La Cruz

Jueves, 22 de agosto de 2019

tumblr_nj2tgkSIFX1u3bmemo1_500

La cruz ha sido siempre un signo de contradicción y un principio de selección entre los hombres. Con excesiva frecuencia se presenta la cruz a nuestra adoración como un símbolo de tristeza, de restricción, de remoción, más que como una meta sublime que sólo alcanzaremos superándonos a nosotros mismos.

Ahora bien, este modo de hablar acaba dando la impresión de que el Reino de Dios sólo se puede realizar con el luto, y tomando siempre por principio la dirección opuesta, a contracorriente de las energías y de las aspiraciones humanas. Siendo fieles a la Palabra, nada es menos cristiano, en el fondo, que esta perspectiva.

Considerada del modo más general, la doctrina de la cruz es aquella a la que se adhiere todo hombre convencido de que, en presencia de la agitación humana, se le abre un camino hacia alguna salida y de que este camino sube. La vida tiene un término; por consiguiente, impone una dirección a la marcha […]. Hacia las cimas, envueltas por nuestras miradas en la niebla, a donde nos invita a subir eí Crucificado, nos elevamos a través de un sendero que es el mismo camino del progreso universal. La vía real de la cruz es precisamente el camino del esfuerzo humano. El que entiende plenamente el sentido de la cruz ya no corre el riesgo de considerar triste y fea la vida. Sólo se ha vuelto más atento a su incomprensible gravedad.

*

Pierre Teilhard de Chardin
El medio divino,
Taurus Ediciones, Madrid 1967

***

 

“La potencia espiritual de la Materia” de Pierre Teilhard de Chardin, cien años después, por Leandro Sequeiro.

Jueves, 22 de agosto de 2019

Teilhard_de_Chardin(1)Una de las intuiciones más originales y polémicas de Pierre Teilhard de Chardin (1881-1955) es esta: la materia física incluye en su interior una capacidad potencial para expandirse, evolucionar y ascender hacia el espíritu. No hay escisión ontológica entre materia y espíritu, sino que ambas son etapas de un mismo proceso de complejificación y ascensión de la Materia hacia el Espíritu. Esta intuición está ya presente en los primeros escritos de Teilhard de 1916 redactados en el frente de batalla. Esta intuición irá madurando durante su “bautismo de realidad” en las trincheras de la Primera Guerra Mundial y se sintetiza en este ensayo de 1919.

Fechado en la isla británica de Jersey (donde los jesuitas expulsados de Francia tenían la casa de formación), el 8 de agosto de 1919, “La potencia espiritual de la Materia” es el último de los ensayos escritos por Pierre Teilhard de Chardin (1881-1955) incluidos en La gran Mónada. Escritos del tiempo de la guerra (1918-1919) (Editorial Trotta, Madrid, 2018).

Terminada la Primera Guerra Mundial, Teilhard es desmovilizado el 10 de marzo de 1919. Pasó unos días de descanso en la casa de los jesuitas de Clermont, y luego marchó a la ciudad de Lyon para hacer un retiro espiritual. En la primera mitad del mes de abril, estuvo en París, donde acudió a clases y reanudó su contacto con el Museum (ahora Museo Nacional de Historia Natural de Francia), donde había estado formándose y trabajando desde 1912, antes de ser movilizado en 1915. En París, en una de las casas de la Compañía de Jesús, Pierre redacta en la Pascua de 1919 su ensayo “Los nombres de la Materia”, que él mismo consideraba un avance de “La potencia espiritual de la Materia”, fechada el 8 de agosto de 1919, hace ahora cien  años.

Las rompedoras ideas de Pierre Teilhard de Chardin (1882-1955), científico, jesuita, místico y poeta, visionario del porvenir, sedujeron a los jóvenes de los años sesenta y setenta del siglo XX. Pero a partir de los años ochenta cayeron en el olvido. En estos últimos años, la tarea de la Red Mundial de Teilhard está recuperando sus propuestas desde nuevos marcos filosóficos y teológicos. Por ello, el centenario de la redacción de “La potencia espiritual de la Materia”, podría ser un buen momento para refrescar sus intuiciones.

Por indicación de sus superiores Teilhard regresa en 1991 (hace ahora un siglo) a la isla de Jersey, donde había estudiado filosofía entre 1902 y 1905. Aquí pasó unos dos meses, ya licenciado del ejército tras la primera guerra mundial, gozando aquí del trabajo científico, del retiro espiritual y del descanso.

“La potencia espiritual de la Materia” (agosto de 1919) es el último de los ensayos de Teilhard que se consideran dentro del ámbito de los Escritos del tiempo de la Guerra (1916-1919). Desde el punto de vista de quien esto escribe, este texto inserto en “La potencia espiritual de la Materia” es la clave para interpretarlo todo: “¡Báñate en la Materia, hijo del Hombre! ¡Sumérgete en ella, allí donde es más impetuosa y más profunda! ¡Lucha en su corriente y bebe sus olas! ¡Ella es quien ha mecido en otro tiempo tu inconsciencia; ella te llevará hasta Dios!»

Se describe la Materia como un mar embravecido. Pero se invita a la Humanidad a “bañarse” en ella, a “sumergirse” en sus aguas impetuosas, a luchar contra la corriente que en otro tiempo nos arrastraba. Este acto consciente simultáneamente de dejarse inundar y luchar contra corriente, es lo que – según Teilhard – nos llevará hasta Dios.

No es fácil resumir el hilo argumental del texto de Pierre Teilhard de Chardin en “La potencia espiritual de la Materia” (1919). El punto de partida es la descripción personal (“el Hombre”) que se encuentra perdido en la vorágine de un mundo disperso, fragmentado, desorientado. Y sumergiéndose en este mar embravecido el ser humano, al dominar la Materia con la Ciencia y la Técnica, emerge al conocimiento y a una realidad superior en la que la Unidad personal amorizada remite a la divinidad personal.

Como culminación de “La potencia espiritual de la Materia”, un ensayo místico y poético, Teilhard incluye su famoso Himno a la Materia, del que ofrecemos estos párrafos:

«Bendita seas tú, áspera Materia, gleba estéril, dura roca; tú que no cedes más que a la violencia y nos obligas a trabajar si queremos comer.

Bendita seas, peligrosa Materia, mar violenta, indomable pasión, tú que nos devoras si no te encadenamos (….).

Bendita seas, universal Materia, Duración sin límites, Éter sin orillas, Triple abismo de las estrellas, de los átomos y las generaciones, tú que desbordas y disuelves nuestras estrechas medidas y nos revelas las dimensiones de Dios (….).  Abajo, en el desierto que ha vuelto a conocer la calma, alguien lloraba: «¡Padre mío, Padre mío! ¡Un viento alocado se lo ha llevado! » Y en el suelo yacía un mantoJersey, 8 de agosto de 1919

Como escribe en “El Corazón de la Materia” (1950), en sus años de Teología en Hasting (1909-1912) la lectura de la obra de Henri Bergson le impulsó a “la conciencia de una Deriva profunda, ontológica, total, del Universo. Todo en él “expresa felizmente el sentimiento de la omnipresencia de Dios, el abandono total del místico a la voluntad divina, y ese esfuerzo por comulgar con lo Invisible por intermedio del mundo visible, reconciliando así el Reino de Dios con el amor cósmico”.

Leandro Sequeiros San Román sj. Doctor en Ciencias, Catedrático de Paleontología, Vicepresidente de la Asociación de Amigos de Pierre Teilhard de Chardin.

Fuente Fe Adulta

Teólogos de EE.UU.: “La ideología de la supremacía blanca es obra del anticristo”

Jueves, 22 de agosto de 2019

Crisis-Iglesia-EEUU_2049105231_12033448_660x371Aviso a navegantes… ¿lo oirán los nacionalistas de uno y otro signo?

Arremeten en una durísima carta abierta contra los “demagogos” que “demonizan” a minorías vulnerables

 “La identidad nacional no tiene nada que ver con las deudas de amor que tenemos con otros hijos e hijas de Dios”, insisten

“La indiferencia al sufrimiento de los huérfanos, refugiados y prisioneros, es indiferencia a Jesucristo y su cruz”

“Cuando el nacionalismo teme al extranjero como una amenaza para la comunidad política, la iglesia le da la bienvenida como algo necesario para la plena comunión con Dios”

 Estados Unidos: a matar mexicanos. Una mente envenenada y un arma es la combinación automática de un acto terrorista

Los obispos de EEUU se oponen al plan de Trump de recortar fondos de ayuda extranjera

(Vatican News).- “Somos ortodoxos, católicos y protestantes; republicanos, demócratas e independientes. A pesar de nuestras diferencias denominacionales y políticas, estamos unidos por la convicción de que hay ciertas solidaridades políticas que son un anatema para nuestra fe cristiana compartida: lo expresan en una declaración un grupo de teólogos y religiosos cristianos, en un artículo publicado por la revista católica estadounidense The Commonweal.

Demagogos demonizan minorías vulnerables como fuerzas invasoras

Los teólogos y religiosos cristianos dicen ver, “una vez más”, cómo los “demagogos demonizan a las minorías vulnerables, como fuerzas invasoras que debilitan a la nación y que deben ser eliminadas”;  y, algo preocupante, el cómo “nuestros hermanos cristianos sopesan si fusionar su fe con la política nacionalista y etnonacionalista para fortalecer su base cultural”.

Resurgimiento-supremacia-blanca_2151094919_13850441_667x375En cinco puntos formulan su rechazo, en primer lugar, a “las pretensiones del nacionalismo” de usurpar sus “lealtades más elevadas”. Pues, “la identidad nacional”, dicen, “no tiene nada que ver con las deudas de amor que tenemos con otros hijos e hijas de Dios”. Creados a imagen y semejanza de Dios – añaden – todos los seres humanos son nuestros vecinos, independientemente de su condición de ciudadanos.

Ideología de la supremacía blanca es obra del anticristo

Rechazan también la tendencia del nacionalismo “a homogeneizar y estrechar la iglesia a una sola etnia”, la “xenofobia y el racismo de muchas formas de nacionalismo étnico, explícito e implícito, como pecados graves contra Dios Creador”.

La violencia contra los cuerpos de las personas marginadas – recuerdan – es la violencia contra el cuerpo de Cristo.

Y “la indiferencia al sufrimiento de los huérfanos, refugiados y prisioneros, es indiferencia a Jesucristo y su cruz”.

La ideología de la supremacía blanca, aseguran también los religiosos y teólogos, es obra del anticristo”.

Refugiados y migrantes no son enemigos del pueblo

refugiados1Rotundo es también el rechazo a la afirmación del nacionalismo de que los extranjeros, refugiados y migrantes “son enemigos del pueblo”: “Cuando el nacionalismo teme al extranjero como una amenaza para la comunidad política, la iglesia le da la bienvenida como algo necesario para la plena comunión con Dios”; Jesucristo – aseveran – se identifica “con el extranjero pobre y encarcelado que necesita hospitalidad”.

El mensaje concluye con la afirmación de que “cuando los cristianos cambian de ser mayoría a ser minoría en un país dado”, no deben “distorsionar su testimonio para permanecer en el poder”.

 Fuente Religión Digital

¡Maravillosas familias! Homenaje a Gloria Fuertes

Jueves, 22 de agosto de 2019

portada_maravillosas_familias_homenaje_gloria_fuertes“En la sociedad actual nos encontramos con muchos tipos de familias. Esto es una realidad que el niño necesita entender y, para ello, nada mejor que a través de los maravillosos ejemplos que nos ofrece la Madre Naturaleza. ¡Maravillosas familias! – Homenaje a Gloria Fuertes, está dirigido a los más pequeños. En forma de pequeñas poesías, cada una de ellas refleja un tipo de familia diferente”.

En este libro, escrito por Luisa Guerrero e ilustrado por varios artistas, se manifiesta el respeto hacia todas las opciones de vida.

Está editado por la ONG para la no discriminación, que es un espacio de apoyo y difusión a iniciativas que van encaminadas a la normalización y a la aceptación de personas con diferentes orientaciones sexuales y su incorporación a la sociedad.

El libro, lleno de color y simpatía, nunca pasa de moda y pretende servir de homenaje a Gloria Fuertes, tanto por el estilo de sus poesías como por su condición de lesbiana que se sintió obligada a silenciar al público durante toda su vida. Esto le llevó a sentirse sola en muchas ocasiones como refleja un poema escrito por ella y que Luisa recoge en las últimas páginas del libro:

“Me siento sola y una
como una sola luna
-por ser igual a todas las mujeres
y no parecerme a ninguna-,
me siento sola y una
en mi vacía cuna”.

Al que la autora, desde su admiración, le responde dedicándole unos versos:

“No sigas sintiéndote sola, Gloria,
pues hoy aquí, a los cuatro vientos lo digo,
que después de tanto tiempo calladas,
por fin, estamos todas contigo”.

Y para que todos podamos disfrutar de estos maravillosos poemas, la ONG ha puesto una versión reducida a nuestra disposición. Podrás leerlo pinchando aquí.

Como se dice en la introducción al libro: “Me gustaría pensar que ella, en el cielo de las poetas, se siente feliz de leerlo”.

Porque… ¡Todas/os/es deberíamos poder elegir el tipo de familia en el que queremos vivir!

Para más información sobre el resto de los libros editados por esta organización podéis consultar su página web.

Fuente Oveja Rosa

La policía ordena el cese de la actividad de la principal organización LGTB palestina

Jueves, 22 de agosto de 2019

18a15762edb1c45d6cf3f5bc0ffd51e5¿Dónde están todos aquéllos que defienden la legítima causa palestina contra la ocupación israelí pero dejan los derechos de mujeres y personas LGTBI en segunda fila? ¿Están de acuerdo con esa patraña de “los valores y los ideales de la sociedad palestina”? Recuerda a lo que hacían cuando Cuba reprimía a los homosexuales y confinaba a los enfermos de SIDA en campos de concentración. Antes era el bloqueo, ahora la ocupación, pero mientras, las personas LGTBI tienen que huír hacia Israel si quieren vivir tranquilos.

