Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Polonia’

El Parlamento Europeo declara la UE como «zona de libertad para las personas LGBTIQ»

Jueves, 8 de abril de 2021

stock-footage-realistic-d-detailed-slow-motion-europe-gay-flag-in-the-wind-seamless-looping-isolated-on-whiteAmpliamos la noticia que adelantábamos el pasado 9 de marzo:

El Parlamento Europeo ha aprobado una resolución por la que declara la Unión Europea como una «zona de libertad para las personas LGBTIQ». La iniciativa, de valor simbólico, ha sido aprobada por una amplia mayoría y refuerza la estrategia para la igualdad que la Comisión puso en marcha hace unos meses. Se trata también de enviar un mensaje de inclusión frente a los retrocesos que se están produciendo en países como Polonia, donde varias ciudades y regiones se han declarado «zonas libres de ideología LGTBI».

La propuesta del Parlamento surgió del Intergrupo LGTBI, una alianza de eurodiputados comprometidos con los derechos de la comunidad. Para mostrar su apoyo a la iniciativa, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, lanzó la etiqueta #LGBTIFreedomZone en redes sociales el miércoles de la semana pasada. «Ser tú mismo no es ninguna ideología. Es tu identidad. Nadie la puede arrebatar. La UE es tu hogar. La UE es una zona de libertad LGTBI» tuiteaba la política alemana. A ella se unió la comisaria de Igualdad, Helena Dalli, una de las dirigentes europeas más comprometidas con la comunidad LGTBI.

La resolución analiza en primer lugar el estado de los derechos LGTBI en la Unión Europea, con menciones a los retrocesos experimentados en los últimos años en Hungría y Polonia. Finalmente, declara a la UE como una «zona de libertad para las personas LGBTIQ» y encarga al presidente del Parlamento «que transmita la presente Resolución a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, al Consejo, a la Comisión, al Comité de las Regiones y al Comité Económico y Social Europeo».

En la votación que tuvo lugar el pasado 11 de marzo la propuesta fue aprobada con un amplio apoyo transversal: 492 votos a favor y 141 en contra, con 46 abstenciones. Los cuatro eurodiputados de Vox Mazaly Aguilar, Jorge Buxadé, Margarita de la Pisa y Hermann Tertsch votaron en contra. El independiente (elegido en la lista de Ciudadanos) Javier Nart se abstuvo. El resto de los eurodiputados de la delegación española que participaron en la votación apoyaron la declaración.

Con la aprobación de la resolución, las instituciones comunitarias dan un paso más en el blindaje del respeto a la diversidad LGTBI como un valor fundamental de la UE. En la actual legislatura se han producido más movimientos en este sentido. En su discurso sobre el estado de la Unión de septiembre del año pasado, la presidenta de la Comisión Ursula von der Leyen declaró que «las zonas libres de LGTBIQ son zonas libres de humanidad y no tienen cabida en nuestra Unión». Anunció además la puesta en marcha de una estrategia para la igualdad de las personas LGTBI, la Unión de la Igualdad, que presentaron la vicepresidenta de Valores y Transparencia, Věra Jourová, y la comisaria de Igualdad, Helena Dalli, dos meses después.

La implementación de esta estrategia se enfrentará a una fuerte resistencia por parte de las administraciones húngara y polaca, puntas de lanza en la actualidad de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. En particular, si se convierte en un condicionante para la concesión de ayudas económicas. Los Gobiernos del primer ministro Viktor Orbán y del presidente Andrzej Duda se han mostrado beligerantes contra cualquier iniciativa que vincule transferencias de fondos europeos al respeto al Estado de derecho, la separación de poderes o los derechos de las minorías.

En agosto del año pasado, el ministro de Justicia polaco Zbigniew Ziobro calificaba de «infundada» e «ilegal» la decisión de la Comisión Europea de denegar las ayudas a seis ciudades polacas, que requerían financiación en un programa de hermanamiento entre localidades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTB». Por otra parte, Hungría y Polonia vetaron durante semanas el presupuesto comunitario, incluido el fondo de recuperación contra los efectos de la pandemia de coronavirus, por oponerse a la cláusula que prevé la suspensión de la financiación cuando se produzca un socavamiento del Estado de derecho.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Polonia deniega el acceso a una de las llamadas zonas libres de LGBT a un ministro francés gay

Sábado, 13 de marzo de 2021

clement-beaune-le-secretaire-detat-fait-son-coming-out-je-suis-gay-et-je-lassumeClément Beaune, ministro de Asuntos Europeos de Francia, ha dicho que se le negó el acceso a una de las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia antes de su viaje al país esta semana.

El ministro prometió visitar Polonia para llamar la atención sobre el duro clima del país para las personas LGBT + después de que se declaró gay en diciembre de 2020.

Sin embargo, Beaune dijo a la publicación francesa  l’Obs que las autoridades polacas le impidieron visitar la ciudad de Krasnik, uno de los numerosos lugares del país que se ha declarado “zona libre de LGBT +”, cuando pidió permiso. “Las autoridades polacas me indicaron recientemente que no eran capaces de planificar esta visita y lo lamento profundamente”, dijo Beaune. “Es una decisión que deploro”.

Según el portavoz de Beaune, las autoridades de Polonia dijeron que la visita no podía continuar debido a “las dificultades de la situación de salud” con COVID-19.

Beaune decidió seguir adelante con su visita a Polonia, pero decidió que no desafiaría a las autoridades polacas visitando la zona franca LGBT + sin permiso. “En mi opinión, no es así como debería comportarse con un estado miembro de la UE”, dijo.

El ministro decidió no posponer su viaje hasta que el COVID-19 esté bajo control, diciendo que cree que los problemas “hubieran sido los mismos”. En cambio, siguió adelante con su viaje a Polonia para poder llamar la atención sobre otros problemas de derechos humanos en el país, como las recientes amenazas al acceso al aborto.

También se reunirá con organizaciones LGBT + durante su visita a Polonia esta semana.

Clément Beaune se declaró gay en una entrevista con la revista francesa Têtu en diciembre, diciendo que quería que la gente viese que ser queer “no es un obstáculo” para una carrera en política.

En la misma entrevista, dijo que desafiaría a Polonia en sus zonas libres LGBT +, pero dijo que no lo estaba haciendo por su propia sexualidad.

“No quisiera que la gente dijera que estoy luchando contra las zonas libres de LGBT porque soy gay”, dijo Beaune. “Sería un insulto decir que estoy liderando esa lucha por mí mismo. Sin embargo, como ministro de Asuntos Europeos, tengo una responsabilidad adicional. Debo luchar por la tolerancia ”, dijo.

LGBTfobia de Estado

En Polonia y Hungría, la situación de las personas LGBT + es cada día más difícil. Los gobiernos en el poder han implementado una política abiertamente LGBTfóbica. Los activistas LGBT + piden a las instituciones europeas que los protejan. Margot, una activista no binaria que se ha convertido en un símbolo en Polonia, anunció que “nuestra investigación muestra que el 70% de los polacos LGBT + tienen pensamientos suicidas” antes de abordar un SOS. “Cuando nos unimos a la Unión, firmamos los tratados y dimos nuestro acuerdo sobre el respeto de los derechos humanos, la igualdad, la libertad, el estado de derecho. Estos valores no son respetados por Polonia hoy. Una de las respuestas debe ser financiera: es una de las herramientas más efectivas “, dijo a TÊTU el eurodiputado abiertamente gay Robert Biedroń.

 Con respecto a Polonia, cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente L’Obs/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

La justicia polaca absuelve a las tres activistas imputadas por difundir una imagen de la Virgen María con un halo arcoíris

Miércoles, 10 de marzo de 2021

Virgen_arcoirisLa justicia polaca ha decretado la absolución de tres activistas acusadas de ofender los sentimientos religiosos. Elżbieta Podlesna, Joanna Gztea-Iskandar y Anna Prus se enfrentaban a una pena de hasta dos años de cárcel por difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. El proceso, iniciado en 2019, ha concluido con una sentencia que establece que las imputadas ejercieron su libertad de expresión para manifestar su solidaridad con una minoría perseguida. Una pequeña pero importante victoria en uno de los países más hostiles a la realidad LGTBI de la Unión Europea.

En abril de 2019, tres activistas contra el Gobierno ultraconservador de Ley y Justicia (PiS) difundieron una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa, el icono católico más venerado del país, en forma de carteles y flyers. Sustituyeron los halos dorados de la imagen de la virgen y el niño por otros coloreados de arcoíris. El cartel reivindicativo comenzó a difundirse como un gesto de lucha contra la «estigmatización de las personas no heteronormativas por parte del clero», según Elżbieta Podlesna.

La iniciativa surgió como reacción al episodio de LGTBfobia que había tenido lugar en al menos tres iglesias del país. Durante la celebración de la Pascua es una tradición escribir el nombre de los pecados en torno a una cruz. En varios templos, junto a las palabras «avaricia» o «soberbia» aparecieron también los términos «LGBT» y «género». En una iglesia de la localidad de Płock, en el centro del país, añadieron la frase «líbranos del fuego de la falta de fe» sobre las referencias a la comunidad LGTB. Cuando dos activistas colocaron una bandera arcoíris bajo la cruz, se produjo un altercado con el sacerdote, que los tachó de «perversos».

La imagen despertó pronto la indignación de los sectores reaccionarios. La entonces candidata a eurodiputada Kaja Godek hacía un llamamiento a la detención de la autora del afiche, como acabó ocurriendo poco después. Seis agentes registraron el domicilio de Podlesna, la arrestaron y se incautaron de varias copias de la imagen, así como de aparatos electrónicos. La activista fue acusada de ofender a los sentimientos de los creyentes y «abusar» de un objeto religioso. Unos delitos que conllevan multas y penas de hasta dos años de prisión.

Podlesna reconoció las acusaciones y fue puesta de nuevo en libertad. Posteriormente, el ministro del Interior Joachim Brudziński (PiS) presentaba una demanda contra la activista, a la que se añadió Godek. «Ninguna fantasía de libertad y tolerancia le da a nadie el derecho de ofender los sentimientos de los creyentes», afirmaba Brudziński en toda una declaración de intenciones. Se trata del mismo miembro del Gobierno que en julio del año pasado amenazaba a participantes del Orgullo LGTB de Częstochowa por mostrar banderas con el escudo nacional superpuesto a los colores del arcoíris. Las dos otras activistas se presentaron voluntariamente ante la justicia. Cientos de personas se manifestaron en Varsovia en su apoyo con el lema «El arcoíris no es ofensivo» y por «una Polonia democrática».

