Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Matrimonio’

Singapur levanta la prohibición de las relaciones sexuales entre homosexuales

Lunes, 5 de diciembre de 2022

377aefa140786f9f0e97Pero el matrimonio igualitario sigue prohibido

El pasado mes de agosto, el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, había anunciado el fin de la Sección 377A, la ley del país que penalizaba las relaciones entre personas del mism9 sexo.

El parlamento de Singapur ha despenalizado las relaciones sexuales entre hombres, pero ha modificado la constitución para bloquear de hecho la plena igualdad matrimonial.

La ley británica de la época colonial penalizaba las relaciones sexuales entre hombres con hasta dos años de cárcel, aunque el estatuto no se aplicaba activamente.

La ley había sido criticada durante mucho tiempo por ser discriminatoria y estigmatizante para la comunidad LGBTQ+.

La decisión del parlamento se produce después de los anteriores intentos fallidos de derogar la legislación en los tribunales.

“El aire que respiro se siente definitivamente mucho más ligero ahora”, dijo a la AFP Benjamin Xue, un hombre gay de 39 años de Singapur.

Roy Tan, médico que en su día impugnó sin éxito la ley ante los tribunales, dijo sentirse “agradecido y privilegiado por haber sido testigo del punto final de nuestra lucha de 12 años para derogar [la ley]”.

Describió la derogación como “el nacimiento de un nuevo capítulo en la historia de la comunidad LGBT de Singapur”.

El grupo de defensa del colectivo LGBTQ+ Pink Dot calificó la derogación de “hito histórico para la igualdad LGBTQ+”.

“Estoy contento de que por fin haya sucedido“, dijo Justin, un hombre gay de Singapur que sólo dio su nombre de pila por miedo a la discriminación en el lugar de trabajo.

“Una razón menos para ocultar mi verdadero yo, por culpa de una ley arcaica. Pero éste es sólo el primer paso para eliminar el estigma social y religioso que ha recaído sobre la comunidad a causa de creencias anticuadas, y la censura de los medios de comunicación.”

El Parlamento de Singapur también aprobó el martes una enmienda constitucional que refuerza la definición actual de matrimonio entre un hombre y una mujer, cerrando esencialmente la puerta a futuros desafíos legales que podrían establecer la igualdad de derechos matrimoniales para las personas LGBTQ+.

El primer ministro Lee Hsien Loong calificó las dos medidas como “un hito importante para Singapur” y elogió a todas las partes por mostrar moderación en un post de Facebook a última hora del martes.

Dijo que habían sido necesarios meses de “innumerables diálogos” en los que participaron miles de personas para llegar a un “consenso nacional sobre el camino a seguir” en un tema tan controvertido. “En conjunto, son pasos equilibrados y sabios hacia adelante“.

El ministro de Justicia, K. Shanmugam, había dicho que la actual definición de matrimonio necesitaba protección porque su eliminación podría haber llevado a cuestionar también la estructura heterosexual.

Si se modifica la definición de matrimonio, dijo, se pondrían en peligro todas las políticas gubernamentales basadas en la estructura tradicional, como las de vivienda y sanidad.

Al final de los debates del martes, Shanmugam dijo que la derogación de la ley era “lo correcto porque no hay preocupaciones públicas que justifiquen que el sexo privado consentido entre hombres sea un delito”.

El Ministro de Desarrollo Social y Familiar, Masagos Zulkifli, cuya oficina presentó la enmienda constitucional, dijo que la definición tradicional de familia era la base de la sociedad y que no estaba previsto cambiarla para incluir el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Los líderes religiosos, o cualquier otro oficial de ceremonias, no pueden celebrar la boda de una pareja del mismo sexo. Esto va en contra de la ley”, dijo, aunque admitió que el parlamento podría revisar la ley a medidaque cambien las actitudes sociales.

Los miembros de la comunidad LGBTQ+ se mostraron consternados por la enmienda constitucional, pero mantuvieron la esperanza de seguir avanzando.

“Supongo que es algo incómodo de digerir ahora mismo“, dijo Xue, pero añadió que la derogación de la ley que penaliza el sexo gay podría empezar a “abrir las puertas para tener esa conversación franca sobre nuestras vidas queer en Singapur”.

“La derogación elimina gran parte de la vergüenza. Creo que la gente va a salir mucho más del armario y los jóvenes van a descubrir que el futuro puede ser un poco más brillante”.

La homosexualidad está prohibida en 69 países, incluidos 11 en los que se castiga con la muerte, según un informe de 2020 de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales.

Una sociedad muy conservadora

Singapur es una ciudad-estado del sudeste asiático, con una economía capitalista fuertemente desarrollada. Poblada por diferentes grupos étnicos y religiosos, la mayor parte de su población es de origen chino, aunque hay una elevada proporción de malayos e indios. La religión más practicada es el budismo, si bien existen importantes minorías musulmana y cristiana. Es, en cualquier caso, una sociedad globalmente muy conservadora.

Singapur no despenalizó hasta 2007 tanto el sexo oral como el sexo anal, pero solo para heterosexuales. Las relaciones homosexuales masculinas siguen penalizadas como «actos de indecencia» de acuerdo a la ya mencionada sección 377-A del Código Penal, aunque en la práctica no se persiguen, siempre y cuando se practiquen, como se dijo anteriormente, en privado. De hecho, en 2006 se anunció una reforma para despenalizarlas que nunca se llegó a materializar.

En 2015, el Gobierno de Singapur emitió un informe para Naciones Unidas en el que defendía el mantenimiento de la penalización de las relaciones homosexuales masculinas calificándola de «equilibrada» al no aplicarse al ámbito privado.

Fuente CBS News/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Tribunal Administrativo Supremo (NSA) polaco emite fallo que reconoce los matrimonios del mismo sexo extranjeros

Martes, 15 de noviembre de 2022

Bandera-polacaEn cambio el país tiene una Ley contra la “propaganda” LGTB+

El tribunal administrativo más alto de Polonia emitió un fallo sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo que, según la pareja gay que presentó el caso, muestra que tales uniones no están prohibidas por la constitución. Sin embargo, un grupo legal conservador ha desestimado esa afirmación como “noticias falsas“.

Pero la realidad es que El más alto tribunal de Polonia ha dictaminado que es conforme a la Constitución del país reconocer los matrimonios extranjeros entre personas del mismo sexo.

En los últimos años, Polonia se ha vuelto cada vez más hostil hacia la comunidad homosexual, pero el jueves (3 de noviembre), el más alto tribunal del país -el Tribunal Supremo Administrativo de la República de Polonia- dictó una rara sentencia a favor de los derechos LGBTQ+.

A pesar del enorme apoyo público al reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo, Polonia sigue siendo uno de los seis países de la UE en los que las parejas del mismo sexo no pueden casarse ni registrar uniones civiles.

Según Notes From Poland, aunque el artículo 18 de la Constitución polaca describe el “matrimonio como la unión de un hombre y una mujer”. Sin embargo, muchos expertos legales dicen que solo pone este tipo de matrimonios bajo la protección y cuidado del estado, sin prohibir otro tipo de uniones. Esta opinión ha sido respaldada por el Tribunal Administrativo Supremo (NSA) en un fallo emitido a principios de este año, pero recién publicado ahora.

Así, el tribunal dictaminó que: “El artículo 18 de la Constitución no puede constituir en sí mismo un obstáculo para transcribir un certificado de matrimonio extranjero si la institución del matrimonio como unión de personas del mismo sexo estaba prevista en el ordenamiento [jurídico] interno”. 

Señaló que, aunque “en la actualidad el poder legislativo polaco no ha decidido introducir este tipo de soluciones”, “la disposición de la Constitución en cuestión no prohíbe la regulación legal de las uniones entre personas del mismo sexo”.

El caso fue llevado al tribunal por los influencers polacos Jakub Kwieciński y Dawid Mycek, una pareja gay que lleva cinco años luchando para que se reconozca su matrimonio en Polonia después de casarse en Portugal. La NSA rechazó su apelación y, en cambio, confirmó la decisión de un tribunal inferior, que a su vez había confirmado la decisión del gobernador de la provincia de Mazovia de no reconocer su matrimonio. Sin embargo, la NSA también pareció dejar la puerta abierta para que tales matrimonios fueran reconocidos en el futuro.

El tribunal no aceptó el recurso de Kwieciński y Mycek, y por tanto no se pronunció sobre su caso concreto, pero la sentencia sigue siendo monumental. Los opositores a las uniones entre personas del mismo sexo en Polonia llevan mucho tiempo argumentando que la Constitución las prohíbe, pero ahora se ha demostrado que no es así.

En una publicación que revela la justificación hoy, Kwieciński y Mycek lo llamaron un “fallo histórico” que “desacredita el mito que ha sido repetido por la derecha durante años“. En respuesta a la sentencia, la pareja dijo en un post en las redes sociales que la sentencia “desmiente el mito que ha repetido la derecha durante años”, y añadió: “Si alguna vez escuchan a [el ministro de Justicia, Zbigniew] Ziobro o a [el ministro de Educación, Przemysław] Czarnek…. decir que nuestra Constitución prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo, sepan que están mintiendo. A partir de hoy lo tenemos por escrito”.

 

 

Sin embargo, su afirmación fue rechazada por Ordo Iuris, una organización legal ultraconservadora que durante mucho tiempo ha hecho campaña contra lo que ella y el gobierno llaman “ideología LGBT”.

“Más noticias falsas”, tuiteó Ordo Iuris. “La NSA desestimó la apelación [de Kwieciński y Mycek]… Reconoció la legitimidad de negarse a ingresar un certificado de matrimonio entre personas del mismo sexo redactado en el extranjero en el registro de matrimonios [del estado polaco]”.

La organización señaló otro apartado de la sentencia que señala que el artículo 18 constitucional “no prejuzga la imposibilidad de regular legalmente las relaciones entre personas del mismo sexo; sin embargo, enfatiza la protección especial del matrimonio, pero como una relación entre una mujer y un hombre”.

Esto sugeriría que, si bien algunas formas de relaciones entre personas del mismo sexo podrían regularse legalmente, el matrimonio sigue siendo exclusivamente heterosexual. Ordo Iuris dice que los fallos anteriores de la NSA también han respaldado este principio y acusa a Kwieciński y Mycek de citar “una oración de la justificación fuera de contexto”.

https://twitter.com/ordoiuris/status/1588143864581427200?s=61&t=x4ZBn9Dr0-9m2Pvs51598g

La sentencia del tribunal representa una rara victoria para las personas LGBTQ+ en Polonia, ya que el presidente Andrzej Duda ha conseguido que el país se encuentre entre los más homófobos de Europa, según las clasificaciones de derechos de igualdad.

Los derechos LGBT se han convertido en un tema muy controvertido en Polonia en los últimos años. Si bien las encuestas de opinión muestran que el público se está volviendo más receptivo a otorgar mayores derechos, incluida una mayoría creciente a favor de permitir las uniones cívicas o matrimonios entre personas del mismo sexo, esto se ha enfrentado con una reacción conservadora.

El gobernante nacional-conservador Ley y Justicia (PiS), con el apoyo de partes de la iglesia católica, ha pedido que se defienda a Polonia de la “ideología LGBT”, que considera una importación extranjera peligrosa que socava los valores tradicionales e incluso amenaza la existencia del estado polaco.

Como resultado de tal retórica, y los continuos límites a los derechos LGBT en Polonia, durante los últimos tres años el país ha sido calificado como el peor de la Unión Europea para las personas LBGT por ILGA-Europa, una ONG con sede en Bruselas.

En 2019, la NSA dictaminó que una pareja del mismo sexo no podía transcribir el certificado de nacimiento de su hijo nacido en el Reino Unido en el registro civil polaco. En 2021, dictaminó que una persona transgénero que se sometió a un procedimiento de reasignación de sexo en el extranjero tiene derecho a recibir un pasaporte polaco que reconozca su nueva identidad legal.

El país ha aprobado su propia “ley de propaganda LGBTQ+, similar a la legislación de Rusia, y se ha hecho famoso por su mosaico dezonas libres de LGBT“.

No obstantw, a pesar de que  las marchas del orgullo en Polonia se celebraron pacíficamente después de años de violencia, hace apenas dos meses, un adolescente fue incluso detenido por escribir simplemente “dejad en paz a las personas LGBTQ+” en una acera con tiza.

LGBTfobia de Estado

En Polonia y Hungría, la situación de las personas LGBT + es cada día más difícil. Los gobiernos en el poder han implementado una política abiertamente LGBTfóbica. Los activistas LGBT + piden a las instituciones europeas que los protejan. Margot, una activista no binaria que se ha convertido en un símbolo en Polonia, anunció que “nuestra investigación muestra que el 70% de los polacos LGBT + tienen pensamientos suicidas” antes de abordar un SOS. “Cuando nos unimos a la Unión, firmamos los tratados y dimos nuestro acuerdo sobre el respeto de los derechos humanos, la igualdad, la libertad, el estado de derecho. Estos valores no son respetados por Polonia hoy. Una de las respuestas debe ser financiera: es una de las herramientas más efectivas “, dijo a TÊTU el eurodiputado abiertamente gay Robert Biedroń.

 Con respecto a Polonia, cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace dos años, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de íla comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente Notes from Poland/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI , , , , , , , , ,

El matrimonio igualitario ha sido aprobado en todos los estados de México

Martes, 8 de noviembre de 2022

43B5C8C3-5C17-4C7C-BE2C-80679E29DF7EA lo largo del 2022, culminando en este mes de octubre, los estados mexicanos que aún no habían legislado el matrimonio igualitario ya lo han implementado, de modo que ya forma parte del cuerpo legislativo de los 31 estados que componen la nación norteamericana, además de Ciudad de México, que fue el territorio pionero. Si bien el fallo de la Suprema Corte de Justicia de 2015 permitía de derecho el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país, el proceso de adaptación de las legislaciones y constituciones estatales para que no fuera necesario un procedimiento judicial ha sido lento, dada la imposibilidad política de que se aprobara una ley de ámbito nacional. Aunque desde la sentencia de la Suprema Corte de Justicia se incluyó a México en la lista de los países con matrimonio igualitario, actualmente 34, ahora ya forma parte definitivamente de ese grupo sin la acotación de «en parte de su territorio».

En marzo de este 2022, concluyó el proceso de modificaciones del estado de Yucatánpara adaptar su legislación a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo llevada a cabo por el Congreso estatal en agosto de 2021. Así se iniciaba un año en el que, definitivamente, México se ha convertido en uno de los 34 países donde el matrimonio igualitario está legislado en todo su territorio.

El 30 de mayo, la Corte Suprema del estado de Veracruz declaraba la inconstitucionalidad de los artículos del Código Civil que impedían el matrimonio entre personas del mismo sexo. Días después, el Congreso estatal modificaba la ley en aplicación de la sentencia, teniendo efectos del 16 de junio.

El 18 de septiembre, el gobernador de Durango, Esteban Villegas Villarreal, firmaba un decreto que ordenaba a los registros tramitar las solicitudes de matrimonio de las parejas del mismo sexo. El 21 de septiembre, el Congreso estatal modificaba la legislación al respecto.

En un vertiginoso fin de carrera, el 11 de octubre el Congreso del estado de México aprobaba el matrimonio igualitario. El 19 lo hacía el Congreso del estado de Tabasco. El 25 el Congreso del estado de Guerrero y, finalmente, el 26 de octubre el Congreso de Tamaulipas convertía a ese estado en el 31º en otorgar a las parejas el mismo sexo el acceso a la institución del matrimonio. Las modificaciones legislativas aprobadas en los estados de México, Guerrero y Tamaulipas están aún pendientes del trámite de publicación en sus respectivos boletines oficiales.

