Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Personas trans’

La Iglesia negó el cambio de identidad a una activista trans: va a la Corte

Sábado, 16 de noviembre de 2019

ALBA-RUEDA-SALTA-IGLESIA_G5A2042-2048x1024Hermana Mónica OCD, en la periferia transexual

Qué diferencia la de esta Iglesia inmisericorde con la Hna. Mónica Astorga Cremona, a la que, ya en su momento, dedicamos varios post al trabajo de esta mujer infatigable, comprometida con la Diversidad, fiel seguidora del Evangelio… por lo que, los fundamentalistas agresivos lanzan sus amenazas… Pero alguien apunta antes con el dedo con sus soflamas homófobas y tránsfobas… y para muestra los posts anteriores…

Fotos: Luli Leiras

Hace poco más de un año, Alba Rueda, presidenta de Mujeres Trans Argentinas, se presentó en el Arzobispado de Salta con un pedido: basándose en la ley 26.743 de Identidad de Género, Alba pidió a la Iglesia salteña que rectifique sus registros de bautismo y confirmación, inscribiendo su nombre y género autopercibido. La respuesta del obispo de Salta fue que el derecho canónico es ajeno a “ficciones jurídicas” del derecho civil y rechazó el pedido. La activista recurrió a la Justicia. Ayer la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil también rechazó la solicitud. Ahora el caso puede llegar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

ALBA-RUEDA-IGLESIA-_G5A2055-copia-1024x683“Muches compañeres trans son católiques. Fueron bautizades, hicieron la catequesis, tomaron la comunión, se confirmaron. Y luego fueron expulsades de sus comunidades religiosas por su identidad de género”, -explica Rueda-. “Tenemos derecho a participar de la vida religiosa de nuestras iglesias en condiciones de igualdad y respeto. No deberían negarnos los sacramentos por nuestra identidad de género”.

En 2011 Rueda fue una de las primeras mujeres trans en Argentina en lograr su DNI a través de una sentencia judicial, abriendo camino para la ley de identidad de género. Ahora es la primera persona trans en Argentina —y quizás también en el mundo— en exigir a la Iglesia Católica que reconozca su identidad.

Si bien la Iglesia no se opuso abiertamente a la ley de identidad de género, la jerarquía católica se expresa hasta hoy de manera hostil a las personas trans. El año pasado, el obispo de Villa María (Córdoba), Jofré Giraudo, dijo públicamente que “las trans son hombres disfrazados de mujer”. Hace sólo unos días, el ex arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, publicó en varios medios católicos: “La naturaleza vuelve por sus fueros, como en algunos casos de hombres convertidos en mujeres, a fuerza de aplicaciones hormonales; con el tiempo asoman pertinazmente rasgos de la virilidad”.

ALBA-RUEDA-IGLESIA-3-_G5A2026-683x1024“Todes sabemos lo que la jerarquía católica piensa sobre les trans” afirma Julieta Arosteguy que, desde la Campaña Nacional por un Estado Laico, asesora y acompaña el reclamo judicial. “Sin embargo, nada en la doctrina católica ni en el derecho canónico justifica su posición. No tienen más sustento doctrinario que sus propios prejuicios, por más que quieran disfrazar su transfobia de religión”.

Cuando Rueda llevó su caso a la Justicia, el Arzobispado de Salta ofreció hacer el cambio en los registros, para evitar una sentencia judicial. Pero en lugar de hacer actas nuevas, respetando la intimidad de Rueda y la confidencialidad de su cambio de género, hicieron una anotación marginal en los registros existentes, exponiendo su identidad anterior y transgrediendo la confidencialidad que establece la ley.

«Pretenden castigar y disciplinar»

La denuncia se presento en el juzgado nro. 58, secretaría 88. La jueza consideró que no podía intervenir en un tema religioso. Ayer la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Cámara civil C, confirmó esta decisión. “No sólo no cumplen con la ley de identidad de género, sino que pretenden castigar y disciplinar a Alba por exigir su cumplimiento, afirma  el abogado Alejandro Mamani. “Ahora, la Corte Suprema de Justicia de la Nación deberá decidir si la Iglesia puede violar la ley de identidad de género o si, al igual que todxs, debe respetar y cumplir la ley.”

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una bolsa de traVajo en redes que busca romper los estigmas

Viernes, 15 de noviembre de 2019

Captura-de-pantalla-2019-11-11-a-las-01.46.33-p.m.-1080x540 Mapa del cupo laboral travesti-trans en Argentina

En Argentina, el 80% de las personas travestis y trans nunca accedió a un trabajo formal y el 90% tuvo como única salida la prostitución. La expulsión familiar temprana, las puertas que se cierran en las instituciones como la escuela y la falta de acceso a derechos básicos han dejado en el desamparo a generaciones de travestis y trans en el país y en América Latina. La consecuencia más flagrante de esto es una expectativa de vida del Medioevo: 35 años. Y una de las experiencias cotidianas es la exclusión del mercado de trabajo: tanto formal como informal. Para paliar esta situación, la activista travesti Diana Sacayán, asesinada en 2015, promovió una ley de cupo laboral trans a nivel estatal en la provincia de Buenos Aires. La ley fue aprobada el mismo año de su asesinato pero nunca se reglamentó.

Hace tres años se presentó en el Congreso un proyecto de ley nacional de cupo laboral trans. Actualmente son cinco las provincias que cuentan con esta norma –Santa Fe se sumó el 31 de octubre– y varios municipios aprobaron ordenanzas para implementarlo a nivel local. No obstante, en muchos casos queda como una declaración de buenas intenciones y las personas travestis y trans siguen sin tener cómo parar la olla.

Atenta a esta situación y con la certeza de que la población trans tiene necesidades urgentes y  muchísimo para ofrecer, la comunicadora y activista travesti Valeria Licciardi propuso este año una campaña  llamada «Las trans lo hacemos mejor». Su objetivo es visibilizar el trabajo y capacidades de sus compañeras. La campaña se transformó en una bolsa de trabajo que tiene como plataforma las redes sociales. Y sin dejar de reclamar una política pública de cupo laboral travesti-trans, comparte las búsquedas de empleo.

Desde la cuenta de Instagram de su emprendimiento de bombachas para travestis y trans @soynanasoy, Licciardi cuelga fotos de las chicas que se suman a la bolsa de «travajo» y allí se las puede contactar.

«La idea es mostrarle a la sociedad que somos buenas en muchas cosas. Que no solamente estamos para la prostitución. Así lo decía Lohana Berkins cuando ponía en discusión que para todes está legitimado que somos buenas teniendo sexo. Lanzamos esta bolsa de trabajo para decirles a todes que también somos buenxs electricistxs, fotografxs, cocinerxs, etc. Las personas que necesiten emplear o cubrir algún puesto de trabajo pueden ingresar y consultarla. Nana no se queda con ningún tipo de porcentaje de esa contratación. Somos un puente y no nos dedicamos a esto específicamente pero sí nos interesa desde la marca poder acompañar a que las cosas puedan transformarse. No esperamos más al Estado y accionamos», cuenta Licciardi. Y advierte: «No creo en la meritocracia. La pregunta de la sociedad sigue siendo la misma: ¿por qué se dedican a la prostitución? Como si desconocieran la respuesta. Quizás sea el momento de hacer otro tipo de preguntas: ¿tomarías a una persona travesti-trans para que cuide a tu hije? ¿Cambiará algo que haya una persona travesti trans  en atención al público?».

Armar un currículum

Una de las primeras barreras que encuentran las personas trans, antes siquiera de postular a un trabajo, es el armado de currículums vitaes. Incluso en programas que dependen del gobierno, como la «Bolsa de empleo trans» lanzada por la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural en 2017, se insta a mandar su CV a un correo. «Pero el armado de un CV es algo que se aprende y la mayoría no sabe ni tiene experiencia laboral», agrega Licciardi. «Entonces es un sinsentido», explica.

Para afrontar este punto la campaña «Las trans lo hacemos mejor» contó con diversas acciones y aliades. En Casa Brandon, centro cultural LGBTI+ de la Ciudad de Buenos Aires, se realizó una jornada para compartir experiencias –o la falta de ellas– en el mundo del trabajo y tejer redes de apoyo y contención. Además, se organizó una sesión de fotos para CV, donde Magalí Muñiz, integrante del Archivo de la Memoria Trans y quien se está formando como fotógrafa, hizo los retratos, que pueden verse en la cuenta de Instagram junto a los ofrecimientos. «La experiencia de los retratos fue fabulosa. Porque confiaron en mí y salieron buenísimos. Es una forma también de presentar mi trabajo», dijo Muñiz.

Según Licciardi, la respuesta general ha sido muy favorable y las propuestas se viralizaron. «Nos llegan también muchos avisos de pedidos que  publicamos en nuestras historias y se generó un vínculo muy interesante, donde todes colaboramos. Nos recomiendan lugares de trabajo con perspectiva de género, capacitaciones y formaciones gratuitas».

Perfiles que cubren una amplia demanda laboral

Varias de las personas trans que participan de esta bolsa están formadas en oficios como la electricidad o la jardinería y son quienes reciben más contrataciones. Solange, electricista, tuvo que pedir que no dieran más su teléfono por la cantidad de llamados que recibía. Pero también recibieron la oferta de un restaurante de Palermo que se ofreció a formar a un grupo de chicas para integrar a su personal.

A muchas de quienes participan de esta bolsa les gustaría trabajar en atención al público. Una de ellas es Lara Delmoral: «Tengo experiencia en el área como vendedora en un local de indumentaria. Cuento con referencias comprobables. Vivo en zona Sur pero puedo moverme por todo CABA».

María Florencia también: «Trabajé como recepcionista y me gustaría trabajar en atención al público. Tengo referencias comprobables en CABA y provincia de Salta».

Dolores Guadalupe Olivares, de 32 años, explica que «quisiera, en lo inmediato, poder trabajar en algo que tenga que ver con atención al público, sea de camarera o recepcionista. Fui empleada doméstica, camarera y también me dediqué a cocinar. Le hacía el almuerzo a Lizzy Tagliani. Después me puse a estudiar y hoy estoy terminando el secundario en la Mocha Cellis. Cuando termine me gustaría ser profesara de Lengua y Literatura poder enseñar y hacer que las identidades travestis y trans puedan ingresar a la educación».

El resto de los ofrecimientos pueden encontrarse en la cuenta de Instagram @soynanasoy donde también aparecen los datos de contacto de las chicas.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTB , , , , , , ,

Una cooperativa feminista ayuda a compañeras trans a tener viviendas dignas

Jueves, 14 de noviembre de 2019

En Paraná, provincia de Entre Ríos, se encuentra en formación la primera cooperativa de mujeres y disidencias dedicada a la construcción. Mientras esperan la matrícula nacional, el grupo no detiene sus trabajos en las obras. Como parte de su perspectiva social, realizó  jornadas de trabajo solidario «mingas» en la casa de Verónica Siomara Lescano, una mujer trans que ha sufrido vulneración del derecho a la educación, la salud y la vivienda durante toda su vida.

Portada-La-Pasionaria--4078x2039

Por Gisela Romero desde Paraná

Fotos: Alfredo Hoffman

En el barrio Mosconi Viejo, en la zona oeste de Paraná, la cumbia a todo volumen invitaba un lunes por la mañana a entrar en la casa de Verónica Siomara Lescano. Guantes, baldes, taladros, maderas, se desparramaban en la entrada y el interior de la precaria vivienda que habita, desde hace unos seis meses, esta mujer trans, que cumplió 42 años el 21 de septiembre.

Hasta allí, al populoso barrio de la capital entrerriana, llegaron les integrantes de La Pasionaria, la primera cooperativa en formación, integrada por mujeres y disidencias. Su objetivo fue realizar su primera «minga» – trabajo solidario- para ayudar a la Vero, quien pasa sus días sola, sin trabajo, recibiendo el beneficio del Programa Hacemos Futuro y atravesando dolencias físicas producto de una mala práctica médica de su juventud.

“Nuestra cooperativa nació con la idea de ser una fuente de trabajo para todas las compañeras que la integren pero también con una perspectiva social. Ya veníamos trabajando en casas de compañeras que necesitaban ampliaciones o refacciones. Vinimos a ver la casa  de Vero y es una situación súper complicada en la que está viviendo”, explicó a Presentes Yudit Baez, presidenta de La Pasionaria.

La-Pasionaria--1024x768“Como todos sabemos, las compañeras trans son las más sufridas en todos los aspectos: en la salud, el trabajo, la educación, y en el acceso a vivienda. Entonces sentimos un gran compromiso desde el lugar que nos toca, de poder mejorar la calidad de vida de ellas y hacerlas habitar un espacio propio”, agregó. “Como cooperativa es la primera minga, pero la idea es una vez al mes hacer una de estas actividades y ayudar a mujeres y diversidades que necesiten arreglar sus casitas”, precisó.

