Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Bernard Preynat’

Piden la dimisión colectiva de los obispos franceses tras el horror de los casos de pederastia

Martes, 12 de octubre de 2021

eveques-de-france

“Aunque todos los obispos no sean culpables, todos son responsables” 

“Es la única manera de responder con dignidad a un comportamiento inaceptable que se ha repetido a lo largo de los años, el de una jerarquía que ha cubierto crímenes abominables”

Junto a Devaux, firman el manifiesto la directora de la redacción de la revista Testimonios Cristianos, Christine Pedotti, y la teóloga Anne Soupa

Para ellos, “la dimisión colectiva de los obispos” sería “una señal de esperanza y renovación” de una institución que no ha sabido proteger a sus fieles

Sería un nuevo inicio que permitiría recuperar la confianza de los fieles

Jacques Gaillot: “¿Tendrá la Iglesia francesa la valentía de poner en práctica las recomendaciones de la comisión sobre abusos?” El obispo de Partenia expresa su conmoción tras el ‘informe Sauvé. 

Todos los obispos de Francia deben presentar su dimisión como reacción al informe publicado en el país la semana pasada que revelaba la existencia de al menos 330.000 víctimas de pederastia en el seno de la iglesia, según una petición lanzada este lunes por víctimas, entre otros.

LSTVBSDUVPWQHJOBCXOSGSU7I4François Devaux,

“Es la única manera de responder con dignidad a un comportamiento inaceptable que se ha repetido a lo largo de los años, el de una jerarquía que ha cubierto crímenes abominables”, explicó a Efe el presidente de la asociación de víctimas de la pederastia La Parole libérée (La Palabra Liberada), François Devaux, uno de los firmantes de este llamamiento.

François Devaux, pidió a los obispos de Francia que “paguen por todos estos crímenes”, el martes, día de la publicación de un informe sobre los abusos sexuales en la Iglesia.

Junto a Devaux, convertido en una figura visible de la denuncia contra la pederastia en la iglesia católica, firman el manifiesto titulado “Ante la quiebra, la dimisión de los obispos es el único resultado honorable”, la directora de la redacción de la revista Temoinage Chretien (Testimonio Cristiano), Christine Pedotti, y la teóloga Anne Soupa quien, cuando el cardenal Philippe Barbarin renunció en marzo del año pasado (tras su absolución, en segunda instancia, por encubrimiento de abusos), presentó formalmente su ‘candidatura’ para suceder al cardenal Barbarin como arzobispo de Lyon. Anne Soupa, es cofundadora de la asociación “Le comité de la jupe” (El comité de la falda), que promueve la igualdad entre mujeres y hombres en la Iglesia, y de la Conferencia Católica de Francófonos Bautizados (CCBF). Finalmente, el Papa rechazó la dimisión del condenado Cardenal Barbarin, que se retiró “un tiempo” de la diócesis, por lo que las víctimas calificaron al Papa de “Judas” por no aceptar la renuncia de Barbarin.

 

14 avril 2019 : Anne SOUPA, cofondatrice de l'association "Le comité de la jupe" - qui promeut l’égalité entre femmes et hommes dans l’Eglise - et de la Conférence Catholique des Baptisé-e-s Francophones (CCBF). Paris (75), France. Anne Soupa

Para ellos, “la dimisión colectiva de los obispos” sería “una señal de esperanza y renovación” de una institución que no ha sabido proteger a sus fieles.

“Aunque todos los obispos no sean culpables, todos son responsables”, señalan los firmantes, que consideran que la renuncia colectiva es “el único gesto a la altura de la catástrofe y la pérdida de confianza” que afecta a la iglesia.

Al tiempo, apuntan, sería un nuevo inicio que permitiría recuperar la confianza de los fieles, la única manera a su juicio de que la institución eclesiástica pudiera afrontar el pago de las indemnizaciones a las víctimas.

Los firmantes piden al Papa que nombre un “legado” para la Iglesia de Francia y sugieren el nombre de Sor Véronique Margron, la primera mujer en presidir la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Francia, quien en 2018 afirmaba en Le Point: “Qué palabra tan tajante como la espada desgarrará un oscurantismo moral, un idealismo ciego y asesino, una fraternidad desviada… Que palabra aguda, en nuestras propias comunidades, para reconocer nuestra participación en los efectos del mal y cesar en nuestras reacciones, a menudo a la defensiva”.

El 11 de junio de 2018 pronunció estas palabras ante 120 religiosos y religiosas reunidos para un día de sensibilización sobre el tema: “Abuso sexual y pedofilia”. Quiso proponer esta jornada y optó por comenzarla, presentando el testimonio de tres víctimas de sacerdotes pedófilos. “Cuando se comienza a escuchar”, decía Sor Véronique, “se penetra en una realidad criminal y caen por sí solas, un cierto número de afirmaciones falsas, que nos hacen decir con demasiada frecuencia: “estas historias son tan antiguas”, ” esos que las sacan, quieren hacerle daño a la Iglesia”. Todos estas posiciones comunes se derrumban de cara a la extrema gravedad del discurso. Imposible hablar de conspiración, de Iglesia asediada, estamos ante una tragedia. El oyente se da cuenta del desastre que ha fracturado una vida”. “La Iglesia debe escuchar la ira y la angustia de estas personas. La negación de los fieles puede ser más fuerte que la del clero”, señalaba Sor Véronique.

