Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Refugiados’

Tras huir de Uganda, un refugiado gay se ahorca junto a la sede de la ACNUR en Nairobi (Kenia)

Viernes, 17 de abril de 2020

92873426_217794309504482_3977300622750777344_n_censored-e1586882134947-2Mweru Aneste, un orgulloso hombre y padre gay, fue encontrado muerto fuera de las oficinas de las Naciones Unidas en Nairobi, Kenia. (Facebook)

Terrible noticia que nos llega de Kenia. El cuerpo sin vida de Aneste Mweru, un joven gay de 25 años procedente de Uganda, ha aparecido junto a las oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Nairobi. Todo indica a que Mweru se ahorcó tras ser agredido por guardias de seguridad y policías al intentar acceder a la sede de la organización, que estaba cerrada, el pasado lunes de Pascua. El joven había huido de su país de origen en 2017 por la creciente hostilidad LGTBfoba y tenía el estatus de refugiado en Kenia desde hace un año. Su situación era cada vez más desesperada por los recortes en la ya reducida ayuda económica que recibía y por la perspectiva de acabar en un campo de refugiados.

El triste suceso ocurrió el pasado lunes. Según activistas que ayudan a los refugiados, Aneste Mweru, de 25 años, intentó acceder a las oficinas de ACNUR de la capital keniana a pesar de que era festivo. La policía y los agentes de seguridad privada se enfrentaron a él y lo rechazaron violentamente. El joven decidió quitarse la vida ahorcándose con una bufanda en un árbol cercano al lugar.

Aneste Mwiru fue una de más de doscientos solicitantes de asilo LGBT + que se trasladaron del campamento de refugiados de Kakuma a la ciudad capital en 2019, dijeron activistas a PinkNews.  Como muchas otras personas LGTBI, Mweru había huido de Uganda en 2017 para escapar de la creciente hostilidad social y gubernamental contra la comunidad. En marzo de 2019, las autoridades kenianas lo reconocieron finalmente como refugiado. Recientemente su situación se había vuelto cada vez más desesperada por los recortes en las ayudas a los demandantes de asilo y por la política del Gobierno de Kenia de concentrar a los refugiados en campos como el de Kakuma, en el norte del país. Las condiciones de vida de las personas LGTBI en estas instalaciones, donde están de nuevo expuestas a la hostilidad y a la violencia, son especialmente duras.

kakuma-pride-gofundme-imageAneste Mwiru celebrando el orgullo LGBT en el campo de refugiados de Kakuma,

Pero después de luchar para obtener la asistencia financiera vital que necesitaba para mantener a su hijo en febrero, sin hogar y hambriento, comenzó a acampar fuera de las oficinas de la UNCHR en Westlands.

Poco después de ser encontrado muerto en un presunto suicidio, aturdir a la comunidad local y capturar lo que los activistas dicen que es el patetismo de esos ugandeses queer que arriesgan todo para huir de la persecución. Al acercarse a la oficina para pedir comida, los guardias le informaron que la oficina estaba cerrada hasta el martes.

Según los informes, Mbazira Moses, fundador de Refugee Flag Kenya, un grupo de presión de los derechos LGBT +, dijo que los guardias supuestamente “lo golpearon hasta dejarlo inconsciente. Cuando recuperó la conciencia nuevamente, les dijo a los agentes de seguridad que preferiría morir allí donde se le conoce, que no sea en otro lugar”. Los guardias le dijeron a los refugiados homosexuales que murieran “si quería escapar de [sus] problemas“, afirma activistaLos guardias privados le dijeron entonces al joven de 28 años que se suicidara “si quería escapar de los problemas”, afirmó Moses.

Mwiru sufrió abrasiones en sus tobillos y brazos alrededor del momento de su muerte. Su cuerpo fue encontrado alrededor de las 10 a.m. por los transeúntes, muchos de los cuales son un salvavidas para los refugiados que viven en las calles y que dependen de los folletos de los lugareños.

Compañeros migrantes acamparon debajo de una pasarela cercana que se burló de las oficinas de seguridad privadas y armadas que patrullan las oficinas de ACNUR, culpándolos por la muerte de su amigo cuando las autoridades transfirieron el cuerpo de Mwiru.

La biografía de Mwiru era una incesante serie de abuso homofóbico y de devoción a su hijo.

Moisés fue “golpeado y herido” habitualmente durante su estancia en Kakuma, dijo Moses, convirtiéndolo en una de las muchas víctimas de un espectro de violencia lanzado en la comunidad LGBT + vulnerable del campo por ciudadanos locales homofóbicos que “nunca los quisieron allí“.

82982511_123113419199879_4304758073383190528_o-e1586882321891-1Mwiru era, según funcionarios de las Naciones Unidas, un ciudadano ugandés reconocido como refugiado por el gobierno de Kenia. Pero el movimiento del ACNUR para retirar los estipendios mensuales para los refugiados que viven en áreas urbanas sumió su vida en incertidumbre. Tales recortes se hicieron como parte de la política del gobierno, informaron 76 crímenes. “Si quisieran confirmar cuán desesperadas están las personas, que Mwiru sea más que suficiente”.

El socio de Mwiru, Nathan Shimwe del Congo, dijo que estaba sufriendo una depresión después de perder su trabajo a medida que la pandemia de coronavirus comienza a apoderarse del país sin litoral. “Habíamos alertado constantemente al ACNUR sobre los peligros y la desesperación a los que estaban sometidos los antiguos refugiados de Kakuma al retirar la asistencia financiera que se les daba”, dijo Moses. “Fueron traídos de allí y ahora abandonados sin ningún programa de lo que pueden hacer para obtener al menos comida y alojamiento. Las frustraciones entre todos los restantes que no reciben asistencia son tan graves como lo confirma el suicidio de Mwiru. Si quisieran confirmar cuán desesperadas están las personas, que Mwiru sea más que suficiente.

El UNHCR confirmó en un comunicado emitido el lunes que la agencia sigue de cerca las investigaciones policiales del incidente. “Nosotros, en ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, estamos profundamente conmocionados y entristecidos por la trágica muerte y el aparente suicidio de un refugiado hoy en Nairobi. Nuestros pensamientos y condolencias están con su familia y amigos. La declaración continuó: “El ACNUR está preocupado por los crecientes desafíos que enfrentan los refugiados y solicitantes de asilo, así como las comunidades que los acogen, para satisfacer sus necesidades básicas en el difícil contexto actual. ¿Cuántos ugandeses quieres morir antes de empezar a escucharnos?”

Entre las muchas fotografías de Mwiru están las de él sonriendo con amigos. Otros lo muestran sosteniendo a su hijo en alto, con los ojos brillantes de orgullo. Sin embargo, para muchos de los seres queridos de Mwiru, las fotografías de su cuerpo serán la forma en que la gente lo recuerde. Las imágenes gráficas de la muerte de Mwiru rebotaron en las redes sociales el lunes, impulsando la atención pública a las historias personales de refugiados individuales, tan a menudo oscurecidas por el ruido de, a veces, los cáusticos debates sobre la migración en Kenia.

Para Doreen Andrewz, subdirector de la Iniciativa de Trans refugiados, el fallecimiento de Mwiru es un recordatorio conmovedor del peligroso viaje que enfrentan los migrantes para escapar de la grave homofobia de Uganda. “¿Cuántos ugandeses quieres que mueran antes de empezar a escucharnos”, dijo. “Estoy cansado de la muerte, esto no es lo que vinimos a buscar en este país. [Mwiru], perdónanos a todos ”.

16429751

 La policía keniana investigará ahora las circunstancias de la muerte de Mweru. Por su parte, ACNUR ha hecho público un comunicado en el que lamenta lo ocurrido y pide respeto por la dignidad del fallecido y que se detenga la divulgación de las fotos de su cuerpo. El organismo de la ONU asegura que colaborará con las autoridades kenianas para esclarecer el suceso y para asistir al casi medio millón de refugiados que vive en el país.

La difícil situación de la comunidad LGTBI en Uganda y Kenia

Mweru había huido de una situación muy complicada para las personas LGTBI en Uganda. El artículo 145 del Código Penal castiga con penas que pueden llegar hasta la cadena perpetua a aquellos que «tengan conocimiento carnal contra natura con otra persona». El mero intento de mantener relaciones homosexuales o lo que se denominan «prácticas indecentes» se castiga con hasta siete años de prisión. Pero la durísima normativa no parece satisfacer a los LGTBIfobos. La presidenta del Parlamento, Rebecca Kadaga, insistía en 2016 en reintroducir un proyecto de ley que endurecía el trato penal a la homosexualidad, con la pretensión de establecer la pena de muerte en determinados casos. El proyecto había sido aprobado por el Parlamento en diciembre de 2013, pero finalmente fue invalidado por el Tribunal Constitucional a causa de una falta de procedimiento: se había votado sin el quórum necesario.

En octubre del año pasado recogíamos nuevos casos de violencia social y policial espoleada por las declaraciones de un ministro que animaban a reabrir el debate sobre la pena de muerte para las relaciones entre personas del mismo sexo.En noviembre, la policía  detenía a 127 personas y acusaba  a 75 después de una redada en un bar gay. Hace apenas unos días, veinte personas LGTBI eran arrestadas en el albergue en el que vivían, acusadas de vulnerar las normas de distanciamiento social impuestas por la pandemia de coronavirus. Pero conviene tener en cuenta que no todo depende del marco jurídico: la sociedad civil ugandesa también es fuente de ataques homófobos. Un ejemplo es el intento de linchamiento a un grupo de hombres homosexuales o los ataques que reciben los activistas que intentan llevar adelante la lucha.

Esta hostilidad constante lleva a muchas personas LGTBI a buscar refugio en la vecina Kenia, donde la situación es algo menos opresora, aunque sigue siendo difícil. En mayo del año pasado, el Tribunal Superior de Justicia de ese país decidía mantener la criminalización de las relaciones homosexuales con hasta 14 años de cárcel. A las leyes vigentes y a la agresividad de las fuerzas policiales se suma, como en Uganda, una marcada homofobia social. La prensa ha contribuido en buena parte a alentarla: en mayo de 2015 se publicaba, en la portada de un periódico keniano, un listado con el nombre y la fotografía de las que supuestamente eran las doce personas gais y lesbianas más influyentes en el país, poniendo en grave riesgo su vida.

Fuente Pink News/Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Lo que sucede en la frontera entre Turquía y Grecia pone a prueba nuestra humanidad”

Viernes, 13 de marzo de 2020

20190916124359afpp--afp_1kb8g6.hRescate en Lesbos AFP/Aris Messinis

Obispos católicos y luteranos piden no olvidar a los refugiados

“En este momento, nuestras fronteras físicas y mentales están siendo puestas a prueba por el nuevo coronavirus y la situación de los refugiados en la periferia de Europa”

“Es inaceptable que los seres humanos que huyen se consideren una amenaza, y que asegurar el orden y la prosperidad en Europa se haga al precio del caos en las fronteras exteriores”

“Lo que sucede en la periferia de Europa, en la frontera entre Turquía y Grecia, pone a prueba nuestra humanidad” Una decena de obispos católicos y luteranos de varios países nórdicos han emitido una declaración conjunta en defensa de los derechos de los refugiados.

“En este momento, nuestras fronteras físicas y mentales están siendo puestas a prueba por el nuevo coronavirus y la situación de los refugiados en la periferia de Europa”, señala el texto, que aboga por “una responsabilidad personal y compartida, más allá de todas las barreras e independientemente de las posiciones políticas”.

