Archivo

Entradas Etiquetadas ‘El País’

Javier Elzo: “En Francia, los católicos practicantes pesan más en las grandes aglomeraciones que en las zonas rurales”

Martes, 30 de julio de 2019

Encuesta-Europea-Valores-conclusiones_2140295997_13770687_660x371Algunas conclusiones no tan evidentes de la religiosidad hoy, según la encuesta de valores europea

Asistimos en Francia a una desinstitucionalización de de la religión y un aumento de los cultos minoritarios. Aún así la cultura religiosa del francés medio está unos codos por encima de la del español medio

Respecto de la relación de la práctica religiosa con la urbanización, las ciudades grandes, aquellas con más de 500,000 habitantes, son más religiosas que el resto de Francia debido, probablemente, a las diferencias sociales

“Las iglesias históricas parecen sufrir un creciente desprestigio”

“La belicosidad anti eclesial de parte de la gran prensa española y la de sus lectores, es prácticamente inexistente en Francia, salvo en reductos muy minoritarios”

“La inquina de El País con la Iglesia (y no es el único, ‘infoLibre’, del que soy suscriptor, es obsesivo contra la iglesia), no tiene parangón con ningún gran medio francés, comenzando por ‘Le Monde’

Las encuestas europeas de valores (EVS) se llevan realizando desde 1977 por oleadas, más o menos cada diez años. La última, la quinta, en 2018. Ya tengo en mis manos la publicación francesa. En España, ya se ha efectuado el trabajo de campo. Por la Universidad de Deusto. Su Equipo de estudio de los valores está analizando los datos, luego habrá que esperar a que presenten su Informe. Las líneas que siguen, son unos datos significativos a partir del Informe de Francia y, a continuación, me permito unas reflexiones sobre la comparabilidad entre la religiosidad en Francia y en España.

Tras lectura del Informe francés

Es este: Pierre Bréchon, F. Gonthier, S. Astor (dir) “La France des valeurs. Quarante ans d´évolutions“. Presses Universitaires de Grenoble, abril 2019, 382 páginas. Las Notas que siguen se basan en el inicio de la Sexta parte del Informe “La Religión en movimiento”.

Entre los jóvenes de 18-30 años, los fieles del islam están a punto de ser tan numerosos como los católicos, más del 13% de los musulmanes (de estos grupos de edad) y menos del 15% de católicos.

Manteniendo la edad constante, quienes han salido más tarde del sistema educativo son quienes en mayor proporción son católicos practicantes. El redactor de este capítulo del libro comenta así este dato: “Las relaciones entre el progreso del nivel de conocimientos y la religión son, por lo tanto, menos sistemáticas que lo que postulan enfoques corrientes del proceso de secularización” que apuntan que más nivel de conocimientos se correlaciona con menos religiosidad.

Respecto de la relación de la práctica religiosa con la urbanización, la tesis de que la ciudad ha sido durante mucho tiempo equiparada con el abandono de la religión por los migrantes internos que provienen de las campañas, supuestamente católicas, ya no se aplica a la Francia del siglo XXI. Las ciudades grandes, aquellas con más de 500,000 habitantes, son más religiosas que el resto de Francia: “los católicos practicantes pesan más en las grandes aglomeraciones que en las zonas rurales: 15% frente al 13%. (Entienden por “católicos practicantes” aquellos que declaran asistir a un oficio religioso, al menos en algunas fiestas religiosas, y “católicos no practicantes” quienes no asisten más que una vez al año, o menos)

Este fenómeno está probablemente relacionado con las diferencias sociales. Los dos grupos profesionales católicos que practican con mayor frecuencia son los directores, cuadros directivos y gerentes (18% de practicantes), y las profesiones intelectuales y científicas (16%), mientras que la tasa de práctica religiosa no es sino del 9 % entre los obreros de la industria y de los transportes, sean no cualificados. La encuesta revela, también, que los primeros habitan en gran medida en las grandes ciudades, mientras que los obreros están, hoy, sobrerrepresentados en la Francia rural.

El análisis de las creencias revela que la creencia en Dios va mucho más allá de la identificación con una religión establecida. Más que un retroceso de la religión en Francia, deberíamos hablar de desinstitucionalización de la religión, y aumento de los cultos minoritarios que llegan, por primera vez, al 10 % de la población francesa.

“Las teorías del fin de la religión no están confirmadas por esta nueva versión de la encuesta sobre los valores de los europeos, y de los franceses en particular. Sin embargo, las iglesias históricas parecen sufrir un creciente desprestigio. El progreso del islam y el del protestantismo evangélico no es suficiente para compensar el declive del catolicismo, así como el del judaísmo (menos 0, 5 % de la población), del protestantismo histórico lutero-calvinista (1%) frente al 1,6 % de la suma de los evangélicos y los Testigos de Jehová, el cristianismo ortodoxo (menos del 0,5 %), cifra similar a las de otras religiones orientales, budismo e hinduismo. En definitiva, aunque lo religioso no está, en absoluto, en declive, en la Francia del siglo XXI, parece estar claramente en proceso de desinstitucionalización.

Abordamos esta cuestión de la desinstitucionalización de lo religioso y la contrapusimos a la subjetivación de la fe, en nuestro trabajo sobre la Iglesia, comentando la última publicación de Peter Berger.

Y, en España, ¿qué?

Notas previas para comparar la religiosidad de los españoles con la de los franceses

Hay que subrayar que la realidad socio-religiosa francesa no es, en absoluto, idéntica a la española, más allá de algunas notas comunes, particular, pero no únicamente, el desplome de la práctica religiosa regular y la ausencia de nuevas vocaciones religiones. Pero hay también diferencias. Brevemente anotaría estas.

La guerra civil española, con el clericidio de los primeros meses de la sublevación, por la parte republicana (indicador de un problema de años anteriores), y la declaración de cruzada por los obispos, excepto Vidal y Barraquer y Múgica, a los que siguieron los años de nacionalcatolicismo están lejos de haberse borrado de la mente de los españoles. Francia vivió conflictos similares, incluso mayores, pero hace más de cien años, básicamente en siglo XIX, sin olvidar la revolución de 1789, y han aprendido a convivir, aun con trifulcas puntuales como, en el mandato de Hollande, con las manifestaciones del “mariage pour tous”.

Avanzaría la hipotesis, admito que arriesgada y de complicada verificabilidad que, en Francia, su episcopado en general se posiciona (por decirlo simple) más a la izquierda que la gran masa de católicos practicantes, a diferencia del episcopado español, en general, de nuevo, que estaría más a la derecha que el practicante católico español en las edades inferiores a los 65 años. Es cierto que la mayoría de católicos en Francia y en España están escorados a la derecha, pero en Francia hay más católicos muy de derechas (con escasísimos claramente de izquierdas), mientras que en España, quedan núcleos, algunos importantes como “socialistas cristianos” (aunque últimamente los oigo poco) y otros grupos, portales digitales y entidades de centro izquierda y claramente de izquierdas, sin que falten los que se dicen muy de derechas, (así VOX), pero lo son mucho más en lo político que en lo religioso.

La belicosidad anti eclesial de parte de la gran prensa española y la de sus lectores, es prácticamente inexistente en Francia, salvo en reductos muy minoritarios. No que la gran prensa francesa (los pocos cotidianos que quedan que se pueden contar con los dedos de una mano) sea habitualmente complaciente con la Iglesia francesa, que no lo es, pero tampoco es monocolor contra ella. Lector habitual de “Le Monde” y “El País” lo compruebo constantemente. La inquina del segundo con la Iglesia (y no es el único, “infoLibre”, del que soy suscriptor, es obsesivo contra la iglesia), no tiene parangón con ningún gran medio francés, comenzando por “Le Monde” que puede publicar un editorial muy duro, incluso con el papa Francisco, pero abrir a cinco columnas valorando positivamente un documento del episcopado francés.

Por otra parte, en España, no se encuentra en sus quioscos y librerías generalistas revistas como el magnífico “Le Monde des religions”, “La Vie- Chrétiens en débat”, “Esprit”, “Etudes”, etc., etc. Las escasas revistas religiosas en España, se reciben por abonados, personales o colectivos, o están enfeudadas en las librerías religiosas, y no forman parte del paisaje intelectual español.

Todo esto hace que la cultura religiosa del francés medio esté unos codos por encima de la del español medio. Con su traslado, comprobable, en los grandes medios de comunicación franceses y españoles, prensa escrita y digital, radios y televisiones, estatales y autonómicas (al menos las que yo controlo, como EITB). Lo que explica, a mi juicio obviamente, no pocas diferencias, en la actualidad, en la religiosidad media de los españoles en relación a la de los franceses. Por ejemplo, ¿es mayor la religiosidad de las personas con mayor formación en España como se apunta en Francia?. Lo dudo. Sospecho que, en España, el fundamentalismo cientista prolifera en mayor medida en las personas con formación superior (especialmente en CC. SS y Humanas) que el fundamentalismo religioso. Pero no tengo datos para confirmarlo o infirmarlo. El desierto, en estudios socio- religiosos en España, es sahariano.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica, Iglesia Luterana, Iglesia Ortodoxa, Iglesias Evangélicas, Iglesias Reformadas (Calvinistas), Islam, Testigos de Jehová , , , , , , , ,

El nuevo Ayuntamiento de Madrid (controlado por PP-Ciudadanos-Vox) mutila la campaña promocional del Orgullo heredada de Carmena y elimina las banderolas con mensaje activista

Miércoles, 26 de junio de 2019

campaña-orgullo-mutiladaEl cambio en el Ayuntamiento de Madrid se empieza a notar, también por lo que a la esfera LGBTB se refiere. El nuevo gobierno municipal, formado en este momento por PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox (seguimos a la espera de conocer qué puestos de responsabilidad tendrá la extrema derecha) ha mutilado la que era última campaña promocional del Orgullo LGTB comprometida por el Ayuntamiento dirigido por Manuela Carmena. En concreto, el Ayuntamiento ha eliminado las banderolas que contenían mensajes referidos al activismo de las personas mayores LGTB, a las que este año está precisamente dedicado el Orgullo.

Lo ha denunciado Más Madrid, la formación que ganó las últimas elecciones municipales, aunque sin posibilidad de formar mayoría absoluta junto al PSOE, lo que permitió que la alianza PP-Ciudadanos-Vox se hiciera con el control del Ayuntamiento. Más Madrid ha hecho públicas las ya clásicas banderolas para colgar de las farolas de las que iba a constar la campaña, que junto al lema principal «Nuestro Mayor Orgullo» colocaba diversas frases que precisamente le daban sentido al lema, como «Quienes guardan recuerdo de la represión», «Quienes de verdad saben lo que nos jugamos», «Quienes levantaron nuestros derechos», «Quienes se mantuvieron firmes» o «Quienes estaban cuando no estábamos»:

Al no acompañarse de estas frases, las banderolas, como resulta obvio, pierden todo su mensaje de reconocimiento al activismo de nuestras personas mayores y se convierten en un mero reclamo publicitario:

campaña-orgullo-sin-mutilar

Rita Maestre, portavoz de Más Madrid, no tiene dudas en acusar al Ayuntamiento de Madrid de censura. «Me parece que es una indecencia censurar los mensajes que hacen referencia, precisamente, a la trayectoria de esas personas, y a la memoria de esas personas que son las que nos han hecho disfrutar de derechos que hace 30 años eran impensables», ha declarado a la cadena SER.

Según informan diversos medios (no encontramos comunicado de prensa al respecto en la web del Ayuntamiento), el Ayuntamiento de Madrid niega que la campaña haya sufrido «ninguna modificación sustancial» y asegura que el cambio solo afecta a las banderolas, como forma de «unificar el mensaje», pero no al resto del mobiliario urbano. «Me da la sensación que tiene que ver con los tiempos de la gestión, que no han sido capaces de quitarlo en todos los soportes. Y además el de las banderolas es que el que permanece más tiempo fijo», contraargumenta Maestre.

La decisión del Ayuntamiento de mutilar la campaña y eliminar de las banderolas las referencias expresas al activismo tiene lugar, recordemos, tras la polémica generada por la decisión de los organizadores de la Manifestación Estatal del Orgullo 2019 de no permitir la participación oficial ni del PP ni de Ciudadanos al no haber querido suscribir un documento de diez puntos que incluía el rechazo a formar alianzas con la extrema derecha homófoba como condición sine qua non para ser invitados. Y también tras el acuerdo entre PP y Ciudadanos, del que nos hicimos eco en esta página, para definir el Orgullo madrileño como «transversal», en la línea de la intensa campaña que Ciudadanos está llevando a cabo en redes sociales como respuesta a la FELGTB y a COGAM.

De forma mucho más difusa también tiene lugar una campaña de desgaste del activismo LGTB por parte de trolls de derecha, que a la mínima oportunidad utilizan expresiones del tipo «chiringuito subvencionado» y similares para denigrar tanto a colectivos LGTB como a activistas. Poca sorpresa, en cualquier caso: se repite la misma sistemática que ya conocimos en los años inmediatamente anteriores y posteriores a la aprobación del matrimonio igualitario. Entonces la batalla no se daba en redes sociales, sino en comentarios de páginas como dosmanzanas, pero la estrategia era muy similar. Toca seguir batallando, como entonces.

Por lo pronto, si lo deseas puedes adherirte a la petición puesta en marcha en la plataforma change.org por Maribel Torregrosa, Violeta Assiego y Paco Tomás para que el Ayuntamiento dé marcha atrás e incluya de nuevo en la campaña las banderolas eliminadas, «descafeinando y quitando todo el carácter reivindicativo que tenían las imágenes originales».

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

El colectivo LGTB, en el punto de mira de la extrema derecha: tras proponer cerrar el Centro LGTBI de Barcelona, Vox propone invisibilizar el Orgullo de Madrid

Jueves, 9 de mayo de 2019

792-nos-manifestamos-por-quienes-no-pueden-lema-del-orgullo-de-madrid-2014Lo decíamos anteayer, con motivo de la propuesta de Vox de clausurar el Centro LGTBI de Barcelona: el recorte de los derechos del colectivo LGTBI ocupa ya un papel central en el discurso político de la extrema derecha española. Hoy ha sido su candidato a la alcaldía de Madrid, Javier Ortega Smith, el que ha propuesto invisibilizar el Orgullo LGTB de Madrid, expulsándolo del centro de la ciudad y llevándolo a la Casa de Campo. 

«Lo mantendremos, cambiando de sitio las fiestas del Orgullo, sacándolos de Madrid porque causan verdaderos problemas y atascos, y los mandaríamos, para que pudieran desarrollar la fiesta del Orgullo Gay [sic] y todo lo que quieran, pero dentro de la Casa de Campo, y por supuesto con un contrato de responsabilidad para que toda la limpieza que luego hay que hacer, que es un esfuerzo económico muy importante, lo paguen los organizadores», ha respondido Ortega Smith al ser preguntado si un Ayuntamiento gobernado por Vox mantendrían las fiestas del Orgullo LGTB en un debate entre los principales candidatos a la alcaldía organizado por El País y la cadena SER:

En definitiva, la extrema derecha española propone expulsar de las calles de la capital española un evento que, conviene recordar, antes que una fiesta es una manifestación política y un ejercicio de visibilidad. Llevar el Orgullo LGTB a la Casa de Campo, un gran parque situado fuera de la trama urbana de Madrid, no es más que silenciar y hacer invisible al colectivo.

