Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Personas LGTBIQ+ católicas’

En Corea del Sur, la misa mensual ayuda a los católicos LGBTQ+ a encontrar una comunidad

Viernes, 5 de enero de 2024

IMG_1776IMG_1767Una arquidiócesis de Corea del Sur ha brindado apoyo a un foro destinado a nutrir espiritualmente a las personas LGBTQ+ y ayudarlas a hablar contra la discriminación.

Arcus, un grupo de católicos LGBTQ+ apoyado por la Arquidiócesis de Seúl, se reúne mensualmente para una misa organizada en la Asociación de Padres LGBTQ en el distrito Jung-gu de Seúl. Después de la Misa, los asistentes se reúnen para socializar, conversar sobre situaciones de sus vidas y discutir sus derechos civiles, informó UCA News.

Antes de que se estableciera la misa mensual, a Soso, un católico bisexual de 31 años, le resultó difícil navegar el “lenguaje de odio en la iglesia”, lo que lo llevó a preguntarse si puede ser católico y LGBTQ+ al mismo tiempo. Dijo que la misa y las reuniones mensuales le permiten reflexionar sobre su relación personal con el catolicismo.

Desde que asistió a las reuniones mensuales, a Soso le ha resultado más fácil procesar su propia identidad y ser más vocal en la defensa de la inclusión LGBTQ+. Él afirmó:

“’Conocer a sacerdotes y monjas amigables con LGBTQ en la Misa de Arcus me dio el coraje para hablar”.

“’Siento que la comunidad se está expandiendo lentamente a medida que nuevas personas continúan asistiendo a misa y cada vez más personas quieren ser parte de ella’”.

Según Human Rights Watch, el clima político y social de Corea del Sur es altamente discriminatorio contra las personas LGBTQ+. La existencia de Arcus crea un espacio seguro muy necesario para los católicos LGBTQ+ y sus aliados. Si bien la homosexualidad es legal, el matrimonio igualitario sigue siendo ilegal en el país. Las parejas del mismo sexo no pueden adoptar niños y no tienen protección contra la discriminación en materia de vivienda. La terapia de conversión todavía no está prohibida.

Desafortunadamente, estos sentimientos anti-LGBTQ+ también se encuentran en espacios religiosos. En una presentación transmitida en noviembre, el P. Jae-gyu Jeong afirmó que las personas LGBTQ+ son “demasiado violentas para las personas religiosas”. Para una mujer de 20 años que optó por permanecer en el anonimato, el comentario de Jeong en sí es “violencia contra las personas LGBTQ”. Una mujer católica anónima consideró que el comentario de Jeong era insensible, considerando la “violencia estructural” que enfrentan las personas LGBTQ+.

Los asistentes a Arcus discuten este tipo de instancias con la esperanza de superar lo que una persona llamó las “amargas experiencias en la Iglesia”. Sin embargo, muchos católicos están dispuestos a aprender y apoyar a la comunidad LGBTQ+. El padre Won Dong-il, que presidió una misa reciente en Arcus, reconoció que cuando conoció a una feligresa lesbiana angustiada hace 20 años, en lugar de ofrecerle apoyo, “no le dijo una palabra cálida”. Ahora afirma: “Si la conociera ahora, le pediría perdón”. Todavía lamenta profundamente su comportamiento anterior.

Personas como el P. Won Dong-il demuestran que el cambio es posible, e iniciativas como Arcus ayudan a iniciar este cambio. A través de una extensión continua y espacios seguros, existe la esperanza de que las personas LGBTQ+ puedan encontrar paz en la iglesia, incluso en lugares como Corea del Sur donde el prejuicio anti-LGBTQ+ en la sociedad sigue siendo fuerte.

—Sarah Cassidy (ella), Ministerio New Ways, 9 de diciembre de 2023

Fuente New Ways Ministry

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Qué dones podría obtener la Iglesia al acoger a los católicos transgénero?, pregunta un escritor

Miércoles, 29 de noviembre de 2023

índiceMaxwell Kuzmá

En el National Catholic Reporter, el católico transgénero Maxwell Kuzma ha escrito sobre el impacto positivo que podría tener una mayor bienvenida del Vaticano a las personas de género expansivo, tanto para esas personas como para la Iglesia.

Kuzma, quien también es colaborador invitado de Bondings 2.0, señaló que las personas trans en los EE. UU. se han enfrentado a un año fulminante de legislación anti-LGBTQ+ y políticas diocesanas restrictivas. Sin embargo, las recientes orientaciones del Dicasterio para la Doctrina de la Fe del Vaticano sobre las personas queer y los Sacramentos son algo diferentes. Kuzma explica inicialmente:

A pesar de entorpecer un poco el lenguaje (“transexual” es un término obsoleto que la comunidad ya no usa), el documento reconoce a las personas transgénero como miembros de la comunidad de fe que querrán y deberían querer participar en la iglesia. Este no es un giro dramático para el Papa Francisco: anteriormente ha enfatizado que la iglesia debe tener razones muy serias para rechazar a alguien y debe ser especialmente vacilante antes de negar el bautismo.

“Algunos en la iglesia encontraron esta declaración escandalosa por sugerir que las personas transgénero deberían tener la oportunidad de participar de esta manera, pero es precisamente por eso que un documento como este es importante. Los católicos transgénero están aquí. Existimos. Nos enfrentamos a todo tipo de discriminación y prejuicios en la sociedad; ¿No debería la iglesia ser un lugar donde podamos experimentar el amor de Cristo, al igual que nuestro prójimo? ¿No debería ser un lugar donde podamos participar como iguales, como todos los demás?”

Kuzma añade más tarde que es “un error pretender” que los católicos transgénero no existen, y peor aún pensar en esos fieles como “monstruos”, “invenciones políticas” o “una fantasía moderna”. Concluye aplicando el reciente documento de orientación abstracta del Vaticano a su propia vida:

Cuando me declaró transgénero en 2019, mi hermana menor estaba planeando su boda. Después del anuncio de mi transición, mi padre me llamó para darme la noticia de que mi hermana y su prometido solo querían tener una dama de honor, desinvitándome efectivamente del papel en la fiesta de bodas que anteriormente me habían pedido que celebrara. No hace falta decir que el dolor de ser excluido como testigo de su matrimonio fue significativo. Me pregunto qué habría pasado si un sacerdote pastoral u obispo hubiera acompañado a mi familia durante este tiempo en el espíritu de esta reciente nota del Vaticano. . .

“Las personas transgénero han existido a lo largo de la historia y en todas las culturas humanas. ¿Qué regalos podríamos aportar a la familia de la iglesia si sus miembros nos acogieran plenamente?”

Para el Mes del Orgullo en junio pasado, Kuzma escribió un ensayo en Bondings 2.0 sobre cómo encontrar a Dios en su transición de género mientras la pandemia arrasaba en 2020. Puede leer ese ensayo haciendo clic aquí. Para conocer otras contribuciones de Kuzma al blog, haga clic aquí.

—Robert Shine (él/él), Ministerio New Ways, 18 de noviembre de 2023

Fuene New Ways Ministry

General, Iglesia Católica , ,

La Iglesia brasileña incorpora la red católica LGBTQ+ en las estructuras eclesiales

Jueves, 23 de noviembre de 2023

 IMG_1324 Miembros de la red brasileña de grupos católicos LGBTQ+ en una reunión en octubre de 2023. (Crédito: Foto cortesía de la red).pincha para ampliarla..

Los grupos católicos pro-LGBTQ+ en Brasil han recibido bienvenida y apertura dentro de la iglesia, al tiempo que encontraron el rechazo de la sociedad brasileña.

Según Crux, tanto los laicos como el clero están fuertemente involucrados en una red de varios grupos católicos LGBTQ+ que se reúnen desde hace nueve años.

