Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Tijuana’

Cómo viven la pandemia migrantes LGBT+ en la frontera norte de México

Viernes, 10 de abril de 2020

casa-arco-iris--2048x1024Por Silvia Soler y Milena Pafundi

Foto: Casa Arco Iris

Ahora mismo en Tijuana no hay nadie intentando cruzar la frontera. Las calles están vacías. La comunidad LGBTQI+ migrante en México decidió resguardarse en los albergues y pasar unidxs en esta época de pandemia. Tras los anuncios de Donald Trump de no otorgar más ayudas económicas a migrantes- no habrá políticas de asilo- y el endurecimiento de las políticas migratorias del presidente mexicano Manuel López Obrador de no otorgar visas humanitarias  a les solicitantes en la frontera sur con Guatemala, el panorama es cada vez más complicado para migrantes en tránsito por México.

Les migrantes LGBT+ en Tijuana están atrapades entre las violencias de las que huían, las violencias del crimen organizado y las autoridades migratorias. Ahora se le suma también las violencias que implican la exposición al contagio de coronavirus a la espera de que se reabra la frontera con EEUU.

Cristina Franco, maestra y directora del albergue LGBTI Casa Arco Iris en Tijuana, contó a Presentes que en México la cuarentena no es obligatoria y apelan a la responsabilidad ciudadana. Cada Estado fija sus reglas. En Tijuana la Guardia Estatal se pasea por la calles con mascarillas y guantes pidiéndole a la gente que si no tiene necesidad urgente de estar en la calle, regresen a sus casas.

En la Casa Arco Iris se encuentran en estos días 18 personas, mayormente centroamericanas. En otra proporción menor jamaiquinos, un cubano, y dos mexicanos. Los días no son del todo fáciles ya que no pueden organizar nada que mantenga la dinámica de convivencia activa. Se suspendieron todos los talleres, y ya casi ninguno sale.  “Están tranquiles porque también son una población que se conoce desde hace tiempo, algunos ya tienen aquí como 7 u 8 meses. El más reciente entró hace 1 meses” cuenta Cristina y agrega que es posible que se queden allí por un buen tiempo más.

Aquellas personas que lograron atravesar la frontera a Estados Unidos antes del endurecimiento de las políticas migratorias viven con mucha preocupación la pandemia de Covid-19.

Yessi es trans y llegó a Tijuana en marzo de 2019. Después de pasar 4 meses en el albergue para migrants LGBTI Casa Arco Iris, logró solicitar asilo entregándose a las autoridades migratorias de EEUU. Pasó 13 días en las famosas hieleras (ICE por sus siglas en inglés): “El maltrato fue terrible y es una situación muy traumática”, contó Yessi a Presentes. . “Luego estuve detenida en la cárcel 2 meses y medio”. Ahora vive en California y no está trabajando porque todos los lugares que podrían ofrecerle empleo están cerrados: restaurantes, hoteles, cafés, etc. “Ahora me siento muy traumada porque la situación aquí es terrible y no podemos salir a la calle, no tenemos acceso al médico ni al psicólogo. Las personas que estamos en tratamientos hormonales no sabemos cuando volveremos a poder a acceder al suministro de hormonas, esto está afectando muy duro a las personas lgbt.”

Sin visas humanitarias 

Casi todxs los que se encuentran en Casa Arco Iris tienen su número y están esperando a ser llamados. Asimismo  hay gente que está intentando llegar desde Tapachula a Tijuana. “Nos han contactado a través de la página algunas chicas transexuales y al parecer Migración no les está facilitando tarjeta por visa humanitaria. Están varadas allá, en Tapachula. Por ahora no esperamos a nadie, ni se van tampoco”, dice  Cristina

“Yo quiero pedir asilo porque vengo huyendo de una relación donde había violencia, fui amenazado y tengo mis pruebas. Mi ex pareja era médico y trabajaba para la mafia. Apenas iba a solicitar mi número pero no puedo hacerlo porque todo está cerrado por la Pandemia”, cuenta Iván de 34 años, proveniente de Guadalajara.

Protocolos  

En Tijuana hay 33 albergues para migrantes. Todos están en comunicación, apoyándose en este momento. Casa Arco Iris es uno de los dos albergues para migrantes LGBTI. Allí se siguen  todos los protocolos de higiene recomendados: gel antibacterial en la entrada, lavado de manos al entrar y se doblaron los turnos de limpieza.

“Hemos creado un cuarto de cuarentena en caso de que alguien presente alguna gripe común. Tendría que estar en el cuarto si les da gripe. En ese caso se llama a la médica  de cabecera. Hasta ahora hemos tenido un caso de gripe común y tos prolongada. No tenemos ningún positivo” dice Cristina.

