Archivo

Entradas Etiquetadas ‘“Terapias” reparadoras o de conversión’

Presidente del Senado promete prohibir los Ecosig

Jueves, 1 de agosto de 2019

presidente-senado-Ecosig-696x464La protección a la comunidad LGBT+ dio un paso importante. En un evento, el presidente del Senado de la República se comprometió a prohibir los Ecosig.

Los avances para la protección de la comunidad LGBT+ están dando pasos importantes. El viernes 26 de julio se llevó a cabo el foro ‘¡Jóvenes, Cámara, Acción!’, en el que participaron diversas autoridades. Entre los participantes se encontró el presidente del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama, quien se comprometió a prohibir los Ecosig o las mal llamadas ‘terapias de conversión’.

En el encuentro organizado por el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) se dieron cita representantes del sistema legislativo mexicano. Entre ellos estuvieron Lucía Riojas, diputada federal, Citlalli Hernández, senadora de la República, y Martí Batres, presidente del Senado.
PUBLICIDAD

Durante su intervención, Martí Batres habló de la iniciativa presentada por la senadora Citlalli Hernández. Dicha medida pretende reformar la ley para restringir las mal llamadas ‘terapias de conversión’. El presidente del Senado afirmó que le daba gusto que se hayan presentado estas iniciativas.

«Me da gusto comentar que hay diversas iniciativas que se discuten y se aprobarán […] para eliminar una cosa coercitiva que busca anular la diversidad y la libertad. Eso que le llaman ‘terapias de reconversión’, que busca reprimir a los jóvenes e impedir que ejerzan su libertad».

No es la primera autoridad que se pronuncia en contra de los Ecosig. El discurso del senador Martí Batres viene a respaldar las palabras de otras autoridades e instituciones que se han manifestado contra las mal llamadas ‘terapias de conversión’. Las senadoras, Citlalli Hernández, Patricia Mercado y Alejandra Lagunes presentaron la iniciativa que busca prohibir los Ecosig.

Clínica cristiana asegura curar la homosexualidad

Por su parte, el diputado de Ciudad de México, Temístocles Villanueva, presentó una medida para reformar el Código Penal de la capital y penalizar estas prácticas fraudulentas y degradantes. En exclusiva con Homosensual, el diputado comentó que el objetivo de reformar la ley es evitar el sufrimiento que estas prácticas provocan en los LGBT+.

La Organización de las Naciones Unidas también ha fijado una postura en contra de estos métodos para ‘cambiar’ la orientación sexual de las personas. La ONU comentó que estos ‘tratamientos’ pueden incluir tortura psicológica y física por lo que deben ser prohibidos.

Aplaudimos que el presidente del Senado de la República apoye estas iniciativas. Ojalá que la ley sea reformada pronto para que los Ecosig sean prohibidos y sancionados.

Una tendencia creciente a la prohibición

Además de Austria, Alemania y Malta, país donde la ley lleva en vigor desde 2016, también Irlanda y el Reino Unido están dando pasos en la misma dirección. En Estados Unidos ya son 18 estados, además de Washington D.C. y Puerto Rico, los que han vetado las «terapias» de conversión. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI (aunque el PP intentó «colar» una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (y no solo debido al escándalo de la diócesis de Alcalá: otros casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente SoyHomosensual/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Clínica cristiana asegura curar la homosexualidad

Lunes, 22 de julio de 2019

Clínica-cristiana-homosexualidad-3Everardo Martínez cree que la homosexualidad es producto de traumas. / Foto: El Informante

Una clínica cristiana de Jalisco asegura que puede curar la homosexualidad en poco tiempo. Sin embargo, esta orientación sexual no es ninguna enfermedad.

A pesar de que la homosexualidad ya no es considerada una enfermedad desde 1990 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), diversas ‘organizaciones’ aún aseguran poder curar esta ‘enfermedad’. Los Ecosig, también conocidos como ‘terapias’ de conversión, prometen ‘curar’ a las personas de su homosexualidad. Esto lo hacen a través de la tortura psicológica —y a veces física—, pláticas terapéuticas, agresiones verbales, entre otras actividades.

Sin embargo, en el estado de Jalisco existe una clínica cristiana que asegura curar esta orientación sexual, a la que denomina ‘sentimiento’ de atracción homosexual. Uno de los colaboradores de la clínica ‘VenSer‘ es el psicólogo Everardo Martínez. Este hombre asegura ‘quitar’ la homosexualidad en muy poco tiempo y sin torturas a las personas que están dispuestas (no obligadas) a curarse.

Clínica-cristiana-homosexualidad-4-696x401

Esta clínica cristiana asegura que puede curar la homosexualidad. / Foto: PCUZ

Everardo Martínez afirma que la homosexualidad es un síntoma de haber sufrido abusos, traumas y carencias en la infancia. Estos factores provocan que la persona gay viva en sufrimiento y tristeza, por lo que las personas buscan un medio para curarse. Así lo aseguró para el portal local El Mañana:

«Las personas vienen diciendo: “Tengo este ‘sentimiento’, no lo quiero, sufro, ayúdenme a quitarme este sentimiento”. Nuestro trabajo es ayudar a esas personas a encontrar cuáles son lo factores que le producen el ‘sentimiento’ [homosexualidad], sanar los factores y entonces la atracción homosexual desaparece».

Los Ecosig provocan serios daños a las personas, orillándolos en muchos casos a la depresión, la ansiedad y a los intentos de suicidio. Sin embargo, los trabajadores cristianos de la clínica VenSer señalan que los homosexuales con depresión o pensamientos suicidas llegan a sus instalaciones solicitando ayuda.

Everardo Martínez asevera que los gays no son felices con su estilo de vida, por lo que tienen el derecho de acudir a la clínicas para solicitar ayuda y ‘curarse’. El psicólogo argumentó que así como la población LGBT+ exige respeto y libertad, los interesados en ‘curarse’ también tienen el derecho y libertad de acudir a estos lugares. «Si ellos defienden la libertad, deberían defender la libertad de alguien de quererse quitar un ‘sentimiento’».

Con información de El Mañana y SDP Noticias   , vía Soy Homosensual

Cristianismo (Iglesias), Iglesias Evangélicas , , , , , , ,

Joven asiste a ‘terapia de conversión’ y finge curarse para poder escapar

Viernes, 19 de julio de 2019

terapia-de-conversión-joven-finge.Foto: ABC

Un joven asistió a una mal llamada ‘terapia de conversión’ y compartió cómo tuvo que fingir curarse para librarse del tormento.

¿Hasta cuándo entenderán que la orientación sexual no se puede modificar? Un joven mexicano decidió compartir su experiencia al asistir a una mal llamada «terapia de conversión», para desenmascarar a estos supuestos «tratamientos». Asimismo, el chico compartió cómo fingió haberse curado para escapar del tormento.

Juan Francisco Padilla es un hombre que se ha declarado abiertamente como homosexual. Sin embargo, al compartir su orientación sexual con su familia, esta no tomó la noticia de la mejor manera. En aras de «ayudar», su madre y hermanas lo obligaron a asistir a una mal llamada «terapia de conversión».

En una nota de Mural, Juan Francisco comentó cómo fue asistir a estos retiros religiosos donde fue víctima de malos tratos, todo con tal de «corregir» su orientación sexual. De acuerdo a lo relatado en el texto, en el lugar donde recibió «tratamiento» lo único que hacen es destrozar la integridad y la autoestima de los asistentes.

El apostolado católico Courage Latino es la organización que imparte estas «terapias». Ahí fue donde asistió Juan Francisco. En este lugar existen 12 pasos que un hombre que desea «dejar de ser» homosexual debe seguir para «corregir» su vida. No obstante, el joven comentó que todas las reglas surgen de un mismo núcleo: juzgar a la persona y hacerla sentir culpable.

Asimismo, Juan Francisco señala que los métodos utilizados en estos retiros religiosos no respetan a las personas. Entre las prácticas que se utilizan en Courage Latino está el seguimiento de un ‘psicólogo’ religioso, prohibiciones, exorcismos e incluso se alentaba al autocastigo físico con el objetivo de evitar «comportamientos homosexuales».

El costo de asistir a las «terapias»

Juan Francisco asistió a estos retiros durante tres años. En ese tiempo, él sufrió manipulación psicológica, chantajes y sentimientos de culpa por ser quien es. Sin embargo, hay víctimas que no soportaron este tormento, pues este joven dijo que durante los años que estuvo en la «terapia» supo del suicidio de al menos dos personas.

Asimismo, este joven señala que a 10 años de que estuvo en este lugar aún continúa asistiendo a terapia psicológica para superar la ansiedad crónica derivada del retiro. Y señala que lo único que lo mantuvo de pie durante el «tratamiento» de corrección fue que nunca creyó estar enfermo. «A mí no me daba miedo pensar que me iba a suicidar, porque yo sabía que todo eso no era cierto».

Un testimonio para desenmascarar el fraude

Por último, Juan Francisco agregó que otro de los motivos por los que se mantuvo en el retiro fue para probar que todo lo que ahí se dice es falso. Él optó por fingir que se había «curado» para poder salir al mundo y decir que la orientación sexual no se puede corregir.

