Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Papa Francisco’

El Papa responde con “corazón abierto” a la carta crítica de padres pro-LGBTQ+

Sábado, 18 de mayo de 2024

IMG_3191En febrero de 2024, un representante de Drachma entregó al Papa Francisco un nuevo libro del grupo.

Con lo que llamó un “corazón abierto”, el Papa Francisco respondió a un grupo de padres católicos con hijos LGBTQ+, que le habían escrito al pontífice sobre Dignitas Infinita, la declaración transgénero negativa del Vaticano sobre la dignidad humana publicada el mes pasado.

El grupo maltés Drachma Parents envió al Papa Francisco una carta de tres páginas que le fue entregada personalmente, según The Times of Malta. Los padres comenzaron su carta elogiando a Francisco por su apoyo anterior a las personas LGBTQ+. Sin embargo, la carta continúa explicando que Dignitas Infinita no comprende “la complejidad de las cuestiones relacionadas con el género y la sexualidad y es inconsistente con el propio enfoque pastoral del Papa”.

El grupo teme que el documento del Vaticano “una vez más empuje a las personas trans a la periferia y así elimine ese pequeño rayo de luz que podrían haber encontrado para hacerlos sentir completos”. Según el National Catholic Reporter, algunas cuestiones que los padres plantearon en su carta incluyen:

“La preocupación por el posible aumento de las tasas de niños transgénero sin hogar que son expulsados de sus hogares, a menudo motivados por convicciones religiosas;

Un posible aumento del discurso de odio, la discriminación, la violencia y la transfobia como resultado del documento del Vaticano;

La decisión de incluir la teoría de género y las intervenciones médicas para personas transgénero como potencialmente moralmente a la par con la pobreza, la guerra, la trata de personas, el abuso de migrantes, el aborto y el abuso sexual del clero;

No reconocer que las personas transgénero buscan integridad física y mental;

Falta de estudios científicos o teológicos citados en el documento del Vaticano”.

Joseanne Peregin, miembro fundador de Drachma Parents, dijo que la carta tenía como objetivo abordar el lenguaje dañino de la iglesia hacia la comunidad LGBTQ+. Peregin afirmó que referirse a las personas LGBTQ+ como “intrínsecamente desordenadas” es perjudicial y que el término no reconoce las realidades LGBTQ+. Si bien cree que el acercamiento anterior del Papa ha apoyado a la comunidad LGBTQ+, le preocupa que el nuevo documento del Vaticano perjudique aún más a las personas y familias transgénero. Ella afirmó:

“De repente, este documento hace que [los padres] se pregunten: ‘¿Debería caminar con mi hijo?’ Este documento puede haber tenido buenas intenciones, pero pierde la oportunidad de poner un poco más de claridad y, como padre, tener la humildad de admitirlo. que no sabe lo suficiente y es posible que aún necesite aprender más”.

En la carta al Papa, los padres pidieron a Francisco que hiciera que el Vaticano organizara un simposio internacional sobre diversidad sexual y de género que incluya a personas LGBTQ+ para que otros puedan escuchar sus preocupaciones. Peregin explicó:

“’Necesitamos una amplia consulta con los principales expertos. . “Es una oportunidad para demostrar cuán creíble eres o no”.

“’Podría ser un momento de gracia si tenemos la humildad de decir: reunamos la investigación, intentemos construir una visión esperanzadora para las familias’”.

—Sarah Cassidy (ella), Ministerio New Ways, 11 de mayo de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

Estudiantes de posgrado critican la “Dignitas Infinita” en carta abierta al Papa

Jueves, 9 de mayo de 2024

IMG_4020Estudiantes, teólogos, ministros de pastoral, educadores y otros católicos han publicado una carta abierta al Papa Francisco que expresa su “preocupación” por partes de la nueva declaración del Vaticano sobre la dignidad humana, Dignitas Infinita.

La carta abierta en respuesta a la declaración, en particular a sus secciones sobre “teoría de género” y “cambio de sexo”, fue publicada en el National Catholic Reporter. Estaba dirigida también al cardenal Víctor Manuel Fernández, prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe.

Si bien los firmantes agradecieron que Dignitas Infinita afirmara la dignidad de los pobres y de todos aquellos “cuya dignidad es violada constantemente”, señalan que dicha afirmación de dignidad no se extiende a las personas LGBTQ+:

Por lo tanto, nos entristece que el documento no reconozca la dignidad de las personas trans y de género no conforme. En su condena de la “ideología” de género y el “cambio de sexo”, el documento margina la dignidad infinita de las personas de todos los géneros y su auténtica autoexpresión y, sin darse cuenta, perpetúa el daño que pretende superar”.

Los autores, muchos de los cuales son estudiantes o graduados del Boston College, dividen su respuesta en tres partes: eclesial, teológica y ética. Bajo las preocupaciones eclesiales, la carta enfatiza la importancia de escuchar y encontrar como iglesia, un enfoque sinodal que los autores de la carta no creen que haya seguido Dignitas Infinita porque “no muestra evidencia de que sus autores hayan sido informados por verdaderos encuentros con personas trans, no binarias e intersexuales”. .”

En segundo lugar, teológicamente, los autores contradicen las afirmaciones de Dignitas Infinita de que la “teoría de género” “negaría la diferencia sexual”. La carta explica:

“Al reconocer a las personas trans y no conformes con su género, no vemos ningún riesgo de borrar la diferencia sexual. Más bien, hacerlo afirmaría la enorme diferencia sexual y la dignidad de los individuos, y la diversidad de la creación de Dios. Hemos visto claramente, en nuestras vidas y en nuestros ministerios, que las personas trans y de género no conforme no buscan “hacerse Dios”, como alega el párrafo 57 de la declaración. Más bien, discernir continuamente y vivir en alineación con la propia identidad de género puede ser una afirmación de la persona única que Dios creó y llama a ser cada uno de nosotros”.

Finalmente, desde el punto de vista ético, la carta desafió a Dignitas Infinita a estar a la altura de sus propios ideales:

El párrafo 55 del documento afirma que ‘debe denunciarse como contrario a la dignidad humana el hecho de que, en algunos lugares, no pocas personas sean encarceladas, torturadas e incluso privadas del bien de la vida únicamente por su orientación sexual. ‘ Afirmamos esta afirmación mientras preguntamos: ¿El florecimiento de personas trans y no conformes con su género se limita a la protección legal contra el encarcelamiento, la tortura y la muerte? Los católicos trans y no conformes con el género sueñan que la Iglesia Católica algún día pueda afirmar su dignidad no sólo para sobrevivir como quienes son, sino para vivir y florecer como quienes son”.

La carta concluye con algunas recomendaciones sobre cómo los líderes de la iglesia podrían abordar mejor los temas en Dignitas Infinita, escribiendo:

“Pedimos que a los éticos católicos que se especializan en género y ética sexual, particularmente en ética LGBTQ+, se les ofrezca la oportunidad de participar en el discernimiento y la creación de futuros documentos sobre género y diversidad sexual utilizando la plenitud de sus habilidades… También convocamos a una comisión de teólogos, ministros y creyentes laicos queer, trans e intersex para asesorar al Dicasterio para la Doctrina de la Fe. Te imploramos que escuches los gritos de las personas transgénero, no binarias e intersexuales. Como iglesia, no podemos amar a quien realmente no conocemos”.

Algunos firmantes dejaron comentarios anónimos sobre sus reacciones a Dignitas Infinita. Una mujer queer compartió sobre su lucha al sentirse llamada tanto al ministerio como a su matrimonio:

“Es agotador ser una ministra queer cuya identidad debe mantenerse en secreto para mantenerme empleada y segura a pesar de mi fuerte llamado a la teología, el ministerio y el matrimonio… Soy una mujer queer que puede amar a Dios profundamente y al mismo tiempo amar a otras mujeres… Obligarme y que otras personas LGBTQ+ elijan entre su carácter queer y su llamado a Dios mismo desmembra el cuerpo de Cristo”.

Otra persona compartió sobre las implicaciones de este documento en la vida de las personas LGBTQ+:

“Todos debemos ser claros: los pronunciamientos doctrinales religiosos (y seculares) se ponen en práctica en la vida real. Para mí y mis hermanos trans, el mensaje tácito es que nuestra transidad debe ser borrada. En verdad, los autores ni siquiera pudieron decir la palabra; nuestra identidad es literalmente indescriptible”.

—Liam Myers (él/él), Ministerio New Ways, 3 de mayo de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia. ,

El Papa Francisco dice que el ex Papa Benedicto XVI lo defendió en relación con las uniones civiles; Mas noticias

Miércoles, 8 de mayo de 2024

Pope Francis greets retired Pope Benedict XVI at the retired pontiff's Vatican residence Dec. 23, 2013. (OSV News photo/Vatican Media)

Benedicto XVI y Francisco (OSV News photo/Vatican Media)

Los siguientes son algunos elementos que pueden ser de interés:

1. En una entrevista que abarca un libro publicada este mes, el Papa Francisco dijo que el ex Papa Benedicto XVI lo defendió una vez contra los cardenales que atacaron a Francisco por apoyar las uniones civiles entre personas del mismo sexo. El libro, El Sucesor, mis recuerdos de Benedicto XVI, fue la reflexión del actual Papa sobre su relación con Benedicto XVI. Según Crux:

“Poco después de que estallara la controversia sobre esos comentarios [a favor de la unión civil], dijo Francisco, un grupo de cardenales fue a ver a Benedicto al respecto, y durante la reunión, ‘Benedicto no se inquietó, porque sabía perfectamente lo que yo pensaba’. ‘

“’Los escuchó a todos, uno por uno, los calmó y les explicó’, distinguiendo entre uniones civiles y matrimonio sacramental, diciendo a los cardenales que ‘esto no es una herejía’.

“‘¡Cómo me defendió!’, dijo Francisco, diciendo que esta situación le ayudó a comprender que había personas ‘que estaban medio cubiertas y que aprovechaban la menor oportunidad para morderme’, pero Benedicto ‘siempre me defendió’”.

2. Hablando en una conferencia para el Instituto Pontificio Juan Pablo II para las Ciencias del Matrimonio y la Familia, afiliado al Vaticano, el teólogo moral p. Ronaldo Zacharias, criticó los “modelos dogmáticos establecidos de enfoque teológico de la sexualidad” de la Iglesia como “anacrónicos”. UCA News informó sobre los comentarios del sacerdote salesiano que, si bien no tratan explícitamente cuestiones LGBTQ+, podrían ayudar a ampliar la comprensión de la iglesia sobre las relaciones entre personas del mismo género, y son particularmente notables dado el foro en el que fueron pronunciados:

“Citando a la teóloga brasileña, la hermana agustina Ivone Gebara, dijo que la “teología de la sexualidad binaria” de la Iglesia ya no es capaz de comprender la complejidad que descubrimos en nosotros mismos. . .

“La sexualidad de cualquier persona, independientemente de su vocación, ‘tiene un papel legítimo en todas las fases de su desarrollo’ y, por tanto, ‘no puede limitarse al contexto del matrimonio’ ni reducirse a un medio de procreación”, afirmó. ‘El amor auténtico mueve a uno hacia la autotrascendencia y hace de la sexualidad un “lugar de reciprocidad”, un lugar para afirmar el bien del otro‘”.

3. Un estudiante de Ohio que asiste a la Academia St. Joseph, Cleveland, ganó el concurso de ensayos “Stop the Hate” al escribir sobre el daño que causaron a los estudiantes las políticas anti-LGBTQ+ de la Diócesis de Cleveland introducidas en 2023. La estudiante, Zoë Schmidt, ayudó a organizar protestas contra la política y luego en el concurso de ensayos fue elegida entre 3.000 participantes, informó Cleveland.com. Schmidt escribió, en parte:

El día que se implementó [la política], me senté en silencio mientras lágrimas calientes corrían por mi rostro. Me sorprendió lo repentino e inquietante que fue…

“Después de cuatro años de ver a mis compañeros trabajar incansablemente para crear espacios seguros en nuestra comunidad escolar, todo iba a desaparecer. Normalmente soy un llorón: pisoteo y hago alboroto. Pero esta vez me quedé en silencio, mientras una tormenta de emociones me atravesaba. Me sentí impotente. . .

“Esta experiencia me ha impulsado a convertirme en un miembro vocal en la lucha por los derechos y la dignidad de todos los estudiantes en mi comunidad escolar y también en el Gran Cleveland. Actualmente, los líderes de GSA y yo hemos tomado la iniciativa de crear un espacio seguro en línea. Esta plataforma permite a los estudiantes compartir experiencias de intolerancia LGBTQ+ que hayan encontrado o presenciado, así como cambios que les gustaría ver en sus escuelas, mientras trabajamos continuamente hacia la revocación de la política. Mi esperanza es que nuestras acciones inspiren un cambio que se repercuta no sólo en nuestra comunidad local sino también en la comunidad global”.

4. Tras la controversia sobre el Día de la Visibilidad Transgénero en marzo, que este año se alineó con el Domingo de Pascua, Emma Cieslik, una erudita católica queer, escribió para U.S. Catholic que la coincidencia de estos días de celebración fue realmente significativa:

Así, en la visibilidad de los cuerpos de las personas trans, no binarias y de género (cicatrices de cirugías, vendas y pinchazos de agujas), la belleza de la segunda pubertad es la verdad hecha carne, la venida de Jesús en sangre y agua en nuestra segunda pubertad. lectura. Por lo tanto, la superposición del Día de la Visibilidad Trans con el Domingo de Pascua es significativa para los católicos LGBTQ+ y sus aliados laicos en todas partes, que luchan por los mismos derechos acordados en nuestra primera lectura.

“Como compartió Reilly Paige, un pastor de género queer en Nueva Inglaterra, en Threads la semana pasada: el cuerpo de Cristo fue marcado y roto a propósito para reflejar el cuerpo de la humanidad. Paige escribió: “Las personas trans tienen una visión especial de esto: las cicatrices, la totalidad, un viaje observado con escepticismo y malicia. Que todos salgamos de nuestras tumbas llenos de cicatrices y sagrados, santos y totalmente a la imagen Divina’”.

—Robert Shine (él/él), Ministerio New Ways, 27 de abril de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

El Papa ofrece a sor Jeannine una aclaración sobre “Dignitas Infinita”

Viernes, 3 de mayo de 2024

IMG_4520El Papa Francisco y la hermana Jeannine Gramick en su reunión en el Vaticano el 17 de octubre de 2023.

La siguiente reflexión es de la hermana Jeannine Gramick, SL, cofundadora del New Ways Ministry.

Estoy muy triste desde el 8 de abril de 2024, cuando el Dicasterio para la Doctrina de la Fe del Vaticano promulgó Dignitas Infinita, la Declaración sobre la Dignidad Humana. He sentido el inmenso dolor entre las personas LGBTQ y sus familiares y amigos. Este documento expone muchas verdades hermosas y esenciales, pero la sección sobre Teoría de Género, que condena la “ideología de género”, está perjudicando a las personas transgénero que amo.

Le escribí una nota al Papa Francisco para contarle mi tristeza y mi decepción con el uso del concepto “ideología de género”. Él respondió compartiendo su comprensión de esta idea, una comprensión que yo no había escuchado antes.

El Papa Francisco escribió:

La ideología de género es algo más que las personas homosexuales o transexuales. La ideología de género iguala a todos sin respetar la historia personal. Entiendo la preocupación por ese párrafo de Dignitas Infinita, pero no se refiere a las personas transgénero sino a la ideología de género, que anula las diferencias. Las personas transgénero deben ser aceptadas e integradas en la sociedad”.

Luego me sugirió que leyera una novela de Robert Hugh Benson, titulada El Señor del Mundo, que, según dijo, describe “este movimiento de cancelación de diferencias”. El Papa Francisco había hablado públicamente sobre esta novela británica de 1903 en un vuelo de regreso de Filipinas en 2015. Les contó a los periodistas sobre esta historia futurista que describe un mundo donde el secularismo impío se impone a quienes creen en la moralidad tradicional.

El Papa Francisco llama a esta supresión de las diferencias “colonización ideológica” y cree que la “ideología de género” es un ejemplo de ello porque no se respetan las diferencias entre las personas. Repitiendo la exhortación apostólica del Papa Francisco, Amoris Laetitia, Dignitas Infinita afirma que la ideología de género “considera una sociedad sin diferencias sexuales” (párr. 59).

Le escribí nuevamente a nuestro amado Papa, diciéndole que, desafortunadamente en Estados Unidos (y en otras partes del mundo), “ideología de género” tiene un significado diferente. No significa anular o no respetar las diferencias. Todo lo contrario es cierto: quienes usan ese término no consideran ni respetan la historia y la experiencia de género de una persona. Creo que las personas que utilizan el término “ideología de género” probablemente nunca hayan acompañado a personas transgénero.

Le dije al Papa Francisco que, hace muchos años, no podía entender por qué algunas personas transgénero buscan “intervenciones de cambio de sexo”, un término utilizado por Dignitas Infinita para describir lo que los profesionales de la salud llaman “intervenciones médicas de afirmación de género”. Pero no he vivido sus vidas ni he tenido sus experiencias. Sin embargo, he escuchado sus historias. Y me pregunto: “¿Cómo se debe sentir vivir en un cuerpo con una identidad contraria a cómo crees que Dios te creó en tu alma?”

Las personas transgénero no deciden sin motivo que su identidad de género difiere de su apariencia corporal. Toman esta decisión después de mucho examen de conciencia, reflexión, angustia y dolor. La Iglesia debe ayudar a eliminar el dolor para que la persona pueda volverse uno en mente y cuerpo como Dios quiere. Si “es en el cuerpo donde cada uno se reconoce”, como afirma Dignitas Infinita (párr. 60), ¡qué carga tan grave impone la Iglesia a quien no se reconoce en el cuerpo de su nacimiento!

