Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Transfeminicidio’

Tras el transfeminicidio de la activista Alicia Díaz, mujeres trans en Ensenada (México) le temen a transfeminicidas libres

Martes, 7 de diciembre de 2021

F056E61C-06DF-485A-AACD-5D0AB8C3DB4EActivistas y personas trans marcharon en Ensenada para protestar contra la violencia contra la comunidad LGBT. También exigen que se reconozca la identidad de género.

El transfeminicidio de la activista Alicia Díaz conocida como Tita, en el municipio de Ensenada, en Baja California, encendió las alertas de las compañeras trans quienes protestaron frente a la Fiscalía General del Estado (FGE).

Con 320 homicidios dolosos y 80 culposos en lo que va del año, el puerto de Ensenada es el segundo más violento del estado después de Tijuana. De este total ninguno se investiga como transfemenicidio porque la autoridad no reconoce la identidad de género.

El asesinato de Tita, de 22 años de edad, es un crimen de odio y así debe ser investigado, aseguraron sus amigas durante la manifestación. Sin embargo, la FGE lo tiene catalogado como un homicidio culposo y a ella la identifica como una persona del sexo masculino.

El cuerpo de Tita fue localizado en avanzado estado de descomposición cuatro días después de que su madre reportara su desaparición. Se encontraba ensangrentada y dentro de su vivienda ubicada en una zona marginal en el bulevar Socolov, de la colonia Munguia.

De acuerdo con información de la investigación, antes de su asesinato recibió una amenaza a través de redes sociales y también le dieron una golpiza.

Como éste hay otros casos de impunidad y omisiones judiciales para prevenir abusos en contra de las mujeres.

Arturo Serratos, Secretario de la Asociación Trans Ensenada una Lucha, informó que por años las personas LGBT han sufrido la indiferencia de las autoridades.

Esta ha sido la respuesta que han tenido a las múltiples denuncias. Te botan para allá, te botan por acá, les vamos a marcar, vengan más tarde y cuando venimos -a la fiscalía- ya nadie nos atiende, describió.

Si bien celebran pequeños avances de la comunidad en el país, como reconocer el matrimonio igualitario o apertura de la autoridad para salir a las calles a protestar, los asesinatos en contra de la comunidad trans en Baja California siguen invisibilizados.

Abusos policíacos

Hace un año, Melisa trabajaba como sexoservidora en la calle Segunda entre Gastelum y Miramar, en la zona turística, cuando un cliente solicitó sus servicios, pero al momento de abordar el vehículo un agente de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) los detuvo.

El policía cuestionó al cliente sobre si sabía que la persona a su lado era un homosexual y le aseguró que esa acción era un motivo de multa o sanción. Todo quedó asentado en una denuncia ante Derechos Humanos y Sindicatura Municipal.

Acto seguido pidió a Melisa que bajara de la unidad, pero como ella se negó el oficial regresó a la patrulla para sacar un arma larga, cortó un cartucho y la encañonó.

El compañero del policía debió intervenir para detener el abuso, según narró la misma víctima a Presentes. Este hecho sucedió en noviembre del 2020 durante la pandemia por COVID-19.

“Pasate para acá cabrón…”, le gritó el agente. Ella respondió con insultos a la agresión verbal y física para defenderse. Días después de este hecho, el agente siguió acosando a Melissa en las calles.

A raíz del incidente Melissa abandonó la ciudad, porque la considera insegura, y se mudó a Tijuana donde se siente más libre para ejercer su sexualidad.

Si la autoridad hubiera hecho su trabajo, bastaba con revisar las cámaras de vigilancia de las tiendas cercanas, ya que es una zona comercial en el corazón de la Ensenada y una de las más transitadas.

“En Tijuana me siento un poco más tranquila, y segura, porque las autoridades no se meten con nadie”, respondió intranquila porque sus amigas en Ensenada siguen viviendo esa violencia.

Aunque los sucesos se denunciaron ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Baja California y Sindicatura Municipal, ninguna autoridad llamó a audiencia.

Sobre éste, y una docena de asuntos más denunciados desde el 2016 por mujeres trans, Griselda Vizcarra Durán, delegada de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, reconoció que en el organismo local están al tanto de las violaciones a los derechos en contra de la comunidad. “Tenganlo por seguro que se va a investigar cada caso”, fue su compromiso.

Agregó que las quejas presentadas por la comunidad, en administraciones anteriores, también serán consideradas por el personal a su cargo para iniciar las investigaciones necesarias.

Los crímenes invisibilizados

Para Jey Fernández, activista por los derechos de la diversidad, la violencia contra la comunidad está directamente relacionada con tres factores: la falta de identidad, precariedad y machismo.

De acuerdo con estadísticas nacionales, 3% de la población se consideran hombres o mujeres trans, motivo por el cual las autoridades deben legislar para crear sanciones en contra de quienes cometan discriminación.

En materia legislativa, en 2012 se armonizó la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación, pero no funciona y por lo tanto urge realizar una reforma. “Tenemos un agujero terrible, y es un problema para las chicas quienes no pueden tener estos derechos”, sostuvo.

Habló de la marginación que viven sus compañeras en el tema laboral, ya que debido a la falta de una identificación oficial por parte del Instituto Nacional Electoral (INE) algunas están obligadas a trabajar como sexoservidoras o en el crimen organizado.

“Es complicada la parte laboral por la apariencia física, los baños sin acceso en fábricas o maquiladoras, donde por estos motivos les niegan el trabajo”, mencionó.

Explicó cómo las chicas y chicos viajan desde la frontera con Estados Unidos hacia la Ciudad de México para realizar los trámites, que les niegan las autoridades de Baja California. Quienes no tienen oportunidad de viajar prefieren renunciar a la identidad.

Como parte del trabajo en el organismo civil, tienen detectado que en marzo se cometió un homicidio en contra de una mujer trans en Ensenada. También ese caso, los agentes de la FGE lo investiga como si fuera un hombre.

La Secretaria de Inclusión en Baja California, Miriam Cano Nuñez, aseguró que trabajan en reconocer la identidad de las mujeres trans en documentación, acceso a salud y capacitación a los funcionarios.

Sin embargo, por ahora la Iniciativa de la Ley de Identidad de Género está a cargo de las diputadas Dunnia Montserrat Murillo y Evelyn Sánchez.

No somos sinónimo de risa

Jacqueline Aguilar de Escamilla, de la asociación Trans Ensenada Una Lucha con Valor, consideró prioritario reconocer la identidad de género. Hasta el momento hay alrededor de 60 mujeres transexuales que se dedican al trabajo sexual porque no tienen otra oportunidad.

Esto lo declaró el viernes 19 de noviembre cuando salieron a marchar desde la calle Macheros y bulevar Costero, frente a la Plaza Cívica de la Patria hasta el edificio de la FGE.

D3060BAB-D627-40DF-B902-128AFA0CC8F4

Manifestación frente a la Fiscalía General del Estado de Ensenada.

El grupo hizo una antesala por más de una hora, gritando consignas, para ser recibidos por el titular, Rafael Orozco Vargas. “Esto es todos los días, salimos a las calles y somos sinónimos de burla”, comentó una de las integrantes en la manifestación.

Narró detalles de cómo se siente, ella y sus amigas en la vida cotidiana, al llegar a un negocio, oficina de servicios públicos o en la misma vía pública.No sólo son golpes sino también psicológicamente al momento de entrar a un lugar el que atiende dice a quien esté a su lado ‘ahí te hablan’ o ‘ahí está el jotito’, eso también es violencia”, señaló.

Urge a legislar los derechos humanos para castigar a quienes ejerzan coacción o abusos en contra de ellas. Pues hasta el momento, cuando se quejan de las agresiones ellas terminan arrestadas o pagando multas y fianzas.

Debido a la indiferencia gubernamental de la gran cantidad de expedientes, han dejado de interponer denuncias ante los derechos humanos.

Casos emblemáticos donde los agresores están libres:

Jazmín Vega Guzman, conocida como Gudelia, era una estrella del espectáculo. El 6 de junio del 2010 fue localizada sin vida en la orilla de la carretera Ensenada-Ojos Negros. Su asesino fue detenido y condenado a 25 años de cárcel. Apeló a la sentencia y hoy se encuentra libre.

Karla Macías, fue hallada en un basurero clandestino ubicado en cerca del fraccionamiento Villas del Sol 25 febrero del 2017. Su muerte no se investigó porque su familia nunca puso una denuncia.

– Alicia Díaz Tita, el 3 de noviembre se encontró su cuerpo en estado de descomposición en una vivienda de la colonia Munguía. Durante una semana la buscaron por toda la ciudad.

-En marzo, una persona fue asesinada y los colectivos sospechan sobre posible transfeminicidio el cual es investigado como homicidio culposo.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En México exigen justicia por transfeminicidios de Aline y Fabiola

Miércoles, 28 de julio de 2021

Aline-3-por-Ramsés-Mercado-1024x512

Aline Sánchez de 41 años fue asesinada en su departamento en Mexicaltzingo, Estado de México (Edomex) el 19 de julio. A 400 kilómetros de ahí, en la ciudad de San Luis Potosí, Fabiola Rivera de 43 años fue asesinada en su estética la madrugada del 21 de julio

Aline Sánchez de 41 años fue asesinada en su departamento en Mexicaltzingo, Estado de México (Edomex) el 19 de julio. A 400 kilómetros de ahí, en la ciudad de San Luis Potosí, Fabiola Rivera de 43 años fue asesinada en su estética la madrugada del 21 de julio. Familiares, amistades y activistas tomaron las calles de cada ciudad y exigen justicia.

A seis días del transfeminicidio de Aline, su familia y activistas exigen que la Fiscalía inicie las investigaciones y apliquen el Protocolo Nacional para el Personal de las Instancias de Procuración de Justicia del País, en casos que involucren la Orientación Sexual o la Identidad de Género, que entró en vigor en 2018. En San Luis Potosí reclaman que el transfeminicidio de Fabiola sea investigado bajo el mismo protocolo y que a las mujeres trans se las incluya en la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Por la saña con que les arrebataron la vida a Aline y Fabiola les activistas también exigen que las investigaciones se adhieran a la tipificación de crimen de odio por orientación sexual e identidad de género, causales que el Código Penal del Estado de México y San Luis Potosí contemplan en su artículo 241 y 144, respectivamente.

Los asesinatos de Aline y Fabiola se suman a una ola de violencia letal en México en donde otras seis mujeres trans fueron asesinadas en distintos estados del país en solo dos semanas. Para todas ellas se exige justicia.

La fiscalía del Edomex no investiga 

Aline--514x1024Aline

El 20 de julio, día siguiente en que Aline fue asesinada, el Congreso del Edomex aprobó las reformas que permiten a las personas trans rectificar su acta de nacimiento. Ese día las activistas se enteraron de su asesinato.

“Nos quedamos en shock. Es muy triste porque nuestra hermana Aline desde su trinchera siempre estuvo arropando esta lucha (ley de identidad). Me da coraje que le haya quitado la vida de esta manera, con tanta saña y violencia, tanta que hasta de un golpe mataron a una de sus perritas. Me da tristeza que no haya podido hacerse justicia jurídicamente porque se va con el nombre con que nunca se sintió identificada, pero eso no significa que las autoridades no deban aplicar el protocolo (mencionado anteriormente) porque esto fue un crimen de odio, un transfeminicidio y exigimos justicia”, contó en entrevista Tanya Vázquez, activista e integrante de Mujeres Trans Famosas Toluca.

La exigencia puntual que hace Vázquez también la reclama la familia de Aline, quienes comentan que luego de una semana la Fiscalía no ha recabado información ni ha hecho las debidas diligencias en el lugar donde fue asesinada Aline. Además, temen por su seguridad.

Hasta el momento no hay detenidos. Nosotros no queremos entorpecer a la fiscalía pero no queremos que lo dejen al tiempo. Tememos por nuestra integridad porque somos una familia que se da la tarea de dar la cara y enfrentar este tipo de situaciones, tememos por eso y no queremos que quede impune”, explicó el hermano de Aline durante una rueda de prensa.

Presentes logró ponerse en contacto con la Fiscalía luego de varios intentos, al cuestionar el estatus de la investigación y el uso del protocolo sobre el asesinato de Aline, respondieron usando su deadname (el nombre que le asignaron al nacer) y agregaron sin dar más detalles: “estamos trabajando en ello”. A la fecha, ningún comunicado de prensa de la Fiscalía da cuenta de este crimen o del avance de la investigación.

“Este gobierno fallido no hace acciones para prevenir, erradicar, y sancionar este tipo de conductas derivadas del machismo que nos desvaloriza y ya basta. No nos vamos a quedar calladas, nuestras vidas valen, nuestras vidas también cuentan”, aseveró en entrevista.

Aline, “alegre y luchadora social” de Mexicaltzingo

San Mateo Mexicaltzingo es un municipio ubicado en el Estado de México, entidad que geográficamente rodea la capital del país. Sus habitantes lo nombran a secas Mexicaltzingo, que en náhuatl significa “lugar donde habitan los distinguidos mexicanos” y no es para menos, Aline le hizo honor a ese significado.

“A Aline la admiraban muchísimo en el municipio por todo lo que ella aportaba. Es un símbolo LGBT y trans dentro de Mexicaltzingo porque fue una de las primeras personas en dar a conocerse sin miedo y su hermano y su familia siempre la defendían”, comentó a Presentes una fuente que prefiere el anonimato.

Esta misma percepción la tiene un amigo de Aline quien dijo a Presentes: “no hay quien no sepa quién es Aline y lo que hizo por la comunidad LGBT y personas con problemas de adicción, ella es una luchadora social incansable, su sueño era abrir un grupo AA (alcohólicos anónimos) especialmente para personas de la diversidad. Además pa’ todos lados contagiaba con su alegría, era (una) gran imitadora de Ninel Conde… su canción favorita era la del bombón asesino”.

La tarde del 21 de julio fue despedida por su familia, amistades, activistas y cientos de personas que la conocieron de ese y municipios aledaños a Mexicaltzingo. Durante el recorrido familiares y mujeres trans cargaron su ataúd, ondearon banderas del arcoíris, se escuchó su canción favorita, música de mariachi y gritaron “¡justicia para Aline!”.

La fiscalía revictimiza a Fabiola. La prensa habla de “crimen pasional”

Fabiola-768x1024Fabiola

El día que fue despedida Aline, en la ciudad de San Luis Potosí, al centronorte del país, Fabiola Rivera fue asesinada en su estética, tenía 41 años y, de acuerdo a reportes de la Fiscalía, su cuerpo presentaba heridas de arma blanca. En su comunicación la autoridad se refirió a Fabiola en masculino, después como “persona que se identificaba con identidad de género femenino ante el registro civil”. Pese a tener su rectificación de acta, nunca se refirieron a Fabiola como mujer.