Sin embargo, no todos los grupos dentro de la iglesia están entusiasmados con la presencia de la red LGBTQ+. El resurgimiento del conservadurismo en Brasil, reavivado por el ex presidente Jair Bolsonaro, se refleja claramente dentro de la Iglesia católica. Luis Fernando Rabello, líder de la Red Católica de Grupos LGBTQ, se refirió a esta intolerancia política hacia las personas LGBTQ+ cuando afirmó: “Ese proceso también resuena en la Iglesia, con grupos conservadores que tienen una actitud más bien anti-LGBTQ”.

Cuando esta Red Católica se reunió a principios de octubre, no anunciaron al público el lugar de su reunión, para protegerse de los grupos conservadores. Al final de su reunión, publicaron una carta denunciando a los “grupos fundamentalistas de base cristiana en el Congreso brasileño” que han estado recortando los derechos LGBTQ+.

Crux informó más:

“Sin embargo, dentro de la Iglesia, los líderes de la red dicen que han estado recibiendo más atención por parte del episcopado y de los movimientos laicos, y recientemente se han dado pasos significativos para integrarla aún más a la vida eclesial.

“La red cuenta actualmente con 23 grupos en 10 estados brasileños y dos clusters en línea que reúnen a participantes que no pueden asistir a reuniones presenciales. Aunque esos grupos no forman parte de los consejos laicos diocesanos locales, la red se convirtió en miembro del consejo laico nacional en agosto de 2022.

“’Hay grupos conservadores en el consejo nacional laico, pero ninguno se opuso a su admisión. Su afiliación fue aprobada por unanimidad”, dijo Marcio Oliveira, secretario del consejo laico”.

Rabello ve el Sínodo sobre la sinodalidad como un paso importante dentro de la iglesia y dice: “Estamos muy entusiasmados con el sínodo y queremos brindarle nuestra colaboración si es posible“.

Después de tener la oportunidad de reunirse con los jefes de la conferencia episcopal brasileña en agosto pasado, Rabello compartió una esperanza optimista:

’Fue un encuentro muy positivo. Pudieron saber quiénes somos. En ocasiones, la gente puede tener la impresión de que queremos promover una ruptura. Pero quedó claro para el episcopado que somos parte de la Iglesia y queremos caminar por ella en el camino sinodal’”.

De cara al futuro, es importante para Rabello que la Red continúe construyendo asociaciones entre personas y organizaciones dentro de la iglesia. Oliveira se hizo eco de este sentimiento y dijo:

“’Creo que la red seguirá avanzando; no hay forma de evitarlo. Habrá enfrentamientos con grupos opuestos, son inevitables, pero seguirá creciendo’”.

—Liam Myers (él/él), Ministerio New Ways, 14 de noviembre de 2023

Fuente New Ways Ministry

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , ,

Comunicado de CRISMHOM ante las declaraciones del Cardenal Müller sobre el Sínodo de la Sinodalidad.

Viernes, 10 de noviembre de 2023

Comunicado de CRISMHOM con su postura ante las recientes declaraciones del cardenal alemán G. L. Müller sobre el Sínodo de la Sinodalidad que está llevando a cabo la Iglesia católica romana.

IMG_1279

COMUNICADO
ANTE LAS DECLARACIONES DEL CARDENAL MÜLLER
SOBRE EL SÍNODO DE LA SINODALIDAD

En CRISMHOM no nos sorprendemos de las nuevas declaraciones del cardenal Müller criticando las reflexiones del Sínodo y afirmando que “se teme lo peor de lo que nos queda por venir”. Con profunda tristeza declaramos que sus consideraciones muestran el antitestimonio de la Iglesia de Cristo, que sí es comunión, participación y misión. El cardenal
Müller es, desde hace mucho tiempo, uno de los cabecillas de la oposición a la línea que el papa Francisco ha querido imprimir a su pontificado.

Cabe pedir al cardenal que deje de mirar constantemente hacia atrás. Él es uno de los representantes de esa Iglesia que desde hace siglos tiene tortícolis. Esa Iglesia que condenó y se opuso a muchas conclusiones de la ciencia, y andando el tiempo quedó en ridículo. Esa Iglesia que condenó y se opuso a avances sociales y de la justicia, y con el tiempo ha sido abandonada en masa por sus fieles, que no encuentran en ella la luminosa verdad de Jesucristo.

Ahora ocurre lo mismo. Hace muchos años que la ciencia estableció que la homosexualidad es una variante más de la sexualidad humana. Ni aberrante ni antinatural. Hace décadas ya que las personas LGTBI+ se rebelaron contra una sociedad que los discriminaba y los humillaba. Y hace también años que los cristianos y cristianas LGTBI+ reclamamos nuestro lugar dentro de la Iglesia, como personas bautizadas. Como hijos, hijas e hijes queridísimos de Dios que somos.

En algo sí le tenemos que dar la razón al cardenal: efectivamente, como bien cita usted, “no podemos reconciliar a Cristo y al anticristo”. Más aún, debemos recordarle que no podemos predicar el Reino y practicar el “antirreino”. Esto sí sería dar poder al espíritu del anticristo, que habla a través de quienes promueven odio y discriminación.

Dios Abba no es un Dios anclado en las certezas del pasado, sino un Dios más y más grande que siempre nos sorprende y nos impulsa hacia delante con el soplo del Espíritu. Es un Dios que viene, y las personas que le seguimos aguardamos su venida caminando hacia el futuro. El cardenal Müller no es el único que ha estudiado teología. Hay muchos teólogos y teólogas, ordenados y laicos, que, con su reflexión, su oración y su discernimiento impulsan a la Iglesia hacia la plena aceptación de las personas LGTBI+.

¡Qué añoranza debió de sentir al recordar otros sínodos, cuando afirma que “En sínodos anteriores eran los obispos los que guiaban todo”! Esta vez no es así. La autoridad jerárquica, a ejemplo del Jesús de los Evangelios, ha recordado que está llamada a ser servidora. Por eso es un sínodo de comunión, participación y misión, y no un “sínodo trucado” como el cardenal afirma.

Por otro lado, Müller se aventura a hablar de la identidad de las personas LGTBI+ creyentes como una ideología. Con firmeza y autoridad evangélica rechazamos y denunciamos este tipo de discursos de odio y discriminación. Las personas LGTBI+ no somos una ideología, una teoría o reflexión filosófica. Somos personas humanas creadas a imagen y semejanza del Dios Amor. Y sí, tenemos que decirle que la Iglesia sinodal tiene la responsabilidad de estar abierta a devolver la dignidad de bautizados y bautizadas a esas personas.

Habrá que decir, por tanto, que todo aquel que dice amar a Dios y no ama a su hermano o hermana es un mentiroso. En esto consiste la radicalidad evangélica: en que nos amemos unas a otras.

Oramos por la conversión de los corazones y por una Iglesia plenamente inclusiva, formada por personas de toda condición, en la que contemos con jerarcas valientes que vivan el verdadero Evangelio del Amor. No deseamos expulsar a nadie de esta Iglesia, pero tampoco
permaneceremos callados ante las exclusiones e injusticas.

www.crismhom.org

junta_directiva@crismhom.org

+++

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Doctrina de la Fe permite padrinos y testigos transexuales y homosexuales de bautismos y matrimonios

Jueves, 9 de noviembre de 2023

la-iglesia-y-los-gaysPublica una carta sobre el trato pastoral con personas trans y homosexuales

La carta fue firmada por el Papa Francisco el pasado 31 de octubre y refrendada por el cardenal Fernández

En cualquier caso, la Iglesia debe llamar siempre a “vivir plenamente todas las implicaciones del bautismo recibido, que debe ser siempre comprendido y desarrollado en el marco de todo el camino de la iniciación cristiana”

Doctrina de la fe recuerda lo que dice el Papa: “La Iglesia no es una aduana, es la casa paterna donde hay lugar para cada persona con su vida trabajada”

“En determinadas condiciones, puede ser admitido como padrino o madrina un transexual adulto que también se haya sometido a un tratamiento hormonal y a una operación quirúrgica”

“No hay nada en el derecho canónico universal vigente que prohíba a un a una persona transexual ser testigo en una boda”

El pasado martes, el dicasterio que dirige el cardenal argentino Víctor Manuel Fernández, publicó una carta de respuesta al obispo brasileño de San Amaro, monseñor José Negri, en la que permite que personas queer y homosexuales puedan ser padrinos y testigos del bautismo y del matrimonio, al tiempo que también admite el bautismo de niños de padres trans u homosexuales.

