Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Asesinatos’

2020, el año con las cifras más altas de asesinatos, amenazas y violencia policial contra personas LGTB en Colombia desde que se tienen registros

Viernes, 17 de septiembre de 2021

39E8A2EB-8BE4-40AF-BD95-D61E0171E1A1

Colombia Diversa, la organización LGTB más importante del país, ha publicado su último informe sobre la situación de los derechos humanos de la comunidad LGTB en Colombia, con datos actualizados de 2020, y la evolución que dibuja es más que preocupante. De acuerdo al informe (que puedes descargar completo aquí), 2020 ha sido el año en el que más personas LGTB fueron asesinadas, amenazadas o fueron víctimas de violencia policial desde que se tienen registros. 

Según los registros de Colombia Diversa, desde 2011 se venían registrando en promedio 110 homicidios por año. En 2020, sin embargo, la organizació tuvo conocimiento de 226 (119 casos más que en el año precedente). Los casos de amenazas se triplicaron (pasando de 106 en 20219 a a 337 en 2020) mientras que los casos de violencia policial contra las personas LGTB se duplicaron (pasaron de 322 a 738):

09F37BB8-D9D5-4077-8DD7-929AF6953D11

Por lo que se refiere al tipo de víctimas (reflejamos la misma terminología que el informe de Colombia Diversa), las mujeres trans fueron las que sufrieron más violencia policial (71 incidentes registrados en 2020), mientras que los hombres gais fueron los que sufrieron más homicidios (71 en 2020).

Cabe destacar, en cualquier caso, que existe un número significativo de casos correspondientes a personas LGTB «sin determinar»:

FB849A8C-431B-43BE-96C3-CB25BB7926F1-768x360

Por lo que se refiere a la distribución geográfica, la mayor parte de las víctimas de 2020 se registraron en Valle del Cauca, Antioquia y Bogotá.

El informe de Colombia Diversa destaca que en este incremento pueden influir tanto la mejora en el registro de casos de violencia contra población LGTB (al haber estado los colectivos más activos en la denuncia) como el aumento real de casos. El aumento contrasta, en cualquier caso, con el de hecho de que 2020 ha sido el año con la menor cantidad de información detallada sobre los casos de violencia hacia las personas LGTB por parte de organismos estatales. «Desde años anteriores Colombia Diversa ha venido haciendo un llamado de atención sobre el subregistro de datos y la necesidad de que el Estado mejores sus sistemas de información y, si bien el registro de la orientación sexual e identidad de género de las víctimas mejoró en la información suministrada por las instituciones, los detalles como el arma o método empleados al momento de los homicidios, el lugar de ocurrencia del hecho, los posibles móviles o el avance en los procesos penales no fue suministrada, como sí se venía haciendo en años anteriores», se lamenta Colombia Diversa. «El poco acceso a información detallada impide hacer un análisis más minucioso que permita ratificar patrones de violencia que se han identificado en estudios anteriores o reevaluarlos a la luz de nuevos datos. Lo anterior dificulta que las organizaciones de la sociedad civil realicen análisis más minuciosos y puedan explicar este aumento de la violencia, que analicen el nivel de impunidad en las investigaciones o que propongan medidas de mitigación», añade.

Colombia Diversa tambien denuncia que el Gobierno actual «ha contribuido a que se debiliten los mecanismos para la protección de personas LGBT al no contratar personas competentes que se encarguen de trabajar por los derechos de esta población en entes como la Dirección de Derechos Humanos en el Ministerio del Interior. Lo anterior ha llevado a que la política pública LGBT continúe pausada y que se haya acabado con la mesa de atención de casos urgentes. Mecanismos como estos son más necesarios ahora que nunca y su falta de implementación redunda en una mayor desprotección frente a una violencia en aumento».

Numerosos episodios de discriminación

Además de los casos de violencia explícita, el informe de Colombia Diversa documenta numerosos episodios de discriminación contra las personas LGTB, principalmente en el ámbito familiar (126 casos), relacionados con el trabajo (54), asuntos con el Estado (51), servicios de salud (32) y relacionados con la vivienda (16). El informe destaca que en todos estos casos la oferta estatal de justicia no tiene en cuenta las necesidades diferenciales de las personas LGTB ni los contextos en los que viven. «En casos que involucran agresiones familiares, una de las grandes barreras es la posibilidad de que la víctima efectivamente denuncie los hechos de violencia intrafamiliar. Las consecuencias de denunciar este tipo de violencias, como puede ser la pérdida de redes de apoyo y situaciones de desprotección, ocasionan que muchas de las víctimas LGBT no denuncien y se vean sometidas a ambientes prejuiciosos», denuncia Colombia Diversa. Lo mismo sucede, por ejemplo, en el ámbito laboral.

«En este sentido, a pesar de que formalmente hay un entramado de justicia robusto, las leyes no cuentan con un enfoque de género y, en general, con enfoques diferenciales que permitan interpretar y analizar adecuadamente los casos de personas LGBT. Además, los funcionarios que administran justicia cuentan con prejuicios y estereotipos que impiden que los casos de personas LGBT sean tramitados de forma adecuada. Esto demuestra la insuficiencia del aparato de justicia para resolver a los conflictos que esta población enfrenta. Más aún, esto puede llegar a aumentar sus factores de vulnerabilidad e, incluso, en ocasiones resulta en un escalamiento de la violencia», advierte la organización colombiana.

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Bangladés condena a muerte a los asesinos de dos activistas LGTBI

Lunes, 13 de septiembre de 2021

Mazharul_01Mahbub Rabbi Tonoy (izda) y Xulhaz Mannan (Dcha)

Un tribunal antiterrorista de Daca, la capital de Bangladés, ha condenado a muerte a seis de los implicados en el asesinato de dos activistas en 2016. Las víctimas fueron Xulhaz Mannan, fundador de la única publicación LGTBI del país surasiático, y Manhub Rabbi Tonoy, que se encontraba en el mismo domicilio. Los condenados pertenecen a una organización yihadista inspirada por Al Qaeda y responsable de otros ataques a líderes de opinión contrarios al fundamentalismo islámico.

En 2016 recogíamos la noticia del asesinato a machetazos, presuntamente a manos de islamistas, de los activistas Xulhaz Mannan y Mahbub Rabbi Tonoy, citado también como Tanay Fahim. Mannan era trabajador de USAID (la agencia estadounidense para el desarrollo internacional) y fundador de Roopbaan, la única publicación LGTB de Bangladés, lanzada en enero de 2014. Tonoy, un activista menos conocido, se encontraba con él (las fuentes locales lo identifican como amigo de Mannan, desconocemos si la relación que les unía era en realidad de pareja).

Los asesinatos se produjeron en el apartamento de Mannan en Daca, la capital del país, de una forma perfectamente planificada. Tres atacantes llegaron al edificio en el que vivía el activista y aseguraron que tenían un paquete para Mannan. El guarda de seguridad del edificio consultó con el activista, que le dijo que no esperaba ningún envío y le pidió que no los dejara entrar (Mannan había sido ya amenazado de muerte a través de internet). Los asesinos acuchillaron al guarda, que resultó herido pero salvó la vida, y penetraron en el edificio, asesinando a Mannan y a Tonoy.

Xulhaz Mannan, además de fundar Roopbaan, fue también el promotor del incipiente Orgullo de Bangladés o «Marcha Arcoíris», que comenzó a organizarse en 2014 el 14 de abril, aprovechando el paraguas de la celebración del tradicional Año Nuevo bengalí, y que de hecho en 2016 fue expresamente prohibido por la policía alegando razones de seguridad. Con el asesinato de Mannan desapareció una figura de referencia para el activismo de Bangladés, un país en el que declararse abiertamente LGTB es un acto de verdadero heroísmo. El homicidio se inscribía también en el contexto de una brutal campaña de violencia desatada por islamistas armados contra líderes de opinión contrarios al fundamentalismo islámico, entre ellos varios blogueros laicos.

Cinco años después, un tribunal de Daca ha dictado sentencia contra el caso contra seis miembros de Ansarullah Bangla Team, una organización yihadista inspirada en Al Qaeda e ilegalizada en Bangladés. Los asesinatos habían sido reivindicados en 2016 por Ansar al-Islam, relacionada también con Al Qaeda. Los acusados han sido condenados a la pena de muerte. Dos de ellos, entre los que se cuenta un exoficial del ejército, se encuentran huidos de la justicia. Cinco de los sentenciados están pendientes de un segundo juicio por el asesinato del bloguero Avijit Roy y el publicista Faisal Arefin Dipan en 2015. La defensa ha anunciado que recurrirá la sentencia.

Bangladés, recordemos, es una de las antiguas colonias británicas que mantiene en vigor la tristemente conocida sección 377, que establece que «el que voluntariamente mantenga relaciones carnales contra natura con varón, mujer, o animal, será castigado con pena de prisión de cualquier tipo, desde reclusión durante diez años hasta cadena perpetua, y podrá ser también castigado con una multa»El Gobierno de Bangladés, país de mayoría musulmana, rechazó en 2013 su derogación, pese a ser instado a ello por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Fuente Dosmanzanas

Nosotros, a pesar del dolor que causan estos horribles asesinatos, estamos de acuerdo con estas palabras del Papa Francisco al anunciar el cambio del punto 2267 del Catecismo que, hasta 2018 admitía, como última ratio, la pena de Muerte:

“La Iglesia enseña, a la luz del Evangelio, que la pena de muerte es inadmisible, porque atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona, y se compromete con determinación a su abolición en todo el mundosi de hecho la situación política y social del pasado hacía de la pena de la muerte un instrumento aceptable para la tutela del bien común, hoy es cada vez más viva la conciencia de que la dignidad de la persona no se pierde ni siquiera luego de haber cometido crimines muy graves”.

independientemente de las modalidades de ejecución, «implica un trato cruel, inhumano y degradante». Debe también ser rechazada «en razón de la defectiva selectividad del sistema penal y frente a la posibilidad del error judicial»”.

“La nueva formulación del n. 2267 del Catecismo de la Iglesia Católica quiere ser un impulso para un compromiso firme, incluso a través de un diálogo respetuoso con las autoridades políticas, para que se favorezca una mentalidad que reconozca la dignidad de cada vida humana y se creen las condiciones que permitan eliminar hoy la institución jurídica de la pena de muerte ahí donde todavía está en vigor”

por-un-mundo-sin-pena-de-muerte_560x280

Fuente Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Asesinan a dos activistas trans en México: sus comunidades exigen justicia en medio de la violencia

Lunes, 13 de septiembre de 2021

Catalina-Santosde-facebookCatalina Santos

Ambas eran conocidas y queridas en sus comunidades. Catalina Santos de 23 años fue perseguida y asesinada en el municipio de Atizapán (Estado de México). Dos semanas después, el 5 de septiembre Devanny Cardiel fue asesinada en León, ciudad de Guanajuato, un estado al centro de México.

 La madrugada del 21 de agosto Catalina Santos de 23 años fue perseguida y asesinada en el municipio de Atizapán (Estado de México). Dos semanas después, el 5 de septiembre Devanny Cardiel, quien ayer cumpliría 40 años, fue asesinada en León, ciudad de Guanajuato, un estado al centro de México.

Ambas mujeres eran activistas reconocidas por defender los derechos de las personas trans en sus comunidades. Para ambos crímenes las Fiscalías correspondientes no detallan si investigan con perspectiva de género o si aplican el Protocolo Nacional de Actuación para el Personal de las Instancias de Procuración de Justicia en casos que involucren la Orientación Sexual o la Identidad de Género. Por su parte, activistas reclaman que no haya impunidad.

Nadie auxilió a Catalina

Catalina Santos fue perseguida por varios minutos antes de ser asesinada con saña en la colonia Tepalcapa, municipio de Atizapán, Estado de México, así lo reportaron varios medios locales.

El activista Manuel Rivera informó desde el lugar y denunció que después de más de dos horas del asesinato, ni policías, ni integrantes de la Fiscalía local se hicieron presentes, pese a los reportes que se hicieron al 911 (número de emergencia).

Esa noche Rivera reportó en vivo y comentó “es triste ver el cuerpo de una mujer transexual tirado en la calle. Hoy la comunidad trans de Atizapán pierde a una de sus miembros. Es lamentable la violencia hacia las mujeres, los hombres, la comunidad LGBT+ que se vive en nuestro municipio, es lamentable que una persona de la comunidad trans haya sido asesinada”.

El cuerpo de Catalina pasó más de seis horas bajo la lluvia sin recibir atención. De acuerdo a Rivera, al lugar solo llegó una patrulla que acordonó la zona y hasta después de las seis de la mañana elementos de la Fiscalía.

 “Es indignante, cómo es posible que una persona termine de esa manera, cómo las autoridades no actúan de manera inmediata… condenamos este hecho como un crímen de odio”, dijo en una entrevista con un medio local.

