Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Trabajo sexual’

Las trabajadoras sexuales trans que no tienen reconocimiento legal de género no pueden acceder al apoyo financiero de COVID-19

Viernes, 1 de mayo de 2020

sex_workers_rights_stockholm-e1576606708975-1024x659Cartel en una marcha por los derechos de las trabajadoras sexuales en Estocolmo. (Twitter / SWARM)

 Las trabajadoras sexuales trans en Grecia que no tienen reconocimiento legal de género están siendo excluidas del apoyo gubernamental ante la pandemia de coronavirus.

En Grecia, donde el trabajo sexual está legalizado pero fuertemente regulado, solo los ciudadanos griegos con un marcador de género femenino en sus documentos pueden trabajar en lugares cerrados, por lo que pueden recibir apoyo del gobierno durante la pandemia.

Esto significa que las trabajadoras sexuales trans sin reconocimiento legal de género, así como las trabajadoras sexuales migrantes indocumentadas, las trabajadoras sexuales refugiadas y las trabajadoras sexuales que buscan asilo, no se consideran elegibles para el apoyo financiero del gobierno, según Open Democracy.

Grecia no está sola. En toda Europa, en países donde el trabajo sexual está total o parcialmente criminalizado, las trabajadoras sexuales luchan por sobrevivir durante el encierro y no pueden acceder al apoyo financiero disponible para otros trabajadores.
El comité de trabajadoras sexuales exige que los gobiernos protejan a los trabajadores marginados.

Con COVID-19 arrojando luz sobre la falta de protección en Europa para las trabajadoras sexuales, que están siendo excluidas de los paquetes de apoyo financiero del gobierno, el Comité Internacional sobre los Derechos de las Trabajadoras Sexuales en Europa (ICRSE) ha publicado un llamado a la acción.

“Las trabajadoras sexuales de todos los géneros han estado entre las más afectadas por la pandemia COVID-19 en Europa y Asia Central”, dijo ICRSE en su llamado a la acción. “Las restricciones, el autoaislamiento y las restricciones de viaje nos han dejado sin trabajo, presionando a algunos a las calles y a la indigencia, donde la pandemia aumenta los riesgos”.

Dado que el trabajo sexual está criminalizado en diversos grados en todos los países de la región, la mayoría de nosotros no hemos podido acceder a las salvaguardas proporcionadas para muchos otros trabajadores, como el pago por enfermedad y los beneficios sociales.

El llamado a la acción, que reúne la respuesta COVID-19 de organizaciones de trabajo sexual en Europa y Asia Central, exige que el trabajo del gobierno implemente políticas basadas en evidencia y derechos para proteger a los trabajadores marginados, tanto durante la pandemia de coronavirus como después. .

“Nuestras comunidades en toda Europa informan la exclusión sistémica de los rescates del gobierno y las medidas de apoyo para sustituir los ingresos faltantes, y en muchos contextos incluso nos enfrentamos a una mayor vigilancia y vigilancia”, continuó ICRSE.

“Una gran cantidad de inmigrantes indocumentados que trabajan en la industria no se enfrentan a la protección de los estados y los servicios sociales, mientras que las trabajadoras sexuales trans y las mujeres de color luchan con niveles extremadamente altos de discriminación y violencia”.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Asesinaron a una mujer trans de 25 años en San Salvador

Miércoles, 30 de octubre de 2019

Anahi-Miranda-Rivas-El-SalvadorPor Paula Rosales, desde San Salvador

Lo ha denunciado públicamente la Federación Salvadoreña de personas Lesbianas, Gais, Bisexuales, Trans e Intersexuales (FESLGBTI), entidad que aglutina a 12 organizaciones de El Salvador: las personas LGTB, y muy especialmente las mujeres trans, están siendo asesinadas con extrema crueldad en ese país centroamericano. Los crímenes permanecen, en la mayoría de los casos, en total impunidad. El último de los asesinatos, el de Anahy Miranda Rivas, una chica de 25 años a la que sus asesinos arrastraron con un vehículo durante casi cinco kilómetros.

El asesinato de Anahy Miranda Rivas, cometido en la madrugada del pasado 27 de octubre en una concurrida avenida de San Salvador, es de una brutalidad espantosa. De acuerdo a testigxs consultadxs por Presentes, la víctima recibió varias puñaladas en la cabeza, garganta y diferentes partes del cuerpo, además de ruptura traqueal. Sus asesinos se acercaron a ella en una camioneta, en la que intentaron introducirla por la fuerza. «Los hombres no alcanzaron a subirla del todo a los asientos cuando la camioneta comenzó a rodar por lo que sus piernas colgaban y así siguió un trayecto de casi cinco kilómetros», ha relatado una amiga. En el recorrido, fue asfixiada con una media que al parecer la joven solía llevar para acomodarse el pelo.

