Archivo

Archivo para la categoría ‘Iglesia Católica’

Celibato de Jesús y misión LGBT, con Cristóbal RH y Fernando Cordero

Martes, 16 de julio de 2024

IMG_5736Fernando Cordero y Cristóbal Rodríguez

Del blog de Xabier Pikaza:

“La tesis de Cristóbal Rodríguez es digna de ser reseñada”

Cristóbal Rodríguez Hernández, presbítero de la Iglesia de Tenerife, buen amigo, ha defendido en la U. Gregoriana de Roma su tesis doctoral “¿Cristianos de segunda categoría? Presencia de los creyentes LGBT en la Iglesia: acompañamientos e itinerarios de vida cristiana”.

Fernando Cordero, del Gobierno General de la Congregación de los Sagrados Corazones, también amigo, ha publicado en su canal You Tube, Cruzando fronteras”, una  entrevista con Cristóbal RH sobre la comunidad LGBT y su presencia en la Iglesia.

Imagen 1: Fernando Cordero y Cristóbal R. H., entrevistado sobre la tesis y el tema. La reflexión que sigue  sirve para situar bíblicamente el tema de la tesis de Cristóbal RH y está tomado de mi libro la Familia en la Biblia. 

IMG_5737Los cristianos LGBT no son toda la iglesia, pero son muy significativos. Por su forma de articular la fe y dar testimonio del Reino en un contexto con frecuencia marginado, y por el aval de la Univ. Gregoriana, la tesis de Cristóbal es digna de ser reseñada y situada en este blog. Cristóbal conoce bien mi forma de ser y pensar en la iglesia.  Hace unos años me invitó a compartir su amistad y su mesa, con el apostolado  que realiza en la parroquia de la Braña Alta, de la isla de la Palma en Canarias. Fueron para mí unos días importantes de aprendizaje y encuentro, con  alumnos y colegas,  en un contexto único de  mar y tierra,  de lava, de volcán.  Gracias, Cristóbal por todo y en especial por tu amistad.

    No quiero comentar tu tesis, ellas se comenta por sí misma,  y viene con el aval de Gregoriana, la institución de estudio y enseñanza más significativa de la iglesia romana. Sirva, además, de introducción la entrevista de Fernando Cordero, periodista amigo y colega. En este contexto para mis amigos de RD y FB adjunto aquí las páginas que siguen, tomadas de mi libro La Familia en la Biblia y de una editorial de Madrid que me ha pedido unas páginas sobre el celibato y misticismo de Jesús.

JESÚS, MÍSTICA DE  FAMILIA EUNUCO POR EL REINO

Jesús de Nazaret no cursó estudios oficiales, pero tuvo una aguda conciencia de la identidad israelita y de su tarea al servicio del Reino de Dios, a cuya llegada dedicó su vida. Fue yahvista radical, asumió las promesas de Israel (Antiguo Testamento) y quiso cumplirlas de manera radical. No se educó en una escuela de rabinos, ni en el templo de Jerusalén, sino en su familia y trabajo (fue artesano, en tiempos de grandes dificultades de subsistencia, como supone Mc 6, 4), pero un día abandonó casa y trabajo, para hacerse discípulo de Juan Bautista, compartiendo su mensaje y anunciando el juicio de Dios y la conversión.

Después se separó de Juan y comenzó a proclamar la inminencia del Reino de Dios y a preparar su llegado, escogiendo un grupo de discípulos con los que inició una fuerte “campaña” mesiánica, que le llevó a Jerusalén, donde fue ajusticiado por las autoridades del Templo y la administración romana. En ese fondo se entienden los dos apartados de este capítulo, que retoman dos elementos importantes de la vida de Jesús, en línea de familia:

  1. Eunuco por el Reino, una familia mesiánica. Para entender su proyecto debemos empezar evocando su estado social en el momento en que anunciaba su mensaje. Los evangelios le presentan como célibe, no por ascesis o compromiso de separación del mundo, sino por opción evangélica de entrega al servicio del Reino de Dios.
  2. Ruptura de familia. Ésta fue quizá su mayor ruptura (novedad): Quiso superar un tipo de familia de poder qu definía la vida y pensamiento israelita, no por afán de destrucción, sino para anunciar e iniciar el surgimiento de un nuevo modelo y camino de familia, abierta a los expulsados de aquella sociedad patriarcal.

01.- Proyecto de Reino, familia mesiánica

IMG_5727Tras haber dejado a Juan, para anunciar, provocar e iniciar el Reino de Dios, Jesús no se ocupó de sí mismo, sino de los pobres, excluidos, enfermos y hambrientos de su entorno galileo. Probablemente, se consideraba nazoreo, descendiente de David, pero eso no le situaba en un plano de de superioridad, sino que le hacía ponerse al servicio los otros, especialmente de los pobres y marginados (sin familia), a quienes anunciaba y ofrecía el Reino. En este contexto se entiende su celibato.

 Invocó a Dios Padre, y se consideró su hijo (como verdadero israelita), pero eso no le distanció o separó, sino que le unió con otros hombres y mujeres, pues se sintió llamado a compartir con ellos su camino. Vivió para los demás, como hijo de Dios, siendo hermano y amigo de los carentes de familia, de forma que tras su muerte en cruz «aquellos que antes le habían amado, no dejaron de hacerlo…» (Josefo, Ant. XVIII, 63-64). En ese contexto se entiende su celibato, como forma de ser y vivir para el Reino,  en libertad de amor y en servicio de vida para crear una fraternidad universal, a partir de los marginados, apareciendo así como eunuco por el Reino de los cielos.

Parece que fue célibe. La tradición israelita suponía que tanto el varón como la mujer debían casarse y tener hijos, pero ya Sab 3, 13‒4, 6 había incluido una alabanza al eunuco y a la mujer soltera/estéril, si eran fieles a Dios (cf. Is 56, 3-5). En esa línea, algunos movimientos judíos de origen helenista y palestino (terapeutas y esenios), habrían podido aceptar e incluso apoyar un celibato, vinculado al descubrimiento de Dios o a motivos de pureza y cercanía escatológica, pero casi siempre en clave de ascetismo “varonil” y de “nobleza” espiritual.

Pero Jesús no ha sido célibe en esa línea, por pureza o espiritualismo (huída del mundo), ni para cultivar de esa manera una “virtud” más alta, como varón liberado para el servicio de los auténticos “valores”, sino para identificarse con los pobres, en especial con aquellos que no podían crear familia estable según ley, pues no contaban con medios materiales, sociales o personales que les permitieran casarse (=mantener una casa), y así pudieron vincularle con los “eunucos” a quienes en general se acusa de “falta de hombría”.

En principio pudo haberse casado antes de hacerse discípulo del Bautista, pero la tradición no ha conservado recuerdo de ello, en un contexto donde su matrimonio no hubiera creado dificultades para la Iglesia posterior, que tuvo, sin embargo, aprietos para situar y entender la función de su madre y sus hermanos, en un contexto donde podían haberle acusado de abandonar a su esposa (abandono que iba en contra de su opción de reino, en Mc 10, 1-9).

Un texto de tradición antigua (Mc 6, 4) le presenta como artesano (tektôn), pero no conocemos su estilo de vida anterior, y el conjunto del Nuevo Testamento (cuidadoso en situar a su madre y hermanos  en la Iglesia) no ha transmitido la memoria de su esposa o de sus posibles hijos, como haría si los hubiera tenido. Un pasaje muy significativo le presenta como “eunuco por el Reino” (Mt 19, 12), en un contexto donde esa palabra tiene un carácter peyorativo.

 Eso, y su modo de vida, está indicando a, mi entender, que era célibe, no por opción espiritual (intimista), sino  por experiencia y voluntad de comunión con miles de personas que no podían mantener un tipo de familia patriarcal   y porque buscó otro tipo de comunicación donde cupieran los excluidos, solitarios, enfermos, y de un modo especial los eunucos, con las prostitutas. Su celibato no se entiende, ni tiene importancia por aislado (¡los evangelios ni lo mencionan!), sino por la forma concreta en que Jesús debió vivirlo, como expansión y consecuencia de su opción de Reino. No fue un presupuesto ni expresión de una condena de los lazos familiares (o del sexo), sino una experiencia que le vinculaba con los más pobres. No era un tipo de vida que le liberaba de las “pasiones de la carne”, ni de las ataduras que supone un tipo de familia, sino una experiencia de solidaridad con grupos y personas despreciadas de su tiempo.

Jesús fue célibe por su vinculación con los pobres sin casa  posibilidad de casamiento  y familia (leprosos, prostitutas, enfermos, abandonados), que no podían mantener una relación de vida estable, socialmente reconocida como indica su respuesta sobre  de los eunucos  que los son desde el vientre de su madre y de aquellos que han sido castrados por los hombres, comparándose con ellos, y presentando a sus discípulos como “eunucos por el Reino de los cielos” (cf. Mt 19, 12).

En su forma actual (inserto en la disputa sobre el matrimonio) ese logion o palabra puede haber sido recreada por una comunidad posterior, con tendencias ascéticas (en la línea de un celibato honorable, que permite crear una “casta” de funcionarios eficientes al servicio de la Iglesia), y así se ha entendido en parte de la tradición cristiana. Pero, en su origen, conserva un recuerdo de Jesús y de su grupo, pues su celibato (eunucato) no nació por ascesis, sino por despliegue de una afectividad no patriarcal, que le permitió vivir en solidaridad con los marginados y pobres (y en especial con los eunucos). Leer más…

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , ,

“Las mujeres seguimos siendo ‘una piedra en el zapato eclesial'”, por Consuelo Vélez.

Lunes, 15 de julio de 2024

IMG_6186

De su blog Fe y Vida:

“Sin novedad, el Instrumentum laboris para la próxima Asamblea Sinodal”

“Las mujeres, como siempre, son el complemento: para presentar a los ponentes o para dar algún “testimonio”. Pero aquello que es central y fundamental, sigue en manos del clero”

“Sabemos que en el aula sinodal hay varias mujeres que afirman que no necesitan de más apertura de la que hay. Pero las preguntas son obvias: ¿Quiénes están allí? ¿por qué fueron invitadas?”

“Es demasiado difícil que quien está ejerciendo un cargo, repiense su cargo, reconozca que hay que transformarlo y se disponga a afrontar algo nuevo”

“La iglesia institución, se mantendrá al margen de este caminar y cuando se dé cuenta, no habrá muchos que estén esperando su respuesta. Pero los que nos dedicamos explícitamente a estas reflexiones, seguimos insistiendo y empujando a ver si algún día los pasos se acompasan”

Ya se intuía que el Instrumentum laborispara la próxima asamblea en Roma en octubre 2024, del sínodo sobre la sinodalidad, no tendría mucha novedad. Y, al leerlo, se confirma la intuición. En realidad, presenta la fundamentación eclesiológica de una iglesia sinodal ante lo cual nada que añadir, haciendo los énfasis que conocemos y que ha de ponerse en práctica: más participación laical por la dignidad bautismal y un ejercicio diferente del ministerio ordenado, incluido el papado para dar un testimonio más creíble de una iglesia con participación y corresponsabilidad de todos sus miembros.

Pero hagamos algunos comentarios para seguir pensando cuál es la realidad eclesial que pretendemos reformar y lo difícil que sigue siendo. A muchas personas les llamó la atención que el documento fuera presentado sólo por clérigos. Algún periodista en esa presentación, cuestionó ese hecho, pero la respuesta fue la justificación internalizada que tienen los que coordinan el sínodo, expresado más o menos así: somos los que dirigimos esto, por eso estamos aquí. Es decir, ni siquiera pasa por sus cabezas el comenzar a romper las formas de funcionar existentes para ir concretando la sinodalidad. Las mujeres, como siempre, son el complemento: para presentar a los ponentes o para dar algún “testimonio”. Pero aquello que es central y fundamental, sigue en manos del clero.

Algo rescatable del documento, es constatar que las mujeres seguimos siendo “una piedra en el zapato eclesial” y por eso hay bastantes referencias al papel de las mujeres en la Iglesia, pero siempre dando vueltas a lo mismo: abrir espacios a las mujeres, pero “lejos” del ministerio ordenado. Y pareciera que la iglesia es consciente de que, sin abrir espacios a las mujeres, la institución eclesial no puede ser “creíble, de ahí, que justifiquen, por un lado y por otro, tal vez para convencernos, de la importancia de las mujeres y de todos los espacios que podemos ocupar, sin que sigamos insistiendo en los ministerios ordenados.

Quien sabe si esta insistencia que no se está pudiendo ocultar, logre cambiar, ojalá más temprano que tarde, esa barrera frente a la participación plena de las mujeres en la Iglesia. Veremos cómo sigue este camino. Sabemos que en el aula sinodal hay varias mujeres que afirman que no necesitan de más apertura de la que hay. Pero las preguntas son obvias: ¿Quiénes están allí? ¿por qué fueron invitadas? ¿qué puesto ya “de hecho” ocupan en la instancia eclesial? Nada que ver con la multitud de escritos y conferencias que teólogas y mujeres comprometidas con la vida eclesial dan por el mundo pidiendo esa participación plena. Pero pocas de estas voces, consiguen asomarse en esos muros vaticanos.

El documento afirma que las asambleas continentales han sido una experiencia muy positiva para las conferencias episcopales que nunca se habían reunido de esa forma. Podrían haber recogido la rica y valiosa experiencia de la iglesia latinoamericana con sus cinco conferencias episcopales. Pero no pareciera que la iglesia de este continente fuera muy relevante. Más aún, si se revisa el nombre de los integrantes de los equipos y comisiones nombrados para el sínodo y para continuar con la reflexión de los temas que el Papa considera, necesitan más estudio, la presencia latinoamericana no es muy significativa. Nuestra iglesia sigue siendo muy eurocéntrica y lo periférico es solo una pequeña “muestra”.

Viendo la constitución de las diez comisiones y su referencia a los dicasterios romanos que Francisco propuso, recordé que en los inicios del Concilio Vaticano II se pensó en encomendar a cada dicasterio romano la temática que le correspondería, facilitando la reflexión y, de esa manera, el Concilio terminaría pronto. Cuando se determinó que no fuera así, -mirándolo desde el hoy-, se constata como esa desinstalación permitió dar los frutos de ese concilio.

 Haciendo analogía con el momento actual, me pregunto si algo nuevo podrá salir de allí. Es demasiado difícil que quien está ejerciendo un cargo, repiense su cargo, reconozca que hay que transformarlo y se disponga a afrontar algo nuevo. Sinceramente, aunque no es imposible, me parece muy difícil que estas estructuras logren movilizarse y veremos, si de aquí a junio del 2025 -fecha en la que dijeron, estas comisiones darían sus resultados- alguien recuerda que se estaba estudiando y celebra sus resultados.

El documento nombra cinco veces a los “pobres” y la necesidad de escucharlos. Se refiere una vez a los migrantes y una vez la “casa común”. Pero el grito de los pobres es un “tema” para estudiar en una de las comisiones y su rostro “múltiple” no se explicita. Dice que hay que incluir a todos, pero es incapaz de nombrar a la diversidad sexual que con tantos rechazos se encuentra en la vida eclesial. Refiriéndose a las mujeres señala que hay que prestar atención al lenguaje en las imágenes bíblicas, predicaciones, catequesis, etc. Esto es muy positivo, la lástima es no decir lenguaje “inclusivo, para responder a tantos, en la sociedad y en la iglesia, que rechazan este término.

Claramente se ha explicitado que el sínodo es sobre la sinodalidad y por eso las “particularidades” se dejan para los “expertos” que las estudien en otro momento. No parece la consecuencia lógica con la etapa de escucha en la que se expresaron todas las particularidades -que son más que eso, porque son estructuras de poder que desdicen de la Iglesia- y frente a las cuáles la gente se ilusionó que fueran tratadas y se dieran respuestas adecuadas.

En fin, en la práctica, la mayoría del Pueblo de Dios no tiene mucho interés en este proceso sinodal. Independiente de lo que se diga en el centro eclesial, la gente sigue viviendo su fe y abriendo nuevos caminos para entenderla, expresarla y celebrarla. Y una vez más, la iglesia institución, se mantendrá al margen de este caminar y cuando se dé cuenta, no habrá muchos que estén esperando su respuesta. Pero los que nos dedicamos explícitamente a estas reflexiones, seguimos insistiendo y empujando a ver si algún día los pasos se acompasan. De ahí este escrito, aunque sea para decir lo difícil que resulta la reforma de la Iglesia.

Espiritualidad, Iglesia Católica , , , , ,

Carlo Acutis: Qué santidad cristiana proponemos en el siglo XXI

Sábado, 13 de julio de 2024

IMG_5886Del blog de Joseba Kamiruaga Mieza CMF “Beste aldera joan zen Jesus”:

“Seguramente por mi ignorancia, la canonización de Carlo Acutis me deja un tanto ‘perplejo’”

“No me cabe la menor duda de que Carlo Acutis era un buen muchacho y cristiano, con una personalidad y una fe aún en evolución, que probablemente intentaba llevar adelante la santidad de la vida cotidiana. Pero cierta presentación de su persona, de su vida, de su itinerario creyente en lugar de convertirlo en un modelo para el siglo XXI quizá, a mí me lo parece, sí lo proyectan décadas atrás”

“Debemos aprender a hablar de santidad hablando de humanidad y de realidad, también sin excluir, sin mutilar. No hay santidad sin asumir plenamente la realidad, con todo su peso de sombras; no se puede alcanzar la santidad sin confiar en inicios y reinicios, sin confiar en el camino, sin confiar en la vida”

“Jesús, con este discurso, nos propone en cambio un salto cualitativo para vivir en una dimensión superior, en la que siendo hijos de Dios, es decir, pertenecientes a su Reino, la justicia, la mansedumbre, la consolación y el perdón puedan convertirse en objetivos concretos de una vida nueva que logra aceptar -porque las redime con amor- todas esas limitaciones humanas que tanto nos mortifican”

“La tarea concreta del discípulo de Jesús, a la luz de las Bienaventuranzas, no es convertirse en “buenas personas“, conocedores o estudiosos de su religión, sino vivir su vida como experiencia de una realidad superior, compuesta de cosas maravillosas que constituyen precisamente la propuesta divina de bienaventuranza que surge de su ser amor por nosotros

Michael Moore: “¿Qué modelo de santidad queremos presentar y vemos ‘seductora’ y plausible para el joven de hoy?”

El 1 de julio, y tras la realización del consistorio del papa Francisco, se ha comunicado que está por determinar la fecha de la canonización del que será San Carlo Acutis. Y, pensando durante estos días en la propuesta de un modelo de santidad que es una canonización, he querido volver mi mirada a la gran imagen de la santidad que son las Bienaventuranzas que inauguran el Sermón de la Montaña y fundan el Reino de Dios.

