Archivo

Entradas Etiquetadas ‘África’

Hombre apuñalado, golpeado y llamado ‘chiflado’ por grupo de niños que sospechaban que era gay

Sábado, 15 de enero de 2022

C3881CE7-3705-4D34-8A0E-B799DBB9010CUn hombre sospechoso de ser gay fue apuñalado durante una pelea en Ghana. (Captura de pantalla a través de Twitter/SVTV Africa)

Un hombre fue apuñalado, golpeado y llamado “chiflado” por un grupo de niños que sospechaban que era gay en Tema, Ghana.

Perry Ato Inkoom le dijo a SVTV África que en la tarde del 19 de diciembre fue atacado por los jóvenes después de una fiesta de cumpleaños.

En Tema, una ciudad costera a 16 millas al este de la capital, Accra, Inkoom caminaba por el Sitio 14, la comunidad uno, cuando los niños lo atacaron.

Inkoom regresaba de una fiesta infantil en la que trabajaba como MC. “La hija de un amigo también asistió a la fiesta”, relató. “Así que un amigo y yo fuimos a su casa para averiguar si ella llegó a casa sana y salva. En nuestro camino de regreso, nos encontramos con un grupo de amigos”. Sospechando que era gay, el grupo comenzó a burlarse de él y a llamarlo “chico chiflado”.

“Mi amigo reconoció a uno de los muchachos y mencionó su nombre”, le dijo a la estación de televisión, “luego comenzaron a golpearnos”.

Inkoom se desmayó durante la golpiza, relató. Pero su amigo dijo que el grupo lo apuñaló con un cuchillo antes de huir a una casa cercana.

“Lo único que recuerdo es estar en el Hospital General de Tema al día siguiente”, agregó. “Pero habíamos estado en la estación de policía de la comunidad para obtener un formulario de declaración”.

Durante la entrevista, Inkon muestra las heridas en su mano, pecho y cuello que casi un mes después todavía están sanando.

Activistas advierten sobre más “torturas y abusos” a medida que se avecina un proyecto de ley anti-LGBT+

Rightify Ghana, uno de los principales grupos de derechos LGBT+ del país, advirtió previamente a PinkNews que desde la presentación del proyecto de ley, la violencia anti-queer ha aumentado.

El proyecto de ley de gran alcance “Promoción de los derechos sexuales humanos adecuados y los valores familiares de Ghana de 2021” introduciría una serie de políticas que castigarían todo, desde los juguetes sexuales y las relaciones sexuales anales hasta la atención médica trans y la alianza LGBT+.

Desde aquellos que brindan o reciben atención médica de afirmación de género hasta aquellos que son aliados, la legislación amenazaría a innumerables miembros y simpatizantes de la comunidad LGBT+ con tres a cinco años de prisión.

El simple hecho de tomar las manos o besar a un miembro del mismo sexo en la mejilla estaría penalizado.

Sus poderosos partidarios entre los que se encuentran los obispos católicos y anglicanos de Ghana, que piden a los fieles apoyar la ley para que los homosexuales vayan a prisión, han descrito sus esperanzas de una terapia de conversión sancionada por el estado, donde los ghaneses homosexuales podrían ser perseguidos y obligados a someterse a tratamiento.

Si se aprueba, dijo Rightify Ghana en un comunicado a PinkNews, el proyecto de ley significará una cosa para los ghaneses LGBT+: “Tortura y abuso. Condenamos el continuo asalto a las personas LGBTQ en Ghana”, dijo el grupo.

Criticando a los líderes del servicio de policía de Ghana, el grupo agregó: “Sabemos cómo han mejorado sus servicios para combatir y enjuiciar otros delitos, sin embargo, no los hemos visto prestar la misma atención a los ataques violentos y las amenazas a los ghaneses LGBTQ.

“Nuestro mensaje al Parlamento de Ghana es que deben guiarse por los acontecimientos de cómo las personas LGBTQ han experimentado ataques violentos y rechazar el proyecto de ley anti-LGBTQ de gran alcance.

“Aprobar el proyecto de ley significará una legislación de tortura y abuso contra las personas LGBTQI.

“Los ataques a los ghaneses LGBTQ muestran claramente que las cosas empeorarán y que la gente podría morir si se aprueba y promulga este proyecto de ley”.

La difícil situación del colectivo LGTBI en Ghana

En Ghana las relaciones homosexuales son ilegales y pueden conllevar penas de cárcel, aunque en las ciudades más grandes –como Accra o Kumasi– pueda hablarse incluso un tímido y discreto «ambiente». El clima de opresión se extiende, en cualquier caso, a las élites políticas.  Y es que, aunque legalizar la homosexualidad en Ghana no es una opción, podría serlo por la presión internacional. En septiembre de 2015, sin ir más lejos, el candidato a la presidencia George Boateng proponía fusilar a «corruptos, gais y lesbianas». Ese mismo año, en dosmanzanas nos hacíamos eco de varios ataques y amenazas homófobas que atemorizaron a la población LGTB de este país.

En noviembre de 2013, el propio Ministerio de Educación decretaba la persecución de los alumnos percibidos como gais o lesbianas a raíz de la denuncia de una alumna que aseguraba sentirse presionada por sus compañeras para «practicar el lesbianismo». En abril de ese año, dos colegios expulsaban a 53 alumnos por ser supuestamente homosexuales. Anteriormente, en julio de 2011, el ministro para la región occidental del país ordenó el arresto de todas las personas homosexuales en su jurisdicción, poco después de que una pareja de hombres fuera desterrada de su localidad por celebrar una ceremonia privada de boda. Un año antes, cientos de personas participaban en una manifestación homófoba cuyo organizador recurrió al argumento de la supuesta «homosexualización» de los jóvenes ghaneses a manos de los extranjeros.

Según el último informe sobe homofobia de Estado de ILGA«en los últimos años se han documentado varias detenciones de personas adultas por actos sexuales consensuales entre personas del mismo sexo. Las detenciones a menudo implican abuso psicológico, exposición perjudicial ante los medios de comunicación y exámenes médicos». El informe también asegura que «la policía local atrapa y atrae a personas LGBT (predominantemente hombres homosexuales) a través de los medios de comunicación social» y menciona un episodio sucedido en septiembre de 2020, cuando «los medios de comunicación locales indicaron que 11 mujeres lesbianas fueron detenidas en la ciudad de Aflao, en la región del Volta, después de que se diera a conocer un video de dos de ellas presuntamente implicadas en actos sexuales».

No parece, en este sentido, que las declaraciones que el presidente de Ghana hizo en 2017, cuando reconocía en una entrevista que solo era cuestión de tiempo que las relaciones homosexuales fueran legales en el país, se vayan a materializar próximamente. El propio Nana Akufo-Addo advertía que ello solo ocurriría cuando la opinión pública del país mostrase más signos de tolerancia “al igual que en otras partes del mundo”. De hecho, aquellas tibias declaraciones ya le merecieron al presidente las críticas de líderes de la oposición y medios de comunicación locales.  Y es que, aunque legalizar la homosexualidad en Ghana no es una opción, podría serlo por la presión internacional.

Y hace tan solo unos días, que cuatro hombres homosexuales eran  golpeados, desterrados y arrestados en Ghana por “solo intentar vivir”

Puedes ayudar a LGBT+ Rights Ghana

Si lo deseas, puedes contribuir a ayudar financieramiente al colectivo LGBT+ Rights Ghana a través de la plataforma GoFundMe.

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

El Parlamento de Senegal rechaza endurecer la ley que criminaliza la homosexualidad.

Miércoles, 12 de enero de 2022

D8C361AF-B374-4608-80DC-986A79C9E250-768x432Lionel Mandeix / Presidencia senegalesa / AFP

Un proyecto de ley presentado en el parlamento de Senegal para endurecer las sanciones penales para los homosexuales cayó en el primer obstáculo el miércoles, sin avanzar al piso principal de la asamblea.

Once parlamentarios iniciaron el proyecto de ley, incluido al menos uno perteneciente al partido gobernante, afirmando que contaban con el apoyo de grupos religiosos de gran influencia para criminalizar la homosexualidad en el país y endurecer las penas de prisión, que podrían pasar a ser de entre cinco y diez años de cárcel. La propuesta busca modificar un artículo del Código Penal que castiga los actos “contra natura” y busca que este concepto sea cambiado para abarcar las relaciones homosexuales, la bisexualidad y la transexualidad, según ha informado el portal senegalés de noticias Seneweb .

Así, las personas condenadas hubieran podido ser sentenciadas a penas de entre cinco y diez años de prisión y el pago de multas de entre 500.000 y cinco millones de francos centroafricanos (entre 762 y 7.620 euros), sin circunstancias atenuantes. El proyecto contempla además que la “apología” de las relaciones homosexuales sea castigada con penas de entre tres y cinco años de prisión y el mismo tipo de multas, en un país en el que los homosexuales ya hacen frente a una gran discriminación.

Moustapha Guirassy, uno de los firmantes del proyecto, señaló que el objetivo es “luchar contra toda perversión en el espacio público”. “Estas personas deben respetar la sociedad en la que viven y hacer lo que quieran en privado”, ha dicho.

Por su parte, Souleymane Diouf, representante del colectivo Free Sénégal, un organismo dedicado a la defensa de la comunidad homosexual, mostró su inquietud por el proyecto en unas declaraciones concedidas a la emisora Radio France Internationale.

Así, recordó que el borrador contemplaba castigar la “apología” de la homosexualidad “a través de todo medio de difusión pública o la financiación de todas las actividades relativas a la agenda LGBTI”, lo que afectaría a activistas y organizaciones.

La homosexualidad se considera una desviación generalizada en Senegal, que es musulmana en un 95 por ciento. Según la ley existente en el país de África occidental, la homosexualidad ya se castiga con hasta cinco años de cárcel.

En un comunicado, la Oficina de la Asamblea Nacional, que evalúa los méritos de los proyectos de ley entrantes, dijo que el código penal actual ya castiga la homosexualidad «severamente». También señaló que las autoridades, incluido el presidente Macky Sall, se oponen a la despenalización de la homosexualidad.

Según la ley existente, los actos homosexuales pueden ser castigados con entre un año y cinco años de prisión, junto con multas que oscilan entre 152 y 2286 euros ($ 170 a $ 2,580).

El proyecto de ley que se descartó el miércoles habría aumentado la posible pena de cárcel a entre cinco y 10 años y triplicado la multa máxima. El texto decía que la ley propuesta también debería apuntar al «lesbianismo, bisexualidad, transexualidad, intersexualidad, bestialidad, necrofilia y prácticas similares».

Mamadou Lamine Diallo, el legislador que encabezó el proyecto de ley, dijo que se inspiró en el grupo paraguas And Samm Jikko, cuyo nombre significa «juntos por la salvaguardia de los valores» en el idioma principal wolof de Senegal.

Homosexualidad castigada penal y socialmente

Senegal4C55B686-8BF6-4F8E-8A9E-1B7301099A4F, un país de África occidental de mayoría musulmana, castiga las relaciones homosexuales con hasta cinco años de cárcel y multas que en los casos más extremos pueden llegar hasta los 1.500 euros, cifra exorbitante para un ciudadano senegalés. Ya en 2010 nos hacíamos eco de un informe de Human Rights Watch que alertaba del incremento de las agresiones hacia las personas homosexuales en ese país, estimuladas por líderes políticos y religiosos que habrían sido decisivos a la hora de fabricar un clima de violencia homófoba con la connivencia de buena parte de los medios de comunicación. Según una encuesta de Pew Global Attitudes Project realizada en 2013, el 96 % de los senegales consideran que la homosexualidad no debe ser aceptada por la sociedad.

En abril de 2013, la jefatura del Estado senegalés emitió un comunicado en el que declaraba que “los valores culturales básicos enraizados [en Senegal] no pueden ser compatibles con la opción de despenalizar la homosexualidad”, afirmando con firmeza que “el Estado no ha considerado esa opción, que se excluye por completo de su doctrina política”. Esta misma declaración fue reiterada por el presidente Macky Sall dos meses más tarde, durante la visita que efectuó al país africano Barack Obama. Incluso quienes defendieron la despenalización en el pasado, como el expresidente honorario de la Federación Internacional de Derechos Humanos Sidiki Kaba, desistió de su intención al convertirse en ministro de Justicia de Senegal.

Muchas de las agresiones, detenciones e incluso linchamientos ni siquiera alcanzarían las páginas de la prensa internacional. El hostigamiento también alcanza a las mujeres lesbianas o percibidas como tales, como recogimos por ejemplo en septiembre de 2013. Entonces, por suerte, cuatro de las cinco detenidas fueron puestas en libertad.

En febrero de 2014, una pareja de hombres fue condenada a seis meses de prisión, denunciada por sus propios vecinos. También nos hemos hecho eco del caso del periodista Tamsir Jupiter Ndiaye, condenado por segunda vez a la cárcel a principios de este mes de agosto después de que un joven lo acusara de intentar violarlo.

En agosto de 2015 reseñamos cómo se sentenció a seis meses de cárcel a siete jóvenes, declarados culpables de un delito de actos “contra natura, a pesar de que no se aportaron pruebas materiales ni testimonios que probaran las acusaciones. En diciembre del mismo año, fueron detenidos 11 hombres acusados de participar en actos homosexuales, por participar en una ceremonia ritual de boda entre dos hombres. Finalmente, fueron puestos en libertaddespués de que un juez estimara que no se habían presentado pruebas suficientes.

En 2016,una horda violenta trataba de linchar a un estudiante homosexual de la Universidad de Dakar, provocando graves disturbios. Una violenta horda de jóvenes invadió el campus de la Universidad Cheikh Anta Diop de Dakar, en persecución de un joven al que acusaban de haber hecho proposiciones homosexuales a otro estudiante. Después de que el equipo de seguridad se negara a entregar al perseguido, los violentos iniciaron los disturbios, en los que incendiaron diversos edificios del centro universitario y destrozaron una entidad bancaria cercana. Según denuncian las asociaciones de defensa de los derechos LGTB, se trataría del noveno caso de asalto a la Universidad Cheikh Anta Diop desde el año 2012, todos ellos motivados por la persecución de estudiantes homosexuales o percibidos como tales.

***

Hasta la fecha, hay 69 países con legislaciones que penalizan las relaciones homosexuales, casi la mitad de ellos en África, aunque muchos de ellos han comenzado a trabajar en nuevas leyes para acabar con esta represión. Es el caso de Angola, donde no se castiga, desde febrero, las relaciones entre personas del mismo sexo y se prohíbe la discriminación por motivos de orientación sexual.Fuente Agencias/Cristianos Gays/Dosmanzanas

Fuente AFP

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

El apoyo de los obispos a la ley contra los homosexuales contradice al Papa, dice el líder de Human Rights Watch

Miércoles, 29 de diciembre de 2021

BC5025CC-E5D5-4B09-A4BB-5C9017B227ADGraeme Reid

Los obispos católicos de Ghana han adoptado una posición sobre los derechos LGBTQ que es directamente opuesta a la del Papa Francisco. Esa es la posición adoptada por un escritor de opinión en The Advocate, uno de los principales medios de comunicación LGBTQ de EE. UU.