Anahy vivía del trabajo sexual sobre el bulevar de Los Héroes, en la capital del país.

Aquella madrugada, subió al vehículo de un supuesto cliente, donde se presume fue atacada. Su cuerpo fue arrojado y abandonado en la misma calle. Según el comunicado de la FESLGBTI, también sufrió heridas con arma blanca. Sus asesinos arrojaron su cuerpo al pavimento, frente a una discoteca, y huyeron del lugar.  “Llegaron unos hombres y la subieron al carro. Testigxs dicen que escucharon unos gritos y vieron cuando el mismo vehículo regresó para tirarla muerta en la calle. El Salvador es un país que odia a la población LGBTI, un país que violenta”, dijo la defensora de derechos humanos, Odaly’s Araujo a Presentes.

“El homicidio fue reportado a las cuatro con cinco minutos de este día en el bulevar Los Héroes. Presenta lesiones con arma blanca en la cabeza”, dijo a Presentes una fuente de la Policía Nacional Civil. La joven recibió sepultura en el cementerio La Bermeja de la capital salvadoreña.

El estudio “El prejuicio no conoce fronteras”, presentado por el Observatorio Sin Violencia LGBTI -lo conforman organizaciones de nueve países (Colombia, México, Honduras, Perú, El Salvador, República Dominicana, Guatemala, Paraguay y Bolivia)- señala que el 80 por ciento de los cuerpos de las personas asesinadas fueron encontrados en espacios públicos y domicilios particulares. También se identificó que los días sábados y domingos es cuando más crímenes se cometieron. Los resultados se refieren a crímenes de odio en esos países entre enero 2014 y junio 2019.

No se trata, por desgracia, del único asesinato de una persona LGTB en lo que llevamos de año en El Salvador. En lo que va de 2019 han asesinado a cinco mujeres trans en El Salvador. La nación centroamericana registró el año 2018 una tasa 50,3 homicidios por cada 100.000 habitantes, una de las más altas del mundo.

Según  la Asociación Solidaria Para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH Arcoiris Trans), desde 1993 hasta la fecha han registrado el asesinato de unas 600 mujeres, muy pocos casos han sido investigados y judicializados.

La FESLGBTI ha recordado, por ejemplo, los asesinatos de Jorge Armado Castillo (asesinado el 11 de enero en el departamento de San Miguel con once disparos en el rostro), Camila Díaz (una mujer trans que el pasado 31 de enero fue privada de libertad por tres agentes policiales, recibió numerosos golpes durante la detención y falleció tres días después debido a sus lesiones), una mujer trans identificada como Lolita (asesinada el 8 de febrero en el departamento de Sonsonate por personas desconocidas que la atacaron a machetazos) u otra mujer trans, identificada como Tity (asesinada el 10 de marzo a golpes, tras ser agredida sexualmente). De hecho, solo en los últimos tres años (2017, 2018 y 2019), la FESLGBTI ha documentado al menos 20 asesinatos de mujeres trans, todas entre los 18 y 32 años. Un hecho que según la entidad salvadoreña «sostiene nuestra afirmación, una vez más, de que promedio de vida de las mujeres trans en El Salvador no sobrepasa los 33 años».

En 2015, el Congreso salvadoreño modificó el código penal para que los crímenes cometidos por discriminación por identidad de género y orientación sexual sean condenados tomando el criterio que fueron cometidos por odio y pueden ser sancionados con una pena de 30 a 60 años de prisión.

«Desde la reforma al Código Penal en 2015, en sus artículos 129 y 155, que tipifica los crímenes basados en la orientación sexual, identidad y expresión de género, y hasta la fecha no se han efectuado condenas por los asesinatos de personas LGBTI, aun cuando los hechos son una firme evidencia de que estos crímenes fueron motivados por el odio y prejuicio hacia las víctimas, dadas las expresiones de extrema violencia -sexual y de toda índole-, crueldad, saña e incluso signos de tortura», asegura la FESLGBTI. «Siendo las principales víctimas de estos crímenes las mujeres trans, quienes constantemente son vulneradas, en muchos casos, por los mismos agentes de seguridad pública que suponen proteger a la población», denuncia. Una situación que lleva a muchas de estas personas a huir de El Salvador. «Sin embargo, sabemos que esta alternativa tampoco es segura para la población LGBTI, que se enfrenta a múltiples barreras de discriminación y violencia durante todo el circuito migratorio», añaden desde el colectivo salvadoreño.

