Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Bernardo Álvarez’

Argentina: Condenan a 15 años de prisión al padre Grassi

Jueves, 23 de marzo de 2017

83457_padre_grassiLa Corte Suprema argentina ratifica, por unanimidad, la condena por abusos al cura Grassi

El religioso fue hallado culpable de abusos a varios niños huérfanos, y pasará 15 años en prisión

El Obispado de Morón recuerda que el sacerdote tiene prohibido “el ejercicio público del ministerio

Julio César Grassi es un abusador de menores. Lo ha confirmado, por unanimidad, la Corte Suprema de Justicia de Argentina. El cura argentino ya fue condenado en 2009 a 15 años de prisión por “abuso sexual agravado” contra los niños, pero permaneció en libertad condicional hasta 2013.

Cronología del ‘caso Grassi’ con enlaces a artículos.

Grassi quedó bajo sospecha en 2002, cuando el programa “Telenoche Investiga” de Canal 13 difundió un informe donde se ventilaban denuncias contra el titular de la “Fundación Felices Los Niños” por supuesto abuso deshonesto de menores a los que debía proteger. Estuvo solo un mes en prisión y luego esperó su juicio oral en libertad; en 2009 fue condenado por solo dos de los 17 cargos que pesaban en su contra y recibió una sentencia a pasar 15 años tras las rejas. Sin embargo, tampoco quedó detenido. Grassi sigue en libertad y ahora la Suprema Corte bonaerense confirmó esa resolución.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó hoy la condena a 15 años de prisión al Padre Grassi por los delitos de “abuso sexual agravado” contra un menor de edad en la Fundación Felices Los Niños.

La Justicia desestimó por unanimidad los recursos presentados en la causa que tiene como imputado al sacerdote Julio César Grassi, convalidando lo decidido por la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires.

De este modo, quedó firme la sentencia dictada por el Tribunal en lo Criminal n°1 de Morón, Provincia de Buenos Aires, que condenó a Grassi de 15 años de prisión como autor reiterado de los delitos de abuso sexual agravado por resultar sacerdote, encargado de la educación y guarda del menor-víctima en concurso real entre sí.

Fue condenado en junio de 2009 a 15 años de prisión por abusar sexualmente de “Gabriel”, un niño de 13 años de edad. El religioso fue sentenciado por “abuso sexual agravado, corrupción de menores agravada por su condición de sacerdote” contra un menor que en el 2002, con 19 años, había relatado en un programa de televisión cómo había sido abusado por el sacerdote cuando tenía 15 años y vivía en la Fundación Felices los Niños dedicada a rehabilitar a niños de la calle, de la que Grassi era responsable. Fue detenido el 24 de octubre de 2002, veinticuatro horas después de que el programa televisivo revelara su implicación en el abuso de cinco chicos.

Sin embargo, el Padre gozó de libertad condicional hasta que fue detenido en 2013 luego de que el fallo fuera ratificado en tres instancias y tras esta confirmación, le quedarían más de doce años de prisión efectiva. El sacerdote está actualmente alojado en la Unidad Penitenciaria Nro. 41 de Campana, Provincia de Buenos Aires.

El abogado querellante, Juan Pablo Gallego, se mostró muy conforme con la resolución e incitó a que la Iglesia tome una decisión sobre su continuidad como Padre. “No hay más dudas, no hay más complot, no hay más ataques a las victimas. Es un cura pedófilo y debe ser expulsado de la Iglesia”, indicó en declaraciones a TN.

La sentencia es firme, y ya no caben recursos. Tras conocerse el fallo, el Obispado de Morón -diócesis a la que pertenecía Grassi- emitió un breve comunicado en el que destaca que “desde el inicio del juicio el sacerdote fue separado de toda función pastoral de la diócesis”, al tiempo que el obispo, Luis Eichhorn, le prohíbe el ejercicio público del ministerio“.

En la nota, se añade que “la Santa Sede dispuso una investigación preliminar sobre las denuncias de la conducta de este sacerdote de la cual surgió un informe enviado a la Congregación para la Doctrina de la Fe, y se afirma que “el Obispado actuará de acuerdo a los procesos canónicos vigentes que disponga la Santa Sede, los que serán informados debida y oportunamente a la opinión pública.

Tras la confirmación definitiva de la Corte Suprema, le restarían doce años de prisión efectiva. El sacerdote está actualmente alojado en la Unidad Penitenciaria Nro. 41 de Campana, provincia de Buenos Aires.

