Archivo

Entradas Etiquetadas ‘New York’

Thomas Page, el primer boxeador transexual que combate en el Madison Square Garden

Lunes, 17 de junio de 2019

2896C400-774F-4FB0-8CF7-F72D3CCEC5ABThomas Page McBee es un hombre único. Una de las figuras más polifacéticas que nos hemos encontrado en los últimos tiempos: boxeador -pero no cualquiera, ha combatido en el epicentro del boxeo mundial, el Madison Square Garden de New York-, escritor -es el autor del interesantísimo libro «Un hombre de verdad» (Ed. Temas de Hoy), donde se cuestiona la masculinidad a través de su experiencia de vida y sus propias reflexiones-, y periodista de The New York Times y Glamour.

El también autor de «Man alive» empezó su transición hormonal con 30 años. «…así que tuve toda una vida antes de mi transición. Y esto es importante: antes yo no era una mujer, era una persona masculina y andrógina. Pero aún así experimentaba muchas de las cosas que creo que experimentan las mujeres», relata «No siempre me sentía seguro caminando por la noche, la gente me interrumpía en las conversaciones, me enfrenté a la homofobia… pero todo fue «más fácil» cuando empecé su transición, en 2011″.

«Tenía muchos más privilegios, ganaba más dinero, me encontraba más seguro en el mundo, especialmente siendo un hombre blanco en América… Pero, por otro lado, muchas cosas eran tristes para mí». Thomas se refiere a lo que él considera «una crisis global de la masculinidad», que implica el incremento de la violencia entre los varones, los elevados ratios de suicidio en el género masculino o una «epidemia de la soledad» entre hombres.

D523CFF6-865F-435B-8A25-51EA30E63DF6

«Yo sentía muchos de esos sentimientos en mi propias carnes simplemente por ser un hombre. A pesar de que me sentía feliz en mi propio cuerpo, me sentía infeliz acerca de mi lugar en el mundo», lamenta. Y esta fue la razón por la que empezó con el boxeo, como una exploración, y nacieron las primeras páginas de su libro. «No se trata de pelear con otro hombre, sino de llegar a un punto en mi vida en el que podía estar en el cuadrilátero. Y no era tanto ganar sino enfrentarme a las partes más horribles y que dan más miedo de la masculinidad» explicaba reciéntemente a Buenafuente (A continuación tienes la interesantísima entrevista que le hicieron en Late Motiv:

Respecto a la dificultad de algunos hombres para entender que replantear la masculinidad puede realizarse en términos positivos, McBee ha explicado a la Agencia EFE «Los hombres a veces se ponen a la defensiva porque piensan que tóxico es un adjetivo que se aplica a toda la masculinidad. Siempre aclaro que es un conjunto de comportamientos socializados que los niños aprenden de pequeños», sostiene. «Creo que la identidad del género es innata para cada persona. Lo que a mí me da miedo es que cuando hablamos de género estamos hablando de poder, no de identidad, y todos seríamos muchos más libres si pudiésemos hablar de identidad».

A62ACA90-CDFF-422B-848C-35E22810A4C2

Fuente Oveja Rosa

Biblioteca, General, Historia LGTBI , , , , ,

“Mi hijo mayor, Marcos, es gay”: el significado de las siglas LGBTQ

Martes, 30 de enero de 2018

wall-1345566_1920-636x310[Ivan Briggiler, Parroquia de San Ignacio de Loyola, Manhattan, New York. Él y su mujer, Maria Gualdoni, son de origen argentino y participan en la comunidad desde hace 20 años. Este texto fue presentado originalmente  en una charla en su parroquia el 7 de diciembre de 2017 dentro del panel “LGTB Católicos y amigos” donde compartió el recorrido espiritual de su familia con su hijo gay.  

Este post fue publicado primero en Bondings 2.0, New Ways Ministry’s daily blog of Catholic LGBT news, opinion, and spirituality. Puedes ver el artículo original en inglés en: https://www.newwaysministry.org/2018/01/07/father-gay-son-explains-meaning-lgbtq/]

Ivan BriggilerDios nos ha bendecido, a mi esposa y a mí, con tres hijos. Mi hijo mayor, Marcos, es gay.

Cuando Marcos tenía cinco años, mi mujer empezó a decir que pensaba que Marcos podía ser gay. Mi reacción en ese momento fue fría y racional. Dije que era muy pronto para decirlo, quería que Marcos resolviera esto por él mismo y me lo comunicara en sus propios términos. En otras palabras, yo le estaba diciendo a mi mujer que era imposible conocer eso acerca de nuestro hijo a una edad tan temprana.

Estaba equivocado.

