Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Ley y Justicia (Polonia)’

Contramanifestantes de extrema derecha intentan impedir el primer Orgullo LGTBI de Białystok (Polonia) y agreden a varios participantes

Miércoles, 24 de julio de 2019

violencia-orgullo-Bialystok-300x175Contramanifestantes de extrema derecha intentaron impedir de forma violenta la celebración de la primera manifestación del Orgullo LGTBI en Białystok, al este de Polonia. Un evento que había despertado las iras del sector más conservador de la provincia de Podlaquia, de la que Białystok es capital, incluyendo las de su arzobispo católico, Tadeusz Wojda. Varios activistas resultaron salvajemente agredidos y hubo una veintena de detenidos.

La valentía del activismo LGTBI polaco consigue que, pese a las dificultades, cada año se celebren más eventos del Orgullo en Polonia más allá de la capital, Varsovia, cuyo Orgullo LGTBI ya consigue reunir a decenas de miles de personas y que tiene al frente a un alcalde, Rafał Trzaskowski, que hace unos meses firmó una avanzada declaración de apoyo a la comunidad LGTBI y lucha contra la discriminación. Lejos queda 2010, cuando bajo una fuerte protección policial la capital polaca acogía el primer Europride celebrado en Europa oriental sin apoyo alguno de las autoridades locales. Mucho más difícil es la situación en otras ciudades de Polonia, como vimos el pasado mes de octubre en Lublin, al este del país, que solo pudo celebrar su primer Orgullo después de que la justicia levantase la prohibición impuesta por su alcalde y bajo una intensa protección policial frente a los contramanifestantes, que intentaron interrumpirlo arrojando petardos y bombas de humo. Entonces se produjeron 21 detenciones y un agente resultó herido.

merlin_156144072_7f1feceb-68b9-4f35-990d-b3092052287f-jumbo

Janek Skarzynski/Agence France-Presse — Getty Images

Este sábado era Białystok, también al este del país, la que celebraba su primer Orgullo. Entre 800 y 1000 valientes activistas se manifestaron por las calles de la ciudad, de cerca de 300.000 habitantes. Lo hacían, sin embargo, bajo una fuerte protección policial debido a la presencia de unos 4.000 contramanifestantes en diversos puntos de la ciudad. Entre ellos, numerosos jóvenes de extrema derecha, extremadamente violentos, y que según informan diversos medios internacionales habían acudido desde el resto del país para hacer gala de su violencia e impedir el normal desarrollo del evento. Los ultras insultaron y lanzaron objetos contra los agentes de policía, que acabaron por cargar contra ellos. Hubo, según CNN, 20 detenidos. Se registraron además varias agresiones por parte de estos indeseables a participantes en el Orgullo o a personas cuya apariencia simplemente les desagradaba y que por desgracia no tuvieron la suerte de encontrarse en ese momento protegidos por la policía, como documentan diversas grabaciones difundidas en Twitter y que muestran el salvajismo de los LGTBfobos:

En otros puntos de la ciudad, entretanto, grupos ultraconservadores vinculados a la Iglesia católica celebraban actos de desagravio. El arzobispo católico, Tadeus Wojda, convocó por ejemplo una vigilia de oración en la catedral y animó a los fieles a participar en un «picnic a favor de la familia» convocado a mediodía. Wojda hizo público un comunicado en el que calificó al Orgullo de «iniciativa ajena a nuestra tierra» y acusó a sus participantes de constituir «un ejemplo escandaloso» para niños y los jóvenes, de profanar símbolos cristianos y de blasfemia.

50dm737244995

No esta de más recordar, en ese punto, que el pasado mes de mayo la policía polaca detuvo a una activista bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos simplemente por difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado.

Insertamos a continuación dos vídeos publicados en YouTube que recogen algunas imágenes de los choques entre los contramanifestantes y la policía, uno de ellos de Polskie Radio Białystok, un medio local, y otro de Euronews:

Desde dosmanzanas aprovechamos para trasladar toda nuestra solidaridad al activismo LGTBI polaco, que vive momentos complicados ante el auge de las políticas reaccionarias de Ley y Justicia (PiS), la formación ultraconservadora que gobierna Polonia (y que comparte escaños en el Parlamento Europeo con Vox, la formación española de extrema derecha con la que comparte ideario contrario a los derechos LGTBI).

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

El presidente del Parlamento húngaro equipara las reivindicaciones LGTB a la pedofilia

Martes, 21 de mayo de 2019

220px-László_Kövér_Senate_of_Poland_01Indignación en la comunidad LGTB húngara ante las declaraciones homófobas del presidente del Parlamento, del partido gobernante Fidesz. László Kövér equiparó el «comportamiento de un pedófilo» con quienes reivindican el matrimonio igualitario y la adopción homoparental, ya que en su opinión, «el niño es en ambos casos un objeto». Los asistentes al Orgullo de Budapest, celebrado este sábado, pidieron la dimisión del político, mientras que la multinacional de muebles y decoración IKEA ha aprovechado para difundir una campaña publicitaria por la igualdad.

Las declaraciones se produjeron durante un acto de la campaña electoral de Fidesz, el partido del primer ministro Viktor Orbán, en Budapest. Kövér departía con los periodistas sobre las posibles formas de preservar la «cultura cristiana», supuestamente en peligro ante el auge del «liberalismo» social y cultural. El presidente del Parlamento ironizó sobre las identidades trans mofándose de los padres que «cuando se les pregunta si es niño o niña, dicen que cuando sea mayor lo decidirá».

Sobre la reivindicación de la apertura del matrimonio y la adopción a las parejas del mismo sexo, Kövér declaró que «desde un punto de vista moral, no hay ninguna diferencia entre el comportamiento de un pedófilo y los que piden esto. El niño es en ambos casos un objeto, un artículo de placer, un medio para la realización personal». El político distinguió entre las personas LGTB que exigen sus derechos y un homosexual «normal», que «intenta adaptarse a este mundo sin que lo tengan que considerar necesariamente un igual».

Las declaraciones han despertado el rechazo de los activistas LGTB y de personalidades como el politólogo Zoltán Lakner, que las califica como discurso de odio porque «determinan claramente quienes son blanco de ataque y a quienes hay que odiar». Durante la celebración del Orgullo de Budapest el pasado sábado, los asistentes reclamaron la dimisión del político del Fidesz.

La polémica ha calado en la sociedad húngara. La firma de muebles y decoración IKEA, conocida por sus campañas a favor de la normalización de las familias homoparentales, ha querido aprovechar el momento para recordar su compromiso con la igualdad. La sucursal húngara de la multinacional sueca publicaba el pasado jueves un post en Facebook con la imagen de lápices de colores y las etiquetas #equality #genderequality #beyourself y #Pride. «En IKEA creemos en la diversidad, la igualdad de oportunidades y el trato justo, independientemente del origen o las diferencias individuales. ¡Nadie es igual hasta que todos sean iguales!», proclamaba el texto publicado.

Hungría y Polonia, punta de lanza contra los derechos LGTB

Hungría fue en 2009 uno de los primeros países del Este en reconocer derechos a las parejas del mismo sexo. Eran otros tiempos, lamentablemente. La derecha populista representada por el partido Fidesz (miembro actualmente suspendido del Partido Popular Europeo) conseguía en 2010 un triunfo arrollador que le permitió cambiar en solitario la Constitución húngara para, entre otras medidas autoritarias, «proteger» al matrimonio que se celebra «entre un hombre y una mujer». El panorama político húngaro no ha cambiado desde entonces, o lo ha hecho a peor. En las últimas elecciones de abril de 2018, el Fidesz revalidó su aplastante mayoría, con casi el 50% de los votos, mientras que Jobbik, un partido abiertamente fascista, es la segunda formación del país, con casi el 20%. El actual primer ministro húngaro, Viktor Orbán (Fidesz), en el pasado considerado un «paria» político, está considerado hoy día uno de los referentes de la derecha europea gracias a sus duras posiciones en materia migratoria.

