Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Policía’

Policías de CMDX golpean y extorsionan a dos personas LGBT+ por besarse

Miércoles, 20 de abril de 2022

Marcha-vs-odio-CDMX-2020-1280x640Policías de Ciudad de México golpearon, robaron y extorsionaron a Diego y Amaro en colonia Roma.

CIUDAD DE MÉXICO, México. La noche del miércoles 6 de abril, policías de la Ciudad de México persiguieron, golpearon y extorsionaron a Diego y Amaro, quienes se reconocen parte de identidades LGBT+. Fue luego de verles besarse en una calle de la Roma Sur, una de las colonias más turísticas de la capital mexicana. Hasta el momento Diego y Amaro han realizado presentaciones ante organismos de derechos humanos. Y anticiparon que también denunciarán ante la Fiscalía para la Atención de Delitos cometidos por Servidores Públicos y la Agencia Especializada en Atención a Personas Integrantes de la comunidad LGBTI+ pertenecientes a la Fiscalía local.

“Lo primero que tuve fue miedo. Cruzó por mi cabeza que podríamos ser los siguientes desaparecidos ¿no? …De pronto, en un imaginario, une creé que quizá está más segure en esta ciudad por los derechos que se han ganado. Porque somos más visibles, porque ocupamos las calles, pero que nos haya pasado esto en una colonia súper gentrificada, con gente blanca a la cual le dan más atención pues une creé que también está segure. Y no”, contó Amaro, que prefiere ser tratade con el pronombre elle.

Los policías además de golpearles, les robaron. Los jóvenes terminaron con raspaduras y golpes en diferentes partes del cuerpo. Amaro resultó herido de las costillas y la parte médica le diagnosticó una “contusión e inflamación severa”. A Diego le arrancaron un trozo de cabello que dejó un hueco en su cuero cabelludo.

En México 3 de cada 10 personas LGBTI+ han sido víctimas de agresiones físicas por su identidad, de las cuales 9.18% tienen como perpetrador a la policía. Además, el 13% de personas LGBTI+ señala que ha sido detenida en alguna ocasión por su orientación sexual o su identidad de género, de acuerdo a la Investigación sobre la atención de personas LGBT en México de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas y Fundación Arcoiris.

“Vemos que este tipo de crímenes de extorsión y actos de discriminación se acentúan más fuera de la Ciudad de México. Con esto no no quiero decir que no suceda, pero tenemos mayor registro de este tipo de ataques en Veracruz, Michoacán, Tamaulipas por el clima de violencia generalizada en el país. Sin embargo, nos mantenemos en una alerta permanente porque no sabemos en dónde se pueden cometer este tipo de crímenes de odio, producto también de la falta de atención de parte de las autoridades para mantener la capacitación permanente a las policías”, explicó en entrevista Gloria Careaga, coordinadora general de Fundación Arcoíris.

“Nos siguieron solo por besarnos y nos golpearon”

Amaro contó a Presentes el ataque que vivió y que en las denuncias que han interpuesto se ha tomado en cuenta que son integrantes de las poblaciones LGBT. Ha quedado asentado como que “vivieron un acto discriminatorio”.

Todo comenzó alrededor de las 9 y media de la noche. Amaro y Diego se encontraron en una calle de la colonia Roma Sur, transitada e iluminada. Ahí se besaron y de manera casual notaron que cerca de ahí había una patrulla. “Nos dimos cuenta que nos estaban viendo, nos sentimos incómodos y caminamos”. 

Diego y Amaro llegaron a una calle menos transitada, se volvieron a besar y la patrulla les siguió, incluso encendió sus luces. “Pensamos que era parte de su rondín, pero notamos que era muy insistente. Se detenían donde estábamos nosotros. Entonces decidimos caminar en contraflujo para no encontrarlos de nuevo”.

Diego y Amaro llegaron a un parque sin iluminación. “Nos seguimos besando. De pronto vimos que alguien se acercaba y sacaba una lámpara y nos alumbraba. (Esa persona) nos gritó ‘ya se los llevó la chingada’. Por instinto nos alejamos el uno del otro pero con ese policía venía otro que dijo ‘si corren les va a ir peor’”. Diego y Amaro corrieron por instinto.

Amaro cuenta que al tratarse de la policía no hay un “voto de confianza”. Al momento de correr por el parque sin iluminación, se cayeron y fueron atacados a golpes por los policías.

“A Diego un policía lo agarró estando en el suelo. Lo arrastró del cabello, le pegó en la cara y le dio patadas. A mí el otro policía me hizo una llave, me tiró de nuevo, me puso uno de sus pies sobre el cuerpo. El otro policía regresó contra mí y me dio una patada en las costillas”. 

Al momento de tenerlos sobre el suelo, Amaro recuerda que uno de los policías les dijo: “¿Para qué corrieron?, por correr otro (policía) les hubiera aventado un balazo”.

“Tuve miedo, pensé que nos desaparecerían”

Después de los golpes, las víctimas relatan que los policías intentaron “plantarles” marihuana y una navaja. En México la policía muchas veces tiende a sembrar objetos durante detenciones arbitrarias para aparentar un supuesto delito. Casi siempre lo hace con armas o con sustancias psicoactivas.

En ese momento Amaro cuenta a Presentes que sintió miedo. “La verdad pensé, muy en mi interior, que nos desaparecerían”, recuerda.

Las detenciones arbitrarias en México son muy frecuentes, y “utilizadas por las autoridades de forma ilegal, principalmente contra aquellas personas que enfrentan situaciones históricas de discriminación”. Así lo menciona el informe Falsas sospechas: detenciones arbitrarias por la policía en México de Amnistía Internacional. El documento agrega que estas prácticas “son muy frecuentemente el punto de partida de graves y persistentes violaciones de los derechos humanos en el país, tales como la tortura, las desapariciones forzadas y las ejecuciones extrajudiciales”.

De acuerdo a la última Encuesta Nacional sobre Discriminación por motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género (ENDOSIG, 2018), el 30.8 % de la población encuestada ha recibido tratos arbitrarios y discriminatorios de parte de la policía. El más común de ellos: que la policía les interrogue sin motivo aparente.

De acuerdo a la encuesta las mujeres trans, los hombres gay y mujeres lesbianas, en ese orden, son las poblaciones que más “experiencias negativas” con la policía tienen.

Besarse no es delito

Amaro recuerda que durante la golpiza, los policías no usaron palabras homofóbicas. Pero uno de ellos les dio un “sermón”.

“Nos decía que él tenía un sobrino ‘como nosotros’ pero que él no hacía eso, que para eso había hoteles”. Y agrega, “Fue raro. Hubo un momento en que sacó alcohol y nos empezó a curar las heridas. Y nos dijeron que por lo que estábamos haciendo era una multa de mínimo dos mil pesos”.

En México besarse no es un delito. El Consejo para Prevenir y Eliminar la Disciminación de la Ciudad de México (Copred), les confirmó a Diego y Amaro que no existen multas porque dos personas del mismo sexo se besen en la vía pública.

El ataque duró una hora y media. “Al final se llevaron nuestro dinero y cuatro pares de lentes que traía yo con un valor de más de 10 mil pesos. Nos gritaron ‘córranle o si no les va a pasar algo más’”.

Denuncias por discriminación a personas LGBT+

En las denuncias hechas hasta ahora han especificado que se identifican como parte de las poblaciones LGBTI+ y que se trató de un acto discriminatorio.

Para cuando Presentes tuvo comunicación con Amaro ya habían levantado una queja ante el Copred y una queja administrativa ante la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC). De esta se abrió una investigación en Asuntos Internos. La institución policial determinará qué patrullas y qué elementos se encontraban en esa zona a la hora del ataque.

“El parque estaba tan oscuro y ellos traían cubrebocas que medio les vimos los ojos. Era difícil verlos directamente a los ojos porque cualquier acción que hacíamos lo tomaron a mal, entonces prácticamente tuvimos la cabeza agachada”.

Para Amaro el proceso de denuncia fue “cansado, tarado y burocrático”. Además, comenta que ante muchas personas tuvo que “contar, recordar, revivir todo de nuevo”.

De acuerdo a un informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH, 2019)  el derecho más vulnerado para las poblaciones LGBT en México es el derecho a la seguridad jurídica relacionado principalmente a “actos ilegales de los agentes encargados de la seguridad pública”.

Asimismo, el Diagnóstico nacional sobre la discriminación hacia personas LGBTI en México en su apartado sobre el derecho a la seguridad y acceso a la justicia destaca que existe “una profunda desconfianza en las instituciones derivada de la ineficiente actuación e intervención de quienes las operan, pues cuando las personas acuden a ellas refieren que no se actúa o se les presiona para no denunciar. Las personas funcionarias del Estado no realizan adecuadamente sus funciones y no reciben ningún tipo de sanción por ello, dejando a las víctimas en mayor vulnerabilidad derivada de la impunidad en que se mantienen las agresiones y violaciones a sus derechos”. 

