Resultados de la búsqueda

Palabra clave: ‘Robert Biedrón’

La izquierda polaca elige al activista LGTBI Robert Biedroń como candidato a las elecciones presidenciales

Lunes, 13 de enero de 2020

10629475_802924049744946_5583215952085089580_oEl eurodiputado Robert Biedroń suma apoyos en su carrera hacia la presidencia de la República polaca. El político y activista LGTBI ha sido elegido candidato a las elecciones presidenciales del próximo mayo por la coalición Lewica, que agrupa a las tres principales formaciones de izquierda del país. Biedroń hizo historia en las elecciones de 2011 al convertirse en el primer diputado abiertamente gay y se medirá al actual presidente Andrzej Duda, de la ultraconservadora Ley y Justicia, y a la candidata de centroderecha Małgorzata Kidawa-Błońska entre otros.

El activista LGTB Robert Biedroń lleva una trayectoria de varios años en la política polaca. En las elecciones al Parlamento de 2011, Anna Grodzka y Robert Biedroń se convertían, respectivamente, en la primera diputada trans y el primer diputado abiertamente gay de Polonia. Ambos se presentaron en las listas de Ruch Palikota, un movimiento de izquierdas liderado por el empresario Janusz Palikot, que obtuvo el 10% de los votos y se convirtió entonces en la tercera fuerza política del país. Biedroń, además de político, es un destacado activista LGTB, cofundador de la organización Campaña contra la Homofobia (KPH).

En diciembre de 2014 consiguió en segunda vuelta la alcaldía de la ciudad báltica de Słupsk (la tercera más poblada de la provincia de Pomerania, con unos cien mil habitantes), con un 57,1% de los votos. Tan solo un año y medio antes, Biedroń había sido víctima de una agresión homófoba tras finalizar la marcha del Orgullo LGTB de Varsovia. Su candidatura a la alcaldía, por otra parte, animó al menos a otros veinte aspirantes locales en todo el país a visibilizarse públicamente como LGTB, lo que la prensa polaca calificó como «efecto Biedroń».

En mayo de 2019, el político y activista obtuvo un acta de eurodiputado en la lista de su recién creado partido Wiosna Primavera»), que con un 6,1% de los votos quedó en tercera posición tras la extrema derecha de Ley y Justicia (PiS) y la Coalición Europea (KE), una alianza de conservadores, socialdemócratas, liberales y verdes. En las elecciones legislativas del pasado octubre, la coalición Lewica («La Izquierda»), integrada por la Alianza de la Izquierda Democrática (SLD), Wiosna y Razem, obtuvo el 12,6% de los votos y 49 asientos en el Sejm.

Biedroń ya había empezado a especular también con la idea de presentarse a las elecciones presidenciales, cuando manifestó su intención de ser candidato «si [el ex primer ministro Jarosław] Kaczyński me toca las narices». La iniciativa ha cristalizado ahora en un acuerdo para ser el candidato de Lewica. La presentación oficial de la candidatura se producirá el próximo 19 de enero. Biedroń se medirá al actual presidente Andrzej Duda, un independiente asociado a los ultraconservadores de PiS, y a Małgorzata Kidawa-Błońska, la candidata de la liberal-conservadora Plataforma Cìvica (PO), entre otros aspirantes. Las encuestas dan una amplia ventaja a Duda, seguido por Kidawa-Błońska. El año pasado, los sondeos otorgaban a Biedroń entre el 6 y el 16% de los votos estimados.

CxSktkqTURBXy84NDg0NmVjZDA3MTJiODBhN2VlZDVjYWYwZWM0OWU3Zi5qcGVnkpUDIm_NAsfNAY-TBc0DFM0BvA

Robert Biedroń con su pareja Krzysztof Śmiszek

Por mucho que las posibilidades reales del político abiertamente gay sean escasas, su nominación puede ser un síntoma de que la sociedad de la tradicionalmente católica Polonia está evolucionando poco a poco. Ello a pesar del atraso legal y social que arrastra todavía en materia LGTB frente a la mayoría de los países de Europa occidental y de las fuertes resistencias de su clase política a cualquier avance en el reconocimiento de los derechos de la comunidad. La indisimulada utilización de la LGTBfobia por parte de las instituciones controladas por PiS ha provocado la reacción del Parlamento Europeo, que en una votación el pasado mes de diciembre condenó la discriminación de las personas LGTBI y la creación de «zonas libres de LGTBI» en Polonia.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El exalcalde abiertamente gay Robert Biedroń funda un nuevo partido que se presentará a las elecciones europeas y a las generales en Polonia

Miércoles, 13 de febrero de 2019

02018_0993_Robert_Biedroń_in_2018Paso adelante de Robert Biedroń, el político abiertamente gay más conocido de Polonia, frente al Gobierno ultraconservador de Ley y Justicia (PiS). El exdiputado y exalcalde de la ciudad de Słupsk ha presentado un nuevo partido político, Wiosna (Primavera), que concurrirá a las elecciones europeas de mayo y a las parlamentarias del próximo otoño. Cristaliza así el proyecto que lanzó en septiembre del año pasado en forma de plataforma «prodemocrática», tras abrir la posibilidad de presentarse a las elecciones presidenciales de 2020. La primera encuesta publicada tras la fundación de Wiosna lo coloca en tercera posición.

El activista LGTB Robert Biedroń lleva una trayectoria de varios años en la política polaca. En las elecciones al Parlamento de 2011, Anna Grodzka y Robert Biedroń se convertían, respectivamente, en la primera diputada trans y el primer diputado abiertamente gay de Polonia. Ambos se presentaron en las listas de Ruch Palikota, un movimiento de izquierdas liderado por el empresario Janusz Palikot, que obtuvo el 10% de los votos y se convirtió entonces en la tercera fuerza política del país. Biedroń, además de político, es un destacado activista LGTB, cofundador de la organización Campaña contra la Homofobia (KPH).

En diciembre de 2014 se presentó como candidato a alcalde de la ciudad báltica de Słupsk (la tercera más poblada de la provincia de Pomerania, con unos cien mil habitantes). El político superó a su adversario de la liberal-conservadora Plataforma Cívica (PO) y conquistó la alcaldía en la segunda vuelta con un 57% de los votos. Tan solo un año y medio antes había sido víctima de una agresión homófoba tras finalizar la marcha del Orgullo LGTB de Varsovia. Su candidatura a la alcaldía, por otra parte, animó al menos a otros veinte aspirantes locales en todo el país a visibilizarse públicamente como LGTB, lo que la prensa polaca calificó como «efecto Biedroń». Ningún otro salió elegido, pero el avance sin precedentes en visibilidad que supuso su valiente gesto está fuera de toda duda.

CxSktkqTURBXy84NDg0NmVjZDA3MTJiODBhN2VlZDVjYWYwZWM0OWU3Zi5qcGVnkpUDIm_NAsfNAY-TBc0DFM0BvA

Robert Biedroń, solo y con su pareja Krzysztof Śmiszek

Biedroń comenzó a estudiar la idea de presentarse a las elecciones presidenciales de 2020 en abril de 2017, cuando manifestó su intención de ser candidato «si [el ex primer ministro Jarosław] Kaczyński me toca las narices». Las encuestas alzaron su candidatura a la tercera posición, con un apoyo de entre el 10 y el 19%. Por delante se encuentran el actual presidente Andrzej Duda (PiS), con una trayectoria de LGTBfobia conocida, y el ex primer ministro Donald Tusk (de la liberal Plataforma Cívica, PO), que pasarían a la segunda vuelta.

Pero antes de la cita presidencial, Polonia celebrará (junto al resto de la Unión Europea) elecciones al Parlamento europeo en mayo de este año y legislativas en otoño. Con la vista puesta en esas convocatorias, Biedroń anunciaba en septiembre de 2018 pasado el lanzamiento de un movimiento político «prodemocrático» en el que tengan cabida las fuerzas contrarias al Gobierno ultraconservador de PiS. Tras dejar el cargo de alcalde de Słupsk en las elecciones locales, se embarcó en una gira por todo el país para sumar apoyos, que ha culminado con la presentación el domingo pasado en Varsovia del nuevo partido, Wiosna (Primavera).

Ante miles de seguidores, Biedroń anunció los tres pilares que la nueva formación defenderá en las próximas citas electorales: las personas, la sociedad, y un Estado en el que se pueda confiar. Defenderá medidas de carácter social y ecológico, como el matrimonio igualitario, el derecho de la mujer a la interrupción del embarazo, el cierre progresivo de las minas de carbón o la lucha contra la deforestación. El político es una figura en alza considerado ya como la esperanza de una izquierda que carece de representación parlamentaria desde 2015. La primera encuesta para las elecciones parlamentarias publicada tras la fundación de Wiosna le otorga la tercera posición con un 14% de los votos.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , ,

Los católicos holandeses emiten una carta de apoyo a los activistas LGBTQ polacos que se enfrentan a un juicio penal

Viernes, 26 de noviembre de 2021

Virgen_arcoirisMientras tres activistas polacos de derechos LGBTQ aguardan el juicio, prominentes sacerdotes holandeses, religiosas y líderes laicos firmaron una carta al fiscal en la que calificaron los cargos contra los acusados de “incomprensibles” y “francamente impactantes”.

Según Amnesty International, el 2 de marzo de 2021, las activistas Elzbieta Podlesna, Joanna Gzyra-Iskandar y Anna Prus, fueron absueltas de “insultar los sentimientos religiosos” en Polonia tras distribuir panfletos con una imagen de Nuestra Señora de Czestochowa representada con un halo arcoiris, el logo internacional para las personas LGBTQ. Las mujeres fueron arrestadas inicialmente en 2019. El fiscal del caso ahora apeló la absolución y las mujeres serán juzgadas nuevamente el 8 de diciembre. Se enfrentan a una posible sentencia de dos años de prisión.

A raíz de estos cargos y del próximo juicio de apelación, varios católicos holandeses prominentes han enviado una carta en apoyo de las tres mujeres. La carta dice:

“Los cargos contra las tres mujeres son incomprensibles y francamente impactantes para nosotros. No conocemos ningún símbolo de compasión y protección más poderoso que María. Ella representa el amor incondicional: todas las personas necesitadas, jóvenes o mayores, hombres o mujeres, ricas o pobres, LGBT o no, pueden acudir a ella en busca de consuelo y apoyo. Después de todo, es por una buena razón que también lleva el nombre especial de ‘Nuestra Señora del Refugio’ (Our Lady of Refuge)“.