Es una lista asombrosa, tan contraria a cómo va el mundo: los pobres de espíritu, los afligidos, los mansos, los pacificadores, los puros de corazón, los misericordiosos, los perseguidos… Y seguramente los santos canonizados se han acercado esas bienaventuranzas y han conformado la vida a ellas. Y lo han hecho en la realidad de sus días, con su humanidad, sus límites, su pensamiento, su contexto histórico y cultural. Santos, no perfectos. No sé si es útil recordar que la santidad no es propiamente perfección.

Hombres y mujeres que han vivido el tiempo que les fue dado, que también pecaron, que también tuvieron que lidiar con el mal, el de los demás, pero también el propio. Un mal vencido por el bien, un mal vencido por la gracia, un mal vencido por existencias que no son perfectas, sino progresivamente abandonadas al amor de Dios.

La santidad no es perfección

Y desde lo que voy aprendiendo en mi vida cristiana y religiosa, me detengo siempre más a menudo (ahora que estoy con personas ancianas y enfermas) que la santidad no es perfección y que hay que tener el coraje de superar ciertas apologías que hacen a los santos tan lejanos, tan únicos y tan, a veces, inhumanos. A pesar de las diferencias de vidas y épocas, los santos quizás tuvieron esto en común: la confianza en la bondad de Dios y la gratuidad de su misericordia. Y, sobre esta base, empezar de nuevo, a reconstruir, a fundar una vida nueva con grandes dosis de alternativa, y a tratar con la realidad, siendo conscientes de que para el ser humano todo pasa, mientras que para Dios todo permanece, misteriosamente, presente, redimido, sanado…, asumido porque amado y salvado.

Debemos aprender a hablar de santidad hablando de humanidad y de realidad, también sin excluir, sin mutilar. No hay santidad sin asumir plenamente la realidad, con todo su peso de sombras; no se puede alcanzar la santidad sin confiar en inicios y reinicios, sin confiar en el camino, sin confiar en la vida.

Todos los que han comentado el Evangelio de las Bienaventuranzas han intentado siempre, por todos los medios, explicar el importante y exigente discurso de Jesús; y de hecho encontramos algunos bellos comentarios que nos ayudan a descubrir todos los aspectos -incluso los más ocultos- de éste que es un verdadero cántico de santidad. Pero entonces quizá hasta resulta natural preguntarnos por qué siempre es tan difícil poner en práctica el contenido de esta enseñanza de Jesús en nuestras vidas.

¿Cómo leemos las bienaventuranzas?

sermon-on-the-mountLa respuesta a esta pregunta tal vez resida en que, a pesar de los excelentes comentarios, seguimos leyendo las bienaventuranzas con nuestra manera de ver las cosas y no con la de Dios. De esta manera, nos comportamos como si hubiéramos leído cada una de ellas al revés, por lo que se nos escapa el significado correcto y, en consecuencia, la propuesta que percibimos de estas palabras resulta demasiado dura y por tanto inaceptable.

De hecho, si pensamos que en el discurso de Jesús se afirma que es una bienaventuranza ser pobre, o estar llorando y sufriendo, o tener hambre de justicia, no estamos entendiendo el significado correcto de sus palabras y, por lo tanto, las rechazamos porque creemos que son contrarias a nuestra idea de un Dios bueno. Sin embargo, si logramos comprender que las bienaventuranzas son las enunciadas en la segunda parte de cada frase -poseer el reino de los cielos, ser consolado, alcanzar misericordia, contentarse con la justicia- entonces nuestra forma de entender será completamente trastocada y todo adquirirá un significado diferente y será hasta una invitación provocadora.

Ya no se trata de la lógica, habitual entre nosotros, que se basa en la creencia de que la compensación se obtiene de Dios gracias a las buenas obras realizadas, sino que se confirma que las palabras de Jesús son pronunciadas en la lógica del amor, hacia el cual todas las cosas humanas, incluso las más miserables y degradantes, pueden ser redimidas y elevadas, si se viven por amor.

Jesús asegura a sus seguidores que pueden ser felices, es decir, tener esa bienaventuranza que proviene de poseer el Reino de Dios, de ser consolados, de obtener misericordia y de estar satisfechos con la justicia, aunque en su experiencia humana experimenten situaciones en las que hay llanto, pobreza, sufrimiento, rechazo y falta de justicia. Lo decisivo, sin embargo, es que el objetivo de sus acciones no es simplemente disfrutar de la vida, poseer y acumular riquezas, vivir cómodamente, buscando comprensión y justicia de los demás, sino implicarse y entregarse a los demás en una lógica cuyo único principio de referencia es el amor.

Así que a la luz de estas observaciones podemos intentar preguntarnos nuevamente por qué siempre es tan difícil aceptar estas bienaventuranzas propuestas por Jesús, a pesar de que es evidente que, poniendo patas arriba la lógica de la interpretación, los objetivos que Él, el primer bienaventurado, propone para nosotros con este discurso son realmente muy importantes.

La respuesta está en el hecho de que, en su mayor parte, vivimos nuestras vidas a un nivel mucho más bajo que el de las bienaventuranzas. En este nivel todo se compara y se mide en base a objetivos mucho más limitados, con los que ahora hemos aprendido a contentarnos, sin esperar más. Son el bienestar, el poder, la riqueza, la justicia de las leyes humanas, la salud,…, y los utilizamos hábilmente como escudos para ocultarnos la miseria de nuestras limitaciones humanas de las que nos avergonzamos profundamente.

Salto cualitativo

jesus_jovenesJesús, con este discurso, nos propone en cambio un salto cualitativo para vivir en una dimensión superior, en la que siendo hijos de Dios, es decir, pertenecientes a su Reino, la justicia, la mansedumbre, la consolación y el perdón puedan convertirse en objetivos concretos de una vida nueva que logra aceptar -porque las redime con amor- todas esas limitaciones humanas que tanto nos mortifican.

La tarea concreta del discípulo de Jesús, a la luz de las Bienaventuranzas, no es convertirse en “buenas personas”, conocedores o estudiosos de su religión, sino vivir su vida como experiencia de una realidad superior, compuesta de cosas maravillosas que constituyen precisamente la propuesta divina de bienaventuranza que surge de su ser amor por nosotros.

La enseñanza que Jesús nos propone con este Evangelio, también a nosotros, las personas del tercer milenio que queremos ser sus seguidores, es intentar sentir, pensar, actuar, vivir como Él, el Bienaventurado por excelencia:

1.- Tratar de buscar nuestra mayor felicidad en el Reino de Dios, es decir, en ser hijos y herederos suyos, y así descubrir que la pobreza ya no nos asustará, porque podremos distinguir lo superfluo de lo esencial;

2.- Tratar de convertirnos en personas verdaderamente amables, para que ya no tengamos que inventar formas de defendernos de los poderosos;

3.- Tratar de practicar siempre la justicia del perdón dirigida a todos, para que ya no sintamos la necesidad de escribir leyes imperfectas que no hacen justicia a nadie;

4.- Tratar de comprometernos cada día a compartir el sufrimiento de los demás, para no tener miedo de nuestro propio sufrimiento;

5.- Tratar de ser siempre misericordiosos y dispuestos a perdonar a todos, así seremos siempre objeto de la inmensa misericordia de Dios.

Elevar una figura humana ‘a los honores de los altares‘ comporta el riesgo de ‘angelizarla’, de ‘sublimarla’, de sustraerla, por tanto, a aquellos aspectos de humanidad que le son propios, o a las consecuencias de elecciones equivocadas

Reconozco que elevar una figura humana ‘a los honores de los altares‘ comporta el riesgo de ‘angelizarla‘, de ‘sublimarla‘, de sustraerla, por tanto, a aquellos aspectos de humanidad (incluso ligados a los propios límites, a los propios defectos, a los errores personales experimentados durante la propia vida humana) que le son propios, o a las consecuencias de elecciones equivocadas que esta misma persona hizo en vida. Y entiendo que reconocer y proponer universalmente, siguiendo el camino articulado que sigue la Congregación para las Causas de los Santos, la “santidad” de un individuo significa afirmar que esta persona se encuentra ahora “en su destino“, en esa visión beatífica que en la teología cristiano-católica se realiza con el encuentro con Dios en el más allá.

¿Qué es la santidad cristiana?

jesus-woman-taken-adultery_1344951_tmbTantas veces me he preguntado qué es la santidad cristiana: ¿se trata de ser creyentes o de ser, también, creíbles? Creo que un criterio, y que a mí me ayuda, se encuentra en la invitación del Papa San Pablo VI: el mundo escucha más a gusto a los testigos que a los maestros (cf. Discurso a los miembros del “Consejo de los Laicos“, 2 de octubre de 1974). Por eso me he referido a las bienaventuranzas evangélicas, porque el Bienaventurado nos presenta a todas las personas que son testigos creíbles que el mundo necesita: hoy no menos que ayer.

Seguramente por mi ignorancia, lo confieso, la canonización de Carlo Acutis me deja un tanto ‘perplejo. En lo que yo he leído, se alaba su devoción a los sacramentos más que su aptitud para la vida social y el voluntariado; más que su asiduidad a la lectura de las Escrituras se alaba su asistencia a la Misa. También se ensalza su pasión por la informática, una cualidad muy común a su edad, tomando como ejemplo su página web dedicada a los milagros eucarísticos: hechos reconocidos hace siglos, fácilmente reinterpretados a la luz de los conocimientos médicos actuales, y que parecen, cuando menos, pintorescos a los ojos de un joven de hoy.

No me cabe la menor duda de que Carlo Acutis era un buen muchacho y cristiano, con una personalidad y una fe aún en evolución, que probablemente intentaba llevar adelante la santidad de la vida cotidiana. Pero cierta presentación de su persona, de su vida, de su itinerario creyente en lugar de convertirlo en un modelo para el siglo XXI quizá, a mí me lo parece, sí lo proyectan décadas atrás.

¿La Iglesia pide a un adolescente del siglo XXI que encarne esta idea de santidad: adorar los milagros, ir a Misa más que los demás y confesarse continuamente? No sé si se trata de pedir eso u otra cosa. Ciertamente para entender qué y cómo presentar el modelo cristiano de bienaventuranza y santidad necesitamos recalibrarnos y renovarnos en la dinámica real de los adolescentes y jóvenes de nuestro tiempo. Sólo así podremos permitir a los adolescentes y jóvenes adherirse más auténticamente a un proyecto de vida cristiana, bienaventurado y santo, propio de este kairos o quizás reinventarlo con la ayuda del Espíritu en el siglo XXI.

IMG_7332

Proyecto de fe y de vida

Ciertamente un proyecto de fe y de vida que se alimenta en la Eucaristía y que se renueva en la Reconciliación, pero que tiene otras marcadas dimensiones -una de ellas, por ejemplo, la dimensión social-: con la conciencia de que “no todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 7, 21-23).

Acabo ya. Nuestro siglo XXI también es un escenario de batallas y conflictos, de victorias para unos, de derrotas para otros, y de violencia para todos. Sin embargo, donde antes se derramó sangre, donde la historia ha tomado rumbos diferentes,…, vuelve el sol, vuelve la luz, en la serena tranquilidad de la vida que siempre renace. Porque la vida tiene una fuerza inagotable por la que siempre merece la pena despertar cada día. La santidad es, quizá, esto mismo: apostar por la vida, darse siempre una nueva oportunidad, cultivar la esperanza. Y la confianza en que la realidad exige que también se diga esto: la vida continúa.

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , , ,

“La Iglesia no puede funcionar sin sacerdotes homosexuales”; Y más reacciones al uso de insultos por parte del Papa

Sábado, 13 de julio de 2024

IMG_3363En las semanas transcurridas desde que surgieron informes sobre el uso del Papa Francisco de un insulto anti-gay, varios comentarios han tratado de entender por qué un Papa que ha sido amigable con LGBTQ, aunque de manera imperfecta, haría una declaración tan retrógrada. La publicación de hoy presenta algunos de esos comentarios.

ElThe New York Times encuestó a varios funcionarios y académicos de la iglesia para analizar esta cuestión. Varias voces identificaron las enseñanzas de la iglesia sobre la homosexualidad como el meollo del problema.

El autor Luciano Tirinnanzi, que ha escrito sobre cuestiones LGBTQ+ en la iglesia, comentó: “Hasta que cambien la ley, mientras la homosexualidad sea vista como una desviación y una enfermedad, nada cambiará bajo la cúpula de San Pedro”. Asimismo, el ex empleado del Vaticano Francesco Lepore, que es gay, dijo sobre el lenguaje sobre “desorden” y “tendencias”: “Las dificultades, las divisiones que vive la Iglesia… Todo viene de ahí”.

Otros en el informe del Times hablaron específicamente sobre sacerdotes homosexuales, una vez más en el centro de atención después de que se informó (aparentemente falsamente) que el Papa Francisco quería que se prohibiera a los hombres homosexuales asistir a los seminarios. Francis DeBernardo, director ejecutivo del Ministerio New Ways, comentó:

“‘La Iglesia católica no podría funcionar sin sus sacerdotes homosexuales. Eso es un hecho simple… [El Papa] necesita aclarar un poco mejor su mensaje porque se vuelve confuso. No ayuda a la situación. Problematiza la situación’”.

El obispo Piero Delbosco de Cuneo, Italia, rechazó la idea de que la Iglesia prohibiera por completo el sacerdocio a los hombres homosexuales, diciendo que lo que se instruye es discernir durante la formación si un seminarista puede cumplir con los votos de celibato o castidad.

El obispo Luigi Mansi de Andria, Italia, estuvo de acuerdo con Delbosco, aunque sugirió además que los hombres homosexuales podrían tener dificultades para permanecer célibes. Específicamente sobre el Papa Francisco, Mansi argumentó que las dificultades actuales se deben al trabajo multilingüe del Papa:

“Cuando hay discursos oficiales, él estudia, pero cuando habla de manera improvisada, también se le puede escapar una palabra que no es del todo ideal… Cuando habla usa términos que son una mezcla de español, argentino, italiano”.

Reuters también proporcionó un análisis sobre los comentarios del Papa. Citando a “amigos del pontífice y a los principales observadores del Vaticano”, el servicio de noticias dijo que esta última controversia “ha sido posiblemente el mayor desastre de relaciones públicas de sus 11 años de papado”, pero “no debería oscurecer su historial como un Papa reformador y amigable con LGBT”. .

Massimo Faggioli, teólogo de la Universidad de Villanova, Pensilvania, dijo a Reuters que el uso del insulto por parte de Francisco socavó el “peso” y la “credibilidad” de las declaraciones papales porque, al menos en línea, “el Papa lo redujo a un meme, una herramienta de redes sociales para que cualquiera pueda hacer bromas, algunas muy divertidas y otras de muy mal gusto”. Para Faggioli, este resultado perjudica no sólo a Francisco, sino al propio papado.

Austen Ivereigh, amigo y biógrafo del Papa, dijo que Francisco normalmente habla “muy, muy directamente” en privado, en lugar de “como un político”. Ivereigh, quien dejó en claro que “obviamente no justificaba el uso de un término ofensivo”, descartó, no obstante, las afirmaciones de que el Papa Francisco era anti-gay.

P. James Martin, SJ, autor de Building a Bridge, también defendió al Papa, diciendo a Reuters:

“La idea de que sea homofóbico no tiene sentido para mí… Su historial con las personas LGBTQ habla por sí solo. Ningún Papa ha sido mejor amigo de la comunidad LGBTQ. Mi sensación era que el Papa estaba respondiendo a una pregunta sobre cierto comportamiento en los seminarios italianos, en lugar de cerrar el sacerdocio a todos los hombres homosexuales’”.

En The Nation Michael Pettinger, un erudito católico y coeditor de Queer Christianities, vinculó al Papa con el jugador de fútbol Harrison Butker, quien pronunció un discurso de graduación sexista y anti-LGBTQ+ para el Benedictine College en mayo. El vínculo entre ambos, afirma Pettinger, no es la homofobia, sino más bien una masculinidad frágil, que también impacta las opiniones negativas de Francisco sobre las cuestiones de identidad de género y la ordenación de mujeres. El autor explica:

Esto no pretende poner a Francisco en la misma categoría que Jordan Peterson, Andrew Tate y otros aspirantes a hombres influyentes ‘alfa’ que frecuentan TikTok. Francisco tiene poca paciencia con el tipo de masculinidad dominante que representan… [Pero como] obispo entre obispos, Francisco también vive en un mundo de hombres altamente competitivos. Se nos dice que otros obispos introdujeron la palabra frociaggine en la conversación y que el pontífice simplemente se hacía eco de ellos o, como dirían los niños, igualaba su energía. Si, de hecho, esto fuera una charla de vestuario entre hermanos obispos, eso sugeriría que cualquier problema planteado por el uso de una palabra como frociaggine se extiende más allá de Francisco. Dada la oposición que ha enfrentado por parte de otros clérigos durante su pontificado, vale la pena preguntarse si simplemente no se cansó de resistir la presión…

“La masculinidad es en gran medida un estado de miedo… Tal vez el problema no sea que haya demasiada frociaggine circulando estos días. Quizás no haya suficiente”.

En The Spectator, el editor en jefe Matt McDonald entrevistó al periodista Frédéric Martel, autor de In the Closet of the Vatican, sobre los comentarios del Papa Francisco sobre los sacerdotes homosexuales. Martel no estuvo de acuerdo con las sugerencias de que el Papa es homofóbico, citando sus estrechas relaciones personales con los homosexuales, pero agrega que la comprensión de Francisco sobre la homosexualidad es anticuada y refleja los debates de finales del siglo XX durante sus años de formación, lo que lo lleva a rechazar el activismo. El periodista agregó:

“Al mismo tiempo, Francisco también tiene razón, porque entiende claramente que el Vaticano es estructuralmente gay. No se trata de un lobby o una red, sino de un gobierno sociológico: la Iglesia ha reclutado durante mucho tiempo principalmente a homosexuales y gradualmente, a través de muchos canales, ha ido dejando de lado a los heterosexuales que se van para casarse o son marginados debido a un entorno claramente homoerótico…

“Para entender al Papa y sus repetidos comentarios recientes, debemos hacer un trabajo contrario a la intuición. No creo que Francisco sólo esté criticando la dominación gay en el Vaticano (la mayoría de los sacerdotes, obispos y cardenales tienen tendencias homosexuales incluso cuando son castos en Roma), sino sobre todo el hecho de que su oposición es en gran medida gay… Adoptó la regla sociológica de mi libro: “cuanto más homofóbico es un cardenal en público, más probable es que sea homosexual en privado”. Esta es, para mí, la clave de los comentarios de Francisco…”

En America, el editor de poesía fr. Joe Hoover, SJ, escribió sobre cómo ha evolucionado su comprensión del Papa con los altibajos del mandato de Francisco; más recientemente, no solo sobre las personas LGBTQ+, sino también sobre las mujeres diáconos, la guerra en Ucrania y las críticas a los tradicionalistas.

