Archivo

Archivo para Viernes, 28 de enero de 2022

Emprender un viaje

Viernes, 28 de enero de 2022

Del blog Amigos de Thomas Merton:

tumblr_nm5l9jsg2n1smjk99o1_500

 

Las personas cristianas sin duda conocen el camino al Padre, pero para que ese conocimiento sea verdadero y portador de vida, cada una de ellas ha de encontrar su propio camino hasta el Camino que es Cristo. El cristianismo es mucho más que una expresión de amor fraterno envuelta en jerga religiosa. Es mucho más que filantropía salpicada de agua bendita. Es esencial que cada persona ofrezca una respuesta personal a Dios en Cristo. Hay que asumir un riesgo. Hay que emprender un viaje…”.

*

James Finley
El palacio del Vacío de Thomas Merton

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , , , ,

“Errores y malas prácticas eclesiásticas que hay que “podar”, por Antoni Ferret

Viernes, 28 de enero de 2022

lg-b-blogjpgHe sabido que Juan Masiá Clavel SJ, en una conferencia de unos cursos de la Universidad Menéndez Pelayo de Santander, dijo que la fe, como un árbol, como todo organismo viviente, se tiene que regar, alimentar, darle más vida (yo diría que con la defensa de la justicia, la práctica del bien, la plegaria, la eucaristía y el conocimiento y la recta comprensión de la Escritura), pero también, dice, se tiene que “podar”, irla liberando de cosas viejas que, con el tiempo, se han ido añadiendo, incrustando, y que la envejecen y la deforman, que le son, cada vez más, un peso muerto, que debilita su vida.

Tales como errores y malas prácticas.

¿Cuáles creemos que podrían ser, los errores que se han ido arrastrando, a lo largo de más de 2.000 años, en la expresión más tradicional de la fe cristiana, y en la Iglesia?

Yo diría que son, principalmente, estos:

* Concepción y enseñanza del infierno y de la posibilidad de un castigo tan horrible e imposible por parte del Creador.

* Enseñanza de una supervivencia del alma, después de la muerte del cuerpo.

* Enseñanza de la necesidad de la muerte de Jesús en cruz para obtener el perdón de los pecados de la humanidad.

* Enseñanza del supuesto pecado de las relaciones corporales y sexuales fuera del matrimonio (salvo que sean adulterio).

* Enseñanza de la concepción milagrosa de Jesús y de la virginidad de María.

* Enseñanza del nacimiento de Jesús en Belén, con ángeles, pastores y reyes…

* Enseñanza del supuesto “pecado original”, y de la supuesta naturaleza inmaculada (con carácter personal especial) de María.

* Enseñanza de la supuesta estancia de Israel en Egipto, y de la supuesta salida triunfal, con destacada intervención divina.

* Enseñanza del magisterio del supuesto Moisés, en lugar del del rey Josías y sus consejeros (630-620 aC, probablemente).

* Enseñanza de la existencia de ángeles y demonios.

* Enseñanza de la Santísima trinidad como tres “personas”, constituyendo un solo ser o Dios. En vez de decir tres “personalidades” de un solo ser.

* Enseñanza de una supuesta infalibilidad de la dirección de la Iglesia, en determinadas circunstancias.

Toda una bella docena, no necesariamente exhaustiva, de afirmaciones que distorsionan un mensaje que, así, ni puede ser creído, ni es ejemplar.

¿Y de malas prácticas?

No me referiré a las que, a pesar de ser horribles, fueron en un pasado ya lejano, tales como:

Feudalismo, antisemitismo, cruzadas, Inquisición…

Pero las hay todavía de graves:

* Rechazo injusto y mal explicado del sacerdocio de las mujeres.

* Exceso de bienes materiales, muy por encima de las necesidades. Y como muestra actual y de nuestro país, tenemos la apropiación de muchos edificios (más allá de los necesarios), cementerios, terrenos…. mediante las llamadas “inmatriculaciones”.

* Abusos sexuales, sobre todo con niños y jóvenes.

* Manipulación en la programación de los textos bíblicos a leer en las misas, excluyendo los sociales.

* Marcaje de una línea neta de separación entre dirigentes y “dirigidos”.

* Enseñanza de aspectos de la Escritura de manera todavía propia de tiempos llenos de ignorancia.

* Creerse con autoridad para decidir y prohibir actitudes de las personas en relación al propio cuerpo, la libertad de compartirlo (excepto que sea adulterio, incesto o forzar la voluntad de alguien) y la manera de tener relaciones sexuales por parte de un matrimonio. Todo cuanto han hecho y dicho las autoridades eclesiásticas en este aspecto, ha sido impostura.

Todo eso hay que podarlo.

