Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Migrantes LGTBI+’

Cómo viven la pandemia migrantes LGBT+ en la frontera norte de México

Viernes, 10 de abril de 2020

casa-arco-iris--2048x1024Por Silvia Soler y Milena Pafundi

Foto: Casa Arco Iris

Ahora mismo en Tijuana no hay nadie intentando cruzar la frontera. Las calles están vacías. La comunidad LGBTQI+ migrante en México decidió resguardarse en los albergues y pasar unidxs en esta época de pandemia. Tras los anuncios de Donald Trump de no otorgar más ayudas económicas a migrantes- no habrá políticas de asilo- y el endurecimiento de las políticas migratorias del presidente mexicano Manuel López Obrador de no otorgar visas humanitarias  a les solicitantes en la frontera sur con Guatemala, el panorama es cada vez más complicado para migrantes en tránsito por México.

Les migrantes LGBT+ en Tijuana están atrapades entre las violencias de las que huían, las violencias del crimen organizado y las autoridades migratorias. Ahora se le suma también las violencias que implican la exposición al contagio de coronavirus a la espera de que se reabra la frontera con EEUU.

Cristina Franco, maestra y directora del albergue LGBTI Casa Arco Iris en Tijuana, contó a Presentes que en México la cuarentena no es obligatoria y apelan a la responsabilidad ciudadana. Cada Estado fija sus reglas. En Tijuana la Guardia Estatal se pasea por la calles con mascarillas y guantes pidiéndole a la gente que si no tiene necesidad urgente de estar en la calle, regresen a sus casas.

En la Casa Arco Iris se encuentran en estos días 18 personas, mayormente centroamericanas. En otra proporción menor jamaiquinos, un cubano, y dos mexicanos. Los días no son del todo fáciles ya que no pueden organizar nada que mantenga la dinámica de convivencia activa. Se suspendieron todos los talleres, y ya casi ninguno sale.  “Están tranquiles porque también son una población que se conoce desde hace tiempo, algunos ya tienen aquí como 7 u 8 meses. El más reciente entró hace 1 meses” cuenta Cristina y agrega que es posible que se queden allí por un buen tiempo más.

Aquellas personas que lograron atravesar la frontera a Estados Unidos antes del endurecimiento de las políticas migratorias viven con mucha preocupación la pandemia de Covid-19.

Yessi es trans y llegó a Tijuana en marzo de 2019. Después de pasar 4 meses en el albergue para migrants LGBTI Casa Arco Iris, logró solicitar asilo entregándose a las autoridades migratorias de EEUU. Pasó 13 días en las famosas hieleras (ICE por sus siglas en inglés): “El maltrato fue terrible y es una situación muy traumática”, contó Yessi a Presentes. . “Luego estuve detenida en la cárcel 2 meses y medio”. Ahora vive en California y no está trabajando porque todos los lugares que podrían ofrecerle empleo están cerrados: restaurantes, hoteles, cafés, etc. “Ahora me siento muy traumada porque la situación aquí es terrible y no podemos salir a la calle, no tenemos acceso al médico ni al psicólogo. Las personas que estamos en tratamientos hormonales no sabemos cuando volveremos a poder a acceder al suministro de hormonas, esto está afectando muy duro a las personas lgbt.”

Sin visas humanitarias 

Casi todxs los que se encuentran en Casa Arco Iris tienen su número y están esperando a ser llamados. Asimismo  hay gente que está intentando llegar desde Tapachula a Tijuana. “Nos han contactado a través de la página algunas chicas transexuales y al parecer Migración no les está facilitando tarjeta por visa humanitaria. Están varadas allá, en Tapachula. Por ahora no esperamos a nadie, ni se van tampoco”, dice  Cristina

“Yo quiero pedir asilo porque vengo huyendo de una relación donde había violencia, fui amenazado y tengo mis pruebas. Mi ex pareja era médico y trabajaba para la mafia. Apenas iba a solicitar mi número pero no puedo hacerlo porque todo está cerrado por la Pandemia”, cuenta Iván de 34 años, proveniente de Guadalajara.