Hoover señala que escribió cuatro borradores del ensayo que finalmente publicó. El primer borrador buscaba “denunciar al Papa por sus indiscreciones verbales”, mientras que en el segundo afirmaba que estaba “ofendido y perturbado” por el “increíble” uso de un insulto por parte del Papa. Escribió el tercer borrador desde la perspectiva de “un fiscal que reúne pruebas, todo para pintar una imagen clara de un Francisco que es casi una bula pontificia en una cacharrería, insensible a las formas en que sus palabras y acciones han perturbado y herido. gente.”

Luego, en el cuarto y último borrador, Hoover reconoce que “un Papa es imperfecto, y yo también”. Francisco “va a decir cosas inapropiadas ‘espontáneamente‘” y es poco probable que cambie. Aceptar esta comprensión reorientó a Hoover hacia Cristo, lo que lo llevó a concluir:

“Resumir a una persona por la historia de sus errores humanos simplemente no es una forma honesta de ver su vida. De hecho, el Papa ha cambiado el tono y la manera de acercarse a la comunidad LGBT. De hecho, el Papa ha pronunciado palabras que han sido un bálsamo de misericordia una y otra vez para millones de personas durante más de 11 años. Ha sido una de las voces más importantes y creíbles del mundo contra el cambio climático. El Papa Francisco ha abogado por los refugiados, los pobres, los marginados, los abandonados en una sociedad “desechable”…

“Al fin y al cabo, el bien que hace el Papa Francisco no quedará eclipsado por estos tristes comentarios. Todavía será recordado como una voz de misericordia y esperanza para la gente de todo el mundo”.

AJ McDougall del Daily Beast ofreció una breve oración irónica sobre el asunto: “Dios conceda al Papa Francisco la serenidad para dejar de usar insultos homofóbicos en compañía educada”.

—Robert Shine (él/él), New Ways Ministry, 4 de julio de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , ,

En Alemania, obispo y católico no binario dan una homilía conjunta en una reunión de líderes

Viernes, 12 de julio de 2024

Präsidium des Synodalen Ausschusses mit (v.n.r.) Person Mara Klein, Bischof Georg Bätzing, Vorsitzender der Deutschen Bischofskonferenz (DBK); Irme Stetter-Karp, Präsidentin des Zentralkomitees der deutschen Katholiken (ZdK); und Peter Kohlgraf, Bischof von Mainz; zu Beginn der zweiten Sitzung des Synodalen Ausschusses am 14. Juni 2024 in Mainz.

 Presidium del Comité sinodal con Mara Klein,  obispo Georg Bätzing, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana (DBK); Irme Stetter-Karp, presidenta del Comité Central de los Católicos Alemanes (ZdK); y Peter Kohlgraf, obispo de Maguncia; al comienzo de la segunda reunión del Comité sinodal el 14 de junio de 2024 en Maguncia.

En Alemania, una persona católica no binaria y un obispo ofrecieron una homilía conjunta como parte de las reuniones del proceso sinodal en curso en el país. La publicación de hoy incluye esta noticia y más novedades de la iglesia alemana.

Obispo y católico no binario ofrecen homilía de diálogo

En junio, el Comité Sinodal de Alemania, que tiene la intención de continuar el trabajo del proceso del Camino Sinodal altamente positivo para LGBTQ de la iglesia alemana que concluyó el año pasado, celebró su segunda reunión. Los 64 miembros incluían tanto a líderes laicos como a la mayoría de los obispos de Alemania. Durante una misa del segundo día, el obispo de Maguncia, Peter Kohlgrad, y Mara Klein, una católica no binaria que representó a los jóvenes durante el Camino Sinodal y posteriormente fue votada para formar parte del Comité Sinodal, ofrecieron una homilía de diálogo. Katholisch.de informó (a través del Traductor de Google):

Con respecto al texto del Evangelio de Mateo, [Kohlgraf] dijo que era importante soportar el hecho de que el “sí” y el “no” estaban uno al lado del otro. Mara Klein destacó que aún queda mucho por aprender. “Un sí a la sinodalidad es también un sí al movimiento, a la incertidumbre, a la ambigüedad, al conflicto y a la irritación”, dijo Klein, quien, como persona no binaria, forma parte del presidium del Comité sinodal, al igual que Kohlgraf. “Yo y muchos otros somos evidencia de una realidad que se desvía de la teoría”, admitió Klein. ‘Eso sería cierto incluso si yo no fuera parte del Comité sinodal, que incluso desde una perspectiva romana sólo obtendría un “sí” y un “no” con un mal presentimiento, y tal vez [Roma] preferiría que no fuera posible. De este modo.'”

El proceso del Camino Sinodal terminó con resoluciones pro-LGBTQ+ que pedían a la iglesia admitir personas transgénero y no binarias en todos los ministerios de la iglesia, revisar las enseñanzas sobre sexualidad y bendecir a las parejas del mismo género, entre muchas otras reformas deseadas. Las cuestiones LGBTQ+ también se plantearon durante la reunión del Comité Sinodal de esta primavera. Un miembro, el P. Werner Otto dijo que las reformas de la iglesia alemana ya estaban teniendo un impacto positivo y dijo que conocía a dos hombres homosexuales y a una persona trans que habían regresado a la iglesia.

Y la presencia de Klein en el comité directivo de cuatro miembros del Comité Sinodal, junto con Kohlgraf, el obispo Georg Bätzing, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, e Irma Stetter-Karp, jefa del Comité Central de los Católicos Alemanes, es un avance más. (Mañana, Bondings 2.0 informará sobre una entrevista más extensa que dio Mara Klein. Para leer las contribuciones anteriores de Klein a Bondings 2.0, haga clic aquí.)

Sin embargo, los avances para la reforma de la iglesia en Alemania siguen en peligro, ya que el Vaticano continúa expresando preocupación de que el Comité Sinodal y otras iniciativas puedan colocar a los laicos en paridad con los obispos en lo que respecta a la toma de decisiones. Al menos cuatro obispos alemanes boicotearon el trabajo del Comité. Está en curso una serie de conversaciones de alto nivel entre líderes del Vaticano y obispos alemanes.

Defensores LGBTQ+ piden al obispo que se retire de la conferencia

#OutInChurch, que representa a los trabajadores eclesiásticos LGBTQ+ en Alemania, ha pedido al obispo de Dresde, Heinrich Timmerevers, que se retire de una conferencia cristiana, Unum24, debido a los oradores anti-LGBTQ+. En caso contrario, el grupo pide al obispo que al menos utilice su presencia “para enviar explícitamente una señal contra el abuso espiritual, el odio y la discriminación”. Los oradores programados en Unum24 incluyen a un predicador nacionalista cristiano estadounidense y otros reaccionarios. Según Katholisch.de (a través del Traductor de Google):

“[El] obispo de Dresde se apega a su participación: ‘El obispo Timmerevers celebrará allí el servicio católico el domingo y pronunciará el sermón; Más allá de eso, no está prevista ninguna otra contribución por su parte”, afirmó el martes la diócesis de Dresde-Meissen en respuesta a una solicitud de katholisch.de…

“La conferencia tendrá lugar en Munich del 20 al 23 de junio, al mismo tiempo que el Christopher Street Day [un evento del Orgullo]… Los activistas, incluido ‘OutInChurch’, temen que ‘la conferencia pueda provocar ataques durante el Día de Christopher Street’.

“La alianza ‘#noUNUM24’ quiere manifestarse contra la conferencia y, según sus propias declaraciones, ‘no permitirá que tal evento tenga lugar sin oposición’. Piden a la ciudad de Múnich que “no proporcione espacio ni plataforma para los extremistas de derecha y la misantropía”.

La Diócesis de Trier se compromete a ampliar el alcance LGBTQ+

La Diócesis de Trier está planeando ampliar el alcance para “personas que no se identifican con el espectro heteronormativo”, según la jefa del Grupo de Trabajo Queer de la diócesis, Ulrike Laux. La diócesis de Trier ya tiene varias iniciativas LGBTQ+, incluidos servicios de oración en la catedral dirigidos por el obispo Stephan Ackermann y la colaboración con otros grupos cristianos LGBTQ+ y organizaciones seculares. Según Katholisch.de (a través del Traductor de Google):

“[E] aquí hay ofertas sensibles a los homosexuales en numerosos lugares; estos se agruparán más estrechamente en el futuro. Para ello colaborarán participantes de escuelas, guarderías, escuelas técnicas de educación social, centros juveniles, pastoral y asociaciones. Un mapa en línea pretende proporcionar una visión general rápida de qué programas y personas de contacto se pueden encontrar y dónde”.

En abril, el obispo Ackermann codirigió un servicio ecuménico de solidaridad con la comunidad LGBTQ+, que describió como, en parte, una “confesión pública” de cómo la iglesia ha maltratado a las personas queer. Una década antes, en 2014, Ackermann pidió a la iglesia que reconsiderara sus enseñanzas sobre la homosexualidad, incluido el reconocimiento de los aspectos positivos de las parejas del mismo sexo.

El Decanato de Colonia celebra el Orgullo

Por primera vez, los líderes de la iglesia del decanato de la ciudad de la Arquidiócesis de Colonia se unieron a las celebraciones del Día de Christopher Street, que marca el Orgullo en Alemania durante el mes de julio. Katholisch.de informó (a través del Traductor de Google):

Está prevista, entre otras cosas, una mesa redonda titulada “Dios se encuentra con los gays”… También habrá una proyección de película y un programa escénico. También participan las artistas drag Cassy Carrington y Julie Voyage.

“‘Como cristianos, compartimos plenamente el lema del Orgullo de Colonia: “Por los derechos humanos, muchos. Juntos. ¡Fuerte!Porque para nosotros, todos y cada uno de nosotros somos un ser único creado, amado y bendecido por un Dios amoroso”, afirmó el decanato de la ciudad al justificar su participación.

—Robert Shine (él/él), Ministerio New Ways, 5 de julio de 2024

Fuente New Ways Ministry

Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Nuevo documento del Sínodo ofrece esperanza para las cuestiones LGBTQ+: algunos extractos

Jueves, 11 de julio de 2024

IMG_6119Instrumentum laboris‘ del Sínodo de la Sinodalidad: Un documento ‘aguado’ pero que deja (afortunadamente) alguna puerta entreabierta

***

Hollerich: “El Sínodo no ha planteado la ordenación de las mujeres, porque no se la ha planteado todo el mundo”

***

Anteayer, el Vaticano publicó el último documento de trabajo para el Sínodo sobre la Sinodalidad, un texto que guiará la segunda y última sesión de la Asamblea General del sínodo, que se celebrará en Roma en octubre. Aunque el documento, conocido como Instrumentum Laboris, no contiene ninguna mención específica de las cuestiones LGBTQ+, la visión que defiende y los planes que establece podrían beneficiar enormemente la justicia y la igualdad en la iglesia para las personas LGBTQ+.

La publicación de hoy proporciona más antecedentes y luego una colección de extractos de documentos que son directamente relevantes para cuestiones LGBTQ+. (Para conocer la reacción del New Ways Ministry sobre por qué el documento abre las puertas a una mayor inclusión LGBTQ+, haga clic aquí).

El  Instrumentum Laboris (IL), como se conoce al documento de trabajo, se titula “Cómo ser una Iglesia sinodal misionera”. El texto se divide en tres partes: una sección de introducción y fundamentos, secciones principales sobre “Relaciones”, “Caminos” y “Lugares” y una conclusión. En sus aproximadamente treinta páginas, el IL se centra en las prácticas y estructuras de una iglesia sinodal, pasando por alto casi por completo cualquier tema específico planteado en los últimos tres años, incluido el género y la sexualidad. La única excepción es una parte del documento dedicada a la participación y el liderazgo de las mujeres en la iglesia.

Los temas del IL, sin embargo, son un terreno fértil para realizar cambios significativos para una iglesia inclusiva. La pregunta orientadora del documento es: “¿cómo puede concretarse la identidad del Pueblo de Dios sinodal en misión en las relaciones, caminos y lugares donde se desarrolla la vida cotidiana de la Iglesia?”

Una respuesta parcial que se repite en todo IL es construir una iglesia que responda al deseo de la gente de una iglesia donde cada persona sea bienvenida, capaz de participar y acompañada con amor. De manera similar, el documento enfatiza temas de correcta relación, diálogo, encuentro, respeto a la diversidad y búsqueda de la justicia social. A continuación se presentan once extractos que ejemplifican estos temas y propuestas que podrían ayudar en el ministerio LGBTQ+:

1. Escuchando las voces de los católicos excluidos: “En cada etapa del proceso surgió el deseo de ampliar las posibilidades de participación y ejercicio de la corresponsabilidad de todos los bautizados, hombres y mujeres, en la variedad de sus carismas, vocaciones y ministerios. Este deseo apunta en tres direcciones… El tercero es reconocer y transformar el dolor que evoca la no participación de tantos miembros del Pueblo de Dios en este camino de renovación eclesial y de la lucha de la Iglesia por vivir bien las relaciones entre hombres y mujeres, entre las generaciones, y entre personas y grupos de diferentes identidades culturales y condiciones sociales, especialmente aquellos empobrecidos y excluidos. Esta debilidad en reciprocidad, participación y comunión sigue siendo un obstáculo para una renovación plena de la Iglesia en un sentido sinodal misionero”. (12)

2. La falta de acogida es una preocupación global:El camino recorrido hasta ahora ha llevado al reconocimiento de que una Iglesia sinodal es una Iglesia que escucha, es capaz de acoger y acompañar, y es percibida como hogar y familia. En todos los continentes surge una necesidad respecto de las personas que, por diferentes motivos, están o se sienten excluidas o marginadas de la comunidad eclesial o que luchan por encontrar en ella el pleno reconocimiento de su dignidad y sus dones. Esta falta de acogida les hace sentirse rechazados, obstaculiza su camino de fe y de encuentro con el Señor y priva a la Iglesia de su contribución a la misión”. (33)

3. Construir ministerios formales de inclusión: “Parece apropiado crear un ministerio de escucha y acompañamiento reconocido y debidamente instituido, que haga de este rasgo característico de una Iglesia sinodal una realidad duradera y tangible. Se necesita una “puerta abierta” de la comunidad, que permita a las personas entrar sin sentirse amenazadas o juzgadas. Las formas de ejercicio de este ministerio deberán adaptarse a las circunstancias locales según la diversidad de experiencias, estructuras, contextos sociales y recursos disponibles. Esto abre un espacio para que el discernimiento tenga lugar a nivel local, con la participación de las Conferencias Episcopales nacionales o continentales. Sin embargo, la presencia de un ministerio específico no significa reservarse el compromiso de escuchar únicamente a estos ministros. Al contrario, tiene un carácter profético. Por un lado, subraya que la escucha y el acompañamiento son una dimensión ordinaria de la vida de una Iglesia sinodal, que involucra de diferentes maneras a todos los bautizados y en la que todas las comunidades están invitadas a crecer; por otro lado, nos recuerda que la escucha y el acompañamiento es un servicio eclesial, no una iniciativa personal, cuyo valor así se reconoce. Esta conciencia es un fruto maduro del proceso sinodal”. (34)

4. La conciencia como indispensable en el discernimiento: “El punto de partida de todo discernimiento eclesial es la escucha de la Palabra de Dios… Dios habla a la comunidad en la liturgia, lugar preeminente para interpretar lo que el Señor dice a su Iglesia. Dios habla a través de la Iglesia, Madre y Maestra, a través de su Tradición viva y sus prácticas, incluidas las de la piedad popular. Dios continúa hablando a través de los acontecimientos en el espacio y el tiempo, siempre que sepamos discernir su significado. Además, Dios se comunica con su Pueblo a través del mundo natural, cuya existencia misma nos señala la obra del Creador, lleno de la presencia del Espíritu Santo, que da vida. Finalmente, Dios habla en la propia conciencia de cada uno, que “es el centro y santuario más íntimo de la persona, en el que está a solas con Dios, cuya voz resuena en ella” (GS 16). Un discernimiento auténtico no puede descuidar ninguno de estos canales de comunicación divina”. (61)

5. Responsabilidad ante la comunidad: “Las opciones procesales concretas [de discernimiento], en su variedad, deben ser consistentes con los requisitos de una metodología teológica sinodal subyacente. Con base en la experiencia del proceso sinodal, es posible identificar algunos elementos clave, incluida la necesidad de (a) una vida de oración personal y comunitaria, incluida la participación en la Eucaristía; (b) una adecuada preparación personal y comunitaria, basada en la escucha de la Palabra de Dios y de la realidad; (c) escucha respetuosa y profunda de la palabra de cada persona; (d) la búsqueda del consenso más amplio posible, no encontrando el mínimo común denominador, sino desbordando, apuntando a lo que más “hace arder los corazones” (cf. Lc 24,32); y (e) si bien el consenso debe ser formulado por quienes conducen el proceso, debe ser devuelto a todos los que participaron, para que puedan verificar su representación en esa formulación”. (63)

6. Las ciencias como compañeras necesarias:El discernimiento se produce siempre ‘con los pies en la tierra’, es decir, dentro de un contexto concreto, consciente de sus particularidades y complejidades. Por lo tanto, el discernimiento sólo puede beneficiarse de la contribución analítica de las diversas ciencias humanas, sociales y administrativas relevantes para el tema en cuestión. Esto no significa que la experiencia técnica y científica tenga la última palabra; tal enfoque constituiría una deriva tecnocrática. Más bien, el objetivo es “proporcionar una base concreta para el itinerario ético y espiritual que sigue” (LS 15). Por lo tanto, se debe dar a estas formas de experiencia la oportunidad de ofrecer su importante contribución sin dominar otras perspectivas”. (64)

7. Toma y toma de decisiones ampliamente participativa: “’En la Iglesia sinodal toda la comunidad, en la libre y rica diversidad de sus miembros, está llamada a orar, escuchar, analizar, dialogar, discernir y ofrecer consejos sobre la gestión pastoral. decisiones que correspondan lo más fielmente posible a la voluntad de Dios» (CCI 68). Esta declaración debe aplicarse decididamente. Es difícil imaginar una forma más eficaz de promover una Iglesia sinodal que la participación de todos en los procesos de toma de decisiones. Esta participación se da a partir de una responsabilidad diferenciada que respeta a cada miembro de la comunidad y valora sus respectivas habilidades y dones de cara a una decisión compartida”. (67)