Ahora, casi un año y medio después, la justicia les ha dado la razón. En la sentencia, que aún no es firme, el Tribunal de Distrito de Płock absuelve a las imputadas y enmarca los hechos en el ejercicio de la libertad de expresión. Rechaza por tanto la acusación de ofensa a los sentimientos religiosos y define la acción como una demostración de solidaridad con una minoría. Las activistas habían defendido su actuación porque «el símbolo sobre la cabeza de la Virgen María y del Niño Jesús quiere expresar que el amor de una madre es incondicional. Y que una persona empática se preocupa por los demás, en lugar de atacarlos», como defendió Polesna durante el juicio. ILGA Europa, entre otras organizaciones y activistas, ha mostrado su satisfacción por el fallo favorable.

Sin embargo, el sitio de noticias cristianas de extrema derecha, LifeSiteNews, inició una petición para que se censurase públicamente al sacerdote jesuita James Martin por decir que la Virgen María “es para todos, incluidas las personas LGBT +”.

El sacerdote jesuita James Martin compartió la historia de Elżbieta Podlesna, Joanna Gztea-Iskandar y Anna Prusen enTwitter y escribió un hilo explicando por qué “María es para todos”. Escribió: “En Polonia, donde la homofobia es rampante, las personas LGBT + están siendo juzgadas por“ profanar ”una copia de la Virgen Negra. Pero María es para todos, incluidas las personas LGBT +, y hay una larga historia de retratarla como parte de diferentes comunidades de fe. Ella es especialmente importante para las comunidades que han sido perseguidas o marginadas”.

Martin dio ejemplos de cómo la imagen de la Virgen María o la Virgen Negra había sido adaptada por muchas culturas diferentes e insistió en que la versión LGBT + con halo de arcoíris debería verse de la misma manera. “La comunidad LGBT + tiene pocas imágenes como esta”, agregó. “Por eso no es de extrañar que agregaran su propio símbolo, el arcoíris, de manera respetuosa, a una imagen querida de su madre. Qué apropiado que esté llorando, porque es su hijo quien sufre cada vez que una persona LGBT + es perseguida”.

Pero el sitio de noticias cristianas de derecha LifeSiteNews ha iniciado una petición contra Martin, pidiendo que sea censurado públicamente. El sitio de noticias insistió: “Los católicos de todo el mundo están pidiendo a la Orden de los Jesuitas que censure públicamente a uno de sus miembros más prominentes, el sacerdote estadounidense, el padre James Martin, por promover una versión bastarda pro-LGBT + de una de las imágenes más veneradas del mundo. Nuestra Señora, la Virgen Negra “. La petición, que ha sido firmada por más de 20.000 personas, dice: “Cuando James Martin, SJ, promovió una imagen en Twitter de la Santísima Virgen y Nuestro Señor con halos de arcoíris sodomita alrededor de sus cabezas, ofendió profundamente la religión, la historia y la cultura polacas. y tradición “.

LGBTfobia de Estado

Estas posiciones contrastan claramente con otras ciudades. Cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Por último,Edocenas de eurodiputados se mostraron preocupados tras la elección de un delegado polaco homófobo en la comisión de Igualdad. Protestaron por el nombramiento de un delegado de Polonia para un papel clave en un comité de igualdad de género y derechos LGBT +. Un total de 34 eurodiputados expresaron su preocupación por el nombramiento del polaco Tymoteusz Adam Zych en el Grupo Diversity Europe, cuyo mandato abarca la igualdad de género y las cuestiones LGBT +.

En una carta abierta al Comité Económico y Social Europeo, destacaron los antecedentes problemáticos del funcionario polaco, que temen van en contra de los estándares sostenidos por el grupo. “El reciente nombramiento del Sr. Zych indudablemente plantea preguntas sobre la legitimidad de su trabajo en el campo y las intenciones detrás de su nombramiento”, se lee en la carta.

Los eurodiputados señalan que Zych es el vicepresidente de la junta directiva del Instituto Ordo Iuris de Cultura Legal, una organización conocida por promover la retórica extrema anti-LGBT + en Polonia. Describen a Ordo Iuris como una “fuerza impulsora” detrás de las campañas destinadas a socavar los derechos humanos y la igualdad de género en Polonia, incluida la creación de zonas “libres de LGBT”. Ordo Iuris también ha hecho llamamientos para prohibir el aborto y retirar a Polonia del Convenio de Estambul. Preocupan aún más los estrechos vínculos del grupo con el partido gobernante homofóbico de Polonia, PiS, lo que ha provocado temores de que Zych podría estar siguiendo el ejemplo del liderazgo conservador anti-LGBT + del país.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , ,

La Unión Europea será declarada “zona de libertad” LGBT + en respuesta al terrible retroceso de los derechos LGTBI en Polonia

Martes, 9 de marzo de 2021

GettyImages-1213404986-1024x638La sede de la Comisión Europea se iluminó con los colores del arco iris (Jonathan Raa / NurPhoto / Getty)

La Unión Europea podría ser declarada una “zona de libertad” LGBT + mientras sus miembros se unen para rechazar el horrible régimen homofóbico de Polonia.

El martes (9 de marzo) el Parlamento Europeo debatirá una resolución para afirmar formalmente a la UE como una “zona de libertad LGBTQI”, lo que indica el apoyo de los más altos niveles de gobierno.

La resolución marcará el triste segundo aniversario de la primera zona “libre de LGBT” en el condado de Świdnik de Polonia, que ahora cubre alrededor de un tercio del país.

Si bien no está claro qué efecto tendrá la resolución en las zonas libres de LGBT establecidas, ciertamente destacará la influencia rápidamente menguante de Polonia en la UE, ya que su obstinado odio homofóbico continúa aislando al país de sus vecinos.

“Esta resolución es una señal para todas las personas, organizaciones y activistas LGBTIQ de que el Parlamento Europeo está a su lado y defiende sus derechos“, se lee en una declaración del Intergrupo LGBTI de la UE, que organizó la acción.

“Es igualmente una señal para los políticos electos, los gobiernos y los responsables de la toma de decisiones de que la discriminación contra las personas LGBTIQ de cualquier manera o forma no cumple con los valores europeos”.

La resolución se someterá a votación el miércoles (10 de marzo). El grupo espera que sea adoptado por una gran mayoría de estados miembros, trazando una línea clara entre la UE y el chivo expiatorio homofóbico cada vez más normalizado en Polonia.

Para acompañar la acción inclusiva, el Intergrupo LGBTI está llamando a simpatizantes y aliados a inundar las redes sociales con fotos de banderas de arcoíris en monumentos famosos.

Está lejos de ser la primera vez que la UE se ha movido para condenar el creciente sentimiento anti-LGBT + de Polonia. En diciembre de 2019, el Parlamento Europeo aprobó una resolución contra la discriminación pública y el discurso de odio, y alentó a retirar los fondos de las naciones que infringen esto.  Y son relevantes las declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas.

Desde entonces, la UE ha cumplido con esta amenaza y ha eliminado enormes subvenciones de ciertas regiones, lo que llevó a algunas zonas libres de LGBT a retirar sus promesas homofóbicas.

Sin embargo, todavía queda una mayoría, y la situación se ha vuelto cada vez más grave a medida que avanza rápidamente en el parlamento un proyecto de ley que propone una prohibición nacional de los desfiles del Orgullo.

La última resolución será la condena más clara de la UE contra Polonia, lo que inevitablemente llamará la atención sobre el abismo cada vez mayor entre el presidente Andrzej Duda  y sus homólogos europeos.

Fuente Pink News

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Informe anual sobre los derechos LGTBI en Europa: la pandemia de la COVID-19 pone de manifiesto la debilidad de los derechos alcanzados

Jueves, 4 de marzo de 2021

Informe-ILGA-Europa-2021-PortadaILGA Europa ha emitido su informe anual sobre la situación de los derechos LGTBI en el continente europeo y los países de Asia Central. Tal como lo efectuó el pasado año, el informe se ha publicado de manera separada a la clasificación por países, que se dará conocer posteriormente. El documento de ILGA Europa destaca que la pandemia mundial causada por la COVID-19 ha puesto de manifiesto la debilidad del progreso alcanzado en cuanto a los derechos LGTBI, especialmente vulnerable a la explotación por parte de quienes se oponen a los derechos humanos. Los informes recibidos por ILGA Europa desde los distintos países señalan un aumento de los abusos y de la incitación al odio contra las personas LGTBI tanto en el ámbito familiar como social, destacando sobre todo la utilización por parte de funcionarios gubernamentales y representantes de fuerzas políticas para usar a la población LGTBI como chivo expiatorio de la pandemia.

Los datos que han llegado a ILGA Europa en 2020 desde los distintos países europeos y de Asia Central han puesto de manifiesto la debilidad de los derechos alcanzados con tanta dificultad a lo largo de los últimos años. Han aumentado extraordinariamente los abusos y la incitación al odio hacia las personas LGTBI, que en muchos casos han tenido que volver a vivir en entornos familiares y sociales de gran hostilidad. Mientras las organizaciones de defensa de los derechos LGTBI han tenido que orientar su trabajo a proveer necesidades básicas como el alojamiento o la alimentación, en muchos países los gobiernos han excluido específicamente a este colectivo de sus paquetes de ayudas. Han resurgido los discursos contra la población LGTBI por parte de las autoridades políticas, convirtiéndola en el chivo expiatorio de la pandemia, sobre todo en aquellos países con regímenes autoritarios.

El aumento de los discursos de incitación al odio se ha comprobado tanto en fuentes oficiales como en los medios de comunicación y las redes sociales. Los discursos de odio contra los ciudadanos LGTBI por parte de miembros de partidos políticos han aumentado considerablemente en Albania, Azerbaiyán, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Chequia, Estonia, Finlandia, Hungría, Italia, Kosovo, Letonia, Moldavia, Macedonia del Norte, Polonia, Rusia, Eslovaquia y Turquía. Por parte de líderes de las distintas confesiones religiosas se han propagado en Bielorrusia, Grecia, Eslovaquia, Turquía y Ucrania, llegando incluso a culpar directamente a las personas LGBTI de la expansión de la COVID-19. También se han incrementado en las redes sociales de Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chequia, Malta, Montenegro, Rusia y Turquía, y en los medios de comunicación clásicos de Eslovenia y Ucrania. La incitación al odio es un problema permanente en Georgia, Irlanda, los Países Bajos, Macedonia del Norte, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, España y el Reino Unido.

