Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Dubai’

El vocalista de The 1975 Matty Healy, besó a un hombre durante un concierto en Dubai donde la homosexualidad es delito

Martes, 20 de agosto de 2019

Matty-Healy-The-1975-400x360No son buenos tiempos para el colectivo LGTB en algunos países. El grupo Mashrou’Leila ya lo vivió en sus propias carnes cuando tuvieron que cancelar su concierto en el Líbano por amenazas de grupos radicales; Rammstein también protestó en Rusia contra las leyes actuales sobre homosexualidad. Ahora, ha sido el turno de Matt Healy, vocalista del grupo británico The 1975, que besó a un fan en pleno concierto en señal de protesta.

Durante la actuación el pasado miércoles, que tuvo lugar en la ciudad de Dubai, uno de los miembros de la audiencia gritó a Healy que le besara en los labios. La banda británica de pop rock estaba tocando su canción “Loving Someone” cuando Healy saltó del escenario para besar a un hombre de la multitud que le había pedido al cantante que se casara con él. El vocalista aprovechó la ocasión para protestar contra las duras leyes del país. Para cuando retornó al escenario, se dirigió en voz alta al hombre: «Te quiero, colega. Al fin y al cabo, somos todos humanos, ¿no?».

A veces trato de ayudar más de lo que puedo y hay ocasiones en que se vuelve bastante problemático. Estoy asustado de estar aquí ahora, no quiero decir algo equivocado. Sólo quiero que nos identifiquemos como humanos y no como grupos de individuos distintos”, pronunció Healy, de 30 años, durante el recital. Y continuó: “Hago esto todas las noches y es lo mismo, veo tanta pasión y dolor, sé por lo que están pasando y sé que no se sienten representados por su gobierno. No puedo hacer esto sin decir nada. Si quieren arrestarme...”

 

Las y los presentes celebraron el momento, aunque más tarde se generó polémica por la posibilidad de que el muchacho, que reside en ese país, reciba algún tipo de pena por esta demostración de afecto.

Healy publicó en sus redes sociales una reacción posterior al concierto, en la que dudaba sobre si los Emiratos Árabes le volverían a dejar actuar en el país, aunque por parte de su gobierno no ha habido ninguna respuesta. “Gracias Dubai, estuviste increíble. No creo que se nos permita volver debido a mi  “comportamiento”, pero quiero que sepas que te quiero y que no habría hecho nada diferente si hubiera tenido la oportunidad de hacerlo de nuevo”.

Afortunadamente, las sensaciones positivas son las que primaron y una de las publicaciones más difundidas sobre el concierto fue un video cuyo texto adjuntado decía: “Matty me inspiró para salir del closet hoy y contarle a mi mamá”.

Healy y la banda han sido muy claros sobre su apoyo a la comunidad LGBTQ+ y ayudaron a recaudar fondos para establecer el primer Centro Comunitario LGBTQ+ de Londres el año pasado. En ese momento, Healy dijo que era “cauteloso de hablar de ello porque no quiero parecer una señal de virtud, pero yo y los demás miembros de la banda sentimos que era obviamente algo bueno para poner nuestro dinero en ello“. Ahora ha puesto su boca donde está su dinero, por así decirlo.

Actualmente, en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, se prohíben las relaciones homosexuales, castigadas con duras penas si estas se muestran en público . La sodomía está castigada con hasta 10 años de cárcel y hasta sentencias de muerte y se considera ilegal tener alcohol en sangre aunque se consuma en un local con licencia. En los Emiratos Árabes Unidos, los actos sexuales fuera del matrimonio heterosexual están prohibidos.

Algunos de los fans de la banda han advertido a otros de que no compartan el video en línea, ya que el hombre al que besó Healy podría ser encontrado y arrestado, alegando que la policía está “actualmente buscándolo”.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

La policía del aeropuerto de Dubái humilla e impide la entrada a una mujer trans austriaca

Miércoles, 6 de febrero de 2019

46-143230213La policía fronteriza del aeropuerto de Dubái humilló y denegó la entrada en el país a una mujer transgénero austriaca. Sucedió el pasado 31 de diciembre, cuando Bernadette y su pareja Madlen König-Halbritter aterrizaron procedentes de Johannesburgo con la intención de continuar sus vacaciones en la capital emiratí. Los agentes retuvieron a Bernadette, preguntándole si lo tenía «todo cortado» y obligándola a desnudarse. Finalmente les denegaron la entrada en el país, obligándolas a tomar un vuelo de regreso a Viena pagando los gastos de su bolsillo.

La LGTBfobia de Estado emiratí vuelve a cebarse con las personas trans. Madlen y Bernadette König-Halbritter, una pareja de mujeres procedentes de la ciudad austriaca de Wiener Neustadt, habían planificado un viaje a Sudáfrica y Dubái durantes las vacaciones navideñas que terminó abruptamente. Tras aterrizar en la capital emiratí, los agentes las retuvieron y les impidieron la entrada al país a causa de la identidad de género de la segunda.

