Archivo

Archivo para la categoría ‘Iglesia Católica’

El Vaticano levanta el veto: el moralista Martin Lintner será decano a partir de septiembre

Sábado, 20 de abril de 2024

IMG_2903El Dicasterio para la Cultura y la Educación no le concedió el ‘nihil obstat’ solicitado el año pasado

Finalmente, el Vaticano ha levantado el veto y permitirá al teólogo moralista Martin M. Lintner, asumir el cargo, a partir del próximo 1 de septiembre, de decano de la Universidad de Brixen, de la diócesis italiana de Bolzano-Bressanone

Lintner, quien fue presidente de la Sociedad Europea de Teología Católica y la Asociación Internacional de Teología Moral y Ética Social, no recibió el ‘nihil obstat’ debido a escritos no especificados sobre temas de moral sexual, según se publicó entonces, lo que motivó la crítica de más de un centenar de teólogos italianos

Ahora, según informó la diócesis italiana, el obispo Ivo Muser ha recibido la pertinente aprobación de la Santa Sede y el teólogo ha mostrado su alegría por el hecho de que se hayan disipado las reservas contra él, también en relación con sus publicaciones

Martin M. Lintner: “¿Qué carga hemos impuesto a la gente en la Iglesia con una moral sexual tan estricta?”

Finalmente, el Vaticano ha levantado el veto y permitirá al teólogo moralista Martin M. Lintner, asumir el cargo, a partir del próximo 1 de septiembre, de decano de la Universidad de Brixen, de la diócesis italiana de Bolzano-Bressanone, según informa Katholische.

Lintner, quien fue presidente de la Sociedad Europea de Teología Católica y la Asociación Internacional de Teología Moral y Ética Social, no recibió el pasado año el ‘nihil obstat para esa función por parte del Dicasterio para la Cultura y la Educación debido a escritos no especificados sobre temas de moral sexual, según se publicó entonces, lo que motivó la crítica de más de un centenar de teólogos italianos, que consideraron la medida “objetivamente desproporcionada e intrínsecamente inconsistente, dadas las razones generales presentadas sin argumento público”.

Ahora, según informó la diócesis italiana, el obispo Ivo Muser ha recibido la pertinente aprobación de la Santa Sede y el teólogo ha mostrado su alegría por el hecho de que se hayan disipado las reservas contra él, también en relación con sus publicaciones.

Es de gran importancia para mí cerrar este capítulo, tan estresante para todos los involucrados y concentrarme nuevamente en el trabajo teológico. Afronto los nuevos desafíos como decano de nuestra universidad con alegría y confianza”, declaró Lintner, quien no quiso especular con que si este cambio de postura en el Vaticano tiene que ver con la revisión del procedimiento sobre la concesión del ‘nihil obstat’ que se estaría llevando a cabo desde hace un año.

Una ética renovada de la sexualidad

Martin M. Lintner, con la obra Ética de las relaciones cristianas: desarrollos históricos – fundamentos bíblicos – perspectivas actuales (Herder), asegura que la institución eclesial, con su rígida moral sexual, dificultaba innecesariamente la vida de las personas y les causaba graves problemas de conciencia”.

Desde ahí hay que entender lo que pretende con esta nueva obra, con la que no ignoraba que pueda acarrearle nuevas dificultades como profesor de teología moral.Pero no dejaré que este miedo me paralice. Me veo como un teólogo moral y un sacerdote religioso que forma parte de la comunidad de la iglesia y que, según mi leal saber y entender”.

“Me gustaría seguir pensando en esta visión de una ética renovada de la sexualidad, las relaciones y el matrimonio en la línea del Concilio Vaticano II, y también incorporar perspectivas de las ciencias naturales, humanas y sociales, incluidos los estudios de género. Se trata de apoyar a las personas como Iglesia para que descubran y acepten su identidad sexual, sean reconocidas con ella y practiquen y vivan un enfoque responsable de su sexualidad. Considero que la moralidad eclesiástica de prohibiciones y mandamientos no ayuda a una ética de relaciones que sirva a la vida”, concluye.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

18 meses de cárcel para el sacerdote polaco que negó el auxilio a un prostituto contratado para una fiesta

Sábado, 20 de abril de 2024

IMG_0708Tomasz Z. ha sido declarado culpable de cuatro delitos

Tomasz Z., el ex sacerdote polaco que organizó una orgía gay en su residencia parroquial fue condenado a 18 meses de cárcel por denegar el auxilio a un prostituto que había contratado y que enfermó tras ingerir drogas en la fiesta

Fue declarado culpable de cuatro delitos, entre ellos el de “aprovecharse de la indefensión de otra persona para inducirle a mantener contacto sexual”, además del uso de drogas ilegales

En el juicio, que se llevó a cabo a puerta cerrada, se decidió también que el ex clérigo deberá compensar con casi 4.000 euros a la víctima

Un ex sacerdote polaco que organizó una orgía gay en su residencia parroquial fue condenado a 18 meses de cárcel por denegar el auxilio a un prostituto que había contratado y que enfermó tras ingerir drogas en la fiesta.

Según informa este miércoles la prensa polaca, Tomasz Z. fue declarado culpable de cuatro delitos, entre ellos el de “aprovecharse de la indefensión de otra persona para inducirle a mantener contacto sexual”, además del uso de drogas ilegales.

En agosto del año pasado, Tomasz Z. que ejercía como párroco del santuario de la Virgen de los Ángeles de Dąbrowa Górnicza (sur) organizó una fiesta en la residencia parroquial con la participación de varios sacerdotes más y un prostituto quien, debido a las drogas ingeridas, perdió el conocimiento.

GKvIyJLXcAAkpHDSegún fuentes policiales, los asistentes ingirieron drogas de varios tipos y el hombre que estaba contratado para prestar servicios sexuales perdió el conocimiento, tras lo cual una ambulancia acudió al domicilio, pero una vez allí, los curas impidieron a los enfermeros entrar y pidieron sacar ellos mismos al enfermo. Cuando la ambulancia llegó al lugar, el sacerdote, expresamente, se negó a dejar entrar a los enfermeros, por lo que tuvo que acudir la policía, lo que terminó por hacer público el incidente y desembocó en la suspensión de sus funciones como párroco.

Finalmente, la policía se personó en el lugar de los hechos, se pudo dar asistencia médica al hombre que estaba inconsciente y el incidente recibió un amplio eco en los medios, lo que finalmente provocó el relevo del obispo de la diócesis de Sosnowiec (sur), Grzegorz Kaszak.

Los hechos tuvieron un amplio eco en los medios y Tomasz Z. atribuyó a “ataques contra la Iglesia, el clero y los creyentes” las críticas a las que se enfrentó y, tras ser relevado de sus funciones, decidió pasar unos meses en Turquía. “Creo que si algo similar le hubiera sucedido a una persona cualquiera, que tuviera una profesión diferente, y no a un clérigo, no habría habido ningún problema”, escribió el ex sacerdote en sus redes sociales poco después del incidente.

La investigación llevada a cabo por la fiscalía trataba de esclarecer si el hombre que perdió el conocimiento por la ingestión de drogas, y que en el proceso tiene la consideración de víctima, era o no un trabajador sexual y cobró por asistir a la fiesta o lo hizo gratis.

En el juicio, que se llevó a cabo a puerta cerrada, fue acusado por la fiscalía de delitos que suman ocho años de cárcel. Sin embargo,  fue condenado a 18 meses de cárcel por denegar el auxilio. Se decidió también que el ex clérigo deberá compensar con casi 4.000 euros a la víctima.

La diócesis de Sosnowiec (sur), donde ejerció como sacerdote Tomasz Z., se ha visto envuelta en otros escándalos en los últimos años, como la detención de un seminarista por participar en una reyerta en un club gay o el asesinato de un cura por parte de otro sacerdote que, tras cometer el crimen, se suicidó saltando al paso de un tren.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

“¿Y dónde quedó la “salvación de las almas?”, por Consuelo Vélez.

Viernes, 19 de abril de 2024

IMG_3969De su blog Fe y Vida:

Un lector de una revista misionera me escribió una carta manifestando su preocupación porque él ve que la Iglesia (con obispos incluidos) se ha convertido en una ONG que se dedica a programas sociales y a negociaciones de paz pero que no cumple su tarea fundamental que debería ser “la salvación de las almas. Incluso se pregunta si el crecimiento de otros grupos cristianos se debe a la falta de una pastoral que hable de la fe y se ocupe de lo espiritual y no de lo terrenal.

Todas estas preocupaciones son legítimas y no es fácil abordar estos temas cuando de entrada se percibe que se está hablando desde dos horizontes diferentes, dos antropologías diferentes, dos teologías diferentes, dos pastorales diferentes, dos espiritualidades diferentes. Pero, intentaré hacer algunas reflexiones, sin ánimo de convencer a nadie sino de explicitar, un poco más, el horizonte desde el que, a partir de Vaticano II, se mueve la iglesia, la teología, la pastoral, la espiritualidad.

Comencemos con la antropología. La visión griega es dualista y esta visión fue asumida por el cristianismo porque la fe se expresa en las categorías de cada tiempo y esas eran las categorías del imperio cuando el cristianismo comenzó a expandirse. Desde esos presupuestos, el ser humano se concibió como un compuesto de cuerpo-alma y al morir se separaban esos dos elementos, destruyéndose el cuerpo y salvándose o condenándose el alma. Además, esa visión se prestó para separar lo material de lo espiritual, con el agravante de que lo material es lo malo y lo espiritual es lo bueno. Por esto se veía positivo castigar el cuerpo y mortificarlo para salvar al alma, única realidad que importaba. Ahora bien, inclusive con esta visión dualista, todos los místicos y muchos cristianos han entendido que la salvación del alma se consigue con la práctica de la caridad. Amar al prójimo, realizar obras de misericordia, preocuparse por dar de comer al hambriento y de beber al sediento, es lo que ha dado origen a la variedad de carismas que se organizan en comunidades religiosas -masculinas y femeninas- y que, hasta el día de hoy, siguiendo la inspiración carismática de la comunidad, hacen obras de caridad y de servicio a los más necesitados. A través de estas obras, evangelizan, primero que todo con el testimonio y, en segundo lugar, con la palabra explícita.

Pero gracias al desarrollo de las ciencias, entre ellas la antropología, cada vez se consolida más una visión de un ser humano integral donde la dimensión espiritual no está separada de la corporal, sino que ambas constituyen al ser humano. La corporeidad es más que lo biológico, en el sentido de que es la posibilidad de expresión de la persona y de esa sed de infinito y de trascendencia que tiene todo ser humano (lo espiritual) que no tiene otra forma de vivirse más que en la corporeidad, en el aquí y ahora de nuestra historia. Además, esa es la comprensión semita propia de la Sagrada Escritura, con lo cual, la Iglesia ha ido asumiendo esa mejor comprensión del ser humano y tiene claro que hay que salvar al ser humano “entero”, es decir, con toda su realidad social, económica, política, cultural.

Con Vaticano II se enriqueció la teología y la pastoral porque se entendió que Dios se revela en este mundo y es ahí donde hay que concretar la fe, el compromiso, el amor cristiano. La teología actual sigue mostrando cómo fe y obras -como lo dice la carta de Santiago (2, 17)- son inseparables. Por su parte, la pastoral ha comprendido la urgencia de responder a todo el ser humano porque comunicar la fe no es “adoctrinar” a las personas con las ideas religiosas sino ayudar a que cada persona descubra la presencia de Dios en su historia, en sus luchas y realizaciones, en su vida cotidiana.

La espiritualidad cristiana debe basarse en las palabras y obras de Jesús de Nazaret, consignadas en los evangelios, correctamente interpretados con la exégesis bíblica. El Jesús anunciador del Reino solo trae “buenas noticias: “El Espíritu del Señor está sobre mí, me ha ungido, para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos, la vista a los ciegos, para dar libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del señor” (Lc 4, 18-19). No habla de almas, de cielos, de huida del mundo. Habla de la vida plena a la que están llamados todos los hijos e hijas de Dios, vida plena que supone la integralidad de lo que el ser humano es.

Conviene recordar que, en las curaciones que Jesús realiza, el acento está en lo que significa la enfermedad en ese contexto: se creía que era castigo de Dios por algún pecado de la propia persona o de sus padres y por eso debería excluirse a los enfermos de la comunidad. Jesús rompe esa concepción y al curarlos, los incluye a la comunidad, realizando con sus obras el amor efectivo de Dios hacia los seres humanos. Dios no castiga, no condena, no separa. Dios acude en su ayuda, rompe todas las exclusiones, supera todas las barreras, hace visible su misericordia infinita hacia toda su creación.

Sería suficiente recordar el texto de Mateo 25, 31-46 -texto que está escrito en un género literario apocalíptico en el que se usan expresiones como juicio final, premio y castigo, etc., dando la clave profunda del amor que Dios nos invita a vivir por nuestra fe: “cada vez que hiciste algo a uno de estos hermanos míos, más pequeños, a mí me lo hiciste”. Encontrar a Jesús, amarlo y servirlo es reconocerlo en “todo” ser humano, amándolo y sirviéndolo, comenzando por los más necesitados.

Podríamos seguir anotando aquí la multitud de citas bíblicas donde Jesús hace presente a Dios en medio de su pueblo con gestos de servicio, de acogida, de misericordia, de romper barreras de exclusión como el acercarse a hablar con mujeres, con publicanos, con leprosos (todos aquellos que según la ley judía podían hacer impuro al que hablara con ellos) mostrando con sus actos que, efectivamente, Él vino “a dar vida y vida en abundancia (Jn 10,10). Jesús sigue la línea de los profetas que denuncian el culto vacío y llaman al pueblo a vivir “la justicia y el derecho, único culto que Dios desea: “Detesto vuestras fiestas y holocaustos … no quiero oír la salmodia de tus arpas. Que fluya, sí, el juicio como agua y la justicia como arroyo perenne” (Am 5, 21-14).

Mal harían los cristianos si no trabajan por la salvación del ser humano en todas sus dimensiones porque esto es lo que Dios quiere. Mal harían los obispos colombianos si no trabajan por la paz y la justicia porque esto es lo que Dios quiere. Por supuesto, la evangelización explícita, no ha de faltar, pero, aunque la evangelización no se hiciera con palabras, las obras que hago en nombre de mi Padre son las que dan testimonio de mí” (Jn 10,25) y, los cristianos podrían decir “las obras que hacemos son las que dan testimonio de la fe que profesamos”. Nuestra fe es una fe “encarnada” y, por tanto, solo haciendo obras de misericordia estamos trabajando por la salvación de las almas y, en la comprensión actual, por la salvación del ser humano.

Biblia, Espiritualidad, Iglesia Católica , , , , ,

El Arzobispado de Tarragona pide perdón por el papel de la Iglesia durante el franquismo

Viernes, 19 de abril de 2024

IMG_4151

Homenaje a las víctimas de la represión franquista en el cementerio de Tarragona RD/Agencias

El vicario general, presente en el homenaje a la represión de la dictadura

“Manifestamos nuestra proximidad hacia las víctimas, no sólo queremos decir que si nos hemos equivocado, pedir perdón, sino que podemos ayudar a esta recuperación de la memoria”

Año tras año, la fosa común mayor del cementerio de Tarragona acoge el homenaje a las 797 víctimas de la represión franquista al conjunto de la demarcación. El acto, organizado por la asociación de familiares de las víctimas, también ha contado con la presencia de diferentes autoridades

El Arzobispado de Tarragona ha pedido perdón por el papel de la Iglesia en el franquismo. Lo ha expresado el vicario Joan Àguila, en el homenaje anual a las víctimas de la represión franquista en el cementerio municipal.

Al mismo tiempo, la archidiócesis ha puesto a disposición de las familias el archivo de la institución. «Manifestamos nuestra proximidad hacia las víctimas, no sólo queremos decir que si nos hemos equivocado, pedir perdón, sino que podemos ayudar a esta recuperación de la memoria», ha afirmado.

Un gesto bien recibido por la asociación de familiares de las víctimas, que espera que otras instituciones eclesiásticas tomen ejemplo. Cerca de 200 personas han participado en el homenaje, que este año coincide con el 93.º aniversario de la proclamación de la II República.