Para los líderes de estas iglesias, la atención a los refugiados es un desafío para cada uno individualmente y como sociedad, que debe empujarnos a “compartir y llevar la carga juntos: si fallamos, perdemos nuestra humanidad”.

Asumir nuestras responsabilidades

“Los miedos deben ser tomados en serio, pero no deben mantenernos atrapados e impedirnos asumir responsabilidades” animan los obispos, que tildan de “inaceptable” que “los seres humanos que huyen se consideren una amenaza” e “incompatible con los valores éticos sobre los que se construye la Europa en la que vivimos” que asegurar el orden y la prosperidad en Europa se haga al precio del caos en las fronteras exteriores.

En opinión de los obispos, la UE “debe seguir siendo un proyecto de paz”, ayudando hoy “a resolver” situaciones “que obligan a la gente a huir”. Porque el peligro para Europa no es la gente de las fronteras sino “la falta de confianza en el futuro, la pérdida de los valores universales y una política a corto plazo”. “Somos una sola humanidad de Dios que vive junta bajo el mismo cielo”.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica, Iglesia Luterana , , , , , , ,

Cáritas Europa reclama con urgencia una reacción humana en la frontera greco-turca

Sábado, 7 de marzo de 2020

Refugiados-campo-Moria-Lesbos_2120497993_13588971_660x371Refugiados en el campo de Moria, Lesbos

Recuerda que las personas migrantes no deben ser vistas como una amenaza

Los terribles y desesperados acontecimientos de los últimos días en la frontera entre Turquía y la UE exigen una reacción rápida y humana por parte de las próximas reuniones extraordinarias del Consejo de Justicia y Asuntos de Interior y de Asuntos Exteriores de la UE

“No podemos aceptar la muerte de niños cuando intentan alcanzar la seguridad de la UE”

Se necesita con urgencia una reacción humana en la frontera greco-turca. Los migrantes no deben ser vistos como una amenaza a la seguridad; son personas en una situación vulnerable que necesitan nuestra ayuda. En respuesta a los últimos acontecimientos dramáticos en la frontera greco-turca, Cáritas Europa llama a Europa a unirse en los principios de dignidad y humanidad para aliviar el sufrimiento de los más vulnerables.

Los terribles y desesperados acontecimientos de los últimos días en la frontera entre Turquía y la UE exigen una reacción rápida y humana por parte de las próximas reuniones extraordinarias del Consejo de Justicia y Asuntos de Interior y de Asuntos Exteriores de la UE. En consecuencia, Cáritas Europa hace un llamamiento a la UE y sus Estados miembros para que busquen urgentemente una solución humana y digna a la dramática situación humanitaria que ahora se está desarrollando en la frontera exterior de Grecia, tanto en las islas como en el continente, después de que Turquía abriera su frontera exterior hacia los Estados de la Unión.

Las personas que intentan llegar a Europa en busca de protección deben ser tratadas con dignidad y respeto, y nunca ser saludadas con gases lacrimógenos, armas de fuego u odio. Europa debe defender valores como la humanidad y la solidaridad, que son el núcleo de la fundación de la UE “, afirma Maria Nyman, secretaria general de Cáritas Europa. “Europa debe defender valores como la humanidad y la solidaridad, que son el núcleo de la fundación de la UE”, afirma Maria Nyman, secretaria general de Cáritas Europa

Centrarse exclusivamente en los controles fronterizos se traduce en la criminalización de las personas en situación de movilidad y alimenta un pánico irracional. La UE y sus Estados miembros deben elaborar un plan colectivo sólido para proporcionar ayuda humanitaria a los miles de personas, incluidas familias, mujeres y niños, que han huido de las guerras, la persecución y el hambre, y que ahora están atrapados en la frontera exterior de la Unión.

No podemos aceptar la muerte de niños cuando intentan alcanzar la seguridad de la UE. Y no podemos mirar pasivamente cuando nuestros guardacostas atacan y empujan a los migrantes a bordo de un bote en situación precaria, tratando de llegar a tierra firme, como ha sucedido en Grecia esta semana. En palabras del Papa Francisco, debemos atajar la “globalización de la indiferencia”. Europa debe asumir sus responsabilidades y valores fundacionales.

Además, Europa debe mostrar solidaridad hacia Grecia y los solicitantes de asilo que quedan en el limbo legal, especialmente en las islas griegas. Los Estados de la UE deberían reubicar urgentemente a los solicitantes de asilo, comenzando por los más vulnerables, como son los menores no acompañados. Reiteramos este llamamiento junto a otras 64 organizaciones europeas de la sociedad civil, lo que subraya aún más la urgencia de la situación inhumana.

Más de 12 millones de personas han sido desplazadas por la represión y la violencia en Siria desde 2011

Según el ACNUR, 40.000 migrantes se encuentran en campamentos oficiales en las islas griegas, que están diseñados para albergar solo a 6.000 personas. Miles más viven en campamentos improvisados, sin acceso a servicios o atención médica. La frustración aumenta entre la población migrante que queda en el limbo y los isleños que se sienten abandonados por las autoridades griegas y el resto de Europa. Esto ha provocado varias manifestaciones, mayores tensiones, violencia y racismo hacia los migrantes. Una atmósfera cada vez más tóxica hacia las ONG y los voluntarios que apoyan a los migrantes también ha provocado varios ataques.

De manera similar al ACNUR, Cáritas insta a todas las partes a abstenerse de usar la violencia contra los migrantes y las ONG que los rescatan y apoyan. Condenamos enérgicamente las restricciones aplicadas al acceso al asilo y la devolución que se están llevando a cabo en Grecia y en la frontera turca.

Reconociendo que la situación actual está relacionada con la crisis humanitaria en Siria y los países vecinos, es todavía más imperativo que la UE no mire hacia otro lado; al contrario, debería intensificar sus esfuerzos diplomáticos para negociar el fin de la guerra en Siria y proporcionar apoyo humanitario a las personas recién desplazadas en la región de Idlib. No olvidemos que más de 12 millones de personas han sido desplazadas por la represión y la violencia en Siria desde 2011. Ya es hora de que estas personas reciban algo de humanidad y paz.

Según el ACNUR, 40.000 migrantes se encuentran en campamentos oficiales en las islas griegas, que están diseñados para albergar solo a 6.000 personas

Como el acuerdo UE-Turquía está a punto de cumplir, el 18 de marzo, su “aniversario” de 4 años, estos dramáticos eventos confirman que este acuerdo no es, ni fue, una medida sostenible para responder al creciente número de personas que necesitan protección. La UE y sus Estados miembros no pueden seguir externalizando sus políticas de asilo y migración a países vecinos como Turquía o Libia. En su lugar, deberían diseñar políticas humanas que estén enraizadas en los valores de la UE, como la solidaridad y el reparto de responsabilidades, y que cumplan plenamente con los derechos fundamentales. Aprendamos de nuestros errores de no haber ideado soluciones sostenibles para la movilidad humana y reconozcamos la necesidad de implementar políticas integrales a largo plazo que incidan en las causas que conducen a la migración forzada.

 Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General, Islam , , , , , ,

¿Éstos no son hombres?

Sábado, 12 de octubre de 2019

Hace ya cuatro años que cuatro hermanos recibíamos el sacramento del orden sacerdotal. Nos vinculábamos así y por medio de la promesa de obediencia a las Comunidades en las que Dios nos había sembrado convirtiéndonos en servidores de las mismas. Ojalá también seamos capaces de vivir, como Jesús,  la denuncia profética ante la injusticia:

Del blog Nova Bella:

fray_antonio_montesino

Para daros a conocer estas verdades me he subido aquí yo, que soy la voz de Cristo en el desierto de esta isla. Y, por tanto, conviene que con atención no cualquiera, sino con todo vuestro corazón y con todos vuestros sentidos, la oigáis; la cual voz os será la más nueva que nunca oísteis, la más áspera y dura y espantable y peligrosa que jamás no pensasteis oír.

Esta voz os dice que todos estáis en pecado mortal y en él vivís y morís por la crueldad y tiranía que usáis con estas inocentes gentes.

Situacion-Lesbos-cadaveres-refugiados-ahogados_841427270_52504083_667x375

Decid: ¿Con qué derecho y con qué justicia tenéis en tan cruel y horrible servidumbre a estos indios? ¿Con qué autoridad habéis hecho tan detestables guerras a estas gentes, que estaban en sus tierras mansas y pacíficas donde tan infinitas de ellas, con muerte y estragos nunca oídos habéis consumido? ¿Cómo los tenéis tan opresos y fatigados, sin darles de comer ni curarlos en sus enfermedades en que, de los excesivos trabajos que les dais, incurren y se os mueren y, por mejor decir, los matáis por sacar y adquirir oro cada día? Y ¿qué cuidado tenéis de quien los adoctrine y que conozcan a su Dios y creador, sean bautizados, oigan misa, guarden las fiestas y domingos?

¿Éstos no son hombres? ¿No tienen ánimas racionales? ¿No estáis obligados a amarlos como a vosotros mismos? ¿Esto no entendéis? ¿Esto no sentís? ¿Cómo estáis en tanta profundidad de sueño tan letárgico dormidos? Tened por cierto que en el estado en que estáis no os podéis más salvar que los que carecen y no quieren la fe de Jesucristo.

Fr. Antón de Montesino O.P.

21 de diciembre de 1511

083

Refugiados a las puertas cerradas de Europa

***

Deseamos, además,  que se cumplan en ellos y sean capaces de transmitir estas bienaventuranzas leídas en la página web de Redes Cristianas:

Bienaventurados los que creen en las bienaventuranzas.
Bienaventurados los que no recitan como papagayos las bienaventuranzas.
Bienaventurados los que se aventuran a navegar en el mar de la pobreza.
Bienaventurados los que no venden palabras hueras.
Bienaventurados los que construyen amor y no lo infectan.
Bienaventurados los que se arriesgan en el fuego de la humildad.
Bienaventurados los que amasan pan y pescan peces para repartirlos.
Bienaventurados los que enseñan a amasar pan y pescar a los que no saben.
Bienaventurados los que ven a Dios donde no se espera a Dios.

Bienaventurados los que abrazan con abrazos, tocan a los intocables.
Bienaventurados los que osan pisar la tierra que nunca estuvo prometida.
Bienaventurados los que conquistan corazones sin amenazar.
Bienaventurados los que piden perdón y no exigen que se lo pidan.

Bienaventurados los que piensan que todos cabemos en esta inmensa isla.
Bienaventurados los que cambian la espada por el arado, el látigo por la sonrisa.
Bienaventurados los que abren puertas y dejan entrar sin salvoconducto.
Bienaventurados los que dan de comer y rezan a los postres, y no al revés.
Bienaventurados los que no ven pajas ni vigas, sino miradas, en los ojos ajenos.
Bienaventurados los que encuentran el evangelio en las pústulas de los miserables.
Bienaventurados los que se confunden entre los corderos en vez de pastorearlos.
Bienaventurados los que caminan por los caminos de los que están aprendiendo a caminar.

Bienaventurados los que derrochan alegría en los páramos de la tristeza.
Bienaventurados los que van para que los últimos de los últimos vengan.
Bienaventurados los que se postran ante los postrados.
Bienaventurados los que huyen de los pedestales.
Bienaventurados los que redimen a los culpables que jamás tuvieron culpa.
Bienaventurados los que resucitan a los moribundos.
Bienaventurados los que regalan niñez a los niños que no la tienen.
Bienaventurados los que no muestran el cielo con una mano y con la otra el infierno.