El detonante de la desagradable experiencia fue el cacheo, tras el cual el encargado de seguridad le preguntó a Bernadette, una mujer trans, si lo tenía «todo cortado» («Everything cut off?») y la obligó a desnudarse ante otros tres compañeros. El personal las retuvo en una habitación durante horas y finalmente les prohibieron entrar en los Emiratos. Les dieron las opciones de volver a Johannesburgo o regresar a Viena, donde habían empezado su viaje. Madlen tuvo que cambiar el vuelo y anular la reserva del hotel, asumiendo un coste total de unos 2.500 euros.

Las gestiones con el consulado de Austria en Dubái tampoco resolvieron nada. Las autoridades austriacas aseguraron que no se habían encontrado antes con una pareja del mismo sexo a la que se le hubiera vetado la entrada a un país extranjero. De la «amarga experiencia», a las víctimas les ha indignado especialmente la arbitrariedad de los funcionarios emiratíes. Con el mismo pasaporte, Bernadette había viajado sin problemas a Dubái en dos ocasiones en 2017 y 2018.

No es la primera vez, sin embargo, que ocurre un caso así en los Emiratos Árabes Unidos, país donde rige una arraigada LGTBfobia de Estado. En 2015, la policía detenía a una mujer trans española y a otra portuguesa por «ir disfrazadas de mujer». Y un año más tarde, la modelo Gigi Gorgeous denunciaba que las autoridades de Dubái le habían denegado la entrada en el país por su condición de mujer trans.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

Un joven trabajador filipino se suicida en Dubái tras ser chantajeado por su homosexualidad

Lunes, 24 de diciembre de 2018

suicidioOtra terrible historia de soledad, acoso e impotencia. Un joven trabajador filipino de 23 años se quitó la vida en Dubái, en julio de 2017, ahorcándose en los baños de una empresa del emirato. Junto a él, una nota de suicidio en la que acusaba a otro trabajador pakistaní de chantajearlo, al haber descubierto que había mantenido relaciones sexuales con otro compañero de trabajo, también pakistaní, que ya había dejado el país. La imposibilidad de denunciarlo sin autoacusarse el mismo le llevó a tomar la que vio como única salida: su propia muerte.

El joven filipino trabajaba en Dubái, uno de los Emiratos Árabes Unidos. Un lugar que por su actividad económica atrae a numerosos trabajadores extranjeros. Muchos de ellos, los procedentes de países pobres, constituyen la mano de obra más barata y soportan condiciones laborales infames, teniendo incluso restringida su libertad de movimiento. El joven filipino era uno de ellos.

Ya en Dubái, el joven mantuvo una relación con otro trabajador, de origen pakistaní. Este acabó regresando a su país, y sin que esté claro el motivo, envió después por WhatsApp a un compatriota que seguía trabajando en el emirato imágenes comprometedoras del chico filipino, incluyendo fotografías en las que practicaba con él sexo oral. El pakistaní le hizo saber que tenía en su poder dichas imágenes y le amenazó con divulgarlas si no le conseguía un iPhone de última generación. El joven no encontró otra forma de escapar del callejón sin salida que quitarse la vida, dejando, eso sí, una nota en la que acusaba al chantajista.

El colectivo italiano Il Grande Colibrì ha rescatado y difundido la historia en su página web. «No sabemos qué pudo pasar por la mente de Jan [nombre inventado, ya que el nombre verdadero del muchacho no ha trascendido], pero ¿qué podía hacer? Tal vez aceptar el chantaje, pero probablemente no podía pagar el costo del teléfono. ¿Y a quién podía pedir ayuda? No a la policía, ya que las relaciones homosexuales están severamente castigadas en los Emiratos Árabes Unidos. ¿Y a dónde podía escapar? En Dubái, los trabajadores extranjeros deben entregar sus pasaportes a sus empleadores y no tienen libertad de movimiento. La única vía de escape tenía la forma y el sabor amargo de un nudo corredizo», se lamenta el colectivo italiano. «Jan está muerto, como otros miles de trabajadores asiáticos en los países del Golfo. Ahogado por una cuerda, pero sobre todo por un sistema que no protege a nadie, y menos aún a quien es homosexual. ¿Será otra muerte inútil?», añade.

Finalmente, el trabajador pakistaní ha sido acusado de chantaje. Sin embargo, no se presentó al juicio que debía haberse celebrado hace unos días en Dubái. Es por eso que se ha ordenado su detención y se ha fijado una segunda fecha de juicio, el próximo 13 de enero.

Cuando ser LGTB te deja en situación de absoluta desprotección

Lo que ha sucedido con Jan (utilizaremos el mismo nombre que Il Grande Colibrí) no es más que otro ejemplo de la situación de desprotección en la que te coloca el hecho de ser LGTB, cuando ni siquiera puedes denunciar un delito porque dicha denuncia supone que tu condición se hace pública ante las autoridades.

Por desgracia, no hay que remontarse a casos célebres del pasado, como el de Alan Turing, cuyo procesamiento por homosexualidad fue consecuencia de una denuncia que él mismo presentó por un robo que había sufrido en su propia casa. Es algo que sigue ocurriendo hoy día en numerosos lugares del mundo. Entre ellos en Dubái, ese paraíso de petróleo, finanzas y turismo de alto standing (diversos episodios que hemos recogido en el pasado así lo atestiguan) que sigue criminalizando las relaciones homosexuales, construido además sobre las cenizas del sufrimiento de miles de trabajadores que apenas si cuentan con derechos.

