Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Asesinatos’

Se entrega a la Ertzaintza para “colaborar” el sospechoso de un número indeterminado de crímenes en Bilbao

Sábado, 7 de mayo de 2022

stop-lgbtfobia-en-la-iglesiaPesaba sobre él una orden de busca y captura desde diciembre y ha acudido a la Policía “para colaborar” tras ver su imagen en los medios de comunicación

“El colectivo LGTBI de Bizkaia llama a evitar la estigmatización por los asesinatos de Bilbao”

La Ertzaintza apura el interrogatorio al detenido por las muertes en serie de Bilbao antes de entregarlo al juez

Los agentes están convencidos de la autoría del arrestado, que niega su implicación y se ofreció a colaborar en el esclarecimiento de los hechos

El año pasado se contabilizaron 73 delitos de orientación sexual en Euskadi, la mayoría contra hombres homosexuales

La Ertzaintza está apurando el interrogatorio de Nelson David M. B., el joven de 25 años sospechoso del asesinato en serie de entre cuatro y ocho hombres en Bilbao que se entregó en Irún (Gipuzkoa), ya que los investigadores están convencidos de que se trata del autor de los hechos y necesitan reforzar la carga probatoria en una de las investigaciones más peliagudas de la historia de la policía vasca. Sin embargo, el detenido, nacido en Colombia y solicitante de asilo en España —adonde llegó hace más de tres años—, ha negado su implicación en los supuestos asesinatos múltiples y ha mostrado su disposición a colaborar en la investigación. La policía autonómica mantiene al arrestado en la comisaría de Irún (Gipuzkoa), dado que puede permanecer bajo custodia policial durante 72 horas antes de pasar a disposición del juez, que debe determinar qué tipo de delitos imputa al detenido, a quien se le puso en busca y captura por un presunto delito de lesiones.

N.D.M.B, de 25 años, se entregó en la tarde-noche de este jueves en una comisaría de la Ertzaintza para “colaborar” después de haber visto su imagen difundida en los medios de comunicación, según han confirmado fuentes oficiales. Ha acudido a un centro policial en Irún. Se trata del sospechoso en paradero desconocido desde diciembre, cuando se dictó una doble orden judicial de busca y captura contra él por su presunta implicación en un número indeterminado de crímenes de varones de mediana edad con los que contactaba a través de la aplicación móvil Wapo y a los que drogaba con sustancias inhibidoras por un móvil económico. La investigación se inició cuando dos personas aparentemente inconexas se cruzaron.

“Una persona se ha presentado en dependencias policiales para colaborar tras verse en los medios”, indican a este periódico desde la Policía vasca. Agentes de este cuerpo han procedido a su detención para continuar con la investigación, que se mantiene bajo secreto de sumario.

El detenido podría ser acusado de homicidio, ya que la policía sospecha que quedaba con sus víctimas a través de una red social de contactos y que posteriormente les drogaba con éxtasis líquido y les desvalijaba. Otro de los aspectos que deberá aclarar la investigación es si la motivación del presunto autor es estrictamente económica (el robo) o tiene tintes homófobos.

El sospechoso, según fuentes del Departamento vasco de Seguridad, negó ser el autor de los hechos que se le imputan y dijo que había acudido a las dependencias de la Ertzaintza en la localidad fronteriza tras haber visto su fotografía publicada en algunos medios de comunicación y saber que estaba siendo buscado. Inicialmente, solo tiene una orden de detención por un delito de lesiones del Juzgado de Instrucción número 6 de Bilbao, ya que la denuncia de una de sus víctimas en diciembre que logró zafarse del agresor fue la que puso a la policía sobre su pista, y lo relacionó con otros casos similares previos, con resultado de muerte. El detenido, que se encontraba en situación irregular en España, tiene además antecedentes por estafa en 2019 en Bizkaia.

El titular del juzgado ha mostrado su malestar por la difusión de la identidad y la imagen del ahora detenido antes de que llegara a hacerlo la Ertzaintza con autorización judicial. Los investigadores afrontan en esta investigación una dificultad añadida, ya que el hecho de que inicialmente las muertes de las víctimas —cuatro de ellas registradas entre los meses de septiembre y noviembre— fuesen calificadas de “naturales” ha supuesto la pérdida de muchas pruebas y vestigios. “Algunos cuerpos fueron ya incinerados, las autopsias son incompletas y no se realizaron inspecciones oculares en el lugar de los hechos”, advierten fuentes policiales.

El caso tuvo un doble origen. Por un lado, después de la supuesta muerte natural de una persona de 43 años, su familia detectó que continuaba habiendo movimientos en sus cuentas bancarias por parte de un tercero no autorizado. Por otro lado, otra persona logró zafarse de un intento de agresión y pudo aportar algunos datos claves para la identificación del sospechoso.

Con los elementos aportados por este superviviente –‘modus operandi’, el uso de tóxicos, la aplicación que utilizaba para conocer a las víctimas e incluso objetos personales que se había dejado en el domicilio- se decidió realizar un análisis al cadáver y se localizaron restos de la misma sustancia estupefaciente. De este trabajo se encarga el Instituto Vasco de Medicina Legal. Estos hechos se produjeron en otoño y, como se trata de un sospechoso de mucha movilidad que no es originario de Bilbao, en diciembre se cursó ya una alerta a la Policía Nacional, a los Mossos d’Esquadra y a la Policía Foral de Navarra, que es extensiva a nivel internacional al menos en el espacio Schengen de libre circulación europea. Esta orden de busca y captura se emitió en diciembre, hace ya cinco meses, y el investigado continuaba en “paradero desconocido” hasta este jueves por la tarde-noche. De este trabajo de coordinación con cuerpos de fuera de Euskadi habrían aparecido algunos antecedentes de tipo económico en la zona de Levante y en Madrid.

La información oficial se ha administrado con cuentagotas. Fuentes judiciales sí habían confirmado a este periódico que hay dos causas penales abiertas en los juzgados de Bilbao por “homicidio” y que el sospechoso en ambas, que es la misma persona, se hallaba “en paradero desconocido”, por lo que se habían emitido las órdenes de busca y captura. Oficialmente, la posibilidad de facilitar más datos se queda ahí por el secreto que pesa sobre las actuaciones, insisten desde el Palacio de Justicia. En el caso de la Ertzaintza, cuya unidad de Investigación de Bizkaia (conocida por sus siglas SITCB) es la que dirige las pesquisas, la decisión deliberada era no dar ninguna información. El caso estaba bajo siete llaves: ni confirman ningún dato ni se han desmintiendo muchos hilos que no están verificados. De hecho, incluso patrullas de Bilbao afirman no haber recibido ninguna orientación a este respecto en los ‘briefing’ de las últimas semanas.

Así las cosas, a mediodía de este jueves dos medios de comunicación públicos ofrecían sendos cálculos de supuestas víctimas asesinadas muy diferentes entre sí. Las fuentes consultadas recalcan que resulta muy difícil reabrir un ‘exitus letalis’ considerado como natural ya que en muy excepcionales casos se conservan las muestras necesarias para determinar, por ejemplo, la presencia de tóxicos en el organismo. Formalmente, no hay ninguna estimación del número de posibles homicidios más allá de que son dos los procedimientos penales en marcha.

El caso ha generado una gran polémica social en Bilbao y fuera de ella motivada en buena medida por informaciones sensacionalistas. Algunos colectivos LGTBI como Bilbao Bizkaia Harro han pedido “responsabilidad” para no aumentar la “alarma social”. Aratz Castro, portavoz de la plataforma, añade: “Es un error vincular los casos a la supuesta orientación sexual de las víctimas porque así se cae en el error de estigmatizarlas y de hacerlas culpables de lo ocurrido”. En las televisiones han aparecido vecinos sin ningún dato sobre la investigación denunciando la inseguridad de una zona concreta de la ciudad más de medio año después de que se produjeran los hechos y expertos detallando cómo fueron los envenenamientos.

El consejero de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, compareceió este viernes ante la prensa para informar sobre los avances en el esclarecimiento del caso, en principio circunscrito al homicidio de dos hombres en Bilbao, que son las dos causas abiertas en los juzgados. Erkoreka ha subrayado que el secreto judicial que pesa sobre este caso “limita lógicamente” la información que se puede aportar sobre el mismo. No obstante, ha explicado que trasladará a los medios de comunicación y la ciudadanía “lo que es posible trasladar y no perjudicar la investigación”.

La policía vasca ha ampliado de cuatro a ocho las muertes investigadas, por tener un patrón común: las víctimas son varones que supuestamente el autor de los crímenes había localizado a través de una red de citas, les drogaba y les robaba (fueron denunciados por familiares movimientos posteriores en sus cuentas corrientes). La Ertzaintza seguía al menos desde marzo la pista a Nelson David M. B., que se hacía llamar Carlos. Los primeros datos que permitieron identificar a quien se ha convertido en sospechoso de matar en cadena se los dejó olvidados él mismo atrás en su huida, y tras el forcejeo en la casa de la que podía haberse convertido en su quinta víctima conocida. Dentro de la mochila que olvidó en la casa, los policías vascos encontraron documentación y éxtasis líquido, la droga que aparentemente usaba para anular la voluntad de sus víctimas.

Las investigaciones se desarrollan también en la Comunidad Valenciana y en Madrid, donde no se descarta que el sospechoso haya participado en otros hechos delictivos.

El colectivo LGTBI+ denuncia que el caso del supuesto homicida es “la punta llamativa de un iceberg”

La escalada de agresiones violentas que vienen padeciendo la comunidad LGTBI+ en el País Vasco, según denuncian las asociaciones que agrupan a estos colectivos, “no está teniendo la respuesta adecuada de las instituciones públicas”. La comunidad gay no se siente “suficientemente protegida”, afirma Óscar Arroyuelo, miembro de Gehitu (Asociación de Gais, Lesbianas, Trans, Bisexuales e Intersexuales del País Vasco). La investigación abierta contra un presunto asesino en serie que habría participado en la muerte de al menos cuatro hombres homosexuales en Bilbao no hace, añade este representante, más que certificar que los delitos de odio van en aumento en esta comunidad autónoma. El caso del supuesto homicida en serie no debe eclipsar, en su opinión, una realidad palmaria: “Esto ha generado una nueva alarma entre las personas del colectivo y sus allegados”.

En Euskadi se contabilizaron el año pasado 73 delitos relacionados contra la orientación e identidad sexual, el 26,3% de los delitos cometidos. Esta tipología se consolida como la segunda causa más común. La mayoría fueron cometidos contra hombres homosexuales, constata el Informe de Incidentes de Odio de Euskadi 2021, elaborado por la Universidad del País Vasco (UPV) y presentado este pasado mes de abril en el Parlamento por el vicelehendakari y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka.

“Las agresiones son continuas y existe un caldo de cultivo que favorece los delitos de odio”, sostiene Arroyuelo. El colectivo LGTBI+ considera que los hechos relacionados con el individuo al que se trata de detener por la muerte de cuatro hombres en Bilbao son “la punta llamativa de un iceberg” que no puede ocultar la sucesión de “incidentes y agresiones sufridos” por estas personas, asegura en un comunicado. Y cita un ataque sexual padecido por un hombre en Santurtzi y una agresión física en Amorebieta, ambos este pasado fin de semana en localidades de Bizkaia.

 “No se trata de demonizar el uso de las redes de contactos por internet”, opina este representante de las asociaciones LGTBI+, que desconoce el curso de las actuaciones policiales en curso. No entra a juzgar si la actuación del presunto homicida de Bilbao estuvo motivada por razones homófobas o de oportunidad, esto es, si aprovechó la debilidad de sus víctimas tras intimar con ellas para tratar de vaciarles sus cuentas bancarias.

“Es necesaria una respuesta pública”, sostiene Arroyuelo, y “dedicar más recursos humanos y materiales para investigar y clarificar los hechos”. El colectivo demanda “políticas preventivas eficaces para evitar que se reproduzcan hechos similares y para reeducar a los agresores y al conjunto de la sociedad.”

Fuente El Diario/El País

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Buscan a un posible asesino en serie que drogaba a los hombres con los que se citaba en Bilbao para saquearles la cuenta bancaria

Jueves, 5 de mayo de 2022

stop-lgbtfobia-en-la-iglesiaEl cuerpo policial vasco ha reconocido cuatro víctimas y es posible que haya otras cuatro

Fuentes policiales afirman que esta cifra podría ser mayor

El miedo se ha extendido en los últimos días por la ciudad de Bilbao entre el colectivo LGTBI, la razón de esto es que el cuerpo policial vasco ha anunciado que hay un asesino en serie que ya se ha cobrado cuatro víctimas, más otras cuatro posibles. La Ertzaintza ha afirmado que la cifra podría ser mayor incluso. Por el momento se conocen pocos datos, se ha notificado que las víctimas eran homosexuales los cuales habían quedado con su asesino por la aplicación de Grindr. El modus operandi del asesino ha sido el de drogar a sus víctimas y luego estrangularlas.

Según parece, el asesino nunca llevaba a su casa a las citas, sino que era él el que iba a las viviendas de sus víctimas. Ahora mismo Twitter esta ardiendo y miles de tuits y de compartidos se han realizado en las últimas horas informando de las espeluznantes noticias que ya se han hecho virales.

La Ertzaintza busca a un hombre que podría estar relacionado con la muerte aparentemente natural de cuatro hombres entre septiembre y octubre de 2021 en el casco viejo de Bilbao. La alarma saltó después de que el hermano de uno de los fallecidos, un varón de 43 años encontrado sin vida el pasado mes de octubre, denunciara el robo de los miles de euros que había en la cuenta corriente de su hermano días después de que este fuera hallado sin vida.

Los investigadores han encontrado varias similitudes entre los cuatro casos que en un principio se calificaron como muertes naturales al no encontrarse signos de violencia.

Los nexos de unión entre los cuatro casos son que todos los fallecidos son varones, que vivían en el casco histórico de la capital vizcaína y que los cuatro eran usuarios de la aplicación ‘wapo’ para concertar citas entre hombres homosexuales, según informa la Agencia Atlas.

Tras la denuncia del hermano de uno de los fallecidos, los investigadores ordenaron practicar la autopsia del cadáver y encontraron restos de éxtasis líquido, una droga que anula la voluntad de las víctimas, que es muy difícil de detectar porque se elimina rápidamente y que, mezclada con alcohol, puede ser mortal.