Martín Ortiz, amigo de Fabiola se enteró del asesinado de su amiga tras ver un video de un medio local que tildó el asesinado como un “crimen pasional”. 

“Fue muy impactante. La había visto apenas el domingo en el bar celebrando su cumpleaños. Ella disfrutaba mucho lo que hacía, su independencia y su muerte fue agresiva, fue un crimen de odio, de transfobia, no es un hecho aislado porque ser mujer en este país es algo que te pone ya en peligro, y ahora ser mujer trans todavía lleva más cargas simbólicas de discrimianción, de muchas ofensas, de pérdida de oportunidades. La sociedad potosina (de San Luis Potosí) piensa que las mujeres trans son un chiste, las despersonalizan, le quita este sentido humano. Esta ola de violencia por odio, transfobia, impacta porque no somos una ciudad tan grande para que haya este número de casos tan seguidos, por eso nos consterna y nos preocupa y darle el tratamiento de crimen pasional es quitarle el sentido de víctima a Fabiola”, comentó Martín en entrevista con Presentes.

Así como él, los activismos de San Luis Potosí también reclamaron la violencia simbólica que ejerció la Fiscalía y la prensa al no respetar la identidad de género de Fabiola y exigieron que se investigue y se aplique la agravante de crimen de odio.

“Es momento de nosotrans, de que el miedo lo tengan los agresores, que el miedo lo tenga el Estado y nunca más nosotras”, comentó Vanessa Hernández, activista trans.

Exigen justicia y no más transfobia

Tras el tratamiento de la Fiscalía, distintos colectivos LGBT organizaron una manifestación el viernes 23 de julio. A la marcha asistieron cerca de 200 personas entre familiares, amistades, conocides, activistas y mujeres trans de esa ciudad.

Durante la manifestación las dos consignas principales fueron “¡justicia para Fabiola!” y “¡no más transfobia!”. La marcha tuvo como destino final la Fiscalía General de San Luis Potosí donde les manifestantes entraron a las instalaciones, exigieron la salida del fiscal y en las escaleras montaron un memorial con veladoras, banderas trans y fotografías de Fabiola.

Aline-2-por-Ramsés-Mercado“Hace un mes marchamos para celebrar la diversidad, y justamente un mes después salimos por el hartazgo social donde no nos acompañan las marcas, lo único que nos acompaña es el dolor, el dolor de perder a una amiga pero también estar perdiendo a todas esas mujeres trans por odio y porque pudimos ser cualquiera de nosotros”, dijo Martín en entrevista.

Luego de diez minutos, José Castillo, salió en representación de la Fiscalía y dijo ser responsable de la investigación del transfeminicidio de Fabiola. “La investigación tiene un avance muy importante, yo vengo a comprometerme con todos ustedes a que se va a hacer justicia”, sostuvo.

Les activistas reclamaron que al menos otras tres mujeres trans han sido asesinadas en San Luis Potosí y que en ningún caso ha habido justicia. La protesta concluyó con la creación de una comisión integrada por activistas y familiares para dar continuidad a las carpetas de investigación. Martín comentó a Presentes que en dicha reunión el fiscal se comprometió a tratar el crimen con perspectiva de género y dijo que su equipo estaba capacitado para hacerlo. “No vamos a quitar el dedo del renglón, estaremos al pendiente para presionar a las autoridades y que se haga justicia”, agregó Martín.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Seis transfeminicidios en 12 días en México: una mujer trans asesinada cada 48 horas

Lunes, 19 de julio de 2021

Marcha-lxs-invisibles_Georgina-Gonzalez2-1200x600Kendra en Tijuana, Valeria en Colima, Ivonne en Ciudad de México, Michell y Dayana en Jalisco y una mujer trans cuyo nombre aún se desconoce fueron víctimas de violencias letales por transodio en México. Exigen investigar con perspectiva de género y derechos humanos.

El 7 de julio en la ciudad fronteriza de Tijuana, Kendra Medina, una mujer trans de 29 años, fue asesinada y su casa fue incendiada. El transfeminicidio de Kendra fue el tercero en perpetrarse en una semana en México. Ese mismo día pero en Colima, Valeria fue asesinada y torturada; y el 1 de julio Ivonne fue asesinada en Iztapalapa, Ciudad de México.

Por esta ola de violencia transfeminicida, el Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación (Conapred) y la Secretaría de Gobernación exhortaron a las autoridades a investigar con perspectiva de género y derechos humanos.

Al cierre de esta publicación, Presentes recibió noticias de de tres transfeminicidios más: el de Michell y Dayana en Jalisco; y el transfemincidio en Colima de una mujer trans, cuyo nombre aún se desconoce.

DAYANADayana. Cortesía de Unión Diversa Jalisco

Lo que ha pasado en los últimos doce días confirma el dato que la organización Letra S dio a conocer en su último informe: 6.5 personas LGBT son asesinadas en promedio cada mes en México. Pero estos crímenes recientes también sugieren que pueden ser muchas más las personas víctimas de la violencia por prejuicios.

Kendra fue asesinada y quemaron su casa

Sobre el asesinato de Kendra Medina en Tijuana, el fiscal central de Baja California descartó que no se trató de un crimen de odio y no se investigará como feminicidio. Los colectivos LGBT y activistas trans exigen que se aplique el protocolo nacional de actuación para el personal de las instancias de procuración de justicia en casos que involucren la orientación sexual, identidad o expresión de género.

“Su muerte es algo muy horrible, muy doloroso y no entendemos cómo, por qué. Y cómo le diré, pues (Kendra) era una persona muy amigable, nunca se le conoció gente que no lo (la) quisiera. Nos sentimos muy enojados porque nadie merece morir así”, expresa con emoción contenida en entrevista telefónica, Yaritza Ibarra, amiga de la infancia de Kendra.

De acuerdo a información de la reportera Lorena García para la Fiscalía General del Estado, el asesinato de Kendra se trata solo de un homicidio. Además, las declaraciones del fiscal, Hirám Sánchez deja entrever su ignorancia para distinguir entre orientación sexual e identidad de género.

Kendra-Medina-548x1024Kendra Medina, asesinada en Tijuana.

TransOdio en Baja California

“Nosotros no somos quién para negar las identidades de las demás personas y lamentablemente (el fiscal) se permite el hecho de no reconocer a Kendra como trans. Por otro lado confunde términos clave como identidad de género con “preferencias sexuales”, término obsoleto y carente de respeto a los derechos humanos de la diversidad sexual. Esto solamente sigue reflejando la falta de sensibilidad hacia la población LGBTTTIQ+, que tiene como consecuencia la falta de seguimiento a casos con perspectiva de género”, dice un comunicado de la organización Comunidad Cultural de Tijuana LGBTI.

De acuerdo a registros de la activista trans Susana Barrales, al menos otras 5 mujeres trans han sido asesinadas este año en el estado de Baja California. De algunas, dice, se desconoce el nombre, justamente porque sus muertes quedan subregistradas como homicidio pues aún no hay ley de identidad de género que permita a la población trans rectificar sus documentos con su nombre y género.

Kendra: golpes y signos de tortura

Kendra vivía en la colonia Hacienda Los Laureles Pacífico, ubicada a las afueras, en los grandes complejos industriales, a 19 kilómetros del centro de la ciudad de Tijuana. Y laboraba en el área de Moldeo en Planta 1 en el turno A de la maquiladora Industrial Hunter.

Simey, una mujer trans y vecina de Kendra, cuenta que cerca de las seis de la mañana vecines reportaron un incendio. “La colonia lleva una semana sin agua y por eso ni forma de ayudar, además, no hubo un grito de auxilio. Nadie pensó que Kendra estuviera dentro de su casa porque sabíamos que trabajaba en el turno de la mañana”. 

Los bomberos que ingresaron a mitigar el fuego encontraron a Kendra con golpes y signos de tortura. De acuerdo con información del reportero Ángel Alpuche para El Imparcial, peritos de la Fiscalía General del Estado descartaron al incendio como causa de muerte y presumieron, por una herida en su cuello, que el motivo pudo ser por estrangulamiento.

Sin embargo, a casi una semana de los hechos la Fiscalía no ha aclarado la causa oficial de muerte. De acuerdo a un medio local la autopsia del Servicio Médico Forense sustenta que fue por un “traumatismo craneoencefálico ocasionado por un golpe violento”.

Fiscalía no investiga crimen de odio

Casa-de-Kendra_foto-Angel-Alpuche-1024x768La casa de Kendra, Tijuana. Foto: Angel Alpuche

El fiscal central, Hirám Sánchez, afirmó que el asesinato de Kendra no cumple con los criterios para ser investigado como feminicidio, tampoco como un crimen de odio. ¿Las razones?

“Nosotros no lo iniciamos como un delito en contra de una persona trans porque fue identificado con su nombre de pila, como una persona del género masculino. No había hecho ningún cambio de sexo, transexual por lo menos no era, de manera que no teníamos conocimiento de como tenía esa preferencia y lo daba a conocer en redes sociales […] Y no se halló evidencia de que haya estado relacionado con su preferencia sexual (orientación sexual)”, dijo a periodistas locales.

El Código Penal de Baja California no tipifica como agravante de homicidio a la orientación sexual o identidad de género de las víctimas, tampoco se especifica dentro del protocolo del crimen de feminicidio. En México sólo 13 estados del país contemplan en sus códigos penales estas agravantes dentro de los delitos de homicidios y lesiones graves. 

De acuerdo al reporte de la reportera Lorena García, el fiscal explicó que la principal línea de investigación es que “el homicida es una persona que conocía a la víctima”.

El viaje de Kendra, de Nayarit a Tijuana

Kendra era originaria de un pueblo de Tecuala, Nayarit, un estado al oeste del país, y a sus 20 años migró para Tijuana. “Allá es más vida de campo, esa vida no le gustaba, no la hacía para eso y pues se fue por necesidad porque allá no hay oportunidades”, cuenta en entrevista con Presentes, Yaritza Ibarra, amiga de la infancia de Kendra.

Flores-Kendra-_foto-de-Angel-Alpuche-1024x684Casa de Kendra. Foto: Ángel Alpuche.

Kendra inició su transición física en Tijuana. Yaritza cuenta que su familia “siempre respetó” la feminidad que ya expresaba desde entonces, “sobre todo al bailar reguetón y música en inglés que le gustaba mucho”, recuerda.

Familiares y amistades siguieron su transición por Facebook. “Veía sus fotos y que se iba a hacer ejercicio. Al principio cambiaba mucho su nombre, pero después se quedó con Kendra. Creo que eligió ese por la novela que le gustaba mucho donde salía la Marjorie De Sousa (quien interpretó a Kendra Ferretti en ‘Amores Verdaderos’)”, explica Yaritza.

Yaritza cuenta que en la maquila Kendra fue respetada. El día de su asesinato la empresa lamentó lo sucedido y mostró condolencias a su familia.

A los dos días de su asesinato la comunidad donde creció se organizó para juntar dinero para que el cuerpo de Kendra pueda viajar de Tijuana a Nayarit. Este domingo, 11 de julio, fue velada por amistades de su trabajo pero sigue en Tijuana. “Se ha pospuesto el traslado de Kendra porque no hay vuelos a Nayarit”, aclaró en entrevista Yaritza.

La familia, amistades, vecines de Kendra, y activistas exigen justicia.

“Tijuana es transfóbica, machista y conservadora”

“Tijuana es una frontera transfóbica, machista y conservadora. Las personas LGBT, pero en particular las mujeres y la comunidad trans estamos atravesando mucha violencia machista, transfóbica; y de grupos armados y de políticos con discursos de odio”, dice Susana Barrales, activista trans de esa ciudad.

Marcha-lxs-invisibles_Georgina-Gonzalez-1024x683Foto: Georgina G. Alvarez

Lo que dice y percibe Susana coincide con los datos. Y es que, por tercer año consecutivo Baja California es el estado más violento de México, de acuerdo con el informe de 2021 del Instituto para la Economía y la Paz. Además, el pasado 30 de junio, la Secretaría de Gobernación activó la Alerta de Violencia de Género por el incremento de feminicidios, violación o violencia familiar en al menos seis municipios del estado, entre ellos Tijuana.

“Cuando me enteré se me heló la piel. De repente saber que fue mi vecina, otra mujer trans, me hace sentir en peligro, porque no sabemos si haya alguien buscando atacarnos”, cuenta Simey, mujer trans y vecina de Kendra.

Las mujeres trans no nos merecemos esto: vivir con miedo. Somos seres humanos que merecemos todo el respeto y necesitamos derechos. Exigimos no ser tratadas con pinzitas, sino en igualdad y sin violencias. Y ay, me duele mucho lo que estamos pasando y me da temor, no lo niego, por mí y mis compañeras. No tendríamos incluso que estar pensando en irnos al otro lado (migrar a Estados Unidos) para no ser la siguiente”, cuenta con indignación Susuana Barrales.

Susana añade que prefiere mantenerse al margen de la investigación del asesinato de Kendra, pero está en contacto con la familia por si requieren apoyo. Por su activismo ha recibido amenazas en casos anteriores, y en este momento, por el contexto que atraviesa Tijuana, busca priorizar su integridad y las de las mujeres trans que la rodean.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Transfeminicidio en Colima: Valeria fue asesinada en su casa y tenía signos de tortura

Lunes, 12 de julio de 2021

077A12F8-F2F8-4FE6-98E1-44D68CBE62F7Es el tercer transfemicidio reportado en lo que va del año en Colima, oeste de México. Pero la Fiscalía no lo investiga como un crimen de odio.

La madrugada del 7 de julio Valeria Carrasco, mujer trans de 25 años, fue asesinada al interior de su domicilio en Villa de Álvarez, municipio de Colima, estado ubicado en la costa oeste de México. Sus amigues y activistas exigen justicia. Hasta ahora, ni la Comisión Estatal de Derechos Humanos ni la Fiscalía del Estado se han pronunciado o referido información oficial sobre la investigación de este crimen.

“Qué te puedo decir de Valeria que era mi mejor amiga, a quién le podía contar todo y quien me contaba de todo. La voy a recordar con toda su alegría, era risueña, le gustaba vivir de fiesta y también vivía con los pies en la tierra. A nuestro grupo de amigos cercanos nos va a hacer mucha mucha falta”, cuenta en entrevista con la emoción contenida Andrés Silvestre, amigo de Valeria.

Valeria fue encontrada en su cama sin signos vitales.Tenía hematomas y señales de tortura en su pies y manos, esto de acuerdo al reporte del periodista local, Roberto Macías. Esta información la confirmó a Presentes, Andrés Silvestre, amigo cercano de Valeria. 

“Mi amiga, que también es amiga de Valeria fue quien la vio y estaba en shock. Cuando yo llegué ya la casa estaba acordonada y los paramédicos de Cruz Roja nos confirmaron que tenía signos de asfixia”, cuenta Andrés en entrevista con Presentes.

