Archivo

Archivo para Martes, 11 de enero de 2022

Tomo la Palabra

Martes, 11 de enero de 2022

cristo-cerezo-720_560x280

Tras tanto tiempo de silencio,
a veces impuesto
por la costumbre
de quienes se creen con derecho,
y otras muchas aceptado
complacientemente,
con resignación,
miedo
o buscando algún beneficio…

Tras tanto tiempo de sordera,
a veces elegida,
para no escuchar reclamaciones
ni gritos hirientes,
y otras, impuesta
por quienes se creen dueños
de la palabra, de las personas y de la historia…

Tras tanto tiempo sin gestos,
viviendo con los sentidos dormidos,
sin gozo, sin dignidad,
sin espíritu,
y siendo mero objeto
para quienes se hicieron con las bridas
de tus sueños
y los nuestros…

Hoy, tomo la palabra,
desentumezco los sentidos y el rostro,
pienso, opino y proclamo
que existo, sueño y creo.

Tomo la palabra
a tu ejemplo, en el templo,
aunque haya quien me ponga en aprieto
o quiera llevarme donde no quiero.

Tomo la palabra
y rompo lo políticamente correcto
para compartir con quienes lo perdieron todo
y sólo conservan silencios, heridas y huecos.

Tomo la palabra
y dejo que mi espíritu y gestos
anuncien esperanzas
a quienes sufren en silencio y lloran sin consuelo.

Tomo la palabra.
Doy la palabra.
Pregunto.
Escucho y callo.

Y oigo voces de esperanza,
de protesta,
de afecto,
de proyectos…
salidas de las entrañas,
y gestos humanos
que van encarnando
nuestros sueños navideños
y tus sueños evangélicos.

Y pienso, siento y creo
que te estoy siguiendo
y haciéndome hijo
en el templo, en la calle y en casa.

*

Florentino Ulibarri

Fuente Fe Adulta

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

Verdad, penitencia y evangelio del perdón: una mirada desde el otro lado

Martes, 11 de enero de 2022

james-alisonContribución de James Alison a un debate católico con participación ecuménica sobre asuntos sobre gays y lesbianas.

La conversación acerca de la homosexualidad y la Iglesia sólo se hace realmente posible entre quienes han empezado a cuestionar el esquema sagrado, aquellos que desean buscar algún camino para avanzar

¿Podemos nosotros, lesbianas y gays católicos que vivimos nuestra fe abiertamente a partir de lo que somos, y no a pesar de ello, ser de alguna ayuda para ustedes? Y si es así, ¿cómo?

Vivimos un momento fuerte de la llegada del perdón de Dios a la Iglesia católica. Sirva de testimonio la conmoción que acompañó a la revelación del Informe Sauvé. Mientras estábamos confiados, seguros de nuestros sistemas y de nuestra bondad, no éramos conscientes del daño que hacíamos

Los que hemos conocido de cerca las llamas del infierno tenemos sed de verdad. Porque sabemos que para evitar esas llamas y llegar a ser un verdadero cristiano, un verdadero ser humano, hay que evitar sobre todo el autoengaño sobre lo que es real, sobre lo que el Creador está haciendo nacer

El reconocimiento de que la orientación estable hacia el mismo sexo es una variante minoritaria y no patológica de la condición humana se ha convertido en algo cada vez más seguro y pacíficamente aceptado tanto por los científicos como por la población en general

En el esquema clásico de la Iglesia, sabemos muy bien cómo conjugar las tres realidades “verdad”, “penitencia” y “el Evangelio del perdón” cuando se trata de asuntos de lesbianas y gays. La verdad, se nos asegura, es que la existencia de la homosexualidad es una especie de defecto o falla dentro del orden querido por Dios; la penitencia, entonces, resulta apropiada cuando alguien se deja llevar por su tendencia objetivamente desordenada, hasta el punto de cometer actos intrínsecamente malos; y el Evangelio del perdón se muestra cuando un ministro de la Iglesia ofrece la absolución al pecador en cuestión.

No tengo nada que decir a quienes desean mantener esta forma de pensar. De hecho, es inútil intentar conversar con esa gente, es como golpearse la cabeza contra la pared. La experiencia me ha demostrado que aquí tocamos una cuestión que se ha convertido en “sagrada” en el sentido girardiano o lévinassiano de la palabra. Un miasma de alergia violenta rodea el tema, y la discusión racional se vuelve rápidamente imposible, porque se toca algún nervio en carne viva.

Así que, por principio, trato de evitar esas discusiones. Rápidamente se convierten en debates cuyo único objetivo es demostrar la destreza en la esgrima verbal y bíblica. La conversación sólo se hace realmente posible entre quienes han empezado a cuestionar el esquema sagrado. Aquellos que desean buscar algún camino para avanzar. Poco a poco se va reconociendo que existe un verdadero problema. Uno más complicado de lo que podría ser, debido a los que dependen del esquema sagrado para el sustento o la vida. Ya sea a nivel económico de su empleo, o a nivel personal psicológico y espiritual. O, como ocurre a menudo entre el clero, en ambos niveles al mismo tiempo. Es en este contexto entonces que he aceptado con verdadero placer esta oportunidad de hablar con ustedes y plantearles la pregunta que desde hace tiempo quería hacer.

¿Podemos nosotros, lesbianas y gays católicos que vivimos nuestra fe abiertamente a partir de lo que somos, y no a pesar de ello, ser de alguna ayuda para ustedes? Y si es así, ¿cómo? ¿Podemos ser de ayuda quienes hemos confesado y mantenido la fe católica y cristiana a través de toda la violencia que se desató sobre nosotros en los dos pontificados anteriores? Y si es así, ¿cómo? ¿Puedo yo, sacerdote y teólogo, durante mucho tiempo desempleado dentro de la Iglesia debido a mis opiniones sobre estos asuntos, ser de alguna ayuda para ustedes, y si es así, cómo?

¿Tal vez si damos un giro completo a ese esquema inicial? Intentémoslo…

La llegada del perdón de Dios a la Iglesia católica

F769A1AE-6B37-4A56-BAC9-C4E2D56A0224La presencia del Espíritu Santo actuando en la humanidad toma una forma muy particular. El perdón de Dios viene entre nosotros, produciendo la penitencia al abrir nuestros corazones para que podamos revivir en la verdad. Se trata de un proyecto creativo y dinámico en el que habitamos y del que nuestras vidas, con sus verrugas, se convierten en testigos. Es a través del perdón que nos convertimos en participantes libres y conscientes de la creación inteligible de Dios como hijas e hijos de Dios y herederos del Reino.

