Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Homosexualidad’

La odisea de Ahmed, un estudiante senegalés que escapó de la persecución por ser gay en un cayuco y pide asilo en España

Miércoles, 17 de enero de 2024

IMG_2001Ahmed (nombre ficticio) es un estudiante de comunicación audiovisual de Senegal que tuvo que escapar de su país por ser homosexual. Tras sufrir el rechazo de su familia y una agresión física, decidió arriesgar su vida y embarcar en un cayuco rumbo a España, donde espera obtener el asilo y poder vivir con libertad.

Un puñado de galletas para seis días, un frío casi gélido y el agua colándose en el endeble cayuco a bordo del que llegó desde Senegal a las costas de la isla canaria de El Hierro. Ese fue el precio que Ahmed tuvo que pagar para huir de la homofobia.

Es una de los más de 36.600 personas que llegaron a Canarias a fecha de 12 de diciembre, una cifra récord en la Ruta Atlántica, en buena medida por la inestabilidad política, social y económica de Senegal. Un récord que ha obligado a realizar un esfuerzo extraordinario en Canarias (El Hierro recibió más personas en dos meses de las 11.280 que residen en la isla) y Ahmed, como otros miles de jóvenes, fue trasladado a la Península, en su caso a Sevilla.

Ahmed (nombre ficticio para preservar su identidad) es un joven estudiante de comunicación audiovisual de Senegal que se vio obligado a abandonar su tierra cuando su familia y las personas que le rodeaban descubrieron su homosexualidad y le negaron el derecho a expresarse de forma libre.

Cuando aquellos que deben acogerte te repudian, no hay más salida que huir. Cuando las condiciones económicas te impiden viajar en avión, cualquier transporte es aceptable. “Mi familia se negó a aceptar mi condición sexual. Lo pasé realmente mal, porque sentía algo que no podía expresar. En mi país no me sentía libre”, ha explicado en una entrevista con EFE en Sevilla, a donde fue trasladado desde Canarias.

Las represalias tomaron forma con una agresión física que hizo entender al joven que no estaba seguro, que su vida corría peligro si continuaba siendo quien era en su país.

Ahmed quiere contar su historia para poner piel y nombre a las personas de los países en los que no se respetan los derechos de las personas homosexuales, algo que requiere de valentía teniendo en cuenta las amenazas que continúa recibiendo.

“En una ocasión vimos un vídeo en el que quemaban el cadáver de un chico gay y las personas aplaudían a su alrededor. Entendí que me podían llegar a matar, tenía mucho miedo. Podían acabar conmigo por mi condición sexual”, ha sentenciado.

Aún hoy, después de dos meses de su partida, Ahmed se encoge al recordar el rechazo que sufrió y el miedo a perder la vida. Volver a su país, aunque le gustaría, no es una opción hasta que no se respeten sus derechos y su orientación sexual.

Cuando aceptó que era económicamente imposible comprar un billete de avión que lo llevase a Francia para continuar sus estudios, Ahmed pensó en partir a España a bordo de un cayuco.

Había escuchado hablar de la inmigración a Europa y sabía con qué personas debía contactar para poder cruzar la frontera, aunque conocía los inconvenientes. Un duro trayecto por el que estaba dispuesto a pasar a cambio de aceptación, protección y una oportunidad.

A las diez de la noche del 27 de septiembre de 2023 las peleas entre los cientos de personas que se aglutinaron en la playa se avivaron al saber que solo algunos podrían tener una oportunidad. Quién sube al cayuco y quién se queda en tierra. “Éramos muchísimos los que queríamos embarcar y de distintas nacionalidades, pero solo unos cuantos pudimos partir. Fueron momentos muy tensos”, ha narrado.

IMG_1999258 personas partieron rumbo a España a bordo de un cayuco. Seis noches en las que el único sustento disponible eran un puñado de galletas, nada caliente que les ayudase a calmar el frío en alta mar.

Cuando el agua comenzó a colarse entre las maderas de aquella frágil embarcación, Ahmed se replanteó si había tomado la decisión correcta. “Empecé a plantearme si había tomado la mejor decisión porque en mi país tenía una vida cómoda, pero no podía quedarme, temía por mi vida. La travesía fue dura, durísima”, ha recordado.

Llegaron a la isla de El Hierro y encontraron todo lo que podían esperar, “protección, refugio y tranquilidad”. Un sitio de paz en el que Ahmed pudiese “vivir sin miedo” y en el que “respetasen los derechos fundamentales” que en su país de origen aún hoy no se contemplan.

Vivimos en campamentos en el que había muchísima gente, personas que habían llegado antes que nosotros y no conocíamos de nada, pero teníamos las necesidades básicas cubiertas. Agua, comida y alojamiento”, ha relatado.

Ahora, Ahmed reside en Sevilla a la espera de una cita para solicitar asilo en España. Lleva dos meses esperando para poder formalizar la solicitud y narrar su testimonio ante las autoridades, pero el gran volumen de demandas ha creado un embudo en la administración que le impide finalizar el proceso.

Pide perspectiva, pues aún hay muchos países en los que las personas homosexuales “viven a escondidas” y “sufren” por su condición sexual.

En Senegal Ahmed sentía que no encajaba, que nunca podría llegar a integrarse en un entorno que lo rechazaba por ser quien es, por expresar lo que no puede dejar de sentir. En España, asegura que se siente protegido y aspira a continuar sus estudios y su vida junto a personas que lo entienden.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Mi familia me obligó a soportar una violenta terapia de conversión. Así que me fui de casa y nunca miré atrás.

Miércoles, 10 de enero de 2024

IMG_1696Ser gay es mi identidad y eso no va a cambiar.

¿Iría realmente al cielo, a pesar de ser gay? Mientras crecía, esta pregunta me atormentaba. Mi primer y más significativo recuerdo de la infancia es cuando tenía 6 años y aprendí a “aceptar a Jesús en mi corazón”. ¿Realmente entendí lo que eso significaba o simplemente estaba buscando el amor de mis padres?

Crecí en un hogar cristiano estricto y fundamentalista en el estado de Lagos, Nigeria, donde mi familia se refería a la homosexualidad como “un pecado para Dios, digno de condenación eterna en el infierno”. En la iglesia, la escuela y el hogar se condenaba ser gay y, cuando se mencionaba, quienes me cuidaban lo describían como una abominación comparable a la violación, el asesinato y el abuso de menores.

Mi familia asistió al Centro Cristiano Gracia de Dios en la ciudad de Ikorodu. Temitayo Biodun fue nuestro pastor principal durante más de 15 años y tenía fuertes creencias anti-gay. Recuerdo vívidamente su sermón una fría tarde de miércoles, durante el servicio de mitad de semana, cuando dijo a los padres que aislaran, alienaran y entregaran a Satanás a sus hijos homosexuales.

Esta información contradecía lo que sentía por dentro. Sabía que era diferente, pero no podía explicar por qué. Muchos de mis compañeros masculinos estaban interesados en las chicas, el fútbol y los Power Rangers. Ese no fue mi caso. Me encantaba dibujar y jugar con muñecas y sabía que me atraía el mismo sexo. Esto fue confuso y también me hizo sentir como si expresar lo que había dentro de mí fuera un gran riesgo. No podía relacionarme con otros hombres en la escuela o en casa.

No quería ser rechazado por todos los que me rodeaban. No quería experimentar el dolor de la condenación eterna en el infierno. Entonces, decidí orar a Dios todos los días y todas las noches, rogándole que alejara mis sentimientos. Prácticamente comí, viví y respiré la Biblia en un intento de reprimir y negar quién era. Pero nada cambió dentro de mí.

Cuando tenía 15 años, mi madre vio cortes que yo mismo me había hecho en las manos. Confesé que estaba luchando contra la atracción hacia el mismo sexo y que no podía lidiar con Dios, la iglesia y la homosexualidad. Estaba devastada. Ella lloró, me insultó, le gritó a mi papá por ser indulgente e inmediatamente buscó la ayuda de pastores y planeó una sesión de liberación. Ella estaba preocupada y quería ayudarme a cambiar para poder unirme a ella y a mi papá “en la vida eterna con Dios”.

Un jueves soleado, cuando regresaba a casa del colegio, mis padres me llamaron a la sala de estar; Estaba presente un hombre vestido completamente de blanco a quien nunca había visto. Más tarde supe que el hombre era un líder religioso de una secta llamada La Eterna Orden Sagrada de Querubines y Serafines. Esta secta se diferencia del cristianismo convencional en que es conocida por su código de vestimenta con vestimenta blanca y por mantener que solo su fundador, Moisés Orimolade Tunolase, recibió el llamado a predicar el evangelio del Señor y sanar a los enfermos.

Lo que siguió fue una terapia de conversión de orientación religiosa. Mi primera interacción con la secta fue estándar. Las oraciones comenzaban con buenas notas, alejando los malos ojos, y luego aterrizaban en el espíritu de perversión, lujuria y homosexualidad. Fue una experiencia bastante horrible. La semana siguiente, mis padres me pidieron que fuera a un servicio en su lugar de adoración físico vestido con una prenda blanca. Hacia el final del servicio, me llamaron al frente del altar, donde los ancianos, profetas y profetisas me rodearon mientras oraban por mí.

Siguieron dando vueltas a mi alrededor, cantando, saltando, abofeteándome y pegándome. Luego me pidieron una escoba, con la que uno de los profetas me golpeó durante mucho tiempo. Mis gritos desgarradores rompieron la paz inquietante en la comunidad donde estaba ubicada la iglesia. Cuando terminaron, sentí un dolor insoportable en todo el cuerpo. Mi mamá se negó a dejarme ir a casa. Al parecer, uno de los Ancianos me había pedido que me quedara allí durante tres semanas. No tuve elección.

IMG_1697

Durante ese tiempo, me privaron de comida y agua y siempre me colocaron en medio de círculos de oración, donde me golpeaban como una forma de “expulsar el espíritu homosexual”. Ignoraron mis gritos de ayuda y misericordia. Para ellos, este pecado era demasiado abominable y requería medidas drásticas para liberarme de las cadenas con las que Satanás me había atado. Al final de las tres semanas, aprendí que la única forma de sobrevivir era hacer que la secta sintiera que habían ganado.

Tenía dolor, estaba cansada, olía mal, tenía hambre, estaba delgada y enferma. Estaba desesperada por volver a casa. Así que seguí con lo que se esperaba cuando mis días allí llegaron a su fin.

Al final de la sesión, mi mamá sospechó que nada había cambiado. Incluso el hombre de Dios a quien mi madre buscaba para “convertirme” sabía que ni siquiera su Dios podía cambiar mi yo auténtico.

Entonces decidió llevarme a otra casa de oración para liberarme del “Espíritu de los manierismos femeninos”. La casa de oración apestaba a incienso y tenía velas y hierbas de varios colores en exhibición. Me llevaron al altar, donde me esperaba un hombre de mediana edad vestido de blanco. Por miedo, me aferré a mi madre, quien me empujó y me dijo que obedeciera. Me desnudaron, me ataron las dos manos y me hicieron sentar dentro de una palangana roja que contenía aceite de oliva, cenizas y agua. 15 velas encendidas me rodearon, emanando calor al espacio. Me limpiaron con cinco pollos vivos antes de que les arrancaran la cabeza y recogieran la sangre en otro recipiente.

Seis horas después, las velas se habían derretido y mi cuerpo estaba tan entumecido que tuvieron que arrastrarme al otro lado del altar, donde me bañaron con una mezcla de agua tibia y sangre de pollo, acompañado del canto del Libro de Salmos. Después, me inyectaron a la fuerza una sustancia extraña. Me desmayé y me revivieron en el Hospital Universitario de Lagos (LUTH).

Cuando regresé a casa después del alta del hospital, empaqué mis pertenencias y me fui en silencio. Nunca intercambié palabras de despedida y nunca volví a ver a mi familia. Al salir de nuestro recinto familiar ese día, sentí una abrumadora sensación de temor. Era como una nube oscura y informe que se acercaba y me asfixiaba.

Tuve que dejar todo el estado. Mi experiencia allí me había hecho despreciarlo. Necesitaba estar en un lugar más seguro y Lagos no era una opción. Tenía que encontrar gente como yo, una comunidad donde pudiera ser yo mismo abiertamente. Los únicos amigos homosexuales que tenía en ese momento eran personas que había conocido en grupos de redes sociales y que vivían en grandes ciudades.

En Nigeria, el único lugar donde las personas LGBTQ+ pueden vivir abiertamente y con relativa seguridad son las ciudades más grandes como Abuja. Entré en foros de mensajes en línea y comencé a charlar con amigos homosexuales allí. Dijeron que allí había casas seguras para personas homosexuales como yo que habían dejado a nuestras familias. Entonces me mudé a Abuya. Ahora que estoy aquí, me siento incluida y en casa entre amigos encantadores.

Ser gay es mi identidad y eso no va a cambiar. He aprendido que todavía puedo vivir una vida recta y recta sin temor al rechazo o a la condenación eterna, y sin que las normas de la iglesia me pesen demasiado.

***

IMG_2334En septiembre de este año, en Chile, la Comisión de DDHH de la Cámara prueba prohibir en la Ley Zamudio las «terapias reparativas» de la homo/transexualidad.

En mayo de 2023, los obispos católicos de Minnesota, se manifestaron contra la ley que protege la atención médica de afirmación de género, en particular de los jóvenes trans y la prohibición de las terapias de conversión.

En Enero de 2023, el gobierno de Irlanda prometió promulgar una ley que prohíba las terapias de conversión antes de 2024.

El pasado mes de octubre de 2022, el Senado de México votó para prohibir todas las terapias de conversión. En agosto, la ya dimitida primera ministra del Reino Unido Liz Truss,  se posicionaba en contra de prohibir las terapias de conversión. El Partido Conservador había estado prometiendo una prohibición de la terapia de conversión en el Reino Unido desde 2018, y el año pasado finalmente produjo un documento de consulta. Sin embargo, la consulta estuvo plagada de banderas rojas, comparando el tratamiento médico afirmativo para niños trans con la terapia de conversión, brindando exenciones religiosas e incluso afirmando que los adultos pueden dar su consentimiento libremente a la terapia de conversión.

Las propuestas de legislación del Reino Unido empeoraron este año cuando se anunció que la prohibición solo cubriría la orientación sexual y no la identidad de género. Por otro lado, Escocia se ha separado de la postura arcaica de los Tories, produciendo su propio informe de un grupo asesor de expertos del gobierno. El informe integral fue bien recibido por la comunidad LGBTQ+, centró a los sobrevivientes en todas las áreas y estableció principios clave para legislar en contra de la terapia de conversión.

Estos incluyeron una prohibición futura que debe cubrir cualquier tratamiento, práctica o esfuerzo que tenga como objetivo cambiar, suprimir o eliminar la orientación sexual, la expresión de la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de género de una persona, y brindar orientación específica sobre las experiencias de las personas de color LGBTQ+. – y sobrevivientes de grupos religiosos étnicos minoritarios.

En mayo, los obispos y las obispas de la Iglesia Anglicana de Gales celebraban que el Gobierno galés prohíba las “terapias” de conversión antiLGTBI. El pasado febrero, Israel prohibía las terapias de conversión para miembros de la comunidad LGTBQ+. Al otro lado del Atlántico, la Cámara de los Comunes de Canadá le dio su visto bueno el pasado diciembre,  por unanimidad, a un proyecto de ley para prohibir las pseudoterapias de conversión, y definitivamente el pasado enero de este año. Se trata de un veto total, no solo en menores de edad, y contempla penas de hasta cinco años de cárcel para quien inflija estas prácticas y hasta dos para quien se beneficie económicamente de las mismas o las publicite. El Senado aprobó el texto en una tramitación exprés apenas seis días más tarde y, tras recibir la firma de la gobernadora general, entró en vigor el pasado 7 de enero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

Sin embargo, hace unos meses conocíamos que Boris Johnson cedía a la presión del lobby transexcluyente y dejará fuera de la prohibición de las «terapias» de conversión la identidad de género. Y más recientemente, el Consejo General del Poder Judicial español criticaba en su informe no preceptivo, la prohibición de las mal llamadas terapias, en el proyecto de la ley Trans española. A esto se sumaban las desafortunadas palabras de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, gracias a los votos de la extrema derecha, Díaz Ayuso quien  no sancionará al obispo homófobo Reig Plá por las terapias para ‘curar’ la homosexualidad’.

La situación en otros países

Canadá y Francia se unieron al reducido grupo de países que han prohibido las pseudoterapias de conversión, ya sea de manera general o en menores de edad el pasado mes de enero. Le siguió Nueva Zelanda el pasado 15 de febrero, y el pasado marzo les seguía Chile que prohíbe por ley las “terapias reparativasde la homosexualidad o la transexualidad.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor en 2019 tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril del mismo año  también  se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y en mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo hemos aprobó por ejemplo en enero de 2019  por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México. y en julio de 2021 el Estado de Yucatán.