“Además, creemos que al representar a la Virgen con el halo arcoíris, las tres mujeres han mostrado de una manera muy poderosa y hermosa cómo la Iglesia Católica debe ser amorosa y respetuosa con las personas LGBT, y que es precisamente la tarea de los Católicos. Iglesia a proteger y apoyar también a las personas LGBT cuando son víctimas de discriminación y marginación, y ofrecerles refugio ”.

El grupo de católicos también señaló la reciente carta del Papa Francisco al P. James Martin, SJ en el que el pontífice enfatizó la importancia del cuidado pastoral para la comunidad LGBTQ e instó al fiscal a “tomar en consideración las palabras del Papa Francisco”.

Amnistía Internacional Países Bajos también ha pedido al fiscal polaco que retire el caso contra los activistas y se manifestó en la embajada de Polonia en La Haya para entregar una petición con más de 40.000 firmas. Amnesty está preocupada por el estado de derecho en Polonia y afirma en un informe:

“Según Amnistía, el caso es un ataque a la libertad de expresión y simboliza la violación del estado de derecho polaco. “Desde que los vientos ultraconservadores del gobierno PiS han estado soplando en nuestro país, el estado de derecho se ha visto socavado y la homofobia ha ido en aumento”, dijo Mikołaj Czerwiński de Amnistía Polonia. “Esta demanda contra tres mujeres valientes que solo defendieron a la comunidad LGBTI + es un ataque a la libertad de expresión y, por lo tanto, debe detenerse de inmediato”.

Los cargos contra Elzbieta, Joanna y Anna son profundamente preocupantes y contrarios tanto a las palabras del Papa Francisco como a la Doctrina Social Católica, que enfatizan la misericordia, la compasión y el cuidado pastoral para todos los católicos. Sin embargo, podemos encontrar a Cristo en la amplia comunidad internacional de resistencia y apoyo proféticos que se ha unido detrás de estas mujeres. Estos activistas recuerdan a la audiencia occidental los peligros que afligen a nuestros hermanos LGBTQ en otros rincones del mundo y la verdadera universalidad de nuestra iglesia.

Por otra parte, el sitio de noticias cristianas de extrema derecha, LifeSiteNews, inició una petición para que se censurase públicamente al sacerdote jesuita James Martin por decir que la Virgen María “es para todos, incluidas las personas LGBT +”.

El sacerdote jesuita James Martin compartió la historia de Elżbieta Podlesna, Joanna Gztea-Iskandar y Anna Prusen enTwitter y escribió un hilo explicando por qué “María es para todos”. Escribió: “En Polonia, donde la homofobia es rampante, las personas LGBT + están siendo juzgadas por“ profanar ”una copia de la Virgen Negra. Pero María es para todos, incluidas las personas LGBT +, y hay una larga historia de retratarla como parte de diferentes comunidades de fe. Ella es especialmente importante para las comunidades que han sido perseguidas o marginadas”.

Martin dio ejemplos de cómo la imagen de la Virgen María o la Virgen Negra había sido adaptada por muchas culturas diferentes e insistió en que la versión LGBT + con halo de arcoíris debería verse de la misma manera. “La comunidad LGBT + tiene pocas imágenes como esta”, agregó. “Por eso no es de extrañar que agregaran su propio símbolo, el arcoíris, de manera respetuosa, a una imagen querida de su madre. Qué apropiado que esté llorando, porque es su hijo quien sufre cada vez que una persona LGBT + es perseguida”.

Pero el sitio de noticias cristianas de derecha LifeSiteNews ha iniciado una petición contra Martin, pidiendo que sea censurado públicamente. El sitio de noticias insistió: “Los católicos de todo el mundo están pidiendo a la Orden de los Jesuitas que censure públicamente a uno de sus miembros más prominentes, el sacerdote estadounidense, el padre James Martin, por promover una versión bastarda pro-LGBT + de una de las imágenes más veneradas del mundo. Nuestra Señora, la Virgen Negra “. La petición, que ha sido firmada por más de 20.000 personas, dice: “Cuando James Martin, SJ, promovió una imagen en Twitter de la Santísima Virgen y Nuestro Señor con halos de arcoíris sodomita alrededor de sus cabezas, ofendió profundamente la religión, la historia y la cultura polacas. y tradición “.

LGBTfobia de Estado

En Polonia y Hungría, la situación de las personas LGBT + es cada día más difícil. Los gobiernos en el poder han implementado una política abiertamente LGBTfóbica. Los activistas LGBT + piden a las instituciones europeas que los protejan. Margot, una activista no binaria que se ha convertido en un símbolo en Polonia, anunció que “nuestra investigación muestra que el 70% de los polacos LGBT + tienen pensamientos suicidas” antes de abordar un SOS. “Cuando nos unimos a la Unión, firmamos los tratados y dimos nuestro acuerdo sobre el respeto de los derechos humanos, la igualdad, la libertad, el estado de derecho. Estos valores no son respetados por Polonia hoy. Una de las respuestas debe ser financiera: es una de las herramientas más efectivas “, dijo a TÊTU el eurodiputado abiertamente gay Robert Biedroń.

 Con respecto a Polonia, cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente Cristianos Gays/ New Ways Ministry,

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

Sacerdote polaco enseñó a niños en edad escolar que la homosexualidad es un trastorno mental que se puede “curar” con descargas eléctricas y mutilación genital.

Lunes, 7 de junio de 2021

CQfEDaoWwAAInmSUn sacerdote en Polonia enseñó a los niños en edad escolar que la homosexualidad es un trastorno mental que se puede “curar” con descargas eléctricas y mutilación genital, lo que generó el apoyo de un político nacional y las críticas de su diócesis.

The Barricade  resumió el contenido de la lección del sacerdote:

“La homosexualidad es un ‘trastorno mental’ causado por ‘desequilibrios hormonales durante el embarazo’, ‘relaciones fallidas con mujeres’ o vivir en un ‘ambiente masculino hermético’, entre otras cosas. Para “tratar la homosexualidad”, se pueden utilizar descargas eléctricas, escisión de ovarios o clítoris y otros métodos. Este es el “conocimiento” que un sacerdote de Limanowa, una pequeña ciudad en el sur de Polonia, compartió con sus estudiantes durante las clases de religión en línea. El último día de abril, una bloguera polaca poco conocida de Silesia llamada Klaudia Szubert filtró la presentación que el sacerdote había preparado y luego envió a los niños ”.

En medio de críticas ampliamente publicitadas sobre la lección, el sacerdote, cuyo nombre no se hizo público, ha hecho que otros salgan en su defensa, sobre todo Edward Siarka, viceministro de clima y medio ambiente de Polonia. Siarka envió una carta a Limanowa.in,  un medio de comunicación local, que decía en parte:

“Un ataque a un pastor que dirige la catequesis de acuerdo con las enseñanzas de la iglesia es inaceptable. Es un intento más de ofender las sensibilidades religiosas y un asalto a los valores cristianos. El artículo hace acusaciones falsas contra el sacerdote y la difamación deliberada es un delito. Como diputado y ministro de la región de Nowy Sącz-Podhale, le imploro que limpie el nombre del sacerdote. No hay tolerancia para las calumnias y los insultos dirigidos al clero de la Iglesia Católica “.

Ese mismo día, Siarka tuiteó:

“Otro ataque de los círculos de izquierda a los pastores que enseñan las enseñanzas de la Iglesia. Defender los valores cristianos va en contra de la ideología de género. La Iglesia no puede ceder ante el lobby anticlerical. Debe adherirse al Evangelio predicado “.

En respuesta a la reacción violenta, el sacerdote calificó su presentación como un “error”, en un correo electrónico dirigido a la Diócesis de Tarnów y los estudiantes que recibieron la lección. En el correo electrónico, el sacerdote comentó: “Mi intención no era herir u ofender a nadie, sino presentar la enseñanza de la iglesia”, a firmó en Wirtualna Polska.

El Departamento de Catequesis de la Diócesis de Tarnów contradijo la afirmación del sacerdote de que simplemente estaba presentando enseñanzas de la iglesia, y publicó una declaración que decía, en parte:

“La presentación estuvo dedicada al sexto y noveno mandamientos del Decálogo y, en su mayor parte, se basó en la enseñanza de la Iglesia católica y las Sagradas Escrituras, como reconoció el comité del Departamento de Catequesis de la Curia Diocesana de Tarnów. Esto no se aplica al contenido de homosexualidad, que se presentó como una enfermedad causada por hormonas ”.

Según PinkNews, la provincia de la Lesser Poland (Pequeña Polonia), donde se llevó a cabo la lección, se considera una “zona libre de LGBT”, junto con más de 100 otros condados, municipios y provincias de Polonia. Las leyes han sido promovidas principalmente por el pequeño pero poderoso grupo de expertos conservadores OrdoIuris, según activistas que monitorean los cientos de leyes anti-LGBT + que están siendo promulgadas por los gobiernos locales. La autodesignación significa que las áreas se han declarado simbólicamente libres de una supuesta ideología LGBTQ. En estas áreas, los líderes locales han prohibido las marchas del Orgullo y han retirado los fondos a las organizaciones pro-LGBTQ.

Los funcionarios de la iglesia polaca tienen un historial en gran medida negativo en temas LGBTQ, incluso en cuestiones de terapia de conversión por las que el sacerdote en este incidente expresó su apoyo. En 2020, la Conferencia Episcopal Polaca publicó un documento sobre cuestiones LGBTQ en el que aparentemente respaldaba las prácticas ex-gay (además de la novedosa afirmación de que las enseñanzas de la iglesia sobre la homosexualidad son infalibles). El presidente del comité de bioética de la conferencia, el obispo Józef Wróbel, dijo que había habido un “malentendido” sobre ese documento y la terapia de conversión. Los defensores de LGBTQ se han mantenido escépticos, sin embargo, porque incluso en la aclaración, Wróbel dijo que era posible que algunas personas cambiaran su orientación sexual.

