Archivo

Archivo para la categoría ‘Iglesia Católica’

Hoy hace falta una reforma en la iglesia del mismo talante que la del tiempo de San Ignacio

Sábado, 31 de julio de 2021

ignacioDel blog de Tomás Muro La Verdad es libre:

  1. San Ignacio (Azpeitia, 1491- Roma, 1556) y el Padre arrupe (Bilbao, 1907 – Roma, 1991).

Allá en Roma, en la iglesia del Gesù (Jesús), están enterrados san Ignacio de Loiola y el Padre Arrupe.

         Jesuitas, y no jesuitas bien-pensantes consideran a ambos como los dos fundadores de la Compañía de Jesús: Ignacio la crea en el siglo XVI y el Padre Arrupe la reconduce en pleno siglo XX.

         Los dos partieron o volvieron al principio y fundamento de la vida a Dios.

         San Ignacio tras una primera parte más que turbulenta de su vida, vuelve a la piedra angular: al Señor. Ignacio de Loyola con su meditación fundamental que son los Ejercicios.

         El P Arrupe, (Bilbao, 1907-Roma, 1991) hombre creyente y místico a fondo perdido, encauza la Compañía de Jesús hacia los pobres, marginados, (Teología de la Liberación).

         En la ya histórica Congregación General (n 32) de la Compañía de Jesús, celebrada el 2 de diciembre de 1974, entre otras cosas los jesuitas dijeron y aprobaron:

  • o Nuestra Compañía no puede responder a las graves urgencias del apostolado de nuestro tiempo si no modifica su práctica de la pobreza. Los compañeros de Jesús no podrán oír “el clamor de los pobres”, si no adquieren una experiencia personal más directa de las miserias y estrecheces de los pobres» (n. 5)
  • o «Es absolutamente impensable que la Compañía pueda promover eficazmente en todas partes la justicia y la dignidad humana, si la mejor parte de su apostolado se identifica con los ricos y poderosos o se funda en la seguridad de la propiedad, de la ciencia o del poder» (n. 5).
  1. Ser conscientes del momento viviendo desde el principio y fundamento tanto personal como eclesialmente. Reformas y contra-reformas.

      arrupe-thu   No es fácil ser lúcido en el momento histórico -personal y comunitario- en el que nos toca vivir a cada cual, a la sociedad y a la iglesia. Las turbulencias suelen ser grandes, uno no ve por dónde tirar en las variables históricas que requieren discernimiento personal, eclesial, social, político, etc. Pero es bueno ser lúcido, humildemente lúcidos: El Señor es mi luz y mi salvación (salmo 26). Ser consciente, vivir despiertos y con las lámparas encendidas es una actitud muy humana y cristiana.

         Allá por el siglo XVI, tiempos de Lutero, del Concilio de Trento y de San Ignacio, era necesaria una Reforma en la Iglesia que no terminaba de llegar. Finalmente vino del norte de Europa, de Alemania, promovida por Lutero, “padre” del protestantismo naciente, contra el que reaccionará Roma con su Contrarreforma tridentina.

         Como fruto de la Contrarreforma fueron surgiendo diversos movimientos e instituciones católicas con la buena finalidad de elevar un poco el nivel de una iglesia que se encontraba en una situación peor que decadente. Surgen varios movimientos sacerdotales: los jesuitas con S Ignacio, el oratorio de sacerdotes de San Felipe de Neri (1515-1595), un poco más tarde los sacerdotes vicencianos (San Vicente de Paúl, 1576-1660), la Escuela sacerdotal francesa de San Sulpice del padre Olier ya en el siglo XVII, el movimiento sacerdotal promovido por el cardenal Bérulle (1575-1629), a su vez impulsado por San Francisco de Sales.

         Fruto de esta Contrarreforma será una mejoría notable en la vida eclesial, que durará hasta mediados del siglo XIX, más o menos. A partir del s XIX surgirá un movimiento eclesiástico decadente en su teología, antimodernista a carta cabal. Esto llegará hasta nuestros tiempos con el paréntesis del Vaticano II, que supuso un paréntesis de libertad, de creatividad, modernidad.

  1. También hoy la Iglesia necesita una gran reforma.

 El obispo de Roma: Francisco.

         Es evidente que la iglesia actual necesita una Reforma del peso y talante de la del siglo XVI. Buena prueba de ello es la renuncia  de Benedicto XVI. ¿A qué se debe, si no, que Benedicto XVI se retirara? Benedicto fue muy consciente de que la Iglesia necesita una Reforma a fondo para la que ya se sentía sin fuerzas. Y dejó la puerta abierta…

Probablemente la Iglesia se enquistó en el siglo XVIII, se le atragantaron la Ilustración y la modernidad y todavía estamos pagando las consecuencias.

         Dice Joao Libanio (teólogo jesuita brasileño) que durante treinta años, desde 1978 hasta la elección del papa Francisco hemos tenido dos pontificados en los que se paralizó cualquier avance.

Ahora, el papa Francisco tiene otro modo de entender las cosas, el cristianismo y la Iglesia. Es evidente que Francisco no es Benedicto, mucho menos todavía Juan Pablo II. Podrá hacer mucho o poco, el tiempo, la historia y los contrarios a Francisco dirán. Pero el Magisterio de  y sus gestos, sus símbolos son más evangélicos: los pobres, vivir en Santa Marta y no en las estancias pontificias, reducción de protocolos litúrgicos y políticos, “menos doctrinarismo” y mayor acercamiento a los pobres, viaje a Lampedusa: puerto de las pateras, la empatía con la laicidad del Estado, una firme voluntad de cambio, de renovación y saneamiento de la Curia, de la Iglesia. No hay homilía o discurso en el que no haya una palabra del Dios de misericordia. Un hombre que no ha sacado a relucir los graves pero cansinos temas de los últimos tiempos eclesiásticos: la condena de teólogos, la homosexualidad, divorcios, bioética, etc.

         A esta voluntad de reforma de Francisco se debe el frontal enfrentamiento de un buen puñado de cardenales, obispos y curas, además de laicos.

         Hoy en día, como en tiempos de San Ignacio es necesaria una Reforma en la contrarreforma que surgió después del Concilio Vaticano II, un saneamiento a fondo de tantas cuestiones eclesiásticas que no tiene nada que ver con el Evangelio de Jesús.

  1. Motivos para la esperanza.

         El centro de la Iglesia no es el papa, ni el obispo, sino Cristo y el pueblo de Dios. No perdamos nunca de vista estas referencias. Pero es bueno que el Obispo de Roma sea un hombre que inspire esperanza y ánimo. Un hombre cercano al Evangelio y, por tanto, a los pobres, a los que sufren, etc.

Una Iglesia así es más creíble a la que hemos vivido estos últimos treinta años, más o menos.

         Con Francisco, tal vez comenzamos a asistir a una recuperación de una Iglesia más limpia, más libre y más evangélica. Como diría san Ignacio: para mayor gloria de Dios y bien de la humanidad.

En muchos momentos de la vida nos puede embargar la tristeza, la decepción, él “no saber por dónde tirar”, podemos vivir desarbolados, en un desconcierto. Calma: en tiempos de desolación no hacer mudanza, decía san Ignacio. Es bueno, hace bien volver al principio y fundamento de la vida, que no coincide siempre con las posiciones históricas que se han dado, que nos han llevado  a fundamentalismos fanáticos como los que hemos vivido y todavía conocemos y padecemos. Tanto personal como eclesialmente (incluso social y éticamente) hay que ir a los fundamentos. Ni el Derecho canónico coincide con el Evangelio ni lo eclesiástico con el Reino de Dios.

¿Quién podrá apartarnos del amor de Dios? (Romanos 8)

         Cuando los vientos arrecian en el orden personal e institucional: crisis, problemas, situaciones, etc., es saludable (salud) permanecer en la roca que nos salva, tomar la mano que nos sostiene (salmo 94), cimentarnos en la piedra angular, en el principio y fundamento que decía San Ignacio.

Vivir superficialmente y huyendo hacia adelante con el peso de un supuesto pasado, no conduce a nada, los problemas siguen y nos persiguen.

         Volvamos al principio y fundamento que es Cristo.

 

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , ,

“Necesitamos hablar”

Viernes, 30 de julio de 2021

unnamedTravis LaCouter

 La publicación de hoy es del colaborador invitado Travis LaCouter, profesor asistente visitante en el Departamento de Estudios Religiosos del Colegio de la Santa Cruz. Tiene títulos de Holy Cross y la Universidad de Oxford, y sus escritos se pueden encontrar en Commonweal, US Catholic Magazine y Los Angeles Review of Books.

“No existe tal cosa como la conversación”, declara un amante amargado al comienzo de un cuento de Rebecca West, solo “monólogos que se cruzan”. Si bien los católicos estamos obligados a creer que la nuestra es una Iglesia capaz de una verdadera “conversación”, también sabemos la frecuencia con la que el diálogo puede convertirse en charla ociosa, o algo peor. En ese momento, los interlocutores tienen que tomar algunas decisiones sobre la mejor forma de proceder.

Cuando se trata del tema de los católicos LGBTQ, ha dominado el “monólogo” jerárquico. Desde la instrucción de la CDF de 1986 Sobre la atención pastoral de las personas homosexuales“, emitida en el momento más álgido de la crisis del sida, se caracterizó la homosexualidad como una “tendencia más o menos fuerte hacia un mal moral intrínseco” (es decir, el sexo gay) y cualquier signo positivo posterior. de los líderes de la iglesia a menudo se han encontrado con un grado comprensible de sospecha. El (in) famoso pronunciamiento del Catecismo de que tales tendencias son “objetivamente desordenadas” (CCC 2358) solo ha solidificado esta torpeza. Digo “incomodidad” porque es embarazoso cuando una de las partes insiste en llevar a cabo una conversación utilizando un lenguaje negativo sobre su interlocutor.

Y cuando, más recientemente, el Vaticano emitió un responsum ampliamente rechazado negando el permiso a los sacerdotes que administraban bendiciones a parejas católicas del mismo sexo, realmente parecía como si la Congregación para la Doctrina de la Fe estuviera hablando consigo misma. Los críticos se centraron en el lenguaje severo del responsum (“[Dios] no bendice el pecado ni puede bendecirlo”), pero lo que se pasó por alto con mayor frecuencia fue que el documento se produjo en respuesta a hechos sobre el terreno y que el desafío abierto a la orden continuó después de su publicación. En todo caso, la disputa solo sirvió para mostrar cuán desconectada se ha vuelto Roma en este tema.

Pero también existe otro monólogo. Es el tenso monólogo de aquellos católicos que critican la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad, pero que se han convencido a sí mismos de que un cambio radical está a la vuelta de la esquina. Inspirado por varias sugerencias y conjeturas que se han dejado caer como migas de pan desde los primeros días del pontificado de Francisco, este monólogo inocente también parece continuar principalmente por sí mismo.

Francis “¿Quién soy yo para juzgar?” comentario en 2013 puso en marcha las cosas y marcó la pauta: un comentario brusco, relacionado principalmente con otro punto, y amplificado más a través de los esfuerzos sin aliento de los medios seculares que el propio Vaticano, sin embargo, fue aclamado como revolucionario y tomado como evidencia de un “cambio”, una aperturaenorme”, incluso una oportunidad para “revitalizar [las] perspectivas [de] la Iglesia” misma.

Por supuesto, las reformas doctrinales concretas no se han producido ni se van a producir.

Los episodios subsiguientes repitieron el patrón: los comentarios de aprobación sobre las uniones civiles aparecieron en un documental independiente, solo para ser rápidamente devuelto por el Vaticano; Francisco se reunió en privado con una pareja gay durante su viaje a los Estados Unidos, y luego, al día siguiente, según los informes, le dijo a Kim Davis, el secretario del condado de Kentucky que se negó a otorgar licencias de matrimonio a los homosexuales, que se “mantuviera fuerte”; El mandamiento de Francisco a la “hospitalidad” en su encíclica Fratelli Tutti de 2020 fue leído por algunos como una rama de olivo para los católicos LGBTQ, a pesar de su clara insistencia no cuatro años antes (en Amoris Laetitia) de que “no hay absolutamente ninguna base para considerar las uniones homosexuales ser de alguna manera similar o incluso remotamente análogo al plan de Dios para el matrimonio y la familia ”(251, cursiva mía). Una y otra vez, el posible “diálogo” se reduce a guiños tímidos y asentimientos de Roma, pero una verdadera conversación sigue siendo incoherente.

Entonces, ¿cómo sería una conversación de adultos entre la Iglesia institucional y los católicos LGBTQ? Miranda Fricker, una filósofa que estudia los problemas de la culpa y el perdón, ha escrito sobre la “injusticia hermenéutica”, que es una frase para describir lo que sucede cuando una de las partes en un diálogo tiene un aspecto importante de quiénes son o cómo existen en el mundo “oscurecido” de la comprensión debido a la presencia de ciertas “fallas perjudiciales” en el lenguaje compartido que utilizan ambas partes. En este caso, el lenguaje en cuestión podría referirse a la teología del sexo y el género del magisterio, que, hay que decirlo, no se ha desarrollado hasta ahora teniendo en cuenta el bienestar o la experiencia de vida de los católicos LGBTQ.

Los aspirantes a reformadores como el P. James Martin insiste en que cualquier diálogo sobre este tema debe comenzar con el reconocimiento mutuo del “respeto” y la dignidad, pero esto es precisamente lo que muchos (me atrevería a decir la mayoría) católicos homosexuales sienten que su propia Iglesia les niega. Por ejemplo, el P. Martin ha apoyado últimamente ajustar el lenguaje del Catecismo de “objetivamente desordenado” a “ordenado de manera diferente”, pero no está claro cómo este cambio superaría el prejuicio existente o pondría a los socios del “diálogo” en pie de igualdad.