Tanto Hungría como Polonia se han convertido en la punta de lanza contra los derechos LGTB en Europa. Lo recogíamos ya en 2015, cuando ambos países bloquearon por este motivo una nueva normativa común sobre regímenes económicos matrimoniales en la Unión Europea. Y no ha sido la única vez: en diciembre del año pasado, se aliaron de nuevo para impedir la aprobación de un documento del Consejo de Ministros de la UE favorable a los derechos LGTB. Entonces, al menos, hubo por fin algo parecido a una respuesta contundente. Esperemos que no sea demasiado tarde: las ideas que representan Fidesz o Ley y Justicia (el partido gobernante en Polonia) ya son un modelo para muchas derechas europeas.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Detenida una mujer por hacer carteles de la Virgen María con los colores de la bandera LGBT

Viernes, 10 de mayo de 2019

Virgen-polaca_2119598077_13579175_660x371Acusada de profanar el icono de Nuestra Señora de Czestochowa Podlesna negó que fueran un ataque contra la religión o la fe

En Polonia, de mayoría católica, dañar los sentimientos religiosos puede conllevar hasta dos años de prisión

Continúa la persecución de la realidad LGTB en Polonia. La policía detuvo el pasado lunes a una activista contraria al Gobierno ultraconservador de Ley y Justicia (PiS), bajo la acusación de ofender a los sentimientos religiosos. Su supuesto delito, difundir una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa con un halo arcoíris en lugar del original dorado. El ministro del Interior ha anunciado la interposición de una demanda contra Elzbieta Podlesna, que se enfrenta a una pena que puede llegar a los dos años de cárcel.

Manifestantes convocaron una protesta en Polonia el martes después de que la policía detuviera unas horas a una activista de derechos humanos acusada de profanar el icono católico más venerado del país al añadir los colores de la bandera arcoíris LGBT a sus halos. La mujer fue detenida el lunes en la ciudad de Plock, en el centro del país, y estaba citada para escuchar los cargos en su contra por profanar el icono de Nuestra Señora de Czestochowa, indicó el ministro del Interior, Joachim Brudzinski. Elzbieta Podlesna, de 51 años, colocó el mes pasado carteles con el icono modificado en muros, papeleras y retretes portátiles cerca de la iglesia de San Dominico en Plock.

La iniciativa de Podlesna surgió como reacción al episodio de LGTBfobia que tuvo lugar en al menos tres iglesias del país. Durante la celebración de la Pascua es una tradición escribir el nombre de los pecados en torno a una cruz. En varios templos, junto a las palabras «avaricia» o «soberbia» aparecieron también los términos «LGBT» y «género». En una iglesia de la localidad de Płock, en el centro del país, añadieron la frase «líbranos del fuego de la falta de fe» sobre las referencias a la comunidad LGTB. Cuando dos activistas colocaron una bandera arcoíris bajo la cruz, se produjo un altercado con el sacerdote, que los tachó de «perversos».

En respuesta, los activistas difundieron una versión modificada de la Virgen Negra de Częstochowa, el icono católico más venerado del país, en forma de carteles y flyers. Sustituyeron los halos dorados de la imagen de la virgen y el niño por otros coloreados de arcoíris. El cartel reivindicativo comenzó a difundirse como un gesto de lucha contra la «estigmatización de las personas no heteronormativas por parte del clero», según Podlesna.

La imagen despertó pronto la indignación de los sectores reaccionarios. La candidata a eurodiputada Kaja Godek hacía un llamamiento a la detención de la autora del afiche, como acabó ocurriendo poco después. El lunes, seis agentes registraron el domicilio de Podlesna, la arrestaron y se incautaron de varias copias de la imagen, así como de aparatos electrónicos. La activista está acusada de ofender a los sentimientos de los creyentes y «abusar» de un objeto religioso. Unos delitos que conllevan multas y penas de hasta dos años de prisión.

Podlesna reconoció las acusaciones y fue puesta de nuevo en libertad. Posteriormente, el ministro del Interior Joachim Brudziński (PiS) anunciaba la presentación de una demanda contra la activista. «Ninguna fantasía de libertad y tolerancia le da a nadie el derecho de ofender los sentimientos de los creyentes», afirmaba Brudziński en toda una declaración de intenciones. Se trata del mismo miembro del Gobierno que en julio del año pasado amenazaba a participantes del Orgullo LGTB de Częstochowa por mostrar banderas con el escudo nacional superpuesto a los colores del arco iris. El martes, cientos de personas se manifestaban en Varsovia en apoyo de Podlesna con el lema «El arcoíris no es ofensivo» y por «una Polonia democrática».

En Polonia, un país de mayoría católica, dañar los sentimientos religiosos puede conllevar hasta dos años de prisión.

Amnistía Internacional ha expresado su preocupación porque la activista de derechos humanos fue detenida poco después de viajar a Bélgica y Holanda con la organización, y tachó los cargos de “falsos”.

En declaraciones el martes a la televisora TVN24, Podlesna negó que sus acciones fueran un ataque contra la religión o la fe.

Fuente Agencias, vía Religión Digital/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

El alcalde de Varsovia firma una declaración para mejorar la inclusión y luchar contra la discriminación de la comunidad LGTB

Lunes, 4 de marzo de 2019

NT6ktkqTURBXy82Yzg5M2JhMzA0MGRlZTRmZjRmMzVhZjI1NzVhNjZmMS5qcGVnkpUDAMzSzRpAzQ7EkwXNAeDNAWgEl alcalde de Varsovia, Rafał Trzaskowski, firmó la semana pasada una declaración de apoyo a la comunidad LGTB y lucha contra la discriminación. Se trata de la primera de este tipo que se aprueba en Polonia y ha sido consensuada con colectivos locales. La iniciativa prevé medidas para proteger a la población LGTB frente a las agresiones y fomentar su inclusión, también mediante la introducción de contenidos sobre diversidad afectivo-sexual y de género en las escuelas. Este ha sido, precisamente, el punto que ha provocado una reacción más furibunda de la derecha reaccionaria.

La Declaración (que puedes consultar aquí en polaco) es una iniciativa pionera en Polonia y el resto de la región para fomentar la integración de la comunidad LGTB. Contiene una serie de actuaciones que el ayuntamiento de Varsovia se compromete a desarrollar en la actual legislatura 2018-2023. Está estructurada en cinco bloques: seguridad, educación, cultura y deporte, trabajo y administración. Se describen doce medidas concretas:

  • La instalación de un albergue que sirva de refugio para las personas LGTB expulsadas de sus hogares o que teman por su integridad física en los mismos.
  • La puesta en marcha de un servicio de asistencia a las víctimas de agresiones LGTBfobas y el registro de estos delitos.
  • La asignación a cada centro escolar de un orientador para ayudar a los alumnos víctimas de acoso LGTBfobo.
  • La introducción de contenidos sobre diversidad afectivo-sexual y de género y de lucha contra la discriminación en las escuelas.
  • El patrocinio del ayuntamiento y el alcalde en los actos del Orgullo LGTB.
  • La creación de un Centro Social y Cultural LGTB.
  • El apoyo a las asociaciones culturales y deportivas LGTB.
  • La redacción de una Carta de la Diversidad en el Trabajo.
  • La cooperación con empresas LGBT-friendly.
  • La implementación de unas cláusulas antidiscriminación para las empresas que quieran contratar con la Administración local.
  • El nombramiento de un representante del alcalde para la comunidad LGTB.