Robert Shine, director asociado de New Ways Ministry, comentó sobre los comentarios de este sacerdote y las respuestas a ellos:

“Reconocer que la enseñanza católica no apoya las supuestas terapias de conversión, especialmente las tortuosas que dañarían el cuerpo de una persona de manera severa, es un primer paso necesario por parte de la Diócesis de Tarnów. Pero las aclaraciones de la cancillería solo llegan hasta cierto punto, y es probable que hagan poco para ayudar a los propios estudiantes LGBQ que fueron perjudicados por el sacerdote. Se necesitan más acciones ahora para considerar si el sacerdote detrás de estos comentarios mal informados y peligrosos es realmente apto para continuar en el ministerio “.

Su presidente dice que las personas LGBT + son una “amenaza” y su adjunto ha calificado a la comunidad de “depravada e inmoral”: mensajes divisivos sólo amplificados por los medios de comunicación estatales, ahora convertidos en un brazo de propaganda y apoyados por la Iglesia Católica Romana.

LGBTfobia de Estado

En Polonia y Hungría, la situación de las personas LGBT + es cada día más difícil. Los gobiernos en el poder han implementado una política abiertamente LGBTfóbica. Los activistas LGBT + piden a las instituciones europeas que los protejan. Margot, una activista no binaria que se ha convertido en un símbolo en Polonia, anunció que “nuestra investigación muestra que el 70% de los polacos LGBT + tienen pensamientos suicidas” antes de abordar un SOS. “Cuando nos unimos a la Unión, firmamos los tratados y dimos nuestro acuerdo sobre el respeto de los derechos humanos, la igualdad, la libertad, el estado de derecho. Estos valores no son respetados por Polonia hoy. Una de las respuestas debe ser financiera: es una de las herramientas más efectivas “, dijo a TÊTU el eurodiputado abiertamente gay Robert Biedroń.

 Con respecto a Polonia, cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente New Ways Ministry/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Destituyen al embajador de Serbia en Polonia después de apoyar a la comunidad LGBT + polaca

Sábado, 29 de mayo de 2021

ambasador_-_fotografija1Nikola Zurovac, el embajador de Serbia en Polonia, fue destituido de su cargo luego de que firmó una carta en apoyo de la comunidad LGBT + polaca.

El medio de comunicación serbio Kurir informó que Zurovac fue retirado de su cargo porque no consultó con el ministerio o el gobierno antes de firmar una carta en apoyo de la comunidad LGBT +.

Zurovac fue uno de los diplomáticos de 40 países que pidieron la protección de los derechos LGBT + en Polonia. La carta se publicó con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia (17 de mayo).

Los diplomáticos compartieron su apoyo a los “esfuerzos para crear conciencia pública sobre los problemas que afectan” a la comunidad LGBT + en Polonia. También pidió que las personas trabajen juntas para “proteger a las comunidades que necesitan protección contra el abuso verbal y físico y la incitación al odio”.

Según Kurir, Zurovac firmó la carta antes de que Nikola Selaković, el ministro de Asuntos Exteriores, fuera a visitar Polonia. El tabloide informó que la decisión de Zurovac fue recibida negativamente por las autoridades conservadoras de Polonia, por lo que la visita de Selaković se pospuso.

La empresa de radiodifusión serbia B92  informó que Selaković anunció que Zurovac fue retirado de su cargo durante una sesión de gobierno el jueves (20 de mayo), y Zurovac ahora regresará a Serbia.

Selaković reiteró que la razón para despedir a Zurovac no fue por el contenido de la carta, sino porque no siguió el procedimiento adecuado antes de firmarla. Dijo: “El embajador no informó a nadie sobre eso. No estamos hablando del tema de la carta y su contenido. Para evitar todas las insinuaciones, no se trata del contenido de la carta, sino de que el embajador serbio no firmó un documento sin informar al responsable de su trabajo”.

Selaković agregó que este habría sido el caso independientemente de lo que firmó Zurovac si lo hubiera hecho sin preguntar porque podría conducir a una ruptura en las relaciones y eso sería un problema.

Balkan Insight  informó que Selaković dijo que la visita a Polonia “se organizará de nuevo pronto”.

Las personas LGBT + se enfrentan a una discriminación generalizada en Polonia. Desde marzo de 2019, más de 100 regiones, condados y municipios del país se han declarado libres de la “ideología” LGBT +.

Dos años después, la Unión Europea se declaró “zona de libertad LGBTIQ” en una protesta simbólica contra las políticas discriminatorias impulsadas en Polonia. La resolución establece que las personas LGBT + “en todas partes de la UE deben disfrutar de la libertad de vivir y mostrar públicamente su orientación sexual e identidad de género sin temor a la intolerancia, la discriminación o la persecución”.

En abril, la pequeña comunidad de Kraśnik en el este de Polonia revocó su condición de “libre de LGBT”. El alcalde Wojciech Wilk le dijo al New York Times que se dio cuenta de que la decisión de declarar la ciudad “libre de la ideología LGBT +” en mayo de 2019 ha hecho que Kraśnik se convierta en un “sinónimo de homofobia”.

Dijo en una entrevista posterior que los consejeros de la comunidad dieron marcha atrás en la resolución anti-LGBT + para que Kraśnik pueda tener una “mejor oportunidad de obtener fondos externos en el futuro”, especialmente “fondos noruegos”.

LGBTfobia de Estado

En Polonia y Hungría, la situación de las personas LGBT + es cada día más difícil. Los gobiernos en el poder han implementado una política abiertamente LGBTfóbica. Los activistas LGBT + piden a las instituciones europeas que los protejan. Margot, una activista no binaria que se ha convertido en un símbolo en Polonia, anunció que “nuestra investigación muestra que el 70% de los polacos LGBT + tienen pensamientos suicidas” antes de abordar un SOS. “Cuando nos unimos a la Unión, firmamos los tratados y dimos nuestro acuerdo sobre el respeto de los derechos humanos, la igualdad, la libertad, el estado de derecho. Estos valores no son respetados por Polonia hoy. Una de las respuestas debe ser financiera: es una de las herramientas más efectivas “, dijo a TÊTU el eurodiputado abiertamente gay Robert Biedroń.

 Con respecto a Polonia, cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

El Ministerio de Justicia polaco quiere prohibir la adopciones a las parejas del mimo sexo “por el bien del niño”

Viernes, 19 de marzo de 2021

z26293523V,Zbigniew-ZiobroAl explicar las razones del proyecto de ley, Zbigniew Ziobro, dijo que el entorno natural para la crianza de los hijos era una familia tradicional y que la constitución reconocía el matrimonio solo como una unión entre una mujer y un hombre.

El Ministerio de Justicia de Polonia está preparando un proyecto de ley que prohíbe a las parejas homosexuales adoptar niños.

El ministro de Justicia, Zbigniew Ziobro, cuyo partido Polonia Solidaria es parte de la coalición de derechas unidas en el poder de Polonia, liderada por el partido firmemente conservador Ley y Justicia, dijo el jueves que el proyecto de ley fue diseñado para proteger a los niños de la adopción por homosexuales. “Sin dejar de respetar el derecho de las personas cuya orientación sexual es diferente (…) tenemos que recordar que hay siempre un valor superior, el bien del niño”. Claro, porque que un niño o niña no tenga padres ni madres y crezca en una institución (o en un sitio peor) siempre será mejor que que lo haga dentro de una familia de personas del mismo sexo.

El gobierno de Polonia ha hecho de la protección de lo que considera los valores tradicionales del país de las tendencias liberales y cosmopolitas una piedra angular de sus políticas, a pesar de haber generado fuertes críticas nacionales e internacionales.

En una conferencia de prensa, agregó que el proyecto de ley correspondía “a los deseos de la mayoría de los polacos” y que la medida estaba en consonancia con la constitución polaca, que colocó el bienestar de los niños como una prioridad clave.

Al explicar las razones del proyecto de ley, Ziobro dijo que el entorno natural para la crianza de los hijos era una familia tradicional y que la constitución reconocía el matrimonio solo como una unión entre una mujer y un hombre. Explica el ministro que este borrador de legislación que han puesto sobre la mesa es que los niños sean acogidos en una familia “donde estén rodeados de amor y cariño que garanticen un desarrollo y crianza adecuados”. También señaló que la gran mayoría de los polacos compartía puntos de vista similares.

Pero el gobierno conservador del país tiene claro que hecha la ley (que todavía no está hecha), hecha la trampa, de ahí que se haya propuesto incorporar matices para cortar de raíz el acceso de personas homosexuales a los programas de adopción. O lo que es lo mismo, que no podrán adoptar ni parejas homosexuales ni personas solteras si estas mantienen una relación con alguien del mismo sexo.

En Polonia no existe el matrimonio igualitario. Es más, ni siquiera la opción de unión civil, restringiendo el matrimonio entre hombre y mujer.

Pero la propuesta generó críticas inmediatas de la oposición política.

Michał Kobosko, del grupo Polonia 2050, dijo que el proyecto de ley era perjudicial y solo sembraría la discordia social. Kobosko agregó que la política del gobierno de la Derecha Unida se basaba en “causar conflictos en la sociedad y hacer que las personas se enfrentaran entre sí” y podría traer “efectos devastadores”. “Cada día que pasa bajo este gobierno es perjudicial para Polonia”, advirtió Kobosko.

¿Qué dice Europa de todo esto? La FRA, también conocida como Agencia europea de Derechos Fundamentales, estima que el 43% del colectivo LGTBI se ha sentido discriminado en el último año, subiendo este porcentaje hasta el 60% para personas trans. Asimismo, llama a los gobiernos a instaurar una cultura de tolerancia cero contra la violencia y la discriminación, además de formar a la policía para un mejor tratamiento de los delitos de odio. Desgraciadamente no queda más que en un estudio y buenas palabras, pero pocas acciones que lleven a detenerlo.

LGBTfobia de Estado

En Polonia y Hungría, la situación de las personas LGBT + es cada día más difícil. Los gobiernos en el poder han implementado una política abiertamente LGBTfóbica. Los activistas LGBT + piden a las instituciones europeas que los protejan. Margot, una activista no binaria que se ha convertido en un símbolo en Polonia, anunció que “nuestra investigación muestra que el 70% de los polacos LGBT + tienen pensamientos suicidas” antes de abordar un SOS. “Cuando nos unimos a la Unión, firmamos los tratados y dimos nuestro acuerdo sobre el respeto de los derechos humanos, la igualdad, la libertad, el estado de derecho. Estos valores no son respetados por Polonia hoy. Una de las respuestas debe ser financiera: es una de las herramientas más efectivas “, dijo a TÊTU el eurodiputado abiertamente gay Robert Biedroń.

