Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Congregación para la Doctrina de la Fe’

Celebrando el orgullo en un nuevo momento católico

Lunes, 21 de junio de 2021

rainbow-church-iglesia_gayEl mes del orgullo se siente un poco diferente este año que en el pasado. Por un lado, aquí en los EE. UU., Parece que todo el mes de junio se ha convertido en un feriado nacional LGBTQ. Veo muchas más banderas ondeando en las casas de las personas, e incluso serpentinas y otros tipos de decoraciones. Las casas de algunas personas están adornadas con adornos de arcoíris. Es casi como Navidad, o como se ha convertido Halloween en los últimos años.

Para mí, eso dice que Pride se ha convertido en algo común. Por favor, no lea ningún juicio, positivo o negativo, en la oración anterior. Lo digo simplemente como una declaración de hecho. El orgullo LGBTQ se ha vuelto casi tan estadounidense como el pastel de manzana. Espero que pronto veamos tarjetas de felicitación del Orgullo en nuestras tiendas en un par de años. (O tal vez, ya existen tales tarjetas, y todavía no las he visto).

Pero Pride se siente diferente este año por una razón más importante, y es por mi identidad católica. Como reflexiono durante los últimos 12 meses desde el Orgullo del año pasado, creo que la Iglesia Católica, toda la iglesia, no solo la jerarquía y el clero, realmente ha dado un gran paso hacia adelante. Mientras hablo con amigos y colegas que trabajan por la igualdad LGBTQ católica en los últimos meses, hay una sensación creciente de que nuestra iglesia ha entrado en un momento nuevo y emocionante. El juego ha cambiado significativamente.

No estoy diciendo que hayamos sido testigos de un cambio doctrinal, pero la discusión sobre temas LGBTQ en la Iglesia Católica, como las celebraciones del Orgullo, se ha vuelto más común que nunca. El énfasis en la última oración está en la palabra “más”. Repasemos algunos de los aspectos más destacados:

  • En el Orgullo del año pasado, dos obispos saludaron a la comunidad LGBTQ con motivo del mes de junio.
  • En octubre de 2020, los comentarios del Papa Francisco en apoyo de las uniones civiles se hacen públicos.
  • Tras la revelación de los comentarios de las uniones civiles del Papa, los líderes católicos, en su mayor parte, acogen con agrado sus comentarios.
  • En el mismo mes, el Papa Francisco crea un conjunto de nuevos cardenales, y tres de ellos tenían registros positivos en temas LGBTQ. Por una vez, el apoyo a las cuestiones LGBTQ parece una ventaja para convertirse en un cardenal, no un obstáculo para ello.
  • En enero de este año, nueve obispos firmaron una declaración diciendo a los jóvenes LGBTQ que “Dios los ama”.
  • En respuesta a esa declaración, decenas de líderes católicos respaldan la misma declaración.
  • En abril, el obispo John Stowe, OFM, Conv., De Lexington, Kentucky, rompe con la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos para apoyar la Ley de Igualdad en el Congreso de los Estados Unidos.
  • Poco después de eso, el arzobispo John Wester de Santa Fe se une al obispo Stowe para hacer un mensaje afirmativo a las personas transgénero en honor al Día de la Visibilidad Transgénero.
  • En mayo, el Instituto Wijngaards, un centro de estudios teológico católico, publica un informe pidiendo el fin de las enseñanzas “crueles y falsas” de la iglesia sobre la homosexualidad.

Estos son solo aspectos destacados. Se han llevado a cabo muchas, muchas más acciones positivas durante el año pasado. Basta con mirar el archivo de publicaciones de Bondings 2.0. Estos últimos doce meses han sido verdaderamente un annus mirabilis. ¡Y sin mencionar que todo esto ocurrió durante una pandemia global!

Luego, en marzo, llegó el “ gran evento ‘‘ que al principio parecía que era una nube sobre todos estos desarrollos positivos: la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano emitió una enseñanza de que la iglesia no podía ofrecer bendiciones a parejas del mismo sexo.

Pero. . . .

Esta acción precipitó una reacción que la Iglesia moderna nunca ha visto. Por primera vez en mi memoria, los obispos criticaron abiertamente a la CDF. Los teólogos firmaron peticiones en su contra. Más de 3000 católicos, incluidos clérigos, teólogos, religiosos con votos y empleados laicos, firmaron la declaración del New Ways Ministry’s “Bendeciremos a las parejas  del mismo sexo”. Esta declaración se inspiró en declaraciones similares de teólogos y agentes pastorales alemanes, que la habían precedido. Los pastores de Holanda prometieron ignorar la decisión del Vaticano. Un obispo irlandés calificó la declaración de la CDF como “fría y distante. . . . hiriente y ofensivo “. En Alemania, que ya está teniendo la discusión oficial más sólida sobre temas LGBTQ en la iglesia global, los obispos condenaron la declaración de la CDF, y docenas de sacerdotes y ministros pastorales llevaron a cabo bendiciones de parejas del mismo sexo el mes pasado, en respuesta a la declaración de la CDF. Los sacerdotes austriacos hicieron un llamado a la desobediencia. Las protestas resonaron en todo el mundo. Nuevamente, estas son solo una muestra de las respuestas. Para ver a todos, presione aqui.

 La declaración de la CDF fue totalmente contraproducente. Parecía destinado a poner fin a la discusión sobre la bendición de parejas del mismo sexo. Lo que realmente hizo fue abrir la discusión y expandirla de maneras que ni siquiera los defensores católicos LGBTQ podrían haber imaginado. De repente, parece que cada vez más personas en la Iglesia están reconociendo el dolor y el estatus de segunda clase que sienten muchos católicos LGBTQ. El lenguaje y el contenido duros de la declaración de la CDF hicieron que muchos de los que habían permanecido al margen de la discusión se pronunciaran y tomaran medidas. Este incidente demostró que hay muchos líderes católicos que no están del todo contentos con el método habitual de la Curia del Vaticano de ser negativos ante cualquier tema relacionado con las cuestiones LGBTQ. Y ahora están dispuestos a hablar al respecto.

Entonces, parece que las personas católicas LGBTQ están ahora en un nuevo momento. ¿Es el momento final? Por supuesto que no, pero es un paso en el camino. ¿Se siguen propagando mensajes católicos negativos que siguen causando daños pastorales, espirituales y psicológicos? Por desgracia sí. Aún queda mucho trabajo por hacer. No planeo retirarme pronto.

Pero así como es bueno tomar nota de que las celebraciones del Orgullo han entrado en la corriente principal de la cultura, creo que también debemos tomar nota, y celebrar, que durante el año pasado, las actitudes y acciones católicas sobre temas LGBTQ también han entrado en una nueva fase. Es difícil decir qué pasará a continuación. Es muy posible que la Iglesia dé un paso atrás de lo que se siente como unos pocos pasos adelante. Sólo Dios sabe.

Pero, por mi parte, estoy feliz de ver que llegamos a este nuevo punto, un punto que no había imaginado que vería nunca.

—Francis DeBernardo, New Ways Ministry, 13 de junio de 2021

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , ,

El cardenal Müller tilda de “blasfemia” las bendiciones de parejas gay en Alemania y exige a Roma una “declaración clara”

Lunes, 31 de mayo de 2021

Conference for priests at the Pontifical Lateran University in Rome March 11. Pictured: Bishop Gerhard Muller of Regensburg, Germany. (CNS photo/Paul Haring) (CNS photo/Paul Haring)

Pues que espere sentada su Ilustrísima Monse…

El ex prefecto de Doctrina de la Fe clama por “consecuencias prácticas” contra los sacerdotes que llevaron a cabo la bendición

“Esta puesta en escena de pseudo bendiciones de parejas de hombres o mujeres homosexualmente activos es, hablando teológicamente, una blasfemia: una cínica contradicción de la santidad de Dios” asegura el cardenal

Müller, a quien algunas fuentes señalan como uno de los inductores de las ‘Dubia’ que dieron lugar al polémico documento de su sucesor Ladaria prohibiendo las bendiciones a parejas no matrimoniales, se despachó a gusto en un artículo publicado en la revista estadounidense First Things, titulado “Bendición y blasfemia”

La declaración de Roma es necesaria, opina, para que “después de 500 años de división, el remanente de la Iglesia Católica en Alemania no se desintegre, con devastadoras consecuencias para la Iglesia universal”

“Esta puesta en escena de pseudo bendiciones de parejas de hombres o mujeres homosexualmente activos es, hablando teológicamente, una blasfemia: una cínica contradicción de la santidad de Dios. El ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Gerhard Müller, ha exigido a la Santa Sede “una declaración clara” con “consecuencias prácticas” contra los sacerdotes alemanes que, el pasado 10 de mayo, bendijeron a decenas de parejas homosexuales, en respuesta al ‘Responsum’ de Doctrina de la Fe.

Müller, a quien algunas fuentes señalan como uno de los inductores de las ‘Dubia’ que dieron lugar al polémico documento de su sucesor Ladaria prohibiendo las bendiciones a parejas no matrimoniales, se despachó a gusto en un artículo publicado en la revista estadounidense First Things, titulado Bendición y blasfemia.

 En el mismo, el purpurado alemán subraya que “por el bien de la verdad del Evangelio y la unidad de la Iglesia, Roma no debe observar en silencio, esperando que las cosas no se pongan tan mal ni que los alemanes sean pacificados con fineza táctica y pequeñas concesiones. Necesitamos una declaración clara de principios con consecuencias prácticas.

Para Müller, dicha declaración es especialmente urgente en la Alemania que este año conmemora el V Centenario de la excomunión de Lutero, y lograr, así, que “después de 500 años de división, el remanente de la Iglesia Católica en Alemania no se desintegre, con devastadoras consecuencias para la Iglesia universal”.

“La primacía la tiene la Iglesia en Roma no solo por las prerrogativas de la Sede de Pedro, cuyo ocupante puede obrar como le parezca, sino más por el grave deber del Papa, que Cristo le confirió, de custodiar la unidad de la Iglesia universal revelada en la fe”, proclama el clérigo alemán.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

El Vaticano frena los intentos de los obispos norteamericanos por excomulgar a Biden

Sábado, 15 de mayo de 2021

Biden-Harris-misa_2306779366_15255044_660x371“Podría convertirse en fuente de discordia en lugar de unidad en el episcopado y la Iglesia” Sería “engañoso si [diera] la impresión de que el aborto y la eutanasia constituyen por sí solos los únicos asuntos graves de la doctrina social católica que exigen el máximo nivel de responsabilidad por parte de los católicos”

“Podría tener el efecto contrario y convertirse en una fuente de discordia en lugar de unidad dentro del episcopado y de la Iglesia en general en los Estados Unidos”

El episcopado USA “tendría la difícil tarea de discernir cuál es la mejor manera de proceder para que la Iglesia en Estados Unidos pueda dar testimonio de la grave responsabilidad moral de los funcionarios públicos católicos de proteger la vida humana en todas sus etapas”

Sería “engañoso si [diera] la impresión de que el aborto y la eutanasia constituyen por sí solos los únicos asuntos graves de la doctrina social católica que exigen el máximo nivel de responsabilidad por parte de los católicos”. El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Luis Ladaria, ha escrito al presidente de los obispos USA, José Gómez, frenando el proyecto de aprobar un documento sobre “la dignidad de los políticos católicos de recibir la comunión” si defienden algunas leyes, en un ataque nada implícito contra el presidente de los EEUU, Joe Biden.

Tal y como adelantan America o National Catholic Report, la misiva de Ladaria (fechada el 7 de mayo), es una respuesta a otra de Gómez en la que informaba al dicasterio vaticano de la intención de los obispos del país de abordar esta cuestión en la plenaria del próximo mes de junio.

Del mismo modo, Ladaria recuerda al arzobispo de Los Ángeles que antes de redactar un documento así, los obispos deben hacer “todo lo posible para dialogar con otras conferencias episcopales al formular esta posición, con el fin de aprender unos de otros y preservar la unidad de la Iglesia universal“.

Mantener la unidad

Para el jesuita español, una posición de este calado, “podría tener el efecto contrario y convertirse en una fuente de discordia en lugar de unidad dentro del episcopado y de la Iglesia en general en los Estados Unidos”. Por ello, recomienda “diálogo amplio y tranquilo” antes de plantearse la excomunión a Biden. En primer lugar, un diálogo entre los obispos con el objetivo de “mantener la unidad” de la conferencia episcopal; en segundo término, un diálogo con los políticos católicos que “dentro de su jurisdicción adoptan una posición ‘pro-choice’ en la legislación relacionada con el aborto, la eutanasia u otros males morales, para entender la naturaleza de su posición y su comprensión del magisterio católico”.

Sólo entonces, concluye Ladaria, el episcopado USA “tendría la difícil tarea de discernir cuál es la mejor manera de proceder para que la Iglesia en Estados Unidos pueda dar testimonio de la grave responsabilidad moral de los funcionarios públicos católicos de proteger la vida humana en todas sus etapas”.

Respetar los derechos de cada obispo y de Roma

Aún así, si los obispos norteamericanos persistieran en su intento de “formular una posición nacional sobre la dignidad de recibir la comunión”, tal declaración “debería expresar un verdadero consenso de los obispos sobre la cuestión, observando el requisito previo de que cualquier decisión en este ámbito respete los derechos de los obispos individuales en sus diócesis y las prerrogativas de la Santa Sede”.

Por ello, Ladaria “aconseja” a los obispos estadounidenses que “cualquier declaración de la conferencia episcopal sobre los líderes políticos católicos se contextualice en el marco más amplio de la dignidad de recibir la Sagrada Comunión por parte de todos los fieles, y no sólo de una categoría de políticos, reflejando su obligación de conformar sus vidas a todo el Evangelio de Jesucristo mientras se preparan para recibir el sacramento”.