“Ella nos hubiera dicho, de sentirse insegura o nerviosa con algo. A las dos de la mañana y yo estaba hablando por mensaje con ella, una hora después fue asesinada en su casa y nos quitaron a nuestra amiga”, agrega.

La Fiscalía no responde

De acuerdo a registros del Colectivo Orgullo Disidente, en lo que va del año, tres mujeres trans han sido asesinadas en Colima. Presentes intentó ponerse en contacto con la Fiscalía para conocer el estatus de esos crímenes de odio y saber cuál es el enfoque en la investigación del asesinato de Valeria. No hubo éxito. Aún se desconoce si el asesinato de Valeria está siendo investigado como feminicidio.

Y es que Colima es de los pocos estados del país que dentro del protocolo de actuación sobre el delito de feminicidio, cuyo objetivo es investigar “con perspectiva de género, enfoque diferencial y de derechos humanos” contempla que deberá aplicarse “a todas las mujeres, incluyendo a las mujeres trans: tavestis, transexuales y transgénero”.

“Para nosotres las circunstancias del asesinato de Valeria dan pie para pensarlo como un crimen de odio. Pero ni en éste ni en los dos casos anteriores la Fiscalía ha respondido, tampoco han presentado a presuntos culpables”, sostiene el activista Carlos Ruíz, integrante del Colectivo Orgullo Disidente. Esto pese a que desde 2015 el Código Penal de Colima contempla la agravante de homicidio por razones de orientación sexual e identidad de género.

Ni después de muerta su familia pudo respetar quién era”

Andrés conoció a Valeria desde antes de que ella pudiera poner en palabras que era “una mujer transexual” y cuenta que en su familia siempre hubo resistencia a aceptarla.

“Para mí es indignante y me da impotencia, porque ella me decía ‘wey, hablé con mi familia y les dije que soy así y que me tienen que respetar’. Y al verla así, o sea, la hicieron regresar a lo que no era. Me indigna que ni después de muerta su familia pudo respetar quién era”, narra Andrés durante la entrevista.

En México es común que se maquille y vista a las personas fallecidas antes de la inhumación o cremación. Familiares de Valeria no respetaron su identidad ni expresión de género en su velorio.

Andrés describe a Valeria como una persona que “vivía el presente” y que apostaba por disfrutar la vida pues cuenta que, tenía presente la inseguridad que atraviesa el estado y las violencias por transodio.

0EACF274-8CA9-409D-8ADF-FA1953162FA6

El pedido de justicia

“Estamos todos (el grupo de amigues cercanos) indignados. Pedimos que las notas (de prensa) hablen con respeto de nuestra amiga, que la policía trabaje sin burlarse, que investigue con sentido humano y que a quienes nos van a interrogar lo hagan sin intimidar porque a mí y a mi amiga —quien vio todo— nos trataron mal, imagínate, en shock mi amiga y ellos gritándole. No sabemos cómo va a llevar la investigación su familia pero nosotros, sus amigos, solo queremos que se haga justicia”, sostiene Andrés, amigo de Valeria.

Indira Vizcaíno, gobernadora electa de Colima, quien tomará protesta el 1 de noviembre, se pronunció al respecto. “No más crímenes de odio, no más discrimianción, no más violencia hacia las mujeres. Trabajemos en una cultura de respeto a nuestras orientaciones sexuales, géneros e identidades”, decía parte de su mensaje.

Para la colectiva Orgullo Disidente el mensaje de la siguiente gobernadora es “positivo”, sin embargo no representa “una garantía”. Y agrega, “felicitamos el mensaje porque también Indira fue una de las impulsoras del matrimonio igualitario y sí creemos que no es dientes para fuera, pero eso no quiere decir que demos un cheque en blanco. Ahora que esté en el poder tiene que demostrarlo y si no ahí vamos a estar, exigiendo que se nos garanticen derechos, que haya políticas públicas y procesos de justicia expeditos”.

Colima, el estado más inseguro de México

Colima fue considerado por muchos años un estado pacífico. De acuerdo a un análisis de InSight Crime el incremento de la violencia en Colima tiene que ver con la disputa del territorio entre tres organizaciones criminales pues la ubicación geográfica y la existencia del puerto de Manzanillo lo vuelven un “invaluable corredor de narcotráfico”.

Para Carlos Ortiz, la violencia particular contra las personas LGBT no solo tiene que ver con las disputas entre grupos del narco, sino también con la estrategia de seguridad que mantiene a las fuerzas militares ocupando las calles del país desde hace 15 años.

“Colima se convirtió en un avispero al que le dieron un golpe y comenzó a dispararse mucha violencia. A eso súmale el patriarcado imperante; la transfobia presente; y las nulas políticas públicas para las poblaciones LGBT y en especial las personas trans, pues hace que no estemos libres de burlas, chistes, acoso, exlcusión, discriminación, levantones (secuestros y desapariciones), ataques y asesinatos brutales no solo en la familia, la escuela, el trabajo sino en las calles”, detalla Ruíz.

De 2016 a la fecha Colima es el estado con mayor número de homicidios dolosos; feminicidios; violencia familiar, extorsión, delitos contra la libertad y seguridad sexual por cada 100 mil habitantes y supera por mucho la media nacional. De acuerdo al análisis de Daniela Osorio, la capital del estado y Villa de Álvarez —donde asesinaron a Valeria—son territorios en donde mayor riesgo corre su población en relación a estos delitos.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Transfeminicidio en Ciudad de México(CDMX): Ivonne fue asesinada en su estética

Jueves, 8 de julio de 2021

WhatsApp-Image-2021-07-05-at-20.12.42-1-1073x536Ivonne, una mujer trans de 32 años, fue torturada y asesinada en su estética en Iztapalapa. Hay un detenido.

El pasado primero de julio, Ivonne Álvarez, una mujer trans de 32 años, fue torturada y asesinada en su estética en Iztapalapa, alcaldía ubicada al oriente de la Ciudad de México. De acuerdo a información de la Fiscalía de la Ciudad de México su asesinato está siendo investigado bajo el protocolo de feminicidio y tras la investigación se aprehendió a un hombre presuntamente involucrado en el crimen.

En entrevista con Presentes, Silvia, hermana de Ivonne, comenta de golpe. “Me siento mal. No puedo creer esto porque ella salió a trabajar, ella tenía que regresar, la esperaba como cada día que llegaba en su camioneta con la música bien fuerte y pitando. Yo todavía pienso que va a volver, que la voy a ver cómo se arreglaba, se ponía su peluca y me decía —¿cómo me veo?. Ay, yo le decía —bonita. Pues porque yo siempre la vi bonita. Pero pues la verdad tengo que asumir que ya no, ya no la voy a ver”.

Ivonne era originaria de Nezahualcóyotl (Estado de México) pero trabajaba a 13 kilómetros de ahí, en Iztapalapa (Ciudad de México). Le gustaba cenar tacos y licuados, bailar y escuchar a todo volumen electro house y pop. En marzo de este año abrió su propio negocio, una estética y barber shop

Para abrir su estética, Ivonne tuvo que vender un automóvil y ejercer el trabajo sexual. “Había poca clientela por la situación ¿no? y entonces para tener dinero, poder comer también vendía postres y era sexoservidora pues porque no le alcanzaba pero ella abrió la estética para dejar de trabajar de eso (trabajo sexual)”, explica Silvia.

Fue asesinada en su estética

Fiscalia-CDMX-marcha-vs-odio-2020-1024x682A las nueve de la noche del miércoles 30 de junio, familiares y amigas perdieron contacto con Ivonne. “Ella era de las personas que llamaba todo el día a alguien, todo el día estaba en llamada con sus amigas, conmigo, a ella no le perdíamos huella ¿ves?. Pero ya su celular mandaba a buzón”, cuenta Silvia en entrevista.

La mañana del 1 de julio Silvia fue a buscar a Ivonne a su casa pero no la encontró y tampoco a su camioneta. A Silvia se le hizo raro y se comunicó con un par de amigas de Ivonne para saber si la habían visto en su estética. “Una de ellas me dijo que la vio meterse a la estética con un chico y que cuando regresó estaba cerrada la cortina (una puerta de malla metálica) y que no estaba su camioneta”.

Tras esa información Silvia se alarmó aún más y decidió ir a buscar a su hermana. Las llamadas seguían desviándose directamente al buzón de voz.

En el viaje de Neza a Iztapalapa, una amiga de Ivonne le comunicó que notaba algo “raro” en la estética: la cortina estaba cerrada con dos de tres candados. “Me marcó su amiguita diciéndome que se iba a asomar por la ventanita, tuvo que pedir prestada una escalera para asomarse y me dijo ‘se ve a alguien de verde ahí’”. Silvia sabía que Ivonne se había vestido de color verde cuando preguntó por ella.

Cuando Silvia llegó a la estética ya había policías en la zona y en su angustia exigió ver a Ivonne. “Yo vi, la vi amarrada de los pies, de las manos, encintada y con una jerga en su cabeza. La razón de muerte que nos dieron fue asfixia por estrangulación”, relata.

En lo que va del año 16 mujeres trans han sido asesinadas en México, esto de acuerdo al Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra personas LGBT.

“Queremos justicia y nada más”

Marcha-Neza-2018La camioneta de Ivonne fue localizada por la policía a diez minutos de su estética. A bordo estaba un hombre acompañado de una mujer. Silvia cuenta en entrevista, “cuando llegó la policía él dijo todo, la policía ni le preguntó nada y él se soltó diciendo ‘ya la cagué, ya la cagué’ y dijo que lo hizo con un amigo”.

Silvia está convencida de que hay, al menos, una persona prófuga, pues cree que una sola persona no es capaz de ejercer toda la violencia que vivió Ivonne.

El 5 de julio la Fiscalía de la Ciudad de México emitió un comunicado en el que señala que detectives de la policía de investigación adscritos a la Fiscalía de Investigación del Delito de Feminicidio aprehendieron a un hombre que habría estado con Ivonne en la estética la noche que fue asesinada. Actualmente la persona detenida está bajo disposición de un juez de control en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente.

“No queremos otra cosa más que se haga justicia por mi hermana porque no pueden andar esos hombres como si nada porque si eso hicieron con ella, qué más pueden hacer con más gente, con otras mujeres. Queremos justicia y nada más”, sostiene Silvia.

En México no está tipificado el delito de transfemincidio y tampoco el Estado ha hecho esfuerzos por generar un diagnóstico que permita conocer las vivencias y necesidades particulares de las poblaciones trans en México. En opinión de la defensora de derehos humanos e integrante del Centro de Apoyo a las Identidades Trans (CAIT), Rocío Suárez, éste sigue siendo “uno de los grandes pendientes a nivel nacional y estatal”.

En Ciudad de México el CAIT hizo una encuesta el año pasado y una de las “grandes confirmaciones” fue que “el reconocimiento a la identidad de género no está sirviendo en la mayor parte de los casos para que las personas trans, y sobre todo las mujeres, puedan mejorar sus condiciones de vida en entorno a salud, trabajo, seguridad y justicia”, señala Rocío Suárez, directora del CAIT. .

De acuerdo a esa encuesta, al rededor del 80% de las personas trans perciben un alto nivel de discriminación en la Ciudad de México. Así mismo, la violencia que experimentan se da en entornos cercanos como la familia, la pareja y la comunidad.

Filtración de información 

Velorio-Ivonne-623x1024Diversos medios de comunicación retomaron información de un reportero que dio a conocer los nombres y rostros de tres hombres como supuestos responsables del asesinato de Ivonne. Además, en distintas notas se dio a conocer que hubo dos hombres de 18 años arrestados pero que fueron consignados por el delito de narcomenudeo, esto provocó reacciones de parte de colectivos LGBT en redes sociales.

Una de ellas fue la de María Clemente, activista trans y diputada federal recién electa, quien exigió justicia y exhortó a la Fiscalía de la Ciudad de México “investigar el trans feminicidio de Ivonne como el delito de mayor responsabilidad jurídica y que la posesión de drogas sea tomado como un agravante y no como el primer delito”. 

Respecto a información que circula en medios y sobre la detención de dos personas posiblemente involucradas pero vinculadas a delitos de portación de drogas, la Fiscalía no ha emitido hasta el momento información que lo confirme o lo contrario.

“Yo creo que cuando se está dando esta información por filtraciones la Fiscalía también tendría que ser muy clara e informar de qué manera están imputadas las personas que supuestamente son arrestadas en casos como estos”, subraya Rocío Suárez.

Por su parte, Silvia comentó a Presentes que sí hubo dos detenidos, pero, “no tienen que ver con el asesinato de mi hermana porque cuando agarraron al chico en la camioneta familiares y amigos llegaron a agredir a la policía, yo creo con intención de que para que no se lo llevaran, ¿no? Pero en ese alboroto es que agarraron a unos y se empezó a decir que les encontraron droga, pero ellos no tienen que ver”, dice.

Y vuelve convencida “Lo único que queremos es justicia para mi hermana, nada más”.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Transfemicidio en La Plata: Wanda de La Fuente había migrado de Perú para vivir su identidad libremente

Martes, 22 de junio de 2021

GGG-968x484Este sábado a las 3 de la mañana le dispararon en el pecho a Wanda Soraya De La Fuente, una mujer trans peruana que estaba en la esquina de diagonal 73 y 64 de la ciudad de La Plata. Según otras chicas trans que estaban en la zona, un hombre buscaba droga y al no conseguir, le disparó: “Como nosotras no vendemos, él se fue enojado y al rato regresó y le disparó a la Soraya”, contaron.

Cuando los efectivos de la comisaría novena de La Plata llegaron al lugar eran las 3.50 de la mañana. En ese momento, varias personas les explicaron que minutos antes un taxi había trasladado a Soraya al Hospital Ricardo Gutiérrez, y que estaba inconsciente y herida de arma de fuego.

Entonces la policía se trasladó hacia el hospital, donde la médica les dijo que Soraya había fallecido, y que cuando la recibió tenía una herida de arma de fuego en el tórax. Las compañeras le contaron a los efectivos que vieron a tres hombres en un auto de color gris, y que desde el interior dispararon. Intervino la  DDI (Homicidios) La Plata.

“Llegó muerta, le habían pegado un tiro en el pecho. Se hicieron las tareas de reanimación y no se pudo hacer demasiado más. [En el hospital] hablaron con los allegados que estaban ahí”, explicaron a Presentes desde la Dirección de Hospitales del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires.

Presentes también se comunicó con la fiscal Virginia Bravo, titular de la UFI 7 del Departamento Judicial La Plata, quien explicó que todavía era muy reciente el caso ya que sólo habían pasado poco más de 10 horas del hecho, pero aclaró que estaba en comunicación con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y con el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género, y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires para darle un tratamiento especial a la causa.