Jan, descansa en paz.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

“El Viajero Gay” o El País banalizando la homofobia en Dubái

Lunes, 23 de abril de 2018

inigo-ayuso-event-one-dmcEl “viajero” Iñigo Ayuso

Por la importancia que supone que un medio de comunicació, supuestamente serio difunda semejante artículo y porque nos parece certero, publicamos íntegramente este artículo que publica EstoyBailando

Por Jordi García

Lo siento, El País; lo siento Íñigo; pero esto no es una guía de viajes “desde un punto de vista gay”. Esto es un insulto y una falta de respeto. Y si creéis que ése es el único “punto de vista” que un gay puede aportar a un viaje, apaga y vámonos.

Cuando uno se prepara para hacer un viaje es habitual buscar información en internet sobre el sitio que quieres visitar. Cuando un gay se prepara para hacer un viaje además de buscar puntos turísticos, tarifas y demás información básica también se informa sobre la situación del colectivo en ese país. ¿Es legal la homosexualidad? ¿Puedo ir a la cárcel si me olvido de dónde estoy y cojo a mi novio de la mano?

Y algunos incluso se hacen la pregunta del millón: ¿Quiero colaborar con mi dinero en la industria turística de un país que condena a prisión o a muerte a otros como yo que no tuvieron la suerte de nacer en mi país?

Si Íñigo Ayuso se hizo todas esas preguntas antes de viajar a Dubái… las respuestas no debieron incomodarle demasiado. En un artículo publicado hoy en Tentaciones (suplemento de El País) Íñigo estrena la sección “El Viajero Gay” y, de paso, se marca un texto que podría ser el equivalente “periodístico” a Dulceida regalando gafas del Zara a niños africanos y haciéndoles una foto para subirla a su Instagram.

¿Un país musulmán?” Se pregunta Íñigo al principio del texto, un texto que por más que releo sigue sin decirme exactamente qué tiene de especial Dubái para que yo, hombre gay, quiera visitarlo. Ayuso repite una y otra vez que Dubái es una ciudad prefabricada, en la que hay mil opciones de ocio (todas importadas), en la que todo es muy caro y en la que el único interés que parece poder despertar en un viajero es el de gastarse una millonada aparentando en un lugar creado para aparentar.

el-pais-viajero-gay-dubai-696x522Pero dejando a un lado el lamentable clasismo que desprende el artículo (los trabajadores “no cualificados del subcontinente indio” se mezclan con la clase media que “ocupa las recepciones, consejerías o barras de bar” y con una clase media alta formada por “jóvenes, guapos, dinámicos, bien formados y que conducen coches de gama alta“) Ayuso no tiene problema en darle glamour a la homofobia del país. Así, por ejemplo, El Viajero Gay recomienda que “si eres gay no vayas de la mano ni beses a tu pareja en público. Ni te pasees con tacones por el metro elevado. No es Madrid durante el Orgullo“. Es cierto que Ayuso explica que las estrictas leyes sobre la decencia en Dubái también afectan a heterosexuales; pero olvida que la heterofobia no existe y que ningún heterosexual ha sido condenado a prisión o a muerte por ser heterosexual.

El acto homosexual está penalizado con hasta 10 años de prisión, incluso dormir en la misma casa sin estar casado, hetero o gay“; explica Ayuso, que en lugar de denunciar ese hecho (que puedes ir a la cárcel, Íñigo, por follar como follas tú) prefiere pasarlo por alto (como hacen los hoteles de lujo que no aplican la ley) y recomendar que pidas camas separadas porque “son enormes y sirven para dos personas de todas formas“. ¿Para qué se va a preocupar el Viajero Gay Cis y con dinero de las leyes homófobas si total, la cama de tu hotel de lujo es grande y puedes llevarte a un ligue a pasar la noche porque la recepcionista no llamará a la policía?

En Dubái tampoco hay ambiente gay, pero según Ayuso sí hay ciertas zonas en los bares de los hoteles (llenos de ex-pat, a los que parece venerar casi como si fueran Dioses) donde se juntan hombres gais y algunos locales que cada viernes organizan una fiesta gay. Eso sí, “ve de punta en blanco, el look de moderna desaliñada no se lleva para nada. Dubái es todo brilli brilli, camisas impolutas, vaqueros ajustados, marcas de diseñador internacional. Y mucho músculo.” Y ahí está otro gran error de Ayuso: creer que todos los gais del mundo viajamos únicamente con la intención de follar. Porque ¿qué si no va a hacer un gay de viaje?

Por eso recomienda cómo utilizar las apps de contactos (apps muchas veces utilizadas por las policías de países homófobos para detener a hombres gai, como se hizo en Chechenia durante la purga de 2017 que acabó con centenares de muertos y desaparecidos). Primero, instálate un VPN para deslocalizar tu teléfono; algo que reconoce es ilegal y te pueden expulsar del país pero… ¿a quién le importa eso cuando puedes “hacer match con cientos de atractivos árabes de los países colindantes y ex-pat deseosos de gente nueva“? Y, por supuesto, no subas una foto de tu cara en el perfil. “Por seguridad“, dice; y recomienda poner una foto “de pecho o abdominales“. Porque si estás gordo o muy delgado no viajas, y si lo haces no vas a Dubái, un lugar en el que se llevan las marcas de diseñador internacional y mucho músculo.

viaje-gay-600x678¿Alguien le ha explicado a este señor que hay gais sin abdominales?