Bienaventurados los que nunca se alían con los ganadores.
Bienaventurados los que no prohíben sin prohibirse.
Bienaventurados los que luchan en la guerra de la paz.
Bienaventurados los que juzgan desde el corazón de los desheredados.
Bienaventurados los que se atreven a predicar a las víboras en el desierto.
Bienaventurados los que se dejan prostituir con la ternura.
Bienaventurados los que ofrecen trigo y no incienso a los hambrientos.
Bienaventurados los que fabrican muletas y no resignaciones para los tullidos.
Bienaventurados los que salvan del dolor antes que salvar por el dolor.
Bienaventurados los que se arrodillan ante los arrodillados.
Bienaventurados los que ayudan a encontrar el alma desde el cuerpo.
Bienaventurados los que rezan con obras.

Bienaventurados los que aman al Señor que no exige ser glorificado.
Bienaventurados los que aman al Señor que ama y ama que nos amemos.
Bienaventurados los que aprenden a volar pisando las inmundas ciénagas.
Bienaventurados los que se ganan a sí mismos perdiéndose con los perdedores.
Bienaventurados los que no esperan recompensa cuando compensan.
Bienaventurados los que buscan la Verdad durante toda la vida.
Bienaventurados los que jamás se jactan de haber encontrado la Verdad.
Bienaventurados los que derrumban fronteras.
Bienaventurados los que anteponen justicia a caridad.

650_1200

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , ,

“Recomiendo ‘Viaje al país de los blancos’ de Ousman Umar “, por José I. González Faus

Miércoles, 25 de septiembre de 2019

Ousman-Umar_2160693914_13931028_660x371De su blog Miradas cristianas:

Es la historia de un emigrante que, entre mil, ha tenido una enorme suerte

Se escapó de casa en Ghana a los trece años, porque vio volar a un avión y le dijeron que eso era algo que hacían “los blancos”

El efecto llamada no lo provocan los barcos que recogen náufragos en el Mediterráneo, ni siquiera los países que acogen inmigrantes. El efecto llamada lo provoca nuestra mera existencia

La verdadera responsabilidad nuestra está en acabar con esas mafias, no en acabar con los emigrantes. Eso otro debería ser cosa de un plan de ayuda desinteresada a su desarrollo, que es lo único que acabará con el efecto llamada

Como dicen que decía aquel gran cristiano que fue E. Mounier, en el futuro los hombres no se distinguirán por si creen o no en Dios, sino por la postura que tomen antes los desheredados de la historia

Es la historia de un emigrante que, entre mil, ha tenido una enorme suerte. Se escapó de casa en Ghana a los trece años, porque vio volar a un avión y le dijeron que eso era algo que hacían “los blancos”. Creyendo que los blancos eran una especie de dioses, decidió ir a vivir al país de los blancos. Tardó cuatro años en atravesar África hasta llegar a entrar en una patera en Libia. Acabó en Cataluña por una anécdota que es mejor no desvelar. Y tuvo la suerte final de encontrar una familia que lo acogió como hijo. Entonces, a sus 17 años aprendió a leer y escribir, aprendió castellano y catalán, estudio una carrera y hoy ha fundado una ONG para ayudar a los chavales de su país, sobre todo en educación.

Es un libro que deberíamos conocer todos, pero sobre todo los políticos. De él pueden sacarse algunas lecciones importantes. Por ejemplo:

1ª.- El efecto llamada no lo provocan los barcos que recogen náufragos en el Mediterráneo, ni siquiera los países que acogen inmigrantes. El efecto llamada lo provoca nuestra mera existencia. Podemos haber sido más creativos que ellos, pero nos hemos desarrollado también a costa de ellos (con las colonias, el tráfico de esclavos y demás), hemos provocado además guerras en sus países y ahora será inevitable que quieran (¡que necesiten!) venir.

5247774

2ª.- Las informaciones que da Umar sobre las mafias en la zona norte de África (en Libia sobre todo), sobre su crueldad, su insensibilidad ante el dolor ajeno, su afán de explotación, son increíbles. Es ahí donde una Europa humana debería dirigir sus esfuerzos: contra esos verdugos mafiosos y no contra su víctimas; porque esos verdugos también son en parte obra nuestra.

Desde nuestra presuntuosa conciencia de superioridad, el mundo desarrollado se ha permitido cuando le interesaba, intervenir en otros países como “mensajero de la democracia” para derrocar dictadores. Por supuesto Gadafi y Sadam Hussein eran unos dictadores (como también lo es la monarquía de Arabia Saudí…). Y así, intervenimos por nuestra cuenta en un país, derrocamos al dictador y les dejamos no una democracia sino una especie de “gota fría política”, como son hoy Irak o Libia. La verdadera responsabilidad nuestra está en acabar con esas mafias, no en acabar con los emigrantes. Eso otro debería ser cosa de un plan de ayuda desinteresada a su desarrollo, que es lo único que acabará con el efecto llamada.

3ª.- Los hombres blancos no son tan dioses como creía este chaval desde Ghana a su trece años, y como nos creemos nosotros. Podemos ser incluso más diabólicos que ellos. Porque nuestra educación se ha ido convirtiendo cada vez más en deseducación humana y capacitación tecnológica. Así es como hemos divido la humanidad y estamos a punto de cargarnos el planeta. Y valdría aquí una parodia de la frase evangélica: ¿por qué ves la falta de progreso en el ojo de tu hermano y nos la falta de humanidad en el tuyo?

4ª.- A pesar de lo antes dicho, todavía quedan entre nosotros esos “diez justos de Sodoma”, que podrían haber salvado al país de su autodestrucción y cuya bondad no hace ruido. La familia que acogió a este chaval perdido en una calle de Barcelona no pretendió hacer ninguna gesta heroica sino un sencillo acto de cariño y hospitalidad; corrió un riesgo que podía haber salido mal pero esta vez les ha salido muy bien. Este chaval nos deja la pregunta de cuántos como él podrían haber salido de entre los miles que perecieron en el desierto o en el mar. El mismo argumento que dan a veces los antiabortistas (no sabemos qué futuro se destruye al destruir una vida) vale paradigmáticamente para el problema de las migraciones.

5ª.- El caso de Umar ha terminado tan bién, entre otras razones, porque se encontró aquí totalmente solo y muy joven. Ello le ha facilitado una inculturación plena, mucho más difícil cuando la emigración se hace en grupos que tienden a crear guetos. El emigrante debe estar dispuesto a sacrificar una parte de su cultura y sus hábitos y el que recibe debe estar dispuesto a ser acogedor, y receptor de todo aquello que es bueno y humano aunque no sea suyo. De lo contrario iremos creando países y ciudades con poblaciones vecinas y hostiles. Y eso puede acabar un día en algún huracán social.

Como dicen que decía aquel gran cristiano que fue E. Mounier, en el futuro los hombres no se distinguirán por si creen o no en Dios, sino por la postura que tomen antes los desheredados de la historia. Pues solo Dios sabe si la creencia en Dios es una auténtica fe o una superstición idólatra. Porque, como decía Jesús, creyendo en Dios se puede matar en nombre de Dios a los hijos de Dios. Y eso se hará “porque no se ha conocido a Dios” (cf. Jn 16, 2.3).

En cualquier caso:Lea Viaje al país de los blancos, por favor, y luego reflexione un poco.

Biblioteca, Espiritualidad , , , ,

La iglesia de la Asunción de María, refugio del “infierno” de Lesbos

Viernes, 26 de abril de 2019

Funeral-parroquia-Asuncion-Maria-refugiado_2115098501_13534208_660x371Funeral en la parroquia de la Asunción de María por un refugiado camerunés/Claire Paccalin/Infomigrants

Cada vez más migrantes acuden al único templo católico de la isla para escapar de sus problemas

La parroquia ha crecido de solo un puñado de fieles en 2016 a más de 120 hoy en día

Los refugiados que llegan a Lesbos llaman a esta isla griega “la prisión” o “Guantánamo”. Porque aguantan el calor muchas veces sin suficiente agua para beber. Porque allí sufren otros problemas de salud física y mental que pueden llegar incluso a intentos de suicidio. Y porque pueden salir del campo de internamiento en el que viven para dar un paseo solo dos veces por semana. Pero hay un lugar en este “infierno” que les da esperanza. La única iglesia católica de la isla, que ha crecido de un puñado de fieles en 2016 a más de 120 hoy en día.

¿Cuál es el secreto, entonces, de la iglesia de la Asunción de María para atraer a tanta gente? No son el sacerdote francés y el subdiácono inglés que aterrizaron hace poco en la isla, aunque su presencia se agradece, ya que la vasta mayoría de los refugiados no hablan griego. Más bien, es la atención personal y la sensación de comunidad que se da en esta parroquia particular, tal y como se evidenciaban la semana pasada en el funeral por Jean-Paul, un migrante camerunés que murió hace poco en el campo de Moria, de acuerdo con lo publicado por Infomigrants.

Según el director del campo, Jean-Paul, que solo tenía 24 años, murió por problemas de salud ya existentes. Pero según sus amigos, su muerte fue provocada por las condiciones escuálidas del campo. Las mismas que sufren gente como el también camerunés Christian (un nombre asumido), que cuenta que “me llevó mucho tiempo llegar a Lesbos. En todo el viaje, me decía a mí mismo: ‘Evita el infierno que encontrarás en Libia’. Pero me encontré con el infierno en Europa.

Y es que, para Christian, el infierno de Lesbos ha sido exacerbado por los tres meses que pasó nada más llegar en la sección de alta seguridad del campo de Moria. Está en esta sección donde acaban los recién llegados de países que se considera no están en conflicto, mientras que la zona principal del campo está reservada para refugiados de países como Siria, Afganistán o Iraq. Pero no es que esté mejor esta otra zona, como cuenta ‘Jean’, congoleño de solo 17 años, quien lamenta que su salud haya deteriorado en este tiempo que haya pasado viviendo en la sección reservada en Moria para menores no acompañados.

“A menudo tengo pensamientos oscuros”, admite este joven. “Es difícil hablar de ello. No lo hablamos entre nosotros. Pero muchos jóvenes han intentado suicidarse. No aguantan la vida aquí”.

Y es por eso que, en medio de tanta oscuridad, la iglesia de la Asunción de María tiene un futuro brillante. Los migrantes africanos tienen al menos un año en Lesbos hasta que se procesen sus solicitudes de asilo, y durante este tiempo no pueden trabajar. Pero al menos una hora o dos a la semana, en misa, pueden olvidarse de la miseria en la que viven y vislumbrar el futuro que tanto anhelan.

