Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Abusos sexuales’

Salta (Argentina): Exigen no prescriba causa contra un cura acusado de pedofilia

Jueves, 28 de mayo de 2020

No-a-la-prescripción-906x453Por Elena Corvalán

El juicio contra el cura Emilio Lamas iba a empezar el 7 de mayo pero se suspendió. La Corte de Justicia de Salta está analizando el pedido de prescripción. Mientras, sobrevivientes de sus abusos sexuales lanzaron una campaña.

La Red de Sobrevivientes de Abusos Eclesiásticos de Salta lanzó una campaña contra la posibilidad de que la Corte de Justicia provincial disponga el cierre de la causa del cura  Emilio Lamas. Lamas está acusado de abuso sexual simple y promoción a la corrupción de menores agravada por denuncia de dos personas.

Los jueces de la Corte salteña están “decidiendo si el cura será juzgado en un juicio público o será beneficiado con la impunidad por los hechos que cometió contra dos menores de edad en la década de los 90”, señaló la Red en su campaña, en la que destacó que el juicio debió haber comenzado el 7 de este mes.  “Lo que decida la Corte marcará un antecedente definitivo sobre si las víctimas de pedofilia de los curas tendrán justicia y si éstos últimos serán juzgados como cualquier ciudadano por sus actos”, agregan.

Quienes lanzaron la campaña en las redes son Juan Carlos García y Carla Morales Ríos, denunciantes del sacerdote por hechos cometidos en 1991 y 1994, cuando tenían 14 y 11 años, y eran activxs participantxs de las actividades de la Iglesia Católica en el pueblo de Rosario de Lerma, ubicado en los valles de Salta. Sin embargo, como destacaron ambxs a Presentes, detrás de ellxs hay por lo menos otras cinco personas, también víctimas del cura cuando eran niñxs o adolescentes, que esperan el resultado de este proceso para avanzar con sus denuncias.

Si bien en los tribunales salteños afirman que no hay mayores novedades en el proceso, el juicio oral contra el cura fue efectivamente suspendido. El Poder Judicial de Salta destacó que quedó comprendido en las suspensiones generales de audiencias públicas que se decidieron por la pandemia del coronavirus. Sin embargo, si no mediara la Covid-19, la causa tampoco estaría en condiciones del juicio oral porque la Corte aún no resolvió un planteo de prescripción presentado el año pasado por la defensa de Lamas, a cargo del abogado José Fernández. El presidente de la Corte, Guillermo Catalano, recién llamó “a autos para resolver” el pasado 28 de abril.

Carla Morales Ríos está en Rosario de Lerma en estos días. Por razones económicas derivadas de la pandemia, tuvo que regresar a su lugar de nacimiento. Está haciendo la cuarentena obligatoria que impone el gobierno provincial a lxs “repatriadxs”. Desde su lugar de aislamiento pensó con Juan Carlos García la campaña que lanzaron para visibilizar la posibilidad de que Lamas logre un fallo que lo libre de ir a juicio.

En ese mismo pueblo sigue viviendo Juan Carlos, donde se las rebusca “como puede” después de que perdiera su trabajo en la Municipalidad local, justo luego de hacer la denuncia contra el cura, en 2018. Lxs dos cuentan a Presentes sobre el desgaste emocional, físico y hasta económico que les provoca mantener este reclamo de justicia, representados por el abogado Luis Segovia en las querellas que interpusieron en la causa penal.

“Lo que me da bronca es que después de haber pasado por todo esto se suspenda el juicio. Siento que nunca hay justicia para nosotras: para las travas, para les pobres, para les indígenas. Y después de dos años de revictimizarme al  tener que volver a recordar un montón de cosas, fue como despertar a mi niñe otra vez, hacerle pasar por todo esto. No es justo”, dice Carla a Presentes.

Diseño-sin-título-13-1-2El cura abusador Emilio Lamas

“Es recordar y volver a sentirme vulnerable”, dijo por su parte Juan Carlos, antes de relatar lo que sufrió cuando era monaguillo en la casa parroquial del paraje El Alfarcito. Allí lo llevó Lamas con la excusa de una celebración religiosa. “El premeditó todo. Y después se burlaba diciéndole quién te va a creer. Jamás me voy a olvidar de esa risa, y hoy en día entiendo que se sentía impune, hacía lo que quería”, agregó.

Carla destacó que la dificultad es mayor ahora que tiene que estar en su pueblo, donde no es fácil soportar el señalamiento. “Yo pude llevar una lucha porque no estaba en el pueblo, porque no era señalada y porque además tenía todo una red de contención”.

Además, en este tiempo “el cuerpo me ha pasado factura, he sido diagnosticada con trastorno de ansiedad, he tenido un episodio difícil el año pasado, he tenido una parálisis facial también el año pasado, he salido de urgencia para una operación de vesícula. Mi psiquiatra y mi psicóloga dicen que el cuerpo me está pasando factura”.

Juan Carlos también cuenta las dificultades de pueblo chico: “Al principio ha sido difícil salir a la calle, he recibido mucho castigo en las redes sociales, eso me afectó un montón. Porque ha sido gente vecina, gente conocida, me decían que yo lo único que buscaba era plata, fue difícil, castigaron a mi madre”.

“Todos sabían lo que pasaba”

Juan Carlos destacó que en general lxs acusadxs por abusos sexuales eclesiásticos buscan la prescripción “porque saben que las víctimas denuncian un tiempo después, porque es un golpe muy duro. Imaginate, nosotros en los años 90, donde, al cura lo idolatraban, entonces fue difícil”.

Y destacó que en su caso pidió ayuda “a todos” y  nadie le creyó. Juan Carlos cuenta  que en 1991 la justicia estaba al tanto de lo que estaba pasando en Rosario de Lerma porque pidió ayuda a la jueza de Menores Sylvia Bustos Rallé. Ella le respondió:  bueno, su papá no quiso denunciar.

“Mi papá era un hombre de trabajo, del ferrocarril, no tenía muchos estudios y evidentemente éramos pobre nosotros, entonces para él decía: encarar todo esto va a ser muy difícil”, explica Juan Carlos.  Al final de su vida le pidió perdón y lo animó a denunciar para que “siguiera buscando la paz”.

 “De una u otra manera la justicia sabía que este sacerdote me había violado y que estaba cometiendo delito no solo conmigo, sino también con otros chicos. Porque Emilio Lamas violó a cinco chicos acá en Rosario de Lerma”.

Esta campaña es para que la gente se exprese y “la justicia vea que no están ellos solos entre cuatro paredes a la hora de votar, sino que toda una sociedad los está observando para ver qué veredicto van a dar”.

La justicia es colectiva

NO-al-punto-final-Carla y Juan Carlos comparten haber nacido en hogares católicos. Sus madres son fervientes creyentes y llevaron a sus hijxs a la Iglesia. Esas madres tuvieron también que realizar un esfuerzo grande para separar sus creencias de la institución eclesiástica.

Luego de que Juan Carlos García denunciara a Lamas, la madre de Carla hizo declaraciones públicas sobre el abuso que había sufrido su hija 25 años atrás. “Ella ha hecho todo un proceso para poder hablar, porque si no hubiese sido por ella yo no hubiese hablado”, sostuvo Carla. Por eso siente que “ella también espera justicia”.

Para Carla, la única vez que hubo justicia para las travestis fue en el fallo contra el travesticidio de la defensora de derechos humanos Diana Sacayán. Aquel  fue un logro colectivo y ahora tanto Carla como Juan Carlos entienden que su causa es también mayor que una acción personal.

Yo creo que lo mío no solamente es para mí, creo que es por mucha gente. Hay muchas chicas que me escriben todo el tiempo, mucho más cuando yo revuelvo el avispero con este tema, que muchas no pueden hablar, o no hablan porque ya su abusador murió o su abusador está dentro de la familia, y entonces sienten que en mi lucha está la de ellas. Me encantaría decirles que hablen pero cada una tiene su propio proceso. A mí me llevó 25 años poder hablar, me llevó más de diez años poder darme cuenta del abuso, me llevó más de 16 años poder convencer a mi familia”.

Presiones de la Iglesia

Juan Carlos insiste en lo difícil que es transitar este proceso, y resalta la persecución que sufrió dentro de la misma Iglesia “para que no hablara, para que me fuera de la Iglesia, fue muy duro”; hasta recibieron la visita del obispo Julio Blanchoud, fue “difícil para mí que venga un monseñor, que mi mamá salga llorando de la reunión diciendo con los curas no nos metamos. Ella analfabeta, viejita, enferma, entonces es un dolor, no puedo dejarlo así”.

Dijo que no quiere que otras víctimas “pasen el proceso que yo he pasado”. Por eso les dice que está bien si no quieren “dar la cara”, pero insiste para que denuncien. “Les digo, preparensé, porque hay que denunciar, si no, nunca se va a saber la verdad y ustedes van a estar así, un día bien, otro día mal, un día alegre, un día triste”.

Solxs pero acompañadxs

Carla destacó que cuando pensaron en esta campaña la llamaron desde organizaciones para acompañarlxs.  “Pero con mi comunidad trava hemos aprendido a llevar nuestra propia voz, porque no me gusta el tutelaje, y yo cuando hablo, hablo desde mi ser trava, desde mi ser pobre, desde mi ser indígena, desde mi ser consumidora de cannabis y desde ser abortera, desde ser feminista, y no sé si a todas esas organizaciones que quieren acompañar, quieren a alguien que hable de estos temas. Desde la colonización para acá nuestros pueblos siempre han sido los que han sufrido, siempre han sido los que no han tenido justicia. Y la Iglesia está hermanada con esa colonización”.

Juan Carlos también dimensiona el poder de la Iglesia, y considera que el resultado de esta causa es fundamental para que otras víctimas se animen a pedir que se investiguen los delitos que sufrieron. “Ellos dependen también de mi causa para denunciar, o sea que también siento esa responsabilidad que al mismo tiempo me fortalece porque no estoy solo”.

Y adelantó que si reciben un fallo en contra buscarán “más recursos para seguir peleando, porque la única vía que tengo hoy en día es seguir peleando porque no solo está mi causa, ahora están estos otros chicos  a la espera espera y estoy soltando mis últimos recursos”.

La referente en Salta del Plenario de Trabajadoras, Gabriela Cerrano, advirtió que “si hay un fallo a favor de Lamas será un grave antecedente para que los curas salteños con causas de hace más de 20 años no puedan ser juzgados. Si es a favor de las víctimas, será un paso adelante en la lucha contra la impunidad de la Iglesia”. Cerrano recordó que la justicia de Salta ya ha tomado decisiones a favor de curas acusados por abusos sexuales. El juez Adolfo Figueroa, de la sala IV del Tribunal de Impugnaciones, revocó la elevación a juicio al sacerdote Agustín Rosa Torino. Días después dictó la prescripción de las causas por abuso contra el actual capellán de la Universidad Católica de Salta, Mario Aguilera.

La campaña de la Red invita a publicar acciones y pronunciamientos con los hashtags:

#NoalpuntofinaldelacausadelcuraLamas#Justiciaparalasvíctimas y #ReddeSobrevivientesdeAbusosEclesiasticosdeSalta

La Agencia Presentes nos recuerda que: Todos nuestros contenidos son de acceso libre. Para seguir haciendo un periodismo independiente, inclusivo y riguroso necesitamos tu ayuda.  Podés colaborar aquí.

Fuente Agencia Presentes

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

Más de 1300 mujeres lesbianas, bi y trans han denunciado discriminación y abusos en Chile

Miércoles, 11 de marzo de 2020

4D4FC9AB-A4AB-4EF7-969B-0CFA1694DD0723 han sido asesinadas. El Movilh exigió hoy la plena igualdad de derechos para las mujeres diversas, así como la visibilidad de las mismas en una nueva Constitución.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) informó hoy que desde el año 2002 a la fecha 1.370 mujeres han denunciado discriminación y violencia en razón de su orientación sexual o identidad de género de Chile, al tiempo que llamó a incluir la realidad del sector en una nueva Constitución.

La vocera del Movilh, Daniela Andrade, precisó que de los 1370 atropellos contra mujeres lesbianas, bisexuales, pansexuales y trans, 23 corresponden a asesinatos, lo cual “refleja una doble vulnerabilidad que poco y nada es abordada y enfrentada por el Estado, pese a que Chile firmó ante la Comisión Interamericana de DDHH (INDH) un Acuerdo de Solución Amistosa para erradicar y prevenir este tipo de violencia”.

Uno de los aspectos más graves es que solo el 8% de las mujeres diversas se atreve a denunciar los abusos, por tanto, los 1.370 casos conocidos solo dan cuenta de un pequeña parte de esta realidad. El temor para reportar los atropellos, demuestra la necesidad de implementar políticas públicas focalizadas para las mujeres diversas”, añadió Andrade.