La policía de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha emitido un comunicado en el que declara prohibida la actividad que desarrolla la asociación LGTB alQaws, la principal del país. El portavoz de las fuerzas de seguridad acusa a la organización de ser un «agente extranjero» que actúa contra los «valores tradicionales palestinos» y anima a la población a denunciar a sus miembros. Los activistas plantan cara a la caza de brujas y aseguran que continuarán con su labor.

El origen de la actuación contra alQaws está en unas charlas que llevó a cabo esta asociación, que desarrolla su actividad en Cisjordania y entre la comunidad árabe de Israel, a principios de este mes en la localidad de Nablus. La elección de esta ciudad, de relevancia religiosa para muchos musulmanes, desató una espiral de odio y amenazas hacia los activistas en redes sociales. La policía de la ANP se quejó de que se había enterado del evento pocos días antes de su realización, a pesar de que alQaws sostiene que su política de comunicación es transparente y que la convocatoria de la actividad estaba accesible en línea.

El pasado sábado, el portavoz de la policía palestina Louai Irzeqat hizo público el comunicado en el que anunciaba el veto a las actividades de alQaws en la zona bajo control de la ANP. El texto tacha a la asociación de «agente extranjero» que pretende «poner en peligro el orden público» y atenta contra «los valores y los ideales de la sociedad palestina». Además, lo que es aún más grave, anima a la ciudadanía a denunciar ante la justicia cualquier actividad o persona «sospechosa» de formar parte de la organización.

57682234ad2bfb132f19aabd5f6d92d7

alQaws ha respondido al veto de las autoridades anunciando que continuará con su labor. En un mensaje publicado en redes sociales, la asociación «condena el uso de la persecución, la intimidación y las amenazas de arrestos», que han alcanzado niveles nunca vistos en las últimas semanas e insta a la policía a trabajar contra la ocupación israelí en lugar de atacar a activistas que «trabajan sin descanso para acabar con todas las formas de violencia». Critican lo que consideran una pantalla de humo de la ANP, a quien acusan de utilizar a la comunidad LGTB como chivo expiatorio para derivar la atención de otros problemas que afectan a la ciudadanía palestina.

La asociación se define como «una organización palestina anticolonial que trabaja en toda la Palestina histórica desde 2001 desafiando la opresión patriarcal, capitalista y colonial» y rechaza la acusación policial de ser un agente al servicio de países extranjeros asegurando que llevan dos décadas «combatiendo la violencia de la ocupación israelí, así como la violencia social contra los palestinos LGTB como parte de nuestra visión de una Palestina liberada». alQaws anuncia por último que continuará con su labor de divulgación de la realidad LGTB a pesar de la prohibición de las autoridades.

Fuente Dosmanzanas

Chile: Escuela para guardias «enseña» que los homosexuales son «un peligro» al igual que los «lanzas, estafadores y pistoleros»

Jueves, 22 de agosto de 2019

incapfoto-820x394Se trata de Incap, un organismo capacitador con sede en Chillán.

Estudiantes de la Escuela Incap de Chillán denunciaron al Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) que la institución usa manuales donde las personas con orientación sexual diversa son calificadas como peligrosas, además de vincularlas a distintos delitos.

Se trata de una guía del “Curso de Formación de Guardias de Seguridad” que usa el instructor y carabinero en retiro Helios Usa García, quien además ha sido acusado por los estudiantes de expresarse con lenguaje xenófobo y machista.

WEB-Instructivo-guardias-seguridad4-homofobia-3En un ítem denominado “Modus operandi del delincuente”, el manual menciona a las personas homosexuales, entre una clasificación que contempla a “cuenteros”, “escaperos”, “estafadores”, “falsificadores”, “falsos funcionarios”, “lanzas”, “pistoleros y asaltantes”

Sobre homosexuales se señalan que son un “peligro. Son Personas que recogen todo tipo de antecedentes que pueden utilizar de mala forma”

En un carta dirigida al director de la escuela, Víctor Navarrete, el Movilh acusó homofobia e incitación al odio, “en tanto se considera a las personas homosexuales como delincuentes       y que por lo mismo, deben ser blanco de sospechas para los guardias de seguridad”.

completo-e1566311476604Los alcances del manual en cuestión pueden tener nefastas consecuencias en la comunidad, ya que se está alentando a los guardias de seguridad, mediante un curso de formación y capacitación, a que ejerzan prejuicios y discriminación a las personas homosexuales. Lo que también perjudicará a los empleadores de dichas personas capacitadas en Incap debido a que se verán expuestas a las sanciones legales establecidas para esos efectos”, advirtió la abogada del Movilh, Mónica Arias.

Junto con acusar vulneración de la Ley Zamudio y a tratados internacionales de derechos humanos, el Movilh solicitó a Incap que investigue y sanciones a los responsables del abuso, que retire todos los ejemplares del peligroso y prejuicioso manual y que capacite a cada uno de sus trabajadores/as en temática de derechos humanos y de diversidad sexual y de género.

Pincha en las fotos para ampliarlas…

Fuente MOVILH

Más Madrid LGTBI+ denuncia una agresión homófoba contra su caseta en las fiestas de la Paloma y lamenta el pasotismo de la Policía Municipal

Jueves, 22 de agosto de 2019

Mas-Madrid-LGTBI-300x300Más Madrid LGTBI+ (el grupo sectorial LGTBI+ de la formación liderada por Manuela Carmena e Iñigo Errejón en las pasadas elecciones municipales y autonómicas madrileñas) ha denunciado haber sido objeto de una agresión de carácter LGTBfóbico en la madrugada del pasado domingo junto a la caseta del grupo municipal en las fiestas de la Paloma. Más Madrid fue el partido ganador de las elecciones municipales en la capital, si bien la alianza de las formaciones de derecha se hizo con el Gobierno municipal al sumar mayoría absoluta con el apoyo de la ultraderecha. Más Madrid es además la cuarta formación en número de diputados en la Asamblea de Madrid, tras PSOE, PP y Ciudadanos. 

Aunque la agresión fue denunciada en redes sociales por pocas horas después, es ahora cuando se conocen los detalles de lo sucedido. Según explican en un comunicado difundido este martes, seis personas del equipo de voluntariado de Más Madrid estaban realizando en ese momento labores de limpieza en el interior de la caseta, que se encontraba ya cerrada. Alrededor de las cuatro y media de la madrugada escucharon ruidos en el exterior. Al salir a comprobar qué sucedía se encontraron con un grupo de cuatro individuos, uno de los cuales estaba arrancando la bandera de Más Madrid LGTBI+ que estaba enganchada a la valla y la pisaba mientras daba voces. «Tras pedir que pare la acción el grupo toma una actitud desafiante y agresiva, y uno de ellos intenta golpear a una de las compañeras», explica el comunicado, según el cual los agresores mostraban una actitud claramente agresiva. «Al escuchar que la policía venía, el grupo decide marcharse por las escaleras que unen los jardines de Las Vistillas con la calle Segovia al grito de ‘¡maricones!, ¡maricones!», continúa el comunicado.

Lamentablemente la Policía Municipal de Madrid, que se personó en ese momento, no pareció conceder importancia a lo sucedido. «Ya estamos aquí, pues iros ya, aquí nadie tiene un ojo morado por lo que no hay delito», fue la respuesta de los agentes a la narración de lo sucedido que les hicieron los voluntarios de Más Madrid. Mientras, según el comunicado, dos de los agresores continuaban gritando amenazas del tipo de «sí, soy homófobo, y qué» y «os odio, moríos». Los voluntarios decidieron volver a la caseta, siguiendo las indicaciones de los policías, «pero con gran sensación de vulnerabilidad e indefensión ante las declaraciones de los agresores y la insuficiente actuación del cuerpo policial». «En ningún momento posterior la policía [local] se acercó a prestar declaración o valorar el estado del equipo de Más Madrid», se lamentan desde esta formación política.

Los voluntarios de Más Madrid decidieron finalmente interponer denuncia de lo sucedido en la comisaría de la Policía Nacional de la calle Leganitos, donde sí recibieron una atención «cercana y empática».

Más Madrid LGTBI+ denuncia la actitud de la Policía Municipal

En su comunicado, Más Madrid LGTBI+ ha valorado negativamente la actitud de los agentes de la Policía Municipal, ya que en su presencia tuvieron lugar «declaraciones LGTBIfóbicas y una actitud agresiva por parte de los dos agresores, sin apenas reproche» por su parte. Por otra parte, según la información que les facilitaron los agentes de la Policía Nacional, no existía ningún tipo de comunicación o alerta respecto a los hechos comunicados, «por lo que los agentes de la Policía Municipal desplazados podrían haber omitido el trámite de proceder a la filiación completa de los agresores». Una circunstancia que puede suponer la impunidad total de los hechos ocurridos. «Los agentes desplazados se limitaron a labores de contención pero no procedieron a facilitar la debida y adecuada atención a las víctimas», denuncian desde Más Madrid, incurriendo a su juicio en un incumplimiento de la ley regional contra la LGTBifobia. «Recordamos que Inmaculada Sanz, Delegada del Área de Gobierno de Seguridad y Emergencias, tiene la obligación de garantizar que la policía municipal aplique la normativa en toda su extensión, por lo que esperamos que el gobierno PP-Ciudadanos reaccione ante los hechos acontecidos», añaden.

Desde Más Madrid LGTBI+ han querido poner el valor, en cambio, el trabajo de la Policia Nacional «por su servicio y atención cuando se realizó la denuncia, su tiempo de escucha y comprensión», además de agradecer «a todas las asociaciones, colectivos, partidos políticos y personas que nos han trasladado su apoyo y cariño durante los últimos días».

«Valoramos que los hechos no tuvieron como consecuencia una agresión física gracias a la presencia de un grupo de seis personas, pero esto podría haber sido más grave en el caso de que hubiera sido un grupo menor», añade el comunicado, que en cualquier caso destaca que el vandalismo contra los símbolos del colectivo LGTBI+ también supone una agresión. «Este tipo de hechos solo nos hacen darnos cuenta de la necesidad de seguir luchando por promover acciones y medidas políticas que favorezcan la seguridad y la igualdad del colectivo LGTBI+ en la sociedad. Con más fuerza y ánimo que nunca. Seguimos», finaliza el texto.

Fuente Dosmanzanas

Sé paciente y confía…

Miércoles, 21 de agosto de 2019

Del blog de Henri Nouwen:

Fb_MIercoles_7_de_Junio_2

Es difícil ser paciente. No sólo significa esperar hasta que pase algo sobre lo cual no tenemos control: la llegada del autobús, el fin de la lluvia, el regreso de un amigo, la resolución de un conflicto. La paciencia no significa esperar pasivamente hasta que otra persona haga algo. La paciencia nos pide vivir el momento plenamente, estar completamente presentes en el momento, saborear el aquí y ahora, estar donde estamos. Cuando estamos impacientes, tratamos de escapar del lugar donde estamos. Nos comportamos como si lo importante sucederá mañana, luego, y en otro lugar. Sé paciente y confía que el tesoro que buscas está escondido en la tierra que pisas“.

*

Henri Nouwen
Pan para el viaje

***

“La renovación pendiente. El catecismo”, por Julio Puente López

Miércoles, 21 de agosto de 2019

51W09DclKLLContinuación de este interesante y clarificador artículo:

¿Actos intrínsecamente desordenados? El catecismo de 1992

En la Biblia se habla de muchas cosas, pero no es preciso hacer doctrina de todo. El a. 2357 del catecismo hace una enorme injusticia social a muchos creyentes. Es importante eliminar esos artículos

No se ve cómo las relaciones homosexuales pueden impedir llevar a la práctica la fe cristiana, vivirla en las costumbres en las que se encarna, en la caridad para con nuestros prójimos. La Iglesia debe aceptar la compleja y variada realidad de la sexualidad humana

Renovar la Iglesia es también tirar el lastre doctrinal y organizativo que le sobra a la nave de Pedro, hacer la vida de la gente más llevadera y ligera, como es el yugo y la carga de Jesús

Uno se pregunta si los responsables de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que podrían promover la abolición del a. 2357 del catecismo, perciben la enorme injusticia que con esa doctrina se hace a muchos creyentes. Porque les señala, les reprueba y no ayuda precisamente a que cese su discriminación y persecución. Es importante eliminar esos artículos. Y sobre todo es importante cambiar en la Iglesia la mentalidad y la actitud ante la sexualidad que refleja esa doctrina.

Dice el catecismo que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados”. Recogía doctrinas y formulaciones de otros documentos (Cf. Persona humana. 1975). Resulta bochornoso que un catecismo se ponga a hablar de estos temas y en estos términos. Biológicamente desordenados, y, por tanto, también intrínsecamente desordenados o ineficaces para conseguir su objetivo, serían los actos homosexuales que intentaran la procreación, ya que falta la base biológica para ello, pero no parece que los homosexuales intenten tal cosa al mostrarse mutuamente su afecto. No es la procreación lo que se busca en una relación homosexual. Y si lo intentaran no serían actos reprobables desde el punto de vista moral. Serían actos simplemente estúpidos. Como es estúpido, o lo que es lo mismo, un “acto intrínsecamente desordenado”, ponerse las lentes en la nuca con la intención de ver mejor. Pero eso no sería un acto moralmente reprobable.

En todo caso, hay diversas formas de hacerse cargo de una prole. Y realizar una tarea así sería siempre, en el contexto apropiado, una decisión noble y con sentido. Y de la misma manera que en la unión del hombre y de la mujer es importante el amor mutuo, la intimidad y la comunión de vida, así en las uniones homosexuales estos fines pueden también ser cultivados.

Me pregunto a veces si el hecho de que el magisterio hable de la vida sexual de la gente no es hacer de la revelación cristiana algo absurdo, ridículo, algo así como una vieja barraca de feria en la que pueden aparecer las cosas más inverosímiles. En la Biblia se habla de muchas cosas, pero no es preciso hacer doctrina de todo. Las normas de aquellas culturas no son vinculantes para la nuestra si nuestra conciencia moral hoy no lo aprecia así. Las normas éticas están al alcance de todos y la Iglesia no tiene una luz especial que pueda oponerse a la moral autónoma del hombre. La Iglesia no puede pretender convertir el cuerpo humano, por medio de la abstinencia sexual, en una bella estatua de mármol. ¿Es la moral cristiana una moral angélica?