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. La siguió Alemania el año pasado, aunque con un texto limitado a los menores de edad y con ciertas ambigüedades que el próximo Gobierno de Olaf Scholz se ha comprometido a revisar. El próximo país en sumarse será posiblemente Francia, cuya Asamblea Nacional aprobó en octubre, también por unanimidad, el veto a las pseudoterapias de conversión. Irlanda ha dado pasos en la misma dirección, antes de la disolución del Parlamento con la convocatoria de elecciones en 2020, y también se debate sobre el asunto en Austria. En mayo de este año, el Gobierno británico de Boris Johnson anunció un proyecto de ley, mientras que en Albania existe un veto de facto, toda vez que el colegio de Psicología prohíbe a sus miembros la práctica de cualquier procedimiento encaminado a intentar cambiar la orientación sexual o la identidad de género, ya sea en menores de edad o en adultos.

En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

Y, por fin, El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó el pasado junio el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión  aprobado por el Consejo de Ministros, iniciando ya su trámite para su debate y aprobación en el Congreso de los Diputados que culminó el pasad9 22 de diciembre con su aprobación por mayoría en el Congreso de los Diputados (188 votos a favor, 150 en contra y 7 abstenciones), el pleno del Congreso Diputados  de España aprobó y que ha sido remitido al Senado para su ratificación.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

california-terapias-conversion-fraude-696x473La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de 2021, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas.

Hace unos días conocíamos que funcionarios de escuelas cristianas acusados de intentar ‘exorcizar’ a un adolescente gay para expulsar ‘demonios

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

Fuente LGTBQNation/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

La homosexualidad como tarea eclesial: Bendito sea Dios y bendito sea el hombre

Lunes, 8 de enero de 2024

IMG_1983“Ya no es ni sabio ni lícito confinar las tendencias homosexuales en la cárcel del pecado” 

“A la Iglesia le está costando mucho reconocer a fondo y con todas las consecuencias la humanidad que anida en todos los comportamientos humanos”

“Para mí está muy claro que la Iglesia católica no está para rechazar ni condenar a nadie, mucho menos para dar con su puerta en las narices a quien llama a ella en busca de amparo al pedir su bendición”

“Si se bendicen los coches y los barcos y los edificios, ¿cómo no se va a poder bendecir a un homosexual o a una pareja de seres humanos, sean cuales sean su orientación sexual y sus compromisos sociales, que precisamente demandan de la Iglesia católica comprensión y amparo?”

“Me atrevería a enviarle una palabra de aliento al actual papa Francisco para que no se amilane a la hora de contemplar toda la humanidad de los hombres y asumirla como tarea de incesante mejora”

RD entrevista al prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe. Víctor Manuel Fernández: “Se bendice a dos personas que están en pareja (…) Se ve que es un tema que provoca urticarias”, por Jesús Bastante

En su mensaje con motivo de la Semana de Oración por la Unidad de los CristianosLos obispos piden a las parroquias “una inmensa capacidad de acogida” y perdón a quienes se han sentido excluidos, por José Lorenzo

Fiducia supplicans: El amor de Dios es inclusivo siempre, por Joaquín Sánchez Sánchez

La bendición de parejas del mismo sexo: “Los cristianos somos verdaderamente tales cuando somos más humanos”, por Gregorio Delgado
Fiducia supplicans: “No es lo que cambia, sino el pánico a los pasos que puedan seguir”, por José Mª Rojo G

Malitia supurans’: Sobre algunas críticas a ‘Fiducia supplicans’. “O no han leído la declaración o les importa una higa lo que diga”, por Bernardo Pérez Andreo

Dada la trayectoria de las publicaciones que vengo haciendo en RD y desde mi convencimiento de ser un buen católico que trata de aquilatar y vigorizar su fe, lo primero ante Fiducia Supplicans es reconocer que se trata de un documento valiente, aunque de suyo no sea más que un pasito hacia adelante.

La razón principal es que a la Iglesia le está costando mucho reconocer a fondo y con todas las consecuencias la humanidad que anida en todos los comportamientos humanos. En nuestro tiempo ya sabemos que la procreación no depende de un determinado comportamiento del hombre y de la mujer, pues se han abierto otros caminos que la coyunda conyugal. Por otro lado, ya no es ni sabio ni lícito confinar las tendencias homosexuales en la cárcel del pecado. ¡Cuánto queda todavía por recorrer para que la Iglesia oficial reconozca la densidad de humanidad que hay en todos estos ámbitos!

Si de bendiciones se trata, no me cabe la menor duda que la más honda y determinante bendición del hombre es su propia existencia como tal, con las potencialidades y condicionamientos que sus genes predeterminan. Nada existe ni persiste que no haya sido bendecido antes por Dios.

Siguiendo esta pauta, para mí está muy claro que la Iglesia católica no está para rechazar ni condenar a nadie, mucho menos para dar con su puerta en las narices a quien llama a ella en busca de amparo al pedir su bendición. Si se bendicen los coches y los barcos y los edificios, ¿cómo no se va a poder bendecir a un homosexual o a una pareja de seres humanos, sean cuales sean su orientación sexual y sus compromisos sociales, que precisamente demandan de la Iglesia católica comprensión y amparo?

Lo de menos es si un enlace homosexual puede ser considerado un matrimonio al estilo de los matrimonios que reconoce y celebra la Iglesia católica, pues matrimonios hay fuera de su seno y de sus condicionantes que son, objetivamente, mucho más sanos, consolidados, hermosos y hasta sacramentales que los que ella acepta y bendice. Lo importante es saber que nada, absolutamente nada de lo humano, cae fuera de su ámbito misional. Y, pónganse como se pongan algunos pastores, obispos y teólogos, la homosexualidad es humana y, como tal, debe ser asumida, valientemente, por la Iglesia de un Jesús que desenredó todos los zarzales en que quisieron meterlo y dejó meridianamente claro que nuestra única obligación es “hacer el bien”.

Si algún eco tienen estas columnas y de algo vale cuanto en ellas se dice, desde ellas me atrevería a enviarle una palabra de aliento al actual papa Francisco para que no se amilane a la hora de contemplar toda la humanidad de los hombres y asumirla como tarea de incesante mejora. Llevamos tanta porquería en nuestra mochila que nos doblega las espaldas y no nos permite contemplar de frente el hermosísimo horizonte panorámico de un amor divino creativo, que demanda nuestra colaboración en tan importante y reconfortante tarea. De ahí que, cuanto más logre acercar el papa Francisco la Iglesia católica que gobierna a los seres humanos de nuestro tiempo, es decir, cuantos más consiga que llamen a Dios “padre” y se propongan hacer el bien, más la embellecerá y más gozosa será su tarea de evangelización.

No es necesario entrar aquí a valorar las enormes lagunas que hay en la doctrina de la Iglesia para analizar y comprender como es debido la sexualidad humana. Es ese un ámbito en el que hay mucha tela que cortar. Bástenos saber que la homosexualidad es algo que nos da la naturaleza de por sí y, precisamente por ello, algo que debemos asumir con todas sus consecuencias. Quien no vea la diferencia que hay en que una pareja de homosexuales se ponga a blasfemar o demande la bendición de la iglesia, que se rasgue las vestiduras para su propia vergüenza y desnudez.

Si yo tuviera alguna responsabilidad pastoral, no solo no dudaría un instante en bendecir a una pareja de homosexuales que me lo pidiera, sino que iría mucho más lejos ofreciéndoles mi apoyo para seguir llamando “padre” a Dios y haciendo el bien a todos sus semejantes. Es esa una postura o visión del tema que no me impide aplaudir con fervor al papa Francisco en los pequeños pasos que tan valientemente va dando en la buena dirección. ¡Chapeau, santo Padre!

Fuente Religión Digital

Biblia, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Iglesia Católica , , ,

Desmantelan una secta en Caceres que obligaba a tener sexo para curar la homosexualidad, liderada por un psicólogo y su esposa.

Jueves, 4 de enero de 2024

IMG_2035IMG_2036Esta “secta destructiva” promocionaba supuestas “terapias heterosexualizantes” que obligaban a sus víctimas a mantener “relaciones sexuales sanatorias” con la líder del grupo, con la promesa de “curar” la homosexualidad. En sus sesiones utilizaban técnicas de manipulación coercitiva, con las que lograban “sucumbir” la voluntad de sus adeptos, cuya salud física y psíquica ponían en riesgo al convencerles, en muchas ocasiones, de que abandonaran las terapias médicas convencionales avaladas por la evidencia científica, lo que también suponía un fraude económico.

En Valverde de la Vera (Cáceres) la Policía Nacional ha desarticulado una secta liderada por un psicólogo y su esposa que mantenía un discurso de odio hacia la homosexualidad, a la que tachaban de enfermedad, y para la que proponían, como terapia, mantener relaciones sexuales obligadas con la líder del grupo. La pareja, formada por la responsable de la organización y que se hacía llamar “Maestra de maestros” y por su marido, psicólogo, llevaba 20 años trabajando en este tipo de terapias de reconversión.

Itziar, la líder de la secta destructiva que practicaba terapias “curativas” con métodos extremos, como mantener relaciones sexuales con seguidores homosexuales. Junto a su esposo, fundaron la Escuela Aquí y Ahora, donde la gente de clase media-alta pagaba hasta 2.000 euros al mes por talleres ‘sexuales‘ en una finca de La Vera. Trece víctimas ya han denunciado.

Según ha informado la Policía en un comunicado, el pasado día 16 de diciembre agentes de este cuerpo y funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria detuvieron a un psicólogo y su mujer, quienes dirigían esta sociedad. La sorpresa llegó cuando la Policía irrumpió en la finca Las Cuacas, propiedad de la pareja, durante la Operación Absit. La líder, Itziar, de 60 años, se tomó la detención con frialdad, expresando que “el mal ha venido a detenernos“. La secta operaba desde hace 20 años sin llamar la atención de los vecinos. Sexo, drogas, manipulación, coacciones y estafas económicas eran moneda corriente, pero lo más impactante era el abuso contra menores y las terapias ‘curativas‘ para homosexuales

El psicólogo, respaldado por su título en Psicología, llevaba a cabo “pseudo-psicoterapias” sin contar con la habilitación sanitaria requerida. Las actividades se realizaban en un local en Madrid, donde tenían lugar las “terapias” una vez por semana, y en la amplia finca del municipio cacereño, que también fue registrada. Durante estos procedimientos ilegales, se incautaron 100.000 euros en efectivo, sustancias estupefacientes, así como material informático y documental relevante para la investigación.

La Policía recibió la alerta a través de un correo electrónico en marzo, detallando el calvario de un hombre.

En su página web, aparentemente normal, ofrecían acompañamiento psicológico a través del método Gestalt en una ubicación situada a varios kilómetros de cualquier núcleo urbano en Valverde de la Vera por la que pasaron hasta 50 personas.

Las terapias se ofrecían tanto a adultos como a adolescentes o parejas y una vez que se iniciaba el acompañamiento, los dos responsables de la secta manipulaban a sus clientes haciendo uso de sustancias estupefacientes.

El modus operandi de la secta involucraba técnicas de manipulación coercitiva para doblegar la voluntad de los adeptos, quienes ponían en peligro su salud física y psíquica al abandonar tratamientos médicos convencionales respaldados por la evidencia científica. El discurso de odio del psicólogo y su esposa consideraba la homosexualidad como una “enfermedad reversible”. Para revertirla, los adeptos eran instigados a practicar abstinencia y mantener relaciones sexuales “obligadas” con la líder del grupo, aprobadas por el propio psicólogo.

Itziar convencía a homosexuales de que podían curarse mediante abstinencia y terapias heterosexualizantes, que incluían mantener relaciones sexuales con ella. La gurú sostenía un discurso de odio hacia la homosexualidad, atribuyéndola a seducciones maternas. La secta incluso coaccionaba a hijos de adeptos, suministrándoles marihuana.

 Durante las “pseudoterapias“, se facilitaban estupefacientes como marihuana, MDMA, ayahuasca o peyote (drogas psicoactivas y alucinógenas de origen químico y natural, respectivamente), con el objetivo de inducir “estados específicos de consciencia” en los pacientes. En los talleres sexuales, se escenificaban violaciones y se promovían separaciones de parejas estables. Itziar, licenciada en Ciencias de la Información, ejercía una influencia dominante, exigiendo obediencia ciega. La secta llegó a tener hasta 50 adeptos en la finca y operaba también en Madrid. Aislados de su entorno, los seguidores abonaban entre 1.500 y 2.000 euros mensuales, pagos en negro. La Agencia Tributaria investiga el fraude, que podría rondar los dos millones de euros.

Estas prácticas ilícitas se extendieron a lo largo de más de 20 años, atrayendo a más de 50 personas que se aislaron de sus entornos familiares, sociales y profesionales, bajo el control total de los detenidos.

Instaban a sus seguidores a dedicarse a las funciones que les fueran encomendadas dentro del grupo, a seguir sus directrices y someterse a un “control total” hasta el extremo de no tener capacidad para discernir en qué lugar residir, qué estudios cursar o con quién contraer matrimonio. Ambos se enriquecían a través de estas prácticas ilegales con constantes demandas económicas, por las cuales los adeptos no recibían ningún tipo de factura ni justificante de pago.

La Policía Nacional acusa a la pareja de participar en delitos contra la salud pública, lesiones, contra la libertad sexual, contra los derechos de los trabajadores, intrusismo profesional, coacciones, contra la integridad moral, blanqueo de capitales y asociación ilícita. Las actividades ilegales se tradujeron en el enriquecimiento de los detenidos, quienes demandaban constantemente pagos económicos sin proporcionar facturas o justificantes. Este desmantelamiento revela una red clandestina que operó durante décadas, causando daño a la salud física y psicológica de numerosas personas.

La operación ha sido llevada a cabo por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional con la colaboración de la Unidad de Análisis de la Conducta de la Comisaría General de Policía Judicial y la Unidad Regional Operativa de Madrid y Extremadura y el Área de Operaciones Terrestres de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria. También ha contado con la colaboración de la Brigada Provincial de Información de Cáceres y se ha realizado bajo la dirección del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número Uno de Navalmoral de la Mata (Cáceres).

Según han informado a EFE fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, la pareja ha quedado en libertad con cargos, con la obligación de comparecer ante el juez cada 15 días.

La mañana, del 26 de diciembre, la líder de la organización regresaba a las instalaciones donde llevaba a cabo las terapias con una sonrisa y se mostraba amable con los medios de comunicación.

 Por el momento, los investigadores continúan con sus análisis y pesquisas para recabar más información económica y patrimonial, con trece víctimas ya identificadas. La Escuela Aquí y Ahora, con sus prácticas aberrantes, ha sido desarticulada, dejando al descubierto un oscuro mundo de manipulación y abuso.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Uwe Grau: “Mi homosexualidad es un regalo de Dios, especialmente en mi vocación sacerdotal”

Lunes, 4 de diciembre de 2023

IMG_1634Uwe Grau Queer Christ Ulm

Uwe Grau, el sacerdote alemán que confesó su condición con la campaña #OutInChurch

“Me di cuenta de que era gay cuando tenía 35 años. Sólo a esta edad pude admitirlo ante mí mismo. Luego busqué ayuda terapéutica. Aprendí a mirarme con misericordia. Soy gay, eso es algo bueno y eso es lo que Dios quería”. Es la confesión de Uwe Grau, un sacerdote alemán que es párroco en Biberach

“Ya no quiero tener que ocultar mi homosexualidad. Para mí es un regalo de Dios, especialmente en mi vocación sacerdotal”

“En general, la acogida fue muy positiva. Mi jefe, el párroco principal de nuestra unidad de atención pastoral, que incluye nueve parroquias, ha recibido llamadas de vez en cuando que estaban molestas con él por esto. Pero nunca me contactaron personalmente, lo cual creo que es una pena”

Me di cuenta de que era gay cuando tenía 35 años. Sólo a esta edad pude admitirlo ante mí mismo. Luego busqué ayuda terapéutica. Aprendí a mirarme con misericordia. Soy gay, eso es algo bueno y eso es lo que Dios quería. Es la confesión de Uwe Grau, un sacerdote alemán que es párroco en Biberach, que decidió ‘salir del armario‘ hace dos años en la campaña #OutInChurch y que atiende espiritual y pastoralmente a cristianos quer en Ulm. Para él, esa confesión fue algo “liberador”, aunque no todos los han entendido. “Ya no quiero tener que ocultar mi homosexualidad. Para mí es un regalo de Dios, especialmente en mi vocación sacerdotal”, señala en entrevista con Katholisch.