Sin embargo, ese informe no revela información sobre cuántos funcionarios de las fuerzas de seguridad han vulnerado estos derechos humanos. Ni qué consecuencias han tenido.

En las semanas siguientes Diego y Amaro levantarán una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). También una denuncia penal por el delito de discriminación ante la Fiscalía para la Atención de Delitos cometidos por Servidores Públicos y una más en la Agencia Especializada en Atención a Personas Integrantes de la comunidad LGBTI+.

“No quiero vivir con miedo ni ser una estadística”

“Por todos lados queremos levantar la denuncia para ver si en algún lado se puede hacer algo. Que al menos esté el registro, que no se repita, o que alguien más sepa qué hacer”.  Amaro dice que elles son afortunades. “Tenemos círculos de apoyo, supimos qué hacer, a dónde ir. Para mí es importante que después de esto tengamos claro qué podemos hacer cuando esto mismo le pase a dos personas racializadas que son de la periferia y se besen en la Roma. Si denunciar, aunque sea agobiante, puede servir para que otras personas no lo vivan o si de algo funciona para que no se repita pues hay que hacerlo”. Y hay más motivos: “me voy a seguir besando donde sea. No quiero vivir con miedo. Bo quiero ser una estadística más de ‘otros dos jotos golpeados por la policía’”, concluye Amaro.

¿Dónde denunciar?

CNDH (a nivel nacional)

Presenta queja en línea en este enlace

Teléfonos: 555-681-8125 | Lada sin costo 800-715-2000

Conapred (a nivel nacional)

Presenta queja en línea en este enlace

Teléfono CDMX 55 52 62 14 90  | Lada sin costo: 800 543 0033 con horario de atención de lunes a jueves de 09:00 a 17:30 horas y viernes de 09:00 a 15:00 horas.

Copred (CDMX)

quejas.copred@gmail.com

Denuncia en línea en este enlace

Atención telefónica 55 5341 3010 y 55 4600 8233 de lunes a jueves 10:00 – 18:00 horas; viernes 10:00 a 15:00 horas.

Casos Urgentes – WhatsApp 55 4600 8233

Línea de seguridad y chat de confianza del Consejo Ciudadano: 55 5533 5533

Unidad de Atención a la Diversidad Sexual (UNADIS en CDMX)

unadis.atencion@gmail.com

Línea de no discriminación: 55 5658 1111

Atención urgente (Ulises Pineda): 55 2858 6265

Canalización y contención (Gerardo Olivares): 55 4611 8811

Agencia Especializada en Atención a Personas Integrantes de la comunidad LGBTI+ (CDMX)

Ubicación: C. Violeta 39, Guerrero, Cuauhtémoc, 06300 Ciudad de México, CDMX

Ubicación: Tecualipan s/n, Romero de Terreros, Coyoacán, 04320 Ciudad de México, CDMX

Teléfono: 55 5200-9365

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Un policía agrede a un activista LGTB+ en Túnez

Viernes, 12 de noviembre de 2021

1D6C6646-336F-4352-9B05-12CD0EE61B96Badr Baabou,  (Damj Association for Justice and Equality- Asociación Damj por la Justicia y la Igualdad)

El policía colocó una bota en el cuello de un activista tunecino LGBT + para que “dejara de gritar” en un ataque “cruel

Dos agentes de policía golpearon brutalmente a uno de los principales activistas de los derechos LGBT+ de Túnez en un ataque que, según advierten los activistas, refleja el descenso del país a la “represión“.

Badr Baabou, defensor de los derechos humanos y director de la Asociación Damj para la Justicia y la Igualdad, contó a Human Rights Watch cómo fue emboscado en Túnez, la capital del país, la semana pasada.

Según él, los agentes se burlaron, le robaron y le golpearon y le dejaron  sin sentido. La paliza dejó al activista conmocionado y con graves lesiones en el cuello, la caja torácica, el ojo y la cara, según el informe médico visto por Human Rights Watch. Baabou sufrió coágulos de sangre, traumatismos en la cabeza y la frente, así como traumatismos en la caja torácica.

La “atroz” agresión a un activista en Túnez alimenta el temor de que las personas LGBT+ sean “silenciadas

El 21 de octubre, en torno a las 21:00 horas, Baabou dijo que iba caminando hacia su casa cuando dos agentes de policía utilizaron sus credenciales oficiales para obligarle a entregar sus documentos de identidad, su cartera, su teléfono móvil y su ordenador portátil de trabajo.

Los policías, uno de los cuales llevaba al parecer un chaleco de las Fuerzas de Seguridad Interna, le propinaron entonces “varios golpes fuertes en la cabeza y la cara”, escribieron 35 grupos de derechos humanos en una carta de condena de la agresión.

“Estos atroces actos de crueldad y brutalidad fueron acompañados de declaraciones de odio, reivindicación y discriminación“, dice la carta.

Los agentes, según la carta, gritaron entonces a Baabou: “¡Esto es lo que les pasa a los que insultan a la policía! Esto es lo que pasa cuando presentas una denuncia a la policía”. Mientras tanto, Baabou yacía en el suelo luchando por respirar. “Un [oficial] me puso la bota en el cuello para que dejara de gritar”, dijo a Human Rights Watch.

Baabou dijo que él y otros miembros de Damj han presentado una serie de denuncias contra la policía en nombre de los tunecinos LGBT+ que han sido agredidos por las fuerzas del orden desde 2005.

Mientras Baabou se retorcía de dolor en el suelo, los transeúntes intentaron ayudarle, pero la policía les detuvo.

Es un ataque que, para muchos de los grupos de derechos LGBT+ de Túnez, capta los peligros a los que se enfrenta la comunidad queer en un país que considera su existencia como un crimen bajo la ley Sharia.

Las fuerzas de seguridad de Túnez tienen un horrible historial de “pruebas anales” a los “acusados” de homosexualidad. Incluso después de que los ministros se comprometieran a poner fin a esta práctica en 2017, los tribunales siguen ordenando pruebas anales para determinar si los sospechosos son homosexuales, afirman los activistas.

Alrededor de seis de cada diez tunecinos creen que “los homosexuales deben ser castigados”, según los encuestadores en 2016.

Mientras tanto, Mawjoudin, un grupo de apoyo a los homosexuales, informó de un aumento de las llamadas a su línea de asesoramiento el año pasado, ya que la violencia sigue aumentando.

“La agresión a Badr Baabou fue un peligroso intento de silenciarlo a él y a otros activistas de los derechos LGBT“, dijo Rasha Younes, investigadora de derechos LGBT+ en Human Rights Watch, en un comunicado.

“Las autoridades tunecinas deben responder urgentemente a la denuncia de Baabou, investigar el incidente y exigir responsabilidades a los agresores. No son los primeros casos de esta naturaleza”, añade la carta, “ni son un incidente aislado o una simple metedura de pata de un personal policial demasiado celoso. Los defensores de los derechos humanos y las libertades individuales están siendo reprimidos sistemática y deliberadamente. Periodistas, feministas y activistas por la igualdad de género y sexual están pagando el alto precio”.

040416-tunez-homosexualidad

La hostilidad contra los ciudadanos LGTB tunecinos

La persecución social y de Estado hacia los hombres homosexuales y bisexuales tunecinos es incesante. Las detenciones por mantener relaciones sexuales con personas del mismo sexo, son constantes y las condenas a prisión habituales, lo que ha sido calificado por la asociación Shams como una auténtica «cacería».

Además, los defensores de los derechos LGTB —que luchan por la derogación del citado artículo 230 del Código Penal, que castiga las relaciones homosexuales con penas de hasta 3 años de prisión— sufren constantes agresiones, hasta el punto de que algunos de ellos han tenido que exiliarse ante las repetidas amenazas de muerte. Un reportaje de la red de noticias Konbibi reflejaba esta situación hace unos meses.

En febrero de 2019, un joven tunecino que denunció haber sido violado por dos agresores era condenado a ocho meses de prisión por mantener relaciones homosexuales.

En marzo del pasado 2018 de las pocas noticias positivas que nos llegaba del país. Rached Ghannouchi, líder del partido Ennahdha que forma parte de la coalición de Gobierno actual, declaraba en una entrevista que «la homosexualidad es un fenómeno natural y no hay que interferir en los deseos y comportamientos de la gente». Esperemos que poco a poco se vaya imponiendo su visión.

Munir Baatur, abogado y activista LGBTI en Túnez, 48 años, se presentó como candidato en las elecciones presidenciales de un país que mantiene en vigor una ley que castiga con hasta tres años de cárcel las prácticas homosexuales. Sin embargo, las organizaciones que defienden los derechos de la comunidad LGBTI son legales desde la revolución de 2011, y Baatur es el presidente de la organización Shams.