A mi modo de ver, estamos viviendo un momento fuerte de la llegada del perdón de Dios a la Iglesia católica. Sirva de testimonio la conmoción que acompañó a la revelación del Informe Sauvé en Francia. Mientras estábamos confiados, seguros de nuestros sistemas y de nuestra bondad, no éramos conscientes del daño que hacíamos, y del éxito que teníamos al ocultarlo de nosotros mismos. Sabemos cuándo empezamos a ser perdonados porque nuestro corazón empieza a romperse. Ese es el momento en que tropezamos con la realidad. Es una intuición tomista: la forma que adopta el perdón en la vida de una persona es la contrición, un rompimiento del corazón, del latín cor triturare.

Sin embargo, Dios no desea romper nuestro corazón como una especie de castigo o acto de violencia contra nosotros. Todo lo contrario: es porque la tendencia del pecado es hacer nuestro corazón demasiado pequeño. Y el deseo de Dios es darnos un corazón más grande, más capaz de desear, más sensible y flexible. La ruptura no es para destruir los corazones. Es más bien una ruptura que nos da la oportunidad de crecer.

¿De dónde viene, pues, este perdón, llevado por el Espíritu Santo? Proviene, por supuesto, de una única fuente, lo sepamos o no. Esa fuente es Jesucristo, que murió y resucitó por nosotros. Es porque ocupó el espacio de la violencia, la vergüenza, la venganza y la muerte. Y lo hizo por nosotros. Ese espacio del que estamos tan inclinados a huir. Hacemos todo lo posible para que otro ocupe ese espacio, esa violencia aparentemente tan justa, tan necesaria para salvar las situaciones, o al menos las apariencias. Es ese espacio que llamamos “pecado” el que Jesús ocupó por nosotros, deshaciendo con su muerte todo el poder que tenía para dominar nuestras vidas. Y, al mismo tiempo, abriendo para nosotros el Camino por el que nos volvemos libres para actuar a imitación suya en favor de los demás, sin temor a las consecuencias para nosotros mismos al hacerlo.

La sabiduría de la cruz

04EB1B18-9EB4-4CCB-88EF-262260741CACEsta llave de la Sabiduría, que es la cruz de Cristo, existe desde hace mucho tiempo. Ha estado en funcionamiento a través de largos siglos de aprendizaje hasta llegar a nuestros días. Hasta este momento, en el que empezamos a hablar con sinceridad, como hermanas y hermanos, sobre los asuntos LGBT.

La Sabiduría de la Cruz actúa haciéndonos sospechar de nuestra propia justicia cuando nos vemos envueltos en otro asesinato colectivo como el que sufrió Jesús. Como señaló René Girard, no fue porque nos volviéramos más racionales que dejamos de quemar brujas. Fue porque ya no podíamos creer realmente en su culpabilidad que nos volvimos más racionales. No es necesario buscar causas lejanas e impersonales para las cosas si se tiene a mano una forma rápida y fácil de resolver un problema social local: un poco de chivo expiatorio ligero. Son los cambios en las formas de relacionarse los que producen cambios en la racionalidad, no al revés. A medida que fuimos capaces de dejar de lado las falsas acusaciones, las pasiones y las armas de linchamiento que teníamos a mano, también fuimos capaces de aprender nuestro camino hacia la realidad.

En lo que respecta a las cuestiones homosexuales, es, curiosamente, la “invención” de la heterosexualidad, la que nos ofrece una visión clave de este proceso de aprendizaje. A partir del siglo XVII, en el norte de Francia, los Países Bajos y el sur de Inglaterra comenzó a aparecer cada vez con más frecuencia lo que los historiadores sociales llaman “matrimonio de compañeros”. La noción tradicional de matrimonio empezó a cambiar. Ahora la pareja no sólo era cónyuge, sino también el mejor amigo del otro, compañero intelectual y emocional. Algo que, cuando ocurría antes, era motivo de sorpresa para los observadores. Poco a poco nuestras sociedades comenzaron a salir de la homosocialidad que había prevalecido hasta entonces. Las culturas homosociales son aquellas en las que, desde una edad bastante temprana, la vida social de las niñas y las mujeres es entre ellas, y la de los niños y los hombres también. Con matrimonios concertados y una interacción social más o menos vigilada. Hoy en día, nuestra cultura heterosexualizada nos parece tan natural que la antigua forma de convivencia, que aún prevalece en varios países islámicos, nos parece extraña. Pero en términos históricos, la novedad es nuestra aventura cultural.

Nos reímos mucho cuando Ahmadinejad afirmó que en Irán no hay gays. Pero lo que decía, imaginando que su país seguía siendo homosocial, no era tan estúpido como parece. Porque allí donde no hay “heterosexuales” tampoco hay “gays”. Hay, por supuesto, una minoría de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, y de mujeres con mujeres, pero de forma tan discreta e invisible como es necesario para la supervivencia. Así es como funciona el enorme y tradicional “no preguntes, no digas” de las agrupaciones homosociales.

Sin embargo, fue el declive gradual del mundo homosocial en los países occidentales lo que nos permitió entender algo sobre las personas que antes eran invisibles. Personas que se hicieron visibles en la medida en que se encontraron como inadaptados en un nuevo campo, enfrentándose a nuevos y diferentes tipos de violencia. Es a partir de principios del siglo XVII cuando empiezan a surgir las primeras “molly houses”, pubs y zonas de cruising. Lugares de encuentro para esta gente rara que no se encontraba a gusto en el nuevo mundo de la heterosexualidad. Y por supuesto, donde por primera vez se convirtieron en objeto de lo que ahora llamaríamos “atención policial”.

No es necesario que os haga perder el tiempo repasando las investigaciones que Michel Foucault nos regaló en su historia de la sexualidad. Mi lectura girardiana de la misma historia no es acusadora. Simplemente baña los mismos hechos en una perspectiva diferente. Entiendo que muestran cómo el perdón de Dios a los humanos ha tomado la forma de una progresiva pérdida de fe en la culpabilidad y peligrosidad de estos parias.

29A99BB3-2E06-4794-8193-63D34F02382D

Tuvieron que pasar unos cuatrocientos años para que lo que en la época medieval se consideraba bajo la rúbrica de “pecado”, especialmente presente en el ámbito monástico o clerical, cambiara de cara. A principios del mundo moderno, ese “pecado” se convirtió en un “delito” y luego en una “enfermedad”. Luego en un problema de “salud mental”, antes de convertirse, a finales del siglo XIX, en un problema “psicológico”. Es decir, que desde el momento en que empezó a hacerse “visible”, este asunto se trató siempre como un problema social que había que resolver de una u otra manera. Incluso cuando, poco a poco, su supuesta peligrosidad era cada vez menos creíble.