“Estamos furioses y cansades”

Distintas organizaciones convocaron a concentrarse hoy a las tres de la tarde en la Fiscalía, calle 7 entre 56 y 57, bajo el lema “Basta de Transfemicidios-Travesticidios”, para pedir justicia por Soraya. “Estamos furioses y cansades de que nos arrebaten la vida, de que intenten desterrarnos del espacio público, de que no nos dejen trabajar, de que nos hostiguen, nos desaparezcan y nos maten por el simple hecho de existir y resistir”, explicaron en el comunicado desde la organización platense Venganza Afectiva.

En septiembre del año pasado Soraya había sido baleada. A los pocos días publicó una foto que decía “Nací para ser libre, no asesinada”, y contó lo que le había pasado. Ya estaba recuperándose: “Me balearon hace una semana amiga pero gracias a dios ya me estoy recuperando”.

Este no es el primer crimen de odio ocurrido en esa zona de La Plata. A fines de enero del año pasado, Roberta Carabajal, una mujer trans peruana de 45 años, fue asesinada de cuatro puñaladas en 1 y 62. Después del ataque, sus compañeras la llevaron al Hospital San Martín, donde falleció horas después.

La organización Ammar La Plata, sindicato de trabajadorxs sexuales, compartió hoy un comunicado: “Denunciamos la violencia institucional que sufrieron nuestras compañeras. Debido a que luego del ataque, tres de ellas trasladaron a Soraya en un taxi hasta el Hospital Gutiérrez de La Plata, donde la policía, sin mediar palabra, las detuvieron”.

Desde OTRANS ARGENTINA denunciaron y repudiaron el asesinato de su compañera y además denunciaron al Intendente Julio Garro por las faltas de políticas públicas en la ciudad, quien, según indicaron, “desde inicio de sus gestiones se ha mostrado indiferente respecto a las problemáticas que atraviesa nuestro colectivo”. Además, exigieron que el caso sea investigado con perspectiva de género y que la fiscalía en turno a cargo de Virginia Bravo (UFI 7), tome cartas en el asunto.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Absolvieron al único imputado en el transfemicidio de Alejandra “La Power” Benítez

Sábado, 19 de junio de 2021

F0A39E30-A58A-405F-B6C4-55876C737630La Power fue asesinada a balazos por la espalda el 5 de noviembre del año pasado, en la puerta del lugar donde vivía.

El transfemicidio en Tucumán de Alejandra “La Power” Benítez, una mujer trans de 34 años, quedó impune. Así lo decidió el tribunal compuesto por la jueza María Balcazar, el juez Rafael Marorito y la jueza Isabel Menéndez. En un fallo unánime absolvió al único imputado en la causa: Ricardo Puenzo.

La Power fue asesinada a balazos por la espalda el 5 de noviembre del año pasado en la puerta del lugar donde vivía- a pocas cuadras del centro de Tucumán.

En un resumen de los fundamentos –que se conocerán en su totalidad el 16 de junio- los jueces señalaron que las pruebas aportadas por el fiscal Carlos Sale y los representantes de las víctimas no alcanzaron para determinar la responsabilidad de Puenzo en los hechos.

“Estoy en total desacuerdo con la sentencia porque me parece que el Tribunal se ha equivocado en la valoración de la prueba y no comparto en la valoración que hizo de la investigación”, dijo a Presentes Carlos Garmendia, abogado querellante de la familia Benítez.

Los jueces calificaron de deficiente la investigación realizada por la fiscalía. El hecho puntual y concreto de quién realizó los disparos, a mi criterio, están más que probados. No hay posibilidad de otra hipótesis ni razones para seguir otra vía de investigación porque quedan descartadas desde el principio. De todos modos yo no dudo de la honorabilidad de los tres jueces pero sí creo que se han equivocado”, agrega Garmendia y lamenta el cambio en la declaración de Diego Mercado, principal testigo y víctima en la causa.

Víctima y testigo investigado por falso testimonio

Diego Mercado es la otra víctima que resultó con cuatro heridas de bala. En reiteradas declaraciones durante la investigación aseguró que la madrugada del 6 de noviembre se encontraba bebiendo en la vereda del lugar donde Alejandra vivía cuando el imputado llegó en una motocicleta. Indicó que presenció una discusión entre ‘La Power’ y Puenzo y que vio cuando este último sacó de entre sus ropas un arma de fuego y efectuó los disparos.

“Él dijo que entonces se dio vuelta y trató de correr hacia el portón para pedir ayuda pero Puenzo le disparó también. Dijo que quedó tendido en el piso como muerto y por eso el asesino se escapó. Dijo que Dios no quiso llevárselo para que haga justicia por mi hermana, pero llegó al juicio y mintió descaradamente”, dice Verónica Benítez, hermana de Alejandra.

En el primer día de audiencia, Mercado declaró como testigo y víctima, y su testimonio contradijo todo lo que había sostenido con anterioridad. Aseguró que no había visto al imputado disparar, que solo vio los fogonazos porque estaba de espaldas y dejó en duda si había otra persona en el lugar. “Se vendió por dos pesos él. Si las cosas hubieran sido al revés mi hermana no hubiera parado hasta conseguir justicia porque todos saben que ella era una gran persona, solidaria y luchadora”, sostiene Verónica en diálogo con este medio.

 “Si bien tenemos en contra que la otra víctima mienta para favorecer al imputado, es tan evidente que mintió que el propio Tribunal pidió que se lo investigue por falso testimonio”, opina Garmendia y agrega: “hay una incongruencia por parte del Tribunal que a pesar de darse cuenta de que Mercado ha mentido le da lugar a la mentira y marca la posibilidad de una cuarta persona en el momento de los hechos y con eso fundamenta el beneficio de la duda”.

“La investigación no fue deficiente”

“No correspondía investigar otras pistas como sostuvo el Tribunal en el fallo si yo tenía a un sobreviviente señalando como autor de los disparos a Puenzo, indicó su estatura, sus características personales, hasta el extensor que tiene en la oreja”, dijo a Presentes el representante del Ministerio Público Fiscal, Carlos Sale. “Además hemos secuestrado de la casa de la madre de Puenzo un verdadero arsenal y si bien no encontramos la (pistola) 9 mm que coincide con los proyectiles encontrados, sí encontramos la funda de esa arma faltante”, señala el abogado y enumera otras pruebas que fueron presentadas durante el debate. “Hay todo un plexo probatorio que va direccionado a una sola persona que es Ricardo Puenzo. Había tres personas y eso no ha sido rebatido. De esas tres personas, hay dos víctimas, una fallecida y otra herida y una persona que resultó ilesa. Esa persona ilesa jamás declaró en el juicio, jamás intentó defenderse, ni intentó decir dónde estaba, qué ha hecho, qué pasó y además estuvo seis días prófuga”.

Tanto el abogado de la querella de la familia Benítez como el Fiscal esperarán los fundamentos para apelar el fallo e impugnarlo. “Llama mucho la atención no solo el cambio de la declaración de la otra víctima sino también la actitud de su abogado porque en su alegato pidió que no se juzgue al victimario de su representado por transfemicidio sino por homicidio simple. Eso no lo vi nunca. Creo que la acusación está bien, la investigación no fue deficiente y la sentencia no fue acorde, por eso esperaremos los fundamentos para entender por qué les ha quedado tantas dudas”, remata Sales.

Banco Rojo y mayor presencia policial para compensar la impunidad

En el resumen de los fundamentos que la jueza María Balcazar leyó al momento de dictar sentencia sostuvo que el Tribunal abordó el caso con perspectiva de género y exhortó a los Estados municipal y provincial a trabajar por la inclusión de las personas trans. Además ordenó que se colocara un banco rojo –que recuerda a las víctimas de femicidios y transfemicidios- en la plaza frente al lugar donde fue asesinada Alejandra y que se reforzara la presencia policial en la zona. Cabe mencionar que allí viven y trabajan mujeres trans que ejercen la prostitución. “A mí no me devuelve a mi hermana un banco rojo, yo vine a pedir justicia y me dan un banco rojo y un asesino en libertad”, lamentó Verónica Benítez.

Por su parte, Carlos Garmendia advierte que no duda de la honorabilidad de los tres jueces pero sí considera que se han equivocado. “Me parece importante que el poder judicial haga un esfuerzo por tener perspectiva de género y en particular de la población trans, pero ese esfuerzo no alcanzó para, desde esa mirada, valorar la prueba de forma correcta”.

El viernes 11, a las 10 de la mañana, familiares, activistas y amistades de Alejandra Benítez se concentrarán en la puerta de Tribunales Penales de la provincia para manifestar su disconformidad con el fallo y visibilizar lo que definen como un acto de impunidad.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Asesinaron a las activistas Ceci Ixpata y Andrea González: dos transfemicidios en menos de una semana en Guatemala

Miércoles, 16 de junio de 2021

tranfemicidios-guate.001-1200x600Andrea González (izda) lideresa y presidenta de Otrans Reinas de la Noche, y Ceci Ixtapa, de Redtrans, fueron asesinadas entre el 9 y el 11 de junio.

Cecy Caricia Ixpata era una mujer trans originaria de Salamá, Baja Verapaz (a 150 kilómetros de la ciudad de Guatemala). Fue asesinada a golpes el 9 de junio. La hallaron agonizante en el interior de un mercado, donde se venden frutas y verduras y ella era vendedora. La trasladaron al hospital de Salamá, donde falleció. Cecy era integrante de la Redtrans desde 2012, la llamaban cariñosamente Morenita consentida. Aun no se ha encontrado a los responsables del crimen.

Mientras que el viernes 11 de junio fue ultimada a tiros cerca de su residencia en la 11 avenida y segunda calle de la zona dos de la ciudad de Guatemala, Andrea Mutz González de 28 años. Esta mujer trans era una reconocida activista por los derechos humanos de las personas trans en Guatemala y presidenta de la organización Otrans RN Reinas de la Noche.

Bomberos Municipales cubrieron trasladaron a Andrea al Hospital General San Juan de Dios. Desde las declaraciones oficiales, el vocero bomberil Omar Ovalle violentó la identidad de género de Andrea al mencionar que era de “género masculino”. Mientras recalcaban a médicos de urgencias de dicho hospital “es hombre”, sin que el médico se lo hubiese preguntado.

Según informaron fuentes cercanas a Presentes y que prefirieron el anonimato, se discuten varias hipótesis. Entre ellas, que Andrea estaba siendo víctima de extorsiones. Otra fuente indica que por su trabajo en la defensa de derechos humanos había recibido amenazas y enviado denuncias al Ministerio Público.

En su intenso recorrido como activista, Andrea había trabajado en un proyecto regional de derechos humanos y fue becaria  del Programa Internacional de Liderazgo para Visitantes (IVLP) del Departamento de Estado de EEUU.

La Red de Defensoras de Derechos Humanos de Guatemala denunció mediante un comunicado el transfemicidio: “Con indignación y dolor como Red de Defensoras de Derechos Humanos de Guatemala, emitimos esta alerta urgente, condenamos el hecho y hacemos un llamado al Ministerio Público para que se realicen las investigaciones correspondientes y se de con los responables para garantizar una justicia pronta en el caso de la compañera. También llamamos a la Procuraduría de Derechos Humanos para que acompañe el proceso así como a los organismos internacionales en la materia“.

Hasta hace unas semanas, el Observatorio de Muertes Violentas había reportado 14 crímenes por prejuicio y odio en lo que va de 2021. Entre ellos contra dos adolescentes menores de edad. A esta lista se suman los transfemicidios de Cecy y Andrea con un total de tres transfemicidios en 2021.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Transfemicidio en El Salvador: asesinan a Zashy del Cid, activista de 27 años

Viernes, 30 de abril de 2021

Zashy-1-768x1024Zashy, una mujer trans salvadoreña, tenia 27 años y formaba parte del Colectivo Perla de Oriente. Le dispararon por la espalda el domingo.

La madrugada del domingo, Zashy Zuely del Cid Velásquez, una mujer trans de 27 años, estaba en las calles, ofreciendo servicios sexuales en San Miguel, cuando recibió un disparo por la espalda que la dejó gravemente herida. La joven pidió auxilio y la trasladaron de urgencia al hospital San Juan de Dios en San Miguel, a 138 kilómetros al este de la capital. Los médicos la declararon muerta minutos más tarde. Dijeron que la bala le perforó un pulmón y le provocó una hemorragia interna.

Zashy era maquillista y propietaria de un salón de belleza. También se dedicaba al trabajo sexual, informó Venus Nolasco, presidenta del Colectivo Perla de Oriente. “Ella fue atacada por la espalda, no hay indicios de los hechores. Pidió auxilió y fue llevada al hospital pero murió porque se ahogó con su propia sangre”, dijo a Presentes la activista.

Zashy formaba parte del Colectivo Perla de Oriente. La organización trabaja en la promoción de los derechos de la población LGBTI en el oriente del país. Entre sus programas han diseñado rutas de emergencia para atender denuncias de ataques.

Zashy había recibido amenazas

Según otras fuentes que pidieron no ser identificas por razones de seguridad, Zashy también había recibido amenazas. Se sospecha que provenían de uno de los grupos que integra la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13), organización que opera en la zona. Las pandillas en El Salvador tienen una estructura machista intolerante con las poblaciones diversas, causando desplazamiento forzado en los territorios que controlan, extorsión y asesinatos.

“Lo que tengo conocimiento es que está en fase de investigación. Por el momento no hay detenciones”, dijo a Presentes un agente de la delegación de la policía de la zona, sin dar más detalles.

Entre 2016 y 2017 han asesinado a tres mujeres trans en la ciudad de San Miguel, de acuerdo a organismos de defensa de los derechos LGBTI. “Nos han matado a varias compañeras y los crímenes han quedado así, impunes”, denunció Venus.

Los fines de semana aumenta el transodio

El estudio El prejuicio no conoce fronteras, presentado por el observatorio Sin Violencia LGBTI, identificó que los días sábados y domingos es cuando más crímenes se cometen en contra de esta población. Además señaló que el 80 por ciento de los cuerpos de las personas asesinadas fueron encontrados en espacios públicos y domicilios particulares.

En 2020 se reportaron cuatro asesinatos en el país centroamericano. Esto implica una disminución del 51 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior- . Tres de ellas fueron mujeres trans y una persona gay, mientras que en 2019 reportaron nueve crímenes.

Sin Justicia para víctimas de crímenes de odio

En 2015, el Congreso salvadoreño modificó el código penal para que los crímenes cometidos por discriminación por identidad de género y orientación sexual sean condenados tomando el criterio que fueron cometidos por odio y pueden ser sancionados con una pena de 30 a 60 años de prisión. Hasta la fecha ningún caso ha logrado la condena de crimen por odio.

