Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Cristianismo’

Terrible: Reino Unido ha devuelto a más de 3.000 personas refugiadas LGTBI a países con leyes homófobas desde 2017

Martes, 27 de septiembre de 2022

E21CCACA-2DE8-4C67-8565-15C2A3E9E758 Al parecer, en los últimos cinco años el Reino Unido ha rechazado más de 3.000 solicitudes de asilo de personas LGTBI procedentes de países en los que las relaciones consentidas entre personas del mismo sexo están penalizadas.

Los datos se incluyeron en un informe publicado por el gobierno del Reino Unido el 25 de agosto, que muestra que el Ministerio del Interior sólo concedió 677 de las 1.050 solicitudes de asilo por motivos de orientación sexual el año pasado. Esa tasa de aceptación del 64% fue considerablemente superior a la de años anteriores: sólo el 44 y el 48% de los solicitantes LGTBI obtuvieron asilo en 2020 y 2021, respectivamente. El punto más bajo fue 2017, cuando sólo se permitió la entrada en el Reino Unido al 22 por ciento de los solicitantes de asilo.

Según un análisis de los datos publicado en el medio de comunicación LGTBI+ del Reino Unido Pink News, entre los rechazos figuran 1.048 solicitudes de paquistaníes, 570 de bangladesíes y 381 de nigerianos. La homosexualidad es ilegal en estos tres países.

En Bangladesh, las personas LGTBI pueden ser condenadas a cadena perpetua por mantener relaciones sexuales, mientras que en Pakistán se impone una pena máxima de capital por la homosexualidad. En Nigeria, la intimidad entre personas del mismo sexo se castiga con hasta 14 años de prisión, mientras que las muestras públicas de afecto “amoroso” entre miembros del mismo sexo están prohibidas. En la parte norte del país, conservadoramente musulmana, los nigerianos LGTBI se enfrentan potencialmente a la pena de muerte según las leyes locales de la sharia.

Después de Pakistán y Bangladesh, Nigeria tiene el mayor número de solicitantes de asilo por motivos de orientación sexual.

Alistair Carmichael, portavoz de Asuntos de Interior de los liberales demócratas, acusó a los dirigentes conservadores del Reino Unido de “no defender” la igualdad LGTBI en una declaración citada por PinkNews. Dijo que el gobierno era “culpable de enviar a miles de personas a países donde la homosexualidad sigue siendo contraria a la ley. El Reino Unido debería promover la causa de los derechos LGTBI+, tanto en su país como en el extranjero, y ofrecer refugio a quienes lo necesitan”, dijo Carmichael.

Carmichael instó además a los dirigentes del Reino Unido a que “ayuden a las personas que se ven obligadas a huir de la violencia y la persecución simplemente por ser quienes son y a quienes aman”. También pidió a los aspirantes a primer ministro Liz Truss y Rishi Sunak -que compiten en una carrera a dos bandas para suceder al primer ministro saliente Boris Johnson– que se decidan a poner fin a la “espantosa cultura de descreimiento del Ministerio del Interior hacia los solicitantes de asilo LGTBI+”.

Pero las acciones pasadas tanto de Liz Truss como de Rishi Sunak no apuntan a una mejora de las condiciones de los solicitantes de asilo LGTBI+ bajo su gobierno. Como ministra de Igualdad, Truss colaboró en el retroceso total de los derechos de las personas trans en 2020, aplastando las reformas de la Ley de Reconocimiento de Género que habrían facilitado a las personas trans del Reino Unido la corrección de su género legal.

Fuentes cercanas a su campaña han afirmado que Sunak se opone al supuesto borrado de las mujeres cisgéneromediante el uso de un lenguaje torpe y neutro en cuanto al género”. Al parecer, tiene previsto “pedir a las escuelas que sean más cuidadosas en su forma de enseñar sobre cuestiones de sexo y género”.

Los solicitantes de asilo LGTBI+ en el Reino Unido ya se enfrentan a condiciones terribles. Sebastian Rocca, que proporciona alojamiento seguro a los solicitantes de asilo y refugiados LGTQ2S+ en el Reino Unido a través de la organización benéfica Micro Rainbow, dijo a Xtra en un comunicado que “una de las razones más comunes por las que el Ministerio del Interior deniega el asilo a las personas LGTQ+ en el Reino Unido es porque no creen que sean LGTBI+”. El fundador de Micro Rainbow añadió que el enfoque del gobierno del Reino Unido tiene “consecuencias potencialmente mortales” para las personas LGTBI y trans.

En abril, Johnson anunció un plan para reubicar a decenas de miles de refugiados que pedían asilo en el Reino Unido. Describió su plan para obligar a las personas refugiadas a pedir asilo en Ruanda como un “enfoque innovador”, afirmando que era una decisión necesaria para “vencer el modelo de negocio de las bandas”.

En su momento, los defensores LGTBI+ criticaron la decisión del gobierno. Sonia Lenegan, directora política y jurídica de Rainbow Migration, calificó esta situación de “enormemente preocupante”.

“Sabemos que en Ruanda no es fácil que las personas LGTBI+ sean abiertas debido a la discriminación y los abusos que sufren”, declaró Lenegan a Xtra a principios de este año. “Es extremadamente difícil ver cómo alguien en esa situación podrá presentar una solicitud de asilo basada en el hecho de ser LGTBI+, teniendo además que ocultar quiénes son”.

Aunque la intimidad entre personas del mismo sexo no es ilegal en Ruanda, la homosexualidad sigue siendo un tema tabú. Los ruandeses LGTBI+ sufren acoso, agresiones y detenciones arbitrarias por parte de la policía, según un informe de Human Rights Watch.

Las personas LGTBI+ que solicitan asilo en Canadá también se enfrentan a condiciones nefastas al intentar entrar en el país. Según los informes, el retraso en la inmigración de Canadá tenía más de dos millones de solicitudes pendientes en mayo, y más de 110.000 solicitudes de asilo aún no se han tramitado. Muchos de los refugiados son personas LGTBI+ que huyen de países que los criminalizan, como los casi 70 países que todavía prohíben la homosexualidad.

63F210B9-FBE3-4CEB-864B-EA07BACC4590Por Dika Ofoma,

escritor residente en Nigeria cuyos trabajos han sido publicados en revistas como Dazed, Them., Mail y Guardian.

 

Fuente: Xtra Magazine

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , ,

La Cruz Gloriosa

Miércoles, 14 de septiembre de 2022

 Celebrar la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz significa tomar conciencia en nuestra vida del amor de Dios Padre, que no ha dudado en enviarnos a Cristo Jesús: el Hijo que, despojado de su esplendor divino y hecho semejante a nosotros los hombres, dio su vida en la cruz por cada ser humano, creyente o incrédulo (cf. Flp 2,6-11). La cruz se vuelve el espejo en el que, reflejando nuestra imagen, podemos volver a encontrar el verdadero significado de la vida, las puertas de la esperanza, el lugar de la comunión renovada con Dios.

 


aacroix_1

Estaríamos enajenados hasta el punto de permitirnos el lujo de buscar a Dios, en las horas cómodas del ocio, en templos lujosos, en liturgias pomposas y a menudo vacías, y de no verle, oírle y servirle allí dónde está, y nos espera, y exige nuestra presencia: en la humanidad, en el pobre, en el oprimido, en la víctima de la injusticia de la que somos, muy a menudo,  cómplices?

 

*

Don Helder Camara,
Un pensamiento para cada día”,
Médiaspaul, 2010

 

douglas-blanchard-j-is-beaten

Jesus in Love

***

Orar, es penetrar despacio, tranquilamente,
En el silencio de Dios,
Dejar a Dios darse y darme su silencio,
Para que pueda dejar mi corazón
latir al unísono del suyo,
dejar mi respiración entrar
En la respiración de Dios,
Dejarme penetrar por Su presencia,
Darme cuenta cada vez más
de que Dios está dentro de mí,
No, evidentemente, para evitar a mis hermanos
Sino para llevarles más,
Porque es verdaderamente imposible acercarse al crucificado
Sin acercarse a los crucificados del mundo entero.

*

Jean Vannier

***

24C3342E-D638-4D4B-8EBD-47CCDFDB1398

Jesús conquista a los hombres por la cruz, que se convierte en el centro de atracción, de salvación para toda la humanidad.

Quien no se rinde a Cristo crucificado y no cree en él no puede obtener la salvación. El hombre es redimido en el signo bendito de la cruz de Cristo: en ese signo es bautizado, confirmado, absuelto.

El primer signo que la Iglesia traza sobre el recién nacido y el último con el que conforta y bendice al moribundo es siempre el santo signo de la cruz. No se trata de un gesto simbólico, sino de una gran realidad.

La vida cristiana nace de la cruz de su Señor, el cristiano es engendrado por el Crucificado, y sólo adhiriéndose a la cruz de su Señor, confiando en los méritos de su pasión, puede salvarse.

Ahora bien, la fe en Cristo crucificado debe hacernos dar otro paso. El cristiano, redimido por la cruz, debe convencerse de que su misma vida debe estar marcada – y no sólo de una manera simbólica- por la cruz del Señor, o sea, que debe llevar su impronta viva. Si Jesús ha llevado la cruz y en ella se inmoló, quien quiera ser discípulo suyo no puede elegir otro camino: es el único que conduce a la salvación porque es el único que nos configura con Cristo muerto y resucitado.

La consideración de la cruz nunca debe ser separada de la consideración de la resurrección, que es su consecuencia y su epílogo supremo. El cristiano no ha sido redimido por un muerto, sino por un Resucitado de la muerte en la cruz; por eso, el hecho de que Jesús llevara la cruz debe ser confortado siempre con el pensamiento del Cristo crucificado y por el del Cristo resucitado .

*

G. di S. M. Maddalena,
Infinita divina, Roma 1980, pp. 342ss

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , ,

“ La Sagrada Escritura como fuente de vida y fecundidad cristiana”, por Consuelo Vélez

Miércoles, 7 de septiembre de 2022

0922D57E-8F42-4BD5-8938-B5589BD528F4


De su blog Fe y Vida:

Septiembre, mes de la Biblia

“Todavía falta mucho para que la Sagrada Escritura sea un “alimento” central en la vida cristiana”

“Nuestras liturgias siguen manifestando que el clero es el que enseña y el laicado es el que aprende”

“Algunos programas teológicos, tienen más asignaturas sobre dogma y magisterio que sobre Biblia”

Septiembre se conoce como el mes de la Biblia, especialmente porque el día 30 se celebra la fiesta de San Jerónimo, quien fue el que tradujo la Biblia del hebreo, del arameo y del griego al latín, en el siglo IV, -versión que se conoce como la Vulgata (edición para el vulgo, para el pueblo)- posibilitando así que muchas más personas pudieran tener acceso a ella. Al recordar este hecho la pregunta que nos surge es sí, en realidad, la Biblia ha llegado “al pueblo”, si es parte de la espiritualidad cristiana y si constituye la referencia primera y fundamental de nuestra Iglesia.

En una mirada rápida y, tal vez, superficial, se respondería afirmativamente porque en la eucaristía ocupa un lugar central e incluso, en muchas celebraciones, se hace una entronización de este libro sagrado con mucha solemnidad. Además, muchos creyentes la tienen en su casa y muestran un respeto real hacia ella.

Pero si profundizamos un poco más, nos damos cuenta de que todavía falta mucho para que la Sagrada Escritura sea un “alimento” central en la vida cristiana. Todavía no se ha logrado -como tal vez lo han logrado más las iglesias cristianas no católicas- que el creyente lea la biblia, la medite, se deje interpelar por esa palabra, encuentre en ella la fuerza y orientación para su vida.

Hay varias causas que podrían explicar este poco acercamiento de los creyentes a la Biblia. Nombremos algunas a manera de propuesta de reflexión, sin tener la total certeza de que esas sean las razones más claras que lo expliquen.

Comencemos fijándonos en la liturgia. El único que proclama el evangelio y lo explica es el ministro ordenado. El resto del pueblo de Dios escucha -cuando no se distrae lo cual es fácil en situaciones de solo escucha- y no tiene ninguna posibilidad de establecer un diálogo frente a lo que escuchó y mucho menos de compartir lo que ese texto le dice. En otras palabras, nuestras liturgias siguen manifestando que el clero es el que enseña y el laicado es el que aprende. Así lo determina la liturgia actual y no será este comentario el que la cambie. Pero conviene pensarlo para propiciar, algún día, cambios que son necesarios porque en la medida que tomemos conciencia de lo que vivimos, podremos empujar para que las cosas cambien.

Si nos fijamos en las prácticas de oración que la iglesia fomenta mayoritariamente, estas consisten en realizar novenas, rosarios, procesiones, adoraciones al santísimo, etc. Todas estas prácticas son valiosas y ayudan a sostener la fe de las personas. Pero en estas prácticas no está muy incorporada la Sagrada Escritura. Parece que da tranquilidad el saber que se cumplió con los pasos que se proponen para rezar una novena, por ejemplo, y esto es suficiente.

C1911956-8F6C-48B2-91EA-5159F40820F1

Una semana para descubrir la “inagotable fuente de sentido” de la Biblia.

Lo anterior no quiere decir que, algunas personas no oren con el texto bíblico, pero no es una oración que se fomente con la intensidad con la que se insiste en las otras prácticas. La meditación de la Sagrada Escritura es más propia de la vida religiosa o de alguna porción del laicado que comparte la espiritualidad de una congregación religiosa, pero no para el conjunto del pueblo de Dios que acude a la parroquia y a las celebraciones litúrgicas.

Otra realidad que también acompaña a la Iglesia católica es que a veces se le ha dado más importancia al magisterio que a la Sagrada Escritura. Muchas veces las predicaciones se centran en la doctrina -reforzándola con lo dicho por el magisterio- más que en el anuncio de la Buena Noticia que trae la Palabra de Dios. De hecho, el papa Francisco insistió en la Exhortación Evangelii Gaudium (2013) que “el texto bíblico debe ser el fundamento de la predicación” (n. 146). Bien sabemos que muchas homilías son más “moralistas y adoctrinadoras” (n. 142), que un diálogo entre Dios y su pueblo. Vaticano II afirmó que la Biblia “es el alma de la teología” (Optatam Totius n. 16) y, sin embargo, algunos programas teológicos, tienen más asignaturas sobre dogma y magisterio que sobre Biblia.