Protocolos  

En Tijuana hay 33 albergues para migrantes. Todos están en comunicación, apoyándose en este momento. Casa Arco Iris es uno de los dos albergues para migrantes LGBTI. Allí se siguen  todos los protocolos de higiene recomendados: gel antibacterial en la entrada, lavado de manos al entrar y se doblaron los turnos de limpieza.

“Hemos creado un cuarto de cuarentena en caso de que alguien presente alguna gripe común. Tendría que estar en el cuarto si les da gripe. En ese caso se llama a la médica  de cabecera. Hasta ahora hemos tenido un caso de gripe común y tos prolongada. No tenemos ningún positivo” dice Cristina.

Cómo funciona Casa Arco Iris 

Casa Arco Iris destina parte de su presupuesto a la comida y la otra parte proviene de donaciones en especie. Algunes de les migrantes que están de paso en el albergue trabajan, aunque en el contexto de la pandemia sólo dos pudieron mantener sus puestos. El resto, que trabajaba en cafés y restaurantes locales, ya no van porque los negocios cerraron y alegan que no están en condiciones de pagarles.

“A quiénes les toca cocinar tienen la tarea de limpiar un poco más en profundidad los alimentos, frutas y verduras”, cuenta Iván.

“Los albergues estamos muy al pendientes de seguir al pie de la letra los protocolos, entendemos que estamos muy expuestos, nosotros no podemos darnos el lujo de no estar entre más de 10 personas reunidas. Extremamos las precauciones: cualquier persona del propio equipo que presente algún síntoma, le damos la incapacidad y que no se presente”, agrega Cristina.

Las organizaciones internacionales como ACCNUR están pendientes. Les llaman dos o tres veces por semana y les han dado artículos de higiene, antibacteriales, gel, mascarillas y guantes.

México ante la pandemia 

Las políticas de prevención en México pretenden hacer un balance que proteja la salud y las economías más debilitadas, tal como anunció el subsecretario de Salud López – Gatell a finales de marzo.

La  declaración de estado de emergencia a nivel nacional del 31 de marzo no contempla la obligatoriedad y el control por parte de las fuerzas de seguridad de la permanencia de la ciudadanía en sus casas.

La jornada de sana distancia, un paquete de medidas que pretende la desmovilización masiva de personas es la principal campaña de prevención implementada por parte del gobierno.

México, un país con alrededor del 60% de informalidad no puede negar la subsistencia a millones de personas que viven al día: es por ello que las medidas no han sido como en otros  países de la región, que han implementado la obligatoriedad del “Quédate en casa”. Esta misma disyuntiva es la que atraviesan les migrantes LGBT+ a lo largo de la frontera con EEUU: entre la posibilidad de la subsistencia económica o la todavía más precarizada espera a la tramitación de asilo en la frontera.

Esta situación abona la inseguridad tanto frente a la pandemia como frente a la delincuencia organizada que acecha a les migrantes en lo que ha sido el más violento -pese a la pandemia- con un total de 2.585 asesinatos registrados en marzo.

La Agencia Presentes nos recuerda que: Todos nuestros contenidos son de acceso libre. Para seguir haciendo un periodismo inclusivo necesitamos tu ayuda.  Podés colaborar aquí.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

El único piso de emergencia para migrantes LGTBI en España, en riesgo

Viernes, 28 de febrero de 2020

refugiados_lgtbKifkif, Asociación de refugiados y migrantes Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales, ha presentado en la sede del Consejo de la Juventud de Madrid la campaña “SOS Migrantes LGTB” con la que pretende reunir los apoyos económicos suficientes que eviten el cierre del único recurso alojativo que en la actualidad existe para personas solicitantes de asilo LGTBI en situación de calle. Hasta ahora, el recurso se encontraba en funcionamiento gracias al apoyo de la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid a través del 0,7% de la casilla de fines sociales de la renta.