A lo largo de todo el día, les integrantes de La Pasionaria trabajaron en la vivienda, de techo bajo y patio de pasto y árboles frondosos. “Es una casa con muchos problemas de humedad debido a que no tiene revoques en las paredes externas, no tiene impermeables y no tiene revoques adentro, y como Vero sufre de asma nos pareció muy necesario hacerle una ventana para que la casa esté más aireada y que entre el sol, hacer los revoques y arreglar caños que estaban con pérdidas”, detalló Yudit sobre la obra.

La Pasionaria

“Mi hermana y yo empezamos hace dos años o un poquito más con la construcción de la vivienda propia, y siempre con la idea de por qué si podíamos aprender el oficio no podíamos transmitírselo a otras compañeras. Así nos fuimos encontrando porque había un montón de compañeras que estaban trabajando como ayudantes, y empezamos a organizarnos y a darle un carácter legal. Nos decidimos por la cooperativa ya que la economía social y solidaria es la que nos va a sacar de esta crisis en la que estamos”, dijo Yudit Baez a Presentes. Así arrancó La Pasionaria, como un sueño que hoy se está concretando.

“Hicimos una convocatoria y vimos que había muchas compañeras que estaban sueltas, pero no se reconocían como mujeres trabajadoras de la construcción. A nosotras, que ejercemos el oficio y que lo venimos haciendo hace un montón de años como ayudantes de compañeros, ayudantes de padres o ayudantes de amigos, nos cuesta mucho reconocernos de ese modo. Entonces cuando se abrió la propuesta de La Pasionaria fue decir: me reconozco como una trabajadora y puedo vivir de esto”, ahondó Yudit, que también destacó el perfil social de La Pasionaria, que se relaciona con la ayuda solidaria a las personas trans.

Hoy La Pasionaria está integrada por 13 personas, entre ellas una mujer trans y un hombre trans, que esperan la matrícula nacional de la cooperativa así como las capacitaciones de la Uocra. En el grupo, algunos trabajaban en la construcción, en tanto la mayoría proviene de otros ámbitos. Así, hay estudiantes de canto popular, arte y danza, y comunicadoras sociales. “A mi me faltan materias para recibirme de politóloga. Son variados los estudios dentro de la cope, pero todas amamos hacer esto: pegar ladrillos”, afirmó Yudit.

“Algunas buscaron trabajo y no conseguían, pero a la mayoría le gusta la construcción y en algún momento ya habían hecho este tipo de trabajo pero nunca reconociendo que podían hacerlo solas. Entonces se sumaron: fue el gusto, el encontrar un grupo unido, un vínculo, el demostrar que las mujeres cuando nos juntamos no estamos todas locas sino que podemos generar otras cosas”, reflexionó además ante este medio.

Aprender el oficio y derribar prejuicios

Cuando Yudit comenzó a pegar ladrillos y levantar paredes, no tenía conocimientos. Pero con la ayuda de una de sus pares, Lulu, y de su padre maestro mayor de obra fue aprendiendo el oficio.

“Al principio fue un poco difícil por todos los estereotipos sociales que tenemos, de que siendo mujeres no sabemos trabajar de la construcción. Socialmente está constituido así: si sos mujer no sabés, no es que no podés, pero es un oficio en el que históricamente han estado involucrados hombres. Así que empezamos con pocos clientes, reducidos, los que confiaban y los que llamaban con desconfianza, pero hoy tenemos muchos clientes que nos llaman, porque se corrió la voz de que trabajamos bien. Es cuestión de tiempo, que nos vean trabajar para terminar con todos los prejuicios”, dijo a Presentes.

La-Pasionaria-3-1024x768Yudit reconoce que jamás pensó la posibilidad de vivir de la construcción. “Sí se me había ocurrido la idea de generar un grupo, en el cual las mujeres pudiéramos aprender, para no tener que depender de nadie que lo haga en nuestras casas. Pero vivir de esto, la verdad que no”, admitió. Sin embargo, poco a poco lo fue pensando como medio de vida. “Si bien tengo una carrera universitaria, me encanta lo que hago. Amo pegar ladrillos, lo digo todo el tiempo”.

En la cooperativa que preside Yudit Baez todes cobran en forma igualitaria. Ni la arquitecta ni la maestra mayor de obra perciben un mayor salario. Y se separa y guarda el 10 por ciento del valor del trabajo para momentos más difíciles. “Somos mujeres, somo trabajadoras, somos negras y somos el cuádruple o triple de pobre que otra persona. Entonces guardamos el porcentaje en una cajita de zapatos y cada vez que a alguna le falta el gas, la tarjeta del colectivo, o no tiene para comprarle la merienda a los chicos, se saca de ahí y se distribuye entre las compañeras”. describió.

La historia con Verónica

En la minga, como forma de  trabajo colectivo, no faltó el almuerzo comunitario. Y tampoco las muestras de afecto con la dueña de casa, que les integrantes de La Pasionaria conocieron a través de estudiantes de la Universidad Autónoma de Entre Ríos y el Área Provincial de Políticas de Identidad de Género y Diversidad Sexual. “Que hayan venido las compañeras me da esperanza y me da una alegría bárbara. Se están ocupando de mí y me siento querida”, dijo a Presentes Verónica Siomara Lescano.

En su vida atravesó muchos momentos abandónicos por parte de su familia y de profunda soledad. “No creo que haya nada lindo en mi historia. A los 9 años me echaron de mi casa, a los 12 empecé a trabajar, y toda la vida alquilé. Un tiempo trabajé para mi mamá, porque me hacía trabajar, y caí en la droga. Me drogaba un montón porque mi mamá no me quería y le tenía que llevar plata para verla”, recordó, dolida. “Yo era chica, no sabía nada de la vida. Pero cuando fui cumpliendo años fui cambiando y me dije que no quería una madre a la que le tuviera que pagar para verla un ratito. Busqué de mil maneras que me quisiera como soy, no por plata, y no se pudo. Así que hace muchos años que no veo a nadie de mi familia”, reveló.

En su duro andar Verónica cuenta innumerables internaciones hospitalarias, en las provincias de Santa Fe y de Entre Ríos. Cada una de sus recaídas son producto de haber sido inyectada con aceite de avión a los 18 años.  “Quería cambiar un poco y por eso me inyecté. Fui a Buenos Aires y me lo hicieron”, contó Verónica, que hoy sabe fue engañada con el producto que le aplicaron. No fue silicona líquida como le informaron.

El aceite de avión desparramado en su cuerpo le produjo, con el correr del tiempo, profundos dolores en las piernas y la cintura, que en la actualidad le impiden movilizarse con agilidad. No solo le cuesta caminar sino también bailar, algo que le gustaba tanto. Y depende de ocho medicamentos para mitigar un poco el dolor físico. Además, sufre de asma.

Ante su vivencia, Verónica brindó una reflexión para les jóvenes trans: “Que no se pongan nada, a mí me arruinó totalmente la vida. Que junten plata y se pongan prótesis. A mí que me encantaba bailar no puedo hacerlo, y tampoco puedo caminar, me arruinó. Ojalá pudiera trabajar. Pero por todo lo que me pasó estoy con psicólogo y psiquiatra, y la estoy peleando”.

La-Pasionaria-adentro-1024x768Verónica no finalizó la escuela primaria, y aprendió a defenderse en la calle. Sale poco de la casa que alquila, casi nada, pero en el barrio los vecinos la conocen y la respetan. Es que cuando tenía 14 años supo correr y jugar en las callecitas de barro, entre las casitas de techos bajos y chapa.  “Siempre viví sola y me arreglé sola, y toda la vida trabajé de la prostitución porque no había otra salida. Nunca me gustó pero hoy en día no quiero estar con nadie.  Tengo el plan Hacemos Futuro y con eso pago mi techo y el almacén”, narró, con una mirada triste que, cada tanto, se encendió en pequeñas sonrisas.

Articular para lograr políticas públicas

La minga se concretó a partir del trabajo articulado entre organizaciones sociales, el Área Provincial de Políticas de Identidad de Género y Diversidad Sexual de la Subsecretaría de Derechos Humanos de Entre Ríos, y la cooperativa La Pasionaria. El objetivo es arreglar viviendas de personas del colectivo LGBTIQ+ de la ciudad.

En ese marco, las cruzadas solidarias continuarán, sumando manos y trabajo, con el apoyo del Estado provincial garantizando el aporte de los insumos y herramientas. El fin será que estas acciones se conviertan en una política pública capaz de cambiar la calidad de vida de travestis y trans de la ciudad.

Más información

Les interesades en contactar con la cooperativa pueden hacerlo a través del teléfono (0343) 155024359.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTB , , , , , , ,

La Corte Suprema de Chile aplica por primera vez la ley de Identidad de Género: acoge recurso contra Gendarmería por discriminar a una funcionaria trans

Jueves, 14 de noviembre de 2019

trans-movilh-supremaTras recurso presentado por el Movilh, el fallo obliga a Gendarmería a respetar el nombre y sexo social de una de sus trabajadoras, así como a mantener en reserva su identidad legal.

La Tercera Sala de la Corte Suprema acogió una apelación presentada por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) contra Gendarmería de Chile por negarse a respetar el nombre y sexo social de una funcionaria trans, siendo el fallo el primero del máximo tribunal en hacer referencia a la Ley de Identidad de Género.

“Gendarmería se había negado a respetar el nombre social en la casilla electrónica de una de sus trabajadoras, así como a mantener en reserva frente a otros funcionarios la identidad legal asignada al nacer, argumentando que ello no era discriminatorio, ni vulneraba ningún derecho. En primera instancia la Séptima Sala de la Corte de Apelaciones rechazó nuestro recurso de protección. Apelamos basándonos en la Ley de Identidad de Género (LIG), y felizmente ganamos en la Suprema. Esto sienta un importante precedente. Esto sienta un importante precedente ya que establece que no es posible ampararse en la falta de dictación de un reglamento, para desatender el mandato constitucional de adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la dignidad”, sostuvo la abogada del Movilh, Paz Becerra.

El fallo fue pronunciado por los ministros de la Tercera Sala de esta Corte Suprema Sergio Muñoz, María Eugenia Sandoval, Ángela Vivanco, Carlos Aránguiz y el abogado integrante Pedro Pierry.

El artículo 4 de la LIG “reconoce garantías asociadas al goce y ejercicio del derecho a la identidad de género, entre las que se encuentran el reconocimiento y protección de la identidad y expresión de género, a ser reconocida e identificada conforme a su identidad y expresión de género en los instrumentos públicos y privados que acrediten su identidad y al libre desarrollo de su persona”, señaló el fallo.

En tal sentido, añadió la sentencia, no puede desatenderse “el mandato constitucional en orden a adoptar todas las medidas que resulten necesarias para garantizar la dignidad de toda persona y asegurar el respeto de sus derechos en plenitud, entre los que se encuentra el ser tratada socialmente de acuerdo con su convicción personal e interna, de ser hombre o mujer, tal y como la persona se percibe a sí misma”.

La Suprema redondeó que no existe “impedimento legal para asignar a la recurrente una casilla electrónica con el nombre de usuario que se avenga de mejor manera a su identidad de género, circunstancia que no obsta a dar fiel cumplimiento a lo dispuesto en los artículos 12 y 13 de la Ley 18.834, pues el correo electrónico institucional no se encuentra dentro de los documentos cuya individualidad debe coincidir necesariamente con el nombre registrado en la cédula de identidad respectiva”.

Agregó que “tampoco resulta suficiente argumentación, aquélla esbozada por la recurrida para rechazar lo solicitado por la actora en cuanto a tomar todas las medidas necesarias en orden a que el resto de los funcionarios de la institución no tenga acceso a sus registros personales, desde que el mantener en reserva su hoja de vida resulta una medida adecuada para resguardar el derecho a la protección de la vida privada de la recurrente, frente a posibles actos discriminatorios.

La Suprema sentenció además que Gendarmería incurrió en un “acto arbitrario que afecta la integridad psíquica de la recurrente y el derecho a la protección de su vida privada, protegido por el artículo 19 N° 1 y 4 de la Carta Fundamental (…) La autoridad recurrida, pudiendo hacerlo, no adoptó las medidas necesarias en resguardo a su derecho de ser tratada socialmente de acuerdo a su convicción interna de ser mujer, tal y como se percibe a sí misma, lo que afecta su integridad psíquica y su derecho a la protección a su vida privada, al mantener sus antecedentes personales al alcance de los demás funcionarios de la institución”.

El fallo previno, por último, que el ministro Aránguiz y el abogado Pierry, estuvieron por mantener en reserva los antecedentes legales de la mujer trans, pero en contra de que el correo electrónico respetara su nombre social.

Con el fallo de la Suprema se revocó una sentencia que el pasado 11 de julio habían dictado los ministros de la Séptima Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, Alejandro Rivera Muñoz, Bárbara Quintana Letelier y el abogado integrante José Luis López Reitze, quienes habían rechazado el recurso de protección presentado por el Movilh.

Sentencia completa aquí

Fuente MOVILH

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Nuevo transfemicidio en El Salvador: encontraron a Jade debajo de un puente

Martes, 12 de noviembre de 2019

Por Paula Rosales

EI9bFMzWoAI2vA0Jade Camila Díaz fue encontrada muerta el sábado flotando debajo de un puente del río Torola, en el departamento de Morazán, al noreste de El Salvador, informaron desde la Policía. Con este asesinato ya se contabilizan al menos seis crímenes de odio a mujeres trans en lo que va del año.