Mirando atrás puedo ver que yo no estaba preparado para aceptar la posibilidad de que mi hijo fuera gay. Pude haber sido más comprensivo con mi esposa. Pude haber estado más abierto al diálogo. Pude haber sido más sensible y haber estado más abierto a la posibilidad de que sí, los niños pueden empezar a revelar su verdadera identidad a temprana edad.

El instinto de mi mujer era correcto. Ella pudo percibir algo diferente en Marcos incluso antes que él lo hiciera. Todo lo que ella necesitaba era que la escuchara y escogí no hacerlo. Caminó por un camino solitario durante algunos años hasta que Marcos salió del closet[1]. Siento no haber sido más solidario y abierto de mente.

A pesar que no estábamos seguros, o no estábamos de acuerdo sobre si Marcos era gay o no, desde el principio ambos sí que estábamos de acuerdo en algo: queríamos asegurarnos de crear un entorno en el que nuestro hijo se sintiera cómodo y seguro creciendo en nuestra familia. Queríamos asegurarnos de que Marcos saliera del closet primero con su familia.

Cuando Marcos nos compartió su identidad gay fue un verdadero momento de alegría para todos nosotros. Recuerdo que fue un momento feliz, y también un alivio: finalmente sabíamos dónde estábamos parados y podíamos salir adelante.

Fue entonces cuando mi voz interior dijo: “Ahora es tu momento de correr con la pelota”. Me dije a mí mismo que si mi hijo tenía el coraje de salir del closet, yo también debería tenerlo. Decidí salir como el padre de un hombre gay. Elegí comenzar a contárselo a mi jefe, clientes, colegas y amigos.

Para mí, esto ha sido un proceso de aprendizaje, y todavía tengo mucho que aprender. La mejor manera de comenzar el proceso fue haciéndole preguntas a Marcos, porque tenía curiosidad y estaba ansioso por aprender. También quería mostrar mi amor y apoyo haciendo preguntas. Era mi manera de tratar de decirle a Marcos que estaba a su lado y de su lado.

Y lo primero que necesitaba aprender era el significado de cada una de las letras de “LGBTQ”[2]. Esto es lo que he aprendido hasta ahora:

La “L” es de Amor (Love) y también de Aprender (Learn)

A través de mi hijo, estoy aprendiendo nuevas formas de amar. Y la mejor manera de aprender es siendo curioso, hacienda preguntas, participando en conversaciones, estando dispuesto a conocer a otras personas en sus propios términos.

La “G” es de Gracia (Grace)

Por la gracia de Dios tengo a Marcos en mi vida. Marcos es creación de Dios y tengo la suerte de ser un instrumento elegido para cuidarlo.

La “B” es de Nacer (Born) y Ser (Be)

Mi hijo nació gay. Esta es una importante lección que he aprendido. Mi hijo no escogió ser gay: mi hijo nació gay. Es parte de su ser.

La “T” es de Confiar (Trust) y también de Tiempo (Time)

Confiar en tu voz interior. Y es tiempo. Algunas personas han estado esperando durante décadas para ser considerados bienvenidos a nuestra iglesia, ser acogidos y aceptados en nuestra iglesia siendo quienes son, no teniendo miedo de ser rechazados. Es tiempo para que nosotros, como miembros de la iglesia, salgamos a recibirlos. Todos ellos son parte de la creación de Dios. Yo soy un hombre de mediana edad, pero mi mentalidad no es de la Edad Media.

La “Q” puede ser de Pregunta (Question)

¿Puedo estar equivocado en mis creencias o ideas preconcebidas?

¿Quizás no esté acogiendo lo suficiente?

Tal vez Dios me está dando una ventaja en comparación con otros, bendiciéndome con alguien especial que me mostrará nuevas formas de amar y respetar a los demás.

La “Q” podría también representar lo desconocido (unknown) -lo que no puedo entender o explicar. Y eso está bien. No necesito entender todo el plan de Dios, todo lo que necesito hacer es amar la Creación de Dios.

Quiero compartir algunas de mis esperanzas. Espero que en nuestra familia estemos plantando las semillas para nuestras futuras generaciones, donde cualquier persona de cualquiera de las letras LGBTQ se sienta amada, acogida y segura.

Tenía pavor de entregar mi hija a otro hombre. Ahora sueño con el día en que Marcos nos presente a nuestro nuevo yerno, uniéndose a nuestra familia. Sueño y espero tener nietos. Espero poder acompañar a mi hijo hacia el altar el día de su boda.

Para finalizar, quiero volver a la primera letra “L” de Amor (Love). El padre Anthony de Mello, jesuita y escritor espiritual, dice que hay dos fuerzas en el mundo: el miedo y el amor. Así que realizo estas declaraciones llenas de esperanza:

Elijo pasar del miedo al amor.