IMG_1635Fotograma del vídeo donde el cura Uwe Grau sale del armario RRSS

“En general, la acogida fue muy positiva. Mi jefe, el párroco principal de nuestra unidad de atención pastoral, que incluye nueve parroquias, ha recibido llamadas de vez en cuando que estaban molestas con él por esto. Pero nunca me contactaron personalmente, lo cual creo que es una pena”, señala el sacerdote, quien también reconoce que recibió cartas anónimas insultándolo.

“Yo digo que Dios nos dio la sexualidad como un buen regalo que enriquece y llena nuestra vida. Dios es amor y cuando las personas se aman unas a otras, eso está muy bien a cualquier edad, ya sea heterosexual o queer. En nuestra Iglesia, cualquier cosa que tenga que ver con la sexualidad inmediatamente parece ser un problema. Pero la sexualidad en todas sus formas es un regalo de Dios. La sexualidad debe ser algo hermoso y satisfactorio. La Biblia está llena de hermosas imágenes de amor entre dos personas. También se utilizan una y otra vez como imágenes del amor entre Dios y nosotros, los humanos”, señala

Si tomamos en serio la interpretación bíblica actual y los descubrimientos de las ciencias humanas -prosigue Uwe Grau-, la homosexualidad no es un desarrollo extraño del ser humano, ni un pecado, ni siquiera una enfermedad. Si nosotros, como institución eclesiástica, fuéramos abiertos sobre el hecho de que tenemos muchos empleados de la Iglesia que son homosexuales, incluidos nosotros, los sacerdotes, recuperaríamos más credibilidad. En cualquier caso, ya no quiero tener que ocultar mi homosexualidad. Para mí es un regalo de Dios, especialmente en mi vocación sacerdotal”.

Bendición de parejas homosexuales

En este sentido, Grau reconoce que le gustaría ver en la Iglesia un enfoque más abierto hacia la sexualidad y los estilos de vida queer” y es muy partidario de bendecir a las parejas del mismo sexo que quieren decirse sí ante Dios. “Dios no hace excepciones. En Ulm celebramos servicios religiosos en los que también bendecimos a parejas y esta oferta es muy bien recibida. Estoy muy satisfecho. Espero volver a bendecir a una pareja gay el próximo año. Los dos se preparan intensamente para la celebración y se concentran mucho en su fe. Esto es realmente lindo”, reconoce.

IMG_1636Programa de la televisión alemana en donde Grau confesó su homosexualidad.
RRSS

Grau está a la espera del modelo litúrgico para estas celebraciones que está elaborando la Conferencia Episcopal Alemana, tal y como se decidió en el Camino Sinodal. Sé que otros sacerdotes bendicen a las parejas del mismo sexo, pero no lo hacen público. Creo que es hora de que nos hagamos cargo de ello. Existe un miedo enorme al cambio… y a perder poder. Pero siempre deberíamos preocuparnos primero por las personas. En el anuncio tenemos una misión para el pueblo que nos ha sido confiado. ¿Y cómo podemos ser creíbles si no abordamos abiertamente las cuestiones que nos preocupan como seres humanos?”, se pregunta.

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , ,

El ultra cardenal Müller: Las reflexiones sinodales sirven para prepararnos ante la aceptación de la homosexualidad

Miércoles, 8 de noviembre de 2023

Conference for priests at the Pontifical Lateran University in Rome March 11. Pictured: Bishop Gerhard Muller of Regensburg, Germany. (CNS photo/Paul Haring)Cardenal Gerhard Müller (CNS photo/Paul Haring)

El National Catholic Register ha querido conocer la visión del sínodo que tiene uno de sus participantes más inusuales: el cardenal alemán Gerhard Müller, que se teme lo peor de lo que nos queda por venir.

No dicen abiertamente lo que quieren decir. No pueden decir abiertamente: «Queremos contradecir la Palabra de Dios». Pero están introduciendo una nueva hermenéutica con la que quieren reconciliar la Palabra de Dios con estas ideologías anticristianas”, declara el exprefecto para la Doctrina de la Fe al vaticanista Edward Pentin. “Pero no podemos reconciliar a Cristo y el Anticristo. Esta ideología homosexual, ‘LGBT’ es, en esencia, una ideología anticristiana. Es el espíritu del Anticristo el que habla a través de ellos.

Comparándolo con otros sínodos en los que ha participado, Müller encuentra que este sínodo está en cierto modo ‘trucado’, lo que ha punta a un resultado preordenado. “En sínodos anteriores eran los obispos los que guiaban todo. Su organización y aportes no vinieron desde arriba. En sínodos anteriores, todos los obispos en el plenario podían hablar de lo que quisieran. Ahora todo está guiado, está preorganizado y es difícil hablar en el Pleno porque el tiempo disponible es corto y, según las reglas, sólo se puede hablar una vez y sólo durante tres minutos”.

Otro de los aspectos desconcertante es ese énfasis en que todo lo que allí se decía procedía del Espíritu, entendemos que Santo, lo que llevaba a igualar las contribuciones de los doctos con las de los iletrados. “Eran las voces del Espíritu Santo, como si fuéramos principiantes en el estudio de la teología. Era como en el seminario o en la universidad, pero un sínodo no es una escuela para principiantes – sin embargo, nos hablaban como si […] los obispos no supieran mucha teología. Muchos obispos allí entendían teología y no podían hablar”.

Y pone un ejemplo: “Uno de los oradores asignados […] habló de un familiar que era bisexual, que se suicidó, y la conclusión era que la Iglesia debe estar abierta, no a estas personas sino a la ideología. La ideología tiene la culpa. Pero no podemos resolver cuestiones y problemas teológicos a través de las emociones. Esto es solo hablar emocionalmente del Espíritu Santo y nos han dicho que no debemos entrar en controversias, que no es posible hablar en contra de algo o seremos estigmatizados como enemigos del Espíritu Santo”.

Pero no hablan expresamente del Espíritu Santo, sino del «Espíritu», lo que lleva a Müller a recordar la Primera Carta de San Juan cuando, en el capítulo cuarto, al principio, dice: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. En esto conocéis el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios, y todo espíritu que no confiesa a Jesús, no es de Dios”.

“Algunos oradores también hablan de apertura y definen qué es la tradición, que “no sería estática, sino dinámica”. Pero al final, todas estas reflexiones llamadas sinodales pretenden prepararnos para aceptar la homosexualidad. Sólo esto: No hubo mención de Jesucristo [o] de la Revelación divina, de la gracia de las personas humanas creadas a imagen y semejanza de Dios, y de Dios como meta de nuestra existencia humana. Todo está patas arriba para que ahora tengamos que estar abiertos a la homosexualidad y a la ordenación de mujeres. Si analizamos todo, se trata de convertirnos a estos dos temas”.

Fuente The National Catholic Register

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

Chile: Encuesta Nacional de Salud, Sexualidad y Género: el 80,8% acepta la homosexualidad, mientras en 1998 el número era de apenas 3,4%

Miércoles, 25 de octubre de 2023

IMG_0952El Movilh calificó a los resultados como “un reflejo de un cambio histórico y profundo que ha experimentado la sociedad, que pasó de un país que penalizaba la homosexualidad a otro que erradicó todas sus leyes homo/transfóbicas”. El Movimiento advirtió, empero, que el reconocimiento actual de la homo/transexualidad en los estudios estatales sigue siendo bajo al compararse con cualquier investigación privada y con la realidad.

Como “un reflejo de un cambio histórico y profundo que ha experimentado la sociedad, que pasó de un país que penalizaba la homosexualidad a otro que erradicó todas sus leyes homo/transfóbicas”, calificó hoy el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) los resultados de la Encuesta Nacional de Salud, Sexualidad y Género (Enssex) dado a conocer hoy por el Ministerio de Salud (Minsal).

De acuerdo al sondeo, aplicado entre agosto y diciembre del 2022 a 20.392 personas mayores de 18 años de todas las regiones del país; en la actualidad el 80.8% de las personas acepta la homosexualidad, mientras en 1998 la cifra era apenas del 3,4%, según la denominada Encuesta Nacional de Comportamiento Sexual (Cosecon) aplicada en esa época.

Del total quienes aceptan la homosexualidad el 78,6% son hombres y el 83% mujeres, mientras en 1998 el 2,8% eran hombres y el  4% mujeres.

“Las cifras dan cuenta de una transformación  sociocultural radical a favor de la no discriminación que se ha dado en solo 24 años. Mientras en los 90 la percepción hegemónica sobre la homosexualidad era transversalmente negativa hoy ocurre todo lo contrario, lo que sin duda impacta positivamente en la calidad de vida de las personas LGBTIQ+, pues al encontrarse con contextos menos hostiles a la diversidad sexual y de género, pueden ser más libres y vivir sin el miedo del pasado, cuando costaba la cárcel tener una orientación sexual o identidad de género distinta a la mayoritaria. Felizmente, las generaciones más jóvenes, están desarrollándose en un país con menos estigmas”, apuntó el Movilh       .

Entre los 18 a 29 años, siguiendo el estudio,  la aceptación a la homosexualidad llega al 87,4%; entre los 30 y 39 años al 85,4%; entre los 40 a 49 años el 81,1%; entre los 50 a 59 años al 78,3%; y al 71,4% en quienes tienen 60 años más. En este último grupo etario  el rechazo llega al 21,4%, “situación sin duda explicable por la educación prejuiciosa  y sin posibilidad de debate que recibieron en el pasado”, redondeó el Movilh.

“Otro dato particularmente significativo arrojado por el estudio es el porcentaje de personas que dice presentar síntomas de ansiedad y depresión según su orientación sexual, pues si bien las personas LGBTIQ+ están más afectadas, cisgéneros y heterosexuales también explicitan conflictos en un número no muy diferente al de la diversidad sexual y de género, pese a que este último grupo humano ha sufrido históricamente la discriminación. Esto, sin duda, debe ser considerado por los profesionales de la salud mental, algunos de los cuales suelen adelantarse con conclusiones sobre los niveles de depresión  más graves de las personas, adjudicando solo problemas por su orientación sexual LGBTIQ+ y no a cisgéneros o heterosexuales”.

En efecto, el 52,4% de los heterosexuales y el 37% de los homosexuales, gays, lesbianas, bisexuales u otros no presenta síntomas de ansiedad y depresión asociado a su orientación sexual; el 32,7% de los heterosexuales y el 42% de la diversidad sexual presenta síntomas leves; el 9,5% de los heterosexuales y el 15,6% de la diversidad sexual presenta síntomas moderados y el 3,1% de los heterosexuales y el 5% de la diversidad sexual presenta síntomas severos.

Otros datos arrojados por el estudio se refieren al nivel de reconocimiento de la homosexualidad, bisexualidad o transexualidad. “En este punto, y por alguna razón sin duda técnica, las investigaciones estatales deben mejorar su metodología, pues siguen arrojando cifras que están muy por debajo de los estudios efectuados por privados, que se acercan de mejor manera a la realidad y a las cifras que se manejan a nivel internacional”, redondeó el Movilh

Según la investigación, un 94,3% se declara heterosexual y apenas un 4%  homosexual, gay, lesbiana u otro, mientras en 1998 el 99,2% decía ser heterosexual y un 0,3% homosexual, lesbiana, bisexual u otro.

En la actualidad, el 2,5% se declara lesbiana, homosexual o gay; un 0.9%, bisexual y un 0,6%.

Entre los 18 a 29 años el 8,5% de los hombres y el 11,1% de las mujeres se declara homosexual, gay, lesbiana,  bisexual u otro; entre los 30 y 39 las cifras son de 4,2% en los hombres y de 5,2% en las mujeres;  entre los 40 y 49 años de 3,7% en los hombres y de 1,5% en las mujeres; entre los 50 y 59 años de 1,1% en los hombres y de 0.4% en las mujeres y en quienes tienen más de 60 años de 0.7% en los hombres y de 0,5% en las mujeres.

Finalmente, el 0,8% de las personas se declara trans (1.1% son hombres y 0.6% mujeres) y el 0,2% dice ser no binario u otro (0.2% en el caso de quienes fueron identificados como hombres al nacer y el 0,1% como mujeres).

El error absoluto reportado por el estudio a nivel nacional es de  ± 0,7% y su nivel de confianza de 95%

Fuente MOVILH

General, Historia LGTBI , , , , ,

El obispo ultra Joseph Strickland: “No podemos honrar a Dios, que es la verdad, intentando ofrecer bendiciones que van en contra de Su verdad”

Miércoles, 18 de octubre de 2023

Joseph-Edward-Strickland-obispo-Tyler_2467863195_16128982_660x371Mons. Joseph E. Strickland, obispo de Tyler (Texas, EE.UU), ha escrito una nueva carta pastoral en la que ataca despiadadamente la homosexualidad y la transexualidad y advierte a quienes defienden los derechos de las personas LGTBIQ+ desde dentro de la propia Iglesia que la verdad no se puede cambiar.

Tras recordar que el hombre ha sido creado a imagen y semejante de Dios, varón o mujer, el obispo dice en su carta: “El hecho de que la comunidad humana está perdiendo este hilo de verdad es una de las tendencias más sorprendentes y devastadoras de nuestro tiempo. La confusión y el daño que surgen al abandonar nuestra identidad biológica y dada por Dios están arraigados en la tendencia moderna de negar la soberanía de Dios y, para muchos, incluso negar su propia existencia, convirtiéndonos así en «dioses» en nuestras mentes.

El prelado afirma que “en la cultura actual existe una preocupación por la propia identidad, que habla de un anhelo profundamente arraigado en el corazón y el alma de cada persona por encontrar un sentido a su vida. Intentamos expresar de algún modo, a través de la realidad física de nuestras vidas, las conmociones que sentimos dentro de nuestras almas”, pero advierte que “no podemos crear y no creamos nuestra propia identidad; nuestra identidad proviene únicamente de nuestro Creador”.

Mons. Strickland señala que “vemos muchas agendas en el mundo de hoy que se relacionan con la identidad humana, en particular con la «identidad sexual». Una que está muy ante nuestros ojos en este tiempo es la agenda LGBTI”.

Tras citar cínicamente la carta sobre la atención pastoral a los homosexuales por parte del por entonces cardenal Ratzinger a los obispos de EE.UU, afirma: “Debemos ser cariñosos pero claros, por lo tanto, en que aquellos que llevan la carga de la atracción hacia el mismo sexo no deben actuar sobre estas inclinaciones porque tales actividades son contrarias a la identidad biológica y dada por Dios del individuo, y por lo tanto contraria a la voluntad de Dios en todos los casos. Nosotros, como clero, familiares y amigos, debemos rodear a estas personas de amor y apoyo para que puedan abrazar sus cruces y vivir la auténtica identidad que Dios les ha dado”.

El obispo de Tyler reflexiona sobre, según el “el avance descontrolado de la transexualidad” en Occidente: “El movimiento transgénero es otra cara de la agenda LGBTQ, y también está en desacuerdo con la comprensión católica del ser humano. Este movimiento busca alterar fundamentalmente la forma en que nuestro mundo ve la identidad biológica y dada por Dios a cada persona. En estos tiempos, un número cada vez mayor de jóvenes se ven atrapados por el movimiento transgénero en lugar de que se les diga la verdad de quiénes son como hijos amados de Dios. Ciertamente podemos reconocer que hay razones complejas por las que una persona puede tener sentimientos de disforia de género, pero es importante que cada persona entienda que independientemente de los sentimientos, la identidad biológica de una persona es dada por Dios, y es inmutable por el hombre”.

Y defiende que “Los padres no deben tener miedo de abordar la falsedad de la ideología de género con sus hijos de una manera apropiada para su edad, y los padres también deben reforzar el hecho de que aunque las hormonas y las cirugías pueden cambiar la apariencia de uno, esos procedimientos médicos no pueden cambiar el sexo de ni siquiera una célula del cuerpo”.

De forma  incongruente con su discurso, exhorta a mantener la caridad en la verdad: “Es importante señalar aquí que SIEMPRE, SIEMPRE debemos tratar a todas las personas con respeto, compasión y reconocimiento de su dignidad intrínseca. Por lo tanto, los hombres y mujeres con tendencias homosexuales o con disforia de género deben ser tratados con amor y compasión y siempre deben ser respetados como los preciosos hijos de Dios que son. Esto incluye decirles la verdad con caridad”.

Mons Strickland  en un ataque direto al papa Francisco, denuncia el “intento por parte de muchos de cambiar la doctrina de la Iglesia en estos temas tan fundamentales. El sínodo sobre sinodalidad parece ser el instrumento que van a usar para ello”: “Todo esto nos lleva al próximo Sínodo sobre la Sinodalidad, que está surgiendo como un intento de algunos de cambiar el enfoque del catolicismo de la salvación eterna de las almas en Cristo, a hacer que cada persona se sienta afirmada independientemente de las elecciones que haya hecho o vaya a hacer en la vida. Uno de los temas que al parecer se debatirán durante el Sínodo es la bendición de las relaciones homosexuales. El arzobispo Víctor Manuel Fernández, Prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, declaró en julio de 2023, al ser preguntado sobre las bendiciones a parejas homosexuales: «Si se da una bendición de tal manera que no cause esa confusión, habrá que analizarla y confirmarla».”

