Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Barcelona’

Los Mossos detienen a seis jóvenes por dos agresiones homófobas ocurridas en los últimos meses en el entorno del metro de Barcelona

Martes, 20 de septiembre de 2022

 stop-lgbtfobia-en-la-iglesiaLos Mossos d’Esquadra han detenido a lo largo de los últimos días a seis personas vinculadas con delitos de odio por LGTBIfobia ocurridos en el entorno del metro de Barcelona. Cinco de ellos están relacionados con una agresión ocurrida el pasado 28 de mayo, en la que la víctima sufrió una fractura de la nariz. La sexta persona ha sido detenida por su presunta participación en un delito de amenazas graves contra un trabajador del metro.

Según informan los propios Mossos en un comunicado de prensa, el primero de los hechos investigados sucedió en abril, cuando la Unidad Central de Odio y Discriminación de la policía autónomica catalana tuvo conocimiento de la existencia de un incidente homófobo perpetrado contra un trabajador del metro de Barcelona. Según denunció este, el agresor, de 19 años de edad, protagonizó una serie de altercados en la zona de acceso de la parada de metro cuando iba con un patinete eléctrico, por lo que fue recriminado por el trabajador. En ese momento, el agresor empezó a proferir insultos homófobos y le amenazó de muerte mientras esgrimía una navaja automática. «Como consecuencia de la gravedad de los hechos denunciados, la unidad especializada del cuerpo de Mossos d’Esquadra encargada de este tipo de investigaciones graves inició una investigación que permitió comprobar el delito, identificar plenamente al autor de los hechos y, finalmente, detenerle el pasado día 13 de septiembre», informan los Mossos. A raíz de la agresión, la víctima ha sufrido consecuencias psicológicas por las que tuvo que estar de baja laboral.

5E858262-404F-45F6-AD7A-5E86D92A5A15La segunda investigación se originó a raíz de la agresión que sufrió un joven pasajero del metro el pasado 28 de mayo. A las 06:30 horas de ese día, dos chicos se encontraban sentados en el suelo de un vagón de la línea 1, en dirección Santa Coloma, cuando en la estación de Marina subieron un grupo de jóvenes que comenzaron a verter contra ellos insultos homófobos, además de escupirles. Cuando las víctimas les recriminaron su actitud, los agresores comenzaron a golpear a uno de los chicos, al que le provocaron una fractura nasal. El pasado 13 de septiembre, agentes de la Unidad de Investigación del Área de Seguridad del Transporte Metropolitano (ASTMET) detuvieron a los presuntos autores tras una investigación que gracias al visionado de las cámaras de seguridad y de otros indicios supuso su identificación y localización.

Las detenciones de estos agresores ocurren varias emanas después de que el autor de otra agresión homófoba en el metro de Barcelona, ocurrida en esta ocasión en enero de 2019, fuese finalmente condenado a tres años y medio de cárcel. Veremos qué sucede con estas nuevas agresiones.

LGTBIfobia en Cataluña, cifras preocupantes

Hace poco más de dos semanas informábamos también de la detención de otros tres jóvenes en Roses (Girona) como presuntos autores de un delito contra los derechos fundamentales y libertades públicas y un delito de amenazas después de que durante dos años hayan estado acosando a otro joven por su orientación sexual.

escudo-mossosY es que los delitos de odio por LGTBIfobia no se frenan. El pasado marzo recogíamos como los episodios de discriminación contra personas LGTBI constituyeron el 32% del total de situaciones de discriminación durante el pasado año 2021 en Barcelona, la capital catalana. En 2018, esas mismas situaciones habían supuesto el 16% del total. La tendencia de Barcelona se corresponde, de hecho, con la que globalmente muestran los datos de Cataluña en tiempos recientes. A principios de 2021, el Observatori contra l’Homofòbia informaba de 189 incidencias por LGTBIfobia en Cataluña a lo largo del año 2020, una cifra que suponía un aumento del 25% respecto al año anterior. Y según datos de los Mossos d’Esquadra, el número de denuncias por LGTBIfobia ascendió en 2021 a 215, más del triple que en 2016 (cuando se registraron 62 denuncias). La cifra supuso el 44% del total de denuncias por odio y discriminación registradas por la policía autónoma catalana el pasado año. La mayoría de denuncias fueron por homofobia (134), pero también las hubo por transfobia (42), lesbofobia (24) y contra el colectivo LGTBI en general (16).

En lo que va de año 2022, según la contabilidad que hace el Observatori contra l’Homofòbia en su página web, se tiene ya constancia de al menos 173 incidentes.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

La Fiscalía pide pena de cárcel para un pastor evangélico y su esposa, a los que acusa de maltrato homófobo a su hijo

Miércoles, 7 de septiembre de 2022

HomofobiaNuevo caso de violencia homófoba en el seno de una familia. Un matrimonio (él pastor de un culto evangélico) ha sido acusado por la Fiscalía de maltratar de forma repetida a su hijo y a la pareja de este por ser gais.

La noticia la ha difundido la agencia EFE y la han recogido Heraldo de Aragón y Nius. Según la versión del hijo, a la que la Fiscalía da credibilidad, este se vio obligado a abandonar su domicilio familiar en Terrassa (Barcelona) a principios de 2017 ante la marcada homofobia de sus padres, temeroso de que estos llegaran a ser conscientes de su homosexualidad. Los padres se personaron en repetidas ocasiones en el instituto del chico, tensionando la situación hasta el punto de que tuvo lugar una reunión en el propio centro en la que el hijo, acompañado de personal docente, explicó finalmente a sus padres que era gay y que tenía pareja.

El hecho de que el hijo estuviera arropado por personal docente no calmó a los padres, que no aceptaron la situación y continuaron acosándolo con argumentos abiertamente homófobos y diciéndole que si se arrepentía «Dios lo iba a curar». Tiempo después el hijo, acompañado de su pareja, concertó una cita con los padres en plena calle para que estos le devolvieran documentación, encuentro en el que hubo insultos, forcejeos y golpes.

La Fiscalía atribuye a los padres dos delitos contra la integridad moral o alternativamente de lesiones contra la integridad de la persona y, además, uno de maltrato y otro de lesiones, solicitándo dos años y cuatro meses de cárcel para el padre, pastor evangélico, y año y medio para su esposa. Por lo que se refiere al episodio del forcejeo, sobre el que hay denuncias cruzadas, la Fiscalía pide la absolución de los dos jóvenes y limita la acusación a los padres del chico.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , ,

Denuncian una agresión homófoba en Barcelona a plena luz del día

Sábado, 13 de agosto de 2022

AFBF944C-AFCF-4DBA-A601-01BEA9FBF2CEDos jóvenes golpean a un vecino por “mirarles todos los días” en pleno Eixample de la Ciudad Condal

El Observatori Contra L’Homofobia califica de “terrorífico” el ataque a un joven al grito de “maricón” a plena luz del día.

El Observatori Contra l’Homofobia de Catalunya, que da atención y soporte a víctimas de LGTBIfobia en esta comunidad autónoma, ha denunciado que dos hombres agredieron a un joven gay el pasado lunes 8 de agosto en mitad de la calle, en L’Eixample, Barcelona.

Todo ocurrió en la confluencia de las calles Rocafort y Sepúlveda en torno a las 14:00 horas, a plena luz del día, cuando los dos hombres rodearon a la víctima, la insultaron y golpearon. “Maricón vete de aquí y no nos mires“, le gritan al joven que, lejos de responder con golpes, trata de retroceder.

Al poco tiempo, la víctima, que en ningún momento se ha enzarzado con sus agresores, ha pedido ayuda a una patrulla de los Mossos d’Esquadra que pasaba por el lugar. Los policías han bajado del vehículo y han separado a las dos partes, identificándolas.

El vídeo, hecho por un vecino,  deja ver a dos presuntos agresores, aunque un tercero “no sale en las imágenes, aunque estaba“, precisan los vecinos.

Los Mossos d’Esquadra acudieron al lugar de los hechos e impidieron que la agresión fuera a mayores. Según Crónica Global, todo comenzó por miradas” que los presuntos agresores “no toleraron bien”. Se está investigando el caso como un presunto delito de odio.

https://twitter.com/daviiidcarrillo/status/1557304347121311745?s=21&t=HrX_VxL9KtWYhftUh368DQ

El OCH pide a Mossos que investiguen la agresión homófoba del Eixample

El Observatori contra l’Homofobia (OCH) ha pedido a los Mossos d’Esquadra que investiguen el ataque con tintes homófobos que tuvo lugar en el Eixample de Barcelona el mediodía de ayer. La entidad social lo ve “terrorífico” y da por supuesto que la agresión tiene un componente de “odio“.

Hablando del ataque a un joven, Eugeni Rodríguez, presidente del OCH, ha descrito como “un episodio terrorífico” que “se agreda a alguien por cómo mira a otra persona”. El activista ha descrito el incidente como “mala noticia”, por haberse producido “a plena luz del día y en plena calle” en la Ciudad Condal.

Rodríguez ha recordado que “en el caso de las agresiones por motivo de odio, la denuncia de la víctima es fundamental”, por lo que ha pedido al atacado que en la medida de lo posible, interponga escrito a los Mossos d’Esquadra y ha subrayado que la policía catalana “tiene potestad para investigar” un presunto ilícito penal, por lo que ha llamado a que así sea por medio de sus canales de comunicación con el cuerpo autonómico de seguridad.

Además de mediar con los Mossos, el OCH ha informado del ataque homófobo a la concejalía de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona. Desde el Observatori piden “más y mejor coordinación” entre las instituciones para atajar estos incidentes.