Las personas transgénero no borran ni niegan las diferencias sexuales o de género. Es precisamente porque una persona transgénero sabe que existen diferencias de género que se da cuenta de que su cuerpo no coincide con su alma. Si “el cuerpo sirve como contexto vivo en el que la interioridad del alma se despliega y se manifiesta” (párr. 60) como afirma Dignitas Infinita, entonces la Iglesia necesita ayudar a las personas a ser uno en mente y cuerpo para reflejar su alma. La Iglesia debe apoyar estas intervenciones cuando ayuden a la persona a ser una en mente, cuerpo, espíritu y alma.

En resumen, al Papa Francisco le preocupa, con razón, que la sociedad no haga “a todos iguales sin respeto por la historia personal”. Pero en nuestra cultura, quienes usan el término “ideología de género” hacen precisamente eso al no aceptar diferencias en cómo las personas perciben su identidad de género. Las personas que utilizan este término hacen que todos sean iguales al no respetar las historias personales e individuales de las personas.

¡Oh, qué gran problema tenemos cuando las mismas palabras significan cosas diferentes para diferentes personas!

Sigo teniendo esperanza. Espero que miles (no, millones) de católicos que aman a sus familiares y amigos transgénero le digan a sus seres queridos, a sus párrocos, a su obispo y a todos los que escuchen que el Papa Francisco quiere que las personas transgénero sean “aceptadas e integradas en la sociedad”, como me escribió. Digámoslo lo más alto que podamos: el Papa Francisco no quiere que “anulemos las diferencias”. Quiere que “respetemos la historia personal”

Dado que el término “ideología de género” se utiliza de manera opuesta a como lo entiende el Papa Francisco, eliminemos esas palabras de nuestro vocabulario y, en cambio, comencemos a honrar las diferencias. De hecho, mientras estamos en eso, trabajemos para erradicar esas palabras y lo que implican de todos los documentos de nuestra iglesia.

—Hermana Jeannine Gramick, SL, New Ways Ministry, 1 de mayo de 2024

Información y recursos adicionales

Para obtener más perspectivas sobre Dignitas Infinita y cuestiones LGBTQ+, consulte los siguientes recursos de New Ways Ministry:

“What Dignitas Infinita Ignored: Perspectives on LGBTQ+ Dignity” — “Lo que Dignitas Infinita ignoró: Perspectivas sobre la dignidad LGBTQ+” — Este panel de conversación sobre el documento, su impacto y cómo los católicos LGBTQ+ y sus aliados proceden a partir de aquí, especialmente a la luz del Sínodo sobre la Sinodalidad, fue organizado por el New Ways Ministry en abril. En la conversación participaron los teólogos M. Therese Lysaught y Craig A. Ford, y el escritor católico transgénero Maxwell Kuzma. Una grabación está disponible aquí.

Comentarios sobre Bondings 2.0 — En las semanas posteriores a la publicación de la declaración, este blog publicó las reacciones de varios católicos, teólogos, trabajadores pastorales y aliados LGBTQ+. Algunas de esas publicaciones se enumeran a continuación. La cobertura completa del blog sobre Dignitas Infinita está disponible aquí. (En español)

P. Daniel P. Horan, OFM,, “The Strawman of “Gender Theory” in the Vatican’s New Document” (“El hombre de paja de la “teoría de género” en el nuevo documento del Vaticano”

What Transgender Catholics and Their Allies Are Saying About Dignitas Infinita” (Lo que dicen los católicos transgénero y sus aliados sobre Dignitas Infinita”)

“’A Painful Lack of Understanding’: Theologians Respond to Vatican’s Latest Declaration”.(“’Una dolorosa falta de comprensión’: los teólogos responden a la última declaración del Vaticano)

New Ways Ministry, “Vatican Document on Human Dignity Fails LGBTQ+ People” , (El documento del Vaticano sobre la dignidad humana falla a las personas LGBTQ+”)

Suscríbase a Bondings 2.0: para recibir actualizaciones diarias sobre las últimas noticias, opiniones y espiritualidad católica LGBTQ+ directamente en su correo electrónico, suscríbase haciendo clic aquí.

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

“¿Quién teme al género?” de Judith Butler. Una lectura reveladora para los católicos LGBTQ+

Martes, 23 de abril de 2024

IMG_3951 Adam Beyt

La publicación de hoy es del colaborador invitado Adam Beyt (él/él), profesor asistente visitante de Teología y Estudios Religiosos en Saint Norbert College, Wisconsin. Su primer libro, Remaking Humanity: Embodiment and Hope in Catholic Theology, es una teología política constructiva que utiliza el trabajo del teólogo dominicano Edward Schillebeeckx y la filósofa estadounidense Judith Butler. El libro se publicará en Bloomsbury en el otoño de 2024.

Con la publicación del libro Gender Trouble de 1990, la filósofa estadounidense Judith Butler (ellos/ella) articuló un marco muy influyente sobre cómo académicos, activistas y muchas personas queer debaten hoy sobre el género. A partir de este trabajo, los escritos de Butler han popularizado la idea de que el género es una actuación. Este término no significa que sea un “espectáculo”, sino un proceso continuo y repetido, mediante el cual los cuerpos se clasifican como masculinos y femeninos y se les enseña a habitar disposiciones, comportamientos y orientaciones culturalmente condicionados.

Según la teoría de Butler, podríamos pensar en el género como un “proyecto de grupo local” mediante el cual se construye socialmente y se encarna contextualmente. En otras palabras, desde el momento en que un médico anuncia “¡es un niño!” En el caso de un niño al que se le asigna un varón al nacer, el niño es continuamente “educado como varón” en una determinada forma de estar en el mundo. Butler, entre muchos otros académicos, ha reconocido que su trabajo no fue el primero en hacer esta observación sobre el género, sin embargo, su trabajo ha sido un compañero de conversación útil para discutir temas LGBTQ+ y su relación con otros aspectos de la vida pública.

En las últimas décadas, la propia Butler se ha convertido en el objetivo de lo que muchos movimientos anti-LGBTQ+, junto con ciertos grupos de feministas, han denominado “ideología de género”. De hecho, Butler fue quemada en efigie en Brasil en 2017. Originada en la década de 1990, en la década de 1990, la frase “ideología de género” se ha convertido en un término general para muchos conservadores sociales, incluido el Papa Francisco y otros líderes católicos, que interpretan el discurso que involucra “género”. ”para desviarse de lo que creen que son las leyes reveladas de la naturaleza. Para quienes aceptan la “Teología del Cuerpo” (TOB) de Juan Pablo II, la “ideología de género” abarca cómo las interpretaciones ahora generalizadas de la “libertad” se han desviado de la “verdad” nupcial del cuerpo humano. Para TOB, los cuerpos humanos tienen sólo dos formas sexuadas distintas, limitadas a lo que muchos etiquetarían hombres y mujeres cisgénero. Una pareja así debe implementar amorosamente el don de la sexualidad de Dios para complementarse mutuamente en un matrimonio heterosexual, monógamo y sacramental, que sea a la vez unitivo y abierto a la creación de vida. La “ideología de género”, según afirman sus críticos, socava este supuesto significado del cuerpo, incitando a las personas a utilizar anticonceptivos artificiales, someterse a cuidados que afirmen el género, exigir acceso al aborto y actuar según deseos sexuales que están “intrínsecamente desordenados”.

IMG_3955En Who’s Afraid of Gender?, (¿Quién teme al género?), Butler ofrece su respuesta a tales críticas en una de sus obras más públicas y de mayor lectura, proporcionando un interlocutor de conversación revelador para los católicos que afirman queer hoy en día. Butler señala que el “género” se ha convertido en un “fantasma”, un “fenómeno psicosocial… un lugar donde los miedos y ansiedades íntimos se organizan socialmente para incitar pasiones políticas”. Este fantasma nombra “una forma de organizar el mundo provocada por el miedo a una destrucción de la que se responsabiliza al género”. Para decirlo en términos más religiosos, el movimiento que se opone a la llamada “ideología de género” interpreta las afirmaciones culturalmente omnipresentes en torno al género como si fuera un “demonio” que necesita ser exorcizado del discurso público para defender el bien común. Para Butler, este demonio llamado “género” oscurece otros miedos y prejuicios.

Butler comienza el trabajo centrándose en el uso de la “ideología de género” en las declaraciones del Vaticano, destacando su aparición en declaraciones del Papa Francisco y otros documentos como el muy denostado texto de 2019 “Varón y Mujer Él los creó” de la Congregación para la Educación Católica. Si bien Butler elogia el enfoque más amable de Francisco sobre el tema, les preocupa la comparación que hace el pontífice de la ideología de género con las armas nucleares. Butler también señala cómo el término “ideología de género” se considera a través de términos coloniales, lo que significa que el marco imperialista occidental de “género” se está imponiendo erróneamente al Sur Global. De hecho, la variación humana en cuanto a género, sexo y sexualidad (y la inescrutabilidad de esas categorías mismas) sigue siendo un fenómeno universal en todas las culturas y geografías.

Luego, Butler rastrea cómo el “fantasma de género” atraviesa diferentes localidades y movimientos, que van desde la xenofobia de Viktor Orbán de Hungría hasta las feministas radicales transexclusivas (TERF) del Reino Unido, que se refieren a sí mismas como “críticas de género”. Es importante destacar que Butler también cita a académicos negros y decoloniales que señalan cómo la mediación cultural del género también está entrelazada con categorías conectadas con la  raza y la colonizacion.

A lo largo de la carrera de Butler, las reflexiones sobre la ética han sondeado sus raíces judías para poner en primer plano la responsabilidad hacia las comunidades marginadas. Estas preocupaciones morales se superponen con las de los católicos, como honrar la dignidad humana y construir un mundo más justo donde todos puedan prosperar. En ¿Quién teme al género?, las citas de Butler incluyen a teólogos que afirman queer como Elizabeth Johnson, CSJ, y Dan Horan, OFM, junto con una referencia positiva a DignityUSA, una organización católica LGBTQ+.

IMG_3956Judith Butler

Su crítica termina con una exhortación a construir coaliciones para un mundo más justo, donde muchos tipos diferentes de humanos puedan ser libres. Además, su crítica se suma al coro de muchos otros católicos, incluido yo mismo, que exigen relatos vivificantes de la humanidad en la teología católica. Diferentes géneros, habilidades, razas y sexualidades pueden reflejar la imagen sagrada de Dios (Imago Dei), como un caleidoscopio del glorioso misterio de lo Divino.

El libro ofrece un útil punto de partida sobre cómo un pensador influyente se enfrenta a un esfuerzo concertado y global para socavar la dignidad humana de las personas queer y su participación en la vida pública. Lo recomiendo para aquellos que quieran una visión estimulante de los debates en curso sobre género, dignidad humana y nuestras vidas compartidas.

Mientras anticipamos otro documento del Dicasterio para la Doctrina de la Fe que se espera reproduzca el fantasma incoherente en torno a la “ideología de género”, recordemos que la misericordia, el amor y la justicia de Dios exigen mucho más de nuestra Iglesia.

—Adam Beyt (él/él), 5 de abril de 2024

Fuente New Ways Ministry

Biblioteca, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

El Vaticano levanta el veto: el moralista Martin Lintner será decano a partir de septiembre

Sábado, 20 de abril de 2024
Comentarios desactivados en El Vaticano levanta el veto: el moralista Martin Lintner será decano a partir de septiembre

IMG_2903El Dicasterio para la Cultura y la Educación no le concedió el ‘nihil obstat’ solicitado el año pasado

Finalmente, el Vaticano ha levantado el veto y permitirá al teólogo moralista Martin M. Lintner, asumir el cargo, a partir del próximo 1 de septiembre, de decano de la Universidad de Brixen, de la diócesis italiana de Bolzano-Bressanone

Lintner, quien fue presidente de la Sociedad Europea de Teología Católica y la Asociación Internacional de Teología Moral y Ética Social, no recibió el ‘nihil obstat’ debido a escritos no especificados sobre temas de moral sexual, según se publicó entonces, lo que motivó la crítica de más de un centenar de teólogos italianos

Ahora, según informó la diócesis italiana, el obispo Ivo Muser ha recibido la pertinente aprobación de la Santa Sede y el teólogo ha mostrado su alegría por el hecho de que se hayan disipado las reservas contra él, también en relación con sus publicaciones

Martin M. Lintner: “¿Qué carga hemos impuesto a la gente en la Iglesia con una moral sexual tan estricta?”

Finalmente, el Vaticano ha levantado el veto y permitirá al teólogo moralista Martin M. Lintner, asumir el cargo, a partir del próximo 1 de septiembre, de decano de la Universidad de Brixen, de la diócesis italiana de Bolzano-Bressanone, según informa Katholische.

Lintner, quien fue presidente de la Sociedad Europea de Teología Católica y la Asociación Internacional de Teología Moral y Ética Social, no recibió el pasado año el ‘nihil obstat para esa función por parte del Dicasterio para la Cultura y la Educación debido a escritos no especificados sobre temas de moral sexual, según se publicó entonces, lo que motivó la crítica de más de un centenar de teólogos italianos, que consideraron la medida “objetivamente desproporcionada e intrínsecamente inconsistente, dadas las razones generales presentadas sin argumento público”.

Ahora, según informó la diócesis italiana, el obispo Ivo Muser ha recibido la pertinente aprobación de la Santa Sede y el teólogo ha mostrado su alegría por el hecho de que se hayan disipado las reservas contra él, también en relación con sus publicaciones.

Es de gran importancia para mí cerrar este capítulo, tan estresante para todos los involucrados y concentrarme nuevamente en el trabajo teológico. Afronto los nuevos desafíos como decano de nuestra universidad con alegría y confianza”, declaró Lintner, quien no quiso especular con que si este cambio de postura en el Vaticano tiene que ver con la revisión del procedimiento sobre la concesión del ‘nihil obstat’ que se estaría llevando a cabo desde hace un año.

Una ética renovada de la sexualidad

Martin M. Lintner, con la obra Ética de las relaciones cristianas: desarrollos históricos – fundamentos bíblicos – perspectivas actuales (Herder), asegura que la institución eclesial, con su rígida moral sexual, dificultaba innecesariamente la vida de las personas y les causaba graves problemas de conciencia”.

Desde ahí hay que entender lo que pretende con esta nueva obra, con la que no ignoraba que pueda acarrearle nuevas dificultades como profesor de teología moral.Pero no dejaré que este miedo me paralice. Me veo como un teólogo moral y un sacerdote religioso que forma parte de la comunidad de la iglesia y que, según mi leal saber y entender”.

“Me gustaría seguir pensando en esta visión de una ética renovada de la sexualidad, las relaciones y el matrimonio en la línea del Concilio Vaticano II, y también incorporar perspectivas de las ciencias naturales, humanas y sociales, incluidos los estudios de género. Se trata de apoyar a las personas como Iglesia para que descubran y acepten su identidad sexual, sean reconocidas con ella y practiquen y vivan un enfoque responsable de su sexualidad. Considero que la moralidad eclesiástica de prohibiciones y mandamientos no ayuda a una ética de relaciones que sirva a la vida”, concluye.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Aborto, eutanasia, género, abusos, trata, feminicidios, hambre o guerra: el Vaticano denuncia todas las “violaciones de la dignidad humana” en un mundo globalizado

Martes, 9 de abril de 2024
Comentarios desactivados en Aborto, eutanasia, género, abusos, trata, feminicidios, hambre o guerra: el Vaticano denuncia todas las “violaciones de la dignidad humana” en un mundo globalizado

IMG_4009Ninguna sorpresa, dada la calculada ambigüedad del papa Bergoglio (sí, aquí es más Bergoglio que Francisco), pero incluir a las personas transgénero dentro de lo que denomina “Violaciones graves” contra la dignidad humana es algo más que un despropósito alejado de todo criterio científico, es una gran  crueldad gratuíta. La medida para comprobarlo es el alborozo de los medios de la Fachisfera. Dios le perdone.

Las dos ‘almas‘ de la Iglesia, confrontadas en ‘Dignitas Infinita‘, el último texto de Doctrina de la Fe

Dignitas Infinita aborda “algunas violaciones graves de la dignidad humana”, que van desde “el drama de la pobreza” hasta la “violencia digital”, pasando por la condena inequívoca del aborto, la eutanasia o la teoría de género, mientras reclama la lucha contra las guerras, la trata de personas, la violencia contra las mujeres o los abusos sexuales

Cinco años de trabajo y varios borradores, tras los que no puede definirse quién es el autor real del texto, aunque lleve la firma de Fernández y la aprobación explícita del Papa Francisco, en audiencia del pasado 25 de marzo

“Ninguna guerra vale la pérdida de la vida, aunque solo sea de una sola persona humana”, ni “el envenenamiento de nuestra casa común”, ni “la desesperación de los que están obligados a dejar su patria”

“Es hora de condenar con determinación, empleando los medios legislativos apropiados de defensa, las formas de violencia sexual que con frecuencia tienen por objeto a las mujeres”, con especial hincapié en el feminicidio

“Ayudar al suicida a quitarse la vida es, por tanto, una ofensa objetiva contra la dignidad de la persona que lo pide, aunque con ello se cumpliese su deseo

Lee Dignitas Infinita, el último documento de Doctrina de la Fe

Las claves de fondo de ‘Dignitas Infinita’ según el cardenal Fernández: compromiso con la dignidad humana más allá de toda circunstancia

‘Tucho‘ Fernández: “‘Fiducia Supplicans’ incluye una innovación magisterial (…). Está en el corazón pastoral de Francisco. El prefecto de Doctrina de la Fe defiende la vigencia de la bendición a parejas ‘irregulares'”Jesús Bastante

“Tucho” Fernández presentó el nuevo documento sobre la Dignidad: “Muestra la evolución de la Iglesia”, por Hernán Reyes Alcaide

Bernardo García: “’Dignitas infinita’ es un aporte para abolir la maternidad subrogada”

Las dos almas de la Iglesia, siempre unidas, siempre en conflicto, están presentes en Dignitas Infinita, la última declaración vaticana sobre la dignidad humana, que este mediodía se presenta en Roma. La lucha por la dignidad de los desfavorecidos, junto al mantenimiento de una férrea doctrina moral, continúan conviviendo en la base de un texto que, firmado por el cardenal ‘Tucho Fernández’, hunde sus raíces en el trabajo previo de su antecesor, Luis Ladaria. Cinco años de trabajo y varios borradores, tras los que no puede definirse quién es el autor real del texto, aunque lleve la firma de Fernández y la aprobación explícita del Papa Francisco, en audiencia del pasado 25 de marzo.

