Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Migrantes’

Malta: Una ONG pide que se desclasifiquen como “seguros” los países que criminalizan a las personas LGTBI+ en la ley de asilo.

Sábado, 1 de octubre de 2022

9079E0EF-9F83-475E-8B98-7FEDBA999981La Fundación Aditus, una ONG humanitaria de Malta, planteó un debate sobre un proyecto de ley para modificar la legislación de asilo de Malta y desclasificar como “seguros” a los países que criminalizan las identidades o comportamientos LBGTIQ+.

La iniciativa en materia legal #Safe4All se lanzó con motivo del Orgullo de Malta 2022 y en el período previo al Euro Pride Valletta 2023.

El documento, presentado a la Secretaria Parlamentaria de Reformas e Igualdad, Rebecca Buttigieg, propone que Argelia, Bangladesh, Benín, Botsuana, Chile, Egipto, Ghana, Jamaica, Marruecos, Senegal y Túnez sean eliminados de la lista de países “seguros” de la legislación de asilo de Malta.

Aditus explicó que a las personas refugiadas de estos países se les precipita el proceso de asilo y se les niegan garantías básicas, como la posibilidad de recurrir una decisión negativa.

“Malta ha declarado como países “seguros” a una serie de países en los que las personas LGTBI+ se enfrentan a sanciones penales, simplemente por vivir su identidad”, afirmó la ONG.

Afirmó que Malta estaba avalando la persecución estatal de las personas refugiadas LGTBI+ al elegir ignorar la “discriminación, el encarcelamiento y los trabajos forzados” insitucionalizados.

Aditus añadió que algunos de los países mencionados también criminalizan a las ONG y a los activistas, y las personas voluntarias se enfrentan diariamente a amenazas de detención y encarcelamiento.

“Si Malta quiere ser un faro mundial para los derechos LGTBI+, incluso mientras acoge el Euro Orgullo 2023, no puede seguir ignorando la difícil situación de las personas refugiadas LGTBI+ que llegan a sus costas. Malta debe ser #Safe4All”.

La ONG mencionó que sus abogados están asistiendo actualmente a un hombre gay originario de un país “seguro” que solicitó asilo en Malta. Dijo que el hombre fue violado en su país y de camino a Malta, pero se le ordenó que abandonara Malta y regresara a su país, y su reclamación se calificó de “manifiestamente infundada”.

Fuente Malta Today

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , ,

Agrelo: “Nuestro grito desde la cruz hasta Dios no es la suerte de los pobres sino la de los ricos, no es la suerte de las víctimas sino la de los verdugos”

Sábado, 13 de agosto de 2022

94A0FC5B-970F-48EA-9ECF-F8952BA9D83C“Nos dimos la mano, formamos el corro, éramos muchos, éramos uno”

 “Eran muchos los heridos, muchos los naufragados, muchos los supervivientes, muchos los agotados, muchos los desaparecidos, muchos los muertos; éramos muchos; éramos uno”

“Somos muchos; somos uno; somos él, y con él nos han crucificado. Pero no pueden quitarnos la certeza de que somos también uno con el que vive, uno con el que todo lo ha perdido, todo lo ha pedido, y todo lo ha recibido del Padre que siempre escucha la oración de ese único Hijo”

Nos dimos la mano, formamos el corro, éramos muchos, éramos uno.

Eran muchas las lenguas, muchos los colores, muchas las esperanzas, muchos los sueños; eran muchas las tristezas, muchas las alegrías, muchas las lágrimas, muchos los lamentos; éramos muchos; éramos uno.

Eran muchos los heridos, muchos los naufragados, muchos los supervivientes, muchos los agotados, muchos los desaparecidos, muchos los muertos; éramos muchos; éramos uno.

Éramos la humanidad pobre, la humanidad nueva, el cuerpo del Hijo, el cuerpo herido de Cristo Jesús; éramos muchos, éramos uno, éramos él.

E83647B7-B119-4020-99D1-8D1D32099816En la confesión de amor, en la eucaristía, en la vida, aun siendo muchos, somos siempre uno, somos siempre él.

 Y con él, con Cristo Jesús, aprendimos a decir “Padre: Dios Padre de heridos, Dios Padre de náufragos, de supervivientes, de agotados, de desparecidos, de muertos, Dios Padre de hijos amados y crucificados.

Con el más amado aprendimos a pedir: “Santificado sea tu nombre”, “venga tu reino”. Con aquel Hijo aprendimos a creer, a llevar en el corazón la pasión del Padre porque su reino se haga cercano a los pobres; con aquel Hijo aprendimos la certeza de que el Padre lo ha puesto en nuestras manos el milagro del reino que pedimos.

Somos muchos; somos uno; somos él, y con él nos han crucificado. Pero no pueden quitarnos la certeza de que somos también uno con el que vive, uno con el que todo lo ha perdido, todo lo ha pedido, y todo lo ha recibido del Padre que siempre escucha la oración de ese único Hijo.

Y es ese único –nosotros en él, él en nosotros-, el que, con más fuerza que Abrahán, también hoy regatea con Dios la suerte del mundo, la suerte de los verdugos, la suerte los que matan, la suerte de los que no saben lo que hacen.

Con Cristo Jesús somos los compadecidos que llevan el corazón lleno de compasión.

Con Cristo Jesús somos los crucificados a quienes el amor empuja a reclamar del Padre el perdón para quien los crucifica.

El motivo de nuestro grito desde la cruz hasta Dios, no es la suerte de los pobres sino la de los ricos,  no es la suerte de las víctimas sino la de los verdugos.

1DEBEA2A-AD2C-4B02-9B0B-48EB5D035A44Los náufragos que el mar lanzaba a las playas no quedaban sin entierro cristiano.

Los discípulos dijeron a Jesús: “Enséñanos a orar”. Y de Jesús aprendieron quién era Dios para ellos, y lo llamaron Padre; y aprendieron al mismo tiempo quiénes eran ellos para Dios, y se reconocieron hijos, que han “recibido el Espíritu de hijos adoptivos, por medio del cual gritamos: Abba, Padre”.

De Jesús, de su oración, de su vida entregada, aprendemos qué hemos de buscar, qué hemos de pedir, cómo hemos de vivir, cómo hemos de amar, de modo que, siendo muchos, seamos siempre uno, seamos siempre él.

¡Hasta que Dios lo sea todo en todos!

Fuente Religión Digital

Espiritualidad ,

Mare nostrum

Viernes, 5 de agosto de 2022

francia-espana-cumplen-refugiados-alemania_995611997_121379910_667x375

Ocultos a las miradas,
a los silencios cómplices,
para no ser abrasados aún más
por el odio.

Tras la incierta odisea
en las oscuras aguas del mare nostrum,
quienes han podido arribar
a las costas de la indiferencia
y la noche de la sospecha y la desconfianza,
quedan relegados al gueto
del ocultamiento
para que no cuestione su presencia
esta democracia tantas veces solo de apariencias,
esos papeles ahogados en sangre
de los derechos humanos,
esta supuesta humanidad, tan inhumana,
que descansa acariciada por la brisa suave
en las playas del bienestar imperturbable.

Apartados de la vista, silenciados,
no importunan ni desazonan
el corazón bañado en piedra.

Todo fluye levemente
en la cuna de la democracia
como las aguas del espléndido río
de la felicidad, serena, satisfecha.

Narciso se mira en el límpido espejo
del mar expropiado
a la comunidad humana
más empobrecida, excluida,
que llama humilde y angustiada
a nuestra puerta.

*

Miguel Ángel Mesa

Al-menos-74-inmigrantes-muertos-en-un-naufragio-frente-a-la-costa-de-Libia-696x395

***

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia. Puedes aportar tu escrito enviándolo a eclesalia@gmail.com).

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Agentes fronterizos de EE.UU. expulsan migrantes LGBT+ pese a la excepción otorgada por Biden.

Viernes, 10 de junio de 2022

E7FC6BA0-3047-4462-8654-CA66AF5E1500-768x484Human Rights Watch (HRW) advierte que las personas refugiadas LGTBI sufren “condiciones abusivas y peligrosas” en la frontera del país con México

Las personas LGTBI migrantes que huyen de la persecución en sus países de origen están sufriendo “condiciones abusivas y peligrosas” en México cuando los agentes fronterizos estadounidenses no les permiten cruzar la frontera para solicitar asilo, ha declarado Human Rights Watch (HRW).

La entidad no gubernamental, que documenta las violaciones de los derechos humanos, dijo que los agentes fronterizos estadounidenses están expulsando a las personas migrantes LGTBI a pesar de la promesa del gobierno del presidente Joe Biden de proteger a la comunidad.

Las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGTBI) y otros solicitantes de asilo que huyen de la persecución en sus países de origen experimentan condiciones abusivas y peligrosas en México cuando se les impide cruzar la frontera para solicitar asilo, dijo HRW en un comunicado publicado el martes 31 de mayo. HRW llevó a cabo una investigación en coordinación con Casa de Colores, una organización estadounidense-mexicana que trabaja para brindar refugio y servicios legales a los solicitantes de asilo.

Los agentes fronterizos estadounidenses expulsan a las personas migrantes LGTBI

“Estados Unidos debe restablecer el acceso al asilo para todas las personas, pero mientras Biden se lo impida, como mínimo debe utilizar inmediatamente las exenciones existentes para los solicitantes de asilo en situación de riesgo, incluidas las personas LGTBI”, afirmó Ari Sawyer, investigador sobre cuestiones fronterizas de Estados Unidos en HRW.

“Los protocolos del gobierno estadounidense incluyen exenciones para los solicitantes de asilo que están en mayor riesgo, y el presidente Joe Biden ha prometido que los agentes estadounidenses las aplicarán. Pero los agentes fronterizos tienen una amplia discreción para conceder o denegar excepciones, y no hay consecuencias claras para los agentes que no lo hacen ni controles para garantizar que las excepciones se gestionan adecuadamente”, informó la ONG.

“Seguir expulsando sumariamente a los solicitantes de asilo LGTBI y seropositivos a México o a sus países de origen pone sus vidas en grave peligro”, añadió HRW, que dijo que dos políticas aplicadas por la administración del ex presidente Donald Trump siguen siendo empleadas por la administración Biden para bloquear el acceso al sistema de asilo a la mayoría de las personas que intentan cruzar.

Varios solicitantes de asilo LGTBI dijeron a HRW que habían sido deportados incluso después de expresar su temor a ser devueltos y de decir a los agentes fronterizos estadounidenses que se identificaban como LGTBI+, que tenían VIH o que habían sufrido abusos relacionados con su identidad de género, su expresión de género o su orientación sexual, dijo HRW.

En mayo del 2021, el Gobierno de estados Unidos abrió sus puertas a migrantes trans varados en la frontera norte de México con el otorgamiento de excepciones humanitarias a varias mujeres trans, entre ellas a Susana Coreas, migrante de El Salvador y fundadora de Casa de Colores en Ciudad Juárez.

”Los solicitantes de asilo LGBTQ+ y VIH positivos enfrentan graves riesgos para su salud y seguridad desde el momento en que huyen de sus países, a menudo después de años de abusos selectivos, hasta que llegan a la frontera de los Estados Unidos”, dijo Susana Coreas, directora de Casa de Colores.

Fuente Sin Embargo

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Piden que se suspenda inmediatamente el plan del Reino Unido de enviar a solicitantes de asilo LGTBI a Ruanda a partir del 6 de junio

Lunes, 30 de mayo de 2022

00481362 4537c9ba17b33c261fe958432d4a67b2 arc614x376 w735 us1El plan de Priti Patel de enviar a los refugiados con un billete de ida a Ruanda está siendo cuestionado legalmente por la supuesta incapacidad del gobierno de identificar los riesgos a los que se enfrentan grupos vulnerables como las personas LGTBI+.

Una carta de acción previa enviada al Ministerio del Interior en nombre del grupo de presión Freedom from Torture cuestiona las afirmaciones del gobierno de que el estado de África oriental es “generalmente un país seguro” para las personas refugiadas.

La evaluación de impacto sobre la igualdad realizada por el departamento para la política decía que existía preocupación por el trato que recibían algunas personas LGTBI+ en Ruanda, y que las investigaciones apuntaban a que los “malos tratos” a este grupo eran “más que puntuales”.

A pesar de ello, la evaluación del gobierno sobre el historial de derechos humanos de Ruanda afirma que “no hay motivos sustanciales” para creer que las personas LGTBI+ corren el riesgo de ser tratadas de forma contraria al artículo 3 (ausencia de tortura y trato inhumano o degradante) del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Sonya Sceats, directora ejecutiva de Freedom from Torture, dijo: “La ceguera deliberada del gobierno ante los riesgos a los que se enfrentan las personas expulsadas en virtud de este plan es francamente espeluznante, incluidos los intentos de minimizar la amenaza que suponen las personas LGTBI en Ruanda”.

