Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Personas trans’

Al menos 175 mujeres trans fueron asesinadas en 2020 en Brasil

Viernes, 5 de marzo de 2021

brasil-autodeterminacion-genero-personas-trans-696x522Ampliamos la noticia que adelantábamos el pasado mes:

Al menos 175 mujeres trans fueron asesinadas en 2020 en Brasil, un 29% más que en 2019. Unas cifras con las que el país sudamericano se asegura, una vez más, el primer puesto en el número de asesinatos tránsfobos en el mundo. Así lo pone de manifiesto el último informe publicado por ANTRA (Asociación Nacional de Travestis y Transexuales de Brasil) y el Instituto Brasileño Trans de Educación (IBTE). 

Las cifras son escalofriantes; al menos 175 transfeminicidios documentados a lo largo del año 2020. Solo en 2017 se registró un número superior (179), pero la cifra se había reducido algo en 2018 (163) y un poco más en 2019 (124). El año de la pandemia de covid-19, sin embargo, ha visto surgir un recrudecimiento de la violencia tránsfoba. São Paulo (29 asesinatos), Ceará (22), Bahía (19), Minas Gerais (17) y Río de Janeiro (10) son los cinco estados que encabezan la trágica clasificación. En total, el informe recoge 641 asesinatos de personas trans entre 2017 e 2020.

Por lo que se refiere a las edades de las víctimas, solo en 109 casos ha sido posible documentar el dato. El 56% de ellas tenía menos de 29 años (la víctima más joven tenía solo 15 años). El 28,4% tenía entre 30 y 39 años, el 7,3% entre 40 y 49 y el 8,3% restante entre 50 y 59. Por lo que se refiere a su contexto social, en el 72% de los casos identificados las víctimas ejercían la prostitución. Por lo que se refiere a la raza, en el 78% de los casos identificados se trataba de mujeres negras o de color. Una vez más, las frías estadísticas confirman que las mujeres jóvenes, negras y que ejercen el trabajo sexual constituyen el grupo más vulnerable a la violencia tránsfoba. La mayor parte de los asesinatos (87) se produjeron en la vía pública, un dato que nos hace pensar en la sensación de impunidad que parecen sentir los agresores. Otro dato sobrecogedor, de los muchos que recoge el informe, es que en el 47% de los casos se identifica una tendencia a ejercer la violencia (sea en forma de golpes, mutilaciones o disparos) sobre partes específicas del cuerpo como la cara, los pechos o los genitales, muchas veces de forma repetida y asociada, lo que parece reflejar un empeño por humillar a las víctimas y subrayar el odio hacia su condición trans.

Cifras escalofriantes las del 2020, que no tenemos la menor duda que confirmarán una vez más a Brasil como el país con mayor número de asesinatos tránsfobos de todo el mundo. Así lo reflejan de modo sistemático las estadísticas que anualmente publica Transgender Europe, que en su último recuento, publicado el pasado noviembre con motivo del Día Internacional de la Memoria Trans, había logrado identificar 350 asesinatos de personas trans y género-diversas entre el 1 de octubre de 2019 y el 30 de septiembre de 2020 (de ellas, 152 en Brasil. En segundo lugar se encontraba México, con 57 víctimas, y en tercer lugar Estados Unidos, con 28). Una situación sobre la que no honestamente esperamos una respuesta enérgica de las autoridades brasileñas, teniendo en cuenta el contexto sociopolítico del Brasil actual, un país marcado entre otros muchos factores por la presidencia de Jair Bolsonaro, un político que precisamente destaca por su abierta hostilidad a la diversidad sexual y de género.

Puedes descargar el informe completo (140 páginas, en portugués) pinchando aquí.

Brasil, una situación muy complicada para el colectivo LGTB

En 2018, fuimos testigos de como la LGTBfobia ha escalado hasta alcanzar ámbitos activistas y políticos. En mayo de ese año recogíamos el asesinato en Río de Janeiro de la activista de género no binario Matheusa Passareli. Y en marzo el de la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco, afrodescendiente, abiertamente bisexual, feminista y activista en favor de los derechos humanos. Una escalada a la que también nos hemos referido al recoger tanto el episodio de acoso que sufrió Judith Butler en una visita al país para participar en un debate universitario como la decisión de un juez federal contra la orden del Consejo Federal de Psicología que prohibía desde hace años las «terapias» reparadoras de la homosexualidad. Y que ha forzado al que fuera primer diputado abiertamente gay de Brasil, Jean Wyllys, a abandonar el país e instalarse en Alemania (ver aquí la interesante entrevista que hace pocos días publicaba eldiario.es).

La llegada de Bolsonaro a la presidencia

La situación de la comunidad LGTB, incluso ya antes de la victoria de Bolsonaro en octubre de 2018, es muy dura. El Grupo Gay de Bahía, colectivo que hace una meritoria labor de monitorización de los delitos de odio en Brasil, tuvo conocimiento de 445 muertes violentas de personas LGTB en 2017: 387 asesinatos y 58 suicidios, un aumento del 30% con respecto a 2016, «cuando se registraron 343 muertes», comienza su informe 2017. De alguna de estas muertes nos hemos hecho eco en esta misma página, como sucedió por ejemplo con el terrible asesinato de Dandara dos Santos, una mujer trans. La tendencia, en este sentido, ha sido creciente a lo largo de los últimos años.

Y si algún político encarna a la perfección esa LGTBfobia en su discurso político, ese es Jair Bolsonaro, elegido presidente en octubre de 2018. Una victoria que, dados los precedentes del personaje y el apoyo del poderoso movimiento evangélico, abrió un escenario terrible para las personas LGTB en Brasil. Ya en 2011 lo mencionábamos cuando acusó al Ministerio de Educación de «fomentar la homosexualidad» por promover un proyecto contra la homofobia. En 2014 volvimos a referirnos a Bolsonaro, que negaba que educar en la diversidad sirviese para combatir la homofobia, y acusaba explícitamente a los que así lo defienden de querer «llevar la materia a las escuelas para transformar a niños de seis años en homosexuales. Al punto de que así se facilita la pederastia en Brasil».

Bolsonaro acababa la entrevista burlándose del intento de aprobar una ley que castigase la violencia homófoba, a la que quitaba importancia. «¿Solo porque a uno le guste tomar por culo se convierte en un semidios al que no se le puede pegar?», remataba. El ahora presidente ha hecho otras declaraciones homófobas en el pasado, como aquellas en las que aseguraba preferir que un hijo suyo muriese en un accidente a que apareciese «con un bigotudo», pero basta con releer la entrevista de 2014 a El País para ser consciente de la monstruosidad del personaje.

En el ámbito legal, hay que tener en cuenta que muchos de los avances en derechos LGTB que ha experimentado Brasil se han producido al margen de los poderes legislativo o ejecutivo: el matrimonio igualitario es una realidad posible gracias a resoluciones judiciales, mientras que la prohibición de las «terapias» reparadoras, sobre la que como mencionamos arriba tiene lugar una batalla en los tribunales, fue una decisión profesional del Consejo Federal de Psicología. La presión de los grupos evangélicos para que desde el poder político se ponga coto e incluso se revierta esta situación puede encontrar en Bolsonaro el aliado ideal.

En este sentido, la recién aprobada tesis del Supremo contra la LGTBfobia es una soplo de aire fresco en un ambiente profundamente enrarecido.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Imaginarios trans en los ritos de paso: simbolismo y potencia

Jueves, 4 de marzo de 2021

Ritos-trans-pikara-870x870D.E.A.

Utilizamos el verbo ‘transicionar’ para referirnos a la experiencia concreta transgénero, pero lo cierto es que todos los seres humanos sin distinción transicionamos a lo largo de nuestra vida. Valorar y proteger a la gente que tiende puentes, derriba fronteras, cose desgarros y sana grietas es algo que deberíamos aprender de otras culturas.

Utilizamos el verbo ‘transicionar’ para referirnos a la experiencia concreta transgénero, pero lo cierto es que todos los seres humanos sin distinción transicionamos a lo largo de nuestra vida. Pasamos por cambios endocrinos brutales que difícilmente nos hacen parecer la persona que dejamos atrás. Algunos ejemplos de ello podrían ser la pubertad, el embarazo, el envejecimiento, la menopausia. Dichos ritos de paso vitales no están exentos de artificio. En su transcurso, nos inscribimos voluntariamente en hormonaciones químicas, prótesis, cirugías, depilaciones láser, injertos, incisiones, extirpaciones. En la mayoría de los casos, desconectamos emocionalmente de esos cambios o los vivimos con una buena dosis de autoodio. La sociedad, mientras, los ignora, invisibiliza o juzga.  Si esos cambios se relacionan con la sexualidad, generan más terror. Así, pasamos de puntillas por la posibilidad de experienciar e irradiar la transformación social, tomar la parte por el todo convirtiendo nuestra capacidad de cambio físico en una potencia social. No existe sociedad sin imaginario simbólico y, por eso, urge empezar a incorporar en nuestra formación como individuos modelos poderosos de evolución personal. Qué mejor que la experiencia transgénero para ello. La capacidad de llenar ese espacio vacío entre fronteras, de atravesarlo, de ir “entre” algo está reflejada en el prefijo latino trans-. Valorar y proteger a la gente que tiende puentes, derriba fronteras, cose desgarros y sana grietas es algo que deberíamos aprender de otras culturas. Hay que reconocer por su valía a la gente que dedica su vida a poner el prefijo trans– delante de cada verbo fundamental en las acciones de la vida: transmutar, transgredir, transplantar, transicionar.

Muchas comunidades, más allá del monolítico paradigma occidental moderno, han respetado el poder del cambio personal. En ocasiones, se han mantenido ceremonias que protegen y honran los más distintos tipos de metamorfosis, así como sus ritos de paso, entendidos como un momento vital significativo que, idealmente, se acompaña con el cuidado intergeneracional y el reconocimiento público del avance en el camino de la vida.

En estas sociedades, algunos de sus miembros eligen encarnar la fuerza latente de la transformación por su intensidad y valentía. Se les conoce por distintos nombres. Aquí y ahora los llamamos trans y los atacamos sin pensar que quien logra romper la oscura tradición del género binario y se erige por encima de esa cárcel social está representando para todas el poder de emerger como ningún otro agente social. Cuando una persona trans decide dar el paso de visibilizarse como tal está encarnando una potencia extraordinaria: la confianza en el poder del cambio. Como sociedad que tiene un horizonte de justicia al que aspirar, la presencia de esa potencia debería ser un lugar en el que mirarnos, una política transgresora que crea conocimiento desde el cuerpo. Y así lo entienden otras comunidades con un esquema de pensamiento menos pobre y, por tanto, mucho más interesante que el nuestro. Aquí ofrezco solamente tres ejemplos de ello, pero hay muchos: los Fa’afafine en Samoa, los Omeguid de los Kuna de Panamá o los Buguis en las Islas Célebes, entre otros.

Los occidentales aún estamos lejos de sentir el respeto debido a la potencia trans que exhiben algunos pueblos americanos. Para la nación Mojave los llamados “dos espíritus” encarnan el equilibrio sagrado, el motor de la creación y la cuna de su cosmogonía. Por eso, cuentan con rituales específicos para transicionar, como la menstruación performativa. En 1990, se actualizó esta tradición acuñando el término en inglés two-spirit, en el marco de la Tercera Convención Anual de Gays y Lesbianas Nativoamericanos/Primeras Naciones, en Cánada. El objetivo de la cumbre consistió en proteger la tradición de respeto por aquellos que son a la vez hombres y mujeres, y reivindicar la resistencia a la colonización, que incluye la lucha contra la transfobia impuesta por Europa. Por tanto, se hizo hincapié en el binarismo de género como una violencia cultural más del imperialismo. Para continuar con el modo en que los indígenas de Norte América entendían el género, es muy recomendable el libro de Serena Nanda, Gender Diversity: Crosscultural Variations (1999), donde además se incide en la violencia que las dañinas etiquetas europeas de lo “normal”, lo “natural” y lo “moral” han provocado alrededor del mundo. Los two spirit abrazan en lo simbólico la unidad dual y, por tanto, el equilibrio en la contradicción.

En la India, quizá el país más rico en tradiciones trans, encontramos a las hijra. Algunas de ellas se identifican como mujeres u hombres, mientras que otras permanecen como identidades no-binarias. Las hijra, aunque no está claro qué nivel de aceptación tienen en sus comunidades, cuentan con parteras expertas en sus ritos de paso: las dai ma, que ofrecen cuidados especializados a las castraciones y las orquiectomías sagradas; incluyendo alimentación, oración y reposo. La deidad a la que se consagran las hijra es Bahuchara Mata, quien está íntimamente ligada a la fertilidad, ya que se entiende que aquellos que transicionan a hijra ofrecen a la diosa su capacidad de reproducirse y ésta se la trasmuta por aumento de poder. Las familias de aquellos que una vez llamados no transicionan son castigadas con la impotencia por generaciones. Las hijra representan dos caras interesantes de la creación: transmutar la fertilidad de la procreación humana en poder creativo personal.

Quizá más conocidas en el hispanismo sean las muxhes, el tercer sexo zapoteca. Los infantes que transicionan a muxhes no conocen la discriminación, sus vecinos no lxs violentan, sino que acompañan, haciendo de su rito de paso un momento de apoyo colectivo. El problema aparece cuando deben salir de su comunidad para estudiar o trabajar. Ahí es donde se les exige adherir su género al sexo de nacimiento, se lxs discrimina y agrede. En diciembre de 2019, la revista Vogue dedicó su portada en México y Reino Unido a las muxhes y, de alguna manera, realizó un ejercicio único de transculturalidad entre británicos, sorprendidos por la vitalidad de la inclusión trans zapoteca, y la ancestralidad de la hipersensualidad muxhe. Una muxhe puede ser pensada como un puente que conecta nuevas luchas con una raíz cultural mucho más profunda y antigua que la europea moderna.

La antigüedad de los ritos de paso trans se documenta desde la civilización sumeria, quienes ya practicaba la “la ceremonia de girar la cabeza”, donde el hombre se convirtió en mujer y la mujer en hombre, que hoy estudia Betty De Shong Meador como parte del culto a la diosa Innana. Quienes giraban la cabeza eran conocidos como la gente de la caña, ese el espacio intermedio entre el pantano y la tierra. Kurgarra y Galatur, mitos de la transexualidad, contaban con ubicaciones sagradas en el templo de Innana, ya que habían sido ellos quienes la habían rescatado del Inframundo como seres sagrados, capaces de habitar lo intermedio. La gente de la caña simboliza un cruce interesante entre la vida y la muerte, encarnan esa idea de lo trans como el espacio privilegiado de puente entre dos realidades.

Obviamente, la experiencia trans y las identidades LGBTTIQ no son monolíticas ni estandarizadas. Hay tantas formas de transicionar como personas y para muchas no hay espejo al que mirar ni tradición en la que apoyarse. Igualmente, aquellos que tienen la suerte de pertenecer a las muchas culturas transinclusivas pueden sentir lejano y ajeno el activismo occidental. Si se pudiera, en un ejercicio de síntesis, aprender una lección de las transiciones respetadas y acompañadas es que las necesitamos. Necesitamos esa potencia transgresora de confianza total en el cambio justo aquí y ahora, seas quien seas, porque, cuando vengan las transiciones de cualquier tipo, su simbología será una ayuda inestimable. Muchos pueden seguir pensando que lo trans les toca desde muy lejos o no lo hace en absoluto. Es más un hábito mental que una realidad, hábito que voy a desafiar con el siguiente ejemplo para finalizar.