A lo largo de sus 66 puntos (con una larga presentación, una introducción, cuatro bloques y una conclusión), ‘Dignitas Infinita’ no dejará contento a ninguno de los representantes de dichas almas o, al contrario, favorecerá que cualquiera pueda arrimar el ascua a la sardina de sus ideologías. En lo esencial, un fuerte llamado del Vaticano a “prestar mayor atención a las graves violaciones de la dignidad humana que se produce actualmente en nuestro tiempo”, para lo que el dicasterio “tomó medidas para reducir la parte inicial  […] y elaborar con más detalle lo que el Santo Padre había indicado”.

Violaciones graves” contra la dignidad humana

Sin duda, la parte del león está en la cuarta parte del texto, en el que ‘Dignitas Infinita” aborda “algunas violaciones graves de la dignidad humana”, que van desde “el drama de la pobreza” hasta la “violencia digital”, pasando por la condena inequívoca del aborto, la eutanasia o la teoría de género, mientras reclama la lucha contra las guerras, la trata de personas, la violencia contra las mujeres o los abusos sexuales.

 El drama de la pobreza: en este punto, el primero destacado por el documento, Roma insiste en que se trata de “uno de los fenómenos que más contribuye a negar la dignidad de tantos seres humanos”, y que supone “una de las mayores injusticias del mundo contemporáneo”. “Todos somos responsables, aunque en diversos grados, de esta flagrante desigualdad”, recalca el dicasterio

Respecto a la guerra,otra tragedia que niega la dignidad humana”, el Vaticano recuerda que es una “derrota de la Humanidad”, y que “ninguna guerra vale la pérdida de la vida, aunque solo sea de una sola persona humana”, ni “el envenenamiento de nuestra casa común”, ni “la desesperación de los que están obligados a dejar su patria”.

“Todas las guerras, por el mero hecho de contradecir la dignidad humana, son «conflictos que no resolverán los problemas, sino que los aumentarán»”, recalca el texto, que pide “salir de la lógica de la legitimidad de la guerra”. 

Respecto a los migrantes, el documento los reconoce como “las primeras víctimas de las múltiples formas de pobreza”, por lo que “es siempre urgente recordar que «todo emigrante es una persona humana que, en cuanto tal, posee derechos fundamentales inalienables que han de ser respetados por todos y en cualquier situación”.

La trata, “crimen contra la Humanidad”

El Vaticano también incluye la trata de personas entre las graves violaciones de la dignidad humana, denunciando a “explotadores y clientes” y recordando que “la Iglesia y la humanidad no deben abandonar la lucha contra fenómenos como el comercio de órganos y tejidos humanos, explotación sexual de niños y niñas, trabajo esclavo, incluyendo la prostitución, tráfico de drogas y de armas, terrorismo y crimen internacional organizado”. “La trata de personas es un crimen contra la Humanidad” sostiene ‘Dignitas Infinita’.

Los abusos sexuales son otro de los puntos abordados por el texto, que admite que ”todo abuso sexual deja profundas cicatrices en el corazón de quienes lo sufren” y advierte que “se trata de sufrimientos que pueden llegar a durar toda la vida y a los que ningún arrepentimiento puede poner remedio”

Por su parte, el Vaticano denuncia que “las violencias contra las mujeres es un escándalo global, cada vez más reconocido”, y recalca las “desigualdades graves entre mujeres y varones” incluso “en los países más desarrollados y democráticos”. “Es hora de condenar con determinación, empleando los medios legislativos apropiados de defensa, las formas de violencia sexual que con frecuencia tienen por objeto a las mujeres”, con especial hincapié en el feminicidio.

Rotundo ‘No‘ al aborto y la maternidad subrogada 

Donde no cambia la doctrina moral de la Iglesia es en cuestiones como la del aborto, donde Roma continúa definiéndolo como un delito “particularmente grave e ignominioso”, denunciando que “la aceptación del aborto en la mentalidad, en las costumbres y en la misma ley es señal evidente de una peligrosísima crisis del sentido moral, que es cada vez más incapaz de distinguir entre el bien y el mal”, y utilizando “una terminología ambigua, como la de ‘interrrupción del embarazo’ (…). Pero ninguna palabra puede cambiar la realidad de las cosas: el aborto procurado es la eliminación deliberada y directa, como quiera que se realice, de un ser humano en la fase inicial de su existencia, que va de la concepción al nacimiento”.

“La Iglesia, también, se posiciona en contra de la práctica de la maternidad subrogada”, insiste el documento, que denuncia cómo esta práctica convierte al niño “en un mero objeto”. Y es que, apunta el texto, “la práctica de la maternidad subrogada viola, ante todo, la dignidad del niño” y “la dignidad de la propia mujer que o se ve obligada a ello o decide libremente someterse”.

No hay condiciones en ausencia de las cuales la vida humana deje de ser digna y pueda, por tanto, suprimirse

El nuevo documento vaticano también arremete con fuerza contra la eutanasia y el suicidio asistido, cuestionando la denominación de “leyes de muerte digna”. “Está muy extendida la idea de que la eutanasia o el suicidio asistido son compatibles con el respeto a la dignidad de la persona humana”, admite Roma, que señala la importancia de unos “cuidados paliativos apropiados y evitando cualquier encarnizamiento terapéutico o intervención desproporcionada”, pero aclara: “No hay condiciones en ausencia de las cuales la vida humana deje de ser digna y pueda, por tanto, suprimirse”. Y va más allá: “Ayudar al suicida a quitarse la vida es, por tanto, una ofensa objetiva contra la dignidad de la persona que lo pide, aunque con ello se cumpliese su deseo”.

Al tiempo Doctrina de la Fe denuncia “el descarte de las personas con discapacidad”, que “sufren a veces marginación, cuando no opresión, al ser tratadas como auténticos descartados”.

La “colonización ideológica” de la “teoría de género”

IMG_4011Una de las grandes novedades del documento es su firme condena de la “teoría de género”. Pese a condenar que “en algunos lugares se encarcele, torture e incluso prive del bien de la vida, a no pocas personas, únicamente por su orientación sexual”, Roma denuncia las “colonizaciones ideológicas, entre las que ocupa un lugar central la teoría de género, que es extremadamente peligrosa porque borra las diferencias en su pretensión de igualar a todos”.

Así, el Vaticano afirma que la teoría de género “pretende negar la mayor diferencia posible entre los seres vivos: la diferencia sexual”. En este sentido, concluye Roma, “resulta inaceptable que algunas ideologías de este tipo, que pretenden responder a ciertas aspiraciones a veces comprensibles, procuren imponerse como un pensamiento único que determine incluso la educación de los niños”. Por lo tantos debe rechazarse todo intento de ocultar la referencia a la evidente diferencia sexual entre hombres y mujeres”.

Anomalías genitales

El cambio de sexo, el Vaticano sostiene que “por regla general, corre el riesgo de atentar contra la dignidad única que la persona ha recibido desde el momento de la concepción”, aunque no excluye la posibilidad de que “una persona afectada por anomalías genitales, que ya son evidentes al nacer o que se desarrollan posteriormente, pueda optar por recibir asistencia médica con el objetivo de resolver esas anomalías”.

Finalmente, el documento hace una referencia a la “violencia digital”, que pone en peligro “la buena reputación de cualquier persona con noticias falsas y calumnias”. “De hecho, el ambiente digital también es un territorio de soledad, manipulación, explotación y violencia, hasta llegar al caso extremo del dark web”, concluye el documento, que incide en que, con estas prácticas, “el respeto al otro se hace pedazos y, de esa manera, al mismo tiempo que lo desplazo, lo ignoro y lo mantengo lejos, sin pudor alguno puedo invadir su vida hasta el extremo”.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Madre de niño transgénero le escribe al Papa Francisco: “¡Deja de poner límites al amor de Dios!”

Viernes, 5 de abril de 2024
Comentarios desactivados en Madre de niño transgénero le escribe al Papa Francisco: “¡Deja de poner límites al amor de Dios!”

IMG_3937

IMG_3939El próximo lunes, el Dicasterio para la Doctrina de la Fe del Vaticano publicará un nuevo documento, Dignitas Infinita, que según el prefecto del dicasterio, el cardenal Víctor Manuel Fernández, abordará las “tendencias inmorales” en la sociedad, incluidas cuestiones sobre identidad de género, ética reproductiva y atención médica para personas transgénero. El Papa Francisco expresó su esperanza de que este documento ayude a la Iglesia a “estar siempre cerca de todos aquellos que, sin fanfarrias, en la vida cotidiana concreta, luchan y pagan personalmente el precio de defender los derechos de los que no cuentan”. Bondings 2.0 brindará cobertura del documento y reacciones al mismo a partir de la próxima semana.

Recientemente, el New Ways Ministry recibió una copia de una carta al Papa Francisco de la madre católica de una hija transgénero, Lisa Williams. Hemos recibido su permiso para publicar su carta.

Su Santidad Papa Francisco,

Gracias por sus palabras afirmativas, habladas y escritas, con respecto a la comunidad LGBTQ+, y por aprobar la declaración, Fiducia Supplicans, que dio permiso a los sacerdotes para bendecir a personas en relaciones del mismo género. Anteriormente afirmaste en Amoris Laetitia, tu exhortación apostólica sobre la familia: “Queremos reafirmar que toda persona, independientemente de su orientación sexual, debe ser respetada en su dignidad y tratada con consideración, mientras que ‘todo signo de injusticia’ Debe evitarse cuidadosamente la discriminación, en particular cualquier forma de agresión o violencia”. He visto sus intentos más sinceros a través del presente Sínodo sobre la Sinodalidad para ayudar a crear la iglesia inclusiva y acogedora que Jesús pretendía para toda la humanidad.

Estos son pasos importantes para abordar la exclusión y discriminación que la comunidad LGBTQ+ ha enfrentado a manos de la Iglesia Católica. Dios nos da la oportunidad todos los días de vivir nuestra fe y liderar con amor. Al discriminar a nuestra familia LGBTQ+, le fallamos miserablemente a nuestro Señor y a los demás. Necesitamos aceptar y celebrar las diferencias de las personas. Dios revela constantemente la belleza y diversidad de la humanidad a través de los individuos únicos que componen nuestro planeta.

Dios nos hizo a cada uno de nosotros a “imagen y semejanza” de Dios, y debemos celebrar ese milagro tal como se manifiesta en cada ser humano. Debido a que cada persona que camina en esta tierra posee la imagen de Dios, el racismo, la discriminación, el sexismo, la homofobia y la transfobia son ataques a la imagen de Dios.

Jesús nunca trazó una línea en la arena entre quién era digno y quién no de su amor. Jesús fue un revolucionario que desafió y violó las leyes que excluían y oprimieron a los seres humanos considerados fuera de las normas de la sociedad. Trató de abrir nuestros ojos, oídos y corazones para vivir en comunión como hijos de Dios.

Nuestro hijo mayor es transgénero. Ella siempre fue muy espiritual y fiel. Asistió a una escuela católica toda su vida (primaria, secundaria y universidad) y fue miembro practicante de la Iglesia Católica. Ella está orientada al servicio y fue voluntaria en muchos de nuestros ministerios parroquiales, incluido el servicio de altar desde 4º hasta 12º grado. Obtuvo el premio más alto por servicio comunitario en su universidad y actualmente trabaja para una organización sin fines de lucro donde se enfoca en las personas sin hogar. Ella es hija de Dios y siempre ha sido una sierva humilde y devota de Dios. Ella es la luz brillante de Jesucristo en nuestro mundo tan oscuro, y es un hermoso ejemplo de Jesús por la forma en que vive las Bienaventuranzas todos y cada uno de los días del viaje de su vida.

En el momento en que nuestra hija finalmente se declaró transgénero, la mayor parte de su mundo le dio la espalda. Ya no era bienvenida en la comunidad católica ni era “digna” de recibir los sacramentos. Esta reacción creó un profundo vacío y un enorme dolor para ella y para toda nuestra familia. Experimentamos lo que es estar al margen, rechazados injustamente por la sociedad y nuestra iglesia.

Este dolor se exacerbó cuando el Vaticano publicó su documento de 2019, Hombre y mujer los creó: hacia un camino de diálogo sobre la cuestión de la teoría de género en la educación. Este documento afirma que mi hija transgénero es confusa, impulsiva y que su identidad transgénero es una elección, a pesar de que la teoría de género en la que se basa este documento es de la década de 1950 (y más antigua) y ha sido refutada por la medicina y la ciencia. Nuestra experiencia vivida valida que ser transgénero es una característica innata para ella.

Nuestro hijo no tiene ningún trastorno físico, psicológico o emocional. Ella es perfecta. Las enseñanzas actuales de la Iglesia Católica sobre cuestiones LGBTQ+ y nuestra sociedad en general están desordenadas por su falta de comprensión, conciencia, empatía, compasión y aceptación de todos los seres humanos tal como fueron creados. La identidad de género de nuestro hijo no se corresponde con su sexo de nacimiento; por lo tanto, ella es transgénero, tal como nuestro amoroso Dios la diseñó y ordenó que fuera.

Nos desafía, como seguidores de Jesús, a permitirnos sentirnos incómodos para que pueda ocurrir un cambio real y necesario. Necesitamos enfrentar nuestros miedos, nuestros malentendidos y nuestros prejuicios. Debemos dejar de poner límites al amor y a la divinidad de Dios, que no tienen límites y están más allá de nuestra comprensión humana. Los católicos nunca deberían llamar “desordenados” a ninguno de los hermosos hijos de Dios porque Dios los conoció en el útero y los creó tal como debían ser en este mundo.

Humildemente le pido a usted, Papa Francisco, y a todos los líderes de la Iglesia que reexaminen la doctrina católica sobre la comunidad LGBTQ+. Por favor corrija los conceptos erróneos y las malas acciones que la Iglesia Católica ha impuesto a estas almas inocentes. Por favor, traiga la tan necesaria sanación y reconciliación que merece la comunidad LGBTQ+.

Ruego que aborde inmediatamente tres temas específicos:

1. Reconocer que los pasajes de las Escrituras que se consideran abordan la homosexualidad (y que algunos aplican a toda la comunidad LGBTQ+) deben analizarse en el contexto histórico-crítico para confirmar que los términos y interpretaciones antiguos no se pueden aplicar a cómo se entiende la homosexualidad hoy. La gente ha hecho un mal uso de la Biblia para justificar la segregación racial, la represión de las mujeres, la institución de la esclavitud y el odio y la crueldad contra la comunidad LGBTQ+. La Biblia no condena una relación entre personas del mismo sexo, mutuamente excluyente, amorosa y consensuada, tal como la entendemos hoy. Además, “Hombre Y mujer, Dios los creó” refleja un espectro de sexualidad y género, no una visión binaria. Los médicos, científicos, psicólogos, psiquiatras y terapeutas reconocen esta comprensión de un continuo.

2. Deje de utilizar el término “intrínsecamente desordenado” cuando hable de personas LGBTQ+. Ese lenguaje es despectivo, degradante e inexacto; conduce al dolor, al odio y al dolor. Las personas LGBTQ+ están perfectamente ordenadas tal como Dios las diseñó y deben ser tratadas con el mismo respeto y dignidad que cualquier otro ser humano.

3. Repudiar las prácticas laborales discriminatorias de la Iglesia contra las personas LGBTQ+. En Estados Unidos, la “excepción ministerial” legal permite que las instituciones religiosas estén exentas de las leyes contra la discriminación. La Iglesia Católica debería apoyar la igualdad LGBTQ+ y poner fin a la discriminación contra la comunidad LGBTQ+ en el lugar de trabajo y en todo el mundo. Como comunidad eclesial, debemos dejar de escondernos en el miedo y los malentendidos detrás de la máscara de la “libertad religiosa” que tolera la discriminación contra las personas LGBTQ+. En Estados Unidos, algunos legisladores se oponen a la Ley de Igualdad, que otorgaría a la comunidad LGBTQ+ igualdad de derechos humanos y protección bajo la ley federal, porque quieren permitir que las iglesias y otras organizaciones religiosas discriminen basándose en la libertad religiosa.

Yo, como humilde servidora de nuestro Señor, estoy dispuesta a hacer mi parte y ayudar en todo lo posible para que lo anterior suceda. Quiero trabajar para vivir en verdadera comunión como hijos de Dios. Guíame sobre cómo puedo ser útil para hacer realidad este esfuerzo. Espero su respuesta a esta carta.

—Lisa Williams, 4 de abril de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Católicos malteses regalan al Papa Francisco el libro de Drachma LGBTI, “Nuestros hijos: un regalo”, con testimonios LGBTQ+

Miércoles, 27 de marzo de 2024
Comentarios desactivados en Católicos malteses regalan al Papa Francisco el libro de Drachma LGBTI, “Nuestros hijos: un regalo”, con testimonios LGBTQ+

IMG_3190IMG_3191

El Papa Francisco recibe el libro de Drachma LGBTI, Nuestros hijos: un regalo

Durante la audiencia papal del 24 de enero, el Papa Francisco recibió una nueva edición del libro Nuestros hijos: un regalo, del grupo católico maltés Drachma LGBTI, firmado por miembros de Drachma.