Escrito por Graeme Reid, director de derechos LGBT de Human Rights Watch, el ensayo, titulado “On LGBTQ+ Rights, Ghana’s Bishops Choose to Ignore Pope,” (“Sobre los derechos LGBTQ +, los obispos de Ghana eligen ignorar al Papa”), hace la observación de que, si bien Francisco ha permitido avances incrementales para las personas LGBTQ en la iglesia, “en Ghana, las declaraciones del Papa han caído en oídos sordos ”.

El enfoque del Papa “no solo respeta a las personas LGBTQ + como miembros de la sociedad, sino que pide a los gobiernos que les brinden protecciones legales básicas”.

Como ha informado Bondings 2.0, la Conferencia de Obispos Católicos de Ghana ha expresado su apoyo incondicional al proyecto de ley anti-LGBTQ propuesto, conocido como “La promoción de los derechos sexuales humanos adecuados y los valores familiares de Ghana 2021.

Los obispos de Ghana respaldan un proyecto de ley que “se dirige ampliamente a las personas LGBTQ + y pretende criminalizar muchas de sus libertades básicas de expresión, reunión y acceso a la información”, escribe Reid. En su declaración de apoyo, los obispos expresaron su creencia de que “las prácticas homosexuales [deberían ser] ilegales en Ghana”.

Si se promulga la legislación, las sanciones por violar la ley serían severas. Reid escribe:

Difundir información sobre personas LGBTQ + puede resultar en una sentencia de prisión de cinco a diez años. Los grupos que buscan promover los derechos LGBTQ + pueden ser castigados con seis a diez años de prisión. Financiar o patrocinar actividades prohibidas vagamente definidas puede resultar en una sentencia de cinco a diez años “.

Las duras estipulaciones del proyecto de ley empeorarían la situación de las personas LGBTQ en Ghana, que ya es un país donde la ley “fomenta un clima de violencia e intimidación hacia los ghaneses LGBT”, según Human Rights Watch y grupos locales de Ghana.

Reid se pronuncia enérgicamente contra las acciones recientes de los obispos a la luz del entorno existente para los ghaneses LGBTQ, y denuncia las contradicciones en lo que los líderes católicos en Ghana predican sobre las personas LGBTQ. Reid escribe:

“Dado este clima de discriminación e instancias de violencia, el llamado de los obispos católicos de Ghana para que ‘la práctica abominable [de la homosexualidad sea] ilegal en nuestro país’ parece aún más espantoso. De hecho, los obispos parecen hablar con ambos lados de la boca. Por un lado, dicen que ‘no es correcto someter a los homosexuales a ninguna forma de acoso simplemente porque son homosexuales’ y que las personas LGBTQ + deben ser ‘amadas y respetadas y no discriminadas’. Por otro lado, abiertamente Apoyar una ley cruel e innecesaria que fomenta el mismo acoso y discriminación anti-LGBT que ellos dicen aborrecer ”.

Reid comenta que el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Ghana, el arzobispo Philip Naameh, “se ha mantenido firme en su apoyo al proyecto de ley”. El Vaticano, por el contrario, “ya ha adoptado una postura pública al oponerse a la violencia, la discriminación injusta y las sanciones penales contra las minorías sexuales y de género”. Otros líderes religiosos, incluido el arzobispo anglicano de Canterbury, también se han pronunciado en contra de la legislación.

6928AE78-002B-4C9D-AECE-12C71B261171

Obispos católicos de Ghana

Reid insta a los obispos de Ghana a “prestar atención al ejemplo del Papa y las declaraciones públicas de la Santa Sede, y unirse a la condena de esta atroz ley”.

A lo largo de su papado, incluido este otoño, el Papa Francisco ha demostrado cómo la iglesia puede brindar una bienvenida más completa a sus miembros LGBTQ y, de hecho, cómo los católicos pueden responder a todas las personas LGBTQ con inclusión y sensibilidad. Como el Papa modela, los católicos fieles pueden y deben honrar la dignidad de las personas LGBTQ. Los líderes católicos tienen la responsabilidad de seguir el ejemplo de Francisco, mostrando el camino a seguir oponiéndose a la legislación que causaría discriminación y daño.

Desde 2015, los católicos le han pedido al Papa Francisco que condene la criminalización anti-LGBTQ a través de la campaña#PopeSpeakOut de New Ways Ministry. Si desea ponerse en contacto con el Papa sobre los obispos de Ghana, puede encontrar información sobre cómo hacerlo aquí.

Para obtener la lista completa de recursos de New Ways Ministry sobre la criminalización anti-LGBTQ, incluida una cronología de las declaraciones positivas y negativas de los líderes católicos sobre el tema, haga clic aquí.

—Grace Doerfler (ella / ella), 24 de diciembre de 2021

La difícil situación del colectivo LGTBI en Ghana

En Ghana las relaciones homosexuales son ilegales y pueden conllevar penas de cárcel, aunque en las ciudades más grandes –como Accra o Kumasi– pueda hablarse incluso un tímido y discreto «ambiente». El clima de opresión se extiende, en cualquier caso, a las élites políticas.  Y es que, aunque legalizar la homosexualidad en Ghana no es una opción, podría serlo por la presión internacional. En septiembre de 2015, sin ir más lejos, el candidato a la presidencia George Boateng proponía fusilar a «corruptos, gais y lesbianas». Ese mismo año, en dosmanzanas nos hacíamos eco de varios ataques y amenazas homófobas que atemorizaron a la población LGTB de este país.

En noviembre de 2013, el propio Ministerio de Educación decretaba la persecución de los alumnos percibidos como gais o lesbianas a raíz de la denuncia de una alumna que aseguraba sentirse presionada por sus compañeras para «practicar el lesbianismo». En abril de ese año, dos colegios expulsaban a 53 alumnos por ser supuestamente homosexuales. Anteriormente, en julio de 2011, el ministro para la región occidental del país ordenó el arresto de todas las personas homosexuales en su jurisdicción, poco después de que una pareja de hombres fuera desterrada de su localidad por celebrar una ceremonia privada de boda. Un año antes, cientos de personas participaban en una manifestación homófoba cuyo organizador recurrió al argumento de la supuesta «homosexualización» de los jóvenes ghaneses a manos de los extranjeros.

Según el último informe sobe homofobia de Estado de ILGA«en los últimos años se han documentado varias detenciones de personas adultas por actos sexuales consensuales entre personas del mismo sexo. Las detenciones a menudo implican abuso psicológico, exposición perjudicial ante los medios de comunicación y exámenes médicos». El informe también asegura que «la policía local atrapa y atrae a personas LGBT (predominantemente hombres homosexuales) a través de los medios de comunicación social» y menciona un episodio sucedido en septiembre de 2020, cuando «los medios de comunicación locales indicaron que 11 mujeres lesbianas fueron detenidas en la ciudad de Aflao, en la región del Volta, después de que se diera a conocer un video de dos de ellas presuntamente implicadas en actos sexuales».

No parece, en este sentido, que las declaraciones que el presidente de Ghana hizo en 2017, cuando reconocía en una entrevista que solo era cuestión de tiempo que las relaciones homosexuales fueran legales en el país, se vayan a materializar próximamente. El propio Nana Akufo-Addo advertía que ello solo ocurriría cuando la opinión pública del país mostrase más signos de tolerancia “al igual que en otras partes del mundo”. De hecho, aquellas tibias declaraciones ya le merecieron al presidente las críticas de líderes de la oposición y medios de comunicación locales.  Y es que, aunque legalizar la homosexualidad en Ghana no es una opción, podría serlo por la presión internacional.

Y hace tan solo unos días, que cuatro hombres homosexuales eran  golpeados, desterrados y arrestados en Ghana por “solo intentar vivir”

Puedes ayudar a LGBT+ Rights Ghana

Si lo deseas, puedes contribuir a ayudar financieramiente al colectivo LGBT+ Rights Ghana a través de la plataforma GoFundMe.

Fuente New Ways Ministry/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

Presentado ante el Parlamento de Senegal un proyecto de ley para criminalizar la homosexualidad

Lunes, 27 de diciembre de 2021

D8C361AF-B374-4608-80DC-986A79C9E250-768x432Un grupo de parlamentarios senegaleses han presentado un proyecto de ley para criminalizar la homosexualidad en el país y endurecer las penas de prisión, que podrían pasar a ser de entre cinco y diez años de cárcel. La propuesta busca modificar un artículo del Código Penal que castiga los actos “contra natura” y busca que este concepto sea cambiado para abarcar las relaciones homosexuales, la bisexualidad y la transexualidad, según ha informado el portal senegalés de noticias Seneweb .

Así, las personas condenadas podrían ser sentenciadas a penas de entre cinco y diez años de prisión y el pago de multas de entre 500.000 y cinco millones de francos centroafricanos (entre 762 y 7.620 euros), sin circunstancias atenuantes. El proyecto contempla además que la “apología” de las relaciones homosexuales sea castigada con penas de entre tres y cinco años de prisión y el mismo tipo de multas, en un país en el que los homosexuales ya hacen frente a una gran discriminación.

Moustapha Guirassy, uno de los firmantes del proyecto, ha señalado que el objetivo es “luchar contra toda perversión en el espacio público”. “Estas personas deben respetar la sociedad en la que viven y hacer lo que quieran en privado”, ha dicho.

Por su parte, Souleymane Diouf, representante del colectivo Free Sénégal, un organismo dedicado a la defensa de la comunidad homosexual, ha mostrado su inquietud por el proyecto en unas declaraciones concedidas a la emisora Radio France Internationale.

69D968DF-A32A-420C-927E-B413F6361330Así, ha recordado que el borrador contempla castigar la “apología” de la homosexualidad “a través de todo medio de difusión pública o la financiación de todas las actividades relativas a la agenda LGBTI”, lo que afectaría a activistas y organizaciones.

Hasta la fecha, hay 69 países con legislaciones que penalizan las relaciones homosexuales, casi la mitad de ellos en África, aunque muchos de ellos han comenzado a trabajar en nuevas leyes para acabar con esta represión. Es el caso de Angola, donde no se castiga, desde febrero, las relaciones entre personas del mismo sexo y se prohíbe la discriminación por motivos de orientación sexual.

Homosexualidad castigada penal y socialmente

Senegal, un país de África occidental de mayoría musulmana, castiga las relaciones homosexuales con hasta cinco años de cárcel y multas que en los casos más extremos pueden llegar hasta los 1.500 euros, cifra exorbitante para un ciudadano senegalés. Ya en 2010 nos hacíamos eco de un informe de Human Rights Watch que alertaba del incremento de las agresiones hacia las personas homosexuales en ese país, estimuladas por líderes políticos y religiosos que habrían sido decisivos a la hora de fabricar un clima de violencia homófoba con la connivencia de buena parte de los medios de comunicación. Según una encuesta de Pew Global Attitudes Project realizada en 2013, el 96 % de los senegales consideran que la homosexualidad no debe ser aceptada por la sociedad.

En abril de 2013, la jefatura del Estado senegalés emitió un comunicado en el que declaraba que “los valores culturales básicos enraizados [en Senegal] no pueden ser compatibles con la opción de despenalizar la homosexualidad”, afirmando con firmeza que “el Estado no ha considerado esa opción, que se excluye por completo de su doctrina política”. Esta misma declaración fue reiterada por el presidente Macky Sall dos meses más tarde, durante la visita que efectuó al país africano Barack Obama. Incluso quienes defendieron la despenalización en el pasado, como el expresidente honorario de la Federación Internacional de Derechos Humanos Sidiki Kaba, desistió de su intención al convertirse en ministro de Justicia de Senegal.

Muchas de las agresiones, detenciones e incluso linchamientos ni siquiera alcanzarían las páginas de la prensa internacional. El hostigamiento también alcanza a las mujeres lesbianas o percibidas como tales, como recogimos por ejemplo en septiembre de 2013. Entonces, por suerte, cuatro de las cinco detenidas fueron puestas en libertad.

En febrero de 2014, una pareja de hombres fue condenada a seis meses de prisión, denunciada por sus propios vecinos. También nos hemos hecho eco del caso del periodista Tamsir Jupiter Ndiaye, condenado por segunda vez a la cárcel a principios de este mes de agosto después de que un joven lo acusara de intentar violarlo.

4C55B686-8BF6-4F8E-8A9E-1B7301099A4FEn agosto de 2015 reseñamos cómo se sentenció a seis meses de cárcel a siete jóvenes, declarados culpables de un delito de actos “contra natura, a pesar de que no se aportaron pruebas materiales ni testimonios que probaran las acusaciones. En diciembre del mismo año, fueron detenidos 11 hombres acusados de participar en actos homosexuales, por participar en una ceremonia ritual de boda entre dos hombres. Finalmente, fueron puestos en libertaddespués de que un juez estimara que no se habían presentado pruebas suficientes.

En 2016,una horda violenta trataba de linchar a un estudiante homosexual de la Universidad de Dakar, provocando graves disturbios. Una violenta horda de jóvenes invadió el campus de la Universidad Cheikh Anta Diop de Dakar, en persecución de un joven al que acusaban de haber hecho proposiciones homosexuales a otro estudiante. Después de que el equipo de seguridad se negara a entregar al perseguido, los violentos iniciaron los disturbios, en los que incendiaron diversos edificios del centro universitario y destrozaron una entidad bancaria cercana. Según denuncian las asociaciones de defensa de los derechos LGTB, se trataría del noveno caso de asalto a la Universidad Cheikh Anta Diop desde el año 2012, todos ellos motivados por la persecución de estudiantes homosexuales o percibidos como tales.

Fuente Agencias/Cristianos Gays/Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Los obispos católicos y anglicanos de Ghana piden a los fieles apoyar la ley para que los homosexuales vayan a prisión

Lunes, 22 de noviembre de 2021

6928AE78-002B-4C9D-AECE-12C71B261171

Obispos católicos de Ghana

Ghana comienza a debatir el proyecto de ley anti-LGTB+

El resto de confesiones también secundan la ley, incluidos los anglicanos, por lo que el arzobispo de Carterbury ha recordado que “todos los seres humanos están hechos a imagen de Dios y son dignos de amor y respeto”

El debate sobre la prohibición legal de la homosexualidad ha llegado a Ghana. Y es que, el pasado 11 de noviembre el Parlamento del país iniciaba las audiencias públicas pertinentes para debatir un proyecto de ley sobre ‘la promoción de los derechos sexuales y los valores familiares’. El denominado Proyecto de Ley de Promoción de los Derechos Sexuales Humanos y de los Valores Familiares de Ghana.

En el Código Penal de Ghana de 1960, las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo están denominadas como “relaciones carnales antinaturales”, y ya se castigan con penas de hasta tres años de prisión. Sin embargo, el actual aumento del activismo LGBTIQA+ en el país ha llevado al gobierno a hacer esta nueva propuesta en la que se incluye la obligatoriedad de la denuncia de actos homosexuales y prohíbe, bajo pena de prisión, cualquier acto de promoción, apoyo o financiación de actividades LGBT.

El miércoles (11 de noviembre), Ghana fue testigo de la primera audiencia pública sobre un proyecto de ley de gran alcance para criminalizar casi todos los aspectos de la vida LGBT+.

Mientras que el sexo gay ya es ilegal en Ghana, el Proyecto de Ley de Promoción de los Derechos Sexuales Humanos y los Valores Familiares de Ghana de 2021 criminalizaría a cualquier persona que sea “lesbiana, gay, bisexual, transgénero, transexual, queer, pansexual, aliada, no binaria o cualquier otra identidad sexual o de género que sea contraria a las categorías binarias de hombre y mujer”.