8. Empoderar a las Iglesias locales para actuar: “Corresponde a las Iglesias locales implementar cada vez más todas las posibilidades de dar vida a procesos de toma de decisiones auténticamente sinodales que se adapten a las especificidades del contexto. Se trata de una tarea de gran importancia y urgencia, ya que de ella depende en gran medida la realización exitosa del Sínodo. Sin cambios tangibles, la visión de una Iglesia sinodal no será creíble. Esto alejará a aquellos miembros del Pueblo de Dios que han sacado fuerza y esperanza del camino sinodal. Esto se aplica muy especialmente a la participación efectiva de las mujeres en los procesos de redacción y toma de decisiones, como se pide en muchas de las contribuciones recibidas de las Conferencias Episcopales”. (71)

9. Transparencia y rendición de cuentas, incluso para los trabajadores de la Iglesia: “Si la Iglesia sinodal quiere ser acogedora, entonces la rendición de cuentas y la transparencia deben estar en el centro de su acción en todos los niveles, no sólo en el nivel de autoridad. Sin embargo, quienes ocupan puestos de autoridad tienen una mayor responsabilidad en este sentido. La transparencia y la rendición de cuentas no se limitan al abuso sexual y financiero. También deben preocuparse por los planes pastorales, los métodos de evangelización y cómo la Iglesia respeta la dignidad de la persona humana, por ejemplo en lo que respecta a las condiciones de trabajo dentro de sus instituciones”. (76)

10. Garantizar la diversidad en los órganos eclesiales:De manera similar, se debe prestar atención a la composición de estos órganos [p. ej. consejos parroquiales y diocesanos] para fomentar una mayor participación de las mujeres, los jóvenes y quienes viven en condiciones de pobreza o marginación en la composición de estos órganos. Además, como subrayó la Primera Sesión, es fundamental que estos órganos incluyan a hombres y mujeres comprometidos a dar testimonio de la fe en las realidades ordinarias de la vida y en sus contextos sociales, con reconocida disposición apostólica y misionera (cf. SR 18d), y no sólo aquellos involucrados en la organización de la vida y los servicios de la comunidad. De este modo, el discernimiento eclesial llevado a cabo por estos órganos se beneficiará de una mayor apertura y capacidad de análisis de la realidad y de una diversidad de perspectivas”. (93)

11. Descentralizar los esfuerzos de reforma:Adoptar un estilo sinodal nos permite superar la idea de que todas las Iglesias necesariamente deben avanzar al mismo ritmo en todos los temas. Por el contrario, las diferencias de ritmo pueden valorarse como una expresión de diversidad legítima y una oportunidad para el intercambio de regalos y el enriquecimiento mutuo. Para poder realizarse, este horizonte debe materializarse en estructuras y prácticas concretas. Responder a la pregunta “¿Cómo ser una Iglesia sinodal en misión?” requiere identificar y promover tales estructuras y prácticas”. (95)

Los únicos dos temas específicos mencionados en el documento son el género y el abuso sexual. No se abordan las cuestiones de identidad de género y diversidad de género. Sin embargo, hay una insistencia en un binario de sexo masculino/femenino en los llamados a ampliar los roles de las mujeres en la iglesia, que se basan en gran medida en un lenguaje esencialista de género. El IL afirma claramente que la cuestión de la ordenación de mujeres diáconos no se discutirá en la asamblea de octubre, y que la cuestión de la participación de las mujeres será estudiada por el Dicasterio para la Doctrina de la Fe.

Este último documento de trabajo se desarrolló a partir de informes presentados por organismos episcopales, dicasterios vaticanos, uniones internacionales de religiosos, una reunión internacional de sacerdotes, grupos de trabajo del Sínodo y “los testimonios de experiencias y buenas prácticas recibidos de todo el mundo y las observaciones de casi doscientos grupos”. Al preparar el documento de trabajo, las voces de los católicos LGBTQ+ y aliados como tú se escucharon en el Vaticano. New Ways Ministry presentó un informe del sínodo basado en conversaciones espirituales celebradas esta primavera a la Secretaría General del Sínodo y otros líderes de la iglesia. El informe reconoció “las formas nuevas y renovadas en que los católicos LGBTQ+ y sus aliados han respondido una vez más a la invitación del Papa Francisco de caminar juntos por el camino sinodal” y encontró una “esperanza LGBTQ+ persistente para el sínodo”. El informe del Sínodo del New Ways Ministry, disponible aquí, fue presentado a la Secretaría General para el Sínodo esta primavera. Obispos, clérigos y religiosos, teólogos y otros académicos recibieron estos materiales y crearon el nuevo IL. En los próximos meses se espera un nuevo documento sobre los fundamentos teológicos de la sinodalidad.

Mientras los católicos anticipan la asamblea final de octubre de 2024 para este proceso sinodal, la guía del IL sugiere que el cambio ya está en marcha, y hay esperanza de que cuestiones desconcertantes, como la inclusión LGBTQ+, puedan abordarse fructíferamente en el futuro:

“Entre los logros del proceso hasta ahora podemos incluir haber experimentado y aprendido un método para abordar las cuestiones juntos, en el diálogo y el discernimiento. Todavía estamos aprendiendo cómo ser una Iglesia sinodal misionera, pero es una tarea que hemos aprendido y que podemos emprender con alegría”.

Esta semana, Bondings 2.0 brindará una cobertura continua sobre el nuevo documento de trabajo del Sínodo, su recepción  y cómo podría afectar las cuestiones LGBTQ+ en la iglesia, comenzando con el siguiente comunicado. Para leer la declaración del New Ways Ministry sobre por qué el documento podría abrir puertas para una mayor inclusión, haga clic aquí.

Una declaración de Francis DeBernardo, director ejecutivo del Ministerio New Ways:

Incluso sin una mención específica de las cuestiones LGBTQ+, el último documento de trabajo para el Sínodo sobre la Sinodalidad abre la puerta a una mayor inclusión en la Iglesia Católica, si los católicos se comprometen a vivir su visión.

En lugar de brindar respuestas a las muchas preguntas prácticas e inmediatas planteadas por los católicos en los últimos tres años, el documento de trabajo se centra en los métodos y procesos que la Iglesia debe emplear para discernir mejor esas respuestas mediante la participación de todos. Si este enfoque se implementa sinceramente, especialmente por parte de los líderes de la Iglesia, se logrará la igualdad LGBTQ+.

¿Por qué hay promesa? El documento de trabajo apunta a una iglesia de diálogo, con el Pueblo de Dios en su totalidad, junto con la comunidad científica, y receptiva a los contextos y culturas locales. El Vaticano II buscó ese diálogo, pero la Iglesia nunca había establecido guías y métodos para facilitar tal apertura y participación.

El nuevo documento pide formas prácticas para que los miembros de la iglesia dialogen y caminen juntos, como énfasis en escuchar y consultar, formación de miembros más colaborativos del clero, atención al contexto y lugar de una comunidad, permitir la diversidad de prácticas en un iglesia global unificada y apertura a los conocimientos de la ciencia. Si se llevan a cabo todas estas reformas, surgirá una iglesia renovada con mayor justicia e igualdad para las personas LGBTQ+.

La Asamblea General del Sínodo en octubre de 2024 es un momento para vivir tales reformas. Las conversaciones allí deben continuar suscitando el insistente y repetido deseo de los católicos de una bienvenida más amplia a las personas LGBTQ+. Las preguntas sobre cómo brindar un ministerio pastoral apropiado, borrar el lenguaje dañino de los documentos de la iglesia y revisar la enseñanza de la iglesia para brindar a las personas LGBTQ+ plena igualdad en la iglesia y acceso a todos los sacramentos necesitan atención urgente. Son una prueba de fuego sobre cómo la iglesia puede vivir sinodalmente.

Tales reformas pueden proporcionar “odres nuevos” para la iglesia, pero, como advierte el Evangelio, estos odres nuevos no se pueden llenar con vino viejo, o reventarán (Lucas 5:37-39). Los delegados a la asamblea deben hablar con valentía e insistente sobre las experiencias y esperanzas de las personas católicas LGBTQ+, encontrando formas creativas de discutir cuestiones de género y sexualidad dentro del marco dado. Los fieles católicos han estado orando por tales cambios durante las últimas cinco décadas –y con renovado fervor particularmente durante el proceso sinodal– y esperan ver al menos algún movimiento en una dirección positiva. Puede que el cambio no se produzca rápidamente, pero hoy hay más esperanzas de que se produzca.

Resolver el estancamiento en las cuestiones LGBTQ+ beneficia a más de una comunidad marginada. Para muchos católicos, la credibilidad y sostenibilidad de este proceso sinodal está ligada a si la asamblea de octubre evita el enfoque desastroso de las cuestiones LGBTQ+ en la asamblea del año pasado. Como dice el documento de trabajo, “Cuando los miembros de la Iglesia se dejan llevar por el Espíritu del Señor hacia horizontes que antes no habían vislumbrado, experimentan una alegría inconmensurable”. Con suerte, el Sínodo sobre la Sinodalidad ayudará a todo el Pueblo de Dios a avanzar hacia el horizonte de justicia e igualdad para las personas LGBTQ+ donde ciertamente hay una alegría inconmensurable.

—Francis DeBernardo, Ministerio New Ways, 9 de julio de 2024

—Robert Shine (él/él), New Ways Ministry 10 de julio de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Iglesia Católica , , , , ,

El docente de las terapias de conversión sexual presidió 17 años la Asociación Católica de Maestros de Valencia

Jueves, 11 de julio de 2024

IMG_6073Federico M. V. imparte una charla organizada por la Asociación Católica de Maestros de València del que fue presidente durante 17 años / Fuente

Federico M. V. dirige el Centro de Orientación Familiar de la Diócesis (COF) ‘Mater Misericordiae‘ de València

El Centro de Orientación Familiar de la Diócesis (COF) ‘Mater Misericordiae‘ de València está vinculado al Secretariado para la Defensa de la Vida del Arzobispado en el que participa Hazte Oír

Forjado en el activismo ultraconservador durante la etapa del Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, Federico M. V. también fue secretario de la Federación de Educación y Desarrollo en Libertad

El arzobispado matizó que el COF no es un organismo oficial de la Diócesis sino una asociación pública de fieles, que tiene sus propios estatutos

(El Diario.es).- Federico M. V., un profesor de inglés del colegio Madre Josefa Campos de Alaquàs (València), centro educativo concertado, está en el ojo del huracán por sus supuestas terapias de conversión sexual de personas LGTBI a alumnos de apenas 11 años. La Conselleria de Educación, tras un informe de la inspección educativa, ha denunciado los hechos ante la Fiscalía. Federico M. V. dirige el Centro de Orientación Familiar de la Diócesis (COF) ‘Mater Misericordiae‘ de València, un ente que cuenta con una quincena de voluntarios, entre orientadores familiares, psicólogos, pedagogos, trabajadores sociales, enfermeros, médicos y juristas, y con el consejero Juan Andrés Talens, reverendo director del Secretariado para la Defensa de la Vida del Arzobispado.

Esta última entidad está vinculada, entre otras organizaciones ultraconservadoras, a la plataforma Hazte Oír, ligada a El Yunque según un informe de la Conferencia Episcopal. El COF está situado en el Antiguo Convento del Corpus Christi de València, en la avenida de Guillem de Castro. El Arzobispado de València también ha abierto una investigación, a pesar de que se desvincula de la entidad. El docente no ha contestado las llamadas y los mensajes de elDiario.es.

Se trata de una asociación de confesión católica cuyo representante es Federico M. V., según los datos del Ministerio de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes. El profesor fue, durante 17 años, presidente de la Asociación Católica de Maestros de València, centrada en la “formación integral y permanente” de los docentes, a cuyos miembros facilita “los medios necesarios para que puedan ejercer las responsabilidades propias de su profesión desde una perspectiva humana y cristiana”.

 Forjado en el activismo ultraconservador durante la etapa del Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, Federico M. V. también fue secretario de la Federación de Educación y Desarrollo en Libertad. Un cargo desde el que advertía del “peligro” de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía y de Educación Sexual impartidas a alumnos de las etapas de primaria y secundaria, con unas edades en las que los niños “son especialmente vulnerables”. La Asociación Católica de Maestros de València tampoco ha contestado las llamadas de este diario.

En una charla organizada por la Asociación Católica de Maestros de València, el docente aseguraba que “el centro del hogar es la mujer” y destacaba la “etapa clave” de los niños a partir de los 12 años para “asentar” su identidad. Precisamente se trata de la edad a partir de la cual, según ha destapado el diario Levante-EMV, el docente ofrecía supuestamente a algunos de sus alumnos las terapias de conversión sexual que la Conselleria de Educación ha denunciado ante el Ministerio Fiscal.

En la denuncia, cuatro exalumnos aseguran que el profesor les sometió a terapias de conversión sexual. Uno de ellos expone que ese docente “le ofreció una pastilla para curar la homosexualidad”. La ley autonómica de igualdad de las personas LGTBI, aprobada durante la etapa del Pacte del Botànic, prohíbe este tipo de terapias, encuadradas en infracciones muy graves con sanciones de 60.001 a 120.000 euros.

IMG_6076

Reunión de mons. Benavent con el equipo del Centro de Orientación Familiar “Mater Misericordiae” /(A.Saiz/AVAN)/ Fuente

El equipo del COF de València se reunió el pasado 8 de febrero con el arzobispo de València, Enrique Benavent, para presentarle la labor de la entidad, que ha atendido a 350 personas desde su creación en 2014, según indicó Federico M. V. El profesor de inglés destacó los dos “pilares clave” de la entidad: la “confidencialidad y la gratuidad absolutas”.

 La entidad ofrece un “hospital de campaña que acoge y acompaña los sufrimientos de muchas personas y les da una respuesta adecuada a nivel profesional pero también desde el magisterio y la maternidad de la Iglesia, que sana los corazones y las heridas y ofrece la oportunidad de una vida nueva”, según el director del COF diocesano. Sin embargo, el arzobispado matizó que el COF no es un organismo oficial de la Diócesis sino una asociación pública de fieles, que tiene sus propios estatutos.

Por otro lado, el colectivo Verdad y Libertad también organizaba desde 2013 unos polémicos cursos para “sanar” la homosexualidad en, al menos, tres centros religiosos de València, según informó este periódico

Fuente Religión Digital/Asturias Laica

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Cinco exalumnos de un colegio concertado de València denuncian haber sufrido terapias de conversión sexual

Miércoles, 10 de julio de 2024

IMG_6028IMG_6030La Generalitat Valenciana denuncia a Fiscalía presuntas terapias de conversión sexual en un colegio valenciano

La dirección del colegio Madre Josefa Campos de Alaquàs asegura que “desconocía los hechos” e Inspección de Educación ya ha abierto un expediente para investigarlos.

El Arzobispado investigará los hechos y el Colegio promete que expulsará al profesor de confirmarse los hechos.

Italia, el ‘paraíso’ de las terapias de conversión gay que promueve la Iglesia

La Federación Estatal LGTBI+ y otra decena de ONG europeas exigen a la UE que prohíba las terapias de conversión

Cinco exalumnos del centro educativo concertado Madre Josefa Campos (Alaquàs) han denunciado a un profesor ante la inspección educativa de la Conselleria de Educación, Universidades y Empleo de la Generalitat valenciana tras haber sido víctimas de terapias de conversión. Los casos denunciados datan de hace al menos siete años, cuando los alumnos iniciaban la etapa escolar de la ESO, a partir de los 11 o 12 años de edad y uno de los testimonios afirma que el docente les habría llegado a ofrecer una pastilla para “curar” la homosexualidad e incluso les hacía leer fragmentos de libros a fin de cambiar su orientación e identidad sexual.

 La denuncia a este servicio de Educación ha tenido lugar a finales de la pasada semana, según ha informado el Levante-EMV. En un primer instante, desde la Conselleria han manifestado “respeto máximo” hacia los denunciantes. Además, el departamento de la Generalitat ha anunciado que remitirá al Ministerio Fiscal un informe taxativo sobre los hechos. En este sentido, el secretario autonómico de Educación, Daniel McEvoy, ha advertido que “si estos presuntos hechos fueran ciertos, estaríamos hablando de la comisión de un delito“.

Por su parte, el colegio implicado ha declarado que colaborará plenamente con la investigación y tomará las medidas necesariaspara garantizar la seguridad y el bienestar de todos sus estudiantes. En la misma línea, la dirección ha asegurado que desconocía hasta el momento lo sucedido y también ha indicado que se pone “a disposición de la Fiscalía para la colaboración y esclarecimiento de los hechos hasta sus últimas consecuencias”.

Además, el centro ha informado de que “ante la gravedad” de lo ocurrido, el colegio ha abierto un expediente disciplinario “en el que el docente ha negado todas y cada una de las noticias aparecidas“. En todo caso, reivindican que “los principios de respeto y no discriminación por razón de sexo forman parte del ideario y del carácter propio del centro y, por tanto, el colegio condena de manera expresa cualquier actuación que atente contra estos principios”.

El Arzobispado de Valencia ha anunciado que también abrirá una investigación al Centro de Orientación Familiar (COF) Mater Misericordiae, dirigido por el profesor denunciado, por si ha realizado este tipo de terapias a los usuarios de esta entidad vinculada a la Iglesia, aunque no es un organismo oficial de la Diócesis. La institución eclesiástica precisa que no ha llegado ninguna queja de personas que hayan sido atendidas en el citado centro, que es una asociación pública de fieles con estatutos propios, pero ha anunciado en un comunicado que, a pesar de que al Centro de Orientación Familiar (COF) no le consta que se hayan realizado terapias de conversión, abrirá una investigación sobre este caso.

El COF no es un organismo oficial de la Diócesis. Es una asociación pública de fieles, que tiene sus propios estatutos. Aunque este tipo de asociaciones tienen un consiliario, este no tiene potestad ejecutiva. Su misión es acompañarlos espiritualmente en la pastoral familiar“, ha informado. “A pesar de que no consta que se hayan realizado prácticas de este tipo, ante estas noticias, el Arzobispado realizará una investigación sobre las actuaciones que se han conocido”, finaliza el comunicado.

El PSPV y Compromís han exigido al Gobierno valenciano que aparte al profesor del centro concertado investigado y que se garantice la protección de las alumnas y alumnos del colegio. Antoni Benito, secretario de LGTBI y Diversidad socialista, pide al Ejecutivo autonómico que garantice el cumplimiento de la ley LGTBI valenciana y estatal, que prohíbe este tipo de terapias de conversión. El portavoz socialista en las Cortes, José Muñoz, ha exigido incluso que se retire el concierto al centro escolar.