Antoni Ferret

Fuente Fe Adulta

***

Nota de Cristianos Gays:

Si añadimos la LGRTBIfobia eclesial por una mala lectura de las Escrituras, sobre todo del relato de Sodoma y Gomorra y algunas menciones de Pablo, en vez de otras como Isaías, “miel sobre hojuelas”

 

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Iglesia Católica , ,

El escándalo que provoca descubrir la imagen de Hitler en una Iglesia

Viernes, 28 de enero de 2022

51fZIKezuYLEl historiador Michael Kuderna publica un ensayo sobre representaciones del dictador en 15 iglesias alemanas

En las diez imágenes que Michael Kuderna descubrió de la época posterior a 1945, Hitler es representado de forma negativa, por ejemplo, como un torturador o un recluso del infierno. Entre las otras cinco, algunas eran de adehesión al régimen nazi

En la iglesia católica de San Pedro y Pablo en Weil der Stadt, el artista Josef Karl Huber pintó en 1939 una pequeña vidriera en la que el diablo lleva los rasgos faciales de Hitler y cuya postura y vestimenta contienen referencias a los símbolos nacionalsocialistas

“En la Edad Media era normal representar figurativa o pictóricamente a los contemporáneos, como los fundadores o los artistas que participaban en la construcción, y también a los villanos. En este sentido, las representaciones de Hitler no son tan inusuales”, reconoce el historiador

Todo empezó con una visita al pequeño pueblo francés de Vasperviller para investigar las características y la historia de la iglesia Ste-Thérèse. El templo, de un gran interés arquitectónico, bebía, entre otros, de la influencia de Le Corbusier. Pero lo que no esperaba encontrarse y dejó perplejo al historiador Michael Kuderna en el interior era una vidriera en la que Hitler era representado como un ídolo pagano. Pronto descubrió que allí estaba el germen de lo que sería una investigación posterior que le llevó a buscar otras representaciones eclesiásticas de Hitler en los países de habla alemana. El resultado de su extensa investigación se convirtió en el libro Grenzüberschreitung: Ein deutsch-französischer Architekt, sein Meisterwerk und Hitler-Bilder in Kirchen (Cruce de fronteras: un arquitecto germano-francés, su obra maestra y las imágenes de Hitler en las iglesias).

“En las diez imágenes que descubrí de la época posterior a 1945, Hitler es, como es lógico, representado de forma negativa, por ejemplo, como un torturador o un recluso del infierno”, explica Kuderna en una entrevista a Katholisch.de. “Mucho más interesantes son las cinco fotos que se tomaron durante la época nazi. Aquí hay o había cuadros fieles al régimen —por ejemplo, Hitler y Hindenburg juntos bajo la esvástica—, representaciones enigmáticas en las que Hitler está de pie junto a Jesús y uno no sabe exactamente lo que el artista quiere expresar con ello, e incluso dos cuadros en los que Hitler está representado de forma decididamente negativa”, agrega.

representacion-Hitler-iglesia-Vasperviller_2414168577_15879091_667x375La representación de Hitler la iglesia de Vasperviller. Emanuel Kuderna

Hitler crucificado

En relación con las “representaciones negativas” del dictador alemán, Kuderna pone el ejemplo del retablo de la iglesia católica Ludwig de Bad Dürkheim, en el que el ladrón crucificado junto a Jesús tiene un gran parecido con Hitler. “No obstante”, apunta el historiador, “queda una última incertidumbre, ya que, por supuesto, no hay pruebas escritas de la época nazi de que el artista Paul Thalheimer pintara realmente a Hitler en la cruz aquí. Una confesión en ese sentido habría puesto en peligro su vida. Sin embargo, en el transcurso de mi investigación descubrí que Thalheimer era muy crítico con el régimen nazi y que sus cuadros también se mostraron en la tristemente célebre exposición ‘Arte degenerado’. En este sentido, hay muchos indicios de que la imagen muestra efectivamente al dictador. Sobre todo porque el párroco de Bad Dürkheim de la época, que seguramente participó en la selección del motivo, también estaba en guerra con el régimen”.

En lo que respecta a las representaciones halladas en la iglesia católica de San Pedro y Pablo en Weil der Stadt, Kuderna cuenta que el artista Josef Karl Huber pintó en 1939 una pequeña vidriera en la que el diablo lleva los rasgos faciales de Hitler y cuya postura y vestimenta contienen referencias a los símbolos nacionalsocialistas. “Esta representación, tal y como la conocemos hoy, también llamó la atención de algunos de los contemporáneos de Huber”, sostiene el historiador. “No se sabe si esta fue la razón por la que fue enviado como soldado al Frente Oriental en 1941 o si, por el contrario, su despliegue en el frente tenía como objetivo protegerlo del castigo en casa. Es interesante señalar que Huber fue posteriormente hecho prisionero en Gran Bretaña, donde un oficial inglés le habló del motivo. Por lo tanto, su descripción de Hitler como el diablo debe haber sido ampliamente difundida, al menos en privado”.

