Archivo

Archivo para la categoría ‘Biblioteca’

Una hermenéutica estética y creativa del ‘Cántico espiritual’ de san Juan de la Cruz

Lunes, 15 de abril de 2024

IMG_3903Lola Josa y su edición a la luz de la mística hebrea del ‘Cántico espiritual

Es uno de los comentarios más bellos y lúcidos desde el punto literario y estético, escrito por la doctora Lola Josa, catedrática de Literatura del Siglo de Oro Español en la Universidad de Barcelona y una de las grandes especialistas mundiales en la obra del Carmelita Descalzo

El resultado final de esta edición es una escritura estética, un acercamiento simbólico y una hermenéutica creativa que da nueva vida a tan memorable poema, estudiado hoy desde las diferentes disciplinas con aportaciones siempre nuevas dada su profundidad inagotable

Durante estas semanas he vuelto a leer el Cántico espiritual, de san Juan de la Cruz. Y lo he hecho acompañado de uno de los comentarios más bellos y lúcidos desde el punto literario y estético, escrito por la doctora Lola Josa, catedrática de Literatura del Siglo de Oro Español en la Universidad de Barcelona y una de las grandes especialistas mundiales en la obra del carmelita descalzo. La perspectiva desde donde escribe el comentario es la mística hebrea (Cántico espiritual,de San Juan de la Cruz, nueva edición de Lola Josa a la luz de la mística hebrea, Lumen, Barcelona, 2023, 366 páginas). Ofrezco a continuación las que considero nuevas aportaciones de esta edición de un texto tantas veces estudiado, comentado y pluralmente interpretado.

La noche del 2 al 3 de diciembre de 1577 entraron en la casa de Juan de la Cruz unos carmelitas calzados con el apoyo de voluntarios civiles armados, dirigidos por Hernando Maldonado, prior de Toledo, lo maniataron y lo llevaron al convento abulense del Carmen. Logró escapar, pero pronto cayó en manos de sus enemigos, que lo condujeron a lomos de un mulo al convento de Nuestra Señora del Carmen de Toledo y lo encerraron en una oquedad de seis pies de ancho y unos diez de largo, donde estuvo encarcelado nueve meses. Allí concibió y escribió las primeras estrofas del Cántico espiritual, nacido de la experiencia de abandono, oscuridad, hambre y sufrimiento, de la meditación corporeizada, del exilio exterior e interior, la heterodoxia religiosa y la teología simbólica en un riguroso silencio, sin duda uno de los más creativos estética y poéticamente.

Numerosas han sido las ediciones del Cántico, uno de los poemas mayores de la literatura universal y cumbre de la poesía mística de todos los tiempos. En su edición de la Poesía, de San Juan de la Cruz, Domingo Ynduráin afirma que el misticismo español del Siglo de Oro hay que estudiarlo a partir de un profundo conocimiento de la Cábala. Certera observación que sigue Lola Josa. Ahí radica precisamente la peculiaridad y originalidad de esta nueva edición: en el análisis riguroso y la interpretación creativa del Cántico a través de la mística hebrea, liberada de dogmas tanto religiosos como filológicos, campo poco trabajado en los estudios de San Juan de la Cruz.

san-juanEl autor del Cántico, subraya Lola Josa, fue un “sagaz conocedor de la Biblia”, sobre todo de la Biblia hebrea, que sabía casi de memoria. En las aulas de la Universidad de Salamanca siguió las enseñanzas de los grandes hebraístas del siglo XVI y de Fray Luis de León, traductor del Cantar de los Cantares, y vivió la influencia del humanismo entonces subversivo basado en los estudios bíblicos y singularizado por el saber hebreo. Es precisamente ese humanismo, basado en la “verdad hebraica”. el que rezuma el Cántico, frente al fanatismo y la intransigencia de la teocracia entonces vigente, que llevó a la cárcel a los cultivadores de dicho humanismo, entre ellos a Fray de León.

Desnudarse y descalzarse para encontrar a Dios

El inspirador del Cántico es el Cantar de los cantares, libro de la Biblia hebrea escrito en términos eróticos profanos que transforma el amor erótico en símbolo divino. De él destaca la profesora Josa su carácter despatriarcalizante, ya que el amado y la amada se buscan, mantienen una relación igualitaria y se encuentran en la desnudez, como despatriarcalizante es también el Cántico. Dos son las razones que aporta para justificar dicha inspiración. La primera, porque el Cantar fue el libro más estudiado por los humanistas hispánicos del siglo XVI. La segunda, porque en él se pone de manifiesto que la mística judía convirtió la desnudez del cuerpo humano en la mejor representación física del vacío. Para encontrar y saborear a Dios hay que desnudarse y descalzarse. Es más, para Juan de la Cruz, la desnudez es el mismo Dios. Ya en la primera estrofa deja implícita la idea de la “nada de Dios” en plena sintonía con el místico medieval Maestro Eckhart: “¿Adónde te escondiste,/ amado, y me dejaste con gemido?/ Como el ciervo huiste/ habiéndome herido,/ salí tras ti clamando, y eras ido”. Estamos ante una de las manifestaciones más lúcidas y coherentes de la teología apofática, que tiene su inicio en el siglo IV con el Pseudo Dionisio, y que el místico abulense lleva hasta sus últimas consecuencias no nombrando a Dios en ninguno de sus grandes poemas.

De esta edición puede decirse lo que afirma Juan de la Cruz del monte o del collado: “do mana el agua pura

Los comentarios de Lola Josa a cada una de las 39 estrofas identifican la voluntad mística y lírica que se dan en el carmelita descalzo de Fontiveros de manera unitaria e inseparable, al tiempo que, siguiendo a Eckhart, descubren la luminosidad en la noche oscura del poeta y la claridad en las tinieblas. El resultado final de esta edición es una escritura estética, un acercamiento simbólico y una hermenéutica creativa que da nueva vida a tan memorable poema, estudiado hoy desde las diferentes disciplinas con aportaciones siempre nuevas dada su profundidad inagotable. De esta edición puede decirse lo que afirma Juan de la Cruz del monte o del collado: “do mana el agua pura”. Cierto, el agua pura de las fuentes del saber hebreo, que la autora de este comentario conoce a la perfección y prioriza en la vida, la obra y el pensamiento del carmelita descalzo.

IMG_3904

Texto de San J7an de la Cruz

Sin que este libro sea una biografía del descalzo abulense, me parece una pieza maestra el perfil que de él traza Lola Josa: “Qué incómodo tuvo que ser el místico para las fuerzas y la vigilancia oficiales, poco menos que un revolucionario que defendía la no necesidad de absolutamente nada de lo que pudiera ofrecer el orden implantado. Él, pobre de nacimiento, que cuidó a enfermos desahuciados, sabía que la bondad y la caridad, atributos de la voluntad del vacío, pueden más que cualquier gobierno” (p. 100).

La revolución de Juan de la Cruz estuvo guiada por el amor, una palabra que recorre toda su obra y da fin a su vida. Estando en el lecho de muerte, mientras el prior estaba haciendo las oraciones de despedida del místico, le pidió las interrumpiera y leyera los versos del Cantar de los cantares, que había inspirado su Cántico espiritual: El amor es más fuerte que la muerte […]./ Los océanos no podrían apagar el amor,/ ni los ríos anegarlos./ Quien quisiera comprar el amor,/ con todas las riquezas de su casa/sería despreciable” (Cantar de los cantares 8.6-7).

Fuente Blog de Juan José Tamayo en Religión Digital

Biblioteca, Espiritualidad, General , , ,

“El Discípulo Que[er] Jesús ∀maba”, por Carlos Osma

Viernes, 12 de abril de 2024

IMG_3852


De su blog 
Homoprotestantes:

Cuando explicaba a mis amistades que estaba escribiendo un libro sobre el discípulo que Jesús amaba, muches me preguntaban: ¿Juan, no? Sin embargo, este libro no va de definir una identidad, de saber quién está detrás de una x que nos crea incertidumbre. Sino de saber si ese discípulo —al que el narrador identifica como autor del Cuarto Evangelio— puede aportarnos algo a las personas queer de hoy. A esas que no encajamos en —alguna, muchas, o todas— las identidades que se suponen deberían venirnos como anillo al dedo, pero que más bien nos van como soga al cuello.

«Me propuse releer los textos, reescribir también sobre ellos: escribir respecto de ellos sin dejarlos nunca intactos y de escribir en ellos escrutando entre líneas, en los márgenes. Pero no quise releerlos para demostrar que es posible hacerlo desde una existencia queer, sino para que las lectoras a las que me dirijo –aquellas a las que otras teologías no tienen en cuenta más que para deshumanizarlas– valoraran si el mensaje del Cuarto Evangelio las interpela. Si aún son capaces de identificarse como discípules a les que Jesús Ɐma». [1]

Además de una introducción y una reflexión final, el libro consta de siete capítulos, cada uno de ellos centrado en una de las escenas donde aparece este personaje. Para el comentario de las escenas me sirvo del método narrativo, que entiende el Cuarto Evangelio como una creación literaria con la que el autor pretende guiar a las lectoras para que crean en Jesús. Así que me sirvo de las aportaciones de especialistas que han utilizado este método para analizar el Cuarto Evangelio. Y a esto le añado todo lo que he aprendido de autores queer, o de personas con las que he compartido experiencias en comunidades cristianas, entidades LGTBIQ+, entornos ecuménicos, amistad y/o lazos familiares. Creo que la fusión de todo esto hace de El Discípulo Que[er] Jesús maba un libro singular. No es fácil encontrar juntes en una obra de contenido teológico a Alan Culpepper y Judith Butler, Paul Preciado y Rudolf Bultmann, Roberto Vignolo y Camila Sosa Villada, o a Marcella Althaus Reid y Paco Vidarte.

«Llegadas hasta aquí, y siendo nosotres también conscientes de que nuestra hora ha llegado, la hora de hacernos presentes en la escena, podemos decir basta, y hacer una especie de Stonewall pero a la inversa, queremos dejar la oscuridad y la intemperie donde se nos ha obligado a vivir, para acercarnos a Jesús y poner nuestra cabeza sobre su pecho. Estamos decididas a pasar por encima de la policía teológica que nos hace pagar sus indulgencias a un precio inasumible para nosotras. Somos educades, hemos llamado muchas veces a esa puerta pero nunca se nos ha abierto, ahora estamos empoderades y no aceptamos un no por respuesta. Rechazamos toda clase de violencia, hemos padecido demasiada como para creer ahora que nos serviría de algo, pero vamos a entrar». [2]

La lectora a la que me dirijo, como he explicado anteriormente, se reconoce queer. Eso es importante tenerlo en cuenta porque aunque la queeridad nos traspasa a todas, no siempre somos conscientes de ello. Aún así, espero que esta obra ayude a que algunes lectores dejen aflorar lo queer que consciente, o inconscientemente, esconden. Además, mi lector implícito no es solo queer, es también muchas otras cosas, y no solo es objeto de rechazo o aceptación, sino que también es sujeto que rechaza o acepta a otres. Y aunque es capaz de gritar para pedir justicia, también es sensible a los gritos –o los susurros– de quienes la quiere para ellas.

«Se puede construir a Jesús de otras formas, de hecho se hace: puede ser blanco, poderoso, heterosexual, occidental, cristiano, misógino, un asesino, o adecentarlo con cualquier categoría de opresión. Pero ante ese Jesús de malas nuevas que controla, juzga y mata, deberíamos huir, si podemos hacerlo, y ojalá no lo hubiéramos conocido nunca. No estaría mal que, al menos por un tiempo, hasta que nos desintoxiquemos de los dogmas de fe que corren por nuestras venas, me refiero a los que nos provocan adicción, ansiedad o alucinaciones, echemos mano de la ética marica que propuso Paco Vidarte, una ética marica que recupere la solidaridad entre sí de los oprimidos,discriminados y perseguidos». [3]

Añadir, para acabar, que en los comentarios a las escenas trato de poner en valor lo que el autor del Cuarto Evangelio nos propone: Un discipulado del ∀mor, no un discipulado del patriarcado, del mercado, del miedo, o de las costumbres. Un discipulado que, como muy bien dice Carmenmargarita Sánchez de Léon, «sangra/menstrua, que llora, que baila y mueve sus caderas, de cuerpos gordos y sensuales, de cuerpas que resucitan una y otra vez ante los proyectos de muerte de los necropoderes»[4]

Agradezco de antemano todos los comentarios y observaciones que me hagáis llegar después de la lectura del libro. También estoy abierto a presentarlo en vuestra entidad, comunidad, asociación, etc. Podéis poneros en contacto conmigo a través de mi correo electrónico. Escribí este libro «para compartir el descubrimiento que había supuesto para mí encontrarme con el discípulo que[er] Jesús Ɐmaba. Espero que mis reflexiones os inspiren, que las contradigáis, las completéis, las mejoréis, pero sobre todo: que os animen a compartir con quienes tenéis alrededor, el Ɐmor de un dios queer que nos ha hecho a todos diversas y hermanes. Que disfrutéis – al menos tanto como lo he hecho yo– al caminar entre las escenas donde el discípulo que[er] Jesús Ɐmaba os acompaña en el seguimiento de Jesús»[5]

Carlos Osma

 IMG_3853El Discípulo Que[er] Jesús ∀maba

está disponible en Amazon

Correo electrónico: homoprotestantes@gmail.com

Sígueme en mi página de Instagram:@blogcarlososma

Sígueme en mi página de Twitter: @blogcarlososma

Suscribirte a mi canal de Telegram: Blog Carlos Osma

Notas:

[1] Carlos Osma, El Discípulo Que[er] Jesús maba (Barcelona: Ediciones Homoprotestantes, 2024), 71.

[2] Ibíd., 65.

[3] Ibíd., 115.

[4] Carmenmargarita Sánchez de León, “Los múltiples cuerpos de Jesús”. En Knauss y Mendoza-Álvarez, eds. Teologías queer: Devenir el cuerpo queer de Cristo, Revista Internacional de Teología Concilium 383 (Estella, Navarra: Verbo Divino, 2019), 712.

[5] Osma, El Discípulo Que[er] Jesús maba, 19-20.

 

Biblia, Biblioteca, Espiritualidad , , , , ,

Quién fue María Felicitas Jaime, autora de la gran novela lésbica argentina del siglo XX

Martes, 9 de abril de 2024

IMG_3907

María Felicitas Jaime (1950-2017) fue periodista, escritora y militante feminista. Integrante pionera de la CHA, escribió la gran novela lésbica del siglo pasado.

Es 1985. Hace apenas 3 años que Argentina recuperó la democracia. María Felicitas Jaime, escritora, periodista, lesbiana, se sienta y escribe.

No es fácil ser homosexual en una ciudad como Buenos Aires que, pese a su cosmopolitismo, aún conserva resabios de gran aldea y aún tiene demasiado frescos los recuerdos de la última dictadura, durante la cual fuimos perseguidos como en cualquier caza de brujas que se precie”.

Escribe, pero no con su nombre. Firma con el seudónimo María No. El texto es para la revista Diferentes, dirigida, sobre todo, a varones gays. Y les dice que, si ser homosexual fue difícil para los varones, “mucho más duro fue para nosotras, no porque seamos más perseguidas: una estadística de entre casa demostraría que por una chica detenida hay o hubo 10 chicos. La persecución con nosotras trabaja de manera diferente, a la mujer en general se le niega el derecho a su sexualidad, existimos en tanto objeto para el goce del hombre”.

Una pionera 

María Felicitas Jaime (1950-2017) fue periodista, escritora y militante feminista. Trabajó como redactora de Radio Nacional, escribió para las revistas SuperHumor y Diferentes, también para el diario Los Andes de Mendoza. También fue guionista de televisión y secretaria de redacción del Semanario Diálogo. Escribió una colección en fascículos sobre educación sexual y cuentos en libros de bolsillo sobre temática erótica.

Según una entrevista inédita de Juan Queiroz a Marta Paz, Felicitas integró el primer grupo de «Mujeres de la CHA».

Teresa De Rito, la primera vicepresidenta de la CHA, la recuerda: “Fui la primera mujer y sindicalista en dar la cara, la segunda Celeste Carballo, Felicitas en una revista aportó lo suyo, luego Ilse Fuskova”.

Dentro de la redacción de Diferentes impulsaba la edición de ‘Diferentes Mujer’. Pero, aunque salió publicitada en la misma revista, el proyecto nunca se concretó. Como cuenta el archivo de Potencia Tortillera, en los últimos 10 números de Diferentes, María No fue la encargada de firmar las editoriales publicadas en la primera página.

IMG_3905

Presentación de Diferentes Mujer, una edición que nunca salió. 
Archivo: Moléculas Malucas-Marcelo Reiseman, programa de memorias de la CHA

Una novela lésbica en los 90

Felicitas migró con Bea Albertini, su pareja, a Madrid en los ‘90. Allá publicó Cris & Cris, en 1992. La novela cuenta la historia de Mariana, una periodista lesbiana que vive en Buenos Aires y un día conoce a otra Cris, una abogada casada con un hombre.

“Cuando apareció la novela en España fue un boom, pues aunque ya estábamos en los noventa, casi no se hablaba de lesbianismo; apenas de gays. Se vendió muy bien. Gracias al éxito de la novela, intervino en varios grupos de lesbianas que la invitaban y caían rendidas a sus pies ya que llegaron a amar Cris & Cris”, cuenta Bea.

Dictaba talleres de lectura y escritura, algunos en las bibliotecas de la Comunidad de Madrid. El curso que dictó en la Universidad de Verano Maspalomas, Gran Canaria, tuvo récord de asistentes: hablaron del libro, de lesbianismo, de feminismo.

“Emigramos a España en parte por aventura, y en parte por la situación política y social. En lo social, parecía no haber sitio para nosotras, fue una sensación bastante fea que sientes en tu propio país”, dice Bea.

Para Bea, Felicitas no fue sólo su pareja, sino también una gran luchadora por los derechos de la gente oprimida, una persona a la que “le importaban todas las minorías silenciadas”. Cuenta que en notas periodísticas y en radio denunció el trabajo infantil, que hablaba de lesbianismo y de la opresión de la mujer, y que lo hacía con ironía y figuras retóricas para evitar la censura reinante durante el gobierno militar. Aunque, igualmente, la censura llegó en forma de amenazas y despidos.

“Felicitas fue una mujer estupenda, generosa, abierta. Estuvimos juntas treinta y pico de años, y desde el día que nos conocimos. Para mí fue toda una aventura”, dice Bea.

Felicitas recibió cientos de cartas en España tras la publicación de Cris & Cris. Lesbianas y madres de lesbianas le agradecían: el libro les había hecho comprender mejor a sus hijas.

A Cris & Cris le siguió Pasiones (Horas y Horas, 1994) y Cenicienta en Chueca (Edisco Editorial, 2003). También publicó cuentos, libros colectivos, y novelas eróticas de bolsillo bajo seudónimo. 

IMG_3906Edición española de Cris & Cris

La militancia antes del exilio

En 1985 escribió en la revista Diferentes una nota titulada “Para un gay nada mejor que otro gay”, donde entrevista a cuatro lesbianas. Firma bajo el seudónimo María No. Era la única columna dedicada a lesbianas. La audiencia y el contenido de la revista era para y de varones gays.

María No cuenta ahí que, después de una intensa búsqueda, logró reunir «a cuatro chicas homosexuales para charlar sobre sus cuestiones específicas dentro de una organización mixta como la CHA, pero básicamente protagonizada por varones. Bien podrían esta entrevista y este testimonio representar un llamado a sus pares a organizarse para debatir acerca de la autoexclusión que les pesaba y sobre el silencio del feminismo heterosexual”, explica Moléculas Malucas, donde aparece este archivo.

En el texto, Felicitas escribe: “A nadie le preocupa que un hombre pasados los treinta no se haya casado, una está harta de las indirectas de tías que en cada fiesta o velatorio familiar le pregunta: “¿Y vos, para cuándo?”, y ya se sabe que tiene colgado el cartel de solterona, lo cual resulta un estigma así una logre el Nobel de algo”. 

Y sigue: “Estas sutiles formas de la represión paradójicamente, en vez de otorgarle más libertad, la sume en estado paranoicos. Cuando vive en pareja se siente señalada, en su laburo se relaciona lo menos posible con mujeres, se hace llamar veinte veces por algún amigo (…). Por esto llega un momento en que la conclusión parece obvia: Para un homosexual no hay nada mejor que otro homosexual. Aunque esto, hasta que las cosas cambien, signifique encerrarse en un ghetto y desde allí pelear por nuestros derechos y lograr la integración gradual y sana con el resto de la sociedad”.