Presentes se comunicó con la Fiscalía del Estado de México al cuestionar por los reportes de emergencia y si investigan con perspectiva de género, respondieron: “no tenemos información sobre reportes del hecho pero elementos de la Fiscalía sí se presentaron al lugar. Ya se abrió una carpeta de investigación”. No dieron más detalle.

De acuerdo al Observatorio Nacional de crímenes de odio contra personas LGBT, 5 mujeres trans han sido asesinadas en lo que va del 2021 en el Estado de México, dos de ellas en Atizapán.

El pedido de justicia en la periferia

“Catalina, exigimos justicia por ti, porque no callaste, porque luchaste por nosotres”, gritó una integrante de Ágora (organización de jóvenes mexiquenses dedicada a la prevención de la violencia de género) afuera del Palacio Municipal de Atizapán, el 4 de septiembre, durante una manifestación que buscó descentralizar la protesta contra la violencia transodiante.

Ese día en la explanada del Palacio había menos de diez personas manifestándose y es que, no es lo mismo protestar en la ciudad que en la periferia. En Atizapán y otros municipios del Estado de México las protestas feministas han sido reprimidas por la policía. “Pese a que aquí se ha torturado, perseguido, abusado a activistas feministas, pensamos importante salir a la calle porque no se está hablando lo suficiente del crimen de Catalina”, dijo a Presentes un integrante de Ágora.

“Estamos hartes, angustiades y enojades de la violencia en las calles para las personas trans que habitan Atizapán y otros municipios del Estado de México. La periferia resiste. El asesinato de Catalina no es un caso aislado, es un síntoma de un sistema intolerante,odiante, intransigente e impune. Exigimos justicia por todas las mujeres trans asesinadas en el Estado de México…¡su voz seguirá sonando!”, reclamaron.

Durante la manifestación estuvo presente la Brigada Marabunta, organización que acompaña y brinda apoyo durante protestas.

El asesinato de Devanny “no fue un ajuste de cuentas, es un crimen de odio”

Devanny-Cardiel-de-twitterDevanny Cardiel

Cerca de las ocho de la noche del 5 de septiembre, Devanny Cardiel de 39 años fue asesinada al interior de su estética, que también era parte de su domicilio, ubicado en la ciudad de León, Guanajuato, un estado al centro del país.

“Vecinos escucharon disparos, llamaron a paramédicos y confirmaron que tenía balazos en el pecho y así nos la arrebataron. Nos arrebataron a una mujer solidaria, amistosa, alegre, luchadora”, comenta a Presentes un amigo que conocía a Devanny desde hace diez años, y que por seguridad, prefiere mantener el anonimato.

Devanny era originaria de Silao, una ciudad cercana a León. Su amigo cuenta que tuvo que abandonar su casa a los 16 años por la violencia y rechazo que recibió de su familia por ser trans.

Y es que Guanajuato ha sido uno de los estados históricamente más conservadores de México. Además, el robo de combustible; las disputas territoriales entre grupos del narcotráfico; la actual estrategia de seguridad: mantener al ejército y la Guardia Nacional en las calles; la negación e impunidad de violaciones graves a derechos humanos como la desaparición de personas y la crisis forense, y la creciente violencia feminicida lo han convertido, en el último lustro, en uno de los estados más violentos.

En ese contexto el asesinato de Devanny ha sido nombrado por varios medios locales como que se trató de un “ajuste de cuentas” y lo vinculan al narcotráfico. Activistas y amistades desmienten la versión de la prensa y recalcan que se trató de un crímen de odio y exigen que la Fiscalía lo investigue como tal.

“Conocíamos a Devanny, era una luchadora social. Su asesinato no fue un ajuste de cuentas, fue un crímen de odio que está afectando a toda la comunidad, una comunidad que no está segura y no se siente segura, ni por las autoridades ni por el contexto de violencia”, comentó a Presentes, un activista integrante de la organización Pride León, que por razones de seguridad prefiere mantener su anonimato.

“En Guanajuato es difícil alzar la voz”

Además, la religión católica ha tenido un peso importante en la sociedad y el poder legislativo del estado. Actualmente, Guanajuato no cuenta con leyes ni reformas que garanticen el derecho a la identidad de las personas trans, el matrimonio igualitario o la prohibición de los ECOSIG (esfuerzos para corregir la orientación sexual e identidad de género).

Velorio-de-Devanny_Foto-de-Alfonsina-Ávila-del-medio-Zona-Franca-2-1024x768Velorio de Davanny. Foto de Alfonsina Ávila, del medio Zona Franca

Tampoco hay cifras oficiales sobre la violencia letal contra las personas LGBT+. En ese sentido, Pride León ha registrado al menos 18 crímenes por prejuicio contra personas LGBT+ de 2015 a la fecha. Además, la iniciativa Visible (una herramienta de denuncia ciudadana de ataques contra las disidencias sexuales) tiene registradas de 2017 a la fecha, al menos 54 agresiones que van de los insultos a violencia sexual. Del total, 12 han sido contra mujeres trans.

El contexto de violencia, la influencia de la iglesia católica y la negación de derechos de las personas LGBT+ en Guanajuato también limitan las formas de protesta y exigencia de una vida libre de violencias. Y por ahora, el pedido de justicia por el asesianto de Devanny se mantiene cauteloso.

“Como comunidad nos mantenemos reservados aún para alzar la voz, en primera por la familia, porque vamos a respetar el proceso de justicia que quieran llevar. Y en segunda porque alzar la voz en Guanajuato es difícil, exigir justicia aquí es distinto. No podemos ser tan radicales en un contexto tan violento, preferimos, por seguridad, ser prudentes y no hacer ruido… por ahora”, explicó a Presentes el amigo de Devanny.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Homosexual afgano describe los horrores de los talibanes contra la comunidad LGBTQ: “Disfrutan matándonos”

Miércoles, 1 de septiembre de 2021

19423600-8CD1-4F3D-8344-C183AAF4C887Aseguró que los torturan con fuego, los apedrean y los decapitan

Si descubren que soy gay, me ejecutarán a tiros”: el miedo bajo dominio talibán

Silenciados y amenazados de muerte, los afganos de la comunidad LGBTIQ+ viven escapando de los insurgentes. “Antes nos enviaban a la cárcel, ahora nos matarán en el acto”.

Un homosexual atrapado en Kabul aseguró que los talibanes los “están cazando”, y realizó una dramática descripción sobre la vida que le espera a la comunidad LGBTQ bajo el gobierno de los extremistas.

El hombre, quien prefirió ocultar su identidad por cuestiones de seguridad, dijo que los talibanes se complacen en perseguir y matar a las personas LGBTQ, en una entrevista con el medio británico MailOnline. “Nos matan de forma muy brutal. No como a los demás, a los que matan con una pistola con una bala. Utilizan el fuego, o nos decapitan o apedrean, y disfrutan con ello: es aceptable para ellos”, describió.

Reveló que su mejor amigo se suicidó porque “nadie estaba aquí para escuchar su voz”. “Intenté animarlo, darle esperanzas, pero no va a volver y no puedo olvidar ese momento. Vivía como una sombra y se fue como una sombra”, agregó.

Tras el retorno de los talibanes, la comunidad LGBTIQ+ de Afganistán vive bajo amenaza de muerte. Así lo han evidenciado diversas voces de la diversidad en diálogo con Vice News: “La única diferencia entre antes y ahora es que antes nos enviaban a la cárcel, ahora nos matarán en el acto”.

Incluso antes del ascenso talibán, las leyes afganas ya prohibían la homosexualidad, establecían penas de prisión y sufrían persecuciones. Sin embargo, ahora, el futuro parece aún más preocupante. Las personas LGBTQ+ siempre han vivido vidas secretamente en Afganistán, donde la homosexualidad es condenada como inmoral. Para los jóvenes afganos que ya tienen un conflicto sangriento que vivir, las identidades queer rara vez se discuten.

Según el código penal afgano, el acto sexual entre dos hombres es catalogada como “pederastia” y se castiga con una pena de prisión prolongada. Algunos funcionarios talibanes dijeron anteriormente a los medios de comunicación que los hombres homosexuales serían castigados con la muerte bajo su régimen.

A principios de mes, Sulaiman se escapó de su ciudad natal. Es de Kunduz, una de las primeras ciudades afganas en caer en manos de los insurgentes antes de que el grupo extremista se apoderara del país el 15 de agosto.

Kunduz fue ocupada brevemente por los talibanes en 2015 y 2016. Cuando Sulaiman leyó la noticia de que las tropas estadounidenses se estaban retirando de Afganistán, huyó desenfrenado. “He visto el tipo de castigos que le daban a la gente, especialmente si son LGTBI”, dijo Sulaiman desde un lugar no revelado. Él es gay. Su nombre y los de otras fuentes se han cambiado para proteger su identidad. “No le he dicho a ningún afgano que soy gay. Sé que se lo dirán a los talibanes, y ese será mi fin”. Sulaiman está huyendo y buscando una forma de salir del país.

69B00A83-9EDA-4178-9EBD-51CEE9DD0C62

Los funcionarios talibanes aún no han hecho una declaración sobre los derechos LGBTQ+ desde su toma de posesión el 15 de agosto. VICE se puso en contacto con Suhail Shaheen, portavoz de los talibanes para los medios internacionales, pero no respondió.

Es que, según la interpretación extremista de la sharia que hacen los talibanes, la homosexualidad está estrictamente prohibida y se castiga con la muerte, en muchos casos de forma especialmente brutal. Las leyes de la sharia en otros países islámicos como Indonesia y Malasia también prohíben la homosexualidad, pero sus métodos de castigo palidecen en comparación con la interpretación que le han dado los talibanes, quienes incluyen lapidación, mutilación y ahorcamiento.

Rani, una mujer afgana que es lesbiana, dijo a VICE que los talibanes ven a la comunidad LGBTQ+ como “peor que los animales”. “Como mujer, perderé la libertad de estudiar, trabajar y vivir libremente. Como miembro LGBTQ+, ni siquiera me reconocen”, añadió. Muchas fuentes queer con las que habló VICE compartieron mensajes de sus amigos poco después de la ocupación de los talibanes.

Me estoy volviendo loco. No puedo continuar con esta vida. Soy gay y no he salido de mi casa esta semana”, decía otro. Algunos mensajes llevaban pensamientos suicidas e intenciones de autolesión.

Omid, que no ha conocido una vida sin guerra en Afganistán, dijo que la gente queer “simplemente no puede sobrevivir al bárbaro gobierno de los talibanes. Créame, si descubren que soy gay, me ejecutarán a tiros en el acto”, dijo el joven de 21 años. “Los talibanes han pronunciado discursos sobre perdonar a los afganos. Eso es solo una postura para el mundo. No es real.”

En una entrevista con el medio Fox News a principios de esta semana, el francotirador de las fuerzas especiales estadounidenses Tim Kennedy, que sirvió tanto en Afganistán como en Irak, afirmó haber visto a combatientes talibanes quemando vivos a homosexuales y arrojándolos desde los tejados.

Mientras que Nancy Kelley, directora ejecutiva de la organización benéfica de derechos LGBT Stonewall, dijo a i News que “durante años, los afganos LGBTQ han tenido que soportar la discriminación, el abuso y la persecución habituales, incluso por parte del Estado” y que con los talibanes esperan que “la situación se deteriore aún más”.

“Los talibanes nunca van a reconocer al colectivo LGTBI, yo creo es que los ejecutarán”, lamentó en diálogo con el medio español La Sexta Artemis Akbary, afgano gay refugiado en Turquía, que al mismo tiempo ha reconocido que sus amigos, también homosexuales, están desesperados por salir de Afganistán.

La mayoría están asustados por el futuro incierto. No saben qué es lo que les va a pasar”, aseguró Akbary, porque, si descubren su condición sexual, se enfrentan a la pena de muerte. Así lo reconoce abiertamente el juez talibán Gul Rahim: “Sólo hay dos penas para los homosexuales: la lapidación o pararse detrás de un muro, de entre 2,5 y 3 metros, que cae sobre él”. Las peticiones de auxilio a organizaciones LGTBI se suceden a diario.

El periodista y activista por los derechos del colectivo, Nemat Sadat, que fue el primer afgano en reconocer públicamente su homosexualidad, asegura que no fue fácil hacer pública esta cuestión personal. “En mi propia experiencia, cuando salí del armario en agosto de 2013, recibí numerosas amenazas de muerte”. Ahora, exiliado desde hace años en Estados Unidos, pide ayuda para que algún país facilite la evacuación de 252 afganos gays, que en muchos casos, cuando son repatriados, siguen escondiendo su orientación sexual por miedo a las represalias hacia su familia.