Moralmente desordenados, depravados y reprobables son los actos contrarios al mandamiento del amor al prójimo, en el contexto de las relaciones o en cualquier otro. La violencia contra las mujeres, los abusos de menores, eso sí que son actos reprobables. Eso sí es doctrina seria y bien fundamentada en el mensaje del Evangelio y en la recta razón.

¿Qué buscaba la Iglesia con la doctrina de Persona humana y del catecismo sobre la homosexualidad? ¿Hacer ver que los homosexuales, tan bien representados en la Iglesia, se guían por la virtud de la castidad? Pues les salió el tiro por la culata, porque sabemos que no siempre es así y que se ha querido dar una imagen que no correspondía a la realidad. Las caretas y las máscaras han caído al suelo. Todo el tema del celibato y de la castidad ha resultado ser, a los ojos de mucha gente, una inmensa pantomima.

El catecismo cita Gn 19, 1-29. Pero este texto trata más bien de un pecado contra las leyes de la hospitalidad. También cita textos de Pablo, en los que, al menos en la traducción de la Biblia de Jerusalén, por ejemplo, aparece la palabra “homosexual” (1 Cor 6, 10) para la que no existía un vocablo en la antigüedad ya que es un concepto moderno, del s. XIX, y se discute el significado de las palabras griegas originales como “arsenokoitai”. También se dice en esa traducción que no heredarán el reino de los cielos los “afeminados”. ¿Qué han hecho estos “malakoi” de malo? ¿Parecerse a las mujeres porque son “varones suaves”? ¿Sexismo y machismo en la Biblia entonces? ¿Reflejo de la moral pagana de aquel tiempo? Encontramos convincentes respuestas en lo que Xabier Pikaza escribió en su libro Palabras de amor sobre el tema de la homosexualidad y sobre estos textos.

9788495346377-usDe todo esto habló también con sentido común y crítico el teólogo y psicólogo Daniel A. Helminiak hace ya años. No hace falta repetir lo que dijo este profesor de la universidad de West Georgia en su libro What the Bible Really Says about Homosexuality (1994, 2000). James Alison, en el formato más actual de unos vídeos en Internet, habla también con claridad y sólido conocimiento de esas citas bíblicas.

Es evidente que Pablo no conocía bien el mensaje de Jesús, que habló de una forma especial de las mujeres pecadoras y de las prostitutas que entrarán en el reino de los cielos antes que los escribas. Cuando Pablo escribió las cartas no se habían escrito todavía los evangelios. Nos lo ha recordado recientemente J. M. Castillo en su obra “El Evangelio marginado”. Estos textos de la Biblia que cita el catecismo han sido bien estudiados por especialistas y muchos sacan conclusiones bien distintas.

El texto del catecismo dice que esos actos son contrarios a la ley natural, y el mismo catecismo declara la competencia magisterial en esa ley natural (a. 2036). Ya sabemos que en la encíclica Veritatis splendor (1993), que se dio a conocer un año después del catecismo, hay “un interés omnipresente” por afirmar la función del magisterio eclesiástico en las cuestiones de moral, como señaló el profesor Marciano Vidal en su obra Nueva Moral Fundamental. Pero ese concepto de ley natural y su alcance son muy discutidos en la teología moral posconciliar y se hace necesario seguir introduciendo la racionalidad en el discurso teológico-moral como enseñó Santo Tomás de Aquino y como indicó el Vaticano II (cf. Gaudium et spes, 33 y 62).

San Pablo también apela a ese concepto de naturaleza para hablar de la afrenta que supone la cabellera para el varón mientras que es una gloria para la mujer (1 Cor 11, 14-15). ¿Es esto también una pauta de conducta moral? Esa observación no tiene ninguna fuerza normativa para el hombre de hoy porque no le encuentra sentido alguno. Lo mismo sucede en los otros casos.

La apelación a la naturaleza y a la ley natural ha dejado de estar éticamente fundamentada y justificada, ya que ese concepto de naturaleza no tiene base antropológica. ¿Quiere la Iglesia que los futbolistas no empleen la cabeza para meter goles porque, al albergar el cerebro y otros órganos de los sentidos, está destinada “por ley natural” a desempeñar otras funciones? La cultura se apoya en la base biológica del hombre para enriquecer la vida humana y aprovecha sus posibilidades más allá de lo que aparecen como sus finalidades obvias.

No se ve cómo las relaciones homosexuales pueden impedir llevar a la práctica la fe cristiana, vivirla en las costumbres en las que se encarna, en la caridad para con nuestros prójimos. La insistencia del magisterio en estas enseñanzas, que nos aboca a un callejón sin salida, obliga a la teología a revisar la reflexión que hace sobre la competencia del magisterio en ciertos temas y sobre la llamada ley natural. ¿No forma parte también el “sensus fidelium” del magisterio de la Iglesia? Habrá que tener en cuenta también a los cristianos homosexuales, que seguramente, en su gran mayoría, llevan la vida que corresponde a su condición sexual.

Dice también el texto que en esos actos no hay complementariedad. Se supone que se refiere a la procreación, pero no es eso lo que se pretende en una relación homosexual. ¿Es acaso la complementariedad el único requisito para que una relación humana tenga sentido? Tampoco hay complementariedad en tantos aspectos entre los varones en el mundo tan patriarcal y masculino del clero católico, pero seguimos sin reconocer a las mujeres sus plenos derechos.

manifestacion-lgtb-vaticano

Esa redacción del a. 2357 no se sostiene ni desde el punto de vista de la exégesis de los textos citados y de la teología moral bíblica ni desde el punto de vista de las ciencias del hombre. Sabemos que otros documentos del magisterio, como la Instrucción de 2005 sobre los criterios de discernimiento vocacional en relación a los homosexuales para ser admitidos a las órdenes, insisten en esta doctrina del catecismo. Pero, una vez más, dicen más de lo que prueban. Son doctrinas que estudios posteriores deberán revisar. También haría bien la Iglesia en explicarnos qué es lo que ella entiende porcultura gay, cuya defensa indicaría falta de idoneidad para el sacerdocio. La Iglesia parece, a veces, experta en crear ficciones para tener luego enemigos que combatir.

Hay doctrinas que urge abandonar por muy arraigadas que estén y por muy tradicionales que sean. Ese texto obedece simplemente a una mentalidad que la ciencia de nuestro tiempo ha desautorizado y la antropología teológica está abandonando.

Urge perfeccionar la teología moral, que ha de nutrirse de la Escritura, de su espíritu, y ser, al mismo tiempo, una “exposición científica”, como dijo el Vaticano II en el Decreto sobre la Formación Sacerdotal (a. 16). Ese texto del catecismo sólo lo puede defender una mentalidad conservadora, integrista, que se impuso en el momento de su redacción y que creía que una postura rígida en este tema podría apuntalar la crisis del posconcilio en una Iglesia con muchos clérigos homosexuales, que vivían con dificultades crecientes su vocación en una sociedad que ya no compartía las doctrinas de la Iglesia sobre la vida y el sexo. O que pretendía alejar toda sospecha de conductas inapropiadas que pudieran exponerse un día a la luz pública.

El caso del párroco de Ámsterdam, Pierre Valkering, comentado en el mes de abril en RD por Cameron Doody, describe bien esa situación de crisis en la que siguen encontrándose muchos sacerdotes. Como la describe también el caso del sacerdote y psicoterapeuta francés Tony Anatrella, aunque sean casos que requieren lecturas diversas.

La mentalidad que representaba bien el consultor en el Vaticano Anatrella, considerado entonces por algunos como el “psiquiatra oficial de la Iglesia”, el “Church shrink”, y que ahora es un árbol caído del que es mejor no hacer leña, es una forma de ver las cosas que intenta seguir siendo dominante en la Iglesia.

No es extraño que la juventud viva cada vez más de espaldas a la religión organizada. ¿Es que lo esencial para un cristiano no es creer en el mensaje del Evangelio y dar testimonio de esa fe? No se entiende ese empeño en seguir concibiendo la fe como la adhesión a un voluminoso cuerpo de doctrinas que recogería el catecismo de 1992. Mucho menos en aquellas enseñanzas que nos recuerdan el antiguo catecismo pitagórico, aquel que decía que “el placer es malo en todas las circunstancias”, como leemos en el libro de E. R. Dodds, Los griegos y lo irracional. El capítulo V, Los chamanes griegos y el origen del puritanismo, es bien elocuente.

Este filólogo irlandés explica bien como las creencias chamanísticas, de dilatada difusión y remota antigüedad, promovieron en sus adherentes un horror al cuerpo y una reacción contra los sentidos completamente nuevos en Grecia. Empédocles y Pitágoras representaron esas nuevas creencias que los pueblos vecinos en contacto con ellas dieron seguramente a conocer a los griegos de Escitia y Tracia. Se hizo de la experiencia corporal un lugar de oscuridad y de penitencia, como si la pureza, más bien que la justicia, se hubiera convertido en el medio cardinal de la salvación. El teólogo J. M. Castillo lleva muchos años insistiendo en estas ideas que están llenas de sentido y bien fundamentadas.

“No llamar a ningún hombre profano o impuro”

¿Y por qué seguimos todavía prisioneros de la cultura helenista y de las culturas vigentes en los tiempos en que se redactaron los libros de la Biblia? ¿Por pereza intelectual? ¿Por no saber qué palabras escuchar? La palabra que hay que escuchar es la palabra interior de Dios en nuestra conciencia, nuestra propia razón humana, y el mensaje central del Evangelio si hemos percibido que corresponde a las ansias de nuestro corazón. Eso debería bastar, sin que los miles de obras de los investigadores sobre los libros del Antiguo y del Nuevo Testamento, inabarcables para el creyente, significaran otra cosa que legítimas, siempre insuficientes aproximaciones al misterio de la revelación de Dios en la historia humana.

Ni Romanos 1, 26-27 ni los otros textos antes citados están hablando de la homosexualidad tal como hoy la entendemos. En aquellas culturas no se hablaba de homosexualidad, a pesar de que en el Antiguo Testamento algunos varones sabían que el amor de otro hombre podía ser más grande, “más delicioso que el amor de las mujeres” (2 Samuel, 1, 26). La fuerte amistad entre David y Jonatán es bien conocida.

1180134369_850215_0000000000_sumario_normal“Jonatán, hijo de Saúl, amaba mucho a David” se afirma en 1 Samuel, 19, 1. “Juró de nuevo Jonatán a David por el amor que le tenía, pues le amaba como a sí mismo”, dice otro versículo (1 Samuel 20, 17). “Se abrazaron los dos y lloraron copiosamente”, leemos en 1 Samuel, 20, 41. ¿Estamos ante relación de fuerte y leal amistad heterosexual?¿Es, como afirman otros, un amor homosexual? No hay forma de saberlo.

Tampoco aclara las cosas el hecho de que fueran padres de familia. En el mundo ha habido siempre muchos hijos de hombres y mujeres homosexuales. En todo caso, los comentarios oficiales de la Iglesia suelen apresurarse a descartar una relación íntima homosexual.

Sea como fuere, identificar las conductas de los textos citados por el catecismo católico con las conductas homosexuales actuales no parece una conclusión rigurosa científicamente hablando. Los contextos culturales son distintos. Tampoco las doctrinas de la Escritura son todas igualmente vinculantes, especialmente las que contradicen nuestra recta razón. No es razonable pensar que los relatos del Génesis, relatos de hace varios miles de años, sobre la creación del hombre por Dios como varón y hembra agotan nuestro saber antropológico y son normativos para el hombre de hoy independientemente de sus conocimientos científicos y de su recto sentir. No podemos retorcer esos textos de esa manera.

Sinceramente pienso que el concepto de revelación en el que se apoyan las actuales conclusiones doctrinales de la Iglesia en esta cuestión debe ser revisado. Porque si condenamos los actos homosexuales apoyándonos en ciertos textos bíblicos (es lo que hace el magisterio eclesiástico) sin atender a lo que nos parece razonable en nuestra reflexión y en nuestra cultura, entonces estamos aprobando también, por ejemplo, la muerte por lapidación del blasfemo y del adivino o nigromante (cf. Levítico, 24, 14; 20, 27). De la misma manera no podríamos objetar nada contra estas enseñanzas del libro del Éxodo: “A la hechicera no la dejarás con vida. Todo el que peque con bestia morirá” (Ex 22, 17-18). ¿No ha llegado la hora de aprender a leer las Escrituras y a usar las luces de nuestra razón humana y de la ciencia? Xabier Pikaza, en su libro Palabras de amor, lo expresó con acierto: “Aplicar al pie de la letra el Levítico significaría aprobar la venta de mujeres y la esclavitud”.

La conclusión se impone: hemos de basar nuestro juicio sobre la homosexualidad y los actos homosexuales en los conocimientos de las ciencias del hombre y, como cristianos, guiarnos luego también por el mensaje del Evangelio de amor al prójimo y actuar en conciencia, la última norma de la moralidad.

Habrá homosexuales que siguiendo la doctrina del catecismo intenten vivir en abstinencia sexual, pero creemos que esa doctrina de la Iglesia no es realista ni justa con ellos y que conduce al cristiano homosexual a un callejón sin salida, a una vida de contradicciones e hipocresías, cuando no a la enfermedad y la locura. Alguno pensará también que se ha equivocado de iglesia y buscará en otra parte la respuesta a sus inquietudes religiosas.

Los homosexuales y transexuales cristianos, hombres y mujeres, y, en general, toda persona que se entiende como transgénero, quieren recuperar en la Iglesia su dignidad humana, ser tratados como personas. No son más que nadie. Tampoco menos que nadie. Tenemos que saber ponernos en su lugar. Es lo que nos muestra Mt 25, 31-46. Nadie ha sabido ponerse en el lugar de los demás como Jesús en el que Dios se nos mostró con rostro humano. Jesús reconoce a los pobres y necesitados toda su dignidad personal al identificarse con ellos, al ponerse en su lugar, de tal forma que lo que hacemos a uno de ellos se lo hacemos a él. Desde el niño más indefenso al moribundo y a las personas más decrépitas y desvalidas.