A continuación, la entrevista que le hacía  Le Point, donde explica la situación de las víctimas:

La iglesia ya ha asegurado que no cuenta con medios suficientes para indemnizar a todas las víctimas, lo que hará necesario un llamamiento a donaciones para afrontarlas.

“Los fieles han perdido la confianza en esta iglesia, hace falta una renovación”, explicó Devaux.

El ex presidente de la asociación La Parole libérée, ahora disuelta, no se anda con rodeos en la introducción a la conferencia de la Comisión Independiente sobre el Abuso en la Iglesia (CIASE)..

Frente a los miembros del clero reunidos,  Devaux declaró que “no tenía ninguna duda” sobre lo que el informe Sauvé iba a “revelar”: “Sé que ustedes regresan del infierno”, dijo, evocando “lo que parece encontrarse con una fosa común de las almas desgarradas de la Iglesia”.

Ante esta valoración, “lo mejor que tendrías que hacer es: cállate y empieza a desenvolverte con ardor y rapidez”, declaró, asegurando a los dirigentes eclesiásticos que ahora es necesario “reconstruir el sistema en una dimensión considerable. La tarea es abismal”, advirtió, llamando a un concilio “Vaticano III“, que sería sólo un “paso de etapa”. “¿Podemos pensar razonablemente que la Iglesia solo es capaz de esto?”, Se preguntó ante una audiencia silenciosa.

maxresdefaultRefiriéndose al informe de la comisión Sauvé, declaró: “Ustedes finalmente traen a las víctimas un reconocimiento institucional de toda la responsabilidad de la Iglesia, que los obispos y el Papa no han capaces hasta hoy”.

François Devaux fue el cofundador de una asociación, La Parole libérée, creada en 2015 en Lyon por las víctimas de un capellán scout de la diócesis de Lyon, Bernard Preynat, quien fue capaz de reconocer que “Durante veinte años abusé de cuatro o cinco niños a la semana”

La Asociación se disolvió el pasado mes de marzo.

Su lucha fue contada en 2019 por la película de François Ozon, Grâce à Dieu” (Gracias a Dios).

François Devaux, que fue la primera víctima entrevistada por Ciase, recordó su deseo de que también se establezca un proceso de indemnización para todas las víctimas en un plazo razonable.

La Comisión, compuesta por 22 miembros voluntarios, fue creada en 2018, a solicitud del episcopado y de los institutos y congregaciones religiosas.

***

Llamamiento por una iglesia renovada y confiable

¡Pedofilia en la Iglesia: La dimisión de los obispos es la única salida!

Si bien ahora se conocen los hallazgos de CIASE, la Comisión Independiente sobre Abuso Sexual en la Iglesia Católica, una palabra es suficiente para resumir la situación: quiebra.

El número es espantoso: varios cientos de miles de niños heridos en la carne y el alma, impedidos de creer y amar durante muchos años, cientos de miles de vidas destrozadas y dañadas.

De hecho, la cantidad de abusos, como los mecanismos que han ayudado a ignorar u ocultar los abusos de los perpetradores, a silenciar a las víctimas y descuidar su sufrimiento, demuestran con terrible precisión la responsabilidad de aquellos cuya responsabilidad era precisamente vigilar y proteger.

Es cierto que en muchos casos las comunidades, parroquias, capellanías, etc.… y los propios padres no han sabido reconocer la gravedad de los hechos y tampoco implementar medios de protección. Pero este mismo hecho muestra que el peso de la autoridad jerárquica y el uso abusivo de la noción de obediencia han contribuido en gran medida al desastre que ahora se revela.

¡Que este hallazgo sea terrible no lo deja sin atractivo! E incluso, revive y estimula nuestra conciencia: el remedio debe ser igual al mal.

Debemos tomar decisiones adaptadas al desastre que descubramos. Las reglas actuales para el ejercicio de la autoridad, poder y responsabilidad que permitieron este desastre no lo remediarán.

Sin duda, no todos los obispos franceses han encubierto crímenes, pero la estructura misma de la jerarquía católica presupone continuidad y solidaridad entre cada obispo y su predecesor. Como tal, si todos no son culpables, todos son responsables.

Pedimos como signo de esperanza y renovación, la renuncia colectiva de todos los obispos en ejercicio.

Este es el único gesto acorde con el desastre y la pérdida de confianza en la que nos encontramos. Este es un primer acto de arrepentimiento concreto y costoso para las víctimas. Ésta es la única actitud que puede restaurar la casa de la Iglesia.

Dejemos, pues, las vacilaciones y los escrúpulos al guardarropa; dejemos también allí los títulos, las cruces, las cabeceras y los cuellos romanos. Y juntos, hermanos y hermanas, en la humildad que corresponde al drama de las víctimas, pongamos nuestra única prenda de trabajo, la blanca de nuestro bautismo y abramos una “Convención de los bautizados y bautizados”.

Juntos, hagamos de la Iglesia un hogar confiable; una casa donde los niños y las mujeres estén a salvo, donde se respeten las conciencias, donde se proteja la libertad.

Firmo esta llamamiento

Estoy listo para participar en una “Convención de bautizados y bautizados” que llevará este trabajo a una conclusión exitosa.

Contribuyo con una donación para que esta operación se realice de manera libre e independiente.

(Si las sumas recaudadas superan las necesidades, serán donadas a asociaciones de víctimas).

Christine Pedotti, Anne Soupa y François Devaux.