Cómo funciona Casa Arco Iris 

Casa Arco Iris destina parte de su presupuesto a la comida y la otra parte proviene de donaciones en especie. Algunes de les migrantes que están de paso en el albergue trabajan, aunque en el contexto de la pandemia sólo dos pudieron mantener sus puestos. El resto, que trabajaba en cafés y restaurantes locales, ya no van porque los negocios cerraron y alegan que no están en condiciones de pagarles.

“A quiénes les toca cocinar tienen la tarea de limpiar un poco más en profundidad los alimentos, frutas y verduras”, cuenta Iván.

“Los albergues estamos muy al pendientes de seguir al pie de la letra los protocolos, entendemos que estamos muy expuestos, nosotros no podemos darnos el lujo de no estar entre más de 10 personas reunidas. Extremamos las precauciones: cualquier persona del propio equipo que presente algún síntoma, le damos la incapacidad y que no se presente”, agrega Cristina.

Las organizaciones internacionales como ACCNUR están pendientes. Les llaman dos o tres veces por semana y les han dado artículos de higiene, antibacteriales, gel, mascarillas y guantes.

México ante la pandemia 

Las políticas de prevención en México pretenden hacer un balance que proteja la salud y las economías más debilitadas, tal como anunció el subsecretario de Salud López – Gatell a finales de marzo.

La  declaración de estado de emergencia a nivel nacional del 31 de marzo no contempla la obligatoriedad y el control por parte de las fuerzas de seguridad de la permanencia de la ciudadanía en sus casas.

La jornada de sana distancia, un paquete de medidas que pretende la desmovilización masiva de personas es la principal campaña de prevención implementada por parte del gobierno.

México, un país con alrededor del 60% de informalidad no puede negar la subsistencia a millones de personas que viven al día: es por ello que las medidas no han sido como en otros  países de la región, que han implementado la obligatoriedad del “Quédate en casa”. Esta misma disyuntiva es la que atraviesan les migrantes LGBT+ a lo largo de la frontera con EEUU: entre la posibilidad de la subsistencia económica o la todavía más precarizada espera a la tramitación de asilo en la frontera.

Esta situación abona la inseguridad tanto frente a la pandemia como frente a la delincuencia organizada que acecha a les migrantes en lo que ha sido el más violento -pese a la pandemia- con un total de 2.585 asesinatos registrados en marzo.

La Agencia Presentes nos recuerda que: Todos nuestros contenidos son de acceso libre. Para seguir haciendo un periodismo inclusivo necesitamos tu ayuda.  Podés colaborar aquí.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Serie de fotos documenta la vida de los refugiados LGBTQ en la Caravana de Migrantes mientras esperan asilo.

Miércoles, 12 de junio de 2019

índiceRaphael Chatela, vía Twitter

Raphael Chatelain es un director, fotógrafo, artista visual y activista que creció en Francia y actualmente vive en Los Ángeles.

Su última serie de fotos “Casa de Luz” documenta a los refugiados LGBTQ centroamericanos que viajaron con la Caravana Migratoria y se refugiaron en una casa abandonada en Tijuana, México, mientras esperaban asilo en los Estados Unidos a principios de este año.

Chatelain proporcionó a Queerty algunas imágenes de su serie junto con pies de foto exclusivos que describían cada uno de los temas y sus historias.

Negro

esta-impresionante-serie-de-fotos-documenta-a-los-refugiados-lgbtq-en-la-caravana-de-migrantes-mientras-esperan-asilo-1.jpg

 

Negro tiene 17 años y vino en la Caravana de Migrantes que salió de Centroamérica en enero. Comprendió muy rápidamente que los que eran como él no eran vistos como una prioridad sino como un “peligro”.

“Me dicen que somos el futuro”, me dijo. “Entonces, ¿por qué hemos sido abandonados y dónde está la compasión?”

Aquí está fumando un cigarrillo en la terraza de Casa de Luz, la casa abandonada en Tijuana que el grupo encontró mientras esperaba sus papeles de asilo.

Sharon

esta-impresionante-serie-de-fotos-documenta-a-los-refugiados-lgbtq-en-la-caravana-de-migrantes-mientras-esperan-asilo-2.jpg

 

Sharon es una mujer trans garífuna de Honduras. Ha sido rechazada por su familia por ser trans. En su comunidad garífuna, está condenada a muerte. La acosaban a diario. Por eso está huyendo. La vida le ha enseñado a ser fuerte.

Nota del editor: Los garífunas, o garinagu, son descendientes de una población afroindígena de la isla caribeña de San Vicente que fueron exiliados a Honduras en el siglo XVIII.

Melvin

 

esta-impresionante-serie-de-fotos-documenta-a-los-refugiados-lgbtq-en-la-caravana-de-migrantes-mientras-esperan-asilo-3.jpg

El grupo de refugiados LGBTQ ha estado celebrando los cumpleaños de cada uno desde que se conocieron en la Caravana de Migrantes. Aquí capturé un raro momento de alegría que les hace olvidar la miseria de la que huyen.