Sin embargo, en este año 2020 este apoyo no ha continuado y el proyecto corre el riesgo de clausurarse por falta de financiación. La campaña “SOS Migrantes LGTB” consiste en un crowdfunding que a través de la plataforma goteo.org se marca el objetivo de recaudar el total de 41.200 euros que cuesta mantener abierto el recurso de alojamiento a lo largo de un año. Esta iniciativa tiene su eje central en la experiencia de supervivencia de las personas que han residido en el recurso y cuenta con el apoyo de personalidades relevantes en el mundo del activismo LGTBI. Su primera gran fecha es el 15 de marzo, donde esperan haber alcanzado el mínimo de 27.000 euros que necesitan para ofrecer las prestaciones básicas y que el recurso no cierre definitivamente. La ley 12/2009 reguladora del derecho al asilo en España reconoce en su artículo 7 la posibilidad de solicitar protección internacional por el hecho de ser LGTBI.

Esta ley junto a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de 2014, que reconoce la persecución por orientación sexual/identidad de género como un hecho a tener en cuenta en la demanda de protección internacional, han hecho que en los últimos años los solicitantes de asilo en España por ser LGTBI hayan aumentado de manera abrumadora. Las ONGs como Kifkif estiman que España es el principal país receptor de solicitantes de asilo LGTBI del mundo, llegando a suponer en torno a la cuarta parte del total. La ciudad de Madrid se ha convertido en el punto caliente del asilo en España. Durante el año 2019, casi la mitad de solicitudes que se registraron lo hicieron en Madrid (unas 55.000 según los datos ofrecidos por el Ministerio del Interior). A pesar de los esfuerzos realizados tanto desde el Ministerio como desde el Ayuntamiento de Madrid para ofrecer una respuesta de emergencia, todavía 390 personas solicitantes de asilo pasan cada noche en la calle de Madrid.

kifkif-SOS-Migrantes-1536x1152

Jeisy es de Barranquilla y emprendió el camino a España sola, agotada por la discriminación y la violencia de la que era objeto por ser una mujer transgénero. La saturación del sistema de asilo y de centros de acogida en Madrid estuvieron a punto de dejarla en la calle en pleno noviembre, pero fue derivada a la casa de la ONG Kifkif, la única emergencia habitacional para personas migrantes LGTBI en España que ahora, tras la retirada de las subvenciones de la Comunidad de Madrid, corre el riesgo de desaparecer.

Kif Kif significa “entre iguales” en árabe, francés, bereber… Una variedad de idiomas para nombrar un espacio de tolerancia y respeto a las personas que huyen de la falta de libertad sexual en sus países de origen. Las personas migrantes LGBTI sufren una doble discriminación y suelen huir solas, rompiendo los lazos familiares, explica Javier Navarro, director de Kifkif. Es por eso que pueden caer en situación de calle. La ONG calcula que de una media de 390 solicitantes de asilo que pasan la noche en las calles de Madrid, al menos 44 son LGTBI.

La casa de acogida se puso en marcha en 2018 con fondos propios de la ONG ante el colapso de los servicios sociales. En estos cerca de dos años, la organización ha podido socorrer a 34 personas. Sin embargo, ahora la Comunidad de Madrid ha decidido retirar las subvenciones y el piso ha tenido que cerrar: aunque sí aparecía en un primer momento en la lista de las organizaciones que reciben fondos de la casilla de fines sociales de la renta, no llegó a pasar el filtro final.

“En 2019 la financiación provino 100% de la Comunidad de Madrid, estamos ocupándonos de algo que deberían hacer ellos”, subraya Navarro, e indica que han solicitado los informes a la Comunidad para estudiar qué ha fallado. Ahora la ONG ha lanzado un crowdfunding para poder abrir el piso por lo menos un año más. Se han planteado un primer objetivo de 27.000 euros, con lo que podrían mantener el recurso durante un año. Sin embargo, para poder seguir garantizando la atención personalizada y manutención la cantidad debería llegar a los 41.200 euros.

Una iniciativa reconocida por la ONU

Además de ofrecer un techo, en el último año la organización ha atendido y asesorado a un total de 3.228 personas. Reconocido como proyecto de buenas prácticas por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, el cierre de Kifkif supone que decenas de solicitantes de asilo LGBTI pasen la noche en la calle, cerca de 22 personas al año, estima la ONG. La falta de información y lentitud del sistema de acogida deja desprotegidas a muchas personas, que pasan meses esperando una primera entrevista para tan siquiera registrarse y obtener la tarjeta blanca.