En junio de ese mismo año, la Comisión de Libertades Individuales e Igualdad hacía público un informe en el que recomiendan al Estado que acabe con la persecución legal de las relaciones entre personas del mismo sexo. Las conclusiones de su trabajo apuntan a la despenalización de la homosexualidad y el fin de los infames «exámenes anales». El Parlamento tunecino, sin embargo, rechazó debatir las propuestas de la comisión.

En junio de 202 dos hombres fueron condenados a un año de cárcel por mantener relaciones homosexuales. En primera instancia, la pena establecida fue del doble de tiempo, pero se redujo en la apelación. Los tribunales consideraron como prueba de cargo la negativa de ambos a someterse a un examen anal, práctica considerada como una forma de tortura y que el Gobierno tunecino se comprometió a abandonar.

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , ,

Condenadas a cinco años de cárcel dos mujeres trans acusadas de «tentativa de homosexualidad» en Camerún

Jueves, 20 de mayo de 2021

africa-cameroon-transgenderwomenimprisoned-600x315Human Rights Watch está distribuyendo esta foto privada de los dos prisioneros arrestados: Shakiro y Patricia tienen que usar ropa de hombre allí (Imagen: Facebook / Shakiro)

Continúa la represión LGTBIfoba en Camerún. Dos mujeres trans, arrestadas en febrero en un restaurante de Duala, han sido condenadas a cinco años de prisión y multas de 200.000 francos (unos 304 euros). Sus delitos, tentativa de homosexualidad, indecencia pública y carecer de documentación en el momento de la detención. La sentencia confirma el recrudecimiento de la persecución contra la comunidad LGTBI en los últimos meses en uno de los países africanos con una LGTBIfobia social y de Estado más arraigada. Las víctimas, además, quedan expuestas con frecuencia a la brutalidad policial.

Hace unas semanas que nos hacíamos eco de un informe de la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW), en el que alertaban de un aumento de la represión policial contra la población LGTBI en Camerún. El sustento legal de esta persecución es la norma que castiga las relaciones entre personas del mismo sexo con hasta cinco años de prisión, además de cuantiosas multas. Las consecuencias son terribles para las personas LGBTI, forzadas a vivir bajo la amenaza constante de los arrestos y la violencia.

Entre los casos que denunciaba HRW se encuentra la detención de dos mujeres trans el pasado 8 de febrero en la ciudad de Duala, por llevar atuendos femeninos. Fueron acusadas de conducta homosexual, indecencia pública y carecer de documentación en el momento de la detención. Las víctimas se identifican como Shakiro y Patricia, respectivamente. La primera es muy conocida en las redes sociales en Camerún, donde ha publicado vídeos hablando de su identidad de género.

El martes de la semana pasada se dio a conocer la sentencia del caso. El tribunal ha declarado culpables de todos los cargos a ambas mujeres y las condena a cinco años de cárcel y sendas multas de 200.000 francos CFA, el equivalente a unos 304 euros. Se trata de la pena más alta que prevé el código penal del país para los delitos imputados. Los abogados de las acusadas anuncian que presentarán recurso y denuncian que el fallo es «una decisión política» del Gobierno de Camerún, que, como se ha visto también en otros países, azuza la LGTBIfobia social para su propio beneficio político.

El activismo local denuncia, además, los malos tratos sufridos por las detenidas en una cárcel de hombres. Según estas fuentes, Shakiro y Patricia fueron golpeadas, amenazadas de muerte, insultadas y obligadas a firmas declaraciones contra su voluntad. «Los policías les fijaron las manos a la espalda durante treinta minutos y las golpearon con sus botas», afirman, mientras las llamaban «maricones asquerosos». Unos abusos que, por desgracia, son habituales contra las personas sospechosas de comportamiento homosexual o de identidad de género no normativa en el país africano.

La dura realidad de la comunidad LGTBI camerunesa

A finales de 2012, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresaba su preocupación por la complicada situación de las personas LGTB en Camerún, uno de los países con una LGTBIfobia social y de Estado más pujante. Y es que cada poco tiempo se producen noticias de detenciones y abusos policiales, algunas de las cuales hemos recogido a lo largo de los últimos años.

En noviembre de 2011 tres hombres fueron condenados a prisión acusados de mantener relaciones homosexuales en un coche (una de las “pruebas” que el juez tuvo en cuenta fue que los acusados habían estado bebiendo Baileys, una bebida poco masculina. Por fortuna este caso fue luego reconsiderado). En octubre de 2011 se condenó a tres años de cárcel a Jean-Claude Roger Mbédé por declararse a otro hombre por SMS, pena que fue confirmada en diciembre de 2012. Lamentablemente, en enero de 2014 Jean-Claude fallecíaabandonado por su familia, por las complicaciones derivadas del maltrato sufrido.

En julio de 2013 se conoció la sentencia a prisión de dos hombres detenidos dos años antes por mantener relaciones homosexuales. También en 2013, fue sentenciado a nueve años de cárcel Cornelius Fonya, acusado de mantener relaciones con un joven de 19 años, en un juicio plagado de irregularidades. Su abogado, Walter Atoh, ha debido huir del país tras ser amenazado de muerte, mientras se dilucida la apelación. Un año después, en junio de 2014, se dio a conocer la historia de una pareja homosexual que se vio obligada a huir de su localidad tras ser ataca por sus vecinos y detenida por la policía.

A finales de 2015, Joshua Mbarga, un activista LGTB, sufrió la invasión de su hogar por unos delincuentes que intentaron matarle tras robarle con total impunidad. Alertada por los vecinos, la Policía intervino hasta que los asaltantes decidieron acusar a Mbarga de pretender mantener relaciones sexuales con uno de ellos. En ese momento la víctima se convirtió en objeto de investigación.

En octubre de 2016, tuvo lugar una redada masiva en un local de ambiente LGTB de Yaundé, con un fuerte dispositivo policial que detuvo a todos los clientes y trabajadores presentes en el local. En diciembre del mismo año, fueron detenidos otros doce hombres por posesión de lubricantes y preservativos, algo considerado por las autoridades como prueba de comportamiento homosexual. A finales de 2017, tres jóvenes fueron detenidos tras caer en una trampa tendida por miembros del ejército, por lo que deberán ser juzgados por un tribunal militar. Y en enero de 2018, el asalto a un local de ambiente homosexual por un grupo de militares se saldaba con muerto y varios heridos graves.

Como explicábamos más arriba, las relaciones homosexuales están penadas con hasta cinco años de cárcel en Camerún, pero según la activista LGTB Alice Nkom solo se puede detener a una persona si se la encuentra en situación de «flagrante delito». Desgraciadamente, tal y como corrobora Human Rights Watch, son cada vez más los casos en los que la policía ignora este requerimiento.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Prohíben a la policía participar en el Pride de Nueva York hasta 2025 “para reconocer su daño” a la comunidad

Miércoles, 19 de mayo de 2021

pride-2El Orgullo de la ciudad de Nueva York anunció nuevas políticas para abordar la presencia de las fuerzas del orden en sus eventos (Bryan R. Smith / AFP / Getty)

El Orgullo de la Ciudad de Nueva York ha prohibido a la policía el desfile y eventos asociados hasta 2025 para desafiarlos a “reconocer su daño” a la comunidad LGBT +.

Con efecto inmediato, se le pedirá al Departamento de Policía de Nueva York que se mantenga al menos a una cuadra de todos los eventos del Orgullo, anunciaron los organizadores el sábado (15 de mayo).

Un mayor presupuesto de seguridad permitirá que todos los aspectos de la primera respuesta y la seguridad sean reasignados a líderes comunitarios, seguridad privada capacitada y voluntarios cuando sea posible.

Además, el evento construirá de forma independiente su propio plan de emergencia de primera respuesta con capacitación para reducir la escalada; El NYPD brindará asistencia solo cuando sea “absolutamente necesario” según lo exijan los funcionarios de la ciudad.

60a148dd4cfc7.image“NYC Pride busca crear espacios más seguros para las comunidades LGBTQIA + y BIPOC en un momento en que la violencia contra los grupos marginados, específicamente BIPOC y las comunidades trans, ha continuado aumentando”, dijeron los organizadores de Pride en un comunicado.

“La sensación de seguridad que se supone que debe brindar la aplicación de la ley puede, en cambio, ser amenazadora y, en ocasiones, peligrosa para aquellos en nuestra comunidad que a menudo son atacados con fuerza excesiva y / o sin motivo.

“NYC Pride no está dispuesto a contribuir de ninguna manera a crear una atmósfera de miedo o daño para los miembros de la comunidad. Los pasos que está tomando la organización desafían a las fuerzas del orden a reconocer su daño y corregir el rumbo en el futuro, con la esperanza de lograr un cambio impactante “.