 Con respecto a Polonia, cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

Recientemente, Polonia denegaba el acceso a una de las llamadas zonas libres de LGBT a Clément Beaune, ministro de Asuntos Europeos de Francia, abiertamente gay. Y, finalmente, la Unión Europea se ha declarado “zona de libertad” LGBT + en respuesta al terrible retroceso de los derechos LGTBI en Polonia.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado, sin embargo, la justicia polaca ha absuelto, finalmente,  a las tres activistas imputadas. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente The First News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Polonia deniega el acceso a una de las llamadas zonas libres de LGBT a un ministro francés gay

Sábado, 13 de marzo de 2021

clement-beaune-le-secretaire-detat-fait-son-coming-out-je-suis-gay-et-je-lassumeClément Beaune, ministro de Asuntos Europeos de Francia, ha dicho que se le negó el acceso a una de las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia antes de su viaje al país esta semana.

El ministro prometió visitar Polonia para llamar la atención sobre el duro clima del país para las personas LGBT + después de que se declaró gay en diciembre de 2020.

Sin embargo, Beaune dijo a la publicación francesa  l’Obs que las autoridades polacas le impidieron visitar la ciudad de Krasnik, uno de los numerosos lugares del país que se ha declarado “zona libre de LGBT +”, cuando pidió permiso. “Las autoridades polacas me indicaron recientemente que no eran capaces de planificar esta visita y lo lamento profundamente”, dijo Beaune. “Es una decisión que deploro”.

Según el portavoz de Beaune, las autoridades de Polonia dijeron que la visita no podía continuar debido a “las dificultades de la situación de salud” con COVID-19.

Beaune decidió seguir adelante con su visita a Polonia, pero decidió que no desafiaría a las autoridades polacas visitando la zona franca LGBT + sin permiso. “En mi opinión, no es así como debería comportarse con un estado miembro de la UE”, dijo.

El ministro decidió no posponer su viaje hasta que el COVID-19 esté bajo control, diciendo que cree que los problemas “hubieran sido los mismos”. En cambio, siguió adelante con su viaje a Polonia para poder llamar la atención sobre otros problemas de derechos humanos en el país, como las recientes amenazas al acceso al aborto.

También se reunirá con organizaciones LGBT + durante su visita a Polonia esta semana.

Clément Beaune se declaró gay en una entrevista con la revista francesa Têtu en diciembre, diciendo que quería que la gente viese que ser queer “no es un obstáculo” para una carrera en política.

En la misma entrevista, dijo que desafiaría a Polonia en sus zonas libres LGBT +, pero dijo que no lo estaba haciendo por su propia sexualidad.

“No quisiera que la gente dijera que estoy luchando contra las zonas libres de LGBT porque soy gay”, dijo Beaune. “Sería un insulto decir que estoy liderando esa lucha por mí mismo. Sin embargo, como ministro de Asuntos Europeos, tengo una responsabilidad adicional. Debo luchar por la tolerancia ”, dijo.

LGBTfobia de Estado

En Polonia y Hungría, la situación de las personas LGBT + es cada día más difícil. Los gobiernos en el poder han implementado una política abiertamente LGBTfóbica. Los activistas LGBT + piden a las instituciones europeas que los protejan. Margot, una activista no binaria que se ha convertido en un símbolo en Polonia, anunció que “nuestra investigación muestra que el 70% de los polacos LGBT + tienen pensamientos suicidas” antes de abordar un SOS. “Cuando nos unimos a la Unión, firmamos los tratados y dimos nuestro acuerdo sobre el respeto de los derechos humanos, la igualdad, la libertad, el estado de derecho. Estos valores no son respetados por Polonia hoy. Una de las respuestas debe ser financiera: es una de las herramientas más efectivas “, dijo a TÊTU el eurodiputado abiertamente gay Robert Biedroń.

 Con respecto a Polonia, cerca de 100 municipios, alentados por el gobierno, se han declarado “libres de LGBT“. El poder en el lugar no oculta su hostilidad hacia las personas LGBT +. Durante la campaña presidencial para su reelección, Andrzej Duda comparó a las personas LGBT + con una “ideología” comparable a “una especie de neo-bolchevismo“.

Si bien las instituciones europeas se han negado a otorgar subsidios a ciudades “no LGBT”, el ministro de Justicia polaco anunció que las financiaría. Las llamadas zonas libres de LGBT de Polonia han sido objeto de una condena global, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que “no tienen lugar” en la Unión Europea. Los ataques contra personas LGBT + se han convertido en un tema de tensión entre la Unión Europea y Polonia.

Después de intensas semanas de negociaciones, Polonia finalmente acordó el establecimiento de un mecanismo para condicionar las subvenciones al respeto del estado de derecho. Pero el dispositivo no podrá activarse antes de 2022, señala Le Monde. En 2020, ILGA-Europa clasificó a Polonia como el país menos amigable de Europa.

La situacion de las personas LGTBI en Polonia:

El Gobierno de extrema derecha de Polonia es en la actualidad, junto con el de Hungría, la punta de lanza de la involución LGTBIfoba en la Unión Europea. Nos hemos hecho eco de numerosas manifestaciones de esta oleada de hostilidad contra la comunidad. Una de las más recientes se produjo el pasado mes de abril, cuando el Parlamento votó a favor de la iniciativa de la organización LGTBIfoba Stop Pedofilia para criminalizar la educación sexual, con el apoyo del gobernante PiS. Ya el año pasado, el líder del partido y ex primer ministro Jarosław Kaczyński aprovechó una iniciativa inclusiva del alcalde de Varsovia para echar gasolina a la LGTBfobia. El político calificó los derechos LGTBI de un «ataque a la familia y a los niños» que amenaza los valores tradicionales polacos.

Sus palabras encendieron una mecha que se extendió entre los medios y el establishment ultraconservador. Una de las primeras consecuencias de este repunte de la hostilidad LGTBfoba fue la detención de la activista Elżbieta Podleśna bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. Dos meses más tarde, contramanifestantes de extrema derecha intentaban impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este del país.

Hace unos días, cincuenta embajadores y representantes de organizaciones internacionales apoyan a la comunidad LGTBI en Polonia a través de una carta. Puedes ver el listado completo de firmantes y leer íntegra la carta de los embajadores y representantes de organizaciones internacionales en este enlace

Esta protesta responde a la cada vez más difícil situación de la comunidad LGTBI en Polonia, desde marzo de 2019, donde alrededor de un centenar de localidades y regiones se han declarado «libres de ideología LGTBI», una campaña de odio institucional cuyo ámbito de actuación se extiende ya por un tercio de la geografía polaca. En este sentido, la declaración de apoyo de los embajadores se suma a las recientes declaraciones de la presidenta de la Comisión Europea contra la existencia de estas zonas. La iniciativa LGTBIfoba tiene un carácter principalmente simbólico, pero conlleva una indudable carga de hostilidad y estigmatización de la comunidad. La medida de odio LGTBIfobo, que el diario italiano La Repubblica comparó con el concepto nazi de zonas judenfrei («libres de judíos»), llegó hasta el Parlamento Europeo. El 18 de diciembre del año pasado la cámara aprobó, por 463 votos a favor frente a 107 en contra, una resolución de condena. En agosto de este año, la Comisión anunciaba la retirada de las ayudas a seis localidades polacas, que requerían financiación para un programa de hermanamiento entre ciudades de distintos países, por haberse declarado «zonas libres de ideología LGTBI». La Comisión declaró que se habían negado a respetar los “valores y derechos fundamentales de la UE”. Es posible que otras áreas puedan ser penalizadas de manera similar, ya que varias ciudades de Europa han terminado los acuerdos de hermanamiento con sus homólogos polacos.

El punto de origen es el discurso abiertamente homófobo del partido gobernante en Polonia, Ley y Justicia (PiS), que agitó la campaña presidencial (que ganó su candidato Andrzej Duda por un estrecho margen de votos) identificando la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI como una «ideología» que no dudaron en calificar de «extranjera» y «más perjudicial que el comunismo».

Durante este verano, la proclamación de estas zonas «libres de ideología LGTBI» provocaron la organización y reacción de distintos grupos LGTBI y pro-derechos humanos que desembocaron en manifestaciones pacíficas fuertemente reprimidas por la policía. La manifestación de Varsovia fue la más numerosa y acabó con el arrestó de la activista Małgorzata Prokop-Paczkowska, más conocida como Margot. Su arresto provocó más manifestaciones en las que fueron detenidas hasta 47 personas más en lo que ya se conoce como el Stonewall polaco, en referencia a las revueltas de 1969 en Nueva York que originaron lo que hoy conocemos como el Orgullo LGTBI. Margot ha sido encarcelada durante dos meses.

Por declaraciones y hechos como estos resulta especialmente llamativa la respuesta del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la publicación de la carta de los diplomáticos: «Discrepo por completo con la carta de los embajadores en la parte en la que dicen que hay personas en Polonia a la que de alguna forma ya no se les respeta», ha defendido. Según Morawiecki, «la tolerancia forma parte de los valores del país» y lo más sorprendente es que ha llegado a negar la existencia de las zonas «libres de ideología LGTB».

Fuente L’Obs/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

El único alcalde fuera del armario en Polonia aspira a desbancar al Gobierno conservador polaco

Martes, 11 de septiembre de 2018

z17522957iekrzysztof-smiszek-robert-biedronRobert Biedroń, solo y con su pareja

Este popular político ha ido escalando posiciones en la última década, pasando de activista por los derechos de los homosexuales a ser diputado nacional.

Robert Biedroń, exdiputado y alcalde de Słupsk, ha anunciado el lanzamiento de una plataforma política «prodemocrática» con la que pretende hacer frente al Gobierno del partido ultraconservador Ley y Justicia (PiS en sus siglas polacas). Se trata de un movimiento que pretende agrupar al mayor número de votantes descontentos con la gestión de PiS y está inspirado en En Marche!, la marca con la que Emmanuel Macron consiguió la presidencia de Francia. Biedroń, que hizo historia al convertirse en el primer diputado abiertamente gay de Polonia, anunció el año pasado su intención de presentarse a las elecciones presidenciales de 2020. Las encuestas lo colocan en tercera posición.