Comunicado del Obispo de Morón:

Morón, 21 de marzo de 2017

Ante el pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el caso del sacerdote Julio César Grassi, el Obispado de Morón manifiesta que:

Desde el inicio del juicio el sacerdote fue separado de toda función pastoral de la diócesis.
Está vigente sobre este sacerdote la medida dictada por el obispo de Morón -Mons. Luis Eichhorn- que le prohíbe el ejercicio público del ministerio.

Oportunamente la Santa Sede dispuso una investigación preliminar sobre las denuncias de la conducta de este sacerdote de la cual surgió un informe enviado a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El Obispado actuará de acuerdo a los procesos canónicos vigentes que disponga la Santa Sede, los que serán informados debida y oportunamente a la opinión pública.

391946Bergoglio y el polémico Grassi, condenado por abusar de menores

Por su parte, y según informa Sergio Rubín en Valores Religiosos, el caso Grassi siempre dividió a la Iglesia entre los que lo consideraron culpable y los que creían en su inocencia. Como la cuestión era tan polémica, la cúpula del Episcopado decidió encargarle a un destacado penalista, Marcelo Sancinetti, un estudio del caso tras lo cual concluyó que el sacerdote era inocente.

Jorge Bergoglio, el primer papa argentino, era la figura máxima de la Iglesia Católica en Buenos Aires y Cardenal cuando el cura Julio César Grassi, perteneciente a su Diócesis, condenado en dos instancias a 15 años de prisión por corrupción de menores y abuso sexual, hechos ocurridos en su Fundación “Felices los Niños”.

Según declaró en una entrevista al diario Perfil en 2009, el mismo Grassi aseguraba que Bergoglio “jamás” le había soltado la mano. Investigaciones periodísticas de la época indican que Bergoglio no sólo continuaba protegiéndolo a través de la Iglesia, sino que además era su confesor, y uno de los pocos que acudían a la Fundación a hablar con él. “Hablo con él, me apoya mucho espiritualmente y me cree”, dijo Grassi sobre Bergoglio antes de ser condenado a 15 años de prisión.

Francisco siguió defendiendo al cura Grassi diciendo que es inocente y que había sido víctima de un complot mediático.  Recordemos que Bergoglio era su confesor. Y era el Presidente de la Conferencia Episcopal de Argentina y Cardenal.

Bergoglio encomendó un estudio secreto de dos tomos con el propósito de desacreditar no solo a “Gabriel” sino también a otras dos víctimas que habían denunciado a Grassi y convencer a los magistrados de la Suprema Corte bonaerense de la inocencia de Grassi. Según dijo el abogado de una de las víctimas, el libro se hizo llegar a los magistrados del tribunal superior que se preparaban a pronunciarse sobre la apelación interpuesta por la defensa de Grassi.. Se cree que el encargo de Bergoglio es una de las razones por las que Grassi permaneció en libertad durante más de cuatro años después de ser condenado. Finalmente fue enviado a la cárcel en septiembre de 2013.

En septiembre de 2013, Monseñor Marcelo Cuenca Revuelta, arzobispo de Río Negro, declaró públicamente que el padre Julio César Grassi (sacerdote ya condenado cuya culpabilidad había sido confirmada por dos tribunales de apelaciones) era “completamente inocente”. Él también dijo que Grassi había sido incriminado injustamente por personas desconocidas que querían castigar a Grassi e impedir que la Iglesia ayudara a los niños pobres.

Acaso por lo controvertido internamente que resultaba el tema llevó al obispo de Morón, Luis Eichhorn, del cual depende Grassi, a dilatar el juicio eclesiástico, cuyo veredicto es determinante para disponer o no la expulsión expulsión del sacerdote del ejercicio de su ministerio.

Eichhorn apeló al argumento de que no era conveniente avanzar decididamente en el juicio eclesiástico mientras estaba actuando la justicia para no aparecer interfiriendo, un criterio aceptado por los canonistas, aunque no necesariamente de observancia obligatoria.

Ahora, con el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, las instancias judiciales se cumplieron y todo indica que el proceso interno se acelerará, Por el bien de la Iglesia, es importante que concluya rápidamente.

A pesar de la condena recibida en 2009, Grassi permaneció en libertad hasta septiembre de 2013, cuando la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires rechazó su apelación y lo encarceló de inmediato para que comenzara a cumplir su condena de 15 años de prisión. Aun así, sigue siendo sacerdote católico.