En el año que Felicitas escribía ese texto, la CHA funcionaba a través de distintos grupos, que se reunían cada uno en casa de un miembro, en general una vez por semana. Ella integraba el grupo Oscar Wilde, que nació en 1983.

“Era un grupo chiquito que funcionaba también como espacio de contención, para compartir historias comunes. María Felicitas Jaime se sumó un poco después que yo. Hablábamos de todo un poco. Con el grupo hicimos algunos textos sobre la derogación de los edictos policiales”, cuenta Marta Paz en Nosotras, las homosexuales, del archivo Moléculas Malucas.

Se sentía muy bien en ese grupo que formaban unas 8 personas “todos bastante cultos y dedicados a la lucha a favor nuestro”, dice Bea. En ese espacio pudo militar con su nombre y apellido. Durante el festejo en Plaza de Mayo por los 100 días de democracia, Felicitas desfiló con su pareja bajo la pancarta de la CHA.

El rescate

En 2023 se publicó por primera vez en Argentina en la Editorial De Parado, que dirigen Mariano Blatt y Fram Visconti.

IMG_3908Mariano y Fram consideran que es “la gran novela lésbica del siglo XX”. ¿Por qué? “Porque no existen novelas lésbicas argentinas en el SXX que traten el tema de la sexualidad tan libremente, no como un problema ni como una carga. Para Mariana la protagonista ser lesbiana es parte de su vida, lo toma naturalmente. La mayoría de las novelas gays del siglo pasado son crueles con los personajes queer y con finales atroces para aquellos que se atreven a cruzar los límites de la heterosexualidad”.

Llegaron a ella por Juan Queiroz, un investigador y coleccionista que está a cargo, junto a Mabel Bellucci, de Moléculas Malucas, una revista digital y proyecto crítico cultural que recupera archivos queer.

Dos novelas (incluyendo Cris & Cris) y un libro de cuentos fueron publicados en España en editoriales especializadas en literatura queer y nunca llegaron a nuestro país. Eso nos pareció rarísimo. Igual nos contó la viuda que el libro tenía una pequeña circulación en Argentina entre sus amigas y conocidas que la convirtió en novela de culto. Solo era cuestión de publicarla y acercarla a nuevas generaciones”, explicó Fram a Agencia Presentes. 

Felicitas murió a los 66 años en Mendoza. “Nos dejó en 2017; y también nos dejó una novela inédita y un libro de poemas inconcluso”, cuenta Bea.

El segundo libro, Pasiones, saldrá en abril, el mes que viene, en Argentina, publicado por la Editorial De Parado.

7 de marzo de 2024
Rosario Marina
Edición: Ana Fornaro

Fuente Agencia Presentes

Biblioteca, General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Repensar el cristianismo”, por José Arregi.

Miércoles, 3 de abril de 2024

IMG_3681De su blog Umbrales de Luz:

Tienes en tus manos un pequeño gran libro, profundo y sencillo, interesante y ágil, crítico y exquisitamente respetuoso, lleno de información y lucidez. Cada capítulo, tan breve como sustancioso, me parece magistral en su sencillez: claro, ágil, sobrio, bello.

Es un libro de plena actualidad, a pesar de lo que pudiera parecer por el tema del que trata: repensar el cristianismo. Repensar el cristianismo –sus formulaciones históricas, sus dogmas, ritos y cánones, todas sus instituciones, y también sus geniales y potencialmente inspiradoras intuiciones de fondo–, repensarlo desde nuestros grandes desafíos éticos, políticos, culturales, repensarlo todo, desde la A hasta la Z, de manera crítica, aconfesional y libre, me parece una tarea necesaria y fecunda para hoy. Es lo que se propone el autor, y lo hace excelentemente.

Si el propio término religión proviene –así lo enseñó el sabio y crítico Cicerón (s. I a.C.)– del latín relegere (releer críticamente, mirar y remirar a fondo, reinterpretar sin cesar), ¿no sugiere su propia etimología que el hecho religioso surge en el fondo de la contemplación profunda, desapegada y crítica de los signos –el misterio, la belleza, el drama– de la realidad en su conjunto? ¿Y si la “relectura” es su origen no habrá de ser su destino permanente? ¿La religión, para serlo en su sentido más profundo y verdadero, no habrá de acompañarse de una reinterpretación constante de toda creencia, fórmula y forma religiosa precedente? ¿No hicieron eso todas las figuras de sabiduría profunda, religiosas o no?

Así lo hicieron, en una época de hondas transformaciones culturales que K. Jaspers calificó como “tiempo eje” (entre los siglos VIII y III a.C.), Confucio y Laozi en China, Buda y Mahavira en la India, Zoroastro en Irán, los profetas de Israel, los grandes pensadores presocráticos de Grecia (Parménides, Pitágoras, Heráclito, Tales…). Así lo hizo Jesús, crítico de la religión legalista, profeta de la misericordia sanadora. Así lo han hecho desde entonces, a lo largo de estos 2000 años, las y los testigos mejores de su Buena Noticia liberadora. Al alto precio de ser declarados herejes e incluso quemados en la hoguera, fueron fieles al espíritu que animaba la tradición cristiana y lo liberaron de las formas rígidas del pasado para que pudiera inspirar el presente.

Es lo que el Espíritu o la espiritualidad reclama hoy de las religiones establecidas. Hoy más que nunca, pues nunca los grandes sistemas religiosos, desde su origen hace unos 7.000 años hasta hoy, han conocido una crisis tan radical y general como vemos: la cosmovisión (dualista, fixista, antropocéntrica), la antropología, las categorías lingüísticas, los fundamentos sociales y éticos, la concepción de la vida y de la muerte… que durante milenios les han servido de soporte ya no se sostienen. Los credos, códigos, rituales y organizaciones religiosas afrontan una crisis global, acelerada e irreversible. Y nadie “cree” lo que quiere, sino aquello que le resulta culturalmente creíble, razonablemente coherente. Si las religiones quieren ser fieles al aliento que las mueve, si quieren vivir y hacer vivir, habrán de estar dispuestas a despojarse de casi todas sus formas milenarias.

Lo que vale sobre las religiones en general vale en especial para el cristianismo. Tenía razón John Shelby Spong, obispo episcopaliano y teólogo, cuando –¡hace ya 24 años!– escribió ¿Por qué el cristianismo tiene que cambiar o morir? (1999), uno de sus grandes libros. Pienso, en efecto, que esa es la alternativa. El dejar de repensarse y transformarse a fondo equivaldrá a morir. Y el simple perdurar como gueto social y cultural, equivaldrá también a morir, a dejar extinguirse la llama que movió a Jesús, el alma que late en el extraordinario patrimonio –vida, acción, pensamiento, literatura– de sus 2000 años de historia, el espíritu inspirador que ha animado lo mejor de sus 20 siglos.

Hoy como siempre necesitamos aliento. Hoy más que nunca quizás. Vivimos una época de transformaciones más radicales y aceleradas y de desafíos más inquietantes que en ninguna otra época de la especie Homo Sapiens desde su origen hace 300.000 años. El equilibrio ecológico de la comunidad planetaria viviente, la convivencia justa y pacífica de la humanidad en su conjunto, la supervivencia del propio Homo Sapiens, todo está amenazado, todo está en juego. ¿Podrá todavía el cristianismo seguir alentando la vida?

Solo un nuevo cristianismo, místico y liberador, plural y dialogante, desclericalizado y desjerarquizado, transreligioso y siempre itinerante, podría infundir aún el Espíritu universal de la Vida que, según el bellísimo mito bíblico de la creación, “vibraba en las aguas” del Génesis, el Espíritu de la Vida que –antes y más allá de toda forma religiosa y de toda frontera entre creyentes y no creyentes– sigue vibrando en la Tierra y en el Universo sin fin. ¿Podrá todavía el cristianismo –el cristianismo de la Iglesia Católica romana en particular– transformarse y vivir para inspirar, en un marco religioso o no religioso, al mundo post-religioso y post-positivista en que vivimos? Seria cuestión que tiene poco que ver con hacer predicciones de futuro.

En cualquier caso, por este cristianismo transformado opta Pedro Miguel Ansó, sin confesionalismo de ningún tipo y sin renegar de sus raíces cristianas y de su profunda adhesión a la persona, al mensaje, a la utopía de Jesús que le siguen inspirando. Y debo decir que, tras haber dedicado mi vida a enseñar teología, cada página de este libro me ha resultado instructiva e interesante. ¡Gracias, Pedro Miguel!

José Arregi, Aizarna, 15 de mayo de 2023

IMG_3682

‘Por un cristianismo creíble’: Las reflexiones de un “creyente problemático” y “teólogo de alcantarilla”

Prólogo de Por un cristianismo creíble. Autor: Pedro Miguel Ansó Esarte (Ed. Tirant lo Blanc, 2024)

Fue presentado el día 21 de marzo de 2024, jueves, en la librería ELKAR de Donostia – San Sebastián (Fermín Calbeton Kalea, 21), a las 19:00.
Intervinieron el autor y José Arregi

Biblioteca, Espiritualidad , , ,

“Viacrucis y Siete Palabras desde la experiencia de sufrimiento de las víctimas de abusos”, de Luis Alfonso Zamorano.

Miércoles, 27 de marzo de 2024

Un libro altamente recomendable para orar, empatizar y entender el sufrimiento y el derecho de las víctimas de abusos sexuales a la justicia y reparación, de la mano de Jesús de Nazaret, el gran abusado…

IMG_3782

IMG_3784

***

Viacrucis y siete palabras está construido desde la experiencia de sufrimiento de las víctimas de abusos. Luis Alfonso Zamorano, con un amplio recorrido de acompañamiento, escucha, convivencia y encuentro con supervivientes de abusos, se hace eco de esta experiencia de sufrimiento y aporta claves para iniciar, transitar y completar un camino imprescindible, siempre difícil, de sanación y reparación.

Sobre el autor: Luis Alfonso Zamorano es misionero-sacerdote de la Fraternidad misionera Verbum Dei. Ha realizado su misión en Chile durante 20 años. Es Magister en Acompañamiento Psico-espiritual por la facultad de psicología de la Universidad San Alberto Hurtado. Actualmente es capellán de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid y rector en el Centro de Formación Misionera (Filosofado y Teologado) Verbum Dei. (Loeches- Madrid) Da clases de acompañamiento y discernimiento espiritual en el Instituto Teológico San Pablo Apóstol, de Loeches, afiliado a la Pontificia Universidad Urbaniana. Recientemente ha publicado un libro sobre el Acompañamiento Psico-espiritual a supervivientes de abuso, titulado Ya no te llamarán ‘Abandonada’ (PPC). Es también músico, autor de cuatro Cds de música cristiana pop-rock.

Editorial:P.P.C.
Autor Luis Alfonso Zamorano López
Área:CatequesisEspiritualidad
Especialidad: Oración
Colección: Fuera de Colección
ISBN: 9788428841313
Fecha publicación: 29/02/202
Encuadernación:Tapa blanda
Núm. páginas: 152
Código interno:2228
Tema: Espiritualidad
Precio: 13,00 € (IVA incluido)

***

Entrevista a Luis Alfonso Zamorano (Verbum Dei)

“Como Iglesia no hemos sabido entender el drama de las víctimas, ni hemos podido honrar su dolor”

***

Biblia, Biblioteca, Espiritualidad , , , , ,

50 años de ‘Ser cristiano’: En la historia de la teología contemporánea hay hitos que merecen ser recordados

Miércoles, 13 de marzo de 2024
Comentarios desactivados en 50 años de ‘Ser cristiano’: En la historia de la teología contemporánea hay hitos que merecen ser recordados

IMG_2518Del blog de Ricardo Miguel Martí Pensar un cristianismo incómodo:

El texto del teólogo suizo Hans Küng, publicado en 1974, entre las obras teológicas más sorprendentes

“En 1974, el teólogo suizo, Hans Küng publica “Ser cristiano” (Christ sein, Piper, 1974), un libro que se cuenta entre las obras teológicas más sorprendentes, no sólo de la década de los setenta, sino de toda la época posterior a la segunda guerra mundial”

“Su mérito es haber roto con las normas que regían en la teología sistemática católica y que encontrará con el paso de los años, tenaz resistencia entre los especialistas de esta disciplina, una resistencia que muchas veces se ha agotado en la crítica global o en el silencio altanero”

“En su autobiografía, Küng hace una confesión reveladora: “¿Cuánto tiempo llevo trabajando ya en mi “Introducción al cristianismoʺ, que pronto me gustaría tener lista?”

“Dejo de lado por ahora el entrecomillado donde refiere a ‘su’ introducción al cristianismo, que oculta una larga amistad y enfrentamiento con Joseph Ratzinger, y me detengo en el surgimiento de la obra”

“Con “Ser cristiano” se inauguró un tipo muy peculiar de libro teológico, una síntesis muy pensada de narración y reflexión. Pero lo que Küng narra como historia dramática, lo que ha de ser narrado, deja ver que este teólogo no ha “entendido” (“se ha apropiado”) una figura como la de Jesús”

En la historia de la teología contemporánea hay hitos que merecen ser recordados.

En 1974, el teólogo suizo, Hans Küng publica “Ser cristiano (Christ sein, Piper, 1974), un libro que se cuenta entre las obras teológicas más sorprendentes, no sólo de la década de los setenta, sino de toda la época posterior a la segunda guerra mundial. Su mérito es haber roto con las normas que regían en la teología sistemática católica y que encontrará con el paso de los años, tenaz resistencia entre los especialistas de esta disciplina, una resistencia que muchas veces se ha agotado en la crítica global o en el silencio altanero.

En su autobiografía, Küng hace una confesión reveladora: “¿Cuánto tiempo llevo trabajando ya en mi ‶Introducción al cristianismoʺ, que pronto me gustaría tener lista? En efecto, para terminar un libro tan abarcador y elaborado hasta el más mínimo detalle, hace falta paciencia y más paciencia. Requiere sentarse al escritorio una y otra vez y trabajar hasta bien entrada la noche; y ello, en medio de todas las controversias y luchas” (H. Küng, Verdad controvertida. Memorias. Madrid, Trotta, 2009, p. 415). Quien por oficio se dedica a estos menesteres y se gana la vida con ello, puede entender “algo” de lo que estas palabras significan. Dejo de lado por ahora el entrecomillado donde refiere a “su” introducción al cristianismo, que oculta una larga amistad y enfrentamiento con Joseph Ratzinger, y me detengo en el surgimiento de la obra.

El itinerario de la obra en su gestación

En 1970 Küng había tenido una ponencia en un Congreso en Bruselas del “grupo Concilium” con el título “¿En qué consiste el mensaje cristiano?”, a la par, venía impartiendo varios seminarios en la Facultad de teología católica de la Universidad de Tubinga, relacionados con temas como: “la esencia del cristianismo” según los grandes teólogos del siglo XX, sobre “nuevos libros sobre Jesús” y “lo distintivamente cristiano en la ética contemporánea”. Ese año aparece su obra “La encarnación de Dios. Introducción al pensamiento de Hegel como prolegómenos para una cristología futura” (Menschwerdung Gottes. Eine Einführung in Hegels theologisches Denken als Prolegomena zu einer künftigen Christologie, Band 7, Verlag Herder, Freiburg im Breisgau, 2016), que ofrece su primera síntesis entre filosofía y teología.

Küng gestó el primer borrador de “Ser cristiano” en el marco de un viaje alrededor del mundo en 1971, que lo lleva por Afganistán y la India. En Bangalore toma contacto con el más importante teólogo evangélico indio, Medathilparampil Mammen Thomas, del United Theological College, por entonces moderador del Consejo Mundial de Iglesias y autor del muy difundido libro “El desconocido Jesús del hinduismo” (The Unkown Jesus in Hinduism, SCM, Press, London, 1969). En este centro de estudios, tiene una disertación sobre el tema desarrollado en Bruselas. La presencia de Küng en Bangalore inquieta a la jerarquía episcopal india, sobre todo al arzobispo de Bombay, el cardenal Valerian Gracias, a quien había conocido en época del Concilio. Afortunadamente su conferencia sobre la actualidad del mensaje cristiano es bien entendida y el debate resulta agradable y constructivo. Por aquellos meses, el conflicto desatado por su obra ¿Infalible? Una pregunta (1970), se halla en plena ebullición: correspondencia con Roma, obispos alemanes y teólogos de alto calibre.

En ese contexto álgido, avanza su investigación para la hechura del libro. La cuestión de fondo es presentar no un Jesús eclesiásticamente “domesticado” sino el verdadero Jesús. En la segunda parte de la obra, que Küng titula “lo distintivo”, desarrolla tres temas centrales: lo peculiar del cristianismo, el Cristo real y Cristianismo y judaísmo. En los tres capítulos ofrece una “cristología fundamental”, que incorpora los mejores estudios sobre el “Jesús histórico” hasta el momento conocidos. Autores del ámbito alemán, como: Schweitzer, Dibelius, Bultmann, Bornkamm Conzelmann, Jeremías, Cullmann, Marxsen, Lohfink, Haag, Fuchs y Käsemann; del mundo anglosajón, Dodd, Taylor, McKenzie, Robinson y un centenar de otros estudios en campo protestante, aparecidos a partir de 1933, en importantes comentarios bíblicos, como el dirigido por G. Kittel y G. Friedrich (Theologisches Wörterbuch zum Neuen Testament), o el Comentario teológico al Nuevo Testamento, dirigido por A. Wikenhauser y A. Vögtle (Herders Theologischer Kommentar zum Neuen Testament), en 1953.

El “horizonte”, primera parte de la obra, está planteado por Küng desde “El reto de las grandes religiones”, una cualidad de “su” enfoque cristológico y de la esencia del cristianismo que atraviesa “toda” su obra, particularmente lo que serán sus estudios sobre El cristianismo y las grandes religiones (Europa, 1987), El Judaísmo. Pasado, Presente, Futuro (Trotta, 20198), y El Islam. Historia, Presente, Futuro (Trotta, 20113).

Küng reconoce que el cristianismo, debido principalmente al Vaticano II y a la nueva mentalidad misionera del Consejo Ecuménico de las iglesias, ha cambiado en sentido positivo la actitud de la Iglesia católica con respecto a las religiones universales; al desprecio del pasado ha sucedido la alta estimación, a la desantención, la comprensión, al proselitismo; el estudio y el diálogo (H. Küng, Ser cristiano, Madrid, Cristiandad, 1977, p. 105-141). Küng ve la esencia del Ser cristiano en la persona de Jesucristo, verdadero hombre y verdadero Dios, Mesías y profeta del reino, muerto y resucitado, que en los días de su ministerio público, generó entorno a sí un “movimiento” de discípulos y discípulas, con el encargo de anunciar y descubrir el reino que ya operaba en ellos.

Se trata de comprender a Cristo desde su “indispensable” contexto judío, pero en la apertura cósmica de su figura y mensaje, que integra y abraza las culturas, religiones y sabidurías de la tierra. Aquí late mucho de lo novedoso de su aporte, que algunos verán como límite y cuestionamiento. Küng opta por un enfoque “ascendente” que considera más difícil que el “descendente”. La tarea en extremo fascinante, es poner de relieve con ayuda de la moderna exégesis bíblica, cómo el joven hombre de Nazaret, con su mensaje y su conducta, hace saltar por los aires todos los esquemas que la religión construye a lo largo del tiempo. La palabra “escándalo”, pequeña piedra en la que se puede tropezar, es una de las claves de su obra. Jesús en persona vino a ser la piedra de escándalo; todo lo que él dijo e hizo fue un escándalo ininterrumpido. ¡A qué tremendas consecuencias teóricas y prácticas le llevó su particular identificación radical con la causa de Dios que es la causa del hombre! Combativo hacia todas las direcciones, desde todas partes fue también combatido (Ser cristiano, p. 350).