Con su habitual soberbia, afirma que hay que afirmar contra el error, la doctrina perenne de la Iglesia: “Sin embargo, debemos fijarnos en la enseñanza perenne e inmutable de la Iglesia: tal bendición no sería lícita y, por lo tanto, indudablemente causaría confusión. De hecho, la misma oficina, la Congregación (ahora Dicasterio) para la Doctrina de la Fe, publicó una declaración el 15 de marzo de 2021, titulada Responsum de la Congregación para la Doctrina de la Fe a un dubium relativo a la bendición de las uniones de personas del mismo sexo. En este Responsum, el anterior Prefecto de la Congregación, el Cardenal Luis Ladaria, afirmaba que Dios «no bendice ni puede bendecir el pecado» y que, «por las razones mencionadas, la Iglesia no tiene ni puede tener la facultad de bendecir las uniones de personas del mismo sexo en el sentido pretendido anteriormente».”

Porque, afirma, la verdad no puede cambiar: “Puesto que la verdad no puede cambiar, debemos reconocer que el Dicasterio no puede llegar ahora a una conclusión diferente que anularía la declaración original de la verdad del mismo oficio. La verdad se basa en la Palabra Divina de Dios, tal como se revela en la Sagrada Escritura y en la Sagrada Tradición, y tal como es custodiada por el Magisterio de la Iglesia. Por lo tanto, cualquier intento de permitir la bendición de uniones del mismo sexo sería un ataque al Sagrado Depósito de la Fe.”

Tras señalar las razones dadas por Doctrina de la Fe para negar el sacramental de la bendición de las uniones homosexuales, el obispo estadounidense pretende dejar claro que la verdad no discrimina a nadie: “Quiero reiterar que no se trata en modo alguno de discriminar a quienes cargan con el peso de la atracción hacia personas del mismo sexo, sino más bien de recordar la verdad del rito litúrgico y de la naturaleza de los sacramentales. No podemos honrar a Dios, que es la verdad, intentando ofrecer bendiciones que van en contra de Su verdad”.

El obispo de Tyler acaba su carta dando el siguiente mensaje a las personas homosexuales y transexuales, utilizando un lenguaje LGTBIQfóbico: “Para terminar, me gustaría decir a los que sienten atracción por el mismo sexo o disforia de género: Cristo os ama y la Iglesia católica os acoge. Todos luchamos por crecer en santidad. Os invito a que vengáis y os sentéis con nosotros, recéis con nosotros, celebréis el culto con nosotros, y experimentéis el poder abrumador del amor y la misericordia de Dios con nosotros. La verdad es que en el centro de nuestra existencia está el Amor, y no hay poder en el Cielo ni en la Tierra que pueda impedir que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo nos amen plena y completamente. En todo momento se nos invita a abrazar el amor que Dios nos ofrece, pero en su infinita sabiduría y bondad no nos obliga. El amor es una elección, y siempre es un sacrificio, pero es un sacrificio que Él hizo primero por nosotros, y es una elección que nos llama a hacer por Él. Que caigan las escamas de nuestros ojos para que podamos vislumbrar cuánto nos ama Nuestro Padre como a Sus Amados y corramos siempre hacia Él como fuente de nuestra plenitud última. «No temas, porque yo te he redimido; te he llamado por tu nombre, tú eres mío». (Isaías 43:1)”.

Fuente Diócesis de Tyler

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Irak prohibirá las palabras “homosexual” y “género” mientras las parejas del mismo sexo podrían ser ejecutadas en virtud del proyecto de ley anti-LGBT

Viernes, 1 de septiembre de 2023

Sin títuloManifestantes homofóbicos en Irak queman dos banderas del Orgullo con X dibujadas en ellas. (Getty)

Iraq está ordenando a sus plataformas de medios que no utilicen las palabras “homosexual” o “género”.

La Comisión de Medios y Comunicaciones de Irak (CMC, por sus siglas en inglés) emitió nuevas directivas para los medios y las plataformas de redes sociales, ordenándoles que dejen de usar “homosexualidad” cuando hablen sobre personas LGBTQ+ y que en su lugar hablen solo de “desviación sexual“, que el gobierno define como “relaciones sexuales repetidas entre miembros del mismo sexo… si ocurren más de tres veces”, lo que ha avivado las llamas de la discriminación en el país.

El CMC también prohibirá la palabra “género” y prohibirá que todas las compañías de telefonía e Internet con licencia en el país la usen. Los funcionarios afirmaron que la medida tenía la intención de salvaguardar los llamados valores sociales y supuestamente mantener el orden público. Aún no se han publicado sanciones específicas por violar la política planificada, pero se espera que los castigos puedan incluir una multa.

Si bien Irak no prohíbe explícitamente la homosexualidad, las cláusulas de moralidad y percepción pública en su código penal significan que las personas LGBTQ+ son un objetivo rutinario a nivel nacional e institucional.

Un proyecto de ley que prohíbe la homosexualidad fue presentado al parlamento el mes pasado por el jefe adjunto del comité de asuntos legales, Mortada Al-Saadi, quien pidió al presidente del Consejo de Representantes, Mohammed al-halbousi, que lo incluyera en la agenda durante la sesión legislativa que comienza en Septiembre.

En este sentido, se insta a Irak a que abandone esta propuesta de ley que podría dar lugar a la ejecución de quienes sean declarados culpables de “conducta entre personas del mismo sexo”.

El político independiente iraquí Raad Al-Maliki introdujo enmiendas a la “Ley de Lucha contra la Prostitución” el 15 de agosto que convertirían las relaciones entre personas del mismo sexo en un delito penal, castigable con la pena de muerte o cadena perpetua. Cualquiera que fuera encontrado “promoviendo la homosexualidad” sería sentenciado a un mínimo de siete años de prisión, así como a una multa sustancial.

Ahora, un grupo de organizaciones benéficas, incluido el grupo de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW), han instado al gobierno iraquí a derogar la ley. “La ley anti-LGBT propuesta por Irak amenazaría las vidas de los iraquíes que ya enfrentan un entorno hostil”, dijo Rasha Younes, investigadora de derechos LGBT de HRW. Los legisladores iraquíes están enviando un mensaje atroz a las personas LGBT de que su discurso es criminal y sus vidas son prescindibles”, añadió.

Actualmente, la intimidad entre personas del mismo sexo no está prohibida en Irak. Sin embargo, las autoridades han utilizado lagunas en las llamadas cláusulas de moralidad para procesar a las personas LGBT.

También prohíbe la atención que afirma el género, lo que llama “cambio de sexo” basado en el deseo personal. Los intentos de cambiar la identidad de género se castigarían con un mínimo de un año de prisión. El castigo también se aplica a los médicos que administran atención de afirmación de género o realizan cirugías de afirmación de género.

Se hace una excepción para las personas intersexuales que requieren una intervención quirúrgica que confirme el sexo biológico, pero solo categorice a hombres y mujeres.

“El gobierno iraquí no ha logrado abordar las prácticas discriminatorias que sustentan la violencia contra las personas LGBT”, continuó Younes. “En cambio, ha promovido una legislación anti-LGBT ‘basada en la moral’ que alimenta la violencia y la discriminación contra minorías sexuales y de género ya marginadas. El gobierno iraquí debería abandonar inmediatamente la propuesta de ley anti-LGBT y poner fin al ciclo de violencia e impunidad contra las personas LGBT”.

El odio anti-LGBTQ+ ha estado aumentando en la región desde principios de año con otro proyecto de ley publicado por el gobierno regional del Kurdistán en Irak que, de aprobarse, castigaría la defensa de LGBTQ+ con hasta un año de prisión y una multa de cinco millones de dinares. (£ 3.000).

Además, Rasan, el único grupo de derechos humanos en Kurdistán que aboga por la igualdad LGBTQ+, fue prohibido por “actividades en el campo de la homosexualidad” en mayo, según Human Rights Watch.

Según el Índice de Igualdad del grupo de defensa de la comunidad LGBTQ+ Equality Index, Equaldex, que clasifica a los países en función de la igualdad queer, Irak ocupa el puesto 176 de 197.

Una Encuesta Mundial de Valores de 2017-2022 encontró que solo el dos por ciento de los ciudadanos iraquíes cree que la homosexualidad es justificable, mientras que el 55 por ciento la considera injustificable. Además, el índice comunitario de derechos LGBT Equaldex encontró que Irak es uno de los países más homofóbicos del mundo, ocupando el puesto 154 de 197. Los datos recopilados el año pasado sugieren que solo el dos por ciento de la población apoya la homosexualidad, mientras que el 55 por ciento se opone. El resto se negó a responder o afirmó no saber.

Fuente PinkNews/Agencia Nova

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , ,

Pietro Parolin, máximo funcionario del Vaticano: vincular a sacerdotes homosexuales con abusos es una “asociación científicamente insostenible”

Viernes, 21 de julio de 2023

índice41393nsS1uL._SX312_BO1,204,203,200_El cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede, refutó la idea de que la homosexualidad está relacionada con el abuso sexual y escribió en un nuevo libro que culpar a los sacerdotes homosexuales de la crisis de abuso en la iglesia es una “asociación seria y científicamente insostenible”.

El prelado italiano, uno de los funcionarios de más alto rango en el Vaticano, también argumentó:

“‘La orientación homosexual no puede ser considerada ni como causa ni como aspecto propio del maltratador, más aún cuando se desvincula de la disposición general de la persona’”.

Parolin defendió a los sacerdotes homosexuales en el prefacio de un nuevo libro sobre el abuso sexual en la iglesia, Il dolore della Chiesa di fronte agli abusi (“El dolor de la Iglesia ante el abuso”). La colección incluye “contribuciones de varios teólogos católicos, psicólogos y otros expertos en abuso sexual del clero”, según el National Catholic Reporter

Lamentablemente, persiste la falsa asociación entre sacerdotes homosexuales y abuso sexual. El arzobispo Timothy Broglio, de los Servicios Militares de los EE. UU., quien el año pasado fue elegido presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los EE. UU., ha hecho esta afirmación repetida y públicamente. El año pasado, Broglio defendió su afirmación de 2018 de que “no hay duda de que la crisis de abuso sexual por parte de sacerdotes en los Estados Unidos está directamente relacionada con la homosexualidad”, afirmando que “sería ingenuo sugerir que no hay relación entre los dos.

Parolin no es el primer líder católico de alto perfil en refutar estas afirmaciones en los últimos años. En una cumbre del Vaticano de 2019 sobre el abuso del clero, el arzobispo Charles Scicluna de Malta, líder de la sección de abuso del clero del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, dijo: “Generalizar, mirar a toda una categoría de personas nunca es legítimo… nunca se atreva a señalar una categoría como una categoría que tiene tendencia al pecado.”

La nueva declaración de Parolin se hace eco de esta preocupación, como escribe en el prefacio del libro: “Cualquier parcelación de la persona en un solo dato de su historia o personalidad representa una pesada e injusta condena a priori”.

El cardenal Blase Cupich de Chicago, uno de los organizadores de la cumbre de 2019, también descartó la conexión y dijo: “No es por ser homosexual que abusas, como si las personas homosexuales fueran más propensas a abusar de los niños que las personas heterosexuales”.

El padre jesuita Gerald McGlone, sobreviviente del abuso del clero y ex psicólogo jefe del Pontificio Colegio Norteamericano en Roma, dijo que la evidencia apunta a lo contrario: Hoy, sabemos que la mayoría de los pedófilos y otros tipos de agresores sexuales en los Estados Unidos son varones blancos, casados y heterosexuales. Sería ilógico, un poco desinformado y potencialmente dañino sugerir que ser blanco, heterosexual o casado tiene un papel, o incluso causa, la pedofilia o los delitos sexuales”.

En el prefacio, Parolin ofreció sus pensamientos sobre por qué ocurre realmente el abuso y qué se puede hacer para combatirlo. NCR informó:

“La tragedia del abuso, observó [Parolin], está cada vez más relacionada con ‘deficiencias graves de personalidad’, en particular con respecto a las capacidades emocionales y relacionales de un individuo’.

“‘Se vuelve más claro, entonces, cómo el flagelo del abuso, dentro y fuera de la iglesia, está vinculado más bien a personalidades que son discordantes, severamente emocional y relacionalmente deficientes’, escribió…

“En cambio, pide a los seminarios e institutos religiosos que dediquen más tiempo y recursos a la investigación psicológica de los sacerdotes y la formación de las dimensiones plenas de la persona humana, antes y después de la ordenación.

“’Madurez humana: este es precisamente el aspecto central, aunque no exclusivo, que debe tomarse seriamente en cuenta en la evaluación de quienes están en camino vocacional, en los seminarios y comunidades religiosas, y no sólo en la fase inicial del camino’, el escribio.”

Al abordar la pista falsa de la homosexualidad en la discusión sobre el abuso sexual del clero, la nueva publicación de Parolin no solo reduce el chivo expiatorio de los sacerdotes homosexuales, sino de toda la comunidad LGBTQ+. Es importante destacar que también señala a la iglesia hacia un camino más constructivo para proteger a las personas vulnerables de cualquier daño.

—Ariell Simon (ella/ella), New Ways Ministry, 17 de julio de 2023

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Tomás González, gimnasta: “Si, soy gay”

Martes, 18 de julio de 2023

IMG_0030

Quien es considerado el mejor gimnasta en la historia de Chile, habló por primera vez públicamente de su orientación sexual en su libro “Campeón”. El Movilh valoró la declaración del deportista.

El gimnasta y ganador de 9 medallas en Copas del Mundo, Tomás González,  a sus 36 años habló por primera vez de su orientación sexual en su  libro autobiográfico denominado “Campeón: Lecciones, triunfos y caídas de un gimnasta olímpico, que saldrá próximamente a las ventas

“Supongo que ya no es tema, pero sí, soy gay. Y si se trata de hacerlo público, prefiero hacerlo en este libro”, señaló en conversación con La Tercera donde adelanta algunos contenidos de su obra.

González hasta los 24 años tenía proyecciones de casarse, cuando asumió lo que le pasaba. “Lloré muchísimos esos días. Yo estaba en mi proceso de asumirme como homosexual y sentía que moría una parte de mí también”

“Asumirme no fue un proceso fácil. Al final uno crece en una sociedad heteronormal que igual te condiciona. Hoy me alegra que las cosas se estén normalizando”, contó Tomás.

“Uno igual ve a las nuevas generaciones mucho más resueltas, no tienen esta carga quizás de las religiones que han influido mucho en la sociedad”, dijo.

El tres veces finalista olímpico también acusó que sufría malos tratos por parte de Yoel Gutiérrez, su ex entrenador. Una vez, probando un nuevo salto, Tomás se cayó y contó que el técnico le gritó: “¿Por qué fallaste? Maricón”

“Yo estaba tan concentrado en llegar a los Juegos Olímpicos que acepté tratos abusivos de mi entrenador”, reveló.  Finalmente, los malos tratos le pasaron la cuenta y lo afectaron psicológicamente, y decidió cortar relación con él.

después hay que tener la voluntad de seguir. Siempre”, dice González.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) calificó hoy como “un gran paso de libertad” que González comunicara públicamente su orientación sexual, dando con ello una “clara señal de que ser gay, lesbiana, bi, trans o intersex es solo un aspecto más de la vida humana que no merece ser censurable”.

“Con su declaración Tomás González ha dado un decidido paso para su libertad y, muy especialmente, da un aliento a quienes viven aún con temores su orientación sexual o identidad de género. Se trata de quién es considerado el más mejor gimnasta en la historia de Chile. Su mensaje es un ejemplo de que se puede salir adelante pese a la discriminación y la homofobia y, en particular, de que el desempeño y la excelencia deportiva jamás han estado condicionados por la orientación sexual o identidad  de género”, sostuvo el Movilh.

Para el Movilh, con sus afirmaciones “Tomás ha puesto en evidencia los grandes cambios generacionales que existen en nuestro país y el grave y fuerte peso de la discriminación vivida por personas más adultas, que fueron criadas no solo bajo la heteronorma, sino también bajo las reglas de religiones que nos prohibieron durante siglos ser libres y expresar lo que somos. Un peso que felizmente se está diluyendo en Chile, pero que en otros países, lamentablemente sigue siendo gravitante”.

Finalmente, el Movilh resaltó que “sobre la declaración de Tomás González algunas personas han señalado que «ya lo sabíamos”. Pues,  nadie sabe realmente sobre la orientación sexual o la identidad de género de otras personas hasta que ellas mismas lo digan. Nada importa que otros  crean que lo saben. Lo relevante es que uno mismo lo sepa y luego, lo diga. Y esa es la gran relevancia del paso dado por Tomás”.