Además fue condenado a dos años más de prisión  por el delito de malversación de fondos de la Fundación y por el desvío de las donaciones en beneficio propio. En julio de 2014 el director de hogares de la Fundación Felices los Niños, Juan Manuel Casolati, lo denunció ante la Fiscalía número 8 de Morón, por el robo de la comida de los niños y las donaciones de la Fundación, que le son enviadas semanalmente en vez de ir a la Fundación, para que el padre pueda pagar prebendas y solventarse una vida de lujo en prisión mientras los niños pasan necesidades y viven en pésimas condiciones.

apoyo-poco-felizEn 2007, Bernárdo Álvarez, Obispo de Tenerife, hizo unas declaraciones que afectaron la sensibilidad de quienes no rigen sus vidas ni su ética según los principios de la Iglesia Católica. “Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso, si te descuidas, te provocan”, explicó refiriéndose a la práctica, en el clero, de abusar sexualmente de personas.

La revista Barcelona reveló que el sacerdote español se sumaba al puñado de prelados que reclama “la inmediata libertad” del padre Julio César Grassi (hacer click sobre el recorte para leer), condenado a 15 años de prisión por abuso de menores. Lo que para cualquiera sería un sorbete amargo de tragar, para el fundador de la Fundación Felices Los Niños ha constituido un espaldarazo. Su gran amigo personal, el animador Raúl Portal, habría perdido la alegría desde la última vez que opinó públicamente sobre el caso Grassi:  “Esta es una victoria dolorosa, pero recuerden que nadie ganó un partido sin perder un set. Mirá lo que quedó del violador serial. Si te acordás, eran como treinta los chicos que lo acusaban y le decían ‘violador serial’, ahora resulta que solamente violó a uno y dos veces, es un chiste”, se ufanó Portal en junio de 2009, la primera de las dos veces en que Grassi fue condenado y dejado en libertad, simultáneamente.

Fuente: La Nación/Terra/BishopAccountability.org

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

En torno a la ideología de Género

Jueves, 1 de diciembre de 2016

Dios-es-gayDe vez en cuando tenemos voces de una parte de la jerarquía católica (gracias a que no se trata de la totalidad de la misma) que tratan de defenderse de lo que ellos llaman ideología* (o teoría) de género, justificando así su concepto monolítico de familia con padres e hijos heterosexuales. Sin embargo, ¿Quién no es consciente de que las familias son diversas y plurales? Pueden ser homoparentales, monoparentales, donde los cuidadores son los abuelos, donde son madres o padres solteros, donde es la hermana o hermano mayor, etc.

A través de la historia, y desde el principio de los tiempos y según las diferentes sociedades, culturas, el concepto de familia ha variado; sin embargo, un sector religioso sigue defendiendo lo que ellos entienden por familia tradicional, es decir, heteropatriarcal.

El cardenal de Valencia (España), Antonio Cañizares, arremetía contra el “imperio gay” y la “dictadura” de la “ideología de género”. A no pocos les resultaron hostiles tales palabras y le denunciaron. En su defensa parecían salir posteriormente el obispo de Getafe, Joaquín María López de Andújar y su auxiliar José Rico Pavés, comunicando que Cañizares “está siendo víctima de una campaña de desprestigio e insultos verdaderamente inaudita, y todo ello por ejercer su libertad de expresión denunciando el mal que representa para la familia y para la sociedad la ideología de género…el ataque más insidioso a la institución familiar”.

Hace unos años el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla (el pleno del Ayuntamiento de Alcalá lo votó como persona non grata), mientras RTVE retransmitía sus palabras  un Viernes Santo, dijo desde el púlpito que los gays “encuentran el infierno …llevados por tantas ideologías, que les hacen no orientar bien lo que es su sexualidad humana; piensan ya desde niños que tienen atracción hacia personas de su mismo sexo y, a veces, por comprobarlo, se corrompen y prostituyen”, como si la orientación sexual o identidad de género se pudieran elegir según amanece cada día. También varios colectivos le denunciaron.

Como dice el refrán, Dios los crea y ellos se juntan: López de Andújar, Rico Pavés y Reig Pla firmaron una hostil carta pastoral contra la ley integral de transexualidad (exactamente Ley de identidad y expresión de género e igualdad social y no discriminación) de la Comunidad de Madrid. Parece que buscaron apoyos adicionales que firmaran tal carta, pero incluso el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, no dio su apoyo a la misma.