Con ese fin, la policía LGBT + y los oficiales penitenciarios no podrán participar como grupo en la marcha anual, ni se permitirá que el NYPD hable en sus eventos ni use ninguna plataforma del NYC Pride.

La noticia de que la policía sería excluida de la celebración enfureció a la Gay Officers Action League (Liga de Acción de Oficiales Gay), una organización de policías LGBT +.

3670679656_56e161c3f4_bEn declaraciones al New York Times, el presidente del grupo, Brian Downey, calificó la decisión de “vergonzosa” y de un “cambio brusco. Su respuesta a la presión de los activistas es tomar el camino bajo al evitar que sus compañeros miembros de la comunidad celebren sus identidades y honren el legado compartido de los disturbios de Stonewall”, dijo.

NYC Pride se había resistido anteriormente a las demandas de cortar sus vínculos con la policía. Los pedidos de cambio se intensificaron el verano pasado, después del asesinato de George Floyd por un oficial de policía de Minneapolis y las protestas a nivel nacional contra la brutalidad policial que siguieron.

La nueva política sigue a “muchos meses de conversación y discusión con las partes interesadas clave de la comunidad”, dijo el copresidente de NYC Pride, André Thomas.

Si los policías pertenecen al Orgullo es una pregunta que plantean regularmente los activistas LGBT +, quienes han sostenido durante mucho tiempo que las fuerzas del orden están fuera de lugar en una marcha que tiene sus raíces en el motín contra la policía de 1969 frente al Stonewall Inn.

Refleja el problema continuo de la vigilancia excesiva que enfrenta la comunidad LGBT +, con un informe reciente que encontró que las personas queer tienen seis veces más probabilidades que las personas heterosexuales de ser detenidas y perfiladas por la policía.

43043023-0-image-a-4_1621143953865

Las personas queer también tienen siete veces más probabilidades de ser detenidas por la policía fuera de su vehículo y más probabilidades de denunciar a los agentes que se comportan de manera inapropiada mientras interactúan con ellos. “Gran parte de la comunidad simplemente dejó en claro que necesitábamos adoptar una postura diferente con respecto a estos temas”, dijo Thomas.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

La policía polaca enseña que ser LGBT + es una “patología social, como la adicción a las drogas”

Sábado, 15 de mayo de 2021

LGBT supporter hangs a rainbow flag on a statue of the Wawel Dragon (Smok Wawelski) and holds 'Support Margot' banner to demonstrate solidarity with a transgender activist Margot. Krakow, Poland on August 8, 2020. People protested across Poland a day after LGBT rights supporters in Warsaw scuffled with police who arrested a transgender activist, known best as 'Margot.' Police said they detained 48 people, while activists said police used rough tactics against them. (Photo by Beata Zawrzel/NurPhoto via Getty Images) La policía observa cómo una activista trans cuelga una bandera del Orgullo en una estatua en Cracovia, Polonia, el 8 de agosto de 2020 (Beata Zawrzel / NurPhoto / Getty)

Se le ha pedido al comandante en jefe de la policía de Polonia que explique por qué un nuevo libro de texto para agentes de policía incluye a las personas LGBT + en “patologías sociales”.

El libro de texto, Patologías sociales – Temas seleccionados, fue publicado recientemente por un centro de formación policial en Legionowo. Describe a la comunidad LGBT + como una forma de “patología social” junto con la adicción a las drogas y la mendicidad, destacando a las personas trans y no binarias como ejemplos particulares.

El impactante texto fue planteado en el Sejm el viernes (5 de mayo) por Agnieszka Dziemianowicz-Bąk, diputada del partido de izquierda Lewica. “Me gustaría enfatizar que la comunidad LGBTQ no es una ideología, ni es una patología, son personas. Estas son personas que están expuestas a daños, violencia y discriminación ”, dijo mientras se enfrentaba al jefe de policía Jarosław Szymczykat.

La parlamentaria declaró que es “inaceptable” que los policías que están “obligados a proteger a todos los ciudadanos … independientemente de quiénes sean, discriminen a estas personas”.

Llamó a Szymczykat y al comandante del centro de capacitación para que le explicaran exactamente cómo se desarrolló el manual y cómo se autorizó su uso. “¿Es que cualquier organización o persona puede venir al centro de formación policial, poner sobre la mesa cualquier papel que contenga basura o noticias falsas dañinas, y de este papel aprenderán los futuros agentes?”  preguntó.

“¿Existe algún criterio para la aprobación de libros de texto en la circulación de materiales didácticos? ¿A quién le importa cómo se eduque a los futuros policías? Estas [instituciones] hoy son responsables de lo que sucederá en las calles de las ciudades y pueblos polacos, cuando las personas no heteronormativas estarán sujetas a la intervención policial”.

El líder de Lewica, Krzysztof Gawkowski, agregó a las críticas, destacando que las identidades transgénero no son una enfermedad – “y los policías que intervienen no solo deben saberlo, sino también tenerlo codificado en el ADN de su servicio. Cada agente debe recibir una formación antidiscriminación, en la que se señalarán los discursos de odio y las patologías, y las actitudes de los policías deben centrarse en ponerse del lado de los más débiles, excluidos y ofendidos”, continuó. “Este libro de texto es la antítesis de tal entrenamiento, porque despierta el odio, no lo restringe”.

La policía de Polonia “debería esforzarse por lograr el nivel más alto posible de educación” para los oficiales, dijo, antes de pedirle a Jarosław Szymczyk que restaure su “buen nombre” y proporcione una explicación.

Jarosław Szymczyk aún no ha respondido públicamente a Lewica, ni a PinkNews.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Las fuerzas de seguridad de Camerún recrudecen la persecución LGTBIfoba en los últimos meses

Viernes, 30 de abril de 2021

frame-cabecera-facebookOleada de persecución LGTBIfoba en Camerún. La organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) ha emitido un informe en el que alerta del recrudecimiento de la represión contra la comunidad LGBTI en el país africano. Desde febrero de este año, HRW ha contabilizado al menos 24 casos de detención arbitraria, amenazas y agresiones de las fuerzas de seguridad a personas sospechosas de comportamiento homosexual o de identidad de género no normativa. Camerún es una de las naciones con una LGTBIfobia social y de Estado más arraigada.

La ONG Human Rights Watch ha redactado su informe sobre la base de entrevistas con grupos locales de apoyo a la comunidad que han aportado abundante documentación sobre los abusos denunciados, y ha llegado a la conclusión de que la represión LGTBIfoba se ha redoblado en los últimos meses. El sustento legal de esta persecución es la norma que castiga las relaciones entre personas del mismo sexo con hasta cinco años de prisión. Una ley que «incrementa el riesgo de las personas LGTB de sufrir maltrato, torturas y agresiones sin consecuencias para los atacantes», según Neela Ghoshal, de HRW.

Las consecuencias son terribles para la comunidad. El pasado 8 de febrero, la policía detuvo en la ciudad de Duala a dos mujeres trans, que fueron acusadas de conducta homosexual, carecer de documentación e indecencia pública. Solo seis días después, seis jóvenes eran arrestados, entre ellos un menor de edad, bajo la acusación de homosexualidad. Tras ser sometidos a malos tratos, fueron liberados ese mismo día.

El 24 de febrero, una redada de la policía a una asociación de prevención y asistencia a personas con VIH se saldó con trece detenidos acusados de homosexualidad. Todos fueron puestos en libertad en los días siguientes, aunque tres de ellos denunciaron agresiones sufridas en la comisaría, así como amenazas, insultos y la obligación de firmar declaraciones que no les permitieron leer. Una mujer trans de 26 años que se contaba entre los arrestados fue forzada a someterse a una prueba de VIH y a un examen anal, una humillante tortura que es práctica habitual en la persecución LGTBIfoba en Camerún y otros países.

La dura realidad de la comunidad LGTBI camerunesa

A finales de 2012, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresaba su preocupación por la complicada situación de las personas LGTB en Camerún, uno de los países con una LGTBIfobia social y de Estado más pujante. Y es que cada poco tiempo se producen noticias de detenciones y abusos policiales, algunas de las cuales hemos recogido a lo largo de los últimos años.

En noviembre de 2011 tres hombres fueron condenados a prisión acusados de mantener relaciones homosexuales en un coche (una de las “pruebas” que el juez tuvo en cuenta fue que los acusados habían estado bebiendo Baileys, una bebida poco masculina. Por fortuna este caso fue luego reconsiderado). En octubre de 2011 se condenó a tres años de cárcel a Jean-Claude Roger Mbédé por declararse a otro hombre por SMS, pena que fue confirmada en diciembre de 2012. Lamentablemente, en enero de 2014 Jean-Claude fallecíaabandonado por su familia, por las complicaciones derivadas del maltrato sufrido.