Pillar Media CDF Letter 5-7-21 by Pillar Media

General, Iglesia Católica , , , , , ,

#ElAmorGana: cientos de sacerdotes alemanes abren sus parroquias en un ‘maratón de bendiciones’ a parejas homosexuales

Miércoles, 12 de mayo de 2021

E1Bbg7SXsAEkCBWEl Vaticano y la Conferencia Episcopal alemana guardan silencio; los ultras lo tildan de ‘cisma’

En España, incluso, el obispo Munilla anunció una campaña de ayuno y oración de la que, por otro lado, nada se sabe

“Dios no puede bendecir el pecado”, apuntaba Doctrina de la Fe en su polémica respuesta a una pregunta que nadie ha oficializado haber hecho, aunque se sospecha de determinados colectivos ultraconservadores, con el apoyo de los cardenales Müller, Burke o Sarah

Jan Korditschke: “Estoy convencido de que la orientación homosexual no es mala, ni el amor homosexual es un pecado”

¿Cisma o bendición del amor? Más de doscientos templos alemanes se han sumado a la campaña #liebegewinnt (El Amor Gana), abrieron sus puertas para bendecir a miles de parejas que se apuntaron en un listado previsto por Internet. No todas, pero sí muchas de ellas, parejas homosexuales, en una imaginativa respuesta al polémico ‘Responsum’ de Doctrina de la Fe que cerraba la puerta a cualquier bendición de uniones que no fueran matrimonios católicos.

Por el momento, tanto la Conferencia Episcopal alemana como el Vaticano han optado por guardar silencio ante la propuesta, que entiende que la Iglesia no se rompe por bendecir a dos personas que se aman, y que no entienden por qué se puede bendecir un barco, unas oficinas o a los animales domésticos, y no al amor de pareja, independientemente de la validez canónica.

 

Sin embargo, los sectores más conservadores, tanto de la Iglesia alemana como de la mundial han alzado la voz, tildando de ‘cisma’ las macrobendiciones y lamentando el “desafío” de los sacerdotes que optan por acoger a todos. En España, incluso, el obispo Munilla anunció una campaña de ayuno y oración de la que, por otro lado, nada se sabe.

“Dios no puede bendecir el pecado”, apuntaba Doctrina de la Fe en su polémica respuesta a una pregunta que nadie ha oficializado haber hecho, aunque se sospecha de determinados colectivos ultraconservadores, con el apoyo de los cardenales Müller, Burke o Sarah.

Sin embargo, dentro del Camino Sinodal de la Iglesia alemana, se ha comenzado un proceso para que los fieles puedan discutir sobre todos los temas candentes, como la enseñanza de la iglesia sobre la homosexualidad como parte de un proceso formal de debate y reforma.

“La homofobia de mi iglesia me enfada”

Estoy convencido de que la orientación homosexual no es mala, ni el amor homosexual es un pecado”, dijo el jesuita Jan Korditschke a The Associated Press. “Quiero celebrar el amor de los homosexuales con estas bendiciones porque el amor de los homosexuales es algo bueno, señaló el clérigo de Berlín, quien aseguró “no temer” repercusiones.

“Respaldo lo que hago, aunque me resulta doloroso no poder hacerlo en sintonía con la cúpula eclesiástica”, dijo Korditschke, añadiendo que “la homofobia de mi iglesia me enfada y me avergüenza”.

“Son celebraciones de culto en las que las personas expresan a Dios lo que les mueve”, dijo a la AP Birgit Mock, portavoz de asuntos familiares de la ZdK, la asociación de laicos más potente de Alemania.

“El hecho de que pidan la bendición de Dios y le den las gracias por todo lo bueno que hay en sus vidas -también por las relaciones vividas con respeto mutuo y llenas de amor- está profundamente basado en el Evangelio”, dijo Mock, añadiendo que ella misma tenía previsto asistir el lunes a un servicio religioso con bendiciones para homosexuales en la ciudad occidental de Hamm en el que rezaría por el éxito del camino sinodal en el que, como iglesia, reconocemos la sexualidad como una fuerza positiva.”

“En Alemania estamos luchando con mucha seriedad y con intensos discursos teológicos por el camino correcto”, añadió Mock. Las cosas no pueden seguir como hasta ahora: esto es lo que nos mostraron los crímenes y el encubrimiento de los abusos sexuales”.

“Necesitamos cambios sistémicos, también en lo que respecta a una reevaluación de la moral eclesiástica de la sexualidad”, dijo Mock.

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica, Iglesia Inclusiva , , , , , , , , , , , , , ,

Sacerdotes católicos de Alemania desafían abiertamente al Vaticano y celebran un centenar de actos de bendición de parejas del mismo sexo

Miércoles, 12 de mayo de 2021

E1Bbg7QWEAMnbJsEl Vaticano y la Conferencia Episcopal alemana guardan silencio; los ultras lo tildan de ‘cisma’

En España, incluso, el obispo Munilla anunció una campaña de ayuno y oración de la que, por otro lado, nada se sabe

“Dios no puede bendecir el pecado”, apuntaba Doctrina de la Fe en su polémica respuesta a una pregunta que nadie ha oficializado haber hecho, aunque se sospecha de determinados colectivos ultraconservadores, con el apoyo de los cardenales Müller, Burke o Sarah

Jan Korditschke: “Estoy convencido de que la orientación homosexual no es mala, ni el amor homosexual es un pecado”

En un centenar de actos religiosos celebrados por todo el país, un sector de la jerarquía católica alemana ha mostrado de forma más visible que nunca su oposición a la posición oficial del Vaticano, contraria a cualquier tipo de acto que suponga un reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo.

Entre el domingo 9 de mayo y el lunes 10, más de 100 actos religiosos se han celebrado en iglesias católicas de toda Alemania para bendecir uniones entre personas del mismo sexo. Sacerdotes de muy distintos puntos de la geografía germana se han unido en un acto de abierta rebeldía frente a la posición oficial del Vaticano, que el pasado mes de marzo se reafirmaba, a través de un documento hecho público por la Congregación para la Doctrina de la Fe, contra la posibilidad de bendecir a las uniones entre personas del mismo sexo. Un texto que inicialmente parecía mostrarse comprensivo, al afirmar que «no es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo. La presencia en tales relaciones de elementos positivos, que en sí mismos son de apreciar y de valorar, todavía no es capaz de justificarlas y hacerlas objeto lícito de una bendición eclesial», pero que acababa por asegurar, en uno de sus párrafos finales, que Dios «no bendice ni puede bendecir el pecado».

La reacción del sector más progresista de la Iglesia católica alemana ante este nuevo posicionamiento del Vaticano no se hizo esperar. Más de 2.600 clérigos respaldaron un documento promovido por los teólogos Burkhard Hose y Bernd Mönkebüsche contra la prohibición de estas bendiciones. A ellos se les sumó un grupo de mujeres católicas denominado ‘María 2.0’. El movimiento, celebrado en redes sociales con el hashtag #liebegewinnt (equivalente alemán al ya famoso #LoveWins) ha desembocado finalmente en una serie de actos de bendición de uniones expresamente abierto a parejas del mismo sexo y a parejas que hayan naciodo tras divorciarse de parejas anteriores. Bendiciones que carecen de efecto legal, pero cuyo valor simbólico es incuestionable.

E1Bbg7aWYAA01nn

Un movimiento, por otra parte, que no nace de la nada. Con anterioridad hemos recogido en esta misma página gestos inclusivos de un sector de la Iglesia católica alemana hacia las uniones entre personas del mismo sexo. En 2018, por ejemplo, nos hicimos eco de la polémica que generaron unas palabras del entonces presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, el cardenal Reinhard Marx, cercano al papa Francisco, que fueron interpretadas como favorables a esta posibilidad, y que fueron seguidas de una ambigua aclaración que no despejaba las dudas. De hecho, el actual presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, el obispo Georg Bätzing, aunque ha desaprobado la inciativa de celebrar esta bendiciones masivas por no considerarla «útil» par avanzar, ha criticado abiertamente el posicionamento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, al considerar que es necesario que la Iglesia se replantee su respuesta a las uniones homosexuales.

Oposición frontal de los reaccionarios

Ante este gesto valiente de parte de un sector del cleron alemán, otros miembros de la comunidad católica de ese país han mostrado su profunda oposición que se ha materializado en correos amenazantes, convocatorias de rezos del rosario en señal de desagravio, manifestaciones, carteles contrarios a estas bendiciones, retirada de carteles que invitaban al evento, etc. El recurso más extendido es un documento que está siendo reenviado a través de correo electrónico en el que se pide rellenar el nombre del sacerdote que ha realizado estas bendiciones y la parroquia a la que pertenece y denunciarlo al obispo local o al Vaticano. Un método que se inspira en las listas negras y cazas de brujas. A su vez, mujeres pertenecientes al sector más conservador de la Iglesia han organizado un contramovimiento denominado ‘María 1.0’.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica, Iglesia Inclusiva , , , , , , , , , , ,

“Pecado es: Llamar pecado al amor”, por Juan Sánchez Núñez

Sábado, 1 de mayo de 2021

matrimoniogay1 Pecado es, llamar pecado a la vida amorosa de un matrimonio homosexual.

Esto decía a mis hermanos protestantes españoles durante el tiempo que pasé dando estudios éticos, bíblicos, teológicos y pastorales, en distintas iglesias protestantes de España, cuando nos planteábamos si podíamos aceptar a las personas homosexuales como miembros de nuestra Iglesia, con los mismos derechos y deberes de cualquier miembro.

Pertenezco a la Iglesia Evangélica Española, de tradición metodista y presbiteriana, una Iglesia con más de 150 años de presencia en España, que en el Sínodo del año 2015 aprobó por una amplia mayoría la aceptación oficial, pues de hecho ya lo eran, de las personas homosexuales como miembros de nuestra Iglesia, y el compromiso de acompañarles pastoralmente en la superación de todo tipo de discriminación y homofobia.

Esto implica que tienen derecho a gozar institucionalmente de todos los beneficios y de todas las responsabilidades que tienen los demás miembros de la Iglesia, y por lo tanto, que sus vidas, dones y ministerios, son una bendición para la Iglesia y para la sociedad.

Damos testimonio de que también sus matrimonios son una bendición de Dios, y desde nuestra experiencia de fe nos entristece ver cómo la Iglesia Católica Romana se plantea si dispone “del poder para impartir la bendición a uniones de personas del mismo sexo”.

El entrecomillado del párrafo anterior está extraído de la pregunta que se formula a la Congregación para la Doctrina de la Fe, y que ésta responde negativamente. Un órgano institucional de máximo nivel de la Iglesia Católica Romana, considera que no dispone del poder de bendecir la vida amorosa de los matrimonios homosexuales.

Me entristeció empezar a leer esta comunicación y ver que la respuesta era negativa. Pero cuando llegué al final, y vi que se obviaba ese tono académico que iba calificando de “no acorde con la revelación de Dios” la vida amorosa de los matrimonios homosexuales, y de modo explícito, se calificaba de “pecado”  esa vida amorosa, ¡no me lo podía creer! La tristeza se tornó aflicción y tormento.

Volvía a sufrir el mismo tormento que supuso enfrentarme con mis hermanos evangélicos de otras Iglesias de España, y también con algunos de la mía, que utilizaban el mismo argumento que la Congregación para la Doctrina de la Fe, a saber, que la Iglesia puede bendecir a los pecadores, pero no el pecado.

Sólo desde premisas obsoletas, solo desde valores periclitados, solo desde una visión negativa de la sexualidad, solo desde actitudes no evangélicas (del Evangelio de Jesús), se puede calificar de “pecado” la vida amorosa de los matrimonios homosexuales de nuestra sociedad. Su vida amorosa es una bendición de Dios, y no necesitan de ninguna Iglesia que se lo diga; si son creyentes, lo viven diariamente.

Por lo tanto, hermanos: “Pecado es, llamar pecado al amor”.

Dedique más de un año, antes de ese Sínodo de 2015 que he mencionado, visitando nuestras iglesias, y haciendo estudios bíblico-teológicos, estudiando precisamente si en la Biblia, o en la revelación de Dios, como dice la Congregación para la Doctrina de la Fe, había alguna razón  que nos llevara a calificar de “pecado” la vida amorosa de los matrimonios homosexuales de nuestra sociedad.

Concluimos que no, que no hay ninguna razón en la revelación de Dios, ni en la Biblia, para calificar de “pecado” al amor de nuestros hermanos homosexuales, al contario, concluimos que su vida sexual y amorosa era una bendición de Dios para sus vidas.

Y es que la revelación de Dios que encontramos en la Biblia (norma normans tanto para católicos como para protestantes), es una revelación histórica fruto de la experiencia de fe del pueblo de Israel y de la Iglesia cristiana; una experiencia de fe conceptualizada con categorías culturales y religiosas de hace unos dos mil años.

Y esto hoy, es de una importancia radical, es decir, hoy sabemos que la revelación de Dios no ha “caído del cielo”, sino que es fruto de la experiencia de fe de unos hombres y mujeres, que experimentaron la salvación de Dios siendo lo que no podían ser de otro modo, hombres y mujeres de su época.

Lo central de esta experiencia de fe, lo central de esta revelación de Dios, que nos transmiten en la Biblia nuestros hermanos y hermanas de hace unos dos mil años, es la salvación que Dios es para la humanidad, tal y como lo hemos experimentado, nosotros cristianos, en la vida, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret.

Es en torno a este acontecimiento que es “Jesús el Cristo” que gira toda la revelación de Dios que encontramos en la Biblia.

Es obvio que no vamos a encontrar en la Biblia orientaciones éticas o teológicas explícitas sobre realidades que no pertenecen al mundo de la Biblia. Sería absurdo pretender encontrar en la Biblia orientaciones éticas explícitas acerca del uso de la energía atómica, o de la manipulación genética, por ejemplo.

Esto mismo vimos que sucedía, en los estudios que llevaba a cabo en mis iglesias, con la realidad del matrimonio homosexual de nuestra sociedad. Intentar trasladar a nuestros días las pocas valoraciones éticas que hay en la Biblia, no acerca del matrimonio homosexual, sino de las actividades homoeróticas de aquella sociedad, es un anacronismo que no se puede aceptar.

Pero no es cuestión de que sea inaceptable, el problema, como estamos viendo, es mucho más grave, pues tiene consecuencias deletéreas, ya que lleva a calificar de “pecado” al amor.

Y calificar de “pecado” el amor tiene una premisa mayor, que la Congregación para la Doctrina de la fe repite una y otra vez, a saber, que este amor no responde a “los designios de Dios inscritos en la Creación”.

Pues bien, esta premisa mayor no se sostiene desde la comprensión de la revelación a la que ha llegado la teología actual, y que he mencionado anteriormente, a saber, que toda revelación de Dios es humana, está mediada por la acogida de fe humana de esa revelación, una acogida de fe que por lo tanto está condicionada históricamente.

La comprensión del ser humano que encontramos en los primeros capítulos del Génesis tampoco “ha caído del cielo”, es decir, no es absoluta, no es “divina”; es la comprensión del ser humano a la que llegó el pueblo de Israel en su experiencia de fe en Dios, y que ellos proponen como “revelación de Dios” a todos aquellos que están dispuestos a acogerla con la misma fe.