El valor del documento, incluso antes de que se pueda evaluar su cumplimiento, es indudable. Se trata de la primera declaración de este tipo que se adopta en Polonia y en los países de su entorno y supone todo un correctivo a las políticas reaccionarias del Gobierno ultraconservador de Ley y Justicia (PiS). Trzaskowski, que pertenece a la liberal-conservadora Plataforma Cívica (PO), recordó su promesa de campaña: «Varsovia es una ciudad para todos que no discrimina a nadie. Varsovia para todos es un lugar donde todos se sienten seguros y absolutamente todos pueden contar con apoyo independientemente de su sexo, color, religión, origen, orientación sexual u opiniones».

La Declaración es el resultado de ocho meses de reuniones entre el ayuntamiento y la organización LGTB Amor sin Exclusión (Miłość nie wyklucza), cuyo portavoz Oktawiusz Chrzanowski se ha felicitado de que Varsovia se convierta en un referente en la región. También destacó la importancia de la protección a las víctimas de acoso o violencia LGTBfoba.

9m2k9kuTURBXy9hYjFiNzAwOC03OWIwLTRhYWEtYmMxNC1kM2VmNjViMmY0OTguanBlZ5KVAwDMrs0VwM0MPJMFzQMUzQG8gaEwAQ

La derecha ultraconservadora de PiS y otros grupos, como era de esperar, ha reaccionado airadamente. Las actuaciones relacionadas con la educación en la diversidad han sido especialmente atacadas. El director de la Mesa Regional de la Educación en Cracovia las ha tachado de «promoción de la pedofilia». Desde medios gubernamentales se ha lanzado también esta idea, acusando a los activistas LGTB de abusar a menores para «convertirlos en gais». Tanto los colectivos como el alcalde Trzaskowski han asegurado que no cederán a la presión LGTBfoba.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , ,

El exalcalde abiertamente gay Robert Biedroń funda un nuevo partido que se presentará a las elecciones europeas y a las generales en Polonia

Miércoles, 13 de febrero de 2019

02018_0993_Robert_Biedroń_in_2018Paso adelante de Robert Biedroń, el político abiertamente gay más conocido de Polonia, frente al Gobierno ultraconservador de Ley y Justicia (PiS). El exdiputado y exalcalde de la ciudad de Słupsk ha presentado un nuevo partido político, Wiosna (Primavera), que concurrirá a las elecciones europeas de mayo y a las parlamentarias del próximo otoño. Cristaliza así el proyecto que lanzó en septiembre del año pasado en forma de plataforma «prodemocrática», tras abrir la posibilidad de presentarse a las elecciones presidenciales de 2020. La primera encuesta publicada tras la fundación de Wiosna lo coloca en tercera posición.

El activista LGTB Robert Biedroń lleva una trayectoria de varios años en la política polaca. En las elecciones al Parlamento de 2011, Anna Grodzka y Robert Biedroń se convertían, respectivamente, en la primera diputada trans y el primer diputado abiertamente gay de Polonia. Ambos se presentaron en las listas de Ruch Palikota, un movimiento de izquierdas liderado por el empresario Janusz Palikot, que obtuvo el 10% de los votos y se convirtió entonces en la tercera fuerza política del país. Biedroń, además de político, es un destacado activista LGTB, cofundador de la organización Campaña contra la Homofobia (KPH).

En diciembre de 2014 se presentó como candidato a alcalde de la ciudad báltica de Słupsk (la tercera más poblada de la provincia de Pomerania, con unos cien mil habitantes). El político superó a su adversario de la liberal-conservadora Plataforma Cívica (PO) y conquistó la alcaldía en la segunda vuelta con un 57% de los votos. Tan solo un año y medio antes había sido víctima de una agresión homófoba tras finalizar la marcha del Orgullo LGTB de Varsovia. Su candidatura a la alcaldía, por otra parte, animó al menos a otros veinte aspirantes locales en todo el país a visibilizarse públicamente como LGTB, lo que la prensa polaca calificó como «efecto Biedroń». Ningún otro salió elegido, pero el avance sin precedentes en visibilidad que supuso su valiente gesto está fuera de toda duda.

CxSktkqTURBXy84NDg0NmVjZDA3MTJiODBhN2VlZDVjYWYwZWM0OWU3Zi5qcGVnkpUDIm_NAsfNAY-TBc0DFM0BvA

Robert Biedroń, solo y con su pareja Krzysztof Śmiszek

Biedroń comenzó a estudiar la idea de presentarse a las elecciones presidenciales de 2020 en abril de 2017, cuando manifestó su intención de ser candidato «si [el ex primer ministro Jarosław] Kaczyński me toca las narices». Las encuestas alzaron su candidatura a la tercera posición, con un apoyo de entre el 10 y el 19%. Por delante se encuentran el actual presidente Andrzej Duda (PiS), con una trayectoria de LGTBfobia conocida, y el ex primer ministro Donald Tusk (de la liberal Plataforma Cívica, PO), que pasarían a la segunda vuelta.

Pero antes de la cita presidencial, Polonia celebrará (junto al resto de la Unión Europea) elecciones al Parlamento europeo en mayo de este año y legislativas en otoño. Con la vista puesta en esas convocatorias, Biedroń anunciaba en septiembre de 2018 pasado el lanzamiento de un movimiento político «prodemocrático» en el que tengan cabida las fuerzas contrarias al Gobierno ultraconservador de PiS. Tras dejar el cargo de alcalde de Słupsk en las elecciones locales, se embarcó en una gira por todo el país para sumar apoyos, que ha culminado con la presentación el domingo pasado en Varsovia del nuevo partido, Wiosna (Primavera).

Ante miles de seguidores, Biedroń anunció los tres pilares que la nueva formación defenderá en las próximas citas electorales: las personas, la sociedad, y un Estado en el que se pueda confiar. Defenderá medidas de carácter social y ecológico, como el matrimonio igualitario, el derecho de la mujer a la interrupción del embarazo, el cierre progresivo de las minas de carbón o la lucha contra la deforestación. El político es una figura en alza considerado ya como la esperanza de una izquierda que carece de representación parlamentaria desde 2015. La primera encuesta para las elecciones parlamentarias publicada tras la fundación de Wiosna le otorga la tercera posición con un 14% de los votos.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

Hungría y Polonia impiden la aprobación de un documento del Consejo de Ministros de la Unión Europea favorable a los derechos LGTB

Martes, 11 de diciembre de 2018

bandera-Europa-rasgadaUna vez más, Los gobiernos de Hungría y Polonia han impedido la aprobación de un documento de la Unión Europea que recoja la protección contra la discriminación de las personas LGTBIQ. En esta ocasión, al menos, otros 19 países han reaccionado de forma clara y han suscrito una declaración conjunta en la que se pide a la Comisión Europea que no dude a la hora de promover políticas efectivas de igualdad en esta materia. 