Tras este hallazgo, los agentes ordenaron la autopsia de otros tres hombres muertos en las mismas circunstancias, en la misma zona y en fechas cercanas (entre septiembre y octubre de 2021). Los resultados de las nuevas pruebas también confirmaban la presencia de éxtasis líquido.

Según El Correo, la Ertzaintza baraja que existan otras cuatro muertes atribuibles a este posible asesino en serie que opera en Bilbao. Tal y como publica este lunes el diario vasco, los agentes están analizando muestras de sangre congeladas de tres de las víctimas en busca de alguna droga de sumisión que pudiera explicar el fallecimiento.

El supuesto asesino se hacía llamar Carlos en la citada aplicación de ligar y está en búsqueda y captura. Todo apunta a que el móvil de los crímenes es económico, pues el presunto homicida drogaba a sus víctimas para conseguir sus datos bancarios y saquear sus cuentas. La investigación continúa.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Asesinaron a tres mujeres trans en Veracruz, Oaxaca y Colima

Miércoles, 6 de abril de 2022

EAD1C8B1-1825-4EAC-A743-A88A1CE7BF0FTanto las familias como las personas defensoras de los derechos humanos “tienen miedo a levantar la voz”. 

Yessi Montero, una mujer trans de 34 años fue reportada como desaparecida y el 24 de marzo encontraron su cuerpo sin vida y con signos de tortura al borde de una carretera en Veracruz. Ese mismo día, una mujer trans también de 34 años, de la cual se desconoce su nombre, fue asesinada en la vía pública en el estado de Oaxaca. A más de mil kilómetros de ahí, en Colima, Yaneth ‘N’ de 22 años fue asesinada en su domicilio el 3 de abril. Las tres mujeres presentaban heridas por arma de fuego.

La activista veracruzana, Jazz Bustamante contó en entrevista para Presentes que en lo que va del año se han cometido siete crímenes por prejuicio en Veracruz, “cuatro contra personas transgénero y tres de chicos gays”, explica. En Oaxaca suman dos transfeminicidios, de acuerdo a reportes de prensa. En Colima, el periodista Roberto Macías reportó, para El Punto Informativo, que el asesinato de Yaneth es el primer transfeminicidio del año en ese estado.

El pedido de justicia de estas mujeres trans se ha mantenido en un perfil bajo. Sobre eso, Jazz Bustamante aclara que, tanto las familias como las personas defensoras de los derechos humanos “tienen miedo a levantar la voz” pues se enfrentan a contextos hiper locales donde permea “la ley de las células delictivas”. 

Y agrega, “eso no quiere decir que las víctimas no tengan el respaldo de sus comunidades, lo tienen, algunas veces también de sus familias, de las mismas personas de las disidencias sexuales de esas localidades pero es muy difícil que en ese contexto salgan a manifestarse para exigir justicia porque está de por medio su propia seguridad”.

Yessi Montero: “se trató de un crimen de odio”

Yessi Montero era mesera, tenía 27 años y era originaria del municipio costero Vega de Alatorre, Veracruz. Su familia reportó su desaparición y el 24 de marzo, a 26 kilometros de su ciudad de origen, en un tramo de parcelas de la localidad de Cuatro Caminos (municipio de Nautla), fue encontrada sin vida; su cuerpo tenía señas de tortura.

“La prensa reportó todo como si se tratara de un hombre y no vio relevante que era una mujer trans. Yo vi relevante contar y visibilizar su identidad y que era una mujer trans visible en su comunidad. También vi relevante contar cómo la asesinaron porque se trató de un crimen de odio y para determinarlo como tal es importante hablar de las causales agravantes, de la saña y ventaja sobre su identidad de género. A Yessi Montero la torturaron, la cercenaron de los genitales, le dieron el ‘tiro de gracia’, qué otra prueba quieren de que se trató de un crimen de odio”, cuenta en entrevista para Presentes, Jazz Bustamante, quien se ha dedicado a registrar este tipo de crímenes en el estado de Veracruz desde hace más de diez años.

Presentes llamó a la Fiscalía de Veracruz para conocer si se investiga como crimen de odio. Al ser expuesta la pregunta dejaron la línea sin responder.

El Código Penal de este estado contempla en su artículo 144 la causal de “odio derivados del origen étnico o nacional, lengua, raza, color, preferencias sexuales o identidad de género de la víctima”. Bustamante afirma que no se aplica porque “no hay peritos que sepan o quieran reconocer que se tratan de crímenes de odio”.

Transfeminicidio en Oaxaca: su mamá la identificó

En el centro de la ciudad de Matías Romero Avendaño, ubicada en el istmo de Tehuantepec, Oaxaca fue asesinada una mujer trans de 34 años. El reportero Fernando Santiago del medio Noticias, Voz e Imagen informó que fue la mamá de la víctima quien identificó a su hija, a quien en la nota refiere como V.R.V y menciona que se dedicaba a vender plantas por internet.

“Fue atacada por sujetos desconocidos (…) presentaba disparos de arma de fuego a la altura de la cabeza, el llamado ‘tiro de gracia’ y quedó tendida boca abajo sobre la banqueta frente a la clínica «Nuestra Señora de Guadalupe», señala la nota publicada.

Al lugar llegaron elementos de la Guardia Nacional (fuerza policial nacional) quienes confirmaron que había fallecido. El reportero de la nota agrega que “la ciudad se encuentra blindada por elementos de la Guardia Nacional, de la Secretaría de la Marina (Semar), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Policía Estatal Preventiva, Policía Municipal y Policía Estatal Vial.

En la nota menciona que integrantes de la Fiscalía de Género hicieron el levantamiento del cuerpo y que agentes ministeriales iniciaron una investigación por delito de homicidio.

Presentes se puso en comunicación con la unidad especializada en delitos por violencia de género de la Fiscalía del Estado de Oaxaca, quienes comentaron “esta fiscalía no tiene competencia en ese municipio (Matias Romero)”. En varios intentos por llamada telefónica la Fiscalía no supo dar información sobre este hecho y el enfoque de la investigación.

De acuerdo a notas de prensa este sería el segundo crimen por prejuicio en el año en Oaxaca. En enero fue asesinada Citlalli, una persona muxe de 47 años.

Yaneth fue asesinada en Colima uno de los estados más violentos

Yaneth tenía 22 años y fue asesinada la tarde del 3 de abril dentro de su casa ubicada al sur de la ciudad de Colima, Colima (un estado mexicano ubicado en la costa del Pacífico). De acuerdo al reporte del periodista local, Roberto Macías, hombres armados entraron a su domicilio y debido a las heridas de bala Yaneth “perdió la vida casi de manera instantánea”.

Así mismo, la periodista Marina Rodriguez informó que fueron vecinos quienes llamaron a los número de emergencia y tras ello “elementos de las distintas corporaciones policíacas acudieron de manera inmediata para constatar los hechos”.

Presentes se puso en contacto con la Fiscalía General del Estado de Colima para conocer si ya es investigado con perspectiva de género y como feminicidio ya que, desde 2019 el protocolo de actuación sobre el delito de feminicidio de ese estado plantea que deberá aplicarse “a todas las mujeres, incluyendo a las mujeres trans: tavestis, transexuales y transgénero”. Además, desde 2020 plantean directrices para funcionaries de Servicios Periciales y Ciencias Forenses de la Fiscalía para la atención de personas en casos que involucren la orientación sexual o la identidad de género.

La respuesta fue: “El estatus de la investigación es reservada. Elementos periciales ya investigan lo ocurrido en Gregorio Torres Quintero (colonia donde sucedió el hecho) y determinarán esos elementos con los familiares de la víctima”.

En redes sociales usuaries condenaron el hecho y lo vincularon a la inseguridad creciente tras la militarización del estado. Y es que la estrategia de seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido enviar a cientos de elementos de la Guardia Nacional, de la Secretaría de la Defensa y de la Secretaría de Marina.

De acuerdo a un análisis de Insight Crime, desde 2016 Colima (con menos de un millón de habitantes) encabeza el índice per cápita de homicidios en todo México. El incremento de esa violencia está estrechamente vinculada a ser un estado considerado como un “invaluable corredor de narcotráfico”.

5 de cada 10 mujeres trans fueron asesinadas por arma de fuego

En México a cinco de cada diez mujeres trans les arrebataron la vida con un arma de fuego, de acuerdo al informe “Violencia de género con armas de fuego en México”, elaborado por Intersecta, Data Cívica, EQUIS Justicia para las Mujeres y el Centro de Estudios Ecuménicos.

El informe destaca que, en la actualidad, seis de cada diez mujeres mexicanas asesinadas perdieron la vida por una herida de arma de fuego. Y señala que en Colima y Guanajuato esta cifra crece a casi ocho de cada 10. Además, afirman que este cambio “se asocia con la transformación de la estrategia de seguridad pública y la intensificación de la militarización en nuestro país desde el gobierno de Felipe Calderón (quien declaró la ‘guerra contra el narcotráfico’ en 2006)”.

El informe  agrega que “en el caso de las personas de la comunidad LGBTIQ+, son las mujeres trans, en situación de vulnerabilidad y trabajadoras sexuales, quienes encabezan las cifras de violencia letal con armas de fuego”.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

‘Llegaron de noche’, la película sobre la matanza de los jesuitas en El Salvador, se presentó en Málaga

Martes, 5 de abril de 2022

1CD618E8-B20F-41C7-91BC-A9BBBF11FFEALa cinta ya puede verse en las salas españolas

Imanol Uribe presentó en Málaga su última película, “Llegaron de noche”, con un guion basado en la historia real de la única testigo del crimen de los jesuitas en El Salvador

“Creo que esta película tiene, por lo menos, la función de traer al presente lo que ocurrió y rememorarlo“, ha dicho el director vasco. “Y si puede aportar algo, fantástico”, ha resumido, con una sonrisa en la cara

El realizador compareció junto a Juana Acosta, que da vida a Lucía, la testigo, Carmelo Gómez, como el padre Tojeira y a Ben Temple, que interpreta al padre Tipton, mediador cuando la familia de Lucía peor lo estaba pasando

Uribe, nacido en El Salvador y educado con los jesuitas, tenía pendiente contar esta historia ocurrida en 1989, un suceso que ha permanecido fresco en su memoria

El título de la cinta, viene de la premonición del propio Ellacuría (Karra Elejalde) quien, en un momento de la película, comenta a sus compañeros “Si me matan de día sabrán que ha sido la guerrilla, pero si llegan de noche, serán los militares”

Imanol Uribe ha llegado hoy a Málaga para presentar su última película, “Llegaron de noche, con un guion basado en la historia real de la única testigo del crimen de los jesuitas en El Salvador, en la que fue asesinado el sacerdote y teólogo de la liberación, Ignacio Ellacuría.

“Creo que esta película tiene, por lo menos, la función de traer al presente lo que ocurrió y rememorarlo“, ha dicho el director vasco en una rueda de prensa en Málaga, donde la película compite en la Sección Oficial de la 25 edición del Festival de Cine de Málaga.

El realizador compareció junto a Juana Acosta, que da vida a Lucía, la limpiadora de la universidad donde vivían y fueron asesinados los sacerdotes, y única testigo del crimen; Carmelo Gómez, como el padre Tojeira, en su regreso “puntual” al cine, según se ha apresurado a precisar el leonés, y a Ben Temple, que interpreta al padre Tipton, mediador cuando la familia de Lucía peor lo estaba pasando.

“En este momento en el que la verdad está tan disociada y todo son ‘fakes’ y no sabes qué defender, el ejemplo de esta mujer humilde, que se jugó la vida -literalmente-, por defender la verdad, aun sin entender por qué no podía contarla -ha explicado Uribe-, me parece el mejor hilo conductor para contar la matanza de los jesuitas que defendían la Teología de la Liberación, a los que yo admiraba muchísimo”.

Uribe, nacido en El Salvador y educado con los jesuitas, tenía pendiente contar esta historia ocurrida en 1989, un suceso que ha permanecido fresco en su memoria.

Con guion de Daniel Cebrián, también presente en Málaga junto a los productores Gerardo Herrero (Tornasol) y María Luisa Gutiérrez (Bowfinger), “Llegaron de noche” se ha puesto inesperadamente de actualidad debido a que, 32 años más tarde, el caso de la matanza se ha reabierto tras la anulación el pasado año del proceso contra los autores intelectuales del asesinato.

El juicio, celebrado en la Audiencia Nacional de España hace un par de semanas, concluyó con uno de los militares implicados, Inocencio Montano, condenado a 133 años y 4 meses de cárcel por aquel asesinato la noche del 15 al 16 de noviembre de 1989.

La noticia nos pilló con la película rodada y terminando. Por lo menos a este le han caído 130 años, pero a la mayoría de los culpables los amnistiaron inmediatamente y prácticamente todos están de rositas por la calle”, se ha lamentado el director, aunque celebra que el caso se haya reabierto en El Salvador y haya una orden de detención contra el presidente Cristiani “para que se presente a juicio, porque quería escabullirse”.

“Algo se mueve ahí, y si la película puede aportar algo, fantástico”, ha resumido, con una sonrisa en la cara.

La imposibilidad de rodar en El Salvador hizo que la producción se trasladara a Cali, ciudad natal de Juana Acosta, que por su parte dedicó meses a preparar el papel de Lucía con la propia Lucía, en su casa de California -no dice el lugar concreto por miedo, explica la actriz colombiana-, aun cuando han pasado más de 30 años de la terrorífica experiencia.

Lucía y su familia fueron engañados por los servicios de inteligencia de los Estados Unidos, que los retuvieron y torturaron para que se echasen atrás en la versión de que los autores de la matanza de los jesuitas habían sido militares.

De ahí viene el nombre de la película, de la premonición del propio Ellacuría (Karra Elejalde) quien, en un momento de la película, comenta a sus compañeros “Si me matan de día sabrán que ha sido la guerrilla, pero si llegan de noche, serán los militares”.

Carmelo Gómez interpreta al padre Tojeira, uno de los supervivientes de la matanza, “no como un personaje, sino alguien lo mas parecido a la persona”, ha explicado Gómez, que asegura haberse conmovido el tiempo que convivió con los jesuitas para preparar la película por “cómo afrontan el compromiso con la vida, y con la muerte”.

“Llegaron de noche”, explica Gómez, “es una tragedia, con todos sus ingredientes, contada a través de una mirada fascinante, que es la de Juana (Lucía)”.