Sobre las molestias que genera el Orgullo y la basura generada, asistimos a un debate que de forma recurrente los sectores conservadores de la sociedad madrileña, y muy singularmente sus medios de comunicación, ya han agitado en el pasado. El Orgullo, como bien sabemos, se ha convertido con el paso de los años en la fiesta más importante de la capital de España. Genera molestias similares a las de la Fallas en Valencia o los Sanfermines en Pamplona, por mencionar dos eventos que nadie propone invisibilizar.

Sobre la basura, ya en 2015 hicimos un ejercicio y comparamos el Orgullo con la la Semana Santa, otro evento que nadie propone desterrar del centro de las ciudades. Nos fijamos en concreto en tres ciudades andaluzas en las cuales esta celebración tiene gran relevancia social y de cuyos residuos también la prensa se había hecho eco en un tono mucho más neutro. ¿El resultado? Pues teniendo en cuenta la población de cada una de las ciudades, el resultado es que la Semana Santa generaba más basura que el Orgullo.

No nos engañemos. No se trata de las molestias a los ciudadanos ni la basura. Si fuera por eso Vox propondría medidas similares para los eventos mencionados. Se trata de invisibilizarnos, de devolvernos al armario colectivo. Con una diferencia importante en el caso de Madrid sobre Barcelona: en la capital catalana Vox carece de cualquier posibilidad de determinar el gobierno municipal. En Madrid esa posibilidad es muy alta: basta que las formaciones progresistas no obtengan mayoría absoluta y Vox sume mayoría junto a PP y Ciudadanos para que el partido de Ortega Smith se convierta en determinante.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

La boda viral de dos chicos gais hondureños en la caravana migrante: un reflejo de esperanza en un océano de pobreza, persecución y xenofobia

Martes, 20 de noviembre de 2018

caravan-wed-edLa esperanza de vivir una vida digna es más poderosa que las amenazas y el miedo. No se nos ocurre otra reflexión cuando vemos las imágenes de la boda entre Erick Dubón y Pedro Nehemías, dos jóvenes hondureños de 23 y 22 años, respectivamente, y que forman parte de la caravana migrante que ha atravesado México desde Honduras. Un subgrupo de la caravana, compuesto por varios cientos de personas, ha llegado ya a Tijuana, en la frontera con Estados Unidos. Con ellos se encuentran varias docenas de personas LGTB que huyen, no está de más recordar, de una de las regiones del mundo con una mayor LGTBfobia social y de Estado, pero a las que les espera un futuro no precisamente fácil.

El grupo de migrantes está formado por personas que huyen de países como El Salvador, Guatemala, Honduras o Nicaragua, con altísimas altas de pobreza y en algunos casos con importantes conflictos políticos. Pero también con graves problemas de LGTBfobia social y de Estado.

El caso de Honduras, país del que proceden Erick Dubón y Pedro Nehemías, es paradigmático. Se trata de los países del mundo que registra mayor violencia contra las personas LGTB, y muy destacadamente contra las personas trans. De hecho, sin hacer un seguimiento intensivo, son numerosos los casos de agresiones que  hemos recogido en los últimos años. Muy especialmente tras el golpe de Estado del año 2009, cuando la situación se deterioró de forma acelerada y se produjeron varios asesinatos de activistas LGTB. La relativa «normalización» política de años posteriores no se ha acompañado de una mejora de la situación de la comunidad LGTB, cuyos miembros ha seguido siendo objeto de violencia, fuesen activistas o no (en la entrada que dedicamos el año pasado a Honduras tras el asesinato de la activista trans Sherlyn Montoya puedes encontrar más detalles).

No es de extrañar, por tanto, que numerosas personas LGTB procedentes de estos países haya decidido sumarse a la caravana en busca de la libertad para ser ellas mismas sin miedo a la persecución, la tortura o la muerte. The Washington Post recogía esta pasada semana los testimonios de varias de ellas, que forman parte de un grupo que decidía separarse de la caravana principal en Ciudad de México y desplazarse en autobús hasta Tijuana, en la frontera con Estados Unidos, donde de hecho ya han llegado varios centenares de migrantes que ahora esperan su oportunidad de cruzar al norte. Un grupo que ha tenido que soportar también, según recogía el diario estadounidense, la LGTBfobia de una parte de sus propios compañeros de caravana, y que les ha llevado a buscarse entre ellos, agruparse y protegerse.

La caravana de migrantes, LGTB o no, cuenta además con el recelo de una parte de la población mexicana, ya de por sí muy empobrecida. Pero de lo que no hay dudas es de su fuerza y de su esperanza. Buen ejemplo de ello son las imágenes de la boda entre Erick Dubón y Pedro Nehemías, que este domingo se hacían virales al publicarlas en Twitter la periodista Sarah Kinosian, que acompaña a la caravana migrante. Desconocemos los detalles de la ceremonia y si el matrimonio tendrá reconocimiento legal (Tijuana está en Baja California, uno de los estados mexicanos en los que se celebran matrimonios entre personas del mismo sexo), pero su valor simbólico es indudable. Y según tuiteaba Kinosian, otras seis parejas estaban ya dispuestas a seguir sus pasos.

No sabemos qué futuro espera a Erick y Pedro. Su intención es solicitar asilo en Estados Unidos, pero qué duda cabe que lo tienen francamente complicado, y más ahora que su presidente, Donald Trump, no ha dudado en convertir a la caravana en un nuevo chivo expiatorio y dirigir contra ella sus ataques de odio. Tampoco lo tienen fácil en México. El País recoge hoy, precisamente, como ya se están produciendo los primeros brotes de xenofobia contra las personas que han llegado a Tijuana.

Sea como sea, les deseamos lo mejor.

Os dejamos con el momento en el que se dieron el «sí»:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El miedo se instala en el colectivo LGTB tras la victoria de Bolsonaro en Brasil, un país en el que 445 personas LGTB murieron en 2017 víctimas del odio

Martes, 6 de noviembre de 2018

jair-bolsonaroAunque ya hemos hablado acerca de esta situación, nos parece interesante el análisis que hace Dosmanzanas:

Jair Bolsonaro ha ganado las elecciones presidenciales en Brasil. Para otros puede haber sido un sorpresa, pero no para esta página, que desde hace años sigue la trayectoria del personaje y que siempre ha alertado de la seria posibilidad de su victoria. Una victoria que abre ahora un escenario terrible para las personas LGTB en Brasil. En el mejor de los casos, habrá una involución en su visibilidad social. Lo más probable es que a ello se le sumen los intentos del poderoso movimiento evangélico, aliado de Bolsonaro, para restringir sus derechos civiles. Todo ello en un clima de profunda hostilidad social por una parte significativa de la población, alimentada por un candidato que para ganar no ha dudado en convertir al colectivo LGTB en uno de sus chivos expiatorios, y que puede ir a más si la situación socioeconómica brasileña se complica.

Una situación de base harto complicada para el colectivo LGTB

La situación social del colectivo LGTB en Brasil es ya de partida complicada, con o sin Bolsonaro. El Grupo Gay de Bahía, colectivo que hace una meritoria labor de monitorización de los delitos de odio en ese país, tuvo conocimiento de 445 muertes violentas de personas LGTB en 2017: 387 asesinatos y 58 suicidios. «Nunca antes en la historia de este país se registraron tantas muertes, en los 38 años que el Grupo Gay de Bahía (GGB) recolecta y difunde estas estadísticas. Un aumento del 30% en relación a 2016, cuando se registraron 343 muertes», comienza su informe 2017. De alguna de estas muertes nos hemos hecho eco en esta misma página, como por ejemplo la de Dandara dos Santos, una mujer trans. Los instantes previos a su brutal asesinato fueron grabados y dieron la vuelta al mundo. Un horror que entonces conocimos gracias a aquellas imágenes (que sirven de portada al último informe anual del GGB), pero que en muchas más ocasiones es solo un número en una estadística.

La tendencia, en este sentido, ha sido creciente a lo largo de los últimos años. De las 130 personas LGTB muertas de forma violenta en el año 2000 (una cifra que se mantuvo prácticamente constante durante la primera década de este siglo) hemos pasado a 445 en 2017, el año con más muertes registradas. Y en contra de lo que podría pensarse desde la distancia, estas muertes no se dan solamente entre los miembros más vulnerables del colectivo, como es el caso de las mujeres trans que ejercen el trabajo sexual. En el año 2017, el grupo con más victimas (194, el 43,6%) fue el de hombres homosexuales, seguido por el de personas trans (192, el 42,9%). Por componente étnico, la mayoría de las víctimas (260, el 66%) fueron blancas, un porcentaje más de 20 puntos superior al de población blanca en Brasil. Vaya por delante nuestra consideración de que todas las víctimas son iguales: simplemente queremos constatar que la violencia por LGTBfobia en Brasil desborda las ideas preconcebidas.

Este año 2018, además, hemos sido testigos de como la LGTBfobia ha escalado hasta alcanzar ámbitos activistas y políticos. El pasado mes de octubre, asesinaron a una mujer trans al grito de “¡Bolsonaro, sí!”. En mayo recogíamos el asesinato en Río de Janeiro de la activista de género no binario Matheusa Passareli. Y en marzo el de la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco, afrodescendiente, abiertamente bisexual, feminista y activista en favor de los derechos humanos. Aunque en este último caso su condición de mujer bisexual quizá no fuese el factor determinante del asesinato, es imposible desligarla del todo. Una escalada a la que también nos hemos referido al recoger tanto el episodio de acoso que sufrió Judith Butler en una visita al país para participar en un debate universitario como la decisión de un juez federal contra la orden del Consejo Federal de Psicología (el organismo que regula el ejercicio de esta actividad profesional en Brasil) que prohibía desde hace años las «terapias» reparadoras de la homosexualidad.

Bolsonaro: un currículum homófobo largamente trabajado… 

Pero si algún político encarna a la perfección esa LGTBfobia en su discurso político, ese es el militar en la reserva Jair Bolsonaro, al que ya en 2011 mencionábamos en esta página cuando acusó al Ministerio de Educación de «fomentar la homosexualidad» por promover un proyecto contra la homofobia. El material del programa iba a ser difundido durante unos cursos sobre derechos humanos y minorías que se iban a impartir en los centros públicos de Secundaria. La campaña que se organizó por parte de los diputados homófobos, que calificaron la iniciativa de «kit gay», llevó al Gobierno de Dilma Rousseff a suspender la iniciativa. Por aquel entonces el ministro de Educación era precisamente Fernando Haddad, rival de Bolsonaro en las elecciones presidenciales: no es de extrañar que aquel episodio fuera resucitado en la reciente campaña electoral por los partidarios de Bolsonaro, que volvieron a utilizar el supuesto «kit gay» contra Haddad en su estrategia de difusión de información difamatoria a través de WhatsApp y redes sociales.

En 2014 volvimos a referirnos a Bolsonaro, que optó entonces a ser presidente del Comité de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados. Finalmente no lo consiguió, pero su carácter homófobo fue ampliamente subrayado. Basta con acudir de nuevo a la entrevista que por entonces concedió a la edición brasileña de El País. «Los homosexuales quieren hacerse pasar por víctimas, quieren superpoderes. Muere un homosexual en Brasil y los medios ya están diciendo que es homofobia. Muchos son asesinados por sus colegas, en locales de prostitución o por sobredosis. Mueren y los activistas ya dicen que es homofobia. En Brasil mueren cada día diez mujeres asesinadas por sus parejas, eso es mucho más grave. Los crímenes por homofobia deben ser tratados como cualquier otro crimen. ¿Cuántos heterosexuales mueren cada día? Muchos más que homosexuales», afirmaba.

Bolsonaro negaba también que educar en la diversidad sirviese para combatir la homofobia, y acusaba explícitamente a los que así lo defienden de querer «llevar la materia a las escuelas para transformar a niños de seis años en homosexuales. Al punto de que así se facilita la pederastia en Brasil». Y es que para el diputado brasileño, «la inmensa mayoría» de los homosexuales lo son por imitación. «Son las amistades, el consumo de drogas. Apenas una minoría nacen con defecto de fábrica. Aquí en Brasil se tiene la idea de que por ser homosexual vas a tener éxito en la vida. Las novelas muestran siempre a gais que tienen éxito, que trabajan poco y ganan mucho dinero», sostenía.

Bolsonaro acababa la entrevista burlándose del intento de aprobar una ley que castigase la violencia homófoba, a la que quitaba importancia. «¿Solo porque a uno le guste tomar por culo se convierte en un semidios al que no se le puede pegar?», remataba. Bolsonaro ha hecho otras declaraciones homófobas en el pasado (posiblemente las que más eco mediático han tenido son aquellas en las que aseguraba preferir que un hijo suyo muriese en un accidente a que apareciese «con un bigotudo»), pero basta con releer aquella entrevista a El País para ser consciente de la monstruosidad del personaje. Una entrevista, por cierto, en la que además de su desprecio hacia el colectivo LGTB, Bolsonaro se manifestaba ya partidario de la pena de muerte, de que las «personas de bien» puedan ir armadas, de reducir la edad penal para que los adolescentes que cometen delitos sean tratados como adultos o de implantar políticas de «planificación familiar» para «reducir el número de hijos de los más pobres», que según él tenían más hijos para beneficiarse de las ayudas sociales. Iniciativas todas ellas muy en línea con los derechos humanos.

… y un manipulador

220px-dilma_rousseff_-_foto_oficial_2011-01-09Dilma Rousseff

En esa misma entrevista, por cierto, Jair Bolsonaro reconocía abiertamente que su candidatura al Comité de Derechos Humanos no era más que una estratagema política para conseguir que el PP, partido en el que entonces militaba (Partido Progresista, que pese a su nombre es un partido de derecha) se hiciese con la presidencia de la Comisión de Minas y Energía. El PP formaba por entonces parte de la «base aliada», el heterogéneo grupo de formaciones que daban apoyo parlamentario a la entonces presidenta, Dilma Rousseff, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), y entre las cuales se repartían ministerios y comisiones parlamentarias. En este contexto, la Comisión de Derechos Humanos y Minorías importaba poco al PT, interesado en relegar al PP brasileño a una comisión considerada menor. Pero con un candidato como Bolsonaro, el PT, presionado por el sector más sensible a los derechos humanos, se veía en la obligación de negociar. Así sucedió, de hecho. El PT se quedó la presidencia del Comité de Derechos Humanos, y aunque no cedió al PP Minas y Energía, la joya de la corona, si lo hizo con Trabajo y Transportes, considerado también importante.

Desgraciadamente no se trataba de la primera vez que el PT despreciaba el papel de la Comisión de Derechos Humanos. En su momento accedió a que el diputado evangélico Marco Feliciano (miembro del Partido Social Cristiano de Brasil, otra formación aliada de Rousseff) se hiciera con la presidencia pese a contar entre sus antecedentes con declaraciones abiertamente racistas y homófobas. Ya en ese puesto, Feliciano fue uno de los promotores de una iniciativa para reintroducir en el país las «terapias» reparadoras de la homosexualidad, que fue retirada cuando quedó claro que sería objeto de una contundente derrota en el pleno de la Cámara de Diputados si llegaba a votarse bajo la presión de las movilizaciones sociales que tenían lugar en ese momento (en las que participó de forma muy activa el colectivo LGTB).