Fuente Infobae/VICE

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , ,

El brutal asesinato de un joven gay en A Coruña sacude al colectivo LGTBI español

Martes, 6 de julio de 2021

samuelMás de una decena de personas (trece, según las últimas informaciones) han sido ya detenidas en relación con el asesinato de Samuel Luiz, un joven auxiliar de enfermería de 24 años que en la madrugada del sábado al domingo era víctima de una brutal paliza en A Coruña. El probable componente homófobo de la agresión, con independencia de cual fuera su desencadenante inicial, ha provocado en pocas horas una ola de indignación con escasos precedentes. Colectivos LGTBI de toda España han convocado numerosos actos de protesta para este lunes, mientras que líderes políticos y sociales han condenado lo sucedido, aunque no todos ellos han sido igual de claros a la hora de considerar lo sucedido un delito de odio homófobo.

El delegado del Gobierno pide “tiempo” para aclarar el crimen de Samuel y no descarta  la motivación homófoba

La policía toma declaración a más de una decena de personas

Aún se desconocen muchos detalles de lo sucedido la pasada madrugada en el paseo marítimo de A Coruña,  cuando Samuel paseaba en compañía de varias amigas y tuvo la desgracia de toparse con el grupo de personas que lo golpearon hasta matarlo, trece de las cuales han sido ya detenidas. No está claro cuántas de ellas participaron directamente en la paliza (se estima por el momento que siete) y cuántas les dieron cobertura. Los agresores huyeron del lugar cuando vieron que Samuel ya no respiraba. Al lugar acudieron los servicios de emergencias, que al parecer intentaron reanimarlo durante un largo periodo, con resultado infructuoso. Samuel fue declarado muerto en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña dos horas después de la agresión. La presencia de algún testigo clave que al parecer conocía a alguno de los agresores, el hecho de que en este momento las personas que acceden a discotecas de la zona deban dejar sus números de DNI (debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus) y las grabaciones de cámaras de seguridad de la zona habrían sido de vital importancia para detenerlos tan pronto.

Al margen del detalle de los hechos, hay circunstancias que parecen ya claras: Samuel fue víctima de una agresión salvaje pero claramente intencionada, alimentada por un odio extremo y con la intención de causar el mayor daño. La muerte de Samuel no fue un trágico accidente. Fue un asesinato brutal de una persona indefensa a manos de un grupo numeroso que se ensañó con él.  Según la versión que desde el entorno de la investigación se ha trasladado a los medios locales (y que el propio padre de la víctima, Maxsoud Luiz, compartía pocas horas después de la muerte de su hijo) el desencadenante inicial habría sido la «confusión» de los agresores al ver como una de las acompañantes de Samuel entablaba una videollamada. El grupo habría interpretado que los estaban grabando, lo que habría dado pie a encararse con Samuel. En este punto, nos parece que hay un aspecto importante que considerar: Samuel era gay, y según personas de su entorno han insistido en redes sociales, mientras sus agresores se ensañaban a golpes con él le dedicaban insultos homófobos (este aspecto no forma parte de la versión policial).

Somos los primeros que creemos necesario avanzar en la investigación de los hechos, especialmente ahora que los agresores han sido detenidos. Pero son demasiados déjà vu en nuestras vidas: las personas LGTBI, especialmente las que tenemos ya una cierta edad, sabemos por experiencia propia cómo tantas investigaciones policiales y/o procesos judiciales se inclinan por invisibilizar el componente homófobo de muchas agresiones, a no ser que la evidencia sea irrefutable. Pero en la España actual las agresiones por LGTBIfobia pocas veces son la consecuencia de una decisión de agredir a una persona LGTBI planificada en frío y mucho menos plasmada documentalmente. En sociedades como la nuestra las mayoría de las agresiones son el fruto explosivo del odio acumulado. Un odio alimentado por discursos de deshumanización del diferente que tras una época de relativa calma vuelven a escucharse de nuevo de la boca de políticos y líderes de opinión y son amplificados, cada vez con menos reservas, por medios de comunicación y redes sociales. En la mayor parte de las situaciones, ese odio queda contenido por la fuerza de los usos y costumbres, pero estalla en cuanto encuentra la más mínima oportunidad. El desencadenante puede ser cualquiera. Incluso un incidente banal que quizá con otras personas no tendría mayores consecuencias, pero con una persona LGTBI supone un estallido de violencia que revela la LGTBIfobia que lo trasciende. Y por supuesto, los agresores, si son detenidos, siempre la niegan. Damos por descontado que también lo harán en este caso.

Seguiremos con atención las informaciones que se produzcan en próximos días, pero de lo que cabe ya poca duda es de que el asesinato de Samuel supone un aldabonazo que nos recuerda cómo de endebles son los derechos conquistados y cómo de fuerte es el odio que alimenta a las alimañas. A las que golpean hasta la muerte a un joven indefenso, pero también a las que difunden sus discursos de odio desde las tribunas del Congreso o desde las tertulias matinales de radios y televisiones. Por lo pronto, la reacción del colectivo LGTBI bajo los hashtags #JusticiaParaSamuel y #XustizaParaSamuel, tanto de grupos y asociaciones como a título individual, ha sido impresionante. Mañana lunes se han convocado en diferentes puntos de España numerosas concentraciones de repulsa a las que animamos a asistir. Líderes políticos y sociales han condenado también lo sucedido, aunque no todos ellos han sido igual de claros a la hora de considerarlo una agresión homófoba. Entre las personalidades que lo han hecho se encuentran por cierto varios miembros del Gobierno, como la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; la ministra de Igualdad, Irene Montero, y la ministra de Derechos Sociales Ione Belarra.

No han faltado también, por supuesto, los que critican que «se utilice» el asesinato de Samuel para denunciar tanto la ofensiva de odio de la extrema derecha como su normalización y blanqueamiento por otros políticos y medios de comunicación, ni los que aseguran que la homofobia nada tuvo que ver en el asesinato. Era de esperar.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Cadena perpetua para el autor del ataque yihadista a una pareja de hombres en Dresde (Alemania)

Martes, 1 de junio de 2021

A38B858C-DA98-4184-9CE4-9C698FFC7DC2Ya hay sentencia para el terrible asesinato de octubre del año pasado en Dresde (Alemania). Abdullah Al H.-H., de origen sirio y vinculado al Dáesh, acuchilló a dos hombres, matando a uno de ellos e hiriendo gravemente al otro, tras identificarlos como una pareja. La justicia considera probada la motivación yihadista y el odio homófobo como móviles del crimen. El autor ha sido condenado a cadena perpetua revisable a los 15 años.

Los hechos se produjeron en la tarde del pasado 4 de octubre en pleno centro de Dresde. Un desconocido apuñaló con dos cuchillos de cocina de grandes dimensiones a una pareja de hombres, de 55 y 53 años, procedentes de Renania del Norte-Westfalia y que se encontraban de vacaciones en la capital de Sajonia. El primero falleció en el hospital poco después a causa de sus lesiones, mientras que el segundo resultó también gravemente herido, pero sobrevivió finalmente.

Dos semanas y media después la policía detenía a Abdullah Al H.H. como presunto autor de los hechos. Se trata de un joven sirio de 20 años, que llegó a Alemania en 2015. En 2017, las fuerzas de seguridad lo identificaron como simpatizante del autodenominado Estado Islámico (ISIS) o Dáesh y un año después, fue condenado a una pena de 2 años y 9 meses por delitos contra la seguridad del Estado, pertenencia a ISIS, lesiones, amenazas, daños materiales, allanamiento y subrepción. Al H.H. había salido del centro de menores donde había cumplido condena solo cinco días antes del ataque.

El acusado pasó a disposición del juez, que decretó prisión. La investigación confirmó la motivación yihadista del ataque y constató, además, el odio homófobo del autor, que eligió a sus víctimas al identificarlas como una pareja. El asesino consideraba a las personas homosexuales «enemigos de Dios» que merecen la muerte. Aun así, las autoridades se habían mostrado reticentes a reconocer un móvil homófobo en el ataque. La Fundación Magnus Hirschfeld criticó el silencio inicial sobre la orientación sexual de las víctimas, que no se habría producido si hubieran sido «judías o personas de color».

Tras meses de proceso, el Tribunal Superior de Justicia de Sajonia dictó sentencia el pasado viernes. El fallo declara culpable a Abdullah Al H.H. de un delito de asesinato, otro de asesinato en grado de tentativa y uno de lesiones y destaca la «absoluta intención de matar» con la que acuchilló a sus víctimas. Condena al autor a cadena perpetua revisable a los 15 años. El crimen ha sido descrito además como de «particular gravedad», calificación que descarta una puesta en libertad automática al transcurrir dicho periodo. Será un tribunal el que determine en su momento si el condenado sigue representando un peligro para la sociedad.

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , ,

Se llamaba Normunds Kindzulis. Tenía 29 años. Y ha sido asesinado, quemado en su propia casa, en un ataque homofóbico en Letonia.

Martes, 4 de mayo de 2021

E0aWKm_X0AgRgTI@kindzulis.normunds

Normunds Kindzulis, un joven de 29 años, no ha podido sobrevivir a las extensas quemaduras sufridas el pasado 23 de abril, cuando su compañero de piso lo encontró envuelto en llamas en el rellano de su edificio en Tukums (Letonia). Las sospechas de que lo sucedido fue un asesinato de motivación homófoba se acrecientan conforme se conocen más detalles de la historia: Kindzulis había sufrido graves amenazas homófobas a las que las autoridades no habían hecho caso. Después de que en un primer momento la Policía letona evitara relacionar lo sucedido con un crimen homófobo, el presidente del país asegura que en Letonia «no hay lugar para el odio» y promete llegar hasta el fondo de lo sucedido.

Un hombre gay de Tukums, Letonia, murió de quemaduras el miércoles (28 de abril) que casi le cubrieron todo el cuerpo después de que un vecino descontento supuestamente lo roció con líquido inflamable. Normunds Kindzulis, un asistente médico de 29 años, sufrió quemaduras en el 85 por ciento de su cuerpo el 23 de abril en la tranquila e histórica ciudad llena de iglesias de ladrillos rojos y molinos de cardado de madera.

Pero después de que supuestamente estalló una pelea en el complejo de apartamentos en el que vivía, le empaparon la ropa con combustible y le prendieron fuego en lo que los defensores instan a la policía a considerar como un crimen de odio homofóbico. Otro hombre gay sufrió quemaduras mientras buscaba desesperadamente salvar a Kindzulis mientras estaba envuelto en un incendio que arrasó el edificio.

Según lo que hasta la fecha hemos podido reconstruir de lo publicado por medios letones, los gritos de Normunds Kindzulis despertaron a Artis Jaunkļaviņš, su compañero de piso, alrededor de las cuatro de la madrugada del pasado 23 de abril. Al salir al rellano se lo encontró envuelto en llamas en la escalera del bloque de apartamentos. Al parecer había sido rociado con un líquido inflamable (algunos medios hablan directamente de gasolina) y alguien le había prendido fuego. El joven intentó apagar las llamas que envolvían el cuerpo de su compañero, lo que a su vez le causó importantes quemaduras a él mismo en las piernas. Kindzulis fue trasladado aún con vida al hospital, pero no pudo sobrevivir a las gravísimas quemaduras, que le cubrían un 85% de la superficie corporal. Artis Jaunkļaviņš, por su parte, ha sido ingresado en un centro de queñados de Riga, la capital letona.

Según ha denunciado la víctima superviviente, Kindzulis había sido objeto de amenazas homófobas por parte de un vecino, que habían denunciado a la Policía. De hecho fuentes policiales han confirmado a la prensa local que en efecto la víctima había denunciado amenazas en noviembre de 2020, pero que después de «examinar la información» se decidió no iniciar una investigación criminal. De hecho, jauns.lv, un medio local, recoge con cierte detalle que el acoso a Kindzulis comenzó en efecto hace meses, a raíz de un incidente vecinal que poco a poco se convirtió en una auténtica persecución homófoba a manos del vecino y otros individuos relacionados con este, materializada tanto en amenazas verbales y a través de mensajes de texto como en al menos una grave agresión física (fue empujado por las escaleras, lo que motivó una baja médica). El mismo medio recoge que el vecino agresor es un exmilitar que trabaja en el sector de la seguridad, e incluso especula, aunque sin afirmarlo abiertamente, sobre una posible relación del mismo con el jefe de policía de la localidad. Siempre según este medio, Artis Jaunkļaviņš, compañero de piso del fallecido, sospecha incluso que el incidente que supuestamente habría dado lugar al enfrentamiento (relacionado con una pérdida de llaves) no fue más que una excusa del agresor para comenzar su acoso.

Por otra parte, Jaunkļaviņš se ha mostrado indignado por la versión que en un primer momento autoridades y medios ofrecieron de lo sucedido, según la cual todo se trató de un incendio accidental originado en una pila de ropa. Una versión que muy poco después, conforme la indignación se extendía entre la comunidad LGTBI letona, ya era matizada por las fuerzas de seguridad, que confirmaban que se había iniciado una investigación criminal.

Kindzulis fue trasladado de urgencia a Riga, la capital de Letonia, para recibir tratamiento. Sin embargo, en un giro trágico, la Asociación de Organizadores del Orgullo Europeo confirmó en Twitter el miércoles que se había enterado de que Kindzulis había fallecido.