Gerardo Herrero ha agradecido la colaboración de los jesuitas, que aportaron “un montón de información” y el magnífico contacto de Lucía.

Por su parte, Gutiérrez ha abundado queesta película había que contarla; desgraciadamente, es muy actual, y ojalá sirva para remover conciencias y que se haga justicia sobre lo que pasó”.

“Yo creo que solo porque se haga justicia para esa familia que ha tenido que huir de su país del horror de una guerra como estamos viendo ahora tantas familias en Ucrania, solo por ellos, por honrarlos a ellos, debería ser vista esta película”, ha concluido Acosta.

Tras esta presentación, la cinta llegó el pasado viernes 25 a las salas españolas.

Fuente Religión Digital

Cine/TV/Videos, General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Crimen de odio en Perú: Un joven médico es la primera víctima LGBT del año

Sábado, 12 de marzo de 2022

34153169-3BD9-4540-BF43-5534EC14CD36Se trata de Kevin Jordan Lucano Tejada, un médico de 29 años. La familia pide que se investigue en profundidad.

LIMA, Perú. El primer crimen de odio del 2022 contra un ciudadano LGBTI se registró en la madrugada del 27 de febrero en el distrito limeño de Lince. La Policía Nacional encontró sin vida el cuerpo del joven médico Kevin Jordan Lucano Tejada (29), natural de la región Moquegua, quien vivía solo en el departamento que alquilaba hace tres años.

De acuerdo al jefe de la División de Homicidios de la Policía Nacional del Perú, coronel Víctor Revoredo, las primeras indagaciones señalan que el homicida es extranjero.

“(El caso) tiene el modelo criminal que ejercen algunos ciudadanos extranjeros de esta línea delictiva, que sujetan las extremidades superiores, manos y antebrazos, a la región dorsal, con la finalidad de someterlos a tortura. Y luego, en su mayoría, extraer la clave de su celular, en este caso un Iphone de alta gama”, precisó la autoridad, quien no descartó que el homicida haya obligado a la víctima a brindar también las claves de sus tarjetas bancarias.

La escena

Durante el levantamiento del cuerpo, los peritos encontraron todos los cajones de los muebles abiertos y desordenados, señal que el asesino buscó por todo el departamento objetos de valor. De acuerdo a un amigo de Kevin Jordan, víctima y victimario se conocieron a través de otro amigo, quien los presentó.

Según el certificado de necropsia, el joven médico recibió asfixia mecánica y murió por estrangulamiento. Por ello, y debido a la sustracción de sus pertenencias, el delito tipificado para este caso es el de robo agravado con subsecuente muerte, por el cual la justicia peruana da cadena perpetua.

A4DD5845-5B1E-4DA3-A35B-DB21A4AA5115-768x576La familia y los amigos de Kevin piden justicia.

A los pocos días del trágico acontecimiento, se difundieron las imágenes captadas por las cámaras del edificio donde vivía Kevin, en ellas se puede ver cómo ambos ingresan a las 2.37 de la madrugada. Posteriormente, a las 6.15 de la mañana el acompañante sale solo, portando dos maletas y una mochila.

Sin identidad de género, los crímenes continúan

Este es el primer crimen de odio del año en Perú. Tiene características similares a muchos otros casos, ensañamiento para luego sustraer los objetos de valor de las víctimas. Sin embargo, para el reconocido activista gay, Manuel Forno, mientras que en el Perú no exista la figura legal de crimen motivado por homofobia o transfobia se seguirán invisibilizando este tipo de casos.

Lo que no se nombra no existe y al colocar, ya sea la identidad de género u orientación sexual de la persona, en un proceso criminal, nos convierte en ciudadanos de segunda categoría porque cualquier argumento puede ser utilizado a favor del victimario. Hay casos donde los asfixian con el cordón del televisor que les roban, y nadie merece morir así”, sentencia Forno.

De acuerdo al coronel Revoredo, están terminando de armar el caso con las imágenes captadas por otras cámaras aledañas, las declaraciones de otros testigos y del conserje del inmueble para dar con el paradero del homicida.

“Has traicionado la lealtad de un ciudadano peruano, y en irrestricto respeto a los derechos humanos, te vamos a capturar, donde estés. Te vamos a ubicar y te vamos a capturar bajo cualquier costo”, puntualizó el también especialista en criminalística.

Por su parte, el abogado de la familia Lucano, Mario Arribas, pidió que “una vez identificado plenamente el asesino, el fiscal tiene que pedirle a un juez, no una medida preventiva sino una detención preliminar para que venga a responder a la justicia”.

#JusticiaParaKevinJordan

El Colegio Médico del Perú publicó en sus redes sociales un saludo a nombre de la institución.

7D68138C-CB92-44FE-9A1D-0D6934FDC3A2-768x768

Por su parte, quienes conocieron a Kevin Jordan le dedicaron palabras de cariño y recordaron pasajes de la vida del joven médico ileño.

Lamentablemente, los prejuicios y estereotipos también se manifiestan ante casos que involucran a personas LGBTI.

Una violencia que se repite

Ante esto, Manuel Forno, considera que es un reflejo de cómo piensa la mayoría de peruanos sobre las personas no heterosexuales.

La violencia estructural que sufrimos por nuestra identidad de género u orientación sexual empieza desde el Congreso que no aprueba leyes a favor de nosotrxs. Sigue en el sector Educación donde no se incorpora una currícula adecuada con respecto a la Educación Sexual Integral, entonces, todo eso hace que exista una carga muy fuerte sobre nosotrxs. Y esos comentarios (en redes) son validados porque no se crean mecanismos de protección para nosotrxs”, explica el destacado activista.

43243B0A-F922-430E-8398-C80AD087825D-768x693En las redes sociales publicaron mensajes de cariño hacia el joven asesinado.

Este caso indignó a los ciudadanos y medios de Ilo, capital de Moquegua, por lo que familiares y amigos de Kevin Jordan han iniciado una campaña pidiendo justicia con el #JusticiaParaKevinJordan.

Felicito a la familia y amigos de Kevin por sentirse orgullosos de haber tenido un hijo como él. Porque en casos pasados, la principal opositora de que se visibilice una característica importante del crimen es la familia, invisibilizando los motivos reales de los casos”, puntualiza Forno Castro Pozo.

Kevin Jordan Lucano fue enterrado al compás de ‘marinera’, música tradicional peruana, la cual disfrutó y bailó una semana antes de su asesinato.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Australia: el principal acusado confiesa el asesinato de Scott Johnson en 1988, crimen homófobo catalogado inicialmente como un suicidio

Sábado, 26 de febrero de 2022

1461822134666Más de 33 años desde la muerte de Scott Johnson, catalogada inicialmente como un suicidio, los hechos empiezan a aclararse. En 2018, la policía australiana por fin admitió que el estadounidense fue víctima de un delito de odio, como siempre defendió su hermano Steve. Dos años después era arrestado un hombre de 49 años, Scott White, como principal sospechoso de la muerte de Scott Johnson. Ahora, White ha confesado por fin el crimen, que se enmarca en una serie de asesinatos homófobos cometidos en Sídney y alrededores por bandas de jóvenes y que quedaron en su mayoría impunes por la desidia policial.

Scott Johnson era un joven estadounidense de 27 años, que se encontraba en Australia completando su doctorado en Matemáticas y que había solicitado el permiso de residencia para continuar en el país. En diciembre de 1988 su cuerpo fue encontrado, desnudo, al pie de un acantilado en las afueras de Sídney. Se trataba de una zona cercana a un área de cruising, a la que muchos homosexuales de la época acudían para contactar y mantener relaciones. El caso fue despachado por la policía de la época como un suicidio, a pesar de que no existían razones aparentes para que el joven tomara esa decisión.

Su hermano Steve, residente en Estados Unidos, siempre estuvo convencido de que Scott fue víctima de un delito de odio. Su hipótesis no era descabellada: era la época más dura de la pandemia del sida, en la que había florecido entre ciertos grupos de Sídney una cultura de odio hacia los homosexuales y las agresiones estaban a la orden del día. Pese a lo cual no existía en las autoridades la sensibilidad que hoy existe ante los delitos de odio homófobo.

Bien fuese porque Scott fue arrojado al vacío por sus asesinos, bien porque cayó cuando huía de sus agresores, su hermano estaba convencido de que su muerte fue violenta. Durante años, de hecho, el propio Steve Johnson, hoy un adinerado empresario tecnológico, gastó de su propio bolsillo cerca de un millón de dólares en intentar conseguir pistas que le permitiesen abrir el caso. Pese a lo cual, hasta 2018, las autoridades australianas siempre se habían negado. Ese año, sin embargo, la propia policía australiana admitía por fin como muy probable que Scott Johnson fuese víctima de un delito de odio cometido por dos o más agresores y decidía reabrir la investigación.

En mayo de 2020, la policía arrestaba a un hombre de 49 años, Scott White, bajo la acusación de ser el autor del asesinato. El pasado 10 de enero, White cambiaba su declaración de «no culpable» a «culpable». Aunque sus abogados alegaron que el acusado tenía problemas mentales, el juez del Tribunal Supremo que lleva el caso lo declaró culpable de los hechos. La confesión se había realizado, explicó, «en voz alta y clara, y de una manera enérgica y con determinación». El arrestado permanecerá bajo custodia hasta recibir su sentencia el próximo 2 de mayo. Steve Johnson ha manifestado su «alivio» por la confesión. «Pienso en mi hermano y en las muchas personas que lo querían e intentaron conseguir este resultado», declaró.

Una época negra sobre la que por fin se arroja luz

Las nuevas noticias sobre la muerte de Scott Johnson, posiblemente la más mediática de todas, están sirviendo en cualquier caso para rescatar del olvido lo sucedido durante una época en la que la violencia homófoba estuvo a la orden del día en Nueva Gales del Sur, sobre todo en las zonas de cruising, y durante la cual numerosas personas LGTB (sobre todo hombres que buscaban relaciones sexuales con otros hombres) fueron víctimas de agresiones e incluso asesinatos que en su momento quedaron impunes. Entre 1989 y 1999, por ejemplo, hay documentados cerca de 80 asesinatos homófobos en la zona, de los cuales 30 permanecen sin resolver.

El Parlamento de Nueva Gales del Sur, de hecho, decidió en 2018 abrir una investigación parlamentaria que saque a la luz la verdad sobre los delitos de odio cometidos contra la comunidad LGTB entre los años 1970 y 2010, algo que familiares y amigos de las víctimas llevaban años reclamando. El informe final de la comisión motivó la apertura de una investigación judicial en noviembre del año pasado.

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

En la misma noche, asesinaron a tres personas LGBTI+ en Honduras

Lunes, 7 de febrero de 2022

B58CC8CB-70BC-47AB-B8EE-DCBC37A2F48AEn lo que va de 2022 se cuentan cinco muertes LGBT+ en Honduras. Entretanto, desde 2009, al menos 405 personas diversas han muerto violentamente en el país

TEGUCIGALPA, Honduras. Jonathan Gabriel Martínez (31), César Gustavo Zúñiga y Fer Martínez (18) fueron asesinadxs la misma noche del miércoles 2 de febrero en el norte y el centro de Honduras. Lxs tres eran personas LGBTI+.

Jonathan Martínez y César Zúñiga eran una pareja residente en la colonia La Sabana de la ciudad San Pedro Sula, departamento de Cortés, en el norte de Honduras. Mientras tanto, Fer Martínez fue asesinada en La Libertad, Comayagua, en el centro del país.

El jueves 27 de enero, la presidenta Xiomara Castro prometió en su discurso de toma de posesión que la comunidad LGBTI+” tendría “un lugar y atención precisa” en su gobierno.

B4447244-003C-438E-B374-E2D1A8FF8128

Los asesinatos se cometieron el 2 de febrero en distintos puntos geográficos de Honduras.

Las muertes

Con las tres muertes del miércoles llegan a 405 las personas LGBT+ asesinadas desde el 2009 hasta hoy, según el Observatorio de Muertes Violentas de la Red Lésbica Cattrachas, con sede en Tegucigalpa, en el centro de Honduras.

La primera víctima mortal del 2022 en Honduras fue la líder trans Thalía Rodríguez, quien fue asesinada en Tegucigalpa, Francisco Morazán. Luego, una mujer lesbiana murió violentamente en Choloma, en el norte del país.

A esos crímenes se suman las tres muertes violentas del jueves: las dos víctimas homosexuales en San Pedro Sula y la joven asesinada en La Libertad, Comayagua.

En total, asesinaron a al menos 5 personas LGBTI+ en lo que va de 2022.

Iban vestidos de policías

Según lxs vecinxs de la colonia La Sabana, hombres vestidos de policías asesinaron a tiros a Jonathan Martínez y a su pareja, César Gustavo Zúñiga, en un negocio de bebidas alcohólicas que era propiedad de Martínez.

En el mismo hecho murió German Nufio Hernández, quien se presume que era cliente del bar.

Presentes pidió una declaración oficial a las autoridades de investigación hondureño y hasta la fecha todavía no han ofrecido un informe sobre los crímenes.

0ECF45B4-35E0-45B2-8CDD-E0160A0836AFSegún testigos, Jonathan y César fueron asesinados en un bar.

Asesinan a Fer: organizaciones exigen justicia

La misma noche que mataron a los tres hombres en San Pedro Sula, murió de varios balazos Fer Martínez en la colonia Bella Vista del municipio de La Libertad, Comayagua, en el centro de Honduras.

Karla Martínez dio a conocer en redes sociales la muerte violenta de Fer, quien en 2018 se unió a una caravana de migrantes que se dirigía a Estados Unidos. Solo pudo llegar a México antes de que la deportaran en 2019 porque era menor de edad.

Una de las caravanas de migrantes más grandes en la historia de Honduras se produjo en enero de 2021, cuando cerca de 10,000 hondureñxs migraron a Estados Unidos. Entre esos miles de migrantes iban al menos 300 personas de la diversidad sexual de todos los rincones de Honduras.

Justicia y clemencia para Fer, que ya no haya más muertes innecesarias como esta. Era una persona muy joven. El sistema siempre se ensaña con lxs menores y eso es lamentable”, dijo el director de la organización humanitaria Casa de Luz en Tijuana, Irving Mondragón, quien conoció de cerca a Fernanda cuando ella pasó por México de camino a Estados Unidos.