Sumado a esto, el objetivo de Juan Francisco Padilla es apoyar a las víctimas de las mal llamadas «terapias de conversión». Y no solo esto, orientar y ayudar a las personas que sienten que con estos «tratamientos» dejarán de ser LGBT+.

Este caso es una prueba más de que las mal llamadas «terapias de conversión» son un fraude. Y de que no existe forma de modificar la orientación sexual de una persona.

Una tendencia creciente a la prohibición

Además de Austria, Alemania y Malta, país donde la ley lleva en vigor desde 2016, también Irlanda y el Reino Unido están dando pasos en la misma dirección. En Estados Unidos ya son 18 estados, además de Washington D.C. y Puerto Rico, los que han vetado las «terapias» de conversión. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI (aunque el PP intentó «colar» una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (y no solo debido al escándalo de la diócesis de Alcalá: otros casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Con información del periódico impreso Mural, vía Homosensual/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia.

Cristianos fundamentalistas temen por sus Biblias después de que Amazon prohibiera los libros sobre terapia ex-gay

Lunes, 15 de julio de 2019

amazon_logo_500500Amazon está tomando una posición en contra de la terapia de conversión y los extremistas cristianos no están contentos con ella.

A finales de la semana pasada, el minorista online ha retirado todos los títulos del Dr. Joseph Nicolosi (también conocido como el “padre de la terapia de conversión“) después de determinar que sus libros violaban sus directrices.

La medida se tomó después de que una petición de Change.org recogiera más de 80.000 firmas pidiendo en el sitio que cesaran las ventas de los libros de Nicolosi, que promovían prácticas falsas de terapia de conversión gay y que han sido descritas por algunos como “ex-manuales de tortura gay”.

“Amazon es el mayor vendedor de libros en línea del país”, dice Sam Brinton, jefe de promoción y asuntos gubernamentales de The Trevor Project, en una declaración. “Es significativo que se estén tomando en serio la amenaza de la terapia de conversión al negarse a ser parte de la explotación de padres y otros clientes preocupados que merecen información precisa, y no manuales de terapia de conversión de bricolaje que claramente deberían ser etiquetados como’ficción'”.

Nicolosi, que murió en 2017 y es autor de libros como “A Parent’s Guide to Preventing Homosexuality” y “Healing Homosexuality”: Casos de Terapia Reparadora“, pasó su carrera pregonando la falsa noción de que la homosexualidad es un síntoma de trauma sexual infantil que puede ser “curado” a través de tortura, terapia.

Naturalmente, otros extremistas cristianos están indignados de que Amazon ya no lleve los libros de Nicolosi. El Dr. Michael Brown en el blog Charisma está muy preocupado porque Amazon vendrá después de la Biblia, escribiendo: “No hay ninguna hipérbole aquí. Después de todo, es la Biblia la que condena las relaciones entre personas del mismo sexo, y la que habla de aquellos que alguna vez practicaron la homosexualidad pero ya no lo hacen”.

Brown dice que Amazon está jugando “un juego muy peligroso de censurar lo que no es políticamente correcto”, diciendo que la compañía ha “cruzado una línea muy peligrosa y precaria” y que debe “dar la vuelta de inmediato, admitir su error y hacer que los libros del Dr. Nicolosi vuelvan a estar disponibles”. Estamos seguros de que Jeff Bezos se va a encargar de eso.

 

Mientras tanto, Allum Bokhari en Breitbart acusó como “anti-Trump” a Amazon de “censura política” y “quema digital de libros”, escribiendo que “no parece haber ningún principio claramente definido detrás de los actos de censura fragmentados de la compañía”.

Otros se han dirigido a Twitter para expresar su creciente preocupación por este atroz acto de censura.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , ,

El obispo auxiliar de Morelia (México) Juan Espinoza, invita a las personas LGBT+ a convertirse

Miércoles, 10 de julio de 2019

Hola 739C3F56-DB1A-4AE8-A094-718FBCFAFA81De acuerdo con el obispo auxiliar de Morelia, Juan Espinoza Jiménez, la iglesia católica está dispuesta a ofrecer ‘conversiones’ a la comunidad LGBT+. Esta aseveración la hizo después de la presentación que el exconductor Mauricio Clark realizó en la Parroquia de la Inmaculada Concepción, el pasado sábado 6 de julio de 2019.

Pero ¿por qué Clark se presentó en una iglesia? Ese día, el ‘exhomosexual’ se presentaría en un auditorio de la ciudad, sin embargo, diversos colectivos LGBT+ se opusieron a la conferencia; motivo por el que la parroquia ofreció sus instalaciones para que se realizara dicha presentación.

Durante una conferencia de prensa, el religioso afirmó que no asistió a la presentación de Mauricio Clark, aunque le hubiera agradado asistir. Además, aseguró que la iglesia siempre estará abierta a cualquier evento que sea para beneficio de la sociedad.

«Hubo la apertura de que la Inmaculada [la parroquia] pudiera tener esa conferencia y la iglesia lo pone a la disposición de cualquier persona, siempre y cuando vayan las cosas para bien de la comunidad. No tenemos por qué excluir ni por qué etiquetar».

En una oportunidad, el representante de la iglesia aseguró que esta institución siempre ha invitado a la población, especialmente a los LGBT+, a acercarse para tener un cambio en sus vidas; una manera muy sutil de referirse a las peligrosas «terapias» de conversión.

«La iglesia tiene una atención pastoral para las personas que viven esas situaciones, los invita al ‘cambio’, los invita a la ‘conversión’ […] Si hay un ‘cambio’ y una ‘conversión’, bendito sea Dios».

Estas declaraciones del obispo auxiliar de Michoacán contradicen lo señalado por el arzobispo Carlos Garfias Merlos, quien en un artículo del periódico Comunidad Cristiana aseguró que se deben respetar los derechos de la comunidad LGBT+. También recalcó que la iglesia católica está para servir a la comunidad y no para ser servida.

«Somos portadores del Evangelio, que es un Evangelio que invita a la ‘conversión’. Es un Evangelio que no marca a las personas y no las etiqueta».

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente La Voz de Michoacán/Primera Plana/Cristianos Gays, vía SoyHomosensual

 

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

10.000 niños estadounidenses se salvaron de la terapia de conversión

Viernes, 5 de julio de 2019

10000-ninos-estadounidenses-se-salvaron-de-la-terapia-de-conversion_leftSe calcula que unos 10,000 estadounidenses LGBT+ han sido protegidos de la terapia de conversión después de que las prohibiciones estatales hicieran que la desacreditada práctica fuera ilegal para los menores en 18 estados, según un estudio.

El Instituto Williams de la UCLA informó que en los siete años transcurridos desde que California se convirtió en el primer estado en prohibir la terapia de conversión para menores, miles de niños de entre 13 y 17 años se han librado de la terapia dañina, aunque miles más están en riesgo mientras que sigue siendo legal en la mayoría de los estados.

El estudio estima que alrededor de 16.000 jóvenes LGBT de entre 13 y 17 años de edad recibirán terapia de conversión de un profesional de la salud autorizado antes de cumplir los 18 años, y aproximadamente 57.000 más se someterán al tratamiento de un asesor religioso o espiritual.

La terapia de conversión es “una serie de prácticas peligrosas y desacreditadas que afirman falsamente que cambian la orientación sexual o la identidad o expresión de género de una persona”, según . Se ha practicado en los EE.UU. durante más de un siglo, a menudo utilizando técnicas de aversión como las descargas eléctricas, el calor o las náuseas inducidas.

California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker. En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado junio Maine.

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

Pero en el resto de los estados donde es legal, los padres pueden obligar a sus hijos a participar en la terapia en contra de su voluntad. Esta práctica nociva se compara a menudo con la tortura y está relacionada con un mayor riesgo de depresión, suicidio y drogadicción.

La opinión pública está cambiando

Al realizar encuestas de opinión pública a nivel nacional, el estudio de la UCLA encontró que la mayoría de las personas en los EE.UU. apoyan poner fin al uso de la terapia de conversión en menores de 18 años.

El estudio agregó que una encuesta nacional de 2019 realizada por Ipsos/Reuters encontró que el 56% de los adultos de EE. UU. apoyan que es ilegal que los profesionales de la salud mental realicen la terapia en menores de 18 años, en comparación con una minoría (18%) que piensa que debería ser legal.

El 10 de junio, Alemania anunció planes para prohibir la práctica en el transcurso del año, y el Ministro de Salud, Jens Spahn, dijo: “La homosexualidad no es una enfermedad, por lo que no necesita ser tratada. La investigación científica desde finales de la década de 1940 ha sido notablemente consistente en que la orientación sexual y la identidad de género son notablemente resistentes a los esfuerzos por cambiar”, dijo a NBC News Catherine Lugg, profesora de la Graduate School of Education de la Universidad de Rutgers. “Desde la década de 1970, ninguna organización médica creíble ha afirmado que uno puede cambiar -o, por implicación, debería cambiar- su orientación sexual y/o identidad de género”.

