Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Congregación para la Doctrina de la Fe’

Saúl Castro: “A pesar de las carambolas para ocultar su LGTBIfobia, la Iglesia oficial nos sigue percibiendo como identidades inmorales”

Jueves, 7 de julio de 2022

Saul-Castro_2460363950_16094984_660x371Ampliamos con esta entrevista la noticia que ya publicamos hace unos días y en la que podéis ver de nuevo los vídeos.

“Las personas trans, categorizadas aún como ‘enfermas’ en la OMS, tiene el doble de probabilidades de ser sometidas a ‘terapias de conversión’ que las personas cis. La personas homosexuales hemos dejado de ser completamente enfermos hace tan sólo tres años”

“A pesar de las carambolas para no hacer expresa su LGTBIfobia, es claro que nuestras identidades siguen estando vistas por la oficialidad e institucionalidad de la Iglesia como moralmente reprobables”

“En el proceso de documentación que he llevado a cabo sobre las ‘terapias de conversión’ he encontrado casos de desnudez grupal forzada, castidad forzada por periodos de hasta 270 días, prácticas aversivas, realización de ritos como entierros simulados o exorcismos… en España, estos grupos remiten a las víctimas que ‘no avanzan’ a psiquiatras que les prescriben medicamentos inhibidores del deseo sexual. Es decir, se les medica para castrarles forzadamente

“La Iglesia tiene una doble responsabilidad. En España, los principales perpetradores de ‘terapias de conversión’ son agrupaciones de fe vinculadas a la Iglesia católica, aunque no están oficialmente reconocidas por esta institución. Además, Obispos –como Juan Antonio Reig Pla, Pablo Ormazabal Albistur, José Ignacio Munilla Aguirre, Mario Iceta Gavicagogeascoa, Demetrio Fernández González o Manuel Sánchez Monge, colaboran”

“Tanto el Opus Dei como el Camino Neocatecumenal han colaborado con ambas organizaciones, remitiendo a jóvenes LGTBIQA+ a estos itinerarios”

“La Ley Trans y LGTBI no se ha aprobado todavía ni se sabe si se llegará a aprobar antes de que termine la legislatura. El problema de esta Ley es que hay una ausencia de capacidad por parte de las autoridades autonómicas para investigar e imponer sanciones contra estas práctica. Hasta la fecha, todavía siguen pendientes, tras más de dos años de espera, tres resoluciones. Dos de 2020 y una de 2021”

“Desde No Es Terapia exigimos al Congreso una modificación del Código Penal que criminalice las terapias de conversión, tal como se ha hecho en 44 jurisdicciones, entre las que se incluye Francia, Malta o Alemania”

Jesús Bastante

La Iglesia tiene una doble responsabilidad. En España, los principales perpetradores de ‘terapias de conversión’ son agrupaciones de fe vinculadas a la Iglesia católica, aunque no están oficialmente reconocidas por esta institución“. Saúl Castro es abogado y fundador de NoesTerapia, asociación que lucha contra estas terapias, que el Gobierno pretende ilegalizar con su ley del ‘No es no’.

“Además, Obispos como Juan Antonio Reig Pla, Pablo Ormazabal Albistur, José Ignacio Munilla Aguirre, Mario Iceta Gavicagogeascoa, Demetrio Fernández González o Manuel Sánchez Monge, colaboran”, asegura en esta entrevista.

do así?

– Pues desgraciadamente, en muchas partes del mundo e, incluso en España, la respuesta es sí. No hemos de olvidar que parte de nuestra comunidad sigue estando patologizada, no sólo en el acceso al reconocimiento de su identidad de género, sino también en las clasificaciones de enfermedades mentales. Tanto es así que el CIE-11 de la OMS, adoptado en 2019, sigue considerando a las personas trans como personas con “condiciones relacionadas con la salud sexual”, por lo que sólo se ha producido su despsicopatologización, pero no dejan de estar categorizadas como personas “enfermas”. De hecho, la fiscalización y policía institucional que se hace de las identidades trans es lo que determina que, estadísticamente, estas tenga un doble de probabilidades de ser sometidas a “terapias de conversión” que las personas cis, dado que tienen que ser propios profesionales de la salud quienes certifiquen y validen su identidad, lo que abre espacios para que los perpetradores de estos abusos actúen con mayor impunidad.

Con respecto a la orientación sexual, hemos dejado de ser completamente enfermos hace tan sólo tres años, ya que con la modificación del CIE-11 se eliminó la patologización de la “homosexualidad egodistónica”, que era aquella dolencia consistente en el rechazo a la orientación sexual propia y el deseo de modificarla, y que empleaban muchos profesionales para tratar médicamente a “homosexuales que querían dejar de serlo”.

Y bueno… en relación con el pecado, pues no se ha avanzado mucho realmente. El Catecismo de la Iglesia indica en sus párrafo 2357-59 que “las personas homosexuales están llamadas a la castidad” debido a que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados, son contrarios a la ley natural y no pueden recibir aprobación en ningún caso”. Tal como señala la Congregación para la Doctrina de la Fe desde 1986, “la particular inclinación de la persona con atracción sexual hacia el mismo sexo, aunque en sí no sea pecado, constituye sin embargo una tendencia, más o menos fuerte, hacia un comportamiento intrínsecamente malo desde el punto de vista moral”. Por tanto, a pesar de las carambolas para no hacer expresa su LGTBIfobia, es claro que nuestras identidades siguen estando vistas por la oficialidad e institucionalidad de la Iglesia como moralmente reprobables.

– En el libro desentrañas las terapias de conversión. ¿En qué consisten? ¿Qué prácticas son las más aberrantes?

– No existe una definición estandarizada y común de las “terapias de conversión” ni a nivel internacional ni nacional. Desde la Asociación, y a nivel personal, las definimos poniendo en el centro su finalidad, es decir, el hecho de que todas las “terapias de conversión” se caracterizan por el objetivo común de querer modificar o anular la identidad y/o expresión de género de las personas contra las que se dirigen, así como su orientación sexual, para «acomodarlas» a los cánones cisheteronormativos imperantes en nuestras sociedades. Tal como afirma el Experto Independiente sobre Orientación Sexual e Identidad de Género de la ONU, “todas las “terapias de conversión” comparten la premisa de que la orientación sexual y la identidad de género pueden ser extirpadas —expulsadas, curadas o rehabilitadas—, como si fueran algo ajeno a la persona, lo que constituye una visión sumamente inhumana de la existencia”.

En el proceso de documentación que he llevado a cabo, he encontrado casos de desnudez grupal forzada, la castidad forzada por periodos de hasta 270 días, realización de ejercicios “biodinámicos” –consistentes en dar golpes y gritos para liberar energía–, prácticas aversivas –como ponerse una goma elástica en la muñeca y golpearse con ella cuando se sentía deseo sexual–, rezo continuado y del rosario en los momentos de mayor deseo sexual, empleo de técnicas de reprocesamiento traumático como el EMDR–ya que parten que la diversidad sexual y de género es fruto de traumas que hay que sanar–, abrazo-terapia, logopedia, terapia hablada, estudio de textos acientíficos sobre la orientación sexual y la posibilidad de modificarla, realización de ritos como entierros simulados o exorcismos, así como control diario a través de aplicaciones de mensajería y telefonía como Telegram.

Hay que destacar que el funcionamiento de estos grupos se centra en separar a las víctimas de sus círculos familiares y de amistad, para que dependan emocional y socialmente de los grupos de “itinerantes” y de la propia organización. Les asignan grupos de compañeros, orientadores o supervisores, que les monitorean diariamente, obligándoles a escribir tres veces al día por los chats y exigiéndoles que contacten inmediatamente al grupo cuando tengan deseos sexuales no heterosexuales. También les requieren que asistan a quedadas semanales en las que practican deporte, van a bares o al cine, con el objetivo de afianzar relaciones de “masculinidad sana”. Al integrarles de una forma tan completa en estos grupos, las víctimas cortan lazos con el resto de círculos y los perpetradores se aprovechan de ello para mantener un control leonino sobre ellas, así como para chantajearlas con el ostracismo en el caso de que no progresen adecuadamente.

Finalmente, en España, estos grupos también remiten a aquellas víctimas que “no avanzan en su recuperación de la cisheterosexualidad” a psiquiatras con los que colaboran. Estos, tras realizarles una suerte de cuestionarios que no están avalados por la práctica clínica, les diagnostican el origen de su homosexualidad, bisexualidad o identidad de género no cis, y les prescriben medicamentos para otras dolencias –generalmente para tratar trastornos bipolares, esquizofrenia o epilepsia–, entre cuyos efectos secundarios se encuentra la reducción o eliminación de la lívido. Es decir, se les medica para castrarles forzadamente.

¿Cuál es la responsabilidad de la Iglesia en estas prácticas?

– La Iglesia tiene una doble responsabilidad que, desgraciadamente, está ignorando de forma deliberada. En España, los principales perpetradores de “terapias de conversión” son agrupaciones de fe vinculadas a la Iglesia católica, aunque no están oficialmente reconocidas por esta institución. En concreto, estos grupos se llaman “Es Posible la Esperanza” y “Verdad y Libertad”, operando en distintas regiones de España y con muchas sedes organizadas jerárquica y estructuralmente.

Por un lado “Es Posible la Esperanza” o EPE fue fundada y es coordinada por Santiago Olmeda Sánchez – capellán del Convento Carmelitas Descalzas de Ruiloba en Cantabria– y por Belén Vendrell Sahuquillo –colaboradora del Centro Diocesano de Orientación Familiar Regina Familiae de Alcalá de Henares y mano derecha del obispo de Alcalá. En 2015, EPE remitió un dossier de 450 páginas a todos los Obispos españoles y otro con unos 118 testimonios de víctimas a la Santa Sede para solicitar que, de forma institucional, se impartieran “Itinerarios de Maduración Integral” para salir de la Atracción sexual al Mismo Sexo no deseada en todos los Centros Diocesanos de Orientación Familiar (COF) y en los Seminarios. Es decir, desde la institucionalidad se conoce que estas prácticas se llevan a cabo y, a pesar de ello, no se han puesto barreras para cortarlas de raíz.

No sólo eso, sino que diferentes personalidades de la Iglesia, obispos –como Juan Antonio Reig Pla, Pablo Ormazabal Albistur, José Ignacio Munilla Aguirre, Mario Iceta Gavicagogeascoa, Demetrio Fernández González o Manuel Sánchez Monge–en connivencia con seglares al frente de los diferentes COF –como José María Gea Rosat, Federico Mulet Valle, Isabel Lacruz Silvestre o Marisa Vendrell Sahuquillo– han promocionado los itinerarios ofrecidos por EPE, “acompañado” a personas en su proceso de maduración de la masculinidad/feminidad, captado a potenciales itinerantes y participado en las convivencias periódicas que se hacían en esta asociación, así como fungido como orientadores y miembros de los grupos de apoyo.

Por otro lado, está el caso de Verdad y Libertad (VyL), que es quizás todavía más sangrante. Esta agrupación, fundada en 2013 por Miguel Ángel Sánchez Cordón –un pediatra granadino actualmente jubilado– y Alberto López –que se desligó de la misma en 2015 y lucha contra las terapias desde entonces– ha sido abiertamente investigada por la Santa Sede en el año 2020. En diciembre de dicho año, el cardenal Beniamino Stella remitió un informe, que no se ha hecho público, a la Congregación para el Clero en el que concluía que “un grupo de 6 o 5 obispos” –entre los que se incluyen Xavier Novell i Gomà, Arturo Pablo Ros Murgadas o Francisco Javier Martínez Fernández– habrían colaborado en sus retiros, compartiendo su testimonio y derivando a jóvenes y adultos a las “terapias” que se practicaban en el seno de VyL.

En abril de 2021, la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española abordó este tema y el informe, limitándose a destacar que VyL no es una organización reconocida por la Iglesia y a animar a “quien se considere afectado o víctima que denuncie por la vía civil, porque desde el punto de vista canónico no se puede frenar lo que hacen”. Es decir, al igual que en el caso de los abusos sexuales a menores en la Iglesia, esta institución se ha desmarcado sin cesar a ningún miembro del clero ni publicar los informes y las investigaciones llevadas a cabo.

Junto a estos miembros de la Iglesia, operan otros sacerdotes de diferentes diócesis y parroquias como la Parroquia de San Mateo Apóstol, la de San Leandro Obispo, la de San Carlos Borromeo de Ontinyent, la de la Sagrada Familia de Torrent, la de la parroquia de S. Pío X de Algemesí o la de Nuestra Señora de la Merced y Santa Tecla. No sólo eso, sino que en VyL, para poder acceder a los grupos e iniciar el itinerario de 270 de castidad, Miguel Ángel obligaba a los futuros itinerantes a asistir durante 6 u 8 semanas a sesiones de “terapia psicológica” con Lourdes Illán Ortega o con Juan Mayo, quienes hacían un test para evaluar la herida de los pacientes y trabajaban fichas, por un “módico” precio de 60 euros/sesión.

Así mismo, tanto el Opus Dei como el Camino Neocatecumenal han colaborado con ambas organizaciones, remitiendo a jóvenes LGTBIQA+ a estos itinerarios, así como a conocidos psiquiatras ultra-conservadores como Aquilino Polaino o Enrique Rojas, que de acuerdo con el testimonio de estas víctimas, prescriben fármacos, previo pago de tarifas de entre 100 y 200 euros/sesión, pautados para tratar enfermedades y trastornos mentales graves como la bipolaridad, esquizofrenia o la epilepsia.

El Gobierno está a punto de aprobar la ley que prohibirá las terapias de conversión.

– Bueno, realmente la Ley Trans y LGTBI no se ha aprobado todavía ni se sabe si se llegará a aprobar antes de que termine la legislatura. Lo que ha sucedido es que el Consejo de Ministros a aprobado el Anteproyecto de Ley Trans y LGTBI y ha acordado registrarlo como Proyecto de Ley ante el Congreso, comenzándose ahora el procedimiento de tramitación parlamentaria y pudiendo modificarse el texto mediante enmiendas.

Con respecto a la ley, el problema es que replica un modelo desfasado, inútil e inefectivo, ya que impone un prohibición genérica de “practicar terapias de conversión” y establece un régimen sancionador en el que se pena con multa a quienes las practiquen o las promuevan. Este régimen no es nuevo, sino que, en la actualidad, 8 Comunidades Autónomas –la Comunidad de Madrid,Andalucía, la Comunidad Valenciana, Aragón, la Región de Cantabria, Canarias, La Rioja y Castilla La Mancha– ya tienen un sistema sancionador. Sin embargo, en los seis años en que se han ido adoptando y entrando en vigor estas normas autonómicas, no se ha investigado ni sancionado firmemente ningún caso de práctica o promoción de “terapias de conversión”, a pesar de las numerosas denuncias interpuestas ante los órganos administrativos competentes, así como de los reportajes que han salido a la luz en los últimos años. Esto se debe a varios factores:

Por un lado, hay una ausencia de capacidad por parte de las autoridades autonómicas para investigar e imponer sanciones contra estas prácticas, que deriva de una imposibilidad competencial de ordenar la práctica de diligencias de investigación para esclarecer hechos, como la práctica de “terapias”, que no trascienden a la esfera pública, se lleva a cabo en locales privados de la Iglesia y se capta a las víctimas por redes de contactos y clientelares. Ello se debe a que, para la intervención de comunicaciones, entrada y registro de instalaciones; así como incautación de diferentes materiales, es necesaria la intervención judicial.

Paralelamente, los procedimientos de naturaleza sancionadora se inician siempre de oficio por acuerdo del órgano competente, sin reconocer ningún derecho a las víctimas o a la sociedad civil más allá de conocer la decisión de sobre la iniciación del procedimiento o el archivo de las denuncias. Ello impide que las víctimas o la ciudadanía pueda participar efectivamente en la investigación de estos abusos, y abre la mano a que los órganos competentes no actúen con el celo necesario, limitando las posibilidades de que rindan cuentas por su inacción. Por ejemplo, el único caso de “terapias de conversión” que fue sancionado, en septiembre de 2019, fue anulado por el 13 de julio de 2021, por la sentencia núm. 898/2021 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, donde se indicaba que la Comunidad de Madrid había tardado más de 31 meses en instruir el procedimiento vulnerando los derechos de la sancionada, actuando de forma fraudulenta.

Análogamente, el 5 de noviembre de 2021, la Consejería de Familia, Juventud y Política Social acordó no iniciar un procedimiento sancionador, tras 31 meses de espera, contra el Obispado de Alcalá alegando que sólo disponía de pruebas obtenidas sin el consentimiento de los infractores. A la sociedad civil, nos notificaron esta decisión en mayo de 2022, cuando ya habían prescrito las infracciones. Este hecho, deja entrever que el modelo de tutela administrativa de estos abusos se queda absolutamente corto ya que las autoridades competentes no tienen facultades para ordenar la práctica de diligencias de investigación necesarias, para las que sería necesario contar con la intervención de un órgano judicial.