La prohibición de los actos del Orgullo y otro tipo de eventos en defensa de los derechos LGTBI, que forman parte de los derechos de reunión y manifestación, ha sido creciente. Estas prohibiciones han estado a la orden del día en Polonia y Hungría, con gran repercusión internacional, y también en los países de Asia Central. Informantes de distintos países han expresado su temor de que las medidas legislativas y la presión social LGTBIfoba de Polonia y Hungría se expandan a otros territorios. En Bielorrusia se produjeron brutales represiones que incluyeron arrestos, detenciones y torturas de personas LGTBI. Existen procesos judiciales abiertos contra manifestantes LGTBI en Rusia y en Turquía, mientras que en Ucrania se reprimieron los actos del Orgullo de Odessa. En Bulgaria los manifestantes fueron atacados por extremistas y en Francia aumentó la brutalidad policial contra las protestas.

ILGA Europa expresa una gran preocupación por el incremento en la oposición a los derechos de las personas trans en toda Europa, que está afectando al avance del reconocimiento legal de género. El retroceso es palpable en Austria, Croacia, Finlandia, Hungría, Lituania, Rusia, Eslovaquia, Eslovenia y el Reino Unido, mientras que existe un estancamiento en Alemania, Andorra, Chipre, Chequia, Georgia, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte y Suecia. Las fuerzas que se oponen al reconocimiento de la autodeterminación del género esgrimen falsos perjuicios a los derechos de las mujeres o la supuesta «protección de la infancia» que tiene como consecuencia la exclusión de los menores trans de las medidas legislativas.

En cuanto a los derechos de las parejas LGTBI, existe un estancamiento en varios países, como Andorra, Bulgaria, Chequia, Estonia, Letonia, Lituania, Rumanía, Serbia y Eslovaquia. En la parte positiva se encuentra la aprobación del matrimonio igualitario en Irlanda del Norte y el avance en el proceso legislativo para su implementación en Suiza. También destaca la importancia de la introducción de las uniones civiles en Montenegro y la promesa del gobierno serbio de aplicar una medida semejante en este 2021.

Pero ILGA Europa advierte de que mucho del progreso conseguido en los últimos años se está cuestionando por la falta de aplicación práctica. Aunque en varios países la legislación ha avanzado considerablemente a favor de los derechos LGTBI, muchas de esas medidas no se están aplicando de hecho, por falta de voluntad política. Eso ocasiona que en muchos de esos países las personas LGTBI deban acudir a los tribunales para que sus derechos sean reconocidos o para que se aclare la legislación existente.

La situación en España

Bandera-LGTBI-con-escudo-EspanaEn el apartado correspondiente a España, ILGA Europa informa sobre la situación de los distintos derechos en 2020.

La situación creada por la COVID-19 ha endurecido los problemas de los solicitantes de asilo LGTBI, que han sufrido ataques por parte de extremistas LGTBIfobos. Para ayudar a paliar esa situación, la asociación Kifkif inauguró el centro Pedro Zerolo para acoger a 20 solicitantes de asilo y refugiados LGTBI.

El grueso de los discursos de odio se ha dirigido en 2020 contra las personas trans. ILGA Europa destaca los ataques hacia las mujeres trans por parte de la presidenta del Partido Feminista, Lidia Falcón. También señala que un sector del PSOE se ha unido al discurso de odio tránsfobo propio de la ultraderecha, al calificar el derecho de la autodeterminación de género como una amenaza al feminismo y clamar contra la llamada «teoría queer». ILGA Europa destaca que la posición oficial del PSOE es tradicionalmente de apoyo a las reivindicaciones del colectivo LGTBI, pero que este posicionamiento de un sector del partido ha ocasionado en los dos últimos años un retraso en la reforma de las leyes a favor de los derechos trans.

En cuanto a la violencia contra las personas LGTBI en España, ILGA Europa hace referencia al informe del Ministerio del Interior del pasado año, según el cual en 2019 se documentaron 278 crímenes de odio contra las personas LGTBI. Sin embargo, señala que según el EU LGTBI Survey II de la Agencia Europa de los Derechos Fundamentales, tan solo el 16 % de los delitos de odio son denunciados a las autoridades o a las organizaciones de defensa de los derechos LGTBI. Los distintos Observatorios contra la LGTBIfobia reclaman la aprobación de leyes que protejan a las personas LGTBI de estas agresiones. ILGA Europa distingue en este apartado los asesinatos de dos mujeres trans en Asturias en los dos últimos años.

Debido a la pandemia de la COVID-19, en 2020 no pudieron llevarse a cabo con normalidad las celebraciones del Orgullo LGTBI, limitándose a actos online. El lema de 2020 hacia especial referencia a los derechos de las mujeres trans.

En la parte positiva, ILGA Europa destaca la sentencia del Tribunal Constitucional que declaró inconstitucional la prohibición del cambio registral del sexo a los menores trans. También refiere la aprobación en Cantabria de la ley LGTBI, con la única oposición de los diputados de ultraderecha. En el plano social y cultural, señala la salida del armario del cantante Pablo Alborán y la candidatura de Valencia para los Gay Games de 2016.

Fuente Dosmanzanas

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , , , , , , , , ,

Eurodiputados preocupados tras la elección de un delegado polaco homófobo en la comisión de Igualdad

Viernes, 26 de febrero de 2021

tymoteusz-zych-1Delegado polaco vinculado a un grupo de expertos extremistas recibe un papel en el comité de derechos LGBT + de la UE

Docenas de eurodiputados protestan por el nombramiento de un delegado de Polonia para un papel clave en un comité de igualdad de género y derechos LGBT +.

Un total de 34 eurodiputados expresaron su preocupación por el nombramiento del polaco Tymoteusz Adam Zych en el Grupo Diversity Europe, cuyo mandato abarca la igualdad de género y las cuestiones LGBT +.

En una carta abierta al Comité Económico y Social Europeo, destacaron los antecedentes problemáticos del funcionario polaco, que temen van en contra de los estándares sostenidos por el grupo. “El reciente nombramiento del Sr. Zych indudablemente plantea preguntas sobre la legitimidad de su trabajo en el campo y las intenciones detrás de su nombramiento”, se lee en la carta.

Los eurodiputados señalan que Zych es el vicepresidente de la junta directiva del Instituto Ordo Iuris de Cultura Legal, una organización conocida por promover la retórica extrema anti-LGBT + en Polonia.

Describen a Ordo Iuris como una “fuerza impulsora” detrás de las campañas destinadas a socavar los derechos humanos y la igualdad de género en Polonia, incluida la creación de zonas “libres de LGBT”. Ordo Iuris también ha hecho llamamientos para prohibir el aborto y retirar a Polonia del Convenio de Estambul.

Preocupan aún más los estrechos vínculos del grupo con el partido gobernante homofóbico de Polonia, PiS, lo que ha provocado temores de que Zych podría estar siguiendo el ejemplo del liderazgo conservador anti-LGBT + del país.

“¿Consideran el presidente y los vicepresidentes que… Zych estará en capacidad de representar verdaderamente ‘la familia, la mujer y la igualdad de género, los jóvenes, los grupos minoritarios y desfavorecidos, las personas con discapacidad’, con miras a luchar contra la discriminación contra dichos grupos? “ preguntan los eurodiputados. “Si su nominación planteara un problema para promover el trabajo de este grupo, ¿qué acción podría prever?

El funcionario con sede en Polonia desestimó sus preocupaciones en un correo electrónico enviado a EUobserver,  diciendo que era un esfuerzo por “estigmatizarlo” del grupo. “La carta no se refiere a mis propias acciones, ni dentro del CESE, ni fuera de él”, dijo. “Los autores intentan estigmatizarme debido a mis actividades en el Instituto Ordo Iuris de Cultura Jurídica, un grupo de expertos en derechos humanos“.

También dijo que los miembros del CESE son independientes y que su grupo de diversidad representa a las ONG activas en varios campos, procedentes de diversos orígenes. “Un intento de ejercer presión política hacia el liderazgo del comité cuestiona esta idea básica: que los miembros pueden tener diferentes puntos de vista”, agregó.

Diversity Europe Group aún tiene que responder públicamente a la carta abierta o responder a las preguntas de los miembros sobre la reputación LGBT + de Zych en Polonia.

LGBTfobia de Estado

Estas posiciones contrastan claramente con otras ciudades. Cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Cristianos de extrema derecha quieren que el jesuita James Martin sea censurado públicamente por llevar “almas al infierno” LGBT +

Jueves, 11 de febrero de 2021

de-financiero-deprimido-a-sacerdote-feliz-la-historia-de-james-martinVirgen-polaca_2119598077_13579175_660x371Un sitio de noticias cristianas de extrema derecha, LifeSiteNews, ha iniciado una petición para que se avergüence públicamente a un sacerdote por decir que la Virgen María “es para todos, incluidas las personas LGBT +”.

Tres mujeres en Polonia se enfrentan actualmente a cargos de “ofender las creencias religiosas”. La activista Elżbieta Podleśna fue detenida bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. después de compartir carteles de la Virgen María con un halo de colores del arco iris.

El sacerdote jesuita James Martin compartió la historia en Twitter y escribió un hilo explicando por qué “María es para todos”. Escribió: “En Polonia, donde la homofobia es rampante, las personas LGBT + están siendo juzgadas por“ profanar ”una copia de la Virgen Negra. Pero María es para todos, incluidas las personas LGBT +, y hay una larga historia de retratarla como parte de diferentes comunidades de fe. Ella es especialmente importante para las comunidades que han sido perseguidas o marginadas”.

Martin dio ejemplos de cómo la imagen de la Virgen María o la Virgen Negra había sido adaptada por muchas culturas diferentes e insistió en que la versión LGBT + con halo de arcoíris debería verse de la misma manera.

“La comunidad LGBT + tiene pocas imágenes como esta”, agregó. “Por eso no es de extrañar que agregaran su propio símbolo, el arcoíris, de manera respetuosa, a una imagen querida de su madre. Qué apropiado que esté llorando, porque es su hijo quien sufre cada vez que una persona LGBT + es perseguida”.

Pero el sitio de noticias cristianas de derecha LifeSiteNews ha iniciado una petición contra Martin, pidiendo que sea censurado públicamente. El sitio de noticias insistió: “Los católicos de todo el mundo están pidiendo a la Orden de los Jesuitas que censure públicamente a uno de sus miembros más prominentes, el sacerdote estadounidense, el padre James Martin, por promover una versión bastarda pro-LGBT + de una de las imágenes más veneradas del mundo. Nuestra Señora, la Virgen Negra “.