De acuerdo con el reporte policial, una mujer que no se identificó reportó a la unidad de emergencias del 911 el hallazgo de un cuerpo en el afluente, por lo que los oficiales se dirigieron a la zona y localizaron el cadáver.

“El cuerpo tenía una soga en la cintura con una piedra”, dijo a Presentes un agente policial de Morazán, y no quiso agregar más detalles. El cuerpo fue encontrado entre el limite de los municipios Osicala y Meanguera.

Jade, de 27 años de edad, había sido reportada como desaparecida el jueves a las 18:00 horas en la zona rural de Lolotiquillo, donde vivía.

La fiscalía reacción en el día de hoy informando sobre el hallazgo del cuerpo de Jade, pero sin dar mayores detalles.

El crimen de Díaz ha causado alarma entre la población trans de la zona oriental del país, ya que en octubre una adolescente trans fue acuchillada en las calles del departamento de San Miguel.

“La violencia transfóbica se ha desatado y eso nos hace sentir vulnerables”, dijo a Presentes Tatiana Molina, defensora de derechos humanos LGBTI y amiga de Jade.

 

Discriminada por su identidad

Jade trabajó en restaurantes del departamento de Morazán, atendiendo clientes, pero desde que realizó su transición hormonal femenina hace dos años no logró emplearse más, por lo que sin más opciones de empleo tuvo que ejercer el trabajo sexual en las calles de San Miguel.

“Me dijo que cuando trabajaba con apariencia de chico gay no tenía ningún problema, pero cuando hizo su transición a mujer trans fue rechazada en los trabajos. Se quejaba que le ponían excusas y no la quisieron contratar más”, dijo Tatiana.

Jade sentía temor de salir a las calles después del ataque cometido en contra de una adolescente trans ocurrido en la misma avenida en donde trabajaba en el departamento de San Miguel.

Por su parte, la Asociación Solidaria para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH) Arcoiris Trans denunció “la ola de violencia y asesinatos cometidos a nuestras compañeras trans en El Salvador”, escribió la organización en sus redes sociales.

Mientras tanto, la organización Comunicando y Capacitando a Mujeres Trans (COMCAVIS TRANS) demandó al Estado realizar “una investigación inmediata y diligente de los hechos y que emprenda medidas urgentes que garanticen la protección de personas LGBTI”.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Emilia Schneider, dirigente estudiantil trans, fichada por Carabineros de Chile

Viernes, 8 de noviembre de 2019

EMILIA-SCHNEIDER-FECH-960x480Por Airam Fernández, desde Santiago de Chile

Una ficha técnica con la foto y datos de Emilia Schneider, dirigente trans y presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), apareció en una lista de personas y entidades monitoreadas por Carabineros de Chile. Su nombre está entre los más de diez mil documentos de la institución que se filtraron la semana pasada en un caso que la prensa local bautizó como “PacoLeaks”, tras un hackeo masivo a varios departamentos, entre ellos, el de Inteligencia.

El “código malicioso” detectado el 22 de octubre se convirtió en la tercera y más grave filtración de esta institución policial con informes de “seguimiento” a actividades de movimientos sociales y sindicatos y fichas de dirigentes estudiantiles y medioambientales que consideran “blancos de interés”, como Emilia. Algunas de esas fichas estaban en una carpeta titulada “estado de alerta en octubre”. El medio local Interferencia tuvo acceso a algunos de esos archivos, cuya veracidad fue previamente confirmada por Carabineros a Ciper.

Captura-de-pantalla-2019-11-04-a-las-05.59.46-p.m.“Es inaceptable en un régimen democrático y un estado de derecho la persecución política porque atenta contra la libertad de pensamiento, más aún cuando se intervienen instituciones públicas que son garantes del debate pluralista. La derecha y el Gobierno de Chile van de mal en peor”, escribió la presidenta de la Fech en su cuenta de Twitter. Hasta el cierre de esta nota, Presentes no pudo comunicarse con Emilia pues desde la mañana de este lunes se encuentra liderando asambleas, cabildos y manifestaciones en varios puntos de Santiago, que arde en protestas en contra de la desigualdad desde hace dos semanas.

Ayer, la FECH emitió un comunicado en el que rechazaron este tipo de persecución y emplazaron al Ministerio del Interior y al director de Carabineros de Chile a pronunciarse por esta y otras situaciones. “Rechazamos tajantemente el actuar de Carabineros y la fuerza pública que invierte recursos y tiempo en perseguir dirigentes/as sociales, organizaciones sociales y políticas e integrantes de la Universidad de Chile, sin motivo alguno. Es inaceptable en una sociedad democrática que se cataloguen a personas y organizaciones como blanco de interés por su posición política e ideológica, hechos que constituyen a todas luces una persecución política y, por lo tanto, una limitación a derechos fundamentales”, señala el comunicado.

Captura-de-pantalla-2019-11-04-a-las-05.57.56-p.m.Según el informe de diligencia 190831GI421476GA, el pasado 30 de agosto al menos un miembro de Carabineros se infiltró en una actividad realizada en esa universidad para conmemorar el Día Internacional del Detenido Desaparecido a la que asistieron cerca de 100 personas. La observación del policía espía se tradujo en ese informe revelado por  Interferencia, donde Emilia figura como “blanco de interés” junto a otros 11 dirigentes.

“Creemos particularmente preocupante que el Gobierno, por intermedio de Carabineros y la fuerza pública, busque intervenir en las universidades públicas como la nuestra, que debe ser un espacio autónomo”, añade la Fech en su pronunciamiento.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Crímenes de odio siguen impunes en El Salvador: exigen investigarlos

Jueves, 7 de noviembre de 2019

JUSTICIA-FEMINICIDIOS-TRANS-1024x768Por Paula Rosales, desde El Salvador

La Federación Salvadoreña de personas Lesbianas, Gays, Bisexuals, Trans e Intersexuales (FESLGBTI) exigió al Estado la investigación y judicialización de los crímenes de odio cometidos en contra de la población LGBTI.

De acuerdo a registros de la Federación, de enero a octubre de 2019 asesinaron a siete personas LGBTI con extrema crueldad, de los cuales, cinco casos se cometieron en contra de mujeres trans.

El pronunciamiento de las organizaciones se hizo escuchar después del asesinato de Anahy Miranda Rivas en la madrugada del domingo pasado. La joven trans de 27 años fue asesinada con saña al interior de un vehículo en un concurrido bulevar de San Salvador.

La Federación documentó en los últimos tres años al menos 20 asesinatos de mujeres trans de 16 a 32 años. La esperanza de vida de ellas no sobrepasa los 33 años. Mientras tanto, entre la población de hombres trans se contabilizaron al menos tres asesinatos durante los años 2017, 2018 y 2019.
Crímenes de odio siguen impunes

La Federación Salvadoreña LGBTI exige a la fiscalía y a la policía, así como a los demás operadores del sector de justicia, que investiguen el asesinato de personas LGBTI, aplicando la reforma al código penal referida a crímenes por odio y prejuicio, y buscando la condena de los culpables de estos crímenes”, expresó Roberto Zapata de la organización Amate El Salvador.

El Congreso de El Salvador reformó en 2015 el código penal para tipificar los crímenes basados en la orientación sexual, identidad y expresión de género. Sin embargo, hasta la fecha todos los casos continúan impunes.

“La vida se defiende sin importar edad, género o condición. Quien se atreva a atentar contra este derecho, que es irreemplazable, tendrá que afrontar duras consecuencias jurídicas. Y mi obligación es velar porque esto se cumpla”, escribió el fiscal Raúl Melara en su cuenta de Twitter.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Asesinaron a una mujer trans de 25 años en San Salvador

Miércoles, 30 de octubre de 2019

Anahi-Miranda-Rivas-El-SalvadorPor Paula Rosales, desde San Salvador

Lo ha denunciado públicamente la Federación Salvadoreña de personas Lesbianas, Gais, Bisexuales, Trans e Intersexuales (FESLGBTI), entidad que aglutina a 12 organizaciones de El Salvador: las personas LGTB, y muy especialmente las mujeres trans, están siendo asesinadas con extrema crueldad en ese país centroamericano. Los crímenes permanecen, en la mayoría de los casos, en total impunidad. El último de los asesinatos, el de Anahy Miranda Rivas, una chica de 25 años a la que sus asesinos arrastraron con un vehículo durante casi cinco kilómetros.

El asesinato de Anahy Miranda Rivas, cometido en la madrugada del pasado 27 de octubre en una concurrida avenida de San Salvador, es de una brutalidad espantosa. De acuerdo a testigxs consultadxs por Presentes, la víctima recibió varias puñaladas en la cabeza, garganta y diferentes partes del cuerpo, además de ruptura traqueal. Sus asesinos se acercaron a ella en una camioneta, en la que intentaron introducirla por la fuerza. «Los hombres no alcanzaron a subirla del todo a los asientos cuando la camioneta comenzó a rodar por lo que sus piernas colgaban y así siguió un trayecto de casi cinco kilómetros», ha relatado una amiga. En el recorrido, fue asfixiada con una media que al parecer la joven solía llevar para acomodarse el pelo.

Anahy vivía del trabajo sexual sobre el bulevar de Los Héroes, en la capital del país.

Aquella madrugada, subió al vehículo de un supuesto cliente, donde se presume fue atacada. Su cuerpo fue arrojado y abandonado en la misma calle. Según el comunicado de la FESLGBTI, también sufrió heridas con arma blanca. Sus asesinos arrojaron su cuerpo al pavimento, frente a una discoteca, y huyeron del lugar.  “Llegaron unos hombres y la subieron al carro. Testigxs dicen que escucharon unos gritos y vieron cuando el mismo vehículo regresó para tirarla muerta en la calle. El Salvador es un país que odia a la población LGBTI, un país que violenta”, dijo la defensora de derechos humanos, Odaly’s Araujo a Presentes.

“El homicidio fue reportado a las cuatro con cinco minutos de este día en el bulevar Los Héroes. Presenta lesiones con arma blanca en la cabeza”, dijo a Presentes una fuente de la Policía Nacional Civil. La joven recibió sepultura en el cementerio La Bermeja de la capital salvadoreña.

El estudio “El prejuicio no conoce fronteras”, presentado por el Observatorio Sin Violencia LGBTI -lo conforman organizaciones de nueve países (Colombia, México, Honduras, Perú, El Salvador, República Dominicana, Guatemala, Paraguay y Bolivia)- señala que el 80 por ciento de los cuerpos de las personas asesinadas fueron encontrados en espacios públicos y domicilios particulares. También se identificó que los días sábados y domingos es cuando más crímenes se cometieron. Los resultados se refieren a crímenes de odio en esos países entre enero 2014 y junio 2019.

No se trata, por desgracia, del único asesinato de una persona LGTB en lo que llevamos de año en El Salvador. En lo que va de 2019 han asesinado a cinco mujeres trans en El Salvador. La nación centroamericana registró el año 2018 una tasa 50,3 homicidios por cada 100.000 habitantes, una de las más altas del mundo.

Según  la Asociación Solidaria Para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH Arcoiris Trans), desde 1993 hasta la fecha han registrado el asesinato de unas 600 mujeres, muy pocos casos han sido investigados y judicializados.

La FESLGBTI ha recordado, por ejemplo, los asesinatos de Jorge Armado Castillo (asesinado el 11 de enero en el departamento de San Miguel con once disparos en el rostro), Camila Díaz (una mujer trans que el pasado 31 de enero fue privada de libertad por tres agentes policiales, recibió numerosos golpes durante la detención y falleció tres días después debido a sus lesiones), una mujer trans identificada como Lolita (asesinada el 8 de febrero en el departamento de Sonsonate por personas desconocidas que la atacaron a machetazos) u otra mujer trans, identificada como Tity (asesinada el 10 de marzo a golpes, tras ser agredida sexualmente). De hecho, solo en los últimos tres años (2017, 2018 y 2019), la FESLGBTI ha documentado al menos 20 asesinatos de mujeres trans, todas entre los 18 y 32 años. Un hecho que según la entidad salvadoreña «sostiene nuestra afirmación, una vez más, de que promedio de vida de las mujeres trans en El Salvador no sobrepasa los 33 años».

En 2015, el Congreso salvadoreño modificó el código penal para que los crímenes cometidos por discriminación por identidad de género y orientación sexual sean condenados tomando el criterio que fueron cometidos por odio y pueden ser sancionados con una pena de 30 a 60 años de prisión.