Como podemos ver, es difícil el camino que hemos de recorrer para que la Sagrada Escritura pueda ser esa palabra rica, capaz de alimentar, sostener, animar la vida creyente; pero precisamente esa es la tarea que podemos seguir impulsando al conmemorar el mes de la Biblia. El texto del profeta Isaías (55, 10-11) nos ayuda a pensar en la manera como la palabra de Dios actúa en la vida cristiana: “como desciende la lluvia y la nieve de los cielos y no vuelven allá, sino que empapan la tierra, la fecundan y la hacen germinar para que dé simiente al sembrador y pan para comer, así será mi palabra, la que salga de mi boca, que no tornará a mí de vacío sin que haya realizado lo que me plugo y haya cumplido aquello a que la envié”.

¿Es la Biblia “Palabra de Dios”?

Ahora bien, no olvidemos que la biblia hay que interpretarla adecuadamente para no hacerle decir lo que no dice. En eso tanto católicos como cristianos no católicos tienen mucho que aprender. Abunda el “fundamentalismo” en la lectura bíblica. La Palabra de Dios ha de interpretarse y por eso es necesario hacer mínimo dos preguntas: ¿qué quiso decir el texto bíblico en el contexto en el que se escribió? y ¿qué quiere decirnos hoy para nuestro contexto? No podemos olvidar los géneros literarios en los que fue escrita la biblia, las condiciones socio culturales del tiempo en el que se escribió que no corresponden a las nuestras y, de ahí, la necesidad de una interpretación adecuada.

Busquemos, entonces, fortalecer nuestra vida cristiana con el contacto asiduo, directo, constante con la Palabra de Dios. Deseemos aprender a interpretarla. Pongamos los medios para ello. Esto redundará en frutos de vida y vida en abundancia (Jn 10.10) porque la palabra de Dios interpela, renueva, consuela, anima, desinstala, impulsa, en otras palabras, mantiene la vitalidad de nuestro amor a Dios y al prójimo, razón de ser de nuestra vida cristiana.

Biblia, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad , , ,

María Magdalena: pionera de la igualdad.

Jueves, 1 de septiembre de 2022

41B6A585-F775-4646-B032-C47BCF42AEC6Del blog de Juan José Tamayo:

“Tenemos una tarea urgente: despatriarcalizar a Dios, a Jesús de Nazaret y a las organizaciones cristianas”

Durante las últimas décadas se está produciendo un fuerte movimiento de recuperación de la figura de María Magdalena por parte de especialistas de la biblia cristiana, que leen los textos en perspectiva de género, de historiadores e historiadoras

Fue precisamente esa corriente que pretendía emanciparse del dominio patriarcal la que posibilitó el nacimiento del movimiento de Jesús como discipulado igualitario de hombres y mujeres, en el que estas ocuparon un lugar central y no puramente periférico

Las mujeres que siguen a Jesús suelen ser citadas en los evangelios en referencia a un varón; María Magdalena, no: una prueba más de su independencia de toda estructura patriarcal

Ella cumplió las tres condiciones para ser admitida en el grupo apostólico: haber seguido a Jesús desde Galilea, haber visto a Jesús resucitado y haber sido enviada por él a anunciar la resurrección

El reconocimiento de María Magdalena como primera testigo del Resucitado explica su protagonismo en el cristianismo primitivo, al mismo nivel que Pedro, e incluso mayor en algunas iglesias

María Magdalena nos convoca el 22 de julio, día de su fiesta, a un gran encuentro contra las brechas de la desigualdad cada vez mayores entre el Norte Global y el Sur Global y los dualismos excluyentes, por la sororidad-fraternidad eco-humana y la  ciudada-nía y cuidada-nía entre los seres humanos y la naturaleza con capacidad para superar las discriminaciones e injusticias de género y de todo tipo que destruyen  el tejido eco-social. Con motivo de tan importante efeméride voy a hacer una reflexión sobre la figura de María Magdalena, la otra Magdalena desconocida, olvidada, maltratada, a quien defino como “pionera de la igualdad (no clónica)”.

Durante las últimas décadas se está produciendo un fuerte movimiento de recuperación de la figura de María Magdalena por parte de especialistas de la biblia cristiana, que leen los textos en perspectiva de género, de historiadores e historiadoras, que llevan a cabo una reconstrucción antipatriarcal de los primeros siglos del cristianismo, y de la teología feminista, que hace unalúcida y certera hermenéutica de la sospecha de los textos patriarcales. Papel fundamental han desempeñado en esta recuperación los evangelios de carácter gnóstico, entre los que cabe citar el Evangelio de Tomás, el Evangelio de Felipe, el Evangelio de María y Pistis Sophia.

El movimiento igualitario de Jesús de Nazaret

Las actuales investigaciones sociológicas, de historia social, antropología cultural y hermenéutica feminista sobre los orígenes del cristianismo sitúan el grupo de seguidores y seguidoras de Jesús en el horizonte de los movimientos de renovación del judaísmo del siglo I, junto con los esenios, terapeutas, penitenciales y otros. Lo ubican asimismo dentro de los movimientos que lucharon contra la explotación patriarcal en las distintas culturas: griega, romana, asiática y judía. En la historia de Israel/Palestina hubo intensas luchas protagonizadas por mujeres que ocuparon un lugar político y cultural muy importante.

Las primeras seguidoras de Jesús eran mujeres galileas que se reunían para comidas comunes, eventos de oración y encuentros de reflexión religiosa con el sueño de la liberación de las mujeres en Israel/Palestina. Fue precisamente esa corriente que pretendía emanciparse del dominio patriarcal la que posibilitó el nacimiento del movimiento de Jesús como discipulado igualitario de hombres y mujeres, en el que estas ocuparon un lugar central y no puramente periférico. La presencia y el protagonismo de las mujeres en dicho movimiento, reconoce la teóloga Elisabeth Schüssler Fiorenza, fue de la mayor importancia para la praxis de la solidaridad desde abajo. Su actividad fue determinante para que el movimiento de Jesús continuara después de la ejecución del fundador y se extendiera fuera del entorno judío.

Las diferentes tradiciones evangélicas coinciden en señalar que estas mujeres fueron protagonistas en momentos fundamentales del movimiento puesto en marcha por Jesús de Nazaret: al comienzo en Galilea, en su seguimiento como itinerantes, junto a la cruz en el Gólgota y en la resurrección como primeras testigos. La mayoría de las veces se citan tres nombres de mujeres dentro de un grupo femenino numeroso (Lucas 8,2-3, por ejemplo, cita a María Magdalena, Juana y Susana). Es la misma tendencia seguida en el caso de los varones (Pedro, Santiago y Juan). Con ello se pretende mostrar el lugar destacado que unas y otros ocupan en la comunidad.

La mujer que aparece casi siempre citada en primer lugar en el grupo de las amigas y discípulas de Jesús es María Magdalena, que toma el nombre de su lugar de origen, Magdala, pequeña ciudad pesquera de la costa oriental del lago de Galilea, entre Cafarnaún y Tiberíades. Ella es discípula de primera hora, pertenece al grupo más cercano a Jesús, ocupa un lugar preeminente en él, hace el mismo camino que el Maestro hasta Jerusalén, comparte su proyecto de liberación y su destino. Las mujeres que siguen a Jesús suelen ser citadas en los evangelios en referencia a un varón; María Magdalena, no: una prueba más de su independencia de toda estructura patriarcal.

La fidelidad o infidelidad a una causa y a una persona se demuestran “cuando vienen mal dadas”, en la hora de la persecución y del sufrimiento. Cuando Jesús es condenado a muerte, los discípulos varones huyen por temor a ser identificados como miembros de su movimiento y correr la misma suerte que él. Solo las mujeres que le habían seguido desde Galilea le acompañan en el camino hacia el Gólgota y están a su lado en la cruz. Dentro del grupo de mujeres, como acabo de indicar, los evangelios citan a María Magdalena en primer lugar. Ella funge como discípula fiel no de un Mesías triunfante, sino de un crucificado por subvertir tanto el orden establecido religioso como el político de carácter imperial y patriarcal.

Testigo de la resurrección

Los distintos relatos evangélicos coinciden en presentar a las mujeres como testigos de la resurrección y a María Magdalena como la primera entre ellas. Es precisamente ella quien comunica la noticia a los discípulos, quienes reaccionan con incredulidad. Ella cumplió las tres condiciones para ser admitida en el grupo apostólico: haber seguido a Jesús desde Galilea, haber visto a Jesús resucitado y haber sido enviada por él a anunciar la resurrección. El reconocimiento de María Magdalena como primera testigo del Resucitado explica su protagonismo en el cristianismo primitivo, al mismo nivel que Pedro, e incluso mayor en algunas iglesias.

Sin embargo, en las cartas paulinas y otros escritos dela Biblia cristiana, el testimonio de las mujeres ya no aparece, y María Magdalena es sustituida por Pedro. Ello se debe a que la Iglesia estaba empezando a someterse al dominio masculino, que muy pronto comenzó a suprimir el importante lugar ocupado por las mujeres en el movimiento de Jesús.

El silenciamiento, por parte de Pablo y de otras tradiciones de la Biblia cristiana, de la aparición de Jesús a María Magdalena y a otras mujeres llevó derechamente a la exclusión de estas de los ámbitos de responsabilidad comunitaria. Pero, a pesar de ese silenciamiento, las mujeres constituyen la referencia indispensable de la transmisión del mensaje evangélico; más aún, son el eslabón esencial para el nacimiento de la comunidad cristiana. Sin el testimonio de las mujeres, hoy quizá no habría Iglesia cristiana.

Interlocutora preferente de Jesús

En los diálogos de revelación de los Evangelios de tendencia gnóstica, María Magdalena aparece como interlocutora preferente de Cristo resucitado y hermana de Jesús, discípula predilecta y compañera del Salvador.

Esa posición privilegiada provoca celos en algunos apóstoles, especialmente en Pedro, quien, según el apócrifo Pisis Sophia, reacciona en estos términos:Maestro, no podemos soportar a María Magdalena porque nos quita todas las ocasiones de hablar; en todo momento está preguntando y no nos deja intervenir”.

Apóstola de apóstoles es el título que da a María Magdalena Hipólito de Roma, quien no considera a las mujeres mentirosas, sino portadoras de la verdad, y las llama apóstolas de Cristo. En la misma línea se expresa Jerónimo, quien reconoce a María Magdalena el privilegio de haber visto a Cristo resucitado “incluso antes que los apóstoles”.

E8AA0E9F-8036-4125-BCF2-587E974C0F13

La opción de Jesús ante el amor de Magdalena

Sin embargo, con el proceso de patriarcalización, clerizalización y jerarquización del cristianismo, María de Magdala fue relegada al olvido; más aún, es representada como la penitente y la sirvienta de Jesús en agradecimiento por haber expulsado de ella los malos espíritus. Mejor suerte tuvo María de Nazaret, madre de Jesús, que fue declarada Madre de Dios, elevada a los altares y tratada casi con honores divinos.

Veinte siglos después, se vuelve a hacer justicia a María Magdalena. Lo que hace falta es vencer las resistencias del pensamiento androcéntrico y de la organización patriarcal de la mayoría de las iglesias cristianas, y recuperar en la práctica la tradición del movimiento de Jesús como discipulado de iguales en el seguimiento de Jesús y el proseguimiento de su causa de liberación de todas las esclavitudes.

El movimiento feminista ha reconocido a María Magdalena como “pionera de la igualdad”. Es hora ya de que las iglesias cristianas hagan el mismo reconocimiento en su seno y devuelvan a las mujeres el protagonismo que tuvieron en el movimiento de Jesús y en el cristianismo primitivo y que deben recuperar hoy.

La patriarcalización de Dios y de Jesús se traduce en organizaciones cristianas jerárquico-patriarcales, que, en un círculo vicioso, legitiman, apoyan y refuerzan el patriarcado político, familiar, moral, educativo, etc. Patriarcado religioso y patriarcado político ejercen una doble legitimación

Despatriarcalizar a Dios y a Jesús de Nazaret

Afirma la prestigiosa intelectual feminista Mary Daly (1928-2010) en su libro emblemático Más allá de Dios Padre. Hacia una filosofía de la liberación de la mujer (1973): “Si Dios es varón, el varón es Dios”. En la misma dirección apunta Kate Millet, referente del feminismo radical, en su obra pionera Política sexual (1970): El patriarcado tiene a Dios de su lado”. Hoy se sigue presentando a Dios como varón, que solo se deje presentar por varones y convierte a estos en “masculinidades sagradas”, en contra del relato de la creación del Génesis que habla del hombre y de la mujer creados a imagen de Dios. Se continúa patriarcalizando a Jesús de Nazaret, convirtiendo un hecho biológico en principio teológico que excluye a las mujeres de toda representación jesuánica. La patriarcalización de Dios y de Jesús se traduce en organizaciones cristianas jerárquico-patriarcales, que, en un círculo vicioso, legitiman, apoyan y refuerzan el patriarcado político, familiar, moral, educativo, etc. Patriarcado religioso y patriarcado político ejercen una doble legitimación.

Tenemos una tarea urgente: despatriarcalizar a Dios, a Jesús de Nazaret y a las organizaciones cristianas. Es condición necesaria para recuperar el cristianismo igualitario de María Magdalena y re-crear comunidades cristianas libres de discriminaciones de género, religión, cultura, identidad sexual, clase social, etc. Dicha tarea hay que llevarla a cabo en sintonía y colaboración con los movimientos feministas, que deben apoyar la causa de la igualdad y la justicia en las iglesias y las religiones, al tiempo que las comunidades cristianas y religiosas igualitarias deben hacer causa común con los movimientos de emancipación de las mujeres.

Deconstruir las masculinidades hegemónicas y sagradas

Ah, y sin olvidar que dicha causa requiere luchar contra las masculinidades hegemónicas en la sociedad y contra las masculinidades sagrada en las religiones, lo que exige la implicación de los varones feministas en la deconstrucción de las masculinidades tóxicas, que predominan en las mentes y las prácticas de los varones y dominan todas las esferas de la vida pública, y la construcción de nuevos modelos de masculinidad: masculinidades otras, alternativas, que eliminen, y no reproduzcan, los roles aprendidos desde la infancia en torno a lo femenino y lo masculino.