Varios factores confluyeron finalmente para que, en los años 50, se consolidara un momento auténticamente científico. Entre estos factores se encuentra la desmovilización masiva de cientos de miles de hombres y mujeres jóvenes tras las dos guerras mundiales. Entre ellos, muchos que se encontraron por primera vez con otros como ellos, ya sea bajo las armas o en las fábricas de armamento. Éstos pudieron trasladarse a las grandes ciudades, donde encontrarían aún a otros como ellos, en lugar de volver a sus hogares en pequeñas comunidades rurales. El siglo XX hizo que la vida en pequeños apartamentos, y por tanto la relativa privacidad, fuera cada vez más normal en las grandes ciudades. Así, las personas que no se preocupaban por su “homosexualidad” empezaron a poder decir: “Sí, lo soy, ¿y qué?“. Por primera vez se dispuso de una masa crítica de “sujetos” que no se presentaban como “problemas”, y las nacientes disciplinas de la psicología y la psiquiatría empezaron a reconocer su incapacidad para señalar cualquier patología intrínseca a la orientación hacia el mismo sexo. Resulta que, teniendo en cuenta los factores de estrés normales de las minorías, los gays y las lesbianas están tan jodidos como los demás. No menos, pero tampoco más. Leer más…

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , ,

Entrevista con la Hermana Jeannine Gramick sobre ser censurada por el Vaticano, 50 años de ministerio y sus esperanzas para los católicos LGBT

Martes, 11 de enero de 2022

The Vatican this year barred Sister Jeannine Gramick and Father Robert Nugent from ministry involving homosexuals. The two had been involved in gay ministry in the United States for more than 30 years. (CNS photo by Nancy Wiechec) (Dec. 10, 1999) See YEAREND-ROUNDUP Dec. 10, 1999. la Hermana  Jeannine Gramick y el Padre Robert Nugent, 10 de diciembre de 1999 (fotografía del CNS de Nancy Wiechec)

January 07, 2022
***

Jeannine Gramick, S.L., lleva los últimos 50 años trabajando por las personas L.G.B.T.. Junto con Robert Nugent, S.D.S., la hermana Gramick comenzó New Ways Ministry, que ofrece talleres a católicos sobre investigación científica y teológica sobre la homosexualidad y aboga por los derechos y necesidades de las personas L.G.B.T. Por ese trabajo, la Congregación para la Doctrina de la Fe les prohibió a ella y al padre Nugent trabajar con L.G.B.T. personas, una orden que la hermana Gramick se negó a cumplir. Terminó teniendo que cambiar de orden para continuar con su ministerio.

Recientemente, el Papa Francisco le envió a la Hermana Gramick una carta felicitándola por 50 años de ministerio, describiendo su trabajo como “al estilo de Dios”. Hablando con la hermana Gramick, lo que llama la atención es su total falta de animosidad o ego frente a todo lo que ha experimentado. Tiene un humor fácil y autocrítico, bromeando diciendo que es como la mujer del Evangelio que no deja de llamar a la puerta del juez.

E incluso cuando recuerda algunos de los momentos dolorosos por los que ha pasado, habla de sus décadas de ministerio con esperanza y comprensión: “Nosotros, el pueblo de Dios, siempre estamos creciendo en nuestro conocimiento y conciencia”, me dijo.

Esta conversación, que tuvo lugar a lo largo de tres llamadas telefónicas, se ha editado para que sea más larga y clara.

¿Qué se siente haber estado haciendo este ministerio durante 50 años?

El sentimiento principal es la gratitud y la alegría. Hemos recorrido un largo camino. Por supuesto, no estamos donde deberíamos estar como iglesia, particularmente en los Estados Unidos con el despido de maestros y otras personas que apoyan a a las personas L.G.B.T. . Pero, sinceramente, hace 50 años ni siquiera se podía pronunciar la palabra “gay”.

¿Cómo se involucró por primera vez con el ministerio hacia las personas L.G.B.T.?

Estaba haciendo un doctorado. en matemáticas en la Universidad de Pensilvania, y conocí a un hombre gay, Dominic Bash, en una misa en casa. Dominic había estado en los Franciscanos por un breve tiempo. Sabía que era gay desde muy pequeño, pero claro que en esos días no se hablaba de eso. Si te confesaste, cosa que hizo él, te echarían. Le sugerí: “¿Por qué no celebramos una misa en casa en tu apartamento e invitas a tus amigos homosexuales?”. Ese fue el comienzo.

Aunque se fue, Dominic seguía siendo muy espiritual. Después de la Misa, dijo: “Tengo muchos amigos a los que les encantaría haber estado en esta Misa, pero tienen miedo. Piensan que la iglesia no los quiere “. Le sugerí: “¿Por qué no celebramos una misa en casa en tu apartamento e invitas a tus amigos homosexuales?”.

Comenzamos a tener liturgias semanales en su apartamento. Ese fue el comienzo.

¿Cuál era su comprensión de la homosexualidad en ese momento?

Había escuchado la palabra, pero apenas sabía lo que significaba. Tenía todos los mitos y estereotipos que tenía la sociedad en 1971. Pensé que las personas lesbianas y gays eran buenas personas, pero pensé que de alguna manera estaban desequilibrados psicológicamente. Eso era lo que pensaba la gente.

Pero cuando comencé a conocer a Dominic y sus amigos, parecían personas normales. Recuerdo a esta abogada, trabajaba para la A.C.L.U. La admiraba mucho. Ella era tan inteligente. Pensé: “Esa mujer no está desequilibrada”.

¿Tuvo alguna inquietud al principio acerca de cómo se podrían percibir estas misas en la iglesia en general?

No. Soy ingenua en ese sentido; Realmente no miro hacia adelante ni anticipo mucho. Me dejo llevar por la corriente. Sabía que esto era algo que la iglesia necesitaba hacer porque eran católicos que tenían miedo de ir a la iglesia. Sabía que esto era algo que la iglesia necesitaba hacer porque eran católicos que tenían miedo de ir a la iglesia.

Por supuesto, hablé con mis superiores religiosos en Baltimore. Gracias a Dios, tuve mujeres de visión. Algunos de mis provincianos sabían más sobre la homosexualidad que yo. Me animaron a hacer lo que pudiera. Dijeron: “Este es un grupo de personas que la iglesia ha descuidado. Haz lo que puedas porque la iglesia necesita estar ahí para ellos “.