Una tendencia creciente a la prohibición

Además de Austria, Alemania y Malta, país donde la ley lleva en vigor desde 2016, también Irlanda y el Reino Unido están dando pasos en la misma dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI (aunque el PP intentó «colar» una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (y no solo debido al escándalo de la diócesis de Alcalá: otros casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias. En 2018, el Parlamento Europeo adoptó un texto no vinculante en el que se pedía a los miembros de la UE que prohibieran esta práctica, y Malta y España fueron los primeros en tipificarla como delito.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Cromosomax/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

El Parlamento de Austria vota a favor de prohibir las «terapias» de conversión en menores de edad

Martes, 18 de junio de 2019

von rechts: Bundesratspräsident Mario Lindner (S), Conchita El socialdemócrata Mario Lindner con Conchita Wurst

El Consejo Nacional, la cámara baja del Parlamento austriaco, ha adoptado una propuesta de resolución para prohibir las mal llamadas «terapias» reparadoras o de conversión que pretenden modificar la orientación sexual o la identidad de género en menores de edad. El texto, aprobado con los votos a favor de todos los partidos salvo la extrema derecha del FPÖ, insta al Gobierno a redactar un proyecto de ley para vetar estas prácticas. La vecina Alemania estudia mientras tanto la prohibición total de estos procedimientos, también en adultos.

Ya en diciembre del año pasado, el portavoz socialdemócrata (SPÖ) de Igualdad, Mario Lindner, presentó una propuesta de prohibición de las «terapias» de conversión en menores. El detonante fue el descubrimiento de que la organización ultraconservadora TeenSTAR estaba promocionando estas peligrosas prácticas en los colegios austriacos. Los partidos de la coalición gubernamental entre los conservadores del ÖVP y la extrema derecha del FPÖ impidieron entonces la tramitación de la iniciativa.

Tras la caída del Gobierno a raíz del caso Ibiza, Lindner volvió a presentar su proposición el pasado miércoles. Esta vez, el ÖVP votó a favor junto al SPÖ, los liberales de NEOS y la Lista Ahora (una escisión de Los Verdes), facilitando su aprobación. Solo el FPÖ se opuso. El texto insta al Ejecutivo provisional de la magistrada Brigitte Bierlein a presentar, «de manera inmediata» un proyecto para prohibir las «terapias» reparadoras o de conversión en menores de edad. Los tiempos parlamentarios, sin embargo, obligarán probablemente a retrasar la discusión del asunto hasta después de las elecciones del próximo 29 de septiembre.

Con todo, Lindner, que es abiertamente gay, se mostró satisfecho por el «éxito inmenso» que supone la declaración del Parlamento en la semana en la que Viena ha acogido la celebración del Europride. También los activistas han saludado el apoyo a una medida que combatirá los riesgos para «la salud psicosocial de niños y adolescentes» que suponen estas dañinas pseudoterapias.

En la vecina Alemania, mientras tanto, el Gobierno de gran coalición también está dando pasos en la dirección de vetar estas prácticas. El ministro de Sanidad, el socialdemócrata Jens Spahn (SPD), se ha propuesto presentar un proyecto de ley antes de final de año. Los informes que ha encargado su departamento recomiendan una prohibición total de las «terapias», también en adultos. De seguir sus indicaciones, Alemania se convertiría en el segundo país de Europa, solo después de Malta, en adoptar una ley de este tipo.

Una tendencia creciente a la prohibición

Además de Austria, Alemania y Malta, país donde la ley lleva en vigor desde 2016, también Irlanda y el Reino Unido están dando pasos en la misma dirección. En Estados Unidos ya son 18 estados, además de Washington D.C. y Puerto Rico, los que han vetado las «terapias» de conversión. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI (aunque el PP intentó «colar» una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (y no solo debido al escándalo de la diócesis de Alcalá: otros casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un inmenso error: Los organizadores del Orgullo madrileño deciden que no haya líderes de los partidos políticos en la cabecera de la Manifestación Estatal 2019

Martes, 11 de junio de 2019

792-nos-manifestamos-por-quienes-no-pueden-lema-del-orgullo-de-madrid-2014Las dos entidades organizadoras de la Manifestación Estatal del Orgullo LGTBI, el colectivo madrileño COGAM y la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), han decidido finalmente que este año 2019 la cabecera de la manifestación esté copada por activistas históricos del movimiento LGTBI y no por los líderes de los partidos políticos, como venía sucediendo en los últimos años. La decisión viene a rebajar la polémica suscitada por la previsible no invitación ni a PP ni a Ciudadanosa ocupar un puesto en la cabecera de la manifestación por sus alianzas con la extrema derecha homófoba, aunque no del todo: ambas entidades han confirmado que Ciudadanos, que en los últimos años participaba además con una carroza, no podrá en esta ocasión hacerla circular. 

En un comunicado hecho público este mismo lunes, la FELGTB y COGAM han anunciado que cabecera de la manifestación «estará liderada por activistas históricas como Boti García Rodrigo, Jordi Petit, Carla Antonelli o Beatriz Gimeno, entre otras personas, para conmemorar el 50 aniversario de las revueltas de Stonewall y el año temático ‘Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!’». «Este año queremos que todo el protagonismo recaiga sobre las personas que fueron pioneras en la lucha por nuestros derechos y, por lo tanto, serán ellas quienes encabecen la manifestación en lugar de los líderes de los partidos políticos», ha explicado la presidenta de FELGTB, Uge Sangil.

Según explica el comunicado, ademas de insistir en la reivindicación principal, la aprobación de una ley LGTBI estatal que proteja, entre otros, los derechos de las personas mayores LGTBI y de las personas trans, este año «la marcha hará especial hincapié en la importancia de no dar ni un paso atrás en derechos adquiridos y de frenar a la ultraderecha», que por primera vez en la historia democrática española es una fuerza decisiva a nivel autonómico y local de la mano de PP y Ciudadanos.

La alianza de los tres partidos, seguramente bajo la fórmula de gobiernos de coalición entre PP y Ciudadanos sustentados desde fuera por Vox, se hará muy posiblemente con el poder en la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital. Tras la entrevista mantenida ayer domingo por Ignacio Aguado y la ultraderechista Rocío Monasterio, de hecho, los tres partidos han llegado a un acuerdo para hacerse con el control de la Mesa de la Asamblea, órgano clave a la hora de controlar el proceso legislativo, que permitirá además a los naranjas hacerse con el codiciado sillón del presidente de la cámara.

«Por este motivo, ni el Partido Popular, ni Ciudadanos tendrán representación oficial en la marcha y, por tanto, no llevarán carroza a diferencia de otros partidos como PSOE y Podemos», expresa el comunicado. «Como en cualquier manifestación, tendrán por supuesto libertad para sumarse a pie en igualdad de condiciones que el resto de las entidades, pero encabezar una marcha que grita ‘Ni un paso atrás’ y simboliza la libertad y la igualdad de derechos del colectivo mientras se empodera a aquellos que quieren volver a privarnos de los pocos derechos que hemos alcanzado son cosas incompatibles. Desde las entidades que representan al colectivo LGTBI pedimos coherencia a los partidos», ha explicado Uge Sangil. «Este año, en el que han aparecido partidos políticos en España con representación institucional que propugnan volver a atrás, a un país gris, sin apenas derechos civiles, encorsetado y punitivo con respecto a lo que creían conductas inmorales y reprobables, pensamos que es mejor dejar al activismo en primera línea de esta manifestación», ha añadido por su parte la presidenta de COGAM, Carmen García de Merlo. Fue precisamente el colectivo COGAM el que puso como condición para ser invitados de forma oficial al Orgullo firmar un compromiso a los partidos que incluía el «No valerse de los votos de los partidos que defienden una ideología de extrema derecha para gobernar».

La decisión de COGAM y FELGTB es un inmenso error pues se equipará a todos los partidos y se deja injustamente fuera de la cabecera a formaciones políticas que no han pactado ni tienen intención de hacerlo con la extrema derecha, siendo una cesión a Ciudadanos y a la presión mediática de sus medios afines.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El estado de Maine prohíbe las «terapias» de conversión en menores de edad

Miércoles, 5 de junio de 2019

state-flags-maine-3x5Crece la lista de estados y territorios estadounidenses que prohíben las mal llamadas «terapias» reparadoras o de conversión que pretenden modificar la orientación sexual o la identidad de género en menores de edad. La gobernadora de Maine ha ratificado con su firma un proyecto de ley, previamente aprobado por ambas cámaras legislativas del estado, que lo convierte en el 18º de los Estados Unidos (además de Washington D.C. y de Puerto Rico) en vetar estos infames procedimientos.

El pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Se trataba de la segunda vez que el legislativo del estado aprobaba una iniciativa en este sentido. Pero en la anterior ocasión, en junio de 2018, el entonces gobernador republicano Paul LePage vetó el proyecto aprobado por las cámaras, que no consiguieron la mayoría necesaria para anular el veto. Su sucesora, la demócrata Janet Mills, sí que ha ratificado la medida, que entrará en vigor en septiembre de este año. Mills, de hecho, ha apoyado de forma entusiasta la prohibición de unas prácticas «dañinas y ampliamente desacreditadas que no tienen cabida en Maine».