De esta manera, México finalmente ha concluido el proceso de adaptación de las constituciones y legislaciones de ámbito estatal a la sentencia de la Suprema Corte de Justicia que en 2015 declaró inconstitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo. La sentencia llegó seis años después de su aprobación por parte de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México en 2009, que fue el primer territorio de América Latina donde se implementó, unos meses antes de su aprobación en Argentina.

No obstante, esa misma sentencia también declaraba inconstitucional la prohibición de la adopción a las parejas del mismo sexo. Sin embargo, los estados de Oaxaca, Baja California Sur, Tlaxcala, Sinaloa, Sonora, Zacatecas, Guanajuato, Yucatán, Estado de México, Tabasco y Guerrero aún no han modificado sus legislaciones para permitirla.

Aun así, tras la modificación legislativa en todos sus estados, México ya forma parte definitivamente de los 11 países del continente americano donde existe el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo su territorio.

F393C951-CD40-42DC-9F24-3B2C71E03A65

También se incluye de manera integral entre los 34 países del mundo donde existe la igualdad para las parejas LGTBI.

99D0D74D-C8E5-49C7-BC18-F3741254A1E2

El matrimonio igualitario en México

Como hemos señalado, Ciudad de México fue el primer territorio de América Latina en aprobar el matrimonio igualitario en el año 2009 (meses antes de que lo hiciera Argentina). El 12 de junio de 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación avaló que tanto los matrimonios entre parejas del mismo sexo como las adopciones por padres del mismo sexo fruto de aquella ley eran válidos en todo el territorio mexicano. Previamente a esa definitiva sentencia, el matrimonio igualitario había sido aprobado en los estados de Quintana Roo, Coahuila y, tan solo un día antes, Chihuahua.

La capital mexicana abría así un camino que luego fueron siguiendo los 31 estados de la nación, un país federal en el que cada uno de esos estados goza de amplia autonomía legislativa y cuenta con códigos civiles propios. Además, la prohibición del matrimonio igualitario por los estados que no permitían su celebración acabó siendo considerada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia y, de hecho, en prácticamente todos los estados de México se celebraron bodas por orden judicial. En los estados que aún no celebraban matrimonios entre personas del mismo sexo, sin embargo, los contrayentes debían presentar un recurso de amparo, un trámite que aumentaba los plazos y los costes.

Pese a todo, el Congreso de México decidía a finales de 2016 bloquear el compromiso del entonces presidente del país, Enrique Peña Nieto, de promover la reforma tanto de la Constitución mexicana como del Código Civil federal para asegurar sin género de duda la plena vigencia del matrimonio igualitario en todo el país. Todo ello fruto de una intensa campaña de agitación homófoba promovida, entre otras, por la Iglesia católica mexicana. En enero de 2017 publicábamos la noticia de la nueva constitución de Ciudad de México y el reconocimiento expreso al matrimonio igualitario y a las familias LGTBI.

La victoria de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y su partido de nueva creación Morena en las elecciones de julio de 2018 despertaron ciertas expectativas de una solución a nivel federal, a pesar de sus tibias palabras en campaña. Desde entonces se presentaron dos propuestas. La primera, en octubre de 2018, a iniciativa del senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Juan Zepeda Hernández. La segunda, en diciembre de 2019, la defendió la diputada de Morena Reyna Celeste Ascencio Ortega y conllevaba una reforma de la Constitución mexicana. Ninguna de ellas se aprobó.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dos mujeres se casan en Iglesia de la Comunidad Metropolitana en Cuba

Lunes, 26 de septiembre de 2022

1663498021-dos-mujeres-casan-iglesia-comunidad-metropolitana-cubaAnnery Rivera Velazco y Yennys Hernández en su boda Foto © Facebook / Laura Vargas

Activistas por los derechos de las personas LGBTI y religiosos cubanos celebraron este sábado la boda simbólica de dos mujeres en la Iglesia de la Comunidad Metropolitana en Cuba.

“Es con gran alegría que nuestra iglesia celebra hoy la unión en matrimonio de Annery Rivera Velazco y Yennys Hernández Molina”, escribió la iglesia en su página de Facebook.

La boda tuvo lugar a pocos días del plebiscito al Código de las Familias, presentado por el gobierno cubano y que de aprobarse permitiría las uniones entre personas del mismo sexo.

El activista cubano Dennis Valdés Pilar, defensor de los derechos de las minorías sexuales, celebró la unión entre las dos mujeres y apostó porque en Cuba se legalicen los matrimonios homosexuales.

“Es la primera boda LGBTI a la que asisto. Yo voto Si [al Código de las Familias] por todos nosotros porque el amor no tiene límites”, agregó Valdés Pilar, quien además se mostró en contra de llevar a plebiscito esta ley porque se vulneran los derechos de las personas.

La Iglesia de la Comunidad Metropolitana en Cuba, con sede en Matanzas, es la única institución religiosa que realiza uniones simbólicas entre personas del mismo sexo.

En julio de este año la institución religiosa unió en matrimonio a los jóvenes cubanos Anier Alejandro Estévez y Kevin Castellanos.

“Hoy la ternura rompió los hechizos de los odiadores. Hoy el amor se levantó para disipar las tinieblas y dar paso al arcoiris, a los colores y a la luz”, escribió poco después del casamiento.

El Código de las Familias es una de las polémicas sociales más recientes en Cuba, ya que denominaciones religiosas se han mostrado en contra de esta ley alegando que la “ideología de género” serviría para destruir a la familia tradicional, entre otros argumentos.

Activistas y opositores también consideran que no se debe aprobar el Código porque se estaría dando un apoyo en las urnas al gobierno, que es el principal impulsor del documento.

Fuente CiberCuba

General, Historia LGTBI, Iglesia de la Comunidad Metropolitana, Iglesia Inclusiva , , , , , , , , , ,

Pareja gay casada predica en la misa del Día del Padre, sobre los milagros de la crianza y su parroquia

Martes, 16 de agosto de 2022

796F8A64-9C34-4ACC-AC9F-1C485F145149Los feligreses de la Iglesia de la Old St. Patrick en Chicago se reunieron para la misa el fin de semana del Día del Padre, ya que dos hombres homosexuales casados ofrecían juntos una reflexión en la misa.

Como informó Knox News, Alex Shingleton y Landon Duyka han sido feligreses en la iglesia durante diez años, desde que se encontraron bienvenidos por su “inclusión radical”.

“Chicago está celebrando el orgullo y, por supuesto, hoy es el Día del Padre”, dijeron a la congregación. “Convenientemente, marcamos ambas casillas”.

El evangelio de ese fin de semana fue la historia de Jesús multiplicando milagrosamente los panes y los peces. Para Shingleton y Duyka, el viaje al momento en que se pararon antes de que la congregación, compartiendo su historia, también se sintiera milagrosa.

“”Si usted nos hubiera dicho como muchachos jóvenes que desperdiciaron incontables horas de nuestras vidas en la iglesia tratando de orar a los gays’ que algún día estaríamos de pie frente a todos ustedes en nuestra iglesia católica hablando de nuestra familia en el Día del Padre, nunca te habríamos creído”, dijo Duyka.

La pareja le dijo a su comunidad que se sentían bendecidos por tres milagros en sus propias vidas: su matrimonio, su paternidad y su membresía en Old St. Pat’s.

Durante un tiempo, pensaron que ni el matrimonio legal ni la paternidad serían posibles. Pero cuando el matrimonio igualitario se legalizó en la Inglaterra nativa de Shingleton en 2006, los dos se casaron. Luego hicieron su hogar en los Estados Unidos y adoptaron dos hijas, Ella y Clara.

Tanto los católicos de toda la vida, Duyka como Shingleton sabían que querían transmitir su fe a sus hijos, tal como lo habían hecho sus propios padres por ellos. Sin embargo, las parroquias no afirmativas que habían encontrado los tenían cuidado con el medio ambiente donde criarían a sus hijas. Se encontraron parroquias con homilías homofóbicas, panfletos que promovieron la terapia de conversión y congregantes que se negaron a estrecharle la mano ante el signo de la paz.

Podemos manejar eso”, dijo Duyka. Él y su esposo sabían que eran tan parte de la Iglesia Católica como las personas que se negaron a darles la bienvenida. Aun así, querían un ambiente mejor para compartir su fe con sus hijos.

“No queríamos exponer a nuestros hijos a la intolerancia y hacer que sientan ninguna vergüenza o intolerancia sobre su familia”, dijo.

Las cosas eran diferentes en Old St. Pat’s. “El milagro final en nuestra historia está aquí”, dijo Shingleton.

En una reunión para el grupo de hombres homosexuales en Old St. Pat’s, el sacerdote que alberga al grupo les dijo que nunca temieran que no fueran bienvenidos en la parroquia: “Todos son bienvenidos en este lugar”.

Finalmente, sabían que habían encontrado un hogar espiritual para su familia. “La paternidad es lo suficientemente desafiante“, dijo Shingleton. “Pero aquí, en este lugar, nuestra paternidad ha sido celebrada como una bendición, y no podríamos estar más agradecidos por eso”.

Los aplausos de la congregación a las palabras de la pareja continuaron durante mucho tiempo, una indicación, tal vez, de que su llamado al aliado fue tomado en serio.

Esta historia de Chicago es una instantánea alentadora de cómo puede ser una comunidad católica inclusiva. Al celebrar a estos dos padres como miembros queridos de la parroquia, Old St. Pat’s Models una iglesia en la que todos son bienvenidos a compartir los bancos y su fe juntos.

—Grace Doerfler (ella/ella), New Ways Ministry, 10 de agosto de 2022

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , ,

Cuba someterá a referéndum el Código de las Familias que permite el matrimonio igualitario y la adopción homoparental

Jueves, 4 de agosto de 2022

cuba-gey197

La Asamblea Nacional de Cuba ha aprobado el Código de las Familias, que recoge el derecho al matrimonio igualitario y la adopción homoparental, fijando el 25 de septiembre como la fecha en que se someterá a referéndum vinculante para su implantación definitiva. Aunque el nuevo código cuenta con el respaldo del Gobierno y del Partido Comunista, también se enfrenta a la fuerte oposición tanto de la Iglesia católica como de las cada vez más influyentes Iglesias evangélicas. La gestación del nuevo código se ha producido, precisamente, después de que la presión de los grupos religiosos impidiera que el matrimonio entre personas del mismo sexo se incluyera en la recientemente aprobada Constitución cubana.

El pasado 22 de julio, la Asamblea Nacional de Cuba aprobó el nuevo Código de las Familias, que debería sustituir a la legislación vigente al respecto desde hace 47 años. El proyecto de ley se perfiló con la colaboración de la ciudadanía a través de consultas populares y reuniones que produjeron la modificación de cerca de la mitad del primer anteproyecto, según los datos ofrecidos por el diario gubernamental Gamma. Las principales modificaciones afectaron, precisamente, a la definición de la institución del matrimonio y la filiación.

Las nuevas leyes ampliarán los derechos matrimoniales a las parejas LGBTQ+ y permitirán reconocer como padres a otros adultos que no sean las madres y padres biológicos de los niños, informó the Washington Post.  

El nuevo código de familia se sometió a una consulta pública a principios de este año, en la que las autoridades afirmaron que el 62% de los cubanos estaban a favor de los cambios.

Sin embargo, esta cifra fue inferior a la de referendos anteriores. La nueva Constitución fue aprobada con el 86% de los votos en 2019 sin incluir el matrimonio igualitario y algunas propuestas políticas en referendos anteriores recibieron el apoyo de alrededor del 95% de los votantes.

La Constitución cubana aprobada en 20197B072EF8-E70B-482A-BE41-9F99C4186DA4 define el matrimonio como «una institución social y jurídica. Es una de las formas de organización de las familias. Se funda en el libre consentimiento y en la igualdad de derechos, obligaciones y capacidad legal de los cónyuges. La ley determina la forma en que se constituye y sus efectos». Un texto deliberadamente ambiguo que dejaba la definición precisa de la institución matrimonial en manos de la legislación.

Cumpliendo con ese mandato constitucional, el título VI del Código de las Familias, referente al matrimonio, recoge en primer lugar el artículo 197, con la siguiente redacción:

Artículo 197. Matrimonio.

1. El matrimonio es la unión voluntariamente concertada de dos personas con aptitud legal para ello, con el fin de hacer vida en común, sobre la base del afecto, el amor y el respeto mutuos.

2. Constituye una de las formas de organización de las familias y se funda en el libre consentimiento y en la igualdad de derechos, deberes y capacidad legal de los cónyuges.

3. El matrimonio solo produce efectos legales cuando se formaliza ante el funcionario competente.

En cuanto a la adopción homoparental, el nuevo código se refiere siempre a los cónyuges, cuando esa figura es necesaria, sin establecer diferencia alguna a su sexo o género. Es decir, el nuevo Código de las Familias recoge la definición del matrimonio que se incluía en el anteproyecto de reforma de la Constitución, pero que la presión de las confesiones religiosas impidió que se materializara.

Para poder ser implementada, la nueva normativa deberá ser aprobada en referéndum vinculante, que tendrá lugar el próximo 25 de septiembre (una semana antes entre los cubanos residentes en el exterior). La pregunta sometida a consulta será: «Está usted de acuerdo con el Código de las Familias?», y deberá recibir más del 50 % de los votos emitidos.

Al presentar el código para su votación en la Asamblea Nacional, el ministro de Justicia cubano, Oscar Silvera Martínez, dijo que la medida promovía “el amor, el afecto, el cuidado, la sensibilidad, el respeto a los demás y la armonía de nuestras familias”, informó Reuters.

El ministro se pronunció en Twitter después de que el Parlamento aprobara la decisión de celebrar el referéndum, calificando la votación de “día histórico”: “Es el resultado de mucho trabajo y, en particular, de la contribución de nuestro pueblo“, escribió e instó a los cubanos a votar por la medida.

 

Según el ministro de Justicia cubano, Óscar Silvera Martínez, «estamos en presencia de un Código que es para el beneficio de todos, lo que patentiza su carácter inclusivo, protector y de igualdad, que no regula modelos familiares rígidos ni preestablecidos, y permite solucionar los conflictos que acontezcan y ejercer los derechos reconocidos en ese ámbito, atendiendo a las características, situaciones y posibilidades de cada persona».

Ria Acosta Cruz y Gabriela Alfonso, una pareja del mismo sexo que vive en La Habana, dijeron a Reuters que era su derecho humano poder casarse y adoptar niños. “La oportunidad que nos da es la del matrimonio”, dijo Alfonso. “El hecho de poder optar juntos a ciertas cosas y ciertos trámites legales que necesitamos como pareja y no como personas independientes”.

Acosta añadió que se trata de un “matrimonio“, ya que la pareja de homosexuales ha construido una vida en común, pero quieren que se reconozca legalmente su relación y su futura familia. “Tenemos los planes juntos, la economía junta“, dijo. “No es justo que no exista esta posibilidad”.

El texto ha recibido el apoyo tanto de los miembros del Gobierno cubano como de los distintos movimientos sociales que forman parte del Partido Comunista en el poder. Sin embargo, mientras otros plebiscitos contaban con un apoyo abrumador en las encuestas, siempre por encima del 95 %, en este caso el respaldo popular que reflejan es de apenas un 62 %. Esto se debe, sin duda, a la fuerte oposición de la Iglesia católica y de las Iglesias evangélicas.

Rechazo de las Iglesias católica y evangélica

En un comunicado de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba7910F597-E1F6-476E-B460-D074B8038C24, durante el proceso de aprobación del Código de las Familias, los integrantes de la institución religiosa afirmaban: «Creemos que nuestro pueblo, en la materia que nos atañe, fue muy claro en la discusión previa a la aprobación de la Constitución actual del 2019. Es una constatación innegable que la mayoría de los cubanos quiso que se mantuviera la definición de matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, tal y como aparece en el actual Código de Familia de 1975». También acusaba al proyecto de ley de estar «permeado por lo que se conoce como ‘ideología de género’» y solicitaba que los artículos del texto afectados por esa supuesta ideología fuesen sometidos a referéndum por separado.