La reparación de tales injusticias hermenéuticas requiere que la parte agraviada participe en actos de lo que Fricker llama “autoafirmación correctiva”, no que trabajen para justificarse a sí mismos de acuerdo con el estándar prejuicioso en cuestión. Esto, a su vez, requiere reconocer que las categorías retóricas preexistentes pueden ser inapropiadas tanto para llevar a cabo el tipo de diálogo que uno quiere tener como para imaginar cualquier alternativa convincente.

Para los católicos LGBTQ, tal autoafirmación correctiva podría tomar la forma de un recuerdo insistente, incluso peligroso. Por ejemplo, recordamos los millones que han muerto de SIDA desde la década de 1980 y las muchas más historias de sacrificio, misericordia y, de hecho, amor que definieron la experiencia gay durante ese tiempo. El próximo libro de Michael O’Loughlin, Hidden Mercy: AIDS, Catholics, and the Untold Stories of Compassion in the Face of Fear lleva esta peligrosa memoria maravillosamente, y por esa razón hace más para desafiar el lenguaje de “objetivamente desordenado” que el más sutil teológico. el discurso alguna vez podría esperar hacer.

La autoafirmación correctiva también puede presentarse en forma de discurso audaz y en primera persona por parte de aquellos en una posición de poder o influencia: sacerdotes, monjas, obispos (!) Homosexuales y laicos que se niegan a vivir más en un espacio negativo incorpóreo que la Iglesia se ha labrado para ellos. Las auto-salidas de los clérigos siguen siendo extremadamente raras, pero cuando ocurren, como en el caso del padre de Milwaukee. Greg Greiten hace unos años, el resultado es una Iglesia más honesta y madura.

El diálogo sin acción es charlatanería; mientras que el diálogo sin reflexión es un activismo vacío. Para que esta conversación en particular resulte verdaderamente transformadora, se deben poner en práctica nuevas formas de hablar y nuevas formas de escuchar. De lo contrario, nuestros “monólogos entrecruzados” sólo servirán para convertirnos en amantes cada vez más amargos, y el tan cacareada “diálogo” equivaldrá a un ruido vacío.

—Travis LaCouter, 23 de julio de 2021

Fuente New Ways Ministry

General, Iglesia Católica , , ,

Sacerdote católico gay que conducía un taxi sufre ataque homofóbico

Viernes, 30 de julio de 2021

141308011_10208502181827336_5890218094635494422_n-1024x784El padre Paul Newbery se declaró gay hace 20 años. (Facebook / Paul Newbery)

Un sacerdote católico gay en Liverpool ha quedado “petrificado” después de haber sido sometido a abusos homofóbicos en un crimen de odio “repugnante”.

El padre Paul Newbery es sacerdote en Merseyside Open Community Church en Liverpool, que es parte de la Iglesia Católica Liberal Unida que incluye a LGBT.

Newbery, que también trabaja como taxista, le dijo al Liverpool Echo“Estaba puliendo mi nuevo minibús que uso como taxista cuando este hombre se me acercó y comenzó a gritar sobre dos personas escondidas detrás de mi taxi la noche anterior. Luego empezó a llamarme maricón sucio y dijo que me golpearía por la calle. Estaba tratando de decirle que no sabía de qué estaba hablando, pero él no quiso escucharme y siguió gritándome insultos homofóbicos”.

Newbery se declaró gay hace dos décadas y dijo que estaba nervioso cuando se mudó por primera vez a Liverpool, por temor a encontrarse con la homofobia.

En los últimos 20 años nunca ha experimentado el odio y encontró la ciudad “acogedora”, pero ahora se ha quedado “petrificado”.

El sacerdote católico continuó: “Desde los ataques recientes, no me siento seguro yendo a los bares de Concert Square. Lo cual es una verdadera lástima, ya que estoy seguro de que hay algunos realmente geniales que realmente me gustaría. “El odio no es mi Liverpool y el lugar que conozco y amo. No sé qué ha cambiado, pero debe detenerse, no está bien atacar a la gente o gritar insultos homofóbicos desde el otro lado de la calle. Nunca ha estado bien y nunca lo estará. Es asqueroso.”

El padre Paul Newbery se ha puesto en contacto con la policía, que ha confirmado que están tratando el incidente como un crimen de odio y están listos para entrevistar a alguien en relación con el abuso.

“Esta investigación se encuentra en sus primeras etapas y debemos hablar con alguien en relación con el incidente”, dijo el inspector jefe de detectives Gayle Rooney en un comunicado. “Mientras tanto, quiero reiterar mi determinación de investigar y enjuiciar a todos aquellos que sospechamos son responsables de atacar, amenazar o agredir a personas por su orientación sexual o identidad de género. Debido al lenguaje que supuestamente se usa, estamos tratando esto como un crimen de odio. En la Policía de Merseyside nos oponemos a los delitos de odio en todas sus formas y no toleraremos que las personas sean atacadas de esta manera. Si vio o escuchó el incidente, acérquese y tomaremos medidas “.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

La traducción al coreano del libro Tender un puente, de James Martin destaca las dificultades del lenguaje de la iglesia en temas LGBTQ

Jueves, 29 de julio de 2021

20201221_1022_0310001Fr. Sim Jong-hyeok, SJ

Construyendo un puente del padre jesuita James Martin sj ha sido traducido al coreano, lo que lo convierte en el primer libro para católicos LGBTQ en Corea.

The Korean Times  informó que el p. Sim Jong-hyeok, SJ, presidente de la Universidad de Sogang, tradujo Construyendo un puente: cómo la Iglesia católica y la comunidad LGBT pueden entablar una relación de respeto, compasión y sensibilidad porque vio a los coreanos LGTBQ sufriendo discriminación y quería proporcionar catolicismo. ministros pastorales con un recurso de consejería LGTBQ.

En el proceso de redacción de la traducción, Sim notó que la traducción oficial coreana del Catecismo de la Iglesia Católica tenía algunos errores y sugirió algunos términos nuevos. Él explicó:

“La iglesia coreana tradujo la línea del Catecismo original ‘respeto, compasión y sensibilidad’, que es una pauta importante para construir una relación con grupos de minorías sexuales, en ‘respeto, piedad y bondad’. Hice una corrección a esa parte del libro . Supongo que el Catecismo Coreano aparentemente no tomó en consideración la existencia del grupo minoritario cuando tradujo la regla por primera vez.

“Parece que la mala traducción del término está relacionada de alguna manera con la falta de comprensión de la homosexualidad por parte de la Iglesia Católica en el pasado. “Supongo que muchos se sentirían incómodos con la tendencia ‘desordenada’ y es por eso que la traducción original tenía algunas palabras (al azar) como ‘lástima’ y ‘bondad’ en lugar de ‘compasión’ y ‘respeto'”.

Además, Sim señaló que si bien la comprensión de la sexualidad por parte de las personas ha cambiado, el Catecismo no ha cambiado con los tiempos. Él cree que el Catecismo necesita una revisión para reflejar los tiempos y ayudar a crear una comunidad católica que acepte más la diversidad. Comentó:

“El Catecismo puede ser muy anacrónico ya que la gente tiene diferentes pensamientos sobre el amor hoy en día. Se ha estado enseñando que la razón principal de los actos sexuales es la procreación. Pero ahora la gente piensa de manera diferente que los actos sexuales entre marido y mujer son una expresión de amor. Además, hay muchas personas que tienen sentimientos homosexuales a nuestro alrededor. Escuché que dos de cada 10 son LGBT. La iglesia también admite que no hay un número insignificante de personas que muestran tendencias homosexuales, pero aún afirma que es un “trastorno”, que entristece a esas personas y que Dios comete un error.

“‘ En muchos casos, las personas con tendencias homosexuales nacen física y médicamente de esa manera. No es una enfermedad y, por lo tanto, no es algo que deba curarse. Si las personas con tendencias homosexuales son un error, en realidad están culpando a Dios por crear una existencia incorrecta ‘”.

Durante todo el proceso de escritura, Sim consultó con coreanos LGBTQ, quienes sugirieron cambiar el arcoíris en la portada del libro de siete colores a seis, convirtiéndolo en el símbolo de la comunidad LGTBQ +.

Después de estudiar teología en los EE. UU. En la Weston School of Theology (ahora la Boston College School of Theology and Ministry) y en Roma en la Pontificia Universidad Gregoriana, Sim se dio cuenta de lo cerradas que pueden ser la cultura coreana y la iglesia, especialmente en términos de diversidad e inclusión de minorías. Comentó:

“Por supuesto, básicamente creo que tengo menos prejuicios en algunas ocasiones que en otras. Pero estudiar en los Estados Unidos, que tenía una atmósfera más abierta que Corea, me ayudó a desarrollar conocimientos sobre la homosexualidad. Me sorprendió el hecho de que las personas en los EE. UU., Cuatro de cada diez, fueran zurdos. Nunca vi eso en la sociedad coreana. Llegué a la conclusión de que en la cultura coreana hay un cierto aspecto que creemos que cualquier tipo de minoría es anormal. Como la sociedad obliga a la persona zurda a usar la mano ‘derecha’ en la sociedad, asumí que se aplicaba algo similar a la homosexualidad ‘“.

En general, el padre Sim ha recibido comentarios positivos sobre la traducción. Las personas LGTBQ y sus familias le han enviado correos electrónicos para agradecerle. Señaló: “Uno dijo que no entendían completamente la postura oficial de la iglesia y no sabían qué hacer. Pero el libro se convirtió en una buena guía sobre qué hacer al conocer a personas homosexuales durante un ministerio “.

Al comentar sobre esta historia, el director adjunto de New Ways Ministry, Robert Shine, dijo:

“La construcción de un puente surgió de una dirección en la que el p. Martin dio al recibir el Bridge Building Award (Premio de Construcción de Puentes) del Ministerio de New Ways en 2016. Desde entonces, se ha traducido a varios idiomas, lo que ayuda a generar conversaciones en todo el mundo sobre cómo la iglesia puede ser más inclusiva para las personas LGBTQ. Pero como el P. El problema de traducción de Sim señala que la conversación debe ser más profunda. Existen problemas cuando los líderes de la iglesia no son precisos en su idioma. Esto ha provocado daños, ya que la palabra “lástima” es bastante negativa y está lejos de “compasión”. Y también está el otro lenguaje dañino del Catecismo. P. La historia de Sim destaca el poder del lenguaje tanto para dañar como para curar. La realidad es que debe haber un ajuste de cuentas con el lenguaje usado si la iglesia realmente quiere

Beth Mueller Stewart, New Ways Ministry, July 14, 2021

Fuente New Ways Ministry,

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

La corte dictamina contra la demanda por discriminación en el lugar de trabajo hostil de músicos gays de la iglesia despedidos

Jueves, 29 de julio de 2021

índiceSandor Demkovich (izda) and Frank Hattula

Una corte federal de apelaciones se puso del lado 7-3 de la Arquidiócesis de Chicago y la Parroquia de St. Andrew, argumentando que la demanda por ambiente de trabajo hostil del ex director musical Sandor Demkovich cayó bajo la excepción ministerial.

En su demanda de 2016, Demkovich afirmó que su párroco lo sometió a un ambiente de trabajo hostil debido a su discapacidad, incluida la diabetes y problemas de peso, así como su matrimonio entre personas del mismo sexo. Si bien el reclamo de matrimonio entre personas del mismo sexo fue desestimado debido a que la iglesia tenía una base religiosa para su decisión, se permitió que el reclamo por discapacidad avanzara en agosto pasado. Crux proporcionó un resumen de la opinión mayoritaria y el desacuerdo:

“El juez de circuito Michael Brennan, en representación de la mayoría, dijo que la decisión se basó en la interpretación de la Corte Suprema de la excepción ministerial el año pasado cuando dictaminó que los maestros de escuelas católicas que también enseñaban religión no podían demandar por despido injustificado.

“Brennan escribió que ‘la religión impregna el lugar de trabajo ministerial de una manera que no lo hace en otros lugares de trabajo’ y agregó que ‘es mejor dejar los contornos de la relación ministerial a una organización religiosa, no a un tribunal’.

“El disenso, escrito por el juez de circuito David Hamilton, enfatizó que las excepciones ministeriales deben evaluarse caso por caso en lugar de seguir un estándar general que se aplique ‘independientemente de cuán severo, generalizado u hostil sea el entorno de trabajo, independientemente de si la hostilidad está motivada por la raza, el sexo, el origen nacional, la discapacidad o la edad, y sin importar si la hostilidad está ligada a la fe y la práctica religiosas ‘”.

Esta reversión tendrá implicaciones para la interpretación legal de la excepción ministerial. Bloomberg Law  informó:

“Ese fallo anterior del panel decía que si bien los empleadores religiosos podían plantear la ‘excepción ministerial’ como defensa en casos de discriminación que implican la contratación y el despido de trabajadores que tienen suficientes deberes basados en la fe para ser considerados ministros, aún deben mantener un lugar de trabajo libre de acoso. .

“La mayoría completa del Séptimo Circuito, sin embargo, dijo que la excepción ministerial también prohíbe categóricamente los reclamos por entornos laborales hostiles, ordenando el rechazo de los reclamos de Demkovich”.

El fallo contribuye a una conversación en curso y una división cada vez mayor sobre el alcance de la excepción ministerial. Si bien el Décimo Circuito sostiene que la excepción ministerial cubre las reclamaciones por entornos laborales hostiles, el Noveno Circuito sostiene que no lo hace. Por esta razón, la abogada de Demkovich, Kristina B. Alkass de Lavelle Law, calificó la decisión de “decepcionante, pero no sorprendente”. Sobre la posibilidad de que Demkovich solicite la revisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, Alkass continuó:

“Espero que sea más probable que no lo hagamos. . Creemos que hasta que la cuestión de si la excepción ministerial debería aplicarse a las acciones de empleo intangible se decida a nivel de SCOTUS, seguiremos viendo casos como este ‘”.