Si aún resulta dudoso por qué o cómo transicionar nos habla directamente a todxs, pensemos en el siguiente rito de paso habitual en mujeres nacidas mujeres. Éste supone un cambio endocrino, se da un quirófano, conlleva una cirugía, tiene que ver con quitar un elemento interno (que no se odia pero que se desea retirar), suele provocar algún tipo de disforia (aunque no sea específicamente la de género) y es censurado; a veces, perseguido. Estoy describiendo una interrupción voluntaria del embarazo, escena que así descrita, enfocada en el momento de operar el cambio, guarda ciertas concomitancias con algunas transiciones. Si pudiéramos, como sociedad, dotar estos momentos de un simbolismo que abrazara la contradicción (two-spirits), la transmutación de fertilidad en poder personal (hijra), lo ancestral de la práctica (muxhes) y una relación equilibrada con los cruces vida/muerte (gente de la caña) transformaríamos el autoodio que Occidente imprime en estas transiciones vitales por un momento mucho más profundo, incluso en una comprensión integrada de la evolución personal. Es por eso que aquí y ahora necesitamos defender la experiencia trans, su mitología, tradiciones, rituales, fortaleza y valentía. Es por esto que nadie que viva bajo el injusto y miope esquema de pensamiento occidental contemporáneo puede permitirse prescindir del lenguaje, potencia y experiencia del movimiento trans en cualquiera de sus formas. No solo las personas transexuales necesitan una historia, tradición e imaginario simbólico de referencia, todxs podemos encontrar en el acto de transicionar un momento de gran fortaleza y belleza que incorporar a nuestro vocabulario por superviviencia personal y justicia social. Respetar el cambio transgénero es proteger todas las transiciones por las que pasamos y pasaremos, puesto que este es la más desafiante y valiente para una sociedad aterrorizada, pacata y limitante en afectos y celebraciones de la vida como la nuestra.

Fuente Pikara Magazine

Biblioteca, General , , , , , , , , , , , , ,

Más de 120 personas trans accedieron a pensión reparatoria en Uruguay

Jueves, 4 de marzo de 2021

ley-trans-web_007_1200w-1200x600Por Stephanie Demirdjian para la diaria

Foto: Mariana Greif

La Ley Integral para Personas Trans, aprobada en octubre de 2018, habilita un régimen reparatorio para las personas trans nacidas antes del 31 de diciembre de 1975 que hayan sido víctimas de violencia institucional y/o privadas de libertad debido a su identidad de género. Las solicitudes para acceder a esta prestación son recibidas y analizadas por la Comisión Especial Reparatoria, que se conformó en junio de 2019 con representantes de organismos públicos y de la sociedad civil.

Desde su creación hasta diciembre de 2020, la comisión aprobó 123 de las 198 solicitudes recibidas, según información del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) a la que accedió la diaria. Del total de aprobadas, la mayoría (64) corresponde a personas que viven en Montevideo. Por otro lado, sólo cuatro fueron rechazadas y las otras 71 están en proceso de estudio.

El artículo 10 de la ley establece que podrán recibir la reparación quienes documenten que sufrieron “daño moral o físico” y que fueron “impedidas del ejercicio pleno de los derechos de la libre circulación, acceso al trabajo y estudio, debido a prácticas discriminatorias cometidas por parte de agentes del Estado”. En cambio, no podrán hacerlo las personas que sean titulares de una jubilación, pensión, retiro o subsidio transitorio por incapacidad parcial -salvo que prefieran la prestación reparatoria- o quienes perciban ingresos de cualquier naturaleza superiores a 15 bases de prestaciones y contribuciones (BPC) mensuales (que a febrero de este año superarían los 73.000 pesos). La prestación reparatoria para las personas trans equivale a tres BPC mensuales, un monto que con los valores vigentes equivale a 14.610 pesos. Es vitalicia y retroactiva.

Las solicitudes se reciben en un sobre cerrado en la oficina 707 de la sede central del Mides, en las Oficinas Territoriales de la cartera o a través del correo leytrans@mides.gub.uy. En principio, no es obligatorio reunir documentos o testigos: sólo es necesario presentar una fotocopia de la cédula y un informe detallado sobre el o los episodios de violencia institucional.

Recabar pruebas

A partir de ese material, la Comisión Reparatoria recaba pruebas para comprobar el relato. En general, el primer paso es un pedido de acceso a los fichajes del Ministerio del Interior (MI). Un obstáculo que puede presentarse allí es que la persona no haya quedado registrada y, por lo tanto, no se puede contar con la prueba documental. En ese caso, se pasa a la segunda vía subsidiaria, que es la testimonial. “Esta prueba es importantísima porque podemos contar con testigos que puedan dar veracidad de lo que esta persona cuenta, que hayan visto toda la situación y que hayan sido acompañadas, porque a veces se nos ha dado que son compañeras que han estado juntas en ese momento”, explicó a la diaria la directora de la División de Derechos Humanos del Mides, Rosa Méndez, que preside la comisión. La tercera es la “vía residual”, que consiste en una declaración jurada con el relato de la situación vivida.

Méndez dijo que en el último año, debido a la pandemia, la mayoría de los procesos pasaron a ser en formato virtual y muchas de las entrevistas “se vieron retrasadas”, pero destacó que el trabajo de la comisión no se vio interrumpido “ni en los peores meses”.

Para la jerarca, cumplir con la prestación reparatoria es “importantísimo”, primero porque así lo dice la ley y es el deber del Estado darle cumplimiento, pero sobre todo porque se trata de “garantizar derechos a estas personas que han sufrido y que siguen siendo una población vulnerada”. “Más allá de esta reparación, que es histórica y puntual, es una población que necesita ser mucho más respetada, mucho más visibilizada y menos discriminada”, aseguró Méndez. “Porque acá hay un tema puntual de discriminación y de odio que se sigue viviendo en el día a día y que se ve en las redes sociales y en otros contextos […] Dentro del colectivo de la diversidad sexual, es la población más vulnerada”.

Saldar una deuda histórica

“Por lo que me comentan las compañeras que ya están cobrando la reparatoria, están no felices pero sí contentas, porque te están retribuyendo por algo por lo que pasaste tanto dolor y tantas injusticias y eso no hace feliz a una persona, pero reconforta”, aseguró a la diaria Karina Pankievich, presidenta de la Asociación Trans del Uruguay (ATRU), una de las organizaciones civiles que está representada en la Comisión Reparatoria. La activista dijo que muchas mujeres trans que accedieron a la reparación estaban en situación de calle o vivían en refugios “y hoy por hoy pueden tener para pagarse una pensión o construir un espacio donde vivir por sus propios medios”. “Les ha cambiado la vida”, reflexionó.

Pankievich considera que incluir el régimen reparatorio en la ley era, en definitiva, asegurarse de que las personas trans, que se enfrentan a múltiples obstáculos a la hora de encontrar trabajo, puedan vivir “más dignamente” su vejez. “Porque una mujer trans a los 50 o 60 años no puede ejercer el trabajo sexual”, especificó la activista. Según el primer censo de personas trans, realizado por el Mides en 2016, 67% de esta población ejerció el trabajo sexual en algún momento de su vida. “Quisiéramos como sociedad civil manifestar también el deseo de que en el futuro el trabajo sexual no sea una opción o la única opción” para las personas trans, dijo Pankievich, “por eso dentro del proyecto de ley se puso la reparatoria para mujeres mayores de 40 y pico de años”.

La titular de ATRU dice que tiene “potestad” para hablar de la violencia institucional basada en la identidad de género porque la vivió en carne propia. “Las violencias fueron de todo tipo: golpes, maltratos, violaciones, extorsiones, un montón de cosas. Fue una época muy difícil que queremos olvidar pero lamentablemente hay momentos que te hacen volver atrás en el tiempo y recordar, por eso es tan importante que todas las compañeras que sufrieron ese tipo de violaciones puedan hacer esta reparación”, aseguró Pankievich. “Si no, lo que nos pasó va a quedar -como tantas cosas en la vida- impune”.

La activista trans habla en nombre de una generación de mujeres que fueron violentadas, vulneradas, discriminadas y estigmatizadas por el Estado pero también por sus propias familias. El censo ya mostraba que 25% de las personas trans había abandonado el hogar familiar a los 18 años, producto de conflictos que se desencadenaron a partir del cambio de identidad de género.

“Muchas de nosotras fuimos excluidas de nuestros hogares cuando teníamos 11, 12 o 13 años”, lamentó, “y hoy por hoy ver que capaz que aceptan a sus hijas e hijos, mujeres trans y varones trans, y les dan ese apoyo que nosotras no tuvimos, es el futuro que vamos a tener en el mañana, porque pueden estudiar y no tienen que salir fuera del grupo del hogar a ejercer el trabajo sexual como nosotras”. Las más jóvenes tienen hoy, además, una ley integral que las ampara.

Hacia una implementación total de la ley

La directora de Derechos Humanos del Mides aseguró que, a más de dos años de la aprobación de la ley trans, la implementación no llegó todavía al 100% pero se está “en la búsqueda del cumplimiento”. En ese sentido, hay un trabajo “muy activo” del Consejo Nacional de Diversidad Sexual, que preside justamente su cartera con otras entidades del Estado y organizaciones de la sociedad civil.

Una de las situaciones que más preocupa a los colectivos trans tiene que ver con los cupos laborales. Un informe elaborado el año pasado por la Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSC) reveló que durante el primer año íntegro de vigencia de la ley, sólo ingresaron a organismos del Estado siete personas trans. Esto representa apenas 0,03% de los cupos generados en toda la administración, lejos del 1% que estipula la normativa.

Méndez dijo que el cupo laboral trans se cumplió en el programa Uruguay Trabaja del Mides pero que está a medio camino a nivel de los ministerios y la administración central, “porque aún no está reglamentada la propia ley sobre los cupos laborales dentro de la ONSC”. Recordó a la vez que en 2019 no hubo llamados de la administración central porque fue un año electoral y que 2020 fue “un año atípico para todas y todos”. De todas formas, adelantó que mantuvo conversaciones con la ONSC sobre el tema y que el Consejo Nacional de Diversidad Sexual planea citar a sus representantes para hacer un seguimiento.

Por otra parte, Méndez dijo que se trabaja en un proyecto con el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional para la inclusión laboral y educativa, mediante becas de estudio.

Acceso a la salud

La atención a la salud de las personas trans es otro terreno en el que hay que “trabajar muchísimo”, dijo la funcionaria, “no solamente por el lado de lo que prevén los artículos en cuanto a la hormonización y la reasignación de sexo”, sino para derribar las barreras a las que se enfrentan en el acceso a los servicios. “Ahí tenemos un gran trabajo para hacer de capacitación y sensibilización a profesionales y es parte de lo que todavía no se está cumpliendo”, señaló.

Lo que sí hizo el Mides fue un convenio con el Centro de Referencia Amigable de la Facultad de Psicología de la Universidad de la República para derivar a personas trans que busquen atención, orientación y asesoramiento en salud mental.

“Empezamos a trabajar en 2019 [en la implementación de la ley], hubo un cambio de gobierno, después llegó la pandemia y pensamos que era más prioritario darles una ayuda económica a las compañeras trans y trabajar en la reparatoria para poder darles una mano”, explicó Pankievich. “Las políticas sociales se van a seguir haciendo porque queremos que todos los artículos que están en la ley se cumplan, no solamente la reparatoria: educación, salud, trabajo”, agregó. “Las ganas están, la lucha continúa”.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , ,

El discurso transfóbico, el verdadero caballo de Troya del feminismo

Sábado, 27 de febrero de 2021

LAS-PERSONAS-TRANS-NO-SON-PELIGROSAS_DSC_2507-1000x500Este artículo fue publicado y luego censurado en el medio mexicano Milenio por la presión transfóbica.

Por Laurel Miranda

Si eres feminista y no plantas cara a quienes en nombre de este movimiento político violentan a personas trans y no binarias, temo decirte que se llama complicidad. Del mismo modo en que hablamos del pacto patriarcal para denunciar la complicidad entre hombres, así como su silencio o pasividad ante los actos misóginos de sus congéneres, podemos y debemos hablar también de aquellas mujeres cisgénero feministas que deciden pasar de largo los actos transfóbicos de sus presuntas compañeras de lucha.

Qué tan lejos hemos dejado avanzar la transfobia en México que ahora se convoca a “marchas feministas” ya no para luchar a favor de los derechos de las mujeres, sino para impedir que las poblaciones trans accedan a ellos. Esto es precisamente lo que está ocurriendo en lugares como Puebla, donde un colectivo de feministas radicales ha tomado como su principal objetivo impedir que se apruebe la Ley Agnes, una iniciativa con la que las personas trans podrían ver reconocida su identidad sexogenérica mediante un trámite administrativo. En el Estado de México ocurre algo similar, pues otro colectivo ha hecho un llamado para que la marcha del 8 de marzo sea “contra el borrado de las mujeres”.

¿Cuáles mujeres?

¿A qué se refiere este presunto borrado de mujeres?, ¿cuáles mujeres?, ¿blancas, racializadas, pobres, trabajadoras sexuales, trans…?, ¿cómo podría borrarse a más de la mitad de la población mundial? Bien, pues del mismo modo en que construcciones discursivas como “ideología de género” o “lobby gay” llegaron con fuerza desde los sectores más conservadores de la sociedad para reprimir a la diversidad sexogenérica, ahora nos enfrentamos al presunto “borrado de mujeres”, una idea que (aparentemente) no es impulsada ni por la iglesia ni por la ultraderecha, sino por voces feministas de periodistas, escritoras e intelectuales, tales como la ex diputada del partido español PSOE Ángeles Álvarez, la antropóloga y académica mexicana Marcela Lagarde o la creadora de Harry Potter, J.K. Rowling.

La lucha contra el “borrado de mujeres” se ha erigido para impedir que en países como España, Reino Unido (y ahora México) entren en vigor leyes que permitan el reconocimiento de las identidades sexogenéricas de las personas trans y no binarias mediante trámites administrativos y ya no a través de juicios o certificaciones de género, para las que se necesitan acompañamientos psicológicos o psiquiátricos, así como tratamientos hormonales, los cuales han contribuido históricamente con la patologización de las personas trans.

En España, por ejemplo, Ángeles Álvarez y el sector transexcluyente del feminismo español, consideran que de aprobarse la Ley Trans, ésta pondría en peligro la representación de las mujeres –de nuevo: ¿qué mujeres?– en los distintos ámbitos de la vida pública como la política, deportes, espectáculos, etcétera. El argumento de Álvarez se desbarata cuando constatamos en las estadísticas que las poblaciones trans somos minoría en el mundo, y sin embargo con un alto índice de crímenes de odio en nuestra contra, una alta tasa de suicidios y una esperanza de vida reducida. En contraste, son contados los casos de personas trans en las esferas antes descritas, y aún así se emplean de forma sensacionalista, particularmente en el mundo de los deportes, para acusar que su presencia pone en peligro la posibilidad de victoria de las “mujeres biológicas” (sic).

Me parece increíble que en pleno 2021, luego de décadas y décadas de feminismos y estudios de género, frases como “mujeres biológicas” y “hombres biológicos” (sic) sigan siendo empleadas como argumentos para descartar la legitimidad de las identidades trans y para enarbolar abiertamente una lucha en contra de nuestros derechos más básicos: identidad, libre desarrollo de la personalidad, a la no discriminación, acceso a la educación y a un trabajo digno.

TransRights

Y es que más que estar en contra del “borrado de las mujeres”, las voces transexcluyentes están en contra de la categoría género y a favor de la reivindicación de la realidad material del sexo como factor único y decisivo para determinar quién sí y quién no es mujer; se trata, pues, de una postura esencialista contra la que, de hecho, el feminismo lleva años luchando. Consideran, además, que de su realidad sexuada deriva una “opresión primaria”, con lo que universalizan las experiencias de todas las mujeres y dejan de lado aspectos de la identidad como raza, clase u orientación sexual, que en el caso de algunas mujeres se trata del factor principal de la opresión en que viven.

”Hay mujeres que son negras, mujeres que son lesbianas, mujeres que son trans y mujeres pobres. No sólo sufren discriminación por ser mujeres, sino por su raza, su género o su situación socioeconómica (…) El feminismo está en contra de la opresión de género y la explotación, si hay mujeres afectadas por el racismo o por la homofobia o por la transfobia, luchar contra eso es parte de la liberación”, señala Reni Eddo-Lodge, feminista y periodista británica.

Es debido a la particularidad de nuestras realidades y las distintas violencias que nos atraviesan, que me parece necesario ser sincera y señalar que en esta ocasión hablo de lo peligroso que es el discurso transexcluyente para las mujeres trans; sin embargo, me gustaría subrayar que éste atenta también contra otras posibilidades de vida: hombres trans, por ejemplo, a quienes llaman “hermanas” si deciden detransicionar, o traidorAs y “lesbofóbicas” si deciden mantenerse firmes en su transición de género. Basta con ver la violencia con que se lanzan contra hombres trans que, en tanto tienen también la capacidad de gestar, han acudido a marchas a favor de la despenalización del aborto.