Según la Asociación Solidaria Para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH Arcoiris Trans), desde 1993 hasta la fecha unas 600 mujeres trans han sido asesinadas, pero muy pocos casos han sido investigados y judicializados.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Denuncian transfemicidio de Micaela Catán, joven activista trans de Santiago del Estero

Miércoles, 21 de abril de 2021

Micaela-Catan-Santiago-del-Estero_Micaela Catán tenía 27 años y vivía en Santiago Del Estero. Murió tras ocho días hospitalizada con la mitad del cuerpo quemado. Su familia y organizaciones denuncian fue un transfemicidio. Exigen justicia con perspectiva de género.

Por Ernesto Picco, desde Santiago Del Estero. Fotos: Facebook

Hace cuatro años, cuando tenía 23, Micaela Catán volvió a empezar la primaria. Llegó a ser abanderada en la escuela del barrio Primera Junta, en la capital de Santiago del Estero. Participaba en las reuniones de la asociación D.I.V.A.S., donde era una de las jóvenes trans más activas. En 2021, a sus 27, estaba en pareja y había empezado a construir su casa en el barrio Santa Rosa de Lima. La noche del sábado 3 de abril, su hermana Marina la encontró sentada en la cama, con las piernas y los brazos abiertos. Intentaba inútilmente untarse pasta de dientes sobre el cuerpo para aliviar las quemaduras: “Mirá como estoy”, le dijo Mica a su hermana cuando la vio entrar. Temblaban las dos.

Fue la última vez que se encontraron. Marina relató después: “No tenía rostro. Y la piel de los brazos se le caía”. Mica fue internada y murió ocho días después en el Hospital Regional. Ahora, mientras la familia y las organizaciones aseguran que se trata de un transfemicidio, la justicia investiga el caso con extrema reserva. La fiscal a cargo de la investigación es Celia Mussi, de delitos comunes.

De maltratos y violencias

El mediodía del ­jueves 15 de abril Margarita Rodríguez, madre de Mica, recibe a Agencia Presentes en el mismo patio de tierra donde tres días antes velaron los restos de su hija. Están también Marina, dos hermanos varones y varixs nietxs. La casa queda en el barrio Libertad, un caserío humilde en el extremo oeste, a metros del centenario canal San Martín, que deriva agua del Río Dulce a lo ancho de toda de la ciudad. El frente de la casa donde se crió Mica está pintado de azul y rojo, los colores del club Güemes, como muchas del barrio. Su mamá, Margarita, vivió ahí casi toda su vida, trabajando en la venta ropa usada. Ahí vivían también O, un vecino con quien Mica estaba en pareja desde los 18 años:

–Ella sufría muchos malos tratos –cuenta la madre–. Había traído aquí a mi casa a la pareja, que la pegaba. La agarraba de los pelos, la cortajeaba. Yo lo terminé corriendo de la casa y ella lo siguió por atrás.

Mica y su pareja terminaron mudándose 5 kilómetros del hogar materno, a una casita en el barrio Santa Rosa de Lima, a la vera de la ruta a Catamarca. Ella estaba construyéndola con el dinero que cobraba del programa Hacemos Futuro –destinado a promover la terminalidad educativa – y el de Emergencia Social. Él tenía trabajos intermitentes. Había sido empleado en una carnicería y en un taller de motos. Marina, la hermana, había empezado a hacer su casa también en el mismo barrio, a cien metros de la de Mica. La familia cuenta que la noche del sábado 3 de abril, él golpeó desesperado la puerta de Marina, diciéndole que su hermana se había quemado.

Ella corrió a ver qué pasaba y encontró a Mica quemada en la cama, salió aturdida a la vereda buscando ayuda. Los vecinos habían empezado a amontonarse. Al rato llegó una ambulancia. Él ya no estaba.

–Vos si no tienes nada que esconder no te escapas– dice Marina. Yo cuando he matado al hombre que ha querido abusar de mí, he esperado que venga la policía, han allanado la casa y me he hecho cargo. Porque yo me estaba defendiendo.

Marina, la hermana de Mica, relata en el patio de tierra su propia historia de terror. En 2005 un vecino la quiso violar y ella le perforó el pecho con un cuchillo. Tenía 16 años y estuvo presa dieciocho meses hasta que pudo comprobar que había actuado en defensa propia y salir libre.

Al poco tiempo conoció un hombre con el que estuvo en pareja durante diez años. Se mudaron a una casa y cada vez que se reencontraban con su madre, Margarita le encontraba un moretón o un golpe. Marina le decía que se había caído o se había golpeado con la ventana.

–Yo lo apañaba. No lo quería denunciar, dice Marina.

Hasta que en 2016 lo denunció Margarita y el hombre terminó preso durante unos meses. Al salir, volvió a merodear la casa familiar. Marina estaba en pareja otra vez:

–Mi marido de ahora es camionero y le ha dicho el día que vos te acerques a la Marina yo te paso por encima con el camión–cuenta ella. Explica así como aquella amenaza le dio la seguridad que no pudo con la ley: “Ya no me molesta más, ni yo a él”.

–Yo la he rescatado a ella –dice la madre–. Porque he vivido la violencia también. El padre de mis hijos me pegaba y me maltrataba. No le gustaba que saliera a vender ropa. Hasta que lo he hecho sacar con la policía cuando mis hijos eran chicos. A la Mica también le decía yo que denuncie lo que le estaba pasando a ella. Pero ella no quería. Con ella ya no he podido.

Abril: una quincena violenta para las personas travestis y trans

La muerte de Micaela Catán se suma a los episodios de violencia contra personas trans que alcanzaron un pico histórico en la primera quincena de abril de 2021En Jujuy Yeni Méndez sobrevivió a duras penas de un ataque a machetazos. Y, en Tierra del Fuego, Gilda se salvó de un intento de homicidio. El mismo lunes 12 fue encontrada muerta Josefina Cruceño en Mendoza, cuya muerte está siendo investigada.

Santiago del Estero tiene ya dos antecedentes de transfemicidio: en 2013 mataron a Cecilia Montenegro y en 2014 a Pamela Moreno. D.I.V.A.S. acompañó las dos investigaciones.

El domingo 4 a la mañana, las compañeras que trabajaban con Mica en la organización se acercaron a la familia. Su presidenta, Julieta Paz, dijo a Presentes que estaban muy sorprendidas. “Veíamos en las redes sociales que ella estaba en una relación de más de diez años. Que tenía un vínculo construido. Pero nunca nos hubiésemos imaginado que hacia adentro había situaciones de violencia. Participaba de los talleres y escuchaba sobre violencia pero nunca habló de ningún tipo de situación de ella. Por eso nos hace pensar sobre cómo las personas trans naturalizamos la violencia y no podemos reconocer cuando la otra persona que está a nuestro lado no nos ama, sino que nos violenta”.

Exigen justicia con perspectiva de género

Desde D.I.V.A.S. vincularon a la familia con una abogada del Centro de Acceso a la Justicia local. El jueves 8 de abril, familiares e integrantes de la organización fueron recibidas en el Ministerio Público Fiscal, donde pidieron a las autoridades el esclarecimiento de la causa. Ese mismo día una multitud se movilizó por las calles de Santiago pidiendo la detención de O. Mica todavía resistía en terapia intensiva, con la mitad del cuerpo quemado. O estaba desaparecido.

Marina recuerda el último contacto:

–Ha sido como a las cuatro de la mañana. Yo lo llamaba y lo llamaba porque la teníamos a la Mica en el hospital, pero necesitábamos la documentación para internarla. Y eso lo tenía él. Después me atendió y le dejó a una vecina la riñonera con los documentos y la vecina me la ha llevado a mí.

Una semana después de la muerte de Mica, la familia aún no sabe qué es lo que pasó. Unos dicen que las quemaduras fueron con agua hirviendo y otros con alcohol y fuego. Aún se esperan los resultados de la autopsia que se realizó a mediados de la semana pasada para establecer qué ocurrió. Margarita, Marina y sus hermanos ya prestaron declaración. Su pareja, dicen en la casa, fue visto por el barrio, pero no saben dónde está.

–No está prófugo, porque no hay orden de detención, –aclara Julieta Paz–. Incluso se presentó en la comisaría a declarar. Hay vecinos que han declarado hablando de un intento de suicidio, pero para nosotros esto es un transfemicidio. No sabemos cómo está la carátula pero queremos que se siga investigando y que la Justicia actúe con perspectiva de género.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Transfeminicidio en Veracruz: a Nelly García la mutilaron y la fiscalía no investiga

Lunes, 4 de enero de 2021


7CD925E4-8FB2-4629-B68B-F216717BDC77Por Georgina González

Nelly García, mujer trans que ejercía el trabajo sexual, fue brutalmente asesinada la madrugada del lunes 28 de diciembre en Poza Rica, municipio al norte del estado mexicano de Veracruz.

Todo el mundo la conocía como La Bimbo, casi por su nombre no. Nelly era como un niño, era una persona tan inofensiva. Es muy aberrante saber lo que le hicieron”, comentó a Presentes, Dayana Mendoza, quien conoció “de lejos” a Nelly años atrás.

De acuerdo a la información proporcionada  por la defensora de derechos humanos, Jazz Bustamante, Nelly fue “torturada, mutilada y recibió múltiples puñaladas por todo el cuerpo”. Además, refiere que fue personal de un hotel conocido como “la pensión de la Bamba”, ubicado en el callejón de la calle Nicolás Bravo en la colonia Ricardo Flores Magón, quienes informaron a las autoridades de que Nelly “se encontraba sin vida” en una habitación del establecimiento.

Hasta el momento la Fiscalía General del Estado de Veracruz no ha emitido información sobre este hecho. Presentes intentó en repetidas ocasiones entrar en comunicación con la Unidad Integral de Procuración de Justicia de Poza Rica y la Fiscalía General del Estado, pero no hubo éxito.

De acuerdo a datos recabados por Soy Humano AC, de enero a noviembre de 2020, al menos 25 personas de la diversidad sexual fueron asesinadas en Veracruz, lugar donde se registran más del 50% de los crímenes de odio contra personas LGBT en México en los últimos seis años.

La Bimbo

En notas de prensa local se dio cuenta de cómo y dónde fue asesinada Nelly y sin respetar su identidad de género. Jazz Bustamante comentó a Presentes que fue gracias a trabajadoras sexuales que se supo cuál era su nombre.

Sin embargo, de Nelly se sabe poco. Era originaria de Tamiahua, municipio costero de Veracruz, ubicado a 92 kilómetros de Poza Rica, y, como muchas otras mujeres trans, ejerció el trabajo sexual como consecuencia de la violencia estructural y falta de acceso a sus derechos como la educación y el trabajo.

No sabemos por ahora nada de su familia. Casi nunca dan seguimiento a los casos. En todo el país ocurre lo mismo, la familia casi siempre no les interesa involucrarse. Muy probablemente la compañera termine en la fosa común pero seguimos investigando si alguien reclama su cuerpo”, comentó Bustamente en entrevista con Presentes.

Cada transfeminicidio genera un ambiente de miedo

La activista Silvia Susana Jácome, responsable del Programa de Integración y Desarrollo Social de Personas LGBTTTIQ del DIF de Xalapa, explicó en entrevista que los transfeminicidios son resultado de diversos factores pero que, en su percepción, se agrava por los discursos de odio.

En Veracruz, desgraciadamente tenemos un sector de la población de ultraderecha, algunos de ellos vinculados a iglesias que de alguna manera han logrado generar una respuesta ante los poderes, particularmente el legislativo, para que no pasen iniciativas como la ley de identidad de género y mandan un mensaje y es que, al no haber protección legal, cualquiera se siente con el derecho de no respetar el derecho fundamental de la dignidad de la vida. Eso hace mucho daño, cada transfeminicidio genera un ambiente de miedo, incertidumbre y vulnerabilidad en las que estamos vivas”, explicó Silvia Jácome en entrevista con Presentes.

Agregó que estos discursos de odio también se ejercen en el seno familiar y es ahí donde, particularmente mujeres trans, viven las primeras exclusiones y rechazos que, “finalmente sin acceso a protección de la familia y al derecho a la educación están más expuestas a situaciones de alta vulnerabilidad para poder subsistir ”.

Justamente el transfeminicidio de Nelly dejó un sentimiento de incertidumbre en Dayana. “Es terrible. Me hace sentir impotente, rabia y sin saber qué hacer. Aquí en Veracruz no te ven como mujer trans, aquí te ven como maricón; marica; joto; puto, con esos ojos te ven, son bastantes discriminatorios, agresivos y violentos”, comentó en entrevista. 

Jazz Bustamente, de quien se conoce su fortaleza por documentar y visibilizar estos crímenes, también se siente vulnerable. “Cuando yo recibo una noticia de este tipo de casos por supuesto que me causa demasiado dolor. Porque no necesita ser mi hermana consanguínea o familiar para tener empatía (…) Pero frente a mi familia consanguínea pongo un montón de posibilidades de que yo también puedo ser la próxima porque ya he sido atacada también”, mencionó desde redes.

Sin acceso a la justicia 

Si bien desde 2018 el Código Penal de Veracruz tipifica el homicidio por motivos de odio derivados de la orientación sexual o identidad de género de la víctima”, ningún crimen ha sido investigado con tales agravantes.

Activistas y organizaciones han demandado y exigido a la Fiscalía General del Estas de Veracruz la creación y aplicación de un protocolo que permita determinar estos crímenes de odio y se investiguen con perspectiva de género.

Pese a la existencia de una serie de observaciones que involucran a personas LGBT dentro del protocolo de diligencias básicas de la Fiscalía de Veracruz y de la creación en 2017 del protocolo nacional de actuación para el personal de las instancias de procuración de justicia en casos que involucren la orientación sexual, la identidad y expresión de género; las organizaciones y colectivos advierten que no ss aplican.

En octubre de 2020 la titular de la Fiscalía General del Estado, de la Unidad de Género y de Asuntos de Derechos Humanos del Estado de Veracruz se comprometieron a agilizar la investigación de, al menos 10 crímenes de odio, de 100 carpetas rezagadas desde 2019. A la fecha no se han girado órdenes de aprehensión en cinco de las diez carpetas que cuentan con los elementos para ejecutar las detenciones. Jazz Bustamante señaló lo anterior como “inaudito” y le parece “terrible que jueguen así con el tiempo y las emociones de los familiares de las víctimas”.

“No hay resultados favorables con la Fiscalía. No hay voluntad, solo son charlas de café. La Fiscalía en Veracruz y el país quieren solucionar todo capacitando a su personal cuando la problemática va más allá. Se necesita una estrategia con indicadores de medición a mediano, largo plazo entre los tres poderes de gobierno”, sostiene Jazz Bustamente en entrevista. 