El Movilh consideró además que “estando nuestro país a pasos de un plebiscito donde sin duda ganará la opción favorable a nueva Constitución, resulta del todo pertinente que todas las fuerzas sociales y políticas se comprometan para que la Carta Magna visibilice e incorpore de manera explícita la plena igualdad de derechos para las  mujeres con orientaciones sexuales,  identidades o expresiones  de género diversas”.

Por todos estos motivos llamamos a hoy a las mujeres a marchas unidas por la dignidad de todas y todes, sin discriminación d ningún tipo”, finalizó Andrade

De acuerdo a la Encuesta Visibles, aplicada por el Movilh a fines 2019 a 2.146 mujeres lesbianas, bi, trans y pansexuales, el 77% de este grupo humano ha sido discriminado, mientras que el 47% se dañó a sí misma producto de la lesbofobia. Además el 67% oculta siempre o veces su orientación sexual por temor a ser agredida, el 4% fue violada y el 12% intentó suicidarse a raíz de la presión social. De quienes se infligieron algún tipo de daño, el 45% lo hizo antes de los 14 años.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Dom Dysmas, prior de la Gran Cartuja de Isere: “La víctima no es una amenaza, sino un médico que te dice que tienes cáncer”

Sábado, 29 de febrero de 2020

Dom-Dysmas-Gran-Cartuja-Isere_2208389182_14367241_660x517“Detrás del abuso sexual está casi siempre el abuso espiritual”

“¡Es trágico oír hablar de monjas que han abrazado esta vida con generosidad y, tras ser abusadas, se han vuelto incapaces de rezar!”

“Para los fieles, el hecho de haber ocultado los abusos es quizás un escándalo mayor que los propios abusos”

Y advierte que una de las causas de los abusos es el culto a la personalidad. “Cuando eres un fundador o un superior adorado por tu comunidad, es muy difícil resistirse al orgullo

Para Dom Dysmas, “el principio básico para que una comunidad desarrolle su propio sistema inmunológico es uno de poder y contrapoder”

Jesús María Aguirre sj: “¿Serán suficientes protocolos internos para atajar los casos, cuando los mismos vigilantes están incursos en abusos?”

Juan Cuatrecasas: “Es urgente reformar al alza los plazos de prescripción de estos delitos de abusos a menores”

Los Legionarios de Cristo investigarán todos los casos de abusos de sus ocho décadas de historia

Acoso sexual en Kerala (India): Una segunda monja de las Misioneras de Jesús acusa a monseñor Mulakkal

“Detrás del abuso sexual está casi siempre el abuso espiritual”. Así de claro lo tiene Dom Dysmas de Lassus, prior de la Gran Cartuja, en Isère, un monje francés que, tras estudiar a fondo la plaga de los abusos, acaba de publicar un libro, en el que ofrece algunas claves para entender este flagelo que es capaz de destrozar las vidas de las víctimas para siempre.

“Siempre hay accidentes, pero no podemos evitarlos cerrando los ojos”, dice Dom Dysmas en una larga entrevista con el semanario francés Famille Chrétienne, recogida por el portal de la Iglesia católica suiza.

El prior asegura que fue el encuentro con las víctimas lo que le abrió los ojos y le empujó a investigar este fenómeno, que todavía está poco estudiado. “¡Es trágico oír hablar de monjas que han abrazado esta vida con generosidad y, tras ser abusadas, se han vuelto incapaces de rezar!”

Si cada caso es único, Dom Dysmas se sorprendió al descubrir que hay toda una serie de constantes en todos los testimonios escuchados. “Ya no podemos permanecer en silencio. No creo que podamos seguir callando estas situaciones por más tiempo”, dice con fuerza. Y añade: “Para los fieles, el hecho de haber ocultado los abusos es quizás un escándalo mayor que los propios abusos”

“La víctima es un médico que me diagnostica un cáncer”

Para el prior francés, la actitud de la Iglesia de escuchar a las víctimas y ponerlas en el centro es nueva, especialmente en Francia. Con demasiada frecuencia y durante demasiado tiempo, ha habido situaciones en las que “escuchamos a las víctimas de abusos para silenciarlas”.

Esto sucede, sobre todo, “cuando la reputación de la comunidad o el interés propio es más fuerte que el sufrimiento del otro. Tienes que darle la vuelta a la situación y pasar del reflejo ´la víctima es una amenaza” al “la víctima es un médico que me diagnostica cáncer. Insisto: ¡El médico que te dice que tienes cáncer no es tu enemigo!”

Es difícil resistirse al orgullo.

La_Grande_ChartreusePara Dom Dysmas, el abuso espiritual se produce cuando la persona que tiene una ascendencia moral, en lugar de ejercerla en el sentido de servicio, la utiliza explotando al otro para su propio beneficio. “El pastor ya no está al servicio de las ovejas, sino las ovejas al servicio del pastor. ...] Los abusos no son algo externo a nosotros, están en el sistema de poder eclesiástico y dentro de cada uno”, advierte el prior.

Y advierte que una de las causas de los abusos es el culto a la personalidad. “Cuando eres un fundador o un superior adorado por tu comunidad, es muy difícil resistirse al orgullo. Poco a poco, el éxito de estas personas, sanas de raíz, ha podido subirsele a sus cabezas”, afirma el cartujo.

Según los testimonios que él mismo recogió, Dom Dysmas cree que en la mayoría de los casos de abuso espiritual, los superiores que van a la deriva no son perversos al principio, peor aún, a menudo actúan de manera inconsciente y persuadidos de contribuir al bien.

Concepción desviada de la obediencia

El origen de esta perversión se remonta a una concepción retorcida del voto de obediencia. “La obediencia justa es necesariamente a imagen de Cristo. No es obediencia a un hombre sino a Dios… La obediencia a un superior siempre debe ser vista como una oportunidad de obedecer a Dios en un acto muy concreto. Un religioso sigue siendo un ser dotado de inteligencia y responsable de sus actos. La obediencia nunca puede ser ciega”.

El prior ve otro riesgo en el celo de los jóvenes religiosos que están encaprichados con lo absoluto pero que carecen de discernimiento. “La mayoría de las veces, en la vida religiosa, el abuso toma la forma de tentación bajo la apariencia de bien. Por ejemplo, la orden de transparencia del novicio respecto a su superior puede llevar al control de los pensamientos de una persona. O el mandato de unidad, que prohíbe criticar al grupo o a la persona del superior, porque equivaldría a oponerse a la voluntad de Dios.

GianniOsvaldino

A su juicio, el exceso de afectividad también es un peligro, por ejemplo cuando un superior es reelegido varias veces seguidas “para no hacerle daño”. De ahí que sostenga que “la comunidad necesita desarrollar su sistema inmunológico”.

Sobre todo, ante los círculos de poder. Porque, según el prior de la Cartuja, el fenómeno de los círculos de poder es otro grave riesgo de deriva. “El superior se rodea de una guardia pretoriana que le impide escuchar las llamadas de la base. Esto es particularmente cierto cuando una pequeña comunidad crece rápidamente de unas pocas personas a decenas o incluso cientos de individuos. Los miembros de la guardia pretoriana, que han sido cooptados por el superior, harán todo lo posible para evitar cualquier interrogante por mínimo que sea a su figura o a su obra”.

Medios de protección

Risques-et-derives-de-la-vie-religieusePara Dom Dysmas, si las nuevas comunidades son más propensas al abuso espiritual, las antiguas órdenes no se salvan necesariamente, pero tienen los medios más afinados, para poder hacerle frente. “En las grandes órdenes, la desviación permanece local y todo el cuerpo puede protegerse. Y, además, es cierto que la sabiduría se cristaliza con el tiempo”.

Para Dom Dysmas, “el principio básico para que una comunidad desarrolle su propio sistema inmunológico es uno de poder y contrapoder”. El principal medio para lograrlo sigue siendo la educación inicial y permanente. También existe la necesidad de tener una visión externa objetiva de la comunidad. Una visita canónica o un capítulo general son oportunidades para identificar las aberraciones.

Por último, el papel de la familia de los religiosos también tiene su importancia. “Si la familia nota un sentimiento depresivo, si percibe que se está creando una distancia, una ley de silencio, la sobrevaloración del carisma o del fundador… puede hacer preguntas, pedir explicaciones y desempeñar el papel de prevención”.

Dom Dysmas de Lassus: Riesgos derivados de la vida religiosa, 448 pp. 2020, Paris Cerf

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General , ,

Miguel Hurtado: “La pederastia es la crisis más grave que ha padecido la Iglesia desde la Reforma de Lutero”

Martes, 25 de febrero de 2020

manual-del-silencio-miguel-hurtadoEl activista y víctima de abusos en Montserrat publica ‘El Manual del Silencio‘ (Planeta)

“España es una de las mayores potencias exportadoras de curas pederastas del mundo, hemos mandado a miles de curas pederastas a Latinoamérica, que han hecho verdaderas barbaridades”

“El secretismo es el caldo de cultivo de la pederastia en la Iglesia”

“Los culpables de que esto no se haya erradicado, y puede sonar un poco fuerte, son los católicos (…). En el nombre de Dios, sus obispos han protegido a depredadores sexuales que han violado a sus niños”

A los dieciséis años, Miguel Hurtado fue violado por el germá Andreu, el fundador del grupo de Scouts de la Abadía de Montserrat. Durante un año, Miguel sufrió los abusos en silencio. Cuando se decidió a denunciar, se encontró con un muro de dificultades, de silencios, de incomprensión. En ‘El Manual del Silencio’ (Planeta), narra su experiencia y, sobre todo, cómo logró convertirse en uno de los activistas más importantes en la lucha contra la pederastia en la Iglesia católica. Hablamos con él.

Este libro, Miguel, son más que unas memorias…

La idea era, a través de un relato individual, poner el foco en lo estructural. No en mi experiencia personal, sino en los protocolos, la cultura que ha permitido que en docenas de países, en los cinco continentes, durante décadas, los sacerdotes pederastas han actuado con total impunidad.

Pones tu caso como paradigma de lo que sucede alrededor, no sólo de los abusos, sino de la respuestas… ¿Es la Iglesia un nido de encubridores?

Una experiencia que me marcó mucho fue asistir a las conferencias internacionales de víctimas. Gente de todo el mundo, muy distintos, que sin embargo contábamos la misma historia. Y decíamos bromeando: ‘Parece que los obispos se hubieran leído el mismo manual’. Y después descubrí que estábamos en lo correcto: que el Vaticano había diseñado, implementado y perpetuado un manual del silencio para encubrir este tipo de delitos, y lo había mantenido durante un siglo bajo siete papas.

Era importante denunciar el sistema, pero también cómo los activistas lo estamos desmontando.

1547823771_007454_1547824088_album_normal

El monje Andreu Soler con sus Scouts…

Porque tú te defines como activista, no eres sólo una víctimas, sino que has decidido ir más allá…

Hay un proceso que comienzas como víctima, pasiva y sin control sobre lo que pasa. Hay un proceso de sanación y recuperación en el que te conviertes en superviviente, y dentro de ese grupo hay un pequeño número que nos convertimos en activistas. La diferencia es que no intentamos una sanación individual, sino reformar la estructura y el sistema.

¿Cuáles son los objetivos de tu lucha?

A mí me gusta mucho el modelo que defiende Naciones Unidas. Cuando hay graves violaciones de derechos humanos: violencia sexual en la Iglesia, crímenes del Franquismo, la dictadura de Cuba o de Pinochet… el modelo que se tiene que aplicar es garantizar el acceso de las víctimas a la justicia, la verdad, la reparación y las garantías de no repetición. Ese es el modelo que tengo en mente.

¿Y eso qué supone?

El activismo que hago es ver qué medidas hacen falta para que las víctimas tengan acceso a la justicia: pues hay que reformar los plazos de prescripción de los delitos de pederastia. Qué hace falta para que las víctimas tengan derecho a la verdad: potenciar mecanismos independientes de investigación dentro de las instituciones. Sobre la reparación: reformar las leyes de prescripción civil, establecer mecanismos de compensación a las víctimas. Garantías de no repetición: es que a lo mejor hay que reformar la ley de encubrimiento para tipificar el encubrimiento de la pederastia como un delito. Esos objetivos marcan la agenda legislativa.