Retablo-catolica-crucificado-Jesus-Hitler_2414168576_15879054_660x371Retablo de una iglesia católica alemana, donde el ladrón crucificado con Jesús tiene un gran parecido con Hitler. Emanuel Kuderna

El problema de ver al dictador en las iglesias

Preguntado por cómo afrontan hoy las iglesias afectadas el legado de las imágenes de Hitler (especialmente las que ofrecen una imagen más problemática del dictador), Kuderna considera que la mayoría de las congregaciones eclesiásticas se esfuerzan por tratar seriamente los motivos. Sin embargo, hay tres problemas que pueden encontrar. “La protección de los monumentos históricos, que no suele permitir demasiados cambios estructurales o de diseño. La otra es la de los espectadores: siempre hay gente que directamente hace un escándalo al descubrir a Hitler en una iglesia, aunque se le represente negativamente”, comenta. Como ejemplo de este último, Kuderna cuenta el caso del hombre que llamó escandalizado al periódico Bild después de visitar la iglesia en el Bajo Rin.

El tercer problema que conllevan estas representaciones es que son motivo de alegría para los neonazis, que se alegran cuando descubren a Hitler en una iglesia. “Eso es, por supuesto, muy desagradable”, confiesa Kuderna.

A pesar del efecto perturbador que reconoce que puede tener la presencia del Führer en las iglesias, Kuderna considera que las 15 representaciones que ha examinado deben seguir siendo visibles, especialmente, por supuesto, las imágenes que se crearon después de 1945 y que representan a Hitler de forma negativa. “Las iglesias en cuestión deberían tratar de manera ofensiva estos motivos y explicar bien de qué se trata y cómo se debe clasificar la representación del dictador en términos concretos. En la Edad Media era normal representar figurativa o pictóricamente a los contemporáneos, como los fundadores o los artistas que participaban en la construcción, y también a los villanos. En este sentido, las representaciones de Hitler no son tan inusuales”, concluye.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General , , ,

Una mayoría abrumadora de votantes del PSOE apoya la «ley trans»

Viernes, 28 de enero de 2022

F10B38FB-005C-4677-9C90-A63E81622121Una mayoría de españoles está a favor de la conocida popularmente como «ley trans», la iniciativa del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos para aprobar un paquete legislativo que reconozca la libre autodeterminación de género de las personas trans y consagre a nivel estatal una serie de garantías contra la discriminación de las personas LGTBI. Así lo pone de manifiesto la encuesta publicada los pasados 8 y 9 de enero por el diario El País y realizada por la empresa 40 dB. Una lectura detenida de los datos, que son de acceso público, arroja además que el apoyo es muy mayoritario entre los votantes del PSOE. Algo que no debería sorprender, pero que contrasta con la movilización ejercida por el sector transexcluyente de los cuadros de dicho partido.

La noticia que el pasado 9 de enero destacaba El País era que, de acuerdo a los resultados de la encuesta, el 56,5 % de los españoles apoya la «ley trans» (un 27,6% la valora «muy bien», mientras que un 28,9% la valora «bien». Un 19,1% la ve «regular», un 8,1% la ve «mal» y un 10,9% la ve «muy mal». El País también destacaba como comentario adicional que casi un tercio de los que se declaran votantes del PP también la apoyan. En efecto, el porcentaje de votantes del PP que la ven «muy bien» o «bien» suma el 31,5%.

Desde dosmanzanas hemos querido conocer la opinión de otros votantes, y en concreto de los votantes del PSOE, dada la intensa movilización ejercida por el sector transexcluyente de los cuadros de dicho partido, que culminó en junio de 2020 con la distribución de un argumentario interno, firmado por los que entonces eran cuatro de sus secretarios, que se oponía abiertamente al principio de autodeterminación de género y defendía, de forma indirecta, la patologización de las identidades trans mantenida en la ley de identidad de género de 2007.

Es cierto que dichas posiciones han retrocedido tras el último Congreso del PSOE, celebrado el pasado mes de octubre, que incluyó finalmente entre sus resoluciones el apoyo expreso al anteproyecto de Ley para la Igualdad Real y Efectiva de las Personas Trans y para la Garantía de los Derechos de las Personas LGTBI, asegurando de forma explícita que «desde el PSOE hacemos nuestras las reivindicaciones de las personas trans con esta futura legislación que aborda la libre manifestación de la propia identidad sexual y apoya la inscripción registral del sexo declarado con plenas garantías jurídicas, para acabar con la exclusión y con las dificultades administrativas actuales, protegiendo especialmente a menores, y despatologizando el proceso, tal y como desde el PSOE siempre hemos defendido». Pero también es cierto que el PSOE ha promovido a Carmen Calvo, firmante del ya mencionado documento transexcluyente en calidad de secretaria de Igualdad del PSOE (cargo que ya no ocupa) a la presidencia de la Comisión de Igualdad del Congreso, lo que no resulta precisamente tranquilizador.