En paralelo, desde la entidad social se plantea que “se aborde la financiación de las asociaciones que bregan contra los delitos de odio” para que puedan atender a las víctimas en todo momento y durante todo el año. “Hay que pasar de las palabras a los hechos”, ha concluido Rodríguez.


Aumento de la agresiones contra el colectivo LGTBI en España

Asociaciones LGTBI denuncian un aumento de las agresiones contra este colectivo en España. El Ministerio del Interior informa que tan solo se denuncian el 20% de estos ataques. El 90% de personas de estos colectivos teme ser víctima de un delito de odio y el 60% a ser atacado.

Según el Observatori Contra l’Homofòbia, este año han crecido un 70% las agresiones físicas contra el colectivo LGTBI y los actos discriminatorios se han disparado un 50% respecto a 2021.

Fuente Crónica Global/Los Replicantes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Tres años y medio de cárcel para el autor de una agresión homófoba en el metro de Barcelona

Martes, 26 de julio de 2022

3A59CCB9-BEFF-470F-A4F3-5818CEE2F487Uno de los autores de una agresión homófoba en el metro de Barcelona ha sido condenado a tres años y medio de cárcel. La agresión sucedió en el metro de Barcelona en enero de 2019, cuando un joven que se dirigía a su trabajo en la línea 4 se topó con un grupo de jóvenes que le dedicaron insultos homófobos y acabaron agrediéndole físicamente.

Diego Martos, un joven enfermero jiennense que trabaja por entonces en Barcelona, se dirigía en la línea 4 del metro hacia el trabajo cuando se topó con cuatro jóvenes que comenzaron a molestarle. Él mismo lo contó en un texto que difundió inicialmente en Instagram: «Cuatro niños han decidido vacilarme. A la primera me he callado y me he cambiado de sitio. Cuando me ha seguido uno ya le he dicho: ‘¿Y a ti que te pasa?’ y se me ha levantado a decirme que le diga hombre a hombre eso mismo, ya he decidido ignorarle. Después ha dicho: ‘claro, es que no eres hombre, eres un maricón’, a lo cual le he contestado que lo que era él es tonto. Han seguido amenazándome hasta que he llamado al interfono de urgencias, me han contestado pero solución no me han dado».

La agresión, por desgracia, no se quedó ahí: «Ya bajando en mi parada [Urquinaona, en pleno centro de Barcelona] a punto de coger las escaleras por las espaldas me han derribado y me han pateado. Al principio me defendí y dos acabaron en el suelo, pero eran cuatro contra mí así que me encogí a esperar que pasara. Los vigilantes de seguridad llegaron pronto, y me toco la cara y me la encuentro llena de sangre. Finalmente vienen los mossos y la ambulancia. Desde las seis de la mañana hasta ahora dando vueltas. Al menos ahora sé lo que se siente al que ten puntos. Pero claro, veía borroso. Al hospital al oftalmólogo. Estoy bien, me han dado seis puntos que me dejarán una bonita cicatriz y el ojo está bien, solo que voy a tener un complemento durante un mesecillo. Ahora voy a dormir un rato si puedo», terminaba la narración, que el joven agredido publicaba junto a una fotografía que en su momento se hizo viral y que mostraba hematomas en un ojo y un profundo corte inmediatamente por debajo del párpado inferior.

Los cuatro agresores, uno de ellos menor de edad, fueron detenidos por los Mossos d’Esquadra (dos de ellos, de hecho, fueron retenidos desde el primer momento por los vigilantes de seguridad del metro de Barcelona). Parte de la agresión, además, fue captada por las cámaras de vigilancia de la red metropolitana.

Tres años y medio después por fin se ha celebrado el juicio, que quedó visto para sentencia hace un par de semanas, y en el que además de la Fiscalía se han personado como acusación Generalitat de Cataluña, Ayuntamiento de Barcelona y Observatori contra l’Homofòbia. El joven agredido, obligado a rememorar los hechos, señalaba que tras la agresión ha sufrido ansiedad y que desde entonces evita las muestras de afecto en público «para evitar problemas».

Este viernes se ha conocido el resultado del juicio. Según ha desvelado eldiario.es y confirma en Twitter el Observatori contra l’Homofòbia, la jueza ha impuesto una condena de tres años y medio de cárcel a uno de los acusados mayores de edad, al considerar suficientemente probada la comisión de un delito de lesiones con la agravante de discriminación por orientación sexual:

El condenado deberá indemnizar además a la víctima con cerca de 10.000 euros. Los otros dos acusados mayores de edad han resultado absueltos al no quedar suficientemente acreditada su participación activa en la agresión. El cuarto acusado, menor de edad en el momento de los hechos, ya había sido condenado a 22 meses de libertad vigilada tras alcanzar un acuerdo con la Fiscalía en el que reconocía los hechos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Agresión homófoba al grito de «maricón de mierda» en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona)

Lunes, 27 de junio de 2022

879E8C26-0645-44A7-8565-8E5DA76A7C77Una nueva agresión homófoba ha sido denunciada en Cataluña, en esta ocasión en Santa Coloma de Gramenet. La agresión tuvo lugar en la pasada madrugada, durante la verbena de Sant Joan en el barrio de Las Oliveras de la localidad catalana. El joven agredido, que perdió el conocimiento mientras era golpeado, ha necesitado diez puntos de sutura en el labio.

La víctima, de nombre Víctor, volvía a su casa junto a su primo cuando se acercó a pedir fuego a tres jóvenes. «Aquí fue donde empezó todo», cuenta el propio Víctor en un post de Instagram. «Sin decirme nada recibí un puñetazo en la boca al grito de ‘maricón de mierda’ y caí inconsciente al suelo. Desde aquel momento no recuerdo nada de la noche y he de dar las gracias a que mi primo estaba ahí conmigo y él pudo contar lo que pasó. Después de caerme al suelo los tres empezaron a darme patadas y a insultarme mientras yo estaba sangrando inconsciente en el suelo. Fue ahí cuando mi primo se acercó a ellos pensand0 ‘ahora me toca a mí’. Los chicos le dijeron que si gritaba o hacía algo, el siguiente era él y se fueron corriendo con mi riñonera», continúa el joven agredido.

«Mi primo tuvo que tumbarme de lado para que no me tragase mi propia sangre y me ahogara. Y ya fue cuando pidió ayuda y llamaron a la policía y la ambulancia. Yo desperté en el hospital sin recordar absolutamente nada. Y la verdad, mejor…», añade.

Los Mossos d’Esquadra, ante los que Víctor ha interpuesto la correspondiente denuncia, han abierto una investigación por delitos de lesiones, robo violento y odio y discriminación e intentan identificar a los autores.

Insertamos a continuación el post en el que Víctor ha denunciado públicamente lo sucedido, acompañando su testimonio de varias fotos. «Esta publicación la hago pública para visibilizar que estas cosas siguen pasando y que, al final, tengo que dar las gracias por no haber acabado peor y poder explicarlo», asegura:

La LGTBIfobia en Cataluña, disparada

Hace pocas semanas recogíamos como los episodios de discriminación por LGTBIfobia constituyeron el 32% del total de situaciones de discriminación durante el pasado año 2021 en Barcelona, la capital catalana. En 2018, esas mismas situaciones supusieron el 16% del total. La tendencia de Barcelona se corresponde, de hecho, con la que globalmente muestran los datos de Cataluña en tiempos recientes. A principios de 2021, el Observatori contra l’Homofòbia informaba de 189 incidencias por LGTBIfobia en Cataluña a lo largo del año 2020, una cifra que suponía un aumento del 25% respecto al año anterior. Y según datos de los Mossos d’Esquadra, el número de denuncias por LGTBIfobia ascendió en 2021 a 215, más del triple que en 2016 (cuando se registraron 62 denuncias). La cifra supuso el 44% del total de denuncias por odio y discriminación registradas por la policía autónoma catalana el pasado año. La mayoría de denuncias fueron por homofobia (134), pero también las hubo por transfobia (42), lesbofobia (24) y contra el colectivo LGTBI en general (16).

En lo que va de año 2022, según la contabilidad que hace el Observatori contra l’Homofòbia en su página web, se tiene ya constancia de al menos 107 incidentes.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , ,

Bulgaria registra una menor nacida en España de un matrimonio de mujeres por mandato del Tribunal de Justicia de la Unión Europea

Jueves, 9 de junio de 2022

indiceUn círculo que se cierra de manera satisfactoria: la justicia búlgara ha ordenado la emisión de un documento de identidad a la menor nacida en Barcelona de un matrimonio entre una mujer búlgara y una gibraltareña. Se trata de la ejecución de la sentencia europea que estableció hace unos meses que los países de la Unión están obligados a reconocer los documentos de filiación expedidos en otros países miembros, aunque contravengan su legislación nacional. Concluye un largo proceso legal por los derechos de una niña en estado de apatridia.

El caso, que hemos seguido en detalle en dosmanzanas, se refiere a la demanda interpuesta en Bulgaria por VMA, nacional de aquel país, que en 2018 se casó en Gibraltar con KDK, natural de la dependencia británica. En diciembre de 2019, el matrimonio tuvo una hija (SDKA) en Barcelona, donde actualmente residen. El registro civil español otorgó un certificado de nacimiento en el que constan las nacionalidades búlgara y británica de las madres. A pesar de haber nacido en España, la menor no tiene derecho a la nacionalidad española porque ninguna de sus progenitoras la ostenta. La cónyuge gibraltareña tampoco puede transmitirle su ciudadanía británica si la menor ha nacido en un tercer país, por lo que la única opción para la menor era adquirir la nacionalidad búlgara de su otra madre.