Como señalan Gracia Trujillo y Moira Pérez, “con frecuencia se resalta del feminismo TERF su oposición a incorporar a las mujeres trans dentro del movimiento de mujeres (o del colectivo mismo). Sin embargo, se trata en realidad de un feminismo excluyente en términos amplios, que se opone, desde el privilegio, a distintas formas de autonomía decisional, autonomía corporal, al derecho a la identidad, al derecho a una vida libre de violencia… El movimiento feminista excluyente es contrario a muchas formas de existencia: no solo de todo el espectro de personas trans y no binarias, sino también de las trabajadoras y trabajadores sexuales o de cualquier persona que recurra a la gestación por sustitución, entre otros. En el caso de estos dos últimos, el trabajo sexual y la gestación por sustitución se entienden en todos los casos como violencias contra las mujeres. Este análisis no se ajusta a la realidad, obtura el avance de derechos para las personas directamente involucradas en estas prácticas y las sitúa en posiciones de víctimas pasivas sin, por otra parte, escucharlas”.

El peligro de este discurso no radica únicamente en su lucha por restringir derechos, sino también en su función como caldo de cultivo para reforzar estigmas y prejuicios en contra de nuestra comunidad. Ahí tenemos, por ejemplo, el caso reciente de las pintas que manifestantes transfóbicas realizaron para posicionarse en contra de la Ley de Identidad de Género y que, sin embargo, fueron atribuidas por medios locales a personas trans. Al final del día la construcción discursiva y mediática que se hace de nuestras identidades, que nos asocia con lo anormal, lo fuera de lugar, lo iracundo, alimenta también los crímenes de odio en nuestra contra, particularmente los transfeminicidios.

En el contexto actual, no suscribir el discurso transfóbico o desmarcarse de él no es suficiente: también hay que posicionarse en su contra. Por ello aplaudo a la colectiva Dignas Hijas, que desde agosto del año pasado y luego de visualizar la forma en que el feminismo está siendo instrumentalizado con fines transfóbicos lanzaron la iniciativa #NoEnNuestroNombre para subrayar que “los derechos de las personas trans son derechos humanos, no una amenaza”.

Queridas aliadas, queridas feministas cisgénero, si desean identificar cuál es el caballo de Troya en su movimiento, les invito a analizar qué discurso se aproxima más al de la ultraderecha. ¿Es acaso el que lucha por los derechos y digna existencia de las personas trans o el de sus “hermanas” abolicionistas, que ven un peligro en la otredad? No nos equivoquemos, que se frenen las leyes que permiten el reconocimiento de las identidades sexogenéricas no va a lograr que haya menos personas trans, sólo repercute en que nuestras vidas sean más difíciles y tengamos un acceso limitado a nuestros derechos.

En este momento la avanzada va contra personas trans y trabajadoras sexuales, pero de continuar con la tibieza, la factura también les alcanzará a ustedes. No al pacto (cis)patriarcal.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

La Fiscalía Provincial de Madrid y la jueza se oponen a reabrir el caso de la muerte de Cristina La Veneno

Sábado, 27 de febrero de 2021

1362740_1Tanto la Fiscalía como la titular del juzgado de instrucción número 53 de Madrid se oponen a reabrir la causa por la muerte de Cristina Ortiz «La Veneno», que falleció a principios de noviembre de 2016 tras sufrir una caída en su domicilio que le ocasionó un grave traumatismo craneal. Aunque el informe de la autopsia practicada en su día a Cristina concluyó que la fatal caída se debió a un accidente doméstico, sus familiares nunca creyeron esta versión, y aún hoy siguen tratando de reunir pruebas que demuestren que su muerte pudo producirse de forma violenta, ya que su cuerpo presentaba numerosos hematomas y golpes, y sosteniendo que la investigación policial fue chapucera y que su entonces compañero sentimental pudo tener algo que ver con lo ocurrido.

Allá por la primavera de 1996, la almeriense Cristina La Veneno se convertía en todo un fenómeno televisivo (y un ejemplo de visibilidad trans en tiempos difíciles) tras ser descubierta por una reportera del programa Esta noche cruzamos el Mississippi en el madrileño Parque del Oeste —donde entonces ejercía la prostitución—. Pero su personalidad arrolladora se apagó para siempre el 9 de noviembre de 2016, cuando Cristina fallecía, a los 52 años de edad, debido a una caída en su domicilio del madrileño barrio de Tetuán, y tras permanecer algo más de tres días en coma en la UCI del Hospital Universitario La Paz de Madrid.

La primera autopsia, realizada a los pocos días de su fallecimiento por el médico forense adscrito al juzgado de guardia que investigó su muerte, concluyó que la fatal caída se debió a un accidente doméstico. Asimismo, el informe forense recogía que Cristina murió «por un fracaso visceral multiórganico con septicemia y hemorragia menigo-encefálica», y que no existía en su cuerpo ninguna lesión de lucha o defensa que pudiera hacer pensar en un escenario violento como causa del fallecimiento.

Desde un primer momento, se barajaron distintas hipótesis sobre lo ocurrido. Algunos apuntaban a un posible suicidio, pues aunque poco a poco estaba volviendo al ruedo mediático, la existencia cotidiana de Cristina era bastante desdichada y la artista había intentado quitarse la vida en varias ocasiones —en el informe policial constaba que la artista podría haber ingerido alcohol y medicamentos poco antes de la caída, y que ese hecho podría guardar relación con el posterior golpe—. Otros, hablaban de un posible ajuste de cuentas por los detalles que habría revelado en su libro de memorias, ¡Digo! Ni puta ni santa: las memorias de La Veneno, escrito por la periodista Valeria Vegas. Y hay quien incluso ponía en el punto de mira a la persona que encontró su cuerpo malherido: Alín Bogdan, un joven chapero rumano con quien La Veneno mantenía una complicada relación desde 2014 —curiosamente, el día anterior a la caída, Cristina llamó a la Policía, acusándole de amenazas de muerte—.

Sea como fuere, las conclusiones del forense que realizó la autopsia de Cristina no convencieron nunca a su familia, que sospechaba que la causa de la muerte había sido violenta, pues el cuerpo de la almeriense presentaba diversos hematomas y golpes por las piernas, los pies y la cabeza. No en vano, aquellas dudas les llevaron a solicitar un nuevo examen visual del cuerpo, que acabó permaneciendo en la morgue del Tanatorio Norte de Madrid durante más de cuarenta días. Finalmente, en diciembre de 2016, la madre de Cristina, apoyada por varios de sus hijos, dio la orden de realizar la incineración de sus restos. A continuación, las cenizas de la artista —que se convirtió en la personalidad patria más buscada en Google en 2016 por los españoles y hoy cuenta con una placa en homenaje a su figura— fueron repartidas entre el madrileño Parque del Oeste, tal y como ella quería, y Adra, su localidad natal.

Desde entonces, algunos de los familiares de La Veneno no han cejado en su empeño por aclarar las circunstancias en que se produjo su muerte. Les parecía, cuando menos, sospechoso el hecho de que el cuerpo de Cristina —que fue encontrada en su domicilio con un fuerte golpe en la cabeza e inmediatamente perdió la consciencia y fue trasladada al hospital, donde fue intervenida de inmediato por una hemorragia cerebral secundaria al traumatismo— presentase tantos hematomas. También les escamaba que el caso de su muerte se cerrase tan solo nueve días después de su fallecimiento —amén de una investigación policial algo chapucera— y que su pareja en ese momento no fuese debidamente interrogado.

Según la versión ofrecida por Alín, Cristina «se caía muchas veces», lo que justificaría aquellos moretones. «Se había tomado unas pastillas y estaba durmiendo en el sofá. Estaba tranquila. Yo me fui a la calle. Cuando volvía a subir tenía un paquete de tabaco comprado y una botella de whisky vacía. Se la había tomado entera de un golpe. Volví a bajar a la calle porque pensé que estaba dormida. Cuando subí me la encontré sangrando», contaba Alín en una entrevista concedida a El Español.

La Fiscalía descarta ahora el homicidio

Hace apenas unos días, la Fiscalía Provincial de Madrid impugnaba el recurso presentado por la representación legal de la familia de La Veneno contra el auto que denegaba la apertura de nuevas actuaciones para investigar la causa de su fallecimiento. «En el último informe aportado por un perito de parte no se desprendía ningún indicio nuevo acerca de la presunta muerte violenta de la actriz que no se hubiera valorado antes», rezaba el comunicado emitido por la Fiscalía.

Además, el ministerio público alega que tanto el informe de la autopsia de Cristina como la investigación policial que se realizó «ya descartaron la existencia de un presunto delito de homicidio». Asimismo, señala que la petición de reapertura se basa en un informe pericial aportado por la acusación particular que se basa en el análisis de unas fotos «tomadas sin consentimiento en el hospital» y que constituyen una «reinterpretación de datos ya existentes sobre un suceso acaecido hace más de cuatro años». Al poco, la titular del juzgado de instrucción número 53 de Madrid, Mónica Aguirre de la Cuesta, rechazaba igualmente el recurso de reforma interpuesto por la familia de Cristina contra el cierre de la causa por el fallecimiento de la artista, emitiendo para ello un auto que se apoya en el informe de la Fiscalía de Madrid.

Aun así, Óscar Tarruella —criminólogo contratado por la familia de La Veneno para investigar su muerte— ya ha comentado a través de las redes sociales que no piensan darse por vencidos. «La resolución será objeto de Recurso de Apelación ante la Ilustrísima Audiencia Provincial de Madrid por cuanto a nuestro juicio existen testimonios y documentos que acreditan que Cristina tenía diferentes lesiones en su cuerpo compatibles con agresión previa, además de constar que el piso de Cristina había sido alterado a la llegada de los Agentes policiales, pues se les avisó con varias horas de retraso de lo ocurrido, tiempo durante el cual el piso estuvo abierto. Entendemos, dentro del absoluto respeto a las resoluciones judiciales, que un Informe Forense puede ser rebatido con posterioridad, igual que es rebatida una resolución judicial», rezaba un comunicado compartido en su perfil en Twitter.

Etiquetas:

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Lucas Alcázar, transexual… y católico

Miércoles, 24 de febrero de 2021

B9CCAD71-FE2E-4B47-A0DB-F96B76DFC5C7-740x1024“Rezar ha sido un bálsamo en mi proceso de cambio de sexo”, afirma este joven, que relata a Vida Nueva su particular viacrucis

EDITORIAL: Pastoral ‘trans’: la dignidad de ser hijos de Dios

 

Mi niñez y mi adolescencia fueron bastante complicadas, queriendo ser un niño desde pequeño y sin entender muy bien qué me ocurría. Vivía con el convencimiento de que esa posibilidad no podía existir. Quería jugar con los chicos, vestir como ellos… Siempre he sido la ‘machorra’, que puede ser un insulto banal, pero en esos momentos me dolía muchísimo.

Por eso me pasé casi toda la infancia sin tener amigos y me convertí en un estudiante mediocre. Realmente era un chico, ¡lo era! En mi juventud empiezo a mentir mucho, a autolesionarme… no quería tener pecho y eso me ha marcado mucho”. Así comienza su historia. Quien habla es Lucas Alcázar, transexual y católico. Dos apellidos que no le molestan porque tiene claro que quiere “ser visible dentro de la Iglesia”, pues “es la única manera de ir cambiando corazones”.

Por eso comparte su testimonio. “He dado charlas en entornos eclesiales y no eclesiales. No tiene nada que ver. En una parroquia el rostro de las personas de Iglesia cambia. La capacidad de escucha no es la misma. Viendo a la persona se acaban las condenas y derribamos los prejuicios”, resalta.

Es miércoles por la tarde. Su cita diaria con la Virgen ya ha tenido lugar. Tras bajar del Santuario de Nuestra Señora de la Cinta, patrona de Huelva, este joven onubense de 37 años descuelga el teléfono para relatarpor videollamada a Vida Nueva su camino, en el que solo una cosa le ha salvado: la fe.

El lugar que más me llena

“Me he tirado horas y horas rezando en el Santuario, que es el lugar que más me llena. Es mi espacio para recibir y pedir. Allí hablo con la Virgen, rezo… a Ella le dedico tiempo, porque me ha enseñado a confiar a ciegas, a confiar en que todo iba a salir bien, ya que tenía fe. Eso es lo que más me ha ayudado, ha sido fundamental en mi camino”, explica esbozando una sonrisa.

“En mi adolescencia creo descubrirme como mujer lesbiana, pues me doy cuenta de que me gustan las chicas. Esto es algo que mis padres no se lo tomaron del todo bien, pero es verdad que yo tenía solo 17 años y que hace dos décadas no estaba socialmente tan normalizado ser homosexual. Esto hizo que me marchara de casa pronto, explica. Y continúa: “Estuve un tiempo creyendo que era lesbiana, aunque seguía sintiendo un fuerte rechazo hacia mi pecho. Ahora creo que entonces no quería ver quién realmente era”.

En 2010, en plena crisis económica, pierde su empleo y pasa meses sin trabajar. Es un momento en el que aparecen las drogas en su vida. “Comencé con un problema de adicción que se prolongó cinco años. Yo no vivía en esa época. Cuando dejé de consumir, lo primero que pensé era que llevaba años sin vivir, señala.

Desintoxicación

Confiesa que hasta intentó suicidarse: “No era que no quisiera vivir, creo que quería dejar de pensar. Yo sabía que algo me ocurría, no estaba bien. Estaba confundido y desorientado y entré en una clínica de desintoxicación, donde estuve dos años. Intenté contar lo que era allí, pero al final obvié esa parte de mí durante el tratamiento”.

Y en este camino, ¿dónde aparece su parte espiritual? “Desde pequeño he ido a misa y mi abuela me enseñó a rezar, pero, francamente, pensaba que mi sitio no estaba aquí, porque no iba a encontrar una respuesta positiva hacia mí”, explica para luego rematar: “No puedo entrar en un sitio en el que se me repudia”. “Los mensajes que escuchaba siempre eran negativos, pero yo tenía dentro de mi algo que me decía que había algo más, no sé cómo explicarlo, pero lo sabía”, añade.

En este punto, y tras haber abandonado el centro de desintoxicación, Lucas –en ese momento era una mujer–, comenzó a buscarse. Empezó a visitar lugares de espiritualidad relacionados con el budismo, el zen, el yoga… hasta que llegó a él la Casa de Ejercicios San Pablo de los jesuitas en Sevilla. Un fin de semana de silencio y oración, en el que conoció al P. José.

Un espacio, un hogar

“Me atreví a exponerle lo que me ocurría en el terreno espiritual: me gustaba la meditación budista, pero no me sentía del todo cómodo, yo me encuentro bien viendo la imagen de una Virgen. Es que es donde siento una conexión… Pero me daba miedo acercarme a cualquier parroquia porque me aterraba el rechazo”, explica.

Lucas se sintió escuchado y, por primera vez, con un plan. El jesuita le recomendó que fuera a un encuentro de Ichthys, la comunidad de cristianos LGTBI de Sevilla.Y así lo hizo. “En esos momentos, fue un auténtico regalo encontrar ese grupo, porque necesitaba un espacio así donde poder nutrirme de la espiritualidad que anhelaba. Para mí ha sido un hogar”, comenta. Pese a sentirse parte de un grupo por primera vez, Lucas no comentó nada sobre su identidad sexual por vergüenza.

Meses después, se marcha a Barcelona con un objetivo: encontrarse. Así lo comparte tanto con el jesuita como con Carmen y Raquel, dos compañeras del grupo que han sido sus pies y sus manos durante todo este proceso.

Acoger y escuchar

Ellos, sabedores de que algo ocurría, le recomiendan que nada más poner un pie en la Ciudad Condal vaya a visitar a un sacerdote que podía ayudarle. Un consejo que acepta. Y esa persona se convierte en alguien muy importante en su caminar.