Viene bien recordar parte (en este caso del preámbulo de la misma) de esta recientemente aprobada ley integral de transexualidad:

“La transexualidad es un fenómeno presente en todas las culturas de la humanidad y en todo tiempo histórico. Los estudios científicos de todo orden nos enseñan que las manifestaciones de identidad de género del ser humano son variadas y que cada cultura hace su propia interpretación de este fenómeno. Las respuestas que las distintas sociedades han dado a esta realidad humana han sido muy diversas a lo largo del tiempo y en las distintas geografías de nuestro mundo. Algunas sociedades han aceptado en su seno una realidad de género no estrictamente binaria y han articulado mecanismos sociales y leyes que promueven la integración de las personas trans en la sociedad. Otras, por desgracia, han manifestado diversos grados de rechazo y represión de las expresiones de identidad de género provocando graves violaciones de los derechos humanos de las personas trans.

La definición del sexo-género de una persona va mucho más allá de la apreciación visual de sus órganos genitales externos en el momento del nacimiento, y ─ como estableció el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, tras una decisión adoptada por unanimidad, en dos importantes sentencias de 2002─ no es un concepto puramente biológico, sino, sobre todo, psicosocial.

La Ley sigue en su definición de identidad de género y expresión de género el criterio de la Agencia de Derechos fundamentales de la Unión Europea que a su vez obtuvo la definición tras un extenso trabajo de consulta con las principales organizaciones trans europeas e internacionales. El concepto de identidad de género se refiere a la vivencia interna e individual del género tal y como cada persona la siente profundamente, incluyendo la vivencia personal del cuerpo, y otras como la vestimenta, el modo de hablar y los modales. La identidad de género está generalmente acompañada del deseo de vivir y recibir aceptación como miembro de dicho género, e incluso del deseo irrenunciable de modificar, mediante métodos hormonales, quirúrgicos o de otra índole, el propio cuerpo, para hacerlo lo más congruente posible con el sexo-género sentido como propio”.

Bien les vendría leer y releer esta ley, que ofrece excelente información, protección y derechos, que no resta a nadie, a algunos de estos obispos, como también es el caso de Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, quien se negó a confirmar a una persona transexual. O al cardenal emérito Fernando Sebastián (designado por el actual Papa Francisco) quien definió la homosexualidad como “una deficiente sexualidad que se puede normalizar con tratamiento”.

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, se suma y arremete contra lo que designan ideología de género. En su libro Sexo con Alma, viene a decir que el “sexo homosexual no puede recibir aprobación en ningún caso” o que “ la masturbación es una especie de violencia sobre el cuerpo, porque pretende arrancarle el placer, sin vivir a cambio la verdad del amor que le da sentido”.

Algunos que hemos leído los evangelios varias veces no imaginamos a un Jesús de Nazaret, quien hablaba y actuaba con frecuencia con libertad, quien rompió tantos moldes de su época, diciendo este tipo de cosas. Es más, no nos cuesta nada imaginarlo celebrando el amor de muchas parejas y familias, diversas todas ellas.

El prelado de Tenerife, Bernardo Álvarez, llegaba a decir que “la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y la sociedad”.

¿Es así, o quizás son estas afirmaciones las que no ayudan a crear una sociedad inclusiva, diversa, respetuosa, libre? ¿Son sólo pataletas para ponerse a la defensiva ante el creciente número de leyes que van siendo aprobadas para facilitar la igualdad y protección de las personas LGTB?

Poco han ayudado tales afirmaciones, por ejemplo, al director del colegio Juan Pablo II, de Alcorcón, quien sale en defensa de estos obispos y escribió una carta al inicio de curso a padres y alumnos llamando a la antes citada ley de transexualidad “ley de ideología de género”, tachándola de dogmática, discriminatoria contra quien piensa diferente, impositiva. “El parecido con el fanatismo es inquietante” llega incluso a mencionar. También fue denunciado el caso ante la Consejería de la Comunidad de Madrid, quien encargó al Servicio de Inspección Educativa un informe para ver si procede iniciar un expediente sancionador y el mismo inicialmente manifestó no compartir “el contenido de dicha carta puesto que manifestaciones de este tipo no contribuyen al buen entendimiento, respeto y tolerancia que son necesarios para el desarrollo de un buen proyecto educativo”.