Jesús no hace acepción de personas. Ese gesto del discípulo a quien Jesús amaba y de Jesús con él, al que más arriba nos referíamos, el sincero afecto entre ellos tal como vemos en el evangelio de Juan es lo más opuesto a la “homotransfobia” ambiental actual y de pureza cultual de entonces, una herencia de antiguas filosofías y religiones, algo ajeno al Nuevo Testamento si exceptuamos los residuos que hemos visto en las cartas de Pablo, que tiene influencias culturales de su tiempo a las que el Apóstol de las gentes no podía substraerse.

Pero es en esas fuentes de pureza cultual y en la cultura de desprecio social del señalado como “diferente” y de la discriminación reinante respecto a los que no se ajustan al canon de la heterosexualidad donde se ha gestado la doctrina de ese artículo del catecismo. También aquí la Iglesia debería ser sal de la tierra (Mt 5, 13), no desvirtuarse alineándose con el desprecio ambiental al diferente en una sociedad patriarcal y machista. Cada vez que un homosexual es víctima de la violencia deberíamos en la Iglesia acordarnos de esa desafortunada doctrina que nosotros mantenemos. La Iglesia se empeña en ver en los textos bíblicos más de lo que los mismos textos dicen.

En el discurso de apertura del concilio Vaticano II habló Juan XXIII de dar “un paso adelante hacia una renovación doctrinal”. Algo así necesitamos en este tema. Un valiente “paso adelante” dejando atrás un terreno en el que, al igual que ocurre con otros muchos en nuestras sociedades civiles, estamos empantanados.

En esta misma línea el teólogo jesuita James Martin, muy consciente de la homofobia que existe en la Iglesia, ha abogado también recientemente por un cambio de actitud en su libro ‘Tender un puente‘, defendiendo una postura de diálogo y apertura. James Martin sostiene que el catecismo de la Iglesia no debe intentar imponer a los cristianos homosexuales la total abstinencia sexual.

Los cristianos deberíamos leer e interpretar en un contexto amplio las sabias palabras de Pedro en Hechos 10, 28: “A mí me ha enseñado Dios a no llamar profano o impuro a ningún hombre”. Deberíamos interpretar a la luz de este pasaje otros textos culturalmente condicionados de las Escrituras, como son muchos textos de Pablo y por supuesto los del Antiguo Testamento. Más que nada porque es lo razonable, lo que nos parece justo, que es en el fondo lo que tiene que ser decisivo y normativo al orientar nuestra conducta, también la conducta sexual.

Con gran oportunidad nos ha recordado el teólogo gallego Torres Queiruga (cf. La teología después del Vaticano II. Herder, Barcelona 2013) que las normas morales concretas “no son una revelación que venga desde fuera, sino un encuentro hecho desde dentro, desde la realidad humana y con medios humanos”. No nos sirve el fundamentalismo, las interpretaciones al pie de la letra.

Este teólogo nos recuerda también que “a Moisés no le fueron escritos milagrosamente los “mandamientos” en dos tablas de piedra, sino que discurriendo con la propia cabeza, dialogando con los suyos y aprendiendo del entorno (…) fue descubriendo los que le parecían mejores patrones de conducta para bien del pueblo”.

Y es así discurriendo y dialogando, desde la misericordia del Evangelio, como hoy seguimos en la Iglesia adaptando a la realidad de nuestro mundo, – en la que hay divorciados y matrimonios rotos -, el cumplimiento de estos mandamientos, del sexto mandamiento, por ejemplo. Los matrimonios se rompen a veces, fracasan como proyecto de convivencia, y eso es una realidad. Hay que atender con misericordia y discernimiento a los divorciados que han vuelto a formar una familia. Así nos aproximamos más al estricto cumplimiento del mandamiento del amor al prójimo, que quizá, como decía Freud, no podemos realizar en su plenitud, pero estamos llamados a intentarlo.

La Iglesia debe aceptar la compleja y variada realidad de la sexualidad humana y no empeñarse en hacer compatible la renuncia a la sexualidad en su seno con los escándalos, las mentiras y la hipocresía. Debe mirar a nuestro mundo tal como este se percibe. Encadenar la Iglesia de rito latino a la abstinencia sexual no tiene hoy ningún sentido. El mundo se ha emancipado y la Iglesia debe reconocer esta legítima autonomía. Recordemos las palabras del concilio Vaticano II: “Son, a este respecto, de deplorar ciertas actitudes que, por no comprender bien el sentido de la legítima autonomía de la ciencia, no han faltado algunas veces entre los propios cristianos” (GS 36).

ee47bd3223fb517691d5206e00747b4e

Quiero para terminar citar a un escritor español, cercano ya a los 90 años, que de estos temas sabe algo y que merece la pena escuchar. El 2 de febrero de 2009, refiriéndose al matrimonio homosexual, “llámese como se llame”, decía, escribió esto en el periódico El Mundo: “La homosexualidad no es una opción ni un estilo de vida, sino un dato biológico como la blancura o la negritud de la piel. No, por tanto, cosa de partidos ni de políticos, sino de la más simple equidad. A la sociedad sólo le cabe reconocerlo sin llevarse las manos a la cabeza. Dar constancia de él como testigo. Lo mismo que el sacerdote en las bodas católicas o el funcionario en las civiles. Es un derecho esencial. Lo demás sobra”.

“Un dato biológico como la blancura o la negritud de la piel”. De ese dato se deriva ese derecho del homosexual a vivir en pareja con una persona de su mismo sexo. Es la autorizada opinión del escritor Antonio Gala Velasco.

Los cristianos deberíamos limitarnos a anunciar el Evangelio y a testimoniarlo lo mejor que podamos ayudando a construir una sociedad más justa, menos violenta, dejando que otros temas, como el de la sexualidad humana, sean estudiados por las ciencias antropológicas. Es la mejor manera de avanzar.

La Iglesia tiene una inflación de clérigos y funcionarios dedicados a escribir cánones, normas y directrices doctrinales. Tenemos también un exceso de eventos eclesiales. Aturde un poco. Nos ocupamos de demasiadas cosas, como si la sociedad civil no tuviera sus funciones y obligaciones.

Ya sabemos que la Iglesia quiere bendecirlo todo y dar importancia a sus servicios. Nos olvidamos de que vivimos en un mundo secularizado, aunque el pueblo ha incorporado a sus fiestas populares una gran cantidad de costumbres y ritos de origen religioso. La comunidad política es autónoma e independiente y es allí, en la sociedad civil, donde hay que vivir la vida, no en el interior de una burbuja religiosa.

Demos nuestra opinión, pero dejemos, sin fanatismos, sin buscar partidos políticos que nos hagan de correa de transmisión de nuestras doctrinas, que esa sociedad legalice lo que crea oportuno siempre que no estén en juego los consensos constitucionales, las libertades y los derechos humanos. Si estos se pusieran en peligro de forma evidente sí habría razón para la desobediencia civil y la protesta. La religión no dirige los asuntos temporales ni el papa puede caer en la tentación de querer ser un líder político.

simboloNo deberíamos empeñarnos, hoy menos que nunca, en dar tanta doctrina sobre lo divino y sobre lo humano queriendo organizar con detalle la vida íntima de los creyentes y a veces también la de los no creyentes. A muchos la Iglesia les interesa sólo para las bodas y los funerales, y poco más. Nosotros queremos organizar a la gente las excursiones y el campamento de verano, la gimnasia médica y el taller de guitarra. Tal vez son los fieles los que confunden la parroquia con un parque de atracciones y exigen a sus sacerdotes que los distraigan. Así la mies siempre será mucha y los operarios pocos.

Renovar la Iglesia es también tirar el lastre doctrinal y organizativo que le sobra a la nave de Pedro, hacer la vida de la gente más llevadera y ligera, como es el yugo y la carga de Jesús (cf. Mt 11, 30). La Iglesia debería oír la voz del Maestro: “Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas; solo una es necesaria”. Como siempre, también en este tiempo de renovación de la Iglesia, lo que resulta necesario es “volver a la fuente” y escuchar, como María, las palabras del Evangelio (cf. Lc 10, 41-42).

Funte Religión Digital

La “ideología de género” no existe, por Antoni Ferret

Miércoles, 21 de agosto de 2019

A19F613F-3BDC-4680-A01B-88F7F80E6381La “ideología” de género no existe. Es un invento de grupos fundamentalistas para justificar la discriminación. Cuando entendemos que la masculinidad y/o feminidad varían según las culturas y tiempos, estamos hablando de perspectiva de género.

Para más info, descarga el Manual Educativo contra la Homofobia en: http://bit.ly/2m3wcGW

Interesante respuesta a las palabras del Cardenal Omella:

***

“El cardenal Omella no debería usar la expresión”

“La expresión ha sido creada y es usada con la intención de desacreditar el género femenino”

“La frase ‘Varón y mujer los creó’ es indiscutible, siempre que se entienda que Dios los creó a través de la evolución natural de las especies”

1 | Antoni Ferret

Me ha sorprendido y apenado gravemente la lectura en Religión Digital de un artículo de nuestro arzobispo de Barcelona, compañero Joan Josep Omella, titulado “La ideología de género está provocando una gran desorientación entre los niños, adolescentes y jóvenes”. A lo largo del escrito, Omella usa varias veces la expresión ideología de género”. Como miembro de la Iglesia de Barcelona, aunque viviendo mi experiencia cristiana “en la frontera”, me siento en la grave obligación de contestar la larga lista de actitudes poco humanas que contiene.

Al parecer, el artículo responde a la publicación, por la llamada Congregación para la Educación Católica, de un documento titulado Varón y mujer los creó.

Como quiera que, en el escrito del arzobispo, figura una amplia mezcla de cuestiones controvertidas, me veo obligado a exponer punto por punto mi respuesta.

16531C7F-FD97-4040-B4B7-02E89C106C13

1) El citado organismo vaticano, parte de un núcleo más burocrático que evangélico, reconocido por propios y extraños como “un problema” de la Iglesia, y actualmente en fase de reforma, no es, precisamente, un elemento de prestigio en la cuestión, sino más bien lo contrario. Pero dejemos esto y vamos al tema.

2) La llamada “ideología de género“, citada en el título y largamente en el texto, no existe, como valor, o como realidad, o como concepto académico. La expresión ha sido creada y es usada (según todo parece indicar) con la intención de desacreditar el género femenino, y su creciente y necesaria valoración, hasta una muy deseable equiparación social. Es usada por personas significativamente alejadas tanto del feminismo como de algunos derechos humanos. Luego, creo que no la debería usar el arzobispo Omella.

3) La frase “Varón y mujer los creó” es indiscutible, siempre que se entienda que los creó a través de la evolución natural de las especies, y comprendiendo las variantes que la misma naturaleza puede producir, y produce, aunque, como es natural, en un número infinitamente pequeño, lo cual de ninguna manera autoriza su desdén.

4) La cuestión de si el verdadero sentimiento personal de género depende más del aspecto corporal del nacimiento o de las experiencias de convivencia social, a mí no me parece decisivo y no quiero entrar en ello. Creo y defiendo que la naturaleza, de por sí, cual ocurre con los vegetales, da lugar a pequeñas (o más grandes) diferencias, sobre todo psicológicas, en ciertas personas, y que ello se puede definir más claramente, para el sujeto, a través de las relaciones humanas. Asunto harto complejo, y, precisamente por ello, más merecedor de un gran respeto.

5) Sin embargo, y muy extrañamente, todo lo dicho hasta aquí todavía no es el problema, sino sus vestimentas, las herramientas utilizadas para un debate del cual no se dice el nombre, ni la naturaleza, sino que se supone. Y eso no está bien, monseñor.

6) El problema en discusión escondida me parece que son las orientaciones escolares que se dan a los niños/as sobre las posibilidades de alguna que otra diferencia en la inclinación sensitiva de cualquier niño o niña (o más bien adolescente).  Con objeto de que, si un alumno o alumna observa en su cuerpo, o más bien en sus sentimientos, algo diferente de lo que ve a su alrededor, no se hunda en un mar de triste y dolorosa soledad y profunda confusión, sino que identifique fácilmente su caso, y lo pueda exponer con libertad y naturalidad con vistas a encontrar una vía. Es eso, ¿verdad? I ¿por qué no se dice, sino que se esconde?

7) Esas indicaciones escolares no son ninguna “deconstrucción de la visión de la persona humana”, como se dice en el artículo en cuestión, sino que son un conocimiento sobre la vida y una ayuda en casos difíciles que pueden darse. El arzobispo afirma que la mal llamada “ideología” en cuestión “está provocando una gran desorientación entre los niños, adolescentes y jóvenes“.  No lo creo, sobre todo que sea “gran“. Puede producir dudas. Dudas que sirvan para aclarar.

8) Sin embargo, vamos a suponer que provoque una desorientación (me negaría siempre a aceptar que fuera “grande“), en un porcentaje minoritario/medio/vamos a llegar a suponer que fuera mayoritario de alumnos/as. ¿Qué opina el señor arzobispo, y qué opinan mis lectores/as sobre la cuestión?:

¿Qué sería peor, una desorientación sobre el propio género de media clase (lo digo como fantasía), muy fácilmente resuelta por la misma vida, o, en algún caso, por una (o unas) conversación con el maestro o con un médico, o bien una profunda depresión, en una soledad dolorosa, quizás durante años, de UN alumno o alumna a quien no se hubiera explicado que existe esta posibilidad?

Todo un test de sentimientos humanos y de evangelio.

Fuente Religión Digital

El alcalde de Ottawa, Jim Watson, aparece como gay en un artículo de opinión en movimiento

Miércoles, 21 de agosto de 2019

Council, Councillors, Head Shot, Official, Portrait, Mayor Jim Watson Retrato oficial del alcalde de Ottawa, Jim Watson (City of Ottawa)

 ha salido como gay. (Foto de Andrea Cardin/NHLI vía Getty Images)

Jim Watson, el alcalde de Ottawa, Canadá, ha salido como gay. En un emotivo editorial publicado por el Ottawa Citizen, este hombre de 58 años de edad se refirió a las luchas que ha enfrentado para aceptar su sexualidad, desde ser intimidado en la escuela hasta tener dificultades para confiar en sus amigos debido a que su familia se muda mucho debido al trabajo de su padre.Cuando miraba hacia atrás, había algunas señales reveladoras de que no era heterosexual, escribió con franqueza, Como estudiante de séptimo grado, recuerdo que algunos niños mayores en mi autobús escolar siempre se burlaban de mí y me llamaban ‘Jim Fairy’.