Si bien la reciente decisión del Séptimo Circuito es un revés en el caso de Demkovich, parece que la batalla puede no haber terminado. El caso de Demkovich sirve como recordatorio de la discriminación interseccional que experimentan los católicos LGBTQ discapacitados en el lugar de trabajo. Estamos con Demkovich y otros como él en su lucha por la justicia, ya que la enseñanza católica enfatiza el valor de todos los trabajadores, lo que incluye el derecho a un lugar de trabajo digno.

Para leer más sobre la cobertura de Bonding 2.0 de esta historia, haga clic aquí para ver el artículo de 2015 que detalla la situación inicial, aquí para obtener una descripción general completa de la reinstalación de 2020 y aquí para ver el comentario del teólogo Patrick Hornbeck sobre la respuesta de la arquidiócesis a la reinstalación.

—Barbara Anne Kozee, 26 de julio de 2021

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

En Amoris Laetitia, el Papa Francisco siembra semillas de esperanza para los jóvenes LGBTQ sin hogar

Miércoles, 28 de julio de 2021

índiceEn marzo, el Vaticano inauguró un año de reflexión sobre la exhortación apostólica Amoris Laetitia (La alegría del amor) del Papa Francisco sobre la familia. Para garantizar que las perspectivas y dimensiones LGBTQ se incluyan en las discusiones de nuestra iglesia sobre este documento, Bondings 2.0 está publicando una serie de reflexiones teológicas durante el año.

La publicación de hoy es de Xavier M. Montecel, candidato a doctorado en ética teológica en Boston College e instructor visitante de ética religiosa en la Universidad de Fairfield. Ha impartido cursos de teología en Boston College y Salve Regina University.

En medio de todo el ruido de las controversias católicas LGBTQ del año pasado, estas sencillas palabras del Papa Francisco han perdurado en mi corazón y en mi mente: “Los homosexuales tienen derecho a ser parte de la familia […] Nadie debe ser expulsado ni hecho miserable por eso “.

Para decepción de muchos, el Vaticano aclaró rápidamente que estos comentarios, del ahora famoso documental italiano Francesco, estaban destinados a afirmar el valor de los niños con atracción por el mismo sexo y no insinuar que las parejas del mismo sexo tienen algún tipo de “derecho”. ”Para formar sus propias familias. Y, sin embargo, en el espíritu de Amoris laetitia, que abraza el valor del progreso gradual hacia el ideal, creo que vale la pena celebrar el progreso realizado por los comentarios del Papa.

En la actualidad, nos enfrentamos a una enorme crisis de falta de vivienda de los jóvenes LGBTQ. No es una catástrofe nueva, pero las cifras sugieren que la situación no está mejorando. Según estudios recientes, los jóvenes LGBTQ tienen hasta un 120% más de probabilidades que sus pares no LGBTQ de experimentar algún tipo de falta de vivienda, y aunque solo alrededor del 7% de los jóvenes en los Estados Unidos son LGBTQ, suman un asombroso 40%. % de la población joven sin hogar. Aunque todavía hay muy pocos datos sobre el complejo papel que juegan las actitudes religiosas en el avivamiento de la crisis, la investigación sugiere que más de dos tercios de los jóvenes LGBTQ sin hogar citan el rechazo familiar como la causa de sus circunstancias y casi la mitad de ellos se identifican con un trasfondo religioso. .

Muy en línea con su carácter pastoral, Francisco claramente se ha sentido conmovido por el sufrimiento de los niños rechazados por sus familias por ser LGBTQ. Sin embargo, a pesar del abrazo pastoral del Papa a las personas LGBTQ, el progreso en el tema de la doctrina sigue estando fuera de alcance y los elementos burocráticos más grandes de la Iglesia se han duplicado en su rechazo a la igualdad LGBTQ.

lae2Aún así, creo que Francisco ha sembrado las semillas de la renovación teológica, que aún puede dar esperanza a los jóvenes sin hogar LGBTQ. Hizo un gesto hacia esta renovación cuando habló del “derecho a la familia”. Es difícil exagerar el impacto de esa declaración. Según Francis, todos los niños poseen un derecho humano fundamental a tener un lugar en la familia. Tienen derecho a ser amados por sus padres, sus hermanos y la comunidad en general en la que está inmersa su familia. Tienen derecho a pertenecer, a ser valorados, a ser protegidos y a ser educados en una familia. Este derecho no puede ser restringido de ninguna manera, y no es revocado por su orientación sexual o identidad de género.

Creo que es útil volver a esos elementos de Amoris laetitia que llevan adelante esta visión de la dignidad de la juventud LBGTQ. No niego que el documento se equivoque, pero afirmo que, como en nuestra propia vida y en la vida de la Iglesia, hay gracia en medio de las carencias y la posibilidad de una renovación liberadora.

Amoris laetitia aborda el tema de los niños con atracción por personas del mismo sexo solo una vez y, como era de esperar, el documento simplemente reitera la doctrina de la Iglesia: que esas personas deben ser tratadas con dignidad y respeto (n. ° 250). Esta afirmación se ve debilitada, por supuesto, por una lucha inmediata por asegurar al lector que cualquier noción de matrimonio entre personas del mismo sexo es imposible. Por tanto, la dignidad de los niños LGBTQ debe inferirse de otros elementos del documento.

En AL, el Papa Francisco insiste en que los niños son el regalo supremo de la vida familiar y que ellos mismos tienen derecho al compromiso total y la entrega que caracteriza a la familia arraigada en el matrimonio. Los niños pueden llegar inesperadamente y, de hecho, pueden presentar serias dificultades, como en el caso de los niños con discapacidad. No obstante, dice Francis, “sirven como una prueba de nuestro compromiso de mostrar misericordia al dar la bienvenida a los demás y ayudar a los vulnerables a ser parte integral de nuestras comunidades” (# 47).

Dar la bienvenida a un niño a la propia familia y practicar esa acogida de forma irrevocable a lo largo de la vida es un acto primordial de hospitalidad. Es la obra del Espíritu de Dios que une a la familia y, en ese mismo acto, une a toda la comunidad humana con especial cuidado por aquellos que están en mayor riesgo.En ese sentido, los niños LGBTQ también deben ser recibidos como una gracia y una oportunidad. Poseen una dignidad intrínseca debido a su destino en Dios (# 166). Tienen el derecho inviolable de sentirse queridos (# 170) y amados (# 240). En todo caso, este derecho a una familia se ve intensificado por la vulnerabilidad que experimentan como personas LGBTQ. Como tales, deben ser bienvenidos como participantes en el significado más profundo de la familia.

profileImage.imgXavier Montecel

La fidelidad, por tanto, no es simplemente una virtud que gobierna la relación entre los cónyuges. Es un principio fundamental de la vida familiar que requiere que los padres practiquen una lealtad radical hacia sus hijos, incluso en medio de una crisis percibida (# 232).

El Papa Francisco también ofrece una visión sólida de la familia como iglesia doméstica. La familia nunca está sola. Incluso sus dimensiones más privadas están siempre entrelazadas con la vida de la comunidad. La familia contribuye al bien de todos, y el conjunto debe sostener a la familia en las pruebas de la vida (# 196). Además, como atestigua el Vaticano II, la familia cristiana encarna el misterio de la propia comunidad eclesial: la comunión amorosa, enraizada en la vida misma de Dios (Lumen gentium # 86).

De hecho, la misión de la Iglesia cobra vida en la familia y depende de la familia. Esta realidad se expresa especialmente en la labor de enseñanza y aprendizaje. Los padres enseñan la fe a sus hijos y ellos les enseñan a ser buenos: a usar su libertad correctamente (capítulo 7). Desafortunadamente, la comprensión matizada de AL sobre el desarrollo moral y la buena pedagogía moral tiene un uso limitado a menos que también se aplique a la vida de la Iglesia. Mientras la Iglesia y sus obispos traten a los fieles como bebés en lugar de sujetos morales complejos, la iglesia doméstica luchará por hacerlo mejor. Mientras la Iglesia utilice la exclusión como instrumento de pedagogía moral, la familia hará lo mismo. Esto coloca a los niños LGBTQ en un riesgo profundo de exclusión de sus hogares y también erosiona la familia eclesial.

Expulsar a los niños LGBTQ o hacer que su vida en la familia sea insoportable es herir el Cuerpo de Cristo. Amoris laetitia nos invita a otro camino: acercar a los niños LGBTQ al corazón de la Iglesia y escuchar su evangelización.

—Xavier M. Montecel, 19 de julio de 2021

General, Iglesia Católica , ,

El arzobispo de Trinidad y Tobago, Charles Jason Gordon ofrece la defensa parcial del mes del orgullo como una cuestión de justicia social

Miércoles, 28 de julio de 2021

1502790481Charles Jason Gordon

El arzobispo de una nación caribeña ha calificado la ideología de género como “diabólica” porque, dice, va en contra de la “comprensión de la persona humana”. Al mismo tiempo, reconoció la necesidad de detener la discriminación contra las personas LGBTQ, especialmente en el Caribe.

Durante el Mes del Orgullo en junio, se le preguntó al arzobispo Charles Jason Gordon de Puerto España en Trinidad y Tobago en un chat en vivo de Instagram sobre el Orgullo y cómo la iglesia está “creando espacios seguros para los miembros de la comunidad LGBTQ +”.

Respondió que el orgullo viene con dos cosas. El primero es la justicia social. Él dijo:

“Nadie debe ser intimidado, nadie debe ser discriminado, nadie debe ser excluido de un trabajo, excluido de su país. Hay personas en el Caribe que tuvieron que huir del país porque eran homosexuales. En el lado de la justicia social, tenemos que trabajar al 100% por un mundo inclusivo donde todos son hijos de Dios y donde cada hijo de Dios tiene un espacio, un lugar y una identidad. Y está a salvo y se mantiene a salvo “.

Reconociendo que muchas personas todavía no comprenden bien la homosexualidad, Gordon comentó a través de una transcripción en el sitio web de la arquidiócesis:

“Siempre tememos lo que no entendemos y la homosexualidad se entiende mal. La “salida del armario” de la comunidad gay se convirtió en el mes del Orgullo. Es una declaración de esa comunidad de que no tolerarán más los prejuicios. Esto, en parte, es una causa de justicia social. Necesitamos defender la dignidad de cada persona “.

Luego de esta expresión de solidaridad, continuó: “Por otro lado, el Orgullo trae consigo lo que yo llamaría, la ideología de género y la teoría de género múltiple. Y eso es un poco más complicado “. Citó Génesis 1:27, que habla de que Dios creó al hombre y a la mujer a imagen de Dios.

En un comunicado publicado días después del chat en vivo, Gordon amplió su crítica a la ideología de género. Él cree que es un “tema central” del Orgullo y se opone a la “comprensión cristiana de la persona humana”. Gordon declaró:

La ideología de género, al describir el deseo sexual de una persona, involucra una mentira fundamental sobre su biología. Cuando mentimos sobre nuestra biología, creamos un mundo donde la verdad no tiene significado … Los cristianos no deben participar, promover o defender una mentira ”.

El arzobispo argumentó que el problema es que el término “género” se entiende únicamente como una construcción social. Él cree que los términos no deben separarse:

“Hasta la década de 1990, hablábamos de hombre y mujer como género y sexo. El divorcio de estos dos ha creado una ideología, un sistema de ideas que no está necesariamente arraigado en la realidad. La realidad es que las personas tienen diferentes deseos sexuales. Pero la realidad es que las personas fueron creadas hombre o mujer (Mt 19: 5) ”.

Después de su comentario, Gordon reconoció la realidad de las personas intersexuales. La Sociedad Intersexual de Norteamérica identifica a una persona intersexual como alguien “nacido con una anatomía reproductiva o sexual que no parece ajustarse a las definiciones típicas de mujer o hombre”. Ser intersexual conlleva diversas “características sexuales biológicas”, incluidos los cromosomas.

Hacia el final de la declaración de Gordon, advierte sobre los supuestos peligros neocoloniales de la ideología de género y afirmó el comentario del Papa Francisco de que “la ideología de género es diabólica”. Él continuó:

“La teoría de género ahora se está armando contra todos aquellos que se oponen a ella. En Estados Unidos, el fotógrafo y el pastelero se opusieron y fueron demandados. En “cancelar la cultura”, cualquiera que busque tener una conversación o un debate racional sobre esta ideología es apuntado y “cancelado”. Desde esta perspectiva, la teoría de género debe verse como una herramienta neocolonial que se impone a otros que no están de acuerdo … Amenaza con separar el deseo de la verdad. Es una nueva forma de imposición neocolonial, se opone a la libertad de expresión y, en última instancia, buscará suprimir la libertad religiosa. Lo que la sociedad les hizo a las personas con atracción por el mismo sexo, el movimiento Pride lo está haciendo a aquellos que ven el género de manera diferente a ellos “.

El historial de Gordon en temas LGBTQ es mixto, como muestran estos comentarios. En 2018, expresó dos veces su apoyo a la despenalización de la homosexualidad, pero al mismo tiempo condenó duramente el matrimonio igualitario. Más tarde ese mismo año, volvió a condenar el discurso de odio contra las personas LGBTQ y sugirió que ciertos derechos de la comunidad deberían resistirse como “valores estadounidenses“.

Ahora bien, equiparar la violencia histórica y el daño cometido contra las personas LGBTQ con un debate ideológico es bastante extremo. El arzobispo no está huyendo de su país como resultado de esta declaración a diferencia de las personas LGBTQ que dijo que tuvieron que huir del Caribe. Él cree que la ideología de género amenaza la verdad, pero ¿y si preguntamos cómo centra la verdad para aquellos que se identifican fuera del binario de género? ¿Qué pasa si escuchamos las experiencias de cómo la teoría de género afirma la dignidad y la verdad de las personas LGBTQ? Si nuestra identidad proviene de ser un hijo de Dios, como expresó Gordon, ¿qué pasaría si la nueva comprensión del género ayudara a las personas a convertirse en los niños que Dios los creó para ser?