Las últimas cifras muestran un aumento del número de personas que cruzan el Canal desde que el plan de Ruanda fue confirmado por primera vez por Boris Johnson en abril. Los ministros esperaban ver pronto pruebas de que la propuesta de ser enviados a Ruanda rompería el modelo de negocio de los traficantes de personas que operan en el Canal.

Más de 4.300 personas han llegado al Reino Unido en pequeñas embarcaciones desde que el primer ministro desveló los planes de transportar por avión a los ilegales que lleguen a 4.500 millas para solicitar asilo en Ruanda. Esta cifra es más de dos veces y media superior a la que cruzaron en el mismo periodo del año pasado y mantiene el mismo ritmo de aumento observado desde principios de año. Hasta ahora, más de 9.000 han llegado al Reino Unido desde el comienzo del año, frente a los 3.500 del mismo momento en 2021.

Al menos 50 migrantes han recibido “avisos de intención” en los que se indica que pueden ser enviados a Ruanda, donde se espera que soliciten asilo.

Una carta de pre-acción de los abogados Leigh Day en nombre de Freedom from Torture dice: “Nuestra usuaria tiene serias dudas sobre el proceso por el que se evaluará la vulnerabilidad en términos de idoneidad para el traslado a Ruanda y, si se evalúa el traslado como apropiado, las necesidades individuales en Ruanda.”

La carta impugna la legalidad de la política por los siguientes motivos:

La afirmación del gobierno de que Ruanda es “generalmente” un “tercer país seguro” es irracional.

Se basa en una aparente predeterminación o parcialidad.

La ministra del Interior ha incumplido su obligación de no inducir a sus agentes a infringir el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Trasladar a los solicitantes de asilo a Ruanda está fuera de la autoridad legal de Patel porque es contrario a la convención sobre los refugiados.

Debido a las afirmaciones del gobierno de que las expulsiones a Ruanda podrían comenzar ya el 6 de junio, la carta exige una respuesta en virtud del protocolo de acción previa en un plazo de siete días y se reserva el derecho a iniciar un procedimiento sin necesidad de recurrir al gobierno.

Otras organizaciones también han emitido cartas de preacción contra el plan de Ruanda. En una acción conjunta, PCS, Care4Calais y Detention Action han recibido una respuesta del Ministerio del Interior a su segunda carta de preacción, que también cuestionaba el plan de Patel de enviar a Ruanda a las personas que solicitan asilo. Están representados por Duncan Lewis solicitors.

El consejo de viaje del Ministerio de Asuntos Exteriores para Ruanda dice: “Las personas pueden sufrir discriminación y abusos, incluso por parte de las autoridades locales. No hay leyes específicas contra la discriminación que protejan a las personas LGTBI”.

Un portavoz del Ministerio del Interior dijo: “Nuestra evaluación concluyó que las personas LGTBI+ no se enfrentaban a un riesgo real de persecución [en Ruanda]. Las conclusiones generales fueron que Ruanda es fundamentalmente un país seguro con un historial de apoyo a los solicitantes de asilo, incluida la colaboración con la Agencia de la ONU para los Refugiados, que dijo que el país tiene un entorno seguro y protector para los refugiados.”

Fuente: The Guardian

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Blancos y rubios.

Lunes, 16 de mayo de 2022

BB31455B-1337-43F0-AF46-AAE610F519C5refugiados-alambrada-2-GNo puedo con la saturación informativa sobre la guerra de Ucrania, mientras se silencian los más de 25 conflictos bélicos que se siguen produciendo en el mundo y ya no son noticia para casi nadie.

Me runrunea un malestar políticamente incorrecto ante el contraste y la desigualdad manifiesta entre la criminalización de la acogida en otras crisis humanitarias (en Grecia o en Calais…) y la exaltación y plausibilidad de la acogida a las familias ucranianas. Son muchas las personas malienses, palestinas, kurdas, sirias, iraquís o centroamericanas que huyen de otras guerras (incluidas las de las maras) a las que se les niega la acogida o se encuentran con múltiples vericuetos y dificultades burocráticas para conseguir una simple cita que les permita solicitar protección internacional.

No es que no me conmueva el dolor y el sufrimiento de las familias ucranianas que huyen de la guerra, que me parece tremendamente injusto y espeluznante, en medio del manejo de los hilos militaristas de los intereses de la OTAN y la tiranía de Putin. Pero el agravio comparativo es inmenso y resulta tremendamente humillante. Acaso la razón es que son blancos y rubios, o dicho de manera más “educada”, como decía el otro día una compañera de un colectivo vecinal de mi barrio, “forman parte de nuestra cultura y civilización europea y esta guerra amenaza directamente nuestro estilo de vida”.

Pero lo que, sin duda, revela esta oleada de acogida para las familias ucranianas que huyen de la guerra es que si queremos se puede. La voluntad política y social es determinante para alcanzar cambios que se declaran, en otros casos, imposibles.

En estas últimas semanas he estado con cinco mujeres inmigrantes, embarazadas a punto de salir de cuentas, a las que se le ha negado la atención sanitaria y aún no saben dónde van a dar a luz y si les facturarán la atención hospitalaria. Para valorar su situación les han dado cita en la Unidad de Tramitación Sanitaria para inmigrantes… para después del parto. Hemos hecho todo tipo de reclamaciones y la respuesta es siempre la misma: hay colapso, no se puede hacer otra cosa. No hay opciones. También varios amigos llevan meses intentado conseguir una cita electrónica en extranjería para renovar su entrevista de asilo y al reclamar nos dicen que el sistema está bloqueado y que no saben para cuándo podrá haber citas disponibles. Mis amigos están a punto de perder la renovación de su contrato laboral si no consiguen pronto esa cita. Pero la respuesta es siempre el mismo mantra: no se puede hacer nada. La culpa es del colapso.

Sin embargo, muchas y muchos nos preguntamos si del mismo modo que se han puesto en marcha paquetes de medidas sanitarias, sociales y de extranjería para las persona ucranianas, tales como permiso de residencia de un año, ampliable a tres, con posibilidad de trabajar, acceso a la educación y a la salud, plazas públicas para personas vulnerables, embarazadas, comedores sociales, albergues juveniles, plazas gratuitas para jóvenes de entre 3 y 16 años, servicio de traducción e interpretación y abono transporte gratuito, entre otras… no es posible que estas medidas puedan aplicarse al resto de la población migrante y refugiada que huye también de la guerra, del hambre, de la falta de futuro y de otros conflictos bélicos, aunque ya invisibles u olvidados por los medios.

Va a tener razón mi vecina, hay una gran diferencia: no son europeos, no son rubios ni blancos. Son los otros, la negación del nosotros, y para ellos sólo queda la sospecha y la criminalización.

Pepa Torres Pérez

Alandar Abril 2021

Espiritualidad , , ,

El arzobispo de Canterbury critica que Londres quiera deportar a los inmigrantes a Ruanda “Esto es lo opuesto a la naturaleza de Dios”

Martes, 26 de abril de 2022

22336A12-70CB-4A9F-87D8-6E099E727798Welby y Boris Johnson

La propuesta de Johnson plantea “serias y graves cuestiones éticas”

No puede sostener el peso de la justicia de la resurrección, de la vida conquistando la muerte. No puede sostener el peso de la resurrección que fue primero para los menos valorados, dado que privilegia a los ricos y fuertes” afirma Justin Welby

17.04.2022 | RD/Agencias

El líder de la Iglesia de Inglaterra, Justin Welby, ha criticado este domingo el plan del gobierno británico de enviar a los demandantes de asilo que esperar la tramitación de su proceso a Ruanda.

Este anuncio realizado por el gobierno británico esta la semana ha recibido críticas de organizaciones de derechos humanos e incluso por parte de la ONU.

Welby, que es el arzobispo de Canterbury, el clérigo de mayor rango de la Iglesia de Inglaterra, se ha sumado a las críticas en su mensaje de Pascua. En él, el líder religioso afirma que esta propuesta plantea “serias y graves cuestiones éticas”. “El principio debe soportar el juicio de Dios y no lo hace”, ha recalcado Welby.

El clérigo considera que un país como el Reino Unido, conformado sobre la base de valores cristianos, no puede “subcontratar sus responsabilidades, incluso hacia un país como Ruanda que tiene buenas intenciones”. “Esto es lo opuesto a la naturaleza de Dios”, ha añadido.

No puede sostener el peso de la justicia de la resurrección, de la vida conquistando la muerte. No puede sostener el peso de la resurrección que fue primero para los menos valorados, dado que privilegia a los ricos y fuertes”, manifestó.

“Y (el principio) no puede soportar el peso de nuestra responsabilidad nacional como país formado por valores cristianos, porque subcontratar nuestras responsabilidades, incluso a un país que busca hacer las cosas bien como Ruanda, es lo contrario de la naturaleza de Dios, quien tomó personalmente responsabilidad por nuestros fracasos”, añadió.

Cuando el primer ministro británico Boris Johnson reveló su plan hace unos días, ya sugirió que su propuesta podría enfrentarse a impugnaciones legales.

Sin embargo, el ministerio de Interior, que está a cargo de implementar la política, argumentó que el sistema actual del Reino Unido “está roto”  frente a las presiones migratorias sin precedentes.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Anglicana , , , , , ,

El 33,7% de las personas usuarias de Orienta, el servicio público LGTBI valenciano, son migrantes

Sábado, 23 de abril de 2022

0595164C-482E-42B8-A510-8649FC19D923El servicio Orienta de la Generalitat Valenciana, que asesora y acompaña a personas del colectivo LGTBI, realizó un total de 7.107 atenciones el pasado 2021, ha revelado este viernes el director general de Igualdad en la Diversidad, José de Lamo. De esas atenciones, 3.174 procedían de la provincia de València, 2.604 fueron en Alicante y 1.329, en Castellón. De Lamo ha dicho que las oficinas Orienta, que funcionan desde 2019, ofrecen “el acompañamiento necesario para que las personas se sientan apoyadas, seguras, respetadas y acompañadas en las decisiones que deseen adoptar”.

La atención psicológica fue el puntal de los servicios que ofrece Orienta. El 41,2 % de las consultas fueron peticiones de intervenciones psicológicas. Según Orienta, muchas personas se acercan al servicio por los aspectos emocionales que dificultan el “desarrollo personal y vital en relación con la realidad LGTBI”. En los últimos tiempos, Orienta ha duplicado los profesionales en psicología a su disposición, algo que han considerado un “acierto” vista la demanda.

El 41,2 % de las consultas fueron peticiones de intervenciones psicológicas, según Orienta

Después de las atenciones psicológicas, los servicios más demandados han sido información y acogida e intervención social. En último lugar se sitúa la intervención legal y jurídica por parte del personal de Orienta. La red también ha creado grupos de ayuda mutua, gestionada y supervisada por sus psicólogos, para atender necesidades más específicas como las de personas trans y los migrantes.

Migrantes y trans, parte importante de las atenciones

Precisamente las personas LGTBI que también son migrantes en la C. Valenciana suponen un 33,7 % de los ciudadanos que han acudido a Orienta. “Muestra también la necesidad de atención a las personas LGTBI procedentes de otros países”, ha recalcado el servicio dependiente de la Generalitat. El 65,5 % de las llamadas fueron procedentes de españoles.

Un 31,6 % de las atenciones fueron para personas que se identificaron como trans

También llama la atención que casi un tercio de las atenciones realizadas por Orienta fueron para personas trans. En concreto fue un 31,6 % -892 hombres trans, 984 mujeres trans y 290 personas trans no binarias-. Se trata de un porcentaje alto en relación al número que, se estima, representan en la sociedad. Otra de las particularidades del desglose de atenciones es que 1.423 atenciones de Orienta correspondieron a familiares o personas cercanas, de lo cual se puede desprender el interés del entorno de personas LGTBI por comprender su realidad. Un total de 2.010 atenciones fueron para gais, 939 a bisexuales, 704 a lesbianas y 54 de ellas, a personas pansexuales.

Un apoyo para los más jóvenes

Los jóvenes son los que más acuden a Orienta, puesto que la mayoría de atenciones, el 33,6 %, estuvieron dedicadas a personas entre 18 y 30 años. Fueron 2.308 los jóvenes adultos valencianos que acudieron al servicio. Pero también los adolescentes, una etapa clave para la sexualidad, representaron una buena cantidad del trabajo de Orienta, al tratarse de 755 atenciones -también se incluye a los niños en la misma categorización-.