«Desde la reforma al Código Penal en 2015, en sus artículos 129 y 155, que tipifica los crímenes basados en la orientación sexual, identidad y expresión de género, y hasta la fecha no se han efectuado condenas por los asesinatos de personas LGBTI, aun cuando los hechos son una firme evidencia de que estos crímenes fueron motivados por el odio y prejuicio hacia las víctimas, dadas las expresiones de extrema violencia -sexual y de toda índole-, crueldad, saña e incluso signos de tortura», asegura la FESLGBTI. «Siendo las principales víctimas de estos crímenes las mujeres trans, quienes constantemente son vulneradas, en muchos casos, por los mismos agentes de seguridad pública que suponen proteger a la población», denuncia. Una situación que lleva a muchas de estas personas a huir de El Salvador. «Sin embargo, sabemos que esta alternativa tampoco es segura para la población LGBTI, que se enfrenta a múltiples barreras de discriminación y violencia durante todo el circuito migratorio», añaden desde el colectivo salvadoreño.

Los colectivos LGTBI salvadoreños exigen que el Estado actúe

Es por todo ello que la Federación Salvadoreña LGBTI ha reclamado una serie de actuaciones por parte de las diversas autoridades del Estado salvadoreño:

  • A la Fiscalía General de la República y a la Policía Nacional Civil piden que se investiguen, en cumplimiento del debido proceso, los asesinatos de las personas LGBTI, aplicando la reforma del Código Penal referida a crímenes por odio y prejuicio. «Consideramos inadmisible el silencio absoluto en la investigación del homicidio de Camila Diaz, y el más reciente de Anahy Miranda Rivas», destaca.
  • A la Fiscalia General de la República, especialmente, exige la pronta aprobación y divulgación de una política de persecución penal, y su respectivo protocolo de investigación, de delitos cometidos en contra de la población LGTBI. «Consideramos impostergable la puesta en marcha de acciones institucionales encaminadas a terminar con la impunidad en los casos de crímenes fundados en el odio y prejuicio en contra de nuestra población, puesto que sabemos que el silencio y la impunidad empodera a los agresores», señala.
  • Al Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, los colectivos LGTBI piden implementar la política de atención a personas LGBTI, «para asegurar la protección de la población víctima de las violencias múltiples en el contexto de violencia e inseguridad que vive nuestro país».
  • A la Asamblea Legislativa, pide la aprobación de una ley de identidad de género para personas trans, «primer paso para el reconocimiento de sus derechos fundamentales».
  • Por último, a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) pide «retomar el trabajo articulado entre la institución y las organizaciones de la sociedad civil, para asegurar la protección y el acceso a la justicia de las personas LGBTI».

«En nombre de Jorge Armido Castillo, Camila Díaz, Lolita, Tity, Anahy Rivas y del resto de personas LGBTI asesinadas, la Federación Salvadoreña LGTBI reitera que NO permitirá que los crímenes de hacia nuestra población, queden en el anonimato, el silencio y la impunidad por más tiempo. No aceptamos otro periodo más de invisibilidad y negación de nuestro derecho a la salud, educación, trabajo, seguridad y vida digna y libre de estigma y discriminación. ¡POR LA REIVINDICACIÓN DE NUESTRO DERECHOS, NI UN PASO ATRÁS!», finaliza el comunicado de los colectivos.

«Exigimos al Estado que vele por nuestros derechos»

“Este nuevo crimen de odio en El Salvador ha sido una noticia inesperada, así como otros que se han cometido en el pasado. Repudiamos este crimen y lo condenamos, le exigimos al Estado que vele por nuestros derechos, por nuestra seguridad, por la inclusión laboral trans porque estamos siendo asesinadas y este gobierno ni los anteriores han hecho nada para protegernos”, expresó Odaly’s.

Fuente Agencia Presentes/FESLGBTI

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Frida Sofía, la trans que peleó contra las adicciones en los barrios populares de San Salvador

Lunes, 28 de octubre de 2019

frida_sofia_trans_salvador8-1024x768A un mes de su muerte, recordamos a Frida Sofía, trans salvadoreña, a través de quienes la conocieron, y reconstruyen vida y legado.

Por Paula Rosales, desde San Salvador (texto y fotos)

Frida Sofía murió sola en su pieza en los populares condominios Saavedra, en la capital de El Salvador. Las autoridades forenses indicaron que fue un infarto. La encontraron sin vida el último domingo de septiembre. Su cuerpo inerte pasó tres días en el apartamento donde vivía, esperando. La propagación de “olores raros” por los pasillos grises del edificio fue la señal de alerta para llamar a la policía.

Frida Sofía murió en medio de maquinas de coser, telas y encajes que utilizaba para confeccionar delantales, gabachas, vestidos y blusas. Su familia no apareció para reclamar su cuerpo y sus restos corrieron el riesgo de ir a parar a una fosa común, donde reposan los cadáveres sin identificar, en el Instituto de Medicina Legal de El Salvador.

La historia de Frida Sofía se construye y reconstruye en colectivo, como si estuviera hecha de retazos de recuerdos dispersos sobre los que cada persona tiene su versión. Dicen que nació en el municipio de Izalco, 63 kilómetros al oeste de la capital. Evocan que tuvo una mamá de crianza y una hermana que aún deambula por las calles.

Su familia, la que está reunida en la funeraria para rendirle homenaje, son personas LGBTI+ y ex adictos al alcohol y a las drogas que provienen de diferentes grupos, parte de la organización Alcohólicos Anónimos (AA) en El Salvador. Una de sus premisas expresa que el anonimato es la base espiritual de sus tradiciones.

José Manuel, de 57 años, recuerda muy bien el día que conoció a Frida. Aunque reconoce que su memoria le falla, no puede olvidar la primera impresión que sintió cuando ella llegó al albergue “La Cachada”. Ese lugar se ha convertido en una suerte de redención  para personas que padecen alcoholismo y drogadicción.

A pesar que ese encuentro sucedió hace 17 años, su voz se entrecorta al recordarla.

«Esa noche, ella levantó la mano y le dimos la bienvenida. Llegó bien pechita (delgada) y dio una señal de ayuda. Yo no sé andar viniendo a estos velorios, pero al recordar el estado en el que llegó y como salió después, nunca más volvió a beber».

Frida Sofía tocó fondo en la vida. Durmió en las calles, durante un tiempo realizó trabajo sexual, fue alcohólica y adicta al crack.

«Yo recuerdo a Frida como una persona que viene del infierno, de calabozos espirituales de donde no hay un poder humano que pueda sacarnos. Y ella siempre manifestó que los AA la habían rescatado», dijo a Presentes, Jaime A, está sentado en uno de los sillones de la sala de velación.

Con esfuerzo y la ayuda de sus compañeros, llegó a dejar todas las adicciones por 17 años. Y se convirtió en terapeuta para ayudar a luchar contra ellas. Según los testigos, fue una de las mejores. Decenas de hombres y mujeres siguieron sus consejos y, sobre todo, su testimonio.

 «Ella tenía una terapia tan amena, una terapia de shock, contundente, tocándole la mente a la gente, tocando el ego, bajando el orgullo. Hablaba de la pared creada por el ego de un individuo soberbio, obstinado, el que no quiere aceptar su enfermedad y padecimiento de alcoholismo», recordó Jaime A.

frida_sofia_trans_salvador3-e1572032227564-1024x765

Promotora de la vida

Su féretro de color celeste está adornado con flores de todos los colores. Girasoles, rosas blancas, amarillas y rojas como un homenaje a su lucha.

Frida Sofía ha muerto y de su imagen solo da cuenta una fotografía sobre el vidrio del ataúd. En la instantánea ella luce elegante, con su cabello rojizo, pendientes, una blusa de mosaico y una sonrisa tímida.

Las personas han llegado a rendirle homenaje. Guardan silencio, se inclinan en señal de respeto, y algunos, hasta se toman una foto frente a su ataúd para guardar el recuerdo del velorio de Frida Sofía, una mujer trans salvadoreña que se convirtió en una especie de heroína contra las adicciones en los barrios más populares de San Salvador.

La calle frente a la funeraria Casa Blanca, al este de la capital, está repleta de personas. Lxs dolientes forman pequeños grupos. Conversan, toman café, fuman cigarrillos y ríen. Parece una tertulia o el festejo de alguien, no un velorio, pero están homenajeando a una promotora de la vida.

En la diminuta sala de velaciones, iluminada por una luz blanquecina, algunos se atreven a cantar con guitarra o a improvisar el rezo de un santo rosario. En ese minúsculo espacio convergen vendedoras del mercado, que aún tienen su delantal abrazado a su cintura, y hombres con marcas en sus rostros que reflejan la rudeza de las calles.

La noche de la velación, Joselyn Paola, de 39 años entró sola a la capilla ardiente y se acercó al féretro para ver a su amiga por última vez. Estuvo unos segundos contemplando en silencio, luego salió con su rostro descompuesto por el dolor.

«Por Frida logré salir»

Conoció a Frida en su adolescencia. Dice que haberla encontrado hace 20 años, cuando ambas ejercían el trabajo sexual, cambió su vida. A Frida le gustaba mucho la música de Laura León, Ana Gabriel y Paulina Rubio. Juntas superaron el alcoholismo y mantuvieron su amistad por dos décadas.

«En la calle nos ven como menos, no nos valoran. Cuando llegué al grupo sentí que de verdad me querían. ‘Es mi familia’, dije yo. Aquí me aceptan tal como soy: maquillada, pintada, vanidosa. Antes nadie daba un cinco por mí, me quedaba tirada en las cunetas, pero por Frida logré salir. Me decía que yo tenía valor, por ella aprendí a ser honrada con el trabajo de mis manos».

Sus compañeros lucharon por una despedida digna. No era una persona sin identificar, ella era Frida Sofía. Las amistades y sus hermanos buscaron entre sus bolsas y carteras algo de dinero para colaborar en la compra del ataúd y el espacio en el cementerio La Bermeja, donde reposan sus restos. Frida Sofía ha muerto, sus restos descansan en paz.

Este trabajo fue realizado con el apoyo de la Fundación Internacional de Medios de Comunicación de las Mujeres como parte de ¡Exprésate !, su iniciativa en El Salvador y Guatemala.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTB , , , , , ,

A las personas trans se les sigue imponiendo que un profesional sanitario verifique su identidad

Viernes, 25 de octubre de 2019

dia-despatologizacion-transLa Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) recuerda, con motivo del Día Internacional de la Despatologización Trans, que se conmemora cada tercer sábado de octubre, que las personas trans en España siguen necesitando un diagnóstico de “disforia de género”, emitido por un profesional sanitario, para ver reconocida su identidad, de manera que puedan ejercer otros derechos, como el de disponer de una documentación oficial de acuerdo a su género que les abra las puertas del mercado laboral, entre otros.

Pese a que el Parlamento Europeo instó el pasado mes de febrero a los Estados miembros a incluir en sus legislaciones el derecho de la autodeterminación de género (que no se requiera de ninguna autoridad médica o legal para ver reconocida la propia identidad), en España, las personas siguen sin tener este derecho en la mayor parte del territorio estatal.

Y es que, en la actualidad, solo está reconocido en nueve de las 17 comunidades autónomas: Comunitat Valenciana, Aragón, Baleares, Cataluña, Extremadura, Madrid, Navarra, Andalucía y Murcia y éstas sólo pueden aplicarlo en algunas de las competencias que tengan asumidas.

Este es uno de los motivos que llevó a España al undécimo puesto del ranking europeo sobre la situación de los derechos de las personas LGTBI elaborado por la entidad internacional referente en derechos LGTBI, ILGA Europa, en 2018. Se trata de la posición más baja en la que se encuentra España desde 2010, año en el que se comenzó a generar esta comparativa entre los países con mejores legislaciones en materia LGTBI.

Tal y como explica la presidenta de FELGTB, Uge Sangil, en España, “la paralización de la aprobación de la Ley Estatal de Igualdad LGTBI y de la reforma de la Ley 3/2007, debido al adelanto electoral y al contexto político actual, están perpetuando la situación de especial desprotección legislativa a la que se enfrentan las personas trans, las más vulnerables dentro del colectivo LGTBI”. “España, que fue un país puntero en el reconocimiento de los derechos de nuestro colectivo, se está quedando atrás por la falta de compromiso de nuestra clase política”, añade.

Así, denuncia que “mientras los partidos políticos permanecen en una eterna campaña electoral, las personas trans siguen siendo sometidas a exámenes psiquiátricos y obligadas a seguir tratamientos hormonales durante al menos dos años para poder cambiar registralmente de género, siempre y cuando, además, tengan nacionalidad española porque este derecho está directamente vetado para toda persona que no la tenga”.

Así, la coordinadora del grupo de políticas trans de FELGTB, Marcos Ventura, recuerda que las personas trans no estamos enfermas, no necesitamos la tutela de ninguna autoridad médica que verifique nuestra identidad y tenemos derecho a que se respete nuestra dignidad”. “No permitir la autodeterminación del género, es decir, no reconocer que la única persona que puede determinar su género sea ella misma es patologizante, porque nos obliga a encajar en unos criterios diagnósticos para que un tercero valide nuestra identidad”, explica Ventura.

Además, Ventura incide en que “no existen criterios estándar que puedan definir el género porque cada persona tiene los suyos propios”. “Además, nos preocupa especialmente la mirada binarista sobre el género, que deja fuera a las personas no binarias, cuya realidad sigue sin estar reconocida ni por la sexología oficial, ni por muchos de los profesionales de la Psicología o la Psiquiatría que trabajan en las unidades de atención a las realidades trans”, denuncia.