Movilización creada por la convención de católicos de Francia lanzada por Christine Pedotti, Anne Soupa y François Devaux
10/4/2021

***

Fuente Religión Digital/L’Express

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

La confesión del cura Preynat: “Durante veinte años abusé de cuatro o cinco niños a la semana”

Jueves, 16 de enero de 2020

le-pere-bernard-preynat-doit-etre-juge-en-correctionnelle-ces-prochains-mois-pour-plusieurs-agressions-sexuelles-photo-le-progres-therese-lacroix-1562237341Un espanto que pudo cometerse ante el silencio cómplice de los cardenales Albert Decourtray (1981-1994), Philippe Barbarín (2002-al presente) y los obispos Jean Marie Julien Balland (1995-1998) y Louis-Marie Billé (1998-2002)

 Francia juzga al excura pederasta, en un escándalo que salpica al cardenal Barbarin

“Yo sabía que estos gestos estaban prohibidos, que eran caricias que nunca debería haber hecho. Eran a escondidas”, admite el ex sacerdote

El caso sacudió los cimientos de la Iglesia francesa. El cardenal de Lyon, Philippe Barbarin, fue condenado en primera instancia a seis meses de prisión por actuación indebida, y apartado de la diócesis. La apelación tendrá lugar el 30 de enero

Y además…

Libertad con cargos para el sacerdote de Valladolid que envió un vídeo sexual a una niña de 14 años. El Arzobispado le aparta de sus funciones, como hizo hace una década

“Abusaba de cuatro o cinco niños cada semana”. Bernard Preynat admitió este martes, durante la primera sesión ante el tribunal que lo juzga por pederastia, sus monstruosidades que, durante dos décadas, le llevaron a abusar de centenares, tal vez miles, de menores entre los boy scouts franceses. Lo hizo de pie, ante la magistrada de Lyon, que no pudo resistirse a responder: “Eso significa casi un niño al día”.

“Yo sabía que estos gestos estaban prohibidos, que eran caricias que nunca debería haber hecho. Eran a escondidas”, el clérigo, apartado hace unos años del sacerdocio. Y sí, es verdad, me aportaban placer sexual.

Bernard-Preynat-entrada-juicio_2195190516_14249088_660x371

Bernard Preynat, a su entrada al juicio Reuters

Barbarin, salpicado

El de Preynat es, sin lugar a dudas, el caso de abusos más importante de la Iglesia francesa, que ha salpicado al mismísimo cardenal Barbarin, considerado uno de los ‘papables’ y que fue condenado en primera instancia a seis meses de prisión por no evitar los abusos. Mientras se resuelve la apelación (el 30 de enero), el purpurado ha sido apartado de su cargo en la diócesis.

phillippe-barbarin

“En la época, pensaba que no cometía agresiones sexuales sino que eran caricias, cariños. Estaba equivocado. Son las acusaciones de las víctimas las que me lo han hecho comprender”, explicó durante el juicio Preynat, de 74 años, y que ha reconocido haber abusado de niños entre 1970 y 1990, cuando era capellán de los “boy-scouts” en Sainte-Foy-Lès-Lyon, una localidad cercana a Lyon.

El ya ex sacerdote reconoció los hechos en 1991 ante la pasividad de las autoridades religiosas, que lo mantuvieron en su puesto hasta que se destapó el escándalo en 2015. Sólo en 2018 fue apartado del sacerdocio. Tarde, siempre tarde.

La investigación desveló al menos 35 víctimas, de las que sólo una decena pudo sumarse a la acusación. El resto habían prescrito. Los querellantes, antiguos boy scouts de 7 a 15 años en aquella época, le reprochan manoseos, besos y caricias sexuales obligados. Preynat ha admitido casi todo, incluso tres violaciones (hoy prescritas), y ha pedido perdón a las víctimas. Con su declaración de hoy, la cifra podría multiplicarse.

“No hay duda de que será condenado”

Preynat, quien hoy tiene 74 años, se expone a 10 años de cárcel y 150.000 euros de multa. “No hay duda de que será condenado”, admitió su abogado.

Para los supervivientes, este juicio, más allá de condenar al clérigo, servirá para denunciar públicamente la actitud obstruccionista de la jerarquía eclesiástica, que sistemáticamente silenció los abusos, apenas cambiándole de parroquia. Así, el juicio tratará de explicar cómo este ex sacerdote, cuyas tendencias pedófilas eran conocidas, pudo seguir violando impunemente y permanecer en la parroquia, en contacto con los jóvenes.

El director Francois Ozon da voz a las víctimas en su impresionante película “Gracias a Dios”

El cineasta Francois Ozon ha querido hablar “desde el punto de vista de las víctimas” de la pederastia eclesiástica en Gracias a Dios, un filme que provocó polémica desde su primera proyección en la Berlinale y que llega a España la próxima semana.

Una película que debería haber sido un documental pero que, al final, tuvo caras de ficción para contar mejor una realidad aún no resuelta: el caso real de abusos a menores por parte de un cura católico de Lyon (Francia).