Este fue el caso de Óscar Andrés Cano, que con 27 años cuenta también las 27 las noches que pasó al raso en las calles de Madrid. Colombiano, huyó del conservadurismo de un entorno que no aceptaba su orientación sexual: “Mi familia me decía que eso era moda, que se me iba a pasar, que tenía que buscar a Cristo…”. Eligió Madrid por ser una ciudad “pionera en los derechos de nuestra comunidad”, explica, y por eso no se dio por vencido cuando, después de ser timado en varios trabajos y haberse quedado sin ahorros,  se vio viviendo en la calle con su pareja, que llegó un mes más tarde que él.

“Acá puedo expresarme, no me dicen nada por ser lo que soy”, agradece Óscar. Jeisy también se siente “muchísimo más segura en España”, aunque sí señala el rechazo que sigue existiendo hacia las personas trans. Cuando compara su situación en Colombia resalta que encontrar trabajo como mujer trans es tan complicado que muchas terminan prostituyéndose, y acceder a los tratamientos para terminar su proceso casi imposible en su país de origen.

Para ambos, llegar a la casa de Kifkif supuso un apoyo muy importante: “Ser rescatado de la calle y tener una habitación, alimentación, poder ducharse…”, rememora Óscar. El piso sigue un sistema de supervisión y no de tutelaje, defienden desde la organización. En él pueden vivir hasta cuatro personas y suelen quedarse por diferentes periodos, de entre uno y cuatro meses en función del avance de los procedimientos legales. Junto a la figura de una educadora social, los inquilinos trabajan en un itinerario de inclusión y actividades que van enfocados a su empleabilidad y búsqueda de un lugar estable donde vivir, sostienen.

“Es hora de ser libre”, se dijo Jeisy a sus 28 años, después de haber sido violada, acosada en el trabajo y haber sufrido el rechazo de su familia. Por eso ahora pide que no cierre el único recurso de emergencia habitacional en España centrado en la atención de migrantes LGTBI donde ella encontró auxilio.

***
¡¡Contamos contigo!! ‍
Se puede realizar aportación pinchando aquí:

Fuente El Diario/KifKif

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Mujer trans migrante murió bajo custodia de autoridades de Estados Unidos; activistas acusan negligencia y abusos

Miércoles, 12 de junio de 2019

82B52BDF-73C7-4B51-9BDC-1D34EF392177_w1023_r1_sEl pasado sábado 1 de junio Johana Medina, una mujer trans migrante originaria de El Salvador, murió mientras se encontraba bajo custodia de las autoridades de migración de Estados Unidos, activistas defensores de los derechos humanos acusan que la mujer trans murió a causa de la negligencia de las autoridades.

De acuerdo con activistas LGBT, Johana no podía ejercer su profesión de enfermera en El Salvador siendo una mujer abiertamente transgénero, por lo que decidió viajar a Estados Unidos en busca de una mejor vida,

Medina falleció en un hospital tras enfermarse en un centro de detención privado llamado Otero County Processing Center, adscrito al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE).

Según han detallado organizaciones defensoras de los derechos humanos, este centro ubicado en Nuevo México ha sido objeto de múltiples denuncias de abuso y negligencia médicas hacia las personas detenidas que pertenecen a la población LGBT.

“Lo que hemos escuchado con consistencia es que en Otero hay dos problemas principales: que los agentes de ICE se han negado a proveer tratamiento hormonal para esta población y que responden con lentitud cuando los detenidos hacen pedidos generales de emergencias médicas, hasta el punto en que esperan días o semanas”, señaló Kristin Gree Love, abogada de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) en Nuevo México.

No obstante, el centro Otero aseguró en un comunicado que estos señalamientos son “denuncias infundadas y falsedades flagrantes sin ningún tipo de base en los hechos. Todos los individuos transgénero que son detenidos en el centro son alojados de manera separada en espacios diseñados para vivir, que incluyen baños separados y duchas. Además, de acuerdo a los estándares de detención de ICE, todos los detenidos tienen acceso a servicios médicos, legales y religiosos”, señaló el centro en un comunicado.