Elijo no temer sobre lo que podría salir mal.

Elijo soñar con lo que puede ir bien.

Elijo amar para la mayor gloria de Dios.

***

[1] Salir del armario, declarar voluntaria y públicamente su homosexualidad.

[2] Acrónimo que define las minorías sexuales  “Lesbiana, Gay, Bisexual, Transgénero, Queer”

Imagen extraída de: Pixabay

Fuente Cristianismo y Justicia

Espiritualidad, General , , , , ,

Un neoyorquino sufre una agresión homofóbica por segunda vez

Miércoles, 20 de julio de 2016

780x580-youtube-EzFMjsGMrZo-un-neoyorquino-sufre-una-agresion-homofobica-por-segunda-vezMarquis Devereaux fue agredido por dos individuos, mientras uno le lanzaba un puñal, el otro le insulta, en el que es el segundo ataque homofóbico que sufre en cinco años.

Marquis Devereaux es un neoyorquino de 49 años de edad que se dedica a la gestión de eventos. Alrededor de las 3.30 de la madrugada del domingo, 10 de julio, es agredido por dos individuos cuando está volviendo a su casa, en las inmediaciones del complejo de apartamentos donde vive, en la esquina de Sunset Boulevard con Neptune Lane, Clason Point, en el barrio del Bronx.

«No vamos a hacer ninguna de esas cosas de novios por aquí», escuchó que le decían después de que se había parado un momento a descansar, un comentario ante el que se levanta y sigue caminando sin responder a la provocación. Pero uno de los dos individuos, que no parecían tener más de 25 años de edad, le lanza una navaja que le provoca una herida en la axila, mientras el otro le llama «homo», «marica» y «bumbaclot», una expresión utilizada en Jamaica para referirse a un trapo que se utiliza como papel higiénico.

Devereaux llamó a la policía y fue trasladado para recibir asistencia sanitaria, necesitando nueve puntos para cerrar la herida. Los atacantes huyeron, pero su imagen quedó capturada por cámaras de seguridad que la policía ha publicado buscando la colaboración ciudadana para facilitar su identificación y localización. Los describen como dos individuos afroamericanos o latinos, uno llevaba una camiseta sin mangas de color claro y pantalones de colores claros, y el otro una sudadera con capucha y pantalones cortos.

«No estoy seguro si la persona creyó que le estaba siguiendo o qué (…). No Entiendo por qué sucedió toda la interacción. Fueron dos tipos jóvenes de no más de 25 años de edad», explica Devereaux quien ya sufrió una agresión similar hace cinco años, en 2011, cuando fue apuñalado en la pierna por un padre y un hijo que se burlaron de él por ser homosexual. El padre, Darío Reid, natural de Queens, fue condenado a tres años de prisión por el ataque. «Esto me ha pasado dos veces y lo único de lo que soy culpable es de ser gay una semana después del Orgullo. ¿Qué es lo que estoy haciendo mal?», denuncia Devereaux, señalando que, al menos, la seguridad ha aumentado en las calles cercanas a su domicilio.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

La víctima 0001 de los atentados del 11 de Septiembre: El mensaje del Padre Mychal, el “santo gay”

Jueves, 11 de septiembre de 2014

Saintof911cMichaelGoldmanresizedUn recuerdo emocionado a este franciscano ejemplar:

Publicado el 8 de septiembre de 2011

Por Amy Goodman

El 11 de septiembre de 2001, la funda marcada con la inscripción “Víctima 0001” contenía el cadáver del Padre Mychal Judge, un capellán católico del Departamento de Bomberos de Nueva York. Cuando se enteró del desastre en el World Trade Center, el Padre Judge se puso su cuello de sacerdote y el traje de bombero y corrió hacia el centro de la ciudad. Vio a la gente saltar de los edificios y encontrar la muerte, para evitar así el infierno que acontecía a más de 300 metros de altura. A las 9:59 de la mañana la Torre Sur se derrumbó, y es probable que la fuerza de la caída de esa masa de acero, hormigón, vidrio y humanidad y los escombros que llegaron al suelo haya sido lo que provocó la muerte del Padre Mychal. La suya fue la primera muerte registrada a causa de los atentados esa mañana. El trabajo que realizó en vida debería estar en el centro de las conmemoraciones del décimo aniversario de los atentados del 11 de Septiembre: paz, tolerancia y reconciliación.