Fuente Religión Digital

Biblia, Espiritualidad , , , , , , , , ,

“ ¡Emocionante la posesión del presidente Gustavo Petro y la vicepresidenta Francia Márquez!”, por Consuelo Vélez

Jueves, 11 de agosto de 2022

BAAA7A50-180B-4829-9BF6-64AE8466A94FDe su blog Fe y Vida:

Este gobierno es el primero de izquierda y progresista que llega a Colombia

Colombia es un país creyente y la toma de posesión se hizo invocando a Dios. Pero esa creencia va más allá de esa invocación. Los discursos y los propósitos que señala este nuevo gobierno tienen todo que ver con los valores cristianos

Con seguridad Dios se hizo presente en esa multitud emocionada porque donde se defiende la vida, Dios está presente

¡Petro amigo, el pueblo está contigo! Así lo recibió el pueblo colombiano reunido en la plaza de Bolívar para su posesión como presidente. Se cambiaron los estilos tradicionales de una ceremonia protocolaria por un acto que representó el sentir de la gente. Una plaza llena -con la mayoría de gente común y corriente- y en la que una “hija de la historia dolida de Colombia – la senadora María José Pizarro, hija del excandidato Pizarro, asesinado por la violencia irracional que ha acompañado la historia de Colombia-, le colocó la banda presidencial.

No menos fueron las ovaciones a Francia Márquez quien encarna la “dignidad” del pueblo más sufrido de Colombia -los nadies y las nadies-, jurando fidelidad a la responsabilidad que le confían como vicepresidenta: “hasta que la dignidad se haga costumbre. Estos juramentos enmarcados en la realidad de dolor, violencia, muerte que han acompañado tantas décadas la realidad colombiana -y excelentemente recogidos en las fotografías de Mauricio Vélez que fueron proyectadas-, significan mucho más que un juramento: son compromisos a “no olvidar la historia vivida” para “no repetirla” pero también para “repararla” y “transformarla” para que la vida se imponga en este territorio tan azotado por la muerte

El discurso del presidente del Congreso, Roy Barreras, recordando la historia de la que venimos para transformarla de una vez por todas nos conectó con los grandes desafíos que tiene el nuevo gobierno: ha de ser para el pueblo y responder a sus necesidades; ha de parar la muerte y convertir a Colombia en una potencia mundial de la vida; ha de conocer las heridas para curarlas. Este gobierno es el primero de izquierda y progresista que llega a Colombia y significa una ruptura, un quiebre con lo vivido hasta ahora, buscando cambiar la injusticia social que ha golpeado a tantos. Colombia está llamada a trabajar por la paz hasta que se consiga plenamente.

El discurso del presidente Petro no tuvo ni una sola palabra de sobra. Enfocado a la justicia social y a la paz con un llamado a despertar la conciencia: “no naturalicemos la desigualdad y la pobreza, somos una de las sociedades más desiguales en todo el planeta y eso es una aberración, una inmoralidad que no podemos aceptar”. Trazó diez compromisos: (1) La paz -para vivir sabroso-; (2) Los abuelos/as, niños/niñas -política del cuidado; (3) Con y para las mujeres -Francia y el ministerio de la igualdad-; (4) diálogo con todas y todos -puertas abiertas-; (5) gobierno de la escucha -no distante del pueblo, cerca de los problemas-; (6) defender a todos de las violencias -estrategia de seguridad humana; la vida será el test del éxito-; (7) Lucha contra la corrupción -recuperar lo que robaron, desestimar ese sistema-; (8) protección del ambiente -potencia mundial de la vida-; (9) desarrollar la industria nacional, economía popular y el campo -especialmente las mujeres y los pequeños empresarios-; (10) Cumplir y hacer cumplir la Constitución -la ley es el poder de los que no tienen poder-.

Por supuesto, las palabras no cambiarán la realidad, pero tener una ruta clara ya es el primer paso. Con su discurso Petro se volvió a comprometer con sus promesas de campaña. No las olvidaremos y las exigiremos.

Colombia es un país creyente y la toma de posesión se hizo invocando a Dios. Pero esa creencia va más allá de esa invocación. Los discursos y los propósitos que señala este nuevo gobierno tienen todo que ver con los valores cristianos. Se puede decir que la jornada que vivimos hoy fue una celebración creyente de un pueblo que cree en la dignidad humana, la justicia social, la paz, el bien común por encima de los intereses personales. Con seguridad Dios se hizo presente en esa multitud emocionada porque donde se defiende la vida, Dios está presente.

(Foto tomada De:  https://www.elpais.com.co/politica/gustavo-petro-tomo-juramento-como-nuevo-presidente-de-colombia.html)

Espiritualidad, General , , , ,

Las mujeres y el discernimiento

Miércoles, 27 de julio de 2022

Mujeres-sinodo_2430366946_15951672_660x371“Hay que tener mucho arrojo para animar a fieles a discernir en el seno de una Iglesia y Religión”

“El Papa señaló que discernir es uno de los tres verbos del Sínodo, que es camino de discernimiento espiritual, de discernimiento eclesia”

“Es de valentía y hay que tener mucho arrojo para animar a fieles a discernir en el seno de una Iglesia y Religión”

“Los textos de la Biblia judía y del Corán, referidos a la mujer, nada de parecido tienen con los Evangélicos antes indicados, tan de delicadeza femenina”

“Mucho y trascendental debió ocurrir para pasar de unos textos tan respetuosos hacia lo femenino, a la realidad, la de la Iglesia católica, de una religión muy clerical a base de varones”

I.- El discernimiento y los jesuitas:

Al inicio del proceso sinodal, en el Discurso del Papa Francisco pronunciado el sábado 9 de octubre de 2021 en el Vaticano (Aula Nueva del Sínodo), al poco de comenzar Discurso, el discernimiento ya es mencionado: “Y para comenzar un discernimiento en nuestro tiempo, siendo solidarios con las fatigas y los deseos de la humanidad”. Recordó el Papa más adelante, lo siguiente, que es esencial y que muchos parecen olvidar: “El protagonista del Sínodo es el Espíritu Santo”.

Luego el Papa constató el malestar y sufrimiento de numerosos agentes pastorales, de los organismos de participación de las diócesis y de las parroquias, y también de “las mujeres que a menudo siguen quedando al margen”. El 10 de octubre de 2021, en la Homilía de la Santa Misa de Apertura del Sínodo de los Obispos, el Papa señaló que discernir es uno de los tres verbos del Sínodo, que es camino de discernimiento espiritual, de discernimiento eclesial.

No es sorprendente que un Papa que es jesuita, perteneciente a la Societatis Iesu, emplee con tanta frecuencia el sustantivo “discernimiento, que es un elemento base, decisorio, de la espiritualidad de San Ignacio de Loyola, que está en sus Ejercicios Espirituales y en otros textos. Ya en la importante Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium (La alegría del Evangelio), fechada el 24 de noviembre de 2013, a meses apenas de haber sido elegido Papa (que lo fue el 13 de marzo de 2013), la palabra discernimiento aparece once veces.

Ese repetido empleo de terminología tan jesuítica, da pie pensar que el Sínodo (2021-2023) tenga en sus fases originales y de inicio una fundamental influencia e impulso por parte de la Compañía de Jesús, que si siempre estuvo muy ligada al Papado, incluso por voto especial, ahora lo está mucho más, en tiempos en los que el Papa es también jesuita (S.J.) Y la discreción de la Compañía, muy agazapada, sin sobresalir en los primeros sitiales del Sínodo, promovido –reitero- por un Papa jesuita, es prueba de prudencia ante lo que pudiera ocurrir en el futuro, acaso indeseable, y de un vital instinto de conservación por parte de la varonil y militante orden religiosa, cuyo Fundador, de cojera por herida de guerra, no quiso hijas, hermanas o madres a su lado.

Es curioso constatar la evolución radical de los jesuitas en la Historia de la Iglesia. En tiempos contemporáneos, siguiendo las directrices y mandatos del documento final de la Congregación General, la número 32, que eligió General al Padre Arrupe, los jesuitas están a la cabeza del progresismo y son su avanzadilla en el mundo eclesiástico. Antes, en anteriores tiempos, cerca del Renacimiento, y más tarde, en tiempos de la Modernidad, los jesuitas hicieron el papel de “contras”, pues fueron los protagonistas del fenómeno de la “Contra-reforma” primero (respuesta católica a la reforma protestante de Lutero, que comenzó en el siglo XVI) y de la “Contra-revolución” después en el siglo XIX, esenciales en el Papado del anti/modernista Pio IX, agrupados en torno a la revista Civiltà Cattolica, e inspiradores de la extremista encíclica Quanta Cura y Syllabus, en 1864. Es normal que los del magis (del siempre más), difíciles a clasificar por ser muy plurales, transiten con facilidad de la contra al pro, o del pro a la contra.

Sobre ello algo ya escribimos, aquí, en Religión Digital, cuando titulamos El jesuita con tricornio, en referencia al Padre Pirrone. confesor del príncipe Salina en la novela siciliana El Gatopardo. Y para leer un análisis detallado del papel desempeñado por los jesuitas en el largo y fundamental Papado de Pío IX, se recomienda el libro de Jean Lacouture, Jesuitas, editado por Seuil, en 1991.

II.- Peligros del discernimiento:

Es de valentía y hay que tener mucho arrojo para animar a fieles a discernir en el seno de una Iglesia y Religión, pues puede producirse, con facilidad, una confusión entre lo que son pensamientos del discernimiento adecuados, muy aplaudidos por unos, y pensamientos de discernimiento inadecuados, de supuestas apostasías, cismas y herejías, muy rechazados por otros. Insisto en que hay que tener mucho cuidado, para no llevarse sorpresas, pues se conocen los inicios y nunca los finales en las incitaciones al discernimiento, colectiva e individualmente, siendo de evitar las tentaciones al fuego, salvo que se sea un pirómano, allí donde hay materias tan combustibles como son los dogmas y los anatemas, de tanta tradición católica, no siendo fortuito que el concilio de Latrán en 1215, que definió el dogma, fuera el de la institución de la Inquisición.

Siempre se dijo que a los alemanes y a sus aprendices, incluidos los españoles, enloquece la metafísica y, naturalmente, la teología, con sus cóncavos o picudos discernimientos, siendo esa la causa de tanta locura, de extremismo y de tantos extremistas a lo germánico, que, al igual que Goethe, hablan alemán en la intimidad, entretenidos en fuegos fatuos. Muchos consideran normal lo que ocurre ahora a los alemanes, en su Sínodo, como se consideró normal lo que les ocurrió en su exitoso Concilio, el Vaticano II, que tanto influyeron, aunque ya protestaban de todo y protestándolo todo. Algunos dirán que de aquellos polvos conciliares resultan los presentes barros sinodales. De lo que estoy seguro es que lo último nunca lo reconocerá el cardenal Kasper, que ahora, bélicamente, discursea sobre “golpes sinodales de Estado”, asunto tenebroso por venir de un germano.

Más dejemos, por ahora, los radicalismos sinodales de los alemanes y alejémonos también de los de alguna diócesis, más o menos española. Bástenos la llamada “ponderación”, nada revolucionaria de la Conferencia Episcopal Española, la  cual, en la conclusión de la fase diocesana del Sínodo 2021-2023, el 11 de junio de 2022 (Asamblea Final Sinodal de la Iglesia en España), señaló que la participación sinodal había sido principalmente de personas ya implicadas en la vida de la Iglesia, mayoritariamente mujeres, y que entre los temas de más fuerte resonancia en el proceso sinodal, el primer lugar lo ocupó el papel de la mujer en la Iglesia.

III.- Ya en lo femenino:

Es normal que la llamada “Revolución feminista”, que nació en el siglo XIX  y que continúa exitosa en el siglo XXI, golpease las puertas de los tres monoteísmos, el Judaísmo, el Islam y el Cristianismo, considerados baluartes o fortalezas del llamado patriarcado, y con unos textos fundamentales, por ser palabra de Dios, de un “Dios Padre”, tachados por ser de apoteosis masculina. Surge una diferencia entre el cristianismo y los otros dos monoteísmos, pues en los Evangelios la posición de Cristo hacia la mujer no puede ser menos patriarcal y más liberadora, de profundo respeto. Emmanuelle Seyboldt, cristiana protestante y “pastora”, escribió: “Los evangelios presentan a Jesús de una manera que se pudiera calificar de feminista”.

Acaso no tanto, pero son de recordar en sentido favorable a la mujer, episodios evangélicos como el encuentro de Jesús con la mujer samaritana (San Juan, 4, 8-43), la discusión con Marta (Lucas, 10, 38-42) y ese fascinante episodio de Jesús con la mujer adultera (San Juan, 8, 1-11), en el que, sorprendentemente, Jesús escribió en la arena sin saber el qué (“Jesús, inclinándose hacia abajo, escribía con el dedo en la tierra”). Esos tres episodios están magníficamente comentados en la Edición de Antonio Piñero, Los Libros del Nuevo Testamento, editorial Trotta 2022, 2ª edición, páginas 1336 y siguientes, 835 y siguientes, y 1358 y siguientes. A esos tres “episodios”, habrá de añadirse un cuarto, que consta en los cuatro Evangelios canónicos, acerca de la presencia de mujeres, María Magdalena, María la de Jacobo y José, y la madre de los hijos del Zebedeo; un cuarto muy importantes, pues inició el relato acerca de la Resurrección del Señor, esencial en el Cristianismo.