La carta fue firmada por el Papa Francisco el pasado 31 de octubre y refrendada por el cardenal Fernández y argumenta que “un transexual -que también se haya sometido a tratamiento hormonal y cirugía de reasignación de sexo- puede recibir el bautismo, en las mismas condiciones que un hombre. En el caso de niños o adolescentes con problemas de naturaleza transexual, si están bien preparados y dispuestos, pueden recibir el Bautismo”.

Esta norma se aplica incluso si existen dudas “sobre la situación moral objetiva de una persona o sobre sus predisposiciones subjetivas a la gracia” o si la persona en cuestión no muestra una intención total de “mejorar“. En cualquier caso, la Iglesia debe llamar siempre a “vivir plenamente todas las implicaciones del bautismo recibido, que debe ser siempre comprendido y desarrollado en el marco de todo el camino de la iniciación cristiana.

 Víctor Manuel Fernández señala que “así podemos entender por qué el Papa Francisco ha querido subrayar que el bautismo “es la puerta que permite a Cristo Señor instalarse en nuestra persona y a nosotros sumergirnos en su Misterio”.

Esto implica concretamente que “ni siquiera las puertas de los Sacramentos deben cerrarse por ningún motivo. Esto es especialmente cierto cuando se trata de ese sacramento que es ‘la puerta’, el Bautismo […] la Iglesia no es una aduana, es la casa paterna donde hay lugar para cada persona con su vida trabajada”.

rainbow-church-iglesia_gay“Así pues, aunque subsistan dudas sobre la situación moral objetiva de una persona o sobre su persona o sobre sus disposiciones subjetivas hacia la gracia, no hay que olvidar nunca este aspecto de la fidelidad del amor incondicional de Dios, capaz de generar incluso con el pecador una alianza irrevocable, siempre abierta a un desarrollo también imprevisible. Esto es verdad incluso cuando el propósito de enmienda no aparece de modo plenamente manifiesto en el penitente, porque a menudo la previsibilidad de una nueva caída “no socava la autenticidad del propósito”, matiza la declaración de Doctrina de la Fe.

 Y añade: “En cualquier caso, la Iglesia debe siempre llamar a vivir plenamente todas las implicaciones del bautismo recibido, que siempre deben ser comprendidas y desplegadas dentro de todo el itinerario de la iniciación cristiana”.

A la pregunta de si un transexual puede ser padrino o madrina en un bautizo, Doctrina de la Fe contesta: “En determinadas condiciones, puede ser admitido como padrino o madrina un transexual adulto que también se haya sometido a un tratamiento hormonal y a una operación quirúrgica. Sin embargo, dado que esta tarea no constituye un derecho, la prudencia pastoral exige que no se permita si existe peligro de escándalo, de legitimación indebida o desorientación en el ámbito educativo de la comunidad eclesial”.

“¿Puede un transexual ser testigo en una boda?”, pregunta el obispo Negri y el Dicasterio de Doctrina de la Fe responde: “No hay nada en el derecho canónico universal vigente que prohíba a un a una persona transexual ser testigo en una boda”.

Y a la pregunta de si “¿pueden dos personas homoafectivas ser padres de un niño, que va a ser bautizado, y que ha sido adoptado u obtenido por otros métodos, como la maternidad subrogada?”, el dicasterio del cardenal Fernández responde: “Para que el niño sea bautizado debe existir una esperanza fundada de que será educado en la religión católica (cf. c. 868 § 1, 2 o CIC; c. 681, § 1, 1o CCEO)”.

Por otro lado, sobre si puede una persona homosexual que convive en pareja ser padrino de un bautizado, Doctrina de la Fe explica que “de conformidad con el can. 874 § 1, 1.º y 3.º CIC, puede ser padrino o madrina quien posea aptitud para ello” (cf. 1.º) y “lleva una vida conforme a la fe y al papel que asume” (cf. can. 685, § 2 CCEO). Diferente es el caso en el que la convivencia de dos personas homosexuales consiste, no en una simple convivencia, sino en una relación estable y declarada más uxorio, bien conocida por la comunidad”.

IMG_1281De nuevo, el Dicasterio apela a que “la debida prudencia pastoral exige considerar sabiamente cada situación, para salvaguardar el sacramento del bautismo y, sobre todo, su recepción, que es un bien precioso que hay que proteger, por ser necesario para la salvación”.

Al mismo tiempo, es necesario considerar el valor real que la comunidad eclesial da a las tareas de los padrinos y madrinas, el papel que estos tienen en la comunidad y la consideración que muestran hacia la enseñanza de la Iglesia. Finalmente, también se debe tener en cuenta la posibilidad de que exista otra persona del círculo familiar que pueda garantizar la correcta transmisión de la fe católica al bautizado, sabiendo que todavía se puede asistir al bautizado, durante el rito, no sólo como padrino o madrina sino, también, como testigos del acto bautismal”, se lee en la resolución de Doctrina de la Fe.

Por último, sobre si puede una persona homosexual conviviente ser testigo de una boda, el Vaticano afirma que “no hay nada en la actual legislación canónica universal que prohíba a una persona homosexual y conviviente ser testigo de un matrimonio”.

 Fuente Religión Digital/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

El colectivo LGTBI+, ante el Documento del Sínodo: “Nos decepciona enormemente”

Lunes, 6 de noviembre de 2023

IMG_1146Las siglas de este grupo de católicos ni siquiera aparecen en la redacción final

“Sospecho que la mayoría de los católicos LGBTQ se sentirán decepcionados porque ni siquiera se los menciona en la síntesis final”. Fueron las palabras del jesuita James Martin a la revista The Tablet tras hacerse público el Documento de Síntesis

Pero la de James Martin, siempre en el ojo de las críticas de los sectores eclesiales más retrógrados, no ha sido la única decepción con esta cuestión. Desde New Ways Ministry, una organización católica estadounidense algunos de cuyos fundadores fueron recibidos hace unos días por el propio papa Francisco, se señala que el informe del Sínodo “decepciona enormemente, pero debemos tener esperanza”

“Sospecho que la mayoría de los católicos LGBTQ se sentirán decepcionados porque ni siquiera se los menciona en la síntesis final. Fueron las palabras del jesuita James Martin a la revista The Tablet tras hacerse público el Documento de Síntesis aprobado y que recoge las propuestas de la primera parte de la asamblea sinodal que se ha celebrado en el Vaticano durante este mes de octubre y que tendrá su definitiva resolución en octubre de 2024. De hecho, las siglas LGBTQ ni siquiera aparecen en la redacción final.

Sobre este punto, y tal y como recoge Katholisch, citando al semanario británico, “el documento no se corresponde con las numerosas mesas de discusión y solicitudes de intervención en las sesiones plenarias del Sínodo, en las que el tema surgió repetidamente y provocó opiniones muy diferentes, según afirmó el religioso pionero en la pastoral con el colectivo LGTBI+ y que participó en este Sínodo por designación papal.

Pero la de James Martin, siempre en el ojo de las críticas de los sectores eclesiales más retrógrados, no ha sido la única decepción con esta cuestión. Desde New Ways Ministry, una organización católica estadounidense algunos de cuyos fundadores fueron recibidos hace unos días por el propio papa Francisco, se señala que el informe del Sínodo “decepciona enormemente, pero debemos tener esperanza.