El descubrimiento de la identidad sexual también parece una de las ayudas fundamentales de Orienta, puesto que apenas 1.423 atenciones fueron hechas a familiares pero un número bastante superior, concretamente 2.230 llamadas, se identificaron al principio como personas heterosexuales. Sin embargo, no se especifica cuántas atenciones se centraron, de hecho, en la orientación sexual.

Fuente: Levante-EMV, vía KifKif

General , , , , , , , ,

“Vía crucis de los pobres y migrantes”, por Juan Simarro Fernández

Viernes, 15 de abril de 2022

A man sleeps on a sculpture of a figure called 'Homeless Jesus' in front of the Archdiocese of Washington Catholic Charities offices in Washington, on September 16, 2015. Photo courtesy of REUTERS/Jonathan Ernst *Editors: This photo may only be republished with RNS-POPE-HOMELESS, originally transmitted on Sept. 24, 2015. Foto Jonathan Ernst

Inmigrantes: El multiforme rostro de Dios

Vivimos en un país en donde hay personas que, en esta Semana Santa, se van a centrar más en el dolor que en la alegría de la resurrección. Parece que a la gente le gusta en España la celebración del dolor y del sufrimiento. Muchos cofrades celebrarán en España las catorce estaciones del Vía Crucis. Pasean en procesión todo el sufrimiento de Jesús. Es más, muchos quieren participar de él: se dan latigazos, cargan cruces pesadas pero a veces se olvidan del dolor y sufrimiento del hermano.

Primera estación: Huerto de los Olivos. Ellos, los pobres, también se han angustiado en su Huerto de los Olivos, quizás muchos han tenido su alma triste hasta la muerte antes de tomar la decisión de subirse a una patera o a un cayuco… o a un avión. Es la primera estación del vía crucis de los pobres.

Segunda estación: El Beso de Judas. Muchos de los pobres del mundo aguantan su soledad al haber sido traicionado por el Judas de nuestro tiempo, adorador del dios Mammón, dios que acumula capitales desequilibrando el mundo. Seguidores de Mammón que, a veces, dicen que no se olvidan de los pobres y que rezan u oran en las iglesias. Rezan u oran también ante sus opulentas comidas diciendo que se acuerdan de los pobres. Es el Beso de Judas. La 2ª estación

Tercera estación: La condena del Sanedrín. Los pobres, tanto los países como las personas, han sido condenados por el Sanedrín acumulador contemporáneo de los países ricos. Estos usan sus materias primas, aseguran su bienestar con los cobros de la deuda externa. Los pobres han sido condenados a ser los excluidos de la tierra, un remanente sobrante que llega a estorbar a los que detentan el capital. La condena dictada por el Sanedrín opulento es la tercera estación de su vía crucis.

Cuarta estación: La negación del pobre. Cuando el hambre acucia, cuando no se tiene una vivienda digna, cuando no se tiene acceso a un trabajo capaz de sustentar a la familia, se sale de los países de origen y se emigra. Llegan a las sociedades ricas y éstas les reciben. Los necesitan, los usan… los explotan o se les rechaza con brotes xenófobos o racistas. Se les niega. Es la negación de Pedro, pero sin arrepentimiento. Es la cuarta estación de los sufrientes del mundo.

Quinta estación: El juicio. Los pobres son juzgados por los políticos, por los Pilatos de nuestro tiempo. Juzgan, condenan y, después, se lavan las manos. Hay políticos que hablan de los peligros de la inmigración, de la inseguridad, de expulsiones, de controles. Son los resultados de un juicio político… juzgados por el Pilatos de nuestro tiempo. Es la quinta estación. El juicio a los pobres y migrantes del mundo.

Sexta estación: La flagelación. Jesús fue flagelado, pero muchos pobres también. Apaleados y pateados en el Metro como vimos en los telediarios. ¡Cuántos apaleados que no graban las cámaras de seguridad! Flagelados de mil formas, con las miradas, con las palabras, con las exclusiones… Es la sexta estación del vía crucis de los pobres. Tienen que soportar durante esta estación, su pesada y dolorosa corona de espinas.

Séptima estación: Tienen que cargar con la cruz, con la pesada carga que no quieren llevar los ricos del mundo, con trabajos que ellos, los satisfechos y ahítos, no quieren hacer ni encuentran quienes los hagan. Hoy muchos pobres tienen que cargar con la cruz, por un poco de dinero y, quizás, sin seguridad social, ni vacaciones, ni pagas extra. Es la séptima estación del vía crucis de los pobres cargando con la pesada cruz. Espaldas cansadas, brazos agotados, cansancio, mala alimentación. Triste estación.

Octava estación: Cirineo. Un punto de descanso, de solidaridad. También hay Cirineos en el mundo que intentan ayudar a llevar la cruz. Las ONGs, algunas iglesias, algunos creyentes… algunos ateos y humanistas del mundo. Es la mano tendida en medio del vía crucis. Hoy también, afortunadamente, Cirineo se mueve por el mundo, siendo las manos del crucificado, siendo los pies del Siervo Sufriente. Es la octava y bendita estación dentro del vía crucis de los pobres.

Novena estación: El llanto. Las mujeres de Jerusalén llorando ante Jesús que carga con la cruz. Coro de mujeres que se lamentan y dejan correr sus lágrimas por sus mejillas. Yo no sé si hoy falta este coro de mujeres que lloren por el mundo. Necesitamos esta novena estación. Es la estación del llanto, la del grupo que une sus lágrimas a las de los sufrientes del mundo. No lloréis sólo por los sufrientes, llorad por vosotras mismas. Cuando un niño se muere de hambre en el mundo, algo de vuestros hijos perdéis. Llorad por vuestros propios hijos, los coetáneos de los que mueren por el hambre o la desnutrición. Que no falten las lágrimas de esta estación novena

Décima estación: Es el momento del Jesús crucificado. Jesús en su agonía. ¿Cuántos de los pobres del mundo estarán pasando ya por esta estación? Los clavos ya clavados, las manos y los pies ya sangrantes. ¡Cirineo, ayúdanos! Pero hasta ahí ya no puede llegar el Cirineo. Es la estación de la ejecución de la condena. La décima estación. El niño va a morir, el adulto no va a llegar a los cuarenta años, ha envejecido prematuramente y ya está en la cruz esperando la muerte. ¿Dónde está la justicia?

Décimo primera estación: El buen ladrón tiene premio. Apelemos a la conversión de los ladrones del mundo, que se conviertan y compartan.

Décimo segunda estación: A los pies de la cruz. La madre y el discípulo amado al pie de la cruz. La necesidad de los que aman. El discipulado, el seguimiento de Jesús. No dejemos solos a los que sufren. Pongámonos a los pies de su cruz particular.

Décimo tercera estación: La muerte. Jesús muere. Su figura crucificada nos anima a no permitir que mueran impunemente más inocentes. ¿Cuántos pobres y migrantes han muerto hoy? ¿A cuántos se les ha matado su dignidad o su autoestima en este día?

Décimo cuarta estación: La tumba. Jesús es depositado en un sepulcro nuevo. Con los ricos fue en su muerte. Muchos pobres no tienen ni siquiera esta estación. Son lanzados al mar desde las pateras o los cuervos se comen sus carnes. Hoy los abismos del mar sienten nauseas por tanta muerte. Fin del vía crucis.

¿Marca el fin este vía crucis? ¡No! El vía crucis no marca el fin. Sigamos andando hasta la resurrección. Sería un error quedarse ahí. ¡Hay esperanza! Jesús resucitó y nos llama a ser sus discípulos en medio de un mundo de dolor.

El vía crucis debe ser derrotado, el Reino de Dios ya está entre nosotros y puede tener su acción en el mundo a través de sus hijos solidarios, activos y comprometidos. Señor, ayúdanos a eliminar el vía crucis de los pobres del mundo. Lo queremos hacer por ti, Señor. Que la memoria del crucificado nos lance al amor y a la solidaridad, que nos sintamos movidos a misericordia. Estamos en tiempos de resurrección. Tu muerte es la que puede dar vida al mundo, pero mientras no terminemos con el vía crucis de los pobres, no seremos nosotros tampoco felices. La primavera no habrá llegado. Tendremos nuestro personal vía crucis ¡Ven, Señor Jesús!

Fuente Redes Cristianas

Biblia, Espiritualidad , ,

“Trabajo, salario y vida. ¿Por qué tantos conflictos?“, por Ramón Hernández Martín

Martes, 8 de febrero de 2022

hine_mechanic_0.previewHay algo tan determinante y claro en la vida de los seres humanos como la necesidad de vivir “agrupados”, pues la interdependencia es característica de toda vida animal: no solo nacemos unos de otros, sino también nos necesitamos como un bastón para sostenernos en pie y seguir adelante. ¿Hay algo más inútil y enclenque que un hombre solo, por muy dotado que esté de facultades y por muchas fuerzas que tenga? ¿Es concebible siquiera la vida humana en una tierra habitada exclusivamente por “robinsones”?

Que la necesidad esencial de agruparse haya llevado a los seres humanos a su más lograda y perfecta forma de hacerlo en las “democracias” ha sido producto de no pocas renuncias individuales que nacen de tener que confiar en otros y delegar la representación personal en muy concretos grupos políticos. Sin embargo, mientras que la confianza ensancha el horizonte vital, la delegación no se hace como renuncia o sometimiento, pues todos tenemos los mismos derechos y nadie debe ser esclavo de nadie, sino por la conveniencia de encontrar acomodo y proyección en el grupo del que necesariamente se forma parte. En otras palabras: confiamos en otros para crecer y delegamos en los representantes políticos, pero no para transferirles un poder de dominio sobre nuestras vidas y haciendas, por más que ese sea el resultado muchas veces, sino para que lleven a efecto una fructífera misión de servicio a la colectividad. Solo el servicio a la comunidad justifica el poder político y la existencia misma de los políticos.

De ahí que toda política que no es servicio, es decir, toda política “dominadora”, sea depredadora, y que los “políticos dominadores” se conviertan en pesadas cargas para las espaldas de los ciudadanos que han confiado en ellos. Y de ahí se deriva igualmente la necesidad de que la política ejercida sea no solo buena, eficaz y productiva, sino también soportable económicamente. El ideal, por inalcanzable que resulte, es muy claro: buena política, pero a bajo costo; país rico con gobierno pobre. Es justo lo contrario de lo que está ocurriendo por lo general en las naciones orgullosas de su democracia. La vocación obliga al político a ser uno de los trabajadores más rentables para el pueblo, uno de los que más produzca a menor costo. Vista desde esa perspectiva, la situación actual no da más que para carcajadas sarcásticas debido a que no pocos políticos aprovechan su situación privilegiada para enriquecerse, comportándose para mayor escarnio como auténticos parásitos y viviendo como insaciables sanguijuelas de la sangre de los ciudadanos. Para no hurgar más en esta herida, de todos es bien sabido que, durante la terrible pandemia que padecemos y mientras muchos ciudadanos han perdido sus trabajos y disminuido sus ingresos, ningún político español ha ido al paro ni ha visto recortada su injustificada remuneración.

Partiendo de estos principios, el primer objetivo de todo gobierno bien emplazado debería ser procurar cobijo y comida a todos los ciudadanos que no quieran vivir a la intemperie ni pasar hambre voluntariamente. Todo ser humano que nace tiene derecho a un lugar donde vivir y a poder llevarse algo a la boca. Digamos, para no desequilibrar la cosa, que también tiene la obligación de contribuir al logro de ese objetivo. Un pueblo en el que haya ciudadanos que pasen hambre y por la noche no tengan para arroparse más que las estrellas es, siempre y en toda circunstancia, un pueblo “mal gobernado”, un pueblo cuya política hace aguas debido a que sus políticos se sirven de él en vez de servirlo. Insisto en que lo que realmente determina que una política discurra por el buen camino es que se logre de alguna manera que todos los ciudadanos tengan un habitáculo y puedan llevar cada día a la boca lo que necesitan para vivir. A ello hay que añadir, además, que disfruten de buena salud, que tengan una educación adecuada y posibilidades de realizarse como personas.

Ahora que en España se ha puesto sobre la mesa la “cuestión laboral” con la idea de injertar como es debido el mundo del trabajo en el empresarial, deberíamos tener el coraje de ir más allá de lo estrictamente salarial y de la durabilidad del trabajo para armonizar convenientemente en la vida de las empresas los roles de los empresarios capitalistas y de los trabajadores asalariados. Frente a tan problemática pantalla, solo me atrevo a insinuar que trabajar por un salario empobrece al trabajador e incluso desnaturaliza su trabajo. La envergadura laboral de un trabajador no se puede medir por la cuantía de un sueldo: considerando la empresa como un ser vivo, el trabajador, como también el empresario y el capital, es un órgano vital. De hecho, el fallo de cualquiera de esos tres órganos la hace inviable. Tengo la impresión de que, tras más de un siglo de dramáticas disputas entre marxismo y capitalismo, aquel nunca se ha atrevido a plantear la cuestión en términos tan esclarecedores como que los trabajadores son tan importantes como el capital y que también ellos son empresa.