Los colectivos LGTBI salvadoreños exigen que el Estado actúe

Es por todo ello que la Federación Salvadoreña LGBTI ha reclamado una serie de actuaciones por parte de las diversas autoridades del Estado salvadoreño:

  • A la Fiscalía General de la República y a la Policía Nacional Civil piden que se investiguen, en cumplimiento del debido proceso, los asesinatos de las personas LGBTI, aplicando la reforma del Código Penal referida a crímenes por odio y prejuicio. «Consideramos inadmisible el silencio absoluto en la investigación del homicidio de Camila Diaz, y el más reciente de Anahy Miranda Rivas», destaca.
  • A la Fiscalia General de la República, especialmente, exige la pronta aprobación y divulgación de una política de persecución penal, y su respectivo protocolo de investigación, de delitos cometidos en contra de la población LGTBI. «Consideramos impostergable la puesta en marcha de acciones institucionales encaminadas a terminar con la impunidad en los casos de crímenes fundados en el odio y prejuicio en contra de nuestra población, puesto que sabemos que el silencio y la impunidad empodera a los agresores», señala.
  • Al Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, los colectivos LGTBI piden implementar la política de atención a personas LGBTI, «para asegurar la protección de la población víctima de las violencias múltiples en el contexto de violencia e inseguridad que vive nuestro país».
  • A la Asamblea Legislativa, pide la aprobación de una ley de identidad de género para personas trans, «primer paso para el reconocimiento de sus derechos fundamentales».
  • Por último, a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) pide «retomar el trabajo articulado entre la institución y las organizaciones de la sociedad civil, para asegurar la protección y el acceso a la justicia de las personas LGBTI».

«En nombre de Jorge Armido Castillo, Camila Díaz, Lolita, Tity, Anahy Rivas y del resto de personas LGBTI asesinadas, la Federación Salvadoreña LGTBI reitera que NO permitirá que los crímenes de hacia nuestra población, queden en el anonimato, el silencio y la impunidad por más tiempo. No aceptamos otro periodo más de invisibilidad y negación de nuestro derecho a la salud, educación, trabajo, seguridad y vida digna y libre de estigma y discriminación. ¡POR LA REIVINDICACIÓN DE NUESTRO DERECHOS, NI UN PASO ATRÁS!», finaliza el comunicado de los colectivos.

«Exigimos al Estado que vele por nuestros derechos»

“Este nuevo crimen de odio en El Salvador ha sido una noticia inesperada, así como otros que se han cometido en el pasado. Repudiamos este crimen y lo condenamos, le exigimos al Estado que vele por nuestros derechos, por nuestra seguridad, por la inclusión laboral trans porque estamos siendo asesinadas y este gobierno ni los anteriores han hecho nada para protegernos”, expresó Odaly’s.

Fuente Agencia Presentes/FESLGBTI

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Brutal asesinato de una mujer trans en Avilés (Asturias)

Lunes, 23 de septiembre de 2019

TransfobiaaHa sucedido en Avilés (Asturias). Una mujer trans, de 38 años de edad y nacionalidad brasileña, ha sido brutalmente asesinada a puñaladas. La Policía Nacional investiga lo sucedido. Las primeras hipótesis apuntan a que la mujer, que ejercía el trabajo sexual, pudo ser asesinada por un cliente. Aún está por determinar el posible componente de odio.

Según informa El Comercio, el cuerpo de la mujer fue encontrado por una limpiadora a primera hora de la tarde del sábado en un piso de la calle La Cámara de Avilés, en el que la mujer ejercía el trabajo sexual. Presentaba al menos quince heridas de arma blanca, aunque será la autopsia la que determinará la causa última de la muerte, que podría haberse producido el día anterior. El Juzgado de lo Penal número 2 de Avilés, ayer de guardia, ha decretado el secreto de sumario.