“Sin ninguna declaración positiva sobre cuestiones LGBTQ+ en el documento, y con sólo dos referencias que simplemente afirman lo que se sabía cuando comenzó el Sínodo, los católicos de todo el mundo se sentirán muy decepcionados. Después de dos años de pedir a la Iglesia que tenga un enfoque más positivo hacia las personas LGBTQ+, repetido una y otra vez en todo el mundo y en cada fase de las consultas del Sínodo, está claro que los católicos quieren una Iglesia más inclusiva”, señala Francis DeBernardo, director ejecutivo de esta organización.

“Si bien los católicos LGBTQ+ y quienes los apoyan se sentirán decepcionados, oramos para que ellos no se desanimen también. Cuando el cofundador y el personal del New Ways Ministry se reunieron con el papa Francisco este mes durante la asamblea del Sínodo, nos aconsejó que nunca perdamos la esperanza, citando a San Pablo: ‘La esperanza no decepciona’”.

“No es momento desesperarse” 

“La comunidad católica LGBTQ+ debe tomar en serio el mensaje del papa Francisco. Las deficiencias del informe son una invitación a hablar nuevamente de sus alegrías, sus dolores y su fe durante el año que queda de este camino sinodal. Ahora no es momento de desesperarse. Ahora es el momento de seguir viviendo con esperanza y de hacer que esa esperanza cobre vida a través de la acción”, indica DeBernardo.

Con todo, el activista LGTBI+ quiso subrayar que “un mensaje alentador de esta primera Asamblea General del Sínodo es el número supuestamente considerable de delegados que apoyaron un enfoque más positivo de las cuestiones LGBTQ+. Los rumores romanos dejaron en claro que algunos participantes instaron firmemente a cambios en la práctica, el lenguaje y la enseñanza católica relacionados con las personas LGBTQ+. Un delegado habló poderosamente sobre un ser querido bisexual que se suicidó después de enfrentar el rechazo de la iglesia. Este informe final no reconoce las contribuciones de estos participantes”.

“Nada en el catolicismo cambia de la noche a la mañana, pero el cambio nunca llega a ninguna institución si no hay un debate libre y abierto. Durante décadas, los teólogos, ministros pastorales y defensores católicos que se pronunciaron en apoyo de las personas LGBTQ+ fueron silenciados y desestimados. Con esta reunión, la Iglesia universal ha iniciado un diálogo institucional LGBTQ+, poniendo fin a décadas de obstinada supresión de las cuestiones de identidad sexual y de género que son tan esenciales para el florecimiento humano, y tan importantes para que la Iglesia Católica esté a la altura de sus mejores ideales siendo una tienda ampliada donde todos son bienvenidos, todos respetados y todos tratados por igual”, finaliza DeBernardo el mensaje enviado tras la clausura de esta primera fase del Sínodo de la Sinodalidad.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Gay y cristiano. Un rosario me hizo ver quien soy

Miércoles, 27 de septiembre de 2023

IMG_0500Por Innocenzo

9 de junio de 2023

Testimonio de Lucio del grupo Cristiani LGBT+ de Calabria

El mío será un testimonio de fe más que de aceptación de mí, porque creo que la palabra aceptar está mal, el término más adecuado es llegar, llegar a la luz que cada hombre guarda en lo más íntimo de sí mismo.

Desde pequeño tuve la sensación de ser “diferente” a los demás, sentía que había algo en mí que me hacía especial, que me destacaba, que me hacía destacar, a pesar de que hacía todo lo posible para permanecer en las sombras. Sentí, sin embargo, que ese “algo” no era aceptado por los demás, pero no sólo no era aceptado, sino que era vehementemente rechazado, se temía incluso peor que una tragedia, tanto se temía que ni siquiera se podía nombrar tanto. que era aterrador.

De hecho, otros indicaban a menudo este “algo” con el gesto de tocarse el lóbulo de la oreja izquierda con el dedo índice. A medida que fui creciendo, el “algo” cambió, no sólo en la palabra: maricón, sino también en el peso, convirtiéndose en una carga pesada, una condena, una excomunión que no había merecido.

Era una clasificación que me daban otros, la razón por la cual no entendía, se había convertido en una gran fragilidad mía. Entonces la palabra richie cambia de forma y vuelve a llamarse: “GAY“, asociada a este término estaban las famosas preguntas: “¿Estás comprometido? ¿Tienes novia?”.

Preguntas que, para mí, parecían cantos rodados, deudas que debía pagar primero conmigo mismo y luego con las personas que más me amaban.

Cada vez que me hacían preguntas similares me sentía literalmente apedreada o mejor dicho mi alma se sentía apedreada, ya que fui juzgado y condenado, sin haber cometido ningún delito, en esos casos aunque las personas hubieran pecado, se sentían con derecho a tirarme la primera piedra.

Mi espíritu, ahora atormentado por los continuos golpes que sufría, se dejó llevar lentamente por una larga y progresiva agonía hasta que la luz que lo hacía espléndido se fue debilitando cada vez más hasta “desaparecer“.

En ese momento yo era un hombre sin alma, en un cuerpo vivo, pero prácticamente muerto: el futuro era un lienzo negro en el que no se podía distinguir la profundidad y mucho menos el final, un agujero negro que absorbía todo lo que había dentro. carente de sentimientos, apático, apático, indolente, el sol alegraba a los demás pero a mí no, ¡nada! ¡No me importó!

La luna fascinaba a los demás pero no a mí: era una esfera luminosa sin sentido. El tiempo pasaba inexorablemente y todo pasaba frente a mí, yo como el inepto (héroe decadente) lo hacía pasar, miraba con arrogancia y culpabilidad como las manos se movían, pensando: “Ha pasado otro día…”.

Vivía en total inmovilidad, estancada en el pasado, sin saber que había un futuro para mí y sobre todo olvidándome del presente.

Luego desperté de esta anestesia, la vida me llamó de nuevo a sí misma, ya que las personas más queridas para mí seguían viviendo y la vida trae buena y mala suerte, el mal había llegado: había problemas de salud muy crónicos, y yo, sin embargo, para remediar mi “sin hacer nada” hice todo lo que pude y pensé: “¡Puedo pagar mi deuda cuidándolas con todo mi ser!”

La vida, de alguna manera, empezó a moverse para mí también, aunque dependiendo de mis familiares, ¡sí fluyó! Pero no sentí que fuera mío, era de otros, disfruté de este devenir pero sin mi luz, me encendí gracias a las sonrisas de mis seres queridos que me agradecieron mi trabajo. Mi acción, sin embargo, no fue en vano, ya que esa luz “desaparecida” estaba en mí y hacía sentir cada vez más fuerte su calor, alimentado por la estima y confianza que los demás depositaban en mí.

Este fue el pasaje fundamental, instintivamente comencé a orar, aunque de manera torpe e incoherente, comencé a estudiar, a leer y a documentarme, comencé a volverme hacia el sol, agradeciéndole su calor, estaba feliz de ver el misteriosa luz de la luna, pero fui más allá de las estrellas y le pregunté a Dios con confianza sufrida quién era yo, qué destino había para mí, qué camino debía seguir para estar en comunión con él, e inesperadamente la respuesta estaba en el Santo Rosario.

Pasar las cuentas rezando y concentrándome todo en la oración liberando mi mente y mi corazón de cualquier pensamiento o duda, llenándolos de fe y del BIEN SIMPLE hacia Dios y recurriendo a Jesús como si fuera mi hermano y a María como si fuera mi madre.