“Fue la primera vez que le verbalicé a alguien lo que me ocurría: que me sentía un hombre. Él me ayudó muchísimo, aunque no era consciente. Recordaré siempre sus palabras: ‘No te puedo aportar mucho sobre lo que me estás contando porque es un mundo desconocido para mí, pero sí te digo algo para que no se te olvide jamás: Dios siempre va a estar contigo’”. De hecho, “me contó su vocación como un proceso también complicado para que yo viera que no todos los caminos son sencillos”, remata.

Siempre he sido Lucas

“En Barcelona fue la primera vez que yo me siento yo”, continúa explicando. Allí conoció a otras personas que estaban pasando por su misma situación. Comenzó una terapia psicológica grupal en la que le ayudaron a “discernir si realmente era un hombre y tenía que seguir adelante”. “Lo llevaba negando toda mi vida, pero ahora lo tenía claro: yo siempre he sido Lucas”, reconoce.

Me aconsejaron que me pusiera un apodo masculino y que me comprara ropa. Sé que es algo muy simple, pero el caso es que me fui a comprar ropa y dije: este sí soy yo, lo que había antes no era yo”, rememora. Tras comenzar el tratamiento hormonal y lleno de miedos, vuelve a su casa. Su primer paso: operarse el pecho.“Lo recé mucho y me amparé en mi fe”,asevera.

[…]

Reportaje completo solo para suscriptores

Fuente Vida Nueva

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , ,

El estado de Puebla niega por cuarta vez una ley de identidad de género

Miércoles, 24 de febrero de 2021

Por-Alec-Velasco-1024x512Por Georgina González

Fotos: Alec Velasco, Tuss Fernández y Jaime Romay

Por cuarta ocasión el Congreso del estado mexicano de Puebla retrasa la legislación de una iniciativa de reforma al Código Civil que busca garantizar el derecho a la identidad de las personas trans. Además, integrantes del poder legislativo incumplieron un acuerdo en el que se comprometieron a discutir la “Ley Agnes” antes del 15 de febrero.

En memoria de Agnes Torres, mujer trans y defensora de derechos humanos asesinada en 2012, es que los activismos nombran “Ley Agnes” a las reformas que buscan garantizar el derecho a la identidad de las personas trans de Puebla.

En noviembre de 2020 dos organizaciones feministas tomaran pacíficamente las instalaciones del Congreso local y propusieron como una de sus principales demandas la aprobación de esta reforma.

“Durante 8 años, tras el asesinato de Agnes Torres, tres legislaturas se las han arreglado para ignorar nuesra existencia y obstaculizar todas las iniciativas presentadas en reconocer nuestro derecho a la identidad autopercibida y a otros derechos. La omisión y el silencio en la que hoy se refugian para no cumplir con lo pactado públicamente, representa un agravio a la confianza de las y los ciudadanos y el uso de la violencia desde las instituciones en contra de las personas trans”, manifestaron las colectivas feministas y trans durante una rueda de prensa el 3 de febrero.

Puebla es el estado con mayor prevalencia de discriminación en México por varios motivos, entre ellos “sexo y orientación sexual”, de acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS 2017). Además, 8 de cada 10 personas trans de ese estado perciben que sus derechos “se respetan poco o nada”.

Acuerdo incumplido

El 16 de diciembre durante una mesa de trabajo entre las colectivas feministas y la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso (Jucopo), les diputades se comprometieron a legislar la Ley Agnes antes del 15 de febrero. Pero desde entonces no formó parte de la orden del día del poder legislativo y, de acuerdo a activistas, lo y las diputadas “desconocen” de qué trata dicha reforma.

En las semanas recientes la Colectiva Transversales, la Coordinadora Feminsta de Puebla, Coatlicue SiempreViva, otras organizaciones y personas trans han realizado diversas actividades en redes sociales y en las calles de la capital poblana para concientizar e informar sobre la importancia y urgencia de la Ley Agnes en la vida de las personas trans.

También han sido amenazadas. “De que si no dejamos la lucha se va a desatar una guerra sucia en los medios contra las colectividades trans”, alertan en un pronunciamiento.

La importancia de la Ley Agnes

Agnes-Por-Jaime-RomayAgnes Torres fotografiada por Jaime Romay

Dado que aún no existe una ley de identidad de género, algunas personas trans de Puebla se desplazan a uno de los 13 estados donde sí se garantiza este derecho. Sin embargo, al volver a su lugar de origen pueden enfrentar la omisión de parte de las oficinas de Registro Civil para hacer la rectificación y el resguardo de su acta primigenia.

No resguardar el acta primigenia rectificada impide la homologación del resto de documentos tales como certificados de estudios; credencial para votar; información bancaria, y en consecuencia el pleno ejercicio de sus derechos como la salud, la educación, el trabajo, la vivienda, etcétera.

Ante esta negativa la única alternativa actual es interponer un amparo, opción que no es accesible para todas las personas trans por lo tardado y costoso que resulta. 

Tuss Fernandez, originario de Puebla, corrió con suerte y se sabe privilegiado al respecto. Un despacho de abogados tomó su caso sin cobrarle y con urgencia lo ampararon pues el Registro Civil central del estado “alertó a instituciones alegando un uso de doble identidad”.

En 2014 la Ciudad de México era el único estado del país en garantizar la identidad de género mediante un trámite administrativo. El día que se promulgó el decreto personas trans de otros estados acudieron para obtener su acta de nacimiento rectificada, Tuss fue uno de ellos.

“El trámite fue sorprendentemente sencillo. Me dieron un formatito que llené en cinco minutos, entregué los papeles y estaba lista mi nueva acta de nacimiento. Fue muy reconfortante haber podido hacer el cambio y haberlo podido hacer tan rápido y fácil, el problema fue cuando llegué a Puebla”, recuerda Tuss en entrevista con Presentes.

Tuss pasó casi cuatro años sin documento de identidad y en consecuencia no pudo acceder al resto de sus derechos en el estado que lo vio nacer.

Fueron tres años de juicio. Los representantes de las instituciones no contestaban, el juez solicitaba argumentos, no había. Mi abogado solicitó imponerles multa y fue entonces que respondieron (…) Era interminable. El tribunal falló a mi favor pero tuvieron que pasar 11 meses para que cumplieran la sentencia (…) Fue desgastante, humillante y frustrante, fue un trancazo (golpe) emocional que me costó terapia, una relación de pareja, oportunidades de trabajo, viajar, depresión y tristeza”.

Los abogados intentaron que la resolución fuera un antecedente para otros casos similares pero el juez sólo admitió la sentencia favorable a Tuss.

Para la abogada Jessica Marjane el derecho a la identidad en Puebla requiere que suceda “bajo el principio de celeridad”. Y añade “los cambios no se esperan hasta el último momento, hasta tener otra asesinada más, a que existan más trabas y se vuelvan más complejos los cambios. Sino es acelerar para transformar, para reducir la brecha de desigualdad, acelerar porque no tenemos otra vida más que esta (…) Nuestra vida está en el reconocimiento de la identidad porque es una deuda histórica por las compañeras que han asesinado, por las generaciones que vienen y por quienes estamos aquí. Ahí está la importancia de tener un piso mínimo de derechos, de dignidad, de congruencia y sobre todo de tener un Estado que nos vea como sujetas, sujetos, de derechos y no como objeto de violencia”.

Cuatro iniciativas sin avances

Por-Alec-Velasco-2-1024x768Agnes Torres trabajó activamente para que el derecho a la identidad de las personas trans se reconociera en Puebla con un proyecto de ley que pretendía reformar artículos del Código Civil local, hizo trabajo de cabildeo con su propuesta pero ningún integrante del Congreso mostró interés en ella y el 9 de marzo de 2012 fue asesinada en Atlixco. Tenía 28 años.

Tras su asesinato organizaciones civiles impularon en 2013 la “Reforma Agnes Torres” para continuar con su trabajo. Sin embargo, durante el último lustro las diferentes legislaturas de Puebla no discutieron ni analizaron al menos tres iniciativas —entregadas en 2016, 2019 y 2020— que buscaban garantizar el derecho a la identidad de las personas trans.

El pasado 15 de enero, las diputadas Vianey García y Estefanía Rodríguez presentaron una versión más a las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales, y Procuración y Administración de Justicia del Congreso local. Y en ésta participaron activistas y colectivas trans con el objetivo de “ampliar la mirada y garantizar derechos” pues buscan que este derecho favorezca también a niñes y adolescentes trans.

Para conocer el estatus del compromiso, Presentes intentó, por varias vías, comunicarse con Gabriel Biestro, diputado y presidente de la Jucopo, pero no hubo respuesta. Sin embargo, el 15 de febrero comentó en rueda de prensa: “yo creo que sí tiene posibilidades de salir siempre y cuando se presente el dictamen ante las comisiones, se estudie, se discuta y de ahí pueda pasar al pleno (…) sería una cuestión de días, no tendría porqué estar en seis meses, porque además desde que llegamos nosotros nos encargamos de que esas cosas se iban a legislar en esta legislatura”.

Después agregó que la iniciativa fue presentada por la diputada Vianey García y que estaba en poder de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales.

Nuevas estrategias

En las últimas semanas les activistas denunciaron las omisiones al compromiso y en medio del escenario electoral 2020-2021 advierten voto de castigo a cuatro de los nueve integrantes de la Jucopo que firmaron el acuerdo y que en próximas semanas buscarán un nuevo cargo de elección popular.

“El panorama (político) es complicado porque actualmente muchas de mis compañeras y compañeros están solicitando licencia e inclusive están pensando en las próximas elecciones y no se está volteando a ver los acuerdos que ya se tienen, uno de ellos es tratar la Ley Agnes. Es lamentable que todavía no se haya podido tratar, ni siquiera existe un posicionamiento por parte de los que firmaron el acuerdo”, comentó la diputada Estefanía Rodríguez en entrevista con Presentes.

“Esta falta de voluntad política de los diputados y las diputadas también es una forma de violencia institucional y que nos preocupa especialmente que desde las instituciones, desde el Congreso del Estado se esté promoviendo este tipo de conductas que nos violentan y que invisibilizan a la población trans y que nos obstaculizan para el ejercicio pleno de los derechos humanos”, señaló Tuss Fernandez.

La Colectiva Transversales, Grupo Transgénero Puebla, Coatlicue SiempreViva, la Coordinadora Feminista de Puebla, otras organizaciones y personas trans activarán nuevas estrategias, entre ellas proceder legalmente ante el incumplimiento del Congreso y avanzarán con la Ley Agnes a nivel federal.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Comunidad mapuche reclama por asesinato de una joven activista trans en el sur de Chile

Martes, 23 de febrero de 2021

Emilia-Milen-Herrera-331x445-1Emilia, una activista y artista trans de 25 años, fue asesinada el miércoles en Panguipulli, al sur de Chile. Recibió un disparo en la cabeza en circunstancias que se están investigando. En la misma zona hace días un artista callejero fue abatido a tiros en un operativo policial.

Por Airam Fernández, desde Santiago de Chile 

Emilia Milén Herrera Obrecht fue asesinada de un disparo en la cabeza el miércoles en la madrugada, cerca del condominio Riñi Mapu, en Panguipulli, una ciudad del sur de Chile. Tenía 25 años, en su entorno le decían “Baucis” y hace poco tiempo había iniciado su transición, en el seno de una comunidad mapuche.

A Emilia le dispararon en circunstancias que todavía son investigadas por la Brigada de Homicidios y del Laboratorio de Criminalística Regional de Los Ríos. Pero su muerte ocurre a menos de dos semanas de que se viralizara un video del asesinato de Francisco Martínez, un artista callejero que se resistió a un control de identidad y a cambio recibió cuatro balazos del arma de un policía. Lo que devino en una ola de protestas en varias ciudades de Chile.

Es la misma localidad en la que hace cuatro años la activista ambiental Macarena Valdés fue encontrada muerta en su casa, en la comunidad mapuche Newen de Tranguil. Aunque la autopsia oficial estableció un suicidio, su familia sigue denunciando un asesinato generado en el marco de una lucha que comandaba en contra de la instalación de un proyecto hidroeléctrico de una empresa austríaca.

Desigualdad y falta de diálogo

Una fuente que vive en la zona, conversó con Presentes vía telefónica y pidió el resguardo de su identidad por temor a represalias, explicó: lo que ocurre en Panguipulli y las zonas aledañas es el reflejo de una división que viene gestándose desde hace años, con una marcada desigualdad. Con una vida en esa ciudad sureña, habla con énfasis de “falta de diálogo con los pueblos originarios, que tienen una lucha histórica por la autonomía territorial, y simplemente no los escuchan y los reprimen”. Y cuenta que los conflictos con la municipalidad y las autoridades “también vienen creciendo desde hace tiempo, en parte por estas razones”.

La bala que mata a Emilia se dispara en ese escenario. Y en medio de un conficto que resurge cada año: la necesidad de “veranear” y de llegar a playas aledañas a condominios privados en Panguipulli, que bloquean el libre acceso.

Qué dice la comunidad mapuche 

17-f-mapu-5En un comunicado, la comunidad mapuche Lof Llazcawe, que consideraba a Emilia una lamngen (hermana en mapudungún), explicó que cayó por una bala disparada en su frente por parte de los propios guardias sicarios contratados por el condominio, quienes en ese momento estaban expulsando a unos campistas que se encontraban ahí”. En ese texto, difundido por redes sociales, aseguran que Carabineros les había autorizado durante la tarde que acamparan en el lugar.

Según el parte policial de Carabineros, registrado por el OS-1 de la policía uniformada y publicado por el diario La Tercera, se trataba de un grupo de aproximadamente 20 personas. El vocero de la Fiscalía Regional de Los Ríos, Eric Aguayo, dijo a la prensa local que el fiscal jefe de Panguipulli, Marcelo Leal, encabeza las diligencias para esclarecer lo ocurrido. Detalló que tras los disparos, se produjo “un incendio de varios inmuebles ubicados allí” y que a raíz de ese incidente hay siete personas detenidas.

Presentes intentó comunicarse con la Fiscalía de Los Ríos para intentar aclarar lo que ocurrió, conocer todas las versiones que se manejan e indagar respecto al origen de las balas, pero hasta el cierre de esta nota no hubo respuestas.

Justicia para Emilia

Multiforme, plantaniñanimal, transmutando, trava. Emilia se definía así en su perfil de Instagram. Era artista plástica, nació y se crió en Santiago, pero hace al menos cinco años se había mudado al sur de Chile, cuentan en su entorno. Desde hace poco había decidido asentarse en la ciudad de Valdivia, ubicada a 100 kilómetros de Riñimapu, adonde se movía con frecuencia.

Una amiga de su infancia, con quien compartió colegio y años de adolescencia, cuenta que aunque no se veían desde hacía tres años, sabía que estaba feliz en el sur. Complementaba su rol como artista con el trabajo de la tierra, el cuidado y recuperación de animales de la calle, un proyecto de elaboración de quesos y la enseñanza de mapudungún.

“Lamentablemente yo me salté la última etapa de su vida, que es cuando logra su consagración social y personal. Pero sé que estaba haciendo lo que quería,.Sanándose y muy conectada a la tierra y al pueblo mapuche”, cuenta. Por eso no puede entender cómo pasó algo así: “Esto fue un acto injustificado y no ocurrió en el contexto de una protesta, ni de una toma. Emilia no era ninguna terrorista, como dicen por ahí. Ella estaba en otra sintonía, en el lugar equivocado, y recibió un disparo injustificadamente”, dice, basada en las versiones que manejan varios grupos del colegio al que fueron juntas.

En un momento tan complejo, sólo desea que la Justicia llegue y busca aliviar el dolor recordando los momentos felices. Repasando sus dibujos, sus grabados, su arte: “Era la mejor persona del mundo. Nunca dejaba de sonreír y siempre tenía las palabras precisas cuando alguien lo necesitaba”.

A Emilia la enterraron el 17 de febrero en la tarde. La comunidad Lof Llazcawe la despidió con una tradicional ceremonia fúnebre mapuche.

Desde el miércoles, varias manifestaciones y velatones se han levantado en distintas ciudades de Chile. Este viernes 19 de febrero por la tarde habrá una jornada de agitación en el Cerro Huelén, en Santiago, convocada por amigues de Emilia y respaldada por varias organizaciones LGBTI. No sólo van a exigir justicia para Emilia. También quieren alzar la voz, desde la capital, para que cese la violencia, el abuso policial y la represión mapuche en el sur del país.