A la espera de tener más información de lo sucedido, el colectivo asturiano XEGA ha convocado este lunes 23 de septiembre una concentración en Gijón, delante de la Gota de Leche, a las 20:00 horas. El colectivo LGTB asturiano ha expresado su repulsa por el asesinato y ha pedido la aprobación en Asturias de una ley contra la discriminación de las personas trans:

Screenshot_2019-09-22 XEGA(1)

Mané Fernández, vicepresidente de la FELGTB, también ha expresado su condena del asesinato, y a la espera de que se aclare el posible componente de odio, también ha reclamado al Principado de Asturias la aprobación de una ley «que ampare a a las personas trans y garantice que tanto sus derechos como su nivel de protección sean como los de cualquier otra persona».

Se trata, en nuestro conocimiento, de la segunda mujer trans asesinada este año en España. El pasado marzo dos personas fueron detenidas como presuntas responsables de la muerte de otra mujer, cuyo cuerpo sin vida apareció en un huerto cercano a Castellón. En 2018 murió de Eli, objeto de una brutal paliza en Valladolid a manos de un menor. Y en octubre de 2016 fue Lorena Reyes la que murió en Santa Cruz de Tenerife (un jurado popular absolvió posteriormente al único acusado por su muerte).

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Absuelto por un jurado popular el único acusado de la muerte de Lorena Reyes, la chica trans que cayó al vacío cuando huía de su agresor

Jueves, 20 de septiembre de 2018

cvjpilxxyaejfaiUn jurado popular ha absuelto al único acusado de la muerte de Lorena Reyes, al no considerar probado que él fuera el autor pese a que ni Fiscalía ni acusación particular tenían dudas al respecto. Lorena falleció en Santa Cruz de Tenerife en octubre de 2016 al caer al vacío huyendo de su agresor.

Recordamos la noticia, tal y como la recogimos en su momento: Lorena Reyes, de origen sudamericano, tenía 32 años y ejercía el trabajo sexual. Se precipitó al vacío mientras huía de un supuesto cliente, que la había golpeado y agredido con arma blanca en una mano. Lorena intentó saltar a un balcón adyacente mientras gritaba «socorro, socorro, me van a matar». Pudo mantenerse agarrada durante unos minutos, pero acabó cayendo al patio interior del edificio. En estado crítico, consiguió ser estabilizada por los servicios de urgencia, pero falleció en el Hospital Nuestra Señora de La Candelaria poco después de su ingreso. Según se difundió entonces, el presunto agresor se presentó horas después en comisaría, aunque negó ser el autor de la muerte. Respecto a las circunstancias que precedieron a la agresión apenas trascendió información, más allá de que los investigadores hallaron en la vivienda cocaína y de que también se encontraba en ella otra compañera de piso.

El tratamiento de la muerte de Lorena, por otra parte, desencadenó entonces una especial indignación entre los colectivos LGTB y trans, dado que diversos medios se refirieron a ella como «hombre» y como «travesti».

Caso dos años después de aquellos terribles hechos ha tenido lugar el juicio, que ha permitido conocer más detalles, aunque las versiones de lo sucedido difieren y entre los testigos (la compañera de piso y los vecinos) ha habido contradicciones. Lo cierto es que en el brazo de Lorena se encontró una cuchillada de 18 centímetros, que según los peritos era compatible con un arma blanca encontrada en el coche del acusado (en la que no había restos de sangre, si bien destacaba la limpieza que presentaba frente a la suciedad del resto del vehículo). También es indiscutible que el acusado estuvo en el piso (de hecho dejó allí objetos personales) y que mantuvo una discusión con la víctima, sin que haya quedado resuelto el papel que el consumo de cocaína pudo jugar. Sea como sea, parece que en efecto el acusado llegó a salir del piso antes de los hechos, pero tanto acusación particular como Fiscalía defienden que volvió a entrar y provocó la agresión que desembocó en la muerte de Lorena. Algo que él niega, asegurando que ya no se encontraba en la vivienda.

Fiscalía y acusación solicitaban por ello 14 años de prisión para el acusado, así como el pago de una indemnización a los herederos de la víctima de 120.000 euros. Sin embargo, el jurado ha dado la razón a la defensa, que solicitaba la libre absolución, al considerar que pese a todo no hay pruebas suficientes de que el acusado volviese a entrar en el piso y forzase a Lorena a huir por la ventana.