Están celebrando el cumpleaños de este joven en Casa de Luz justo antes de su incierta partida. Todos están cantando juntos mientras uno de sus amigos cercanos que conoció en la carretera le rompe el pastel en la cara. Estaba muy emocionado y le dijo al grupo que hacía años que no celebraba su cumpleaños.

Tony y Guato

 

esta-impresionante-serie-de-fotos-documenta-a-los-refugiados-lgbtq-en-la-caravana-de-migrantes-mientras-esperan-asilo-4.jpg

Tony (derecha) tiene 22 años. Tomó la decisión de huir de su país para ser finalmente libre. Libre para expresarse y vivir sin sentirse en constante peligro. Su sueño es ser artista. Guato (izquierda) tiene 18 años. Su padre fue asesinado hace cuatro años y no quiere que le pase lo mismo.

Se conocieron a lo largo de la Caravana del Migrante. Aquí están en el dormitorio que comparten en Casa de Luz mientras esperan sus papeles de asilo. Tony tiene el ritual de ponerse los auriculares cuando sale de la ducha y hacer una rutina de baile frente al espejo. Guato vio que estaba a punto de tomar una foto, así que hizo una pose.

esta-impresionante-serie-de-fotos-documenta-a-los-refugiados-lgbtq-en-la-caravana-de-migrantes-mientras-esperan-asilo-0.jpg

Vea más sobre el trabajo de Chatelain en su sitio web o siguiéndolo en Instagram. Y aprende más sobre sus esfuerzos para recaudar dinero para ayudar a los refugiados LGBTQ que ahora esperan en los centros de detención de EE.UU. para que sus casos sean aprobados AQUÍ.

esta-impresionante-serie-de-fotos-documenta-a-los-refugiados-lgbtq-en-la-caravana-de-migrantes-mientras-esperan-asilo-5

Fuente Queerty

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

El sacerdote Solalinde achaca los problemas de México al “sistema neoliberal capitalista que adora el dinero”

Martes, 11 de junio de 2019

el-sacerdote-mexicano-alejando-solalinde_560x280El activista y defensor de los migrantes participa en el acto de unidad nacional en Tijuana

Celebra que México y EEUU comiencen a marcar una amistad de “pueblo a pueblo” tras el acuerdo arancelario

Anima a no dar la espalda a los llegados de Centroamérica, y a promover como respuesta al flujo migratorio el desarrollo integral

México no dará la espalda a los migrantes centroamericanos que atraviesan por una crisis humanitaria, pues se tiene la oportunidad de incidir en la verdadera solución al problema que es el desarrollo integral, expresó Alejandro Solalinde.

Durante el acto de unidad nacional en Tijuana convocado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, señaló que México y Estados Unidos comienzan a marcar una amistad de “pueblo a pueblo”, sin embargo advirtió que siempre habrá quienes busquen el interés, por lo que será necesario mantener el diálogo.

“Nuestro país está pasando por una situación muy difícil, pues hemos estado viviendo las presiones no sólo de una persona, sino sobre todo de un sistema neoliberal capitalista que adora el dinero, que adora el mercado, ese es su verdadero Dios”, opinó.

Al hablar como defensor de derechos humanos, el sacerdote subrayó la importancia de que se logre la transformación que la ciudadanía espera, pues advirtió que no será fácil en un país que cuenta con inercias y resistencias.

“Hoy tenemos la oportunidad no sólo de expresar de palabra nuestra adhesión a un gran presidente, sino queremos demostrar con hechos que de verdad queremos cambiar a México, subrayó.

Abundó que no se podrá hablar de una nación transformadora si no es a través de las buenas relaciones, finalizó.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

La boda viral de dos chicos gais hondureños en la caravana migrante: un reflejo de esperanza en un océano de pobreza, persecución y xenofobia

Martes, 20 de noviembre de 2018

caravan-wed-edLa esperanza de vivir una vida digna es más poderosa que las amenazas y el miedo. No se nos ocurre otra reflexión cuando vemos las imágenes de la boda entre Erick Dubón y Pedro Nehemías, dos jóvenes hondureños de 23 y 22 años, respectivamente, y que forman parte de la caravana migrante que ha atravesado México desde Honduras. Un subgrupo de la caravana, compuesto por varios cientos de personas, ha llegado ya a Tijuana, en la frontera con Estados Unidos. Con ellos se encuentran varias docenas de personas LGTB que huyen, no está de más recordar, de una de las regiones del mundo con una mayor LGTBfobia social y de Estado, pero a las que les espera un futuro no precisamente fácil.