Un 75,3% de votantes socialistas, a favor

Pues bien, resulta que un abrumador 75,3% del electorado socialista, siempre según la encuesta de El País, apoya la «ley trans». En concreto, al 37,7% le parece «muy bien», mientras que al 37,6% le parece «bien». De las fuerzas políticas de las que se da información en este apartado, solo los votantes de Unidas Podemos tiene una opinión más favorable: el 79,6% de ellos la apoya (al 51% le parece «muy bien», mientras que al 28,6% le parece «bien»). Por detrás se situan los votantes de Ciudadanos (el 56% de ellos apoya la ley, sumando a los que la ven «muy bien» y «bien»), del PP y finalmente de Vox (solo un 19,7% de los votantes de la la formación de extrema derecha ven la ley «muy bien» o «bien», frente al 43,3% que la ve «muy mal»).

A7EE8C5B-E999-4B08-992B-7375C62D2A01-768x372

Confiemos en que estos datos hagan avanzar de una vez el trámite parlamentario de un paquete legislativo que, ya sea en forma de dos leyes separadas o de una sola refundida, solo el empeño transexcluyente, y no precisamente del PP o de Vox, ha mantenido en suspenso desde hace años. Ya desde las elecciones generales de 2015 el Congreso de los Diputados cuenta con una mayoría parlamentaria que en teoría apoya los postulados del actual anteproyecto de ley. Mariano Rajoy, de hecho, dejó de ser presidente del Gobierno en junio de 2018 tras una moción de censura apoyada por una sólida mayoría. Han pasado casi siete años y ninguno de los intentos de superar el anacrónico marco legislativo español en materia trans y LGTBI ha tenido éxito. Tampoco, de momento, el derivado del acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos. ¿Ocurrirá en 2022?

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

La nueva política de género de la Arquidiócesis de Milwaukee prohíbe cierta atención médica para personas transgénero

Viernes, 28 de enero de 2022

F927CD3A-BAB7-41DC-82C8-020B53C76828Arzobispo Jerome Listecki

Otra diócesis de EE. UU. ha publicado un conjunto de pautas anti-transgénero para instituciones católicas que, entre otras restricciones, prohíben el uso de pronombres preferidos y prohíben el uso de ciertos tratamientos médicos relacionados con la transición en la propiedad de la iglesia.

Las pautas, tituladas Catequesis y política sobre cuestiones relacionadas con la teoría de género, fueron publicadas por la Arquidiócesis de Milwaukee esta semana. Citando la oposición a la “teoría de género”, el documento exige que “todas las interacciones y políticas, parroquias, organizaciones e instituciones deben reconocer solo el sexo biológico de una persona”.

Entre las políticas establecidas se incluye la prohibición del uso de pronombres preferidos “de palabra o por escrito” en cualquier institución diocesana, diciendo que hacerlo “se opone a la verdad de nuestra unidad sexual”. El sexo asignado (la categoría de sexo en un certificado de nacimiento) se utilizará como base para determinar la participación de una persona en todas las instalaciones diferenciadas por género, códigos de vestimenta, actividades deportivas o extracurriculares o instituciones, como escuelas.

Aunque otras diócesis ya han implementado políticas similares, un nuevo desarrollo en estas pautas es la prohibición de ciertos tratamientos médicos que las personas transgénero podrían usar como parte de la transición. La política dice, en parte:

“A ninguna persona se le permite tener en el sitio o distribuir ningún medicamento con el propósito de reasignación de género [sic]. Además, a los estudiantes y a aquellos confiados al cuidado de la Iglesia no se les permite tomar ‘bloqueadores de la pubertad’, incluso si se los administran ellos mismos, en la propiedad de la parroquia o la escuela, con el propósito de una ‘reasignación de género’ real o potencial”.

Al final de las políticas, hay una sola línea sobre las instituciones y organizaciones eclesiásticas que toman medidas para “evitar el acoso y proteger la integridad de quienes puedan expresar tensión o preocupaciones sobre su sexo biológico”.

Según el arzobispo Jerome Listecki, líder de la Arquidiócesis de Milwaukee, la política se aplica “pero no se limita a todos los empleados, personal, voluntarios y personas confiadas al cuidado de la Iglesia”.

Las pautas fueron desarrolladas por un Comité Ad Hoc del Comité Arquidiocesano de Salud y Bioética dirigido por el Padre. Javier Bustos. Las fuentes de los documentos incluyen los escritos del Papa Francisco y sus predecesores inmediatos, la instrucción de identidad de género de la Congregación del Vaticano para la Educación Católica Varón y hembra los creó”. Para una vía de diálogo sobe la cuestión del gender (género) en la educaciónMale and Female He Created Them (Hombres y Mujeres los Creó), que abordó temas LGBTQ. y la política anti-transgénero de la Diócesis de Arlington.

La Arquidiócesis de Milwaukee se une al creciente número de diócesis de EE. UU. que han emitido políticas contra las personas transgénero en los últimos dos años, incluidas Marquette, Arlington, Lansing, St. Louis, Indianápolis y Springfield, Illinois. Además, el arzobispo Listecki pidió anteriormente una “vigilancia especial” para evitar que los hombres trans ingresen a los seminarios, sugiriendo que los exámenes médicos invasivos podrían ser parte del proceso de selección.