Iniciado el trámite, uno de los requisitos para obtener un documento de identidad búlgaro era la presentación de un certificado de nacimiento expedido por las autoridades de aquel país. VМА solicitó entonces al municipio de Sofía que le expidiera uno para SDKA. Para ello, junto a la solicitud, presentó una traducción al búlgaro, jurada y legalizada, del asiento del Registro Civil español relativo al certificado de nacimiento de SDKA. El municipio de Sofía requirió a VМА que aportase pruebas relativas a la identidad de la madre biológica de la niña, argumentando que el modelo de certificado de nacimiento en vigor en Bulgaria prevé una única casilla para la «madre» y otra casilla para el «padre», y tan solo puede inscribirse un nombre en cada una de ellas.

VМА consideró que no estaba obligada a facilitar esa información, por lo que el municipio de Sofía denegó la expedición del certificado de nacimiento, basándose en la falta de información acerca de la identidad de la madre biológica de la niña. También resolvía que la mención en el certificado de nacimiento de dos mujeres contravenía la legislación de Bulgaria, que no permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Tras la denegación, la menor quedaba en situación de apatridia, sin posibilidad de desplazarse por los países de la Unión Europea, lo que suponía no poder visitar a su familia en Bulgaria. VMA decidió interponer recurso ante el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo de Sofía. Puesto que afectaba a los derechos de los ciudadanos comunitarios, el tribunal búlgaro decidió iniciar un procedimiento prejudicial solicitando un dictamen al TJUE. Se preguntaba si la negativa de inscripción del nacimiento de la menor de nacionalidad búlgara no vulneraba su derecho a la libre circulación y al pleno disfrute de sus derechos como ciudadana de la Unión.

En abril del año pasado, la abogada general del TJUE Juliane Kokott emitió un informe favorable a la familia y al derecho de la menor a la nacionalidad búlgara. La opinión de Kokott reconocía la potestad de las autoridades búlgaras de rechazar la inscripción de las dos mujeres como madres de la niña en la partida de nacimiento, pero afirmaba que la menor tenía derecho a recibir un documento de identidad en el que se reflejase la parentalidad de ambas para que la menor pudiera viajar con cualquiera de ellas por separado.

Finalmente, en diciembre del año pasado la Gran Sala del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó sentencia, en la que interpretó las disposiciones del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea en lo que afecta a este caso en cuestión. Para el TJUE, «en el caso de un menor ciudadano de la Unión cuyo certificado de nacimiento expedido por las autoridades competentes del Estado miembro de acogida designa como progenitores a dos personas del mismo sexo, el Estado miembro del que el menor es nacional está obligado, por una parte, a expedirle un documento de identidad o un pasaporte sin exigir la expedición previa de un certificado de nacimiento por sus autoridades nacionales y, por otra parte, a reconocer, al igual que cualquier otro Estado miembro, el documento procedente del Estado miembro de acogida que permita al menor ejercer con cada una de esas dos personas su derecho a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros».

El tribunal europeo trasladaba la cuestión a la justicia búlgara, a la que exigía facilitar la expedición de un pasaporte o documento de identidad a SDKA en el que conste su nacionalidad y que es hija de VMA y KDK, de manera que pueda circular libremente por la Unión Europea acompañada de cualquiera de sus progenitoras. Sin embargo, la sentencia también aclara que el reconocimiento de la filiación de SDKA, con el objetivo de preservar sus derechos como ciudadana de la Unión, no implica que Bulgaria esté obligada a contemplar en su Derecho nacional la parentalidad de personas del mismo sexo ni su matrimonio, al ser competencia exclusiva de los Estados miembros de la Unión. Pero sí debe reconocerlos en lo que respecta a los derechos fundamentales comunitarios.

La trasposición de la sentencia europea por parte de la justicia búlgara ha tardado cinco meses en producirse. El Tribunal Administrativo de Sofía ha ordenado al ayuntamiento de la capital la emisión de un certificado de nacimiento en el que conste la filiación de ambas madres. SDKA recibirá un documento de identidad que acredite dicha filiación, adquirirá así la nacionalidad búlgara de su progenitora oriunda de dicho país y podrá por fin moverse libremente por la UE con cualquiera de sus madres. Desde ILGA-Europa se han felicitado por la noticia y confían en que las autoridades búlgaras emitan a la mayor brevedad los correspondientes documentos para la menor.

La repercusión de la sentencia europea sobre el caso de SDKA es comparable a la del fallo de 2018 que estableció que los Estados no pueden negar la residencia a un cónyuge del mismo sexo aunque sea nacional de un tercer estado. Una sentencia, por cierto, que la justicia búlgara trasladó al caso de un matrimonio entre dos mujeres. El reconocimiento de la homoparentalidad a nivel trasnacional también fue un punto clave del discurso de la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen de 2020. «Porque si eres un progenitor en un país, por supuesto eres un progenitor en todos los países», afirmó von der Leyen.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tres hombres dan una paliza a un joven tras hacerse pasar por su cita de Grindr en Vilafranca del Penedès

Jueves, 24 de marzo de 2022

stop-lgbtfobia-en-la-iglesia

Tres hombres han dado una paliza a un joven en Vilafranca del Penedès (Barcelona), cuyo estado se desconoce, tras citarse con él haciéndose pasar por una cita de la aplicación para ligar Grindr.

El Observatorio contra la Homofobia pide a los Mossos que investigue la agresión

 Los Mossos investigan la agresión homófoba a un joven que fue engañado por un perfil falso de Grindr el 21 de marzo después de darse cita por la mencionada red social en un domicilio. El joven había quedado con otro y cuando acudió al lugar tres hombres le agredieron y robaron la cartera. El chico fue a denunciar el acto de violencia premeditada y acudió a los servicios médicos que corroboraron que tenía lesiones físicas.

Los hechos los ha denunciado el Observatorio contra la Homofobia (OCH), que ha ofrecido apoyo y asistencia tanto psicológica como jurídica a la víctima.

Los Mossos han activado los protocolos de asistencia y acompañamiento a la víctima. Se desconoce si el perfil de Grindr falso con el que se pensaba que se citaba el joven agredido, a quien también robaron sus pertenencias, contenía fotos y nombre falso o era de uno de los tres agresores.

El OCH ha pedido a los Mossos d’Esquadra que inicien una investigación y también reclaman a la aplicación que mejore su sistema de seguridad.

El Observatori contra l’Homofòbia ha lamentado los hechos en sus redes sociales después de que la víctima haya puesto en su conocimiento la agresión.

Tras denunciar los hechos, el Observatorio catalán ha informado al defensor de los niños y adolescentes, el Síndic de Greuges, y a la presidenta del grupo de trabajo sobre la LGTBIfobia del Parlament de Cataluña, Susanna Segovia. El organismo también ha reclamado a Grindr que mejore la seguridad de su aplicación.

Susanna Segovia también ha calificado los hechos como “una nueva agresión que no puede quedar impune”: “El acompañamiento y apoyo a las víctimas es clave para el proceso de denuncia y reparación, siendo fundamental abordarlo desde el grupo de trabajo sobre LGTBIfobia del Parlament. Todo el apoyo a la persona agredida”.

Grindr es la aplicación de contactos gay más utilizada del mundo. En 2018 saltó a las portadas por haber compartido con terceros datos de sus usuarios.

En España existe un antcedente similar: el “proyecto Pilla Pilla” que creó un joven ucraniano con 5 integrantes más con la intención de imitar al grupo rusoOccypay Pedofilya”. Con el pretexto de identificar y neutralitzar a supuestos pederastas, la banda tenía como “objetivo real perseguir, humillar y vejar gais. Los condenados concertaban citas presentándose como jóvenes de 16 años y trataban como pederastas a las víctimas que acudían. Su líder fue condenado a 5 años de cárcel y el resto de integrantes recibieron penas de 9 a 27 meses de prisión.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

La LGTBIfobia motivó el 32% de las denuncias por discriminación en Barcelona en 2021

Martes, 22 de marzo de 2022

stop-lgbtfobia-en-la-iglesiaMás que preocupante tendencia la que muestran los datos de la Oficina por la No Discriminación del Ayuntamiento de Barcelona, hechos públicos hace pocos días. Los episodios de discriminación por LGTBIfobia constituyeron el 32% del total de situaciones de discriminación durante el pasado año 2021 en la capital catalana. En 2018, esas mismas situaciones supusieron el 16% del total.

El número total de situaciones de discriminación recogidas por la Oficina por la No Discriminación del Ayuntamiento de Barcelona durante 2021 aumentó un 11% respecto al año anterior. En total, este organismo abrió 244 expedientes. El porcentaje más elevado correspondió, como en años anteriores, a episodios de racismo y xenofobia (34%), si bien este porcentaje se encuentra en tendencia descendente. Por detrás se situaron los episodios por LGTBIfobia (32%, en tendencia ascendente). A más distancia se encuentran otros motivos de discriminación, como la discapacidad (9%), la salud (7%), el género (6%) o la posición socioeconómica (5%).

En concreto, de las 78 situaciones de discriminación por LGTBIfobia detectadas, 50 fueron por homofobia, 25 por transfobia y 3 por lesbofobia. Más de la mitad de los casos correspondieron a insultos o tratos humillantes y vejatorios. Las agresiones físicas se elevaron hasta el 17%.

La LGTBIfobia en Cataluña, disparada

La tendencia de Barcelona se corresponde, de hecho, con la que globalmente muestran los datos de Cataluña en tiempos recientes. A principios de 2021, el Observatori contra l’Homofòbia informaba de 189 incidencias por LGTBIfobia en Cataluña a lo largo del año 2020, una cifra que suponía un aumento del 25% respecto al año anterior. Y según datos recientes de los Mossos d’Esquadra, el número de denuncias por LGTBIfobia ascendió en 2021 a 215, más del triple que en 2016 (cuando se registraron 62 denuncias). La cifra supuso el 44% del total de denuncias por odio y discriminación registradas por la policía autónoma catalana el pasado año. La mayoría de denuncias fueron por homofobia (134), pero también las hubo por transfobia (42), lesbofobia (24) y contra el colectivo LGTBI en general (16).