El grupo de migrantes está formado por personas que huyen de países como El Salvador, Guatemala, Honduras o Nicaragua, con altísimas altas de pobreza y en algunos casos con importantes conflictos políticos. Pero también con graves problemas de LGTBfobia social y de Estado.

El caso de Honduras, país del que proceden Erick Dubón y Pedro Nehemías, es paradigmático. Se trata de los países del mundo que registra mayor violencia contra las personas LGTB, y muy destacadamente contra las personas trans. De hecho, sin hacer un seguimiento intensivo, son numerosos los casos de agresiones que  hemos recogido en los últimos años. Muy especialmente tras el golpe de Estado del año 2009, cuando la situación se deterioró de forma acelerada y se produjeron varios asesinatos de activistas LGTB. La relativa «normalización» política de años posteriores no se ha acompañado de una mejora de la situación de la comunidad LGTB, cuyos miembros ha seguido siendo objeto de violencia, fuesen activistas o no (en la entrada que dedicamos el año pasado a Honduras tras el asesinato de la activista trans Sherlyn Montoya puedes encontrar más detalles).

No es de extrañar, por tanto, que numerosas personas LGTB procedentes de estos países haya decidido sumarse a la caravana en busca de la libertad para ser ellas mismas sin miedo a la persecución, la tortura o la muerte. The Washington Post recogía esta pasada semana los testimonios de varias de ellas, que forman parte de un grupo que decidía separarse de la caravana principal en Ciudad de México y desplazarse en autobús hasta Tijuana, en la frontera con Estados Unidos, donde de hecho ya han llegado varios centenares de migrantes que ahora esperan su oportunidad de cruzar al norte. Un grupo que ha tenido que soportar también, según recogía el diario estadounidense, la LGTBfobia de una parte de sus propios compañeros de caravana, y que les ha llevado a buscarse entre ellos, agruparse y protegerse.

La caravana de migrantes, LGTB o no, cuenta además con el recelo de una parte de la población mexicana, ya de por sí muy empobrecida. Pero de lo que no hay dudas es de su fuerza y de su esperanza. Buen ejemplo de ello son las imágenes de la boda entre Erick Dubón y Pedro Nehemías, que este domingo se hacían virales al publicarlas en Twitter la periodista Sarah Kinosian, que acompaña a la caravana migrante. Desconocemos los detalles de la ceremonia y si el matrimonio tendrá reconocimiento legal (Tijuana está en Baja California, uno de los estados mexicanos en los que se celebran matrimonios entre personas del mismo sexo), pero su valor simbólico es indudable. Y según tuiteaba Kinosian, otras seis parejas estaban ya dispuestas a seguir sus pasos.

No sabemos qué futuro espera a Erick y Pedro. Su intención es solicitar asilo en Estados Unidos, pero qué duda cabe que lo tienen francamente complicado, y más ahora que su presidente, Donald Trump, no ha dudado en convertir a la caravana en un nuevo chivo expiatorio y dirigir contra ella sus ataques de odio. Tampoco lo tienen fácil en México. El País recoge hoy, precisamente, como ya se están produciendo los primeros brotes de xenofobia contra las personas que han llegado a Tijuana.

Sea como sea, les deseamos lo mejor.

Os dejamos con el momento en el que se dieron el «sí»:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Denuncia violación, amenazas y violenta agresión física de una pareja de policías por ser transexual

Viernes, 23 de diciembre de 2016

780x580-noticias-amenazas-a-transexual-en-tijuanaItatí es una persona transexual que denuncia en Tijuana haber sido violentamente agredida, después de haber recibido reiteradas amenazas por parte de la misma pareja de policías que, siete meses antes, la habían violado por ser transexual.

Itatí es una transexual de treinta y tantos años que este martes, 20 de diciembre, ha denunciado que ha sido víctima de dos violentas agresiones físicas en Tijuana por parte de dos miembros del cuerpo de la Policía Estatal Preventiva. La primera agresión se produce por ser transexual y la segunda en represalia por haberles denunciado ante la Procuraduría General de Justicia del Estado.

El 21 de mayo de este mismo año, Itatí camina en dirección a su domicilio, en la colonia El Refugio, en Tijuana, cuando dos policías la amenazan, pistola en mano, para llevársela a un descampado donde abusan sexualmente de ella obligándole a practicarles sexo oral y violándola. «Me dijeron que nosotras no servíamos para nada más que para quitarle el aire a la gente que respira y que si me mataban le iban a hacer un beneficio al mundo, ya que todas son prostitutas», declara Itatí explicando que interpuso la denuncia correspondiente ante la PGJE, donde restaron importancia a lo que le había sucedido, sin atender a las evidencias físicas de la agresión, hablando de «un asalto» y sin mencionar que los agresores habían sido policías.