Solo pedimos la libertad de que cada persona pueda desarrollar su personalidad y su género de forma no coaccionada y sin tutelas, eso es la autodeterminación del género, y esta medida tan sencilla, es la que reclamamos hoy con motivo del Día Internacional de la Despatologización Trans que se conmemora cada tercer sábado de octubre desde 2009, cuando la plataforma activista Stop Trans Pathologization (STP) inició la primera convocatoria”, concluye Ventura.

Fuente FELGTB

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Una mujer transgénero acaba de hacer historia en el Bangladesh de mayoría musulmana ultraconservadora

Martes, 22 de octubre de 2019

1571150849Por primera vez en la historia de Bangladesh, un candidato transgénero de 37 años llamado Pinki Khatun ha sido elegido como concejal de Kotchandpur Upazila del distrito de Jhenaidah. Pinki venció a su oponente por más de 4,000 votos y no se enfrentó a ningún tipo de discriminación al lograr el puesto de vicepresidenta del consejo de Kotchandpur. Un oficial de ala juvenil del partido gobernante Liga Awami; Pinky tiene como objetivo trabajar para mejorar y proteger los derechos de las mujeres y las hijras para que puedan liderar honorablemente en la sociedad.

La activista por los derechos de las personas transgénero Anonnya Banik comentó que la elección de Pinky es un gran logro para el país.

En un país donde no solo es ilegal ser gay, sino que las leyes están definidas por puntos de vista religiosos tradicionales y estrictos, una mujer trans elegida consejera parece un sueño. Pero para la propietaria de una tienda de ropa de Bangladesh, Pinki Khatun, es una realidad.

Khatun fue elegida concejal de Kotchandpur, una ciudad rural en el lado oeste del país, después de vencer a su rival más cercano por más de 4.000 votos a principios de esta semana, informó The Straits Times.

“Estoy muy encantada. Hice campaña de puerta en puerta y la gente ha respondido positivamente ”, dijo Khatun. “No enfrenté ninguna campaña de discriminación u odio”. “Mi objetivo es trabajar para el mejoramiento de las mujeres y proteger sus derechos”. “Trabajaré paraque los hijras  puedan vivir honorablemente en la sociedad”.

El jefe de la policía local, Mahbubul Alam, confirmó la victoria de Khatun el lunes.

De 37 años es un miembro del ala juvenil del partido gobernante de la Liga Awami. Hizo campaña como candidata independiente en la ciudad de Kotchandpur, de 200,000 habitantes, después de que el partido no respaldara a nadie.

En partes del sur de Asia, el término hijra se refiere a ciertas mujeres, personas intersexuales y no binarias a las que se les asignó un varón al nacer. Mientras que algunos hijra son trans, no todas las personas trans son hijra. La comunidad ha recibido cierto reconocimiento legal en la última década, pero el trabajo continúa de los incansables activistas para consagrar a la comunidad LGBT + en general con mejores protecciones y mejorar las actitudes culturales.

Las hirjas, que ocupan un lugar especial, casi sagrado en las creencias hindúes y los textos antiguos. Muchas personas de Bangladesh creen que los hijras tienen el poder de bendecir o maldecir, y los hijras intercambian esta ambivalencia inestable. Como resultado, mientras algunos celebran la comunidad, muchos se ven rechazados por sus familias y la sociedad en general.

En 2013, el gobierno de Bangladesh reconoció formalmente a los hijras como un género separado en los documentos oficiales y la opción de identificarse como tal se agregó más tarde a los formularios de votación por primera vez este año.

Bangladesh es el hogar de alrededor de 10,000 hijras, pero estimaciones independientes dicen que el número podría ser de hasta 500,000, ya que muchos aún ocultan su identidad para evitar el acoso. Pero pocas políticas protegen a la comunidad y los organismos gubernamentales han sido acusados en el pasado de imponerles un examen médico humillante y extenuante.

Al menos 1,000 hijras participaron en la primera Marcha del Orgullo de Bangladesh en noviembre de 2014, marcando un año desde que el gobierno los reconoció como un tercer género.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , ,

Jóvenes trans y sus familias luchan por una ley para menores de 18 en Ciudad de México

Martes, 22 de octubre de 2019

10_09-Presentación-de-Iniciativa-2-3950x1975

Por Milena Pafundi, desde Ciudad de México

El pasado 10 de octubre, la presidenta de la Comisión de Igualdad la diputada Paula Soto presentó ante la Cámara de Diputados de Ciudad de México un proyecto de ley para que las personas trans menores de 18 años puedan rectificar su acta de nacimiento mediante un procedimiento administrativo en el Registro Civil. La iniciativa fue motorizada por la Asociación por las Infancias Transgénero en el Parlamento de Mujeres. Desde 2015 existe la ley de identidad de género en Ciudad de México pero sólo contempla a mayores de 18 años.

“Ya existe una vía en la ciudad de México para que las personas menores de 18 años tengan reconocimiento a la identidad. Pero la vía ahora mismo es discriminatoria. Además, esta iniciativa surge como una necesidad social, impulsada como un ejercicio de participación ciudadana a la que se han sumado familias, feministas, personas trans jóvenes, organizaciones LGBT+ y aliades”, dijo a Presentes Tania Morales, presidenta de la Asociación por las Infancias Transgénero.

Presentes conversó con adolescentes trans, sus familias y activistas para saber cómo han sido sus experiencias en estos últimos años y cómo una ley que les contemple podría cambiar sus vidas.

Marcela, madre de Sara

“Cuando Sara decidió decirme que se identificaba con las personas trans, antes le pidió apoyo a la psicóloga de la escuela. En ese entonces estaba en Primero de secundaria en una privada. Al principio fue un shock tremendo. La psicóloga me dijo que algunos ya le decían Sara porque se los dijo desde que entró a clases y yo apenas me enteraba -entraron a clases en septiembre y me dijeron en abril del siguiente año-.  Mi reacción fue sacarle de la escuela porque no me lo habían dicho antes y porque debía empezar a recibir terapia de apoyo. Posteriormente la metí a la secundaria federal y le dije al director que estaba pasando una situación complicada debido a su adolescencia. Nunca mencioné que era una chica trans para inscribirla y aún yo no tenía mucho conocimiento del tema. Ahí terminó el primer año y segundo año. El bullying fue terrible. Algunas veces intervine y en otras no porque aún no comprendía o aceptaba por completo que mi hija era trans. Sin embargo respeté el hecho de llamarle por su nombre, aquí en casa. Poco a poco fui platicándole a la familia y amigxs hasta que logré acostumbrarme y a verle normal vestirse con ropa de chica. 

marcela-y-sara-1024x877Marcela, Sara y su hermanito

Para tercer grado volvimos a la escuela privada que tanto le gusta a Sara por el nivel educativo. Me siento muy orgullosa de Sara pues es muy inteligente. Ella me pidió: “Mamá pregúntales si puedo llevar uniforme de chica y que me llamen Sara por favor”. La respuesta de la directora fue: “Tiene que usar el uniforme de acuerdo al género que le fue asignado de nacimiento y debemos usar el nombre que tiene su acta. Yo sentí que mi corazón se hizo chiquito. Y me dije si yo siento esto, ¿qué siente Sara todos los días? Ahí empezó nuestra lucha por visibilizar nuestra realidad de ser trans siendo menor. 

¿Qué facilitaría y cambiaría esta ley? Permitiría que Sara pudiera ser la persona que siempre ha querido ser, sin limitaciones, más segura y más feliz consigo misma. El solo hecho de contar con su acta de nacimiento con el nombre que ha elegido le cambiaría la vida y tendría más fe en la humanidad”.

Sara, 14 años

“Cuando hablaba con la directora de mi escuela sobre mi nombre o el uniforme, ella dijo que la sociedad no estaba lista y que teníamos que esperar a que lo estuvieran, y así si me llamarían por mi nombre real. En mi opinión nadie está listo para el cambio, pero eso no detuvo a las minorías de todo el mundo a luchar por sus derechos. La lucha por los derechos de la gente negra en Estados Unidos causó varias muertes, el feminismo en Latinoamérica también, pero eso no detuvo a nadie, no podemos esperar a que las cosas cambien por sí solas. Si me tengo que morir para que una niña trans al otro lado del país pueda tener su nombre lo haré”.

Teicuh, 16 años

Hasta ahora, la lucha ha sido en mi interior, lo más difícil ha sido, primero, procesar mis pensamientos y sentimientos, luego, ponerlo en palabras.  De pequeño, probé usar vestidos, hacerme trenzas, jugué con los ponys y mi color favorito era el rosa. A los 5 años ya me había hartado y sabía que eso no era para mí. Me corté el cabello solito, 2 o 3 veces, entre los 2 y los 5 años. Después de regaños por mi seguridad, me escondieron las tijeras y dejé de hacerlo; pero insistí en que quería mi cabello corto de forma consistente hasta los 14 años, cuando por fin me hicieron caso. Tampoco usaba la falda del uniforme, sólo llevaba el uniforme de deportes. Tuve un breve periodo de experimentación en la adolescencia como género fluido, pero cada vez que se referían a mí de forma neutra cada célula de mi cuerpo lo rechazaba totalmente. Mi cabeza rechazaba la idea de ser trans, pero la primera vez que mi amiga se refirió a mí en masculino, sentí felicidad pura… Él se sintió correcto”.

Alexandra, madre de Teicuh 

“Mi hijo siempre fue muy inquieto y travieso, corría y brincaba por todos lados, todo el tiempo. Cuando se cortaba el cabello, se lo dejaba super cortito de enfrente, cuando lo cachaba lo regañaba porque podía picarse un ojo. De sus juguetes, no le gustaban las muñecas, jugaba con animales y monstruos; y a veces se ponía algún vestido de princesa en Halloween, pero siempre anduvo de pants. Trabajo en educación especial, sé de los diferentes talentos, fortalezas, dificultades y retos que podemos enfrentar por las diferencias con las que nacemos. Existe discriminación pero también empatía, pero no se acerca ni tantito a la transfobia de nuestra sociedad, eso era lo que más me asustaba. Busqué asesoría especializada, me puse a estudiar y de ahí la transición social fue dándose muy natural en él; en mí, no tanto, aunque lo amaba y apoyaba incondicionalmente. Cambiar lo pronombres a masculino me costó mucho trabajo, afortunadamente, le puse unos nombres poco convencionales, así que, aunque todavía no cambiemos el género en su acta, no le afecta tanto como a otros de los niños y niñas trans.

Mi hijo ha estado en concursos de su escuela y le han dado algunos reconocimientos, pero me dice que si tuviera un nombre que lo identificara como del género contrario no iría o no los aceptaría, para que no dijeran su nombre en el micrófono. Y eso les pasa a muchos de los niños y adolescentes en esa situación: dejan de estudiar, de participar en sus actividades deportivas o culturales, sufren más bullying, angustia, ansiedad y más estrés que la mayoría de sus pares. Como familias, ha sido una bendición encontrarnos y compartir nuestros retos, experiencias, alegrías, tristezas, muchas separaciones y divorcios”

Que las instituciones públicas acompañen

La parlamentaria Erika Yamada Kubo, integrante del Primer Parlamento de Mujeres del Congreso de la Ciudad de México, dijo a Presentes que además de esta iniciativa es fundamental se impulsen políticas de no discriminación que transversalicen todas las instituciones públicas, sobre todo en relación al acceso a la educación. «Las escuelas deben adoptar medidas incluyentes que contemplen la prevención y la atención al bullying, el respeto a la diversidad (sobre todo a las poblaciones LGBT+) y la capacitación con enfoque de derechos humanos y perspectiva de interseccionalidad a docentes y demás personal educativo. Sería ideal que el currículo oficial del sistema educativo mexicano contemple materias de educación integral en sexualidad. Todavía una larga trayectoria para garantizar una vida digna para toda la niñez y adolescencia trans, pero este es un buen comienzo en esta trinchera de la Ciudad de México».

Por su parte, Jessica Marjane, fundadora de Red de Juventudes Trans México, explicó a Presentes la importancia de la reforma de 2015 y la posibilidad de rectificar los documentos de identidad, que tiene efectos en las demás instituciones. «Esto abrió un nuevo vocabulario, una nueva concepción y sobre todo construyó sujetos políticos más visibles en la vida y la participación política. También generó una nueva conciencia y percepción de que somos sujetos de derechos y libertades. El derechos a la identidad es un principio para ejercer otros derechos en tanto es un metaderecho. Desde Redes Juventudes Trans México justo participamos en ambos procesos. Todo el tiempo argumentado desde la intersección y fuera de la tutela. Para que nuestra voz no sea tutelada por el discurso médico ni el jurídico».