Todos los enumerados, incluso los aliados, podrían enfrentarse a entre tres y cinco años de prisión si se les declara culpables del delito, que pasaría a ser un delito de segundo grado. También se criminalizaría cualquier tipo de atención médica de afirmación de género y se fomentaría la terapia de conversión, mientras que los defensores de los derechos LGBT+ podrían enfrentarse a una década entre rejas.

Esta semana han comenzado las audiencias públicas del proyecto de ley, lo que ha permitido a partidarios y detractores exponer sus puntos de vista.

Akoto Ampaw, abogado que representa a una coalición que lucha contra el proyecto de ley, fue uno de los que intervinieron. Argumentó que un proyecto de ley que pretende defender la “unidad familiar” no tiene mucho sentido, cuando el riesgo “más grave” para las familias son los hombres heterosexuales que se aprovechan de las jóvenes.

Según MyJoyOnline,, Ampaw pidió al parlamento de Ghana que rechazara por completo el “violento” proyecto de ley anti-LGBT+.

El profesor Henry Kwasi Prempeh, director ejecutivo del Centro de Desarrollo Democrático de Ghana, también se pronunció en contra del proyecto de ley.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Unión Europea, el Sr. Khan, respondió a los argumentos de sus defensores de que la mayoría de los ghaneses apoyan el proyecto de ley, a pesar de que no se han realizado encuestas al respecto, e insistió en que esto no era una excusa para aprobar la legislación anti-LGBT+, que no podía pasar por encima de los derechos humanos.

Dijo: “Los proponentes del proyecto de ley han tratado de hacer hincapié en el hecho de que esto es una democracia y, por lo tanto, la voluntad de la mayoría debe prevalecer. Y prevalece también en la legislación. Permítanme recordar a los proponentes de este proyecto de ley que esta democracia por la que todos hemos luchado para mantener, no es una democracia populista, no es sólo una democracia mayoritaria, es una democracia constitucional que significa que incluso la mayoría incluyendo, los actos que son aprobados por el parlamento, están sujetos a las limitaciones constitucionales.”

Estas limitaciones, dijo Prempeh, “sirven para controlar los prejuicios de una mayoría. Las disposiciones de la Constitución sobre los derechos humanos fundamentales son, de hecho, una de esas salvaguardias… Así que el mero hecho de formar parte de una mayoría momentánea -y las mayorías son efímeras-, el mero hecho de considerarse parte de una mayoría momentánea, no da derecho a imponer su voluntad a un solo individuo de la sociedad. Si ese individuo está realmente respaldado por la Constitución, si la persona se enfrenta a la mayoría. Así que la mayoría puede conferir el poder, pero no confiere el derecho”.

El proyecto de ley anti-LGBT+ de Ghana podría frenar la lucha del país contra el VIH/sida

La Comisión del Sida de Ghana afirmó que, según el proyecto de ley anti-LGBT+, los donantes que financian la lucha del país contra el VIH/sida podrían ser criminalizados.

El Director General de la Comisión, Kyeremeh Atuahene, declaró en la audiencia pública: “La financiación de los donantes para la respuesta al VIH cubre los servicios de VIH y tuberculosis para los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y los transexuales. Estos servicios sanitarios no tienen nada que ver con las actividades que el proyecto de ley pretende proscribir, pero pueden interpretarse como tales si el proyecto de ley se aprueba en su forma actual. Los donantes [por tanto] retirarán su financiación si se les criminaliza con este proyecto de ley”.

Danny Bediako, director del grupo de derechos humanos Rightify Ghana, declaró a Reuters:”Nuestra mayor preocupación es la salud y la seguridad de los miembros de nuestra comunidad. Nunca he visto tanta gente que quiera abandonar el país”.

Cuando se presentó el proyecto de ley, rápidamente generó alarma entre los activistas del sida, y algunos argumentaron que podría retrasar el progreso en la lucha contra el virus en casi una década al empeorar el estigma. Los donantes que financian las iniciativas del país podrían ser criminalizados, advirtió la Comisión del SIDA de Ghana. Tales preocupaciones fueron compartidas por la Asociación Humanista, dijo un portavoz del grupo, Okai Allotey, a Starr FM, con sede en Accra.

Si los parlamentarios se niegan a escuchar a los expertos, los grupos piden la “retirada total” del proyecto de ley. “Sabemos que el parlamento es una casa de hechos y registros”, dijo Allotey. “Entonces, con la montaña de hechos que se están compartiendo, no escucharán [a la Comisión del SIDA de Ghana] y no harán nada diferente, eso será decepcionante para nosotros. Así que intentaremos darles el beneficio de la duda para que interroguen los hechos que saldrán a la luz y queremos el retiro total del proyecto de ley”.

El proyecto de ley ha sido objeto de condena internacional.

Las Naciones Unidas han condenado el proyecto de ley anti-LGBT+ de Ghana como una “receta para la violencia” y “un ejemplo de libro de texto de discriminación” que es similar a la tortura.

Los líderes anglicanos, encabezados por el arzobispo de Canterbury, también se han pronunciado en contra del proyecto de ley, en una llamativa refutación de la Iglesia anglicana en Ghana.

Los obispos católicos, a favor

La propuesta, que criminalizaría la práctica de la homosexualidad, por el momento ha sido ampliamente apoyada, tal como revela La Croix, por los líderes religiosos ghaneses, entre ellos la Iglesia católica del país, además de por otras confesiones cristianas como la Iglesia pentecostal y la anglicana.

“Quisiéramos reafirmar nuestro apoyo inquebrantable a este proyecto de ley y pedir a todos los ghaneses que lo apoyen para que se convierta en ley“. Estas fueron las palabras con las que, la Conferencia Episcopal de Ghana –que se ha reunido la última semana en asamblea plenaria– mostraba su apoyo a la nueva normativa en un comunicado. “La posición de la Iglesia católica sobre la comunidad LGBTIQA+ sigue siendo la misma: tales prácticas son contrarias no solo a los valores cristianos, sino también a los valores tradicionales ghaneses”, reiteran los prelados.

La dignidad humana, por encima de todo

Una postura similar ha demostrado tener la Iglesia anglicana de Ghana. Sin embargo, la reacción a la estas posiciones contra la comunidad LGBTIQA+ han llegado desde Inglaterra, de la mano del arzobispo de Carterbury, Justin Welby.

En una reunión con el arzobispo anglicano de Ghana, Cyril Kobina Ben-Smith, “acordamos que todos los seres humanos están hechos a imagen de Dios y son dignos de amor, respeto y dignidad, y que la Iglesia de Jesucristo está llamada a demostrar el amor de Dios protegiendo a todas las personas y comunidades vulnerables, recordó Welby. Asimismo, aclaró que “una de las principales conclusiones del encuentro es que la dignidad humana es siempre primordial y que también se deben considerar y comprender los contextos culturales, sociales e históricos”.

Sin embargo… El arzobispo de Canterbury ha dado marcha atrás después de criticar a la Iglesia Anglicana de Ghana por su apoyo a un proyecto de ley anti-LGBT +.

welbycruz_560x280Justin Welby, el líder simbólico de los anglicanos en todo el mundo, expresó sus “graves preocupaciones” después de que la Iglesia Anglicana de Ghana apoyó con fuerza un proyecto de ley que criminalizará aún más el ser queer en la nación africana.

Pero en un giro que siguió a una reunión virtual a principios de este mes, Welby se disculpó con el liderazgo de la iglesia de Ghana.

En una declaración tuiteada el viernes (12 de noviembre), el arzobispo de Canterbury “se disculpó por no haber podido” hablar con la Iglesia Anglicana de Ghana antes de emitir un comentario.

“No tengo autoridad sobre la Iglesia de Ghana”, dijo Welby, “ni querría ninguna. Digo eso en parte por la historia colonial de Gran Bretaña en Ghana, pero también por la naturaleza misma de la Comunión Anglicana”.

La Iglesia Anglicana de Ghana ha señalado su apoyo al Proyecto de Ley de Promoción de los Derechos Sexuales Humanos Adecuados y los Valores Familiares de Ghana de 2021. Cyril Kobina Ben-Smith, un obispo anglicano de Ghana, se refirió a las personas LGBT + como “injusticia a los ojos de Dios” al manifestar su apoyo.

Welby dijo que una reunión virtual celebrada con la iglesia de Ghana después de su declaración inicial, el 3 de noviembre, fue entre “iguales“. Ambas partes, dijo, “acordaron que todos los seres humanos están hechos a imagen De Dios y son dignos de amor, respeto y dignidad. Agradecí la conversación”, agregó Webly, “que debería haber sucedido antes de mi declaración anterior. Esto no es mera diplomacia: Cristo nos manda a hablar directamente y con oración con nuestros hermanos y hermanas. Me disculpé por no haberlo hecho. Una de las conclusiones clave de la reunión”, dijo Welby, “es que la dignidad humana es siempre primordial y que los contextos culturales, sociales e históricos también deben ser considerados y comprendidos”.

Welby culminó su declaración alentando esa “buena conversación continua” con los líderes religiosos de Ghana. Los ateos de Ghana piden la “retirada total” del proyecto de ley anti-LGBT +

El proyecto de ley, a menudo llamado Proyecto de Ley de Valores Familiares, ha provocado inquietud y miedo entre los ghaneses LGBT +, que ya enfrentan penas de cárcel en un país donde su existencia es ilegal. Si se aprueba, las propuestas profundizarían las ya duras penas por simplemente ser LGBT +. Prohibiría todo, desde el sexo anal hasta la atención médica trans, al mismo tiempo que fomentaría la llamada terapia de conversión.

Es un proyecto de ley que, según los activistas de base, tiene la oscura firma de la derecha religiosa de Estados Unidos, y que las Naciones Unidas advierten que es una “receta para la violencia”.

Rightify Ghana, uno de los grupos de campaña de derechos LGBT + más combativos del país, advirtió que desde su introducción en marzo de este año, la violencia anti-LGTBIQ se ha disparado.

La Asociación Humanista de Ghana, un colectivo agnóstico y ateo, ha criticado fuertemente la medida, que dicen que se basa en información “inexacta“.

La difícil situación del colectivo LGTBI en Ghana

En Ghana las relaciones homosexuales son ilegales y pueden conllevar penas de cárcel, aunque en las ciudades más grandes –como Accra o Kumasi– pueda hablarse incluso un tímido y discreto «ambiente». El clima de opresión se extiende, en cualquier caso, a las élites políticas.  Y es que, aunque legalizar la homosexualidad en Ghana no es una opción, podría serlo por la presión internacional. En septiembre de 2015, sin ir más lejos, el candidato a la presidencia George Boateng proponía fusilar a «corruptos, gais y lesbianas». Ese mismo año, en dosmanzanas nos hacíamos eco de varios ataques y amenazas homófobas que atemorizaron a la población LGTB de este país.

En noviembre de 2013, el propio Ministerio de Educación decretaba la persecución de los alumnos percibidos como gais o lesbianas a raíz de la denuncia de una alumna que aseguraba sentirse presionada por sus compañeras para «practicar el lesbianismo». En abril de ese año, dos colegios expulsaban a 53 alumnos por ser supuestamente homosexuales. Anteriormente, en julio de 2011, el ministro para la región occidental del país ordenó el arresto de todas las personas homosexuales en su jurisdicción, poco después de que una pareja de hombres fuera desterrada de su localidad por celebrar una ceremonia privada de boda. Un año antes, cientos de personas participaban en una manifestación homófoba cuyo organizador recurrió al argumento de la supuesta «homosexualización» de los jóvenes ghaneses a manos de los extranjeros.

Según el último informe sobe homofobia de Estado de ILGA«en los últimos años se han documentado varias detenciones de personas adultas por actos sexuales consensuales entre personas del mismo sexo. Las detenciones a menudo implican abuso psicológico, exposición perjudicial ante los medios de comunicación y exámenes médicos». El informe también asegura que «la policía local atrapa y atrae a personas LGBT (predominantemente hombres homosexuales) a través de los medios de comunicación social» y menciona un episodio sucedido en septiembre de 2020, cuando «los medios de comunicación locales indicaron que 11 mujeres lesbianas fueron detenidas en la ciudad de Aflao, en la región del Volta, después de que se diera a conocer un video de dos de ellas presuntamente implicadas en actos sexuales».

No parece, en este sentido, que las declaraciones que el presidente de Ghana hizo en 2017, cuando reconocía en una entrevista que solo era cuestión de tiempo que las relaciones homosexuales fueran legales en el país, se vayan a materializar próximamente. El propio Nana Akufo-Addo advertía que ello solo ocurriría cuando la opinión pública del país mostrase más signos de tolerancia “al igual que en otras partes del mundo”. De hecho, aquellas tibias declaraciones ya le merecieron al presidente las críticas de líderes de la oposición y medios de comunicación locales.  Y es que, aunque legalizar la homosexualidad en Ghana no es una opción, podría serlo por la presión internacional.

Y hace tan solo unos días, que cuatro hombres homosexuales eran  golpeados, desterrados y arrestados en Ghana por “solo intentar vivir”

Puedes ayudar a LGBT+ Rights Ghana

Si lo deseas, puedes contribuir a ayudar financieramiente al colectivo LGBT+ Rights Ghana a través de la plataforma GoFundMe.

Fuente Pink News/Cristianos GayS/Vida Nueva

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Los obispos de Ghana respaldan un proyecto de ley para tipificar como delito la “práctica abominable” de la homosexualidad

Jueves, 14 de octubre de 2021

6928AE78-002B-4C9D-AECE-12C71B261171Obispos católicos de Ghana

Los obispos católicos de Ghana han respaldado un proyecto de ley que busca criminalizar a las personas LGBTQ, diciendo que deseaban que esta “práctica abominable” fuera ilegal.

La Conferencia de Obispos Católicos de Ghana emitió una declaración a medida que los legisladores adoptan la legislación, titulada “La promoción de los derechos sexuales humanos adecuados y el proyecto de ley de valores familiares de Ghana, 2021“, para debatir este mes, informó Modern Ghana :

“La Conferencia Episcopal dijo en un comunicado que la iglesia católica, de la cual alrededor del 13,1% de la población son miembros, está completamente en contra de LGBTQI +.

‘Como iglesia, queremos que esta práctica abominable sea ilegal en nuestro país’, dice el comunicado, y agrega: ‘La Biblia, que es fundamental para las creencias y prácticas cristianas, condena la práctica’.

“Los obispos católicos dijeron: ‘Aunque la inclinación particular de la persona homosexual no es un pecado, es una tendencia más o menos fuerte ordenada hacia un mal moral intrínseco, por lo que la inclinación en sí debe ser vista como un desorden objetivo’.

“’La Iglesia rechaza la suposición infundada y degradante de que el comportamiento sexual de las personas homosexuales es siempre y muy compulsivo y, por lo tanto, no se les debe culpar por sus actos homosexuales’”. [Nota del editor: Las dos últimas citas de las declaraciones de los obispos declaraciones se citan directamente de la “Carta a los obispos de la Iglesia Católica sobre la atención pastoral de las personas homosexuales” de 1986 emitida por la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano].