Año tras año, la fosa común mayor del cementerio de Tarragona acoge el homenaje a las 797 víctimas de la represión franquista al conjunto de la demarcación. El acto, organizado por la asociación de familiares de las víctimas, también ha contado con la presencia de diferentes autoridades.

Este año, se ha sumado el vicario general del Arzobispado de Tarragona, Joan Àguila, quien ha aprovechado el turno de palabra para pedir disculpas en nombre de la institución eclesiástica por el papel de la Iglesia durante el franquismo. Según Àguila, la archidiócesis muestra así la voluntad «de transparencia, de abertura, de proximidad hacia la ciudadanía y de servicio a las personas que pasan por un momento doloroso» a raíz de las acciones del régimen franquista.

Aunque no es la primera vez que un representante del Arzobispado participa activamente en este homenaje, sí que es la primera vez que ha pedido disculpas públicamente a las familias por el papel de la institución durante este periodo histórico.

“Muy agradecidos

Un gesto que se ha recibido positivamente por parte de la Asociación de Familiares de Víctimas de la Represión Franquista en Tarragona. «La implicación de la Iglesia durante la dictadura ha estado muy presente, por lo tanto, como asociación estamos muy agradecidos que la Iglesia esté representada en un acto de homenaje a los represaliados por el franquismo; no creo que haya demasiados sitios donde pueda pasar eso», ha destacado a la presidenta de la entidad, Montserrat Giné.

En este contexto, Giné se ha mostrado esperanzada que otros arzobispados catalanes y españoles también se unan a esta tendencia y se pongan al lado de las víctimas.

Más allá de las palabras, Àguila ha puesto a disposición de los familiares el archivo de la institución, con la voluntad de permitir un ejercicio de recuperación de memoria democrática. Unos documentos que la entidad ha puesto en valor, tanto por su contenido como por la importancia de la archidiócesis donde se encuentran.

Aunque en esta ocasión, el arzobispo tarraconense no ha podido estar presente en el homenaje de este domingo por cuestiones de agenda, el vicario ha señalado que de cara el próximo año intentará tomar parte en el acto.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

El sentimiento anti-LGBTQ+ es una fuerza impulsora para el abandono de la religión en EE.UU.

Viernes, 19 de abril de 2024

IMG_3888Los  escándalos de conducta sexual inapropiada y la falta de creencias son otras razones importantes para dejar atrás la religión.

Una reciente encuesta realizada por la organización sin fines de lucro PRRI encontró que el 18% de los estadounidenses abandonaron su religión y ahora no están afiliados a ninguna religión entre los años 2013 y 2023. De ese 18%, casi la mitad citó el sentimiento anti-LGBTQ+ dentro de su religión anterior como una razón para irse.

La encuesta encontró que más de una cuarta parte (26%) de los estadounidenses ahora se identifican como no afiliados religiosamente, lo que lo convierte en el grupo religioso más grande del país. La razón principal por la que las personas abandonaron sus religiones, según lo citado por el 67% de las personas, es que simplemente dejaron de creer.

Otras razones citadas para que las personas abandonen su religión incluyeron preocupaciones de salud mental (32%) y preocupaciones de que su religión se involucre demasiado en la política (20%). Los escándalos de conducta sexual inapropiada también desempeñaron un papel importante a la hora de motivar a las personas a abandonar su religión. Esto fue especialmente notorio entre los ex católicos; El 45% de los excatólicos citaron la conducta sexual inapropiada como motivo para abandonar su iglesia, cifra notablemente superior al 24% de los no católicos que dijeron lo mismo.

La encuesta también encontró que aquellos que no tienen afiliación religiosa tienen más probabilidades de identificarse como LGBTQ+. Aquellos que se identifican como LGBTQ+ también tienen más probabilidades de haber abandonado su religión por motivos de salud mental o por preocupación por los escándalos de abuso sexual vistos en las iglesias.

La enseñanza negativa de la religión sobre las personas LGBTQ está impulsando a los estadounidenses más jóvenes a abandonar la iglesia”, dice Melissa Deckman, directora ejecutiva de PRRI para NPR. “Descubrimos que alrededor del 60% de los estadounidenses menores de 30 años que abandonaron la religión dicen que lo hicieron debido a sus tradiciones religiosas, lo cual es una tasa mucho más alta que la de los estadounidenses mayores”.

Sin embargo, no todos los individuos que se fueron son ateos o agnósticos. Si bien el número de ambos grupos ha aumentado, sólo el 4% de los estadounidenses se identifican como ateos, mientras que sólo el 5% se identifica como agnóstico.

La religión principal que la gente está dejando atrás es el catolicismo, y la iglesia pierde más personas de las que gana.

Por otro lado, hay muy pocos estadounidenses que crecen sin religión y luego se vuelven religiosos; este grupo representa sólo alrededor del 3%.

Las tendencias que se ven aquí se aplican en gran medida a los ex cristianos blancos, particularmente a los ex católicos. No se replican entre los protestantes negros o aquellos que provienen de un entorno no cristiano, como los judíos.

La encuesta se realizó con una muestra de más de 5.600 participantes, que representaban a todos los estados de EE. UU., así como a Washington, DC. Quienes realizaron la encuesta se basaron en datos del USPS para generar una muestra que fuera representativa según la dirección. La encuesta en sí se realizó en línea y se ajusta el sesgo de falta de respuesta ajustando la muestra en función de las características demográficas.

Fuente LGBTQNation

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

“Criterios teológicos para superar la polarización homofóbica en la Iglesia: La aportación del Camino Sinodal Alemán”, por Jesús Martínez Gordo / teólogo

Jueves, 18 de abril de 2024

IMG_3963

Bendición de parejas gay a las puertas de la catedral de Colonia RD/Agencias

“Los sinodales alemanes piden la revisión de la moral católica sobre la homosexualidad”

Está, en primer lugar, el grupo (sin duda, el más numeroso) formado por quienes diferencian las personas de los actos homosexuales”

“Hay una segunda sensibilidad que –eclesialmente minoritaria, pero en ascenso– va más lejos y que, además de exigir un trato digno con las personas homosexuales, pide que se reconozca que en ellas hay ‘dones y cualidades’ innegables”

Los sinodales alemanes constatan que urge revisar “algunas normas de la tradición de la Iglesia” ya que “carecen de la afinidad necesaria con la experiencia concreta de la vida de las personas”

“Como consecuencia de las aportaciones facilitadas por el Camino Sinodal Alemán y el dominico A. Oliva, hemos empezado a percatarnos de que la ley natural -en lo referente a la homosexualidad- no es universal, sino mayoritaria”

En el seno de la Iglesia católica existen, por lo menos, dos maneras de entender y de relacionarse con la homosexualidad que merecen la pena analizar. Y, por extensión, con las personas bisexuales y transexuales, dejando, al margen los comportamientos y planteamientos patológicos que, como en todo colectivo humano, también pululan entre sus filas.

Está, en primer lugar, el grupo (sin duda, el más numeroso) formado por quienes diferencian las personas de los actos homosexuales. Si estos últimos, sostienen en sintonía con el Catecismo, “son intrínsecamente desordenados”, no se puede olvidar nunca que las personas “deben ser acogidas “con respeto, compasión y delicadeza”, evitando “todo signo de discriminación injusta”. Es muy probable que algunos de quienes integran este colectivo tengan dificultades para diferenciar los comportamientos, de las personas en cuanto tales, pero esto no anula la existencia de un numeroso grupo de católicos empeñados en establecer dicha diferencia y en ser coherentes con ella.

Hay una segunda sensibilidad que -eclesialmente minoritaria, pero en ascenso- va más lejos y que, además de exigir un trato digno con las personas homosexuales, pide que se reconozca que en ellas hay “dones y cualidades” innegables.

La orientación sexual es una disposición inmutable y no una elección particular”

Ésta fue la propuesta formulada por la Secretaría General del Sínodo en 2014 que, a pesar de no prosperar en el aula sinodal, retomó la Conferencia Episcopal Alemana en su informe para el Sínodo del año siguiente: para la mayoría de los católicos alemanes, se sostenía en dicho informe, “la orientación sexual es una disposición inmutable y no una elección particular”. Por eso, irrita el discurso que entiende la condición y el comportamiento homosexual como “intrínsecamente desordenados”.

Mantener semejante tesis, es desconocer (o negarse a reconocer) la diversidad de orientación sexual que, por “connaturalidad”, se da. Son muchos los católicos alemanes, concluían sus obispos, que, sin igualarlas con el matrimonio, aceptan cordialmente las uniones homosexuales.

Los homosexuales, “imagen y semejanza de Dios”

IMG_3962De lo indicado sobre el parecer que merecía a los obispos alemanes la posición timorata y nada empática de los padres sinodales sobre la homosexualidad, se concluía que esta Iglesia también estaba comprometida con una revisión a fondo de la doctrina, moralidad y trato con los homosexuales.

Así se volvió a evidenciar cuando, poco después, decidió poner en marcha el llamado Camino Sinodal y dedicar un Foro (el IV) a “vivir el amor en la sexualidad”.

Dicho Foro presentó a la cuarta Asamblea Sinodal (septiembre de 2022) un “Texto básico” (“Vivir el amor en relaciones que funcionan. Vivir el amor en la sexualidad y en la relación de pareja”) que -aunque no alcanzó los 2/3 de los obispos presentes, necesarios para su aprobación- se acordó que -habida cuenta de la mayoría de consenso alcanzado en dicha Asamblea (el 82 %)– fuera presentado como la posición oficial de la Iglesia alemana, tanto en la “visita ad limina” de los obispos en noviembre del mismo año, como en la sesión continental del Sínodo de la Iglesia universal a celebrar en enero de 2023. Pero eso no fue todo.

Las tesis fundamentales de este “Texto básico” van a ser recuperadas, en buena parte, en la Quinta Asamblea en el Texto Básico del Foro III (“Mujeres en los ministerios en la Iglesia”). Además, el asunto de la homosexualidad va a ser tratado en otro tipo de documentos, denominados de “acción”, aprobados tanto en la cuarta (“Reevaluación magisterial de la homosexualidad”) como en la quinta Asamblea Sinodal: “Abordar o afrontar la diversidad de género”; “Celebraciones de bendición para las parejas que se aman”; “Orden básico del servicio eclesiástico” y “Apoyo a la educación sexual y promoción de los conceptos de educación sexual en todas las instituciones educativas y pastorales”.

En estos textos, estudiando la sexualidad a la luz de la  voluntad de Dios, recogida en la Escritura, se adentran en cuatro asuntos que solo enuncio porque no es posible desarrollar en esta aportación: la dignidad del ser humano, imagen de Dios, punto central de una moral sexual cristiana presidida por la libertad y el consentimiento; la sexualidad bajo el primado del amor, articulación de “ágape”, “eros” y “philía”; la sexualidad, vivida como don y mandato creativo y, finalmente, el placer sexual, regalo de Dios que se pone al servicio de la vida.

Y, tratando la sexualidad a la luz de las ciencias, los sinodales alemanes se adentraron, básicamente, en dos asuntos: en primer lugar, la irrupción de la pluralidad sexual y, como resultado de ello, la necesidad de superar la binariedad sexual y acoger su diversidad (transgénero o intersexual) y, en segundo lugar, el reconocimiento de la dignidad de la homosexualidad y la necesidad de reevaluar el magisterio eclesial al respecto.

La revisión de la moral católica sobre la homosexualidad 

Los sinodales alemanes constatan que urge revisar “algunas normas de la tradición de la Iglesia” ya que “carecen de la afinidad necesaria con la experiencia concreta de la vida de las personas” y porque, “al haberse gestado en otros contextos, hoy ya no son compartidas ni comprendidas”. Cuando no se comprenden las razones de la doctrina moral de la Iglesia “se erosiona”, como así sucede, “la confianza en aquellos que son responsables de la interpretación auténtica de la fe”.

 

Y más, si, como también pasa en la actualidad, hay personas a las que “les resulta inexplicable” ser “rechazadas por su comunidad de fe debido a su plan de vida, su orientación sexual y su identidad de género” o porque, diferenciándose de “las nociones habituales de normalidad (“queer”)”, no se adhieren “a las normas de su comunidad de fe”, siendo percibidas, por ello, como “una variante incompleta de una vida cristiana plenamente válida”.

En concreto, tales personas no se explican “que la abundancia de la Buena Nueva sólo debe darse a aquellos que viven en conformidad con el Magisterio, siendo excluidas “del camino de seguir a Cristo por su identidad de género u orientación sexual”, a pesar de que mantienen una relación “vivida con dignidad y amor” y presidida por una “amistad comprometida, fiel, respetuosa, recíproca y pronta a asumir la responsabilidad correspondiente en caso de paternidad”.

Obviamente nos estamos refiriendo -reiteran- a situaciones y personas que nada tienen que ver -en total sintonía con el magisterio eclesial- “con el rechazo y la prohibición de la sexualidad explotadora y violenta”; “la prostitución forzada; la violación y las prácticas degradantes de pornografía”. Y, por supuesto, en total sintonía con “la prohibición estricta de los abusos sexuales perpetrados por adultos contra las personas confiadas a su cuidado (núm. 2389 CIC)”.

Petición al Papa Francisco

Una vez explicitados los criterios escriturísticos y científicos reseñados más arriba, valorada la doctrina moral al respecto y formuladas las propuestas pertinentes, los sinodales alemanes se adentran en elTexto de acción en el que se dirigen al Papa para recomendarle que “proceda a una aclaración y reevaluación de la homosexualidad en el Magisterio”, a la luz de las consideraciones indicadas en el Texto Básico y que resumo en estos cinco puntos:

1.- “Todo ser humano es creado por Dios con su sexualidad, y tiene una dignidad inalienable en virtud de ser así creado. La orientación sexual de cada persona humana es inseparable de él o ella. No está seleccionada y no se puede cambiar”. 

2.- “Habiendo sido creadas a imagen de Dios, todas las personas merecen respeto y empatía, independientemente de su orientación sexual. Todos los fieles están obligados a abordar activamente cualquier discriminación basada en la orientación sexual”. 

3.- “Dado que una orientación homosexual es parte del ser humano creado por Dios, esta orientación no debe ser juzgada de manera diferente en términos éticos que una orientación heterosexual”. 

4.- “Toda persona está llamada a integrar su sexualidad en su modo de vida. La sexualidad genital responsable en las relaciones con otra persona está guiada por el respeto por la dignidad y la autodeterminación; el amor y la fidelidad; la responsabilidad mutua y las dimensiones específicas de la fertilidad y teniendo en cuenta que son relaciones que pretenden ser exclusivas y permanentes”. 

5.- “La sexualidad entre personas del mismo sexo, también practicada mediante actos sexuales, no es, por lo tanto, un pecado que separa a una persona de Dios, y no debe ser juzgada como mala en sí misma. Más bien, debe medirse por la realización de los valores antes mencionados”.

 

En definitiva, urge ser conscientes de que la comprensión y las acciones de la Iglesia en materia de homosexualidad no han tenido suficientemente en cuenta la dignidad de las personas homosexuales como criaturas de Dios. Las personas homosexuales son hijas de Dios, y en virtud de haber sido creadas a imagen de Dios tienen derecho a ser aceptadas incondicionalmente en y por nuestra Iglesia, y a desempeñar un papel activo en la vida de fe y en la Iglesia”.

Superar, cuanto antes, la polarización homofóbica 

Como consecuencia de las aportaciones facilitadas por el Camino Sinodal Alemán y el dominico A. Oliva, hemos empezado a percatarnos de que la ley natural -en lo referente a la homosexualidad- no es universal, sino mayoritaria. Y, según la segunda de tales evidencias, la escriturística, también hemos empezado a reconocer la centralidad que, en el tratamiento de este asunto, ha de tener la condición creatural de todas las personas, creadas, a “imagen y semejanza de Dios”, incluidas las homosexuales.

No queda más remedio que ir superando, aunque sea con muchas dificultades, la polarización cultural en la que se ha movido la Iglesia católica hasta el presente para superar el riesgo de incurrir en la homofobia que -guste o no- se aloja en su seno y aledaños. Y, con ella, otras polarizaciones.