Obviamente cada uno puede viajar a donde le dé la gana y hacer con su dinero lo que le salga de ahí abajo, y también es cierto que a pesar de sus leyes y tradiciones Dubái puede considerarse un destino relativamente seguro para gais, lesbianas y bisexuales. Y déjalo ahí. Las experiencias turísticas de una persona trans en un país así puede que no tengan tanto brilli brilli, ni tantas copas a 20 dólares, ni tantos ex-pats simpatiquísimos y guapísimos con los que ligar… por mucho sentido común con el que viajen. Banalizar la persecución homófoba y moral en un destino turístico y quitarles hierro con frases como “en Dubái no tienes garantizado el derecho al habeas corpus ni el acceso inmediato a un abogado. Viaja con sentido común” es un acto profundamente egoísta y que roza la xenofobia; hay tantas excusas y consejos para sortear lo que a todas luces son violaciones de los derechos humanos que al final lo que te están diciendo es un “mala suerte si vives allí, pero si vas de visita y tienes pasta te lo vas a pasar de la hostia”.

No sé qué próximos destinos visitará Íñigo ni si seguirá hablando de ellos como si los gais únicamente supiéramos viajar para ir a fiestas gais y ligar con hombres musculados y ligar. Es evidentísima la homofobia interiorizada en ese planteamiento de que el gay no tiene ningún tipo de utilidad social y, por lo tanto, su existencia ha de basarse únicamente en pasárselo bien sin incomodar al patriarcado (algo que vemos constantemente en medios gais y sobre lo que el caso de Dolce&Gabbana es un ejemplo clarísimo). Tan evidente que resulta hiriente. Tanto para mí como para los centenares de miles de personas que no pueden vivir su sexualidad o identidad de forma libre por la homofobia institucional financiada (no en el caso de Dubái, pero sí en el caso de países como Indonesia) con el dinero de los turistas que prefieren hacer la vista gorda incluso cuando el gobierno les ataca a ellos.

3855740236El rascacielos Burj Khalifa

Lo siento, El País; lo siento Íñigo; pero esto no es una guía de viajes “desde un punto de vista gay“. Esto es un insulto y una falta de respeto. Y si creéis que ése es el único “punto de vista” que un gay puede aportar a un viaje, apaga y vámonos. Es tal la falta de solidaridad, de empatía, en el texto de Ayuso respecto al colectivo LGTB+ natural de Dubái; es tal la banalización que hace de la persecución que sufren (y que él se salta instalando una app para deslocalizar su móvil, como si eso fuera algo aceptable); es tan asquerosa la forma en que glorifica los estereotipos tóxicos sobre el colectivo de hombres gais y su propio privilegio que acaba convirtiendo la homofobia en un juego del ratón y el gato y por eso ni se plantea que esté mal, ni qué hacer para luchar contra eso: se inventa formas de sortearla porque él puede hacerlo.

Si El Viajero Gay decide quedarse en casa y no volver a publicar sobre el tema… Nadie lo echará de menos. Porque el “punto de vista gay” respecto a un viaje a Dubái es otro muy diferente, por mucho que los 828 metros de altura del Burj Khalifa se iluminen “con miles de colorines formando dibujos y banderas frente a una fuente con chorros de agua de 50 metros. No puede ser más gay.

Fuente EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Un turista británico podría ir a la cárcel en Dubai por tocar la cadera a un hombre

Miércoles, 11 de octubre de 2017

jamie-herron-650447Un turista de 27 años ha sido detenido en Dubai por apoyar su mano en la cadera de otro hombre en un bar lleno de gente.

En Dubai la sodomía está castigada con hasta 10 años de cárcel y es ilegal tener alcohol en sangre, aunque lo consumas en locales con licencia. 

Según informa la ONG Detained in Dubai, Jamie Harron, de 27 años de edad, ha sido detenido en Dubai por tocar la cadera de otro hombre en un bar abarrotado de gente. Según Harron, simplemente puso su mano delante para evitar derramar su copa sobre los demás.

El hombre al que tocó se mostró bastante enfadado y llamó a la policía que le imputó cargo por beber alcohol y escándalo público. Tras pasar cinco días en la cárcel de Al Barsha, se le ha confiscado el pasaporte y ha sido puesto en libertad bajo fianza tras pagar 30.000 libras en concepto de tasas y manutención. Ahora se enfrenta a una pena de hasta tres años de cárcel por lo sucedido.

Radha Stirling, responsable de Detained in Dubai ha declarado que “Es indignatnte que haya estado detenido tanto tiempo. Es otro ejemplo de lo vulnerables que son los turistas en Dubai y del desastre de procedimientos que tienen”. Además, denuncia que el juzgado ha cambiado la fecha del juicio sin notificárselo a Jamie, lo que podría suponerle treinta días de cárcel por no comparecer en el juicio.