Ver esta entrada en Instagram

Orgullosos de celebrar estas primicias: ¡la primera vez que un Primer Ministro y un Primer Ministro marchan en nuestro desfile @ottawacapitalpride! También se enorgullece de haber sido el primer Alcalde en funciones en la Marcha de nuestro Orgullo (1998). Fantástica energía de las decenas de miles de espectadores #ottawa #ottawa #ottawa2017 #prideottawa2017 #capitalprideparade #ottcity #ottpride

Un post compartido por Jim Watson (@jimwatsonottawa) el 27 de agosto de 2017 a la 1:53pm PDT

“Al crecer, siempre me atrajeron más las estrellas de cine y televisión masculinas, como Rob Lowe y Brad Pitt, que Julia Roberts o Sharon Stone”.

Watson continúa en el artículo diciendo que cuando era un adolescente cercano en la década de 1970, era casi imposible conocer a alguien dentro de la comunidad LGBTQ+, lo que resultó en que fuera “muy tímido y un poco solitario”.

Recordó cómo las cosas parecían mucho más liberales durante el tiempo que pasaba estudiando en la Universidad de Carleton, pero seguía siendo reacio a salir, y después de graduarse, su preocupación por su vida amorosa pasó a ser secundaria a su pasión por la política.

Aunque está orgulloso de su carrera, especialmente de su “historial en temas LGBTQ, desde votar a favor de una moción sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo hasta ser el primer alcalde de Ottawa en marchar en la Marcha del Orgullo [junto con el Primer Ministro Justin Trudeau] durante mi primer mandato”, los canadienses lamentan no haber salido antes a la luz.

Chile: Impulsan pionera Escuela para Familiares de Personas LGBTIQ+

Miércoles, 21 de agosto de 2019

RRSS-03-820x394Muchos familiares no saben como tratar o ayudar a sus parientes LGBTI o tienen dudas sobre la orientación sexual o la identidad de género. Con respaldo municipal y académico, el Movilh-Biobío lanzará en Concepción la primera escuela para orientar a las familias

Con respaldo municipal, de universidades y Ongs, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual de la Región del Biobío (Movilh-Biobio) lanzará e inaugurará el sábado 24 de agosto la Primera Escuela de Chile para familiares de personas lesbianas, gays, bi, trans, intersex y queers (LGBTIQ+) con el objetivo de educar en la comprensión y en el respeto a la diversidad.

La presidenta de Movilh-Biobío, Paola Laporte, precisó que la Escuela busca “promover el trato afectivo y brindar acompañamiento a parientes» de personas LGBTIQ+ para mejorar sus relaciones. Así, se espera educar en el respeto a la diversidad y en habilidades para una buena calidad de vida y para disminuir los factores de riesgo que afectan a las personas en razón de su orientación sexual, identidad  y expresión de género.

“Hay muchas familias que rechazan a sus parientes LGBTI, hay otras que no los comprenden y hay otras que están interesadas en conocer y saber más sobre esta realidad para ayudar a sus parientes y comunicarse con ellos sin discriminación o prejuicios. Para todos/as ellos/as; padres, madres, tíos/as, hermanos/as, abuelos/as, sobrinos/as u otros parientes de personas LGBTIQ+; hemos ideado esta escuela. Será todos bienvenidos. Esta es una gran oportunidad para aclarar las dudas de las familias”, apuntó Laporte.

De acuerdo el Informe Anual de Derechos Humanos de la Diversidad sexual y de Género, entre el 2002 y el 2018, se han denunciado 320 casos de discriminación familiar que han afectado a unos 1.200 personas LGBTI. La cifra real es mayor, pues de acuerdo al mismo estudio solo un 8% se atreve a denunciar.

En tal sentido, la Primera Escuela para Familiares de Personas Diversas, será inaugurada el sábado 24 de agosto a las 11:00 horas en la Biblioteca Municipal de Concepción, ubicada en calle Victor Lamas.

Tras ello, la Escuela seguirá funcionando de 11:00 a 13:15 horas los sábados 7 y 28 de septiembre; 19 y 26 de octubre; 9, 23 y 30 de noviembre y el 7 y el 14 de diciembre, en la Casa de la Diversidad, ubicada en Vicuña Mackenna 1130, Concepción.

Las temáticas a abordar en la Escuela son conceptos sobre diversidad sexual y de género, infancia y adolescencia LGBTI, mecanismos para enfrentar el temor, educación, prevención del suicidio, acceso a la salud, fonoaudiología, políticas sociales, maternidad, Infecciones de transmisión Sexual y VIH y anticoncepción, a lo que sumarán talleres de yoga y para liberar tensiones

Entre otros expondrán docentes, psicólogos, abogados, médicos psiquiátras, académicos, fonoaudiólogos, asistentes sociales y terapeutas, así como representantes del Hospital Higueras de Talcahuano, de la Municipalidad de Concepción, de la Universidad de Concepción, de la Universidad San Sebastián, de Todo Mejora, de Fundación Iguales, de Amisex y, por cierto, de Movih-Biobio,

Inscripciones y consultas deben realizarse al correo biobio@movilh.cl

Programa completo aquí.

Fuente MOVILH

La homofobia detiene un partido de fútbol en la Liga francesa

Miércoles, 21 de agosto de 2019

2378060491El árbitro Mehdi Mokhtari

He crecido escuchando grandes clásicos en los estadios como «Guti, Mari***» o «Cristiano Mari***» mientras árbitro, jugadores, clubes y organismos deportivos miraban para otro lado, o lo rechazaban con una tibieza tal que no es de extrañar que la LGTBfobia campe a sus anchas por los terrenos de fútbol. ¿La consecuencia? No hay jugadores de auténtica élite en activo que hayan salido del armario. Casos como el de Justine Fasanu o declaraciones como las de Joaquín Caparrós, explicando que no hay gays en el fútbol (sic) perpetúan esta lacra.

Aún así, vamos viendo tímidos avances como los acaecidos en Francia el pasado viernes, en un partido de la Ligue 2 entre el Nancy y Le Mans. Como tantas otras veces, se escucharon cánticos homófobos. Pero esta vez el árbitro Mehdi Mokhtari no hizo oídos sordos y detuvo el partido, solicitando por megafonía el cese de esos gritos.

5d589f07b8505c27628b45c4

Esta medida forma parte de la nueva legislación francesa, si bien entra dentro del papel de un árbitro el entrar en acción ante insultos y ofensas racistas, homófobos, étnicos o religiosos, solo que en la práctica no suele llevarse a cabo. Pero la federación francesa se ha puesto seria y quiere terminar con la discriminación. Fueron los propios jugadores del Nancy los que lograron apaciguar a los aficionados que proferían dichas ofensas, continuando así con el partido.

Marlente Schiappa, secretaria nacional para la igualdad de género y contra la discriminación, aplaudió el gesto del árbitro en su cuenta de Twitter:


¿Sucedería esto en la liga española? Herramientas tienen, habida cuenta de que este año se iniciaron los trámites para crear una comisión contra la homofobia en el fútbol. Ojalá no tengamos que comprobarlo porque se dejan de oír insultos LGTBfóbos en los estadios de la Liga.

Fuente  Ambiente G

38 académicos defienden al obispo ortodoxo Neophytos (Masouras) que afirma que tener sexo anal durante el embarazo convierte a los bebes en gays…

Miércoles, 21 de agosto de 2019

56EA1B32-F6C5-4571-87D9-85097EAFA80238 académicos de todo el mundo han firmado una carta abierta en apoyo de un obispo chipriota que afirma que los homosexuales existen porque sus madres disfrutan del sexo anal durante el embarazo.

El obispo de la Iglesia de Chipre, Neophytos Masouras de Morphou, hizo la afirmación surrealista en junio mientras hablaba en una escuela primaria en Akaki, Chipre.

En el mismo acto también dijo que los hombres homosexuales tienen “un olor específico”. Los funcionarios del gobierno de Chipre han calificado los comentarios de “insultantes” y “perjudiciales”.

El 1 de agosto, el Fiscal General de Chipre ordenó a la policía que iniciara una investigación para determinar si las declaraciones constituían un delito motivado por el odio. Está previsto que la investigación concluya esta semana.

Los académicos que se apresuran a defender a Masouras son todos de origen griego y creen que esta investigación es un ataque contra la ortodoxia y la fe. Tienen su sede en universidades de Grecia, Francia, Alemania, Australia, el Reino Unido y los Estados Unidos, con especialidades que van desde la odontología, la ingeniería, la medicina, la economía y la teología.

La carta, vista por Cyprus Mail, dice: “El obispo de Morphou dio una posible explicación científica de la homosexualidad sin ofender a los individuos. Para la iglesia, todos los individuos son imágenes de Cristo, por lo tanto son santos y amados. El pecado, sin embargo, no es aceptable porque destruye a una persona”.

Dijeron que el obispo simplemente había dicho lo obvio, en lo que la iglesia cree y lo que la sociedad (en Grecia y Chipre) había aceptado hasta hace unos años. Un obispo habla con amor, afirman, y trata de proteger a su rebaño: “¡De ninguna manera esto sugiere una incitación al odio o a la violencia hacia los demás! Los académicos también se preguntaban dónde veían algunos la “ofensa”, la “incitación al odio” o el “racismo”. “Creemos que el ataque orquestado contra Morphou quiere arrastrar al sistema de justicia de Chipre a procesos penales… para asustar a los Prelados y a los fieles para que no hablen la Palabra de Dios”.

Los ‘actos sexuales antinaturales’ durante el embarazo hacen que los bebés sean gays. La “posible explicación científica” que el obispo Masouras dio para la existencia de los homosexuales es que la homosexualidad es “transmitida” por los padres a sus hijos durante el sexo anal.

Fuente Cromosomax

Ponen trabas a matrimonio de lesbianas al sacar el pasaporte de su hija

Miércoles, 21 de agosto de 2019

Joy-Diana-pasaporte-hijaJoy Huerta a la izquierda y su esposa, Diana Atri, a la derecha. / Foto: Tumblr

Joy, Diana y su hija fueron discriminadas al tramitar el pasaporte de su hija. Esto nos contaron en exclusiva con Homosensual.

A través de su cuenta de Twitter, Joy Huerta, cantante del dueto Jesse & Joy, reportó que ella y su familia fueron discriminadas por el personal de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). Entrevistamos a Diana Atri, esposa de Joy Huerta, y esto fue lo que nos dijo al respecto.

Joy, Diana y su hija Noah, asistieron a las oficinas de la SRE la semana pasada para tramitar el pasaporte de Noah. La familia llegó a la Secretaría con todos los papeles oficiales requeridos, dentro de los cuales el más importante es el acta de nacimiento. En esta acta, tanto Huerta como su pareja aparecen como madres de la niña.

Cuando el personal de la SRE vio que eran dos mamás quienes solicitaban el trámite, les pidieron la constancia de alumbramiento. La constancia de alumbramiento es un documento expedido por los hospitales generales y unidades de Medicina Familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Este sirve de constancia para bebés nacidos en México que no cuenten con registro.

Sin embargo, la hija de Joy Huerta y su esposa sí cuenta con registro, por lo que la SRE les pidió un documento no requerido. Además, le dirigieron preguntas a la pareja del tipo: «¿Quién es la madre biológica». Que es totalmente innecesaria para el trámite que iban a realizar. Al respecto, Diana mencionó en exclusiva con Homosensual: «Somos dos mamás. ¿Por qué Joy está poniendo huellas en el lugar del papá si es una mamá?».

A la cantante también la hicieron poner sus huellas digitales en el pasaporte de su hija como ‘el padre’, no como ‘la madre’, por lo que Joy denunció esa falta de sensibilidad y preparación del personal de la SRE. Para ello etiquetó al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación; a la jefa de gobierno de CDMX, Claudia Sheinbaum; y al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con Diana Atri, la esposa de Joy Huerta, esto se trató de un acto de discriminación por parte de la SRE. Al final, consiguieron la constancia de alumbramiento y pudieron continuar con el trámite. «Nos dijeron que por ser dos mamás nuestros procesos son diferentes y que tienen que ver que no estemos en juicio y quién es la mamá biológica. Pero si ya tenemos el acta de nacimiento, no tienen por qué estar preguntando eso».

En entrevista exclusiva con Homosensual, la abogada Alehlí Ordóñez, directora de Ledeser, comentó que hubo tres cosas que se llevaron de muy mala manera. «La primera fue que les pidieran un requisito que no existe en la ley y a eso se le llama presunción de la criminalidad. La segunda es que hayan preguntado por el papá. Y la tercera, que hayan preguntado quién era la madre biológica. ¿Por qué necesitaban saber eso? No tiene sentido […] Si ellas no hubieran tenido la constancia de alumbramiento habrían perdido la cita, hubieran tenido que ir al juzgado para que les dieran ese documento que no está en la ley, que de ninguna manera es requisito formal para el trámite, y que ellos justificaban porque necesitaban conocer el “estatus de la niña”».

De acuerdo con Ledeser, organización que aboga por la defensa de los derechos sexuales y reproductivos para la población LGBT+ en CDMX, esto es la presunción de criminalidad: «Es el trato diferenciado injustificado, violento y/o degradante que se le da a ciertos grupos por parte del estado y de la ley que permite concluir la preexistencia de una suposición, jactancia o sospecha estatal de que la persona persigue fines ilícitos en el ejercicio de sus derechos humanos».

La forma en que se manifiesta es en «el incremento desproporcionado o injustificado de requisitos, pruebas y/o documentos exigidos a las personas de estas poblaciones en los procedimientos administrativos cotidianos y/o en los procesos jurisdiccionales en los que intervienen, que generalmente se les imponen so pretexto de proteger bienes jurídicos tutelados o los derechos de terceros, traduciéndose en la dilación en el ejercicio de derechos y, con ello, en violencia institucional».