Él fue, dijo el grupo, una “víctima de [un] ataque incendiario homofóbico”.

Según Euractiv, la policía local inicialmente se negó a abrir una investigación, pero la muerte de Kindzulis ha provocado una necesidad urgente de hacerlo. “Llevar a alguien al borde del suicidio también es un crimen”, dijo el jueves el oficial Andrejs Grishins a los periodistas, dijo el medio.

El principal colectivo LGTBI letón, Mozaika, exige entretanto que se investigue con detalle el historial de amenazas y agresiones que ya desde hace meses Kindzulis soportaba sin recibir en ningún momento asistencia policial. Y es que la biografía de Kindzulis fue una vez de fuerza y vigilancia. Había recibido amenazas de muerte homofóbicas en el pasado y huyó a Tukums, que está a unos 70 kilómetros de Riga. Pero en la tranquila ciudad, se encontró con una violencia demasiado familiar. Fue agredido físicamente al menos cuatro veces.

La segunda víctima le dijo a Tukums Independent News, un periódico local, cómo la pareja había informado a las autoridades cómo su vecino los amenazaba y se burlaba de ellos en el edificio de cinco pisos en el que vivían. “Informamos de estas amenazas tanto a la policía como al lugar de trabajo del vecino, pero no hubo reacción”, dijo. “Tuvimos que esperar a que alguien fuera mutilado o asesinado”.

Mientras tanto, en sus cuentas de redes sociales, Kindzulis elogió Eurovisión, compartió fotos de sus viajes y viajes de campamento por Letonia y cuidó a su gato.

Su muerte ha llegado a exponer las líneas divisorias de Letonia, un estado miembro de la Unión Europea que durante mucho tiempo se ha resistido a reconocer a las personas LGBT +.

Incluso el presidente de Letonia, Egils Levits, se manifestaba en Twitter y admitía implícitamente que la principal sospecha sobre el presunto asesinato es la motivación homófoba y  tuiteó que “no hay lugar para el odio en Letonia”.

Sin embargo, el parlamento letón, el Saeima, votó abrumadoramente para modificar la constitución para definir la familia estrictamente como una “unión de un hombre y una mujer” a principios de este año.

Activistas de todo el mundo rindieron homenaje a Kindzulis que, para muchos, no solo señaló la profundidad de la ira que se siente hacia la gente queer en Letonia, sino también la necesidad misma del Orgullo y el movimiento de derechos LGBT + en sí.

Un país hostil a la igualdad LGTB

Letonia, pese a contarse entre los más hostiles de la Unión Europea para su población LGTB, ha empezado hace poco a mostrar algún signo esperanzador. El más simbólico, la salida del armario como gay de su ministro de Exteriores, Edgars Rinkēvičs, en noviembre de 2014. Reelegido para su puesto tras las elecciones de 2018, Rinkēvičs sigue abogando por el reconocimiento de las parejas del mismo sexo. Otro gesto, menor pero cargado también de simbolismo, fue la rectificación de una promoción de San Valentín de los autobuses de la capital Riga que excluía a las parejas del mismo sexo.

En diciembre de 2005 se introdujo una enmienda a la Constitución de Letonia para definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, y así impedir a las parejas del mismo sexo el acceso a esta institución. Quienes se muestran contrarios al proyecto de reconocimiento de otro tipo de uniones consideran que se trata de un subterfugio para violar lo que la Constitución prohíbe taxativamente.

Esta actitud es la que el ministro Rinkēvičs calificaba en noviembre de 2015 de «montón de histeria» y contra la que se ha comprometido a luchar. Este tipo de grupos homófobos ya intentaron en 2006 aprobar, sin éxito, una ley contra la «propaganda homosexual» como la vigente en Rusia desde 2013. En 2015, la celebración del Europride en Riga se vio amenazada por el boicot de grupos homófobos, aunque finalmente tuvo lugar sin grandes problemas.

En junio de 2019,el Parlamento de Letonia volvió a decir «no» a las uniones civiles. Una proposición de ley presentada por diputados de partidos representados en el Gobierno  fracasó, al obtener solo 23 votos favorables de los 100 representantes de la Saeima, el legislativo unicameral letón.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Al menos 175 mujeres trans fueron asesinadas en 2020 en Brasil

Viernes, 5 de marzo de 2021

brasil-autodeterminacion-genero-personas-trans-696x522Ampliamos la noticia que adelantábamos el pasado mes:

Al menos 175 mujeres trans fueron asesinadas en 2020 en Brasil, un 29% más que en 2019. Unas cifras con las que el país sudamericano se asegura, una vez más, el primer puesto en el número de asesinatos tránsfobos en el mundo. Así lo pone de manifiesto el último informe publicado por ANTRA (Asociación Nacional de Travestis y Transexuales de Brasil) y el Instituto Brasileño Trans de Educación (IBTE). 

Las cifras son escalofriantes; al menos 175 transfeminicidios documentados a lo largo del año 2020. Solo en 2017 se registró un número superior (179), pero la cifra se había reducido algo en 2018 (163) y un poco más en 2019 (124). El año de la pandemia de covid-19, sin embargo, ha visto surgir un recrudecimiento de la violencia tránsfoba. São Paulo (29 asesinatos), Ceará (22), Bahía (19), Minas Gerais (17) y Río de Janeiro (10) son los cinco estados que encabezan la trágica clasificación. En total, el informe recoge 641 asesinatos de personas trans entre 2017 e 2020.

Por lo que se refiere a las edades de las víctimas, solo en 109 casos ha sido posible documentar el dato. El 56% de ellas tenía menos de 29 años (la víctima más joven tenía solo 15 años). El 28,4% tenía entre 30 y 39 años, el 7,3% entre 40 y 49 y el 8,3% restante entre 50 y 59. Por lo que se refiere a su contexto social, en el 72% de los casos identificados las víctimas ejercían la prostitución. Por lo que se refiere a la raza, en el 78% de los casos identificados se trataba de mujeres negras o de color. Una vez más, las frías estadísticas confirman que las mujeres jóvenes, negras y que ejercen el trabajo sexual constituyen el grupo más vulnerable a la violencia tránsfoba. La mayor parte de los asesinatos (87) se produjeron en la vía pública, un dato que nos hace pensar en la sensación de impunidad que parecen sentir los agresores. Otro dato sobrecogedor, de los muchos que recoge el informe, es que en el 47% de los casos se identifica una tendencia a ejercer la violencia (sea en forma de golpes, mutilaciones o disparos) sobre partes específicas del cuerpo como la cara, los pechos o los genitales, muchas veces de forma repetida y asociada, lo que parece reflejar un empeño por humillar a las víctimas y subrayar el odio hacia su condición trans.

Cifras escalofriantes las del 2020, que no tenemos la menor duda que confirmarán una vez más a Brasil como el país con mayor número de asesinatos tránsfobos de todo el mundo. Así lo reflejan de modo sistemático las estadísticas que anualmente publica Transgender Europe, que en su último recuento, publicado el pasado noviembre con motivo del Día Internacional de la Memoria Trans, había logrado identificar 350 asesinatos de personas trans y género-diversas entre el 1 de octubre de 2019 y el 30 de septiembre de 2020 (de ellas, 152 en Brasil. En segundo lugar se encontraba México, con 57 víctimas, y en tercer lugar Estados Unidos, con 28). Una situación sobre la que no honestamente esperamos una respuesta enérgica de las autoridades brasileñas, teniendo en cuenta el contexto sociopolítico del Brasil actual, un país marcado entre otros muchos factores por la presidencia de Jair Bolsonaro, un político que precisamente destaca por su abierta hostilidad a la diversidad sexual y de género.

Puedes descargar el informe completo (140 páginas, en portugués) pinchando aquí.

Brasil, una situación muy complicada para el colectivo LGTB

En 2018, fuimos testigos de como la LGTBfobia ha escalado hasta alcanzar ámbitos activistas y políticos. En mayo de ese año recogíamos el asesinato en Río de Janeiro de la activista de género no binario Matheusa Passareli. Y en marzo el de la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco, afrodescendiente, abiertamente bisexual, feminista y activista en favor de los derechos humanos. Una escalada a la que también nos hemos referido al recoger tanto el episodio de acoso que sufrió Judith Butler en una visita al país para participar en un debate universitario como la decisión de un juez federal contra la orden del Consejo Federal de Psicología que prohibía desde hace años las «terapias» reparadoras de la homosexualidad. Y que ha forzado al que fuera primer diputado abiertamente gay de Brasil, Jean Wyllys, a abandonar el país e instalarse en Alemania (ver aquí la interesante entrevista que hace pocos días publicaba eldiario.es).

La llegada de Bolsonaro a la presidencia

La situación de la comunidad LGTB, incluso ya antes de la victoria de Bolsonaro en octubre de 2018, es muy dura. El Grupo Gay de Bahía, colectivo que hace una meritoria labor de monitorización de los delitos de odio en Brasil, tuvo conocimiento de 445 muertes violentas de personas LGTB en 2017: 387 asesinatos y 58 suicidios, un aumento del 30% con respecto a 2016, «cuando se registraron 343 muertes», comienza su informe 2017. De alguna de estas muertes nos hemos hecho eco en esta misma página, como sucedió por ejemplo con el terrible asesinato de Dandara dos Santos, una mujer trans. La tendencia, en este sentido, ha sido creciente a lo largo de los últimos años.

Y si algún político encarna a la perfección esa LGTBfobia en su discurso político, ese es Jair Bolsonaro, elegido presidente en octubre de 2018. Una victoria que, dados los precedentes del personaje y el apoyo del poderoso movimiento evangélico, abrió un escenario terrible para las personas LGTB en Brasil. Ya en 2011 lo mencionábamos cuando acusó al Ministerio de Educación de «fomentar la homosexualidad» por promover un proyecto contra la homofobia. En 2014 volvimos a referirnos a Bolsonaro, que negaba que educar en la diversidad sirviese para combatir la homofobia, y acusaba explícitamente a los que así lo defienden de querer «llevar la materia a las escuelas para transformar a niños de seis años en homosexuales. Al punto de que así se facilita la pederastia en Brasil».

Bolsonaro acababa la entrevista burlándose del intento de aprobar una ley que castigase la violencia homófoba, a la que quitaba importancia. «¿Solo porque a uno le guste tomar por culo se convierte en un semidios al que no se le puede pegar?», remataba. El ahora presidente ha hecho otras declaraciones homófobas en el pasado, como aquellas en las que aseguraba preferir que un hijo suyo muriese en un accidente a que apareciese «con un bigotudo», pero basta con releer la entrevista de 2014 a El País para ser consciente de la monstruosidad del personaje.

En el ámbito legal, hay que tener en cuenta que muchos de los avances en derechos LGTB que ha experimentado Brasil se han producido al margen de los poderes legislativo o ejecutivo: el matrimonio igualitario es una realidad posible gracias a resoluciones judiciales, mientras que la prohibición de las «terapias» reparadoras, sobre la que como mencionamos arriba tiene lugar una batalla en los tribunales, fue una decisión profesional del Consejo Federal de Psicología. La presión de los grupos evangélicos para que desde el poder político se ponga coto e incluso se revierta esta situación puede encontrar en Bolsonaro el aliado ideal.

En este sentido, la recién aprobada tesis del Supremo contra la LGTBfobia es una soplo de aire fresco en un ambiente profundamente enrarecido.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

La policía investiga una posible motivación homófoba en el ataque yihadista de Dresde (Alemania)

Miércoles, 4 de noviembre de 2020

50A8185F-D4AF-478A-95EA-24A777F67EA3El reciente atentado yihadista en la ciudad alemana de Dresde podría tener un móvil homófobo. El pasado 4 de octubre, Abdullah Al H.H. acuchilló a dos hombres en el centro de la ciudad, provocando la muerte de uno de ellos y graves heridas al otro. El autor, que fue detenido semanas después, es de origen sirio y tiene vínculos con Dáesh. Había cumplido dos años de prisión y se encontraba en vigilancia por actos contra la seguridad del Estado. La policía investiga si el asesino cometió el ataque al identificar a los dos hombres, que estaban de visita en la ciudad, como una pareja.

Los hechos se produjeron en la tarde del pasado 4 de octubre en pleno centro de Dresde. Un desconocido apuñaló con dos cuchillos de cocina de grandes dimensiones a dos hombres, de 55 y 53 años, procedentes de Renania del Norte-Westfalia y que se encontraban de vacaciones en la capital de Sajonia. El primero falleció en el hospital poco después a causa de sus lesiones, mientras que el segundo resultó también gravemente herido, pero sobrevivió finalmente.