Entretanto, desde Ciudad de México, la organización de ayuda a migrantes Casa Frida publicó en Twitter: “Desde México, Honduras y la región enfrentamos la que quizás es la mayor crisis de violencia y crímenes de odio por orientación sexual y/o identidad de género en 2022 que expone la cruda realidad ante la falta de voluntad política”.

https://twitter.com/casafridalgbt/status/1489416024143368193?s=21

“Soy fuerte, pero no tengo valor de verte”

“Pensé que eras la que me iba a ver así”, escribió en sus redes Karla Martínez sobre Fer, “pero me tocó a mi pequeña. Duele tanto. Soy fuerte, según yo, pero no he tenido el valor de verte. Me alegra saber que había muchas personas que te querían y me lo han demostrado. Solo me queda decirle gracias a cada uno de ustedes, Dios les bendiga hoy, mañana y siempre”.

Karla continuó su emotivo mensaje hablando sobre la aventura de su hija cuando intentó emigrar. “Fuiste bien aventurera. Muy pronto estaremos juntas. María Fernanda Martínez, te amo siempre”.

Karla confesó que no siente “odio y rencor” por el asesinato de Fer. También les deseó bendiciones a quienes la mataron. “Era una niña… 12 tiros y de remate le tiraron una piedra en su cabeza”.

Fer estaba a punto de cumplir 19 años en marzo, agregó su mamá en el posteo: “Vuela alto, mi pequeña”.

6A84A4BB-7328-4666-AA86-86355C0AE12FFer en la caravana de migrantes durante el año 2018.

Condenan crímenes

Entretanto, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) condenó las muertes violentas de las tres personas LGBTI asesinadas la noche del miércoles.

“Expresamos nuestra solidaridad con los familiares de las víctimas”, escribió la institución. “La Oficina expresa su preocupación frente a los ataques, amenazas y hostigamiento que enfrentan las personas LGBTI en el país. El Estado hondureño debe garantizar la verdad, justicia y reparación por estos crímenes y la no repetición de los hechos”.

Para el defensor y psicólogo hondureño experto en migración, Osman Lara, los crímenes como el de Fer, Jonathan y César provocan aún más olas de desplazamiento forzado de personas diversas del país.

“Actualmente, de tres a cinco personas LGBTIQ+ viajan a diario desde San Pedro Sula rumbo a Estados Unidos y con el incremento de los crímenes de odio, muchxs se cuestionan si realmente salir del clóset es seguro en un país como Honduras”, señala.

Honduras y los crímenes de odio

Honduras es uno de los peores países de Latinoamérica para ser una persona de la diversidad sexual.

Desde septiembre de 2021, la violencia agudizó después de que el expresidente Juan Orlando Hernández, unido con líderes del fundamentalismo religioso y políticos, utilizara mensajes para promover LGBTIQ+-odio en el marco de las elecciones generales pasadas.

“Para Juan Orlando, las personas diversas somos enemigos de la patria y no nos quieren”, señala Lara. Desde entonces, las agresiones, crímenes y ataques en diferentes medios de comunicación han sido más recurrentes, según denuncias de más de 30 organizaciones.

En contraste con el discurso del 12 años del gobierno nacionalista, la nueva presidenta de Honduras, Xiomara Castro, prometió en su toma de posesión que las personas LGBTI+ tendrían “un lugar y atención precisa” dentro de su gobierno.

El nuevo gobierno de centro-izquierda que lidera la primera presidenta del país tendrá que investigar estas primeras tres muertes.

Además, debe cumplir la sentencia de la Corte IDH que condenó a Honduras por el asesinato de Vicky Hernández y otrxs en el marco del golpe de Estado del 2009.

El Estado hondureño tiene que hacer una serie de reparaciones y reconocimientos para las personas trans y LGBT+ en el país.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

En el último año se han registrado más asesinatos de personas trans que en ningún periodo similar anterior desde que se realiza el registro.

Jueves, 9 de diciembre de 2021

movilh-transfobia-820x394El pasado 20 de noviembre, el Día Internacional de la Memoria Trans recordó un año más la violencia ejercida contra las personas trans y género-diversas en todo el mundo. Según los datos que Transgender Europe ha podido recopilar y que ha hecho públicos con motivo de esta conmemoración, entre el 1 de octubre de 2020 y el 30 de septiembre de 2021 se han registrado 375 asesinatos de personas trans y género-diversas, la cifra más alta desde que lleva a cabo este registro. El número real de víctimas, como tantas otras veces hemos indicado, es seguramente mucho mayor: se trata de un recuento de aquellos casos sobre los que trasciende algún tipo de información y esta es recogida por la organización. Y en muchos países, de hecho, es imposible acceder a información de este tipo. Sin embargo, pese a sus limitaciones la cifra es más que suficiente para hacernos una idea del horror que la comunidad trans tiene que soportar en buena parte del mundo.

Según los datos de Transgender Europe, entre el 1 de octubre de 2020 y el 30 de septiembre de 2021 se han registrado 375 asesinatos de personas trans y género-diversas. Se trata de una cifra superior a la registrada entre el 1 de octubre de 2019 y el 30 de septiembre de 2020, periodo durante el cual se tuvo constancia de 350 personas trans asesinadas, y que supera también la que era cifra más alta hasta el momento (369 entre las mismas fechas de 2017-2018).

Brasil vuelve a ser, como los años anteriores, el país con más asesinatos registrados (125 en esta ocasión). Le sigue México, con 65 asesinatos; Estados Unidos, con 53 (de las cuales el 89% eran personas de color), y Colombia, con 25. Por detrás se sitúan Filipinas, con 17 asesinatos; Argentina, con 14; Pakistán, con 11; India, con 10; Ecuador, con 8; Honduras y Myanmar, con 5; Turquía, con 4; Chile, El Salvador, Francia, Perú y Venezuela, con 3; Bolivia, Costa Rica, Guatemala e Italia, con 2; y finalmente Azerbaiyán, España, Grecia, Haití, Kazajistán, Malaui, Nicaragua, Portugal, Puerto Rico y Rusia con una víctima cada uno. Como vemos, faltan infinidad de países en los que cabe suponer que también han ocurrido asesinatos de personas trans, lo que redunda en la idea de que nos encontramos ante una lista incompleta.

En total, entre el 1 de enero de 2008 y el 30 de septiembre de 2021 se tiene constancia de 4.042 asesinatos de personas trans y género-diversas en 80 países del mundo. Brasil (con 1.645 víctimas), México (con 593) y Estados Unidos (con 324) son los tres países que encabezan el registro.

Iratxe Otero, asesinada en España

España vuelve a aparecer un año más en esta macabra lista, debido al asesinato de Iratxe Otero, una mujer trans de origen colombiano asesinada en diciembre de 2020 en Arona (Tenerife).

Nuestro país, de hecho, acumula 14 víctimas el registro de Transgender Europe desde enero de 2008. Los nombres más recientes incluidos en este listado han sido los de Lorena Reyes, asesinada en octubre de 2016 en Santa Cruz de Tenerife y que aparece en el listado de 2017 (recordemos, además, que un jurado popular absolvió al único acusado por su muerte); Eli, víctima de una brutal paliza en Valladolid, cuyo nombre apareció en el listado de 2018; una mujer de nombre no registrado y Paloma Barreto, asesinadas en 2019 en Castellón y en Avilés, respectivamente, y referenciadas en el informe de 2019; y Susana Criado, asesinada por su pareja en septiembre de 2020 en Oviedo, cuyo nombre fue incluido en el listado del pasado año.

Y es que detrás de cada una de las cifras hay personas reales de carne y hueso, cuyas vidas se han visto truncadas de forma dramática. En este documento, imprescindible para mantener viva la memoria, puedes acceder a los nombres de las personas asesinadas en este último periodo y a un breve resumen de lo que se conoce sobre cada caso.

Cabe destacar que, aunque consideremos de forma global estos asesinatos como tránsfobos, la violencia contra las personas trans y género-diversas se entrelaza con frecuencia con la ejercida en función de otros ejes de opresión, como el racismo, el machismo (el grueso de las víctimas del odio tránsfobo son mujeres), la xenofobia, la aporofobia o el desprecio a las trabajadoras del sexo. De  hecho, según los datos de Transgender Europe referidos al periodo comprendido entre el 1 de octubre de 2020 y el 30 de septiembre de 2021:

  • El 96% de las víctimas fueron mujeres trans o personas con expresión de género femenina.
  • El 58% de las víctimas de las que consta su ocupación era trabajadoras del sexo.
  • El 43% de las víctimas registradas en el continente europeo eran migrantes.
  • El 89% de las víctimas registradas en Estados Unidos eran personas racializadas.

 

D346DDA5-444E-40D6-819D-7AE3B159E5FB

El Día Internacional de la Memoria Trans

El Día Internacional de la Memoria Trans fue instituido en memoria de Rita Hester, una mujer transexual afroamericana asesinada en 1998 en Massachusetts. Surgido en el ámbito de los países de habla inglesa, con el paso del tiempo se ha consolidado como la fecha en la que se rinde homenaje a las personas asesinadas por el odio tránsfobo en todo el mundo.

Más información sobre el Día Internacional de la Memoria Trans 2021 y los datos expuestos aquí

Más información sobre Transrespeto versus Transfobia en el Mundo (TvT), proyecto de investigación y monitorización de Transgender Europe sobre la situación de las personas trans en el mundo aquí.

Web general de Transgender Europe aquí.

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Asesinado Pedro Pablo Prada, histórico activista LGTBI y por los derechos de las personas con VIH en Perú

Jueves, 11 de noviembre de 2021

Pedro-Pablo-Prada

Terrible noticia la que nos llega desde Perú. Pedro Pablo Prada, histórico activista LGTBI y por los derechos de las personas con VIH en ese pais, fue asesinado en la madrugada del pasado 1 de noviembre en La Victoria (Lima). Prada fue una de las personas que más lucharon en su momento para conseguir el acceso gratuito a los tratamientos contra el VIH en Perú.

Según relata Wayka, Pedro Pablo Prada de 68 años, fue asesinado en su domicilio junto a Raúl Huapaya, de 52. El activista había organizado una pequeña celebración en la que también estuvieron presentes dos hombres a los que recientemente había contratado para que le ayudaran con la limpieza. Al día siguiente, al no tener respuesta a sus llamadas, sus familiares acudieron su domicilio, donde encontraron los dos cadáveres con signos de haber sufrido torturas. Las primeras sospechas recaen sobre los dos invitados antes mencionados, en paradero desconocido. Activistas peruanos reclaman que se haga justicia y que se investigue como un posible delito de odio, y para ello se están movilizando en redes sociales bajo es hashtag #JusticiaParaPedroPablo. El Ministerio peruano de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, por su parte, ha lamentado el asesinato y ha demandado también justicia.

Pedro Pablo Prada, que llevaba 32 años viviendo con VIH, presidía el colectivo Peruanos Positivos y era colaborador de la organización AIDS Healthcare Foundation en Perú (AHF Perú). Prada fue, de hecho, una de las personas que luchó con más ahínco en favor de las personas con VIH en ese país. En el año 2000, junto a otros cuatro pacientes seropositivos, demandó al Estado peruano para exigir el acceso gratuito y universal a la terapia antirretroviral, una demanda que llegó hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Gracias en parte a esta lucha, en el 2004 el Gobierno firmó un acuerdo con el Fondo Rotatorio Mundial para la lucha contra el VIH para otorgar tratamiento gratuito.

Hace pocos meses, el propio Pedro Pablo Prada recordaba cómo fue el proceso en una entrevista a Salud con lupa, un medio latinoamericano especializado en Salud Pública. «La demanda duró unos tres años. Demoró mucho y mientras tanto las personas con VIH seguíamos muriendo sin tener la posibilidad de recibir un tratamiento. Al final, tuvimos una respuesta negativa», contó. En ese momento acudieron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. «Tuvimos que esperar tres años más para recibir una respuesta. Pero el hecho de llevar la demanda a instancias internacionales hizo que cuando llegó el Fondo Mundial para comprar antirretrovirales, el Estado sintiera la presión de crear un plan de atención de VIH en el Perú y dar acceso universal a los fármacos», explicó.

Una demanda que se acabó ganando, lo que sin duda contribuyó a mejorar la atención a las personas con VIH en Perú. «No fue exactamente la demanda, porque nosotros ganamos un año después de que llegó el Fondo Mundial. Yo diría que fuimos una parte del cambio. El solo hecho de acceder a los antirretrovirales ya era un gran cambio. Pero después los médicos se informaron más sobre la enfermedad, poco a poco fueron dejando de vestirse de astronautas para atendernos. También, se nos incluyó en la mesa de trabajo para la creación del programa de VIH, es decir, dejamos de ser conejillos de indias para convertirnos en personas con una voz. Sin embargo, aún hay muchas cosas que se deben mejorar, como el trato más humanizado, aún se siente la discriminación (a través de gestos, por ejemplo) y nosotros somos muy sensibles a ellos. Yo pienso que el personal de salud debe recibir capacitaciones para saber cómo tratar a personas con VIH», añadía a Salud con lupa.

Insertamos a continuación el tuit de Conexión Vida que incluye un vídeo con imágenes y declaraciones del activista:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

2020, el año con las cifras más altas de asesinatos, amenazas y violencia policial contra personas LGTB en Colombia desde que se tienen registros

Viernes, 17 de septiembre de 2021

39E8A2EB-8BE4-40AF-BD95-D61E0171E1A1

Colombia Diversa, la organización LGTB más importante del país, ha publicado su último informe sobre la situación de los derechos humanos de la comunidad LGTB en Colombia, con datos actualizados de 2020, y la evolución que dibuja es más que preocupante. De acuerdo al informe (que puedes descargar completo aquí), 2020 ha sido el año en el que más personas LGTB fueron asesinadas, amenazadas o fueron víctimas de violencia policial desde que se tienen registros. 

Según los registros de Colombia Diversa, desde 2011 se venían registrando en promedio 110 homicidios por año. En 2020, sin embargo, la organizació tuvo conocimiento de 226 (119 casos más que en el año precedente). Los casos de amenazas se triplicaron (pasando de 106 en 20219 a a 337 en 2020) mientras que los casos de violencia policial contra las personas LGTB se duplicaron (pasaron de 322 a 738):

09F37BB8-D9D5-4077-8DD7-929AF6953D11

Por lo que se refiere al tipo de víctimas (reflejamos la misma terminología que el informe de Colombia Diversa), las mujeres trans fueron las que sufrieron más violencia policial (71 incidentes registrados en 2020), mientras que los hombres gais fueron los que sufrieron más homicidios (71 en 2020).