Diana también mencionó que se trataba de un hecho lamentable, ya que si bien en su caso podían utilizar la audiencia de Joy para visibilizar esto, muchas otras personas no. Y dijo que ella cree que es importante hablar de este tipo de cosas. «El trato sí es discriminatorio. Sí tienen que capacitar a la gente porque nosotras estamos en una posición privilegiada porque si Joy alza la voz, la escucha mucha más gente. ¡Pero si esto le pasa a una persona que no tiene ese alcance público?».

Fuente Soy Homosensual

La administración de Trump dice que es legal despedir a una persona por ser transgénero

Miércoles, 21 de agosto de 2019

Aimee_Stephens_photo_by_William_KellyLa administración Trump le ha dicho a la Corte Suprema que es legal despedir a una persona por ser transgénero.

Un escrito fue presentado el viernes 16 de agosto por el Departamento de Justicia argumentando que los trabajadores transgéneros no están protegidos por la ley federal de derechos civiles y pueden ser despedidos debido a su identidad de género.

A principios de este año, la Corte Suprema acordó escuchar tres casos para determinar si el Título VII de la Ley de Derechos Civiles, que prohíbe la discriminación en el lugar de trabajo, se aplica a los trabajadores LGBT+.

El escrito presentado por el Departamento de Justicia de Trump se refiere a uno de esos tres casos: RG & GR Funeral Homes Inc contra la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo, en la cual la mujer transgénero Aimee Stephens (en la fotografía) fue despedida después de su transición.

La Sra. Stephens se había presentado como hombre cuando comenzó a trabajar en la empresa funeraria con sede en Michigan en 2007. Fue despedida por el dueño de la compañía, Thomas Rost, después de anunciar sus planes de transición.

Su despido fue considerado discriminatorio por la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el 6º Circuito. La discriminación contra los empleados por su condición de transexuales es ilegal. “Los hechos no refutados muestran que la funeraria despidió a Stephens porque se negó a acatar la concepción estereotipada de su empleador sobre su sexo”, dijo la jueza Karen Nelson Moore en la decisión del 6º Circuito. “La discriminación contra los empleados, ya sea por no ajustarse a los estereotipos sexuales o por su condición de transexuales y en transición, es ilegal bajo el Título VII. Es analíticamente imposible despedir a un empleado por su condición de transexual sin estar motivado, al menos en parte, por el sexo del empleado.”

En su petición a la Corte Suprema, el Departamento de Justicia argumenta que, cuando se aprobó la Ley de Derechos Civiles en 1964, “el significado ordinario de ‘sexo’ era sexo biológico. No incluía el estatus de transgénero, que Stephens y el Sexto Circuito describen como una desconexión entre el sexo biológico y la identidad de género de un individuo”, afirmó el Departamento de Justicia el viernes.

En el contexto particular del Título VII – legislación originalmente diseñada para eliminar la discriminación en el empleo contra las minorías raciales y de otro tipo – estaba especialmente claro que la prohibición de la discriminación por razón de “sexo” se refería al trato desigual de hombres y mujeres en el lugar de trabajo.

Alliance Defending Freedom, el grupo legal de derecha que solicitó a la Corte Suprema escuchar el caso de la Sra. Stephens, dijo que el 6º Circuito había ‘redefinido el término sexo’ en el Título VII para ‘significar algo distinto de lo que el Congreso claramente pretendía’, informa NBC News.

Los otros dos casos que la Corte Suprema ha aceptado escuchar – Zarda vs. Altitude Express y Bostock vs. Clayton County – involucran a empleados que han sido despedidos debido a su orientación sexual. La Corte Suprema escuchará estos tres casos en el término neto, que comienza en octubre.

Fuente Cromosomax

Bernardo de Claraval: Amo porque amo, amo por amar

Martes, 20 de agosto de 2019

Celebramos hoy la fiesta de San Bernardo,  místico del camino  hacia la unión espiritual con Dios, cantor del amor esponsal… Traemos uno de los textos del Oficio de Lectura preparados para hoy… Excelente meditación.

Amo porque amo, amo por amar

tumblr_nc9tlooLgt1rkucn0o1_500

El amor basta por sí solo, satisface por sí solo y por causa de sí. Su mérito y su premio se identifican con él mismo. El amor no requiere otro motivo fuera de él mismo, ni tampoco ningún provecho; su fruto consiste en su misma práctica. Amo porque amo, amo por amar. Gran cosa es el amor, con tal de que recurra a su principio y origen, con tal de que vuelva siempre a su fuente y sea una continua emanación de la misma. Entre todas las mociones, sentimientos y afectos del alma, el amor es lo único con que la creatura puede corresponder a su Creador, aunque en un grado muy inferior, lo único con que puede restituirle algo semejante a lo que él le da. En efecto, cuando Dios ama, lo único que quiere es ser amado: si él ama, es para que nosotros lo amemos a él, sabiendo que el amor mismo hace felices a los que se aman entre sí.

El amor del Esposo, mejor dicho, el Esposo que es amor, sólo quiere a cambio amor y fidelidad. No se resista, pues, la amada en corresponder a su amor. ¿Puede la esposa dejar de amar, tratándose además de la esposa del Amor en persona? ¿Puede no ser amado el que es el Amor por esencia?

Con razón renuncia a cualquier otro afecto y se entrega de un modo total y exclusivo al amor el alma consciente de que la manera de responder al amor es amar ella a su vez. Porque, aunque se vuelque toda ella en el amor, ¿qué es ello en comparación con el manantial perenne de este amor? No manan con la misma abundancia el que ama y el que es el Amor por esencia, el alma y el Verbo, la esposa y el Esposo, el Creador y la creatura; hay la misma disparidad entre ellos que entre el sediento y la fuente.

Según esto, ¿no tendrá ningún valor ni eficacia el deseo nupcial, el anhelo del que suspira, el ardor del que ama, la seguridad del que confía, por el hecho de que no puede correr a la par con un gigante, de que no puede competir en dulzura con la miel, en mansedumbre con el cordero, en blancura con el lirio, en claridad con el sol, en amor con aquel que es el amor mismo? De ninguna manera. Porque, aunque la creatura, por ser inferior, ama menos, con todo, si ama con todo su ser, nada falta a su amor, porque pone en juego toda su facultad de amar. Por ello, este amor total equivale a las bodas místicas, porque es imposible que el que así ama sea poco amado, y en esta doble correspondencia de amor consiste el auténtico y perfecto matrimonio. Siempre en el caso de que se tenga por cierto que el Verbo es el primero en amar al alma, y que la ama con mayor intensidad.

*

De los Sermones de san Bernardo, abad, sobre el Cantar de los Cantares
(Sermón 83, 4-6: Opera omnia, edición cisterciense, 2 [1958], 300-302)

***

bernard-of-clairvaux-by-rowan-lewgalon

Bernardo de Claraval – obra de Rowan Lewgalon

Bernardo, primer abad de Clairvaux (Claraval) y doctor de la Iglesia, nació el año 1090 en el seno de una familia noble de Borgoña. Inflamado por el Espíritu y enardecedor de almas desde su juventud, entró a los 20 años en el monasterio de Cíteaux, conquistando para el ideal monástico a muchos jóvenes nobles.

Tras ser nombrando en 1115 abad de Claraval, convirtió muy pronto su monasterio en un cenáculo de vida espiritual y en un auditorio del Espíritu Santo. Fue llamado por príncipes, obispos y papas, refutó herejías, defendió los derechos de la Iglesia y al papa legítimo. Como doctor de la unión mística con el Verbo y cantor sublime de la Virgen María, es autor de numerosos tratados, cartas y sermones. Murió en 1 153, llorado en Claraval por más de 700 monjes y siendo padre de más de 160 monasterios.

***

bd65106e-e0b0-4cd8-a3f3-831509037b49

El fin del hombre es el reconocimiento de la verdad, que es Dios, lo que implica el conocimiento de la relación del hombre con Dios, que es una relación de indigencia. Como el obstáculo es el orgullo, el remedio es la humildad; la condición es la gracia, el encuentro con Dios en Cristo. El resultado es la estima del hombre por su dignidad recuperada de imagen de Dios: mientras que la ignorancia de sí y el orgullo disminuyen el valor del hombre, la humildad, reconocimiento de la necesidad de Dios, pero también de la capacidad de Dios que hay en el hombre, revela a éste lo que él mismo es. De este modo, «sale» de él mismo y se eleva, crece, «se extiende» a nuevas dimensiones, las del amor a Dios y al prójimo. El ser humilde se vuelve manso, misericordioso. Así, la fe vivida y, por así decirlo, transformada en humildad, en caridad, hace, según los modos de hablar de nuestro tiempo, salir al «mí mismo» del «yo»: despierta al yo a la libertad del «mí mismo», le hace convertirse en persona en presencia de Dios, en comunión de solidaridad con todos.

En Bernardo está siempre presente este mensaje de gloria, condicionado por su mensaje de humildad, este realismo extremo en la consideración de la miseria del hombre, y esta confianza indefectible en la gloria que está ya en él y no espera más que manifestar sus efectos. La función de la expresión literaria será hacer ver un poco de esta luz oculta que percibe la mirada de la fe. En Bernardo, como también en otros grandes espirituales que fueron escritores, la intensidad de la experiencia explica el carácter ferviente, apasionado de la expresión y, por consiguiente, la parte de exageración que ésta pueda tener: tanto si evoca las profundidades de nuestra bajeza o la sublimidad de las visitas del Verbo, parece ir a veces demasiado lejos, rebasar los límites de lo razonable y, en todo caso, de lo normal y de lo habitual. A decir verdad, se limita simplemente a revelar, a propósito de él mismo, lo que puede ser el caso de todos.

Sus escritos manifiestan un pensamiento a la vez contemplativo y tan comprometido como es posible. Cada uno de ellos empezó siendo un acto bien preciso, pero en cada uno de ellos alcanza Bernardo lo universal. Cuanto más lúcido es un ser sobre sí mismo, más ilumina a los otros sobre ellos mismos.

*

J. Leclercq,
Bernardo de Claraval,
Edicep, Valencia 1991, pp. 212-213.

***

“Renovación. El arco iris de la sexualidad”, por Julio Puente López

Martes, 20 de agosto de 2019

51W09DclKLLInteresante y clarificador artículo:

La necesidad de revisar la doctrina  

 La doctrina sexual de la Iglesia resulta poco evangélica, al pie de la letra. Continencia, celibato, castidad… Doctrina; todo esto arrastra un vagón de mentiras, escándalos y dobles vidas

En mi libro, ‘Un paso adelante’, intento también mostrar la necesidad de revisar la doctrina del catecismo de la Iglesia sobre la homosexualidad. Es algo que están pidiendo muchos cristianos ¿No podría la Iglesia contribuir, con una doctrina más justa sobre las conductas homosexuales, a que estas situaciones de violencia no se dieran?

El hombre ha evolucionado en colores, no en blanco y negro. ¿Tan difícil es aceptar la riqueza de la creación de Dios? ¿Tan difícil es comprender que la creación se realiza, desde el punto de vista de la ciencia, como evolución?

El a. 2357 del catecismo de la Iglesia, además de ir en contra de las ciencias antropológicas y de una ética sexual que no haga de la Biblia lecturas fundamentalistas va en contra del espíritu misericordioso de Jesús y está causando estragos

Resulta obligado seguir combatiendo la discriminación en razón de la orientación afectiva y sexual a pesar de los comportamientos poco cívicos que algunos activistas puedan a veces tener, como resulta obligado seguir combatiendo el antisemitismo aunque algunos miembros del pueblo judío no tengan o no hayan tenido siempre una conducta ejemplar.

Recientemente Xabier Pikaza tuvo la amabilidad de publicar en su blog algunas reflexiones de mi libro Un paso adelante. Cien años con Ebner. Cristianismo, cultura y deseo, ahora ya disponible en una segunda edición revisada. Expreso en este libro mi deseo, y el de muchos cristianos, de que la Iglesia dé un valiente paso adelante y se renueve inspirándose de nuevo en su fuente, el Evangelio.

Intento también mostrar la necesidad de revisar la doctrina del catecismo de la Iglesia sobre la homosexualidad. Es algo que están pidiendo muchos cristianos. Últimamente en RD hemos leído, en este sentido, la carta abierta de un jesuita al papa Francisco.

Siguiendo con aquellas reflexiones ofrezco a los lectores, para un debate comunitario desde el respeto a las personas que no opinen lo mismo, algunos párrafos más de mi libro ligeramente adaptados para RD, con la mejor intención de contribuir a encontrar la verdad en una cuestión que tanto sufrimiento y desazón sigue causando en la Iglesia y en la sociedad civil.

“Mirad cómo le quería” (Jn 11, 36)

La profesora Adela Cortina ha señalado que las personas adquieren su autoestima a través del respeto que los demás les demuestran. Así es. Es importante respetar y sentirse respetado. Desgraciadamente no todos reciben por igual ese respeto. Hay en la sociedad aversión, desprecio y rechazo a muchos colectivos, como son los emigrantes, los negros, los homosexuales, los mendigos, y también las mujeres, por el machismo imperante. Eso es signo de falta de humanidad y tiene poco de cristiano. ¿Acaso es impensable una mujer homosexual de color al frente de la comunidad cristiana? Debería ser pensable y hasta deseable por el fuerte mensaje de respeto e igualdad que enviaría al mundo. Así fue con el presidente Obama y su esposa Michelle en los Estados Unidos.

Hemos olvidado que el Evangelio contiene suficientes datos como para que todos se vean reflejados en él sin que unos se crean mejores que los otros en la Iglesia o traten de imponer sus modos de vida. ¿Por qué un varón heterosexual con una fuerte atracción por las mujeres puede ser sacerdote y, en cambio, un varón con una fuerte atracción homosexual no puede serlo? ¿Son las mujeres menos atractivas que los hombres siendo así más fácil para el heterosexual observar la continencia? Si no se debe a una artimaña para que nadie sospeche lo que se esconde en el armario, eso sólo puede entenderse desde un prejuicio respecto a la condición homosexual. Un prejuicio que conlleva discriminación y homofobia. Se ve en la tendencia homosexual un desorden objetivo. Ese es el prejuicio sin base científica alguna. Y si ese prejuicio lleva al rechazo y al odio, ¿no deberíamos recordar las palabras del Evangelio que nos dicen que “quien odia a su hermano está en las tinieblas”? (Jn 2, 11).