Jean-Paul-refugiado-camerunes-fallecido-Lesbos_2115098502_13534245_667x375

Jean-Paul, refugiado camerunés fallecido en Lesbos Claire Paccalin/Infomigrants

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

El presidente de los obispos europeos carga contra las “identidades falsas” que crean los populismos

Jueves, 25 de abril de 2019

12.11. Glaube und Leben / Bettemburg / Taize Gebet mit Erzbischof Jean Claude Hollerich und Bruder Simon Foto: Guy JallayJean Claude Hollerich Foto: Guy Jallay

Los populismos “evocan un mundo pseudo-religioso y pseudo-místico, negando el corazón de la teología occidental, que es el amor de Dios y el amor al prójimo“, afirma el jesuita Jean-Claude Hollerich

El también arzobispo de Luxemburgo denuncia que el drama de los refugiados “es una vergüenza para Europa”: “El Mediterráneo se ha convertido en un cementerio inmenso”

 Arremete contra el ex-asesor de Trump Steve Bannon, “sacerdote del becerro de oro”

El drama de los refugiados y migrantes en el Mediterráneo es una causa de vergüenza para Europa“, ha clamado el presidente de los obispos europeos, Jean-Claude Hollerich, en una reflexión ante las venideras elecciones europeas. El que debe ser “un mar interior conectando a Europa, Asia y África” se ha convertido en “un muro de separación hecho de agua“, en un cementerio inmenso”, ha denunciado el también arzobispo de Luxemburgo.

Al venir a nuestros países, los migrantes se han convertido en prójimos nuestros“, ha escrito Hollerich en un texto publicado en la revista de los jesuitas italianos, La Civiltà Cattolica, ante los comicios en el continente del próximo 26 de mayo. “El amor para el prójimo requiere que pensemos la migración con los ojos de los migrantes: ojos que ven su miedo, sus preocupaciones, su hambre, su deseo de seguridad y su deseo para estabilidad económica”, ha continuado el prelado, recordando quemuchos no quieren abandonar su propio país; están obligados por necesidad”.

Pero no es que, para Hollerich, los migrantes solo tengan derecho a migrar: también tienen derecho a vivir una vida digna en su país, con su familia”. Es por eso que “el amor al prójimo traducido a la política requiere de inversiones reales para que los países africanos puedan ver un desarrollo sostenible”. “No debemos olvidar que los europeos recibimos ayuda de los Estados Unido tras la Segunda Guerra Mundial”, ha apuntado Hollerich, preguntándose: “¿No es el turno ahora de los europeos de hacer lo mismo para África?”

Pero los migrantes no son la única cosa que el arzobispo de Luxemburgo quiere que tengan en cuenta los votantes europeos a la hora de depositar sus papeletas. También ha advertido contra los populismos, citando por nombre al ex-asesor de Donald Trump, Steve Bannon, o el filósofo ruso antioccidental y ultranacionalista Aleksandr Dugin, “sacerdotes” de movimientos que “evocan un mundo pseudo-religioso y pseudo-místico, negando el corazón de la teología occidental, que es el amor de Dios y el amor al prójimo”.

Los populismos que amenazan hoy a Europa quieren evitar los problemas reales con bailes alrededor de un becerro de oro”, ha afeado Hollerich, añadiendo que “construyen identidades falsas” y convierten en chivos expiatorios a “enemigos” como los migrantes o la misma Unión Europea.

En opinión del presidente de los obispos europeos, el antídoto a estos populismos peligrosos es nada más y nada menos que el respeto hacia todos. “Europa está compuesta por diferentes pueblos con diferentes culturas quienes juntos forman la civilización europea“, ha recordado Hollerich, afirmando que “el pueblo no es una identidad mítica fijada por genes ancestrales, sino una comunidad de personas que comparten la misma cultura y están llamadas a trabajar juntas por el bien común“. Un bien común basado en el amor, la libertad, la responsabilidad y la solidaridad, según el arzobispo de Luxemburgo, y reflejado en unprofundo respeto” hacia los derechos humanosque distingue a las sectas de las religiones, los totalitarismos de las democracias”.

F6C07FB7-B9B5-400B-8B55-B55006F0B1D7

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

Santiago Agrelo: “Yo he bautizado a niños que hoy están en el fondo del Estrecho”

Martes, 12 de marzo de 2019

aldizkaria_2016_12El arzobispo de Tánger traza un crudo relato del Evangelio de los pobres, los migrantes, los descartados

“Europa y Marruecos se han puesto de acuerdo, y ha comenzado una verdadera caza al emigrante. Los emigrantes están refugiados en el atrio de la catedral, donde la policía no entra”, denuncia el arzobispo español

“No los puedo llevar a mi casa, aunque tendría sitio de sobra, porque inmediatamente me acusarían de tráfico de personas”

“Yo he oído en el Vaticano, a un cardenal alertando de que los musulmanes están repoblando Europa. Estuve por decirle al cardenal: tenga hijos y resolvemos el problema”

“Alguna vez -confesó Agrelo– he soñado en subir a la patera con ellos… No me podrían admitir, no porque no quisieran, sino porque ocupo un sitio. Pero si en el Estrecho muriera un obispo, igual cambiaba alguna cosa en Europa”

Yo he bautizado a niños que hoy están en el fondo del Estrecho”. El arzobispo de Tánger, el gallego Santiago Agrelo, hizo enmudecer al auditorio del simposio organizado por la revista Vida Religiosa’, con un crudo relato en el que mostró cómo tantos muertos, tantos descartados, tantos inmigrantes escondidos, perseguidos, asesinados, siguen llamando a las puertas de las conciencias de una Europa adormecida.

Y lo hizo denunciando, con dureza, la situación en que se vive en la frontera Sur. “Yo vivo en la frontera más conflictiva del mundo, más que la de México con Estados Unidos. Desde que en julio hubo una entrada masiva de inmigrantes a través de las vallas de Ceuta, Europa y Marruecos se han puesto de acuerdo, y ha comenzado una verdadera caza al emigrante.

“Los emigrantes están refugiados en el atrio de la catedral, donde la policía no entra”, denuncia el arzobispo español. “No los puedo llevar a mi casa, aunque tendría sitio de sobra, porque inmediatamente me acusarían de tráfico de personas”, subrayó el franciscano, ante un auditorio enmudecido y lleno de lágrimas.

Inmigrantes2

Una actitud que tanto ha denunciado el Papa Francisco. Una ‘cultura del descarte’ que, lamentablemente, también se observa en la Iglesia. “Qué cerca está el día en que venga para Jesús el camión de la basura que lo apartará de nuestra vista”.  “Yo he oído en el Vaticano, a un cardenal alertando que los musulmanes están repoblando Europa. Estuve por decirle al cardenal: tenga hijos y resolvemos en problema”.

“El miedo, el cálculo, la identidad religiosa, la identidad cultural, la identidad étnica justificará la desaparición del Evangelio”, proclamó con crudeza. Parafraseando la expresión atribuida a Bertold Brecht, Agrelo señaló cómo “primero se llevaron a Jesús, después a sus testigos. Siempre a los pobres, a través de los que Jesús sigue llegando”.

“Jesús pertenece a esa humanidad secuestrada” subrayó Agrelo, quien trazó un paralelismo entre la situación que vive la Iglesia y el grito ‘Boza’, que los inmigrantes proclaman “cuando logran poner un pie en un metro cuadrado de la tierra que creen prometida”.

Un ‘Boza‘ que significa, en congoleño, ‘Victoria‘, pero que es una victoria llena de sufrimiento, muerte, violencia, descarte. Un ‘Boza’ que surge de los muertos en las pateras del Mediterráneo.

“Alguna vez –confesó Agrelo– he soñado en subir a la patera con ellos… No me podrían admitir, no porque no quisieran, sino porque ocupo un sitio. Pero si en el Estrecho muriera un obispo, igual cambiaba alguna cosa en Europa”, subrayó, para después bromear, ácidamente, un “vete tú a saber, igual piensan que lo mejor es que todos los obispos acabáramos allí”

‘Boza’ nunca será tiranía de los que ganan, Boza es grito de humanidad esclavizada, y nunca lo será de señores, amos y dueños, que cierran a mujeres y niños el camino a la libertad. Boza es el grito de hambrientos, que creen haber llegado a una tierra de pan sobre la mesa”.

15013424713468

‘Boza’ grito de acosados

“’Boza’ es grito de acosados. De controlados, de señalados que han conseguido burlar a los controladores, y no se oirá a los miembros del ejército marroquí, o la Guardia Civil a ambos lados de la valla, que sólo se ocupan de rechazar inmigrantes en la frontera”, denunció Agrelo, quien confesó que, en su oración, él escucha “’Boza’ en el grito del crucificado”.

Vamos a quitarle habitantes al hambre, vamos a quitarle súbditos a la soledad, vamos a arrancarle miembros a la muerte”, soñó el arzobispo de Tánger. “Vamos a liberar un clamor interminable de triunfo”. “Vamos mar adentro, donde naufragan los sueños, donde zozobra el futuro de los pobres, donde los vientos del poder sacuden la barquilla de los que buscan otra orilla”, añadió, mirando a los ojos de los religiosos y preguntándose “¿qué nos ha impedido no darnos cuenta de que estábamos traicionando al Evangelio”.

Jesús, un sin papeles

“Jesús fue un sin papeles, un sin derechos”, recordó Agrelo. “Un pobre, un nadie, considerado com una amenaza, como los inmigrantes, para quienes detentan el poder civil y religioso, y que muestran el miedo a esa amenaza que parecen ser los pobres”. “Jesús escogió pertenecer a esa humanidad, y ése es nuestro desafío como Iglesia y como vida religiosa, culminó el arzobispo.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

Lema de la Jornada Mundial del Refugiado: “No se trata solo de migrantes”

Lunes, 11 de marzo de 2019

refugiados-alambrada-2-GFrancisco quiere “subrayar que sus reiterados llamados a favor de los migrantes y refugiados, de los desplazados y de las víctimas de trata deben ser comprendidos al interior de su profunda preocupación por todos los habitantes de las periferias existenciales”

Jesús “llama a nuestra puerta hambriento, sediento, extranjero, desnudo, enfermo y encarcelado, pidiendo ser recibido y asistido”

El Vaticano publicó el tema de la próxima Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado que se celebrará el domingo 29 de septiembre de 2019 y será: “No se trata solo de migrantes”.

Con este lema, el Papa Francisco quiere “subrayar que sus reiterados llamados a favor de los migrantes y refugiados, de los desplazados y de las víctimas de trata deben ser comprendidos al interior de su profunda preocupación por todos los habitantes de las periferias existenciales”, explicó un comunicado vaticano.

Por ello, la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral realizará una campaña de comunicación para “una adecuada preparación a la celebración de esta Jornada” que consistirá en proporcionar cada mes “reflexiones, material informativo y subsidios multimedia para promover la profundización del tema elegido por el Santo Padre a través de enfoques diversos”.

El pasado 15 de febrero, el Santo Padre celebró una Misa ante más de 600 personas que trabajan en Italia con migrantes y animó a superar el miedo para abrirnos al encuentro con el otro que es también “un encuentro con Cristo”, porque Jesús “llama a nuestra puerta hambriento, sediento, extranjero, desnudo, enfermo y encarcelado, pidiendo ser recibido y asistido”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , ,

En Damasco, un pesebre sin techo representa a los 13 millones de refugiados sirios.

Martes, 25 de diciembre de 2018

5EC57970-C229-4240-9120-FA948A89EDE2El desamparo de la Sagrada Familia los simboliza.

Queríamos ser solidarios con nuestros compatriotas empobrecidos y olvidados”, dicen sus responsables.

Por primera vez en muchos años de guerra, la catedral maronita de la capital vuelve a ser centro de actividades

Este año muchos jóvenes cristianos han comenzado a reunirse de nuevo también en la catedral maronita de Damasco, después de años sin llevar a cabo ninguna actividad en común a causa de la guerra. Los jóvenes son los que esta Navidad se ocuparon de instalar el pesebre en el templo.