Si bien no se limitan a los jóvenes, tales políticas impactan desproporcionadamente a los jóvenes de género diverso en la educación católica y la vida parroquial, y lo hacen en un período de especial vulnerabilidad para ellos. Al no hacer referencia a ninguna literatura científica sobre género, la Arquidiócesis de Milwaukee no califica como ningún tipo de autoridad en la atención médica relacionada con la transición. Al ignorar lo que la ciencia y la medicina revelan sobre las mejores formas de cuidar a los jóvenes trans, el arzobispo Listecki y su personal están poniendo en peligro la seguridad de niños y adultos.

—Robert Shine (él/él), New Ways Ministry, 20 de enero de 2022

New Ways Ministry se opone a la nueva política anti-transgénero de la Arquidiócesis de Milwaukee 

La siguiente es una declaración de Francis DeBernardo, Director Ejecutivo del Ministerio New Ways, con respecto a las nuevas pautas anti-transgénero publicadas por la Arquidiócesis de Milwaukee.

Las nuevas pautas anti-transgénero de la Arquidiócesis de Milwaukee tituladasCatequesis y política sobre cuestiones relacionadas con la teoría del género no solo son ineficaces desde el punto de vista pastoral, sino que también son perjudiciales personalmente de muchas maneras.

Las pautas ignoran la enorme cantidad de investigaciones científicas y de ciencias sociales que muestran que apoyar a las personas a través de la transición de género promueve el bienestar y la prosperidad. Las políticas arquidiocesanas, que insisten en oponerse, bloquear y penalizar el desarrollo de una persona con respecto a su género, ciertamente conducirán a problemas mentales y emocionales, formas de autolesión y vidas de confusión, dolor y tristeza.

Por ejemplo, la directriz final intenta oponerse a la falta de respeto y el acoso a las personas que cuestionan su género. Esta declaración suena hueca porque las primeras seis pautas promueven políticas que son en sí mismas formas de falta de respeto y acoso. De hecho, cuando las instituciones religiosas emiten pautas anti-transgénero como estas, dan permiso para que otros traten a las personas con falta de respeto, insultos, violencia e incluso la muerte.

Tales políticas diocesanas ciertamente no son documentos infalibles, como lo ilustran los muchos errores de juicio en estas pautas. Los católicos deben resistir ese consejo y, en cambio, deben seguir la enseñanza más sólida de la iglesia de tratar a todas las personas con igualdad y respeto.

—Francis DeBernardo, New Ways Ministry, 20 de enero de 2022

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica ,

Atacaron a una pareja gay en una taquería de Ciudad de México (CDMX)

Viernes, 28 de enero de 2022

Captura-de-pantalla-2022-01-18-a-las-16.12.50-714x357La pareja compartió la golpiza en redes y denunciaron el hecho en la Agencia Especializada en Atención a Personas LGBTI+ de la Fiscalía local.

 En las primeras horas del sábado 15 de enero, tres hombres golpearon a Andrés de Miguel y Fernando Cattori en una taquería de la Ciudad de México. La pareja compartió la golpiza en redes y denunciaron el hecho en la Agencia Especializada en Atención a Personas LGBTI+ de la Fiscalía local.

Andrés y Fernando acudieron a la taquería El Vilsito, ubicada en la colonia Narvarte en la Ciudad de México alrededor de las 00:30 horas del sábado. Mientras esperaban a ser atendidos Andrés se acercó a Fernando, lo abrazó y le preguntó si creía que en ese lugar estaba bien darse un beso.

“Como persona LGBTIQ+ aprendes a interpretar el ambiente porque unx nunca sabe”, contó Fernando en redes.

Esto se agrega a que Andrés percibió también la mirada de un hombre de alrededor de 30 años que cuenta “no dejaba de verme con una mirada muy particular, que las mujeres y personas LGBT conocemos bien, una mirada que he aprendido a identificar en la que no es fácil distinguir el odio y repulsión del deseo o la mezcla de ambas. Es una mirada peligrosa que he conocido antes y que no quería perder de vista”.

De acuerdo a la última encuesta sobre discriminación en la Ciudad de México, los hombres gay son el cuarto grupo poblacional más discriminado. Además, en la Encuesta Nacional sobre Discriminación por Motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género (ENDOSIG, 2018) el 81.4 de los hombres gay que respondieron dijeron sentir temor de mostrar afectos a su pareja en público, y el 72.6 evita expresar libremente su orientación sexual.

El ataque

Cuando la pareja y sus amigos ya estaban cenando, un hombre se abalanzó y empujó a Andrés de manera violenta y dijo “por qué me ves así, qué me estás viendo, qué vergas me ves”. Andrés respondió que no lo veía y que lo dejara cenar en paz.

El atacante respondió dándole un golpe en la cara a Andrés que le abrió la boca.  Ante este primer momento del ataque, la pareja y sus amigos decidieron no retirarse del lugar.