En julio de 2013 se conoció la sentencia a prisión de dos hombres detenidos dos años antes por mantener relaciones homosexuales. También en 2013, fue sentenciado a nueve años de cárcel Cornelius Fonya, acusado de mantener relaciones con un joven de 19 años, en un juicio plagado de irregularidades. Su abogado, Walter Atoh, ha debido huir del país tras ser amenazado de muerte, mientras se dilucida la apelación. Un año después, en junio de 2014, se dio a conocer la historia de una pareja homosexual que se vio obligada a huir de su localidad tras ser ataca por sus vecinos y detenida por la policía.

A finales de 2015, Joshua Mbarga, un activista LGTB, sufrió la invasión de su hogar por unos delincuentes que intentaron matarle tras robarle con total impunidad. Alertada por los vecinos, la Policía intervino hasta que los asaltantes decidieron acusar a Mbarga de pretender mantener relaciones sexuales con uno de ellos. En ese momento la víctima se convirtió en objeto de investigación.

En octubre de 2016, tuvo lugar una redada masiva en un local de ambiente LGTB de Yaundé, con un fuerte dispositivo policial que detuvo a todos los clientes y trabajadores presentes en el local. En diciembre del mismo año, fueron detenidos otros doce hombres por posesión de lubricantes y preservativos, algo considerado por las autoridades como prueba de comportamiento homosexual. A finales de 2017, tres jóvenes fueron detenidos tras caer en una trampa tendida por miembros del ejército, por lo que deberán ser juzgados por un tribunal militar. Y en enero de 2018, el asalto a un local de ambiente homosexual por un grupo de militares se saldaba con muerto y varios heridos graves.

Como explicábamos más arriba, las relaciones homosexuales están penadas con hasta cinco años de cárcel en Camerún, pero según la activista LGTB Alice Nkom solo se puede detener a una persona si se la encuentra en situación de «flagrante delito». Desgraciadamente, tal y como corrobora Human Rights Watch, son cada vez más los casos en los que la policía ignora este requerimiento.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Alemania acaba con la discriminación de las personas trans, intersexuales y de género no binario en el acceso a la policía

Miércoles, 3 de febrero de 2021

55.488.160La policía alemana se vuelve más inclusiva. Con el nuevo año ha entrado en vigor una reforma del reglamento sobre el acceso a las fuerzas de seguridad que abre la puerta a las personas trans, intersexuales o de género no binario. El texto elimina los requisitos que excluían a los candidatos no cisgénero al imponer determinadas características corporales, como disponer de «al menos un testículo funcional» en el caso de los aspirantes varones. El ministerio del Interior cumple así con la promesa de acabar con la discriminación basada en la identidad de género existente hasta ahora.

El acceso al cuerpo de policía en Alemania se rige por la norma PDV 300, que regula los criterios que deben cumplir las personas aspirantes al uniforme. Con la versión en vigor hasta el pasado 31 de diciembre, se exigía de los varones que tuvieran «al menos un testículo funcional» y se descartaba a las mujeres con implantes mamarios. Se requería, además, la estabilidad en la función hormonal «andrológica» o «ginecológica» según el caso.

Con los cambios que han entrado en vigor con el nuevo año, la discriminación de las personas trans, intersexuales y de género no binario ha pasado a la historia. Una nota aclarativa al principio del texto explica que cualquier indicación que utilice la fórmula masculina se entenderá aplicable a todos los géneros. En Alemania existe una tercera opción de sexo legal con la denominación de «diverso» desde 2018. Además, se eliminan los requisitos corporales que excluían de facto a las personas trans e intersexuales.

Se cumple así con una promesa que hizo el ministerio del Interior hace dos años como respuesta a una pregunta parlamentaria de Jens Brandenburg, del FDP, quien se ha felicitado por los cambios. Se trata de un «hito histórico» para la «vinculación de la policía con una sociedad diversa», afirmó. El diputado liberal, proponente de la reforma, reclama ahora formación para que los agentes policiales puedan aplicar sin dificultades la medida. Desde la izquierda de Die Linke también saludan la modificación y destacan su valor para la prevención de la violencia intrapolicial.

 Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

Procesan a joven lesbiana por defenderse de un ataque policial en El Salvador

Jueves, 3 de diciembre de 2020

BastaDeLesboodio-e1576506994556-1024x682-773x386Por Stanley Luna, desde El Salvador

Valentina y su pareja fueron detenidas por dos policías en febrero de este año. Los agentes las torturaron durante horas, pero Valentina es acusada de lesionar a un agente por auto defenderse y la Fiscalía General de la República sigue un juicio de lesiones y resistencia contra ella.

Valentina y Fernanda volvían de cenar y se detuvieron a hablar a dos cuadras de su colonia, en departamento occidental de Santa Ana, 68 kilómetros al oeste de San Salvador. Era la noche del 8 de febrero de 2020.

Valentina contó a Present que alzaron un poco la voz y tres hombres encargados de la vigilancia de la colonia donde viven se les acercaron y les dijeron que se tranquilizaran. Luego pasaron a acosarlas con preguntas incómodas.

A las 10:30 de la noche, 15 minutos después de estar con los vigilantes, los policías German Ernesto Ruíz Olano y Cruz Alberto Castro Sánchez llegaron en un pick up policial, según la denuncia fiscal.

Valentina recuerda que los dos policías se bajaron enojados de la patrulla y comenzaron a insultarlas. Fernanda les intentó explicar que estaban por volver a casa, que simplemente hablaban, y que no podían llevárselas detenidas sin ningún motivo, ya que ellas conocían sus derechos.

Estas palabras bastaron para que Ruíz Olano la tirara al suelo, boca abajo, y la esposara. Su compañero Castro Sánchez esposó a Valentina con los brazos atrás de su espalda.

“Yo, como pude, traté de defenderme a mí y traté de defenderla a ella. A ella la tenían en el suelo. La estaba pateando el otro hombre, que es el que mí me está acusando de agresión”, cuenta Valentina.

Los policías las subieron a la cama del pick up y Ruíz Olano les pateó la cara a ambas con sus botas, mientras el otro policía, por 30 minutos, condujo hasta llegar a una delegación policial.

En la delegación, los policías que las capturaron las lanzaron a un suelo de graba, las ataron las celdas y las obligaron a hincarse. Les rociaron agua sucia y fría de una pila, las siguieron golpeando y les tomaron fotografías.

Encerradas e incomunicadas

A las dos les robaron los zapatos. Además, a Valentina le robaron su celular y a Fernanda 22 dólares. Luego las encerraron en una celda en la que convivieron con nueve pandilleras.

Por las pandilleras lograron comer, debido a que, desde su captura hasta el día de la audiencia inicial, no tuvieron comunicación con su familia. Los primeros días tampoco contaron con un abogado, lo cual viola el principio de la presunción de inocencia.

Valentina recuerda que después de la tortura, sus caras quedaron irreconocibles. Antes del amanecer, fueron trasladas a otra delegación policial en la que esperaron la audiencia por resistirse a la captura. Pero el agente Ruíz Olano también denunció a Valentina por lesiones.

Las mujeres llegaron descalzas a la audiencia del 11 de marzo, con las marcas y lesiones de los golpes en su cuerpo. Las dos quedaron libres y, de todo lo que les robaron, lo único que pudieron recuperar fue parte de los 22 dólares.

Fernanda fue absuelta, pero Valentina sigue todavía en libertad condicional el proceso por resistencia y lesiones. El policía intentó conciliar con $100 dólares a cambio de terminar el caso, pero ella no aceptó. La jueza, entonces, le impuso medidas a cumplir mientras termine el juicio.

Valentina tiene 30 años y Fernanda 26. Nunca antes habían sufrido un ataque lesbofóbico como el de esa noche. Por temor, prefieren no revelar su identidad.

Una denuncia que no avanzó

Angélica María Rivas es la abogada de Valentina y Fernanda. Ella pertenece a la Colectiva Feminista, una organización de mujeres en El Salvador.

En una entrevista con Presentes dijo que desde la defensa se presume que fue uno de los tres vigilantes que se acercó a la pareja el que llamó a la policía para que capturaran a las víctimas.

Ambas se defendieron, pero como la primera que fue tirada a la cama (del carro) fue Fernanda, la otra compañera tuvo como un poquito más de margen de defenderse. Pero claramente a esto no se le puede llamar lesiones, porque una mujer con su complexión física, imposible que va a golpear a un policía entrenado con armas”, señala.

Rivas acompañó a Valentina y Fernanda a denunciar a los policías en la Fiscalía General de la República (FGR), en marzo, por los delitos de lesiones, tortura, actos arbitrarios y privación de libertad por funcionario público. Las víctimas ya lo habían hecho, días después de los hechos, en el Juzgado Especializado de Instrucción de la Mujer de San Ana.