IMG_2519

Con la vista puesta en la situación epocal (los 70’), Küng deja claro que este Jesús no anuncia una nueva teoría teológica ni una nueva ley, pero tampoco se anuncia a sí mismo. Anuncia el reino de Dios, lo cual para nuestro tiempo, quiere decir lo siguiente: la causa de Dios, la voluntad de Dios, es la causa del ser humano, el bien del ser humano. Si se acepta esto, se comprenden los reproches dirigidos contra él: ¿no se trata, como dicen los sacerdotes y los escribas, de un hereje, un falso profeta, un embaucador del pueblo, un blasfemo? En último término, la disputa gira, de hecho, en torno a Dios, en cuyo nombre, Jesús actúa y como cuyo enviado se presenta. Sin embargo, Jesús no apela a un nuevo Dios, sino al Dios de Israel, pero entendido de una manera nueva; no sencillamente como Dios de los devotos de la ley, de los “justos”, sino como padre de los perdidos, los débiles, los pobres, los oprimidos, los pecadores. A este Dios se dirige de forma totalmente insólita como “Padre” suyo y nuestro. Está claro que con este mensaje, el camino de Jesús debía ineludiblemente pasar por el “conflicto” con los poderosos en el ámbito del Estado como en el de la religión.

La detención, la condena y la muerte violenta de Jesús fueron consecuencia lógica de su actitud hacia Dios y el ser humano. Los guardianes de la ley, el derecho y la moral reaccionaron con violencia a su acción no violenta, su muerte en la cruz. Que Jesús de Nazaret fue ejecutado en una cruz es una de las realidades más ciertas de la historia que narran los relatos evangélicos. El sufrimiento al que se vio sometido con este suplicio extremo se interpreta como una maldición de la ley: aquel al que sus discípulos consideran Enviado y Mesías de Dios, aparece ante los fieles a la ley como representante del criminal, del “pecador”. Y así, Jesús muere abandonado de los hombres y de Dios. Pero Dios, el Padre de Jesús, “interviene” en la historia y como dice la fórmula antigua “lo hizo resucitar librándolo de las angustias de la muerte”. Los testimonios auténticos y decisivos de fe de la comunidad son inequívocos: ¡el Crucificado vive para siempre junto a Dios! Y al mismo tiempo, es el “Señor” presente por el Espíritu en su Iglesia y, en fin, el escondido Señor del mundo (“cosmocrátor”) con cuyo señorío ha empezado ya el reinado definitivo de Dios (Ser cristiano pp. 374, 395, 397, 400, 428, 442, 447).

Unas palabras sobre el “destinatario” del libro considero una primera “clave” para entender la propuesta de Küng: “Este libro ha sido escrito para aquellos que por una u otra razón quieren, honrada y sinceramente, informarse de lo que es el cristianismo, saber en qué consiste propiamente ser cristiano. También ha sido escrito para aquellos que no creen, pero preguntan seriamente; que han creído, pero están insatisfechos de su incredulidad; que creen, pero no se sienten seguros en su fe; que andan indecisos tanto frente a sus convicciones como frente a sus dudas en la fe. Ha sido escrito, pues, para cristianos y ateos, gnósticos y agnósticos, pietistas y positivistas, católicos tibios y católicos fervientes, protestantes y ortodoxos” (Ser Cristiano p. 15).

La segunda “clave” se halla al final del libro, en lo que enuncia como sugerencias: “Imitando a Cristo Jesús, el ser humano puede en el mundo actual, vivir, actuar, sufrir y morir realmente como ser humano: sostenido por Dios y ayudando a los demás en la dicha y en la desdicha, en la vida y en la muerte” (Ser cristiano p. 759). Un detenido examen de la obra, muestra que Küng intenta hablar del mensaje cristiano de manera científicamente responsable, para ello, considera como condiciones imprescindibles la exactitud histórica y la interpretación crítica de la historia. En este aspecto, se siente cercano y en plena sintonía con Edward Schillebeeckx, que acababa de publicar en holandés “Jesús. La historia de un Viviente” (E. Schillebeeckx, Jezus. Het verhaal van een Levende, Bloemendaal, Nelissen, 1974), obra que caerá recién en observación en 1980, una vez que fuera traducida al inglés, bajo el implacable control de la “Sagrada” Congregación para la Doctrina de la Fe, en manos del celoso doctrinero polaco el cardenal Franjo Šeper, el mismo, que el 15 de diciembre de 1979, firmará la declaración con la que Küng ya “no podrá ser considerado como teólogo católico, no pudiendo ejercer como tal el oficio de enseñar” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Documentos 1966-2007, Madrid, BAC, 2008, p. 185).

Tanto Küng como Schillebeeckx, consideran que la exégesis fundada sobre el método histórico-crítico exige una teología dogmática con responsabilidad histórico-crítica. Otro aporte de “Ser cristiano” absolutamente en línea con los avances del Vaticano II en el declaración “Nostra aetate”, es que el diálogo teológico serio con el judaísmo, sólo puede desarrollarse de manera razonable sobre la base de una cristología “ascendente”. Una idea que retoma Küng en su Teología para la postmodernidad (Theologhie im Aufbruch. Eine ökumenische Grundleguung, München, Piper, 1987, pp. 186-187) es que quien quiera dialogar con judíos o musulmanes a partir de las doctrinas clásicas helenísticas de la Trinidad y la encarnación comienza un diálogo aparente que en seguida llega a su fin.

Una palabra sobre el trabajo diario que implicó la redacción de “Ser cristiano”. Küng escribió cada página dos veces a mano, luego la dictaba al “magnetófono” y la volvía a controlar y corregir; a partir de allí, pasaba a ser leída y mejorada por sus colaboradores más cercanos, Hermann Häring y Karl-Josef Kuschel; el texto volvía de nuevo a sus manos para pulirlo literalmente y darle lustre. Cuando terminaba un capítulo, su amigo y compañero Walter Jens se encargaba de revisarlo con ojos críticos.

Dada la “amplitud” temática y los múltiples cruces con otras especialidades, procuraba que los capítulos difíciles fueran examinados por expertos en los distintos temas, por ejemplo, para las secciones sobre las grandes religiones, recurrió a su colega y amiga Julia Ching, nacida en Shangai que enseñaba en la Catholic University of America (Washington, DC) y que había adquirido fama mundial como experta en el neoconfucianismo; los capítulos sobre el Nuevo Testamento los hacía revisar por su amigo y profesor en Tubinga, Gerhard Lohfink; como también las secciones sobre ética teológica, las compartía con Alfons Auer y Wilhem Korff. Mientras tanto se ha clarificado el título del libro. Quien recorre la entera obra de Küng y sus centenares de capítulos sabe que le encantaban los títulos en forma interrogativa, de allí que su primera intención fue: “¿Ser cristiano? Una introducción”.

El editor Klaus Piper, con un certero instinto para los títulos, le propone “Ser cristiano” (Christ sein); un título poco habitual, que en alemán ni siquiera deja claro si se ha de añadir al final un punto o un signo de exclamación o de interrogación; o sea, si “Ser cristiano” alude a una forma de ser o un deber. Pero precisamente eso le confiere interés al título, y de hecho, éste se impone con tanta rapidez que pronto se hace usual hablar de “Ser cristiano”. El 3 de octubre de 1974, en Sursee (su patria chica), Küng ya tiene el primer ejemplar en sus manos, y el 10 de octubre, en el vigésimo aniversario de su ordenación sacerdotal, lo presenta a la opinión pública en una rueda de prensa en la Feria del libro de Frankfurt.

Leer más…

Biblioteca, Cristianismo (Iglesias) , , , ,

Martin M. Lintner: “¿Qué carga hemos impuesto a la gente en la Iglesia con una moral sexual tan estricta?”

Jueves, 22 de febrero de 2024
Comentarios desactivados en Martin M. Lintner: “¿Qué carga hemos impuesto a la gente en la Iglesia con una moral sexual tan estricta?”

IMG_2903IMG_2902El teólogo moralista publica un nuevo libro para “una ética renovada de la sexualidad

“Veo mi libro como una oferta de diálogo al Magisterio sobre temas que hasta el día de hoy conducen a dolorosos conflictos entre la teología y el Magisterio y donde la Iglesia claramente ha perdido crédito”

“En el libro trato de manera integral y crítica el desarrollo de la moral sexual de la Iglesia. Me gustaría mostrar por qué la Iglesia a menudo ha adoptado una posición sexualmente hostil y cómo podemos superar esta visión negativa”

“Para decirlo de manera sencilla, fueron los Padres de la Iglesia, es decir, clérigos o religiosos predominantemente célibes, quienes moldearon la moral sexual de la Iglesia a lo largo de los siglos”

“El celibato sacerdotal obligatorio no se estableció definitivamente en la Iglesia latina hasta el siglo XII. Esto tenía que ver no solo con la interpretación negativa de los actos sexuales, que harían impuro a un sacerdote por celebrar los sacramentos en la persona de Cristo”

 Un hombre casado y con tres hijas, ordenado sacerdote en Bélgica. El cardenal caldeo Sako presidió la ceremonia, avalada por el arzobispo de Bruselas, por el rito caldeo

En el libro trato de manera integral y crítica el desarrollo de la moral sexual de la Iglesia. Me gustaría mostrar por qué la Iglesia a menudo ha adoptado una posición sexualmente hostil y cómo podemos superar esta visión negativa”. Es el objetivo explícito del teólogo y sacerdote Martin M. Lintner, quien con la obra Ética de las relaciones cristianas: desarrollos históricos – fundamentos bíblicos – perspectivas actuales (Herder), asegura que la institución eclesial, “con su rígida moral sexual, dificultaba innecesariamente la vida de las personas y les causaba graves problemas de conciencia”.

Y desde ahí, pretende “hacer una contribución teológicamente sólida y constructiva en el área de la ética sexual y de las relaciones. Veo mi libro como una oferta de diálogo al Magisterio sobre temas que hasta el día de hoy conducen a dolorosos conflictos entre la teología y el Magisterio y donde la Iglesia claramente ha perdido crédito”.

“Para decirlo de manera sencilla, fueron los Padres de la Iglesia, es decir, clérigos o religiosos predominantemente célibes, quienes moldearon la moral sexual de la Iglesia a lo largo de los siglos. La idea de que el deseo sexual es inherentemente pecaminoso se remonta a Agustín. Lo asocia directamente con la caída del hombre. Sin embargo, tuvo que aceptarlo como un mal menor porque, al menos en los hombres, está indisolublemente ligado al acto de procreación a través de las relaciones sexuales”, señala este profesor en entrevista con Katholisch.

Una visión con efectos perversos

Sin embargo, esta perspectiva meramente reproductiva ha tenido efectos perversos, como el propio Lintner ha podido comprobar durante su ministerio pastoral. “Me he encontrado con personas mayores que me han hablado de este dilema, porque se sentían culpables porque -como aprendieron en la catequesis- ‘abusaron del matrimonio’ y se avergüenzan de tener relaciones sexuales entre o intercambiar afectos cuando son mayores, es decir, cuando ya no pueden reproducirse.

Escuchar algo así en una confesión -prosigue el sacerdote- me da rabia y tristeza al mismo tiempo. Porque pienso: ¿Qué le hemos hecho a la gente con una moral sexual tan estrictamente regulada? ¿Qué carga les hemos impuesto, capaz de robarles la alegría y la espontaneidad al abordar su sexualidad? ¡Qué centrados estábamos en la reproducción, sospechando de todo lo que tuviera que ver con la atracción erótica!”, señala el moralista.

En este sentido, Litner, a quien el año pasado Roma le negó el nihil obstat para asumir las funciones de decano de la Universidad de Filosofía y Teología de Brixen, aborda también la cuestión del celibato, para reiterar que se trata de una práctica que no existía en las comunidades primitivas y que fue implementada en la Iglesia en el siglo XII.

Celibato opcional

“En la Iglesia primitiva, los líderes comunitarios podían casarse, pero sólo una vez, probablemente para diferenciarse de prácticas que existían en la época, como la promiscuidad o volver a casarse después de una separación. Incluso la propia Iglesia subraya que el modo de vida célibe no es esencial para el sacerdocio. Sin embargo, se considera un modo de vida sacerdotal apropiado, en referencia, por un lado, a Jesús, que, según el testimonio de los Evangelios, vivió célibe, y, por otro, a la tarea sacerdotal de estar completamente entregado a su comunidad”, apunta.

“El celibato sacerdotal obligatorio no se estableció definitivamente en la Iglesia latina hasta el siglo XII. Esto tenía que ver no solo con la interpretación negativa de los actos sexuales, que harían impuro a un sacerdote por celebrar los sacramentos en la persona de Cristo, sino también con cuestiones muy prácticas y seculares, como las obligaciones sucesorias hacia los hijos, que la Iglesia quería prevenir”.

Preguntado sobre el celibato sigue teniendo sentido hoy, Litner apuesta por hacerlo opcional. “No porque no crea que este modo de vida tenga sentido (yo también lo elegí como sacerdote) ni porque crea que con él podríamos solucionar la escasez de sacerdotes, sino por otra razón. Hay sacerdotes que, por cualquier motivo, no observan el celibato y entablan una relación con una mujer o se convierten en padres. Esto muchas veces significa un gran sufrimiento para ellos, sus parejas y sus hijos. O viven una vida secreta de doble rasero o se enfrentan a la decisión de elegir. Si eligen la familia, la Iglesia perderá sacerdotes comprometidos y competentes”, justifica.

Una ética renovada de la sexualidad

Desde ahí hay que entender lo que pretende con esta nueva obra, con la que no ignora que pueda acarrearle nuevas dificultades como profesor de teología moral.Pero no dejaré que este miedo me paralice. Me veo como un teólogo moral y un sacerdote religioso que forma parte de la comunidad de la iglesia y que, según mi leal saber y entender”.

“Me gustaría seguir pensando en esta visión de una ética renovada de la sexualidad, las relaciones y el matrimonio en la línea del Concilio Vaticano II, y también incorporar perspectivas de las ciencias naturales, humanas y sociales, incluidos los estudios de género. Se trata de apoyar a las personas como Iglesia para que descubran y acepten su identidad sexual, sean reconocidas con ella y practiquen y vivan un enfoque responsable de su sexualidad. Considero que la moralidad eclesiástica de prohibiciones y mandamientos no ayuda a una ética de relaciones que sirva a la vida”, concluye.

Fuente Religión Digital

Biblioteca, Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica , , , ,

El martirio de los católicos que desafiaron a Hitler en nombre de la conciencia

Jueves, 15 de febrero de 2024
Comentarios desactivados en El martirio de los católicos que desafiaron a Hitler en nombre de la conciencia

IMG_2511En el nuevo libro del periodista Francesco Comina, “La lama e la croce“.

Titulado “La lama e la croce” (La espada y la cruz), el nuevo libro del periodista Francesco Comina, publicado por la Libreria Editrice Vaticana, narra las historias de algunas personas decapitadas por oponerse al nazismo bajo la presión del Evangelio

“Son historias que hay que contar a los jóvenes para que se conviertan en intérpretes de una memoria viva”

“Se trata de religiosos, laicos, jóvenes, mujeres que tuvieron el valor de decir un ‘no’ tajante a aquel sistema”

(Vatican News).-Las historias que el periodista y escritor Francesco Comina relata en su último libro “La lama e la croce” (La espada y la cruz), publicado por la Libreria Editrice Vaticana, tuvieron lugar principalmente en la Alemania nazi. “Historias y martirios de católicos que desafiaron a Hitler en nombre de la conciencia”, reza el subtítulo que aclara el contexto de la narración. “Se trata de religiosos, laicos, jóvenes, mujeres que tuvieron el valor de decir un ‘no’ tajante a aquel sistema”, señala el autor. “Actuaron“, añade, “en nombre de una fe y un Evangelio arrojados a las cunetas de la Historia”.

Héroes desconocidos para la historia

Algunos nombres se han hecho bastante conocidos. Entre ellos están el granjero austriaco Franz Jägerstätter y el miembro de la Acción Católica alemana Josef Mayr-Nusser, ambos beatificados por la Iglesia. Pero hay cientos o quizá miles que aún permanecen en la sombra: “Historias aún enterradas en la memoria del antinazismo en Alemania”, señala Comina, reflexionando sobre las causas de este olvido. “Es una pregunta que como intelectuales nos hacemos”, explica. “Algunos acontecimientos, como los del grupo de resistencia ‘Rosa Blanca’, tuvieron la suerte de cruzarse con intelectuales de primera fila de la talla de Romano Guardini y Thomas Mann. Otros, en cambio, no han encontrado personas que se hayan ocupado de ellos, por lo que aún queda mucha memoria que cultivar, estudiar, interpretar e investigar. Esta“, repite, “creo que es la tarea de los historiadores de nuestro presente”.

‘Algunos nombres se han hecho bastante conocidos … Pero hay cientos o quizá miles que aún permanecen en la sombra: Historias aún enterradas en la memoria del antinazismo en Alemania’, señala Comina, reflexionando sobre las causas de este olvido”

Siguiendo los criterios de investigación y narración, la autora investigó estas historias a partir de diversas publicaciones. “Recogí todo de fuentes alemanas, como panfletos y folletos. Fue un trabajo de excavación: busqué documentos que ya habían salido a la luz, pero siempre para círculos reducidos, nunca traducidos al italiano y, por tanto, en gran parte desconocidos”. Así surgió con más claridad el carisma de algunos sacerdotes guillotinados: el sacerdote pacifista Max Josef Mezger y el religioso palotino Franz Reinish. Por casualidad, en cambio, se conoció al padre Heinrich Dalla Rosa, un sacerdote antinazi de Lana, en la provincia de Bolzano, que también fue decapitado (en Austria, en 1945) por su oposición al régimen. “Al entrar en una iglesia cerca de Merano”, explica Comina, “vi que había una placa conmemorativa de esta figura y me puse a buscar”. Pero en el Tirol del Sur no se sabe casi nada de esta historia“.

Fe y espalda recta

Los testimonios son todos muy sólidos. “El elemento que las une -continúa el autor- es el hecho de que anteponen la defensa de su conciencia y los valores de su fe”. Lo dice claramente la biografía de una de las mujeres narradas en el libro, Eva-Maria Buch, una berlinesa de 21 años que acabó en la horca junto a algunas de sus compañeras por sus actividades de resistencia dentro de la organización etiquetada por los nazis como “Rote Kapelle” (Orquesta Roja).

La joven -cuenta el escritor- no deja de repetir las Bienaventuranzas y el valor de la gratitud mientras va al encuentro del verdugo. Y en una carta a sus padres, escribe que muere feliz por haber vivido esta historia con dignidad y valentía, afirmando también que está dispuesta a hacerlo todo de nuevo”.

Mirando a los jóvenes

El volumen adquiere un significado especial con vistas al Día del Recuerdo de 2024. Comina mira en particular a las nuevas generaciones al hablar de la gira de presentación del libro, que tocará varias ciudades, empezando por Trentino y Véneto. “Son historias que hay que contar especialmente a los jóvenes”, afirma, “para que se conviertan en intérpretes y promotores de una memoria viva”.

Hay que dar a conocer que en la época oscura del nazismo hubo personas -muchas eran jóvenes- que sintieron la desconexión radical entre la realidad y el Evangelio

El mensaje es claro: hay que dar a conocer que en la época oscura del nazismo hubo personas -muchas eran jóvenes- que sintieron la desconexión radical entre la realidad y el Evangelio. “Vivieron totalmente para los demás, afirmando con fuerza y valor civil ‘mi vida vale la pena si vale la pena la vida de los demás’. Y han antepuesto una conciencia llena de valores, testimoniando que frente a leyes consideradas injustas existe el derecho a objetar”. Impulsados por “un Evangelio vivido como práctica de liberación del mal”, repite Comina, “acabaron en la guillotina: la solución del régimen de Hitler para eliminar a las cabezas pensantes de un país”.

Comina: ‘Impulsados por un Evangelio vivido como práctica de liberación del mal, acabaron en la guillotina: la solución del régimen de Hitler para eliminar a las cabezas pensantes de un país'”

Fuente Religión Digital

Biblioteca, Espiritualidad, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

“Cuando muere la persona amada”, por Enrique Martínez Lozano.

Sábado, 10 de febrero de 2024
Comentarios desactivados en “Cuando muere la persona amada”, por Enrique Martínez Lozano.

IMG_2688Relato autobiográfico de un proceso de duelo

A Ana.

«El duelo es el precio que pagamos por tener el coraje de amar a otro»
Irvin D. Yalom.

En lo que somos, nada ha cambiado.
Poco a poco dejamos ir la pérdida, pero nunca el amor.
La muerte, como el dolor, pasa. El amor permanece.