Desde las Iglesias evangélicas la oposición no es de menor calibre. Una de sus plataformas más populares es la llamada «A la escuela sin ideología de género», que se formó para paralizar una reforma educativa que, en su opinión, quería llevar a las escuelas lo que ellos definen como ideología, consiguiendo el apoyo de más de 140.000 ciudadanos. Su coordinador, Óscar Rivero, exponía en una entrevista: «El aspecto más nocivo es el mal llamado matrimonio homosexual. Tratar de reconocer a dos personas del mismo sexo como matrimonio, consideramos que es erróneo, porque el matrimonio en su concepto es que está destinado al fin de la procreación, uno de sus fines que garantizan el relevo generacional en la sociedad. En la consulta popular de la Reforma Constitucional ya hubo una mayoría de electores que expresaron no estar de acuerdo con el matrimonio homosexual. Nosotros queremos que se mantenga el código vigente, de que el matrimonio es entre hombre y mujer. No es correcto tampoco la legalización de la homosexualidad. En la homosexualidad no está perseguida, pero no tiene sentido que se legisle, sino que quede como una opción de la libertad de las personas».

A pesar de las encuestas levemente favorables al nuevo Código de las Familias, la influencia de ambas confesiones religiosas en la población cubana hace temer que sus seguidores se movilicen mayoritariamente. Sobre todo si inciden en que el texto legal defiende la «ideología de género» y la «legalización de la homosexualidad», lo que quizás ocasionaría que el resto de la ciudadanía no se movilizase con la misma intensidad.

Fuente Dosmanzanas/Pink News

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , ,

El arzobispo Cordileone pide a los senadores que voten en contra de consagrar el matrimonio igualitario como ley

Jueves, 4 de agosto de 2022

Bishop-CordileoneEl presidente de un comité de la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU. (USCCB, por sus siglas en inglés) ha escrito a los senadores de EE. UU. pidiéndoles que voten en contra de la Ley de Respeto al Matrimonio si se les presenta.

El Arzobispo Salvatore Cordileone de San Francisco, quien preside el Comité de Laicos, Matrimonio, Vida Familiar y Juventud de la USCCB, escribió la carta del 22 de julio a los senadores antes de una posible votación sobre la Ley de Respeto al Matrimonio, que ya fue aprobada por la Cámara de Representantes. , con apoyo bipartidista.

En su carta, Cordileone calificó la Ley como un “proyecto de ley innecesario para crear un derecho legal al matrimonio civil entre personas del mismo sexo”. Rechazó las afirmaciones de que la igualdad en el matrimonio se vio amenazada después de la decisión Dobbs de la Corte Suprema de EE. UU., que puso fin al derecho constitucional a la atención del aborto y ha causado que muchos defensores se preocupen de que los derechos LGBTQ puedan ser el próximo objetivo del ala conservadora de la corte, como lo insinuó el juez Clarence Thomas en a. decisión concurrente en el caso.

Cordileone también afirmó que consagrar el matrimonio igualitario en la ley conduciría a diferentes formas de discriminación, opinando:

“[L]os gobiernos siguen utilizando las leyes de redefinición del matrimonio para amenazar la conciencia y la libertad religiosa de las personas, como los proveedores de bodas y entidades como los hogares de acogida y otros proveedores de servicios sociales, que tratan de servir a sus comunidades sin ser castigados por sus relaciones de larga data y creencias bien fundadas. Este proyecto de ley daría peso a esos esfuerzos y marginaría aún más a ‘millones de personas razonables y sinceras'”.

El arzobispo también especuló que los derechos de matrimonio civil para parejas del mismo género conducirían al reconocimiento de parejas poliamorosas, escribiendo:

“La ‘Ley de Respeto por el Matrimonio’ haría lo contrario de lo que su nombre implica, codificando una demanda para que los estados y el gobierno federal honren todo lo que cualquier otro estado considere ‘matrimonio’. La preocupación de que el proyecto de ley pueda exigir el reconocimiento federal de los “matrimonios” de más de dos personas no es descabellada, ya que al menos tres ciudades de Massachusetts ya han consagrado legalmente las llamadas parejas de hecho poliamorosas. Al hacer que el reconocimiento federal de tales relaciones sea automático al ser reconocidas por cualquier estado, el proyecto de ley crearía un incentivo masivo para que los activistas radicales concentren sus esfuerzos en un solo estado, lo que otorga más plausibilidad a este escenario potencialmente desastroso”.

Han pasado siete años desde que la decisión Oberfell de la Corte Suprema de los Estados Unidos legalizó el matrimonio igualitario en todo el país. Si bien los obispos y sus aliados conservadores siguen litigando por supuesta discriminación y reclamos de libertad religiosa, las encuestas muestran constantemente que la mayoría de las personas en los EE. UU. ahora consideran que los derechos de matrimonio igualitario son un avance positivo. Mientras tanto, la oposición de los obispos al matrimonio igualitario le costó a la iglesia millones de dólares y debilitó su credibilidad.

Es plausible que los jueces de derecha de la Corte Suprema busquen cambiar ahora los derechos LGBTQ. Los líderes de la iglesia como el arzobispo Cordileone deberían reconsiderar si vale la pena volver a participar en esta lucha. Sería mejor que se centraran en las injusticias reales, como las amenazas a la democracia y el cambio climático.

—Robert Shine (él/él), New Ways Ministry, 28 de julio de 2022

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprueba una ley para blindar el matrimonio igualitario

Lunes, 25 de julio de 2022

Manifestacion_gay_proximidades_Capitolio_2009La Cámara de Representantes de los Estados Unidos ha aprobado la Respect for Marriage Act (Ley del Respeto al Matrimonio), que pretende blindar el derecho al matrimonio igualitario e interracial ante una posible revisión por parte del Tribunal Supremo de las sentencias que los permitieron. La nueva ley haría obligatorio el reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en los estados donde fueran legales tanto por parte de la administración federal como de los estados que los hubiesen prohibido. Supone la derogación de la DOMA (Defense of Marriage), que impidió que la administración federal reconociera el matrimonio igualitario hasta la sentencia del Tribunal Supremo que declaró inconstitucional su prohibición. La DOMA no puede aplicarse desde dicha sentencia, pero aún continúa en vigor. Aunque en la Cámara de Representantes varios congresistas del Partido Republicano han votado a favor de la Respect for Marriage Act, la duda estriba en si sucederá lo mismo en el Senado y se alcanzará una mayoría suficiente para evitar el bloqueo de la minoría (conocido como filibusterismo).

En la reciente sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos que ha revertido el derecho de las mujeres y hombres gestantes a la interrupción voluntaria del embarazo, el juez Clarence Thomas expresó, en su opinión concurrente al fallo, su voluntad explícita de abordar de la misma manera cualquier caso que llegue ante el Supremo y que permita reconsiderar el fallo que en 2015 hizo extensivo el matrimonio igualitario a todo el país.

El temor a que esa voluntad fructifique en algún momento, ha hecho que se haya planteado una iniciativa legal por parte del Partido Demócrata para proteger en el ámbito federal a los matrimonios entre personas del mismo sexo o interraciales, en el supuesto de que una nueva situación otorgue a los estados la posibilidad de prohibirlos. La Respect for Marriage Act recoge los mecanismos que permitirían esa protección. También supone la derogación definitiva de la DOMA, la ley que en su momento impidió el reconocimiento por parte de la administración federal de los matrimonios entre personas del mismo celebrados en los estados donde estaban permitidos. Aunque en el fallo del Tribunal Supremo sobre el famoso caso Windsor fue declarada inconstitucional y no puede aplicarse, en realidad el texto aún sigue en vigor, por lo que en una nueva situación hubiera podido volver a entrar en funcionamiento.

En realidad, si una nueva sentencia revocara la que en 2015 declaró inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario y se volviera a la situación anterior, el Congreso estadounidense no podría obligar a los estados a legislar en un sentido u otro, pues invadiría sus competencias. Pero la Respect for Marriage Act sí hace exigible que todos los estados reconozcan los matrimonios celebrados legalmente en cualquier territorio, independientemente de si su legislación los permite o no. También establece que todos serán reconocidos por la administración federal.

A la iniciativa del Partido Demócrata se han sumado algunos congresistas del Partido Republicano, con lo que la nueva ley ha sido aprobada en la Cámara de Representantes (la cámara baja del Congreso estadounidense) por una holgada mayoría de 267 votos a favor y 157 en contra. Los votos favorables se corresponden a la totalidad de congresistas demócratas (220) más 47 congresistas republicanos que se han alejado de las posiciones extremistas que hoy dominan su partido.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, era muy expresiva respecto a las intenciones de los extremistas republicanos: «Debemos actuar ahora para defender el matrimonio entre personas del mismo sexo e interracial del fanatismo y el extremismo a raíz de la decisión Dobbs [la sentencia sobre el aborto]. Con los derechos matrimoniales ahora directamente en el fuego cruzado de los republicanos, los demócratas están contraatacando con firmeza. Con una Respect for Marriage Act que marque un hito, nos aseguramos de que la igualdad matrimonial siga siendo la ley del país ahora y para las generaciones venideras».

El Senado y el filibusterismo

Para que la Respect for Marriage Act pueda entrar en vigor, necesita ser aprobada también en el Senado (la cámara alta), donde actualmente los representantes demócratas y republicanos cuentan con el mismo número de senadores (50). El voto decisivo en una situación de empate lo tendría la vicepresidenta Kamala Harris.

Sin embargo, es previsible que la situación se complique, dada la capacidad de un senador o grupo de senadores de ejercer el denominado «filibusterismo», maniobra parlamentaria que consiste en la prolongación indefinida del debate. Esto hace imposible que una ley se apruebe a no ser que cuente con una mayoría reforzada de 60 senadores. En este momento, solamente la aprobación de los presupuestos y la ratificación de nombramientos judiciales pueden aprobarse por una mayoría menor de 60 senadores sin que el filibusterismo lo impida.

Eso supone que a los 50 senadores demócratas deberán unirse 10 republicanos para impedir que el más que probable filibusterismo de los extremistas de su partido agote las posibilidades de aprobación de la ley. Algo que no parece fácil en el actual contexto político estadounidense.

La obsesión del juez Clarence Thomas

Clarence_ThomasYa en su opinión particular discrepante en el caso Obergefell v. Hodges (la sentencia sobre el matrimonio igualitario que lleva el nombre de una de las parejas demandantes), el juez Clarence Thomas insistió en que el derecho al matrimonio era una cuestión política y no judicial, por lo que los estados deberían tener la última palabra al respecto. También expresó su pesar por lo que, según su criterio, suponía de desprecio a la libertad religiosa. Pero llegaba aún más lejos, al negar que la desigualdad derechos civiles suponga una pérdida de su dignidad para los afectados. Estas fueron las palabras del único miembro afroamericano del Tribunal Supremo de los Estados Unidos: «El corolario de este principio es que la dignidad humana no puede ser socavada por el gobierno. Los esclavos no perdieron su dignidad (más de lo que pierden su humanidad) porque el gobierno permitiera que fueran esclavizados. Los detenidos en campos de internamiento no perdieron su dignidad porque el gobierno les confinara allí. Y a quienes les niegan beneficios gubernamentales ciertamente no pierden su dignidad porque el gobierno se los niegue. El gobierno no puede conceder la dignidad, y no la puede quitar».

En 2020, cuando el Tribunal Supremo decidió no admitir a trámite el recurso de Kim Davis (la funcionaria que se convirtió en heroína del movimiento homófobo tras ingresar en prisión por desobedecer la orden de emitir licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo), el juez Thomas volvió a arremeter contra el matrimonio igualitario. En su opinión discrepante, afirmaba que la sentencia que instauró el matrimonio igualitario en todo el país «amenaza la libertad religiosa de muchos estadounidenses que creen que el matrimonio es una institución sagrada entre un hombre y una mujer». También calificaba a Kim Davis como «una de las primeras víctimas» de la supuesta persecución a la libertad de religión que consagró la aprobación del matrimonio igualitario e instaba al Tribunal Supremo a revisar la histórica sentencia para que prevalezca el derecho a la libertad religiosa (protegido por la Primera Enmienda) frente al derecho a contraer matrimonio para las parejas del mismo sexo.

Finalmente, el juez Thomas ha aprovechado la reciente sentencia sobre al aborto para expresar, en su opinión concurrente, su oposición al derecho al debido proceso protegido por la 14ª enmienda de la Constitución tal como se ha entendido en determinadas sentencias del alto tribunal. Efectivamente, tanto el matrimonio igualitario como el aborto, junto a otras cuestiones que han sido legalizadas para todo el país por el Tribunal Supremo, han sido consideradas protegidas por la Constitución en sucesivas sentencias no porque el texto de esta haga mención expresa a ellas, sino porque se consideran amparadas por su 14ª enmienda, que garantiza el derecho de todos los ciudadanos al «debido proceso» y a la protección igualitaria de sus derechos con independencia de la jurisdicción en la que residan. En su alegato, el magistrado cita específicamente los casos Griswold v. Connecticut de 1965 (derecho a obtener anticonceptivos); Lawrence v. Texas de 2003 (derecho a realizar actos sexuales privados y consentidos, que supuso la despenalización de la homosexualidad); y Obergefell v. Hodges, de 2015 (derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo). Según el juez Thomas, «en casos futuros, deberíamos reconsiderar todos los precedentes del debido proceso sustantivo de este Tribunal, incluyendo Griswold, Lawrence y Obergefell, debido a que cualquier decisión sobre el debido proceso sustantivo es ‘demostrablemente errónea’».

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Andorra aprueba el matrimonio civil igualitario

Sábado, 23 de julio de 2022

3E41C573-5B22-4975-BBB7-AF5709D1831FConsell-General-AndorraEl Partido Socialdemócrata de Andorra recurrirá al Constitucional la ley que distingue los matrimonios canónicos de los casamientos civiles.

Apuestan por que se reconozca, sin matices, el matrimonio igualitario civil

El Consell General (parlamento unicameral del Principado de Andorra) ha aprobado por unanimidad la Ley Cualificada de la Persona y de la Familia, que establece que el matrimonio o casamiento civil tendrá los mismos requisitos y efectos sean los contrayentes del mismo o distinto sexo. También incluye la eliminación de la figura de la unión civil para parejas del mismo sexo y dicta que las celebradas hasta el momento se conviertan automáticamente en matrimonios. La nueva ley entrará en vigor dentro de seis meses a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Principado de Andorra, una vez sancionada por uno de los copríncipes. Andorra se convierte así en el 33º país del mundo en aprobar el matrimonio igualitario.

El título segundo de esta nueva Ley Cualificada de la Persona y de la Familia se dedica a la regulación del matrimonio y de todo lo relacionado con el ámbito familiar. Recoge lo establecido en la Ley Cualificada del Matrimonio de 1995 con algunas actualizaciones, la más importante de ellas la misma definición de matrimonio. Así, los dos primeros artículos de la sección dedicada al sistema matrimonial quedan con la siguiente redacción:

Artículo 77. Formas de matrimonio

  1. Se reconocen las formas de matrimonio siguientes:
  • el casamiento civil
  • el matrimonio canónico
  1. El matrimonio, celebrado bajo la forma de casamiento civil, tendrá los mismos requisitos y efectos sean ambos contrayentes del mismo o diferente sexo.

Artículo 78. Efectos

El casamiento civil y el matrimonio canónico producen los mismos efectos.

Por otra parte, desaparece la figura de las uniones civiles, hasta el momento reservadas a parejas del mismo sexo. La disposición adicional única y las disposiciones transitorias cuarta y quinta de la nueva ley establecen que los textos legales que hagan referencia a esas uniones civiles deben entenderse a partir de la entrada en vigor de la ley como referencias a matrimonios; y que las uniones civiles ya existentes se considerarán matrimonios a todos los efectos, incluidos la separación y el divorcio.