Decidimos terminar nuestra cena porque no íbamos a permitir que se nos arrebatara ese espacio y menos de esa forma”, escribió Fernando. Y agregó “Hoy recomiendo que si en un lugar no se sienten segurxs, váyanse, hay otro tipo de lucha y resistencia”. 

Para cuando el agresor y los dos hombres que lo acompañaban pagaban su cuenta; y Andrés y Fernando seguían cenando con sus amigos, el agresor volvió a intimidarlos con insultos homofóbicos y a acercarse a ellos.

Fernando sintió que el tipo estaba cada vez más cerca de Andrés y para contener la agresión decidió ponerse en frente. Uno de los acompañantes del primer agresor lo empujó por detrás contra un poste de luz que le abrió la ceja. Además, sus amigos también fueron golpeados.

Los hombres que los atacaron se retiraron del lugar mientras el primer agresor gritaba, “pinche joto te voy a comer entero”.

“Nadie hizo nada”

Andrés y Fernando cuentan que sólo sus amigos y algunos meseros intentaron detener el ataque, pero denuncian que la mayoría de comensales no actuó para frenarlo.

“Más allá de los hechos quería compartir la mezcla de impotencia, enojo y tristeza que sentí. Nadie hizo nada, los demás comensales nos vieron alejarnos sangrando, como si nos fuéramos humillados, como si no hubiera valor en la integridad con la que rechazamos la violencia en todo momento”.

Andrés agregó que es importante que sus amistades y conocidos reconozcan la violencia que viven las personas LGBT.

La violencia que vivimos las personas LGBT es sistémica, (es) una posibilidad constante que habita en múltiples niveles. Esa violencia latente en el miedo que siente un machito cuando él puede ver y penetrar con su mirada, pero no puede ser visto. Él puede intimidar pero se siente violentado cuando lo ven de vuelta.  Hay violencia en la agresión física, hay violencia en las palabras escogidas, en el que nos tenemos que cuestionar si podemos mostrar afecto, hay violencia en la pasividad de quien vio y no actuó, en que mi redacción tenga que dejar claro que yo no me busqué esto”.

“Buscamos que no quede impune”

En las primeras horas del lunes 17 de enero, Andrés y Fernando levantaron una denuncia en la Agencia Especializada en Atención a Personas LGBTI+ de la Fiscalía de la Ciudad de México, la cual atiende casos de discriminación y ataques por razón de prejuicio a las orientaciones sexuales e identidad de género no normativas.

“Estamos viendo qué procede siguiendo los pasos que nos han indicado y buscando que por lo menos se contabilice y que no quede impune. Al parecer creo que solo se va a poder apelar a una falta administrativa pero ya eso será suficiente, que se sepa que estas cosas no pueden simplemente pasar desapercibidas”, explicó Andrés en comunicación con Presentes. 

“Nos quedamos con el amor”

El ataque que sufrieron Andrés y Fernando se da en el contexto en el que otras personas LGBT+ han sido víctimas de agresiones transodiantes, lesbofóbicas y homofóbicas en las últimas semanas, como el intento de transfeminicidio a la activista Natalia Lane, el ataque a una pareja de chicas lesbianas por besarse en el barrio chino y la discriminación que vivieron dos hombres gay por besarse en Six Flags.

Frente a este panorama de violencias contra las personas LGBT y lo que vivieron Andrés y Fernando, ambos comentaron a Presentes que prefieren quedarse con las redes de amor y apoyo que se ha generado.

“Lo que he estado comentando con Fer estos días es lo impresionante que son las redes de amor y de apoyo que se han generado y cómo eso es mucho más fuerte y como hay mucho más poder en eso, el cariño y los lazos que en el miedo. Entonces hemos decidido quedarnos con eso y generar cambio desde ahí”, agregó Andrés en entrevista.

“Prefiero quedarme con el amor, quedarnos en el amor. Pues la respuesta de la comunidad más allá de mis conocidos y digo mucho más allá de mis conocides porque ha sido sumamente abrumadora en el mejor sentido de la palabra. En un momento dudé de que sí existía comunidad, pues estos hechos evidentemente me han demostrado que sí», concluyó Fernando durante la comunicación con Presentes.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

El escritor Alejandro Palomas denuncia que sufrió abusos de un religioso: “Soy un tío mermado, a los ocho años me convertí en un superviviente”

Viernes, 28 de enero de 2022

1200px-Alejandro_Palomas_Foto_Òmnium_Dani_CodinaEl escritor Alejandro Palomas, Premio Nadal 2018,

El autor barcelonés, premio Nadal en 2018, declara haber sido víctima de un hermano de La Salle en un colegio de Premià de Mar en 1975

