Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Judíos’

Líderes de la comunidad judía en Varsovia deploran la estigmatización de las personas LGBTQ

Miércoles, 20 de enero de 2021

Bandera-polaca“Nosotros, los judíos, los descendientes de los sobrevivientes del Holocausto, no podemos y no permaneceremos indiferentes a las palabras que deshumanizarían a las personas LGBT”

VARSOVIA – Los líderes de la comunidad judía en Varsovia expresaron su oposición al lenguaje “deshumanizador” que dicen que se está utilizando contra las personas LGBTQ (lesbianas, bisexuales, gays, transgénero y queer) en la pasada campaña electoral presidencial de Polonia.

Los derechos de los homosexuales se han convirtieron en el centro de atención durante la campaña para las pasadas elecciones del 28 de junio. El presidente Andrzej Duda, un aliado del partido gobernante de derecha Ley y Justicia (PiS), ve lo que él llama “ideología” LGBTQ como una influencia extranjera invasora que daña los valores tradicionales en la nación devotamente católica.

“Hemos observado que los políticos … se comprometen cínicamente a fomentar la hostilidad y el odio hacia las personas LGBT”, escribió en una carta la Junta de la Comunidad Judía de Varsovia.

La próxima batalla legal por los derechos LGBTQ se avecina después de la victoria de la Corte Suprema
“Nosotros, los judíos, los descendientes de los sobrevivientes del Holocausto, no podemos ni permaneceremos indiferentes a las palabras que deshumanizarían a las personas LGBT”, escribió la junta, diciendo que los políticos no habían aprendido las lecciones de la Segunda Guerra Mundial.

Duda ha dicho que prohibiría la enseñanza sobre temas LGBTQ en las escuelas y etiquetó la “ideología” LGBTQ más destructiva que el comunismo. Más tarde dijo que sus palabras sobre LGBTQ y el comunismo fueron sacadas de contexto.

El principal oponente de Duda es el alcalde liberal de Varsovia, Rafal Trzaskowski, quien ha enfrentado críticas por introducir educación sobre asuntos LGBTQ en las escuelas de la capital polaca.

El obispo protestante Jerzy Samiec tuiteó que las personas LGBTQ en su iglesia eran “Hermanas y Hermanos en Cristo”. La influyente Iglesia Católica de Polonia también se ha referido a las personas LGBTQ como hermanos y hermanas, pero se ha pronunciado en contra de “una ideología que tiene como objetivo revolucionar las costumbres sociales”.

gay-jewish-kippahEn una visita a Varsovia el martes, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, dijo que los intentos de algunas comunidades polacas de introducir “zonas libres de LGBT” eran incompatibles con los valores europeos.

El portavoz de campaña de Duda, Adam Bielan, le dijo al tabloide Super Express el martes que Duda no era homofóbico. “El presidente defiende los derechos de las familias a decidir cómo se educan sus hijos … Como la abrumadora mayoría de los polacos, está en contra de la adopción de niños por parejas homosexuales“, dijo Bielan. “No creo que puedas llamar a esas opiniones homofóbicas”.

Mientras tanto, la ciudad de Cracovia subvenciona un refugio para personas LGBT + en las calles. Una iniciativa valiente, cuando otras ciudades de Polonia se declaran “zonas libres de LGBT” con el apoyo del gobierno. En Cracovia, la ciudad decidió financiar un lugar para personas LGBT + en las calles. El municipio tiene previsto financiar este refugio durante los próximos dos años, por una suma de 184.000 zloty (aproximadamente 40.000 euros). Esto permitirá que las personas LGBT + tengan acceso a vivienda y apoyo psicológico. Es la primera vez que se crea una estructura de este tipo en Polonia.

“Queremos ofrecerles apoyo psicológico para que puedan salir de las calles, encontrar un trabajo y volver a una vida normal”, dijo la fundadora de La Voix du coeur, Monika Doroszkiewicz, al diario Gazeta Wyborcza. Este refugio, creado en 2016, anteriormente era solo para mujeres, pero recibió muchas llamadas de socorro de personas transgénero. Por lo tanto, decidió abrirse a las personas LGBT +.

La fundadora dice que ha recibido decenas de llamadas de socorro desde agosto. En los refugios para personas sin hogar, las personas trans son bienvenidas, en particular, en función de su estado civil. Por lo tanto, las mujeres transgénero terminaron con hombres cis y viceversa.