A ocho meses de la denuncia, la abogada dice que los agentes todavía no han sido acusados en un juzgado, pero la FGR tiene un año para presentar la acusación.

Una audiencia contra Valentina

El 4 de diciembre es la audiencia de instrucción en la que Valentina es acusada de lesiones y resistencia. Esta audiencia se ha suspendido tres veces. La última suspensión fue a finales de octubre, ya que Rivas le pidió tiempo a la jueza para llegar a un acuerdo que no favorezca al policía, pero que tampoco deje impune la tortura de la pareja.

La FGR, por medio de su unidad de comunicaciones, señaló que Valentina y Fernanda desistirán de continuar la denuncia contra los policías y luego Valentina conciliará con Ruíz Olano en el juzgado.

Esta información es descartada por Rivas, quien aclara que ante la renuencia de Ruíz Olano de que su expediente policial no quede manchado, han hablado sobre la posibilidad de que él retire la denuncia contra Valentina y que la pareja retire la denuncia contra los policías por la salud mental de Valentina. Pero esto todavía no es un acuerdo.

Presentes intentó conocer si la Policía Nacional Civil (PNC) ha abierto una investigación interna contra los agentes, pero no hubo respuesta del encargado de la unidad de comunicaciones de la institución.

No es primera vez que la PNC está involucrado en ataques a la población LGBTI. En julio pasado, tres policías recibieron una condena de 20 años por el asesinato de Camila Díaz, una mujer trans que había intentó huir de la violencia que sufría en El Salvador, pero fue retornada al país y meses después fue asesinada.

El crimen no fue tipificado como un crimen de odio, pero el modo de operar de los acusados fue similar al de los policías Ruíz Olano y Castro Sánchez, pues los condenados detuvieron ilegalmente a Díaz y la golpearon, desde el momento de su captura hasta dejarla tirada en una calle solitaria a las afueras de San Salvador.

El Salvador aún no cuenta con una política criminal, ni con un protocolo para investigar y procesar los crímenes de odio. En noviembre del año pasado, tras los continuos asesinatos de cuatro mujeres trans, la Organización de las Naciones Unidas exigió a las autoridades procesar y castigar a los responsables.

Crímenes de odio siguen impunes

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, no se ha pronunciado por estos crímenes en contra de la población LGBTI, pese a las presiones en las redes sociales, una de las herramientas que utiliza el mandatario para informar acerca de su gobierno. Bukele, que asumió su gestión el 1 de junio, suprimió a pocas horas de iniciar su período cinco Secretarías de Estado, entre ellas la de Inclusión Social, que atendía a poblaciones vulnerables y LGBTI.

Dentro de la Secretaria de Inclusión Social se desarrolló la primera Dirección de Diversidad Sexual que promovía la erradicación de la discriminación por orientación sexual e identidad de género en la administración pública. La decisión de Bukele fue trasladarla hacia el Ministerio de Cultura la dirección de diversidad, generando el rechazo de la población LGBTI.

“Para nosotras es una alarma, no sabemos porque se están dando los móviles de estos asesinatos. Es terrible que ninguno de los órganos del Estado ha brindado ningún tipo de declaraciones. Estos asesinatos son invisibles para el Estado, porque no adopta ninguna postura”, señaló Bianka.

De acuerdo con COMCAVIS-TRANS, más de 600 asesinatos de personas LGBTI han sido registrados desde 1993 en El Salvador. En 2018, el país registró una tasa 50,3 homicidios por cada 100.000 habitantes, una de las más altas del mundo. En el 2019 se contabilizan ocho. Noviembre de 2019 cerró con 131 asesinatos a nivel nacional.

Repudiamos este crimen y hacemos el llamado a las instituciones correspondientes para que no quede impune”, señaló Ever.

Todos nuestros contenidos son de acceso libre. Para seguir haciendo un periodismo independiente, inclusivo y riguroso necesitamos tu ayuda.  Podés colaborar aquí.

Fuente Agencia Presentes/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

El falso secuestro del pastor de jóvenes bautista que escondía una historia de prostitución

Viernes, 29 de mayo de 2020

el-pastor-de-jovenes-casados-inventa-una-loca-historia-sobre-el-secuestro-para-cubrir-el-escandalo-de-la-prostitucion-gay-0.jpgChristopher Keys, de Macon, Georgia, había llamado a la policía después de ser robado (Foto: Tattnall Square Academy)

 

Un pastor de jóvenes de Georgia ha sido arrestado después de haber mentido presuntamente sobre su secuestro en una farmacia rural con la intención de encubrir un intento de encuentro con un trabajador sexual en un motel de bajo presupuesto. Christopher Keys fue el pastor de jóvenes en la Iglesia Bautista Wesleyan Drive en Macon, Georgia, y profesor en la Academia Tattnall Square, una escuela cristiana privada. De acuerdo con su biografía de la iglesia, es “una persona sociable” a la que le encanta “enseñar a los jóvenes las verdades de la Biblia” y que ha estado fielmente casado con su esposa, Jennie, durante 20 años.

La semana pasada, la gente de la comunidad de Keys se preocupó mucho después de que su amado pastor de jóvenes dijo que había sido secuestrado por dos hombres negros fuera de un CVS, conducido al motel, y robado. Se desató un pánico comunitario. Después de que el vecino de Keys publicó la angustiosa historia en Facebook donde fue compartida casi 800 veces por amigos y vecinos, un medio de comunicación local investigó la historia.

el-pastor-de-jovenes-casados-inventa-una-loca-historia-sobre-el-secuestro-para-cubrir-el-escandalo-de-la-prostitucion-gay-1.jpg

El departamento de policía había denunciado públicamente a una víctima gay de robo que les había dicho a sus amigos y familiares que fue secuestrado para ocultar una reunión con un trabajador sexual masculino.

Christopher Keys, de Macon, Georgia, llamó a la policía el 19 de mayo luego de ser robado mientras esperaba en una habitación de motel a un trabajador sexual que había acordado conocer en Craigslist.

Según el informe que Keys presentó ante la policía, dos hombres enmascarados llamaron a la puerta y lo sostuvieron a punta de pistola, antes de robarle su billetera, la casa, el camión y las llaves del trabajo, y un teléfono celular.

En lugar de ayudar a Keys, la Oficina del Sheriff del Condado de Bibb optó por arrestarlo y acusarlo de “solicitud de sodomía”, que sigue siendo un delito específico en Georgia, 17 años después de que la Corte Suprema de EE. UU. Rechazara las leyes de sodomía que prohibían el sexo homosexual.

El canal de noticias americano 13-WMAZ se enteró rápidamente a través de los registros policiales disponibles públicamente que Keys había inventado todo el asunto. La Sargento Linda Howard de la Oficina del Sheriff del Condado de Bibb confirmó que Keys nunca fue secuestrado por dos hombres negros fuera del CVS y que en realidad fue robado por dos asaltantes enmascarados dentro de una habitación del motel Regency Inn mientras solicitaba un hombre prostituto.

La policía también publicó un mensaje de Facebook que detalla el incidente en su totalidad para contradecir los “rumores” circulantes, después de que la víctima le contó a sus amigos una versión editada de la historia en la que fue secuestrado fuera de una farmacia de CVS y conducido al motel.

Según la policía, Keys se relacionó con el hombre de Craigslist y los dos se reunieron en el Regency Inn & Suites el martes pasado, donde Keys es un cliente frecuente. Después de registrarse en la habitación, Keys fue a responder a una llamada a la puerta. Fue entonces cuando se enfrentó a dos hombres enmascarados, uno de los cuales estaba armado. Los hombres le exigieron que entregara la cartera, el móvil y las llaves. Después de que los asaltantes se fueron, Keys llamó a la policía y les contó todo. También dijo que “le gustaba jugar y estaba casado con una mujer”, y que no quería que su familia supiera nada de esto, así que planeó mentirles y decir que fue secuestrado. Dos días después, fue detenido y acusado de incitación a la sodomía, que todavía se considera un delito menor en el estado de Georgia, a pesar de que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos anuló las leyes sobre sodomía en 2003.

La publicación de Facebook de la oficina del sheriff dijo:

“Keys declaró a los diputados que había respondido a un anuncio en Craigslist. Debía encontrarse con un hombre en el motel en la habitación 111. Una investigación reveló que Keys había visitado con frecuencia el Regency Inn & Suites desde enero. Keys dijo a los agentes en el momento del informe inicial que no quería que esto saliera a la luz y que no quería que los oficiales hablaran con sus familiares. Keys dijo que iba a decirle a su padre que fue secuestrado de otro lugar y llevado al motel. Según la información descubierta en el curso de la investigación, Keys ha sido arrestado y acusado de solicitar sodomía. La Oficina del Sheriff continúa investigando el robo personal denunciado por Keys “.