La petición, que ha sido firmada por más de 20.000 personas, dice: “Cuando James Martin, SJ, promovió una imagen en Twitter de la Santísima Virgen y Nuestro Señor con halos de arcoíris sodomita alrededor de sus cabezas, ofendió profundamente la religión, la historia y la cultura polacas. y tradición “.

Michael Hichborn, presidente del Instituto Lepanto que se opone al “aborto, el control de la natalidad, la homosexualidad y el marxismo”, dijo a LifeSiteNews: “Representar a Nuestro Señor y Nuestra Señora con halos que simbolizan uno de los cuatro pecados que claman al cielo por venganza es mucho más blasfemia que es francamente satánica. Nuestra Señora es la cumbre de toda pureza y toda humildad, y el movimiento LGBT + es el abismo abismal de la inmundicia y el orgullo. El intento de casar a los dos es un insulto de proporciones infinitas … ¿A cuántas almas se le permitirá a este hombre llevar al infierno antes de que [Martin] sea finalmente censurado?

LifeSiteNews ha promovido anteriormente la idea de que las prohibiciones de la terapia de conversión harán que el cristianismo sea ilegal, que los homosexuales no deberían celebrar el Día de Acción de Gracias porque son “simplemente ingratos“, y dijo que al alentar a las personas a vacunarse contra el COVID-19, los gobiernos estaban usando ” ciudadanos inconscientes … como conejillos de indias para los ideólogos del Nuevo Orden Mundial ”.

Más: James Martin, Lifesitenews, Polonia, virgen maría

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica, Iglesias Evangélicas , , , , , ,

Una pequeña población polaca revoca su calificación como «zona libre de ideología LGTB»

Martes, 9 de febrero de 2021

pegatina-homofoba-Polonia-Gazeta-Polska-237x300Nowa Dęba, un enclave de poco más de 11.000 personas en el sureste de Polonia, se ha convertido en la primera localidad del país que revoca la declaración de «zona libre de ideología LGTB», aprobada en 2019. La resolución salió adelante en la corporación municipal con 10 votos favorables, una abstención y cuatro votos no emitidos.

El resultado, pese a constituir un hecho muy aislado, no deja de tener potencial simbólico. Una población rural, de tamaño reducido, situada al sureste del país y con una mayor influencia de Rusia, en un país en el que la homofobia de Estado está en auge tras los últimos comicios presidenciales y en el que las administraciones que se han declarado «zonas libres de ideología LGTB» cubren un tercio del territorio, ha revertido esta situación por una holgada mayoría y sin ningún voto en contra.

La noticia se produce tras las críticas de la presidenta de la Comisión Europea a estas zonas y el consecuente recorte de fondos de la Unión Europea para varias de estas ciudades. El presidente de la corporación local, Damian Diektiarenko, aseguró que presentaba la moción ya que «las intenciones del consejo habían sido malinterpretadas», en referencia a la anterior moción. «No podemos permitir que nadie empañe la imagen de la comuna usando esta declaración», añadió.

Es pronto para saber si lo sucedido en Nowa Dęba puede suponer el inicio de un cambio de tendencia. Organizaciones en favor de los derechos humanos y pro LGTBI+ mantienen contactos con múltiples corporaciones locales para que sigan su ejemplo, pero de momento ninguna otra administración ha revocado su declaración homófoba pese a ver amenazados los fondos europeos o ver cancelados sus acuerdos de hermanamiento con otras ciudades europeas. La propia región de Subcarpacia, en la que está enclavada Nowa Dęba, habría perdido recientemente una subvención de dos millones de euros a un proyecto sobre patrimonio natural por esta razón, según ha desvelado hace pocos días el activista LGTB polaco Bartosz Staszewski, aunque las autoridades regionales no han querido confirmarlo.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Polémica en Polonia ante la posibilidad de que Chopin fuera homosexual

Jueves, 4 de febrero de 2021

Frederic_Chopin_photo.jpegUna de las escasas fotografías de Chopin que se conservan.

El pasado diciembre el podcast radiofónico del pianista e investigador Moritz Weber, producido desde Suiza, enojó profundamente a Polonia. En él, el también divulgador musical sostenía que Chopin fue homosexual y como pruebas aportaba varios fragmentos de cartas homoeróticas, entre ellas las que el célebre compositor polaco dirigió a su amigo Tytus Woyciechowski, a quien le expresó su deseo de besarle en la boca.

La noticia y su impacto en Polonia, que vive una etapa de virulenta homofobia ya que gobierna el partido ultraconservador y ultracatólico Prawo i Sprawiedliwość -PiS- (Ley y Justicia) de los gemelos Jarosław y Lech Kaczyński, no tardaron en recogerse en The Guardian o incluso en la CNN, además de en otros medios internacionales, dividiendo a la opinión pública en la irreconciliable distancia que separa el cuerpo del compositor, enterrado en el cementerio parisino de Père-Lachaise, y su corazón, custodiado en una iglesia de Varsovia. El documental de Weber, titulado Chopin’s Men y emitido a mediados de noviembre, se ocupa de ambos asuntos (el deseo carnal y la pasión amorosa) basándose en una edición francesa de su correspondencia publicada en los años 50.

El musicólogo mallorquín Antoni Pizà, colaborador también del suplemento cultural Bellver que edita este periódico, acaba de publicar un artículo extenso sobre la cuestión en el último número de la revista L’Avenç.

“Empecé a leer el volumen durante el confinamiento sin imaginar que pudiera llegar a engullir sus 1.200 páginas”, cuenta el crítico musical y pianista. “Había algo sospechoso en la insistencia de las notas al pie a la hora de atribuir a Chopin romances con mujeres que nunca fueron confirmados”. El excusatio non petita de las floridas acotaciones lo animó a someter los originales al juicio de algunos colegas polacoparlantes. “Enseguida detectaron errores de traducción, como cambios de pronombres masculinos por femeninos“.

«Yo sostengo que podría haber sido homosexual. Y que Chopin no es un ser asexuado como se nos ha querido vender, sino que tuvo una vida sexual normal. El segundo punto que destaco es que a lo largo de la historia se le ha heterosexualizado. Es cierto que hay pocas pruebas de que fue homosexual, pero es que hay poquísimas pruebas reales de que fuera heterosexual. Se le ha heterosexualizado y podría ser que le gustaran tanto los hombres como las mujeres», apunta Pizà, que atiende a este periódico vía telefónica desde Nueva York.

Tytus-WoyciechowskiTytus Woyciechowski,

En el artículo, el especialista mallorquín apunta que las relaciones homosexuales del compositor que se refugió en La Cartoixa de Valldemossa «se suelen evadir sistemáticamente en la mayoría de escritos sobre él y a menudo se consideran un pecado de juventud, una fase juvenil previa a la heteronormatividad». Tanto es así, que el propio Weber llega a sostener en su podcast que en las cartas de Chopin los pronombres del objeto de deseo que estaban en masculino se tradujeron al femenino.

Durante décadas, las manifestaciones de afecto de Chopin a su amigo y mentor Titus Woyciechowski han pasado casi inadvertidas al escrutinio musicológico. “Se decía que eran simples modismos, pura exacerbación romántica”. El propio Wagner incurrió en excesos de cordialidad con su “bienamado” mecenas Luis II de Baviera. “No hay que descartar ese contexto, si bien Chopin va más allá de cualquier formalismo epistolar cuando le escribe a Titus: ‘Solo te amo a ti'”. En otros pasajes, incurre deliberadamente en una suerte de activismo LGBTQ avant la lettre: “La gente suele escribir al final de las cartas ‘te abrazo de corazón’, sin saber lo que están escribiendo”, le advierte a Titus. “Pero créeme: sé lo que he escrito porque te quiero”.

Para su investigación, Weber se ha fijado tanto en lo que Chopin dice como en las ausencias delatoras de sus escritos. “A este respecto, llama la atención la escasísima correspondencia con George Sand“. Cuando se conocieron en 1836, Chopin quedó “horrorizado” con la imagen excesivamente trasgresora y dandy de Sand (seudónimo de Amantine-Aurore-Lucile Dupi), que en su autobiografía describe a su compañero en las noches frías del monasterio cartujano de Valldemosa en los términos de un “invitado” que le inspira un amor casto y maternal. “Cabría preguntarse si Chopin fue bisexual, como Sand, pero en sus cartas no encontramos rastro alguno de erotismo hacia las mujeres”. Ni siquiera en la correspondencia, probablemente fraudulenta, que mantuvo con Costanza Gadkowska y Maria Wodziska. “Nada comparable a la avalancha de confesiones amorosas que vierte sobre Titus y, al menos, otros cuatro hombres, con algunos de los cuales compartió piso en París”. Se refiere al médico y flautista aficionado Jan Matuszyski (“lo es todo para mí”, escribe sobre Chopin), el pianista y copista Julian Fontana, el soldado Antoni Wodziski (“créame que pienso en usted como pienso en Titus”, le responde el compositor a uno de sus halagos) y el diplomático y banquero Wojciech Albert Grzymaa, quien en varias ocasiones se queja de la mala influencia de Sand, no está claro si por su genio o su género.

En A Life and Times, la más completa biografía de Chopin escrita por el musicólogo Alan Walker, se aborda el asunto de los flirteos homosexuales del compositor, pero solo en la medida en que estos episodios puntuales le servían de inspiración a través de experiencias liberadoras. La exégesis de Weber desmiente esta teoría en la pertinencia de los datos y el oportunismo de las políticas identitarias.

“La homosexualidad de Chopin sólo es relevante en tanto en cuanto nos permite profundizar en su personalidad y conocer mejor su música”. Se refiere Weber al estereotipo (entre débil y enfermizo) que alejó al compositor del ideal romántico beethoveniano. “La relectura de sus cartas le devuelve cierta dignidad y arroja una nueva luz sobre sus obras”. Así, por ejemplo, podemos escuchar el recitativo dramático del Concierto nº 2 como una declaración de amor a Titus, a quien escribe al terminar la partitura: “Le digo al piano lo que a ti te diría”. Por no hablar de la dimensión política que podrían adquirir las estatuas de Chopin envueltas en una bandera arcoíris en un país con cien municipios autoproclamados zonas libres de ideología LGBTQ.

aa6d78109d84763d5ca49584f12e6f68Tumba Chopin, cementerio de Père Lachaise, Paris, 

Desde el Instituto Fryderyk Chopin de Varsovia le agradecen a Weber su empeño por difundir el legado del gran estandarte cultural de Polonia al tiempo que rechazan su hipótesis. “Ha descubierto algo que todos los estudiantes de segundo año de musicología en Polonia ya conocen”.