Y afectan no sólo a las víctimas de pederastia en la Iglesia, sino a todas…

Muchas veces nos echan en cara que solamente criticamos a la Iglesia cuando hay abusos en otros ambientes e instituciones, pero quienes nos critican no están haciendo nada para cambiar las leyes. Nosotros llevamos cuatro años, hemos conseguido medio millón de firmas, hemos protestado frente al Congreso, pidiendo la reforma de los plazos de prescripción. Y ahora el Gobierno dice que va a hacer una mínima reforma, y las víctimas van a tener 12 años más para denunciar. Esto no se hubiera conseguido sin nuestras denuncias, y beneficia a todas las víctimas: en la familia, en las iglesias, en la escuela, en los clubes deportivos….

Pero la Iglesia es una institución, que a diferencia de otras, te dice qué moral tienes que seguir… Es una doble inmoralidad cuando ellos las incumplen y las encubren

Hay una falta de coherencia moral y una hipocresía, y eso a la Iglesia le ha hecho mucho daño, pero también hay otro elemento importante. Pocas instituciones hay en el mundo que tengan tantas herramientas para proteger a los pederastas como la Iglesia católica, por una sencilla razón: no se han limitado a moverlos de parroquia en parroquia, sino que los han movido de país en país. España es una de las mayores potencias exportadoras de curas pederastas del mundo, hemos mandado a miles de curas pederastas a Latinoamérica, que han hecho verdaderas barbaridades. ¿Qué otra institución puede hacerlo? Yo tengo un empleado pederasta y lo puedo mandar a Chile, a Perú, a Ecuador…

¿Qué está haciendo la Iglesia para atajar esta lacra? ¿Es suficiente?

Está adoptando una postura de ‘gatopardismo’, que algo cambie para que no cambie nada, y están implementando los mínimos cambios posibles para que les dejen en paz. Para que deje de haber presión mediática, de las víctimas, política…. Tímida reforma tras tímida reforma, y promoviendo las medidas de marketing y no otras más ambiciosas, estructurales y sistémicas que necesita la Iglesia.

1567764192_764044_1567767945_noticia_fotograma

Andreu Soler con Juan Pablo II

A veces, se os acusa de hacer daño a la Iglesia. Incluso, durante el funeral por el obispo de Astorga -y presidente de la Comisión Antipederastia-, el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, vino a decir poco menos que las víctimas habían matado a monseñor Menéndez. ¿Qué sentís en esos momentos?

Para las víctimas de La Bañeza fue muy doloroso. Fue un comentario muy cruel, pero a mí no me sorprendió. Es una dinámica bastante constante. La jerarquía reacciona ante un escándalo negándolo, minimizándolo, adoptando una postura victimista, diciendo que es una campaña contra la Iglesia y entrando en la dinámica del ‘Y tú más’. A mí me produce mucha tristeza. Ya hemos visto a que llevó el ‘Y tú más’ en el tema de la corrupción. No cometamos el mismo error.

El caso Maciel es absolutamente paradigmático en este sentido…

Si adoptas un modelo médico, cuando tienes un cáncer lo extirpas de raíz, porque cuando ha metastatizado, es más difícil de extirpar. El secretismo es el caldo de cultivo de la pederastia en la Iglesia. Si no hubieran defendido a capa y espada el secreto pontificio durante décadas, si no hubieran adoptado una postura tan oscurantista, a estos pederastas se los hubiera detectado antes, hubieran entrado en prisión y hubiéramos ahorrado miles de víctimas. Lo más triste es que han adoptado el secretismo para proteger a la Iglesia, y ni han protegido a la Iglesia, ni han protegido a las víctimas.

El Vaticano. El Papa Francisco. Se cumple un año de la cumbre antipederastia. Un año después, ¿qué balance haces?

Es una nueva oportunidad perdida, porque ellos lo que dicen es ‘Es un problema de protocolos. Hagamos protocolos’. Pero qué pasa si estos protocolos no se cumplen. Si no cambia la cultura. Tiene que haber una cultura de la transparencia, del cumplimiento íntegro de la ley y de la rendición de cuentas. Entonces, lo que ha fallado es que el Papa, a día de hoy, sigue sin haber establecido un mecanismo ágil, que funcione, para que los encubridores pierdan su puesto de trabajo por encubrir.

¿Es el Papa, es el sistema? ¿Quiénes son los culpables?

Puedes buscar diferentes explicaciones. Yo creo que los culpables de que esto no se haya erradicado, y puede sonar un poco duro, es de los católicos.

¿Por qué?

Porque no están pidiendo profundas reformas en su Iglesia. Es que en el nombre de Dios, sus obispos han protegido a depredadores sexuales que han violado a sus niños. Y lo que pasa es que los católicos, en vez de indignarse y exigir reformas profundas, están o bien buscando conspiraciones externas, o bien queriendo creer de nuevo en los cuentos infantiles, de que hay un Papa bueno que dice cosas bonitas, y que a partir de ahora todo puede ir bien.

¿Hay alguna posibilidad de que todo vaya bien, o no la ves?

Yo creo que el sistema actual es insostenible. Es una cuestión de calendario cuánto va a tardar en desmoronarse. Le han destrozado la vida a tanta gente que esto no puede acabar bien.

Pero la Iglesia no va a echar el cierre mañana, sigue siendo una institución que genera cultura, sociedad… No hay una institución comparable a la Iglesia católica, en lo malo, pero también en lo bueno…

Pero la actitud que tiene la jerarquía católica es: Nosotros llevamos 2.000 años y nadie ha conseguido cerrarnos el chiringuito. Pero no se dan cuenta, y esto lo menciono en el libro, es que ésta es probablemente la crisis más grave que ha padecido la Iglesia desde la reforma protestante de Lutero. Y además, en un mundo globalizado, y en la sociedad de la información, donde todo se sabe. Cuando yo fui abusado, a diferencia de generaciones anteriores, lo que hice fue meterme en Google y escuchar historias de otros países, ponerme en contacto con otras víctimas, intercambiar información… Esa sociedad de la información puede aumentar exponencialmente el daño reputacional a la Iglesia. Pueden hacer limpieza en cuatro años, o pueden hacerla en cuarenta. ¿Qué efecto va a tener para la Iglesia como institución si, cada cierto tiempo, hay una cascada de casos de pederastia? Es la tortura de la gota malaya. Desde Boston, no llevamos ni 20 años, y el daño es incalculable. ¿Pueden aguantar treinta años más?

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Un informe revela que Jean Vanier, fundador de El Arca, estuvo involucrado en abusos y encubrimientos durante décadas

Lunes, 24 de febrero de 2020

jean-vanierQué dolor, Dios mío… ¿pero nadie estaba limpio?

El sacerdote, que murió en mayo de 2019, había estado directamente vinculado a la conducta sexual de su mentor, el padre Philippe, encubriendo que había abusado sexual y espiritualmente de mujeres adultas no discapacitadas

Por otra parte, se ha descubierto que “el propio Jean Vanier ha sido acusado de relaciones sexuales manipuladoras y de abuso emocional entre 1970 y 2005, generalmente en un contexto relacional en el que ejerció un poder significativo”

Los dominicos franceses crean dos equipos de investigación para analizar el comportamiento de Thomas Philippe

Como ha relatado el medio americamagazine.org, una investigación ha sacado a la luz que Jean Vanier, el carismático fundador de la red mundial de trabajo de atención a adultos con discapacidades físicas y psíquicas, El Arca, pasó décadas implicado en encubrimiento de abusos y malas prácticas propias, similares a las que encubría.

Jean Vanier, que murió en mayo de 2019, rodeado de homenajes y premios a su labor humanitaria, habría estado directamente vinculado a la conducta sexual de su mentor, el padre Philippe, que había abusado sexual y espiritualmente de mujeres adultas no discapacitadas.

Destapando el caso desde 2015

Fue en 2015 cuando los trabajadores de El Arca USA encargaron una investigación interna que descubriera la verdad escondida tras las duras acusaciones a Philippe, cuyas conclusiones fueron contundentes: el sacerdote había sido “autor de un comportamiento sexual abusivo hacia las mujeres adultas”.

Philippe alegó que “buscaba descubrir y comunicar una experiencia mística” y su discípulo, que llevaba décadas encubriéndole, fingió indignarse: “Soy incapaz de reconciliar pacíficamente estas dos realidades”, dijo Vanier ese mismo año, refiriéndose a la ternura con la que Philippe trabajaba al cuidado de las personas con discapacidad y la revelación de que era un abusador.

Francisco-Jean-Vanier_2119598097_13579942_667x375El Papa Francisco, con Jean Vanier Osservatore Romano

Tras eso, se encargó otra investigación, que descubriría que Vadier, mientras mentía por Philippe, estaba repitiendo con otras mujeres el patrón de su comportamiento depredador.

El poder de un líder espiritual

La nueva investigación, publicada recientemente, ha concluido que “el propio Jean Vanier ha sido acusado de relaciones sexuales manipuladoras y de abuso emocional entre 1970 y 2005, generalmente en un contexto relacional en el que ejerció un poder significativo y un dominio psicológico sobre las presuntas víctimas”.

Se trata de su faceta de líder espiritual en retiros de grupos, donde estaba cerca de mujeres que se transformaban en sus víctimas, confiando en la autoridad de este sacerdote, activista y filósofo, cuya reputación era mundial.

El informe describe que “independientemente unos de otros, los testigos describen sucesos similares, que tuvieron un impacto duradero y negativo en sus vidas personales y en sus relaciones posteriores” de las víctimas, seis mujeres.

Funeral-Jean-Vanier_2122297798_13602907_667x375

Funeral de Jean Vanier

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

Astrid Kaptijn: “Las víctimas de abusos tendrán derecho a ser informadas sobre el juicio y el castigo de sus agresores”

Lunes, 10 de febrero de 2020

img-p07ak.1600.670photositerectoratvr-recadreLa canonista de Friburgo, partidaria de que “el sistema de justicia civil haga el trabajo”

La profesora de derecho canónico de la Universidad de Friburgo ha definido la postura del Papa como “un fuerte gesto simbólico hacia las víctimas

Kaptijn opina que esta medida papal persigue la reparación y justicia para las víctimas, pero a la vez una posible expiación y reconciliación del religioso abusador y su comunidad, con el objetivo marcado de “evitar la reincidencia”

Las víctimas abren un canal de comunicación estable con el Episcopado español

O’Malley lee la cartilla a la Iglesia española ante los abusos: “Es crucial disponer de protocolos claros, investigar y compensar a las víctimas” “La Iglesia defraudó a todos”, admite el ‘ministro vaticano’ contra la pederastia en Madrid

El fundador de Miles Christi administraba el perdón en confesión a su cómplice de abusos sexuales

“Fernando Martínez me violaba y hacía ver cómo abusaba de otras niñas”. Biani López relata el infierno vivido

La menor que denunció al capellán por enviarla un vídeo masturbándose da plantón al juez. El presbítero le había ofrecido dinero para evitar la denuncia

Confesiones del cardenal Barbarin: “Este caso permanecerá unido a mi nombre y se me pegará en la piel para siempre”

Profesora de derecho canónico en la Universidad de FriburgoAstrid Kaptijn ha abundado, en una entrevista en catch.ch, en los detalles de las implicaciones de la medida llevada a cabo por el Papa Francisco el pasado diciembre: la abolición del secreto pontificio en los casos de abuso sexual de menores.

Definiendo esta orden, cuya entrada en vigor el Pontífice declaró “inmediata”, como “un fuerte gesto simbólico hacia las víctimas”, la experta en derecho canónica ha explicado que la anulación del secreto no tiene efecto retroactivo para los casos antiguos ya juzgados, cuyos documentos están en los archivos”. De la misma manera, ha advertido de que “el acceso a estos datos obviamente no será público”, sino que se pondrá a disposición de víctimas, acusados… y sus respectivos representantes legales.

Información y transparencia

En la misma entrevista, la profesora ha valorado la novedad de que “las víctimas tendrán derecho a ser informadas sobre el juicio y el castigo”, porque, en su opinión, esto responde a una sensibilidad del Papa Francisco ante el derecho a la información de los afectados y a la transparencia.

Preguntada por cuáles serán las normas de aplicación, ha apuntado que todavía no se conocen, pero que “podrían venir de la Secretaría de Estado o de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Evitar la reincidencia

Kaptijn ha opinado que esta medida papal persigue la reparación y justicia para las víctimas, pero a la vez una posible expiación y reconciliación del religioso abusador y su comunidad, con el objetivo marcado de “evitar la reincidencia”.

Por otra parte, ha informado de que el texto dice que quien concederá el acceso a la información desclasificara será una autoridad competente. Si la acusación es contra un sacerdote diocesano, la autoridad competente es el obispo”.