Medina, quien había ingresado en el centro el pasado 11 de abril, murió en un hospital de El Paso, Texas, tras ser diagnosticada como VIH positiva y tras quejarse de dolores en el pecho, según la versión de centro Otero.

Sin embargo, una activistas transgénero señalan que que la migrante llevaba semanas “refiriendo problemas de salud a causa de complicaciones con el VIH/SIDA”; no obstante, las autoridades no la atendieron.

“ICE toma en serio todas las acusaciones y las investiga a fondo. Sin embargo, no puede investigar ni proporcionar comentarios individuales sobre ninguna denuncia, incluido el presunto maltrato médico, sin contar con los detalles específicos”, señaló Corey Price, director de operación ICE.

Fuente Desastre.mx

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Kif-Kif trae en marzo a Madrid a un imam homosexual

Viernes, 15 de marzo de 2019

RF6Wxnay_400x400Foto del twitter de Samir Bargachi

Las personas procedentes de países de tradición musulmana suelen tener grandes problemas para asumir su homosexualidad y comunicárselo a su entorno. “Yo me di cuenta a los 14 años, cuando ya residía en España, y lo viví en silencio, con mucho sufrimiento, porque entre los marroquíes es un tabú”, explica Samir Bargachi, que nació hace 31 años en Nador (Marruecos), llegó a Barcelona en 2000 y se mudó a Madrid en 2008. Su inconformismo, oculto tras su voz dulce, lo llevó a crear la asociación Kif Kif (de igual a igual, en árabe) para ayudar a migrantes del colectivo LGTB [Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales].

Se centran en la protección internacional de las personas LGTB y la atención a los migrantes y refugiados de este colectivo. El asilo ya está contemplado para personas que son perseguidas por su identidad de género u orientación sexual. Hasta que llegó Kif kif, no había en Madrid ninguna entidad que trabajase estos temas. En los centros de acogida se aloja a personas transexuales con familias sirias y la convivencia no es fácil.  Poseen recursos habitacionales, vivienda y mantenimiento básico para casos de emergencia social. Y luego asistencia social, apoyo psicológico, cursos de idiomas… Y dan también formación a profesionales de la Administración y ONG.

Los casos más duros que llegan a Madrid son los de Menores no acompañados del norte de África, y gente de Siria y Venezuela. En el caso de las personas transexuales de Marruecos, hay unos testimonios de violencia, de acoso, de violaciones… Mucha gente les escribe desde allí antes de intentar venir a España. También desde los centros de internamientos de extranjeros de Ceuta y Melilla, donde las condiciones son difíciles para todos, pero para las personas LGTB se convierte en un infierno, porque sufren malos tratos.

Estos refugiados se enfrentan a situaciones muy duras. Algunos han tenido que dormir en la calle porque no había sitio en los albergues. Además, los chicos jóvenes que llegan de Marruecos y Venezuela se ven obligados muchas veces a dedicarse al trabajo sexual porque no ven otra salida. Otros acaban en las drogas.

Han logrado muchísimas cosas con respecto a la homofobia en Madrid, pero tienen miedo de que se puedan echar atrás los avances por el discurso explícito de la extrema derecha contra el colectivo LGTBi. Atacan todo lo que defienden en Kif Kif: migraciones, refugio y colectivo LGTB.

La comunidad árabe tiene un grado de homofobia más alto que el conjunto de la sociedad. Kif kif trabaja desde el positivismo, aportando al debate desde la reflexión. Creen que quienes deben liderar los debates somos los propios árabes y marroquíes.

Para luchar para romper los estereotipos realizan diversidad de actividades: El año pasado hiciieron un iftar gay (la comida con la que se rompe el ayuno en Ramadán) y vinieron como 50 personas al Casino de la Reina, en Lavapiés. Sirve para conectar dos mundos, el religioso y el gay. Había personas trans vestidas al modo marroquí. La gente empezó a conversar y se contaron su vida. Lo van a volver a hacer este año. También estuvieron en las Noches de Ramadán con un punto de información arcoíris para informar sobre el colectivo LGTB. La respuesta que recibieron es muy positiva.