El que esté tipificado un crimen de odio por homofobia o transfobia no resuelve la violencia. Es necesario y urgente que existan lineamientos para identificar estos crímenes, eso dará por lo menos, ciertas herramientas para visibilizar y evitar, de alguna manera, la impunidad. Además es necesario que los asesinatos de mujeres trans también se apeguen a los lineamientos de feminicidios aún cuando las víctimas no tengan su cambio de identidad legal”, advirtió Silvia Jácome en entrevista con Presentes.

Fuente Agencia Presentes

General , , , , ,

Intento de transfemicidio en Escobar: Mía sobrevivió y su agresor está libre

Lunes, 16 de noviembre de 2020

1E67BF80-18F8-473E-AEEF-8AA8EB4F2CB3Por Rosario Marina

Mía Retacco sintió el cuchillo cuando estaba de espaldas en la ducha de su casa en Escobar. Era 10 de noviembre y la tercera vez que veía a Franco Pérez. Él siempre le había insistido con ir a la ducha.

Luché por mi vida por toda la casa”, cuenta a Presentes Mía, activista trans de 26 años que trabaja en la Municipalidad de Escobar después de haber cursado tres años de Derecho en la Universidad de Buenos Aires.

En un principio, un fiscal la imputó por intento de homicidio, sin ni siquiera verla. Gracias al activismo, ahora le tomaron la declaración.

Esa imagen de cuando empezó a apuñalarme la tengo clavada en la cabeza porque fue algo totalmente inesperado. Sentía que tenía que  hacer todo, peleándome a pleno, para zafar. Para salir viva. Me tocó cruzarme con un femicida a mí, y pude haber sido una más”, cuenta Mía.

Franco Pérez era un chico que Mía frecuentaba. Siempre se habían visto en la casa de ella.

Me dijo que entre primero, (a la ducha) y después entró él. Yo estaba teniendo una relación íntima, y de la nada me empezó a clavar cuchillos. Yo de espaldas. Ahí empezó la lucha por mi vida”, explica Mía.

Cuando él la estaba ahorcando, y ella ya casi que no veía, logró agarrar un vidrio de un vaso que se cayó y cortarle. Eso fue lo que permitió que la soltara. Apenas lo logró, Mía fue corriendo al balcón a pedir auxilio.

Le tomaron declaración al agresor e imputaron a la víctima

Al tiempo llegó la policía, y la ambulancia que se llevó a Mía y a su agresor. En el hospital a Franco Pérez lo operaron de urgencia, y horas después llegó el fiscal Claudio Audjian, a cargo de la UFI 5, quien estaba de turno el martes a la noche. Lo fue a ver a él, le tomó declaración e inmediatamente decidió imputar a Mía por intento de homicidio.

Se fueron del hospital sin tomarle declaración a Mía y sin siquiera verla. Yo fui la única persona afín a la temática que accedió al hospital y que pudo verla. Sólo con verla te dabas cuenta que había una cuestión de peligrosidad en ese forcejeo que estaba ella. Ella tenía lesiones más de ataque”, contó a Presentes Nayla Belmonte, psicóloga y directora de la Dirección de Políticas de Género y Diversidad Sexual del municipio.

Mía, entonces, quedó detenida en el hospital, custodiada por dos oficiales. El miércoles fue a declarar a la fiscalía. En ese momento la visión de la Justicia cambió: le tomaron declaración y la vieron.

Obviamente que la situación giró en beneficio de ella”, explicó Belmonte. El juez de garantías rechazó el pedido de detención de la UFI 5 y solicitó su inmediata libertad, y a su vez la causa se derivó a la UFI 4, la fiscalía especializada en violencia de género, y se cambió la carátula a averiguación de ilícito. Franco Pérez sigue libre.

El apoyo de las organizaciones

183F14BF-49FF-49AB-9BFB-32A1E278D8A3El mensaje de alerta lo mandó Araceli Mera al grupo de Whatsapp de la Mesa Local de Género de Escobar, de la que forman parte varias organizaciones. Eran cerca de las 10 de la noche del martes. Araceli, militante de ATTTA e integrante de la Dirección de Políticas de Género y Diversidad Sexual del municipio de Escobar, decía: “Hubo un intento de transfemicidio”, y contaba que estaban en la puerta del Hospital Hospital Zonal Dr. Enrique Erill acompañando a la familia y necesitaban el apoyo de las organizaciones.

Apenas recibimos ese mensaje nos pusimos en contacto con Araceli, quien nos dijo que Mía había sufrido un intento de transfemicidio, por el cual ella se defendió. En su defensa lastimó al agresor”, contó Giuliana Pawluczyk, militante de MalaJunta, a Presentes.

Desde la Dirección de Políticas de Género y Diversidad Sexual decidieron ser nexo entre las distintas instituciones y su entorno, tratando de brindar información, de contener, y tratar de que las organizaciones y sus amigas y amigues que estaban indignados e indignadas pudieran acompañar desde un lugar beneficioso para Mía. “Y así fue: al otro día en la fiscalía se acercaron un montón de organizaciones, de compañeras, de vecinas, de vecinos, y estuvimos ahí de una forma muy pacífica, compañera y solidaria, acompañándola a ella”, contó Nayla Belmonte, quien ahora confía porque sabe que el hecho de que la causa este en manos del fiscal de la UFI 4, Christian Fabio, es algo bueno.

Mía se trasladó desde la fiscalía hasta la comisaría, y ahí, un cordón humano la acompañó. “Las organizaciones nos hicimos presentes en la puerta de la fiscalía mientras le tomaban declaración. Logramos que intervenga la fiscalía especializada en género, a cargo de Christian Fabio, y que la liberen a Mía en ese momento”, explicó Giuliana. “Para Mala Junta fue muy movilizante porque a Mía la conocemos hace años. Ella es una referenta en la lucha y militancia LGBT acá en el distrito, fue una de las impulsoras de la marcha del orgullo. Fue muy movilizante”, concluyó.

Para Mía, ahora recuperándose en su casa, es importante recalcar algo: “Que gracias a la organización y presión de la gente que se convocó yo tengo mi libertad”.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Transfemicidio en Tucumán: La Power tenía 34 años y le dispararon a quemarropa.

Lunes, 9 de noviembre de 2020

F0A39E30-A58A-405F-B6C4-55876C737630


Por Gabriela Cruz, desde San Miguel de Tucumán

Fotos: Facebook y MPF

Ayer se conoció otro transfemicidio en Tucumán: Alejandra Benítez, una mujer trans de 34 años, fue asesinada a balazos por la espalda en la vereda del lugar donde vivía, en avenida Roca y calle Ayacucho de la capital provincial. En el transcurso de la mañana, la Unidad Fiscal de Homicidios N°2 informó que se tomó declaración a un testigo clave. Las versiones señalan a un hombre como el autor de la balacera.

Lo último que supimos es que un tipo se bajó de la moto, discutió con ella y le disparó a quemarropa”, dijo Claudinna Rukone, activista trans y amiga de Alejandra. “Al parecer Alejandra se estaba alejando cuando esta persona sacó el arma”, cuenta Lorenzo Franco, coordinador en Tucumán de la Asociación de Travestis Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA).

Desde la organización estuvieron acompañando a la familia de Alejandra durante toda la jornada del miércoles. “A Alejandra la conocí durante la pandemia. Se puso al hombro las necesidades de las compañeras y trabajamos mucho con los módulos alimentarios para que no les falte a las que la estaban pasando muy mal”, comenta Franco.

El de Alejandra Benítez es el segundo transfemicidio en la provincia desde que empezaron las medidas por la pandemia de Covid 19. El anterior fue el de Vanesa Solórzano, una joven de 20 años cuyo cuerpo se encontró en la zona de Canal Sur en San Miguel de Tucumán. Alejandra y Vanesa se ganaban el sustento diario como trabajadoras sexuales, al igual que tantas travestis y trans que sufren violencia estructural y falta de acceso a derechos básicos. Ninguna de las dos llegó a cumplir la edad de promedio de vida de una persona trans en América Latina: 35 años.

La Power

“Su mamá era todo para ella. El martes vino al barrio y a visitarla, trajo para compartir al mediodía porque era muy familiera. Siempre venía aunque sea un ratito o llamaba por teléfono todos los días cuando viajaba a otras provincias”, cuenta Julio Rocha, primo hermano de Alejandra. “Nos criamos juntos. Su vida fue muy dura. Tenía cinco años cuando asesinaron a su hermano y al poco tiempo perdió a su papá que no pudo superar la pérdida de ese hijo”, relata Julio en diálogo con Presentes.

“‘La Power’ era tremenda”, dice Claudinna y en medio de la tristeza se ríe recordando a su amiga. “Sabíamos que se llamaba Alejandra pero nadie la llamaba así, siempre fue ‘La Power’. Y le hacía honor al nombre. Era un torbellino. Llena de fuerza y alegría. De esas personas con las que no podés enojarte”.

Cada muerte es un retroceso para la comunidad

Todas las personas que recuerdan a Alejandra la describen divertida, alegre, solidaria y comprometida. “Era una chica que vivía como nadie ‘el ahora’, sin mayores proyecciones. Conseguir el mango ahora, disfrutar ahora porque no sabemos qué hay mañana. Su muerte es un golpe para todas y un retroceso para la comunidad porque cada logro conquistando nuestros derechos parece un pequeño paso cuando una de nosotras es asesinada, remata Claudinna.

Fuentes policiales confirmaron a Presentes que se esperan los resultados de la autopsia. Por ahora se están analizando las imágenes de las cámaras de seguridad, tanto de la vía pública como de los locales comerciales de la zona.

778B03DD-0E34-4FE1-BDCF-981A0D542B9FFoto: MPF

El lugar donde Alejandra fue asesinada es una especie de complejo habitacional donde la mayoría de las personas que alquilan son trans. “Ese lugar significa mucho para nosotras, porque en Tucuman es el único accesible y céntrico donde las chicas pueden alquilar sin tantas complicaciones y no sólo vivir, sino también trabajar. Es muy fuerte que en este momento que ese lugar represente la muerte de una compañera”, lamenta Rukone.

Ayer los WhatsApps de las amigas replicaban el mensaje y el pedido de Justicia: “La muerte de una trans es una pérdida para todo nuestro colectivo, ya que dia a dia que pasa sin haber politicas integrales que nos protejan, es unx trans menos: El Estado es Responsable! Exigimos que el transfemicidio de Alejandra se esclarezca y haya Justicia para ella. Vuela alto mariposa… El estado es responsable. Ley Integral Trans YA! Sin las trans, no hay NI UNA MENOS. JUSTICIA POR ALEJANDRA POWER”.

Agencia Presentes recuerda que Todos nuestros contenidos son de acceso libre. Para seguir haciendo un periodismo independiente, inclusivo y riguroso necesitamos tu ayuda.  Podés colaborar aquí.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Por primera vez la Justicia de El Salvador condena un transfemicidio

Jueves, 30 de julio de 2020

policias-condenados-640x320Por Paula Rosales, desde El Salvador

Un tribunal de El Salvador emitió hoy un inédito fallo en contra de tres policías acusados de privar de libertad, golpear y tirar desde la patrulla en marcha a Camila Díaz Córdova, una mujer trans de 29 años de edad.

Por medio de un proceso deductivo, el juez primero de sentencia consideró que los agentes de seguridad del Estado Luis Alfredo Avelar, Carlos Valentín Rosales Carpio y Jaime Geovany Mendoza Rivas tuvieron participación del hecho, por lo que la condena de veinte años fue por el delito de homicidio agravado. Pero no se reconoció que fuera un crimen de odio hacia la identidad de género.

“Para nosotras como ASPIDH es un sabor dulce y amargo al mismo tiempo, es dulce porque por lo menos ha habido una condena por fin por la muerte de una compañera trans y amargo porque al final no pusieron el agravante de crimen por odio y eso  nos deja un mal sabor de boca porque no llegamos a la sentencia que esperábamos que eran 50 años. Obviamente estos 20 años pueden ser apelados y pueden ser disminuidos a la mitad”, dijo a Presentes Mónica Linares, directora de Asociación Solidaria Para Impulsar el Desarrollo Humano – ASPIDH Arcoíris Trans.

Para el magistrado, los agentes sometieron y esposaron a Camila en la parte de atrás de la patrulla, no la llevaron a un lugar donde estableció la bitácora policial, la abandonaron en un lugar solitario y peligroso y descartó que haya sido arrollada por un automóvil, tal y como sostenía la defensa.

“Los imputados han tenido participación en el hecho, porque los únicos que lesionaron a la víctima son los agentes”, dijo el juez.

La mayoría de casos contemplados como crímenes motivados por odio a la identidad, orientación y expresión de género han sido desestimados en las cortes del país. Únicamente tres de 600 asesinatos en contra de mujeres trans ocurridos desde 1992 a la fecha han sido judicializados: Camila Díaz, Anahy Miranda y Tita Andrade.

El fallo a favor de Camila Díaz es el primero con una condena en el país centroamericano.

El caso inicialmente contemplaba tres delitos: privación de libertad, homicidio agravado con el perjuicio de haber sido motivado por el odio a la identidad, orientación y expresión de género. Pero solo quedó firme uno.

“Como Fiscalía nos sentimos satisfechas porque creemos que se le hizo justicia a Camila verdad, el juez decidió condenarlos a 20 años de prisión a cada imputado por el delito de homicidio agravado”, dijo a la prensa la fiscal del caso, Gisela Meléndez.

Todavía está pendiente una resolución de tipo civil, luego que la fiscalía pidiera la cantidad de 1,000 dólares de reparación a la familia de Díaz por cada agente procesado.

“Yo sé que se hizo justicia, porque agarraron a estas personas desde el momento que asesinaron a mi hijo, las están procesando y si no hubiera sido así no hubiera llegado este proceso hasta donde está ahorita, por eso pienso que se ha hecho justicia”, dijo a Presentes la mamá de Camila, Edith Córdova a Presentes.

Camila fue deportada en 2017 desde Estados Unidos después que le negaran el asilo humanitario por carecer de arraigo en el país del norte, emigró por las amenazas a muerte de la pandilla del barrio, una de las más sangrientas de Centroamérica.

“Mi sentimiento más grande es que desde el momento en que a mí me dijeron ‘tu hijo no está, tu hijo desapareció’ desde que lo asesinaron mi sentimiento más grande es que mi hijo jamás va a volver a estar conmigo, nadie lo va a borrar de mi mente, de mi corazón, siempre va a estar ahí”, agregó la madre.

La última noche de Camina

De acuerdo a la investigación de la fiscalía, la madrugada del 31 de enero de 2019, los policías sentenciados llegaron para atender una emergencia en una calle al norte de la capital, en la que tenían un reporte que Díaz estaba realizando disturbios en la vía pública, por lo que fue arrestada y llevada en una patrulla.

