarle medicación para dejarla medio inconsciente. Cuando informó a la encargada de lo ocurrido, esta se limitó a enviarla a la consulta de un psiquiatra. “Los abusos psicológicos y sexuales estuvieron muy presentes para mí. En el tiempo que estuve en Brasil, Clá tuvo tres o cuatro acercamientos personales conmigo. Me llevaba aparte a una capilla y luego supe que también le ocurría a otras niñas”, relata otra colombiana, llamada María Paula Martínez, que no duda en dar detalles de los tocamientos sufridos. Estos episodios sucedieron cuando ella tenía unos 12 años.

Otra supuesta víctima, que pide en cambio mantener el anonimato, asegura que durante su estancia en uno de los colegios de la institución en Brasil, lo que ocurrió cuando ella tenía entre 12 y 16 años, sufrió numerosas situaciones similares por parte de Clá. Cada vez que se producía un encuentro privado con él, había acoso sexual”, rememora.

Los testimonios coinciden en que estas situaciones eran conocidas por varios adultos, que no habrían hecho nada para evitar que siguieran produciéndose ni tampoco denunciaron lo sucedido. Había algunos superiores alrededor del fundador que le llevaban a las niñas y las separaban del grupo. Eran conscientes de lo que hacían”, asegura Martínez, que formó parte de la institución entre 2009 y 2011. La sacó a la fuerza su familia y sigue hoy precisando de apoyo psicológico para recuperarse del “lavado de cerebro” que dice haber sufrido. “Adoctrinan a los niños desde la más temprana edad para meterles en la cabeza día y noche con canciones y oraciones que Clá, Plinio y su madre, doña Lucilia, son santos. Hay una exaltación increíble de esos personajes. Hay además la obligación de obedecer siempre. Es un abuso para un niño el modo en que se manipula su mente y su forma de vivir”.

ABA23D00-9610-4F9F-B416-0B10E6F6DC1C

Los Heraldos del Evangelio no reconocen al cardenal Damasceno como visitador oficial enviado por el Vaticano, tras comprobarse ciertas sospechas de realizar exorcismos y maniobrar a espaldas del Papa Francisco. Y lo hacen aduciendo razones de forma”, pues afirman ser una “Asociación Privada de Fieles” y no “Asociación Pública”, como al parecer aparecía en el escrito de la Congregación para la Vida Religiosa.

Le cerraron la puerta, prácticamente en la cara. El cardenal Damasceno Assis, arzobispo emérito de aparecida, y su asistente, el obispo auxiliar de Brasilia (José Aparecido Gonçalves de Almeida) acudieron el pasado 17 de octubre, acudieron a notificar el inicio del Comisariado, pero su presidente, Felipe Eugenio Lecaros se negó a darles paso, aduciendo “la absoluta invalidez y completa ilegalidad del mencionado Decreto en lo referente a los Heraldos del Evangelio, debido a los errores de base que contiene y que han generado graves ilegalidades canónicas y provocado su invalidez”.

Nosotros los veneramos como obispos de la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo y, como tales, son objeto de nuestra consideración. Pero debemos declarar que no reconocemos a Vuestra Eminencia en cuanto ‘Comisario’ de la Asociación Privada de Fieles Heraldos del Evangelio, de la que yo soy Presidente elegido legítimamente”, adujo Lecaros, quien insistió en que los Heraldos son una “Asociación Privada de Fieles”, y no pública, como afirma el decreto de intervención

Al ser Asociación Privada, aduce, “no es pasiva de un comisariado”, y añade que “comisariar una Asociación Privada viola el derecho sagrado e inviolable que tienen los fieles de asociarse en la Iglesia, con sus propios estatutos y sus propias autoridades”.

La respuesta de los comisarios fue la de anunciar un escrito a la Santa Sede para recibir indicaciones. En el fondo de la polémica, las acusaciones contra los Heraldos, que ellos mismos afirman no conocer. “Los Heraldos del Evangelio no han incurrido en ningún delito”, afirma su máximo responsable, quien denunció el linchamiento moral, “repleto de prejuicios antirreligiosos”, del que ha sido víctima la asociación.