Dos semanas y media después, el 20 del mes pasado, la policía detenía a Abdullah Al H.H. como presunto autor de los hechos. Se trata de un joven sirio de 20 años, que llegó a Alemania en 2015. En 2017, las fuerzas de seguridad lo identificaron como simpatizante del autodenominado Estado Islámico (ISIS) o Dáesh y un año después, fue condenado a una pena de 2 años y 9 meses por delitos contra la seguridad del Estado, pertenencia a ISIS, lesiones, amenazas, daños materiales, allanamiento y subrepción. Al H.H. había salido del centro de menores donde había cumplido condena solo cinco días antes del ataque.

El acusado pasó a disposición del juez, que decretó prisión. Las líneas de investigación apuntan a la opción yihadista, pero la policía también analiza una posible motivación homófoba. Cree que Al H.H. actuó movido por el odio al identificar a sus víctimas como una pareja de hombres. Un hecho que las autoridades no han confirmado, pero que se dio por cierto tras la publicación de una esquela que se hace referencia a su «compañero de vida», la fórmula que en alemán identifica a los miembros de una unión civil.

Sobre la negativa de las autoridades a comentar la orientación sexual de las víctimas se han pronunciado representantes políticos de los partidos socialdemócrata, liberal y Die Linke. Todos coinciden en criticar el silencio impuesto sobre una posible motivación de odio homófobo tras los hechos. También la Fundación Magnus Hirschfeld ha exhortado a la fiscalía a investigar a fondo el móvil de homofobia.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , ,

Condenado a ocho años de cárcel el asesino de la activista LGTBI rusa Yelena Grigoryeva

Sábado, 31 de octubre de 2020

activista_rusa-minUn tribunal de San Petersburgo ha dictado una sentencia de ocho años de cárcel para el asesino confeso de la activista LGTBI Yelena Grigoryeva. El crimen, que conmocionó a la comunidad internacional, tuvo lugar en verano del año pasado. Grigoryeva había recibido amenazas de muerte y su nombre había aparecido en una lista de personas LGTBI «a cazar» publicada por un medio ruso. A pesar de ello, la justicia ha desestimado investigar una posible motivación de odio LGTBIfobo. El activismo ha reaccionado con decepción y anuncia un recurso contra el fallo.

Yelena Grigoryeva, que contaba con 41 años y tenía una hija de 20, era una mujer bisexual miembro de la Alianza de Heterosexuales y Personas LGBT por la Igualdad de Derechos de San Petersburgo y muy conocida por su fuerte activismo en defensa de los derechos de las minorías sexuales rusas. Debido a su lucha, había recibido repetidas amenazas de muerte, según declararon activistas de Russian LGBT Network, tanto en persona como a través de las redes sociales.

Poco antes de su asesinato, Grigoryeva había sido fijada como objetivo por la web Saw, posteriormente cerrada, que con una estética basada en la franquicia de terror homónima mostraba una lista de personas LGTBI rusas «que cazar», en la que aparecían todos sus datos personales. La información, que era recopilada por los propios usuarios de la página, servía además para chantajear a quienes aparecían en la lista, pues debían pagar determinada cantidad para ser borrados de la misma. Se produjeron numerosas denuncias por agresión por parte de víctimas cuyos datos habían aparecido en la página.

Según su compañero activista Dinar Idrisov, Grigoryeva también denunció ante las autoridades policiales las amenazas de muerte y su aparición en la lista de Saw, sin que conste que se iniciara ninguna investigación al respecto. El 21 de julio del año pasado se encontró su cadáver cerca de su domicilio en San Petersburgo. El cuerpo presentaba marcas de ocho puñaladas, así como de estrangulamiento, que mostraban la brutalidad y enorme violencia con que había sido asesinada.

La policía localizó a un sospechoso, que confesó el crimen. Aseguró haber actuado bajo los efectos del alcohol y en solitario, en el transcurso de una pelea con la víctima. A pesar de la insistencia de los activistas y del delegado de Derechos Humanos de San Petersburgo, las autoridades rechazaron investigar una posible motivación de odio LGTBIfobo en los hechos. La organización Exit sospecha que el condenado eligió la confesión que más le convenía para reducir su pena y no descartan el móvil LGTBIfobo o la participación de más autores en el crimen. Por todo ello han anunciado la interposición de un recurso contra la sentencia.

La muerte de Grigoryeva conmocionó a la comunidad LGTBI internacional y provocó un rechazo generalizado. Entre las recciones de condena se cuenta la del ministerio de Asuntos Exteriores español, que a través de las redes sociales declaraba que «no se pueden consentir la violencia ni la persecución por motivos homófobos ni de odio».

Lo que está claro es que es inevitable desligar el asesinato de Yelena Grigoryeva de la trayectoria de políticas fuertemente LGTBIfobas en Rusia. La persecución social se ve alentada con leyes que prohíben el mero hecho de informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que permiten que quienes simplementeMientras tanto, el mismo código penal y los mismos jueces permiten que quienes simplemente enarbolan la bandera arco iris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionadosincluso encarcelados.  Además de la violencia institucional, las víctimas de la LGTBIfobia, por su parte, se encuentran en total indefensión  ante la laxitud e inoperancia, cuando no connivencia, de las autoridades (y de la policía) que incluso tratan de invisibilizar las motivaciones de los agresores.. Por no hablar de la especial persecución que sufren las personas LGTBI  en la república rusa de Chechenia.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Una mujer trans, asesinada el pasado sábado por su pareja, última víctima de la violencia de género en Asturias

Jueves, 17 de septiembre de 2020

combo-fallecida-klvF--624x352@El ComercioEl portal donde ocurrieron los hechos, el número 8 de la plaza de Primo de Rivera, parte del edificio Salesas. En el círculo, la víctima, Susana Criado. / MARIO ROJAS

La última víctima de violencia machista en el Principado de Asturias, asesinada el pasado sábado en Oviedo, ha sido una mujer trans. Se llamaba Susana Criado, y tenía 60 años. Y es que, por desgracia, numerosas mujeres trans, además del odio tránsfobo, sufren la violencia de género ejercida contra ellas por sus parejas o sus exparejas hombres. 

Según recoge El Comercio, la tarde del pasado sábado Susana contactó con dos amigas, a las que pidió ayuda desde la calle después de que su pareja la echara de casa. Cuando una de ellas llegó a las puertas del edificio, en la Plaza Primo de Rivera de la capital asturiana, fue testigo de como el presunto asesino forcejeaba con Susana y la introducía de nuevo en el portal. Todo apunta a que allí la golpeó, dejándola herida de muerte. «Yo no vi el golpe, la pegó justo en el portal, pero sé que quedó registrado en las cámaras de seguridad y que el guarda del edificio dijo que iba a llamar a la Policía con la que estaba armando», relató la testigo. Con la víctima agonizando y su agresor visiblemente agitado, acudieron los sanitarios y los agentes de policía. «Tenía mal aspecto, no respiraba y poco a poco se fue apagando hasta que se desvaneció», añadió la mujer. Susana fallecía a los pocos minutos, ya después de ingresar en el Hospital Central de Asturias.

Todo indica que Susana Criado, como tantas y tantas mujeres trans, se encontraba en una situación extremadamente vulnerable. Personas que la conocían creen que su pareja la obligaba a mendigar. Algunos vecinos han relatado además episodios de malos tratos y palizas.

El presunto agresor de Susana fue detenido inmediatamente, pasando este martes a disposición judicial.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

El número de personas trans asesinadas este año en Estados Unidos (la mayoría mujeres) iguala ya al de todo 2019

Miércoles, 26 de agosto de 2020

Protesta-Marcha-Dia-Transfobia-realizada_LRZIMA20130608_0002_11Esto sí es invisibilizar a las mujeres, “amigasTERFs

Han bastado poco más de siete meses para que el número de personas trans asesinadas en Estados Unidos supere el de todo 2019. Al menos 28, 23 de ellas mujeres (en 2019 fueron asesinadas 26 personas trans), según el recuento de la organización National Center for Transgender Equality. La entidad denuncia además que la violencia tránsfoba se ceba, muy en particular, con las mujeres negras y latinas.

Estados Unidos no es, por desgracia, el país con mayor número de personas trans asesinadas. Según los datos de Transgender Europe, tanto en 2018 como en 2019 Brasil y México superaron a su vecino del norte en esta macabra estadística, y es previsible que así siga siendo en 2020. Pero el hecho de que en la primera potencia mundial las cifras sigan siendo tan desgarradoras, de que la tendencia siga en aumento y de que ocurra, además, en el contexto de una feroz transfobia impulsada por organizaciones de diverso signo convierte en dato en especialmente inquietante: 28 personas trans asesinadas (23 mujeres, 4 hombres y una persona no binaria).

«Las personas trans, y especialmente las mujeres negras y latinas, son marginadas, estigmatizadas y criminalizadas en nuestro país. Sufren violencia a diario y temen acudir a la policía en busca de ayuda», ha denunciado Rodrigo Heng-Lehtinen, vicedirector ejecutivo del National Center for Transgender Equality, que ha señalado además la responsabilidad de la fuerzas policiales a la hora de no proteger adecuadamente a las personas trans y les ha exigido cambios profundos. «Pero las reformas deben ir más allá si se quiere terminar con el racismo sistémico y la transfobia que empujan a tantas personas trans de color a situaciones vulnerables, sin vivienda estable, sin trabajos seguros y sin hogares en los que se sientan queridas. Nadie debería ser obligado a vivir con miedo», ha añadido, destacando la necesidad de abordar la discriminación tránsfoba de una manera integral, atendiendo no solo a los aspectos de seguridad policial, sino al derecho a una vivienda o a un trabajo digno que permita a las personas trans salir de la marginalidad.

En este sentido no esta de más recordar, una vez más, que la violencia contra las personas trans y género-diversas se entrelaza con frecuencia con la ejercida en función de otros ejes de opresión, como el racismo, el machismo (el grueso de las víctimas del odio tránsfobo son mujeres, en Estados Unidos y en el resto de países del mundo), la xenofobia o el desprecio hacia las trabajadoras del sexo. Según denunció Transgender Europe a finales de 2018, aunque en dos tercios de las víctimas identificadas entre 2008 y 2018 se desconocía su actividad profesional, del resto la mayoría (646) eran trabajadoras sexuales. Y si nos atenemos por ejemplo a los datos de Francia, Italia, España y Portugal, países tradicionalmente receptores de personas LGTB de África y América Latina, el 65% de las víctimas trans asesinadas durante ese periodo eran migrantes.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Un joven gay de Ecuador, brutalmente asesinado a puñaladas por un militar con quien se había citado.

Lunes, 24 de agosto de 2020

índiceJavier Viteri de 22 años murió por las 89 puñaladas que le asestó un hombre. La Fiscalía investiga el hecho como un asesinato, pero los defensores de derechos LGBTI piden que se juzgue como un delito de odio.

Terrible noticia la que nos llega desde Ecuador, donde un chico gay de 22 años, Javier Viteri, ha sido brutalmente asesinado en lo que a todas luces parece ser un crimen de odio. Cuando Javier le comentó a sus padres que era homosexual, estos reaccionaron internándolo en una clínica para «curar» su orientación, y después le echaron a la calle. El pasado 28 de mayo, el joven concretó una cita con un militar en Arenillas —el cantón de la Provincia de El Oro donde residía— y, apenas treinta minutos después, fue brutalmente asesinado por el susodicho hombre, quien le asestó 89 puñaladas en todo el cuerpo y huyó rápidamente del lugar.

Javier Viteri, un joven gay que trabajaba como auxiliar de medicina en el consultorio Médico Odontológico Salud y Vida en Arenillas (Ecuador), soñaba desde pequeño con estudiar en la universidad para convertirse un día en médico cirujano.

Javier Viteri nació en Santa Rosa, pero toda su vida vivió en Arenillas. Fue hijo de Javier Viteri y Bielka Alburqueuqe. El fallecido era el mayor de dos hermanos. Sus estudios primarios los realizó en el centro educativo Santo Tomas de Aquino y los secundarios en el colegio Militar Héroes del 41. Actualmente realizaba en preuniversitario en la Universidad Católica de Cuenca.

Tenía 22 años y llevaba seis meses viviendo en un pequeño apartamento alquilado en el centro del Cantón Arenillas, en Ecuador. El pasado 28 de mayo estuvo chateando en la aplicación Messenger de Facebook con un militar llamado Hilmar Corozo, y pasó un rato jugando a los videojuegos con tres amigos que habían ido aquel día a su casa.