La nueva Ley Cualificada de la Persona y de la Familia entrará en vigor en el plazo de seis meses a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Principado de Andorra, en la que deberá aparecer sancionada por uno de los copríncipes, muy probablemente el presidente de la República Francesa, ya que es dudoso que el otro jefe de estado, el obispo de la Seu d’Urgell, esté complacido con el nuevo texto legal.

Durante ese semestre, la ley aprobada establece que se deberán modificar todos los textos y normativas legales afectados por esta nueva legislación.

 Un proceso legislativo muy prolongado

El Consell General (parlamento unicameral del Principado de Andorra) aprobó en noviembre 2014 la ley que hacía posible las uniones civiles entre personas del mismo sexo y concedía a estas los mismos derechos que los de los matrimonios, incluida la adopción conjunta (si bien en su momento activistas LGTBI andorranos advirtieron de la existencia de algunas lagunas debido a la diferencia terminológica, como en lo referente a las sucesiones y el reagrupamiento familiar).

2054D4B5-89D6-454B-BCFB-5D42B23D3CEA

Posteriormente, las fuerzas políticas de la coalición gobernante informaron, en una rueda de prensa celebrada en marzo de 2020, de la elaboración de un proyecto de ley que terminaría con la diferencia «terminológica» entre matrimonio y unión civil.

Así, el 24 de noviembre de 2020 se admitía a trámite el Proyecto de Ley Cualificada de la Persona y de la Familia, a instancias de los presidentes de los grupos parlamentarios del Consell General de Demòcrates per Andorra, de Liberals d’Andorra y de Ciutadans Compromesos, las tres fuerzas del actual gobierno de coalición.

Tras la publicación del criterio del Gobierno, la toma en consideración y la presentación de enmiendas en marzo de 2021, en abril de ese mismo año comienza un interminable periodo de sucesión de prórrogas que concluye en abril de este 2022. Reanudado el procedimiento parlamentario, tras el paso por las comisiones pertinentes, la Ley Cualificada de la Persona y de la Familia es aprobada por el Consell General por unanimidad (25 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención) de todas las fuerzas políticas el 21 de julio de 2022.

El matrimonio igualitario en Europa y el mundo

Tras la aprobación del matrimonio igualitario en Andorra, aun a la espera de su entrada en vigor, son 19 los países europeos donde existe el matrimonio igualitario (entre paréntesis, la entrada en vigor de la ley):

Holanda (2001), Bélgica (2003), España (2005), Noruega (2009), Suecia (2009), Portugal(2010), Islandia (2010), Dinamarca (2012), Francia (2013), Reino Unido (2014en Inglaterra, Gales y Escocia, 2020 en Irlanda del Norte), Luxemburgo (2015), Irlanda (2015), Finlandia (2017) y Alemania (2017), Malta (2017), Austria (2019), Suiza (2021) y Eslovenia (2022) y Andorra (pendiente de entrada en vigor) (Podéis pinchar en el mapa para verlo a mayor tamaño).

Matrimonio-igualitario-en-Europa-21-07-2022-2048x1577

Dentro de la Unión Europea, el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal en 14 de los 27 países que la componen.

En todo el mundo, ya son 33 los países donde existe la igualdad para las parejas del mismo sexo, al añadir los siguientes al grupo europeo:

Canadá (2005), Sudáfrica (2006), México (en vigor en algunos estados, aunque desde 2010 deben ser reconocidos a nivel nacional), Argentina (2010) , Nueva Zelanda (2013), Brasil(2013), Uruguay (2013), Estados Unidos (2015), Colombia (2016), Australia (2017),      Taiwán (2019), Ecuador (2019) , Costa Rica (2020) y Chile (2021). (Podéis pinchar en el mapa para verlo a mayor tamaño).

E06AB1CA-F21A-4F06-8F35-0BA58265D79B

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , ,

El matrimonio igualitario entra en vigor en Suiza

Jueves, 7 de julio de 2022

Alois-y-Peter-SuizaEste 1 de julio ha entrado en vigor la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo en Suiza. Aprobada por el  Parlamento helvético el 18 de diciembre de 2020, los contrarios a los derechos LGTBI lograron forzar un referéndum para intentar anularla al reunir las firmas suficientes. Sin embargo, la consulta popular, que tuvo lugar el 26 de septiembre de 2021, se saldó con un voto favorable al matrimonio igualitario del 64,1 % de los participantes, por lo que ley quedó definitivamente aprobada. No obstante, la entrada en vigor tanto del matrimonio entre personas del mismo sexo como de la adopción homoparental quedó fijada para el 1 de julio de 2022.

Numerosas parejas han elegido este primer día de entrada en vigor de la ley para celebrar su matrimonio. Entre ellas la formada por Alois Carnier, de 57 años, y Peter Leu, de 67, que se casaron en Schaffhausen, su localidad de residencia. Para Alois y Peter, «es importante que nuestro matrimonio se reconozca en igualdad de condiciones y no se separe en una categoría especial». Ambos han expresado su intención de casarse también por el rito religioso en 2023, puesto que el pasado mes de junio el consejo rector de la Iglesia Católica Cristiana de Suiza, a la que pertenece Carnier, votó a favor de bendecir los matrimonios de parejas del mismo sexo con los mismos sacramentos y rituales que las bodas heterosexuales.

Aline-y-Laure-SuizaOtra de las primeras parejas del mismo sexo en contraer matrimonio han sido Aline, de 46 años, y Laure, de 45, que lo hicieron en Ginebra. Ambas tienen un hijo de cuatro años y ya estaban reconocidas legalmente como una unión civil, lo que las otorgaba algunos derechos semejantes a los de las parejas casadas. Sin embargo, el pequeño de ambas solo era reconocido legalmente como hijo de su madre biológica, Laure, sin que en principio Aline tuviera derecho alguno respecto al niño. Para conseguirlo, habría que esperar a que el niño conviviera con ambas durante un año y luego comenzar el proceso de adopción, que demoraría otros dos años al menos. Ahora, tras contraer matrimonio, ambas son automáticamente reconocidas como sus madres.

Es un ejemplo claro de cómo las uniones civiles, que pueden suponer un avance importante en determinados países, suponen siempre una merma de derechos para las parejas del mismo sexo. Como acertadamente señalaban Alois y Peter, la igualdad solo se consigue dentro de la misma institución. En el caso suizo, las uniones civiles impedían la adopción regular, que solo se concedía a parejas casadas, el acceso a las técnicas de reproducción asistida o la obtención de la ciudadanía para los miembros de las parejas de origen extranjero.

Un largo proceso

780x580-noticias-matrimonio-igualitario-peru-facebookEl debate sobre la igualdad matrimonial en Suiza se remonta a 2013, cuando el Partido Verde Liberal introdujo una propuesta de reforma constitucional para abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo. Tras largos años de tramitación en las correspondientes comisiones parlamentarias, en 2018 el comité de Asuntos Legales del Consejo Nacional propuso una modificación del Código Civil y otras normas como alternativa a la reforma constitucional. La regulación sobre adopción no precisaría ningún cambio, al estar ligada a las parejas casadas sin mencionar su sexo.

Los diputados del Consejo Nacional votaron finalmente un proyecto de ley de matrimonio igualitario en junio del pasado 2020. El resultado fue de 132 votos a favor, 53 en contra y 13 abstenciones. El principal partido que se opuso a la medida fue la Unión Democrática del Centro (SVP/UDC), formación de extrema derecha que cuenta con el mayor número de escaños en la fragmentada cámara baja. El proyecto de ley continuó entonces su tramitación en el Consejo de los Estados, la cámara alta del Parlamento suizo que representa a los cantones.

En diciembre de 2020, los consejeros aprobaron la medida por 22 votos a favor, 15 en contra y siete abstenciones. Se volvió a discutir la necesidad de una reforma constitucional, que habría supuesto un nuevo retraso de años en el proceso y afortunadamente quedó descartada. La ley fundamental suiza garantiza en su artículo 14 «el derecho al matrimonio y la familia», sin establecer definiciones excluyentes de dichas instituciones. Los consejeros sí que introdujeron una limitación en el reconocimiento automático de la parentalidad de la madre no gestante, que solo será posible tras un proceso de reproducción asistida llevado a cabo en una clínica profesional suiza. El proyecto de ley aprobado por el Consejo de los Estados regresó al Consejo Nacional para su visto bueno final. La aprobación parlamentaria definitiva se produjo el 18 de diciembre.

Sin embargo, la legislación suiza contempla que las leyes aprobadas por el Parlamento se someterán a referéndum si así lo solicitan al menos 50 000 firmantes en un plazo de cien días desde su publicación en el Boletín Federal, que tuvo lugar el 31 de diciembre de 2020. El activismo homófobo se puso rápidamente manos a la obra, y en la semana en la que concluía el plazo anunciaron que habían reunido la cifra necesaria de adhesiones. El 27 de abril de 2021, se anunció oficialmente que se habían presentado en la Cancillería Federal 61 027 firmas válidas. Días después, el 19 de mayo, el Consejo Federal comunicaba que el referéndum se celebraría el 26 de septiembre de 2021.

Llegada esa fecha, con una participación del 52 %, el matrimonio igualitario fue aprobado por 1 828 427 de votos favorables (el 64,1 % de los emitidos) y 1 024 167 de votos en contra (el 35,9 %). Además, el voto favorable fue el mayoritario en todos los cantones.

También es detacable que la Iglesia Protestante de Suiza apoya el SÍ al matrimonio homosexual cristiano, cuyo presidente Gottfried Locher, fue un decidido defensor del matrimonio para todos, siguiendo el ejemplo de iglesias reformadas como la Iglesia Evangélica Española. Y es que las iglesias protestantes suizas son más progresistas que la Iglesia Católica en aspectos como el matrimonio entre parejas de un mismo sexo. 

 Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General , , , , , , ,

La buena salud del matrimonio igualitario en España: pasada la caída de la pandemia, vuelven a celebrarse más de 5.000 bodas anuales

Miércoles, 6 de julio de 2022

matrimonio_igualitario-720x394Según los datos provisionales del movimiento natural de población de 2021, publicados hace varios días por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el año pasado se celebraron 5.035 bodas entre personas del mismo sexo, el 3,4% del total (147.823). A la espera de conocer los datos definitivos, se trataría de la segunda cifra más alta de la serie histórica, casi igualando a la del último año prepandemia, 2019, cuando contrajeron matrimonio 5.141 parejas del mismo sexo.

Cuando se cumplen 17 años de la aprobación del matrimonio igualitario en España, la institución sigue gozando de buena salud: el pasado año, por segunda vez, se superó la cifra de 5.000 bodas entre personas del mismo sexo (5.035, solo un centenar menos que en 2019).

La nupcialidad entre parejas del mismo sexo recupera así el tono tras la caída sufrida en 2020, como consecuencia de la pandemia de coronavirus. El primer año de la pandemia las bodas entre personas del mismo sexo cayeron a 3.189, una caída que también afectó a las parejas de distinto sexo. De hecho, en 2020 solo se celebraron en España un total de 90.670 matrimonios frente a los 166.530 de 2019.

La distribución autonómica de los matrimonios entre personas del mismo sexo en 2021 no se conocerá hasta que se publiquen los datos definitivos. Por lo que se refiere a 2020, Madrid fue la comunidad que mayor número de bodas entre parejas del mismo sexo celebró (571), seguida de Cataluña (555) y Andalucía (552), si bien en términos porcentuales Canarias continuó siendo, como en años precedentes, la que mayor proporción de bodas entre personas del mismo sexo celebra. El menor número de bodas entre personas del mismo sexo en 2020 se produjo en La Rioja (23) y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (4 y 1, respectivamente).

Por lo que se refiere al género de los contrayentes, en 2021 se consolida la tendencia observada ya desde 2018, año en el que por primera vez el número de parejas de mujeres que contraen matrimonio superó al de parejas de hombres. De hecho, en 2021 se celebraron 2.877 enlaces entre mujeres (el 57,1%) frente a 2.158 entre hombres (el 42,9%).

Más de 62.500 bodas desde que se aprobó la ley

Sumando los datos provisionales de 2021 a los de 2005 (1.269), 2006 (4.313), 2007 (3.193), 2008 (3.194), 2009 (3.082), 2010 (3.193), 2011 (3.540), 2012 (3.455), 2013 (3.071), 2014 (3.275), 2015 (3.738), 2016 (4.320), 2017 (4.637), 2018 (4.870), 2019 (5.141), 2020 (3.189), el número de matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados desde que España aprobó la ley que lo hace posible hasta el año pasado supera ya los 62.500.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , ,

Bulgaria registra una menor nacida en España de un matrimonio de mujeres por mandato del Tribunal de Justicia de la Unión Europea

Jueves, 9 de junio de 2022

indiceUn círculo que se cierra de manera satisfactoria: la justicia búlgara ha ordenado la emisión de un documento de identidad a la menor nacida en Barcelona de un matrimonio entre una mujer búlgara y una gibraltareña. Se trata de la ejecución de la sentencia europea que estableció hace unos meses que los países de la Unión están obligados a reconocer los documentos de filiación expedidos en otros países miembros, aunque contravengan su legislación nacional. Concluye un largo proceso legal por los derechos de una niña en estado de apatridia.

El caso, que hemos seguido en detalle en dosmanzanas, se refiere a la demanda interpuesta en Bulgaria por VMA, nacional de aquel país, que en 2018 se casó en Gibraltar con KDK, natural de la dependencia británica. En diciembre de 2019, el matrimonio tuvo una hija (SDKA) en Barcelona, donde actualmente residen. El registro civil español otorgó un certificado de nacimiento en el que constan las nacionalidades búlgara y británica de las madres. A pesar de haber nacido en España, la menor no tiene derecho a la nacionalidad española porque ninguna de sus progenitoras la ostenta. La cónyuge gibraltareña tampoco puede transmitirle su ciudadanía británica si la menor ha nacido en un tercer país, por lo que la única opción para la menor era adquirir la nacionalidad búlgara de su otra madre.

Iniciado el trámite, uno de los requisitos para obtener un documento de identidad búlgaro era la presentación de un certificado de nacimiento expedido por las autoridades de aquel país. VМА solicitó entonces al municipio de Sofía que le expidiera uno para SDKA. Para ello, junto a la solicitud, presentó una traducción al búlgaro, jurada y legalizada, del asiento del Registro Civil español relativo al certificado de nacimiento de SDKA. El municipio de Sofía requirió a VМА que aportase pruebas relativas a la identidad de la madre biológica de la niña, argumentando que el modelo de certificado de nacimiento en vigor en Bulgaria prevé una única casilla para la «madre» y otra casilla para el «padre», y tan solo puede inscribirse un nombre en cada una de ellas.

VМА consideró que no estaba obligada a facilitar esa información, por lo que el municipio de Sofía denegó la expedición del certificado de nacimiento, basándose en la falta de información acerca de la identidad de la madre biológica de la niña. También resolvía que la mención en el certificado de nacimiento de dos mujeres contravenía la legislación de Bulgaria, que no permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Tras la denegación, la menor quedaba en situación de apatridia, sin posibilidad de desplazarse por los países de la Unión Europea, lo que suponía no poder visitar a su familia en Bulgaria. VMA decidió interponer recurso ante el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo de Sofía. Puesto que afectaba a los derechos de los ciudadanos comunitarios, el tribunal búlgaro decidió iniciar un procedimiento prejudicial solicitando un dictamen al TJUE. Se preguntaba si la negativa de inscripción del nacimiento de la menor de nacionalidad búlgara no vulneraba su derecho a la libre circulación y al pleno disfrute de sus derechos como ciudadana de la Unión.

En abril del año pasado, la abogada general del TJUE Juliane Kokott emitió un informe favorable a la familia y al derecho de la menor a la nacionalidad búlgara. La opinión de Kokott reconocía la potestad de las autoridades búlgaras de rechazar la inscripción de las dos mujeres como madres de la niña en la partida de nacimiento, pero afirmaba que la menor tenía derecho a recibir un documento de identidad en el que se reflejase la parentalidad de ambas para que la menor pudiera viajar con cualquiera de ellas por separado.