Y ver la luz en sus ojos después de esas misas, la felicidad en sus rostros, fue maravilloso.

¿Cómo llegaron usted y el padre Robert Nugent a formar New Ways Ministry?

Bob se unió a los Salvatorianos, y en el proceso de transferencia estaba en Washington, D.C., trabajando a tiempo parcial en el Quijote Center, un centro de paz y justicia. Querían hacer algo sobre la justicia para las personas lesbianas y gay en la iglesia. Así que me uní al personal y Bob y yo comenzamos a hacer talleres educativos sobre la homosexualidad. Los llamamos talleres de “New Ways” (“Nuevos caminos”) porque en ese año el obispo Francis Mugavero, de feliz memoria, había escrito una carta pastoral titulada “Sexuality, God’s Gift.”(“Sexualidad, don de Dios”). En esa carta, habló sobre la necesidad de encontrar “nuevas formas” de llevar la verdad de Cristo a las personas lesbianas y gays.

Los talleres estaban abiertos a todo el mundo, y los contenidos muy completos: hablamos sobre los orígenes de la homosexualidad, los aspectos médicos. Daríamos muchos datos de la investigación sociológica que se estaba haciendo sobre la homosexualidad y la homofobia.

Repasamos todas las citas negativas sobre la homosexualidad en la Biblia y mostramos cómo las tratan los eruditos bíblicos. Y hablamos de las posiciones teológicas sobre la orientación y el comportamiento sexuales.

Una vez que comenzamos New Ways en 1977, recorrimos todo el país. Bob una vez lo contó y habíamos estado en tres cuartas partes de las diócesis de los Estados Unidos. Todo esto fue a finales de los 70, 80 y principios de los 90.

Me sorprende escuchar que te recibieron en tantas diócesis; eso parece diferente de lo que podría ser posible en la iglesia de los Estados Unidos hoy.

Bueno, muchos obispos nos dejaron fuera. Teníamos estos talleres principalmente en casas madres de comunidades de mujeres o centros de retiro. Me alegra mucho decir que las religiosas fueron las primeras en la iglesia en avanzar en el tema de la homosexualidad.

Pero también vinieron algunos obispos. Como el obispo Leroy Matthiesen de Amarillo o Thomas Gumbleton de Detroit.

Parece que en ese entonces podría haber habido más apertura en la iglesia a las conversaciones sobre la homosexualidad.

A finales de los 60, 70 y principios de los 80, la gente estaba realmente entusiasmada con el Vaticano II y la justicia social. Hubo dudas por parte de los obispos, pero los sacerdotes, monjas y laicos que estaban a cargo de las instituciones católicas estaban más dispuestos, diría yo, a abrazar algo controvertido o nuevo.

Una vez que el Papa Juan Pablo II comenzó a nombrar a muchos de los obispos a principios de los años 80 y 90, las cosas se endurecieron mucho. En ese momento, los “mandos intermedios” de la iglesia, los líderes católicos que dirigen centros de retiro, hospitales u otras instituciones, eran mucho más conocedores de LG.B.T., amables y abiertos. Pero tenían miedo de lo que pudiera decir su obispo.

Fue en esa época que el Vaticano envió su notificación al padre Nugent y a mí.

¿Cómo sucedió ese proceso?

Los primeros obispos presionaron a nuestras comunidades. Querían que las comunidades hicieran el trabajo por ellos, así que en tres ocasiones pidieron a nuestras comunidades que nos investigaran y recomendaran sanciones, pero no se recomendaron sanciones.

Pasé por media docena de provinciales y superiores generales en mis días como Hermana de la Escuela de Notre Dame, y todos apoyaron el trabajo.

En algún momento, estas quejas fueron llevadas al siguiente nivel.

Si. En 1985, la Congregación para la Doctrina de la Fe nombró una comisión del Vaticano para investigarnos y dar recomendaciones. Fue encabezado por el cardenal Adam Maida en Detroit. Era un buen hombre, realmente un buen hombre. No creo que le gustara esta tarea. Fue nombrado en 1985, pero realmente no despegamos hasta 1991, cuando recibió una carta del C.D.F. preguntando [sobre el estado de la investigación].

Tuvimos varias reuniones con la comisión y enviaron algo al C.D.F. Aparentemente eso no satisfizo a la CDF, ya que luego nos dio una serie de preguntas escritas que debíamos responder, Bob y yo. Y no respondimos de la manera que ellos querían que lo hiciéramos, así que básicamente nos dijeron las respuestas. ellos querían.

En 1999, emitieron una notificación de que ni a Bob ni a mí se nos permitiría trabajar más con lesbianas o gays. No íbamos a estar involucrados en este tema.

Querían que dijéramos que la actividad homosexual es objetivamente inmoral y que nosotros personalmente lo creíamos. Y no podría decir eso. Les dije que no daría mi opinión personal sobre el tema. Soy un educador. Puedo presentar la enseñanza de la iglesia, pero no les voy a dar la opinión de mi conciencia.

Suena como algo muy doloroso por haber pasado.

En cierto sentido, me sentí excomulgada. Porque ¿qué significa excomunión? Significa estar fuera de la comunidad. Está siendo rechazado.Y después de la reprimenda de 1999, así es como me sentí. Hubo lugares en los que no fui bienvenido donde antes me hubieran dado la bienvenida.

¿Qué hiciste después de que sucedió?

Recorrí el país y le conté al público católico mi historia de la investigación del Vaticano. Y les dije: “Si creen que no obtuvimos una audiencia adecuada, escriban al Vaticano y díganles que lo reconsideren”. A finales de ese año, el Vaticano había recibido miles y miles de cartas de todo el mundo, y las principales personas que lo dirigieron fueron las monjas.

El Vaticano le escribió a mi superiora general y le dijo que esto tenía que terminar. Fui convocada a Roma por mi General. Fue desgarrador. Sabía que los líderes de mi comunidad me apoyaban, pero me rogaron que dejara de hablar públicamente sobre la investigación. Estaba claro que si no cumplía, finalmente se verían obligados a despedirme de la vida religiosa.

En esa reunión, me di cuenta de que me sentía como una mujer maltratada. No había sido maltratado físicamente, pero emocionalmente, había sido maltratado desde 1985 hasta 1999. Pero yendo por el país contando mi historia, había ganado fuerza. Creo que eso es cierto para las mujeres maltratadas y para L.G.B.T. la gente también. Cada vez que cuentan su historia ganan más fuerza.