Esto significa que no hay un designio de Dios absoluto acerca del ser humano que podamos encontrar en la Biblia. Es más, hoy sabemos que ese designio de Dios propuesto por la fe de Israel en los primeros capítulos del Génesis, es un designio que se realiza en un arco de intersexualidad  entre el hombre y la mujer.

20091022-matrimonio-gay-iglesia

No podemos ignorar lo que nos dicen las ciencias actuales, que la realidad sexual de todas las personas tiene raíces biológicas, psicológicas y sociales en una compleja unidad e interrelación, y todas ellas, desde una experiencia de fe, son una bendición de Dios al servicio de la unión y reproducción de la humanidad.

Es evidente que no es este el espacio adecuado para exponer todos los estudios éticos, bíblicos, teológicos y pastorales que realicé en las iglesias de la Iglesia Evangélica Españolaantes del Sínodo de 2015. Están disponibles gratuitamente, en formato PDF, en la siguiente dirección web: https://www.bubok.es/libros/247002/etica-teologica-y-homosexualidad

Por desgracia, el ofrecimiento que la Iglesia Evangélica Española hizo a las demás iglesias evangélicas de España, no solo fue rechazado, sino que incluso se volvió contra nosotros y nos llevó a ser marginados dentro de FEREDE, organismo de representación de estas Iglesias ante el Estado español.

Por desgracia, tampoco abrigo mucha esperanza de que esta Nota, en la que invito a la Iglesia Católica Romana a recapacitar y revisar ese juicio que califica de “pecado” la vida amorosa de los matrimonios homosexuales de nuestra sociedad, tenga alguna acogida.

Hermanos católicos, es desde el más sincero amor cristiano que os hago este llamamiento. Está en juego nuestra credibilidad, está en juego “La alegría del Evangelio”, está en juego el futuro de la Iglesia en nuestro mundo: No podemos calificar de “pecado” la vida amorosa de los matrimonios homosexuales de nuestra sociedad. Por amor de Dios: ¡Recapacitad y rectificad!

Juan Sánchez: es profesor de Teología en la Facultad de Teologia SEUT. Es miembro de la Iglesia de la Resurrección – Iglesia Evangélica Española (Madrid)

Fuente Lupa Protestante

Espiritualidad, Iglesia Católica, Iglesias Evangélicas , , , , , ,

Curas alemanes ‘responden’ a Doctrina de la Fe y bendecirán simultáneamente a parejas gay el próximo 10 de mayo

Miércoles, 14 de abril de 2021

fb-titelbild-gaycommunity“El amor gana. El amor es una bendición. Las personas que se aman son bendecidas”

“No rechazamos una ceremonia de bendición. Hacemos esto en nuestra responsabilidad como pastores, que prometen a las personas en momentos importantes de sus vidas las bendiciones que solo Dios da”

“No aceptamos que una moral sexual exclusiva y anticuada se lleve a cabo a espaldas de las personas y socave nuestro trabajo en la pastoral”

“Dios es amor. Confiamos en eso. En esta confianza les agradecemos el amor que da a su unión, para que ambos puedan convertirse en una bendición el uno para el otro. Demos gracias a Dios por esto y oremos por la cercanía y la compañía de Dios”. Así arranca la bendición que un grupo de sacerdotes católicos alemanes han preparado para una gran ceremonia simultánea, en varios templos del país, que tendrá lugar el próximo 10 de mayo, a las siete de la tarde, y que congregará a cientos de parejas homosexuales. “Sin ningún secreto”

“En vista de la negativa de la Congregación para la Doctrina de la Fe a bendecir las asociaciones homosexuales, alzamos la voz y decimos: Continuaremos acompañando a las personas que se unan a una unión para el futuro, y bendeciremos su relación”, se lee en la declaración pública que ha emitido la plataforma #liebegewinnt (el amor ganó), que aglutina a los católicos que se han posicionado en contra del ‘Responsum’ del Vaticano.

Curas-Doctrina-Fe-bendeciran-simultaneamente_2331376907_15482115_660x371“No rechazamos una ceremonia de bendición. Hacemos esto en nuestra responsabilidad como pastores, que prometen a las personas en momentos importantes de sus vidas las bendiciones que solo Dios da”, añade el documento, que muestra cómo “respetamos y valoramos su amor, y también creemos que las bendiciones de Dios están sobre ellos”

“No aceptamos que una moral sexual exclusiva y anticuada se lleve a cabo a espaldas de las personas y socave nuestro trabajo en la pastoral”, culmina el escrito.

Noé, el progenitor de todos los géneros

¿Por qué el 10 de mayo? Según la enciclopedia ecuménica de los santos, el 10 de mayo se conmemora a Noé, considerado “el progenitor de todos los géneros en la Biblia. Dios le envió el arco iris como señal de su pacto. El nombre Noah se traduce como: el que trae calma, el consolador”, señalan desde la plataforma.

Porque “el amor gana. El amor es una bendición. Las personas que se aman son bendecidas”, concluyen los organizadores. No queremos excluir a nadie. Celebramos la diversidad de los diferentes planes de vida e historias de amor de las personas y pedimos la bendición de Dios. Sin ningún secreto”. ¿Podrán?

gib-mir-gelb-2

El texto de la imagen dice:

“Danos del amarillo de la luz, del naranja del calor, del verde de la esperanza, del rojo del amor, del violeta de la conversión, del azul de la razón, del marrón de la estabilidady mucho del dorado de la humanidad”

*

Para firmar la declaración, pincha aquí:

***

El obispo de Essen no tomará medida alguna contra los sacerdotes que bendigan uniones homosexuales

20111019-offener-brief-an-franz-josef-overbeck-01-bundeswehr-fotos-wir-dienen-deutschland-flickr-cc-by-nd-460x222Por otra parte, se ha conocido que el obispo de Essen, Mons. Franz-Josef Overbeck, ha declarado en una entrevista que los sacerdotes de su diócesis no deben esperar ninguna consecuencia si proceden a bendecir las uniones homosexuales. “No haré nada”. No suspendería ni pondría otras sanciones eclesiásticas a un sacerdote de la diócesis” si bendijera una relación homosexual.

“Hay muchas bendiciones para las parejas del mismo sexo”, dijo Overbeck en una entrevista de la WDR . También admitió que la cuestión no era el rechazo de las personas homosexuales, sino la cuestión de “la forma de convivencia de las personas homosexuales”. En esta cuestión, la iglesia en el mundo se encuentra, en su opinión, “en culturas muy diferentes”.

La abierta oposición de un grupo importante de obispos alemanes -y de organismos y medios de comunicación diocesanos- a la nota de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que negaba la posibilidad de bendecir las uniones homosexuales lleva días causando revuelo en todo el mundo. Algo que habría resultado impensable hace tan solo unos pocos años, hoy ha alcanzado unas dimensiones muy importantes, sobre todo en países centroeuropeos, señal de que los fieles católicos no están dispuestos a tragar con ruedas de molino ni aceptar una moral sexual obsoleta y deshumanizadora.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

La Facultad de Teología de Ratisbona pide a Doctrina de la Fe “mejores argumentos teológicos” para negar la bendición a las parejas gay

Jueves, 8 de abril de 2021

Bendicion-parejas-homosexuales-posible-Iglesia_2308279169_15268458_660x371La nota vaticana “sólo puede conducir a la frustración y la amargura”

Existe la necesidad de comprender la sexualidad en toda su amplitud, sin restringirla a la dimensión de la transmisión de la vida, por importante que ésta sea”

Se comprometen a “participar en el necesario diálogo abierto y constructivo en la Iglesia”

 

La ‘cuna‘ teológica del cardenal Müller se rebela contra Doctrina de la Fe. La Facultad de Teología de la Universidad católica de Ratisbona ha planteado su oposición a la negativa de Roma a bendecir a parejas homosexuales, con un duro comunicado en el que reclama al Vaticano “mejores argumentos que los utilizados hasta ahora para cerrar la puerta a estas realidades familiares.

Un documento con el que también responden a su obispos, el ultraconservador Rudolf Voderholzer, uno de los pocos prelados alemanes contrarios al Camino Sinodal, y que proclamó su “agradecimiento” con la “aclaración” de Doctrina de la Fe, que recibió “con beneplácito“.

Ahora, ‘sus‘ teólogos defienden su derecho a “cuestionar críticamente” el Magisterio, y pide a la Curia que “escuche y dialogue” con las Iglesias locales. De lo contrario, cuestionamientos como el de Doctrina de la Fe sólo pueden conducir a la frustración y la amargura”. “Esto es exactamente lo que estamos experimentando ahora”.

“Existe una urgencia pastoral”

“Existe una urgencia pastoral”, subrayan los teólogos de Ratisbona, que plantean una serie de preguntas, y exigen respuestas de Roma. ¿Cómo puede la Iglesia presentar los valores cristianos o la importancia del matrimonio y la familia sin devaluar otros proyectos de vida o discriminar a las personas?”, se cuestionan, afirmando que “existe la necesidad de comprender la sexualidad en toda su amplitud, sin restringirla a la dimensión de la transmisión de la vida, por importante que ésta sea”.

“¿Deben interpretarse las bendiciones principalmente como imitaciones de los sacramentos, o no hacen visible también, a su manera, la Gracia de Dios en virtud de la intercesión de la Iglesia?”, se preguntan desde Ratisbona. Los firmantes se comprometen a “trabajar en la clarificación teológica de estas cuestiones y “participar en el necesario diálogo abierto y constructivo en la Iglesia”.

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , ,

Las parroquias austriacas exhiben banderas del arco iris en solidaridad con las parejas homosexuales

Miércoles, 7 de abril de 2021

54869F29-0384-4C17-9900-64F6AE77B750

Por la disposición emitida por la Congregación para la Doctrina de la Fe

La decisión fue tomada por los cientos de sacerdotes que pertenecen al movimiento por la reforma de la Iglesia, “Iniciativa Sacerdotal

Erich Baldauf, pastor de Hard: “No estamos de acuerdo con esta posición obsoleta”

Toni Faber, sacerdote: “Si tuviera la tarea de causar el mayor daño posible a la Iglesia con dos páginas de texto, escribiría exactamente el tipo de carta que ha redactado la Congregación para la Doctrina de la Fe ”

(Foro de curas de Bizkaia).-Hay muchos templos católicos en Austria que han izado la bandera del arco iris en solidaridad con la comunidad LGBT afectada por la disposición emitida por la Congregación para la Doctrina de la Fe contra las bendiciones de las parejas homosexuales .

La decisión fue tomada por los cientos de sacerdotes que pertenecen al movimiento por la reforma de la Iglesia, “Iniciativa Sacerdotal” porque, dijo el pastor de Hard, Erich Baldauf , “no estamos de acuerdo con esta posición obsoleta”. La parroquia de Da Baldauf – como otras dos en la parte más occidental de Vorarlberg, fueron incendiadas; otra fue robada.

E6D519B8-418D-437D-A1BE-85F0AB110C3E

 Contrariamente a la impresión que pueden dar estos incidentes, las encuestas muestran que la opinión pública austriaca está firmemente del lado de la igualdad de trato para las parejas del mismo sexo. El matrimonio entre personas del mismo sexo no solo ha sido legal en Austria desde 2019, sino que una encuesta de la semana pasada encontró que el 64% de los austriacos se opuso a la reciente decisión del Vaticano. Solo el 13% dijo que estaba de acuerdo (hay poco menos de 5 millones de católicos en Austria, de una población de 8,8 millones de habitantes, una vez 90% católicos).

 Como es bien sabido, el mismo cardenal arzobispo de Viena, Christoph Schoenborn, no aprobó la medida del Vaticano , “no estoy contento con ella”, dijo. El sacerdote de la catedral de San Esteban en Viena, Toni Faber , fue aún más contundente: “Si tuviera la tarea de causar el mayor daño posible a la Iglesia con dos páginas de texto, escribiría exactamente el tipo de carta que ha redactado la Congregación para la Doctrina de la Fe ”, dijo a la revista Profil .

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

Mujeres católicas de Alemania, Austria y Suiza reclaman al Vaticano “renovar la ética sexual” de la doctrina católica

Martes, 6 de abril de 2021

Mujer-Iglesia_2312778720_15310689_660x371Escriben a Doctrina de la Fe tras su ‘No’ a la bendición de parejas gay

“La misión de la iglesia de ser eficaz como signo de salvación en el mundo significa enfrentar la homofobia y defender la igualdad de género, también sobre la base de las ciencias humanas”

Piden una “renovación de la ética sexual y de las relaciones” en la Iglesia Católica y un “reconocimiento de la realidad cotidiana de la gente en relaciones del mismo sexo”

Cinco organizaciones de mujeres católicas en zonas de habla alemana han dado a conocer una carta abierta en la que piden al Vaticano que revierta su posición de que los sacerdotes no pueden bendecir las uniones entre personas del mismo sexo.

La carta, enviada a la Congregación para la Doctrina de la Fe, fechada el miércoles y difundida este jueves, lleva las firmas de dos grupos en Alemania y otros de AustriaSuiza Tirol del Sur, la región de habla alemana del norte de Italia.

derechos-personas-homosexuales_2325377460_15426260_667x375Los grupos dicen que tienen un millón de miembros en total.

La misión de la iglesia de ser eficaz como signo de salvación en el mundo significa enfrentar la homofobia y defender la igualdad de género, también sobre la base de las ciencias humanas, dice la carta.

Pide una “renovación de la ética sexual y de las relaciones” en la Iglesia Católica y un “reconocimiento de la realidad cotidiana de la gente en relaciones del mismo sexo”.

La carta abierta es la reacción más reciente del mundo de habla alemana contra un documento emitido el mes pasado por la Congregación para la Doctrina de la Fe según el cual los curas católicos no pueden bendecir las uniones entre personas del mismo sexo porque Dios “no puede bendecir el pecado”.

Al mismo tiempo, el documento de la congregación ratificó que la iglesia acoge y bendice a las personas gay, pero sostuvo que las uniones no forman parte del plan de Dios y que su reconocimiento sacramental podría confundirse con el matrimonio.

El documento agradó a los conservadores y desalentó a los defensores de los LGBT católicos.

Guardianes-moral_2310078978_15285698_667x375La iglesia alemana ha estado en la vanguardia de iniciar la discusión sobre asuntos polémicos como el magisterio acerca de la homosexualidad.