Finalmente, en diciembre del año pasado la Gran Sala del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó sentencia, en la que interpretó las disposiciones del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea en lo que afecta a este caso en cuestión. Para el TJUE, «en el caso de un menor ciudadano de la Unión cuyo certificado de nacimiento expedido por las autoridades competentes del Estado miembro de acogida designa como progenitores a dos personas del mismo sexo, el Estado miembro del que el menor es nacional está obligado, por una parte, a expedirle un documento de identidad o un pasaporte sin exigir la expedición previa de un certificado de nacimiento por sus autoridades nacionales y, por otra parte, a reconocer, al igual que cualquier otro Estado miembro, el documento procedente del Estado miembro de acogida que permita al menor ejercer con cada una de esas dos personas su derecho a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros».

El tribunal europeo trasladaba la cuestión a la justicia búlgara, a la que exigía facilitar la expedición de un pasaporte o documento de identidad a SDKA en el que conste su nacionalidad y que es hija de VMA y KDK, de manera que pueda circular libremente por la Unión Europea acompañada de cualquiera de sus progenitoras. Sin embargo, la sentencia también aclara que el reconocimiento de la filiación de SDKA, con el objetivo de preservar sus derechos como ciudadana de la Unión, no implica que Bulgaria esté obligada a contemplar en su Derecho nacional la parentalidad de personas del mismo sexo ni su matrimonio, al ser competencia exclusiva de los Estados miembros de la Unión. Pero sí debe reconocerlos en lo que respecta a los derechos fundamentales comunitarios.

La trasposición de la sentencia europea por parte de la justicia búlgara ha tardado cinco meses en producirse. El Tribunal Administrativo de Sofía ha ordenado al ayuntamiento de la capital la emisión de un certificado de nacimiento en el que conste la filiación de ambas madres. SDKA recibirá un documento de identidad que acredite dicha filiación, adquirirá así la nacionalidad búlgara de su progenitora oriunda de dicho país y podrá por fin moverse libremente por la UE con cualquiera de sus madres. Desde ILGA-Europa se han felicitado por la noticia y confían en que las autoridades búlgaras emitan a la mayor brevedad los correspondientes documentos para la menor.

La repercusión de la sentencia europea sobre el caso de SDKA es comparable a la del fallo de 2018 que estableció que los Estados no pueden negar la residencia a un cónyuge del mismo sexo aunque sea nacional de un tercer estado. Una sentencia, por cierto, que la justicia búlgara trasladó al caso de un matrimonio entre dos mujeres. El reconocimiento de la homoparentalidad a nivel trasnacional también fue un punto clave del discurso de la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen de 2020. «Porque si eres un progenitor en un país, por supuesto eres un progenitor en todos los países», afirmó von der Leyen.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , ,

Mientras comienza el Mes del Orgullo, reflexiones sobre el matrimonio de un católico gay

Martes, 7 de junio de 2022

indizeaJason Steidl-Jack

La publicación de hoy es del colaborador invitado Jason Steidl-Jack. Jason es un teólogo católico homosexual y profesor asistente de estudios religiosos en la Universidad de St. Joseph en Nueva York. En diciembre de 2022, Paulist Press publicará su primer libro, LGBTQ Catholic Ministry: Past and Present (Ministerio católico LGBTQ: pasado y presente). Vive en Brooklyn con su esposo, Damian.

El 11 de enero de 2022 me casé con Damián, mi mejor amigo. Hubiéramos preferido que nos casara un sacerdote católico, en nuestra parroquia católica y con nuestros amigos católicos a nuestro alrededor. Pero una boda católica, o incluso una bendición, no era posible. Según un documento de 2021 de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano, la iglesia no puede bendecir nuestra unión porque es pecaminosa. El catolicismo institucional niega la sacramentalidad de nuestro amor. Sin embargo, ¿podría ser incorrecta la enseñanza de la iglesia? Mi matrimonio me lleva a preguntarme.

Aunque nos dolía el corazón por no poder casarnos en nuestro hogar espiritual, teníamos otras opciones. Un amigo, el pastor de una iglesia protestante principal LGBTQ, se ofreció a casarnos. Abrió su iglesia para nuestro día especial, a pesar de que estaba cerrada para todos los demás debido a la pandemia. Modifiqué la ceremonia de boda católica tradicional para hacerla más amigable para los homosexuales. Los votos, oraciones y bendiciones se adaptaron fácilmente. Llevamos abrigos deportivos y boutonnieres a juego para el evento íntimo.

La vida con Damián ha renovado mi fe. Antes de conocerlo, no rezaba mucho. Bromeo diciendo que soy teólogo, pero él es el verdadero creyente. Ahora, nos levantamos todas las mañanas y decimos nuestras oraciones juntos, tal como recuerdo que hacían mis padres. Le gusta cantar música gospel en la ducha cuando escribo correos electrónicos temprano en la mañana. Su alegría interrumpe mi día, pero es algo bueno. Damian tiene fe en que Dios nos sacará de la vida. Desde que estamos juntos, he visto nuestras oraciones respondidas en numerosas ocasiones.

La misa de los domingos es particularmente importante. Allí, apoyo mi mano en su rodilla durante las lecturas de las Escrituras. Compartimos una risa renuente cuando el padre cuenta un chiste malo desde el púlpito y susurramos acerca de la elegante dama que usa pieles en el primer banco. Levantamos nuestras manos juntos durante el Padre Nuestro, y nos besamos para el Signo de la Paz. Después de la Misa, visitamos a los amigos en la parte trasera de la iglesia antes de pasear por la 9th Avenue hacia nuestra tienda de galletas favorita para disfrutar de un regalo después de la Misa. Es un momento sagrado para ponerse al día y registrarse. Estamos mejor preparados para nuestra semana porque asistimos a Misa juntos. Dios es una gran parte de nuestra relación.

Como hombre gay católico, no siempre consideré que una vida matrimonial católica sería posible para mí. Cuando era más joven, me sentía condenado a una vida de soledad. Los líderes de la iglesia dijeron que debería ser célibe, y el Catecismo describió la homosexualidad como una cruz. Courage, el único apostolado aprobado por la conferencia de obispos de EE. UU. para personas como yo, me dijo que mi atracción por el mismo sexo era una adicción dañina. Antes de conocer a Damián, tenía una gran devoción por San Sebastián. Vi mi experiencia como hombre gay soltero reflejada en la dolorosa pasión de este santo. Solo. perforado. Sufrimiento. Era una fantasía melodramática. Entonces, la vida queer era una representación teatral del martirio. Saldría, supuse, en un acto solitario de (¡flamígero!) gloria.

Pero también fui llamada a la sociedad ya la intimidad sexual. Vi florecer a católicos orgullosos y abiertamente queer, e intuí las muchas formas en que mi propia sexualidad me acercó a los demás. Estoy empezando a confiar en la obra del Espíritu a través de mi conciencia. Y ahora, casada, me he adaptado a algo mucho más rutinario y saludable.

La vida con otra persona evita que me pierda en mi propia cabeza. El compromiso y la responsabilidad me mantienen presente en el aquí y ahora. La vida familiar con Damian no siempre es romántica o ideal, pero tiene los pies en la tierra. El autosacrificio exige morir diariamente a mis propios deseos. Estoy aprendiendo a ser menos egoísta en las pequeñas cosas, como ver una película en casa cuando él está cansado y prefiero salir, u hornear una lasaña vegana cuando prefiero solo calentar un poco de jamón. Nuestro matrimonio es un proyecto a largo plazo con el que ambos estamos comprometidos. No es una novela arlequín ni una hagiografía, pero Dios está en ella, y es buena.

Casarme con Damián fue un acto de fe que ha dado gracia sobre gracia. Las relaciones saludables requieren prácticas espirituales rigurosas y virtudes heroicas. Los Frutos del Espíritu. Fe Esperanza y Amor. La regla de oro. Todos ellos se ponen en práctica todos los días. Damian y yo estamos aprendiendo y creciendo. Si discutimos, tratamos de hacer las paces rápidamente. Soy mucho más consciente de mi necesidad de misericordia, gracia y perdón que nunca antes. La humildad no me resulta fácil. El matrimonio la inculca en medida creciente.

Cada día, Damian y yo tenemos más confianza en nuestra relación. Nos estamos convirtiendo en la pareja que Dios nos llama a ser. La consejería prematrimonial en la Iglesia Católica no existe para las parejas homosexuales, por lo que consultamos a un terapeuta en su lugar. Nuestro consejero dice que nuestra relación es saludable, y aquellos que nos conocen y nos aman tienen dificultades para encontrar signos de “trastorno intrínseco”. Estamos encontrando lo bueno y lo bello en una vida compartida. El matrimonio nos transforma, nos abre al mundo y nos acerca a nuestro creador. La iglesia institucional niega la sacramentalidad de nuestro amor, pero estar casada con Damián me hace pensar que la iglesia está bastante equivocada.

—Jason Steidl-Jack, 1 de junio de 2022

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , ,

El Parlamento de Tailandia aprueba una proposición de ley de matrimonio igualitario y da dos meses al Gobierno para pronunciarse

Martes, 22 de marzo de 2022

teacher-student-2Importante movimiento a favor del matrimonio igualitario en Tailandia. La Cámara de Representantes del país asiático ha aprobado una proposición de ley de matrimonio entre personas del mismo sexo introducida por un partido de la oposición. El apoyo del hemiciclo obliga al Gobierno a estudiar la medida durante un plazo de sesenta días. El Ejecutivo ya ha dado su apoyo a las uniones civiles, pero todavía no se ha implementado ninguna forma de reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo.

La discusión sobre los derechos de las parejas del mismo sexo en Tailandia se remonta ya varios años atrás. En 2011, la Comisión Nacional de Derechos Humanos anunciaba su intención de proponer al Gobierno un texto legislativo que reconociera a estas parejas un «estatus marital», con derechos en materia de herencia, seguridad social, asistencia sanitaria y cuidado de los hijos. Dos años después llegaba el primer intento de presentación de un proyecto de ley de uniones civiles, que entró en vía muerta con el golpe de Estado de 2014. En 2015 entró en vigor la ley de igualdad de género, que amparaba por primera vez, aunque con limitaciones, a la comunidad LGTBI.

En junio de 2017, el departamento de Protección de Derechos y Libertades, dependiente del ministerio de Justicia, se posicionaba a favor del reconocimiento de las parejas del mismo sexo y un año y medio después, a finales de 2018, el Gobierno aprobaba un proyecto de ley de uniones civiles para dichas parejas. Las elecciones generales de marzo de 2019 interrumpieron su tramitación parlamentaria, pero la administración surgida de las urnas retomó el asunto y redactó una nueva propuesta en julio de 2020. Un mes antes, un diputado del progresista Partido Avanzar, en la oposición, había presentado una proposición de ley de matrimonio igualitario.

Paralelamente a la vía legislativa, el asunto saltó a los tribunales con el intento de contraer matrimonio de una pareja de mujeres, Pheomsap Sae-ung y Phuangphet Hemkham, en febrero de 2020. El caso llegó hasta el Tribunal Constitucional, que en una sentencia de noviembre del año pasado decretaba que el artículo 1448 del Código Civil y Comercial tailandés solo permite los enlaces entre un hombre y una mujer. Cerrada por tanto la vía judicial, el Partido Avanzar retocó su proposición de ley de matrimonio igualitario, consistente en una reforma del citado código, y la reintrodujo ante el Parlamento.

De manera sorpresiva, el pasado 9 de febrero, la Cámara de Representantes daba su apoyo mayoritario a la medida: de los 350 representantes, 219 votaron a favor y 118 en contra, con 12 abstenciones y una ausencia. Su aprobación, eso sí, está sujeta a la revisión por parte del Gobierno en un plazo de sesenta días. Algo que no ha gustado especialmente al Partido Avanzar, que ha animado a los demás grupos a «aceptar la verdad» de la realidad familiar de las parejas del mismo sexo. Mientras tanto, la web support1448.org ha recogido el apoyo de cerca de 300.000 personas a la igualdad matrimonial en Tailandia. Para conocer la posición final del Gobierno y las posibilidades de prosperar que tiene la iniciativa, sin embargo, toca esperar todavía unas semanas.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , ,

El presidente de Guatemala anuncia una marcha atrás de la ley que endurece las penas por aborto y prohíbe las uniones del mismo sexo

Lunes, 21 de marzo de 2022

índicematrimonio-300x169

Guatemala: El Congreso archiva la ley que elevaba las penas por abortos y prohibía el matrimonio igualitario

Las críticas tanto internas como internacionales a la ley aprobada el pasado 8 de marzo por la mayoría conservadora del Congreso de Guatemala, que endurece aún más el aborto, prohíbe tanto el matrimonio igualitario como cualquier unión entre personas del mismo sexo e ilegaliza la educación en materia de diversidad sexual y de género, han llevado al presidente del país a pedir su retirada y asegurar que no la refrendará si llega a su mesa.

La ley «para la protección de la vida y la familia» es un compendio de todas las posiciones reaccionarias en materia de diversidad sexual y de género, a la que estigmatiza como «el conjunto de pensamientos, tendencias y prácticas por las que determinados grupos de la sociedad adoptan una conducta sexual distinta a la heterosexualidad e incompatible con los aspectos biológicos y genéticos del ser humano» [sic]. En consecuencia, prohíbe explícitamente tanto el matrimonio igualitario como cualquier tipo de unión entre personas del mismo sexo, la adopción homoparental y cualquier tipo de medida educativa que suponga aceptar «como normales las conductas sexuales distintas a la heterosexualidad»  o que «sean incompatibles con los aspectos biológicos y genéticos del ser humano».

A este ataque a la diversidad sexual y a la libertad de cátedra en educación se le suma el endurecimiento de las condenas a las mujeres que deciden interrumpir su embarazo. En Guatemala, la interrupción del embarazo solo está permitida en el caso en el que la vida de la madre corra peligro. El resto de abortos no amparados por este supuesto tienen una pena de prisión establecida de uno a tres años de cárcel, que con la nueva ley se amplía desde los cinco hasta los diez años de prisión. A su vez, se incrementan las penas para médicos y demás personas que participen en la interrupción del embarazo no deseado de una mujer que no cumpla el supuesto de peligro para la madre.

La aprobación de la ley, que tenía lugar precisamente el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, coincidía en el tiempo con la celebración de un evento en el que Guatemala era declarada «Capital Iberoamericana Provida» y en el que el presidente guatemalteco, el derechista Alejandro Giammattei, invitaba a «proteger la vida desde su concepción hasta la muerte natural en sus cinco etapas». Los legisladores que aprobaron la ley defendieron que esta era necesaria porque «grupos minoritarios de la sociedad proponen formas de pensar y prácticas que son incongruentes con la moral cristiana». Una incongruencia que parece preocupar más a los legisladores cristianos que los 24 muertos de la comunidad LGTB en Guatemala en 2019los 19 asesinados en 2020 (pese al encierro decretado en el país a causa del coronavirus) o las 28 víctimas contabilizadas hasta octubre de 2021, unos asesinatos que siguen aumentando hasta el día de hoy.

Sin embargo, la intensa reacción tanto interna como exterior a la aprobación de la ley parece haber dado un vuelco a la situación. Las protestas de numerosos colectivos y organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres y de las personas LGTBI, las críticas del procurador de los Derechos Humanos de Guatemala, Jordán Rodas (que ha asegurado que la ley viola varios acuerdos y convenios internacionales ratificados por el Gobierno del país centroamericano) y la repercusión negativa de la noticia a nivel internacional, seguramente mucho mayor de la esperada por sus promotores, ha provocado que el presidente Giammattei se desvincule ahora del texto, al afirmar que no fue una iniciativa de su gobierno y que «nada tiene que ver» con la declaración de Guatemala como «Capital ProVida de Iberoamérica».