El libro fue presentado al Papa por Don Andrea Conocchia, un párroco de Roma involucrado en el ministerio con personas LGBTIQ, particularmente mujeres transgénero.

El Papa mostró su agradecimiento enviando una carta de agradecimiento a don Andrea.

El libro, cuya primera edición se publicó en 2016, incluye los testimonios de personas LGBTQ+ y sus padres, además de una sección de respuesta a preguntas frecuentes.

En particular, hay que destacar que el arzobispo Charles Scicluna de Malta envió cien copias de esa edición a sus sacerdotes locales. Para obtener más información sobre el libro, haga clic aquí.

Fuente Facebook

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , ,

Papa Francisco: Las parejas del mismo sexo “viven el don del amor” y merecen protección

Martes, 19 de marzo de 2024
Comentarios desactivados en Papa Francisco: Las parejas del mismo sexo “viven el don del amor” y merecen protección

IMG_6418El Papa Francisco ha reafirmado su apoyo a las uniones civiles entre personas del mismo sexo, escribiendo que “es correcto” que esas parejas “que viven el don del amor puedan tener cobertura legal como todos los demás.” Hizo otros comentarios positivos para LGBTQ al cumplir once años como Papa la semana pasada.

La próxima semana se publicará una autobiografía del Papa Francisco, titulada La vida: mi historia a través de la historia. Antes de su publicación, el periódico italiano Corriere della Sera publicó extractos de las memorias que fueron coescritas con un periodista amigo del Papa, Fabio Marchese Ragona. La autobiografía es amplia y vincula la vida de Francisco con acontecimientos mundiales, explorando temas tan diversos como la migración de sus abuelos a Argentina, un profesor comunista que tuvo, las luchas durante la “Guerra Sucia” de Argentina, las pruebas en la vida jesuita y el amor del Papa. para el fútbol.

Francisco también utilizó las memorias para opinar sobre temas contemporáneos, a menudo controvertidos. Según los extractos del Corriere della Sera, el Papa habló sobre la inclusión LGBTQ+ en general y, más específicamente, defendió su apoyo tanto a las uniones civiles como a la Fiducia Supplicans, la declaración del Vaticano que permite bendecir a las parejas queer. Francisco escribió en distintos puntos (a través del Traductor de Google):

“[Sobre las uniones civiles:] Es justo que estas personas que viven el don del amor puedan tener cobertura legal como todos los demás. Jesús salía a menudo al encuentro de personas que vivían en los márgenes, y eso es lo que la Iglesia debe hacer hoy con las personas de la comunidad LGBTQ+, que muchas veces están marginadas dentro de la Iglesia: hacerles sentir como en casa, especialmente a los que han recibido el bautismo y son, a todos los efectos, parte del pueblo de Dios. Y el que no haya recibido el bautismo y quiera recibirlo, o quiera ser padrino o madrina, sea bienvenido”.

“[Sobre Fiducia Supplicans]: Sólo quiero decir que Dios ama a todos, especialmente a los pecadores. Y si los hermanos obispos deciden no seguir este camino, no significa que esto sea la antesala de un cisma, porque la doctrina de la Iglesia no está en entredicho”.

“[Sobre la inclusión:] Me imagino una Iglesia madre, que abraza y acoge a todos, incluso a los que se sienten mal y a los que han sido juzgados por nosotros en el pasado. Pienso en personas homosexuales o transgénero que buscan al Señor y que, en cambio, han sido rechazadas o expulsadas”.

En las memorias también hay más buenas noticias para los católicos LGBTQ+ y sus aliados. El Papa Francisco insistió en que no estaba considerando dimitir porque actualmente no existen “razones serias” “a pesar de los momentos de dificultad”.

Cada año, el aniversario de la instalación de Francisco como Papa suscita numerosos comentarios sobre su impacto y legado. Bondings 2.0 en los últimos años también lo ha hecho en los últimos años para explorar su trayectoria en temas LGBTQ+. Y, de hecho, su historial es complejo y no siempre positivo, particularmente en lo que respecta a la identidad de género. Pero no hay que pasar por alto ni subestimar una simple evolución: sus dos predecesores más recientes se refirieron al amor entre dos personas del mismo género como “intrínsecamente desordenado”; En cambio, el Papa Francisco ve en esas parejas “el don del amor” digno de cuidado y protección.

—Robert Shine (él/él), Ministerio New Ways, 15 de marzo de 2024

Artículos relacionados

National Catholic Reporter:  Pope acknowledges criticism, health issues but says in upcoming memoir he has no plans to retire (“El Papa reconoce las críticas y los problemas de salud, pero dice en sus próximas memorias que no tiene planes de jubilarse”

Vatican News,Pope: ‘I’m not considering resigning but would be ‘bishop emeritus of Rome’ (“Papa: ‘No estoy pensando en dimitir, pero sería ‘obispo emérito de Roma'”)

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , ,

El inclusivo pregón de Semana Santa en Jerez se convierte en una defensa del amor entre homosexuales y cabrea a la fachosfera.

Martes, 19 de marzo de 2024
Comentarios desactivados en El inclusivo pregón de Semana Santa en Jerez se convierte en una defensa del amor entre homosexuales y cabrea a la fachosfera.

IMG_3631Al final del Pregón, se produce una gran ovación y aplauso del público, entre ellos el obispo, lo que ha provocado el furor homófobinde la fachosfera católica… Pobres mezquinos, en el pecado llevan la penitencia

Eulalia Prieto Enríquez, cofrade de la Estrella y Jesús Nazareno, fue la encargada de dar el pregón de la Semana Santa en Jerez. Y aprovechó la ocasión para, citando al papa Francisco, celebrar que la Iglesia ya acepta el amor entre homosexuales y personas divorciadas vueltas a casar, lo que le valió una ovación del público presente y el aplauso del obispo, Mons. José Rico Pavés. Lala Prieto describió poéticamente el inicio del amor entre dos adolescentes del mismo sexo, uno de los cuales fue a la JMJ de Lisboa y vio aprobado su amor por el Papa.

IMG_3630Entre el público: el obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez, Mons. José Rico Pavés; la alcaldesa de la Ciudad, María José García-Pelayo; el presidente de la UHH de Jerez, José Manuel García Cordero; la pregonera de la Semana Santa 2024 de Jerez, Lala Prieto, y su presentador y hermano, Luis Prieto Enríquez.

Lala Prieto no dejó pasar la oportunidad y demostró la realidad de gran parte del catolicismo practicante, y no sólo el de Cofradías y Hermandades, en España. Tras hablar del amor de Cristo, describió el inicio de un amor entre adolescentes del mismo sexo:

«A veces no entendemos los planes De Dios. Queremos, pero no entendemos. Pero siempre, hay que seguir costalero, entregándose a la vida, hay que seguir costalero, entregando una sonrisa…

 «Y ese amor que nos revienta en el pecho, tiene muchas caras. O quizás no, quizás solo una, cuando… el amor vino a sus vidas, sin tan siquiera anunciarlo, como al doblar una esquina, Cupido jugó a los dardos. Amor que todo lo inunda, rescatando a los ahogados. amor que todo lo cura, enfermando hasta al más sano.
Entre pupitres y libros un amor se iba fraguando, con mil miradas furtivas y sonrojos descarados. En la entrada del colegio, en la clase y en el patio, cruzándose en los pasillos y esquivando balonazos. Era su primer amor, no sabían cómo llamarlo. Tan solo que lo sentían en el alma y en los labios. Como el sol del mediodía les bañaba desde lo alto, el amor que refulgía no encontraba pararrayos que detuviera el latido de rumores tan lejanos. La adolescencia más pura de amores párvulos, aromaba los sentidos de olor a lirios y a nardos, embriagando aquellas almas de tan solo 15 años.

IMG_3635

Los ojos que se miraban en el reflejo más claro iluminaban destellos de armonías de piano y las chispas que saltaban si se rozaban sus manos sólo eran comparables a la Fragua de Vulcano. Cuando, por primera vez, frente a frente se encontraron, no requirieron palabras, porque en silencio se hablaron. No llegaron a tocarse, más sus almas atraparon el sentimiento más puro, el sentimiento más cálido, como en un atardeces del más sincero verano. La ilusión se desbordaba, la emoción se hacía diálogo, donde los ojos decían lo que callaban los labios: “Tú sabes que yo te quiero, que con verte, me desarmo, que cuando miro tus ojos contemplo tu pelo claro y el color de tus mejillas, siento el corazón liviano. Y me dejas, si te marchas, en la soledad del náufrago. Pero, ¿sabes? Tengo miedo de lo que pueda pasarnos. Nacimos del mismo sexo, es un amor acusado. Si dos chichos o dos chicas son por amor traspasados, también saben que serán por la calle señalados. Y nos dirá la familia, que es amor disparatado, que es un amor prohibido, que es un amor insensato. Dirán que esto no es de Dios, que no es de sanos y santos. Dirán que solo es un vicio, que es moda, que les da asco de pensar que siendo iguales hasta podamos besarnos. Condenarán lo que somos, pasaremos un calvario.

Los dos rostros frente a frente, reflejan distinto ánimo. Este rostro, herida abierta; aquel amor confiado. Esa otra cara sonríe mientras levanta la mano y le enseña una pulsera que lleva desde el verano: JMJ Lisboa. Ya un pelín deshilachado.

“¿En serio JMJ, el Papa del Vaticano? Yo estaba en puro latino, con el reguetón perreando y en Instagram salías tú en Portugal rezando? O sea, en plan, no me rayes, qué pereza me estás dando

Y la otra voz le contesta, muy tranquilamente hablando:

Yo pensaba como tú, pero ya lo he superado. ¿Sabes quién nos da un lugar en el que sentirte a salvo? ¿sabes lo que dijo el Papa Francisco del Vaticano? Dijo `Todos, todos, todos, están todos invitados a una Iglesia sin barreras, sin andenes ni vallados. Casa con puertas abiertas, sin aduanas de paso, donde nada hay que temer, donde encontrarnos a salvo´“.

Dijo `Todos, todos, todos´, al soltero y al casado; a la nueva y al de siempre; divorciada y rejuntado, que es un estado civil que Andalucía ha inventado; y a esa madre soltera que por la vida ha apostado y que a su niño ha querido, tire la primera piedra quien nunca se ha equivocado. Eso es el amor de Dios. Levantar al que está abajo, dar la mano al que ha caído, entendernos como hermanos. Eso son las Hermandades, más que un día, más que un paso, más que bandas, más que flores, más que rosa o clavel blanco, más que antifaces y cirios, y cinturones de esparto. Esto tenemos que ser: familia donde acojamos, amor que todo lo entiende, hacer un cielo aquí abajo. El amor de tus amigas que van en el mismo tramo, que con solo una mirada entienden lo más callado. Amor de hombres que comparten trabajo bajo de un palo y que empujan en silencio mientras se igualan rezando. Una Iglesia que es fundada sobre quien llegó a negarlo, no puede volver la espalda ni dejar a nadie a un lado. Dijo `todos´, tú y yo, allí vamos a encontrarnos. Y se funden dos miradas en un infinito abrazo. Ese amor que todo puede, dime ¿qué tiene de malo? dime quién sería nadie para tratar de juzgarlo. Si es así como lo sienten, ¿por qué habrían de negarlo? Amor que no pasa nunca, amor de Dios por salvarnos, amor que todo disculpa, amor en Dios confiado, amor que nos hace libres, no encierra a nadie en armarios»

(Aplausos)

Gracias. Y es que las cosas buenas, las cosas bonitas, tienen que mostrarse, tienen que ser transparentes, tienen que compartirse para que crezcan y den fruto…»

(1h:37m-1h:45m)

.

Como se puede ver en el vídeo (1h 35m a 1h 45m) tras esas palabras, Lala Prieto recibió una ovación de los presentes y el aplauso y la sonrisa del obispo de Jerez, Mons. Rico Pavés.

Emitido en directo el 17 mar 2024 TEATRO VILLAMARTA

Pregón de la Semana Santa de Jerez 2024, en directo desde el Teatro Villamarta, a cargo de Eulalia ‘Lala Prieto‘, hermana de la Hermandad de la Estrella y de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que se convierte en la tercera mujer en pregonar la Semana Mayor de Jerez de la Frontera.

Fuente Agencias/Unión de Hermandades de Jerez de la Frontera

General , , , , , , , , , , , ,

“El amor de Dios sin limitaciones” Ante la homosexualidad: Sínodo, teología y espiritualidad.

Sábado, 9 de marzo de 2024
Comentarios desactivados en “El amor de Dios sin limitaciones” Ante la homosexualidad: Sínodo, teología y espiritualidad.

IMG_5787


“Para quien lea sin prejuicios la Declaración Fiducia supplicans. Sobre el sentido pastoral de las bendiciones, razonada  bíblica y pastoralmente, puede comprender la intención y sentido de un texto acorde con la línea papal de acogida fiel al amor y misericordia de Dios”

“Ante la novedad de esta práctica el cardenal Parolin habla de ‘progreso en la continuidad’ y de apertura a los signos de los tiempos en fidelidad al Evangelio y la Tradición. Es ‘un punto delicado que necesitará mucho estudio'”

“Interpretando el texto y su invitación a profundizar el amor de Dios en especial ante situaciones de personas consideradas al margen, se plantea, por tanto, la necesidad de una reflexión amplia y dialogada, con libertad y audacia”

“La concreto desde tres campos: el Sínodo, la teología, la espiritualidad”

 Francisco denunció la “hipocresía” de algunos críticos de Fiducia Supplicans. Nueva defensa de Francisco del documento de Doctrina de la Fe.

La Declaración Fiducia supplicans. Sobre el sentido pastoral de las bendiciones aprueba ”la posibilidad de bendecir a las parejas en situaciones irregulares y a las parejas del mismo sexo, sin convalidar oficialmente su status ni alterar en modo alguno la enseñanza perenne de la Iglesia sobre el Matrimonio”.

Para quien lea sin prejuicios esta Declaración, razonada  bíblica y pastoralmente, puede comprender la intención y sentido de un texto acorde con la línea papal de acogida fiel al amor y misericordia de Dios. Se entiende como “una semilla del Espíritu Santo que hay que cuidar y no obstaculizar” y que invita a profundizar lo que significa e implica el amor incondicional de Dios que llama ”a aprender no a maldecir, sino bendecir”. Ante la incomprensión de quienes no admiten tales bendiciones, el mismo Papa ha respondido pastoralmente: “Se bendice a las personas, no al pecado”.

Ante la novedad de esta práctica el cardenal Parolin habla de “progreso en la continuidad” y de apertura a los signos de los tiempos en fidelidad al Evangelio y la Tradición. Es ”un punto delicado que necesitará mucho estudio”.

Interpretando el texto de la Declaración y su invitación a profundizar el amor de Dios en especial ante situaciones de personas consideradas al margen, en este caso, por sus convicciones y formas de vida sexuales, se plantea, por tanto, la necesidad de una reflexión amplia y dialogada, con libertad y audacia. La concreto desde tres campos: el Sínodo, la teología, la espiritualidad.

Sinodalidad y homosexualidad

IMG_3031No deja de ser significativo que esta Declaración se haya hecho pública en el periodo entre las dos sesiones  de la Asamblea Sinodal.

Ya en el Documento de trabajo para la Etapa Continental, Ensancha el espacio de tu tienda”, se proponía en múltiples aportaciones una Iglesia abierta y acogedora para que sea “lugar de comunión, de participación y misión común”. En el Documento síntesis para la II sesión de la Asamblea sinodal se propone, siguiendo el Evangelio, plantearse la superación de posturas de “incomprensión y rechazo… escuchando el grito de auxilio de quien tiene necesidad”. Cita en concreto “las referidas a la identidad de género y a la orientación sexual que suscitan preguntas nuevas”, teniendo en cuenta  que, “a veces, las categorías antropológicas que hemos elaborado no son suficientes para acoger la complejidad de los elementos que emergen de la experiencia y del saber de las ciencias y requieren maduración y un estudio ulterior”. Por ello, advierte,  “es importante tomar el tiempo necesario para esta reflexión y emplear las mejores energías, sin ceder a juicios simplistas que hieren a las personas y al cuerpo de la Iglesia. Muchas indicaciones que ya ha ofrecido el Magisterio esperan ser traducidas en apropiadas iniciativas pastorales”.

Se trata todavía de propuestas, a la espera de la II Sesión de la Asamblea sinodal. La Declaración Fiducia supplicans ha adelantado ya algunas de ellas que esperamos se reafirmen y amplíen para abrir un horizonte nuevo en el que la teología debe ir aportando con libertad sus reflexiones.

La teología ante la homosexualidad

Aunque en nuestras Facultades de Teología no sea tema habitual (las reservas son muchas y el campo, arriesgado), ha habido y hay numerosas reflexiones teológicas de gran alcance y profundidad. Su tratamiento está relacionado  con investigaciones antropológicas, como indica el Sínodo, y las concepciones de género.

Las teologías feministas y, en especial, la llamada teología queer han asumido en sus reflexiones la profundidad humana de los sujetos y subjetividades marginadas por su sexualidad no normativa o identidad de género (LGBTIQ+). Cuestionan las categorías de género, identidad y sexualidad como naturales e inmutables, fuentes de explotación y opresión. Transgresoras, liberadoras y subversivas ante los modelos establecidos, estas teologías conducen al reconocimiento y derechos de los cuerposconsiderados como abyectos por culturas dominantes.