Cabe destacar, en cualquier caso, que existe un número significativo de casos correspondientes a personas LGTB «sin determinar»:

FB849A8C-431B-43BE-96C3-CB25BB7926F1-768x360

Por lo que se refiere a la distribución geográfica, la mayor parte de las víctimas de 2020 se registraron en Valle del Cauca, Antioquia y Bogotá.

El informe de Colombia Diversa destaca que en este incremento pueden influir tanto la mejora en el registro de casos de violencia contra población LGTB (al haber estado los colectivos más activos en la denuncia) como el aumento real de casos. El aumento contrasta, en cualquier caso, con el de hecho de que 2020 ha sido el año con la menor cantidad de información detallada sobre los casos de violencia hacia las personas LGTB por parte de organismos estatales. «Desde años anteriores Colombia Diversa ha venido haciendo un llamado de atención sobre el subregistro de datos y la necesidad de que el Estado mejores sus sistemas de información y, si bien el registro de la orientación sexual e identidad de género de las víctimas mejoró en la información suministrada por las instituciones, los detalles como el arma o método empleados al momento de los homicidios, el lugar de ocurrencia del hecho, los posibles móviles o el avance en los procesos penales no fue suministrada, como sí se venía haciendo en años anteriores», se lamenta Colombia Diversa. «El poco acceso a información detallada impide hacer un análisis más minucioso que permita ratificar patrones de violencia que se han identificado en estudios anteriores o reevaluarlos a la luz de nuevos datos. Lo anterior dificulta que las organizaciones de la sociedad civil realicen análisis más minuciosos y puedan explicar este aumento de la violencia, que analicen el nivel de impunidad en las investigaciones o que propongan medidas de mitigación», añade.

Colombia Diversa tambien denuncia que el Gobierno actual «ha contribuido a que se debiliten los mecanismos para la protección de personas LGBT al no contratar personas competentes que se encarguen de trabajar por los derechos de esta población en entes como la Dirección de Derechos Humanos en el Ministerio del Interior. Lo anterior ha llevado a que la política pública LGBT continúe pausada y que se haya acabado con la mesa de atención de casos urgentes. Mecanismos como estos son más necesarios ahora que nunca y su falta de implementación redunda en una mayor desprotección frente a una violencia en aumento».

Numerosos episodios de discriminación

Además de los casos de violencia explícita, el informe de Colombia Diversa documenta numerosos episodios de discriminación contra las personas LGTB, principalmente en el ámbito familiar (126 casos), relacionados con el trabajo (54), asuntos con el Estado (51), servicios de salud (32) y relacionados con la vivienda (16). El informe destaca que en todos estos casos la oferta estatal de justicia no tiene en cuenta las necesidades diferenciales de las personas LGTB ni los contextos en los que viven. «En casos que involucran agresiones familiares, una de las grandes barreras es la posibilidad de que la víctima efectivamente denuncie los hechos de violencia intrafamiliar. Las consecuencias de denunciar este tipo de violencias, como puede ser la pérdida de redes de apoyo y situaciones de desprotección, ocasionan que muchas de las víctimas LGBT no denuncien y se vean sometidas a ambientes prejuiciosos», denuncia Colombia Diversa. Lo mismo sucede, por ejemplo, en el ámbito laboral.

«En este sentido, a pesar de que formalmente hay un entramado de justicia robusto, las leyes no cuentan con un enfoque de género y, en general, con enfoques diferenciales que permitan interpretar y analizar adecuadamente los casos de personas LGBT. Además, los funcionarios que administran justicia cuentan con prejuicios y estereotipos que impiden que los casos de personas LGBT sean tramitados de forma adecuada. Esto demuestra la insuficiencia del aparato de justicia para resolver a los conflictos que esta población enfrenta. Más aún, esto puede llegar a aumentar sus factores de vulnerabilidad e, incluso, en ocasiones resulta en un escalamiento de la violencia», advierte la organización colombiana.

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Bangladés condena a muerte a los asesinos de dos activistas LGTBI

Lunes, 13 de septiembre de 2021

Mazharul_01Mahbub Rabbi Tonoy (izda) y Xulhaz Mannan (Dcha)

Un tribunal antiterrorista de Daca, la capital de Bangladés, ha condenado a muerte a seis de los implicados en el asesinato de dos activistas en 2016. Las víctimas fueron Xulhaz Mannan, fundador de la única publicación LGTBI del país surasiático, y Manhub Rabbi Tonoy, que se encontraba en el mismo domicilio. Los condenados pertenecen a una organización yihadista inspirada por Al Qaeda y responsable de otros ataques a líderes de opinión contrarios al fundamentalismo islámico.

En 2016 recogíamos la noticia del asesinato a machetazos, presuntamente a manos de islamistas, de los activistas Xulhaz Mannan y Mahbub Rabbi Tonoy, citado también como Tanay Fahim. Mannan era trabajador de USAID (la agencia estadounidense para el desarrollo internacional) y fundador de Roopbaan, la única publicación LGTB de Bangladés, lanzada en enero de 2014. Tonoy, un activista menos conocido, se encontraba con él (las fuentes locales lo identifican como amigo de Mannan, desconocemos si la relación que les unía era en realidad de pareja).

Los asesinatos se produjeron en el apartamento de Mannan en Daca, la capital del país, de una forma perfectamente planificada. Tres atacantes llegaron al edificio en el que vivía el activista y aseguraron que tenían un paquete para Mannan. El guarda de seguridad del edificio consultó con el activista, que le dijo que no esperaba ningún envío y le pidió que no los dejara entrar (Mannan había sido ya amenazado de muerte a través de internet). Los asesinos acuchillaron al guarda, que resultó herido pero salvó la vida, y penetraron en el edificio, asesinando a Mannan y a Tonoy.

Xulhaz Mannan, además de fundar Roopbaan, fue también el promotor del incipiente Orgullo de Bangladés o «Marcha Arcoíris», que comenzó a organizarse en 2014 el 14 de abril, aprovechando el paraguas de la celebración del tradicional Año Nuevo bengalí, y que de hecho en 2016 fue expresamente prohibido por la policía alegando razones de seguridad. Con el asesinato de Mannan desapareció una figura de referencia para el activismo de Bangladés, un país en el que declararse abiertamente LGTB es un acto de verdadero heroísmo. El homicidio se inscribía también en el contexto de una brutal campaña de violencia desatada por islamistas armados contra líderes de opinión contrarios al fundamentalismo islámico, entre ellos varios blogueros laicos.

Cinco años después, un tribunal de Daca ha dictado sentencia contra el caso contra seis miembros de Ansarullah Bangla Team, una organización yihadista inspirada en Al Qaeda e ilegalizada en Bangladés. Los asesinatos habían sido reivindicados en 2016 por Ansar al-Islam, relacionada también con Al Qaeda. Los acusados han sido condenados a la pena de muerte. Dos de ellos, entre los que se cuenta un exoficial del ejército, se encuentran huidos de la justicia. Cinco de los sentenciados están pendientes de un segundo juicio por el asesinato del bloguero Avijit Roy y el publicista Faisal Arefin Dipan en 2015. La defensa ha anunciado que recurrirá la sentencia.

Bangladés, recordemos, es una de las antiguas colonias británicas que mantiene en vigor la tristemente conocida sección 377, que establece que «el que voluntariamente mantenga relaciones carnales contra natura con varón, mujer, o animal, será castigado con pena de prisión de cualquier tipo, desde reclusión durante diez años hasta cadena perpetua, y podrá ser también castigado con una multa»El Gobierno de Bangladés, país de mayoría musulmana, rechazó en 2013 su derogación, pese a ser instado a ello por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Fuente Dosmanzanas

Nosotros, a pesar del dolor que causan estos horribles asesinatos, estamos de acuerdo con estas palabras del Papa Francisco al anunciar el cambio del punto 2267 del Catecismo que, hasta 2018 admitía, como última ratio, la pena de Muerte:

“La Iglesia enseña, a la luz del Evangelio, que la pena de muerte es inadmisible, porque atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona, y se compromete con determinación a su abolición en todo el mundosi de hecho la situación política y social del pasado hacía de la pena de la muerte un instrumento aceptable para la tutela del bien común, hoy es cada vez más viva la conciencia de que la dignidad de la persona no se pierde ni siquiera luego de haber cometido crimines muy graves”.

independientemente de las modalidades de ejecución, «implica un trato cruel, inhumano y degradante». Debe también ser rechazada «en razón de la defectiva selectividad del sistema penal y frente a la posibilidad del error judicial»”.

“La nueva formulación del n. 2267 del Catecismo de la Iglesia Católica quiere ser un impulso para un compromiso firme, incluso a través de un diálogo respetuoso con las autoridades políticas, para que se favorezca una mentalidad que reconozca la dignidad de cada vida humana y se creen las condiciones que permitan eliminar hoy la institución jurídica de la pena de muerte ahí donde todavía está en vigor”

por-un-mundo-sin-pena-de-muerte_560x280

Fuente Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Asesinan a dos activistas trans en México: sus comunidades exigen justicia en medio de la violencia

Lunes, 13 de septiembre de 2021

Catalina-Santosde-facebookCatalina Santos

Ambas eran conocidas y queridas en sus comunidades. Catalina Santos de 23 años fue perseguida y asesinada en el municipio de Atizapán (Estado de México). Dos semanas después, el 5 de septiembre Devanny Cardiel fue asesinada en León, ciudad de Guanajuato, un estado al centro de México.

 La madrugada del 21 de agosto Catalina Santos de 23 años fue perseguida y asesinada en el municipio de Atizapán (Estado de México). Dos semanas después, el 5 de septiembre Devanny Cardiel, quien ayer cumpliría 40 años, fue asesinada en León, ciudad de Guanajuato, un estado al centro de México.

Ambas mujeres eran activistas reconocidas por defender los derechos de las personas trans en sus comunidades. Para ambos crímenes las Fiscalías correspondientes no detallan si investigan con perspectiva de género o si aplican el Protocolo Nacional de Actuación para el Personal de las Instancias de Procuración de Justicia en casos que involucren la Orientación Sexual o la Identidad de Género. Por su parte, activistas reclaman que no haya impunidad.

Nadie auxilió a Catalina

Catalina Santos fue perseguida por varios minutos antes de ser asesinada con saña en la colonia Tepalcapa, municipio de Atizapán, Estado de México, así lo reportaron varios medios locales.

El activista Manuel Rivera informó desde el lugar y denunció que después de más de dos horas del asesinato, ni policías, ni integrantes de la Fiscalía local se hicieron presentes, pese a los reportes que se hicieron al 911 (número de emergencia).

Esa noche Rivera reportó en vivo y comentó “es triste ver el cuerpo de una mujer transexual tirado en la calle. Hoy la comunidad trans de Atizapán pierde a una de sus miembros. Es lamentable la violencia hacia las mujeres, los hombres, la comunidad LGBT+ que se vive en nuestro municipio, es lamentable que una persona de la comunidad trans haya sido asesinada”.

El cuerpo de Catalina pasó más de seis horas bajo la lluvia sin recibir atención. De acuerdo a Rivera, al lugar solo llegó una patrulla que acordonó la zona y hasta después de las seis de la mañana elementos de la Fiscalía.

 “Es indignante, cómo es posible que una persona termine de esa manera, cómo las autoridades no actúan de manera inmediata… condenamos este hecho como un crímen de odio”, dijo en una entrevista con un medio local.

Presentes se comunicó con la Fiscalía del Estado de México al cuestionar por los reportes de emergencia y si investigan con perspectiva de género, respondieron: “no tenemos información sobre reportes del hecho pero elementos de la Fiscalía sí se presentaron al lugar. Ya se abrió una carpeta de investigación”. No dieron más detalle.

De acuerdo al Observatorio Nacional de crímenes de odio contra personas LGBT, 5 mujeres trans han sido asesinadas en lo que va del 2021 en el Estado de México, dos de ellas en Atizapán.

El pedido de justicia en la periferia

“Catalina, exigimos justicia por ti, porque no callaste, porque luchaste por nosotres”, gritó una integrante de Ágora (organización de jóvenes mexiquenses dedicada a la prevención de la violencia de género) afuera del Palacio Municipal de Atizapán, el 4 de septiembre, durante una manifestación que buscó descentralizar la protesta contra la violencia transodiante.

Ese día en la explanada del Palacio había menos de diez personas manifestándose y es que, no es lo mismo protestar en la ciudad que en la periferia. En Atizapán y otros municipios del Estado de México las protestas feministas han sido reprimidas por la policía. “Pese a que aquí se ha torturado, perseguido, abusado a activistas feministas, pensamos importante salir a la calle porque no se está hablando lo suficiente del crimen de Catalina”, dijo a Presentes un integrante de Ágora.

“Estamos hartes, angustiades y enojades de la violencia en las calles para las personas trans que habitan Atizapán y otros municipios del Estado de México. La periferia resiste. El asesinato de Catalina no es un caso aislado, es un síntoma de un sistema intolerante,odiante, intransigente e impune. Exigimos justicia por todas las mujeres trans asesinadas en el Estado de México…¡su voz seguirá sonando!”, reclamaron.

Durante la manifestación estuvo presente la Brigada Marabunta, organización que acompaña y brinda apoyo durante protestas.

El asesinato de Devanny “no fue un ajuste de cuentas, es un crimen de odio”

Devanny-Cardiel-de-twitterDevanny Cardiel

Cerca de las ocho de la noche del 5 de septiembre, Devanny Cardiel de 39 años fue asesinada al interior de su estética, que también era parte de su domicilio, ubicado en la ciudad de León, Guanajuato, un estado al centro del país.

“Vecinos escucharon disparos, llamaron a paramédicos y confirmaron que tenía balazos en el pecho y así nos la arrebataron. Nos arrebataron a una mujer solidaria, amistosa, alegre, luchadora”, comenta a Presentes un amigo que conocía a Devanny desde hace diez años, y que por seguridad, prefiere mantener el anonimato.

Devanny era originaria de Silao, una ciudad cercana a León. Su amigo cuenta que tuvo que abandonar su casa a los 16 años por la violencia y rechazo que recibió de su familia por ser trans.