Es más, el presidente guatemalteco asegura que la ley «viola dos convenciones de las cuales Guatemala es signataria, adolece de deficiencias técnicas en su redacción, pero lo más preocupante es que viola la Constitución política de la República» por lo que ha pedido a la presidenta del Congreso, Shirley Rivera, su archivo, asegurando que si no es así y el texto acaba por llegar a su despacho lo vetará.

Estaremos atentos a lo que sucede finalmente.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Padre Bryan Massingale: La boda de mis sueños es que una pareja LGBTQ se case ante la iglesia

Lunes, 28 de febrero de 2022

E074D6AF-0A55-485C-A5B5-601FA916CC36Padre Bryan Massingale

Padre Bryan Massingale es una voz líder en la misión de desmantelar los elementos homofóbicos y racistas de la Iglesia católica institucional.

Massingale, quien es el profesor James y Nancy Buckman de Ética Teológica y Social en la Universidad de Fordham, es un sacerdote católico negro que se ha declarado públicamente gay. Fue ordenado en 1983 al comienzo de la epidemia del SIDA, que devastó a las comunidades queer y negra. Massingale le dijo a Associated Press que uno de sus primeros funerales como sacerdote recién ordenado fue el de un “hombre gay cuya familia no quería que se mencionara su sexualidad o la enfermedad”.

“Deberían haber podido acudir a su iglesia en su momento de dolor”, agregó. “Sin embargo, no pudieron porque ese estigma existía en gran medida debido a la cantidad de ministros que hablaban de la homosexualidad y el SIDA como un castigo por el pecado”.

Massingale, quien también es miembro sénior de ética en el Centro de Educación Ética de Fordham, imparte clases sobre sexualidad, raza y ética. AP informó:

“Massingale enseña una clase sobre homosexualidad y ética cristiana, utilizando textos bíblicos para desafiar la enseñanza de la iglesia sobre las relaciones entre personas del mismo sexo. Dijo que llegó a un acuerdo con su propia sexualidad a los 22 años, al reflexionar sobre el libro de Isaías.

“Me di cuenta de que, sin importar lo que dijera la iglesia, Dios me amaba y me aceptaba como un hombre gay negro”, dijo.

La lucha por la plena inclusión de los católicos LGBTQ se cruza con la lucha por la plena inclusión de los católicos negros. Massingale “denuncia el flagelo de la desigualdad racial” en la iglesia estadounidense.

Compartió otra historia de cuando celebró su primera misa en una iglesia predominantemente blanca. “El primer feligrés que me saludó en la puerta me dijo: ‘Padre, que esté aquí es el peor error que pudo cometer el arzobispo. La gente nunca te aceptará’”.

La homofobia y el racismo en las experiencias de Massingale son razones justificables para dejar la Iglesia Católica. Sin embargo, dada la elección, se quedó:

“‘No voy a permitir que el racismo de la iglesia me robe mi relación con Dios. . .Veo como mi misión hacer de la iglesia lo que dice que es: más universal y la institución que creo que Jesús quiere que sea’”.

El mensaje de Massingale está alineado con el llamado del Papa Francisco a un “cuidado pastoral compasivo para los católicos LGBTQ”. Sin embargo, Massingale busca ir más allá. Él imagina una iglesia donde “los católicos disfruten de los mismos privilegios independientemente de su orientación sexual”. También apoya la ordenación de mujeres y el celibato opcional para el clero católico.

Creo que uno puede expresar su sexualidad de una manera responsable, comprometida, dadora de vida y una experiencia de alegría”, dijo.

Massingale también compartió que salir del armario “ha tenido un costo”.

He perdido algunos amigos sacerdotes a los que les resulta difícil asociarse demasiado conmigo porque, si son amigos míos, ¿qué dirá la gente sobre ellos?”, dijo.

Massingale todavía tiene la esperanza de un cambio en la Iglesia Católica, por más gradual que sea. “La boda de mis sueños sería con dos hombres o dos mujeres parados frente a la iglesia; casarnos como un acto de fe y puedo estar allí como testigo oficial para decir: ‘Sí, esto es de Dios'”, dijo después de una clase reciente en Fordham. “Si fueran negros, sería maravilloso”.

Me siento honrado y empoderado por el Padre. Massingale y aquellos que comparten la visión de una nueva iglesia. Han abierto un camino para mí y otros teólogos queer emergentes para vivir nuestra fe como personas completas. Soy un estudiante promedio de Maestría en Divinidad que cuestiona su fe constantemente. Sin embargo, todavía tengo ese entusiasmo ingenuo de salir y “cambiar el mundo”. Sin embargo, si realmente voy a vivir lo que aprendí en el salón de clases, entonces debo detenerme y escuchar. ¿Escucho los gritos de los que sufren, los marginados y los pobres? Dios los escucha, entonces yo también debo hacerlo. Los católicos negros no solo están gritando en lamento a Dios, sino que también están gritando al mundo. Los católicos LGBTQ deben escuchar mejor a las comunidades católicas negras, apoyarlas y servirlas plenamente en la lucha por la equidad, y unirse a ellas para decir Black Lives Matter.

—Elise Dubravec (ella/ella), New Ways Ministry, 24 de febrero de 2022

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , ,

Un 7,1% de la población estadounidense se identifica como LGTB+, la cifra más alta desde que en 2012 Gallup comenzó a realizar encuestas anuales

Lunes, 28 de febrero de 2022

getfile-aspxGallup ha publicado su ya tradicional encuesta sobre la identificación como personas LGTB+ de los ciudadanos estadounidenses. El porcentaje de quienes así se definen sigue incrementándose, hasta alcanzar en 2021 el 7,1% de la población, lo que dobla los resultados de 2012, el primer año en el que Gallup preguntó por la cuestión, y supone 2,6 puntos más que la última vez que en dosmanzanas nos hicimos eco de esta encuesta, hace ya casi cuatro años. Como ya sucedía en anteriores oleadas, hay significativas variaciones en función de la edad, pero en este caso llama la atención el elevado porcentaje de población que se declara LGTB+ entre la denominada «generación Z», los nacidos a partir de 1997.

El 86,3% de la población estadounidense se identifica como cishetero. El 7,1%, como lesbiana, gay, bisexual, transexual u otras opciones distintas a la de persona cishetero. Un 6,6 prefiere no definirse. Los datos provienen de la información demográfica que Gallup recoge de forma periódica a lo largo de los 50 estados que componen los Estados Unidos y el distrito de Columbia. Son datos agregados, correspondientes al año 2021, e incluyen información procedente de más de 12.000 entrevistas (puedes acceder aquí al comunicado de Gallup).

Es importante destacar, en este sentido, que la cifra global engloba en bloque la identificación como persona LGTB+ (incluyendo opciones como queer o pansexual) sin tener en cuenta el posible solapamiento (las personas trans pueden tener diferentes orientaciones sexuales al margen de su identidad de género):

evolucion-porcentaje-poblacion-LGTB-USA-Gallup-768x429

Se trata, como vemos, de un porcentaje que duplica al de 2012, primer año en el que Gallup preguntó por la cuestión. Entonces el porcentaje de personas que se identificaban como LGTB ascendía al 3,5% de la población estadounidense.

Si vamos al detalle, podemos ver que el grueso de las personas que se declaran LGTB+ en Estados Unidos son personas bisexuales, que constituyen el 56,8% del colectivo, por delante de los hombres gais (20,7%), las mujeres lesbianas (13,9%) y las personas trans (10%). Otro 4,3% se identifica con alguna otra identificación distinta a la de persona cishetero. Los porcentajes suman más del 100% porque las personas que respondieron podían elegir más de una categoría:

porcentajes-poblacion-LGTB-USA-Gallup-768x340

En este caso, resulta imposible comparar con años anteriores porque la encuesta no preguntaba ese dato por separado.

Salto cualitativo entre la «generación Z»

Por edad, el estudio divide a los encuestados en cinco grandes categorías generacionales. Entre los «tradicionales», los nacidos hasta 1945, solo un 0,8% se identifica como LGTB+. Los «baby boomers», nacidos entre 1946 y 1964, llegan hasta el 2,6%. Los miembros de la «generación X», nacidos entre 1965 y 1980, alcanzan el 4,2%. Entre los «millennials», nacidos entre 1981 y 1996, el porcentaje asciende ya al 10,5%. Finalmente, entre los miembros de la llamada «generación Z», entre 1997 y 2003 (la encuesta no preguntaba a menores de edad) se dispara al 20,8% (con «solo» un 75,7% de población cishetero).

Resulta más que evidente, una vez más, que quienes han crecido en un ambiente de menor rechazo social y familiar pueden asumir su orientación sexual o identidad de género con mayor facilidad:

porcentaje-poblacion-LGTB-USA-generaciones-Gallup-768x270

La mayor aceptación de la diversidad en materia de orientación sexual e identidad de género entre los estadounidenses más jóvenes concuerda con lo que ocurre en otros países. En una encuesta realizada en Europa en 2016, el 5,9% de los entrevistados se identificaba como LGTB, mientras que el porcentaje alcanzaba el 10% entre los más jóvenes. Según el mismo estudio, en España el dato era aún mayor, un 6,9% de los entrevistados se asumían como personas LGTB, llegando al 14% entre quienes tenían de 14 a 29 años de edad.

El porcentaje de población LGTB+ casada, estable

Por otro lado, Gallup también ha preguntado por la situación marital de las personas que se identificaban con LGTB+, encontrando que un 10% de ellos han contraído matrimonio con una persona de su mismo sexo, porcentaje que sí permanece estable respecto a los años inmediatamente anteriores. Un 6% ha optado por otras figuras legales distintas al matrimonio:

estatus-marital-LGTB-USA-Gallup-768x426

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

Espaldarazo de la justicia europea al reconocimiento de las familias homoparentales por encima de las leyes nacionales

Sábado, 18 de diciembre de 2021

justice-europeEl Tribunal de Justicia de la Unión Europa (TJUE) ha dictado una sentencia en la que establece que los países de la Unión están obligados a reconocer los documentos de filiación expedidos en otros países miembros aunque contravengan su legislación nacional. Según el TJUE, el hecho de que las leyes de un país no contemplen el matrimonio entre personas del mismo sexo o la filiación homoparental no debe ser motivo para que no se reconozcan los certificados de nacimiento expedidos en países donde ambas figuras son legales. No reconocerlos e impedir u obstaculizar que un menor obtenga los documentos de identidad necesarios vulneraría el derecho a la libre circulación y residencia de los ciudadanos de la Unión. Se trata, pues, de un espaldarazo de la justicia europea al reconocimiento de las familias homoparentales por encima de las legislaciones nacionales.

El caso se refiere a la demanda interpuesta en Bulgaria por VMA, nacional de aquel país, que en 2018 se casó en Gibraltar con KDK, natural de la dependencia británica. En diciembre de 2019, el matrimonio tuvo una hija (SDKA) en Barcelona, donde actualmente residen. El registro civil español otorgó un certificado de nacimiento en el que constan las nacionalidades búlgara y británica de las madres. A pesar de haber nacido en España, la menor no tiene derecho a la nacionalidad española porque ninguna de sus progenitoras la ostenta. La cónyuge gibraltareña tampoco puede transmitirle su ciudadanía británica si la menor ha nacido en un tercer país, por lo que la única opción para la menor era adquirir la nacionalidad búlgara de su otra madre.

Iniciado el trámite, uno de los requisitos para obtener un documento de identidad búlgaro era la presentación de un certificado de nacimiento expedido por las autoridades de aquel país. VМА solicitó entonces al municipio de Sofía que le expidiera uno para SDKA. Para ello, junto a la solicitud presentó una traducción al búlgaro, jurada y legalizada, del asiento del Registro Civil español relativo al certificado de nacimiento de SDKA. El municipio de Sofía requirió a VМА que aportase pruebas relativas a la identidad de la madre biológica de la niña, argumentando que el modelo de certificado de nacimiento en vigor en Bulgaria prevé una única casilla para la «madre» y otra casilla para el «padre», y tan solo puede inscribirse un nombre en cada una de ellas.

VМА consideró que no estaba obligada a facilitar esa información, por lo que el municipio de Sofía denegó la expedición del certificado de nacimiento, basándose en la falta de información acerca de la identidad de la madre biológica de la niña. También resolvía que la mención en el certificado de nacimiento de dos mujeres contravenía la legislación de Bulgaria, que no permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Tras la denegación, la menor quedaba en situación de apátrida, sin posibilidad de desplazarse por los países de la Unión Europea, lo que suponía no poder visitar a su familia en Bulgaria. VMA decidió interponer recurso ante el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo de Sofía. Puesto que afectaba a los derechos de los ciudadanos comunitarios, el tribunal búlgaro decidió iniciar un procedimiento prejudicial solicitando un dictamen al TJUE. Se preguntaba si la negativa de inscripción del nacimiento de la menor de nacionalidad búlgara no vulneraba su derecho a la libre circulación y al pleno disfrute de sus derechos como ciudadano de la Unión.

En abril de este año, la abogada general del TJUE Juliane Kokott emitió un informe favorable a la familia y al derecho de la menor a la nacionalidad búlgara. La opinión de Kokott reconocía la potestad de las autoridades búlgaras de rechazar la inscripción de las dos mujeres como madres de la niña en la partida de nacimiento, pero afirmaba que la menor tenía derecho a recibir un documento de identidad en el que se reflejase la parentalidad de ambas para que la menor pudiera viajar con cualquiera de ellas por separado.

Finalmente, este 14 de diciembre la Gran Sala del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado sentencia, en la que interpreta las disposiciones del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea en lo que afecta a este caso en cuestión. Para el TJUE, «en el caso de un menor ciudadano de la Unión cuyo certificado de nacimiento expedido por las autoridades competentes del Estado miembro de acogida designa como progenitores a dos personas del mismo sexo, el Estado miembro del que el menor es nacional está obligado, por una parte, a expedirle un documento de identidad o un pasaporte sin exigir la expedición previa de un certificado de nacimiento por sus autoridades nacionales y, por otra parte, a reconocer, al igual que cualquier otro Estado miembro, el documento procedente del Estado miembro de acogida que permita al menor ejercer con cada una de esas dos personas su derecho a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros».

Así, Bulgaria debe expedir un pasaporte o documento de identidad a SDKA en el que conste su nacionalidad y que es hija de VMA y KDK, de manera que pueda circular libremente por la Unión Europea acompañada de cualquiera de sus progenitoras. Según el TJUE, «es contrario a los derechos fundamentales garantizados por los artículos 7 y 24 de la Carta privar al menor de la relación con uno de sus progenitores al ejercer su derecho de libre circulación o imposibilitarle el ejercicio de ese derecho o hacérselo excesivamente difícil en la práctica debido a que sus progenitores sean del mismo sexo».

Sin embargo, la sentencia también aclara que el reconocimiento de la filiación de SDKA, con el objetivo de preservar sus derechos como ciudadana de la Unión, no implica que Bulgaria esté obligada a contemplar en su Derecho nacional la parentalidad de personas del mismo sexo ni su matrimonio, al ser competencia exclusiva de los Estados miembros de la Unión. Pero sí debe reconocerlos en lo que respecta a los derechos fundamentales comunitarios.