CONTRAPORTADA

No es lo mismo hablar del duelo que ser traspasado por él. El autor reflexionaba acerca de las pérdidas y los duelos en un libro, ya impreso, pero que aún no había visto la luz -fue publicado unos días más tarde en esta misma editorial-, cuando padeció la repentina pérdida de su esposa, víctima de un brutal y violento atropello.

En este nuevo librito no habla acerca del duelo; relata su propia vivencia dolorida en los tres primeros meses, desde el insoportable desgarro inicial hasta la gratitud vivida como regalo, pasando por un camino jalonado, tanto de añoranzas como de sorpresas, y repleto de enseñanzas. Completa así, sin haberlo pretendido, el libro anterior.

Se habla en él de pérdidas y de duelos, pero lo que el autor realmente narra es una historia de amor que -como todas- trasciende la muerte.

Editorial Desclée De Brouwer

VER LA CUBIERTA DEL LIBRO

ÍNDICE

Introducción

  1. Encuentro
  2. Desgarro
  3. Paradoja
  4. Presencias
  5. Guiños
  6. Luz
  7. Enseñanza
  8. Comprensión
  9. Actividad
  10. Bondad
  11. Añoranza
  12. Gratitud

INTRODUCCIÓN

El pasado día 16 de agosto fallecía mi amada esposa, Ana Etxeberria Zarautz, a consecuencia del violento atropello sufrido el día anterior cuando paseaba en bicicleta. El mundo se detuvo para mí en aquel momento y, en medio de un desconcierto atroz, creí sentir que todo había acabado.

Los días que siguieron estuvieron marcados por el desgarro emocional y el aturdimiento mental, la melancolía más gris y la desesperanza más abrumadora, el llanto casi constante y el desconsuelo del sinsentido.

Poco a poco, sin embargo, tal como trataré de describir en las páginas que siguen, fue emergiendo la luz en medio de las tinieblas más oscuras y, a partir de ese momento, paso a paso y con total sorpresa por mi parte, la presencia amorosa de Ana, pacientemente, me ha ido reconstruyendo.

A lo largo de estos tres meses, he ido poniendo por escrito mis sentimientos, como una forma de desahogo e incluso de terapia. Y, unido a la posibilidad de verbalizarlos ante personas de confianza, constato el beneficio que todo ello me ha aportado.

Esos escritos estaban destinados a permanecer en mi escritorio, si bien su contenido se hallaba ya guardado en mi corazón. Pero, muy en línea con lo vivido en estos meses, hace pocos días tuve la intuición -¿o me lo dijo Ana?- de que sería bueno sacarlos a la luz. Intuición o voz interior, de lo que no tengo duda es que ha sido ella quien me ha impulsado a dar forma a este librito, como si fuera continuación -segunda parte- de aquel primero que habíamos elaborado juntos unos meses atrás y al que, sin haberlo pretendido, completa.

El libro al que me refiero es el titulado Pérdidas y comprensión. ¿Cómo vivir los duelos? [1] y vio la luz apenas veinte días después de la partida de Ana, si bien se hallaba ya impreso con anterioridad. Lo cual no ha dejado de intrigarme en este tiempo pasado. ¿Por qué el interés de Ana en que ese libro viera la luz justamente en ese momento, cuando de ninguna manera podíamos imaginar que la pérdida sería la suya y el duelo habría de vivirlo yo? ¿Fue una premonición? ¿Era una forma de prepararme para vivir lo que me iba a sobrevenir? Lo cierto es que Ana puso un especial interés en él, insistiéndome particularmente en que presentara guías de trabajo que ayudaran a vivir los duelos, para que las personas no quedaran atascadas en el dolor prolongado, complicado o enmascarado.

Al releer aquel libro, sigo considerando adecuado todo lo que en él se expresa. Sin embargo, no es menos cierto que, de escribirlo hoy, no sería igual. He aprendido en mi propia carne que una cosa es hablar del duelo y otra, bien diferente, sentirse traspasado por él. Y eso fue justamente lo que sentí en aquellas primeras semanas, un dolor que me atravesaba y desgarraba por dentro.

Si lo hubiera escrito hoy, sería un libro más personal y más experiencial. Porque no es lo mismo hablar de algo que conoces por referencias, aunque te hayas informado lo mejor posible, que hacerlo a partir de una experiencia vivida en primera persona. Y esto es precisamente lo que he querido ofrecer en estas páginas, en las que intento compartir lo que es un duelo vivido “desde dentro”, tratando de expresar por escrito aquellas experiencias que me han marcado de una manera tan honda.

No hay en este pequeño libro ninguna “teoría” acerca del duelo -sigo dando por válidas las reflexiones que contiene el anterior-, sino una especie de “diario” que fue recogiendo en vivo una experiencia personal, a la que me entregué en cada momento, tal como me era dada.

A lo largo del texto se irán desgranando los elementos que iban tomando más relieve, pero ya desde esta misma introducción quiero subrayar dos de ellos que me resaltan de manera especial.

El primero es la sorpresa. Seguro que lo repetiré más de una vez, pero no puede ser de otro modo, ya que fui y sigo siendo el primer sorprendido por todo lo que se ha ido moviendo dentro de mí en solo tres meses. Si sorprendente, por inesperada y repentina, fue la partida de Ana, no lo ha sido menos todo lo que he ido viviendo a continuación. Y no me refiero tanto a la intensidad del dolor -nada difícil de entender-, cuanto a todo lo que fue surgiendo del mismo. He vivido en una sorpresa continua ante el modo como se me iba regalando sentir la presencia de Ana. Sorprendido por sus regalos y los efectos que producían en mí, no he podido sino rendirme a la evidencia de algo que nunca había buscado, ni siquiera imaginado, pero que se me imponía interiormente como una evidencia innegable. Porque la sorpresa no se refería únicamente a lo que se regalaba sentir; me he ido sintiendo igualmente sorprendido por la transformación que todo ello iba operando en mí, en mi vida cotidiana, en la relación conmigo mismo, en las relaciones interpersonales, en la actividad… Todas las dimensiones de mi existencia se fueron, sorpresivamente, impregnando de la presencia de Ana y transformando gracias a ella.

Nada de lo que aquí relato lo busqué de manera intencional; sencillamente, lo recibí. De ahí mi sorpresa constante, garantía de la verdad de lo que se me regalaba vivir. Y este es el segundo elemento que quiero recalcar: la enseñanza que Ana me estaba ofreciendo constantemente a través de lo que se me hacía experimentar. Siempre fue una gran pedagoga y hoy lo sigue siendo conmigo, fortaleciendo certezas, poniendo acentos, resaltando prioridades, aportando matices, subrayando actitudes, abriendo caminos, cuestionando comportamientos…, como si me fuera pasando las notas que plasmaba en sus habituales cuadernos de trabajo, con aquellos lápices y bolis tipo fosforito que tanto le gustaban y tan útiles le resultaban.

Como quedará claro en su lectura, todo lo vivido en estos tres meses lo tomo como una profunda enseñanza que Ana me ha ido -y me sigue- regalando de manera continuada. Se trata de cuestiones que formaban parte de nuestras conversaciones habituales y que, sin embargo, en gran medida me han sabido a nuevas por dos motivos: en primer lugar, porque el dolor y el desgarro, ablandándome por dentro, me habían conducido a una situación única para poder aprender -de hecho, estoy viviendo todo este proceso, desde su inicio mismo, como un aprendizaje continuo, queriendo aprender de todo lo que me iba sucediendo, tal como Ana repetía siempre: “¿Qué tenemos que aprender de esto?”– y, en segundo lugar, según he expresado antes, por la carga de sorpresa con que llegaban hasta mí.

Insisto en la sorpresa, no solo porque el modo de sentir la presencia de Ana me tomó totalmente desprevenido, sino porque considero que la sorpresa es señal de no apropiación. Puedo controlar lo que elabora mi mente, porque lo voy dirigiendo yo mismo, pero la sorpresa se me escapa por completo. Y justamente ahí es donde veo un signo de verdad de lo vivido.

La sorpresa, como la intuición, no nace de la mente ni, por tanto, del ego. Simplemente, se constata. Así me ha ocurrido en todo este tiempo, en que no salía de mi asombro -y gratitud- a medida que constataba lo que se iba produciendo. En la gratitud permanezco, dejando que la vida sea y se exprese.

Zizur Mayor (Navarra), 16 de noviembre de 2023,
a tres meses de la partida de Ana.

——————————————————————————-

[1] Editado también por Desclée De Brouwer, Bilbao 2023.

Biblioteca, Espiritualidad, General , , ,

‘Desde el corazón del Padre’, de Alfonso J. Olaz: “un canto y alabanza a Dios por todo lo recibido”

Sábado, 20 de enero de 2024
Comentarios desactivados en ‘Desde el corazón del Padre’, de Alfonso J. Olaz: “un canto y alabanza a Dios por todo lo recibido”

IMG_2463Alfonso J. Olaz, colaborador de RD, nos comparte su útimo libro, ‘Desde el corazón del padre’, editado por Amazon y que ya va por su segunda edición

“Desde el Corazón del Padre es un canto y alabanza que no cesa de agradecimiento por todo lo recibido, para entregarlo a todos: al hombre y a la mujer actual, Creyentes y No interesados en ese Dios que conocen”

La obra ha sido prologada por el padre Ángel, presidente de Mensajeros de la Paz, a quien Alfonso conoció siendo muy joven y con quien colaboró dando clases como voluntario en la ONG a chicos que necesitaban ayuda

Alfonso nos confirma que hace poco recibió una carta de agradecimiento desde el Vaticano por el ejemplar que envió al papa Francisco. Y que algunas personas le han dicho que les ha ayudado mucho la lectura de su libro porque estaban pasando una racha mala

P. ¿Cómo surge escribir este libro desde el Corazón del Padre, con esta idea tan concreta?

R. Desde el Corazón del Padre, es un canto y alabanza que no cesa de agradecimiento por todo lo recibido, para entregarlo a todos: al hombre y a la mujer actual, Creyentes y No interesados en ese Dios que conocen.

P. El libro está prologado por el P. Ángel (Mensajeros de la Paz)

R. Conocí al P Ángel en el año 1979, tenía 18 años y colaboraba en un piso de la Asociación de Mensajeros de la Paz en (Burlada- Pamplona) dando clases como voluntario a chicos que necesitaban ayuda; contaba con el apoyo de una monja Oblata que vivía con ellos, con un fuerte testimonio de vida evangélica.

Colaboré con la Asociación durante tiempo y tuve la suerte de conocer al P. Ángel por aquellos años y a su obra.

Al P. Ángel le ha encantado mi libro, me llamó por teléfono y después de estar personalmente con él, me comenta que cuando encajemos fechas, hará gustosamente la presentación de mi libro.

R. Su estructura y sus tesis fundamentales. 81 Reflexiones evangélicas Pensamientos, casi 200 páginas.

– Desde el Corazón del Padre es un canto y alabanza para dar gracias a Dios por todo lo recibido y compartir esta experiencia con todos, tanto Creyentes, como los que No están interesados en ese Dios que han conocido.

– Hablo de la Confianza en Jesús, de sus alegrías y tristezas.- Del Jesús solidario, Obrero.- Del compromiso y testimonio del seguidor de Jesús.- De la gran noticia del Evangelio. – De la madre de Jesús y nuestra, de su apoyo y ternura con nosotros. – De la Gratitud por todo, y por lo recibido. – De la casa del padre, que es nuestra casa. – De todos los hijos de Jesús – De los derechos de Jesús – De que si la fe es triste, es mejor no tenerla, – Que es posible Vivir el evangelio – De la importancia de la Eucaristía. – La Importancia de sentirnos hijos de Dios y vivir como hijos de Dios, sabiendo que vivimos en su presencia las 24 h. / 365 días.

IMG_2462P.¿Cómo hacer descubrir el amor de Dios al hombre actual?

R. Dador testimonio de ser hijos de Dios. “Ser testigos de Jesús” como hermano mayor nuestro y de nuestro Padre. Para esto necesitamos la humanidad y sencillez de nuestra madre. María entregando nuestra voluntad a Jesús por María. Haciendo esta experiencia personal, nuestra vida, ya será Evangelio.

P. Confianza y agradecimiento

R. Hablo mucho en el libro de esto, entiendo que por ser hijos de Dios y hermanos de Jesús, ya estamos conectados con él, y nuestra relación será siempre desde la confianza y la gratitud por ello.

En algunas ocasiones en la noche oscura solo nos quedará el pedirle que pase de nosotros este cáliz, mirar al cielo, rezar más fuerte, y esperar.

P. Estás estudiando Teología con los Dominicos (ya finalizó los estudios)

R. Actualmente, estoy estudiando en la ETI (Facultad de Teología de San Esteban de los PP. Dominicos de Salamanca)Este es mi último curso , me está ayudando mucho en mi fe y en dar testimonio por lo recibido.

La ETI es una gran escuela de teología online y presencial: Y ha apostado muy fuerte para ser referencia mundial en el ámbito teológico y humanístico. Fue pionera en España que comenzó con esta experiencia. Mi apoyo incondicional y agradecimiento al Director P. Rodrigo Hidalgo OP, y a todo el extraordinario claustro de profesores/as por su labor tan encomiable.

P. ¿Alguna experiencia con los lectores que te hayan leido?

R. Ciertamente sí he tenido, con algunas personas que me han dicho que les ha ayudado mucho lo que han leído, porque estaban pasando una racha mala, etcétera.P.Recibiste una carta del Vaticano por el libro que enviaste al Papa FranciscoSí, hace unos días, he recibido una carta del asesor del Papa Francisco dándome las gracias por el detalle del libro, animándome a dar testimonio del evangelio y recordarme en sus oraciones para mí y mi familia.

P. Hablando de tu familia, ¿te han animado con este libro??

IMG_2464R. Son mis colaboradores; sin mi mujer y mis hijos esto no hubiera sido posible. Mis hijos con la maquetación, corrección, etcétera, y mi esposa con el apoyo y sus orientaciones.

P. ¿Agradecimientos?

R. Del P. Francisco Sánchez, monje Cirterciense del Monasterio de la Oliva ( Navarra). Acompañante espiritual y amigo desde hace muchos años. Fue hace años Abad del Monasterio. Un hombre de Dios. Él me ha guiado en mis dudas y me ha apoyado con su testimonio.P.Perteneces a la Fraternidad de los Franciscanos Seglares de Pamplona

R. Sí, y esto es importante para mí fe, y vida cristiana.

P. ¿Dónde podemos encontrar el libro?

R. El libro está editado por AMAZON y se está difundiendo bien por las librerías de Amazon de todo el mundo. Actualmente, estoy por la segunda edición. A un precio muy económico (sobre 5€ en tapa blanda) y 0,89 € en digital.

Quiero recalcar que para la difusión de esta misión, y del libro, mi esposa y yo organizamos Conciertos- Oración desde hace varios años, ella como Soprano interpreta obras de música sacra, etcétera y seguidamente yo recito mis reflexiones. Hemos realizado más de treinta Conciertos Oración en Francia y España (Navarra, País Vasco y otras comunidades autónomas) y seguimos adelante con ello, conforme nos solicitan para dar los Conciertos. Es una actividad totalmente gratuita y tenemos disponibilidad para desplazarnos geográficamente. Así mismo contamos también con el asesoramiento de nuestra hija Paula Olaz, conocida compositora de bandas sonoras en España y en el extranjero.

***

Presentación del poemario ´Desde el corazón del Padre`, de Alfonso Jesús Olaz, con prólogo del Padre Ángel García Rodriguez ( Presidente de Mensajeros de la Paz) (Prólogo) de contenido religioso y cristiano, y de una estética muy bella. Fomenta el cristianismo de la alegría, del amor y de la belleza.

Gotas de amor y esperanza, Reflexiones, Pensamientos sencillos y profundos sobre el amor del corazón de Dios Padre, para el hombre y la mujer actual.

Desde el corazón del Padre, es un canto y alabanza que no cesa de agradecimiento por todo lo recibido, para entregarlo a todos: Creyentes, y No interesados en ese Dios que conocen. Dios Padre los ama con locura…

Para que vivas desde la Confianza y Alegría, desde lo más profundo de tu ser interior, sin confiar en nada y solo confiando en su andar para que se haga tuyo, con la capa del peregrino del Padre y el bastón de su sabiduría y misericordia.

***

Fuente Religión Digital

Biblioteca, Espiritualidad, General, Poesía , , ,

Masculinidad y confusión: una guía de educación sexual para varones jóvenes

Sábado, 20 de enero de 2024
Comentarios desactivados en Masculinidad y confusión: una guía de educación sexual para varones jóvenes

IMG_2331Entrevista a Leandro Cahn, uno de los autores del libro “De chicos a grandes. Guía de educación sexual integral para trabajar con los varones en la escuela y la familia”.

Trabajar la diferencia entre responsabilidad y culpa, valorar la educación emocional y “no morir de corrección política” son algunas de las acciones que pueden llevar a construir masculinidades más libres. Así lo comenta Leandro Cahn, uno de los autores del libro De chicos a grandes. Guía de educación sexual integral para trabajar con los varones en la escuela y la familia, en una entrevista con Presentes.

Es octubre del 2018 en Argentina y la ola verde que lleva al recinto un proyecto de ley para legalizar el aborto y el Ni una menos que estalló en 2015 hacen imposible ignorar la agenda feminista. Un grupo de egresadas denuncia públicamente a autoridades y docentes del Colegio Nacional Buenos Aires por las situaciones de abuso y acoso que llevaron adelante contra ellas desde su ingreso al secundario. También al aparato institucional por ignorar la violencia ejercida por compañeros. En diciembre, la actriz Thelma Fardín denuncia al actor Juan Darthés por abuso sexual y la olla a presión se destapa.

La génesis del libro de Cahn y el equipo de Fundación Huésped, publicado a fines del 2023 por la editorial Siglo XXI, se posiciona acá. “En 2018 empezamos a recibir consultas de parte de familias que se acercaban por alguna situación de escrache o de denuncia que había recibido alguno de los adolescentes. En esas situaciones veíamos que convivían episodios que implicaban un delito penal con otros que reconstruían situaciones incómodas pero de tiempo atrás que eran reinterpretadas a la luz de las nuevas formas de relacionamiento. Y había una inacción y falta de herramientas de las autoridades educativas y de los adultos en general que generaba que las propias chicas y chicos tuvieran que resolver el conflicto”, contó Cahn a Presentes.

Varones fuera de lugar

En este contexto, sus autores se preguntaron por el lugar en el que se encontraban los varones adolescentes. “Habían quedado en un lugar en el cual no cuajaban, no eran escuchados, no tenían una manera positiva de poder formar parte de esa conversación”, compartió Cahn.

A partir de este razonamiento y buscando traer a la escena la voz de los jóvenes, Fundación Huésped se propuso llevar adelante un libro-guía que pueda trabajar con varones los micromachismos, mandatos, discursos de odio y consentimiento, entre otros temas, desde la educación sexual integral (ESI).

Para conocer más sobre esta propuesta y su origen, Presentes conversó con su autor principal, Leandro Cahn, director ejecutivo de Fundación Huésped.

 

IMG_2332

– El libro parte de la premisa de que los varones también son afectados por el patriarcado. ¿Cómo se puede ver esto?

– Uno de los preceptos de los que partimos es cómo los mandatos son parte de nuestra cotidianeidad, de lo que recibimos, lo que transmitimos. En esos mandatos hay una masculinidad hegemónica muy presente que incluye desde situaciones como cuáles son las emociones habilitadas para los varones, vinculadas con la ira, frustración, violencia, la promoción de la competitividad. Todo el tiempo tenemos que mostrar la virilidad, ser fuertes, no tener miedo, ser el jefe y sostén del hogar. Todas estas cuestiones todo el tiempo se ponen en juego. Los varones mueren tres veces más que las mujeres por causas vinculadas a la violencia. Toda esa situación que impera en las masculinidades está muy presente en la vida de todos y todas desde que nacemos. La propuesta del libro es empezar con poder reconocer estos mandatos, las desigualdades existentes, los privilegios y reflexionar a partir de esto.

– La lógica del escrache fue una herramienta que distintos grupos de jóvenes vieron necesaria frente a instituciones, principalmente educativas, que hicieron oídos sordos a situaciones de abuso y acoso hacia mujeres y diversidades. ¿Qué relectura hacés hoy de esos escraches?