Y me di cuenta de que continuaré contando no solo mi historia con el Vaticano, sino mi historia con L.G.B.T. personas. Necesitaba seguir defendiéndolos porque no tenían ningún defensor en la iglesia institucional.

Debes haber estado muy enojada con el C.D.F. y los obispos que te habían tratado así.

No estuve de acuerdo con el cardenal Joseph Ratzinger cuando salió esa notificación, pero lo respeté. Creo que sinceramente estaba haciendo lo que creía correcto.

¿Alguna vez escuchó mi historia sobre el encuentro con el cardenal Ratzinger?

No.

En 1998, las cosas se veían realmente sombrías, y mi provincial tuvo la idea de que ella y yo deberíamos hacer esta peregrinación a Munich, donde está enterrada la fundadora de las Hermanas de la Escuela de Notre Dame, y rezar en su tumba por un milagro. “Porque necesitas un milagro”, dijo.

Cuando estábamos cambiando de avión en Roma para ir a Munich, vemos que esta persona se nos adelanta. Y mi superior dice: “Ese es el cardenal Ratzinger”. Dije: “Oh, no, probablemente sea algún burócrata de bajo nivel en el Vaticano que se parece al cardenal Ratzinger”. Se veía muy demacrado y tenía una camisa que podría haber sido de oficina, pero no estaba disfrazado, como para ser “conocido”.

Subimos al avión y veo que el asiento de al lado está vacío. Me dejé caer junto a él y comencé a hablar con él. Dije: “Soy una hermana de la escuela de Notre Dame que va a nuestra casa madre en Munich”. Él dice: “Mi tía era hermana de escuela”. “Oh”, dije, “¿Cómo se llamaba?” Él dice: “Ratzinger”.

Oh”, digo, “¿Es usted el cardenal Ratzinger?” “Sí.” “Oh. Bueno, soy la hermana Jeannine Gramick “.

Él sonrió. “Oh, sí, te conozco desde hace 20 años”. [La hermana Gramick se ríe]

Tuvimos una conversación de unos 20 minutos. Fue muy amigable. Encantador, diría yo. Me preguntó cómo llegué a este ministerio. Le hablé de Dominic. Y estaba bien; aprobó que nos reuniéramos y tuviéramos misa para los cristianos homosexuales.

Después de esa reunión, pensé en esa lectura del Evangelio de Juan, el discurso de la Última Cena donde Jesús dice: “Yo soy la vid, ustedes son los pámpanos”. Pero en lugar de una vid, visualicé un árbol enorme con muchas ramas a su alrededor. El cardenal Ratzinger está allá afuera en una rama, y yo estoy afuera en una rama probablemente 180 grados alrededor de ese árbol. No podríamos haber estado más separados en nuestro pensamiento teológico. Pero estamos arraigados en ese árbol. Tenemos una fe común en Cristo y eso es lo que nos une. Estamos alrededor de ese árbol en alguna parte.

Amo al cardenal Ratzinger, al Papa Benedicto. Creo que es un hombre santo. Realmente lo hago.

Tienes mucha más apertura hacia los que te han perseguido que la mayoría de nosotros.

Nosotros, el pueblo de Dios, siempre crecemos en nuestro conocimiento y conciencia. Nos volvemos más sensibles porque sabemos más.

Me encanta esa cita del cardenal John Henry Newman. Dijo: “Vivir es cambiar. Ser perfecto es haber cambiado a menudo ”. Sí, hemos cometido errores en el pasado, pero no teníamos tanto conocimiento en el pasado como ahora. L.G.B.T. la gente está saliendo y contando sus historias. La ciencia nos dice mucho más.

 ¿Diría que su trabajo se ha centrado principalmente en las relaciones personales más que en la política?

Sí, pero también se trata de política. Política significa personas que están investidas de poder. Si oprimen a la gente a la que quieres ayudar, tienes que involucrarte políticamente.

Les contaré otra pequeña historia. En un momento dado, para satisfacer al cardenal James Hickey de Washington, D.C., mi provincial sugirió que tal vez debería tomarme un año sabático. Me enviaron a Nueva York y el Ayuntamiento de Nueva York tenía este proyecto de ley de derechos de los homosexuales, que había estado vigente durante años. Testifiqué para defender los derechos civiles de las personas homosexuales. Y recibí una llamada de mi provincial poco después.

Ella dijo: “Jeannine, alguien dijo que testificaste para el proyecto de ley de derechos de los homosexuales y que tenías el velo puesto”. Dije: “Sí, lo hice”. Ella dijo: “¡Pero nunca llevas velo! Solo estás usando la institución “.

Dije: “Bueno, por supuesto que lo soy. ¿Para qué es la institución? La institución se utilizará para ayudar a las personas. Esa es la única razón por la que tenemos instituciones, por el bien de la gente. Así que, por supuesto, voy a usar un velo para darles una imagen de que represento la posición católica de justicia para las personas lesbianas y gay “.

Eso es lo que quiero decir con política.

Han sido un par de meses para usted y New Ways, con el ministerio y ahora personalmente recibiendo cartas de apoyo del Papa Francisco. ¿Cómo te ha ido?

Me alegró mucho de que supiera de nosotros, que le gustara lo que estábamos haciendo, que viera que estábamos participando en la misión de la iglesia.

Honestamente, me gustaría que escribiera todo este artículo sobre el Papa Francisco. Él es mi inspiración.

Mientras agonizaba de cáncer a fines de 2013, Bob me dijo: “Estoy muy feliz de morir bajo este Papa”. Porque Bob era un buen sacerdote que había entregado toda su vida a personas marginadas, y aquí tenía un Papa que estaba haciendo lo mismo.

Mirando hacia atrás en los últimos 50 años, ¿cuál ha sido la mejor parte?

La mejor parte es ver el cambio que ha llegado, ver que más y más personas comienzan a decir: “Apoyo a la gente L.G.B.T. ”, y protestando cuando los despiden de sus trabajos. Conozco más de 100 casos de maestros que han sido despedidos de escuelas católicas porque son homosexuales o están casados por lo civil. Y en muchos lugares ahora, hay protestas públicas. Los laicos comienzan a ponerse de pie. Eso me da esperanza.

Los homosexuales me dicen: “El Papa Francisco es maravilloso, pero no ha cambiado la enseñanza de la iglesia”. Bueno, ese no es su trabajo en este momento. Eventualmente, es su trabajo, pero ahora depende de nosotros, la gente, articular la fe. ¿Qué creemos?