Hasta la fecha, todavía siguen pendientes, tras más de dos años de espera, las resoluciones sobre las denuncias interpuestas en 2020 contra las comunidades evangélicas que hacían exorcismos en Madrid para “expulsar la homosexualidad” así como contra una coach madrileña que ofrece un curso online titulado “Camino a la heterosexualidad”; Hasta la fecha, todavía siguen pendientes, tras más de dos años de espera, las resoluciones sobre las denuncias interpuestas en 2020 contra las comunidades evangélicas que hacían exorcismos en Madrid para “expulsar la homosexualidad”. Así mismo, ni el Govern de la Comunidad Valenciana ni la Junta de Andalucía han actuado contra la asociación Verdad y Libertad, a pesar de que se han denunciado estos hechos.

En segundo lugar, las sanciones que llevan aparejadas las infracciones de terapias de conversión no son eficaces ni disuasivas para los perpetradores. En el caso de Elena Lorenzo de septiembre de 2019, esta “coach de identidad” que diagnostica Trastorno Obsesivo Compulsivo Homosexual y promete curarlo a través de su web profesional, esta señora fue sancionada con una multa de 20.001 euros –anulada posteriormente. La cuantía de esta multa fue recaudada en menos de dos semanas a través de una campaña de crowdfunding orquestada por Hazte Oir. Elena Lorenzo nunca cesó, y continúa a día de hoy, ofreciendo estos servicios previo pago de 80 euros/sesión.

Por tanto, el empleo de sanciones exclusivamente económicas para frenar a unos perpetradores apoyados por redes influyentes y con gran capital económico, no es eficaz, suficiente ni útil.

En tercer lugar, el contexto criminológico en el que se producen y perpetran las “terapias de conversión” en España determina que las víctimas tarden muchos años en decidir ejercer acciones o visibilizar la violencia a la que han sido sometidas. Diversos estudios, como el titulado “Conversion Therapy and LGBT Youth” y publicado por el Williams Institute, indica que más de la mitad de las víctimas de “terapias de conversión” las sufren durante su minoría de edad.

Paralelamente, el estudio “The Global State of Conversion Therapy. A Preliminary Report and Current Evidence Brief”, de la LGBT Foundation, señala que sólo una de cuatro víctimas se somete a terapias de conversión sin coacciones de su entorno y que, entre las restantes, un 22% asiste por presión familiar, un 11% por recomendación de su comunidad/líderes religiosos y hasta un 17,5 % por insistencia de profesionales de la salud, autoridades educativas o de sus propios empleadores. Este contexto victimológico determina que las víctimas no tengan posibilidad ni incentivos para denunciar ante las autoridades administrativas y sufrir un procedimiento que las revictimice y las aísle de sus entonos.

Finalmente, los tipos penales existentes –estafa, intrusismo profesional, delitos contra los consumidores o el delito de lesiones– no cubren suficientemente los contextos en que se dan estas prácticas y sólo se centran en las consecuencias de las conductas materiales, ignorando lo criminalmente reprobable de las ‘terapias de conversión’ en sí. Es decir, su objetivo tendente a la eliminación y represión de la identidad y de la diversidad sexual y de género.

Es por todo esto que desde No Es Terapia exigimos ahora a los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados que modifiquen el Código Penal, creando un tipo delictivo autónomo que criminalice la práctica de terapias de conversión, tal como se ha hecho en 44 jurisdiccionesentre las que se incluye Francia, Malta, Alemania, Canadá, Nueva Zelandia, Ecuador o diferentes Estados Mexicanos.

FS4jAVrWYAEtLOT

***

El pasado mes de mayo, Los obispos y las obispas de la Iglesia Anglicana de Gales celebraban que el Gobierno galés prohíba las “terapias” de conversión antiLGTBI. El pasado febrero, Israel prohibía las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+. Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes de Canadá le dio su visto bueno el pasado diciembre,  por unanimidad, a un proyecto de ley para prohibir las pseudoterapias de conversión, y definitivamente el pasado enero de este año. Se trata de un veto total, no solo en menores de edad, y contempla penas de hasta cinco años de cárcel para quien inflija estas prácticas y hasta dos para quien se beneficie económicamente de las mismas o las publicite. El Senado aprobó el texto en una tramitación exprés apenas seis días más tarde y, tras recibir la firma de la gobernadora general, entró en vigor el pasado 7 de enero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

Sin embargo, hace unos días conocíamos que Boris Johnson cedía a la presión del lobby transexcluyente y dejará fuera de la prohibición de las «terapias» de conversión la identidad de género. Y más recientemente, el Consejo General del Poder Judicial español criticaba en su informe no preceptivo, la prohibición de las mal llamadas terapias, en el proyecto de la ley Trans española. A esto se sumaban las desafortunadas palabras de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, gracias a los votos de la extrema derecha, Díaz Ayuso quien  no sancionará al obispo homófobo Reig Plá por las terapias para ‘curar’ la homosexualidad’.

La situación en otros países

Canadá y Francia se unieron al reducido grupo de países que han prohibido las pseudoterapias de conversión, ya sea de manera general o en menores de edad el pasado mes de enero. Le siguió Nueva Zelanda el pasado 15 de febrero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor en 2019 tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril del mismo año  también  se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y en mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo hemos aprobó por ejemplo en enero de 2019  por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México. y en julio de 2021 el Estado de Yucatán.

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. La siguió Alemania el año pasado, aunque con un texto limitado a los menores de edad y con ciertas ambigüedades que el próximo Gobierno de Olaf Scholz se ha comprometido a revisar. El próximo país en sumarse será posiblemente Francia, cuya Asamblea Nacional aprobó en octubre, también por unanimidad, el veto a las pseudoterapias de conversión. Irlanda ha dado pasos en la misma dirección, antes de la disolución del Parlamento con la convocatoria de elecciones en 2020, y también se debate sobre el asunto en Austria. En mayo de este año, el Gobierno británico de Boris Johnson anunció un proyecto de ley, mientras que en Albania existe un veto de facto, toda vez que el colegio de Psicología prohíbe a sus miembros la práctica de cualquier procedimiento encaminado a intentar cambiar la orientación sexual o la identidad de género, ya sea en menores de edad o en adultos.

En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Y, por fin, El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó el pasado junio el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de este año, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente Religión Digital /Cristianops Gays

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Grupos reformistas piden al Papa que “ponga fin inmediatamente” a los exabruptos del cardenal Müller

Jueves, 7 de abril de 2022

Conference for priests at the Pontifical Lateran University in Rome March 11. Pictured: Bishop Gerhard Muller of Regensburg, Germany. (CNS photo/Paul Haring)Carta abierta de ‘María 2.0‘ y ‘Somos Iglesia‘ contra el ultraconservador purpurado alemán

“Consideramos inaceptable que una persona que difunde mitos conspirativos y utiliza claves antisemitas ocupe un cargo de juez en el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica y, como miembro del Colegio Cardenalicio, esté entre el círculo de potenciales electores papales”

“El cardenal Müller ha vuelto a hacer un grave daño a la Iglesia católica con sus declaraciones”

Consideramos inaceptable que una persona que difunde mitos conspirativos y utiliza claves antisemitas ocupe un cargo de juez en el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica y, como miembro del Colegio Cardenalicio, esté entre el círculo de potenciales electores papales. La Iglesia reformista alemana se planta y exige, públicamente, al Papa Francisco, que cese al cardenal Gerhard Ludwig Müller.

En una carta abierta publicada este lunes, (28 de marzo) y enviada al Nuncio del Papa en Alemania, Nikola Eterovic, los grupos ‘María 2.0’ y ‘Somos Iglesia’ reclaman a Bergoglio que ponga fin inmediatamente” a los excesos del purpurado, ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y que en los últimos tiempos se ha desvelado como uno de los principales opositores a las reformas impulsadas durante este pontificado.

La misiva critica especialmente las polémicas de Müller respecto a las vacunas o la propia pandemia, así como algunas declaraciones que fueron tildadas como cercanas al antisemitismo, que no quiso modificar en momento alguno. “El cardenal no rectificó ni se retractó de sus declaraciones, sino que, por el contrario, las reafirmó y en algunos casos incluso las intensificó, señalan los firmantes, hasta el momento medio millar.

Se espera que un cardenal se oriente por hechos científicos serios, y que haga todo lo posible por evitar las divisiones en la sociedad y en la Iglesia”, recalca la nota, que lamenta cómo “el cardenal Müller ha vuelto a hacer un grave daño a la Iglesia católica con sus declaraciones”.

Esta es la carta íntegra en castellano

Carta abierta al Papa

Fuente  Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

El prefecto de Doctrina de la Fe, Luis Ladaria, ordenó “evitar el escándalo público” y no denunciar en varios casos de abusos sexuales a menores

Lunes, 14 de febrero de 2022

HqrrK0IFEl ‘sistema del silencio’ salpica al prefecto de Doctrina de la Fe

Salen a la luz varias cartas del cardenal español, reclamando actuar en silencio y desplazar al cura implicado. Una se refiere el depredador Bernard Preynat, que llegó a abusar de cuatro y cinco niños a la semana y cuyo caso acabó con la carrera eclesiástica del cardenal Barbarin. La otra, a un cura italiano que, tras ser enviado a su nuevo destino, llegó a violar a una decena de menores

Ladaria también ordenó en 2015 “restablecer el buen nombre y la fama” del numerario del Opus Dei condenado por abusos en el caso Gaztelueta. Siete años después, Roma sigue sin restablecer el buen nombre de la víctima, el hijo de Juan Cuatrecasas

Padre Toño, sacerdote, abusado en su niñez por sus ‘hermanos’, al III Capítulo de los Pasionistas: “Atrévanse a romper la cultura del silencio actual y asuman el reto de escuchar y acercarse a sus Víctimas”

J.A. Murillo, víctima chilena de abusos: “En Latinoamérica hay una caja de Pandora que aún no se abre; la impunidad”

‘Silencio e impunidad’: La alargada sombra de los abusos en la Iglesia latinoamericana

La Iglesia argentina ante los abusos: desdén, traslados y ocultamiento

Abusos Chile: 65 investigaciones abiertas y quejas de encubrimiento y lentitud en las investigaciones

Padre Ángel ante los abusos pide que “por favor se investigue, se pida perdón y se repare”

El arzobispo de Santiago quiere que se investiguen los abusos sexuales en la Iglesia católica

Solasbide: “Pedimos a nuestra Iglesia de Navarra que haga un esfuerzo especial en la resolución de abusos e inmatriculaciones”

Monseñor Cordeiro, sobre los abusos: “Llegamos tarde, pero a tiempo de obtener justicia y cuidar las heridas “

La Fiscalía española aún espera varios informes autonómicos de abusos en la Iglesia española

El cardenal español Luis Francisco Ladaria, actual prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ordenó de forma sistemática “evitar el escándalo público” en varios casos de abusos sexuales a menores, sin exigir la denuncia ante la Justicia y únicamente solicitando que el pederasta fuera apartado del trato con menores.

La denuncia, publicada hoy por el periodista Emliano Fittipaldi en ‘Domani’, pone de relieve la existencia, durante décadas, de un ‘sistema de silencio‘, cuyos ecos persisten aún hoy en determinadas esferas de la Iglesia católica.

En dos cartas publicadas por el semanario, una fechada en 2012,  la otra en 2015, se observa cómo las instrucciones de Ladaria (responsable de tratar estos casos en Doctrina de la Fe) eran las mismas: “evitar el escándalo público” y otorgar al clérigo “otro ministerio que no conlleve contacto con menores“.

El caso “Preynat”

Es el protocolo 49-630, en el que Ladaria indica por escrito cómo proceder con el cura francés Bernard Preynat, un auténtico depredador sexual, que llegó a abusar de cuatro y cinco niños por semana durante años, y que ha sido condenado por la justicia francesa a cinco años de prisión, en un caso que acabó costándole el cargo al cardenal de Lyon, Philippe Barbarin. El jesuita Ladaria no ordena ni sugiere denuncia alguna ante los tribunales civiles.

“Barbarin y Ladaria lo sabían”, explica en su crónica el periodista. De hecho, el entonces obispo de Lyon pregunta al Vaticano qué hacer. La respuesta, por escrito, no deja lugar a dudas:

Eminencia, esta congregación, después de haber estudiado cuidadosamente el caso del sacerdote de su diócesis que les ha presentado , Bernard Preynat, ha decidido confiarle la tarea de tomar las medidas disciplinarias adecuadas, evitando el escándalo público , en el entendido de que, en estas condiciones, no se le puede encomendar otro ministerio pastoral que incluya un posible contacto con menores . tomen las medidas adecuadas para la Pastoral de las Víctimas Le ruego acepte, Eminencia, la expresión de mis devotos sentimientos en Cristo“.

El ‘ogro’ encubierto que violó a diez niños más

No fue la única ocasión. En 2012 se dieron las mismas instrucciones en el caso del italiano don Gianni Trotta. “Evitar el escándalo, evitar que contacte con menores”, reza la carta. Y Don Trotta fue desplazado, sin informar a nadie, a Lucera un pueblo en la provincia de Foggia, donde se convirtió en entrenador de un equipo de fútbol. entre 2014 y 2015 violó a diez niños, y fue condenado a 20 años de cárcel. “Probablemente, si las autoridades religiosas y vaticanas hubieran denunciado lo que sabían, habrían evitado esta violencia”, exlica Fitipaldi.

La defensa del Opus Dei en el ‘caso Gaztelueta

Ladaria también ordenó, en 2015, “restablecer el buen nombre y la fama del acusado”, un numerario del Opus Dei acusado de abusos en el colegio Gaztelueta, “sin que proceda adoptar, ulteriormente, ninguna otra medida con relación a la citada persona”.  Dicho profesor fue condenado, primero, a once años de prisión, por la Audiencia Provincial de Bizkaia, y posteriormente a dos años por el Tribunal Supremo. Es, pues, un pederasta condenado en firme por la Justicia española, que ha demostrado que abusó de Juan Cuatrecasas jr. en el colegio Gaztelueta. Siete años después, el cardenal todavía no ha rectificado ni repuesto “el buen nombre y la fama” de la víctima.

Su padre, Juan Cuatrecasas, no se muerde la lengua. “Por fin se hace justicia con la pasividad, el encubrimiento y la complicidad de este personaje, que no solo ha mentido a todos los cristianos con estos graves delitos sino que a día de hoy sigue manteniendo que hay que reponer el ‘buen nombre’ de un pederasta condenado a dos años por abusos a un menor en un centro escolar saltándose a la torera sin rubor un auto de instrucción, una sentencia de la Audiencia Provincial de Vizcaya y otra del Tribunal Supremo”.

“Se hace justicia y ya todo el mundo sabe lo que hizo y ha seguido haciendo: hurdir una trama para seguir destrozando el nombre de una víctima de abusos sexuales, mi hijo. Ahora ya sabe todo el mundo quién es, el del buen nombre, mi hijo Juan Cuatrecasas Cuevas”, señala su padre. “Mal que le pese a la jerarquía negacionista. Todo el pueblo ya lo sabe. Se acabó la broma, la suya. Una broma macabra impropia de un prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe”.

Un prefecto que, por cierto, parece tener los días contados: fuentes vaticanas aseguran que, en breve, podría producirse su relevo. Su posible sucesor -como adelantó RD- no es otro que el cardenal maltés Charles J. Scicluna, uno de los principales apoyos del Papa Francisco en la lucha contra la pederastia. Y contra eses ‘sistema del silencio’ que, pese a todo, aún persiste entre los muros vaticanos.

Archivo-Congregación-de-la-Fe-Octubre-2015 by Jesús Bastante on Scribd

Fuente Periodista Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

Cambios en la Curia vaticana: El papa reasigna al cardenal responsable de la prohibición de las bendiciones a parejas homosexuales.

Miércoles, 26 de enero de 2022

F1F83DF6-1C04-45DB-8E69-C3BC0246C5DCUn funcionario clave del Vaticano que se cree que es la persona responsable de la prohibición del Vaticano de las bendiciones entre personas del mismo sexo el año pasado fue reasignado por el Papa Francisco en un cambio de personal que podría tener un significado más amplio.

El arzobispo Giacomo Morandi, el funcionario número dos de la Congregación para la Doctrina de la Fe, fue reasignado por el Papa Francisco para que ahora sea el jefe de la diócesis italiana de Reggio Emilia-Guastalla. América informó más:

La medida equivale a una degradación ya que Morandi actualmente tiene el título de arzobispo, pero se dirige a una pequeña diócesis, no a una arquidiócesis. . .