California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado.

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

La situación en Europa

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar» una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Desaparece joven lesbiana en Guadalajara; acusan a padres de recluirla para “terapias de conversión”

Miércoles, 8 de mayo de 2019

834B726E-D7FB-4735-8818-CF132EA1BDC7Ailyn Karina Villalobos es una joven abiertamente lesbiana de 22 años que está desaparecida desde el viernes 26 de abril, fecha en la que, según reportan sus amigos y conocidos, dejó de responder su teléfono.

“Hasta el momento no hemos sabido nada de ella, sus padres dicen que ella está bien y que está con ellos, pero eso es completamente falso ya que le quitaron toda comunicación…. Los padres ya no están en la casa, no sabemos si se están quedando en algún otro lugar por no querer dar explicaciones de donde la tienen encerrada”, declararon sus amigas en un comunicado difundido en redes sociales.

Cuando la joven dejo de contestar el teléfono, sus amigas acudieron con sus padres para obtener información, sin embargo estos han dado diversas versiones, las cuales se contradicen entre sí, razones que han despertado la inquietud de que la joven haya sido enviada a un centro con el fin de modificar su orientación sexual, pues sus padres son religiosos ortodoxos que se oponen a su orientación sexual.

Según sus amigos y conocidos, ésta no sería la primera vez que la joven sería sometida a las llamadas terapias de conversión sexual, pues sus padres la enviaban a una psicóloga católica y con un neurólogo, mismo que la medicaba, con el fin de que modificara su orientación sexual, pues desde que la joven les comunicó que era lesbiana la familia comenzó a comportarse controladora y hostil con ella.

“Dejó de contestar el celular el viernes por la noche, los amigos y su novia pidieron información sobre ella a sus padres, los cuales nos dijeron que se había salido de la casa, tiempo después seguimos insistiendo y nos dijeron que ella estaba en un centro de rehabilitación para drogadictos”, señalaron las amigas de Ailyn.

Además, agregan: “Volvimos a preguntar a sus padres y la información que nos dieron fue que ella estaba en Estados Unidos con una de sus tías, lo cual es completamente falso, ya que Ailyn no cuenta con pasaporte ni visa, hemos estado intentando contactar con los padres y lo único que hacen es colgar las llamadas o decir que ella está en un centro de rehabilitación y si ella está en un centro, está en contra de su voluntad”.

Las amigas de Ailyn señalaron que acudieron ante la Fiscalía General del Estado para solicitar ayuda; sin embargo, el comandante Enrique Monroy les dijo que no podían interponer una denuncia por eran familiares directos de Ailyn.

Ante la falta de apoyo de la Fiscalía, amigas y mismos de Ailyn acudieron a la Comisión de Derechos Humanos de Jalisco, instancia que los turnó al Centro de Justicia para las Mujeres. No obstante, no se ha avanzado en el caso.

“Hacemos un llamado a  la Fiscalía General del Estado de Jalisco y a la Dirección de Diversidad Dexual de la  Secretaria de Igualdad Sustantiva  para que se realice una extensa investigación, urgente, y se presente a la señorita Ailyn Karina Villalobos Padilla con vida en la Fiscalía del Estado de Jalisco; ya que al día de hoy se cumplen 5 días desde su desaparición”, señala el comunicado.

“Es urgente atender e incluir los temas de violencia hacia mujeres de la diversidad sexual en este caso lesbofobia en las mesas de trabajo de las alertas de género del estado de Jalisco, ya que no toda la violencia la sufren las mujeres heterosexuales, y no todas las mujeres reciben violencia a manos de sus maridos, o novios, si no, también de parte de su propia familia”, finaliza el comunicado.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Desastre.mx/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

En Brasil, una jueza suspende las terapias que buscan “curar la homosexualidad”

Viernes, 3 de mayo de 2019

630x800-noticias-cura-gayUna corte en Brasil suspendió de forma cautelar un fallo emitido en el que se permitía a los psicólogos tratar la homosexualidad como si fuera una enfermedad, con lo cual se podía someter a las personas homosexuales a las llamadas “terapias de reconversión sexual”.

La resolución fue dictada por la jueza Carmen Lucia Antunes, quien dejó sin efecto un dictamen que garantizaba a los psicológos llevar a cabo este tipo de terapias, las cuales están prohibidas por el Consejo Federal de Psicología de Brasil desde 1999 (CFP por sus siglas en portugués: Conselho Federal de Psicologia) a través de la resolución 01/99)

Dicho fallo se dio como respuesta a una demanda de un grupo de psicólogos que alegaron al “principio de libertad científica” para poder hacer este tipo de prácticas. El juez Waldemar Cláudio de Carvalho avaló la petición en contra de la resolución del Consejo Federal de Psicología de Brasil.

A su vez, el Consejo Federal de Psicología de Brasil recurrió a la Corte Suprema para apelar la decisión del juez Waldemar Claudio de Carvalho. La jueza Antunes argumentó que el caso es competencia del Supremo Tribunal de Justicia de Brasil, por lo que dejó sin efecto la orden hasta que el tribunal emita una sentencia al respecto. Esto provocó que miles de personas se manifestaban en  Sao Paulo contra la sentencia del juez Waldemar Claudio de Carvalho, mediante la que autoriza la aplicación de terapias de conversión, siempre que se realicen de manera privada y reservada y sin hacer publicidad de ellas.

La resolución del Consejo Federal de Psicología de Brasil establece que los psicólogos no podrán realizar ninguna acción que pretenda tratar como una patología a la homosexualidad.

El Supremo Tribunal de Justicia de Brasil recordó en un comunicado que dicha norma señala que profesionales no pueden reforzar en sus sesiones los prejuicios sociales existentes en relación con la homosexualidad; además, prohíbe la participación su colaboración en “eventos y servicios que propongan tratamiento y cura de la homosexualidad”.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Desastre.mx/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Minnesota, próximo estado de EE.UU. en prohibir la terapia de conversión

Miércoles, 1 de mayo de 2019

Flag_of_Minnesota_(1957-1983)Minnesota espera convertirse en el próximo estado en prohibir la terapia de conversión gay en los Estados Unidos.

El jueves 25 de abril, la Cámara de Representantes, encabezada por los demócratas, votó “sí” a la enmienda del actual proyecto de ley de salud y servicios humanos, HF 2414. Cuando se modifique, el proyecto de ley declarará que “cualquier práctica de un profesional de la salud mental o de un profesional de la salud mental que intente cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona” es ilegal.

Lo mismo se aplica a cualquier `esfuerzo para cambiar comportamientos o expresiones de género o para eliminar o reducir las atracciones o sentimientos sexuales o románticos hacia individuos del mismo género’. Los funcionarios se aseguran de que esto no impedirá que las personas que se someten a la afirmación de género busquen asesoramiento u orientación.

Después de que el nuevo proyecto de ley entre en vigor, cualquier persona que intente llevar a cabo prácticas de conversión en un menor de edad se enfrentará a medidas disciplinarias.

Frente a la oposición. Según Pioneer Press, la representante demócrata Julie Sanstede se pronunció en contra de la enmienda, argumentando que una prohibición completa elimina la capacidad de alguien de elegir si quiere someterse a la terapia o no.

“No hay ninguna persona en esta cámara que apoye los abusos y atrocidades de los que hemos oído hablar”, declaró. “Pero esto va demasiado lejos al quitarle el derecho al individuo de determinar el resultado que elige.”

Su colega demócrata y representante abiertamente gay, Hunter Cantrell, confirmó que como el nuevo proyecto de ley sólo cubre la terapia de conversión llevada a cabo en menores de 18 años de edad, eso no debería ser una preocupación. “Se trata de proteger a los pacientes de prácticas fraudulentas”, agregó.

El grupo LGBT+ de Minnesota OutFront presentó a los políticos tarjetas de San Valentín pidiendo la prohibición de la terapia de ‘cura’ gay (TheoKeith/twitter)

En febrero, los activistas LGBT+ animaron a los políticos y legisladores a prohibir la terapia de curación gay enviando tarjetas de San Valentín a ciertas personas en el poder que pedían el apoyo de los proyectos de ley HF12 y SF83, como parte de la Ley de Protección de la Salud Mental.

Estados Unidos han prohibido la terapia de conversión. Si los funcionarios del gobierno implementan con éxito la prohibición, Minnesota se convertirá en el decimoséptimo estado de los Estados Unidos en prohibir la práctica dañina.

El uso de “terapias” reparadoras o de conversión en menores de edad ha sido ya prohibido en dieciseis estados norteamericanos, además de en la capital federal. California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New Hampshire. Y hace pocos días se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado.