5EAC9B49-EB73-4244-A6F5-713E4BE03A06

Sin embargo, lo cierto es que la asociación, reconocida por Juan Pablo II en 2001, estaba siendo investigada desde 2007 por presuntas irregularidades en su gestión y en la vida de algunos de sus miembros. En junio de ese mismo año la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica junto con el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida realizaron una visita apostólica a la asociación de la que forman parte también la sociedad de vida clerical apostólica ‘Virgo Flos Carmeli‘ y la sociedad de vida apostólica femenina ‘Regina Virginum‘, ambas también intervenidas por la Santa Sede.

General, Iglesia Católica , , , , ,

En México, una religiosa se viste de prostituta para matar a denunciante del padre Meño, condenado por pederastia

Viernes, 27 de septiembre de 2019

D1947DB3-E710-4546-AAF2-53FA9B67FBC0En el centro, el Padre Meño

Después de denunciar al Padre Meño por abusos, una monja intentó asesinar a Ignacio Martinez en plena calle, propinándole dos disparos.

Desde que el activista y exseminarista Ignacio Martínez Pacheco denunciara a Juan Manuel Rojas, más conocido como Padre Meño, ha sido objetivo de numerosas amenazas. En setiembre del año pasado el tribunal de Coahuila, en México, daba la razón a Ignacio, y declaraba culpable de pederastia al Padre Meño.

“Tengo miedo, me duele mucho, estoy temblando, quisiera esconderme. No puedo creer que siendo víctima, sea yo el perseguido, el agredido y me manden matar, cuando mis agresores y los agresores de otros están tan campantes y dando misa” revela Ignacio.

41N8zivi+9L._AC_US218_Ignacio Martínez Pacheco

Esta vez, una monja le esperó en la calle para insultarle y reprocharle por dañar a la Iglesia con sus acusaciones de sacerdotes pederastas. Tras defenderse de las acusaciones, Ignacio cuenta que “Lo que hace la tipa es sacar inmediatamente una pistola y disparar hacia mi pecho. Son dos disparos, los dos en la parte del hombro izquierdo, por la clavícula”. Después de un forcejeo, Ignacio se desmayó y la monja aprovechó para escaparse.

Posteriormente Ignacio, presentó denuncia formal por intento de homicidio, declarando que la mujer era monja, que fue enviada por la Iglesia o miembros de la misma por sus denuncias contra sacerdotes pederastas y que no era la primera vez que sufría un percance de esas características. Según declaraciones de Ignacio, la mujer que le había disparado, también había intentado entrar en su cuarto en varias ocasiones haciéndose pasar por prostituta. Esa denuncia fue adjuntada a la investigación que se inició con la denuncia por abusos.

Captura de pantalla 2019-01-09 a las 11.14.31En captura de pantalla, la monja…

Meses atrás, el activista también fue agredido en la calle y le robaron en su casa, después de todo ello y el intento de asesinato, Ignacio comprendió los riesgos que le conlleva su activismo hacia la pederastia clerical: «Tengo miedo, me duele mucho, estoy temblando, quisiera esconderme. No puedo creer que siendo víctima, sea yo el perseguido, el agredido y me manden matar, cuando mis agresores y los agresores de otros están tan campantes y dando misa”.

 Fuente La Prensa de Monclova, vía HazteQueer

General , , , , , ,

Pius Hendricks: el cura norteamericano que abusó de niños durante décadas en Filipinas, ante el silencio de todos

Martes, 17 de septiembre de 2019

HendricksUna veintena de víctimas denuncian al clérigo, de 78 años, conocido por su generosidad

El clérigo reconstruyó la capilla de Talustusan e instaló parlantes en los techos para llamar a los feligreses a misa. Presionó a los funcionarios para pavimentar la ruta de la ciudad. Llevaba a los enfermos al hospital, y pagaba las cuotas escolares para los niños pobres

Un joven grabó la confesión del clérigo, que lleva cuarenta años en Filipinas, y ha sido detenido por la Policía tras su denuncia

Las víctimas dicen que el abuso con frecuencia comenzaba cuando Hendricks los bañaba, y avanzaba hacia el sexo oral y anal. A menudo los muchachos eran apartados una vez que llegaban al final de la adolescencia o se involucraban con chicas.