Robert Biedroń, el único alcalde abiertamente homosexual en Polonia, ha anunciado esta semana su intención de crear un “movimiento sociopolítico” con el que aspira a cambiar Polonia y hacer frente al partido gobernante en este país centroeuropeo, la fuerza nacionalista y conservadora Ley y Justicia. Biedroń, alcalde de la ciudad de Slupsk (norte de Polonia), ha decidido renunciar a luchar por su reelección en las próximas elecciones locales (a pesar de que los sondeos le dan una clara victoria) para concentrarse en crear un nuevo movimiento político de carácter nacional.

“Quiero demostrar que la política puede ser amable y no buscar la confrontación, que los políticos pueden estar más cerca de los problemas de los habitantes de nuestras ciudades y pueblos, que hay esperanza en una política diferente que recupere el espíritu de 1989”, explicó en una rueda de prensa celebrada en Varsovia.

Robert Biedroń explicó que en los próximos meses recorrerá las principales poblaciones polacas para recabar la opinión de sus simpatizantes y elaborar así un programa político que cuente con todas las sensibilidades.

 Este político ha ido escalando posiciones en la última década, pasando de activista por los derechos de los homosexuales a ser diputado nacional durante la pasada legislatura en las filas del desaparecido Movimiento Palikot y convertirse en el primer alcalde abiertamente gay de la católica Polonia. El activista LGTB Robert Biedroń lleva una trayectoria de varios años en la política polaca. En las elecciones al Parlamento de 2011, Anna Grodzka y Robert Biedroń se convertían, respectivamente, en la primera diputada trans y el primer diputado abiertamente gay de Polonia. Ambos se presentaron en las listas de Ruch Palikota, un movimiento de izquierdas liderado por el empresario Janusz Palikot, que obtuvo el 10% de los votos y se convirtió entonces en la tercera fuerza política del país. Biedroń, además de político, es un destacado activista LGTB, cofundador de la organización Campaña contra la Homofobia (KPH).

En diciembre de 2014 se presentó como candidato a alcalde de la ciudad báltica de Słupsk (la tercera más poblada de la provincia de Pomerania, con unos cien mil habitantes). El político superó a su adversario de la liberal-conservadora Plataforma Cívica (PO) y conquistó la alcaldía en la segunda vuelta con un 57 % de los votos. Tan solo un año y medio antes había sido víctima de una agresión homófoba tras finalizar la marcha del Orgullo LGTB de Varsovia. Su candidatura a la alcaldía, por otra parte, animó al menos a otros veinte aspirantes locales en todo el país a visibilizarse públicamente como LGTB, lo que la prensa polaca calificó como «efecto Biedroń». Ningún otro salió elegido, pero el avance sin precedentes en visibilidad que supuso su valiente gesto está fuera de toda duda.

Con su decisión de saltar a la política nacional en solitario, Robert Biedroń aspira a convertirse en el referente de la oposición liberal en Polonia, representada actualmente por los partidos de centro-derecha Plataforma Ciudadana y Nowoczesna, incapaces a día de hoy de hacer frente a Ley y Justicia.

Biedroń comenzó a estudiar la idea de presentarse a las elecciones presidenciales de 2020 en abril del año pasado, cuando manifestó su intención de ser candidato «si [el ex primer ministro Jarosław] Kaczyński me toca las narices». En las encuestas más recientes, el activista recibe un apoyo de entre el 14 y el 17 %. En la segunda posición, que da acceso a la segunda vuelta, sigue el ex primer ministro Donald Tusk (PO) con el 21 %. El actual presidente Andrzej Duda (PiS) volvería a vencer en la primera vuelta, con un 32 – 34 % de los votos estimados.

Pero antes de la cita presidencial, Polonia celebrará (junto al resto de la UE) elecciones al Parlamento europeo en mayo de 2019 y legislativas en noviembre de ese mismo año. Con la vista puesta en esas convocatorias, Biedroń anunció el martes pasado el lanzamiento de un movimiento político «prodemocrático» en el que tengan cabida las fuerzas contrarias al Gobierno ultraconservador de PiS. «Nuestro principal objetivo es que las fuerzas prodemocráticas ganen en Polonia con nuestro grupo, nuestra fuerza política al frente», declaró el candidato. Para ello, se embarcará en una gira por todo el país que intentará sumar apoyos y culminará en febrero con la presentación del proyecto con el que concurrirán a los comicios europeos.

Biedroń ha calificado su movimiento de «progresista», pero no quiere convencer solo al electorado de izquierdas, sino que apela a «todos aquellos que votaron a Ley y Justicia y se han desilusionado». Afirma haberse inspirado en En Marche !, la plataforma socioliberal con la que Emmanuel Macron conquistó la presidencia de Francia, pero también en Lech Wałęsa y en la ciudadanía. Pero sobre todo citó a la Constitución polaca, mostrando un ejemplar de la misma, y se mostró dispuesto a hablar «con cualquiera que [la] respete». Una clara referencia al Gobierno de PiS, que se ha enfrentado a las instituciones europeas (si bien con escasas consecuencias reales por el momento) a cuenta de las reformas del sistema judicial que ha promovido. Seguiremos de cerca los primeros pasos de esta iniciativa.

Fuente Cáscara Amarga/Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , ,

Un activista abiertamente gay sube en las encuestas para las elecciones presidenciales polacas

Martes, 24 de abril de 2018

z17522957iekrzysztof-smiszek-robert-biedronRobert Biedroń, solo y con su pareja

La posibilidad de que Polonia elija a un presidente abiertamente gay dentro de dos años, aunque sigue siendo pequeña, aumenta según las encuestas. Robert Biedroń, alcalde desde 2014 de la ciudad de Słupsk, cosecha un apoyo del 19 % según el sondeo más reciente. Biedroń hizo historia en 2011 al convertirse en el primer diputado abiertamente gay en las elecciones al Parlamento. En las presidenciales de 2020, el activista LGTB se medirá al actual presidente Andrzej Duda y al ex primer ministro Donald Tusk.

El activista LGTB Robert Biedroń lleva una trayectoria de varios años en la política polaca. En las elecciones al Parlamento de 2011, Anna Grodzka y Robert Biedroń se convertían, respectivamente, en la primera diputada trans y el primer diputado abiertamente gay de Polonia. Ambos se presentaron en las listas de Ruch Palikota, un movimiento de izquierdas liderado por el empresario Janusz Palikot, que obtuvo el 10% de los votos y se convirtió entonces en la tercera fuerza política del país. Biedroń, además de político, es un destacado activista LGTB, cofundador de la organización Campaña contra la Homofobia (KPH).

En diciembre de 2014 se presentó como candidato a la alcaldía de la ciudad báltica de Słupsk (la tercera más poblada de la provincia de Pomerania, con unos cien mil habitantes). El político dio la sorpresa ya en la primera vuelta de las elecciones municipales al alzarse con la segunda posición, superando al aspirante de la ultraconservadora Ley y Justicia (PiS). Biedroń obtuvo el 20,34% de los votos, por detrás de Zbigniew Konwinski de la liberal-conservadora Plataforma Cívica (PO), con un 29,09%. Pero la verdadera campanada se produjo con los resultados de la segunda vuelta, en la cual el político abiertamente gay superó a su adversario y se alzó con la victoria con un espectacular 57,08% de los sufragios.

Tras ser elegido, Biedroń ha mostrado su satisfacción por la rapidez con la que, según él, “la sociedad polaca ha aprendido su lección de tolerancia”, y se mostró “optimista”, “feliz” y “orgulloso” de los cambios que va experimentando la ciudadanía de su país hacia la aceptación de la realidad LGTB. Tan solo un año y medio antes, el político y activista había sido víctima de una agresión homófoba tras finalizar la marcha del Orgullo LGTB de Varsovia. Su candidatura a la alcaldía, por otra parte, animó al menos a otros veinte aspirantes locales en todo el país a visibilizarse públicamente como LGTB, lo que la prensa polaca calificó como “efecto Biedroń”. Ningún otro salió elegido, pero el avance sin precedentes en visibilidad que supuso su valiente gesto está fuera de toda duda.

Biedroń especuló con la idea de presentarse a las elecciones presidenciales de 2020 en abril del año pasado, cuando manifestó su intención de ser candidatosi [el ex primer ministro Jarosław] Kaczyński me toca las narices”. En la encuesta más reciente, el activista recibe un apoyo del 19 %, un incremento de cuatro puntos con respecto a enero. Se acerca así a la segunda posición, que da acceso a la segunda vuelta y que por ahora mantiene el ex primer ministro Donald Tusk con el 26 %. El actual presidente Andrzej Duda volvería a vencer en el sondeo para la primera vuelta, con un 36 % de los votos estimados.

Por mucho que las posibilidades reales de Biedroń sean escasas, su ascenso en las encuestas puede ser un síntoma de que la sociedad de la tradicionalmente católica Polonia está evolucionando poco a poco. Ello a pesar del atraso legal y social que arrastra todavía en materia LGTB frente a la mayoría de los países de Europa occidental y de las fuertes resistencias de su clase política a cualquier avance en el reconocimiento de los derechos de la comunidad.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

El presidente de Polonia cierra las puertas al matrimonio igualitario

Sábado, 28 de enero de 2017

andrzej-duda-papa-francisco-poloniaAndrzej Duda con Francisco… ¿Alguna duda? En fin

En una entrevista por televisión, el presidente de polonia, Andrzej Duda, cierra las puertas al matrimonio a tanto a medio como a largo plazo.

En una entrevista con la cadena de televisión Republika el miércoles, 25 de enero, el presidente de Polonia, Andrzej Duda, descarta la posibilidad de que su Gobierno considere siquiera la opción de la legalización del matrimonio igualitario o cualquier otra medida que permita la equiparación legal de una pareja del mismo sexo con una de distinto sexo, recordando que la Carta Magna de la Constitución de Polonia define «claramente» el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

«No creo que la mayoría política que actualmente gobierna el país acepte una enmienda a la Constitución sobre esta cuestión para reinterpretar la cláusula sobre el matrimonio y ampliarla a otros géneros», respondía el mandatario polaco cuando le preguntan su existe la posibilidad de que su Administración llegara a aceptar las uniones entre personas del mismo sexo ante la posible presión de «organizaciones internacionales, grupos de presión o algunos países europeos».