Los socialistas anuncian un seguimiento exhaustivo de la investigación que desarrolle el Gobierno valenciano para garantizar el cumplimiento de la ley y “fulminar la homofobia”. Según han recordado Benito, las terapias de conversión están prohibidas tanto por la legislación valenciana a través de la ley LGTBI de 2019, como por la ley para la Igualdad real y efectiva de las personas Trans del Gobierno español.

En el caso de la legislación valenciana, en su artículo 60 considera una infracción muy grave la realización, difusión o promoción de métodos, programas o terapias de aversión, conversión o contracondicionamiento destinadas a modificar la orientación sexual, identidad de género o expresión de género de las personas, con independencia del consentimiento prestado por la persona sometida a tales terapias, y establece para las infracciones muy graves multas de 60.001 hasta 120.000 euros.

El diputado de Compromís y portavoz en políticas LGTBI, Francesc Roig, apunta que la prioridad tiene que ser “proteger a los y las alumnas que actualmente tienen contacto con el docente apartándolo de manera inmediata de la actividad y poner en marcha una investigación desde la inspección educativa para averiguar si ha existido algún tipo de complicidad o permisividad desde alguna instancia del propio centro y tomar las medidas que correspondan. Lamentablemente, las sanciones administrativas tienen sus limitaciones y por eso presentaremos una iniciativa parlamentaria para perseguir estas prácticas también a través del Código Penal”.

Como hemos informado reiteradamente, se trata de prácticas condenadas por diversas organizaciones, como la Asociación Americana de Psicología y la Organización Mundial de la Salud (OMS), quienes han subrayado que estos métodos pueden causar graves daños psicológicos en quienes las sufren.

España y las terapias de conversión

california-terapias-conversion-fraude-696x473La denuncia ha reavivado el debate sobre la necesidad de una legislación más estricta para prohibir explícitamente las terapias de conversión en todo el país. Los activistas argumentan que se necesita una ley nacional para garantizar una protección uniforme.

En España, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicasestán prohibidas en varias comunidades autónomas, como Madrid, el País Valencià, Aragón, Catalunya y Andalucía, aunque no existe una prohibición a nivel nacional y era una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto).  Un proyecto que naufragó con la convocatoria de las elecciones de abril de 2019. Tras la repetición electoral, el acuerdo de Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contempla «la aprobación de una Ley contra la Discriminación de las Personas LGTBI incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión».

El Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez, presentó en junio de 2022 el proyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI, que incluye la prohibición de las pseudoterapias de conversión  aprobado por el Consejo de Ministros, iniciando ya su trámite para su debate y aprobación en el Congreso de los Diputados que culminó el 22 de diciembre con su aprobación por mayoría en el Congreso de los Diputados (188 votos a favor, 150 en contra y 7 abstenciones), el pleno del Congreso Diputados  de España aprobó y que fue remitido al Senado para su ratificación.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

«No» rotundo de los especialistas a las pseudoterapias reparadoras

IMG_6032La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. A nivel internacional, ya en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las terribles «terapias»reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas (los riesgos incluyen depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo). Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

De hecho, en julio de 2021, nos enterábamos de que el Vaticano frenaba las “terapias de conversión” e instruía a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays. Sin embargo, con la dimisión del obispo  Xavier Novell nos enterábamos de que éste, participó, y avaló, ‘terapias de conversión’ de homosexuales hasta que fue frenado por el Vaticano. otros prelados que avalaban dichas prácticas (según las víctimas) serían: José Ignacio Munilla, Javier Martínez, Arturo Ros y  Juan Antonio Reig  avalarían estas prácticas.

Hace meses conocíamos que funcionarios de escuelas cristianas acusados de intentar ‘exorcizar’ a un adolescente gay para expulsar ‘demonios

***

La historia de “X. X.”, un eclesiástico homosexual que pasó por las ‘terapias de conversión’ y “pensó que no tenía más opción que suicidarse”

***

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

IMG_6034

Fuente Levante/ Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

“Vamos a la otra orilla del lago…”

Martes, 9 de julio de 2024

IMG_5734Del blog de Oswaldo Gallo Serrato, Concordia:

“Pese a la homofobia y transfobia de algunos”

“En los veinte siglos de existencia de la Iglesia, sus relaciones con la comunidad judía han sido muy tortuosas”

“Fue necesario mucho tiempo para que el Concilio Vaticano II publicara Nostra Ætate, la declaración sobre las relaciones entre la Iglesia y las religiones no cristianas, en la que por vez primera se habla de las personas judías con dignidad y se reconoce la riqueza de la tradición judía en el catolicismo”

“Pienso en la motivación interna de ‘ir a la otra orilla del lago’, en las tormentas que enfrentaron por parte de grupos furibundamente antijudíos”

“Guardada toda proporción con el Holocausto, pensemos ahora en las millones de personas transexuales, homosexuales, no binarias, que sufren discriminación, persecución, violencia e incluso la muerte en no pocos países”

En los veinte siglos de existencia de la Iglesia, sus relaciones con la comunidad judíahan sido muy tortuosas. Tanto en las Escrituras como en la Tradición encontramos al respecto una retórica incenciaria: a los judíos se les acusa de deicidas, y un celo obsesivo por su conversión dio pie a una serie de políticas discriminatorias que pretendían apartarlos de su perfidia.

San Juan Crisóstomo lanzó contra los judíos un aluvión de insultos en Adversus Iudæos(ca. 386-387); san Agustín propuso como solución al “problema” judío una cierta tolerancia que no implicaba aceptación ni igualdad de condiciones de vida respecto de los cristianos; el IV Concilio de Letrán (1215) prohibió las relaciones entre judíos y cristianos, el ejercicio de cargos públicos y profesiones como la medicina, y la obligación de vivir en guetos, separados del resto de la población y con una prenda que los distinguiera. Alfonso X y san Luis IX, reyes de Castilla y de Francia, dispusieron en sus territorios que los judíos acataran las disposiciones que la Iglesia había determinado contra ellos. Se popularizó entonces el antijudaísmo típico del Medioevo. Miles de judíos fueron masacrados acusados de crímenes fantasiosos, hasta llegar a los horrores del Holocausto en el siglo XX: “El antisemitismo cristiano había preparado el terreno hasta cierto grado, es innegable […]. De hecho es un motivo para un constante examen de conciencia”, afirmó con justa razón el entonces cardenal Ratzinger en esa obra valiosísima que es La sal de la tierra (1997).

Hubo, sin embargo, en las décadas previas a la Segunda Guerra Mundial, movimientos católicos que propugnaban la revisión de la enseñanza de la Iglesia sobre las personas judías. El más importante de ellos, encabezado por Jules Isaac y Jacques Maritain, publicó en 1947 una suerte de manifiesto judeocristiano que encontró una fuerte oposición en muchos sectores del catolicismo preconciliar.

Fue necesario mucho tiempo de oración, de relaciones cordiales, de estudio y un examen de conciencia colectivo para que el Concilio Vaticano II publicara Nostra Ætate, la declaración sobre las relaciones entre la Iglesia y las religiones no cristianas, en la que por vez primera se habla de las personas judías con dignidad y se reconoce la riqueza de la tradición judía en el catolicismo, al tiempo que se promueven relaciones basadas en el diálogo y la mutua oración: “La Iglesia no puede olvidar que ha recibido la Revelación del Antiguo Testamento por medio de aquel pueblo, con quien Dios, por su inefable misericordia se dignó establecer la Antigua Alianza, ni puede olvidar que se nutre de la raíz del buen olivo en que se han injertado las ramas del olivo silvestre que son los gentiles. Cree, pues, la Iglesia que Cristo, nuestra paz, reconcilió por la cruz a judíos y gentiles y que de ambos hizo una sola cosa en sí mismo” (§4).

IMG_5735

Traigo a colación lo anterior a propósito del Evangelio del domingo pasado, en el que Jesús pide a sus discípulos que vayan a la otra orilla del lago para llevar la Buena Nueva a la región de Gerasa. Pienso en los miles de católicos que se embarcaron en la tarea de crear mejores relaciones con la comunidad judía. Pienso en su manera de reconocer, detrás de la enseñanza de la Iglesia, un tratamiento injusto hacia las personas judías que gestó por siglos el antisemitismo nazi. Pienso en su perplejidad al escuchar en la liturgia del Viernes Santo una oración “por los pérfidos judíos” (pro perfidis judæis, expresión omitida por san Juan XXIII en el misal de 1959). Pienso en la motivación interna de “ir a la otra orilla del lago”, en las tormentas que enfrentaron por parte de grupos furibundamente antijudíos, en la sensación de aparente abandono que exclamaron los discípulos en la barca: “¡Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?!”. Pienso en los años aciagos de encuentros a escondidas, de oraciones compartidas y de las muchas relaciones de amistad que maduraron entre católicos y judíos antes de la publicación de Nostra Ætate.

Si algo nos enseña el Evangelio de este domingo es que navegar junto con el Señor para cumplir su obra de salvación no nos exime de peligros, como la tormenta que narra el evangelista Marcos. Cuando las olas crujen contra la barca, el miedo se apodera de los discípulos. ¡Cuántas tormentas enfrentaron quienes antepusieron su ser discípulos al antijudaísmo cultural de tantos siglos! Y sin embargo, la voz poderosa del Señor fue mayor que las de aquellas tormentas, porque el Amor siempre se impone.

“Guardada toda proporción con el Holocausto, pensemos ahora en las millones de personas transexuales, homosexuales, no binarias, que sufren discriminación, persecución, violencia e incluso la muerte en no pocos países”

Nostra Ætate supuso un desarrollo sano de la enseñanza de la Iglesia sobre las personas judías. Guardada toda proporción con el Holocausto, pensemos ahora en las millones de personas transexuales, homosexuales, no binarias, que sufren discriminación, persecución, violencia e incluso la muerte en no pocos países; pensemos en la manera como ciertas enseñanzas de la Iglesia abonan el terreno para tales actos de crueldad, aun sin suscribirlas intencionadamente.

Pensemos, por último, en nuevas formas de relacionarnos, más acordes a nuestro bautismo, a pesar de la hostilidad y la socarronería de quienes abiertamente profesan su homofobia y transfobia, sobre todo en el mes de junio. Ir a esa otra orilla es atravesar montones de tormentas, pero en compañía del Señor.

Espiritualidad, Iglesia Católica , , , , , ,

Lesbiana nigeriana detalla el viaje de su vida desde el Opus Dei hasta el amor queer

Martes, 9 de julio de 2024

IMG_5663Ni siquiera diría que dejé [mi sexualidad] en el asiento de atrás, no. Lo encerré en el baúl y até piedras pesadas al baúl para asegurarme de que nunca se viera”, dice Awele, una mujer lesbiana nacida en Nigeria, sobre su actitud hacia su sexualidad mientras discernía una vocación al voto de celibato dentro de la Iglesia Católica.

En Fair Planet, Awele compartió su experiencia de crecer dentro del movimiento Opus Dei en África, mudarse a los Estados Unidos y finalmente casarse con su esposa.

Awele se crió en una familia católica en Nigeria, quien la presentó al Opus Dei, un movimiento conservador dentro de la Iglesia Católica Romana. A los 17 años, Awele se involucró en un centro del Opus Dei mientras estudiaba en la universidad. Según el artículo, se sintió atraída por la enseñanza del Opus Dei debido al énfasis del movimiento en la santidad ordinaria:

“Este grupo católico enseñó a los laicos que podían alcanzar la santidad amando a Dios y dedicándole los aspectos más mundanos y ordinarios de sus vidas. A Awele le parecía ideal: una vida en la que vivir, amar a Dios, trabajar duro y, en última instancia, alcanzar la santidad. Encarnaba todo lo que su educación católica le había inculcado”.

Inspirado por esta visión de una vida dedicada a Dios, Awele discernió una vocación al celibato. Investigó cómo vivir una vida célibe dentro del Opus Dei, además de convertirse en hermana religiosa.

Los últimos años de la adolescencia de Awele estuvieron marcados por la depresión, a medida que se hacía cada vez más consciente de su sexualidad y de la homofobia que la rodeaba. Los nigerianos LGBTQ+ estaban bajo un intenso escrutinio en ese momento, después de que la Ley (Prohibición) del matrimonio entre personas del mismo sexo (SSMPA) se promulgara en 2014. Awele guardó el secreto de su sexualidad por temor a decepcionar y avergonzar a su familia.

Me di cuenta de que era gay después de que decidí vivir una vida de celibato a los 17 años debido a este nuevo sentimiento del amor de Dios por mí”, recuerda Awele. “Tenía miedo de lo que esto podría significar para mí cuando muriera si actuara en consecuencia. Entonces por miedo a pecar contra Dios, ya sea por mi sexualidad o por perversiones sexuales, estaba empezando a ver que podía haberlo hecho, me aferré aún más a lo que pensaba que era mi vocación”, dice.

Mientras Awele investigaba cómo sería comprometerse con una vida célibe, le preocupaba renunciar a su libertad. “Si iba a prometer en una carta al prelado que viviría una vida de celibato, entregándoles mi libertad y mis finanzas por completo, necesitaba saber qué pasaría si cambiaba de opinión en algún momento. “ ella dice. Awele recuerda que el director del centro local del Opus Dei desestimó sus preocupaciones y dijo: “Cuando te casas no piensas en el divorcio”.

Desilusionado, Awele abandonó el centro del Opus Dei. Continuó estudiando finanzas en la universidad y luego se mudó a los Estados Unidos para realizar una maestría. Mientras estaba en Estados Unidos, comenzó a salir con mujeres y a aceptar su sexualidad. Finalmente conoció a “Ruby”.

Años después de haber decidido vivir una vida célibe, Awele consideraba su sexualidad y su matrimonio de manera diferente. Su experiencia en el movimiento del Opus Dei le había enseñado sobre el amor de Dios; ahora había aprendido el amor propio y el amor por la sociedad. “Dos años después de mi relación con [Ruby], sabía que sería algo completamente perverso si no me casaba con alguien que me amaba así”, dice Awele.

Awele y Ruby ahora están felizmente casadas y cuentan con el apoyo de la familia de Ruby. Awele no ha compartido esta noticia con la mayor parte de su propia familia en Nigeria. Sus padres conocen a Ruby como su compañera de casa y amiga. Después de que Awele les contó a sus hermanas sobre su matrimonio, una de ellas cortó el contacto con ella. “Por un lado, me rompe el corazón, pero también sé que ella está equivocada, así que la dejo en paz”, dice Awele sobre su hermana.

Aún así, sueña con confesarle algún día a toda su familia. “Se lo diré lo antes posible porque no creo que el tipo de amor que tengo por mi esposa deba permanecer en secreto”, dice y añade:

“Además, si puedo estar de acuerdo con que sean heterosexuales y si puedo entretener historias de miembros de la familia que no tienen matrimonios o familias perfectas, estoy seguro de que encontrarán una manera de entretener mi matrimonio magníficamente encantador”.

—Ariell Watson Simon (ella/ella), New Ways Ministry , 22 de junio de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , ,

Batiburrillo eclesial homófobo en EE.UU.: Obispos estadounidenses convocan estudio sobre personas transgénero con votos religiosos y otras “lindezas”…

Lunes, 8 de julio de 2024

obispos-go-homeLa reunión de primavera de los obispos estadounidenses generalmente no es noticia y, de hecho, a veces ha sido simplemente un retiro privado. Este junio, sin embargo, fue mucho más controvertido de lo habitual y, a menudo, por razones relacionadas con LGBTQ. La publicación de hoy proporciona actualizaciones sobre algunos de los discursos y votaciones relevantes para cuestiones de género y sexualidad.

Se convoca un estudio sobre personas transgénero con votos religiosos

En respuesta a la noticia de que el obispo de Lexington, John Stowe, OFM, Conv, había recibido los votos de un ermitaño diocesano transgénero, el Hno. Christian Matson, presidente del Comité de Asuntos Canónicos y Gobernanza de la Iglesia de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, dijo que el comité prepararía un estudio sobre la cuestión de los religiosos transgénero con votos.

El obispo Thomas Paprocki de Springfield, Illiniois, presidente del comité y uno de los miembros más negativos hacia LGBTQ de la conferencia episcopal, dijo a Our Sunday Visitor que el tema “está ahora en nuestra agenda”, ya que algunos obispos han solicitado “un análisis claro que dé a lineamientos doctrinales y canónicos”. Una discusión preliminar” del comité ya había llegado a un “consenso inicial” de que no es realmente posible que una persona (transgénero) sea admitida al rol de ermitaño o de vida consagrada si no está arrepentida de lo que ha hecho.” Paprocki negó que este estudio estuviera relacionado con las acciones de algún obispo en particular.

Paprocki también rechazó la idea de que el comité consultara al Vaticano sobre el asunto porque la enseñanza de la iglesia sobre la ideología transgénero es muy clara” y “creo que podemos manejarlo aquí. Sin nombrar al Hno. Matson, el obispo agregó: También tienes la pregunta de por qué un ermitaño hace declaraciones públicas, cuando puedes ver que la naturaleza misma de la vida eremítica es retirarse y dedicarse a una vida de oración privada con Dios”.

El presidente de la conferencia ataca los derechos de las personas transgénero

En cada reunión de obispos, el presidente de la USCCB pronuncia un discurso de apertura sobre temas de importancia para la conferencia. Aunque tocó temas como la violencia en Tierra Santa y la inmigración, el actual presidente, el arzobispo Timothy Broglio de los Servicios Militares, también se centró en un tratamiento negativo de las cuestiones transgénero. Broglio expresó su gratitud por la nueva declaración transgénero negativa del Vaticano, Dignitas Infinita, y comentó:

Allí leemos un mensaje claro sobre muchas cuestiones que atormentan nuestro tiempo, en particular sobre la teoría de género, cuya coherencia científica es objeto de considerable debate entre los expertos… Desear una autodeterminación personal, como prescribe la teoría del género, aparte de esta verdad fundamental de que la vida es un don, equivale a una concesión a la antigua tentación de hacerse Dios, entrando en competencia con el verdadero Dios del amor, revelado. para nosotros en el Evangelio… Enseñando sobre la necesidad de respetar el orden natural de la persona humana, el Papa Francisco afirmó que la creación es anterior a nosotros y debe ser recibida como un don. Al mismo tiempo estamos llamados a proteger nuestra humanidad y esto significa, en primer lugar, aceptarla y respetarla tal como fue creada”.

Un marco pastoral juvenil que contiene un mensaje LGBTQ+ negativo

Los obispos aprobaron un marco pastoral para el ministerio de jóvenes y adultos jóvenes, titulado“Listen, Teach, Send” (“Escuchar, enseñar, enviar“). El marco es una respuesta al Sínodo sobre la Juventud del Vaticano de 2018 y a la posterior exhortación apostólica del Papa Francisco, Christus Vivit. Si bien ese sínodo, y en menor medida la exhortación, fueron más positivos sobre la necesidad de cuidar a los jóvenes LGBTQ+, el marco de los obispos estadounidenses es casi totalmente negativo sobre el tema.