Agencia Presentes informa que: Todos nuestros contenidos son de acceso libre. Para seguir haciendo un periodismo independiente, inclusivo y riguroso necesitamos tu ayuda.  Podés colaborar aquí.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

El actor chileno Pedro Pascal al presentar a su hermana transgénero: “Lux, nuestra luz”

Sábado, 20 de febrero de 2021

pedro-pascal-y-hermana-transEl actor de ‘The Mandalorian’ y ‘Juego de tronos’ apoya a su hermana pequeña en su transición: “Mi corazón”

La también actriz de 28 años protagoniza la portada de una famosa revista chilena tras iniciar su proceso hormonal

Pedro y Lux son hijos de exiliados chilenos y nietos de abuelos españoles

Pedro Pascal, el actor chileno con nacionalidad estadounidense que se hizo famoso por la serie Narcos, que también ha participado en Star Wars (The Mandalorian), Juego de Tronos y la segunda parte de Wonder Woman, ha publicado en sus redes un cariñoso mensaje hacia su hermana.

El actor de 45 años tiene una hermana trans que hace unos días salió del armario públicamente. Lux Pascal tiene 28 años y es también actriz. Ha trabajado en la serie Los 80, en Narcos y en La Jauría.

Lux residen en Nueva York, donde estudia artes escénicas. Lux quiere seguir los pasos de su hermano en Hollywood. Actualmente toma clases de actuación en la prestigiosa escuela Julliard, en Nueva York, formación que inició en la Universidad Católica de Santiago. Cuenta con casi 40.000 seguidores en Instagram, red a la que se unió hace solo seis meses, aún lejos de los más de 2 millones con los que cuenta su célebre hermano.

La joven reveló en la entrevista para el suplemento de El Mercurio que comenzó un tratamiento hormonal en julio, contando con el apoyo de su familia durante todo el proceso. Lux comunicó a Pedro su transición a mujer por videollamada. La primera reacción de su hermano fue preguntarle cómo se sentía, ya que “estaba un poco preocupado”. La actriz le respondió que se sentía feliz y él la felicitó. “Perfecto, esto es increíble”, le dijo.

En una entrevista para la revista chilena Ya, afirma: “Ya lo había ido conversando con mi familia entera, de a poquito, como saliendo del clóset un poco como no binaria durante un periodo de mi vida como de tres años. Pero ahora era mucho más, finalmente puedo decir que soy mujer”, dijo la actriz a la publicación.

“Para todos en mi familia mi transición ha sido algo natural. Casi algo que esperaban que sucediera”, destacando el papel jugado por su hermano mayor: “Ha sido un guía. Él fue de los primeros que me regalaron las cosas que me fueron formando identitariamente”, contó, para luego explicar que se sentía “muy cómoda como niña” y que con el tiempo se dio cuenta que así se sentía feliz. “Como soy artista, en todas las circunstancias que podría proyectarme como mujer alcanzaba más libertad expresiva. Siento que en los espacios masculinos siempre trataron de suprimir eso que a mí me producía tanto goce”.

“Siento que para mí es mucho más sencillo también moverme en el mundo como mujer. Pero yo sigo abogando por que las identidades no binarias tengan un espacio”, aseguró. “Entendí que el concepto trans se ha ido diversificando, y me abrió la cabeza, como que dije, ahora lo puedo intentar”, enfatizó respecto de su decisión de hacer pública su nueva identidad.

Luz Pascal defiende el activismo transgénero: “Necesitamos activistas trans que sean buenas, inteligentes, que estén informadas y que sean referentes para combatir la transfobia, la homofobia y el racismo”.

 Su hermano, Pedro, compartió un precioso mensaje de apoyo hacia su hermana ante sus más de 2 millones de seguidores:

“Mi hermana, mi corazón, nuestra Lux”.

Lux es la menor de los cuatro hijos del médico José Balmaceda y la psiquiatra Verónica Pascal, fallecida hace 20 años. Son nietos de un matrimonio español, una abuela nacida en la isla de Mallorca y un abuelo nacido en el País Vasco.

Al poco de nacer Pedro Pascal, el mayor, sus padres abandonaron Chile durante la dictadura militar de Augusto Pinochet. Se establecieron en California, donde nacieron Lux y Nicolás, que regresaron con sus padres a Chile a mediados de los años 90 y se criaron allí.

José Pedro Balmaceda Pascal, nombre real de Pedro Pascal, vive en Nueva York desde 1993 y ya tiene la nacionalidad estadounidense. Es conocido por interpretar al príncipe Oberyn Martell (la “víbora roja”) en la premiada serie Juego de tronos, a Javier Peña en Narcos y actualmente, al ‘mandaloriano‘, protagonista de The Mandalorian en Disney Plus, serie del universo ‘Star Wars’, nominada a los próximos Globos de Oro.

En diciembre de 2020, se estrenó Wonder Woman 1984, dónde Pascal da vida al supervillano Maxwell Lord. Recientemente se ha sabido que será el protagonista de la nueva serie de HBO, The Last of Us, y de The Bubble (Netflix), la nueva comedia sobre la pandemia de Judd Apatow.

Pascal ha aparecido en otras series de televisión como Buffy, la cazavampiros, The Good Wife, Homeland y El Mentalista. También tiene una extensa experiencia en teatro, como director y actor, por la que ha recibido distintos premios, y protagonizó el videoclip de la cantante Sia, Fire Meet Gasoline.

Después de interpretar al agente de la DEA, Javier Peña, en la serie Narcos, la firma española Loewe le escogió como imagen de su perfume Solo.

Fuente El Mercurio/Ya

General, Historia LGTBI , , ,

La teoría de la conspiración de QAnon afirma que las vacunas COVID te convertirán en gay o trans

Viernes, 19 de febrero de 2021

245px-QAnon.svgFoto Wikipedia

En la última teoría de la conspiración surgida de las profundidades de QAnon, la opinión de que las vacunas COVID-19 te convertirán en gay o trans.

Y sí, es hora de que todos nos arrojemos al sol. La humanidad está cancelada.

El reportero de la BBC Shayan Sardarizadeh subió capturas de pantalla de la plataforma de redes sociales de derecha Telegram de los partidarios de QAnon que arrojan una teoría degradada y poco científica de que, er, las vacunas hacen que las personas sean LGBT +.

QAnon es un movimiento pro-Trump que alguna vez estuvo marginado e infestado de trolls, que pasó de ser intrincadas peroratas en los foros de mensajes a ser considerado una amenaza terrorista nacional por las principales agencias de seguridad nacional.

Pero su última teoría es una versión aparentemente aún más salvaje de una afirmación pseudocientífica de un clérigo iraní, el ayatolá Abbas Tabrizian, que le dijo a sus seguidores de Telegram que se mantuvieran alejados de los vacunados contra el coronavirus, ya que se han “convertido en homosexuales”.

Un usuario con 180.000 seguidores, según la captura de pantalla de Sardarizadeh, escribió: “Supongamos que [ser LGBT + es] genético por un minuto. Dado que los homosexuales en general no procrean a sus propios hijos, su propia genética generalmente no se transmite.

Influencer de QAnon que tiene ‘amigos homosexuales’ teme que la vacuna contra el coronavirus te vuelva gay“: Dado que eso va en contra de la continuación de la vida, entonces la homosexualidad no puede ser un gen dominante, debe ser recesivo”.

La perorata serpenteante de alguna manera empeora. “Tengo muchos amigos homosexuales que han dicho que sabían que eran diferentes DESDE QUE ERA NIÑOS. ¿Cuándo es tu primer recuerdo? ¿Cuatro años de edad? Ya ha recibido 50 vacunas para entonces en 2020 “. ¿Los niños no vacunados también son homosexuales o transgénero? No lo sé. “

Sardarizadeh también compartió un reblog de un usuario con más de 56.000 seguidores que estuvo de acuerdo con Tabrizian y dijo: “En mi opinión, no está lejos. Es por eso que tenemos confusión de género entre nuestra juventud. Investigue cómo introducen hormonas y alteran el ADN con sus vacunas “.

Las redes sociales se llenaron rápidamente de información errónea después de que los fabricantes de medicamentos anunciaran las vacunas COVID-19. Hay muchos tipos de vacunas pero, en su mayor parte, le dan al cuerpo un modelo seguro para combatir virus particulares.

Tome la vacuna Pfizer-BioNTech. En resumen, funciona inyectando al cuerpo el material genético que las células leen para producir proteínas, en este caso, las proteínas con púas que le dan al coronavirus su forma de “corona”.

Entonces, si el cuerpo se encuentra con el coronavirus, con sus proteínas con picos, el cuerpo sabe que no debería estar allí y ya tiene el plan listo para producir anticuerpos y linfocitos T.

En otras palabras, no, no causa homosexualidad.

Funte Pink News

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Julio Puente López: “Ponerse en el lugar de las personas trans no es fácil, pero es de justicia y de fe cristiana”

Sábado, 13 de febrero de 2021

trans-transexuales-eeuu-derechoshumanos-idaho-gobernador-1“Fanatismo religioso y derecho natural”

“El periodista americano Michael Sea Winters afirma que se está produciendo un cisma de corte jansenístico en la Iglesia americana que ha infectado a la jerarquía y al clero”

“La radicalización, como vemos, no es algo exclusivo hoy de la lucha política y de la sociedad civil. El sector integrista sigue sin aceptar la realidad de una Iglesia que ha dejado atrás la ideología de cristiandad”

“No es fácil ponerse en el lugar de las personas trans, comprenderlas. Pero tenemos que hacerlo por deber de justicia y de fe cristiana. Tiene que haber protección legal para los millones de personas trans que hay en el mundo”

“Las rutas de la renovación son como un laberinto… La futura ley trans española, redactada desde el conocimiento científico y la sensatez, debería alcanzar el máximo consenso posible y contar con el asesoramiento y la experiencia de las personas de ese colectivo”

07.02.2021 | Julio Puente López

“¿Es el presidente de la Conferencia Episcopal ahora el gran imán de cada católico de Estados Unidos?” Es la pregunta que se hacía en el NCR el periodista Michael Sean Winters el pasado 27 de enero. Se refiere al arzobispo Gomez, miembro del Opus Dei. Winters afirma que se está produciendo un cisma de corte jansenístico en la Iglesia americana que ha infectado a la jerarquía y al clero. El influyente laico católico George Weigel, biógrafo de Juan Pablo II, sería uno de los que está flirteando con este tema.

Con motivo de la proclamación de Biden como nuevo presidente de Estados Unidos al Arzobispo Gomez le faltó tiempo para recordarle la doctrina de la Iglesia, la del aborto en concreto, que si este ignora le inhabilitaría según muchos neoconservadores para recibir la comunión. ¿Sería este un sacramento para los puros al que los débiles no podrían acudir para hacer más fuerte su fe? El papa Francisco no es de esa opinión.

La radicalización, como vemos, no es algo exclusivo hoy de la lucha política y de la sociedad civil. La Iglesia católica sufre también en su seno profundos enfrentamientos. Con nostalgia de la ideología de cristiandad o del Estado confesional, la oposición de carácter ultraconservador al programa de reformas del papa Francisco tiene las características de los comportamientos sectarios.

El sector integrista sigue sin aceptar la realidad de una Iglesia que ha dejado atrás la ideología de cristiandad. “El Vaticano I hablaba de la Iglesia como “sociedad perfecta”; el Vaticano II habla de la Iglesia como “necesitada de continua renovación”, leemos en la Historia de la Iglesia editada por la editorial San Pablo. El historiador Guido Zagheni dedica a este tema un capítulo de casi 70 páginas titulado “El proyecto de “cristiandad”: Modelo de relación entre la Iglesia y el mundo”. Su conclusión es clara: con el Vaticano II se ha superado la ideología de cristiandad.

LAS-PERSONAS-TRANS-NO-SON-PELIGROSAS_DSC_2507-1000x500Pero las rutas de la renovación no son fáciles. Son como un laberinto donde todos andamos dando vueltas sin encontrar la salida de Mt 6, 24: Dios o el dinero, evangelizar o colonizar. Y el clero renuncia, sí, al sexo, o lo intenta, pero se enreda siempre en los juegos del poder y de la acumulación de bienes, sin querer comprender que el cristianismo que cree que hay acceso a Dios desde el apego al dinero es falso. Es el problema que tienen todas esas personas tan amantes de las tradiciones religiosas y de la estética litúrgica, pero no tanto de la justa distribución de la riqueza.

En la década de los setenta el sociólogo alemán Franz-Xaver Kaufmann escribió un libro titulado “Theologie in soziologischer Sicht” (Herder, 1973). El autor dedica un capítulo a estudiar el papel que ha jugado el pensamiento iusnaturalista en la estabilización del catolicismo, sobre todo en la sociedad alemana. Fue el fundamento ideológico que hizo posible la aparición de una subcultura católica unida, cerrada y partidista en la esfera política. Desde Pio IX hasta el concilio Vaticano II el papado se sirvió de la teoría del derecho natural y de la apelación a la ley natural para marcar la frontera con la sociedad secular y dar cohesión a la comunidad de creyentes.

El Vaticano II supuso el fin de esa ideología, pero Juan Pablo II y Benedicto XVI volvieron a insistir en la teoría del derecho natural reivindicando un liderazgo moral del papado no solo para la Iglesia, sino también frente a la sociedad civil. Benedicto XVI en su viaje a España esgrimió el derecho natural al enjuiciar la ley del aborto y la ley del contrato civil entre personas del mismo sexo. La España laica entendió que era “una extorsión a la libertad de conciencia”. “La coartada justificadora era la supuesta violación del derecho positivo de una ley natural que solo la Iglesia católica se halla en condiciones de conocer, interpretar y aplicar” (Javier Pradera, El País, 10 de noviembre de 2010).

Y ahora los obispos de Estados Unidos, como si quisieran ser la tercera cámara del Estado, no han perdido ni un minuto en hablar al presidente Biden de la ley del aborto para influir así en su conciencia. Se olvidan de que el cristiano mayor de edad juzga por sí mismo lo que cree justo (cf. Lc 12, 56-57). Se olvidan de la legítima autonomía de la ciencia, de la autonomía de lo temporal, de que los obispos no pueden substituir la conciencia de los fieles, de que la misión de la Iglesia no es de orden político, económico o social. Estos obispos ignoran todo aquello que enseñó el Vaticano II en la Gaudium et spes.

Imagen-despatologización-transLa Iglesia anterior al Vaticano II era una sociedad que se decía perfecta y que constituía una cultura aparte y a la defensiva frente a lo que venía de fuera, que creaba una sociedad paralela con escuelas, universidades, hospitales, medios de comunicación y toda clase de sociedades y organismos a los que se añadía el adjetivo de “católicos”. Esa Iglesia no daba siempre un testimonio auténtico del Evangelio, porque conseguir influencia y poder no es evangelizar. Tradicionalista y dogmático, el catolicismo era visto por muchos como una secta. En América se usaba con frecuencia la palabra inglesa “sectarian” para referirse a ese tipo de creyente católico. Ahora volverá a haber nuevos motivos para hacerlo.

Pero una Iglesia así, de doctrina y ritos que no cambian y que promete la salvación frente a un mundo extraviado, sigue teniendo sus adeptos. Ahí tenemos a los grupos católicos federados en “Una Voce”, y a los clásicos grupos ultraconservadores y fundamentalistas españoles de todos conocidos, con su interpretación al pie de la letra de la Escritura, su intransigencia y su rigidez dogmática.

Wolfgang Waldstein, el famoso jurista de Salzburgo que el papa Benedicto XVI citó en su discurso en el “Reichstag” de Berlín, gran defensor del iusnaturalismo tal como lo explicaba el magisterio hasta hace poco, fue nombrado presidente de honor de la asociación laica alemana “Pro Missa Tridentina”. El cardenal Rouco Varela reflexionó en 2019 sobre ese discurso del papa Ratzinger en el Parlamento de Berlín en 2011. En su artículo, “¿Un nuevo retorno del derecho natural?” publicado en Ius Communionis, presenta Rouco el discurso de Benedicto XVI como una propuesta para recuperar el “derecho natural” como categoría intelectual y como valor ético-jurídico.