El Vaticano autoriza la investigación de un obispo de EEUU por presunto encubrimiento de abusos

La justicia destapa un escándalo de abusos “de largo alcance y sostenido” en la Iglesia de Misuri

Treinta años de cárcel a un exsacerdote por abusar de un niño en Nuevo México

Tres mujeres en la comisión para la prevención de abusos sexuales de la diócesis de Bilbao

La voz del sacerdote estadounidense resonaba por el teléfono, su acento del Medio Oeste se suavizó durante décadas y se transformó en una cadencia filipina amable. Del otro lado, grabando la llamada, estaba un hombre joven abatido por la vergüenza, pero ansioso de que el cura describiera exactamente lo que había sucedido en esta pequeña ciudad en la isla.

“Debería haber comprendido mejor en lugar de intentar simplemente tener una vida”, dijo el cura en la llamada telefónica de noviembre de 2018. “Los días felices ya no están. Se terminó todo”.

Aunque, más tarde, el joven le dijo a Associated Press que esos días solamente fueron felices para el cura. Fueron años miserables para él y para los otros chicos de quienes los investigadores dicen fueron abusados sexualmente por el Padre Pius Hendricks.

Sus acusaciones encendieron un escándalo que sacudiría a la ciudad y revelaría mucho sobre la manera en la cual las acusaciones de delitos sexuales por parte de los sacerdotes son manejadas en uno de los países más católicos del mundo: Filipinas.

Apenas tenía 12 años y era un monaguillo proveniente de una familia de agricultores arrendatarios, ansioso por obtener un dólar por ayudar en la misa, cuando Hendricks lo llevó al baño por primera vez en la pequeña rectoría de Talustusan y lo abusó sexualmente.

“Le pregunté por qué me estaba haciendo esto a mí”, dijo el muchacho, hoy de 23 años, en una entrevista. Años más tarde, la confusión todavía la confusión reina en su mente.

″‘Es algo natural’”, le dijo el cura, es parte de hacerse adulto’”.

El abuso continuó durante más de tres años, aunque él no le contó a nadie hasta que un extranjero comenzó a hacerle preguntas acerca de la generosidad extravagante del cura estadounidense con los muchachos locales, y hasta que temió que su hermano fuera la próxima víctima.

En noviembre, fue a la policía y les contó lo que sabía.

la-policia-filipina-escolta-al___wwWCWa-Vp_720x0__1

La policía filipina escolta al padre Pius Hendricks. (AP)

Inmediatamente después, las autoridades locales arrestaron a Hendricks, de 78 años, y lo acusaron de abuso infantil. Desde entonces, según los investigadores, aproximadamente 20 chicos y hombres, inclusive uno de 7 años, informaron que el sacerdote los abusó sexualmente.

Los investigadores afirman que las acusaciones se remontan a hace más de una década, aunque muchos creen que data de generaciones, y que podría involucrar a varias decenas de jóvenes, y que continuó hasta hace semanas antes del arresto en diciembre. Los abogados de Hendricks insisten en que es inocente.

AP, que no identifica a las supuestas víctimas de abuso sexual, se reunió con cinco de los acusadores.

El cura del pueblo

El arresto de Hendricks fue una caída repentina para el cura que había dirigido esta comunidad durante cuatro décadas. Reconstruyó la capilla de Talustusan e instaló parlantes en los techos para llamar a los feligreses a misa. Presionó a los funcionarios para pavimentar la ruta de la ciudad. Llevaba a los enfermos al hospital, y pagaba las cuotas escolares para los niños pobres. Aquí muchos cuentan lo mucho que hizo.

La capilla construida por el cura Pius Hendricks en Talustusan. (AP)

Pero el caso solamente refleja en gran medida lo que ocurre en Filipinas; un país donde la iglesia se ha desentendido durante mucho tiempo de la presencia de sus abusadores sexuales y donde el sistema judicial penal con frecuencia ignora el problema.

“Es una cultura de ocultamiento, una cultura del silencio, una cultura de la autoprotección”, dijo el Rev. Shay Cullen, sacerdote irlandés que pasó décadas en Filipinas y trabaja con víctimas de abuso sexual.

“Hay un silencio consentido del abuso infantil”.

En 2018, después de que el muchacho acudiera a la policía, aunque antes de que arrestaran a Hendricks, grabó una llamada telefónica con el cura.

En extractos de la conversación que AP escuchó, Hendricks se lamenta por que aquellos días felices no vuelven más y admite un “error de mi parte” no especificado.

“Bueno, es verdad. No digo que no. ¿Dije que no fuera verdad?”, dice Hendricks, con una voz que expresa una combinación de autocompasión y resignación.