Y es que Guanajuato ha sido uno de los estados históricamente más conservadores de México. Además, el robo de combustible; las disputas territoriales entre grupos del narcotráfico; la actual estrategia de seguridad: mantener al ejército y la Guardia Nacional en las calles; la negación e impunidad de violaciones graves a derechos humanos como la desaparición de personas y la crisis forense, y la creciente violencia feminicida lo han convertido, en el último lustro, en uno de los estados más violentos.

En ese contexto el asesinato de Devanny ha sido nombrado por varios medios locales como que se trató de un “ajuste de cuentas” y lo vinculan al narcotráfico. Activistas y amistades desmienten la versión de la prensa y recalcan que se trató de un crímen de odio y exigen que la Fiscalía lo investigue como tal.

“Conocíamos a Devanny, era una luchadora social. Su asesinato no fue un ajuste de cuentas, fue un crímen de odio que está afectando a toda la comunidad, una comunidad que no está segura y no se siente segura, ni por las autoridades ni por el contexto de violencia”, comentó a Presentes, un activista integrante de la organización Pride León, que por razones de seguridad prefiere mantener su anonimato.

“En Guanajuato es difícil alzar la voz”

Además, la religión católica ha tenido un peso importante en la sociedad y el poder legislativo del estado. Actualmente, Guanajuato no cuenta con leyes ni reformas que garanticen el derecho a la identidad de las personas trans, el matrimonio igualitario o la prohibición de los ECOSIG (esfuerzos para corregir la orientación sexual e identidad de género).

Velorio-de-Devanny_Foto-de-Alfonsina-Ávila-del-medio-Zona-Franca-2-1024x768Velorio de Davanny. Foto de Alfonsina Ávila, del medio Zona Franca

Tampoco hay cifras oficiales sobre la violencia letal contra las personas LGBT+. En ese sentido, Pride León ha registrado al menos 18 crímenes por prejuicio contra personas LGBT+ de 2015 a la fecha. Además, la iniciativa Visible (una herramienta de denuncia ciudadana de ataques contra las disidencias sexuales) tiene registradas de 2017 a la fecha, al menos 54 agresiones que van de los insultos a violencia sexual. Del total, 12 han sido contra mujeres trans.

El contexto de violencia, la influencia de la iglesia católica y la negación de derechos de las personas LGBT+ en Guanajuato también limitan las formas de protesta y exigencia de una vida libre de violencias. Y por ahora, el pedido de justicia por el asesianto de Devanny se mantiene cauteloso.

“Como comunidad nos mantenemos reservados aún para alzar la voz, en primera por la familia, porque vamos a respetar el proceso de justicia que quieran llevar. Y en segunda porque alzar la voz en Guanajuato es difícil, exigir justicia aquí es distinto. No podemos ser tan radicales en un contexto tan violento, preferimos, por seguridad, ser prudentes y no hacer ruido… por ahora”, explicó a Presentes el amigo de Devanny.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Homosexual afgano describe los horrores de los talibanes contra la comunidad LGBTQ: “Disfrutan matándonos”

Miércoles, 1 de septiembre de 2021

19423600-8CD1-4F3D-8344-C183AAF4C887Aseguró que los torturan con fuego, los apedrean y los decapitan

Si descubren que soy gay, me ejecutarán a tiros”: el miedo bajo dominio talibán

Silenciados y amenazados de muerte, los afganos de la comunidad LGBTIQ+ viven escapando de los insurgentes. “Antes nos enviaban a la cárcel, ahora nos matarán en el acto”.

Un homosexual atrapado en Kabul aseguró que los talibanes los “están cazando”, y realizó una dramática descripción sobre la vida que le espera a la comunidad LGBTQ bajo el gobierno de los extremistas.

El hombre, quien prefirió ocultar su identidad por cuestiones de seguridad, dijo que los talibanes se complacen en perseguir y matar a las personas LGBTQ, en una entrevista con el medio británico MailOnline. “Nos matan de forma muy brutal. No como a los demás, a los que matan con una pistola con una bala. Utilizan el fuego, o nos decapitan o apedrean, y disfrutan con ello: es aceptable para ellos”, describió.

Reveló que su mejor amigo se suicidó porque “nadie estaba aquí para escuchar su voz”. “Intenté animarlo, darle esperanzas, pero no va a volver y no puedo olvidar ese momento. Vivía como una sombra y se fue como una sombra”, agregó.

Tras el retorno de los talibanes, la comunidad LGBTIQ+ de Afganistán vive bajo amenaza de muerte. Así lo han evidenciado diversas voces de la diversidad en diálogo con Vice News: “La única diferencia entre antes y ahora es que antes nos enviaban a la cárcel, ahora nos matarán en el acto”.

Incluso antes del ascenso talibán, las leyes afganas ya prohibían la homosexualidad, establecían penas de prisión y sufrían persecuciones. Sin embargo, ahora, el futuro parece aún más preocupante. Las personas LGBTQ+ siempre han vivido vidas secretamente en Afganistán, donde la homosexualidad es condenada como inmoral. Para los jóvenes afganos que ya tienen un conflicto sangriento que vivir, las identidades queer rara vez se discuten.

Según el código penal afgano, el acto sexual entre dos hombres es catalogada como “pederastia” y se castiga con una pena de prisión prolongada. Algunos funcionarios talibanes dijeron anteriormente a los medios de comunicación que los hombres homosexuales serían castigados con la muerte bajo su régimen.

A principios de mes, Sulaiman se escapó de su ciudad natal. Es de Kunduz, una de las primeras ciudades afganas en caer en manos de los insurgentes antes de que el grupo extremista se apoderara del país el 15 de agosto.

Kunduz fue ocupada brevemente por los talibanes en 2015 y 2016. Cuando Sulaiman leyó la noticia de que las tropas estadounidenses se estaban retirando de Afganistán, huyó desenfrenado. “He visto el tipo de castigos que le daban a la gente, especialmente si son LGTBI”, dijo Sulaiman desde un lugar no revelado. Él es gay. Su nombre y los de otras fuentes se han cambiado para proteger su identidad. “No le he dicho a ningún afgano que soy gay. Sé que se lo dirán a los talibanes, y ese será mi fin”. Sulaiman está huyendo y buscando una forma de salir del país.

69B00A83-9EDA-4178-9EBD-51CEE9DD0C62

Los funcionarios talibanes aún no han hecho una declaración sobre los derechos LGBTQ+ desde su toma de posesión el 15 de agosto. VICE se puso en contacto con Suhail Shaheen, portavoz de los talibanes para los medios internacionales, pero no respondió.

Es que, según la interpretación extremista de la sharia que hacen los talibanes, la homosexualidad está estrictamente prohibida y se castiga con la muerte, en muchos casos de forma especialmente brutal. Las leyes de la sharia en otros países islámicos como Indonesia y Malasia también prohíben la homosexualidad, pero sus métodos de castigo palidecen en comparación con la interpretación que le han dado los talibanes, quienes incluyen lapidación, mutilación y ahorcamiento.

Rani, una mujer afgana que es lesbiana, dijo a VICE que los talibanes ven a la comunidad LGBTQ+ como “peor que los animales”. “Como mujer, perderé la libertad de estudiar, trabajar y vivir libremente. Como miembro LGBTQ+, ni siquiera me reconocen”, añadió. Muchas fuentes queer con las que habló VICE compartieron mensajes de sus amigos poco después de la ocupación de los talibanes.

Me estoy volviendo loco. No puedo continuar con esta vida. Soy gay y no he salido de mi casa esta semana”, decía otro. Algunos mensajes llevaban pensamientos suicidas e intenciones de autolesión.

Omid, que no ha conocido una vida sin guerra en Afganistán, dijo que la gente queer “simplemente no puede sobrevivir al bárbaro gobierno de los talibanes. Créame, si descubren que soy gay, me ejecutarán a tiros en el acto”, dijo el joven de 21 años. “Los talibanes han pronunciado discursos sobre perdonar a los afganos. Eso es solo una postura para el mundo. No es real.”

En una entrevista con el medio Fox News a principios de esta semana, el francotirador de las fuerzas especiales estadounidenses Tim Kennedy, que sirvió tanto en Afganistán como en Irak, afirmó haber visto a combatientes talibanes quemando vivos a homosexuales y arrojándolos desde los tejados.

Mientras que Nancy Kelley, directora ejecutiva de la organización benéfica de derechos LGBT Stonewall, dijo a i News que “durante años, los afganos LGBTQ han tenido que soportar la discriminación, el abuso y la persecución habituales, incluso por parte del Estado” y que con los talibanes esperan que “la situación se deteriore aún más”.

“Los talibanes nunca van a reconocer al colectivo LGTBI, yo creo es que los ejecutarán”, lamentó en diálogo con el medio español La Sexta Artemis Akbary, afgano gay refugiado en Turquía, que al mismo tiempo ha reconocido que sus amigos, también homosexuales, están desesperados por salir de Afganistán.

La mayoría están asustados por el futuro incierto. No saben qué es lo que les va a pasar”, aseguró Akbary, porque, si descubren su condición sexual, se enfrentan a la pena de muerte. Así lo reconoce abiertamente el juez talibán Gul Rahim: “Sólo hay dos penas para los homosexuales: la lapidación o pararse detrás de un muro, de entre 2,5 y 3 metros, que cae sobre él”. Las peticiones de auxilio a organizaciones LGTBI se suceden a diario.

El periodista y activista por los derechos del colectivo, Nemat Sadat, que fue el primer afgano en reconocer públicamente su homosexualidad, asegura que no fue fácil hacer pública esta cuestión personal. “En mi propia experiencia, cuando salí del armario en agosto de 2013, recibí numerosas amenazas de muerte”. Ahora, exiliado desde hace años en Estados Unidos, pide ayuda para que algún país facilite la evacuación de 252 afganos gays, que en muchos casos, cuando son repatriados, siguen escondiendo su orientación sexual por miedo a las represalias hacia su familia.

Fuente Infobae/VICE

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , ,

El brutal asesinato de un joven gay en A Coruña sacude al colectivo LGTBI español

Martes, 6 de julio de 2021

samuelMás de una decena de personas (trece, según las últimas informaciones) han sido ya detenidas en relación con el asesinato de Samuel Luiz, un joven auxiliar de enfermería de 24 años que en la madrugada del sábado al domingo era víctima de una brutal paliza en A Coruña. El probable componente homófobo de la agresión, con independencia de cual fuera su desencadenante inicial, ha provocado en pocas horas una ola de indignación con escasos precedentes. Colectivos LGTBI de toda España han convocado numerosos actos de protesta para este lunes, mientras que líderes políticos y sociales han condenado lo sucedido, aunque no todos ellos han sido igual de claros a la hora de considerar lo sucedido un delito de odio homófobo.

El delegado del Gobierno pide “tiempo” para aclarar el crimen de Samuel y no descarta  la motivación homófoba

La policía toma declaración a más de una decena de personas

Aún se desconocen muchos detalles de lo sucedido la pasada madrugada en el paseo marítimo de A Coruña,  cuando Samuel paseaba en compañía de varias amigas y tuvo la desgracia de toparse con el grupo de personas que lo golpearon hasta matarlo, trece de las cuales han sido ya detenidas. No está claro cuántas de ellas participaron directamente en la paliza (se estima por el momento que siete) y cuántas les dieron cobertura. Los agresores huyeron del lugar cuando vieron que Samuel ya no respiraba. Al lugar acudieron los servicios de emergencias, que al parecer intentaron reanimarlo durante un largo periodo, con resultado infructuoso. Samuel fue declarado muerto en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña dos horas después de la agresión. La presencia de algún testigo clave que al parecer conocía a alguno de los agresores, el hecho de que en este momento las personas que acceden a discotecas de la zona deban dejar sus números de DNI (debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus) y las grabaciones de cámaras de seguridad de la zona habrían sido de vital importancia para detenerlos tan pronto.

Al margen del detalle de los hechos, hay circunstancias que parecen ya claras: Samuel fue víctima de una agresión salvaje pero claramente intencionada, alimentada por un odio extremo y con la intención de causar el mayor daño. La muerte de Samuel no fue un trágico accidente. Fue un asesinato brutal de una persona indefensa a manos de un grupo numeroso que se ensañó con él.  Según la versión que desde el entorno de la investigación se ha trasladado a los medios locales (y que el propio padre de la víctima, Maxsoud Luiz, compartía pocas horas después de la muerte de su hijo) el desencadenante inicial habría sido la «confusión» de los agresores al ver como una de las acompañantes de Samuel entablaba una videollamada. El grupo habría interpretado que los estaban grabando, lo que habría dado pie a encararse con Samuel. En este punto, nos parece que hay un aspecto importante que considerar: Samuel era gay, y según personas de su entorno han insistido en redes sociales, mientras sus agresores se ensañaban a golpes con él le dedicaban insultos homófobos (este aspecto no forma parte de la versión policial).

Somos los primeros que creemos necesario avanzar en la investigación de los hechos, especialmente ahora que los agresores han sido detenidos. Pero son demasiados déjà vu en nuestras vidas: las personas LGTBI, especialmente las que tenemos ya una cierta edad, sabemos por experiencia propia cómo tantas investigaciones policiales y/o procesos judiciales se inclinan por invisibilizar el componente homófobo de muchas agresiones, a no ser que la evidencia sea irrefutable. Pero en la España actual las agresiones por LGTBIfobia pocas veces son la consecuencia de una decisión de agredir a una persona LGTBI planificada en frío y mucho menos plasmada documentalmente. En sociedades como la nuestra las mayoría de las agresiones son el fruto explosivo del odio acumulado. Un odio alimentado por discursos de deshumanización del diferente que tras una época de relativa calma vuelven a escucharse de nuevo de la boca de políticos y líderes de opinión y son amplificados, cada vez con menos reservas, por medios de comunicación y redes sociales. En la mayor parte de las situaciones, ese odio queda contenido por la fuerza de los usos y costumbres, pero estalla en cuanto encuentra la más mínima oportunidad. El desencadenante puede ser cualquiera. Incluso un incidente banal que quizá con otras personas no tendría mayores consecuencias, pero con una persona LGTBI supone un estallido de violencia que revela la LGTBIfobia que lo trasciende. Y por supuesto, los agresores, si son detenidos, siempre la niegan. Damos por descontado que también lo harán en este caso.