En Dubai la sodomía está castigada con hasta 10 años de cárcel y se considera ilegal tener alcohol en sangre aunque se consuma en un local con licencia. En los Emiratos Árabes Unidos, los actos sexuales fuera del matrimonio heterosexual están prohibidos.

Fuente | The Guardian, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , ,

Un instagrammer denuncia que fue detenido en Kuwati por parecer “femenino”

Viernes, 15 de septiembre de 2017

king-luxy-instagram-kuwait-696x522Un influencer muy popular en Oriente Próximo denuncia que la policía kuwaití le retuvo durante dos semanas en una celda por tener una cara muy femenina.

Según el instagramer, un agente le propuso mantener relaciones sexuales a cambio de no ir a comisaría.

King Luxy es una estrella de Instagram de origen polaco que acumula más de 500.000 seguidores en la red social. Hace unas semanas viajó a Dubai haciendo escala durante una noche en Kuwait y, según cuenta a Gay Star News, aprovechó para quedar con unos amigos en el centro comercial Kuwait Avenue.

Luxy, que era consciente de que su apariencia podía llamar demasiado la atención, se vistió de la forma más discreta posible para acudir a la cita pero eso no evitó (según su relato) que un policía de paisano del Departamento de Investigación Criminal se le acercara y le recriminara por su ropa y por tener “una cara demasiado femenina. Al lugar acudieron otros seis agentes de policía, que se llevaron al instagramer de vuelta a su hotel para que recogiera sus cosas. Una vez en la habitación el policía que le vigilaba le propuso mantener relaciones sexuales a cambio de no ser detenido: “Me propuso tener sexo conmigo mientras los otros policías esperaban fuera. Me dio una última oportunidad: acostarme con él o ir a comisaría. Me negué, así que acabé esposado. Llamó a la comisaría y les dijo que llevaba a un detenido para que ‘me hicieran un hombre’“.

Según el relato de Luxy estuvo retenido en prisión más de dos semanas, tiempo en el que no se le permitió contactar con nadie, ni siquiera un abogado. Cuando los agentes revisaron el teléfono del Instagramer y descubrieron que era un influencer popular en Oriente Próximo, “cada hora alguien abría la puerta, se reía, escupía y me humillaba y después se marchaba.” Luxy denuncia que durante el tiempo que estuvo retenido “me pegaron, me tomaron fotos con sus teléfonos. La policía me rapó la cabeza y me obligó a caminar cerca de otros detenidos para avergonzarme. Todos me seguían, me daban patadas en la espalda y en la parte baja de mi cuerpo y me insultaban en árabe.

Antes de ser liberado de la celda (en al que le obligaron a dormir en el suelo) la policía obligó a Luxy a firmar una declaración conforme le habían devuelto todas sus pertenencias, pero el instagramer asegura que se quedaron con su reloj Rolex y con unos 7.000€ en efectivo. Además la policía reseteó su teléfono para eliminar las imágenes que había tomado durante su detención ni a los documentos de deportación; pero Luxy consiguió salvar algunas de las imágenes en Snapchat.

King Luxy tiene ahora prohibida la entrada al país de por vida y ha querido explicar su historia para dar cuenta del peligro que corren las personas LGTBI en Kuwait: “Si existe el infierno, estoy seguro de que está en ese sitio.

La policía kuwaití no ha respondido a la petición de información de Gay Star News.

Fuente | Gay Star News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

El caso de Jimena y Shaza, ya de vuelta en España, pone de manifiesto la vulnerabilidad de las personas LGTB en lugares como Dubái o Turquía

Martes, 2 de mayo de 2017

desaparecidasJimena Rico y su pareja, la egipcia Shaza Ismail, ya descansan en España, después de haber sido retenidas en Turquía y escapar de la trampa que les había preparado el padre de Shaza en Dubái. Su historia ha tenido un final feliz, pero lo sucedido pone una vez más en evidencia la vulnerabilidad de las personas LGTB en aquellos países en los que no gozan de ninguna protección frente a la discriminación de sus propias familias.

Jimena y Shaza se conocieron en Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos. Jimena, que trabaja para una empresa londinense, se encontraba allí por motivos de trabajo. Shaza, miembro de una familia adinerada instalada en Dubái, marchó a Londres a hacer un curso y allí la pareja pudo por fin afianzar su relación. Fue desde la capital inglesa, ya segura de sí misma y con la salvaguarda que le daba la distancia, desde donde Shaza reveló por fin a sus padres que se había enamorado de otra mujer.

Sobre el papel, la familia de Shaza acepto su relación, pero lo cierto es que su padre acabó por tender a su hija una trampa. Le dijo que su madre había enfermado gravemente, y que quería verla. Shaza aceptó entonces volver a Dubái, pero Jimena, desconfiada, quiso acompañarla, y ello pese a que Emiratos Árabes Unidos castiga las relaciones homosexuales con penas de cárcel. Al llegar a Dubái sus temores se confirmaron. El padre de Shaza intentó retener a su hija en la casa familiar y ofreció a Jimena volver a Londres sola, a lo que ella se negó.