Más de 230 profesores de teología católica en países de habla alemana firmaron previamente una declaración contra el pronunciamiento del Vaticano, que, dicen, “se caracteriza por su aire paternalista de superioridad y discrimina a la gente homosexual y sus planes de vida”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

“El Vaticano está fuera de sintonía”: El veto al matrimonio homosexual disgusta a los católicos de Asia

Martes, 23 de marzo de 2021

davide-U200433593701pXD--673x320@IlSecoloXIXWEBCalifican el edicto de inconsistente y anacrónica

El edicto del Vaticano recibió el martes las críticas de activistas de derechos y católicos homosexuales en la región de Asia-Pacífico

Louisa Wall: “El comunicado de la Congregación para la Doctrina de la Fe se ve incongruente con el respaldo del Papa el año pasado a una ley de unión civil”

Rodney Croome: “El Vaticano está fuera de sintonía, no solo con la opinión pública en Australia, sino con la mayoría de los católicos que votaron ‘Sí’ a la igualdad de matrimonios en 2017″

Benjamin Oh: “La iglesia (bendijo) todo tipo de cosas: animales, autos e incluso armas utilizadas para matar a otros seres humanos”

Danton Remoto: “Es mejor librar la lucha por los derechos de los homosexuales en el país ante los gobiernos locales. ¿Por qué pelear contra una institución antigua?”

El edicto del Vaticano contra la bendición de las uniones entre personas del mismo sexo por considerarlas pecaminosas recibió el martes las críticas de activistas de derechos y católicos homosexuales en la región de Asia-Pacífico, calificándolo de inconsistente y alejado de los estándares comunitarios contemporáneos.

Louisa Wall, una legisladora de Nueva Zelanda que patrocinó el proyecto de ley que legalizó el matrimonio homosexual en su país en 2013, dijo que el comunicado de la Congregación para la Doctrina de la Fe, la oficina vaticana que se encarga de la ortodoxia, parecía incongruente con el respaldo del papa Francisco el año pasado a una ley de unión civil. Ahora, los curas católicos no podrán bendecir uniones civiles entre personas del mismo sexo. “Me uno a muchos católicos gays que están desanimados por este anuncio y espero que los líderes de su iglesia sigan abogando por estas bendiciones”, afirmó la legisladora. “La iglesia católica podría ser un modelo a seguir en la capacidad para evolucionar con sus miembros”.

Rodney Croome, un destacado defensor de la igualdad en el matrimonio cuando el homosexual se legalizó en Australia, acusó al Vaticano de estar fuera de lugar.

Los enlaces homosexuales estuvieron respaldados por el 62% de los votantes que participaron en un balotaje postal en 2017 en el país.

“El Vaticano está fuera de sintonía, no solo con la opinión pública en Australia, sino con la mayoría de los católicos que votaron ‘Sí’ a la igualdad de matrimonios en 2017”, dijo Croome, vocero de just.equal, un grupo que defiende la justicia y la igualdad.

“Si pudiese dirigirme al papa directamente, le diría que el pecado no radica en las relaciones entre personas del mismo sexo, sino en quienes invocan a Dios para empujar a la comunidad LGBTIQ a los márgenes de la sociedad”, agregó Croome, quien es gay.

Benjamin Oh, copresidente de la junta asesora de Católicos Australianos por la Igualdad, describió la decisión del Vaticano como “personalmente dolorosa”. Según Oh, su relación de 16 años con un hombre es “digna del matrimonio sacramental”.

“La iglesia (bendijo) todo tipo de cosas: animales, autos e incluso armas utilizadas para matar a otros seres humanos”, señaló Oh en un correo electrónico. “Para muchos cristianos católicos, esta declaración va en contra de las enseñanzas de Jesús sobre el amor”.

Como católico, Oh dijo que este edicto fue doloroso y deshumanizador a nivel personal, pero lamentablemente, nada sorprendente”.

“Sigue habiendo una cultura tóxica haca la comunidad LGBTI en nuestra iglesia y sociedades y esta declaración será empleada sin duda como arma por aquellos que quieren infligir más dolor, discriminación y sufrimiento a las personas LGBTI en nuestra iglesia y en la sociedad civil, especialmente en lugares y comunidades que discriminan, marginan, dañan, abusan e incluso matan a personas LGBTI”, dijo Oh.

En Filipinas, el país con más población católica de Asia, el líder por los derechos de los homosexuales Danton Remoto reaccionó con exasperación.

“Sigo diciéndole a la comunidad LGBTQI que solo tenemos que pelear por las uniones civiles”, dijo Remoto. “No necesitamos más estrés de esta iglesia”.

Según Remoto, es mejor librar la lucha por los derechos de los homosexuales en el país ante los gobiernos locales, que han aprobado más de 20 ordenanzas antidiscriminación en los últimos años.

“¿Por qué pelear contra una institución antigua?”, preguntó Remoto.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

El Vaticano vuelve a cerrar la puerta a los homosexuales: “La Iglesia no bendice ni puede bendecir el pecado”

Martes, 16 de marzo de 2021

matrimoniogay1

No tengas pena, que Yo te daré libro vivo. Yo no podía entender por qué se me había dicho esto, … Después, desde a bien pocos días, lo entendí muy bien, porque he tenido tanto en qué pensar y recogerme en lo que veía presente, y ha tenido tanto amor el Señor conmigo para enseñarme de muchas maneras, que muy poca o casi ninguna necesidad he tenido de libros; Su Majestad ha sido el libro verdadero adonde he visto las verdades ¡Bendito sea tal libro, que deja imprimido lo que se ha de leer y hacer, de manera que no se puede olvidar!”

Santa Teresa de Jesús,
Libro de la Vida, Capítulo 26, 5

No nos quitarán la dignidad. Y ahora que nos hablen de Misericordia… ¡Panda de hipócritas!

Doctrina de la Fe vuelve a cerrar la puerta a cualquier bendición para las parejas homosexuales.

“La bendición de las uniones homosexuales no puede ser considerada lícita”, afirma

“No es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio”

“No existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia”

“La Iglesia no dispone, ni puede disponer, del poder para bendecir uniones de personas del mismo sexo”

La bendición de las uniones homosexuales no puede ser considerada lícita”. Nuevo jarro de agua fría de la Congregación para la Doctrina de la Fe a los derechos de las parejas del mismo sexo, y su integración en la Iglesia católica. Pese a los múltiples esfuerzos en los últimos años por reivindicar una pastoral para los homosexuales, y que el propio Bergoglio ha señalado, en más de una ocasión, que “quién soy yo para juzgar”, el dicasterio que marca la doctrina de los católicos vuelve a cerrar la rendija abierta para la integración de este colectivo en la Iglesia católica.

En una breve y dura nota, Ladaria responde a varias preguntas llegadas hasta Doctrina de la Fe sobre si “La Iglesia dispone del poder para impartir la bendición a uniones de personas del mismo sexo”. La respuesta es rotunda: Negativamente. Y lo argumenta en un documento del que, asegura, “ha sido informado” el Papa Francisco.

No es lícito impartir la bendición

En algunos ambientes eclesiales se están difundiendo proyectos y propuestas de bendiciones para uniones de personas del mismo sexo”, señala la nota vaticana, en referencia a las peticiones formuladas por la Iglesia alemana y otros episcopados de todo el mundo. Pese a reconocer “una sincera voluntad de acogida y de acompañamiento de las personas homosexuales”, el escrito deja claro que “no es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio”, como “es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo”. Y, se infiere (aunque no se dice en el texto), también a las uniones heterosexuales fuera del matrimonio.

20091022-matrimonio-gay-iglesia

La presencia en tales relaciones de elementos positivos, que en sí mismos son de apreciar y de valorar, todavía no es capaz de justificarlas y hacerlas objeto lícito de una bendición eclesial, porque tales elementos se encuentran al servicio de una unión no ordenada al designio de Dios”, recalca Doctrina de la Fe, que vuelve a dejar claro que “ya que las bendiciones sobre personas están en relación con los sacramentos, la bendición de las uniones homosexuales no puede ser considerada lícita, en cuanto sería en cierto modo una imitación o una analogía con la bendición nupcial”. Y, añade, citando a Amoris Laetitia, que “no existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia”.

Tras el palo, la zanahoria: “La declaración de ilicitud de las bendiciones de uniones entre personas del mismo sexo no es por tanto, y no quiere ser, una discriminación injusta, sino reclamar la verdad del rito litúrgico y de cuanto corresponde profundamente a la esencia de los sacramentales, tal y como la Iglesia los entiende”.

04EB1B18-9EB4-4CCB-88EF-262260741CAC

Al tiempo, Ladaria recuerda que “la comunidad cristiana y los Pastores están llamados a acoger con respeto y delicadeza a las personas con inclinaciones homosexuales, y sabrán encontrar las modalidades más adecuadas, coherentes con la enseñanza eclesial, para anunciarles el Evangelio en su plenitud”.

No excluyen bendiciones individuales

De hecho, añade, “la respuesta al dubium propuesto no excluye que se impartan bendiciones a las personas individuales con inclinaciones homosexuales], que manifiesten la voluntad de vivir en fidelidad a los designios revelados por Dios así como los propuestos por la enseñanza eclesial, pero declara ilícita toda forma de bendición que tienda a reconocer sus uniones”.

 La Iglesia, concluye Doctrina de la Fe, “no bendice ni puede bendecir el pecado: bendice al hombre pecador”. Por todo ello, finaliza, “la Iglesia no dispone, ni puede disponer, del poder para bendecir uniones de personas del mismo sexo”.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

Juan Masiá: “Sería deseable prescindir de las palabras ‘eutanasia’ y ‘suicidio'”, por Juan Masiá

Sábado, 17 de octubre de 2020

tomados-mano-paciente-hospital-ayuda-familiar-cerca-apoyo_116317-1595De su blog Vivir y pensar en la frontera:

Asentir y disentir ante ‘Samaritanus bonus‘, la carta de Doctrina de la Fe”

La Carta de la CDF, solamente placet iuxta modum”

“No puedo complacer a los extremos, porque no tengo vocación para incensar ni para incendiar”

“Tengo que manifestar un 60 por ciento de asentimiento agradecido por el tratamiento del tema del cuidado y un 40 por ciento de disentimiento preocupado en torno los aspectos controvertidos de la eutanasia directa activa y el suicidio asistido, libremente solicitados y legalmente controlados”

“Sería preferible y deseable, en mi opinión, prescindir de las palabras “eutanasia” y “suicidio”; en su lugar sería más exacta la expresión “adelantar responsable y dignamente un final inevitable, pero de modo legal y médicamente controlado, a la vez que garantizadas las condiciones para evitar toda manipulación y discriminación, así como cualquier violación disimulada de la defensa de la vida””

“Como sacerdote y desde la práctica pastoral, me resulta incomprensible la teología sacramental que parece presuponer la Carta SB al impedir el acompañamiento espiritual y sacramental de personas que opten por la eutanasia responsable”

Dos instancias mediáticas de color opuesto (ultraderecha y ultraizquierda respectivamente) me piden que comente la Carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), Samaritanus bonus (abreviada, SB)quizásbuscando apoyos para ensalzarla los unos o para denostarla los otros. No puedo complacer a los extremos, porque no tengo vocación para incensar ni para incendiar.

Pero RD me pregunta por la “recepción” de la SB por parte de quien se sitúa, como es mi caso, en la doble perspectiva de una teología moral revisionista y una ética cívica laica.

(Gracias, apreciado amigo José Manuel Vidal, por tu familiaridad con el término técnico “receptio”, que usamos al hablar de la acogida intraeclesial, religiosamente respetuosa y a la vez honestamente crítica, de documentos relacionados con el magisterio eclesiástico ordinario, no infaliblemente vinculante; por tanto, con margen para el disentimiento , sobre el que a menudo tuvo que tratar RD en aquellos días de las tertulias de bioética…[1]. Se comprende que hagas la pregunta sorprendido por el contraste entre la dureza de la carta en el tema doctrinal -aunque solamente es “Carta” y no “Declaracion”, oh sutileza vaticana!- y, por otra parte, la amplitud de miras y apertura en el tema del cuidado; me parece muy razonable esa perplejidad, dado el contexto de apertura reformadora del presente pontificado).

Pues bien, a preguntas conspicuas, respuestas responsables. Contestaré la pregunta exponiendo mi acogida o recepción positiva, pero muy crítica, de la Carta SB ante la que sinceramente tengo que manifestar un 60 por ciento de asentimiento agradecido por el tratamiento del tema del cuidado y un 40 por ciento de disentimiento preocupado  en torno los aspectos controvertidos de la eutanasia directa activa y el suicidio asistido, libremente solicitados y legalmente controlados.

Usando el lenguaje latino de las votaciones conciliares, le daría un placet iuxta modum, es decir, una acogida favorable y respetuosa, acompañada de la propuesta de importantes enmiendas. (En lenguaje escolar, un aprobado alto o un notable bajo, como explicaré más adelante). Digo esto desde la doble perspectiva, que conoce y presupone RD al preguntarme por la “recepción” de la carta SB desde un perspectiva teológica y bioética.

Tanto desde una perspectiva de ética de inspiración cristiana (“católica, actual y revisionista”) como desde una perspectiva de ética laica, estimo que es posible asentir a cuatro puntos (tres síes y un no) de la Carta SB, en los que ambas éticas, a mi juicio, podrían converger generalmente; al mismo tiempo, ambas éticas podrían coincidir en el disentimiento ante el “no” de la Carta SB acerca de un quinto punto delicado y controvertido, que la Carta rechaza sin lugar para excepciones: la eutanasia directa y suicidio asistido, con el correspondiente control y acompañamiento médico, legal, social y espiritual.

Convergencia para asentir a cuatro puntos

Las dos perspectivas citadas, religiosa y laica, podráan converger en:

 1) el “sí” enfatizado al cuidado de personas y situaciones críticas y terminales: un cuidado humano y espiritual, compasivo y respetuoso, misericorde, familiar y profesional, personal y social.

 2) el “sí” al cuidado terapéutico adecuado, sin ninguna discriminación, pero proporcionado y regulado de acuerdo con la dignidad, derechos y consentimiento de la persona paciente (véase: la llamada tradicional y ambiguamente “eutanasia indirecta”; aunque no me gusta el nombre, que se puede confundir con omisiones o acciones homicidas).

 3) el “sí” al cuidado paliativo integral (incluidas las sedaciones terminales responsablemente aplicadas); también este cuidado deberá ser adecuado, proporcionado y protocolizado de acuerdo con la dignidad, derechos y consentimiento de la persona paciente (véase: la llamada tradicional y ambiguamente “eutanasia indirecta”; aunque no me gusta el nombre, que se presta a confusión con acciones u omisiones homicidas).