Por falta de subsidios, la casa casi se cierra, explica Monika Doroszkiewicz. Por tanto, la ciudad de Cracovia decidió ayudarlo. “Somos conscientes de la tragedia por la que están pasando estas personas y es muy importante para nosotros ayudarlas”, dijo a Gazeta Wyborcza Andrzej Kulig, primer diputado. Está previsto que se abra otro refugio en Varsovia, donde el alcalde, Rafal Trzaskowski, ha firmado una carta de apoyo a las personas LGBT +, informa Euronews.

LGBTfobia de Estado

Estas posiciones contrastan claramente con otras ciudades. Cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

6191996A-1D11-47FD-B0F4-7E37AA681676-740x1024El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente NBCNews/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Judaísmo , , , , , , , ,

Felice y Lilly, una historia de amor lésbico durante la Segunda Guerra Mundial

Miércoles, 21 de diciembre de 2016

judias_represion_naziEsta es la historia de una pareja de lesbianas cuyo amor se convirtió en tragedia por las fatales consecuencias que tenía ser judío durante la represión nazi.

Felice Scharagenheim fue una más entre los 80.000 judíos que en el año 1942, en plena Segunda Guerra Mundial, no habían conseguido escapar de Alemania. Una más salvo por su –por aquel entonces peligrosa– condición de lesbiana “confesa” y porque trabajaba en una publicación nazi de la que obtenía información que luego pasaba a la resistencia para salvar a muchos otros judíos en su misma situación.

Lejos de dejarse arrastrar por el miedo, y si bien es cierto que el nazismo perseguía más la homosexualidad masculina, Felice vivía su lesbianismo de manera pública y llegó a tener una historia de amor con otra mujer que poco dista de la de Romeo y Julieta, salvo porque este romance nunca se vivió en secreto. Felice se enamoró perdidamente de Elisabeth “Lilly” Wust, respetada esposa de un héroe nacional y orgullosa defensora del ideario nazi. Lo suyo fue un flechazo y se fueron a vivir juntas sin que Lilly supiese que su chica era judía. Fueron de hecho los celos que le producían las repentinas e inexplicadas ausencias de Felice, ocasionadas por sus compromisos con la resistencia, lo que llevó a ésta a descubrirle el secreto. El shock que la revelación produjo en Lilly fue demoledor, y la obligó a enfrentarse a la verdad de lo que el régimen que tanto idolatraba estaba haciendo a gente como Felice.

Este descubrimiento, lejos de afectar a su relación, las fortaleció aún más y continuaron teniendo una vida normal como la de cualquier matrimonio, aunque siempre con el miedo de que se descubriese la verdadera identidad de Felice. Un día de agosto de 1943, cuando regresaban de una excursión en el lago Havel, se encontraron a varios miembros de la Gestapo esperándolas para detener a Felice, que fue enviada a un campo de concentración. Lilly, que aún mantenía contactos en el Régimen, consiguió que se les permitiera mantener correspondencia, pero nunca lograron verse. De hecho, nunca nadie llegó a confirmar a Lilly que su pareja estuviese dentro del campo de concentración. Desesperada, Lilly se terminó presentando allí para rogarle al oficial al mando que le dejara verla. Éste se negó y la echó y, según algunos historiadores, este frustrado intento llevó a que, a partir de ese momento, Felice fuera trasladada continuamente de campo en campo, para evitar que pudiera ser localizada.

El 26 de diciembre de 1944, Felice envió a Lilly su última carta. “Es increíble de lo que una es capaz sin mono ni calzoncillos largos. Te quiero mucho. A ti, a tus padres y a los chicos, todo mi amor, Jaguar”. “Jaguar” era el apodo que desde el principio de la relación le había puesto Lilly, quien por su parte era “Aimée”. Lilly tardó cuatro años en averiguar que muy probablemente Felice había fallecido cinco días después de esa última carta, durante una de las “marchas de la muerte” en las que las prisioneras eran obligadas a caminar hasta que no podían más, y muy probablemente de tuberculosis.

Durante el tiempo que aún duró la guerra, Lilly salvó la vida de otras tres judías, y durante décadas guardó el legado de Felice, una maleta llena de sus escritos y poemas. A los ochenta años reveló su historia, que inspiró el libro Aimée y Jaguar, de Erica Fischer, y la película del mismo título que ganó el Oso de Plata a la mejor actriz en el Festival de Berlín en 1999. Lilly Wust murió en 2006 en Berlín, a los 92 años de edad, no sin antes cumplir la promesa de entregar la maleta de Felice al Museo Judío de Berlín.

Fuente Cáscara Amarga

Biblioteca, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.