 

Irónicamente, todo el asunto probablemente habría permanecido en secreto si Keys no hubiera ido por ahí diciendo a todo el mundo que había sido secuestrado por dos tipos negros, causando que todos en el vecindario entraran en pánico.

 Desde que se publicó la historia, un portavoz de la Academia Tattnall Square dijo a WXGA-TV que Keys ya no trabaja allí. Keys, de 56 años, había sido empleado como profesor de estudios bíblicos en una escuela religiosa local, Tattnall Square Academy, según el Macon Telegraph.

La escuela le dijo al periódico: “La Academia Tattnall Square se enteró recientemente de los cargos contra nuestro antiguo empleado, Christopher Keys. No tenemos ningún comentario ni información sobre el asunto del el que se le acusa “.

También ha sido eliminado de la página web de la Iglesia Bautista Wesleyan Drive. La policía dice que aún están buscando a los sospechosos, que se llevaron la cartera, el móvil y las llaves de Keys. Su móvil ha sido recuperado en el aparcamiento de un Walmart local.


Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Bautista , , , , , , , , ,

Por primera vez Corte Interamericana de DDHH trata torturas de policías a LGBT+

Sábado, 31 de agosto de 2019

azulPor Vero Ferrari, desde Lima

Foto: Promsex

Azul Rojas Marín fue golpeada, violada y retenida ilegalmente en una estación de policía el 25 de febrero del 2008 en la provincia de Ascope, en el departamento de La Libertad al norte del Perú. Hoy, 27 de agosto de 2019, en el Período Extraordinario de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que se realiza en Colombia, 11 años después de sucedidos los hechos, se presentó el caso Rojas Marín y otra vs Perú en una audiencia. Por primera vez la violencia institucional que sufrió una mujer transexual se presenta ante esta Corte para dar su testimonio de cómo un Estado puede ser partícipe de una tortura que aún no acaba.

Hechos que se denuncian

Aquel 25 de febrero de 2008, con la excusa de que querían que se identificara, el policía Luis Quispe Cáceres y dos de sus compañeros, obligaron a la víctima -que en aquel momento aún no había transicionado y era gay- a subir a un patrullero y se dirigieron hacia la comisaría de Casa Grande. Ahí, Juan Isaac León Pardo y Dino Horacio Ponce Pardo la golpearon.

A pesar de la gravedad de los hechos y de las lesiones físicas y psicológicas que sufrió Azul, su caso fue archivado por el Poder Judicial peruano en 2009. El trato que recibió Azul de los policías y del sistema judicial fue brutal. Con el apoyo de organizaciones pro derechos LGTBI, su caso fue admitido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 2016, siendo la primera vista del caso el 1 de diciembre de ese año.

En ella, la CIDH acreditó que Azul fue víctima de violencia física, psicológica y sexual. También que hubo un especial ensañamiento contra ella por su orientación sexual, y que hubo un incumplimiento del Estado peruano, porque no investigó con la debida diligencia. Por lo que recomendó una reparación integral a la víctima y que su caso sea visto por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El representante de la CIDH, Luis Ernesto Vargas, señaló hoy frente a la Corte que este es el primer caso sometido a la jurisdicción de este tribunal por la responsabilidad de un Estado como resultado de violencia física y psicológica, incluyendo violación sexual, contra una persona LGBT.

Para qué sirve la sentencia de la Corte IDH

  • La sentencia de la Corte servirá para establecer estándares legales de reparación hacia víctimas de crímenes de odio, con el fin de asegurar que éstas puedan reconstruir sus vidas, reconociendo su identidad en un país que aún se niega a aprobar una Ley de Identidad de Género.
  • También sirve para asegurar que el Estado reconozca que no cumplió con su deber.
  • Cumplir con su función significa que el Estado repare a Azul Marín reconociendo su identidad, sancionando a sus agresores, asegurando su supervivencia material y evitando que situaciones de violencia contra las personas LGTBI en su conjunto vuelvan a repetirse.

“Este caso representa una oportunidad histórica para que el Estado peruano erradique la violencia sistemática contra las personas LGTBI de sus prácticas institucionales y para que la Corte IDH adopte un precedente de gran importancia para la protección de personas LGTBI en toda la región”, expresó a través de su página web el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex), que con sus asistencia legal acompañó a la víctima ante la CIDH, junto a la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) y a REDRESS. “Las organizaciones que acompañamos el proceso reafirmamos nuestro compromiso con la defensa de los derechos humanos de Azul, incluyendo su derecho al debido proceso legal”.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

La policía maltrata por rutina a las personas trans, según un informe

Miércoles, 15 de mayo de 2019

la-policia-maltrata-rutinariamente-a-las-personas-transgenero-en-eeuu-segun-un-informeUn nuevo informe ha examinado las prácticas de 25 fuerzas policiales en los Estados Unidos y ha descubierto que muchas de ellas maltratan de manera rutinaria a las personas transgénero y no cuentan con la protección adecuada.

El informe, que fue publicado el 7 de mayo por el Centro Nacional para la Igualdad Transgénero (NCTE, por sus siglas en inglés), analizó las diversas formas en que las fuerzas en los EE.UU. están fallando actualmente en proporcionar protección adecuada a las personas trans.

También hizo referencia a datos de 2015 que revelaron que más de la mitad de las personas transgénero que habían estado en contacto con la policía en los Estados Unidos habían sido maltratadas. Del mismo modo, más de la mitad dijo que se sentiría incómoda llamando a las autoridades locales cuando necesiten ayuda debido a posibles malos tratos.

La NCTE descubrió, a través de su trabajo con 25 fuerzas policiales en los Estados Unidos, que ningún departamento requiere que el personal esté capacitado en temas de transexualidad, lo que conduce a la desinformación y al malentendido.

También encontraron que actualmente ningún departamento tiene un espacio en los formularios para el “nombre usado actualmente”, lo que significa que algunas personas trans que no han cambiado legalmente sus nombres pueden terminar siendo identificadas por la policía por sus nombres muertos.

Mientras tanto, sólo dos de los 25 departamentos de policía prohibieron explícitamente las relaciones sexuales entre los agentes y las personas bajo su custodia.

16 de 25 actualmente asignan personal para registrar a las personas en custodia basándose en el sexo que la persona fue asignada al nacer o en los genitales que tiene, lo que puede significar que algunas personas trans son registradas por personas del sexo opuesto.

Es revelador que sólo nueve de los 25 departamentos incluyan la identidad de género en sus políticas de no discriminación.

El informe recomienda una serie de cambios que las fuerzas policiales de los Estados Unidos deberían hacer para atender mejor a las personas transgénero. Sin embargo, también dijo que las fuerzas policiales tenían una clara necesidad de “reforma y supervisión”.

Mara Keisling, directora ejecutiva de la NCTE, dijo que la mayoría de los abusos contra las personas trans siguen estando dirigidos a las personas trans de color en Estados Unidos. “Si alguna vez esperamos poner fin a esta crisis, los departamentos de policía deben evolucionar para satisfacer las necesidades de las comunidades a las que han jurado servir”, dijo Keisling. “Las soluciones que ofrecemos pueden llevar a estas comunidades y a las fuerzas de seguridad de nuestra nación a un futuro más equitativo, pero debemos llegar juntos“.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Un policía usa la trágica muerte de un joven gay para hacer bromas en Facebook

Miércoles, 1 de mayo de 2019

F32FD040-902A-488B-8DF9-7AFBDF3C62BBNigel Shelby, un estudiante de primer año de Huntsville High School de 15 años de edad que se suicidó porque fue acosado por ser gay.

Pero el diputado del condado de Madison, Jeff Graves, es un tipo especial de persona terrible, del tipo que utiliza la trágica muerte de un niño de 15 años intimidado y gay para descifrar un chiste homófobo.

Innecesario ni siquiera comienza a describir la decisión de Graves de comentar la página de Facebook de WZDX, enlazada a una historia en la que aparecía el estudiante Nigel Shelby, quien murió por suicidio, después de haber sido acosado por ser gay.

El ingenio que Graves consideró apropiado compartir:

Libertad

Armas de fuego

bíblico

Trump

ASADOR

Ese es mi tipo de movimiento LGBTQ

Oscar Wilde no es.

Y ni siquiera se detuvo ahí. Así es como se veía en Facebook:

7E50E451-9C34-46D7-9CA4-4445155F8A75

Me ofende seriamente que exista algo así como el movimiento”, continuó Graves, “la sociedad no puede ni debe aceptar este comportamiento. Tengo derecho a ofenderme y siempre me ofenderá este movimiento falso que no requiere atención especial, sino personas con un ego alterado y una agenda falsa“.

Graves está en lo cierto al afirmar que tiene el derecho de ofenderse, pero también lo tiene la Oficina del Alguacil del Condado de Madison, que tiene el derecho de mantener a sus oficiales a un nivel por encima del montón de basura humana.