 Mucho y trascendental debió ocurrir para pasar de unos textos tan respetuosos hacia lo femenino, a la realidad, la de la Iglesia católica, de una religión muy clerical a base de varones, denunciado por el mismo Papa y siendo conclusión de la fase sinodal diocesana la denominada superación del clericalismo. Acaso en ello haya un deseo divino, propiciador de la  sequedad vocacional, y que sin las mujeres no sea superable el galopante secularismo. Y aquí procede hacer  tres observaciones:

A).- Los textos de la Biblia judía y del Corán, referidos a la mujer, nada de parecido tienen con los Evangélicos antes indicados, tan de delicadeza femenina. La lectura en clave femenina de los textos judíos y musulmanes han de exigir interpretaciones y hermenéuticas que no precisan los textos cristianos, pues a estos bastará quitarles la roña acumulada y no esconderlos. A dicho efecto sirve de prueba el libro escrito a tres voces por la cristiana Emmanuelle Seyboldt, la judía Floriane Chinsky y la musulmana Kahina Bahloul, titulado Mujeres y dioses, publicado en Francia en 2021 y ahora es muy actual por la conclusión de la fase diocesana del Sínodo. En ese libro se trata de dar respuesta al asunto del papel de las mujeres en las tres religiones, tan marcadas por siglos de patriarcado, y ello a través del diálogo a tres, de  una mujer “pastor” en una Iglesia protestante, de una mujer “rabino” en una Sinagoga judía  y de una mujer “imán” en una Mezquita. Interesante el reportaje sobre Kahina publicado el pasado 17 de junio en ABC,  si bien la apellida indebidamente, Bahlqui.

B).- Se destaca la enorme importancia del clericalismo católico, de alguna equivalencia o parecido al clericalismo musulmán del Chiismo, y no existiendo clérigos ni en el Judaísmo ni en el Sunismo musulmán, pues ni los rabinos ni los ulemas e imanes son clérigos en sentido estricto. Es de señalar lo ocurrido en los años 1980-1990, con la llegada al poder en Irán de los clérigos chiítas encabezados por el ayatollah Khomeyni: una llegada que supuso una conquista del Poder, preocupación y ocupación primordial de hombres clérigos, y, además, una revisión fundamentalista de textos musulmanes y de prácticas, con la consiguiente apoteosis de lo masculino y un endemoniar lo femenino. Basta observar la realidad de las mujeres en Irán, hoy.

 C).- Es de juristas y de Justicia no generalizar sobre clérigos, pues unos o muchos son ejemplares y otros, en especial, los ya en la jerarquía, son del “ordeno y mando”, del abuso de superioridad y del prevalimiento, que encubren el miedo, miedo al otro sexo. Frente a ellos, a las mujeres queda no sólo el reproche, incluso el de las más altas autoridades eclesiásticas, sino también la denuncia por pisotear dignidades humanas. Y traigo a colación la reciente sentencia, de uno de Junio de 2022, la número 544,  de la Sala 2ª del Tribunal Supremo, presidida por el sabio magistrado don Manuel Marchena, discípulo, por cierto, de los jesuitas de Deusto. Y una Sentencia que cita al filósofo Rawls, recordando lo que llamó “el deber de civilidad”, que ha de estar insito en los que dicen estar sujetos al “deber de religiosidad”.

(Deberá continuar con el asunto de los cuerpos, también el de las mujeres, con la peculiaridad cristiana de un Dios encarnado, con ese texto tan peculiar que es El Cantar de los Cantares y con los monoteísmo “liberales” en el Islam y Judaísmo, regidos por mujeres)

Fuente Religión Digital

Biblia, Budismo, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Hinduísmo, Islam, Judaísmo , , , , ,

Más de 360 millones de cristianos son perseguidos en el mundo

Lunes, 25 de julio de 2022

Persecucion_2415968410_15887593_660x371Informe de la ONG ‘Open Doors’ en 50 países

El estudio advierte que en 2022 se registraron los niveles más altos de persecución en 29 años y revela que cada vez más creyentes en Cristo son obligados a huir de sus hogares

Afganistán y Corea del Norte, los país más peligrosos para profesar la fe

El documento, que aborda la situación de la libertad religiosa en 50 países, señala que la cifra de cristianos perseguidos “supone un aumento de 20 millones respecto al año pasado”

“¡Somos sacerdotes, no terroristas!”: Más de 700 sacerdotes nigerianos protestan en el funeral del sacerdote asesinado en Kaduna

Nigeria: ¿Quién y por qué ha puesto a sacerdotes y fieles en el punto de mira?

El presidente de Nigeria condena los últimos asesinatos de sacerdotes en el país

Sor Luisa Dell’Orto, el’ángel de los niños de la calle’, asesinada en Haití:  “Semilla de justicia, fraternidad y paz”

Detienen en Líbano al arzobispo maronita de Haifa y Jerusalén.

Los obispos de Tierra Santa condenan la detención, en Líbano, de Moussa El Hage

Al menos dos muertos en un ataque en Siria durante una celebración cristiana. En  la inauguración de la iglesia de Santa Sofía de Hama

Un reciente informe publicado por la organización internacional Open Doors (Puertas Abiertas) reveló que más de 360 millones de cristianos han sufrido persecuciónen todo el mundo.

 En su “Informe de la Lista Mundial de la Persecución 2022, un documento que aborda la situación de la libertad religiosa en 50 países, Open Doors señaló que la cifra de cristianos perseguidos “supone un aumento de 20 millones respecto al año pasado”.  

Esta cifra representa uno de cada siete cristianos en el mundo”

Open Doors explicó que la lista ordena los países según el nivel de persecución (“alta”, “muy alta” o “extrema”) que enfrentan los cristianos, y describe a detalle estas realidades a través de datos estadísticos y testimonios de habitantes locales.

El estudio, que aborda el periodo de 1 de octubre de 2020 al 30 de septiembre de 2021, revela que este 2022 “se han registrado los niveles más altos de persecución” contra cristianos en los últimos 29 años.

El informe señala que en el periodo estudiado 5.898 cristianos fueron asesinados. Además, 6.175 cristianos fueron detenidos y 5.110 iglesias sufrieron ataques.

El informe indica que la mayoría de casos de persecución se han registrado en Asia y África. Precisa que si bien “en América Latina 1 de cada 15” cristianos sufren persecución, en Asia son 2 de cada 5 cristianos perseguidos y en África, 1 de cada 5 cristianos.

Open Doors señaló en su reporte que el país que presenta mayor persecución contra cristianos es Afganistán, que “reemplaza a Corea del Norte en la primera posición de la lista después de 20 años”.

En Afganistán, “el recién impuesto gobierno talibán” se encarga de perseguir a los cristianos a través de sus instituciones. “Los combatientes talibanes rastrean activamente a los cristianos” de diversas formas, incluso “yendo puerta por puerta”, advierte.

Egipto_Cristianos perseguidos

“Este 2022 se han registrado los niveles más altos de persecución contra cristianos en los últimos 29 años”

“Los hombres cristianos enfrentan a una muerte casi segura si se descubre su fe”, mientras que las mujeres y niñas, si bien sobreviven, corren riesgo de ser violadas, víctimas de trata de personas o “son forzadas a casarse” con talibanes como “botín de guerra”, indica.

Lamentablemente, gran parte de la población cristiana” que huye de esta persecución, se dirige a “regiones rurales o a campos de refugiados”, que también están en la lista de países donde se persigue cristianos, agrega.

El director de Open Doors en España, Ted Blake, explicó en el informe que este incremento de casos envía el mensaje a los extremistas islámicos de que pueden continuar con su “brutal lucha por el poder sin ningún control”.

“Facciones como el Estado Islámico y la Alianza de Fuerzas Democráticas ven ahora su objetivo de un califato islámico— frustrados estos planes en Siria e Irak –como algo nuevamente alcanzable”, indicó.

El informe concluye quela toma de control talibán” en Afganistán “dio un enorme impulso psicológico global a los yihadistas, sobre todo en Asia” de un “futuro triunfo global”.

Una situación similar ocurre en África, donde también operan grupos yihadistas y los gobiernos son débiles como para enfrentar este flagelo. “El África subsahariana sigue siendo el foco de mayor violencia contra cristianos”, precisa.

cristianos-perseguidos_560x280

Además, señala que “el carácter crecientemente ‘desplazado’ o ‘refugiado’ de la Iglesia global aumenta su vulnerabilidad”. Al respecto, precisa que de los 84 millones de desplazados por la fuerza el año pasado muchos son cristianos “que huyen de la persecución”.

“Cientos de miles son víctimas de la violencia islamista, otroshuyen del reclutamiento forzoso, como en Eritrea, o “de conflictos civiles, como en Sudán. También se ven afectados por “la represión estatal” y la “opresión familiar por razón de su fe”, indicó.

El informe también advierte que el modelo chino de control centralizado de la religión prevalece en el mundo”. Al respecto, señala que “bajo la ideología comunista, en América Latina se ha utilizado el pretexto de la pandemia para vigilar e imponer más restricciones a las iglesias”.

En Cuba, después de las protestas masivas de julio, los líderes protestantes y católicos que reclamaban justicia social fueron arrestados, torturados y fuertemente sancionados. También en Nicaragua y Venezuela los partidos gobernantes promovieron campañas de difamación contra los obispos católicos, cancelaron los permisos de registro de las iglesias y clausuraron algunas”, indica.

Además, señala que los gobiernos autoritarios, así como las bandas criminales, se aprovechan del Covid para debilitar la Iglesia” en el mundo. “En Vietnam, por ejemplo, agentes estatales y no estatales utilizaron los brotes de Covid-19 para difamar las iglesias, llegando a promover acciones legales contra una de ellas”, señala.

Finalmente, precisa que la visita del Papa Francisco a Irak, “un país masacrado por el Estado Islámico, ha sido calificada de éxito” y “sirvió para animar a más cristianos a volver para la reconstrucción”.

 

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General , , ,

“El cristianismo de María Magdalena” por Juan José Tamayo, teólogo.

Viernes, 22 de julio de 2022

mary-magdalene-6e5a131d0dc85e1439fe556313b910251421f22f-s6-c30El Papa Francisco elevó la Memoria de María Magdalena, convirtiéndola en fiesta, que se celebrará todos los años el 22 de Julio. Por eso, para este día, recomendamos la lectura de los artículos, muchos, que hemos dedicado a la figura de la Apostolorum Apostola, y refrescamos este que leímos en la página web de Redes Cristianas

En su obra La Ciudad de las Damas, de principios del siglo XV, la escritora francesa Christine de Pisan constataba la disparidad entre la imagen negativa de los varones sobre las mujeres y el conocimiento que tenía de sí misma y de otras mujeres. Los varones afirmaban que el comportamiento femenino estaba colmado de todo vicio; juicio que en opinión de Christine demostraba bajeza de espíritu y falta de honradez. Ella, por el contrario, tras hablar con muchas mujeres de su tiempo que le relataron sus pensamientos más íntimos y estudiar la vida de prestigiosas mujeres del pasado, les reconoce el don de la palabra y una inteligencia especial para el estudio del derecho, la filosofía y el gobierno.

La situación de entonces se repite hoy en la mayoría de las religiones, que se configuran patriarcalmente y nunca se han llevado bien con las mujeres. Estas no suelen ser consideradas sujetos religiosos ni morales, por eso se las pone bajo la guía de un varón que las lleve por la senda de la virtud. Se les niega el derecho a la libertad dando por supuesto que hacen mal uso de ella. Se les veta a la hora de asumir responsabilidades directivas por entender que son irresponsables por naturaleza. Son excluidas del espacio sagrado por impuras. Se las silencia por creer que son lenguaraces y dicen inconveniencias. Son objeto de todo tipo de violencia: moral, religiosa, simbólica, cultural, física, etc.

Sin embargo, las religiones difícilmente hubieran podido nacer y pervivir sin ellas. Sin las mujeres es posible que no hubiera surgido el cristianismo y quizá no se hubiera expandido como lo hizo. Ellas acompañaron a su fundador Jesús de Nazaret desde el comienzo en Galilea hasta el final en el Gólgota. Recorrieron con él ciudades y aldeas anunciando el Evangelio (=Buena Noticia), le ayudaron con sus bienes y formaron parte de su movimiento.

La teóloga feminista Elisabeth Schüssler Fiorenza ha demostrado en su libro En memoria de ellaque las primeras seguidoras de Jesús eran mujeres galileas liberadas de toda dependencia patriarcal, con autonomía económica, que se identificaban como mujeres en solidaridad con otras mujeres y se reunían para celebrar comidas en común, vivir experiencias de curaciones y reflexionar en grupo.

El movimiento de Jesús era un colectivo igualitario de seguidores y seguidoras, sin discriminaciones por razones de género. No identificaba a las mujeres con la maternidad. Se oponía a las leyes judías que las discriminaban, como el libelo de repudio y la lapidación, y cuestionaba el modelo de familia patriarcal. En él se compaginaban armónicamente la opción por los pobres y la emancipación de las estructuras patriarcales. Las mujeres eran amigas de Jesús, personas de confianza y discípulas que estuvieron con él hasta el trance más dramático de la crucifixión, cuando los seguidores varones lo abandonaron.

En el movimiento de Jesús las mujeres recuperaron la dignidad, la ciudadanía, la autoridad moral y la libertad que les negaban tanto el Imperio Romano como la religión judía. Eran reconocidas como sujetos religiosos y morales sin necesidad de la mediación o dependencia patriarcal. Un ejemplo es María Magdalena, figura para el mito, la leyenda y la historia, e icono en la lucha por la emancipación de las mujeres.

A ella apelan tanto los movimientos feministas laicos como las teologías desde la perspectiva de género, que la consideran un eslabón fundamental en la construcción de una sociedad igualitaria y respetuosa de la diferencia. María Magdalena responde, creo, al perfil que Virginia Woolf traza de Ethel Smyth: “Pertenece a la raza de las pioneras, de las que van abriendo camino. Ha ido por delante, y talado árboles, y barrenado rocas, y construido puentes, y así ha ido abriendo camino para las que van llegando tras ella”.

Las mujeres fueron las primeras personas que vivieron la experiencia de la resurrección, mientras que los discípulos varones se mostraron incrédulos al principio. Es esta experiencia la que dio origen a la Iglesia cristiana. Razón de más para afirmar que sin ellas no existiría el cristianismo. No pocas de las dirigentes de las comunidades fundadas por Pablo de Tarso eran mujeres, conforme al principio que él mismo estableció en la Carta a los Gálatas: “ya no hay más judío ni griego, esclavo ni libre, varón o hembra”.