Los años han pasado. El PP, una formación plagada de políticos corruptos (es el partido más afectado por la operación «autolavado») acabó formando parte de los partidos que promovieron la destitución de Dilma Rousseff y su sustitución por el conservador Michel Temer. Bolsonaro abandonó el partido (actualmente lidera el Partido Social Liberal, una formación de derecha extrema) y lanzó su candidatura presidencial, muy respaldada desde el principio por los grupos evangélicos, que agrupan a un quinto de la población brasileña (a los que no importa que Bolsonaro sea católico si defiende sus posiciones en materia de moral).

Poco a poco, gracias a un discurso fuertemente populista contra la delincuencia y la corrupción y al uso masivo (y carente de escrúpulos) de las redes sociales y de los grupos de WhatsApp por parte de sus partidarios, Bolsonaro fue ampliando su base electoral. Sus propuestas económicas más recientes le han valido además el apoyo de la clase dirigente y de los poderes económicos, que hace años recelaban de él. Bolsonaro, de hecho, se encargó de sellar su alianza con «los mercados» al fichar como principal asesor al economista ultraliberal Paulo Guedes. El encarcelamiento de Luiz Inácio Lula da Silva (una maniobra jurídica más que dudosa) redondeó el proceso: según las encuestas, Lula da Silva era un único político con carisma suficiente para disputar la presidencia a Bolsonaro. Por si esto fuera poco, un intento de atentado contra Bolsonaro en campaña acrecentó su popularidad y le permitió eludir el cuerpo a cuerpo con otros aspirantes a la presidencia. Llegado el momento decisivo Bolsonaro ganó las elecciones presidenciales, consiguiendo el 55% de los votos en la segunda vuelta frente a un bienintencionado pero impotente Fernando Haddad.

Miedo en el colectivo LGTB

¿Qué puede suponer para el colectivo LGTB la presidencia de Bolsonaro? En el mejor de los escenarios, una profunda regresión social. Aunque la LGTBfobia de Bolsonaro se revelase «solo» como una manipulación de los peores instintos del electorado para conseguir el poder, el daño ya está hecho: basta comprobar la indisimulada homofobia de sus partidarios, desde sus cánticos multitudinarios hasta las más preocupantes amenazas a través de grupos de WhatsApp (de las que dosmanzanas ha tenido ya conocimiento). Un odio que conducirá, inevitablemente, a una mayor invisibilidad del colectivo y a una mayor vulnerabilidad de aquellas personas LGTB que pese a la situación tengan la valentía de mantenerse visibles y reivindicativas. Es esperable, en este sentido, un mayor número de agresiones y episodios de discriminación contra las personas LGTB. Quizá no se reflejará en las estadísticas (cuando el miedo de las personas LGTB al Estado se acrecienta, disminuyen las denuncias por LGTBfobia), pero mucho nos tememos que sucederá.

Pero es iluso pensar que los grupos homófobos se van a conformar con eso y no van a redoblar su presión. Hay que tener en cuenta, en este sentido, que muchos de los avances en derechos LGTB que ha experimentado Brasil se han producido al margen de los poderes legislativo o ejecutivo: el matrimonio igualitario es una realidad posible gracias a resoluciones judiciales, mientras que la prohibición de las «terapias» reparadoras, sobre la que como mencionamos arriba tiene lugar una batalla en los tribunales, fue una decisión profesional del Consejo Federal de Psicología. La presión de los grupos evangélicos para que desde el poder político se ponga coto e incluso se revierta esta situación puede encontrar en Bolsonaro el aliado ideal, especialmente si pasado un tiempo la situación socioeconómica no mejora y el presidente decide seguir utilizando al colectivo LGTB como chivo expiatorio. En este caso, lo sombrío del escenario se extenderá además al ámbito jurídico y de derechos civiles.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La atleta sudafricana Caster Semenya protagoniza un spot de Nike

Martes, 18 de septiembre de 2018

CasterSemenya_1465732cNike está lanzando varios spots con deportistas de élite, dentro de su campaña publicitaria por el 30 aniversario del famoso Just Do It. Una de las figuras elegidas es la atleta sudafricana Caster Semenya. La compañía deportiva, con anterioridad, ya ha elegido a competidores LGTBI como protagonistas de sus anuncios. Es el caso de Chris Mosier, el primer atleta trans en competir bajo el nuevo reglamento del COI (en 2016) o la futbolista abiertamente lesbiana Megan Rapinoe. La visibilización ahora de Semenya a través de una de las grandes compañías de ropa deportiva es una buena noticia para la comunidad LGTBI y un reconocimiento a su propia trayectoria en la alta competición. Y es que pocos atletas de los Juegos Olímpicos han tenido que soportar el escrutinio que Semenya ha experimentado en los últimos años.

«¿Sería más fácil para tí si yo no fuera tan rápida? ¿Sería más sencillo si dejase de ganar? ¿Te sentirías más cómodo si me msotrase menos orgullosa? ¿Preferirías que no hubiese trabajado tan duro? ¿O simplemente si no corriese? ¿O si hubiese elegido otro deporte? ¿O si no hubiese dado mis primeros pasos? Pues lo siento, porque nací para hacer esto», es el mensaje con múltiples lecturas que contiene el vídeo que la atleta Caster Semenya protagoniza para Nike, después de que lo hiciera dos años antes el deportista trans Chris Mosier (quien, por cierto, debutó en España). El nuevo spot se ha interpretado como un tributo a Semenya, especialmente en respuesta a las continuas críticas en torno a su hiperandrogenismo y al nuevo reglamento sospechosamente selectivo de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, que parecía ideado para acabar con su exitosa carrera deportiva.

Este es el vídeo del spot:

Cuando publicamos el balance de resultados de los deportistas abiertamente LGTBI en los Juegos de Río de 2016 (el 47% de ellos logró colgarse una medalla), nos hicimos eco de la enésima polémica en la que se vio envuelta la atleta sudafricana Caster Semenya, abiertamente lesbiana. La carrera de Semenya, que en Río obtuvo el oro como corredora de 800 metros, siempre ha sido discutida por algunos debido a una supuesta intersexualidad, realidad con la que ella no se siente identificada. Semenya, a

la que al nacer le fue asignado el sexo femenino, siempre ha tenido una identidad femenina, más allá de sus circunstancias físicas. «Dios me hizo como soy y me acepto así», aseguraba la deportista en una entrevista gracias a la que fue portada de la revista sudafricana You en 2009. En ella apareció luciendo un clásico look femenino. Su oro y su tesón deportivo la convirtieron en una magnífica abanderada de Sudáfrica durante la ceremonia de clausura en Río 2016.

La lucha de Caster Semenya contra la discriminación

La de Caster Semenya es una historia de lucha en el alto nivel competitivo (hasta aquí, común a cualquier deportista de élite), pero también de lucha contra la discriminación por cuestionamiento de su identidad. Semenya volvía a la competición en verano de 2010, después de que la Asociación Internacional de Federaciones Internacionales de Atletismo pusiera fin a la investigación sobre su supuesta intersexualidad y decidiera que no había razón para impedirle participar en la competición como mujer. Algo que no gustó a sus competidoras.

Una de las intervenciones más desafortunadas en la polémica fue, por cierto, la de la atleta española Mayte Martínez, contrincante de Semenya en la final de los 800 metros. «Si me ponen a Semenya y diez hombres delante no sabría decir que ella es la mujer», llegó a manifestar la española, que acabó la carrera en séptima posición. Por una avalancha de declaraciones LGTBIfóbicas como esta, Caster Semenya se planteó rechazar la medalla mundial de 800 metros, aunque las autoridades deportivas de su país la convencieron de que no lo hiciera.

También en España, en 2009 destacados medios generalistas se sumaron a cuestionar la feminidad de Semenya. «¿Ganó ella o él?» titulaba El Mundo. «Pendiente de un control para determinar su verdadero sexo», subtitulaba. Peor aún era el inicio de su crónica: «A la chica, o lo que sea, hay algo que le motiva más que el atletismo…». Algo más serio era el tratamiento que daba El País a la noticia, aunque el redactor no resistía caer en la tentación de referirse a Semenya como «la adolescente surafricana que parece un chico y corre como un hombre con toda la barba». ABC hacía una crónica neutra de la victoria de Semenya pero cargaba las tintas en el titular, que ya desde el principio predispone al lector: «Semenya redobla las sospechas con una abusiva victoria en 800». Tampoco La Razón se quedaba atrás. «Semenya, un oro muy sospechoso», titulaba. Algo más neutros fueron entonces los tratamientos en El Periódico o en La Vanguardia.

Fuente Dosmanzanas

Cine/TV/Videos, General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un nuevo reglamento sospechosamente selectivo de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo puede acabar con la carrera de Caster Semenya

Lunes, 7 de mayo de 2018

CasterSemenya_1465732cLas mujeres y personas intersexuales que quieran competir en las caslificacioens femeninas de atletismo, deberán cumplir la nueva regulación de la asociación Internacional de Federaciones de Atletismo que rebajan a 5 nanomoles los niveles en sangre de testosterona, lo que afecta directamente a atletas como Caster Semanya.

El Consejo de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF por sus siglas en inglés: International Association of Athletics Federations ) aprueba en el pasado mes de marzo las nuevas regulaciones de lo que denominan Regulaciones de Elegibilidad que se refieren a cualquier atleta que tenga una Diferencia de Desarrollo Sexual de cara a su clasificación en competiciones femeninas, que daban a conocer este jueves, 26 de abril.

«Como Federación Internacional para nuestro deporte, tenemos la responsabilidad de garantizar la igualdad de condiciones para los atletas. Como muchos otros deportes, elegimos tener dos clasificaciones para nuestra competencia: eventos masculinos y eventos femeninos. Esto significa que debemos ser claros acerca de los criterios de competencia para estas dos categorías. Nuestra evidencia y datos muestran que la testosterona, producida naturalmente o insertada artificialmente en el cuerpo, proporciona importantes ventajas de rendimiento en atletas femeninas», declara Sebastian Coe, presidente de la IAAF.

Según estas nuevas regulaciones, que entrarán en vigor el 1 de noviembre y reemplazarán los reglamentos previos, se refieren a las atletas con hiperandrogenismo, que deben ser reconocidas por ley con el género femenino o inteserxual, debiendo reducir su nivel de testosterona en sangre a menos de cinco nanomoles con hormonas y durante un período continuado de al menos seis meses mediante o mientras aspiren a ser clasificadas en alguna competición internacional.

Los niveles de testosterona en las niñas son de 0,12 a 1,79 nmol, muy bajos en comparación a los de los niños, que se disparan al llegar a la pubertad alcanzando de 7.7 a 29.4 nmol por litro, no siendo superiores a los 5 nmol en las niñas adolescentes a no ser que tengan algún tumor o alguna Diferencia de Desarrollo sexual (DSD por sus siglas en inglés: Differences of Sexual Development), por lo que podrían desarrollar la misma testosterona que los varones, lo que les permitiría mejorar significativamente su rendimiento deportivo.

«Las últimas investigaciones que hemos llevado a cabo y los datos que hemos compilado demuestran que hay una ventaja de rendimiento en atletas con DSD en las distancias recorridas por esta regla (…). Hemos visto en una década y más investigaciones que 7.1 de cada 1000 atletas de élite en nuestro deporte tienen niveles elevados de testosterona, la mayoría se encuentran en los eventos restringidos cubiertos por estas regulaciones (…). El tratamiento para reducir los niveles de testosterona es un suplemento hormonal similar a la píldora anticonceptiva tomada por millones de mujeres en todo el mundo. Ningún atleta se verá obligado a someterse a cirugía. Es responsabilidad del atleta, en estrecha consulta con su equipo médico, decidir sobre su tratamiento», explica el Dr. Stephane Bermon del Departamento de Medicina y Ciencias de la IAAF.

Desde la IAAF defienden la necesidad de este tipo de regulaciones para garantizar una competencia justa y significativa dentro de la clasificación femenina, en beneficio de la amplia clase de atletas femeninas. De ninguna manera tienen la intención de juzgar o cuestionar el sexo o la identidad de género de ninguna atleta, para lo que considera esencial respetar y preservar la dignidad y privacidad de los atletas con DSD, y por lo tanto todos los casos que surjan bajo estas regulaciones deben ser manejados y resueltos de manera justa, consistente y confidencial, reconociendo la naturaleza sensible de tales asuntos. Cualquier violación de la confidencialidad, discriminación indebida y / o estigmatización por motivos de sexo o identidad de género equivaldría a una violación grave del Código de Conducta de Integridad de la IAAF y dará como resultado una acción disciplinaria apropiada contra la parte infractora. En el reglamento también se describe en detalle el proceso mediante el cual un panel de expertos en los campos de la endocrinología, la ginecología, la genética y la pediatría, se encargará de evaluar cada caso de forma anónima.

Por muy nobles que parezcan las intenciones de la IAAF, lo cierto es que estas nuevas regulaciones han causado indignación en países como Sudáfrica, particularmente porque parecen diseñadas en función de Caster Semenya, medalla de oro en 800 metros femeninos en Rio 2016, quien no podría revalidar su título en la misma categoría actualmente a no ser que rebajara sus niveles de testosterona. A título personal, el Dr. Bermon se manifiesta a favor de una tercera categoría para los atletas intersexuales, lo que afirma tiene la «sensación de que algún día sucederá, y probablemente en cinco o diez años (…). Mi sensación es que el público no está preparado para esto. No queremos estigmatizar a los atletas. También debemos tener en cuenta las sensibilidades religiosas y culturales. Así que, básicamente, estoy a favor, pero es necesario que haya algunos cambios opinión pública».

El Caso Caster Semenya

Llevamos siguiendo la carrera de Caster Semenya desde hace años y muy especialmente los numerosos episodios de discriminación a los que viene enfrentándose. Como se afirma más arriba, el último es el reciente reglamento de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF). La nueva política sobre hiperandrogenismo, que entrará en vigor el próximo 1 de noviembre y que todavía puede acoger modificaciones, solo se aplicaría (según la redacción original) a las carreras de 800 y 1500 metros; casualmente en las que compite la prominente atleta sudafricana. «Este es uno de los temas más difíciles que mi Consejo y yo estamos discutiendo», admite Sebastian Coe, presidente de la IAAF. Semenya, abiertamente lesbiana, fue la ganadora en 800 metros lisos en los mundiales de 2009 y 2017, así como el oro en la misma categoría en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Algunos expertos consideran que este nuevo reglamento es «sospechosamente selectivo» y «sexista».

Cuando publicamos el balance de resultados de los deportistas abiertamente LGTB en los Juegos de Río de 2016 (el 47% de ellos logró colgarse una medalla), nos hicimos eco de la enésima polémica en la que se vio envuelta la atleta sudafricana Caster Semenya, abiertamente lesbiana. La carrera de Semenya, que en Río obtuvo el oro como corredora de 800 metros, siempre ha sido discutida por algunos debido a una supuesta intersexualidad, realidad con la que ella no se siente identificada. Semenya, a la que al nacer le fue asignado el sexo femenino, siempre ha tenido una identidad femenina, más allá de sus circunstancias físicas. «Dios me hizo como soy y me acepto así», aseguraba la deportista en una entrevista gracias a la que fue portada de la revista sudafricana You en 2009. En ella apareció luciendo un clásico look femenino. Su oro y su tesón deportivo la convirtieron en una magnífica abanderada de Sudáfrica durante la ceremonia de clausura en Río 2016.