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Ozon estrena “Gracias a Dios”, pederastia en la iglesia francesa

Miércoles, 10 de abril de 2019

725D3E11-7D61-4D59-A449-30325FC6CC6C“Desde el punto de vista de las víctimas”

 En “Gracias a Dios” se cuenta uno de los casos más relevantes de pederastia en la iglesia francesa, las acusaciones de más de setenta niños que denunciaron abusos en los años 80 y 90 del padre Bernard Preynat

Es la primera vez que Ozon (“En la casa”, “Frantz”) se centra en una historia pegada no solo a la actualidad, sino totalmente basada en hechos reales

La expresidenta de Irlanda acusa a Sodano de pedirle que encubriera a curas pederastas

Arzobispo de Dublín: “Hay curas que han abusado de tantos niños que ni siquiera recuerdan sus nombres”

Miguel Campo, sj: “El dolor de las víctimas no prescribe

Víctimas chilenas: “Nuestro sueño es que los supervivientes de abuso sexual seamos una especie en extinción”

El Vaticano destierra por abusos al ex arzobispo de Guam, Anthony Apuron

El cineasta Francois Ozon ha querido hablar “desde el punto de vista de las víctimas” de la pederastia eclesiástica en “Gracias a Dios”, un filme que provocó polémica desde su primera proyección en la Berlinale y que llega a España la próxima semana.

Una película que debería haber sido un documental pero que, al final, tuvo caras de ficción para contar mejor una realidad aún no resuelta: el caso real de abusos a menores por parte de un cura católico de Lyon (Francia).

El realizador lo tuvo “muy claro” desde el principio

“Quería hablar desde el punto de vista de las víctimas; con la Iglesia me limito a mostrar unos hechos que, por otro lado, fueron muy conocidos en Francia, el ‘gracias a Dios’ que dijo (el cardenal Philippe) Barbarin en la rueda de prensa en la que se exculpaba de los crímenes porque habían prescrito ocupó muchos titulares”.

Pero las víctimas “no estaban” en el corazón de Francia, ha indicado el realizador en una charla con Efe en Madrid, a donde ha viajado junto a uno de los protagonistas de la cinta, Denis Ménochet, conocido en España por su interpretación en la brutal “Custodia compartida”.

En “Gracias a Dios” se cuenta uno de los casos más relevantes de pederastia en la iglesia francesa, las acusaciones de más de setenta niños que denunciaron abusos en los años 80 y 90 cuando eran boy scouts a cargo del padre Bernard Preynat, que reconoció los abusos, pero que aún no tiene fecha para declarar ante el juez.

Sí lo hizo el mes pasado, entre otra decena de personas encausadas, Barbarin, cardenal arzobispo de Lyon, que fue condenado a seis meses que no le llevarán a la cárcel pero sí lograron su dimisión, que, “por cierto -detalla Ozon- el Papa ha rechazado”.

“No establezco jerarquía en el sufrimiento, pero opino que estos hombres abusados en su infancia son una bomba de relojería, porque cuando sufren el problema no lo entienden, no pueden verbalizar lo que les pasa, ni siquiera sus padres se dan cuenta de lo que les pasa”.

Y “ese sufrimiento se queda en su subconsciente, en tercer o cuarto plano, y a medida que crecen vuelve a la superficie, sobre todo cuando tienen hijos de la misma edad que tenían ellos cuando fueron abusados y entonces explotan“.

Es la primera vez que Ozon (“En la casa”, “Frantz”) se centra en una historia pegada no solo a la actualidad, sino totalmente basada en hechos reales, y también es la primera en la que opta por contener su estilo irónico y socarrón para mostrar asépticamente los hechos deplorables que denuncia y que, sin embargo, nunca muestra.

Explica que esto ha sido así porque conocer a los protagonistas reales hizo que se contuviera: “Hay con ellos mucha menos distancia que con los personajes de mis otras películas”.

La película está estructurada como una carrera de relevos que comienza con un corredor de fondo, Alexandre (Melvil Poupaud), un católico practicante padre de cinco hijos que un día, cuando él ya tiene cuarenta, ve al cura que abusó de él en su infancia en una imagen en internet que le muestra rodeado de niños.

Su lucha, su denuncia -primero, ante la propia iglesia- y su decisión provocan una bola de nieve que recoge un policía; éste localiza a Francois (Denis Ménochet), un ateo que pone en marcha una asociación, “La palabra liberada”, donde recoge testimonios de otros como ellos. Así conocen a Emmanuel (Swann Arlaud), un joven enfermo e inadaptado.

Menochet ha comentado con Efe que, a pesar de su aspecto rudo y su cara de ‘pocos amigos’ -acepta entre risas-, la fragilidad también está en él, “todos los seres humanos la llevamos, pero este tema casi lo exigía”, aunque apunta que fue “la mirada de Francois lo que me dirigió hacia esa fragilidad”.

El actor considera que “cuando se habla de pederastia, no se empatiza con las víctimas” y confía en que esta película ayude a ello. “Me parece magnífica como película y necesaria para la sociedad por la puerta que ha abierto incluso dentro de la iglesia”.

Fuente Agencias/Religión Digital

Cine/TV/Videos, General, Iglesia Católica , , , , , , ,

El Papa rechaza la dimisión del condenado Cardenal Barbarin, que se retirará “un tiempo” de la diócesis

Miércoles, 20 de marzo de 2019

Philippe-Barbarin-768x528Aviso a ingenuos y navegantes… A esto se le llama “estar con las víctimas”. Mal, Francisco, mal… La credibilidad por los suelos… ¿Para qué denunciar a la autoridad  civil si una vez condenados, Roma habla de “presunción de inocencia”?