Dijo también que era probable que se retirara.

Tengo que aprender”, continuó. “Tengo que aceptar lo bueno y lo malo”.

Promesas y revelaciones

Durante casi dos décadas, la iglesia filipina prometió enfrentar a la sombra del abuso por parte de miembros de la iglesia.

En 2002, la conferencia nacional de obispos de la Filipinas terminó con años de silencio y admitió que la iglesia enfrentaba casos de “inconducta sexual grave” en el clero. Un obispo estimó que 200 de los 7.000 sacerdotes del país pueden haber cometido alguna forma de conducta sexual impropia. Los obispos prometieron nueva reglas que “dieran los pasos para la renovación profunda”.

Pero en un país que cuenta con más de 80 millones de católicos e iglesias que datan de la época de Shakespeare, esas promesas han desparecido hace tiempo en una nebulosa de tradición, piedad e influencia de la iglesia que sofoca todo, desde las clases de educación sexual hasta la política nacional.

Por ejemplo, hasta aproximadamente 2013, las propias pautas de la iglesia insistían en que no era necesario que los obispos informaran a la policía sobre los curas abusadores, argumentando que tenían “una relación de confianza análoga a la que hay entre un padre y un hijo”. Los informes de los medios y las acciones legales “se agregan al sufrimiento” en casos de abuso sexual, dijo el cardenal de Manila Luis Tagle al sitio de noticias católico UCAN en 2012. En las culturas asiáticas, continuó, a menudo es común que esos casos se manejen silenciosamente, dentro del ámbito de la iglesia.

La influencia de la iglesia sigue siendo grande aquí, aun cuando su poder se vio disminuido en los últimos años, debilitado por la difusión de los misioneros evangelistas y los ataques del presidente populista de la nación, Rodrigo Duterte.

Duterte, que dice haber sido abusado sexualmente por un sacerdote cuando era estudiante, calificó públicamente a los obispos de “hijos de puta” y pidió a los filipinos que dejen de ir a misa. Los investigadores dicen que Duterte observa de cerca el caso de Hendricks.

Un secreto que todos conocían

En Biliran, la isla pobre donde Hendricks pasó casi la mitad de su vida, su afecto por los chicos había sido ampliamente debatido durante décadas por los habitantes, dijeron los funcionarios locales y, de acuerdo con un ex religioso católico, también por los miembros del clero.

Mientras muchos creyeron durante largo tiempo que era un pedófilo, no se decía casi nada abiertamente. Ni nadie actuaba sobre el sospechoso.

Esto es lo que sucede en Filipinas.

Más curas acusados

El silencio sigue siendo un escudo protector para un sacerdote tras otro.

En la isla de Bohol, el sacerdote Joseph Skelton da misa, más de 30 años después de que el entonces seminarista fuera arrestado por abuso sexual a un joven de 15 años. Las noticias locales revelan incluso a más sacerdotes: el cura fuera de Manila que reclutaba muchachos jóvenes para el sacerdocio, después de haber admitido que abusaba de chicos adolescentes; el cura que se mudó a la residencia de los obispos después de ser acusado de violar a una joven de 17 años; el compositor de música sacra acusado de abusar sexualmente a niños, incluso uno de seis años.

Los procesamientos a los curas acusados aquí son sumamente raros y el encarcelamiento aún más raro. “Ningún cura en Filipinas fue preso” por abuso sexual infantil, le dijo el Obispo Buenaventura Famadico, que supervisa una diócesis al sur de Manila, al diario católico La Croix el año pasado. En comparación, el grupo BishopAccountability.org dice que desde 1990, más de 400 curas fueron encarcelados en EE.UU. por cargos de abuso sexual infantil.

Los regalos

El joven de 23 años de Talustusan admitió que no habría podido continuar sin el aliento de un visitante estadounidense a la ciudad, el novio de una mujer relacionada con otro acusador. El estadounidense estaba asombradísimo por los regalos que el cura le había dado a él y otros muchachos locales y comenzó a hacer preguntas inquisidoras.

“Insistía en preguntar por qué el Padre Pius hacía estas cosas por los chicos en la ciudad”, dijo el muchacho de 23 años, quien comenzó a luchar con sus propios sentimientos sobre lo que tenía que contar. “Pensé que esta podía ser, podía ser la ayuda que estaba pidiendo, para que mi vida cambie”, dijo.