– En un escrache se denuncia, juzga y condena en un mismo acto.  Entonces sucede que los chicos muchas veces quedan sin herramientas. En las consultas que hicieron familias que se acercaron a la fundación por este tema vimos que en los escraches conviven situaciones delictivas o denunciables con situaciones de incomodidad. No es lo mismo cualquier situación. No quiere decir que no tengamos que abordar, trabajar y mejorar situaciones de incomodidad. Pero el escrache termina igualando la respuesta a esas situaciones.

– Tanto las adolescentes en su momento, como ustedes en el libro, hacen énfasis en la necesidad de un acompañamiento institucional.

– Ese es el gran objetivo del libro, tanto de este como del anterior del 2020. Cuando estas situaciones no se trabajan abriéndoles la puerta, entran por la ventana. Es imposible decir que no se da educación sexual. La educación sexual también se da con lo que se calla, lo que se oculta. En esta situación puntual nuestra sensación es que muchas veces las autoridades educativas, los adultos, al no saber cómo resolver esta cuestión, se la sacaron de encima, tratando de que los chicos y las chicas lo resuelvan como ellos mejor pensaran.

Creemos que es importante identificar y trabajar con escucha activa, integrando a la comunidad educativa, no quedándonos en la parte punitiva y nada más.

– Un pedido frecuente que se hace a varones es que actúen cuando en un grupo de pares se difunden comentarios violentos o material que sexualiza a mujeres. ¿Qué recomendaciones tenés para una persona que ve ese tipo de material?

– En el libro planteamos que en algunas situaciones de, por ejemplo, recibir videos porno no consentidos no siempre todos los varones en cualquier circunstancia van a poder levantar la mano, reprender esta actitud o romper con ese grupo. Quizás lo que puede hacer ese varón es no reenviarlo él mismo. Buscamos salirnos del «deber ser» y poder plantear preguntas. Y a partir de esas preguntas, llegar colectivamente a algunas respuestas. Me parece que tiene que ver con poder escucharnos más, poder generar espacios de diálogo. La escuela y la ESI para eso son herramientas fundamentales.

– ¿Qué rol juega el chiste o el humor entre pares en la reproducción de ciertos mandatos?

– Buscamos hacer una reflexión crítica sobre cómo muchas veces el hecho de avanzar hacia sociedades más equitativas no nos tiene que hacer morir de corrección política. En este sentido, el humor es una parte fundamental y constitutiva de pasarla bien en la vida. El libro busca identificar diferentes situaciones cotidianas en la vida de las personas y ver de qué manera operan o están presentes estas cuestiones ligadas a los mandatos y de qué otra manera se pueden construir estas nuevas formas de ser varón sin perder esta cuestión. El humor muchas veces tiene esta parte positiva y también es una forma más o menos encubierta de generar culturalmente silencios, secretos o cuestiones de las que mejor no ahondar. Puede tanto abrir puertas como ser un elemento disciplinador.

– ¿Cómo se puede trabajar en la construcción de masculinidades más libres?

– Por un lado, desarmando los discursos totalizadores (ni todos los varones tienen la misma capacidad de oprimir ni todas las mujeres y disidencias, las mismas condiciones de vulnerabilidad). Hay que trabajar sobre la diferencia entre la responsabilidad y la culpabilidad y ahondar en la educación emocional: que los varones podamos expresar otro tipo de emociones por fuera de la bronca.

– ¿Qué rol juega la ESI en este abordaje?

– La ESI es un espacio fenomenal para conversar, dirimir diferencias, generar diálogos colaborativos para escucharse, para entenderse, valorar la diversidad y para integrar desde la escuela a toda la comunidad educativa.

A la ESI se la ataca en general por lo que no es: se buscan fake newspara atacarla. En realidad la ESI es una herramienta para trabajar en todos los niveles, todas las escuelas, en todas las asignaturas y con toda la comunidad educativa, dependiendo de las edades, en estos contenidos que nos ayudan a crear ciudadanía.

La sexualidad es algo que nos atraviesa desde que nacemos hasta que nos morimos y desde ahí, entonces, todo lo que podamos integrar en los distintos espacios es fenomenal: los clubes, espacios deportivos, de educación no formal, las colonias de vacaciones.

8 de enero de 2024
Agustina Ramos
Edición: Ana Fornaro

Fuente Agencia Presentes

Biblioteca, General , , , , ,

Mino Cerezo: “Quise gritar, a través de la pintura, la palabra de Jesús en el Evangelio encarnada en la realidad, en la gente”

Martes, 12 de diciembre de 2023
Comentarios desactivados en Mino Cerezo: “Quise gritar, a través de la pintura, la palabra de Jesús en el Evangelio encarnada en la realidad, en la gente”

IMG_1625


Un merecido homenaje a quien nos acompaña domingo a domingo con sus dibujos y en infinidad de entradas del blog…

San Carlos Borromeo acoge la presentación del libro-homenaje al artista

Mi pintura ha intentado transmitir ese Dios que se encarna, a través de los hombres y las mujeres de su tiempo, hacia la plena liberación”

Emiliano Tapia: “Es verdad que hay mucha gente que ha escrito Teología, que ha reflexionado y manifestado a través de los libros esa conexión entre la vida y la fe, pero nadie probablemente mejor que Mino ha sabido unir la vida y la fe a través de la pintura”

Siro López: “Sus imágenes son vida: combinar ética, compromiso social y arte siempre ha sido un diálogo que en el mundo artístico se echa en cara. Porque o eres artista o tiene compromiso social, y hay muchos a los que les ‘repatea’ ese abrazo

Marian del Toro: “Hay que tomar partido. Él tiene claro que la Iglesia no puede ser neutral, tiene que optar por los pobres

Sigue el blog de Mino Cerezo en RD

Cómo adquirir el libro de Mino Cerezo

IMG_1626Es conocido como ‘el pintor de la Teología de la Liberación’, “una etiqueta que a él no le agrada, porque ahí no se puede resumir su pasión por los pobres y por Dios”, como adelantó Marian del Toro en la presentación del libro-homenaje a Maximino, ‘Mino‘ Cerezo, que tuvo esta noche lugar en la ‘parroquia roja’ (en San Carlos Borromeo tampoco pueden evitar algunas etiquetas, que tampoco les impiden seguir luchando por el Evangelio de Jesús), delante de muchos amigos.

La causa de los ‘nadies‘, la causa de Jesús

Como afirma el propio Mino en la solapa del libro, “el arte es liberador y humanizante si asume y sirve la causa de los excluidos, de las víctimas, de los ‘nadies’; si se pone en una atenta escucha de sus desseos de liberación. Para mí, sacerdote misionero, esto sucede al anunciar la Buena Nueva del Reino, al denunciar, al suscitar esperanza, al acompañar, al convertirse en testigo del camino de la resurrección”.

Pintor, sacerdote, religioso, hombre, la vida de Mino Cerezo (Villaviciosa, 1932) está marcada por el arte y el Evangelio, dos realidades entrelazadas, y enraizadas en los pobres y en la miseria de una sociedad ante la que hay que tomar partido. Él tiene claro que la Iglesia no puede ser neutral, tiene que optar por los pobres, señaló Marian.

El arte es liberador y humanizante si asume y sirve la causa de los excluidos, de las víctimas, de los ‘nadies’; si se pone en una atenta escucha de sus desseos de liberación. Para mí, sacerdote misionero, esto sucede al anunciar la Buena Nueva del Reino, al denunciar, al suscitar esperanza, al acompañar, al convertirse en testigo del camino de la resurrección

Durante décadas, a través de pinturas, murales (y sí, también a través de su trabajo en su blog de Religión Digital) Mino Cerezo ha acercado el Evangelio al dolor por la falta de justicia social, a las mujeres indígenas, al dolor de los oprimidos, a la revolución. De Jesús, del pan partido y compartido, derramado por una humanidad que “nos dará vida en abundancia”.

Comprometido radicalmente con los más pobres

IMG_1627Abrió el fuego Emiliano Tapia, el párroco de la cárcel de Topas (Salamanca), buen conocedor de la vida del pintor y uno de los responsables de la edición de este libro en castellano, junto a un grupo de amigos, después de la ‘profecía‘ que tuvieron unos buenos amigos italianos, de la Comunidd de vía Gaggio de Lecco. Ambos llegaron a Madrid en coche, y volvieron nada más terminar el acto, al mundo rural del que provienen. Un penúltimo servicio para un hombre de 91 años que, aún hoy, y “con poco oído izquierdo“, sigue dibujando.

 “Una de las mejores realidades que ha sabido plasmar Mino ha sido el tema de la alimentación”, señaló Tapia, quien reivindicó los dibujos de Cerezo. “Es verdad que hay mucha gente que ha escrito Teología, que ha reflexionado y manifestado a través de los libros esa conexión entre la vida y la fe, pero nadie probablemente mejor que Mino ha sabido unir la vida y la fe a través de la pintura”, recalcó el sacerdote. Una vida, y una fe, “comprometidas radicalmente con los más pobres”.

No hay ninguna editorial, no hay distribución, nadie detrás de una edición magníficamente ilustrada. “La obra merece la pena, porque te permite sentir que el testimonio, la vida, siguen adelante”, culminó Emiliano.

A su lado, otro artista, Siro López, agradeció la vida de uno de sus maestros. “Esto es un regalazo, una persona que me ha influido y no la conocía personalmente. Sus imágenes son vida: combinar ética, compromiso social y arte siempre ha sido un diálogo que en el mundo artístico se echa en cara. Porque o eres artista o tienes compromiso social, y hay muchos a los que les ‘repatea’ ese abrazo”, señaló Siro, quien calificó la obra de Mino como un “regalo de la vida“.

El protagonista de la velada, Mino Cerezo, se confesó abrumado” por los elogios. “No los merezco, porque conozco muy bien mis limitaciones”, indicó, pasando a narrar la “prehistoria de este libro“, primero como CD, después como libro en Italia, que ahora llega a nuestro país. Por el momento, se puede adquirir (25 euros) en la parroquia de San Carlos Borromeo y a través del propio Emiliano

La mujer que rezaba ante el mural

IMG_1628Sobre su pintura, Cerezo confesó que “fui a América para olvidarme de pintar”, pero “al llegar a Perú, descubrí que la pintura podía ser una herramienta de transmisión del Evangelio”, algo que debe “a una sencilla mujer, que entró en la parroquia cuando me estaba preparando para la Eucaristía”. Esa mujer contempló el mural de la salvación, de 38 metros de largo. Esa mujer tiene a su pies, en un canastillo, un niño muerto. Y la mujer se puso a rezar frente a ella. “Ahí me di cuenta que debía volver a tomar la pintura como un vehículo de transmisión del mensaje. Y así ha sido durante más de 35 años en América Latina, para volver a Salamanca” y, también ahí, “acercarme al mundo de los pobres“.

“¿Qué he querido expresar con mi pintura?”, explicó, detallando el mundo campesino, donde se identifica a Jesús. También el Jesús negro, el Jesús indígena, “con los rasgos que yo veía en el pueblo en el que vivía”. “Es importante gritar la Palabra de Jesús en el Evangelio encarnada en la realidad”, resumió.

A lo largo de la vida, confesó Cerezo, ha sufrido por la difícil relación entre Iglesia y arte. Le sucedió durante la dictadura en Argentina, pero también con los obispos y cardenales que quisieron negar la realidad del Evangelio de los pobres en el Medellín de López Trujillo, la comunidad o la paz, que antes como hoy, “se construye, se edifica después de largos periodos de represión”.

Pese a la violencia contra los crucificados (y los resucitados) de ayer y de hoy. Y un compromiso radical con ellos. “Mi pintura ha intentado transmitir ese Dios que se encarna, a través de los hombres y las mujeres de su tiempo, hacia la plena liberación“.

Fuente Religión Digital

Biblioteca, Cristianismo (Iglesias), General , , ,

“Preguntas de Dios, preguntas a Dios. En diálogo con la Biblia”, escrito por los padres dominicos Timothy Radcliffe y Łukasz Popko

Lunes, 13 de noviembre de 2023
Comentarios desactivados en “Preguntas de Dios, preguntas a Dios. En diálogo con la Biblia”, escrito por los padres dominicos Timothy Radcliffe y Łukasz Popko

IMG_1121Francisco: “Bienaventurados los que saben reírse de sí mismos, porque nunca se les acabará la diversión”

El libro prologado por el Papa “Preguntas de Dios, preguntas a Dios. En diálogo con la Biblia”, escrito por los padres dominicos Timothy Radcliffe y Łukasz Popko

Publicado por la Libreria Editrice Vaticana, examina dieciocho de las diversas preguntas que Dios plantea a hombres y mujeres en la Biblia y que diversos personajes dirigen a Dios y a Jesús

Hay tres llamamientos en el volumen: que los creyentes sigamos siendo inquietos, siempre capaces de hacer preguntas y hábiles para el humor

(Vatican News).- Jesús hacía preguntas. Una de sus primeras frases, según el Evangelio de Juan, fue la pregunta “¿Qué buscáis?”, dirigida a los dos discípulos del Bautista que le seguían. Según el evangelista Lucas, la primera palabra de Jesús fue precisamente una pregunta a sus padres, José y María: “¿Por qué me buscáis?“. Y en la cruz, al final de su vida terrena dedicada a proclamar la ternura de Dios, se dirigió al Padre con una pregunta: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?“. Sin embargo, resucitado de entre los muertos, se presentó a María Magdalena con una doble y directa pregunta: “Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?”.

A Jesús le encantaba hacer preguntas. Porque le encantaba conversar con los hombres y mujeres de su tiempo que se agolpaban en torno a este extraño rabino que hablaba de Dios y de sembrar, del Reino de Dios y de tesoros en el campo, de reyes que iban a la guerra y de ricos banquetes. Los que escuchaban a Jesús comprendieron que su discurso no era un montaje retórico, sino una apelación al propio corazón, una forma de cuestionarse interiormente. Un intento de atravesar la corteza del ego para dejar que se filtre el bálsamo del amor.

Este libro, por el que doy las gracias a los autores, examina dieciocho de las diversas preguntas que Dios hace al hombre y a la mujer en la Biblia, y que diversos personajes hacen a Dios y a Jesús. La pregunta es un gesto humano, muy humano: revela el deseo de saber, de conocer, la naturaleza de cada uno de nosotros de no conformarse con lo que hay, sino de ir más allá, de alcanzar algo, de profundizar en un tema. El que pregunta no está satisfecho. El que pregunta está animado por una inquietud que brilla como un síntoma de vitalidad.

“La pregunta es un gesto humano, muy humano … El que pregunta está animado por una inquietud que brilla como un síntoma de vitalidad”

Quien es complaciente no se hace preguntas. El que tiene respuestas para todo no se pregunta nada. Piensa que tiene la verdad en el bolsillo, como se tiene un bolígrafo en el bolsillo, listo para usar. Al beato Pierre Claverie, obispo en Argelia, dominico como los autores de este texto, mártir de la amistad y del diálogo con nuestros hermanos musulmanes, le gustaba repetir: “Soy creyente, creo que Dios existe. Pero no pretendo poseerlo, ni a través de Jesús, que me lo revela, ni a través de los dogmas de mi fe. A Dios no se le posee. No se posee la verdad”.

IMG_1120

Aquí, esta búsqueda, este deseo, este anhelo se concretan en hacer preguntas, en tener preguntas, en escuchar las preguntas de los demás. Lo sabemos bien: la filosofía nació de las grandes preguntas de la existencia: “¿Quién soy?”, “¿Por qué hay algo y no nada?”, “¿De dónde vengo?”, “¿Hacia dónde va mi vida?”. Por eso el cristianismo siempre ha estado al lado de quienes se hacen preguntas, porque -estoy convencido- Dios ama las preguntas, las ama de verdad. Creo que ama más las preguntas que las respuestas. Porque las respuestas están cerradas, las preguntas permanecen abiertas. Igual que Dios -escribió un poeta- es una coma, no un punto: la coma remite a algo más, hace avanzar el discurso, deja abierta la posibilidad de comunicación. El punto final cierra el discurso, pone fin a la discusión, detiene el diálogo. Sí, Dios es una coma. Y le encantan las preguntas.

“Este libro, por el que doy las gracias a los autores, examina dieciocho de las diversas preguntas que Dios hace al hombre y a la mujer en la Biblia, y que diversos personajes hacen a Dios y a Jesús”

Este libro nos educa en la importancia de tamizar nuestras preguntas. Las de la Biblia son bellas, provocadoras y nos inquietan. Dios pregunta a Adán: “¿Dónde estás?”. El Altísimo interroga a Caín: “¿Dónde está tu hermano?”. María pregunta al ángel: “¿Cómo sucederá esto?”. Jesús interroga a los suyos: “¿Quién decís que soy yo?”. Y finalmente provoca a Pedro: “¿Me amas más que éstos?”. Aquí, hacer preguntas significa permanecer abierto a recibir algo que puede trascendernos. Dar sólo respuestas es quedarse anclado en la propia visión de las cosas.

Las preguntas que los autores indagan entre las páginas de la Escritura nos transmiten también otra lección: la calidad y la sinceridad de nuestro cuestionamiento. Hay quien pregunta para poner en un aprieto al interlocutor, y quien, como un niño que se dirige a sus padres, escucha sinceramente al interlocutor, sabiendo que no sabe. A veces interrogamos a la gente con malicia, intentando poner en peligro al interlocutor: si responde de una manera, su reputación depende de ello, si responde de otra, se traiciona a sí mismo. Por eso, los autores examinan también algunas preguntas de la Biblia que no son tan sinceras como debería ser toda pregunta.

La Palabra de Dios es una gran maestra en esto, porque -como dice San Pablo- es una hoja de doble filo y revela la verdad del corazón. Y mientras desvela lo más íntimo de nosotros mismos, la Palabra se muestra capaz de ser oportuna, siempre: Dios, en la Biblia, no habla y se comunica sólo a los hombres y mujeres de la época en que fue escrita, sino que habla a todos, también a nosotros. Habla a nuestros corazones inquietos, si sabemos escuchar. Las preguntas que los autores analizan y discuten siguen siendo actuales, nos sacuden hasta la médula incluso en nuestra sociedad digitalizada, porque son las palabras que todo corazón no anestesiado sabe captar como decisivas para su propia vida: ¿dónde estoy en mi vida? ¿Qué he hecho con mis hermanos y hermanas en la humanidad? ¿Cómo es que Dios entra en mi vida? ¿Quién es para mí Jesús? Del hombre que se llamó Dios y dio su vida por mí, ¿qué me importa?

Las preguntas que los autores analizan y discuten siguen siendo actuales, nos sacuden hasta la médula incluso en nuestra sociedad digitalizada, porque son las palabras que todo corazón no anestesiado sabe captar como decisivas para su propia vida”

La Palabra de Dios nos sigue hablando con sus preguntas. Pero no es la única. Como bien demuestra este libro, toda palabra auténticamente humana está impregnada de la palabra divina. Karl Rahner escribió que “el autor como tal está bajo el influjo de la llamada de la gracia de Cristo y, por tanto, debe ser cristiano; ser autor para un hombre es un hecho cristiano”. Las páginas de este libro lo atestiguan: su riqueza de referencias literarias, poéticas y cinematográficas apuntan a una abundancia expresiva que enriquece nuestra visión de la fe. Nos hacen comprender mejor la afirmación del teólogo alemán: cuando es verdaderamente humana, cuando es expresión de la auténtica interioridad del ser humano, la expresión artística se vuelve teofánica, porque sabe captar lo esencial, sabe dar voz a la gracia, es capaz de comunicar el misterio. Del mismo modo que ante una noche estrellada o una puesta de sol nuestro corazón no puede dejar de alabar a Dios, ante una sonata de Bach o una página de Dostoievski adquirimos la certeza de que el mundo es bueno y de que nuestra vida tiene sentido. Este es el poder de la imaginación humana: ponernos en comunicación con lo divino.