Fuente Religión Digital

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , ,

La Declaración de Bendiciones del Vaticano es un progreso “esencial pero incómodo”, escribe un teólogo

Jueves, 18 de abril de 2024

IMG_3924Xavier Montecel

En un ensayo de Commonweal sobre la declaración del Vaticano que aprueba las bendiciones para parejas del mismo sexo, el teólogo Xavier Montecel examina la importancia del documento para las conversaciones LGBTQ+ centrándose, como dice su título: “What ‘Fiducia supplicans’ has changed – and what is has not.” (“Lo que ‘Fiducia supplicans’ ha cambiado – y lo que ha cambiado no.”) Montecel destaca la incomodidad del intento de la declaración de mantener la doctrina de la iglesia sobre la actividad sexual entre personas del mismo sexo y al mismo tiempo proporcionar lo que él llama “una solución pastoral”.

Montecel, colaborador invitado anterior de Bondings 2.0, comenzó señalando lo que no ha cambiado: “la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio y la moralidad de los actos homosexuales”, como dice la propia declaración. Sin embargo, lo que ha cambiado es más difícil de comprender. Los cambios se destacan cuando se compara Fiducia Supplicans con el responsum ad dubium de 2021 emitido por la entonces Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), que inicialmente prohibió tales bendiciones, citando dos razones. Primero, las bendiciones declaradas responsum no pueden significar gracia en las relaciones sexuales consideradas “objetivamente desordenadas“. En el duro lenguaje del responsum, Dios “no bendice ni puede bendecir el pecado”. Y en segundo lugar, la CDF advirtió que tales bendiciones podrían parecer demasiado similares al sacramento del matrimonio, especialmente en cualquier contexto litúrgico o público.

Montecel respalda firmemente el arraigo de Fiducia Supplicans en lo que él llama “prudencia pastoral”, y sostiene que la preferencia de la declaración por el “cuidado y acompañamiento pastoral sobre la aplicación doctrinal” refleja profundamente el pontificado del Papa Francisco y sus intentos de hacer “espacio para la realidad de las personas que están en el camino de la santidad, negándose a que lo perfecto se convierta en enemigo de lo bueno”. Además, las restricciones pastorales impuestas a las bendiciones en Fiducia Supplicans (es decir, los requisitos de espontaneidad, no formalidad y, en términos generales, una forma de bendición “no litúrgica”) parecen, según la declaración, evitar el peligro de confusión. con el sacramento del matrimonio.

Fiducia Supplicans evita la pregunta de si las relaciones entre personas del mismo sexo pueden ser bendecidas, lo que lleva a lo que Montecel identifica como incomodidad. El explica:

La solución ofrecida por la declaración no aborda adecuadamente la afirmación teológica central de la Responsum [2021], que es lo más dañino para los católicos LGBTQ. El Responsum argumentó que no sólo es inapropiado sino realmente imposible que la Iglesia bendiga a parejas del mismo sexo porque una bendición no puede significar gracia en el contexto de una relación que no está ordenada a la gracia. En lugar de revisar esta sentencia, la declaración propone una solución pastoral. Limita la preocupación del Responsum sobre la tergiversación sólo a las bendiciones litúrgicas y sugiere que, en el contexto de las relaciones entre personas del mismo sexo, una actitud personal de sinceridad y arrepentimiento es suficiente para merecer otro tipo de bendición. No se hace mención del amor entre dos personas, de su resistencia y entrega, de la vida y la familia que pudieron haber construido juntos, o del testimonio gozoso de su unión a la Iglesia. Tampoco se menciona la presencia y acción de Dios en estas relaciones. Una vez más, la relación se reduce a la actividad sexual de modo que no puede ser reconocida como un lugar de gracia”.

Montecel sostiene que esta medida proporciona espacio para el desarrollo continuo de la doctrina y es un paso adelante en relación con la respuesta de 2021. Y, sin embargo, ofrecer a las parejas del mismo sexo “una categoría inferior de bendición”, y el hecho de que doctrinalmente “el magisterio todavía considera a los católicos LGBTQ y sus relaciones como pecaminosos”, “como incapaces de llevar la gracia digna de expresar a través de la bendición”, hace que esto “ un paso adelante esencial pero incómodo” en nuestro camino juntos como católicos. En las palabras finales de Montecel:

“Sin embargo, hasta que el magisterio se dé cuenta de que las parejas del mismo sexo son en sí mismas una bendición para la Iglesia, que sus relaciones no se pueden reducir al sexo y que Dios habla en la vida y el amor que comparten, todavía queda trabajo por hacer. hecho.”

En febrero, el New Ways Ministry recibió a Xavier Montecel, junto con el líder pastoral Yunuen Trujillo y el teólogo SimonMary Aikhiokai, para una conversación sobre Fiducia Supplicans y sus implicaciones. Una grabación del panel, “Ser bendecido: el desafío de Fiducia Supplicans”, está disponible aquí.

—Brian Flanagan (él/él), New Ways Ministry , 2 de abril de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , ,

Nicolò Anselmi, obispo de Rímini participa en manifestación por los derechos ‘trans’

Jueves, 18 de abril de 2024

IMG_4071“Dios es el padre de todos”

“El camino que nos han mostrado el Evangelio y Jesús es el de acoger verdaderamente a todos”.

El 31 de marzo se celebró en todo el mundo el Día de la Visibilidad Trans, un aniversario dedicado a concienciar contra la discriminación hacia las personas trans, que en Italia contó con un obispo que participó activamente en el mismo.

Por primera vez en Italia, un obispo participaba en una manifestación pública en defensa de los derechos LGBT. Se trata de Nicolò Anselmi, obispo de Rímini, que se presentó en la Jornada de la Visibilidad Trans “Nos vemos en el parque”organizada por el grupo Trans & Non-binary de Arcigay Rimini en el Parco Marecchia en los espacios de La Serra 100 Fiori, dedicada a promover la visibilidad  la comunidad trans.

“El Santo Padre también nos recuerda: Dios es padre de todos”, dijo el obispo Anselmi de Rímini, entrevistado durante su participación en una manifestación por la visibilidad ‘trans’. “Probablemente todavía tengamos que caminar, pero el camino que nos han mostrado el Evangelio y Jesús es el de acoger verdaderamente a todos”, declaró Anselmi durante el evento. “Es bonito estar aquí, también me parece bien porque Dios es verdaderamente el padre de todos. Esto también nos lo recuerda el Santo Padre, pero también Jesús nos lo recordó: «Padre nuestro», y en esto estamos todos. Así que no veo por qué no deberíamos estar aquí».

IMG_4076“Creo que la Iglesia no excluye a nadie para quien no existe ningún motivo”, siguió diciendo el prelado. “Por supuesto, probablemente todavía tengamos que caminar sobre estas cuestiones, pero me parece que el camino que nos indica el Evangelio pero que también nos indicó el Papa, es el de acoger verdaderamente a todos. En realidad, soy yo quien fue ha sido acogido aquí».

El Día de Rimini se organizó con el patrocinio del Municipio y de la Provincia de Rimini, el apoyo de la Región Emilia-Romagna con el proyecto «Istanti» de Aics Emilia-Romagna y la colaboración del Centro Antidiscriminación LGBT del Municipio de Rímini.

Numerosas personalidades institucionales participaron en la iniciativa: Emma Petitti presidenta de la Asamblea Legislativa de la Región de Emilia-Romaña, Francesca Mattei concejal del Ayuntamiento de Rimini, Marco Tonti Concejal municipal de Rimini y presidente de Arcigay, Viviana Neri presidenta de la AICS regional de Emilia -Romaña, seguido de una barbacoa de pescado promovida por la Comunidad 27 y un almuerzo para llevar compartido y una serie de talleres creativos, juegos tradicionales y actividades deportivas y recreativas paralelas.

IMG_4078Pero la visita que más sorprendió fue sin duda la del obispo Anselmi, quien subrayó el mensaje inclusivo y luego se mostró divertido durante algunos juegos al aire libre, en compañía de manifestantes de todas las edades.

Nicolò Anselmi, de 62 años y natural de Génova, es obispo de Rímini desde finales de 2022.

A principios de 2023, monseñor Nicolò Anselmi expresó su cercanía a las personas LGBTQIA+. “Las personas que puedan tener orientaciones sexuales diferentes a la heterosexual, como ciudadanos creo que deben tener todos los derechos civiles que la Constitución y las distintas normas les otorgan, y también en la vida de la Iglesia son siempre y en todo caso bienvenidos a un camino de fe y de encuentro con el Señor. En mi experiencia pasada tuve el don de vivir un camino de fe con personas no heterosexuales y fue una fuente de enriquecimiento y crecimiento para mí y también para ellos“, dijo al Corriere Romagna. Después de dos años, Anselmi participó activamente en el Día de la Visibilidad Trans en Rímini.

IMG_4077

En los últimos años, el Papa Francisco ha arremetido contra la elusiva “ideología de género (“es el peligro más feo de nuestro tiempo“), después de precisando que también las personas trans son hijas de Dios y haber invitado a un grupo de mujeres trans a almorzar en el Vaticano. Pero, el final  de esta calculada ambigüedad de Francisco ha sido la reciente publicación del documento Dignitas Infinita, El texto de 23 páginas está dividido en cuatro secciones, las tres primeras son una exposición de las enseñanzas de la Iglesia sobre la dignidad humana y la cuarta sobre “Algunas violaciones graves de la dignidad humana. Entre los temas abordados en esta sección final, que incluyen la pobreza, la guerra, la violencia contra las mujeres y la migración, entre otros, se encuentran dos directamente relevantes para las cuestiones LGBTQ+ que califica cruelmente como “violaciones graves de la dignidad humana”:  la Teoría de Género” y el “Cambio de Sexo”. Si bien la mayoría de los temas se tratan en uno o dos párrafos, con sólo unas pocas frases sobre el tema del abuso sexual, el documento dedica cinco párrafos a la “Teoría de género. El documento afirma que: “Debería denunciarse como contrario a la dignidad humana el hecho de que, en algunos lugares, no pocas personas sean encarceladas, torturadas e incluso privadas del bien de la vida únicamente por su orientación sexual”.

Sin embargo, el texto inmediatamente gira hacia cuestiones de identidad de género en términos mucho más negativos. Condena los llamados “nuevos derechos”, un término que el Vaticano utiliza en referencia no sólo a la igualdad LGBTQ+, sino también a los derechos reproductivos, que “han llevado a casos de colonización ideológica”

Estas duras palabras provienen del mismo Papa que ha hecho historia al reunirse repetidamente con personas trans, invitándolas a sus audiencias, celebrando audiencias privadas e incluso sentándose con algunas mujeres trans en un almuerzo en el Vaticano el otoño pasado. Le dijo a los jóvenes trans: God loves us as we are.” (“Dios nos ama tal como somos“). Y, sin embargo, en repetidas ocasiones también habla de “ideología de género” en términos casi apocalípticos y sin mucha claridad. De hecho, su lenguaje sobre género parece no estar sincronizado con todo su pontificado. ¿Cómo puede un Papa que habla y escribe en términos existenciales sobre el cambio climático, que afirma que el mundo está experimentando la Tercera Guerra Mundial poco a poco, afirmar que la evolución de la comprensión del género y la sexualidad es el “peor peligro” de nuestros tiempos?

De alguna manera, a pesar de todo el buen trabajo LGBTQ+ que realiza, el Papa en sus escritos parece incapaz de aplicar sus sabias lecciones sobre el florecimiento humano a las personas transgénero y no binarias. Por ejemplo, en la misma charla en la que condenó la “ideología de género”, afirmaba que cada persona “necesita descubrirse y expresarse”, encontrar “plenitud al escuchar y responder” y compartir “su ser y sus dones con los demás para el bien común”. .” Es un llamado universal “a algo grande para lo cual Dios nos ha destinado”.

Las personas LGBTQ+ y quienes nos aman saben bien que llegar a reconocer, aceptar y celebrar una identidad sexual y/o de género diversa es ese mismo proceso de descubrimiento, expresión, escucha, respuesta y compartir por el bien de todos. Lo que el Papa describe sobre la vocación se parece mucho a un proceso de salida del armario. En lugar de tratar a las personas transgénero como una amenaza, sus viajes de autodescubrimiento y valentía para vivir según lo que Dios los creó deberían ser ejemplos para todos los fieles.

Cada persona, hasta cierto punto, vive con una disonancia entre sus pensamientos y sus acciones. Este tiempo de Pascua es un tiempo para considerar alinear estos dos más estrechamente. El Papa Francisco claramente ama a la persona trans que tiene ante sí, comprender que la relación correcta es la prioridad sobre todo para vivir el Evangelio. Debe convertir este amor en palabras de compasión, o al menos de humildad ante el misterio que es la identidad humana.

Fuente Agencias/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , ,

Jefe de doctrina del Vaticano sobre leyes de criminalización: “Cuando las leí quise morir”

Jueves, 18 de abril de 2024

IMG_4009En una conferencia de prensa para dar a conocer la nueva declaración del Vaticano sobre la dignidad humana, que fue noticia por condenar la teoría de género y la atención sanitaria que afirma el género, el cardenal que dirige la oficina de doctrina también hizo comentarios positivos sobre la homosexualidad. Sin embargo, también redobló los aspectos antitransgénero de la declaración.

El cardenal Víctor Manuel Fernández, prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe del Vaticano, hizo sus comentarios el lunes al presentar Dignitas Infinita, una declaración de amplio alcance sobre la dignidad inherente e inalienable de cada persona. Los defensores católicos LGBTQ+ han criticado duramente la declaración por sus valoraciones negativas de la “teoría de género” y el “cambio de sexo”, que revelan la comprensión errónea del Vaticano de la identidad de género y la falta de participación de personas transgénero y no binarias en su desarrollo.

Sin embargo, durante la conferencia de prensa, que fue la primera como prefecto, Fernández destacó otro apartado de la declaración, que reiteró la condena de la Iglesia a la discriminación y criminalización por motivos de orientación sexual. También habló positivamente de la declaración anterior del dicasterio, Fiducia Supplicans, sobre la bendición de las parejas en situaciones “irregulares”, y cuestionó el lenguaje que utiliza la enseñanza de la iglesia sobre la homosexualidad. Segúnto Vatican News:

“’¡Estamos a favor de la despenalización! No hay duda”, exclamó el cardenal Fernández. [Este] punto de vista [fue] ya expresado por muchos obispos y que el Prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe ha reiterado ahora, denunciando la violencia contemplada a nivel legal en algunos países, o permitida, “como si nada pasara”. .’

“’Estamos ante un gran problema’ y ‘un ataque a los derechos humanos’, dijo, expresando su ‘asombro’ por haber leído comentarios de católicos que bendecían las leyes contra los homosexuales dictadas por el gobierno militar de un determinado país: ‘Cuando Al leerlos me quería morir.’

“A quienes señalaron que tal vez debería cambiarse el Catecismo de la Iglesia Católica, que considera los actos homosexuales ‘intrínsecamente desordenados(algo que, en opinión de muchos, alimentaría la violencia contra los homosexuales), el jefe del Dicasterio respondió que [el término] ‘intrínsecamente desordenado’ es de hecho ‘una expresión fuerte… Necesita ser explicado mucho, tal vez podamos encontrar una expresión más clara’.

“Sin embargo, sugirió que en el fondo de esto está la intención de reafirmar que ‘la belleza del encuentro entre un hombre y una mujer que pueden estar juntos y tener una relación íntima de la que nace una nueva vida, es algo que no se puede comparar con otro. Los actos homosexuales tienen una característica que no puede reflejar ni remotamente esa belleza‘”.

Cuando se le preguntó por qué incluyó a Fiducia Supplicans en sus declaraciones en la conferencia de prensa, Fernández explicó:

“[Las bendiciones], sugirió, es un tema ‘ciertamente menos central, menos importante’ pero todavía ‘en el corazón’ de Jorge Mario Bergoglio, quien ‘quería ampliar la comprensión de las bendiciones fuera del contexto litúrgico para desarrollar su riqueza pastoral’.

“Tiene derecho a hacerlo”, enfatizó el cardenal Fernández, al optar por reflexionar sobre la última declaración Fiducia Supplicans del DDF al inicio de su intervención para aclarar algunas cuestiones relacionadas con el texto vaticano. . .