Ha sucedido este jueves. El Consejo de Ministros de la Unión Europea iba a aprobar un documento de conclusiones sobre la promoción de la igualdad de género en la era digital. El documento incluía una referencia a la necesidad de asegurar la no discriminación de colectivos juveniles vulnerables, mencionando expresamente a los jóvenes de bajo estatus socioeconómico; los jóvenes de minorias étnicas, como la gitana; jóvenes con discapacidades; jóvenes en el mundo rural; jóvenes de origen migrante y jóvenes LGTBIQ. La inclusión expresa de los jóvenes LGTBIQ encontró sin embargo la oposición de Hungría y Polonia. Austria, que ejerce la presidencia de turno de la Unión Europea, decidió retirarla en aras del «consenso» para así permitir la aprobación del documento, que requería unanimidad.

Por fortuna, el movimiento de la presidencia austriaca despertó en esta ocasión la indignación de varios países, encabezados por Holanda, cuyo ministro de Empleo y Asuntos Sociales, Wouter Koolmes, intervino para afirmar que no incluir al colectivo LGTBI en el texto del documento suponía un paso atrás inaceptable para su país. La firmeza holandesa fue secundada de inmediato por otros países, como Dinamarca, Malta, Portugal o España. Finalmente, La presidencia austriaca decidía volver al texto original. Lamentablemente, al carecer de unanimidad, este no pudo ser aprobado como conclusiones «del Consejo de Ministros», quedándose en «conclusiones de la Presidencia», que tienen un rango menor y carecen del carácter vinculante asociado a las conclusiones del Consejo. De esta forma fue aprobado por todos los países excepto por Hungría y Polonia.

La indignación que flotaba en el ambiente era tal que Malta propuso impulsar una declaración complementaria en la que los países signatarios se comprometían en firme a impulsar todos los esfuerzos necesarios en el seno de la Unión Europea para asegurar una protección completa de los derechos de las personas LGTBI, y el que pedían a la próxima Comisión Europea que implemente de forma coherente una estrategia en ese sentido. Este documento recibió el apoyo de 19 países. Además de Malta, el país impulsor, lo firmaron Alemania, Bélgica, Chipre, Dinamarca, Eslovenia, Estonia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal, Reino Unido, la República Checa y Suecia. Destaca la ausencia en esta lista de la propia Austria. Otros países del Este de Europa que se mantuvieron en todo momento al margen de la discusión (aunque apoyaron el documento final de conclusiones de la presidencia austriaca) prefirieron quedarse al margen.

ILGA-Europa, organización paraguas que agrupa a numerosos colectivos lGTB de toda Europa, ha expresado su satisfacción por la reacción de los países que decidieron plantar cara a Hungría y Polonia. «Es tranquilizador ver a una mayoría de Estados miembro poniendo límites y pronunciarse de forma clara y rotunda sobre el hecho de que eliminar una referencia a las personas LGTBIQ como grupo protegido es inaceptable», ha expresado su directora ejecutiva, Evelyne Paradise. «Por decepcionante que sea el hecho de que no hayan podido ser adoptadas las Conclusiones del Consejo, la Unión Europea no puede ser rehén de dos países y obligada a desmantelar los estándares de no discriminación ya acordados», ha añadido su directora legal, Katrin Hugendubel.

Hungría y Polonia, punta de lanza contra los derechos LGTB

Hungría, recordemos, fue en 2009 uno de los primeros países del Este en reconocer derechos a las parejas del mismo sexo. Eran otros tiempos, lamentablemente. La derecha populista representada por el partido Fidesz (Partido Popular Europeo) conseguía en 2010 un triunfo arrollador que le permitió cambiar en solitario la Constitución húngara para, entre otras medidas autoritarias, «proteger» al matrimonio que se celebra «entre un hombre y una mujer». El panorama político húngaro no ha cambiado desde entonces, o lo ha hecho a peor. En las últimas elecciones de abril de 2018, el Fidesz revalidó su aplastante mayoría, con casi el 50% de los votos, mientras que Jobbik, un partido abiertamente fascista, es la segunda formación del país, con casi el 20%. El actual primer ministro húngaro, Viktor Orbán (Fidesz), el el pasado considerado un «paria político», está considerado hoy día uno de los referentes de la derecha europea gracias a sus duras posiciones en materia migratoria.

Polonia, un país en el que hace años se llegaron a producir esperanzadores pasos adelante en materia LGTB, la situación dio en  2015 un giro parecido. El primer signo de los nuevos tiempos fue la elección como presidente de Andrzej Duda, del partido ultraconservador Ley y Justicia, una de cuyas primeras medidas fue vetar una nueva ley de identidad de género que había sido ya aprobada por el Parlamento polaco, y que definitivamente quedó arrinconada. Pero el golpe definitivo llegó con las elecciones parlamentarias de octubre de 2015, que otorgaron a Ley y Justicia la mayoría absoluta y que supusieron una importante derrota para la europeísta y liberal Plataforma Cívica, además de la desaparición absoluta de los partidos de izquierda del Parlamento polaco. Un escenario que ha favorecido un giro autoritario al estilo húngaro. Y aunque hace pocas semanas las elecciones locales mostraron una profunda división al respecto entre las Polonias urbana y rural, por el momento no parece suficiente como para asegurar una marcha atrás las elecciones generales de 2019.

Mientras tanto, los dos países se han convertido en la punta de lanza contra los derechos LGTB En Europa. Lo recogíamos ya en 2015, cuando ambos países bloquearon por este motivo una nueva normativa común sobre regímenes económicos matrimoniales en la Unión Europea. Y no ha sido la única vez. Ahora, al menos, ha habido por fin algo parecido a una respuesta contundente. Esperemos que no sea demasiado tarde: las ideas que representan Fidesz o Ley y Justicia ya son un modelo para muchas derechas europeas.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La justicia polaca levanta la prohibición al Orgullo LGTB de Lublin, que se celebra finalmente bajo protección policial

Lunes, 15 de octubre de 2018

marcha_igualdad_lublinA pesar de la prohibición de las autoridades, el primer Orgullo LGTB de la ciudad polaca de Lublin pudo celebrarse finalmente este sábado. La justicia levantó el veto impuesto por el alcalde Krzysztof Żuk, que había alegado peligro para la seguridad de los manifestantes, toda vez que se habían recibido amenazas y había convocada una contramanifestación. La policía protegió el recorrido de los activistas frente a los LGTBfobos, que también recibieron autorización para concentrarse e intentaron interrumpir la Marcha de la Igualdad arrojando petardos y bombas de humo. Se produjeron 21 detenciones y un agente resultó herido.

La celebración este sábado de la primera Marcha de la Igualdad de Lublin, de 350.000 habitantes, estuvo en el aire hasta el último momento. El presidente del voivodato del que es capital la ciudad polaca, había instado a prohibirla para evitar la presencia de «desviados» y «pervertidos». Przemysław Czarnek, miembro de PiS, acusó a activistas alemanes de organizar la marcha y alertó del peligro de brotes violentos. El defensor del pueblo, Adam Bodnar, defendió la celebración del evento al amparo del derecho a la libertad de expresión y reunión.

La decisión recaía sobre el ayuntamiento. En un primer momento, el alcalde Krzysztof Żuk (de la liberal-conservadora Plataforma Cívica, PO) se desmarcó de Czarnek y anunció que la marcha no se suspendería, pero que ordenaría a la policía evaluar los riesgos. El miércoles pasado, sin embargo, Żuk retiraba la autorización a la manifestación. Según el regidor, las fuerzas de seguridad habrían detectado un peligro real para la seguridad. Se refirió a reacciones hostiles en las redes sociales, incluidas amenazas de muerte, así como a la convocatoria de una contramanifestación, que fue igualmente prohibida.