Fijar en última instancia lo que son políticas de derechas o de izquierdas, zarzal en el que estamos metidos desde los inicios del s. XX, no solo se ha cobrado millones de víctimas, sino también empobrecido sobremanera nuestras sociedades. Es un problema que sigue muy verde en nuestros días. Sin duda, la persistente lucha obrera, que propugna “un salario mínimo digno”, ha contribuido a rescatar a los trabajadores de una explotación laboral que trataba de valorarlos únicamente como fuerza productiva y que de hecho los sometía y sigue sometiendo, no pocas veces, a una severa esclavitud. Si queremos salir del atolladero en que todavía nos encontramos, hemos de partir del hecho ya apuntado de que toda empresa está formada por el capital que la sostiene, por un cuerpo directivo que la planifica y por los obreros que le ponen carne al esqueleto, las tres columnas que sostienen el edificio: sin base económica no habría proyecto, sin dirigentes todo sería un caos y sin trabajadores no se daría ni un solo paso hacia adelante. La pacificación definitiva del mundo laboral vendrá únicamente de que la empresa funcione realmente como un cuerpo vivo en el que todos sus órganos vitales trabajen a pleno rendimiento.

Hoy, ningún empresario se atrevería a negarle a un trabajador la remuneración mínima suficiente para que puedan vivir él y su familia. De hacerlo, tendría que ser al margen de la ley que lo cuantifica. Sin duda, han quedado atrás los tiempos de la severa esclavitud laboral que muchos trabajadores han padecido, pero seguimos soportando todavía muchos desequilibrios, derivados de llamar empresa y considerar como tal únicamente al capital y a su personal directivo, mientras que los obreros quedaban reducidos a una masa laboral informe, obligada a producir el máximo rendimiento para sus patronos. Mis tiempos de comerciante me enseñaron que el beneficio comercial depende también y no poco de la gestión de compras y del control de los gastos de la transacción, el mayor de los cuales es siempre el costo laboral. De ahí que el trabajador, lejos de ser valorado como una de las tres columnas vertebrales de la empresa, quede reducido muchas veces a un “gasto” inevitable, tanto más soportable cuanto menor sea.

Yendo mucho más allá de cuanto se ha expuesto en tantísimos tratados sobre los empresarios y los trabajadores, sobre el capital y el trabajo, urge que los trabajadores sean colocados a la altura del capital. No me cansaré en insistir en que tan importante es para una empresa el capital sobre el que se funda como el trabajo que la desarrolla. Sin dinero, no hay base sobre la que construir, pero, sin trabajo, no hay construcción posible. Falta todavía mucho para que el trabajador se sienta dueño de alguna manera de la empresa en que trabaja. Cuando seamos capaces de plasmar en el funcionamiento de nuestras empresas ese proceder no solo habremos demostrado la inutilidad de la cansina dialéctica capital-trabajo, en la que seguimos inmersos por intereses económicos e ideológicos, sino también eliminado de raíz la conflictividad laboral que tantísimos disgustos causa, que tantas horas de trabajo tira por el sumidero y que tanto empobrece a los ciudadanos.

Partiendo de que la mínima aspiración de todo buen gobierno ha de consistir en procurar cobijo y comida a todos sus ciudadanos y de que el “salario mínimo” ha de ser de una cuantía que provea a las necesidades básicas del trabajador y de su familia, deberíamos diseñar empresas en las que los trabajadores sean beneficiarios de su productividad en la medida en que su trabajo los convierte en sus dueños. Sin duda, es una tarea harto difícil, pero el día en que se logre se dará al traste con toda la conflictividad laboral y se resolverá de un plumazo uno de los problemas más enquistados en la sociedad: conseguir que “los trabajadores trabajen”.  El sistema actual favorece que se acomoden en él fácilmente cientos de miles de parásitos que viven chupando la sangre de otros y cuyos salarios, lejos de ser dignos, son robos descarados.

El doce de enero se daba cuenta en este mismo portal de RD de que el papa Francisco denunciaba que “el trabajo es a menudo rehén de la injusticia social” y pedía que “sea rescatado de la lógica del mero beneficio y pueda ser vivido como derecho y deber fundamental de la persona”. “Derecho” porque es eje esencial del funcionamiento de una empresa en la que se proyecta la vida profesional del trabajador. “Deber” porque incluso fuerza a dejarse la piel en una empresa que se convierte en el sustento de su familia. Hablamos de un equilibrio de fuerzas y de reparto de beneficios que no solo será difícil de diseñar, pues requerirá audaces desarrollos legislativos, sino también de implantar, pues tendrá que lidiar, por un lado, con la precariedad laboral en que se mueven muchas empresas y, por otro, con la cuantificación de la productividad real de cada trabajador.

En este contexto, permítaseme una rápida alusión al mundo de la emigración, tan problemático en nuestros días por incomprensibles razones políticas e ideológicas. Sé de lo que hablo al haber trabajado con emigrantes españoles en Francia y en el Reino Unido. Cuando la emigración no es forzada, sino que obedece al derecho básico que cada cual tiene para buscarse la vida donde mejor le parezca, es realmente una bendición para los pueblos. Lo digo porque, en la actual coyuntura, la emigración está resultando muy conflictiva no solo porque se está haciendo a las bravas, sino también porque el mal entendido “fair play” de algunas naciones facilita que emigren a ellas parásitos de toda índole y hasta peligrosos delincuentes. Sin embargo, cuando se planifica y se desarrolla conforme a la ley, el emigrante, que se ve sometido muchas veces a esfuerzos sobrehumanos, enriquece al mismo tiempo a sus dos pueblos: el de su origen, al que suele enviar importantes ahorros, y el de su destino, que resulta el más beneficiado por su trabajo. Son muchos los españoles que a mediados del siglo pasado contribuyeron, por ejemplo, al desarrollo de Francia, de Alemania y del Reino Unido, al mismo tiempo que, tras vivir ellos con severa austeridad, ayudaban con sus ahorros a sus familias y contribuían con ellos significativamente a sacar a España de la enquistada pobreza en que había caído tras tantas convulsiones políticas.

Ramón Hernández Martín

Religión Digital

Espiritualidad , , , , , ,

Agrelo: “Ellos, expuestos a la muerte, condenados a morir de hambre y de frío en fronteras diseñadas para la seguridad de unos pocos, ellos son ‘el rey’”

Martes, 23 de noviembre de 2021

David Trullo+Ecce Homo“Ellos, con sus vidas a cuestas, son mi Rey”

Interrogado por el procurador romano: ¿Eres tú el rey de los judíos?, Jesús de Nazaret, un despojado de todo poder, un acusado a quien todos podían escupir y despreciar, humillar y atormentar, responde: Soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz

Ellos, los despojados de poder, de derechos y de pan, los acusados de violentos y borrachos, los señalados como un peligro para los demás, ellos son “el rey”, y quienes son de la verdad escuchan su voz

A un pobre, juzgado por sanedrines teocráticos y magistrados imperiales, condenado por todos, ajusticiado como blasfemo, como esclavo y criminal, y sellado en un sepulcro para enterrar allí con su cuerpo también su memoria, a ese pobre los cristianos lo celebramos en la liturgia de cada día, que es lo mismo que decir, lo recordamos cada día con agradecimiento y con fiesta, y hoy lo declaramos, no sólo nuestro Rey, sino El Rey del universo, ¡El Rey!

Interrogado por el procurador romano: ¿Eres tú el rey de los judíos?, Jesús de Nazaret, un despojado de todo poder, un acusado a quien todos podían escupir y despreciar, humillar y atormentar, responde: Soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz.

Ese hombre, Jesús, con su púrpura de burla, su corona de espinas, su trono de crucificado, ése es el Rey ante quien nosotros nos inclinamos, ése es el Rey a quien hoy aclamamos diciendo: El Señor reina, vestido de majestad.

En ese hombre, en ese pobre, en su abandono, en su debilidad, reconocemos el amor que da consistencia al universo, la fuerza que lo mueve; en ese retoño sin aspecto que pudiéramos apreciar, en ese desecho de hombre, reconocemos al Hijo más amado, en quien el Padre quiso fundar todas las cosas: Así está firme el orbe y no vacila.

En ese crucificado reconocemos a Aquel que nos amó y nos liberó de nuestros pecados y nos ha convertido en un reino, y nos ha hecho sacerdotes de Dios.

De ese hombre nos fiamos. A ese Rey le abrimos de par en par las puertas de nuestra vida

Sea que lo recibamos resucitado y humilde en la divina eucaristía, sea que lo recibamos herido y necesitado en el cuerpo de sus pobres, es siempre el Rey quien entra en nuestra vida, es el Señor quien se sienta como rey eterno, es el Señor quien bendice a su pueblo con la paz.

C53832A4-4500-4ABB-9691-E268E7EA04F5

Refugiados afganos atrapados en la frontera entre Polonia y Bielorrusia Attila Husejnow / SOPA Images Via / DPA

Y cuanto dije de él, cuanto creo de él, cuanto celebro de su misterio, lo digo de él en los pobres, lo creo de los pobres en él.

Ellos, los despojados de poder, de derechos y de pan, los acusados de violentos y borrachos, los señalados como un peligro para los demás, ellos son “el rey”, y quienes son de la verdad escuchan su voz.

Ellos, expuestos a la muerte, asfixiados en éxodos imposibles, condenados a morir de hambre y de frío en fronteras diseñadas para la seguridad de unos pocos, ellos son “el rey”.

En ellos, en su abandono, en su debilidad, la fe reconoce y abraza al Hijo más amado, al Señor de nuestra vida, a aquel en quien el Padre quiso fundar todas las cosas.

Ellos, con su estigmatización social a cuestas, con sus vidas a cuestas, con su fardo de miedos y angustias y terrores y agonías a cuestas, ellos son mi rey, de ellos voy diciendo: “El Señor reina”; y no quiero borrar lo que el salmista añadió: “vestido de majestad”; pues también en estos reyes, de burla para la impiedad, pero de verdad para la fe, habita, como en el Rey del universo, la gloria de Dios.

Pero éstas son sólo cosas de la fe, misterios que ella sola revela, luz que ella enciende en la mirada.

Hoy, el milagro de la fe nos permite ver al Rey, recibirlo y abrazarlo en la Eucaristía y en los pobres.

Fuente Religión Digital

Biblia, Espiritualidad , ,

ACATHI y Kifkif rechazan la última Instrucción aprobada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad social y Migraciones que excluye a personas migrantes LGTBI de su derecho de acogida humanitaria.

Jueves, 7 de octubre de 2021

E82180F4-9F29-4538-9E44-7E8AD001E508Madrid y Barcelona, a 30 de septiembre de 2021.

Desde Kifkif y ACATHI, Asociaciones de personas migrantes y refugiadas LGTBI, rechazamos la última Instrucción aprobada por parte del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que deja sin plaza de acogida a los hombres solteros sanos de países con los que España tenga un acuerdo de repatriación como Marruecos, Argelia y Senegal. Ya que no se tiene en cuenta la vulnerabilidad de las personas relacionadas con otros aspectos vitales que requieren de atención especial, pero que, aún así, serán excluidos del sistema acogida. Más preocupante es que no se plantean la evaluación de necesidades específicas o incluso de vulnerabilidad que incluyan a las personas LGTBI.

El Real Decreto 450/2019, de 19 de julio, plantea como elemento central para la acogida humanitaria la situación de vulnerabilidad de las personas inmigrantes y solicitantes de protección internacional. Sin embargo, excluir por nacionalidades, edad o salud física trae consigo consecuencias que afectan la acogida humanitaria y no respetan los derechos humanos fundamentales.

El primer elemento que se debe salvaguardar es que las personas entiendan sus posibilidades y derechos. Algunas personas necesitan garantías procedimentales especiales por su edad, género, orientación sexual, identidad de género, diversidad funcional, enfermedad grave, enfermedad mental, consecuencias de torturas, violación u otras formas graves de violencia psicológica, física o sexual. Para ello son amparadas por la directiva de procedimientos. Desafortunadamente, la instrucción presentada estos días atenta con el rol activo de protección propuesto. En consecuencia, los Estados deben esforzarse por identificar a los solicitantes de protección internacional.

Además, normas como la propuesta ponen a España por debajo de los estándares establecidos por la legislación, tanto europea como internacional, sobre derechos humanos y de personas refugiadas. Peor aún, puede traer consigo que posibles solicitantes de asilo LGTBI sean devueltos a países donde existe un riesgo fundado de que puedan sufrir desprotección e incluso peligro de muerte.