En el Departamento de Delitos Sexuales, donde no sólo tratan de persuadirle de poner la denuncia, porque «ellos son buenos», refiriéndose a los policías lo que no deja de resultar irónico al alertarle igualmente sobre las posibles amenazas que podría sufrir de los policías. Asimismo la responsabilizan del ataque al interpretar que se estaba haciendo la víctima después de haberse ofrecido de alguna manera a los policías. De hecho, un mes después comienzan a llegarle hasta 5 amenazas de muerte por haber abierto la «maldita boca» en las que le insultan y le advierten sobre las consecuencias de su denuncia.

El 28 de septiembre es víctima de una nueva agresión física cuando tras bajarse de un autobús es retenida por cuatro policías, siendo identificada por uno de ellos que grita «ese es el joto que nos denunció», por lo que temiendo las represalias sale corriendo. Al ser alcanzada es víctima de una violenta agresión en lo que denomina un intento de asesinato al tratar de asfixiarle con una bolsa en la cabeza mientras le daban una paliza. « Cuando recuperé el conocimiento yo creí que estaba muerta, estaba en un lugar entre basura, con un olor horrible de los desechos, ensangrentada, sin fuerzas para ponerme de pie», explica Itatí, que se arrastró hasta que un taxista la socorre y la traslada hasta un centro de salud en la colonia Mariano Matamoros.

Es el personal sanitario quien pone en conocimiento de las autoridades esta segunda agresión, de lo que trata de persuadirles Itatí, quien está convencida de que los policías abandonaron su cuerpo al creerla muerta. «No salgo más que para lo necesario, completamente en pánico, cubierta con gorra, lentes y lo que encuentre para que no identifiquen», explica Itatí que ahora no se atreve a salir de su casa por temor a ser víctima de una nueva agresión o de que terminen definitivamente con su vida. « No estoy segura, me van a matar», asegura. Actualmente sigue sin conocer la identidad de sus agresores, por lo que pide a las autoridades que investiguen su caso y se haga justicia para ella y para todas las personas que son víctimas este tipo de delitos violentos. De 52 agresiones a transexuales mortales en México, 8 de ellas han tenido lugar en Baja California, según confirma Rubí Sánchez, representante de la Red Iberoamericana de los Derechos de la Comunidad LGTBI.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

La Arquidiócesis de Tijuana prepara movilizaciones a favor de lo que llaman “matrimonio natural”

Miércoles, 24 de agosto de 2016

Francisco-Moreno-Barron-2bEl arzobispo Francisco Moreno habló sobre las marchas que se realizarán el 10 y 24 de septiembre en México.

El matrimonio igualitario se ha promulgado en decenas de países, pero en muchos otros sigue siendo un tema de debate y polémica, sobre todo cuando las opiniones tienen que ver con la religión, y la interpretación de los mandatos bíblicos. En este caso, en México, el arzobispo de Tijuana, Francisco Moreno, propuso hacer un “llamado respetuoso a las personas que promueven el matrimonio igualitario” durante los días de la manifestación a favor del “matrimonio natural” que realizarán los días 10 y 24 de septiembre. Según amplía El Sol de Tijuana, prepara estas movilizaciones para pronunciarse en contra de la iniciativa presidencial sobre matrimonios entre personas del mismo sexo.

“El matrimonio y la familia son designios dentro del plan de Dios y no es algo inventado por los seres humanos, pero quienes piensan diferente la Iglesia los respeta. “Pero ellos también tienen que respetar nuestras convicciones y nuestra manifestación pública que realizamos sobre los valores”, aclaró arzobispo Francisco Moreno Barrón.

Las movilizaciones que se realizarán en Tijuana, al igual que el resto del país, adelantan que “serán abiertas para que participen quienes deseen y quienes compartan las mismas ideas”.

La Conferencia del Episcopado Mexicano, declaró que “los cristianos no pueden renunciar a proponer el matrimonio como la unión entre el hombre y la mujer”. “Convienen que las manifestaciones, marchas y acciones se hagan de una manera pacífica y ordenada para también no afectar al resto de la sociedad”, planteó Moreno Barrón.

Tras realizar la misa de Conformaciones en la catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, destacó que la “Iglesia Católica no atenta y respeta a las personas del mismo sexo que buscan contraer matrimonio”.

“Quienes piensan de esa manera y lo quieran hacer, son muy respetables, nosotros no atentamos contra ellos, de ninguna manera pero la iglesia tienen el derecho y el deber de anunciar el plan de Dios”, agregó.