Perteneciente al partido conservador y católico Ley y Justicia, Duda, llega a reiterar en varias ocasiones su oposición al matrimonio igualitario, dejando clara su postura al respecto tanto a medio como a largo plazo. De esta manera, le da la razón a la pareja de polacos, Jakub Kwiecinski y Dawid Mycek, que conseguían que el gobierno portugués les concediera permiso para contraer matrimonio en su país ante la homofobia desatada como consecuencia de un fan vídeo y quienes ya nos advertían en una entrevista que no veían ninguna posibilidad de avance en materia de igualdad con el gobierno actual en su país.

Seis son los países de la Unión Europea que no han legalizado el matrimonio igualitario ni ningún otro tipo de medida similar: Polonia, Letonia, Lituania, Rumaría, Bulgaria y Eslovaquia. El resto de países pertenecientes de la Unión han legalizado el matrimonio igualitario o tienen normativas civiles que equiparan a las parejas heterosexuales con las homosexuales en algún aspecto.

No deja de ser curioso que en un país tan católico y conservador, Robert Biedron, se diera a conocer a finales de 2016 como el primer alcalde abiertamente homosexual en Polonia, gracias a lso votantes de la localidad de Slupsk. « La sociedad polaca ha cambiado, pero los políticos siguen viviendo en la Edad Media», declara Biedron, quien es miembro del consejo de una campaña contra la homofobia en su país.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Prohibido salir del armario en Polonia

Lunes, 25 de enero de 2016

poland_news_urbanikUna de las batallas de más impacto mediático por los derechos de los homosexuales en Polonia la han protagonizado un español y su pareja, José Luis Alonso y Jakub Urbanik (en la fotografía durante su estancia en San Sebastián), de 46 y 40 años, profesores universitarios. Quisieron casarse en España pero el Ayuntamiento de Varsovia denegó a Urbanik un documento, el nulla osta necesario para el trámite. El argumento fue que iba contra la Constitución polaca, que en su artículo 18 protege al matrimonio de hombre y mujer. Ellos lo llevaron a los tribunales y salieron mucho en la tele. “Escándalo homosexual en la Universidad de Varsovia”, tituló el diario más vendido del país.

“Somos juristas, y creímos que teníamos la responsabilidad de defender nuestros derechos en nombre de las personas que no pueden hacerlo”, explicaba este viernes Urbanik, profesor en la Facultad de Derecho. En Polonia, la legislación sobre homosexualidad es una de las más restrictivas de la UE, al igual que sobre otras materias como fecundación asistida o aborto. Ni existen las parejas de hecho, que el anterior Gobierno conservador de Plataforma Cívica (PO) no logró aprobar en cuatro ocasiones por votos en contra en sus propias filas. Y se supone que eran los más progresistas. Ahora con el nuevo Gobierno ultraconservador de Ley y Justicia (PiS) el colectivo no cree que las cosas vayan a mejorar, pues su bandera es la exaltación de los valores tradicionales y cristianos.

Alonso, profesor en la Universidad del País Vasco, accedió a librar una batalla pública con su pareja, aunque podrían haberse saltado el obstáculo burocrático con otro certificado. “Quisimos generar un estado de opinión, que tuviera consecuencias políticas”, apunta. Perdieron en marzo en primera instancia y en octubre en apelación, pero entonces se unió a la causa el Defensor del Pueblo polaco, que les apoya en el recurso que preparan ante el Tribunal de Estrasburgo. Sus familias les han respaldado, también en el entorno de Urbanik, de arraigada fe católica, y han tenido numerosas muestras de solidaridad.

“Ha habido un cambio profundo. La sociedad ya está acostumbrada por la cultura popular, por personajes gais en series de televisión… Pero una cosa es Varsovia y otra fuera, en provincias, donde se vive en un mundo clandestino. Comparado con el pasado, el país se ha modernizado, pero visto desde Berlín o Barcelona llevamos 50 años de retraso”, dice Ewa Wanat, periodista de la radio pública, ahora despedida, muy popular por un programa que daba voz a la comunidad homosexual.

En Polonia muy pocos salen del armario en público. En 2011 entraron en el Parlamento un homosexual, Robert Biedron, y la transexual Anna Grodzka. Biedron dejó el escaño en 2014 al ser elegido alcalde de Slupsk, de 80.000 habitantes. A Lech Walesa, histórico líder de Solidarnosc y la lucha por las libertades bajo el régimen comunista, le sentó muy mal y dijo que “los homosexuales deberían sentarse detrás de un muro, no en primera fila”. Hablamos del país que intentó prohibir la serie infantil de los Teletubbies porque uno parecía gay.

Está por ver si habrá cambios en otros frentes controvertidos, donde es alta la presión de la Iglesia católica, muy influyente en Polonia, con un 40% de la población que va a misa regularmente. La restrictiva ley del aborto y la carrera de obstáculos en que se convierte practicarlo en ocasiones, aunque sea legal, también lleva a muchas polacas a viajar a la República Checa o Eslovaquia. Fue sonado el cese del director de un hospital de Varsovia, que en 2014 se negó a autorizar un aborto de un feto malformado. En cuanto a la fecundación asistida, el último Gobierno aprobó in extremis en 2015 una ley que causó muchas críticas al anterior presidente, Bronislaw Komorowski, cuando la firmó. Citó entonces lo que dijo el monarca renacentista polaco Segismundo Augusto al permitir la libertad religiosa: “No soy rey de vuestras conciencias”. Ahora se va a eliminar la financiación pública de esta práctica. El nuevo Gobierno, con toda su obsesión por el pasado, no tiene una mentalidad precisamente renacentista.

Fuente MSN

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

El Parlamento de Lituania rehúsa votar una ley contra la “propaganda homosexual” después de que el Consejo de Europa le instase a respetar los derechos LGTB

Martes, 17 de noviembre de 2015

LitvanskiparlamentEl Parlamento de Lituania ha aprobado por mayoría eliminar del orden del día de la cámara la votación de una ley contra la llamada “propaganda homosexual”, similar a la vigente en Rusia. La aprobación de una norma semejante dentro de un país de la Unión Europea hubiera sentado un precedente muy preocupante, aunque Lituania ya dispone de alguna normativa en vigor que impide la libre información sobre la orientación sexual. Los activistas LGTB temen, sin embargo, que la iniciativa pueda ser votada en cualquier otro momento, y critican que los derechos humanos básicos estén permanentemente cuestionados.

La iniciativa que se presentaba a consideración del Parlamento partía de Petras Gražulis, diputado lituano de conocidas convicciones homófobas, que ha hecho de la persecución de los derechos LGTB el eje de su acción política. Se trataba de una enmienda al Código de Faltas Administrativas, que castigaría con fuertes multas cualquier acto público que atentase contra los valores familiares tradicionales, tal y como se recogen en la Constitución de Lituania. Las multas oscilarían entre los 300 y los 900 euros (entre 325 y 970 dólares), pero podrían llegar hasta los 1.800 euros (1.940 dólares) en caso de reincidencia (en un país con un salario medio que no llega ni a la mitad del español). En definitiva, cualquier evento en defensa de los derechos LGTB (como congresos, reuniones, discursos, manifestaciones, etc.) vería muy dificultada su celebración.

Pero el diputado liberal Eligijus Masiulis presentó el pasado día 12 una moción para eliminar la votación de la normativa LGTBfoba del orden del día del Parlamento. Para Masiulis, el proyecto de ley es una afrenta a la democracia y a la reputación internacional de Lituania. La moción recibió el apoyo de 64 parlamentarios, el voto contrario de 10 y 25 abstenciones. La votación sobre la ley discriminatoria se pospone una vez más, aunque sigue pendiendo sobre los derechos LGTB como una espada de Damocles permanente.

Una ley repetidamente pospuesta pero siempre amenazante

Ya en marzo de 2014 se había suspendido indefinidamente la votación sobre este mismo proyecto de ley, tras consultarse si debía ser sometido a consideración de la cámara. A favor votaron 39 diputados, 34 lo hicieron en contra y 20 se abstuvieron. Aunque dispusieron de mayoría simple, a los partidarios de que se votara la norma les faltaron 5 votos para que, según el reglamento parlamentario, esta pudiera ser votada. Un subterfugio procedimental que muy posiblemente escondía el delicado equilibrio entre los deseos de aprobar la norma y el temor a las consecuencias diplomáticas que la decisión acarrearía.

En agosto de 2013 había sido finalmente bloqueada una iniciativa de referéndum para aprobar otra norma contra la “propaganda homosexual”. De hecho, un proyecto similar al vetado ahora en el Parlamento ya fue propuesto en 2010. La respuesta de la presidenta Dalia Grybauskaite (antigua comisaria europea) y la protesta del Parlamento Europeo actuaron entonces como freno al proyecto.

Y es que la eliminación del calendario de sesiones del proyecto de ley no implica su rechazo, sino simplemente que por ahora no se pone a consideración del Parlamento, pero puede hacerlo en el siguiente período parlamentario. Tomas V. Raskevičius, coordinador de políticas de la Liga Gay Lituana (LGL), expresa su preocupación al respecto en los siguientes términos: “A pesar de que el proyecto de ley ha sido retirado del orden del día del Parlamento esta mañana, puede ser sometido a votación final en cualquier momento. Esta amenaza permanente sirve como recordatorio persistente de que los derechos humanos LGTB siguen siendo una herramienta para la manipulación política y el chantaje. Como defensores de los derechos humanos, a veces nos desalienta el que incluso los derechos básicos de las personas LGTB estén siendo cuestionados”.

Por ello, el lema oficial de la próxima Marcha del Orgullo Báltico, que tendrá lugar en el mes de junio, será “Somos personas, no propaganda”.