Sin embargo, pronto cambiaron las cosas. Pedro, los apóstoles y sus sucesores, el papa y los obispos, se apropiaron de las llaves del reino, se hicieron con el bastón de mando, que nada tenía que ver con el cayado del pastor para apacentar las ovejas, mientras que a las mujeres les impusieron el velo, el silencio y la clausura monacal o doméstica. Eso sucedió cuando las iglesias dejaron de ser comunidades domésticas y se convirtieron en instituciones políticas e Iglesia.

¿Cuándo se reparará tamaña injusticia para con las mujeres en el cristianismo? Habría que volver a los orígenes, más en sintonía con los movimientos de emancipación que con las Iglesias cristianas de hoy. Es necesario cuestionar la primacía –el primado- de Pedro, que implica la concentración del poder en una sola persona e impide el acceso de las mujeres a las responsabilidades directivas compartidas.

Hay que recuperar el discipulado de María Magdalena, “Apóstol de los Apóstoles, como la llama Elisabeth Schüssler en un artículo del mismo título pionero en las investigaciones feministas sobre el Testamento cristiano, en referencia al reconocimiento que se le daba en la Antigüedad cristiana. Es necesario revivir, refundar el cristianismo de María Magdalena, inclusivo de hombres y de mujeres, en continuidad con los profetas y las profetisas de Israel y con el profeta Jesús de Nazaret, pero no con la sucesión apostólica, de marcado acento jerárquico-patriarcal.

Un cristianismo olvidado entre las ruinas valladas de la ciudad de Magdala, lugar de nacimiento de María Magdalena, que visité hace tres años, a siete kilómetros de Cafarnaún, donde tuvo su residencia Jesús de Nazaret durante el tiempo que duró su actividad pública. En las excavaciones que se llevan a cabo en Magdala se descubrió en 2009 una importante sinagoga Ahí se encuentra la memoria subversiva del cristianismo originario liderado por Jesús y María Magdalena, que fue derrotado por el cristianismo oficial.

Pero de aquel cristianismo sepultado bajo esas ruinas emerge un cristianismo liberador vigoroso, desafiante, y empoderado a través de los movimientos igualitarios que surgen en los márgenes de las grandes iglesias cristianas, como surgió en los márgenes el primer movimiento de Jesús, de María Magdalena y de otras mujeres que le acompañaron durante los pocos meses que duró su actividad pública..

Es necesario heredar la autoridad moral y espiritual de María de Magdala como amiga, discípula, sucesora de Jesús y pionera de la igualdad. En definitiva, Jesús Nazaret, María Magdalena, Cristina de Pisan, Virginia Woolf, los movimientos feministas, las comunidades de base y la teología feminista de las religiones caminan en dirección similar. Por ahí han de ir las nuevas alianzas, creadas desde abajo y no desde el poder, en la lucha contra la violencia de género y la exclusión social de las mujeres.

+++

Juan José Tamayo es miembro del Comité Científico del Instituto Universitario de Estudios de Género de la Universidad Carlos III de Madrid y autor de Cincuenta intelectuales para una conciencia crítica (Fragmenta, Barcelona, 2013) y de Invitación a la utopía. Ensayo histórico para tiempos de crisis (Trotta, Madrid, 2012), que tiene un capítulo dedicado a la utopía feminista.

Biblia, Espiritualidad , , , , , , , , ,

¿Quién calmará nuestra ira?

Martes, 19 de julio de 2022

manos-sucias-hogar-pobre-hombre-pan-sociedad-capitalismo-moderno_140289-16“El cristianismo presenta en este sentido un razonamiento imbatible”

“Fluye la convicción de que la historia dirigida en términos de ‘capitalismo universal’, no ofrece salida ni para la mayoría de la gente, ni para las generaciones futuras, ni para la casa común”

“La impresión es que la voz más atrevida, la que dice que no hay más salida que el caos, tiene un eco que para sí quisieran otras. Ya, sí, quizá, pero ¿quiénes la acaban pagando y cuánto en cada caso? No olviden esta pregunta. Las víctimas”

“Es vieja la queja que aquí planteo, pero en la memoria colectiva tiene que quedar a fuego que el hambre y la sed de justicia para todos es el primer presupuesto ético indiscutible de la vida humana en común”

“El cristianismo presenta en este sentido un razonamiento imbatible para identificar por qué el bien común justo: responder las preguntas de convivencia desde el hambre y la sed de justicia para todos”

A menudo salta a los medios la voz de algún renombrado hombre o mujer de la cultura cuya palabra nos deja por su sencillez y acierto conmocionados. De alguna forma, todos aspiramos a dar con ese autor de referencia que nos confirma en lo que intuimos. También conocemos personas cuya manía es siempre llevar la contraria al común y adoptar posiciones o explicaciones inesperadas. Sorprender, para bien o para mal, siempre es una habilidad.

Pero ¿cómo pondremos algún orden en el revuelto de ideas si todo vale igual y lo mismo? Porque el derecho a decir lo que uno quiera, en uso de la legítima libertad de expresión, es el no va más sobre la palabra, pero el valor del contenido de lo dicho, esa es otra cuestión.

Es clásico recordar que las personas somos absolutamente respetables y con un derecho inalienable a decir, pero nuestros dichos siempre son absolutamente discutibles. Esta realidad de opiniones y juicios, venidos de todos los lados y en todos los modos imaginables, nos coloca en una posición difícil para ordenar cuidadosamente la palabra sobre qué supone, por ejemplo, la salida justa de una sucesión de crisis como las ahora encadenadas; o qué pensar de la forma como se enreda el mundo en un cruce de potencias que se disputan la hegemonía económica y militar; o si en la guerra estamos en un lado de palabra y en otro con los hechos; o, y es otro ejemplo, si las religiones tienen un futuro, sean las históricas renovadas o las nuevas espiritualidades que podrían llegar, si al ser humano le es imposible vivir sin buscar un sentido último a la existencia, a menos que le obliguen a dejar de ser humano; o, por fin, si nuestra voluntad de vivir en libertad es imposible, porque el modo social capitalista, concentrado al máximo en poderes opacos que a nadie dan cuenta, se lo impide a la inmensa mayoría del común.

En este contexto, la impresión es que la voz más atrevida, la que dice que no hay más salida que el caos, porque cuanto peor, mejor para todos, y porque si todo estalla, podremos empezar de nuevo con alguna posibilidad de dar con algo nuevo, tiene un eco que para sí quisieran otras. Ya, sí, quizá, pero ¿quiénes la acaban pagando y cuánto en cada caso? No olviden esta pregunta. Las víctimas.

Evidentemente, lo dicho no significa que lo pensemos a cada paso, pero en el ambiente fluye la convicción de que la historia dirigida en términos de “capitalismo universal”, no ofrece salida ni para la mayoría de la gente, ni para las generaciones futuras, ni para la casa común, nuestra pequeña Tierra. Parecería entonces que, con cierta facilidad, habríamos de movilizarnos en torno a objetivos tan claros como universales. Obra, empuja y acuerda un modo de vida, en libertades, paz, consumo y uso de la Tierra, que te asegure entregarla a las generaciones futuras, ¡tus hijos e hijas, tus nietos y nietas!, en unas condiciones como, al menos, tú la recibiste y vigila que no los arruinas con tus opciones de hoy. Algo así es el principio de justicia si dices que estás de su parte y los amas.

Esta pequeña progresión para deslindar quiénes somos los humanos, y si respetamos esa dignidad que nos reconocemos, es una reflexión repetida, lo sé, pero a la vez cuestionada y negada. Nada puede decirse de una democracia y sociedad humana de bien si damos por buena la desigualdad incontable en que se asienta, o la importancia de una guerra por su distancia a nuestra casa. La idea de que vamos a empujar por un mundo tan digno, que no acepte la injusticia contra los otros más débiles que yo, no puede causar desprecio por parecer una quimera de niños o poetas. La pregunta primera de toda persona digna no es si me respetan en los derechos fundamentales, sino si me respetan en los derechos de los otros más débiles que yo; y, solo, porque han nacido en otra tierra, otra sociedad y otra familia. Sin elegir y sin haber errado en nada, a unos nos viene una condición social, -ojo, es el sustrato material de la dignidad-, y a otros les toca otra mucho peor, y, entonces, todo el lenguaje ético de mi sociedad está viciado por un mentira original. Así nace el artificio de la libertad en una sociedad moderna, la que da por inevitable lo que hay, un desorden social bien engrasado para que reproduzca posiciones heredadas de centro y periferia.

Es vieja la queja que aquí planteo, pero en la memoria colectiva tiene que quedar a fuego que el hambre y la sed de justicia para todos es el primer presupuesto ético indiscutible de la vida humana en común; el único que hace justicia a todos, lo pretende, sin dejarse generalizar en un universalismo tramposo.

El cristianismo presenta en este sentido un razonamiento imbatible para identificar por qué el bien común justo (el que dota de equidad a la vida social de todos) supera claramente al interés general (el que se conforma con atender a la mayoría social de peso). No es poco ni pequeño este último objetivo, apenas perseguido en serio, pero la ética social desde los más ignorados y desposeídos tiene otra medida para hablar de la paz: responder las preguntas de convivencia desde el hambre y la sed de justicia para todos.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad , , , ,

“ Cristianos ¿de derecha o de Izquierda?”, por Consuelo Vélez.

Viernes, 15 de julio de 2022

Llegaron-elecciones-generales_2116598337_13555152_660x371De su blog Fe y Vida:

“Ojalá aprendamos de estas elecciones que la política evoluciona para salir de esos prejuicios preestablecidos”

Ya pasó una semana desde las elecciones presidenciales en Colombia y parece que la hecatombe profetizada por algunos no se ha dado

Los cristianos han de participar en política como parte de la dimensión social de su fe. No pueden ser neutrales -porque la neutralidad no existe- y porque todos, como ciudadanos, hemos de tomar alguna decisión para ejercer el derecho al voto

Lo que más me sorprendió fue todo lo que se tejió alrededor de las bendiciones y rituales que tanto Petro como Francia recibieron de los pueblos indígenas. Se consideraron brujería, maleficio, prácticas demoniacas, etc.

Consuelo Vélez

Ya pasó una semana desde las elecciones presidenciales en Colombia y parece que la hecatombe profetizada por algunos no se ha dado. Curiosamente, más de un partido que podría ser de oposición, está acercándose al Pacto Histórico para sumar fuerzas. Ojalá que todo esto sirva para llevar a cabo el programa propuesto y, verdaderamente, se puedan abrir caminos para construir una Colombia con justicia social y en paz. No faltarán las dificultades y, muy seguramente, estaremos escribiendo en estas páginas, sobre las incoherencias que encontremos. Veremos que sigue pasando.

Pero, a propósito de todo lo vivido, surge la pregunta por la línea que deben tener los cristianos en política. Algunos afirman que lo importante es Dios y por eso ellos no se meten en política y se limitan a rezar por el país. Incluso lo fundamentan en la cita en que a Jesús le presentan una moneda que tenía la imagen del César, preguntándole si hay que pagar impuestos. Él responde: “den al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios (Mt 22, 21). Con esta cita fundamentan que religión y política no se relacionan. Esto es un error. En realidad, la cita se refiere a que Jesús afirma que el único que merece adoración es Dios y no el César y por eso al ver la imagen del César en la moneda, denuncia la usurpación que este ha hecho del lugar que solo corresponde a Dios. Por tanto, ese argumento esta desenfocado, solo que a la Biblia se le hace decir lo que no dice, por falta de una interpretación adecuada con los avances actuales de la hermenéutica bíblica.

Lo que sí podemos afirmar que es los cristianos han de participar en política como parte de la dimensión social de su fe. No pueden ser neutrales -porque la neutralidad no existe- y porque todos, como ciudadanos, hemos de tomar alguna decisión para ejercer el derecho al voto. No hacerlo es falta de compromiso con el destino de nuestros pueblos. Más aún, como bien lo expresó el papa Francisco en su última encíclica Fratelli Tutti (n. 180), la política “es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común”. Por supuesto esto no quiere decir que toda persona ha de militar en un partido, pero no puede ser ajena a discernir a quien elegir en cada contienda electoral.

Pero aquí viene la pregunta que encabeza esta reflexión: los cristianos han de ser ¿de derecha o de izquierda? La respuesta es que cada persona escogerá la postura que crea adecuada, incluidas todas las demás opciones, pero haciéndolo con los fundamentos válidos para ello. Ahora bien, lo que quiero remarcar y que, parece siguió vigente en estas elecciones, es que muchos creen que la única opción para el cristiano es ser de derecha. A la izquierda la identifican con el demonio. Así lo expresaron, insistentemente, bastantes clérigos y laicos en sus charlas, predicaciones e intervenciones en las redes sociales. Y lo ambiguo es que, en ciertos imaginarios eclesiásticos, estas intervenciones no parecen ser negativas, no se critican, no se consideran violentas, agresivas e incluso falsas. Y aquí es donde viene el cuestionamiento profundo sobre la mentalidad tan condicionada y fundamentalista que, a veces, se alimenta en ciertos sectores de Iglesia.

Escuché a varios clérigos afirmar una y otra vez que Gustavo Petro era guerrillero y por eso no se podía votar por él. Petro fue guerrillero y se reinsertó sin violar ni una sola vez esa opción. ¿Dónde queda la misericordia que proclama el evangelio? ¿qué apertura a garantizar una nueva oportunidad? ¿Cómo superar desde el diálogo las divisiones que arrastramos desde hace tantas décadas?

Ni que decir de las posturas frente a Francia Márquez. Eso de amor a los pobres, del compromiso hacia ellos, del cuidado de la casa común, no parece que fuera la agenda de la vida cristiana. Mucho clasismo, racismo, y aporofobia (desprecio a los pobres) fue lo que escuché y leí de gente que se precia de ser de Iglesia.

Pero lo que más me sorprendió fue todo lo que se tejió alrededor de las bendiciones y rituales que tanto Petro como Francia recibieron de los pueblos indígenas. Se consideraron brujería, maleficio, prácticas demoniacas, etc. Y así lo afirmaron en programas radiales y televisivos “muy católicos”. Pareciera que no conocen nada del respeto a las diferentes culturas y menos del valor y sentido de sus tradiciones ancestrales. Parece que no saben tampoco de la exigencia del diálogo interreligioso y de que un signo de los tiempos es la necesidad de aceptar, acoger y respetar la pluralidad.