4) el “no” al homicidio por compasión, impropiamente llamado “eutanasia involuntaria”.

Coincidencia para disentir sobre el “quinto punto” delicado

Por contraste con estos cuatro puntos de convergencia, hay un quinto tema que será, sin duda, cuestionado y controvertido, tanto desde dentro como desde fuera de la reflexión moral cristiana: es el tema delicado del “no” a la llamada eutanasia voluntaria directa, legalizada y médicamente asistida, así como el del llamado suicidio legal y médicamente asistido.

Sería preferible y deseable, en mi opinión, prescindir de las palabras “eutanasia” y “suicidio”; en su lugar sería más exacta la expresión “adelantar responsable y dignamente un final inevitable, pero de modo legal y médicamente controlado, a la vez que garantizadas las condiciones para evitar toda manipulación y discriminación, así como cualquier violación disimulada de la defensa de la vida”. (Lo mismo que hemos aprendido a distinguir entre un aborto irresponsable y una interrupción justa del embarazo).

Reconozco que el tema es muy delicado y la preocupación de la SB por evitar las consecuencias de la cultura del descarte y la exclusión tendrá que tenerse muy en cuenta. Pero creo que los redactores de la Carta, al editarla y presentarla al Cardenal para su firma y al Papa para obtener su aprobación, se han pasado mas de dos pueblos en retórica y estilo, porque identifican este quinto punto con presuntas “leyes injustas”, “acciones homicidas”, etc, y al autodefinir el posicionamiento eclesiástico de la carta SB como “doctrina definida” o rechazo de “maldad intrínseca” etc., o al presionar incorrectamente al parlamentario católico cuya votación de dichas leyes sería, según la Carta SB, culpable de “cooperación injusta al mal”, etc… Esta manera de hablar no es propia de la excelente antropologia del teólogo Cardenal Ladaria y esta en contradicción con la pastoral de la misericordia del Papa Francisco, quiero suponer que a ambos les mete un gol en casa propia alguno de sus ayudantes curiales…).

Reitero que este quinto punto tendrá que ser objeto de disentimiento cuestionador tanto desde fuera como desde dentro de la iglesia. Para este punto, mi disentimiento preocupado, porque veo en él una vuelta a la manera de hacer teología moral en gran parte de la Veritatis splendor de Juan Pablo II y en gran parte del Catecismo del 92, en su día objeto de crítica por parte de la teología moral renovada.

Y, a propósito del disentimiento intraeclesial, no puedo dejar de añadir que, como sacerdote y desde la práctica pastoral, me resulta incomprensible la teología sacramental que parece presuponer la Carta SB al impedir el acompañamiento espiritual y sacramental de personas que opten por la eutanasia responsable mencionada en el quinto punto. Para toda esa parte de la Carta SB, que me resulta totalmente inasumible desde la teología, asi como en contradiccion con la pastoral de la misericordia, mi disentimiento, dolido y pesaroso, pero necesario.

[1] Tertulias de Bioética, Trotta, 2005-6;  Cuidar la vida, Herder, 2012; Animal  vulnerable, Trotta, 2015; vease el numero monografico sobre eutanasia, de la revista Exodo, febrero 2020, n.152.

Espiritualidad , , , , , , , ,

Doctrina de la Fe impide que católicos y protestantes compartan misa en Alemania

Miércoles, 23 de septiembre de 2020

ecumenismo1¿De verdad creen en este mandato del señor?

Las diferencias en la comprensión de la Eucaristía y el ministerio son “todavía tan importantes”, según Doctrina de la Fe

Ladaria escribió al presidente de los obispos alemanes, Georg Bätzing, para explicar la negativa a esta práctica ecuménica

El año pasado, el Grupo de Trabajo Ecuménico abogó por la participación recíproca en las celebraciones de la Eucaristía y la Cena del Señor. Doctrina de la Fe se muestra crítica con el acuerdo y descarta a comunión conjunta por el momento

“Una apertura para una comunión de comida eucarística con la Iglesia Evangélica en Alemania abriría necesariamente nuevas fisuras en el diálogo ecuménico con las Iglesias ortodoxas”

‘Tomad y comed todos de él’… pero no si eres católico en una iglesia protestante, o protestante en un templo católico. Esta es la conclusión de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que ha escrito al presidente de la Conferencia Episcopal alemana, Georg Bätzing, mostrando su negativa a que ambas confesiones cristianas compartan la Eucaristía (o ‘Cena del Señor’), como había acordado el pasado año el Grupo de Trabajo Ecuménico y las iglesias protestantes iban a comenzar a hacer en breve.

Tal y como recoge Katolisch.de, el dicasterio presidido por monseñor Ladaria considera que las diferencias en la comprensión de la Eucaristía y el ministerio son “todavía tan importantes” que excluyen la participación de cristianos católicos y protestantes en las celebraciones de la otra confesión. Tampoco hay fundamento para una “decisión individual de conciencia”, precisa Doctrina de la Fe.

Un jarro de agua fría

La carta ha sido recibida como un jarro de agua fría, otro más, lanzado desde el Ex Santo Oficio contra el Camino Sinodal‘ alemán, que mantiene abiertas toda una serie de discusiones, que van desde la intercomunión al acceso de las mujeres al sacerdocio o el diaconado. El portavoz del Episcopado alemán, Mattias Kopp, confirmó la recepción de la carta, al tiempo que informó que los obispos la debatirán en su Asamblea Plenaria, prevista para la semana próxima.

intercomunion-protestantes_2019708124_12133189_667x375

¿Para cuándo la intercomunión con protestantes?

Para Doctrina de la Fe, el documento aprobado el pasado septiembre por teólogos protestantes y católicos contiene cuestiones no suficientemente aclaradas acerca de la Eucaristía o la ordenación sacerdotal. “Una apertura para una comunión de comida eucarística con la Iglesia Evangélica en Alemania abriría necesariamente nuevas fisuras en el diálogo ecuménico con las Iglesias ortodoxas”, más allá de las fronteras de Alemania. ‘Que todos sean uno’… o

Fuente Religión Digital

Iglesia Católica, Iglesia Luterana , , , , , ,

El vaticano advierte al sacerdote irlandés Tony Flannery que no ejercerá el sacerdocio si no jura fidelidad a la doctrina católica y rechaza defender el sacerdocio femenino, las relaciones homosexuales, las uniones civiles y la identidad de género.

Miércoles, 23 de septiembre de 2020

TFUn popular sacerdote irlandés suspendido del ministerio público en 2012 por su apoyo a la ordenación de mujeres y su oposición a la moral sexual católica, ha sido advertido por la Santa Sede de que su suspensión será definitiva a menos que firme cuatro juramentos estrictos de fidelidad a las enseñanzas católicas.

El sacerdote redentorista Tony Flannery reveló a NCR que ha recibido una carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe durante el verano. En ella se le pide que afirme públicamente su conformidad con las posiciones oficiales de la Iglesia sobre el sacerdocio reservado a los hombres, las relaciones homosexuales, las uniones civiles y la identidad de género.

El documento, enviado en papel con membrete de la Congregación y firmado por el Arzobispo Secretario del dicasterio, Mons Giacomo Morandi, informa a la curia de los Redentoristas en Roma que Flannery «no debe volver al ministerio público» si el sacerdote no firma los cuatro juramentos adjuntos. El sacerdote fue apartado de dicho ministerio el año 2012.

Entonces, al padre Tony Flannery,  redentorista de Limerick, que desde hace tiempo guía una asociación de cerca de 900 sacerdotes que expresan posiciones favorables al sacerdocio femenino, denuncia la gravedad de los escándalos sexuales en la Iglesia y no comparte las posiciones del Vaticano sobre la contracepción, la Congregación para la Doctrina de la Fe ha pedido “terminarla”.  Fue el superior de los redentoristas, padre Adrian Egan, quien explicó que desde la Santa Sede llegó a Flannery la dura y cruda intimidación “a no divulgar más sus ideas, a no escribir más en la revista de los redentoristas, a estar lejos de la televisión y de la radio”:

El Padre Egan  estaba de parte de Flannery. Se declaró “espantado, consternado, asombrado, estupefacto y desilusionado enormemente por la acción del Vaticano”, explicando que con él comparten los mismos sentimientos “centenares de fieles”. Y también ha dicho que hoy, en las iglesias de media Europa, la situación es dramática porque dan vueltas “agentes de la ortodoxia” enviados por el Vaticano a verificar, “con una meticulosidad propia del FBI de los tiempos de Edgar Hoover”, cada frase o pronunciamiento que no esté en línea con la doctrina. En su opinión, estos “agentes” valoran a quien no recorre el camino justo y luego refieren a Roma, desde donde se hace partir con prontitud la “represión”.

El conflicto entre Flannery y la Santa Sede está abierto desde hace tiempo. Cuando el primer ministro irlandés Enda Kenny había acusado al Vaticano de haber minimizado violaciones y torturas sufridas por niños irlandeses por parte de sacerdotes – Kenny basaba las acusaciones en el informe de la diócesis de Cloyne que había sacado a luz, según su opinión, el intento del Vaticano de obtaculizar la investigación sobre las molestias sexuales –, Flannnery se había agrupado abiertamente a favor del premier suscitando no poca irritación en el Vaticano: “Estoy feliz por la declaración del primer ministro”, había dicho. Y todavía más: “Muchos sacerdotes y fieles irlandeses están frustrados por el modo en que el Vaticano ha llevado adelante los propios asuntos aquí”.

En estas circunstancias, Flannery dijo a NCR que en conciencia no puede firmar los documentos y espera que esto pueda ser «el final del camino» para él en términos de ministerio público. «Firmar ese documento sería completamente ridículo para mí», dijo el sacerdote. «Ese documento está tan lejos de donde estoy ahora, y está redactado de tal manera que no hay posibilidad de diálogo de ninguna naturaleza»

El primer juramento que se le pide a Flannery que firme se refiere a la ordenación de mujeres. El texto presenta una «proposición doctrinal» consistente en que «sólo un varón bautizado recibe la sagrada ordenación de forma válida».

Los otros tres juramentos piden a Flannery que afirme que «las prácticas homosexuales son contrarias a la ley natural»; que las formas de unión entre parejas fuera del matrimonio «no corresponden al plan de Dios para el matrimonio y la familia»; y que «la ideología de género no es aceptada por la enseñanza católica».

El sacerdote ha mostrado su extrañeza por la última petición del dicasterio vaticano porque asegura que no ha escrito nunca nada acerca de la ideología de género.

Fuente Agencias

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

Un clérigo de Detroit descubre por casualidad que su Bautismo no fue válido: El ‘efecto dominó’ de un bautizo inválido: el cura que no lo es, los pecados que no se perdonaron…

Viernes, 28 de agosto de 2020

5f4553eba0e6e.imageY todo por un ‘Nosotros…’.

Cuando confundimos la Religión con la Magia, se produce este esperpento… ¿Qué palabras utilizó Juan para bautizar a Jesús? ¿Fue válido? ¿Cuántos sacramentos son realmente válidos si aceptamos de una vez la libertad de la persona?¿Hay sacramento cuando la persona es forzada a celebrarlo o ni se entera, o simplemente no cree en ello: bautismos de niños como “entrada” para no ir al “limbo”; primeras comuniones donde prima más el traje, los regalos y el banquete; confirmaciones que buscan “mantener” numéricamente la feligresía; bodas en las que el compromiso brilla por su ausencia o el tercero en discordia está presente; confesiones que buscan más el morbo que el encuentro misericordioso; ordenaciones fraudulentas de futuros, o actuales,  delincuentes o buscadores de carrera eclesiástica; unciones de enfermos que recuerdan más a la moneda de la barca de Caronte como pasaporte a la eternidad que acompañamiento en la enfermedad… ¿Esto es de verdad sacramental? Pues… ¡Que baje Dios y lo vea!

Matthew Hood fue bautizado en los años 80 en la diócesis de Detroit, y es sacerdote desde 2017…. ¿O no? Hace unas semanas, el pastor descubrió, a través de un vídeo de un bautismo que el clérigo que lo bautizó utilizó la fórmula Nosotros te bautizamos…’. Una fórmula que, como ha recordado a comienzos de agosto la Congregación para la Doctrina de la Fe en una polémica resolución, no es válida por lo que, formalmente, Hood no estaba bautizado… y, por lo tanto, tampoco habría recibido legalmente la primera comunión, la confirmación o su ordenación primero como diácono y después, como sacerdote.

La solución para Hood vino de inmediato, con una ceremonia en la que fue bautizado, recibió la Comunión y se confirmó. Y, tras un breve retiro, fue ordenado diácono y, este lunes, de nuevo ‘reordenado’. Esta vez, de forma válida. Pero… ¿qué ocurre con los miles de fieles que han sido bautizados, casados, confesados por el ‘falso‘ cura? ¿Son válidas las decenas de miles de hostias que consagró? Un auténtico ‘efecto dominó’ que implica a la fe de muchos fieles.

El arzobispo de Detroit, Allen Vigneron, ha enviado una carta a los fieles de la diócesis en la que se muestra profunda preocupado por las consecuencias que un “error humano” puede tener en “la vida sacramental” de los parroquianos. “Tomaré todas las medidas necesarias para rectificar la situación de todos los afectados”, aseguró. Así, la diócesis ha pedido a los fieles que pasaron por las manos del diácono Springer y el cura Hood que verifiquen la validez de los sacramentos recibidos. Incluso, ha publicado (en inglés y castellano) una guía de preguntas y respuestas.

Desde 1986 a 1999

La diócesis asume que la fórmula bautismal incorrecta fue utilizada desde 1986 en la parroquia de St. Anastasia en Troy (Michigan) por el diácono que supuestamente también había bautizado a Hood.Tras recibir una advertencia, el diácono utilizó la fórmula correcta desde 1999 en adelante.

Se trata del diácono Mark Springer, quien, según la diócesis, “usó esta fórmula inválida mientras estaba asignado a la parroquia de Santa Anastasia en Troya, durante el período 1986-1999”.

Sin embargo, tras el polémico dictamen de Doctrina de la Fe, la diócesis ha pedido a los fieles que pasaron por las manos de dicho diácono que verifiquen la validez de los sacramentos recibidos. Por si acaso, ha elaborado una serie de preguntas y respuestas sobre el caso.