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Asesinaron a una persona trans en Pedro Juan Caballero (Paraguay)

Jueves, 17 de octubre de 2019

030697ab6ePor Juliana Quintana

Soledad Fernández, de 42 años, fue asesinada el lunes 7 de octubre por la noche detrás de la Villa del Sol, un condominio cerrado de camino a la localidad de Zanja Pyta, vecina de Pedro Juan Caballero (Amambay). Soledad, trans que hacia el final de su vida pidió que se la volviera a llamar Marcelino Soler, se encontraba acompañada por Leonardo Miranda De Oliveira cuando un hombre cis encapuchado los comenzó a seguir. De acuerdo a las declaraciones posteriores de Miranda, el hombre les dijo que se trataba de un asalto pero inmediatamente disparó a Soledad.

Los 9 disparos de revólver Calibre 22 quedaron dentro del cuerpo. Según se informó a Presentes, la fiscalía trasladó el cuerpo hasta la morgue del hospital regional de Pedro Juan Caballero. El médico forense constató que las heridas estuvieron ubicadas en la zona del tórax, cuello, boca, costilla  izquierda y espalda.

La fiscal a cargo del caso, Sandra Díaz, en diálogo con Presentes, explicó que el homicidio  fue efectuado por un hombre, todavía sin ser identificado, de aproximadamente 20 años. “Yo asumo que, primero, le disparó parado y después mientras caía, recibió más disparos porque tiene heridas en la boca y en el cuello. Se comprobó el tipo de arma porque se extrajeron las balas que quedaron en el cuerpo. Hallaron una en la cabeza y tres en el cuerpo”, refirió.

Alrededor de las diez de la noche, lxs vecinxs escucharon varios disparos y vieron a un hombre huyendo a pie del lugar en donde se encontraba el cuerpo. Acudieron al lugar agentes policiales de la subcomisaría segunda del barrio Villa Industrial, quienes comunicaron el hecho a los responsables del Ministerio Público y al forense. El viernes, Leonardo Miranda prestó declaración policial para dar más información acerca del atacante.

5d4c874bf0“Leonardo contó que corrió del susto cuando el hombre disparó. Un vecino de la zona, que era un ex policía, escuchó lo ocurrido y llamó a los agentes. Según el testigo, ese día más temprano se reunieron con Marcelino cerca de las 19 horas y salieron a caminar por el barrio Villa Industrial. Fue allí que apareció el hombre y asesinó a Soledad. Yo me imagino que buscaba asesinar a Marcelino. Los familiares nos van a dar más información para el transcurso de la semana”, relató Laura Panderi, asistente fiscal.

«Homicidio doloso»

La fiscal caratuló a la causa como un homicidio doloso y mencionó que todavía no se puede hablar de un crimen de odio y que, si bien aún se desconoce el móvil del homicidio. La activista de Panambí Yren Rotela aseguró que era muy querida por los ciudadanos de Pedro Juan.

“Yo conocí a Soledad en el 2009 porque era una referente de Panambi en Pedro Juan Caballero en ese tiempo. Ese año fue hacer un trabajo con la población ahí. También fue promotora de salud, sé que pasó por muchas cosas”, expresó Yren y contó que desde que se involucró en el evangelismo comenzó a cambiar su mirada hacia el colectivo. En la Iglesia le decían que porque era travesti “vivía como vivía”.

“Yo entiendo que cuando uno se aferra a la vida buscando alguna forma de sobrevivir. Muchas veces, cuando vivís en un contexto, siendo mujeres trans, no tenemos alternativa laboral, no tenemos estudios y tenemos que soportar mucha violencia, discriminación. Se te cierran muchísimo las puertas. Ella entró en depresión y buscó refugio en la espiritualidad. Lo cual me parece muy bien, pero eso la hizo volver a su identidad masculina socialmente afectada”, recuerda Yren.

Hace una semana de que Yren Rotela y Mariana Sepúlveda celebraban el fallo del Tribunal de Justicia de Luque por el transfemicidio de su compañera, Romina Vargas. La condena a Blas Amarilla, por el caso de Romina marcó un hito en la Justicia paraguaya al tratarse de la primera condena por el asesinato de una persona trans en Paraguay.

PARAGUAY-PORTADA--1024x512“Con el caso de Romina trabajamos un año para que el fiscal entienda todo el contexto en el que vivimos. Muchas de mis compañeras pueden ser personas que están delinquiendo pero, ¿por qué? porque caemos en una situación de criminalización. Obviamente no lo justifico, pero un robo no puede ser razón de asesinato”, consideró la activista.

“Conocí a Soledad cuando trabajábamos en las calles. Ella era compañera mía. Luego yo me separé de mi zona de trabajo porque comencé a estudiar Derecho. Me da mucha impotencia lo que le sucedió porque, lastimosamente, en Paraguay no hay ninguna ley que nos ampare”, lamentó su compañera Nicol González Gauto.

La ley contra toda forma de discriminación sigue siendo una deuda pendiente en el país. De ser verificado el crimen de odio, se trataría del transfemicidio número 62 en transición democrática.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , ,

Las mujeres trans más famosas de España se citan con el experto en la técnica tailandesa de reasignación de género

Sábado, 12 de octubre de 2019

staff-2bDr. Richard Fakin, especialista en la técnica tailandesa de reasignación de género, contó los nuevos avances quirúrgicos.

Angela Ponce, Miss Universo España 2018, Geena Love, actriz protagonista de la película de Sundance Channel “The best day of my life” o Amor Romeira, estrella del reality,  fueron algunas de las mujeres que asistieron al evento en la clínica del Dr. Richard Fakin para informarse sobre los últimos avances de la técnica tailandesa en reasignación de género. A pesar de que todas ellas conocen bien el prestigio de los profesionales tailandeses en este tipo de cirugías, la medicina y la investigación avanzan a pasos vertiginosos y únicamente aquellos profesionales que se mantiene al día renovando constantemente sus conocimientos, podrán dar los mejores resultados en una cirugía tan delicada y personal.

Este es el caso del Dr. Richard Fakin, Profesor en Cirugía de la Universidad de Zurich y discípulo del pionero tailandés Dr. Preecha, que convocó a las más conocidas activistas trans de nuestro país para divulgar los recientes estudios de avances en reasignación de género. Ante una audiencia más que experta en el tema, como la actriz Lara Sagen o la cantante que acompaña a Rafael Amargo, Rocío Rivera, el Dr. Fakin explicó cómo se van superando las posibles complicaciones gracias la progresiva depuración de la técnica.

Asistentes-2

Mujeres transexuales en la clínica del doctor Fakin

Al margen de consideraciones puramente médicas, para el Dr. Fakin  cada caso es único:  “todos los conceptos son individuales y los pequeños ejemplos hacen grandes diferencias”. Idea compartida por muchas de las asistentes pues coinciden en que cada persona tiene una manera diferente de vivir su transexualidad y por lo tanto necesidades físicas distintas. “Antes, lo primero que quería una mujer transexual era tener un cuerpo femenino, ahora no es necesariamente así”, contó Topacio Fresh, performer y galerista, al hablar sobre la cantidad de gente joven que acude a consultarla cuando deciden dar los primeros pasos para iniciar una transformación física.

El proceso médico es largo y complejo, abarcando diversos aspectos físicos y psicológicos,  pero las necesidades personales no son las mismas para todas. Algunas mujeres prefieren empezar por una feminización facial, mientras que para otras este paso no es necesario y deciden trabajar en el resto de su cuerpo o directamente se decantan por la vaginoplastia. Tampoco los tiempos son iguales para todas, algunas de las mujeres que asistieron, no tan conocidas, llevan más de 5 años en su proceso de transformación y no acaban de decidirse a llevarlo a cabo completamente por miedo a no poder llevar una vida sexual satisfactoria. El Dr. Fakin aclaró que, como en cualquier cirugía, nada se puede garantizar al 100%, sin embargo, la gran mayoría de pacientes que eligieron la técnica tailandesa están satisfechas con el resultado.  Un reciente estudio con una muestra de 1.700 pacientes que se sometieron a una cirugía de reasignación de género, arroja una tasa de complicaciones cercana al 30% mientras que la técnica tailandesa reduce esta posibilidad a menos del 3%. 

El evento terminó con una charla informal donde las asistentes hablaron de experiencias propias y ajenas, corroborando que cada caso es muy particular y así debe de ser tratado, como Silvia Matos, fundadora y directora de la firma Translingerie, King Jedet, actriz o Nova, también actriz y escritora pues ya va por la tercera edición de su libro, “De niño a mujer”.

Todas estuvieron de acuerdo en que es una buena noticia el hecho de que ya no sea necesario viajar miles de kilómetros para acceder a la mejor técnica quirúrgica en reasignación de género pues el Dr. Fakin opera en Madrid.

Fuente Oveja Rosa

General , , , , , , , , , , , ,

Denuncian a escuela de Bánfield por incumplir Ley de Identidad de Género

Sábado, 12 de octubre de 2019

 A2F7F43A-007F-4B25-AB69-489C44C4E89BPor Alejandra Zani

Foto: Captura de TV

A raíz de la difusión en los medios del caso de un adolescente trans al que le negaron sus derechos en el colegio, organismos LGBT+ intervinieron para que se cumpla con la ley. El Instituto insistía en nombrarlo en femenino y no se le permitía usar el baño de varones, entre otros actos discriminatorios. Finalmente, el colegio acató la Ley.

Tomás, un adolescente de 13 años, se dio cuenta de que quería transicionar a mediados del 2018. Lxs primerxs en saber fueron sus compañerxs de clase del Instituto Ricardo Güiraldes de Banfield. “Tomi jamás recibió ningún comentario negativo por parte de sus pares. Cuando pudo contar en casa lo que le sucedía, expresó su descontento con el trato de algunos docentes y de las autoridades del colegio, y ahí fue cuando mamá puso manos a la obra”, cuenta a Presentes Selene (24 años), hermana de Tomás.

En el colegio se negaron a llamarlo por su nombre de pila y continuaron refiriéndose a él en femenino, con su nombre consignado en el Documento Nacional de Identidad, violando el artículo 12 de la Ley de Identidad de Género. Tampoco le permitieron hacer gimnasia junto a sus compañeros varones y le prohibieron ir al baño en horario de recreo, como a los otros chicos. Solo podía ir al baño de mujeres en horario de clase.

Este tema es importante, porque el colegio se había comprometido a redactar un acta para que todos los profesores estuvieran al tanto de este supuesto beneficio que le otorgaron a para que lo dejaran ir al baño en horas de clase. Pero la primera vez que Tomi pidió permiso a su maestra de Lengua, ella le dijo que no. Es decir, el colegio no cumplió su parte y el acta nunca existió”, expresa Selene.

Cuando Tomás contó en su casa lo que sucedía en el colegio, Mariela (madre de Tomás y Selene) tomó cartas en el asunto. “Al principio, mamá se encontró con una negativa total por parte del Instituto que hacían alusión a que también ella confundía los pronombres. Y en el colegio dijeron que no tomarían decisiones apresuradas porque Tomás todavía podía ‘arrepentirse’. Debió tener una tercera entrevista, a la que también fue papá, para que algo sucediera. En esa entrevista, la directora y el vicedirector los recibieron con la Ley de Identidad de Género en la mano, con un cinismo absoluto, y le pidieron a mis padres que respetaran los tiempos del colegio. Aunque jamás aclararon cuáles eran esos tiempos”.

También el doctor Carlos Sanz, quien está a cargo del equipo de Infancias y Adolescencias trans en el Hospital Elizalde -donde Tomás está siendo acompañado en su transición- debió llamar al Instituto para explicar qué implica la construcción de la identidad en la adolescencia. Para la hermana de Tomás, también el doctor percibió “la necedad de las autoridades, que deberían saber sobre el tema por ser directivos de una institución educativa”. Finalmente, según la hermana de Tomás, “los directivos terminaron haciendo oídos sordos” a estos reclamos.

«Todos deberían hacer valer la ley»

El caso de Tomás llegó a la Defensoría LGBT, que contactó al colegio. “Podemos presuponer que si las autoridades tomaron de esta manera el abordaje frente a un niño que exigía el reconocimiento de su identidad y lo trataron así es porque el abordaje no ha sido integral respecto a la ESI, que es de lo más básico. Porque cuando hablamos de infancia y adolescencias trans hay mucha información dando vueltas respecto a la legislación”, explica a Presentes Flavia Massenzio, coordinadora de la Defensoría LGBT.

F14C51B0-F440-4526-ADCD-C9E8CA41EE56

Nosotros hacemos gestiones directas y en el acto. Llamamos a los organismos para hacer cumplir la legislación vigente. Cuando son lxs niñxs o los padres quienes acercan esta legislación a las autoridades, muchas veces no los escuchan. Pero cuando lo hace un organismo especializado en comunicar esto, lo toman en cuenta. Eso es lamentable, porque la ley debería ser conocida por todxs y todxs deberían hacerla valer”, continúa Flavia. “En este caso nos ponemos a disposición del colegio para dar charlas de sensibilización. Si las autoridades lo manejaron de esta manera es porque no se han informado. Y si no tenemos respuesta, mandamos oficio o iniciamos denuncias que culminan con recomendaciones del Defensor”.