Es necesario incidir que, a diferencia de otros Estados miembros de la Unión Europea, España no prevé ningún mecanismo formal de identificación de necesidades específicas de protección para personas solicitantes de asilo.

En cuanto a la identificación de personas LGTBI, son las organizaciones sociales especializadas que en la mayoría de las ocasiones están realizando ese reconocimiento de necesidades específicas de protección de manera “informal” y trasladando esa información a las autoridades competentes, así como a los instructores de la OAR y a la UTS para que se tenga debidamente en cuenta a lo largo del procedimiento de asilo. Esto no es posible si estas personas son devueltas por criterios de edad, sexo y acuerdos de devolución.

Exigimos un servicio garantista de derechos de acceso y asesoría. Para que las personas tengan una protección correcta y no se devuelva a personas que correrían el riesgo de ser perseguidas.

A raíz de lo anterior, hacemos un llamamiento al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en especial, al ministro José Luis Escrivá que derogue la última instrucción aprobada que priva del derecho de acogida humanitaria a personas que huyen por su orientación sexual, identidad de género, enfermedad mental o consecuencias de torturas, violación u otras formas graves de violencia psicológica, física o sexual. Además, exigimos que se trabaje activamente en criterios claros que identifiquen aspectos de vulnerabilidad.

Desde Kifkif y ACATHI trabajamos a diario por los derechos humanos a través de la construcción de puentes interculturales entre el colectivo migrante LGTBI y las administraciones para derribar los muros y discriminaciones que nuestra gente se enfrenta a diario. Por ello, nos oponemos a cualquier forma de exclusión social y reafirmamos nuestras luchas por el reconocimiento de los derechos de todas las personas.

Fuente Kifkif

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Agrelo: “En las costas de Almería el mar está arrojando a las playas cadáveres de hombres, mujeres, niños, que son cuerpo de Cristo”

Lunes, 27 de septiembre de 2021

Emigrantes-muertos-playa_2380871892_15726543_660x371“En lo que va de año, en el mar que une África y las Islas Canarias han muerto o han desaparecido más de 1.900 personas”

“Queremos comulgar con él, queremos que él sea en nosotros, que él viva en nosotros, que él ame en nosotros, que él continúe en nosotros su lucha contra el mal que aflige a la humanidad”

“La fe nos pedirá mucho más: reclamará nuestra vida para la salvación de los verdugos, de los que esclavizan, de los que crucifican, de los que asisten al espectáculo, de los que desprecian el dolor de los crucificados”

El hecho es que sólo quiero hablar de Cristo Jesús, de aquel a quien confieso “Señor mío y Dios mío”, aquel a quien reconozco como mi salvador, mi redentor, mi luz, mi vida.

Sólo quiero hablar de él; pero en realidad eso significa que quiero escuchar sus palabras, fijarme en lo que hace, imitar su vida, seguir sus pasos.

También lo podríamos decir así: queremos comulgar con él, queremos que él sea en nosotros, que él viva en nosotros, que él ame en nosotros, que él continúe en nosotros su lucha contra el mal que aflige a la humanidad.

Por el misterio de la encarnación, fue él quien buscó primero esa comunión con nosotros, ese encuentro con los necesitados de salvación.

No hay fe cristiana si no reconocemos la comunión de Cristo Jesús con nosotros y nuestra comunión en Cristo con la humanidad entera.

cadaver-playa-almeriaLas dos pertenecen al corazón de nuestra fe: la “comunión de Cristo Jesús con nosotros”, y “nuestra comunión con la humanidad”. Pero ninguna de ellas sería posible si la palabra comunión se quedase fuera del vocabulario del amor, fuera del amor que Cristo Jesús nos tiene, fuera del amor que Cristo Jesús nos pide tener a toda la humanidad: un amor verdadero, eficaz, poderoso para expulsar demonios; un amor humilde para dar a beber un vaso de agua a quien tenga sed.

En las costas de Almería el mar está arrojando a las playas cadáveres de hombres, mujeres, niños, que son cuerpo de Cristo, que son nuestra propia carne.

En lo que va de año, en el mar que une África y las Islas Canarias han muerto o han desaparecido más de 1.900 personas, hombres, mujeres, niños, que son cuerpo de Cristo, que son nuestra propia carne.

No veo cómo podamos ser creyentes sin solidaridad con las víctimas de la iniquidad fratricida, de la indiferencia deshumanizada, de la violencia homicida.

Esa solidaridad no debiera resultarnos difícil. Pero la fe nos pedirá mucho más: reclamará nuestra vida para la salvación de los verdugos, de los que esclavizan, de los que crucifican, de los que asisten al espectáculo, de los que desprecian el dolor de los crucificados.

“En esto hemos conocido el amor de Dios: en que él dio su vida por nosotros. También nosotros debemos dar nuestra vida por los hermanos”.

Esa es nuestra vocación: Amar a todos, como Jesús. Salir en busca de todos, como Jesús. Dar la vida por todos, como Jesús.

cropped-Patera-cargada-de-inmigrantesCristo Jesús es la ley perfecta, el precepto fiel, el mandamiento verdadero. Él es descanso del alma.

Para nosotros la vida está en aprender a Jesús, en comulgar con Cristo Jesús, en ser de Cristo Jesús.

Ojalá escuchemos hoy su voz. Que él abrace hoy con nuestros brazos a la humanidad que sufre. Que él se ofrezca hoy en nuestras vidas a los necesitados de salvación.

Feliz comunión con el amor de Dios en Cristo Jesús.

Fuente Religión Digital

Biblia, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, General , ,

Jesuitas de México y Centroamérica: “Las migraciones forzadas rebasan la capacidad de los países y hacen indispensable la colaboración”

Miércoles, 22 de septiembre de 2021

DB587DA4-A4F9-4982-9B79-16C3F86D118FPropuestas de los religiosos ante la ‘cruda‘ realidad de la migración ‘forzada’

Con preocupación por las condiciones históricas de desigualdad socioeconómica que vive la región del Centro y Norte de América, así como la situación de violencia que se vive en Honduras, El Salvador, Guatemala y México, los Jesuitas de México y Centroamérica comparten en un documento su postura ante las migraciones forzadas en la región, así como sus propuestas para atender sus causas

El documento se ha centrado en la realidad migratoria del norte de Centroamérica (Honduras, El Salvador y Guatemala) y su relación con México y Estados Unidos y especifica la labor realizada por ambas provincias a favor de los migrantes

Con respecto a Nicaragua, se indica que merecería un tratamiento aparte. También Costa Rica y Panamá son realidades diferentes pero muy atravesadas por las olas migratorias como países receptores fundamentalmente

El documento analiza las causas por las que las personas se ven obligadas a migrar, a partir de los foros realizados con personas investigadoras y expertas en ambas provincias. Desde esta realidad, se indican siete causas estructurales

Anima la colaboración de las obras apostólicas de las provincias de México y Centroamérica, para atender los grandes retos de la región, así como tener y fortalecer un marco común desde el cual orientar la incidencia social y política

(Vatican News).-Animar la colaboración de las obras apostólicas de las provincias de México y Centroamérica, para atender los grandes retos de la región, así como tener y fortalecer un marco común desde el cual orientar la incidencia social y política. Es el objetivo que se propone el documento emitido por los Jesuitas de México y Centroamérica, en el que enumeran “propuestas” para atender las causas estructurales y culturales de las migraciones forzadas en la región.
.

Centrado en la realidad migratoria del norte de Centroamérica (Honduras, El Salvador y Guatemala) y su relación con México y Estados Unidos, el texto especifica la labor realizada por ambas provincias a favor de los migrantes:

La Provincia Mexicana acompañó la llegada de las hermanas y los hermanos refugiados de Guatemala en los territorios de Campeche y Chiapas en la década de 1980. En el año 2001 se creó el Servicio Jesuita a Migrantes para promover la hospitalidad en las estructuras civiles y eclesiales, y en el año 2017 se reactivó el Servicio Jesuita a Refugiados para atender la frontera sur y en el presente año se inició un proyecto en la frontera norte. Actualmente la mayoría de las parroquias, universidades y misiones indígenas a cargo de la Compañía de Jesús en México tienen un programa de atención a las migraciones o responsables de asuntos migratorios.

La Provincia Centroamericana articula diversas instancias que han incorporado el eje de las migraciones dentro de su trabajo y que hacen parte de la Red Jesuita con Migrantes en la región:  En Panamá lo realiza Fe y Alegría; en Costa Rica el Servicio Jesuita para Migrantes; en Nicaragua el Servicio Jesuita a Migrantes; en Honduras el ERIC y Radio Progreso; en El Salvador la Universidad Centroamericana y la parroquia de Arcatao; en Guatemala la Universidad Rafael Landívar, Fe y Alegría, ADESI en el Ixcán, junto con una incipiente Oficina de Servicio y otras instancias parroquiales.

Con respecto a Nicaragua, se indica que merecería un tratamiento aparte. También Costa Rica y Panamá son realidades diferentes – se lee –  pero muy atravesadas por las olas migratorias como países receptores fundamentalmente.

Indispensable la colaboración

Precisando que la migración humana contemporánea es una realidad compleja que rebasa las dinámicas propias de cada país e implica la colaboración con otros contextos”, los Jesuitas de México y Centroamérica afirman que es “indispensable” la colaboración entre ambas provincias, con énfasis en el caso del triángulo norte de Centroamérica debido a su alta vulnerabilidad.

.

El documento analiza finalmente las causas por las que las personas se ven obligadas a migrar, a partir de los foros realizados con personas investigadoras y expertas en ambas provincias:

1) Una pérdida de esperanza en poder resolver su situación personal familiar al ver que su contexto local, nacional y regional no mejora ni tiene perspectivas de hacerlo;

2) Una necesidad de protección internacional ante la sensación de riesgo vital por la inseguridad, violencia, carencia de recursos económicos;

3) La atracción por irse a Estados Unidos generada por la brecha de oportunidades, de salarios que existe entre este país y Honduras, El Salvador o Guatemala

4) La necesidad de mantener la unidad o buscar la reunificación familiar.

Asimismo, desde esta realidad, se indican siete causas estructurales:

1) La desigualdad de oportunidades para el desarrollo humano pleno asociada a un modelo económico.

2) La desilusión hacia los procesos democráticos existentes y que se asocia a un modelo de estado.

3) La deficiencia de los sistemas tributarios y de protección social.

4) La influencia del narcotráfico y el tráfico de armas.

5) La (in)seguridad, militarización y sistemática violación de los derechos humanos.

6) La vulnerabilidad frente a las amenazas inducidas por el cambio y la variabilidad climática.

7) El horizonte individualista de la vida unido al universalismo que prioriza las categorías globales sobre las locales.

CB6A856A-1CEA-42B3-9B1E-A70F763DB0DF

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Santiago Agrelo: “No se puede servir al hombre y al dinero. No se puede”

Martes, 7 de septiembre de 2021

Mons-Agrelo-arzobispo-Tanger_2109399110_13489508_660x371El arzobispo emérito de Tánger abrió el 40 Congreso de Teología

Las fronteras son trampas en las que, desde hace muchos años, quedan atrapados miles de emigrantes, miles de hombres, mujeres y niños en busca de futuro, ya ese futuro se llame pan, se llame justicia, se llame libertad o se llame dignidad”

Una información “sesgada, interesada, deformada, evoca en la memoria formas utilizadas con desparpajo en el viejo nazi-fascismo; se trata siempre de culpabilizar a las víctimas, y de justificar que lo sean”

El franciscano denunció el “inmenso cinismo” que habla de violencia por parte de los migrantes, “y se obvie que son sólo emigrantes los muertos, los tullidos, los descalabrados, hombres, mujeres y niños a los que, por otra parte, obligamos a pasar días y noches a la intemperie durante tiempos interminables”

“Tendríamos que hablar de complicidades que matan, la más penosa entre todas, la de la Iglesia, habitual simpatizante de políticas económicas que matan, de políticas de frontera que matan, de políticas

“No se puede servir al hombre y al dinero. No se puede”. Así concluyó el arzobispo emérito de Tánger, Santiago Agrelo, una vibrante presentación del 40 Congreso de Teología de la Asociación Juan XXIII. Desde hacía tiempo no se veía a un obispo español en este foro, que este año, por mor de la pandemia, se está celebrando on line, bajo el lema ‘El neoliberalismo mata: no se puede servir a dos señores, a Dios y al dinero’.

Durante su intervención, Agrelo comenzó buscando “un sujeto para el verbo matar”, con una dura crítica a la propuesta neoliberal, tan presente en nuestros días. Y tan sufrida en nuestras costas, en nuestros mares, en nuestras fronteras de concertinas, dolor y devoluciones en caliente, sin que queramos darnos cuenta.