Żuk intentó justificar su decisión en el mantenimiento del orden público y se desmarcó de las acusaciones de criterio ideológico. «Estoy a favor de la libertad constitucional de reunión, pero no puedo permitir que el discurso de odio e incitación a actos de agresión ponga en peligro la vida y la salud de los habitantes de Lublin», declaraba en una entrevista. En la ciudad habían aparecido también carteles homófobos. Los organizadores del evento anunciaron que recurrirían a los tribunales. Aunque la justicia respaldó en primera instancia el veto impuesto por el alcalde, un tribunal de apelaciones sentenció el viernes que tanto la Marcha de la Igualdad como la contramanifestación LGTBfoba quedaban autorizadas. Eso sí, esta última solo en forma de concentración estática.

Unas 1.500 personas participaron en el Orgullo por las calles del centro de la ciudad, mientras que 200 intentaron boicotear su normal desarrollo. La policía consiguió contener a los extremistas, que aun así consiguieron lanzar bombas de humo y petardos contra los activistas, que agujerearon una gran bandera arco iris que portaban. En varios momentos, la Marcha de la Igualdad tuvo que detenerse por incursiones homófobas fuera de la zona que tenían delimitada para concentrarse. Un agente resultó herido al intentar frenar estos ataques. Las fuerzas de seguridad detuvieron a 21 contramanifestantes. Los actos del Orgullo continuaron, tras la manifestación, con la celebración de dos debates y la proyección del documental Artykuł osiemnasty («Artículo 18») sobre la situación de la comunidad LGTB en Polonia.

Tras la celebración de la manifestación sin incidentes graves, el alcalde Żuk felicitó a la policía por su actuación y culpó al presidente regional Czarnek por echar gasolina sobre el fuego de la LGTBfobia con sus declaraciones de odio contra el colectivo. Lo cierto es que fue el regidor el que, con el veto a la marcha posteriormente levantado por la justicia, había cedido a la presión de las autoridades regionales. Para encontrar antecedentes de la prohibición de un Orgullo LGTB en Polonia hay que retrotraerse a la época de los gemelos Kaczyński (PiS). En 2010, desalojada PiS del poder, Varsovia acogía el primer Europride celebrado en Europa oriental. Un año después, la policía conseguía proteger la celebración de la marcha del Orgullo LGTB de Cracovia y detenía a catorce contramanifestantes.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Las autoridades prohíben el Orgullo LGTB de Lublin (Polonia), escudándose en el riesgo para la seguridad de los participantes

Sábado, 13 de octubre de 2018

041103_r0_940La regresión democrática en la Polonia del PiS (Ley y Justicia, el partido ultraconservador en el Gobierno) toca de lleno a la comunidad LGTB. Las autoridades de Lublin, al este del país, han prohibido la celebración de la que iba a ser la primera marcha del Orgullo LGTB de la ciudad, prevista para este sábado 13 de octubre. El presidente del voivodato o provincia de Lublin había instado al alcalde, Krzysztof Żuk, a actuar contra una manifestación de «desviados» y «pervertidos». El regidor ha negado cualquier motivación ideológica y se ha referido al peligro para la seguridad de los participantes, toda vez que se habían recibido amenazas y había convocada una contramanifestación, que también ha sido vetada. Los organizadores han anunciado que recurrirán a la justicia.

La celebración de la primera Marcha de la Igualdad de Lublin, de 350.000 habitantes, está en el aire. El presidente del voivodato del que es capital la ciudad polaca, instaba a prohibir la manifestación prevista para este sábado para evitar la presencia de «desviados» y «pervertidos». Przemysław Czarnek, miembro de PiS, acusó a activistas alemanes de organizar la marcha y alertó del peligro de brotes violentos. El defensor del pueblo, Adam Bodnar, defendió la celebración del evento al amparo del derecho a la libertad de expresión y reunión.

La decisión estaba en manos del ayuntamiento. En un primer momento el alcalde Krzysztof Żuk (de la liberal-conservadora Plataforma Cívica, PO) se desmarcó de Czarnek y anunció que la marcha no se suspendería, pero que ordenaría a la policía evaluar los riesgos. Este miércoles, sin embargo, Żuk retiraba la autorización a la manifestación. Según el regidor, las fuerzas de seguridad habrían detectado un peligro real para la seguridad. Se refirió a reacciones hostiles en las redes sociales, incluidas amenazas de muerte, así como a la convocatoria de una contramanifestación, que fue igualmente prohibida.

Żuk ha intentado justificar su decisión en mantenimiento del orden público y se ha desmarcado de las acusaciones de criterio ideológico. «Estoy a favor de la libertad constitucional de reunión, pero no puedo permitir que el discurso de odio e incitación a actos de agresión ponga en peligro la vida y la salud de los habitantes de Lublin», declaró en una entrevista. En la ciudad habían aparecido también carteles homófobos. Los organizadores del evento tienen 24 horas para apelar la decisión ante la justicia, algo que han anunciado que van a hacer.

Sea como sea, la prohibición de una manifestación del Orgullo LGTB es un retroceso que recuerda a la situación de países extracomunitarios como Turquía o Ucrania. En Polonia hay que retrotraerse a la época de los gemelos Kaczyński (PiS) para encontrar antecedentes. En 2010, desalojado PiS del poder, Varsovia acogía el primer Europride celebrado en Europa oriental. Un año después, la policía conseguía proteger la celebración de la marcha del Orgullo LGTB de Cracovia y detenía a catorce contramanifestantes. Ahora, según las excusas del alcalde de Lublin, las fuerzas de seguridad no podrían hacer su trabajo de proteger el ejercicio del derecho de manifestación pacífica.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Activistas polacos pueden enfrentarse a condenas de hasta un año de cárcel por usar banderas arcoíris con un símbolo nacional en el Orgullo LGTB

Jueves, 12 de julio de 2018

activistas_polonia_simbolos-300x150Varios activistas LGTB polacos (sin identificarse el número exacto de afectados) podrían enfrentarse a un juicio por utilizar banderas arcoíris con uno de los símbolos nacionales incrustados. En el peor de los escenarios, además de una sanción económica, podrían encontrarse con una condena de hasta un año de prisión. El ultraconservador ministro del Interior de Polonia, Joachim Brudziński, ha advertido de que «habrá una notificación a la fiscalía por insultar y profanar símbolos nacionales». La simbología oficial polaca está protegida por ley y están recogidos como «delitos» las «blasfemias y los insultos», así cualquier uso público que pueda considerarse como perjudicial o una ofensa criminal. En cualquier caso, y con independencia de lo que pueda dictaminar en su caso la justicia de Polonia, es muy común en numerosos países el uso de símbolos nacionales en combinación con la bandera arcoíris, emblema de la comunidad LGTB internacional.

La ciudad de Częstochowa (una urbe de más de 200.000 habitantes del sur de Polonia) ha celebrado este fin de semana el primer Orgullo LGTB de su historia, además de sumarse como habitualmente al Orgullo estatal de Varsovia, que este año ha reunido a unos 45.000 participantes. Pero algo que en una gran variedad de naciones ya es algo habitual y se encuentra normalizado, como es la combinación de la bandera arcoíris con símbolos nacionales o locales, en Polonia quiere ser perseguido por sus autoridades por considerarse una «profanación»Así lo ha solicitado el propio ministro del interior de este país de Europa Central, Joachim Brudziński.