Lituania: un discurso de odio muy poco disimulado

Lo cierto es que Lituania lleva un tiempo avanzando de manera preocupante hacia posiciones cada vez más intransigentes con la realidad LGTB, y de ello hemos dado cuenta en dosmanzanas. En octubre de 2010 entró en vigor la reforma que prohíbe la “manifestación y promoción” de contenidos publicitarios referidos a orientación sexual. Una prohibición que afecta a servicios publicitarios dirigidos a toda la población, y no solo a menores. Poco antes, en marzo de 2010, había entrado en vigor la ley de “de protección de menores contra el efecto perjudicial de la información pública” con el objetivo de obstaculizar la información positiva sobre diversidad sexual. Y aunque su versión inicial fue corregida por las protestas, su redacción definitiva sigue estigmatizando la información sobre homosexualidad.

En septiembre del año pasado informábamos sobre la prohibición de un inocente spot contra la homofobia, en base a esta legislación. En enero de este año, un diputado lituano lanzaba veladas amenazas contra la asociación LGL, a la que acusaba de “jugar con fuego” con “provocaciones” que podrían costarles un ataque como el sufrido por la revista satírica Charlie Hebdo en París. Ese mismo mes, un tribunal lituano calificaba de “excéntrica” la foto en la que una pareja gay aparece besándose y descartaba actuar ante las amenazas homófobas que habían recibido sus protagonistas.

30839_asamblea-del-consejo-de-europaLituania se enfrentaba a una votación que puede resultar crucial para el futuro del colectivo LGTB. Ante esta delicada situación, Robert Biedron, portavoz en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, ha recomendado al país que no tome la misma senda que sus vecinos rusos.

¿Acercarse a la LGTBfobia rusa o abrazar la empatía que se vive en Europa? Lituania se debatíA entre dos caminos que pueden marcar su futuro más cercano. El país gobernado por la independiente Dalia Grybauskaite vive una encrucijada que se tiene que resolver en estos días y lo hace bajo una seria incertidumbre.

El país báltico vive enmarcado en una realidad a dos velocidades. En el lado más brillante nos encontramos con los datos elaborados anualmente por Amnistía Internacional que sitúan a Lituania en el puesto número 28 a nivel mundial en igualdad de género (superando a países como España), en el puesto número 32 en libertad de prensa (superando así a países como EEUU), y el puesto número 43 a nivel mundial en el Índice de Percepción de la Corrupción elaborado por Amnistía Internacional, encontrándose así en mejor situación que países como Italia o Grecia.

Pero también nos encontramos con un lado mucho más turbio. La eterna influencia de Rusia en la zona y la deriva discriminatoria que ha tomado el país gobernado por Putin están calando entre la clase política lituana que el próximo viernes votarán si aceptan una ley similar a la que se aprobó en Rusia en 2013 y que en la práctica supone condenar al colectivo LGTB al vagón de cola de la sociedad: ciudadanos de tercera clase y con sus derechos pisoteados.

Contra la criminalización de la Diversidad

32542_lituania-besoAnte esta situación, el Consejo de Europa ha decidido actuar y ha pedido al Parlamento de Lituania que rechace un cambio en la ley, que podría imponer multas administrativas por mostrarse a favor de los derechos LGTB, una medida que han calificado como ‘”una violación inaceptable de los derechos humanos”.

Robert Biedron se ha pronunciado sobre el tema y ha indicado que el posible resultado de la votación de mañana sobre un proyecto de enmienda al Código de Violaciónes Administrativas que busca introducir la responsabilidad de “desafío público de los valores familiares constitucionalmente establecidos” de Lituania es un motivo de grave preocupación para el continente europeo.

Las declaraciones del político polaco han sido inflexibles en una cuestión que atañe a los DDHH:

Hago un llamamiento urgente a los miembros del Parlamento lituano, para defender los valores de los derechos humanos, la democracia y el Estado de derecho, y asegurarse de que Lituania respete sus obligaciones internacionales, en particular en el marco del Convenio Europeo de Derechos Humanos. La reforma propuesta representaría una violación inaceptable de los derechos humanos y llevaría a Lituania lejos del camino que el país ha compartido con el resto de Europa en las últimas décadas.”

Fuente Dosmanzanas y Chueca.com

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Amnistía Internacional insta a Polonia a actuar contra los delitos de odio y a proteger a las personas LGTB

Lunes, 21 de septiembre de 2015

1430165.3Amnistía Internacional, organización que trabaja por los derechos humanos en todo el mundo, ha hecho público un informe en el que urge al Gobierno y al Parlamento de Polonia a que tomen medidas para combatir los delitos de odio motivados por la orientación sexual, la identidad de género, la edad, la discapacidad o el estatus socioeconómico. A lo largo de 64 páginas, Targeted by hate, forgotten by law (que en castellano significa ‘motivados por odio, olvidados por la ley’) denuncia “la falta de una respuesta coherente a los crímenes de odio en Polonia”. Solo en 2014, al menos 120 personas LGTB fueron víctimas de delitos de odio, según ha denunciado la asociación polaca Kampania Przeciw Homofobii (Campaña contra la Homofobia), un dato que también recoge y denuncia Amnistía.

El año pasado se cometieron en Polonia, por lo menos, 120 agresiones contra personas LGTB, motivadas por el odio. Decimos “por lo menos” porque esos son los crímenes registrados por el activismo polaco, pero hay que tener en cuenta los que no han sido denunciados por sus víctimas o los que, incluso en conocimiento de las fuerzas del orden público, no han sido considerados por estas como ‘delitos de odio’. La asociación LGTB Kampanii Przeciw Homofobii (KPH), en este sentido, precisa que solo el 10% de los casos de discriminación que atienden en un año acaban llevándose ante la justicia (por el desistimiento de las propias víctimas).

Uno de los más flagrantes delitos registrados en Polonia durante 2014 ocurrió en la ciudad de Szczecin (al noroeste del país), donde un joven gay de 20 años fue brutalmente asesinado tras salir de una discoteca de ambiente. Las autoridades todavía no han reconocido el agravante del odio homófobo y siguen calificándolo como ‘crimen común’. Patrick, la víctima, obtuvo la muerte como consecuencia de los múltiples golpes que recibió por parte de dos chicos de 18 años (que carecían de antecedentes policiales). Los jóvenes delincuentes abandonaron el cuerpo de Patrick en una obra, en las inmediaciones del local de ambiente del que este salía. Además de la descomunal agresión física, Patrick fue sometido a diversas vejaciones. Con todo, ni la policía ni el Gobierno de Polonia son capaces de ver ‘odio homófobo’ en estos actos repugnantes.

Marco Perolini, observador de Amnistía Internacional en Europa y Asia Central, ha recordado que “Polonia tiene obligaciones, según el derecho internacional, para asegurar que todos los grupos minoritarios estén igualmente protegidos contra la discriminación”. Perolini está convencido de que “el hecho de que las autoridades no logren hacerlo realidad es discriminatorio en sí mismo”. Las víctimas de los delitos de odio no son solo personas LGTB, también hay gente sin recursos, de otras etnias o color de piel, así como discapacitados. El colmo de la crueldad y de la deshumanización de los agresores de algunos de estos delitos de odio es que confesaron haberlo hecho por “aburrimiento” y porque para ellos las vidas de estas personas carecían de todo valor.

El informe Targeted by hate, forgotten by law, que ha publicado Amnistía Internacional, pone de manifiesto que “lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) no están adecuadamente protegidos contra los delitos de odio y discriminación en Polonia”. A pesar de que el colectivo es víctima de una discriminación generalizada, “el ámbito de aplicación de la ley polaca contra la discriminación es muy limitado”. Por ello, en la página 41 del informe, Amnistía invita al Parlamento polaco a que apruebe una legislación específica que sirva para luchar contra estos delitos de odio y pide al Gobierno que se encargue de registrarlos, investigarlos y perseguirlos mediante las herramientas del estado que tiene a su disposición.

Polonia: entre la LGTBfobia y la desidia política

Las parejas del mismo sexo no cuentan con ningún reconocimiento y no gozan de protección legal alguna en Polonia. En enero de 2013, el Sejm (Congreso de los Diputados) rechazó tres proyectos de ley sobre uniones civiles, abiertas a gais y lesbianas. Las proclamas homófobas por parte de algunos diputados y el desagradable debate que tuvo lugar fueron entonces motivo de vergüenza y sonrojo para buena parte de la sociedad polaca. En mayo de 2015, el Parlamento rechazó un proyecto de ley sobre parejas de hecho, negándose incluso a iniciar un debate sobre la cuestión. Por otra parte, las personas trans deben someterse a un largo proceso con el fin de obtener el reconocimiento legal de su identidad de género, más difícil aún si tienen hijos menores.

Tampoco en parece que Polonia se haya cedido ante cuestiones simbólicas, de cara al colectivo LGTB, en los últimos años. La activista y diputada trans Anna Grodzka, que en febrero de 2013 se postulaba como posible vicepresidenta del Sejm de Polonia, tal y como recogía dosmanzanas. Sin embargo, la cámara votó ampliamente por la continuidad de Wanda Nowicka, a pesar de que se había visto envuelta en un escándalo y recibió una moción de censura por parte de su propio partido (el Ruch Palikota, el mismo que el de Grodzka). La diputada Anna Grodzka se hubiera convertido en la primera persona trans en obtener un cargo institucional en Polonia.

Desde dosmanzanas llevamos años haciéndonos eco de diversos episodios de discriminación y ataques contra el colectivo LGTB en Polonia. En marzo de 2013, por mencionar un ejemplo, publicábamos las homófobas declaraciones del expresidente Lech Wałęsa, en las que decía querer a los parlamentarios homosexuales lo más lejos posible: “en la última fila, e incluso más allá”. El católico y conservador Wałęsa, héroe de la resistencia al régimen comunista y Premio Nobel de la Paz, aseguró que “soy de la vieja escuela y no pienso cambiar. Entiendo que hay gente diferente, diferentes orientaciones y que tienen derecho a su identidad. Pero que no cambien el orden establecido desde hace siglos. No quiero ni oír hablar de eso. Que lo hagan entre ellos y que nos dejen en paz a mí y a mis nietos”. Y en junio de ese mismo año, el único diputado abiertamente gay de Polonia, Robert Biedroń, era agredido tras finalizar el Orgullo LGTB de Varsovia.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

La primera diputada transexual de Polonia se retira de la carrera para la presidencia del país

Jueves, 26 de marzo de 2015

4e8d9cc95568b_k2La elección de la parlamentaria, junto con la del activista gay Robert Biedron, supuso una auténtica revolución en Polonia, un país ultracatólico en el que la tolerancia hacia el colectivo LGTB todavía es una asignatura pendiente.