Descubrí que buscarlo a través de las estrellas no tenía sentido, porque ese “algo” que me hacía diferente no era algo sino era alguien y ese alguien era yo, pero no el yo frágil o perdido sino el yo que Dios me había dado. con su chispa divina. Dios, como Jesús y María están dentro de mí, no fuera, siempre están ahí conmigo, ayudan a mi mente a pensar y ayudan a mi corazón a latir. De repente la roca ya no era una roca, era solo yo, simplemente yo y nada más.

Califico quien soy por lo que hago, por lo que pienso y no por esas palabras.

Jesús en la cruz tiene los brazos abiertos no por casualidad, muere crucificado no por casualidad, los brazos así colocados indican la bienvenida, quieren decir: “¡Venid a mí! ¡Te doy la bienvenida por lo que eres!”.

Se sacrificó porque aceptó su condición humana y divina, nos aceptó tal como somos, instándonos a superarnos y consolándonos cuando lo necesitamos.

Aquí, con estas últimas palabras cierro mi testimonio, una simple corona (del rosario) en mi mano fue suficiente para hacerme volver a mí mismo y a Dios, para hacerme descubrir lo que ya estaba ahí, lo que estaba escondido, pero no estaba oculto.

Fuente Progetto Gionata

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , , ,

Católicos de Massachusetts y defensores LGBTQ condenan la política de género de la diócesis de Worcester

Sábado, 26 de agosto de 2023

IMG_0344Continúa la reacción contra la nueva política de la Diócesis de Worcester sobre identidad de género, y algunas organizaciones LGBTQ+ han lanzado una petición antes de las celebraciones locales del Orgullo que se celebrarán el próximo mes.

La semana pasada, Bondings 2.0 informó sobre una política emitida por el obispo de Worcester, Robert McManus, que impone restricciones a los estudiantes LGBTQ+ en las escuelas católicas, incluidas sanciones contra los estudiantes si su expresión de género causa lo que los funcionarios de la iglesia considerarían confusión o perturbación. Una respuesta crítica inicial provino de las escuelas secundarias católicas de la diócesis patrocinadas por las Hermanas de Notre Dame de Namur y los Hermanos Javerianos, los cuales rechazaron la política por considerarla inconsistente con su identidad y misión católicas.

Ahora, la diócesis enfrenta críticas de los católicos locales y otros defensores LGBTQ+.

Los líderes de DignityUSA, una organización nacional de católicos y aliados LGBTQ+, y su capítulo de Boston, Massachusetts, también condenaron la nueva política. Alice Knowles, presidenta de Dignity/Boston, dijo en un comunicado:

“Las políticas que acaba de publicar el obispo McManus niegan la realidad de los jóvenes LGBTQ+ y plantean amenazas reales para algunos estudiantes que actualmente asisten a escuelas católicas en Worcester. Se ha demostrado que exigir que los jóvenes vivan de manera que se niegue su identidad aumenta los resultados perjudiciales para ellos. . . Sabemos que estas políticas no reflejan lo que la mayoría de los padres quieren para que sus hijos asistan a escuelas católicas”.

Las críticas a la política transgénero negativa del obispo McManus llegan justo cuando Worcester se prepara para celebrar el Orgullo a finales de este mes, mientras la ciudad espera hasta que regresen sus numerosos estudiantes universitarios. Más concretamente, los funcionarios de la ciudad modelaron un camino diferente al que ha tomado la diócesis, según informó Patch.com:

“Las nuevas políticas de la diócesis del jueves encontraron un contrapunto. Tracy O’Connell Novick, miembro del Comité Escolar, pidió al comité que aprobara la creación de un nuevo grupo de afinidad que apoye a los padres y tutores de estudiantes LGBTQ+, similar a los grupos que tiene el distrito para estudiantes que aprenden inglés y en programas de educación especial. Novick presentó la orden hace semanas después de un foro de candidatos patrocinado por Pride Worcester; fue aprobada por unanimidad en la reunión del jueves”.

Otras tres organizaciones (MassEquality, un grupo LGBTQ+ a nivel estatal, YWCA Central Massachusetts y Love Your Labels, que se centra en los jóvenes LGBTQ+) lanzaron una petición denunciando la nueva política. La política, afirman los peticionarios, es “un paso regresivo que tiene consecuencias de gran alcance para el bienestar y la inclusión de más de 9.000 estudiantes”. Ellos continuaron:

“Creemos firmemente que la fe y la aceptación pueden coexistir. Es posible mantener creencias religiosas y al mismo tiempo reconocer la humanidad y los derechos de las personas LGBTQ+. La Iglesia Católica tiene la obligación moral de garantizar que sus instituciones educativas proporcionen entornos propicios donde todos los estudiantes puedan prosperar, independientemente de su orientación sexual, identidad o expresión de género.

“Instamos a la Diócesis Católica Romana de Worcester a reconsiderar y revocar estas políticas, adoptando una postura que valore y eleve a todos los jóvenes de nuestra comunidad. Hacemos un llamado a una revisión integral de las políticas existentes informada por un diálogo con defensores LGBTQ+, miembros de la comunidad y expertos para crear un ambiente más inclusivo y acogedor dentro de sus instituciones educativas. Nuestro objetivo compartido debe ser crear entornos que fomenten el crecimiento personal, respeten la identidad individual y capaciten a nuestros jóvenes para que prosperen y aprendan”.

IMG_0346

Charles O’Donnell, que forma parte de la junta directiva de Love Your Labels y asistió a una escuela secundaria católica en la diócesis, dijo a Spectrum News 1:

“’Como ex alumno de una escuela católica y un hombre gay orgulloso. . . es muy desalentador ver lo que la Diócesis de Worcester continúa haciendo por nuestros jóvenes, qué escuelas deberían ser un espacio seguro. . .

“‘Los estás disuadiendo de ir a la Iglesia Católica. . . Todavía soy católico. Fui ministro eucarístico en la escuela. Yo era parte del grupo líder de fe. Y realmente no es algo que, ya sabes, defendiéramos cuando estuve allí. Y ahora veo que estamos discriminando a estos estudiantes y alejándolos de la Iglesia Católica, una institución que ya está moribunda en nuestra área local. Es difícil ver eso.” . . .

“Es un ultimátum. O caminas como tu nombre muerto, una persona que ya no eres, o tienes que irte. Y desafortunadamente, hay algunas personas que ya abandonaron la escuela incluso antes de que esta política saliera a la luz’”.

Finn Santora es un estudiante para quien la política ahora significa abandonar las escuelas católicas. Los administradores de la Escuela Diocesana St. Paul le dijeron a Santora que solo se referirían a él en la graduación usando su nombre muerto (un nombre que una persona ya no usa). Santora y su familia no se graduaron y él encontró una nueva escuela. Pero el daño persiste, como explicó a CBS News Boston:

  “’No entienden que los niños sólo quieren ser ellos mismos y vivir sin miedo. . . Simplemente me hizo sentir como si no fuera un ser humano, como si no les importara. Lo único que quiero es vivir una vida normal cuando era niño y ser quien soy. Me están quitando eso’”.

La madre de Santora, Jai Santora, añadió: “Es simplemente humillante, degradante y vergonzoso. . . Y ese tipo de comportamiento conduce al acoso y la segregación”.

Como señaló anteriormente Bondings 2.0, el obispo McManus tiene un historial altamente negativo para LGBTQ, a menudo debido a que provoca conflictos en las escuelas católicas locales (cuyos detalles están disponibles con más detalle aquí). Los católicos y los defensores de LGBTQ+ pueden hacer mucho bien celebrando a las comunidades religiosas y las escuelas católicas que eligen un camino afirmativo, como lo han hecho Saint John’s High School, Notre Dame Academy y Nativity School of Worcester. Hacerles saber a estas escuelas el apoyo que reciben no solo las alentará, sino que también puede mostrar a otras instituciones católicas que enfrentan decisiones difíciles en cuestiones LGBTQ+ que elegir un camino positivo para LGBTQ no solo es posible, sino también lo mejor.