La repercusión de esta sentencia es comparable a la del fallo de 2018 que estableció que los Estados no pueden negar la residencia a un cónyuge del mismo sexo aunque sea nacional de un tercer estado. Una sentencia, por cierto, que la justicia búlgara trasladó al caso de un matrimonio entre dos mujeres. El reconocimiento de la homoparentalidad a nivel trasnacional también fue un punto clave del discurso de la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen de hace unos meses. «Porque si eres un progenitor en un país, por supuesto eres un progenitor en todos los países», declaró von der Leyen.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , ,

El Congreso de Chile ha aprobado el matrimonio igualitario

Jueves, 9 de diciembre de 2021

matrimonio_gay_chile

En una jornada vertiginosa, tras el paso por la Comisión Mixta, este 7 de diciembre el Senado chileno aprobaba el proyecto de ley de matrimonio entre personas del mismo sexo con una holgada mayoría de 21 votos a favor, 8 en contra y 3 abstenciones. Inmediatamente, la iniciativa legislativa fue enviada a la Cámara de Diputadas y Diputados, que en su segunda votación al respecto, convalidó la ley por 82 votos a favor, 20 en contra y 2 abstenciones. El texto definitivo ha sido remitido al Ejecutivo para su promulgación. De esta manera, Chile ha conseguido que sean ya 31 los países del mundo donde existe el matrimonio igualitario, 10 de ellos en América.

Tras la aprobación del proyecto de ley de matrimonio por el pleno de la Cámara de Diputadas y Diputados el pasado 23 de noviembre, el paso a su valoración por el Senado fue impedido por su Comisión de Constitución, Legislación y Justicia, que decidió enviarlo a una Comisión Mixta, formada por representantes de ambas cámaras, para que se alcanzase un acuerdo que solucionase las divergencias suscitadas en determinados senadores.

Este 6 de diciembre, tras la deliberación oportuna, se llegó a un acuerdo en la Comisión Mixta que resolvió las divergencias entre Senado y Cámara en temas de filiación, derechos laborales y actualización de la ley de identidad de género, que no contemplaba el matrimonio entre personas del mismo sexo. Con la redacción anterior a esta reforma, los matrimonios hasta ese momento legalmente mixtos, en los que uno de sus integrantes cambiase el género registral, quedaban inmediatamente anulados. Ahora seguirán siendo válidos.

Asimismo, se aprobó que la filiación de hijos nacidos por reproducción asistida sea determinada por las personas que se hayan sometido a ella, con el propósito de evitar abrir la puerta a la gestación subrogada. En cuanto a la filiación, se reemplaza la palabra «padres» por «progenitores». Se reconocen la maternidad de las mujeres trans y la paternidad de los hombres trans en los certificados de nacimiento. Se establece que el orden de los apellidos sea decidido por las parejas del mismo sexo. En materia laboral, se homologan los permisos por nacimiento de madres y padres trabajadores a la persona gestante y su pareja. También se garantizan las pensiones para viudos y viudas de parejas del mismo sexo.

Con la plasmación de estos acuerdos en el proyecto de ley, la Comisión Mixta remitió el texto al Senado. A primeras horas de este 7 de diciembre, la cámara alta aprobó la ley por una amplia mayoría de 21 votos favorables, 8 contrarios y 3 abstenciones. De manera inmediata, se envió el proyecto de nuevo a la Cámara de Diputadas y Diputados para una segunda y definitiva votación del texto ya enmendado. La cámara baja dio su aprobación por 82 votos a favor, 20 en contra y 2 abstenciones. El siguiente paso ha sido la remisión de la ley de matrimonio igualitario al Ejecutivo, para su promulgación efectiva.

Contenidos de la ley

La ley otorga a las parejas del mismo sexo, todos y cada uno de los deberes y derechos con que gozan en la actualidad los matrimonios heterosexuales,

En materia de homoparentalidad, se garantiza la no discriminación por orientación sexual e identidad de género, entre otras categorías, para efectos de custodia de hijos o hijas, filiación y adopción, estén o no las parejas unidas en matrimonio y hubiesen tenido o no a sus hijos/as  mediante fertilización humana asistida. En tal sentido, se reconoce la maternidad de mujeres trans y la paternidad de hombres trans en los certificados de nacimiento de sus hijos/as.  También se determinó el orden de los apellidos de las parejas del mismo sexo; definiéndose que lo decidirán los progenitores y, si no hay acuerdo, el Registro Civil lo someterá a sorteo.

A la par se regulan los bienes de las parejas del mismo sexo, se garantizan las pensiones para viudos/as,  los permisos laborales en caso de nacimiento de hijos/as y las asignaciones familiares y se amplía el concepto de hermanos/as, reconociendo tal calidad para quienes lo son por parte de ambos progenitores (doble conjunción) o solo por uno de ellos (simple conjunción). Se eliminan así conceptos de hermanos maternos y paternos. De igual manera se reconocen los matrimonios igualitarios contraídos en el extranjero

También se derogan de la Ley de Identidad de Género todos los artículos que divorciaban automáticamente a las personas trans casadas que rectificaban su partida de nacimiento.

De esta manera, Chile se ha convertido en el trigésimo primer país del mundo en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El MOVILH ha emitido en su página web un comunicado lleno de emoción en el que expresa su satisfacción por la consecución de un logro de esta envergadura en los derechos de las personas LGTBI chilenas:

En Chile  ya es ley el matrimonio igualitario.

Retroalimentación de luchas sociales, avance, transformación socio-cultural política y estatal, perseverancia, solidaridad, indiferencias, resiliencia, sueños, desafíos, historia y alto costo social y humano son los procesos vividos en los  últimos 30 años y que bien resumen el camino hacia el  desenlace que conocemos hoy, un inolvidable martes 7 de diciembre del 2021.

Con la aprobación del matrimonio igualitario, Chile ha dado un paso histórico y decisivo para el avance y consolidación de los derechos humanos de las parejas del mismo sexo y de las familias homoparentales, todas las cuales, sin distinción, venían siendo discriminadas y vulneradas desde los orígenes de nuestro país.

La definición estatal sobre el matrimonio existente hasta hoy en Chile se derrumbó. La homofobia, la  hetero-normatividad y la desigualdad que lo caracterizaba,  en desmedro de las personas LGBTIA+ , ha llegado a su fin.

Ya no existirán más privilegios jurídicos para una parejas y familias sobre otras solo en razón de su orientación sexual o identidad de género. Cualquier pareja o familia podrá o no formalizar su relación en igualdad de condiciones que las heterosexuales a través de una institución que por tanto tiempo les fue esquiva.

El abanico de posibilidades que otorgaba el matrimonio solo a un grupo de parejas, hoy se despliega para todas, todos y todes con cada uno de los colores, dejando atrás un pasado gris, de siglos de discriminación y abusos.

Tantas muertes, tanta tristeza, tantas lágrimas y dolor significó llegar a este momento.

Conocemos de 55 víctimas fatales de la homo/lesbo/bi/transfobia en Chile. Y sabemos que son más. Para estas víctimas, y para las cuales cuyo asesinatos de odio fueron silenciados o no denunciados, va este avance, este triunfo de la igualdad, del amor.  Un cambio radical a favor de la dignidad humana que también dedicamos a todas aquellas parejas y familias que fueron encarceladas, torturadas, separadas o distanciadas  solo por su orientación sexual o identidad de género.

Extendemos especial reconocimiento a las valientes  parejas del mismo sexo que confiaron en Movilh para que judicializaremos su demanda para ser reconocidos como familia y matrimonio, permitiéndonos llegar hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hasta concluir con un Acuerdo de Solución Amistosa que derivó en la redacción e ingreso al Congreso Nacional del proyecto de ley que hoy aprobó el Senado.

Gracias a cada una de las personas,  autoridades e instituciones que empujaron esta lucha, haciendo posible que entre todas y todos y todes consiguiéramos lo que a hasta la década de los 90 era un imposible, un sueño inimaginable, un sueño inexistente.

Somos una organización ya adulta. Con más de 30 años de trayectoria. Nuestros primeros pasos de conformación los dimos cuando la Organización Mundial de la Salud seguía considerando a la homosexualidad como una patología; cuando la homosexualidad  era sancionada con la cárcel en Chile; cuando la sociedad en su casi totalidad hacía suyas las creencias religiosas y veía a toda persona LGBTIQA+ como pecadora, inmoral, anti-natura y sucia.  En ese contexto, por cierto que el matrimonio igualitario era un sueño inexistente, había que derribar otros extendidos y crudos estigmas antes de llegar al día de hoy.

Nos emociona  recordar que cuando por primera vez pensamos en luchar por el  matrimonio igualitario, por ahí en 1999, la conclusión del momento fue “hagámoslo,  pero seguro no estaremos vivos/as para verlo”.

Nos emociona recordar que cuando fuimos al Registro Civil hace una década con parejas del mismo sexo a pedir horas de matrimonio, nos dijeron locos/as  y ridículos/s, en circunstancia que esa estrategia terminó siendo la base que cambió el rumbo de la historia jurídica y legislativa de las parejas del mismo sexo en nuestro país.

El matrimonio igualitario; que viene a mejorar la calidad de vida de personas,  familias y parejas; es el resultado de todas las luchas por los derechos humanos: la de las mujeres, la de los pueblos originarios, la de las personas con capacidades diversas, la de los jóvenes, la de los  adultos mayores, la de los migrantes, la de las personas con VIH, la de los pobres, la de quienes viven con alguna enfermedad y  la de todo sector que ha visto vulnerado sus derechos por los prejuicios, la ignorancia, los estigmas y la desigualdad estructural que, en tantos ámbitos; aún pesa en Chile.

Toda  lucha por la igualdad y la no discriminación, sabiéndolo o no; queriéndolo o no; se retroalimenta con otras y va cambiando, las sensibilidades y los conocimientos de la ciudadanía, volviéndonos más justos/as, nobles, empáticos/as y comprensivos/as.

Toda lucha por los derechos humanos, cualquiera sea ésta,  sienta las bases para mejores condiciones de vida y permite más conquistas.

Gracias a todas las luchas, individuales, grupales o institucionales, hoy dimos un nuevo paso que confiamos sea un impulso y una esperanza para  las diversidades de otros países, en particular para aquellos donde ser LGBTIQ+ sigue siendo un delito y/o significa la pena de muerte. No los olvidamos. Nunca. Estamos con ustedes y con cada una de las personas que aún en nuestra propia tierra siguen sufriendo debido a los nocivos efectos de la homo/lesbo/bi/transfobia.

Enhorabuena a todos los chilenos!

Un poco de historia

Julio a septiembre 2010: El Movilh desarrolla una campaña para judicializar la lucha por el matrimonio entre personas del mismo y llama a parejas homosexuales a sumarse a la causa.

– 25 de septiembre 2010: Parejas del mismo sexo asisten junto al Movilh al Registro Civil para pedir una hora matrimonio.

-4 de abril del 2012: La Corte Suprema falla contra las parejas del mismo que pidieron matrimonio en el Registro Civil

– El 15 de mayo del 2012: el Movilh, representado por Rolando Jiménez, demandó al Estado de Chile ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por prohibir el matrimonio a parejas del mismo sexo.

– El 11 de junio del 2016: bajo la administración de Michelle Bachelet, el Estado de Chile y el Movilh firmaron un Acuerdo de Solución Amistosa (ASA). En el ASA el Estado se comprometió a elaborar un proyecto de ley, presentarlo al Congreso Nacional y a aprobarlo.

– El 5 de septiembre del 2017, y en el marco del cumplimiento del ASA, Bachelet presentó al Congreso Nacional el proyecto de ley de matrimonio igualitario, tras redactarlo junto a organizaciones de regiones del norte, centro y sur del país.

– El 17 de mayo del 2018 el Gobierno del presidente Sebastián Piñera se compromete ante la CIDH a cumplir con el ASA.

– El 3 de junio del 2021 el presidente Piñera da suma urgencia al proyecto de ley de matrimonio igualitario elaborado por Bachelet

– El 20 y 21 de julio del 2021 el Senado analiza y vota proyecto de ley, lo aprueba y despacha a la Cámara de Diputadas y Diputados.

– El 12 de octubre del 2021 la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara  despacha a Sala el proyecto de ley, superando los vacíos en materia de adopción, filiación y custodia homoparental que no había resuelto el Senado

– 23 de noviembre del 2021: La Cámara e Diputadas y Diputados aprueba y despacha al Senado el matrimonio igualitario.

– 30 de noviembre del 2021: Comisión de Constitución Legislación del Senado y el Senado rechazan indicaciones introducidas por la Cámara al proyecto de ley.

– 6 de diciembre del 2021: La Comisión Mixta aprueba el proyecto de ley, incluida la casi totalidad de las modificaciones introducidas en la Cámara

– 7 de diciembre: Las salas del Senado y de  la Cámara aprueban el matrimonio igualitario y lo trasforman en ley.

Hagamos un poco de historia: en 2016, el Estado chileno y el Movimiento de Liberación Homosexual de Chile (MOVILH) alcanzaron una solución amistosa a la demanda que este colectivo había interpuesto ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la prohibición a las parejas del mismo sexo de contraer matrimonio (puedes descargar aquel acuerdo aquí). El acuerdo, considerado histórico en su momento, implicaba ir más allá de las uniones civiles entre personas del mismo sexo (aprobadas el año anterior) y promover el matrimonio igualitario, la adopción homoparental y los derechos plenos de parentalidad, que a día de hoy tienen que ser reclamados ante los tribunales, así como la aprobación de una ley de identidad de género y un refuerzo de la legislación antidiscriminatoria (la conocida como «ley Zamudio»), entre otras medidas. De hecho, en agosto de 2017 el Gobierno de Michelle Bachelet remitía al Congreso un proyecto de ley de matrimonio igualitario, que no llegó a ser aprobado antes de las elecciones de noviembre que auparon de nuevo al conservador Sebastián Piñera a la presidencia.

Y aunque en septiembre de 2018 se aprobaba la ley de identidad de género, tras cinco largos años de tramitación y no sin grandes dificultades, la promesa de avanzar hacia el matrimonio igualitario quedó en suspenso. Según se filtró en su momento a la prensa chilena, el Gobierno de Piñera manifestó ante la CIDH que no pensaba cumplir el acuerdo por lo que al matrimonio igualitario se refiere. Se acogía para ello a una más que dudosa interpretación del acuerdo, según la cual el compromiso adquirido ya se habría satisfecho con la presentación del proyecto de ley por parte del anterior Gobierno en 2017. No fue hasta enero de 2020, tres meses después del comienzo de las protestas que han trastocado la realidad social y política de Chile (que se encuentra en este momento en pleno proceso constituyente) cuando el Senado incluyó por primera vez la tramitación del proyecto de ley de matrimonio igualitario en el orden del día. La oposición de buena parte de la bancada conservadora, sin embargo, abortó la iniciativa. Sin embargo, en un primer giro de los acontecimientos, Sebastián Piñera pidió a sus ministros que se replantearan su postura. Y finalmente, el pasado 1 de junio, durante su comparecencia ante el Congreso, Piñera hacía un inesperado anuncio: daba su apoyo a la aprobación del matrimonio igualitario. «Anunciamos que pondremos urgencia al proyecto de ley que lleva años en el Congreso y que establece el matrimonio igualitario entre todos nuestros compatriotas», prometía Piñera.

Desde entonces los acontecimientos se aceleraron. El pasado 21 de julio el Senado de Chile aprobaba la iniciativa. Finalmente, las disposiciones relativas a la autorización del matrimonio de parejas del mismo sexo fueron aprobadas por 28 votos a favor y 14 en contra. Por lo que se refiere a las normas relativas a la filiación, fueron aprobadas por 29 votos a favor y 14 en contra. El 23 de noviembre el proyecto recibió el visto bueno de la Cámara de Diputadas y Diputados por 110 votos a favor, 30 en contra y 2 abstenciones. Tras el conflictivo paso por la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado, se creó una Comisión Mixta de ambas cámaras que el 6 de diciembre aprobaba un texto enmendado que remitía de inmediato a la cámara alta. En una vertiginosa jornada, el 7 de diciembre el proyecto de ley era aprobado por el Senado y posteriormente convalidado de nuevo en la Cámara de Diputadas y Diputados. El proyecto se había convertido definitivamente en ley.