Por último, ha confesado que lo ideal en estos casos, “dada la magnitud de los actos cometidos”, es “que el sistema de justicia civil haga el trabajo” de sancionar al pederasta, y no quede solamente en el plano eclesiástico, donde puede ser más complicado investigar la veracidad de los casos. “La ley necesita definiciones claras” para objetivar el estado de dependencia y la incapacidad de las víctimas de ataques pedófilos o de otras formas de abusos sexuales.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General , , ,

El Vaticano investiga casos de abusos sexuales “entre monjas”

Lunes, 27 de enero de 2020

monjas-violadas-olvidadas-548x314_760x520El Papa Francisco ha habilitado la creación de una casa para ex religiosas que, una vez dejaron la congregación, viven en situación de pobreza, fueron abandonadas por sus hermanas

“Sólo en una congregación, se han denunciado nueve casos”, confiesa el cardenal brasileño

“Hay casos muy duros en los que las superioras conservan los documentos de las monjas que quieren salir del convento o que son enviadas lejos. Estas personas entraron en el convento como monjas y se encuentran en estas condiciones”

Las monjas esperan que al igual que en los casos de los abusos a menores se establezcan “líneas guías” para que se conozcan las obligaciones, pero también los derechos de las religiosas en sus lugares de trabajo

Braz de Aviz: “Ha habido casos de prostitución de ex religiosas para poder mantenerse”

Cuatro de cada diez religiosas en el mundo han sufrido abusos sexuales a manos de curas y obispos

José Carlos Rodríguez: “Monjas africanas victimas de abusos, ¿de quien es la culpa?”

Monjas abusadas por sacerdotes, obispos, incluso por otras religiosas. Es el siguiente Rubicón de la Iglesia católica, tras los abusos a menores. Y, en esta ocasión, parece que la Santa Sede está dispuesta a actuar. Así lo aseguró, en una entrevista a la revista Donne Chiesa mondo, que se edita mensualmente con L’Osservatore Romano, el cardenal Joao Braz de Aviz.

El prefecto de la vida religiosa aseguró que su congregación está investigando casos de abuso sexual por parte de sacerdotes contra monjas, pero también “abuso sexual entre monjas”.

“Sólo en una congregación, se han denunciado nueve casos”, confiesa el cardenal brasileño, que también habla de la existencia de una casa para ex monjas que, una vez abandonada la vida religiosa, viven en situación de pobreza, auspiciada por el mismísmo Papa Francisco, después de comprobar algunas de las acusaciones planteadas. Y el abandono que sufren por parte de la que fue su familia religiosa.

“Ha habido casos de prostitución de ex religiosas para poder mantenerse”, añade Braz de Aviz . “Hay casos muy duros -dice el cardenal- en los que las superioras conservan los documentos de las monjas que quieren salir del convento o que son enviadas lejos. Estas personas entraron en el convento como monjas y se encuentran en estas condiciones”.

“Es un fenómeno que hasta ahora estaba oculto, pero que tendrá que salir a la luz, concluye el purpurado.

Monjas-Vaticano_2099500045_9823143_660x371

Agotamiento y estrés

Junto a ello, L’Osservatore también habla del síndrome de “burnout”, del trabajador quemado o agotado,  que padecen muchas religiosas por las condiciones de explotación, los abusos de poder abusos sexuales. 

De hecho, el agotamiento laboral y el estrés postraumático que sufren las religiosas fue abordado en la última reunión de la Unión Internacional de Superiores Generales (UISG) y se decidió establecer una comisión de cuidado personal en los próximos tres años.

Tal y como recoge Efe, la monja australiana Maryanne Lounghry, psicóloga e investigadora del Boston College y la Universidad de Oxford, explica que “nuestro objetivo es construir comunidades resilientes”, explica en la revista la monja australiana  Las monjas, explican en el artículo, esperan que al igual que en los casos de los abusos a menores se establezcan “líneas guías” para que se conozcan las obligaciones, pero también los derechos de las religiosas en sus lugares de trabajo, así como algo que se parezca a un contrato de trabajo.

“Cada religiosa tiene que tener una especie de código de conducta, una carta de acuerdo con el obispo o el párroco para poder decirle: ‘Sabe, trabajé 38 horas esta semana o no puedo trabajar el domingo y vuelvo el lunes, necesito un día libre’. Un contrato de negociación te hace más fuerte”, añade Lounghry.

Lounghry agrega que sería necesario también “invertir en el bienestar de las monjas” y por ejemplo concederles dos semanas de vacaciones, una paga, una situación de vivienda digna, acceso a internet” o “incluso un año sabático después de cinco años de trabajo”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

¿Se puede rehabilitar a un cura pederasta?

Sábado, 25 de enero de 2020

AdobeStock_108951933-1Centros en todo el mudo trabajan con terapias para los clérigos abusadores Distintos expertos trabajan en Italia, México y España con clérigos acusados y condenados por abusos sexuales, antes y después de su condena

La terapia con los clérigos abusadores, como los ludópatas o los alcohólicos, puede durar toda la vida, y requiere del aislamiento del resto de la sociedad, apuntan

“Hay un número consistente de sacerdotes que han tenido terapia con nosotros y que ya no son sacerdotes: para ellos soñamos con un convento que les permita vivir una vida digna”, señala Marco Ermes Luparia, que dirige el centro El Divino Amor en Roma

Roma investigará a los Legionarios por “encubrimiento y negligencia” de los abusos de Fernando Martínez. El legionario fue víctima de Maciel, y después se convirtió en abusador.

¿Dónde van los curas condenados por pederastia? ¿Pueden recuperarse? ¿Quién atiende a los victimarios? Durante demasiado tiempo, la actitud de la Iglesia oficial a este respecto fue la del silencio, el encubrimiento y el traslado.

En Madrid, hace quince años se conoció el caso de un sacerdote, acusado de abusos, al que la diócesis envió durante seis meses a un monasterio de Guadalajara para llevar un tiempo de silencio y oración. Hoy sabemos que, más allá de eso, resulta imprescindible el trabajo de terapeutas, psicólogos, psiquiatras y educadores, y que aún así resulta muy difícil que un pederasta deje de serlo, y pueda vivir normalmente en sociedad.

Euronews ha elaborado un completo reportaje sobre la ayuda que se ofrece a clérigos abusadores en Italia. Una realidad que se reproduce, con matices, en centros situados en México, Francia, Alemania o España, pero de la que prácticamente no se informa.

En nuestro país hay al menos una docena de centros de tratamiento de personas con esta problemática, que también es uno de los objetivos de la asociación Repara, recientemente nacida en Madrid. Desde hace años, los camilos trabajan con algunos abusadores -curas y laicos- que han acabado en prisión. No sólo atender a las víctimas, lo que es primordial, sino preguntarse qué hacer con los abusadores. ¿Hay salida para ellos?

Un drama personal

El diácono y psicoterapeuta Marco Ermes Luparia, de 69 años, cree que sí. Durante más de veinte años, su equipo de cinco personas ha acogido a eclesiásticos en un centro con sede en Roma, el Divino Amor. Curas que sufren problemas psicológicos y de comportamiento, incluída la pederastia. Sólo en Italia hay registrados 24 centros de este tipo, según la red L’Abuso, que apoya a las víctimas de abusos en la Iglesia.

Para Luparia, los casos que les llegan son “un drama personal, que ha llevado a otro drama, que afecta a la persona maltratada”. La recuperación, según la filosofía de estos centros, puede durar toda la vida y requiere el aislamiento del resto de la sociedad.

Los huéspedes del Divino Amor no sólo son sacerdotes, sino que también pueden ser clérigos, religiosos y seminaristas. “Vienen a nosotros de forma independiente o después de un decreto del obispo, entonces existe la posibilidad de arresto domiciliario”. “La nuestra es una terapia completa, que dura años y ciertamente no diez meses, apunta.

¿Qué se hace en estos centros? “Primero intentamos identificar el punto de inflexión para el desarrollo psicosexual del adulto. La única manera de lidiar con ello es la cirugía a corazón abierto (…) Nuestro objetivo es ofrecer a los pacientes una vida espiritual y reservada de oración y comunidad. Al igual que con el alcoholismo, estamos hablando de un trastorno que necesita un seguimiento constante”.

¿Se puede curar la pedofilia?

Maurizio Marasco es psiquiatra, exprofesor de psicopatología forense y criminología. Ha realizado trabajos de consultoría como perito judicial en casos de abuso sexual. “A veces los sacerdotes se dan cuenta de que han cometido un delito muy grave, también aceptan el castigo, pero esto no es una garantía de que no volverán a abusar. He conocido personas que han sido juzgadas, encarceladas, condenadas a un programa de recuperación, pero años más tarde han vuelto a cometer ese delito”, subraya a Euronews.

“El mundo científico no sabe lo que se hace en estos centros eclesiásticos. Una vez que salgan de allí, ¿cómo podemos estar seguros de que no volverán a abusar sexualmente de menores? Ese es el problema”, explicó el doctor.

Pero si el sacerdote va a la cárcel, el asesoramiento se detiene, porque el Estado no financia la terapia, y los terapeutas no pueden ir a prisión. En la mayoría de los casos, después de salir de la cárcel, estos sacerdotes se quedan sin hogar después de la prisión, sostiene Luparia.

“Tratamos de continuar la terapia incluso después”. “Hay un número consistente de sacerdotes que han tenido terapia con nosotros y que ya no son sacerdotes: para ellos soñamos con un convento que les permita vivir una vida digna”.

En la prisión de Bollate, en Milán, el Centro Italiano para la Promoción de la Mediación puso en marcha en 2015 un proyecto para los presos condenados por delitos sexuales contra mujeres y menores. Desde 2015, más de 300 presos han participado en el proyecto de forma voluntaria, dijo Paolo Giulini, responsable del centro, a Euronews. Sólo 11 han reincidido tras su liberación.

“También hemos trabajado con algunos sacerdotes. Algunos de ellos habían hecho terapia con su diácono antes de venir a nosotros”. Sabemos que algunas órdenes religiosas ofrecen apoyo psicológico, pero no trabajamos en sinergia”, dijo Giulini.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

Un sacerdote condenado por abusos, asesinado por su víctima en Venezuela

Viernes, 24 de enero de 2020

padre-Jesus-Manuel-Rondón-Molina-en-Rubio-1024x1024La diócesis, en un comunicado, eludía esta circunstancia

El clérigo, Jesús Manuel Rondón Molina, “abusaba sexualmente del joven desde los 14 años”, según informó el ministro de Relaciones eInteriores, Néstor Reverol

El adolescente “citó al padre a un lugar y lo estranguló dentro de un vehículo”

El cura había sido expulsado del sacerdocio tras una condena por abusos

Un joven de 17 años acabó ayer con la vida de un sacerdote en Venezuela. El clérigo, Jesús Manuel Rondón Molina, “abusaba sexualmente del joven desde los 14 años”, según informó el ministro de para Relaciones Interiores, Justicia y Paz,, Néstor Reverol, quien  informó de la detención de un joven por el asesinato  en el estado Mérida. “Fue detenido un adolescente de 17 años de edad por el asesinato del presbítero Jesús Manuel Rondón Molina, el joven era parte de la comunidad donde estaba el sacerdote. El menor confesó que lo mató porque abusaba de él desde los 14 años. El menor de edad está detenido dijo haber concertado un encuentro con el sacerdote Jesús Manuel Rondón y lo estranguló”, dijo Reverol.

“Se demuestra que hay pedofilia como una práctica continua con apoyo de la iglesia, debemos denunciarlo”, acotó. “La iglesia católica debería darse cuenta que cuando ocurren estos casos, la feligresía se aleja de la religión. Las autoridades de la iglesia católica se hacen de la vista gorda. Nosotros sí respetamos y creemos en la Iglesia, la revolución bolivariana es cristiana, llegaremos hasta el fondo en las investigaciones”, sentenció.

El menor de edad se encuentra detenido por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

El hecho causó gran impacto, y una cierta polémica, toda vez que, en un primer momento, la diócesis de San Cristóbal evitó en todo momento apuntar el hecho de que el cura había sido expulsado del sacerdocio tras una condena por abusos.

Según la investigación, el adolescente citó al padre a un lugar y lo estranguló dentro de un vehículo. Las investigaciones van a seguir su curso”. El joven formaba parte de la comunidad donde estaba el sacerdote. Confesó que lo mató porque abusaba de él.

En un segundo comunicado, la diócesis de monseñor Moronta admitía que el religioso, “recibidas varias denuncias en su contra, se realizaron las investigaciones pertinentes y se le dieron medidas cautelares: entre ellas estaba la de residir en el Monasterio de las Carmelitas en Rubio, donde podía celebrar sólo en privado para las religiosas y se le había prohibido el trato con menores de edad mientras durara el proceso respectivo”.