Finalmente, le contó del abuso a su familia, y luego a las autoridades locales.

Incluso entonces, el caso no habría avanzado sin intervención del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. La agencia comenzó sus propios interrogatorios de Hendricks bajo un estatuto que permite al gobierno de EE.UU. acusar a los ciudadanos estadounidenses por abuso sexual infantil en cualquier lugar del mundo.

El caso local contra el sacerdote habría quedado estancado si las autoridades de los EE.UU. no hubiesen comenzado con las investigaciones, presionando a las autoridades filipinas para actuar, de acuerdo con un investigador involucrado en el caso, quien habló bajo condición de anonimato ya que la investigación todavía está en curso.

De Cincinnati a Talustusan

Kenneth Hendricks nació en 1941 en una familia de clase trabajadora de Cincinnati, cuando la Gran Depresión está llegando a su fin. Sus padres se divorciaron cuando era joven, y la madre de Hendricks mantuvo a sus dos hijos limpiando casas.

A fines de la adolescencia, Hendricks se interesó por los franciscanos, la orden de hermanos y sacerdotes católicos conocidos por sus largas túnicas marrones y siglos de trabajo entre los pobres.

Hendricks se transformó en un franciscano con veintitantos años y tomó el nombre de Pius. Sus nombramientos fueron desde St. Catherine Indian School en Santa Fe, Nueva México al vecindario duro en aquel momento, Over-The-Rhine en Cincinnati, donde ayudaba en un club de box para jóvenes. Leer más…

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Alguien tiene que pedir cuentas al Abad Soler y a los monjes de Montserrat: Toda la comunidad, con el Abad a la cabeza, debería ser exclaustrada

Martes, 10 de septiembre de 2019

Abad-Montserrat-Josep-Maria-Soler_2118698115_13571515_660x371Josep Mª Soler, abad de Montserrat

Duro artículo pero consecuente, que hemos leído en el blog de José María Vidal Rumores de Ángeles:

“Transparencia que tapa y, encima, intenta quedar bien. Y a una abadía tan emblemática se le tiene que pedir y exigir mucho más”

“¿Cómo se puede negar una actitud constante y permanente de ocultamiento de los casos en la Abadía durante más de 40 años y con sucesivos abades?”

“Se niega ante la sociedad que la dinámica encubridora fuese un sistema vigente y operante no sólo en la abadía, sino en toda la Iglesia”

“La penitencia y la reparación tiene que estar a la altura del crimen”

“Antes de disolver la abadía, tendrían que vender todos sus bienes y darle el importe total a las víctimas de los abusadores”

Montserrat admite que el hermano Andreu fue un “depredador sexual” que abusó de menores durante cuarenta años

Josep Mª Soler: “Algunas personas pidieron mi dimisión, pero el Nuncio me transmitió que no tenía que dimitir”

El abuso es un cáncer en la Iglesia y, para curarlo, hay que extirparlo y sajarlo sin contemplaciones. No valen las medias tintas, empedradas de buenas intenciones. De ellas, también está empedrado el infierno. Para recuperar la credibilidad perdida, la Iglesia tiene que convencer y apabullar con sus gestos de arrepentimiento. Gestos y decisiones claras, rápidas y tajantes. Por ejemplo, la presentación inmediata de la renuncia del Abad Soler y la exclaustración de todos los monjes de Montserrat que, desde 1972 hasta ahora, habían escuchado “rumorología suficiente” sobre las actividades de “depredador sexual” del hermano Andreu. Y no hicieron nada: “Se omitió cualquier tipo de actuación”, reza el propio informe de la Abadía.

Hay cinco condiciones para confesarse bien: Examen de conciencia, dolor de los pecados, propósito de la enmienda, decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia. En el caso del informe sobre los abusos de Montserrat, es evidente que habido un examen de conciencia, bien preparado y organizado. Con una comisión especial externa a la Abadía, que intentó hacer su trabajo, presentó su informe, pero sin aterrizar las conclusiones. Es decir, transparencia que no transparenta. Transparencia que tapa y, encima, intenta quedar bien. Y a una abadía tan emblemática se le tiene que pedir y exigir mucho más.