La pareja, ante la amenaza de acabar ante la justicia, consiguió finalmente escapar en un vuelo a Georgia, donde se refugiaron durante tres días en casa de unos amigos mientras consigue vuelo de regreso a Londres, pero el padre de Shaza acabó por interceptarlas en el mismo aeropuerto de Tiflis, la capital georgiana, donde les rompió incluso sus pasaportes. Tanto la pareja como el padre de Shaza, de hecho, fueron detenidos. Tras ser liberadas, las dos chicas se vieron obligadas entonces a escapar en autobús con destino a Estambul, en Turquía. Fue al llegar a la ciudad turca cuando el calvario de la pareja llega a su punto culminante: allí fueron detenidas e incomunicadas durante casi tres días en un centro de detención de mujeres. La familia y amigas de Jimena, de hecho, acabaron por denunciar públicamente su desaparición, angustiados por la posibilidad de que su vida corriese peligro.

Cuando por fin Jimena pudo contactar telefónicamente con su familia, esta le pidió que regresara a España aunque fuera sola, pero ella se negó a abandonar Turquía sin su novia. Finalmente, gracias a la presión de la propia Jimena (y seguramente también al revuelo mediático), el cónsul de España logró la deportación de las dos mujeres.

Ya en Torrox (Málaga), donde reside su familia, Jimena ha querido enviar un mensaje a través de Facebook a todas las personas que se han solidarizado con ellas, en el que agradece muy especialmente los esfuerzos de su amiga Tamara Romero, una de las que más activamente se movilizaron para conseguir su liberación. En el mensaje se puede comprobar que las dos chicas ya se encuentran bien, rodeadas de familia y amigos:

La historia de Jimena y Shaza ha tenido un final feliz, de lo que nos felicitamos. Ojalá se recuperen pronto del infierno que han vivido. Pero lo que les ha pasado no es más que una muestra más de la situación de extrema vulnerabilidad de las personas LGTB en países como Dubái (que diversos episodios que hemos recogido en el pasado en estas mismas páginas atestiguan) o Turquía, un país este en el que además se está produciendo un acelerado deterioro de la situación. El colectivo LGTB turco se enfrenta al autoritarismo creciente de Recep Tayyip Erdoğan, materializado por ejemplo en detenciones como las que recientemente han sufrido los activistas Levent Pişkin o Uğur Büber.

Países, además, en los que las personas LGTB no gozan de ninguna protección frente a la discriminación que sufren a manos de sus propias familias, como le ha sucedido a Shaza. Y es que, a diferencia de lo que sucede en otros colectivos minoritarios que son objeto de discriminación por razones étnicas o religiosas, los miembros del colectivo LGTB no pueden ni mucho menos dar por descontado el apoyo de sus familias, que muchas veces se convierten en sus principales enemigos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Modelo canadiense denuncia que le han negado la entrada en Dubái por ser transexual

Miércoles, 17 de agosto de 2016

Gigi_Gorgeous_Screenshot_460_by_470Gigi Gorgeous es una modelo canadiense que denuncia haber estado retenida más de cinco horas en el aeropuerto de Dubái para que después no le permitieran entrar en el país porque es transexual.

La modelo canadiense, Gigi Gorgeous, de 24 años de edad, denuncia en las redes sociales un incidente trasnfóbico que ha sufrido en el aeropuerto de Dubái, cunado el personal de inmigración le negó la entrada al país por ser transexual. «Ayer fue uno de los momentos más aterradores de mi vida entera y no se lo deseo a nadie. ¿Cómo se puede negar la entrada en algún lugar sólo por lo que eres? Es repugnante y también da mucho miedo. Esto demuestra aún más la necesidad de un cambio», declara la modelo.

Según explica tanto en un vídeo como en su cuenta de Instagram, Gigi Gorgeous llega a Dubái en la madrugada del miércoles, 10 de agosto, con la única intención de hacer turismo por la ciudad emiratí. El personal del aeropuerto cogió su pasaporte, miró su fotografía, la miró a ella y comenzó a hacerle preguntas sobre el motivo de su viaje para al final argumentar un error del sistema para no validar su pasaporte y negar su entrada al país. Un problema que no se había producido con las cinco personas que pasaron antes que ella. Se le remitió a la oficina de inmigración donde, tras hacerle esperar más de cinco horas, le notificaron que no podía entrar en el país por su condición de transexual.

Nacida Gregory Allan Lazzarato, la modelo cambió su nombre en 2014 e insiste que en su pasaporte está en regla, recién renovado y que nunca antes había tenido este tipo de conflicto. Sin embargo, la policía y medios locales de Dubái afirman que la fotografía de un hombre, junto con el nombre masculino, además de que niegan que estuviera retenida durante cinco horas.