Seguiremos con atención las informaciones que se produzcan en próximos días, pero de lo que cabe ya poca duda es de que el asesinato de Samuel supone un aldabonazo que nos recuerda cómo de endebles son los derechos conquistados y cómo de fuerte es el odio que alimenta a las alimañas. A las que golpean hasta la muerte a un joven indefenso, pero también a las que difunden sus discursos de odio desde las tribunas del Congreso o desde las tertulias matinales de radios y televisiones. Por lo pronto, la reacción del colectivo LGTBI bajo los hashtags #JusticiaParaSamuel y #XustizaParaSamuel, tanto de grupos y asociaciones como a título individual, ha sido impresionante. Mañana lunes se han convocado en diferentes puntos de España numerosas concentraciones de repulsa a las que animamos a asistir. Líderes políticos y sociales han condenado también lo sucedido, aunque no todos ellos han sido igual de claros a la hora de considerarlo una agresión homófoba. Entre las personalidades que lo han hecho se encuentran por cierto varios miembros del Gobierno, como la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; la ministra de Igualdad, Irene Montero, y la ministra de Derechos Sociales Ione Belarra.

No han faltado también, por supuesto, los que critican que «se utilice» el asesinato de Samuel para denunciar tanto la ofensiva de odio de la extrema derecha como su normalización y blanqueamiento por otros políticos y medios de comunicación, ni los que aseguran que la homofobia nada tuvo que ver en el asesinato. Era de esperar.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Cadena perpetua para el autor del ataque yihadista a una pareja de hombres en Dresde (Alemania)

Martes, 1 de junio de 2021

A38B858C-DA98-4184-9CE4-9C698FFC7DC2Ya hay sentencia para el terrible asesinato de octubre del año pasado en Dresde (Alemania). Abdullah Al H.-H., de origen sirio y vinculado al Dáesh, acuchilló a dos hombres, matando a uno de ellos e hiriendo gravemente al otro, tras identificarlos como una pareja. La justicia considera probada la motivación yihadista y el odio homófobo como móviles del crimen. El autor ha sido condenado a cadena perpetua revisable a los 15 años.

Los hechos se produjeron en la tarde del pasado 4 de octubre en pleno centro de Dresde. Un desconocido apuñaló con dos cuchillos de cocina de grandes dimensiones a una pareja de hombres, de 55 y 53 años, procedentes de Renania del Norte-Westfalia y que se encontraban de vacaciones en la capital de Sajonia. El primero falleció en el hospital poco después a causa de sus lesiones, mientras que el segundo resultó también gravemente herido, pero sobrevivió finalmente.

Dos semanas y media después la policía detenía a Abdullah Al H.H. como presunto autor de los hechos. Se trata de un joven sirio de 20 años, que llegó a Alemania en 2015. En 2017, las fuerzas de seguridad lo identificaron como simpatizante del autodenominado Estado Islámico (ISIS) o Dáesh y un año después, fue condenado a una pena de 2 años y 9 meses por delitos contra la seguridad del Estado, pertenencia a ISIS, lesiones, amenazas, daños materiales, allanamiento y subrepción. Al H.H. había salido del centro de menores donde había cumplido condena solo cinco días antes del ataque.

El acusado pasó a disposición del juez, que decretó prisión. La investigación confirmó la motivación yihadista del ataque y constató, además, el odio homófobo del autor, que eligió a sus víctimas al identificarlas como una pareja. El asesino consideraba a las personas homosexuales «enemigos de Dios» que merecen la muerte. Aun así, las autoridades se habían mostrado reticentes a reconocer un móvil homófobo en el ataque. La Fundación Magnus Hirschfeld criticó el silencio inicial sobre la orientación sexual de las víctimas, que no se habría producido si hubieran sido «judías o personas de color».

Tras meses de proceso, el Tribunal Superior de Justicia de Sajonia dictó sentencia el pasado viernes. El fallo declara culpable a Abdullah Al H.H. de un delito de asesinato, otro de asesinato en grado de tentativa y uno de lesiones y destaca la «absoluta intención de matar» con la que acuchilló a sus víctimas. Condena al autor a cadena perpetua revisable a los 15 años. El crimen ha sido descrito además como de «particular gravedad», calificación que descarta una puesta en libertad automática al transcurrir dicho periodo. Será un tribunal el que determine en su momento si el condenado sigue representando un peligro para la sociedad.

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , ,

Se llamaba Normunds Kindzulis. Tenía 29 años. Y ha sido asesinado, quemado en su propia casa, en un ataque homofóbico en Letonia.

Martes, 4 de mayo de 2021

E0aWKm_X0AgRgTI@kindzulis.normunds

Normunds Kindzulis, un joven de 29 años, no ha podido sobrevivir a las extensas quemaduras sufridas el pasado 23 de abril, cuando su compañero de piso lo encontró envuelto en llamas en el rellano de su edificio en Tukums (Letonia). Las sospechas de que lo sucedido fue un asesinato de motivación homófoba se acrecientan conforme se conocen más detalles de la historia: Kindzulis había sufrido graves amenazas homófobas a las que las autoridades no habían hecho caso. Después de que en un primer momento la Policía letona evitara relacionar lo sucedido con un crimen homófobo, el presidente del país asegura que en Letonia «no hay lugar para el odio» y promete llegar hasta el fondo de lo sucedido.

Un hombre gay de Tukums, Letonia, murió de quemaduras el miércoles (28 de abril) que casi le cubrieron todo el cuerpo después de que un vecino descontento supuestamente lo roció con líquido inflamable. Normunds Kindzulis, un asistente médico de 29 años, sufrió quemaduras en el 85 por ciento de su cuerpo el 23 de abril en la tranquila e histórica ciudad llena de iglesias de ladrillos rojos y molinos de cardado de madera.

Pero después de que supuestamente estalló una pelea en el complejo de apartamentos en el que vivía, le empaparon la ropa con combustible y le prendieron fuego en lo que los defensores instan a la policía a considerar como un crimen de odio homofóbico. Otro hombre gay sufrió quemaduras mientras buscaba desesperadamente salvar a Kindzulis mientras estaba envuelto en un incendio que arrasó el edificio.

Según lo que hasta la fecha hemos podido reconstruir de lo publicado por medios letones, los gritos de Normunds Kindzulis despertaron a Artis Jaunkļaviņš, su compañero de piso, alrededor de las cuatro de la madrugada del pasado 23 de abril. Al salir al rellano se lo encontró envuelto en llamas en la escalera del bloque de apartamentos. Al parecer había sido rociado con un líquido inflamable (algunos medios hablan directamente de gasolina) y alguien le había prendido fuego. El joven intentó apagar las llamas que envolvían el cuerpo de su compañero, lo que a su vez le causó importantes quemaduras a él mismo en las piernas. Kindzulis fue trasladado aún con vida al hospital, pero no pudo sobrevivir a las gravísimas quemaduras, que le cubrían un 85% de la superficie corporal. Artis Jaunkļaviņš, por su parte, ha sido ingresado en un centro de queñados de Riga, la capital letona.

Según ha denunciado la víctima superviviente, Kindzulis había sido objeto de amenazas homófobas por parte de un vecino, que habían denunciado a la Policía. De hecho fuentes policiales han confirmado a la prensa local que en efecto la víctima había denunciado amenazas en noviembre de 2020, pero que después de «examinar la información» se decidió no iniciar una investigación criminal. De hecho, jauns.lv, un medio local, recoge con cierte detalle que el acoso a Kindzulis comenzó en efecto hace meses, a raíz de un incidente vecinal que poco a poco se convirtió en una auténtica persecución homófoba a manos del vecino y otros individuos relacionados con este, materializada tanto en amenazas verbales y a través de mensajes de texto como en al menos una grave agresión física (fue empujado por las escaleras, lo que motivó una baja médica). El mismo medio recoge que el vecino agresor es un exmilitar que trabaja en el sector de la seguridad, e incluso especula, aunque sin afirmarlo abiertamente, sobre una posible relación del mismo con el jefe de policía de la localidad. Siempre según este medio, Artis Jaunkļaviņš, compañero de piso del fallecido, sospecha incluso que el incidente que supuestamente habría dado lugar al enfrentamiento (relacionado con una pérdida de llaves) no fue más que una excusa del agresor para comenzar su acoso.

Por otra parte, Jaunkļaviņš se ha mostrado indignado por la versión que en un primer momento autoridades y medios ofrecieron de lo sucedido, según la cual todo se trató de un incendio accidental originado en una pila de ropa. Una versión que muy poco después, conforme la indignación se extendía entre la comunidad LGTBI letona, ya era matizada por las fuerzas de seguridad, que confirmaban que se había iniciado una investigación criminal.

Kindzulis fue trasladado de urgencia a Riga, la capital de Letonia, para recibir tratamiento. Sin embargo, en un giro trágico, la Asociación de Organizadores del Orgullo Europeo confirmó en Twitter el miércoles que se había enterado de que Kindzulis había fallecido.

Él fue, dijo el grupo, una “víctima de [un] ataque incendiario homofóbico”.

Según Euractiv, la policía local inicialmente se negó a abrir una investigación, pero la muerte de Kindzulis ha provocado una necesidad urgente de hacerlo. “Llevar a alguien al borde del suicidio también es un crimen”, dijo el jueves el oficial Andrejs Grishins a los periodistas, dijo el medio.

El principal colectivo LGTBI letón, Mozaika, exige entretanto que se investigue con detalle el historial de amenazas y agresiones que ya desde hace meses Kindzulis soportaba sin recibir en ningún momento asistencia policial. Y es que la biografía de Kindzulis fue una vez de fuerza y vigilancia. Había recibido amenazas de muerte homofóbicas en el pasado y huyó a Tukums, que está a unos 70 kilómetros de Riga. Pero en la tranquila ciudad, se encontró con una violencia demasiado familiar. Fue agredido físicamente al menos cuatro veces.

La segunda víctima le dijo a Tukums Independent News, un periódico local, cómo la pareja había informado a las autoridades cómo su vecino los amenazaba y se burlaba de ellos en el edificio de cinco pisos en el que vivían. “Informamos de estas amenazas tanto a la policía como al lugar de trabajo del vecino, pero no hubo reacción”, dijo. “Tuvimos que esperar a que alguien fuera mutilado o asesinado”.

Mientras tanto, en sus cuentas de redes sociales, Kindzulis elogió Eurovisión, compartió fotos de sus viajes y viajes de campamento por Letonia y cuidó a su gato.

Su muerte ha llegado a exponer las líneas divisorias de Letonia, un estado miembro de la Unión Europea que durante mucho tiempo se ha resistido a reconocer a las personas LGBT +.

Incluso el presidente de Letonia, Egils Levits, se manifestaba en Twitter y admitía implícitamente que la principal sospecha sobre el presunto asesinato es la motivación homófoba y  tuiteó que “no hay lugar para el odio en Letonia”.

Sin embargo, el parlamento letón, el Saeima, votó abrumadoramente para modificar la constitución para definir la familia estrictamente como una “unión de un hombre y una mujer” a principios de este año.

Activistas de todo el mundo rindieron homenaje a Kindzulis que, para muchos, no solo señaló la profundidad de la ira que se siente hacia la gente queer en Letonia, sino también la necesidad misma del Orgullo y el movimiento de derechos LGBT + en sí.

Un país hostil a la igualdad LGTB

Letonia, pese a contarse entre los más hostiles de la Unión Europea para su población LGTB, ha empezado hace poco a mostrar algún signo esperanzador. El más simbólico, la salida del armario como gay de su ministro de Exteriores, Edgars Rinkēvičs, en noviembre de 2014. Reelegido para su puesto tras las elecciones de 2018, Rinkēvičs sigue abogando por el reconocimiento de las parejas del mismo sexo. Otro gesto, menor pero cargado también de simbolismo, fue la rectificación de una promoción de San Valentín de los autobuses de la capital Riga que excluía a las parejas del mismo sexo.

En diciembre de 2005 se introdujo una enmienda a la Constitución de Letonia para definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, y así impedir a las parejas del mismo sexo el acceso a esta institución. Quienes se muestran contrarios al proyecto de reconocimiento de otro tipo de uniones consideran que se trata de un subterfugio para violar lo que la Constitución prohíbe taxativamente.

Esta actitud es la que el ministro Rinkēvičs calificaba en noviembre de 2015 de «montón de histeria» y contra la que se ha comprometido a luchar. Este tipo de grupos homófobos ya intentaron en 2006 aprobar, sin éxito, una ley contra la «propaganda homosexual» como la vigente en Rusia desde 2013. En 2015, la celebración del Europride en Riga se vio amenazada por el boicot de grupos homófobos, aunque finalmente tuvo lugar sin grandes problemas.

En junio de 2019,el Parlamento de Letonia volvió a decir «no» a las uniones civiles. Una proposición de ley presentada por diputados de partidos representados en el Gobierno  fracasó, al obtener solo 23 votos favorables de los 100 representantes de la Saeima, el legislativo unicameral letón.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Al menos 175 mujeres trans fueron asesinadas en 2020 en Brasil

Viernes, 5 de marzo de 2021

brasil-autodeterminacion-genero-personas-trans-696x522Ampliamos la noticia que adelantábamos el pasado mes:

Al menos 175 mujeres trans fueron asesinadas en 2020 en Brasil, un 29% más que en 2019. Unas cifras con las que el país sudamericano se asegura, una vez más, el primer puesto en el número de asesinatos tránsfobos en el mundo. Así lo pone de manifiesto el último informe publicado por ANTRA (Asociación Nacional de Travestis y Transexuales de Brasil) y el Instituto Brasileño Trans de Educación (IBTE). 

Las cifras son escalofriantes; al menos 175 transfeminicidios documentados a lo largo del año 2020. Solo en 2017 se registró un número superior (179), pero la cifra se había reducido algo en 2018 (163) y un poco más en 2019 (124). El año de la pandemia de covid-19, sin embargo, ha visto surgir un recrudecimiento de la violencia tránsfoba. São Paulo (29 asesinatos), Ceará (22), Bahía (19), Minas Gerais (17) y Río de Janeiro (10) son los cinco estados que encabezan la trágica clasificación. En total, el informe recoge 641 asesinatos de personas trans entre 2017 e 2020.