Todo ello es legítimo y tiene su sentido, pero conviene no olvidar que un “corazón dócil, que sepa escuchar para juzgar, para discernir entre el bien y el mal”, como pedía Salomón (cf. 1 R 3, 9), es algo que no le es negado a ningún hombre honesto. Benedicto XVI cita ese pasaje con la expresión de “un corazón oyente” (“ein hörendes Herz”) y también cita el versículo de Rm 2, 15 que habla de una ley escrita en el corazón, en la conciencia de todo hombre, no solo en la de los cristianos. Ya nos dijo Ebner, y luego Rahner, que el hombre es “Hörer des Wortes”, “oyente de la palabra” divina. Y es la “confianza en la palabra” lo que constituye para el personalismo la última instancia, el fundamento de la vida social, de la ley y del derecho. Aunque Ebner nos recuerda, citando Dt 30, 14, que Dios ha puesto su palabra en nuestro corazón para que la podamos poner en práctica, nos dice en sus “Glosas al prólogo del Evangelio de Juan” (1921) que “no es necesario en absoluto entender esta confianza en un primer momento en sentido religioso”. Tal vez los estudiosos del derecho podrían encontrar aquí un puente entre el positivismo jurídico de H. Kelsen, contemporáneo de Ebner, por cierto, y el iusnaturalismo.

La ley natural no se encuentra en ninguna caja fuerte del Vaticano bajo siete llaves teniendo acceso a ella solamente el magisterio del papa. Que su fundamento sea la ley eterna de Dios no anula la capacidad de todo hombre para razonar. Como enseñó hace años el profesor Stephen Buckle “la idea de derecho natural no proporciona atajos al razonamiento moral”. La promulgación de esa ley y de ese derecho corresponde, como ya defendió Santo Tomás de Aquino, a la inteligencia humana. En ese sentido, como muestra Buckle, la ley natural bien entendida tiene capacidad para incorporar el cambio.

el-papa-con-neria-y-su-mujerDiego Neria Lejárraga, el primer transexual en ser recibido por un papa,

Siguiendo las enseñanzas del profesor Jesús Vega López, si le he entendido bien, esta ley no puede interpretarse en un sentido radicalmente contrario a la idea de igualdad en su sentido moderno y contemporáneo, puesto que incluye la noción de universalidad normativa que da origen a la idea de “ley moral”.

El contenido de la ley natural ha de ser interpretado, pero sin apelar a una antropología natural inalterable, porque entonces estamos haciendo una interpretación no igualitaria negando los hallazgos del razonamiento crítico jurídico que reconoce que existe un derecho fundamental a la igualdad de trato y a la no discriminación. La afirmación de este derecho constituye la base de las legislaciones de los Estados occidentales que reconocen las uniones civiles de las personas del mismo sexo y los derechos de las personas con sexualidades diversas. Sin reconocer este derecho a la igualdad de trato, que la Iglesia debería aplicar a sus propios fieles, a las mujeres y a las minorías sexuales, resulta difícil ver que las pretensiones de la Iglesia en estas materias puedan tener acogida en un Estado constitucional laico. No aparecerían ante los ciudadanos como una doctrina moral “razonable”.

No es de extrañar que las reformas del papa Francisco encuentren oposición cuando queriendo ser fiel al espíritu de “aggiornamento” y de renovación de la Iglesia del Vaticano II afronta los problemas sin recurrir a esa teoría del derecho natural. El cardenal Müller se expresó así en una entrevista del Corriere della Sera: “La palabra de Dios vale para todos los tiempos. Y habla del derecho natural, moral. La constitución antropológica no se respeta en esta nueva antropología LGTB”. Según Müller “el papa es el primer intérprete de la ley natural”. Y pregunta: “¿Por qué interviene en estos asuntos de los Estados sin subrayar la dimensión de la ley natural?”

Se ve claramente el interés de los ultraconservadores por usar ese concepto como un comodín dialéctico con el que hacer oposición. Müller, con el puritanismo ajeno al Evangelio que desde San Pablo impregna la enseñanza de la Iglesia, e ignorando la sexología, recuerda que “las relaciones sexuales están reservadas exclusivamente al matrimonio”. Reprocha así al papa que hable de las uniones civiles entre personas del mismo sexo, del derecho de todos a tener una familia y una protección legal.

En 2019 este cardenal viajó a Estados Unidos y se vio con los miembros de la Corte Suprema y católicos conservadores, Samuel Alito y Brett Kavanaugh, así como con Brian S. Brown, conocido activista homófobo y con la princesa Gloria von Thurn und Taxis, una millonaria de Ratisbona amiga de los que se oponen a Francisco. Esta empresaria ultraconservadora, que ve en Müller al Trump de la Iglesia, fue la que puso al cardenal en contacto con Stephen Bannon. Uno recuerda aquellas palabras de Ebner cuando se preguntaba en su escrito “El escándalo de la representación” qué espera la aristocracia de una victoria de Dios. “Nada cuando se da en el corazón del hombre. Pero ¿qué de esta en el mundo?”

21805558685-5e3ac127a9-z

Hermana Mónica Astorga OCD, quien acompaña y ayuda a mujeres trans (Diario de Río Negro/Gobierno Provincial )

Los grupos de presión que mezclan política y religión son, como vemos, especialmente activos en América. Francisco parece estar en buena forma, pero ya se han publicado libros que nos hablan de cómo debería ser el próximo papa. George Weigel y Edward Pertin han publicado sendos libros con el mismo título, The Next Pope. Si en Roma o en la iglesia alemana se estudia la posibilidad de dar la comunión a los divorciados que han vuelto a contraer matrimonio Weigel, haciendo una interpretación burda del Evangelio, se apresurará a señalar que el papa no puede cambiar la doctrina de Jesús sobre la indisolubilidad del matrimonio. Es una táctica común en el sectarismo refutar lo que el adversario no ha sostenido. Lo que técnicamente llaman “mutatio elenchi” si se hace a sabiendas. Una forma de acusar falsamente. Además se pasa por alto Mt 19, 9: “a no ser en caso de porneia”, algo que rompería el matrimonio.

Weigel no ha dudado en tergiversar la doctrina social del papa Juan Pablo II en la encíclica “Centesimus annus” (1991). Pero el texto es claro: “Queda mostrado cuán inaceptable es la afirmación de que la derrota del llamado “socialismo real” deja al capitalismo como único modelo de organización económica. Hay que romper las barreras y los monopolios que colocan a tantos pueblos al margen del desarrollo, y asegurar a todos —individuos y naciones— las condiciones básicas que permitan participar en dicho desarrollo” (Centesimus annus, 35). No es pues verdad como afirma Weigel que el papa apoyara la doctrina de la autorregulación libre de los mercados.

El sectarismo ultraconservador se hace con frecuencia fanatismo obsesivo en los temas de la sexualidad y de las relaciones humanas. Así, por ejemplo, el que fue arzobispo de San Luis, el conservador americano Carlson, hoy ya retirado, insistía todavía en 2020 en que “la comprensión católica de la persona humana sostiene que el sexo y el género no pueden separarse”. Pero la realidad de la vida hace pedazos la rigidez de esa doctrina de la Relación final del Sínodo de los obispos de 2015 recogida luego en otros documentos.

I000010FTRIErJF4Un caso real lo puede mostrar. Recordemos a J. Morris. Falleció el 20 de noviembre de 2020 a la edad de 94 años. Sirvió en el ejército británico durante la segunda guerra mundial, se graduó como oficial de inteligencia en Sandhurst, trabajó como periodista y, como miembro de la expedición de Hurt y Hillay en su conquista del Everest, dio la noticia en exclusiva para The Times en 1953. Morris, después de estudiar en Oxford, contrajo matrimonio con Elisabeth Tuckniss, la mujer de su vida con la que tuvo 5 hijos. Escribió más de 40 obras, entre ellas Pax Britannica, una historia del imperio británico en tres tomos y libros de viajes traducidos a muchos idiomas. James Morris, nacido biológicamente como varón, siempre supo que era mujer.

En 1972 James Morris viajó a Casablanca para someterse a una reasignación de sexo. Lean su obra “Conumdrum” (Enigma). Desde entonces y hasta que murió en 2020 fue Jan Morris. Tras un divorcio al tener que someterse a las leyes, de nuevo la unión civil con Elisabeth Tuckniss, el tú de su yo, más allá del sexo y de la orientación sexual. Fue una mujer transgénero primero, mujer transexual después de la operación, en una larga lista en la que están Lili Elbe, Virginia Prince, Caitlyn Jenner, Georgine Kellermann y millones de otras. Y habría que hablar también de los hombres trans, que nacieron con el sexo biológico de mujer. Está claro que el sexo y el género no siempre van de la mano. Son cosas diferentes. Y otra cosa distinta de ambos es la orientación sexual. Y eso simplemente es lo que afirman los estudios de género.

No es fácil ponerse en el lugar de las personas trans, comprenderlas. Pero tenemos que hacerlo por deber de justicia y de fe cristiana. Tiene que haber protección legal para los millones de personas trans que hay en el mundo. La futura ley trans española, redactada desde el conocimiento científico y la sensatez, especialmente en los que se refiere a los menores, debería alcanzar el máximo consenso posible y contar con el asesoramiento y la experiencia de las personas de ese colectivo.

La comunidad transgénero de Estados Unidos (cerca de un millón de personas) le hizo saber al arzobispo Carlson que su doctrina desconocía su problemática. Si se evitan las posturas sectarias no tendría por qué ocurrirle lo mismo a la Iglesia en España.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

Denuncian una agresión tránsfoba a un niño de once años en Pamplona: “Le tiraron al suelo y le patearon”

Sábado, 13 de febrero de 2021

 fotonoticia_20190126174957_640Desde Naizen señalan que “a raíz de la agresión el niño teme salir a la calle y encontrarse de nuevo con los agresores”

Maialen Ferreira

La asociación Naizen de familias de menores transexuales de Navarra y Euskadi ha denunciado este jueves una agresión tránsfoba a un niño de once años, cuyas iniciales corresponden a M.S. Los hechos ocurrieron el pasado 7 de febrero cuando el menor se encontraba en un parque de la comarca de Pamplona junto a sus amigas y fue atacado por otros cuatro menores. “Mientras proferían insultos referentes a su condición, un grupo de cuatro menores de edad le tiraron al suelo y le patearon hasta que un testigo detuvo la agresión”, denuncia la asociación en un comunicado.

Tras acudir al hospital para solicitar un parte de lesiones, la familia del menor interpuso una denuncia por delito de lesiones y otra por delito de odio ante la Policía Foral. Sin embargo, desde Naizen señalan que “a raíz de la agresión el menor teme salir a la calle y encontrarse de nuevo con los agresores”.

“Desde la asociación, condenamos cualquier tipo de agresión a cualquier persona, pero somos conscientes de que nuestros hijos e hijas son objeto de estos agravios con más frecuencia que la población en general, solo por ser quienes son”, denuncia Naizen, que explica que la familia con el apoyo de la asociación ha querido hacer público el suceso para “evidenciar las consecuencias reales que los mensajes de odio contra las personas transexuales están generando”.

“Estos argumentarios que niegan a nuestras hijas e hijos, dan alas y legitiman a quienes consideran que las personas transexuales no son sujetos de derecho”, han denunciado desde Naizen, quienes han preferido no ofrecer más información acerca del caso ni la identidad del menor para proteger su intimidad.

El Gobierno de Navarra condena

  La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite (PSN-PSOE), ha manifestado este viernes, tras la denuncia de agresión a un niño transexual de 11 años en la comarca de Pamplona por parte de cuatro menores, el rechazo “de pleno” del Ejecutivo foral a “todas las agresiones homófobas”. En declaraciones a los medios de comunicación recogidas por Europa Press, Chivite ha explicado que el vicepresidente primero, Javier Remírez, se ha puesto en contacto con la Asociación de Familias de Menores Transexuales Naizen tras lo ocurrido.

Según ha dicho la presidenta, a través del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI) el Ejecutivo está trabajando “para corregir este tipo de agresiones, que son rechazadas de pleno por parte del Gobierno de Navarra”. En la misma línea, la directora gerente del Instituto Navarro para la Igualdad, Eva Istúriz, ha expresado el rechazo a la agresión y ha mostrado su solidaridad con el menor agredido. La familia ha denunciado los hechos ante la Policía Foral.

Eva Istúriz ha explicado que el vicepresidente Javier Remírez se ha puesto en contacto con la asociación Naizen, que trabaja con estos menores y sus familias, y se ha puesto a su disposición “para todo lo que necesiten”.

La directora gerente del INAI ha expresado el rechazo del Gobierno a “todas las agresiones LGTBIfóbicas que puedan tener lugar” y ha destacado la labor que desarrolla la asociación Naizen.

Isturiz ha señalado que, desde 2017, Navarra cuenta con su propia ley LGTBI+, “una ley aprobada por consenso”, y ha destacado también que el INAI “cuenta con su propia subdirección LGTBI+ y desde ahí se trabaja para que esta ley se implemente en la vida cotidiana y que además hay una especial atención a todas las personas que integran estos colectivos en general y en particular a las personas trans”.

Fuente El Diario

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Migrar y sobrevivir a la transfobia en Guatemala: la historia de Maryorie

Viernes, 12 de febrero de 2021

IMG_1251-1024x848Por Florencia Goldsman, desde Guatemala

Fotos: Huayra Bello

En este último mes, miles de migrantes que ingresaron a pie a Guatemala, en su viaje con destino hacia Estados Unidos, fueron reprimidxs por la policía que lanzó gas lacrimógeno y por militares que aporrearon a quienes insistían en avanzar a empujones.

Estas imágenes, que recorrieron los medios de comunicación de las últimas semanas, reenvían a todas las caravanas rastreables hasta los años ’70 y a la historia de Maryorie Alonso de Sousa, hondureña trans quien vive hace más de una década en Guatemala y denuncia la falta de reconocimiento de su estatus legal por parte de las autoridades.

Maryorie camina con su muleta y  arrastra una de sus piernas paralizadas. Su andar transmite la fuerza de un torbellino pese al aspecto metalizado que carga consigo recuerdos violentos. “Al salir de mi país, yo dije no voy a llevarme nada ¿verdad? Por que yo no sabía lo que venía. Sí sabía a lo que venía: a trabajar, a superarme.  Mi objetivo era ayudar a mi familia para que mis hermanos se pudieran superar. Soy una persona de la comunidad LGTBI. Tengo 37 años y me gustaría decirle a la ciudadanía guatemalteca que ya basta de tanta discriminación y de tantos estigmas”, cuenta a Presentes.

Para Carlos Valdés, director ejecutivo de Asociación Lambda, la migración LGBTIQ se vuelve muy compleja en las caravanas porque se suelen desplazar en grupos mixtos. “La población LGBTIQ+ queda invisibilizada por ser una población que realmente está huyendo por otros criterios  más complejos. La persecución por identidad de género o la orientación sexual son factores que realmente ponen en riesgo la vida al estar migrando dentro de la caravana. Lo que pasa es que se invisibiliza ese vulnerabilidad frente a todo el cúmulo de gente, y entonces no pueden acceder a la protección internacional que les corresponde”.

Maryorie durante los primeros meses de pandemia Covid19, ejercía el trabajo sexual en una de las urbes mas violentas de la región cuando una persona desconocida la atropelló con un automóvil. Fue el16 de julio del 2020,: “un joven llegó a pedirme una extorsión de que ‘como yo era hondureña, quería que yo le pagara mil quetzales por pararme en una esquina’ y yo le dije que no tenía esa cantidad de dinero. Insistió que tenía que darle 250 semanales. Y le dije: `mira, yo no te voy a dar nada porque estamos sobre la pandemia del COVID 19`. El hombre retrocedió y pensé ya se fue. Y ¿qué hizo? Solo esperó a que diera la vuelta y me tiró el carro con intención de matarme”.

Según datos del informe “Paren de matarnos – informe regional 2019/2020” realizado por RedLacTrans durante el devenir de la pandemia COVID-19, y con las cuarentenas aplicadas en Latinoamérica y el Caribe “la violencia de género y los transfemicidios han aumentado dramáticamente, el aislamiento obligatorio y los toques de queda han sido el contexto oportuno para una situación de extrema violencia que viven las mujeres (cis) de la región, especialmente las mujeres Trans”.