“[Morandi] fue considerado ampliamente como responsable del documento de marzo de 2021 que indignó a la comunidad gay, que Francisco se ha esforzado por acoger en el redil de la iglesia. El documento declaraba que la Iglesia Católica no bendecirá las uniones entre personas del mismo sexo porque Dios “no puede bendecir el pecado”. El documento decía que Francisco había sido informado del documento y “dio su consentimiento” para su publicación, pero aparentemente Francisco fue tomado por sorpresa. por su impacto”.

29FE8A33-9266-4689-BCFA-6757D0F79B23Arzobispo Giacomo Morandi

Según Crux, el Vaticano no dio una razón para el cambio de personal un tanto abrupto, ni se nombró un sucesor. Lo que significa la reasignación de Morandi ha llevado a los observadores del Vaticano a especular. Morandi parece haber jugado un papel clave en la prohibición de las bendiciones, pero también se ha opuesto a las restricciones del Papa a las Misas tradicionalistas. El informe Crux señaló que recientemente se han producido importantes cambios de personal en el Vaticano y se esperan más con la publicación anticipada de la nueva constitución del Papa Francisco para la Curia este año.

Quizás más significativa es la posibilidad que se abre de la destitución de Morandi. El liderazgo de la Congregación para la Doctrina de la Fe ahora queda con su prefecto, el cardenal Luis Ladaria, quien ya pasó la edad de jubilación a los 78 años, y dos secretarios adjuntos, uno de los cuales se jubila. Sin embargo, el otro secretario adjunto es el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, un aliado cercano del Papa con un historial positivo en temas LGBTQ. Algunos observadores especulan que, con el retiro de Ladaria y la remoción de Morandi, el camino está listo para que Scicluna encabece la oficina doctrinal.

Charles-SciclunaArzobispo Charles Scicluna

Tal nombramiento sería notable para las personas LGBTQ. Los lectores de Bondings 2.0 pueden recordar las muchas decisiones positivas de Scicluna. Más recientemente, amenazó a un sacerdote con sanciones canónicas por un sacerdote que hizo comentarios dañinos contra los homosexuales. En 2013, mientras era obispo auxiliar, pidió a la iglesia que respetara a las personas homosexuales. De alguna manera defendió el amor en las relaciones entre personas del mismo género, diciendo en un momento: El amor nunca es un pecado. Dios es amor.” En otras ocasiones, Scicluna no castigó e incluso afirmó el ministerio de divulgación LGBTQ de un sacerdote que bendijo la unión de una pareja del mismo género en 2015; dijo que la iglesia debería disculparse con las personas LGBTQ (aunque se opone a las uniones civiles); condenó la “terapia de conversión” con una disculpa por un informe de la iglesia que la había apoyado, y participó en el Día Internacional contra la Homofobia.

Gran parte de lo que hacen los observadores y periodistas del Vaticano es, hasta cierto punto, leer las hojas de té. Por qué sucede o no sucede algo en el mundo laberíntico de la Curia es complejo de discernir. El Papa Francisco ciertamente mantiene alerta a los católicos con su voluntad de hacer cambios audaces sin previo aviso. Es difícil saber qué hacer con la situación de Morandi o predecir los próximos eventos. Estén atentos, sin embargo, porque cualquier cambio curial en 2022 podría ser crítico para las personas LGBTQ.

—Robert Shine (él/él), New Ways Ministry, 12 de enero de 2022

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Ratzinger, una pieza más del sistema: ¿Debería reconocer su culpa y cerrarse las puertas de la historia y de los altares?

Martes, 25 de enero de 2022

B7757FBD-1215-4346-8AE8-F120C0006EBF


Del blog de José Manuel Vidal Rumores de Ángeles:

“¿Será capaz de llegar a ese extremo de entrega y de generosidad con la institución a la que tanto ama?”

 “Joseph Ratzinger fue una pieza, una pieza más en el sistema eclesiástico generalizado de inacción y encubrimiento implícito y explícito de los clérigos abusadores”

“¿Y qué hizo el joven arzobispo? Lo que tenía que hacer, lo que hacían todos sus colegas, lo que mandaban las leyes no escritas, la costumbre y la prudencia: desdeñar a las víctimas, mirar para otro lado, tapar a los pederastas (tras alguna llamada al orden) y cambiarlos de lugar”

Me alegro de tener un hermano en el episcopado que, a los ojos de la historia y de todos los otros obispos del mundo, ha preferido la prisión antes que denunciar a su hijo sacerdote”. Porque “un padre nunca denuncia a sus propios hijos”, concluía Castrillón, jefe de todos los curas del mundo

“Los cardenales lo eligieron, tras afirmar en la misa solemne previa al cónclave que los dos grandes peligros de la Iglesia eran el relativismo y la “suciedad” de la propia institución, que conocía mejor que nadie”

“Si asumiese su culpa, podría convertirse en un ejemplo vivo y práctico para todos los demás obispos encubridores del mundo. Si no lo hace, estaría dando munición a los que siguen resistiéndose a la tolerancia cero y al resarcimiento pleno de las víctimas, que preconiza el Papa Francisco”

Joseph Ratzinger fue una pieza, una pieza más en el sistema eclesiástico generalizado de inacción y encubrimiento implícito y explícito de los clérigos abusadores. Desde su más tierna infancia de seminarista y, después, en su juventud de cura, el prometedor teólogo alemán formó siempre parte del amplio funcionariado eclesiástico, que se rige por unas normas estrictas y que sólo permite discrepantes moderados. A los radicales, los escupe fuera y los estigmatiza, llamándoles herejes.

El joven Ratzinger se alineó, durante el Concilio, con el ala más liberal de la Iglesia, llamado como perito y asesor del progresista cardenal Frings, arzobispo de Colonia. En esa época estaba a partir un piñón con su amigo el también teólogo Hans Küng. Pero, mientras éste se mantuvo toda su vida fiel a los grandes principios conciliares, Ratzinger pronto comenzó a cambiar de dirección y, por una mezcla de miedo al futuro de la iglesia ante los tumultos del mayo del 68 y de convicción personal, cambió la chaqueta y se alineó con el sector más conservador.

El premio le llegó de inmediato. Pablo VI, el Papa del Concilio, estaba asustado del devenir eclesiástico y llegó a decir que “el humo de Satanás” había entrado en la Iglesia. Por eso, a la hora de buscar un arzobispo para Munich pensó inmediatamente en Ratzinger y le nombró primero arzobispo, el 24 de marzo de 1977, y sólo unos meses después, el 27 de junio, le concedió el máximo galardón eclesiástico de la púrpura cardenalicia. El otrora teólogo rebelde entraba en las filas prietas del sistema en cuerpo y alma.

En Munich, donde sólo estuvo cuatro años y 8 meses, tuvo que pasar de las musas teológicas al teatro pastoral directo. Y allí se encontró entre otros problemas, con el fenómeno de los curas abusadores. ¿Y qué hizo el joven arzobispo? Lo que tenía que hacer, lo que hacían todos sus colegas, lo que mandaban las leyes no escritas, la costumbre y la prudencia: desdeñar a las víctimas, mirar para otro lado, tapar a los pederastas (tras alguna llamada al orden) y cambiarlos de lugar. Porque la máxima vigente era que “los trapos sucios se levan en casa” y que “hay que evitar por todos los medios el escándalo de los inocentes” (no de las víctimas, sino de que la gente se entere) y proteger la buena fama de la institución por encima de todo y de todos.

La Iglesia siempre tuvo muy claro que tenía que transigir con los pecados sexuales de su clero, disculparlos y disimularlos, siempre que se mantuviesen en secreto y, por lo tanto, no provocasen escándalo público. A las víctimas se las culpabilizaba o, en caso de que amenazasen con hacer mucho ruido, se les tapaba la boca con dinero.

¿Y los curas victimarios? Se les reprendía, lógicamente, se les hacía prometer que iban a cambiar de vida y, a lo sumo, se les trasladaba de parroquia y, en casos muy sonados, se les mandaba a misiones (especialmente a Latinoamérica). Más o menos lo mismo que se solía hacer con los que mantenían relaciones sexuales consentidas pero siempre ocultas con mujeres o con hombres.

El funcionamiento del sistema lo explica perfectamente este caso. “Le felicito por no haber denunciado a un sacerdote [pederasta] a las autoridades civiles. Ha actuado usted bien”. Eso escribía en 2001 el cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos, entonces prefecto de la Congregación del Clero, en una carta dirigida al obispo de la diócesis francesa de Bayeux-Lysieux, monseñor Pican, en la que le felicitaba por haberse negado a entregar a los tribunales civiles a un cura acusado de abusos sexuales a menores y haber sido condenado por ello a tres meses de cárcel.

“Me alegro de tener un hermano en el episcopado que, a los ojos de la historia y de todos los otros obispos del mundo, ha preferido la prisión antes que denunciar a su hijo sacerdote”. Porque un padre nunca denuncia a sus propios hijos”, concluía Castrillón, jefe de todos los curas del mundo.

En su época de arzobispo de Munich, Ratzinger comulga a fondo con esta misma mentalidad. Como lo hicieron todos sus predecesores y sus sucesores. De hecho, la información del Informe sobre los Abusos de Múnich se centra principalmente en los obispos diocesanos que aún viven: el Papa emérito Benedicto XVI, el cardenal Friedrich Wetter y el actual arzobispo, el cardenal Reinhard Marx. Pero el estudio se remonta a 1945 y, por lo tanto, abarca también los mandatos de los cardenales Michael von Faulhaber, Joseph Wendel y Julius Döpfner.

Pues bien, todos ellos, tanto los vivos como los difuntos, tanto los más progresistas como los más conservadores, respetaron y cumplieron a rajatabla el sistema establecido: insensibilidad total hacia las víctimas y generosidad y gracia con los victimarios.

Las cosas comienzan a cambiar para Ratzinger, cuando, el 25 de noviembre de 1981, Juan Pablo II le nombra prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, es decir su mano derecha teológica, el hombre que le iba a permitir encontrar bases teológicas y doctrinales sólidas para imponer a la Iglesia mundial el llamado “modelo polaco”: cierre ideológico, involución doctrinal, congelación de los principios fundantes del Concilio Vaticano II, ostracismo para los prelados más abiertos, condena de los teólogos progresistas y conversión de la Iglesia en un poder fáctico, capaz de hacer frente al comunismo e incluso de derrumbar el Muro de Berlín.

Aunque dedicado a justificar el modelo wojtyliano, el cardenal Ratzinger comenzó a palidecer al abordar, en su nuevo puesto, sobre todo el dossier de los delicta graviora, que son, entre otros, los que cometen los clérigos, cuando abusan de menores, y que están reservados a la Congregación para la Doctrina de la Fe. Es tal la podredumbre con la que se encuentra que ya manda poner al día estos delitos y recrudecer las penas.

Era la época en que llegaban a Roma denuncias contra un gran depredador: Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios de Cristo, protegido por Juan Pablo II, que llegó a llamarlo “apóstol de la juventud”. ¿Llegaba esa información incriminadora a Juan Pablo II o se quedaba en los despachos de los secretarios: el secretario personal Dziwisz y el Secretario de Estado, cardenal Sodano? ¿Lo sabía el entonces prefecto de Doctrina de la Fe, cardenal Ratzinger, pero no podía hacer nada?

De hecho, una vez que Ratzinger se convierte en Benedicto XVI y sucede al Papa Wojtyla, está ya convencido de que el sistema generalizado de encubrimiento es no sólo un pecado, sino un enorme perjuicio para la institución. Y, por eso, pronto se convierte en elbarrendero de Dios.

De hecho, el Papa alemán se presenta con este programa. Los cardenales lo eligieron, tras afirmar en la misa solemne previa al cónclave que los dos grandes peligros de la Iglesia eran el relativismo y la “suciedad” de la propia institución, que conocía mejor que nadie. Por sus manos de guardían de la ortodoxia pasaron durante décadas los casos más sangrantes y dolorosos del peor pecado que pueden cometer los eclesiásticos: el escándalo de los inocentes. Para ellos, el propio Cristo dice que “más les valiera atarse una piedra al cuello y arrojarse al fondo del mar” (Mt. 18,6).

El ‘policía‘ del Papa Wojtyla convertido en dueño de las llaves de Pedro se encontró con una barca en peor estado de lo que él mismo creía. La pederastia era un misil en plena línea de flotación de la credibilidad de la institución, que vive precisamente de eso: de generar confianza en la gente, que le entrega a sus hijos desde la más tierna infancia. Una confianza hecha añicos por curas sin escrúpulos, personificados en el icono de Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios de Cristo, uno de los nuevos grupos restauracionistas mimados por Roma, porque le aportaban vocaciones y dinero fácil.

Benedicto apartó a Maciel de la dirección de los Legionarios, lo suspendió a divinis y le impuso una vida de retiro y penitencia, pero no lo procesó ni lo llevó ante los tribunales canónicos, como exigían las normas de la Iglesia. y puso a la congregación bajo supervisión vaticana, camino de la refundación.

La limpieza no era nada fácil y, en la Curia, le pusieron todo tipo de trabas y zancadillas. El sistema de encubrimiento y de complicidad con los abusadores estaba incrustado en el alma de la institución. Benedicto tuvo que echar a obispos y mandar inspectores a varias iglesias nacionales. Pero la tarea era tan ingente que, al final, Ratzinger se vio sin fuerzas para culminar la tarea y efectuó su gesto más revolucionario: la renuncia al pontificado.

Pero, como nadie puede enterrar su pasado en vida, la memoria de los años de Munich, en los que, como todos los demás, comulgaba con el sistema del encubrimiento, le persigue. Ante las acusaciones de encubrimiento (bien documentadas) sólo le cabe reconocer sus errores, pedir perdón y resarcir a las víctimas de todas las maneras todavía posibles. ¿Lo hará o se encastillará en la negación numantina de responsabilidades? Si asumiese su culpa, podría convertirse en un ejemplo vivo y práctico para todos los demás obispos encubridores del mundo. Si no lo hace, estaría dando munición a los que siguen resistiéndose a la tolerancia cero y al resarcimiento pleno de las víctimas, que preconiza el Papa Francisco.

Eso, sí, al confesar y pedir perdón por sus actitudes, el Papa emérito mancharía su figura en la Historia y se cerraría el paso a la gloria de la santidad (como casi todos los últimos Papas). Un sacrificio máximo por el bien de la Iglesia. ¿Será capaz de llegar a ese extremo de entrega y de generosidad con la institución a la que tanto ama? Si fue capaz de renunciar, también podría asumir este último gran servicio a la Iglesia.

Lo haga o no, la repercusión del caso en el próximo cónclave es evidente: Los cardenales sólo podrán elegir como próximo Papa al que esté limpio de polvo y paja en este ámbito. Con lo cual el espectro de los eventuales candidatos se circunscribe a los cardenales curiales (sin responsabilidad directa en la pastoral) o en los purpurados elegidos en los últimos años, en los que el sistema ya está virando hacia la tolerancia cero. El próximo Papa tendrá que ser un hombre de manos limpias. Sólo así la Iglesia recuperará su credibilidad tan dañada. Pero, para eso, Benedicto XVI tiene que sacrificarse.

***

papa-francisco-benedicto-navidad--644x362

Ratzinger se retracta y admite que sí estuvo en la reunión para admitir a un cura pederasta en Múnich

El Papa emérito, acusado de encubrimiento en cuatro casos de abusos.

No obstante, el Papa emérito aseguró que en aquella sesión no se habló de que el sacerdote en cuestión desempeñara labores pastorales, sino solamente de “hacer posible que contara con alojamiento en Múnich durante su tratamiento terapéutico”

Todo se debe, según Ratzinger, a “un error sin mala intención“, y asegura su “vergüenza y dolor” tras haber leído el informe

Cuatro días después de que se publicara el informe sobre los abusos en la diócesis de Múnich, que lo involucra en al menos cuatro casos de encubrimiento, el papa emérito Benedicto XVI se ha retractado de declaraciones centrales para el informe sobre el encubrimiento de abusos sexuales en la Iglesia católica en Alemania que fue presentado la semana pasada.

Ahora, Joseph Ratzinger reconoce que sí estuvo presente en una reunión del obispado de Múnich y Freising en enero de 1980 en la que se trató el traslado de un sacerdote acusado de abusos a menores, según informó hoy la Agencia Católica de Noticias (KNA).

No obstante, Ratzinger, a la sazón arzobispo de Múnich, aseguró que en aquella sesión no se habló de que el sacerdote en cuestión desempeñara labores pastorales, sino solamente de “hacer posible que contara con alojamiento en Múnich durante su tratamiento terapéutico”.

El sacerdote, identificado por los medios alemanes como Peter H., volvió a cometer abusos en la archidiócesis de Múnich, lo que llevó a que fuera trasladado de nuevo.

Faltó a la verdad: lo dicen las actas

Según un demoledor informe elaborado por un despacho de abogados a petición de la Iglesia católica en Alemania y que vio la luz la semana pasada, esmuy probable” que Ratzinger estuviera al corriente de ese caso y de otros tres similares y no actuase al respecto.