—Elise Dubravec, 24 de julio de 2021

Fuente News Way Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

Los líderes de la iglesia pueden aprender mucho de la disculpa de la directora del Servicio Jesuita a Refugiados del Reino Unido

Martes, 27 de julio de 2021

4739Sarah Teather

La ex diputada liberal demócrata católica del Parlamento del Reino Unido, Sarah Teather,  que ahora dirige el Servicio Jesuita a Refugiados allí, se ha disculpado por votar en contra del matrimonio igualitario en el pasado.

El Parlamento votó a favor del proyecto de ley sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2013, allanando el camino para que las personas LGTBI se casaran con sus parejas en marzo del año siguiente. Si bien el proyecto de ley fue apoyado por todos los partidos principales, a los parlamentarios individuales se les dio un voto libre, lo que significa que no serían sancionados por votar en contra del matrimonio igualitario.

Sarah Teather, quien dejó la Cámara de los Comunes en 2015,   tuiteó su disculpa en el octavo aniversario de la legalización del matrimonio igualitario en el Reino Unido. Ella explicó su voto en contra del proyecto de ley, que fue aprobado de manera abrumadora:

“La próxima semana se cumplen ocho años desde que el matrimonio homosexual se convirtió en ley”, escribió Teather en Twitter el lunes (5 de julio).

“En 2013, me até en ridículos nudos intelectuales tratando de encontrar una manera de navegar la enseñanza católica sobre el matrimonio y mis instintos liberales y la historia de campañas sobre los derechos de los homosexuales. Al final, voté en contra del proyecto de ley. . .

“Amigos sabios me dijeron que entonces no encajaba con lo que sabían de mí y que me arrepentiría. Tenían razón. En los años transcurridos desde que los amigos y conocidos se comprometieron y casaron, he vitoreado y agradecido a Dios interiormente por estar entonces en una minoría irrelevante. . .

“Creo que este aniversario es un buen momento para decir más públicamente que estaba equivocado entonces y estoy encantado ahora de que las personas homosexuales tengan derecho a casarse. Y lamento haberme equivocado tanto “.

En el momento de la votación, Teather, quien ocupó varios puestos de liderazgo en los demócratas liberales durante su tiempo en el Parlamento, dijo que la decisión de apoyar o no el matrimonio igualitario era “una de las decisiones más difíciles que he tomado”. Su historial hasta ese momento fue bastante positivo para LGBTQ, incluido el apoyo a las uniones civiles desde 2004. Pero en una publicación de blog de 2013, expresó su preocupación de que al “pasar a una definición de matrimonio que ya no requiera diferencia sexual, , con el tiempo, en última instancia, desvincular por completo la definición de matrimonio de la vida familiar “.

La disculpa de Teather fue muy bien recibida en Twitter, informó PinkNews. Varias personas comentaron lo difícil que es reconocer los errores y el cambio de posición, especialmente como figura pública. Otros sugirieron que era demasiado tarde porque había fallado cuando más importaba.

Pero incluso ahora, su disculpa sí importa. Tanto en 2013 como en 2021, parece claro que Teather se toma en serio su fe y la responsabilidad que conlleva ser católica en la vida pública. Es por eso que su disculpa es tan significativa para los católicos, especialmente para aquellos fieles que tienen o continúan oponiéndose al matrimonio igualitario y otros derechos LGBTQ. Ella modela cómo es posible crecer en los puntos de vista de uno y, al hacerlo, reconocer el daño que uno ha hecho y enmendarlo.

Su frase “ridículos nudos intelectuales” describe acertadamente los argumentos en contra de la igualdad LGBTQ que algunos líderes de la iglesia han utilizado en su impulso para obstaculizar las iniciativas de derechos civiles. Algún día, con suerte, se unirán a Sarah Teather con la mente más clara para reconocer dónde se equivocaron y para disculparse por haberse equivocado.

Robert Shine, New Ways Ministry, July 20, 2021

Fuente New Ways Ministry/Pink News,

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , , ,

Algunos católicos italianos apoyan el proyecto de ley de no discriminación, mientras que el Vaticano ahora está tranquilo

Lunes, 26 de julio de 2021

105345982_3055987901136432_7177381320333790247_nAlgunos católicos italianos han ofrecido su apoyo a un proyecto de ley italiano que mejoraría las protecciones contra la discriminación LGBTQ. Mientras tanto, el Vaticano, que en un momento había intervenido contra el proyecto de ley, ahora permanece callado.

Un partidario del llamado “proyecto de ley Zan” es el grupo católico Noi Siamo Chiesa (la rama italiana de We Are Church). Un portavoz del grupo, Vittorio Bellavite, dijo a Crux  que las personas lesbianas, gays y bisexuales enfrentan diariamente incidentes de discriminación y violencia, lo que requiere “una norma específica que se dirija a quienes usan la violencia y la hostilidad contra los homosexuales”. Crux informó además:

“Si la ley se aprueba sin enmiendas o modificaciones, como muchos esperan, significaría que los individuos y familias homosexuales ‘son más libres, están convencidos de que son más aceptados’, dijo Bellavite.

“’Esta ley es algo importante’, dijo, señalando que si bien la discriminación violenta casi con certeza seguirá ocurriendo, ‘al menos tienen la República que dice que estas cosas están condenadas y los tribunales deben aplicar esta ley’”.

Noi Siamo Chiesa se unió a 71 organizaciones cristianas en un llamamiento público por el proyecto de ley Zan. Bellavite advirtió que si el Senado italiano no vota para aprobarlo, el proyecto de ley podría paralizarse en la legislatura y nunca convertirse en ley. Detrás de ese atractivo hay grupos como Cammini di Speranza y Progetto Gionata, que sirven específicamente a los cristianos LGBTQ. La apelación dice, en parte (a través de Google Translate):

“. . .como ciudadanos, creyentes LGBT y sus padres, grupos, asociaciones cristianas y no cristianas, y trabajadores pastorales que conocen de cerca la condición de las personas LGBT +, creemos que el Parlamento italiano debe aprobar el proyecto de ley lo antes posible Zan para el ‘ prevención y contraste de la discriminación y la violencia por motivos de sexo, género, orientación sexual, identidad de género y discapacidad ‘.

“Conscientes de la complejidad del tema en cuestión y de las perplejidades expresadas también en el ámbito eclesial, sin embargo, creemos que un Estado laico debe responder todavía a una necesidad urgente de protección de todas las personas, incluidas las personas LGBT +. En este caso, creemos que el proyecto de ley Zan es actualmente la herramienta más adecuada ”.

El informe de Crux incluyó la oposición esperada de los católicos más conservadores, pero en un artículo separado, señaló a un oponente del proyecto de ley Zan que no está hablando ahora: el Vaticano.

A principios de este año, la Santa Sede envió una nota verbal, o comunicación diplomática, al gobierno italiano manifestando su oposición al proyecto de ley Zan. Según los informes, fue la primera vez que la Santa Sede ejerció este derecho en virtud del Tratado de Letrán desde que se acordó hace casi un siglo. ¿Pero este movimiento marcó la diferencia? John Allen escribió que “la intervención del Vaticano ahora parece no ser un factor”, explicando:

“Al menos públicamente, los proponentes del proyecto de ley en el debate del Senado no han abordado las preocupaciones sustantivas contenidas en el comunicado, formalmente conocido como nota verbal. Tampoco han intentado utilizar la intervención del Vaticano como un grito de guerra, instando al Senado a demostrar su independencia rechazando el intento de interferencia.

“Los oponentes, mientras tanto, tampoco parecen especialmente ansiosos por envolverse en la bandera del Vaticano. En un extenso debate que comenzó el martes, hasta ahora el único senador que incluso se refirió a la protesta del Vaticano ha sido Andrea Ostellari del partido populista de derecha Lega. . .

“El propio Vaticano tampoco ha hecho ruido alguno. Desde que el cardenal italiano Pietro Parolin, el secretario de Estado, concedió una entrevista a finales de junio para afirmar que la intervención se había entendido mal, ha habido un silencio de radio constante “.

Allen sugirió que el silencio del Vaticano ahora es “estratégico”, y este silencio puede tener que ver con el Papa Francisco, cuya posición se desconoce:

“Poco después de que se hiciera pública la nota del Vaticano [de la Santa Sede a Italia], el consejero papal cercano y aliado Andrea Riccardi, un laico y fundador del movimiento Sant’Egidio, concedió una entrevista en la que sugirió que provenía de ‘clerical italiano círculos y no del Papa. ”Luego, durante su discurso del Ángelus dominical de esa semana, el Papa pronunció estas líneas:“ No juzgues las situaciones personales y sociales de los demás. ¡Dios ama a todos! No juzgues, vive y deja vivir, y trata de acercarte a los demás con amor ‘”.

Allen concluyó:

“Cualquiera que sea el caso, sigue siendo digno de mención que después de romper cientos de años de precedentes diplomáticos para presentar una protesta formal contra una ley incluso antes de que fuera adoptada, el Vaticano ahora parece estar dejando que las cosas sigan su curso”.

Probablemente hubiera sido mejor para la Santa Sede no haber participado en absoluto en este debate legislativo italiano, incluso si existe una prerrogativa diplomática para hacerlo. Oponerse a la protección de las personas LGBTQ de la discriminación y la violencia no parece ser motivo para una primicia histórica que fue la nota verbal. No obstante, la intervención se hizo, el máximo diplomático del Vaticano la defendió y el arzobispo que la criticó desde entonces ha rescindido sus comentarios. Fue un mal momento para los líderes de la iglesia. Sin embargo, puede haber una redención de esta debacle si el Papa Francisco la usa como una oportunidad para aclarar su posición y, con suerte, apoyar las protecciones de no discriminación LGBTQ.

—Robert Shine, New Ways Ministry,, 21 de julio de 2021

Fuente New Ways Ministry,

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

Dimite el portavoz de los obispos estadounidenses por “conducta sexual inapropiada” al utilizar Grindr

Viernes, 23 de julio de 2021

Burrill-660x350Estos son los que querían excomulgar a Biden… Una maniobra más de la extrema derecha eclesial… Y surge la pregunta: ¿si hubiera sido una app de citas heterosexuales hubiera pasado lo mismo? Lo dudamos…

Y esto sí que es importante… Un fraile polaco denuncia a la jerarquía del país por no criticar los lujos de un ex arzobispo sancionado por el Vaticano. Leszek Glódz podría tener un patrimonio superior a los 4 millones de euros.

Jeffrey Burrill también visitó bares gay y residencias privadas de 2018 a 2020

El teléfono móvil del hasta ahora secretario general de la USCCB habría utilizado los servicios de Grindr, una aplicación dedicada a poner en contacto a sus usuarios en función de la ubicación del terminal para llevar a cabo prácticas sexuales

Ha desempeñado un “papel central en la coordinación de las respuestas diocesanas y de la Conferencia a los escándalos, y en la coordinación entre la Conferencia y el Vaticano

Tras su dimisión, y hasta que la asamblea Plenaria nombre a un sustituto, asume el cargo de forma interina el actual secretario general asociado, Padre Michael Fuller.

La Conferencia Nacional de Obispos de Estados Unidos (USCCB) ha anunciado la renuncia ayer, 20 de julio, de su secretario general por una supuesta conducta sexual «inapropiada». El dimitido, el sacerdote Jeffrey Burrill, ha sido acusado por un medio de comunicación de llevar una doble vida, y de utilizar en los últimos años los servicios de una aplicación telefónica que pone en contacto a personas de tu entorno con fines sexuales.

«El lunes —dice la USCCB en una declaración— nos enteramos de inminentes informes de los medios que alegaban un posible comportamiento inadecuado por parte de Mons. Burrill. Lo que se compartió con nosotros no incluyó acusaciones de mala conducta con menores. Sin embargo, para evitar convertirse en una distracción para las operaciones y el trabajo en curso de la Conferencia, Monseñor Burrill ha renunciado con vigencia inmediata».

El medio que ha destapado el escándalo es The Pillar, un portal especializado en información y análisis de noticias sobre la Iglesia católica.

Según su investigación, el teléfono móvil del hasta ahora secretario general de la USCCB habría utilizado los servicios de Grindr, una aplicación dedicada a poner en contacto a sus usuarios en función de la ubicación del terminal para llevar a cabo prácticas sexuales. La citada aplicación se presenta como una red geosocial y de citas en línea «destinada a hombres gays y bisexuales que permite localizar y comunicarse con otros iguales».

Según The Pillar, «un análisis de las señales de datos de la aplicación correlacionadas con el dispositivo móvil de Burrill muestra que el sacerdote también visitó bares gay y residencias privadas (…) en numerosas ciudades de 2018 a 2020».

Sacerdote desde 1998, secretario general desde 2020

Sacerdote de la diócesis de La Crosse (Wisonsin), Jeffrey Burrill fue ordenado sacerdote en 1998 y trabajaba en la USCCB desde febrero de 2016, cuando fue nombrado secretario general asociado de la institución. En noviembre de 2020 los obispos le ascendieron y le eligieron secretario general para los siguientes cinco años. Desde esos puestos —asegura The Pillar— ha desempeñado un «papel central en la coordinación de las respuestas diocesanas y de la Conferencia a los escándalos, y en la coordinación entre la Conferencia y el Vaticano».

Tras su dimisión, y hasta que la asamblea Plenaria nombre a un sustituto, asume el cargo de forma interina el actual secretario general asociado, Padre Michael Fuller.

Dirigirse al sacerdote de la USCCB por encima del uso de Grindr es una “insinuación homofóbica”, dice un teólogo

Un teólogo ha descrito las acusaciones que llevaron a un alto administrador de la conferencia de obispos de Estados Unidos a renunciar como “insinuaciones homofóbicas y poco éticas” que comenzaron una “larga temporada fea” para los católicos de la nación.