En esa escena de Natividad que los muchachos y muchachas han preparado las figuras de la Virgen María, San José y el Niño Jesús están al aire libre sin estar protegidas por un techo o dentro del establo, como habitualmente se presentan los pesebres en el mundo.

Y si los fieles y los peregrinos preguntan por esto a los jóvenes cristianos de Damasco, responden que la Sagrada Familia bajo las estrellas y sin un lugar a dónde ir simboliza la situación de 13 millones de refugiados sirios que no tienen techo.

E71515BB-5D7D-4ACF-8A35-1ABF2A3EEC86

“El Niño Jesús es uno de ellos. Queríamos ser solidarios con nuestros compatriotas refugiados, empobrecidos y olvidados, con este pesebre sin techo abandonado, como ellos, a cielo abierto, de donde proviene la única esperanza”, explica en un mensaje enviado a la Agencia Fides el arzobispo maronita Samir Nassar.

Fuente Fides/ Religión Digital

Espiritualidad , , , , , ,

68,5 millones de personas en el mundo se han visto obligadas a huir de su hogar

Martes, 18 de diciembre de 2018

jornada-infancia-refugiada-organizada-por-fundacion-la-merced-y-comillas_560x280Jornada ‘Infancia refugiada’, organizada por Fundación la Merced y Comillas

89.000 migrantes llegaron a España en 2018, 12.000 de ellos menores

(Comillas).- Con motivo de la semana de los Derechos Humanos, Fundación la Merced Migraciones, en colaboración con la Cátedra Santander de Derecho y Menores de la Universidad Pontificia Comillas,  organizó el pasado miércoles la jornada Infancia Refugiada. De la acogida a la inclusión: hacia una solución duradera, para abordar la realidad con de los niños y niñas refugiados.

Durante esta semana las migraciones han constituido un tema central entorno a los Derechos Humanos, con la celebración, el pasado lunes en Marrakech (Marruecos), de la firma del pacto mundial sobre las migraciones propuesto por Naciones Unidas, coincidiendo con el 70 aniversario de la Declaración de Derechos Humanos, pero cuando hablamos de migraciones casi nunca se incluye la perspectiva de infancia, y apenas se les escucha.

Los ponentes de la jornada coincidieron en que existe una falta de visibilidad de la infancia migrante, comenzando por la inexistencia de datos fiables y verídicos. Como ha explicado Patricia Fernández Vicens, abogada experta en infancia y migraciones en la Fundación la Merced Migraciones, durante su intervención en la jornada, “no sabemos cuántos niños y niñas están llegando, no lo sabemos porque hay una parte de la infancia migrada que está totalmente invisibilizada, una consecuencia inequívoca de nuestra política europea de control de fronteras”.

Por su parte, Isabel Lázaro, profesora de Derecho en la Universidad Pontificia Comillas e investigadora del IUEM, recalcó el problema de la escasez de datos oficiales. “La dificultad radica en que la inexistencia de cifras nos impide un conocimiento de la realidad en la que nos movemos”, dijo, además de que imposibilita que el sistema se adapte a la realidad para responder a las necesidades y los derechos de estos niños y niñas, y la necesidad de entender “que la humanidad se mueve”.

En este sentido, las cifras oficiales de 2018 no están cerradas todavía pero, según Francisco Ortiz de Acnur, habrá unas 55.000 solicitudes de Protección Internacional y de éstas, solo 30 contabilizadas de niños y niñas sin acompañamiento familiar, una cifra “extremadamente baja” en comparación con la cifra total, especifica Ortiz. Además, existe una doble invisibilización, porque añadido a la falta de datos “existe una imagen muy masculinizada de la migración, sobre todo hacia nuestra frontera sur, sin embargo, la cara de la migración es otra: muchas mujeres, muchas niñas, y muchas familias”, como explica Fernández Vicens.

En esta jornada, cuya apertura ha corrido a cargo de Alberto Ares, Director del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones de la Universidad Pontificia Comillas, y Luis Callejas Rodríguez-Palmero, Director de la Fundación la Merced Migraciones, se han identificado dificultades, retos y oportunidades en la acogida, e integración e inclusión de los niños y niñas refugiados en España, y se han dado ejemplos de buenas prácticas contando con la voz de jóvenes que se vieron obligados a huir de su hogar siendo menores de edad.

Hablan los menores

Dificultades en primera persona como las relatadas por Efraín, un joven salvadoreño de 16 años que, en su inmediata llegada a España con su familia sufrió las largas colas a la intemperie para conseguir una cita para iniciar su proceso de asilo en la comisaría de Aluche, sin que las instituciones proporcionasen las plazas de acogida pertinentes, obligándoles así a dormir en la calle. También a las dificultades a las que se tuvo que enfrentar Nour tras huir de Siria con 15 años para no ser reclutado forzosamente, porque además de la dureza de la huida de su hogar, como explica, “no fue fácil dejar a toda mi familia, mis amigos, mi colegio y emprender este viaje desde Siria”. Una vez llegado a España, el proceso de acogida estuvo marcado por la incertidumbre al no tener toda la información sobre qué implicaba el proceso de asilo y por la frustración al pasar por diferentes centros de acogida hasta cumplir la mayoría de edad. “No sabía que a partir de ese momento la solicitud me ataba a España”, ha dicho Nour.

Durante la jornada se han identificado retos, como la necesidad de mejora en la identificación de la edad, un sistema que hace unos años obligó a Barry, un joven de Guinea Conackry que a sus 16 años fue identificado como mayor edad, y, por ello, tuvo que vivir en la calle. Por ello, la formación a los agentes claves en materia de identificación de niños y niñas solicitantes de protección internacional supone una oportunidad de mejora.

También se han expuesto ejemplos de buenas prácticas en materia de acogida, como el proyecto MINA de Cruz Roja, a través Lucía Ridruejo, voluntaria del proyecto; o el Proyecto Solidaridad de Responsabilidades, en el que se enmarca esta jornada, que trabaja por la protección de los niños y niñas solicitantes de protección internacional ofreciendo formación, orientación y acompañamiento a los agentes implicados en los procesos de integración de infancia refugiada. Además de estos ejemplos, en materia de integración se han expuesto como buenas prácticas de participación de niños y niñas migrantes y refugiadas, el reconocimiento CAI de Unicef al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, y el ejemplo de los Puntos seguros infancia en frontera y participación en informes de las voces de la infancia de Save the Children, haciendo hincapié en la falta de escucha como motivación inicial para desarrollar estos espacios seguros que, como explica Jennifer Zuppiroli, de Save the Children, “están hechos para escuchar a los niños y niñas”.

El proyecto Solidaridad de Responsabilidades nace en el año 2009, de la necesidad de establecer compromisos vinculados a la cooperación y al trabajo en red entre todos los profesionales y agentes clave que intervienen en los procesos de integración de los niños y niñas solicitantes de protección internacional, prestando especial atención a la infancia no acompañada y para dar una respuesta adecuada a esta realidad desde un enfoque de infancia y Derechos Humanos.

Este proyecto está financiado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Unión Europea.

Fuente Religión Digital

General , , , , , ,

La boda viral de dos chicos gais hondureños en la caravana migrante: un reflejo de esperanza en un océano de pobreza, persecución y xenofobia

Martes, 20 de noviembre de 2018

caravan-wed-edLa esperanza de vivir una vida digna es más poderosa que las amenazas y el miedo. No se nos ocurre otra reflexión cuando vemos las imágenes de la boda entre Erick Dubón y Pedro Nehemías, dos jóvenes hondureños de 23 y 22 años, respectivamente, y que forman parte de la caravana migrante que ha atravesado México desde Honduras. Un subgrupo de la caravana, compuesto por varios cientos de personas, ha llegado ya a Tijuana, en la frontera con Estados Unidos. Con ellos se encuentran varias docenas de personas LGTB que huyen, no está de más recordar, de una de las regiones del mundo con una mayor LGTBfobia social y de Estado, pero a las que les espera un futuro no precisamente fácil.

El grupo de migrantes está formado por personas que huyen de países como El Salvador, Guatemala, Honduras o Nicaragua, con altísimas altas de pobreza y en algunos casos con importantes conflictos políticos. Pero también con graves problemas de LGTBfobia social y de Estado.

El caso de Honduras, país del que proceden Erick Dubón y Pedro Nehemías, es paradigmático. Se trata de los países del mundo que registra mayor violencia contra las personas LGTB, y muy destacadamente contra las personas trans. De hecho, sin hacer un seguimiento intensivo, son numerosos los casos de agresiones que  hemos recogido en los últimos años. Muy especialmente tras el golpe de Estado del año 2009, cuando la situación se deterioró de forma acelerada y se produjeron varios asesinatos de activistas LGTB. La relativa «normalización» política de años posteriores no se ha acompañado de una mejora de la situación de la comunidad LGTB, cuyos miembros ha seguido siendo objeto de violencia, fuesen activistas o no (en la entrada que dedicamos el año pasado a Honduras tras el asesinato de la activista trans Sherlyn Montoya puedes encontrar más detalles).

No es de extrañar, por tanto, que numerosas personas LGTB procedentes de estos países haya decidido sumarse a la caravana en busca de la libertad para ser ellas mismas sin miedo a la persecución, la tortura o la muerte. The Washington Post recogía esta pasada semana los testimonios de varias de ellas, que forman parte de un grupo que decidía separarse de la caravana principal en Ciudad de México y desplazarse en autobús hasta Tijuana, en la frontera con Estados Unidos, donde de hecho ya han llegado varios centenares de migrantes que ahora esperan su oportunidad de cruzar al norte. Un grupo que ha tenido que soportar también, según recogía el diario estadounidense, la LGTBfobia de una parte de sus propios compañeros de caravana, y que les ha llevado a buscarse entre ellos, agruparse y protegerse.

La caravana de migrantes, LGTB o no, cuenta además con el recelo de una parte de la población mexicana, ya de por sí muy empobrecida. Pero de lo que no hay dudas es de su fuerza y de su esperanza. Buen ejemplo de ello son las imágenes de la boda entre Erick Dubón y Pedro Nehemías, que este domingo se hacían virales al publicarlas en Twitter la periodista Sarah Kinosian, que acompaña a la caravana migrante. Desconocemos los detalles de la ceremonia y si el matrimonio tendrá reconocimiento legal (Tijuana está en Baja California, uno de los estados mexicanos en los que se celebran matrimonios entre personas del mismo sexo), pero su valor simbólico es indudable. Y según tuiteaba Kinosian, otras seis parejas estaban ya dispuestas a seguir sus pasos.

No sabemos qué futuro espera a Erick y Pedro. Su intención es solicitar asilo en Estados Unidos, pero qué duda cabe que lo tienen francamente complicado, y más ahora que su presidente, Donald Trump, no ha dudado en convertir a la caravana en un nuevo chivo expiatorio y dirigir contra ella sus ataques de odio. Tampoco lo tienen fácil en México. El País recoge hoy, precisamente, como ya se están produciendo los primeros brotes de xenofobia contra las personas que han llegado a Tijuana.

Sea como sea, les deseamos lo mejor.