“Este libro está impregnado de humor … el humor es una expresión humana que se acerca mucho a la gracia. El humor es ligereza, es suave, alegra el alma y nos ofrece esperanza”

Por último, una nota. Este libro está impregnado de humor. Creo que es un elemento importante y algo por lo que los autores deberían estar doblemente agradecidos. En primer lugar, porque el humor es una expresión humana que se acerca mucho a la gracia. El humor es ligereza, es suave, alegra el alma y nos ofrece esperanza. Quien tiene humor es poco propenso a caer mal a los demás, es generoso, es capaz de relativizarse; alguien escribió con ingenio: “Bienaventurados los que saben reírse de sí mismos, porque nunca se les acabará la diversión”. Y al mismo tiempo, el humor, cuando lo experimenta el creyente, muestra cómo la fe cristiana no es algo sombrío o pedante, no es retro o degradante. La fe hace brillar el rostro de quienes se adhieren a ella. El Evangelio da alegría, verdadera alegría, no efímera, por supuesto, sino verdadera alegría en serio: el que cree es feliz, no tiene cara de funeral. Es una persona feliz, ¡se le nota en la cara!

De este libro, pues, me resuenan tres llamamientos: que los creyentes sigamos siendo inquietos, siempre capaces de hacer preguntas, e incluso un poco expertos en humor.

“Bienaventurados los que saben reírse de sí mismos, porque nunca se les acabará la diversión”

Fuente Religión Digital

Biblia, Biblioteca, Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , ,

“El Evangelio de las actitudes”, de Gabriel Mª Otalora.

Sábado, 11 de noviembre de 2023
Comentarios desactivados en “El Evangelio de las actitudes”, de Gabriel Mª Otalora.

El evangelio de las actitudes(portada).inddHoy, día en que que recordamos a San Martín de Tours, modelo de compasión y solidaridad, viene bien traer a la web este libro

En un mundo en constante cambio y confusión, donde la fe parece perder relevancia, este libro ofrece un decálogo de actitudes fundamentales basadas en el Evangelio ya que “el Evangelio va de actitudes”, como nos recordaba el autor en un artículo que ya publicamos en agosto del pasado año en Cristianos Gays.

Partiendo del significado de «perplejo» como alguien confundido y desconcertado, nos invita a mirar profundamente en nuestro interior y a cuestionarnos cómo afrontar los retos que la vida moderna nos presenta.

A través de este libro descubriremos cómo nuestras actitudes cotidianas son el terreno donde la fe cobra vida.

Otalora nos desafía a vivir al estilo de Jesús, no por obligación, sino desde la alegría de sentirnos amados y transformados por su amor.

Autor: GABRIEL Mª OTALORA

Editorial: SAN PABLO COMUNICACION SSP

Año de edición: 1ª ed. (15/10/2023)

Materia Espiritualidad

Páginas: 150

Dimensiones: 19,0 x 12,0 cm

Idioma: Español

ISBN9788428569934

ISBN-10: 8428569932

Encuadernación: Tapa blanda. Con solapas

Fuente: Remitido por el autor.

Biblioteca, Espiritualidad, General , , ,

‘De los Ríos. La construcción del Estado laico’: Una mirada profunda al derecho constitucional, al derecho eclesiástico, a las ciencias políticas y a la teología

Sábado, 21 de octubre de 2023
Comentarios desactivados en ‘De los Ríos. La construcción del Estado laico’: Una mirada profunda al derecho constitucional, al derecho eclesiástico, a las ciencias políticas y a la teología

IMG_0917D.Fernando de los Ríos en un Mitin en Granada (1933). Archivo fotográfico de la Fundación Fernando de los Ríos.

Presentación en la Embajada de España ante la Santa Sede del libro de Carlos García de Andoin

El pasado jueves 5 de octubre, con el foco informativo puesto en el Sínodo de la Sinodalidad, pasó desapercibido en Roma un significativo acto, la presentación en la Embajada de España ante la Santa Sede del libro de Carlos García de Andoin, Fernando de los Ríos. La construcción del Estado laico’

Con la Embajadora Isabel Celáa como anfitriona del acto y el salón lleno tomaron la palabra el cardenal de Barcelona Juan José Omella, el profesor de La Sapienza, Stefano Cecanti, y el autor del libro, Carlos García de Andoin

La Embajadora resaltó el perfil político de Fernando de los Ríos y de la idoneidad del lugar para presentar un libro que trataba sobre las relaciones entre el Estado y la Iglesia. Destacó  la cercanía y amistad del ministro con el escritor y dramaturgo Federico García Lorca.

“Este político socialista republicano, atribuye a la religión su propia orientación política”

14.10.2023

El pasado jueves 5 de octubre, con el foco informativo puesto en el Sínodo de la Sinodalidad, pasó desapercibido en Roma un significativo acto, la presentación en la Embajada de España ante la Santa Sede del libro de Carlos García de Andoin, ‘Fernando de los Ríos. La construcción del Estado laico’.

Con la Embajadora Isabel Celáa como anfitriona del acto y el salón lleno tomaron la palabra el cardenal de Barcelona Juan José Omella, el profesor de La Sapienza, Stefano Cecanti, y el autor del libro, Carlos García de Andoin.

La Embajadora resaltó el perfil político de Fernando de los Ríos, su procedencia de la Institución Libre de Enseñanza y la importante obra educadora llevada a cabo por la Segunda República. La idoneidad del lugar para presentar un libro que trataba sobre las relaciones entre el Estado y la Iglesia. Por último, también destacó la cercanía y amistad del ministro con el escritor y dramaturgo Federico García Lorca, alumno suyo a quien siempre protegió y apoyó. Ensalzando el valor de la obra que se presentaba, dio la palabra a los intervinientes en la mesa.

IMG_0920

De izda a dcha:La embajadora Isabel Celáa, el cardenal arzobispo de Barcelona y Presidente de la CEE, Juan José Omella, el autor Carlos García de Andoin y el profesor de la Universidad de La Sapienza Stefano Cecanti

Tomó la palabra el cardenal Juan José Omella, quien destacó el perfil religioso de Fernando de los Ríos.

De los Ríos, cristiano erasmista, por el cardenal Omella.

Su autodenominación comocristiano erasmista. Parece ser una anécdota socorrida, que, De los Ríos, tras la guerra civil, al rellenar el formulario ante las autoridades de inmigración, al preguntársele por su religión, se identifica como “cristiano erasmista”. Pero parece más que un sucedido. Muchos amigos le identifican públicamente así (Prieto, García Lorca, Jiménez de Asúa…) y él mismo escribe y reflexiona sobre el erasmismo en España. Parece ser expresión de su admiración hacia un movimiento seguidor de Erasmo y de su cristianismo evangélico, culto, ético y espiritual.

De izda a decha: Stefano Cecanti, Isabel Celáa, Juan José Omella y Carlos García de Andoin.

La importancia de lo que llama la “emoción religiosa”. Refleja lo que para él es principalmente la religión, una visión antiintelectual y antidogmática. En el libro se cita un artículo de la Semana Santa de 1917, “En torno a la emoción religiosa” donde escribe que, para él, “el acto religioso nace en la máxima intimidad y recato; con él vienen a la vida las emociones que fecundizan los más hondos deseos del ideal” (1997c: 19). Es una visión que une experiencia religiosa y moral: “la sed de lo infinito es una llama que va quemando todo cuanto halla en el interior tocado de mancilla y se quema, además, a sí misma; antes de hacerlo influye en la vida, exaltando el amor a la virtud, a la perfección concreta” (1997c: 20). Va a mencionar expresamente la oración con bellas palabras en las que resuena la religiosidad popular andaluza: “la oración es el momento lírico supremo, por esto es lo individual por excelencia y el plano en que vive la emoción religiosa. La oración es el vehículo verbal de nuestra sed de lo absoluto, la saeta construida por la razón para calmar las solicitaciones angustiosas del sentimiento; la oración es antidogmática precisamente por ser lírica” (1997c: 20).

IMG_0916Fernando de los Ríos con su hija Laura, que casaría con Francisco García Lorca, hermano de Federico.

Me ha llamado la atención también la influencia de su educación religiosa familiar. Su madre, Doña Fernanda Urruti, que rezaba a diario el Kempis, llevaba a sus hijos con un “sentido de cristianismo primitivo” a visitar y ayudar a las familias pobres de Ronda. Así lo expresa el propio De los Ríos: “desde niño nos enseñó a mis hermanos y a mí que teníamos que ocuparnos de la vida de la familia de unos cuantos pobres; y me recuerdo a mí mismo visitando la casa de esos pobres, preguntándoles por sus necesidades y yendo a mi casa muchas veces compungido y dolorido y sin poder contener los sollozos por la miseria que había visto, y a la que yo procuraba poner remedio mediante la dadivosa actitud de mi madre” (1997d: 222-223). El libro recoge que cuando en 1980 traen los restos de De los Ríos de Nueva York, donde sufrió el exilio, al cementerio civil de Madrid, su hija Laura se refirió al “fondo profundamente religioso” de su padre y a la influencia en él de su madre “esencia de cristiana vieja”.

Asimismo, la centralidad que da a la educación cristiana de su hija. Escribiendo en 1926 una carta desde Nueva York a su mujer Gloria, le dice “Di a mi hija de mi alma que no deje de escribirme […] que no olvide mis ruegos, que cultive su corazón y su alma religiosa meditando el Evangelio, que lea el Padre Nuestro y el sermón de la montaña y haga todas las noches su examen de conciencia; que piense en Dios como el ser perfecto a quien debemos imitar embelleciendo moralmente todos los días nuestra propia vida y llevando el bien a cuantos podamos”.

“Este político socialista republicano, atribuye a la religión su propia orientación política”

No puedo dejar de anotar el papel que este político socialista republicano, atribuye a la religión su propia orientación política. Dice que el contacto con la miseria por solidaridad con familias jornaleras pobres en la Ronda de abajo “me ha hecho tanto bien en la vida –perdóneseme esta pública confesión por vez primera- que creo que ha sido lo que determinó incluso mi posición socialista una vez que llegué a la edad adulta” (De los Ríos, 1997d: 223).

IMG_0925Fernando de los Ríos, Pablo Iglesias (fundador del Partido Socialista Obrero Español y de la Unión General de Trabajadores) y Julián Besteiro, en Celorio, Asturias (1921)

El cardenal Omella se detuvo en la relación que mantuvieron De los Ríos y el cardenal de Tarragona, Vidal i Barraquer, en aras a un acuerdo de conciliación entre el Gobierno repubñicano y la Iglesia que finalmente fracasó con el articulado de la Constitución, de carácter eliminatorio para con la Iglesia.

Finalmente recordó que la Constitución de 1978 había conseguido llegar a los acuerdos que no fueron posibles en la II República, principalmente en materia de educación y de financiación.

Fernando de los Ríos: un vencedor póstumo, por el profesor Ceccanti

En este volumen tan extenso, el politólogo y teólogo vasco Carlos García de Andoin describe esencialmente al humanista y socialista reformista Fernando de los Ríos (1879-1949) como precursor del equilibrio entre libertad religiosa y laicidad que se ha logrado con la Constitución de 1978, superando el confesionalismo tradicional que había tenido su última expresión en el franquismo pero también la postura unilateral de separación hostil de la Constitución de la Segunda República de 1931, respecto a la que luego había sucumbido.

De los Ríos se unió al PSOE en 1919 y, por tanto, estuvo involucrado en las difíciles consecuencias políticas de la Revolución Rusa con respecto a las orientaciones de los Partidos Socialistas, atrapado entre el llamado al nuevo movimiento comunista y los impulsos maximalistas y reformistas. Contribuyó a evitar que la mayoría se deslizara hacia posiciones comunistas, también gracias a un revelador encuentro directo con Lenin, quien devaluó radicalmente el valor de la libertad en su presencia, “Libertad, ¿para qué?” (pág. 50 del volumen que retoma la historia autobiográfica y que deja claro hasta qué punto los bolcheviques deseaban ab initio el resultado autocrático). Ya fue elegido diputado en 1920 y 1923, y luego nuevamente en 1931. Fue uno de los líderes socialistas que, coherentemente con su propio reformismo, en un partido muy dividido (ver pág. 55), lucharon exitosamente a favor de una colaboración gubernamental con los republicanos contra el aislamiento identitario, llegando a ser ministro de Justicia en el gobierno provisional de Alcalà Zamora y luego nuevamente en el posterior gobierno de Azaña, antes de pasar a Instrucción pública en 1932.

IMG_0926

El punto clave de su acción política, que describe el volumen, es su papel como Ministro en la elaboración de los artículos sobre laicidad y libertad religiosa de la Constitución de 1931. De los Ríos, quien personalmente tenía una actitud compleja de laicismo, por así decirlo, religioso , separado de la Iglesia católica, pero con un cristianismo con rasgos modernistas, fascinado sobre todo por las minorías religiosas (se define como “cristiano erasmista“) y, por un lado, muy firme en la libertad de culto y en la separación entre Estado y religiones, a favor del concepto de “Estado aconfesional“, que rompía decisivamente con el pasado, pero al mismo tiempo era partidario de una forma de reconocimiento de la personalidad jurídica de la Iglesia católica, también en nombre de la necesidad de que la nueva República “incorpore a los católicos ante el riesgo de explosión” de aquella experiencia democrática, como señala en la introducción el constitucionalista y político Gustavo Suárez Pertierra (p. 29).

La tesis de De Andoin, resumida en el Prólogo, es la que ve a De los Ríos como un precursor de la combinación laicismo-libertad (y por tanto cooperación) que se estableció en la Constitución de 1978 frente a la de libertad-coacción (y por tanto hostilidad). que se afirmó a pesar de sí mismo en 1931 (p. 30) y que no fue la menor causa del fracaso de la República (p. 58). Leer más…

Biblioteca, Espiritualidad , , , , , , , , , , , , ,

Iacopo Scaramuzzi: “La Iglesia está llegando a un punto de ruptura en cuestiones de moral sexual”

Miércoles, 18 de octubre de 2023
Comentarios desactivados en Iacopo Scaramuzzi: “La Iglesia está llegando a un punto de ruptura en cuestiones de moral sexual”

IMG_0730(Twitter)

“La pederastia clerical es la historia de un gigantesco fracaso del gobierno –masculino– de la Iglesia católica”

“Francisco ha tomado una serie de decisiones – por ejemplo, el nombramiento de Víctor Manuel Fernández para dirigir el Dicasterio para la Doctrina de la Fe – que revelan una determinación para dejar bien su reforma y volverla irreversible para quien lo suceda”

“Al ser una autoridad moral y no una gran potencia política, económica o militar, la capacidad de la Santa Sede de incidir en la política internacional es siempre marginal, lo que no quita para que pueda ser eficaz”

“La fe, en definitiva, es cuestión de sexo. Todo lo cual encuentra, no obstante, escaso o nulo fundamento en las enseñanzas de Jesucristo en los Evangelios”

“Si se toma un manual del confesor de hoy y otro de hace doscientos años se descubre que en lo sustancial la moral sexual católica sigue inmóvil: el único sexo bueno es el que se hace entre esposos, abierto a la procreación”

Del 4 al 29 de octubre de 2023 se celebrará la primera sesión de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos; la segunda será en octubre de 2024. Hay quien considera este acontecimiento un “mini Concilio Vaticano III”. La tensión interna es alta. En teoría, el objeto de dicho encuentro habría de ser el método para abordar los problemas que tiene la Iglesia. No deberían, por tanto, producirse sorpresas de orden dogmático.

Sin embargo, ocurre que la Iglesia ha llegado a una encrucijada histórica. Pese a los esfuerzos de Francisco por evitar que en la Iglesia opere la lógica del conflicto y los bandos, resultará difícil alcanzar acuerdos en el Sínodo. Los abusos sexuales, el celibato obligatorio, el diaconato femenino, el papel de la mujer, la homosexualidad son temas que afectan no sólo al ministerio sacerdotal sino al propio ser de la Iglesia. El próximo Sínodo se dispone, por fin – con doscientos años de retraso –  a abordar esos tabúes. Las asambleas nacionales de las iglesias han llegado a conclusiones muy divergentes.

Todo ello sucede mientras vivimos “una 3ª Guerra Mundial a pedazos” en el que tanto la alianza atlántica como los destropopulismos globales abrazarían de muy buen grado una iglesia más neoconstantiniana, como demuestra la guerra en Ucrania.

¿Qué rumbo tomará la Iglesia tras Francisco? Entrevistamos a Iacopo Scaramuzzi, vaticanista de Repubblica y autor de varios libros centrados históricamente en el papado de Francisco. El último, Il sesso degli angeli. Pedofilia, femminismo, lgbtq+: il dibattito nella Chiesa (no traducido al español), representa la ocasión perfecta para preguntar qué puede acontecer en el próximo Sínodo de la Iglesia y para reflexionar sobre las consecuencias que podría tener para el conjunto de la sociedad.

¿Cómo definiría la fase que está viviendo el pontificado de Francisco en este preciso momento?

IMG_0729Es la fase final. Creo que, si por él fuese, el papa gobernaría al menos otro par de años, hasta los 88 años, el tiempo necesario para llevar a cabo el sínodo en curso, que concluirá en octubre de 2024 y escribir la exhortación apostólica correspondiente. Desde luego depende también de su condición física, el propio Bergoglio es consciente de que antes de esa meta su salud puede deteriorarse. Por ello, me parece que, por un lado, el papa gobierna con la vista puesta en el Jubileo de 2025 y, por otro, “anda apañando la casa” con una cierta prisa. Me parece innegable, en cualquier caso, que tras la muerte de Benedicto XVI Francisco ha tomado una serie de decisiones – por ejemplo, el nombramiento de Víctor Manuel Fernández para dirigir el Dicasterio para la Doctrina de la Fe – que revelan una determinación para dejar bien su reforma y volverla irreversible para quien lo suceda.

 Ha pasado ya más de un año de la guerra de Ucrania. ¿Se atrevería a hacer un balance de la intervención del Vaticano hasta ahora? ¿Qué cabe esperar de la mediación del cardenal Zuppi en el futuro? 

Creo que, pese a las generosas ofertas de mediación y a un activismo notable del papa, la Santa Sede en este escenario resulta sustancialmente irrelevante. Las motivaciones de la guerra son profundas, sus destinos no dependen del palacio apostólico, menos aún teniendo en cuenta que tanto Rusia como Ucrania son países mayoritariamente ortodoxos, lo cual hace difícil que se dirijan a Roma para buscar la paz. Es cierto que el cardenal Matteo Zuppi, enviado especial del papa, está intentando lo imposible: en pocos meses ha pasado por Kiev (donde se vio con Zelensky), Moscú, Washington (donde fue recibido por Biden) y Pekín. Es la primera vez que un cardenal es recibido por las autoridades chinas no ya para hablar de cuestiones religiosas, sino de un problema geopolítico.

Si la evolución en el terreno de la guerra dejase mayor espacio a la diplomacia, el enviado papal, gracias a la red multilateral que va tejiendo, podría desempeñar un papel relevante.   El Vaticano, en todo caso, no ofrece un plan de paz sino una mediación humanitaria en un ámbito más bien circunscrito: la recuperación de los niños ucranianos deportados a Rusia y el intercambio de prisioneros políticos. Para entender la situación actual, comparémoslo con la actuación exitosa de la Santa Sede en el intercambio de prisioneros entre Estados Unidos y Cuba, que resultaría clave para que se sentaran en 2014 en una misma mesa, en el Vaticano, delegaciones de los dos países. La persuasión moral de Bergoglio jugó su papel en este hito, sin embargo, a diferencia de entonces, hoy no parece que los protagonistas, empezando por Rusia, deseen encontrar una salida a la guerra.

La pregunta anterior remite a una reflexión de mayor fondo aún: la influencia de la Iglesia en la política nacional e internacional. Frente a gente que sostiene que la Iglesia, pese al proceso de descristianización de Occidente en general, sigue contando lo suyo, hay otros muchos que se quejan, sobre todo desde dentro de la propia Iglesia, que ya no cuenta tanto, o incluso que ya no pinta casi nada. ¿Qué opina de ello? ¿Cuál cree que será la herencia de este papado a ese respecto? 

Al ser una autoridad moral y no una gran potencia política, económica o militar, la capacidad de la Santa Sede de incidir en la política internacional es siempre marginal, lo que no quita para que pueda ser eficaz. Lo demuestra, por ejemplo, el rol de Francisco con Estados Unidos y Cuba que acabo de mencionar, el de Juan Pablo II en la caída del muro de Berlín o la intervención de Juan XXIII con Kruschev y Kennedy para desactivar la crisis de los misiles de Cuba. Ahora bien: puede también resultar ineficaz, como demuestran, por ejemplo, el intento de Bergoglio de promover la paz entre Israel y Palestina o el de Wojtyla de parar la guerra de Estados Unidos en Iraq.