¿Qué pasa con los sacramentos?

¿Pero qué pasa con los sacramentos? En principio, todos los bautismos presididos por él son válidos, mientras que las confirmaciones han de repetirse. En el caso de los matrimonios, se deberá comprobar la validez en cada caso individual. No fueron válidas las absoluciones sacramentales tras la confesión o la unción de enfermos.

“Sin embargo -aclara el Arzobispado-, se debe tener en cuenta que (Hood) actuó según las instrucciones de Cristo, cuando dio a los sacerdotes autoridad para perdonar los pecados”, de modo que los que se confesaron con el pastor Hood han recibido la gracia y el perdón, pero deberán volver a confesarse.

En la Guía, se afirma, entre otras cosas, que aunque las absoluciones realizadas por el P. Hood antes de su ordenación válida no fueron en sí mismas válidas, “podemos estar seguros de que todos aquellos que se acercaron al P. Hood en buena fe para hacer una confesión no salieron sin alguna medida de gracia y perdón de Dios”.

“Dicho eso, si recuerdas cualquier pecado grave (mortal) que deberías haber confesado al P. Hood antes de que él fuera válidamente ordenado y no has ido a una siguiente confesión, debes llevarlos a tu siguiente confesión explicando a cualquier sacerdote lo que ha sucedido. Si no puedes recordar si confesaste algún pecado grave, deberías llevar el hecho a tu siguiente confesión también. Una posterior absolución incluirá aquellos pecados y te dará tranquilidad de espíritu”, señaló la guía.

Fuente El Diario/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

España bien vale… una misa: estos son los ‘precios’ de los sacramentos

Miércoles, 4 de septiembre de 2019

costes-misas_2153794660_13868227_660x371¿Cuánto cuesta casarse, bautizarse…?

La Iglesia recibe 335 millones de euros al año como ‘donativos’ de fieles, sin control fiscal. La Conferencia Episcopal quiere sistematizarlo

Las misas gregorianas, las más caras (300 euros); casarse suele costar 150 euros (más complementos); un Bautismo 40 euros; y unas Exequias, 90

¿Cuánto cuesta una misa en España? ¿Qué cantidad recibe la Iglesia católica en donativos? ¿Los tributa? ¿Paga por ellos? Muchas preguntas, casi todas ellas sin respuesta aparente… a las que vamos a intentar contestar.

335 millones de euros. Esta es la cifra oficial del dinero que la Iglesia española recibe como Donativos de parte de los fieles cada año, lo que supone el 36% de la financiación de las diócesis, según la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia en España. Una cantidad sin control fiscal alguno, a la que hay que sumar otros 193 millones (el 20%) en concepto de Otros Ingresos Corrientes –pagos de expedientes matrimoniales o de Bautismo, estipendios de misas, etc…-–, que también está a salvo de impuestos y de investigación tributaria, en virtud de los Acuerdos Iglesia-Estado. Esto es: más de la mitad (el 56%) de los 933 millones de euros que supone el ‘presupuesto’ de la Iglesia española.

¿Qué es un donativo?

Es toda “aportación directa voluntaria de los fieles a las diócesis”, según explican desde la Conferencia Episcopal, que añaden que se trata “del modelo más deseable de autofinanciación de la Iglesia” y “la principal fuente de financiación de las diócesis, más de un tercio de los recursos disponibles”. Bastante más, en todo caso, que lo recibido en la polémica casilla de la Renta, y que en 2018 supuso 270 millones de euros.

Colectas, cepillos, herencias… 

REPORTAJE PRAVIA

REPORTAJE PRAVIA

¿Qué se incluye en ese concepto? En primer lugar, las clásicas colectas en las misas, cada domingo o siempre que la Iglesia lo decida, ya sea para financiar unas obras, un proyecto solidario o un regalo para el seminarista que va a ordenarse sacerdote.

También, las aportaciones a los cepillos de las parroquias. En este sentido, la Iglesia se está profesionalizando, y el clásico cajón con llave que sólo tenía el párroco está siendo sustituido, en decenas de templos, por ‘cepillos digitales’ promocionados por distintas entidades bancarias y que permiten cierto control del importe real, así como la posibilidad de aportar con tarjeta de crédito.

Legados, herencias y similares también forman parte del concepto ‘Donativo’, al que hay que sumar la suscripción periódica (mensual, trimestral, semestral o anual), que permite a los gerentes de las diócesis “administrar el presupuesto de forma más eficaz para ir afrontando los distintos problemas que día a día van surgiendo en las distintas diócesis de nuestro país”.

Una ayudita” para el sacristán o el cura

La cifra aportada por la Conferencia Episcopal dista de ser la real. “El importe es mucho mayor”, admite un eclesiástico consultado por eldiario.es. “Nunca sabremos qué cantidad de lo que se recoge en todos los cepillos de todos los templos se envía a las diócesis, o se consigna en los libros de cuentas de las parroquias”.

Al menos una parte, no cuantificable, va para “pagar una ayudita” al sacristán o a la señora que abre y cierra la puerta, o a las mujeres que barren y limpian los templos de forma voluntaria. Y, admite, “todos los curas nos quedamos con alguna cantidad para imprevistos: desde el pobre que llega a tu puerta de noche a la familia que no tiene con qué pagar la luz o qué llevarse a la boca”. O para que los párrocos -que cobran de media en España unos 900 euros- “lleguemos a fin de mes”.

Pese a que desde la Conferencia Episcopal se está trabajando desde hace años para ‘sistematizar’ el modelo de recuento de donativos, todas las partes consultadas admiten que es “casi imposible” saber cuánto dinero se queda en el camino. Una cantidad que ni la Iglesia controla, y que se suma a los millones que sí reconoce, pero que tampoco pasan ningún control fiscal.

“La misa no se paga”

0025633871A los donativos se unen los 193 millones que la Iglesia recibe de los fieles en concepto de pago por expedientes de Bautismo, Matrimonio, Misas Exequiales (de difuntos), etc… Una cantidad que sí está controlada por cada diócesis, que publica sus tasas administrativas, pero que cuestionan instituciones como Redes Cristianas y, en algunos casos, hasta el mismísimo Papa Francisco. ¿Se debe pagar por recibir los sacramentos, por casar a unos fieles, darles la Primera Comunión o bautizarles? ¿Debe costar un funeral católico?

Durante una audiencia, en marzo del año pasado, Bergoglio era sumamente crítico con la costumbre, extendida en todo el mundo, de cobrar por las misas de difuntos, en las que se nombra al fallecido y se pide por su alma. “Nadie debe cobrarte por nombrar a tu familiar”, aseguraba Francisco. “Nada. ¿Lo habéis entendido? ¡Nada! La misa no se paga. La misa es el sacrificio de Cristo, que es gratuito. La redención es gratuita. Si quieres hacer una oferta, hazla, pero no se paga. Es importante entender esto”.

Sin embargo, la realidad es bien distinta, y varía según la diócesis. Así, la diócesis de Málaga publica en su web las ‘Tasas y estipendios’ de todas los obispados de Andalucía, con cifras concretas, basadas en una normativa de la Congregación para la Doctrina de la Fe de 1991. Así, los estipendios de las ‘misas manuales’ (normales) es de 10 euros, mientras que las ‘misas gregorianas’ asciende a 330 euros. Una “cifra indicativa para la aportación de los fieles como signo de su gratitud a Dios y a la Iglesia”, apunta el decreto, vigente desde 2012.

Misas gregorianas, las más caras

Todos los decretos a los que ha tenido acceso RD (Andalucía, Madrid, Barcelona, Santander, Zaragoza o las diócesis vascas) prohíben al sacerdote quedarse con más de un estipendio por cada misa, aunque se nombre a varios fieles.

En el de Madrid (que cobra 8 euros por misa, y 300 en el caso de las gregorianas), se deja claro que “la acumulación de intenciones y estipendios en una única celebración de la Eucaristía constituye una excepción, que sólo está permitida si los fieles han sido advertidos y consienten en ello, y está limitada a un máximo de dos veces por semana en cada lugar de culto; en estos casos, el sacerdote sólo puede hacer suyo el estipendio fijado en la diócesis, debiendo entregar la cantidad restante a los fines determinados por las normas diocesanas”. Una norma que se hizo para evitar que algunos curas se dedicaran a las ‘misas de difuntos‘, ganando mucho más dinero que el párroco que se dedica a las misas del día a día (gratuitas).

Tasas sacramentales

En cuanto a los sacramentos, las tasas medias (sin control alguno por parte de las autoridades públicas) son las siguientes: Bautismo: 40 euros; Matrimonio: 150 euros; Misa en fiestas especiales: 70 euros; Exequias: 90 euros; Funeral de primer aniversario: 30 euros. Los ‘devocionales’ (misas que se dan antes o durante las fiestas), tienen otro coste. Así, los triduos o quinarios cuestan 35 euros por día, mientras que las procesiones se pagan a 100 euros.

Una boda: 150 euros… más otros gastos

A ello hay que sumar otros costes que, si bien no están regulados como obligatorios, en la práctica sí lo son. Así, casarse por la Iglesia no sólo cuesta los 150 euros de media por ‘sacramento’. A ello se suele sumar la decoración del templo o el fotógrafo oficial, que suele tener un acuerdo con cada parroquia. En muchos casos, especialmente en los templos históricos, los párrocos prohíben a los fieles aportar la decoración de las flores y plantas, o contratar un equipo fotográfico para la ocasión.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

“La renovación pendiente. El catecismo”, por Julio Puente López

Miércoles, 21 de agosto de 2019

51W09DclKLLContinuación de este interesante y clarificador artículo:

¿Actos intrínsecamente desordenados? El catecismo de 1992

En la Biblia se habla de muchas cosas, pero no es preciso hacer doctrina de todo. El a. 2357 del catecismo hace una enorme injusticia social a muchos creyentes. Es importante eliminar esos artículos

No se ve cómo las relaciones homosexuales pueden impedir llevar a la práctica la fe cristiana, vivirla en las costumbres en las que se encarna, en la caridad para con nuestros prójimos. La Iglesia debe aceptar la compleja y variada realidad de la sexualidad humana

Renovar la Iglesia es también tirar el lastre doctrinal y organizativo que le sobra a la nave de Pedro, hacer la vida de la gente más llevadera y ligera, como es el yugo y la carga de Jesús

Uno se pregunta si los responsables de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que podrían promover la abolición del a. 2357 del catecismo, perciben la enorme injusticia que con esa doctrina se hace a muchos creyentes. Porque les señala, les reprueba y no ayuda precisamente a que cese su discriminación y persecución. Es importante eliminar esos artículos. Y sobre todo es importante cambiar en la Iglesia la mentalidad y la actitud ante la sexualidad que refleja esa doctrina.

Dice el catecismo que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados”. Recogía doctrinas y formulaciones de otros documentos (Cf. Persona humana. 1975). Resulta bochornoso que un catecismo se ponga a hablar de estos temas y en estos términos. Biológicamente desordenados, y, por tanto, también intrínsecamente desordenados o ineficaces para conseguir su objetivo, serían los actos homosexuales que intentaran la procreación, ya que falta la base biológica para ello, pero no parece que los homosexuales intenten tal cosa al mostrarse mutuamente su afecto. No es la procreación lo que se busca en una relación homosexual. Y si lo intentaran no serían actos reprobables desde el punto de vista moral. Serían actos simplemente estúpidos. Como es estúpido, o lo que es lo mismo, un “acto intrínsecamente desordenado”, ponerse las lentes en la nuca con la intención de ver mejor. Pero eso no sería un acto moralmente reprobable.

En todo caso, hay diversas formas de hacerse cargo de una prole. Y realizar una tarea así sería siempre, en el contexto apropiado, una decisión noble y con sentido. Y de la misma manera que en la unión del hombre y de la mujer es importante el amor mutuo, la intimidad y la comunión de vida, así en las uniones homosexuales estos fines pueden también ser cultivados.

Me pregunto a veces si el hecho de que el magisterio hable de la vida sexual de la gente no es hacer de la revelación cristiana algo absurdo, ridículo, algo así como una vieja barraca de feria en la que pueden aparecer las cosas más inverosímiles. En la Biblia se habla de muchas cosas, pero no es preciso hacer doctrina de todo. Las normas de aquellas culturas no son vinculantes para la nuestra si nuestra conciencia moral hoy no lo aprecia así. Las normas éticas están al alcance de todos y la Iglesia no tiene una luz especial que pueda oponerse a la moral autónoma del hombre. La Iglesia no puede pretender convertir el cuerpo humano, por medio de la abstinencia sexual, en una bella estatua de mármol. ¿Es la moral cristiana una moral angélica?

Moralmente desordenados, depravados y reprobables son los actos contrarios al mandamiento del amor al prójimo, en el contexto de las relaciones o en cualquier otro. La violencia contra las mujeres, los abusos de menores, eso sí que son actos reprobables. Eso sí es doctrina seria y bien fundamentada en el mensaje del Evangelio y en la recta razón.

¿Qué buscaba la Iglesia con la doctrina de Persona humana y del catecismo sobre la homosexualidad? ¿Hacer ver que los homosexuales, tan bien representados en la Iglesia, se guían por la virtud de la castidad? Pues les salió el tiro por la culata, porque sabemos que no siempre es así y que se ha querido dar una imagen que no correspondía a la realidad. Las caretas y las máscaras han caído al suelo. Todo el tema del celibato y de la castidad ha resultado ser, a los ojos de mucha gente, una inmensa pantomima.

El catecismo cita Gn 19, 1-29. Pero este texto trata más bien de un pecado contra las leyes de la hospitalidad. También cita textos de Pablo, en los que, al menos en la traducción de la Biblia de Jerusalén, por ejemplo, aparece la palabra “homosexual” (1 Cor 6, 10) para la que no existía un vocablo en la antigüedad ya que es un concepto moderno, del s. XIX, y se discute el significado de las palabras griegas originales como “arsenokoitai”. También se dice en esa traducción que no heredarán el reino de los cielos los “afeminados”. ¿Qué han hecho estos “malakoi” de malo? ¿Parecerse a las mujeres porque son “varones suaves”? ¿Sexismo y machismo en la Biblia entonces? ¿Reflejo de la moral pagana de aquel tiempo? Encontramos convincentes respuestas en lo que Xabier Pikaza escribió en su libro Palabras de amor sobre el tema de la homosexualidad y sobre estos textos.