Colaborar a que se extienda el rechazo al homosexual no es de buenos cristianos. Hay doctrinas que no tienen una base sólida y actitudes que no están justificadas. ¿Acaso vamos a censurar que Jesús tuviera entre sus seguidores un “discípulo amado” que con confianza en la última cena se apoyó en su pecho al hacerle una pregunta? (cf. Jn 13, 25). Hay que comprender el alcance de este gesto. Se trata de un signo de afecto y de ternura a la vez. Una muestra de esa delicadeza de trato y cercanía corporal con la que generalmente el varón heterosexual de nuestros días no quiere identificarse, no sea que lo confundan con otro tipo de hombre al que él desprecia.

No era un gesto sin importancia. Si así fuera no habría sido mencionado de nuevo ese gesto en el evangelio de Juan al hablar del discípulo que seguía a Pedro y a los demás (cf. Jn 21, 20). A Jesús no le importó tampoco al llorar por su amigo Lázaro que dijeran: “¡Mirad cuánto le quería! (Jn 11, 36). Jesús no rehuía el contacto corporal: los saludos, el lavatorio de los pies a los discípulos, los besos de cortesía o los abrazos (Lc 22, 48). Recordemos la escena con María Magdalena (Jn 20, 17), la unción en Betania (Jn 12, 1-8) y la escena con el fariseo Simón y la pecadora que cubría de besos los pies de Jesús (Lc 7, 36-50). Le interesaba el afecto de sus seguidores: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?” “Señor, sí, tú sabes que te quiero” (Jn 21, 15). ¿Hemos tomado nota de las implicaciones de esos textos? Porque hoy en la Iglesia son todavía muchos los que señalando a otros dicen: “¿Y este qué?” Jesús les respondería como entonces a Pedro: “¿Y a ti qué? Tú, sígueme” (Jn 21, 22).

Así es el Evangelio. Y ¿qué prescribe la Iglesia? ¿Qué enseñó el Vaticano II? Para los presbíteros de rito latino “la perfecta y perpetua continencia”, “la virginidad o celibato guardado por amor del reino de los cielos” (Presbyterorum Ordinis, 16). ¿Qué se les enseña en sus años de formación frente al matrimonio? “La excelencia mayor de la virginidad consagrada a Cristo” (Optatam totius, 10). Y la castidad por el amor del reino de los cielos para los religiosos y religiosas, que no deben dejarse conmover “por las falsas doctrinas que presentan la castidad perfecta como imposible o dañosa para la plenitud humana” (Perfectae caritatis, 12). Esa es la doctrina. Esas son las normas.

Pero luego tenemos noticias de mentiras, escándalos y doble vida. La conducta humana es, a veces, como una manzana que está más podrida de lo que la piel permite ver. ¿Logrará el Sínodo de los obispos para la Amazonía abrir nuevos caminos y hacer de la Iglesia una sociedad más auténtica, razonable y dinámica?

El documento de trabajo para el Sínodo, que ya ha sido aprobado, afirma que “el amor vivido en cualquier religión agrada a Dios” (a. 39). No hay que creer que se tiene en exclusiva el don de la salvación. De un modo similar podemos afirmar que “el amor vivido desde cualquier condición u orientación sexual agrada a Dios”. Amor, que no es egoísmo posesivo, explotación o dominación.

magdalena-jesus-640x480En su conocida obra Jesús. Aproximación histórica, J. A. Pagola no se detiene a hablar del discípulo amado, pero afirma que Jesús seguramente correspondió “con ternura al cariño especial de María de Magdala”. Al final del segundo capítulo leemos esta frase: “Jesús conoció la ternura, experimentó el cariño y la amistad, amó a los niños y defendió a las mujeres”. Pero al explicar que Jesús no tuvo esposa ni hijos habla de “la renuncia de Jesús al amor sexual”, aunque se dejó “abrazar por prostitutas que van entrando en la dinámica del reino”. Y probablemente, dice también Pagola, se burlaron de él llamándole “eunuco”.

Pero los eunucos sí tenían vida sexual, aunque no se casaran. Y hablar de la renuncia de Jesús a la vida sexual, o al amor sexual, es ir más allá de los datos del Evangelio. Es algo que ni se puede afirmar ni se puede negar.

Tampoco podemos precisar el sentimiento de amor de Jesús, “amor frustrado de Jesús” como dice Xabier Pikaza, en Mc 10, 21: “Jesús, mirándolo, lo amó”. “Esta es la única vez en que Marcos utiliza el verbo amar en un sentido fuerte, para referirse a un encuentro entre dos seres humanos, en clave de relaciones interpersonales”, precisa Xabier Pikaza en su Evangelio de Marcos. Y en el tema de los que se han hecho eunucos por el reino de los cielos es interesante el comentario que hace en su Evangelio de Mateo. Según Pikaza Mt 19, 12 situaría “a los seguidores de Jesús en el espacio de los marginados sexuales, por razón biológica o social”, en la línea insinuada por Mt 8, 5-13.

Es un dato, en cambio, muy claro que hubo mujeres que seguían a Jesús, discípulas y amigas como Marta y María, María Magdalena, la que según relatos apócrifos lo amó de modo especial, y otras como María, la madre de Santiago y Joset, María de Cleofás, Salomé, Juana, Susana y otras muchas que, como nos dice el evangelio de Lucas 8, 3, servían a Jesús y a los doce apóstoles con sus bienes.

Nadie se va a atrever a reprochar a Jesús que, en cierto modo, formara con sus discípulos una familia itinerante, fraterna que no corresponde al modelo de familia de Adán y Eva, de esposo y esposa, al modelo de familia patriarcal (cf. Mt 12, 46-50). “Jesús los ve a todos como una familia”, dice Pagola. Son los primeros miembros de una familia nueva, la familia mesiánica de los que cumplen la voluntad de Dios (cf. Mc 3, 35).

Jesús defendió a la mujer frente al modelo patriarcal imperante en aquel pasaje de Mateo 19, 1-9. Además habló de quienes no encajan en ese modelo en Mt 19, 10-12, como se ha recordado antes. Y tenemos ahí una base evangélica para, de modo análogo, alargar la lista de otros modelos de vida y de familia, como los que representan tantas minorías discriminadas.

Desde la sociedad civil se aceptan distintos tipos de comunidades de hombres y de mujeres sin aspaviento alguno, comunidades religiosas en muchos casos, o de dos miembros, como es el caso de muchas casas parroquiales, con el párroco y su asistenta, o de muchos miembros como es el caso de monasterios y conventos. No tiene sentido especular sobre la vida íntima de esas personas. ¿Por qué se atreve a hacerlo la Iglesia y su jerarquía respecto a las parejas homosexuales?

No parece que la vida sexual de la gente sea un asunto de la competencia de la Iglesia. Mucho menos dar en este campo doctrina concreta. Bastaría con ofrecer grandes líneas orientadoras dentro de lo que es el anuncio de la palabra de Jesús y el mandamiento del amor.

Marcar pautas y normas en la vida sexual de las personas no es una exigencia del mensaje evangélico. Sí lo es el amor y la misericordia (cf. Mc 12, 28-34; Lc 6, 36-38; 10, 29- 37) “Vete y haz tú lo mismo”, le dice Jesús al letrado. Nosotros, en cambio, en lugar de dedicarnos a curar heridas y ser buenos samaritanos, creamos Congregaciones doctrinales y elaboramos voluminosos catecismos que le dicen a la gente lo que tiene que creer y cómo tiene que vivir.

Ante el desprecio que sufre el homosexual en nuestras sociedades vendría bien representarnos una escena del Evangelio que todos conocemos: “Los hombres que le mantenían preso se burlaban de él y lo maltrataban; cubriéndole con un velo le preguntaban: “¡Adivina! ¿Quién es el que te ha pegado?” Y le insultaban diciéndole otras muchas cosas” (Lc 22, 63-65). Como a tantos niños y jóvenes en nuestros colegios que sufren el acoso de sus compañeros, con la colaboración cobarde, a veces, de sus profesores.

agresion_trans_metro_paris_leftComo a Julia, transexual, que el 31 de marzo de 2019 en París fue insultada, humillada, golpeada por tres hombres, al intentar acceder al metro, mientras una turba los jaleaba. No, Julia, transexual, no era nombrada en la Biblia, en el Génesis, pero es imagen de Dios con la misma dignidad que cualquier otro ser humano. Como lo es Cora, esa niña “trans” de la que nos habló El País Semanal, en un estupendo reportaje de Gabo Caruso, el domingo 28 de julio de 2019.

¿No debe enseñarse en nuestras escuelas esa realidad y esa igual dignidad de todas las personas? ¿No serviría para disminuir el acoso entre los jóvenes escolares y la violencia entre los adultos? Apliquemos también aquí las palabras del Evangelio: “Cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis”. La cobardía, la ignorancia y el machismo se ceban con quien anhela simplemente vivir libre y feliz.

La Iglesia y la homofobia

“Los católicos LGBTI constituyen hoy, probablemente, el grupo más marginado en la Iglesia” (James Martin, SJ, Tender un puente)

Da la impresión de que la Iglesia es todavía partidaria de aquella respetabilidad homófila tan en boga en los años anteriores al concilio Vaticano II. El homosexual debía vivir confundido con la sociedad mayoritariamente heterosexual sin que nadie pudiera señalarlo y ni siquiera sospechar cuál era su verdadera condición sexual. ¿Es así como quieren vivir muchos grupos de homosexuales cristianos? ¿Hay vida más triste que la del que tiene como principal preocupación en su vida laboral y social la ocultación de la propia orientación sexual?

Quizá no se puede pedir a un judío que salga del armario cuando vive en una comunidad nazi. Aunque tampoco es mucho más rica la vida, por ejemplo, del varón heterosexual que siente antipatía hacia los homosexuales y está preocupado por diferenciarse de ellos, por saber quiénes sienten la atracción sexual de un modo diferente para no mezclarse con ellos. Esa obsesión, esa preocupación ¿no es también un tipo de armario en el que uno está encerrado? Algunos se sienten ofendidos, y hasta reaccionan de forma injustificadamente violenta, si los gais se fijan en ellos. La persona heterosexual es más libre y feliz cuando eso ni le preocupa ni le ofende.

¿No podría la Iglesia contribuir, con una doctrina más justa sobre las conductas homosexuales, a que estas situaciones de violencia no se dieran? Es verdad que, a pesar de que las agresiones siguen existiendo, no hay un clima de violencia, pero a algunas personas heterosexuales les es difícil relacionarse con personas homosexuales desde la igualdad y el respeto. Frecuentemente lo hacen desde la condescendencia y el paternalismo. Es la actitud muchas veces también del hombre machista en su relación con la mujer, aunque no haya violencia. No es una actitud muy cristiana.

Tampoco la persona homosexual debe reaccionar sintiéndose moralmente superior a nadie o con conductas agresivas y violentas. Hay homosexuales llenos de fanatismo político y con escasa educación democrática que ignoran que el rechazo al diferente y las políticas injustas no se pueden combatir con matonismo y sed de venganza. Se dejan ver, a veces, en las manifestaciones reivindicativas de los colectivos LGTBI y avergüenzan con sus desmanes y falta de civismo a otros compañeros de lucha que no comparten sus métodos violentos.

manifestacion-lgtb-vaticano

Es un deber democrático trabajar para que a los homosexuales les sean reconocidos sus derechos, sin permitir que los partidos políticos instrumentalicen su causa, denunciando las políticas que atentan contra la libertad y la diversidad sexual tanto en los partidos de derecha como en los partidos de izquierda. También hay que desenmascarar las doctrinas que descalifican moralmente la vida de estas minorías basándose en prejuicios de tipo religioso.

Vivimos en una sociedad, y no solamente en España y en Latinoamérica, ni mucho menos, en la que todo gira en torno a una larvada o explícita homofobia, y en torno a demostrar que uno no es homosexual. El varón se ve continuamente obligado a demostrar que es muy “macho”. Y esto a pesar de que se ha avanzado en el reconocimiento y respeto de todas las formas de vida y de los derechos de todos.

manif-pour-tous-936x520¿No significó el movimiento francés de la Manif pour tous (Manifestación para todos) del otoño de 2013, en contra del matrimonio homosexual, que la homofobia y el poder patriarcal seguían siendo dominantes en Europa? La derecha extrema se unía a la derecha católica y hacían así visible la dimensión política de la denuncia de la supuesta “teoría del género”. Lo explica bien Réjane Sénac en ¿Qué es el género? (L. Laufer y F. Rochefort, (dirs.), Barcelona, 2016). Los católicos franceses de izquierdas sí que apoyaron los estudios de género y el matrimonio homosexual. Recordemos el artículo publicado por Témoignage chrétien con el título Mariage pour tous, un progres humain en diciembre de 2012.

Una vez más constatamos que impera el prejuicio y la ignorancia y de ello se aprovechan partidos e iglesias para sus fines propios. Vemos así la necesidad de una buena educación afectiva y sexual en una sociedad plural. Agitar el fantasma del peligro de la confusión de los sexos no es más que una forma de impedir el avance de los movimientos igualitarios. ¿Cómo puede la Iglesia apoyar estas campañas mendaces?

Ese viejo fantasma ya apareció en la Revolución francesa. Las mujeres fueron excluidas cuando algunos se alarmaron pensando que la amistad pudiera reemplazar al amor. Y es en Francia donde la oposición al concepto y a la palabra “gender” que vino de los Estados Unidos es más fuerte, ya desde los años del papa Benedicto XVI.

Los que se oponen al matrimonio homosexual han elegido los estudios de género como blanco de sus ataques.

matrimoniogay1Son campañas mendaces porque los estudios de género no niegan la diferencia entre los sexos, no niegan el sexo biológico. “No se trata de negar una diferencia (de negar el sexo biológico, como dan a entender los detractores), sino de comprender cómo esta diferencia – solo una entre todas las que hacen de la persona un ser único – ha llegado a estar social y culturalmente sobredeterminada” (¿Qué es el género? L. Laufer y F. Rochefort (dirs.) Barcelona, 2016, p. 10).