Cuando un periodista sugirió que el Cardenal parecía a la defensiva sobre la Fiducia Supplicans, el Cardenal aclaró: ‘La realidad es que hasta ayer no pensé en decir nada… pero estos días desde el Vaticano y desde fuera me dijeron: no podemos actuar’. como si nada hubiera pasado, como si estuviéramos escapando de la realidad con todo el caos ocurrido. Por eso amplié mi discurso‘”.

Al mismo tiempo, Fernández redobló la condena de Dignitas Infinita a la teoría de género y las transiciones de género, que afirmó “empobrece una visión humanista” y por tanto, “no parece aceptable la idea del matrimonio entre personas del mismo sexo o la eliminación de las diferencias”. Sobre las transiciones de género, el cardenal comentó:

“'[Es una tendencia] a querer crear la realidad’ que lleva al ser humano a sentirse ‘omnipotente’ y pensar ‘que con su inteligencia y voluntad es capaz de construirlo todo como si no hubiera nada delante de él’. “La seriedad” del tema “se vuelve especial” cuando se trata de niños sometidos a tratamientos quirúrgicos u hormonales: primero se debe “iluminar” su libertad. Sugirió que discutir este tema y en el contexto de los niños, es tan serio que podría requerir su propio documento por completo”.

En la rueda de prensa también intervinieron monseñor Armando Matteo, secretario del dicasterio doctrinal, y la profesora Paola Scarcella, profesora de las universidades de Roma Tor Vergata y Lumsa y que también es defensora de los derechos de las personas con discapacidad.

Publicaciones anteriores sobre Dignitas Infinita

What Transgender Catholics and Their Allies Are Saying About Dignitas Infinita (Bondings 2.0) Lo que dicen los católicos transgénero y sus aliados sobre Dignitas Infinita”

““A Painful Lack of Understanding”: Theologians Respond to Vatican’s Latest Declaration (Bondings 2.0) (““Una dolorosa falta de comprensión”: los teólogos responden a la última declaración del Vaticano”)

The Strawman of “Gender Theory” in the Vatican’s New Document (Fr. Daniel P. Horan)(“El hombre de paja de la “teoría de género” en el nuevo documento del Vaticano”

Vatican Document on Human Dignity Fails LGBTQ+ People” (New Ways Ministry) (“El documento del Vaticano sobre la dignidad humana falla a las personas LGBTQ+”) 

New Vatican Document Condemns Gender Transitions and Undefined ‘Gender Theory’(Bondings 2.0) (“Nuevo documento del Vaticano condena las transiciones de género y la ‘teoría de género’ indefinida” 

—Robert Shine (él/él), Ministerio New Ways, 12 de abril de 2024

Artículos relacionados

National Catholic Reporter, “Vatican condemns surrogacy, gender-affirming surgery, gender theory in new doctrinal note” ( “El Vaticano condena la subrogación, la cirugía de afirmación de género y la teoría de género en una nueva nota doctrinal”)

Our Sunday Visitor, Everyone has the same human dignity no matter what“ (“Todos tenemos la misma dignidad humana pase lo que pase”)

Fuente New Ways Ministry

 

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

Nuestro viaje con el obispo de Springfield hacia la bienvenida LGBTQ+

Miércoles, 17 de abril de 2024

IMG_3710La publicación de hoy es de Catholics for Inclusion in Western Massachusetts (Católicos por la Inclusión en el oeste de Massachusetts). El año pasado, el grupo fue coautor de un artículo de opinión con el obispo William Byrne de Springfield, Massachusetts, sobre cómo el Sínodo sobre la Sinodalidad los impulsó a avanzar en los esfuerzos para la inclusión LGBTQ+ basándose en lo que los católicos dijeron durante ese proceso. El artículo de opinión fue fruto del diálogo iniciado en 2018. La publicación de hoy detalla más sobre ese viaje sinodal y los esfuerzos del grupo para brindar una bienvenida más amplia a las personas LGBTQ+.

Se podría decir que comenzó con el Sínodo. Pero nuestro viaje para encontrar una manera de pedirle al obispo de Springfield, Massachusetts, que ofreciera un gesto formal de bienvenida a la comunidad LGBTQ+ realmente comenzó años antes de que se anunciara el Sínodo sobre la Sinodalidad. En 2018, un pequeño grupo de nosotros en las Comisiones de Justicia Social combinadas de la parroquia St. Elizabeth Ann Seton, Northampton, y Our Lady of the Hills, Haydenville, nos preocupamos después de leer un artículo en The New York Times que documentaba agresiones hacia la iglesia LGBTQ+. miembros del personal en todo el país. Queríamos hacer algo, pero ¿qué?

Comenzamos llamando a las iglesias de Massachusetts que el Times (y New Ways Ministry ) habían catalogado como “amigables con LGBTQ”. Nuestras conversaciones con los sacerdotes con los que hablamos fueron útiles e informativas, pero nos sentimos bloqueados en cuanto a cómo abordar el tema en nuestras propias comunidades locales. Estamos en una de las zonas más amigables con los homosexuales en el noreste, pero ¿cómo íbamos a lograr que nuestras iglesias católicas hicieran algo de ayuda?

Una lectura grupal y discusión sobre el P. El libro de James Martin, Construyendo un puente, pareció un comienzo, pero luego llegó el Covid y nuestra capacidad de reunirnos en persona se vio limitada. El anuncio del Sínodo sobre la sinodalidad, aproximadamente un año después, fue una bendición.

Varias personas de nuestro grupo se ofrecieron como voluntarias para ayudar a organizar reuniones del sínodo en el sótano de nuestra iglesia, escuchando, como era de esperar, varias voces que deseaban una mayor inclusión dentro de la Iglesia. Pero también hicimos un esfuerzo por llegar más allá de escuchar a los feligreses habituales. Publicamos un artículo de opinión en nuestro periódico local, The Daily Hampshire Gazette, invitando a aquellos que no asistieron a la iglesia a reunirse con nosotros y ser escuchados.

La respuesta no fue abrumadora, pero aquellos que respondieron resultaron ser una bendición. Hasta entonces habíamos sido un grupo identificado como heterosexual, por lo que fuimos bendecidos cuando dos mujeres homosexuales respondieron y nos ayudaron a enmarcar el problema con el que habíamos estado luchando: ¿qué se necesitaría exactamente para que nuestras iglesias se volvieran más acogedoras?

Hubo otro encuestado, no poco importante, en ese artículo de opinión. William Byrne había sido nombrado recientemente obispo de Springfield, Massachusetts. Se puso en contacto con nosotros por correo electrónico, solicitando una reunión.

Organizamos una cena al aire libre en el patio trasero, cocinamos algo muy sabroso y tuvimos lo que pareció una discusión abierta de ida y vuelta. Pero en cierto momento notamos que el obispo parecía un poco desconcertado: ¿dónde estaban, en esta cena, los homosexuales? Había esperado reunirse con un grupo gay y, aunque todos parecíamos muy amables, ¿podríamos llevarlo al meollo del asunto?

Llamó al día siguiente y pidió una segunda reunión, preguntando: Y esta vez, ¿puedes traer a algunos homosexuales?. Entonces les pedimos a nuestros dos miembros más nuevos (aún no se habían unido a nuestro grupo) que vinieran a la segunda cena. Esta vez, el obispo escuchó, de boca de los más directamente afectados, las dificultades que tenían los homosexuales con la Iglesia institucional. Escuchó, hizo preguntas. Cuando uno de nosotros lo acompañó hasta su auto al final de esa cena, dijo palabras como: “La gente no entiende. No existe una cura mágica para este problema. Esto no será fácil de resolver”. Se refería, por supuesto, al “problema” de cómo la Iglesia podría alcanzar un lugar de verdadera bienvenida e inclusión, pero el hecho de que pareciera comprometido a abordar el tema era alentador.

Después de esa segunda cena, continuamos la conversación con el obispo por correo electrónico. El año siguiente, en el verano de 2023, organizamos una tercera cena, y durante nuestra conversación esa noche, el obispo nos dijo: “Me gustaría que este espectáculo estuviera de gira, pero primero tiene que haber un espectáculo. “ La idea era que nosotros, como grupo, necesitábamos hacer algo, hacer de Northampton el lugar donde podría comenzar el “espectáculo”.

Fueron necesarios algunos meses de idas y venidas para redactar ese artículo de opinión. Escribimos una versión, el obispo propuso algunos cambios y enmiendas. Mientras tanto, el obispo Byrne había viajado a Roma con un grupo de otros obispos para reunirse con el Papa Francisco. “A partir de estas conversaciones [con nuestro grupo]”, escribió el obispo en el artículo de opinión, preguntó al pontífice sobre “el desafío” de acoger a la comunidad LGBTQ+. “Sin perder el ritmo”, escribió el obispo, el Papa Francisco dijo con repetición deliberada que ‘todos, todos, todos’ deberían ser incluidos. Todos somos hermanos y hermanas que buscamos al Señor”.

Es comprensible que el obispo Byrne quisiera que esas palabras se incluyeran en el artículo de opinión. También nos dijo en privado que reunirse con nuestro grupo lo había “ayudado en su viaje”, que le había ayudado a impulsar su pensamiento.

El artículo de opinión, titulado “A message of welcome to the LGBTQ+ community,” (“Un mensaje de bienvenida a la comunidad LGBTQ+”), apareció en dos de nuestros periódicos locales alrededor de la Navidad de 2023 y llamó la atención, consiguiendo nuevos miembros. La publicación del ensayo también nos obligó a darnos un nombre, Católicos por la Inclusión, así como a crear un sitio web, catholicsforinclusion.com, y una cuenta de correo electrónico, catholicsforinclusionwmass@gmail.com.

Inevitablemente, también atrajemos cierta atención negativa, pero eso es de esperarse. Nuestro grupo está inquebrantable porque el obispo nos ha animado a seguir adelante.

¿Cuál es la lección de todo esto para otros grupos del país que podrían estar intentando hacer lo mismo?

Obviamente, ayuda, en primer lugar, tener un obispo receptivo, dispuesto a preguntar y escuchar. Fuimos bendecidos de esta manera. También ayuda ser buenos cocineros: ¡estamos seguros de que nuestras comidas juntos fueron, al menos en parte, lo que hizo que el obispo siguiera viniendo! Comer juntos construye relaciones. Y desarrollar una relación de confianza con el obispo fue esencial para nuestro éxito.

Por último, es útil apreciar lo dolorosamente lento que puede ser este proceso, y lo probable que siga siendo. Pero haber llegado hasta aquí parece un paso. Eso es todo, sólo un paso. Pero en la dirección correcta, y tal vez importante.

¿Busca una parroquia amigable con LGBTQ? New Ways Ministry proporciona una lista de parroquias y comunidades religiosas que han brindado algún tipo de bienvenida pública a las personas LGBTQ y sus familias, disponible aquí. ¿Conoce alguna parroquia o comunidad religiosa que debería incluirse en la lista? Haga clic aquí para informarnos.

—Católicos por la Inclusión, Oeste de Massachusetts, 21 de marzo de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , ,

Obispo de Kenia califica a las personas LGTBI como una “amenaza real capaz de romper la unidad familiar”

Miércoles, 17 de abril de 2024

IMG_4068Unos señalan con sus discursos de odio y otros nos matan y aprueban leyes discriminatorias y asesinas…

  El obispo keniano James Maria Wainaina de la diócesis católica de Murang’a condenó a los activistas LGBT y dijo que se opondrá a toda ley dentro y fuera de Kenia que ataque o socave el matrimonio.

“La amenaza LGBTQ es real y es capaz de romper la unidad familiar y todo el tejido social”, advirtió el obispo en un comunicado sobre la defensa de la familia.

El obispo keniata dijo dirigiendo a los legisladores del Parlamento de Kenia que

para abordar estas amenazas a la familia, insto a nuestros legisladores a que desafíen enérgicamente cualquier ley aprobada en el Parlamento o en cualquier otro lugar que vaya en contra de la integridad de la institución familiar y apoye la leyes que se presentarán en el Parlamento que protegen a la familia de amenazas emergentes”.

Reitero nuestra posición, como Conferencia de Obispos Católicos de Kenia, de que el matrimonio es deseado por Dios y como tal es entre un hombre y una mujer”.

En el comunicado recogido por LifeSiteNews, se lee que el obispo Wainaina también instó a los padres a estar atentos a la educación de sus hijos y a cualquier influencia que pueda arrastrarlos hacia la ideología LGBT, advirtiendo que deben “esforzarse por estar más cerca de sus hijos, para identificar y abordar cualquier influencia negativa sobre ellos antes de que sea demasiado tarde»

”.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

“Una dolorosa falta de comprensión”: los teólogos responden a la última declaración del Vaticano

Martes, 16 de abril de 2024

“Básicamente poco serio”, “no sólo insultante, devastador” y “una dolorosa falta de comprensión”. Estas son las valoraciones de algunos teólogos católicos sobre Dignitas Infinita, el documento del Vaticano sobre la dignidad humana publicado el lunes que condena la “teoría de género” y el “cambio de sexo”, valoraciones que aparecen en la publicación de hoy.

Ayer, Bondings 2.0 presentó breves reacciones iniciales a Dignitas Infinita por parte de ocho LGBTQ+ o católicos aliados. Hoy presentamos las voces de ocho teólogos destacados, enumerados a continuación en orden alfabético por apellido. Los artículos anteriores de nuestra cobertura y análisis continuos de la nueva declaración, como la declaración del Ministerio New Ways, se enumeran a continuación.

Sin títuloElizabeth Sweeny Block es profesora asociada de Ética Cristiana en el Departamento de Estudios Teológicos de la Universidad de St. Louis y autora de numerosos artículos sobre identidad de género y personas transgénero:

Si uno lee Dignitatis Infinita teniendo en mente a las personas transgénero, entonces ve que las bases para la exclusión se sientan en las secciones iniciales. Por ejemplo, así como se nos dice que la dignidad es intrínseca a la persona, no se puede perder ni retirar y es anterior a cualquier reconocimiento, también se nos dice que “la elección de expresar esa dignidad y manifestarla plenamente o de oscurecerla es intrínseca a la persona”. depende de la decisión libre y responsable de cada uno” (22). Incluso antes de llegar a la sección sobre “Teoría de género”, el documento nos recuerda la dignidad inherente al cuerpo de cada persona (de hecho, verdadera y significativa), pero este trabajo preliminar está sentado para que se pueda presentar un argumento particular sobre los cuerpos trans y no binarios. El documento condena, en términos muy claros, la discriminación injusta, incluido el encarcelamiento, la tortura y la privación de la buena vida, debido a la propia “orientación sexual”, y por esto podemos estar mínimamente agradecidos. Sin embargo, repite los mismos argumentos infundados desligados de la ciencia y la medicina: que la “teoría de género” permite a las personas convertirse en Dios y que “cualquier intervención de cambio de sexo” viola la dignidad humana, continuando esta última los errores de Estados Unidos. Nota doctrinal de los obispos al asumir que todas las personas trans buscan una “intervención de cambio de sexo”. El nuevo documento del Vaticano señala que la dignidad se ve comprometida cuando no se valora la integridad física y mental (4), pero, por supuesto, es la integridad física y mental lo que buscan las personas trans y no binarias. Su dignidad y florecimiento requieren que los escuchemos a ellos y a sus necesidades, en lugar de avergonzarlos por no adherirse al llamado orden natural que los excluye.