En cualquier caso, Pizà denuncia que continúa habiendo homofobia en pleno siglo XXI porque la posible homosexualidad de Chopin es un tema que «escuece y escandaliza». El musicólogo prepara junto a Weber un dossier con el fin de perfilar un extenso estudio con ampliaciones sobre la cuestión que se publicaría en alguna revista musical. Para ello, Pizà ha contactado con más de 30 especialistas en Chopin de todo el mundo a fin de que colaboren en sus pesquisas. «No me ha contestado ningún experto polaco, algunos por homófobos y otros por miedo. Los profesores de habla inglesa han sido todos muy educados y me han dicho que no tenían tiempo y que seguramente no había nada nuevo que añadir al tema. Sólo unas pocas personas me contestaron con que harían sus aportaciones. Nadie tiene ganas de remover este tema y es algo que me irrita y me sorprende en pleno siglo XXI», comenta el musicólogo, que ya apuntó hacia una posible homosexualidad de Chopin hace diez años en un artículo. «Éste no es un tema nuevo, ya molestó cuando se comentó la primera vez, ahora ha vuelto a haber un escándalo y dentro de diez años volverá a irritar a Polonia, donde Chopin es una especie de héroe nacional», concluye.

Por su parte, Weber prepara la versión en otros idiomas de su documental, donde recrea los extractos más reveladores de las cartas: algunos conmovedores, otros trágicos o cargados de erotismo, también los hay sórdidos, con unos urinarios de Londres como telón de fondo. “Las nuevas traducciones de las cartas fueron eliminadas de Wikipedia en cuestión de minutos”, lamenta el periodista de 44 años. “Entonces entendí que no debía dejar de difundir su contenido”.

LGBTfobia de Estado

Estas posiciones contrastan claramente con otras ciudades. Cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente Diario de Mallorca/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

El diputado polaco que comparó el matrimonio entre personas del mismo sexo con la bestialidad fue ascendido a viceministro de educación

Miércoles, 3 de febrero de 2021

maxresdefaultTomasz Rzymkowski, un “peligroso” diputado polaco que anteriormente comparó el matrimonio entre personas del mismo sexo con la bestialidad, ha sido ascendido al puesto de viceministro de Educación.

Rzymkowski se unió al gobernante Partido Ley y Justicia (PiS) de Polonia en 2019, pero comenzó su carrera política representando al partido ultranacionalista de extrema derecha Movimiento Nacional, que se formó después de que la marcha del Día de la Independencia de 2012 en el país vio enfrentamientos violentos entre extremistas de derecha y la policía .

El partido Movimiento Nacional es xenófobo, antisemita y se opone firmemente a los derechos LGBT +, las marchas del Orgullo y la educación inclusiva, afirmando que la homosexualidad es una “enfermedad” vinculada a la “pedofilia”.

En 2018, Movimiento Nacional formó una coalición con el partido KORWiN, y juntos se hacen llamar Confederación. En las elecciones al Parlamento Europeo de 2019, un líder de la Confederación explicó lo que representaba la coalición: “No queremos judíos, homosexuales, abortos, impuestos y la UE”.

Rzymkowski, de 34 años, causó indignación personalmente cuando compartió una caricatura en junio del año pasado que comparaba el matrimonio entre personas del mismo sexo con la bestialidad.

Escribió en Twitter antes de las elecciones presidenciales polacas:  El 28 de junio, elegiremos no solo al presidente de la República de Polonia, sino que también haremos una elección de civilización. ¿Decidiremos entre Polonia, en la que el matrimonio es una unión de una mujer y un hombre, y Polonia en la que el “matrimonio” es una unión de dos caballeros o un hombre con una cabra?

Rzymkowski, quien después de su ascenso tendrá una gran influencia en el sistema educativo del país, también ha criticado la enseñanza de lo que él llama “ideología de género” en las universidades polacas.

Anteriormente dijo: “[La homosexualidad] es dañina tanto moral como socialmente, porque en mi opinión, antes que nada, es un pecado. En segundo lugar, no es útil desde el punto de vista de la sociedad … el Estado no debe promover, y mucho menos financiar o falsificar, conductas socialmente dañinas”.

Paulina Matysiak, diputada del partido de izquierda Left Together, dijo a VICE: “Tomasz Rzymkowski representa una mezcla muy peligrosa de extrema derecha, casi fascista, con fundamentalismo religioso, que concentra la mayor parte de su actividad pública en poner a la gente en contra de judíos, extranjeros , LGBT +, mujeres y la izquierda. Existe una seria amenaza de que [Rzymkowski y el ministro de educación anti-LGBT + Przemysław Czarnek] puedan censurar materiales educativos, reprimir a los maestros y tratar de formar alumnos a su imagen y semejanza”.

Las opiniones homofóbicas y transfóbicas de Rzymkowski sobre la educación no estarán fuera de lugar dentro de su partido. PiS, que con frecuencia ha apuntado a los derechos LGBT + como una influencia extranjera invasiva que amenaza la identidad nacional del país, anteriormente condenó los planes para enseñar un programa de educación sexual aprobado por la Organización Mundial de la Salud que incluía las identidades LGBT +, calificándolo como “Una violación de los valores católicos tradicionales”.

LGBTfobia de Estado

Estas posiciones contrastan claramente con otras ciudades. Cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente VICE/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

“El nacional catolicismo polaco “, por Isabel Gómez Acebo

Sábado, 30 de enero de 2021

Con todas las diferencias imaginables, creo que se puede comparar la evolución del catolicismo polaco con el español, sobre todo a partir de la muerte del Papa Juan Pablo II y del general Franco. Ambas iglesias jugaron un papel importante en las transiciones desde la dictadura, en el caso español, y desde el comunismo, en el caso polaco, a la democracia, pero como resultado se vieron envueltas en los asuntos políticos de sus países. También la mayoría de sus obispos jugaron la carta del tradicionalismo y se negaron a abrir las puertas de la renovación

            Como nuestro caso es sobradamente conocido, fijaré la atención en lo que ha ocurrido en los últimos 20 años en Polonia donde hemos visto una alianza estrecha entre la Iglesia y el populismo de derechas lo que ha sido mal visto por muchos polacos dentro y fuera de la Iglesia… y se lo han hecho pagar. Las personas entre 40 y 50 años no comentan una pérdida de fe, sino que no se sienten identificados con su iglesia, mientras que los más jóvenes se están secularizando a marchas forzadas. Unos y otros, ven a su iglesia muy conservadora y anticuada, metida en política y tratando de imponer sus ideas en todas las personas dividiendo a los fieles en buenos y malos. Tampoco ha ayudado al distanciamiento, los abusos sexuales del clero.

La cuestión del aborto ha dividido profundamente a la sociedad mientras que las personas que pertenecen a la comunidad LGBTQ son la plaga arco iris que, como un virus, está infectando a Europa a marchas forzadas, dicen muchos prelados. La extrema derecha considera a los homosexuales como un ataque a los valores tradicionales polacos.

entronizacion-polonia-kPED--620x349@abc

Imagen de la ceremonia de entronización publicada en el Facebook del presidente polaco Andrzej Duda

            Según IBRiS, el mayor instituto de análisis de Polonia, baja el nivel de confianza de la Iglesia desde un 58% de polacos católicos en 2016 a un 40% en 2020. A este bajón ha contribuido una reciente publicación del Vaticano donde aparece que Juan Pablo II nombró al ex cardenal Theodore McCarrick, arzobispo de Washington, a pesar de las acusaciones de abusos sexuales a seminaristas, que le hizo llegar un eminente cardenal norteamericano. Las 449 páginas del informe McCarrick cuestionan la santidad del Papa y dan un severo golpe al catolicismo polaco ya que documenta la tapadera de la pedofilia en la iglesia en la que el papa polaco estaba personalmente involucrado desde 1985.

La extrema derecha considera que son aseveraciones falsas mientras que los liberales ven necesario que la Iglesia deje el culto a la individualidad centrado en el papa Juan Pablo II. El portavoz de los obispos polacos, Stanislaw Dziwisz, defendió su papado y puso de manifiesto su papel en la caída del comunismo mientras que 1500 intelectuales han firmado un manifiesto en el que aseguran que su ignorancia o mal juicio sobre los abusos no le hicieron culpable.

entronizacion-polonia2-kPED--510x286@abc

El presidente polaco junto a su madre y otros asistentes a la ceremonia – Facebook Andrzej Duda

El cardenal Dziwisz que fue secretario personal de Juan Pablo II ha sido el arquitecto de la alianza entre la Iglesia y el partido político en el poder Ley y Justicia. Sus detractores ponen de relieve su lado autoritario y simpatía por un gobierno que está dinamitando la democracia

Me he acordado de la frase evangélica en la que los fieles seguían a diferentes apóstoles y les advierte Pablo que unos plantan y otros riegan pero detrás está Dios. El nacional catolicismo, como hemos visto en España no hizo que todos fueran verdaderos cristianos y ahora, aunque bajen en número, pueden ser más auténticos y levadura en la masa ¡Ojala, así sea!

Fuente Religión Digital

***

Espiritualidad , , , , ,

Líderes de la comunidad judía en Varsovia deploran la estigmatización de las personas LGBTQ

Miércoles, 20 de enero de 2021

Bandera-polaca“Nosotros, los judíos, los descendientes de los sobrevivientes del Holocausto, no podemos y no permaneceremos indiferentes a las palabras que deshumanizarían a las personas LGBT”

VARSOVIA – Los líderes de la comunidad judía en Varsovia expresaron su oposición al lenguaje “deshumanizador” que dicen que se está utilizando contra las personas LGBTQ (lesbianas, bisexuales, gays, transgénero y queer) en la pasada campaña electoral presidencial de Polonia.

Los derechos de los homosexuales se han convirtieron en el centro de atención durante la campaña para las pasadas elecciones del 28 de junio. El presidente Andrzej Duda, un aliado del partido gobernante de derecha Ley y Justicia (PiS), ve lo que él llama “ideología” LGBTQ como una influencia extranjera invasora que daña los valores tradicionales en la nación devotamente católica.

“Hemos observado que los políticos … se comprometen cínicamente a fomentar la hostilidad y el odio hacia las personas LGBT”, escribió en una carta la Junta de la Comunidad Judía de Varsovia.

La próxima batalla legal por los derechos LGBTQ se avecina después de la victoria de la Corte Suprema
“Nosotros, los judíos, los descendientes de los sobrevivientes del Holocausto, no podemos ni permaneceremos indiferentes a las palabras que deshumanizarían a las personas LGBT”, escribió la junta, diciendo que los políticos no habían aprendido las lecciones de la Segunda Guerra Mundial.