Además, según el informe, Ratzinger faltó a la verdad al afirmar en su posicionamiento que no estaba presente en la reunión de enero de 1980, ya que según las actas intervino en ella y no figuraba como ausente.

De acuerdo con las declaraciones del papa emérito citadas por KNA, ello se debe a un error sin mala intención” que ocurrió durante el proceso de redacción de su posicionamiento frente a las alegaciones, un texto de 82 páginas.

El secretario privado de Ratzinger, Georg Gänswein, agregó que más adelante el papa emérito presentará una reacción más elaborada ante el informe, pero que por el momento la lectura del documento le llena de “vergüenza y dolor “.

“Que asuma su responsabilidad”

En los últimos días se han sucedido las críticas al comportamiento del papa emérito, que el pasado viernes fue tildado de “desastroso” por el presidente de la Conferencia Episcopal alemana, Georg Bätzing.

El obispo de Aquisgrán, Helmut Dieser, reclamó en su sermón de este domingo que Ratzinger asuma la responsabilidad que le corresponde. No puede ser que los responsables se escabullan con referencias a que no sabían nada o a que entonces había otra situación u otros procedimientos,” afirmó. “Porque ése es el motivo por el que entonces no se detuvo a los perpetradores y se siguió abusando de niños,” agregó, según declaraciones citadas por la cadena pública ARD.

Fuente Religión Digital

 

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Entrevista con la Hermana Jeannine Gramick sobre ser censurada por el Vaticano, 50 años de ministerio y sus esperanzas para los católicos LGBT

Martes, 11 de enero de 2022

The Vatican this year barred Sister Jeannine Gramick and Father Robert Nugent from ministry involving homosexuals. The two had been involved in gay ministry in the United States for more than 30 years. (CNS photo by Nancy Wiechec) (Dec. 10, 1999) See YEAREND-ROUNDUP Dec. 10, 1999. la Hermana  Jeannine Gramick y el Padre Robert Nugent, 10 de diciembre de 1999 (fotografía del CNS de Nancy Wiechec)

January 07, 2022
***

Jeannine Gramick, S.L., lleva los últimos 50 años trabajando por las personas L.G.B.T.. Junto con Robert Nugent, S.D.S., la hermana Gramick comenzó New Ways Ministry, que ofrece talleres a católicos sobre investigación científica y teológica sobre la homosexualidad y aboga por los derechos y necesidades de las personas L.G.B.T. Por ese trabajo, la Congregación para la Doctrina de la Fe les prohibió a ella y al padre Nugent trabajar con L.G.B.T. personas, una orden que la hermana Gramick se negó a cumplir. Terminó teniendo que cambiar de orden para continuar con su ministerio.

Recientemente, el Papa Francisco le envió a la Hermana Gramick una carta felicitándola por 50 años de ministerio, describiendo su trabajo como “al estilo de Dios”. Hablando con la hermana Gramick, lo que llama la atención es su total falta de animosidad o ego frente a todo lo que ha experimentado. Tiene un humor fácil y autocrítico, bromeando diciendo que es como la mujer del Evangelio que no deja de llamar a la puerta del juez.

E incluso cuando recuerda algunos de los momentos dolorosos por los que ha pasado, habla de sus décadas de ministerio con esperanza y comprensión: “Nosotros, el pueblo de Dios, siempre estamos creciendo en nuestro conocimiento y conciencia”, me dijo.

Esta conversación, que tuvo lugar a lo largo de tres llamadas telefónicas, se ha editado para que sea más larga y clara.

¿Qué se siente haber estado haciendo este ministerio durante 50 años?

El sentimiento principal es la gratitud y la alegría. Hemos recorrido un largo camino. Por supuesto, no estamos donde deberíamos estar como iglesia, particularmente en los Estados Unidos con el despido de maestros y otras personas que apoyan a a las personas L.G.B.T. . Pero, sinceramente, hace 50 años ni siquiera se podía pronunciar la palabra “gay”.

¿Cómo se involucró por primera vez con el ministerio hacia las personas L.G.B.T.?

Estaba haciendo un doctorado. en matemáticas en la Universidad de Pensilvania, y conocí a un hombre gay, Dominic Bash, en una misa en casa. Dominic había estado en los Franciscanos por un breve tiempo. Sabía que era gay desde muy pequeño, pero claro que en esos días no se hablaba de eso. Si te confesaste, cosa que hizo él, te echarían. Le sugerí: “¿Por qué no celebramos una misa en casa en tu apartamento e invitas a tus amigos homosexuales?”. Ese fue el comienzo.

Aunque se fue, Dominic seguía siendo muy espiritual. Después de la Misa, dijo: “Tengo muchos amigos a los que les encantaría haber estado en esta Misa, pero tienen miedo. Piensan que la iglesia no los quiere “. Le sugerí: “¿Por qué no celebramos una misa en casa en tu apartamento e invitas a tus amigos homosexuales?”.

Comenzamos a tener liturgias semanales en su apartamento. Ese fue el comienzo.

¿Cuál era su comprensión de la homosexualidad en ese momento?

Había escuchado la palabra, pero apenas sabía lo que significaba. Tenía todos los mitos y estereotipos que tenía la sociedad en 1971. Pensé que las personas lesbianas y gays eran buenas personas, pero pensé que de alguna manera estaban desequilibrados psicológicamente. Eso era lo que pensaba la gente.

Pero cuando comencé a conocer a Dominic y sus amigos, parecían personas normales. Recuerdo a esta abogada, trabajaba para la A.C.L.U. La admiraba mucho. Ella era tan inteligente. Pensé: “Esa mujer no está desequilibrada”.

¿Tuvo alguna inquietud al principio acerca de cómo se podrían percibir estas misas en la iglesia en general?

No. Soy ingenua en ese sentido; Realmente no miro hacia adelante ni anticipo mucho. Me dejo llevar por la corriente. Sabía que esto era algo que la iglesia necesitaba hacer porque eran católicos que tenían miedo de ir a la iglesia. Sabía que esto era algo que la iglesia necesitaba hacer porque eran católicos que tenían miedo de ir a la iglesia.

Por supuesto, hablé con mis superiores religiosos en Baltimore. Gracias a Dios, tuve mujeres de visión. Algunos de mis provincianos sabían más sobre la homosexualidad que yo. Me animaron a hacer lo que pudiera. Dijeron: “Este es un grupo de personas que la iglesia ha descuidado. Haz lo que puedas porque la iglesia necesita estar ahí para ellos “.

Y ver la luz en sus ojos después de esas misas, la felicidad en sus rostros, fue maravilloso.

¿Cómo llegaron usted y el padre Robert Nugent a formar New Ways Ministry?

Bob se unió a los Salvatorianos, y en el proceso de transferencia estaba en Washington, D.C., trabajando a tiempo parcial en el Quijote Center, un centro de paz y justicia. Querían hacer algo sobre la justicia para las personas lesbianas y gay en la iglesia. Así que me uní al personal y Bob y yo comenzamos a hacer talleres educativos sobre la homosexualidad. Los llamamos talleres de “New Ways” (“Nuevos caminos”) porque en ese año el obispo Francis Mugavero, de feliz memoria, había escrito una carta pastoral titulada “Sexuality, God’s Gift.”(“Sexualidad, don de Dios”). En esa carta, habló sobre la necesidad de encontrar “nuevas formas” de llevar la verdad de Cristo a las personas lesbianas y gays.

Los talleres estaban abiertos a todo el mundo, y los contenidos muy completos: hablamos sobre los orígenes de la homosexualidad, los aspectos médicos. Daríamos muchos datos de la investigación sociológica que se estaba haciendo sobre la homosexualidad y la homofobia.

Repasamos todas las citas negativas sobre la homosexualidad en la Biblia y mostramos cómo las tratan los eruditos bíblicos. Y hablamos de las posiciones teológicas sobre la orientación y el comportamiento sexuales.

Una vez que comenzamos New Ways en 1977, recorrimos todo el país. Bob una vez lo contó y habíamos estado en tres cuartas partes de las diócesis de los Estados Unidos. Todo esto fue a finales de los 70, 80 y principios de los 90.

Me sorprende escuchar que te recibieron en tantas diócesis; eso parece diferente de lo que podría ser posible en la iglesia de los Estados Unidos hoy.

Bueno, muchos obispos nos dejaron fuera. Teníamos estos talleres principalmente en casas madres de comunidades de mujeres o centros de retiro. Me alegra mucho decir que las religiosas fueron las primeras en la iglesia en avanzar en el tema de la homosexualidad.

Pero también vinieron algunos obispos. Como el obispo Leroy Matthiesen de Amarillo o Thomas Gumbleton de Detroit.

Parece que en ese entonces podría haber habido más apertura en la iglesia a las conversaciones sobre la homosexualidad.

A finales de los 60, 70 y principios de los 80, la gente estaba realmente entusiasmada con el Vaticano II y la justicia social. Hubo dudas por parte de los obispos, pero los sacerdotes, monjas y laicos que estaban a cargo de las instituciones católicas estaban más dispuestos, diría yo, a abrazar algo controvertido o nuevo.

Una vez que el Papa Juan Pablo II comenzó a nombrar a muchos de los obispos a principios de los años 80 y 90, las cosas se endurecieron mucho. En ese momento, los “mandos intermedios” de la iglesia, los líderes católicos que dirigen centros de retiro, hospitales u otras instituciones, eran mucho más conocedores de LG.B.T., amables y abiertos. Pero tenían miedo de lo que pudiera decir su obispo.

Fue en esa época que el Vaticano envió su notificación al padre Nugent y a mí.

¿Cómo sucedió ese proceso?

Los primeros obispos presionaron a nuestras comunidades. Querían que las comunidades hicieran el trabajo por ellos, así que en tres ocasiones pidieron a nuestras comunidades que nos investigaran y recomendaran sanciones, pero no se recomendaron sanciones.

Pasé por media docena de provinciales y superiores generales en mis días como Hermana de la Escuela de Notre Dame, y todos apoyaron el trabajo.

En algún momento, estas quejas fueron llevadas al siguiente nivel.

Si. En 1985, la Congregación para la Doctrina de la Fe nombró una comisión del Vaticano para investigarnos y dar recomendaciones. Fue encabezado por el cardenal Adam Maida en Detroit. Era un buen hombre, realmente un buen hombre. No creo que le gustara esta tarea. Fue nombrado en 1985, pero realmente no despegamos hasta 1991, cuando recibió una carta del C.D.F. preguntando [sobre el estado de la investigación].

Tuvimos varias reuniones con la comisión y enviaron algo al C.D.F. Aparentemente eso no satisfizo a la CDF, ya que luego nos dio una serie de preguntas escritas que debíamos responder, Bob y yo. Y no respondimos de la manera que ellos querían que lo hiciéramos, así que básicamente nos dijeron las respuestas. ellos querían.

En 1999, emitieron una notificación de que ni a Bob ni a mí se nos permitiría trabajar más con lesbianas o gays. No íbamos a estar involucrados en este tema.

Querían que dijéramos que la actividad homosexual es objetivamente inmoral y que nosotros personalmente lo creíamos. Y no podría decir eso. Les dije que no daría mi opinión personal sobre el tema. Soy un educador. Puedo presentar la enseñanza de la iglesia, pero no les voy a dar la opinión de mi conciencia.

Suena como algo muy doloroso por haber pasado.

En cierto sentido, me sentí excomulgada. Porque ¿qué significa excomunión? Significa estar fuera de la comunidad. Está siendo rechazado.Y después de la reprimenda de 1999, así es como me sentí. Hubo lugares en los que no fui bienvenido donde antes me hubieran dado la bienvenida.

¿Qué hiciste después de que sucedió?

Recorrí el país y le conté al público católico mi historia de la investigación del Vaticano. Y les dije: “Si creen que no obtuvimos una audiencia adecuada, escriban al Vaticano y díganles que lo reconsideren”. A finales de ese año, el Vaticano había recibido miles y miles de cartas de todo el mundo, y las principales personas que lo dirigieron fueron las monjas.

El Vaticano le escribió a mi superiora general y le dijo que esto tenía que terminar. Fui convocada a Roma por mi General. Fue desgarrador. Sabía que los líderes de mi comunidad me apoyaban, pero me rogaron que dejara de hablar públicamente sobre la investigación. Estaba claro que si no cumplía, finalmente se verían obligados a despedirme de la vida religiosa.

En esa reunión, me di cuenta de que me sentía como una mujer maltratada. No había sido maltratado físicamente, pero emocionalmente, había sido maltratado desde 1985 hasta 1999. Pero yendo por el país contando mi historia, había ganado fuerza. Creo que eso es cierto para las mujeres maltratadas y para L.G.B.T. la gente también. Cada vez que cuentan su historia ganan más fuerza.

Y me di cuenta de que continuaré contando no solo mi historia con el Vaticano, sino mi historia con L.G.B.T. personas. Necesitaba seguir defendiéndolos porque no tenían ningún defensor en la iglesia institucional.

Debes haber estado muy enojada con el C.D.F. y los obispos que te habían tratado así.

No estuve de acuerdo con el cardenal Joseph Ratzinger cuando salió esa notificación, pero lo respeté. Creo que sinceramente estaba haciendo lo que creía correcto.

¿Alguna vez escuchó mi historia sobre el encuentro con el cardenal Ratzinger?

No.

En 1998, las cosas se veían realmente sombrías, y mi provincial tuvo la idea de que ella y yo deberíamos hacer esta peregrinación a Munich, donde está enterrada la fundadora de las Hermanas de la Escuela de Notre Dame, y rezar en su tumba por un milagro. “Porque necesitas un milagro”, dijo.

Cuando estábamos cambiando de avión en Roma para ir a Munich, vemos que esta persona se nos adelanta. Y mi superior dice: “Ese es el cardenal Ratzinger”. Dije: “Oh, no, probablemente sea algún burócrata de bajo nivel en el Vaticano que se parece al cardenal Ratzinger”. Se veía muy demacrado y tenía una camisa que podría haber sido de oficina, pero no estaba disfrazado, como para ser “conocido”.

Subimos al avión y veo que el asiento de al lado está vacío. Me dejé caer junto a él y comencé a hablar con él. Dije: “Soy una hermana de la escuela de Notre Dame que va a nuestra casa madre en Munich”. Él dice: “Mi tía era hermana de escuela”. “Oh”, dije, “¿Cómo se llamaba?” Él dice: “Ratzinger”.

Oh”, digo, “¿Es usted el cardenal Ratzinger?” “Sí.” “Oh. Bueno, soy la hermana Jeannine Gramick “.

Él sonrió. “Oh, sí, te conozco desde hace 20 años”. [La hermana Gramick se ríe]

Tuvimos una conversación de unos 20 minutos. Fue muy amigable. Encantador, diría yo. Me preguntó cómo llegué a este ministerio. Le hablé de Dominic. Y estaba bien; aprobó que nos reuniéramos y tuviéramos misa para los cristianos homosexuales.

Después de esa reunión, pensé en esa lectura del Evangelio de Juan, el discurso de la Última Cena donde Jesús dice: “Yo soy la vid, ustedes son los pámpanos”. Pero en lugar de una vid, visualicé un árbol enorme con muchas ramas a su alrededor. El cardenal Ratzinger está allá afuera en una rama, y yo estoy afuera en una rama probablemente 180 grados alrededor de ese árbol. No podríamos haber estado más separados en nuestro pensamiento teológico. Pero estamos arraigados en ese árbol. Tenemos una fe común en Cristo y eso es lo que nos une. Estamos alrededor de ese árbol en alguna parte.

Amo al cardenal Ratzinger, al Papa Benedicto. Creo que es un hombre santo. Realmente lo hago.

Tienes mucha más apertura hacia los que te han perseguido que la mayoría de nosotros.

Nosotros, el pueblo de Dios, siempre crecemos en nuestro conocimiento y conciencia. Nos volvemos más sensibles porque sabemos más.

Me encanta esa cita del cardenal John Henry Newman. Dijo: “Vivir es cambiar. Ser perfecto es haber cambiado a menudo ”. Sí, hemos cometido errores en el pasado, pero no teníamos tanto conocimiento en el pasado como ahora. L.G.B.T. la gente está saliendo y contando sus historias. La ciencia nos dice mucho más.

 ¿Diría que su trabajo se ha centrado principalmente en las relaciones personales más que en la política?

Sí, pero también se trata de política. Política significa personas que están investidas de poder. Si oprimen a la gente a la que quieres ayudar, tienes que involucrarte políticamente.

Les contaré otra pequeña historia. En un momento dado, para satisfacer al cardenal James Hickey de Washington, D.C., mi provincial sugirió que tal vez debería tomarme un año sabático. Me enviaron a Nueva York y el Ayuntamiento de Nueva York tenía este proyecto de ley de derechos de los homosexuales, que había estado vigente durante años. Testifiqué para defender los derechos civiles de las personas homosexuales. Y recibí una llamada de mi provincial poco después.