Sin títuloMiguel Díaz es John Courtney Murray, S.J., catedrático de Servicio Público en la Universidad Loyola de Chicago, y se desempeñó como presidente de los EE.UU. Embajador ante la Santa Sede de 2009 a 2012, y es autor de Queer God de Amor:

Dignitatis Infinita comienza correctamente afirmando la piedra angular de la antropología teológica cristiana: “Cada persona humana posee una dignidad infinita… que prevalece en y más allá de cada circunstancia, estado o situación que la persona pueda encontrar” (1). Esta Declaración sitúa maravillosamente la dignidad humana dentro del origen teocéntrico y el destino de todas las personas. Reconoce las formas en que “la dignidad del individuo puede manifestarse libre, dinámica y progresivamente; con eso también puede crecer y madurar” (22). Pero las declaraciones de la Declaración sobre género y sexualidad evidencian que la enseñanza oficial de la Iglesia Católica Romana necesita un mayor crecimiento y madurez con respecto a la comprensión de la dignidad humana de las personas LGBTQ+. Muchos de nosotros que nos identificamos como católicos LGBTQ+ deberíamos cuestionar el continuo fracaso de nuestra Iglesia a la hora de escuchar nuestras experiencias humanas concretas y la naturaleza teocéntrica de estas experiencias. En entornos políticos caracterizados por guerras culturales, las enseñanzas religiosas mal informadas sobre el género y la sexualidad, que perpetúan las antropologías esencialistas y binarias, amenazarán trágicamente y se utilizarán como armas contra las vidas de los cuerpos queer ya vulnerables, especialmente los cuerpos trans.

Sin título1Craig Ford Jr, es profesor asistente de Teología y Estudios Religiosos en St. Norbert College y profesor adjunto en el Instituto de Estudios Católicos Negros de la Universidad Xavier, Luisiana:

Como es el caso de tantos documentos que abordan temas morales controvertidos hoy en día, Dignitas Infinita nos ofrece un horizonte moral loable pero también nos obliga a preguntar cuánto tiempo transcurrirá hasta que la enseñanza oficial de la Iglesia realice más plenamente ese mismo horizonte.

Necesitamos un mundo, como proclama el documento, donde la dignidad humana sea inalienable, inviolable y sagrada. Pero también necesitamos un mundo donde la imaginación oficial de la Iglesia nos lleve a formas más matizadas de celebrar la libertad humana como la capacidad de alinear nuestras vidas con el llamado de Dios, algo que, para las personas trans y no binarias, también incluye la transición de género.

Dignitas Infinita presta una mirada escéptica hacia los esfuerzos de las personas trans por seguir el llamado de Dios en sus vidas, considerándolos como (mal)usos de la libertad de la persona en violación de su naturaleza humana. Sin embargo, la historia que nos cuentan las personas trans nos invita a una comprensión ampliada de la naturaleza humana, al igual que las personas de color y las mujeres han obligado a reconsiderar concepciones previamente inadecuadas de la naturaleza humana en el pasado.

Sin títuloJason Steidl Jack es profesor asistente de estudios religiosos en la Universidad de St. Joseph en Nueva York y autor de Ministerio católico LGBTQ: pasado y presente:

La mala comprensión que tiene el Vaticano de la “ideología de género” y las experiencias trans es una teología fundamentalmente poco seria que ofrece sólo caricaturas básicas de la teoría y la ciencia de género mientras denigra las vidas sagradas de las personas trans y de otras personas de género diverso. Lamentablemente, Dignitas Infinita causará graves daños a quienes ya se encuentran entre los más vulnerables de la sociedad y de la Iglesia.

Therese Lysaught es profesora en el Instituto Neiswanger de Bioética y Política de Salud de la Facultad de Medicina Stritch y del Instituto de Estudios Pastorales de la Universidad Loyola de Chicago, miembro de la Academia Pontificia para la Vida y editora del Journal for Moral Theology:

Sin títuloDignitatis Infinita marca la primera vez que la Santa Sede trata los temas complejos e hiperpolitizados de la teoría de género y las intervenciones médicas para personas transgénero en un documento autorizado. Tergiversa profundamente estos temas y demuestra una dolorosa falta de comprensión de ambos. A pesar de señalar correctamente que siguen siendo “objeto de considerable debate” entre los expertos científicos (n° 57), el DDF parece creer que no se necesitan más estudios, que seis párrafos son suficientes para tratar estos temas difíciles y sensibles, y que la única evidencia necesaria para respaldar sus afirmaciones iniciales de que la teoría de género y las intervenciones médicas para las personas transgénero son moralmente equivalentes a la pobreza, la guerra, la trata de personas, el abuso de los inmigrantes, el aborto y el abuso sexual del clero son textos de prueba de documentos del Papa Francisco. Después de cinco años, uno hubiera esperado un análisis cuidadoso y exhaustivo, informado por evidencia científica rigurosa, erudición teológica académicamente sólida, así como las perspectivas de las mujeres y las propias personas transgénero. En cambio, el DDF ha promulgado precisamente el tipo de reclamos que históricamente se han utilizado para marginar a las mujeres y a las personas LGBTQ+, justificar la violencia contra ellas y violar su dignidad.

roche-maryMary Doyle Roche es profesora asociada de Estudios Religiosos en el College of the Holy Cross, Worcester, Massachusetts, y autora de Escuelas de Solidaridad: Familias y Enseñanza Social Católica:

El Dicasterio para la Doctrina de la Fe (DDF) lucha por recibir sus propias ideas sobre el bien intrínseco de la persona cuando se trata de la dignidad de las personas LGBTQIA+, particularmente las personas trans y no binarias: que la imagen de Dios está confiada a la libertad humana y para que la semejanza de la persona con Dios crezca en respuesta al amor de Dios. [22]. El documento señala las “inmensas posibilidades de encuentro y solidaridad”… “en la búsqueda honesta de toda la verdad” que son posibles en esta época. Pero el documento no refleja tal encuentro con personas que se esfuerzan por vivir la libertad a la que están llamados, una libertad que no es simplemente un ejercicio de control sobre el cuerpo o la identidad, como sugiere el DDF, sino una libertad para relaciones auténticas con uno mismo y los demás. La falta de un encuentro genuino pone en duda el compromiso con la dignidad intrínseca y punto.

ruiz-ish-fullIsmael Ruiz es profesor postdoctoral Provost-Candler en Estudios Católicos en la Escuela de Teología Candler de la Universidad Emory, y ha publicado y trabajado extensamente sobre la inclusión LGBTQ+ en la educación católica:

Con un suspiro, el documento declara hermosa y poderosamente que la dignidad humana es infinita para todas las personas… y con otro suspiro, borra, invalida y –en última instancia– viola la dignidad de las personas transgénero. Sus dificultades son las mismas que las de declaraciones magistrales anteriores: falta de consulta con la experiencia vivida por las personas trans, falta de compromiso con la investigación académica contemporánea sobre género, combinación de orientación sexual e identidad de género, declaraciones autorreferenciales, argumentos testaferros. sobre las personas trans bajo la categorización de “ideología de género”, la paranoia sobre la teoría de género y la destrucción del tejido social mediante la eliminación de la diferencia, y el añadido de convertir a las personas transgénero en chivos expiatorios a raíz de las reacciones conservadoras a Fiducia Supplicans. No importa cuánto edulcorantes hagan el Papa Francisco y los demás funcionarios del Vaticano a través de advertencias pastorales, este documento es otro recordatorio de lo que las personas gays, lesbianas, bisexuales y (especialmente) transgénero anhelan pero se les niega continuamente: reconocimiento, gracia, y dignidad presentes en la plenitud de su queerness.

imagesCristina L.H. Traina es la Cátedra Avery Cardinal Dulles, S.J., de Teología Católica en la Universidad de Fordham, donde enseña teología y ética cristianas:

Como ya han señalado otros, las conclusiones de Dignitas Infinita sobre sexo y género son descuidadas e infundadas, lo que resulta insultante para los católicos LGBTQ. Pero peor aún, la declaración viola el proceso sinodal. El otoño pasado, la asamblea del Sínodo de los Obispos en Roma pidió descripciones teológicas del ser humano que “capten la complejidad de los elementos que emergen de la experiencia o el conocimiento de las ciencias” (III.15.g) y “[los integren] en un síntesis más madura” (III.14.h). En particular, pidió relatos del ser humano antes de Dios que nos ayuden a reflexionar moralmente sobre la “corporeidad” (III.15.g), incluida la sexualidad. Prevenir esa conversación sinodal global en curso con una nueva declaración que no involucra la sabiduría de la iglesia en general ni siquiera cumple con los propios estándares de conocimiento de las asambleas sugiere que las deliberaciones del Sínodo son una farsa. Y eso no es sólo un insulto, es devastador.

Publicaciones anteriores sobre Dignitas Infinita

What Transgender Catholics and Their Allies Are Saying About Dignitas Infinita” (“Lo que dicen los católicos transgénero y sus aliados sobre Dignitas Infinita”) (Bondings 2.0)

The Strawman of “Gender Theory” in the Vatican’s New Document” (Fr. Daniel P. Horan) (“El hombre de paja de la “teoría de género” en el nuevo documento del Vaticano” (P. Daniel P. Horan)

Vatican Document on Human Dignity Fails LGBTQ+ People” (“El documento del Vaticano sobre la dignidad humana falla a las personas LGBTQ+” (Ministerio Nuevos Caminos)

New Vatican Document Condemns Gender Transitions and Undefined ‘Gender Theory’”  (“Nuevo documento del Vaticano condena las transiciones de género y la ‘teoría de género’ indefinida” (Bondings 2.0)

—Brian Flanagan (él/él), Ministerio New Ways, 11 de abril de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Lo que dicen los católicos transgénero y sus aliados sobre “Dignitas Infinita”

Sábado, 13 de abril de 2024

IMG_4049

¿Cómo están respondiendo los católicos transgénero y no binarios, sus familias, ministros pastorales y aliados a Dignitas Infinita, el documento del Vaticano sobre la dignidad humana publicado el lunes que condena la “teoría de género” y el “cambio de sexo”?

Hoy, Bondings 2.0 presenta reacciones iniciales y breves de ocho LGBTQ+ o católicos aliados, enumerados a continuación alfabéticamente por apellido. Los artículos anteriores de nuestra cobertura y análisis continuos de Dignitas Infinita se pueden encontrar al final de esta publicación. Para ver la declaración del Ministerio New Ways sobre el documento, haga clic aquí.

IMG_4047Phoebe Carstens (ellos/ellos) es estudiante de posgrado en la Escuela de Teología de Saint John, Collegeville, y colaboradora de Bondings 2.0:

Mi respuesta inicial fue de frustración y decepción resignadas. Leo párrafo tras párrafo sobre la dignidad inviolable e inherente de cada persona humana, la necesidad no sólo de tratar a cada persona con amor y respeto, sino también de reconocerlos como seres humanos dignos en su singularidad. Esperaba que la existencia y las experiencias de las personas trans fueran incluidas y consideradas correctamente. Desafortunadamente, este documento no sugiere ninguna evidencia de encuentros compasivos con personas trans y, en lugar de abordar la realidad vivida por las personas transgénero, incluidos los católicos, etiqueta la transición de género como “una grave violación de la dignidad humana”, una falsa amenaza para los fieles a temer junto con la pobreza, la trata de personas y la guerra.

Sin embargo, dentro de esta decepción, veo una oportunidad esperanzadora: la convicción de que las personas transcatólicas tienen mucho que ofrecer y enseñar a nuestra Iglesia sobre la autoexploración, la relación digna y la aceptación de los dones que Dios nos ha dado. Cada persona transcatólica que he conocido ha descrito su viaje de género como un proceso de descubrimiento, con Jesús como mano guía, hacia el reconocimiento de su propia dignidad, previamente oscurecida por sentimientos de vergüenza, angustia y disforia. Me consuela el hecho de que, de hecho, las personas trans siempre han estado aquí y siempre estarán aquí. Siempre hemos sido amados y dignificados por Dios. Siempre lo estaremos. Y estamos listos y esperando para compartir nuestros dones y sabiduría con nuestra Iglesia, inspirados por la dignidad que Dios nos ha dado. Cuando la Iglesia esté dispuesta a escucharnos, tendremos mucho que compartir.

IMG_0978El diácono Ray Dever es padre de una mujer transgénero adulta y un diácono católico retirado. Es un colaborador frecuente sobre temas LGBTQ para varias publicaciones nacionales, incluido Bondings 2.0, y organizaciones católicas, incluida la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU.:

Si bien Dignitas Infinita comienza proclamando bellamente nuestra creencia en la dignidad infinita que posee cada persona humana, luego continúa negando efectivamente esa misma dignidad a las personas transgénero y de género diverso. El documento, y el proceso de cinco años que lo produjo, reflejan una negativa obstinada y continua a involucrarse con las personas transgénero, los científicos y académicos que mejor las entienden y la comunidad médica que les brinda la atención de afirmación de género que necesitan para vivir. . Negar a las personas transgénero el acceso a una atención que afirme su género equivale a negarles cualquier posibilidad de vivir con la dignidad humana que este documento dice defender.

Según mi experiencia personal y pastoral, negar esa atención puede literalmente marcar la diferencia entre la vida y la muerte para muchas personas transgénero, que tienen una tasa de suicidio varias veces mayor que la de la población general. Las secciones de este documento sobre “teoría de género” y “cambio de sexo” están tan desinformadas y tan fuera de lugar que espero que sean ampliamente ignoradas por las personas transgénero, sus familias y sus aliados.

IMG_4050Mara Klein (ellos/ellos) es miembro no binario del proceso del Camino Sinodal de la Iglesia Católica Alemana y activista por los derechos queer:

Lamentablemente, esta nueva declaración sobre estudios de género y cuestiones de diversidad de género está muy en línea con lo que escuchamos antes del Vaticano. Una vez más, las muchas voces de las personas trans de fe, así como las ciencias contemporáneas, son completamente ignoradas en favor de una antropología obsoleta, heteronormativa y autorreferencial. Para muchas personas trans, la cirugía de afirmación de género les salva la vida. En mi propia experiencia, la transición me ha acercado más a Dios y me ha permitido amarme más a mí mismo y a mi prójimo. Sugerir que tal transición disminuye nuestra dignidad es cruel y peligrosamente ignorante, especialmente hacia aquellos que se encuentran en una situación desesperada entre su amor por la iglesia y el amor por la forma en que sienten que Dios los creó. Ver la oposición a la atención que afirma el género yuxtapuesta a la aprobación de intervenciones quirúrgicas para personas intersexuales (que, si se realizan sin consentimiento, especialmente en menores, a menudo causan un inmenso daño físico y psicológico) expone aún más la hipocresía subyacente. Después de la primera lectura, me siento muy triste por mí y por mis hermanos trans en todo el mundo. Además de la creciente hostilidad hacia nuestras comunidades, nos enfrentamos a una iglesia que no escucha y se niega a ver la belleza de la creación que se puede encontrar en nuestras historias de vida.

IMG_1856Maxwell Kuzma es un hombre transgénero que vive en una granja en la zona rural de Ohio y escribe y habla sobre la afirmación de la dignidad de las personas LGBTQ+ en todos los ámbitos de la vida, pero particularmente dentro de la iglesia católica:

Mi mayor preocupación con este documento es su peligrosa implicación de que los expertos médicos cuestionan la importancia de reconocer la realidad vivida por las personas transgénero y los beneficios basados en evidencia de la transición social y médica. Muchos de los autoproclamados “expertos” que cuestionan las perspectivas transpositivas sólo han realizado estudios sesgados que generan datos falsos. También estoy profundamente preocupado por la forma en que se consideró que las condiciones intersexuales estaban “resueltas”, expresión que revela una falta de compromiso por parte del Vaticano con las personas intersexuales reales.

Mi esperanza reside en el ejemplo vivido del Papa Francisco, quien ha demostrado una atención acogedora y apoyo a las personas transgénero. Mi esperanza es que toda la iglesia aprenda con su ejemplo cómo extender el mismo respeto, amor y apoyo a las personas transgénero en nuestras comunidades individuales.

Soy un hombre transgénero y católico de toda la vida, y sé que mi identidad es un hermoso regalo de Dios. El mundo natural revela cuánto ama Dios la diversidad, y la diversidad humana en particular es un regalo excepcionalmente precioso que va más allá de cualquier binario de género para revelar la hermosa totalidad de la creación a través del Amor Divino.