Los Emiratos Árabes Unidos, la federación en la que está integrada Dubái, no hacen referencia a ninguna protección por género u orientación sexual, además de que la «imitación de las mujeres por hombres» está prohibida por la ley. Aparte de que los tratados internacionales sí brindan protección contra la discriminación a Gigi Gorgeous, lo cierto es que esta actitud ensombrece la fama de ciudad abierta de Dubái, particularmente de cara a la celebración de la Expo2020.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

Un matrimonio gay británico, que iba acompañado de su hijo, denuncia haber sido humillado por personal de Emirates en Dubái

Sábado, 25 de junio de 2016

Emirates-Airlines-ArabicUna pareja gay británica ha denunciado sentirse humillada por el trato recibido por personal de Emirates, la aerolínea propiedad del Gobierno de Dubái (muy conocida en España por patrocinar al Real Madrid). El matrimonio, que viajaba desde Reino Unido hasta Sudáfrica en compañía de su hijo, hacía una escala rutinaria en Emiratos Árabes, un país en el que las relaciones homosexuales son ilegales y están castigadas con penas que pueden llegar hasta la prisión perpetua e incluso la pena de muerte. Es, también, uno de los grandes aliados de Occidente en el Golfo Pérsico.

Lee Charlton, de 42 años, pidió explicaciones en Facebook a Emirates por el trato recibido en Dubái. De ahí la historia pasó a los periódicos británicos y ha sido difundida internacionalmente. Lee Charlton viajaba desde Manchester a Durban (Sudáfrica) junto a su marido Jason y el hijo adoptivo de ambos, Kieran. No era de hecho la primera vez que viajaba a este país con Emirates, debido a razones de trabajo, pero sí la primera que lo hacía con su familia al completo. Por eso se había asegurado previamente de adjuntar toda la documentación necesaria para poder entrar y salir de Sudáfrica sin problemas (incluyendo los certificados de nacimiento, adopción y matrimonio). Lo que no se esperaba era que la obligada escala en Dubái se convertiría en una pesadilla.

Ya en el momento de ser atendidos en el mostrador del aeropuerto por una empleada de Emirates, esta les dirigió, según describe Lee Charlton, “una mirada burlona”. Posteriormente le preguntó a ambos si Kieran era su hermano. Al contestar ambos que era su hijo, la empleada les dijo que no les podía entregar los billetes y avisó a un encargado. Este comprobó la documentación y les dijo que posiblemente no podrían volar a Sudáfrica, responsabilizando a las normas de este país de la negativa. La familia fue invitada en ese momento a pasar a un cuarto en el que tuvieron que esperar más de dos horas. Charlton y su marido veían cómo el tiempo pasaba sin recibir una respuesta. Tras reclamar en un par de ocasiones, finalmente Charlton preguntó a la empleada si el problema era que eran gais, ante lo cual ella —según su relato— se rió. Él le volvió a preguntar de qué se reía. “Nunca me he sentido más avergonzado”, cuenta en Facebook. Finalmente, y ya cuando el avión con destino a Sudáfrica ultimaba el embarque, les entregaron la documentación y pudieron continuar el viaje.

Además de exponer públicamente lo sucedido, la pareja, que confiesa sentirse “humillada”, ha interpuesto una reclamación formal ante la aerolínea, de la que según asegura The Independent aún no ha recibido respuesta. Ante el revuelo causado, sin embargo, un portavoz de la compañía sí que ha dado a conocer un comunicado en el que asegura que trató correctamente a la pareja y culpa a la regulación sudafricana de lo ocurrido. “Desde el 1 de junio de 2015, cualquiera que viaje al país [Sudáfrica] acompañado de un menor de 18 años debe probar que es su padre o tutor. Y en el caso de adultos que viajen solo con sus hijos deben mostrar el consentimiento del progenitor ausente”, se justifica Emirates. “Como todas las aerolíneas, debemos obedecer las leyes de los países en los que operamos, y esta es una responsabilidad compartida con los pasajeros, que son requeridos a disponer de documentos válidos de viaje para todos los países de su itinerario”, añade. Ni una palabra de por qué no consideró válidos los documentos de la familia británica ni, por supuesto, de las razones de las burlas de su personal.

Lo sucedido muestra, en cualquier caso, lo endeble de la situación de las personas LGTB, en general, y de las familias homoparentales, en particular, al viajar alrededor del mundo. Especialmente si deben atravesar países que no respetan ni sus derechos humanos más básicos: no está de más conocer su situación jurídica antes de tomar cualquier decisión.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Dubai encarcela a dos europeas transexuales, una de ellas española… por “ir disfrazadas de mujer”

Jueves, 26 de febrero de 2015

mujeres_dubaiDos mujeres, comiendo en un restaurante de un rascacielos de Burj Khalifa, en Dubai.

Amnistía Internacional ha pedido su liberación a las autoridades de Dubai y ha instado a España y Portugal a que intervengan con urgencia para su regreso.

“Arrestar, encarcelar o multar únicamente por su identidad de género es una grave violación de los derechos humanos”, ha manifestado la organización.

Un tribunal de Dubai ha multado y detenido a dos mujeres transexuales, una española y otra portuguesa, por ir “disfrazadas de mujeres y entrar en un lugar restringido sólo para mujeres”, ha denunciado la organización Amnistía Internacional (AI).

“La detención se produjo en la estación de metro de Burj Khalifa (en la foto) el pasado 22 de enero cuando regresaban a su hotel tras ir de compras y hacer turismo en un centro comercial de la ciudad. Al parecer, una persona las acusó de entrar en el baño de mujeres, afirmación que ambas niegan rotundamente”, publican medios españoles con información de la organización.