E502B1DD-55AF-4C85-A9C9-9F76D6351762


Gustavo Petro y Francia Márquez

Esta campaña se caracterizó como de muchos odios y actitudes violentas frente a los contrincantes. Pero de eso no se escaparon los cristianos. La violencia contra la izquierda fue demasiado grande. La benevolencia con la derecha fue también demasiado grande. Fue tanta que, por ejemplo, aunque Rodolfo Hernández dijo que apoyaba todas las políticas para favorecer las poblaciones de diversidad sexual, parece que eso ni se consideró a la hora de valorar las propuestas de la derecha, aunque siempre ese aspecto moral es el que se esgrime para no votar por las izquierdas.

Las izquierdas no son, en la actualidad, comunismo, ni el comunismo es el diablo en persona, ni la derecha es garantía de los valores cristianos, ni la ultra derecha es la postura cristiana válida

Todo lo dicho es de algunos sectores y, afortunadamente muchos otros no son así. Pero si conviene tomar conciencia que aunque hay que respetar la opción política de cada persona, es necesario quitar tantos prejuicios alimentados sobre la izquierda -que casi siempre parece con más valores cercanos al evangelio, aunque haya errores y contradicciones, como en todo lo humano-, y desmitificar la bondad de la derecha que no es tan cierta como se quiere hacer ver, porque si hay un sistema económico que ha llevado a tanta pobreza, ha sido el mantenido por las derechas, no solo en Colombia sino en tantos países latinoamericanos.

En fin, los cristianos no necesariamente han de ser de derecha o de izquierda, mejor aún, han de evolucionar porque las izquierdas no son, en la actualidad, comunismo, ni el comunismo es el diablo en persona, ni la derecha es garantía de los valores cristianos, ni la ultra derecha es la postura cristiana válida. Convendría que muchos cristianos se liberaran de esa mentalidad tan cerrada, tan fundamentalista, tan conservadora, tan moralista, que tanto se alimenta y se ha visto en esta campaña, para contribuir a la construcción de un mejor país. Me parece que la gente no se aleja de la Iglesia, sino que la Iglesia se aleja de la gente y por eso no me extraña que jóvenes, intelectuales, mujeres y, especialmente, el pueblo que lucha por sus derechos, no encuentre en la Iglesia un interlocutor válido con quien puedan “caminar juntos”. La sinodalidad no es cosa de llevarnos mejor los que participamos de espacios eclesiales, es una Iglesia que sabe vivir su fe en medio del mundo y no clasifica el mundo en izquierdas trasnochadas o derechas católicas, sino que entiende el sentir del pueblo de Dios en cada momento histórico y se dispone a acompañar su caminar. Ojalá también aprendamos de estas elecciones que la política evoluciona para salir de esos prejuicios preestablecidos sobre derechas e izquierdas y, en este caso concreto, sepamos acompañar este gobierno progresista (no de izquierda, no comunista, no guerrillero, etc.), deseando que le vaya bien para que nos vaya bien a todos.

Espiritualidad , , , , ,

Hacia un idolatría de la Eucaristía.

Domingo, 19 de junio de 2022

lidolatrie-de-leucharisrie

[…] El mismo Cristo  debe asfixiarse en nuestros ostensorios de oro, en nuestros cálices incomparables, en nuestros copones incrustados de joyas, Él quiso sólo la paja del Pesebre o la madera de la cruz. El culto exagerado de la Eucaristía tiende a hacer de nuestras iglesias templos paganos.

*

Louis Evely

***

Condúceme de lo irreal a lo real, condúceme de las tinieblas a la luz, condúceme de la muerte a la inmortalidad.

*

Brihadaranyaka Upanishad

***

Una liturgia sin compromiso místico

Los faraones de Egipto han sido divinizados y los monumentos no dejan de representar su investidura divina. Cuando, más tarde, Alejandro el Grande conquistó Egipto, no creyó que pudiera asegurar su dominación sobre las colonias sin hacerse reconocer como Dios. Del mismo modo los emperadores romanos, para consolidar la unidad de su imperio, aceptaron, luego finalmente impusieron, esta divinización de Roma y de su persona.

Pero esta divinización del faraón provocaba también, casi necesariamente, la “faraonización” de dios. Había una simbiosis, una suerte de comunidad de vida en la que las reacciones eran recíprocas y, finalmente, la imagen de la divinidad se amoldaba a la del faraón divinizado.

¿Hasta qué punto esta situación ha sido reproducida a lo largo de los siglos, incluso en el pensamiento de Israel? ¿En qué medida nuestra liturgia no guarda vestigios de este intercambio ambiguo entre la realeza terrestre y la realeza divina? ¿Hasta qué punto incluso el concepto de la realeza divina no es simplemente una emanación de la realeza humana?

¿En qué medida, en Bizancio, la liturgia de Palacio y la liturgia de Santa Sofía no coincidían en una misma imagen, donde la realeza divina y la realeza humana se confundían de nuevo?

Y en qué medida nuestra liturgia no es todavía una supervivencia de las liturgias reales que no comprometen nunca el fondo del alma? ¿No podemos pensar, a veces, que en nuestra misma liturgia, se trata de rendir homenaje a un soberano, de procesiónar alrededor de su altar, de erigirle un santuario dedicado a él, y una vez hecho esto, queda con Dios, todo esto que puede realizarse y celebrar sin ninguna especie de compromiso místico?

Algo extremadamente peligroso

Es evidente que, si el hombre de la calle es tan a menudo completamente extraño a lo que pasa en nuestras iglesias, es porque no pasa allí ningún acontecimiento susceptible de tocarlo aunque sea un poco. El no se siente allí de ninguna manera alcanzado y concernido a lo más íntimo de él mismo.

Hay una religión aparente que  no asume compromiso profundo. Esto es extremadamente grave, y podemos preguntarnos hasta qué punto esto no es a causa de la Eucaristía que llegamos a una confusión tan radical sobre la esencia misma del mensaje de Jesús.

Una especie de materialismo religioso, el peor de todos; puede trágicamente establecerse alrededor de la Eucaristía; tenemos un catalizador de paladio, un pararrayos celeste, sobre la casa, podemos dormir tranquilo, Dios está allí en su cajita y lo tenemos constantemente a nuestra disposición.

¿Nos hemos cuestionado suficientemente sobre  el valor de nuestras comuniones? ¿sobre el valor de esos niños? ¿Qué producen? ¿Qué cambian?

En las comuniones sin compromiso, donde se cuenta con el opus operatum (un efecto producido infaliblemente por el hecho de que se recibe el sacramento), en las comuniones donde mecánicamente se debe ser santificado porque se abrió la boca o se tendió la mano para recibir la hostia: hay allí algo extremadamente peligroso porque no se ve en absoluto toda la exigencia que está en la base de una conversión verdadera, y que supone a un nuevo nacimiento; no vemosen absoluto la exigencia de la comunión que implica esta transformación radical donde se pasa del mí posesivo al mi oblativo. Incluso, ¿cuántos sacerdotes  que celebran la misa cada día todavía pueden, quizá, estar todavía allí?

Resituar la Eucaristía en la perspectiva evangélica

Debemos pues resituar la Eucaristía, hay que situarla allí dónde la vida de la Iglesia debe encontrar su unidad, hay que situarla en su sitio, es decir en la perspectiva evangélica que se nos impone en los últimos encuentros del Señor con sus discípulos.

La última consigna que resuena en todas las páginas delrelato joánico, es que os améis unos a otros como yo os he amado. Y esta consigna es también el criterio que hace reconocer a los discípulos de Jesús: ” en esto os reconocerán que sois mis discípulos, si os amais los unos a los otros.

Y para dar una lección a sus discípulos, Jesús les lavó los pies. “Esto es lo que es amar a tu prójimo: lo que he hecho es para que hagáis vosotros lo mismo los unos a los otros”.

Por extraño que pueda parecer, la Eucaristía parece haber desaparecido, ni siquiera se nombra en este lugar, ¿por qué? Debido a que está implícita en esta mandato (lavatorio de los pies). Está implícitamente contenida en el mandato y en la consigna final del Señor: “Amaos los unos a los otros”, ya que es exactamente la misma cosa.

“Os conviene que yo me vaya “

Recordemos las trágicas palabras de Jesús en el discurso después de la Última Cena: “Es bueno que yo me vaya porque, si no me voy, el Paráclito, el Espíritu Santo, no vendrá a a vosotros”. ¿Cómo no ver en estas palabras la confesión de un fracaso? Jesús nunca convirtió a nadie … ¡a nadie! Ni la muchedumbre, ni los sacerdotes, ni las autoridades, ni Herodes ni sus discípulos, ni incluso el discípulo amado que se dormirá como los otros enseguida en el Jardín de la Agonía: no ha convertido a nadie.

Y la llamada suprema que les dirige  a sus discípulos en el lavamiento de los pies se quedará sin eco: no comprenden que el reino de Dios está dentro de ellos mismos.

No comprenderán que es para hacer nacer este reino interior que Jesús se arrodilla delante de ellos para lavarles los pies, y no comprenden  que es para arrancar la piedra de nuestros corazones que Jesús muere sobre la cruz. Y la última pregunta que le harán a Jesús justo antes de la Ascensión será significativa de esta total  incomprensión.

¡La humanidad de Jesús debe pues desaparecer! Y es sólo en lo invisible, en el fuego del Pentecostes, como encontrarán a su Maestro como una presencia interior, no lo verán en lo sucesivo ya más delante de ellos sino dentro de ellos, y es en aquel momento cuando lo reconocerán. ¿Podemos desde entonces imaginar un solo instante que Nuestro Señor nos haya dado la Eucaristía para que refabriquemos con este sacramento un culto idolátrico, para que pudiéramos poseerlo allí, al alcance de nuestra mano, encerrándole en una caja para que nos pertenezca? ¿ Podemos concebir un materialismo igual por parte del Señor? ¿Cómo podemos imaginar que les hubiera robado su presencia visible a los Apóstoles para restituirnos en la hostia un foco de idolatría, como si pudiéramos disponer de Dios como el resultado de un objeto? Es absolutamente imposible, es exactamente lo contrario que sucede cuando Jesús nos da la Eucaristía.

*

Maurice Zundel

La Rochette, 1963

(Fuente)

4107742-lg

***

En aquel tiempo, Jesús se puso a hablar al gentío del reino de Dios y curó a los que lo necesitaban.

Caía la tarde, y los Doce se le acercaron a decirle:

“Despide a la gente; que vayan a las aldeas y cortijos de alrededor a buscar alojamiento y comida, porque aquí estamos en descampado.”

Él les contestó:

“Dadles vosotros de comer.”

Ellos replicaron:

“No tenemos más que cinco panes y dos peces; a no ser que vayamos a comprar de comer para todo este gentío.”

Porque eran unos cinco mil hombres.

Jesús dijo a sus discípulos:

“Decidles que se echen en grupos de unos cincuenta.”

Lo hicieron así, y todos se echaron.

Él, tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición sobre ellos, los partió y se los dio a los discípulos para que se los sirvieran a la gente. Comieron todos y se saciaron, y cogieron las sobras: doce cestos.

*

Lucas 9, 11b-17

***

El milagro de la multiplicación de los panes tiene lugar allí donde en el pueblo de Dios se escucha la Escritura cuya exégesis mesiánica nos proporcionó Jesús, y, por consiguiente, allí donde se respeta la Escritura y se obedece su Palabra, que encuentra su expresión actual en la asamblea de la comunidad.

Eso significa: allí donde se vive la vida cotidiana bajo el lema de la voluntad de Dios […]. El milagro de la multiplicación de los panes tiene lugar allí donde se celebra el banquete mesiánico, al que Jesús quiso invitarnos precisamente a todos, a los justos y a los pecadores, a los sanos y a los enfermos, a los invitados de la primera hora y a los que se quedan mirando los toros desde la barrera, es decir, allí donde se ha hecho posible, a continuación, la integración y la unanimidad de aquellos que quieren ponerse al servicio ae la construcción del pueblo de Dios. Eso significa: allí donde al convivium, o sea, al banquete de la eucaristía, le corresponde de nuevo el convivir, o sea, la convivencia de los creyentes que precede y sigue a la eucaristía, y encuentra su síntesis festiva en la celebración de semana en semana, de una fiesta a la otra.

El milagro de la multiplicación de los panes tiene lugar allí donde se vuelve vital la fe en que el hombre no vive sólo de pan, sino que vive, en primer lugar, de la Palabra de Dios, de su promesa y de la voluntad de aquel que se ha creado un pueblo al que debe llevar a una tierra que mana leche y miel. Eso significa que el milagro tiene lugar asimismo allí donde los creyentes se atreven a dar pruebas de su propia fe y a ponerla a prueba.

*

R. Pesch,
Il miracolo della moltiplicazione dei pañi. C’é una soluzione per la fame nel mondo?,
Brescia 1997, pp. 182ss, passim.

***

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , , ,

El legislador demócrata Ted Lieu señala lo evidentemente obvio sobre Jesucristo y la homosexualidad

Sábado, 18 de junio de 2022

825EAEE8-7B2D-4736-942A-963513057D16El demócrata Ted Lieu derrotó a los legisladores republicanos al recitar lo que Jesucristo realmente dijo sobre la homosexualidad en un brillante discurso ante la Cámara de Representantes de California. (C-Span)

El demócrata de California Ted Lieu educó absolutamente a los legisladores que se enfocan en la comunidad LGBTQ+ al presentar lo que Jesucristo realmente dijo sobre la homosexualidad.

Lieu estaba hablando ante sus colegas en la Cámara cuando mencionó la “ola histórica de proyectos de ley dirigidos a [los] derechos de los adolescentes LGBTQ+, los niños y sus familias” que están siendo impulsadas por el Partido Republicano.

También hizo referencia a un artículo del Washington Post en el que algunos republicanos expresaron sus temores por el aumento de proyectos de ley anti-LGBTQ+ y cómo tales medidas iban acompañadas de una retórica de odio.

Luego, en un momento verdaderamente monumental, Ted Lieu decidió agregar otra capa al diálogo haciendo referencia a lo que la mayoría de los legisladores republicanos suelen usar para impulsar su vil legislación anti-LGBTQ+: la religión.