Así queda por el momento la situación, a la espera de los posibles recursos: Lorena fallecida; el único acusado de su muerte absuelto, y sin que ninguna otra hipótesis sea capaz de explicar lo que sucedió «a no ser que haya aparecido algún fantasma», según expresaba la acusación. Estaremos atentos a posibles novedades.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Asesinada en París Vanesa Campos, mujer trans y trabajadora sexual originaria de Perú

Martes, 28 de agosto de 2018

capture-du2019ecran-2018-08-17-a-19-51-32-300x277Se llamaba Vanesa Campos y tenía 36 años. Mujer trans, ejercía el trabajo sexual en la noche del 16 al 17 de agosto en el Bosque de Bolonia de París cuando murió asesinada por varios individuos que se dieron a la fuga. Vanesa se enfrentó a la banda, que al parecer buscaba asaltar a uno de sus clientes, cuando estos la golpearon y la dispararon en el pecho.

Los asesinatos de mujeres trans trabajadoras del sexo son una auténtica epidemia en países de América Latina. Basta repasar la lista de asesinatos de personas trans en el mundo que recopila Transgender Europe, un recuento que aunque incompleto (se basa, en la mayoría de los países, en datos parciales) dibuja un panorama desolador. Pero Europa no se libra de la sangría. El último episodio que hemos conocido ha ocurrido en la capital francesa, donde Vanesa Campos, de 36 años y origen peruano, fue asesinada por un grupo de individuos que pretendía asaltar a uno de sus clientes. Armados con cuchillos, palos y al menos una pistola, golpearon a la chica, aunque fue un disparo en el pecho la que le causó la muerte. Se trata, según parece, de un banda organizada que con frecuencia asalta a las trabajadoras del sexo y a sus clientes en los lugares más recónditos del Bosque de Bolonia, un parque de París en el que se ejerce habitualmente la prostitución.

People take part in a march at the Bois de Boulogne in Paris, on August 24, 2018, in tribute to Vanesa Campos, a 36 year-old transsexual sex worker who was killed the week before. / AFP / Lionel BONAVENTURE El asesinato de Vanesa Campos, que llegó a París hace dos años en busca de una vida mejor, ha sembrado la consternación en el colectivo de trabajadoras del sexo, cuyo sindicato STRASS (Syndicat du Travail Sexuel) emitía un duro comunicado al respecto. «Hoy lloramos esta pérdida y nos sentimos, como de costumbre, abandonadas. Los asesinatos de trabajadoras sexuales trans no son en absoluto raros. Es un fenómeno recurrente, del que regularmente alertamos a la opinión pública y las autoridades. Desafortunadamente, como siempre, nos encontramos solas», expresan desde la organización que agrupa a las trabajadoras del sexo.

«¿Por qué la vida de las trabajadoras sexuales migrantes trans importa tan poco? ¿Por qué nuestras muertes son tratadas solo como sucesos? ¿Por qué los periodistas son tan ignorantes o irrespetuosos como para hacer titulares sobre la muerte de ‘un travesti prostituido’ y continúan equivocando nuestro género incluso en la muerte? ¿La vida de una puta no importa?», añade el comunicado. «Tenemos la extraña impresión de que nuestras muertes no despiertan ninguna emoción. Para nosotras, nunca hay duelo nacional. Nunca hay una conmemoración oficial. La clase política permanece en silencio. Una vez que los artículos de prensa sensacionalista desaparecen, regresamos al silencio, y volvemos a trabajar con miedo, esperando que quizá seamos la próxima. Nuestas muertes están normalizadas. Una puta que muere es un poco como un personaje de vídeojuego al que se mata, no importa. Es un poco como una broma sexista, nos reímos y seguimos adelante», continúa.

People lay white roses and light candles at the site where Vanesa Campos, a 36 year-old transsexual sex worker was killed the week before, at the Bois de Boulogne in Paris, on August 24, 2018. / AFP / Lionel BONAVENTURE «’No eres una verdadera mujer’. Entendemos lo que significa, que no somos parte de esa humanidad normal que tiene derecho a que se respete su vida. Nos tratan como una subespecie, que pueden aplastar como un insecto, hasta el punto que la Policía, a la que se paga para proteger a los ciudadanos comunes, nos acosa a diario, nos multa y raja nuestras tiendas, nos llama ‘señor’ para humillarnos y nos mantiene detenidas en celdas masculinas, donde los otros detenidos nos agreden», añade.