Duda ha dicho que prohibiría la enseñanza sobre temas LGBTQ en las escuelas y etiquetó la “ideología” LGBTQ más destructiva que el comunismo. Más tarde dijo que sus palabras sobre LGBTQ y el comunismo fueron sacadas de contexto.

El principal oponente de Duda es el alcalde liberal de Varsovia, Rafal Trzaskowski, quien ha enfrentado críticas por introducir educación sobre asuntos LGBTQ en las escuelas de la capital polaca.

El obispo protestante Jerzy Samiec tuiteó que las personas LGBTQ en su iglesia eran “Hermanas y Hermanos en Cristo”. La influyente Iglesia Católica de Polonia también se ha referido a las personas LGBTQ como hermanos y hermanas, pero se ha pronunciado en contra de “una ideología que tiene como objetivo revolucionar las costumbres sociales”.

gay-jewish-kippahEn una visita a Varsovia el martes, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, dijo que los intentos de algunas comunidades polacas de introducir “zonas libres de LGBT” eran incompatibles con los valores europeos.

El portavoz de campaña de Duda, Adam Bielan, le dijo al tabloide Super Express el martes que Duda no era homofóbico. “El presidente defiende los derechos de las familias a decidir cómo se educan sus hijos … Como la abrumadora mayoría de los polacos, está en contra de la adopción de niños por parejas homosexuales“, dijo Bielan. “No creo que puedas llamar a esas opiniones homofóbicas”.

Mientras tanto, la ciudad de Cracovia subvenciona un refugio para personas LGBT + en las calles. Una iniciativa valiente, cuando otras ciudades de Polonia se declaran “zonas libres de LGBT” con el apoyo del gobierno. En Cracovia, la ciudad decidió financiar un lugar para personas LGBT + en las calles. El municipio tiene previsto financiar este refugio durante los próximos dos años, por una suma de 184.000 zloty (aproximadamente 40.000 euros). Esto permitirá que las personas LGBT + tengan acceso a vivienda y apoyo psicológico. Es la primera vez que se crea una estructura de este tipo en Polonia.

“Queremos ofrecerles apoyo psicológico para que puedan salir de las calles, encontrar un trabajo y volver a una vida normal”, dijo la fundadora de La Voix du coeur, Monika Doroszkiewicz, al diario Gazeta Wyborcza. Este refugio, creado en 2016, anteriormente era solo para mujeres, pero recibió muchas llamadas de socorro de personas transgénero. Por lo tanto, decidió abrirse a las personas LGBT +.

La fundadora dice que ha recibido decenas de llamadas de socorro desde agosto. En los refugios para personas sin hogar, las personas trans son bienvenidas, en particular, en función de su estado civil. Por lo tanto, las mujeres transgénero terminaron con hombres cis y viceversa.

Por falta de subsidios, la casa casi se cierra, explica Monika Doroszkiewicz. Por tanto, la ciudad de Cracovia decidió ayudarlo. “Somos conscientes de la tragedia por la que están pasando estas personas y es muy importante para nosotros ayudarlas”, dijo a Gazeta Wyborcza Andrzej Kulig, primer diputado. Está previsto que se abra otro refugio en Varsovia, donde el alcalde, Rafal Trzaskowski, ha firmado una carta de apoyo a las personas LGBT +, informa Euronews.

LGBTfobia de Estado

Estas posiciones contrastan claramente con otras ciudades. Cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

6191996A-1D11-47FD-B0F4-7E37AA681676-740x1024El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente NBCNews/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Judaísmo , , , , , , , ,

En Polonia, la ciudad de Cracovia financia un refugio para personas LGBT +

Lunes, 11 de enero de 2021

jon-tyson-FiVAb5tJn-s-unsplash-scaled-e1609765463831La ciudad de Cracovia subvenciona un refugio para personas LGBT + en las calles. Una iniciativa valiente, cuando otras ciudades de Polonia se declaran “zonas libres de LGBT” con el apoyo del gobierno.

Es una iniciativa que denota, como nos ha acostumbrado Polonia a su homofobia de estado. En Cracovia, la ciudad decidió financiar un lugar para personas LGBT + en las calles. El municipio tiene previsto financiar este refugio durante los próximos dos años, por una suma de 184.000 zloty (aproximadamente 40.000 euros). Esto permitirá que las personas LGBT + tengan acceso a vivienda y apoyo psicológico. Es la primera vez que se crea una estructura de este tipo en Polonia.

“Queremos ofrecerles apoyo psicológico para que puedan salir de las calles, encontrar un trabajo y volver a una vida normal”, dijo la fundadora de La Voix du coeur, Monika Doroszkiewicz, al diario Gazeta Wyborcza. Este refugio, creado en 2016, anteriormente era solo para mujeres, pero recibió muchas llamadas de socorro de personas transgénero. Por lo tanto, decidió abrirse a las personas LGBT +.

Docenas de llamadas de socorro

La fundadora dice que ha recibido decenas de llamadas de socorro desde agosto. En los refugios para personas sin hogar, las personas trans son bienvenidas, en particular, en función de su estado civil. Por lo tanto, las mujeres transgénero terminaron con hombres cis y viceversa.

Por falta de subsidios, la casa casi se cierra, explica Monika Doroszkiewicz. Por tanto, la ciudad de Cracovia decidió ayudarlo. “Somos conscientes de la tragedia por la que están pasando estas personas y es muy importante para nosotros ayudarlas”, dijo a Gazeta Wyborcza Andrzej Kulig, primer diputado. Está previsto que se abra otro refugio en Varsovia, donde el alcalde, Rafal Trzaskowski, ha firmado una carta de apoyo a las personas LGBT +, informa Euronews.

LGBTfobia de Estado

Estas posiciones contrastan claramente con otras ciudades. Cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente Têtu/Cristianos Gays

Crédito de la foto: Unsplash

General, Historia LGTBI , , , ,

Carrefour retira anuncios de la emisora estatal polaca por su espantosa homofobia

Martes, 15 de diciembre de 2020

GettyImages-1206988171-1024x683Un supermercado Carrefour en Polonia (Karol Serewis / SOPA Images / LightRocket / Getty)

El gigante minorista francés Carrefour ha retirado su nueva campaña publicitaria del sitio web del canal de televisión estatal polaco tras difundir mensajes de odio homofóbico.

Según los informes, Telewizja Polska (TVP) otorga un tiempo de transmisión desproporcionado al partido gobernante de Polonia PiS, que utiliza el canal para respaldar la narrativa anti-LGBT + del gobierno.

La emisora es conocida por su sesgo de extrema derecha y recientemente produjo un documental anti-LGBT + particularmente espantoso, Invasion, que era tan homofóbico que fue prohibido por los tribunales polacos.

Todo esto fue destacado por una usuaria francesa de Twitter, que llamó la atención de Carrefour sobre uno de sus anuncios que se mostraba junto a noticias ofensivas. Uno estaba encabezado por una cita de un arzobispo polaco que advirtió sobre una “plaga del arco iris”.

El usuario preguntó deliberadamente a la empresa si sabía que la estación de televisión estaba usando sus ingresos publicitarios para “financiar el odio anti-LGBT más repugnante”.

Carrefour actuó rápidamente y envió la respuesta: “Este contenido no refleja nuestros valores. Tras su informe, hemos detenido la campaña actual “.

La sucursal polaca de Carrefour también emitió un comunicado. “Tanto la posición de Carrefour Polska como del Grupo Carrefour en Francia son convergentes”, confirmó. “Tomamos la decisión de no publicar nuestros anuncios en contenido que no refleje los valores de tolerancia, respeto por otras personas o respeto por la diversidad. Carrefour Polska es una empresa que se adhiere a los más altos estándares con respecto a la diversidad de sus clientes, empleados y socios comerciales ”.

Si bien es poco probable que la medida afecte la ola de odio homofóbico que se extiende por Polonia, es una señal de que el creciente sentimiento anti-LGBT + del país está comenzando a encontrar resistencia internacional.

A varias regiones polacas “libres de LGBT” ya se les ha negado la financiación de la UE, y es posible que su existencia continuada amenace el estatus de Polonia en la UE después de que la Comisión Europea reveló su primera estrategia LGBT +.

Incluye planes para ampliar la lista de delitos de la UE para cubrir el discurso de odio homofóbico, garantizar que las preocupaciones LGBT + se reflejen mejor en la formulación de políticas y proponer nuevas leyes para garantizar que la paternidad entre personas del mismo sexo sea reconocida en los 27 países miembros.

Polonia, homofobia de Estado y social:

Todo esto responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Políticos europeos protestan porque el Comité Olímpico elige una “Zona Libre de LGTB+” en Polonia para los Juegos Europeos de 2023

Viernes, 16 de octubre de 2020

jointPolíticos y diplomáticos de toda Europa protestan por la decisión del Comité organizador de los Juegos Europeos (un evento organizado por los Comités Olímpicos Europeos) de que la edición de 2023 se celebre en Cracovia (Polonia), una región autodeclarada “Zona Libre de LGTB+”, declarando que la región “no es apta” para realizar el evento

Se espera que unas 50 naciones compitan en los terceros Juegos Europeos, un evento afiliado a los Juegos Olímpicos que el año pasadose anunció que tendrá lugar en Cracovia, Polonia . La ciudad está ubicada en la región de Małopolska, que el año pasado se unió a otros 100 municipios para comprometerse a oponerse a los actos de tolerancia hacia la comunidad LGBT +.

Dos miembros del Parlamento Europeo (eurodiputados) y dos legisladores de Gran Bretaña y Bélgica dijeron que la postura de Małopolska significaba que no era un lugar adecuado para los juegos.

“Los Juegos Europeos son un evento olímpico y, como tal, deben defender los valores de excelencia, respeto y amistad”, dijo Liz Barker, miembro de la Cámara de los Lores de Gran Bretaña y del Grupo Parlamentario de Todos los Partidos sobre Derechos Globales LGBT +, en declaraciones a Reuters. .

“Dado que la región de Malopolska en Polonia se ha declarado a sí misma una ‘zona libre de LGBT’, ya no es apto para albergar este evento”.

Su desaprobación fue compartida por Terry Reintke y Marc Angel, copresidentes del Intergrupo LGBTI del Parlamento Europeo. Expresaron su preocupación por el hecho de que los Comités Olímpicos Europeos (EOC), que son los propietarios y organizadores de los juegos, no hayan tomado medidas para proteger a los atletas LGBT +.

“Es increíble que una organización así no se encargue más de responder adecuadamente a las preguntas que muchas personas LGBTI se harán cuando quieran participar o ver estos juegos”, dijeron.