El martes, se supo que Mons. Jeffrey Burrill renunció como secretario general de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB). La renuncia se produjo después de que un sitio web de derecha, The Pillar, afirmó que tenía datos que probaban que el sacerdote usaba la aplicación de citas gay Grindr y había visitado bares gay (Grindr ha negado que sea posible usar los datos de la aplicación de esta manera). Para ser claros desde el principio, no hay cargos de que Burrill haya tenido alguna vez un comportamiento abusivo contra nadie, ni pruebas de que haya tenido actividad sexual de ningún tipo.

Salvo los de la extrema derecha, los católicos de todos los espectros ideológicos y teológicos expresaron indignación y alarma por la historia de The Pillar. El Dr. Stephen Millies, un teólogo, acudió al  National Catholic Reporter  para examinar este suceso que, en sus palabras, “presagia una era nueva e incluso más fea en el catolicismo estadounidense”.

Parte del análisis de Millies se centró en la naturaleza homofóbica del ataque de The Pillar contra Burrill. El teólogo escribe:

“Aunque Pillar reconoce ‘no hay evidencia que sugiera que Burrill estuvo en contacto con menores a través de su uso de Grindr’, el artículo continúa en el mismo párrafo para decir que su uso de la aplicación presenta un conflicto de intereses en su rol de responder a abuso sexual porque estas aplicaciones a veces se utilizan para solicitar o traficar con menores.

“Unos párrafos antes, el artículo cita a otro sacerdote que parece dar un salto similar con respecto al comportamiento de Burrill: que ‘no vivir la continencia de manera regular y notoria’ puede convertirse en ‘solo un paso de la depredación sexual’.

“Esa equivalencia es la parte más fea: combinar el comportamiento sexual consensuado (si es que Burrill fue parte de alguno, lo cual no sabemos) con el abuso sexual. Este es el gancho del que cuelga la “historia” “, un vínculo desacreditado durante mucho tiempo entre el abuso sexual y la homosexualidad. Es difícil llamar a eso algo más que un insulto y un pecado contra la comunidad LGBTQ +.

“Sin mencionar que las acusaciones del artículo, si son ciertas, ‘revelan’ la sexualidad de Burrill sin su consentimiento, una práctica ampliamente condenada”.

Hay otros defectos que destaca Millies. Cita violaciones por parte de los editores de The Pillar, tanto conocidas figuras de derecha como anti-gay, de múltiples fuentes de autoridad. En violación del Código de Derecho Canónico, los editores “dañan ilegítimamente la buena reputación” de una persona y violan su privacidad. Los editores violan el Código de Ética de la Sociedad de Periodistas Profesionales sobre cómo ocurren las investigaciones, cómo se utilizan las fuentes y cómo se logran los fines. Y, quizás entrando en el reino del pecado, los editores violan el Catecismo de la exhortación de la Iglesia Católica a no practicar “la detracción y la calumnia”.

Millies continúa con una advertencia sobre la forma en que esta historia de The Pillar “ha abierto el camino aún más con esta exposición sin límites”. Concluye:

“No digo esto en vano. . Hace siglos vimos cómo pueden ser los cristianos, sin las cargas de su cristianismo, en sus conflictos con otros cristianos. Me temo que lo volvemos a ver. Eso es lo que trae el cisma. Ahí es donde conduce el espíritu de división.

“El Papa Francisco no se equivocó al desenmascarar lo que ya está en marcha [con su motu propio Traditionis custodes la semana pasada] pero The Pillar se equivoca al impulsar este espíritu de división aún más junto con lo que solo puedo llamar el peor tabloide de chismes. periodismo. Y me temo que aún no hemos visto lo peor.

“Una temporada larga y fea espera a los católicos estadounidenses. Nadie está a salvo y, al parecer, todo está permitido “.

En declaraciones a Associated Press, el p. James Martin, SJ, también advirtió sobre en qué podría derivar este incidente:

““ Obviamente, los sacerdotes deberían cumplir sus promesas de celibato. Pero los periodistas católicos no deberían utilizar medios inmorales para espiar a los sacerdotes. . .Porque ¿qué viene después? ¿Espiando a los maestros de escuelas católicas? ¿Espiando a los feligreses? ¿Y dónde termina, cuando tenemos una iglesia donde nadie ha pecado? La iglesia estará vacía ‘”.

Las implicaciones de este incidente para Mons. Burrill, The Pillar, la USCCB y los fieles estadounidenses serán muchos, y la mayoría estará por verse. Este suceso es una nueva fase en la polarización eclesial. De hecho, podría ser bastante feo. Un impacto que ya se está sintiendo es el daño que este comportamiento desagradable hace a los sacerdotes, hermanos y diáconos homosexuales. Casi todos estos hombres, que pueden constituir la mayoría del clero y los religiosos, sirven a la iglesia todos los días con fidelidad y fervor. Pero, como sucedió a raíz de la crisis de abuso sexual, con demasiada frecuencia se convierten en chivos expiatorios y objetivos. En el futuro, los católicos deben rechazar firme y públicamente la homofobia que subyace a tales comportamientos y acusaciones. Y especialmente en este momento, debemos apoyar a los sacerdotes y religiosos homosexuales en nuestras vidas.

Robert Shine, New Ways Ministry, July 22, 2021

Fuente religión Digital/New Ways Ministry,

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

El obispo alemán Felix Genn pide a la iglesia que se disculpe por dañar a las personas lesbianas / gays

Miércoles, 21 de julio de 2021

 E6cyHriX0AALYkCUn obispo de alto rango en Alemania sugirió que la iglesia se disculpe por dañar a lesbianas y gays.

El obispo Felix Geen de Münster hizo su sugerencia en una entrevista con Kirche und Leben, una publicación diocesana.  La Croix International informó:

“[Genn dijo] que el grupo de habla alemana en las asambleas del Sínodo de los Obispos en 2014 y 2015 había presentado una declaración para el documento final del Sínodo que contenía tal disculpa.

“‘ El texto no se incluyó en el documento final del Sínodo (2015) pero, hasta donde yo sé, una disculpa es uno de los temas que se discuten en la vía sinodal ”, dijo.

“No estaba claro si se refería al proceso sinodal alemán en curso (der synodale Weg) o los preparativos para la próxima asamblea mundial del Sínodo de los Obispos, programada para octubre de 2023.

“En cualquier caso, el obispo de 71 años dijo que ‘estaría muy contento si pudiéramos discutir’ una forma de disculparnos con los homosexuales”.

Genn es uno de los obispos más importantes de Alemania, además de ser el representante del país en la Congregación para los Obispos del Vaticano. En el último papel, Genn “dejó en claro repetidamente durante las reuniones en el Vaticano que ambos temas, la ordenación de la mujer y las bendiciones homosexuales, son más que cuestiones morales o dogmáticas”. No solo participó en los sínodos, sino que es un asesor solicitado en Roma,

En la entrevista, el obispo también se refirió al proceso de la Vía sinodal de Alemania, que da esperanza a los católicos más progresistas, pero genera temor entre los conservadores, incluidos algunos funcionarios de la curia. Genn rechazó la idea de que la iglesia alemana se estaba fragmentando, diciendo:

“‘ No queremos dejar la Iglesia universal. Queremos seguir siendo católicos. . Pero queremos crear un espacio para una discusión completamente abierta de las preguntas cruciales que están sobre la mesa. Y esto debería tener lugar de manera sinodal, es decir, escuchando tanto los hechos como las emociones que desencadenan, como también los hechos de la tradición eclesiástica y del consenso y disenso de la Iglesia mundial. Entonces veremos adónde nos lleva el Espíritu ‘”.

Genn agregó: “. . .es fabuloso que el Papa Francisco esté ampliando lo que nosotros (en Alemania) llamamos el ‘Camino sinodal’ en un procedimiento mundial en el que todos podemos aprender lo que significa ser una Iglesia sinodal “.

El llamado de Genn a una disculpa es un paso adelante bienvenido y genera un impulso para una disculpa que se extiende más allá de los líderes individuales de la iglesia. Se hace eco de las propias palabras del Papa Francisco sobre la reconciliación entre la iglesia y los grupos que ha maltratado, incluidas las personas lesbianas y gays.

Algunos obispos han tratado de hacer las paces de forma individual. Más recientemente, de una manera más limitada, el obispo John Stowe, OFM, Conv., De Lexington se disculpó con la trabajadora eclesiástica lesbiana despedida Margie Winters. El pasado mes de mayo, el arzobispo croata Mate Uzinić, coadjutor de Rijeka, aprovechó el Día Internacional contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia para expresar su pesar por el rechazo de los católicos a lesbianas y gays. También existen otros ejemplos.

El desafío es que estas disculpas siguen siendo algo locales y pueden ser, como en los comentarios de Genn, teóricas. Las palabras de los obispos no son en sí mismas una disculpa, sino un llamado a una. Quizás este enfoque sea correcto porque la reconciliación debe ocurrir en niveles más altos, como cuando el Papa Juan Pablo II se disculpó durante el Año Jubilar 2000 por los pecados de la iglesia, aunque de manera imperfecta. Pero mientras la vida de la iglesia encuentra su base en procesos sinodales que podrían conducir a una mayor disculpa, los líderes de la iglesia deberían ser proactivos al admitir cuán dañina ha sido la iglesia para las personas LGBTQ durante tantos años.

—Robert Shine, New Ways Ministry, July 16, 2021

Fuente New Ways Ministry,

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

El Vaticano frena las “terapias de conversión” e instruye a los obispos españoles a desautorizar a un grupo de ex-gays

Martes, 20 de julio de 2021

telefono-conferencia-episcopal-espanolaEn lo que probablemente sea una primicia histórica, el Vaticano ha dado instrucciones a los obispos de España para que rechacen un grupo de terapia de conversión en ese país.

Vida Nueva informó que en junio la Congregación para el Clero del Vaticano emitió un informe a la Conferencia Episcopal Española diciendo que los obispos deberían distanciarse del grupo conocido como Verdad y Libertad. Este grupo, fundado en 2013, ofrece una forma de terapia de conversión que muchos católicos, incluidos clérigos y religiosos, han intentado. El informe continuó (a través de Google Translate):

“’Bajo ninguna circunstancia [Verdad y Libertad] es una asociación eclesial, y la Conferencia Episcopal nunca la ha apoyado ni autorizado’, dijeron a esta revista fuentes [en la conferencia de obispos], detallando cómo ‘hay mucho menos apoyo para esta entidad . ” Es más, animamos a quienes se consideren afectados o víctimas a presentar una denuncia civil, porque desde el punto de vista canónico no podemos detener lo que hacen ‘, reafirma la oficina de la iglesia.

“‘ El hecho de que los creyentes hayan participado no puede llevar a la identificación de una actividad de la Iglesia porque no lo es. Así lo ha dejado claro la Santa Sede y así nos han pedido que lo expongamos y lo comuniquemos claramente en nuestras diócesis ”, señala un obispo. Al mismo tiempo, lamenta que los mismos promotores de ‘Verdad y Libertad’ hayan asumido el nombre de ‘católicos’ y hayan buscado postulantes en espacios cristianos ”.

La intervención del Vaticano el mes pasado sigue a los informes de 2019 de que “unos cinco o seis” obispos, según uno de los ex miembros de Truth and Freedom, participaron en actividades grupales y recomendaron a personas, incluidos jóvenes, para la terapia de conversión. Vida Nueva explicó:

“La declaración romana de junio llega después de un primer aviso en noviembre de 2019 de la Santa Sede, cuando los participantes en la [asamblea de la Conferencia Episcopal Española] dirigieron un informe sobre esta organización que había sido enviado a [prefecto saliente de la Congregación para el Clero] Cardenal [Beniamino] Stella. El documento recoge los testimonios de varios clérigos que denunciaron al grupo, habiendo sufrido prácticas que denominan “humillantes” y que estaban justificadas por el concepto de “homosexualidad reversible”.

“En respuesta a esto, Stella lo envió directamente a los [obispos españoles] y luego pidió a los obispos que tienen sacerdotes o seminaristas en su diócesis que han participado en las actividades de la entidad que lo investiguen. Según la evidencia de otra fuente interna en una diócesis donde este movimiento ha tenido una presencia significativa, no se ha realizado una auditoría interna ”.

El tema de la terapia de conversión se ha debatido ferozmente en algunos sectores de la iglesia española antes del informe de 2019 a toda la conferencia de obispos. En un incidente, el gobierno investigó a la diócesis de Alcalá de Henares después de que un periodista informara que la iglesia apoyaba la terapia de conversión, que es ilegal en muchas partes del país. La diócesis defendió su participación con los proveedores de terapia de conversión. El obispo , incluso sugirió que los católicos podrían ser martirizados por apoyar la práctica, lo que se sumó a su historial altamente LGBTQ negativo.

La intervención del Vaticano sienta ahora un precedente para los obispos y pastores de otros países. España no es el único país donde los líderes de la iglesia han respaldado organizaciones ex-gay, y el mito vicioso de que la homosexualidad es curable de alguna manera persiste entre muchos católicos. Pero en los niveles más altos de la iglesia, parece estar ocurriendo un cambio. El propio Papa Francisco ha expresado su preocupación por la terapia de conversión, según la activista lesbiana Jayne Ozanne en 2019.

El hecho de que esta intervención sea de la Congregación para el Clero del Vaticano también plantea una pregunta interesante. La homosexualidad se considera innata y natural en la enseñanza de la iglesia, incluso si los pastores ignoran esa verdad con demasiada frecuencia. Pero si ahora hay una mayor adherencia a esta enseñanza, en particular de esta congregación, entonces la preocupación por el clero y los religiosos sometidos a la práctica podría ser una apertura para una reconsideración de la prohibición de aceptar hombres homosexuales al sacerdocio, que fue emitida por la misma oficina. Independientemente, que el Vaticano haya intervenido en absoluto contra una práctica tan dañina es una victoria.