Sus reflexiones no se limitan a la sexualidad y al género. Abarcan otros contextos sociales y culturales, identidades subordinadas, maltratadas, marginadas socialmente, invitando a reconocerlas. Denuncian hegemonías violentas anuladoras para liberar su identidad y promover un nueva humanidad. Buscan la justicia, presentan una nueva escatología, consecuentes con el Reino de Dios a cuyo banquete  son invitadas las personas que, olvidadas y rechazadas, deambulan por los caminos de  la vida.

La teología  queer de la liberación, como la denomina Juan José Tamayo, citando a su pionera, la teóloga argentina Marcella Althaus-Reid, abarca todo tipo de opresiones a las que la sociedad somete a quienes no se ajustan a sus modelos  establecidos por la clase dominante. Superando una concepción binaria de las personas, abogan por identidades diversas y fluidas como un acto de justicia social, subraya el teólogo sudafricano Nontando Hadebe, para hacer posible un auténtica diversidad.

IMG_3033En esta teología el concepto de Dios, al que Marcella Althaus-Reid llamó “Dios queer”, se descubre en el exilio de las calles, de los y las profesionales del sexo, de las personas de diferente orientación sexual, en los marginados sociales. Como mostraban las reflexiones teológicas de la revista Concilium (nº 383), estas personas devienen  “el cuerpo queer de Cristo” donde quedan superadas todas las desigualdades diferenciadoras y llaman a superar dualismos: “Ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gal 3,26-28). Para Cristo todos somos iguales, hijas e hijos de Dios y  conduce, como afirma Sharon A. Bong, siguiendo a Elisabeth Schüssler Fiorenza, a superar sexismos y homofobias para hacer una Iglesia transformadora, relacional, inclusiva,  cuerpo de   Cristo queer.

Por tanto, estas perspectivas teológicas contribuyen a descubrir en las situaciones despreciadas y marginadas, en las identidades no reconocidas y reprimidas, auténticos signos de los tiempos de la presencia de Dios que deberán, sin duda, ser interpretados, nunca rechazados, para buscar soluciones plenamente humanas, como pide  el Vaticano II (Gaudium et spes 11), y hacia las que encamina, creo, la Declaración Fiducia supplicans.

Las teologías feministas como la teología queer, por tanto, proponen caminos importantes que deben considerarse en un diálogo fecundo, abierto, libre y audazescuchando al Espíritu que habla desde estas realidades oprimidas y despreciadas.

Espiritualidad en la experiencia homosexual

La experiencia y pensamiento feministas plantean desafíos profundos a determinadas espiritualidades tradicionales elaboradas desde poderes quiriarcales o patriarcales; son críticas y purificadoras de equivocadas superioridades y categorías construidas desde su ideología y prepotencia.

Estas posiciones se relacionan con la experiencia ‘queer’ que aboga y desarrolla una espiritualidad solidaria con los marginados del sexo, género, etnia, clase y estatus económico que promueve experiencias y expresiones de una espiritualidad liberadora de su marginación social, cultural, religiosa.

Esta espiritualidad conduce a una relación con un Dios que asume la pobreza y exclusión, con un Cristo comprendido con otras categorías que superan su masculinidad y lleva a reconocer la dignidad de todas las personas, también de diferente orientación sexual, sin discriminaciones, desde otra concepción de identidad, donde se incluyen las rechazadas. Nace del corazón, de las entrañas, como subraya Ángel Méndez Montoya. Abre a una experiencia del Espíritu en el Amor Trinitario hacia el que nos dispone superando todo dualismo. Vislumbra nuevos horizontes de otro mundo posible y, en consecuencia, desarrolla en esa experiencia espiritual una radical justicia social. Mantienen, por tanto,  estrecha vinculación con movimientos sociales antihegemónicos de personas y pueblos oprimidos por diferentes causas patriarcales, económico-neoliberales, de etnia, de clase.

Su experiencia espiritual descubre un Dios en el exilio, más allá y diferente del concepto y experiencia de un Dios del centro privilegiado del poder establecido. Reivindican, por tanto, otra epistemología que supere marginaciones, colonialismos, lecturas parciales y dominantes desde el poder, que se han impuesto en la sociedad, en la cultura, en la religión.

Esta espiritualidad descubre en la corporalidad su significado más allá del sentido superficial e inmediato. La corporalidad hace a la espiritualidad carne concreta y situada, sufriente, gozosa, limitada, relacionada. De esta forma, superando oposiciones y falsas dicotomías, comprendemos que el cuerpo es espiritual y el espíritu es corporal.

Hacia un cambio de paradigmas pastorales

IMG_3029La Declaración Fiducia supplicans es, sobre todo pastoral y, a mi entender, abre a planteamientos que no se limitan a ofrecer bendiciones a las personas. Su significado simbólico va mucho más allá e impulsa nuevas interpretaciones y actitudes en ese campo. Abre caminos diferentes que algunos temen y son la razón de muchas críticas a la Declaración. Llevan a  la Iglesia hacia un descentramiento de sus tradicionales comportamientos cerrados  a cualquier avance. Pide  cambiar sus actitudes, comportamientos y relaciones pastorales e institucionales.

También -tal vez sea lo más difícil- se propone un cambio de mentalidad que abandone sus dogmatismos y posturas intransigentes, como garantía de seguridad, para descubrir con humildad la presencia sacramental de Dios en realidades rechazadas. Dios comunica su gracia, su amor no solo  en los sacramentos instituidos, entre ellos el matrimonio. El amor de Dios es mucho más amplio y acogedor, sin limitaciones; se comunica en la sacramentalidad de la vida.

Con un ejemplo se puede comprender mejor. En nuestras relaciones pastorales nos encontramos, cada vez con más frecuencia, con situaciones familiares donde hay parejas formadas del mismo sexo. Por supuesto hay familias que las rechazan, pero otras los respetan y acogen con naturalidad; son parte de la familia; se sientan en su mesa y comparten en igualdad el cariño familiar ¿Cuál es la postura que mejor sigue criterios humanos y evangélicos?

Si la Iglesia forma una gran familia (Lumen gentium 6), ¿cómo será madre acogedora? ¿Incluirá a estas personas plenamente en la vida eclesial, en la comunión, participación y misión que propone  el Sínodo actual? ¿Las invitará a sentarse en la mesa común preparada para todos, sin exclusiones, con una sola condición: llevar el vestido apropiado que es el amor?  

Fuente Religión Digital

Espiritualidad, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Papa Francisco se refiere a la “ideología de género” como el “peor peligro” actual

Martes, 5 de marzo de 2024
Comentarios desactivados en El Papa Francisco se refiere a la “ideología de género” como el “peor peligro” actual

IMG_3363“Eliminar las diferencias es eliminar la humanidad”

El Papa Francisco ha vuelto a expresar hoy su preocupación por el «peligro» de la inexistente ideología de género, destacando en un discurso entregado a los participantes en la conferencia «Hombre-Mujer Imagen de Dios. Por una antropología de las vocaciones», promovida por el Centro de Investigación y Antropología de las Vocaciones ,la necesidad de valorar la «diferencia» entre hombres y mujeres.

«Es muy importante que haya este encuentro, este encuentro entre hombres y mujeres, porque hoy el peligro más terrible es la ideología de género, que borra las diferencias», afirmó durante un encuentro en el Vaticano, titulado «Imagen hombre-mujer de Dios. Hacia una antropología de las vocaciones».

A causa del resfriado que le afecta desde hace días, como en la audiencia general del miércoles, el Papa hizo leer el texto preparado a su colaborador monseñor Filippo Ciampanelli: «Pido leer, para no fatigarme tanto; todavía estoy resfriado y me cansa leer durante un buen rato», explica. Antes, sin embargo, Francisco quiso dirigir unas palabras a los presentes para subrayar la importancia del encuentro entre hombres y mujeres, «porque hoy -dice- el peligro más feo es la ideología de género, que anula las diferencias».

«Pedí estudios sobre esta fea ideología de nuestro tiempo, que elimina las diferencias y lo iguala todo; eliminar las diferencias es eliminar la humanidad. El hombre y la mujer, por el contrario, están en una tensión fructífera», sostuvo.

En junio de 2019, la entonces Congregación para la Educación Católica, de la Santa Sede, publicó un documento titulado »Hombre y mujer los crearon. Hacia un camino de diálogo sobre la cuestión de género en la educación.

El Papa, recuperándose de un resfriado, pidió entonces que el discurso preparado para el encuentro fuera leído por un asistente, tras sugerir la lectura de la obra ‘El Señor del Mundo‘, de Robert Hugh Benson (1907), en la que advierte contra «la tendencia a borrar todas las diferencias».

El encuentro, organizado por (CRAV), organización dirigida por el cardenal Marc Ouellet, prefecto emérito del Dicasterio para los Obispos, se prolongará hasta el sábado y reunirá a filósofos, teólogos y pedagogos, para reflexionar sobre la antropología cristiana, el pluralismo, el diálogo entre culturas y el futuro de la humanidad.

El discurso preparado por el Papa destacó la necesidad de promover, a nivel académico, una reflexión sobre las vocaciones en la Iglesia y en la sociedad, valorando su dimensión antropológica, basada en la «verdad elemental y fundamental» de que «la vida del ser humano es una vocación.»

«Existo y vivo en relación con quien me generó, la Realidad que me trasciende a mí, a los demás y al mundo que me rodea, en relación con la cual estoy llamado a abrazar, con alegría y responsabilidad, una misión específica y personal», afirma el texto.

Francisco destaca que la vida de cada persona nunca es «un accidente en el camino» ni «un mero resultado del azar».

«Somos parte de un proyecto de amor y estamos invitados a salir de nosotros mismos y realizarlo, por nosotros mismos y por los demás», apeló.

Mirando la realidad de la Iglesia, el Papa pide que se desarrolle una «circularidad cada vez más eficaz entre las diferentes vocaciones», buscando que laicos, sacerdotes y consagrados «contribuyan a generar esperanza en un mundo donde están surgiendo duras experiencias de muerte».

La opinión de The New Ways Ministry

Continuando con la disonancia entre sus palabras sobre género y sus acciones pastorales hacia las personas transgénero, el Papa Francisco ha condenado la “ideología de género” como una “ideología fea de nuestro tiempo”. ¿Qué deben hacer los católicos LGBTQ+ y sus aliados ante esta persistente disonancia?

El Papa hizo estas declaraciones al dirigirse a una reunión: “Hombre-Mujer: Imagen de Dios. Por una antropología de las vocaciones”, celebrada en el Vaticano la semana pasada. Según el National Catholic Reporter, algunas de las palabras de Francisco sobre género fueron comentarios improvisados, mientras que otras provinieron de un texto preparado y leído por un asistente. Era necesario un estudio de “esta fea ideología de nuestro tiempo”, dijo el Papa. NCR informó además:

Sin embargo, [el Papa] continuó hablando espontáneamente, diciendo: ‘Me gustaría enfatizar una cosa: es muy importante que tengamos este encuentro, este encuentro entre hombres y mujeres, porque hoy el peor peligro es el género. ideología, que borra las diferencias.’

“Como lo ha hecho a menudo en el pasado, el Papa hizo referencia a la novela distópica de ciencia ficción, ‘El Señor del Mundo’, escrita en 1907 por Mons. Robert H. Benson, ex vicario anglicano, anima a su audiencia a leerlo. Reiteró que considera la novela ‘profética porque muestra esta tendencia de borrar todas las diferencias’”.

Más allá de su condena de la “ideología de género”, la reflexión más amplia de Francisco en la reunión del Centro de Investigación y Antropología de las Vocaciones fue sobre el llamado universal de todas las personas a una vocación. Según NCR, el centro tiene como objetivo “promover y apoyar la investigación en ciencias sociales sobre las vocaciones en la sociedad”. De la vocación en general, el Papa explicó:

Cada persona necesita descubrirse y expresarse ‘como llamada, como vocación, como persona que se realiza escuchando y respondiendo, compartiendo su ser y sus dones con los demás para el bien común’, escribió.

Hoy en día la gente a veces ‘olvida u oscurece esta realidad, con el riesgo de reducir al ser humano únicamente a sus necesidades materiales o básicas, como si fuera un objeto sin conciencia ni voluntad, simplemente arrastrado por la vida como un engranaje en una máquina”, escribió.

“‘En cambio, los hombres y las mujeres son creados por Dios y son imagen del Creador; es decir, llevan dentro de sí un deseo de eternidad y de felicidad que Dios mismo ha sembrado en sus corazones y que están llamados a realizar mediante una vocación específica”, escribió. “Estamos llamados a la felicidad, a la plenitud de vida, a algo grande para lo que Dios nos ha destinado”.

“’Somos parte de un plan de amor y estamos invitados a salir de nosotros mismos y realizarlo, por nosotros mismos y por los demás‘, escribió.

Las advertencias del Papa Francisco contra la amenaza percibida de la “ideología de género”, un término nebuloso utilizado por algunos católicos para criticar no sólo a las personas transgénero, sino también a las identidades LGBTQ+ en general, revela una vez más la marcada disonancia del Papa en cuestiones de género.

Estas duras palabras provienen del mismo Papa que ha hecho historia al reunirse repetidamente con personas trans, invitándolas a sus audiencias, celebrando audiencias privadas e incluso sentándose con algunas mujeres trans en un almuerzo en el Vaticano el otoño pasado. Le dijo a los jóvenes trans: God loves us as we are.” (“Dios nos ama tal como somos“). Y, sin embargo, en repetidas ocasiones también habla de “ideología de género” en términos casi apocalípticos y sin mucha claridad. De hecho, su lenguaje sobre género parece no estar sincronizado con todo su pontificado. ¿Cómo puede un Papa que habla y escribe en términos existenciales sobre el cambio climático, que afirma que el mundo está experimentando la Tercera Guerra Mundial poco a poco, afirmar que la evolución de la comprensión del género y la sexualidad es el “peor peligro” de nuestros tiempos?

De alguna manera, a pesar de todo el buen trabajo LGBTQ+ que realiza, el Papa en sus escritos parece incapaz de aplicar sus sabias lecciones sobre el florecimiento humano a las personas transgénero y no binarias. Por ejemplo, en la misma charla en la que condenó la “ideología de género”, afirma que cada persona “necesita descubrirse y expresarse”, encontrar “plenitud al escuchar y responder” y compartir “su ser y sus dones con los demás para el bien común”. .” Es un llamado universal “a algo grande para lo cual Dios nos ha destinado”.

Las personas LGBTQ+ y quienes nos aman saben bien que llegar a reconocer, aceptar y celebrar una identidad sexual y/o de género diversa es ese mismo proceso de descubrimiento, expresión, escucha, respuesta y compartir por el bien de todos. Lo que el Papa describe sobre la vocación se parece mucho a un proceso de salida del armario. En lugar de tratar a las personas transgénero como una amenaza, sus viajes de autodescubrimiento y valentía para vivir según lo que Dios los creó deberían ser ejemplos para todos los fieles.

Cada persona, hasta cierto punto, vive con una disonancia entre sus pensamientos y sus acciones. La Cuaresma es un tiempo para considerar alinear estos dos más estrechamente. El Papa Francisco claramente ama a la persona trans que tiene ante sí, comprender que la relación correcta es la prioridad sobre todo para vivir el Evangelio. Debe convertir este amor en palabras de compasión, o al menos de humildad ante el misterio que es la identidad humana.

—Robert Shine (él/él), New Ways Ministry , 2 de marzo de 2024

Fuente Agencias/New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

“Sed recibidos con el deseo de que os convirtáis en heterosexuales”, por José Melero Pérez

Sábado, 27 de enero de 2024
Comentarios desactivados en “Sed recibidos con el deseo de que os convirtáis en heterosexuales”, por José Melero Pérez

IMG_5787

Balance de las reformas planteadas por el papa Francisco para renovar la Iglesia

“El papa Francisco hizo unas propuestas para renovar la Iglesia y acomodarla al Evangelio y a los signos de los tiempos”

“La mayoría de esas ramas son productos de la tradición, que han ido creciendo sin poda durante muchos años y que el papa Francisco, desde su nombramiento hace diez años, ha intentado realizar”

“Sin embargo, hay ramas que Francisco se ha comprometido en dejarlas tal como están, al mostrarse inflexible en debatir unos temas considerados inamovibles. Pero sí que hay otras ramas que ha pretendido podarlas como la misoginia en la Iglesia y la homofobia”

“¿Querrá alguna pareja homosexual cristiana aceptar una bendición como esta , en la que se aplica el SÍ pero NO? Se trata de una pantomima inaceptable”

Es imprescindible que la Iglesia, lo mismo que cada institución y que  cada persona, haga un balance de cómo ha sido su forma de ser y de estar en este mundo como cristiano y ser humano para reconocer todo lo bueno que ha hecho y lo que le falta por hacer. De ese balance depende que la Iglesia, las instituciones y las personas tomen conciencia de que es moralmente posible mejorar, dando pasos hacia adelante porque solo se hace camino al andar. Estancarse en la misma forma de pensar y actuar sin cuestionar la necesidad de hacer un cambio para mejorar, va en contra de nuestra propia naturaleza y también en contra de la fe en Dios que nos incita a que tomemos conciencia de nuestros desvíos para que nos encaucemos  por el camino correcto, bien explicitado en los derechos humanos, en la ética natural y en el Evangelio.

El papa Francisco hizo unas propuestas para renovar la Iglesia y acomodarla al Evangelio y a los signos de los tiempos. Esas propuestas pretendían que la primavera hiciera su aparición en la Iglesia, lo que suponía llevar a cabo una poda para deshacerse de aquellas ramas infructuosas y dar lugar a nuevos brotes que produzcan nuevas ramas que den buenos frutos.

La mayoría de esas ramas son productos de la tradición, que han ido creciendo sin poda durante muchos años y que el papa Francisco, desde su nombramiento hace diez años, ha intentado realizar.