Os dejamos con el momento en el que se dieron el «sí»:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Effetá… Ábrete

Domingo, 9 de septiembre de 2018

Hoy, ante el drama humanitario que estamos viviendo en esta Europa sorda y muda, esta Palabra se hace realidad más que nunca… Una vez más, Jesús, María y José no encuentran posada… Mientras Herodes le persigue … otros ojos indiferentes no quieren ver la tragedia… Effeta, Ábrete…  ¿Qué más tiene que pasar para que, salvo honrosas excepciones, se pongan de acuerdo las autoridades europeas?

inmigrantes-sirios2-1024x577

Effetá

Ruidos.
Nos rodean.
Nos envuelven.
Nos aturden.
Tertulias, canciones,
opiniones,
discursos, eslóganes.
Anuncios, promesas,
noticias, debates,
conversaciones.
Ruido, ruido incesante,
que termina
atronando
a base de exceso
hasta que las palabras
ya no significan nada.
Mientras,
como un rumor de fondo,
la Palabra trata de hacerse oír.
Habla de justicia,
de amor verdadero,
de camino, verdad y vida.
Toca, Señor, nuestros oídos,
que se abran de nuevo
al rumor de tu presencia.
Sé la Voz que grita,
en el desierto
de los indiferentes,
de los que están de vuelta,
de los ensordecidos.
Voz que despierta
los anhelos más nobles
que llevamos escritos
en la sangre y la entraña.

*
José Mª Rodríguez Olaizola, sj

***

PHOTO-AGENCYebacb7f419038aad6afa72dc03b2830af33230ce5921f5eb8574cf4aPar8254774

En aquel tiempo, dejó Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del lago de Galilea, atravesando la Decápolis. Y le presentaron un sordo que, además, apenas podía hablar; y le piden que le imponga las manos.

Él, apartándolo de la gente a un lado, le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua. Y, mirando al cielo, suspiró y le dijo:

“Effetá”, esto es “Ábrete”.

Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba sin dificultad.

Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más se lo mandaba, con más insistencia lo proclamaban ellos. Y en el colmo del asombro decían:

“Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos.”

*

Marcos 7, 31-37

***

Para seguir a Jesús sería preciso abandonar las enseñanzas y actuar sólo como quisiéramos que obraran los otros. Sería menester reconocer, en verdad, que eso es precisamente lo que hace él. Tras haberle conocido de cerca, ahora sé que me ama, como ama a cualquiera de los ‘am ha’aresh que le siguen, sea un árabe, un griego, un romano o qué se yo. Más aún, ama a un extraño del mismo modo que ama a su madre, a sus parientes, a sus discípulos. Y cuando digo del mismo modo entiendo por ello que ya no existe diferencia alguna entre los que están unidos por este amor suyo universal. Ningún amor verdaderamente grande implica una gradación de valores; pues bien, su amor no parece tener límites. No puedo imaginar que sea capaz de negar nada a nadie, sea quien sea. La gente le pide milagros del mismo modo que pediría un préstamo que sabe ya por anticipado que no tendrá que devolver: y él se los concede. Los hace exaltando la misericordia, la bondad del Altísimo, o sea, señalando que todas las curaciones que a diario y en gran número realiza son una demostración evidente de que Adonai no puede obrar de otro modo con aquellos que confían en él.

        Parece decir: «Mira cómo es misericordioso y lo que puedes esperar aún de él. Esto debe mostrarte que puedes tener fe en él»

*

Jan Dobraczynski,
Cartas de Nicodemo,
Editorial Herder, Barcelona 1977

***

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , ,

Austria niega el asilo a un joven afgano de 18 años porque “no parece suficientemente gay”

Lunes, 20 de agosto de 2018

28gay-afghanistanImpresentable. ¿Y estos funcionarios siguen trabajando?…

“La manera de caminar, su actitud y su forma de vestir no dejan entrever que pueda ser homosexual. No tiene nada que temer si regresa a Afganistán”, asevera el informe de la oficina de Viena. 

Un joven afgano de 18 años que pidió asilo en Austria, aduciendo su condición de homosexual, ha recibido una respuesta negativa de una oficina de Viena, con la justificación de que “no parece suficientemente gay”, según ha informado este miércoles la revista austríaca Falter.

“La manera de caminar de usted, su actitud y su forma de vestir no dejan entrever en absoluto que usted pueda ser homosexual. Al no serlo, usted no tiene nada que temer si regresa a Afganistán”, asevera el informe negativo remitido al solicitante, que llegó a este país europeo cuando era menor de edad.

En Afganistán la homosexualidad se considera un crimen grave y está penada con la muerte. Otro de los “indicios” aducidos por los funcionarios es que el joven ha tenido peleas con otros chicos, lo que para ellos supone que “tiene un potencial de agresión que no cabe esperar en un homosexual”.

Los funcionarios añaden en su informe que el solicitante “tiene pocos amigos” y gusta de salir solo o en grupos pequeños, cuando en la opinión de los evaluadores, “los homosexuales son más bien gregarios”. Los trabajadores austriacos tampoco creen al joven cuando asegura en el informe que ha besado a chicos que no eran gays, porque si fuera cierto “habría recibido una tremenda paliza”. La decisión de la oficina vienesa no es firme y el solicitante la ha recurrido, señala la revista citada.

Las detalladas descripciones del aspecto del solicitante de asilo han causado sorpresa y titulares irónicos tanto en la prensa austríaca como en la alemana. También en Holanda, asociaciones de defensa de gays y lesbianas han denunciado decenas de casos en los que los funcionarios han rechazado solicitudes de asilo porque los y las solicitantes no les parecían “lo suficientemente homosexuales”.

 Las personas refugiadas, este derecho está incluido en la Declaración Universal de Derechos Humanos, son las que huyen a través de fronteras escapando de conflictos violentos o de la persecución. Son víctimas de la violencia o sufren violación de sus derechos por diferentes motivos y no pueden acogerse a la protección de su país.

Las principales causas son la orientación sexual (la homosexualidad es perseguida y castigada en muchos países, entre los que está Afganistán), la religión, la etnia, los conflictos armados, la obligación de pertenecer a bandos armados y el cambio climático, que ya ha provocado los primeros desplazamientos de población.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

La justicia de Austria concede el asilo a un gay iraní después de que su Oficina Federal de Asilo lo rechazase por desconocer el significado de los colores de la bandera arcoíris

Viernes, 17 de agosto de 2018

dkeuzzkwsaahpmeNavid, un joven gay iraní, ha conseguido finalmente asilo en Austria gracias a los tribunales después de que la Oficina Federal de Asilo denegase su petición al no creer que fuese gay, dado que era por ejemplo incapaz de decir qué significaban cada uno de los colores de la bandera arcoíris. La noticia, en este caso con final feliz, pone una vez más de manifiesto la falta de voluntad de los Estados europeos a la hora de dar asilo a personas LGTB en busca de protección. Hace solo unos días, por ejemplo, recogíamos como la Audiencia Nacional española ha rechazado dar asilo a un homosexual argelino amenazado por su familia al considerar que en Argelia los homosexuales no sufren persecución.

Navid escapó en 2014 de Irán, uno de los países en los que todavía es posible ser  condenado a muerte por ser homosexual. Se instaló en Viena, donde ha vivido desde entonces. Sin embargo, su solicitud de asilo fue rechazada en junio por la Oficina Federal de Asilo de Austria. Según denuncia la organización austriaca Queer Base, que da apoyo a refugiados LGTB, su solicitud fue rechazada sin ser adecuadamente investigada. Una de las razones que sirvieron para desestimar la petición fue que Navid no pudo identificar cuál es el significado de cada uno de los colores de la bandera arcoíris. La bandera arcoíris, recordemos, fue creada por Gilbert Baker a finales de los años setenta como símbolo del movimiento en favor de los derechos LGTB, e inicialmente contaba con ocho colores a los que se dio un significado (sexo, vida, salud, sol, naturaleza, magia/arte, serenidad y espíritu), aunque poco después se simplificó a seis colores (perdimos el sexo y la magia…). Un dato desconocido por la inmensa mayoría de las personas LGTB del planeta.

Queer Base denuncia que la Oficina Federal de Asilo despachara con tal superficialidad la petición de asilo de Navid y ni siquiera se preocupara, por ejemplo, de tomar declaración a su pareja. Por fortuna, Navid y Queer Base recurrieron la decisión y ahora un tribunal federal ha fallado en su favor. El pasado 13 de agosto, el joven iraní vio por fin aceptada su petición de asilo:

Pese al final feliz de este caso, lo sucedido con Navid es buena muestra de la falta de voluntad real de los Estados europeos a la hora de dar asilo a las personas LGTB en busca de la protección de la que carecen en sus países. Las noticias de denegación de asilo son frecuentes, y aunque en muchos casos el asilo se acaba concediendo tras la movilización de las organizaciones LGTB y el salto a los medios de comunicación, lo cierto es que la situación de estas personas de de gran vulnerabilidad e indefensión.

Al mismo tiempo que Queer Base se congratula del asilo a Navid, por ejemplo, denuncia en sus redes sociales que la Oficina Federal de Asilo ha denegado la petición de otro chico gay afgano con el argumento de que el chico no parece gay ni por sus gestos ni por su forma de vestir, de que tiene un historial de peleas con otros compañeros de centro (algo que supuestamente no cabe esperar de los gais) y de que tiene pocos amigos (algo que tampoco cabe esperar de los gais, que según el informe del funcionario que ha rechazado la solicitud son sociables). Según Julia Valenta, asesora legal de Queer Base, la presión de los políticos austriacos para denegar la mayor cantidad de peticiones de asilo posible es un factor determinante en lo que está sucediendo en su país (recordemos que tras las elecciones de octubre de 2017, Austria está gobernada por una coalición entre la derecha y la extrema derecha que ha hecho del discurso contra la inmigración pobre su bandera).

Historia como estas, sin embargo, también suceden en nuestro país. Hace pocos días, sin ir más lejos, nos hacíamos eco del rechazo de la Audiencia Nacional española a conceder el asilo a un ciudadano homosexual argelino amenazado de muerte por su propia familia al considerar que no está perseguido por las autoridades de su país. «No se puede considerar que una persona sea objeto de persecución por el mero hecho de ser homosexual», expresa la sentencia de la Audiencia Nacional, y ello  a pesar de que, si bien es cierto que en años recientes no han trascendido a la luz pública procesamientos, el Código Penal argelino castiga los actos de homosexualidad con pena de prisión de 2 meses a 2 años, que pueden llegar a tres años si se cometen en público.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , ,

España: La Audiencia Nacional rechaza el asilo a un homosexual argelino al estimar que en Argelia no se sufre persecución «por el mero hecho de ser homosexual»

Martes, 14 de agosto de 2018

dg8kd50w4ai4fyrFoto de la marcha del Orgullo de este año en París (Twitter de Alex)

Según informa El Faro de Ceuta, la Audiencia Nacional ha rechazado dar protección a un ciudadano argelino, amenazado de muerte por su familia por ser homosexual, al considerar que no está perseguido por las autoridades de su país. «No se puede considerar que una persona sea objeto de persecución por el mero hecho de ser homosexual», expresa la sentencia. Aunque es cierto que en años recientes no han trascendido procesamientos, el Código Penal argelino castiga los actos de homosexualidad con pena de prisión de 2 meses a 2 años.  

Según relata el diario ceutí, que ha tenido acceso a la sentencia, el ciudadano argelino llegó a Ceuta en abril de 2017, huyendo se su familia. Un hermano suyo, que pronto iba a salir de prisión, le había amenazado de muerte por ser homosexual. Según la sentencia de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional, sin embargo, «los únicos actos de persecución o amenaza» que explica el ciudadano argelino «los expone de forma vaga y sin ninguna acreditación», sin que procedan de las autoridades argelinas sino de su propio entorno familiar. Siempre según El Faro de Ceuta, la Audiencia Nacional solicitó un informe a ACNUR (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados), según el cual el solicitante «no parecía encontrarse en necesidad de una protección» y al abogado de Estado, que se mostró desfavorable a la concesión de una protección internacional.