La declaración de los obispos también negó que las personas LGBQ tengan derecho a un matrimonio igualitario y agregó que “no es correcto someter a los homosexuales a ninguna forma de acoso simplemente porque son homosexuales”.

El proyecto de ley que aprobaron los obispos se sumaría a la ley existente que criminaliza a las personas LGBTQ,  informó Reuters:

El proyecto de ley que aprobaron los obispos se sumaría a la ley existente que criminaliza a las personas LGBTQ. Reuters informó:

“El sexo gay ya se castiga con hasta tres años de cárcel en Ghana, donde la persecución homofóbica está muy extendida. El proyecto de ley también impondría una pena de hasta cinco años de prisión por ser LGBT + y de 10 años por defender sus derechos.

“Las plataformas en línea o las empresas de medios que publican información que se considera apoya a las personas LGBT + o cuestionan las identidades binarias tradicionales de género masculino y femenino también podrían ser procesadas.

“El proyecto de ley promueve la llamada terapia de conversión al permitir sentencias flexibles para una persona LGBT + si solicita un ‘tratamiento‘ para cambiar su orientación sexual o identidad de género. . . “

Según Reuters, parece haber suficiente apoyo político para que se apruebe el proyecto de ley, aunque persisten las preocupaciones sobre cómo la aprobación podría afectar la reputación de Ghana en el escenario internacional y, en particular, con los donantes externos.

Que los obispos de Ghana respaldaran esta legislación no es sorprendente dado su historial vehementemente anti-LGBTQ. A principios de este año, Bondings 2.0 informó sobre la influencia de los líderes de la iglesia en el cierre del primer centro comunitario LGBTQ del país.

En 2015, durante el Sínodo sobre la Familia, Bondings 2.0 le preguntó al arzobispo de Ghana Charles Palmer-Buckle sobre la postura de los líderes de la iglesia africana sobre la criminalización de la homosexualidad. En ese momento, el arzobispo pidió tiempo para que los países “aborden los problemas desde nuestras propias perspectivas culturales” porque “lo estamos intentando”. Hizo un llamamiento: “Ten paciencia con África”.

Seis años después, los líderes de la iglesia de Ghana no han llevado a su país a una mayor aceptación LGBTQ. Ni siquiera parece que lo hayan intentado. Más bien, hoy son los principales instigadores de políticas que incitan al odio y ejercen violencia real contra las personas LGBTQ. Si los obispos y líderes políticos de Ghana insisten en este camino, la gente de todo el mundo debe intervenir en defensa de la vida de las personas LGBTQ. Un paso claro de los católicos podría ser una declaración del Vaticano que rechaza la posición de los obispos de Ghana y reitera la oposición magistral a la criminalización LGBTQ.

Desde 2015, los católicos han estado pidiendo al Papa Francisco que condene la criminalización anti-LGBTQ a través de la campaña #PopeSpeakOut de New Ways Ministry. Si desea ponerse en contacto con el Papa sobre los obispos de Ghana, puede encontrar información sobre cómo hacerlo aquí.

Para ponerse en contacto con el cardenal Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral que es de Ghana, envíe un correo electrónico a info@humandevelopment.va.

  • Para obtener la lista completa de recursos de New Ways Ministry sobre la criminalización anti-LGBTQ, incluida una cronología de las declaraciones positivas y negativas de los líderes católicos sobre el tema, haga clic aquí.

—Robert Shine, New Ways Ministry, 12 de octubre de 2021

Fuente New Wats Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Desestimado en Nigeria un caso contra 47 hombres gays

Martes, 3 de noviembre de 2020

106131-20111207Juez desestima el caso de 47 hombres nigerianos acusados de sexo gay después de que los fiscales ni siquiera se presentasen

Un juez nigeriano desestimó un caso contra 47 hombres acusados de sexo gay después de que los fiscales no se presentaron en el tribunal ni llamaron a testigos. El caso de alto perfil fue ampliamente visto como una prueba de la ley de prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo (SSMPA) del país, que castiga las relaciones homosexuales con hasta 14 años de prisión. 

Los hombres fueron arrestados en una redada en un hotel de Lagos en 2018. La policía afirmó que estaban siendo “iniciados” en un club gay, pero los hombres insistieron en que era solo una fiesta de cumpleaños.

A pesar de que los 47 acusados se declararon inocentes, un día después de su arresto fueron identificados públicamente por la policía en una conferencia de prensa televisada. La atención de los medios hizo que los hombres fueran fuertemente estigmatizados en los dos años previos al juicio.

Su terrible experiencia finalmente terminó el martes (27 de octubre), cuando el juez Rilwan Aikawa sobreseyó el caso debido a la “falta de un enjuiciamiento diligente”. Los fiscales ni siquiera se atrevieron a asistir a la audiencia en el Tribunal Superior Federal de Lagos, ya que anteriormente no habían presentado testigos en un caso que había sido aplazado en varias ocasiones.

Emmanuel Sadi, de la Initiative for Equal Rights (Iniciativa para la Igualdad de Derechos), dijo que el resultado del caso planteó dudas sobre la ley utilizada para acusar a los hombres. “Ni siquiera se puede construir un caso en torno a eso”, le dijo a Aljazeera. “Espero que [el gobierno] se dé cuenta de lo redundante que es como ley y que estén dispuestos a eliminarla o revocarla”.

La SSMPA fue aprobada por el ex presidente nigeriano Goodluck Jonathan en 2014. Además de prohibir las relaciones entre personas del mismo sexo, también hace que una persona que “se registre, opere o participe en clubes, sociedades y organizaciones gays, o que, directa o indirectamente, haga una demostración pública relación amorosa entre personas del mismo sexo” condenable a 10 años de prisión.

Los abogados de la acusación y la defensa dijeron a Reuters que nadie ha sido condenado según la ley, lo que llevó al juicio a ser visto como un caso de prueba que podría ayudar a establecer la carga de la prueba. Si bien los hombres celebraron el sobreseimiento del caso, aún deben vivir con el estigma que causó. Uno de los acusados, Chris Agiriga, dijo que el fallo no lo ayudaría a reconciliarse con su familia que lo había rechazado por el asunto. “Desde los últimos dos años, esto ha causado mucho daño en mi vida”, dijo.

LGTBfobia de Estado en Nigeria

Mientras la Comunidad LGTBI de Nigeria nos da una lección de Orgullo a todos, la última noticia que publicábamos el pasado enero, era la referente a un hombre azotado 14 veces en un día como “terapia de conversión” por ser gay.  En 2018, Adeniyi Raji, un solicitante de asilo en el Reino Unido quien tras rechazar su solicitud de asilo  se enfrenta a la deportación a Nigeria anteriormente, Nneka Obazee, que intentaba suicidarse tras ser detenida para ser deportada a su país de origen, Nigeria, donde podría enfrentarse a la cárcel o incluso la muerte por lapidación al ser lesbiana.

Estas noticias lamentablemente no son novedad en el país africano. De hecho, esta redada se suma a otras similares. Recientemente, seis personas fueron arrestadas con los mismos cargos. Fue en el estado de Abia, donde de nuevo se enfrentan a penas de cárcel. Hace un año recogíamos en esta página la detención de otras 40 personas tras participar en un evento informativo sobre el VIH. Y en abril de 2017 nos hacíamos eco de la detención de otras 53 personas, acusadas de haber participado en una «boda gay». La mayoría de los detenidos eran jóvenes de entre 20 y 30 años.

Todas estas detenciones se dan bajo el amparo de un Estado que es agente perseguidor. En Nigeria, país con un influyente movimiento evangélico cristiano en el sur y un fuerte apoyo a la ley islámica en el norte, las relaciones homosexuales se castigan con penas que pueden llegar hasta los 14 años de cárcel o incluso hasta la muerte por lapidación en los estados del norte en los que además se aplica la sharía o ley islámica (el estado de Kaduna, de hecho, es uno de los que aplican en parte de su territorio). El pasado mes de abril recogíamos que 53 personas fueron detenidas en el país, acusadas de haber participado en una “boda gay”. La mayoría de los detenidos eran jóvenes de entre 20 y 30 años, que ya prestaron declaración ante el juez y que todavía esperan que se dicte sentencia.

Asímismo cabe recordar que a principios de 2014 el presidente Goodluck Jonathan promulgó una ley, que agrava el tratamiento penal para cualquier actividad relacionada con la realidad LGTB. Desde su entrada en vigor, de hecho, no han cesado de sucederse los actos de barbarie de la población civil contra las personas LGTB de Nigeria, alentados por los líderes políticos y religiosos, que han creado un ambiente de profunda homofobia social. Hemos informado de algunos de estos terribles hechos, aunque es de suponer que la información de la mayoría de este tipo de actos execrables no alcance a los medios de comunicación occidentales.

Así, por ejemplo, en enero de 2014, una multitud de miles de personas rodeaba un tribunal islámico, donde se juzgaba a once hombres acusados de practicar la homosexualidad, exigiendo su ejecución inmediata. Meses después, cuatro de los detenidos, que confesaron los hechos probablemente bajo tortura, fueron condenados a recibir públicamente 15 latigazos y al pago de una multa o un año de prisión. En febrero del mismo año, otra horda enfurecida asaltó los domicilios de doce homosexuales en la capital, Abuja, a quienes terminaron por arrancar de sus casas y golpearles incluso ante las puertas de la comisaría local. En las mismas fechas, en la localidad sureña de Port Harcourt, otros dos homosexuales fueron arrastrados fuera de su hogar y obligados a realizar actos sexuales ante una multitud agresiva.

En enero de 2015, la policía islámica de Kato, una ciudad al norte de Nigeria, comunicaba la detención de doce personas por participar en la celebración de una supuesta boda entre dos personas del mismo sexo. La ley vigente en Nigeria, anteriormente citada, castiga con hasta 14 años de prisión a quienes participen en una ceremonia de unión homosexual. En noviembre 21 estudiantes fueron detenidos acusados de prostitución masculina, según un periódico local.

En marzo de 2016, una turba violenta atacó a 20 jóvenes de quienes sospechaban, por su aspecto afeminado, que eran homosexuales. Todos ellos habían sido arrastrados fuera de sus casas y reunidos para golpearlos sin compasión. La brutal paliza a que les sometieron hizo temer por sus vidas. Ninguna de las víctimas quiso presentar denuncia, por temor a las represalias de sus agresores y por no enfrentarse al estigma de ser considerados homosexuales públicamente. En mayo, seis jóvenes fueron detenidos en Benin City acusados de mantener relaciones sexuales.

En el mes de octubre del mismo año, fue detenido un hombre acusado de mantener relaciones homosexuales, tras negarse a ser víctima de un chantaje. Al parecer, todo fue urdido por una pareja de madre e hijo, que se dedican a extorsionar a homosexuales con la amenaza de denuncia. Tras la negativa, la Policía procedió casi inmediatamente al arresto.

Posteriormente, en diciembre dimos la noticia de que un magistrado del Tribunal de Damaturu, la capital del estado de Yobe, había condenado a cinco hombres a sendos siete años de prisión por haber mantenido relaciones sexuales con personas de su mismo sexo.

En abril de  2017, publicamos la detención de 53 personas, a quienes se acusaba de participar en la celebración de una supuesta “boda gay”.

Y en abril de este año 2020 nos hacíamos eco de que un Oficial de policía nigeriano bisexual y su compañero estuvieron a punto de ser asesinados por matones.Todo lo que hizo un agente de policía fue presuntamente tener sexo con su pareja masculina en Nigeria, sin embargo, Chibuike Ukazu y su pareja fueron brutalmente golpeados y desnudados por una turba de jóvenes.

Actuaciones de este tipo provocaron que el Parlamento Europeo aprobara en marzo de 2014, con el acuerdo de los principales grupos, una resolución de condena a las leyes homófobas de Uganda y Nigeria. El texto de la resolución solicitaba su derogación y proponía que si no había marcha atrás se suspendiese a los dos países del acuerdo de Cotonú sobre intercambio comercial y asistencia entre la Unión Europea y los estados de África, Caribe y Pacífico.

Sin embargo, la directora del programa africano del Centro Europeo para la Gestión de Políticas de Desarrollo (ECDPM), Faten Aggard-Clerx, muy crítica con lo que considera una postura hipócrita de la Unión Europea, se preguntaba, en referencia a Nigeria, si el organismo europeo está dispuesto a “mantener sus valores a pesar de sus intereses en algunas partes de África”. Aggard-Clerx denunciaba que la Unión Europea no había alzado la voz contra las leyes homófobas aprobadas en Etiopía en 2004, pero sí lo hacía una vez que las condenas por homosexualidad iban a carecer de la posibilidad de indulto. También ponía el ejemplo del presidente de Uganda, Yoweri Museveni, muy criticado por aprobar una ley fuertemente homófoba, pero alabado por su papel en Sudán del Sur.

Parece haber servido de poco, sin embargo. En enero de 2017 nos hacíamos eco de un informe de la organización The Initiative for Equal Rights, que denunciaba hasta 152 graves vulneraciones de los derechos humanos de la población LGTB entre diciembre de 2015 y noviembre de 2016. Evidentemente, se trata de las denuncias que han llegado a conocimiento de las organizaciones de defensa de los derechos humanos. En un país en el que la homosexualidad está fuertemente castigada por el Código Penal y sufre un fortísimo rechazo social, el número real es con seguridad mucho mayor.

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Sudán ha eliminado la pena de muerte como castigo por el sexo homosexual, pero aún mantiene las penas de cárcel .

Lunes, 20 de julio de 2020

1155px-Flag-map_of_Sudan.svg Sudán ha eliminado la flagelación y la pena de muerte como castigos por el sexo gay, pero las personas queer pueden ser encarceladas bajo las leyes arcaicas del país.

La ley fue enmendada para eliminar la pena de muerte y las flagelaciones por sexo gay la semana pasada, según la organización de derechos LGBT + Bedayaa. El grupo dijo que el consejo soberano del país aprobó una serie de nuevas leyes y enmiendas el 9 de julio.

Como parte de esas reformas, se enmendó el artículo 148 del Código Penal de 1991 (la Ley de sodomía).

Las personas queer aún pueden ser encarceladas por tener sexo gay en Sudán. Según los cambios, se eliminó por completo la pena de recibir cien latigazos por sexo homosexual, al igual que la referencia a la pena de muerte en el tercer párrafo. En cambio, el artículo ahora somete a las personas queer a la cárcel por tener sexo gay.

Según la ley enmendada, una persona queer puede ser sentenciada a hasta cinco años de prisión por tener sexo gay por un primer “delito”.

Si una persona es condenada por segunda vez, la sentencia de prisión puede durar hasta siete años, mientras que una tercera condena puede ganar toda la vida en prisión.

Bedayaa dijo que el cambio de ley fue “un gran paso hacia la reforma del sistema de justicia en Sudán” y dijo que podría “allanar el camino para nuevas enmiendas para el cambio”. Sin embargo, señalaron que el sexo homosexual sigue siendo un delito penal y dijeron que continuarán luchando por la despenalización total. Los cambios en la ley han sido bien recibidos, pero hay más trabajo por hacer.

El consejo soberano del país también aprobó una serie de otras leyes que ayudarán a mejorar la vida de las mujeres, los niños y las personas mayores en el país.