Por lo que se refiere a las edades de las víctimas, solo en 109 casos ha sido posible documentar el dato. El 56% de ellas tenía menos de 29 años (la víctima más joven tenía solo 15 años). El 28,4% tenía entre 30 y 39 años, el 7,3% entre 40 y 49 y el 8,3% restante entre 50 y 59. Por lo que se refiere a su contexto social, en el 72% de los casos identificados las víctimas ejercían la prostitución. Por lo que se refiere a la raza, en el 78% de los casos identificados se trataba de mujeres negras o de color. Una vez más, las frías estadísticas confirman que las mujeres jóvenes, negras y que ejercen el trabajo sexual constituyen el grupo más vulnerable a la violencia tránsfoba. La mayor parte de los asesinatos (87) se produjeron en la vía pública, un dato que nos hace pensar en la sensación de impunidad que parecen sentir los agresores. Otro dato sobrecogedor, de los muchos que recoge el informe, es que en el 47% de los casos se identifica una tendencia a ejercer la violencia (sea en forma de golpes, mutilaciones o disparos) sobre partes específicas del cuerpo como la cara, los pechos o los genitales, muchas veces de forma repetida y asociada, lo que parece reflejar un empeño por humillar a las víctimas y subrayar el odio hacia su condición trans.

Cifras escalofriantes las del 2020, que no tenemos la menor duda que confirmarán una vez más a Brasil como el país con mayor número de asesinatos tránsfobos de todo el mundo. Así lo reflejan de modo sistemático las estadísticas que anualmente publica Transgender Europe, que en su último recuento, publicado el pasado noviembre con motivo del Día Internacional de la Memoria Trans, había logrado identificar 350 asesinatos de personas trans y género-diversas entre el 1 de octubre de 2019 y el 30 de septiembre de 2020 (de ellas, 152 en Brasil. En segundo lugar se encontraba México, con 57 víctimas, y en tercer lugar Estados Unidos, con 28). Una situación sobre la que no honestamente esperamos una respuesta enérgica de las autoridades brasileñas, teniendo en cuenta el contexto sociopolítico del Brasil actual, un país marcado entre otros muchos factores por la presidencia de Jair Bolsonaro, un político que precisamente destaca por su abierta hostilidad a la diversidad sexual y de género.

Puedes descargar el informe completo (140 páginas, en portugués) pinchando aquí.

Brasil, una situación muy complicada para el colectivo LGTB

En 2018, fuimos testigos de como la LGTBfobia ha escalado hasta alcanzar ámbitos activistas y políticos. En mayo de ese año recogíamos el asesinato en Río de Janeiro de la activista de género no binario Matheusa Passareli. Y en marzo el de la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco, afrodescendiente, abiertamente bisexual, feminista y activista en favor de los derechos humanos. Una escalada a la que también nos hemos referido al recoger tanto el episodio de acoso que sufrió Judith Butler en una visita al país para participar en un debate universitario como la decisión de un juez federal contra la orden del Consejo Federal de Psicología que prohibía desde hace años las «terapias» reparadoras de la homosexualidad. Y que ha forzado al que fuera primer diputado abiertamente gay de Brasil, Jean Wyllys, a abandonar el país e instalarse en Alemania (ver aquí la interesante entrevista que hace pocos días publicaba eldiario.es).

La llegada de Bolsonaro a la presidencia

La situación de la comunidad LGTB, incluso ya antes de la victoria de Bolsonaro en octubre de 2018, es muy dura. El Grupo Gay de Bahía, colectivo que hace una meritoria labor de monitorización de los delitos de odio en Brasil, tuvo conocimiento de 445 muertes violentas de personas LGTB en 2017: 387 asesinatos y 58 suicidios, un aumento del 30% con respecto a 2016, «cuando se registraron 343 muertes», comienza su informe 2017. De alguna de estas muertes nos hemos hecho eco en esta misma página, como sucedió por ejemplo con el terrible asesinato de Dandara dos Santos, una mujer trans. La tendencia, en este sentido, ha sido creciente a lo largo de los últimos años.

Y si algún político encarna a la perfección esa LGTBfobia en su discurso político, ese es Jair Bolsonaro, elegido presidente en octubre de 2018. Una victoria que, dados los precedentes del personaje y el apoyo del poderoso movimiento evangélico, abrió un escenario terrible para las personas LGTB en Brasil. Ya en 2011 lo mencionábamos cuando acusó al Ministerio de Educación de «fomentar la homosexualidad» por promover un proyecto contra la homofobia. En 2014 volvimos a referirnos a Bolsonaro, que negaba que educar en la diversidad sirviese para combatir la homofobia, y acusaba explícitamente a los que así lo defienden de querer «llevar la materia a las escuelas para transformar a niños de seis años en homosexuales. Al punto de que así se facilita la pederastia en Brasil».

Bolsonaro acababa la entrevista burlándose del intento de aprobar una ley que castigase la violencia homófoba, a la que quitaba importancia. «¿Solo porque a uno le guste tomar por culo se convierte en un semidios al que no se le puede pegar?», remataba. El ahora presidente ha hecho otras declaraciones homófobas en el pasado, como aquellas en las que aseguraba preferir que un hijo suyo muriese en un accidente a que apareciese «con un bigotudo», pero basta con releer la entrevista de 2014 a El País para ser consciente de la monstruosidad del personaje.

En el ámbito legal, hay que tener en cuenta que muchos de los avances en derechos LGTB que ha experimentado Brasil se han producido al margen de los poderes legislativo o ejecutivo: el matrimonio igualitario es una realidad posible gracias a resoluciones judiciales, mientras que la prohibición de las «terapias» reparadoras, sobre la que como mencionamos arriba tiene lugar una batalla en los tribunales, fue una decisión profesional del Consejo Federal de Psicología. La presión de los grupos evangélicos para que desde el poder político se ponga coto e incluso se revierta esta situación puede encontrar en Bolsonaro el aliado ideal.

En este sentido, la recién aprobada tesis del Supremo contra la LGTBfobia es una soplo de aire fresco en un ambiente profundamente enrarecido.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

La policía investiga una posible motivación homófoba en el ataque yihadista de Dresde (Alemania)

Miércoles, 4 de noviembre de 2020

50A8185F-D4AF-478A-95EA-24A777F67EA3El reciente atentado yihadista en la ciudad alemana de Dresde podría tener un móvil homófobo. El pasado 4 de octubre, Abdullah Al H.H. acuchilló a dos hombres en el centro de la ciudad, provocando la muerte de uno de ellos y graves heridas al otro. El autor, que fue detenido semanas después, es de origen sirio y tiene vínculos con Dáesh. Había cumplido dos años de prisión y se encontraba en vigilancia por actos contra la seguridad del Estado. La policía investiga si el asesino cometió el ataque al identificar a los dos hombres, que estaban de visita en la ciudad, como una pareja.

Los hechos se produjeron en la tarde del pasado 4 de octubre en pleno centro de Dresde. Un desconocido apuñaló con dos cuchillos de cocina de grandes dimensiones a dos hombres, de 55 y 53 años, procedentes de Renania del Norte-Westfalia y que se encontraban de vacaciones en la capital de Sajonia. El primero falleció en el hospital poco después a causa de sus lesiones, mientras que el segundo resultó también gravemente herido, pero sobrevivió finalmente.

Dos semanas y media después, el 20 del mes pasado, la policía detenía a Abdullah Al H.H. como presunto autor de los hechos. Se trata de un joven sirio de 20 años, que llegó a Alemania en 2015. En 2017, las fuerzas de seguridad lo identificaron como simpatizante del autodenominado Estado Islámico (ISIS) o Dáesh y un año después, fue condenado a una pena de 2 años y 9 meses por delitos contra la seguridad del Estado, pertenencia a ISIS, lesiones, amenazas, daños materiales, allanamiento y subrepción. Al H.H. había salido del centro de menores donde había cumplido condena solo cinco días antes del ataque.

El acusado pasó a disposición del juez, que decretó prisión. Las líneas de investigación apuntan a la opción yihadista, pero la policía también analiza una posible motivación homófoba. Cree que Al H.H. actuó movido por el odio al identificar a sus víctimas como una pareja de hombres. Un hecho que las autoridades no han confirmado, pero que se dio por cierto tras la publicación de una esquela que se hace referencia a su «compañero de vida», la fórmula que en alemán identifica a los miembros de una unión civil.

Sobre la negativa de las autoridades a comentar la orientación sexual de las víctimas se han pronunciado representantes políticos de los partidos socialdemócrata, liberal y Die Linke. Todos coinciden en criticar el silencio impuesto sobre una posible motivación de odio homófobo tras los hechos. También la Fundación Magnus Hirschfeld ha exhortado a la fiscalía a investigar a fondo el móvil de homofobia.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , ,

Condenado a ocho años de cárcel el asesino de la activista LGTBI rusa Yelena Grigoryeva

Sábado, 31 de octubre de 2020

activista_rusa-minUn tribunal de San Petersburgo ha dictado una sentencia de ocho años de cárcel para el asesino confeso de la activista LGTBI Yelena Grigoryeva. El crimen, que conmocionó a la comunidad internacional, tuvo lugar en verano del año pasado. Grigoryeva había recibido amenazas de muerte y su nombre había aparecido en una lista de personas LGTBI «a cazar» publicada por un medio ruso. A pesar de ello, la justicia ha desestimado investigar una posible motivación de odio LGTBIfobo. El activismo ha reaccionado con decepción y anuncia un recurso contra el fallo.

Yelena Grigoryeva, que contaba con 41 años y tenía una hija de 20, era una mujer bisexual miembro de la Alianza de Heterosexuales y Personas LGBT por la Igualdad de Derechos de San Petersburgo y muy conocida por su fuerte activismo en defensa de los derechos de las minorías sexuales rusas. Debido a su lucha, había recibido repetidas amenazas de muerte, según declararon activistas de Russian LGBT Network, tanto en persona como a través de las redes sociales.

Poco antes de su asesinato, Grigoryeva había sido fijada como objetivo por la web Saw, posteriormente cerrada, que con una estética basada en la franquicia de terror homónima mostraba una lista de personas LGTBI rusas «que cazar», en la que aparecían todos sus datos personales. La información, que era recopilada por los propios usuarios de la página, servía además para chantajear a quienes aparecían en la lista, pues debían pagar determinada cantidad para ser borrados de la misma. Se produjeron numerosas denuncias por agresión por parte de víctimas cuyos datos habían aparecido en la página.

Según su compañero activista Dinar Idrisov, Grigoryeva también denunció ante las autoridades policiales las amenazas de muerte y su aparición en la lista de Saw, sin que conste que se iniciara ninguna investigación al respecto. El 21 de julio del año pasado se encontró su cadáver cerca de su domicilio en San Petersburgo. El cuerpo presentaba marcas de ocho puñaladas, así como de estrangulamiento, que mostraban la brutalidad y enorme violencia con que había sido asesinada.

La policía localizó a un sospechoso, que confesó el crimen. Aseguró haber actuado bajo los efectos del alcohol y en solitario, en el transcurso de una pelea con la víctima. A pesar de la insistencia de los activistas y del delegado de Derechos Humanos de San Petersburgo, las autoridades rechazaron investigar una posible motivación de odio LGTBIfobo en los hechos. La organización Exit sospecha que el condenado eligió la confesión que más le convenía para reducir su pena y no descartan el móvil LGTBIfobo o la participación de más autores en el crimen. Por todo ello han anunciado la interposición de un recurso contra la sentencia.

La muerte de Grigoryeva conmocionó a la comunidad LGTBI internacional y provocó un rechazo generalizado. Entre las recciones de condena se cuenta la del ministerio de Asuntos Exteriores español, que a través de las redes sociales declaraba que «no se pueden consentir la violencia ni la persecución por motivos homófobos ni de odio».

Lo que está claro es que es inevitable desligar el asesinato de Yelena Grigoryeva de la trayectoria de políticas fuertemente LGTBIfobas en Rusia. La persecución social se ve alentada con leyes que prohíben el mero hecho de informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que permiten que quienes simplementeMientras tanto, el mismo código penal y los mismos jueces permiten que quienes simplemente enarbolan la bandera arco iris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionadosincluso encarcelados.  Además de la violencia institucional, las víctimas de la LGTBIfobia, por su parte, se encuentran en total indefensión  ante la laxitud e inoperancia, cuando no connivencia, de las autoridades (y de la policía) que incluso tratan de invisibilizar las motivaciones de los agresores.. Por no hablar de la especial persecución que sufren las personas LGTBI  en la república rusa de Chechenia.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Una mujer trans, asesinada el pasado sábado por su pareja, última víctima de la violencia de género en Asturias

Jueves, 17 de septiembre de 2020

combo-fallecida-klvF--624x352@El ComercioEl portal donde ocurrieron los hechos, el número 8 de la plaza de Primo de Rivera, parte del edificio Salesas. En el círculo, la víctima, Susana Criado. / MARIO ROJAS

La última víctima de violencia machista en el Principado de Asturias, asesinada el pasado sábado en Oviedo, ha sido una mujer trans. Se llamaba Susana Criado, y tenía 60 años. Y es que, por desgracia, numerosas mujeres trans, además del odio tránsfobo, sufren la violencia de género ejercida contra ellas por sus parejas o sus exparejas hombres. 

Según recoge El Comercio, la tarde del pasado sábado Susana contactó con dos amigas, a las que pidió ayuda desde la calle después de que su pareja la echara de casa. Cuando una de ellas llegó a las puertas del edificio, en la Plaza Primo de Rivera de la capital asturiana, fue testigo de como el presunto asesino forcejeaba con Susana y la introducía de nuevo en el portal. Todo apunta a que allí la golpeó, dejándola herida de muerte. «Yo no vi el golpe, la pegó justo en el portal, pero sé que quedó registrado en las cámaras de seguridad y que el guarda del edificio dijo que iba a llamar a la Policía con la que estaba armando», relató la testigo. Con la víctima agonizando y su agresor visiblemente agitado, acudieron los sanitarios y los agentes de policía. «Tenía mal aspecto, no respiraba y poco a poco se fue apagando hasta que se desvaneció», añadió la mujer. Susana fallecía a los pocos minutos, ya después de ingresar en el Hospital Central de Asturias.

Todo indica que Susana Criado, como tantas y tantas mujeres trans, se encontraba en una situación extremadamente vulnerable. Personas que la conocían creen que su pareja la obligaba a mendigar. Algunos vecinos han relatado además episodios de malos tratos y palizas.

El presunto agresor de Susana fue detenido inmediatamente, pasando este martes a disposición judicial.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.