 “Eso que llamamos paraíso terrenal otra cosa no sería que un mundo que Dios ha preparado con todo detalle, y en el que ha puesto al ser humano para que disfrute del regalo y lo cuide”, subrayó Agrelo, quien insistió: “La muerte no estaba en la abundancia. Tampoco en la fruición. Tampoco en la libertad. La muerte acechaba, tentaba y se escondía en la voluntad de posesión”.

 

“Habré de escoger”

“La voluntad de posesión seduce, engaña, miente. La voluntad de posesión mata”, clamó Agrelo, quien abundó en la responsabilidad personal en esta cuestión. “Habré de escoger entre Dios y el dinero: entre la fruición del paraíso y la apropiación del fruto prohibido; entre mi hermano Abel y mis pretensiones de ser único; entre el entendimiento con todos y la soledad de nuestros enfrentamientos; entre dar vida –que es lo propio de Dios-, y matar –que es lo propio del ídolo llamado dinero-“. Y ojo con la elección, porque “si sirvo al dinero, mataré”.

Recordando su paso por Tánger, un territorio “frontera, en el que se levantan altas, peligrosas, mortales, las vallas de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, se extienden anchos, peligrosos y mortales el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo, y finge cercanías engañosas el Estrecho de Gibraltar. Dos barreras artificiales –las vallas- y una natural –los mares-“.

Unas barreras que “son trampas en las que, desde hace muchos años, quedan atrapados miles de emigrantes, miles de hombres, mujeres y niños en busca de futuro, ya ese futuro se llame pan, se llame justicia, se llame libertad o se llame dignidad”. Y, atrapados, viven acorralados, vejados, humillados, y se ven obligados a asumir sufrimientos que sería crueldad inaceptable infligir en una prisión a criminales; entiéndase que son empujados hasta verse obligados a aceptar enfermedades, mutilaciones y muerte”.

“Hemos de acogerlos a todos”

Y no era suficiente con denunciar la violación de los derechos humanos: “El dolor estaba allí (…). Pero tuve que aprender que, aun con la muerte delante de los ojos, somos capaces de no ver, preferimos no ver, nos interesa no ver”. Por eso, ante sus denuncias, las acusaciones contra él: “¿Acaso quiere usted suprimir las fronteras? Si no hay trabajo para nosotros, ¿cómo vamos a recibir a más gente?, ¿es que quiere usted aumentar el número de los parados? ¿Con cuántos emigrantes hemos de compartir nuestro pan? ¿Cien mil? ¿Cien millones?”, eran algunas de las críticas recibidas por el franciscano.

Menores-custodiados-Policia-frontera_2342775721_15568910_667x375

Menores custodiados por la Policía en la frontera

“Quienes tales preguntas hacen, ni siquiera se dan cuenta de que están considerando al emigrante como posesión suya, lo están rebajando a la condición de mercancía de la que los dueños pueden disponer, lo están reduciendo a factor económico en un mundo sin alma”, lamenta Agrelo. “Y si quienes hacen tales preguntas son cristianos, no se han percatado todavía de que están ciegos, de que no han empezado a creer, pues no han visto a Dios en los hermanos, no han reconocido a Cristo en el necesitado, no han visto a Lázaro echado en el portal de la propia casa”.

Con todo, el obispo da la respuesta: “Hemos de acogerlos a todos”. También, a los protagonistas de la “letanía” leída por el prelado, de 168 agredidos en la frontera, con “cuchillos, con machetes, agresiones directas de la milicia, violaciones, quemaduras, infecciones… ¿A quién le importa esa letanía? A quienes dedican su tiempo a curar las heridas que deja en la carne de los pobres la codicia de los ricos”.

A nadie interesan los muertos

“A nadie interesan los miles de muertos de los que se tiene noticia, hombres, mujeres y niños a los que enterramos lejos de su tierra y más lejos aún de nuestra memoria, de nuestros sentimientos. Y si los que mueren nos dejan indiferentes, pregunto: ¿qué pueden interesar los que se quedan rotos por los caminos?”, se preguntó Agrelo, cuestionándonos, como Dios a Caín: “¿Soy yo el guardián de mi hermano?”.

Hay muchas formas de matar, apuntó el obispo franciscano. “La primera forma de matar es el silencio informativo, una “apuesta por la negación de la realidad”. “Y cuando la realidad arroja sus muertos a la puerta de nuestras vidas, entonces el silencio los rebajará a la categoría de muertos insignificantes, muertos sin duelo, sin historia, sin nombre”. Un “silencio cómplice” que “es madre de la indiferencia que nos hace inmunes a la compasión”.

La información también mata “cuando es utilizada al servicio del poder y contra los pobres”. Una información “sesgada, interesada, deformada, evoca en la memoria formas utilizadas con desparpajo en el viejo nazi-fascismo; se trata siempre de culpabilizar a las víctimas, y de justificar que lo sean”, apuntó, denunciando el “inmenso cinismo” que habla de violencia por parte de los migrantes, “y se obvie que son sólo emigrantes los muertos, los tullidos, los descalabrados, hombres, mujeres y niños a los que, por otra parte, obligamos a pasar días y noches a la intemperie durante tiempos interminables”.

La verdad oficial es siempre mentira

 La verdad oficial es siempre mentira”, glosó Agrelo, “y esa verdad mata”, y “evita que sintamos la responsabilidad por las muertes que ya hemos causado”.

“Otro modo normalizado de informar es el que utiliza el lenguaje para demonizar a hombres, mujeres y niños que, de forma ilegal, atraviesan nuestras fronteras”, lamentó el obispo. Un tipo de información que “ahoga las inquietudes de los que se echaron al mar, ahoga sus esperanzas, sus lágrimas, sus miedos, su cansancio, ahoga su humanidad –nos deja sin lo propio del ser humano-; esa información, que ignora la realidad de los emigrantes, al mismo tiempo la deforma, pues da a entender que esos hombres, mujeres y niños –algunos de ellos, bebés- representan para el ciudadano común una amenaza, un motivo de alarma, un peligro”.

Esa información, que ignora la realidad de los emigrantes, al mismo tiempo la deforma, pues da a entender que esos hombres, mujeres y niños –algunos de ellos, bebés- representan para el ciudadano común una amenaza, un motivo de alarma, un peligro

Más allá de la información, “tendríamos que hablar de leyes inicuas que impiden a los pobres el ejercicio de sus derechos fundamentales; tendríamos que hablar políticas económicas que generan masas de pobres, políticas que son fábrica de hambrientos, hombres, mujeres y niños abandonados a su desgracia como desechos necesarios del progreso y el bienestar de unos pocos bendecidos; tendríamos que hablar de complicidades que matan, la más penosa entre todas, la de la Iglesia, habitual simpatizante de políticas económicas que matan, de políticas de frontera que matan, de políticas informativas que matan”.

“Cuando en el contexto de este Congreso nos referimos a sujetos posibles para el verbo matar -concluyó Agrelo-, no estamos pensando en enfermedades, tampoco en accidentes, tampoco en calamidades naturales; estamos pensando en opciones personales”.

Y es quela muerte pasa por el corazón del hombre. Es en el corazón donde se decide a qué señor servir, a cuál amar y a cuál despreciar, a quién dedicarse y a quién no hacer caso”. Por eso, “no se puede servir al ser hombre y al dinero. No se puede”. Al menos, no sin traicionar a Jesús.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad , , ,

Lanzan Movilh-Migrante para promover y defender derechos de extranjeros/as LGBTIQ+ en Chile

Jueves, 6 de mayo de 2021

BC4613B1-ACD5-4890-84EB-2396A748C111
La iniciativa brindará orientación legal y psicológica gratuita a migrantes, además de poner a disposición de este grupo humano los test rápidos de VIH. Movilh-Migrante, coordinado exclusivamente por extranjeros/as, fue lanzado junto a un sitio web.  

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) lanzó hoy una nueva área de trabajo para promover y defender  los derechos humanos de los y las migrantes lesbianas, gays, bisexuales, trans, interse y queer  (LGBTIQ+) en Chile que  ven afectada su calidad de vida en razón de su orientación sexual o identidad de género.

La migración es cada vez más acelerada en nuestro país. Quienes llegan a Chile merecen todas las garantías para la plena igualdad de derechos garantizadas en nuestras leyes y tratados internacionales”, señaló el Movilh.

Estimamos que cerca de un 10% de los y las migrantes que han llegado a Chile son LGBTIQ+. Las denuncias por vulneración de derechos a migrantes LGBTIQ+ las recibimos cada semana, por lo cual resultaba necesario e indispensable que creáramos un área de trabajo focalizada en esta materia”, añadió el Movilh.

El Movilh capacitó en derechos humanos a extranjeros/as LGBTIQ+, a objeto de que ellos/as coordinen la temática de la migración del colectivo. En paralelo, Movilh-Migrante elaboró un sitio web que busca dar respuesta a la diversas consultas que recibe  la organización.

El sitio abarca información sobre trámites migratorios, acceso a la salud, el trabajo y la educación,  obtención de RUT y Clave Única, más derechos de la población LGBTIQ+ en Chile, entre otros.

Movilh-Migrante, una iniciativa apoyada por la Fundación Interamericana (IAF), brindará además asesoría legal y gratuita frente a casos de discriminación, aplicará test rápidos de VIH y derivará a las personas, en caso de ser necesario, a entidades especializadas en migración, como son la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) y la Asociación de Venezolanos en Chile (Asoven), con los cuales el Movimiento LGBTIQ+  ya firmó convenios de colaboración.

La Primera Encuesta Nacional Aplicada a Migrantes Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans, Intersex y Queer (LGBTIQ+),desarrollada por Movilh este año, arrojó que el 80,3% fue discriminado por su orientación sexual o identidad de género en su país de origen y el 48,8% ha sufrido lo mismo en Chile. Además el 40% pensó en el suicidio a raíz de la homofobia y la transfobia, mientras el 73,8% ha sido víctima de la xenofobia en nuestro país, por lo que para el 52% uno de los principales problema enfrentados en Chile es la discriminación, lo cual  es superado por  el acceso al trabajo (86,6%) y a la vivienda (54,3%).

https://m.youtube.com/watch?v=lBb1bEw7zrY&feature=youtu.be

Fuente MOVILH

General, Historia LGTBI , , , , , , ,

Servicio Jesuita a Migrantes y Movilh firman inédito convenio para promover derechos humanos de migrantes LGBTIQ+ en Chile

Sábado, 24 de abril de 2021

SJM-movilh-820x394Ambas instituciones aunarán esfuerzos para contribuir a mejorar la calidad de vida de migrantes LGBTIQ+ en Chile

El Servicio Jesuita  a Migrantes (SJM) y el Movimiento de Integración y Liberación (Movilh) firmaron su primer convenio de colaboración para promover los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersex y queer (LGBTIQ+) que han salido de su país de su origen para llegar a Chile.

En el convenio las partes acordaron “destinar sus respectivas capacidades humanas, técnicas y/o económicas para la implementación medidas” tendentes a mejorar la calidad de vida de los/as venezolanos/as y otros migrantes LGBTQ+ en Chile.

El acuerdo, firmado por el SJM  y el presidente del Movilh, Gonzalo Velásquez, establece que en el marco de sus respectivas experticias, la primera organización brindará a LGBTIQ+ asistencia en temas migratorios o de ayuda humanitaria, mientras la segunda dará asesoría legal y psicológica frente a eventuales casos de discriminación o violencia basados en la orientación sexual, la identidad o la expresión de género.

A la par, ambas instituciones brindarán capacitaciones a sus integrantes en sus respectivas temáticas, todo con el fin de garantizar la mejor atención a migrantes LGBTIQ+

“Nos sentimos orgullosos/as y felices de llegar a este acuerdo con una de las entidades más prestigiosas y activas en Chile en temáticas de migración. El trabajo del SMJ es reconocido y querido por la población migrante y así no los han comunicado las propias personas LGBTIQ+. Esperamos con este importante convenio dar una atención integral y multidisciplinaria a migrantes LGBTIQ+”, señaló Veláquez.

Fuente MOVILH

General, Iglesia Católica , , , , ,

Alberto Ares: “Caminar del extraño al huésped y pasar al vecino”

Martes, 23 de marzo de 2021

roce-hace-carino_2322677712_15401154_660x371El roce hace el cariño

 Los que sigan el mundo del deporte de la canasta conocerán a una pareja de jugadores fuera de lo normal, Kobe Bryant y Pau Gasol. Dos compañeros que se convirtieron en hermanos para formar una de las mejores parejas de la historia del baloncesto.