El fin de semana del 28 al 30 de octubre pasado, el Fórum Europeo de Grupos Cristianos LGTB, con más de 30 años de existencia, y recientemente reconocido por el Consejo Europeo con estatus participativo, celebraba un seminario en Budapest bajo el título Retando el Movimiento Cristiano Antigénero en Europa; en el mismo participaban representantes de colectivos LGTB y/o por los Derechos Humanos, provenientes de España, Italia, Alemania, Armenia, Eslovenia, Eslovaquia, Moldavia, Suiza, Reino Unido, Bélgica, Hungría, Austria, etc.  En el mismo se analizó cómo tal movimiento actúa contra lo que designan ideología de género, tratando de imponer un solo y único modelo de familia, modelo contra quien nadie trata de atentar, pero que en su defensa, algunos representantes de la jerarquía católico romana, de la ortodoxa y otras, y algunos de sus seguidores tratan de limitar el derecho de otras familias o personas.

La Doctora en Teología Rita Perintfalvi, quien dio una de las conferencias en este Fórum, que trabaja, publica y enseña principalmente en Budapest y Viena, en su excelente exposición ilustró el fundamentalismo que alimenta al movimiento antigénero, cómo actúa, se nutre, excluye, condena, se opone a la libertad. En sus palabras:

“El escenario más grave probablemente sería, que la guerra cultural que ataca los estudios de género y principales corrientes de género nos llevase a una situación donde a uno ya no le estuviese permitido hablar sobre igualdad de género, o donde ciertos grupos de gente tengan que sufrir incluso más discriminación y odio del que ya han recibido por su orientación sexual. Y quién sabe qué más se oculta bajo esta máscara de kulturkampf, cómo es la cara del nuevo fundamentalismo político y religioso en el siglo 21.

La teología tiene que llevar una responsabilidad social consigo: Si algunos procesos se han establecido en la sociedad para amenazar la igualdad social y dignidad humana, la teología no ha de quedarse en silencio. La fe vivida con responsabilidad es lo que puede liberarnos de la injusticia social, opresión, pobreza y exclusión. Una sociedad justa puede sólo salir adelante si somos capaces de descubrir el rostro del Dios sufriente en el rostro de nuestros semejantes humanos que sufren discriminación. No debemos pasar sin hacer nada”.

(*) En palabras de Ratzinger:

“La ideología de género es la última rebelión de la creatura contra su condición de creatura.Con el ateísmo, el hombre moderno pretendió negar la existencia de una instancia exterior que le dice algo sobre la verdad de sí mismo, sobre lo bueno y sobre lo malo…con la ideología de género el hombre moderno pretende librarse incluso de las exigencias de su propio cuerpo: se considera un ser autónomo que se construye a sí mismo; una pura voluntad que se autocrea y se convierte en un dios para sí mismo”.

Aurelio Lepe

Fuente Fe Adulta

Espiritualidad, General , , , , , , , , , , ,

Carta abierta del “Imperio Gay” contra “el druida Panorámix” cardenal Cañizares

Miércoles, 25 de mayo de 2016

14636565070455PanoramixPor su interés, reproducimos esta sarcástica carta de Paco Ramírez, director del Observatorio Español contra la LGBTFOBIA que publica Cáscara Amarga:

He visto con estupor, ignominia y humillación que el pasado lunes durante una homilía en la Universidad Católica de Valencia afirmó con gran ofensa y desdén que el Imperio Gay ha arremetido contra “el bien precioso de la familia cristiana”. Además tuvo la desfachatez y vileza de criticar con saña la recién aprobada Ley de Igualdad Social LGBTI de la Comunitat Valenciana que para usted supone una “subversión” y “revolución”, que tendrá “consecuencias destructivas contra para el futuro del hombre y la humanidad”. Todo debido a una de las más “insidiosas” para usted de las ideologías del mundo, la ideología de género.

Sr. Cañizares está usted “loco de atar”, puesto que sin duda ve fantasmas, amenazas y conspiraciones mundiales – en este caso gays en vez de judeomasónicas- por doquier, puesto que el reconocimiento de derechos a las personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales para remediar la atávica discriminación, acoso, agresión y hasta genocidio que la sociedad y ciertos poderes como la Iglesia han mantenido y siguen manteniendo contra el indeleble principio de que todas las personas nacen iguales en derechos y deberes, con sus virtudes y sus defectos. No se trata de conceder más derechos y prebendas que a los demás, no quitamos derechos a nadie a no ser que considere usted un derecho el derecho a odiar, humillar, discriminar, despreciar y ofender.

CjARA6uWsAAIQwVComo Panorámix el druida de “Astérix y Obélix”, se empeña en seguir defendiendo con furia y rencor una concepción de la sociedad y de la Iglesia caduca y que ya no existe, el mundo ha cambiado y su Aldea Gala de la ortodoxia fundamentalista se ha convertido en un burbuja traslúcida que no le pemite ver que sus homilías en vez de difundir el mensaje de amor y concordia del Evangelio son un altavoz para el odio, la confrontación y la incitación a la violencia.