—Robert Shine (él/él), Ministerio New Ways, 22 de agosto de 2023

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las escuelas secundarias católicas se niegan a implementar la política negativa LGBTQ del obispo de Worcester

Miércoles, 23 de agosto de 2023

Sin títuloSr. Patty Chappell

Dos escuelas secundarias católicas en la Diócesis de Worcester rechazaron una nueva declaración de política diocesana sobre temas LGBTQ+ y dijeron en una carta conjunta que las políticas actuales de la escuela son suficientes para “respetar la sagrada dignidad de los estudiantes confiados a nuestro cuidado“.

El obispo Robert McManus emitió la declaración de política, titulada “Catholic Education and the Human Person,”(“La educación católica y la persona humana”), en junio. La política es consistente con otras normas LGBTQ-negativas de EE. UU. políticas diocesanas publicadas en los últimos años, que requieren que los educadores mezclen el género de los estudiantes y defiendan las nociones de complementariedad de género, lo que puede ser perjudicial para las personas transgénero y no binarias. (Más detalles sobre esta declaración de política específica se pueden encontrar a continuación).

Las juntas directivas de Saint John’s High School, Shrewsbury, y Notre Dame Academy, Worcester, revisaron la nueva política diocesana este verano y decidieron no incluirla en sus propias políticas. Los líderes de las comunidades religiosas que patrocinan las escuelas, respectivamente los Hermanos Javerianos y las Hermanas de Notre Dame de Namur, emitieron una carta conjunta a mediados de agosto explicando sus decisiones. Hno. Daniel Skala. CFX. y la Hna. Patty Chappell. SNDdeN, escribió, a través de Patch.com:

“‘Confiamos en que nuestras escuelas están respondiendo a los problemas planteados en su memorando de una manera que respeta la dignidad de todas las personas, se alinea con la misión y el carisma de nuestras órdenes patrocinadoras y protege y afirma nuestra identidad como escuelas católicas. . .Apoyamos la determinación reciente de nuestras respectivas juntas de mantener sus prácticas establecidas, guiadas por los principios de nuestra Iglesia y Órdenes Religiosas, en lugar de incorporar las [nuevas políticas] en sus manuales’.

“‘Seguiremos trabajando fielmente para garantizar que todas las prácticas escolares respeten los principios de la enseñanza moral y social católica mientras respetan la sagrada dignidad de los estudiantes confiados a nuestro cuidado'”.

Sin título2Br. Dan Skala

La política de McManus cita al Papa Francisco repetidamente al argumentar que las posiciones de la diócesis de Worcester sobre los temas LGBTQ+ “no son meras nociones anticuadas”. El obispo afirma que todos deben ser respetados, “pero eso no significa que la Iglesia deba aceptar las nociones confusas de la ideología de género secular”, y que “no servimos al bien mayor de nadie falsificando la verdad”.

Las secciones de la política, que afectarán a 19 escuelas supervisadas directamente por la diócesis, incluyen “castidad”, “orientación sexual y atracción por personas del mismo sexo” y “disforia de género (transgénero)”.

En la sección sobre identidad sexual, McManus escribe que los estudiantes “no pueden defender, celebrar o expresar atracción por personas del mismo sexo”, y que se debe usar el lenguaje de “atracción por personas del mismo sexo”.

En la sección sobre identidad de género, McManus exige que las escuelas traten a los estudiantes de acuerdo con su sexo asignado al nacer, en lugar de su género, en áreas como baños, atletismo, nombres y pronombres, documentos escolares y uniformes. Los estudiantes que “causen confusión o interrupción” serán sancionados, incluso con la expulsión.

Más positivamente, una sección sobre la intimidación afirma que cada persona tiene una dignidad humana inherente que debe ser respetada. La política establece que “no se tolerará la intimidación, el acoso, las amenazas o los actos de violencia contra cualquier estudiante en función del sexo, la orientación sexual o la identidad de género percibidos de ese estudiante”. Sin embargo, una cláusula adicional más larga establece que tal postura no significa que la diócesis o sus escuelas se estén “sometiendo” a las protecciones civiles contra la discriminación.

Más allá de las objeciones de los líderes de Saint John’s y Notre Dame Academy, los políticos locales que asistieron a escuelas católicas han criticado a McManus. Patch.com informó:

“Guillermo Creamer, miembro de la Comisión de Derechos Humanos de Worcester, candidato a la alcaldía y graduado de la Nativity School respaldada por los jesuitas, dijo lo mismo esta semana en reacción a las nuevas políticas.

“Salí del armario a los 16 años y estoy agradecido con los educadores, los adultos e incluso los mentores católicos que me abrazaron y me aceptaron por lo que soy. Espero que los jóvenes que asisten a estas escuelas sepan que son amados y vistos”. por lo que realmente son’, dijo Creamer.

Creamer también cuestionó por qué McManus se centraría en las personas homosexuales y trans en las escuelas locales en lugar de ‘abordar décadas de problemas dentro de su propia diócesis’. La Diócesis de Worcester publicó este año un nuevo informe sobre sacerdotes acusados de abuso sexual, pero optó por no hacerlo“. publicar sus nombres, una de las 14 diócesis en los EE. UU. retener esa información”.

La senadora estatal Robyn Kennedy, quien representa a Worcester y asistió a una escuela católica, comentó: “Mi catolicismo me enseñó que debemos amarnos y cuidarnos los unos a los otros. . Quiero hablar directamente con los jóvenes que enfrentan aislamiento y daños por esta política; sepan que los ven, los valoran, los aman”.

2C584E0F-A980-4D7A-B5A1-2FB5481BA33CObispo Robert McManus

La controversia sobre esta nueva política es solo la última disputa LGBTQ+ que McManus ha tenido con las escuelas de la diócesis de Worcester. En 2022, mediante un decreto, McManus despojó a la Nativity School of Worcester de su designación católica después de que los funcionarios escolares rechazaran la solicitud del obispo de retirar las banderas Pride y Black Lives Matter, luego de dos cartas acusadas que McManus publicó sobre el tema. También se peleó con el Colegio Holy Cross, boicoteando sus ceremonias de graduación repetidamente por el apoyo de la escuela a los estudiantes LGBTQ+, e incluso atacó a un teólogo allí por escritos LGBTQ positivos. McManus también trató de prohibir la educación sexual inclusiva LGBTQ en las escuelas públicas que alquilan propiedades diocesanas, y alentó a los padres de estudiantes de escuelas públicas a optar por no recibir dicha educación.

McManus también ha estado activo en los EE. UU. Esfuerzos de la Conferencia de Obispos Católicos para obstaculizar los derechos LGBTQ+ a nivel nacional. Es miembro del Comité de Doctrina de la conferencia que publicó una nota a principios de este año que buscaba prohibir la atención de afirmación de género en los hospitales católicos, habiendo sugerido anteriormente que las transiciones de género eran comparables a alguien a quien le amputan la mano para instalar un gancho pirata. Como presidente del Comité de Libertad Religiosa, McManus aplaudió los esfuerzos de la administración Trump para revertir las protecciones contra la discriminación LGBTQ+ en los servicios sociales, el empleo y más.

Sin embargo, en cada incidente dentro de la Diócesis de Worcester, el obispo McManus se ha enfrentado a un rechazo significativo de los católicos locales, los defensores LGBTQ+ y los líderes cívicos. De hecho, después de que la Escuela de la Natividad fuera declarada no católica, en una sola semana se enviaron más de $100,000 en donaciones a la escuela, que atiende a estudiantes de bajos ingresos.

Los Xaverian Brothers y Sisters of Notre Dame de Namur han actuado con valentía al rechazar una política diocesana que, de implementarse, dañaría a los estudiantes LGBTQ+. Es importante destacar que la carta del Hno. Skala y la Hna. Chappell confirma que hacerlo no es un rechazo de la identidad o misión católica de las escuelas. Más bien, proteger a los estudiantes LGBTQ+ del daño es precisamente lo que las escuelas católicas deberían hacer como instituciones eclesiásticas. Con suerte, más escuelas católicas que enfrenten líderes de iglesias LGBTQ negativas actuarán de manera similar.