Ya había sido dimitido del estado clerical

Rondón, explica la nota, “ya había recibido sentencia definitiva de dimisión del estado clerical y, ante dicha sentencia había presentado la apelación a los organismos correspondientes de la Santa Sede”. “A pesar de las múltiples llamadas de atención, desobedeció las órdenes y medidas cautelares puestas según lo establecido en el derecho de la Iglesia. A quienes presentaron las denuncias nunca se le impidió que pudieran acudir al fuero civil”.

“La Diócesis de San Cristóbal garantiza que se no se ha encubierto ni a este ni a ningún clérigo que haya sido denunciado e investigado. El lamentable hecho nos llena de tristeza y preocupación. Pero tenemos la conciencia clara de haber obrado sin encubrimientos y de acuerdo a lo que exige la Iglesia”, concluye la nota.

Fuente Religión Digital/Extravenezuela

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Las víctimas de abusos protestan ante el Arzobispado de Navarra: “Fuimos niños silenciados. Hoy hemos decidido denunciar porque la vergüenza la deben tener los pederastas, no nosotros”

Lunes, 20 de enero de 2020

Protesta-victimas-sede-Arzobispado-Pamplona_2196390364_14259309_660x371“Fuimos niños silenciados. Hoy hemos decidido denunciar porque la vergüenza la deben tener nuestros abusadores pederastas, no nosotros, sus víctimas”

También ha lamentado que cuando han ido a “reclamar verdad, justicia y reparación en el interior de este edificio no hemos encontrado ninguna de las tres cosas. Sentimos que nuestro relato no les importa, que nuestro dolor no les afecta”

 *

  18.01.2020 | RD/Efe

Más de un centenar de personas ha arropado este sábado a los miembros de la asociación de víctimas de abusos sexuales en centros religiosos de Navarra, en una protesta que ha llevado a las puertas del Arzobispado en Pamplona sus quejas por el trato recibido tras las alrededor de 30 denuncias presentadas.

Tras la pancarta con el lema “Abrumados, Silenciados, Ignorados”, nueve de los miembros del colectivo -ocho hombres y una mujer- han permanecido ante la puerta del Arzobispado mientras sus portavoces, Marcos Leyún y Mikel Eceolaza, leían en castellano y euskera un comunicado con un mensaje muy crítico contra la Iglesia.

Víctimas todos ellos de abusos sexuales en centros religiosos en la segunda mitad del siglo pasado, han lamentado que sufrieron “abusos y pederastia siendo niños inocentes. No sabíamos ni entendíamos lo que nos sucedía”, en un contexto, el franquismo, en el que la Iglesia tenía “un enorme poder” y que hoy “conserva”.

Fuimos niños silenciados

“Fuimos niños silenciados. Hoy hemos decidido denunciar porque la vergüenza la deben tener nuestros abusadores pederastas, no nosotros, sus víctimas”, han señalado para reconocer secuelas psicológicas debido a unos abusos que “no son pecados, sino delitos graves que la justicia se niega a reconocer y a perseguir”, ha dicho en referencia a la prescripción del delito al que aluden los jueces o al fallecimiento de sus supuestos autores.

También ha lamentado que cuando han ido a “reclamar verdad, justicia y reparación en el interior de este edificio no hemos encontrado ninguna de las tres cosas. Sentimos que nuestro relato no les importa, que nuestro dolor no les afecta”, ha dicho Leyún para advertir de que desde la Iglesia “no quieren pedir perdón porque eso supondría reconocer un delito”.

Por ello, ha afeado que “el inicialmente esperanzador mensaje del papa Francisco contra la pederastia y los abusos sexuales de los miembros del clero no cala en ellos”, y ha apuntado directamente al arzobispo de Pamplona y Tudela, Francisco Pérez, quien “se ampara en la prescripción del delito” en unos casos y en la “independencia canónica” que ampara a los colegios de órdenes religiosas en otros.

La punta del iceberg

En cualquier caso, ha asegurado que “no somos pocos los abusados. Somos la punta del iceberg, pero todos sabemos que la mayor parte del iceberg se encuentra bajo el agua. La Iglesia es muy grande pero, si no reaccionan y cambian de rumbo, les puede suceder como al Titanic”, ha advertido.

El acto se ha cerrado con un gesto simbólico, la ruptura de las denuncias canónicas, que han tirado a la basura por no ser “ilusos”, ya que han dicho desconfiar del resultado de “venir a denunciar al lugar encubridor” si las entregaban en el Arzobispado.

Además, los presentes han coreado junto a los denunciantes algunos lemas como “No es un pecado, es un delito”, “Concordato protector, obispo encubridor”, “Fuimos abusados, ahora silenciados” o “Con la prescripción no hay reparación”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

La confesión del cura Preynat: “Durante veinte años abusé de cuatro o cinco niños a la semana”

Jueves, 16 de enero de 2020

le-pere-bernard-preynat-doit-etre-juge-en-correctionnelle-ces-prochains-mois-pour-plusieurs-agressions-sexuelles-photo-le-progres-therese-lacroix-1562237341Un espanto que pudo cometerse ante el silencio cómplice de los cardenales Albert Decourtray (1981-1994), Philippe Barbarín (2002-al presente) y los obispos Jean Marie Julien Balland (1995-1998) y Louis-Marie Billé (1998-2002)

 Francia juzga al excura pederasta, en un escándalo que salpica al cardenal Barbarin

“Yo sabía que estos gestos estaban prohibidos, que eran caricias que nunca debería haber hecho. Eran a escondidas”, admite el ex sacerdote

El caso sacudió los cimientos de la Iglesia francesa. El cardenal de Lyon, Philippe Barbarin, fue condenado en primera instancia a seis meses de prisión por actuación indebida, y apartado de la diócesis. La apelación tendrá lugar el 30 de enero

Y además…

Libertad con cargos para el sacerdote de Valladolid que envió un vídeo sexual a una niña de 14 años. El Arzobispado le aparta de sus funciones, como hizo hace una década

“Abusaba de cuatro o cinco niños cada semana”. Bernard Preynat admitió este martes, durante la primera sesión ante el tribunal que lo juzga por pederastia, sus monstruosidades que, durante dos décadas, le llevaron a abusar de centenares, tal vez miles, de menores entre los boy scouts franceses. Lo hizo de pie, ante la magistrada de Lyon, que no pudo resistirse a responder: “Eso significa casi un niño al día”.

“Yo sabía que estos gestos estaban prohibidos, que eran caricias que nunca debería haber hecho. Eran a escondidas”, el clérigo, apartado hace unos años del sacerdocio. Y sí, es verdad, me aportaban placer sexual.

Bernard-Preynat-entrada-juicio_2195190516_14249088_660x371

Bernard Preynat, a su entrada al juicio Reuters

Barbarin, salpicado

El de Preynat es, sin lugar a dudas, el caso de abusos más importante de la Iglesia francesa, que ha salpicado al mismísimo cardenal Barbarin, considerado uno de los ‘papables’ y que fue condenado en primera instancia a seis meses de prisión por no evitar los abusos. Mientras se resuelve la apelación (el 30 de enero), el purpurado ha sido apartado de su cargo en la diócesis.

phillippe-barbarin

“En la época, pensaba que no cometía agresiones sexuales sino que eran caricias, cariños. Estaba equivocado. Son las acusaciones de las víctimas las que me lo han hecho comprender”, explicó durante el juicio Preynat, de 74 años, y que ha reconocido haber abusado de niños entre 1970 y 1990, cuando era capellán de los “boy-scouts” en Sainte-Foy-Lès-Lyon, una localidad cercana a Lyon.

El ya ex sacerdote reconoció los hechos en 1991 ante la pasividad de las autoridades religiosas, que lo mantuvieron en su puesto hasta que se destapó el escándalo en 2015. Sólo en 2018 fue apartado del sacerdocio. Tarde, siempre tarde.

La investigación desveló al menos 35 víctimas, de las que sólo una decena pudo sumarse a la acusación. El resto habían prescrito. Los querellantes, antiguos boy scouts de 7 a 15 años en aquella época, le reprochan manoseos, besos y caricias sexuales obligados. Preynat ha admitido casi todo, incluso tres violaciones (hoy prescritas), y ha pedido perdón a las víctimas. Con su declaración de hoy, la cifra podría multiplicarse.

“No hay duda de que será condenado”

Preynat, quien hoy tiene 74 años, se expone a 10 años de cárcel y 150.000 euros de multa. “No hay duda de que será condenado”, admitió su abogado.

Para los supervivientes, este juicio, más allá de condenar al clérigo, servirá para denunciar públicamente la actitud obstruccionista de la jerarquía eclesiástica, que sistemáticamente silenció los abusos, apenas cambiándole de parroquia. Así, el juicio tratará de explicar cómo este ex sacerdote, cuyas tendencias pedófilas eran conocidas, pudo seguir violando impunemente y permanecer en la parroquia, en contacto con los jóvenes.

El director Francois Ozon da voz a las víctimas en su impresionante película “Gracias a Dios”

El cineasta Francois Ozon ha querido hablar “desde el punto de vista de las víctimas” de la pederastia eclesiástica en Gracias a Dios, un filme que provocó polémica desde su primera proyección en la Berlinale y que llega a España la próxima semana.

Una película que debería haber sido un documental pero que, al final, tuvo caras de ficción para contar mejor una realidad aún no resuelta: el caso real de abusos a menores por parte de un cura católico de Lyon (Francia).

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

El Opus Dei se limita a amonestar a un numerario español que abusó de un joven, y al cura que lo encubrió

Martes, 7 de enero de 2020

artworks-000205456769-kcqut2-t500x500Fernando Ocáriz Braña, Prelado del Opus Dei

Pero… ¡Qué asco, Señor!

Juan Pablo Bueno Montoya dirigía un colegio en Montevideo; Enrique Doval es el sacerdote que evitó denunciar

La Obra justifica la ínfima condena señalando que “de acuerdo con la ley de la Iglesia, al no ser un clérigo no correspondía la intervención de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Por otro lado, considerando las normas civiles y las canónicas penales aplicables a un laico, los delitos han prescrito por el paso del tiempo”

El Opus invita “a rezar especialmente por la persona afectada y, con actitud de piedad cristiana, por el sr. Bueno Montoya (el abusador, de nacionalidad española), de salud clínica y psicológica frágil y delicada, para que el Señor le tenga misericordia”

Una admonición formal. Esta es la ‘condena’ que el prelado del Opus Dei, Fernando Ocáriz, ha impuesto al numerario Juan Pablo Bueno Montoya, encontrado culpable de “tocamientos inapropiados” a un joven menor de edad en un Centro del Opus Dei (del que era director) en Montevideo en 1984, y “una situación de acoso sexual” al mismo joven cinco años después.

En una nota enviada por la Oficina de Prensa de la Obra en Uruguay, el Opus informa “con dolor y tristeza” de los hechos, así como de la inculpación de un sacerdote, Enrique Doval, a quien el joven comunicó los hechos y que “lo interpretó como una grave imprudencia, pero no como un delito, por lo que invitó a la víctima a la discreción y amonestó al acusado, pero no promovió otras medidas”. El clérigo también ha sido amonestado, pero no expulsado de la congregación.

La investigación comenzó hace ahora un año, tras la denuncia en el Arzobispado de Montevideo. “Al leer formalmente la denuncia, el señor Bueno Montoya -desde 1984 residente en Argentina- aceptó su culpa y declaró estar muy avergonzado por su acción, dando pruebas de arrepentimiento al manifestar su voluntad de pedir perdón a la víctima -algo que hasta ese momento había evitado por temor a causar mayor daño- y a reparar en lo que fuera posible”, se lee en el comunicado del Opus.

No es clérigo y los delitos han prescrito

La nota justifica la ínfima condena señalando que “de acuerdo con la ley de la Iglesia, al no ser un clérigo no correspondía la intervención de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Por otro lado, considerando las normas civiles y las canónicas penales aplicables a un laico, los delitos han prescrito por el paso del tiempo”.

¿Qué ha hecho la Obra con el abusador?

El Opus lo resume en seis puntos:

  • se le haga una admonición formal;
  • que cuando el denunciante lo considere oportuno, le pida formal y sinceramente perdón (cosa que hizo mediante una carta personal);
  • se le prohíba participar en actividades formativas con menores de 30 años;
  • no podrá volver a ejercer ninguna tarea de dirección ni formativa en la Prelatura;
  • deberá residir en casas donde no pueda tener trato con personas jóvenes;
  • se le aconseje llevar una vida de oración y penitencia, implorando a Dios la misericordia.

En cuanto al denunciante, la Obra se compromete a ofrecerle “acompañamiento pastoral y se cubran los gastos económicos de la ayuda terapéutica profesional”.

Finalmente, el prelado ordenó que el sacerdote encubridor “reciba una amonestación formal por su omisión en la debida atención pastoral a la persona afectada a partir de la comunicación del suceso de 1989″.