Una de las primeras vigilias realizadas este año fue en honor al Padre Mychal. Alrededor de 300 personas se congregaron el domingo frente a la Iglesia de San Francisco donde el Padre Judge vivía y trabajaba, justo en la misma cuadra de la estación de bomberos Ladder 24/ Engine 1. La marcha siguió el camino final del Padre Mychal hasta la Zona Cero. El hombre que organizó la conmemoración es Steven McDonald, un ex detective de la policía de Nueva York que recibió un disparo en 1986. McDonald estaba interrogando a Shavod Jones, un joven de 15 años de edad, en el Central Park y Jones le disparó, dejándolo paralítico de por vida.

Hablé con McDonald mientras encabezaba la procesión en su silla de ruedas por la Séptima Avenida. Habló sobre lo que el Padre Mychal significó para él:

“El Padre Mychal fue un ser humano maravilloso, muy cariñoso, compasivo, un verdadero testigo de la fe en Dios en su vida. Y es por eso que hoy estamos aquí reunidos”.

El Padre Mychal había logrado que Jones hablara por teléfono con McDonald y su esposa. Les pidió disculpas desde la prisión. McDonald lo perdonó. Tras aprender las lecciones de la reconciliación, el ex detective ahora en silla de ruedas, acompañó a Judge en un viaje a Irlanda del Norte donde trabajaron juntos para ayudar a poner fin a la violencia que azotaba al país.

El Padre Mychal era muy conocido entre los pobres y los desvalidos de la Ciudad de Nueva York y de Nueva Jersey. Ayudaba a los sin techo y a la gente que padecía VIH/SIDA. Como miembro de la orden franciscana, a menudo vestía el tradicional hábito marrón y sandalias. Pero había un secreto acerca de él que no era del todo conocido: era homosexual. En sus diarios privados, el sacerdote católico escribió: “Pensé en mi homosexualidad y en cómo la gente que me conoce nunca llega a conocerme por completo”. Los diarios fueron entregados al periodista Michael Daly por la hermana gemela de Judge, Dympna, y aparecen en el libro de Daly ‘La Biblia de Mychal: La sorprendente vida y la heroica muerte del Padre Mychal Judge’.

REV. MYCHAL JUDGE REMOVED FROM WRECKAGE/NYCRescate de nuestro hermano Mychal Judge,

Brendan Fay es un activista por los derechos de los homosexuales de larga trayectoria, de origen irlandés-estadounidense, que era amigo de Judge. Realizó una película sobre el fraile franciscano en 2006 denominada “Santo del 11 de Septiembre” y está a punto de terminar otra denominada “Recordando a Mychal”. Fay habló esta semana de su amigo: “Fue uno de los sacerdotes que formó parte de Dignity New York, una organización de homosexuales y lesbianas católicos. Fue nuestro ministro durante la crisis del SIDA, cuando había muy pocos sacerdotes dispuestos a servir a nuestra comunidad”.

La primera vez que entrevisté a Fay fue en octubre de 2001, luego de la publicación de una foto de Associated Press que mostraba una bomba de Estados Unidos que estaba por ser lanzada en Afganistán. La bomba tenía escrita con tiza la leyenda “Secuestren esto, putos”. El mensaje ofensivo obligó a las fuerzas armadas a ordenar a sus marinos que escribieran mensajes más “positivos” en sus bombas.

El 20 de septiembre de 2001, el Presidente George W. Bush pronunció un discurso ante una sesión conjunta del Congreso, donde realizó su famosa declaración “Odian nuestra libertad”. Luego dio la bienvenida al Capitolio a Lisa Beamer, viuda de Todd Beamer, el pasajero a bordo del Vuelo 93 de United a quien se escuchó decir “Al ataque” antes de arremeter contra los secuestradores del avión. El compañero de vuelo de Beamer, Mark Bingham, un jugador de rugby y consultor de relaciones públicas que también se sumó a la lucha para evitar que los secuestradores utilizaran el avión como arma, era homosexual declarado, al igual que David Charlebois, el copiloto del vuelo 77 de American Airlines, que se estrelló contra el Pentágono.

Una década más tarde, Brendan Fay reflexiona acerca de la vida de su amigo: “Creo que, de alguna manera, es muy importante que pensemos en la humanidad de toda la gente que murió el 11 de Septiembre. Lo que podemos aprender de Mychal Judge, en medio de este infierno, guerra, mal y violencia, es que aquí hay un hombre que nos conduce por otro camino posible del ser humano: podemos elegir el camino de la compasión, de la no violencia y de la reconciliación. Mychal Judge tenía un corazón tan grande como Nueva York. Había lugar para todos en él. Y creo que esta es la lección que podemos aprender de él”.


Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.

© 2011 Amy Goodman

Texto en inglés traducido por Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español. Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 550 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 250 en español. Es co-autora del libro “Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos”, editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

Fuente Democracy Now

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.