En Tijuana se realizará la primera marcha el próximo 10 de septiembre a partir de las ocho de la mañana e iniciarán el recorrido frente a la preparatoria Lázaro Cárdenas, asimismo se realizará una caminata hasta llegar a las instalaciones del Gobierno municipal.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Jardin de las Mariposas: un refugio para deportados y adictos LGBT en Tijuana

Jueves, 10 de diciembre de 2015

especial-f54-10ok122_Drupal-Main-Image_var_1448168381En el albergue ubicado en Tijuana, jóvenes de la comunidad LGBT intentan recuperarse tras vivir experiencias de prostitución y consumo de drogas.

La celda de la penitenciaría de Tijuana transforma sus pisos jaspeados de mugre en una pista de cabaret, embriagando a las reclusas del pabellón, con el “Aunque venía llorando mis alas levanté”. Ella, trata de menguar la voz ronca y acomodarse esa larga melena naturalmente rubia. Sólo de noche ese pants de algodón tan gris como los muros de su encierro, es un vestido color turquesa, que combina con esos ojos azules naturales. A media luz, vuelve a ser Patricia, una mujer de un metro 80 que canta.

Y su espectadora, una traficante de metanfetaminas, arde. La piel blancuzca de reclusión se le vuelve amarilla; la hepatitis C le cobra el delito. Patricia se zigzaguea delicadamente, como si bailar evacuara la calentura de la enferma. “Aquí estoy, vengo desde muy lejos/ el camino fue negro pero aquí triunfé/ me arrastré, viví todos los cambios y aunque venía llorando mis alas levanté/Mariposa de barrio”.

Pero Patricia también está cansada. Sida cruel. Patricia está muriendo dentro de la penitenciaría acusada de prostitución. “Sí, ella era transexual. Me cuidaba, me decía que yo no estaba como ella. Que ella iba a morir y yo no. Quería que yo alcanzara a ver a mis hijos. Que éramos unas mariposas, pero que aún éramos como un gusanito y que haríamos metamorfosis y nos íbamos a convertir en unas mariposas”, recuerda la espectadora, Yolanda Rocha.

Patricia sabía que volarían a lugares distintos. Dos años después, Yolanda alcanzó a ver cuando se llevaron a su amiga. La internaron en el psiquiátrico del penal y ahí la encerraron para morir. “Fue la única persona que creyó en mí; le prometí que nunca me iba a olvidar de ella”, dice.

Yolanda fundó 17 años más tarde el albergue Jardín de las Mariposas, un refugio para miembros de la comunidad LGBT, con adicciones o enfermedades. Además, es el único refugio que recibe a todos aquellos deportados transexuales y homosexuales que son echados de Estados Unidos.

En México no existe otro jardín igual: para las mariposas que emigraron cuando las flores murieron.

El jardín

Es un refugio cerca del centro de Tijuana, una casa amplia en una zona lujosa de la ciudad. Está ahí porque nadie quiso rentarle a Yolanda un lugar que albergara homosexuales. Fue una transexual la que lo hizo. “He ido encontrando a Paty en todo este camino”, dice Yolanda y hay silencio.

Esta mañana cuatro jóvenes, no pasan de los 30 años, cocinan. El olor del café impregna todas las habitaciones del Jardín de las Mariposas. Suenan fuerte algunos éxitos pop del momento. Por ahí tararean, llega como susurro de viento.

La historia del albergue y centro de rehabilitación comienza en 1998, cuando Yolanda sale de prisión; tras cinco años cumplidos, logró la reducción de 15 años en su condena. La mujer que había intentado traficar 200 kilos de marihuana y metanfetaminas a Estados Unidos, enfrentaba otra pena: recuperar a sus hijos. “Cómo es la vida, salí a recuperar a mis hijos, estaban en Los Angeles. Entonces me di cuenta de que mi hijo grande era gay. Siempre digo que por algo suceden las cosas, yo nunca lo imaginé; más tarde, mi otro hijo me confesó que también es gay”.

Ha podido ver, sentir cómo sufren. Una comunidad vulnerable, marginada, rechazada. Es injusto, dice, porque son seres maravillosos que no decidieron ser quien son. “Por algo suceden las cosas”, repite, porque si no hubiera conocido a Patricia, tal vez no hubiera desarrollado esa sensibilidad con sus hijos.

Aunque fue hasta 2013 cuando Yolanda y su hijo Jaime decidieron regresar a México. Dejaron la comodidad de vivir en Estados Unidos, decididos a abrir un centro de rehabilitación y albergue para la comunidad LGBT. “Cuando yo le dije a uno de mis amigos que también había estado en prisión por drogas y que quería abrirlo sólo para la comunidad, me contestó: ‘¿Cómo que sólo para ellos, cómo te atreves si sabes que son bien problemáticos? Vas a meterte en problemas, tienen doble estigma, aparte de ser adictos son homosexuales’”. Yolanda mira con la cara vacía.

El gran varón

Jaime es alto como un mástil. Un joven tímido al que le es difícil sostener la mirada. Acerca dos sillas a una sala vacía, el punto de reunión para las sesiones de rehabilitación. Es un cuarto amplio, y penden de sus paredes cientos de mariposas de colores hechas con fieltro y alambre.