IMG_4052Benjamin Oh (él/él) es copresidente de Equal Voices, la organización ecuménica nacional LGBTIQA+ de Australia, y presidente de Rainbow Catholics Interagency Australia, un organismo nacional para los ministerios católicos que afirman LGBTIQA:

El documento expone claramente la brecha en el conocimiento y la comprensión de los redactores sobre las realidades LGBTQ+. Sin embargo, lo más triste es la falta de compasión del documento por nuestros hermanos trans, de género diverso y no binarios, demostrada en cómo los autores escriben de manera deshumanizante e impersonal sobre esa comunidad, desligados de sus experiencias vividas. Me preocupa mucho que este documento alimente más ignorancia, violencia, discriminación y abuso dirigido a las personas LGBTQ+ en nuestra iglesia y sociedad, especialmente en comunidades donde nuestros hermanos trans, de género diverso y no binarios ya son atacados. Este documento aparentemente ignora informe tras informe que muestra cómo las personas sometidas a transfobia están sobrerrepresentadas en los relatos de suicidio y los malos resultados de salud. En cambio, necesitamos afirmar y celebrar la dignidad y la asombrosa fe de nuestros hermanos trans y de género diverso, y en esta tarea, el documento ha fracasado en ambos sentidos.

IMG_4053James Pawlowicz es un director de proyecto, voluntario y amante de la naturaleza que sigue el misterioso llamado de Dios a la vida religiosa en la iglesia a pesar de la inadmisibilidad por ser transgénero:

Como primera impresión, Dignitas Infinita me pareció decepcionantemente poco original, aunque aliviadoramente insípida. Mis partes favoritas, sobre las que espero reflexionar más a fondo, fueron el tema omnipresente de nuestra interconexión y la imposibilidad de realizar nuestra plenitud de dignidad a imagen de Dios sin los unos de los otros, y el examen de la “violencia digital”.

Por otro lado, los argumentos en torno al género, como producto de cinco años de desarrollo por parte de un dicasterio del Vaticano, son decepcionantes. Sin embargo, me dejan con dos puntos de esperanza. En primer lugar, el DDF utilizó un lenguaje deliberadamente suave e indirecto al describir sus preocupaciones con las “intervenciones de cambio de sexo”: dicen que “corren el riesgo de amenazar la dignidad única” de la persona creada (énfasis añadido). Una amenaza es una cuestión de posibilidad, no de certeza. También lo es un riesgo. En esto siento una puerta que no está totalmente cerrada. En segundo lugar, dado lo que contienen estos párrafos, tengo una firme convicción y una esperanza divina de que la verdad prevalecerá. Puede que lleve tiempo, pero si continuamos presentando la evidencia convincente de la ciencia y los innegables buenos frutos de nuestras vidas, la verdad en la mano del amor expulsará la ignorancia y el miedo.

IMG_4056Victoria Rodríguez (ella/ella) es madre trans con tres hijos y católica bisexual. Está involucrada con varios grupos católicos LGBTQ+ en España y otros lugares, incluidos Ichthys Sevilla, PADIS+G, CVX, Cursillos de cristiandad, y forma parte de la junta directiva de la Red Global de Católicos Arcoíris:

Los muchos aspectos buenos de Dignitas Infinita se ven tristemente eclipsados por algunos puntos muy malos del documento. El principal problema es que los líderes de la iglesia no siguen sus propias enseñanzas. Por ejemplo, el párrafo 64 de esta declaración se hace eco de la propuesta 15k del informe de la Asamblea Sinodal, que establece que el diálogo sobre doctrinas controvertidas, como ésta, “debería involucrar también a las personas directamente afectadas por los asuntos bajo consideración”, lo que claramente no se ha hecho.

Si los autores lo hubieran hecho, sabrían que las personas trans y no binarias están viviendo la vida que Dios soñó para ellos. Que Dios los hizo eunucos desde el vientre de sus madres (Mateo 19:11-12) y ellos solo están en pos del nombre que Dios les dio. Sabrían que para toda persona trans parece un sueño imposible poder hacer la transición de género debido a las muchas barreras involucradas y, sin embargo, después de la transición, saben que es solo gracias a Dios quien los ayudó a superar todas las barreras. .

Las palabras de Santa Catalina de Siena: “Sé quien Dios quiera que seas y prenderás fuego al mundo”, no podrían ser más ciertas que cuando se refiere a las personas trans que simplemente siguen la vida que Dios planeó para ellas. Dignitas Infinita es un gran recordatorio de por qué necesitamos comenzar a abrir más diálogos y poner fin a los muchos malentendidos que existen en torno a las personas LGBTQI dentro de la Iglesia. Si esos diálogos existieran, la Iglesia nunca habría cometido un error como este. Y no son sólo las personas trans y no binarias las que merecen un mejor trato; la propia Iglesia merece algo mejor por seguir más fielmente sus enseñanzas. Los católicos merecemos una Iglesia donde, como dice el Papa Francisco, “todos, todos, todos” puedan sentirse aceptados y en dignidad. Rezo para que la Iglesia pueda hacerlo mejor y lo haga mejor.

IMG_4055Michael Sennett es un hombre trans católico que actualmente está cursando su maestría en Atención Pastoral en la Universidad de Fordham, Nueva York, con el objetivo de apoyar a las personas de fe queer a través del encuentro y el diálogo, y miembro de la Junta Asesora del Ministerio New Ways:

Dignitas Infinita se publicó en la Fiesta de la Anunciación, un significado que no se puede ignorar. Al oír hablar del favor de Dios, los católicos transgénero, al igual que María, podrían temblar de incredulidad. Considerados indignos por nuestras respectivas sociedades, Dios nos elige. María se enfrenta a una situación imposible. Responder al llamado de Dios no alivia su miedo, sino que su acto de fe cultiva la esperanza. La fe puede parecer imposible en este momento. Cristo todavía está ahí llamándonos a dar el salto y seguirlo. Espera porque nunca se ha apartado de nuestro lado. Cuando silenciosamente saliste a ti mismo, Jesús te escuchó y te abrazó. Escuchó todos los nombres que considerabas. Cristo guía tus manos el día que tomas hormonas. Jesús sana cada incisión sangrienta de las cirugías de afirmación de género. Él se alegra de nuestros cuidados que honran nuestra santa autenticidad. Cristo lleva la luz de la esperanza a nuestra fe. Saltar de nuevo a los brazos de Dios que nos favorece y celebra nuestra dignidad. Nada es imposible para Dios que nos llama a la santa esperanza y a la autenticidad.

IMG_3188Yunuen Trujillo (ella/ella) es autora de Católicos LGBT: una guía para un ministerio inclusivo, Coordinadora de Formación Religiosa (español) para el Ministerio Católico con Personas Lesbianas y Gays de la Arquidiócesis de Los Ángeles, y miembro de la junta asesora del Ministerio New Ways. :

En temas LGBTQ, Dignitas Infinita se queda corto. Si bien afirma clara e inequívocamente que el principio de dignidad humana se aplica a todos los seres humanos independientemente de su orientación sexual, no incluye el hecho de que también se aplica a todos los seres humanos independientemente de su identidad de género (lo cual es cierto). Esta omisión deja una cosa clara: claramente falta comprensión de los conceptos de género e identidad de género. Al agrupar a todas las personas LGBTQ bajo el paraguas de la orientación sexual, no reconoce la mera existencia de las personas trans. En este sentido, Dignitas Infinita muestra claramente lo que muchos de nosotros sabemos: la comprensión de la Iglesia sobre la identidad de género está muy subdesarrollada.

—Robert Shine (él/él), Ministerio New Ways, 10 de abril de 2024

Fuente New Ways Ministry

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , ,

Obispo Gumbleton: Recordando a un profeta pionero de la igualdad católica LGBTQ+

Sábado, 13 de abril de 2024

IMG_3976 Obispo Thomas J. Gumbleton

La siguiente es una declaración de Francis DeBernardo, director ejecutivo del Ministerio New Ways, en honor al obispo Thomas J. Gumbleton, quien falleció ayer ( 4 de abril) a la edad de 94 años:

Con gran tristeza y gran gratitud, New Ways Ministry lamenta el fallecimiento de nuestro querido amigo, el obispo Thomas J. Gumbleton. Extrañaremos tanto su valiente voz por la justicia, que resonó en nuestra iglesia, nuestro país y nuestro mundo, como su amable presencia personal que tocó nuestros corazones.

Habló sobre muchos temas, pero el más importante para nosotros fue su inquebrantable búsqueda de justicia para las personas LGBTQ, particularmente en la iglesia. El obispo Gumbleton allanó el camino para el Papa Francisco. Décadas antes de la apertura de este Papa, cuando el apoyo de un líder católico a las personas LGBTQ podía afectar negativamente la estatura de uno en la iglesia, el obispo Gumbleton habló sin miedo con compasión y certeza que estaban arraigadas en un profundo compromiso con el Evangelio de Jesús.

No le preocupaba su propia reputación ni su persona. Le preocupaba que se hiciera justicia, que la gente fuera aceptada y que la Iglesia católica institucional tuviera el coraje de estar a la altura de sus mejores ideales.

Catholic Bishop Thomas J. Gumbleton, auxiliary bishop of Detroit, addresses several hundred anti-war activists at Central United Methodist Church in Detroit March 18, 2005. The gathering was held to mark the second anniversary of the U.S. invasion of Iraq. Bishop Gumbleton, an outspoken advocate for peace and social justice, died April 4, 2024, at the age of 94. (OSV News photo/Jim West, CNS file)Thomas J. Gumbleton, obispo auxiliar de Detroit, un abierto defensor de la paz y la justicia social, se dirige a varios cientos de activistas contra la guerra en la Iglesia Metodista Unida Central en Detroit el 18 de marzo de 2005. La reunión se celebró para conmemorar el segundo aniversario de la invasión estadounidense de Irak. 

En los 34 años que había hecho público su apoyo a las cuestiones LGBTQ, el obispo Gumbleton hizo más que cualquier otro miembro de la jerarquía para impulsar a los miembros de la iglesia, teólogos y ministros pastorales a extender una mano amigable y acogedora a las personas LGBTQ. Para él, las cuestiones LGBTQ no eran una cuestión de sexo, sino de justicia.

Su pasión por las cuestiones LGBTQ surgió de su relación con su hermano Dan, que era gay. El obispo Gumbleton confesó que, cuando supo por primera vez que Dan era gay, le preocupaba cómo la identidad de Dan podría reflejarse negativamente en él. Pero el obispo se sintió conmovido por una pregunta que le hizo su madre: “¿Dan irá al infierno?” Rápidamente repudió esa noción y comenzó a darse cuenta de la verdad de la fe: Dios ama a todos, por lo que la iglesia debe recibir a todos, tal como son.

Cuando una vez se le preguntó cómo los católicos podrían lograr que más obispos hablaran positivamente sobre cuestiones homosexuales, el obispo Gumbleton respondió: “Encuentren a los miembros homosexuales y lesbianas de sus familias. Esa experiencia te cambiará”.

IMG_3972El New Ways Ministry está agradecido por nuestra relación con el obispo Gumbleton durante muchas décadas. En el simposio nacional del Ministerio New Ways de 1992, el obispo Gumbleton habló públicamente por primera vez sobre su hermano gay y cómo la Iglesia Católica necesitaba hacer mucho más por las personas LGBTQ y por personas como su madre. Después de ese evento, comenzó a viajar por todo Estados Unidos, hablando con grupos católicos para ayudarlos a comprender y dar la bienvenida mejor a las personas LGBTQ. En tales ocasiones, a veces celebraba misa vistiendo una mitra de obispo adornada con un triángulo rosa y los colores del arco iris.

De 1997 a 2002, el obispo Gumbleton sirvió en la Junta Asesora del New Ways Ministry, y dejó de hacerlo sólo debido a una orden directa del Vaticano del Papa Juan Pablo II de separarse de la organización. Se separó en un sentido público, pero continuó asistiendo a las reuniones de la junta y ofreció su sabiduría y consejo. En 1992, el obispo Gumbleton colaboró con el New Ways Ministry reclutando a 20 obispos para pedir a la Conferencia Nacional de Obispos Católicos que escribiera una carta pastoral a los padres católicos de niños gays y lesbianas. El resultado, cinco años después, fue el documento Siempre Nuestros Hijos. Hasta el día de hoy, Always Our Children sigue siendo la declaración más positiva que la conferencia de obispos de Estados Unidos ha producido sobre cuestiones LGBTQ.

En 1992, el obispo Gumbleton recibió el “Premio a la Construcción de Puentes” del Ministerio New Ways por su valiente liderazgo pastoral. Durante la introducción del evento, el maestro de ceremonias agradeció a Daretta Williams, secretaria del obispo Gumbleton, por su ayuda en la planificación. Cuando el obispo Gumbleton fue llamado al escenario para aceptar el premio, en medio de un aplauso atronador y sostenido y una ovación de pie, le susurró al maestro de ceremonias: “Gracias por mencionar a Daretta”.

IMG_3973

En un momento en el que podría haber disfrutado de la gloria, su primer pensamiento no fue para sí mismo, sino para su secretaria. Éste es el ejemplo de humildad que forma parte del legado del obispo Thomas Gumbleton.

El camino que tienen por delante los católicos LGBTQ sigue siendo peligroso dentro de su propia iglesia. La Asamblea General del Sínodo del año pasado en Roma demostró que lograr un consenso sobre cuestiones de sexualidad y género parece estar en un futuro lejano. Pero tal vez la asamblea de clausura del Sínodo en octubre de 2024 produzca un resultado sorprendentemente más positivo para las personas LGBTQ porque ahora tenemos un santo poderoso en el cielo cuyos llamados a la justicia y la igualdad, a la compasión y la acogida no han muerto, y seguirán resonando a lo largo de todo el mundo. eternidad.

—Frank DeBernardo, Ministerio New Ways, 5 de abril de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , ,

Sacerdote se disculpa después de que un autor gay diera una lectura en una escuela católica

Sábado, 13 de abril de 2024

IMG_3929Dominic Thrasher

Un sacerdote de Michigan se disculpó públicamente por permitir que un autor gay leyera en una clase de preescolar en la escuela parroquial, alegando que el autor invitado “no representa los valores de nuestra fe católica”.

P. Tom Held, párroco de la Iglesia St. Joseph the Worker, en Beal City, publicó su disculpa en Facebook, que atrajo atención y fue compartida ampliamente más allá de la comunidad parroquial antes de que fuera eliminada. Sin embargo, la mayoría de los comentarios en Facebook apoyaron a Dominic Thrasher, el autor que había leído a los estudiantes y es gay. Thrasher ha estado escribiendo libros para niños desde la pandemia, inspirados principalmente en los perros de la familia, Sheriff y Cece.

Thrasher estaba molesto porque el sacerdote sintió la necesidad de disculparse por la presencia del autor en la escuela. Entrevistado por Fox 17, Thrasher dijo: “Simplemente me enoja… La forma en que me hizo sentir como si fuera un depredador o un convicto o algo así entrando a la escuela”.

Esta no es la primera vez que Thrasher es excluido de los espacios de la educación católica. Reveló que una vez le pidieron que diera el discurso de graduación en su alma mater, una escuela católica, pero que le retiraron la invitación cuando los administradores se enteraron de su orientación sexual.

Al comentar sobre el reciente incidente de lectura, Thrasher explicó:

“’Entré a un salón de clases para compartir la alegría y el amor que tengo por lo que creé, y para compartirlo con otras personas. ¿Por qué mi sexualidad tiene algo que ver con eso? ¿Cualquier cosa? Eso me enoja.‘”

Fox 17 informó que “Thrasher dijo que espera que el pastor Tom Held sea destituido por la Iglesia St. Joseph the Worker”.

WNEM informó que antes de que Held se disculpara, Thrasher estaba muy satisfecho con la lectura en sí y finalmente la disfrutó. Thrasher declaró: “Odio que esta situación haya puesto un freno a algo que me ha estado brindando tanta alegría”.

En el mensaje de disculpa, el sacerdote reconoció que la “conversación fue apropiada para nuestros alumnos” y que “un maestro estuvo presente en la sala en todo momento”. Desde entonces, Held no ha respondido al revuelo que causó su disculpa, pero la Diócesis de Saginaw emitió una declaración en apoyo del sacerdote, afirmando:

“Varios días después de la visita, el párroco de la parroquia St. Joseph the Worker fue contactado por padres de la escuela y feligreses que expresaron su preocupación por la unión civil del invitado, que es contraria a las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre la sexualidad humana y el matrimonio. El párroco respondió apropiadamente a esas preocupaciones dentro de la comunidad parroquial de una manera que reconocía la privacidad del huésped.