Estos estudios simplemente muestran cómo muchas desigualdades y discriminaciones entre los sexos tienen una explicación histórica y cultural. El Génesis habla de que Dios los creó varón y mujer. Así lo veía el autor del relato. Eso vemos y creemos hoy también, que hay hombres y mujeres. Pero sabemos que no todos aman de la misma manera. Y vemos también a otras personas, seres humanos bien reales.

Pues también creó Dios a los transexuales y a los hermafroditas, a toda persona transgénero, a la rica variedad de seres humanos cualquiera que sea su determinación sexual y de género, aunque no vengan nombrados expresamente en el Génesis, que no es un libro científico, de biología o de antropología. Y Dios creó a los eunucos, que sí aparecen en la Biblia (cf. Is 56, 3-7; Hch 8, 26-40), aunque no son exactamente como Adán (cf. Gn 1, 28). El hombre ha evolucionado en colores, no en blanco y negro. ¿Tan difícil es aceptar la riqueza de la creación de Dios? ¿Tan difícil es comprender que la creación se realiza, desde el punto de vista de la ciencia, como evolución?

Hay personas que confunden la Biblia con una Enciclopedia del saber o con un libro sagrado escrito por el Padre eterno en sus moradas celestiales. Así creen que Satanás es una persona y el infierno un lugar de condena eterna lleno de fuego porque así han entendido el Nuevo Testamento, o porque lo repite el papa, como si Jesús pudiera haber sido hombre verdadero sin nacer dentro de un pueblo y de una cultura, y como si los libros de la Biblia hubieran sido escritos fuera de una época histórica concreta que tenía su propia visión del hombre y del mundo. Por eso son tan importantes los estudios bíblicos, para entender aquellas culturas, aquellos pueblos que se dieron cuenta de que Dios les hablaba e intervenía en su historia con una promesa y una elección, aunque elegidos pueden sentirse todos los pueblos. Y así hasta llegar a la palabra y la vida de Jesús de Nazaret y su vida, en el que los que creemos en el Evangelio hemos visto que culminaba esa historia de la salvación.

La fe que no es razonable sirve de poco. Lo razonable es investigar, dialogar, debatir, juzgar por nosotros mismos, algo muy razonable y que también recomienda el Nuevo testamento (Lc 12, 56-57), y no creer simplemente lo que nos enseñan los demás. Algunos cristianos han entendido literalmente eso de ser ovejas de un rebaño. Pero ya sabemos en qué totalitarismos políticos o religiosos se ven abocadas las masas con apetito de organización y devoción a un líder. Lo explicó bien Hannah Arendt. Los líderes religiosos y las iglesias tienen sus propios intereses, que a menudo no coinciden con la búsqueda de la verdad y el bien común de la humanidad.

22576426684El Génesis tampoco dice que la condición de la mujer esté marcada por las famosas tres palabras que en alemán empiezan por K: Küche, Kinder, Kirche (cocina, niños, iglesia) y que sus actividades deban limitarse a eso ámbitos, o que por el mismo trabajo debe haber una diferencia salarial entre el hombre y la mujer. Eso son condicionamientos culturales, políticos y económicos. Lo ha explicado bien Bernardo Pérez Andreo en su artículo en RD, El sexo débil. El machismo como verdadera ideología de género, publicado el 24 de mayo de 2019.

Resulta evidente que en los ataques político-religiosos a estos estudios de género hay poca serenidad e imparcialidad. Muestran, eso sí, tintes inquietantes de “antiintelectualismo, antifeminismo y homofobia”. Inquietante es también, por ejemplo, que, unidos por la homofobia y el antisemitismo, la extrema derecha francesa y el radicalismo islámico hagan, a veces, causa común.

¿Qué hacer desde la comunidad cristiana? Se impone un diálogo social para evitar la injusticia que sufren estas personas. Todos los ciudadanos, cualquiera que sea su sexo o condición sexual, han de disfrutar de los mismos derechos. Resulta escandaloso que seamos nosotros los cristianos, los que, arrojando con nuestras doctrinas oficiales una sombra de “desorden” y de “falta de moralidad” sobre la conducta sexual y afectiva de estas personas, colaboremos directa o indirectamente a su marginación y exclusión social.

Una Iglesia que contribuye con su doctrina sobre la homosexualidad a la exclusión social de muchos hombres y de muchas mujeres se ha alejado del Evangelio. ¿Es esa doctrina la llave con la que se quiere tener protegido y bien cerrado el propio “armario”? ¿Sucede así por haber politizado lo religioso, por mezclar, una vez, la causa del Evangelio que es la causa del hombre necesitado, con la causa del poder, de los intereses políticos? ¿No le basta a la Iglesia con anunciar y testimoniar el Evangelio y cae en la tentación de disputar espacios de poder en la sociedad a través de la escuela?

No es de extrañar que muchos homosexuales cristianos opten por trabajar por el reino de Dios, por una sociedad más justa, fuera de las estructuras visibles de la Iglesia cuando esta no acaba de reconocer la bondad intrínseca de la condición afectiva y sexual con la que nacieron, y que “todos son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús”, de tal manera que “ya no hay judío ni griego… ni hombre ni mujer, pues todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Ga 3, 26-28). ¿No dijo Jesús que hay eunucos que salieron así del vientre de su madre? (cf. Mt 19, 12) Lo mismo podemos decir de las personas que no encajan en el modelo patriarcal heterosexual. No deberían sufrir rechazo ni discriminación por su condición sexual.

Sin embargo, la realidad es muy distinta. Sigue siendo verdad que el negativismo sexual, el puritanismo, es intrínseco a las formas organizativas de las distintas religiones. Sus líderes lo han usado para ejercer el control de las conciencias de los fieles y dirigirlos hacia ese tipo de religiosidad, enemiga del sexo, que ellos controlan. Pocas cosas son más urgentes. Hay que rechazar esta visión negativa de la sexualidad y las formas de vida que ha inspirado, a veces tan llenas de ocultamientos y contradicciones. Después de la publicación del libro Sodoma. Poder y escándalo en el Vaticano (2019), del periodista Frédéric Martel, ese rechazo debería llegar más tarde o más temprano.

Los creyentes no pueden seguir ignorando la realidad de lo que sucede. Tendrán que cambiar su forma de entender la religión, y valorar, si es su gusto, los tapices de flores del Corpus Christi, pero mucho más, al paso de Jesús, el tapiz de amor al prójimo, “un tapis triomphal avec ta charité”, como dice el poema Le rebelle de Baudelaire, que a más de un lector le ha hecho entender mejor el cristianismo. Pero nos es más cómodo entretenernos con filigranas florales que ocuparnos del pobre, del deforme, del marginado y del excluido de los bienes materiales y espirituales.

Es la atención a las injusticias de nuestro mundo, el mensaje de amor, de esperanza y de salvación del Evangelio, lo que debe preocuparnos en la Iglesia. Ha llegado el momento de dejar de dar pautas de conducta sexual, de dejar de estigmatizar las distintas formas que tenemos los humanos de relacionarnos sexual y afectivamente. No se predica el amor fomentando la homofobia, el odio al diferente. Es hora de abrir armarios, arcones, puertas y ventanas, porque el aire de la Iglesia se ha hecho irrespirable.

La doctrina sexual de la Iglesia y su política de ocultamiento y encubrimiento han tenido ya demasiadas víctimas. No se puede seguir desorientando y mintiendo a la gente como se ha hecho hasta ahora. La Iglesia no puede arrogarse esa autoridad en estas materias. Durante muchos años los mismos científicos y profesionales, médicos y psicólogos, se han limitado a legitimar lo que decían las iglesias. Tal era el poder de las mismas sobre sus conciencias. Si la orientación del deseo homosexual no era aceptable en una confesión religiosa siempre había psicólogos o médicos próximos a la misma dispuestos a afirmar que se trataba de una desviación o perversión. A través de grupos de cristianos de mentalidad muy conservadora esa situación se da todavía hoy.

Necesitamos recuperar el espíritu del Evangelio. Y ya sabemos que Jesús puso la solidaridad con el hombre necesitado, con el que él se identifica, como principio rector de nuestra vida. Tenemos que volver al mensaje evangélico y recordar sus palabras y sus gestos si queremos emprender con decisión el camino de renovación de la Iglesia.

juan_jesus¿Por qué una actitud como la que refleja el texto del evangelio de Juan 13, 21-30 antes comentado resulta tan comprometedora para algunos? ¿Por qué hay traducciones que han evitado explicitar la postura del discípulo sobre el cuerpo de Jesús tal como indica el versículo 13, 23? “Uno de los discípulos, el que Jesús amaba, estaba a la mesa al lado de Jesús”, traduce alguna edición de la Biblia de Jerusalén. Pero si el griego dice anakeimenos en tō kolpō Iēsou, debería traducirse “estaba recostado sobre el pecho de Jesús”, como señala Hugo Cáceres Guinet (cf. Jesús el varón, Verbo Divino, 2011). Y sigue luego el v. 25 diciendo: “Entonces, apoyándose sobre el pecho de Jesús, le dijo: “Señor ¿quién es?”

Cáceres Guinet afirma que “hay una tendencia a privar de sensualidad este momento a fin de guardar la compostura socialmente aceptable para el lector contemporáneo, privando al texto del aspecto afectivo que el autor ha querido dar a la escena”. Quizá por guardar esa “compostura socialmente aceptable” algunos autores no hablan apenas del discípulo amado.

Ciertamente los textos canónicos no nos dicen mucho sobre la sexualidad de Jesús. Y no sería poco que sacáramos todas las consecuencias del dogma de fe que nos dice que era hombre verdadero. Pero este gesto que implica la aceptación del afecto mutuo entre Jesús y su discípulo que nos presenta el evangelio de Juan debería bastar para eliminar del catecismo de la Iglesia el a. 2357, que además de ir en contra de las ciencias antropológicas y de una ética sexual que no haga de la Biblia lecturas fundamentalistas va en contra del espíritu misericordioso de Jesús y está causando estragos.

Fuente Religión Digital

El presidente de las iglesias protestantes de Suiza apoya el matrimonio para todos

Martes, 20 de agosto de 2019

gottfried-locherEl presidente de las iglesias protestantes apoya el matrimonio de parejas del mismo sexo

Gottfried Locher, presidente de la Federación de Iglesias Protestantes, está a favor del matrimonio para todos. Como todo, la homosexualidad también ha sido creada por Dios, explica a título personal. Los reformados están divididos en este tema.

Tanto el matrimonio civil como el religioso deberían ser posibles para las parejas del mismo sexo, dijo Gottfried Locher el viernes a las publicaciones alemanas de Tamedia. Según el teólogo bernés, es importante que las iglesias protestantes tomen en serio este nuevo consenso social.

El matrimonio no es una cuestión de confesión para los reformados y no forma parte de las cuestiones fundamentales de la fe.

El teólogo de 52 años cree que hay un sistema comprobado por el cual el estado define el matrimonio al cual la iglesia protestante luego da la bendición de Dios. Debemos continuar aplicando este sistema. “Si el estado se abre al matrimonio entre personas del mismo sexo, no veo por qué no debemos seguirlo”.

Protestantes divididos

 Las iglesias protestantes hasta ahora no han logrado ponerse de acuerdo sobre el tema. la Asamblea de delegados se decida el 4 de noviembre. Y según Gottfried Locher, el tema tiene el potencial de provocar una división.

Cuando se le preguntó a Line Dépraz, pastora y miembro del Consejo Sinodal vaudois, reconoce que la posición de Gottfried Locher “puede causar confusión”. Sobre el método, ella considera “tendencioso” que Gottfried Locher se exprese  a título personal desde su posición institucional: “tenía que imaginar que sus comentarios iban a ser tomados de manera institucional”.

Sobre el fondo, Line Dépraz señala que el debate en la Suiza de habla alemana sobre el tema del matrimonio entre personas del mismo sexo no es del mismo modo que en la Suiza de habla francesa. Las bendiciones de las parejas homosexuales existen allí desde hace mucho más tiempo que e este lado del Sarine, señala la pastora. Y en un cantón como Berna, de donde procede Gottfried Locher, eso no fue un problema.

Amplio apoyo al Parlamento

La apertura del matrimonio a todas las parejas sin distinción recibió un amplio apoyo durante una consulta de la Comisión Legal del Consejo Nacional que finalizó en junio. Con la excepción de la UDC, el proyecto recibió la aprobación de los principales partidos y organizaciones interesadas. Las iglesias, tanto católicas como protestantes, se mantuvieron cautelosas en su discurso.

Fuente Rts.CH

Esta es la primera pareja gay infantil de Disney

Martes, 20 de agosto de 2019

Jyrus_310Ser un niño o adolescente gay y ver con mucha normalidad como uno de los personajes de las series infantiles más vistas asume su homosexualidad con sus amigos y familiares y se enamora de un chico, y vive ese romance como sus amigos viven sus romances heterosexuales eslo que los que tenemos una cierta edad hubiéramos deseado…. Pero entonces las películas y series que producía Disney eran demasiado heteropatriarcales, eso cuando no destrozaba los cuentos infantiles…

De esta serie ya hemos hablado otras veces, se llama Andi Mack y triunfa entre el público preadolescente. Andi es la protagonista y Cyrus (Joshua Rush) uno de sus mejores amigos. Cryus ha ido descubriendo su homosexualidad y empodérandose. Se enamora de otro chico, TJ Kippen (Luke Mullen). Y es realmente tierno el momento en que se confiesa con TJ y le cuenta que es gay. A lo que su enamorado responde: «ok, genial».

La tercera temporada acaba cuando Cryus se declara a TJ, y ambos se toman la mano, mostrando así el inicio de una preciosa relación.

“Honrado de ser parte de un show tan innovador. Espero que mi personaje pueda inspirar a las personas a sentirse orgullosas de quienes son y a amar a quienes aman”, señaló al respecto el actor Luke Mullen en sus redes sociales.

Fuente Oveja Rosa

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.