La gran apuesta de Francisco ha sido, por un lado, archivar la guerra fría, la cual, a mi modo de ver, había dejado encerrada a la Iglesia en el bando occidental (una consecuencia desdichada y flagrante de ello serían las persecuciones de cristianos en Oriente Medio) y la había convertido en vivero de los valores morales conservadores (funcionales a la alianza con Washington) – y, por otro, abrir canales de comunicación con Oriente, tierra históricamente espiritual donde la fe cristiana puede crecer mucho. Bergoglio obtuvo en este sentido dos éxitos históricos: el encuentro con el patriarca ruso Kirill en 2016, que acontecía por primera vez en la historia, y en 2018 el acuerdo con China relativo a los nombramientos de los obispos, que suponía también la primera vez en que Roma y Pekín hablaban desde que Mao Tse-tung llegara al poder.

Sin embargo, Francisco ha tenido mala suerte con la Historia, que sembró en su camino una ola de avatares geopolíticos profundos tales como la guerra en Ucrania que han hecho saltar por los aires toda su Ostpolitik. Pese a todo, tanto el rumbo como la intención de su proceder los considero atinados.

En su libro anterior, el excelente Dio in fondo a destra, traducido al inglés y al polaco pero no al español, trazaba una serie de hilos que iban de Fátima a Moscú pasando por Brasil o Estados Unidos, en los que informaba de cómo y por qué el nuevo destropopulismo global (Salvini, Bolsonaro, Putin, Le Pen, Trump…) manipulaban lo sacro para apuntalar lo profano político. Han pasado varios años ya desde su publicación. ¿Qué ha sucedido desde entonces? ¿Qué tendencias prevé?

matrimoniogay1Por desgracia, la tesis de fondo de mi libro no ha hecho sino confirmarse. La pandemia, que estalló tras la primera edición de mi libro, dejó en evidencia a los populistas de derecha, al revelar que los enemigos no eran los migrantes sino un virus chiquito que saltaba tranquilamente todas las fronteras, que sin la solidaridad internacional (y en concreto europea) no se podía salir de la crisis, que para afrontarla eran precisas la competencia y la ciencia. En teoría, los soberanistas deberían haber desaparecido tras la pandemia y, en cambio, volvieron más robustos que antes, desde Giorgia Meloni a Donald Trump pasando por Viktor Orban para llegar, por último a Javier Milei en Argentina.

¿Y por qué? Porque la política no es racionalidad sino pasiones y necesidades, y la pandemia aumentó ese sentido de inseguridad y malestar que ya cundía en los últimos años por todas partes por culpa de la crisis económica, las oleadas migratorias y una globalización deshumanizadora. La reacción a la sensación de decadencia (lo mismo da que sea real o percibida) es la cerrazón, la nostalgia de un pasado que se imagina mejor, el pensamiento simplón. Un repliegue que se nutre asimismo de lo peorcito de la religiosidad, entendida ésta como revoltijo de fe y superstición. En tierras de antigua evangelización, esa simplonería acude a la simbología del cristianismo para reivindicar una identidad que se percibe amenazada.

Vamos llegando a su libro sobre el sexo. Hay historiadores del cristianismo que sostienen que la Iglesia se halla en una crisis sistémica tan grave como la del Concilio de Trento, de la que se salió con la Contrarreforma. ¿Es para tanto? ¿Qué tiene que ver el sexo en ello?

La impresión es, en efecto, la de una crisis existencial de la Iglesia en la que el sexo tiene mucho que ver porque éste tiene que ver con el poder. El drama de los abusos sexuales, por ejemplo, no es un simple escándalo moral ni mucho menos un problema de incontinencia de los individuos, sino una crisis de sistema ya que desvela una malentendida concepción del sacerdote, figura impune en cuanto apartada y superior a los fieles (todo abuso sexual es también un abuso de poder); desvela, asimismo, una moral insistente hasta la obsesión acerca del acto sexual, que calló acerca de las relaciones entre personas del mismo sexo y el cuerpo de las mujeres, o aún peor, se emperró en negar la evidencia ante la inmadurez y las patologías sexuales no episódicas de seminaristas y sacerdotes. Dos cuestiones – ministerio sacerdotal y moral sexual – atinentes a la pura eclesiología, al ser Iglesia en el mundo de hoy. En los cuerpos y su intimidad se han combatido batallas de signo totalmente distinto.

¿De dónde nace Il sesso degli angeli y qué pretendía al publicarlo? 

Nace, primero de todo, de una propuesta de Goffredo Fofi, el editor, que, como sismógrafo sensible a las mutaciones profundas de la sociedad y de la Historia, acaso intuyó que en la catolicidad se está produciendo un cisma de gran calado. Nace también de mi sensación de que la Iglesia está alcanzando un punto de ruptura en cuestiones de moral sexual. Sensación que deriva de mi actividad de periodista “vaticanista”, que todos los días lidia con la actualidad vaticana. Roma es un observatorio privilegiado al ser la terminal del ajetreo que tiene lugar en la Iglesia católica de todo el mundo. Con el paso del tiempo llegó un punto en el que me percaté de que ocuparse de la Iglesia significaba ocuparse constantemente de sexualidad en sentido amplio: abusos sexuales, formación de la afectividad y la sexualidad de los sacerdotes, el nudo de la contracepción, el aborto, la bendición de las parejas gays, la comunión a los divorciados casados de nuevo, las discriminaciones que sufren las mujeres, la hipótesis del diaconato femenino y, en general, el “escándalo” de que la mujer entre en el sancta sanctorum del altar.

Leer más…

Biblioteca, General, Iglesia Católica , , , , , , ,

Isabel Gómez Acebo: “La iglesia actual, impulsada por el Papa Francisco, está en la línea de Dorothy”

Lunes, 16 de octubre de 2023
Comentarios desactivados en Isabel Gómez Acebo: “La iglesia actual, impulsada por el Papa Francisco, está en la línea de Dorothy”

IMG_0697“Intentó con su vida hacer reales las bienaventuranzas”

“Hay un poema de Francis Thomson que se llama ‘El sabueso de Dios’ que relata muy bien lo que hace Dios con los pecadores y descarriados: los persigue, como los perros hacen con las liebres, para traerlos hasta él”

“Mi aportación estriba en que convierto el libro en un diálogo con Dios. Escribo la novela en primera persona como si yo fuera Dorothy que, al final de su vida, reflexiona sobre su existencia”

“Fundó un periódico para destapar las injusticias que había en el mundo y como no se arreglaban se puso manos a la obra. Primero dio de comer en su casa, ayudó en desahucios, alquiló pisos para los sin techo y terminó creando casas de hospitalidad para los vagabundos donde ella misma vivía”

“Hay muchas personas y movimientos en la Iglesia a las que les parece que la prioridad por los necesitados tiene tintes comunistas, aunque pertenezca a la médula del cristianismo”

La teóloga acaba de publicar ‘Perseguida por el amor’ (gcloyola), un autobiografía novelada de Dorothy Day

Es de familia aristocrática, pero nunca presume de ello. A pesar de sus raíces, Isabel Gómez Acebo (Madrid, 1940) fue siempre una feminista sencilla y una teóloga abierta y, por eso, en las altas esferas jerárquicas de antaño nunca estuvo bien vista y sufrió, como otros muchos teólogos, la marginación eclesiástica. Pero eso no fue óbice para que se hiciese presente en el mundo académico e intelectual español desde hace varias décadas. En su mochila, un buen puñado de libros (incluso alguna novela, como ‘Francisco, el pañero de Dios’). Y sigue escribiendo, porque acaba de publicar ‘Perseguida por el amor’ (gcloyola), un autobiografía novelada de Dorothy Day.

Escrita en primera persona, para dar rienda a sus sentimientos, Gómez Acebo presenta la rica personalidad y la vida apasionante y apasionada de Dorothy Day, feminista confesa, defensora radical de los pobres con dichos y hechos, que “intentó con su vida hacer reales las bienaventuranzas”. Por eso, fue partera de la Iglesia en salida que está intentando implementar el Papa Francisco. Por eso, los dos son perseguidos, porque “hay muchas personas y movimientos en la Iglesia a las que les parece que la prioridad por los necesitados tiene tintes comunistas, aunque pertenezca a la médula del cristianismo”.

Dorothy Day es una figura poco conocida en España. ¿Cómo te encontraste con ella?

Leyendo una revista virtual estadounidense me encontré con una referencia que mencionaba a las dos personas católicas más importantes del siglo XX en los Estados Unidos. Daba sus nombres: Thomas Merton y Dorothy Day. Del primero había leído multitud de escritos, pero el nombre de la mujer ni me sonaba, si acaso el de una actriz rubita que se llamaba Doris Day. Ni que decir tiene que tapé mi ignorancia leyendo todo lo que encontré sobre ella y caí fascinada por su vida heroica

Recientemente has publicado en Ediciones Mensajero (Grupo de Comunicación Loyola) una novela sobre Dorothy Day, cuyo título es ‘Perseguida por el amor‘. ¿Cuál es ese amor que la persigue durante toda su vida?

imagesEl título para mi libro que había escogido inicialmente era la frase de un profeta “me sedujiste Señor y me dejé seducir”, porque nada hacía presagiar en la vida de Dorothy – amantes, divorcios, aborto… – su entrega total a Dios. Hay un poema de Francis Thomson que se llama ‘El sabueso de Dios‘ que relata muy bien lo que hace Dios con los pecadores y descarriados: los persigue, como los perros hacen con las liebres, para traerlos hasta él. Esa fue la labor que Dios hizo con Dorothy, perseguirla hasta que cayó rendida de amor a sus pies ofreciéndole su vida.

¿Por qué has elegido el género novelístico para abordar este personaje?

Porque las novelas, especialmente si son históricas, atraen a un número elevado de lectores que jamás abrirían un libro de una norteamericana desconocida que se entregó a Dios. Escogí hablar en primera persona para apartarme de una biografía fría y poder asomarme a los sentimientos que fueron naciendo en el alma de mi protagonista. Confieso que me influyó el libro de Marguerite Yourcenar sobre el emperador Adriano que empezaba por una frase: Yo Adriano. El género novelístico ofrece muchas oportunidades para, sin ser infiel a la historia, aportar otras intuiciones que enriquezcan la biografía

¿Qué novedad aporta tu novela, a la hora de acercarnos a Dorothy Day?

 Para el público español todo es novedad ya que hay muy poca literatura sobre su persona. Mi aportación estriba en que convierto el libro en un diálogo con Dios. Escribo la novela en primera persona como si yo fuera Dorothy que, al final de su vida, reflexiona sobre su existencia. Escoge a Dios como interlocutor a sabiendas que contesta poco y que cuando lo hace su lenguaje está encriptado. Pero desde la atalaya que da la edad se da cuenta de las veces que Dios ha intervino en su vida, silenciosamente y sin que se diera cuenta: el descubrimiento de una Biblia, los cantos de los salmos en un templo, unas personas determinadas, los sacramentos, la apertura de sus ojos al sufrimiento…

En la vida de Dorothy, ¿dónde encontramos las expresiones más personales de su compromiso con el mundo?

Fundó un periódico para destapar las injusticias que había en el mundo y como no se arreglaban se puso manos a la obra. Primero dio de comer en su casa, ayudó en desahucios, alquiló pisos para los sin techo y terminó creando casas de hospitalidad para los vagabundos donde ella misma vivía. La razón de este comportamiento radical es que era capaz de ver el rostro de Jesucristo en todas las personas con las que convivía: borrachos, drogadictos, ladrones… Fue muy radical en la defensa de la paz, de los judíos, de los negros, de los niños alemanes e italianos que no eran culpables de nada. Apoyó huelgas que consideraba justas, promocionó sindicatos y veía con buenos ojos a las personas que intentaban cambiar el mundo.

Dorothy Day es una figura paradójica: demasiado conservadora para unos, roja escarlata para otros… ¿Dónde radica la universalidad de su mensaje?

20526068_838079009702626_4461301964745255976_nIntentó con su vida hacer reales las bienaventuranzas y el juicio de Mateo “porque tuve hambre y me diste de comer”. Creo que hay pocas personas en el mundo a las que les parezca mal este comportamiento del que ella dio ejemplo. Pero dio un paso más no se contentó con denunciar, ni paliar los efectos del sufrimiento, sino que quiso llegar a sus causas para que no volviera a haber pobres. Esta peculiaridad de su mensaje la convirtió en una mujer radical que incomodaba a muchos. Por otro lado, chocaba su actitud más bien revolucionaria con la de ser una ferviente seguidora del dogma y la moral católica ya que parecían incompatibles

Como teóloga feminista que eres, ¿qué piensas que diría Dorothy Day a las feministas de hoy?

Fue feminista con su ejemplo en un momento histórico donde todavía pocas mujeres entraban en el espacio público. Le pusieron mil barreras por su condición de mujer para ser periodista, le dio una bofetada a un amigo que se sobrepasó en un baile, fundó un periódico The Catholic Worker con miles de suscriptores y a su muerte había en el mundo 250 casas de hospitalidad de su movimiento. No le importó los insultos que recibió por adoptar papeles masculinos. Les diría a las feministas actuales que no cejaran en su empeño de lograr sus sueños, pero que no olvidaran los de las mujeres que viven en circunstancias peores que las suyas. Dorothy siempre dijo que Peter Maurin había sido la cabeza pensante del movimiento porque entre hombres y mujeres siempre tiene que haber colaboración

Una creyente como Dorothy, que está en proceso de beatificación, ¿qué puede recordar a la Iglesia actual?

La iglesia actual, impulsada por el Papa Francisco, está en la línea de Dorothy, pero no tenemos más que ver las trabas que le ponen al Pontífice, al que llaman peronista y comunista. Fue pionera en la teología de la liberación a la que todavía hoy se mira con sospecha. Hay muchas personas y movimientos en la Iglesia a las que les parece que la prioridad por los necesitados tiene tintes comunistas, aunque pertenezca a la médula del cristianismo. Han cambiado muchas cosas, pero creo que Dorothy se quedaría espantada de ver el trato que se les da a los inmigrantes y la vista gorda que, por negocios, se hace con gobiernos apartados de los derechos humanos. Su radicalidad no le permitiría estos tratos.

Fuente Religión Digital

Biblioteca, General, Iglesia Católica , ,

Somos quienes somos, somos como somos. Estéticas y disidencias queer en los museos de la XMAC

Sábado, 16 de septiembre de 2023
Comentarios desactivados en Somos quienes somos, somos como somos. Estéticas y disidencias queer en los museos de la XMAC

IMG_0423Posesión, Néstor Martín-Fernández de la Torre (1913). Twitter.

Las personas LGTB formamos parte de todos los ámbitos de la sociedad, y eso incluye el arte. Pero, ¿dónde están esas obras con contenido LGTB en los museos del mundo? La Red de museos catalanes ha creado una guía para que podamos saber dónde están algunas de esas piezas y su historia.

La cadena pública de televisión RTVE lo titula «El arte sale del armario», pero, realmente, la propuesta la han llamado «Somos quienes somos. Somos como somos» (SOM QUI SOM, SOM COM SOM en catalán). Txema Romero, de la Red, dice que «Toda esta riqueza de sexo, orientación e identidad, de expresión de género, ya está presente en el arte».

Hombres desnudos junto a otros hombres en actitudes más que cariñosas. Mujeres que abrazan y besan a otras mujeres e incluso una que pidió ser fea para que ningún hombre quisiera casarse con ella y le salió barba. Son cientos de historias ocultas bajo el paraguas de la heterosexualidad y, por qué no decirlo, en los sótanos de los museos.

Ahora, con esta guía, que abarca, de momento, 24 museos, podemos conocer su existencia, sus vidas y el porqué de su creación.

Para ver el vídeo, pincha aquí.

***

La Xarxa de Museus d’Art de Catalunya (XMAC), formada por 24 equipamientos museísticos del país, se adhiere a las reivindicaciones del Día del Orgullo que se celebra cada 28 de junio con una muestra dispersa que permite recorrer los museos en clave LGBTIQ+.

La acción que se propone este año parte de un comisariado en línea de los especialistas Pere Parramon y Laura Cornejo que nos permiten releer algunas de las obras que podemos encontrar en las colecciones de los museos del país con una mirada diferente, haciendo caer el velo que durante siglos ha escondido una diversidad sexual y afectiva, que ha existido siempre.

Según los comisarios “la diversidad afectiva, sexual y de género forma parte de nuestra naturaleza. Del mismo modo, el arte, como la expresión más profundamente humana posible, no puede dejar de recoger esta riqueza. A partir de obras pertenecientes a las colecciones de la Xarxa de Museus d’Art de Catalunya, la muestra dispersa en el territorio, realizada a partir del comisariado en línea Somos quienes somos, somos como somos, celebra la pluralidad en las maneras de amar, de desear, de sentirse y de pensarse en las manifestaciones estéticas.

A partir del 28 de junio el comisariado se podrá consultar en la web de la Xarxa de Museus d’Art. También se ha editado una pequeña publicación que permite localizar las piezas y anima a recorrer los museos. Aun así, la Red reivindica la visibilización de la acción en el territorio a partir de la señalización, en las colecciones permanentes de los museos, de las piezas que integran el discurso, con un plafón y una cartela identificativa y que permitirá nuevas lecturas.

La selección incluye desde esculturas romanas a piezas barrocas de Andreu Sala, Josep Tramulles o Fra Joaquim Juncosa. Entre los artistes históricos se pueden encontrar piezas de Ismael Smith, Santiago Costa, Pablo Gargallo, Lluís Uró, Antoni Caba, Josep de Togores, Manolo Hugué, Josep Aragay, Francisco Iturrino, Jacques-Émile Blanche, Apel·les Fenosa, Marià Pidelaserra, Rafael Sala, Marisa Roësset, Néstor, Benoît-Louis Henríquez, Joaquim Sunyer, Antoni Estruch Bros, Rossend Nobas, Julio Antonio, Josep Masana, Antoni Fabrés, Adolfo Wildt, Miquel Blay,y Rebull. Y por lo que respecta a creadores contemporáneos, se han seleccionado obras de Antoni Llena, Toni Torrell, Neus Buira, Joan Morey, Cabello/Carceller, Mar C. Llop, Paco y Manolo, Nazario, Saura-Torrente, Ettore Sottsass y BD Barcelona, Ignasi Esteve y Randomagus.

La muestra comprende cincuenta y cinco obras repartidas en veintitrés museos, se organiza en una introducción, catorce ámbitos y un epílogo, y tiene presentes tres miradas:

  • La representación de las realidades LGBTIQ+, como se puede ver en obras como Parella de dones de Marià Pidelaserra, o Construccions identitàries del artista trans Mar C. Llop.
  • La presencia de artistas del colectivo LGBTIQ+, como Joan Morey, la pareja Paco y Manolo o, reculando en el tiempo, el artista canario Nèstor y Marisa Roësset.
  • Ejemplos de la apropiación queer de referentes preexistentes, como sucede con tantas imágenes de San Sebastián y Santa Liberada, o la erotización de las academias masculinas.

En el Museu del Disseny podréis ver en la exposición ¿Diseñas o trabajas? La nueva comunicación visual (1980-2003) el estuche SIDA. Saber Ajuda. Un programa educatiu multidisciplinari per al coneixement i la prevenció de la SIDA – joc d’ordinador. Telemàtica, de Saura-Torrente, Edicions de l’Eixample del año 1994, un programa educativo para promover el conocimiento y la prevención de la enfermedad. En la exposición de diseño de productos, Objectos comunes. Historias locales, debates globales, el jarrón Shiva de Ettore Sottsass, que testifica el hecho de que los objetos pueden generar una especie de ambigüedad, de tensión, a la hora de percibir los límites conceptuales y materiales, planteando una disociación de lo que es socialmente acceptado.

Podéis encontrar toda la información de las obras y los espacios participantes aquí.

Fecha:A partir del 28 de junio de 2023
Lugar: Museu del Disseny y resto de museos de la XMAC

Precios: Diversos precios

Fuente Barcelona Cultura/Oveja Rosa

Biblioteca, General, Historia LGTBI , , , , ,

Sacerdote Gay publica un nuevo libro sobre líderes en la historia LGBTQ+.

Sábado, 9 de septiembre de 2023
Comentarios desactivados en Sacerdote Gay publica un nuevo libro sobre líderes en la historia LGBTQ+.