Ambas mujeres, la española Alesandra Chanel (de 36 años) y la portuguesa Sofía Janeiro (de 18 años) fueron condenadas el pasado 19 de febrero a pagar cada una una multa de 2.000 dírhams de los Emiratos Árabes (que equivale a unos 478 euros) y la información se hizo pública ese mismo día. Al no poder hacer frente a esta sanción, se encuentran detenidas en la prisión central de Dubai, añade Amnistía Internacional.

Por este motivo, la organización ha pedido a las autoridades de Dubai que liberen a ambas mujeres, “anulen su condena y les permitan volver a sus casa”. Además, ha instado a los Gobiernos de España y Portugal  a “intervenir con urgencia” para su regreso.

Por otro lado, Amnistía Internacional teme que la policía de Dubai arrestara a las dos mujeres basándose en su apariencia física y aplicando el artículo 182 del Código Penal de Dubai (que pertenece a los Emiratos Árabes Unidos), que afirma que “cualquier hombre disfrazado con ropa de mujer y que entre en un lugar restringido sólo a las mujeres será penado como máximo a un año de cárcel y una multa de 2.000 riales (la moneda oficial de Arabia Saudí)”. Pese a que Alesandra Chanel y Sofía Janeiro se identifican y viven como mujeres, sus pasaportes no las reconocen como tales.

“Arrestar, encarcelar o multar únicamente por su identidad de género es una grave violación de los derechos humanos. Alesandra y Sofía son presas de conciencia. Deben ser liberadas inmediatamente y sin condiciones. Estamos profundamente preocupados por su seguridad”, ha manifestado esta organización.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

La liga de fútbol australiano cancela un acuerdo de patrocinio con Brunéi por sus leyes homófobas

Martes, 23 de septiembre de 2014

5735172-3x2-340x227La filial europea de la Australian Football League (AFL, liga de fútbol australiano) cancelará el acuerdo de patrocinio alcanzado con Royal Brunei Airlines, la línea aérea de bandera del sultanato de Brunéi, debido a la nueva legislación homófoba en este país, que llega a castigar las relaciones homosexuales con la lapidación. El anuncio supone todo un ejemplo para otras entidades deportivas -sin ir más lejos, clubes de fútbol españoles como el Real Madrid o el F.C. Barcelona- que no dudan en alcanzar jugosos acuerdos de patrocinio con estados que criminalizan las relaciones homosexuales.

El fútbol australiano, al que podríamos considerar deporte nacional de Australia, está en realidad más próximo al rugby que al fútbol europeo. Australia es de hecho el único país que cuenta con una verdadera liga profesional, lo que no significa que no se juegue en otros países. En Europa, el fútbol australiano se articula en torno a la filial europea de la AFL (AFL Europe), que agrupa a equipos de varios países, entre ellos España.

En agosto, la AFL Europe llegaba a un acuerdo de patrocinio con Royal Brunei Airlines, que entre otros aspectos contemplaba el transporte de jugadores desde Australia a Europa. Ahora la organización deportiva ha anunciado su intención de suspender dicho acuerdo tras la campaña llevada a cabo por la plataforma All Out, secundada por más de 40.000 peticiones online y que consiguió además que más de 1.300 tuits le fueran enviados a la cuenta oficial de Twitter de la AFL. Un portavoz de la AFL ha explicado que en su filial europea desconocía lo sucedido en Brunéi y ha anunciado que en el plazo más breve posible quedará cancelado un acuerdo que atenta contra los principios de inclusión y respeto a la diversidad que la organización australiana defiende.

No parece tratarse de mera palabrería: la AFL fue de hecho una de las cinco organizaciones que en representación de los deportes mayoritarios de Australia se conjuraban hace unos meses para luchar contra la homofobia en sus respectivos deportes, una iniciativa sin parangón en otros países surgida al abrigo de la Bingham Cup (la copa del mundo de rugby gay, que este mes de agosto celebró su última edición en Sydney). Y ya en 2010, cuando las campañas contra la homofobia en el deporte estaban menos extendidas que ahora, la AFL destacaba por una campaña en este sentido en la que participaron cerca de treinta jugadores y entrenadores.

Triste contraste con las posturas de Real Madrid o F.C. Barcelona

La cancelación del acuerdo con la aerolínea de Brunei por parte de la AFL contrasta con la postura de absoluta insensibilidad que por ejemplo muestran los clubes de fútbol españoles a la hora de alcanzar acuerdos de patrocinio con estados que criminalizan las relaciones homosexuales.

Baste con mencionar a los dos clubes más acaudalados de la liga española, Real Madrid y F.C. Barcelona, que mantienen sendos acuerdos de patrocinio con Fly Emirates, la aerolínea estatal de Dubái (Emiratos Árabes) y con Qatar Airways, su equivalente de Catar (en este caso ya en 2010 los colectivos LGTB catalanes expresaron su repulsa y pidieron al Barça que reconsiderara el acuerdo firmado entonces con la Qatar Foundation, también vinculada al gobierno de Qatar, sin éxito). Acuerdos vergonzantes que cada vez quedan más en evidencia gracias a ejemplos como los del fútbol australiano.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.