Incluidos entre una lista de tendencias negativas en la sociedad, como la guerra, el racismo y el abuso sexual en la iglesia, los obispos agregaron “desafíos a la belleza de la sexualidad humana” y “la ruptura de la familia”. A esto, el marco responde con una sección sobre “Compartir la verdad en el amorsobre la sexualidad y las relaciones, y dentro de ella un párrafo sobre la homosexualidad dice:

Las enseñanzas de la Iglesia sobre la sexualidad humana son claras: cada persona es amada y valorada, pero la actividad entre personas del mismo sexo y cualquier acto sexual fuera del matrimonio se rechaza por ser pecaminoso. Buscamos acompañar y formar con amor a quienes experimentan atracción por personas del mismo sexo o son sexualmente activos más allá del matrimonio de una manera que sea relevante a sus deseos y fiel a las enseñanzas de la fe. Muchos jóvenes que luchan de esta manera no creen que la Iglesia sea el lugar para ellos; y, a veces, quienes pertenecen a comunidades de fe pueden reaccionar con juicio y no estar preparados para ofrecer apoyo amoroso. Como resultado, la Iglesia pierde la presencia de muchos jóvenes, no sólo aquellos que sienten atracción por el mismo sexo, discordancia de género o que son sexualmente activos, sino otros que simpatizan con sus sufrimientos y, sin embargo, no pueden ofrecer un testimonio. llevar a otros jóvenes más allá de estos sufrimientos. La Iglesia, entonces, debe acoger y ofrecer un lugar de escucha, de curación y comunicación de la verdad del Evangelio a todos los jóvenes. Tenemos un Dios que está dispuesto a correr tras nosotros, incluso cuando vamos en la dirección equivocada, como los dos discípulos que inicialmente se dirigían a Emaús”.

El marco, que por lo demás está orientado en gran medida hacia el futuro en la respuesta a la juventud, fue preparado por el obispo Robert Barron de Winona-Rochester, LGBTQ negativo, y el Comité sobre Laicos, Matrimonio, Vida Familiar y Juventud, que él preside. Inicialmente no logró alcanzar el umbral de votación de dos tercios necesario, lo que significa que un número significativo de obispos rechazó el marco, aunque votaciones posteriores llevaron a su aprobación por un estrecho margen.

Campaña contra la pobreza salvada, pero seguida de despidos

Antes de la asamblea, estaba en peligro el futuro de la exitosa Campaña Católica para el Desarrollo Humano (CCHD), una iniciativa de los obispos contra la pobreza que financia la organización comunitaria iniciada en la década de 1960. El antiguo director de la CCHD, Ralph McCloud, había dimitido poco antes de la reunión de obispos, tras un ataque contra él por parte de un boletín católico conservador que afirmaba que la campaña había administrado mal sus finanzas. Un comunicado de prensa de la USCCB dijo entonces que los obispos discutirían, en sesión cerrada, una “reorganización” de la campaña.

Durante casi una década, activistas de derecha han intentado cerrar la CCHD, alegando que financia grupos comunitarios que apoyan los derechos LGBTQ+ y las opciones reproductivas. Pero los informes de la asamblea mostraron que la campaña todavía contaba con un fuerte apoyo de la mayoría de los obispos, algunos de los cuales rechazaron las acusaciones de malversación financiera o financiación incompatible con los valores católicos.

Sin embargo, el lunes pasado, la mitad del personal de la conferencia en la oficina de Justicia, Paz y Desarrollo Humano fue despedido, supuestamente por preocupaciones financieras. En particular, no hubo recortes en la oficina de Relaciones Gubernamentales, un centro del trabajo de los obispos contra los derechos LGBTQ+ y al aborto. Los defensores católicos de la justicia social, incluidos líderes laicos anteriores y actuales de la USCCB, han expresado su consternación y desaprobación por los despidos.

—Robert Shine (él/él), Ministerio New Ways, 1 de julio de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

La universidad de Georgetown ofrece viviendas neutrales en cuanto al género a todos los estudiantes entrantes

Sábado, 6 de julio de 2024

IMG_4196El próximo otoño habrá viviendas neutrales en cuanto al género en la Universidad de Georgetown para estudiantes de primer año gracias a un programa piloto en la escuela jesuita de Washington, D.C.

La Asociación de Estudiantes de la Universidad de Georgetown (GUSA) anunció en Instagram que, a partir de este otoño con la generación entrante de 2028, una encuesta sobre las preferencias de vida de los estudiantes incluirá una pregunta sobre el interés en viviendas con inclusión de género.

El periódico estudiantil The Hoya informó: “La universidad actualmente trabaja con estudiantes que se identifican como transgénero, no binarios o no conformes con su género para encontrar opciones de vivienda caso por caso”. Pero con el nuevo programa piloto, los estudiantes podrán indicar su necesidad o deseo de una vivienda con inclusión de género a través del sistema de emparejamiento de compañeros de cuarto de Georgetown, conocido como Campus Housing Roommate Matching System (CHARMS).

El cambio afecta principalmente a los estudiantes entrantes de primer año, ya que los estudiantes actuales ya completaron sus arreglos de alojamiento antes del inicio del programa. Sin embargo, la universidad pretende incluir una pregunta similar en todas las encuestas de vivienda de estudiantes universitarios durante el próximo ciclo de selección de vivienda.

Agregar resultados de vivienda neutrales en cuanto al género de estudiantes, como el presidente de GUSA, Jaden Cobb, trabajando en estrecha colaboración con administradores universitarios para perfeccionar la política de vivienda con inclusión de género. En abril, un referéndum estudiantil alentó ampliamente a los administradores de Georgetown a modificar la forma en que se aborda la identidad de género en la vivienda. Según The Hoya: “El 91,2% de los estudiantes participantes votaron a favor de que la universidad creara “viviendas integrales con inclusión de género”, y el 31,2% de los estudiantes votaron”.

Este es un gran momento en el campus y para las comunidades marginadas, nuestra comunidad LGBTQ+… La visión de hacer realmente de Georgetown un campus inclusivo por el que los estudiantes votaron en el referéndum finalmente se ha hecho realidad”, dijo Cobb. “Este ha sido un proyecto en el que se ha trabajado durante décadas y ha sido necesario durante décadas”.

El presidente del cuerpo estudiantil señaló que la defensa de varias organizaciones universitarias es crucial para el éxito de la nueva política, incluida “GU Pride, una organización estudiantil que trabaja para apoyar a los estudiantes LGBTQ+; GU Queer People of Color (QPOC), una organización estudiantil para estudiantes de color LGBTQ+; y el Centro de Recursos LGBTQ, un centro que apoya a la comunidad LGBTQ+ en Georgetown a través de la promoción y la divulgación”.

El director de defensa de GU Pride, Liam Moynihan, dijo a The Hoya que anteriormente han experimentado discriminación en materia de vivienda en Georgetown y tienen la esperanza de que el activismo continuo de los estudiantes continúe haciendo que el campus de Georgetown sea verdaderamente inclusivo en materia de género:

Estoy emocionado, estoy cansado, soy optimista”, dijeron. “Creo que nos queda mucho trabajo por hacer como estudiantes para garantizar que la universidad continúe trabajando duro para cumplir con su compromiso y que la universidad continúe escuchando nuestra voz mientras diseñan las políticas que darán forma a nuestras vidas”.

Tanto Cobb como Moynihan coinciden en que las organizaciones estudiantiles deberán seguir trabajando estrechamente con la administración universitaria para crear una atmósfera en el campus que sea acogedora para todos.

Un portavoz de la universidad dijo a The Hoya que este nuevo proceso de vivienda está en línea con el objetivo de la universidad de apoyar y dar la bienvenida a todos los estudiantes, diciendo:

“La Universidad de Georgetown está comprometida a crear un campus inclusivo, seguro y acogedor para todos los miembros de nuestra comunidad de todas las identidades sexuales y de género… Los estudiantes tienen derecho a ser ubicados en viviendas que se alineen con su identidad de género“.

—Phoebe Carstens (ellos/ellos), Ministerio New Ways, 27 de junio de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

“Dios se encuentra con los gais”: La Iglesia de Colonia se suma por primera vez a los actos del Orgullo

Sábado, 6 de julio de 2024

IMG_5922


El decano de la ciudad de Colonia, Robert Kleine (a la derecha) KSK

Impulsado por el decano de la ciudad Robert Kleine

El lema del Orgullo de Colonia ‘Por los derechos humanos – Muchos. Juntos. ¡Fuertes!’ es algo que compartimos plenamente como cristianos. Porque para nosotros, todos y cada uno de nosotros somos creados, amados y bendecidos como un ser único por el Dios amoroso“, según señala el Decano de la Ciudad Católica de Colonia

“Cada persona debería poder vivir con su propia identidad y experimentar la felicidad que Dios quiere para nosotros como humanos. Estoy firmemente convencido de ello”, afirma el decano, Robert Kleine

“Católico y queer: ¿¡eso no es posible!? Muchas personas queer, que trabajan a tiempo completo y de forma voluntaria, demuestran cada día que las cosas van muy bien en nuestras comunidades e instituciones. Como Iglesia católica en Colonia queremos contribuir a una Iglesia acogedora, abierta y diversa. Por eso este año participamos activamente por primera vez en el Orgullo de Colonia“.

Así, también con mucho orgullo, ha anunciado el Decano de la Ciudad Católica de Colonia, Robert Kleine, la participación activa de este entidad, que forma parte de la Archidiócesis de Colonia, en el programa por mayores derechos para las minorías sexuales en torno al Día de Christopher Street.

Tal y como informa Katholisch, “entre otras cosas, está prevista una mesa redonda con el título ‘Dios se encuentra con los gays‘, como anunció el decanato el miércoles en Colonia. También habrá una proyección de cine y un programa escénico. También participan las artistas drag Cassy Carrington y Julie Voyage“.

IMG_5923Cartel del Decanato de la Ciudad de Colonia para el Orgullo RD/Captura

El lema del Orgullo de Colonia ‘Por los derechos humanos – Muchos. Juntos. ¡Fuertes!’ es algo que compartimos plenamente como cristianos. Porque para nosotros, todos y cada uno de nosotros somos creados, amados y bendecidos como un ser único por el Dios amoroso”, según señala el Decano de la Ciudad Católica de Colonia en su web.

Cada persona debería poder vivir con su propia identidad y experimentar la felicidad que Dios quiere para nosotros como humanos. Estoy firmemente convencido de ello”, afirma el decano, Robert Kleine. “Por eso la Iglesia debe estar abierta a personas de todas las orientaciones sexuales e identidades de género. Dios ama a cada persona incondicionalmente porque él mismo es amor”.

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , ,

La expresidenta de Irlanda ofrece un sermón de orgullo esperanzador y pro-LGBTQ+

Viernes, 5 de julio de 2024

IMG_5894Mary McAleese, expresidenta de Irlanda, predicando en la catedral de Christ Church, Dublín, en junio de 2024

La expresidenta de Irlanda, que es una destacada católica pro-LGBTQ+, pronunció un sermón el fin de semana pasado defendiendo la inclusión, como parte de las celebraciones más amplias del Orgullo en el país.

Mary McAleese, que tiene un hijo gay y también es abogada canónica, predicó en la Catedral de Christ Church, Dublín, un lugar de culto anglicano, para la víspera coral de la comunidad que marca el Orgullo. McAleese dijo a las congregaciones que los cristianos que han adorado en la iglesia durante casi un milenio a menudo han escuchado la exhortación de las Escrituras de “Amar a tu prójimo como a ti mismo” y, sin embargo, también son testigos “una y otra vez de lo que sucede cuando el odio gobierna los corazones humanos”.

Muchos en Evensong fueron perjudicados por la falta de amor de otros, dijo McAleese, y las historias de ese daño llegan a las familias, comunidades e iglesias. Destacó la historia pasada de Irlanda de criminalizar la homosexualidad, una realidad hoy en día en otras partes del mundo, y comentó: “en este país abrumadoramente cristiano no puede haber duda de que todos los racistas, homófobos y misóginos habrán escuchado las palabras del gran mandamiento de amarnos unos a otros. Los han ignorado o, peor aún, los han editado cínicamente”. Irlanda todavía está marcada por incidentes de violencia anti-LGBTQ+, señaló. Así también, la Iglesia Católica tiene muchas deficiencias con respecto a las personas LGBTQ+.

Aunque McAleese era consciente de los desafíos que enfrentan las personas LGBTQ+, tenía grandes esperanzas sobre las formas en que Irlanda ha cambiado y las formas en que la iglesia puede hacerlo también. Ofreció una anécdota personal para ilustrar esta idea:

IMG_5893“Que Irlanda ha cambiado y ha cambiado profundamente me di cuenta de una manera muy especial hace apenas unas semanas. Regresaba de Roma, donde el Vaticano se estaba tambaleando por la reacción global hostil al repetido lenguaje homofóbico del vestuario del Papa Francisco. La conmoción y el dolor de mis amigos y familiares homosexuales, tanto laicos como clericales, fueron simplemente horribles. Recibí mensajes de texto y correos electrónicos de muchos que decían cuán probados estaban en su fe. Sabía cómo se sentían…

“Fue precisamente en ese estado de ánimo de abatimiento y frustración que mi esposo y yo desembarcamos del avión y entramos en la Terminal 2 del aeropuerto de Dublín. El lugar estaba adornado con arcoíris, de pared a pared, proclamando este mes del Orgullo en Dublín, diciendo en voz alta y está claro que Dublín, que Irlanda, es un lugar que respalda el Orgullo, que está orgulloso del Orgullo y de todo lo que representa. Mi esposo y yo nos miramos y reímos de alegría. Aquí estaba el amor en acción. Aquí hubo una prueba positiva del poder del amor y del poder del Orgullo para empujar a la comunidad LGBTIQA+ de esconderse en las alas de la vida al centro del escenario. Cualquiera que salga de ese aeropuerto, en dirección al este o al oeste, al norte o al sur, no tendrá ninguna duda de que el pueblo de Dios hará lo que sea necesario durante el tiempo que sea necesario para cumplir la ley del amor”.

McAleese también celebró los avances ya logrados y calificó a los ciudadanos irlandeses de hoy como “una generación afortunada por haber tenido ese milagroso día de gracia en 2015 cuando los votantes de Irlanda respaldaron abrumadoramente el matrimonio entre personas del mismo sexo”. Ella continuó:

“De todas las décadas en las que podríamos haber vivido, ésta, aunque podría ser mejor, es mejor que la mayoría. Esto es gracias al coraje y al sacrificio de quienes levantaron por primera vez la bandera del Orgullo hace cincuenta años en tiempos muy hostiles. Entonces, siendo pequeños en número, se negaron a conformarse con leyes, actitudes, prejuicios y lenguaje que los convertían en ciudadanos de segunda clase, los hacían vulnerables a la violencia, los prejuicios y dolores de cabeza incalculables e innecesarios. Sacaron a la luz el daño que les había causado el prejuicio y el lenguaje lleno de odio que había estado pudriéndose, sin oposición, en espacios privados y seguros y que había vuelto tóxico el espacio público, ya fueran calles, leyes o encuentros.

“El orgullo ayudó a cambiar actitudes, a cambiar Irlanda. El orgullo ha crecido de manera tan exponencial que esta es por lejos la mejor década para los hombres y mujeres LGBTIQA+ en nuestro país pero de ninguna manera quien proclama el mandamiento de amarse unos a otros puede conformarse con cómo están las cosas porque aún queda un largo camino por recorrer. a ese lugar donde el amor triunfa y demuestra su valía. Si lo mejor está por llegar, se necesitará más coraje, más trabajo, más reuniones del Orgullo, más solidaridad hasta que todo ese odio miserable sea exprimido por el Orgullo, por el amor vivido al prójimo”.

IMG_5889Miembros de We Are Church Ireland manifestándose frente a la iglesia de San Andrés, Dublín.

A principios de la semana pasada, los miembros de We Are Church Ireland vivieron ese compromiso de amar a sus vecinos al participar en el 50º desfile del Orgullo de Dublín. Los miembros también se reunieron frente a la Iglesia Católica de San Andrés en la ciudad, que recientemente expulsó a un coro de hombres homosexuales de actuar allí. Aunque las puertas de la iglesia estaban cerradas y los portones con llave, los fieles reunidos cantaron himnos de bienvenida en medio de una decoración de arcoíris.

Celebrar el Orgullo con oración en Christ Church fue, para McAleese, “una declaración de intenciones sobre los próximos mil años. En la medida que podamos, insistiremos en el derecho de todos a [recibir] amor… respeto,. igualdad, estar libres de los males infligidos por la ignorancia, la intolerancia y el abuso del evangelio y denunciarlo dondequiera que aparezca”.

Lo mismo ocurre con las celebraciones del Orgullo de los católicos, dondequiera y cuando ocurran.

—Robert Shine (él/él), New Ways Ministry, 3 de julio de 2024
Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , ,

Sobre la norma de no aceptar muchachos homosexuales en los seminarios: Aprender el arte de amar y ser amado

Jueves, 4 de julio de 2024

IMG_5659

Del blog de  Jairo Alberto Franco Uribe De Dios se habla caminando:

Ecos al mariconeo del que habló el papa Francisco y por el que pidió perdón

Escribo a la luz de mi propia biografía y de mis sentimientos, de mi vida en diversos presbiterios y junto a hermanos en un instituto de vida apostólica, de mi experiencia como formador y rector de seminario, del acompañamiento espiritual que he tenido la gracia de ofrecer a personas que se identifican como homosexuales

Se trata pues de la norma, vigente todavía, de no aceptar muchachos homosexuales en los seminarios; la norma existe desde hace mucho tiempo y, sin embargo, no se llega a verificar en la realidad y lo que hace es crear dificultades

Sí, la vida me lo ha comprobado, en algunos seminarios y casas de formación tanto los homosexuales como los heterosexuales están en el armario y se presume engañosamente de una cierta asexualidad

Impedir que cambie la norma de la prohibición es esconder la cabeza como el avestruz y dejar que las cosas sigan como siempre han estado, las que, con norma y todo, no han estado bien

En estos días hemos escuchado algunas noticias de cosas que dice y hace el papa Francisco, y notamos contradicciones; el término frociaggine, traducido en castellano mariconeo, para manifestar que no veía bien la admisión de jóvenes homosexuales en los seminarios, nos sonó mal, es  despectivo, y nos dolió porque venía de Francisco, que además de saber bien italiano, es el papa que con sus actitudes y palabras ha mostrado acogida a los cristianos y cristianas que se identifican en las siglas lgbtiq­+.­   Después, a los pocos días, viene otra noticia diciendo que el mismo papa le había respondido una carta a un muchacho gay, quien por sinceridad sobre su orientación sexual había sido expulsado de su seminario, y que Francisco lo animaba a seguir adelante con su vocación.