Según las nuevas leyes del país, se ha prohibido la mutilación genital femenina (MGF) y se ha eliminado el requisito de que las mujeres obtengan permisos de viaje.

Sudán también ha despenalizado la apostasía, la desafiliación formal de la religión, un delito que anteriormente se castigaba con la muerte.

La organización benéfica contra la tortura Redress y el Centro Africano de Justicia y Estudios de Paz alabaron las nuevas leyes en un comunicado publicado a principios de esta semana. Las organizaciones dijeron que los cambios en la serie de leyes “moverían a Sudán un paso más hacia la eliminación de la violencia estructural contra las mujeres y las minorías”.

El país es solo uno de los muchos países de África donde la homosexualidad sigue siendo un delito penal. Las personas homosexuales aún pueden ser condenadas a muerte por el simple delito de tener relaciones sexuales en varios países africanos.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

El Parlamento de Gabón deroga la penalización de las relaciones homosexuales

Miércoles, 8 de julio de 2020

Gay-in-GabonEl Parlamento de Gabón ha derogado la penalización de las relaciones homosexuales, que se castigaban con penas de hasta seis meses de prisión y una fuerte sanción económica. La despenalización se ha producido un año después de que las relaciones entre personas del mismo sexo se incluyeran en el nuevo Código Penal entre los «delitos contra la moral». Aunque no se ha producido ninguna detención bajo estos cargos durante su periodo de vigencia, el mero hecho de que las relaciones homosexuales se consideraran un delito impedía que se denunciasen las agresiones sufridas por personas homosexuales o bisexuales.

El martes 23 de junio, la Asamblea Nacional de Gabón votó a favor de derogar el apartado 5 del artículo 402 del Código Penal, que penalizaba las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo con hasta seis meses de cárcel y una sanción económica de 5.000.000 de francos de África Central (alrededor de 7600 euros u 8500 dólares). La votación se saldó con 48 votos a favor de la derogación, 24 en contra y 25 abstenciones. Posteriormente, el lunes 29 de junio, el Senado votó también favorablemente a la despenalización de las relaciones homosexuales, por una mayoría aún más amplia: 59 votos a favor, 17 en contra y 4 abstenciones.

La derogación, que ha contado con el apoyo de altas instancias gubernamentales, se ha producido tan solo un año después de que se incluyeran las relaciones homosexuales entre los «delitos contra la moral» en el Código Penal aprobado a principios de 2019, que entró en vigor en julio de ese mismo año. Durante este periodo, no se ha producido ninguna detención bajo estos cargos.

No obstante, los defensores de los derechos LGTB gaboneses denunciaban que el mero hecho de que las relaciones homosexuales aparecieran en el Código Penal impedía que se presentaran denuncias cuando las personas homosexuales o bisexuales eran agredidas. Es decir, la penalización funcionaba como un seguro de impunidad para la violencia LGTBfoba.

A falta únicamente de la promulgación presidencial, Gabón queda fuera de la lista de países que criminalizan las relaciones homosexuales. Victoria Vasey, presidenta de Human Dignity Trust, expresaba su satisfacción por que «Gabón se une ahora a estados africanos como Seychelles, Angola, Mozambique y Botsuana, que han decidido eliminar de sus libros de leyes las disposiciones arcaicas que permiten la discriminación, la violencia y el hostigamiento contra las personas LGTB».

Gran parte de los sectores LGTBfobos habían expresado su desaprobación durante el proceso de votación de la derogación. La archidiócesis católica de Libreville instó a los senadores a votar en contra por medio de un comunicado emitido el 24 de junio, cuyo contenido incluía lo siguiente: «En nombre de la sabiduría de nuestros antepasados, contenida en nuestras diversas culturas, que celebra la vida, el amor, la familia, decimos no a la despenalización de la homosexualidad».

Criminalización de las relaciones homosexuales en el mundo

La penalización de las relaciones sexuales consentidas entre adultos del mismo sexo implica casi siempre a todo el colectivo LGTB. No solamente afecta a gais, lesbianas y bisexuales, sino que también criminaliza a las personas trans, pues en la mayoría de estos países no se reconoce su identidad de género y son considerados legalmente por el sexo asignado al nacer. De esta manera, una mujer trans heterosexual puede ser castigada por mantener relaciones con un varón cis, de la misma manera que un hombre trans heterosexual puede ser denunciado por entablar relaciones sexuales con una mujer cis.

Tras la derogación de la penalización de las relaciones homosexuales en Gabón, aún quedan 72 países y territorios del mundo donde están penalizadas por la ley las relaciones consentidas entre adultos del mismo sexo. Ocurre en 69 de los países pertenecientes a Naciones Unidas:

Afganistán, Antigua y Barbuda, Arabia Saudí, Argelia, Bangladés, Barbados, Brunei, Burundi, Bután, Camerún, Catar, Chad, Comoras, Dominica, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Eritrea, Etiopía, Gambia, Ghana, Granada, Guinea, Guyana, Irak, Irán, Islas Salomón, Jamaica, Kenia, Kiribati, Kuwait, Líbano, Liberia, Libia, Malasia, Malawi, Maldivas, Marruecos, Mauricio, Mauritania, Myanmar, Namibia, Nigeria, Omán, Papúa Nueva Guinea, Paquistán, Samoa, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Senegal, Sierra Leona, Singapur, Siria, Somalia, Sri Lanka, Suazilandia, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania, Togo, Tonga, Túnez, Turkmenistán, Tuvalu, Uganda, Uzbekistán, Yemen, Zambia y Zimbabue.

En las legislaciones de Egipto e Irak no aparecen específicamente penalizadas las relaciones homosexuales, pero lo están de facto, al imputarse delitos contra la decencia o el escándalo público. En Irak, además, tribunales populares castigan este tipo de relaciones al aplicar la sharía o ley islámica.

A esta lista hay que añadir otros 3 territorios:

Indonesia, donde la penalización de las relaciones sexuales rige en las regiones de Aceh y Sumatra Meridional; las Islas Cook, una región autónoma de Nueva Zelanda; y la franja de Gaza gobernada por la autoridad palestina, donde están vigentes las leyes heredadas del pasado colonial británico y existe la amenaza de adaptación de las leyes a la sharía.

En todos estos 72 países y territorios están castigadas las relaciones homosexuales entre varones, en 43 de ellos también están castigadas las relaciones lésbicas.

Cadena perpetua en 5 países y pena de muerte en otros 11

De entre esta lamentablemente larga lista de países, el extremo de la intolerancia y el fanatismo lo ocupan aquellos que penan las relaciones homosexuales con las sanciones de mayor gravedad.

En 5 países se castigan con la cadena perpetua:

Barbados, Guyana, Tanzania, Uganda y Zambia.

Las legislaciones de 11 países establecen incluso la pena de muerte. En 6 de ellos, se tienen datos contrastados de su aplicación:

Arabia Saudí, Irán, Sudán y Yemen. En Nigeria y Somalia, en las provincias donde se aplica la sharía.

En otros cinco no se tiene constacia de su aplicación, pero la legislación vigente contempla la posibilidad:

Afganistán, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Mauritania y Paquistán.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Tras huir de Uganda, un refugiado gay se ahorca junto a la sede de la ACNUR en Nairobi (Kenia)

Viernes, 17 de abril de 2020

92873426_217794309504482_3977300622750777344_n_censored-e1586882134947-2Mweru Aneste, un orgulloso hombre y padre gay, fue encontrado muerto fuera de las oficinas de las Naciones Unidas en Nairobi, Kenia. (Facebook)

Terrible noticia que nos llega de Kenia. El cuerpo sin vida de Aneste Mweru, un joven gay de 25 años procedente de Uganda, ha aparecido junto a las oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Nairobi. Todo indica a que Mweru se ahorcó tras ser agredido por guardias de seguridad y policías al intentar acceder a la sede de la organización, que estaba cerrada, el pasado lunes de Pascua. El joven había huido de su país de origen en 2017 por la creciente hostilidad LGTBfoba y tenía el estatus de refugiado en Kenia desde hace un año. Su situación era cada vez más desesperada por los recortes en la ya reducida ayuda económica que recibía y por la perspectiva de acabar en un campo de refugiados.

El triste suceso ocurrió el pasado lunes. Según activistas que ayudan a los refugiados, Aneste Mweru, de 25 años, intentó acceder a las oficinas de ACNUR de la capital keniana a pesar de que era festivo. La policía y los agentes de seguridad privada se enfrentaron a él y lo rechazaron violentamente. El joven decidió quitarse la vida ahorcándose con una bufanda en un árbol cercano al lugar.

Aneste Mwiru fue una de más de doscientos solicitantes de asilo LGBT + que se trasladaron del campamento de refugiados de Kakuma a la ciudad capital en 2019, dijeron activistas a PinkNews.  Como muchas otras personas LGTBI, Mweru había huido de Uganda en 2017 para escapar de la creciente hostilidad social y gubernamental contra la comunidad. En marzo de 2019, las autoridades kenianas lo reconocieron finalmente como refugiado. Recientemente su situación se había vuelto cada vez más desesperada por los recortes en las ayudas a los demandantes de asilo y por la política del Gobierno de Kenia de concentrar a los refugiados en campos como el de Kakuma, en el norte del país. Las condiciones de vida de las personas LGTBI en estas instalaciones, donde están de nuevo expuestas a la hostilidad y a la violencia, son especialmente duras.

kakuma-pride-gofundme-imageAneste Mwiru celebrando el orgullo LGBT en el campo de refugiados de Kakuma,

Pero después de luchar para obtener la asistencia financiera vital que necesitaba para mantener a su hijo en febrero, sin hogar y hambriento, comenzó a acampar fuera de las oficinas de la UNCHR en Westlands.

Poco después de ser encontrado muerto en un presunto suicidio, aturdir a la comunidad local y capturar lo que los activistas dicen que es el patetismo de esos ugandeses queer que arriesgan todo para huir de la persecución. Al acercarse a la oficina para pedir comida, los guardias le informaron que la oficina estaba cerrada hasta el martes.

Según los informes, Mbazira Moses, fundador de Refugee Flag Kenya, un grupo de presión de los derechos LGBT +, dijo que los guardias supuestamente “lo golpearon hasta dejarlo inconsciente. Cuando recuperó la conciencia nuevamente, les dijo a los agentes de seguridad que preferiría morir allí donde se le conoce, que no sea en otro lugar”. Los guardias le dijeron a los refugiados homosexuales que murieran “si quería escapar de [sus] problemas“, afirma activistaLos guardias privados le dijeron entonces al joven de 28 años que se suicidara “si quería escapar de los problemas”, afirmó Moses.

Mwiru sufrió abrasiones en sus tobillos y brazos alrededor del momento de su muerte. Su cuerpo fue encontrado alrededor de las 10 a.m. por los transeúntes, muchos de los cuales son un salvavidas para los refugiados que viven en las calles y que dependen de los folletos de los lugareños.

Compañeros migrantes acamparon debajo de una pasarela cercana que se burló de las oficinas de seguridad privadas y armadas que patrullan las oficinas de ACNUR, culpándolos por la muerte de su amigo cuando las autoridades transfirieron el cuerpo de Mwiru.

La biografía de Mwiru era una incesante serie de abuso homofóbico y de devoción a su hijo.

Moisés fue “golpeado y herido” habitualmente durante su estancia en Kakuma, dijo Moses, convirtiéndolo en una de las muchas víctimas de un espectro de violencia lanzado en la comunidad LGBT + vulnerable del campo por ciudadanos locales homofóbicos que “nunca los quisieron allí“.

82982511_123113419199879_4304758073383190528_o-e1586882321891-1Mwiru era, según funcionarios de las Naciones Unidas, un ciudadano ugandés reconocido como refugiado por el gobierno de Kenia. Pero el movimiento del ACNUR para retirar los estipendios mensuales para los refugiados que viven en áreas urbanas sumió su vida en incertidumbre. Tales recortes se hicieron como parte de la política del gobierno, informaron 76 crímenes. “Si quisieran confirmar cuán desesperadas están las personas, que Mwiru sea más que suficiente”.

El socio de Mwiru, Nathan Shimwe del Congo, dijo que estaba sufriendo una depresión después de perder su trabajo a medida que la pandemia de coronavirus comienza a apoderarse del país sin litoral. “Habíamos alertado constantemente al ACNUR sobre los peligros y la desesperación a los que estaban sometidos los antiguos refugiados de Kakuma al retirar la asistencia financiera que se les daba”, dijo Moses. “Fueron traídos de allí y ahora abandonados sin ningún programa de lo que pueden hacer para obtener al menos comida y alojamiento. Las frustraciones entre todos los restantes que no reciben asistencia son tan graves como lo confirma el suicidio de Mwiru. Si quisieran confirmar cuán desesperadas están las personas, que Mwiru sea más que suficiente.

El UNHCR confirmó en un comunicado emitido el lunes que la agencia sigue de cerca las investigaciones policiales del incidente. “Nosotros, en ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, estamos profundamente conmocionados y entristecidos por la trágica muerte y el aparente suicidio de un refugiado hoy en Nairobi. Nuestros pensamientos y condolencias están con su familia y amigos. La declaración continuó: “El ACNUR está preocupado por los crecientes desafíos que enfrentan los refugiados y solicitantes de asilo, así como las comunidades que los acogen, para satisfacer sus necesidades básicas en el difícil contexto actual. ¿Cuántos ugandeses quieres morir antes de empezar a escucharnos?”

Entre las muchas fotografías de Mwiru están las de él sonriendo con amigos. Otros lo muestran sosteniendo a su hijo en alto, con los ojos brillantes de orgullo. Sin embargo, para muchos de los seres queridos de Mwiru, las fotografías de su cuerpo serán la forma en que la gente lo recuerde. Las imágenes gráficas de la muerte de Mwiru rebotaron en las redes sociales el lunes, impulsando la atención pública a las historias personales de refugiados individuales, tan a menudo oscurecidas por el ruido de, a veces, los cáusticos debates sobre la migración en Kenia.

Para Doreen Andrewz, subdirector de la Iniciativa de Trans refugiados, el fallecimiento de Mwiru es un recordatorio conmovedor del peligroso viaje que enfrentan los migrantes para escapar de la grave homofobia de Uganda. “¿Cuántos ugandeses quieres que mueran antes de empezar a escucharnos”, dijo. “Estoy cansado de la muerte, esto no es lo que vinimos a buscar en este país. [Mwiru], perdónanos a todos ”.

16429751

 La policía keniana investigará ahora las circunstancias de la muerte de Mweru. Por su parte, ACNUR ha hecho público un comunicado en el que lamenta lo ocurrido y pide respeto por la dignidad del fallecido y que se detenga la divulgación de las fotos de su cuerpo. El organismo de la ONU asegura que colaborará con las autoridades kenianas para esclarecer el suceso y para asistir al casi medio millón de refugiados que vive en el país.

La difícil situación de la comunidad LGTBI en Uganda y Kenia

Mweru había huido de una situación muy complicada para las personas LGTBI en Uganda. El artículo 145 del Código Penal castiga con penas que pueden llegar hasta la cadena perpetua a aquellos que «tengan conocimiento carnal contra natura con otra persona». El mero intento de mantener relaciones homosexuales o lo que se denominan «prácticas indecentes» se castiga con hasta siete años de prisión. Pero la durísima normativa no parece satisfacer a los LGTBIfobos. La presidenta del Parlamento, Rebecca Kadaga, insistía en 2016 en reintroducir un proyecto de ley que endurecía el trato penal a la homosexualidad, con la pretensión de establecer la pena de muerte en determinados casos. El proyecto había sido aprobado por el Parlamento en diciembre de 2013, pero finalmente fue invalidado por el Tribunal Constitucional a causa de una falta de procedimiento: se había votado sin el quórum necesario.