Tenemos que defender lo que creemos y no pasar la pelota. Tenemos que seguir nuestras conciencias. Necesitamos que las personas en las bancas comiencen a escribir cartas a sus obispos diciendo que están retirando donaciones hasta que comience a tratar a L.G.B.T. a las personas como seres humanos y dejen de condenarlas al ostracismo porque no solo las están lastimando, sino también a todo el cuerpo de Cristo.

A veces tenemos que ir en contra de lo que dicen los líderes de nuestra iglesia. Tenemos que operar por amor y no por miedo. El Papa Francisco no quiere pequeños robots. El Vaticano II tampoco.

De cara al futuro, ¿qué esperas de L.G.B.T. Católicos?

Mi esperanza para L.G.B.T. Católicos es que todos se sienten bienvenidos y cómodos en cualquier parroquia del mundo. Que puedan sentirse tan parte de la iglesia como cualquier otra persona.

Lo que importa es cómo sigues las Bienaventuranzas. ¿Eres para los pobres? ¿Viste a la gente si está desnuda? ¿Visita a los que están en prisión? ¿Eres misericordioso? Eso es lo que espero que importe, no el género, la identidad de género ni la orientación sexual de una persona.

Fuente America magazine

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Alemania crea el “Comisionado del Gobierno Federal para la Aceptación de la Diversidad Sexual y de Género”.

Martes, 11 de enero de 2022

medium_2022-01-05-75177424a3Al aceptar su nuevo cargo el miércoles, el político del Partido Verde Sven Lehmann dijo que «todos deberían poder vivir libremente, con seguridad y con los mismos derechos».

En el papel recién creado de «Comisionado del Gobierno Federal para la Aceptación de la Diversidad Sexual y de Género», Lehmann será responsable de trabajar con los ministerios gubernamentales en proyectos de políticas que afecten a la comunidad LGBTQ. También encabezará el Plan de Acción Nacional para la Diversidad Sexual y de Género del gobierno.

El gobierno de un mes de Alemania, compuesto por los socialdemócratas de centro izquierda (SPD), los Verdes y los neoliberales Demócratas Libres (FDP), estableció previamente el plan en su acuerdo de coalición. «Alemania debería convertirse en pionera en la lucha contra la discriminación», se lee en el acuerdo.
Garantizar los derechos fundamentales

Al anunciar su nombramiento, Lehman dijo que la protección de todas las personas independientemente de su identidad sexual y de género «debe garantizarse de conformidad con la Ley Básica» (la constitución de Alemania) y que «los derechos fundamentales de las personas trans, inter y no binarias deben finalmente se hará cumplir plenamente. También necesitamos una estrategia amplia para combatir el odio dirigida a los grupos, que incluye explícitamente la ‘queerfobia’», dijo Lehmann.

El parlamentario de 42 años ha sido miembro del Bundestag para los Verdes desde 2017. De 2018 a 2021, Lehmann se desempeñó como portavoz de política queer y política social dentro del grupo parlamentario de los Verdes, junto con Ulle Schauws. «El tema de la justicia lo impulsa», dijo Schauws a DW. «Por eso luchar por una vida libre de discriminación, por la aceptación y la diversidad es como un motor que lo impulsa».

El estrecho contacto de Lehmann con grupos de derechos humanos y activistas significa que “sabe exactamente qué problemas están afectando a la comunidad queer “, dijo. «Incluso en las discusiones en las que hay críticas, siempre está atento a lo que es importante y a los problemas».

En las elecciones federales de 2021, Lehmann ganó el mandato directo de su distrito electoral en la ciudad occidental de Colonia, que alberga una de las comunidades homosexuales más grandes del país.

La Asociación de Gays y Lesbianas de Alemania (LSVD) dijo que la oficina recién creada es «otra señal importante para el despertar político queer prometido por el gobierno de coalición».

Lehmann tiene que convertirse en «la fuerza impulsora del gobierno para implementar los proyectos políticos queer prometidos en el acuerdo de coalición», dijo a DW Henny Engels, de la junta de LSVD. «En este momento debería esforzarse urgentemente por garantizar que las personas LGBTQ estén incluidas explícitamente en el programa de admisión de refugiados de Afganistán, que fue presentado recientemente por la ministra de Relaciones Exteriores Annalena Baerbock», dijo Engels.

En diciembre, Baerbock prometió acelerar la evacuación de los necesitados de protección en Afganistán. El plan de acción de Alemania incluye reducir la burocracia para acelerar el proceso.

La Sociedad Alemana para la Identidad e Intersexualidad Trans (dgti) también dijo que esperaba trabajar con Lehmann en el camino hacia un «mundo mejor para todas las personas trans, inter y no binarias». En los últimos años, se han iniciado algunos cambios en esta área de igualdad y diversidad que ahora se pueden llevar a un buen final, dijo la dgti a DW en un comunicado escrito. “Desde el punto de vista de la dgti, esto incluye, sobre todo, la abolición de la ‘ley transexual’ y la aprobación de una nueva legislación sobre autodeterminación”.

En 2018, Alemania se convirtió en uno de los pocos países del mundo que reconoce oficialmente la existencia de más de dos géneros cuando introdujo una tercera opción, «diversa», además de «masculina» y «femenina».

En el acuerdo de coalición del nuevo gobierno, los tres partidos gobernantes prometieron reformas radicales para los derechos LGBTQ, incluido el fin de las restricciones a las donaciones de sangre por parte de hombres homosexuales, así como cambios legales para permitir que las personas trans puedan determinar su propio género.

La coalición también quiere que la atención médica relacionada con la transición esté completamente cubierta por el seguro médico legal y planea crear un fondo de compensación para las personas trans e intersex que fueron dañadas por la legislación anterior, que incluía la esterilización forzada.

Antes de la reforma legal en 2011, las personas trans en Alemania se vieron obligadas a someterse a esterilización para recibir el reconocimiento legal de género. «Algunas de estas personas sufren de estas cirugías forzadas de asignación de sexo durante toda su vida», se lee en el comunicado de la dgti. “Las personas trans que solo pudieron cambiar su estado civil después de una operación de ajuste también deben ser compensadas. Para muchos, esto significó que sus matrimonios resultaron en un divorcio o fueron anulados. Tal acción por parte del estado es contraria a la dignidad humana y derechos humanos ”, dijo la dgti.

La creación de un fondo de compensación de este tipo haría que Alemania siguiera los pasos de los vecinos europeos Suecia y los Países Bajos. La compensación también ha sido un problema con la Bundeswehr, el ejército de Alemania: en 2020, el Ministerio de Defensa publicó un informe sobre el alcance de la discriminación de los soldados homosexuales antes de 2000.