Es sabido que Semenya presenta de forma natural niveles más elevados de andrógenos que otras mujeres. Por ello, choca que el presidente de la IAAF, Sebastian Coe, diga que «ningún atleta con hiperandrogenismo ha hecho trampa» pero a renglón seguido traten de aplicar una nueva política que perjudicaría a una de las más prominentes corredoras con niveles elevados de andrógenos, como es Caster Semenya. En este sentido, algunos expertos califican dicho reglamento (que todavía es susceptible de ser modificado y cuya fecha prevista de entrada en vigor se ha fijado para el próximo 1 de noviembre) como sospechosamente selectivo y «sexista».

La profesora de la Universidad de Pensilvania Jaime Schultz, especializada en la historia de la mujer en los deportes, explica que la nueva política de la IAAF parte de un estudio financiado por esta misma organización de 2017 en el que se recoge que, supuestamente, las mujeres con un alto nivel de testosterona tendrían una ventaja sobre sus competidoras en cinco pruebas: 400 metros (ventaja del 2.7%), carrera de obstáculos de 400 metros (ventaja del 2.8%), carrera de 800 metros (1.8%), lanzamiento de martillo (4.5%) y salto con pértiga (2.9%). «Sin embargo, sin explicación, las nuevas directrices omiten tanto el salto con pértiga como el martillo, donde las mujeres con alta testosterona ostensiblemente disfrutan de la mayor ventaja y agregan la carrera de 1500 metros femeninos, aunque no fue una de las pruebas en las que la testosterona parecía importar», resalta Schultz.

Esta experta considera discriminatoria estas clasificaciones porque «nadie sugiere que los hombres con niveles bajos de testosterona deberían ser elegibles para la competición femenina. De hecho, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) permite que los hombres diagnosticados con niveles bajos de testosterona soliciten una exención para tomar testosterona sintética, una sustancia prohibida, porque tienen una necesidad médica […] Esto significa que la testosterona no trata solo de mejorar el rendimiento, sino también de la salud y el bienestar. Pero solo cuando se trata de hombres».

Cabe recordar el caso de la ciclista trans Kristen Worley, que llegó hasta el Tribunal de Derechos Humanos de Ontario en Canadá, denunciando «discriminación sexual», por no permitirle el uso suficiente de testosterona sintética durante su carrera deportiva. «Es un problema que pensemos que las mujeres tienen estrógeno y los hombres tienen testosterona»decía Worley«Tenemos que educar a las personas para que entiendan que ambos sexos tienen estas hormonas, pero a diferentes niveles». Finalmente, Worley llegó a un acuerdo con Cycling Canada, Ontario Cycling Association y Union Cycliste Internationale para evitar la referida discriminación y «adoptar políticas y directrices basadas en investigaciones científicas objetivas».

En este sentido, la profesora Schultz concluye que «quizás la IAAF debería considerar un compromiso similar. Hasta entonces, podemos quedarnos con un deporte sin Caster Semenya, o al menos la mismo Caster Semenya, que continúa estableciendo nuevos estándares de excelencia en atletismo femenino».

La lucha de Caster Semenya contra la discriminación

La de Caster Semenya es una historia de lucha en el alto nivel competitivo (hasta aquí, común a cualquier deportista de élite), pero también de lucha contra la discriminación por cuestionamiento de su identidad. Semenya volvía a la competición en verano de 2010, después de que la Asociación Internacional de Federaciones Internacionales de Atletismo pusiera fin a la investigación sobre su supuesta intersexualidad y decidiera que no había razón para impedirle participar en la competición como mujer. Algo que no gustó a sus competidoras.

Una de las intervenciones más desafortunadas en la polémica fue, por cierto, la de la atleta española Mayte Martínez, contrincante de Semenya en la final de los 800 metros. «Si me ponen a Semenya y diez hombres delante no sabría decir que ella es la mujer», llegó a manifestar la española, que acabó la carrera en séptima posición. Por una avalancha de declaraciones LGTBfóbicas como esta, Caster Semenya se planteó rechazar la medalla mundial de 800 metros, aunque las autoridades deportivas de su país la convencieron de que no lo hiciera.

También en España, en 2009 destacados medios generalistas se sumaron a cuestionar la feminidad de Semenya«¿Ganó ella o él?» titulaba El Mundo«Pendiente de un control para determinar su verdadero sexo», subtitulaba. Peor aún era el inicio de su crónica: «A la chica, o lo que sea, hay algo que le motiva más que el atletismo…». Algo más serio era el tratamiento que daba El País a la noticia, aunque el redactor no resistía caer en la tentación de referirse a Semenya como «la adolescente surafricana que parece un chico y corre como un hombre con toda la barba». ABC hacía una crónica neutra de la victoria de Semenya pero cargaba las tintas en el titular, que ya desde el principio predispone al lector: «Semenya redobla las sospechas con una abusiva victoria en 800». Tampoco La Razón se quedaba atrás. «Semenya, un oro muy sospechoso», titulaba. Algo más neutros fueron entonces los tratamientos en El Periódico o en La Vanguardia.

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los Mossos d’Esquadra aclaran un asesinato homófobo ocurrido el año 2000 en Montgat (Barcelona)

Miércoles, 25 de abril de 2018

escudo-mossosA veces la justicia se hace esperar años. El 8 de marzo del año 2000 moría asesinado en Montgat (Barcelona) Vitervo A. V., de 45 años, un ciudadano ecuatoriano que llevaba pocos meses trabajando en España. Sobre su cadáver, pintada con su propia sangre en la pared del cuarto en el que fue cruelmente asesinado, la frase «Hitler tenía razón». En un primer momento se sospechó que la motivación del crimen fue puramente racista, aunque la investigación posterior ha revelado que básicamente se trató de un crimen homófobo. Casi 18 años después, su asesino ha sido detenido por fin en Colombia, según daban a conocer hace unos días los Mossos d’Esquadra.

Lo relata con detalle el diario El País, el mismo periódico que el 14 de marzo del año 2000 se hacía eco del asesinato de Vitervo, sin que por entonces la posible motivación homófoba apareciera ni siquiera mencionada en la noticia. El cadáver fue descubierto en el piso en el que la víctima cuidaba de un anciano discapacitado por el hijo de este último. Había sido apuñalado con saña y finalmente degollado. Sobre la pared, escrita con la sangre de la víctima, la frase antes mencionada, además de las letras «K K K», las siglas del Ku Klux Klan. Todo apuntaba al crimen racista, aunque el propio artículo de El País decía entonces que «hay otros indicios, que los investigadores se reservaron y no quisieron concretar para no dar pistas a los culpables, que pueden llevar a nuevas pistas para resolver el caso».

Ahí quedó la historia, de la que no recordamos haber escuchado nada más… hasta ahora, cuando hemos sabido que el asesino de Vitervo fue por fin detenido en septiembre de 2017, y que los «otros indicios» de los que hablaba aquel artículo en realidad apuntaban al crimen homófobo. El cadáver fue encontrado desnudo sobre un charco de sangre con una flor de plástico enredada en la oreja.

El proceso para descubrir al asesino no ha sido sencillo. De hecho, la investigación permaneció atascada durante años. Es cierto que tres años después del asesinato alguien llamó a una prima de la víctima y le hizo escuchar una grabación en la que parecía escucharse su voz suplicando por su vida. La Guardia Civil intervino el teléfono desde el que se hizo la llamada y obtuvo información sobre el tráfico de drogas, pero no pistas sobre el asesinato.

Fue en 2016 cuando la jueza titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Badalona ordenó la reapertura del caso a los Mossos, que centraron la investigación en los contactos telefónicos de la víctima. Acabaron por localizar a un individuo nacido en Colombia, que en 2009 regresó a su país, y que tenía varios antecedentes por agresión sexual. Agredía a sus víctimas cuando iban bebidas, y una de ellas denunció que la había grabado pidiendo clemencia. Un patrón que recordaba a lo sucedido con Vitervo. Más tarde comprobaron que desde la casa del anciano al que cuidaba la víctima se había hecho una llamada a un número de teléfono que salía en un anuncio de contactos en la prensa local, y que les condujo a un domicilio en Vilafranca del Penedès en el que precisamente vivía por entonces este individuo, que estaba casado. Se trataba del exmilitar colombiano. Los Mossos llegaron además a localizar a varias personas a las que al parecer el asesino les había contado lo que había hecho.

Los Mossos tienen claro lo que sucedió. Aquel fatídico 8 de marzo, Vitervo quedó con su asesino, al que en efecto conoció a través de un anuncio de contactos. Era un exmilitar que había servido el Ejército colombiano, que también formó parte durante un tiempo del Ejército español, y que al parecer simpatizaba con el nazismo. Tras comer y beber en abundancia, Vitervo llevó a su asesino al domicilio del anciano al que cuidaba, y que en ese momento no se encontraba en la casa, con objeto de mantener relaciones sexuales. Allí se produjo el brutal asesinato.

Nuestras felicitaciones a los Mossos d’Esquadra por aclarar este horrible crimen. El asesino, que fue detenido en septiembre, se encuentra en prisión preventiva en Colombia a la espera de ser extraditado a España para que tenga lugar el juicio. Y la memoria de Vitervo, otra víctima de la violencia homófoba en nuestro país, ha sido recuperada.

Fuente Dosmanzanas
Etiquetas:

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

“El Viajero Gay” o El País banalizando la homofobia en Dubái

Lunes, 23 de abril de 2018

inigo-ayuso-event-one-dmcEl “viajero” Iñigo Ayuso

Por la importancia que supone que un medio de comunicació, supuestamente serio difunda semejante artículo y porque nos parece certero, publicamos íntegramente este artículo que publica EstoyBailando

Por Jordi García

Lo siento, El País; lo siento Íñigo; pero esto no es una guía de viajes “desde un punto de vista gay”. Esto es un insulto y una falta de respeto. Y si creéis que ése es el único “punto de vista” que un gay puede aportar a un viaje, apaga y vámonos.

Cuando uno se prepara para hacer un viaje es habitual buscar información en internet sobre el sitio que quieres visitar. Cuando un gay se prepara para hacer un viaje además de buscar puntos turísticos, tarifas y demás información básica también se informa sobre la situación del colectivo en ese país. ¿Es legal la homosexualidad? ¿Puedo ir a la cárcel si me olvido de dónde estoy y cojo a mi novio de la mano?

Y algunos incluso se hacen la pregunta del millón: ¿Quiero colaborar con mi dinero en la industria turística de un país que condena a prisión o a muerte a otros como yo que no tuvieron la suerte de nacer en mi país?

Si Íñigo Ayuso se hizo todas esas preguntas antes de viajar a Dubái… las respuestas no debieron incomodarle demasiado. En un artículo publicado hoy en Tentaciones (suplemento de El País) Íñigo estrena la sección “El Viajero Gay” y, de paso, se marca un texto que podría ser el equivalente “periodístico” a Dulceida regalando gafas del Zara a niños africanos y haciéndoles una foto para subirla a su Instagram.

¿Un país musulmán?” Se pregunta Íñigo al principio del texto, un texto que por más que releo sigue sin decirme exactamente qué tiene de especial Dubái para que yo, hombre gay, quiera visitarlo. Ayuso repite una y otra vez que Dubái es una ciudad prefabricada, en la que hay mil opciones de ocio (todas importadas), en la que todo es muy caro y en la que el único interés que parece poder despertar en un viajero es el de gastarse una millonada aparentando en un lugar creado para aparentar.

el-pais-viajero-gay-dubai-696x522Pero dejando a un lado el lamentable clasismo que desprende el artículo (los trabajadores “no cualificados del subcontinente indio” se mezclan con la clase media que “ocupa las recepciones, consejerías o barras de bar” y con una clase media alta formada por “jóvenes, guapos, dinámicos, bien formados y que conducen coches de gama alta“) Ayuso no tiene problema en darle glamour a la homofobia del país. Así, por ejemplo, El Viajero Gay recomienda que “si eres gay no vayas de la mano ni beses a tu pareja en público. Ni te pasees con tacones por el metro elevado. No es Madrid durante el Orgullo“. Es cierto que Ayuso explica que las estrictas leyes sobre la decencia en Dubái también afectan a heterosexuales; pero olvida que la heterofobia no existe y que ningún heterosexual ha sido condenado a prisión o a muerte por ser heterosexual.

El acto homosexual está penalizado con hasta 10 años de prisión, incluso dormir en la misma casa sin estar casado, hetero o gay“; explica Ayuso, que en lugar de denunciar ese hecho (que puedes ir a la cárcel, Íñigo, por follar como follas tú) prefiere pasarlo por alto (como hacen los hoteles de lujo que no aplican la ley) y recomendar que pidas camas separadas porque “son enormes y sirven para dos personas de todas formas“. ¿Para qué se va a preocupar el Viajero Gay Cis y con dinero de las leyes homófobas si total, la cama de tu hotel de lujo es grande y puedes llevarte a un ligue a pasar la noche porque la recepcionista no llamará a la policía?

En Dubái tampoco hay ambiente gay, pero según Ayuso sí hay ciertas zonas en los bares de los hoteles (llenos de ex-pat, a los que parece venerar casi como si fueran Dioses) donde se juntan hombres gais y algunos locales que cada viernes organizan una fiesta gay. Eso sí, “ve de punta en blanco, el look de moderna desaliñada no se lleva para nada. Dubái es todo brilli brilli, camisas impolutas, vaqueros ajustados, marcas de diseñador internacional. Y mucho músculo.” Y ahí está otro gran error de Ayuso: creer que todos los gais del mundo viajamos únicamente con la intención de follar. Porque ¿qué si no va a hacer un gay de viaje?

Por eso recomienda cómo utilizar las apps de contactos (apps muchas veces utilizadas por las policías de países homófobos para detener a hombres gai, como se hizo en Chechenia durante la purga de 2017 que acabó con centenares de muertos y desaparecidos). Primero, instálate un VPN para deslocalizar tu teléfono; algo que reconoce es ilegal y te pueden expulsar del país pero… ¿a quién le importa eso cuando puedes “hacer match con cientos de atractivos árabes de los países colindantes y ex-pat deseosos de gente nueva“? Y, por supuesto, no subas una foto de tu cara en el perfil. “Por seguridad“, dice; y recomienda poner una foto “de pecho o abdominales“. Porque si estás gordo o muy delgado no viajas, y si lo haces no vas a Dubái, un lugar en el que se llevan las marcas de diseñador internacional y mucho músculo.

viaje-gay-600x678¿Alguien le ha explicado a este señor que hay gais sin abdominales?

Obviamente cada uno puede viajar a donde le dé la gana y hacer con su dinero lo que le salga de ahí abajo, y también es cierto que a pesar de sus leyes y tradiciones Dubái puede considerarse un destino relativamente seguro para gais, lesbianas y bisexuales. Y déjalo ahí. Las experiencias turísticas de una persona trans en un país así puede que no tengan tanto brilli brilli, ni tantas copas a 20 dólares, ni tantos ex-pats simpatiquísimos y guapísimos con los que ligar… por mucho sentido común con el que viajen. Banalizar la persecución homófoba y moral en un destino turístico y quitarles hierro con frases como “en Dubái no tienes garantizado el derecho al habeas corpus ni el acceso inmediato a un abogado. Viaja con sentido común” es un acto profundamente egoísta y que roza la xenofobia; hay tantas excusas y consejos para sortear lo que a todas luces son violaciones de los derechos humanos que al final lo que te están diciendo es un “mala suerte si vives allí, pero si vas de visita y tienes pasta te lo vas a pasar de la hostia”.