El símbolo en cuestión es el águila blanca, cuya historia se remonta a la monarquía del siglo XII y que forma parte del escudo nacional y de la bandera de Polonia. Según el imaginario colectivo popular polaco, Lech, el fundador mítico de Polonia, vio un nido de águila blanca con tres polluelos y, al considerarlo como un símbolo de buen augurio, fundó la ciudad de Gniezdnem (hoy conocida como Gniezno), cuyo significado es «nido». Esta historia, que es parte de la leyenda de Lech, Czech y Rus fue recogida por primera vez en la Crónica de la Gran Polonia, escrita en latín, en 1273.

Para el ministro Brudziński «los policías reaccionaron y, en este caso, se formularán cargos por desacato y profanación de los símbolos nacionales. Esa es la policía polaca tan confiable entre los polacos». Con la acusación del gobierno, personificado en su ministro del Interior, los activistas podrían ser condenados hasta a un año de cárcel (si bien sería, en todo caso, muy difícil que llegaran a entrar en prisión si carecen de antecedentes).

Otro caso de negación de servicios por LGTBfobia

El pasado mes de junio fue noticia la resolución del Tribunal Supremo de Polonia, que confirmaba la sentencia anterior del Tribunal de Lodz, a un trabajador de una copistería que se negó a imprimir una pancarta para el LGBT Business Forum. El caso contó con el apoyo de The Campaign Against Homophobia. Precisamente por el reconocimiento de los tribunales a los derechos del colectivo LGTB, el también conservador ministro de justicia, Zbigniew Ziobro, decía sobre la sentencia que, siempre en su opinión, atentaría «en contra de la libertad». También aseguró que el Tribunal Supremo «se ha mantenido del lado de la violencia estatal al servicio de la ideología de los activistas homosexuales».

Precisamente ahora en julio acaba de entrar en vigor una nueva norma legal que cambia la regulación del Tribunal Supremo de Polonia. Asimismo, la Unión Europea ha reiterado que la independencia judicial de este país está en entredicho debido a las nuevas leyes que otorgan al partido gobernante conservador, Ley y Justicia, un mayor poder sobre los nombramientos judiciales.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

El Tribunal Supremo de Polonia falla en contra de una copistería que se negó a imprimir una pancarta para una organización LGTB

Miércoles, 20 de junio de 2018

banner-lgbt-business-forum-225x300El Tribunal Supremo de Polonia emitió el pasado jueves una importante sentencia contra la discriminación de las personas LGTB en la prestación de servicios. El alto tribunal ratifica el fallo de una instancia inferior, que condenaba a una copistería por negarse a imprimir una pancarta para una fundación LGTB. La decisión judicial sienta un precedente alentador y contrasta con la reciente sentencia del Supremo de Estados Unidos, que falló a favor de un pastelero que rechazó elaborar la tarta de boda de una pareja de hombres.

Espaldarazo de la justicia polaca a los derechos LGTB en un caso de discriminación que se remonta a 2016. El LGBT Business Forum, que promueve la diversidad en el ámbito laboral y empresarial, encargó a una copistería la impresión de una pancarta con el logotipo de la fundación. La imprenta se negó a realizar el trabajo encomendado por no querer «hacer promoción» del movimiento LGTB. La organización recurrió entonces a la Oficina Antidiscriminación, que llevó el caso a los tribunales. El tribunal de distrito de Łódź condenó a la copistería por discriminación injustificada a indemnizar a sus clientes con 200 złoty (unos 47 euros).

El caso llegó a oídos del fiscal general del Estado y ministro de Justicia, Zbigniew Ziobro, perteneciente a una escisión ultracatólica del gobernante partido Ley y Justicia (PiS). Ziobro ordenó a la fiscalía de Łódź recurrir la sentencia, pero la corte regional ratificó el fallo del tribunal de distrito. El fiscal general elevó el caso al Tribunal Supremo, la máxima instancia judicial del país. Su decisión se dio a conocer el pasado jueves y vuelve a dar la razón al LGBT Business Forum.

El alto tribunal respalda las sentencias de las instancias inferiores porque el servicio solicitado se enmarca dentro de las «actividades técnicas habituales» que presta la copistería. El Supremo considera que el establecimiento no puede aducir conflicto de conciencia alguno por la propia naturaleza del servicio que ofrece, que es puramente técnico y carece por tanto de carácter creativo o de otra índole. Por tanto, debe imperar el principio de igualdad ante la ley.

El fiscal general Ziobro ha reaccionado con rabia a la sentencia, que calificó de «contraria a la libertad». «El Tribunal Supremo se ha puesto del lado de la violencia de Estado al servicio de la ideología de los activistas homosexuales», afirmó. El fallo se ha producido antes de que el próximo 3 de julio entren en vigor los cambios impuestos por el Gobierno del PiS, del que Ziobro forma parte, y que según instancias europeas podrían comprometer seriamente la independencia judicial.

Los medios han comparado el caso con la reciente sentencia del Supremo estadounidense que falló a favor de un pastelero de Denver que se había negado a elaborar una tarta de boda para una pareja de hombres. El abogado Jarosław Jaruga cree que habrá que evaluar cada caso por separado. «A veces la libertad de conciencia y religión será una razón legítima para negarse a prestar el servicio, y otras veces puede constituir una manifestación de discriminación injustificada», reflexionó. En cualquier caso, la furia de los ultraconservadores polacos parece confirmar que la sentencia es una importante victoria para los derechos LGTB, y así ha sido saludada por los activistas.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Un activista abiertamente gay sube en las encuestas para las elecciones presidenciales polacas

Martes, 24 de abril de 2018

z17522957iekrzysztof-smiszek-robert-biedronRobert Biedroń, solo y con su pareja

La posibilidad de que Polonia elija a un presidente abiertamente gay dentro de dos años, aunque sigue siendo pequeña, aumenta según las encuestas. Robert Biedroń, alcalde desde 2014 de la ciudad de Słupsk, cosecha un apoyo del 19 % según el sondeo más reciente. Biedroń hizo historia en 2011 al convertirse en el primer diputado abiertamente gay en las elecciones al Parlamento. En las presidenciales de 2020, el activista LGTB se medirá al actual presidente Andrzej Duda y al ex primer ministro Donald Tusk.

El activista LGTB Robert Biedroń lleva una trayectoria de varios años en la política polaca. En las elecciones al Parlamento de 2011, Anna Grodzka y Robert Biedroń se convertían, respectivamente, en la primera diputada trans y el primer diputado abiertamente gay de Polonia. Ambos se presentaron en las listas de Ruch Palikota, un movimiento de izquierdas liderado por el empresario Janusz Palikot, que obtuvo el 10% de los votos y se convirtió entonces en la tercera fuerza política del país. Biedroń, además de político, es un destacado activista LGTB, cofundador de la organización Campaña contra la Homofobia (KPH).

En diciembre de 2014 se presentó como candidato a la alcaldía de la ciudad báltica de Słupsk (la tercera más poblada de la provincia de Pomerania, con unos cien mil habitantes). El político dio la sorpresa ya en la primera vuelta de las elecciones municipales al alzarse con la segunda posición, superando al aspirante de la ultraconservadora Ley y Justicia (PiS). Biedroń obtuvo el 20,34% de los votos, por detrás de Zbigniew Konwinski de la liberal-conservadora Plataforma Cívica (PO), con un 29,09%. Pero la verdadera campanada se produjo con los resultados de la segunda vuelta, en la cual el político abiertamente gay superó a su adversario y se alzó con la victoria con un espectacular 57,08% de los sufragios.