En lo que va de año 2022, según la contabilidad que hace el Observatori contra l’Homofòbia en su página web, se tiene ya constancia de al menos 48 incidentes.

Entre ellos, la grave agresión tránsfoba ocurrida el pasado miércoles 9 de marzo en l’Hospitalet de Llobregat, donde un grupo de hombres se abalanzaron sobre una chica trans a la que golpearon salvajemente. Afortunadamente la intervención de los vecinos impidió que la agresión tuviera consecuencias fatales. Hay, de momento, un detenido:

La agresión mereció la condena de la alcaldesa de l’Hospitalet, Núria Marín, entre otras personalidades. Precisamente el pasado jueves tuvo lugar un concentración de rechazo a la transfobia en la plaza del Ayuntamiento de dicha ciudad:

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

El escritor Alejandro Palomas denuncia que sufrió abusos de un religioso: “Soy un tío mermado, a los ocho años me convertí en un superviviente”

Viernes, 28 de enero de 2022

1200px-Alejandro_Palomas_Foto_Òmnium_Dani_CodinaEl escritor Alejandro Palomas, Premio Nadal 2018,

El autor barcelonés, premio Nadal en 2018, declara haber sido víctima de un hermano de La Salle en un colegio de Premià de Mar en 1975

Lucía Foraster Garriga

Madrid –

Alejandro Palomas (Barcelona, 54 años), escritor conocido por su trilogía de las novelas Una madre, Un perro y Un amor, la última de las cuales le valió el premio Nadal en 2018, ha revelado a EL PAÍS que fue víctima de abusos sexuales por parte de un hermano de La Salle cuando tenía entre ocho y nueve años. “Desde febrero de 1975 hasta las Navidades de 1976, sufrí abusos por parte del hermano L., del Colegio de La Salle de Premià de Mar (Barcelona)”, sentenciaba este martes en conversación telefónica. La inicial L. es el apellido del acusado, por el que se le conocía popularmente en el colegio. La Salle explica que siguió en ese mismo colegio hasta hace algunos años, aunque no aclara hasta cuándo, ahora tiene 90 años y está retirado en una residencia para religiosos en Cataluña. Este diario ha comprobado que al menos en 2013, casi 40 años después de los abusos denunciados, aún permanecía en el colegio. Palomas ha decidido hablar tras leer el reportaje publicado en este diario sobre abusos en la congregación religiosa de La Salle: “Pensé que hacía falta una cara con un nombre conocido y una historia que contar”. Para él, una frase que suelen escuchar las víctimas, “¿por qué ahora?”, es una mala pregunta. La cuestión, afirma, es: “¿Por qué no hasta ahora?”. La denuncia pública de Palomas se suma a las 251 recogidas en el informe elaborado por EL PAÍS y enviado al Vaticano y a la Conferencia Episcopal Española (CEE) el pasado mes de diciembre.

La orden de La Salle, no obstante, destaca por negarse a investigar las denuncias de pederastia y abrir un proceso canónico, en contra de las propias reglas canónicas. Únicamente las traslada a la Fiscalía, pero en la mayoría de los casos se trata de hechos prescritos, simplemente se archivan. Acumula un total de 26 acusados y al menos 60 víctimas en 27 de los 115 colegios que la orden tiene en España, según la contabilidad de este periódico, la única existente en España ante la ausencia de datos oficiales o de la Iglesia. Ante el caso de Palomas, esta congregación asegura que si se dirige a ellos le escucharán y verificarán la información que les proporcione. En todo caso, añade un portavoz, “no podemos sino condenar de manera pública cualquier abuso a menores, trasladar la voluntad de apoyo a la persona afectada y asumir la responsabilidad que nos toque (…). A pesar de la distancia temporal con los hechos narrados, nuestro protocolo, también en este caso, se ha activado inmediatamente y por lo tanto procederemos a asumir todo lo que en este proceso se vislumbre”. “Respetando siempre la presunción de inocencia tal y como nos obliga la ley, solo nos queda expresar nuestra máxima repulsa y aflicción por lo ocurrido y pedir perdón por el sufrimiento padecido”, concluye.

“El hermano L., además de estar a cargo de la sección de deportes, era profesor de lengua en el Colegio de La Salle de Premià. Era muy querido y muy popular, el típico al que se le acercaban todos los niños”, describe Palomas, que llegó al colegio con seis años, cuando su familia se mudó de Barcelona a Vilassar de Mar, a 25 kilómetros de la capital catalana. Desde que entró, quiso irse: “Aquello era un infierno. Éramos 40 o 45 niños, solo niños, en clase, y estábamos todo el día con aquellos curas. Yo era un niño con altas capacidades y con lo que ahora se llama alta sensibilidad. Allí, me convertí en un chico muy solitario, muy triste, que se relacionaba mal con los demás”. En ese ambiente, según reconoce el escritor, estar con el hermano L. era “como estar en casa”. Así, el que empezó siendo su “protector” terminó abusando de él.

 “Yo era un niño que lo somatizaba todo. Cuando estaba angustiado en el colegio, que era casi siempre, se me infectaban las amígdalas y tenía unas fiebres brutales. Llamaban a mi familia y me llevaban a casa en coche. ¿Y quién me llevaba? El hermano L.”, recuerda Palomas, que en aquel momento tenía ocho años y cursaba 4º de EGB. Durante aquellos trayectos, asegura que el religioso abusaba de él de tres formas. “La primera consistía en que él con la mano izquierda conducía y con la derecha me manoseaba a mí, que estaba estirado en el asiento trasero, por dentro del calzoncillo. Luego, se masturbaba, metiéndose la mano por el bolsillo del pantalón. La segunda era conmigo sentado en el asiento del copiloto. Hacía lo mismo, siempre empezando con cosquillas. Y la tercera, la usaba cuando íbamos por el Camí del Mig, un camino que conectaba masías y campos. Recuerdo una de esas en concreto. Paró el coche y se sentó en el asiento trasero, junto a mí. Me incorporó y me hizo estirarme con mi cabeza encima de sus rodillas. Me bajó el pantalón y el calzoncillo, y estuvo toqueteando. Intentó masturbarme, pero a los ocho años no había nada que masturbar. Él sí se masturbaba. Esa vez, entiendo que eyaculó, y como que se enfadó. Me dijo algo que me repetiría varias veces: ‘¿Ves lo que me haces hacer?’. Yo, que no entendía nada, me preguntaba, primero, qué ha hecho él, y segundo, qué estoy haciendo yo”, relata.

OMVWV72JDRGALMW2XUAVVZKAKQAlejandro Palomas (entre 8 y 9 años) fotografiado en Premià, Barcelona, en la década de los setenta (1975-1976). Imagen cedida

Cuando terminó el curso, Palomas fue a las colonias de verano. Jugando al tenis, se le rompió el cristal de las gafas en la cara. “Me llevaron a la enfermería. ¿Y quién se encargaba de la enfermería? El hermano L.”, explica. El religioso decidió que debía quedarse ingresado, en observación. “A la hora de dormir, apareció él, que aparecería tres veces aquella noche. La primera, me ató las manos. Dijo que para que no me tocara el ojo y me hiciera daño. Salió y cerró la puerta con llave. La segunda, me examinó y me tomó la temperatura. Luego, empezó a sobarme y a restregarse contra mí por detrás. También intentó meterme un dedo en el ano, pero no lo consiguió, porque yo apretaba mucho y me movía. Y la tercera, intentó penetrarme él, aunque no creo que lo consiguiera del todo”, narra Palomas, que al día siguiente volvió a dormir con el resto de los niños. “Me había puesto un apósito. Cuando me lo quité lo vi manchado de sangre, pero no dije nada porque no quería que nadie lo supiera”, cuenta. Sin embargo, convenció a sus padres de que lo dejaran volver a casa antes de tiempo, donde pasó varios días poniéndose papel higiénico enrollado en los calzoncillos para no manchar. “Al cabo de unos días dejé de sangrar y aquello dejó de doler”, recuerda.

Llegó el otoño y, en 5º de EGB, con el hermano L. como tutor y profesor de lengua, “empezó otro capítulo”, según describe Palomas: “Él, que estaba encantado conmigo y era un gran defensor de mi futura carrera como escritor, se ofreció a darme clases de refuerzo. En los recreos de después de comer, uno o dos días a la semana, subíamos a su habitación y me ayudaba con las redacciones. La clase duraba solo tres minutos, porque luego me manoseaba, me metía el dedo por el calzoncillo, me pedía que me sentara encima de él y se restregaba contra mí. Algunos días, hacía lo mismo por la tarde, después de clases”. Hasta que Palomas decidió que no volvía: “Huí, corrí. Salí del colegio y corrí, corrí, corrí. Cogí el tren y me fui a mi casa”.

Cuando llegó, se encontró a su madre planchando, y le preguntó cómo estaba. “La miré y lo lloré todo. No podía parar de llorar. Me miraba flipando, hasta que me preguntó qué me pasaba. ‘El hermano L. me hace cosas que me hacen daño’, le expliqué”. Según el escritor, su madre no sabía qué hacer, ni qué decir. Cuando llegó su padre y se lo contaron, este fue a hablar con un hermano de La Salle, cuya respuesta fue, en palabras de Palomas: “No te preocupes, que esto, como cuestión interna que es, lo solucionamos nosotros. Déjalo en nuestras manos, que no va a volver a ocurrir. Sobre todo, os pedimos discreción”. Lo recuerda, aclara, porque en aquel momento no sabía lo que significaba la palabra “discreción”. “Nunca hicieron nada, y él siguió siendo mi tutor y dando clases hasta siempre”, concluye. El último intento de abuso por parte del religioso, prosigue, ocurrió antes de Semana Santa: “Me lo encontré solo en los vestuarios y volvió a intentar lo de las cosquillas. Por suerte, en ese momento llegaron los de 8º. Fue la última vez. Después, no volvió a pasarme nada”.