Lucía Foraster Garriga

Madrid –

Alejandro Palomas (Barcelona, 54 años), escritor conocido por su trilogía de las novelas Una madre, Un perro y Un amor, la última de las cuales le valió el premio Nadal en 2018, ha revelado a EL PAÍS que fue víctima de abusos sexuales por parte de un hermano de La Salle cuando tenía entre ocho y nueve años. “Desde febrero de 1975 hasta las Navidades de 1976, sufrí abusos por parte del hermano L., del Colegio de La Salle de Premià de Mar (Barcelona)”, sentenciaba este martes en conversación telefónica. La inicial L. es el apellido del acusado, por el que se le conocía popularmente en el colegio. La Salle explica que siguió en ese mismo colegio hasta hace algunos años, aunque no aclara hasta cuándo, ahora tiene 90 años y está retirado en una residencia para religiosos en Cataluña. Este diario ha comprobado que al menos en 2013, casi 40 años después de los abusos denunciados, aún permanecía en el colegio. Palomas ha decidido hablar tras leer el reportaje publicado en este diario sobre abusos en la congregación religiosa de La Salle: “Pensé que hacía falta una cara con un nombre conocido y una historia que contar”. Para él, una frase que suelen escuchar las víctimas, “¿por qué ahora?”, es una mala pregunta. La cuestión, afirma, es: “¿Por qué no hasta ahora?”. La denuncia pública de Palomas se suma a las 251 recogidas en el informe elaborado por EL PAÍS y enviado al Vaticano y a la Conferencia Episcopal Española (CEE) el pasado mes de diciembre.

La orden de La Salle, no obstante, destaca por negarse a investigar las denuncias de pederastia y abrir un proceso canónico, en contra de las propias reglas canónicas. Únicamente las traslada a la Fiscalía, pero en la mayoría de los casos se trata de hechos prescritos, simplemente se archivan. Acumula un total de 26 acusados y al menos 60 víctimas en 27 de los 115 colegios que la orden tiene en España, según la contabilidad de este periódico, la única existente en España ante la ausencia de datos oficiales o de la Iglesia. Ante el caso de Palomas, esta congregación asegura que si se dirige a ellos le escucharán y verificarán la información que les proporcione. En todo caso, añade un portavoz, “no podemos sino condenar de manera pública cualquier abuso a menores, trasladar la voluntad de apoyo a la persona afectada y asumir la responsabilidad que nos toque (…). A pesar de la distancia temporal con los hechos narrados, nuestro protocolo, también en este caso, se ha activado inmediatamente y por lo tanto procederemos a asumir todo lo que en este proceso se vislumbre”. “Respetando siempre la presunción de inocencia tal y como nos obliga la ley, solo nos queda expresar nuestra máxima repulsa y aflicción por lo ocurrido y pedir perdón por el sufrimiento padecido”, concluye.

“El hermano L., además de estar a cargo de la sección de deportes, era profesor de lengua en el Colegio de La Salle de Premià. Era muy querido y muy popular, el típico al que se le acercaban todos los niños”, describe Palomas, que llegó al colegio con seis años, cuando su familia se mudó de Barcelona a Vilassar de Mar, a 25 kilómetros de la capital catalana. Desde que entró, quiso irse: “Aquello era un infierno. Éramos 40 o 45 niños, solo niños, en clase, y estábamos todo el día con aquellos curas. Yo era un niño con altas capacidades y con lo que ahora se llama alta sensibilidad. Allí, me convertí en un chico muy solitario, muy triste, que se relacionaba mal con los demás”. En ese ambiente, según reconoce el escritor, estar con el hermano L. era “como estar en casa”. Así, el que empezó siendo su “protector” terminó abusando de él.

 “Yo era un niño que lo somatizaba todo. Cuando estaba angustiado en el colegio, que era casi siempre, se me infectaban las amígdalas y tenía unas fiebres brutales. Llamaban a mi familia y me llevaban a casa en coche. ¿Y quién me llevaba? El hermano L.”, recuerda Palomas, que en aquel momento tenía ocho años y cursaba 4º de EGB. Durante aquellos trayectos, asegura que el religioso abusaba de él de tres formas. “La primera consistía en que él con la mano izquierda conducía y con la derecha me manoseaba a mí, que estaba estirado en el asiento trasero, por dentro del calzoncillo. Luego, se masturbaba, metiéndose la mano por el bolsillo del pantalón. La segunda era conmigo sentado en el asiento del copiloto. Hacía lo mismo, siempre empezando con cosquillas. Y la tercera, la usaba cuando íbamos por el Camí del Mig, un camino que conectaba masías y campos. Recuerdo una de esas en concreto. Paró el coche y se sentó en el asiento trasero, junto a mí. Me incorporó y me hizo estirarme con mi cabeza encima de sus rodillas. Me bajó el pantalón y el calzoncillo, y estuvo toqueteando. Intentó masturbarme, pero a los ocho años no había nada que masturbar. Él sí se masturbaba. Esa vez, entiendo que eyaculó, y como que se enfadó. Me dijo algo que me repetiría varias veces: ‘¿Ves lo que me haces hacer?’. Yo, que no entendía nada, me preguntaba, primero, qué ha hecho él, y segundo, qué estoy haciendo yo”, relata.