No sé qué próximos destinos visitará Íñigo ni si seguirá hablando de ellos como si los gais únicamente supiéramos viajar para ir a fiestas gais y ligar con hombres musculados y ligar. Es evidentísima la homofobia interiorizada en ese planteamiento de que el gay no tiene ningún tipo de utilidad social y, por lo tanto, su existencia ha de basarse únicamente en pasárselo bien sin incomodar al patriarcado (algo que vemos constantemente en medios gais y sobre lo que el caso de Dolce&Gabbana es un ejemplo clarísimo). Tan evidente que resulta hiriente. Tanto para mí como para los centenares de miles de personas que no pueden vivir su sexualidad o identidad de forma libre por la homofobia institucional financiada (no en el caso de Dubái, pero sí en el caso de países como Indonesia) con el dinero de los turistas que prefieren hacer la vista gorda incluso cuando el gobierno les ataca a ellos.

3855740236El rascacielos Burj Khalifa

Lo siento, El País; lo siento Íñigo; pero esto no es una guía de viajes “desde un punto de vista gay“. Esto es un insulto y una falta de respeto. Y si creéis que ése es el único “punto de vista” que un gay puede aportar a un viaje, apaga y vámonos. Es tal la falta de solidaridad, de empatía, en el texto de Ayuso respecto al colectivo LGTB+ natural de Dubái; es tal la banalización que hace de la persecución que sufren (y que él se salta instalando una app para deslocalizar su móvil, como si eso fuera algo aceptable); es tan asquerosa la forma en que glorifica los estereotipos tóxicos sobre el colectivo de hombres gais y su propio privilegio que acaba convirtiendo la homofobia en un juego del ratón y el gato y por eso ni se plantea que esté mal, ni qué hacer para luchar contra eso: se inventa formas de sortearla porque él puede hacerlo.

Si El Viajero Gay decide quedarse en casa y no volver a publicar sobre el tema… Nadie lo echará de menos. Porque el “punto de vista gay” respecto a un viaje a Dubái es otro muy diferente, por mucho que los 828 metros de altura del Burj Khalifa se iluminen “con miles de colorines formando dibujos y banderas frente a una fuente con chorros de agua de 50 metros. No puede ser más gay.

Fuente EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Vic, 3 de junio de 1987: primera petición de matrimonio entre dos hombres ante un Registro Civil en España

Martes, 6 de junio de 2017

josep-teixidor-y-jesus-lozano-300x170Este sábado, 3 de junio de 2017, se han cumplido treinta años desde que Josep Teixidor, más conocido como “Richard” y Jesús Lozano presentasen ante el Registro Civil de Vic (Barcelona) su solicitud para contraer matrimonio. Era el año 1987. Su solicitud fue rechazada, pero Josep y Jesús abrieron el camino que llevaría, en 2005, a la aprobación del matrimonio igualitario en España.

“La petición formal de matrimonio (…) entró en el despacho de la juez titular de Instrucción de Vic, Julia Novellas, con todos los requisitos legales necesarios. La juez reconoce que le causó extrañeza la solicitud, pero la firmeza y la convicción que mostraron los peticionarios (…) hicieron que lo tomara en serio”, contaba el diario El País en un artículo publicado días más tarde. Richard y Jesús tenían por aquel entonces 39 y 19 años. El primero, abiertamente gay, regentaba un bar en Taradell, cerca de Vic. Jesús, bisexual, era cocinero y estaba pendiente de hacer el servicio militar, aunque pese a su edad era ya padre de una niña. Eran pareja desde pocos meses antes y querían hacer lo que otras tantas parejas en su situación: contraer matrimonio.

La petición se chocó de bruces con la realidad jurídica del momento. Ningún país del mundo había legislado todavía el matrimonio igualitario. Holanda, el primero, no lo hizo hasta 2001. Es más: faltaban todavía dos años para que Dinamarca aprobase, en junio de 1989, la primera ley de uniones entre parejas del mismo sexo. Pero a Josep y Jesús no les importó. Como cuenta con detalle Jordi de Planell en Nació Digital, la pareja tomó la decisión después de discutirlo con el periodista Albert Om, un habitual del bar de Richard. “Un día nos explicó que había un vacío legal y que, si lo intentábamos, quizás conseguiríamos casarnos”, explica Richard treinta años después. A través de Om la pareja contactó con el abogado Ferran Font, que los asesoró. Finalmente lo hicieron. Según explica Richard a Nació Digital, aún recuerda la cara de sorpresa del funcionario que los atendió: “El pobre chico no daba crédito”. Albert Om publicó la noticia en El 9 Nou, una publicación local, y a partir de ahí la noticia trascendió a nivel nacional. Richard y Jesús recibieron el apoyo inmediato del Front d’Alliberament Gai de Catalunya (FAGC) y de la noche a la mañana se convirtieron en un símbolo de la lucha en favor de los derechos LGTB en una época en la que la visibilidad era considerablemente menor a la de hoy en día. 

Como era previsible, la solicitud de matrimonio fue rechazada: primero por un juez de Solsona, luego en la Audiencia de Barcelona. El primero de los rechazos dio lugar a la que por entonces fue la mayor manifestación en favor de los derechos LGTB de la historia de España fuera de una gran ciudad (el 3 de octubre de 1987, en la Plaza Mayor de Vic, donde se concentraron cerca de 4.000 personas). La lucha se trasladó luego a Madrid, pero se vio interrumpida en 1992. Jesús fue víctima de la drogadicción y aquello acabó con su relación de pareja, y como consecuencia con la batalla legal. Pero su valentía hizo removerse conciencias, tanto dentro del movimiento LGTB (parte del cual rechazaba la idea de pedir el acceso igualitario al matrimonio, una institución que consideraba caduca) como fuera del mismo. La idea de que dos personas del mismo sexo pudieran casarse comenzó a ocupar tribunas de opinión en los medios. A raíz del caso, Magda Oranich y Jordi Petit firmaban, en octubre de 1987, un artículo en El País titulado “La cuestión del matrimonio civiI entre ‘gays’ [aún entrecomillado en el original]“. La primera frase del artículo era la siguiente: “El matrimonio entre gays o lesbianas no ha sido reconocido todavía en ningún lugar del mundo, pero tiene defensores”. Parece mentira que solo hayan pasado 30 años…

En el camino quedó Jesús Lozano, que falleció en 2012. Richard sigue hoy muy vivo. Pero sus nombres son ya historia del activismo, un activismo que a base de valentía y visibilidad ha conseguido importantes avances que a nosotros nos toca consolidar.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En libertad el español detenido en Marrakech por “conducta homosexual”

Lunes, 28 de noviembre de 2016

repositorio_obj_8298_1432027474El artículo 489 del Código Penal marroquí castiga entre seis meses y tres años de cárcel los “actos contra natura con individuos del mismo sexo”.

Una nueva noticia de LGTBfobia de estado, procedente de Marruecos, pone de relieve la necesidad de que España, a través de sus instituciones diplomáticas, presione de una vez por todas al país vecino para que despenalice la homosexualidad. En este caso, un gay español de 73 años y su pareja sexual, de 23, han sido detenidos y se enfrentan a una pena de hasta tres años de prisión, tras ser delatados por una camarera de habitaciones del hotel de Marrakech en el que se alojaban. Desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) se exige al Gobierno de Mariano Rajoy que aplique la influencia política de España en Marruecos contra este tipo de injusticias sociales.

Ocurría el pasado lunes en el Hotel Medina de Marrakech (en el que, visto lo visto, desaconsejamos hospedarse). Una trabajadora del servicio de habitaciones, según publican medios locales, sorprendía a un gay español y a su pareja marroquí. Al parecer, la camarera se lo comunicó inmediatamente a su supervisor y este no dudó en llamar a la policía. Los agentes acudieron al establecimiento y detuvieron a los dos hombres, acusados de violar el homófobo Código Penal del país, que en su artículo 489 castiga “los actos licenciosos o contra natura con un individuo del mismo sexo” con penas de hasta tres años de prisión y una sanción económica.

Aunque no han trascendido muchos más detalles del caso, las autoridades consulares españolas tardaron en ser informadas oficialmente (un derecho que debe exigir el propio afectado, en todo caso). La detención del ciudadano español era notificada a las autoridades españolas sólo 3 días después, el jueves, 24 de noviembre, mismo día en el que se le pone en libertad y se le otorga la “posibilidad de regresar a España cuando lo desee”. Las autoridades marroquíes no tienen la obligación de notificar la detención, a no ser que así lo indique el reo. Por el momento se desconoce si se mantiene algún cargo contra él ni si le han citado para comparecer en un futuro próximo.Atendiendo a lo ocurrido en detenciones de personas LGTB extranjeras anteriormente, al ser un caso con trascendencia mediática internacional era bastante probable que el hombre español acabeas siendo deportado. Sin embargo, el joven marroquí (así como los oriundos LGTB que se ven envueltos en situaciones similares) no podrá evitar el estigma social, con independencia de cuál sea la resolución judicial.

Según informan diversos medios, citando a la agencia EFE como fuente, el ciudadano español ya ha sido liberado. Nada dice, sin embargo, sobre la situación en la que se encuentra su acompañante marroquí.

El diario El País, por su parte, se ha puesto en contacto con Omar Arbi, representante de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), que confirmó a este diario que la detención se produjo después de que los dos detenidos alquilasen una habitación y fuesen delatados a la policía por empleados del establecimiento. “Probablemente se trate de un caso de turismo sexual y es probable que los dos detenidos hayan pasado a disposición judicial. En el caso del español, contará con la asistencia jurídica de la embajada española”, declaraba Omar Arbi, de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH).

A pesar de que el artículo 489 del Código penal marroquí castiga la homosexualidad con penas de entre seis meses y tres años, Marrakech es, junto con Tánger y Casablanca, una de las ciudades donde existen lugares de encuentros para homosexuales. Lo que no quiere decir que la población sea completamente tolerante, ni que se excluya a los extranjeros de cumplir la pena, aunque suelen ser simplemente expulsados del país. Lo que no fue el caso de Ray Cole, un ciudadano británico, de 69 años de edad, que en 2014 era condenado a 4 meses de cárcel, aunque fue finalmente puesto en libertad, 6 días después de la sentencia, por las presiones del gobierno británico.

La FELGTB pide al Gobierno de Rajoy que exija a Marruecos la despenalización de la homosexualidad

El presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Jesús Generelo, ha invitado al Gobierno de Mariano Rajoy a que “intensifique sus esfuerzos para que los derechos humanos y las libertades de la población, incluidas las personas LGTB, primen sobre los intereses económicos” entre ambos países y a que aplique la influencia política de España en Marruecos para erradicar las persecuciones arbitrarias por orientación sexual o identidad de género. Asimismo, Generelo ha hecho un “llamamiento al Ministerio de Asuntos Exteriores y al consulado para que se movilicen y pueda resolverse esta situación cuanto antes”.

Por otra parte, la FELGTB señala que noticias como esta demuestran la “extrema vulnerabilidad del colectivo LGTB en muchos países del mundo”. Una realidad que no debe resultarnos indiferente, por lo que España debería “trabajar por la despenalización de la homosexualidad y de la transexualidad en el ámbito internacional”. Jesús Generelo también ha hecho hincapié en que “es necesario recuperar los niveles de cooperación internacional anteriores a la crisis. Entre ellos, apoyar a los colectivos LGTB en los países donde no se respetan nuestros derechos”.

Las leyes LGTBfóbicas sí se aplican en Marruecos

A diferencia de lo que proclama el tópico, la legislación antiLGTB es de plena aplicación en nuestro país vecino. A principios de este mes recogíamos, sin ir más lejos, la detención de dos adolescentes en Marruecos por besarse y abrazarse en su propio domicilio. Como ya anunciábamos entonces, precisamente mañana viernes tendrá lugar la vista del juicio contra estas chicas que, sorprendentemente, fueron denunciadas por la propia madre de una de ellas.

“La legislación de Marruecos es completamente medieval, desconectada de la realidad. Hay normas que prohíben las relaciones sexuales fuera del matrimonio, que prohíben la homosexualidad, castigan el adulterio. No hay que ser hipócritas, todo el mundo sabe que hay marroquíes que llevan una vida fuera del matrimonio y que existen homosexuales. Y mantenemos esa dicotomía porque eso le conviene al sistema. Yo creo que ya es hora de que los ciudadanos se rebelen contra esto, que no tiene ninguna relación con la religión (…). Es una cuestión de derechos del hombre, de derechos sexuales, de la dignidad y, en particular, de la dignidad del cuerpo de la mujer”, declaraba la escritora Leila Slimani, ganadora del premio Goncourt, a propósito de la detención de las Sanaa y Hajar dos adolescentes que fueron delatadas por un familiar después de sorprenderlas besándose en una azotea, cuyo juicio se celebra hoy viernes, 25 de noviembre.

Como hemos venido informando de un tiempo a esta parte, parece darse un recrudecimiento de la persecución contra las personas LGTB por las autoridades de Marruecos, desmintiendo el tópico preexistente de que las leyes represoras no se aplican en la práctica. El artículo 489 del Código Penal marroquí, reiteramos, castiga los “actos licenciosos o contra natura con un individuo del mismo sexo” con penas de hasta 3 años de prisión, además de una sanción económica. Y el artículo 483 establece penas de hasta dos años de prisión por “obscenidad pública”. Lo cierto es que cada vez llegan más noticias de detenciones y condenas por violar la ley.

En junio de este año, fueron juzgados dos jóvenes por mantener relaciones sexuales en el interior de un vehículo y fueron condenados a 6 meses de prisión, en un “juicio” exprés y sin una defensa digna (ningún abogado quiso representarles).

El pasado mes de abril, dos jóvenes fueron sorprendidos en la cama por un grupo de hombres que habían irrumpido en su vivienda, fueron brutalmente agredidos, y, con el rostro ensangrentado y desnudos, llevados a la calle para su humillación pública. La Policía, en vez de perseguir a los agresores, detuvo a las víctimas, que fueron juzgadas y condenadas a penas de hasta 4 meses de prisión por practicar la homosexualidad.

En febrero nos hacíamos eco de la condena a 18 meses de prisión a dos jóvenes por cometer “actos con un individuo del mismo sexo” por un tribunal de Tiznit, al sur de Marruecos. Y poco antes, en enero, dábamos cuenta de la detención de dos jóvenes marroquíes por haber difundido un vídeo en el que se besaban en un lugar público.

También en 2015 tuvimos conocimiento de varias condenas en aplicación de ese mismo artículo. En el mes de junio se produjo la detención de otros dos hombres que se besaron, fotografiaron y dieron muestras de afecto ante la Torre Hasán, uno de los entornos históricos marroquíes más prominentes. A pesar de conseguir más de 71.000 firmas de personas todo el mundo pidiendo su liberación, ambos fueron condenados finalmente a cuatro meses de cárcel y una sanción económica.

Ese mismo mes, se denunció la detención de 20 hombres homosexuales en Agadir, acusados de “difundir la corrupción”. Según aseguró el colectivo Aswat, todas estas detenciones formarían parte de una campaña de arrestos dirigida por el Gobierno marroquí para reafirmar su posición en el debate público sobre la despenalización de la homosexualidad. Un mes antes, tres hombres más fueron condenados a la pena máxima, tres años de cárcel. Tras recibir una denuncia, la Policía capturó a dos de los hombres mientras mantenían relaciones. Al ser interrogados, informaron de que se habían conocido a través de un tercero, que finalmente también fue detenido y condenado.