Además de a sus padres, Palomas no habló de los abusos sufridos con nadie hasta mucho tiempo después. “A mi psicóloga se lo había contado, pero a mis parejas, no”, explica. “¿Por qué lo cuento ahora? Para intentar cambiar algo. No quiero nada para mí. Lo que quiero es una reparación para todos aquellos niños que han sufrido o que sufren”, argumenta. “Los abusos sexuales a menores por parte de miembros del clero son memoria histórica de este país que, como las fosas comunes, hay que desenterrar. Pero es difícil. Lo que pasa con este tipo de investigaciones es que van apareciendo como pequeños fuegos que se acaban desvaneciendo porque no hay una cadena de fuegos. Nunca se concretan en algo grande, y esto a la Iglesia le viene muy bien”.

Palomas conoce de primera mano las consecuencias en las que pueden derivar los abusos sexuales: “Perdí la confianza en el otro cuando era demasiado pequeño. No confío nunca jamás en nadie al 100%, ni siquiera en la persona con la que duermo o mantengo relaciones sexuales. Porque no entiendo que alguien quiera estar conmigo”. A las demás víctimas, Palomas les diría, después de envolverlas en un largo abrazo: “No eres culpable”. Él sintió culpa durante mucho tiempo. “Soy un tío mermado, amputado, pero ya he aprendido a vivir así. A los ocho años me convertí en un superviviente y, sinceramente, me maravilla haber llegado a ser lo que soy”, concluye.

Si conoce algún caso de abusos sexuales que no haya visto la luz, escríbanos con su denuncia a abusos@elpais.es

Fuente El País

General, Iglesia Católica , , ,

Espaldarazo de la justicia europea al reconocimiento de las familias homoparentales por encima de las leyes nacionales

Sábado, 18 de diciembre de 2021

justice-europeEl Tribunal de Justicia de la Unión Europa (TJUE) ha dictado una sentencia en la que establece que los países de la Unión están obligados a reconocer los documentos de filiación expedidos en otros países miembros aunque contravengan su legislación nacional. Según el TJUE, el hecho de que las leyes de un país no contemplen el matrimonio entre personas del mismo sexo o la filiación homoparental no debe ser motivo para que no se reconozcan los certificados de nacimiento expedidos en países donde ambas figuras son legales. No reconocerlos e impedir u obstaculizar que un menor obtenga los documentos de identidad necesarios vulneraría el derecho a la libre circulación y residencia de los ciudadanos de la Unión. Se trata, pues, de un espaldarazo de la justicia europea al reconocimiento de las familias homoparentales por encima de las legislaciones nacionales.

El caso se refiere a la demanda interpuesta en Bulgaria por VMA, nacional de aquel país, que en 2018 se casó en Gibraltar con KDK, natural de la dependencia británica. En diciembre de 2019, el matrimonio tuvo una hija (SDKA) en Barcelona, donde actualmente residen. El registro civil español otorgó un certificado de nacimiento en el que constan las nacionalidades búlgara y británica de las madres. A pesar de haber nacido en España, la menor no tiene derecho a la nacionalidad española porque ninguna de sus progenitoras la ostenta. La cónyuge gibraltareña tampoco puede transmitirle su ciudadanía británica si la menor ha nacido en un tercer país, por lo que la única opción para la menor era adquirir la nacionalidad búlgara de su otra madre.

Iniciado el trámite, uno de los requisitos para obtener un documento de identidad búlgaro era la presentación de un certificado de nacimiento expedido por las autoridades de aquel país. VМА solicitó entonces al municipio de Sofía que le expidiera uno para SDKA. Para ello, junto a la solicitud presentó una traducción al búlgaro, jurada y legalizada, del asiento del Registro Civil español relativo al certificado de nacimiento de SDKA. El municipio de Sofía requirió a VМА que aportase pruebas relativas a la identidad de la madre biológica de la niña, argumentando que el modelo de certificado de nacimiento en vigor en Bulgaria prevé una única casilla para la «madre» y otra casilla para el «padre», y tan solo puede inscribirse un nombre en cada una de ellas.

VМА consideró que no estaba obligada a facilitar esa información, por lo que el municipio de Sofía denegó la expedición del certificado de nacimiento, basándose en la falta de información acerca de la identidad de la madre biológica de la niña. También resolvía que la mención en el certificado de nacimiento de dos mujeres contravenía la legislación de Bulgaria, que no permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Tras la denegación, la menor quedaba en situación de apátrida, sin posibilidad de desplazarse por los países de la Unión Europea, lo que suponía no poder visitar a su familia en Bulgaria. VMA decidió interponer recurso ante el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo de Sofía. Puesto que afectaba a los derechos de los ciudadanos comunitarios, el tribunal búlgaro decidió iniciar un procedimiento prejudicial solicitando un dictamen al TJUE. Se preguntaba si la negativa de inscripción del nacimiento de la menor de nacionalidad búlgara no vulneraba su derecho a la libre circulación y al pleno disfrute de sus derechos como ciudadano de la Unión.

En abril de este año, la abogada general del TJUE Juliane Kokott emitió un informe favorable a la familia y al derecho de la menor a la nacionalidad búlgara. La opinión de Kokott reconocía la potestad de las autoridades búlgaras de rechazar la inscripción de las dos mujeres como madres de la niña en la partida de nacimiento, pero afirmaba que la menor tenía derecho a recibir un documento de identidad en el que se reflejase la parentalidad de ambas para que la menor pudiera viajar con cualquiera de ellas por separado.

Finalmente, este 14 de diciembre la Gran Sala del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado sentencia, en la que interpreta las disposiciones del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea en lo que afecta a este caso en cuestión. Para el TJUE, «en el caso de un menor ciudadano de la Unión cuyo certificado de nacimiento expedido por las autoridades competentes del Estado miembro de acogida designa como progenitores a dos personas del mismo sexo, el Estado miembro del que el menor es nacional está obligado, por una parte, a expedirle un documento de identidad o un pasaporte sin exigir la expedición previa de un certificado de nacimiento por sus autoridades nacionales y, por otra parte, a reconocer, al igual que cualquier otro Estado miembro, el documento procedente del Estado miembro de acogida que permita al menor ejercer con cada una de esas dos personas su derecho a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros».

Así, Bulgaria debe expedir un pasaporte o documento de identidad a SDKA en el que conste su nacionalidad y que es hija de VMA y KDK, de manera que pueda circular libremente por la Unión Europea acompañada de cualquiera de sus progenitoras. Según el TJUE, «es contrario a los derechos fundamentales garantizados por los artículos 7 y 24 de la Carta privar al menor de la relación con uno de sus progenitores al ejercer su derecho de libre circulación o imposibilitarle el ejercicio de ese derecho o hacérselo excesivamente difícil en la práctica debido a que sus progenitores sean del mismo sexo».

Sin embargo, la sentencia también aclara que el reconocimiento de la filiación de SDKA, con el objetivo de preservar sus derechos como ciudadana de la Unión, no implica que Bulgaria esté obligada a contemplar en su Derecho nacional la parentalidad de personas del mismo sexo ni su matrimonio, al ser competencia exclusiva de los Estados miembros de la Unión. Pero sí debe reconocerlos en lo que respecta a los derechos fundamentales comunitarios.

La repercusión de esta sentencia es comparable a la del fallo de 2018 que estableció que los Estados no pueden negar la residencia a un cónyuge del mismo sexo aunque sea nacional de un tercer estado. Una sentencia, por cierto, que la justicia búlgara trasladó al caso de un matrimonio entre dos mujeres. El reconocimiento de la homoparentalidad a nivel trasnacional también fue un punto clave del discurso de la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen de hace unos meses. «Porque si eres un progenitor en un país, por supuesto eres un progenitor en todos los países», declaró von der Leyen.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , ,

56 años juntos. La historia de amor de Jordi y Ramón

Viernes, 8 de octubre de 2021

Jordi-Sancho-Maymi-y-Ramon-Arrufat-Avinyo-600x339Jordi Sancho Maymí y Ramon Arrufat Avinyó se conocieron y se enamoraron en 1965. Su amor pudo con todo. Incluso con una dictadura, la horrible dictadura de Franco y el padecimiento que eso significó para gays, lesbianas, bisexuales y trans, que con su Ley de Peligrosidad Social podían fácilmente acabar encerrados la cárcel.

En una entrevista a Canal 3, Jordi y Ramón, que tienen 87 y 81 años, cuentan su especial historia de amor. Se conocieron en Barcelona, donde Jordi vivía desde que nació y donde Ramón se fue a vivir cuando acabó el servicio militar obligatorio.

“Subí a su casa en la primera cita porque vi que sería una buena persona”, dijo Jordi. También iban mucho a Jorta de san Juan, el pueblo de Ramón, a casa de sus padres, donde les dejaban una cama de matrimonio. La familia de ambos siempre los respetó aunque nunca hablaron de eso abiertamente. “Las madres lo sabían “, afirman, pero nunca los dijeron nada, “ellas quedaron siempre calladas”.

Jordi explica que al principio los vecinos los miraban mal, pero que ellos no hacían caso. Ahora son muy muy queridos y respetados por todos, tanto en en su barrio en Barcelona como en el pueblo, Horta.