OMVWV72JDRGALMW2XUAVVZKAKQAlejandro Palomas (entre 8 y 9 años) fotografiado en Premià, Barcelona, en la década de los setenta (1975-1976). Imagen cedida

Cuando terminó el curso, Palomas fue a las colonias de verano. Jugando al tenis, se le rompió el cristal de las gafas en la cara. “Me llevaron a la enfermería. ¿Y quién se encargaba de la enfermería? El hermano L.”, explica. El religioso decidió que debía quedarse ingresado, en observación. “A la hora de dormir, apareció él, que aparecería tres veces aquella noche. La primera, me ató las manos. Dijo que para que no me tocara el ojo y me hiciera daño. Salió y cerró la puerta con llave. La segunda, me examinó y me tomó la temperatura. Luego, empezó a sobarme y a restregarse contra mí por detrás. También intentó meterme un dedo en el ano, pero no lo consiguió, porque yo apretaba mucho y me movía. Y la tercera, intentó penetrarme él, aunque no creo que lo consiguiera del todo”, narra Palomas, que al día siguiente volvió a dormir con el resto de los niños. “Me había puesto un apósito. Cuando me lo quité lo vi manchado de sangre, pero no dije nada porque no quería que nadie lo supiera”, cuenta. Sin embargo, convenció a sus padres de que lo dejaran volver a casa antes de tiempo, donde pasó varios días poniéndose papel higiénico enrollado en los calzoncillos para no manchar. “Al cabo de unos días dejé de sangrar y aquello dejó de doler”, recuerda.

Llegó el otoño y, en 5º de EGB, con el hermano L. como tutor y profesor de lengua, “empezó otro capítulo”, según describe Palomas: “Él, que estaba encantado conmigo y era un gran defensor de mi futura carrera como escritor, se ofreció a darme clases de refuerzo. En los recreos de después de comer, uno o dos días a la semana, subíamos a su habitación y me ayudaba con las redacciones. La clase duraba solo tres minutos, porque luego me manoseaba, me metía el dedo por el calzoncillo, me pedía que me sentara encima de él y se restregaba contra mí. Algunos días, hacía lo mismo por la tarde, después de clases”. Hasta que Palomas decidió que no volvía: “Huí, corrí. Salí del colegio y corrí, corrí, corrí. Cogí el tren y me fui a mi casa”.

Cuando llegó, se encontró a su madre planchando, y le preguntó cómo estaba. “La miré y lo lloré todo. No podía parar de llorar. Me miraba flipando, hasta que me preguntó qué me pasaba. ‘El hermano L. me hace cosas que me hacen daño’, le expliqué”. Según el escritor, su madre no sabía qué hacer, ni qué decir. Cuando llegó su padre y se lo contaron, este fue a hablar con un hermano de La Salle, cuya respuesta fue, en palabras de Palomas: “No te preocupes, que esto, como cuestión interna que es, lo solucionamos nosotros. Déjalo en nuestras manos, que no va a volver a ocurrir. Sobre todo, os pedimos discreción”. Lo recuerda, aclara, porque en aquel momento no sabía lo que significaba la palabra “discreción”. “Nunca hicieron nada, y él siguió siendo mi tutor y dando clases hasta siempre”, concluye. El último intento de abuso por parte del religioso, prosigue, ocurrió antes de Semana Santa: “Me lo encontré solo en los vestuarios y volvió a intentar lo de las cosquillas. Por suerte, en ese momento llegaron los de 8º. Fue la última vez. Después, no volvió a pasarme nada”.

Además de a sus padres, Palomas no habló de los abusos sufridos con nadie hasta mucho tiempo después. “A mi psicóloga se lo había contado, pero a mis parejas, no”, explica. “¿Por qué lo cuento ahora? Para intentar cambiar algo. No quiero nada para mí. Lo que quiero es una reparación para todos aquellos niños que han sufrido o que sufren”, argumenta. “Los abusos sexuales a menores por parte de miembros del clero son memoria histórica de este país que, como las fosas comunes, hay que desenterrar. Pero es difícil. Lo que pasa con este tipo de investigaciones es que van apareciendo como pequeños fuegos que se acaban desvaneciendo porque no hay una cadena de fuegos. Nunca se concretan en algo grande, y esto a la Iglesia le viene muy bien”.

Palomas conoce de primera mano las consecuencias en las que pueden derivar los abusos sexuales: “Perdí la confianza en el otro cuando era demasiado pequeño. No confío nunca jamás en nadie al 100%, ni siquiera en la persona con la que duermo o mantengo relaciones sexuales. Porque no entiendo que alguien quiera estar conmigo”. A las demás víctimas, Palomas les diría, después de envolverlas en un largo abrazo: “No eres culpable”. Él sintió culpa durante mucho tiempo. “Soy un tío mermado, amputado, pero ya he aprendido a vivir así. A los ocho años me convertí en un superviviente y, sinceramente, me maravilla haber llegado a ser lo que soy”, concluye.

Si conoce algún caso de abusos sexuales que no haya visto la luz, escríbanos con su denuncia a abusos@elpais.es

Fuente El País

General, Iglesia Católica , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.