Durante el trayecto, se sospecha a partir de las evidencias, que la mujer trans fue golpeada por los agentes y luego lanzada a una carretera, donde fue rescatada con vida minutos más tarde por una ambulancia. Camila Díaz Córdova murió en un hospital el 3 de febrero de 2019.

“Me quedo sorprendida de verdad, creo que era algo que yo esperaba, esta es una de las mejores noticias que he tenido después de tanta situación que hemos pasado, de tanta espera, de tanta lucha, de tanta zozobra, todo esto fue muy largo, pero ahora he recibido una de las mejores noticias”, dijo a Presentes Virginia Flores, amiga de Camila.

Los acusados

El agente Luis Alfredo Avelar, de 35 años de edad, estudió ciencias religiosas en la Universidad Católica de Occidente. Emigró de manera irregular a Estados Unidos y fue deportado el 26 de abril de 2019. Renunció a la institución policial en 2008 y se reintegró en 2012. En su expediente consta que ha cometido faltas leves: ausentarse en horas laborales y abandono de servicio.

El segundo imputado es el agente Carlos Valentín Rosales Carpio, de 37 años de edad. Era el de mayor jerarquía en el grupo que atendió la llamada de emergencia. En la prueba de ingreso, en la parte de derechos humanos obtuvo una nota de cuatro de diez puntos.

El tercer imputado es Jaime Geovany Mendoza Rivas, de 28 años de edad. En su expediente el agente no tiene faltas disciplinarias y recibió el reconocimiento a la excelencia policial.

“No compartimos el criterio del juez por haberse basado en una imputación, como el mismo lo manifestó, en una imputación subjetiva, ya que nosotros consideramos que no se logró establecer que efectivamente ellos lo hayan golpeado”, dijo a la prensa el abogado José Cabezas, uno de los defensores de los agentes.

Crímenes de odio siguen impunes

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, no se ha pronunciado por estos crímenes en contra de la población LGBTI, pese a las presiones en las redes sociales, una de las herramientas que utiliza el mandatario para informar acerca de su gobierno. Bukele, que asumió su gestión el 1 de junio, suprimió a pocas horas de iniciar su período cinco Secretarías de Estado, entre ellas la de Inclusión Social, que atendía a poblaciones vulnerables y LGBTI.

Dentro de la Secretaria de Inclusión Social se desarrolló la primera Dirección de Diversidad Sexual que promovía la erradicación de la discriminación por orientación sexual e identidad de género en la administración pública. La decisión de Bukele fue trasladarla hacia el Ministerio de Cultura la dirección de diversidad, generando el rechazo de la población LGBTI.

“Para nosotras es una alarma, no sabemos porque se están dando los móviles de estos asesinatos. Es terrible que ninguno de los órganos del Estado ha brindado ningún tipo de declaraciones. Estos asesinatos son invisibles para el Estado, porque no adopta ninguna postura”, señaló Bianka.

De acuerdo con COMCAVIS-TRANS, más de 600 asesinatos de personas LGBTI han sido registrados desde 1993 en El Salvador. En 2018, el país registró una tasa 50,3 homicidios por cada 100.000 habitantes, una de las más altas del mundo. En el 2019 se contabilizan ocho. Noviembre de 2019 cerró con 131 asesinatos a nivel nacional.

Repudiamos este crimen y hacemos el llamado a las instituciones correspondientes para que no quede impune”, señaló Ever.

Fuente Agencia Presentes/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Crean programa de atención y asistencia ante casos de femicidio, travesticidio y transfemicidio

Viernes, 10 de julio de 2020

una-imagen-del-encuentro-que___biWcP6AMK_340x340__1Elizabeth Gómez Alcorta junto al Presidente Alberto Fernandez

El gobierno nacional cumplió otra promesa de campaña y puso en el centro de sus políticas la lucha contra la violencia de género. La ministra Elizabeth Gómez Alcorta firmó el Programa de asistencia que fue publicado en el Boletín Oficial.

El Poder Ejecutivo oficializó este lunes y publicó en el Boletín Oficial la creación del Programa de atención urgente y la asistencia integral inmediata ante casos de femicidio, travesticidio y transfemicidio. La resolución, firmada por la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, se da en el marco del Plan Nacional de Acción contra las violencias por motivos de género para los próximos dos años, que anunció el viernes el presidente Alberto Fernández, junto con la ministra.

El pilar central del Programa es el apoyo “a través de una prestación económica, asesoramiento psicológico y/o legal” para las personas cercanas o del grupo familiar de las víctimas.

Según define la ministra en la resolución, los femicidios, travesticidios y transfemicidios constituyen el “punto culminante en la confluencia de múltiples violencias” que el Estado debe abordar “de manera coordinada, articulada e integral”. En este sentido el Plan, que se llevará a cabo entre el 2020 y el 2022, establece tres ejes centrales: la autonomía económica de las personas en situación de violencia, el abordaje de las violencias extremas, y la dimensión cultural y estructural de la problemática. Para la concreción del Plan, el presupuesto será de 18.000 millones de pesos.

Con la propuesta de un “abordaje integral e interseccional” de las violencias, que apunta a las distintas aristas de la problemática en lugar de abordar solamente la emergencia individual de cada caso, el Programa tiene por objetivo la “ampliación de políticas de reparación” para familiares o integrantes del círculo de confianza de las víctimas. Cabe recordar que, según el último relevamiento realizado por el Observatorio Ahora que sí nos ven , en los primeros seis meses de este año se cometieron 162 femicidios, lo que significa que hubo un femicidio cada 27 horas.

Mientras que el Plan Nacional contra las Violencias abarca distintas problemáticas -incluye 27 medidas y 144 acciones que se pondrán en práctica desde 46 organismos nacionales-, el Programa, que se oficializó este lunes, apunta específicamente a reparar el daño que sufren las personas allegadas y familiares de las víctimas.

Previamente, el pasado mes de junio, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, recibió a Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad. En la reunión acordaron políticas estratégicas en materia de género.

En sus redes sociales tanto el Jefe de Estado como la Ministra informaron a los ciudadanos sobre su reunión. “Me reuní en Olivos con @eligomezalcorta para analizar la implementación de políticas en materia de género y diversidad durante y después de la pandemia”, comenzó Fernández.

Y continuó: “Tenemos el compromiso de garantizar y ampliar los derechos de las mujeres y personas LGBTI+ de la Argentina”. En cuanto a la funcionaria aseguró que junto al presidente “estamos trabajando en la planificación estratégica de las políticas y programas en materia de género y diversidad que se vienen, con la convicción de garantizar los derechos de las mujeres y personas LGBTI+ de nuestro país”.

Fuente: Página 12, vía SentidoG/ABCdiario

General, Historia LGTBI , , , , , ,

Intento de transfemicidio en Paraguay: la salvaron sus compañeras

Miércoles, 24 de junio de 2020

PARAGUAY-PORTADA-1024x512-1024x512Por Juliana Quintana

Paola Benítez Ramírez, una mujer trans de 24 años, fue víctima de un crimen de odio el lunes 25 de junio en su departamento, ubicada al lado de Casa Diversa, el refugio para personas LGBT víctimas de violencia, (Avenida del Agrónomo y Cabo Verde, del barrio San Roque) en la ciudad de San Lorenzo, a 14 kilómetros de Asunción. La fiscal Mirtha Rivas de la unidad 3 de San Lorenzo, a cargo de la investigación, imputó a Miguel Cabral Cardozo por lesión grave y solicitó prisión preventiva pero el juez le dio prisión domiciliaria.

“Estoy a los inicios del proceso, voy a citar a los testigos y analizar los antecedentes. Yo necesito que un forense me diga el grado de las lesiones que sufrió para avanzar con la investigación. El acusado se abstuvo de declarar, solo se le tomaron los datos personales con su abogado defensor”, informó la fiscal Mirtha Rivas en diálogo con Presentes.

Cerca de las 18 horas, Cabral Cardozo, de 19 años, llegó al departamento que Paola comparte con otras tres compañeras y recibió el servicio sexual que acordaron previamente. De acuerdo a la información que pudo acceder Presentes, Cabral se rehusó a pagar lo convenido porque, en sus palabras, pensó que iba a estar “con una mujer”. Aprovechó que Paola se estaba vistiendo para golpearla en la cabeza varias veces, primero con una silla, luego con un vaso de vidrio y la hirió en el ojo con la rodilla.

“Eso de confundirnos con una mujer es famoso en los hetero gua’u (supuestamente, en guaraní). Porque piden una cosa y después salen pidiendo de más sin pagar lo que corresponde. Él consiguió su número de un sitio de anuncios de trans, la llamó por teléfono, hicieron una cita y vino. Quería un servicio, la Paola se lo dio, le pagó, después quería otro tipo de servicio y la Pao le dijo que eso le costaba más dinero. Ahí salió la reacción animal de este hombre”, expresa Tami Tossi, amiga de Paola.

“Alejate porque le voy a matar”

Cuando Cabral comenzó a agredirla, Paola pidió auxilio y la primera en escuchar los gritos fue Liz Paola, que estaba en la habitación de al lado. Liz bajó las escaleras para advertir lo que ocurría a las demás que, en ese momento, se encontraban en Casa Diversa. Todas intentaron entrar a la habitación, golpearon y gritaron a través de la puerta pero Cabral no abría.

La activista trans Yren Rotela estaba en una transmisión en vivo por Facebook cuando escuchó los gritos. “Yo ahí corro y me subo encima de un lavatorio que da a la ventana y la veo en el piso. Él me mira y me dice: ‘alejate porque le voy a matar’”, cuenta Rotela.

Alcanzó a ver que él estaba encima de la cama y Paola en una esquina en el piso. Tenía algo en la mano que en ese momento no logró identificar pero pensó que se trataba de un cuchillo. De acuerdo al relato de las residentes, Cabral entraba y salía de la pieza, como nervioso, y cuando comenzó a amenazar a las demás, Yren lo filmó con el celular de una de las chicas. En el video se puede ver al hombre diciendo que quería “llegar a un acuerdo”.

“Me hizo revivir todos los momentos difíciles que pasé”

“Yo me desesperé y mandé a cerrar el portón del corredor porque tenía miedo de que él salga. Te juro que cuando lo miraba también miraba a Blas Enrique Amarilla el día en que intentó matarme; me hizo revivir todos esos momentos difíciles que pasé”, expresa la cofundadora de Panambi y directora de Casa Diversa.

Según cuenta, su compañera envió el video a varios grupos de WhatsApp que se viralizó al poco tiempo. Yren le hablaba al agresor para tranquilizarlo y le suplicaba que dejara salir a Paola de la habitación: “Si no la dejás salir, esa chica se va a morir”. Recién entonces Cabral la sacó del departamento arrastrándola del pelo, la arrojó al pasillo y se volvió a encerrar.

Entre todas, se acercaron a Paola para levantarla pero se desvaneció en la escalera. Le hablaban y no respondía, llamaron siete veces al 911. Tuvieron que salir a la calle a pedir ayuda hasta que vieron pasar a un policía en moto. El oficial ingresó, y pidió que nadie tocara a la víctima porque tenía la cabeza ensangrentada y fue a buscar a los Bomberos Voluntarios.

Al llegar, asistieron a Paola y la llevaron al Hospital General de San Lorenzo. Los agentes de la Comisaría 1ª Central hicieron varios intentos de golpear la puerta del departamento donde Cabral estaba encerrado. Tanto Yren como Tami confirman que, cuando finalmente salió, tenía puesta una ropa diferente, limpia, también se había bañado y cambiado el tapabocas. La policía lo detuvo y lo llevó a la comisaría. Más tarde, las compañeras de Paola se percataron de que su billetera no estaba y encontraron el celular de la víctima en una propiedad privada.

Mientras Tami y Paola fueron al hospital, Yren hizo la denuncia esa misma noche en la comisaría. El parte médico indica que Paola tuvo un traumatismo de cráneo, producto de las lesiones que le produjo el golpe de la silla y cortes con el vaso. “Fue algo muy fuerte. Yo creo que este chico vino preparado, trajo una mochila, lastimó a nuestra amiga y cuando vino la policía ya estaba todo cambiado de ropa. Si no estábamos nosotras otra iba a ser la historia”, dice Tami. Al día siguiente, a las ocho de la mañana, Yren y Paola fueron a declarar.

Una ola de violencia mediática  

Miguel Cabral confesó en declaraciones a la prensa local que había golpeado a Paola con una silla. Según su versión, él se encontraba en el domicilio de Paola esperando ómnibus de pasajeros y que fue “invitado por una mujer para ingresar a un departamento. Pero que una vez en el recinto “se dio cuenta” de que se trataba de una persona trans. La nota trata a Paola con el nombre que le asignaron al nacer.

En Paraguay siguen resonando los 61 casos de asesinato de personas trans que no recibieron  investigación ni condena desde la caída de la dictadura de Alfredo Stroessner. El año pasado, en un juicio histórico, el Tribunal de Sentencia de la ciudad de Luque declaró culpable a Blas Enrique Amarilla del asesinato de Romina Vargas, y le aplicó la sanción máxima de 25 años de cárcel. Fue la primera condena en el país por el asesinato de una persona trans. Sin embargo, la ley contra toda forma de discriminación y la ley de identidad de género siguen siendo deudas pendientes con la democracia.

El programa de televisión paraguayo El Repasador ridiculizó el intento de transfemicidio de Paola en la edición del 16 de junio. A través de comentarios violentos de les panelistas hacia la identidad de género de las personas trans, la música y los efectos con los que enmarcaron el video que grabó Yren cuando la encontraron Paola luego de ser torturada, el programa dedicó todo un segmento a la revictimización y burla del caso.

“Desde las diversidades trans lamentamos que los medios masivos de comunicación sigan con sus etiquetas negativas y epítetos peyorativos y ofensivos donde exponen a las risas, las burlas, chistes e insultos”, escribió Yren desde su muro de Facebook y expresó su preocupación hacia las expresiones de supuestos profesionales en áreas como ciencias sociales y jurídicas, que validan la discriminación y transgreden las normas éticas del periodismo.

Televisión antiderechos y con invitadas neonazis 

Esta no es la primera vez que El Repasador se ensaña en contra del colectivo LGBT: el programa es conocido por su postura antiderechos y con antecedentes de discriminación hacia colectivos feministas, disidencias y LGBTIQ+. Incluso, el año pasado invitó como panelista a Sara Winter, política neonazi que fue detenida el lunes en Brasil por manifestaciones antidemocráticas contra el Congreso y la corte suprema.

En la Ley N° 5777 de protección integral de la mujer incluye la violencia mediática y la define como la “acción ejercida por los medios de comunicación social, a través de publicaciones u otras formas de difusión (…) que promuevan la cosificación, sumisión o explotación de mujeres o que presenten a la violencia contra la mujer como una conducta aceptable”.