“Nuestra Fe Católica respeta la dignidad de cada persona. La Iglesia enseña que todos somos creados a imagen y semejanza de Dios y llamados a amarnos unos a otros. Con ese amor viene nuestra obligación de defender y vivir las enseñanzas de la fe católica, individualmente y dentro de nuestras instituciones”.

Hace un año, Thrasher recibió un diagnóstico de ELA lo que ha supuesto, según sus palabras, que “no tengo mucho tiempo”. Pero el autor está decidido a intentar lograr cambios positivos en el tiempo que queda. Él comentó:

“‘Solo quiero compartir mis dones y mi amor con el mundo… Ayer un amigo me dijo: “Sabes, Dominic, naciste para causar sensación”. Y dije: “Sabes, si soy la persona que tiene que representar a tanta gente como yo, lo haré, lucharé hasta el final”.

—Liam Myers (él/él), Ministerio New Ways, 3 de abril de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica, Judaísmo , , , , , , , ,

“Hay que ir cerrando los muchos malentendidos que hay con las personas lgbtiq dentro de la Iglesia”

Viernes, 12 de abril de 2024

IMG_6846“Merecemos una Iglesia donde todos, todos, todos se puedan sentir aceptados y en dignidad”

“Y el gran problema es que la Iglesia no está siguiendo sus propias normas. No cumple el punto 64 de esta declaración, y tampoco sigue la propuesta 15k de la última declaración sinodal”

“A todas las persona trans siempre les parece un sueño imposible poder vivir realmente como la persona con la que se identifican, dadas todos las barreras y dificultades con las que se encuentran”

“Merece una Iglesia donde todos, todos, todos se puedan sentir aceptados y en dignidad. Merece una Iglesia que sirva para acercar a Dios a todo el mundo, incluidos aquellos para los que los caminos de Dios son más enrevesados de lo habitual”

Hay muchas cosas buenas en la última declaración del Dicasterio por la Doctrina de la Fe Dignitas Infinita sobre la dignidad humana, pero que por desgracia quedan completamente eclipsadas por algunos puntos terribles que también hay en dicho documento. De alguna manera, es como si los autores no hubieran leído sus propias conclusiones, o tal vez peor aún, que no crean que las personas trans estén incluidas o merezcan esos derechos humanos de los que hablan.

Porque resulta extraño leer “la Iglesia exhorta ardientemente a que el respeto de la dignidad de la persona humana, más allá de toda circunstancia, se sitúe en el centro” (punto 64) y en el mismo documento, solo cuatro puntos antes, decir que la dignidad del cuerpo es tan importante como la de la persona y que las personas trans que realizan un cambio de sexo corren el riesgo de perderla.

Es decir que pueden ser personas sin dignidad para la Iglesia, lo que en el mejor de los casos claramente contradice al punto 64, y deja abierta la puerta a interpretaciones mucho peores. Y para más inri esta “dignidad del cuerpo” no se aplica a las personas intersexuales, que extrañamente no son creadas perfectas por Dios como todos los demás, sino que solo son hechas perfectas por el cirujano cuando este les elimina órganos perfectamente sanos con los que nacieron como bebes, solo porque alguien decidió que eran “anormales”. Esto sí es jugar a ser Dios, y no lo que hacen las personas trans.

 Y el gran problema es que la Iglesia no está siguiendo sus propias normas. No cumple el punto 64 de esta declaración, y tampoco sigue la propuesta 15k de la última declaración sinodal donde decía que en la doctrina controvertida, como esta, debe también dar lugar “a la voz de las personas directamente afectadas por las controversias mencionadas”, lo que claramente no se ha hecho. Porque si lo hubieran hecho, leyendo por ejemplo este documento [1], sabrían que las personas trans y no binarias están viviendo la vida que Dios soñó para ellos. Que hay quien nace eunuco desde el vientre de sus madres (Mat 19:11-12) y ellos solo están en ese complicado camino que Dios les trazó desde antes de que nacieran.

Sabrían que a todas las persona trans siempre les parece un sueño imposible poder vivir realmente como la persona con la que se identifican, dadas todos las barreras y dificultades con las que se encuentran. Y cuando finalmente lo consiguen y empiezan a florecer como las personas que realmente son, entonces recuerdan las palabras de Sta. Teresita del Niño Jesús “Dios no da sueños imposibles”, y es que, si pudieron hacerlo, superando todas las barreras, fue únicamente porque Dios estaba con ellos.

Porque las palabras de Sta. Catalina de Siena “Sé quien Dios quiere que seas, y prenderas fuego al mundo entero” no pueden ser más ciertas que cuando se refiere a las personas trans que viven la vida que el Señor planeó para ellas. No es posible resumir un documento entero en un par de párrafos, pero animo a todas las personas que quieran conocer realmente sobre la espiritualidad trans a que lean el documento, que fue escrito tras hablar con decenas de personas trans y no binarias, para permitirles expresarse y dar su voz, ya que tienen mucho que decir. Otros recursos interesantes pueden ser este [2], este otro [3] y aquel [4], y por supuesto hay muchos muchos más.

 IMG_6845Para terminar, el documento Dignitas Infinita es solo un gran recordatorio de las razones por las que es urgente y necesario abrir más diálogos e ir cerrando los muchos malentendidos que hay con las personas lgbtiq dentro de la Iglesia. Si esos diálogos existieran la Iglesia jamás hubiera cometido un error tan grande como el de este documento, y no son solo las personas trans y no binarias las que merecen ser tratadas mejor, sino que es la propia Iglesia la que merece algo mejor.

Merece una Iglesia que pueda seguir sus propias normas. Merece una Iglesia donde todos, todos, todos se puedan sentir aceptados y en dignidad. Merece una Iglesia que sirva para acercar a Dios a todo el mundo, incluidos aquellos para los que los caminos de Dios son más enrevesados de lo habitual. Merece, en definitiva, una Iglesia no como Dios manda, sino como Dios quiere. Recemos y pidamos por ello, por una Iglesia que puede hacer mejor las cosas.

[1] Todos somos uno en Cristo, mujeres, hombres y eunucos de todo tipo y condición (religiondigital.org)

[2] Mother of Transgender Child Writes to Pope Francis: “Stop Putting Limits on God’s Love!” – New Ways Ministry

[3] I’m a transgender Catholic. This year’s Outreach conference allowed me to be seen. – Outreach

[4] Trans in the Eyes of God (showit.co)

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

Una carta abierta con más de 500 firman exige la inclusión LGBTQ+ en Providence College

Viernes, 12 de abril de 2024

IMG_3891Una carta abierta de más de 500 miembros de la comunidad de Providence College pide al presidente de la escuela que deje de reprimir la inclusión LGBTQ+ en el campus. Los estudiantes, profesores y personal se unieron para protestar contra las decisiones tomadas por el principal administrador de la escuela.

La carta abierta al P. Kenneth Sicard, O.P se publicó a mediados de marzo y decía que Providence College, una escuela católica dirigida por los frailes dominicos, exhibe “hipocresía y opresión sistémica hacia las personas LGBTQ+”. Cientos de personas firmaron la carta pocas horas después de su publicación, el último paso en un debate de varios años en el campus sobre cuestiones de inclusión y diversidad. Según el Providence Journal, publicado nuevamente por AOL:

“El punto de inflexión fue la renuncia de E Corry Kole, un empleado no binario contratado en 2020 como coordinador de recursos para la Oficina de Diversidad, Equidad e Inclusión Institucional, o DEI, y luego ascendido a director de educación y desarrollo profesional de DEI. Kole dejó el cargo a principios de marzo “después de que los altos directivos de la universidad frustraron sus esfuerzos por cumplir con la descripción de su trabajo“, alega la carta. . .

“Mientras tanto, Sicard ha prometido una declaración sobre la postura de la universidad respecto de su comunidad queer. Después de tres años, el campus sigue esperando.

“No está claro exactamente qué implicará la declaración de Sicard. En un correo electrónico a los profesores, que obtuvo The Providence Journal, Sicard lo describió como “una declaración muy esperada titulada “Respondiendo con amor a los miembros de nuestra comunidad que se identifican como LGBTQ” que define la respuesta de la Universidad a los aliados y miembros de la comunidad de la Familia de Frailes que se identifica como LGBTQ’.

La ambigüedad del presidente sobre esta declaración ha molestado a los estudiantes, profesores y personal LGBTQ+ de Providence College. En la carta abierta, los firmantes detallan los avances y retrocesos en los esfuerzos por construir un entorno seguro para las personas LGBTQ+ en el campus que se remontan a 1934. El comentarista web católico Jim McDermott considera enmarcar la crisis actual en el contexto de la historia y un modelo importante para otras instituciones católicas, según escribe en su sitio Pop Culture Spirit Wow:

He visto muchas cartas como esta de la Comunidad a los Administradores Católicos a lo largo de los años, pero no estoy seguro de haber visto ninguna que ofrezca este tipo de lugar histórico. Y creo que es un gran modelo para otras comunidades católicas, no sólo en momentos de crisis sino en general. Lo sepamos o no, cada institución católica tiene una historia LGBTQ+. Tomarse el tiempo para investigar y contar esas historias tiene muchos beneficios”.

En muchos sentidos, el clima actual, aunque mejor que el pasado, está muy por debajo de lo que se necesita, decía la carta. Según el Journal:

“Una de esas personas fue James Waters, profesora de biología y mujer trans, que dijo que hace dos años le pidieron su opinión sobre un borrador.

Waters lo describió como que contiene ‘largos argumentos teológicos, casi legales, sobre por qué está bien ser inclusivo LGBTQ en el campus’. Dijo que no podía entender por qué era necesario, ya que cartas similares no se envían a otros grupos de personas. .

“‘Como persona queer en el campus, estoy petrificada’, dijo Waters, describiendo un ‘miedo que impregna el aire de que no somos bienvenidos'”.

El ex miembro del personal Alex Melvin confirmó estas afirmaciones de un clima hostil, diciendo: “Algunas personas tienen miedo de estar fuera, o si simplemente estás fuera, siempre te preguntas cuándo va a ser un problema en diferentes puntos del mundo”. tu carrera en PC”. Melvin renunció este año debido al clima.

La administración de la universidad está respondiendo a sus críticos. Sicard, el presidente, aparentemente es “consciente” de la carta abierta, según un portavoz. Y la declaración prometida por Sicard, en sus palabras, “reconocerá los derechos y la dignidad de cada miembro de nuestra comunidad, al mismo tiempo que honrará y permanecerá fiel a las enseñanzas de la Iglesia sobre la sexualidad humana”. Afirma que se consultó a “decenas de personas” en su redacción.

Aún así, los firmantes de la carta abierta y otros se muestran escépticos. El Journal informó:

“Heather McPherson, profesora asociada de arte de estudio y ex presidenta del Departamento de Arte e Historia del Arte, encontró el mensaje turbio.

‘Parece una estrategia de su parte crear confusión‘, dijo McPherson, ‘y mantener a la gente insegura sobre la posición de la universidad respecto de las personas queer‘”.

—Robert Shine (él/él), Ministerio New Ways, 1 de abril de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

El hombre de paja de la “teoría de género” en el nuevo documento del Vaticano

Jueves, 11 de abril de 2024

IMG_2919P. Daniel Horan

Hoy temprano (8 de abril), el Dicasterio para la Doctrina de la Fe del Vaticano publicó un nuevo documento sobre la dignidad humana, titulado Dignitas Infinita, que incluía secciones sobre identidad de género y transiciones de género. Bondings 2.0 presentará reacciones al documento a lo largo de esta semana.

El siguiente comentario inicial es del colaborador P. Daniel Horan OFM, profesor de Filosofía, Estudios Religiosos y Teología y Director del Centro para el Estudio de la Espiritualidad del Saint Mary’s College en Notre Dame, Indiana. Columnista del National Catholic Reporter, es autor o editor de más de catorce libros, entre ellos Catholicity and Emerging Personhood: A Contemporary Theological Anthropology.

La reciente declaración Dignitas Infinita, publicada hoy por el Dicasterio para la Doctrina de la Fe (DDF) del Vaticano, da la impresión, por su título y propósito, de que busca reafirmar y defender la dignidad universal y el valor de la persona humana. De hecho, según una nota introductoria del prefecto del dicasterio, el cardenal Víctor Manuel Fernández, el título latino Dignitas Infinita proviene de la enseñanza del Papa Juan Pablo II de que la dignidad humana puede entenderse como “infinita”. Esto es, a primera vista, algo muy bueno, pero esta declaración no está a la altura de su pretensión de afirmar y apoyar la “dignidad infinita” de todas las personas.

Específicamente, el documento malinterpreta y tergiversa el trabajo académico y científico en las áreas de sexualidad y género. Además, al igual que documentos anteriores de la iglesia sobre sexualidad y género, una vez más ignora las experiencias de personas reales que no se ajustan a la conceptualización de género de la iglesia como solo masculino o femenino. Ofrezco los siguientes puntos como reacción inicial al texto.

En primer lugar, el cardenal Fernández escribe en su prefacio introductorio que el trabajo de cinco años sobre este documento buscó “tener en cuenta los últimos desarrollos sobre el tema en el mundo académico”. Sin embargo, a pesar de toda su charla sobre “teoría”, el texto no logra involucrar directamente a ningún teórico, filósofo, teólogo u otro académico específico que trabaje en el tema de género que aparentemente se considera aquí. Ninguna cita apunta a ninguna fuente que este texto pretenda criticar.

En lugar de dar cuenta de investigaciones reales, este documento construye un muñeco de paja llamado “teoría de género”, cuyos principios no representan ninguna teoría o estudio real con el que esté familiarizado. La vaguedad del concepto se presenta al mismo tiempo como un comodín y una amenaza siniestra, que sirve para establecer un hombre del saco al que temer, pero hace poco para promover un diálogo o entendimiento real.

De manera bastante sorprendente, este documento del DDF crea su propia “teoría de género” original de acuerdo con el mosaico de conceptos que teje en los párrafos 56 a 59. Al igual que el adagio de la caricatura de “Dios” en el que tanto los ateos como los teístas no creen y no pueden rechazar, el monstruo de Frankenstein llamado “teoría de género”, creado por el DDF, es algo que también encuentro problemático e incoherente. Debería ser eliminado.

En segundo lugar, existe una confusión inexplicable a lo largo de este documento entre sexualidad y género. Por ejemplo, el párrafo 55 se basa en la exhortación apostólica Amoris Laetetia y el Catecismo del Papa Francisco para afirmar la enseñanza de la Iglesia contra la discriminación de las personas gays y lesbianas, pidiendo respeto por todas las personas “independientemente de su orientación sexual”. Y luego, en la primera línea del párrafo 56, el texto dice: “Al mismo tiempo, la Iglesia destaca las cuestiones críticas definidas presentes en la teoría de género”, reuniendo estos dos conceptos de una manera para sugerir que están directamente relacionados o incluso intercambiables. Esto sugiere que los autores de este documento no comprenden ni siquiera los conceptos básicos de la sexualidad humana, el sexo, la orientación sexual o cualquier faceta del género.

En tercer lugar, como se señaló anteriormente, este documento no reconoce la complejidad y la variedad de tratamientos y terapias de afirmación de género para personas trans y no binarias. Un párrafo completo (núm. 60) está dedicado al “cambio de sexo”, lo que implica que los autores del documento del DDF no están considerando toda la panoplia de tratamientos y terapias disponibles prescritos y supervisados médica y psicológicamente. Lo que, de nuevo vagamente, se denomina “cambio de sexo” parece suponer una intervención médico-quirúrgica, que de hecho es sólo una de las formas en que algunas personas trans y no binarias buscan atención que afirme su género, y siempre después de un largo período de discernimiento y consulta médica.

Otros cuidados de afirmación de género fuera de la intervención quirúrgica incluyen la terapia hormonal o el uso de pronombres que se alineen con su género, entre muchos otros. Es algo bueno que esta sección reconozca la realidad de las personas intersexuales (sin usar ese término) y permita ciertos tratamientos médicos para dichas personas. Pero la línea final de esta sección refuerza un esencialismo de género, afirmando que cualquier procedimiento de “cambio de sexo”, de hecho, no cambia el sexo que se le asignó a alguien al nacer.