El cardenal de Lyon fue condenado por encubrir un caso de abusos

El arzobispo de Lyon presentó su renuncia a Francisco el lunes, que no la aceptó “invocando la presunción de inocencia”, según ha declarado Barbarin

Roma “reafirma su cercanía con las víctimas de abusos, con los fieles de la Arquidiócesis de Lyon y con toda la Iglesia de Francia que vive un momento particularmente doloroso”

La Iglesia polaca registró 382 casos de abusos a menores en las últimas tres décadas

La verdad del ‘caso Pell’: un padre que solo echa de menos a su hijo

Emili Turú: “Algunos obispos niegan abusos en sus países

El Salvador condena a 16 años de cárcel a un sacerdote por abusar de un menor

La justicia acusa a una diócesis estadounidense de haber empleado a pedófilos a sabiendas

Los capuchinos catalanes se comprometen a investigar un caso de abusos de los años 50

El Obispado de Sigüenza aparta al agustino condenado por abusos

“El Santo Padre no aceptó la dimisión presentada por el cardenal Philippe Barbarin“. El portavoz interino de la Santa Sede, Alessandro Gissoti, confirmó a los medios lo adelantado, desde Lyon, por el purpurado, condenado hace dos semanas por negligencia en un caso de abusos. No obstante, y a indicación del Papa, Barbarin se echa un lado y abandona, momentáneamente, la diócesis.

En un comunicado emitido desde Francia, Barbarin subrayaba que “el lunes por la mañana, entregué mi dimisión al Santo Padre. Invocando la presunción de inocencia, él no quiso aceptarla.

He decidido retirarme un tiempo

Pese a todo, el cardenal subrayó que el Papa me dejó la libertad de tomar la decisión que me pareciera mejor para la vida de la diócesis de Lyon. A sugerencia suya y porque la Iglesia de Lyon sufre desde hace tres años, he decidido retirarme un tiempo”

Así las cosas, Barbarin continuará siendo arzobispo de Lyon, aunque el día a día de la diócesis lo llevará el actual vicario general, Yves Baumgarten.

La nota de la Santa Sede concluye afirmando que Roma “reafirma su cercanía con las víctimas de abusos, con los fieles de la Arquidiócesis de Lyon y con toda la Iglesia de Francia que vive un momento particularmente doloroso”.

El cardenal, de 68 años y al frente desde hace 17 de una de las arquidiócesis de mayor tradición del país, se sentó en el banquillo en enero junto a otros cargos eclesiásticos acusados de no haber denunciado los abusos cometidos contra menores por el sacerdote  Bernard Preynat durante 25 años.

Condenado a seis meses de cárcel exentos de cumplimiento y a pagar una indemnización simbólica de un euro a ocho de las víctimas de Preynat que lo habían denunciado, Barbarin fue este lunes al Vaticano para presentar su renuncia al Santo Padre.

Aunque el papa no la aceptó, el prelado añadió en su nota que la decisión personal de retirarse es efectiva a partir de este martes y que la gestión de la diócesis queda en manos del vicario general y moderador, Yves Baumgarten.

La reacción de Francisco “deja claro que el problema de la pederastia es la Iglesia y es el Papa, hoy la problemática no está ni en los curas, ni en los cardenales, ni en la Iglesia francesa, sino en el Papa mismo, que es el responsable de la situación”, dijo François Devaux, presidente de la asociación Palabra Liberada, que agrupa a víctimas de pederastia en Lyon y que fue la responsable de llevar al cardenal Barbarin a juicio.

“Con una decisión así, [el Papa] demuestra la incoherencia y la ausencia de fiabilidad en lo que pueda decir y hacer” en esta materia, agregó en conversación telefónica. Respecto de la apelación de la condena por parte de la defensa de Barbarin, Devaux se manifestó tranquilo. “No han entendido que eso no cambia nada, que es una cuestión moral y no solo de justicia”, señaló.

La decisión del Papa, que según Barbarin ha apelado a la “presunción de inocencia”, coincide con la actitud mostrada hacia el cardenal George Pell, exministro de Finanzas del Vaticano. Nunca (ni al ser imputado ni tras conocerse su condena) fue obligado a dimitir de su cargo. De hecho, su mandato expiró de forma natural y hoy, en prisión hasta que se resuelva su recurso en segunda instancia, sigue siendo cardenal. Una mayoría de personas considera en el Vaticano que el cardenal australiano es inocente y será absuelto cuando tenga “un juicio justo” sin jurado. Además, a menudo se recuerda intramuros para defender esta postura la absolución del exarzobispo de Adelaida (sur de Australia), Philip Wilson, al aceptar el juez su apelación en segunda instancia el pasado diciembre. La sensación es parecida a la que recorre ahora la Santa Sede con el prelado francés y su recurso. Ayer, de hecho, Francisco se fotografió sonriente con él y estrechando su mano.

Fuente Agencias/Religión Digital/El País

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

“Mea culpa” de los obispos franceses: “No escuchamos lo suficiente a las víctimas; nos faltó valentía”

Jueves, 10 de noviembre de 2016

arton650La Iglesia gala pide perdón por el “largo silencio culpable” ante los abusos

El episcopado presenta un informe sobre los casos investigados y la actuación de sus responsables

(Jesús Bastante).- “Un solo abuso es demasiado”. Las palabras, rotundas, duras, directas, del Papa Francisco ante la pederastia clerical suponen un llamado de atención a todos y cada uno de los sacerdotes y religiosos, a todos y cada uno de los obispos católicos. Los de Francia, este lunes, se han congregado este lunes en el santuario de Lourdes en una jornada de ayuno y oración para pedir perdón porlargo silencio culpablede la Iglesia del país vecino frente a los abusos a menores.