Sin embargo, hay ramas que Francisco se ha comprometido en dejarlas tal como están, al mostrarse inflexible en debatir unos temas considerados inamovibles, manifestando que “No podemos seguir insistiendo en cuestiones referentes al aborto, al divorcio, al matrimonio homosexual, a la eutanasia o al uso de anticonceptivos” Como tampoco, añado yo, al ”celibato opcional”.

Pero sí que hay otras ramas que ha pretendido podarlas como:

1. La misoginia secular de la Iglesia

Francisco es consciente de que la misoginia eclesial no tiene ningún sentido en las sociedades democráticas, donde la mujer se ha incorporado en todas las esferas profesionales y las del poder. Por eso hizo esta declaración: “Una Iglesia que excluye a las mujeres es una Iglesia estéril. La iglesia puede avanzar hacia una auténtica igualdad”. Pero la misoginia sigue campando en la iglesia, donde las mujeres no se encuentran en una situación de igualdad con los hombres; ni siquiera se les ha permitido en este año pasado de 2023 ser diaconisas, el grado inferior de la jerarquía. Mientras persista la misoginia y el patriarcado, la iglesia no representa la Iglesia primitiva de Cristo, que era una comunidad donde reinaba la igualdad entre hombres y mujeres. Está documentado que durante los primeros siglos del cristianismo hubo diaconisas y presbíteras.

El teólogo progresista Juan José Tamayo cree que el gran escándalo de la Iglesia católica, y desde hace siglos sin que haya cambiado nada, es la marginación de la que son objeto las mujeres. “Esto me parece no sólo un escándalo, sino la mayor contradicción porque va en contra del movimiento de Jesús de Nazaret, que es el punto de partida de la Iglesia y que fue un movimiento igualitario de hombres y mujeres, sin discriminación por razones de género. Creo que esto es lo que hoy más desacredita a la Iglesia Católica, donde las mujeres siguen estando discriminadas y siendo una mayoría silenciada”.

2. La homofobia de la Iglesia

La bendición de las parejas homosexuales es un primer paso para cambiar el pensamiento homófobo de la iglesia, no el de Jesús que jamás habló ni condenó la homosexualidad. La Iglesia evangélica debe seguir a Jesús que no condenó a nadie por su tendencia sexual. ¿Por qué? Porque era mejor conocedor de la naturaleza humana que la Iglesia, al reconocer la diversidad sexual creada por Dios. “ Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera”. (Génesis 1.31)

El Papa solo ha contemplado dar el paso de la bendición a las parejas no heterosexuales, pero excluyéndolas del matrimonio, lo que no ha sido bien recibido por dicho colectivo al no sentirse tratado como las parejas heterosexuales.

Según la Doctrina de la Fe, la bendición de parejas homosexuales debe tener estas características:

Debe ser breve, de pocos segundos, y sin implicar que se esté dando un visto bueno o una aprobación a esa relación”.

A falta de un ritual, así es como yo veo esa “bendición”:

El sacerdote, la Doctrina de la Fe preferiría un diácono, se dirigirá así a la pareja homosexual: “Sed recibidos con el deseo de que os convirtáis en heterosexuales, acudiendo a una clínica psiquiátrica, para que la Iglesia no os dé un simple saludo sino un abrazo y os abra las puertas al matrimonio, ya que vuestra relación no es buena ni la aprueba la Iglesia”.

Y por supuesto, sin ningún tipo de exaltación de esa bendición como la intervención de una coral o de música sacra. Tampoco serán admitidos los aplausos en el interior de la Iglesia. Una vez fuera, los familiares y acompañantes podrán expresar sus sentimientos de forma libre.

¿Querrá alguna pareja homosexual cristiana aceptar una bendición como esta , en la que se aplica el SÍ pero NO? Se trata de una pantomima inaceptable.

Conclusión

IMG_5789La renovación de la Iglesia ha sido más un deseo que una realidad. 

La primavera anunciada por el papa Francisco aún no ha empezado a dar brotes significantes.

 No se trata de cambiar de la noche a la mañana, sino de poner en marcha el tren del progreso, del avance, de empezar a subir escalones hacia un status quo renovado. Pero el papa todavía no ha subido ningún peldaño de los que estaba dispuesto a subir. El status quo actual de la Iglesia ya está caducado y todos estamos esperando que empiece a caminar como muy bien dice Antonio Machado: “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”.

Mientras la Iglesia no se ponga en camino, no habrá cambios esperados por los creyentes desde hace tiempo. Creo que el problema que le impide a la Iglesia caminar hacia adelante es su obsesión por conservar la Tradición, considerada junto con las Escrituras como las dos únicas fuentes de la revelación, olvidándose que hay otra fuente a la que no le da suficiente valor: la de los Signos de los Tiempos. Esa tercera revelación es la que alimenta las nuevas propuestas de los teólogos y laicos progresistas, como también parte  de la clerecía. Son propuestas muy importantes para que la jerarquía las tenga en cuenta y no deje que vaya pasando el tiempo. Se trata de salir del  estado involucionista en que se encuentra la Iglesia.

El monte estaba de parto y parió un ratón. Este refrán latino de Horacio expresa que el papa Francisco ofreció a los creyentes unas grandes expectativas de cambios importantes en la Iglesia con un resultado ínfimo.

Es inaplazable que la iglesia se ponga a andar porque como dijo Antonio Machado:

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

IMG_5788

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Hildegarda de Bingen va mucho más allá que el cardenal Fernández en sus explicaciones sexuales

Jueves, 25 de enero de 2024
Comentarios desactivados en Hildegarda de Bingen va mucho más allá que el cardenal Fernández en sus explicaciones sexuales

IMG_2387¿Pero los ultra católicos han leído el Cantar de los Cantares?

Los rigoristas piden la cabeza del Prefecto del DDF por ‘pornógrafo

“Los rigoristas  llevan días dándole al Papa en la cara del nuevo prefecto, pidiendo la dimisión del ‘cardenal pornógrafo‘, como le llaman, entre otras lindezas del género. El objetivo es que Francisco se quede solo y sin amigos en los que confiar en la Curia”

“Se la tienen jurada a monseñor Fernández desde que llegó a la prefectura de la DDF, pero los ataques arreciaron a partir de la publicación de la declaración ‘Fiducia supplicans‘, que cuenta con el aval de Francisco”

“En uno de esos libros de juventud, titulado ‘La pasión mística‘, el autor hace una investigación sobre el orgasmo masculino y femenino, preguntándose si tanto uno como el otro inciden en la relación con Dios y en la vida espiritual”

“Al prefecto de la DDF quieren destruirle por eso. Pero Santa Hildegarda de Bingen, Doctora de la Iglesia, fue mucho más allá, al escribir sobre el placer sexual en el ‘Liber causae et curae‘”

Le dijo la trucha al Tucho: una burda maniobra para atacar a Víctor Manuel Fernández

IMG_2389Llevan días poniendo el grito en el cielo. Los rigoristas no quieren que el dicasterio de Doctrina de la Fe cambie de postura y se ‘pastoralice‘ y, además, no aguantan a su prefecto, el cardenal argentino Víctor Manuel ‘Tucho’ Fernández. Y, por eso, llevan días dándole al Papa en la cara del nuevo prefecto, pidiendo la dimisión del ‘cardenal pornógrafo‘, como le llaman, entre otras lindezas del género. El objetivo es que Francisco se quede solo y sin amigos en los que confiar en la Curia.

Se la tienen jurada a monseñor Fernández desde que llegó a la prefectura de la DDF, pero los ataques arreciaron a partir de la publicación de la declaración ‘Fiducia supplicans, que cuenta con el aval de Francisco. En ella, insta a obispos y sacerdotes a bendecir (sin sacramentos ni ritos) a las parejas homosexuales o irregulares que pidan la bendición del Señor.

La guerra contra ‘Tucho’ Fernández es abierta y total. Por eso, están hurgando en su pasado de joven teólogo, cuando escribía de asuntos espirituales, relacionados con la mística. Y, en uno de esos libros de juventud, titulado ‘La pasión mística‘, el autor hace una investigación sobre el orgasmo masculino y femenino, preguntándose si tanto uno como el otro inciden en la relación con Dios y en la vida espiritual.

Al prefecto de la DDF quieren destruirle por eso. Pero Santa Hildegarda de Bingen, Doctora de la Iglesia, fue mucho más allá, al escribir sobre el placer sexual en el ‘Liber causae et curae‘.

La doctora de la Iglesia dice lo siguiente sobre el placer sexual:

IMG_2388“Cuando el impulso sexual (libido) se hace sentir en el varón, algo comienza como a girar dentro de él como un molino, pues sus caderas son como la fragua en la que la médula envía el fuego para que se transmita a los genitales del varón haciendo que ardan… Pero en la mujer el placer (delectatio) es comparable al sol, que suave, ligera y continuamente impregna la tierra con su calor, para que produzca fruto, porque si la quemara continuamente dañaría el fruto más de lo que favorecería su nacimiento”.

Y añade Hildegarda: “Del mismo modo, en la mujer, el placer produce calor de forma suave pero continua, para que pueda concebir y dar a luz, porque si estuviera siempre quemándose por el placer no sería apta para concebir y dar a luz. Por lo tanto, cuando el placer se produce en la mujer, es más sutil que en el hombre…”

Y, más adelante ssotiene: “Cuando una mujer hace el amor con un hombre, sintiendo una sensación de calor en el cerebro que conduce al deleite de los sentidos, ella comunica el sabor de ese deleite durante el acto y estimula la emisión del semen del hombre. Y cuando el semen ha caído en su lugar natural, ese impetuoso calor desciende del cerebro de la mujer y atrae el semen y lo retiene, y pronto los órganos sexuales de la mujer se contraen y todas aquellas partes que están listas para abrirse durante el período menstrual ahora se cierran, de la misma manera que un hombre fuerte puede retener algo fuertemente en un puño”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica, Sexualidad , , , , , , ,

La urticante asimetría de la gracia: raíz de ‘Fiducia supplicans’

Miércoles, 24 de enero de 2024
Comentarios desactivados en La urticante asimetría de la gracia: raíz de ‘Fiducia supplicans’

IMG_2246Teología de la bendición ¿Modernismo puro?

“Las redes sociales se pueblan de videos reaccionando en contra del último documento del Dicasterio para la Doctrina de la fe”

“Tanto Fernández como Francisco parecen haber pateado el tablero con esta ‘novedad’ en torno a lo que bien podríamos llamar el último capítulo en la Teología de la bendición”

“El movimiento sorprende, despierta urticarias y activa levantamientos apocalípticos, que recuerdan aquellos tiempos en que en el mercado se discutían a viva voz cuestiones de alta teología dogmática”

“Hay algunos elementos que pueden servir para entender la contienda. Aquí los menciono para alentar el diálogo superador”

“Un accionar del Espíritu por fuera de las fronteras visibles de la lglesia y su moral”

Las redes sociales se pueblan de videos reaccionando en contra del último documento del Dicasterio para la Doctrina de la fe. Tanto Fernández como Francisco parecen haber pateado el tablero con esta “novedad” en torno a lo que bien podríamos llamar el último capítulo en la Teología de la bendición. El movimiento sorprende, despierta urticarias y activa levantamientos apocalípticos, que recuerdan aquellos tiempos en que en el mercado se discutían a viva voz cuestiones de alta teología dogmática. Hace mucho que la discusión teológica no se pone tan picante y actual.

Hay algunos elementos que pueden servir para entender la contienda. Aquí los menciono para alentar el diálogo superador.

La realidad que embiste a la idea

Muchos hermanos creyentes, la inmensa mayoría, no están alineados con la exigente, sofisticada e intrincada moral católica. Por infinidad de motivos, muy variados. Pero no lo están. Y aun así, “irreverentes” ellos, desean a Dios. Tienen necesidad de Él. Lo añoran, conscientes de su incorrección, de su estar lejos de lo que la institución entiende como ideal. Ante esta realidad se presentan dos opciones. 

 La primera es la postura clásica: se los llama al orden, invitándolos a reformar sus vidas para adecuarse a la prolijidad de la existencia «en gracia». El guión sugiere decir de mil modos posibles: «Vengan y sean como nosotros. Ustedes pueden. Decídanlo y punto». Así funciona el razonamiento básico, que supone varias cosas: a) que el necesitado de Dios tiene claridad meridiana respecto de lo que está bien y lo que está mal, b) que está completamente seducido por la belleza y la conveniencia de la vida teologal, c) y que dispone de una “determinada determinación” para un cambio de vida rotundo que queme las naves de su triste vida pecadora y abrace la virtud, guiado por los pastores de su Iglesia que son auténticos baqueanos del Espíritu. ¿Qué puede salir mal?

Malas noticias: ni lo ven tan claro, ni se sienten atraídos por la opacidad de una institución que no trasunta la vitalidad transformante de Aquel que hace nuevas todas las cosas (cf. Ap 21, 5). Y para rematar: aunque lo vean, y quieran, no pueden. Una buena parte de la historia de la doctrina de la Gracia se resume en esta línea divisoria de aguas. Y sin embargo, a pesar del fracaso estrepitoso de esta actitud pastoral, sigue pautando la pastoral en demasiadas iglesias locales.

La segunda respuesta es la aproximación personal, compasiva, que primerea la misericordia como condición de posibilidad de lo que sigue. Los evangelios están plagados de situaciones concretas de este tipo: Jesús come con los indeseables, con los corruptos, con los de vida ligera. No solo con los pobres y enfermos, sino con los marginados morales (Lc 7, 36-50; 19,1-10). El padre misericordioso sale al encuentro del hijo traicionero, licencioso y torpe (el mote “pródigo” solo romantiza la bajeza moral del que mata a su padre en vida y se atomiza en pasiones desenfrenadas) y lo abraza, antes de escuchar su discurso aprendido e interesado. Es el modo de anunciar el Reino: muy en línea con la encarnación, cruzando una vez más la barrera clara y distinta que separa lo profano de lo sagrado, lo puro de lo impuro, lo divino de lo humano. El “primereo” es su estilo, pues la iniciativa salvífica activa de Dios es el núcleo de la novedad del evangelio respecto de la ley judaica. Dios se pone al hombro la tarea de redención porque el hombre no ve claro, no se siente atraído y por sobre todas las cosas, por más que quiera: no puede. Crujen los huesos de Pelagio desde la tumba, pero es así.

De aduanas y varas de medida

Hay una configuración institucional que necesita trascenderse para comprender el mensaje de la doctrina sobre la bendición: la iglesia es mucho más que la garante de la moral occidental y cristiana. Mal le ha ido en este rol, luego de que saltaran a la luz las atrocidades de su pasado remoto y no tan remoto. Desde el cesaropapismo, la bula Unam sanctam, las querellas de las investiduras, los papados mundanos y orgiásticos, las indulgencias que construyeron San Pedro, la Inquisición, las relaciones carnales con el poder, el absolutismo monárquico, la complicidad con las dictaduras y gobiernos opresivos, los abusos sexuales, la pederastia, los crímenes de los orfanatos de Canadá, Irlanda, los desfalcos en el Vaticano de Francisco, etc. etc. etc. ¿De veras queremos insistir en el rol de doctores de la ley versión 2.0? Spoiler: no nos da la altura moral… para medir la moral de los demás como función fundamental de nuestra existencia. Lo que no implica cancelar el contenido moral de nuestra vivencia espiritual, claro está. Pero estoy convencido de que la furia con la que la posmodernidad nos enrostra nuestras miserias morales es simplemente el fruto de la larga y machacona insistencia eclesial en supervisar la moral de Occidente sin anunciar el kerigma, de exigir el fruto sin haber sembrado y de priorizar el resultado por encima de la gratuidad de la gracia.

Ser sacramento del amor infinito de Dios (FS 42 -45) implica para la iglesia renunciar a ese rol de poder arriba descripto que no debe (¡ni puede!) llevar adelante. La lógica descentralizadora del Concilio Vaticano II recupera la noción de sacramento poniendo la misma razón de ser de la iglesia en el «ir de Dios hacia el hombre», y de su necesidad de significar tangiblemente su gratuidad resucitante. La iglesia no es la meta: la meta es el Padre. Somos los embajadores de la moción reconciliadora de la Pascua (2Cor 5,17 – 21), no de la venganza del Señor: esa perspectiva ya fue abolida por Jesús en la sinagoga (Lc 4, 16-20).

La teología de la bendición parece indignar a una parte importante de la Iglesia todavía convencida de un rol que tanto el evangelio como el mundo repelen. Es que Fiducia supplicans exige que la iglesia abandone el centro y se instale en las periferias existenciales, donde lejos del fariseo panóptico foucaultiano se ve mucho más claro, en blanco sobre negro, lo que intuye Pablo en la segunda carta a los Corintios: «Te basta mi gracia, porque mi poder triunfa en la debilidad» y «porque cuando soy débil, entonces soy fuerte» (2Cor 12, 7.10).  Es que de eso estamos hablando, en definitiva. De la centralidad de la primacía de la gracia por sobre la moral.

La gracia: ¿condición de posibilidad o resultado de la virtud? 