—Robert Shine (él/él), New Ways Ministry, 18 de agosto de 2023

Artículos relacionados

Patch.com, New Worcester Diocese Schools Policy Prohibits Gender Expression (“La nueva política escolar de la diócesis de Worcester prohíbe la expresión de género”)

Biblioteca, General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

James Martin: “Trabajar con cristianos LGBTQ está dentro de las enseñanzas de la Iglesia”

Miércoles, 2 de agosto de 2023

jesuita-James-Martin_1954314632_12429632_660x371“Muchos jóvenes no querrán estar en una Iglesia que no acepta a sus amigos”, señala el jesuita

“El tema LGTB es una fuente de división en la Iglesia en algunos lugares, lo cual es muy triste, ya que creo que la Iglesia en todas partes necesita cuidar de este grupo de personas que a menudo son objeto de violencia, palizas y acoso. También son quizás el grupo más marginado en la Iglesia de hoy”

“A algunas personas simplemente no les gusta o incluso odian a las personas LGBTQ. ¿Por qué? Porque a menudo son vistos como ‘diferentes’, ‘extranjeros’ u ‘otros’. Y eso significa que podrían ser un grupo que podemos tratar como casi menos humanos, o incluso chivos expiatorios”

“Aproximadamente la mitad de todos los informes de las diócesis de todo el mundo [enviados al Sínodo] incluían un llamado para dar la bienvenida a las personas LGBTQ. Es un gran paso adelante, algo que hubiera sido inconcebible hace 15 años”

“Algunas personas piensan que aceptar y dar la bienvenida a las personas LGBTQ va en contra de las enseñanzas de la Iglesia, lo cual no es el caso. El Catecismo, de hecho, dice que debemos tratarlos con ‘respeto, compasión y sensibilidad’”

 

(7MARGENS).- Escuchándolo en la mañana del domingo 30 de julio, en el gran auditorio del Colegio de São João de Brito, estaban más de cuatrocientos jóvenes que participan de Magis, el adverbio latino que significa “más, más grande” y que designa las iniciativas de los jesuitas en la pre Jornada Mundial de la Juventud que se celebra en Lisboa del 1 al 6 de agosto.

Entre los 26 talleres diferentes –oración, debate, profundización bíblica, talleres de arte…–, el encuentro con el padre James Martin, que trabaja con cristianos LGBTQ, fue el más concurrido de los más de dos mil participantes de Magis. Los jóvenes no quieren ser parte de una Iglesia que no los acepta como homosexuales –o que no acepta a sus amigos homosexuales, como dirá el padre Martín en esta breve entrevista con 7MARGENS, en la que también admite que “hay una mucha homofobia dentro de la Iglesia”.

Al final del encuentro, y durante varios minutos, el jesuita norteamericano respondió a muchas preguntas de los jóvenes de su entorno. En la reunión, el padre Martín tomó el episodio bíblico de Zaqueo, cuando Jesús le pide al recaudador de impuestos -un hombre que, por su profesión, estaba proscrito por la sociedad de su tiempo- que se quede en su casa. Jesús sale al encuentro de los que son detestados y detestados, responde James Martin a los jóvenes. Y varios de ellos quieren saber más sobre la interpretación de la Biblia en relación al tema de la homosexualidad y la forma en que la Iglesia Católica ha tratado el tema.

Respeto, compasión, sensibilidad: estas son las actitudes en las que insiste, repitiendo lo que propone en su libro Construindo Uma Ponte (Tender un puente, editorial Mensajero), publicado recientemente en Portugal.

El tema LGBTQ es uno de los mayores factores de fractura en la Iglesia católica en los Estados Unidos…

Desafortunadamente, es una fuente de división en la Iglesia en algunos lugares, lo cual es muy triste, ya que creo que la Iglesia en todas partes necesita cuidar de este grupo de personas que a menudo son objeto de violencia, palizas y acoso. También son quizás el grupo más marginado en la Iglesia de hoy. Podemos pensar en ellos como el hombre golpeado que yace junto al camino en la Parábola del Buen Samaritano.

Usted ha sido muy criticado por eso. ¿Cómo reaccionas ante las críticas que recibe por tu trabajo?

Les recuerdo a las personas que no estoy desafiando las enseñanzas de la Iglesia; de hecho, las estoy apoyando, ya que Jesús nos pide que vayamos “a las periferias”, como nos recordó el Papa Francisco. Todo lo que hago, lo hago dentro del pensamiento de la Iglesia, sin desafiar el pensamiento de la Iglesia. Se trata de respetar a las personas, tener compasión y sensibilidad. Esta es la enseñanza de la Iglesia, no un desafío a la enseñanza de la Iglesia.

En cuanto a cómo lo trato internamente, recuerdo que no todos pueden quererme, amarme o aprobarme (no lo hicieron con Jesús, ¿por qué debería ser diferente?). Y también que algunas de estas personas son simplemente homofóbicas o, para usar una palabra infrautilizada, malas. Entonces, ¿por qué iba a prestar atención?

Habiendo Jesucristo aceptado y querido que todo tipo de personas se acerquen a él, sin ninguna condición previa, ¿de dónde cree que viene esta dificultad de la Iglesia católica y de los católicos para acoger a las personas homosexuales?

Hay varias razones para esta oposición. Primero, tenemos que admitir que hay mucha homofobia en la Iglesia. Por lo tanto, a algunas personas simplemente no les gusta o incluso odian a las personas LGBTQ. ¿Por qué? Porque a menudo son vistos como “diferentes”, “extranjeros” u “otros”. Y eso significa que podrían ser un grupo que podemos tratar como casi menos humanos, o incluso chivos expiatorios. Siempre es así en las sociedades. Pero esto depende de dónde vivas y de la cultura de la que vengas.

En segundo lugar, algunas personas piensan que aceptar y dar la bienvenida a las personas LGBTQ va en contra de las enseñanzas de la Iglesia, lo cual no es el caso. El Catecismo, de hecho, dice que debemos tratarlos con “respeto, compasión y sensibilidad”

Palabras a las que vuelve en su libro…

Sí. Y esto, por no hablar de la acogida de Jesús a los marginados: el centurión romano, la mujer del pozo, Zaqueo, entre otros. Finalmente, están los que piensan que todas estas personas son “pecadores”. Pero claro, todos somos pecadores, y la vida de nadie se ajusta al 100% a las enseñanzas de la Iglesia.

Como ejemplo, piense en todas las parejas heterosexuales que usan anticonceptivos. En los Estados Unidos, es alrededor del 80%. No estoy seguro de si en Portugal es un número tan alto, pero es una parte importante de la población. Pero nadie dice: “Las parejas casadas son repugnantemente pecaminosas. ¿Por qué los dejamos entrar en nuestras iglesias?”. Solo la persona LGBTQ es llamada “pecadora”. En general, sin embargo, se trata principalmente de homofobia.

Para usted, que lleva tanto tiempo trabajando con la comunidad homosexual, ¿cuál sería la buena noticia de la próxima asamblea sinodal en octubre? ¿Qué espera que diga la asamblea sobre esta comunidad?

¡La primera buena noticia ya ha sucedido! Es decir, el documento de trabajo del Sínodo más reciente incluía un llamado a escuchar las voces de las personas LGBTQ de todo el mundo. Dio la casualidad de que hace unos meses, mientras estaba en Roma, conocí a un joven que estaba trabajando con el Sínodo, quien me dijo que aproximadamente la mitad de todos los informes de las diócesis de todo el mundo incluían un llamado para dar la bienvenida a las personas LGBTQ. Es un gran paso adelante, algo que hubiera sido inconcebible hace 15 años.