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En los últimos 12 meses, Washington, Hawai, Delaware, Maryland, New Hampshire, Nueva York y Massachusetts han aprobado proyectos de ley que lo prohíben en sus territorios. Sin embargo, con la excepción de la de Nueva York, todas las prohibiciones se limitan a impedir que los menores de 18 años sean sometidos a la polémica pseudociencia.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Cromosomax/Cristianos gays

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

El Partido Laborista Australiano planea prohibir la terapia de conversión si gana

Lunes, 29 de abril de 2019

BillShorten620AAPEl líder del partido Laborista Australiano Bill Shorten

El Partido Laborista Australiano prohibirá la terapia de conversión en todo el país si gana las elecciones del próximo mes.

El partido anunciará oficialmente sus planes de prohibir lo que han dicho que es una “práctica peligrosa y desacreditada” el martes, según el Sydney Morning Herald.

Bill Shorten, líder del Partido Laborista Australiano, también tiene la intención de presentar a un comisionado dedicado a los derechos humanos de las personas LGBTI, así como de proporcionar 10 millones de dólares adicionales en fondos para el VIH.

Según se informa, también enmendará las leyes para proteger mejor a las personas transexuales e intersexuales en el lugar de trabajo.

El Partido Laborista Australiano trabajará con los grupos de supervivientes en la elaboración de las leyes.

Las nuevas políticas harán que el Partido Laborista Australiano sea el primer partido en el país en comprometerse a prohibir la terapia de conversión.

El Sydney Morning Herald informa que aún no se han dado a conocer todos los detalles de los planes del partido; sin embargo, se entiende que tienen la intención de trabajar con grupos de sobrevivientes y estados para poner fin a la terapia de conversión en Australia.

Se prevé que el partido se enfrentará a la reacción de los grupos religiosos por las medidas propuestas.

La terapia de conversión es ampliamente considerada por los grupos y activistas LGBT+ como una táctica dañina que busca cambiar la orientación sexual o identidad de género de una persona.  Esta práctica ha sido condenada por diversos organismos de salud y psiquiatría de todo el mundo.

Una encuesta realizada en el Reino Unido a los supervivientes de la terapia de conversión publicada a principios de este año encontró que una de cada cinco personas que habían experimentado la práctica había intentado suicidarse. A pesar de ello, la terapia de conversión sigue siendo legal en la mayor parte del mundo

El estado australiano de Victoria anunció planes para prohibir la terapia de conversión a principios de este año

A principios de este año, el estado australiano de Victoria anunció que planeaba prohibir la práctica dañina. Daniel Andrews, Primer Ministro de Victoria, hizo el anuncio en Midsumma Pride en febrero.

Andrews -que es miembro del Partido Laborista- decidió introducir la prohibición después de que el Comisionado de Quejas de Salud (HCC) llevara a cabo una investigación exhaustiva. La investigación encontró que aquellos que habían sido sometidos a la terapia de conversión experimentaron daño psicológico y angustia. El HCC recomendó que se introdujera una legislación que prohibiera la forma de “terapia”.

Hablando en el evento del Orgullo, Andrews dijo que la terapia de conversión es una “práctica malvada” y dijo que había vendido “vergüenza y estigma”.

“Estas actividades, comúnmente conocidas como ‘terapia de conversión gay’, afirman ser capaces de cambiar la sexualidad o identidad de género de alguien. Lo que realmente son es una forma más personal de tortura, una práctica cruel que perpetúa la idea de que las personas LGBTI están de alguna manera quebrantadas”, dijo.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Sydney Morning Herald/Cromosomax/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

El Colegio de Médicos rechaza que la Iglesia pretenda “curar” la homosexualidad

Martes, 23 de abril de 2019

4F479D0B-1C02-4A95-A599-48022C32AD49Denuncia “la intervención de entidades ajenas a la Medicina para ilustrar a la ciudadanía sobre lo que es anormal o una enfermedad”

Las funciones diagnósticas o terapéuticas son competencia de la profesión médica en base a evidencias científicas y nunca a creencias”

La nota “quiere aclarar las opiniones emitidas por representantes de la Iglesia católica relativas a algunos tratamientos para revertir la homosexualidad

El Colegio de Médicos de Madridrechaza la intervención de entidades ajenas a la Medicina para ilustrar a la ciudadanía sobre lo que es anormal o una enfermedad“. En un inusual comunicado, el organismo que aglutina a más de 45.000 colegiados de la comunidad, responde a las ‘pseudoterapias curativas ofrecidas por el Obispado de Alcalá y avaladas por la Conferencia Episcopal española.

La nota “quiere aclarar las opiniones emitidas por representantes de la Iglesia católica relativas a algunos tratamientos para revertir la homosexualidad”, y deja claros varios aspectos. En primer lugar, que “la orientación sexual no está considerada como una enfermedad y que, de hecho, no consta en ninguna guía de práctica clínica como tal“.

 Ciencia, no creencias

En segundo lugar, la homosexualidad “no es motivo para ninguna de las facetas del desarrollo humano“. Además, recuerda el comunicado, “las funciones diagnósticas o terapéuticas son competencia de la profesión médica en base a evidencias científicas y nunca a creencias“.

763A4191-F2D0-496C-AD91-A44C57414396

Abascal, Reig y Arsuaga, juntos en la entrega de los premios HazteOir

El Colegio de Médicos de Madrid afirma su competencia en la materia, pues es su cometido “velar para que la ciudadanía tenga una información clara y rigurosa de cuáles son las prácticas médicas saludables y que quienes las apliquen o recomienden basen su actuación en estrictos criterios científicos y éticos”. Por ello, “rechaza la intervención de entidades ajenas a la Medicina para ilustrar a la ciudadanía sobre lo que es anormal o una enfermedad y cuáles deben ser los comportamientos consecuentes”.

Reig y Elizalde

El comunicado supone una desautorización en toda regla de las tesis de Reig Plá, que hace dos semanas fueron avaladas por la Conferencia Episcopal en pleno. No sólo eso: el pasado Jueves Santo, el obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, también las justificaba, lo que motivo una seria polémica en la diócesis.

Hasta tal punto, que el obispo tuvo que emitir un comunicado en el que afirmó sentirse “manipulado“, lamentando que “haya personas que se sientan discriminadas, juzgadas y rechazadas” Al tiempo, el Obispado de Vitoria “hace suyo el Comunicado Final de la Última Asamblea de la Conferencia Episcopal Española cuando dice:

Afirmamos la libertad de la Iglesia, reconocida en la Constitución española, la Ley Orgánica de libertad religiosa y los Tratados internacionales sobre derechos humanos, para ofrecer su visión de la persona y acoger y acompañar a quien libremente se acerque a ella para crecer en un desarrollo humano integral desde el anuncio del Evangelio y el amor misericordioso de Dios'”.

47D29326-F509-4CF7-8816-0D1ACA702D4B

Comunicado del Colegio de Médico:

La Junta Directiva del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid, institución compuesta por más de 45.000 colegiados, entre los que se encuentran personas con distintas orientaciones sexuales, quiere aclarar las opiniones emitidas por representantes de la Iglesia católica relativas a algunos tratamientos para revertir la homosexualidad y señala que: 
  • La orientación sexual no está considerada como una enfermedad y que, de hecho, no consta en ninguna guía de práctica clínica como tal.
  • En el mundo occidental éste no es motivo de discriminación para ninguna de las facetas del desarrollo humano.
  • Y, además, que las funciones diagnósticas o terapéuticas son competencia de la profesión médica en base a evidencias científicas y nunca a creencias.
  • El Colegio de Médicos de Madrid es una corporación de derecho público entre cuyas funciones está la de velar para que la ciudadanía tenga una información clara y rigurosa de cuáles son las prácticas médicas saludables y que quienes las apliquen o recomienden basen su actuación en estrictos criterios científicos y éticos.
  • Por lo tanto, rechaza la intervención de entidades ajenas a la Medicina para ilustrar a la ciudadanía sobre lo que es anormal o una enfermedad y cuáles deben ser los comportamientos consecuentes.

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , ,

El obispo de Vitoria Elizalde ve un “ensañamiento orquestado” contra la Iglesia y defiende a Reig Plá y sus ‘cursos para ‘curar’ la homosexualidad

Martes, 23 de abril de 2019

elizalde_31195_11“Están saliendo entrenadores, profesores, y nadie mira a la ministra de Educación”

Cree que algunos homosexuales “necesitan un acompañamiento y una ayuda sanante y curativa”, aunque matiza que “no estamos hablando de algo médico o quirúrgico”

Uno de cada diez sacerdotes chilenos, involucrados en investigaciones sobre abusos

El cura del Opus Dei investigado por abusos también podría haber acosado a chicos en un colegio mayor de Barcelona

El obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, ha justificado los cursos que ha impartido el obispado de Álcala de Henares para ‘curar’ la homosexualidad. El obispo ha insistido en la respuesta oficial de la Iglesia para señalar que no son terapias reversivas sino de ayuda y “acompañamiento” 

 El obispo ha defendido también que la Iglesia está dando una “respuesta efectiva” a los casos de pederastia. “La Iglesia ha cogido el toro por los cuernos”, ha señalado. Elizalde dice que hay “mucha mala fe cuando la Iglesia está prestando absoluta colaboración”. Denuncia un “ensañamiento orquestado”. “Están saliendo entrenadores, profesores, y nadie mira a la ministra de Educación”, ha denunciado.