La Audiencia Nacional va más allá y se permite, de hecho, valorar la situación de las personas homosexuales en Argelia como propia «de una sociedad en transición, donde en principio rigen unos principios ancestrales frente a una realidad mucho más tolerante» y asegura que «No se puede considerar que una persona sea objeto de persecución por el mero hecho de ser homosexual». 

La decisión de la Audiencia Nacional, a la que la defensa del ciudadano argelino había recurrido, agota la vía para conseguir el asilo por parte del solicitante, que a partir de este momento puede ser deportado.

ILGA: Argelia sí se encuentra entre los países con homofobia de Estado 

Basta con acudir al informe anual sobre Homofobia de Estado que publica ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Trans e Intersex) para saber que el Código Penal argelino castiga los actos de homosexualidad con pena de prisión de 2 meses a 2 años y con multa de 500 a 2.000 dinares argelinos. Cuando alguno de los autores fuera menor de 18 años de edad, la pena impuesta se agrava hasta los 3 años de prisión y los 10.000 dinares de multa. Por otra parte, también se castiga con prisión de 2 meses a 2 años y multa de 500 a 2.000 dinares a «quien cometiere atentado al pudor en público» y en el caso de que «el atentado al pudor consistiere en un acto contra natura con una persona del mismo sexo», la pena será prisión de 6 meses a 3 años y la multa de 1.000 a 10.000 dinares.

No solo eso: el Código Penal también castiga a quien difunda cualquier tipo de material «que atente contra la decencia» con penas de 2 meses a 2 años y multa de 500 a 2.000 dinares. Según el informe de ILGA, «esto va más allá del alcance de la regulación típica basada en el comportamiento, y sigue una línea que se acerca más a las normas sobre ‘propaganda’ de identidades no heterosexuales como las de Medio Oriente o el Norte de África».

El informe de ILGA recoge como ya en 2016 Reino Unido rechazó una solicitud de asilo interpuesta por un hombre gay argelino, basándose en parte en la falta de procesamientos o arrestos en los últimos años. «Sin embargo, la decisión no tuvo debida cuenta de la humillación familiar y social extrema, las amenazas y la violencia que impera en la Argelia rural y urbana respecto de las orientaciones sexuales diversas, tanto en hombres como en mujeres», deja claro la organización LGTB.

Es más, ILGA recuerda que Argelia ha rechazado las recomendaciones para despenalizar las relaciones sexuales consensuales entre personas adultas del mismo sexo en el seno del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas y que por ejemplo el entramado legal sobre entidades sin ánimo de lucro, información y derecho de reunión, junto con el hecho de que los actos sexuales consensuales entre personas adultas del mismo sexo están criminalizadas, «produce un ambiente en el que es no es posible registrar una organización que trabaje temas relacionados con la orientación sexual».

La historia de Anouar Rahmani

Hace pocos meses contábamos en esta misma página la historia de Anouar Rahmani, un escritor y activista argelino que había denunciado la agresión que sufrió un amigo suyo por ser homosexual. Tres personas le redujeron y le torturaron dándole latigazos que le dejaron grandes marcas en la espalda, según se puede comprobar en la fotografía que acompañaba al mensaje de Rahmani. «La imagen (de las heridas en la espalda, que hizo públicas) ilustra la justicia popular argelina que se permite atacar e insultar, incluso instaurar su propia ley sobre el resto de la comunidad con total impunidad», escribió. Tras la denuncia, el propio Rahmani recibió graves mensajes de odio e incluso amenazas de muerte.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , ,

Rechazados por todos: El drama de los menores LGBT en la frontera de EEUU

Lunes, 6 de agosto de 2018

640x0-noticias-caravana-migratoria-organizada-por-diversidad-sin-fronteras-facebook

Caravana migratoria organizada por Diversidad Sin Fronteras / Facebook | Foto: Uso Permitido

Los niños y adolescentes inmigrantes gays y transexuales que huyen hacia los Estados Unidos se encuentran ante la ruda realidad de una política de migración represiva al otro lado de la frontera. Sin embargo, tampoco desean regresar a sus países de origen donde son discriminados y vejados por sus padres y familiares.

El gobierno de Donald J. Trump ha sido fuertemente criticado por la forma cómo, recientemente, separó a unos 3.000 menores de edad inmigrantes de sus padres tras ser detenidos cruzando la frontera ilegalmente. Ahora, permanecen custodiados en centros de internamiento.

Las imágenes de llantos y los pequeños enjaulados recorrieron el mundo. Dentro de este grupo de chiquillos hay niños y adolescentes gays y transexuales quienes se encuentran en el limbo de no poder regresar a sus hogares porque, sencillamente, allí no los quieres.

“El problema con los menores LGBT, principalmente con los transexuales, es que sus padres no quieren saber nada de ellos, y una vez que entran en uno de estos centros, las organizaciones sociales no podemos hablar con ellos, porque sólo permiten el contacto a los parientes. Entonces se quedan aislados. Por suerte les podemos facilitar un abogado, pero no sabemos nada más”, declaró Nakay Flotte, cofundadora de Diversidad Sin Fronteras, en un extenso reportaje sobre este tema publicado por el periódico El Español.

Son dramáticas las historias de vida de estos niños y jóvenes procedentes de Centroamérica que llegan a EEUU huyendo de la violencia y las amenazas de muerte, a veces producidas por sus propios familiares, al intentar imponer un modelo herterocisnormado.

Sin embargo, en los centros de detención continúan sufriendo abusos, violaciones y falta de atención médica, hechos que muchas veces les cuesta la vida.

En marzo de este año el colectivo Diversidad Sin Frontera ayudó a organizar la caravana de cientos de inmigrantes centroamericanos que atravesó México hasta llegar a la ciudad californiana de San Diego con el objetivo de pedir refugio en los EEUU. Dentro de este grupo viajaban unas 35 personas LGBT, de los que cuatro eran menores, dos chicas transexuales de 16 años, una de Guatemala y otra de Honduras, y cuatro chicos gais de entre 12 y 16 años, de Honduras y El Salvador.

“Entraron en EEUU en junio. Sabemos que las chicas transexuales están en centros de detención del norte del país, y los cuatro chicos homosexuales, en estados del sur. Pero no sabemos nada más, ni siquiera cómo los tratan, lamenta esta activista. “Nuestro miedo no es la deportación, porque ellos cuentan con asistencia legal y están entrenados para no firmar ningún papel que pueda suponer un retorno voluntario. Lo que nos inquieta es cómo se portan con ellos, especialmente con las chicas transexuales”, añade.

El trato al colectivo LGBT no es el adecuado. La atención médica no es accesible, intentan convencerles para que accedan a la deportación voluntaria y se les tortura verbalmente diciéndoles que son un peligro para la sociedad y cosas peores, advierte la activista, que teme que si ésta la situación de menores sea similar o peor, ya que “ni siquiera pueden recurrir a nosotros durante los meses que deben quedarse encerrados”, aseguró la vocera de Diversidad Sin Fronteras al recordar el caso de Roxana Hernández, transexual hondureña quien falleció en uno de estos centros en junio de este año por no recibir atención médica a tiempo.

Sharita Gruberg, directora asociada del Proyecto de Investigación y Comunicaciones LGBT en el Center for American Progress (Centro para el Progreso), contó que “las personas LGBT llegadas de Centroamérica arrastran problemas de abusos y prostitución. Vienen buscando protección, pero se encuentran con unos centros de detención que, si ya son terribles para cualquiera, lo son especialmente para este colectivo”, informó a El Español.

Según datos publicados por esta organización, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés: U.S. Immigration and Customs Enforcement) recibió 227 denuncias de abuso y agresión sexual durante 2017, de las que 28 eran relativas a personas LGBT. Esto supone 12% del total de ataques, a pesar de que este colectivo representa solo el 0,14 por ciento de los indocumentados retenidos. En total, homosexuales y transexuales bajo custodia federal tienen 97 veces más probabilidades de ser víctimas sexuales que heterosexuales.

En el caso de los menores preocupa es la falta de información sobre sus condiciones de reclusión. “Con esta administración no podemos saber cómo se encuentran. No hay transparencia. Existen unas reglas para tratar a los menores LGBT, pero actualmente desconocemos si se cumplen”, critica Gruberg.

Rechazo

Aaron Morris, abogado de la organización Immigration Equality, con sede en Nueva York, contó a Efe que de 1,650 casos de inmigrantes LGBT que han procesado a nivel nacional la tercera parte son latinos“. “Sabemos que transexuales centroamericanos son atacados con impunidad”, dijo Morris, quien señaló que a fin de ponerse a salvo por la situación hostil que viven en sus países muchos emigran a Estados Unidos, pero nada más pedir asilo en la garita fronteriza un número no determinado son rechazados.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Miles de refugiados LGTB son víctimas de violencia sexual incluso en los países de acogida

Viernes, 3 de agosto de 2018

6a00d8341c730253ef019b02a0943f970bMuchas personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales se ven obligadas a buscar un destino donde ser ellos mismos no suponga una amenaza para su integridad y su vida. 

Actualmente hay en el mundo 25,4 millones de refugiados. Esta cifra, dada a conocer por la Agencia para los Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR), es la más alta registrada en la historia y es la consecuencia de cinco años de escalada continua en los números de personas a las que la guerra y la violencia han arrebatado sus hogares.

Dentro de todos estos millones de refugiados, miles de personas LGTB han tenido que huir de su país por su identidad u orientación sexual. Hoy en día, en 77 países es ilegal ser homosexual, y en 7 de ellos se castiga hasta con la muerte. Muchos son torturados, amenazados, encarcelados o incluso asesinados por su orientación sexual o su identidad de género.

Debido a la persecución social e institucional, a la intolerancia –incluso dentro de la propia familia– y al miedo, muchas personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales se ven obligadas a buscar un destino donde ser ellos mismos no suponga una amenaza para su integridad y su vida.

Es prácticamente imposible conocer con exactitud cuántas personas refugiadas han huido debido a su orientación sexual o su identidad de género, ya que muchas lo ocultan para evitar en posible ser hostigadas en su travesía para encontrar un país que los acoja.

De hecho, según ha denunciado ACNUR, muchas personas refugiadas LGTB se convierten en víctimas de violencia sexual tanto en su país de origen como en los países de tránsito y de destino, y es este organismo el que, a través de sus programas e intervenciones, trabaja para hacer cumplir el Derecho Internacional en materia de refugiados y materializar la solidaridad internacional en mejorar la situación de estas personas.

De hecho, entre las dificultades más habituales en los lugares de destino están los obstáculos en el acceso a los servicios humanitarios y las barreras para acogerse a recursos como el asilo, ya que muchos países imponen trabas burocráticas para conceder este estatus a personas perseguidas por no ser heterosexuales o cisexuales, o requieren de “pruebas” que demuestren su sexualidad o su persecución.

Sin ir más lejos, en España, uno de los países donde más solicitudes de asilo por razón de orientación sexual e identidad de género se tramitan, en 2016 se denegaron solicitudes de refugiados LGTB bajo el criterio de que “pueden vivir en su país con discreción”. Esto, a todas luces inhumano, es un recurso que, si bien ya no se aplica tanto como anteriormente, aún existen funcionarios que lo utilizan para denegar las peticiones.