Un par de horas después, Hilmar soldado en el cuartel de las Fuerzas Armadas BI Constitución— le comentó a Javier que a las diez de la noche iba a ir a visitarle. Aquel anuncio alegró a la joven víctima, que le pidió entonces a sus amigos que se sentaran un rato fuera de la casa, mientras él se veía con su visita. Media hora después de que Hilmar entrara a la casa de Javier, sus amigos vieron salir corriendo del apartamento al militar, que llevaba con él la mochila que uno de los colegas de la víctima había dejado en su casa. Pensando que podía tratarse de un ladrón, los tres jóvenes salieron detrás de Hilmar y recorrieron varias manzanas intentando alcanzarlo pero no lo lograron, pasaron por el parque Las Mercedes, un hombre en moto los ayudó a intentar atrapar a Corozo pero no lo alcanzaron. “Estábamos a unos 30 metros aproximadamente de la entrada al departamento, esperando que Slater termine con su visita y seguir jugando play station, pero luego de unos 25 a 30 minutos observamos que salió el individuo que ingresó, llevaba consigo unas mochilas, por lo que, le habían llamado la atención”, explicó a los policías Roiman Tene, amigo del fallecido. “Yo ya estaba cansado, los perros ladraban”, dijo Royman Tene en la audiencia  realizada el 28 de mayo de 2020. En el trayecto Corozo tiró la mochila y Tene la  recogió. Cansados, decidieron regresar a casa de Javier, sin sospechar aún que su amigo había sido asesinado.

 

rd.php

Al llegar al edificio, consiguieron que unos vecinos les abrieran el portal y entre los tres lograron forzar la cerradura de la puerta del apartamento, ya que ninguno de ellos tenía la llave. Cuando accedieron al interior, encontraron horrorizados el cadáver de Javier, que estaba en ropa interior, a solo unos pasos de su cama y cosido a puñaladas.

Al recibir la alerta el ECU – 911, coordinó la emergencia con personal de la Dirección de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased), que llegaron para realizar el levantamiento del cadáver. En la parte exterior de la vivienda, se encontró prendas de vestir como una bermuda tipo jean azul y un par de zapatos deportivos color lila, que tenia manchas rojas. En la calle también hallaron zapatillas con sangre. «La escena era macabra. El perpetrador le ha propinado muchas heridas con arma blanca, tanto en la parte de su cuello, como en su espalda o su caja abdominal. Hubo mucha sangre en el lugar», indicó el coronel William Posso, jefe del Comando de Policía de El Oro, justo después de que la Policía Nacional se personase en el domicilio y se procediera al levantamiento del cadáver. La autopsia reveló que Javier había recibido 89 puñaladas.

Los agentes de criminalística que examinaron el apartamento de Javier encontraron en él tres cuchillos con restos de sangre, dos preservativos usados y lubricante. El presunto asesino, de diecinueve años de edad, fue detenido poco después en el fuerte militar de Arenillas.

Los agentes conocieron que el sospechoso se encontraba en el cuartel militar. Lograron conocer que al celular Kevin Sánchez Viteri, primo del fallecido, llegaban todos los mensajes de las redes sociales de Javier Viteri, pues le dio sus contraseñas. Kevin mostró que su primo escribió la misma noche del miércoles 27 de mayo con un ciudadano de nombres Hilmar Corozo, con la finalidad de encontrarse en el departamento.

Precisamente, los agentes mostraron la foto de Corozo a los testigos y ellos lo reconocerían como la persona que persiguieron. Esto motivó a los agentes a realizar un allanamiento y capturar a un ciudadano, que fue identificado como la persona que salió del departamento.

En poder del detenido decomisaron cuatro celulares, además en su cuerpo y en el área del baño se localizaron otras manchas rojas.

El capitán Marco Egas, jefe de la Dinased de El Oro, indicó que encontraron el celular de Javier, principal indicio para incriminarlo. Egas, explicó que están investigando la relación que llevaba Javier con Hilmar, “pero nosotros estamos poniendo como asesinato por robo, porque se halló el celular de la víctima”, dijo el jefe policial.

Se presume que no era la primera vez que el conscripto visitaba a Javier en su cuarto, al parecer tenían algún tipo de relación sentimental, aunque aunque esto será investigado por la policía.

El fiscal Sixto Minga investiga el caso. Corozo tenía que declarar el 11 de junio en la fiscalía, pero no asistió. Michael García, abogado de la familia Viteri, cree que no lo hizo por estrategia de su defensa. Parte de la evidencia que revisa el fiscal Minga son las páginas de Facebook y los celulares de Viteri y Corozo. Viteri, de 22 años, era un hombre homosexual. Pedro Gutiérrez, abogado experto en derechos de la comunidad LGBTI, dice que su asesinato es un mensaje simbólico sobre lo que significa ser un hombre gay y enfrentar la discriminación y la violencia que aún hay en el Ecuador.

En un principio, el fiscal Sixto Minga, encargado de investigar el caso, acusó al detenido de robo agravado con muerte subsecuente. Por su parte, el juez dispuso el inicio de la instrucción del caso por el delito de asesinato y dictó prisión preventiva para el detenido.

crimen_en_arenillas_le_metieron_89_punaladas

No obstante, son varias las instituciones, grupos de activistas y asociaciones LGTBI de Ecuador que consideran que existen indicios suficientes para hablar de un crimen de odio por homofobia, y piden que Hilmar sea juzgado como tal. «La Defensoría del Pueblo insta a las autoridades competentes, en especial a la Fiscalía, a que las investigaciones pertinentes consideren los hechos expuestos como un delito de odio, de conformidad con la legislación penal ecuatoriana. Así también, se exhorta a que las y los funcionarios encargados de las investigaciones realicen su trabajo de forma imparcial, sin prejuicios ni estereotipos de género o por orientación sexual», señalaba la Defensoría del Pueblo a través de un comunicado publicado en su web.

Por otra parte, integrantes de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI ha solicitado la pena máxima para el presunto autor del asesinato. Consideran que debido a las 89 puñaladas recibidas no se trataría simplemente de un caso de robo, como inicialmente informaron las autoridades judiciales de la provincia de El Oro, sino más bien de un “crimen que muestra saña, odio y menoscabo por una persona que tenía una orientación sexual diferente a la normada”, explican en un comunicado. Por ello solicitan que en este caso se aplique la pena máxima de 26 años de prisión.

Sobre el joven asesinado, la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI detalla que de acuerdo a declaraciones de sus vecinos y amigos fue muy maltratado por sus familiares, lo internaron en autodenominadas ‘clínicas de reconversión’ y finalmente lo expulsaron del hogar.

Viteri murió a pocos días que comience junio, el mes del orgullo gay, y de cumplirse los 51 años de que la Policía allanara el Stonewall Inn, en Greenwich Village, Nueva York, golpeando a los clientes y provocando protestas que duraron cinco días. Ahí se forjaron los movimientos por los derechos de la población LGBTI en Estados Unidos. En Ecuador, en el mes del orgullo se celebra la aprobación del matrimonio igualitario en 2019.

Fue un gran paso: hace apenas 22 años la homosexualidad dejó de ser un delito en el país, aunque la despenalización se dio porque el Tribunal de Garantías Constitucionales consideró a las personas homosexuales como enfermos mentales que no podían ser juzgados penalmente. Pero a pesar de la gran victoria, la violencia y discriminación contra las personas de las comunidades LGBTI persisten.

Gutiérrez dice que el robo de la mochila podría distraer de lo que verdaderamente ha pasado: una persona fue asesinada porque su orientación sexual era homosexual. Según un documento de la Alianza de los Derechos Humanos Ecuador, conformada por más de 20 organizaciones defensoras de derechos, “este caso no puede ser subregistrado por parte del Estado”: la muerte de Viteri es un delito de odio.

Un delito de odio es un acto de violencia física o psicológica de odio contra una persona por su nacionalidad, etnia, lugar de nacimiento, edad, estado civil, identidad cultural, discapacidad, estado de salud, vivir con VIH, por su condición migratoria, identidad de género u orientación sexual. Según el Código Integral Penal, si provoca la muerte, la sanción es de 22 a 26 años de prisión. La sentencia por asesinato es la misma, pero Pedro Gutiérrez dice que juzgar la muerte de Viteri como un acto de odio ayudaría a entender la violencia por prejuicio y la persistencia de la homofobia en la sociedad ecuatoriana.

La violencia y asesinatos a personas LGBTI no empiezan ni terminan con Javier Viteri. Danilo Manzano, activista LGBTI y director de la organización Diálogo Diverso, dice que la muerte de Viteri se hizo mediática pero hay muchos actos de odio que nadie conoce. En 2019 hubo 11 asesinatos a personas de la población LGBTI, tres intentos de asesinato y 4 casos de secuestro y tortura, según un informe de la Asociación Silueta X.

Además, el informe dice que 2019 fue un “año de terror” porque superó en un 500% los datos recopilados en años anteriores. Stephano Espinoza, del colectivo Guayaqueercity, dice que la noticia de la muerte de Viteri se conoció  luego de tres o cuatro días por las redes sociales —mientras tanto, hubo un silencio completo en los medios de comunicación.

Entre los actos de odio que no se conocen porque tampoco se denuncian (o si se denuncian las investigaciones no avanzan), están el caso de una persona homosexual a quien en mayo de 2013 la despidieron de su trabajo por su orientación. En Manta, en noviembre del mismo año, a una persona transgénero le impidieron el ingreso a un lugar público por cómo iba vestida. Un hombre homosexual de 18 años fue detenido por policías en noviembre de 2012 y abandonado en las afueras de Quito. Casos como estos se repiten sin que nos enteremos.

Los actos de odio hacia la población LGBTI también se cometen dentro de sus familias. Según, Pedro Gutiérrez, una de las primas de Viteri contó que en su adolescencia, la familia lo internó en una clínica de deshomosexualización “es algo que el abogado ni la familia se han pronunciado, ni han dicho nada” dice Gutiérrez. En Ecuador está prohibido el funcionamiento de clínicas de “conversión” pero en la clandestinidad todavía atienden. En estos lugares las personas sufren torturas, golpes, insultos y hasta violaciones en intentos de volverlos heterosexuales.

Descansa en paz, Javier.

Fuente Agencias/GK/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Elena Milashina, la periodista que reveló la persecución contra los homosexuales en Chechenia, amenazada por el presidente Kadýrov

Martes, 28 de abril de 2020

Elena_Milashina_IWOC_award_2013La vida de Elena Milashina, la periodista rusa que sacó a la luz los secuestros, torturas y asesinatos de homosexuales en Chechenia, podría correr peligro. Ramzán Kadýrov, el presidente de la república rusa del Cáucaso, la ha amenazado de muerte por un nuevo reportaje de investigación sobre su gestión de la pandemia de coronavirus. Los Gobiernos de Alemania y Francia han pedido a Rusia que investigue los hechos y proteja a Milashina. Desde que la periodista reveló la existencia de una persecución organizada contra la población homosexual, se han confirmado varias oleadas de represión homófoba promovida por las autoridades chechenas.

Hace ahora tres años, en abril de 2017, la comunidad internacional se estremeció ante las noticias publicadas por la periodista rusa Elena Milashina en el diario ruso Novaya Gazeta, que apuntaban a una persecución orquestada por las autoridades chechenas contra su población homosexual. A partir de ese momento, salieron a la luz informaciones que indicaban la existencia de auténticos campos de concentración en Chechenia, donde se detenía y torturaba a personas «sospechosas» de ser homosexuales para que delataran a otros miembros del colectivo. Mientras que algunos de los detenidos murieron en dichos campos, otros fueron asesinados por sus familias en lo que se conoce como «crímenes de honor».

A pesar de las numerosas peticiones a nivel internacional, las autoridades de Rusia no han abierto ninguna investigación oficial en relación a lo sucedido en la república caucásica. En diciembre de 2018, por ejemplo, la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) publicaba un informe que consideraba probada la existencia de pruebas manifiestas de la persecución, tortura y ejecución de personas homosexuales en Chechenia, acusando a las autoridades rusas de una ausencia de voluntad política para esclarecer los hechos y depurar responsabilidades. Una dejación que alentaba una segunda oleada de violencia homófoba desde enero de 2019.

Las informaciones de Milashina, la primera en alertar de esta situación, le han costado caras. En febrero fue agredida a golpes por una turba de quince personas en un hotel de Grozni, la capital de Chechenia, junto con la abogada Marina Dubrovina. Ahora la ha puesto en el punto de mira el propio presidente checheno Kadýrov, que desde su cuenta de Instagram ha advertido: «Si quieres que cometamos un crimen y nos convirtamos en criminales, dilo y ya está». La amenaza se producía después de que Milashina publicara un artículo alertando sobre la represión con la que el régimen checheno está gestionando la crisis producida por la pandemia de coronavirus.

Los responsables de Derechos Humanos de los Gobiernos alemán y francés han pedido a Rusia que investigue las amenazas de Kadýrov. La república caucásica, que disfruta de un elevado nivel de autonomía, forma parte de la Federación Rusa, aunque en las relaciones entre Moscú y Grozni intervienen muchos factores e intereses mutuos. Desde el año 2000 han sido asesinados cinco empleados del Novaya Gazeta, entre ellos la periodista Anna Politkóvskaya en 2006.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tres nuevos asesinatos de mujeres trans en Puerto Rico

Lunes, 27 de abril de 2020

Protesta-Marcha-Dia-Transfobia-realizada_LRZIMA20130608_0002_11Tres mujeres trans han sido asesinadas en Puerto Rico durante este mes de abril. Dos de ellas recibieron disparos de bala y sus cuerpos aparecieron calcinados en un vehículo el pasado martes. En las últimas horas ha trascendido también la noticia de la muerte de una tercera mujer, cuyo cuerpo apareció colgado y lleno de hematomas en un centro correccional. Tres nuertes que ocurren pocas semanas después del asesinato de otra mujer trans, acribillada a balazos también en Puerto Rico, después de que su imagen se difundiera en redes sociales por usar un baño público femenino.