El obispo se ha referido al caso de Alfonso Ruiz de Arkaute, víctima de abusos en la parroquia de Los Ángeles de Vitoria en 1983. El caso fue archivado en su día por las autoridades eclesiales y según público El Correo podría reabrirse. El obispo ha asegurado que no tiene competencias en este caso porque está en manos de la orden religiosa de los dominicos que está revisando el caso. Elizalde -en contacto con los dominicos- dice que no tiene constancia de que el caso se vaya a reabrir. “Yo me fío de la valoración que hagan los dominicos”, ha señalado.

Ruiz-Arkaute_2113898622_13530138_660x371

Alfonso Ruiz de Arkaute denunció abusos, y no le hicieron caso

Carta abierta a Juan Carlos Elizalde: “¡Está mintiendo! Y lo sabe”

“En Álava no ha habido curas pederastas, pero si aparecen actuaré en con transparencia”, dijo el prelado en una entrevista

“Yo mismo le relaté en una ocasión cómo había sufrido abusos en una Parroquia de la diócesis y que el caso se cerró simplemente porque había prescrito, como si el dolor de las víctimas pudiera prescribir”

Es domingo y tengo tiempo a un desayuno tranquilo. Pero la tostada se me atraganta al abrir el periódico y encontrarme con un titular: En Álava no ha habido curas pederastas, pero si aparecen actuaré en con transparencia”. Y estas declaraciones pertenecen, nada menos, que al obispo de mi diócesis.

Una lágrima de rabia quiere escapárseme. ¡Está mintiendo! Y lo sabe. No es desconocimiento sino una total falta de respeto para las víctimas de abusos sexuales. ¿A eso le llama transparencia?

Yo mismo le relaté en una ocasión cómo había sufrido abusos en una Parroquia de la diócesis y que el caso se cerró simplemente porque había prescrito, como si el dolor de las víctimas pudiera prescribir. Es verdad que esta conversación no es una denuncia como tal, que ya había sido realizada, pero la empatía que esperamos de un obispo que dice que quiere ser cercano a la sociedad, hace que se parezca mucho a una denuncia y que al menos sirva para evitar titulares como los que vuelven a remover un dolor de víctimas que usted conoce.

Usted sabe que en el último mes he solicitado por escrito, con registro de entrada, por tres veces, toda la documentación que en el obispado consta sobre este caso y sobre cualquier informe sobre mí. Y una y otra vez se me ha negado. Me remite a los dominicos, pero yo le recuerdo que la declaración la realicé en el obispado, ante el juez diocesano, y que se me negó copia de mi declaración. Creo que tengo todo el derecho a conocer lo que en el obispado se guarda. Le recuerdo que en la cumbre de Roma, la propia Iglesia reconoció que se habían destruido expedientes. Pero usted me niega esta información. ¿Es a eso a lo que se refiere con transparencia?

Es el Provincial de los dominicos, al que agradezco enormemente el interés y seriedad con la que se ha tomado la denuncia en su día archivada, el que le informa de que se está estudiando nuevamente el caso. Y en esa misma semana usted se atreve a afirmar que no ha habido curas pederastas. ¿Es esa la transparencia que usted cree que la Iglesia necesita?

Usted conoce, porque lo comentamos en las primeras entrevistas que mantuvimos, que José Ángel Arregui Egaña, clérigo de San Viator, fue condenado en Chile en 2010 por posesión de material pornográfico de menores. Entre el material que almacenaba existían videos de abusos cometidos en el colegio de Vitoria. Es cierto que fue condenado en Chile y que al menos no han trascendido denuncias en Vitoria. Pero, ¿esta es la transparencia a la que se refiere?

No, Juan Carlos Elizalde. Esta no puede ser la trasparencia que la Iglesia y la sociedad está reclamando. Lo que esperamos de nuestros pastores, si de verdad son pastores, es la cercanía con todas las víctimas. Y desde luego estas afirmaciones no hacen que las víctimas sintamos a la Iglesia, al menos a la Iglesia jerárquica, cercana. Lo primero que como víctimas necesitamos es que se nos reconozca como tales. Y eso usted lo olvida al declarar que en Álava no ha habido curas pederastas. ¡Es mentira! Yo he sufrido abusos y usted lo conoce.

Afirma que están preparando un protocolo de atención a las víctimas. Rezo para que Dios ponga un poco de cordura en sus mentes y corazones y se empiece a tratar a las víctimas mejor de lo que se me ha tratado a mí. ¿Han pensado en contar con las vivencias de quienes hemos sido víctimas y hemos pasado por la experiencia de una denuncia canónica a la hora de desarrollar este protocolo? Tal vez pudiéramos expresar la falta de empatía que hemos sufrido, lo mal llevadas que han sido las tomas de declaración, la falta de ayuda… Tal vez contando con todas estas experiencias los protocolos no quedarían sólo en labor de despacho.

Afortunadamente, al terminar de leer su entrevista, con tan desafortunado, incierto e hiriente titular, reviso como cada domingo las lecturas del evangelio de la semana. Veo que el miércoles escucharemos en la Eucaristía esas palabras del Maestro que deberían estar grabadas a fuego en cada creyente: “La verdad os hará libres”. Y no puedo callarme la verdad, debo decirlo: está usted mintiendo. En Álava ha habido como en todos los lugares, desgraciadamente, curas abusadores.

Y, lo que creo que debe preocupar todavía mucho más a la Iglesia, en Álava, como en todos los lugares, hay víctimas de los abusos sexuales. Vidas que tienen que luchar día a día para seguir adelante. Las secuelas que sobrellevamos toda la vida exigen una actitud de cercanía y empatía que usted ha olvidado.

Cuando en su día se cerró mi caso pro haber prescrito yo sólo pude decir una frase: “Al atardecer de la vida nos examinaran del amor”. Yo he podido equivocarme en ocasiones en las formas, lo he reconocido públicamente y he pedido perdón cuando lo he considerado. Pero tengo la inmensa tranquilidad de no haber mentido. No todos pueden decir lo mismo.

Estamos todavía a tiempo de rectificar.

Colectivos LGTBI de Vitoria ven “un claro discurso de odio” en las palabras de Elizalde

El colectivo LGTB ha pedido también a todas las instituciones “que condenen las palabras del Obispo” y “que no secunden actos en los que participe Elizalde, siendo los más próximos las festividades religiosas de San Prudencio y Nuestra Señora de Estíbaliz

La asociación Lumagorri HATha rechazado a través de un comunicado las palabras del Obispo de Vitoria sobre la homosexualidad. En una entrevista concedida al programa Hoy por Hoy Vitoria de la Cadena Ser, Juan Carlos Elizalde dijo que hay homosexuales que “necesitan una ayuda curativa” para “sanar sus heridas”

Para el colectivo LGTB estas palabras suponen “un claro discurso de odio hacia las personas homosexuales y una defensa de las “terapias de curación” que se encuentran prohibidas por numerosas leyes aprobadas en diferentes comunidades autónomas”.

Desde Lumagorri HAT han querido dejar claro quela homosexualidad no se cura, pero que la homofobia sí. Asimismo han invitado “al señor Obispo a acudir a un psicólogo que le trate su homofobia”.

El colectivo LGTB ha pedido también a todas las instituciones “que condenen las palabras del Obispo” y que no secunden actos en los que participe Elizalde, siendo los más próximos las festividades religiosas de San Prudencio y Nuestra Señora de Estíbaliz.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

La Iglesia de base, contra Reig Plá: “Su actitud es anticristiana y antievangélica”

Viernes, 12 de abril de 2019

reig-pla¿Es la voz de los obispos la de la Iglesia en este y otros temas?

Evaristo Villar (Redes Cristianas), Jesús López (Foro Curas Madrid y +), Emi Robles (Proconcil), Raúl Peña (CRISMHOM), sobre las ‘terapias restaurativas‘ promovidas por el obispo de Alcalá defendidas por la CEE

Lo de los cursos del obispado de Alcalá, con ese enfoque culpabilizador y de revertir lo que tratan como una perversión, quebrando la identidad (si se demuestra ese enfoque) es erróneo e inadmisible, a nivel ético y – probablemente- a nivel legal”

Iceta respalda a Reig: “A los centros de orientación familiar nadie viene a curarse de nada…Los gays “están llamados a la santidad” “

La actitud, y la práctica, de Reig Plá, es sencillamente anticristiana y antievangélica, y se sitúa al mismo nivel de la xenofobia que defienden y practican los políticos que pretenden volvernos a las cavernas neandertales“. Esta es la opinión de Evaristo Villar, portavoz de Redes Cristianas, ante las pseudoterapias restaurativas promovidas por el Obispado de Alcalá, y que el pasado viernes avalaron, con una inédita y dura nota, los obispos españoles.