Un durísimo comunicado que denuncia, además de la insensibilidad ante la situación de las mujeres trans trabajadoras del sexo, el acoso que reciben por parte de la Policía. Una situación que denunciaban también muchas de las mujeres que, vestidas de blanco, acudieron a la concentración en recuerdo de Vanesa Campos que tuvo lugar este viernes 23 de agosto en el Bosque de Bolonia, y que reclamaban la derogación de la ley que desde 2016 castiga a los clientes de la prostitución con cuantiosas multas y que según los colectivos de trabajadoras sexuales únicamente ha servido para estigmatizarlas aún más y hacer su actividad clandestina, lo que las situa en una situación de mayor vulnerabilidad. Los colectivos abolicionistas de la prostitución, por su parte, consideran que precisamente es la pervivencia de esta la responsable de muertes como la de Vanesa. «La prostitución es violación y esclavitud, negarlo es facilitar el acto y balanizar el asesinato de Vanesa y de todas las demás», asegura por ejemplo en un comunicado Mouvement du Nid, que apoya la ley.

People take part in a march at the Bois de Boulogne in Paris, on August 24, 2018, in tribute to Vanesa Campos, a 36 year-old transsexual sex worker who was killed the week before. / AFP / Lionel BONAVENTURE

Vanesa, descansa en paz.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Condenan a dos jóvenes en Málaga por agredir a una prostituta por ser transexual. El juez aplica el agravante de odio a los agresores.

Miércoles, 9 de noviembre de 2016

TransfobiaaEl magistrado considera que la agresión estuvo “motivada por la condición sexual” de la víctima.

“No podemos permitir que jóvenes menores, pero mayores de 16 años no sean condenados con igual contundencia y ejemplaridad”.

Se les condena por un delito de lesiones, con el agravante de odio.

Buenas noticias desde el ámbito penal. Dos de los jóvenes que hace unas semanas agredieron a una mujer transexual en Málaga han sido condenados a dos años y a un año y ocho meses de prisión. Los otros dos agresores, menores de edad, aún no han sido juzgados. El juez ha estimado que la agresión estuvo motivada por la condición transexual de la víctima y ha aplicado, en esta ocasión sí, el agravante de odio.

El Juzgado de lo Penal número 7 de Málaga ha condenado a dos jóvenes a penas de dos años y un año y ocho meses de prisión, respectivamente, por golpear con un palo metálico e insultar a una transexual este pasado mes de agosto en el polígono Guadalhorce de Málaga capital.

Así, se les condena por un delito de lesiones, con el agravante de odio (que por desgracia aún hay jueces que se resisten a aplicar en caso de agresiones a personas debido a su condición LGTB). Se les impone el pago de una indemnización a la víctima, estimándose en ambos la atenuante de reparación del daño, al haber consignado ciertas cantidades; y en uno de los acusados la atenuante de alteración mental. Asimismo, se les absuelve del delito de robo con violencia.

Los hechos sucedieron en la madrugada del día 16 de dicho mes, cuando, según se declara probado en la sentencia, los dos acusados, junto a dos menores, decidieron pasar por dicho polígono, antes de ir a la Feria de Málaga, para “mofarse” de las transexuales que en esa zona prestan servicios de contenido sexual.

Una vez allí y movidos por esto, insultaron a la víctima, “conociendo su condición sexual”, indica la resolución del juzgado, que se puede recurrir. Al mismo tiempo, lanzaron piedras donde estaba ésta y otra compañera y cuando ella les recriminó, uno de los acusados condujo hasta una nave cercana donde cogieron una barra metálica.

Entonces, volvieron “movidos por la condición sexual” hasta donde estaba la víctima, a la que comenzaron a “propinar golpes” uno de los acusados con el palo de metal y el otro sin hacer uso de instrumento contundente, pero conociendo que “otros lo empleaban en la agresión”, para luego ir todos al coche y marcharse del lugar, según se precisa en la sentencia.

Le robaron además un bolso con sus pertenencias. La mujer tuvo que ser trasladada al hospital con una herida sangrante en la cabeza, que precisó colocación de varias grapas de sutura. Una vez en el coche, dice el juez, los acusados se dieron cuenta de que los menores registraban un bolso que, aprovechando la agresión, habían cogido, pero considera que los procesados en esta causa desconocían que uno de los otros se había apoderado de él. Por esto, se les absuelve del delito de robo con violencia por el que fueron acusados.

El magistrado estima que “el motivo que movió a los acusados a agredir a la víctima encuentra su razón en la identidad o condición sexual de ésta”, considerando que no es anecdótico que los procesados “acudieran hasta el polígono para encontrar transexuales y preguntar el precio del servicio”. De hecho, uno de los jóvenes reconoció la agresión, aunque no los motivos.

Asimismo, el juez apunta que los acusados conocían la condición sexual de la víctima, ya que hablaron con ella y le profirieron expresiones “de claras connotaciones homófobas”, rechazando que el motivo de la agresión fuera que la mujer lanzara una botella contra el coche como respuesta a los insultos.