A veces, cuando medito estas cosas, me parece que Jorge Bergoglio, en este asunto y otros que se discuten hoy en la sinodalidad, afronta también algunos de los problemas que Raymond Burke, Gerhard Müller, Robert Sarah, Joseph Zen y otros tienen con Francisco.  Si no es cómodo para Burke, Müller, Sarah y Zen y otros ir al paso de Francisco, tampoco lo es para el mismo Bergoglio. Y para Bergoglio es más difícil todavía porque él no es otro que Francisco; así que no es mi intención hacer juicios al papa que más me ha entusiasmado; ¿quién soy yo para juzgarlo?; rezo por él como siempre nos lo pide.  No es fácil tener el timón del barco que es la Iglesia en tiempos de tempestades y de Espíritu Santo.

Quiero, a raíz de estos hechos, plantear mi reflexión y lo hago con el propósito de buscar salidas a muchos de los problemas que vivimos como comunidad eclesial. Escribo a la luz de mi propia biografía y de mis sentimientos, de mi vida en diversos presbiterios y junto a hermanos en un instituto de vida apostólica, de mi experiencia como formador y rector de seminario, tanto en Nairobi como en Medellín, del acompañamiento espiritual que he tenido la gracia de ofrecer a personas que se identifican como homosexuales, algunas de ellas personas que todavía sufren por sus sentimientos y experimentan el rechazo en las instancias eclesiales.

Se trata pues de la norma, vigente todavía, de no aceptar muchachos homosexuales en los seminarios; la norma existe desde hace mucho tiempo y, sin embargo, no se llega a verificar en la realidad y lo que hace es crear dificultades; la verdad es que, como en todo grupo humano, en los seminarios hay un buen porcentaje de varones homosexuales y estos varones llegan a la ordenación y, después, hacen parte del presbiterio y ejercen el ministerio.  Somos hombres y nada de lo humano nos es ajeno, por más que lo queramos atajar y reglamentar.  Creo que la mayoría de estos seminaristas no tengan como motivación fundamental esconderse, disimular su sexualidad o buscar atajos para satisfacer sus pulsiones, muchos de ellos responden simplemente a un llamado que sienten en sus corazones y llegan con buena voluntad y generosidad.

El problema no es que haya homosexuales en los seminarios ni en los presbiterios y congregaciones, creo que poco a poco vamos reconociendo que es una gracia serlo, como es una gracia ser heterosexual. Nadie se ha esforzado usando su voluntad para ser lo uno o lo otro, nadie ha conquistado en un acto de virtud su orientación, nadie ha decidido ser heterosexual u homosexual, ambas son condiciones humanas, no un trofeo que nos ganamos.

El problema es que, con la norma que los rechaza, los muchachos homosexuales se quedan, en buena proporción, sin formación, y esto porque a medida que se hacen conscientes y dueños de su orientación o llegan a la conclusión que nada pueden hacer para cambiarla, empiezan a reprimir, a llenarse de vergüenza, a negar, a disimular, a sufrir.  En estas situaciones es muy difícil que se dé un proceso de formación y resulta muy complicado, aunque no siempre imposible, que alguien pueda crecer como persona y llegar a la madurez, aprender el arte de amar y ser amado, reconocerse don para el pueblo de Dios y entregarse al servicio de la gente.

Hace un tiempo, cuando todavía era yo rector de seminario, nos preguntábamos cómo prevenir los abusos sexuales en general y especialmente a menores.  Se daban muchas respuestas, desde iluminar los espacios hasta crear protocolos precisos para el trato a los visitantes. Me parecía prioritario, y así lo expuse sin que mis colegas me dieran sus oídos, que la norma que prohibía recibir a homosexuales tendría que olvidarse si queríamos propiciar sexualidad sana y no propensa a los abusos, y que todos los admitidos, heterosexuales o no, pudieran encontrar un ambiente acogedor para hablar de sí mismos, de sus sentimientos, de su vida y así, desde la confianza y la transparencia indispensables, recibir adecuada formación.

Opino esto, no porque crea que la homosexualidad sea la causa de la pedofilia y otros abusos, como tampoco lo es el celibato, sino porque puedo concluir que una sexualidad reprimida, negada, avergonzada, explota fácilmente en abuso; las ollas de presión a las que les falla su válvula de escape hacen volar por los aires la cocina toda; y algo así ha sucedido y sigue sucediendo en nuestras iglesias, a cada diócesis y congregación le va llegando su estallido.

Y la sexualidad reprimida también se da en muchos heterosexuales, que por la forma en que se afronta el celibato, tienen que guardarse igualmente buena parte de sus sentimientos y experiencias y dejarlos en el armario, no sea que su ordenación encuentre impedimentos.  Sí, la vida me lo ha comprobado, en algunos seminarios y casas de formación tanto los homosexuales como los heterosexuales están en el armario y se presume engañosamente de una cierta asexualidad. Sucede también en nuestros presbiterios diocesanos y congregaciones, no todos somos heterosexuales, hay diversidad entre nosotros, y cada uno, en el seguimiento de Jesús, que no es otra cosa que la entrega de sí en el amor, tiene un don para la Iglesia y el mundo.

El papa ha reconocido que hay frociaggine en los seminarios; ya esto es un paso adelante y es una contribución, independiente del término que le haya salido espontáneamente de sus labios y por el que después pidió perdón; al menos no presumió asexualidad y habló sin tapujos; eso sí, hubiéramos esperado un término que no llevara ninguna carga de desprecio y de juicios.  Y es que no siempre donde hay homosexualidad hay mariconeo, hay muchos hombres homosexuales que viven con integridad, en fidelidad a su vocación, asiduos en la oración, cuidando sus comunidades, entregados a los pobres.

Reconocer la realidad, así con estos límites, es paso adelante y contribución; ahora habría que hacerse cargo de esta realidad y afrontarla: impedir que cambie la norma de la prohibición es esconder la cabeza como el avestruz y dejar que las cosas sigan como siempre han estado, las que, con norma y todo, no han estado bien.   Y no han estado bien porque en este tema hay mucho sufrimiento y Dios no quiere el sufrimiento de nadie.

Hay pues que hacer un hondo discernimiento, sea sobre los candidatos heterosexuales sea de los homosexuales, comprobar su aptitud para liderar al pueblo de Dios, y cumplido esto, confirmar o no, a nombre de la Iglesia, la vocación a la que se han sentido llamados antes de llegar al seminario; no todos los llamados tienen que ser necesariamente escogidos.

Sueño una Iglesia, en la que todos y todas, también nosotros hombres y mujeres célibes, estemos agradecidos y contentos de nuestra sexualidad.  Algo me hace pensar que ese muchacho gay, a quien habían echado del seminario por ser sincero y al que Francisco terminó alentando en su vocación, puede ayudarnos a hacer posible este sueño.

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Servicio de Oración del Orgullo Anfitrión de Mujeres Religiosas; Y más actualizaciones del Mes del Orgullo

Jueves, 4 de julio de 2024

IMG_5844Las celebraciones católicas y los comentarios positivos sobre el Mes del Orgullo continúan aumentando cada año, lo que dificulta que el personal de Bondings 2.0 se mantenga al día con todos ellos. ¡Es un problema feliz de tener! La publicación de hoy presenta algunas actualizaciones finales sobre el Mes del Orgullo de este año.

1. La Federación Estadounidense de las Hermanas de José celebró un “Pride Month Prayer Service”(Servicio de Oración del Mes del Orgullo”) virtual por segundo año, copatrocinado por las Hermanas IHM de Monroe. Una publicación de Facebook describió el evento como un momento de “tiempo de oración diseñado por, para y con comunidades religiosas de mujeres comprometidas y nuestros socios en la misión”, que centra las voces y las experiencias vividas de las personas LGBTQ+. Los servicios de oración incluyeron lecturas de las Escrituras, música de bienvenida y una “oración para celebrar el Orgullo en su alegría y sacralidad, honrando su contexto histórico”.

IMG_58432. En St. Paul, el ministerio LGBTQ+ de la Iglesia San Pablo Apóstol de la ciudad de Nueva York, volvió a celebrar una Misa del Orgullo en el Monumento Nacional Stonewall para conmemorar los disturbios de 1969 que intensificaron significativamente el movimiento LGBTQ+. Planificada para coincidir con las celebraciones oficiales del Orgullo de la ciudad, casi 200 personas asistieron a la misa, cuyo altar estaba decorado con una bandera del arco iris. San Pablo Apóstol está incluido en la lista de parroquias y comunidades religiosas amigables con LGBTQ del Ministerio New Ways. Si está buscando una iglesia acogedora, la lista está disponible aquí.

3. Cada año, LGBTQ Nation publica una serie “Pride in Pictures” (“Orgullo en imágenes donde se pide a los lectores que envíen su foto y una historia sobre cómo se celebra el Orgullo para ellos. Elsie Carlson-Holt, escritora, envió una fotografía de la Marcha del Dique de 2023 en la ciudad de Nueva York y explicó su importancia como su primera marcha del dique. Carlson-Holt se crió en una familia católica conservadora, lo que le impidió incluso ver parejas homosexuales en la televisión y un sacerdote que condenó duramente la homosexualidad mientras la autora descubría su identidad lesbiana. Carlson-Holt escribió, en parte:

“Esta imagen, miles de personas, recorriendo cuadras y cuadras, que pueden verse, vestirse e identificarse de manera diferente a mí, pero aún sentir una conexión con ser lesbiana, significa muchísimo para mí. Fue allí donde hablé por primera vez con parejas de lesbianas de edad avanzada y vi familias queer con sus hijos.

“Es profundamente inspirador saber que, aunque no lo sabía, Dyke March estuvo allí todo el tiempo: mis compañeras lesbianas llenando las calles, cantando, tocando tambores y empujándose unas a otras en sillas de ruedas y bailando y tomadas de la mano o con carteles, o ambas cosas.

“Esta imagen, y Dyke March en general, me recuerdan que soy parte de algo más grande que yo y, aunque lo sentí así durante mucho tiempo, nunca estuve sola”.

IMG_11333. Emma Cieslik, directora de “Queer and Catholic: A CLGS Oral History Project”, escribió en el National Catholic Reporter sobre la necesidad de que los católicos celebren el Día de la Juventud Queer de la Fe y el Día Nacional de Oración por la Juventud LGBTQ+, que fueron marcados el 30 de junio. Cieslik destacó el trabajo de Beloved Arise, que se centra en los jóvenes religiosos LGBTQ+, como fuerza impulsora detrás de dicho ministerio. Los días emparejados, que comenzaron en 2021 y 2023 respectivamente, tienen como objetivo “empoderar a los jóvenes queer, los líderes religiosos y los aliados para orar por un futuro en el que los jóvenes queer sean libres de ser ellos mismos, hablar sobre sí mismos y sus familias, e imaginar sus futuros, independientemente de su fe”. También pueden ayudar a reducir las altas tasas de suicidio y suicidio que experimentan los jóvenes LGBTQ+, a menudo como resultado de familias y comunidades religiosas que no se afirman.

4. América publicó una lista de nueve películas para ver durante el Mes del Orgullo. John Dougherty, director de misión y ministerio en St. Joseph’s Prep, Filadelfia, incluyó películas que considera significativas y que resuenan con nuestra fe”, especialmente aquellas que “son más que simples narrativas de lucha” sino que “abarcan la diversidad completa y vibrante”. de la experiencia humana” (énfasis en el original). Entre las películas enumeradas se encuentran Moonlight, Paris is Burning, Milk y The Birdcage. Dougherty escribió un ensayo adicional sobre esta última película, que aborda los “valores familiares” a menudo controvertidos y, en cambio, “nos desafía a mirar más allá de las apariencias externas hacia lo que sucede debajo de la superficie. Ahí es donde se revelan nuestros verdaderos valores”.

CMC Pride Month - 1

Un collage de películas del Mes del Orgullo. (De izquierda a derecha en el sentido de las agujas del reloj: “The Birdcage,” “Milk,” “Moonlight,” “Building a Bridge”)

—Robert Shine (él/él), Ministerio New Ways, 2 de julio de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

Nuevo ensayo destaca las voces de mujeres católicas queer que celebran el orgullo

Miércoles, 3 de julio de 2024

IMG_5761Los católicos LGBTQ+ son “los futuros santos de la iglesia”, dice Ángela, una mujer entrevistada en un artículo del National Catholic Reporter que presentaba las voces de mujeres católicas queer. Ángela dice de los fieles LGBTQ+: “Cada voz a su alrededor en la iglesia y fuera de la iglesia les dice que realmente no pertenecen… [S]er capaz de ignorar eso y permanecer enfocado en Cristo es santo, creo. .”

La reportera Emily Claire Schmitt recopiló historias de mujeres queer que, como Ángela, entienden y viven su sexualidad de diversas maneras, mostrando el espectro de experiencias entre las mujeres católicas LGBTQ+. “Sin excepción”, concluye Schmitt, que es católica queer, “todas las mujeres con las que hablé habían leído el catecismo, así como documentos adicionales de la iglesia sobre el tema, y entendieron que la iglesia no considera que el deseo del mismo sexo sea inherentemente pecaminoso, pero considera pecaminosos los actos entre personas del mismo sexo. Sin embargo, las mujeres diferían sobre si aceptaban o no esta enseñanza”. Entre las entrevistadas se incluyen mujeres en parejas queer, que viven célibes y en matrimonios de orientación mixta.

Independientemente de si aceptan plenamente la enseñanza magisterial, muchas de las mujeres expresan descontento con la forma en que los demás retratan y entienden su sexualidad. Becca solía creer, como muchos católicos, que las parejas queer estaban “basadas en la lujuria o el egoísmo”, en lugar de “una expresión del amor de Dios, basada en el sacrificio y el afecto mutuos”. Esta creencia se basa en una fijación por los aspectos físicos de las relaciones queer.

“¿Realmente creen que a los homosexuales sólo les importa el sexo?” pregunta Steff, otro entrevistado. Ella resume la terminología utilizada por Courage International de la siguiente manera: “No te llames gay, llámate atraído por personas del mismo sexo. No te definas por tus tentaciones pecaminosas”.

“La iglesia en general es muy reduccionista en lo que respecta a la orientación sexual”, dice Steff, señalando que se centra en los deseos y acciones carnales. Schmitt comparte cómo su propia experiencia de la sexualidad es mucho más profunda que esto:

“Para mí, la orientación sexual es mucho más que una experiencia subjetiva de atracción. Ha dado forma a mis interacciones personales y ha aumentado mis instintos de empatía y solidaridad. Si no fuera bisexual, podría tener la misma vida externamente, pero sería una persona diferente internamente”.

Varias de las mujeres entrevistadas rechazaron la idea de que el celibato debería ser la vocación por defecto de los católicos queer. “El celibato siempre ha sido visto como una vocación”, explicó Steff, “pero para las personas homosexuales, simplemente se les impone que todos deben ser célibes o pueden estar en un matrimonio de orientación mixta…”

Si bien el celibato puede ser una vocación auténtica y vibrante para las personas LGBTQ+, debe ser elegido libremente mediante un discernimiento genuino. Tamara dice sobre su experiencia en el discernimiento de la vida religiosa: “Si no ves la sexualidad bajo la luz correcta, no puedes elegir el matrimonio de manera saludable y no puedes elegir el celibato de manera saludable. El matrimonio no curará tu adicción a la pornografía ni tu lujuria… Necesitas tener una visión saludable de tu sexualidad para poder elegir libre y amorosamente… y si no puedes hacerlo, no uses el sacerdocio o el convento como una manera elegir eso por ti mismo”.

Schmitt dice de las mujeres entrevistadas que para aquellos “que sienten una sincera atracción emocional hacia lo divino, la teología de la iglesia rara vez es una barrera”, y agrega: “Ya sea que acepten o rechacen la enseñanza católica oficial, parecen encontrar una manera de integrar la práctica de su fe en sus vidas”. Para algunos, eso sucede fuera de la iglesia institucional. Becca dice de su relación con la iglesia: “Creo que mi corazón es católico y mis valores continúan reflejando la vida de Cristo, pero no estoy tratando de ser miembro de la institución católica cuando institucionalmente no me quiere.

Otros describen su decisión de permanecer dentro de la Iglesia católica. Por ejemplo, Tamara recuerda su confirmación diciendo: “Estaba sentada en el banco debatiendo: ‘¿Voy a subir y escribir mi nombre en el libro?’… Recuerdo haber hecho un acto de fe en ese momento”, recordó. “Le dije: ‘¿Sabes qué? Dios, confío en ti, creo que eres real. Confío en que encontraré respuestas’”.

New Ways Ministry celebra las voces de cada una de estas mujeres valientes mientras encuentran sus propias respuestas a preguntas de fe, vocación e identidad en este Mes del Orgullo. Grace señala dónde ve que se superponen el espíritu de las tradiciones católica y LGBTQ+: “Junio es el mes del Sagrado Corazón”, observa. “Sé que hay mucha controversia sobre ‘Recuperar junio para el Sagrado Corazón’. ¿Qué tal si nos centramos en la parte del amor y la misericordia? … Eso es lo que la gente necesita. Amor y misericordia”.

Al concluir este mes del Orgullo, ¡todos nosotros en New Ways Ministry les deseamos un año lleno de amor y misericordia!

—Ariell Watson Simon (ella/ella), Ministerio New Ways, 29 de junio,

Fuente New Ways Ministry

Biblioteca, General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Más allá de lo binario: visibilidad queer en el mes del orgullo y durante todo el año

Martes, 2 de julio de 2024

IMG_1856Maxwell Kuzmá

La publicación de hoy es de Maxwell Kuzma (él/él), un hombre transgénero, católico de toda la vida y escritor que vive en una granja en la zona rural de Ohio. Escribe y habla sobre afirmar la dignidad de las personas LGBTQ+ en todos los ámbitos de la vida, pero particularmente dentro de la Iglesia Católica. Para leer las publicaciones anteriores de Maxwell en Bondings 2.0, haga clic aquí. Para ver el seminario web del Ministerio New Ways sobre Dignitas Infinita del cual fue panelista, haga clic aquí.

Desde el momento en que nacemos, las personas en nuestras vidas inmediatamente comienzan a categorizarnos, especialmente por género, clasificándonos en un sistema binario que determina mucho sobre nuestra calidad de vida, oportunidades e incluso nuestros derechos legales.