Tras ser elegido, Biedroń ha mostrado su satisfacción por la rapidez con la que, según él, “la sociedad polaca ha aprendido su lección de tolerancia”, y se mostró “optimista”, “feliz” y “orgulloso” de los cambios que va experimentando la ciudadanía de su país hacia la aceptación de la realidad LGTB. Tan solo un año y medio antes, el político y activista había sido víctima de una agresión homófoba tras finalizar la marcha del Orgullo LGTB de Varsovia. Su candidatura a la alcaldía, por otra parte, animó al menos a otros veinte aspirantes locales en todo el país a visibilizarse públicamente como LGTB, lo que la prensa polaca calificó como “efecto Biedroń”. Ningún otro salió elegido, pero el avance sin precedentes en visibilidad que supuso su valiente gesto está fuera de toda duda.

Biedroń especuló con la idea de presentarse a las elecciones presidenciales de 2020 en abril del año pasado, cuando manifestó su intención de ser candidatosi [el ex primer ministro Jarosław] Kaczyński me toca las narices”. En la encuesta más reciente, el activista recibe un apoyo del 19 %, un incremento de cuatro puntos con respecto a enero. Se acerca así a la segunda posición, que da acceso a la segunda vuelta y que por ahora mantiene el ex primer ministro Donald Tusk con el 26 %. El actual presidente Andrzej Duda volvería a vencer en el sondeo para la primera vuelta, con un 36 % de los votos estimados.

Por mucho que las posibilidades reales de Biedroń sean escasas, su ascenso en las encuestas puede ser un síntoma de que la sociedad de la tradicionalmente católica Polonia está evolucionando poco a poco. Ello a pesar del atraso legal y social que arrastra todavía en materia LGTB frente a la mayoría de los países de Europa occidental y de las fuertes resistencias de su clase política a cualquier avance en el reconocimiento de los derechos de la comunidad.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , ,

El “First Dates” polaco no admitirá citas entre personas del mismo sexo… por “mandato constitucional”

Lunes, 27 de marzo de 2017

1_cdd50c736dFirst Dates, el popular programa de citas que en España emite Cuatro, contará con una versión polaca. En Polonia, sin embargo, no emitirá citas entre personas del mismo sexo. El argumento que da el director de la televisión polaca es que la Constitución de ese país se lo impide.

First Dates es un dating show en el que dos personas desconocidas que buscan pareja, previamente preseleccionadas por su supuesta compatibilidad, cenan juntos y charlan antes las cámaras. Tras la cena, deben decidir si desean seguir en contacto o no. En emisión desde 2013 en el Channel 4 británico, diversas cadenas de otros países ya lo están adaptando. En España se emite en Cuatro desde abril de 2016, con bastante éxito de audiencia. De hecho, con independencia de la opinión que a cada uno le merezca este tipo de programas, First Dates es sin duda el reality más inclusivo de los que podemos ver en las grandes cadenas españolas: a lo largo de su corta historia ya hemos podido ver en él a numerosas parejas del mismo sexo, tanto de chicos como de chicas, así como a personas trans e intersexuales, teniendo citas con toda la naturalidad que el formato permite.

Desgraciadamente los espectadores polacos no podrán disfrutar de esta naturalidad. First Dates será emitido en Polonia por la televisión pública, Telewizja Polska (TVP). Y su director actual es el político y periodista Jacek Kurski, que ya ha adelantado que en su país First Dates no permitirá citas entre parejas del mismo sexo, con el argumento de que la TVP es una televisión pública que debe seguir el mandato constitucional de que “el matrimonio, formado la unión de un hombre y una mujer, así como la familia, la maternidad y la paternidad están bajo el cuidado y la protección de la República de Polonia” (artículo 18 de la Constitución polaca).

el_first_dates_polaco_no_admitira_parejas_homexuales

El veto a la participación de parejas del mismo sexo en el First Dates polaco no resulta especialmente sorprendente, si se tiene en cuenta el ambiente social conservador predominante en ese país, y en el que la tradición católica aún retiene una fuerte influencia. Menos aún si se conoce el pasado político de Jacek Kurski, que ha sido tanto diputado nacional como eurodiputado del ultraconservador Ley y Justicia (conocido todavía por muchos como “el partido de los gemelos Kaczyński”). Remontarse a la Constitución polaca para justificarlo solo pone un poco más de manifiesto el grado de absurdidad de la decisión (que nos recuerda un poco, sin movernos de Polonia, a la solicitud de investigación al teletubbie Tinky Winky por su presunta homosexualidad…).

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Hungría y Polonia amenazan con bloquear un mínimo reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo en Europa

Viernes, 4 de diciembre de 2015

bandera-Europa-rasgadaLos gobiernos de Hungría y Polonia, puntas de lanza de la derecha populista europea, prevén bloquear una nueva normativa sobre regímenes económicos matrimoniales en la Unión Europea. El principal motivo, cómo no, su homofobia.

Lo cuenta este martes el diario El País. En la próxima reunión de ministros de Justicia de la Unión, los representantes húngaro y polaco prevén bloquear una propuesta de normativa para uniformizar la ejecución de las resoluciones en materia de regímenes económicos de las uniones registradas en el territorio de la Unión. Se trata, en definitiva, de dar garantías uniformes a los diferentes tipos de unión legalmente reconocidos por los países de la Unión Europea, sin que ello signifique ni mucho menos obligar a ningún país a reconocer el matrimonio igualitario.

Algo que por otra parte está en la línea de la jurisprudencia europea. Ya en 2010 el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, en una sentencia referida a Austria, determinó que aunque los estados europeos no están obligados a permitir el matrimonio igualitario las parejas del mismo sexo sí merecen protección jurídica en el territorio de la Unión. Este año 2015, de hecho, el mismo tribunal ha condenado a Italia por no permitir a las parejas del mismo sexo ni contraer matrimonio ni ofrecerles una regulación alternativa.

Una protección que en cierto modo es la que buscan extender los ministros de Justicia de la Unión Europea, al menos en lo referido a los derechos de propiedad. Hungría y Polonia, dos países actualmente gobernados por la derecha populista católica, se niegan sin embargo a aceptar una propuesta que exige unanimidad y que para ellos supone reconocer regímenes de familia “que no responden a sus valores ni están en su constitución”.

Hungría y Polonia, un panorama inquietante

Hungría, recordemos, fue en 2009 uno de los primeros países del Este en reconocer derechos a las parejas del mismo sexo. Eran otros tiempos… La derecha populista representada por el partido Fidesz conseguía en 2010 un triunfo arrollador que le permitió cambiar en solitario la Constitución del país para, entre otras medidas autoritarias, “proteger” al matrimonio que se celebra “entre un hombre y una mujer”. El panorama político húngaro no mejoró mucho en 2014: el Fidesz se desgastó mínimamente y revalidó su aplastante mayoría, con casi en 45% de los votos, mientras que Jobbik, un partido abiertamente ultra, ascendía hasta más del 20% y se situaba a solo cinco puntos de Unidad, la coalición de centro-izquierda que aduras penas mantiene el tipo.

No conviene olvidar que el actual primer ministro húngaro, Viktor Orbán (Fidesz), otrora considerado una especie de “paria político”, está considerado hoy día uno de los referentes del Partido Popular Europeo gracias a sus duras posiciones en materia migratoria. Hace pocas semanas Orbán era recibido en Madrid por los líderes populares europeos con toda clase de parabienes.