Empezar su relación en dictadura no fue fácil. Iban juntos a todas partes, disfrutaban mucho del teatro, los museos, pero solían ser muy discretos. Cuentan que les impresionó mucho el caso de una pareja de lesbianas que sufrió descargas eléctricas en Valencia por su orientación sexual.

Jordi y Ramón han visto mucho juntos, como España pasó de una dictadura a tener leyes cada vez más comprometidas con el colectivo LGTB, hasta la aprobación del matrimonio igualitario en 2005. Reconocen que se alegraron mucho pero que ellos no se casaron “porque ya nos pilló mayores”. Desde hace tiempo están formalizados como pareja de hecho.

Se sienten muy afortunados de tenerse el uno al otro. Saben que muchos mayores LGTB viven solos o se ven obligados a volver al armario cuando entran en residencias de mayores.

La pareja alerta a la sociedad sobre el crecimiento de las agresiones homófobas. “Nosotros nunca hemos retrocedido en nada, porque el amor es para todos igual. Pero ahora tenemos miedo por la generación que vienen, porque si esto sigue lo volverán a pasar mal.”

 Aquí el video completo:

Fuente Oveja Rosa

General, Historia LGTBI , , , ,

Tres detenidos por acosar a una pareja homosexual que iba cogida de la mano en el Raval de Barcelona

Sábado, 7 de agosto de 2021

stop-lgbtfobia-en-la-iglesiaLos asaltantes se han abalanzado sobre las víctimas para proferir insultos homófobos y amenazas

Los Mossos d’Esquadra han detenido a tres jóvenes que supuestamente han acosado a una pareja de hombres que iban de la mano en el barrio del Raval de Barcelona, a los que han insultado y amenazado por su condición sexual.

Según han informado a Efe fuentes policiales, los hechos han ocurrido pasadas las 15.45 horas de este lunes cuando dos hombres iban andando de la mano en el barrio del Raval de Barcelona y un grupo de cuatro jóvenes les han acosado por su condición sexual, en un nuevo supuesto caso de homofobia en la capital catalana.

Los asaltantes se han abalanzado sobre la pareja, a los que han proferido insultos y amenazas, ante lo que las víctimas se han refugiado en el interior de un portal, al que han intentado acceder, sin éxito, los autores del ataque homófobo.

Las víctimas han llamado entonces al teléfono de emergencias 112, dando una descripción de los asaltantes, por lo que los Mossos d’Esquadra han podido detener en las inmediaciones a tres de ellos y buscan al cuarto.

Los tres detenidos, acusados de un delito contra los derechos y las libertades públicas, son un joven de 30 años, origen francés y con dos antecedentes, uno de 20 años, origen marroquí y tres antecedentes y otro de origen libio, 22 años y siete antecedentes, en la mayoría de los casos por delitos contra el patrimonio.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Aumentan un 26% las agresiones al colectivo LGTBI en Catalunya, según el OCH

Jueves, 5 de agosto de 2021

logo-och-2017El L’Observatori Contra L’Homofòbia (OCH) de Cataluña ha registrado 146 agresiones LGTBIfóbicas en lo que llevamos de 2021, casi la mitad de ellas en la ciudad de Barcelona, lo que supone un 26% más respecto al año anterior.

Durante estos siete meses se ha producido un aumento progresivo de estas agresiones, siendo junio y julio los periodos en los que más han ocurrido, afectando en más de la mitad de los casos a hombres gays y en casi un 16% a personas trans, en su mayoría mujeres.

Odio entre los jóvenes

El presidente del OCH, Eugeni Rodríguez, ha denunciado en declaraciones a Efe “un aumento del odio muy grande entre los jóvenes fruto de la legitimación del discurso de una extrema derecha que nunca se ha ido de España”.

Por ello transmite a las instituciones que “no basta con poner la bandera” y esperar a que ocurra la agresión para condenarla, sino que “se ha de romper con la condena y hacer políticas públicas efectivas”.

Erradicar la LGTBIfóbia

Rodríguez insiste en que “el odio ha tenido unas víctimas y la primera política pública es que se sientan reparadas”, algo que las entidades no pueden llevar a cabo como les gustaría porque “los recursos que se nos ofrecen desde la administración son entre ridículos y escasos”.

“Hay que buscar fórmulas para erradicar la LGTBIfobia, lo que no podemos hacer es condenar una tras otras las agresiones sin hacer nada más”, añade Rodríguez

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Tres ataques homófobos en Barcelona.

Viernes, 4 de junio de 2021

stop-lgbtfobia-en-la-iglesiaSólo este año, la capital de Cataluña ha sufrido al menos 74 agresiones anti-LGBT+, según los datos de la OAH.

Cinco personas homosexuales fueron víctimas de agresiones “bárbaras” en un solo fin de semana en Barcelona, España, lo que alimentó la preocupación de funcionarios y activistas. Los Mossos d’Esquadra investigan las agresiones homófobas ocurridas el pasado fin de semana en la ciudad. Un hombre joven fue operado este domingo en Barcelona tras quedar herido anoche por una agresión homófoba múltiple en la playa del Somorrostro, en la Barceloneta, agresión que se sumó a la que padeció la mañana del sábado un joven en el barrio barcelonés de Gràcia y a otra ocurrida también el sábado por la noche, en el entorno del Auditori de la ciudad.

El Observatorio contra la Homofobia (OAH) informó el domingo (30 de mayo) en las redes sociales de que cinco hombres homosexuales habían resultado heridos en tres ataques distintos. En el caso más grave de la cadena de violencia, un hombre tuvo que ser operado de la cara después de que él y sus amigos fueran atacados en la playa de Somorrostro.

En declaraciones a un periódico local, el presidente de la OAH, Eugeni Rodríguez, denunció la oleada de ataques: “Es una espiral a la que no estamos acostumbrados”, dijo sobre la “bárbara agresión”. “Es terrible que, después de la pandemia, estemos en esta situación”. Dicha violencia ha alimentado, según Rodríguez, “un miedo creciente” en el seno de la OAH y que ha pedido ayuda a las autoridades municipales para “frenar esta espiral”.

 Según los datos del Observatorio contra la Homofobia, las tres agresiones elevan a 76 las registradas en Catalunya en lo que va de año. Su presidente, Eugeni Rodríguez, ha explicado que el ataque del Somorrostro se produjo cuando seis personas (dos parejas de hombres homosexuales y otra heterosexual) se encontraban hablando en la playa. En ese momento, otro grupo de tres hombres, de entre 30 y 35 años, que iban armados, se acercó a ellos y les insultó tras comprobar que a su alrededor no había agentes policiales.

Los agresores dejaron marchar a los integrantes de la pareja heterosexual pero arremetieron contra los cuatro hombres gais, de los que tres resultaron contusionados. Poco antes de esa agresión, sobre las 21:00 horas, otro joven que estaba hablando con una amiga en las proximidades del Auditori de Barcelona fue increpado por otro hombre, también joven, quien le llamó “maricón de mierda”, antes de agredirle físicamente.

Rodríguez ha condenado “con contundencia” estas “bárbaras agresiones” y ha lamentado el elevado número de incidentes contra el colectivo homosexual que se registra en las últimas semanas. “Es una espiral a la que no estamos acostumbrados -ha agregado Rodríguez-. Es de una violencia extrema, a la que nos estamos acostumbrando. Es terrible que, tras la pandemia, estemos en esta situación”. “No habrá impunidad en Barcelona para los que perpetran agresiones de odio e intolerancia”, ha dicho Serra, que agradecido la labor de los Mossos para buscar a los agresores y ha avanzado que el consistorio trabaja en un plan de prevención “para que las personas LGTBI se sientan seguras”.

 

Mientras dos parejas del mismo sexo y sus amigos heterosexuales caminaban por la playa del barrio de la Barceloneta a las 22:00 horas del sábado (29 de mayo), unos hombres armados los acorralaron, informó TOT Barcelona.

Tras dejar que los amigos heterosexuales huyeran del lugar, comenzó la brutalidad. Los agresores se abalanzaron sobre los homosexuales, estallando en “una gran agresividad” mientras escupían y lanzaban arena a las parejas. “Uno de ellos se acercó y le dio una patada a uno de nosotros y fue entonces cuando nos levantamos y empezaron los golpes”, dijo una víctima al medio. “Fue horrible”.

Y, lo que parece subrayar el nivel de impunidad de los agresores homófobos, nadie en la playa trató de ayudarles. “Nos rompieron la ropa, nos tiraron al suelo; mi novio ha quedado herido en la boca y nos han dicho en el servicio de urgencias, donde hemos pasado toda la noche, que necesitará una operación maxilofacial”, añadió.

El documento de alta visto por el medio dice que la víctima, de 34 años, que tuvo que ser operada, sufrió una fractura maxilar y varias contusiones.

Se produjo sólo horas después de que otro hombre gay fuera golpeado en el barrio de Gràcia. En Twitter, la víctima, Marc Sagt, dijo que alrededor de las 9 de la mañana un grupo de hombres comenzó a burlarse cruelmente de él antes de patearle bruscamente al final. El incidente le dejó visiblemente magullado – y receloso de la creciente tasa de homofobia en Barcelona. “Este tipo de experiencias son sólo la punta del iceberg”, tuiteó. “¿Hasta cuándo tenemos que seguir aguantando estos ataques?”.

 

La tercera agresión que culminó un fin de semana de miedo y vigilancia para la comunidad se produjo el domingo a las 21 horas. Un hombre gay paseaba por el Auditorio de Barcelona cuando un transeúnte comenzó a increparle, llamándole “puto maricón“, y luego se abalanzó sobre él.