No escuchamos lo suficiente a las víctimas (…) nos faltó valentía para tomar las medidas que debían ser tomadas”, declaró el arzobispo de París, André Vingt-Trois, ante más de un centenar de prelados. A diferencia de otras iglesias, como la española, donde las condenas se han dado de forma genérica y sin un análisis de las causas, los obispos franceses presentarán los resultados de un informe en el que desgranarán los casos de abusos acaecidos en las diócesis y congregaciones galas, así como la actuación de sus responsables y la colaboración exigida con la justicia.

“Debemos salir del largo silencio culpable de la Iglesia y de la sociedad y escuchar el sufrimiento de las víctimas. Los actos de pedofilia, estos crímenes tan graves, quebrantan la inocencia y la integridad de los niños y los jóvenes”, recalcó monseñor Luc Crepy, reponsable de la lucha contra la pedofilia del episcopado francés.

En España, aunque ya existe un sacerdote responsable, su nombre no se ha hecho público -fuentes extraoficiales hablan de Silverio Nieto, responsable del Servicio Jurídico Civil de la CEE-, ni se conoce la existencia de un informe sobre los casos investigados en nuestro país.

La jornada de “oración y penitencia” forma parte del cumplimiento a las normativas emanadas desde la Santa Sede, cuya comisión antiabusos pidió a cada país la creación de un día de reparación a las víctimas de abusos del clero. Varios países, como Australia o Francia, ya lo han llevado a cabo.

Durante la ceremonia en Lourdes, Luc Crepy pidió a sus hermanos en el Episcopado poner todo de su parte en su lucha “contra las escandalosas y criminales acciones que afectan a los pequeños”.

Entre los presentes, se encontraba el cardenal Barbarin, quien en agosto pasado fue absuelto de las acusaciones de encubrimiento y protección a un sacerdote acusado de agresión sexuales y violación de un menor.

Barbarin fue interrogado en junio por investigadores del caso del reverendo Bernard Preynat, un sacerdote acusado de abusar de boy scouts en la década de 1980. Barbarin dijo haber estado convencido de que el sacerdote se había reformado cuando lo conoció, en 2007-2008.

Preynat se retiró en agosto de 2015 tras ser relevado de sus funciones por la diócesis. En enero fue acusado de agresión sexual contra menores como persona en posición de autoridad.

Para la asociación La Parole libérée (La Palabra liberada), que reúne a las víctimas del padre Bernard Preynat, estas iniciativas son insuficientes. “No hay una voluntad de la Iglesia detrás” de estas jornadas de oración, estima su presidente François Devaux.

Su asociación se moviliza para alargar los plazos de prescripción de estos crímenes. En Francia, las víctimas pueden presentar una denuncia antes de cumplir 38 años, mientras que en Suiza o Reino Unido las agresiones sexuales en contra de menores son imprescriptibles. En España, estos casos suelen prescribir entre diez y quince años.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

El Obispado de Ciudad Real denuncia ante la Fiscalía a un sacerdote por presuntos abusos sexuales

Domingo, 3 de abril de 2016

la-tristeza-de-la-pederastiaUn juzgado de Ciudad Real abre diligencias por el caso de un sacerdote denunciado por abusos a menores

Ejemplar respuesta de la diócesis gobernada por Antonio Algora

Manifiesta “de manera firme y contundente su condena de cualquier delito de abuso de menores”

Los hechos no han sido denunciados por los afectados, sino por el Obispado

El fiscal jefe afirma que el proceso está “en fase incipiente” y que se tomarán declaraciones

La Diócesis de Ciudad Real ha denunciado ante la Fiscalía el resultado de una investigación interna sobre presuntos abusos sexuales a menores llevada a cabo a un sacerdote del Seminario Diocesano de Ciudad Real. Una actitud ejemplar que contrasta con la que, por desgracia, se siguen llevando a cabo en otras diócesis de nuestro país. “Con profundo dolor la diócesis de Ciudad Real manifiesta de manera firme y contundente su condena de cualquier delito de abuso de menores“, apunta el comunicado.

Así lo ha confirmado este jueves el propio Obispado a través de un comunicado en el que relata que la investigación interna se abrió ante ciertos comportamientos del sacerdote encargado del grupo de alumnos de la ESO” ya que existían las sospechas de que podrían ser constitutivos de un delito de abusos sexuales.

Las pesquisas del Tribunal Diocesano se iniciaron meses atrás a raíz de varias denuncias y el resultado de esta indagación se entregó a la Congregación de la Doctrina de la Fe de Roma el pasado 9 de febrero. Casi dos meses después, la Diócesis de Ciudad Real, dirigida por el obispo Antonio Ángel Algora, ha decidido trasladar el asunto a la Justicia ordinaria.

El Obispado ha indicado en este comunicado que se ha estado en permanente contacto con los familiares de los menores “poniendo a su alcance no solo toda la información de que se disponía sino también el apoyo y la ayuda de profesionales”.

En un comunicado de prensa, la Diócesis de Ciudad Real ha manifestado su apoyo incondicional y la unión en el sufrimiento con las supuestas víctimas y sus familias.

Desde el inicio del proceso abierto en el ámbito eclesiástico, y siguiendo el procedimiento previsto para estos casos por la disciplina canónica, han indicado, “se ha estado en permanente contacto con los familiares, poniendo a su alcance no solo toda la información de que se disponía sino también el apoyo y la ayuda de profesionales”.