***

matrimonio-igualitario-promulgacion-movilh-820x394

El Presidente Piñera  promulgó   el proyecto de ley que en 2017 ingresó al Congreso Nacional  la ex presidenta Michelle Bachelet.

“Llegó el tiempo de consagrar la libertad de amar y formar familia”

El primer mandatario promulgó hoy  el proyecto de ley que en 2017 ingresó al Congreso Nacional  la ex presidenta Michelle Bachelet.

El presidente Sebastián Piñera promulgó hoy la ley de matrimonio igualitario, marcándose un nuevo hito en la historia de los derechos humanos de las personas LGBTIQ+ en Chile.

En la ceremonia en el Palacio de La Moneda estuvieron autoridades de Gobierno y del Congreso Nacional, así como representantes de colectivos LGBTIQ, como Acción Gay, Iguales y Movilh.

El presidente Piñera dio en junio pasado suma urgencia a la tramitación del proyecto de ley, destrabando así su congelamiento legislativo y posibilitando que en seis meses avanzara más que en todos los años previos, hasta ser aprobado por el Congreso Nacional

El proyecto de ley fue redactado e ingresado al Congreso Nacional por la ex presidenta Michelle Bachelet, quien transformó a la lucha por el matrimonio igualitario en un tema de interés estatal y en un compromiso internacional ante la Comisión Interamericana de DDHH (CIDH). Esto, en el marco  de un Acuerdo de Solución Amistosa firmado por el Estado, la CIDH y el Movilh  para el avance del proyecto que hoy es ley.

A continuación se reproduce el mensaje presidencial¨:

“MATRIMONIO IGUALITARIO

Presidente Sebastián Piñera E. 9 de diciembre de 2021

Hoy es un día histórico y de grandes emociones. Hoy vamos a promulgar la Ley de Matrimonio Igualitario.

La verdadera libertad se construye reconociéndonos como iguales en dignidad y derechos. Respetando y valorando la diversidad de identidades y de proyectos de vida. Y esa libertad también debe incluir la libertad de amar.

En nuestro primer Gobierno impulsamos el Acuerdo de Unión Civil, que permitió por primera vez en Chile, darle un reconocimiento legal a las relaciones de amor y afecto entre parejas del mismo sexo.

También promulgamos la Ley Zamudio, para terminar con discriminaciones arbitrarias, cuyo origen fue el caso de Karen Atala y su familia hace ya 10 años.

Al comienzo de este Gobierno promulgamos la Ley de Identidad de Género, que otorgó a toda persona el derecho a ser reconocida conforme a su género.

Siguiendo el camino que inició la Presidenta Bachelet, a quien agradezco, y tal como lo dijimos en nuestra última Cuenta Pública, “Hoy llegó el tiempo del Matrimonio”Igualitario en nuestro país”. El tiempo de profundizar en torno al valor de la libertad y la dignidad. El tiempo de consagrar la libertad de amar y formar familia, y el tiempo de la dignidad de todas las relaciones de amor y afecto entre dos personas.

Con la Ley de Matrimonio Igualitario que hoy promulgamos, todas las parejas que así lo deseen, independiente de su orientación sexual, podrán vivir el amor, contraer matrimonio y formar familia, con toda la dignidad y protección legal que necesitan y merecen.

El matrimonio es la institución que encarna los más profundos ideales de nuestra sociedad, como el amor, fidelidad, respeto, acogimiento, solidaridad y familia.

A través del matrimonio, dos personas se unen en un proyecto de vida en común, se prometen amor y ayuda en salud y enfermedad, incluso más allá de esta vida.

¿Cuáles son los principios y objetivos de esta ley?

Básicamente tres:

Primero, proteger la familia, y muy especialmente a los niños y niñas. Nuestro Gobierno está comprometido con la protección de la familia y poner a los niños primeros en la fila. La Ley de Matrimonio Igualitario permitirá que todos los niños, con un papá y una mamá, con dos papás o dos mamás, tengan los mismos derechos y protección en materias tan importantes como el cuidado personal, pensión de alimentos o derechos hereditarios.

No podemos tener familias de primera y segunda categoría, y a partir de hoy, estas distinciones serán parte del pasado.

Segundo, dar vida al principio que todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos y son iguales ante la ley. Esta Ley pone en un pie de igualdad todas las relaciones de amor entre dos personas, porque es un deber del Estado, de acuerdo a Tratados como la Declaración Universal y la Convención Americana de Derechos Humanos, el proteger a todos los tipos de familia, sin discriminar por la orientación sexual o identidad de género de quienes las componen.

Tercero, resguardar y promover la libertad. La libertad es una condición esencial para que las personas puedan desarrollar sus talentos y realizarse como personas, para cumplir sus sueños y buscar la felicidad. Además, la libertad es también una condición esencial para construir una sociedad más sana, más plena y más feliz.

La libertad de vivir, la libertad de pensamiento y conciencia, la libertad de expresión y la libertad de emprender. Y también la libertad de amar y construir sus propios proyectos de vida, que son reconocidos y protegidos por esta Ley de Matrimonio Igualitario, la que también garantiza un Estado respetuoso de la vida privada de las personas.

Esta ley también protege la libertad religiosa, porque es una ley de Matrimonio Civil que respeta los matrimonios religiosos, que tienen la libertad de definir sus propias condiciones y naturaleza.

Sabemos que en nuestro país hay posiciones distintas sobre esta materia, que reconocemos como legítimas y respetables. En el pasado, mi mirada fue distinta. Pero, así como es importante en la vida actuar con convicciones profundas, también es importante y me siento orgulloso de haber podido desarrollar nuevas perspectivas.

El Estado siempre debe cumplir su rol fundamental de promover una sociedad libre, diversa, tolerante e inclusiva, y evitar que existan discriminaciones arbitrarias o privilegios entre sus ciudadanos.

Queridos compatriotas:

Este es un día para celebrar. Por eso anteanoche iluminamos La Moneda con los colores de la diversidad.

Pero también es un día para reflexionar. A lo largo de la historia y todavía en el presente, muchos grupos han sido discriminadas o perseguidas en función de su religión, sexo, color y orientación sexual. En Chile y en el mundo, los crímenes de odio han aumentado y todos tenemos que unir voluntades para erradicarlos.

Esta ley no repara el sufrimiento que muchos han vivido, pero sí significa un paso adelante hacia una sociedad más libre, más tolerante con la diversidad, más humana, más justa y más bondadosa.

Esta Ley nos permite recordar y agradecer a tantas mujeres y hombres que dedicaron sus vidas a luchar contra las discriminaciones por su orientación o identidad sexual. Y también nos permite decirle a nuestros familiares, amigos, vecinos o compañeros de estudios o trabajo, que alguna vez se sintieron vulnerables y discriminados por amar a alguien del mismo sexo, que no hay nada malo en ello, que no tienen nada de que avergonzarse ni esconder.

Queremos agradecer también al Congreso, que aprobó esta Ley con apoyo de todos los partidos políticos, y muy especialmente, a los representantes de organizaciones de la sociedad civil que han luchado largamente por esta causa y porque ésta y otras leyes puedan ver la luz del sol, como Rolando Jiménez y Gonzalo Velásquez, representantes del Movilh e Isabel Amor, representante de Iguales.

Hoy es un buen día para la libertad, la familia, la dignidad, la igualdad y el aprecio y respeto por la diversidad de la sociedad chilena.

Porque el amor es amor. ¡Viva el amor, viva Chile! Muchas gracias.”

***

plaza-dignidad-movilh-820x394

Con masivo evento en la Plaza de la Dignidad y desayuno con familias homoparentales celebran la aprobación del matrimonio igualitario en Chile

A esto se sumó la iluminación de La Moneda con los colores LGBTIQ+ y el despliegue de la bandera de la diversidad en 42 instituciones públicas y privadas.

Con un masivo evento artístico y cultural en la Plaza de la Dignidad, un desayuno con familias homoparentales y una edición especial del “Banderazo Arcoíris”, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) festejó la  histórica aprobación del matrimonio igualitario que tuvo lugar el pasado martes 7 de diciembre.

Si bien el día y hora del evento fueron avisados a pocos minutos de ocurrir, unas 2.000 personas se plegaron al llamado y asistieron acompañadas de sus amigos/as, parejas, hijos/as u otros familiares.

El evento; desarrollado entre las 19:00 y las 22:45 horas del 7 de diciembre; arrancó con la entonación el himno nacional por parte de la cantante lírica trans Francesca García, tras lo cual los/as dirigentes del Movilh, Javiera Zúñiga y Ramón Gómez, leyeron un discurso de bienvenida al matrimonio igualitario.

Especialmente intervinieron la ex diputada Fanny Pollarolo, autoridad pionera en apoyar los derechos LGBTIQ+ a comienzos de los años 90, y César Peralta y Víctor Arce, quienes junto a sus respectivas parejas demandaron al Estado de Chile ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la prohibición del matrimonio igualitario, siendo esa acción la cual originó el proyecto de ley que ahora se aprobó.

Durante el evento, animado por el transformista Paul Bichón, expusieron también el vicepresidente de la Convención Constitucional, Pedro Muñoz, el Convencional Constituyente, Tomás Laibe y el histórico dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, así como familias homoparantales con sus hijos. A la par, parejas lésbicas y gays se pidieron matrimonio sobre el escenario.

En el plano artístico, se presentaron el grupo Aion,  los/as cantantes Dani Ride, Laure Bel y Dani Ride y los transformistas Taina Quendesnfeld, Sabrina O’Donell y Francisca del Solar. El evento terminó con música electrónica a cargo del DJ Fletcher.

En tanto, y a la misma hora que las personas LGBTIQ+ celebraban en la Plaza de la Dignidad, La Moneda se iluminó con los colores del Orgullo

Desayuno familiar y colores LGBTIQ+

Al día siguiente de la aprobación, familias homoparentales desayunaron en la sede del Movilh para compartir sus expectativas en torno al matrimonio igualitario y dialogar sobre sus experiencia.

Participaron del desayuno Isidora Iturriaga y Michell Sierra quienes están a solo días de convertirse en madres de mellizos/as;  Vanessa Solorzano y Joalismir Moreno, una pareja venezolana que asistió acompaña de su hijo Erick; y las chilenas Jacqueline Paez y Evelyn Maldonado, madres de la pequeña Emily.

Finalmente, y desde la semana pasada, un total 42 instituciones públicas y privadas se sumaron a una edición especial de la Campaña Arcoíris del Movilh, desplegando las banderas LGBTQA+ o iluminando sus frontis con los colores de la diversidad en apoyo al matrimonio igualitario.

 

El matrimonio igualitario en América y el mundo

Con la aprobación del matrimonio igualitario en Chile, los países del continente americano donde está permitido suman ya 10 (entre paréntesis, la entrada en vigor de la ley):

El continente americano se sumó rápidamente a legislar la igualdad de las parejas del mismo sexo. Una de las peculiaridades es que, en muchos de estos países, fueron primero los tribunales quienes dictaminaron la inconstitucionalidad de la discriminación de las parejas LGTB. En otros, sin embargo, fue el poder legislativo quien tomó la iniciativa. Estos son los 10 países americanos donde existe el matrimonio igualitario (con su año de entrada en vigor entre paréntesis):

Canadá (2005), México (en vigor en algunos estados, aunque desde 2010 deben ser reconocidos a nivel nacional), Argentina (2010), Brasil (2013), Uruguay (2013), ,Brasil (2013), Uruguay (2013) , Estados Unidos (2015), Colombia (2016), Ecuador (2019), Costa Rica (2020) y Chile (2021).

Este sería el mapa de la situación del matrimonio igualitario en América (podéis pinchar en él para verlo a mayor tamaño):

Matrimonio-igualitario-en-America-solo-matrimonio-30-11-2021-scaled

Actualmente, en todo el mundo son 31 los países donde existe el matrimonio igualitario (entre paréntesis, la entrada en vigor de la ley):

Holanda (2001), Bélgica (2003), España (2005), Sudáfrica (2006), Noruega (2009), Suecia (2009), Portugal (2010), Islandia (2010), México (en vigor en algunos estados, aunque desde 2010 deben ser reconocidos a nivel nacional), Argentina (2010), Dinamarca (2012), Brasil (2013), Uruguay (2013) , Francia (2013), Reino Unido (2014 en Inglaterra, Gales y Escocia, 2020 en Irlanda del Norte), Luxemburgo (2015), Irlanda (2015), Estados Unidos (2015), Colombia (2016),  Finlandia (2017), Alemania (2017), Malta (2017), Australia (2017),  Austria (2019),Taiwán (2019), Ecuador (2019), Costa Rica (2020),  Suiza (2021).y Chile (2021).(Podéis pinchar en el mapa para verlo a mayor tamaño).

Matrimonio-igualitario-en-el-mundo-30-11-2021-2048x1079

Esperemos que esta lista se vaya ampliando en todos los continentes.

Fuente Dosmanzanas/MOVILH/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

Un sacerdote anglicano y su novio se convierten en el primer matrimonio homosexual bendecido en la Iglesia Anglicana de Gales

Lunes, 22 de noviembre de 2021

0F9EE643-37D3-4391-A5AE-B688C115DC63-768x512El reverendo Lee Taylor se casó con traje clerical, delante de su obispo diocesano

Un sacerdote y su pareja se han convertido en la primera pareja del mismo sexo en recibir la bendición de la Iglesia de Gales.

El padre Lee Taylor, de 44 años, y su pareja Fabiano Da Silva Duarte, de 45, recibieron el sábado (13 de noviembre) la bendición de la Iglesia en Gales.

El padre Lee dijo que el servicio en la iglesia de St Collen en Llangollen, donde es sacerdote encargado, fue “un gran día de celebración”.

Dijo a PinkNews: “Fue muy importante y emocionante haber llegado a este siguiente paso en nuestro viaje juntos.

“Ambos sentimos que no sólo era un día de regocijo para nosotros, sino para muchas otras parejas religiosas del mismo sexo en todo Gales”.

La pareja, que contrajo matrimonio civil en 2008, fue bendecida por el obispo de St Asaph, el reverendo Gregory Cameron.

8B48100A-7F46-45A9-AA92-F37FB3C36494-768x512La ceremonia se produjo después de que la Iglesia de Gales votara en septiembre la aprobación de un nuevo servicio de bendición para las parejas del mismo sexo.

Aunque el matrimonio entre personas del mismo sexo todavía no está permitido en la Iglesia de Gales, la sacerdote en formación Ruth Eleri James dijo que los servicios de bendición son “importantes, porque es un mensaje para la gente LGBT+ en la sociedad en general para decir que sus relaciones son amadas y bendecidas por Dios”.

El proyecto de ley introducirá las bendiciones de forma “experimental” durante cinco años, y cada clérigo es libre de decidir si participa o no en los servicios.

Kieran Bohan, coordinador de la red The Open Table Network, una organización benéfica cristiana que apoya a las comunidades eclesiásticas para las personas LGBT+, dijo a PinkNews: “Es conmovedor ver a un obispo abrazar a un sacerdote cuya unión civil acaba de bendecir.

“La bendición es un signo de la aprobación de Dios, y una afirmación del amor que la pareja comparte entre sí.

“Nos alegramos con Lee y Fabiano, y anhelamos el día en que el matrimonio esté abierto a todas las parejas de nuestras iglesias”.

B0A2FC77-D3E4-454F-94BE-38FA2333BA48-768x575La Iglesia Episcopal Escocesa se convirtió en la primera iglesia anglicana del Reino Unido en permitir los matrimonios entre personas del mismo sexo en 2017.

Los cuáqueros de Gran Bretaña, la Asamblea General de Iglesias Unitarias y Cristianas Libres y la Iglesia Reformada Unida son las otras confesiones cristianas del Reino Unido que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La Iglesia de Inglaterra no reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo, ni bendice a las parejas del mismo sexo.

Fuente Pink News

Fotos: (Andrei Daniel Production / @ AdanielProduction)

General, Historia LGTBI, Iglesia Anglicana , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.