El giro sustancial en teología de la Gracia lo dio K. Rahner cuando a mediados del siglo XX cambió lo que se entendía por primer analogado de esta realidad: ya no la gracia creada sino la increada. No tanto el hombre regenerado en Cristo, sino Dios mismo dándosenos. Durante siglos la doctrina tomista de la gracia creada había formateado (y sigue haciéndolo) la visión de la moral cristiana. Fruto de la justificación, el hombre es recreado en Cristo y está ya en condiciones de seguirlo, de merecer y de obrar santamente. Nada más real que esto. ¿Quién lo discute? Lo cierto es que la recepción del Aquinate olvidó destacar la imprescindible vinculación entre esta renovación interior del hombre con la fuerza personal del Dios que lo habita, el mismo Dios que es la causa permanente de esa realidad estable de agraciamiento. Con sutileza y solidez, Rahner vuelve a posar la atención en la causa continua de tal regeneración que es, una vez más, Dios mismo dándosenos.  Y con este golpe magistral causó un efecto muy necesario: la gracia ya no será primeramente la prolijidad de una vida en puntillosa sintonía con la doctrina sino la entrega permanente, incondicional y asimétrica que el mismo Dios es, en la persona del Espíritu. Y solo en segundo lugar la gracia será la respuesta del hombre a esta donación. Así queda esbozado el retrato de la gracia como vínculo, en el Espíritu, con el mismo Dios que se nos da, continua e irrefrenablemente.

¿Modernismo puro? No lo creo. Lo que este teólogo pone sobre la mesa es la misma raíz de la maternidad virginal de María, dogma que aprecian con frenesí los mismos sectores conservadores que hoy atacan a Fernández y a Francisco. La asimetría incondicional de Dios para dar vida nueva que exige la prescindencia del concurso humano de varón para engendrar a Jesús es el epítome de la precedencia del primereo de Francisco, de la lógica evangélica y cristológica que rompe el círculo vicioso de la ley y el pecado y permite un nuevo comienzo. Es cierto que se necesitó del fiat mariano para este paso, pero otro dogma ilumina la singularidad de este movimiento de fecundidad: el de la inmaculada concepción de María. Una vez más, un punto para la iniciativa divina que trasciende la respuesta humana, cimentándola.

¿A dónde vamos con este giro dogmático? Es necesario señalar la reciedumbre teológica de Fiducia supplicans. No es una concesión blanda a los sectores progresistas, sino una afirmación categórica de la gratuidad y la incondicionalidad de la gracia, de su asimetría y precedencia respecto de la respuesta humana de la que lejos de ser su resultado, es más bien su origen y condición de posibilidad. Sin una experiencia real y tangible de la excedencia de Dios respecto de la propia virtud, no hay conversión posible. Si la espiritualidad no va más allá de la moral no puede servirle de fundamento. Fernández sostiene con gran lucidez la primacía del kerigma que responde al clamor confiado y fecunda -pneumatológicamente- la  apertura temerosa a la paternidad divina.

Se insinúa un proceso de conversión, o mejor dicho el inicio de acercamiento que coincide por un lado con el aguijoneo de la nostalgia de Dios y por otro por la premura de ubicar la propia contingencia en las manos del que todo lo conforta (cf. Fil 4,13). 

Es imprescindible entender que una bendición no necesariamente «legitima» el proceder errado del que la recibe. Afirmar eso sería como entender que una madre es permisiva y laxa porque expresa cariño a su hijo díscolo, porque le recuerda que lo ama incondicionalmente. En la lógica vivencial de la maternidad se intuye curiosamente lo contrario: es la gratuidad del afecto lo que permitirá en un futuro que el hijo recapacite, si es que esto sucede, sostenido por un vínculo que no depende de su elección sino que la habilita. Una bendición no necesariamente «legitima» pero siempre «agracia», porque la gracia está más allá y más acá de la ley. Decir lo contrario supone arrancar del evangelio la teología paulina presente en Romanos y en Gálatas.

Por una pedagogía de la atracción

Identificar a la Gracia con la persona del Espíritu permite entender lo que parece estar de fondo en todo el documento del Dicasterio para la Doctrina de la fe: el carácter personal y procesual de la gracia, que no siempre coincide de modo taxativo con la nitidez propia de la ley de cuño más cristológico.

Que el Espíritu actúa antes y después de Jesús es una verdad de perogrullo, atestiguada tanto por el Antiguo Testamento (el Espíritu aleando sobre las aguas: Gn 1,2;  el Espíritu en los profetas: Ez 37, Is 11) como por el Nuevo Testamento (Jn 14, Hch 2). Pero lo interesante y sugerente es que Lucas nos aporta un accionar del Espíritu por fuera de las fronteras visibles de la lglesia y su moral. El episodio de Felipe con el eunuco etíope (Hch 8, 26-39) lo deja bien claro: hay una conversión que antecede al diálogo con el apóstol. Es verdad que termina en bautismo, pero se inicia de modo independiente.

Por eso resulta tan sugerente que se asocie la práctica de la bendición extralitúrgica al Espíritu (FS 31.33), pues da cuentas de su accionar propedéutico, pedagógico y didáctico que nos recuerda con mucha frescura lo que Trento en su Decreto sobre la Justificación describe como parte del proceso interno del que todavía no está justificado: la gracia lo excita y lo ayuda (capítulo V) y el hombre se inclina hacia Dios, lo desea y se dispone a esperarlo (capítulo VI). Lo dice Trento, no la teología queer. Es pura gracia “actual”, anticipada que seduce y atrae a la persona a la misma conversión. De allí que el deseo de Dios sea retratado por el documento como una semilla del Espíritu cuyo crecimiento no debe sofocarse sino más bien alentarse. Toda la patrística viene en auxilio de este rol pedagogo del mismo Dios que hace de la inquietud por él un efecto de esa atracción pascual propia del crucificado resucitado («cuando sea levantado en alto, atraeré a todos hacia mí» Jn 12,32).

Creo de veras que el documento de Fernández ofrece muchas pistas para cuestiones que son incluso más decisivas que el mismo desencadenante pastoral de las bendiciones “irregulares”. La excedencia de la espiritualidad respecto de la moral, la ubicación estratégica de la iglesia en las fronteras existenciales y su consecuente rol kerigmático y no tan aduanero, la maternidad graciosa de sus gestos y la ampliación del registro estrictamente legalista que nos sitúa más cerca de la letra que mata que del Espíritu que vivifica (cf. 1 Cor 3,6).  Ojalá aprovechemos la oportunidad para que, como suele darse en la historia de la iglesia, una situación puntual y concreta -como en este caso es la situación de las uniones irregulares o del mismo sexo- ponga en marcha un diálogo fecundo que permita ver con más nitidez y contundencia lo que parece ser el núcleo místico, dogmático y pastoral de la discusión: la gratuidad y la universalidad de la gracia y su primacía asimétrica sobre la respuesta del hombre.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad, Iglesia Católica , , , , ,

La experiencia LGBTQ+ como desafío eclesiológico

Viernes, 19 de enero de 2024
Comentarios desactivados en La experiencia LGBTQ+ como desafío eclesiológico

IMG_2300La publicación de hoy es del miembro principal del New Ways Ministry, Brian Flanagan (él/él).

La declaración “Fiducia Supplicans: Sobre el significado pastoral de las bendiciones ofrece muchos motivos de alegría. Publicado justo antes de Navidad, da un paso pequeño pero importante hacia una Iglesia que dé la bienvenida a los católicos que viven en matrimonios entre personas del mismo sexo y otras situaciones llamadas “irregulares”. Para los católicos LGBTQ+ y otras personas que no se han sentido bienvenidas en su propia Iglesia, sin duda será de gran consuelo. Esto puede ser particularmente cierto en espacios donde las personas LGBTQ+ no tienen, o no sienten que tienen, opciones para la afirmación de sus relaciones fuera de la Iglesia Católica.

Y, sin embargo, desde su publicación, junto con el regocijo hubo una corriente subyacente de leve decepción, o abierta ira, entre algunos católicos LGBTQ+ por la pequeñez de este paso. Esta apertura hacia una mayor acogida conlleva muchas restricciones. El documento establece que la bendición no debe parecerse en modo alguno al matrimonio sacramental, sin “ninguna vestimenta, gesto o palabra propia de una boda”; También advierte de que “la forma de [las bendiciones] no debe ser fijada ritualmente por las autoridades eclesiales”; Las bendiciones pueden ofrecerse espontáneamente en respuesta a las necesidades pastorales de una pareja en particular, pero los obispos y las conferencias episcopales no deben desarrollar formularios estándar para la bendición de parejas del mismo sexo comparables a los que se encuentran en otras iglesias. El clero debe tener “cuidado de que [estas bendiciones] no se conviertan en un acto litúrgico o semilitúrgico, similar a un sacramento”. Para los católicos LGBTQ+, esto hace que este documento sea más ambiguo, especialmente en comparación con otros católicos en relaciones heterosexuales elegibles para el matrimonio sacramental, incluso cuando a veces tampoco están a la altura del ideal completo de la enseñanza católica sobre la actividad sexual.

¿Por qué el Papa Francisco enviaría un mensaje tan contradictorio?

Para encontrar una respuesta, debemos considerar las cuestiones LGBTQ+ no sólo como una cuestión de teología moral o derecho canónico, sino también como una cuestión de eclesiología: ¿cómo mantiene su unidad una iglesia cada vez más dividida por cuestiones de sexualidad e identidad de género?

Fuera de la Iglesia Católica, podemos ver los desafíos recientes que nuestros hermanos de la Comunión Anglicana y la Iglesia Metodista Unida han enfrentado al tratar de mantener la unidad entre diferentes ideas sobre la sexualidad. El método actual del Papa para afrontar estas tensiones es equilibrar dos de los aspectos principales del ministerio papal: mantener la unidad de la Iglesia católica y, al mismo tiempo, garantizar que todos los católicos reciban una atención pastoral adecuada.

Para mi doctorado en teología, escribí sobre el pensamiento del difunto P. Jean-Marie Tillard, O.P., quien estudió el papado como parte de su trabajo en el diálogo ecuménico. Muchos reconocen que redactó secciones importantes de la encíclica de 1995 del Papa Juan Pablo II sobre el ecumenismo Ut Unum Sint. Tillard sostiene que si bien el Papa tiene una descripción de trabajo extensa como cualquier obispo, el papel más distintivo del pontífice es la preservación de la unidad eclesial. Esta tarea incluye mantener la iglesia actual en comunión con la tradición y al mismo tiempo esforzarse por mantener la comunión entre los católicos contemporáneos en diferentes ubicaciones geográficas y espacios culturales. Tillard nombra al Papa “centinela de la unidad”, llamado a estar atento a cualquier cosa que amenace la unidad de la Iglesia de Cristo.

Una de las principales razones de las restricciones descritas en Fiducia Supplicans es el juicio del Papa de que las acciones de algunos obispos e iglesias que abogan por una mayor aceptación de las relaciones entre personas del mismo sexo (así como de los católicos divorciados y vueltos a casar) amenazan la unidad de la iglesia. Por ejemplo, el tipo de rituales estandarizados que prohíbe la Fiducia Supplicans son precisamente las formas que están considerando los obispos de Alemania y Bélgica, y precisamente el tipo de paso unilateral que llevaría hasta el límite, si no romper, la comunión entre los obispos de esos países. y los de otras partes del mundo, como muchos en Estados Unidos.

La falta de consenso de la iglesia con respecto a la sexualidad y la identidad de género quedó de manifiesto en la Asamblea General del Sínodo sobre la Sinodalidad celebrada en octubre pasado, cuando los participantes pudieron ponerse de acuerdo sobre qué decir sobre muchos temas, pero no sobre cómo abordar las cuestiones LGBTQ+. Parte de lo que el Papa está haciendo, en esta declaración y en su enfoque sinodal general, es mantener a los católicos en conversación sobre estas diferencias y evitar un cisma más peligroso y duradero en la Iglesia.

Al frenar los intentos episcopales de regularizar las relaciones entre personas del mismo sexo y al dejar sin cambios la enseñanza católica sobre el matrimonio sacramental y la moralidad de la actividad sexual entre personas del mismo sexo, el Papa está ejerciendo una de las principales responsabilidades de su papel como pastor universal: no dejar que una parte del rebaño avance tan lejos en su propia dirección que se desconecte del resto del rebaño.

Lo que es nuevo y diferente en el ministerio del Papa Francisco es que este pontífice no ha considerado que preservar la unidad consista sólo en prevenir demasiada innovación, sino también en prevenir demasiado estancamiento eclesial frente a nuevos conocimientos, nuevas iniciativas y nuevas posibilidades aún por discernir. El Papa no ha intentado cambiar la enseñanza de la iglesia sobre la sexualidad y la identidad de género, pero tampoco ha intentado detener la conversación que se produce en toda la iglesia sobre cuestiones LGBTQ+.

IMG_2308En el logo del Sínodo sobre la Sinodalidad, la figura del obispo/papa está ubicada, intencionalmente, en el centro del pueblo peregrino de Dios, no sólo evitando que algunos católicos vayan demasiado por delante del rebaño, sino también atrayendo a aquellos católicos que enfatizan la seguridad de las prácticas pasadas como baluarte contra los peligros de nuevos caminos.

La invitación sinodal a escuchar y dialogar con otros católicos es otra forma amable de orientación con la que el Papa espera mantener la unidad de la Iglesia en medio de sus divisiones. Como “centinela de la unidad”, el Papa no sólo debe evitar que algunos católicos se alejen demasiado rápidamente de otros católicos, sino también evitar que cualquier católico, incluidos los más cautelosos con el cambio y el desarrollo eclesial, se quede atrás.

Todo esto está guiado, por supuesto, no sólo o principalmente por teorías eclesiológicas abstractas, sino por un segundo aspecto importante del ministerio papal, que es trabajar por el cuidado pastoral de todos los miembros de la Iglesia. Como dijo Francis DeBernardo del New Ways Ministry en un ensayo reciente en el National Catholic Reporter:

El pontífice también reconoce que las personas son valiosas en sí mismas, no por lo bien que se adhieren a las enseñanzas de la iglesia. La relación de un individuo con Dios es una dinámica mucho más compleja de lo bien que se siguen todas y cada una de las reglas de la iglesia”.

Ahora vivimos en una iglesia donde no sólo los propios católicos LGBTQ+, sino también sus familias, pastores, obispos, amigos y críticos están en el comienzo de una discusión más amplia, más formal y más abierta sobre el significado de la sexualidad y el género en nuestra vida cristiana. Ese diálogo requerirá paciencia de todas las partes.

El Papa reconoce correctamente que no podemos forzar conclusiones a este nuevo diálogo antes de que haya alcanzado un consenso sinodal más firme. Y la iglesia tampoco puede esperar hasta que todos estemos de acuerdo antes de preocuparnos por las personas reales afectadas por las decisiones eclesiales. En Fiducia Supplicans, el Papa cumple con la responsabilidad de su ministerio al hacer que las necesidades de los católicos reales y de las parejas reales en situaciones irregulares de todo tipo sean el centro de la respuesta de la Iglesia.

Algunos católicos LGBTQ+ consideran que esto es menos que sus esperanzas; Algunos católicos tradicionales se preocupan por las posibles consecuencias de este paso pastoral. Dadas las tensiones eclesiales en las que se encuentra el Papa y el doble papel del Obispo de Roma como “centinela de la unidad” y garante del cuidado pastoral para todos los fieles, Fiducia Supplicans intenta proporcionar una salida al actual desorden de nuestra iglesia peregrina.

—Brian Flanagan (él/él), New Ways Ministry, 8 de enero de 2024

Fuene New Ways Ministry

Espiritualidad, General , , , ,

El documento de bendición del Papa Francisco revoluciona toda la atención pastoral

Miércoles, 17 de enero de 2024
Comentarios desactivados en El documento de bendición del Papa Francisco revoluciona toda la atención pastoral

IMG_2186(Vatican Media)

El director ejecutivo del Ministerio New Ways calificó la aprobación por parte del Vaticano de bendiciones para parejas del mismo sexo como una “revolución pastoral” que ayuda “no sólo a las personas LGBTQ+ sino a cualquiera que haya resultado herido” por un enfoque “policial” de la atención pastoral que prosperó bajo la dos papados anteriores.

En un ensayo para The National Catholic Reporter, Francis DeBernardo identifica el párrafo 25 de Fiducia Supplicans, el nuevo documento que aprobó las bendiciones, como significativo porque “advierte que ‘un análisis moral exhaustivo no debe ser una condición previa para conferir’ una bendición… El párrafo dice que la iglesia debe evitar ‘basar su praxis pastoral en la naturaleza fija de ciertos esquemas doctrinales o disciplinarios’”.

DeBernardo proporcionó un contexto histórico para enfatizar la importancia del párrafo 25:

“El párrafo 25 es revolucionario porque anula el enfoque pastoral dominante que la Iglesia Católica ha adoptado a lo largo de los siglos, un enfoque que enfatizaba la vigilancia de la ortodoxia doctrinal y exigía obediencia estricta en lugar de ofrecer bienvenida y extender misericordia. Este enfoque llegó a ser casi un fetiche durante los papados de Juan Pablo II y Benedicto XVI. Si bien muchas personas sufrieron debido a este enfoque, desde principios de la década de 1980 hasta la elección del Papa Francisco, las personas LGBTQ+ a menudo fueron seleccionadas para un “análisis moral exhaustivo” antes de que se las considerara elegibles para participar activamente en la vida de la iglesia”.

Durante este tiempo, la doctrina fue utilizada como herramienta de exclusión, afirma:

“Si bien la homofobia tradicional y tradicional puede haber desempeñado un papel en tales actitudes pastorales prejuiciosas y discriminatorias hacia las personas gays y lesbianas, debemos recordar que la forma en que se justificaron estas actitudes y prácticas fue a través del apoyo de la doctrina de la iglesia. Los teólogos pro-LGBTQ fueron censurados. Los ministros pastorales solidarios fueron excluidos de los programas de la iglesia. Y, por supuesto, las personas LGBTQ+ no sólo no fueron bendecidas, sino que a menudo fueron directamente rechazadas de los espacios católicos, incluidas las parroquias”.