Asímismo, ha asegurado que con profundo dolor la diócesis de Ciudad Real manifiesta de manera firme y contundente “su condena de cualquier delito de abuso de menores” y su disponibilidad a colaborar con las autoridades judiciales a fin de que se haga justicia y han informado que “oportunamente se inició el proceso penal judicial sobre el sacerdote denunciado ante el tribunal diocesano”.

“Se ha procurado en todo momento clarificar las acusaciones con exactitud y celeridad desde la presunción de inocencia que tiene como derecho todo acusado y el debido respeto del principio de confidencialidad de las supuestas víctimas sobre todo tratándose de menores de edad“, culmina la nota, que destaca que “la inmensa mayoría de los sacerdotes son ejemplares en el ejercicio del ministerio sacerdotal”.

Para leer el comunicado de la diócesis, pincha aquí:

El sacerdote que ha sido denunciado ante el Ministerio Fiscal por la Diócesis de Ciudad Real por un presunto delito de abusos sexuales ha afirmado que desconoce cuáles son los hechos que se le imputan, del mismo modo que tampoco sabe nada de si hay un procedimiento judicial abierto en su contra.

En un comunicado, la defensa del sacerdote ha salido al paso de la los hechos que ha hecho públicos la Diócesis de Ciudad Real, que también a través de un comunicado ha informado de que ha puesto en conocimiento del Ministerio Fiscal el resultado de la investigación interna a un sacerdote encargado del grupo de alumnos de la ESO del centro por si fueran constitutivos de un delito de abusos sexuales.

La defensa del sacerdote ha afirmado que el religioso no ha tenido conocimiento del contenido del proceso abierto en el ámbito eclesiástico por la Diócesis de Ciudad Real, “ni menos aún de las pesquisas o investigaciones que se hayan podido realizar, con el objetivo de poder ejercer los derechos que le asisten dentro del procedimiento de disciplina canónica, y que, ha precisado, se rige también por el principio de presunción de inocencia.

Con todo, ha aseverado que el sacerdote “de forma dolorosa, ha seguido escrupulosamente” las pautas y directrices que le han sido ordenadas, tanto por el seminario como por el obispo de la Diócesis de Ciudad Real, “con plena colaboración por su parte y acatamiento de las medidas cautelares adoptadas respecto al mismo”. Todo ello, teniendo en cuenta que la situación ha supuesto “un grave perjuicio tanto a nivel personal como de su entorno familiar”.

Además, ha rechazado “de forma categórica” la calificación jurídica de los hechos, en alusión a su tipificación como “abusos sexuales” en el comunicado de la Diócesis de Ciudad Real, y ha agregado que, a día de hoy, el sacerdote desconoce cuáles son los hechos denunciados que se le imputan de forma directa ni haber tenido “noticia alguna” sobre la existencia de un procedimiento judicial en su contra. En cualquier caso, ha afirmado que, si es llamado en calidad de investigado por el órgano judicial competente, el sacerdote es “el primer interesado en colaborar con los órganos jurisdiccionales”, con el objeto de que puedan aclararse los hechos que se denuncian.

La Diócesis de Ciudad Real ha explicado que el resultado del proceso canónico iniciado contra el sacerdote se entregó a la Congregación para la Doctrina de la Fe en Roma el 9 de febrero de 2016 y la investigación se presentó ante la Fiscalía el 15 de febrero.

Según la web del seminario, un total de catorce alumnos, con edades comprendidas entre los 12 y los 13 años, forman actualmente la comunidad escolar que estudia 1, 2 y 3 de Educación Secundaria Obligatoria en el Seminario de Ciudad Real, quienes proceden de distintos puntos de la provincia de Ciudad Real.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ciudad Real ha abierto diligencias a raíz la denuncia del caso del sacerdote de la Diócesis de Ciudad Real denunciado por un presunto delito de abusos sexuales cometido supuestamente sobre alumnos de la ESO del seminario.

El fiscal jefe de Ciudad Real, Luis Huete, ha señalado que la apertura de diligencias se ha producido después de que la Fiscalía presentara una denuncia a raíz de tener conocimiento del expediente de investigación iniciado por el Obispado de Ciudad Real.

Huete ha advertido de que el proceso está “en una fase incipiente” y todavía no se ha oído judicialmente a los menores y las familias, como tampoco al presunto implicado. Los hechos, ha apuntado, no han sido denunciados ante la Fiscalía y los juzgados por las familias”, sino, que, ha reconocido, fue la propia Fiscalía la que decidió presentar denuncia “amparada en los que dispone el artículo 191 del Código Penal”. Huete ha reconocido que todos los hechos de esta índole “son graves”, si bien, ha advertido de que “dentro de esa gravedad no están en la escala más alta”.

Por contra…

La Justicia registra el obispado de Lyon por no denunciar agresiones sexuales
La Policía investiga un nuevo caso de abuso sexual en la diócesis de Lyon
El cura ya había sido investigado en 2006

El cardenal Barbarin dice estar “a disposición” de las autoridades judiciales

Barbarin se niega a dimitir, y cuenta con el apoyo de los obispos franceses

barbarin-carga-con-su-cruzLa Justicia francesa registró hoy los locales de la diócesis de Lyon en el marco de una investigación abierta contra responsables de la misma, incluido su arzobispo, el cardenal Philippe Barbarin, por no haber denunciado agresiones sexuales.

Esta investigación es paralela a la imputación a finales de enero del sacerdote Bernard Preynat, de 70 años, por agresiones sexuales cometidas hace más de 25 años contra algunos “scouts”.