Robert Shine, New Ways Ministry, July 15, 2021

***

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la Subsecretaria de DDHH de Chile Lorena Recabarren quería que la Ley Zamudio permitiese en ciertos casos las terapias para “curar” la homosexualidad o la transexualidad, lo que provocó las protestas del MOVILH. Antes, que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

Y en julio, era Ciudad de México quien prohibía las «terapias» de conversión de la orientación sexual y la identidad de género. Y en octubre de 2020, en el Estado de México.

Y, por fin, el Gobierno de España aprueba el anteproyecto de la Ley Trans, que prohibirá las ‘terapias de conversión’.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente New Ways Ministry/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

El investigador Luca Badini Confaloniere dice que el grito de justicia de los católicos LGBTQ “no debe ser ignorado”,

Lunes, 19 de julio de 2021

imagesEl investigador principal detrás de un informe completo sobre la enseñanza magistral, el género y la sexualidad, continúa hablando y desafiando la enseñanza católica tradicional sobre las relaciones entre personas del mismo género.

Luca Badini Confalonieri (en la fotografía) es el director ejecutivo del Wijngaards Institute for Catholic Research,(Instituto Wijngaards para la Investigación Católica), un grupo de expertos independiente en el Reino Unido que produce investigaciones interdisciplinarias centradas en el género y la ética sexual. Su último estudio, titulado “Objeciones cristianas a las relaciones entre personas del mismo sexo: una evaluación académica”, es una colaboración de expertos cristianos de todo el mundo, incluida la cofundadora de New Ways Ministry, la hermana Jeannine Gramick, miembro de la junta y colaboradora de Bondings 2.0 Cristina Traina.

Bondings 2.0 informó en detalle sobre el estudio revisado por pares cuando se publicó en mayo, pero Confalonieri escribió recientemente un ensayo de seguimiento en The Irish Times, detallando algunos de los hallazgos centrales del informe.

Confalonieri enmarca el problema de la ética sexual de la iglesia al desafiar el énfasis de la jerarquía en la procreación como la “finalidad esencial e indispensable de todos y cada uno de los actos sexuales”. Al centrarse en la complementariedad biológica, el magisterio clasifica los actos sexuales entre personas del mismo género como desordenados y antinaturales, ya que no pueden producir hijos.

Confalonieri analiza el problema con estas afirmaciones:

“El problema fundamental, por supuesto, es que la premisa fáctica es manifiestamente errónea: la relación entre la inseminación, por un lado, y la fertilización, la implantación y, en última instancia, la procreación, por el otro, es estadística y relativa, ya que depende del cumplimiento de numerosas condiciones “.

Es decir, cada inseminación claramente no equivale a la concepción y dado que la mayoría de los actos heterosexuales no pueden o no dan como resultado niños, “en ese sentido, son idénticos a los actos sexuales no heterosexuales”.

Además, Confalonieri examina los argumentos bíblicos tradicionales contra las relaciones LGBTQ, argumentando que los versículos frecuentemente citados en Levítico y Romanos se refieren solo a actos sexuales muy específicos, como el adulterio y el incesto, y no a las relaciones LGBTQ consensuadas en general.

“De hecho”, señala, “el mismo hecho de que la prohibición se refiera a un tipo específico de actividad sugiere que las relaciones entre personas del mismo sexo fuera de la categoría prohibida se consideraban permisibles”.

Confalonieri concluye expresando el deseo de los autores del informe de ir más allá de las posturas magistrales sobre la sexualidad y las relaciones LGBTQ. Estas enseñanzas están en gran parte divorciadas de la experiencia de la vida real de los católicos de todo el mundo a pesar de sus enormes implicaciones para la ética sexual, incluida la anticoncepción artificial y las relaciones LGBTQ:

“Porque lo que necesita cambiar no es la enseñanza de la iglesia en general, sino específicamente la enseñanza papal: una enseñanza redactada de forma aislada de la iglesia en general, ignorando tanto los consejos de expertos relevantes como las experiencias de los católicos en todo el mundo”.

Su esperanza, junto con los otros autores del estudio, es proporcionar un punto de partida para la consulta con el Papa Francisco para que “el grito de justicia de los católicos homosexuales en todo el mundo no sea ignorado” y pueda prevalecer en la iglesia una ética sexual más inclusiva.

—Angela Howard McParland, New Ways Ministry, 13 de julio de 2021

Fuente New Ways Ministry,

General, Iglesia Católica , , , , ,

Juan Cejudo, sobre Javier Martínez: “Este tipo de obispos no se guían por el evangelio de Jesús”

Lunes, 19 de julio de 2021

arzobispo-javier-martinez-granada“Mi más firme rechazo a las intolerables declaraciones del arzobispo de Granada”

“De nuevo el polémico y ultraconservador arzobispo de Granada D. Javier Martínez ha vuelto a hacer declaraciones, no sólo polémicas, sino de posible ilegalidad, que podrían ser llevadas a los tribunales”

No nos extrañan estas terribles declaraciones. Ya hace años comparó el aborto con el holocausto y dijo “que los nazis no eran tan repugnantes”

¿Cómo puede decir este obispo que las leyes trans y eutanasia son en cierto sentido ‘criminales’? ¿Está acusando de criminales a los diputados que la aprobaron?

Cuánta falta haría que en España se nombraran obispos que fueran realmente pastores “con olor a oveja”, como dice Francisco

De nuevo el polémico y ultraconservador arzobispo de Granada D. Javier Martínez,  ha vuelto a hacer declaraciones, no sólo polémicas, sino de posible ilegalidad, que podrían ser llevadas a los tribunales.

En su homilía del 4 de Julio en la Catedral arremete duramente contra las recién aprobadas leyes de eutanasia y ley trans diciendo cosas como éstas: “La ley de eutanasia y ley trans son inicuas y en cierto sentido criminales”, suponen “una ofensa a la razón humana”. “Estamos en el camino de una tercera dictadura porque se imponen leyes que van contra el bien común”. “La ley trans convierte el sentimiento en categoría jurídica” y equipara dicha actitud al “sentimiento de superioridad de la raza aria” que condujo a la legislación del nazismo y que “dio lugar a millones de muertos”.

“Quien ha nacido hombre será siempre hombre y quien ha nacido mujer será siempre mujer le pongan las hormonas que le pongan o le hagan las operaciones que le hagan”.

No nos extrañan estas terribles declaraciones. Ya hace años comparó el aborto con el holocausto y dijo “que los nazis no eran tan repugnantes”. Publicó en su diócesis el libro de la periodista italiana Constanza Miriano titulado “Cásate y sé sumisa”, por el que tuvo que intervenir la fiscalía y el Ministerio de Sanidad mandó retirar el libro.

De las feministas dijo que “sufren patología” y que son “torpes y cortas”.

Las Comunidades Cristianas Populares de Granada han difundido un Comunicado de prensa en contra de las declaraciones del arzobispo titulado: “Sr. Arzobispo NO OFENDA A LA VIDA. Ud. no puede representar a la Comunidad de Jesús”, que os dejo aquí.

Y es cierto. Jesús no habló para nada de la homosexualidad. No criticó a los homosexuales. La actitud de Jesús era de acogida con todos, de misericordia con todos.

¿Cómo puede decir este obispo que estas leyes son en cierto sentido criminales”? ¿Son criminales quienes las han aprobado en el Parlamento? ¿Está acusando de criminales a los diputados que la aprobaron? Me parece demasiado fuerte decir ésto y podría incluso este arzobispo verse de nuevo sentado en el banquillo de los acusados como ya estuvo hace algunos años.

Este tipo de obispos no se guían por el evangelio de Jesús. Los creyentes debemos rechazarlos de plano. No nos sentimos representados por ellos en absoluto.

Cuánta falta haría que en España se nombraran obispos que fueran realmente pastores “con olor a oveja”, como dice Francisco, cercanos al pueblo, dialogantes con todos, preocupados por los problemas  que sufre el pueblo: la falta de empleo, la falta de vivienda, los excluidos del sistema…para intentar aliviarles su sufrimiento como hacía Jesús…

Estos obispos están obsesionados por el poder, por una moral trasnochada y caduca, por el dinero, por el prestigio, por ejercer su autoridad con gran celo y por una espiritualidad evasiva, que no es verdadera espiritualidad…

Mi más firme rechazo a estas declaraciones desafortunadas e intolerables.

Fuente Religión Digital

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

El arzobispo Vincenzo Paglia se retracta de las críticas al Vaticano por el proyecto de ley de no discriminación LGBTQ italiano

Sábado, 17 de julio de 2021

unnamedUn arzobispo se ha retractado de sus críticas al Vaticano por su intervención contra un proyecto de ley de no discriminación LGBTQ que se debate en Italia.

Un día después de sugerir que la nota verbal del Vaticano al gobierno italiano en contra del proyecto de ley “no debería haberse escrito”, el arzobispo Vincenzo Paglia dijo entonces que la medida del Vaticano en realidad “no era una interferencia”, informó Crux:

“En sus comentarios, Paglia argumentó que ‘si Europa puede intervenir legítimamente si, y cuando, un país amenaza los derechos de los ciudadanos con orientaciones homosexuales, no veo por qué la Santa Sede no puede hacer lo mismo en Italia’.

“’No es una interferencia, es un interés por el bien común a partir de su preciosa visión antropológica que la Iglesia protege como riqueza’, dijo, señalando que si bien el Vaticano es un estado pequeño, ‘su cercanía histórica con Italia permite acoger con extrema sensibilidad el sentimiento común del pueblo italiano ‘”.

Paglia culpó a los medios de dar una “entrevista falsa que yo nunca di” al “extrapolar” su discurso inicial en el que criticaba tanto al Vaticano como al llamado proyecto de ley Zan. Crux citó al arzobispo:

“’He expresado, en todos los sentidos, dudas, como muchos’, dijo, expresando su creencia de que ‘entre las dos orillas del Tíber, había una creatividad para idear vías de diálogo y resolver diferencias desde las que los medios de comunicación debe, y puede, quedarse fuera de ‘.

“En lugar de decir que la nota verbal en sí misma fue un error, Paglia dijo que cree que el error fue hacerlo público, cuando ‘debería haber permanecido en secreto’, en efecto, culpando a los medios de comunicación que informaron sobre la nota y luego publicaron su texto. . . .

“’Yo también fui malinterpretado’, dijo, y agregó, ‘la nota tuvo el efecto precioso de arrojar luz sobre los graves problemas de un decreto que, como es, es inaceptable, no solo para la Iglesia, sino también para la mayoría de los italianos ‘”.

Sin embargo, Paglia no se retractó de su insistencia inicial de que detener la discriminación contra las personas LGB era un objetivo digno. Crux informó:

“Paglia señaló que la discriminación contra las personas homosexuales o transexuales sigue siendo legal en muchos países y destacó la necesidad de acabar con este tipo de prejuicio, incluso a través de la educación.

“Sin embargo, una nueva ley ‘no es suficiente’, dijo, argumentando que ‘se necesita urgentemente una confrontación serena, abierta y plural’ entre todos los actores de la sociedad, incluidas las entidades religiosas.

“’La idea de una Iglesia del’ no ‘es falsa’, dijo Paglia. “Es incorrecto pensar que estamos en contra de los derechos. Tampoco es cierto que haya habido, en la historia, un puro contraste entre quienes se han hecho campeones de los derechos de las personas y de la humanidad y una Iglesia que solo impuso prohibiciones destinadas a sofocar las libertades individuales ‘”.

La retractación del arzobispo Paglia quizás no sea inesperada, dado que los obispos a menudo retroceden en sus críticas iniciales a la Iglesia, pero la retractación no es menos problemática. La nota verbal del Vaticano que afirmaba que el proyecto de ley Zan restringiría la libertad religiosa de los católicos en Italia fue de hecho una intervención en la política de este último país. Paglia tenía razón la primera vez que “no debería haber sido escrito”. No fue un error de los medios de comunicación al informar sobre sus palabras, un tropo que los líderes de la iglesia deberían retirar.

Paglia ha adoptado la posición de demasiados líderes de la iglesia en la que piden el diálogo, pero parecen no estar dispuestos a participar ellos mismos. Contrariamente a las afirmaciones del arzobispo, la jerarquía continúa, como lo ha hecho desde hace varias décadas, interviniendo contra las leyes que ofrecerían una mayor protección a las personas LGBTQ. La idea de una Iglesia del “no” no es del todo falsa a pesar de sus protestas. Lo que más se necesita es una iglesia que diga “sí” de todo corazón a las leyes civiles que protegen a las personas LGBTQ del acoso, la discriminación y la violencia, sin ninguna calificación.

Robert Shine, New Ways Ministry, July 9, 2021

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Sinodalidad y espiritualidad

Viernes, 16 de julio de 2021

Abre camino“El Espíritu se derrama y vive en espiritualidades muy diversas y plurales”

“Este nuevo Sínodo puede y debe ser un acontecimiento innovador para una Iglesia que se hace pueblo de Dios en los pueblos de la tierra”

“Si la Iglesia, como nos invita el Papa Francisco, asume ponerse en camino sinodal debe mirar, en primer lugar, a quienes sufren, a las personas y pueblos pobres, a emigrantes, refugiados, a quienes están en el abismo de la marginación”

“Esta ‘nueva sinodalidad’ inspirada por el Espíritu, que late en tantas espiritualidades, es dialogante, solidaria, abierta, compartida, liberadora”

“Sin embargo todavía persisten reticencias autoritarias jerárquicas y clericales y posiciones conservadoras recurrentes”

El camino de la Iglesia está trazado, según la Constitución pastoral del Vaticano II, entre “los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias sobre todo de los pobres y de cuantos sufren”. Es su hoja de ruta para cumplir su misión en salida al mundo en que vive y al que está enviada, “ungida” por el Espíritu, como Jesús de Nazaret, a fin de dar la “buena noticia a los pobres, la libertad a los cautivos y oprimidos…” (Lc 4,18). Sólo siguiendo esa dirección será fiel a quien vino para realizar la más profunda liberación de la humanidad y la plenitud de toda la creación. Esta es la misión que constituye su identidad, desde la comunidad más humilde hasta su extensa presencia en este mundo.