No hace falta que le diga que no sólo la sociedad ha cambiado, sino también están habiendo cambios pequeños en su Iglesia, sobre todo en sus feligreses y en su base, y que ahora apuesta más por amparar y acoger que por condenar y castigar, aunque la continúa ambigüedad del Papa Francisco nos tiene algo confundidos.

No hay peor ciego que aquel que no quiere ver, y yo le aconsejería sinceramente que se jubile y se retire como el Papa Emérito, porque usted Sr. Cañizares está enfermo aunque no lo note, y su enfermedad se llama homofobia en grado grave, cuando su continua obsesión durante años ha sido arremeter contra los derechos de los homosexuales y de las mujeres.

Recientes estudios [1] han descubierto que la homofobia y la intolerancia irracional se debe a problemas psicológicos, son gente propensa a trastornos psicóticos que en casos extremos puede llevar a la esquizofrenia. Por tanto por mucho que se empeñe en ver que la homosexualidad y la transexualidad son enfermedades, vicios o pecados, es al revés, la homofobia y la transfobia son enfermedades sociales de las que debería tratarse urgentemente.

En un estudio publicado recientemente [2] se han analizado algunos de los factores que podrían estar asociados con la creencia en las teorías de la conspiración. En concreto, se identifican dos variables que serían clave: la existencia de un contexto de incertidumbre y las dudas sobre la moralidad de los agentes supuestamente implicados.

Según plantean los investigadores, las teorías de la conspiración son una forma de “dar sentido” o explicar acontecimientos que resultan estresantes, porque son incontrolables, aleatorios, confusos, o difíciles de comprender con las categorías de pensamiento que habitualmente usamos. Son hechos que se salen de lo común y que conllevan una cierta sensación de ser vulnerable ante lo desconocido, pues sus causas y la forma de hacerles frente son inciertas. Esta obsesión enfermiza contra la homosexualidad que el Sr. Cañizares tiene le hace ver un poder oscuro que está cambiando sus esquemas mentales, y su prolija imaginación ve un “Imperio Gay” que conquista cada vez más territorios y se acerca a su tranquila e intemporal Aldea Gala con el ánimo de hacer peligrar su tradicional creencia y moralidad.

Tan sólo me gustaría terminar esta misiva invocándole que el matrimonio existía incluso antes de la propia creación de la Iglesia y no es un concepto exclusivo de la misma, y mucho más cuando estamos hablando de matrimonio civil, que nada tiene que ver con la imposición de las reglas y normativas de su Iglesia. Finalizo recordándole un dicho del mismo Jesús: “Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios” [Mateo 22,21]. Por tanto no se entrometa en la sociedad y las leyes que se quiere conceder, y dedíquese a hablar del reino de los Cielos y de las normas que quiera imponer a su Iglesia y a sus feligreses.

papelP.D: Un mensaje final al papa Francisco. Por favor jubile lo antes posible a la siguiente lista de personas enfermas, que necesitan una cura urgente de su alma y un internado para modernizar sus fosilizados esquemas mentales:

1. Cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia
2. Juan Antonio Reig Plá, obispo de Alcalá de Henares
3. Joaquín Mª López de Andújar y Cánovas del Castillo, obispo de Getafe
4. José Rico Pavés, obispo titular de Mentesa y auxiliar de Getafe
5. Demetrio Fernández González, obispo de Córdoba
6. Juan José Asenjo, arzobispo de Sevilla
7. Cardenal Fernando Sebastián
8. José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián
9. Cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito de Madrid
10. Rafael Palmero, obispo eméritode Alicante-Orihuela
11. Casimiro López Llorente, obispo de Segorbe-Castellón
12. Jaume Pujol, arzobispo de Tarragona
13. Bernardo Álvarez, obispo de Tenerife

Paco Ramírez es director del Observatorio Español contra la LGBTFOBIA

Referencias:

[1] G Ciocca, Jannini E, Lenzi A, et al. Psicoticismo, mecanismos de defensa inmaduros y tiene el estilo de apego temeroso están asociados con la actitud homofóbica Superior. Journal of Sexual Medicine. 2015.

[2] van Prooijen, J., & Jostmann, N. (2013). Belief in conspiracy theories: The influence of uncertainty and perceived morality European Journal of Social Psychology, 43 (1), 109-115 DOI: 10.1002/ejsp.1922

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.