Es el hijo mayor de Yolanda, quien a su regreso le diría sin tapujos que era homosexual. A sus 15 años, y tras haber pasado una niñez de infierno, abusado por sus compañeros afroestadounidenses. “Porque imagínate, era homosexual y latino, doble estigma”.

Aunque tal vez lo peor eran los momentos en que sus tíos cantaban explícitamente, sonriendo un poco malignos, como quien se imagina una venganza. “Simón, Simón, el gran varón, turu, turu”. “Imagínate a esa edad, no entiendes qué está pasando. Había un clima muy hostil, era muy difícil porque también vivía la discriminación del idioma, me decían mojado, se me notaban los dengues de mi personalidad. Viví mucha discriminación. Yo no nací, no elegí ser así, y es muy raro porque no te sientes normal, sobre todo porque hay muchos prejuicios dentro de la familia, creces temeroso”.

Durante muchos años Jaime pensó que su destino fatal sería acabar como Simón, el protagonista de una canción, transexual que murió de Sida.

“En la sala de un hospital
De una extraña enfermedad murió Simón
Es el verano del 86 al enfermo de la cama 10 nadie lloró
Simón, Simón”
.

Mario

Mario se llama. Es delgado, muy blanco de mejillas rosadas. Hace tres semanas se enteró que era portador del VIH. Dice que estas noches el concepto de la muerte está presente por primera vez en su vida: siempre soñó que algún día sería veterinario.

El joven de 27 años se prostituye desde los 14. Su madre lo dejó para ir a vivir a otro lugar. Se quedó solo y sin comida. Creció en la zona norte, conocida por ser punto de prostitución y trata de mujeres, hombres y niños en la ciudad. “Me sentía mal, mi mejor amigo me dio a probar el chemo, spray que me vendían en las ferreterías. No tenía comida ni nada. Entonces él me dijo que sabía de hombres mayores que querían niños”.

Comenzó a prostituirse en un parque de la ciudad El Teniente Guerrero. No necesita pensar mucho para recordar los detalles: un cincuentón de panza poderosa, papada prominente y grasosa, lo llevó a su casa en una colonia de gente adinerada. Lo recogió en un auto convertible color rojo. Eso nunca se olvida. “Me lastimaba mucho, era muy violento. Al principio me pagó 500 pesos. Después sólo 70 pesos”, dice.

Mario se contagió de VIH porque algunos hombres le pagaban 30 pesos más por tener sexo sin condón. Hoy el recuerdo que más duele es aquel de esas noches en que con la luz apagada, lo penetraban, y él lloraba en la oscuridad.

Desde hace cuatro meses está limpio, ha empezado a recibir su tratamiento para la enfermedad, y ocupa una de las habitaciones del Jardín de las Mariposas, con su novio, otro joven con VIH que conoció cuando ambos se prostituían.

Yolanda Rocha dice que en todos ellos ve a su Paty, y a pesar del estigma, la discriminación seguirá ofreciéndole un espacio a todas las mariposas.

Fuente: El Universal, vía SentidoG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Ilusos… Medios mexicanos guardan la esperanza de que la Iglesia cure la homosexualidad.

Miércoles, 9 de abril de 2014

13d010dc2fd8e5ab9fde64c2f521b18bLa exorcista antihomosexual

La iglesia que ‘cura’ homosexuales

Desmontando el fenómeno del ‘Movimiento Ex Gay

Varios medios mexicanos han destacado la labor del Refugio la Esperanza situada en Tijuana, Baja California, que asegura curar la homosexualidad.

En México ha habido muchos avances en el último tiempo en lo que respecta a la homosexualidad, el matrimonio entre personas del mismo sexo y todo lo que está relacionado con los derechos humanos y las Comunidades LGBT.

Sin embargo, aún quedan muchas reservas y muchas personas que piensan que la homosexualidad es algo que se puede curar porque lo consideran una enfermedad más. Dicho esto, no nos extraña que una asociación cristiana conocida como “Refugio la Esperanza” esté en el punto de mira desde que distintos medios importantes en México hayan destacado su labor para curar la homosexualidad.

México.- Medios como Sipse, Milenio y otros, han destacado un artículo sobre la labor del Refugio la Esperanza, a cargo de José Mora, líder de una congregación cristiana en Tijuana, Baja California.

 El artículo en cuestión contiene citas bíblicas como: No vestirá la mujer traje de hombre, ni vestirá el hombre ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace (Dt, 22:5)”. Esta cita es la introducción al caso de un travestí de nombre “Dayana” (Roberto) que se prostituye para pagar la droga a la que es adicto, y quien llegó al Refugio la Esperanza buscando ayuda para desintoxicarse definitivamente.  “‘Así llegan todas, vestidas, con sus chichis, drogadas, enfermas…’asegura Mora, quien hace algunos años arribó a este lugar justo como Dayana”, relata el autor del artículo Julio I. Godínez Hernández.