Sin embargo, la portavoz de la EOC, Donatella Del Gaudio, insistió en que se incluirían disposiciones sobre el respeto de los derechos humanos y la prevención de la discriminación en el contrato de hospedaje.

La (EOC) ha pedido garantías a los organizadores de Kraków-Małopolska y a los más altos niveles de gobierno de que se respetarán plenamente los principios fundamentales de la Carta Olímpica”, dijo.

Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea.

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia

Martes, 6 de octubre de 2020

LGBT_Pride_Flag_of_Poland_with_coat_of_arms-300x188En una carta abierta los embajadores recuerdan al gobierno polaco que está obligado a «proteger a todos los ciudadanos de la violencia y la discriminación y garantizar que disfruten de las mismas oportunidades». La iniciativa, coordinada por la Embajada de Bélgica en Polonia, responde a la la cada vez más díficil situación de la comunidad LGTBI en el país eslavo.

Medio centenar de embajadores y representantes de organizaciones internacionales presentes en Polonia han publicado una carta abierta en la que instan al gobierno polaco a cambiar su actitud hacia la comunidad LGTBI y pasar de hostigar a sus integrantes a protegerlos. Entre sus firmantes, de todos los continentes, se encuentran los representantes europeos de España, Portugal, Francia, Alemania, Italia, Suecia, Países Bajos, Noruega, Reino Unido y Serbia. Del continente americano destacan las rúbricas de los diplomáticos de Estados Unidos, Canadá, México, Costa Rica, Argentina y Venezuela. Asia está representada por la India mientras que África cuenta con la rúbrica de la diplomacia sudafricana. Por su parte, Oceanía colabora con las firmas de los embajadores australiano y de Nueva Zelanda.

En la misiva, coordinada por la Embajada de Bélgica en Polonia, se hace alusión a la «dignidad inherente de cada individuo como se expresa en la Declaración Universal de Derechos Humanos» y se recuerda al gobierno polaco su obligación de «proteger a todos los ciudadanos de la violencia y la discriminación y garantizar la igualdad de oportunidades». Los representantes internacionales también han expresado su apoyo a los organizadores del Orgullo de Varsovia y de otras ciudades polacas, que en 2020 no han podido manifestarse por las calles debido a la pandemia de covid-19.

Una carta que responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. Su punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta. «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

 

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

El nuevo ministro polaco de educación y ciencia cree que las personas LGBT + “no son iguales a las personas normales”.

Lunes, 5 de octubre de 2020

Przemyslaw-Czarnek.-Jaki-majatek-posiada-polityk-PiS_articlePrzemysław Czarnek

Tras una reorganización del gabinete, el nuevo ministro de Educación y Ciencia de Polonia es un hombre que piensa que las personas LGBT + “no son iguales a la gente normal”, y que comparó a la comunidad queer con los nazis.

El miércoles (30 de septiembre), el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki presentó su gabinete recientemente remodelado, cediendo el cargo de ministro de Educación y Ciencia a Przemyslaw Czarnek.

En junio de este año, Czarnek dijo en una transmisión televisiva en vivo: “Defendamos a la familia contra este tipo de corrupción, depravación, conductas absolutamente inmorales, defendamos contra la ideología LGBT + y terminemos de escuchar esta idiotez sobre los derechos humanos o la igualdad. . Estas personas no son iguales a las personas normales, terminemos esta discusión”.

En la misma transmisión, según Polish News, agregó: “Terminemos la discusión sobre estas abominaciones LGBT +, homosexualidad, bisexualidad, desfiles de igualdad”.

Czarnek, diputado del partido gobernante Ley y Justicia (PiS), también comparó anteriormente ser queer con ser un nazi. Dijo: “No hay duda de que la ideología LGBT + surgió de … la misma raíz que el nacionalsocialismo hitleriano de Alemania, que fue responsable de toda la maldad de la Segunda Guerra Mundial”.

Hay que ser un absoluto miserable para comparar la realidad LGTB+ con la ideología nazi ya que los nazis asesinaron a unos 10-15.000 hombres homosexuales durante el Holocausto.

El líder del partido Ley y Justicia brutalmente anti-LGBT + es ahora el viceprimer ministro de Polonia. La reorganización del gabinete también llevó a que Jaroslaw Kaczynski fuera nombrado viceprimer ministro de Polonia. Kaczynski, de 71 años, se desempeñó anteriormente como primer ministro del país entre 2006 y 2007 y luego se convirtió en el líder del partido gobernante PiS, que cofundó en 2001.

Como líder del partido, ha posicionado repetidamente a las personas LGBT + como una amenaza para los llamados valores tradicionales en Polonia.

En agosto de 2019, Kaczynski arremetió contra los desfiles del Orgullo, diciendo a los votantes: “La dura ofensiva, este teatro ambulante que se está presentando en diferentes ciudades para provocar y luego llorar … nosotros somos los perjudicados por esto, hay que desenmascararlo y descartado “. También prometió hacer cumplir plenamente la ley para “regular estos asuntos”, pero no explicó qué quería decir con esto.

Esta retórica ha dado lugar a que más de 80 gobiernos municipales o locales se autoproclamen “libres de la ideología LGBT +”, una medida fuertemente condenada por el Parlamento Europeo.

Tras la reorganización, solo hay una mujer en el gobierno polaco. Es ministra de Política Familiar y Social.

Hostilidad LGTBIfoba en Polonia

Los políticos han avivado repetidamente el odio anti-LGBT + en Polonia. Las personas LGBT + son un saco de boxeo popular para el gobierno conservador de Polonia, con el presidente de derecha Andrzej Duda ganando la reelección por un estrecho margen en julio después de hacer de la homofobia uno de los pilares centrales de su campaña.

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Otro de los efectos de esta oleada de odio ha sido la declaración de las «zonas libres de ideología LGTBI» desde marzo de 2019. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». Las jurisdicciones que se han unido a esta iniciativa LGTBIfoba abarcan un tercio de la superficie total de Polonia e incluyen cerca de cien municipios, al menos dieciocho condados y cinco regiones.

Fuente PinkNews/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen critica duramente a Polonia: «las zonas libres de LGTBIQ son zonas libres de humanidad y no tienen cabida en nuestra Unión»

Miércoles, 23 de septiembre de 2020

800px-Ursula_von_der_Leyen_(49468709252)La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, pronunció el miércoles pasado su primer discurso sobre el estado de la Unión ante el Parlamento en Bruselas. En el ámbito LGTBI, la política alemana no eludió la preocupante situación de la comunidad en Polonia. En particular, criticó con dureza la creación por parte de autoridades regionales y locales de las denominadas «zonas libres de ideología LGTBI», que tachó de «zonas libres de humanidad». Von der Leyen también anunció la puesta en marcha de una estrategia para reforzar los derechos LGTBI en la Unión Europea, con el reconocimiento trasnacional de la parentalidad de los hijos nacidos de parejas del mismo sexo como punto prioritario.

La preocupante espiral de hostilidad hacia la comunidad LGBTI en Polonia llega hasta la primera línea de la política europea. La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, pronunció el pasado miércoles su primer discurso sobre el estado de la Unión ante el Parlamento Europeo y se refirió al asunto de manera contundente. Un toque de atención explícito que hay que agradecer, entre otros, a la presión del Intergrupo LGTBI, una alianza de 32 europarlamentarios que el pasado martes se concentró a las puertas del Espace Léopold, la sede bruselense del hemiciclo, en solidaridad con la comunidad LGTBI polaca.

Von der Leyen condenó, con una dureza mayor de la esperada, la iniciativa de las autoridades locales y regionales polacas, apoyada por la extrema derecha, que alienta la hostilidad y la estigmatización de la comunidad LGTBI. «No descansaré cuando se trata de construir una Unión de igualdad. Una Unión donde puedas ser quien eres y amar a quien quieras, sin miedo ni recriminación», declaró. «Porque ser tú mismo no es tu ideología, es tu identidad y nadie la puede arrebatar», prosiguió, para culminar entre aplausos: «Así que quiero ser muy clara: las zonas libres de LGTBIQ son zonas libres de humanidad y no tienen cabida en nuestra Unión».

La presidenta de la Comisión también anunció una estrategia para fortalecer los derechos de las personas LGTBI. En particular, prometió mejorar el reconocimiento mutuo de las relaciones familiares a nivel comunitario. «Porque si eres un progenitor en un país, por supuesto eres un progenitor en todos los países», afirmó. Se trata de un asunto crucial para los hogares homoparentales, especialmente aquellos en los que conviven padres o madres con diferentes nacionalidades.

Hostilidad LGTBIfoba en Polonia

Los políticos han avivado repetidamente el odio anti-LGBT + en Polonia. Las personas LGBT + son un saco de boxeo popular para el gobierno conservador de Polonia, con el presidente de derecha Andrzej Duda ganando la reelección por un estrecho margen en julio después de hacer de la homofobia uno de los pilares centrales de su campaña.

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Otro de los efectos de esta oleada de odio ha sido la declaración de las «zonas libres de ideología LGTBI» desde marzo de 2019. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». Las jurisdicciones que se han unido a esta iniciativa LGTBIfoba abarcan un tercio de la superficie total de Polonia e incluyen cerca de cien municipios, al menos dieciocho condados y cinco regiones.

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Miles de personas cruzan la frontera de Alemania a Polonia en apoyo al colectivo LGTB+

Sábado, 12 de septiembre de 2020

EhObIIaXkAAsWKTUna protesta por los derechos LGTBI en la frontera entre Polonia y Alemania (Magazyn LGBTQIA Replika / Twitter)

Como parte del ataque impulsado políticamente contra personas LGBT +, casi 100 gobiernos municipales o locales polacos se han proclamado zonas “libres de ideología LGBT +” y de oposición a la “propaganda” gay, que cubre casi un tercio del país.

Una protesta por los derechos LGBT + en la frontera entre Polonia y Alemania ha arrojado luz sobre la creciente disparidad entre las dos naciones en temas queer.

Si bien Alemania ha progresado significativamente en los derechos LGBT + en los últimos años, introduciendo el matrimonio entre personas del mismo sexo y prohibiendo la terapia de conversión, el panorama es mucho más sombrío en Polonia, donde los políticos nacionalistas han impulsado un aumento de la homofobia pública y el extremismo anti-LGBT +.

Alrededor de 2.000 manifestantes se enfrentaron a la homofobia el sábado (5 de septiembre) con una protesta realizada conjuntamente por activistas en las ciudades fronterizas estrechamente conectadas de Slubice, Polonia, y Frankfurt an der Oder, Alemania, que están separadas por un puente simbólico sobre el río. Oder.