Ella dijo: “Jeannine, alguien dijo que testificaste para el proyecto de ley de derechos de los homosexuales y que tenías el velo puesto”. Dije: “Sí, lo hice”. Ella dijo: “¡Pero nunca llevas velo! Solo estás usando la institución “.

Dije: “Bueno, por supuesto que lo soy. ¿Para qué es la institución? La institución se utilizará para ayudar a las personas. Esa es la única razón por la que tenemos instituciones, por el bien de la gente. Así que, por supuesto, voy a usar un velo para darles una imagen de que represento la posición católica de justicia para las personas lesbianas y gay “.

Eso es lo que quiero decir con política.

Han sido un par de meses para usted y New Ways, con el ministerio y ahora personalmente recibiendo cartas de apoyo del Papa Francisco. ¿Cómo te ha ido?

Me alegró mucho de que supiera de nosotros, que le gustara lo que estábamos haciendo, que viera que estábamos participando en la misión de la iglesia.

Honestamente, me gustaría que escribiera todo este artículo sobre el Papa Francisco. Él es mi inspiración.

Mientras agonizaba de cáncer a fines de 2013, Bob me dijo: “Estoy muy feliz de morir bajo este Papa”. Porque Bob era un buen sacerdote que había entregado toda su vida a personas marginadas, y aquí tenía un Papa que estaba haciendo lo mismo.

Mirando hacia atrás en los últimos 50 años, ¿cuál ha sido la mejor parte?

La mejor parte es ver el cambio que ha llegado, ver que más y más personas comienzan a decir: “Apoyo a la gente L.G.B.T. ”, y protestando cuando los despiden de sus trabajos. Conozco más de 100 casos de maestros que han sido despedidos de escuelas católicas porque son homosexuales o están casados por lo civil. Y en muchos lugares ahora, hay protestas públicas. Los laicos comienzan a ponerse de pie. Eso me da esperanza.

Los homosexuales me dicen: “El Papa Francisco es maravilloso, pero no ha cambiado la enseñanza de la iglesia”. Bueno, ese no es su trabajo en este momento. Eventualmente, es su trabajo, pero ahora depende de nosotros, la gente, articular la fe. ¿Qué creemos?

Tenemos que defender lo que creemos y no pasar la pelota. Tenemos que seguir nuestras conciencias. Necesitamos que las personas en las bancas comiencen a escribir cartas a sus obispos diciendo que están retirando donaciones hasta que comience a tratar a L.G.B.T. a las personas como seres humanos y dejen de condenarlas al ostracismo porque no solo las están lastimando, sino también a todo el cuerpo de Cristo.

A veces tenemos que ir en contra de lo que dicen los líderes de nuestra iglesia. Tenemos que operar por amor y no por miedo. El Papa Francisco no quiere pequeños robots. El Vaticano II tampoco.

De cara al futuro, ¿qué esperas de L.G.B.T. Católicos?

Mi esperanza para L.G.B.T. Católicos es que todos se sienten bienvenidos y cómodos en cualquier parroquia del mundo. Que puedan sentirse tan parte de la iglesia como cualquier otra persona.

Lo que importa es cómo sigues las Bienaventuranzas. ¿Eres para los pobres? ¿Viste a la gente si está desnuda? ¿Visita a los que están en prisión? ¿Eres misericordioso? Eso es lo que espero que importe, no el género, la identidad de género ni la orientación sexual de una persona.

Fuente America magazine

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Celebrando el orgullo en un nuevo momento católico

Lunes, 21 de junio de 2021

rainbow-church-iglesia_gayEl mes del orgullo se siente un poco diferente este año que en el pasado. Por un lado, aquí en los EE. UU., Parece que todo el mes de junio se ha convertido en un feriado nacional LGBTQ. Veo muchas más banderas ondeando en las casas de las personas, e incluso serpentinas y otros tipos de decoraciones. Las casas de algunas personas están adornadas con adornos de arcoíris. Es casi como Navidad, o como se ha convertido Halloween en los últimos años.

Para mí, eso dice que Pride se ha convertido en algo común. Por favor, no lea ningún juicio, positivo o negativo, en la oración anterior. Lo digo simplemente como una declaración de hecho. El orgullo LGBTQ se ha vuelto casi tan estadounidense como el pastel de manzana. Espero que pronto veamos tarjetas de felicitación del Orgullo en nuestras tiendas en un par de años. (O tal vez, ya existen tales tarjetas, y todavía no las he visto).

Pero Pride se siente diferente este año por una razón más importante, y es por mi identidad católica. Como reflexiono durante los últimos 12 meses desde el Orgullo del año pasado, creo que la Iglesia Católica, toda la iglesia, no solo la jerarquía y el clero, realmente ha dado un gran paso hacia adelante. Mientras hablo con amigos y colegas que trabajan por la igualdad LGBTQ católica en los últimos meses, hay una sensación creciente de que nuestra iglesia ha entrado en un momento nuevo y emocionante. El juego ha cambiado significativamente.

No estoy diciendo que hayamos sido testigos de un cambio doctrinal, pero la discusión sobre temas LGBTQ en la Iglesia Católica, como las celebraciones del Orgullo, se ha vuelto más común que nunca. El énfasis en la última oración está en la palabra “más”. Repasemos algunos de los aspectos más destacados:

  • En el Orgullo del año pasado, dos obispos saludaron a la comunidad LGBTQ con motivo del mes de junio.
  • En octubre de 2020, los comentarios del Papa Francisco en apoyo de las uniones civiles se hacen públicos.
  • Tras la revelación de los comentarios de las uniones civiles del Papa, los líderes católicos, en su mayor parte, acogen con agrado sus comentarios.
  • En el mismo mes, el Papa Francisco crea un conjunto de nuevos cardenales, y tres de ellos tenían registros positivos en temas LGBTQ. Por una vez, el apoyo a las cuestiones LGBTQ parece una ventaja para convertirse en un cardenal, no un obstáculo para ello.
  • En enero de este año, nueve obispos firmaron una declaración diciendo a los jóvenes LGBTQ que “Dios los ama”.
  • En respuesta a esa declaración, decenas de líderes católicos respaldan la misma declaración.
  • En abril, el obispo John Stowe, OFM, Conv., De Lexington, Kentucky, rompe con la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos para apoyar la Ley de Igualdad en el Congreso de los Estados Unidos.
  • Poco después de eso, el arzobispo John Wester de Santa Fe se une al obispo Stowe para hacer un mensaje afirmativo a las personas transgénero en honor al Día de la Visibilidad Transgénero.
  • En mayo, el Instituto Wijngaards, un centro de estudios teológico católico, publica un informe pidiendo el fin de las enseñanzas “crueles y falsas” de la iglesia sobre la homosexualidad.

Estos son solo aspectos destacados. Se han llevado a cabo muchas, muchas más acciones positivas durante el año pasado. Basta con mirar el archivo de publicaciones de Bondings 2.0. Estos últimos doce meses han sido verdaderamente un annus mirabilis. ¡Y sin mencionar que todo esto ocurrió durante una pandemia global!

Luego, en marzo, llegó el “ gran evento ‘‘ que al principio parecía que era una nube sobre todos estos desarrollos positivos: la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano emitió una enseñanza de que la iglesia no podía ofrecer bendiciones a parejas del mismo sexo.

Pero. . . .

Esta acción precipitó una reacción que la Iglesia moderna nunca ha visto. Por primera vez en mi memoria, los obispos criticaron abiertamente a la CDF. Los teólogos firmaron peticiones en su contra. Más de 3000 católicos, incluidos clérigos, teólogos, religiosos con votos y empleados laicos, firmaron la declaración del New Ways Ministry’s “Bendeciremos a las parejas  del mismo sexo”. Esta declaración se inspiró en declaraciones similares de teólogos y agentes pastorales alemanes, que la habían precedido. Los pastores de Holanda prometieron ignorar la decisión del Vaticano. Un obispo irlandés calificó la declaración de la CDF como “fría y distante. . . . hiriente y ofensivo “. En Alemania, que ya está teniendo la discusión oficial más sólida sobre temas LGBTQ en la iglesia global, los obispos condenaron la declaración de la CDF, y docenas de sacerdotes y ministros pastorales llevaron a cabo bendiciones de parejas del mismo sexo el mes pasado, en respuesta a la declaración de la CDF. Los sacerdotes austriacos hicieron un llamado a la desobediencia. Las protestas resonaron en todo el mundo. Nuevamente, estas son solo una muestra de las respuestas. Para ver a todos, presione aqui.

 La declaración de la CDF fue totalmente contraproducente. Parecía destinado a poner fin a la discusión sobre la bendición de parejas del mismo sexo. Lo que realmente hizo fue abrir la discusión y expandirla de maneras que ni siquiera los defensores católicos LGBTQ podrían haber imaginado. De repente, parece que cada vez más personas en la Iglesia están reconociendo el dolor y el estatus de segunda clase que sienten muchos católicos LGBTQ. El lenguaje y el contenido duros de la declaración de la CDF hicieron que muchos de los que habían permanecido al margen de la discusión se pronunciaran y tomaran medidas. Este incidente demostró que hay muchos líderes católicos que no están del todo contentos con el método habitual de la Curia del Vaticano de ser negativos ante cualquier tema relacionado con las cuestiones LGBTQ. Y ahora están dispuestos a hablar al respecto.

Entonces, parece que las personas católicas LGBTQ están ahora en un nuevo momento. ¿Es el momento final? Por supuesto que no, pero es un paso en el camino. ¿Se siguen propagando mensajes católicos negativos que siguen causando daños pastorales, espirituales y psicológicos? Por desgracia sí. Aún queda mucho trabajo por hacer. No planeo retirarme pronto.

Pero así como es bueno tomar nota de que las celebraciones del Orgullo han entrado en la corriente principal de la cultura, creo que también debemos tomar nota, y celebrar, que durante el año pasado, las actitudes y acciones católicas sobre temas LGBTQ también han entrado en una nueva fase. Es difícil decir qué pasará a continuación. Es muy posible que la Iglesia dé un paso atrás de lo que se siente como unos pocos pasos adelante. Sólo Dios sabe.

Pero, por mi parte, estoy feliz de ver que llegamos a este nuevo punto, un punto que no había imaginado que vería nunca.

—Francis DeBernardo, New Ways Ministry, 13 de junio de 2021

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , ,

El cardenal Müller tilda de “blasfemia” las bendiciones de parejas gay en Alemania y exige a Roma una “declaración clara”

Lunes, 31 de mayo de 2021

Conference for priests at the Pontifical Lateran University in Rome March 11. Pictured: Bishop Gerhard Muller of Regensburg, Germany. (CNS photo/Paul Haring) (CNS photo/Paul Haring)

Pues que espere sentada su Ilustrísima Monse…

El ex prefecto de Doctrina de la Fe clama por “consecuencias prácticas” contra los sacerdotes que llevaron a cabo la bendición

“Esta puesta en escena de pseudo bendiciones de parejas de hombres o mujeres homosexualmente activos es, hablando teológicamente, una blasfemia: una cínica contradicción de la santidad de Dios” asegura el cardenal

Müller, a quien algunas fuentes señalan como uno de los inductores de las ‘Dubia’ que dieron lugar al polémico documento de su sucesor Ladaria prohibiendo las bendiciones a parejas no matrimoniales, se despachó a gusto en un artículo publicado en la revista estadounidense First Things, titulado “Bendición y blasfemia”

La declaración de Roma es necesaria, opina, para que “después de 500 años de división, el remanente de la Iglesia Católica en Alemania no se desintegre, con devastadoras consecuencias para la Iglesia universal”

“Esta puesta en escena de pseudo bendiciones de parejas de hombres o mujeres homosexualmente activos es, hablando teológicamente, una blasfemia: una cínica contradicción de la santidad de Dios. El ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Gerhard Müller, ha exigido a la Santa Sede “una declaración clara” con “consecuencias prácticas” contra los sacerdotes alemanes que, el pasado 10 de mayo, bendijeron a decenas de parejas homosexuales, en respuesta al ‘Responsum’ de Doctrina de la Fe.

Müller, a quien algunas fuentes señalan como uno de los inductores de las ‘Dubia’ que dieron lugar al polémico documento de su sucesor Ladaria prohibiendo las bendiciones a parejas no matrimoniales, se despachó a gusto en un artículo publicado en la revista estadounidense First Things, titulado Bendición y blasfemia.

 En el mismo, el purpurado alemán subraya que “por el bien de la verdad del Evangelio y la unidad de la Iglesia, Roma no debe observar en silencio, esperando que las cosas no se pongan tan mal ni que los alemanes sean pacificados con fineza táctica y pequeñas concesiones. Necesitamos una declaración clara de principios con consecuencias prácticas.

Para Müller, dicha declaración es especialmente urgente en la Alemania que este año conmemora el V Centenario de la excomunión de Lutero, y lograr, así, que “después de 500 años de división, el remanente de la Iglesia Católica en Alemania no se desintegre, con devastadoras consecuencias para la Iglesia universal”.

“La primacía la tiene la Iglesia en Roma no solo por las prerrogativas de la Sede de Pedro, cuyo ocupante puede obrar como le parezca, sino más por el grave deber del Papa, que Cristo le confirió, de custodiar la unidad de la Iglesia universal revelada en la fe”, proclama el clérigo alemán.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

El Vaticano frena los intentos de los obispos norteamericanos por excomulgar a Biden

Sábado, 15 de mayo de 2021

Biden-Harris-misa_2306779366_15255044_660x371“Podría convertirse en fuente de discordia en lugar de unidad en el episcopado y la Iglesia” Sería “engañoso si [diera] la impresión de que el aborto y la eutanasia constituyen por sí solos los únicos asuntos graves de la doctrina social católica que exigen el máximo nivel de responsabilidad por parte de los católicos”

“Podría tener el efecto contrario y convertirse en una fuente de discordia en lugar de unidad dentro del episcopado y de la Iglesia en general en los Estados Unidos”

El episcopado USA “tendría la difícil tarea de discernir cuál es la mejor manera de proceder para que la Iglesia en Estados Unidos pueda dar testimonio de la grave responsabilidad moral de los funcionarios públicos católicos de proteger la vida humana en todas sus etapas”

Sería “engañoso si [diera] la impresión de que el aborto y la eutanasia constituyen por sí solos los únicos asuntos graves de la doctrina social católica que exigen el máximo nivel de responsabilidad por parte de los católicos”. El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Luis Ladaria, ha escrito al presidente de los obispos USA, José Gómez, frenando el proyecto de aprobar un documento sobre “la dignidad de los políticos católicos de recibir la comunión” si defienden algunas leyes, en un ataque nada implícito contra el presidente de los EEUU, Joe Biden.

Tal y como adelantan America o National Catholic Report, la misiva de Ladaria (fechada el 7 de mayo), es una respuesta a otra de Gómez en la que informaba al dicasterio vaticano de la intención de los obispos del país de abordar esta cuestión en la plenaria del próximo mes de junio.

Del mismo modo, Ladaria recuerda al arzobispo de Los Ángeles que antes de redactar un documento así, los obispos deben hacer “todo lo posible para dialogar con otras conferencias episcopales al formular esta posición, con el fin de aprender unos de otros y preservar la unidad de la Iglesia universal“.

Mantener la unidad

Para el jesuita español, una posición de este calado, “podría tener el efecto contrario y convertirse en una fuente de discordia en lugar de unidad dentro del episcopado y de la Iglesia en general en los Estados Unidos”. Por ello, recomienda “diálogo amplio y tranquilo” antes de plantearse la excomunión a Biden. En primer lugar, un diálogo entre los obispos con el objetivo de “mantener la unidad” de la conferencia episcopal; en segundo término, un diálogo con los políticos católicos que “dentro de su jurisdicción adoptan una posición ‘pro-choice’ en la legislación relacionada con el aborto, la eutanasia u otros males morales, para entender la naturaleza de su posición y su comprensión del magisterio católico”.

Sólo entonces, concluye Ladaria, el episcopado USA “tendría la difícil tarea de discernir cuál es la mejor manera de proceder para que la Iglesia en Estados Unidos pueda dar testimonio de la grave responsabilidad moral de los funcionarios públicos católicos de proteger la vida humana en todas sus etapas”.

Respetar los derechos de cada obispo y de Roma

Aún así, si los obispos norteamericanos persistieran en su intento de “formular una posición nacional sobre la dignidad de recibir la comunión”, tal declaración “debería expresar un verdadero consenso de los obispos sobre la cuestión, observando el requisito previo de que cualquier decisión en este ámbito respete los derechos de los obispos individuales en sus diócesis y las prerrogativas de la Santa Sede”.