Y aun habiendo tenido la fortuna de lograr el reconocimiento de refugiadas, las personas LGTB pueden hacer frente a otras situaciones intolerables, según ha recogido ACNUR en un estudio recientemente, el cual reveló numerosos casos de explotación sexual y chantaje en los países de asilo, especialmente aquellas personas que trabajaban en la economía sumergida. Varias víctimas aseguraron que algunos empleadores les obligaron a realizar favores sexuales para poder percibir sus salarios correspondientes.

Nos encontramos, sin duda alguna, ante una situación insostenible. Un escenario global en el que nunca tanta gente ha precisado la ayuda internacional. Y si observamos más profundamente, encontraremos numerosos colectivos aún más vulnerables –niños, mujeres, LGTB…– cuyas vidas dependen en realidad de muy poco de la ayuda humanitaria que les podamos brindar, pero que en realidad podría significar la diferencia entre una vida más libre y digna para ellos, o su pérdida total.

Fuente ACNUR, vía Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

“Mi padre me pegaba a diario para que dejara de ser gay”. La historia de un refugiado que quiere quedarse en Madrid

Viernes, 27 de julio de 2018

refugiado-gayNo es justo, que por ser gay, como tú o como yo, una persona tenga que pasar por todo esto solo por haber nacido en un país diferente. Te compartimos la historia de Giusep entrevistado por Madridiario:

Giusep, como le gusta llamarse, nació en Argelia. Tiene 19 años y una cicatriz en la frente de una paliza que le dio su padre para que dejara de ser gay. Cuenta a Madridiario, que las manos se le han quedado enrojecidas por trabajar 14 horas al día en una frutería de Nápoles, de ilegal. Escapó a Italia porque tenía miedo a acabar en un club de alterne o muerto. Allí, cuando pensaba que estaba a salvo por estar en Europa, encontró los golpes de su tío, que era quien le acogía.

En España, ha estado en la cárcel, en la calle y, ahora, en un centro de refugiados en la Comunidad de Madrid. Aunque ostenta esa condición y ha encontrado el apoyo de entidades como la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y el Colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales de Getafe (Colega Getafe), le quedan meses de espera para saber si puede vivir definitivamente en nuestro país. “En España puedes tener un trabajo, una casa y derechos -afirma-. Con esas tres cosas estás seguro”.

A los 15 años ya no era como el resto de chicos. Ahí es cuando creo que me cambió el carácter. Engordé, no salía de casa. Me relacionaba a través de las redes sociales y me vestía como un ‘emo’. En el colegio se reían de mí. Los compañeros me tiraban piedras, me enseñaban sus partes. Los profesores dejaban a la gente hacer bromas conmigo.Aquello se convirtió en algo muy serio. Mi padre intentó cambiar mi forma de ser pegándome. Me daba palizas cada día y utilizaba cualquier cosa que tuviera a mano. Mi hermano mayor, también.

Mi madre no tenía opinión en casa. Intenté suicidarme dos veces, una con pastillas y otra tirándome desde la ventana. Mi padre me pegó una vez con algo de metal que me abrió la cabeza. En el hospital, me llevaron a la Policía para que lo contara, pero la Policía le llamó y él me volvió a pegar. Eso no tendría que haber ocurrido. No sé si tendría que haber habido un juicio, pero eso no puede pasar”.

En Argelia, los chicos como yo solo pueden trabajar en strip clubs. Eso te obliga a cambiar. Aunque no te aceptan en ningún otro sitio, yo no quise entrar en eso. Temía que me torturaran. Cuando recibes violencia, te conviertes en violento.

Nuestra comunidad en Argelia tiene miedo a cambiar. La religión y las tradiciones importan mucho. Yo vivía en una ciudad. En los pueblos, todo es mucho peor. Te llevan al campo y te matan.

Mi madre sabía lo que pasaba y me ayudó a escapar. En África, una mujer puede haber sido todo lo abierta de mente que quiera, pero en cuanto se casa, su marido siempre estará por encima de ella”.

“Conseguimos un visado para irme a Italia, a una ciudad muy bonita, a casa de mi tío. Él está muy metido en la religión. También empezó a pegarme. Cuando se acabó el permiso, de turista, ya no podía seguir allí, así que me fui a Nápoles.

Tenía 18 años. Al principio estaba solo, vivía en la calle, me refugiaba en el metro y el tren. No podía casi comer ni ducharme. Me puse enfermo. Empecé a encontrar a otra gente. Conocí a un chico de Marruecos que era como yo. Era mi amigo. Cogíamos ropa de los contenedores y la vendíamos por 50 céntimos. Con eso comprábamos algo de pan”.

Quise escapar a Inglaterra. Compré un documento falso. Pasé por Francia y, en España, en el aeropuerto, me cogieron. Por primera vez en mi vida fui a la cárcel. Pasé dos días sin casi comida en una celda. Cuando me sacaron, estuve una semana en la calle, en un parque de Vallecas. Pedí ayuda en todos los bares. Eso fue hace dos meses.

Conocí a unos chicos árabes de mi edad. Uno era palestino, otro era sirio… Eran refugiados. Me hablaron de una fundación. Un abogado empezó a tramitar el asilo. Si no les hubiera encontrado, seguiría en la calle, comiendo en la iglesia”.

“No quiero volver a Argelia, no puedo volver. Solo mantengo el contacto con mi madre. La llamo para decirle las cosas importantes. Sabe que estoy aquí.

En España puedes tener un trabajo, una casa y derechos. Con esas tres cosas estás seguro. Ahora, por las mañanas recibo clases de castellano. Por las tardes voy a un curso de cocina con otros refugiados. Me gustaría ser cocinero, nos han dicho que puedes ganarte la vida. Tiene que haber algo para un chico de 19 años que habla cinco idiomas.

De momento, tengo la tarjeta blanca. En unos días, me darán la roja, aunque me han dicho que hay gente a la que han expulsado en ese paso. Conseguir el asilo tarda seis meses. El centro en el que estoy no puedo quedarme más de dos. Luego, no sé. Quiero poder salir, ir a restaurantes, descansar, ser feliz. Esto me deprime, a veces lloro. En España, me siento seguro sobre mí mismo, pero no sobre mi situación”.

Fuente Oveja Rosa

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

“Siete verdades sobre inmigrantes”, por Ángela Cañal.

Miércoles, 25 de julio de 2018

refugiados-alambrada-2-GLo habrás visto en televisión, lo habrás leído, te lo habrán contado. Y volverás a verlo, leerlo y oírlo muchas veces más este verano. Sobre todo ahora que, acabado el Mundial y una vez el PP elija por fin a su líder y lideresa, comenzará la habitual sequía de noticias. Pero hay (al menos) siete cosas que algunos están diciendo sobre la llegada de inmigrantes a nuestras costas y la llamada “crisis migratoria” que a lo mejor estás creyéndote, y no deberías.

No, no hay una “avalancha” de inmigrantes. No hay una avalancha, ni una oleada, ni un tsunami africano que esté azotando las costas andaluzas. Y, por cierto, aguardo con ansia el día en el que desterremos de nuestro lenguaje expresiones que igualan la llegada de migrantes a una catástrofe natural o a la más terrible de las calamidades. Aquí la verdadera calamidad son los miles que se ahogan intentando llegar a Europa. El drama que padecen quienes lo consiguen. Las condiciones en las que permitimos que vivan millones de personas en el África más profunda. Las razones por las que no ven más alternativa que huir y jugarse la vida.

No, no estamos desbordados. Habrás oído que durante este año han llegado por mar a Andalucía casi 15.000 personas. ¿Son muchas o pocas? Muchas, si las comparamos con las cifras del año pasado (cuando llegó la mitad). No tantas, si las comparamos con las 100.000 que desembarcaron en Italia el año pasado. O el millón de refugiados sirios que tiene acogido un país pequeño como Líbano. O si recordamos las 17.000 temporeras marroquíes que los agricultores de Huelva han traído este año para la campaña de la fresa. ¿Hablaríamos de avalancha de jornaleras?

No, no son cifras inmanejables. El Gobierno de Rajoy dijo en su momento que tenía capacidad para acoger a 17.000 refugiados sirios (aunque luego no cumplió). España gestiona cada año con eficiencia la llegada de 84 millones de turistas. La “avalancha” de inmigrantes de esos últimos seis meses no llenaría el estadio Carranza un domingo, en un país de 46 millones de habitantes y una UE de 500 millones. Pongámosle perspectiva al asunto. ¿De verdad estamos ante cifras imposibles de manejar? Sólo si nos seguimos empeñando en no poner medios suficientes.

No, no nos ha cogido por sorpresa. En primer lugar, porque la llegada del buen tiempo viene cada año acompañada de un incremento de pateras. Pero, sobre todo, porque el cierre (previo pago) de la frontera de Turquía y el infierno (también de pago) de los negreros libios no deja más opción a quienes huyen de la miseria y la guerra que intentar la ruta del Estrecho. Por cierto, la más mortífera del mundo, según la Organización Mundial de Migraciones. Hace un año, distintas ONG avisaban de que cientos de miles de personas estaban saliendo de Libia camino de Marruecos. La sensación es que lo que está pasando era mucho más previsible de lo que nos cuentan. Pero no hemos querido prepararnos. Hemos dejado que los ayuntamientos carguen con un peso que no les corresponde. No hemos querido poner medios suficientes de rescate, atención y acogida, no fuera a ser que causáramos, ¿lo adivinan? el famoso efecto llamada.

Y no, lo que está pasando no es por efecto llamada del Aquarius. Quienes llegan estos días a nuestras costas salieron de sus países hace mucho tiempo. Algunos llevan años atrapados en el Norte de África soportando penalidades, a la espera de poder embarcar. La idea de que alguien está en su casa de Senegal y decide hacer la maleta y plantarse en tres días en Tánger porque se entera (¿y cómo se entera?) de que Pedro Sánchez ha abierto el puerto de Valencia a 630 refugiados, es tener muchas ganas de no entender nada. Más afortunadas pueden ser las eternas cábalas sobre si Marruecos ha decidido otra vez aflojar su vigilancia fronteriza.

No, Europa no sufre una crisis migratoria. La crisis es humanitaria y política. De hecho, en los últimos tiempos la llegada de inmigrantes irregulares a la UE no ha dejado de bajar. Y paradójicamente, crecía y engordaba otro fenómeno, el del ultranacionalismo y la xenofobia que ahora ha acabado contagiando a la política italiana (las barbas de tu vecino…). El gran problema de Europa no es la inmigración, es el fracaso creciente del proyecto europeo y el auge desbocado de quienes quieren dinamitarlo desde dentro, no desde fuera.

No, no sobran inmigrantes. Las últimas cifras de población del INE nos vuelven a alertar sobre una población española cada vez más envejecida y que sólo crece levemente gracias precisamente a la aportación de los extranjeros, que trabajan, consumen, pagan impuestos y ayudan a sostener su pensión y la mía. Además, muchos de quienes llegan a nuestro país lo hacen pensando -y bien nos lo recordó Merkel en la cumbre de la semana pasada- en viajar después a otros países europeos como Francia y Alemania. España no tiene tanto atractivo ahí fuera. Pensemos también en eso.

Ángela Cañal

Eldiario.es, vía Fe Adulta

Espiritualidad , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.