Durante la tarde de ayer y a raíz de la visibilización de la historia de Tomás en los medios de comunicación, las autoridades del Instituto Ricardo Güiraldes citaron a sus padres en el colegio. A través de un audio de WhatsApp acercado por la familia de Tomás a Presentes, Mariela, mamá de Tomás, expresó que la directora y el vicedirector accedieron a cumplir los derechos que su hijo tiene por ley.

A partir de hoy se lo nombrará por toda la comunidad educativa con el nombre elegido. Se modificarán las listas en donde se pondrá el apellido, la inicial del nombre registrado en su DNI y su nombre. También podrá ir al baño de los varones en el recreo, como todos los otros varones, y a partir del año que viene podrá realizar actividad física con los varones. Todo esto se debe a la nota que dio Selene a TN en donde expresa su malestar por el incumplimiento de la ley de género en la escuela. En poco más de 24 hs la lucha de Selene por su hermano dio los resultados que esperaba yo durante la lucha en la escuela en los últimos meses y por eso me siento dichosa”, resume Mariela a través del audio de WhatsApp.

Tomi me agradeció por la nota que se publicó en TN, pero lo vi leer los comentarios de la misma página y en redes sociales y sé que le afectó un montón. Ahí no hay un comentario bueno, no hay nadie objetando sobre la ley ni diciendo algo coherente, y nadie mide que se están diciendo barbaridades sobre un menor de edad”, termina Selene.

49D51537-8390-45FA-8B5E-0779F78E0D16

Escuchar, no presuponer

A la hora de acompañar a niñeces y adolescencias trans, para Juan Duncan, del Movimiento de Juventudes Trans (JT), lo último que debe hacerse es suponer por lxs otrxs. “Cada uno sabrá lo que es mejor para unx. No es el lugar de terceros el decidir por nosotros, pero si tanto les preocupa que nos ‘equivoquemos’ o nos discriminen, bien pueden acompañarnos para que este proceso sea lo más ameno posible”.

Juan Duncan es estudiante universitario. Conoció a Tomás y a su madre, Mariela, porque asistieron a varios talleres dictados por el MJT sobre adolescencias trans. “Lo que le pasa a Tomás es algo que trasciende al ámbito escolar. Lo vivimos la gran mayoría de las personas trans en casi todos los espacios que habitamos”, explica a Presentes.

Este problema de negarse a cambiar los nombres por parte de las instituciones suele ser por tres razones: burocrático, desinformación de la ley o simplemente transfobia. La mayoría de las personas que conozco tuvieron problemas para que se les autorice el cambio en sus colegios o universidades, a mí hace poco también. Básicamente, lo que sucede es que se te está negando el derecho a la identidad dentro de un espacio que debería cuidarte y ayudar a formarte. Te anula”.

Para Duncan, esto conlleva un gran impacto emocional. “Se te restringen derechos básicos como el de ir al baño. Te tratan como a un ciudadano de segunda. Un tercero te dice que no podés ser quien sos, aunque haya una ley que te ampare. A muchas instituciones no les importa la ley, les pesa más la transfobia que tienen que las repercusiones legales que pueden comerse. Hay un desgaste terrible en que no te permitan existir, es imposible estudiar si de manera diaria tenés que ver como te están ninguneando. Mucha gente termina abandonando o suspendiendo sus estudios por esto”.

Las instituciones muchas veces no tienen noción del daño emocional que causan. “Especialmente en ámbitos tan importantes como los académicos. En vez de velar por sus alumnxs, lxs alejan. No se les ocurre que pueden estar sacándole la oportunidad de estudiar a un pibe. Juegan, no solo con su presente, sino también con su futuro. Si ves que están vulnerando los derechos de un compañero, alumno o conocido, no seas indiferente. Trata de acompañar, porque puede ser algo muy solitario”.

BED9C2FF-F9A3-4300-A0E3-B45966228D81

Por infancias y adolescencias libres

Si se trabaja la ESI o no se la trabaja en los colegios es lo mismo. La ESI hoy no contempla la identidad trans. Ni sus cuerpos están en las láminas. Por ende, no hemos encontrado muchxs docentes que sepan cómo acompañar la transición o cómo inscribir y respetar a las niñeces y adolescencia trans travestis”, explica Gabriela Mansilla, mamá de Luana (la primera niña trans argentina en obtener su DNI tras la sanción de la Ley de Identidad de Género) y fundadora de la Asociación Civil de Infancias Libres, que promueve la igualdad de los derechos de niños, niñas y adolescentes trans.

Infancias Libres ha acompañado a más de 150 familias de niñeces y adolescentes trans. En un 90% las escuelas no han respetado el nombre de ningune niñe. Hemos sido nosotres quienes nos acercamos a las escuelas a exigir que se cumpla el artículo 12 de la ley. La educación y formación de este país es binaria y biologicista. Hay que transformar la educación para así tener a las niñeces y adolescencias trans respetadas”, continúa Mansilla.

Mansilla enfatiza: esto no depende de la voluntad de la escuela, es obligatorio. Por lo tanto, no se trata de esperar sus tiempos. “Los derechos de personas menores de edad son vulnerados a cada instante en las escuelas. No necesitamos tiempo, es urgente. Hasta que en las escuelas se capaciten, el daño que les menores reciben a veces es irreparable. Por eso desde la Asociación no aconsejamos, sino que exigimos que se cumpla la ley que establece un trato digno. Tienen que saber que no es necesario tramitar con urgencia el DNI ya que a su solo requerimiento debe de respetarse la identidad de las personas especialmente niños, niñas y adolescentes”.

ARTÍCULO 12. — Trato digno. Deberá respetarse la identidad de género adoptada por las personas, en especial por niñas, niños y adolescentes, que utilicen un nombre de pila distinto al consignado en su documento nacional de identidad. A su solo requerimiento, el nombre de pila adoptado deberá ser utilizado para la citación, registro, legajo, llamado y cualquier otra gestión o servicio, tanto en los ámbitos públicos como privados.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Intentaron asesinar a una adolescente trans en El Salvador

Martes, 8 de octubre de 2019

LAS-PERSONAS-TRANS-NO-SON-PELIGROSAS_DSC_2507-1000x500Por Paula Rosales

Nicol C, una adolescente trans de 16 años, sobrevivió a un ataque con cuchillo después que un sujeto intentara degollarla, en un acto motivado por el odio, denunciaron activistas LGBTI en El Salvador.

Según narraron testigos a Presentes, la adolescente llegó, como de costumbre, a la calle en donde realiza trabajo sexual y fue abordada por un hombre que la llevó a un callejón de la ciudad y posteriormente la hirió en el cuello, provocándole una herida profunda en la zona de las venas yugulares.

Sus compañeras se percataron del hecho, corrieron en su auxilio y dieron parte a la policía. Nicol C. fue trasladada de emergencia a un hospital público, donde le contuvieron la hemorragia con grapas quirúrgicas.

“Estoy débil y muy mal”, dijo la adolescente a Presentes, mientras se recupera de la agresión, que sufrió la noche del 3 de octubre en la ciudad de San Miguel, 140 kilómetros al este de la capital.

De acuerdo a una defensora de derechos humanos, que solicitó no ser identificada por temor a represalias, el ataque se debe de calificar como de odio en contra de la población LGBTI porque el responsable llevó a la víctima con engaños a un lugar oscuro con el propósito de asesinarla.

“Se hizo pasar por un cliente, pero su pensamiento era matarla a ella. Es un evidente ataque de odio porque es una mujer trans”, dijo a Presentes.

El ataque no quedó registado

En 2019 han asesinado a cuatro mujeres trans en El Salvador. La nación centroamericana, que es hostil para la población LGBTI, registró el año 2018 una tasa 50,3 homicidios por cada 100.000 habitantes, una de las más altas del mundo.

“Quién sabe si la policía va a investigar el caso, porque hay una gran negligencia para investigar nuestros crímenes. El atacante ya sabe donde ella se pone, pueden investigar todo sobre su vida y ella corre el riesgo a que haya una represalia en su contra. Por eso pedimos que actúen con celeridad para que haya justicia y que el agresor sea capturado”, recalcó la defensora.

Mientras tanto, la delegación de la Policía Nacional Civil del departamento de San Miguel señaló que aún no hay capturas sobre el hecho y que el ataque no quedó registrado en la bitácora de la institución.

“No tenemos registro de eso, como no hubo detención no aparece reflejado en ningún lado. Si hubiera habido detenido alguien nos aparecería reflejado”, dijo el oficial de turno a Presentes.

En 2015, el Congreso salvadoreño modificó el código penal para que los crímenes cometidos por discriminación por identidad de género y orientación sexual sean condenados tomando el criterio que fueron cometidos por odio y pueden ser sancionados con una pena de 30 a 60 años de prisión.

Según  la Asociación Solidaria Para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH Arcoiris Trans), desde 1993 hasta la fecha han registrado el asesinato de unas 600 mujeres, muy pocos casos han sido investigados y judicializados.

“Cuando suceden estos actos se descontrola la transfobia y no solamente hay una victima sino que por lo general hay varias victimas, por eso se exige a las autoridades a que hagan el proceso judicial de este agresión”, expresó la defensora.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Hunter Schafer, la protagonista trans de Euphoria que se querelló contra todo un estado

Lunes, 7 de octubre de 2019

hunter-schafer-1Hunter Schafer tiene 20 años  y empezó como modelo para firmas como Dior, Versace o Miu Miu -nada más acabar el instituto, se mudó a Nueva York cargada de ofertas de modelaje- y ahora ha logrado ser la primera protagonista transexual de una serie adolescente. Una serie que no es cualquier serie, sino la revelación de HBO, Euphoria.

Pero no solo le ha dado tiempo a actuar y desfilar, a su edad, además de estudiar moda, y haber sido becaria, copiadora de patrones y costurera para Vaquera, Hunter se ha enfrentado a todo el estado de Carolina del Norte por su legislación de 2017 (la HB2) que obligaba a las personas transexuales a tener que usar el baño del sexo que apareciera en su certificado de nacimiento independientemente de sexo con que se identifiquen.

Aprovechó su fama para escribir en varios medios de comunicación en contra de la ley: “Las víctimas más vulnerables de la ley no son ni siquiera los hombres y mujeres trans o los individuos no binarios, es toda la gente que no encaja directamente en nuestra idea de la imagen que debe tener un hombre o una mujer, sin importar cual sea su identidad”. Sus textos y los de otros activistas trans hicieron tal presión que llevaron el asunto a las primeras planas de la opinión pública hasta que consiguieron que parte de la ley fuera derogada. «Yo estaba en una situación de privilegio tras mi transición [tuvo un apoyo familiar incondicional] y sentí que podía manejar el hacerme más visible con tal de ayudar a mi estado a entender por qué lo que estaban haciendo iba en detrimento de mi comunidad. Pero no creo que lo que hice me convierta en una activista».

Cuando Hunter empezaba a tener un espacio propio en el mundo del modelaje, HBO llamó a su puerta. Y ahora interpreta, junto a la it girl Zendaya, (Rue) la primera historia de amor lésbico entre una chica cis y una transexual de la historia de las series adolescentes. Una serie que se ha convertido por semanas en la más vista de Netflix y que es comentada en cada esquina de este planeta, por su profundidad, su bestialidad, pero también por lo ambicioso de su fotografía y juego escénico.

 Teen Vogue la ha escogió para su portada 21 under 21, que ha juntado a 20 jóvenes menores de 21 años que están cambiando el mundo.

Fuente Oveja Rosa

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Juventudes trans: militando el género en las escuelas

Jueves, 3 de octubre de 2019

MJT-1280x640

En septiembre de 2018, tres adolescentes de 16 y 17 años se reunieron con un objetivo común: crear el Movimiento de Juventudes Trans (MJT) para ofrecer acompañamiento y asesoría a jóvenes y adolescentes transgénero. A un año de ese primer encuentro, el sábado 28 de septiembre brindarán una charla abierta en el Conti sobre Identidades trans: nuevas miradas y conceptos en el marco del Festival Futuros. Hablamos con sus integrantes sobre sus vidas y militancias cotidianas. 

Por Alejandra Zani

El Movimiento de Juventudes Trans de Argentina se cuestiona el adultocentrismo y se plantea nuevas preguntas: las de su propia generación. Sus integrantes tienen una certeza: las respuestas solo pueden ser colectivas. “Queremos visibilizar que las infancias y adolescencias trans existimos y que los traumas no sean requisito excluyente para ser trans”, explica a Presentes Feliciano (17 años), uno de los miembros fundadores del Movimiento. “Nuestro objetivo es que, para las juventudes trans, el tránsito por la escolaridad, las relaciones familiares y la interacción con la sociedad se den de la mejor manera posible”.

La iniciativa surgió entre tres amigos, Feliciano, Félix y Giovanni, por la falta de espacios orientados hacia jóvenes y adolescentes dentro de la comunidad trans, y hoy ya suma once integrantes. “Las organizaciones más conocidas siempre estaban formadas por personas de más de 25 años. En ellas nunca se nos dio realmente un espacio. Éramos una especie de ‘anexo juventud’ y quisimos crear un lugar que sintiéramos nuestro”, cuenta Gio (17 años). Al final, continúa, “las diferencias entre une adulte trans y une adolescente trans son similares a las que diferencian a un adulte cis de un adolescente cis”.