“Pensé en recitarles lo que Jesucristo dijo sobre la homosexualidad”, declaró Lieu.

Normalmente, tal declaración sería seguida por una lista de ejemplos o tal vez incluiría una fuente bíblica como suelen hacer los expertos de derecha.

Pero Lieu se quedó allí en el podio, mirando a sus compañeros legisladores en completo y absoluto silencio. Nada, absolutamente nada durante unos 20 potentes segundos antes de que cediera la palabra.

La poderosa declaración de Lieu fue parte de un discurso de un minuto en el que los miembros de la Cámara pueden dirigirse a sus compañeros legisladores en un breve discurso antes o después del día legislativo.

Honestamente, Internet estaba aquí para que Ted Lieu leyera a sus colegas republicanos sobre lo que Jesucristo realmente tenía que decir sobre la comunidad LGBTQ+.

Los legisladores conservadores han introducido una larga lista de medidas en los parlamentos de los EE. UU. para atacar y estigmatizar a la comunidad LGBTQ+, con muchos proyectos de ley dirigidos directamente a los jóvenes trans.

Al menos 18 estados han aprobado leyes que impiden que los niños trans practiquen deportes con sus compañeros. Este año, Oklahoma y Alabama aprobaron leyes que restringen cómo los niños trans pueden acceder al baño correcto.

Varias declaraciones han prohibido la provisión de atención de afirmación de género para niños trans, que los investigadores han argumentado una y otra vez que “salva vidas para jóvenes con diversidad de género. En abril, Alabama se convirtió en el primer estado de los EE. UU. en convertir en delito grave que los profesionales médicos brinden dicha atención.

Además, varios estados han introducido legislación que censura la discusión de temas LGBTQ+ en las escuelas. Florida fue pionera en una legislación tan odiosa después de que el virulento gobernador anti-LGBTQ+, Ron DeSantis, firmara el proyecto de ley estatal “No digas gay” en marzo.

Han surgido proyectos de ley imitadores de “No digas gay o trans” en los EE. UU., y una de esas leyes se aprobó en Alabama junto con varias otras medidas anti-trans.

Pink News

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

A lo mejor tiene razón.

Jueves, 9 de junio de 2022

clericalismoDel blog de Isabel Gómez Acebo:

23.05.2022

Un amigo respondió a mi último blog sobre el espectacular avance de los evangélicos en Brasil diciéndome algunas cosas interesantes. Había trabajado en muchos proyectos en América del Sur promovidos por una ONG y me advertía que mi noticia sobre Brasil se podía extender a muchos otros países de América Latina. Aseguraba que algunos problemas venían porque los pastores protestantes estaban involucrados con el pueblo al que pertenecían, tenían esposa e hijos y podían hablar en primera persona de los problemas de la educación, los efectos de la droga en los adolescentes, los embarazos prematuros de las jóvenes y otras vicisitudes por las que atraviesan las comunidades. No era que el sacerdote católico estuviera apartado de estos temas, pero se consideraba que los vivía más de lejos pues con frecuencia había llegado catapultado de otras tierras y al cabo de un tiempo lo mandaban a otro lugar

            Los vecinos lo miraban con deferencia, pero no lo consideraban uno de ellos. Al pairo de esta reflexión recuerdo que un canon del Derecho Canónico habla de que los sacerdotes tienen otra esencia que el resto de los fieles. Comentando en broma este tema, le dije a un amigo sacerdote que mi esencia era Chanel número 5 y le preguntaba cuál era la suya. Se rió porque no consideraba que fueran distintas pero el canon dejaba claro que la esencia de los clérigos era mejor, más valiosa. Si a esto unimos que muchas ordenaciones sacerdotales marcaban el hecho de que el ordenando se debía apartar del mundo nos coloca en una situación distante y superior del sacerdote frente al pueblo que tiene que pastorear.

celibato

            Esta situación la trató de arreglar el concilio Vaticano II hablando del pueblo de Dios y dando más valor al laicado, pero no se trabajó el tema del sacerdocio, con la consecuencia del abandono de los hábitos por muchos clérigos desconcertados. Unos años más tarde se produjo la involución que muchos conocemos y que nos ha colocado en esta situación. No es menos cierto que en los países pobres los chicos jóvenes entran en el seminario para conseguir estudios al mismo tiempo que subir en la escala social. Sin ir más lejos este hecho lo vivimos en nuestro país no hace muchas décadas. Los obispos y las órdenes religiosas tienen que separar el trigo de la paja, al que quiere mandar del que quiere servir, una labor nada fácil y que se dificulta por la ausencia de sacerdotes para cubrir la demanda, con la consecuencia de que la criba tiene los cedazos con agujeros más grandes de lo deseado

25enero

            El nuevo sínodo creo que abordará estos problemas y que los diáconos permanentes y una futura ordenación femenina serán de gran ayuda si queremos que vuelvan a la Iglesia Católica muchos fieles que se han ido a otras denominaciones protestantes. Siempre con la idea de que a nosotros nos parece mejor nuestra religión, pero lo importante es seguir a Dios, estés donde estés

Cristianismo (Iglesias) , ,

¿Quedan hoy cristianos?

Miércoles, 8 de junio de 2022

76E29D74-775A-4CF8-B44C-6570320C6873

¿Quedan hoy cristianos? Si tienes la impresión de que el cristianismo está viendo disminuir en nuestros días su papel de guía espiritual, si tienes la impresión de que la gente busca el significado del ser o no ser, de la vida y de la muerte, del amar y del ser amados, del ser joven y del envejecer, del dar y del recibir, del herir y del ser herido, y no espera ninguna respuesta de los testigos de Jesucristo, empieza a preguntarte entonces hasta qué punto estos testigos deberían llamarse a sí mismos cristianos.

El testigo cristiano es un testigo crítico, porque profesa que el Seńor volverá para hacer nuevas todas las cosas. La vida cristiana llama a cambios radicales, porque el cristiano asume una distancia crítica respecto al mundo y, a pesar de todas las contradicciones, continúa diciendo que es posible un nuevo modo de ser humano y una nueva paz. Esta distancia crítica es un aspecto esencial de la verdadera oración.

*

H. J. M. Nouwen,
A mani aperte, Brescia 19973, p. 54.

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

“Jerusalén es una ciudad judía, una ciudad cristiana, una ciudad musulmana. Debe seguir siendo un patrimonio común”

Sábado, 4 de junio de 2022

5D4AB842-08B2-4B43-8AC7-D5042414F30E“Compartimos la preocupación expresada por la comunidad cristiana sobre las restricciones unilaterales a la libertad de culto durante la Semana Santa, impuestas por la policía israelí. Experimentamos el profundo dolor y la ira que sienten los cristianos locales por el asesinato de la periodista católica palestina Shireen Abu Akleh y el vergonzoso ataque a los acompañantes en su funeral”

“Conocimos a jóvenes que, a pesar de enfrentarse a diario a violaciones de sus derechos humanos fundamentales, se niegan a ser la última generación de cristianos en la ciudad”

“Cuando los peregrinos regresen una vez más, les pedimos que apoyen a los cristianos de Jerusalén y de toda Tierra Santa. Es esencial que todos los peregrinos comprendan y se comprometan con la realidad de la vida de la comunidad cristiana aquí. Una verdadera peregrinación a Tierra Santa debe ser un viaje de fe, encuentro y solidaridad”

“Jerusalén es una ciudad judía, una ciudad cristiana, una ciudad musulmana. Debe seguir siendo un patrimonio común“. La coordinadora de Obispos para Tierra Santa han emitido un comunicado en el que reivindican “nuestro derecho y deber, como cristianos, de defender la apertura y la universalidad de la ciudad”.

En un duro mensaje, los obispos católicos reunidos en Jerusalén defienden como “esencial” la presencia de cristianos en la histórica ciudad, cuya presencia “se ve amenazada por la ocupación y la injusticia”. Sin citar expresamente a Israel, el texto lamenta cómo los cristiano en Jerusalén “se enfrentan a la violencia e intimidación de grupos de colonos, a las restricciones a su libertad de movimiento, o a separaciones familiares por el estatus que se les ha asignado“.

Restricciones a la libertad de culto

“Compartimos la preocupación expresada por la comunidad cristiana sobre las restricciones unilaterales a la libertad de culto durante la Semana Santa, impuestas por la policía israelí“, claman los obispos, que hacen suyo “el profundo dolor y la ira que sienten los cristianos locales por el asesinato de la periodista católica palestina Shireen Abu Akleh y el vergonzoso ataque a los acompañantes en su funeral”.

La pandemia ha agravado la situación de este colectivo, por la ausencia de peregrinos, que “ha devastado los medios de subsistencia, incluso entre la comunidad cristiana de Jerusalén, dejando a algunas familias con dificultades para conseguir vivienda, alimentos u otros productos básicos”.

Sin embargo, “hay signos de esperanza“, recalcan los obispos, que se muestran convencidos de que “los jóvenes, a pesar de enfrentarse a diario a violaciones de sus derechos humanos fundamentales, se niegan a ser la última generación de cristianos en la ciudad”.

“Cuando los peregrinos regresen una vez más, les pedimos que apoyen a los cristianos de Jerusalén y de toda Tierra Santa“, finaliza el texto, que concluye que “es esencial que todos los peregrinos comprendan y se comprometan con la realidad de la vida de la comunidad cristiana aquí.Una verdadera peregrinación a Tierra Santa debe ser un viaje de fe, encuentro y solidaridad”.

87AD7DFD-F79F-4658-9901-CE2ABAD332D1

Comunicado final de la Coordinadora de obispos para la Tierra Santa

“Si me olvido de ti, Jerusalén, que se me paralice la mano derecha”

Salmo 137:5

Jerusalén es una ciudad judía, una ciudad cristiana, una ciudad musulmana. Debe seguir siendo un patrimonio común y no convertirse nunca en el monopolio exclusivo de ninguna religión. Hemos venido a reunirnos y a rezar con nuestros hermanos y hermanas, conscientes del mensaje del Patriarca Pizzaballa de que es nuestro derecho y nuestro deber como cristianos defender la apertura y la universalidad de la ciudad.

La comunidad cristiana es esencial para la identidad de Jerusalén, tanto ahora como en el futuro. Sin embargo, su presencia continua se ve amenazada por la ocupación y la injusticia. Muchos de los que vimos se enfrentan a la violencia e intimidación de grupos de colonos, a las restricciones a su libertad de movimiento, o a separaciones familiares por el estatus que se les ha asignado.

Compartimos la preocupación expresada por la comunidad cristiana sobre las restricciones unilaterales a la libertad de culto durante la Semana Santa, impuestas por la policía israelí. Experimentamos el profundo dolor y la ira que sienten los cristianos locales por el asesinato de la periodista católica palestina Shireen Abu Akleh y el vergonzoso ataque a los acompañantes en su funeral.

Fuimos testigos de cómo muchas personas de todos los orígenes están viviendo en la pobreza, que se ha visto agravada por la pandemia. La ausencia de peregrinos durante los dos últimos años ha devastado los medios de subsistencia, incluso entre la comunidad cristiana de Jerusalén, dejando a algunas familias con dificultades para conseguir vivienda, alimentos u otros productos básicos.

En medio de estos desafíos, hay sin embargo signos de esperanza. Visitamos organizaciones cristianas que se responsabilizan del bienestar de su comunidad y de la sociedad en general. Trabajan incansablemente para aliviar las dificultades y mejorar la vida. Conocimos a jóvenes que, a pesar de enfrentarse a diario a violaciones de sus derechos humanos fundamentales, se niegan a ser la última generación de cristianos en la ciudad.

Cuando los peregrinos regresen una vez más, les pedimos que apoyen a los cristianos de Jerusalén y de toda Tierra Santa. Es esencial que todos los peregrinos comprendan y se comprometan con la realidad de la vida de la comunidad cristiana aquí.Una verdadera peregrinación a Tierra Santa debe ser un viaje de fe, encuentro y solidaridad.

El Papa Francisco afirma el valor universal de Jerusalén, que va más allá de cualquier consideración de las cuestiones territoriales. 1 Inspirados por Cristo nuestra paz, todos los cristianos deben ayudar a preservar el carácter sagrado de la ciudad y promover una auténtica visión de Jerusalén como lugar de diálogo y unidad.

——————————

 carta enviada por el Santo Padre al Gran Imán de al-Azhar con motivo de la Conferencia Internacional de Apoyo a Jerusalén (enero de 2018)

Jerusalén26 mayo 2022, solemnidad de la Ascensión del Señor.

Obispo Declan Lang
Inglaterra y Gales (Presidente de la Coordinadora de Tierra Santa)

Obispo Udo Bentz
Alemania

Obispo Peter Bürcher
Conferencia Episcopal de los Países nórdicos y Suiza

Obispo Nicholas Hudson
Comisión de Obispos de las Conferencias Episcopales Europeas

Obispo Alan McGuckian
Irlanda

 

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Islam, Judaísmo , , , ,

El pecado de la mala teología.

Viernes, 3 de junio de 2022

Del blog Amigos de Thomas Merton:

EL-EXPRESO-DE-MEDIANOCHE_principalGaleriaApaisada

“Pienso que Robinson tiene razón cuando dice que el cristianismo ha tendido cada vez más a predicar la «palabra desencarnada», a reducir a Cristo a conceptos abstractos formales con que la gente corriente ya no es capaz de arreglárselas. Ha de haber teología, y la teología ha de ser abstracta, al menos hasta cierto punto. Lo que importa es que el propio teólogo no trate con una fría «desencarnación», un Cristo mental que ya no le sea visible cuando encuentra a su prójimo. El pecado de la mala teología ha sido ese precisamente: poner a Cristo contra el hombre, y considerar a todos los hombres de carne y hueso como «no Cristo», hasta el punto de suponer que muchos hombres, enteras clases de hombres, naciones y razas son, de hecho, «anti-Cristo». Dividir a los hombres arbitrariamente según su conformidad con nuestro propio Cristo limitado, mental y desencarnado, y decidir sobre esa base que la mayor parte de los hombres son «anti-Cristo». Eso deja al descubierto a nuestra teología. En tal momento, no tenemos que poner en cuestión a la humanidad, sino a nuestra teología. Una teología que acaba en desamor no puede ser cristiana.