El Ayuntamiento de Barcelona ha advertido de que no habrá “impunidad” para los responsables de las agresiones homófobas ocurridas en la ciudad este fin de semana. Lo ha dicho el concejal de Derechos de Ciudadanía, Marc Serra, después de que se hayan producido tres agresiones con seis víctimas en diferentes puntos de la ciudad. “Haremos lo imposible para identificar a los agresores, detenerlos y ponerlos en manos de la justicia”, ha asegurado Serra, que ha querido trasladar un mensaje de “tranquilidad” al colectivo ante lo que, a su juicio, se trata de un “episodio puntual”. “Nunca normalizaremos esta situación”, tuiteó Marc Serra Solé, responsable de derechos de la ciudadanía del Ayuntamiento de Barcelona.

Por su lado, la consellera de Igualdad y Feminismos, Tània Verge, ha animado este lunes a denunciar a los Mossos oa la Fiscalía las agresiones, insultos y otras discriminaciones LGTBIfóbicas y ha mostrado el “apoyo” y “solidaridad” a las víctimas. Cualquier agresión LGTBIfóbica es una “vulneración de los derechos humanos”, ha dicho Verge, quien ha recalcado que las agresiones físicas o delitos de odio, como amenazas de muerte, son investigadas y juzgadas con el Código Penal y que, en insultos y discriminaciones, actúa la ley catalana de derechos LGBTI para sancionarlos.

Los Mossos han recibido 30 denuncias por agresiones homófobas durante el primer trimestre de 2021, seis menos que en el mismo periodo del año pasado, según ha explicado el portavoz del cuerpo, Joan Carles Molinero, quien ha lamentado que haya una “constante” de este tipo de conductas. Respecto a las tres registradas este fin de semana Molinero ha descartado que se trate de un mismo grupo. Por ahora sólo se ha presentado denuncia por la agresión que tuvo lugar en la playa del Somorrostro y los Mossos trabajan para que las otras dos personas también denuncien.

Fuente Agencias/Observatori contra l’homofòbia

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

La justicia europea se inclina por exigir a Bulgaria que emita un pasaporte para la menor apátrida nacida en España de un matrimonio de mujeres

Jueves, 22 de abril de 2021

justice-europeImportante pronunciamiento de Juliane Kokott, una de los once abogados generales del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, sobre el caso de dos mujeres casadas (una búlgara y otra gibraltareña) que no pueden darle una nacionalidad a su hija nacida hace un año en Barcelona. Las autoridades búlgaras rechazaron la emisión de un pasaporte para la menor, porque el país no reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo. Debido a los requisitos vigentes, la niña tampoco puede acceder a la nacionalidad española ni a la británica, por lo que por el momento es apátrida. El informe de la abogada general apunta a una futura sentencia que obligue a Bulgaria a emitir un documento de identidad para la menor.

Recordamos el caso. Kalina (nombre ficticio), de nacionalidad búlgara, se casó en Gibraltar en 2018 con su pareja del mismo sexo y originaria de la dependencia británica. En diciembre de 2019, el matrimonio tuvo una hija en Barcelona, donde residen. El registro civil otorgó un certificado de nacimiento en el que constan las nacionalidades búlgara y británica de las madres. A pesar de haber nacido en España, la menor no tiene derecho a la nacionalidad española porque ninguna de sus progenitoras la ostenta. La esposa gibraltareña de Kalina tampoco puede transmitirle su ciudadanía británica si la menor ha nacido en otro país.

La única opción para la menor, por tanto, era adquirir la ciudadanía búlgara de Kalina. Entonces se puso en marcha la discriminación basada en la orientación sexual. Cuando el matrimonio intentó conseguir un pasaporte búlgaro para la menor, se topó con la negativa de las autoridades búlgaras. El motivo, que el país no reconoce los matrimonios entre personas del mismo sexo y no expide certificados de nacimiento con dos madres. La niña, por tanto, se mantiene en una situación de apatridia y no puede visitar a sus familiares en Bulgaria.

Para resolver este impasse, la pareja decidió acudir a la justicia europea. El jueves pasado, la abogada general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, emitió un informe favorable a la familia y al derecho de la menor a la nacionalidad búlgara. La opinión de la jurista Juliane Kokott reconoce la potestad de las autoridades búlgaras de rechazar la inscripción de las dos mujeres como madres de la niña en la partida de nacimiento, pero afirma que la menor tiene derecho a recibir un documento de identidad en el que se refleje la parentalidad de ambas para que la menor pueda viajar con cualquiera de ellas por separado.

Es importante destacar que las conclusiones de la abogada general no vinculan al Tribunal de Justicia: su función consiste en proponer a este una solución jurídica al asunto del que se ocupa, pero ahora son los jueces los que deben deliberar. La sentencia se dictará, por tanto, en un momento posterior, y no hay seguridad absoluta de que sea en el mismo sentido, aunque en la mayoría de los casos sucede así. Estaremos pendientes de un fallo que podría tener consecuencias en el reconocimiento trasnacional de la homoparentalidad en la Unión Europea.

La futura sentencia podría alcanzar una repercusión comparable a la del fallo de 2018 que estableció que los Estados no pueden negar la residencia a un cónyuge del mismo sexo aunque sea nacional de un tercer estado. Una sentencia, por cierto, que la justicia búlgara trasladó al caso de un matrimonio entre dos mujeres. El reconocimiento de la homoparentalidad a nivel trasnacional también fue un punto clave del discurso de la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen hace unos meses. «Porque si eres un progenitor en un país, por supuesto eres un progenitor en todos los países», declaró von der Leyen.

 Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , ,

Piden tres años de cárcel por amenazas homófobas durante una manifestación de Vox en Barcelona

Viernes, 26 de marzo de 2021

insultos_homofobos_en_manifestacion_de_voxEl acusado amenazó de muerte a dos chicos que portaban una bandera LGTBI

Les gritó ‘maricones de mierda’ y ‘te voy a matar’ cuando desplegaron una bandera LGTBI

El fiscal de delitos de odio, Miguel Ángel Aguilar, solicita tres años de prisión para el participante en la protesta de Vox del pasado 23 de mayo en Barcelona, que amenazó de muerte a dos personas que portaban una bandera LGTBI.

El suceso se produjo cuando el acusado, E.C.G. participó en la manifestación de la extrema derecha que partió de Francesc Macià y acabó ante la Delegación del Gobierno en la calle Mallorca. Sobre las 13.00 horas, cuando la marcha circulaba por Bailén, dos jóvenes exhibieron ante estos, “de forma pacífica y sin increpar o insultar a los manifestantes” una bandera arcoirís.

Fue entonces cuando varios de ellos comenzaron a gritarles: “maricones de mierda”; “degenerados” o “hijos de puta”. Entre estos, E.C.G, sostiene la fiscalía, quien “movido por su animadversión a la orientación sexual” se subió encima del coche que conducía y, “en actitud agresiva y hostil”, se dirigió a los dos jóvenes “con el fin de perturbar su tranquilidad y denigrarles públicamente” con expresiones como “hijo de puta, eres una mierda, ven aquí que te voy a matar, hijo de puta”; “marica, baja marica” o “maricón de mierda te voy a matar”.

Como resultado, los jóvenes guardaron la bandera “ante el temor de que el acusado pudiera bajar del coche” y agredirles; cuando escuchó las sirenas de la policía, se metió en el vehículo y se marchó, explica el fiscal. El día después de la protesta, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, anunció que el Ayuntamiento denunciaría los hechos ante la Fiscalía.

Por todo ello, Aguilar solicita 18 meses de cárcel por cada uno de los dos delitos de amenazas –un total de tres años de prisión–, así como una orden de alejamiento de 1.000 metros y la prohibicición de comunicarse con los jóvenes increpados durante cinco años tras la pena de cárcel que se imponga al acusado. El ministerio público también pide que E.C.G. indemnice a las dos víctimas con 1.000 euros –a cada una de ellos– por daños morales.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Un matrimonio de mujeres recurre a la justicia europea ante la imposibilidad de darle una nacionalidad a su hija nacida en España

Martes, 23 de febrero de 2021

justice-europeUn nuevo caso de discriminación pone de manifiesto las dificultades a las que se enfrentan las familias homoparentales en la Unión Europea. Dos mujeres casadas, una búlgara y otra gibraltareña, han decidido recurrir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para poder darle una nacionalidad a su hija nacida hace un año en Barcelona. Las autoridades búlgaras han rechazado la emisión de un pasaporte para la menor, porque el país no reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo. Debido a los requisitos vigentes, la niña tampoco puede acceder a la nacionalidad española ni a la británica, por lo que por el momento es apátrida.

Kalina (nombre ficticio) se casó en Gibraltar con su pareja del mismo sexo y originaria de la dependencia británica en 2018. En diciembre de 2019, el matrimonio tuvo una hija en Barcelona, donde residen. El registro civil otorgó un certificado de nacimiento en el que constan las nacionalidades búlgara y británica de las madres. A pesar de haber nacido en España, la menor no tiene derecho a la nacionalidad española porque ninguna de sus progenitoras la ostenta. La esposa gibraltareña de Kalina tampoco puede transmitirle su ciudadanía británica si la menor ha nacido en un tercer país.

La única opción para la menor, por tanto, era adquirir la ciudadanía búlgara de Kalina. Y entonces es cuando se marcha la discriminación basada en la orientación sexual. Cuando el matrimonio intentó conseguir un pasaporte búlgaro para la menor, se topó con la negativa de las autoridades búlgaras. El motivo, que el país no reconoce los matrimonios entre personas del mismo sexo y no expide certificados de nacimiento con dos madres. La niña, por tanto, se mantiene en una situación de apatridia y no puede visitar a sus familiares en Bulgaria.