Es obvio que, en el caso de Montserrat, se ha dado dolor de los pecados. Pero, ¿qué tipo de dolor? El de los simples golpes de pecho. ¿Dónde está el dolor profundo que sacude a toda la comunidad y lleva a los monjes a tomar medidas de arrepentimiento graves e, incluso, a exigírselas a su Abad?

El dolor de Montserrat es un dolor que se disculpa con las víctimas (¡faltaría más!) y reconoce los hechos (eran evidentes), pero lo hace de aquella manera y negando el encubrimiento. ¿Cómo se puede negar una actitud constante y permanente de ocultamiento de los casos en la Abadía durante más de 40 años y con sucesivos abades?

Porque, como ellos mismos señalan en el informe, los abades Cassiá M. Just (1966-1989), Sebastiá Bardolet (1989-2000) y Josep M. Soler (2000-hasta la actualidad) tuvieron conocimiento de los hechos a través de diversas denuncias. ¿Por qué miraron para otro lado?

De Josep María Soler, el abad actual, se dice que tuvo conocimiento de una denuncia de abuso “seis meses después de su elección” y que tomó decisiones. De hecho, apartó de Montserrat al hermano Andreu y tomó contra él una serie de medidas. Pero el propio Soler reconoce en el informe que “actualmente actuaría de manera diferente”.

Y es que, al negar el encubrimiento, se revictimiza a los abusados, se toma por tonta a la opinión pública y se echa la culpa hacia atrás, hacia responsables que ya murieron o que están jubilados y, lo que es peor, se niega ante la sociedad que la dinámica encubridora fuese un sistema vigente y operante no sólo en la abadía, sino en toda la Iglesia. Un sistema que miraba para otro lado, encubría, minimizaba los hechos, les quitaba importancia e, incluso, culpabilizaba a las víctimas. Cobertura total para “depredadores sexuales” como el hermano Andreu, que incluso llegó a “utilizar la violencia” para cometer sus abusos. De ahí que él y otros muchos supiesen que gozaban de una impunidad total en el seno de la abadía y de la Iglesia.

No se ve, pues, por ningún lado el propósito de la enmienda, sino más bien, como dice Miguel Hurtado, uno de los abusados, “una operación de marketing”, para intentar lavar la imagen de un monasterio emblemático, de un icono, de “un referente para muchos catalanes tanto creyentes como no”, según reza su propio informe.

Queda, pues, mucho camino a los monjes de Montserrat para cumplir adecuadamente la penitencia. Porque la penitencia tiene que ser potente, a la altura del dolor y del desgarro ocasionados. La reparación tiene que estar a la altura del crimen.

Al monasterio catalán se le exige reconocer los hechos en profundidad, sin maquillaje, sin pensar en la galería, sin pensar a la propia imagen. Tras eso, tienen que pedir perdón de verdad, sin matices, sin disculpas, sin escudarse en nada, sin medias verdades.

Compungidos de verdad, con saco y sayal, deberían celebrar una solemne celebración de la Palabra y, durante ella, proclamar las siguientes decisiones:

Renuncia a su cargo y exclaustración del Abad Soler por su evidente negligencia in vigilando, al menos.

Exclaustración del anterior abad, Sebastiá Bardolet

Exclaustrar y echar de Montserrat a todos los monjes, para que se ganen la vida con el sudor de su frente y comprueben lo duro que es vivir sin el paraguas de una institución, que, por culpa, suya, va a quedar mancillada en su credibilidad una vez mas.

Antes de disolver la abadía, tendrían que vender todos sus bienes y darle el importe total a las víctimas de los abusadores. Una medida así les obligaría a reparar el daño causado o consentido no sólo de boquilla, sino con el bolsillo, que es donde más duele. Dinero suficiente para que las víctimas puedan vivir con dignidad. Los abusos y el encubrimiento no tienen precio, pero sí un precio.

-El control de todo este proceso quedaría en manos de los superiores del Abad Soler, es decir, el abad presidente de la Congregación Subiacense, Guillermo León Arboleda, y el prefecto del dicasterio de la Vida Religiosa, cardenal Braz de Aviz.

El informe, con todas las medidas que dice querer poner en marcha, para evitar que se repitan estos crímenes, aunque está bien, son juegos florales, tranquilizantes de conciencia e intentos de lavar la cara a las instituciones. Sólo con la exclaustración y la reparación económica podrá pasar página el monasterio de Montserrat. Solo así la iglesia será creíble. Solo así.

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.