Finalmente, una cosa sigue siendo notoriamente cierta acerca de cómo este documento aborda a las personas transgénero y no binarias: no hay absolutamente ninguna evidencia de que los autores del documento consultaran a personas reales de género diverso, a quienes esta parte del documento impacta más directamente. Esta omisión es una limitación persistente en los textos eclesiales, ya sea a nivel diocesano o vaticano, y parecería contradecir abiertamente la pretensión de este documento de afirmar la “dignidad infinita” de todas las personas humanas.

En verdad, este documento podría haber sido mucho peor. Podría haber sido aún más deshumanizante, como lo han sido en los últimos años muchas de las declaraciones diocesanas en los Estados Unidos sobre las personas transgénero y no binarias. Leído con una hermenéutica de generosidad, tomo el deseo del Cardenal Fernández de (tal vez eventualmente) abordar “los últimos desarrollos sobre el tema en el mundo académico” como una señal de que la conversación no ha terminado ni está definitivamente resuelta. Y esta esperanza se ve reforzada por el hecho de que, para que se pueda hacer una afirmación tan definitiva, se necesitaría una enseñanza directa del propio Papa, y no una declaración de un dicasterio del Vaticano. Sin embargo, es evidente que aún queda mucho trabajo por hacer.

–P. Daniel P. Horan, 8 de abril de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

El obispo detrás del documento de bienvenida transgénero del Vaticano sobre los sacramentos

Miércoles, 10 de abril de 2024

IMG_3774Obispo José Negri

Cuando el Vaticano afirmó que las personas transgénero podrían ser bautizadas en 2023, los funcionarios respondían a las preguntas de un obispo sobre las personas LGBTQ+ y los sacramentos. Desde entonces, el periódico brasileñoEl País describió a ese obispo, los detalles sobre cómo surgieron las instrucciones del Vaticano y lo que podría significar toda la historia.

Como se informó en noviembre pasado, el Dicasterio para la Doctrina de la Fe publicó un responsum ad dubia, o documento que responde preguntas, sobre si las personas transgénero, incluidas aquellas que han pasado por una transición médica, pueden ser bautizadas como católicas, así como servir como padrinos. y testigos del matrimonio. La respuesta, que también se refería a las parejas queer, fue en gran medida olvidada ya que apenas unas semanas después, ese mismo dicasterio publicaría una declaración sobre las bendiciones, Fiducia Supplicans, que iniciaría un debate sobre la bendición de las parejas LGBTQ+ que continúa hoy.

Sin embargo, la respuesta del dicasterio en noviembre es un paso positivo que debe recordarse, y cómo se produjo comenzó muy lejos de Roma. Según El País:

“[E]l proceso comenzó en Brasil, en la oficina de un obispo en São Paulo. En concreto, comenzó con una carta con seis preguntas dirigida a la [entonces] Congregación para la Doctrina de la Fe y firmada por el obispo José Negri, de la diócesis de Santo Amaro, en la zona sur de la ciudad más poblada de América Latina. . .

“[El obispo] planteó las seis preguntas clara y directamente. La primera pregunta: ‘¿Se puede bautizar a una persona trans?’ La cuarta indagación: ‘¿Puede una pareja del mismo sexo aparecer como progenitores de un niño a bautizar si este fue adoptado o concebido por otros métodos, como la gestación subrogada? La respuesta del organismo que se ocupa de las cuestiones doctrinales y teológicas de la Iglesia (la antigua Inquisición) también fue concisa en su respuesta de tres páginas, que incluía múltiples notas a pie de página.

Cuatro meses después de que Negri presentara sus preguntas, la respuesta del dicasterio se hizo pública tras obtener la aprobación papal. Según El País, el propio obispo se ha negado a comentar o ser entrevistado sobre el proceso de interrogatorio o su resultado.

Inicialmente, algunos observadores creían que las preguntas sobre las personas LGBTQ+ y los sacramentos planteadas a la oficina doctrinal procedían de obispos más afirmativos que buscaban ampliar la atención pastoral inclusiva. Pero el informe de El País confunde esa idea, reflejando la compleja realidad de los obispos en la iglesia del Papa Francisco:

“[Al igual que] Jorge Mario Bergoglio de Argentina, Negri está a favor de que la jerarquía católica ‘escuche a las periferias’, ya sean urbanas, sociales o económicas. Anteriormente, fue obispo en Blumenau, en la zona más blanca de Brasil, tierra colonizada por inmigrantes alemanes que conservan la lengua e incluso celebran el Oktoberfest. Hace unos años presidió el comité de protección de la infancia de la Conferencia Episcopal Brasileña; en ese momento, prometió que la Iglesia enfrentaría firmemente el abuso sexual en su medio.

“El obispo de Santo Amaro “pertenece al espectro más conservador” de la Iglesia en Brasil y “es un obispo prudente”, explica Paulo Ricardo, del Instituto de Estudios Religiosos (ISER). La diócesis que preside cuenta con unos dos millones de católicos y debe su fama al padre Marcelo Rossi, del movimiento de Renovación Carismática Católica, que fue un verdadero fenómeno de masas en los años 90 gracias a sus discos, un Grammy Latino, misas espectáculo y métodos modernos. de evangelización”.

El País señala que la cuestión de las personas LGBTQ+ está surgiendo en toda la iglesia brasileña, donde los derechos legales están muy avanzados, pero la violencia contra las personas transgénero está en niveles récord. Incluso si el obispo Negri tiene una inclinación más conservadora, sus compañeros católicos están agradecidos por sus preguntas y la respuesta del Vaticano:

“Luis Rabello, de 35 años, secretario ejecutivo de la red brasileña de grupos católicos LGBTQ+, saluda los cambios introducidos por el Papa Francisco porque ‘sirven para dar visibilidad’ a un grupo que ‘siempre ha existido en la Iglesia, tanto entre los fieles como entre los fieles’. como catequistas.” Se alegra de que el Vaticano finalmente haya adoptado normas para resolver cuestiones que hasta ahora se han tratado caso por caso. . .

“[Rabello] sostiene que las preguntas del obispo Negri a la Congregación para la Doctrina de la Fe responden a una demanda social. ‘Las personas LGBTQ+ exigen más espacio en la Iglesia; están exigiendo respeto”. Explica que es una tendencia que ha crecido en los últimos años con los cambios sociales y la comunidad LGBTQ+ inspirada en los gestos del actual Pontífice. Rabello señala que el Papa Francisco ha recibido a personas trans en la Santa Sede. Funcionario de profesión, cree que las recientes sentencias del Vaticano son “muy importantes para educar a los sacerdotes, a los obispos…”

Desde Brasil, las preguntas del obispo Negri generaron claridad sobre la aceptación plena de las personas trans en la vida sacramental de la iglesia. Desde Brasil, el Papa Francisco pronunció su famoso “¿Quién soy yo para juzgar?” comentarios en 2013. Y desde Brasil, con sus más de 120 millones de católicos, parece que el ministerio LGBTQ+ seguirá creciendo e incluso llegará a liderar América Latina y el mundo al hacerlo.

—Robert Shine (él/él), Ministerio New Ways, 23 de marzo de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , ,

Nuevo documento del Vaticano condena las transiciones de género y la “teoría de género” indefinida

Miércoles, 10 de abril de 2024

IMG_4018IMG_4020Cardenal Víctor Manuel Fernández, prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, en rueda de prensa anunciando la publicación de “Dignitas Infinita

La oficina doctrinal del Vaticano emitió ayer su última intervención sobre cuestiones LGBTQ+, parte de un documento más amplio sobre la dignidad humana en la sociedad contemporánea que postulaba un enfoque altamente negativo para las personas transgénero.

El documento, titulado Dignitas Infinita, fue presentado el lunes por el cardenal Víctor Manuel Fernández, prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, en una conferencia de prensa. El texto de 23 páginas está dividido en cuatro secciones, las tres primeras son una exposición de las enseñanzas de la Iglesia sobre la dignidad humana y la cuarta sobre “Algunas violaciones graves de la dignidad humana”. (Para leer la declaración del Ministerio New Ways en respuesta al documento, haga clic aquí).

Entre los temas abordados en esta sección final, que incluyen la pobreza, la guerra, la violencia contra las mujeres y la migración, entre otros, se encuentran dos directamente relevantes para las cuestiones LGBTQ+: la “Teoría de Género” y el “Cambio de Sexo”. Si bien la mayoría de los temas se tratan en uno o dos párrafos, con sólo unas pocas frases sobre el tema del abuso sexual, el documento dedica cinco párrafos a la “Teoría de género.

El párrafo inicial de esta sección, el número 55, cita la exhortación del Papa Francisco, Amoris Laetitia, al condenar la discriminación y la violencia basada en la orientación sexual de una persona. El documento afirma: “Debería denunciarse como contrario a la dignidad humana el hecho de que, en algunos lugares, no pocas personas sean encarceladas, torturadas e incluso privadas del bien de la vida únicamente por su orientación sexual”.

Sin embargo, el texto inmediatamente gira hacia cuestiones de identidad de género en términos mucho más negativos. Condena los llamados “nuevos derechos”, un término que el Vaticano utiliza en referencia no sólo a la igualdad LGBTQ+, sino también a los derechos reproductivos, que “han llevado a casos de colonización ideológica”. El documento continúa:

57. En cuanto a la teoría del género, cuya coherencia científica es objeto de un considerable debate entre los expertos, la Iglesia recuerda que la vida humana en todas sus dimensiones, tanto física como espiritual, es un don de Dios. Este don debe ser aceptado con gratitud y puesto al servicio del bien. Desear una autodeterminación personal, como prescribe la teoría de género, aparte de esta verdad fundamental de que la vida humana es un don, equivale a una concesión a la antigua tentación de hacerse Dios, entrando en competencia con el verdadero Dios de amor revelado a nosotros. nosotros en el Evangelio. . .

“59. En este sentido, el respeto tanto por el propio cuerpo como por el de los demás es crucial a la luz de la proliferación de reivindicaciones de nuevos derechos propuestos por la teoría de género. Esta ideología “prevé una sociedad sin diferencias sexuales, eliminando así la base antropológica de la familia”. Por lo tanto, resulta inaceptable que “algunas ideologías de este tipo, que buscan responder a aspiraciones a veces comprensibles, logren afirmarse como absolutas”. e incuestionable, incluso dictando cómo se debe criar a los niños. . .Sólo reconociendo y aceptando esta diferencia en reciprocidad podrá cada persona descubrirse plenamente a sí misma, su dignidad y su identidad”.

La siguiente sección aborda la atención que afirma el género, bajo el título “Cambio de sexo”. Este único párrafo, el número 60, establece que “la dignidad del cuerpo no puede considerarse inferior a la de la persona como tal”. Luego, el documento condena las transiciones de género:

Esta verdad merece ser recordada, especialmente cuando se trata de cambio de sexo, ya que los seres humanos están compuestos inseparablemente de cuerpo y alma. En esto, el cuerpo sirve como contexto vivo en el que se despliega y manifiesta la interioridad del alma, así como a través de la red de relaciones humanas. . .De ello se deduce que cualquier intervención de cambio de sexo, por regla general, corre el riesgo de amenazar la dignidad única que la persona ha recibido desde el momento de la concepción. Esto no excluye la posibilidad de que una persona con anomalías genitales que ya son evidentes al nacer o que se desarrollan posteriormente pueda optar por recibir la asistencia de profesionales de la salud para resolver estas anomalías. Sin embargo, en este caso, tal procedimiento médico no constituiría un cambio de sexo en el sentido aquí previsto”.

Según una nota preliminar del cardenal Fernández, la entonces Congregación para la Doctrina de la Fe comenzó a redactar un documento sobre “la dignidad de la persona humana en la antropología cristiana” en 2019. Un borrador inicial fue rechazado de plano, y un borrador completamente nuevo preparado, que es, en una forma modificada, lo que se ha publicado hoy. Fernández calificó estos cinco años como “un proceso considerable de maduración” para el documento.

De hecho, las primeras tres secciones de Dignitas Infinita son una rica exposición sobre qué y por qué enseña la iglesia sobre la dignidad de la persona humana, ofreciendo bases bíblicas y teológicas para ello. Esto da como resultado algunos pasajes hermosos y fuertes, como el siguiente:

“17. La Iglesia proclama la igual dignidad de todas las personas, independientemente de sus condiciones o cualidades de vida. . .

“19. Al unirse a cada ser humano a través de su Encarnación, Jesucristo confirmó que cada persona posee una dignidad inconmensurable por el solo hecho de pertenecer a la comunidad humana; además, afirmó que esa dignidad nunca se puede perder. Proclamando que el Reino de Dios es de los pobres, de los humildes, de los despreciados y de los que sufren en cuerpo y espíritu; curando toda clase de enfermedades y dolencias, incluso las más dramáticas, como la lepra; afirmando que todo lo que se hace a estos individuos se le hace también a él porque está presente en ellos: en todos estos modos, Jesús trajo la gran novedad de reconocer la dignidad de cada persona, especialmente de aquellos que eran considerados “indignos”. Este nuevo principio de la historia humana, que enfatiza que los individuos son aún más “dignos” de nuestro respeto y amor cuando son débiles, despreciados o sufren, incluso hasta el punto de perder la “figura” humana, ha cambiado la faz de la humanidad. mundo. . .

“32. . .[L]a historia humana muestra un progreso claro en la comprensión de la dignidad y la libertad humanas, aunque no sin sombras y riesgos de regresión. Ese avance en la comprensión de la dignidad humana queda demostrado por el hecho de que existe un deseo cada vez mayor de erradicar el racismo, la esclavitud y la marginación de las mujeres, los niños, los enfermos y las personas con discapacidad. Esta aspiración se ha visto reforzada bajo la influencia de la fe cristiana, que sigue siendo un fermento, incluso en sociedades cada vez más secularizadas. Sin embargo, el arduo camino para promover la dignidad humana aún está lejos de completarse”.

En un comunicado, Francis DeBernardo, director ejecutivo del New Ways Ministry, dijo que Dignitas Infinita “fracasa terriblemente al ofrecer a las personas transgénero y no binarias una dignidad humana no infinita, sino limitada”. Esta “maravillosa justificación de por qué cada ser humano, independientemente de su condición de vida, debe ser respetado, honrado y amado” en última instancia, los autores del documento no la aplican a las personas con diversidad de género.

El documento en sí puede ofrecer vías para que la iglesia institucional evolucione en su comprensión y tratamiento de las personas transgénero y no binarias.

Primero, el documento admite cambios en las enseñanzas de la iglesia. En el párrafo 16, el Vaticano reconoce que los líderes de la iglesia “desarrollaron progresivamente una comprensión cada vez mayor del significado de la dignidad humana, junto con sus exigencias y consecuencias, hasta llegar al reconocimiento de que la dignidad de cada ser humano prevalece más allá de todas las circunstancias. ” Por ejemplo, la Iglesia alguna vez no sólo permitió, sino que incluso ejecutó a personas, pero ahora entiende que la pena de muerte es completamente inadmisible.

En segundo lugar, el Cardenal Fernández, en su nota introductoria, admite que el documento no es más que una apertura para una mayor conversación cuando escribe: “su objetivo es ofrecer algunos puntos de reflexión que pueden ayudarnos a mantener una conciencia de la dignidad humana en medio del complejo momento histórico en el que vivimos. que estamos viviendo”. Las personas LGBTQ+ y sus aliados deberían aprovechar esta oportunidad para educar a los líderes de la iglesia sobre las realidades actuales de género y sexualidad que el Vaticano parece haber pasado por alto.

Esta semana, Bondings 2.0 presentará una serie de reacciones y respuestas a Dignitas Finita por parte de católicos, teólogos y ministros pastorales transgénero y no binarios. El primer comentario publicado ayer por el franciscano p. Daniel Horan está disponible aquí.

¿Quieres recibir esta serie y las últimas noticias y opiniones católicas LGBTQ+ directamente en tu bandeja de entrada todos los días? Suscríbete a Bondings 2.0 haciendo clic aquí.

—Robert Shine (él/él), New Ways Ministry, 9 de abril de 2024

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.