¡El clóset es para la ropa!

Fuente MOVILH

General, Historia LGTBI , , , , , ,

El secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, admite que es “científicamente insostenible” relacionar homosexualidad y pederastia

Sábado, 24 de junio de 2023

índice“El abuso de menores se cuenta entre las situaciones insoportables de aceptar”

“La orientación homosexual no puede considerarse ni causa ni aspecto típico del abusador, más aún cuando se desvincula de la disposición general de la persona”

Prólogo del libro ‘El dolor de la Iglesia ante los abusos’ (Pazzini) que cuenta también con contribuciones de varios teólogos católicos, psicólogos y otros expertos en la lacra de los abusos sexuales del clero

El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal italiano Pietro Parolin, ha rechazado la asociacióncientíficamente insostenible” entre los abusos del clero y la homosexualidad.

“La orientación homosexual no puede considerarse ni causa ni aspecto típico del abusador, más aún cuando se desvincula de la disposición general de la persona”, señala Parolin en el prólogo del libro ‘El dolor de la Iglesia ante los abusos’ (Pazzini) que cuenta también con contribuciones de varios teólogos católicos, psicólogos y otros expertos en la lacra de los abusos sexuales del clero.

En el prólogo, publicado por la revista italiana ‘Settinana News‘, Parolin también afirma que “el abuso de menores se cuenta entre las situaciones insoportables de aceptar”, más aún cuando el autor del delito es “una persona que ha hecho del servicio a Dios y a su pueblo una misión de vida”.

De este modo, el cardenal italiano insiste en la necesidad de formación, especialmente en lo que se refiere a la madurez humana y psicoafectiva de los candidatos al sacerdocio y a la calidad de las relaciones fraternas, porque la lacra del abuso está fuertemente ligada a personalidades no armónicas, gravemente carentes de capacidad afectiva y relacional”.

Parolin también incide en que “la madurez humana es el aspecto central, aunque no exclusivo, que debe tenerse seriamente en cuenta hoy en la evaluación de quienes se encuentran en el camino vocacional”.

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTBI , , , , ,

Jesús Lozano Pino: El último Vattimo. ¿Puede un filósofo ser homosexual, de izquierdas, posmoderno y, a la vez, católico?

Martes, 23 de mayo de 2023

vattimoGianni Vattimo es conocido por ser el “padre” del llamado “Pensamiento débil” y uno de los filósofos de la Postmodernidad. Como sabemos, fue discípulo de Hans-Georg Gadamer y es un gran conocedor de la filosofía de F. Nietzsche y M. Heidegger. Ejerció varios años como eurodiputado sumergiéndose en los entresijos de las políticas europeas y sus reivindicaciones sociales como crítico comunista y anticapitalista han sido más que evidentes en las redes sociales.

Aunque se le den todos estos calificativos, es oportuno observar que no es Vattimo un autor que se deje atrapar fácilmente por clichés simplistas. Las cosas siempre son tan complejas que cuestan dejarse encerrar por definiciones excluyentes. Admirado por muchas personas con distintas sensibilidades e ideologías, se le ha querido encorsetar bajo el palio de un pensamiento arquetípico, por ejemplo, como un simple autor ateo, marxista, excluyendo otras posibilidades que, a priori, parecen contradictorias… No han faltado quienes han intentado mediante preguntas insidiosas dejar en evidencia y atrapar al filósofo cuando éste ha comunicado algo difícil de aceptar para una mente estereotipada y cerrada, especialmente cuando ofrecía interpretaciones occidentalizadas y cristianizadas. Pero hábilmente ha logrado escabullirse una y otra vez dando respuestas abiertas para que el que tenga oídos interprete, sin huir, pero tampoco dejándose reducir a meros esquemas preconcebidos.

Ahora bien, ¿cuál, dentro de su trayectoria como pensador, podríamos decir es el “último Vattimo”? Lo que muchos desconocen (y otros olvidan) es que Vattimo, que por supuesto incluye al comunista, al posmoderno, al debolista y hermeneuta y al activista por los derechos de los homosexuales fue un militante católico cristiano en su juventud. Llegó a ser presidente de Acción Católica, testigo que, curiosamente,  recogió de un tal Umberto Eco. Curiosidades de la vida, por más que alguno se sorprenda…

Gianni, siempre crítico ante toda estructura de poder y especialmente atento para desenmascarar cualquier restricción a una posible nueva pregunta que necesita ser respondida (lo que podríamos definir como “dogma”) fue distanciándose poco a poco de una praxis eclesial que proclamaba un mensaje institucional rancio, a base de adoctrinamientos huecos que no lograban ser buena noticia para el pueblo ni motivo de esperanza para los caídos. No comprendía la actitud no acogedora de la Iglesia hacia el diferente, especialmente hacia los homosexuales.

Pero ocurre que, tras unos años de separación y desconexión “religiosa”, se produce un punto de inflexión en el pensamiento de nuestro autor: hacia el año dos mil, en concreto a finales de los años 90, la filosofía hermenéutica de Gianni Vattimo da un giro explícito hacia el cristianismo. Tal y como afirma Teresa Oñate en El retorno griego de lo divino en la Posmodernidad, a partir de Historia de salvación, historia de la interpretación Vattimo comienza a ir gestando «un paso que se opera sin titubeo- hacia un retorno de lo divino plural». A raíz de aquí, su posición será cada vez más sugerente y polémica, como se traduce en las mil y una discusiones filosófico-hermenéuticas que sostiene con teólogos y filósofos en gran parte de su obra. Podemos afirmar que estamos en una de las épocas más ricas de su pensamiento aunque la historia aún no se lo haya reconocido: Credere di credere (Creer que se cree),   Después de la cristiandad y –El futuro de la religión, esta última escrita junto a Richard Rorty, son un legado inmejorable para la postmodernidad y una nueva interpretación religiosa para el siglo XXI que no cierra respuestas sino que más bien propone y suscita preguntas.

Desde entonces Vattimo supo escarbar en lo más hondo de la cristiandad: la kénosis. Esta, en cierto modo, le vale de punto de partida para una filosofía política debolista: expuesta pero activamente encarnada, hecha de pequeños gestos pero universalmente posible. Vattimo plantea que la kénosis de Dios en la encarnación es la única manera de hablar de Dios en la posmodernidad, en la edad de la comunidad del espíritu.

Jesús es la encarnación tan esperada del amor, porque como reza el título de mi artículo publicado en 2018 en Pensamiento al margen (Revista sobre las ideas políticas) y en la pág. 2 de mi obra de 2015 El amor es el límite, si Dios existe, es amor (1 Jn 4,8) y, si no, merece que lo matemos…

Para el turinés el secreto está en saber leer los signos de los tiempos y el proceso de secularización, no necesariamente como una negación y oposición al verdadero espíritu de Dios que se contrapone al mundo (como si el mundo siempre fuera el enemigo), sino más bien como parte del proceso de la pedagogía divina –a través de la tradición occidental cristiana.

Es, precisamente, la oportunidad de la kénosis, de un Dios humano y débil y de una religión libre de dogmas que expone su máxima en el amor y servicio al hombre, la que se expresa como bandera en los nuevos tiempos como única y posible alternativa racional a la violencia metafísica. Sólo desde ahí tendrá futuro la religión. Sólo si es capaz de hacer de ella una verdadera historia de salvación humana.

Nuestro hábil pensador de izquierdas retoma, pues, la experiencia cristiana que andaba en él siempre  latente, pero incorporando una nueva perspectiva: la que proporciona interpretar y mirar desde el final de la metafísica y la caída de los grandes relatos. Esta pre comprensión, junto a su pasado en continua evolución como creyente, dan como resultado una interpretación del mundo y de la Palabra de Dios novedosa e impactante cuyos reflejos teológicos y políticos en el mundo actual mantienen una especial relación con el Concilio Vat. II, la teología de la liberación y, en los últimos años, con el nuevo e ilusionante Pontificado que ha abierto el Papa Francisco.

Pero aunque nuestro filósofo ha aportado muchos datos respecto a su posición cristiana y ha mostrado desde el principio cierta curiosidad y simpatía por el nuevo Papa argentino, no es hasta hace muy poco que Vattimo está mostrando claramente una postura en su pensamiento que podríamos aceptar, creo, reconocidamente cercana a Francisco en su dimensión teológico-política, que, bajo mi criterio, es definitoria del último proceso existencial del filósofo. Bergoglio ha rescatado al Vattimo cristiano y ha dado respuesta a la mayoría de las dudas que la Iglesia suscitaba en el  maestro. Recuerdo que, aunque tuve el honor de contar con él en mi tribunal de tesis, era quizá algo precipitado allá por el año 2013-14 conectar a Gianni Vattimo con el recién llegado por aquellas fechas a la Cátedra de Pedro y, por supuesto, hilvanar conexiones interpretativas teológicas, filosóficas y políticas.

Fue un atrevimiento por mi parte tomar cartas en este asunto pero cada día veo más claramente que fue una sabia intuición. Mi único mérito fue dejar hablar a cada uno de ellos y unir los puntos. Sabía que un día haría oficial Gianni su cristianismo débil, que no su débil cristianismo. Sabía que algún día podría decir en un único y distinto sentido “gracias a Dios soy (puedo ser, si quisiera,) ateo” (¿qué otra “religión” que no sea la del amor, la de Jesús, es capaz de ofrecer tanta libertad como para poner a la persona por delante de la institución?). Sabía que haría explícito lo que andaba implícito en su manera de concebir el mundo, porque para Vattimo – no podemos decirnos no cristianos. Y así se atreve a proclamar que “Francisco es una gran ocasión para la renovación y transformación de la Iglesia (…) es una amenaza para la Iglesia tradicionalista”, como afirmó en 2019 en Religión Digital. Jorge Mª Bergoglio “es uno que recorta, que purifica un poco, que hace cosas no necesariamente placenteras”. No, señores, Gianni Vattimo no es ateo, es cato-comunista… Se sale de nuestros clichés, de nuestros esquemas, pero hoy por hoy vuelve a sentirse “católico“, a pesar de tantas cosas que no comprende o que haría de otro modo. Gianni Vattimo cree en una nueva Iglesia fuertemente débil que vuelva su mirada hacia la caridad y la misericordia. En gran medida, el mérito de Bergoglio está en dar respuesta a aquellos que andaban sin esperanza de encontrarla. Cuando ya parecía que los estamentos eclesiales se situaban en la estratosfera de Gianni Vattimo, de la teología de la liberación, y de tantos enfadados con la Institución, aparece el obispo argentino para tender una mano. Son muchos los que piensan que Francisco ha conseguido preservar a la Iglesia de su propio e imparable proceso de autoexclusión y desaparición.

Lo dije al comienzo, Vattimo no juega al despiste sino que no se deja fácilmente encasillar por estereotipos o clichés. Así pues, siendo consecuente con ello no puedo creer que mi conclusión sea definitiva y mucho menos que contente a tod@s. Pero, por ahora, hoy por hoy y hasta que alguien no muestre lo contrario, este es el “último Vattimo”. Este Vattimo no excluye a los anteriores pero propone un necesario andamiaje hermenéutico-cristiano que todo filósofo debe tener en cuenta, si quiere ser fiel en su acercamiento al maestro.

Así pues, si partimos de que cayeron los grandes relatos y decimos, con Nietzsche, que “no existen hechos, sólo interpretaciones”, ésta, la mía, será simple y débilmente eso: una interpretación. No esperes más. Como dice Vattimo, “nosotros somos únicamente intérpretes de un hilo conductor”.

Algunas fechas señaladas en la trayectoria de G. Vattimo: 

http://www.giannivattimo.es/crono/

Algunos datos y obras de Vattimo y sobre Vattimo: 

https://es.wikipedia.org/wiki/Gianni_Vattimo

 

Jesús Lozano Pino

Fuente Fe Adulta

Espiritualidad, General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , ,

“Un tema conflictivo”, por Gabriel María Otalora

Sábado, 20 de mayo de 2023

La Congregación para la Doctrina de la Fe, ya en la época de J. Ratzinger, valoraba la complejidad de la homosexualidad cuando la señalaba como “no conforme” con la enseñanza de la Iglesia católica. Y aceptaba, de entrada, que el hecho homosexual tiene múltiples dimensiones. Naturalmente que en aquella época la rigidez se imponía en la valoración de la práctica homosexual haciendo tabla rasa contra ella. Ahora es una realidad social que cuenta con posturas de rechazo, pero también con la consideración y el respeto hacia quienes se sienten de diferente manera.

Lo mismo nos ocurre dentro de la propia Iglesia, donde la realidad homosexual acoge interpretaciones y posicionamientos sociales de rechazo y aceptación. Personas competentes en lo teológico, en lo pastoral y en definitiva, en los fundamentos cristianos, no condenan ni excluyen a este colectivo, bastante significativo ya incluso en el laicado católico y entre el estamento clerical.

 Han sido muchos años de persecución social y religiosa, donde las condenas excluyentes han ido más allá de una desautorización, llegando a satanizar al colectivo gay de manera inmisericorde, es decir, desde una actitud claramente antievangélica. Qué no decir de los cambios de sexo, donde habría que valorar cada caso con discernimiento, como se resalta en la Exhortación Amoris Laetitia. Todo ello merece una mirada más jesuánica y cristiana, al menos en paralelo a la ortodoxia legalista que ha llegado a proponer centros de sanación para gays y lesbianas. Yo sigo reivindicando el Dicasterio de la Ortopraxis, donde lo esencial, las actitudes de amor, sea la piedra de toque de toda la arquitectura católica.

Al menos el Papa Francisco ha dejado claro que la homosexualidad no es un delito y que  hay que terminar con la legislación injusta (sic) que penaliza las relaciones homosexuales en todo el mundo, o discrimina a la comunidad LGBTQ+. “Sí, (la Iglesia) tiene que trabajar para abrogar esas leyes. Lo que pasa es que algunos obispos tienen pendiente un proceso de conversión”… para alejarse de la homofobia, añado yo. El Papa tampoco se olvida de pedir a los padres y madres (2022) que no condenen a sus hijos si tienen una “orientación sexual diferente”.

Pero vayamos al meollo del asunto. Excluidos en tiempos de Jesús hubo muchos, mujeres y niños, extranjeros, recaudadores, enfermos varios, pecadores de todo signo, samaritanos… Y la actitud de Jesús fue siempre de acogida, e incluso de sanación aun en contra de las normas sacrosantas que lo impedían. ¿Por qué se comportó así? Por amor; sencillamente hizo lo que cualquiera hubiésemos hecho con un ser muy querido para nosotros, que es lo que somos todos y todas para Dios. Y a partir de aquí, viene lo esencial: no es posible rechazar a todo el colectivo homosexual, incluso a quienes se esfuerzan por amar ejemplarmente con verdadera entrega evangélica.

No sabemos por qué sienten atracción por los de su mismo sexo. Pero lo esencial es que pueden amar radicalmente, sentirse entregados al amor del otro o de la otra de manera ejemplar e incluso heroica, y hacerlo desde la única sensibilidad conocida por estas personas. Y muchos lo hacen. ¿Dónde está el delito, la desviación moral? Si aman de corazón a su pareja, ¿qué tenemos que condenar? ¿Qué concepto de pecado tenemos? No estoy justificando o desacreditando la homosexualidad; estoy defendiendo el amor limpio y puro, creado por Dios que dignifica a quienes lo practican, dando por hecho que hay personas en torno al colectivo LGBTQ+ tan maravillosas y egoístas como en el colectivo heterosexual.

¿Son mejores cristianos los heterosexuales, por serlo, que los homosexuales, aunque estén comprometidos por amor con su pareja del mismo sexo? No debemos estigmatizar a este colectivo prescindiendo de sus actitudes; que también para ellos vale la sentencia “Por sus hechos los conoceréis”. He tenido la ocasión de tratar habitualmente a varias personas homosexuales y no entiendo que se mantenga el estigma, incluso entre gentes piadosas. ¿Será otra forma encubierta de racismo, como la del color de la piel? Atentos a Jesús, el faro que nos ilumina el buen criterio

Espiritualidad, General , , ,

¿Qué iba a decir el jesuita Josep Baquer en la conferencia cancelada en Pamplona sobre “la bendición de la pareja humana”?

Miércoles, 17 de mayo de 2023

Cologne (Germany), 09/05/2021.- Believers attend an open-air blessing service for lovers in sign of the rainbow in front of the Catholic Church of Christ Resurrection, in Cologne, Germany, 09 May 2021. Catholic clergy in North Rhine-Westphalia bless homosexual couples around 10 May, as well as other lovers, without secrecy and whether same-sex or not, married or not. (Alemania, Colonia) EFE/EPA/SASCHA STEINBACH

Bendición a parejas gais en la parroquia Cristo Resucitado de Colonia Alemania) EFE/EPA/SASCHA STEINBACH

¿Qué iba a decir el jesuita Josep Baquer en la conferencia cancelada en Pamplona sobre “la bendición de la pareja humana”?