En octubre del año pasado recogíamos nuevos casos de violencia social y policial espoleada por las declaraciones de un ministro que animaban a reabrir el debate sobre la pena de muerte para las relaciones entre personas del mismo sexo.En noviembre, la policía  detenía a 127 personas y acusaba  a 75 después de una redada en un bar gay. Hace apenas unos días, veinte personas LGTBI eran arrestadas en el albergue en el que vivían, acusadas de vulnerar las normas de distanciamiento social impuestas por la pandemia de coronavirus. Pero conviene tener en cuenta que no todo depende del marco jurídico: la sociedad civil ugandesa también es fuente de ataques homófobos. Un ejemplo es el intento de linchamiento a un grupo de hombres homosexuales o los ataques que reciben los activistas que intentan llevar adelante la lucha.

Esta hostilidad constante lleva a muchas personas LGTBI a buscar refugio en la vecina Kenia, donde la situación es algo menos opresora, aunque sigue siendo difícil. En mayo del año pasado, el Tribunal Superior de Justicia de ese país decidía mantener la criminalización de las relaciones homosexuales con hasta 14 años de cárcel. A las leyes vigentes y a la agresividad de las fuerzas policiales se suma, como en Uganda, una marcada homofobia social. La prensa ha contribuido en buena parte a alentarla: en mayo de 2015 se publicaba, en la portada de un periódico keniano, un listado con el nombre y la fotografía de las que supuestamente eran las doce personas gais y lesbianas más influyentes en el país, poniendo en grave riesgo su vida.

Fuente Pink News/Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Koldo Aldai: “África ha venido a mí…”

Lunes, 6 de abril de 2020

caradeafrica-1Una furgoneta familiar anuncia pan caliente por las calles de una aldea tranquila; una primavera silenciosa se da a conocer alrededor de nuestro caserío con bocina mucho más discreta. El pájaro no necesita claxon para compartirnos que construye feliz nueva morada. Las nubes no dejan de bailar al son de un viento ya templado. La vida no se ha detenido, sólo un breve paréntesis para permitirnos a nosotros y nosotras sumar los mejores materiales para el ancho nido planetario, construir nueva y más solidaria Tierra, encarnar olvidada esperanza y poderosa primavera.

Los mutuos y elogiosos aplausos no se detengan. El miramiento por el otro se perpetúe. “En su día no reuní valor suficiente para marchar a África y ahora África ha venido a mí…”, nos comparte, igual de feliz que el pájaro, una valiente y entregada enfermera amiga. En realidad, África nos ha llegado a todos y, como decía el lehendakari, éste es el momento en que podemos dar lo mejor de nosotros mismos. Éste es el momento de la entrega grande y sincera que siempre habíamos aguardado y que ahora de repente, con estos pelos cargados de canas, con este apego de mullida butaca, se nos brinda…

Ahora que marcha ese amago de invierno, el mayor problema sería que el corazón unido se enfriara, que ya no hiciéramos sabroso bizcocho para toda la escalera, que dejáramos de cantar poderosas “arias” en los balcones de unas ciudades sin “Covid 19″. El único error sería que el vecino volviera a ser extraño, que todo de nuevo como en el pasado, antes que ese coronavirus omnipresente irrumpiera en nuestras vidas y vocabulario.

Ojalá toda esta crisis represente un parteaguas. Se impone el “antes y después”, la fractura con todo lo caduco o lo que es lo mismo lo antiguo, lo separado, lo insolidario. El gran fallo sería que el desafío del virus no revirtiera en positivo. El mayúsculo error sería no aprovechar esta preciosa crisis para dar un gran salto en nuestra conciencia colectiva. El final fatal sería que a la postre nada hubiera cambiado; que una vez el virus controlado (nos cuesta utilizar la palabra vencido para un ser vivo), las distancias no cayeran; que después de haber vivido la lúgubre separación, los más sólidos tabiques no se desplomaran; que las fronteras de todo orden no desaparecieran. El virus ha hecho que aflorara la inconsciencia de haber permanecido tanto tiempo separados, ha evidenciado cuánto nos necesitamos los unos a los otros.

El precio pagado no sea en balde. “Volveremos a juntarnos…”, “Romperemos ese metro de distancia entre tú y yo…” “Ya no habrá una distancia…”, no sean sólo frases bonitas que saltan raudas de móvil en móvil. Podamos hacer todo ello realidad. Que no sean sólo canciones que casi automáticamente nos aprestamos a compartir con nuestros contactos y grupos de whasap. Podamos encarnar lo que a toda velocidad tecleamos.

Nada nos ha unido como este bichito que en realidad no era “chino”. Le hemos mirado a los ojos y no los tiene rasgados, como proclama Trump. Se ha hecho presente por doquier, porque no había otra forma de relegar esa otra pandemia mucho más peligrosa y letal de la separatividad.

Koldo Aldai

Fuente Fe Adulta

Espiritualidad , , ,

Monseñor Aguirre: “El Cristo de Bangassou no tiene joyas ni deslumbra”

Miércoles, 25 de marzo de 2020

Cristo-Bangassou-medio-guerra_2211688880_14392854_660x371

El Cristo de Bangassou, en medio de la guerra

“Se cubre el rostro, símbolo africano de anonimato”

“Jesús se cubre el rostro, se pone una máscara que esconde sus ojos de dolor por la miseria que es una guerra y lo míseros que son los que la hacen y la pagan en moneda extranjera”

“En Centroáfrica ve una larga fila de agresiones en masa, de hambre reprimida, de violencias y abusos depravados, de gritos callados por la angustia y de lágrimas preñadas de esperanza”

Tengo el gusto de presentaros a nuestro Jesús crucificado de la catedral de Bangassou. Aquí llevamos 5 años de guerra civil a baja intensidad. Tantos y tan malos, que nuestro Jesús se cubre el rostro, se pone una máscara que esconde sus ojos de dolor por la miseria que es una guerra y lo míseros que son los que la hacen y la pagan en moneda extranjera. Es una máscara africana que deja ver sin mostrar el rostro. Un mirar oculto típico de la filosofía africana, que aun con los ojos cerrados, Cristo está bien cerca de su pueblo y lo compadece con su mirada.

El nuestro es una imagen muy sencilla, un tronco de madera pintada, sin manos ni pies. Por el título que lleva inscrito en lo alto de la cruz, “Jesús Nazareno Rey de los Judíos”, sabemos que es Él. Que los dos representan el mismo Cristo muerto por la humanidad, único asidero para los afligidos de este mundo. No es un Cristo artístico, ni con pedigrí, no tiene firma en su talla, ni colores humanos que lo idealicen. Es gris como todos los seres humanos, no busca el éxito, es hierático y estilizado, no tiene joyas ni deslumbra. Cierra los ojos para no ver las miserias ajenas con las que Él fue escarnecido, se cubre con una máscara, que es símbolo africano de ocultación y anonimato. Su rostro oscurecido rezuma luz.

Mira a su pueblo flagelado por 14 señores de la guerra que pisotean Centroáfrica y la Ley a su antojo y capricho. Mira a su rebaño crucificado, no a una cruz de basta madera, sino a una larga fila de agresiones en masa, de hambre reprimida, de violencias y abusos depravados, de gritos callados por la angustia y de lágrimas preñadas de esperanza. Mira la pobre gente de Centroáfrica que espera, como Él, la resurrección después del Calvario. Mira como todavía en el 2020 se boicotean derechos fundamentales de la pobre gente, como en tiempos de antaño, por mercenarios extranjeros que ocupan el suelo de nuestro país.

“Gente dormida en los bancos huyendo de la muerte, gente haciéndole compañía mientras temblaba de miedo, niños perdidos, niños huérfanos, niños heridos de vergüenza ajena, madres solteras, madres embarazadas violadas por chusma armada”

Nuestro crucificado está en una catedral, de San Pedro Claver de Bangassou, y es testigo de muchas desdichas. Desde su pedestal de tortura, ha visto gente rezar, gente llorar, gente dormida en los bancos huyendo de la muerte, gente haciéndole compañía mientras temblaba de miedo, niños perdidos, niños huérfanos, niños heridos de vergüenza ajena, madres solteras, madres embarazadas violadas por chusma armada hasta los dientes, madres pidiendo por sus hijos en el frente, padres dolidos de desamor, padres pobres, padres macilentos por haber perdido todo por la violencia del fuego, usado como arma de guerra, padres esperanzados y madres que ponían su confianza en Él, niñas de otras religiones que tenían todas las de perder, niñas henchidas de pobreza y debilidad, ancianos que no dirigen nada, a quien nadie les pide opinión, ancianas venidas a menos lastimadas por achaques y males crónicos…

obispo-Bangassou-Juan-Jose-Aguirre_2105799417_13331753_667x375

El obispo de Bangassou, Juan José Aguirre

Desde su pedestal, el Cristo de Bangassou mira a todos los enfermos de coronavirus del mundo y los compadece. Les dice que pongan su confianza en Él, que Él lo puede todo, lo cura todo. Él no se puede comparar con el de Medinaceli, o el del Gran Poder o con el Cachorro pero se compadece igual de los más de 10.000 niños que siguen muriendo cada día de hambre en el mundo porque les falta no una vacuna, sino comida para vivir. Se compadece de tantas personas puestas en cuarentena, de barrios y ciudades en aislamiento. De campos de desplazados de 100.000 personas expulsados de sus ciudades a causa de la guerra, de la violencia de mercenarios armados de sus kalasnikoffs que crean el terror en el este de Centroáfrica, justo donde empieza la diócesis de Bangassou y desde donde los puede ver y conmoverse. Porque Dios se conmueve con todos los dolores de la humanidad. Dios no es indiferente. Justo enfrente tiene a 2.000 musulmanes que han sido expulsados de sus barrios y rozaron la muerte antes de refugiarse en el seminario menor de Bangassou. Refugiados en el agujero negro de un campo de desplazados. Desde su pedestal debe de ver a esos hijos del Islam con los ojos paternales de Dios. Porque Dios sabe mirar con otra mirada, con ojos de compasión y de amor, porque el amor abre barreras mientras que el rechazo y la indiferencia las amarra con cepos y concertinas.

“Se compadece de tantas personas puestas en cuarentena, de barrios y ciudades en aislamiento. De campos de desplazados de 100.000 personas expulsados de sus ciudades a causa de la guerra”

¡El Cristo velado de Bangassou! Mirando tu rostro oculto, Cristo mío, descubro tus ojos abiertos, y descubro la distancia que nos separa. Pero esos ojos están abiertos a todo sufrimiento humano. Es más, a veces me parece que cierras tus ojos para que yo abra los míos, que dejas de ver para que yo mire, que te cubres el rostro para que yo descubra el mío y me una a la vida de mi pueblo, que es el tuyo. Tu tapas tu misericordia para que yo descubra la mía. Cubres tu compasión para que yo la encuentre en los pobres de la Biblia, los anawin. Tú ocultas tu amor a los más pequeños para que yo manifieste el mío, lo multiplique y lo haga evangelio vivo. Tú escondes tu mirada para que, en la distancia, yo te preste la mía y me haga cómplice de tu misericordia infinita.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad, General , , ,

Tanzania ha prohibido el lubricante y está obligando a los hombres a realizar exámenes anales humillantes para comprobar si hay sexo gay

Viernes, 7 de febrero de 2020
tanzania-ha-prohibido-el-lubricante-y-obliga-a-los-hombres-a-humillantes-examenes-anales-para-comprobar-el-sexo-gayHombre gay con VIH se encuentra en una clínica en Dar es Salaam, Tanzania (Kevin Sief / The Washington Post a través de Getty)

Lube ha sido prohibido en Tanzania y los hombres homosexuales se ven obligados rutinariamente a someterse a humillantes exámenes anales en lo que se ha descrito como una ofensiva contra la comunidad LGBT +.

Se instó al país de África Oriental a que ponga fin a los arrestos arbitrarios de personas LGBT + y prohíba los exámenes anales forzados en un informe publicado hoy (3 de febrero) por Human Rights Watch. El informe de 112 páginas, titulado Si no recibimos servicios moriremos, detalla el alcance de la persecución que las personas queer en Tanzania enfrentan bajo un régimen hostil que es hostil a su existencia.

El gobierno también ha cerrado los centros de pruebas de VIH y ha impedido que las organizaciones comunitarias realicen actividades de divulgación hacia las poblaciones que corren el mayor riesgo de contraer el virus. Human Rights Watch también dijo que las personas habitualmente enfrentan discriminación por su identidad sexual o de género en los centros de salud gubernamentales, lo que significa que las personas LGBT + quedan excluidas del sistema de salud y sugiere que los lubricantes han sido prohibidos porque “promueven la homosexualidad”.

El informe llama a los exámenes anales forzados una “parodia médica”. Criticaron los exámenes anales por no tener “base científica” y los describieron como “una forma de trato cruel, inhumano y degradante que puede equivaler a tortura”. El extenso informe detalla un caso en el que nueve hombres fueron trasladados a un hospital en Zanzíbar y sometidos a los horribles exámenes. Fueron detenidos durante cinco días antes de que se les permitiera irse a casa.

Los hombres ni siquiera vieron los resultados de los exámenes anales, que posteriormente fueron entregados a la policía. El caso nunca se cerró oficialmente, se entiende. Una persona de Tanzania llamada Kim, entrevistada en el informe, dijo que “los policías estaban allí con armas” mientras que los exámenes anales se llevaban a cabo “por la fuerza”. “Fue muy brutal y doloroso. Todo sobre esa prueba fue muy brutal “, dijo Kim.

Mientras tanto, las personas trans enfrentan brutalidad por parte de la policía en el país del este de África. Las personas transgénero entrevistadas para el informe dijeron que habían sido acusadas de tratar de “reclutar” a otros y hablaron de ser blanco de la policía.

Una mujer transgénero, que se identificó como la Reina M, dijo: “Hubo un tiempo en que venía de un club, con un vestido corto. No tenía dinero. Dijeron que si no tienes dinero, ¿qué más puedes ofrecer? Tuve que tener sexo con cinco de ellos [policías] la misma noche “.

El informe de la organización se basa en gran medida en 35 entrevistas realizadas con LGBT + tanzanos entre mayo de 2018 y junio de 2019. También se basa en los comentarios de activistas y abogados.

“Las autoridades de Tanzania han organizado un ataque sistemático contra los derechos de las personas LGBT, incluido su derecho a la salud”, dijo Neela Ghoshal, investigadora principal de derechos LGBT de Human Rights Watch. “Las amenazas fabricadas en torno a la llamada ‘promoción de la homosexualidad’ han desplazado a las mejores prácticas y enfoques basados en la evidencia para guiar la política del VIH en Tanzania”.