Sin embargo, esta clasificación inmediata no se basa en ninguna verdad intuitiva y profunda sobre nuestro ser único e individual. Más bien, está diseñado para garantizar que los sistemas de género vigentes sigan funcionando.

Cuando nací, los médicos decidieron asignarme mujer. No sabían lo vacía que me sonaría esa decisión a medida que creciera y me desarrollara. La mayoría de las personas (mi familia, profesores y compañeros católicos) estaban muy interesadas en mi desempeño de este papel como mujer. Y traté, sin éxito, de encontrar una manera de ser feliz en este papel. Pensé que si pudiera usar la ropa que quisiera o trabajar en la carrera que quisiera, ya no me sentiría limitada por este rol asignado. Pero ese sentimiento de incongruencia fue más fuerte que todos mis intentos de interpretar el papel de mujer.

Algunos teólogos y líderes de la iglesia, como el Papa Juan Pablo II y su “Teología del Cuerpo”, han argumentado que una clasificación binaria de la humanidad es la intención divina de Dios, debido tanto a la gracia sobrenatural como a la función física. Pero la realidad física de que los seres humanos no encajan en este sistema de dos opciones significa que el binario no respeta al Dios que crea la diversidad. De hecho, tal división impone límites a Dios. Somos creados a imagen de un Dios que no se limita a hombres o mujeres.

Mi fe se volvió mucho más poderosa y real cuando acepté mi identidad como hombre transgénero y comencé la transición. Había sido católica toda la vida, pero de repente comprendí la alegría de vivir como mi verdadero yo y la forma en que mis dones únicos podían florecer mientras trabajaba para compartir los talentos que Dios me había dado con la comunidad.

En aquel momento, los católicos conservadores que componían mi ámbito social, profesional y personal no estaban contentos. No les gustó que hubiera dejado de desempeñar el papel de mujer que me habían asignado. En su opinión, una persona abiertamente LGBTQ era un mártir o un villano. Si esa persona usara las palabras correctas –“atracción por el mismo sexo” en lugar de “homosexual”– y hablara constantemente de su castidad y celibato, esa persona podría ser etiquetada como mártir. Sin embargo, si una persona LGBTQ se atreviera a ser fiel a la forma en que Dios la hizo, se convertiría en un villano. Los conservadores exigieron un binario ordenado que no sea un valor primario para el Espíritu Santo, que se mueve de maneras inesperadas y salvajes.

IMG_5727

Iglesia Católica de la Santísima Trinidad, Washington, D.C.

Mientras las comunidades LGBTQ de todo el mundo celebran el Orgullo este junio, vislumbramos la hermosa diversidad de la creación de Dios en los innumerables estilos de expresión de género. Por ejemplo, alguien que conoces puede optar por declararse bisexual, revelando una verdad sobre su vida interior que antes estaba oculta.

Muchas personas LGBTQ son efectivamente invisibles. Dentro de ese mundo invisible existe una amplia variedad de situaciones y experiencias. Por ejemplo, algunas personas transgénero que se hacen pasar por su verdadero género pueden participar en sus iglesias mientras otras piensan que son personas cisgénero. De manera similar, las personas queer cuyas parejas pueden no ser católicas a veces participan solas en la iglesia, lo que hace que su relación sea invisible para los demás miembros de la comunidad.

La invisibilidad no debería ser necesaria para que las personas LGBTQ participen en comunidades de fe, que deberían ser lugares donde se celebre la diversidad. Durante el Orgullo, pero también durante todo el año, las comunidades religiosas tienen la oportunidad de mostrar amor incondicional a través del apoyo y la afirmación de todos. Clasificar en dos categorías binarias puede parecer más simple, pero esa simplemente no es la realidad de la plenitud de la creación de Dios. Ninguna persona es simplemente un mártir o un villano. Y no todas las personas son simplemente hombres o mujeres según el guión de la sociedad. Por eso la visibilidad queer es tan esencial.

Cuando a las personas LGBTQ se les pide que ocultemos nuestro verdadero yo, toda la comunidad sufre. No deberíamos tener que esconder nuestra lámpara debajo del celemín para que los demás se sientan más cómodos; después de todo, esconder la luz también significa esconder nuestros dones y talentos únicos.

Este Mes del Orgullo y todos los meses, celebremos la diversidad del pueblo de Dios y afirmemos la belleza y la dignidad de las personas LGBTQ en nuestras propias comunidades haciendo de la visibilidad queer un valor que abrazamos y una meta por la que nos esforzamos.

—Maxwell Kuzma (él/él), 28 de junio de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Hay Iglesias inclusivas, proclamamos el Orgullo Cristiano LGBTIQ+ a pesar de la Internacional del Odio.

Lunes, 1 de julio de 2024

IMG_5804


Un sacerdote neoyorquino celebra una “Misa del Orgullo” frente al Stonewall

En una celebración que ha puesto de los nervios a al cristofascismo fundamentalista, una iglesia católica de Nueva York organizó una “Misa del Orgullo”en el Monumento Nacional Stonewall Inn, utilizando un altar envuelto con la bandera LGBT.

Una iglesia católica de Nueva York, anteriormente motivo  de controversia por su compromiso con el Colectivo LGBTIQ+, organizó una “Misa del Orgullo” el jueves 27 por la noche utilizando un altar envuelto con una bandera del Orgullo LGTBIQ+ en el monumento federal Stonewall Inn local con esculturas de dos parejas del mismo sexo y decorado con decenas de banderas arcoiris LGBT.

El monumento federal que consagra un bar gay, The Stonewall Inn, y sus alrededores, conmemora el lugar donde se produjo el levantamiento LGBT el 28 de junio de 1969.

Hablando ante unos 175 asistentes y llevando una estola arcoiris, el padre Andrews dijo: “Venimos aquí porque este es nuestro lugar. Este es el parque nacional de esta comunidad. Este es un lugar donde se nos ve, donde se nos aprecia, donde se nos eleva. Es, como se dice en la liturgia, es justo y correcto estar aquí esta noche”.

El sacerdote dijo que la misa se celebra en el monumento “sobre todo para dar gracias a Dios, que sabemos que nos ve y nos ama con un amor indescriptible, un amor que une, un amor que se abre a todas y cada una de las personas, y un amor que nos pide que vayamos más allá de nosotros mismos hacia el otro”.

El Monumento Nacional a Stonewall es un parque de 7,7 acres situado en el barrio de West Village de Greenwich Village, en el Bajo Manhattan (Nueva York), dedicado a los derechos LGBT y a la historia. Fue designado monumento nacional por el presidente Barack Obama el 24 de junio de 2016.

La Iglesia de San Pablo Apóstol acaparó titulares el año pasado por acoger una exposición de arte que incluía una muestra titulada “Dios es trans: Un viaje espiritual queer”, que provocó una tormenta de críticas en línea de exaltados fundamentalistas calificando de blasfema  la obra de arte. A raíz de las preocupaciones expresadas por la Arquidiócesis de Nueva York, la iglesia acortó el nombre de la exposición de arte a “Un viaje espiritual queer”.

En el momento de la exposición, Paul Snatchko portavoz de los Padres Paulistas, que supervisan la iglesia, defendió la decisión, afirmando que la intención era evangelizar en la plaza pública y compartir la palabra de Dios a través de himnos y liturgia. Sin embargo, los críticos argumentan que utilizar una Misa con fines políticos es inapropiado y socava la naturaleza sagrada del evento. Paul Snatchko dijo a CNA que no creía que la muestra promoviera la ideología de género. Cuando CNA le preguntó si los Padres Paulistas creen que es aceptable decir que Dios es transgénero, respondió que no.

La iglesia había planeado celebrar una Misa del Orgullo en el mismo lugar el año pasado, pero terminó cambiando el lugar a la Iglesia de San Pablo Apóstol por motivos de seguridad. En un correo electrónico enviado a los feligreses, la iglesia explicó que el Servicio de Parques Nacionales les había informado que el Monumento Nacional Stonewall no sería accesible al público en el día programado debido a preocupaciones de seguridad en el área. Como resultado, la Misa del Orgullo ahora se llevó a cabo en la Iglesia de San Pablo Apóstol a las 6:30 p.m.

El padre dominico Thomas Petri, teólogo moral y presidente de la Casa de Estudios Dominicanos en Washington, D.C., dijo a la CNA antes de la misa del año pasado que la liturgia no debería usarse para hacer una declaración política: “Ciertamente es comprensible y forma parte de nuestra tradición celebrar la Misa en arrepentimiento por nuestros pecados, que incluyen cualquier discriminación injusta contra una persona o un grupo. Sin embargo, sería inapropiado que cualquier misa se celebrara con un fin político y con banderas políticas o carteles de campaña ondeando en el santuario o entre la congregación. Sería impío y posiblemente sacrílego porque profana la finalidad misma de la Misa: el culto a Dios mediante la participación en el Cuerpo y la Sangre de Cristo mismo”. Ellos, que han bendecido  misiles y tienen la bandera nacional dentro de los templos…

Joe Zwilling, portavoz de la arquidiócesis de Nueva York, declaró el viernes al Register: “No teníamos conocimiento de la misa” y recomendó que se hicieran preguntas al presidente de los paulistas, el padre René Constanza.

Paul Snatchko dijo al Register el viernes que los Padres Paulistas “no tienen comentarios al respecto” y remitió las preguntas al Padre Andrews, sin embargo, e padre Andrews tampoco dio respuestas.

Un  supuesto asistente a la misa del jueves, que pidió permanecer en el anonimato, lo que, seguramente indica que es un testimonio inventado por la fachofera habría dicho al Register: “Quiero caminar con los católicos LGBTQ porque son mis hermanos y hermanas en Cristo. Sin embargo, el sacerdote predicó repetida y exclusivamente sobre el amor sin mencionar la necesidad de arrepentirse. La misa fue una celebración estridente LGBTQ.  Fue inquietante que un pastor celebrara el pecado en lugar de llevarnos a arrepentirnos y a seguir a Nuestro Señor, Jesucristo”, añadió el asistente. ¿Alguien puede creerse que alguien que piensa así, hubiera acudido a la misa?

Fuente Agencias

 ***


Esta iglesia tiene dos cintas rojas gigantes para que “la comunidad sepa que fueron amados y aceptados”

IMG_5803Por Greg Owen sábado 29 de junio de 2024

Devon Jones explicó cómo su iglesia está “afirmando” nuestra familia LGBTQIA+.

Si alguna vez condujiste hacia el sur de Hollywood por la autopista 101, siguiendo las señales hacia Hollywood Bowl y Highland Avenue, entonces te topaste con la vista a tu derecha del icónico campanario gótico de la Hollywood United Methodist Church (Iglesia Metodista Unida de Hollywood).

Dedicada en 1930, cuando Hollywood florecía y Los Ángeles se extendía hacia el oeste hasta el Pacífico, la iglesia ha sido “un santuario de esperanza” desde que los primeros feligreses comenzaron a organizarse en 1909.

Esa tradición tomó la forma de dos enormes cintas rojas colgadas del campanario en la década de 1990.

“Nuestra iglesia ha apoyado orgullosamente a nuestra familia LGBTQIA+ durante décadas”, dice el pastor asociado Devon Jones a LGBTQNation . “Especialmente a principios de la década de 1990, durante la crisis del SIDA, cuando la gente se alejaba de sus familiares y amigos”.

En respuesta, “Pusimos dos enormes cintas rojas sobre el SIDA en nuestro campanario, para que la comunidad supiera que eran amados y aceptados”.

Durante años, la Iglesia Metodista Unida de Hollywood ha hecho todo lo posible para el Desfile del Orgullo Anual de Los Ángeles, que comenzó a tiro de piedra de la iglesia en una ruta a través del corazón de Hollywood en 2023.

Para la ocasión, requisaron un autobús turístico de dos pisos de Hollywood, difundiendo un mensaje de alegría y celebrando los 30 años desde que izaron esos icónicos lazos rojos que son un claro llamado al amor y la aceptación en el Sur de Estados Unidos.

Queremos que todos sepan que hay comunidades de fe como la nuestra que celebran y afirman a nuestra familia LGBTQIA+”, dice Jones. “Nosotros son la comunidad LGBTQIA+, y también tenemos muchos aliados que nos aman y apoyan. Creemos en un Dios amoroso que nos creó. todo tal como debíamos ser”.

Pride in Pictures es la serie anual de LGBTQNation que celebra el Orgullo en todo el país. Les pedimos a nuestros lectores que enviaran sus fotografías e historias de Orgullo y obtuvimos muchísimos arcoíris. Esté atento a más historias conmovedoras que lo prepararán para el Mes del Orgullo 2024.

Fuente LGBTQNation

Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTBI, Iglesia Católica, Iglesia Inclusiva, Iglesia Metodista , , , , , , , , , , ,

Las conferencias de teología de EE. UU. de este mes de junio marcan un punto de inflexión en cuestiones LGBTQ+: este es el motivo.

Sábado, 29 de junio de 2024

IMG_2300IMG_5711Brian Flanagan, miembro principal del Ministerio New Ways, hablando en la conferencia de la Sociedad Universitaria de Teología en 2024

Para muchos teólogos, junio, además de ser el Mes del Orgullo, es un mes de conferencias. Al finalizar el año académico, llevamos trenes, aviones y automóviles a las reuniones de la Academy of Catholic Hispanic Theologians of the United States-Academia de Teólogos Católicos Hispanos de los Estados Unidos (ACHTUS), the Catholic Theological Society of America (CTSA), y otros. Puedes vernos en los aeropuertos, arrastrando un equipaje de mano lleno de libros y murmurando para nosotros mismos que no hemos hecho lo suficiente, o en los trenes terminando nuestras últimas diapositivas de PowerPoint para la reunión.

Parte de mi trabajo en New Ways Ministry ha sido conectar y apoyar el trabajo de otros teólogos católicos LGBTQ+, y la temporada de conferencias de este año se ha sentido como un momento decisivo para nuestra presencia y nuestra voz en la iglesia y la academia en los Estados Unidos. En reuniones de este tipo ya se han producido debates sobre cuestiones LGBTQ+ y reuniones de teólogos LGBTQ+, incluido un importante panel de CTSA sobre las importantes perspectivas de los teólogos de color LGBTQ+ en 2023, y el establecimiento de un caucus LGBTQ+ en CTS ese mismo año.

Pero este año, la presencia en nuestras conferencias de destacados teólogos LGBTQ+ y de académicos que debaten cuestiones LGBTQ+ en teología se sintió como un punto de inflexión, tanto para las sociedades mismas como para el futuro de la teología católica en este país. Como alguien que ha estado asistiendo a estas reuniones durante algún tiempo, este junio ha sido una experiencia profunda de esperanza para el futuro de la teología y para el futuro de nuestra iglesia.

En la conferencia CTS, centrada en “Vulnerabilidad y Florecimiento”, Alfred Kah Meh Pang, colaborador de Bondings 2.0, dio una charla plenaria basada en su trabajo con la comunidad LGBTQ+ en Singapur, discutiendo el acompañamiento y la vulnerabilidad como “una práctica de discipulado”.

En el coloquio de ACHTUS, centrado en la sinodalidad, Miguel Díaz de la Universidad Loyola de Chicago participó en un panel plenario sobre “Sinodalidad Queering”, hablando sobre el desafío de dar la bienvenida a aquellos que se sienten excluidos de la participación en la vida de la Iglesia.

Y en la reunión de la CTSA, con el tema “Salvación social”, Carlos Mendoza-Álvarez, del Boston College, utilizó la teoría y las teologías queer para imaginar y reimaginar la salvación social desde las perspectivas de los sobrevivientes de la violencia y la catástrofe. Susan Abraham, de la Pacific School of Religion, exploró formas creativas de responder a los cambios en la educación superior de nuestro tiempo.

Fuera de estas sesiones plenarias, los temas LGBTQ+ y los teólogos LGBTQ+ estuvieron presentes a lo largo de las reuniones. Algunos artículos se centraron explícitamente en el ministerio con transcatólicos, las bendiciones de las uniones entre personas del mismo sexo y las perspectivas queer sobre temas teológicos tradicionales. En otras sesiones, teólogos LGBTQ+ presentaron ponencias sobre teología sistemática, teología moral, teología sacramental y otros temas. Y más allá de nuestro trabajo formal en sesiones de discusión, nos reunimos como teólogos católicos LGBTQ+ en comidas y happy hours, apoyándonos mutuamente en nuestro trabajo y vidas vividas juntos en compromiso con la iglesia y nuestras vocaciones académicas dentro de ella.

Recuerdo cuando era difícil encontrar otros teólogos católicos LGBTQ+ en estas reuniones. Ahora, cuando tenemos un happy hour juntos, ¡necesitamos hacer una reserva grupal! Y tengo esperanzas por lo “en casa” que nos sentimos muchos de nosotros en estas reuniones de nuestros gremios académicos. Aún queda trabajo por hacer, especialmente en lo que respecta a ampliar la bienvenida a la diversidad de personas LGBTQ+, pero sigue siendo sorprendente para mí cuán normal se ha vuelto la presencia de teólogos católicos queer y la atención a temas católicos LGBTQ+ en estos espacios. Estoy profundamente agradecido por este desarrollo.

Lo más importante es que estas experiencias me dan esperanzas para el futuro de la teología en nuestra Iglesia Católica. En diciembre de 2023, el Papa Francisco publicó un motu proprio titulado Ad Theologiam Promovendam (Promoting theology-Promoción de la teología) en el que esboza una visión de la teología y los teólogos para una iglesia sinodal misionera. El Papa plantea la necesidad de que la teología “sea una teología fundamentalmente contextual, capaz de leer e interpretar el Evangelio en las condiciones en las que hombres y mujeres viven diariamente, en diferentes entornos geográficos, sociales y culturales”. Parte de ese método que ya se está avanzando es la teología escrita y enseñada desde el contexto de los católicos LGBTQ+ y las experiencias LGBTQ+ en general.

Cada vez que la teología ha acogido –o se ha visto obligada a acoger– las voces de todas las comunidades e identidades que constituyen nuestra iglesia, ha mejorado. Vimos este efecto poderosamente cuando más laicos, y especialmente mujeres, se convirtieron en teólogos a partir de mediados del siglo XX. También se ha confirmado a medida que miembros de sectores históricamente marginados o racializados de la iglesia en los Estados Unidos (católicos negros, católicos latinos, católicos orientales, católicos indígenas, católicos asiáticos e isleños del Pacífico, y otros) están siendo incluidos más activamente en nuestra Diálogos teológicos.

Y es cierto ahora que las voces de los católicos LGBTQ+ se reflejan cada vez mejor en nuestra teología y en nuestra iglesia en su conjunto. En este mes del Orgullo, este es un momento para celebrar.

—Brian Flanagan (él/él), Ministerio New Ways, 26 de junio de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.