Además, en la sentencia se señala que todos los ocupantes del vehículo conocían la existencia del palo, así como que “se desandaba el camino para interceptar el paso de la víctima con la intención de agredirla” y todos se bajaron del vehículo.

Por fortuna, los agresores fueron localizados en su huida por agentes de la Policía Nacional, que habían sido alertados telefónicamente, siendo finalmente detenidos y puestos a disposición judicial. La brutal agresión fue entonces condenada tanto por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, como por la consejera andaluza de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez. También desató la indignación del Observatorio Español contra la LGBTfobia (entidad vinculada al colectivo COLEGAS), la Asociación de Transexuales de Andalucía o la Federación Andaluza Arco Iris, entre otros colectivos sociales.

Observatorio cree “ejemplar” la condena

El Observatorio Español contra la LGBTfobia (StopLGBTfobia) ha mostrado en un comunicado su satisfacción por la condena “ejemplar” de cuatro años de prisión para estos dos jóvenes. por la sentencia, dado que los tribunales españoles “son poco dados a condenar con penas notables las agresiones a personas LGBT, y además reconociendo el agravante de odio, que aún estando en el Código Penal es aplicado por los jueces a cuentagotas”. “Agradecemos a la Fiscalía malagueña, especialmente a la Fiscal especializada en Delitos de Odio en la provincia de Málaga, María Teresa Verdugo, el trabajo realizado para que se aplicara el agravante de odio por identidad sexual en este caso, ya que el Fiscal lo había ignorado en primera instancia”, ha declarado su director, Paco Ramírez, que también ha pedido que los dos menores que aún deben ser juzgados se les aplique “igual contundencia y ejemplaridad”. “Esperamos que esta sentencia sirva de base para otros casos similares que se están juzgando en diversos tribunales españoles y que tanto fiscales como jueces dejen de temer aplicar los agravantes de odio consignados en nuestras leyes, única forma de luchar eficazmente contra los delitos de odio en nuestro país“, añade el comunicado.

También han señalado que esperan que “por fin en España, agredir a una persona por su orientación sexual o su identidad de género, no constituya un delito menor con sentencias ridículas o incluso la gratuidad e impunidad de muchos agresores”.

Este Observatorio ha apuntado que es “una incógnita” la condena “a los otros dos implicados en los hechos, menores de edad, donde la legislación española es demasiado laxa”. “No podemos permitir que jóvenes menores, pero mayores de 16 años no sean condenados con igual contundencia y ejemplaridad”, ha subrayado.

Según este Observatorio, el nuevo Código Penal corrige “muchas ambigüedades en la legislación anterior en caso de situaciones de agresiones en base al odio”, aunque “aún son necesarias más aclaraciones u otros instrumentos legislativos para un combate más eficaz y efectivo”.

Asimismo, apuesta por combatir estos delitos de odio en las nuevas tecnologías y en las redes sociales, donde “campan a sus anchas sin que las fuerzas de seguridad y la legislación lo estén controlando de una forma sistemática”.

Según Ramírez, la judicatura española debe implicarse más “en erradicar la lacra del odio en la sociedad española con la aprobación de un protocolo específico de actuación judicial en casos que afecten a personas LGBT y otras minorías objeto de odio”. “Añadir a las condenas usuales un trabajo comunitario con las organizaciones de víctimas debería ser otro recurso más a añadir para corregir estos comportamientos inaceptables, y sobre todo para que la información y la cercanía mejore el conocimiento y la empatía con las vicisitudes y problemas que padecemos los grupos de víctimas en el día a día”, ha añadido.

El Código Penal ya castiga la LGTBfobia. Pero hay que aplicarlo…

El artículo 22 del Código Penal, recordemos, considera circunstancia agravante de un delito cometerlo “por motivos racistas, antisemitas u otra clase de discriminación referente a la ideología, religión o creencias de la víctima, la etnia, raza o nación a la que pertenezca, su sexo, orientación o identidad sexual, razones de género, la enfermedad que padezca o su discapacidad”.

Por su parte, el artículo 510, en su apartado 2, castiga con a quienes “lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito de alguno de los grupos a que se refiere el apartado anterior, o de una parte de los mismos, o de cualquier persona determinada por razón de su pertenencia a ellos por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad” a pena de prisión de seis meses a dos años y multa de seis a doce meses.