La nota culmina invitando “a rezar especialmente por la persona afectada y, con actitud de piedad cristiana, por el sr. Bueno Montoya (el abusador), de salud clínica y psicológica frágil y delicada, para que el Señor le tenga misericordia”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

McCarrick, el cardenal excomulgado, habría donado más de 600.000 $ a jerarcas de la Iglesia vaticana de la época de Wojtyla y Ratzinger

Jueves, 2 de enero de 2020

índiceMcCarrick fue durante largo tiempo una pieza clave para recolectar fondos destinados al Vaticano en Estados Unidos

El ex cardenal entregó desde 2001 más de $600,000 a eclesiásticos, empleados del Vaticano, asesores papales y a Juan Pablo II y Benedicto XVI

Juan Pablo II habría recibido $90,000 dólares entre 2001 y 2005, y Benedicto XVI, $291,000 dólares, en 2005

Varios de estos destinatarios, que fueron más de 100, eran encargados directos de investigar las acusaciones de agresiones sexuales de McCarrick

Cientos de curas pederastas no aparecen en las listas reveladas por la Iglesia católica de los Estados Unidos

El ex cardenal estadounidense Theodore McCarrick entregó más de $600,000 en alrededor 20 años a jerarcas religiosos, incluidos dos papas, cuando afrontaba acusaciones por agresión sexual en los años 1970 por las que finalmente fue excomulgado en febrero, reportó el viernes el Washington Post.

El ex arzobispo emérito de Washington, primer cardenal excomulgado en el marco de un escándalo de pedofilia que sacude a la Iglesia católica, fue durante largo tiempo una pieza clave para recolectar fondos destinados al Vaticano en Estados Unidos.

Según el Washington Post, que cita a ex jerarcas religiosos y consultó archivos de estas transacciones financieras, McCarrick entregó desde 2001 más de $600,000 a eclesiásticos, empleados del Vaticano, asesores papales y a Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Varios de estos destinatarios, que fueron más de 100, eran encargados directos de investigar las acusaciones de agresiones sexuales de McCarrick, que hoy tiene 89 años, señaló el diario estadounidense.

En Washington, el prelado disponía de un fondo especial por intermedio del cual recaudaba dinero y lo redistribuía con escasa supervisión.

Juan Pablo II habría recibido $90,000 dólares entre 2001 y 2005, y Benedicto XVI, $291,000 dólares, en 2005.

Portavoces de los antiguos papas y del Vaticano no han comentado hasta ahora estas informaciones.

El dinero podría haber sido destinado a obras de caridad, precisa el Washington Post.

Estos regalos “jamás influenciaron las decisiones del cardenal en tanto miembro de la Santa Sede”, declaró un vocero del cardenal Leonardo Sandri, que recibió $6,500 de parte de McCarrick en los años 2000.

En agosto de 2018, el arzobispo italiano Carlo Maria Vigano generó una bomba mediática al acusar al papa Francisco de haber guardado silencio durante largo tiempo sobre los comportamientos predatorios del cardenal McCarrick, excomulgado unas semanas antes tras la difusión de agresiones sexuales concretas.

Francisco anunció luego el inicio de una investigación en los archivos del Vaticano.

El papa Francisco no aparece en la lista de destinatarios de los fondos de McCarrick revisada por el Post. El líder de la Iglesia ha prometido “tolerancia cero” y en mayo aprobó una medida histórica para obligar a quienes saben de abusos sexuales en la Iglesia a denunciarlos a sus superiores.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Un joven de 19 años mata al sacerdote que abusó de él y de su padre, clavándole un crucifijo

Lunes, 30 de diciembre de 2019

iglesia-de-oiseImagen de archivo de la iglesia de Oise, en Agnetz (Francia).

El cura, Roger Matassoli, fue trasladado tres veces de diócesis

El cura, Roger Matassoli, había sido acusado de abusar sexualmente de al menos cuatro niños pero se mantuvo en la nómina de la Iglesia hasta 2018

El joven, del que no ha trascendido el nombre completo, ha sido arrestado y acusado de tortura, asesinato y resistencia contra la autoridad durante su detención y dice no recordar qué pasó

Un joven de 19 años ha sido arrestado en Francia tras matar a un sacerdote que presuntamente abusó de él. Alexander V se encontraba en la casa de Roger Matassoli, de 91 años, en Agnetz, una población al norte de Francia, cuando le clavó un crucifijo en la garganta, provocándole la muerte por asfixia.

El cura había sido acusado de abusar sexualmente de al menos cuatro niños, entre ellos el joven de 19 años y su padre, entre 1960 y 2000. A pesar de las sospechas por pedofilia, Matassoli permaneció en la nómina de la Iglesia hasta 2018, según señala el Daily Mail.

Además fue trasladado tres veces de diócesis, de Clermont a Saint Andre Farivillers y de allí a Agnetz. El obispo Jacques Benoit-Gonnin ha revelado ante medios franceses que Matassoli fue apartado de sus tareas en la Iglesia en 2009 y que no fue hasta diez años más tarde y la declaración de dos de sus víctimas que fue apartado de su cargo. Sin embargo, el sacerdote siguió cobrando su nónima, según Benoit-Gonnin por “un error eclesiástico”.

Matassoli había sido acusado de abusar sexualmente de al menos cuatro niños, entre ellos el joven de 19 años arrestado y su padre, entre 1960 y 2000

El joven, del que no ha trascendido el nombre completo, ha sido arrestado y acusado de tortura, asesinato y resistencia contra la autoridad durante su detención.

Los hechos se desarrollaron el pasado 4 de noviembre cuando la policia encontró el cuerpo con signos de tortura de Matassoli. Alexander, que trabajaba en la casa del sacerdote ayudándole con las tareas de limpieza, fue detenido el mismo día intentado huir con el coche del fallecido.

Según medios franceses, la policia está investigando el caso bajo basándose en que el asesinato fue “un acto de venganza”. Por su lado, Alexander ha declarado ante las autoridades que no recuerda cómo transcurrieron los hechos del 4 de noviembre.

Después de la muerte del sacerdote Roger Matassoli a manos de un joven 19 años, Alexandre V., del que había abusado sexualmente cuando era niño, estallaron los rumores sobre abusos sexuales a otros menores de edad. Ahora, Colette, la hermana de una de estas víctimas, denuncia la inacción de los organismos para detener a Matassoli.

Según ha explicado Colette a Franceinfo, las habladurías sobre casos de pedofilia por parte del padre Matassoli eran muy frecuentes ya en la década de los 80 llegando incluso a rumorearse que fue transferido en 1967 a Saint-André porque tocó a niños en su otra parroquia en Clermont”. Fue entonces cuando se decidió a preguntarle a sus hermanos, Paul y Jacques, si habían sido víctimas.

Roger-Matassoli-supuesto-cura-abusador_2190390953_14208165_660x371“Paul me dijo que se había duchado desnudo en la casa del abad, y que Matassoli también estaba desnudo. Por su parte, Jacques, que “era un niño muy reservado”, “simplemente empezó a llorar y “me dijo que el sacerdote le había echado el ojo”.

La mujer también ha contado que el cura solía acudir a su casa a comer y que “al final de la comida, siempre tomaba a un niño en sus rodillas y a menudo era Jacques. Mi hermano me confesó en ese momento que el sacerdote le tocaba los genitales.

Además, ha asegurado que su hermano Jacques, durante un campamento, le contó a uno de sus compañeros el padre Matassoli abusaba de él, pero este no le creyó. “Jamás volvió a atreverse a hablar”. Colette ha afirmado que los abusos que sufrió su hermano se produjeron entre los 6 y los 15 años.

“El párroco estaba siendo protegido”

Colette ha denunciado, además, que el párroco estaba siendo protegido por el silencio de personas importantes, ya que cuando su familia se enteró de lo que estaba ocurriendo, decidieron presentar cargos contra el sacerdote y enviaron una carta al obispado de Beauvais que se perdió. “Mi hermana fue a ver a un concejal, y él le contestó: ‘No hables de ello, de lo contrario no tendremos un cura en la comuna, ha contado conmocionada.

Según el obispo Jacques Benoit-Gonnin, nombrado en 2010, durante el periodo en el que fue enviada la carta se produjo un cambio de obispos, por lo que se traspapeló. Y ha reconocido que al tener solo el testimonio de una víctima que no quería presentar cargos, creyó al padre Matassoli, que había asegurado que solo se trataba de ella.

Cuando Benoit-Gonnin descubrió que había más quejas al respecto, decidió abrir en 2018 una investigación, que también comenzó en Roma, pero la muerte del sacerdote y la prescripción de los hechos hicieron que esta quedara en nada.

El Obispo de Beauvais pide perdón

1545123305Después de este asunto, Jacques Benoit-Gonnin, obispo de Beauvais, Noyon y Senlis dejó en claro que desde 2009, el padre Matassoli ya no tenía oficinas parroquiales.

“Habiendo escuchado a una víctima, tomé medidas contra el padre Matassoli para alejarlo del ejercicio público del ministerio”, agregó Monseñor Benoit-Gonnin. “Después de la presentación de una denuncia civil de una nueva víctima, se inició un procedimiento canónico que permitió conocer a las víctimas conocidas. El padre Matassoli fue expulsado de cualquier ministerio, incluso privado. Hoy y otra vez, pienso primero en las víctimas del padre Matassoli. Durante varias décadas, han llevado la peor parte y el sufrimiento de los actos de los que fueron víctimas. Al pedirles perdón, les aseguro mi disponibilidad y mi oración. También los confío a tu oración”.

Y para concluir: “De acuerdo con la ética y la disciplina de la Iglesia, de acuerdo con las instrucciones del Papa Francisco, y asumiendo la posición que ya ha formulado, expreso mi firme condena de todo abuso sexual, particularmente cuando es cometido por un sacerdote. Renuevo mi invitación a todas las víctimas de abuso, para que se den a conocer a la unidad de recepción y escucha diocesana (ecoute.victimes@oise-catholique.fr o por teléfono al 03 44 06 28 25 ( de 9 a.m. a 12:30 p.m. y de 2 p.m. a 5 p.m., de lunes a viernes. Aquí repito mi disponibilidad y la de la diócesis, para colaborar con la Justicia “.

 Fuente Religión Digital/L’Observateur Beauvais

General, Iglesia Católica , , , , ,

Marciel Maciel violó a más de sesenta menores durante décadas

Sábado, 28 de diciembre de 2019

juan-pablo-ii-bendiciendo-a-marcial-macielEn el día De los Santos Inocentes, una crónica del horror…

Los Legionarios de Cristo admiten 175 abusos desde 1941 a la actualidad

Un informe de la congregación sostiene que, desde 1941 a la actualidad, 175 menores de edad fueron víctimas de abusos sexuales, cometidos por un total de 33 sacerdotes de la congregación. 11 de ellos pasaron de ser violados por Maciel a convertirse en abusadores

El informe “condena y deplora” los abusos cometidos, así como “aquellas prácticas institucionales o personales que pudieron favorecer o propiciar cualquier forma de abuso o revictimización”

Ocho supervivientes exigirán ser indemnizados ante la Justicia mexicana.

Las víctimas de Maciel acusan a Ratzinger y al Vaticano de Juan Pablo II de ser “cómplices” del pederasta durante décadas

La Iglesia mexicana investigó medio millar de casos de abusos a menores durante la última década

Aradillas, sobre Maciel: “Los Papas lo sabían. La Curia romana estaba y está al corriente”

Celso Alcaina: “La muerte de Wojtyla desbarató la ruta de Marcial Maciel hacia su canonización”

El Papa elimina el secreto pontificio para los casos de abusos a menores

Scicluna: “El fin del secreto papal, una decisión histórica”

Infancia Robada: “Es un paso relevante, estaremos alerta”

Juan Cuatrecasas, a los obispos: “Hagan sus deberes, no como limosna”

Un cura argentino se suicida antes de ser detenido por presuntos abusos a menores

El Papa acepta la renuncia del nuncio en Francia, investigado por la Justicia por tocamientos a dos hombres

Una investigación desvela los abusos de un cura a varias monjas en Argentina: Nos violaba y después, con el hábito puesto, nos confesaba. Así, durante cinco años”

Los jesuitas expulsan a un clérigo chileno por abusar de cinco menores de edad durante tres décadas

Ha sido el mayor depredador en la Iglesia católica. Y el más poderoso. Marcial Maciel Degollado, fundador de los Legionarios de Cristo, violó a más de 60 menores, niños y niñas, durante varias décadas. Muchos de ellos, después, se convirtieron en sacerdotes, que a su vez abusaron de otros menores, en una espiral de pederastia y ocultamiento que se prolongó durante ocho décadas.