9788495346377-usDe todo esto habló también con sentido común y crítico el teólogo y psicólogo Daniel A. Helminiak hace ya años. No hace falta repetir lo que dijo este profesor de la universidad de West Georgia en su libro What the Bible Really Says about Homosexuality (1994, 2000). James Alison, en el formato más actual de unos vídeos en Internet, habla también con claridad y sólido conocimiento de esas citas bíblicas.

Es evidente que Pablo no conocía bien el mensaje de Jesús, que habló de una forma especial de las mujeres pecadoras y de las prostitutas que entrarán en el reino de los cielos antes que los escribas. Cuando Pablo escribió las cartas no se habían escrito todavía los evangelios. Nos lo ha recordado recientemente J. M. Castillo en su obra “El Evangelio marginado”. Estos textos de la Biblia que cita el catecismo han sido bien estudiados por especialistas y muchos sacan conclusiones bien distintas.

El texto del catecismo dice que esos actos son contrarios a la ley natural, y el mismo catecismo declara la competencia magisterial en esa ley natural (a. 2036). Ya sabemos que en la encíclica Veritatis splendor (1993), que se dio a conocer un año después del catecismo, hay “un interés omnipresente” por afirmar la función del magisterio eclesiástico en las cuestiones de moral, como señaló el profesor Marciano Vidal en su obra Nueva Moral Fundamental. Pero ese concepto de ley natural y su alcance son muy discutidos en la teología moral posconciliar y se hace necesario seguir introduciendo la racionalidad en el discurso teológico-moral como enseñó Santo Tomás de Aquino y como indicó el Vaticano II (cf. Gaudium et spes, 33 y 62).

San Pablo también apela a ese concepto de naturaleza para hablar de la afrenta que supone la cabellera para el varón mientras que es una gloria para la mujer (1 Cor 11, 14-15). ¿Es esto también una pauta de conducta moral? Esa observación no tiene ninguna fuerza normativa para el hombre de hoy porque no le encuentra sentido alguno. Lo mismo sucede en los otros casos.

La apelación a la naturaleza y a la ley natural ha dejado de estar éticamente fundamentada y justificada, ya que ese concepto de naturaleza no tiene base antropológica. ¿Quiere la Iglesia que los futbolistas no empleen la cabeza para meter goles porque, al albergar el cerebro y otros órganos de los sentidos, está destinada “por ley natural” a desempeñar otras funciones? La cultura se apoya en la base biológica del hombre para enriquecer la vida humana y aprovecha sus posibilidades más allá de lo que aparecen como sus finalidades obvias.

No se ve cómo las relaciones homosexuales pueden impedir llevar a la práctica la fe cristiana, vivirla en las costumbres en las que se encarna, en la caridad para con nuestros prójimos. La insistencia del magisterio en estas enseñanzas, que nos aboca a un callejón sin salida, obliga a la teología a revisar la reflexión que hace sobre la competencia del magisterio en ciertos temas y sobre la llamada ley natural. ¿No forma parte también el “sensus fidelium” del magisterio de la Iglesia? Habrá que tener en cuenta también a los cristianos homosexuales, que seguramente, en su gran mayoría, llevan la vida que corresponde a su condición sexual.

Dice también el texto que en esos actos no hay complementariedad. Se supone que se refiere a la procreación, pero no es eso lo que se pretende en una relación homosexual. ¿Es acaso la complementariedad el único requisito para que una relación humana tenga sentido? Tampoco hay complementariedad en tantos aspectos entre los varones en el mundo tan patriarcal y masculino del clero católico, pero seguimos sin reconocer a las mujeres sus plenos derechos.

manifestacion-lgtb-vaticano

Esa redacción del a. 2357 no se sostiene ni desde el punto de vista de la exégesis de los textos citados y de la teología moral bíblica ni desde el punto de vista de las ciencias del hombre. Sabemos que otros documentos del magisterio, como la Instrucción de 2005 sobre los criterios de discernimiento vocacional en relación a los homosexuales para ser admitidos a las órdenes, insisten en esta doctrina del catecismo. Pero, una vez más, dicen más de lo que prueban. Son doctrinas que estudios posteriores deberán revisar. También haría bien la Iglesia en explicarnos qué es lo que ella entiende porcultura gay, cuya defensa indicaría falta de idoneidad para el sacerdocio. La Iglesia parece, a veces, experta en crear ficciones para tener luego enemigos que combatir.

Hay doctrinas que urge abandonar por muy arraigadas que estén y por muy tradicionales que sean. Ese texto obedece simplemente a una mentalidad que la ciencia de nuestro tiempo ha desautorizado y la antropología teológica está abandonando.

Urge perfeccionar la teología moral, que ha de nutrirse de la Escritura, de su espíritu, y ser, al mismo tiempo, una “exposición científica”, como dijo el Vaticano II en el Decreto sobre la Formación Sacerdotal (a. 16). Ese texto del catecismo sólo lo puede defender una mentalidad conservadora, integrista, que se impuso en el momento de su redacción y que creía que una postura rígida en este tema podría apuntalar la crisis del posconcilio en una Iglesia con muchos clérigos homosexuales, que vivían con dificultades crecientes su vocación en una sociedad que ya no compartía las doctrinas de la Iglesia sobre la vida y el sexo. O que pretendía alejar toda sospecha de conductas inapropiadas que pudieran exponerse un día a la luz pública.

El caso del párroco de Ámsterdam, Pierre Valkering, comentado en el mes de abril en RD por Cameron Doody, describe bien esa situación de crisis en la que siguen encontrándose muchos sacerdotes. Como la describe también el caso del sacerdote y psicoterapeuta francés Tony Anatrella, aunque sean casos que requieren lecturas diversas.

La mentalidad que representaba bien el consultor en el Vaticano Anatrella, considerado entonces por algunos como el “psiquiatra oficial de la Iglesia”, el “Church shrink”, y que ahora es un árbol caído del que es mejor no hacer leña, es una forma de ver las cosas que intenta seguir siendo dominante en la Iglesia.

No es extraño que la juventud viva cada vez más de espaldas a la religión organizada. ¿Es que lo esencial para un cristiano no es creer en el mensaje del Evangelio y dar testimonio de esa fe? No se entiende ese empeño en seguir concibiendo la fe como la adhesión a un voluminoso cuerpo de doctrinas que recogería el catecismo de 1992. Mucho menos en aquellas enseñanzas que nos recuerdan el antiguo catecismo pitagórico, aquel que decía que “el placer es malo en todas las circunstancias”, como leemos en el libro de E. R. Dodds, Los griegos y lo irracional. El capítulo V, Los chamanes griegos y el origen del puritanismo, es bien elocuente.

Este filólogo irlandés explica bien como las creencias chamanísticas, de dilatada difusión y remota antigüedad, promovieron en sus adherentes un horror al cuerpo y una reacción contra los sentidos completamente nuevos en Grecia. Empédocles y Pitágoras representaron esas nuevas creencias que los pueblos vecinos en contacto con ellas dieron seguramente a conocer a los griegos de Escitia y Tracia. Se hizo de la experiencia corporal un lugar de oscuridad y de penitencia, como si la pureza, más bien que la justicia, se hubiera convertido en el medio cardinal de la salvación. El teólogo J. M. Castillo lleva muchos años insistiendo en estas ideas que están llenas de sentido y bien fundamentadas.

“No llamar a ningún hombre profano o impuro”

¿Y por qué seguimos todavía prisioneros de la cultura helenista y de las culturas vigentes en los tiempos en que se redactaron los libros de la Biblia? ¿Por pereza intelectual? ¿Por no saber qué palabras escuchar? La palabra que hay que escuchar es la palabra interior de Dios en nuestra conciencia, nuestra propia razón humana, y el mensaje central del Evangelio si hemos percibido que corresponde a las ansias de nuestro corazón. Eso debería bastar, sin que los miles de obras de los investigadores sobre los libros del Antiguo y del Nuevo Testamento, inabarcables para el creyente, significaran otra cosa que legítimas, siempre insuficientes aproximaciones al misterio de la revelación de Dios en la historia humana.

Ni Romanos 1, 26-27 ni los otros textos antes citados están hablando de la homosexualidad tal como hoy la entendemos. En aquellas culturas no se hablaba de homosexualidad, a pesar de que en el Antiguo Testamento algunos varones sabían que el amor de otro hombre podía ser más grande, “más delicioso que el amor de las mujeres” (2 Samuel, 1, 26). La fuerte amistad entre David y Jonatán es bien conocida.

1180134369_850215_0000000000_sumario_normal“Jonatán, hijo de Saúl, amaba mucho a David” se afirma en 1 Samuel, 19, 1. “Juró de nuevo Jonatán a David por el amor que le tenía, pues le amaba como a sí mismo”, dice otro versículo (1 Samuel 20, 17). “Se abrazaron los dos y lloraron copiosamente”, leemos en 1 Samuel, 20, 41. ¿Estamos ante relación de fuerte y leal amistad heterosexual?¿Es, como afirman otros, un amor homosexual? No hay forma de saberlo.

Tampoco aclara las cosas el hecho de que fueran padres de familia. En el mundo ha habido siempre muchos hijos de hombres y mujeres homosexuales. En todo caso, los comentarios oficiales de la Iglesia suelen apresurarse a descartar una relación íntima homosexual.

Sea como fuere, identificar las conductas de los textos citados por el catecismo católico con las conductas homosexuales actuales no parece una conclusión rigurosa científicamente hablando. Los contextos culturales son distintos. Tampoco las doctrinas de la Escritura son todas igualmente vinculantes, especialmente las que contradicen nuestra recta razón. No es razonable pensar que los relatos del Génesis, relatos de hace varios miles de años, sobre la creación del hombre por Dios como varón y hembra agotan nuestro saber antropológico y son normativos para el hombre de hoy independientemente de sus conocimientos científicos y de su recto sentir. No podemos retorcer esos textos de esa manera.

Sinceramente pienso que el concepto de revelación en el que se apoyan las actuales conclusiones doctrinales de la Iglesia en esta cuestión debe ser revisado. Porque si condenamos los actos homosexuales apoyándonos en ciertos textos bíblicos (es lo que hace el magisterio eclesiástico) sin atender a lo que nos parece razonable en nuestra reflexión y en nuestra cultura, entonces estamos aprobando también, por ejemplo, la muerte por lapidación del blasfemo y del adivino o nigromante (cf. Levítico, 24, 14; 20, 27). De la misma manera no podríamos objetar nada contra estas enseñanzas del libro del Éxodo: “A la hechicera no la dejarás con vida. Todo el que peque con bestia morirá” (Ex 22, 17-18). ¿No ha llegado la hora de aprender a leer las Escrituras y a usar las luces de nuestra razón humana y de la ciencia? Xabier Pikaza, en su libro Palabras de amor, lo expresó con acierto: “Aplicar al pie de la letra el Levítico significaría aprobar la venta de mujeres y la esclavitud”.

La conclusión se impone: hemos de basar nuestro juicio sobre la homosexualidad y los actos homosexuales en los conocimientos de las ciencias del hombre y, como cristianos, guiarnos luego también por el mensaje del Evangelio de amor al prójimo y actuar en conciencia, la última norma de la moralidad.

Habrá homosexuales que siguiendo la doctrina del catecismo intenten vivir en abstinencia sexual, pero creemos que esa doctrina de la Iglesia no es realista ni justa con ellos y que conduce al cristiano homosexual a un callejón sin salida, a una vida de contradicciones e hipocresías, cuando no a la enfermedad y la locura. Alguno pensará también que se ha equivocado de iglesia y buscará en otra parte la respuesta a sus inquietudes religiosas.

Los homosexuales y transexuales cristianos, hombres y mujeres, y, en general, toda persona que se entiende como transgénero, quieren recuperar en la Iglesia su dignidad humana, ser tratados como personas. No son más que nadie. Tampoco menos que nadie. Tenemos que saber ponernos en su lugar. Es lo que nos muestra Mt 25, 31-46. Nadie ha sabido ponerse en el lugar de los demás como Jesús en el que Dios se nos mostró con rostro humano. Jesús reconoce a los pobres y necesitados toda su dignidad personal al identificarse con ellos, al ponerse en su lugar, de tal forma que lo que hacemos a uno de ellos se lo hacemos a él. Desde el niño más indefenso al moribundo y a las personas más decrépitas y desvalidas.

Jesús no hace acepción de personas. Ese gesto del discípulo a quien Jesús amaba y de Jesús con él, al que más arriba nos referíamos, el sincero afecto entre ellos tal como vemos en el evangelio de Juan es lo más opuesto a la “homotransfobia” ambiental actual y de pureza cultual de entonces, una herencia de antiguas filosofías y religiones, algo ajeno al Nuevo Testamento si exceptuamos los residuos que hemos visto en las cartas de Pablo, que tiene influencias culturales de su tiempo a las que el Apóstol de las gentes no podía substraerse.

Pero es en esas fuentes de pureza cultual y en la cultura de desprecio social del señalado como “diferente” y de la discriminación reinante respecto a los que no se ajustan al canon de la heterosexualidad donde se ha gestado la doctrina de ese artículo del catecismo. También aquí la Iglesia debería ser sal de la tierra (Mt 5, 13), no desvirtuarse alineándose con el desprecio ambiental al diferente en una sociedad patriarcal y machista. Cada vez que un homosexual es víctima de la violencia deberíamos en la Iglesia acordarnos de esa desafortunada doctrina que nosotros mantenemos. La Iglesia se empeña en ver en los textos bíblicos más de lo que los mismos textos dicen.

En el discurso de apertura del concilio Vaticano II habló Juan XXIII de dar “un paso adelante hacia una renovación doctrinal”. Algo así necesitamos en este tema. Un valiente “paso adelante” dejando atrás un terreno en el que, al igual que ocurre con otros muchos en nuestras sociedades civiles, estamos empantanados.

En esta misma línea el teólogo jesuita James Martin, muy consciente de la homofobia que existe en la Iglesia, ha abogado también recientemente por un cambio de actitud en su libro ‘Tender un puente‘, defendiendo una postura de diálogo y apertura. James Martin sostiene que el catecismo de la Iglesia no debe intentar imponer a los cristianos homosexuales la total abstinencia sexual.

Los cristianos deberíamos leer e interpretar en un contexto amplio las sabias palabras de Pedro en Hechos 10, 28: “A mí me ha enseñado Dios a no llamar profano o impuro a ningún hombre”. Deberíamos interpretar a la luz de este pasaje otros textos culturalmente condicionados de las Escrituras, como son muchos textos de Pablo y por supuesto los del Antiguo Testamento. Más que nada porque es lo razonable, lo que nos parece justo, que es en el fondo lo que tiene que ser decisivo y normativo al orientar nuestra conducta, también la conducta sexual.