Homofobia de Estado

El Código Penal tanzano castiga las relaciones «contra el orden de la naturaleza», entre las que se incluyen la zoofilia o la sodomía, con penas de cárcel que pueden llegar hasta la cadena perpetua. La «grave indecencia» entre varones puede ser penada con cinco años de prisión. Las relaciones lésbicas, en cambio, solo están explícitamente castigadas en la región insular de Zanzíbar, con penas de hasta cinco años de cárcel que pueden sustituirse por una multa de hasta 500.000 chelines (210 euros, 230 dólares). Sin embargo, en diciembre de 2017 nos llegaba la noticia de la primera detención de una mujer en el interior del país tras hacerse viral un vídeo en el que besaba y regalaba un anillo a otra mujer. Una detención que claramente apuntaba a que las autoridades tanzanas han apostado por hacer una interpretación más extensiva y menos garantista de la legislación homófoba, que apenas se aplicaba hace unos pocos años.

La ofensiva se ha extendido incluso al ámbito sanitario: el Ministerio de Sanidad comunicaba, también en el verano de 2016, la prohibición de la importación y venta de lubricantes sexuales, argumentando que fomentaban las relaciones entre varones y la propagación del VIH. En junio de 2017 las amenazas alcanzan a las personas extranjeras que simplemente defiendan los derechos del colectivo LGBT. Así, el gobierno de Tanzania amenazó con deportar a quienes ayuden y defiendan al colectivo LGBT. Un paso más en la escalada represora del gobierno tanzano, que en los últimos tiempos ha arreciado en su empeño de estigmatizar a sus ciudadanos LGTB, utilizándoles como cabeza de turco a quien culpar de los problemas del país. Y hace dos años el entonces viceministro de Sanidad, Hamisi Kigwangala, emitía un comunicado en el que aseguraba que el Gobierno protegería los valores tradicionales de la sociedad tanzana, argumentando que «no puedo negar la presencia de personas LGTBI en nuestro país y el riesgo que presentan para la propagación del VIH/sida». Con ese propósito, a principios de 2017, Kigwangala ordenaba la detención de varios ciudadanos tanzanos, acusándoles de «promover la homosexualidad» a través de las redes sociales.

En noviembre de 2018 explicábamos que en la región de Dar es Salaam, en Tanzania, ha empezado una “purga” gay impulsada por su gobernador, Paul Makonda, con la intención de identificar, detener y torturar a las personas gais para que “vuelvan” a ser heterosexuales. También hace días que te explicamos que el Ministro de Exteriores del país, Alphaxard Kangi Ndege Lugola, explicó a la prensa que el gobierno no ve con buenos ojos esa “purga”… para luego ir al Parlamento a decir que Tanzania “no es el lugar” para ser homosexual porque “nunca permitiremos que esas cosas ocurran“.

En definitiva, parece que las autoridades tanzanas, a imagen y semejanza de lo que viene sucediendo en otros países de la región, han decidido estigmatizar a sus ciudadanos LGTB y utilizarlos como cabezas de turco a quienes culpar de los problemas del país. Un escenario que nos hace temor lo peor. No obstante, los países donantes han empezado a reaccionar y la “purga” gay le está costando a Tanzania mucho dinero en ayudas internacionales

La homosexualidad es ilegal en 38 de los 54 países africanos, castigándose con la muerte en Sudán, Somalia y Mauritania. En 2014, Uganda trata de imponer la pena de muerte a los condenados por ser homosexuales, pero ante la controversia creada la ley fue rectificada. Amnistía Internacional denuncia en julio de este mismo año que las autoridades de Tanzania estaban «arrestando y persiguiendo a la población con cargos relacionados con la homosexualidad, sometiéndoles a exámenes anales forzosos».

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Gabón aprueba la penalización de las relaciones homosexuales con hasta seis meses de prisión

Jueves, 26 de diciembre de 2019

Gay-in-GabonGabón aprobó a mediados de año un nuevo Código Penal, que establece penas de prisión de hasta seis meses y una fuerte sanción económica para quienes mantengan relaciones sexuales con personas de su mismo sexo. No obstante, la criminalización de la homosexualidad recogida en el nuevo texto legal no se ha difundido hasta ahora, cuando activistas que supervisan los derechos LGTB en el continente africano han tenido conocimiento de que se han producido detenciones al amparo de la nueva normativa. Con Gabón, son 73 los países y territorios del mundo que castigan las relaciones homosexuales.

El Parlamento de Gabón aprobó un nuevo Código Penal a principios de este año, que entró en vigor el 5 de julio, sin que se difundieran en ese momento las medidas condenatorias para las relaciones homosexuales recogidas en el nuevo texto legal. El título 14 del Código Penal ahora vigente recoge los delitos relacionados con las agresiones sexuales y los atentados contra la moral. El artículo 402 queda redactado de la siguiente manera:

Art.402

Los siguientes son delitos contra la moral:

1.º la exposición sexual impuesta a la vista de otros en un lugar accesible al público;

2.º las relaciones sexuales, incluso con consentimiento, excepto en el caso de incesto previsto en el subsiguiente artículo 403, entre un hombre y una mujer con un grado de parentesco que impida el matrimonio de conformidad con la legislación vigente;

3.º cualquier comportamiento, actitud o discurso repetido, asiduo o sugerente directamente o indirectamente atribuible a una persona que, abusando de la autoridad o  la influencia que se le confierem sus funciones o su rango social, con el objetivo de obtener favores sexuales de un individuo de cualquier sexo;

4.º cualquier acto indecente o antinatural con un individuo del mismo sexo y menor de dieciocho años;

5.º las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.

Todo aquel que sea culpable de los actos indecentes a los que se hace referencia en el apartado pungidos 1, 2, 4 y 5 serán castigados con una pena de prisión no superior a seis meses y una multa no superior a 5.000.000 de francos CFA.

Toda persona culpable de acoso sexual a que se hace referencia en el punto 3 del presente artículo será castigada con una pena de prisión no superior a seis meses y una multa no superior a 2.000.000 de francos CFA.

De esta manera, las relaciones libres y consensuadas entre personas del mismo se castigan con pena de cárcel de hasta seis meses y una sanción económica de 5.000.000 de francos de África Central (alrededor de 7600 euros u 8500 dólares).

Esta criminalización supone una novedad respecto al Código Penal existente, herencia de la colonización francesa, que no castigaba de ninguna forma la homosexualidad, aunque sí establecía una edad diferente de consentimiento para las relaciones sexuales (15 años para las heterosexuales y 21 para las homosexuales). Ni el Gobierno de Gabón ni su ministro de Justicia han querido hacer declaraciones al respecto.

Davis Mac-Iyalla, un activista que supervisa los derechos LGTB en África occidental, afirma que había tenido conocimiento de que dos hombres gaboneses habían sido detenidos por mantener relaciones homosexuales después de la entrada en vigor del nuevo Código Penal, y que solo habían podido conseguir su puesta en libertad tras sobornar a miembros corruptos de las fuerzas del orden. Mac-Iyalla, que es miembro de la Red Interreligiosa de Diversidad de África Occidental, considera que la reforma «ha causado que la comunidad LGBT pase a la clandestinidad y ha creado hostigamiento. La policía corrupta ahora la utiliza, detiene a personas que se ven obligadas a recurrir al soborno para salir liberadas».

Con esta reforma de su Código Penal, Gabón se suma a la larga lista de países africanos que condenan las relaciones entre personas del mismo sexo. Un lamentable retroceso en los derechos LGTB después de la buena noticia de la despenalización por parte del Alto Tribunal de Bostuana también a mediados de año.

Criminalización de las relaciones homosexuales en el mundo

La penalización de las relaciones sexuales consentidas entre adultos del mismo sexo implica casi siempre a todo el colectivo LGTB. No solamente afecta a gais, lesbianas y bisexuales, sino que también criminaliza a las personas trans, pues en la mayoría de estos países no se reconoce su identidad de género y son considerados legalmente por el sexo asignado al nacer. De esta manera, una mujer trans heterosexual puede ser castigada por mantener relaciones con un varón cis, de la misma manera que un hombre trans heterosexual puede ser denunciado por entablar relaciones sexuales con una mujer cis.

En 73 países y territorios del mundo están penalizadas por la ley las relaciones consentidas entre adultos del mismo sexo. Ocurre en 70 de los países pertenecientes a Naciones Unidas:

Afganistán, Antigua y Barbuda, Arabia Saudí, Argelia, Bangladés, Barbados, Brunei, Burundi, Bután, Camerún, Catar, Chad, Comoras, Dominica, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Eritrea, Etiopía, Gabón, Gambia, Ghana, Granada, Guinea, Guyana, Irak, Irán, Islas Salomón, Jamaica, Kenia, Kiribati, Kuwait, Líbano, Liberia, Libia, Malasia, Malawi, Maldivas, Marruecos, Mauricio, Mauritania, Myanmar, Namibia, Nigeria, Omán, Papúa Nueva Guinea, Paquistán, Samoa, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Senegal, Sierra Leona, Singapur, Siria, Somalia, Sri Lanka, Suazilandia, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania, Togo, Tonga, Túnez, Turkmenistán, Tuvalu, Uganda, Uzbekistán, Yemen, Zambia y Zimbabue.

En las legislaciones de Egipto e Irak no aparecen específicamente penalizadas las relaciones homosexuales, pero lo están de facto, al imputarse delitos contra la decencia o el escándalo público. En Irak, además, tribunales populares castigan este tipo de relaciones al aplicar la sharía o ley islámica.

A esta lista hay que añadir otros 3 territorios:

Indonesia, donde la penalización de las relaciones sexuales rige en las regiones de Aceh y Sumatra Meridional; las Islas Cook, una región autónoma de Nueva Zelanda; y la franja de Gaza gobernada por la autoridad palestina, donde están vigentes las leyes heredadas del pasado colonial británico y existe la amenaza de adaptación de las leyes a la sharía.

En todos estos 73 países y territorios están castigadas las relaciones homosexuales entre varones, en 44 de ellos también están castigadas las relaciones lésbicas.

Cadena perpetua en 5 países y pena de muerte en otros 11

De entre esta lamentablemente larga lista de países, el extremo de la intolerancia y el fanatismo lo ocupan aquellos que penan las relaciones homosexuales con las sanciones de mayor gravedad.

En 5 países se castigan con la cadena perpetua:

Barbados, Guyana, Tanzania, Uganda y Zambia.

Las legislaciones de 11 países establecen incluso la pena de muerte. En 6 de ellos, se tienen datos contrastados de su aplicación:

Arabia Saudí, Irán, Sudán y Yemen. En Nigeria y Somalia, en las provincias donde se aplica la sharía.

En otros cinco no se tiene constacia de su aplicación, pero la legislación vigente contempla la posibilidad:

Afganistán, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Mauritania y Paquistán.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

“África: amenaza y necesidad”, por Gabriel Mª Otalora.

Jueves, 13 de junio de 2019

caradeafrica-1De su blog Punto de Encuentro:

Los grandes cambios mundiales, a todos los niveles, incluido el deslizamiento del centro de gravedad geopolítico hacia el mundo asiático, han puesto al continente africano de actualidad. Entre 2006 y 2018 el comercio de India con África se incrementó un 292%; y el de China, un 226%. Europa, en cambio, ha perdido la relevancia que tuvo. Para ser más exactos, la relación actual está condicionada por la inmigración, convertida en un problema común y con la natalidad de cada continente situada en ambos extremos.

La inmigración debiera concebirse como una oportunidad tanto para el inmigrante como para quien le acoge; lo cierto es que el interés europeo por África se resume en sus materias primas y en las oportunidades que ofrecen sus tierras y el mercado de mano de obra barata. Es cierto que todo ello conlleva una incipiente clase media pero también nuevas dinámicas de desigualdad e injusticias sociales que hacen que esa misma clase media emergente sea la que huye de África con destino Europa.

Nadie, salvo excepciones aventureras o misioneras, se desarraiga porque quiere. Lo cierto es que la inmigración nos asusta. Por eso, resulta incomprensible que no exista un debate sobre migraciones en la Unión Europea, ni tampoco una política estratégica común; de ahí el fracaso del marco migratorio actual. El problema se vive desde una hipersensibilidad rayana con la xenofobia que nada quiere saber del cómo se ha desarrollado allí la presencia europea esclavista de casi dos siglos, a la que sucedió el vacío y el abandono, hasta la llegada de la explotación colonial del siglo XIX y de parte del XX, hasta convertirse África en la región marginada de la globalización, abandonada a su suerte y llena de rémoras económicas y de supervivencia. El miedo al diferente ha tenido muchos episodios violentos en África antes de que lo sintamos nosotros con la llegada de africanos famélicos en las pateras.

¿Quién tutela a todos esos reyezuelos africanos que hacen la vista gorda a las grandes redes comerciales trasnacionales que viven de la globalización neoliberal? Ahora presionamos desde Europa a los gobiernos africanos para que frenen la inmigración en origen. Pero es como ponerle puertas al campo y la venda en los ojos ya que el crecimiento demográfico es el mayor en la historia de la humanidad y allí no tienen suficientes expectativas de desarrollo económico mientras no cese el expolio, aunque ahora se disfrace bajo el eufemismo de políticas de inversión y cooperación. Y por si fuera poco, el antropólogo Stephen Smith nos advierte que, en los próximos cuarenta años, África será tan joven que habrá que tener cuidado de que los jóvenes no se conviertan en adultos fracasados bajo la influencia de grupos armados o traficantes.

A todo lo anterior se le suma la necesidad de disponer de alimentos ante la pauperización del continente, a pesar de ser tierras ricas en materias primas, a lo que se une la amenaza del cambio climático que reducirá la producción agrícola, según pronostica la FAO ¿A quién le importa la realidad africana, sin soberanía alguna sobre sus recursos, que busca desesperadamente implantar economías sostenibles para industrializar la agricultura y, en definitiva, lograr un sustento digno? La realidad es que, a excepción de los productores de petróleo, ningún país se ha desarrollado sin el apoyo de una agricultura competitiva.

Qué hacemos entonces, ¿dejamos morir a la población en plan solución malthusiana? ¿Les ayudamos a su desarrollo para que no tengan que migrar aunque ello implique vivir aquí con menos consumismos irresponsables? ¿Seguimos mirando para otro lado, asustados y rabiosos porque no queremos negros entre nosotros, cuando nuestra tasa de natalidad reclama a corto plazo cientos de miles de manos de obra muy necesarias? De nada de esto queremos hablar y por eso no existe una política europea común sobre la inmigración.

Educación, tecnología, control de sus recursos naturales, democracia, condiciones dignas de vida… todo eso falta en África. Sobra violencia, miseria, explotación y desigualdades donde la mujer, una vez más, se lleva la peor parte. Es lógico que estemos asustados mientras la gobernanza europea siga desentendiéndose de este problema crucial en los dos continentes que ven sus flujos migratorios como necesidad y como amenaza. Esto también concierte a nuestra conciencia cristiana. A ver cuándo nos comportamos en este tema como verdaderos seguidores de Jesús y nos quitamos la venda de los ojos, porque no estoy convencido de que los gobernantes europeos, recién elegidos, afronten sus responsabilidades en este tema.