Organizaciones como Aireana, Diversxs Asunción y Panambi se expresaron en repudio al programa. La asociación de travestis, transexuales y transgéneros Panambi puso a disposición de los medios una guía para comunicar en diversidad para el tratamiento informativo de noticias sobre personas trans con enfoque de derechos.

 El Comité de Derechos Humanos (CDH) recomendó al Estado Paraguayo proteger a las personas trans contra toda forma de discriminación e investigar sistemáticamente los casos de violencia contra ellas.

“Las personas trans no tenemos ninguna seguridad, no tenemos ningún espacio, no tenemos nada. Yo me asusté mucho cuando él nos dice ‘váyanse de acá o sino le mato a tu amiga’ mientras escuchábamos como la otra gemía de dolor pidiendo auxilio. No le deseo a nadie ver a una amiga de la manera en que yo vi a Paola. Ojalá la Justicia haga su trabajo”, recuerda Tami.

Pero la Constitución Nacional es clara. En su artículo 46 estipula que todos los habitantes de la República son iguales en dignidad y derechos: “No se admiten discriminaciones. El Estado removerá los obstáculos e impedirá los factores que las mantengan o las propicien”. Así como el artículo 25, del derecho a la libre expresión de su personalidad, que expresa que las personas son libres de formar su propia identidad.

*Casa Diversa recibe aportes al número: (+595)982601004. También el grupo activista por la resistencia de las trans-travesti y no binarie, Transitar Paraguay, está recaudando fondos para solventar los gastos hospitalarios, tratamiento y medicamentos de primera necesidad de Paola. Reciben donaciones que incluyen artículos de higiene personal y analgésicos. El número disponible para giros Personal es: (+595)986220246.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Nuevo transfemicidio en El Salvador: encontraron a Jade debajo de un puente

Martes, 12 de noviembre de 2019

Por Paula Rosales

EI9bFMzWoAI2vA0Jade Camila Díaz fue encontrada muerta el sábado flotando debajo de un puente del río Torola, en el departamento de Morazán, al noreste de El Salvador, informaron desde la Policía. Con este asesinato ya se contabilizan al menos seis crímenes de odio a mujeres trans en lo que va del año.

De acuerdo con el reporte policial, una mujer que no se identificó reportó a la unidad de emergencias del 911 el hallazgo de un cuerpo en el afluente, por lo que los oficiales se dirigieron a la zona y localizaron el cadáver.

“El cuerpo tenía una soga en la cintura con una piedra”, dijo a Presentes un agente policial de Morazán, y no quiso agregar más detalles. El cuerpo fue encontrado entre el limite de los municipios Osicala y Meanguera.

Jade, de 27 años de edad, había sido reportada como desaparecida el jueves a las 18:00 horas en la zona rural de Lolotiquillo, donde vivía.

La fiscalía reacción en el día de hoy informando sobre el hallazgo del cuerpo de Jade, pero sin dar mayores detalles.

El crimen de Díaz ha causado alarma entre la población trans de la zona oriental del país, ya que en octubre una adolescente trans fue acuchillada en las calles del departamento de San Miguel.

“La violencia transfóbica se ha desatado y eso nos hace sentir vulnerables”, dijo a Presentes Tatiana Molina, defensora de derechos humanos LGBTI y amiga de Jade.

 

Discriminada por su identidad

Jade trabajó en restaurantes del departamento de Morazán, atendiendo clientes, pero desde que realizó su transición hormonal femenina hace dos años no logró emplearse más, por lo que sin más opciones de empleo tuvo que ejercer el trabajo sexual en las calles de San Miguel.

“Me dijo que cuando trabajaba con apariencia de chico gay no tenía ningún problema, pero cuando hizo su transición a mujer trans fue rechazada en los trabajos. Se quejaba que le ponían excusas y no la quisieron contratar más”, dijo Tatiana.

Jade sentía temor de salir a las calles después del ataque cometido en contra de una adolescente trans ocurrido en la misma avenida en donde trabajaba en el departamento de San Miguel.

Por su parte, la Asociación Solidaria para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH) Arcoiris Trans denunció “la ola de violencia y asesinatos cometidos a nuestras compañeras trans en El Salvador”, escribió la organización en sus redes sociales.

Mientras tanto, la organización Comunicando y Capacitando a Mujeres Trans (COMCAVIS TRANS) demandó al Estado realizar “una investigación inmediata y diligente de los hechos y que emprenda medidas urgentes que garanticen la protección de personas LGBTI”.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

La justicia paraguaya condenó por primera vez un transfemicidio

Viernes, 4 de octubre de 2019

5FF228FF-EDC9-4273-8200-97E9BA905BA5

Por Jess Insfrán y Juliana Quintana

Fotos: Jess Insfrán

El Tribunal de Sentencia de la ciudad de Luque (a 10 km de Asunción) declaró culpable a Blas Enrique Amarilla del asesinato de Romina Vargas, y le aplicó la sanción máxima de 25 años de cárcel. Es la primera condena en Paraguay por el asesinato de una persona trans.

Amarilla asesinó a Romina Vargas de dos puñaladas en octubre de 2017 en San Lorenzo, Gran Asunción. Romina había salido con una amiga, cuando fue atacada en vía pública por “el cuchillero de travestis”, como se lo conoce en los medios de comunicación. La Fiscalía caratuló el caso como “homicidio doloso” porque en Paraguay, el transfemicidio no está tipificado y pidió la pena máxima para el acusado (25 años más 5, por medidas de seguridad). El informe forense reveló que fue por un shock hipovolémico por la herida del arma blanca.

7F5C0689-97F9-43A7-AF84-93FDE2F07A3CEl juicio comenzó a las 10:30 de la mañana. La defensora pública Rocío Lucena no se presentó al juicio oral. En su reemplazo, Fernando Cristaldo representó a Amarilla. El abogado de la defensa solicitó al tribunal una pena menor a 15 años, utilizando argumentos como que“asiste con regularidad a la iglesia del penal” y que tenía “problemas mentales”. Sin embargo, para la fiscalía los exámenes psicológicos y psiquiátricos demostraron que Amarilla era consciente de sus actos.

Además, el transfemicida -que en otras ocasiones ya había intentado asesinar a Maida Bordón, Sheila Aguayo e Yren Rotela-, reconoció haber sido autor del crimen y su odio hacia la comunidad trans. “No entiendo por qué me detienen, si a la sociedad no le importa si uno de ellos muere”, manifestó. Según consignó Yren Rotela, activista de Panambi y defensora de derechos humanos, el acusado Blas Amarilla había atacado a más mujeres trans que se encuentran recluidas en el penal de Tacumbú.

64E2E8F7-37F0-4845-85F3-7FCCCDAB4006La fiscala que llevó el caso, Ana Girala, dijo a Presentes que había pruebas sobradas que daban cuenta de un crimen de odio hacia el colectivo trans. “Se lo detuvo a Blas Amarilla con la evidencia en su poder. Con las pruebas de laboratorio, se corroboró que el cuchillo tenía sangre y que fue el arma utilizada para cometer el hecho punible. La persona que se encontraba con la víctima también reconoció como elemento jurisdiccional de prueba, y dio su versión ante este tribunal. Fue clara, contundente y específica en el relato de los hechos como sucedieron”, explicitó.

Para mí es demasiado importante porque es la primera vez que un ente público visibiliza la necesidad que tenemos. No es que por que queremos estamos en la calle. Es porque no tenemos otra opción de trabajo porque este Estado nos discrimina, contó Yren.

79248FB4-40AA-40B8-A849-A5BF80965E25Girala indicó que Amarilla al final del juicio reconoció el hecho y pidió perdón a la familia. “La no discriminación está prevista en la Constitución nacional y es hacer valer el derecho y buscar justicia en representación de ella, ya que los parientes no se han hecho presentes por la misma discriminación de la cual ella venía siendo víctima”, siguió la investigadora.

Entre las organizaciones que acompañaron el juicio en Luque estuvieron Panambi, Escalando, Aireana y Transitar. “Para mí es un momento histórico y trascendental en la lucha trans porque es el primer juicio público donde hubo una sentencia a nuestro favor. Valoramos el esfuerzo y el trabajo de la fiscalía porque presentó todos los elementos y se mantuvo firme. Fue una lucha de resistencia, de empoderamiento. Creemos que hoy empieza un momento en la historia en que la justicia también existe para nosotras”, expresó.

89877E8E-1878-4DB1-BB9D-8D6C06994B96

Desde la caída de la dictadura de Alfredo Stroessner hubo 61 casos de asesinato de personas trans y, hasta hoy, no había habido una investigación ni condena para ninguno de ellos.

 Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Transfemicidio de Aylín Hernández en Chiapas: estrangulamiento y violencia sexual

Sábado, 17 de agosto de 2019

Aylín--1188x594Por Maru Ludueña y Milena Pafundi desde Ciudad de México 

Aylin Hernández Gómez era una mujer trans de 34 años. La encontraron asesinada junto a la carretera que conduce a la zona conocida como Las Canastas en San Cristóbal de Las Casas (Chiapas). Su cuerpo, que fue hallado envuelto en una sábana, presentaba señales de estrangulamiento y de haber surido violencia sexual. La Fiscalía informó a fuentes vinculadas a la causa que se está investigando como un feminicidio.

“En Chiapas tenemos un protocolo de actuación para feminicidio. Vamos a seguir de cerca este proceso para garantizar que así sea, porque no tenemos protocolos para crímenes por orientación sexual e identidad de género. Y sabemos que en otros asesinatos de mujeres trans no se hicieron en el marco de femicidio”, dijo a Presentes un activista  que pidió reserva de su identidad y forma parte de la Red por la inclusión de la diversidad sexual en Chiapas y del Observatorio ciudadano de los derechos de la población LGBTTTI+, y de Investigación y litigio de los derechos humanos.

Los casos a los que se refiere donde no se aplicaron protocolos de femicidio son los de Itzel Duran, una joven trans de 19 años asesinada en 2016, y Nataly Briyith, asesinada en Tuxtla en 2018. “Nosotros les dimos acompañamiento a estos casos y nunca se reconoció su identidad de género”, dijo el activista.

Aylin era originaria de la zona norte de Chiapas, del municipio llamado Jitotol, a 3 horas de San Cristóbal. Como gran parte de las femeneidades trans, sobrevivía ejerciendo el trabajo sexual, por falta de otras oportunidades laborales. “Las organizaciones de la diversidad sexual creemos que el asesinato se dio en el marco del trabajo sexual. Que su cuerpo estuviera envuelto en una sábana que es del tipo de las que se utilizan en hoteles nos lleva a sospechar eso. Pero la Fiscalía no está viendo que el móvil del crimen esté vinculado a tal situación, lo está viendo como un crimen en el marco de una relación”, dijo la misma fuente.

Sin detenidos 

“Aún no hay nadie detenido, no hay nadie señalado por la muerte de Aylian. Existe una testigo pero ahora mismo por seguridad no mencionamos su nombre y se encuentra aislada”, dijo a Presentes Magno Morales de la colectiva Chuvajetik. Esta organización se dedica exclusivamente a visibilización y defensa de los derechos LGBT+ y trabaja el caso desde un enfoque territorial.

Aylin no vivía en la localidad donde la asesinaron. “Venía cada tanto a San Cristóbal de las Casas. Frecuentaba los sitios donde se reunían las personas trans.  Al igual que varias otras compañeras, ellas vienen a divertirse y a trabajar a la ciudad, para vivir acá su vida trans. Hasta ahora los únicos que hemos estado denunciando somos de los grupos organizados. La familia se encuentra en proceso de duelo” informó Morales. Y contó que “las compañeras trans aún no quieren realizar ningún tipo de acción para manifestarse.  Aún no se sabe qué sucedió. Entonces es importante para proteger el colectivo porque el colectivo mismo nos expresa que se siente muy inconforme pero también están muy temerosas al respecto de lo que está sucediendo”.

Lo que se sabe hasta ahora es que Aylin se encontraba en un bar con otras compañeras. “De un momento a otro la compañera se retiró del espacio, no dio ningún tipo de señal, simplemente se fue. Su teléfono celular lo había perdido un día antes. Entonces al ella irse del lugar se quedaron incomunicadas sin saber lo que había sucedido”, relató una fuente.

Alerta en Chiapas por transfemicidios  

En estos días el estado de Chiapas está en alerta: además del transfemicidio de Aylin, este mes hubo dos muertes de mujeres cis. Una de ellas ayer, asesinada por su pareja después de haber sido violada.

“No parecen ser casos aislados de lo que está sucediendo a nivel local con respecto a la feminidad y la violencia de género. Nos parece que existe una grave violencia, hay una grave impunidad contra todo lo que sea  femenino y lo represente. No es que pasa en Chiapas solamente, no podría señalar estas frontera físicas, me parece que es más como una cuestión cultural, en el momento en el que nos estamos empoderando tanto los grupos feministas, como los grupos de defensa de los derechos de las personas de la diversidad, están respondiendo con violencia”, dijo Morales.

En Chiapas no existe un informe que releve la cantidad de crímenes de odio perpetrados. La Red por la inclusión de la diversidad sexual en Chiapas está trabajando en el primer documento que reportará esos datos.

Esa red acompaña diversos casos de defensa de derechos de mujeres trans. “Hemos tenido casos de violencia contra trans vinculadas a trabajo sexual, que además son extorsionadas por policías municipales y estatales. Como su expresión de género no coincide con su documento, no tienen oportunidades laborales. Y no pueden acceder a un empleo. Algunas acá se dedican al shows o a estilismo”, dijo un integrante de la Red. En Chiapas no es fácil obtener un documento con el cambio de identidad: se trata de un proceso jurídico largo y desgastante, que se puede encarar a nivel jurídico. Pero los legisladores hasta el momento no han posicionado el tema en el Congreso del estado, salvo una presentación de una diputada que no avanzó. “No se quiere legislar el tema” dice el activista.

Violencias como escarnio público

Por su parte, Morales agrega que  se ha comenzado a realizar un observatorio de violencia de género, sobre todo lgbt. “Pero la alerta de violencia de género contra la mujer ya está hace algunos años. Lo que observamos a raíz de todos estos movimientos es que si han existido estas violencias y son cada vez más como escarnio público. Estos asesinatos sucedieron en unos de los municipios donde atacaron con machetes a una compañera del colectivo trans en la plaza pública. Es bastante obvio por estas forma de atacar que se trata de dar a conocer una postura, como enseñarles a los demás que es lo que les va a pasar.

Este año “varios municipios, varias ciudad del Estado de Chiapas por lo menos, han despertado y han comenzado armar sus luchas desde sus trincheras, pero justo eso parece levantar una situación violencia en contra de la comunidad.  Hay otros casos de violencias contra chicos homosexuales, chicas lesbianas y chicas trans. Me parece que es más una respuesta a lo que está sucediendo a nivel social”, dijo Morales.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.