¿Qué piensan los cristianos de las tesis de Reig Plá? Por fortuna, también en esta tema, la voz de los obispos y la de los seguidores de Jesús son diferentes, como sucede en el caso del aborto, la eutanasia o los criterios políticos a la hora de votar. ¿Qué sucede para que se den opiniones tan diversas dentro de la -supuestamente- misma Iglesia? Desde RD, hemos preguntado. Estas son algunas de las respuestas.

Evaristo Villar (Redes Cristianas)

Entiendo que se trata de un tema, como es la dimensión sexual del ser humano, que pertenece más al ámbito científico que al religioso. Y, desde hace ya bastantes décadas, los científicos se han inclinado mayoritariamente por una antropología sexual no exclusivamente dual.

Tratándose de un colectivo social, siempre humillado y generalmente maltratado, religiosamente, y más cristianamente, este colectivo está entre los pobres del Evangelio, los excluidos, marginados  o “descartados”, como dice  Francisco, pero que son los preferidos de Jesús de Nazaret. Estos son, en estos momentos,  por su marginación, uno de los lugares teológicos de la experiencia cristiana.

La actitud y práctica de Reig Plá, si es cierto lo que se dice, es sencillamente anticristiana y antievangélica. Se sitúa al mismo nivel de la xenofobia que defienden y practican los políticos que pretenden volvernos a las cavernas neandertales.

Emi Robles (Proconcil)

La homosexualidad en sí misma no es ninguna enfermedad ni una amenaza social (como puede ser la pederastia). Hay que reconocerla, aceptarla y ayudar a la integración de las personas tal como son, ayudando – como en cualquier orientación sexual-  a que sus relaciones sean respetuosas consigo mismo y con los demás, preservando su dignidad.  Una persona homosexual puede tener un buen equilibrio psíquico, sobre todo cuando se reconoce y acepta como es, haciéndose resiliente incluso en medios hostiles.

Una cosa distinta es diagnosticar posibles reacciones a traumas en la infancia o adolescencia que derivan en una deficiente o engañosa identificación sexual, asociada a veces a otros rasgos neuróticos o trastornos de personalidad, que necesitan terapia (en la línea de lo que decía el Papa en la entrevista con Évole). Lo de los cursos del obispado de Alcalá, con ese enfoque culpabilizador y de revertir lo que tratan como una perversión, quebrando la identidad (si se demuestra ese enfoque)  es erróneo e inadmisible, a nivel ético y – probablemente-  a nivel legal.

Jesús López (Foro Curas Madrid y +)

La obsesión que Reig Plá tiene con los homosexuales y su empeño en conseguir que dejen de serlo son susceptibles de recibir comentarios muy diversos. Es un modo de proceder que en modo alguno le avergüenza, al contrario, salvo que sea un cínico, habla y actúa de esa manera porque cree que es lo que Dios le pide que haga y lo que cabe esperar de alguien que se llama cristiano y que es “pastor de la Iglesia católica”

A mi modo de entender, sin embargo, no habiendo certeza de que Dios exista, porque no puede haberla, menos la hay para afirmar sin ningún género de duda que considera que la homosexualidad es una enfermedad y que asumirla y vivirla como algo natural es una abominación moral.  Y, respecto a Jesús de Nazaret, hay indicios que inducen a pensar que ante personas con ese tipo de inclinación sexual  lo que le preocuparía principalmente es cómo lograr que sean felices y que su vida se caracterice por amar a Dios, al que no vemos, y al prójimo, al que tenemos a nuestro lado.

Raúl Peña (portavoz Crismhom)

Desde CRISMHOM, Comunidad de Cristianas y Cristianos de Madrid Homosexuales, comunidad cristiana ecuménica de diversidad sexual LGTBI+H, queremos hacernos eco de la noticia aparecida estos días en los medios sobre la práctica de terapias para cambiar la orientación sexual de las personas homosexuales, promovidas por el obispado de Alcalá de Henares.

Lo primero que hay que decir, es que la existencia de esas prácticas era conocida desde hace años, pero solo ahora, gracias a la iniciativa periodística de eldiario.es se ha podido tener constancia documental de las mismas.

Es de sobra conocido, que la comunidad científica internacional condena la realización de dichas terapias, que deberían considerarse auténticas pseudoterapias, dado que la condición afectiva sexual homosexual no es ninguna patología, sino una variante normal de la diversidad sexual humana y solo el prejuicio y la ideología pueden llevar a considerar deseable cambiar dicha condición. Por otra parte, está demostrado fehacientemente que estas prácticas no llegan, en el mejor de los casos a cambiar la condición y en el peor, pueden producir graves trastornos psíquicos y conducir incluso al suicidio.

Por todo ello, como personas cristianas LGTBI+H, que nos sabemos hijos queridos de Dios, que nos hizo y nos ama tales y como somos, condenamos enérgicamente la puesta en práctica de dichas terapias, nos congratulamos de que hayan salido a la luz como prácticas ilegales y peligrosas que son, e instamos a los poderes públicos a investigar con seriedad y diligencia los hechos y a aplicar las sanciones pertinentes.

 Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

El estado de Colorado prohíbe las «terapias» de conversión en menores de edad

Miércoles, 10 de abril de 2019

Bandera-de-ColoradoEl estado de Colorado ha aprobado un proyecto de ley que prohíbe las mal llamadas «terapias» reparadoras o de conversión con objeto de intentar modificar la orientación sexual o la identidad de género en menores de edad. Se convierte así en el 16º estado de los Estados Unidos, además de Washington D.C. y de Puerto Rico, en prohibir estos infames procedimientos.

El proyecto de ley fue aprobado por la Cámara de Representantes de Colorado el 19 de febrero por 42 votos a favor y 20 en contra. El Senado aprobó una versión enmendada el 25 de marzo, por 21 votos a favor y 13 en contra. En ambas cámaras los demócratas gozan de mayoría. Este viernes, 5 de abril, la Cámara de Representantes dio finalmente su visto bueno a la versión aprobada por el Senado. Aunque el texto aún debe ser rubricado por el gobernador, que tiene capacidad de vetarlo, nadie duda que este no podrá impedimento alguno. El gobernador de Colorado, recordemos, no es otro que el demócrata Jared Polis, abiertamente gay, que ganó las elecciones del pasado 6 de noviembre con el 53,4% de los votos. Antes de optar a gobernar su estado, Polis fue miembro del Congreso de los Estados Unidos. Fue, de hecho, el primer congresista abiertamente gay en el momento de ser elegido por primera vez en 2008 (posteriormente revalidó su escaño en 2010, 2012, 2014 y 2016).

El uso de “terapias” reparadoras o de conversión en menores de edad ha sido ya prohibido en dieciseis estados norteamericanos, además de en la capital federal. California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New Hampshire. Y hace pocos días se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado.

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En Europa, Malta fue pionera

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, en discusión en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar» una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que en cualquier caso permanece encallado por el desacuerdo entre las diferentes fuerzas políticas que en teoría lo apoyan y cuya aprobación a día de hoy no está asegurada.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

“No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Identidad borrada’: contra las terapias de reorientación sexual

Lunes, 8 de abril de 2019

BEFDC235-9981-4980-9B07-D01C03042176Del blog de Peio Sánchez Cine espiritual para todos:

La película, interpretada por Nicole Kidman y Rusell Crowe, se estrenó el viernes en España

 El filme cuestiona una comprensión del cristianismo donde la orientación homosexual es presentada como un alejamiento de Dios y donde el juicio divino parece no tener nada que ver con el amor al ser humano

El mito de las llamadas terapias de conversión homosexual es puesto en tela de juicio por esta película desde la perspectiva preferente del papel de las familias. También cuestiona una comprensión del cristianismo donde la orientación homosexual es presentada como un alejamiento de Dios y donde el juicio divino parece no tener nada que ver con el amor al ser humano en anchura, profundidad y extensión.

Lo más valioso del film es su valor testimonial, a lo que se añade la presencia de un trío de actores magníficos -Kidman, Hedges y Crowe, que por este orden transmiten verdad- y una sólida finalidad educativa. Aunque esta pretensión didáctica tiende a quitar dramatismo a una historia que se hace demasiado previsible, aunque para nada simplificadora.

Jared Eamons (Lucas Hedges), que tiene 18 años,  y sus  padres viven en Arkansas donde participan de una comunidad bautista en la que el padre (Russell Crowe) tiene una fuerte implicación mientras que la madre (Nicole Kidman) le secunda. Después de que su hijo marcha a la universidad reciben la llamada de Henry (Joe Alwyn), un compañero perverso, que anuncia a Nancy que su hijo es homosexual. La noticia trastoca a la pequeña familia. El padre, aconsejado por algunos miembros de la congregación, decide dar un ultimátum a Jared: O ingresa en un programa de deshomosexualización o es repudiado por su familia y amigos.

El joven acaba en “El refugio”. Allí Victor Sykes (Joel Edgerton), responsable del centro, se propone devolverlo a Dios a base de que renuncie a su inclinación sexual. La terapia es tan resolutiva – Biblia incluida- como mortal. Antes del hundimiento el amor incondicional viene al rescate, aunque quizás llega demasiado tarde.