Volker Becker, un político de los Verdes y ex miembro del parlamento, ha elogiado la creación del nuevo cargo, incluso si «llega algo tarde», dijo a DW. Beck hizo una campaña vehemente por el reconocimiento de la diversidad sexual en el parlamento alemán durante su tiempo como diputado del Bundestag entre 1994 y 2017. Las primeras propuestas para establecer una posición similar a la de Lehmann ya se redactaron en la década de 1980. Mirando a los vecinos europeos, Beck dijo que espera que el puesto sea una «señal de que los gays y lesbianas y las minorías sexuales son vistos como ciudadanos con los mismos derechos».

De manera similar, la colega de Lehmann, Schauws, dijo que, si bien Alemania todavía está rezagada con respecto a muchos países en lo que respecta a los derechos LGBTQ, espera que el nuevo gobierno pueda predicar con el ejemplo para quienes están aún más rezagados. La nueva coalición tiene la tarea de garantizar que «las personas con biografías queer sean finalmente tomadas en serio y que las realidades de las diversas familias se reflejen en nuestras leyes para que puedan vivir libres de discriminación». «Y esto va mucho más allá de la política queer», dijo Schauws. “Esto se aplica a todas las formas de discriminación y odio hacia grupos específicos que experimentamos en nuestro país, y que experimentamos cada vez más de grupos de derecha. Tenemos que vigilarlos y decir: ‘No, no en nuestro país’. “

Editado por: Rina Goldenberg y Kyra Levine

Fuente Notimundo

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , ,

Se insta a ITV, BBC y FA a denunciar las leyes “deshumanizantes” anti-LGBT de Qatar por parte de una seguidora adolescente del fútbol

Martes, 11 de enero de 2022

qatar_homofobia_futbol_fifaA medida que avanza el fútbol en Qatar, las leyes anti-LGBT + de la nación se han convertido en un tema candente. (Carl Recine – Piscina / Getty Images)

Una colegiala ha pedido a las emisoras más importantes de Gran Bretaña, la FA y el primer ministro, que denuncien las leyes “deshumanizantes” anti-LGBT + de Qatar antes de la Copa del Mundo.

En Qatar, que será sede de la Copa del Mundo en noviembre y diciembre de este año, tener relaciones entre personas del mismo sexo es un delito punible con prisión. Qatar también administra los tribunales de la Sharia, donde es técnicamente posible que los hombres musulmanes homosexuales puedan ser condenados a muerte. A nivel internacional, el futbolista australiano Josh Cavallo, quien el año pasado se convirtió en el único jugador gay activo en el fútbol masculino de alto nivel, dijo que estaría “asustado” de viajar a Qatar.

La decisión de realizar el torneo de fútbol en la nación del Golfo ha provocado una inmensa reacción violenta, y ahora una seguidora del fútbol LGBT + adolescente está pidiendo a los jefes de la televisión y del fútbol que hagan que el país rinda cuentas.

“Cuando escuché que la Copa del Mundo 2022 se estaba celebrando en Qatar, uno de los pocos países que quedan en el mundo con leyes tan deshumanizadoras contra la igualdad, quedé consternada”, escribió Chloe, de 15 años, en una petición de Change.org.

La adolescente, de Thirsk, una ciudad comercial en el norte de Yorkshire, está instando a la BBC, la ITV y la Asociación de Fútbol de Inglaterra a escudriñar a Qatar sobre cómo trata a las personas LGBT +.

En su petición, Chloe dijo que la BBC y la ITV tienen el “deber de destacar regularmente” las bárbaras leyes anti-LGBT + de Qatar y deben asegurarse de que involucren a expertos en deportes queer durante su cobertura.

“La BBC y la ITV, que están planeando televisar la Copa del Mundo de Qatar, y la FA, que enviará un equipo al torneo, han declarado que promover la igualdad es el centro de sus políticas centrales”, escribió. “Como emisoras de servicio público responsables, la BBC y la ITV tienen el deber de destacar periódicamente estos problemas durante las muchas horas de cobertura que están planificando. Queremos que la cobertura televisiva sea equilibrada y utilicemos el aparente conflicto con sus políticas para resaltar los importantes problemas de igualdad antes de los partidos”.

Mientras tanto, la FA debería “mostrar su solidaridad con la comunidad LGBT +” siguiendo sus propias políticas de igualdad, agregó Chloe.

En declaraciones a The Northern Echo, Chloe dijo que ni siquiera puede comenzar a comprender haber nacido en un país que ve su existencia como ilegal. “Tengo mucha suerte de haber nacido, puramente por casualidad, en un país donde no me van a sentenciar a la cárcel y no es ilegal ser quien soy”, dijo al diario regional. “Es solo pensar, si hubiera nacido en un país diferente, mi destino hubiera sido completamente diferente. Todo lo que haría falta es que Boris Johnson salga y diga que no está de acuerdo con las políticas de Qatar”, agregó, “porque eso demostraría que es un aliado de la comunidad LGBTQ +. Cuando guardas silencio ante un problema, estás eligiendo un bando porque simplemente te estás sentando y dejándolos hacerlo”.

El director ejecutivo de la FA, Mark Bullingham, se ha esforzado en enfatizar que Qatar ha hecho un “fuerte progreso” para garantizar que los seguidores del fútbol queer estén seguros en la Copa del Mundo de 2022.

Sin embargo, esto ha hecho poco para sofocar las críticas.  En Qatar, “el coito entre personas del mismo sexo” es un delito, con condenas que van desde la cadena perpetua hasta la pena de muerte. Su código penal recoge que solo el acto de provocar o seducir a un varón a cometer actos de “sodomía e inmoralidad” está castigado con tres años de cárcel. Además, en Qatar los contenidos LGB son censurados en los periódicos internacionales.

En una tensa  entrevista con la CNN, Nasser Al Khater, presidente del Comité Organizador del Mundial de Fútbol Masculino de Qatar, ha afirmado que las personas LGTBI+ que acudan al país con motivo de esta cita deportiva internacional no deben sentirse inseguras ni amenazadas, pero espera que no realicen en público muestras de afecto y respeten la cultura local”. Al Khater respondía así a las preguntas de los periodistas Amanda Davies y George Ramsey que trasladaban al Organizador el miedo que sufría Josh Cavallo al acudir al torneo, tras haberse convertido en uno de los primeros futbolistas gay visible en activo. (para poderlo ver con  subtítulos en español, pincha en la rueda en subtítulos y elige traducción automática, se desplegará un listado y eleige el idioma)

El saltador olímpico Tom Daley ha criticado abiertamente los principales eventos deportivos que se celebran en países notoriamente homofóbicos. Incluso ha pedido que se prohíba participar en los Juegos Olímpicos a los países donde ser LGBT + se castiga con la muerte.