Fuente Cáscara Amarga/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Repugnante agresión tránsfoba en Málaga

Jueves, 25 de agosto de 2016

Protesta-Marcha-Dia-Transfobia-realizada_LRZIMA20130608_0002_11Aunque ya lo publicamos hace unos días, este post de Dosmanzanas amplía la noticia.

Repugnante agresión tránsfoba la sucedida la pasada semana en el polígono de Guadalhorce, en Málaga. Un grupo de jóvenes insultaron, vejaron y golpearon con una barra de hierro a una mujer transexual, a la que además robaron el bolso. Otras mujeres transexuales fueron también insultadas y amenazadas. Por fortuna, los agresores fueron detenidos casi inmediatamente.

La agresión tuvo lugar en la madrugada del pasado martes, cuando cuatro jóvenes, de edades comprendidas entre los 17 y los 18 años, se acercaron al polígono de Guadalhorce, zona de Málaga en la que se ejerce el trabajo sexual. Allí, desde el coche, comenzaron a dirigir insultos tránsfobos y lanzar piedras a varias mujeres transexuales. Finalmente se apearon del vehículo y golpearon a una de ellas en la cabeza con una barra de hierro. Le robaron además un bolso con sus pertenencias. La mujer tuvo que ser trasladada al hospital con una herida sangrante en la cabeza, que precisó colocación de varias grapas de sutura.

Por fortuna, los agresores fueron localizados en su huida por agentes de la Policía Nacional, que habían sido alertados telefónicamente, siendo finalmente detenidos y puestos a disposición judicial tras una persecución por las calles del polígono. Se les acusa de varios delitos: de odio, robo con violencia y resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad, además de contra la seguridad vial (el conductor del vehículo carece de permiso de conducir). También fue recuperado el bolso de la víctima.

La brutal agresión ha sido condenada tanto por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, como por la consejera andaluza de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez.

El caso, en conocimiento de la Fiscalía

El Observatorio Español contra la LGBTfobia, entidad vinculada al colectivo COLEGAS, ha puesto ya el caso en conocimiento de la Fiscalía especializada en delitos de odio de la provincia de Málaga y ha solicitado una exhaustiva investigación sobre todas las personas vejadas, amenazadas y agredidas por los detenidos. “El Observatorio se plantea además presentarse como acusación popular cuando los hechos acaecidos estén más aclarados, así como hayan sido identificadas el mayor número de víctimas posibles. Se pedirá la máxima pena posible para hechos de esta gravedad, significativo de la gran transfobia que los agresores han manifestado. Y nos aseguraremos de que se apliquen los agravantes de odio correspondientes, para evitar que de que no haya ni impunidad ni sanciones irrisorias como sucede habitualmente en agresiones a personas LGBT ”, ha declarado su presidente, Paco Ramírez.

La Asociación de Transexuales de Andalucia, tras condenar una agresión que considera deplorable, se ha sumado a la petición de una investigación “exhaustiva” y ha pedido que se tenga en cuenta el agravante de transfobia. “Estos hechos,  después de la agresión a un joven transexual en Granada en meses pasados, nos llevan nuevamente a exigir al gobierno de Andalucía que implemente las medidas contra la transfobia contempladas en la ley trans de Andalucía, que ha cumplido dos años desde su aprobación. Erradicar el odio y fomentar valores de respeto a la diversidad sexual y de género, es una labor de toda la ciudadanía, pero sobre todos de quienes tienen la responsabilidad de educar, informar y gobernar. Por ello mismo, un estado aconfesional no debe permitir discursos que fomentan el odio por parte de obispos y las penas han de ser ejemplares teniendo en cuenta el agravante de odio”, ha declarado su presidenta, Mar Cambrollé.

Por su parte, la Federación Andaluza Arco Iris, que ha condenado el ataque, ha aprovechado para recordar que la policía local de Málaga “aún no ha recibido los talleres sobre delitos de odio y población LGBTI” que esta organización ofrece gratuitamente y que ya han tenido lugar en otros municipios de la Costa del Sol (como Torremolinos, Rincón de la Victoria, Fuengirola o Marbella). Esta misma semana, tras la agresión producida, Arco Iris ha pedido nuevamente al ayuntamiento de Málaga capital que les permita realizar esta formación. Tampoco lo ha hecho la policía de Alhaurín de la Torre, al parecer el municipio originario de los agresores.  “Esperamos ahora se lo tomen más en serio”, comenta esta organización en un comunicado.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.