Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > El Parlamento de Senegal rechaza endurecer la ley que criminaliza la homosexualidad.

El Parlamento de Senegal rechaza endurecer la ley que criminaliza la homosexualidad.

Miércoles, 12 de enero de 2022

D8C361AF-B374-4608-80DC-986A79C9E250-768x432Lionel Mandeix / Presidencia senegalesa / AFP

Un proyecto de ley presentado en el parlamento de Senegal para endurecer las sanciones penales para los homosexuales cayó en el primer obstáculo el miércoles, sin avanzar al piso principal de la asamblea.

Once parlamentarios iniciaron el proyecto de ley, incluido al menos uno perteneciente al partido gobernante, afirmando que contaban con el apoyo de grupos religiosos de gran influencia para criminalizar la homosexualidad en el país y endurecer las penas de prisión, que podrían pasar a ser de entre cinco y diez años de cárcel. La propuesta busca modificar un artículo del Código Penal que castiga los actos “contra natura” y busca que este concepto sea cambiado para abarcar las relaciones homosexuales, la bisexualidad y la transexualidad, según ha informado el portal senegalés de noticias Seneweb .

Así, las personas condenadas hubieran podido ser sentenciadas a penas de entre cinco y diez años de prisión y el pago de multas de entre 500.000 y cinco millones de francos centroafricanos (entre 762 y 7.620 euros), sin circunstancias atenuantes. El proyecto contempla además que la “apología” de las relaciones homosexuales sea castigada con penas de entre tres y cinco años de prisión y el mismo tipo de multas, en un país en el que los homosexuales ya hacen frente a una gran discriminación.

Moustapha Guirassy, uno de los firmantes del proyecto, señaló que el objetivo es “luchar contra toda perversión en el espacio público”. “Estas personas deben respetar la sociedad en la que viven y hacer lo que quieran en privado”, ha dicho.

Por su parte, Souleymane Diouf, representante del colectivo Free Sénégal, un organismo dedicado a la defensa de la comunidad homosexual, mostró su inquietud por el proyecto en unas declaraciones concedidas a la emisora Radio France Internationale.

Así, recordó que el borrador contemplaba castigar la “apología” de la homosexualidad “a través de todo medio de difusión pública o la financiación de todas las actividades relativas a la agenda LGBTI”, lo que afectaría a activistas y organizaciones.

La homosexualidad se considera una desviación generalizada en Senegal, que es musulmana en un 95 por ciento. Según la ley existente en el país de África occidental, la homosexualidad ya se castiga con hasta cinco años de cárcel.

En un comunicado, la Oficina de la Asamblea Nacional, que evalúa los méritos de los proyectos de ley entrantes, dijo que el código penal actual ya castiga la homosexualidad «severamente». También señaló que las autoridades, incluido el presidente Macky Sall, se oponen a la despenalización de la homosexualidad.

Según la ley existente, los actos homosexuales pueden ser castigados con entre un año y cinco años de prisión, junto con multas que oscilan entre 152 y 2286 euros ($ 170 a $ 2,580).

El proyecto de ley que se descartó el miércoles habría aumentado la posible pena de cárcel a entre cinco y 10 años y triplicado la multa máxima. El texto decía que la ley propuesta también debería apuntar al «lesbianismo, bisexualidad, transexualidad, intersexualidad, bestialidad, necrofilia y prácticas similares».

Mamadou Lamine Diallo, el legislador que encabezó el proyecto de ley, dijo que se inspiró en el grupo paraguas And Samm Jikko, cuyo nombre significa «juntos por la salvaguardia de los valores» en el idioma principal wolof de Senegal.

Homosexualidad castigada penal y socialmente

Senegal4C55B686-8BF6-4F8E-8A9E-1B7301099A4F, un país de África occidental de mayoría musulmana, castiga las relaciones homosexuales con hasta cinco años de cárcel y multas que en los casos más extremos pueden llegar hasta los 1.500 euros, cifra exorbitante para un ciudadano senegalés. Ya en 2010 nos hacíamos eco de un informe de Human Rights Watch que alertaba del incremento de las agresiones hacia las personas homosexuales en ese país, estimuladas por líderes políticos y religiosos que habrían sido decisivos a la hora de fabricar un clima de violencia homófoba con la connivencia de buena parte de los medios de comunicación. Según una encuesta de Pew Global Attitudes Project realizada en 2013, el 96 % de los senegales consideran que la homosexualidad no debe ser aceptada por la sociedad.

En abril de 2013, la jefatura del Estado senegalés emitió un comunicado en el que declaraba que “los valores culturales básicos enraizados [en Senegal] no pueden ser compatibles con la opción de despenalizar la homosexualidad”, afirmando con firmeza que “el Estado no ha considerado esa opción, que se excluye por completo de su doctrina política”. Esta misma declaración fue reiterada por el presidente Macky Sall dos meses más tarde, durante la visita que efectuó al país africano Barack Obama. Incluso quienes defendieron la despenalización en el pasado, como el expresidente honorario de la Federación Internacional de Derechos Humanos Sidiki Kaba, desistió de su intención al convertirse en ministro de Justicia de Senegal.

Muchas de las agresiones, detenciones e incluso linchamientos ni siquiera alcanzarían las páginas de la prensa internacional. El hostigamiento también alcanza a las mujeres lesbianas o percibidas como tales, como recogimos por ejemplo en septiembre de 2013. Entonces, por suerte, cuatro de las cinco detenidas fueron puestas en libertad.

En febrero de 2014, una pareja de hombres fue condenada a seis meses de prisión, denunciada por sus propios vecinos. También nos hemos hecho eco del caso del periodista Tamsir Jupiter Ndiaye, condenado por segunda vez a la cárcel a principios de este mes de agosto después de que un joven lo acusara de intentar violarlo.

En agosto de 2015 reseñamos cómo se sentenció a seis meses de cárcel a siete jóvenes, declarados culpables de un delito de actos “contra natura, a pesar de que no se aportaron pruebas materiales ni testimonios que probaran las acusaciones. En diciembre del mismo año, fueron detenidos 11 hombres acusados de participar en actos homosexuales, por participar en una ceremonia ritual de boda entre dos hombres. Finalmente, fueron puestos en libertaddespués de que un juez estimara que no se habían presentado pruebas suficientes.

En 2016,una horda violenta trataba de linchar a un estudiante homosexual de la Universidad de Dakar, provocando graves disturbios. Una violenta horda de jóvenes invadió el campus de la Universidad Cheikh Anta Diop de Dakar, en persecución de un joven al que acusaban de haber hecho proposiciones homosexuales a otro estudiante. Después de que el equipo de seguridad se negara a entregar al perseguido, los violentos iniciaron los disturbios, en los que incendiaron diversos edificios del centro universitario y destrozaron una entidad bancaria cercana. Según denuncian las asociaciones de defensa de los derechos LGTB, se trataría del noveno caso de asalto a la Universidad Cheikh Anta Diop desde el año 2012, todos ellos motivados por la persecución de estudiantes homosexuales o percibidos como tales.

***

Hasta la fecha, hay 69 países con legislaciones que penalizan las relaciones homosexuales, casi la mitad de ellos en África, aunque muchos de ellos han comenzado a trabajar en nuevas leyes para acabar con esta represión. Es el caso de Angola, donde no se castiga, desde febrero, las relaciones entre personas del mismo sexo y se prohíbe la discriminación por motivos de orientación sexual.Fuente Agencias/Cristianos Gays/Dosmanzanas

Fuente AFP

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.