Heavenly-LGBTQ-joined-900-px

Un sacerdote redentorista holandés, el hermano Jan Haen, ha publicado un nuevo libro de arte e historias sobre héroes LGBTQ+. El libro, titulado Heavenly LGBTQ+: Queer Icons from LGBTQ Life, Religion and History,, es una secuela del trabajo anterior de Haen, “Heavenly Homos, Etc.  Según Kittredge Cherry del blog QSpirit, quien ayudó a publicar los libros, este último trabajo “cuenta las historias de 17 figuras LGBTQ internacionales diversas” con “obras de arte grandes y coloridas en cada página”.

El libro enfatiza figuras olvidadas en la historia queer, particularmente personas de color, como Bayard Rustin y Pauli Murray, y personas del Sur Global, como el mártir gay brasileño, Tibira do Maranhão, y el poeta católico gay de Corea del Sur, Yook Woo- Maldita sea. Haen es miembro de la Asociación de Pastores Católicos Gays de los Países Bajos. Para obtener más información sobre el libro y cómo solicitar una copia, haga clic aquí.

***

Descubra las inspiradoras historias de personas LGBTQ que enfrentaron valientemente conflictos con la iglesia y la sociedad en el nuevo libro ilustrado ““Heavenly LGBTQ+: Queer Icons from LGBTQ Life, Religion and History de Jan Haen, un artista holandés y sacerdote católico romano.

book-Heavenly-LGBTQ-250-pxHeavenly LGBTQ+ de Jan HaenEs la secuela del primer libro de Jan Haen, “Heavenly Homos, Etc.”Los críticos lo elogiaron como “una lectura ciertamente ‘celestial’” (DignityUSA) y “singularmente original, informativa y eficaz” (Midwest Book Review).

Grandes y coloridas obras de arte en cada página del nuevo libro cuentan las historias de 17 figuras LGBTQ internacionales diversas, desde Alvin Ailey hasta Xenia de San Petersburgo, con información actualizada sobre Ucrania. El libro cubre a líderes seculares y religiosos, activistas, mártires, escritores e intérpretes de América del Norte y del Sur, África, Asia y Europa. La mayoría son personas de color.

Figuras históricas olvidadas emergen de las sombras junto a individuos más destacados como EE.UU. los defensores de los derechos civiles Bayard Rustin y Pauli Murray y la escritora lesbiana británica Anne Lister. La mayoría de estas historias poco contadas provienen de los siglos XX y XXI.

Heavenly Homos de Jan Haen Se presentan personas notables de todo el mundo, incluido Estados Unidos. los líderes de derechos civiles Bayard Rustin y Pauli Murray y la escritora lesbiana británica Anne Lister. Texto breve y accesible e imágenes tipo caricatura presentan una perspectiva fresca y nada sentimental sobre personas inspiradoras que enfrentaron tiempos difíciles en “Heavenly LGBTQ+”. Su coraje inspira esperanza.

Heavenly-Homos-cover-2022-5-27-Amazon-FINAL-250-pxComentarios animados reflexionan sobre cómo la sexualidad, el género y la religión impactaron la guerra en Ucrania. El estilo de cómic engañosamente simple del libro transmite comprensiones sofisticadas. Destinado a adultos, incluye naturalmente desnudez y violencia ocasionales que son parte de la historia.

Las regalías sobre las ventas de “Heavenly LGBTQ+” se destinarán al boletín informativo y al sitio web Qspirit.net, donde las fotografías de Haen aparecen con frecuencia.

Únete a Jan Haen en un viaje arcoíris a través del tiempo

“Explorar la historia queer a través de ‘Heavenly LGBTQ+’ ilumina el camino hacia un futuro mejor”, dice Kittredge Cherry, editor de Q Spirit. Quedó tan impresionada por el trabajo de Haen que trabajó como consultora editorial para sus dos libros, uniendo fuerzas con Apocryphile Press para asegurarse de que su arte llegara a los lectores.

“El artista Jan Haen aprovecha el éxito de su primer libro al presentar biografías ilustradas de un elenco aún más ecléctico de inspiradores personajes LGBTQ. Capta la historia en ciernes con ideas sobre Ucrania extraídas directamente de los titulares. Únase a Jan Haen en este viaje arcoíris a través del tiempo”, instó.

Grant-Michael-Fitzgerald-by-Jan-Haen-500x305

El hermano Grant-Michael Fitzgerald mira debajo de su propia túnica sacerdotal y encuentra un arco iris en su cuerpo en “Heavenly LGBTQ+” de Jan Haen.

Algunas escenas rara vez, o nunca, son retratadas por artistas. El enfoque único de Haen combina la inmediatez extraída de los titulares con una sensibilidad espiritual progresiva en un estilo Pop-Art moderno. Hace que la historia antigua parezca sorprendentemente contemporánea. Utiliza bordes duros, colores planos y profundidad espiritual para crear su propio estilo único, inspirado en su experiencia como muralista y su admiración por el artista gay Keith Haring. “Heavenly LGBTQ+” se desarrolla como una conversación entre personajes arquetípicos: el sabio John, el curioso Tony, la apasionada Evie y el analítico Al.

Haen es un artista visual holandés y sacerdote católico de la orden redentorista que ha ministrado en los Países Bajos y Sudáfrica. Pintó murales en escuelas, iglesias y lugares públicos de África y de toda Europa. Haen es un miembro activo de Werkverband van Katholieke Homo-Pastores, una asociación de líderes pastorales católicos homosexuales.
Varias figuras “celestiales” vienen de todo el mundo

“Heavenly LGBTQ+” reúne una mezcla diversa de figuras históricas de muchas culturas alrededor del mundo. La mayoría ya tiene un perfil en Q Spirit en los siguientes enlaces. Aquí están todos los nombres en la tabla de contenido, con descripciones agregadas por Q Spirit:

Tibira do Maranhão (Brazil) Primer mártir gay indígena de Brasil

Xenia / Andrei of St. Petersburg (Russia): La viuda adoptó la identidad de su marido y se convirtió en una santa queer

Yook Woo-Dang (South Korea): Poeta católico gay murió para protestar contra la discriminación anti-LGBTQ

Tyler Clementi (USA):  Adolescentes homosexuales llevados al suicidio por matones

Tyler-Clementi-playing-violin-by-Jan-Haen-500x211

Tyler Clementi toca el violín en “Heavenly LGBTQ+” de Jan Haen.

Freda Smith (USA) activista LGBTQ, primera mujer ordenada por las Iglesias de la Comunidad Metropolitana

Bayard Rustin (USA): santo gay de la justicia racial y la no violencia

Anne Lister (England): La escritora y empresaria celebró una histórica boda lesbiana en la iglesia en 1834.

Alvin Ailey (EE.UU.): bailarín y coreógrafo gay negro

Audre Lorde (Estados Unidos): escritora y activista lesbiana mujerista negra

Simon Tseko Nkoli (Sudáfrica): activista contra el apartheid y la liberación gay

Kenneth Binyavanga Wainaina (Kenia): uno de los autores y activistas por los derechos de los homosexuales más conocidos de África.

Vida Dutton Scudder (USA): Santa lesbiana, reformadora y maestra

 Ramón Novarro (México/Estados Unidos): Actor que luchó por conciliar fe y homosexualidad

Pauli-Murray-arrest-500x265

Pauli Murray Pauli Murray y su novia Adelene McBean fueron arrestadas en 1938 por desafiar las leyes de segregación racial en una imagen de Heavenly LGBTQ+.”

Pauli Murray (USA):Pauli Murray (EE.UU.): La santa queer defendió la igualdad racial y de género

Grant-Michael Fitzgerald (USA): Un hermano católico gay negro pionero defendió los derechos LGBTQ en la década de 1970

Selwyn/Sally Gross (South Africa): Sally Gross: el sacerdote intersex lideró la reforma legal después de haber sido expulsado del sacerdocio

Elvira Schemur (Ucrania): activista de derechos LGBTQ asesinada cuando Rusia invadió Ucrania

Noticias y reseñas de “Heavenly Homos, Etc”

El primer libro de Haen, Heavenly Homos, etc., deleitó tanto a críticos como a lectores. Fue el éxito de ventas número uno en la lista de Q Spirit de los mejores libros cristianos LGBTQ de 2022.

Dignity-logo

“Es realmente una lectura ‘celestial’. Agradezca a su buena estrella por un libro que presenta una gama tan amplia de santos, personas de la Biblia, escritores, científicos, etc.: inclusión es la palabra clave en este fascinante libro. Las obras de arte bellamente dibujadas por el artista Haen informan las páginas de este libro que está empapado de página tras página de figuras humanas bellamente dibujadas que representan la esperanza para la comunidad LGBTQ”.

— Reseña del libro Dignity USA  de David Friscic

midwest-book-review1Lo que debe considerarse lectura esencial para todos los miembros de la comunidad LGBTQ (y aquellos que los aman), ‘Heavenly Homos, Etc.: Queer Icons from LGBTQ Life, Religion, and History‘ es una obra singularmente original. Una forma sencilla, informativa y eficaz de aprender sobre la historia de la homosexualidad y la religión/espiritualidad”.

– Reseña del libro del Midwest Book Review, septiembre de 2022

New-Ways-Ministry-logo-300-px
El nuevo libro de Priest celebra los “homos celestiales”
– Por Robert Shine, editor gerente, New Ways Ministry, 24 de septiembre de 2022

toby johnson“De una manera deliciosamente inocente y ‘infantil’, el sacerdote holandés Jan Haen presenta las historias de algunos de estos santos ‘gays/lesbianas/bi/trans’ en forma de cómic. Qué forma tan bonita y sencilla de transmitir esta información”.

— Reseña de libro de Toby Johnson, autor de espiritualidad gay, en tobyjohnson.com, agosto de 2022

La experiencia internacional del autor añade realismo y encanto.

toby-johnsonHaen se basa en su experiencia internacional para infundir realismo en sus encantadoras imágenes de la historia LGBTQ. Fue pastor estudiante en la Universidad de Pretoria, Sudáfrica y secretario de varios departamentos de la Conferencia de Obispos Católicos de África Austral. En 1978 fue declarado persona non grata por el régimen del apartheid de Sudáfrica. Luego trabajó como capellán naval de la Marina Real de los Países Bajos durante 16 años. Posteriormente pintó murales en Sudáfrica, Ucrania, Austria, Bélgica, Inglaterra, Francia, Irlanda, Países Bajos y Suiza.
Páginas LGBTQ celestiales Freda Smith

 

Heavenly LGBTQ+” (ISBN 1958061220) es una publicación de Apocryphile Press,  una editorial y proveedora de excelentes libros sobre religión, espiritualidad, filosofía y poesía. Su objetivo declarado es llevar al mercado “libros que los editores religiosos ‘normales’ no tocarían ni con un palo de tres metros”. John Mabry es fundador y editor en jefe. Apocryphile, con sede en Hannacroix, Nueva York, ha publicado más de 300 libros desde 2004, incluidos Art That Dares,” “The Passion of Christ: A Gay Vision, “” y otros libros de la fundadora de Q Spirit, Kittredge Cherry.

Heavenly-LGBTQ-pages-1-straightened-800-px-500x336

Las coloridas páginas de ““Heavenly LGBTQ+” cuentan la historia de la pastora lesbiana pionera Freda Smith.

___
Enlaces relacionados:

elated links:

New illustrated book “Heavenly Homos, Etc” shows queer icons from LGBTQ religion and history – El nuevo libro ilustrado “Heavenly Homos, Etc” muestra íconos queer de la religión y la historia LGBTQ

An artist who communicates to the wounded world through colours – Un artista que se comunica con el mundo herido a través de los colores (perfil de Jan Haen en Redentoristas Scala News)

___
Crédito de la imagen superior:

Heavenly LGBTQ+: Queer Icons from LGBTQ Life, Religion, and History” – “Heavenly LGBTQ+: Queer Icons from LGBTQ Life, Religion, and History” de Jan Haen, portada del libro y libro impreso abierto en páginas sobre Simon Tseko Nkoli.
___
Esta publicación es parte de la  LGBTQ Saints series de Kittredge Cherry. Están cubiertos santos tradicionales y alternativos, personas de la Biblia, mártires LGBT y queer, autores, teólogos, líderes religiosos, artistas, deidades y otras figuras de especial interés para las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer (LGBTQ) y nuestros aliados. .

Este artículo se publicó originalmente en Q Spirit el 4 de junio de 2023.

Fuente QSpirit

Biblioteca, Cristianismo (Iglesias) , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Francisco: “Dorothy Day nos confirma que la Iglesia crece por atracción, no por proselitismo”

Miércoles, 6 de septiembre de 2023
Comentarios desactivados en Francisco: “Dorothy Day nos confirma que la Iglesia crece por atracción, no por proselitismo”

medium_2023-08-20-c04020f863Prefacio de la autobiografía ‘Encontré a Dios a través de sus pobres. Del ateísmo a la fe: mi camino interior

“Una mujer libre, Dorothy Day, capaz de no esconder lo que no teme definir “¡errores de los eclesiásticos!”, pero que admite que la Iglesia tiene que ver directamente con Dios, porque es suya, no nuestra, la ha querido Él, no nosotros, es su instrumento, no algo de lo que podamos servirnos”

“Creyentes y no creyentes son aliados en la promoción de la dignidad de toda persona cuando aman y sirven al más abandonado de los seres humanos”

La vida de Dorothy Day, tal como ella nos la cuenta en estas páginas, es una de las posibles confirmaciones de lo que el Papa Benedicto XVI ya ha sostenido con vigor y que yo mismo he recordado en varias ocasiones: “La Iglesia crece por atracción, no por proselitismo”. El modo en que Dorothy Day cuenta su acercamiento a la fe cristiana atestigua que no son los esfuerzos humanos ni las estratagemas los que acercan a las personas a Dios, sino la gracia que brota de la caridad, la belleza que brota del testimonio, el amor que se convierte en hechos concretos.

Toda la historia de Dorothy Day, esta mujer estadounidense comprometida toda su vida con la justicia social y los derechos de las personas, especialmente de los pobres, los trabajadores explotados y los marginados por la sociedad, declarada Sierva de Dios en el año 2000, es un testimonio de lo que ya afirmaba el Apóstol Santiago en su Carta: “Pruébame tu fe sin obras, y yo te probaré por las obras mi fe” (2,18).

Quisiera destacar tres elementos que emergen de las páginas autobiográficas de Dorothy Day como valiosas lecciones para todos en nuestro tiempo: la inquietud, la Iglesia, el servicio.

imagesDorothy es una mujer inquieta: cuando vive su camino de adhesión al cristianismo es joven, aún no ha cumplido los treinta, hace tiempo que ha abandonado la práctica religiosa, que le había parecido, como señala su hermano, a quien dedica este libro, algo “morboso”. En cambio, creciendo en su propia búsqueda espiritual, llega a considerar la fe y a Dios no como un “parche“, por utilizar una famosa definición del teólogo luterano Dietrich Bonhoeffer, sino como lo que realmente debería ser, es decir, la plenitud de la vida y la meta de la propia búsqueda de la felicidad. Dorothy Day escribe: “La mayoría de las veces los destellos de Dios me llegaban cuando estaba sola. Mis detractores no pueden decir que fue el miedo a la soledad y al dolor lo que me hizo volverme hacia Él. Fue en esos pocos años en los que estaba sola y rebosante de alegría cuando le encontré. Finalmente le encontré a través de la alegría y el agradecimiento, no a través del dolor”.

Aquí, Dorothy Day nos enseña que Dios no es un mero instrumento de consuelo o de alienación para el hombre en la amargura de sus días, sino que colma en abundancia nuestro deseo de alegría y realización. El Señor anhela corazones inquietos, no almas burguesas que se contentan con lo existente. Y Dios no quita nada al hombre y a la mujer de todos los tiempos, ¡sólo da el céntuplo! Jesús no vino a proclamar que la bondad de Dios constituye un sustituto del ser hombre, nos dio en cambio el fuego del amor divino que lleva a cumplimiento todo lo bello, verdadero y justo que habita en el corazón de cada persona. Leer estas páginas de Dorothy Day y seguir su itinerario religioso se convierte en una aventura que hace bien al corazón y puede enseñarnos mucho para mantener viva en nosotros una imagen verdadera de Dios.

20526068_838079009702626_4461301964745255976_nDorothy Day, en segundo lugar, reservó hermosas palabras para la Iglesia católica, que a ella, procedente y perteneciente al mundo del empeño social y sindical, a menudo le parecía estar del lado de los ricos y de los terratenientes, no pocas veces insensibles a las exigencias de esa verdadera justicia social e concreta igualdad en la que -nos recuerda la misma Day- son ricas tantas páginas del Antiguo Testamento. A medida que crecía su adhesión a las verdades de fe, también lo hacía su consideración de la naturaleza divina de la Iglesia católica. No con una mirada de fideísmo acrítico, casi de defensa de oficio de su propio nuevo “hogar” espiritual, sino con una actitud honesta e iluminada, que sabía discernir en la vida misma de la Iglesia un elemento de  irreductible vínculo con el misterio, más allá de las muchas y repetidas caídas de sus miembros.

Dorothy Day señala: ‘Los mismos ataques dirigidos contra la Iglesia me demostraron su divinidad. Sólo una institución divina podría haber sobrevivido a la traición de Judas, a la negación de Pedro, a los pecados de los muchos que profesaban su fe, que deberían haber cuidado de sus pobres’. Y, en otro pasaje del texto, afirma: “Siempre he pensado que las fragilidades humanas, los pecados y la ignorancia de quienes han ocupado altos cargos a lo largo de la historia no han hecho sino demostrar que la Iglesia debe ser divina para perdurar a través de los tiempos. Yo no habría culpado a la Iglesia de lo que consideraba errores de los clérigos”.

¡Qué maravilla oír tales palabras de una gran testigo de la fe, de caridad y de esperanza en el siglo XX, el siglo en que la Iglesia fue objeto de críticas, aversiones y abandonos! Una mujer libre, Dorothy Day, capaz de no esconder lo que no teme definir “¡errores de los eclesiásticos!”, pero que admite que la Iglesia tiene que ver directamente con Dios, porque es suya, no nuestra, la ha querido Él, no nosotros, es su instrumento, no algo de lo que podamos servirnos. Esta es la vocación y la identidad de la Iglesia: una realidad divina, no humana, que nos lleva a Dios y con la cual Dios puede llegar a nosotros.

Por último, el servicio. Dorothy Day ha servido a los demás toda su vida. Incluso antes de llegar a la fe de forma completa. Y este ponerse a disposición, a través de su trabajo como periodista y activista, se convirtió en una especie de “autopista” con la que Dios tocó su corazón. Y es ella misma quien recuerda al lector cómo la lucha por la justicia es una de las formas en las que, incluso sin saberlo, cada persona puede hacer realidad el sueño de Dios de una humanidad reconciliada, en la que la fragancia del amor supere el nauseabundo olor del egoísmo. Las palabras de Dorothy Day son muy esclarecedoras al respecto: “El amor humano en su máxima expresión, desinteresado, luminoso, que ilumina nuestros días, nos permite vislumbrar el amor de Dios por el hombre. El amor es lo mejor que nos es dado conocer en esta vida”. Esto nos enseña algo verdaderamente instructivo incluso hoy: creyentes y no creyentes son aliados en la promoción de la dignidad de toda persona cuando aman y sirven al más abandonado de los seres humanos.

dday

Cuando Dorothy Day escribe que el lema de los movimientos sociales para los trabajadores de su tiempo era “problema de uno, problema de todos”, me ha recordado una famosa frase que Don Lorenzo Milani, el sacerdote de Barbiana cuyo centenario de nacimiento se conmemora este año, hace decir al protagonista de Carta a una profesora: “He aprendido que el problema de los demás es el mismo que el mío. Salir de él todos juntos es política. Salir de él solo es avaricia’. Por tanto, el servicio debe convertirse en política: es decir, en opciones concretas para que prevalezca la justicia y se salvaguarde la dignidad de cada persona. Dorothy Day, a quien quise recordar en mi discurso al Congreso de los Estados Unidos durante mi viaje apostólico de 2015, es un estímulo y un ejemplo para nosotros en este arduo pero fascinante camino.

© 2023 – Dicasterio para la Comunicación – Libreria Editrice Vaticana

Fuente Religión Digital

Biblioteca, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, General , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.