Por ello, Ladaria “aconseja” a los obispos estadounidenses que “cualquier declaración de la conferencia episcopal sobre los líderes políticos católicos se contextualice en el marco más amplio de la dignidad de recibir la Sagrada Comunión por parte de todos los fieles, y no sólo de una categoría de políticos, reflejando su obligación de conformar sus vidas a todo el Evangelio de Jesucristo mientras se preparan para recibir el sacramento”.

Pillar Media CDF Letter 5-7-21 by Pillar Media

General, Iglesia Católica , , , , , ,

#ElAmorGana: cientos de sacerdotes alemanes abren sus parroquias en un ‘maratón de bendiciones’ a parejas homosexuales

Miércoles, 12 de mayo de 2021

E1Bbg7SXsAEkCBWEl Vaticano y la Conferencia Episcopal alemana guardan silencio; los ultras lo tildan de ‘cisma’

En España, incluso, el obispo Munilla anunció una campaña de ayuno y oración de la que, por otro lado, nada se sabe

“Dios no puede bendecir el pecado”, apuntaba Doctrina de la Fe en su polémica respuesta a una pregunta que nadie ha oficializado haber hecho, aunque se sospecha de determinados colectivos ultraconservadores, con el apoyo de los cardenales Müller, Burke o Sarah

Jan Korditschke: “Estoy convencido de que la orientación homosexual no es mala, ni el amor homosexual es un pecado”

¿Cisma o bendición del amor? Más de doscientos templos alemanes se han sumado a la campaña #liebegewinnt (El Amor Gana), abrieron sus puertas para bendecir a miles de parejas que se apuntaron en un listado previsto por Internet. No todas, pero sí muchas de ellas, parejas homosexuales, en una imaginativa respuesta al polémico ‘Responsum’ de Doctrina de la Fe que cerraba la puerta a cualquier bendición de uniones que no fueran matrimonios católicos.

Por el momento, tanto la Conferencia Episcopal alemana como el Vaticano han optado por guardar silencio ante la propuesta, que entiende que la Iglesia no se rompe por bendecir a dos personas que se aman, y que no entienden por qué se puede bendecir un barco, unas oficinas o a los animales domésticos, y no al amor de pareja, independientemente de la validez canónica.

 

Sin embargo, los sectores más conservadores, tanto de la Iglesia alemana como de la mundial han alzado la voz, tildando de ‘cisma’ las macrobendiciones y lamentando el “desafío” de los sacerdotes que optan por acoger a todos. En España, incluso, el obispo Munilla anunció una campaña de ayuno y oración de la que, por otro lado, nada se sabe.

“Dios no puede bendecir el pecado”, apuntaba Doctrina de la Fe en su polémica respuesta a una pregunta que nadie ha oficializado haber hecho, aunque se sospecha de determinados colectivos ultraconservadores, con el apoyo de los cardenales Müller, Burke o Sarah.

Sin embargo, dentro del Camino Sinodal de la Iglesia alemana, se ha comenzado un proceso para que los fieles puedan discutir sobre todos los temas candentes, como la enseñanza de la iglesia sobre la homosexualidad como parte de un proceso formal de debate y reforma.

“La homofobia de mi iglesia me enfada”

Estoy convencido de que la orientación homosexual no es mala, ni el amor homosexual es un pecado”, dijo el jesuita Jan Korditschke a The Associated Press. “Quiero celebrar el amor de los homosexuales con estas bendiciones porque el amor de los homosexuales es algo bueno, señaló el clérigo de Berlín, quien aseguró “no temer” repercusiones.

“Respaldo lo que hago, aunque me resulta doloroso no poder hacerlo en sintonía con la cúpula eclesiástica”, dijo Korditschke, añadiendo que “la homofobia de mi iglesia me enfada y me avergüenza”.

“Son celebraciones de culto en las que las personas expresan a Dios lo que les mueve”, dijo a la AP Birgit Mock, portavoz de asuntos familiares de la ZdK, la asociación de laicos más potente de Alemania.

“El hecho de que pidan la bendición de Dios y le den las gracias por todo lo bueno que hay en sus vidas -también por las relaciones vividas con respeto mutuo y llenas de amor- está profundamente basado en el Evangelio”, dijo Mock, añadiendo que ella misma tenía previsto asistir el lunes a un servicio religioso con bendiciones para homosexuales en la ciudad occidental de Hamm en el que rezaría por el éxito del camino sinodal en el que, como iglesia, reconocemos la sexualidad como una fuerza positiva.”

“En Alemania estamos luchando con mucha seriedad y con intensos discursos teológicos por el camino correcto”, añadió Mock. Las cosas no pueden seguir como hasta ahora: esto es lo que nos mostraron los crímenes y el encubrimiento de los abusos sexuales”.

“Necesitamos cambios sistémicos, también en lo que respecta a una reevaluación de la moral eclesiástica de la sexualidad”, dijo Mock.

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica, Iglesia Inclusiva , , , , , , , , , , , , , ,

Sacerdotes católicos de Alemania desafían abiertamente al Vaticano y celebran un centenar de actos de bendición de parejas del mismo sexo

Miércoles, 12 de mayo de 2021

E1Bbg7QWEAMnbJsEl Vaticano y la Conferencia Episcopal alemana guardan silencio; los ultras lo tildan de ‘cisma’

En España, incluso, el obispo Munilla anunció una campaña de ayuno y oración de la que, por otro lado, nada se sabe

“Dios no puede bendecir el pecado”, apuntaba Doctrina de la Fe en su polémica respuesta a una pregunta que nadie ha oficializado haber hecho, aunque se sospecha de determinados colectivos ultraconservadores, con el apoyo de los cardenales Müller, Burke o Sarah

Jan Korditschke: “Estoy convencido de que la orientación homosexual no es mala, ni el amor homosexual es un pecado”

En un centenar de actos religiosos celebrados por todo el país, un sector de la jerarquía católica alemana ha mostrado de forma más visible que nunca su oposición a la posición oficial del Vaticano, contraria a cualquier tipo de acto que suponga un reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo.

Entre el domingo 9 de mayo y el lunes 10, más de 100 actos religiosos se han celebrado en iglesias católicas de toda Alemania para bendecir uniones entre personas del mismo sexo. Sacerdotes de muy distintos puntos de la geografía germana se han unido en un acto de abierta rebeldía frente a la posición oficial del Vaticano, que el pasado mes de marzo se reafirmaba, a través de un documento hecho público por la Congregación para la Doctrina de la Fe, contra la posibilidad de bendecir a las uniones entre personas del mismo sexo. Un texto que inicialmente parecía mostrarse comprensivo, al afirmar que «no es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo. La presencia en tales relaciones de elementos positivos, que en sí mismos son de apreciar y de valorar, todavía no es capaz de justificarlas y hacerlas objeto lícito de una bendición eclesial», pero que acababa por asegurar, en uno de sus párrafos finales, que Dios «no bendice ni puede bendecir el pecado».

La reacción del sector más progresista de la Iglesia católica alemana ante este nuevo posicionamiento del Vaticano no se hizo esperar. Más de 2.600 clérigos respaldaron un documento promovido por los teólogos Burkhard Hose y Bernd Mönkebüsche contra la prohibición de estas bendiciones. A ellos se les sumó un grupo de mujeres católicas denominado ‘María 2.0’. El movimiento, celebrado en redes sociales con el hashtag #liebegewinnt (equivalente alemán al ya famoso #LoveWins) ha desembocado finalmente en una serie de actos de bendición de uniones expresamente abierto a parejas del mismo sexo y a parejas que hayan naciodo tras divorciarse de parejas anteriores. Bendiciones que carecen de efecto legal, pero cuyo valor simbólico es incuestionable.

E1Bbg7aWYAA01nn

Un movimiento, por otra parte, que no nace de la nada. Con anterioridad hemos recogido en esta misma página gestos inclusivos de un sector de la Iglesia católica alemana hacia las uniones entre personas del mismo sexo. En 2018, por ejemplo, nos hicimos eco de la polémica que generaron unas palabras del entonces presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, el cardenal Reinhard Marx, cercano al papa Francisco, que fueron interpretadas como favorables a esta posibilidad, y que fueron seguidas de una ambigua aclaración que no despejaba las dudas. De hecho, el actual presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, el obispo Georg Bätzing, aunque ha desaprobado la inciativa de celebrar esta bendiciones masivas por no considerarla «útil» par avanzar, ha criticado abiertamente el posicionamento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, al considerar que es necesario que la Iglesia se replantee su respuesta a las uniones homosexuales.

Oposición frontal de los reaccionarios

Ante este gesto valiente de parte de un sector del cleron alemán, otros miembros de la comunidad católica de ese país han mostrado su profunda oposición que se ha materializado en correos amenazantes, convocatorias de rezos del rosario en señal de desagravio, manifestaciones, carteles contrarios a estas bendiciones, retirada de carteles que invitaban al evento, etc. El recurso más extendido es un documento que está siendo reenviado a través de correo electrónico en el que se pide rellenar el nombre del sacerdote que ha realizado estas bendiciones y la parroquia a la que pertenece y denunciarlo al obispo local o al Vaticano. Un método que se inspira en las listas negras y cazas de brujas. A su vez, mujeres pertenecientes al sector más conservador de la Iglesia han organizado un contramovimiento denominado ‘María 1.0’.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica, Iglesia Inclusiva , , , , , , , , , , ,

“Pecado es: Llamar pecado al amor”, por Juan Sánchez Núñez

Sábado, 1 de mayo de 2021

matrimoniogay1 Pecado es, llamar pecado a la vida amorosa de un matrimonio homosexual.

Esto decía a mis hermanos protestantes españoles durante el tiempo que pasé dando estudios éticos, bíblicos, teológicos y pastorales, en distintas iglesias protestantes de España, cuando nos planteábamos si podíamos aceptar a las personas homosexuales como miembros de nuestra Iglesia, con los mismos derechos y deberes de cualquier miembro.

Pertenezco a la Iglesia Evangélica Española, de tradición metodista y presbiteriana, una Iglesia con más de 150 años de presencia en España, que en el Sínodo del año 2015 aprobó por una amplia mayoría la aceptación oficial, pues de hecho ya lo eran, de las personas homosexuales como miembros de nuestra Iglesia, y el compromiso de acompañarles pastoralmente en la superación de todo tipo de discriminación y homofobia.

Esto implica que tienen derecho a gozar institucionalmente de todos los beneficios y de todas las responsabilidades que tienen los demás miembros de la Iglesia, y por lo tanto, que sus vidas, dones y ministerios, son una bendición para la Iglesia y para la sociedad.

Damos testimonio de que también sus matrimonios son una bendición de Dios, y desde nuestra experiencia de fe nos entristece ver cómo la Iglesia Católica Romana se plantea si dispone “del poder para impartir la bendición a uniones de personas del mismo sexo”.

El entrecomillado del párrafo anterior está extraído de la pregunta que se formula a la Congregación para la Doctrina de la Fe, y que ésta responde negativamente. Un órgano institucional de máximo nivel de la Iglesia Católica Romana, considera que no dispone del poder de bendecir la vida amorosa de los matrimonios homosexuales.

Me entristeció empezar a leer esta comunicación y ver que la respuesta era negativa. Pero cuando llegué al final, y vi que se obviaba ese tono académico que iba calificando de “no acorde con la revelación de Dios” la vida amorosa de los matrimonios homosexuales, y de modo explícito, se calificaba de “pecado”  esa vida amorosa, ¡no me lo podía creer! La tristeza se tornó aflicción y tormento.

Volvía a sufrir el mismo tormento que supuso enfrentarme con mis hermanos evangélicos de otras Iglesias de España, y también con algunos de la mía, que utilizaban el mismo argumento que la Congregación para la Doctrina de la Fe, a saber, que la Iglesia puede bendecir a los pecadores, pero no el pecado.

Sólo desde premisas obsoletas, solo desde valores periclitados, solo desde una visión negativa de la sexualidad, solo desde actitudes no evangélicas (del Evangelio de Jesús), se puede calificar de “pecado” la vida amorosa de los matrimonios homosexuales de nuestra sociedad. Su vida amorosa es una bendición de Dios, y no necesitan de ninguna Iglesia que se lo diga; si son creyentes, lo viven diariamente.

Por lo tanto, hermanos: “Pecado es, llamar pecado al amor”.

Dedique más de un año, antes de ese Sínodo de 2015 que he mencionado, visitando nuestras iglesias, y haciendo estudios bíblico-teológicos, estudiando precisamente si en la Biblia, o en la revelación de Dios, como dice la Congregación para la Doctrina de la Fe, había alguna razón  que nos llevara a calificar de “pecado” la vida amorosa de los matrimonios homosexuales de nuestra sociedad.

Concluimos que no, que no hay ninguna razón en la revelación de Dios, ni en la Biblia, para calificar de “pecado” al amor de nuestros hermanos homosexuales, al contario, concluimos que su vida sexual y amorosa era una bendición de Dios para sus vidas.

Y es que la revelación de Dios que encontramos en la Biblia (norma normans tanto para católicos como para protestantes), es una revelación histórica fruto de la experiencia de fe del pueblo de Israel y de la Iglesia cristiana; una experiencia de fe conceptualizada con categorías culturales y religiosas de hace unos dos mil años.

Y esto hoy, es de una importancia radical, es decir, hoy sabemos que la revelación de Dios no ha “caído del cielo”, sino que es fruto de la experiencia de fe de unos hombres y mujeres, que experimentaron la salvación de Dios siendo lo que no podían ser de otro modo, hombres y mujeres de su época.

Lo central de esta experiencia de fe, lo central de esta revelación de Dios, que nos transmiten en la Biblia nuestros hermanos y hermanas de hace unos dos mil años, es la salvación que Dios es para la humanidad, tal y como lo hemos experimentado, nosotros cristianos, en la vida, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret.

Es en torno a este acontecimiento que es “Jesús el Cristo” que gira toda la revelación de Dios que encontramos en la Biblia.

Es obvio que no vamos a encontrar en la Biblia orientaciones éticas o teológicas explícitas sobre realidades que no pertenecen al mundo de la Biblia. Sería absurdo pretender encontrar en la Biblia orientaciones éticas explícitas acerca del uso de la energía atómica, o de la manipulación genética, por ejemplo.

Esto mismo vimos que sucedía, en los estudios que llevaba a cabo en mis iglesias, con la realidad del matrimonio homosexual de nuestra sociedad. Intentar trasladar a nuestros días las pocas valoraciones éticas que hay en la Biblia, no acerca del matrimonio homosexual, sino de las actividades homoeróticas de aquella sociedad, es un anacronismo que no se puede aceptar.

Pero no es cuestión de que sea inaceptable, el problema, como estamos viendo, es mucho más grave, pues tiene consecuencias deletéreas, ya que lleva a calificar de “pecado” al amor.

Y calificar de “pecado” el amor tiene una premisa mayor, que la Congregación para la Doctrina de la fe repite una y otra vez, a saber, que este amor no responde a “los designios de Dios inscritos en la Creación”.

Pues bien, esta premisa mayor no se sostiene desde la comprensión de la revelación a la que ha llegado la teología actual, y que he mencionado anteriormente, a saber, que toda revelación de Dios es humana, está mediada por la acogida de fe humana de esa revelación, una acogida de fe que por lo tanto está condicionada históricamente.

La comprensión del ser humano que encontramos en los primeros capítulos del Génesis tampoco “ha caído del cielo”, es decir, no es absoluta, no es “divina”; es la comprensión del ser humano a la que llegó el pueblo de Israel en su experiencia de fe en Dios, y que ellos proponen como “revelación de Dios” a todos aquellos que están dispuestos a acogerla con la misma fe.

Esto significa que no hay un designio de Dios absoluto acerca del ser humano que podamos encontrar en la Biblia. Es más, hoy sabemos que ese designio de Dios propuesto por la fe de Israel en los primeros capítulos del Génesis, es un designio que se realiza en un arco de intersexualidad  entre el hombre y la mujer.

20091022-matrimonio-gay-iglesia

No podemos ignorar lo que nos dicen las ciencias actuales, que la realidad sexual de todas las personas tiene raíces biológicas, psicológicas y sociales en una compleja unidad e interrelación, y todas ellas, desde una experiencia de fe, son una bendición de Dios al servicio de la unión y reproducción de la humanidad.

Es evidente que no es este el espacio adecuado para exponer todos los estudios éticos, bíblicos, teológicos y pastorales que realicé en las iglesias de la Iglesia Evangélica Españolaantes del Sínodo de 2015. Están disponibles gratuitamente, en formato PDF, en la siguiente dirección web: https://www.bubok.es/libros/247002/etica-teologica-y-homosexualidad

Por desgracia, el ofrecimiento que la Iglesia Evangélica Española hizo a las demás iglesias evangélicas de España, no solo fue rechazado, sino que incluso se volvió contra nosotros y nos llevó a ser marginados dentro de FEREDE, organismo de representación de estas Iglesias ante el Estado español.