La diócesis destacó hoy en un comunicado que ha entregado a los investigadores “los elementos de los que la Justicia desea disponer para esclarecer esos acontecimientos dolorosos”.

“El cardenal ha expresado en numerosas ocasiones su voluntad de cooperar con toda transparencia con la Justicia: está a su disposición. Renueva la voluntad de que la Justicia pueda actuar con la serenidad indispensable para el esclarecimiento de la verdad y el alivio del sufrimiento de las víctimas, indica el comunicado.

La polémica en la diócesis lionesa llevó el pasado 15 de marzo al presidente de la Conferencia Episcopal francesa, Georges Pontier, a señalar a sus obispos que es prioritario esclarecer “la verdad” para los afectados.

“Esa prioridad debe guiar todas nuestras acciones en estos casos tan dolorosos”, dijo en la apertura en Lourdes de la asamblea plenaria episcopal, en la que participan unos 120 obispos.

A finales de mes, el propio Barbarin inició lo que los medios han bautizado como “operación reconquista”, en la que ha recibido a las familias de las víctimas de los curas incriminados y ha pedido su perdón, no sin precisar que en el momento de los hechos él no era obispo.

Sin embargo, la policía francesa investiga un nuevo caso de agresión sexual en la diócesis de Lyon, en el este de Francia, presuntamente cometido por un párroco contra una adolescente, indicaron hoy medios locales.

Se trata de un nuevo caso abierto en esa misma diócesis, en la que la justicia investiga las presuntas agresiones sexuales cometidas por el cura Bernard Preynat sobre varios «scouts» entre 1986 y 1991.

Según la web «M6info», la nueva investigación se refiere a un sacerdote que oficia en el distrito 2 de Lyon. El párroco ya había sido investigado en 2006, pero ahora el caso ha sido relanzado como consecuencia de las nuevas acusaciones lanzadas contra él.

La web señala que esas nuevas acusaciones han llegado tras la apertura de la investigación contra Preynat y después de que la asociación de víctimas de ese cura pidieran a eventuales víctimas que denunciaran los casos.

La justicia francesa imputó a finales de enero a Preynat y abrió pesquisas contra diversos responsables del obispado de Lyon, entre ellos el cardenal Philippe Barbarin, obispo de la diócesis, por presunta ocultación de esos delitos. Las víctimas del sacerdote consideran que Barbarin no denunció los casos, pese a haber tenido conocimiento de los mismos, cubrió a Preynat durante años y le mantuvo en su puesto hasta 2015.

Acusaciones que niega el cardenal, que se niega a dimitir y que promete colaborar con la justicia, que el pasado miércoles registró los locales de la diócesis durante esa investigación. Diversos responsables políticos han pedido la dimisión de Barbarin, que cuenta con el respaldo de la Conferencia Episcopal.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

La Justicia francesa investiga al cardenal Barbarin por ocultar agresiones sexuales a menores

Domingo, 6 de marzo de 2016

barbarin-carga-con-su-cruzVaya, vaya… el “azote” de homosexuales se ve en una de estas…

El sacerdote acusado aseguró que “los hechos eran conocidos por las autoridades eclesiásticas”

El Vaticano afirma que el purpurado gestionó la crisis “con mucha responsabilidad”

La justicia francesa ha abierto una investigación a varios responsables católicos, entre ellos el cardenal Barbarin, por “no denunciar el crimen” e “imprudencia temeraria” tras la inculpación de un sacerdote por agresiones sexuales a varios ‘boy scouts’ entre los años 1986 y 1991, según han señalado este viernes fuentes judiciales.

Esta investigación se abrió tras la denuncia de algunas de las víctimas del sacerdote, culpando a varios responsables de la diócesis de Lyon entre los cuales se encuentra el cardenal Philippe Barbarin, que les acusa de no haber denunciado los actos pasados y criminales del religioso.

Acusado de agresiones sexuales a los jóvenes ‘scouts’ hace más de 25 años, el sacerdote Bernard Preynat fue inculpado el pasado 27 de enero tras haber reconocido los hechos.

Según su abogado, Frédéric Doyez, el padre Preynat, en la actualidad septuagenario, ha declarado ante el juez “que los hechos ya eran conocidos por las autoridades eclesiásticas desde 1991“, fecha en la cual él se había separado del grupo ‘scout’ independiente al que pertenecía desde hace 20 años.

Una asociación local de víctimas ha denunciado “el silencio” el cual habría salido beneficiado durante décadas.

En una conversación con la prensa católica el 11 de febrero, el cardenal Barbarin declaró que ya había sido puesto al corriente de “los comportamientos” de este sacerdote “entre 2007 y 2008”.

 

Apodado “el Monseñor de los 100.000 voltios“, Barbarin, con 65 años, está muy comprometido con la causa de los cristianos de Oriente, y, además, por el diálogo interreligioso.

El Vaticano le ha ofrecido su apoyo, diciendo que gestionó la causa “con mucha responsabilidad”.

El papa Francisco consideró previamente, sin citar al cardenal, que “un obispo que cambia de Iglesia a un sacerdote sabiendo que es un pedófilo es de ser un inconsciente y la mejor cosa que podría hacer es presentar su dimisión”.

Esta cuestión se ha convertido en un tema bastante embarazoso para el episcopado francés que ha registrado un desarrollo en sus políticas de prevención contra la pedofilia desde que en 2001 se condenara a un obispo, Pierre Pican, por no denunciar unas violaciones a menores de edad cometidos por un sacerdote.

Religión Digital/Agencias

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.