Con gran oportunidad nos ha recordado el teólogo gallego Torres Queiruga (cf. La teología después del Vaticano II. Herder, Barcelona 2013) que las normas morales concretas “no son una revelación que venga desde fuera, sino un encuentro hecho desde dentro, desde la realidad humana y con medios humanos”. No nos sirve el fundamentalismo, las interpretaciones al pie de la letra.

Este teólogo nos recuerda también que “a Moisés no le fueron escritos milagrosamente los “mandamientos” en dos tablas de piedra, sino que discurriendo con la propia cabeza, dialogando con los suyos y aprendiendo del entorno (…) fue descubriendo los que le parecían mejores patrones de conducta para bien del pueblo”.

Y es así discurriendo y dialogando, desde la misericordia del Evangelio, como hoy seguimos en la Iglesia adaptando a la realidad de nuestro mundo, – en la que hay divorciados y matrimonios rotos -, el cumplimiento de estos mandamientos, del sexto mandamiento, por ejemplo. Los matrimonios se rompen a veces, fracasan como proyecto de convivencia, y eso es una realidad. Hay que atender con misericordia y discernimiento a los divorciados que han vuelto a formar una familia. Así nos aproximamos más al estricto cumplimiento del mandamiento del amor al prójimo, que quizá, como decía Freud, no podemos realizar en su plenitud, pero estamos llamados a intentarlo.

La Iglesia debe aceptar la compleja y variada realidad de la sexualidad humana y no empeñarse en hacer compatible la renuncia a la sexualidad en su seno con los escándalos, las mentiras y la hipocresía. Debe mirar a nuestro mundo tal como este se percibe. Encadenar la Iglesia de rito latino a la abstinencia sexual no tiene hoy ningún sentido. El mundo se ha emancipado y la Iglesia debe reconocer esta legítima autonomía. Recordemos las palabras del concilio Vaticano II: “Son, a este respecto, de deplorar ciertas actitudes que, por no comprender bien el sentido de la legítima autonomía de la ciencia, no han faltado algunas veces entre los propios cristianos” (GS 36).

ee47bd3223fb517691d5206e00747b4e

Quiero para terminar citar a un escritor español, cercano ya a los 90 años, que de estos temas sabe algo y que merece la pena escuchar. El 2 de febrero de 2009, refiriéndose al matrimonio homosexual, “llámese como se llame”, decía, escribió esto en el periódico El Mundo: “La homosexualidad no es una opción ni un estilo de vida, sino un dato biológico como la blancura o la negritud de la piel. No, por tanto, cosa de partidos ni de políticos, sino de la más simple equidad. A la sociedad sólo le cabe reconocerlo sin llevarse las manos a la cabeza. Dar constancia de él como testigo. Lo mismo que el sacerdote en las bodas católicas o el funcionario en las civiles. Es un derecho esencial. Lo demás sobra”.

“Un dato biológico como la blancura o la negritud de la piel”. De ese dato se deriva ese derecho del homosexual a vivir en pareja con una persona de su mismo sexo. Es la autorizada opinión del escritor Antonio Gala Velasco.

Los cristianos deberíamos limitarnos a anunciar el Evangelio y a testimoniarlo lo mejor que podamos ayudando a construir una sociedad más justa, menos violenta, dejando que otros temas, como el de la sexualidad humana, sean estudiados por las ciencias antropológicas. Es la mejor manera de avanzar.

La Iglesia tiene una inflación de clérigos y funcionarios dedicados a escribir cánones, normas y directrices doctrinales. Tenemos también un exceso de eventos eclesiales. Aturde un poco. Nos ocupamos de demasiadas cosas, como si la sociedad civil no tuviera sus funciones y obligaciones.

Ya sabemos que la Iglesia quiere bendecirlo todo y dar importancia a sus servicios. Nos olvidamos de que vivimos en un mundo secularizado, aunque el pueblo ha incorporado a sus fiestas populares una gran cantidad de costumbres y ritos de origen religioso. La comunidad política es autónoma e independiente y es allí, en la sociedad civil, donde hay que vivir la vida, no en el interior de una burbuja religiosa.

Demos nuestra opinión, pero dejemos, sin fanatismos, sin buscar partidos políticos que nos hagan de correa de transmisión de nuestras doctrinas, que esa sociedad legalice lo que crea oportuno siempre que no estén en juego los consensos constitucionales, las libertades y los derechos humanos. Si estos se pusieran en peligro de forma evidente sí habría razón para la desobediencia civil y la protesta. La religión no dirige los asuntos temporales ni el papa puede caer en la tentación de querer ser un líder político.

simboloNo deberíamos empeñarnos, hoy menos que nunca, en dar tanta doctrina sobre lo divino y sobre lo humano queriendo organizar con detalle la vida íntima de los creyentes y a veces también la de los no creyentes. A muchos la Iglesia les interesa sólo para las bodas y los funerales, y poco más. Nosotros queremos organizar a la gente las excursiones y el campamento de verano, la gimnasia médica y el taller de guitarra. Tal vez son los fieles los que confunden la parroquia con un parque de atracciones y exigen a sus sacerdotes que los distraigan. Así la mies siempre será mucha y los operarios pocos.

Renovar la Iglesia es también tirar el lastre doctrinal y organizativo que le sobra a la nave de Pedro, hacer la vida de la gente más llevadera y ligera, como es el yugo y la carga de Jesús (cf. Mt 11, 30). La Iglesia debería oír la voz del Maestro: “Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas; solo una es necesaria”. Como siempre, también en este tiempo de renovación de la Iglesia, lo que resulta necesario es “volver a la fuente” y escuchar, como María, las palabras del Evangelio (cf. Lc 10, 41-42).

Funte Religión Digital

Biblia, Biblioteca, Espiritualidad , , , , , ,

José Manuel Ramos Gordon sigue viviendo en la residencia sacerdotal de Astorga

Lunes, 22 de octubre de 2018

78340_1Vergonzoso: Cada vez tienen menos credibilidad…

El cura, condenado por el Vaticano al destierro, ha recurrido la sentencia

La víctima de La Bañeza: “Es terrorífico, devastador. ¿Y después dice el obispo que no encubrió?”

El obispo ha acusado esta semana a Francisco Javier, la víctima de La Bañeza, de haberle chantajeado

Ramos Gordon ofició al menos tres misas durante el año en el que fue apartado del sacerdocio

(Jesús Bastante).- José Manuel Ramos Gordon fue condenado por la Santa Sede a diez años de destierro en un monasterio fuera de la diócesis de Astorga, tras comprobarse sus abusos en La Bañeza y Puebla de Sanabria. Sin embargo, un mes después, el sacerdote continúa viviendo en la residencia sacerdotal de Astorga, y ha recurrido su condena.

En su momento, el obispo de la diócesis y actual presidente de la ‘Comisión Antipederastia’ de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Menéndez, aseguraba que la sanción era de las más duras que podían darse, aunque no llegaban a la expulsión del sacerdocio.

La situación, cuando menos escandalosa, ha sido desvelada por Diario de León, que ha conseguido hablar telefónicamente con el pederasta. Tras una investigación canónica en la Congregación para la Doctrina de la Fe, Gordon fue condenado a una pena de diez años de “privación del ejercicio público del ministerio sacerdotal, residiendo en un monasterio o convento fuera de la dióceis de Astorga”.

Pero Ramos Gordon no se ha movido de Astorga, y ha recurrido la sentencia ante el Vaticano. Entretanto, continúa viviendo en la residencia sacerdotal, pagada por el Obispado, ante el silencio de la diócesis y del propio obispo, que esta semana ha tratado de defenderse de las acusaciones de encubrimiento, llegando a acusar a Francisco Javier, la víctima de La Bañeza, de haberle chantajeado.

En la residencia de Astorga, José Manuel Ramos Gordon vive como si nada hubiera pasado. De hecho, a nadie le extraña que pregunten por él, y le pasan el teléfono sin problemas. Durante la conversación, relata el diario, el pederasta condenado confirma que ha recurrido la sentencia ante Doctrina de la Fe. “Recurrimos la sentencia y claro, hasta que, como usted sabe, cuando se recurre la sentencia hay que esperar al resultado definitivo, afirma, lamentando la “presión mediática” que ha sufrido y negándose a admitir los abusos. “Después de tres años, seguir dándole vueltas a esto… conmigo que no cuenten para esto”.

Nada más conocer la noticia, la víctima de La Bañeza, visiblemente sorprendida, se declaraba profundamente enfadado. Es terrorífico. Él no ha reconocido los hechos. Aquí no hay más que dolor, por todas partes, por lo mal que lo ha gestionado la Iglesia”.

¿Y después dice el obispo que no encubrió? ¡Si después de la condena sigue viviendo en una casa de la diócesis!, denuncia Francisco Javier. “Es lamentable, me dan asco y pena. Espero que de una vez por todas se sienten a pensar, y no en una comisión a escribir palabras. Porque ahora siguen haciéndolo mal, atacando a las víctimas. Es devastador”.

La Casa Sacerdotal de Astorga es un edificio de 8 plantas en el que residen sacerdotes de la diócesis, familiares de éstos y seglares. Construida en los años 60, dispone de comedor, sala de conferencias, varias salas de televisión, un teatro y una capilla, donde se celebra misa todos los días. Según la sentencia del Vaticano, Ramos Gordon tiene prohibido celebrar misa salvo permiso expreso de Juan Antonio Menéndez, cuya capacidad para presidir una comisión que verdaderamente atienda y proteja a las víctimas cada vez está más en entredicho.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

El cardenal de Santiago Ricardo Ezzati, imputado por la Justicia chilena por encubrimiento de abusos y sufre un ‘Escrache’ en la catedral de Santiago

Viernes, 27 de julio de 2018

2184943El cardenal de Santiago tendrá que comparecer el 21 de agosto

“Nunca he encubierto ni he obstruido a la justicia, y como ciudadano cumpliré con mi deber”

Un grupo de fieles pide al purpurado que renuncie tras ser imputado

“Renuncien todos los obispos, por ser cómplices de delitos de violación, abusos y pedofilia”, se leía en alguna de las pancarta”

El arzobispo tuvo que salir por una puerta lateral tras la misa

(J. Bastante/Agencias).- El cardenal de Santiago de Chile, Ricardo Ezzati, tendrá que comparecer, el próximo 21 de agosto, ante la Fiscalía del país para ser interrogado como imputado “por la eventual responsabilidad que podría caber en el delito de encubrimiento“, según ha reconocido en una nota el Arzobispado.

“Reitero mi compromiso y el de la Iglesia de Santiago con las víctimas, con la búsqueda de la verdad y con el respeto a la justicia civil. Tengo la convicción de que nunca he encubierto ni he obstruido a la justicia, y como ciudadano cumpliré con mi deber de aportar todos los antecedentes que contribuyan a esclarecer los hechos”, afirmó el arzobispo de Santiago, según la citada nota.

La citación a la máxima autoridad de la Iglesia católica austral se conoce 24 horas después de que el Ministerio Público informara de que investiga a 158 personas relacionadas con la Iglesia católica en el marco de 144 casos de abusos sexuales o de otro tipo contra 266 víctimas en Chile.

Es más, el director de la División especializada en Derechos Humanos, Delitos sexuales y Violencia de Género, Luis Torres, explicó que las víctimas podrían llegar a casi medio millar, principalmente cuando se empiecen a recibir las denuncias de las víctimas de las regiones extremas de Chile en un país que tiene más de 4.000 kilómetros de extensión.

Nada más conocerse la noticia, Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Karadima, afirmaba su satisfacción por la decisión de la Fiscalía. “Le quedará poco tiempo como arzobispo de Santiago, pero recién empieza su nueva misión de responder por su encubrimiento, mentira y otros delitos ante la justicia”, subrayaba.

Por otro lado, la Fiscalía chilena informó de que solicitará al Estado Vaticano los antecedentes que recibió el papa Francisco respecto de los abusos sexuales cometidos por sacerdotes y funcionarios de la Iglesia.

El organismo pretende obtener el informe que elaboró el arzobispo Charles Scicluna, enviado del papa Francisco a Chile, sobre casos de abuso sexual cometidos en el país austral.

Scicluna, quien visitó dos veces Chile junto al jesuita español Jordi Bertomeu, oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, recogió los testimonios de 64 presuntas víctimas y entregó al papa un informe de 2.300 páginas.

Hasta ahora, el pontífice ha aceptado las renuncias de cinco obispos, algunos de ellos acusados de encubrir abusos, mientras han surgido nuevas denuncias, como las que apuntan a religiosos marianistas y a un excanciller del arzobispado de Santiago, Óscar Muñoz, que está en prisión preventiva.

Tras conocerse que la Fiscalía citó a declarar como imputado al arzobispo Ricardo Ezzati, un grupo de manifestantes llegó hasta la catedral de Santiago y en plena misa que encabezaba el propio Ezzati protestaron con gritos y pancartas en contra de la jerarquía de la Iglesia Católica.

Pese a sus intentos por interrumpir la misa, las personas fueron expulsadas y continuaron su protesta en el exterior. “Renuncien todos los obispos, por ser cómplices de delitos de violación, abusos y pedofilia”, se leía en alguna de las pancartas, dirigdas a todos los obispos. “No nos robarán la esperanza, otra iglesia es posible”, se veía en otra.

protestas-contra-ezzati-en-la-catedral-de-santiago_560x280

Esto sucedió después de que la Fiscalía Regional de Rancagua citara a declarar al cardenal en calidad de imputado por la eventual responsabilidad que podría tener en el delito de encubrimiento en casos de abusos. Otros dos obispos también serán llamados a declarar por la fiscalía.

Concluida la misa Ezzati intentó acercarse a uno de los laicos que sostenía un cartel, pero alguien gritó “¡renuncia!” y se desataron una serie de empellones, por lo que el clérigo salió por una puerta lateral.

“A mí me parece que al cardenal Ezzati le queda poco de arzobispo de Santiago, pero le queda mucho, mucho camino todavía que recorrer frente a la justicia que se le viene encima a él y a todos sus colegas”, dijo a The Associated Press el periodista Juan Carlos Cruz, quien desde hace tiempo denunció haber sido víctima de abusos. “Esto no para aquí con Ezzati; sigue con muchos otros miembros de la Conferencia Episcopal chilena, el cardenal (emérito Francisco Javier) Errázuriz”, entre otros, agregó.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.