En marzo van a llevar a Madrid a un imam gay. Se llama Hernán Zamzam y es de Barcelona. Hay personas que tienen un problema de convivencia entre las dos realidades, ser musulmán y ser gay. Por eso apuestan por traer un referente positivo de que se pueden mezclar los dos mundos. En Reino Unido, Francia y Alemania hay comunidades musulmanas LGTB muy bien organizadas, y figuras relevantes, pero ese paso todavía falta por dar en España. En Holanda hay un centro académico musulmán LGTB.

La asociación Kif Kif, que Bargachi creó para atender al colectivo migrante LGTBi, tiene tres sedes, una en la Puerta del Sol y otras dos en Alcalá de Henares y Getafe, donde emplean 14 trabajadores. Cada año asisten a unas 800 personas de forma presencial, y contestan a unos mil correos de Marruecos.

Fuente: Entrevista de Miguel Ángel Medina para El País

General, Islam , , , ,

Inmigrantes LGBTIQ son los que más abusos sufren mientras están en el servicio de migración de EEUU

Lunes, 4 de junio de 2018

13263793_534099556790375_6078135161861231356_nLa muerte Roxana Hernández, una mujer trans y seropositiva de Honduras, prendió las alarmas sobre la situación que vive la población LGBTIQ en manos de las autoridades de inmigración estadounidense.

Aunque el colectivo de Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales, Intersexuales y Queers (LGBTIQ) representa el 0,14 por ciento de los detenidos en el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés: U.S. Immigration and Customs Enforcement), actualmente es la población más vulnerable y la que sufre mayores violaciones a sus derechos humanos.

La representante del partido Demócrata, Kathleen Rice, informó que más del 12 por ciento de los inmigrantes LGBTIQ fueron víctimas de abusos y agresión sexual en el año 2017, según un informe presentado por el mismo Servicio de Inmigración y Control de Aduanas. Esto representa la tasa más alta de violencia de todo el conjunto de personas que se encuentra en manos de las autoridades de inmigración.

La agencia recibió 227 denuncias de abuso y agresión sexual, 28 de ellas con víctimas LGBTQ, según la cifras que maneja el ICE y que entregó directamente a la Representante en respuesta a sus solicitudes.

Ante esta situación, Rice, junto a 36 de miembros de la Cámara, enviaron una carta al secretario de Seguridad Interior de los EEUU, Kirstjen Nielsen, a fin de abordar esta problemática que pone en riesgo la vida de estas personas.

“Escribimos para expresar nuestras preocupaciones sobre la detención de inmigrantes lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) en la custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE)”, dijo Rice.

“Estas personas, en particular las mujeres transgénero, son extremadamente vulnerables al abuso, incluida la agresión sexual, mientras están bajo custodia”, aseguró la representante demócrata, quien constató que las mujeres trans son encerradas en celdas para hombres y dejadas retenidas en promedio más del doble que un inmigrante general.

“ICE no debería utilizar sus recursos limitados para detener a cientos de personas que son vulnerables al abuso y no representan una amenaza para la seguridad pública”, tuiteó Rice.

Estas estadísticas se hicieron más evidentes tras el fallecimiento el pasado 25 de mayo de la ciudadana hondureña Roxana Hernández, de 33 años de edad, quien era una mujer trans y seropositva, y se encontraba en custodia de los funcionarios del ICE desde finales de abril. Ella hacía parte de una caravana de refugiados que buscaba pedir asilo en los EEUU a fin de comenzar una nueva vida lejos de las experiencias de odio, estigma, violencia y discriminación que había experimentado en su país de origen.

Organizaciones como Pueblo sin Fronteras y Diversidad sin Fronteras denunciaron que su muerte no es otra cosa que un asesinato institucional” debido a una negligencia médica.

Según denunciaron los activistas sus días en prisión fueron crueles, con las luces encendidas las 24 horas del día, con frío, sin alimentación ni atención médica adecuada en un centro que comparan con una caja de hielo.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.