*

Thomas Merton

Conjeturas

no-a-los-muros

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , ,

“¿Se evapora el cristianismo en la sociedad actual?”, por Félix Garitano

Jueves, 2 de junio de 2022

6EC04A57-63DB-4116-9DCC-F8261F285BCE


“Ceder gratis los templos vacíos para la celebración de los ‘ritos de paso'”

“La sociedad actual, como la de siempre, necesita de  referentes y también de referentes religiosos. Me pregunto qué puede ofrecer la Iglesia a esta sociedad, más que laica llamaría  laicista, algo que esta sociedad pudiera acoger como un dato enriquecedor para la sociedad”

“Vivir el Evangelio de Jesús es buscar una apertura al misterio de Dios, al misterio del ser humano… y es ofrecer una colaboración a esta sociedad, buscando una humanización de la misma tal como lo entendió y vivió Jesús”

“La Iglesia tiene que aprender a escuchar a esta humanidad en la que ella vive e impulsar a sus fieles al servicio de esta humanidad, como nos indicó el Concilio”

“¿No sería éste un momento idóneo para ejercer un servicio de la Iglesia cediendo ‘gratuitamente’ estos templos vacíos a la sociedad, al menos en este momento de cambio, para que despida seriamente a sus muertos, celebre la acogida de los recién nacidos, el amor de quienes desean vivir en pareja…?”

Hay un hecho evidente, la bajada del numero de personas a los que interesa el hecho religioso en la “vieja Europa (Francia, Holanda, Alemania, aquí, en nuestra tierra…) Este es un hecho indiscutible. Hay muchas razones de todo ello. Habrá quienes manifiesten que el consumismo provocado por el bienestar, el relativismo del que tanto hablaba Benedicto etc..… ha penetrado en el corazón europeo. Es cierto, pero también la Iglesia tendrá que reflexionar seriamente qué ha tenido que ver ella en todo ello.

Tendríamos que preguntarnos si la  misma Iglesia no se ha desvinculado de la marcha de la sociedad actual, como apunta un teólogo actual… Y si es así, ¿cómo pretende ahora influir en ella? La sociedad actual, como la de siempre, necesita de  referentes y también de referentes religiosos. Me pregunto qué puede ofrecer la Iglesia a esta sociedad, más que laica llamaría  laicista, algo que esta sociedad pudiera acoger como un dato enriquecedor para la sociedad. Hay algo altamente positivo: tenemos que ser fieles al pensamiento de nuestro Maestro y Señor Jesús. Para él su discipulado tenía como objetivo el servir a esta sociedad, el acompañarlo tratando de convertirla en una convivencia nueva, una alternativa de convivencia de la que la comunidad de sus discípulos sería espejo (sacramento) y factor de transformación.

Yo creo que la Iglesia puede, debe ofrecer, lo que es propio de ella, el Evangelio de Jesús, es nuestro gran tesoro, pero un Evangelio “vivido” al interior de las comunidades cristianas, vivido por hombres y mujeres con todas sus limitaciones. Y digamos sin complejos, ¿por qué no? hoy tenemos en el mundo muchos hombres y mujeres que viven sencilla y calladamente el servicio a los débiles, a los inmigrantes, a los pobres, a los enfermos… Vivir el Evangelio de Jesús es buscar una apertura al misterio de Dios, al misterio del ser humano… y es ofrecer una colaboración a esta sociedad, buscando una humanización de la misma tal como lo entendió y vivió Jesús, una alternativa de vida, poniendo a disposición de esa alternativa de convivencia a todos sus miembros.

Pero para que la sociedad nos crea, valore positivamente nuestra oferta, requiere de la Iglesia replantearse su estructura de funcionamiento.

Tiene que aprender a escuchar a esta humanidad en la que ella vive e impulsar a sus fieles al servicio de esta humanidad, como nos indicó el Concilio con aquellas solemnes palabras “los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de nuestro tiempo son a la vez los gozos  y las esperanzas…de los discípulos de Cristo” 

Tiene que decidirse por abandonar todo signo de poder, algo que nos advirtió seriamente Jesús de Nazaret, ya que si entras en la esfera del poder, funcionas con categorías de poder, te relaciones con el poder y olvidas a los últimos, a los pobres. Carlos de Foucauld nos insistía, “la Iglesia siempre con los últimos, que es donde están los pobres”….

Tiene que actualizar su mensaje, su liturgia, sus símbolos de poder (vestimentas, casas, riquezas de su templos, grandiosidad de sus liturgias..) y ello por servir al pueblo. Un elemento que muchas veces olvidamos es la historicidad de nuestros escritos, tanto bíblicos como teológicos, de nuestras manifestaciones litúrgicas etc… responden a un tiempo. Tenemos que acertar decir y vivir la fe a los hombres y mujeres del siglo XXI.

En esa actitud de servicio, me pregunto si no sería éste un momento idóneo para poner a disposición de la sociedad, esos templos que los vamos abandonando debido a la situación secularizante. Muchos me catalogarán de “iluso” ya que lo que propongo es muy complejo, hay muchos factores que inciden ello.  Esos templos fueron construidos con el apoyo de un pueblo, en aquel momento en línea creyente. En esos templos hemos celebrados acontecimientos existenciales de gran contenido humano como el nacimiento, la muerte, el amor matrimonial y acontecimientos específicamente cristianos como el Bautismo, la Eucaristia etc…

En estos momentos estamos asistiendo en esta vieja Europa, y nosotros en ella, a un vuelco laicista. Sin embargo esta sociedad desea continuar celebrando esos momentos existenciales que muchos los hemos denominado como “ritos de paso”, sólo que los quiere celebrar sin referencias explicitas religiosas. Siguen siendo momentos existenciales de gran calado y el pueblo, siga siendo creyente o no, sigue siendo igualmente querido por Dios. ¿No sería éste un momento idóneo para ejercer un servicio de la Iglesia cediendo “gratuitamente” estos templos vacíos a la sociedad, al menos en este momento de cambio, para que despida seriamente a sus muertos, celebre la acogida de los recién nacidos, el amor de quienes desean vivir en pareja…?

 Hace ya 53 años, el admirado Padre Arrupe, uno de los grandes hombres religiosos del siglo 20, decía “No tengo miedo al  nuevo mundo que surge. Temo más bien que los jesuitas (yo añadiría “y todos los demás”) no tengan nada que ofrecer a este mundo…. Me espanta que podamos dar respuestas de ayer a los problemas de mañana”. 

 

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, General

Como busca la cierva…

Sábado, 21 de mayo de 2022

53B478C4-B26B-4D63-8B5B-3886C5AEE8FF

Como busca la cierva
corrientes de agua,
así mi alma te busca
a ti, Dios mío;

tiene sed de Dios,
del Dios vivo:
¿cuándo entraré a ver
el rostro de Dios?

*

Salmo 41

***

Si el siglo XXI se convierte, será a través de una mirada nueva, por medio de la mirada mística, que tiene la propiedad de ver las cosas, por primera vez, de una manera inédita.

Cuando el ser humano se dé cuenta de que está amenazado en su esencia por la cocina infernal de los aprendices de brujos; en su vida, por el peligro mortal de la polución, sin hablar de la polución moral que acabará por darle miedo, quizás experimente entonces la necesidad de ser salvado; y este instinto de salvación es posible que le lleve a buscar en otra parte, muy lejos de los discursos inoperantes de la política o del murmullo de una cultura exangüe, la razón primera de lo que es él. Ahora bien, no la encontrará más que a través del rejuvenecimiento integral de su inteligencia por medio de la contemplación, del silencio, de la atención más extrema y, para decirlo con una sola palabra, de la mística, que no es otra cosa que el conocimiento experimental de Dios.

*

André Frossard.

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Almas raras…

Sábado, 14 de mayo de 2022

37794D22-C6A8-438F-8838-1C1958876EA5


¡Basta de silencios!

¡Gritad con cien mil lenguas!

porque, por haber callado,

¡el mundo está podrido!

*

Santa Catalina de Siena

***

refugiados-ue

La parábola [de las vírgenes] nos enseńa que no se puede obtener la santidad con ofrendas negativas: no comiendo, no bebiendo, no enriqueciéndose. No es suficiente esto para encontrar en la noche del mundo, en la noche de la historia humana, la Luz eterna, Cristo. Es preciso tener aceite: una caridad a toda prueba hacia todas las personas, en todo momento, con orden, sensatez, pero de manera absoluta. Y éste es el mensaje de Cristo, de la Iglesia, de la revelación, de los santos.

Carísimos, a la cristiandad no le faltan vírgenes con inmensas lámparas sin aceite. La Iglesia, sin embargo, camina con las lámparas de las vírgenes prudentes. En los momentos de tinieblas, de calamidades, de torpor general de la cristiandad y de la humanidad, las vírgenes como santa Catalina de Siena, con su ofrenda, con su sensatez, con su amor trascendente, iluminan también el camino a las otras vírgenes, dándoles ejemplo a fin de que compren el aceite mientras aún es de día […].

Al meditar sobre santa Catalina, entramos en la realidad más profunda del cristianismo, que incluye tanto la palabra pronunciada como la vida escondida que se ofrece al Seńor. El cristianismo implica actos sacramentales exteriores que tienen su valor, incluso cuando son realizados por almas que no tienen el deseo de ver el rostro del Seńor, de arrodillarse y de llorar de alegría; pero el verdadero cristianismo es vivido por almas raras como santa Catalina, que amó con todo su ser .

*

(P. Theodosios [Maria della Croce],
Le profonditá sacre della Parola di Dios,
Roma 1996, pp. 188-191, passim).

14296171832904_santacatalinadesiena

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

“ Mercator pessimus”, por Dolores Aleixandre

Lunes, 9 de mayo de 2022

jesus-resucitadoHabía vivido “en abierto”, sin saber poner muros ni puertas a su existencia

16.04.2022

Así califica a Judas un responsorio del Oficio de Jueves Santo aunque, pensándolo bien, mucho peor negociante fue el propio Jesús.

Su trayectoria económica no despegó bien y las dos tórtolas pagadas por su rescate en el templo le dejaron ya alineado entre los pobretones, sin la dignidad que otorgaba el pago del cordero a un israelita con posibles. Después de vivir 33 años, tampoco incrementó de manera significativa su solvencia y el escaso precio por el que le tasaron era un reflejo de su irrelevancia económica.

Nunca supo moverse bien en el mundo de los números que miden y cuantifican las realidades y cuando ponía ejemplos, parecía a veces estar jugando a aquel antiguo palé en el que se compraban casas y fincas al buen tun tún. Manejaba cifras incongruentes, y hablaba de deudas desorbitadas de diez mil talentos que superaban muy por encima al PIB de su país; pero de ahí se pasaba a admirar los dos céntimos entregados por una viuda, como si le engañase el brillo del cobre de aquellas moneditas y las valorara por encima de la solidez del oro. Menos mal que las finanzas del grupo no las controlaba él y cuando se le ocurrió aquella locura de dar de comer a la gente que le había seguido al desierto, sus discípulos hicieron números en el acto: “Con 200 denarios no tenemos ni para empezar” (Mc 6,37). Ellos sí eran expertos en cálculos y se daban cuenta de que para que comiera cada persona de las 5.000 presentes, hacía falta la veinticincoava parte de un denario, el SMI de entonces.

En vez de moverse en los ámbitos por donde circulaba el dinero, se interesaba por lugares y gentes de los que nada podía esperarse: un mendigo esperando las sobras de la mesa de un rico, una mujer descartada por su enfermedad, una comitiva acompañando el entierro de un joven muerto, un ciego tirado en una cuneta. Pero cuando se asomaba al mundo de las riquezas, su voz estallaba como un látigo que reventaba arcas, bolsas y cofres.

Sin embargo no tenía atrofiado el instinto de posesión: consideraba ejemplar la conducta del pastor que buscó hasta encontrarla la oveja que le pertenecía y él mismo usaba expresiones tipo “nadie los arrebatará de mi mano”.

No le escandalizó el precio desorbitado de los perfumes con que le ungieron y tampoco se inmutó cuando le recordaron que con aquellos 300 denarios (unos 10.000 €) podían haberse evitado varios desahucios. Parecía proceder de un planeta en el que se desconocían las proporciones y las medidas y su presencia generaba el sobresalto de los desbordamientos: en Caná, vino sin límites; en el lago, una pesca que casi hundía las barcas; en el desierto, canastos llenos de panes y peces sobrantes. Se regía por el principio de lo excesivo y la única medida que conocía era la que se volcaba de una manera generosa, colmada, remecida, abundante, con la inconsciencia de quien, al descuidar ganancias y beneficios, se arriesga a la ruina.

Llegó a la cruz llevando solamente una túnica y se la arrancaron: había nacido desnudo y moría desnudo. No había aprendido a protegerse antes y tampoco supo hacerlo al final y por eso estaba al alcance de la lanza que le traspasó el costado. Había sido traspasado de muchas otras maneras antes porque era de condición vulnerable y no sabía defenderse del rechazo, las mentiras, la traición de los amigos o el poder de quienes le sentenciaron a muerte.

Había vivido “en abierto”, sin saber poner muros ni puertas a su existencia y tras su vida vaciada no quedaban ni herencia, ni logros, ni patrimonio. Solo un hilillo de agua manando de su costado y el comienzo de un rumor que comenzó a circular como un murmullo de una generación a otra, como un secreto de familia: Quien pierda la vida, la ganará.

Recordamos esa sentencia como quien repite un principio inverosímil e incomprensible y no son muchos los que llegan a creérsela del todo. Son hombres y mujeres peculiares que van por la vida descalzos y libres, pésimos mercaderes como el Maestro, despreocupados de sus propios intereses, con la atención puesta en cuidar de otros, ajenos a la búsqueda de beneficios, máximos acertantes en el juego del pierde/gana, poseedores de una extraña alegría.

Y revestidos de esa deslumbrante belleza de los lirios del campo que, sin saberlo, superan el esplendor de la corte del rey Salomón.

Fuente Alandar Abril 2022

Espiritualidad , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.