En su Mensaje de Navidad alternativo para el Canal 4, el saltador cuestionó por qué se está celebrando la Copa del Mundo en Qatar, que describió como “el segundo país más peligroso para la gente queer”.

“¿Por qué permitimos que lugares que no son seguros para todos los seguidores y todos los jugadores alberguen nuestros eventos deportivos más prestigiosos?” Preguntó Daley.

El campeón de Fórmula Uno Lewis Hamilton también se ha pronunciado en contra de las leyes anti-LGBT + de Qatar, incluso usando un casco Progressive Pride para el Gran Premio del país.

Hablando antes de la carrera en noviembre, Hamilton creía que los atletas están “obligados a crear conciencia cuando visitan áreas que tienen un historial pésimo en temas de derechos humanos. “Estos lugares necesitan el escrutinio de los medios de comunicación para hablar sobre estas cosas”, agregó Hamilton. “La igualdad de derechos es un problema grave”.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , ,

Primer transfemicidio del año en Argentina: la Justicia empezó a investigar 10 días después

Martes, 11 de enero de 2022

21ECEA9B-4DFF-41A6-B834-399856406477-768x384Aldana Lorenz, una mujer trans de 35 años, murió 10 días después de ser atacada. Ni la policía ni la fiscalía investigaron el motivo de la golpiza mientras estuvo internada.

 ARGENTINA, Santa Fe. En la víspera de Navidad, Aldana Lorenz llegó junto a un familiar al hospital J. B. Iturraspe con un fuerte traumatismo en la cabeza. Por la gravedad de la herida la derivaron al hospital Cullen. Allí aseguran que la persona que la acompañaba dijo que Aldana fue atacada por su hermano en una casa de barrio La Ranita, al noroeste de Santa Fe capital.

Sin embargo, ni la policía ni el Ministerio Público de la Acusación (MPA) tomaron conocimiento del hecho –pese a que el caso fue relatado por los medios locales– hasta este lunes cuando la joven trans falleció. Recién 10 días después del ataque, comenzó la investigación.

Aldana tenía 35 años, ejercía la prostitución pero también se las rebuscaba llevando cosas a un trueque. Quienes la conocieron recuerdan que le gustaba mucho maquillarse y, cuando podía, juntaba algunos pesos para comprarse algo nuevo. “Yo la conocí por el año 99. Era una chica muy linda y llena de sueños, como todas nosotras  cuando somos chicas. Después el tiempo nos va cambiando”, lamenta Priscila Martínez, militante trans.

Y agrega: “La vi atravesar cosas muy difíciles que la fueron cambiando. Ella tuvo problemas y muchas veces se quedó en mi casa. Pero lo que hay que decir es que fue una persona con sueños truncados. Creo que lo que le tocó vivir (antes del crimen) es por la falta de contención familiar, del Estado y la expulsión real que sentimos en el estudio, en lo laboral. De no ser capaces de vivir otra vida y de tener que adaptarnos a lo que tenemos. Yo la recuerdo como una persona llena de sueños que la vida le fue truncando”.

No fue sólo un golpe

Hace unos meses, mientras ejercía la prostitución, un hombre la embistió con su moto después de no querer pagarle. No podía identificar al agresor, así que no realizó la denuncia.

Del ataque le quedaron varias secuelas que le impidieron seguir con sus actividades. Tenía un golpe fuerte en la pierna que le seguía molestando y mareos producto del golpe en la cabeza.

Tenía que tratarse pero aún no le habían dicho cuándo en el hospital, según contó a sus conocidos. Quería volver a trabajar para ayudar un poco a su mamá con quien vivía y sobrevivía con una asistencia del municipio.

Los pocos datos del caso

Por lo que se pudo reconstruir, el 24 de diciembre a la hora de la siesta tuvo una discusión con su hermano en la casa de su mamá, en barrio La Ranita, y él la habría golpeado con un elemento cortante en la cabeza.

Tuvo fractura de cráneo y eso agravó el problema que ella tenía, por lo que la llevaron al hospital Iturraspe. De allí se decidió derivarla al José María Cullen.

En el hospital fue intervenida y quedó en terapia, sin recibir visitas, hasta que el lunes falleció. Recién cuando se conoció su muerte se dio intervención a la policía y se notificó al Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Habían pasado 10 días que hubieran sido claves para esclarecer el hecho y detener al agresor.

El martes se tomaron las primeras declaraciones a los familiares de Aldana y el jueves se realizaron dos allanamientos. Uno en la casa del hermano de la víctima, a quien se busca como presunto autor del ataque y que está prófugo; y otro en la casa de la mamá de Aldana, donde ocurrió la agresión. 

Fuentes de la investigación confirmaron a Presentes que se secuestraron elementos de valor para comprobar los hechos y que, en el lugar, se notificó a la madre de la joven fallecida a quien se le atribuye “la presunta autoría del delito de abandono de persona”.

La soledad de la pandemia

Alejandra Ironici, referente de Miser Santa Fe (Movimiento de Integración Sexual, Étnica y Religiosa), explicó a Presentes que, más allá de las características individuales de este crimen, hay que prestar atención al impacto que la pandemia tuvo en las personas trans y travestis.

“Creo que la pandemia terminó de destruir a la comunidad trans. Nos encerró en una cárcel propia en donde a las compañeras, que ya venían mal, se les suma la falta de empleo, la inflación y el no saber dónde vivir. La soledad de la pandemia terminó de refundir y matar a toda la comunidad trans travesti”, enfatiza Ironici.

Además remarcó la falta de respuestas sobre por qué se demoró la comunicación con la policía y el MPA, razón por la cual el martes a las 11 varias organizaciones se convocarán en la puerta del hospital José María Cullen para reclamar que se investigue y se sancione a las personas responsables. Desde el MPA remarcaron que esa situación no es motivo de investigación por el momento porque se considera una cuestión administrativa.

“Invitamos a todas las organizaciones de diversidad y a la sociedad a convocarse en la puerta del hospital. Queremos solicitar hablar con el director del hospital, queremos conocer por qué se actuó como se hizo y por qué no se cumplieron los protocolos”, destacó Ironici.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.