Gabriel Mª Otalora

Fuente

Espiritualidad , , , ,

My Kali, la primera, y valiente, revista LGTB del mundo árabe

Viernes, 31 de mayo de 2019

revista-lgtb-arabeLos que componemos OvejaRosa sabemos de lo duro que puede ser comprometerse con las causas que amamos cuando al otro lado hay miles de homófobos y transfobos esperando para atacar. Pero aun así nos cuesta imaginar cómo tiene que ser hacer algo similar en un mundo mucho más homófobo y peligroso para la diversidad.

My.Kali es la primera revista dirigida a la comunidad homosexual y transexual en Oriente Próximo y el norte de África y fue fundada por Jalid Abdel Hadi cuando este tenía tan solo unos valerosos 17 años. Él mismo posó en la portada de su primera edición, la cual fue repartida en un evento privado, donde generó una impresionante expectación y desde donde empezó a propagarse de lector en lector como la pólvora.  «La revolución de los pervertidos en Jordania» fue uno de los artículos que le hicieron los medios generalistas. Empezaban bien…

Según cuenta Jalid a Elmundo, en aquella época no había siquiera noticias sobre homosexuales más allá de sus asesinatos en Irak , sus desapariciones forzosas en Siria, Egipto o Arabia Saudí o sus ahorcamientos públicos en Irán.

La revista ha estado hasta hoy solo en versión online, aunque con un formato de revista en papel. Escrita en un principio en inglés (En Ammán, la ciudad de Jalid, se habla una mezcla entre árabe e inglés), porque «hacerlo en inglés nos protegía», My.Kali dió el salto al árabe en 2016, donde empezó la persecución más seria: El desprecio de los medios dio paso a la actuación del gobierno jordano, que bloqueó el acceso a la página web.  Qatar y Gaza también participaron en el bloqueo.

«Publicamos un reportaje en el que se discutía la identidad de género a través de Umm Kalzum, la diva de la canción árabe. Ella fue una mujer fuerte en una sociedad de hombres y se entendió como una ofensa a un icono histórico», este fue uno de los detonantes para su cierre, junto con «una entrevista con Jalaf Yusef, un imam que reconoció públicamente su homosexualidad a través de su canal de YouTube». (Tras su visibilización, el imán se quedó sin empleo, fue repudiado por su familia y tuvo que huir del país y refugiarse en Canadá).

Tras el bloqueo, My.kali estuvo un año en silencio, para volver de nuevo con más fuerza y una perspectiva más árabe, menos occidental: «Hasta entonces habíamos hablado como si nuestro público supiera lo que eran el género, la sexualidad y el movimiento LGBT. Lo habíamos hecho desde una perspectiva occidental y no habíamos logrado establecer una conversación. Ahora partimos del kilómetro cero con la estrategia de que debíamos dirigirnos a nuestra potencial audiencia como si fueran bebés, a los que se les quiere y se les cuida para que crezcan. La reacciones han sido muy positivas», explica Jalid.

Fuente Oveja Rosa

Biblioteca, General, Historia LGTBI, Islam , , , , , , , , , , , , ,

En un decepcionante fallo de su Tribunal Superior de Justicia, Kenia mantiene vigente la criminalización de las relaciones homosexuales

Martes, 28 de mayo de 2019

kenyaDecepcionante fallo judicial el conocido este viernes en Kenia, por el cual la Alta Corte de Justicia de ese país mantiene la criminalización de las relaciones homosexuales. El proceso judicial se remonta a 2016, cuando la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Gais y Lesbianas (NGLHRC en sus siglas en inglés) presentó una demanda contra la ley que castiga las relaciones homosexuales con hasta 14 años de cárcel.

Son varios los artículos del Código Penal de Kenia (modificado en 2003) que castigan las relaciones homosexuales (página 99 del informe Homofobia de Estado de ILGA 2017). El artículo 162 establece penas de 14 años de cárcel para quienes «tengan conocimiento carnal con otra persona contra el orden de la naturaleza» o «quien permita que un varón tenga conocimiento carnal con él o ella contra el orden de la naturaleza».  El artículo 163, por su parte, castiga a «quien intente cometer alguno de los delitos establecidos en el artículo 162 comete delito grave y será penado con prisión de 7 años».

Asimismo, el artículo 165 establece que «el varón que, en público o en privado, cometa un acto de indecencia grave con otro varón, o indujera a otro varón a cometerlo con él mismo, o intentara inducir la realización de un acto similar, incluso con terceras personas, es culpable de un delito grave y será penado con prisión de 5 años». Según los datos del propio Gobierno de Kenia, solo entre 2010 y principios de 2014 se procesó a 595 personas por estos cargos.

La denuncia presentada por NGLHRC en abril de 2016 consideraba que estas normas «degradan la dignidad inherente de las personas afectadas al prohibir las más privadas e íntimas posibilidades de autoexpresión”. Para Eric Gitari, director ejecutivo de la asociación, la ley además hace socialmente aceptable la persecución y el sometimiento a chantaje de las minorías sexuales, especialmente a quienes temen salir del armario. «Hemos tratado una gran cantidad de casos de violencia, de personas que dan palizas a otras porque no están de acuerdo con su orientación sexual. Pero nuestros clientes no se atreven a denunciarlo a la policía porque no sabrían cómo explicar lo que estaban haciendo con otros hombres en la intimidad de sus habitaciones, sin admitir que estaban cometiendo un delito», denunciaba entonces Gitari.

Pese a todo ello, tras un largo proceso plagado de dilaciones (hace más de un año que se esperaba su resolución), un panel de tres jueces (Roselyn Aburili, Chacha Mwita y John Mativo) han decidido por unanimidad que los artículos 162 y 165 del Código Penal keniano no son discriminatorios hacia las personas homosexuales, argumentando que persiguen a cualquier persona que cometa los actos en ellos detallados y señalando que, a su juicio, los demandantes no han aportado pruebas suficientes de que las personas homosexuales se vean discriminadas por el Estado debido a la redacción de estos artículos, que mantienen de esta forma vigentes.

Un pasado de persecución y LGTBfobia de Estado

 

Kenia es un país mayoritariamente cristiano (aunque con una importante minoría musulmana), en el que a las leyes vigentes y a la agresividad de las fuerzas policiales se suma una marcada homofobia social. Según un estudio del Pew Global Attitudes Project de 2013, únicamente un 8% de sus 44 millones de habitantes estaba dispuesto a algún reconocimiento social de los homosexuales, y un 90% consideraba tal orientación sexual inaceptable. La prensa ha contribuido en buena parte a alentar esta homofobia social: en mayo de 2015 se publicaba, en la portada de un periódico keniano, un listado con el nombre y la fotografía de las que supuestamente eran las doce personas gais y lesbianas más influyentes en el país, poniendo en grave riesgo su vida.

Aun así, existe en Kenia un valeroso grupo de activistas LGTB. Entre sus miembros se encuentra por ejemplo Denis Nzioka, que en 2012 trató de presentarse a las elecciones presidenciales como candidato y así visibilizar a la población LGTB. También David Kuria Mbote se presentó entonces como senador, aunque tuvo que cancelar su campaña debido a las fuertes amenazas recibidas y la falta de fondos. Su breve campaña, sin embargo, sirvió para que por primera vez un político abiertamente gay pudiera dirigirse a sus conciudadanos. El de Kuria fue, como no podía ser menos, uno de los nombres citados en la mencionada publicación.

La salida del armario del escritor keniano Binyavanga Wainaina y el que se desarrollaran sin incidentes las protestas convocadas en Nairobi el pasado 2014 contra la legislación ugandesa alentaban incluso la esperanza de una mayor apertura en Kenia para los derechos LGTB. Esperanza que vio luego truncada, como muestra la detención en julio de 2014 de sesenta personas en un club de ambiente de Nairobi. Incluso se  presentó una iniciativa ante el Parlamento de la nación, que pretende que los actos homosexuales sean sancionados con cadena perpetua para los kenianos y lapidación para los extranjeros. El propio presidente Uhuru Kenyatta declaraba en 2015 que, si bien no permitiría “cazas de brujas” contra la población LGBT de Kenia, tampoco derogaría las leyes que castigan la homosexualidad debido a su gran aceptación social. Más recientemente, en junio de 2016, un tribunal de este país consideraba “legal” y “razonable” usar torturas anales para incriminar a sospechosos de ser gaislo que no fue aceptado por los tribunales. Kenyatta se reafirmaba en su posición en abril de este año tachando los derechos LGTB de asunto «no aceptable» y «sin importancia para el pueblo de la República de Kenia».

Triunfo de CitizenGO

En clave nacional no está de más recordar, por cierto, la campaña que CitizenGO, la marca internacional de la organización ultraconservadora HazteOír, ha llevado a cabo contra la despenalización de las relaciones homosexuales en Kenia. No es de extrañar, dado el peso de Kenia en África y en la Commonwealth. Lamentablemente, en este caso se han apuntado una victoria que hará aún más difícil la ya complicada vida de las personas LGTB en buena parte del continente africano.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Diez sacerdotes asesinados en lo que va de año

Sábado, 25 de mayo de 2019

índiceEn lo que va de 2019 ya se han registrado 10 sacerdotes asesinados en el mundo*

Siete en África y tres en América

El pasado domingo 19 de mayo fue asesinado el Padre Landry Ibil Ikwel, de 34 años de edad, en Beira (Mozambique). Hasta el momento la policía no ha proporcionado ninguna información, simplemente la confirmación de la noticia y que el homicidio se llevó a cabo con un machete.

El Padre Landry fue ordenado sacerdote el 7 de febrero de 2016 en Kinshasa (República Democrática del Congo) y era miembro de la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y María y director del Instituto para ciegos de Beira, en la región central de Mozambique.

AFRICA [7]
– Madagascar (1)
p. Nicolas Ratodisoa (muerto el 14 de febrero de 2019)

Burkina Faso (3)
p. Antonio César Fernández Fernández (muerto el 15 de febrero de 2019)
p. Siméon Yampa (muerto el 12 de mayo de 2019)
p. Fernando Hernandez (muerto el 17 de mayo de 2019)

Camerun (1)
Toussaint Zoumaldé (muerto el 20 de marzo de 2019)

Nigeria (1)
p. Clement Ugwu (secuestrado el 17 de marzo, encontrado muerto el 20 de marzo de 2019)

Mozambique (1)
p. Landry Ibil Ikwel (muerto el 19 de mayo de 2019)

AMERICA  [3]

Colombia (1)
p. Carlos Ernesto Jaramillo (muerto el 18 de febrero de 2019)

Perù (1)
p. Paul McAuley (muerto el 2 de april de 2019)

El Salvador (1)
p. Cecilio Pérez (encontrado muerto el 18 de mayo de 2019

*(Estadísticas “Il sismografo”)

Fuente Religión Digital

General , , , ,

El 63% de los países africanos criminaliza a la comunidad LGTBI

Jueves, 7 de marzo de 2019

Watch-Nigerias-Cure-For-Gays-by-Ikenna-on-Whats-Up-Africa.JPG5_La mayor parte de África reconoce derechos humanos como la salud o la educación para todos pero el colectivo LGTBI continúa siendo excluido 

Prácticamente el 63% de los países africanos (34 de 54) criminaliza la homosexualidad. Hay que tener presente que aún se aplica la pena de muerte en Mauritania, Sudán, Somalia y el norte de Nigeria, la cadena perpetua en Tanzania, Uganda y Sierra Leona, y se ejecutan enormes condenas en Malawi, Gambia, Senegal y Kenia.

En los países donde sí se protegen los derechos del colectivo LGTBI también hay un aumento de incidentes violentos como en Sudáfrica y, en el caso de Cabo Verde, ha habido denuncias de parejas homosexuales que no reciben la misma protección social que las parejas heterosexuales.

Hay muchos estudios que demuestran las pérdidas que implican la exclusión de personas LGTBI en derechos fundamentales como la educación, la salud o el empleo. El descenso en el aporte de creatividad, talento y productividad por parte de este colectivo desemboca en importantes obstáculos en el crecimiento social, económico y político del país.

Sin embargo, a pesar de las dificultades hay que valorar los esfuerzos de las personas y organizaciones que siguen luchando por los derechos LGTBI en África, como por ejemplo, Freedom and Roam, de Uganda, la Coalición de Gais y Lesbianas de Kenia o el Centro de Investigaciones sobre la Población Africana y la Salud que continúa tratando de saber con exactitud las causas de la exclusión de este colectivo. Además han salido al mercado libros como She Called Me Woman: Nigeria’s Queer Women Speak o películas como Rafiki, que cuentan con claridad la realidad LGTBI de África.

Ruanda es uno de los países que ha apostado de manera decidida por defender los derechos de la comunidad ya que es el único país de África oriental y central y el sexto del continente en firmar la declaración conjunta de la ONU que condena la violencia contra la población LGTBI.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

¿EE.UU. busca despenalizar la homosexualidad en el mundo?

Viernes, 22 de febrero de 2019

780x580-noticias-richard-grenell-facebookLa campaña global que prepara el gobierno de Donald Trump busca terminar con la criminalización de la homosexualidad en países del Medio Oriente, África y el Caribe.

El embajador de Estados Unidos en Alemania, Richard Grenell, encabeza un plan global del gobierno de Donald Trump para terminar con la criminalización de la homosexualidad en decenas de países donde aún es ilegal ser gay.

Así lo adelantaron oficiales de la administración Trump a la cadena NBC News, quienes aseguraron: “Es preocupante que en el siglo XXI, 70 países continúen teniendo leyes que criminalizan la conducta o estatus LGBTI“.

Los oficiales adelantaron a NBCNews que la estrategia podría combinar esfuerzos con organizaciones internacionales como Naciones Unidas y la Unión Europea.

Además, explicaron que la embajada de Estados Unidos ha hecho el esfuerzo de llevar a una cena a activistas europeos de la comunidad LGBTTTI para establecer el plan estratégico con el que buscan abolir la criminalización de la homosexualidad en países del Medio Oriente, África y el Caribe.

La campaña se centra en el aspecto de la criminalización, y no en derechos de matrimonio igualitario. Fue pensada, entre otros factores, como una respuesta a la ejecución de un hombre gay en Irán a causa de ser homosexual.

Grenell ocupa el cargo más alto, en la administración de Trump, de alguien que ha reconocido abiertamente su homosexualidad, y estará a cargo del proyecto. Ha sido un crítico de Irán y ha presionado a naciones de Europa a abandonar acuerdos e imponerle sanciones.

Grenell dijo recientemente al diario alemán Bild que la ejecución del hombre gay fue “una llamada de alerta para cualquiera que apoye los derechos humanos básicos. No es la primera vez que el régimen de Irán ha matado a un hombre gay bajo acusaciones de prostitución, secuestro e incluso pedofilia”.

“Las ejecuciones públicas son demasiado comunes en un país donde las relaciones homosexuales consensuales son criminalizadas y castigadas por flagelación y muerte, dijo al medio alemán.

El plan de la administración de Trump podría exponer a los aliados de EEUU en aquella zona, como Emiratos Árabes Unidos, Pakistán y Afganistán, pues sus leyes también condenan la homosexualidad, aunque no con la muerte.

Sin embargo, NBCNews detalló que este plan contra leyes que no apoyan la diversidad sexual se da en un momento en el que el gobierno de Trump trabaja para reforzar sus lazos con varias naciones para unirse contra Irán, “una estrategia que encaja con el lanzamiento planificado de la administración de un ambicioso plan para la paz israelí-palestina”.

Fuente Infobae, vía SentidoG

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.