El mismo informe constata que los hechos violentos en su mayoría (53.5%) ocurren en la vía pública o en las zonas donde se ejerce el trabajo sexual. En segunda instancia los actores que ejercen la violencia y los crímenes de odio se identifican en primer lugar como agentes de fuerzas de seguridad (12,6%), clientes (7,1%),  grupos criminales (6,3%) y pareja (5,9 %).

Tal como cosignó Agencia Presentes en un informe de la comunicadora Pilar Salazar, Guatemala “sigue siendo uno de los países del triángulo norte más afectados por los crímenes de odio, la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 y las tormentas Eta y Iota”.  El año pasado, la primera muerte transfóbica se dio el 1 de enero del 2020 con el caso de Jénnifer Ávila, una mujer trans, que fue abusada sexualmente y lapidada. El 10 de enero del año que recién comienza anota otro asesinato transfóbico, en el que se denuncia probable agresión sexual y lapidación contra la vida de Avigail Morales, asesinada en Zona 1 en el departamento de Escuintla.

Nadie es ilegal y todes tenemos derecho a la salud

Maryorie estuvo 13 días internada después del intento de asesinato en la calle. “Cuando salí, me sacaron por riesgos relacionados con el COVID, por medio de una organización que se llama RedMuTrans puse una denuncia . Cuando llegamos a la comisaría 11ª nos dijeron ahí que el hombre ya había pagado la fianza y se había ido. Lo dejaron en libertad. Así: lo detuvieron, pagó la fianza. Nosotros le preguntamos si había un requisito, un documento, si nos podían dar el acceso del nombre de la persona para interponer la denuncia y nos la negaron ¿Por qué? Por ser un grupo de LGTBI. Ellos nos dijeron `ustedes son huecos [1]’, nos dijeron con esas palabras. Los policías que estaban ahí:  `Ustedes aquí no tienen ley. Para ustedes no existe la ley aquí`. Es una gran discriminacion que nos hicieron a nosotros”.

Maryorie trae desde Honduras un deseo: estudiar para ser una médica veterinaria. Todas las barreras burocráticas y de discriminación la alejaron de su objetivo hasta hace muy poco tiempo cuando una organización LGBTIQ+ local le acercó ayuda legal para avanzar su papelería en el Instituto Guatemalteco de  Migración. ”No puedo ni estudiar porque no me aceptan, dicen que soy extranjera. No puedo trabajar porque no hay papelería, no hay un permiso del Ministerio de Trabajo para que yo pueda trabajar. La única opción que tenía era tirarme a la calle a prostituirme para poder subsistir, Pero ahora que estoy sacando mi documentación, espero que se me pueda dar esa oportunidad a mí también, porque yo también soy un ser humano. Tengo derecho como todos los demás seres humanos, a tener un trabajo, a tener una dignidad de vida. De poder tener derecho a la salud, ¿verdad?”

El relato de Maryorie respecto a la asistencia en salud refleja la vivencia de muchas personas de la comunidad LGBTIQ+ migrante que, una vez instalada en un nuevo lugar, sufre discriminación de manera directa. En su caso, la falta de DPI (documento de identidad) obstaculizó la atención rápida y efectiva. “Hasta en los centros de aquí, de la asistencia pública somos vulnerables. Ellos como como saben que soy extranjera, porque en mi expediente, ahí aparece que soy hondureña y ellos, los médicos, siempre son bien agresivos”.

Futuros posibles

Maryorie se encuentra en la actualidad cuidando de la recuperación de su pie aunque hay muchas posibilidades de que viva con una discapacidad física en el futuro: “No puedo trabajar porque he buscado trabajo y las personas como me miran con el tutor, me dicen `no te podemos dar porque te vas a lastimar y nos vas a demandar’”.

Dice que le gustaría trabajar en un salón de belleza porque “tiene un buen carisma para atender a los clientes”. Aunque su verdadero deseo es el de ser una médica veterinaria y rescatar animales como a su perro Colocho. “Ahorita no tengo apoyo de nadie, tengo que pagar una vivienda 900 quetzales, tengo que salir a pedir a las calles para poder pagar esa vivienda, la alimentación. Hay que pagar el agua, la luz, la limpieza y tengo que siempre ir con las muletas. Hay días que ni ganas de levantarme me dan porque el pie se me inflama de tanto caminar. Las personas me dicen: y ¿usted por qué sale? Y les explico: yo no tengo un apoyo de nadie que me pueda ayudar en este momento”.

No es la primera vez que Maryorie se salva de que la maten, hace unos años un cliente quiso asesinarla y hoy tiene una cicatriz notable en su cuello. ”Un cliente me dijo que si no era para él no iba a ser para nadie”. A pesar de tanto odio, finalizamos la entrevista y  Maryorie tiene muy claro su mensaje: “para mí una persona que te discrimina del hecho de cómo tu seas, es porque se siente resentida en su interior Por que él en realidad no sabe qué tipo de persona es. En cambio, yo por lo menos aprendí y me conocí que soy una persona LGTBI.  Que hoy en día estoy aquí como una persona LGTBI orgullosamente y cabal. Aprendí a mejor escuchar. Todos somos iguales y ninguna persona debe ser discriminada porque sea de otro país o de otro lugar. Es hora de tener los mismos derechos que todos ¿verdad? ”.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , ,

Departamento de Extranjería de Chile emite circular para proteger derechos de migrantes trans

Lunes, 8 de febrero de 2021

trans-movilh-identidad-de-genero-bandera-820x394En el marco de un trabajo conjunto con el Movilh, la circular detalla a los/as funcionarios del Departamento de Extranjería las orientaciones que deben brindar a migrantes trans que quieran cambiar su nombre y sexo legal en Chile, así como el trato que deben dar a quienes no han rectificado su partida de nacimiento.

 En el marco de un trabajo conjunto con el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), el Departamento de Extranjería y Migraciones emitió una circular para orientar a sus funcionarios/as en  el trato digno, respetuoso y no discriminatorio que deben brindar sus funcionarios/as a las personas migrantes trans.

La circular 32 que “Reconoce y da protección al Derecho la identidad de Género en materia de Extranjería” explica el procedimiento para el cambio de nombre y sexo legal de migrantes, en el marco de la ley 21.120, al tiempo que exige brindar un tratamiento y trato digno a todas las personas extranjeras que aún no ha rectificado su partida de nacimiento.

En tal sentido la circular, firmada por el Jefe del Departamento Extranjería y Migración, Álvaro Bellolio Avaria, afirma que las personas migrantes podrán cambiar su nombre y sexo legal luego de inscribir su nacimiento en la Oficina del Registro Civil de Santiago y cuenten con su permiso de residencia vigente en Chile.

Acto seguido, los mayores de 18 años y solteros/as podrá solicitar la rectificación de su partida de nacimiento en el Registro Civil, y los casados, junto los mayores de 14 años y menores de 18 años, deberán efectuar el proceso en tribunales de familia, aplicándose para tales afectos las mismas exigencias, derechos y deberes que a los/as chilenos/as.

“Una vez obtenida por aprobación y/o sentencia firme la rectificación del sexo y nombre (según el procedimiento que corresponda) el/la solicitante deberá remitir” al Departamento de Extranjería y Migraciones “copia de la certificación de la aprobación de la rectificación de partida realizada por el Registro Civil e Identificación, donde conste tal modificación, para que proceda a actualizar y/o adecuar sus registros migratorios. Lo anterior deberá realizarlo mediante correo certificado a Chacabuco 1216, Santiago Centro”, señala la circular.

Añade que “todos los procedimientos tendrán el carácter de reservados respecto de terceros y toda la información vinculada a ellos será considerada como dato sensible, debiendo tratarse de acuerdo a lo establecido en la ley 16.628 sobre protección de la vida privada”

Con todo, y para quienes no han rectificado su partida de nacimiento, el Departamento de Extranjería se compromete a “un irrestricto cumplimiento de los derechos de todos y todas las personas, independiente de su origen, raza o condición, rechazando todo tipo de discriminación al respeto”. Entre otros, lo anterior implica que en el caso de las/as  migrantes que no han cambiado su nombre y sexo legal, los funcionarios/as del Departamento de Extranjería y Migraciones “deberán consultar a la persona cuál es su nombre social y tratarla de esta manera en todo intercambio verbal o escrito, manteniendo en reserva frente a terceros su nombre legal”.

El vocero del Movilh, Óscar Rementería, valoró que el “Departamento de Extranjería y Migraciones, con Bellolio a la cabeza, dé un importante paso para garantizar los derechos de las personas migrantes trans, las cuales nos han reportado diversos inconvenientes en sus ingresos a Chile o tienen muchas dudas sobre el proceso de cambio de nombre y sexo legal en Chile”.

“Ahora, con esta circular, que trabajamos durante semanas junto al Departamento de Extranjería y Migraciones, todo funcionario/a sabrá como respetar los derechos trans, y como orientarlas en el cambio de un nombre y sexo legal, aspecto de gran ayuda ya que las consultas que recibimos al respecto son periódicas”, finalizó.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Argüello, contra la ley Trans: “No al cambio de sexo como derecho de autodeterminación”

Sábado, 6 de febrero de 2021

luis-arguelloEl portavoz de la CEE se posiciona contra el borrador de Igualdad

Reig, Munilla o Demetrio podrían ser multados con 150.000 euros por impulsar las ‘terapias de conversión’ para ‘curar la homosexualidad’

“Cuando se desprecia el vínculo con el propio cuerpo, la familia o la nación en nombre de la autonomía, la sociedad se disuelve a favor del Poder”

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, ha rechazado que se apoye el cambio de sexo como derecho de autodeterminación”, después de que haya salido a la luz el borrador de la Ley Trans, redactado por el Ministerio de Igualdad, que permite el cambio de sexo sin necesidad de pruebas médicas o psicológicas, y recoge como único requisito para el cambio en el Registro Civil la “declaración expresa” de la persona.

“Algunos de los que rechazan el cambio de domicilio de unos contribuyentes, apoyan el cambio de sexo como derecho de autodeterminación“, ha lamentado Luis Argüello, que también es obispo auxiliar de Valladolid, en un mensaje recogido por Europa Press, en el que no hace mención expresa a la ley.

Además, el prelado añade que “cuando se desprecia el vínculo con el propio cuerpo, la familia o la nación en nombre de la autonomía, la sociedad se disuelve a favor del Poder”.

La Ley Trans, que se pretende llevar al Consejo de Ministros en la primera quincena de febrero pero que aún están negociando con la vicepresidenta primera Carmen Calvo, recoge que la rectificación registral de la mención del sexo “en ningún caso podrá estar condicionada a la previa exhibición de informe médico o psicológico alguno“, algo que sí se exigía en la legislación actual.

Asimismo, se elimina el requisito de la mayoría de edad para solicitar la rectificación de la mención registral del sexo, de modo que las personas mayores de 16 años estarán plenamente legitimadas para solicitar por sí mismas la rectificación.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

Siguen los abusos en Gendarmería chilena: ahora torturan a interna trans en cárcel de Arica

Viernes, 5 de febrero de 2021

ACHA-TRANSFOBIA-MOVILH“Siempre serás un hombre”, le gritan funcionarios de la institución, además de golpearla, lanzarle gas y desnudarla frente a terceros para que vean sus genitales. El nuevo atropello se conoce a días de que un interno se suicidara en La Serena tras abusos homofóbicos de gendarmes.

Una mujer trans, K.M.P (31 años) ha sufrido constantes torturas en razón de su identidad de género en manos de funcionarios/as del Centro Penitenciario Acha Arica, denunció con angustia la madre de la víctima al Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

El nuevo abuso es conocido a solo 4 días de que el interno Boris Esteban Castillo Arriagada (23) se suicidara en el Complejo Penitenciario de La Serena, tras recibir constantes abusos en razón de su orientación sexual en manos de gendarmes, atropellos que el Movilh había denunciado en junio del 2020 a la institución, sin que se adoptaran las medidas necesarias para protegerlo.

En esta oportunidad, la madre de K.M.P. relató que desde noviembre del 2020 su hija ha visto vulnerados sus derechos en razón de su identidad de género en manos del funcionario de Gendarmería, Hugo Martínez, y de la paramédico Claudia Claveles.

Mi hija “está siendo violentada psicológica y físicamente por su identidad de género, al extremo que la hacen desnudarse ante varios miembros del recinto para decir y “demostrar” que es  “un hombre”. Le están haciendo mucho daño”, precisó la madre.

Además, de acuerdo a la denuncia, la mujer ha recibido golpizas, le han lanzado gases, la ofenden con frases transfóbicas, la desnudas para que otros/as vean sus genitales y le niegan el acceso a las hormonas para el tratamiento de cambio corporal.

Por todos estos hechos, el pasado 25 de enero, la madre de K.M.P, visitó de urgencia a su hija, percatándose de su grave estado de salud, por lo que dos días más tarde se reunió con el alcaide el Centro Penitenciario.

“En tal ocasión, la madre le dio a conocer las agresiones de que habían sido víctima su hija, pero la respuesta del Alcaide fue que la interna se portaba un poco mal. Es decir, justificó de cierta manera los actos denunciados. Asimismo, luego de la visita de la madre a dicha reunión, la interna  le comentó que sufrió nuevos malos tratos por parte del gendarme Sr. Martínez, a modo de represalia”, señaló la abogada del Movilh, en misivas dirigidas al director nacional de Gendarmería, Christian Alveal Gutiérrez,  y al Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH.

“Las situaciones que están ocurriendo en Gendarmería son alarmantes y pese a que las venimos denunciando de manera periódica hace unos cuatro años, nada cambia al interior de la Institución. Cuando denunciamos estos abusos, llegamos a acuerdos que no se cumplen, en otras ocasiones no responden correos y/o no adoptan la medida más básicas que solicitamos: investigar las denuncias por abusos homo/transfóbicos por personas no vinculadas con las víctimas, ni con los victimarios, ni tampoco con el recinto donde ocurren a los atropellos. Esto es lo que más teme o se niega Gendarmería, cuando sería la una de las pocas herramientas que ayudarían a dar con la verdad y hacer justicia”, señaló el vocero del Movilh, Óscar Rementería.

Por lo expuesto “desde ahora en adelante el Movilh ya no comunicará de estos y otros casos solo a Gendarmería, sino que al mismo tiempo solicitaremos la intervención del INDH, a objeto de prevenir y erradicar la homo/transfobia tan arraigada en una Institución y frente a lo cual el Ministerio de Justicia y su Subsecretaría de Derechos Humanos guardan total silencio”, finalizó Rementería.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Alemania acaba con la discriminación de las personas trans, intersexuales y de género no binario en el acceso a la policía

Miércoles, 3 de febrero de 2021

55.488.160La policía alemana se vuelve más inclusiva. Con el nuevo año ha entrado en vigor una reforma del reglamento sobre el acceso a las fuerzas de seguridad que abre la puerta a las personas trans, intersexuales o de género no binario. El texto elimina los requisitos que excluían a los candidatos no cisgénero al imponer determinadas características corporales, como disponer de «al menos un testículo funcional» en el caso de los aspirantes varones. El ministerio del Interior cumple así con la promesa de acabar con la discriminación basada en la identidad de género existente hasta ahora.

El acceso al cuerpo de policía en Alemania se rige por la norma PDV 300, que regula los criterios que deben cumplir las personas aspirantes al uniforme. Con la versión en vigor hasta el pasado 31 de diciembre, se exigía de los varones que tuvieran «al menos un testículo funcional» y se descartaba a las mujeres con implantes mamarios. Se requería, además, la estabilidad en la función hormonal «andrológica» o «ginecológica» según el caso.

Con los cambios que han entrado en vigor con el nuevo año, la discriminación de las personas trans, intersexuales y de género no binario ha pasado a la historia. Una nota aclarativa al principio del texto explica que cualquier indicación que utilice la fórmula masculina se entenderá aplicable a todos los géneros. En Alemania existe una tercera opción de sexo legal con la denominación de «diverso» desde 2018. Además, se eliminan los requisitos corporales que excluían de facto a las personas trans e intersexuales.