También en años anteriores,nos hemos hecho eco de diversas detenciones a personas homosexuales. En mayo de 2013 publicábamos la condena a cuatro meses de cárcel a dos jóvenes detenidos en “delito flagrante” cuando se encontraban en el interior del coche de uno de ellos. En mayo de 2014 seis hombres fueron condenados a penas que oscilaban entre uno y tres años por cometer “actos contra natura”. En octubre de ese mismo año informábamos de que un británico de 69 años era condenado a cuatro meses de prisión por homosexualidad (aunque, finalmente, fue puesto en libertad).

Y es que, como dijera el joven marroquí Hamza (en el vídeo de la campaña que el colectivo Aswat lanzó para concienciar de la homofobia social marroquí) “ser homosexual en Marruecos es algo muy difícil, porque tienes que lidiar a diario con los estereotipos sociales preconcebidos, que no aceptan diferencias, especialmente el ser gay”.

Fuente Agencias/Dosmanzanas, Cáscara Amarga/Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

El diario “El País” considera que la transexualidad es “contenido para adultos”

Viernes, 4 de noviembre de 2016

elpais-transexuales-520x296El periódico coloca una advetencia de “contenido para adultos” al acceder a un artículo sobre transfobia.

El diario del grupo Prisa publicó el pasado día 28 un artículo firmado por Celia Blanco titulado Incómodos transexuales que denuncia la situación de vulnerabilidad del coletivo trans usando, entre otros ejemplos, el hecho de que la Comunidad de Madrid no haya activado los protocolos necesarios en materia de transexualidad que recoge la ley y las quejas recibidas por la mala atención de la Unidad de Identidad de Género del hospital Ramón y Cajal. Hasta ahí todo bien. ¿Cuál es el problema? Pues que al entrar en el artículo nos encontramos con esta advertencia

¿Cómo? Volvemos a intentarlo no sea que por error hayamos entrado en una página pornográfica, pero no. Estamos en la web del periódico. Repasamos el artículo por si vemos alguna foto inapropiada pero… tampoco. Sólo hay texto acompañado de una foto de la cara de Ángela Ponce, la primera mujer transexual candidata a Miss Wolrd Spain. Entonces ¿por qué narices se muestra la advertencia?

Buscamos otros artículos en el periódico para ver si localizamos más casos. Curiosamente, uno titulado Matando transexuales no tiene advertencia alguna. Debe ser que un transexual muerto ya no es peligroso y por eso no es necesario advertir de nada. Por cierto, en este artículo si se muestra la foto del entierro de Paola Ledezma, asesinada el pasado 30 de septiembre.

Por supuesto, en un diario con la trayectoria de El País las noticias con “contenido para adultos” abundan: asesinatos, atentados, guerraspero jamás habíamos visto un aviso como el que nos ocupa. Es cierto que el nivel de la publicación ha bajado mucho, muchísimo en los últimos tiempos, pero que la advertencia del “contenido para adultos” lleve dos días online nos hace pensar que no se trata de un error.

Fuente: El País, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Uno de los autores de la agresión a una musulmana embarazada actuó como encubridor del asesinato tránsfobo de Sonia Rescalvo

Lunes, 17 de octubre de 2016

9254702_5gjhuUn 6 de octubre de 1991, Sonia Rescalvo, una mujer transexual, era asesinada en el Parque de la Ciutadella de Barcelona por un grupo de seis skinheads de ideología ultraderechista. 25 años después, otro neonazi que en su momento actuó como encubridor del crimen ha sido detenido por otra bárbara agresión: dar una patada en el abdomen a una mujer embarazada que caminaba por la calle ataviada con niqab

La agresión ocurrió el pasado 29 de agosto, cuando la mujer paseaba por el barrio del Born de Barcelona junto a su marido y dos hijos. Dos hombres comenzaron a increparla por vestir el niqab o velo integral y a hacer comentarios islamófobos. El marido les recriminó sus palabras y en ese momento los dos individuos agredieron tanto al marido como a la mujer, a la que propinaron una patada en el abdomen sin importarles que estuviera embarazada de ocho meses. Afortunadamente otros viandantes que presenciaron la bárbara agresión (que fue registrada por una cámara de de seguridad cercana) protegieron a la mujer y a los dos niños y llamaron a la policía. Los agresores fueron finalmente identificados como simpatizantes de las Brigadas Blanquiazules, conocido grupo de seguidores del R.C.D. Espanyol de carácter ultraderechista.

Ahora se ha sabido, además, que uno de ellos (Óscar Lozano, de 42 años) fue condenado en su momento como encubridor del asesinato de Sonia Rescalvo, un crimen especialmente doloroso para el colectivo LGTB catalán, y que en su momento supuso un antes y un después en la percepción social de la violencia tránsfoba. Sonia y otra compañera, Dori, dormían al raso cuando el grupo de jóvenes fascistas decidió “tocar el tambor”, como llamaban al hecho de golpear brutalmente la cabeza de alguien con sus botas. Sonia murió, mientras que Dori sufrió graves heridas. Otros tres sin techo que dormían en el parque fueron también atacados. Uno de ellos perdió la visión en un ojo como consecuencia de la agresión.

“Ninguno negó los hechos”recordaba en su momento en el diario El País el entonces subinspector de los Mossos d’Esquadra, Joan Carles Molinero, que destacó además “el nivel de desafío, beligerancia, prepotencia y chulería” de aquel grupo de asesinos. Uno de ellos contó que los “bultos” que atizaron tenían “aspecto travesti”. Otro “sintió un fuerte dolor en el dedo gordo del pie” mientras pateaba a las víctimas: tal fue la brutalidad de la agresión, que a pesar de la punta de hierro de las botas el agresor se había roto una uña.

El grupo fue detenido por el equipo de Molinero en marzo de 1992. El juez les condenó a un total a 333 años de cárcel, aunque luego se les rebajó la pena. Todos han sido ya liberados (los dos últimos salieron de la cárcel en 2011). Salvo dos de ellos, el resto ha reincidido después en otro tipo de delitos, entre ellos violencia de género. El ahora detenido por la agresión islamófoba, sin embargo, no llegó a pisar la cárcel, dado que no participó directamente en la agresión. Sí que fue multado como encubridor.

Sonia Rescalvo, un antes y un después

La prensa de la época siempre se refirió a Sonia en masculino, como “travesti” y utilizando el que era su nombre legal por aquel entonces, José Rescalvo Zafra. Su vida fue un reflejo de las vidas de tantas otras víctimas de la transfobia a lo largo de la historia: Sonia había huído de su Cuenca natal a los 16 años para instalarse en el anonimato de Barcelona. Y aunque llegó a actuar en el teatro, la suerte le dio la espalda y acabó dedicándose a la prostitución. Sin apenas contacto con su familia, vivió en los últimos tiempos en la indigencia.

La investigación y juicio por asesinato de Sonia supusieron un punto de inflexión en el modo de tratar las agresiones relacionadas con el odio y la discriminación. “Fue la primera vez que un tema de homofobia y transfobia se trataba en serio”, recordaba en su momento Eugeni Rodríguez, del Front d’Alliberament Gai de Catalunya (FAGC). También para la abogada María José Varela, que llevó la acusación popular, supuso un momento emocionante, en tanto que “gays y transexuales luchaban por salir de la invisibilidad”.

glorieta-de-la-transexual-soniaPrecisamente en marzo de 2011 fue inaugurado en el Parque de la Ciutadella el primer monumento que honra en la capital catalana la memoria de las personas LGTB represaliadas por su orientación sexual e identidad de género. A la elección del lugar no fue ajeno el hecho de que allí precisamente fuera asesinada Sonia. Dos años después, de hecho, la hasta entonces conocida como Glorieta dels Músics pasó a denominarse “Glorieta de la Transsexual Sònia” en recuerdo y homenaje a Sonia Rescalvo.

Una mujer cuyo nombre siempre permanecerá en la memoria del colectivo LGTB catalán y español. “Sonia fue y es un símbolo de los crímenes de odio en España. Fue la primera vez que la justicia se preocupó de una manera cierta”, comenta la activista trans y diputada en la Asamblea de Madrid, Carla Antonelli a La Sexta en el siguiente reportaje, en el que se muestra como uno de los asesinos, Oliver Sánchez, entrevistado en 1996, aseguraba no sentir “ningún tipo de remordimiento” por haber asesinado a Sonia:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Generalitat archiva la denuncia de la CUP contra los mossos que causaron la muerte a Juan Andrés Benítez

Viernes, 7 de octubre de 2016

18109_juan_andres_benitezJusto tres años después de la muerte de Juan Andrés Benítez, la Generalitat de Catalunya ha archivado la denuncia interpuesta por la CUP (Candidatura d’Unitat Popular) con objeto de expulsar de los Mossos d’Esquadra a los agentes responsables. Una nueva sombra que se cierne sobre un proceso ya muy oscurecido tanto por el archivo de la denuncia contra el sindicato policial que desveló la condición de seropositivo de Benítez como por el acuerdo alcanzado por los agentes implicados que les permitió evitar la prisión.

Los detalles de la muerte de Juan Andrés Benítez, ocurrida en octubre de 2013, siguen produciendo estupor y rabia. Lo sucedido supuso de hecho un mazazo para la parte más comprometida de la sociedad civil catalana y para el colectivo LGTB. Dueño de dos tiendas de ropa en el Gayxample, Benítez era miembro de ACEGAL (Asociación Catalana de Empresas para Gais y Lesbianas) y fue un antiguo activista en la lucha contra el VIH (en su momento recogimos una semblanza sobre su vida publicada por El Periódico).

Benítez fue brutalmente reducido tras verse envuelto en una discusión en el barrio del Raval, donde vivía. Cuando los mossos interpelaban a los implicados en la discusión (ya finalizada) Benítez hizo ademán de intentar alejarse. En ese momento una agente le golpeó, iniciándose entonces la agresión policial. Benítez sufrió una primera parada cardíaca, que la asistencia sanitaria pudo revertir, pero acabó falleciendo en el Hospital Clínic de Barcelona. La autopsia reveló que tenía rotos un diente, un pómulo, la nariz y una ceja y presentaba heridas en los labios, un golpe en la cabeza y en la parte frontal derecha de la cara, así como una fractura del metacarpiano derecho. Presentaba además lesiones en brazos, piernas, rodillas y zona lumbar. Los forenses concluyeron que los múltiples traumatismos sobre la región craneo-facial dieron lugar a un fallo cardíaco (posiblemente favorecido por el estrés de la situación y el padecimiento de una arritmia previa) y calificaron la muerte como de naturaleza “homicida”. Los agentes implicados negaron inicialmente haber actuado de forma irregular, pero la difusión de unas imágenes grabadas en vídeo por los vecinos confirmaron la brutal violencia que sufrió Juan Andrés Benítez antes de morir.

Se archivó la denuncia por revelar su condición de seropositivo

La muerte de Benítez se continuó, además, de una desagradable muestra de serofobia por parte del Sindicat de Policies de Catalunya, que reveló a la opinión pública la condición de seropositivo de Benítez. Fue en una nota en la que el sindicato policial ofrecía “todo su apoyo” a los agentes implicados y añadía que “a consecuencia de las agresiones sufridas durante la detención, dos agentes se encuentran actualmente en tratamiento con fármacos antirretrovirales, que tendrán que mantener durante un año”. Pese a la condena de varios colectivos LGTB y de las organizaciones que trabajan el tema del VIH, que denunciaron la nota ante la fiscalía especializada en delitos contra el odio y la discriminación por desvelar información reservada que solo se podía obtener de forma confidencial a través de los servicios médicos y de las diligencias judiciales, la denuncia fue archivada.

Los agentes implicados evitaron la cárcel

Llegado el juicio, el acuerdo alcanzado entre la acusación popular (ejercida por la Asociación Catalana para la Defensa de los Derechos Humanos, ACDDH), la fiscalía y las defensas permitió a los seis mossos implicados evitar la cárcel, gracias a que la condena quedó limitada a dos años. A cambio, se declararon culpables de un delito de homicidio por imprudencia grave y otro contra la integridad moral. Los agentes quedaron suspendidos de empleo y sueldo durante esos dos años, y luego, durante cinco años más, tendrán algunas restricciones (como el no poder patrullar las calles ni acercarse al barrio del Raval). Se les impuso también asistir a un curso de derechos humanos. A otros dos agentes se les impuso además tres meses de arresto por obstrucción a la justicia. Se acordó también una indemnización de 150.000 euros a la familia de la víctima a cargo de la Generalitat como responsable subsidiaria.

Según explicó en su momento el diario El País, la ACDH optó por asegurar una pena mínima ante la posibilidad de que un jurado popular exculpara a los agentes. El acuerdo, sin embargo, fue recibido con desagrado por los amigos de Benítez, que consideraron que los causantes de su muerte quedaban en buena parte impunes. Por su parte, la CUP, a través de sus diputados en el Parlamento catalán, exigió al director general de Policía de la Generalitat, Albert Batlle, que reabriese el expediente sancionador que en su momento fue interrumpido e interpuso la correspondiente denuncia para que, de acuerdo al artículo 10 del reglamento disciplinario de los Mossos d’Esquadra, los condenados fuesen expulsados del cuerpo por falta muy grave.

Y ahora la Generalitat archiva la denuncia de la CUP

Expulsión que parece que no se producirá, dado que el Departamento de Interior de la Generalitat ha archivado la denuncia interpuesta por la CUP. Una decisión que ya se veía venir: ya tras el acuerdo que libró de la cárcel a los agentes Albert Batlle declaró que las responsabilidades habían quedado depuradas en la vía penal.

La CUP no ha descartado todavía recurrir la decisión de Interior por vía judicial. Por otra parte, además de esta primera denuncia, la propia ACDDH ha formulado otra petición a la dirección general de la Policía catalana para que garantice la correcta aplicación del reglamento disciplinario de los Mossos. Según explica eldiario.es, según el artículo 24 del reglamento, Interior debe actuar en base “a los hechos que se declaren probados” en la sentencia, y estos son claros e irrefutables, por más que el acuerdo alcanzado en el juicio permitiese a los agentes evitar la cárcel. Y a juicio de la ACDDH, los hechos probados se corresponden con varias faltas muy graves por parte de los condenados: torturas, vulneración de derechos de los custodiados y ocultación de pruebas, además de la propia condena. En este sentido, la dirección general de la Policía catalana podría, según el ya mencionado artículo 10 del reglamento, expulsar a los condenados o suspenderles de empleo y sueldo de uno a seis años.

Veremos qué sucede finalmente, pero lo cierto es ya cerrado el capítulo judicial, el administrativo tampoco apunta a que los agentes responsables de la muerte de Benítez saldrán muy malparados. Mala, muy mala señal la que se transmite a la ciudadanía…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

El juicio a tres estudiantes que protestaron contra la homofobia de un profesor de la Universidad de Santiago tendrá lugar el 3 de octubre

Lunes, 26 de septiembre de 2016

absolucion-estudiantes-protesta-contra-homofobia-santiago-cartelSerá el próximo 3 de octubre. Antia, Mario y Martín, tres jóvenes estudiantes, serán juzgados por realizar una protesta en el aula contra Domingo Neira, profesor de la Universidad de Santiago de Compostela que fue suspendido temporalmente en 2013 por sus comentarios homófobos en clase pero que al que finalmente se le permitió reincorporarse. Los tres jóvenes se exponen a una condena de cinco meses de prisión. La denunciante, la propia Universidad de Santiago, la misma institución pública que no duda en mantener a un personaje como Neira entre sus profesores. 