El actor y director australiano Joel Edgerton hace suyo el reciente libro de memorias de Garrard Conley. Así escribe el guion, interpreta a un personaje clave, dirige y, por si fuera poco, co-produce. El éxito de público ha sido muy notable en EEUU, lanzado sin duda por la potencia de los actores protagonistas. Su estreno fue un acontecimiento mediático que ha puesto los focos en estas pseudoterapias, por las que -según reflejan los títulos de créditos finales- ha pasado la increíble cifra de 700.000 personas.

El reduccionismo antropológico del fundamentalismo religioso está presente en el posicionamiento religioso del padre y de la institución supuestamente educativa. En la medida en que se simplifica la naturaleza humana de sus componentes bio-corporales, sociales, psico-afectivos y espirituales se dibuja una grotesca y peligrosa caricatura. La consecuencia teológica de este planteamiento es devastadora para la comprensión del Dios cristiano, que se encarna más en una armadura moral que en el amor desmedido por todo lo humano. No se trata de una gran película, pero es imprescindible como aviso convincente para navegantes.

NB. Un derecho religioso: Todo ser humano puede rezar a Dios

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

El “ex-gay” de este “documental” admite que… sigue siendo gay

Lunes, 8 de abril de 2019

matthew-grechMatthew Grech protagoniza un documental sobre dejar de ser gay, pero admite que sigue siendo gay 

Si en las últimas semanas estás viendo que se habla mucho por todas partes de las mal llamadas “terapias de conversión” puede que sea porque se están convirtiendo en uno de los ejes centrales de la lucha del colectivo LGTB+ en la actualidad. Hemos sabido que en el Obispado de Alcalá se celebran “cursos” para “curar” la homosxualidad (que, por cierto, en Madrid son ilegales). Las “terapias de conversión” ya sabemos que no solo no sirven para “curar” la homosexualidad (no se puede curar algo que no es una enfemedad), es que son pura tortura -física y psicológica- que a la larga deja graves secuelas en aquellas personas LGTB+ que las sufren. Y esas personas, en su mayoría, son menores LGTB+. Así que es algo bastante importante.

Pero las “terapias de conversión” son también una gran estafa económica y por eso se estrenan películas y documentales en los que se ensalza la práctica como si fuera lo más normal del mundo. Hace un par de meses en Londres se presentó la “película” Once Gay, un supuesto documental sobre las bondades de esta práctica que protagoniza Matthew Grech, el cantante que se hizo viral al participar en el Factor X de Malta y asegurar que se había hecho cristiano evangélico y ahora era “ex-gay”. Algo que provocó mucha polémica en Malta, que fue el primer país europeo en prohibir esas “terapias”.

Matthew concedió una entrevista a la web LGTB+ Pink News y la primera en la frente: al preguntarle si aún le atraían los hombres (que se supone que es lo que vas a “curarte”, la atracción por el mismo sexo) Matthew aseguró “Sí, me atraen.

Como él mismo dice: “Si tuviera que explicarlo de otra manera, no creo que haya experimentado una conexión específica con una mujer.

Y añade: “Para algunas personas (la terapia) tiene éxito si tu orientación sexual cambia literalmente; pero para otras personas el éxito está literalmente en controlar tus propios pensamientos para no ir en una dirección específica. Solo porque mi carne no haya cambiado no significa que yo no haya cambiado… Simplemente digo que me he alejado del estilo de vida homosexual.

Vamos, EL ARMARIO DE TODA LA VIDA. Aunque no sé de qué le sirve si ya ha salido de él. Pero a Matthew le da igual todo (literalmente) porque él está convencido de que “si sigo obedeciendo a Dios, tengo fe en que experimentaré una tremenda diferencia y también cambiarán mis sentimientos“.

Cuando le recuerdan a Matthew que ya ha habido muchos “ex-gais” que iban a “curarse” por la gracia de Dios pero al final resultó que nada de nada, el chico no se amilana: “Si la experiencia de alguien ha salido mal puede haber sido por un billón de razones. La verdad es que todos estamos ante un viaje individual y que ese hombre le haya fallado no significa que vaya a fallarme a mí.

 Matthew lo que necesita es ayuda y el productor de la película (que ni es médico ni nada pero realiza “terapias”) declara en la misma entrevista que “los que se oponen siempre hablan de daño potencial porque saben que no pueden hablar de daño real, solo potencial. El paracetamol es fatal si lo tomas mal, pero no prohibimos el paracetamol. No prohíbes las cosas. No le niegas a un grupo de personas el derecho y la libertad y luego dices que les das derechos y libertados a otras.“ Ese señor, Mike Davidson, es director de Core Issues Trus, una “empresa” que se dedica a realizar “terapias de conversión” en Reino Unido (que actualmente debate sobre si prohibirlas o no) y ha estado durante semanas paseándose por las televisiones británicas esparciendo todo ese odio y todas esas mentiras.

once-gay

En Europa, Malta fue pionera

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, en discusión en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar» una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que en cualquier caso permanece encallado por el desacuerdo entre las diferentes fuerzas políticas que en teoría lo apoyan y cuya aprobación a día de hoy no está asegurada.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

“No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente  Pink News, víaHazteQueer/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

Google retira finalmente de su catálogo una aplicación religiosa que incluía «terapias» de conversión para personas homosexuales

Viernes, 5 de abril de 2019

google-new-logo-2015-640x344La misma app había sido ya retirada de sus catálogos por el resto de las grandes plataformas, Apple, Amazon y Microsoft. La decisión de la ONG Human Rights Campaign de no calificar a Google en su ranking sobre Equidad Corporativa ha precipitado la decisión de la compañía de Silicon Valley. Además, una campaña ha recogido 140.000 firmas en Change.org para que este programa sea eliminado de cualquier base de descarga.

Google se ha quedado atrás respecto a otras plataformas a la hora de retirar una aplicación de carácter religioso cristiano que incluía consejos y prácticas para «recuperarse de la atracción a personas del mismo sexo». Una condición que los responsables de esta aplicación trataban como «enfermedad mental», en claro anacronismo con nuestros tiempos y que obvia el hecho de que la Organización Mundial de la Salud ya descatalogó la homosexualidad como enfermedad mental. Una decisión que este 17 de mayo cumplirá 28 años y que multitud de colectivos cristianos se empeñan en negar al proponer diversas «terapias» de conversión, por las que se promete que los individuos son capaces de dejar atrás su homosexualidad.

La decisión del gigante tecnológico se produce tras el gesto de Human Rights Campaign de no calificar el grado de Equidad Corporativa de esta compañía en su ranking anual hasta que esta descatalogase la aplicación. Un hecho que ha empujado finalmente a la compañía a retirar de su catálogo de Play Store esta herramienta «en línea con otras tiendas de aplicaciones», según informa la compañía en un comunicado.

La aplicación de la organización Living Hope Ministries, una organización que busca «proclamar la verdad de Dios entre los que buscan una plenitud afectivo-sexual a través de una relación más estrecha con Cristo», suponía hasta ahora la presencia de esta organización en plataformas digitales. Su contenido y temática se centra (ya que sigue estando presente en otras plataformas más minoritarias) en la «conversión» de personas atraídas hacia personas del mismo sexo. La metodología utilizada son sermones religiosos y experiencias de conversión relatadas por sus protagonistas. Unos testimonios que afirman poder «cambiar» o «ignorar su sexualidad».

La retirada de la aplicación de las plataformas más importantes ha sido principalmente impulsada por Truth Wins Out («La verdad triunfa»), una ONG que combate los estragos que causan las organizaciones religiosas de carácter LGTBfobo. Tras la retirada de la aplicación de Apple en diciembre del año pasado, la organización ultraconservadora defendió a través de una carta abierta de uno de sus miembros publicada en su web que la herramienta no pretendía la discriminación de las personas LGTB o promover terapias de reparación. Algo cuestionable en los términos en los que se expresa el autor, ya que en la misma se citan términos como «curar la homosexualidad» o se diferencia entre «la luz» (una conducta heterosexual de cara al público) y «la oscuridad» (una conducta homosexual llevada a cabo de manera casi clandestina). Además habla de «lucha contra la atracción hacia personas del mismo sexo» para referirse al camino que se emprende tras ingresar en esta comunidad.

La decisión de Google de mantener hasta ahora esta aplicación en su catálogo (en este enlace se puede comprobar que la app ya no está activa) ha contrastado con el tradicional apoyo de esta compañía a las personas LGTB que ha incluido campañas, doodles (interfaces de Google) especiales durante las celebraciones del Orgullo LGTB, la presencia de carrozas de la compañía en el Orgullo de Madrid, o la participación activa de la compañía en otras campañas de concienciación como It Gets Better.

Prohibición de «terapias» de conversión: en Europa, Malta fue pionera

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, en discusión en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar» una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que en cualquier caso permanece encallado por el desacuerdo entre las diferentes fuerzas políticas que en teoría lo apoyan y cuya aprobación a día de hoy no está asegurada.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

“No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Dosmanzans/Cristianos Gays

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.