11/05/2023 | Rubén Cruz

Vida Nueva accede al material de la ponencia que el arzobispado impidió al religioso ofrecer en el Centro Loyola

“Las personas homosexuales que se aman y quieren formar pareja y matrimonio, con un proyecto de familia, siguen sufriendo la exclusión fáctica originada por la Iglesia jerárquica”, señala

El sacerdote y teólogo afirma que “no podemos hacernos los sordos, porque es el clamor del Espíritu”

Homosexualidad e Iglesia’. Así rezaba el título de la conferencia que el jesuita Josep Baquer tenía que pronunciar en el Centro Loyola de Pamplona el 8 de mayo. Sin embargo, tres días antes, después de la presión en redes sociales, el arzobispo Francisco Pérez pidió explicaciones a la Compañía de Jesús y acordaron cancelar el evento organizado por el Grupo Padis (Pastoral de la Diversidad Social), vinculado a CVX, a quienes el sacerdote y teólogo sí pudo dar un retiro el día anterior en Javier. Además, próximamente ofrecerá la controvertida conferencia en otra diócesis. Pero, ¿qué iba a decir el autor del libro La bendición de la pareja humana que le llevara a ser vetado?

“Según el Antiguo Testamento, el matrimonio es un sacramento del amor de Dios a su pueblo (amor y fidelidad) recibido acogido y celebrado como un Don de Dios a la comunidad. Según la Patrística, el matrimonio es un sacramento del amor de Cristo a la Iglesia (amor y fidelidad) recibido acogido y celebrado como un Don de Dios a la comunidad”, afirma el jesuita en dicho libro. Entonces, “la pregunta del millón”: “Si eso es así, ¿acaso el amor y la fidelidad entre dos personas homosexuales no es (está llamado a ser) sacramento del amor de Dios a su pueblo, de Cristo a su Iglesia?”.

El 15 de marzo de 2021, el Dicasterio para la Doctrina de la Fe publicaba un ‘Responsum ad dubium’ sobre las bendiciones gays. “En el documento se afirma que la Iglesia no tiene el ‘poder’ de bendecir porque ‘no puede disponer de los designios de Dios’. Pero en cambio, parece que sí tiene el poder de afirmar cuáles son estos ‘designios de Dios’ y de afirmar que han sido ‘revelados por Dios’”, reconoce el jesuita en el material de esta conferencia al que ha tenido acceso Vida Nueva.

Sufrir la exclusión

Del mismo modo, añade: “Cuando la única argumentación es la de autoridad, significa que no hay demasiados argumentos para justificar nada”. “Y mientras tanto, las personas homosexuales que se aman y quieren formar pareja y matrimonio, con un proyecto de familia, ¡a seguir sufriendo la exclusión fáctica originada por la Iglesia jerárquica!”, apostilla. Para Baquer, “la pregunta que muchos se harán y que yo comparto es: ¿cómo debe ser un Dios que tiene este tipo de ‘designios’? ¿Realmente puede que sea el Dios y Padre de Jesús, el Señor?”.

El jesuita expone que “la Iglesia a lo largo de los siglos ‘ha bendecido’ toda clase de matrimonios de conveniencia sin que hubiera traza alguna de ‘amor’: por exigencias dinásticas entre reyes; por intereses económicos y familiares; se ha forzado a casarse a parejas de jóvenes por el hecho de estar ella embarazada y evitar escándalos…”. Por ello, se pregunta: “Cuando dos personas gays o lesbianas, por puro amor, y después de muchas dificultades en el ámbito familiar, social y eclesial (por supuesto) deciden formalizar su proyecto de amor y formar una familia, ¿no pueden expresar públicamente su amor en el seno de la Iglesia y no pueden recibir su bendición?”.

Y va más allá: “Parece lógico formular otra pregunta: ¿quién me puede impedir (prohibir) a mí, presbítero, bendecir el ‘amor’ que Dios ha derramado en esas personas?”. Baquer recalca quela Iglesia no puede hacerse la sorda: no puede porque es el clamor del Espíritu, y al Espíritu no se le acalla con un ‘responsum’”. “Nos compete a todos oír el clamor, el grito del Espíritu y actuar en consecuencia”, subraya.

Fuente Vida Nueva

Biblia, Espiritualidad, General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

“Homosexualidad. Las razones de Dios”(4): Resumen Cap. VIII: Razones para una Teología LGTBI

Lunes, 15 de mayo de 2023

29058Cómo anunciábamos, a comienzos del pasado mes de diciembre, el autor de este libro recientemente publicado por la Editorial San Pablo,  nos ofrece una sorpresa, la posibilidad de ir, poco a poco publicando en esta página una serie de reseñas del libro que abran el apetito y las ganas de adentrarse en él…

«Es urgente la necesidad de una Teología más positiva en relación con la sexualidad en general y de la homosexualidad en particular».
Joseph Bernardin, cardenal norteamericano.

Solo el hombre y la mujer homosexual conocen la validez de su experiencia, especialmente de su experiencia amorosa y solo él o ella pueden conectar la misma con su fe en Dios. El amor sentido nos llama a salir de nosotros mismos y el amor al otro, con el otro, en el otro, se puede y se debe convertir en un camino excepcional para experimentar la presencia de Dios.

La comunidad cristiana LGTBI inclusiva debe reflexionar el Evangelio desde lo que es, desde ella misma, abriéndose a lo que el amor de Dios quiera decirle.

Para las personas creyentes, existe una identidad que rebasa y supera la basada en el sexo. Esta Identidad (con mayúsculas) es el poder identificarnos, nada menos que como hijos de Dios, seamos sexualmente lo que seamos.

Si la Iglesia antepusiera esta identidad filial (hijos de Dios) a cualquier otra, el hombre y la mujer homosexuales deberíamos encontrarnos especialmente a gusto y cómodos en la Comunidad eclesial, pues el día que la Iglesia acepte plenamente la identidad bautismal, anteponiéndola a cualquier otra, entonces ni el hijo heterosexual de Dios sentiría rechazo o animadversión por el hijo homosexual de Dios, ni este último podría sentir resentimiento alguno contra el primero.

Al homosexual cristiano le resulta penoso que sea la sociedad laica la que esté proponiendo dichos valores y derribando las barreras existentes, y sea la Institución eclesial la que, precisamente, batalle contra ello.

Juan nos recuerda (Jn 1,12-13) que «los seres humanos no nacen de la sangre de mujer, ni del deseo del hombre, sino que nacen de Dios». Somos sus hijos y el ritual del Bautismo nos lo hace presente, exigiéndonos excluir las categorías que hasta hoy nos dividían, para así verificar una nueva clase singular y especial de pertenencia, invalidando las diferencias identitarias sexuales y de género, y prevaleciendo la identidad fraternal en Jesús.

El Éxodo del pueblo israelita sería la metáfora perfecta del éxodo que hemos de realizar los hombres y las mujeres homosexuales. Israel estaba oprimido por el pueblo egipcio. Nosotros lo hemos estado, durante veintiún siglos, por el «pueblo heterosexual». Israel tuvo que atravesar el desierto de la libertad, camino de la Tierra prometida. La Comunidad homosexual está atravesando el desierto de la libertad hacia la Tierra prometida de la igualdad. Las penurias del pueblo israelí en la travesía fueron enormes, costosas, extremadamente difíciles, al igual que lo es la «travesía» de los homosexuales: rechazo, condena y hasta la misma muerte. Pero lo más importante de todo el proceso es que la liberación de Israel está inspirada en Dios, fundamentada en Él, al igual que lo está la liberación homosexual.

Pero también es necesario dejar atrás el posible rencor que, como oprimidos, podemos sentir hacia quienes nos rechazan, convirtiéndonos así en una comunidad que habrá logrado caracterizarse por su compasión y perdón.

La salida del armario supone, ante todo, salir del «armario interior», salir de una auto-opresión que muchos homosexuales llevan (o hemos llevado) dentro, consecuencia de la cultura heterosexista dominante. Solo si se verifica la auto-salida estaremos dispuestos para la salida social y cultural, que nos ha esclavizado durante siglos. Así estaremos llamados a rehacernos como personas diferentes y a vivir de modo diferente, forjándonos una comunidad diferente con un modo de vida distinto, que nos ayude igualmente a potenciar y desarrollar una sociedad nueva; porque, a diferencia del pueblo de Israel que salió y se alejó definitivamente de Egipto, la Comunidad homosexual seguirá viviendo en la sociedad que la oprimió, ayudándola a lograr su cambio radical hacia una sociedad igualitaria, comprensiva y aceptadora de la más profunda realidad humana.

Desde un punto de vista de fe, ¿qué significado podría tener «salir del armario»? Cuando un hombre o una mujer deciden reconocer y compartir lo que son y a quienes aman, no hacen más que actualizar el «comportamiento eucarístico» de Jesús: este, reconociéndose a sí mismo y a sus amigos lo que es, a continuación, se da a sí mismo en la Eucaristía. Ese es el fundamento de Jesús: reconocerse y darse. Y ese es el fundamento de lo que se viene en llamar «salir del armario»: reconocerse y darse. Reconocer la propia identidad sexual, dándose, igual que Jesús, a todos sin excepción, incluyendo a los que hasta hoy nos rechazaron. Por lo tanto, «salir del armario» nos hace sentirnos hijos de Dios, reconociéndonos seguidores de Jesús, al poder celebrar en nosotros mismos su acción eucarística.

1. Salir de la culpa: «culpar a la víctima».

Como si la persona homosexual hubiese elegido nacer homosexual. Fueron sus padres los que decidieron su creación. Les saliera como les saliera, los únicos responsables son los «creadores», nunca el ser creado. Sin embargo, por elemental que parezca lo expuesto, son muchos los padres y madres cristianas que no dudan en afirmar que su hijo es el culpable de su homosexualidad y, como si fuese una opción libremente elegida (y que puede por tanto dejar de tenerse), rechazan al mismo. Igualmente la Iglesia, que entiende el papel co-creador de los padres con respecto al último Creador (Dios) de la vida del hijo, culpa a este de su orientación sexual, des-responsabilizando a Dios de haber permitido, en su acto creador, la característica homosexual de la persona creada por Él.

Este discurso de «culpar a la víctima» debe ser inaceptable para nosotros, las personas LGTBI y, por tanto, no ya rechazarlo, sino obviarlo, «salir» de él a toda prisa, tal como lo hicieron los israelitas al salir de Egipto.

Además, en el sentimiento de culpa se fundamenta el mayor mal que puede sufrir el homosexual: su homofobia internalizada: «me siento culpable de lo que siento y soy, y por tanto he de rechazarme», vendría a decirle su propia voz interna. Así, el sentimiento de culpa es el arma más potente que la sociedad católica ha usado para intentar «detener» la práctica homosexual y la expansión de esta: «Dios te rechaza y, por ello, nosotros te rechazamos y tú has de sentirte culpable por ello». Este discurso de auténtico terror psicológico debe ser urgentemente contrarrestado por el hombre y la mujer homosexuales con el amor. El amor a sí mismo, dando gracias a Dios por haber sido creados con esta identidad sexual; el amor al otro, ejerciéndolo con la libertad requerida por los hijos de Dios, y el amor a los «acosadores», al fin ignorantes de lo que supone poseer el don con que Dios nos ha bendecido: tener la identidad sexual que Él, con su gracia ha querido otorgarnos. Por tanto, el sentir culpa de haber recibido ese regalo, ese privilegio de Dios, es literalmente absurdo y solo conduce a dar la razón al heterosexual opresor y a su discurso homófobo. Salir del sentimiento de culpa se hace por tanto necesario y urgente.

2. Salida del rechazo a quienes rechazan:

La tentación inmediata del rechazado (en cualquier ámbito) es rechazar al rechazante. Sin embargo, es algo que el homosexual reprobado por la Iglesia y parte de la sociedad tendría que evitar. La Iglesia lo rechaza, pero él no debiera hacerlo.

Así, la Comunidad homosexual cristiana será la nueva levadura que fermente la vieja masa eclesial, adherida a los esquemas de este mundo. Es la Comunidad homosexual la llamada a «contagiar» a la Iglesia de nuevos esquemas que hagan posible la implantación del Reino de Dios. Es imposible todo lo anterior si las personas LGTBI optamos por rechazar a los que nos han rechazado. Los hombres y las mujeres homosexuales tenemos derecho a pertenecer a la comunidad eclesial que nos ha rechazado. Tenemos derecho a permanecer y el deber de hacerlo. Solo permaneciendo en ella podemos aportar a esta los singulares y revolucionarios valores manifestados reiteradamente por Jesús, precisamente los que constituirían su nuevo Reino.

Pero es que tenemos al mismo Jesús como modelo a seguir: Jesús revolucionó literalmente los conceptos básicos de la religión judía; no la rechazó, ni se apartó de ella. Permaneciendo en ella, pudo enmendarle la plana a toda la jerarquía de aquella religión. A los que institucionalmente la representaban y a las leyes que la regían. Desde dentro de la religión judía anunció su propuesta de nuevo proyecto de vida para los humanos.

Jesús criticó duramente bastantes leyes de su propia religión, de su propia «Iglesia» e incluso animó abiertamente a no cumplir todas aquellas que menoscababan la dignidad del hombre o atropellaban sus más elementales derechos. Sin embargo, Jesús siguió dentro de dicha religión y esto le costó la vida, pues no olvidemos que fueron los sumos sacerdotes los que pidieron su muerte. Ese es el ejemplo que nos deja Jesús: no es necesario salir de la Iglesia católica para poder estar en desacuerdo (y actuar en consecuencia) con la parte doctrinal de esta que no reconozca abiertamente la dignidad de las personas LGTB. Y desde luego, jamás abandonarla por el daño que haya causado y siga causando a los hombres y a las mujeres homosexuales. Quien lo hiciera, podría subvertir el propio mensaje de Jesús. Todo lo anterior queda resumido en la petición que nos hace monseñor Olivier: «Permaneced y amad a la Iglesia y, desde dentro, ayudadla a progresar en el reconocimiento de vuestro amor». Los homosexuales debemos alejarnos de la tentación de rechazar a una Iglesia que nos rechaza, al tiempo que denunciamos el compendio de unas directrices que son injustas y opresoras. Una Iglesia que se aleja del ejercicio de la comprensión y aceptación plena del hecho homosexual, necesita urgentemente de buenas dosis de generosidad, comprensión y compasión. Necesita con urgencia de aceptación (en contrapartida al rechazo que practica). Y quizás por encima de todas las demás necesidades, necesita del perdón, porque en definitiva no tiene conciencia del enorme daño que sigue causando.

El hombre y la mujer homosexuales tenemos el reto de esforzarnos en crear espacios de fraternidad abierta, donde homosexuales y heterosexuales, hombres y mujeres, clérigos y laicos, pudiéramos convivir, en línea eucarística, en solidaridad y auténtica paz, desterradas definitivamente y para siempre la condena y el rechazo.

Tras el éxodo (salida de Egipto) al pueblo israelita le esperaba la «Tierra prometida».

La Tierra Prometida de las personas LGTB es el «Sermón del Monte», y en el mismo, Jesús nos tiene en cuenta y nos nombra:

A. Bienaventurados los pobres de Espíritu (…)

El homosexual es, socialmente, pobre. Se le ha hurtado todo privilegio que la sociedad otorga al heterosexual. Privilegios y derechos: a unirse a quien ama con el reconocimiento de aquella, a poder adoptar hijos, a poder expresar libremente su amor, tal como sí lo puede expresar el heterosexual. Se le prohíbe desempeñar determinados trabajos (en el ámbito laboral de la Iglesia, ser profesor de religión, sin ir más lejos); se ve excluido de reuniones sociales y familiares por el solo hecho de ser lo que es. Y por encima de todo no tiene acceso (si es creyente) a que su amor, el que comparte con otro homólogo, pueda ser bendecido por la Iglesia a la que pertenece. Y muchos etcéteras más.

B. Bienaventurados los pacíficos (…)

El hombre y la mujer homosexuales son esencialmente pacíficos. Han sido perseguidos y violentados y muy excepcionalmente han contestado con violencia.

C. Bienaventurados los que lloran (…)

D. Bienaventurados los perseguidos (…)

Ambas bienaventuranzas se conjugan y complementan. Si algo ha sido connatural al homosexual ha sido la persecución y el llanto. Por ello Jesús nos llama bienaventurados.

E. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia (…)

Seguramente se trate de la Bienaventuranza más fácil de asumir y cumplir por el homosexual: justicia. Sí, «hambre y sed» de hacer justicia a siglos de rechazo y oprobio, de condena, de dolor y sufrimiento «gratuito», solamente porque la sociedad heterosexista dominante optara por no admitir en su seno a quienes, sin molestar ni perjudicar a nadie, deseamos libremente amar y ejercer nuestra sexualidad de modo diferente al establecido.

F. Bienaventurados los misericordiosos (…)

Inmediatamente después de la justicia, viene el aplicar la misma con misericordia. Misericordia significa «perdón». De nuevo una Bienaventuranza al pleno alcance del hombre y la mujer homosexual. Perdonar tanto agravio y sufrimiento causado por los padres y madres que no fueron capaces de comprender las circunstancias que vivíamos sus hijos. Perdonarlos, porque ellos en definitiva fueron los primeros en sufrir (y mucho). A ser misericordiosos con una sociedad que nos excluyó de todos sus parabienes y privilegios con que envolvió las «otras» relaciones (las heterosexuales) y que además nos castigó duramente con leyes opresoras y discriminatorias, incluida la pena de muerte, solo por sentir el amor y gozar del sexo de modo distinto a la mayoría social. Ser misericordiosos y perdonar a una jerarquía eclesiástica que durante siglos no ha sabido serlo con nosotros. Sí, perdón por tanta ignorancia consentida, por tanta hipocresía demostrada. Perdón para todos, pues en realidad y como seguro que diría Jesús «no saben lo que hacen». Verdaderamente ahí está la base de la misericordia y el perdón: en creer que padres, sociedad e Iglesia han torturado psicológica y emocionalmente (y en ocasiones, hasta físicamente) «porque no sabían lo que hacían». Justicia, por supuesto. También misericordia y perdón.

G. Bienaventurados seréis cuando os insulten, os persigan y levanten contra vosotros toda clase de calumnias por mi causa. Alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande en el cielo (…)

Parece como si Jesús, al pronunciar esta Bienaventuranza, estuviese pensando en todos los homosexuales que habían de sufrir insultos, persecuciones y toda clase de calumnias, a lo largo de los siglos venideros.

Me tomo la licencia de interpretar aquí las palabras de Jesús «por mi causa», en el sentido de que los homosexuales lo son porque Dios-Padre lo ha querido así. Ahora su Hijo los recuerda en el mensaje central de su doctrina, de su Buena Noticia. Más adelante (Mt 5,13 y Lc 11,33-34) se explicita por boca de Jesús: «vosotros sois la sal de la tierra… vosotros sois la luz del mundo… no se enciende una lámpara para colocarla debajo del celemín, sino sobre el candelabro…»

Así, la Comunidad homosexual está llamada a hacer realidad este provocador programa de Jesús que haría que toda la humanidad se estableciese en una auténtica Tierra de promisión, donde se verificaría al fin el sueño de vivir relaciones fraternales entre todos los seres humanos.

Esta tendría que ser la vocación específica de las personas LGTBI: liberar a la sexualidad de sus limitaciones patriarcales y heterosexistas y reintegrarla en una espiritualidad plena donde se dé gracias al Creador por habernos creado como seres sexuados. En definitiva, el amor sexual (sea homosexual o no) debería ser facilitador (y no evitador) de la comunión con lo divino en el encuentro con la otra persona. Más aún, la actividad sexual debería conllevar un nuevo enfoque del placer, alejándolo de la mera genitalidad, en la que los amantes podamos experimentar una clara sensación de trascendencia que rebase la realidad de los límites físicos. Los hombres y las mujeres LGTBI estamos en disposición privilegiada de ahondar en esta vertiente espiritual liberados, como estamos, de tener que centrarnos en tareas reproductoras y en el debate secular de si estas son las que agradan a Dios y bendice a los que las practicamos y condena a los que no.

Y es que, al final del arcoíris, nos aguarda un no definitivo a la violencia endémica del ser humano, a la opresión de unos sobre los otros. Por el contrario, nos espera un sí total a la paz, a la solidaridad, a la generosidad y la gratuidad. Un sí definitivo e inclusivo al Reinado de Dios en la Tierra

Biblia, Biblioteca, Espiritualidad, Historia LGTBI , , ,

Nacional-Catolicismo: Represión homosexual durante el Franquismo

Jueves, 4 de mayo de 2023

f.elconfidencial.com_original_9ff_47e_6fa_9ff47e6fa9dd642b14384cdcaf64afdbPor Zoraida Jaime González

octubre 20, 2021

La conceptualización del homosexual como estigma y sujeto peligroso se aborda en las primeras décadas del siglo XX de la mano de importantes criminólogos, médicos y psiquiatras, que investigaban con métodos científicos el origen de esa “inversión sexual” y sus causas, y con ellas trataban de hallar una solución, fundamentalmente médica, para extirpar al responsable. Existían estudios criminológicos, como el de Constantino Bernaldo de Quirós, que vinculaba de forma explícita la prostitución y la homosexualidad a la peligrosidad social.

La figura más importante fue el médico y científico Gregorio Marañón, quien en su obra La evolución de la sexualidad y los estados intersexuales de la especie humana, publicada en 1929, escribió que no era cuestionable que los hombres y las mujeres homosexuales siguieran su instinto sexual de la misma manera que lo hacían los heterosexuales. Además, defendía que el aparato legal no debería de ocuparse de la homosexualidad, en primer lugar, porque se les eximía de culpabilidad a los homosexuales y, en segundo lugar, porque la desviación del instinto no debía de castigarse, sino ser tratada como asunto médico, ya que por esa desviación era diagnosticada como enfermedad (Mora Gaspar, 2019: 41).

Se constata que, en el marco de la República, sobre todo en los círculos intelectuales de la izquierda política, existió una progresiva tolerancia frente a la homosexualidad, que no llegó a garantizar la total normalización de las relaciones homoafectivas, pero sí colaboró a la visibilización del fenómeno coadyuvada particularmente por las vanguardias artísticas y la estética sexualmente ambigua del modernismo (Terradillos Basoco, 2020: 91).

Sin embargo, el ambiente de cierta tolerancia y libertad que se respiraba en los años de la Segunda República tuvo su fin tras la sublevación  o el “Alzamiento” del 18 de julio, que dio lugar a una sanguinaria contienda fratricida que duró desde 1936 hasta 1939 con la victoria del bando franquista en todo el territorio y abriendo paso a una de las etapas más oscuras de nuestra Historia reciente.

Franco-palio_2055704484_12003768_667x375La figura que, a partir de entonces, gobernó de manera autoritaria durante cuatro décadas fue Francisco Franco. La dictadura contó desde el primer momento con el máximo apoyo consensuado entre los tres pilares básicos que sustentaron el régimen durante toda su existencia. Una alianza articulada básicamente entre el Ejército, la Falange y la Iglesia Católica. Dicha tríada ofrece fidelidad a Franco y a sus políticas de antidemocracia y conservadurismo.

El estilo agresivo de la Falange y la moral tradicional de la Iglesia Católica se unieron para dar forma al esquema político-ideológico de la dictadura designado como “nacionalcatolicismo”. Así, los eclesiásticos, junto con las fuerzas armadas, obtienen el monopolio del poder, sobre todo en el ámbito educativo, utilizado como un instrumento crucial para “recatolizar” España. Así, toda la legislación laica sobre educación de la Segunda República fue revertida y sustituida por una legislación ultracatólica. La religión católica no sólo se hizo dueña de la enseñanza, sino que lo inundó absolutamente todo: las costumbres, la administración e incluso optaron a puestos políticos.

Entre los principales argumentos más extendidos por la moral religiosa se encontraba la idea de la familia tradicional como unidad esencial de la sociedad española. Una familia compuesta por un matrimonio patriarcal e indisoluble en la cual el hombre es el trabajador que sustenta a la familia, y la mujer se convierte en una herramienta de control del varón obligada a mantenerse en casa como una esclava al cuidado del marido y de los hijos. En este sentido, se desarrolla una política pronatalista orientada a la reproducción de familias y a la creación de súbditos para el régimen, que heredarán los principios ideológicos de la dictadura.

Debido a esta política pronatalista, determinadas medidas emprendidas por la II República tales como la aprobación del aborto y el divorcio fueron derogadas. En su lugar, se establecieron disposiciones legales para la defensa de la familia numerosa con la aprobación de un subsidio, cuya cuantía aumentaba en función del número de hijos nacidos dentro del matrimonio (Jurado Marín, 2014: 60-61). Por tanto, era inconcebible que los homosexuales tuviesen la oportunidad de formar una familia.

Como hemos comentado anteriormente, las mujeres españolas debían de asumir el papel de buenas amas de casa, esposas y madres. Para ello, no faltaron organizaciones y medios propagandísticos destinados al adoctrinamiento y a la educación de la mujer en los valores tradicionales, como lo fueron las Guías de la buena esposa, difundidas a partir de 1953. También tuvo un gran protagonismo la Sección Femenina.

Se creó también en 1941 el Patronato de Protección a la Mujer para regenerar a las mujeres descarriadas: delincuentes, mendigas, escapadas de casa, madres solteras, etc, quienes eran recluidas en centros dependientes del Patronato. Pero en el otro extremo, la dictadura castigaba brutalmente a estas mujeres “rojas”, que se convertían en objeto de escarnio público cuando eran paseadas en ropa interior con la cabeza rapada, y que eran encarceladas en la multitud de cárceles para mujeres donde fueron torturadas, obligadas a beber aceite de ricino lo cual causaba una gran molestia en el estómago, acosadas sexualmente, humilladas e incluso fusiladas.

7F1DC41D-EF00-438C-8EE3-CAC26328F45DFotograma de la película propagandística Rojo y negro (1942) en la que un soldado de uniforme porta la bandera falangista. Imagen: CEPICSA.

Esta cruda realidad se construyó sobre la base del machismo orgánico, una estructura ideológica y misógina que ensalzaba la virilidad y la masculinidad que no sólo se encontraba en los discursos políticos, sino que se difundió a través de la propaganda oficial en todas las esferas públicas. Por tanto, esta estructura que degradaba el status de las mujeres y de la feminidad puso en el punto de mira a aquellos varones que tenían un aspecto y una conducta afeminada, con especial atención al invertido, que se convertía en enemigo interno. Así, los hombres tenían que evitar amaneramientos y modular la voz haciendo predominar los tonos graves.

Cautelas similares se observaban respecto a los códigos de vestimenta, que obligaban a los hombres a llevar chaqueta y corbata, pudiendo ser multados si no vestían como un verdadero varón. Como hemos podido observar, el binarismo de género se convirtió en un elemento muy útil y explotable por la peroración franquista, que se construyó a partir de opuestos absolutos (Mora Gaspar, 2019: 40).

Estudios científicos y construcción ideológica acerca del homosexual

Debemos recordar la connivencia establecida entre la Iglesia Católica y la dictadura, a cuya comunión se unieron los psiquiatras y las instituciones jurídicas adheridas a la causa nacional. Cada una de estas instituciones colaboraron entre ellas en la fabricación de una ideología que sirvió al franquismo para justificar sus actos represivos y perpetuar su dominio. Los psiquiatras y psicólogos que se entregaron al sistema franquista realizaron una serie de estudios sobre la homosexualidad que contribuyó al argumento legitimante de la eliminación del enemigo político como personaje incompatible con el nuevo orden, por lo que no dudaron en etiquetar al homosexual de enfermo en unas ocasiones y de psicópata en otras (Terradillos Basoco, 2020: 71-74). Así, estos profesionales crearon conceptos y criterios sin un verdadero fundamento científico, los cuales se incrustaron en las normas de costumbre e inspiraron las leyes posteriores, las cuales calificaban y delimitaban las “anormalidades” de ciertas conductas.

7270CD35-2EC9-4C2F-AE08-8CDC8DB97059El psicópata Antonio Vallejo-Nájera

El principal psiquiatra del régimen que construyó este entramado ideológico fue Antonio Vallejo-Nájera, quien nada más estallar la Guerra civil se adhirió al bando franquista, y posteriormente se convirtió en el psiquiatra oficial del régimen. En la primera de sus obras más importantes, Higiene de la raza. La asexualización de los psicópatas (1934), ya desdeñaba de la siguiente manera: “aterra el estudio de estos casos monstruosos, infanticidas, violadores, homosexuales y pervertidos de todas las categorías, de manera que pierde poco la sociedad en privar del derecho a la paternidad a tales desechos de presidio” (Ramírez Pérez, 2018: 143).

Fue más allá en 1944 cuando publicó Psicología de los sexos, donde advirtió de los peligros patológicos de apartarse de los roles de género establecidos. Defendía que el destino biológico del género era uno e inmutable, que estaba ligado de manera esencial al sexo asignado al nacer, por lo que todo aquel que se salía de esa categoría de identidad, sería una desviación peligrosa que haría caer a los hombres y a las mujeres en el terreno de la perversión e inversión de los instintos. En tesis como estas, el psiquiatra dispuso claramente que los homosexuales quedaban definidos por su condición personal: la perversión, lo cual les convierte en sujetos peligrosos que deben ser castigados por la ley y no por la medicina (Terradillos Basoco: 69-70).

Su predecesor en dichas investigaciones fue el Catedrático de Medicina Legal y de Psiquiatría de la Universidad de Zaragoza, Valentín Pérez Argilés, quien en 1959 publicó un Discurso sobre la homosexualidad, en un contexto de alarmante expansión homosexual. Argilés defendía también que la homosexualidad era una enfermedad, y además contagiosa, por lo que realizó innumerables estudios morfológicos, endocrinológicos y genéticos para poder aplicar la terapia más adecuada a una temprana edad.

B3DB05F6-0ED7-46FC-903D-EFE3D08E46D0

La noción de contagio renació de la mano de este famoso médico, por lo que su análisis convertía al homosexual en un sujeto muy peligroso que podía contaminar al resto de la sociedad, por lo que llegó a considerarse como un asunto de salud pública que debía ser resuelto por la jurisprudencia. Argilés defiende que hay que ayudar a los homosexuales a salir de su situación ignominiosa a través de la abstinencia, y para ello, se debe reprimir toda propaganda homosexual que pudiese llegar al país (Mora Gaspar: 43).

El Magistrado-Juez de los Tribunales de Vagos y Maleantes de Cataluña y Baleares, Antonio Sabater Tomás, dedicó buena parte de su carrera a explorar las causas de la peligrosidad homosexual y las posibilidades de mejora y refinamiento de sus condenas, lo cual expuso en su obra Gamberros, homosexuales, vagos y maleantes, publicado en 1962. Para él, el homosexual era aquella persona que no podía controlar sus instintos más profundos y ni siquiera quería domesticarlos, equiparándolo a un animal salvaje, ya que ese dominio de los impulsos era distintivo del ser humano.

Por tanto, Sabater Tomás propuso la idea de recrudecer la legislación preventiva contra la homosexualidad para que garantice la total separación de los homosexuales no sólo de la sociedad, sino del resto de presos, debido a la consideración del carácter contaminante de la homosexualidad, lo cual será aplicado en la ley de 1970. Luis Vivas Marzal, presidente de la Audiencia Provincial de Valencia, pronunció el discurso donde exponía que concordaba con Sabater Tomás en que la ley existente de Vagos y Maleantes quedó obsoleta, con lo que una nueva ley debía actuar con firmeza (2019: 43-44).

F8C17723-5206-4813-8C59-6005A1AF1282

Montaje fotográfico realizado en la Central de Observación de la Dirección de Prisiones, donde se estudiaba y calisificaba a los reclusos. Imagen: Tusquets.

El inicio de la represión de las disidencias sexuales

Desde 1939 hasta 1954, no existió aún una ley que persiguiese específicamente a los homosexuales, pero el régimen sí que se valió de otras leyes y otros medios para castigar a aquellos que fuesen sospechosos. En 1944, se llevó a cabo la reforma del Código Penal de 1932, en la cual su artículo 431 no hacía alusión a la homosexualidad, pero incurrían penas para aquellos que cometiesen delitos de escándalo público, por lo que los actos homosexuales se consideraron delitos cuando salían del ámbito privado y tenían repercusión social. Por tanto, bastaba una delación de un vecino o conocido para que un homosexual fuera procesado, aunque realmente se hubiera realizado en privado, pero hubiese sido conocido de manera directa o indirecta. Por tanto, la legislación no castigó conductas específicas, sino que defendió a la sociedad contra comportamientos individuales considerados peligrosos (Ramírez Pérez, 2018: 136).

Otro instrumento que aprovecharon las autoridades franquistas para castigar a los homosexuales fue la Ley de Vagos y Maleantes de 1933, que, aunque la ley no establecía aún la homosexualidad como delito, fue a comienzos de los cuarenta cuando los jueces comenzaron a utilizarla para reprimir lo que se denominó en la época las “desviaciones sexuales”, ya que su texto, como hemos comentado con anterioridad, establecía medidas de control, seguridad y prevención contra aquellos sectores marginales que practicaban actividades moralmente reprobables (Jurado Marín, 2014: 64-66). Leer más…

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Clínica Universidad de Navarra (Opus Dei), cataloga la transexualidad y la homosexualidad como “trastorno” o “desviación”.