Así lo ha reconocido la propia Congregación, en un informe oficial, que ofrece una cifra escalofriante. Dese 1941 a la actualidad, 175 menores de edad fueron víctimas de abusos sexuales, cometidos por un total de 33 sacerdotes de la congregación. 11 de ellos pasaron de ser violados por Maciel a convertirse en abusadores.

legionarios-abusaron_2187991215_14194109_667x375

Cuántos legionarios abusaron, y de cuántos

Más de dos tercios de estos abusos fueron cometidos “por Maciel, por una de sus víctimas o por una víctima de sus víctimas”, lo que demuestra que la pederastia se arraigó entre los Legionarios durante generaciones.

Una cadena de abusos

Un total de 11 víctimas de Maciel se ordenaron sacerdotes legionarios, y acabaron convirtiéndose en abusadores, que a su vez violaron a decenas de menores. Hoy por hoy, ninguno de los once sacerdotes involucrados en esta cadena ejerce públicamente el ministerio sacerdotal en la Congregación. Tres de ellos han fallecido”, admite el estudio. Todo ello, con el silencio, cuando no la cerrada defensa, de la curia vaticana.

El informe se conoce el mismo día en que el cardenal Angelo Sodano, a sus 92 años, ha dimitido como decano del Colegio cardenalicio. Un Sodano que durante sus años como secretario de Estado de Juan Pablo II, protegió a Maciel  (Wojtyla denominó al depredador ‘guía eficaz de la juventud’) ‘y a su cohorte de pederastas. Sólo la actuación de Benedicto XVI, que condenó al religioso a una vida de oración y promovió la reconstrucción de la orden, puso coto a los abusos. Pero hasta ahora, con Francisco, no se ha reconocido la magnitud de la tragedia.

Victimas-cadena-abusos-Maciel_2187991214_14194071_667x375

Víctimas en la cadena de abusos de Maciel

18 curas siguen en la congregación

Los 33 sacerdotes representan el 2,44% de los 1.353 legionarios ordenados a lo largo de la historia de la Congregación, admite el informe, que añade que de ellos 6 han fallecido, 8 dejaron el sacerdocio, otro dejó la orden y 18 siguen en la Congregación. Todos ellos, con las nuevas normas implantadas por Francisco, han sido apartados del trato pastoral con menores, mientras cuatro de ellos tienen restricciones al ministerio sacerdotal (y un plan de seguridad), y los otros 14 no pueden ejercer el sacerdocio en público.

De estos 18, el 100% está apartado del trato pastoral con menores, 4 de ellos tienen restricciones al ministerio y un plan de seguridad y 14 no ejercen el ministerio sacerdotal público.

El informe es el resultado de un estudio amplio realizado durante 6 meses por una comisión interna que, dentro de los límites de un trabajo de estas características, ha verificado las diversas acusaciones de abuso sexual de menores a lo largo de la historia de la Congregación de los Legionarios de Cristo.

“Hemos experimentado que cualquier paso de acercamiento a una víctima es un paso esencial hacia la justicia en la verdad” –afirman los legionarios– “y que hacer luz sobre el pasado, por doloroso que sea, es liberador y fundamento indispensable para construir el futuro”.

El informe “condena y deplora” los abusos cometidos, así como “aquellas prácticas institucionales o personales que pudieron favorecer o propiciar cualquier forma de abuso o revictimización”. Se espera que este estudio sea también para las víctimas “un signo de nuestro deseo de seguir dando pasos en el camino de reconciliación con cada una de ellas”.

El estudio se ha realizado en el contexto de la preparación del Capítulo General de la Congregación que tendrá lugar en Roma a partir del próximo 20 de enero.

Graficos-informe-Legion-Cristo_2187991213_14194033_667x375

Gráficos del informe de la Legión de Cristo

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

Dos sacerdotes de Solsona abusaron de al menos ocho menores entre los años 50 y 70

Sábado, 14 de diciembre de 2019

xavier_novell_i_goma_2014Xavier Novell, obispo de Solsona

La diócesis, primera en España que abre sus archivos para investigar casos de pederastia

Xavier Novell ha condenado los hechos, pedido perdón a todas las víctimas, a las que ha ofrecido su ayuda, al tiempo que se compromete a trabajar para que no vuelvan a producirse este tipo de abusos en su diócesis, que celebrará una jornada de oración, ayuno y penitencia el 28 de diciembre

Los dos clérigos han muerto, y tres de las víctimas también. Los supervivientes han pedido que no se hagan públicos sus nombres, ni los de sus abusadores

“Las víctimas han recibido con agradecimiento la petición de perdón que se les ha hecho en nombre de la Iglesia; el compromiso de que harán se preservará su intimidad e identidad; la promesa de que la diócesis hará lo posible por que los abusadores no reciban ningún tipo de reconocimiento”

Dos sacerdotes, ya fallecidos, abusaron sexualmente de ocho menores entre los años 50 y 70, según la conclusión de un informe de la delegación de Protección de Menores de la diócesis de Solsona, una iniciativa pionera en la Iglesia española en la que, por primera vez, se abrieron los archivos desde los años 30 para investigar posibles causas de pederastia.

Según el citado informe, los dos abusadores y tres víctimas ya han fallecido, y el resto de supervivientes han decidido no revelar su identidad. Tras conocer el informe, el obispo de Solsona, Xavier Novell, ha condenado los hechos, pedido perdón a todas las víctimas, a las que ha ofrecido su ayuda, al tiempo que se compromete a trabajar para que no vuelvan a producirse este tipo de abusos en su diócesis.

Comisión independiente y archivos abiertos

El trabajo de la comisión de Solsona es pionero en España. Nunca antes una diócesis había hurgado en su pasado de esta manera. Desde el pasado mes de mayo, una comisión formada por una trabajadora social, un teólogo, una psicóloga y un abogado, abrieron una línea de comunicación con posibles víctimas, y han investigado exhaustivamente cualquier rumor de abuso sexual”, al tiempo que se encargó al vicario general “la revisión de todos los archivos sobre posibles denuncias contra clérigos diocesanos y, si se diera el caso, los pasos realizados por el ordinario de cada momento”.

Así, se recogieron cuatro informaciones y se investigaron tres rumores. Después de un trabajo exhaustivo, se estudiaron cuatro posibles casos. Por el momento, se ha concluido que durante los años 50 y 70, dos sacerdotes de Solsona, ya difuntos, abusaron sexualmente de ocho menores, tres de cuales también han fallecido.

Dos de los supervivientes han sido recibidas por Novell, y todas han revelado los abusos sufridos, ye l nombre del abusador. También han expresado los motivos de su largo silencio, y su voluntad de no hacer pública su identidad. “Teniendo en cuenta que los abusadores están muertos, todos coincidieron en que no tenía sentido” dar sus nombres.

“Las víctimas han recibido con agradecimiento la petición de perdón que se les ha hecho en nombre de la Iglesia; el compromiso de que harán se preservará su intimidad e identidad; la promesa de que la diócesis hará lo posible por que los abusadores no reciban ningún tipo de reconocimiento y, sobre todo, porque se trabaje por una cultura y un protocolo de protección de menores y adultos vulnerables”, señala la nota de la diócesis.

Dolor y silencio asfixiantes

Junto a ello, monseñor Novell condena rotundamente los abusos perpetrados” por los dos clérigos, pide perdón y “pide a todos los miembros de la Iglesia diocesana que sean conscientes del dolor y del silencio asfixiantes que las víctimas han debido de sufrir durante muchos años. Al tiempo, reitera su oferta de ayuda a todas las víctimas, su disponibilidad para escuchar nuevas revelaciones o denuncias y su compromiso para trabajar para que “nunca más suceda esto en el interior de la Iglesia”.

La investigación concluye que no caben responsabilidades de lo obispos anteriores, pero se compromete a poner a disposición de cualquier investigación, jurídica o canónica, los resultados. Finalmente, llama a todos la Iglesia a una jornada de penitencia, ayuno y oración, el 28 de diciembre, para pedir perdón por “estos hechos terribles que acaban de hacerse públicos”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , ,

‘Caso Próvolo’: Los sacerdotes Corradi y Corbacho , condenados a más de cuarenta años de cárcel por abusos sexuales

Viernes, 29 de noviembre de 2019

acusados-abusos-instituto-Provolo_2147195317_13828641_660x371Los tres acusados de abusos en el instituto Próvolo

El tribunal Penal Colegiado N°2 condenó este lunes a los sacerdotes Nicola Corradi (83), Horacio Corbacho (61) y al jardinero Armando Gómez (51) por los delitos de abuso sexual y corrupción de menores en 25 hechos contra los ex alumnos del instituto Próvolo

Como parte de la sentencia, la Justicia obliga al Ministerio de Salud de Mendoza a dar tratamiento a las víctimas y una serie de medidas reparadoras 

25.11.2019

El tribunal Penal Colegiado N°2 condenó este lunes a los sacerdotes Nicola Corradi (83), Horacio Corbacho (61) y al jardinero Armando Gómez (51) por los delitos de abuso sexual y corrupción de menores en 25 hechos contra los ex alumnos del instituto Próvolo. Los párrocos fueron setenciados a 42 y 45 años de cárcel, respectivamente, mientras que al ex empleado le dieron una pena de 18 años.

De esta manera, los jueces Carlos Díaz, Aníbal Crivelli y Mauricio Juan darán a conocer sus fundamentos la próxima semana.

El juicio se extendió por tres meses, con la realización de 49 audiencias, en donde se llevó a cabo la reproducción de los testimonios de los denunciantes a través del sistema de Cámaras Gesell.

Los párrocos fueron setenciados a 42 y 45 años de cárcel, respectivamente, mientras que al ex empleado le dieron una pena de 18 años.

De esta manera, los jueces Carlos Díaz, Aníbal Crivelli y Mauricio Juan darán a conocer sus fundamentos la próxima semana.

El juicio se extendió por tres meses, con la realización de 49 audiencias, en donde se llevó a cabo la reproducción de los testimonios de los denunciantes a través del sistema de Cámaras Gesell.

Como parte de la sentencia, la Justicia obliga al Ministerio de Salud de Mendoza a dar tratamiento a las víctimas y una serie de medidas reparadoras.

Tras conocerse las condenas para los tres imputados, el Arzobispado de Mendoza emitió un comunicado en el que transmitió su “solidaridad y cercanía” a las víctimas y sus familias.

El comunicado del Arzobispado

“En estas horas, la Justicia ha declarado culpables a los acusados por los hechos denunciados en relación con el Instituto Antonio Próvolo, perteneciente a la Asociación Civil San José.

Como Iglesia, queremos trasmitir una vez más nuestra solidaridad y cercanía a las víctimas y sus familias, quienes han denunciado haber sufrido las más aberrantes vejaciones. Lo que han relatado estas personas ha horrorizado a toda la sociedad mendocina. Así lo hemos experimentado en nuestras comunidades cristianas. Todos nos hemos sentido desconcertados y dolidos.

Junto a toda la sociedad nos sentimos desafiados a seguir trabajando para evitar que estas situaciones se repitan. El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor; por eso, urge reafirmar nuestro compromiso con la prevención, la transparencia, la verdad y la justicia para garantizar la protección de los menores y de los adultos en situación de vulnerabilidad”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

“Señores obispos: hagan de una santa vez sus deberes pendientes”

Martes, 26 de noviembre de 2019

Asociacion-Infancia-Robada_2088401225_13936631_667x648Infancia Robada denuncia la del Episcopado

La Iglesia española no indemnizará a las víctimas de abusos

Juan Cuatrecasas, presidente de la Asociación Infancia Robada: “Es una vergüenza para la cristiandad española que sean ustedes, los que dirigen nuestra iglesia, de los pocos miembros de conferencias episcopales del mundo, que miran para otro lado, que no cumplen con los deseos y ordenes emanadas de Roma y por ende del Papa Francisco”

“Vamos a seguir por el camino habitual, porque siempre fuimos nosotros y no ustedes, el motor de esta justa reivindicación de justicia, verdad, reconocimiento y reparación”

Audietur et altera pars. A la otra parte también hay que oírla. Y escucharla, señores obispos de España. Tal vez ustedes deberían escuchar las palabras de Cicerón cuando dijo Mea mihi conscientia pluris est quam omnium sermo, y que su conciencia, la de todos ustedes, tuviera más valor y añado, también más empatía, humanidad y misericordia, que el discurso de todos esos que escondidos bajo sus altares y sotanas dedican el tiempo a faltar una y otra vez al respeto de los supervivientes, de las víctimas de abusos y agresiones sexuales en el ámbito de la iglesia española.