Diversidades en plural

Es por esto que, a la hora de nombrarse, decidieron hacerlo en plural. “Hablamos de juventudes porque nuestras experiencias son diversas. No somos un movimiento homogéneo y menospreciar lo que tenemos para decir por ser juventudes no es solo una falta de respeto, sino que reproduce un estereotipo de personas trans que les adultes plantean”, explica Nehuén (17 años). “Los medios siempre reproducen ciertos estereotipos de la comunidad trans adolescente, la de les jóvenes que odian su cuerpo y quieren cambiarlo, que quieren ser ‘lo otro’, y solo muestran felicidad cuando llegan a ese ‘cispassing’, es decir, cuando por fin pueden pasar como una persona cis. Toda la transición anterior es tristeza y dolor. Hablar de juventudes en plural es poner sobre la mesa la idea de que no todas las experiencias son iguales”.

A Nehuén lo convocaron del MJT porque no veían que las identidades trans no binarias estuvieran representadas en los colegios. “Ni en ningún lado. Yo me reafirmo, además de como una identidad no binaria, como una persona afrodescendiente y descendiente de mapuches. Esa identidad cultural es inseparable de mi identidad de género. Si personas de la comunidad no binaria me invitan a leer a Judith Butler, yo la leo, pero desde un punto de vista de adolescente negre y no binarie. En el MJT entendemos esta heterogeneidad, y a pesar de eso, compartimos un eje y ciertos principios”.

A mediados de este año, el crecimiento en las redes sociales y la visibilización que obtuvo el MJT en medios de comunicación fue tal que los pedidos de asesoramiento y las invitaciones para dar talleres, charlas y capacitaciones en escuelas se multiplicaron. Por este motivo, decidieron que era hora de ampliarse y convocaron a Agustina (18 años). “Cuando me propusieron que militara en el transactivismo me emocioné un montón porque desde el momento cero la aparición de las juventudes me parecía algo muy necesario en la comunidad trans. Por ese entonces, yo ya tenía encaminado el trámite del DNI y ya estaba en hormonas, así que no necesitaba asesoramiento legal, sino un espacio donde hubiera gente como yo, trans de 17 años”.

juventudes-1-1024x768“Hay que recordar que las juventudes trans se vieron históricamente relegadas al silencio. Todavía hay mucha gente que tiene que vivir su transición en silencio, en discriminación y en sufrimiento por su propia familia o su propio colegio”, continúa Agustina. “Si habláramos de una juventud trans estaríamos dejando afuera a la cantidad tan grande de excepciones que hay a una vivencia digna de una juventud como la gente”.

Para ella, tampoco es posible hablar de la adultez trans como algo rígido. “Tengamos en cuenta que la expectativa de vida de una persona trans corta a los 35 años, y en el 80% de los casos, las mujeres trans son empujadas a la prostitución. Ni siquiera estamos seguras de si vamos a transitar nuestra adultez en su totalidad, no tenemos esa certeza, todavía, de que vamos a poder acceder y terminar una carrera, o acceder a un trabajo aun teniendo un título, porque todavía el ser trans “daña la imagen” de las empresas y prefieren no contratarnos independientemente de nuestra formación”.

El género en las aulas 

Militar la identidad de género siendo adolescente implica, para Gio, bastante valentía. “Cuando empecé a sentirme como me sentía y a identificarme como me identifico, nada estaba claro y todo me daba vergüenza, sentía que no era merecedor de nada. Y más allá de lo sentimental, que es un montón, está también la valentía burocrática. Hay que tener mucha fuerza para enfrentarse al sistema y a cómo está reglamentado, a cambiarse el DNI, a “salir del clóset” en un colegio, a hacer horas de cola para esperar un turno para dentro de tres meses para ver a un endocrinólogue o cirujane”.

Cuando tenía 15 años, Gio tuvo Educación Sexual Integral -ESI- en una materia llamada Salud y Adolescencia, pero no cumplió con sus expectativas. “La explicación fue súper básica y biologicista. Pene, vagina, preservativo, pastillas anticonceptivas. Por suerte, la profesora era flexible y presentamos un proyecto sobre diversidad identitaria y sexual, pero esa iniciativa salió de nosotres. Lastimosamente, muches profesionales no tienen idea de cómo funciona un cuerpo trans, de nuestras experiencias, o de cómo nos afectan los métodos anticonceptivos durante los procesos de hormonización. Es como si en ese momento te dijeran ‘enterate de que sos parte de un experimento’ porque no hay data de personas con 80 años que se hayan hormonado toda la vida”.

«Tengo que reafirmarme constantemente en mis pronombres»

En el caso de Nehuén, recorrer espacios de militancia adolescentes siendo una identidad no binaria resulta “sumamente estresante”. “No hay una forma de identificar que una persona es no binaria y tengo que reafirmarme constantemente en mis pronombres, mi identidad, en cualquier tipo de espacio”, explica. “Además, la mía es una identidad reafirmada en el contexto argentino y latinoamericano, no es la misma identidad no binaria que la de una persona estadounidense y europea. Tenemos que entender desde dónde pararnos porque nuestras necesidades son otras y eso es lo que me gustaría que entendiera la comunidad no binaria argentina”.

“Yo tuve que armar una reunión con una empleada del INADI para enterarme de cosas como que en el colegio tenían que registrarme y respetar mi nombre aunque no hubiera cambiado mi DNI”, cuenta, por su parte, Agustina. Por eso considera que encontrar al Movimiento fue fundamental para difundir y dar herramientas a los demás adolescentes para llevar adelante una escolaridad común y corriente. “A diferencia de lo que se cree, militar la identidad de género dentro del ámbito de las juventudes y el secundario es bastante gratificante porque, lento pero seguro, se está viendo un cambio en la respuesta que tiene la sociedad ante la presencia o posible presencia de personas trans en un secundario y ya se nota a les maestres como a les alumnes con una voluntad mucho más grande de informarse”.

“Eso es bastante esperanzador aunque todavía estamos al tanto de situaciones en las que gente actúa, ya ni siquiera por desinformación, sino en contra de lo que establece la Ley de identidad de género, y me parece que si bien se está logrando una apertura frente a los derechos de personas trans, se está empezando a formar una resistencia de ciertas personas a respetar esta ley”, comenta Agustina. Y agrega: “Me impresiona, en 2019, ver gente dispuesta a comerse una denuncia solo para ver revocado el nombre de une alumne”.

Una cita en el Conti 

El sábado 28 de septiembre, en el marco del Festival Futuros que se realiza durante todo el mes en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, el Movimiento de Juventudes Trans abrirá un espacio de encuentro y diálogo para abordar las diversas temáticas en torno a sus experiencias. “Vamos a repasar conceptos básicos, a discutir problemáticas y sobre todo generar un debate donde se puede llegar a una conclusión al respecto”, explica Feliciano.

El encuentro marcará una continuación con el ciclo sobre feminismos y cissexismo, abierto el 6 de septiembre durante la inauguración de la muestra colectiva Re-Existencia, y tendrá lugar a las 17 hs. “La propuesta es hacer un conversatorio completamente abierto a quienes quieran acercarse a tratar estas temáticas para allanar el camino a las generaciones trans por venir”, comenta Agustina.

“Vamos a hablar sobre nuevas masculinidades y sobre cómo abordar este tema que es tan difícil dentro del colectivo LGBT+ y de los feminismos, que nosotros creemos que no están separado, siempre fueron luchas muy compañeras, pero que de repente, ahora, con nuevas generaciones de la comunidad y de pibis feministas, se está generando una discusión bastante problemática acerca del separatismo”, enmarca Gio.

“La idea es preguntarnos cómo afecta eso a las personas trans, cómo juzgamos automáticamente lo que vemos con un rol asignado, un género asignado, cómo construir una transmasculinidad que realmente sea amigable, que no esté demonizada, no caracterizada como el enemigo, y qué hacer con todo esto”, continúa. “Nada de lo que vaya a suceder en el taller va a ser dar una respuesta, sino en plan debate, porque no tenemos una respuesta. La propuesta es pensarlo entre todes”.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

Lamentan vacíos que deja la jubilación del reconocido urólogo Guillermo Mac Millan

Lunes, 30 de septiembre de 2019

Imagen-GUILLERMO-MAC-MILLAN-4600Movilh-Valparaíso resaltó la importante el trabajo de reasignación de genitales realizado por el médico desde 1976 y llamó al Ministerio de Salud a implementar medidas para capacitar profesionales.

 El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh-Valparaíso) lamentó los vacíos que deja en el sistema público de salud la próxima jubilación del urólogo Guillermo Mac Millan, pionero en las cirugías de reasignación genital de las personas trans, al tiempo que llamó al Minsal a incrementar las capacitaciones de médicos en la materia.

Mac Millan, quien practica las genitoplastías femininizantes y masculinizantes desde 1976, dejará así de prestar servicios en el Hospital Carlos Van Buren, recinto pionero en este tipo de atenciones.

“En 2013 se creó un protocolo que regula a nivel nacional los procesos de readecuación corporal. Lamentamos que seis años después no se cuente aún con un profesional capacitado que pueda reemplazar a Mac Milan. Solo se tiene a la vista una sola sucesora en Valparaíso, la doctora Melissa Cifuentes, cuya capitación en la temática está en pleno proceso, pues recién finaliza en septiembre del 2020”, señaló el vocero de Movilh-Valparaíso, Diego Ríos.

El dirigente acusó una “evidente falta de preocupación del Ministerio de Salud en este tema. Contar a la fecha con un solo profesional en Valparaíso refleja que no se han implementado las medidas básicas para motivar y capacitar a médicos en esta especialidad, con el efecto nocivo que ello tiene en la calidad de vida de la población trans. Esperamos que esta situación se revierta y se implemente medidas en breve”.

Finalmente, Ríos valoró “el gran legado que deja el doctor Mac Millan. Su trabajo mejoró la calidad de vida de las personas trans y su aporte deja un huella imborrable para los derechos humanos”

Fuente MOVILH

General , , , , , , , , ,

Patricia Arquette llama a la igualdad trans con un gran discurso de aceptación en los Emmy

Jueves, 26 de septiembre de 2019

LOS ANGELES, CALIFORNIA - SEPTEMBER 22: Patricia Arquette accepts the Outstanding Supporting Actress in a Limited Series or Movie award for 'The Act' onstage during the 71st Emmy Awards at Microsoft Theater on September 22, 2019 in Los Angeles, California. (Photo by Kevin Winter/Getty Images)

Patricia Arquette, que se acaba de llevar a casa un Emmy como la mejor actriz de reparto en una miniserie por su papel en The Act, dedicó su discurso a los derechos de las personas trans.

La victoria de Arquette fue por su papel de Dee Dee Blanchard en The Act, basada en la historia real de una madre con síndrome de Munchausen por poder, que envenenó a su propia hija, Gypsy (Joey King).

Después de caminar al escenario, Arquette compartió lo agradecida que estaba por seguir trabajando en Hollywood como una mujer de cierta edad. Pero, a pesar de su alegría por ganar, Arquette agregó: “En mi corazón, estoy muy triste. Perdí a mi hermana, Alexis”, dijo, refiriéndose a Alexis Arquette, que también había comenzado su carrera en la interpretación, y que falleció en 2016 a los 47 años por complicaciones provocadas por el VIH.

“Las personas trans todavía están siendo perseguidas y estoy de luto todos los días de mi vida. Alexis y yo dedicaremos la vida a esas personas hasta que cambiemos el mundo, para que las personas trans no sean perseguidas”.

Pero Arquette no se detuvo allí, imploró ante las personas más poderosas de Hollywood y millones de espectadores que seguían desde casa la ceremonia el que se de trabajo a las personas trans. “Son seres humanos, démoles trabajo”, dijo. “Eliminemos todos los prejuicios que tenemos en todas partes”, dijo visiblemente emocionada con el premio en la mano.

 

En la sala de prensa después de su victoria, Arquette dijo a los periodistas que, mientras disfruta del resurgimiento de su carrera, “no he procesado por completo la muerte de mi hermana Alexis. Durante días, he estado hablando con mi familia sobre este dolor. Realmente extraño a mi hermana”. “Continuo notando que las mujeres trans en Estados Unidos ganan menos de $10.000 al año, el salario más bajo de todas las mujeres, y que las personas trans en Estados Unidos tienen una esperanza de vida de 35 años”.

patricia-alexis-arquettePatricia junto a su hermana Alexis Arquette

“Eso no es aceptable”, dijo Arquette. “Necesitamos realmente acabar con esto y creo que podríamos cambiarlo rápidamente si nos interesase”.

Arquette no fue la única mujer que habló sobre la igualdad trans en los Emmy. Laverne Cox aprovechó también para recordar a los televidentes sobre la importancia del 8 de octubre , cuando la Corte Suprema considerará la protección federal del empleo para los empleados LGTBQ +.

Fuente Oveja Rosa

General, Historia LGTB , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.