Anna Grodzka fue la tercera persona transexual en el mundo que consiguió un escaño en un Parlamento nacional. Desde que comenzase su carrera política, la candidata por el partido de los Verdes, no ha parado de luchar por la igualdad del colectivo. Atea, de izquierdas y presidenta de la asociación de defensa de los transexuales TransFuzja, la polaca quiso llevar la voz de este colectivo al Parlamento.

Sin embargo, desafortunadamente, Grodzka ha tenido que enfrentarse durante estos años y especialmente este 2015, en el que aspiraba a la presidencia del país, a los sectores más conservadores e incluso a los moderados y liberales que han intentado boicotear tanto su programa como su candidatura. Así, la diputada Anna Grodzka no ha conseguido los 100.000 avales necesarios para presentar su candidatura a los comicios del 10 de mayo, lo que demuestra la enorme influencia del sector ultracatólico en el país.

A pesar de los continuos ataques a la diputada por su opción sexual y su actividad política, no se rinde en su afán por conseguir cambios significativos en la sociedad polaca. En una entrevista tras su elección, Grodzka vaticinaba que los sectores políticos más intransigentes “harán todo lo posible para boicotearnos”, porque “la derecha más conservadora no entiende los cambios que está viviendo Polonia, se opone a ellos, pero es inútil, porque la sociedad seguirá evolucionando y reclamando más derechos civiles y libertades. En democracia es inevitable”.

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

La diputada transexual Anna Grodzka, quiere presentarse a la presidencia de Polonia

Jueves, 5 de febrero de 2015

4e8d9cc95568b_k2Anna Grodzka tiene 60 años y completó su cambio de sexo en el año 2000. Cuenta con el apoyo de uno de los partidos más importantes del país.

Anna Grodzka nació con el nombre Krzysztof Begowski y tiene actualmente 60 años. En el año 2000 concretó uno de sus sueños: cambiarse de sexo. Ahora, para cumplir su segundo, quiere postularse a la presidencia de su país natal, Polonia. Actualmente es miembro del Parlamento.

En una entrevista publicada, Grodzka reconoció que “después de años de apertura y cambio, es más fácil para los polacos aceptar la homosexualidad que la transexualidad”, a pesar de lo cual se presentará a las próximas elecciones presidenciales.

Grodzka es, además, la primera miembro transexual del máximo órgano legislativo polaco, cuando fue electa en el año 2011. Sin embargo, los antecendes de apertura y tolerancia en ese país no son nuevos. En el mismo año en el que Grodzka fue electa para el Congreso, Robert Biedrom se convirtió en el primer alcalde abiertamente homosexual del país.

La propia Grodzka, quien se sometió a una operación de reconstrucción genital en 2010, lamenta que sus compañeros del Parlamento hayan aceptado “al cien por cien” al primer diputado del país que se ha declarado homosexual, Robert Biedron, aunque todavía “no respetan a Anna Grodzka”, añadió.

Grodzka, además, comparte espacio político con Joanna Erbel, quien ante el llamado de Biedrom para que cualquier candidato “saliera del armario”, declaró su bisexualidad. En esa instancia, Erbel cosechó aproximadamente el 3 por ciento de los votos para el Partido Verde, que también integra Grodzka.

Antes de ingresar a la política, Grodzka se desempeñaba como empresaria en el área editorial y cinematográfica. Ella es la tercera persona en el mundo en conseguir ser electa para un parlamento nacional, precedida por Georgina Beyer (Nueva Zelanda) y Vladimir Luxuria (Italia).

Desde 2010 la presidencia de Polonia la ostenta el liberal de centro-derecha Bronislaw Komorowski, quien sustituyó al nacionalista-conservador Lech Kaczynski, muerto en abril de 2010 en el accidente aéreo de Smolensk.

Fuente InfoNews

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

Eligen en Polonia al primer alcalde abiertamente gay

Miércoles, 3 de diciembre de 2014

robert-biedron_19275635Los votantes en Polonia, con un 90% de población católica,  han elegido al primer alcalde abiertamente gay del país, una señal de la creciente tolerancia hacia las minorías sexuales en un país que durante mucho tiempo ha sido definido por un profundo conservadurismo católico romano.

Robert Biedron, que ya hizo historia en 2011 al convertirse en el primer legislador abiertamente homosexual en el Parlamento, fue elegido alcalde de la pequeña ciudad de Slupsk, en el norte de Polonia, el pasado domingo. Las elecciones para los parlamentos regionales y para los gobiernos municipales experimentaronn un número récord de candidatos abiertamente homosexuales, aunque ninguno de ellos, a excepción de Biedron, resultaron elegidos. La mayoría de ellos son jóvenes que se encuentran dando sus primeros pasos en política, y enmarcados en los partidos de izquierda.

Varsovia, 1 dic (EFE).- Robert Biedron, del partido ultraliberal y anticlerical “Tu Movimiento”, se ha convertido en el primer alcalde electo abiertamente homosexual en la católica Polonia, tras ganar las elecciones locales en Slupsk (norte del país), una localidad de 100.000 habitantes.

El futuro regidor, de 38 años, logró ayer más del 57 % de los votos y supera al candidato del partido gobernante Plataforma Ciudadana, el liberal de centro-derecha Zbigniew Konwinski, quien recibió el 42,92 %, según los resultados hechos públicos hoy.

En la primera vuelta de las elecciones celebrada el pasado 16 de noviembre, Biedron logró un 20,34 % de los apoyos, por detrás de Konwinski (29,09 %).

Ayer tuvo lugar la segunda vuelta de los comicios locales en los cerca de 900 municipios polacos en los que ningún candidato había logrado mayoría absoluta el 16 de noviembre.

Robert Biedron es licenciado en Ciencias Políticas y líder del movimiento polaco por los derechos homosexuales (Campaña contra la Homofobia).

En 2011 se convirtió en el primer diputado abiertamente gay en la historia polaca, en una legislatura en la que también accedió al Parlamento la primera diputada transexual de Polonia, Anna Grodzka, compañera de filas de Biedron.

Biedron prometió durante su campaña electoral mayor contención del gasto público, renunciar al uso de coches oficiales y una gestión sobria del presupuesto local.

Fuente El Confidencial

Y ampliamos la noticia con este post de Dosmanzanas

Importante hito para la visibilidad LGTB en Europa oriental. Robert Biedroń, el político que ya hiciera historia en 2011 al convertirse en el primer diputado gay y visible en Polonia, ha sido elegido regidor de la ciudad de Słupsk. Se trata, que se tenga noticia, del primer alcalde abiertamente homosexual del país.

El representante y activista LGTB lleva una trayectoria de varios años en la política polaca. En las elecciones al Parlamento de 2011, Anna Grodzka y Robert Biedroń se convertían, respectivamente, en la primera diputada transexual y el primer diputado abiertamente gay de Polonia. Ambos se presentaron en las listas de Ruch Palikota, un movimiento de izquierdas liderado por el empresario Janusz Palikot, que obtuvo el 10% de los votos y se convirtió entonces en la tercera fuerza política del país. Biedroń, además de político, es un destacado activista LGTB, cofundador de la organización Campaña contra la Homofobia (KPH).

Candidato esta vez a la alcaldía de la ciudad báltica de Słupsk (la tercera más poblada de la provincia de Pomerania, con unos cien mil habitantes), el político dio la sorpresa ya en la primera vuelta de las elecciones municipales al alzarse con la segunda posición, superando al aspirante de la ultraconservadora Ley y Justicia (PiS). Biedroń obtuvo el 20,34% de los votos, por detrás de Zbigniew Konwinski de la liberal-conservadora Plataforma Ciudadana (PO), con un 29,09%. Pero la verdadera campanada se produjo el domingo pasado con los resultados de la segunda vuelta, en la cual el político abiertamente gay superó a su adversario y se alzó con la victoria con un espectacular 57,08% de los sufragios.

Tras ser elegido, Biedroń ha mostrado su satisfacción por la rapidez con la que, según él, “la sociedad polaca ha aprendido su lección de tolerancia”, y se mostró “optimista”, “feliz” y “orgulloso” de los cambios que va experimentando la ciudadanía de su país hacia la aceptación de la realidad LGTB. Recordamos que el político y activista fue víctima de una agresión homófoba tras finalizar la marcha del Orgullo LGTB de Varsovia hace tan solo un año y medio.

Su candidatura a la alcaldía, por otra parte, ha animado al menos a otros veinte aspirantes locales en todo el país a visibilizarse públicamente como LGTB, lo que la prensa polaca ha calificado como “efecto Biedroń”. Ningún otro ha sido elegido, pero el avance sin precedentes en visibilidad que supone su valiente gesto está fuera de toda duda.

Polonia, una realidad en evolución

Y es que la tradicionalmente católica Polonia, pese al atraso legal y social que arrastra todavía en materia LGTB frente a la mayoría de los países de Europa occidental, está cambiando a marchas forzadas en este tema, con frecuencia a pesar de las fuertes resistencias de su clase política.

Buen ejemplo de ello es los sucedido en enero de 2013, cuando el Parlamento polaco rechazó tras un acalorado debate tres proyectos de unión civil abierta a las parejas del mismo sexo, uno de ellos promovido desde la gobernante PO (Plataforma Cívica) con el apoyo del primer ministro, Donald Tusk. Una derrota que provocó una auténtica fractura en el seno la PO entre su sector más liberal y su sector más conservador, liderado por el entonces ministro de Justicia Jarosław Gowin, vinculado al Opus Dei y con conocidos antecedentes homófobos.

El resultado de la votación, que se acompañó además de furibundas proclamas homófobas lanzadas por algunos diputados, generó de hecho una importante frustración en los sectores más avanzados de la sociedad polaca. Gowin, por cierto, fue destituido pocas semanas después por insinuar la existencia de un comercio de embriones entre Polonia y Alemania, en lo que supuso la gota que colmó el vaso de la paciencia del primer ministro Tusk (quien por cierto se ha convertido, desde el 1 de diciembre, en el nuevo presidente del Consejo Europeo).

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.