La ola de transfobia no remite en Puerto Rico. Apenas una semanas después del bárbaro asesinato de Neulisa Alexa Luciano después de que su imagen se difundiera en redes sociales por usar el baño que correspondía a su identidad de género, nos llega la noticia de tres nuevas muertes de mujeres trans. En la madrugada del pasado martes eran asesinadas Serena Angelique Velázquez, de 32 años, natural de Nueva York, que se encontraba de vacaciones en la isla, y Layla Peláez, de 21 años, que también había vivido en Nueva York pero que llevaba dos meses en Puerto Rico. Acribilladas a balazos, sus cuerpos fueron encontrados calcinados en el vehículo propiedad de la madre de una de ellas en Humacao, al este de la isla, al que los asesinos habrían prendido fuego. Por el momento no hay detenidos. El Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad (CABE) ha exigido a las autoridades que se investigue la posible motivación tránsfoba en el asesinato.

Uno de sus portavoces, el conocido activista Pedro Julio Serrano, ha querido difundir en Twitter, a modo de homenaje, un fragmento de un vídeo publicado en YouTube por una de las mujeres asesinadas, en el que esta habla (en inglés) de la importancia de la autoestima y el amor propio:

El propio Pedro Julio Serano difundía también en Twitter la noticia del asesinato de Penélope, una mujer trans de 31 años, cuyo cuerpo fue encontrado ahorcado con signos de violencia el pasado 13 de abril pasado en el complejo correccional de Bayamón:

«Recién nos enteramos de que otro miembro de nuestra comunidad LGBTTIQ ha sido asesinado. Se trata de Pablo Díaz Ramírez, a quien llamaban Penélope. Ya no queda dudas, esto se trata de una epidemia de violencia anti-LGBTTIQ. La Policía tiene la obligación de divulgar el estatus de las investigaciones de al menos ocho asesinatos, una muerte sin causa determinada y varios ataques en los que personas LGBTTIQ han sido heridas desde enero de 2019», ha declarado Serrano a Metro Puerto Rico.

El asesino de Penélope, José Villafañe Cotto, de 32 años, ha recibido cargos por asesinato y destrucción de evidencia, informó la Policía. El reo confeso utilizó un pedazo de tela para estrangular a Penélope. Después, destruyó la evidencia utilizada para cometer el crimen. La jueza Eilyn Torres Ríos, del Tribunal de Primera Instancia de Bayamón, determinó causa en todos los delitos y le fijó una fianza de $1,000,000. Posteriormente, ordenó su reingreso al Complejo Correccional, hasta el día de la vista preliminar pautada para el 22 de junio.

De los ochos asesinatos que menciona Serrano, cinco corresponden a personas trans y han ocurrido en el espacio de unas pocas semanas: los ya mencionados de Neulisa Alexia Luciano, Serena Angelique Velázquez, Layla Peláez y Penélope Díaz, al los que se suma el de Yampi Méndez, (cuyo nombre de nacimiento era Angélica Marie Méndez Arocho ) un joven trans de 19 años asesinado en Moca, al noroeste de Puerto Rico.El crimen ocurrió a eso de las 8:30 p.m. del jueves, en la carretera PR-4444, del sector El Limón, del barrio Cuchillas de Moca, cerca de un parque de pelota.

índiceYampi Méndez

Además, el Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad (CABE) volvió a reclamar al Negociado de la Policía que trate con sensibilidad los casos que pudiesen involucrar a miembros de la comunidad LGBTTIQ, ya que pudieron haber vuelto a fallar en identificar como mujer a Yampi

Según el activista homosexual Pedro Julio Serrano, “los protocolos de la Policía y Justicia sobre los crímenes en contra de personas LGBTTIQ establecen que se investigue el ángulo de odio en estos casos. Si el trato de este asesinato de Yampi se suma al mal manejo del asesinato de Alexa, estamos hablando de una crisis de confianza de las comunidades LGBTTIQ hacia la Policía, porque están incumpliendo con sus propios protocolos de atender con dignidad y sensibilidad los casos con la comunidad trans”. El activista hizo mención al caso de Alexa, pues la Policía lo trató como un crimen de un “hombre con falda” y su deceso fue incluido en las estadísticas de asesinato de varones adultos.

Para sostener sus argumentos, el grupo CABE divulgó el protocolo para atender a los miembros de la comunidad LGBTTIQ. El mismo establece el proceso para identificar a algún miembro de este grupo y comenzar la pesquisa basada en un crimen de prejuicio o de odio. Por ello, el abogado Osvaldo Burgos afirmó que se requiere un trato digno a la comunidad LGBTTIQ y el cumplimiento de lo establecido en la Reforma de la Policía.

114141_gay“Pedimos encarecidamente a los medios y a las autoridades que utilicen pronombres neutrales si no conocen la identidad o expresión de género de las víctimas. Aún no sabemos cuál es el móvil de este asesinato, ya que hay informaciones de que Yampi tuvo una discusión con una mujer antes de su muerte y ella ha sido entrevistada por las autoridades. Cualquiera que sea el caso, es muy probable que Yampi haya sido miembro de nuestras comunidades LGBTTIQ y exigimos un trato digno a su identidad y expresión de género”, expresó.

Por su parte, la portavoz de Matria, Amarilis Pagán, agregó que “las comunidades LGBTTIQ están atravesando un momento sumamente difícil tras el vil asesinato de Alexa, por lo que levantamos bandera ante el asesinato de Yampi en Moca de que se pudiera tratar de una persona de nuestras comunidades. Aunque su familia y las autoridades identifican a la víctima como mujer, en sus redes sociales, Yampi tenía una expresión de género como hombre, utilizaba pronombres masculinos y podía ser percibido como un hombre trans. En todo caso, exigimos que las autoridades no descarten ningún ángulo en su pesquisa”.

Fuente Dosmanzanas/Primera Hora

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El estado de Washington aprueba prohibir la defensa por «pánico insuperable» en los delitos contra las personas LGTBI

Martes, 17 de marzo de 2020

BD297F9C-8AF2-4F16-8CCE-CD2FD763E7B3El Senado del estado de Washington, en el noroeste de Estados Unidos, ha aprobado un proyecto de ley, procedente de la Cámara de Representantes, para prohibir la alegación de «pánico gay» o trans como atenuante de un delito. Se trata de una de las estrategias de defensa legal más utilizadas por los asesinos de personas LGTBI, que argumentan haber cometido el crimen cegados por un miedo insuperable tras el acercamiento de una persona de la que supuestamente descubren en ese momento que es homosexual o trans. La iniciativa lleva el nombre de Nikki Kuhnhausen (en la foto), una adolescente trans asesinada con 17 años en 2019. Nueve estados de Estados Unidos ya han introducido leyes para acabar con estos casos.

El caso de Nikki Kuhnhausen conmocionó a la sociedad del estado de Washington. La joven de 17 años desapareció en junio del año pasado, pero sus restos mortales no se localizaron hasta diciembre, en un bosque cercano a la localidad de Vancouver junto a Portland. La investigación reveló que Kuhnhausen fue estrangulada por un hombre de 25 años que presuntamente pretendía mantener relaciones sexuales con ella. El acusado declaró a la policía que al saber que la adolescente era una mujer trans, se sintió «realmente incómodo» y que la revelación lo «trastornó».

Un ejemplo más de la estrategia de defensa legal de «pánico trans» o gay, según el caso, que los asesinos de personas LGTBI utilizan con frecuencia. Aunque en esta ocasión, gracias a la iniciativa de la madre de la víctima, el terrible suceso tendrá consecuencias. Al conocer la declaración del presunto homicida, Lisa Kuhnhausen-Woods comenzó a hacer campaña por la prohibición de los atenuantes por miedo insuperable, y sus esfuerzos han cristalizado en un proyecto de ley aprobado por ambas cámaras del legislativo estatal y que ya solo aguarda la firma del gobernador.

La norma, que lleva el nombre de Nikki, fue discutida y aprobada en la Cámara de Representantes el pasado 12 de febrero por 90 votos a favor y solo cinco en contra. En el Senado, el apoyo ha sido igual de abrumador y bipartito. El pasado miércoles, 46 senadores respaldaron la medida frente a tres que se opusieron. El proyecto solo aguarda ya la firma en las próximas semanas del gobernador demócrata Jay Inslee.

Washington se convertirá, previsiblemente, en el décimo estado en aprobar una ley de este tipo. El primero fue California, en 2014, seguido por Illinois, Rhode Island, Connecticut, Hawái, Maine, Nevada, Nueva York y Nueva Jersey. Además, otros cinco estados debaten actualmente normas similares. Fuera de Estados Unidos, Nueva Zelanda adoptó la prohibición de la defensa por «provocación» en 2009 y en Australia, todos los territorios ya han aprobado leyes contra las defensas por «insinuación homosexual» salvo Australia Meridional, donde actualmente se discute el asunto.

«Pánico gay»: un largo historial de uso

La defensa por «pánico gay», en sus diferentes variantes, ha sido y sigue siendo muy utilizada. En España, sin ir más lejos, permitió que Jacobo Piñeiro, asesino de dos chicos gais en Vigo en 2006 (a los que asestó 57 puñaladas, para luego prender fuego a su casa) fuera absuelto por un jurado popular en 2009. Por fortuna la justicia obligó a repetir el juicio con un nuevo jurado, y Piñeiro fue finalmente declarado culpable de doble asesinato y condenado a una pena de 58 años de cárcel, una sentencia que fue luego confirmada por el Tribunal Supremo. El alto tribunal estimó, tal y como ya había resuelto antes el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, que el recurso de Piñeiro se hallaba «completamente huérfano de fundamentación», tanto por las atenuantes invocadas de «miedo insuperable, trastorno mental transitorio y superación de una situación límite que le hacía temer por su vida» como porque los motivos formulados carecían «de amparo procesal».

En Estados Unidos, la defensa por «pánico gay» ha sido utilizada en muy diversas ocasiones, empezando por el terrible asesinato de Matthew Shepard en 1998, cuya brutalidad ocasionó un fuerte movimiento de protesta. Este movimiento culminó en 2009 con la ley que lleva su nombre, por la que se incluye la orientación sexual de las víctimas en la lista de delitos de odio. La misma defensa fue utilizada por los abogados de Brandon McInerney, un muchacho de 14 años que asesinó su compañero de instituto Lawrence King, aunque al final, tras un acuerdo, fue condenado a 21 años de cárcel. Y también ha sido usada por la defensa de Lawrence Reed, acusado en marzo de 2013 del asesinato de Marco McMillian, primer candidato abiertamente gay a la alcaldía de Clarksdale, Misisipi.

En junio de 2013, la sección de justicia criminal de la Asociación Americana de la Abogacía (American Bar Association) propuso precisamente a sus miembros una serie de medidas contra el uso de esta estrategia, incluyendo la recomendación de medidas legislativas como la aprobada ahora en Washington. La propuesta fue aprobada de forma unánime en agosto de 2013 por la asamblea de dicha organización, a la que están afiliados más de 400.000 abogados.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Documental de Netflix analiza el asesinato de Gabriel Fernández a mano de sus padres por «ser gay»

Miércoles, 26 de febrero de 2020

gabriel-fernández-netflix1-600x359El gigante de streaming Netflix acaba de lanzar un avance de su próximo documental sobre el asesinato de Gabriel Fernández.

La madre de Gabriel, Pearl Fernández, y su novio, Isauro Aguirre, fueron declarados culpables de torturar hasta la muerte al niño de 8 años por pensar que éste era gay. Fernández, de 34 años, fue sentenciada a cadena perpetua, mientras que Aguirre, de 37 años, fue condenado a la pena de muerte.

«Este caso es muy emotivo, agradeceremos a las personas sensibles abandonar la sala«, es la petición que el alguacil de la Suprema Corte de Los Ángeles realizó durante el primer día del jucio del niño de Pamdale. Con estas palabras inicia el trailer del documental que estará disponible en la plataforma a partir del 26 de febrero.

Las autoridades del sur de California que respondieron a una llamada al 911 en 2013 encontraron a Gabriel desnudo en una habitación. Tenía el cráneo agrietado, tres costillas rotas y balines BB incrustados en el pulmón y la ingle. Murió dos días después de sus heridas en un hospital.

gabriel-fernández-netflix-600x397

Durante el juicio de Aguirre, los fiscales le dijeron al jurado que odiaba a Gabriel porque sospechaba que el niño era homosexual. Los mensajes de texto entre la pareja demuestran que conspiraron para matar a Gabriel, dijeron los fiscales.