Para resolver este impasse, la pareja ha decidido acudir a la justicia europea. El Tribunal Europeo de Justicia, con sede en Luxemburgo, se pronunciará en un caso que puede sentar un importante precedente para las familias homoparentales a nivel comunitario. La abogada de Kalina, Denitsa Lyubenova, confía en que el alto tribunal dé una solución, que en cualquier caso deberán implementar los tribunales búlgaros. La carencia de nacionalidad «pone a la niña en riesgo de permanecer apátrida o de ser privada de uno de sus progenitores, si se revela quién es su madre biológica».

La futura sentencia podría alcanzar una repercusión comparable a la del fallo de 2018 que estableció que los Estados no pueden negar la residencia a un cónyuge del mismo sexo aunque sea nacional de un tercer estado. Una sentencia, por cierto, que la justicia búlgara trasladó al caso de un matrimonio entre dos mujeres. El reconocimiento de la homoparentalidad a nivel trasnacional también fue un punto clave del discurso de la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen hace unos meses. «Porque si eres un progenitor en un país, por supuesto eres un progenitor en todos los países», declaró von der Leyen.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Salvaje paliza a una transexual y su pareja en Barcelona

Sábado, 16 de enero de 2021

movilh-transfobia-820x394Ambas fueron apaleadas por sus vecinos y lo denunciaron a través de las redes sociales

Se produce la primera agresión homófoba de 2021 en Barcelona. Este lunes,11 de enero, una joven transexual y su pareja fueron agredidas en la capital catalana.

Una de ellas decidió denunciar el ataque a través de sus redes sociales y los internautas lo convirtieron en viral: “Acaban de pegarnos una paliza a mi pareja y a mí, además de romperme la nariz. Ahora mismo vamos en ambulancia al hospital para hacer los partes médicos y mañana iremos a denunciarlo a la policía. Lo peor de todo es que no han sido desconocidos, han sido nuestros propios vecinos, en concreto entre cuatro”, reza la denuncia.

Según ha explicado el coordinador técnico de l’Observatori contra l’Homofòbia, Cristian Carrer, a Metrópoli Abierta el organismo del consistorio se ha puesto a disposición de la pareja para acompañarlas psicológicamente y jurídicamente. El regidor de Derechos Civiles y Participación del Ayuntamiento de Barcelona, Marc Serra, también ha informado a través de Twitter que la administración barcelonesa ya ha activado el protocolo de la Oficina para la no Discriminación.

Por otro lado, el portavoz de l’Observatori contra l’Homofòbia ha dicho a este medio que la pareja, con la que ha podido hablar por teléfono, está “muy afectada por lo ocurrido”. Mañana, 13 de enero, ambas víctimas de la agresión transófoba acudirán al centro LGTBI (Comte Borrell, 22) para recibir asesoramiento jurídico y el próximo lunes, 18 de enero, para acompañamiento psicológico.

La pareja fue apaleada por diversos individuos que, supuestamente, eran sus vecinos. Según el informe médico, las dos tenían contusiones producidas durante la agresión y una de ellas también tenía la nariz fracturada. El observatorio ha adelantado a este medio que la pareja dispone del informe policial de la intervención, realizado por la Guardia Urbana de Barcelona, pero todavía no ha interpuesto una denuncia contra sus agresores.

Según datos facilitados por el organismo municipal, en 2021 ya se han producido alrededor de cuatro incidencias discriminatorias contra el colectivo LGTBI en la capital catalana. A lo largo de 2020, l’Observatori cifró un total de 189, un 25% más de las que se registraron en 2019.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Agreden a un joven gay en el metro de Barcelona: “¡Puto maricón, te voy a reventar las rodillas!”

Martes, 24 de noviembre de 2020

69Imagen de Arnau| Twitter: @arnausendra

Segunda agresión homófoba en dos días

El joven ha contado en su perfil de Twitter cómo ocurrieron los hechos y ha lamentado que lo peor “no es tanto” los golpes “que te puedan dar, sino el miedo que te genera ser quien eres”.

Un joven gay de 19 años ha denunciado haber sido agredido física y verbalmente en el metro de Barcelona debido a su condición sexual, en la que es la segunda agresión homófoba que se produce en la capital catalana en tan solo dos días.

Arnau, el chico agredido, ha contado en su perfil de Twitter que es la primera vez que le pegan “por ser marica” y ha relatado cómo fueron los hechos, que ya han sido condenados por el Observatorio contra la Homofobia, donde han anunciado que se ha puesto a disposición de la víctima.

Según el joven, este sábado se estaba despidiendo de una amiga en la estación de metro de Plaça Universitat, en pleno centro de Barcelona, cuando un hombre se abalanzó sobre él, mientras gritaba: “¡Puto maricón, te voy a reventar las rodillas!”.

En ese momento, el hombre intentó darle una patada en la rodilla, pero el joven logró “medio esquivarla” y el golpe al final impactó “al lado de la pierna”. “De lo contrario, ya tendría la rodilla rota”, ha asegurado Arnau, quien ha manifestado que lo peor de todo esto “no es tanto la ostia que te puedan dar, sino el miedo que te genera ser quien eres”.

Precisamente, esta agresión se ha producido tan solo un día después de que una joven transexual de 19 años fuese golpeada brutalmente en Barcelona mientras era insultada por sus agresores por su condición sexual. Tal y como contó la víctima, la agresión tuvo lugar “nada más salir” de su casa, cuando le empezaron a gritar “¡puto travelo!” y “¡engendro!”, y le dieron dos puñetazos en la cara, patadas y golpes por el cuerpo.

Fuente La Sexta

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Una joven pamplonesa denuncia una brutal agresión tránsfoba.

Lunes, 23 de noviembre de 2020

 C46020D7-2642-4564-BC37-4B3378FA93D8Eva Vildosola, INSTAGRAM (@evacastt)

Tengo derecho a salir a la calle

Con miles de seguidores en las redes sociales, ha denunciado un ataque con gritos de “engendro” y “puto travelo

  Eva Vildosola, una pamplonesa afincada en Barcelona, ha denunciado que ha sufrido esta tarde una agresión tránsfoba al salir de casa.
La joven, conocida por su presencia en la red social Instagram, ha denunciado en su perfil que, nada más salir de su vivienda, le han comenzado a insultar y gritar expresiones como “puto travelo” o “engendro”.

Acto seguido, tras agarrarle, le han propinado dos puñetazos en la cara, varias patadas y otros tantos golpes por todo el cuerpo.

Vildosola ha decidido denunciar los hechos en Instagram con las fotos de su rostro tras la agresión, donde también ha compartido un profundo texto:

Soy una chica normal de 19 años, soy transexual, sí, pero es que eso no me hace menos normal, no me hace un engendro, no me hace menos, tengo derecho a salir a la calle, tengo derecho a hacer con mis redes sociales lo que yo quiera y tengo todos los derechos que tendría que tener todo el mundo, bastante mal lo he pasado toda mi vida intentando ser lo que soy hoy, como para que venga alguien a arrebatármelo”.

La joven apenas llevaba dos meses viviendo en Barcelona, buscando paz” y, también, queriendo alejarse de humillaciones, agresiones y personas que le han hecho “sentir un monstruo”.

“Explicadle vosotros a mi madre esto, decidle a vuestra familia que está a kilómetros que os han dado de hostias por ser transexual. No me merezco esto. Y desde aquí lo denuncio públicamente. No más transfobia, por favor, no quiero morir mañana”.

Explicadle vosotros a mi madre esto, decidle a vuestra familia que está a kilómetros que os han dado de hostias por ser transexuales. NO ME MEREZCO ESTO. Y desde aquí lo denuncio publicamente”, ha expresado.

Vildosola, tambien conocida como @evacastt, ha querido visibilizar la transfobia en la sociedad, porque “por desgracia le pasa a mucha gente trans y hubiese podido acabar peor, yo no hago daño a nadie, no tenéis derecho a hacer esto, NO MÁS TRANSFOBIA POR FAVOR, no quiero morir mañana”.

Vildosola, que cuenta con 18.000 seguidores en la citada red social, ha recibido el apoyo unánime y en apenas una hora ya contaba con más de 35.000 ‘me gusta‘ y cerca de 1.500 comentarios. Un apoyo que ha seguido creciendo exponencialmente.

Hace cinco años, Eva fue entrevistada por la revista «Cosmopolitan» en la que se abrió en canal y contó el sufrimiento vivido a raíz de su condición sexual. Hija de padres divorciados, vivió entre dos casas: la de su madre que le apoyaba en todo y la de su padre que rechazaba la forma de ser de su hijo. «En casa de mamá bailaba, cantaba, me disfrazaba, jugaba con muñecas… En la casa de mi padre me rompían los juguetes, y me tenía que sentar en el sofá a ver el fútbol con el resto de hombres», confesó a la citada publicación.

Fue con 11 años cuando, después de mucho tiempo investigando qué le ocurría y buscando personas con las que identificarse, se dio cuenta de que era transexual. Este sufrimiento provocó que con 14 años experimentase un capítulo en el que puso en juego su propia vida. Se tomó un puñado de pastillas para quitarse la vida y dejó una nota de despedida dirigida a su madre: «Mamá, lo siento, yo no soy esto. Soy una chica y para vivir así, prefiero no hacerlo». Una nota que leyeron a tiempo y pudieron salvarla llevándola rápidamente al hospital para un lavado de estómago.

Tras este traumático suceso, su madre le apoyó en todo. Le acompañó a cambiarse el nombre, le pagó un tratamiento de hormonación y un equipo de psicólogos que le acompañarían durante su proceso de transformación. Unas medidas con las que empezó una nueva vida, la vida que ella quería vivir.

Pese a todo, los insultos y las ofensas no han cesado en su día a día, llegando incluso hasta la agresión física, como el pasado viernes.

Fuente Navarra.con/Noticias de Navarra/ Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.