 El artículo destaca el hecho de que el Refugio la Esperanza es uno de los pocos lugares seguros para personas como “Dayana”, en lugares rodeados de homofobia y poca actuación de las autoridades al respecto.

 “‘No obstante, como me dijo Alberto Hernández, investigador del Colegio de la Frontera Norte, la Iglesia Refugio la Esperanza, tal como muchos grupos religiosos en esta ciudad han hecho desde la década de los setenta con el tratamiento de la drogadicción, parece estar más interesada en salvar las almas de los transexuales que en lograr una rehabilitación a partir de enfoques terapéuticos formales que permitan reinsertarlos a eso a lo que ellos temen y llaman el mundo exterior'”, dice el artículo.

 “No entrará a la congregación el que tenga magullados los testículos, o amputado su miembro viril” (Dt, 23:1)”, dice una cita bíblica más a manera de introducción a otro caso, el de Cristina, una transexual mexicana que a finales de los 80’s viajó a San Francisco, EU, para “comerse al mundo“; pero las cosas no funcionaron como ella imaginaba. Durante su estancia en San Francisco, Cristina disfruto de la vida “liberal” de esa ciudad y sus ventajas económicas. Pero “el alcohol, las drogas y el sexo que se practicaba sin control y muchas veces sin protección alguna, se mezclaron en tiempos en los que nuevas enfermedades se esparcían sin piedad, sobre todo entre la comunidad LGBT del mundo”, relata el artículo. Roberto, es decir “Cristina”, se enteró que tenía VIH cuando fue detenida por la Policía de San Diego en 1990, luego volvió a Tijuana y siguió ejerciendo el trabajo sexual, ahora espera que el Refugio la Esperanza la “rescate“.

 Otro caso es el de Gustavo Silva, de 41 años de edad, quien con la Biblia en la mano, asegura llevar 9 años sin acostarse con otro hombre. Él llegó al Refugio la Esperanza en 2004, buscando una solución a sus adicciones.

3003147d2785c72med Uno de los casos más sorprendentes de esta supuesta “cura gay”, es el de Osiel Noé Amado, quien dejó la prostitución homosexual para casarse con una mujer y formar una familia, tienen dos hijos.  “Hace 13 años, Osiel fue invitado a lo que en esta congregación llaman terapia de liberación, una serie de pasos para que los homosexuales logren ser lo que hasta ahora no han sido. Una vez desintoxicado de las drogas que consumía, lo invitaron a que se cortara el cabello, que se vistiera con camisa, pantalón y zapatos, y que se deshiciera de los implantes de seno que tenía. ‘Mire, me dice levantándose la camisa, sólo me quedan las cicatrices’. Además, como parte de su ‘tratamiento, lo invitaron a creer en Jesucristo”, dice el artículo. ´

 El artículo también cita las palabras de Leticia Rosas, benefactora y pastora de por lo menos 4 albergues como el de la Esperanza. Ella equipara a la homosexualidad con todas las adicciones y afirma que tienen su origen en abusos durante la infancia. “La homosexualidad es producto de engaños del diablo, y sus deseos insanos son producto de espíritus malignos”, advierte Leticia.

Destaca que Tijuana cuenta con el “nada honroso segundo lugar” en crímenes de odio por homofobia a nivel mundial, con 98 muertes, según el Instituto Oikos Centro Integral (sólo detrás de Brasil).

 Gracias a este artículo nos podemos dar cuenta de uno de los orígenes más importantes de la homofobia, la ignorancia, pues los mexicanos siguen equiparando la homosexualidad con las adicciones a las drogas, pensando que se pueden curar. 

 Uno de los argumentos más utilizados para probar la teoría de la “cura gay” que plantean muchas congregaciones religiosas, son los casos de estos hombres que ejercieron la prostitución homosexual para sobrevivir a diferentes circunstancias. Es muy probable que muchos de ellos no sean homosexuales, pero esto no aplica para el resto de la comunidad gay.

Con la divulgación y los testimonios escuchados únicamente se destaca que personas que han ido por una adicción a las drogas y son homosexuales, o algunos trabajadores del sexo que han contraído VIH en sus prácticas, son los verdaderos maleantes y propagadores de las mismas es decir, desde aquí se asocia que quienes traen el VIH y otras enfermedades sexuales son los gay.

Las asociaciones LGBT han criticado por completo esta posición y se ha generado la polémica. Una vez más, vemos los problemas existentes de homofobia e ignorancia en el país de México.

Fuente SDPnoticias

Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.