Los manifestantes alemanes portaban carteles y pancartas que expresaban su amor por sus vecinos polacos LGBT +, mientras los grupos marchaban a través de la frontera.

“Esta es nuestra respuesta a lo que está sucediendo en otras partes de Polonia, donde se están creando zonas libres de LGBT”, dijo Kacper Kubiak del Instituto de Igualdad a Gazeta Lubuska.

Mewa Topolska, maestra de Slubice y una de las organizadoras de la marcha, dijo a Reuters: “La única forma en que podemos cambiar las opiniones de la gente es a través de la visibilidad. No tenemos todos los derechos queer en Polonia, y no los tendremos durante mucho tiempo, así que el principal [objetivo de la marcha] es la solidaridad con la parte polaca”.

Stella, una trabajadora de cuidados en Frankfurt an der Oder, dijo al medio: “Nadie debería juzgar a las personas según su raza, religión o [sexualidad]. Todos nacemos diferentes y no elegimos cómo nacemos “.

Un puñado de contramanifestantes apareció en el lado polaco de la frontera, informa Reuters, trayendo consigo una camioneta pintada con lemas anti-LGBT +.

Los políticos han avivado repetidamente el odio anti-LGBT + en Polonia. Las personas LGBT + son un saco de boxeo popular para el gobierno conservador de Polonia, con el presidente de derecha Andrzej Duda ganando la reelección por un estrecho margen en julio después de hacer de la homofobia uno de los pilares centrales de su campaña.

En un “estatuto de familia” publicado antes de las elecciones, Duda se comprometió a “prohibir la propagación de esta ideología” en las instituciones públicas y “defender la institución del matrimonio”, definido como una “relación entre una mujer y un hombre”.

Cuando faltaban días para la segunda vuelta, Duda también propuso una enmienda a la constitución de Polonia que prohibiría que las parejas del mismo sexo adopten niños. Dijo: “Estoy convencido de que, gracias a esto, se garantizará en mayor medida la seguridad de los niños y la preocupación por el bien de los niños”.

La situación del colectivo LGTB+ en Polonia es altamente preocupante y en la Unión Europea se empieza a temer que la deriva autoritaria del país acabe con los polacos saliendo de la UE. Hace unos meses un tercio del país se declaró como “Zona Libre de LGBT” y la campaña de reelección del actual presidente, Andrzej Duda, se basó en gran parte en los ataques directos al colectivo.

En febrero de este año, el odio y la intolerancia anti-LGBT + se dispararon en el país de Europa del Este cuando un tercio de Polonia se declaró una “zona libre de LGBT”. Casi 100 municipios locales firmaron una promesa de adoptar resoluciones contra la “propaganda LGBT +”, y se proclamaron a sí mismos como “libres de la ideología LGBT +”. Las autoridades locales en estas áreas se comprometen a abstenerse de actos que fomenten la tolerancia y deben evitar proporcionar asistencia financiera a las ONG que trabajan para promover la igualdad de derechos.

La medida de odio LGTBfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfreilibres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena de las «zonas libres de ideología LGTB». En enero, el activista Bart Staszewski inició una campaña para visualizar el estigma de esta iniciativa posando con signos en varios idiomas junto a las señales de entrada a las localidades adheridas a la iniciativa LGTBfoba (ver imagen, a la izquierda). A fecha de hoy, las jurisdicciones declaradas «zonas libres de ideología LGTB» abarcan un tercio de la superficie total de Polonia e incluyen cerca de cien municipios, al menos dieciocho condados y cinco regiones (a las cuatro iniciales se les unió Łódź).

El Parlamento Europeo aprobó una resolución que condenó enérgicamente el concepto de zonas libres de LGBT en diciembre, señalando que son “parte de un contexto más amplio de ataques contra la comunidad LGBT + en Polonia, que incluyen un creciente discurso de odio por parte del público, los funcionarios electos y el público medios de comunicación, así como ataques y prohibiciones a las marchas del Orgullo ”.

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

Los obispos polacos se unen pidiendo centros de «conversión» para gays, lesbianas, bisexuales y trans

Viernes, 11 de septiembre de 2020

obispos-go-homeLo de Polonia está derivando en el horror, sobre todo, desde que la extrema derecha consigue gobernar, aumenta el sufrimiento y la presión sobre personas como tú y como yo, hombres gays, mujeres lesbianas, bisexuales y trans.

La calidad de vida del colectivo LGTB ha retrocedido enormemente. Ahora son los obispos católicos polacos los que publican un documento para pedir la creación de centros de «conversión» LGTB, centros que ya ha dicho Naciones Unidas, no son más que lugares de torturas para personas no heterosexuales y personas con una identidad de género diferente a su sexo de nacimiento.

Sí, Polonia, el país tristemente célebre por sus campos de concentración en la Segunda Guerra Mundial, plantea crear otros centros de tortura. En un documento de la Conferencia Episcopal, los obispos polacos afirman que es necesario crear clínicas “para ayudar a las personas que desean recuperar su salud sexual y su orientación sexual natural”.

En el documento puede leerse que.  “La sexualidad diferente no es un juicio irrevocable o un código irremplazable, sino un síntoma de heridas en varios niveles de la personal. En vista de los retos creados por la ideología de género y los movimientos LGBT+, y especialmente con las dificultades, sufrimiento y heredas espirituales de esta gente, es necesario crear clínicas, con la ayuda de la Iglesia o dentro de su estructura, para ayudar a esta gente a recuperar su salud sexual y orientación sexual natural”.

“En vista de los desafíos creados por la ideología de género y los movimientos LGBT+, y especialmente teniendo en cuenta las dificultades, sufrimientos y lágrimas espirituales experimentados por estas personas, es necesario crear un centro de asesoramiento (también con la ayuda de la Iglesia o con sus estructuras) para ayudar a las personas que desean recuperar su salud sexual y su orientación sexual natural” sentencia el documento de 27 páginas emitido por los obispos polacos. Más adelante se refiere a esos “centros de asesoramiento” como “clínicas”.

Las terapias de conversión sexual buscan, con distintos métodos, “corregir” a LGBTIs basándose en que “lo natural” es que las personas sean heterosexuales y adopten una identidad de género basada en su genitalidad (si tenés pene sos hombre, si tenés vagina mujer). Pueden consistir terapia psicoanalítica, el encierro en clínicas de internación y en los casos más extremos incluyendo el electroshock.

El enfoque de los obispos tiene como fundamentos concepciones religiosas y coincide con la visión que establece a la homosexualidad o la elección de la identidad de género como enfermedades que hay que curar, algo que ni sostienen al día de hoy organizaciones como la OMS o el Manual de la Clasificación Internacional de Enfermedades.

En julio de este año el Experto Independiente de las Naciones Unidas sobre orientación sexual e identidad de género, Víctor Madrigal-Borloz, presentó un informe ante el Consejo de Derechos Humanos donde afirma que estas prácticas pueden llegar a considerarse tortura, recomendando a los Estados su prohibición.

15CB3095-C5ED-4E2D-851F-76B56F8861B2

En el documento los obispos aseguran que “el postulado de tales centros de asesoramiento está claramente en contradicción con las opiniones oficiales en círculos LGBT +, con posiciones consideradas científicas y conocidas como ‘corrección política’”. A lo que agregan que a pesar de eso “testimonios” demostraban que “la sexualidad diferente no era un tipo de juicio irrevocable o codificación irrecuperable, sino un síntoma de heridas en varios niveles de su personalidad”.

La postura del Episcopado se enmarca en un creciente contexto donde el gobierno del Partido Ley y Justicia (PiS) viene llevando adelante una gran campaña contra los derechos de LGBTIs. Su candidato a presidente que recientemente ganó las elecciones, Andrzej Duda, durante las elecciones hizo de la lucha contra “la ideología de género” un eje central, prometiendo prohibir que las parejas del mismo sexo puedan adoptar niños. Desde 2019 a esta parte, más de un tercio de Polonia se ha declarado “zona libre de LGBTs”, dando rienda suelta a ataques de sectores reaccionarios de la sociedad.

La medida de odio LGTBfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfreilibres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena de las «zonas libres de ideología LGTB». En enero, el activista Bart Staszewski inició una campaña para visualizar el estigma de esta iniciativa posando con signos en varios idiomas junto a las señales de entrada a las localidades adheridas a la iniciativa LGTBfoba (ver imagen, a la izquierda). A fecha de hoy, las jurisdicciones declaradas «zonas libres de ideología LGTB» abarcan un tercio de la superficie total de Polonia e incluyen cerca de cien municipios, al menos dieciocho condados y cinco regiones (a las cuatro iniciales se les unió Łódź).

El Parlamento Europeo aprobó una resolución que condenó enérgicamente el concepto de zonas libres de LGBT en diciembre, señalando que son “parte de un contexto más amplio de ataques contra la comunidad LGBT + en Polonia, que incluyen un creciente discurso de odio por parte del público, los funcionarios electos y el público medios de comunicación, así como ataques y prohibiciones a las marchas del Orgullo ”.

La persecución por parte del Gobierno es sistemática denuncian activistas y organizaciones. A principio de Agosto dos activistas fueron detenidos por la policía por colgar banderas del orgullo en distintos monumentos en respuesta a las políticas y el discurso de odio del propio Estado. En los últimos meses cobró estado publico el caso de Margot Szutowicz, una activista no binaria acusada de haber dañado una camioneta de una organización antiabortista que estaba cubierta de carteles vinculando la homosexualidad con la pedofilia.

Según la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays (ILGA por su sigla en inglés) el intento de detención hasta que sea juzgada: “desató una manifestación de solidaridad espontánea, durante la cual Margot intentó entregarse a los policías presentes. Su negativa a detenerla entre los testigos y los medios de comunicación, y el hecho de que más tarde fue detenida en un lugar diferente por un agente de civil en un automóvil sin distintivos, provocó más disturbios civiles. 48 personas fueron detenidas y se les negó el acceso a abogados”. Razón por la cual el día posterior a miles se manifestaron en las calles contra las detenciones y el hostigamiento policial.

Las últimas noticias acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que la asociación española Abogados Cristianos se querella contra Ignacio Aguado por hacer pública la multa a la coach de terapias para personas LGTBI, y que, ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays. Y Canadá prohibirá las «terapias de conversión» a nivel nacional.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar»una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., gran aliado de Israel, California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales, así como el estado de Utah.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

«Nada que Curar», la guía que ayuda a combatir con información científica las denominadas terapias de conversión

***

Fuente: EpiskopatNews/Cristianos Gays

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.