Desde aquí nace y se concreta el sentido de la sinodalidad, es decir, de su “caminar juntos”, de su andadura común, movida por el Espíritu al servicio solidario de la humanidad.

 Por tanto si la Iglesia, como nos invita el Papa Francisco, asume ponerse en camino sinodal debe mirar, en primer lugar, a quienes sufren, a las personas y pueblos pobres, a emigrantes, refugiados, a quienes están en el abismo de la marginación al que gran parte de la humanidad ha sido avocada por sistemas y poderes inhumanos, impulsores de una “economía de la exclusión y la inequidad”.

A esta sinodalidad le impulsa el Espíritu que se derrama y vive en espiritualidades muy diversas y plurales; en especial en aquellas que se experimentan y viven dentro de esa marginalidad económica, cultural, social, política. Estas espiritualidades ofrecen a la sinodalidad su talante para caminar juntos en la construcción del mundo justo y fraternal, en una tierra cuidada, casa común, en el amor universal y en la fraternidad sin fronteras, tal como Francisco propone en Fratelli tutti y Laudato si’.

Esta “nueva sinodalidad” inspirada por el Espíritu, que late en tantas espiritualidades, es dialogante, solidaria, abierta, compartida, liberadora. Parte, como insiste el mismo Papa, “de lo bajo, de la gente, de los problemas de cada día”. Su diálogo se realiza, sin excepciones, con las plurales espiritualidades, en especial con aquellas que una falsa altivez espiritualista ha excluido y olvidado.

Por eso la espiritualidad sinodal debe ponerse a la escucha de otras espiritualidades que se viven en las periferias del mundo actual; de las que están extendidas en otras culturas, pueblos y religiones; de las que ofrecen y practican un profundo sentido místico, como las orientales. Pero no para incluirlas en sus dogmas y doctrinas, sino para aprender de ellas y de su sabiduría respetando sus diferencias y pluralidad. Porque, como también recordó el mismo Concilio, reconoce en ellas lo que hay de “verdadero y santo”.

Por tanto, la auténtica sinodalidad también es caminar junto a quienes buscan, viven y experimentan la sabiduría en sus experiencias espirituales tan diversas, indígenas, de otras creencias religiosas, de otras convicciones y experiencias, también agnósticas y ateas. De lo contrario corremos el riesgo de una sinodalidad cerrada en los ámbitos eclesiásticos que recorte los horizontes e impida caminar hacia una apertura solidaria para ofrecer respuestas comunes y participación solidaria al atormentado mundo de hoy, en especial en estos tiempos de pandemia y de sus consecuencias de creciente empobrecimiento y desigualdad.

En consecuencia, la sinodalidad debe ser dialogante con esas espiritualidades que, incluso más allá de instituciones religiosas, viven la presencia del Espíritu en el corazón de la humanidad, en toda la creación, con un sentido holístico.

Una espiritualidad sinodal nos invita, por tanto, a escuchar con empatía, a dialogar con libertad, a aprender con humildad, a comunicarnos sin miedo ni reservas porque el Espíritu sopla donde quiere (Jn 4,8). Impulsar tal sinodalidad es confiar en ese Espíritu. El Papa, no lo duda cuando insiste en que el Sínodo “debe comenzar desde las pequeñas comunidades, de las pequeñas parroquias… de la totalidad del Pueblo de Dios”. Estos lugares serán aptos si viven los problemas de cada día en su entorno, si están cerca y comparten las búsquedas, esperanzas de las personas y grupos más necesitados con los que conviven, si su centro no es la parroquia y su culto, sino la situación de quienes sufren, si su compromiso les lleva a unirse a sus luchas por la justicia, la fraternidad, la igualdad.

Sin embargo todavía persisten reticencias autoritarias jerárquicas y clericales y posiciones conservadoras recurrentes. Muchas de las llamadas comunidades cristianas e Iglesias particulares están alejadas de la vida y se encierran temerosas en sus prácticas devocionales. Por tanto se hace necesaria y urgente una espiritualidad de la audacia, de la parresia, de la utopía, de la profecía, del diálogo donde todas las personas aprendemos de todas, en especial de las más humildes, marginadas, desprotegidas. Esto supone cambiar posturas eclesiásticas dominantes para poder escuchar al Espíritu que se manifiesta en los signos de los tiempos, en la vida de las personas, mujeres y hombres con sus problemas de cada día, en los conflictos y luchas liberadoras.

Ahí habla el Espíritu para quien sabe escucharle en su cualidad humana profunda, en su relación con los demás, en el sufrimiento y también progresos y gozos, en el silencio contemplativo solidario; pero no, ciertamente, en la imposición y sumisión; menos aún en el alejamiento de los problemas de la gente o en quienes vuelven la vista cuando van por su camino sin atender a tantas personas tiradas y abandonadas en las cunetas de la vida.

Por supuesto, no todo lo que se presenta como espiritualidad es tal. El sentido critico y discernimiento son necesarios para no dejarse llevar por vientos cambiantes y navegar a la deriva. La auténtica espiritualidad proviene del Espíritu que es libertad, relación y compromiso ético y, en última instancia, amor. Para el cristiano su referencia básica es Jesucristo quien la llevó a sus últimas y plenas consecuencias dando su vida por los demás, para que todas y todos tengamos vida en abundancia (Jn 10,10).

A su vez, toda auténtica espiritualidad es sinodal, es decir, escucha otras experiencias en un diálogo comunicativo; camina compartiendo sus sentimientos espirituales más hondos y las luchas por sus aspiraciones a una vida digna en la justicia; conduce a una relación profunda que lleva a descubrir la unidad humana, cósmica, holística donde está el Espíritu que alienta la totalidad. Una espiritualidad sinodal es, por tanto, dialogante, compartida, relacionada, donde nadie está por encima de nadie y la única autoridad es servicio a los más humildes desde el evangelio liberador (Lc 4,18). No se aleja de la realidad en espiritualismos desencarnados ni, desde pretendidas verdades absolutas, se cierra al diálogo abierto y libre.

Siguiendo la línea y propuestas del Papa Francisco, este nuevo Sínodo puede y debe ser un acontecimiento innovador para una Iglesia que se hace pueblo de Dios en los pueblos de la tierra a fin de caminar juntos, sinodalmente, en la lucha por la justicia. Porque, como lo afirmó ya el Sínodo de 1971 en su documento sobre “Justicia en el mundo”: “La esperanza y el avance que animan profundamente al mundo, no son extraños al dinamismo liberador del evangelio y al poder del Espíritu que ha resucitada Cristo de la muerte… porque si el mensaje cristiano sobre el amor y la justicia no muestra su eficacia en la acción por la justicia en el mundo, muy difícilmente será creíble por los hombres de nuestro tiempo”.

Será, en consecuencia, una Iglesia sinodal, porque camina, sufre, acompaña y lucha guiada y alentada por el Espíritu liberador, que inspira tantas espiritualidades, para lograr pueblos hermanos en una tierra cuidada donde a nadie le falte techo, trabajo y pan dentro de la paz que brota de la dignidad humana y de la justicia.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Iglesia Católica , ,

La resolución canónica en una disputa laboral LGBTQ podría tener importantes implicaciones

Viernes, 16 de julio de 2021

EscuelaJesuitaVaticano_BrebeufJesuit_240919La Arquidiócesis de Indiana y una escuela secundaria jesuita local permanecen en un punto muerto en un caso canónico después de que un tribunal de Indiana desestimó una demanda civil contra la arquidiócesis.

Según The Pillar en junio de 2019, el arzobispo de Indianápolis, Charles Thompson, emitió un decreto que prohibía a la Escuela Preparatoria Jesuita Brebeuf llamarse a sí misma católica. Esto sucedió después de que Thompson ordenó a la escuela no renovar el contrato de Layton Payne-Elliot, un maestro que está en un matrimonio del mismo sexo. Brebeuf se negó. Poco después, su esposo, Joshua Payne-Elliot, fue despedido de la cercana Cathedral High School. Joshua presentó una demanda civil contra la arquidiócesis, que fue desestimada en mayo.

La provincia del Medio Oeste de los jesuitas apeló la decisión del arzobispo de eliminar la designación católica de la escuela a la Congregación para la Educación Católica del Vaticano en 2019.A medida que se examina el caso, el decreto permanece suspendido y, según los informes, el cardenal Joseph Tobin de Newark, ex arzobispo de Indianápolis, es mediar en el enfrentamiento.

La orden de Thompson de despedir a los maestros y su posterior decreto hacia Brebeuf Jesuit se centra en una política arquidiocesana que designa a todos los maestros como “ministros“. Dado que los EE. UU. La decisión de la Corte Suprema de 2012 en Hosanna-Tabor, muchos EE. UU. Las diócesis han introducido esta política como una forma de garantizar que sus escuelas católicas puedan evitar las leyes de no discriminación. El alcance canónico de esta política está en juego en el caso Brebeuf.

Según el derecho canónico, un obispo local puede proporcionar una “regulación general” de las escuelas católicas, pero reconoce la “autonomía con respecto a la dirección interna” de escuelas como Brebeuf Jesuit que son administradas por congregaciones religiosas.

Llamar a todos los maestros diocesanos “ministros” los designa, efectivamente, como maestros de religión. En los tribunales civiles, esto se ha encontrado, según The Pillar, “una expresión aceptable del carácter religioso de las escuelas católicas”. El Pilar explicó:

“Si bien la ley canónica le da al obispo el poder de ‘nombrar o aprobar maestros de religión e incluso de removerlos o exigir que sean removidos si una razón de religión o moral lo requiere’, extendiendo este canon para acomodar la designación de la política arquidiocesana de todos profesores como profesores de religión no ha sido probado a nivel de Roma.

“Si Roma se pronunciara a favor de la aplicabilidad de la política en el caso de Brebeuf, muchos considerarían que abre la puerta para que los obispos locales ejerzan un nivel de autoridad mucho mayor sobre el funcionamiento interno de las escuelas administradas por la religión.

“Por otro lado, si Roma anulara efectivamente la designación de la política de todos los maestros en las escuelas católicas como maestros de religión, eso podría usarse en un desafío renovado en Estados Unidos. tribunales a la capacidad de las escuelas católicas para contratar y despedir maestros de acuerdo con los requisitos morales de la fe.

“Cualquiera de esos resultados probablemente se interpretaría ampliamente como un voto directo del Vaticano sobre el tema subyacente de si es apropiado que una persona en una unión civil del mismo sexo enseñe en una escuela católica, algo que es poco probable que el Vaticano quiera que sea”. visto para hacer “.

Al negarse a despedir a Layton Payne-Elliot a pesar de las demandas arquidiocesanas, el liderazgo de Brebeuf Jesuit y la provincia del Medio Oeste de los jesuitas se han adherido a la enseñanza católica que centra la dignidad de la persona humana. Defienden no solo a su propio empleado, sino a los empleados LGBTQ en todas las instituciones católicas.

—Beth Mueller Stewart, Ministerio New Ways, 30 de junio de 2021

Fuente

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

“Samuel Luiz, hermano querido “, por José I. González Faus

Miércoles, 14 de julio de 2021

samuelDe su blog Miradas cristianas:

INCREIBLE

No qué siento más: si tristeza o rabia.

“Me gustaría saber quién os educó, a qué colegio fuísteis”

Visteis en él algo que no os gustaba y no supisteis ver que había en vosotros algo mucho más despreciable que lo que despreciabais en Samuel: vuestra animalidad, vuestra falta de calidad humana.

¿Qué sentirá aquel que se despierta una mañana, echa una ojeada a su vida y, al hacerlo, reconoce que por la cuneta del camino de su vivir no quedan más que ruinas; ruinas de hombres a los que él ha destrozado con su egoísmo? ¿Qué sentirá quien, ante tales experiencias, no empieza en seguida a segregar reflejos convulsivos para quitarles importancia?

Hermano querido: otro motivo más para llorar. No qué siento más: si tristeza o rabia; pero noto que la una me alimenta a la otra. Encima, cambiándote solo una letra, te llamabas igual que aquel Samuel Ruiz, el obispo de Chiapas tan querido para mí.

La tristeza no la siento ya por ti a quien creo renacido a una Vida verdadera. La siento por tus padres que te han perdido. Y la rabia, empañada también de tristeza, la siento por esos bravos “machotes” que se han permitido machacarte hasta acabar contigo.

Se discute aún si tu asesinato fue un crimen homófobo, aunque parece lo más probable. Pido pues disculpas a los miembros del LGTBI por la forma como voy a hablar ahora: fijaos que no hablo de manera afirmativa sino concesiva: no digo que sea así, sino “aunque fuese así”.

Pues bien, asesinos de Samuel: si creíais que vuestra víctima tenía “desviado” el encaje corporal del amor, vosotros, con vuestro desprecio y vuestra violencia habéis mostrado tener destrozada toda vuestra humanidad y no solo un aspecto de ella. Lo cual es muchísimo más grave y más despreciable de lo que le pasara a Samuel. No sé si conocéis (aunque supongo que no) aquella frase evangélica: “ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio”. Esa frase os retrata: visteis en él algo que no os gustaba y no supisteis ver que había en vosotros algo mucho más despreciable que lo que despreciabais en Samuel: vuestra animalidad, vuestra falta de calidad humana.