Y en cuanto a lo que diga la asamblea, eso depende del Espíritu Santo, pero el primer paso es escuchar sus voces tanto como sea posible en el Sínodo. Porque el Espíritu Santo también está activo y vivo en ellos.

¿Cree que es posible una verdadera apertura de la Iglesia católica a la comunidad y personas homosexuales sin una revisión profunda de la doctrina y el pensamiento católicos sobre la sexualidad?

Bueno, no estoy cuestionando ninguna de las enseñanzas de la Iglesia. La apertura principal es la que acabo de mencionar: escuchar. Durante demasiado tiempo, esta comunidad fue en gran medida invisible para la Iglesia o, peor aún, tratada como si fuera infrahumana. Por lo tanto, la “revisión en profundidad” tiene que ser la escucha.

Más recientemente, un número creciente de líderes de la Iglesia reconoce que, para muchas personas LGBTQ, las enseñanzas de la Iglesia son una barrera real para sentirse bienvenidos de cualquier manera. El cardenal Robert McElroy, obispo de San Diego, pidió recientemente un cambio en el lenguaje del “trastorno objetivo”, que muchas personas LGBTQ han señalado como un verdadero obstáculo, algo que les hace sentir que están en un error.

“Muchos jóvenes no querrán estar en una Iglesia que no acepta a sus amigos”

Una de las cosas interesantes es que este ministerio es para un pequeño porcentaje de personas: cinco, diez por ciento; pero detrás de ellos hay padres y madres, hermanas, hermanos, sobrinos, tíos, amigos… pero sobre todo muchos jóvenes no querrán estar en una Iglesia que no acepta a sus amigos. Aunque es un pequeño porcentaje, es mucha gente…

La carta que le escribió el Papa animándolo en su trabajo pastoral con la comunidad homosexual, apareció poco después del Responsum que cerraba la puerta a la posibilidad de bendecir a las parejas homosexuales. ¿Cómo ve estas dinámicas contradictorias de la Curia romana en relación con los gestos del Papa?

Bueno, antes que nada, es una Iglesia grande. Y el Papa Francisco, como Jesús, enseña con palabras y hechos. Entonces, el apoyo que muestras a varias personas en la comunidad LGBTQ, ya sea una carta a alguien que los ayuda, un encuentro con ellos o incluso mencionar a las personas LGBTQ en una homilía o en una audiencia general, es un gran paso adelante. Así parece ser como el Santo Padre está haciendo avanzar las cosas en este ámbito, paso a paso, más con gestos que con declaraciones. Y estos han sido una serie significativa de pasos hacia adelante.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , ,

¿Qué pasaría si saliera un participante en el Sínodo?

Viernes, 14 de julio de 2023

IzengabeaAyer, publicamos la declaración de reacción del New Ways Ministry a la lista de participantes para la asamblea del Sínodo de octubre en el Vaticano. Esa declaración señaló que, por lo que pudimos ver, ninguna persona abiertamente LGBTQ+ estaba en la lista. Esta omisión nos causó cierta decepción.

Sin embargo, la declaración también expresó sentimientos de esperanza de que la cantidad de participantes que han sido aliados de alguna manera cuenten las historias de los católicos LGBTQ+. Sin embargo, ha surgido otra esperanza.

¿Qué pasa si uno o más de los participantes deciden salir durante la asamblea sinodal? Es posible. Hay alrededor de 200 obispos, arzobispos y cardenales, además de unos 100 sacerdotes, monjas y laicos que asisten a la reunión. Dadas las puras probabilidades estadísticas, al menos una (y probablemente muchas más de una) de esas personas tiene una identidad LGBTQ+.

Nuestra evaluación de que ninguna persona LGBTQ+ reconocible está en la lista se basa en nuestro conocimiento de los temas y las personas católicas LGBTQ+, y también en algunas investigaciones sobre sus antecedentes. Reconocemos que podemos estar equivocados. Pero si tenemos razón en que no hay personas LGBTQ+ “abiertamente” en la lista, eso no significa que no haya personas LGBTQ+ que decidan utilizar su participación en el Sínodo para compartir sus historias con los demás participantes. ¡Qué bendición sería eso!

Esta posibilidad podría ocurrir no solo entre los participantes laicos, sino también entre el clero y los miembros religiosos con votos. Es una realidad conocida por muchos en la iglesia que las personas LGBTQ+ sirven en una variedad de formas, en una variedad de niveles, aunque la mayoría de las veces tienen que hacerlo en secreto.

La salida del armario de un participante del Sínodo podría tener un gran impacto en los demás participantes de la asamblea, quienes podrían escuchar de primera mano las luchas y alegrías de un católico LGBTQ+ cuyo compromiso con la iglesia es tan grande como para ser seleccionado por los funcionarios de la iglesia para participar. en la asamblea Y la salida del armario de este participante daría esperanza a las personas queer y transgénero de todo el mundo.

No es solo una teoría que un participante del Sínodo que decida salir podría tener una profunda influencia. Los católicos en Alemania concluyeron su propio proceso sinodal nacional, conocido como Synodal Way, a principios de este año. En su reunión final en marzo, los participantes adoptaron un texto extraordinario que pedía a la iglesia que hiciera “mejoras concretas” para dar la bienvenida a los católicos transgénero e intersexuales.

Pero cuando se inició el Camino Sinodal en 2019, este texto sobre la diversidad de género no estaba en la agenda. Solo a medida que evolucionó el proceso, el grupo de trabajo sobre sexualidad y relaciones se dio cuenta de que se necesitaba un texto de este tipo. Las perspectivas de este texto sobre diversidad de género eran inciertas cuando se presentó a los participantes para su aprobación final en marzo. Mara Klein, una joven delegada no binaria de Synodal Way que sospechaba que la oposición percibida por parte de los obispos hundiría el texto, escribió para Bondings 2.0 sobre lo que sucedió:

“Algo notable sucedió: la gran mayoría de los oradores esa mañana apoyaron públicamente el texto. Estos oradores incluyeron varios obispos de apoyo, en particular un miembro de la Conferencia Episcopal Australiana que fue invitado como invitado internacional. Justo antes de la votación final, un miembro del grupo de trabajo que preparó el documento habló sobre sus propias experiencias como intersexual, que no era de conocimiento común hasta ese momento. Su valiente testimonio ayudó a que el texto sobre diversidad de género fuera aprobado con el 95,51 % de la asamblea. De los casi 200 miembros de la Asamblea, solo ocho votaron no y 19 se abstuvieron. Todavía es difícil creer que sucedió este increíble resultado”.

El poder de la salida del armario de una persona es bien conocido por las personas LGBTQ+ y sus aliados. Cuando una persona sale del armario, a menudo no cambia demasiado sobre quiénes sabemos que es una persona, pero a menudo cambia lo que creemos que sabemos sobre las personas LGBTQ+. Si bien el proceso de salida del clóset ofrece ciertos desafíos, para muchos se experimenta como un despertar espiritual. Como tal, a menudo ayuda no solo a la persona LGBTQ+, sino a toda la comunidad. El amor florece en esos momentos que cambian la vida. Lo que sucedió durante el Camino Sinodal de Alemania es una prueba de que tal cambio no se limita a las relaciones personales; de hecho, la salida del armario de un católico LGBTQ+ puede mover a todo el pueblo de Dios hacia una mayor inclusión.

Salir del armario, especialmente como alguien que trabaja en una iglesia, es una elección muy personal. La decisión de cada uno al respecto debe ser respetada. Sin embargo, invitamos y alentamos a cualquier participante LGBTQ+ a considerar en oración compartir su viaje personal de fe e identidad en la asamblea del Sínodo este octubre.

—Francis DeBernardo y Robert Shine (él/él), New Ways Ministry, 8 de julio de 2023

General , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.