Creo que para que se posibilite el verdadero encuentro, como nos invita el Papa Francisco, tenemos que ayudar a poner unas bases, con políticas inclusivas que impulsen las condiciones de posibilidad para la inclusión, que apuesten por una formación en la diversidad, por una política de vivienda y de lucha contra la desigualdad que azota crecientemente nuestra sociedad, especialmente a nuestros barrios.

Para caminar del extraño al huésped y pasar al vecino, necesitamos generar espacios de encuentro donde todos formemos parte de un futuro compartido, y nos sintamos transformados y mejores.

Los que sigan el mundo del deporte de la canasta conocerán a una pareja de jugadores fuera de lo normal, Kobe Bryant y Pau Gasol. Dos compañeros que se convirtieron en hermanos para formar una de las mejores parejas de la historia del baloncesto. Dos personas con caracteres muy diferentes, con trayectorias vitales nada encontradas, pero que lograron sentirse familia. ¿Qué ocurrió en sus vidas? ¿Por qué se logró el milagro?

Pau llegó a un equipo ansioso de éxitos, liderado por una estrella indiscutible, pero dentro de un grupo de jugadores tensionado y con notables lagunas. Kobe era un jugador duro y exigente, que venía de pasar duros momentos personales; pero quizás la necesidad de lograr victorias, hizo que pusiera un impulso extra de su parte para que Pau se sintiera en casa desde el primer día. Le hablaba en castellano en los partidos, e intentaba acelerar su adaptación.

 En un equipo tensionado e individualista, Pau insufló un comportamiento amable, una mirada de equipo que modificó el clima emocional del grupo. Si algo Pau había aprendido y sembrado en la selección española que tantos laureles había obtenido era la importancia de jugar como equipo. Dos líderes con capacidades muy distintas, pero que lograron dar lo mejor de cada uno en beneficio del conjunto. Con el paso de los años llegaron las victorias que catapultaron al equipo con grandes promedios, estadísticas y “anillos”.

Sin lugar a duda, Pau hizo mejor a Kobe y Kobe hizo mejor a Pau. Kobe fallecía hace poco más de un año en un accidente de helicóptero junto a una de sus hijas. Pau escribía una carta tremendamente conmovido al año de su fallecimiento, “no hay un solo día en el que no te tenga presente en lo que hago”.

¿Qué podemos aprender de esta historia compartida en el camino de la vida? Dice un refrán castellano que el roce hace el cariño. Los que llevamos algunas horas de vuelo “rozándonos” en diferentes ocupaciones y lugares, nos damos cuenta de que este refrán es verdad, pero se necesitan una serie de condiciones.

¿A qué me refiero? Pues que para que el roce genere cariño se tienen que dar algunos supuestos. Normalmente que ambas personas o partes, pongan buena disposición para el encuentro, para intentar ponerse en los zapatos de la otra persona, respetando la diversidad, dejándose impactar por la novedad, creando un clima sano de relación, acogiendo lo bueno, siendo generoso y aprendiendo a lidiar con cierta frustración hacia lo nuevo.

 

Cuando en estos meses vemos lo que ocurre en Canarias con los flujos migratorios y los brotes de racismo que comienzan a florecer en ciertos barrios, uno se pregunta si realmente el roce hace el cariño. ¿Se dan condiciones sanas de vivienda y de encuentro en los barrios? ¿Se está educando en la diversidad para acoger y generar procesos de inclusión? ¿Dónde suele vivir la población migrante que llega y en qué condiciones? ¿Cómo afecta esto a la configuración misma de los barrios y de la gente que vive en ellos?

Creo que para que se posibilite el verdadero encuentro, como nos invita el Papa Francisco, tenemos que ayudar a poner unas bases, con políticas inclusivas que impulsen las condiciones de posibilidad para la inclusión, que apuesten por una formación en la diversidad, por una política de vivienda y de lucha contra la desigualdad que azota crecientemente nuestra sociedad, especialmente a nuestros barrios.

 

Para caminar del extraño al huésped y pasar al vecino, necesitamos generar espacios de encuentro donde todos formemos parte de un futuro compartido, y nos sintamos transformados y mejores, como en la historia de Pau y Kobe. Solo así lograremos recrear historias de amistad y vecindad como las que vamos sembrando desde hace años en España. Sólo así apreciaremos que verdaderamente el roce hace el cariño.

Una versión más breve de este ensayo se ha publicado en https://vidareligiosa.es/

Fuente Religión Digital

Espiritualidad , , ,

“Una oportunidad de vida” de la mano de parroquias, fundaciones y Cáritas de Arratia

Sábado, 23 de enero de 2021

Lahcen-Bendaoud-Khalid-Oulghazi_2305879395_15245307_660x371Lahcen Bendaoud y Khalid Oulghazi

Esto es hacer que se extienda El Reino…

La iniciativa puesta en marcha por Cáritas de Arratia pretende arraigarse y que tenga continuidad con la acogida integradora de más jóvenes

Esta oportunidad es fruto de la colaboración entre las parroquias de Valle de Arratia (ocho pequeñas parroquias rurales, total unas14.000 habitantes) lideradas por Caritas Arratia y la Fundación Harribide

Gracias a la generosidad de los Padres Sacramentinos, que ceden temporalmente su casa que llevaba años vacía, los jóvenes pueden tener una vida digna mientras se preparan para obtener estudios, trabajo y una nueva oportunidad

Cáritas de Arratia se suma a la acogida de inmigrantes tutelados para favorecer su integración en la sociedad
Siguiendo la estela de la Fundación Harribide de Etxebarri, integrada por asociaciones de grupos de tiempo libre, la parroquia de San Antonio y la Fundación EDE, que trabaja en la intervención socioeducativa, entre otros, Cáritas Arratia se ha sumado a la acogida de inmigrantes tutelados. Todavía en una fase inicial, ya que apenas llevan dos meses, han aprovechado una casa propiedad de los religiosos sacramentinos de Areatza para facilitar, de momento a dos jóvenes marroquíes, el camino hacia su integración y emancipación.

Su historia apenas difiere de la de cualquier inmigrante que llega a Europa desde África. Lahcen Bendaoud y Khalid Oulghazi abandonaron su hogar y a su familia para labrarse un futuro con mejores expectativas de las que tenían en sus países de origen. “Todos queremos un futuro mejor. Nosotros allí no lo veíamos. Llegar aquí no es fácil y tampoco la vida hasta que encuentras la ayuda de alguien. Se pasa mucha miseria, frío y hambre”, comenta Lahcen, el menor de nueve hermanos.

Su larga travesía comenzó en enero de 2018. “Salí de casa, aunque mis padres no querían que me fuera, y llegué desde Tánger a Algeciras en patera sin conocer a nadie. Fue muy duro. Sabía que me estaba jugando la vida y, aun así, me arriesgué”, relata el joven de 22 años en un claro castellano. Llegó a Almería el 12 de febrero, donde consiguió trabajar en el campo unos quince días. “Somos mano de obra barata y no sabemos el idioma, -reconoce-, así que poco más podíamos hacer”.

Ante el temor de que en Almería le detuvieran y devolvieran a Marruecos por carecer de permiso de residencia, decidió viajar a Barcelona, una gran ciudad en la que esperaba encontrar más oportunidades. Allí tuvo la suerte de coincidir con un amigo de su pueblo, con el que trabajó en la construcción. Pero aquello tampoco duró por la baja carga de trabajo, así que decidió probar suerte en Bilbao.

En la capital vizcaína no pudo pernoctar más que tres noches en un albergue, por lo que no tardó en verse en la calle. Oyó hablar de Harribide y, aunque se apuntó a comienzos de junio, no lo acogieron hasta mediados de julio. Gracias a esta agrupación, pudo convivir tres meses con otros chicos, primero en Etxebarri y, después, dos años en un piso compartido en Arrankudiaga, junto con Khalid, hasta que les ofrecieron vivir en la casa de Areatza, donde se muestran encantados, a la vez que agradecidos. “Si no fuera por estas organizaciones, no sé dónde estaría”, reconoce Lahcen.

Tras obtener el título de ESO el año pasado, está cursando un grado medio de mantenimiento y electromecánica en el centro de Formación Profesional Andra Mari de Galdakao en una clase en la que de 18 alumnos, 4 son inmigrantes. “Me gusta lo que hago, estamos muy bien con los compañeros, estudio mucho y tengo esperanzas de encontrar trabajo, aunque ahora mismo no puedo más que hacer prácticas por falta de papeles. Si no tenemos papeles no podemos trabajar y si no trabajamos, tampoco nos los dan, así que es complicado”, lamenta.

A pesar de llevar tres años sin ver a su familia, a la que echa mucho de menos, admite que le gustaría quedarse en nuestro entorno. “Lo ideal sería poder ir a verlos cuando tenga papeles porque aquí estoy muy a gusto, aunque la vida no sea fácil”.

Los dos jóvenes, que comparten las tareas del hogar con el religioso con el que conviven, reciben semanalmente la visita de una educadora social que les supervisa. En el tiempo libre que les queda, les gusta practicar deporte y juntarse con los amigos con los que han compartido piso y experiencias. La actual situación de pandemia les impide poder socializar más en el entorno, pero agradecen hasta cuando la vecina se les acerca a hablar.

La iniciativa puesta en marcha por Cáritas de Arratia pretende arraigarse y que tenga continuidad con la acogida de más jóvenes. “Hemos comenzado con dos para ver cómo va con intención de que puedan venir más, aprovechando la infraestructura que tenemos”, explican satisfechos desde la organización arratiana. “Lahcen y Khalid son muy responsables y colaboradores, así que estamos muy contentos”.

***

Pasajes para comprender la Palabra de Dios sobre los hombres y mujeres a quienes la vida ha colocado lejos de sus hogares.

unnamed

¿Qué dice la Biblia sobre los emigrantes? En medio de la actual crisis, volvamos a leer algunos de los pasajes más destacados de la Palabra de Dios sobre las personas a quienes la vida les ha puesto lejos de su tierra de origen.

Pero antes de comenzar…pongámosle cara e imagen:

El Pueblo de Israel era consciente de ser un pueblo de inmigrantes. En sus ritos se presentaba así: «mi padre fue un arameo errante» (Deuteronomio  26, 5).

Junto con los huérfanos y las viudas, los emigrantes constituyen la trilogía típica del mundo de los marginados en Israel. Para ellos, Dios pide un trato digno y de especial respeto y atención.

Pasajes del Antiguo Testamento

• «Conocéis la suerte del emigrante, porque emigrantes fuisteis vosotros en Egipto» (Éxodo 23,9).

• «No vejarás al emigrante» (Éxodo 23,9)
• «No lo oprimiréis» (Levítico 19,34)
• «No lo explotaréis» (Deuteronomio 23,16)
• «No negarás el derecho del emigrante» (Deuteronomio 24,17)
«Maldito quien viole los derechos al emigrante» (Deuteronomio 27)
• «Amaréis al emigrante, porque emigrantes fuisteis en Egipto» (Deuteronomio 10,19)
• «Al forastero que reside junto a vosotros, lo miraréis como a uno de vuestro pueblo y le amarás como a ti mismo» (Levítico 19,34).
«Cuando siegues la mies de tu campo y olvides en el suelo una gavilla, no vuelvas a re- cogerla; déjasela al emigrante, al huérfano y a la viuda» (Deuteronomio 24,17).

Jesús también fue inmigrante

Jesús mismo se presenta como un inmigrante. Mateo muestra la infancia de Jesús y a la Sagrada Familia bajo una primera y cruenta experiencia de emigración forzosa (Mateo 2,14-15).

Por su parte, el Evangelio de Lucas narra el nacimiento de Jesús fuera de la ciudad «porque no había sitio para ellos en la posada» (Lucas 2,7).

• Nacido fuera de su tierra y procedente de fuera de la patria (cfr. Lucas 2,4-7), «Habitó entre nosotros» (Juan 1,11.14)
«Fui extranjero y me acogiste» (Mateo 25,35).
• El buen samaritano (Lucas 10, 25-37)
• La mujer sirofenicia (Marcos 7,24- 30),
• El centurión (Mateo 8,5-10)
• La mujer samaritana (Juan 4,5-42)
«Ya no hay judío ni griego, ni hombre ni mujer, ni esclavo ni libre porque todos sois uno en Cristo» (Gálatas 3,28).