Es una vergüenza para la cristiandad española que sean ustedes, los que dirigen nuestra iglesia, de los pocos miembros de conferencias episcopales del mundo, que miran para otro lado, que no cumplen con los deseos y ordenes emanadas de Roma y por ende del Papa Francisco.

Asociación Infancia Robada y todos y todas sus asociados y asociadas lamentamos profundamente y criticamos sin paliativos su actitud mezquina, indolente e insolente expresada en su borrador.

Un borrador que vuelve a demostrar que nuestras dudas sobre sus palabras del pasado respecto a las víctimas no son más que papel mojado, lenguas de trapo, perdón y pecado, en lugar de pena y delito, nulo compromiso con la Infancia y la adolescencia.

Por nuestra parte vamos a seguir por el camino habitual, porque siempre fuimos nosotros y no ustedes, el motor de esta justa reivindicación de justicia, verdad, reconocimiento y reparación. Prevenir si, pero también acompañar a sus víctimas, con inmediatez, transparencia y eficacia.

Es necesario, sigue siéndolo y lo será, visto lo visto, que la Conferencia Episcopal de España se renueve de una vez por todas, adaptando la Iglesia de España a los tiempos y no que siga anclada por intereses malsanos en épocas pasadas.

Pedimos que se investiguen los casos del pasado, que se monitoricen mediante profesionales independientes actuaciones concretas fijadas en un calendario de acción, que se ejecute una política de luz con la documentación de los casos denunciados, exigimos que de una vez asuman su innegable responsabilidad.

Y lo repetimos una vez más, hablamos de gravísimos delitos contra la infancia, de ataques contra los derechos humanos y de una cuestión de salud publica. Nunca abandonaremos nuestros planteamientos y les urgimos a que cambien de postura, pues tengan por seguro que en caso de seguir mirando a la Luna, les llegará el eclipse, más pronto que tarde.

Dijo Séneca Iniqua nunquam regna perpetuo manent. Tomen buena nota de ello y hagan de una santa vez sus deberes pendientes.

Por justicia primero, por el respeto debido a sus víctimas después. El tiempo se agota.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

“La Iglesia debe reconocer su responsabilidad institucional y procurar reparar el daño”

Viernes, 22 de noviembre de 2019

no-mas-abusosBetania,  asociación de apoyo a víctimas de abusos sexuales en contextos eclesiales, considera que es deber de la Iglesia «reconocer el daño causado» y que la Conferencia Episcopal Española siga el ejemplo de Francia, Alemania e Irlanda

Pide a los obispos un fondo de compensación a las víctimas de abusos sexuales

María Teresa Compte: «Durante décadas, la institución eclesial ha antepuesto su reputación institucional a la verdad de las víctimas, hasta el punto de silenciar y encubrir unos hechos que han facilitado la comisión reiterada de los abusos»

 

La Asociación para la Acogida y el Acompañamiento Betania pide a los obispos españoles que se arbitren los mecanismos y procedimientos necesarios, también económicos, para avanzar en el reconocimiento del daño causado a las víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica, al modo que lo han hecho los Obispos de Francia.

“La Iglesia debe reconocer su responsabilidad institucional, colaborar en la sanación de las personas que han sufrido abusos en su seno y procurar reparar el daño”, argumenta María Teresa Compte, presidenta de la primera y, hasta ahora, única organización en España que, con criterios profesionales e independientes, ofrece acompañamiento, ayuda psicológica y orientación legal a víctimas de abusos en la Iglesia católica.

La propuesta es que las personas que acrediten haber sufrido abusos por medio de un informe psicológico-forense puedan acceder a ayudas «sin tener que esperar, como sucede ahora, a un largo y tortuoso proceso en los tribunales que muchas víctimas no están en condiciones de emprender», señala Compte. «Una decisión de este tipo sería también de gran ayuda para víctimas que ya no pueden acudir a la vía judicial debido a que los delitos han prescrito», así como para «muchas personas que han sufrido los abusos ya en edad adulta, para quienes, como la realidad demuestra, es especialmente difícil decidirse a denunciar».

El ejemplo de Irlanda

En el caso de la Conferencia Episcopal Francesa, una vez entre en vigor la iniciativa que los obispos han acordado en su última Asamblea Plenaria, se pondrá en marcha un fondo que prevé ayudas de alrededor de entre 3.000 y 5.000 euros en reconocimiento del daño sufrido. En Alemania, la cantidad establecida por el episcopado fue de 5.000 euros.

Otro ejemplo interesante para Betania es el irlandés. La organización Torwards Healing (Hacia la sanación) ofrece terapias y acompañamiento profesional e independiente a las víctimas, y sus servicios están financiados por los obispos y por las congregaciones religiosas. «Es un modelo que responde a unas circunstancias históricas que podrían asemejarse bastante a las españolas», considera Compte.

Con todo, opten por una u otra vía los obispos españoles, lo «decisivo es lo que significaría una decisión como ésta: se trata de reconocer y asumir la responsabilidad por el daño causado», añade. «Durante décadas, la institución eclesial ha antepuesto su reputación institucional a la verdad de las víctimas, hasta el punto de silenciar y encubrir unos hechos que han facilitado la comisión reiterada de los abusos».

Reconocimiento institucional

Este es uno de los pasos que demandan las víctimas, «personas que han sufrido abusos por parte de sacerdotes y otras personas en quienes confiaban plenamente», y que, «a día de hoy, siguen esperando un reconocimiento institucional que les permita estar seguras de que han sido creídas y sus historias de sufrimiento han sido reconocidas y tomadas en serio».

A esto se añade «la importancia de establecer ayudas económicas para acceder a terapias de calidad, que respondan a las problemáticas específicas que presentan los abusos sexuales en contextos eclesiales». Unos servicios que, hasta ahora, muchas víctimas no se han podido costear. «Este es, junto a la escucha, el vacío que ha pretendido llenar Betania», apostilla Compte. En sus primeros nueve meses de vida, la asociación ha atendido a unas 50 personas, que contactaron con su servicio de escucha y atención terapéutica a través del teléfono 636 99 18 46 o del correo electrónico acogida@acogidabetania.es.

«No se puede ser juez y parte»

En estos últimos meses, diversas diócesis españolas han puesto en marcha comisiones para la investigación de denuncias y atención a las víctimas de abusos sexuales. María Teresa Compte cree que es «un paso adelante», aunque se muestra escéptica en algunos puntos.

En primer lugar, «falta transparencia, así como unos procedimientos claros, públicos y comprensibles, como sucede en otros países de nuestro entorno, que preserven el anonimato de las víctimas y les permitan conocer de antemano «cómo se va a actuar exactamente cuando presenten su denuncia, cuánto tiempo tendrán que esperar para obtener una respuesta o cuáles son sus derechos». En la misma línea, Compte considera que la apertura de los archivos para «una investigación independiente y rigurosa, siguiendo el ejemplo de los obispos de Francia, permitiría «empezar a conocer la magnitud del problema en España» y «sería una prueba de la voluntad real de la Iglesia de actuar».

Además, cree Compte, «no se puede ser juez y parte. Las personas que acuden a denunciar o a poner los hechos en conocimiento de las instituciones donde sufrieron abusos deben sentirse seguras, por lo que siempre es preferible que sean profesionales externos e independientes quienes realicen la intervención. Ya bastante confusión experimentan las víctimas como fruto de unos abusos perpetrados por personas en las que confiaban para que, cuando se arbitran mecanismos de respuesta y reparación, se siga fomentando la confusión de roles».

Cosa distinta es que «la institución religiosa en la que se cometieron los abusos se encargue de garantizar que sus víctimas tienen acceso a unos servicios profesionales, expertos y de calidad, y que, una vez completado el proceso, se presten a que, con la intervención de personas facilitadoras, puedan celebrarse encuentros restaurativos, siempre que así lo pidan las víctimas.

La participación de las víctimas

La cuestión de fondo a la que deben responder estas Comisiones es si «de verdad quieren ayudar a resolver los problemas reales o se crean solo para responder a la presión de la opinión pública». La prueba de fuego, para la presidenta de Betania, es la participación de las propias víctimas. «A la hora de diseñar estas Comisiones, ¿se les ha preguntado a las personas víctimas de abusos qué quieren y qué necesitan?», pregunta María Teresa Compte.

En Betania somos conscientes de que queda mucho camino por andar y nos comprometemos a seguir apoyando a quienes no solo buscan la sanación, sino también el reconocimiento de la verdad.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

Tres ex monaguillos acusan a dos sacerdotes del Vaticano de abuso sexual en los años 80 y 90

Miércoles, 20 de noviembre de 2019

pROVAbis-768x506Cometidos en el Seminario Menor San Pío X cuando ellos tenían entre 10 y 14 años

Las víctimas, que ahora tienen entre 37 y 40 años, se juntaron hace unos años y compartieron sus historias entre ellos

Estos hechos se produjeron cuando tanto Martinelli como sus víctimas tenían en torno a los 13 años, si bien el acusado realizaba tareas de supervisión de los demás, por lo que constituiría abuso de autoridad

Gianluigi Nuzzi publicó en 2017 el libro “Peccato originale” (Pecado Original) en el que abordaba los presuntos abusos sexuales cometidos en el Preseminario San Pio X y las fuerzas en el Vaticano que obstaculizaban las labores en anteriores pontificados

Tres ex monaguillos han acusado a dos sacerdotes del Vaticano por abusos sexuales que habrían sido cometidos en los años 80 y 90 en el Seminario Menor San Pío X, cuando estos tenían entre 10 y 14 años.

Según las investigaciones del programa de la televisión italiana ‘Le Iene’, que será emitido mañana, los tres monaguillos que sirvieron en misas papales han afirmado que fueron abusados sexualmente por dos sacerdotes, uno de ellos profesor del seminario.

23551036_1941686536048852_4732371839799356583_oEstas acusaciones se producen dos meses después de que las autoridades judiciales del Vaticano abrieran un proceso penal contra el sacerdote de la diócesis de Como, Gabriele Martinelli, de 26 años, por abusos sexuales. En el mismo instituto para futuros sacerdotes.

La Fiscalía Vaticana pidió procesar a dos miembros del clero italiano, uno por abusos sexuales y otro por encubrimiento, por hechos sucedidos antes de 2012, informó hoy el Vaticano en una nota.

Según la Santa Sede, el promotor (fiscal) de Justicia de la Ciudad del Vaticano planteó sendas órdenes para que sean juzgados el seminarista Gabriele Martinelli, bajo la acusación de un supuesto abuso sexual que habría tenido lugar en el Preseminario San Pio X en años anteriores a 2012, y Enrico Radice, rector de ese centro en el momento de los hechos, bajo el cargo de favorecimiento.

Las investigaciones, precisa el comunicado, comenzaron en noviembre de 2017 después de la publicación de una serie de informaciones en prensa. “Los hechos denunciados se refieren a años en los que la ley vigente en ese momento impedía un juicio en ausencia de la queja de la persona afectada antes de que se cumpliera un año desde los hechos”, pero el papa Francisco firmó una disposición el 29 de julio pasado que eliminó esa condición, con el fin de que este tipo de delitos pudiera ser juzgado, añade.

Estos hechos se produjeron cuando tanto Martinelli como sus víctimas tenían en torno a los 13 años, si bien el acusado realizaba tareas de supervisión de los demás, por lo que constituiría abuso de autoridad. En la misma causa fue imputado también el rector del Seminario Menor San Pío X, Enrico Radic, por encubrimiento.

Ex-monaguillos-acusan-sacerdotes-Vaticano_2177492257_14094326_660x371Según ha explicado al diario inglés ‘The Guardian’ de uno de los periodistas que ha conducido la investigación, Gaetano Pecoraro, continuaron con la investigación porque tuvieron “la sensación de que no eran casos aislados”. “Había más víctimas y más curas envueltos en los abusos sexuales del Vaticano”, ha agregado.

Las víctimas, que ahora tienen entre 37 y 40 años, se juntaron hace unos años y compartieron sus historias entre ellos. Los tres han informado a la televisión italiana que había un cuarto ex monaguillo que sufrió abusos sexuales peores que ellos, pero este hombre cuando fue contactado por el programa se negó a habla.

El periodista italiano Gianluigi Nuzzi publicó en 2017 el libro Peccato originale (Pecado Original) en el que abordaba los presuntos abusos sexuales cometidos en el Preseminario San Pio X y las fuerzas en el Vaticano que obstaculizaban las labores en anteriores pontificados.

Nuzzi, juzgado en 2016 por la filtración de documentos, analizaba en su obra varios asuntos, entre ellos los supuestos abusos que se cometieron en el preseminario San Pio X, en el Palacio San Carlo, dentro de los muros vaticanos, que aloja a monaguillos y posibles futuros seminaristas.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.