Sábado, 22 de abril de 2023

DA7C28D9-3ED9-4B33-A1AE-47F9BE979A75

La Clínica Universidad de Navarra 

La clínica por la institución religiosa, calificada como mejor hospital privado de España en 2022 por el Monitor de Reputación Sanitario, cita además la homosexualidad en el apartado de “desviaciones sexuales”.

“Se engloban dentro de las desviaciones sexuales las alteraciones de la identidad sexual o transexualismo”
 

Desviaciones, prevenciones, fetiches, conceptos más que desfasados para hacer referencia a realidades complejas como la identidad o expresión de género y la orientación sexual. Así se definen la homosexualidad y transexualidad en la Clínica Universidad de Navarra (CUN), el centro médico creado por el Opus Dei, que cree en las desviaciones sexuales. A diferencia de la Organización Mundial de Salud (OMS) o la nueva ley trans, la clínica patologiza la transexualidadEn esa categoría incluye aquellos comportamientos alejados de la “norma social admitida en cuanto a la elección sexual o a la organización de la sexualidad“, entre los que ubica la transexualidad o las conductas “anormales” respecto al “papel sexual”.

Así consta en el diccionario médico de la CUN, disponible para consultas online en su página web. Recientemente, el Monitor Empresarial de Reputación Corporativa volvió a situar a este centro médico –situado en Pamplona y Madrid– como el mejor hospital privado de España, una distinción que conserva por octavo año consecutivo.

Según ha podido verificar Público, la clínica del Opus identifica el “transexualismo” como un “trastorno de la identidad sexual que consiste en el deseo de vivir y ser aceptado como un miembro del sexo opuesto”. “Suele acompañarse por sentimientos de malestar o desacuerdo con el sexo anatómico propio y con la intención de someterse a un tratamiento quirúrgico u hormonal para hacer que el propio cuerpo concuerde, lo más posible, con el sexo preferido“, agrega.

La transexualidad aparece recogida también dentro de la definición sobre “desviación sexual”. “En sentido general, se engloban dentro de las desviaciones sexuales las alteraciones de la identidad sexual o transexualismo y los comportamientos anormales respecto al papel sexual o travestismo, respecto a la inclinación sexual o parafilias, y respecto a la orientación sexual u homosexualidad”, apunta.

La CUN añade que “en sentido estricto” el término “desviación sexual” solamente “hace referencia a las parafilias o desviaciones sexuales propiamente dichas, también conocidas como perversiones”.

Asimismo, define al travestismo como un “trastorno de la identidad sexual que consiste en llevar ropas del sexo opuesto durante una parte de la propia existencia a fin de disfrutar de la experiencia transitoria de pertenecer al sexo opuesto, pero sin ningún deseo de llevar a cabo un cambio de sexo permanente y, menos aún, de ser sometido a una intervención quirúrgica para ello”. “Debe diferenciarse del travestismo fetichista, en el que hay una excitación sexual que acompaña a estas experiencias de cambio de vestido”, aclara.

En cambio, las organizaciones internacionales hace años que han dejado atrás estos discursos LGTBI-fóbicos y es que, la definición sobre transexualidad que realiza la clínica del Opus contradice lo señalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que el año 1990, la eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Una decisión muy esperada por el colectivo LGTBI, pero ante la cual muchas organizaciones conservadoras y religiosas pusieron el grito en el cielo. Una situación se vivió décadas después, cuando se despatologizó la transexualidad. Concretamente, el año 2018, la OMS eliminó definitivamente la transexualidad de la lista de trastornos mentales, concretamente del apartado titulado “trastornos de la identidad de género” e incluirla como “incongruencia de género” bajo el epígrafe “condiciones relativas a la salud sexual”.

La estela de la despatologización de la homosexualidad hace décadas que se consolida en la mayoría de países del mundo y, recientemente, pasa también con la transexualidad. Por ejemplo, la nueva ley trans avanza en la despatologización en casos como el derecho a cambiar de sexo sin informes médicos.

340DBFD4-D6F9-4661-A7B9-6D6AD7A2B4DDDeber de matar

El diccionario médico de la CUN incluye también una serie de definiciones contundentes en torno a la eutanasia, regulada por la ley en España desde junio de 2021. En esa línea, el centro médico de la congregación ultracatólica define el “derecho a morir” como un “derecho subjetivo que los partidarios de la eutanasia pretenden que deben ejecutar los médicos cuando el paciente así lo solicite“.

“Este derecho correspondería al deber de matar del médico; éste debería contra los principios básicos del Estado de derecho y contra los principios éticos básicos de la medicina”, afirma. En otra entrada del diccionario médico, titulada “suicidio asistido y ética”, se señala que “difunde la convicción de que una vida con menor número de satisfacciones puede no ser digna de ser vivida, lo cual es falso”.

Fuente Público/El Nacional Cat

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

La Sociedad Psiquiátrica de la India afirma que no hay datos científicos para oponerse al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Lunes, 17 de abril de 2023

6B897F2B-3E12-4917-B373-9E479E53D014La Sociedad Psiquiátrica de la India reunió datos científicos de países donde se han legalizado el matrimonio y la adopción entre personas del mismo sexo para demostrar que no existe una base científica para creer que las parejas del mismo sexo no son aptas para ser padres.

10 de abril de 2023 –
NUEVA DELHI

IPS en su comunicado mencionó que las personas del espectro LGBTQIA sean tratadas como todos los ciudadanos del país.

La Sociedad India de Psiquiatría (IPS) emitió el domingo un comunicado en el que menciona el impacto positivo de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en la salud mental de las personas del espectro LGBTQIA. El organismo profesional también recopiló datos científicos de países donde se han legalizado el matrimonio y la adopción entre personas del mismo sexo para demostrar que no existe una base científica para creer que las parejas del mismo sexo no son aptas para ser padres.
La medida se produce en medio de un caso en curso en la Corte Suprema sobre la validación legal de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

El IPS en su comunicado mencionó que las personas del espectro LGBTQIA sean tratadas como todos los ciudadanos del país y “gocen de todos los derechos civiles como el matrimonio, la adopción, la educación y el empleo, por mencionar algunos”. Al oponerse a la contradeclaración jurada de la Unión de la India en la Corte Suprema, argumentaron que “no hay evidencia que indique que las personas en el espectro LGBTQIA no pueden participar en ninguno de los anteriores. Por el contrario, la discriminación que impide lo anterior, puede conducir a problemas de salud mental”.

El comunicado emitido por IPS se basa en investigaciones científicas realizadas en países como Reino Unido, Estados Unidos, Holanda y Taiwán, donde se ha legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción por parte de parejas LGBTQIA. El Dr. Ajit Bhide, expresidente de IPS, dice que “teniendo en cuenta que hay una falta de estudios sobre crianza queer en el contexto de la India, tuvimos que mirar los estudios realizados en otros países donde el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción por parte de personas LGBTQIA parejas era legal y en ninguna parte encontramos que las parejas del mismo sexo fueran ineptas para adoptar y acoger niños”.

“Se revisó un estudio que analizó 23 estudios empíricos sobre niños criados por madres lesbianas o padres homosexuales [uno belga/holandés, uno danés, tres británicos y 18 norteamericanos] que tuvo en cuenta su funcionamiento emocional, preferencia sexual, estigmatización, género. – comportamiento de rol, ajuste conductual, identidad de género y funcionamiento cognitivo. Concluyó que los niños criados por parejas del mismo sexo no diferían sistemáticamente de otros niños en ninguno de los resultados. Otro estudio realizado en EE. UU. mostró que las diferencias que existen en el bienestar infantil se deben en gran medida a las circunstancias socioeconómicas y la estabilidad familiar, y no a que hayan sido criados por parejas queer”, dijo el organismo, contrarrestando aún más la posición del gobierno indio.

En reacción a la declaración, el abogado y activista por los derechos queer Rohin Bhatt dijo que la declaración es un paso bienvenido. “Hemos leído informes sobre todo tipo de tonterías no científicas del Procurador General sobre el efecto que tendrá el matrimonio igualitario en los niños, pero una declaración basada en el conocimiento científico que contrarreste ese argumento seguramente será de gran ayuda”, dijo.

En extensión a su declaración emitida en 2018, apoyando la despenalización y despatologización de la homosexualidad y el espectro LGBTQA de la Sección 377 del Código Penal de la India”, el IPS afirmó además que un niño adoptado en una familia del mismo género puede enfrentar desafíos, estigma y/o discriminación en el camino y, por lo tanto, es imperativo que, una vez legalizados, dichos padres críen a sus hijos en un entorno imparcial y neutral en cuanto al género.

Además, el panel integrado por la Dra. Alka Subramanyam, la Dra. Arabinda Brahma y la Dra. Vinay Kumar destacó la importancia de sensibilizar a las unidades sociales como las familias, las comunidades, las escuelas y la sociedad en general, para proteger y promover el desarrollo de tal niño, y prevenir el estigma y la discriminación a toda costa.

Fuente The Hindu

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Hinduísmo, Historia LGTBI, Islam , , , , , , , ,

Líderes de la Iglesia del Caribe afirman el llamado del Papa Francisco a despenalizar la homosexualidad

Sábado, 15 de abril de 2023

1502790481Jason Gordon

Dos líderes católicos en el Caribe declararon recientemente su acuerdo con la declaración del Papa Francisco a principios de este año de que la homosexualidad no es un delito, aunque ambos líderes reiteraron las enseñanzas negativas de la iglesia sobre la ética sexual.

El arzobispo Jason Gordon de Puerto España, Trinidad y Tobago, y Leela Ramdeen, consultora de la Comisión Católica para la Justicia Social de la arquidiócesis, hicieron declaraciones separadas que muestran su apoyo al llamado del Papa Francisco para poner fin a las leyes que criminalizan a las personas LGBTQ+. Pero ambos también reforzaron la prohibición de la iglesia sobre la actividad sexual entre personas del mismo género (referida como “sodomía” en algunas partes del Caribe).

En una entrevista de radio, se le preguntó a Gordon sobre la condena del Papa a las leyes de criminalización. Trinidad and Tobago Guardian  informó:

“Al contextualizar los comentarios del Papa, el arzobispo Gordon dijo: ‘Hemos dicho durante mucho tiempo, odien el pecado y no al pecador’.

“El arzobispo dijo que si bien la civilización se ha dado cuenta de que el acto de sodomía es ‘moralmente incorrecto’, si debe ser o no un crimen capital, ‘es una historia completamente diferente’.

“Entonces, el adulterio, la sodomía, todas estas cosas fueron delitos capitales en algún momento, así que a medida que pasamos de ser un delito capital, las leyes de sodomía permanecen en los libros como una ley, donde puedes condenar a alguien hasta por 25 años. si son condenados por sodomía, que es un conjunto extraño de perversiones sexuales”, agregó Gordon. . .

“‘Entonces, la pregunta es, ¿debería ser un delito? ¿Está mal? Está absolutamente mal. ¿Es moral? Es un acto inmoral, pero ¿es un crimen? Esa es la pregunta que estaba planteando el Santo Padre y está diciendo que si bien es inmoral y es algo que no es bueno para la sociedad, una persona no debería ir a la cárcel durante 25 años por el acto”, dijo.

1516626405591Leela Ramdeen,

Ramdeen siguió un razonamiento similar en sus comentarios, según Newsday:

“‘El Papa también dijo que es pecado faltar a la caridad unos con otros, es decir, cualquiera que no sea caritativo, que quiera discriminar a los homosexuales, eso también es un pecado. Todo niño es un hijo de Dios. Todo el mundo es un hijo de Dios, Dios no hace basura.

“‘Entonces, lo que de hecho nuestra iglesia está diciendo es que, si bien no aceptamos que deban ser discriminados, les pedimos el llamado a la castidad’”.

Ramdeen mencionó un caso legal de 2018 que desafió las leyes de Trinidad y Tobago contra la “sodomía” que involucra al activista gay Jason Jones, quien ha pedido a más naciones de la Commonwealth británica que despenalicen la homosexualidad. En el momento de su apelación, la homosexualidad aún era ilegal en 36 de las 56 naciones de la Commonwealth. Jones, que vive en Londres y visita regularmente Trinidad y Tobago, siempre temió que lo encarcelaran 25 años por su sexualidad. Afirmó entonces:

“¿Por qué mientras nuestros amos coloniales se deshicieron de esto hace tanto tiempo, queremos encarcelar a las personas durante 25 años porque son homosexuales? Hay tantos otros problemas que deberíamos abordar’”.

2_xaxJason Jones (izda)

Un tribunal determinó que , lo que fue bien recibido por el arzobispo en ese momento en términos similares de que la homosexualidad es inmoral, pero no debe ser criminalizada. La enseñanza de la iglesia es que una orientación homosexual no es inmoral.

Jones evaluó a Gordon y los comentarios recientes del Papa, y señaló que le había escrito a Francisco después de los comentarios de despenalización sugiriendo que el Papa en realidad no estaba ayudando. The Guardian informó:

Jones también discrepó con la declaración inicial del arzobispo de ‘odiar el pecado, amar al pecador’.

“’Una vez que un sacerdote católico usa el término odio, me desconecto, porque si estás tratando de decir que no debería ser ilegal pero odiamos el pecado, entonces todavía nos estás condenando y no tenemos tiempo para eso. ,’ dijo.”

“Jones dijo que la comunidad LGBTQ+ no se consolará con las palabras del arzobispo, incluso si suenan comprensivos con sus luchas.

“‘En realidad enturbia el agua y crea aún más confusión para el público en general, porque ¿qué significa eso? Y ese tipo de posición hipócrita en la valla no ayuda a nadie’”.

Robert Shine, director asociado del Ministerio New Ways, comentó:

“La afirmación del arzobispo Gordon sobre el llamado del Papa Francisco a despenalizar la comunidad LGBTQ+ es bienvenida. Sin embargo, es lamentable que él y otros líderes de la iglesia insistan en vincular las cuestiones de política social con la ética sexual. En ningún otro contexto los funcionarios católicos defienden los derechos humanos en situaciones de injusticia y al mismo tiempo critican a las mismas personas cuyos derechos están siendo violados. Cuando se habla de criminalización, los líderes de la iglesia deben brindar claridad al simplemente afirmar que ser LGBTQ+ no es un delito y que todas esas leyes deben abandonarse”.

—Bobby Nichols (él/él), New Ways Ministry, 5 de abril de 2023

El largo camino hasta el fin de la penalización

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en sus exámenes periódicos, había recomendado repetidamente al Gobierno de Trinidad y Tobago la derogación de cualquier ley que penalizara a las minorías sexuales, sin embargo, la respuesta de las autoridades isleñas siempre fue negativa. Además, como miembro de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Trinidad y Tobago suscribió todas las resoluciones sobre Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad y Expresión de Género adoptadas por este órgano desde 2008, pero desde 2013 exigió que se anotara a pie de página que no podía sumarse al consenso, puesto que contravenía su legislación nacional al respecto.

Dada la renuencia del Gobierno a acabar con la discriminación, el activista Jason Jones decidió presentar en febrero de 2017 una demanda de inconstitucionalidad contra los artículos 13 y 16 la Ley sobre Delitos Sexuales ante la Corte Suprema de Trinidad y Tobago, con sede en Puerto España. Representado por los abogados Richard Drabble, Rishi Dass y Antonio Emmanuel, en la denuncia hacía constar que «la existencia misma de estos artículos afecta continuada y directamente la vida privada del demandante, al obligarlo a respetar la ley y a abstenerse —incluso en privado con parejas masculinas que dan su consentimiento— de participar en actos sexuales prohibidos a los que está inclinado en razón de su orientación homosexual, o a cometer los actos prohibidos y, por lo tanto, ser objeto de enjuiciamiento penal». Tras la presentación de la denuncia, Jason Jones fue objeto de insultos e incluso de amenazas de muerte a través de la redes sociales. El activista, sin embargo, hizo caso omiso y continuó con su empeño.

Finalmente, el 12 abril de2018 la Corte Suprema dictaminó a su favor. Los jueces del alto tribunal opinaron que la sociedad es desafortunada cuando, de una u otra manera, valora a las personas o las identifica en función de su raza, color, sexo, edad u orientación sexual. También consideraron que negar a una minoría su derecho a la humanidad y a la dignidad humana es continuar con el tipo de pensamiento experimentado durante el apartheid en Sudáfrica y el Holocausto en Alemania. La resolución completa fue publicada y tomó efectos el 9 de julio.

Fuente New Ways Ministry/Cristianos Gays

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.