Sois jóvenes: si no os degradáis todavía más y un día se abren vuestros ojos, os acompañará siempre como una pesadilla la imagen de aquel pobre chaval, víctima ni siquiera de su supuesta inferioridad (según vosotros) sino de vuestra cobarde superioridad numérica. Es probable que no quisierais matarle sino solo “darle un buen repaso”; pero olvidasteis eso que ni siquiera la pandemia nos ha logrado enseñar: que la ley de la vida está en que no somos individuos únicos y que, si todos hacen lo mismo que yo, pueden ocurrir cosas mucho más terribles que si lo hago yo solo.

Quizá pensasteis que esa sensación como de debilidad que dan algunos homosexuales (y que es el reverso de una mayor sensibilidad), o el hecho de que era un muchacho que “iba a la iglesia”, lo convertían en una piltrafa humana. ¿Quién os enseñó esto? ¡Qué equivocados estabais! Habéis encarnado (y confirmado) algo de lo que escribí otra vez sobre el “anticristo” de Nietzsche; pero, desde luego, sin la inteligencia y la categoría humana del alemán.

Seguramente, como tantas veces sucede, vuestra culpa no será solo vuestra. Me gustaría saber quién os educó en esta España que toma la educación no como un derecho de todo ciudadano, sino como un arma de cada gobierno; me gustaría saber a qué colegio fuisteis y si alguna vez ha pasado por vuestras cabezas algo parecido a lo que dice un gran escritor alemán que voy a citaros:

“¿Qué sentirá aquel que se despierta una mañana, echa una ojeada a su vida y, al hacerlo, reconoce que por la cuneta del camino de su vivir no quedan más que ruinas; ruinas de hombres a los que él ha destrozado con su egoísmo? ¿Qué sentirá quien, ante tales experiencias, no empieza en seguida a segregar reflejos convulsivos para quitarles importancia? ¿No irá a dar a un abismo que tiene toda la profundidad de su desesperación o de su necesidad de perdón? ¿A quién dirigirá sus quejas cuando estas lleguen a ser algo más que un vago lamento impreciso?… ¿No  es demasiado evidente que tales quejas no podemos traspasarlas a un tercero?” [1].

Si algo de eso os pasara algún día será muy duro de soportar. Lo sé. Pero, por favor, no tratéis entonces de rehuirlo porque solo tragándoos hasta el fondo esa experiencia podréis rehaceros y recuperar vuestra calidad humana perdida. Y si algún día algo de eso para por vosotros y tenéis la suerte de leer un precioso libro (titulado: El regreso del hijo pródigo), sabed entonces una cosa: el autor de ese libro, que tanto podría ayudaros, era un homosexual…

Quizás (y paradójicamente) os ayudarán a ese retorno los padres de Samuel que, en estos momentos, ya sin lágrimas en los ojos, seguirán probablemente repitiendo aquel verso de A. Machado: “Señor, ya me arrancaste lo que yo más quería”. Pero que, precisamente por cariño a Samuel, estarán dispuestos a acogeros y daros una mano si os pasa lo que describía el citado autor alemán.

Yo no sé decir más.

[1] J. B. Metz en Stimmen der Zeit, 1997, p. 126.

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica ,

Obispos cubanos se oponen al nuevo plan de estudios de educación sexual por preocupaciones de “ideología de género”

Martes, 13 de julio de 2021

índiceimagesLos obispos católicos de Cuba han emitido un comunicado criticando la propuesta de inclusión de lo que denominan “ideología de género” en el currículo escolar nacional cubano.

Crux  informó que los obispos emitieron un comunicado el Día del Padre objetando la legislación propuesta que fue redactada por el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) y presentada por el Ministerio de Educación del gobierno. La legislación se titula “Programa de Educación Interna en Sexualidad con enfoque de género y derechos sexuales y reproductivos en el Sistema Educativo Nacional.

Crux  informó que el artículo cuatro de la resolución “establece la necesidad” de “fortalecer, desde una visión holística y positiva de la sexualidad, el proceso de educación sexual integral con enfoque de género y derechos sexuales y reproductivos en las instituciones y modalidades educativas”.

En respuesta a la legislación, los obispos escribieron que la “ideología de género“, aunque afirmaba ser científica, es “un sistema de pensamiento cerrado”. El término “ideología de género”, utilizado políticamente aquí, es un término generalizado que los jerarcas católicos suelen utilizar para denigrar un amplio espectro de teorías feministas y queer y movimientos de defensa. El término ha sido impugnado por otros teólogos católicos, como el P. Dan Horan, OFM.

La declaración de los obispos sostiene:

“[La ideología de género] sostiene que las diferencias entre hombres y mujeres, apreciables en su anatomía, psicología y genética, entre otras cosas, no corresponden a la naturaleza constitutiva de la persona humana, sino que son meras construcciones culturales y convencionales, hechas según a los roles y estereotipos que cada sociedad ha asignado a los sexos ”.

Los obispos dijeron además, “. . . [Se] enseña que un ser humano, incluso desde su más tierna edad, puede elegir su identidad sexual, independientemente del sexo biológico con el que nació ”. Pidieron “un debate amplio y participativo” de la resolución, “donde todos tuvieran la oportunidad de estar adecuadamente informados y expresar sus puntos de vista al respecto”.

Los obispos también afirmaron que la inclusión de la “ideología de género” en los planes de estudios escolares “nos alejaría de nuestra historia y tradición cultural. Crux informó:

“Los obispos cubanos dijeron que era ‘necesario e indispensable’ que los padres mantengan el derecho a educar a sus propios hijos, y que sus aportes se tengan en cuenta en todas las formas de colaboración con los maestros, las autoridades escolares y la elaboración de políticas educativas”.

Los obispos también se opusieron públicamente a la inclusión del “matrimonio igualitario” en la redacción de la nueva constitución de Cuba de 2019. La referencia fue finalmente eliminada por el parlamento cubano.

Las palabras finales de los obispos, en un contexto diferente, podrían ser realmente inspiradoras para quienes promueven la inclusión LGBTQ en la Iglesia Católica. “No perdamos nuestras fuerzas cuando tengamos que nadar contra la corriente. Enseñemos a las parejas jóvenes casadas a trabajar juntas y cuidar de sus familias ”, dijeron los obispos, pidiendo que en Cuba,“ el respeto, la escucha mutua y la amistad social prevalecerán siempre sobre todas las formas de intolerancia y violencia ”.

Los partidarios de los derechos de las personas LGBTQ, especialmente los derechos de las personas LGBTQ en la iglesia, están fácilmente de acuerdo con estas últimas ideas. Nosotros también creemos que el respeto, la escucha mutua y la amistad social prevalecerán sobre la intolerancia y la violencia. Esperamos y oramos para que los obispos cubanos comprendan que su oposición al matrimonio igualitario y a una comprensión más matizada de la expresión de género también es una forma de intolerancia. El diálogo continuo y respetuoso entre los obispos y la comunidad LGBTQ debe perseverar para que la iglesia realmente aprenda a dar la bienvenida a todos.

Madeline Foley, New Ways Ministry, July 12, 2021

Fuente New Ways Ministry,

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

Lgtbifobia y otra fobias que fomentan la violencia

Lunes, 12 de julio de 2021

samuelUn artículo de Victoriano Pérez Prieto en su blog Armonía en la Diversidad y al que agradecemos la mención que hace a este blog de Cristianos Gays. Sólo una pequeña aclaración, aquí hay católicos y de otras denominaciones cristianas. Pero… gracias, muchas gracias.

Por el asesinato homofóbico del joven Samuel

Más allá de la homofobia que llevó en este caso a una violencia extrema, se trata de otra expresión más del odio. ¡Hace falta mucho odio para ser capaz de matar a golpes a una persona!”

“Esta postura, que está causando la mayor parte de la violencia en este país, en vez de ser una verdadera expresión de poder, es la manifestación de todo lo contrario. Es la expresión del miedo”

“Desgraciadamente, el odio está metido en todos los rincones de la sociedad; también –aunque no lo reconozca- en nuestra Iglesia patriarcal, que dice representar a una religión cuyo fundador manifestó un amor especial por los diferentes”

“También hay colectivos católicos homosexuales y curas que  bendicen a las parejas homosexuales e iglesias que acogieron la Gaypride”

Las manifestaciones multitudinarias no solo en A Coruña y en todas las ciudades y villas gallegas, sino en toda España, por el asesinato homofóbico del joven Samuel Luiz, son la expresión de un auténtico clamor de ¡basta ya! frente a  la discriminación y la violencia contra personas ycolectivos  LGTBI+. Un grito cada vez más grande, más amplio y con menos miedo de salir a la luz. Aunque la justicia, que ya ha detenido a cuatro presuntos culpables de la paliza mortal que recibió el joven, dice que aún no sabe con seguridad si el horrible asesinato fue realmente por homofobia, los testigos han afirmado claramente que los atacante lo mataron a golpes al grito de “maricón”. Un cartel con las manos pintadas con los colores de la bandera arcoíris de la diversidad chorreando sangre, sirvió como primera convocatoria.

92EBD8AC-25CB-4B4A-853F-4B9B9950FB87Más allá de la homofobia que llevó en este caso a una violencia extrema, se trata de otra expresión más del odio. ¡Hace falta mucho odio para ser capaz de matar a golpes a una persona! Odio como expresión de homofobia, lgtbifobia, misoginia,aporofobia o xenofobia. Pero también de efebofobia, paidofobia o gerontofobia; acusando últimamente a los jóvenes de peligrosos propagadores del COVID y aún a los niños, o viendo a los viejos como un estorbo inútil y una ruina para la Seguridad Social. En fin, es la centralista catalanofobia, gallegofobia y vascofobia por querer “romper la sagrada unidad de la patria”, que vivimos en los últimos tiempos, pero que es tan antigua en España como su historia desde los llamados Reyes Católicos.

Es el odio al contrario y aún al diferente, simplemente por ser lo que es: diverso y diferente. Es el odio al derecho a ser uno lo que es, diferente de lo que yo soy,  y expresarse como tal; el odio a una armonía en la diversidad, como se llama este blog. Este odio es la expresión de que lo que yo soy y representa mi colectivo macho, heterosexual, blanco, occidental y cristiano, es “lo que debe ser”. En consecuencia, esta presunta superioridad manifiesta que todo lo que diverge de lo que yo soy y represento, es una depravación; o, en todo caso, un atraso que es necesario esconder, corregir, purgar y aún extirpar para el bien de la sociedad, pues se trata de una peligrosa enfermedad que amenaza con extenderse como un cáncer si no se elimina.

Pero esta postura, que está causando la mayor parte de la violencia en este país, en vez de ser una verdadera expresión de poder, es la manifestación de todo lo contrario. Es la expresión del miedo, aunque los que la ejercen pretendan manifestarse como todo lo contrario. Es una manera de canalizar su impotencia con un falso poder.

He manifestado muchas veces de palabra y por escrito mi convicción de que el machismo es una expresión del miedo a que las mujeres, con sus valores en los que superan a los varones, puedan cuestionar y aun quitarles el puesto superior que los varones, macho-blanco-hetero, tienen en la sociedad patriarcal, ganado a pulso a lo largo de la historia.

822EA76D-6C29-483E-AEFE-E12DD109F46FLo mismo sucede con la presunta superioridad de los blancos, los occidentales y aún los europeos -olvidando que hemos sido los causantes de las dos guerra más devastadoras de la historia humana- para legitimar su dominio colonial sobre los negros, los mulatos, los amarillos, etc.

Desgraciadamente, el odio está metido en todos los rincones de la sociedad; también –aunque no lo reconozca- en nuestra Iglesia patriarcal, que dice representar a una religión cuyo fundador manifestó un amor especial por los diferentes, por los que son marginados por serlo: los pobres, los enfermos, las mujeres. Aunque teóricamente esta Iglesia acepte y anuncie el mensaje de amor y paz de Jesús de Nazaret para las personas, colectivos y toda la sociedad, su discriminación de los diferentes, de los que representan algo que no coincide con sus presupuestos, es una violencia ejercida frente a todo tipo de marginados.

Si antes eran los indios o los negros y luego los orientales, como sustento ideológico-religioso de la colonización, luego fueron los que tenían una orientación sexual diferente, condenados como degenerados o enfermos aunque la vivieran como expresión del amor; o las mujeres que reclama el derecho a ejercer el ministerio en una Iglesia solo gobernada por varones.

Cristianos Gays

Afortunadamente, frente a la lgtbifobia que aun padece la Iglesia, sobre todo las jerarquías episcopales y vaticanas –a pesar de las buenas palabras de Francisco-, hay colectivos católicos homosexuales y curas que  bendicen a las parejas homosexuales e iglesias que acogieron la Gaypride. Aunque ha sido mayormente fuera de España, también en esta país hay colectivos de católicos como Cristianos gays, que se autodefinen como un “espacio de encuentro para  cristian@ unid@s contra la la lgtbfobia”, Betania LGTBI+, “un grupo formado por gays, lesbians, trans y personas que quieren acercarse a la realidad creyente LGTBI+”; o Crismhom, una “Comunidad Cristiana LGTBI+H. Asociación de Diversidad Sexual e Indentidad de Género”, y otros, que también cuenta con el apoyo de curas, frailes y monjas, como el Padre Angel. Este último colectivo afirma: Como comunidad, queremos tender un puente basado en el respeto, la compasión y la sensibilidad, tal como lo expresa el Catecismo de la Iglesia Católica”.

Si este odio a los diferentes es expresión de una ideología y aun una pedagogía social, una manera de educar en la que los niños son niños deben “portarse como hombres”, y las niña son niñas y debe portarse como “mujercitas”, la única alternativa es educar en una sociedad basada en la tolerancia, el respeto a la diversidad y la empatía ante los diferentes. Y esto también deberá acontecer en la Iglesia; de lo contrario padecerá la misma enfermedad de odio y proliferarán los abusos, aunque cada vez serán menos impunes, porque la sociedad, a pesar de violencias como la apuntada aquí, avanza en la progresión de los derechos humanos y animales.

Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.