Se cumple así con una promesa que hizo el ministerio del Interior hace dos años como respuesta a una pregunta parlamentaria de Jens Brandenburg, del FDP, quien se ha felicitado por los cambios. Se trata de un «hito histórico» para la «vinculación de la policía con una sociedad diversa», afirmó. El diputado liberal, proponente de la reforma, reclama ahora formación para que los agentes policiales puedan aplicar sin dificultades la medida. Desde la izquierda de Die Linke también saludan la modificación y destacan su valor para la prevención de la violencia intrapolicial.

 Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

Nicola Sturgeon, líder del SNP, condena la transfobia: ‘Ningún debate puede ser una tapadera para la transfobia’, ante el acoso de feministas radicales trans excluyentes.

Miércoles, 3 de febrero de 2021

fm_nicola_sturgeon_cropped_10x10Nicola Sturgeon

Nicola Sturgeon, Primera Ministra de Escocia y líder del SNP (Partido Nacional Escocés), ha condenado enérgicamente la transfobia en un “mensaje del corazón”, insistiendo en que es “vital hablar a favor de lo que es correcto y en contra de la injusticia”.

Sturgeon publicó un video en las redes sociales el miércoles 27 de enero, por la noche, en medio de acusaciones de que el SNP se ha convertido en un “centro de transfobia”.

En el video, la primera ministra escoces dijo: “Este es un mensaje mío como líder del SNP sobre el tema de la transfobia. No tengo mucho tiempo para otra cosa que no sea la lucha contra COVID en este momento, pero algunos días el silencio no es una opción “.

Sturgeon dijo que su mensaje no estaba escrito, sino que era un “mensaje del corazón”.

Sobre los informes de “un número significativo” de jóvenes miembros del SNP que abandonan el partido por las acusaciones de transfobia, dijo: “Conozco a muchos de ustedes personalmente, los considero amigos, he hecho campaña junto a ustedes. Eres un crédito para nuestro partido y nuestro país. Me entristece profundamente que hayas llegado a esta conclusión después de mucho examen de conciencia porque consideras en esta etapa que el SNP no es un lugar seguro, tolerante o acogedor para las personas trans. Eso no es aceptable para mí, como líder del SNP haré todo lo posible para cambiar esa impresión y persuadirlos a todos de que el SNP es su partido y que deben volver a casa donde pertenecen”.

Sturgeon admitió que los miembros de su partido tenían “diferencias de opinión sobre la reforma de la Ley de Reconocimiento de Género”, pero insistió: “Ningún debate puede ser una tapadera para la transfobia”.

Ella continuó: “Las personas trans tienen tanto derecho como cualquiera de nosotros a estar seguras, protegidas y valoradas por lo que son. La transfobia está mal, y debemos tratarla con la tolerancia cero con la que tratamos el racismo o la homofobia “.

Sturgeon finalizó: “Algunos criticarán este mensaje, dirán que no llega lo suficientemente lejos o que las palabras son huecas a menos que demostremos que las decimos en serio. Estoy decidido a que lo haremos. Sin duda otros me acusarán de estar ‘despierta’. No me importa. A veces, particularmente como líder, es vital hablar a favor de lo que es correcto y en contra de la injusticia “.

Este mensaje trata de responder a la iniciativa de un grupo de campaña de “derechos basados en el sexo de las mujeres”que  ha exigido a los parlamentarios que deroguen la Ley de Reconocimiento de Género de Gran Bretaña y eliminen el “transgenerismo”.

La The Women’s Human Rights Campaign (WHRC),-Campaña de Derechos Humanos de las Mujeres -, cuya misión es “defender a las mujeres y las niñas” y “preservar nuestros derechos basados en el sexo”, estaba respondiendo a una investigación sobre la Ley de reconocimiento de género (GRA) realizada por el Women and Equalities Select Committee (Comité Selecto de Mujeres e Igualdad), presidida por la diputada Tory MP Caroline Nokes.

La GRA es una ley que, desde 2004, alrededor de 5.000 hombres y mujeres trans adultos han utilizado para obtener el reconocimiento legal de su género. Entre 2018 y 2020, el acalorado debate público sobre si reformar la ley para hacerla más accesible para las personas trans se volvió cada vez más tóxico y llevó a que grupos como el WHRC se formaran para oponerse a los derechos trans.

Refiriéndose a la convención de la ONU sobre la eliminación de la discriminación contra las mujeres y las niñas, WHRC dijo: “La convención pide la ‘eliminación de los prejuicios y las prácticas consuetudinarias y todas las demás que se basan en la idea de la inferioridad o superioridad de cualquiera de los sexos o en roles estereotipados para hombres y mujeres  (artículo 5). Consideramos que la práctica del transgénero claramente se incluye en este artículo porque se basa en roles estereotipados para hombres y mujeres”.

En su presentación de nueve páginas, la WHRC también pidió que se derogue la GRA porque tiene “fallas fatales” y “crea una gran confusión y conduce a la idea de que hombres y mujeres pueden cambiar de sexo”.

La presentación del 27 de noviembre es, como era de esperar, transfóbica en todas partes: los cofundadores de WHRC son Sheila Jeffreys y Heather Brunskell-Evans, dos prominentes activistas anti-trans.

Entre otras cosas, Jeffreys ha criticado la “tendencia del transgenerismo de moda” y describe los derechos trans como “fetiches sexuales explotados por Internet”; Brunskell-Evans fue despedida por el Women’s Equality Party (Partido por la Igualdad de la Mujer) por decir que sería “abusivo” que los padres apoyaran a sus hijos trans.

La WHRC también repite varios reclamos anti-trans en su presentación al Comité Selecto de Mujeres e Igualdad, incluyendo que ser trans es una fase o moda pasajera – “el transgenerismo es una construcción social e histórica, no biológica, y aumentará o disminuirá a medida que resultado de fuerzas sociales ”– y la asquerosa e infundada afirmación de que las mujeres trans son fetichistas sexuales – “la pornografía llamada sissy hypno hipnotiza a los hombres para que se sientan mujeres con el propósito de excitación sexual ”. También afirman que las personas no binarias “han sido producidas por la cultura popular y pueden no existir en el futuro”.

Las organizaciones de apoyo a la WHRC, que se enumeran en su sitio web, incluyen una serie de prominentes grupos británicos anti-trans que niegan rotundamente que sean grupos de odio transfóbicos y que los medios británicos los critican regularmente, además de apoyar varios casos judiciales financiados por crowdfunding contra los derechos de las personas trans. .

Incluyen: LGB Alliance, Transgender Trend (que intervino en el caso de Keira Bell contra el NHS por prescribir bloqueadores de la pubertad), Labor Women’s Declaration, WoLF (Women’s Liberation Front, un grupo con vínculos con la Fundación Heritage anti-aborto y anti-LGBT + ), Standing For Women (el grupo detrás del eslogan “mujer = mujer humana adulta“, fundado por Posie Parker, fanática de aparecer en programas de YouTube con nacionalistas blancos), Safe Schools Alliance UK (que recientemente tuvo un intento de caso contra la Fiscalía de la Corona La guía de crímenes de odio LGBT + del servicio para las escuelas descartada como “indiscutible”), OBJECT (que quiere hacer que la atención médica que afirma el género sea ilegal para cualquier persona menor de 25 años) y For Women Scot (que actualmente está luchando por un caso legal para excluir a las mujeres trans de Definición de mujer de Escocia).

Todos estos grupos se opusieron a reformar la GRA, pero muchos pretenden apoyar los derechos trans y todos rechazan la noción de que son anti-trans o transfóbicos.

La investigación de GRA se lanzó en octubre, cuando la portavoz de igualdad de los conservadores, Liz Truss, anunció que, a pesar del abrumador apoyo público, no desmedicalizaría el proceso de reconocimiento legal de género en el Reino Unido, que actualmente ve a las personas trans obligadas a ser diagnosticadas con disforia de género antes de que se le permita tener el marcador de género correcto en su certificado de nacimiento.

En lugar de reformar la GRA, Truss dijo que reduciría la tarifa de reconocimiento legal de género de £ 140 a una “cantidad nominal” y colocaría el proceso de solicitud en línea. Semanas después, el Comité Selecto de Mujeres e Igualdad dijo que llevaría a cabo una investigación sobre “si los cambios propuestos por el gobierno son los correctos y si van lo suficientemente lejos”.

Hasta ahora, el comité ha escuchado evidencia de académicos trans y académicos anti-trans, y recibió cientos de presentaciones de evidencia escrita de miembros del público, 295 piezas de las cuales ha publicado en su sitio web.

Fuente Pink News

 

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sector público de Argentina abrió registro de cupo laboral travesti trans

Martes, 2 de febrero de 2021

B4BDB569-CC47-41E4-BF02-336D28188A63-768x384

Fotos: Ministerio de Mujeres y Diversidad de la Nación/

Argentina abrió ayer el Registro de Anotación Voluntaria de Personas Travestis, Transexuales y Transgénero aspirantes a ingresar al Sector Público Nacional. En septiembre de 2020, el presidente de Argentina Alberto Fernández en una decisión histórica había firmado el decreto 721 para destinar un cupo de al menos 1% en los cargos del personal Sector Público Nacional “para personas travestis, transexuales y transgénero“.

La normativa estableció que “dicho porcentaje deberá ser asignado a las mencionadas personas en cualquiera de las modalidades de contratación vigentes”. El decreto 721/2020 facultó al Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad para que junto con la Secretaría de Gestión y Empleo Público de la Jefatura De Gabinete De Ministros, dictaran las normas reglamentarias y complementarias del mismo.

E75EE91F-1F5A-46C9-9ED7-6D055CB230F6

La presentación oficial del registro -herramienta crucial para la inclusión integral- se hizo en el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada. Del acto participaron activistas y referentxs del movimiento travesti trans, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD), Elizabeth Gómez Alcorta, y funcionarixs, entre ellxs dos de las personas trans que ocupan lugares claves en el ámbito público: Alba Rueda, subsecretaria de Políticas de Diversidad del MMGyD, y Ornella Infante, directora nacional de Políticas contra la Discriminación del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI).

Gomez-Alcorta-Registro-Cupo-Laboral-Trans-02

Cupo laboral travesti trans: que sea ley

Este lanzamiento es un paso fundamental en la implementación del cupo laboral trans, promoviendo el ingreso y la permanencia en el empleo para todas las personas trans en igualdad de oportunidades”, expresó Rueda. Y agradeció el enorme trabajo que vienen haciendo las organizaciones travestis-trans “que cotidianamente luchan y arman esta agenda de reivindicación política.

Esas organizaciones siguen luchando por una ley nacional de cupo laboral y de inserción integral travesti-trans. Y esperan que el Congreso la trate y sancione en 2021. “Nos falta que sea ley, y vamos a ir por ella”, dijo también la ministra Gómez Alcorta en el acto de ayer.

Gomez-Alcorta-Registro-Cupo-Laboral-Trans-01

Esta resolución aporta transparencia institucional y mecanismos claros de responsabilidad de las áreas de recursos humanos para la selección de los puestos de trabajo y el ingreso de las personas adecuadas”, expresó Alba Rueda. La funcionaria se comprometió a trabajar para que el registro “funcione como una verdadera y auténtica política transfeminista de nuestro Estado”.

Desde el INADI, Ornella Infante recordó el enorme y poderoso rol que tuvo el movimiento travesti trans para llegar a esta política pública. Y destacó “la lucha de diversas referentes como Claudia Pía Baudracco, Lohana Berkins, Diana Sacayán y tantas otras compañeras que lograron instalar un debate serio y visibilizar esta limitación que históricamente tuvimos las personas trans de ser putas, modistas y peluqueras, y que hoy tenemos la posibilidad de tener un gran abanico de posibilidades laborales”.

Gomez-Alcorta-Registro-Cupo-Laboral-Trans-03

Cómo funciona el Registro

CUPO-TRANS-FORMULARIO-1-1024x512

Según la información difundida por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad:

  • Las personas travestis y trans que deseen inscribirse podrán hacerlo sin importar si realizaron o no el cambio de DNI.
  • Las entidades u organismos deberán enviar a la Subsecretaría de Políticas de Diversidad del MMGyD los puestos de trabajo disponibles y sus características, para poder adecuar la búsqueda y entrecruzar la información de los perfiles laborales en función de las características del puesto de trabajo ofrecido y en base al lugar donde vive.
  • Se tendrán en cuenta variables para dar prioridad a situaciones de vulnerabilidad, como la falta de ingresos, nivel educativo, cobertura de salud y si recibe o no prestaciones estatales.
  •  La selección de los perfiles se realizará de manera automática e inmodificable, a través de un procedimiento aleatorio simple en el sistema informático de gestión de información del Registro.

La Subsecretaría de Políticas de Diversidad solicitará a las entidades y jurisdicciones del SPN informes periódicos sobre el total de cargos cubiertos por personas travestis, transexuales y transgéneros.

Cómo anotarse en el registro

FC8676F4-6015-4048-81AA-D26E7CBE568D

Para inscribirse hay que ingresar a este formulario y completar los datos requeridos: identificación, contacto, educación, ocupación, capacidades y aptitudes, experiencia laboral, saberes y cursos tomados.

También es posible adjuntar un cv al formulario.

Los datos que se completan están resguardados por la Ley 25.326 de Protección de los Datos Personales y el art. 43 tercer párrafo de la Constitución Nacional, quedando garantizado de este modo el derecho al honor y a la intimidad de quienes se anoten.

  • La inscripción al registro no garantiza el ingreso a un puesto disponible en el sector público nacional. Ni se considerará requisito, en ningún caso, para el ingreso.

14EE8CBE-D512-42D1-9807-E034FC5B65F0

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , ,

Una mujer trans fue asesinada en el barrio Tintala, en Bogotá

Lunes, 1 de febrero de 2021

6012f7ab1ff58Verónica Solano (Archivo Particular)

El caso fue denunciado en redes por la Red Comunitaria Trans. Es el segundo que se registra en 2021.

Verónica Solano, mujer trans asesinada en el barrio Tintala.

La Fundación Red Comunitaria Trans, organización que trabaja por los derechos de la población trans en Colombia, denunció este jueves un nuevo asesinato de una persona con experiencia de vida trans.

Se trata de Verónica Solano, una mujer trans, cuyo cuerpo, según esa organización, “fue encontrado sin vida y con varias heridas con arma blanca” en el barrio Tintala, de la localidad de Kennedy, en Bogotá.

La Red Comunitaria Trans advirtió a través de sus redes sociales que “su cuerpo muestra que hubo dolor, sufrimiento, prejuicio, odio, sanción a su construcción identitaria, y nos exige verdad, justicia, reparación y no repetición”.

De igual forma, les pidió a la Procuraduría, la Fiscalía General, la alcaldía de Bogotá y la Personería de Bogotá adelantar las respectivas investigaciones. “Que la muerte de Verónica no quede en la impunidad”, señalaron desde esa organización.

El de Verónica es el segundo caso que se conoce este año de una una persona con experiencia de vida trans asesinada en Colombia.

El primero, como lo reportó este diario, se registró el sábado 2 de enero, cuando Samantha, una mujer tras que trabajaba como estilista en Mariquita, Tolima, fue atacada por hombres armados que se movilizaban en una motocicleta y huyeron del lugar sin ser identificados.

Según un conteo que adelantó la Red Comunitaria Trans, en 2020 se documentaron 32 casos de personas trans asesinadas en el país.

En principio se tenía conocimiento de 31, pero hace unos días esa organización informó de otro caso que se registró el pasado 30 de diciembre en Ipiales, Nariño. La víctima se llamaba Erika y, según se denunció, “recibió golpes, puñaladas en el cuello y hubo violencia sexual”.

Sin embargo, varias organizaciones han advertido que hay un subregistro y que la cifra de personas trans asesinadas en razón de su identidad de género es, seguramente, más alta.

Red Comunitaria Trans

hace 21 horas

⚠️No ha termina enero y ya tenemos que registrar el segundo asesinato del año. ¡Que impotencia!

El cuerpo de Verónica Solano fue encontrado sin vida y con varias heridas con arma blanca en el barrio Tíntala. La mataron a punta de puñaladas…su cuerpo muestra que hubo dolor, sufrimiento, prejuicio, odio, sanción a su construcción identitaria, y nos exige verdad, justicia, reparación y no repetición.

Nos siguen matando por construirnos como mujeres libres. Las persona

Ver más

Fuente El Tiempo

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.