Fuente Religión Digital

General , ,

Periodismo, Covid-19 y grupos vulnerables: 5 recomendaciones

Viernes, 15 de mayo de 2020

Un interesante y necesario encuentro:

taller-periodismo--1208x604Por Airam Fernández

Cómo se dispararon los pedidos de auxilio de mujeres víctimas de violencia doméstica en medio del confinamiento por la Covid-19 en América Latina, obligadas a convivir con sus agresores en una región donde el promedio de femicidios supera la decena diaria. Cómo sobreviven las personas trans y trabajadorxs sexuales en las calles mientras el grueso de la población pasa la cuarentena en talleres y reuniones virtuales y bajo resguardo en casa. Qué tipo de dificultades enfrentan las comunidades indígenas, aisladas en zonas donde no hay servicios de salud, o lxs migrantes vulnerables ante el cierre de fronteras, que además de mantener su propia economía también velan económicamente por sus familias en sus países de origen, y que ahora suman a las altas tasas de desempleo producto de la crisis.

Estos fueron algunos de los temas discutidos en un panel donde participó Presentes, en el marco del Foro Virtual e Hispanoamericano de Periodismo Científico organizado por Factual, titulado ‘COVID-19 y grupos en riesgo: pueblos originarios, migrantes, poblaciones LGBTI y trabajadoras sexuales’. Fue una mesa de periodistas mujeres, convocada para proponer estrategias de cobertura y narrativa y reflexionar sobre el rol del periodismo frente a estos grupos vulnerables, que históricamente han tenido poco espacio en los grandes medios de comunicación.

La conversación fue moderada por la periodista colombiana Ginna Morelo y tuvo espacio para más de 100 participantes. Durante una hora, todxs escucharon atentxs detrás de sus pantallas las intervenciones de periodistas y editoras de Argentina, Perú, México y Chile: Ana Fornaro y María Eugenia Ludueña, codirectoras de Presentes; María Isabel Torres, directora de Mongabay LATAM; Eileen Truax, periodista especializada en migraciones; y Nataly González, consejera nacional del Colegio de Periodistas de Chile.

Cada una contó brevemente cuál es la situación de estos grupos en los países que cubren y cómo ha sido la respuesta de los gobiernos para atenderlos. Argentina es el único país que lleva ventaja, por estar a la vanguardia respecto a leyes progresistas para la diversidad sexual, dijo Ana Fornaro: “Este es un caso atípico: tenemos Ley de Identidad de Género, Matrimonio Igualitario, Cupo Laboral Trans en algunas provincias y eso hace que a nivel institucional se tenga mayor contemplación con estos grupos en la pandemia. Por eso vemos una disparidad enorme frente a otros países. En Centroamérica, por ejemplo, no hay ningún tipo de medidas, políticas públicas ni apoyos específicos, y no sólo eso, sino que se ejerce violencia desde el Estado sobre estos grupos”.

Cuando el gobierno chileno anunció las primeras cuarentenas progresivas, los movimientos feministas locales comenzaron a hablar sobre cómo el confinamiento podría afectar a las mujeres en sus casas, sobre todo a las que a diario son víctimas de violencia doméstica. Y en consecuencia, la autoridad tomó algunas medidas. “Este tema está en la agenda gracias a las mujeres y a los movimientos sociales, nunca fue planteado por el gobierno. Además, no teníamos ministra en el Ministerio de la Mujer porque la que estaba renunció en marzo. Y la que llegó hace poco está muy cuestionada”, dijo Nataly González.

En Estados Unidos, las políticas antiinmigrantes del presidente Donald Trump han afectado a mujeres, niños y familias enteras durante los últimos años y eso no ha cambiado con la pandemia. Esa es una de las preocupaciones de Eileen Truax, que aunque es mexicana, vive y trabaja en ese país. Pero la periodista reconoce una fortaleza que ha sido clave para abordar la crisis: la capacidad de gestión que tienen los gobernadores, aunque en la mayoría de los casos, las respuestas se dan según el bando político al que pertenezcan. “Hemos visto reacciones muy diferentes, a veces muy opuestas, dependiendo del estado. Los demócratas son los que han respondido más rápido y de manera más oportuna”, explicó Truax.

María Isabel Torres subrayó el hecho de que los Estados y gobiernos de la región están desbordados por la pandemia. Por eso, cree que la ausencia de respuestas para los pueblos originarios es más notoria y su vulnerabilidad es, por ende, mayor: “Es muy difícil encontrar cifras específicas de indígenas con el virus. Las que tenemos provienen de las mismas organizaciones y representantes de cada pueblo, lo que evidencia que hay pocos nexos con el Estado”.

A pesar del aporte y el trabajo que cada una hace desde sus medios y organizaciones en los países que cubren, la conversación reflejó cuánto queda por trabajar y reflexionar en el interior de las redacciones acerca de estos temas. A continuación, una serie de recomendaciones recogidas a lo largo del panel sobre cómo enfrentar la crisis con coberturas pensadas desde un enfoque de derechos humanos, para ofrecer narrativas innovadoras, reveladoras y contextualizadas a las audiencias:

1- Escuchar todas las denuncias y amplificarlas

Ana Fornaro recomienda que en la agenda de género las denuncias de la diversidad sexual también sean escuchadas y amplificadas en la agenda mediática: “Si bien el tema de la violencia contra las mujeres es importantísimo de visibilizar, no es el único. En general, no se cubre lo que pasa con la diversidad sexual, las personas trans o les trabajadores sexuales, que son los grupos de mayor vulnerabilidad en este momento, porque viven al día, porque fueron desalojades de sus viviendas y porque además sufren violencia institucional”.

María Eugenia Ludueña añadió que, por estos días, las cárceles son espacios alejados del foco periodístico y donde pueden ocurrir mayores irregularidades y violaciones a los derechos humanos: “No se están cubriendo con la complejidad requerida y hay muchas denuncias de vulneraciones que están saliendo desde estos espacios”, advirtió.

Las redes sociales también son herramientas importantes y canales de denuncia. “Muchas organizaciones indígenas incluso hacen sus denuncias por esta vía. Son canales que no podemos desatender aunque el virus esté en la calle”, sugirió María Isabel Torres. Eso sí: con mucha responsabilidad para no caer en denuncias falsas.

2- Visibilizar a lxs verdaderxs protagonistas, cambiar rostros y derribar mitos

En temas de migración, las mujeres suelen quedar invisibilizadas, dijo Eileen Truax. La razón es que la mayoría de las coberturas se levantan sobre mitos: “En las imágenes que aparecen en los medios sobre migrantes cruzando el desierto o caminando para llegar de un país a otro, lo usual es ver hombres. Pocas veces aparece una mujer porque hay una sensación generalizada de que la migración es masculina. También persiste la idea de la reunificación familiar y de que el hombre se va a trabajar y la mujer lo alcanzará después”. Pero nada más alejado de la realidad: 48% de los migrantes de todo el mundo son mujeres y más de la mitad son cabezas de familia, dijo Truax. Partiendo de esos puntos, una de sus recomendaciones es buscar rostros y voces de mujeres a la hora de contar historias, para visibilizar el importante rol que tienen al sostener dos economías y contribuir con la fuerza laboral del país del que salieron y al que llegaron.

Truax también propuso indagar en los oficios y orígenes. Y lo dijo con cifras en mano: en EEUU hay dos millones de trabajadores agrícolas y 75% son migrantes. Tres de cada cuatro campesinos que trabajan para llevar la comida a la mesa no nacieron allí y muchos no tienen documentos ni posibilidades de regularizar esa situación. De este porcentaje, se estima que 6% son indígenas. “Entonces ya ven: son migrantes, a veces indocumentados, mujeres y además indígenas. Esto nos muestra capa tras capa de vulnerabilidad y esas historias no se cuentan. Entonces creo que es muy importante diversificar el rostro de los migrantes en toda su diversidad”, sugirió.

A ellos se suman los hijos de migrantes que en ese país son conocidos como dreamers: los chicos que llegaron con sus padres migrantes y hoy tienen cerca de 20 o 30 años. “El tema es que sólo conocen este país, siempre han estado aquí y tienen una situación migratoria irregular. Muchos de ellos ya han ido a la universidad, se han especializado en algún área y están desempeñando roles esenciales en la pandemia. Sin embargo, tienen una situación migratoria sólo de protección temporal”, planteó Truax.

Torres insistió en replantear cómo se cubre el tema indígena, porque las estrategias que normalmente se aplican muchas veces hacen que la invisibilización sea mayor, aunque no se quiera así. A su juicio, los grandes medios no lo han hecho bien al hablar de “pueblos originarios”. Es un concepto “demasiado amplio”, dijo, porque dentro de esos pueblos hay muchísimas comunidades y etnias: “Meterlos a todos en ese único concepto, de alguna manera es invisibilizar todas las posibilidades que hay para poder contar sus historias. Por ejemplo, tenemos comunidades indígenas de zonas remotas, o las que están cerca de las ciudades y tienen problemas para poder acceder a alimentos, o los ciudadanos que están estudiando en ciudades y se quedaron varados sin poder regresar a sus comunidades. Y a eso sumemos que todas son comunidades diferentes, que ya estaban amenazados antes de la pandemia viviendo situaciones de alta vulnerabilidad, con líderes asesinados, invasiones de tierra y minería ilegal, por nombrar sólo algunos de sus problemas”.

3- Tener especial cuidado al cubrir trabajo sexual y mujeres víctimas de violencias

En Argentina hay un debate muy fuerte entre lo que es trabajo sexual y prostitución. “Son como dos corrientes de pensamiento distintas”, aclaró Ludueña. Al menos desde la experiencia de Presentes, ha visto que sólo algunas personas travestis y trans deciden y pueden estar en el primer grupo, “pero la mayoría está en prostitución y la verdad es el único trabajo al que están podiendo acceder para subsistir. Eso plantea una situación de cobertura muy compleja, empezando porque no viven la cuarentena de la misma forma que otras personas”, detalló. En estos casos, su consejo es no contar nunca casos aislados para no caer en estereotipos o “visiones reduccionistas” de estos roles. “Contar las tramas y no los casos es lo que funcionará mejor, sobre todo en una situación tan complicada como la que vivimos, donde la violencia institucional es lo primero que sale a relucir”, dice.

Nataly González cree que es muy fácil caer en esos estereotipos con este tipo de coberturas en la región, porque la mayoría de los países carece de un marco de derechos para el trabajo sexual. Por eso, la mirada periodística debe ser muy cuidadosa: “En un contexto donde el trabajo sexual no está prohibido pero tampoco reconocido, estos grupos quedan fuera de cualquier beneficio institucional posible y además, expuestos al sensacionalismo o a esas visiones reduccionistas que muchas veces vemos en los medios”.

González añadió que en ningún caso es recomendable tomar el testimonio de mujeres que están viviendo episodios de violencias, específicamente justo cuando esa violencia está ocurriendo, primero por la seguridad de las víctimas y segundo por un asunto de ética: “Esos testimonios se toman cuando vemos que lo superaron y lograron sobrevivir y ahí es cuando en verdad son un aporte al trabajo que hacemos”.

4- Tener diversidad de fuentes

Las organizaciones sociales son las fuentes principales en Presentes y desde siempre, la articulación con ellas ha sido muy importante. “Pero ahora se intensificó muchísimo más y son claves para la cobertura diaria”, dijo Fornaro. También son indispensables para el trabajo de un medio como Mongabay, añadió Torres, sobre todo en este momento donde ir al terreno o a cubrir una historia en una comunidad indígena implica ponerles en riesgo. “Por eso es necesario activar una red de fuentes importante y diversa y apoyarnos con la gente en sus zonas, con sus dirigentes y representantes, de tal manera que nos permita suplir nuestra presencia en el campo”, señaló.

Torres también dijo que no hay que olvidar que los gobiernos y autoridades también son fuentes necesarias: “Aunque ya sepamos que frente a determinado tema no nos dirán nada o que su estrategia es no responder, es importante intentarlo. Escribir eso en una nota también es información”.

Cambiar las narrativas

Para Truax, la crisis de la Covid-19 es una oportunidad perfecta para cambiar la narrativa en los medios y girar hacia una que respete la dignidad de estos grupos vulnerables. Tenemos la gran oportunidad de que los grandes medios y los líderes políticos dejen de referirse a ellos como enemigos, culpables, invasores. Pero el gran reto es cómo rompemos esa barrera de la otredad y cómo planteamos un nosotros como colectivo, dijo. Su recomendación es hacer énfasis en historias de personas que ya pasaron por una situación de vulnerabilidad y la superaron: “En EEUU, los dreamers o las mujeres migrantes ya establecidas y que tienen una historia de vida positiva son perfectas para esto”.

Ludueña planteó la línea del periodismo de soluciones y la búsqueda de historias con tres componentes: resistencias, luchas y redes: “Vemos que las personas trans son las más afectadas en la pandemia pero también son de las más activas en generar resistencias y brazos solidarios con su comunidad, ya sea recolectado dinero, comida, o abriendo refugios”. Y Fornaro añadió: “Muches activistas la están remando para poder llevar alimento a personas que realmente están pasando hambre. Eso también es admirable y tiene que visibilizarse más”.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.