Por desgracia, tampoco abrigo mucha esperanza de que esta Nota, en la que invito a la Iglesia Católica Romana a recapacitar y revisar ese juicio que califica de “pecado” la vida amorosa de los matrimonios homosexuales de nuestra sociedad, tenga alguna acogida.

Hermanos católicos, es desde el más sincero amor cristiano que os hago este llamamiento. Está en juego nuestra credibilidad, está en juego “La alegría del Evangelio”, está en juego el futuro de la Iglesia en nuestro mundo: No podemos calificar de “pecado” la vida amorosa de los matrimonios homosexuales de nuestra sociedad. Por amor de Dios: ¡Recapacitad y rectificad!

Juan Sánchez: es profesor de Teología en la Facultad de Teologia SEUT. Es miembro de la Iglesia de la Resurrección – Iglesia Evangélica Española (Madrid)

Fuente Lupa Protestante

Espiritualidad, Iglesia Católica, Iglesias Evangélicas , , , , , ,

Curas alemanes ‘responden’ a Doctrina de la Fe y bendecirán simultáneamente a parejas gay el próximo 10 de mayo

Miércoles, 14 de abril de 2021

fb-titelbild-gaycommunity“El amor gana. El amor es una bendición. Las personas que se aman son bendecidas”

“No rechazamos una ceremonia de bendición. Hacemos esto en nuestra responsabilidad como pastores, que prometen a las personas en momentos importantes de sus vidas las bendiciones que solo Dios da”

“No aceptamos que una moral sexual exclusiva y anticuada se lleve a cabo a espaldas de las personas y socave nuestro trabajo en la pastoral”

“Dios es amor. Confiamos en eso. En esta confianza les agradecemos el amor que da a su unión, para que ambos puedan convertirse en una bendición el uno para el otro. Demos gracias a Dios por esto y oremos por la cercanía y la compañía de Dios”. Así arranca la bendición que un grupo de sacerdotes católicos alemanes han preparado para una gran ceremonia simultánea, en varios templos del país, que tendrá lugar el próximo 10 de mayo, a las siete de la tarde, y que congregará a cientos de parejas homosexuales. “Sin ningún secreto”

“En vista de la negativa de la Congregación para la Doctrina de la Fe a bendecir las asociaciones homosexuales, alzamos la voz y decimos: Continuaremos acompañando a las personas que se unan a una unión para el futuro, y bendeciremos su relación”, se lee en la declaración pública que ha emitido la plataforma #liebegewinnt (el amor ganó), que aglutina a los católicos que se han posicionado en contra del ‘Responsum’ del Vaticano.

Curas-Doctrina-Fe-bendeciran-simultaneamente_2331376907_15482115_660x371“No rechazamos una ceremonia de bendición. Hacemos esto en nuestra responsabilidad como pastores, que prometen a las personas en momentos importantes de sus vidas las bendiciones que solo Dios da”, añade el documento, que muestra cómo “respetamos y valoramos su amor, y también creemos que las bendiciones de Dios están sobre ellos”

“No aceptamos que una moral sexual exclusiva y anticuada se lleve a cabo a espaldas de las personas y socave nuestro trabajo en la pastoral”, culmina el escrito.

Noé, el progenitor de todos los géneros

¿Por qué el 10 de mayo? Según la enciclopedia ecuménica de los santos, el 10 de mayo se conmemora a Noé, considerado “el progenitor de todos los géneros en la Biblia. Dios le envió el arco iris como señal de su pacto. El nombre Noah se traduce como: el que trae calma, el consolador”, señalan desde la plataforma.

Porque “el amor gana. El amor es una bendición. Las personas que se aman son bendecidas”, concluyen los organizadores. No queremos excluir a nadie. Celebramos la diversidad de los diferentes planes de vida e historias de amor de las personas y pedimos la bendición de Dios. Sin ningún secreto”. ¿Podrán?

gib-mir-gelb-2

El texto de la imagen dice:

“Danos del amarillo de la luz, del naranja del calor, del verde de la esperanza, del rojo del amor, del violeta de la conversión, del azul de la razón, del marrón de la estabilidady mucho del dorado de la humanidad”

*

Para firmar la declaración, pincha aquí:

***

El obispo de Essen no tomará medida alguna contra los sacerdotes que bendigan uniones homosexuales

20111019-offener-brief-an-franz-josef-overbeck-01-bundeswehr-fotos-wir-dienen-deutschland-flickr-cc-by-nd-460x222Por otra parte, se ha conocido que el obispo de Essen, Mons. Franz-Josef Overbeck, ha declarado en una entrevista que los sacerdotes de su diócesis no deben esperar ninguna consecuencia si proceden a bendecir las uniones homosexuales. “No haré nada”. No suspendería ni pondría otras sanciones eclesiásticas a un sacerdote de la diócesis” si bendijera una relación homosexual.

“Hay muchas bendiciones para las parejas del mismo sexo”, dijo Overbeck en una entrevista de la WDR . También admitió que la cuestión no era el rechazo de las personas homosexuales, sino la cuestión de “la forma de convivencia de las personas homosexuales”. En esta cuestión, la iglesia en el mundo se encuentra, en su opinión, “en culturas muy diferentes”.

La abierta oposición de un grupo importante de obispos alemanes -y de organismos y medios de comunicación diocesanos- a la nota de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que negaba la posibilidad de bendecir las uniones homosexuales lleva días causando revuelo en todo el mundo. Algo que habría resultado impensable hace tan solo unos pocos años, hoy ha alcanzado unas dimensiones muy importantes, sobre todo en países centroeuropeos, señal de que los fieles católicos no están dispuestos a tragar con ruedas de molino ni aceptar una moral sexual obsoleta y deshumanizadora.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

La Facultad de Teología de Ratisbona pide a Doctrina de la Fe “mejores argumentos teológicos” para negar la bendición a las parejas gay

Jueves, 8 de abril de 2021

Bendicion-parejas-homosexuales-posible-Iglesia_2308279169_15268458_660x371La nota vaticana “sólo puede conducir a la frustración y la amargura”

Existe la necesidad de comprender la sexualidad en toda su amplitud, sin restringirla a la dimensión de la transmisión de la vida, por importante que ésta sea”

Se comprometen a “participar en el necesario diálogo abierto y constructivo en la Iglesia”

 

La ‘cuna‘ teológica del cardenal Müller se rebela contra Doctrina de la Fe. La Facultad de Teología de la Universidad católica de Ratisbona ha planteado su oposición a la negativa de Roma a bendecir a parejas homosexuales, con un duro comunicado en el que reclama al Vaticano “mejores argumentos que los utilizados hasta ahora para cerrar la puerta a estas realidades familiares.

Un documento con el que también responden a su obispos, el ultraconservador Rudolf Voderholzer, uno de los pocos prelados alemanes contrarios al Camino Sinodal, y que proclamó su “agradecimiento” con la “aclaración” de Doctrina de la Fe, que recibió “con beneplácito“.

Ahora, ‘sus‘ teólogos defienden su derecho a “cuestionar críticamente” el Magisterio, y pide a la Curia que “escuche y dialogue” con las Iglesias locales. De lo contrario, cuestionamientos como el de Doctrina de la Fe sólo pueden conducir a la frustración y la amargura”. “Esto es exactamente lo que estamos experimentando ahora”.

“Existe una urgencia pastoral”

“Existe una urgencia pastoral”, subrayan los teólogos de Ratisbona, que plantean una serie de preguntas, y exigen respuestas de Roma. ¿Cómo puede la Iglesia presentar los valores cristianos o la importancia del matrimonio y la familia sin devaluar otros proyectos de vida o discriminar a las personas?”, se cuestionan, afirmando que “existe la necesidad de comprender la sexualidad en toda su amplitud, sin restringirla a la dimensión de la transmisión de la vida, por importante que ésta sea”.

“¿Deben interpretarse las bendiciones principalmente como imitaciones de los sacramentos, o no hacen visible también, a su manera, la Gracia de Dios en virtud de la intercesión de la Iglesia?”, se preguntan desde Ratisbona. Los firmantes se comprometen a “trabajar en la clarificación teológica de estas cuestiones y “participar en el necesario diálogo abierto y constructivo en la Iglesia”.

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , ,

Las parroquias austriacas exhiben banderas del arco iris en solidaridad con las parejas homosexuales

Miércoles, 7 de abril de 2021

54869F29-0384-4C17-9900-64F6AE77B750

Por la disposición emitida por la Congregación para la Doctrina de la Fe

La decisión fue tomada por los cientos de sacerdotes que pertenecen al movimiento por la reforma de la Iglesia, “Iniciativa Sacerdotal

Erich Baldauf, pastor de Hard: “No estamos de acuerdo con esta posición obsoleta”

Toni Faber, sacerdote: “Si tuviera la tarea de causar el mayor daño posible a la Iglesia con dos páginas de texto, escribiría exactamente el tipo de carta que ha redactado la Congregación para la Doctrina de la Fe ”

(Foro de curas de Bizkaia).-Hay muchos templos católicos en Austria que han izado la bandera del arco iris en solidaridad con la comunidad LGBT afectada por la disposición emitida por la Congregación para la Doctrina de la Fe contra las bendiciones de las parejas homosexuales .

La decisión fue tomada por los cientos de sacerdotes que pertenecen al movimiento por la reforma de la Iglesia, “Iniciativa Sacerdotal” porque, dijo el pastor de Hard, Erich Baldauf , “no estamos de acuerdo con esta posición obsoleta”. La parroquia de Da Baldauf – como otras dos en la parte más occidental de Vorarlberg, fueron incendiadas; otra fue robada.

E6D519B8-418D-437D-A1BE-85F0AB110C3E

 Contrariamente a la impresión que pueden dar estos incidentes, las encuestas muestran que la opinión pública austriaca está firmemente del lado de la igualdad de trato para las parejas del mismo sexo. El matrimonio entre personas del mismo sexo no solo ha sido legal en Austria desde 2019, sino que una encuesta de la semana pasada encontró que el 64% de los austriacos se opuso a la reciente decisión del Vaticano. Solo el 13% dijo que estaba de acuerdo (hay poco menos de 5 millones de católicos en Austria, de una población de 8,8 millones de habitantes, una vez 90% católicos).

 Como es bien sabido, el mismo cardenal arzobispo de Viena, Christoph Schoenborn, no aprobó la medida del Vaticano , “no estoy contento con ella”, dijo. El sacerdote de la catedral de San Esteban en Viena, Toni Faber , fue aún más contundente: “Si tuviera la tarea de causar el mayor daño posible a la Iglesia con dos páginas de texto, escribiría exactamente el tipo de carta que ha redactado la Congregación para la Doctrina de la Fe ”, dijo a la revista Profil .

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

Mujeres católicas de Alemania, Austria y Suiza reclaman al Vaticano “renovar la ética sexual” de la doctrina católica

Martes, 6 de abril de 2021

Mujer-Iglesia_2312778720_15310689_660x371Escriben a Doctrina de la Fe tras su ‘No’ a la bendición de parejas gay

“La misión de la iglesia de ser eficaz como signo de salvación en el mundo significa enfrentar la homofobia y defender la igualdad de género, también sobre la base de las ciencias humanas”

Piden una “renovación de la ética sexual y de las relaciones” en la Iglesia Católica y un “reconocimiento de la realidad cotidiana de la gente en relaciones del mismo sexo”

Cinco organizaciones de mujeres católicas en zonas de habla alemana han dado a conocer una carta abierta en la que piden al Vaticano que revierta su posición de que los sacerdotes no pueden bendecir las uniones entre personas del mismo sexo.

La carta, enviada a la Congregación para la Doctrina de la Fe, fechada el miércoles y difundida este jueves, lleva las firmas de dos grupos en Alemania y otros de AustriaSuiza Tirol del Sur, la región de habla alemana del norte de Italia.

derechos-personas-homosexuales_2325377460_15426260_667x375Los grupos dicen que tienen un millón de miembros en total.

La misión de la iglesia de ser eficaz como signo de salvación en el mundo significa enfrentar la homofobia y defender la igualdad de género, también sobre la base de las ciencias humanas, dice la carta.

Pide una “renovación de la ética sexual y de las relaciones” en la Iglesia Católica y un “reconocimiento de la realidad cotidiana de la gente en relaciones del mismo sexo”.

La carta abierta es la reacción más reciente del mundo de habla alemana contra un documento emitido el mes pasado por la Congregación para la Doctrina de la Fe según el cual los curas católicos no pueden bendecir las uniones entre personas del mismo sexo porque Dios “no puede bendecir el pecado”.

Al mismo tiempo, el documento de la congregación ratificó que la iglesia acoge y bendice a las personas gay, pero sostuvo que las uniones no forman parte del plan de Dios y que su reconocimiento sacramental podría confundirse con el matrimonio.

El documento agradó a los conservadores y desalentó a los defensores de los LGBT católicos.

Guardianes-moral_2310078978_15285698_667x375La iglesia alemana ha estado en la vanguardia de iniciar la discusión sobre asuntos polémicos como el magisterio acerca de la homosexualidad.

Más de 230 profesores de teología católica en países de habla alemana firmaron previamente una declaración contra el pronunciamiento del Vaticano, que, dicen, “se caracteriza por su aire paternalista de superioridad y discrimina a la gente homosexual y sus planes de vida”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

“El Vaticano está fuera de sintonía”: El veto al matrimonio homosexual disgusta a los católicos de Asia

Martes, 23 de marzo de 2021

davide-U200433593701pXD--673x320@IlSecoloXIXWEBCalifican el edicto de inconsistente y anacrónica

El edicto del Vaticano recibió el martes las críticas de activistas de derechos y católicos homosexuales en la región de Asia-Pacífico

Louisa Wall: “El comunicado de la Congregación para la Doctrina de la Fe se ve incongruente con el respaldo del Papa el año pasado a una ley de unión civil”

Rodney Croome: “El Vaticano está fuera de sintonía, no solo con la opinión pública en Australia, sino con la mayoría de los católicos que votaron ‘Sí’ a la igualdad de matrimonios en 2017″

Benjamin Oh: “La iglesia (bendijo) todo tipo de cosas: animales, autos e incluso armas utilizadas para matar a otros seres humanos”

Danton Remoto: “Es mejor librar la lucha por los derechos de los homosexuales en el país ante los gobiernos locales. ¿Por qué pelear contra una institución antigua?”

El edicto del Vaticano contra la bendición de las uniones entre personas del mismo sexo por considerarlas pecaminosas recibió el martes las críticas de activistas de derechos y católicos homosexuales en la región de Asia-Pacífico, calificándolo de inconsistente y alejado de los estándares comunitarios contemporáneos.

Louisa Wall, una legisladora de Nueva Zelanda que patrocinó el proyecto de ley que legalizó el matrimonio homosexual en su país en 2013, dijo que el comunicado de la Congregación para la Doctrina de la Fe, la oficina vaticana que se encarga de la ortodoxia, parecía incongruente con el respaldo del papa Francisco el año pasado a una ley de unión civil. Ahora, los curas católicos no podrán bendecir uniones civiles entre personas del mismo sexo. “Me uno a muchos católicos gays que están desanimados por este anuncio y espero que los líderes de su iglesia sigan abogando por estas bendiciones”, afirmó la legisladora. “La iglesia católica podría ser un modelo a seguir en la capacidad para evolucionar con sus miembros”.

Rodney Croome, un destacado defensor de la igualdad en el matrimonio cuando el homosexual se legalizó en Australia, acusó al Vaticano de estar fuera de lugar.

Los enlaces homosexuales estuvieron respaldados por el 62% de los votantes que participaron en un balotaje postal en 2017 en el país.

“El Vaticano está fuera de sintonía, no solo con la opinión pública en Australia, sino con la mayoría de los católicos que votaron ‘Sí’ a la igualdad de matrimonios en 2017”, dijo Croome, vocero de just.equal, un grupo que defiende la justicia y la igualdad.

“Si pudiese dirigirme al papa directamente, le diría que el pecado no radica en las relaciones entre personas del mismo sexo, sino en quienes invocan a Dios para empujar a la comunidad LGBTIQ a los márgenes de la sociedad”, agregó Croome, quien es gay.

Benjamin Oh, copresidente de la junta asesora de Católicos Australianos por la Igualdad, describió la decisión del Vaticano como “personalmente dolorosa”. Según Oh, su relación de 16 años con un hombre es “digna del matrimonio sacramental”.

“La iglesia (bendijo) todo tipo de cosas: animales, autos e incluso armas utilizadas para matar a otros seres humanos”, señaló Oh en un correo electrónico. “Para muchos cristianos católicos, esta declaración va en contra de las enseñanzas de Jesús sobre el amor”.

Como católico, Oh dijo que este edicto fue doloroso y deshumanizador a nivel personal, pero lamentablemente, nada sorprendente”.