En Polonia, un país que en tiempos recientes había dado prometedores pasos adelante en materia LGTB, la situación ha dado este 2015 un giro parecido al que Hungría dio hace ahora cinco años. El primer signo de los nuevos tiempos fue la elección como presidente de Andrzej Duda, del partido ultraconservador Ley y Justicia (conocido por muchos como “el partido de los gemelos Kaczyński”), una de cuyas primeras medidas fue vetar una nueva ley de identidad de género que había sido aprobada por el Parlamento polaco, y que definitivamente ha quedado arrinconada. Pero el golpe definitivo llegó con las elecciones parlamentarias del pasado octubre, que otorgaron a Ley y Justicia la mayoría absoluta y que supusieron, de hecho, la desaparición absoluta de los partidos de izquierda del Parlamento polaco. Muchos temen, de hecho, que esta nueva situación política propicie un giro autoritario al estilo húngaro (Ley y Justicia, por cierto, ya intentó en el pasado promover una nueva Constitución que consagrase la prohibición del aborto, de la fecundación in vitro y del matrimonio entre personas del mismo sexo, así como la presencia del crucifijo en las aulas).

Un panorama inquietante al que la Unión Europea no parece interesada, antes al contrario, en poner freno.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Eligen en Polonia al primer alcalde abiertamente gay

Miércoles, 3 de diciembre de 2014

robert-biedron_19275635Los votantes en Polonia, con un 90% de población católica,  han elegido al primer alcalde abiertamente gay del país, una señal de la creciente tolerancia hacia las minorías sexuales en un país que durante mucho tiempo ha sido definido por un profundo conservadurismo católico romano.

Robert Biedron, que ya hizo historia en 2011 al convertirse en el primer legislador abiertamente homosexual en el Parlamento, fue elegido alcalde de la pequeña ciudad de Slupsk, en el norte de Polonia, el pasado domingo. Las elecciones para los parlamentos regionales y para los gobiernos municipales experimentaronn un número récord de candidatos abiertamente homosexuales, aunque ninguno de ellos, a excepción de Biedron, resultaron elegidos. La mayoría de ellos son jóvenes que se encuentran dando sus primeros pasos en política, y enmarcados en los partidos de izquierda.

Varsovia, 1 dic (EFE).- Robert Biedron, del partido ultraliberal y anticlerical “Tu Movimiento”, se ha convertido en el primer alcalde electo abiertamente homosexual en la católica Polonia, tras ganar las elecciones locales en Slupsk (norte del país), una localidad de 100.000 habitantes.

El futuro regidor, de 38 años, logró ayer más del 57 % de los votos y supera al candidato del partido gobernante Plataforma Ciudadana, el liberal de centro-derecha Zbigniew Konwinski, quien recibió el 42,92 %, según los resultados hechos públicos hoy.

En la primera vuelta de las elecciones celebrada el pasado 16 de noviembre, Biedron logró un 20,34 % de los apoyos, por detrás de Konwinski (29,09 %).

Ayer tuvo lugar la segunda vuelta de los comicios locales en los cerca de 900 municipios polacos en los que ningún candidato había logrado mayoría absoluta el 16 de noviembre.

Robert Biedron es licenciado en Ciencias Políticas y líder del movimiento polaco por los derechos homosexuales (Campaña contra la Homofobia).

En 2011 se convirtió en el primer diputado abiertamente gay en la historia polaca, en una legislatura en la que también accedió al Parlamento la primera diputada transexual de Polonia, Anna Grodzka, compañera de filas de Biedron.

Biedron prometió durante su campaña electoral mayor contención del gasto público, renunciar al uso de coches oficiales y una gestión sobria del presupuesto local.

Fuente El Confidencial

Y ampliamos la noticia con este post de Dosmanzanas

Importante hito para la visibilidad LGTB en Europa oriental. Robert Biedroń, el político que ya hiciera historia en 2011 al convertirse en el primer diputado gay y visible en Polonia, ha sido elegido regidor de la ciudad de Słupsk. Se trata, que se tenga noticia, del primer alcalde abiertamente homosexual del país.

El representante y activista LGTB lleva una trayectoria de varios años en la política polaca. En las elecciones al Parlamento de 2011, Anna Grodzka y Robert Biedroń se convertían, respectivamente, en la primera diputada transexual y el primer diputado abiertamente gay de Polonia. Ambos se presentaron en las listas de Ruch Palikota, un movimiento de izquierdas liderado por el empresario Janusz Palikot, que obtuvo el 10% de los votos y se convirtió entonces en la tercera fuerza política del país. Biedroń, además de político, es un destacado activista LGTB, cofundador de la organización Campaña contra la Homofobia (KPH).

Candidato esta vez a la alcaldía de la ciudad báltica de Słupsk (la tercera más poblada de la provincia de Pomerania, con unos cien mil habitantes), el político dio la sorpresa ya en la primera vuelta de las elecciones municipales al alzarse con la segunda posición, superando al aspirante de la ultraconservadora Ley y Justicia (PiS). Biedroń obtuvo el 20,34% de los votos, por detrás de Zbigniew Konwinski de la liberal-conservadora Plataforma Ciudadana (PO), con un 29,09%. Pero la verdadera campanada se produjo el domingo pasado con los resultados de la segunda vuelta, en la cual el político abiertamente gay superó a su adversario y se alzó con la victoria con un espectacular 57,08% de los sufragios.

Tras ser elegido, Biedroń ha mostrado su satisfacción por la rapidez con la que, según él, “la sociedad polaca ha aprendido su lección de tolerancia”, y se mostró “optimista”, “feliz” y “orgulloso” de los cambios que va experimentando la ciudadanía de su país hacia la aceptación de la realidad LGTB. Recordamos que el político y activista fue víctima de una agresión homófoba tras finalizar la marcha del Orgullo LGTB de Varsovia hace tan solo un año y medio.

Su candidatura a la alcaldía, por otra parte, ha animado al menos a otros veinte aspirantes locales en todo el país a visibilizarse públicamente como LGTB, lo que la prensa polaca ha calificado como “efecto Biedroń”. Ningún otro ha sido elegido, pero el avance sin precedentes en visibilidad que supone su valiente gesto está fuera de toda duda.

Polonia, una realidad en evolución

Y es que la tradicionalmente católica Polonia, pese al atraso legal y social que arrastra todavía en materia LGTB frente a la mayoría de los países de Europa occidental, está cambiando a marchas forzadas en este tema, con frecuencia a pesar de las fuertes resistencias de su clase política.

Buen ejemplo de ello es los sucedido en enero de 2013, cuando el Parlamento polaco rechazó tras un acalorado debate tres proyectos de unión civil abierta a las parejas del mismo sexo, uno de ellos promovido desde la gobernante PO (Plataforma Cívica) con el apoyo del primer ministro, Donald Tusk. Una derrota que provocó una auténtica fractura en el seno la PO entre su sector más liberal y su sector más conservador, liderado por el entonces ministro de Justicia Jarosław Gowin, vinculado al Opus Dei y con conocidos antecedentes homófobos.

El resultado de la votación, que se acompañó además de furibundas proclamas homófobas lanzadas por algunos diputados, generó de hecho una importante frustración en los sectores más avanzados de la sociedad polaca. Gowin, por cierto, fue destituido pocas semanas después por insinuar la existencia de un comercio de embriones entre Polonia y Alemania, en lo que supuso la gota que colmó el vaso de la paciencia del primer ministro Tusk (quien por cierto se ha convertido, desde el 1 de diciembre, en el nuevo presidente del Consejo Europeo).

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.