En 2013 contábamos el origen de la historia: en respuesta a la pregunta de una alumna de la Facultad de Ciencias de la Educación, Domingo Neira relacionó pederastia y homosexualidad, de la que afirmó que era “una alteración congénita o vicio”. En declaraciones concedidas al diario El País, Neira ratificó luego sus opiniones, argumentando que “si no hay certificación de que sea congénito, no hay más que discutir; pero si hay esa certificación, también puede ser por vicio. ¿O no hay desviaciones por vicios?”. Es más, el profesor de la Universidad de Santiago se refirió a los homosexuales como“maricones” que sufren “desviaciones”, para distinguirlos de los “hombres-hombres”. Neira aseguró también que la adopción debería estar prohibida a parejas del mismo sexo, porque la homosexualidad es “contagiosa” y esas parejas “le pasarían el mal a su hijo”. Alumnos de Neira aseguraron de hecho que su discurso homófobo no era una novedad. Según denunciaron, el profesor les exigía además, para aprobar el examen de su materia, superar una prueba sobre un libro escrito por él mismo.

escrache-a-Domingo-NeiraLa Universidad de Santiago procedió a suspender de empleo a Neira durante el curso 2013-2014, pero este volvió a las aulas el curso siguiente, ante la sorpresa de numerosos alumnos o de ALEAS EU (el Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual de Esquerda Unida), que ya entonces manifestó su rechazo a que un individuo como Neira pudiera dar clases en una universidad pública. El malestar por la reincorporación se reflejó, entre otras acciones, en una protesta que unos setenta alumnos vinculados a movimientos de izquierda llevaron a cabo en mayo de 2015 en forma de escrache al final de una de sus clases, y que ha desembocado, tras la denuncia de la Universidad de Santiago, en el procesamiento de tres de ellos acusados de un delito de “desórdenes públicos”, por los que se les solicita cinco meses de prisión. En su momento, los jóvenes explicaron a Praza Pública que la acción de protesta (consistente en la muestra de carteles y banderas arcoíris y el grito de consignas reivindicativas) respetó el desarrollo de la clase y solo se llevó a cabo en los últimos minutos, ya cuando Neira había comenzado a recoger, sin que se registrase ningún tipo de incidente violento.

Ya lo hicimos cuando se supo que la Universidad de Santiago reclamaba prisión para los tres jóvenes, pero lo volvemos  a reiterar ahora. Desde dosmanzanas trasladamos a estos tres estudiantes nuestra solidaridad. Resulta incomprensible que mientras que la Universidad de Santiago permita dar clase a Neira emprenda acciones legales precisamente contra los que denuncian y protestan contra su homofobia.

Puedes acceder a la página que Facebook reclama la absolución de Antia, Mario y Martín pinchando aquí.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

El País retira un artículo de Juan Arias tras la protesta evangélica

Martes, 13 de septiembre de 2016

57cdb95c174b6_elpaisG(Protestante Digital).- El artículo ¿Los hombres que cocinan pueden acabar gais? publicado por el corresponsal de El País en Brasil, Juan Arias (basado en una supuesta afirmación de “las iglesias evangélicas”) ha recibido multitud de críticas.

Las múltiples protestas han surgido de parte de lectores evangélicos en el propio artículo de la web y en el facebook de El País, y en un contacto personal con El País desde la Alianza Evangélica Española (AEE). Pedro Tarquis, como portavoz de la AEE, se dirigió a la Defensora del Lector, Lola Galán, mostrando su disconformidad y razonándole con datos que el artículo de Arias se fundamenta en una “web satírica” sin ninguna relación ni representatividad con las iglesias evangélicas.

Además, le expuso,ataca en base a una simple burla a toda una confesión religiosa en su conjunto. A esto se une la repercusión y el daño que hace a los cristianos evangélicos que un diario de la difusión y calidad habitual de El País publique algo así”.

A este ‘hoax‘, que además se repite desde 2014 con diferentes formatos, añadía Juan Arias varios postulados “que son cuando menos cuestionables” expuso Tarquis. Entre ellos, “habla de las ideas medievales de los evangélicos, cuando fue la Reforma protestante uno de los factores esenciales para la aparición de la sociedad moderna, en todas sus dimensiones: política, industrial, científica, y de derechos humanos”.

Se critica además a los cristianos evangélicos “por su menosprecio a la mujer, cuando el movimiento feminista original surgió en EE.UU. de la mano de iglesias evangélicas (como la lucha contra el racismo). Además, desde hace años hay pastoras evangélicas (incluso obispas anglicanas) mientras en nada considera Arias el ostracismo de la mujer -y de las monjas en especial- en el catolicismo de Roma”.

DEFENSORA DEL LECTOR Atendiendo a los razonamientos y datos aportados, Lola Galán ha respondido a la AEE que el artículo de Juan Arias ha sido retirado de la versión online de El País, y que tampoco saldrá publicado en su edición impresa. “La primera y fundamental -explica Lola Galán en su artículo publicado este miércoles– es que hemos atribuido a una iglesia evangélica chilena una afirmación que figura, en realidad, en una cuenta satírica de Facebook que la suplanta. Entiendo las explicaciones de Juan Arias respecto a la dificultad de apreciar la burla, sin embargo, antes de publicar una noticia que afirma algo tan ridículo como que cocinar estimula la homosexualidad, creo que era exigible una investigación más amplia del tema y de la cuenta de Facebook en cuestión. En la duda, debiera haber intentado contrastar la información con las iglesias evangélicas chilenas. Al contrario que Arias, yo no interpreto la nota del pastor Elías Ramírez como una disculpa por la absurdez recogida por algunos medios de comunicación. Me parece más bien una nota resignada de una institución quizá acostumbrada ya a este tipo de burlas”.

“Otra cuestión distinta -por más que se enrede en la misma historia, confundiéndola- es que la condena de la homosexualidad que hacen las iglesias evangélicas (compartida, por cierto, por la Iglesia Católica), suscite críticas. Arias tiene todo el derecho a sumarse a quienes consideran cuando menos anacrónica dicha condena. Pero debe hacerlo basándose en afirmaciones auténticas de los evangélicos, no en burdas falsificaciones”, concluye la Defensora del lector.

Tarquis muestra su agradecimiento y piensa que se trata de “una actuación ejemplar de la labor -siempre difícil- que desarrolla habitualmente de forma excelente la figura del Defensor/a del Lector en El País”, y que es un acto de justicia y de profesionalidad que se eviten este tipo de publicaciones que aportan una imagen totalmente falsa y caricaturesca de la realidad del cristianismo evangélico, que sufre prejuicios y tópicos atávicos en los medios de comunicación de forma habitual”.

De hecho, recuerda Tarquis, la figura del Defensor del Lector es inhabitual por no decir excepcional en los medios de comunicación españoles y latinos, lo que evidencia una gran carencia y a la vez realza la labor que esta figura realiza en El País desde su origen”.

Fuente Religión Digital

 

Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , ,

Ben Amics pide al Ayuntamiento de Palma que se aclaren presuntas actuaciones homófobas de agentes de la Policía Local

Jueves, 1 de septiembre de 2016

ben_amics-LOGOTYPE-72dpiEl colectivo balear Ben Amics ha exigido al Ayuntamiento de Palma de Mallorca “una investigación exhaustiva” para esclarecer “las presuntas actuaciones homófobas” por parte de agentes de la Policía Local de la ciudad. Ben Amics reclama además medidas inmediatas para atajar cualquier posibilidad de que situaciones similares se produzcan de nuevo.

Según relata el diario El País, la víctima denunció a Jaime Garau (ex delegado del sindicato de funcionarios CSI-CSIF) y a otro agente por amenazas y coacciones de carácter homófobo durante el periodo en el que estuvo detenido por un problema de aparcamiento hace ya varios años. El caso fue juzgado en su momento en la Audiencia Provincial, siendo los agentes absueltos por falta de pruebas. El denunciante ha puesto ahora en conocimiento de Ben Amics que sufrió amenazas durante meses para que se retractara de la denuncia y librara a los agentes de la responsabilidad.

Se da la circunstancia de que Jaime Garau, como también explica El País, es uno de los presuntos cabecillas de una trama de corrupción destapada en la Policía Local de Palma, que se remonta a la época en la que el PP balear controlaba el poder en las islas. Garau se encuentra en este momento suspendido de su trabajo (pese a ello, se le habría seguido abonando su salario durante más de ocho meses bajo la actual administración municipal, circunstancia que estaría siendo investigada).

Volviendo a la denuncia de las actuaciones homófobas, el comunicado de Ben Amics explica que se ha remitido una carta al alcalde, José Hila, para “exigir todas las responsabilidades que correspondan tanto para los autores de esos abusos como para quienes hayan consentido por acción u omisión que una situación así se prolongue en el tiempo”. Ben Amics reclama también medidas inmediatas para que situaciones similares no se puedan volver a producir y ha hecho un llamamiento al colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de las Islas Baleares (LGTBI) para que “dé un paso al frente y denuncie” ante este tipo de situaciones.

Para el colectivo balear, estos casos de homofobia institucional distorsionan la buena labor de la Policía Local de Palma “y subraya la necesidad de desarrollar con urgencia programas de formación específica en la diversidad sexual y de género dirigidos a los agentes, tal y como establece la nueva ley autonómica contra la LGTBIfobia”. Así, el presidente de Ben Amics ha explicado que, en uno de los dos casos a los que se refieren, la víctima “relató a la asociación que había sufrido vejaciones homófobas y coacciones en la declaración por parte de un agente de la Policía Local para que suavizara la declaración».

El segundo presunto caso de homofobia se produjo cuando un agente local requirió que a una pareja homosexual que se identificara cuando se encontraban un aparcamiento “sin que ellos estuvieran haciendo nada” por lo que se le tuviera que reclamar dicha documentación, según le consta a Gómez.

Por otra parte, ha manifestado que “estas actuaciones no se pueden tolerar y menos en una ciudad turística como Palma”, al tiempo que han constatado que “si hubiera sido una pareja heterosexual estos hechos no se hubiesen producido”. 

Por su parte, el alcalde de Palma, José Hila, ha calificado la reunión que han mantenido con los miembros de Ben Amics de “positiva”, en la que se ha acordado «trabajar juntos para la formación de los policías locales, para que no se vuelva a produzcan de nuevo este tipo de actuaciones».

Fuente Dosmanzanas/Max Joven Gay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Siete detenidos por pegar a una pareja gay en la plaza de Chueca

Martes, 23 de agosto de 2016

927873-No_a_la_homofobia_Version2Hace casi un mes, desde el Observatorio Madrileño contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia se informaba de que se habían registrado 109 ataques al colectivo LGTB en la Comunidad de Madrid en los seis primeros meses de 2016. Hoy conocemos una más. Tras la soflama de los obispos de Alcalá de Henares y Getafe apoyada por los de san Sebastián y Córdoba, que se sepa, habría que recordarles que esta es la realidad homofóbica que ellos parecen no ver y, mucho menos, condenar…

Siete personas han sido detenidas como presuntos autores de una agresión de tintes homófobos a una pareja gay en plena Plaza de Chueca de Madrid. Uno de los detenidos, que se mostró especialmente violento, causó además lesiones a dos agentes de la Policía Nacional y graves destrozos al coche en el que iba a ser trasladado a comisaría.

Según explica El País, la agresión tuvo lugar sobre las dos y media de la madrugada del sábado 13 de agosto, aunque ha sido una semana después cuando ha trascendido a los medios. Las víctimas, una pareja de 30 y 55 de edad de origen mexicano, se encontraban charlando cuando se les acercó un grupo formado por siete personas que les empezó a gritar “maricones” y otros insultos relacionados. Ellos siguieron tranquilos, pero los agresores siguieron insultándoles y comenzaron a agredirles físicamente. Por fortuna, al lugar acudieron varios agentes de la Policía Nacional, alertados por un aviso telefónico. En ese momento, los agresores trataron de huir, pero los agentes salieron tras de ellos y los detuvieron. Uno de ellos, Ivanov V., de 18 años y origen búlgaro, se mostró muy agresivo, golpeando a dos agentes y causando destrozos en el vehículo en el que fue introducido tras ser reducido.

Mientras tanto, facultativos del SAMUR atendieron a los dos agredidos. Uno de ellos fue de hecho trasladado al servicio de urgencias del Hospital Clínico para ser valorado en urgencias, ya que recibió un fuerte golpe en la cabeza y presentaba dolor cervical y problemas de visión en un ojo.

A los siete detenidos, de edades de entre 18 y 51 años, se les instruyó un atestado por un delito de odio, atentado a agente de la autoridad, lesiones y daños. Entre ellos hay dos mujeres, Gemma A. R., de 22 años, y Viktoriya B., de 20 años y origen ucraniano. No han trascendido otros nombres.

Y sigue lloviendo sobre mojado…

Insistíamos de nuevo al hacernos eco de la brutal agresión a una mujer transexual, ocurrida el pasado domingo 10 de enero,  en el madrileño barrio de Lavapiés al grito de “tú eres un maricón”: la LGTBfobia se hace cada vez más visible en Madrid, tanto en la capital como otras localidades de la región. Precisamente poco antes de terminar 2015 hacíamos alusión a la aparición de pintadas nazis en la sede del colectivo Fuenla Entiende, en Fuenlabrada (localidad del sur de Madrid). Y a principios de diciembre también era Arcópoli la que denunciaba una agresión homófoba en los aledaños del barrio de Chueca, en la propia capital. Semanas antes el mismo colectivo denunciaba otra agresión a dos chicos ocurrida en la confluencia de las calles Alcalá y Gran Vía. Días antes recogíamos la noticia de otra agresión en Alcalá de Henares, también en la Comunidad de Madrid. Y poco antes era una mujer transexual la que era agredida en la capital, en el barrio de Tetuán.

Noticias de agresiones que se suman a las ocurridas en 2014 (en febrero y marzo contra sendas parejas de chicos gais, también en el centro de Madrid; en septiembre contra una pareja gay, que sufrió una terrible paliza; la agresión verbal ocurrida en el metro en noviembre o la agresión a otros dos chicos en diciembre). Un escenario de violencia física y verbal al que se suman episodios de discriminación como el ocurrido en un céntrico Burger King o el documento interno homófobo por el que Metro de Madrid se vio obligado a pedir disculpas a principios de 2015.

Y estos son algunos de los episodios que trascienden, pero que no dejan de ser la punta de un inquietante iceberg. Según datos de la FELGTB, más del 70% de quienes sufren agresiones físicas o verbales o amenazas con tintes LGTBfóbicos no lo denuncia. Incluso así, el grupo más numeroso de los delitos de odio que sí fueron contabilizados en 2014 (513, un 39,9% del total) estuvieron motivados por la orientación sexual o la identidad de género de las víctimas.

Sea porque se están produciendo más agresiones, sea porque se denuncian más, se contabilizan mejor y trascienden a los medios con más facilidad, lo cierto es que la LGTBfobia se hace cada vez más visible en Madrid, tanto en la capital como otras localidades de la región. Son varias las agresiones que hemos recogido a lo largo de los últimos meses, pero según el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia ya llevamos más de 155 ataques registrados en lo que llevamos de 2016. Varios de ellos se han producido en los aledaños de Chueca, donde posiblemente se registra una mayor concentración de personas LGTB visibles. En este caso, de hecho, la agresión se ha producido en pleno corazón del barrio.