El documental The Trials of Gabriel Fernández analiza cómo el sistema falló a un niño que había sufrido repetidos signos de abuso y abandono a largo años. Los fiscales dieron el paso extraordinario de no solo perseguir a los abusadores sino también a los cuatro trabajadores sociales involucrados en el caso.

The Trials of Gabriel Fernández comienza a emitirse hoy miércoles 26 de febrero en Netflix.

Fuente Oveja Rosa

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Condenado el autor de un asesinato homófobo en Montgat (Barcelona) veinte años después de suceder los hechos

Lunes, 17 de febrero de 2020

EuropaPress_2610012_JUICIO_CON_JURADO_EN_LA_AUDIENCIA_DE_BARCELONA_AL_20200124144028-kw0H-U473099779832qjC-992x558@LaVanguardia-WebCristian A., responde en el juicio…

El pasado mes de enero nos hacíamos eco del juicio contra Cristian A., un exmilitar colombiano y simpatizante neonazi que en marzo del año 2000 asesinó en Montgat (Barcelona) a Vitervo A. V., de 45 años, un ciudadano ecuatoriano que llevaba pocos meses trabajando en España, ha sido condenado a 15 años de prisión. En un primer momento se sospechó que la motivación del crimen había sido racista, aunque la investigación posterior reveló la naturaleza homófoba del crimen. El asesino no fue detenido hasta casi 18 años después. La memoria de Vitervo, otra víctima de la violencia homófoba en nuestro país, ha sido por fin recuperada.

El 14 de marzo del año 2000 el diario El País se hacía eco del asesinato de Vitervo, sin que por entonces la posible motivación homófoba apareciera ni siquiera mencionada en la noticia. El cadáver fue descubierto en el piso en el que la víctima cuidaba de un anciano discapacitado por el hijo de este último. Había sido apuñalado con saña y finalmente degollado. Sobre la pared, escrita con la sangre de la víctima, la frase «Hitler tenía razón» y las letras «K K K», siglas del Ku Klux Klan. Todo apuntaba al crimen racista, aunque el propio artículo de El País decía entonces que «hay otros indicios, que los investigadores se reservaron y no quisieron concretar para no dar pistas a los culpables, que pueden llevar a nuevas pistas para resolver el caso». Entre dichos indicios, que se conocieron después, el hecho de ser encontrado desnudo con una flor de plástico colocada en la oreja.

Durante años, sin embargo, nada más se supo. De hecho, la investigación permaneció atascada durante años. Es cierto que tres años después del asesinato, según narraba en 2018 El País, alguien llamó a una prima de la víctima y le hizo escuchar una grabación en la que parecía escucharse su voz suplicando por su vida. La Guardia Civil intervino el teléfono desde el que se hizo la llamada y obtuvo información sobre el tráfico de drogas, pero no pistas sobre el asesinato. No fue hasta 2016 cuando la jueza titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Badalona ordenó la reapertura del caso a los Mossos, que centraron la investigación en los contactos telefónicos de la víctima. Acabaron por localizar a Cristian A., nacido en Colombia (de hecho había regresado a su país), con antecedentes por agresión sexual. Agredía a sus víctimas cuando iban bebidas, y una de ellas denunció que la había grabado pidiendo clemencia. Un patrón que recordaba a lo sucedido con Vitervo. Más tarde comprobaron que desde la casa del anciano al que cuidaba la víctima se había hecho una llamada a un número de teléfono que salía en un anuncio de prensa local que les condujo a un domicilio en Vilafranca del Penedès en el que precisamente vivía por entonces este individuo, que estaba casado.

Los Mossos llegaron además a localizar a varias personas a las que al parecer el asesino les había contado lo que había hecho. Finalmente, pudieron reconstruir lo que sucedió aquel fatídico 8 de marzo. Vitervo quedó con su asesino, al que en efecto conoció a través de un anuncio de contactos. Era un exmilitar que había servido el Ejército colombiano, que también formó parte durante un tiempo del Ejército español, y que simpatizaba con el nazismo. Tras comer y beber en abundancia, Vitervo llevó a su asesino al domicilio del anciano al que cuidaba, y que en ese momento no se encontraba en la casa, con objeto de mantener relaciones sexuales. Allí se produjo el brutal asesinato.

El asesino fue detenido en septiembre de 2018 en Colombia, siendo posteriormente extraditado a España para el juicio, que ha tenido lugar a finales de enero en la Audiencia Provincial de Barcelona ante un jurado popular, y durante el cual Cristian A. ha reconocido los hechos. De acuerdo con la sentencia, conocida esta semana, Cristian A. apuñaló a Vitervo de manera «sorpresiva y rápida», después de que este se desnudara, movido «por el desprecio que le provocaba la orientación sexual de la víctima» y causándole «agonía» previa al fallecimiento. La sentencia subraya además que en el momento de los hechos Cristian A. «era simpatizante de las ideas derivadas del nazismo y del llamado supremacismo blanco, ambas corrientes ideológicas que justifican la violencia contra quienes defienden ideas contrarias». Gracias a su confesión, la defensa de Cristian A. ha logrado disminuir la pena de 20 años que solicitaban Fiscalía y acusación particular hasta los 15 años de prisión. Deberá abonar ademas sendas indemnizaciones de 45.000 y 25.000 euros, respectivamente, al hijo y a la hermana de la víctima.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Asesinaron a dos activistas LGBT en Guatemala

Jueves, 16 de enero de 2020

larryPor Pilar Salazar

El activista gay Larry Stewart Lara, de 49 años, fue asesinado cuando se dirigía con su pareja a almorzar cerca de su casa, sobre la 16 calle y 8 avenida de de Ciudad de Guatemala. Una semana después, le dispararon al activista trans Hanss Acevedo. Ninguno de los asesinatos se investiga como crímenes de odio.

El 31 de diciembre, dos hombres en una moticicleta despojaron a Lara de su celular y luego le dispararon, según el reporte de Bomberos Municipales de la 9 Estación.

Según el Inacif (Instituto Nacional de Ciencias Forenses), murió a causa de heridas producidas por proyectil de arma de fuego el 31 de diciembre. No se está investigando el asesinato como crimen de odio porque se aduce “delincuencia común”, según la policía.

Lara fue cofundador de la organización Lambda en Guatemala, una asociación creada en 2010 por ex integrantes de las bases comunitarias del Proyecto Unidos. Actualmente uno de sus principales enfoques es brindar apoyo a las personas LGBTI en situación de desplazamiento y migración, ofreciendo un espacio transicional, transporte y alimentación.

“Le contabamos nuestros problemas y el veía cómo nos ayudaba, siempre tuvo ese don de ser muy servicial, muy humano”, dijo a Presentes Estuardo Moscoso, un amigo desde hace 20 años.

Extorsionado por pandillas

hans--1188x594

El 9 de enero, Hanss Acevedo fue asesinado a causa luego de no atender una amenaza por extorsión por parte de pandillas. Sucedió en la 22 avenida y 8 calle de la zona 6 de la ciudad capital. Hanss era integrante del Colectivo de hombres trans Transformación y vivía con su pareja y su mamá.

Alex Castillo, director del colectivo Transformación, conocía a Acevedo y era su amigo desde hace 25 años. Menciona que en situaciones como esta es importante contar con leyes para la protección de las personas trans y sus compañeres de vida, pues resalta la mala experiencia que vivió pareja de Hanss al momento de hacer los trámites administrativos para su funeralm pues ni siquiera le dieron permiso de ingresar a reconocer el cuerpo en el Inacif.

“A la hora de empezar todos los trámites legales y demás (para la inhumación), ella fue un cero a la izquierda (pareja de Acevedo)”, contó.

Según un reporte proporcionado por Inacif a este medio, Acevedo falleció a causa de heridas producidas por proyectil de arma de fuego.

A 14 días de haber iniciado 2020 y cuando ya  tomaron posesión las nuevas autoridades en el país -por primera vez dos hombres gais fueron electos; José Hernández (diputado suplente al Parlacen) y Aldo Dávila (Diputado al Congreso)- ya se contabilizan tres homicidios a personas de la población LGBTIQ+ y organizaciones de sociedad civil se manifestaron exigiendo al Estado una pronta investigación de los hechos y castigo a los responsables.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Dos crímenes de odio en la misma región de Guatemala

Miércoles, 11 de diciembre de 2019

doble-crimen-peten-guatemala-894x447Por Pilar Salazar

Dos asesinatos contra personas LGBT+ , un gay y una lesbiana, se perpetraron hace unos días el departamento de Petén (a 497 kilómetros de la ciudad capital de Guatemala).

Elito Rodel Puc era un maestro jubilado de 42 años, gay y de origen beliceño. Había viajado a Guatemala a realizar un paseo y fue decapitado. El mismo día en que se halló su cuerpo, Heidi Soraida Tesucún Tut, una mujer lesbiana de 40 años, fue asesinada con múltiples impactos de arma de fuego en San Benito, también en Petén, donde estaban circulando mensajes de odio.

 ElitoPuc-beliceñoElito Rodel Puc salió de su residencia ubicada en El Arenal, del Benque Viejo del Carmen (Belice) el 28 de noviembre, según contó una fuente cercana a él. Su desaparición fue reportada el día 29. El 4 de diciembre vecinos del barrio Suchitán en Melchor de Mencos, Petén, localizaron la cabeza de Elito. Estaba en estado de descomposición, en el área conocida como la Pileta, según confirmaron autoridades policiales.

El 5 de diciembre, vecinos en la línea de adyacencia limítrofe Melchor de Mencos Petén (Guatemala), y el Benque Viejo del Carmen (Belice); encontraron su cuerpo asesinado. Lo habían atado con un lazo y tenía señales de haber sido torturado.

Elito fue presidente de San José Succotz Village, un pueblo en Belice de población mayoritariamente maya y garífuna. También fue un maestro retirado en Mopan Technical High School. Su último empleo había sido en el servicio de autobuses de Silva como vigilante. El reporte de Migración de Guatemala indica que ingresó a Melchor de Mencos desde Belice el jueves 28 de noviembre a las 18:42.

Aunque el cuerpo de Elito ya fue inhumado, según informó un familiar, las autoridades beliceñas y familiares iniciaron con el proceso para confirmar que se trata de él. Una vez que el ADN esté listo, se repatriarán los restos a su país de origen.

Heidi ya había denunciado amenazas

Heidi Soraida Tesucún Tut era ex agente de la Policía Nacional Civil y originaria de la Colonia Itza. Ya había hecho una denuncia por amenazas de muerte, según informó el subcomisario  Luis Pérez.

Heidi conducía en una motocicleta estilo pasola, desde la colonia Tikal al Barrio 20 de Mayo y Vista Hermosa del municipio de San Benito, cuando le dispararon. Vivía con su pareja y su hijo, y se dedicaba a la venta de productos para fiestas y piñatas.

“Era una una mujer trabajadora, buena hija, buena madre, buena hermana y una gran amiga que aunque no vivía con su papá y mamá siempre estaba pendiente”, dice Emy, una amiga cercana.

Mensajes de odio en Petén

mensaje-elnonostientespeteneroAntes de que se perpetraran estos crímenes contra la población LGBTIQ+, los colectivos ya estaban en alerta y preocupados ante la difusión de un mensaje de odio en Melchor de Mencos, Petén. Circuló por Facebook era una amenaza a las organizaciones de la diversidad sexual para que no realizaran el evento “Mis gay”. Provenía de una página de Facebook llamada “ElNo nos tientes petenero”, que difunde información espuria y sin ningún tipo de filtro. Aunque cuenta con una cantidad considerable de seguidores, en los últimos días esta página fue bloqueada.

Según cuenta Carlos Romero, coordinador de la Red Nacional y parte del Observatorio por muertes violentas, el evento “Mis gay” iba a realizarse por primera vez en Melchor de Mencos. Se había coordinado con la Defensoría de la Diversidad y la Policía Nacional Civil para acompañar el evento, aunque se postergó por motivos que aún no están claros.

Romero dijo a este medio que teme que el asesinato de Elito puede haber sido una advertencia para no realizar el evento. Hasta la fecha ya se contabilizan 18 crímenes de odio en Guatemala.

La Oficina del Procurador de los Derechos Humanos, dirigida por Jordán Rodas, se manifestó a través de un comunicado.

pronunciamiento-PDH

La Defensoría de la Diversidad Sexual de esa procuración, por medio de su representante, Henry España, dijo a este medio que el día miércoles 4 de noviembre fueron alertados por población LGBTIQ del lugar, de la desaparición de Elito. El día viernes fueron informados de la muerte de Heidi. La defensoría también fue alertada de la amenaza. En consecuencia, según indica España, se coordinó con la auxiliatura de Petén y la Policía Nacional Civil la implementación de medidas de seguridad para tal evento en el lugar. A partir de ahora, dijo la fuente, se fortalecerán las acciones de fiscalización hacia el Ministerio Público para que se avance en las investigaciones por el doble crimen de odio.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.