Y DeBernardo continúa ilustrando que tales actitudes todavía están activas en algunas áreas de la iglesia:

“Lo único que los líderes católicos parecían poder decir a las personas LGBTQ+ era ‘No’. Esta actitud de responder a las personas LGBTQ+ sólo a través de una lente de doctrina (que ha sido cada vez más cuestionada por más y más teólogos y obispos) continúa este día. Es lo que apoya a los líderes de la iglesia que despiden a personas LGBTQ+ de sus trabajos en escuelas y parroquias católicas. Está detrás de la manía de las cláusulas morales en las instituciones eclesiásticas. Respalda las políticas restrictivas sobre conformidad de género que muchas diócesis han instituido. Y es la base de las leyes que apoyan los obispos y que criminalizan a las personas LGBTQ+”.

El nuevo documento intenta detener esta utilización de la doctrina como arma:

Fiducia Supplicans pone fin a la era de la vigilancia doctrinal, una política que Francisco ha estado promoviendo desde el comienzo de su papado. La política de Francisco no era sólo para las personas LGBTQ+ sino para cualquiera que fuera herido por las aplicaciones draconianas del “cuidado pastoral”. Este nuevo documento cita el primer documento oficial del pontífice, la exhortación apostólica Evangelii Gaudium, en la que instruía a evitar “una actitud narcisista”. y el elitismo autoritario, según el cual en lugar de evangelizar se analiza y clasifica a los demás, y en lugar de abrir la puerta a la gracia, se agotan las energías en inspeccionar y verificar.’

La conclusión de DeBernardo es que Fiducia Supplicans representa un cambio revolucionario hacia una forma nueva y más acogedora de cuidado pastoral. Este nuevo enfoque es beneficioso no sólo para las personas LGBTQ+, sino para todos aquellos a quienes los ministros pastorales puedan haber perjudicado por su rigidez doctrinal:

“El Papa Francisco está poniendo fin a las prácticas excluyentes de los dos pontífices anteriores al afirmar que la misericordia de Dios no es algo que los humanos puedan limitar. … Esa es una buena noticia no sólo para las personas LGBTQ+, sino para cualquiera que haya sido marginado o excluido por políticas diseñadas para justificar las reglas de la institución”.

Para leer el ensayo completo de DeBernardo, haga clic aquí.

—Robert Shine, New Ways Ministry, 2 de enero de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

Lecciones no violentas de Martin Luther King, Jr. para el Sínodo

Martes, 16 de enero de 2024
Comentarios desactivados en Lecciones no violentas de Martin Luther King, Jr. para el Sínodo

IMG_2439Hoy (ayer, 15 de enero) , Estados Unidos celebra el cumpleaños del reverendo Dr. Martin Luther King, Jr., el renombrado líder afroamericano de derechos civiles brutalmente asesinado en 1968 por hablar con valentía y poder para que todas las personas pudieran conocer la justicia y la igualdad.

La valentía y la honestidad del Dr. King hicieron avanzar enormemente la justicia para los negros en los EE. UU., pero su trabajo no ha sido completado. La injusticia y la desigualdad prosperan hoy, especialmente con el resurgimiento del nacionalismo cristiano blanco. Este fenómeno es un recordatorio de que todas las personas deben estar eternamente alertas para que una mayoría no pueda oprimir a los grupos marginados.

Quizás la contribución duradera del Dr. King al trabajo de justicia sea su compromiso con la no violencia. Influenciados por Gandhi, Bayard Rustin, un hombre gay, y otros que reconocieron que, para lograr justicia, debemos hacerlo de manera equitativa. Si queremos una comunidad de amor, debemos modelar ese amor, incluso con aquellos que nos oprimen y a quienes podemos considerar enemigos. En una ocasión, el Dr. King dijo:

“Aquí está el verdadero significado y valor de la compasión y la no violencia, cuando nos ayuda a ver el punto de vista del enemigo, a escuchar sus preguntas, a conocer su evaluación de nosotros mismos. Porque desde su punto de vista podemos ver las debilidades básicas de nuestra propia condición, y si somos maduros, podemos aprender, crecer y beneficiarnos de la sabiduría de los hermanos que se llaman la oposición”.

Los católicos LGBTQ+ pueden aprender mucho del Dr. King. Al leer la cita anterior, no pude evitar escuchar los ecos de lo que el Papa Francisco ha estado enseñando a la iglesia sobre la sinodalidad. Sé que he sido culpable de esperar que el Sínodo simplemente impulsara cambios muy necesarios para la justicia en la iglesia. Me he sentido menos inclinado a querer ver el punto de vista de quienes se oponen a la igualdad, escuchar cuáles son sus preguntas y comprender más claramente cuáles son sus percepciones sobre las personas LGBTQ+. A menudo soy reacio a querer reconciliarme con ellos y, más a menudo, simplemente quiero refutarlos.

El Dr. King me recuerda que, como cualquier otra búsqueda de justicia, el proceso sinodal tiene que consistir menos en conquistar nuestra oposición y más en reconciliarnos con ellos, y hacerlo practicando actitudes no violentas hacia ellos. Necesito mantener la mente abierta para aprender, crecer y sacar provecho desde el punto de vista de quienes se oponen a las personas LGBTQ+.

Eso no es fácil. Francamente, eso parece casi imposible. Pero puede ser posible si tomo la actitud y el enfoque del Dr. King, que no retrocede ante los principios y al mismo tiempo está abierto al diálogo con quienes se oponen a ellos. El Dr. King nos enseña que no cambiamos a las personas odiándolas sino amándolas.

Como personas que abogamos por la justicia y la igualdad para las personas LGBTQ+, hoy también debemos recordar otra cita importante del Dr. King: “La injusticia en cualquier lugar es una amenaza para la justicia en todas partes”.

Esta máxima debería recordarnos que si queremos justicia en nuestra iglesia y en nuestro mundo, tenemos que trabajar por la justicia para todos, no sólo para los grupos a los que pertenecemos. En este aniversario del nacimiento de Martin Luther King, Jr., los defensores de la justicia LGBTQ+ también debemos comprometernos a trabajar por la justicia para otros grupos que aún no han logrado justicia: personas de color, inmigrantes, mujeres (especialmente en la iglesia), y los económicamente desfavorecidos.

Si no defendemos la justicia para otros grupos oprimidos, cualquier justicia que logremos no significará nada. El Dr. King ofrece otro consejo pertinente: “Al final, no recordaremos las palabras de nuestros enemigos, sino el silencio de nuestros amigos”.

Mientras continuamos recorriendo el camino sinodal en nuestra iglesia, asegurémonos de no guardar silencio ante otras injusticias en la iglesia y la sociedad. Mientras defendemos a las personas LGBTQ+, recordemos que nuestras voces serán huecas si no defendemos a los demás también. Y para honrar plenamente el ejemplo de Martin Luther King, Jr., trabajemos no sólo por la justicia sino también por la reconciliación de forma no violenta.

—Francis DeBernardo, New Ways Ministry, 15 de enero de 2024

Fuente New Ways Ministry

***

Martin-Luther-King-I-have-a-dream

¿Qué es el Día de Martin Luther King?

Es el tercer lunes de enero, lo que significa que es hora de conmemorar la vida y obra del Dr. King, también conocido como Día de Martin Luther King o Día de MLK.

Pero ¿qué es el Día de Martin Luther King? ¿Y el día que se conmemora al líder de los derechos civiles es un feriado nacional?

Martin Luther King Jr fue un destacado líder del movimiento de derechos civiles, que buscaba brindar igualdad de derechos, justicia e igualdad a los estadounidenses negros.

Martin Luther King nació el 15 de enero de 1929 y fue una voz fundamental para poner fin finalmente a la segregación racial en Estados Unidos con la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Ley de derecho de voto de 1965. Desde pequeño, vivió la experiencia de una sociedad segregacionista; a los seis años, dos amigos blancos le anunciaron que no estaban autorizados a jugar con él.

Obtuvo la licenciatura en teología en de 1951. King comenzó en septiembre de ese mismo año sus estudios de doctorado en Teología sistemática en la Universidad de Boston, recibiendo el grado de Doctor en Filosofía el 5 de junio de 1955.

Se casó el 18 de junio de 1953 con Coretta Scott King, Tuvieron cuatro hijos: Yolanda King, en 1955, Martin Luther King III, en 1957, Dexter Scott King, en 1961, y Bernice King en 1963.

King fue nombrado en 1954 pastor de la Iglesia bautista de la Avenida Dexter, en Montgomery, con 25 años de edad. De 1960 a 1968, fue pastor asistente de la Iglesia Bautista Ebenezer en Atlanta con su padre. En 1961, dejó la Convención Bautista Nacional, EE. UU., para formar la Convención Bautista Nacional Progresista con otros pastores

Entre sus acciones más recordadas están el boicot de autobuses en Montgomery, en 1955 después de que el 1 de diciembre de 1955, cuando Rosa Parks, una mujer negra, fue arrestada por haber violado las leyes segregacionistas de la ciudad de Montgomery al no querer ceder su asiento a un hombre blanco en un autobús.  La población negra apoyó y sostuvo el boicot, y organizó un sistema de viajes compartidos. King fue arrestado durante esa campaña, que duró 382 días y que resultó de una extrema tensión a causa de los segregacionistas blancos que recurrieron a métodos terroristas para intentar amedrentar a los negros: la casa de Martin Luther King fue atacada con bombas incendiarias la mañana del 30 de enero de 1956, así como la de Ralph Abernathy y cuatro iglesias. Los boicoteadores fueron objeto constante de agresiones físicas, pero el conjunto de los 40 000 negros de la ciudad siguieron con su protesta, llegando en ocasiones a caminar hasta 30 km para llegar a sus lugares de trabajo. El boicot terminó gracias a una decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos del 13 de noviembre de 1956 que declaraba ilegal la segregación en los autobuses, restaurantes, escuelas y otros lugares públicos.

Con esa campaña de 1957, King participó en la fundación de la Southern Christian Leadership Conference SCLC (Conferencia Sur de Liderazgo Cristiano), un grupo pacifista del que sería presidente hasta su muerte y que se había creado para participar en el movimiento por los derechos civiles organizando a las iglesias afroamericanas en las protestas no violentas.

IMG_2458

Y, por supuesto, el liderazgo de  la Marcha sobre Washington en 1963, donde desempeñó un papel clave en su organización que supuso que más de 200.0000 estadounidenses marcharan hacia la capital para apoyar la aprobación de la Ley de Derechos Civiles y poner fin a la discriminación laboral. A pesar de las tensiones, la marcha fue un rotundo éxito. Más de 250 000 personas de todas las etnias se reunieron el 28 de agosto de 1963 frente al Capitolio de los Estados Unidos, en lo que constituyó la manifestación más grande que haya tenido lugar en la capital estadounidense.

Fue aquí donde el Dr. King pronunció su famoso discurso I have a dream (“Tengo un sueño”), condenando el racismo en Estados Unidos y pidiendo “dejar que la libertad resuene” en todo el país.en el que manifestó su voluntad y su esperanza de conocer una América fraternal. Este discurso está considerado como uno de los mejores de la historia estadounidense, junto con el Gettysburg Address de Abraham Lincoln.

El Dr. King se convirtió en el ganador más joven del Premio Nobel de la Paz en octubre de 1964, en reconocimiento a décadas de trabajo en la lucha por el derecho al voto, la vivienda justa, los derechos de los trabajadores y otros derechos civiles.

En 1968, el doctor King fue asesinado en Memphis. El 4 de abril de 1968 a las 18 horas y un minuto, Martin Luther King fue asesinado por un segregacionista blanco en el balcón del Lorraine Motel en Memphis (Tennessee). Por este hecho, se declara culpable a James Earl Ray, y se le sentencia a 99 años de cárcel. Las últimas palabras de King en ese balcón fueron dirigidas al músico Ben Branch, quien iba a actuar esa noche durante una reunión pública a la que asistiría Martin Luther King: «Ben, prepárate para tocar “Precious Lord, Take My Hand” (“Señor, toma mi mano”) en la reunión de esta noche. Tócala de la manera más hermosa».

Al oír los disparos, sus amigos, que estaban dentro de la habitación, corrieron hacia el balcón donde encontraron a Martin Luther King con una bala en la garganta. Se le declaró muerto a las 19:05 en el St. Joseph’s Hospital.

El asesinato provocó una oleada de motines raciales en 60 ciudades de los Estados Unidos (125 en total) que provocaron numerosas muertes y obligaron a la intervención de la Guardia Nacional. Cinco días más tarde, el presidente Johnson decretó un día de luto nacional (el primero por un afroamericano) en honor de Martin Luther King.

A los funerales asistieron 300 000 personas, entre ellas también el vicepresidente Hubert Humphrey(Johnson estaba en una reunión sobre Vietnam en Camp David y había el temor de que su presencia pudiese provocar manifestaciones de los pacifistas). Motines de cólera estallaron en más de cien ciudades, provocando 46 víctimas.

A petición de su viuda, Martin Luther hizo su propia oración fúnebre con su último sermón, «Drum Major», grabado en la Iglesia Bautista Ebenezer. En este sermón, pedía que en sus funerales no se hiciese mención alguna de sus premios, sino que se dijese que él había intentado «alimentar a los hambrientos», «vestir a los desnudos», «ser justo sobre el asunto de Vietnam» y «amar y servir a la humanidad». A petición suya, su amiga Mahalia Jackson cantó su himno favorito, «Take My Hand, Precious Lord».

Según el biógrafo Taylor Branch, la autopsia de King reveló que, aunque solo tenía 39 años, su corazón parecía el de un hombre de 60, mostrando el efecto físico del estrés de 13 años en el movimiento de los derechos civiles. Entre 1957 y 1968, King había recorrido más de 9,6 millones de kilómetros, hablado en público más de 2500 veces, arrestado por la policía más de 20 y había sido agredido físicamente al menos en cuatro ocasiones.

Cuatro días después de su muerte, los partidarios del Dr. King intentaron crear un feriado nacional en honor al líder de los derechos civiles, y en 1983 se aprobó una legislación para convertir ese día en feriado federal.

El día en que se reconoce al Dr. King alienta a los estadounidenses a reflexionar sobre el racismo que aún azota a la nación y, por lo general, se celebra con marchas, mítines y discursos de políticos y líderes de derechos civiles.

King es recordado como uno de los mayores líderes y héroes de la historia de Estados Unidos, y en la moderna historia de la no violencia. Se le concedió a título póstumo la Medalla Presidencial de la Libertad por Jimmy Carter en 1977 y la Medalla de oro del congreso de los Estados Unidos en 2004.

El primer Día de Martin Luther King a nivel nacional se celebró en 1986.

Si bien el Día de Martin Luther King es un feriado federal y muchas empresas reconocen el día, no es obligatorio que la mayoría de los lugares de trabajo den un día libre a sus empleados.

***

Espiritualidad , , , , , , , , , ,

Espejismos: La basílica de San Pedro, abierta a acoger bendiciones de parejas gay, y Francisco “aclara” que… “se bendicen las personas, no el pecado“

Lunes, 15 de enero de 2024
Comentarios desactivados en Espejismos: La basílica de San Pedro, abierta a acoger bendiciones de parejas gay, y Francisco “aclara” que… “se bendicen las personas, no el pecado“

IMG_2391Y Francisco “aclara” lo que estaba clarísimo: “Las bendiciones a parejas homosexuales van dirigidas ‘a las personas’ y no cambian la doctrina”

La basílica de San Pedro, abierta a acoger bendiciones de parejas gay

“Nos movemos siguiendo la estela del Magisterio. Intentaremos mostrar el rostro materno y paterno de la Iglesia en la atención a las personas, a cada persona en el estado en que se encuentre”, recalcó el arcipreste de la basílica

¿Podría la basílica de San Pedro acogrer bendiciones para parejas homosexuales? Sí, aunque por el momenot no ha llegado ninguna petición. Esta fue la respuesta del cardenal Mauro Gambetti, arcipreste del mayor templo de la Cristiandad, al ser preguntado por los medios durante la presentación de la restauración del Baldaquino de Bernini, tal y como señala Il Messaggero.

Unas bendiciones que, tal y como señaló Gambetti, buscan “mostrar al mundo el rostro materno de la Iglesia y en la estela de lo que ha pedido el Papa“. Eso sí, por el momento, los canóniogos de San Pedro no han recibido ninguna petición.

No me consta que hayan llegado informes”, apuntó el arcipreste de San Pedro, quien no obstante aseguró, en la misma línea que el cardenal Cobo en Madrid, que “nos moveremos en la línea del surco trazado” por Fiducia Supplicans. “El tema de fondo es la cercanía de la Iglesia a las personas en cualquier situación en la que se encuentren”, insistió.

Nos movemos siguiendo la estela del Magisterio. Intentaremos mostrar el rostro materno y paterno de la Iglesia en la atención a las personas, a cada persona en el estado en que se encuentre“, concluyó Gambetti. “La cercanía de la Iglesia a cualquier persona, sea quien sea, es el camino a seguir”.

***

Francisco aclara: “Las bendiciones a parejas homosexuales van dirigidas ‘a las personas’ y no cambian la doctrina”

El Papa responde al clero romano en una reunión a puerta cerrada en San Juan de Letrán

El papa (…) ha aclarado un poco la situación. La intención es bendecir a las personas”, resumió al final del encuentro el obispo vicario de Roma, Angelo De Donatis, sobre el documento ‘Fiducia supplicans

Sobre las reticencias del clero africano, Francisco respondió que “ese debate ya ha sido aclarado al cardenal congoleño Fridolin Ambongo”

La Diócesis de Roma ha precisado que se trató de “un diálogo abierto y familiar en un clima de cordialidad”

Esta histórica apertura del papa Francisco ha suscitado dudas y ciertas divisiones ya que parte del clero de todo el mundo, su facción más conservadora y obispos como los africanos, con Robert Sarah a la cabeza, lo han tachado de “herejía” y se niegan a impartir la bendición

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.