“Sigue habiendo una cultura tóxica haca la comunidad LGBTI en nuestra iglesia y sociedades y esta declaración será empleada sin duda como arma por aquellos que quieren infligir más dolor, discriminación y sufrimiento a las personas LGBTI en nuestra iglesia y en la sociedad civil, especialmente en lugares y comunidades que discriminan, marginan, dañan, abusan e incluso matan a personas LGBTI”, dijo Oh.

En Filipinas, el país con más población católica de Asia, el líder por los derechos de los homosexuales Danton Remoto reaccionó con exasperación.

“Sigo diciéndole a la comunidad LGBTQI que solo tenemos que pelear por las uniones civiles”, dijo Remoto. “No necesitamos más estrés de esta iglesia”.

Según Remoto, es mejor librar la lucha por los derechos de los homosexuales en el país ante los gobiernos locales, que han aprobado más de 20 ordenanzas antidiscriminación en los últimos años.

“¿Por qué pelear contra una institución antigua?”, preguntó Remoto.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

El Vaticano vuelve a cerrar la puerta a los homosexuales: “La Iglesia no bendice ni puede bendecir el pecado”

Martes, 16 de marzo de 2021

matrimoniogay1

No tengas pena, que Yo te daré libro vivo. Yo no podía entender por qué se me había dicho esto, … Después, desde a bien pocos días, lo entendí muy bien, porque he tenido tanto en qué pensar y recogerme en lo que veía presente, y ha tenido tanto amor el Señor conmigo para enseñarme de muchas maneras, que muy poca o casi ninguna necesidad he tenido de libros; Su Majestad ha sido el libro verdadero adonde he visto las verdades ¡Bendito sea tal libro, que deja imprimido lo que se ha de leer y hacer, de manera que no se puede olvidar!”

Santa Teresa de Jesús,
Libro de la Vida, Capítulo 26, 5

No nos quitarán la dignidad. Y ahora que nos hablen de Misericordia… ¡Panda de hipócritas!

Doctrina de la Fe vuelve a cerrar la puerta a cualquier bendición para las parejas homosexuales.

“La bendición de las uniones homosexuales no puede ser considerada lícita”, afirma

“No es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio”

“No existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia”

“La Iglesia no dispone, ni puede disponer, del poder para bendecir uniones de personas del mismo sexo”

La bendición de las uniones homosexuales no puede ser considerada lícita”. Nuevo jarro de agua fría de la Congregación para la Doctrina de la Fe a los derechos de las parejas del mismo sexo, y su integración en la Iglesia católica. Pese a los múltiples esfuerzos en los últimos años por reivindicar una pastoral para los homosexuales, y que el propio Bergoglio ha señalado, en más de una ocasión, que “quién soy yo para juzgar”, el dicasterio que marca la doctrina de los católicos vuelve a cerrar la rendija abierta para la integración de este colectivo en la Iglesia católica.

En una breve y dura nota, Ladaria responde a varias preguntas llegadas hasta Doctrina de la Fe sobre si “La Iglesia dispone del poder para impartir la bendición a uniones de personas del mismo sexo”. La respuesta es rotunda: Negativamente. Y lo argumenta en un documento del que, asegura, “ha sido informado” el Papa Francisco.

No es lícito impartir la bendición

En algunos ambientes eclesiales se están difundiendo proyectos y propuestas de bendiciones para uniones de personas del mismo sexo”, señala la nota vaticana, en referencia a las peticiones formuladas por la Iglesia alemana y otros episcopados de todo el mundo. Pese a reconocer “una sincera voluntad de acogida y de acompañamiento de las personas homosexuales”, el escrito deja claro que “no es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio”, como “es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo”. Y, se infiere (aunque no se dice en el texto), también a las uniones heterosexuales fuera del matrimonio.

20091022-matrimonio-gay-iglesia

La presencia en tales relaciones de elementos positivos, que en sí mismos son de apreciar y de valorar, todavía no es capaz de justificarlas y hacerlas objeto lícito de una bendición eclesial, porque tales elementos se encuentran al servicio de una unión no ordenada al designio de Dios”, recalca Doctrina de la Fe, que vuelve a dejar claro que “ya que las bendiciones sobre personas están en relación con los sacramentos, la bendición de las uniones homosexuales no puede ser considerada lícita, en cuanto sería en cierto modo una imitación o una analogía con la bendición nupcial”. Y, añade, citando a Amoris Laetitia, que “no existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia”.

Tras el palo, la zanahoria: “La declaración de ilicitud de las bendiciones de uniones entre personas del mismo sexo no es por tanto, y no quiere ser, una discriminación injusta, sino reclamar la verdad del rito litúrgico y de cuanto corresponde profundamente a la esencia de los sacramentales, tal y como la Iglesia los entiende”.

04EB1B18-9EB4-4CCB-88EF-262260741CAC

Al tiempo, Ladaria recuerda que “la comunidad cristiana y los Pastores están llamados a acoger con respeto y delicadeza a las personas con inclinaciones homosexuales, y sabrán encontrar las modalidades más adecuadas, coherentes con la enseñanza eclesial, para anunciarles el Evangelio en su plenitud”.

No excluyen bendiciones individuales

De hecho, añade, “la respuesta al dubium propuesto no excluye que se impartan bendiciones a las personas individuales con inclinaciones homosexuales], que manifiesten la voluntad de vivir en fidelidad a los designios revelados por Dios así como los propuestos por la enseñanza eclesial, pero declara ilícita toda forma de bendición que tienda a reconocer sus uniones”.

 La Iglesia, concluye Doctrina de la Fe, “no bendice ni puede bendecir el pecado: bendice al hombre pecador”. Por todo ello, finaliza, “la Iglesia no dispone, ni puede disponer, del poder para bendecir uniones de personas del mismo sexo”.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

Juan Masiá: “Sería deseable prescindir de las palabras ‘eutanasia’ y ‘suicidio'”, por Juan Masiá

Sábado, 17 de octubre de 2020

tomados-mano-paciente-hospital-ayuda-familiar-cerca-apoyo_116317-1595De su blog Vivir y pensar en la frontera:

Asentir y disentir ante ‘Samaritanus bonus‘, la carta de Doctrina de la Fe”

La Carta de la CDF, solamente placet iuxta modum”

“No puedo complacer a los extremos, porque no tengo vocación para incensar ni para incendiar”

“Tengo que manifestar un 60 por ciento de asentimiento agradecido por el tratamiento del tema del cuidado y un 40 por ciento de disentimiento preocupado en torno los aspectos controvertidos de la eutanasia directa activa y el suicidio asistido, libremente solicitados y legalmente controlados”

“Sería preferible y deseable, en mi opinión, prescindir de las palabras “eutanasia” y “suicidio”; en su lugar sería más exacta la expresión “adelantar responsable y dignamente un final inevitable, pero de modo legal y médicamente controlado, a la vez que garantizadas las condiciones para evitar toda manipulación y discriminación, así como cualquier violación disimulada de la defensa de la vida””

“Como sacerdote y desde la práctica pastoral, me resulta incomprensible la teología sacramental que parece presuponer la Carta SB al impedir el acompañamiento espiritual y sacramental de personas que opten por la eutanasia responsable”

Dos instancias mediáticas de color opuesto (ultraderecha y ultraizquierda respectivamente) me piden que comente la Carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), Samaritanus bonus (abreviada, SB)quizásbuscando apoyos para ensalzarla los unos o para denostarla los otros. No puedo complacer a los extremos, porque no tengo vocación para incensar ni para incendiar.

Pero RD me pregunta por la “recepción” de la SB por parte de quien se sitúa, como es mi caso, en la doble perspectiva de una teología moral revisionista y una ética cívica laica.

(Gracias, apreciado amigo José Manuel Vidal, por tu familiaridad con el término técnico “receptio”, que usamos al hablar de la acogida intraeclesial, religiosamente respetuosa y a la vez honestamente crítica, de documentos relacionados con el magisterio eclesiástico ordinario, no infaliblemente vinculante; por tanto, con margen para el disentimiento , sobre el que a menudo tuvo que tratar RD en aquellos días de las tertulias de bioética…[1]. Se comprende que hagas la pregunta sorprendido por el contraste entre la dureza de la carta en el tema doctrinal -aunque solamente es “Carta” y no “Declaracion”, oh sutileza vaticana!- y, por otra parte, la amplitud de miras y apertura en el tema del cuidado; me parece muy razonable esa perplejidad, dado el contexto de apertura reformadora del presente pontificado).

Pues bien, a preguntas conspicuas, respuestas responsables. Contestaré la pregunta exponiendo mi acogida o recepción positiva, pero muy crítica, de la Carta SB ante la que sinceramente tengo que manifestar un 60 por ciento de asentimiento agradecido por el tratamiento del tema del cuidado y un 40 por ciento de disentimiento preocupado  en torno los aspectos controvertidos de la eutanasia directa activa y el suicidio asistido, libremente solicitados y legalmente controlados.

Usando el lenguaje latino de las votaciones conciliares, le daría un placet iuxta modum, es decir, una acogida favorable y respetuosa, acompañada de la propuesta de importantes enmiendas. (En lenguaje escolar, un aprobado alto o un notable bajo, como explicaré más adelante). Digo esto desde la doble perspectiva, que conoce y presupone RD al preguntarme por la “recepción” de la carta SB desde un perspectiva teológica y bioética.

Tanto desde una perspectiva de ética de inspiración cristiana (“católica, actual y revisionista”) como desde una perspectiva de ética laica, estimo que es posible asentir a cuatro puntos (tres síes y un no) de la Carta SB, en los que ambas éticas, a mi juicio, podrían converger generalmente; al mismo tiempo, ambas éticas podrían coincidir en el disentimiento ante el “no” de la Carta SB acerca de un quinto punto delicado y controvertido, que la Carta rechaza sin lugar para excepciones: la eutanasia directa y suicidio asistido, con el correspondiente control y acompañamiento médico, legal, social y espiritual.

Convergencia para asentir a cuatro puntos

Las dos perspectivas citadas, religiosa y laica, podráan converger en:

 1) el “sí” enfatizado al cuidado de personas y situaciones críticas y terminales: un cuidado humano y espiritual, compasivo y respetuoso, misericorde, familiar y profesional, personal y social.

 2) el “sí” al cuidado terapéutico adecuado, sin ninguna discriminación, pero proporcionado y regulado de acuerdo con la dignidad, derechos y consentimiento de la persona paciente (véase: la llamada tradicional y ambiguamente “eutanasia indirecta”; aunque no me gusta el nombre, que se puede confundir con omisiones o acciones homicidas).

 3) el “sí” al cuidado paliativo integral (incluidas las sedaciones terminales responsablemente aplicadas); también este cuidado deberá ser adecuado, proporcionado y protocolizado de acuerdo con la dignidad, derechos y consentimiento de la persona paciente (véase: la llamada tradicional y ambiguamente “eutanasia indirecta”; aunque no me gusta el nombre, que se presta a confusión con acciones u omisiones homicidas).

4) el “no” al homicidio por compasión, impropiamente llamado “eutanasia involuntaria”.

Coincidencia para disentir sobre el “quinto punto” delicado

Por contraste con estos cuatro puntos de convergencia, hay un quinto tema que será, sin duda, cuestionado y controvertido, tanto desde dentro como desde fuera de la reflexión moral cristiana: es el tema delicado del “no” a la llamada eutanasia voluntaria directa, legalizada y médicamente asistida, así como el del llamado suicidio legal y médicamente asistido.

Sería preferible y deseable, en mi opinión, prescindir de las palabras “eutanasia” y “suicidio”; en su lugar sería más exacta la expresión “adelantar responsable y dignamente un final inevitable, pero de modo legal y médicamente controlado, a la vez que garantizadas las condiciones para evitar toda manipulación y discriminación, así como cualquier violación disimulada de la defensa de la vida”. (Lo mismo que hemos aprendido a distinguir entre un aborto irresponsable y una interrupción justa del embarazo).

Reconozco que el tema es muy delicado y la preocupación de la SB por evitar las consecuencias de la cultura del descarte y la exclusión tendrá que tenerse muy en cuenta. Pero creo que los redactores de la Carta, al editarla y presentarla al Cardenal para su firma y al Papa para obtener su aprobación, se han pasado mas de dos pueblos en retórica y estilo, porque identifican este quinto punto con presuntas “leyes injustas”, “acciones homicidas”, etc, y al autodefinir el posicionamiento eclesiástico de la carta SB como “doctrina definida” o rechazo de “maldad intrínseca” etc., o al presionar incorrectamente al parlamentario católico cuya votación de dichas leyes sería, según la Carta SB, culpable de “cooperación injusta al mal”, etc… Esta manera de hablar no es propia de la excelente antropologia del teólogo Cardenal Ladaria y esta en contradicción con la pastoral de la misericordia del Papa Francisco, quiero suponer que a ambos les mete un gol en casa propia alguno de sus ayudantes curiales…).

Reitero que este quinto punto tendrá que ser objeto de disentimiento cuestionador tanto desde fuera como desde dentro de la iglesia. Para este punto, mi disentimiento preocupado, porque veo en él una vuelta a la manera de hacer teología moral en gran parte de la Veritatis splendor de Juan Pablo II y en gran parte del Catecismo del 92, en su día objeto de crítica por parte de la teología moral renovada.

Y, a propósito del disentimiento intraeclesial, no puedo dejar de añadir que, como sacerdote y desde la práctica pastoral, me resulta incomprensible la teología sacramental que parece presuponer la Carta SB al impedir el acompañamiento espiritual y sacramental de personas que opten por la eutanasia responsable mencionada en el quinto punto. Para toda esa parte de la Carta SB, que me resulta totalmente inasumible desde la teología, asi como en contradiccion con la pastoral de la misericordia, mi disentimiento, dolido y pesaroso, pero necesario.

[1] Tertulias de Bioética, Trotta, 2005-6;  Cuidar la vida, Herder, 2012; Animal  vulnerable, Trotta, 2015; vease el numero monografico sobre eutanasia, de la revista Exodo, febrero 2020, n.152.

Espiritualidad , , , , , , , ,

Doctrina de la Fe impide que católicos y protestantes compartan misa en Alemania

Miércoles, 23 de septiembre de 2020

ecumenismo1¿De verdad creen en este mandato del señor?

Las diferencias en la comprensión de la Eucaristía y el ministerio son “todavía tan importantes”, según Doctrina de la Fe

Ladaria escribió al presidente de los obispos alemanes, Georg Bätzing, para explicar la negativa a esta práctica ecuménica

El año pasado, el Grupo de Trabajo Ecuménico abogó por la participación recíproca en las celebraciones de la Eucaristía y la Cena del Señor. Doctrina de la Fe se muestra crítica con el acuerdo y descarta a comunión conjunta por el momento

“Una apertura para una comunión de comida eucarística con la Iglesia Evangélica en Alemania abriría necesariamente nuevas fisuras en el diálogo ecuménico con las Iglesias ortodoxas”

‘Tomad y comed todos de él’… pero no si eres católico en una iglesia protestante, o protestante en un templo católico. Esta es la conclusión de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que ha escrito al presidente de la Conferencia Episcopal alemana, Georg Bätzing, mostrando su negativa a que ambas confesiones cristianas compartan la Eucaristía (o ‘Cena del Señor’), como había acordado el pasado año el Grupo de Trabajo Ecuménico y las iglesias protestantes iban a comenzar a hacer en breve.

Tal y como recoge Katolisch.de, el dicasterio presidido por monseñor Ladaria considera que las diferencias en la comprensión de la Eucaristía y el ministerio son “todavía tan importantes” que excluyen la participación de cristianos católicos y protestantes en las celebraciones de la otra confesión. Tampoco hay fundamento para una “decisión individual de conciencia”, precisa Doctrina de la Fe.

Un jarro de agua fría

La carta ha sido recibida como un jarro de agua fría, otro más, lanzado desde el Ex Santo Oficio contra el Camino Sinodal‘ alemán, que mantiene abiertas toda una serie de discusiones, que van desde la intercomunión al acceso de las mujeres al sacerdocio o el diaconado. El portavoz del Episcopado alemán, Mattias Kopp, confirmó la recepción de la carta, al tiempo que informó que los obispos la debatirán en su Asamblea Plenaria, prevista para la semana próxima.

intercomunion-protestantes_2019708124_12133189_667x375

¿Para cuándo la intercomunión con protestantes?

Para Doctrina de la Fe, el documento aprobado el pasado septiembre por teólogos protestantes y católicos contiene cuestiones no suficientemente aclaradas acerca de la Eucaristía o la ordenación sacerdotal. “Una apertura para una comunión de comida eucarística con la Iglesia Evangélica en Alemania abriría necesariamente nuevas fisuras en el diálogo ecuménico con las Iglesias ortodoxas”, más allá de las fronteras de Alemania. ‘Que todos sean uno’… o

Fuente Religión Digital

Iglesia Católica, Iglesia Luterana , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.