En este caso, lo que se sabe del caso indica que las fuerzas de seguridad actuaron correctamente. Hay que seguir trabajando en ello, pero es un hecho que poco a poco se incrementa la sensibilidad policial hacia los delitos de odio. Pero a falta de un marco legislativo integral contra los delitos de odio por LGTBfobia, es necesario además que la justicia comience de una vez a aplicar de una vez la legislación ya existente. Señales como las emitidas hace pocos días por un tribunal madrileño, que no consideró la aplicación del artículo 510 del Código Penal (que contempla la agravante por LGTBfobia) al agresor de un grupo de chicos gais a los que llamó “maricones de mierda”, pese a que la propia sentencia reconocía los hechos como probados (el agresor únicamente fue condenado a pagar 250 euros a cada uno de los agredidos) no tranquilizan precisamente. Una agresión, por cierto, que también ocurrió en pleno centro de Madrid, no muy lejos de Chueca.

Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia

observatorio_madrid_homofobiaConviene recordar que Arcópoli, con el apoyo de la Fundación 26 de Diciembre, del colectivo Fuenla Entiende y del Movimiento Contra La Intolerancia, puso en marcha a principios del 2016: en marcha acaba de poner en marcha: el denominado Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia. Una herramienta similar a la que, por ejemplo, ya funciona desde hace años en Cataluña, el Observatori Contra l’Homofòbia, a la que hemos hecho referencia en muy diversas ocasiones, y que también fue puesto en marcha por las ONG. La idea es ofrecer una labor de acompañamiento y asesoramiento a las víctimas desde el mismo instante en que sufren la agresión, pero también hacer un seguimiento del recorrido de la denuncia en los juzgados.

Puedes contactar con el Observatorio a través del teléfono 618 54 71 66 (llamada o WhatsApp) y online en la dirección web http://contraelodio.org

Fuente El País/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

El Ayuntamiento de Madrid multa de nuevo al Orgullo LGTB, incluyendo esta vez una sanción a la organización de la Manifestación Estatal

Jueves, 9 de junio de 2016

urlDesagradable déjà vu el que hemos vivido este lunes, al conocer que el Ayuntamiento de Madrid ha multado a los organizadores de la Manifestación Estatal del Orgullo LGTB del año 2015 con 12.400 euros por el exceso de decibelios producidos en su escenario final, situado en la plaza de Colón (de acuerdo a la ordenanza de ruido vigente desde 2011). Si en años anteriores eran los gobiernos de Ana Botella (PP) los que habían multado al Orgullo, este año es el gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) el que hace lo propio, y además de forma especialmente hiriente: multando su corazón reivindicativo, la manifestación del sábado. La ausencia de un marco normativo específico para el Orgullo, que tampoco esta corporación municipal ha desarrollado (al menos en su primer año), se sitúa como gran problema de fondo. 

El pasado 2 de junio el Ayuntamiento notificaba a las entidades convocantes de la manifestación del Orgullo que el recurso presentado no había sido admitido y que debían hacer frente a una multa de 12.400 euros. Una multa que ha causado “indignación” al colectivo madrileño COGAM y la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). No está de más precisar que la “tercera pata” de las fiestas del Orgullo, AEGAL (la Asociación de Empresas y Profesionales para Gais, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales de Madrid) no participa en la organización de la Manifestación.

“El que se multe a un escenario de una manifestación es un hecho inaudito en España que atenta directamente contra derechos fundamentales como la libertad de expresión o el derecho a reunión”, ha asegurado Jesús Grande, presidente de COGAM. “Creemos que la ordenanza de protección acústica que tiene la ciudad supone una mordaza al derecho de manifestación y celebración de ciudadanas y ciudadanos. Lamentamos que el actual consistorio municipal todavía no haya podido hacer nada para evitar estos hechos”, expresa por su parte Jesús Generelo, presidente de FELGTB. Ambas organizaciones explican en un comunicado conjunto que durante el último año han mantenido diversas reuniones con el Ayuntamiento para intentar evitar que esta situación se repita y buscar soluciones, pero no parece que por el momento hayan surtido efecto.

La indignación es lógica: este tipo de multas, difícilmente asumible por dos colectivos como COGAM y la FELGTB, pone en peligro la propia existencia de la Manifestación del Orgullo y “la imagen de la ciudad como abanderada de la defensa de los derechos LGTB en el mundo”, según expresan en su comunicado. COGAM y la FELGTB exigen la modificación de la normativa si se quiere garantizar la celebración de eventos como el Orgullo LGTB, donde se aglutina un número tan elevado de personas. “Entendemos que las normas tienen que hacerse para adecuar una realidad social a la legal. No podemos silenciar un evento en el que participan cientos de miles de personas de todo el mundo y que tanta riqueza económica y social deja en Madrid, por tanto, el Ayuntamiento tiene que valorar el adaptar la normativa vigente en materia de sonido para grandes eventos”, ha añadido Jesús Grande. “Madrid debe apostar y garantizar que un evento tan importante para la ciudad no corre peligro. Como organizaciones en defensa de los derechos LGTB nuestro objetivo es continuar manifestándonos en las calles de Madrid, pero no podríamos seguir haciéndolo en las mismas condiciones si tenemos que asumir este tipo de multas”, asegura Generelo.

COGAM y la FELGTB expresan finalmente su esperanza de que el Ayuntamiento de Madrid ponga solución a esta situación antes de que se inicie el Orgullo LGTB 2016, cuya Manifestación Estatal tendrá lugar el próximo 2 de julio bajo dos lemas, uno referido a la necesidad de la aprobación de nuevas leyes que den protección efectiva a las personas LGTB contra la discriminación –“Leyes por la igualdad real ¡YA!”- y otro que recuerda al año 2016 como “Año de la Visibilidad Bisexual en la Diversidad”.

Llueve sobre mojado

No está de más recordar que las fiestas del Orgullo, del que todas las administraciones madrileñas presumen de puertas hacia fuera, llevan años enfrentándose a todo tipo de dificultades impuestas por el Ayuntamiento, y eso pese a que los organizadores han desarrollado un esfuerzo creciente por limitar su inevitable impacto acústico. Las multas por exceso de ruido, de hecho, se habían convertido ya en habituales. En 2010 ascendieron a 35.000 euros, en 2011 fueron 50.000, 42.000 en 2012 y 160.000 en 2013. Es cierto que algunas de ellas han sido reducidas o anuladas después de los correspondientes recursos, pero siguen pesando como una espada de Damocles sobre los organizadores.

En esta ocasión, de hecho, las multas ascienden a los 180.000 euros, según ha manifestado a El País el secretario general de AEGAL, Juan Carlos Alonso. Pero lo que nunca hasta ahora había sucedido era que entre los multados se encontrase el escenario de la manifestación, sobre el que la propia Manuela Carmena se dirigió el año pasado a los manifestantes, como recogimos –y alabamos– en su momento.

Algunas reacciones políticas

Desde el Twitter del grupo LGTBI de Ahora Madrid responsabilizaban de la multa a la ordenanza municipal vigente:

Cuando otros seguidores de Twitter le pedían explicaciones sobre por qué no se había cambiado antes la normativa para evitar la multa, el mismo Twitter respondía que para ello debería haber sido modificada con anterioridad a la celebración del Orgullo 2015:

No faltaban, por otra parte, los tuiteros que recordaban que Manuela Carmena ya ha aplicado “amnistías” a multas por exceso de velocidadpor aparcamiento indebido en circunstancias especiales, sugiriendo que en este caso bien podría hacer lo mismo.   Purificación Causapié, portavoz municipal del grupo socialista, expresaba por su parte su compromiso de intentar mediar para conseguir una solución, como asegura han intentado hacer desde el momento en que se conoció la apertura del expediente sancionador. “No teníamos que haber llegado a esta situación”, se ha lamentado. “El Ayuntamiento tendría que haber tomado las medidas oportunas para solucionar este problema sin imponer una multa de 12.400 euros. Es evidente que la ordenanza del Ruido hay que cumplirla y respetarla, pero es igual de evidente que hay que proteger el derecho de reunión y manifestación en Madrid”, ha expresado Causapié, que solo hace referencia en sus declaraciones a la multa al escenario de la manifestación, y no al resto.   “Vamos a apoyar la celebración del Día del Orgullo y vamos a instar al Ayuntamiento a que haga los ajustes normativos y cambios legales precisos para garantizar que hechos excepcionales como el final de la marcha del Orgullo, o la lectura de algún manifiesto tras una manifestación no son sancionados por la normativa del ruido”, ha añadido Causapié.  

Se impone la necesidad de una regulación ad hoc

Desde dosmanzanas contemplamos desde luego con decepción lo sucedido, aunque creemos que se está a tiempo de evitar daños mayores. Esperamos que las autoridades madrileñas sean capaces de encontrar una salida razonable a las multas al Orgullo 2015, aunque desde luego creemos que no puede retrasarse más la discusión y aprobación de una normativa que recoja la excepcionalidad del Orgullo LGTB, con diferencia el evento más relevante de la capital española, y lo blinde como patrimonio de la ciudad de Madrid que es.

Es ahora o nunca.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

La bisexualidad de Keynes, en el 70 aniversario de su muerte

Miércoles, 27 de abril de 2016

16-3-4-JMK-634“Las palabras han de ser un poco salvajes, pues son el asalto de los pensamientos a lo impensado”
John Maynard Keynes

El colectivo Arcópoli ha aprovechado el 70 aniversario del fallecimiento de John Maynard Keynes, sin duda uno de los más influyentes economistas del siglo XX, para reivindicar su condición bisexual y denunciar su invisibilización. A Arcópoli, en concreto, le llama la atención que esta circunstancia no sea más visible en nuestro país incluso en artículos dedicados específicamente a la efeméride. Precisamente hace un par de años nos hacíamos eco de la polémica desencadenada en medios anglosajones por el historiador Niall Ferguson al asegurar en una conferencia que el pensamiento de Keynes estaba influido por el hecho de no tener descendencia debido a su condición sexual.

Arcópoli, dentro del Año de Reivindicación de la Bisexualidad, quiere aprovechar el 70 aniversario de la muerte del economista Keynes, para mostrar que era bisexual sin tabúes ya en la primera mitad del s.XX, unos años después de la condena del escritor Oscar Wilde por “sodomía” que le llevó a la muerte y unas décadas antes de que Alan Turing fuera acusado y condenado también por sodomía y que del mismo modo, le llevó a la muerte tras ser héroe de guerra.

6a00e551f08003883401901d23ef20970bEl joven John Maynard Keynes

John Maynard Keynes nació en en 1883 en Cambridge. Estudió en Eton y Cambridge y revolucionó la economía con sus teorías que dieron los fundamentos a la socialdemocracia que perviven en la actualidad. Sus propuestas son la base del Estado del Bienestar de la mayoría de las Naciones democráticas de la actualidad.

Durante su época de estudiante se introdujo en el círculo de Blomsbury, que se revelaban contra la sociedad conservadora de principios del s.XX y la moral victoriana imperante. En él coincidió con la escritora lesbiana Virginia Woolf entre otros. En 1908 conoció al guapo pintor Duncan Grant con quien vivió una tórrida y larga relación, pública. Al terminar su relación, fueron amigos para siempre y Keynes hizo una recopilación de las personas con las que había mantenido relaciones sexuales en su vida. Aparecían más de 25 hombres y mujeres. Guardaba el registro incluso de las prácticas sexuales mantenidas con todos. Estos datos fueron una destacable anticipación de las publicaciones estadísticas de Alfred Kinsey en 1940.

También se obsesionó con Sergéi Diághilev y persiguiéndole conoció a la bailarina de su compañía Lydia Lokopova, con la que se casó y a la que dejó embarazada aunque finalmente no pudo tener el niño, compartieron el resto de su vida juntos. Incluso en 1940 el matrimonio visitó la Residencia de Estudiantes de Madrid donde dio una conferencia.

Hace 3 años, el historiador británico Niall Ferguson desató la polémica al afirmar que “como Keynes era homosexual y no podría tener hijos, no se había preocupado de las consecuencias de sus teorías económicas a largo plazo”. A raíz de la acusación de homófobo (y bífobo) y la polémica surgida, pidió disculpas. Aunque lo cierto es que ya Schumpeter en su obituario apuntó a su posible hedonismo. Niall Ferguson se refería entonces a una famosa frase de Keynes, “en el largo plazo, todos estamos muertos”. keyn1aFrase que suele utilizarse para expresar la idea keynesiana de que, dado que el libre mercado por sí solo no es capaz de alcanzar el equilibrio económico, en momentos de crisis son necesarios estímulos ambiciosos a corto plazo aunque puedan generar otros problemas en el largo plazo. Ferguson, un académico muy crítico con el keynesianismo, interpretó la frase como muestra de la indiferencia de Keynes hacia el futuro por el hecho de ser homosexual (según Ferguson) y no tener descendencia. Bien es cierto que el propio Ferguson se disculpó posteriormente en una entrada publicada en su blog y reconoció que su comentario había sido “estúpido e insensible”.

El comentario de Ferguson, en cualquier caso, sirvió para recordar un hecho que mucha gente desconocía hasta entonces: la rica vida afectivo-sexual de John Maynard Keynes (1883-1946), que durante buena parte de su vida mantuvo numerosas relaciones homosexuales, que además no ocultó. Ya en la cuarentena Keynes acabó sin embargo contrayendo matrimonio con una mujer, la bailarina rusa Lydia Lopokova, después por cierto de mantener durante una larga temporada dos relaciones en paralelo: una con la propia Lopokova, otra con el psicólogo y escritor Sebastian Sprott.

Una circunstancia, la de la bisexualidad de Keynes, que el colectivo Arcópoli ha querido destacar especialmente con motivo de el 70 aniversario de su muerte, que se conmemoraba este 21 de abril. “Personajes tan relevantes como Keynes deben ser reivindicados como orgullosos bisexuales. La bisexualidad está claramente invisibilizada en la sociedad y por ello, debemos hacer especial especial hincapié en reivindicar aquellas personalidades que hicieron pública su bisexualidad, para tener referentes positivos que nos permitan luchar contra la bifobia”, ha declarado Álvaro de la Serna, vocal de bisexualidad de Arcópoli.

Lopokova_and_Keynes_1920sKeynes con su esposa Lydia Lopokova, 

Desde este colectivo también se ha criticado que el artículo que el diario El País dedicaba a Keynes este jueves (escrito por el catedrático de Historia Económica de la Universidad de Alcalá de Henares, Pablo Martín-Aceña) no haga referencia a la bisexualidad de Keynes. En pleno s.XXI, El País, el diario de información general más leído de España, hoy en el aniversario de su muerte, invisibiliza su realidad al publicar un artículo biográfico celebrando los 70 años de su muerte y donde selectivamente habla de que estuvo casado con una mujer, pero oculta su visible bisexualidad. Lo cierto es que, al menos en la versión que ahora muestra El País, esta condición sí que se insinúa, cuando Martín-Aceña asegura que Keynes fue “afortunado en amores”: “primero dentro del círculo de Bloomsbury, con cambio frecuente de parejas y sin atención excesiva a las diferencias de sexo; después, en su matrimonio con Lydia Lopokova”. 

Coincidimos en cualquier caso con Arcópoli en que ya es hora de visibilizar como se merece la orientación no estrictamente heterosexual de personajes de la historia, recientes o antiguos. La realidad LGTB no es nueva, aunque solo se haga visible desde hace unas pocas décadas. Es tan antigua como el género humano. Y ya está bien de pasar de puntillas sobre ello.

Fuente Arcópoli, vía Dosmanzanas

Biblioteca, General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.