Y aunque esto no es de ninguna manera un respaldo a esa fuerza policial en particular -quién sabe qué otras injusticias se esconden bajo su peso- en este caso, ya sea por la razón adecuada de la decencia humana o por un movimiento de relaciones públicas más calculado, se hizo lo correcto.

La Oficina del Sheriff mantiene a todos sus empleados al más alto nivel, y el público puede estar seguro de que se llevará a cabo una auditoría completa y completa y se tomarán las medidas apropiadas”, dijo el teniente Donny Shaw, portavoz de la oficina del Sheriff, en una declaración. “El empleado implicado ha sido puesto en licencia administrativa a la espera del resultado de la auditoría.”

En la misma declaración, el sheriff Kevin Turner ofreció “sus condolencias a la familia y amigos de Nigel Shelby, cuya joven vida se perdió por suicidio la semana pasada. La intimidación de cualquier grupo o persona dentro o fuera de las escuelas es inaceptable, y acojo con beneplácito todos y cada uno de los esfuerzos por crear conciencia sobre la intimidación y poner fin a la misma”, agregó Turner. ¿Qué podemos hacer para que no haya homofobia en la policía?

Aquí están las señales de advertencia a tener en cuenta si usted teme que alguien es suicida y los recursos que pueden ayudar a aquellos que piensan en hacerse daño a sí mismos o que temen que un ser querido pueda hacerse daño a sí mismo, a través de AL.com.

SEÑALES DE ADVERTENCIA

Amenazar con lastimarse o matarse o hablar de querer lastimarse o matarse. Buscar maneras de suicidarse buscando acceso a armas de fuego, píldoras disponibles u otros medios. Hablar o escribir sobre la muerte, la muerte, “acabar con el dolor” o el suicidio. Sentirse desesperado.Actuar de manera imprudente o participar en actividades riesgosas – aparentemente sin pensar. Sentirse atrapado – como si no hubiera salida.Incrementar el uso de alcohol o drogas.Alejarse de los amigos, la familia, el apoyo social y la sociedad.Sentirse ansioso, agitado o incapaz de dormir o dormir todo el tiempo.Experimentar cambios de humor significativos. No ver ninguna razón para vivir o no tener sentido de propósito en la vida. Sentir rabia o ira incontrolable o buscar venganza.

CÓMO AYUDAR

Pregúntele directamente a la persona si tiene pensamientos suicidas, si tiene un plan para hacerlo y si tiene acceso a medios letales. Si cree que la persona puede hacerse daño a sí misma, no la deje sola. Tome en serio todas las amenazas de suicidio y todos los intentos de suicidio anteriores, incluso si él o ella minimiza sus preocupaciones. Sea directo. Hable abiertamente y con naturalidad sobre el suicidio. Esté dispuesto a escuchar y a no juzgar. No debata si el suicidio es correcto o incorrecto, o si los sentimientos son buenos o malos. No sermonee sobre el valor de la vida o si el suicidio es visto por algunos como un acto pecaminoso, egoísta o enojado. Respeto de que los sentimientos suicidas se relacionan más probablemente con el fin del dolor emocional o psicológico. Involúcrese. Estar disponible. Muestre interés y apoyo. Tenga en cuenta a otros amigos de confianza, familiares o aliados que puedan formar parte de un equipo de apoyo. No lo desafíe a él o ella a hacerlo. No te hagas el sorprendido. Esto puede traducirse en críticas o juicios y debilitar la confianza entre ustedes. No juréis guardar el secreto. Reconozca que todo riesgo de suicidio debe ser tomado en serio y explique con firmeza y delicadeza que está buscando apoyo. Ofrezca la esperanza de que hay alternativas disponibles, pero no ofrezca un consuelo simplista. Tome medidas. Remueva los medios, tales como pistolas o píldoras almacenadas.Obtenga ayuda de personas o agencias especializadas en intervención en crisis y prevención de suicidios.

Fuente: La Línea de Vida Nacional para la Prevención del Suicidio

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Vuelven las redadas contra las personas LGTB en Azerbaiyán

Martes, 9 de abril de 2019

t5Las autoridades de Azerbaiyán vuelven a poner a la comunidad LGTB en el punto de mira. Activistas locales han denunciado la detención de hasta catorce personas, acusadas de ejercer trabajos sexuales. Los policías usaron la trampa de hacerse pasar por clientes para arrestarlas. Algunas de ellas fueron sometidas a pruebas forzosas de detección del VIH. En un proceso administrativo sin tutela judicial, los acusados se enfrentaron a multas y penas de hasta treinta días de cárcel. Tras la intervención del tribunal de apelaciones de Bakú, todos han sido liberados. Los sucesos recuerdan a las redadas practicadas en 2017 en la república caucásica.

Los hechos comenzaron el pasado lunes 1 de abril y a partir de los días siguientes se han ido conociendo los detalles que han podido facilitar los activistas locales y organizaciones como ILGA Europa. Las cifras varían según la fuente, pero la web azerí Minority habla de unos catorce detenidos, que fueron trasladados a dependencias policiales. En varios de los casos, las víctimas acudieron a hoteles de Bakú donde creían haber concertado una cita para ofrecer sus servicios sexuales. Se trataba de una trampa de la policía, que las arrestaron al llegar. Otras fueron detenidas en sus hogares. El trabajo sexual es ilegal en Azerbaiyán, pero los activistas denuncian que las personas LGTB son las principales víctimas de la persecución.

Los detenidos fueron sometidos a reconocimientos médicos forzosos, incluidas pruebas de detección del VIH. Algunos fueron acusados de «vandalismo menor», castigado con multas de acuerdo con el artículo 510 del Código de Infracciones Administrativas. Otros se enfrentaron a penas de prisión de hasta 30 días por desobediencia a la autoridad, tipificada en el artículo 535.1 del mismo texto. Al tratarse de un proceso administrativo, los arrestados no tuvieron derecho en un principio a la asistencia letrada.

La noticia de las detenciones ha devuelto al punto de mira la situación de la comunidad LGTB en Azerbaiyán. Un portavoz del departamento de Estado norteamericano expresó el jueves la «profunda preocupación» del Gobierno estadounidense por los hechos e instó a las autoridades azeríes a «cumplir con sus compromisos en materia de derechos humanos». Tras unos días de incertidumbre, el pasado viernes el tribunal de apelaciones de Bakú escuchó las alegaciones de los detenidos y decretó su puesta en libertad.

LGTBfobia de Estado en Azerbaiyán

Aunque las relaciones homosexuales fueron despenalizadas en el año 2000, con la misma edad de consentimiento que la de las relaciones heterosexuales, la comunidad LGTB de Azerbaiyán sigue estando sometida a la LGTBfobia social y de Estado. El informe anual de ILGA Europa hecho público en mayo del año pasado situaba el país como el peor de Europa para las personas LGTB. En 2017 se producía el arresto de al menos 50 personas, justificado por el ministerio del Interior y la Fiscalía General como una medida para evitar la propagación del VIH.

La difícil situación de la comunidad ya había sido objeto de la atención internacional con anterioridad. El Parlamento Europeo aprobaba en 2015 una resolución mediante la cual, entre otros puntos, pedía «al Gobierno de Azerbaiyán que deje de oprimir e intimidar a los defensores de los derechos humanos que trabajan por los derechos de las personas LGBTI». En este sentido, la Eurocámara condenaba «enérgicamente los discursos de odio, procedentes de los más altos niveles políticos, contra las personas LGBTI».

Las personas LGTB no solo se enfrentan a la persecución del Estado, sino con frecuencia a su propio entorno social. En 2014 nos hacíamos eco del caso de un joven de 18 años al que sus propios padres le rociaron con gasolina y le amenazaron con prenderle fuego al revelarles su homosexualidad. Afortunadamente, el joven logró escapar con vida. Dos años antes habíamos recogido las declaraciones del activista local Yadigyar Sadykov, que afirmaba que «si una familia decidiera matar a un pariente homosexual, la mayoría de la gente lo aprobaría (…) Nunca he encontrado una persona abiertamente homosexual aquí». Por este difícil marco social, son pocas las personas que se atreven a visibilizarse como LGTB en Azerbaiyán, y muchas de ellas encuentran en el trabajo sexual su única forma de vida.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , ,

La jefa de la policía británica habla sobre su homosexualidad para derribar prejuicios

Viernes, 15 de febrero de 2019

cressida-dick-836326La primera mujer jefa de la policía británica, Cressida Dick, habla pública y abiertamente sobre su homosexualidad porque considera que su caso alienta a otras personas en el seno de Scotland Yard.

«Comprendí que el hecho de ser considerada un poco diferente en algunos aspectos impulsó a los jóvenes. Mi ejemplo animó a otras personas como yo a reclutarse en las filas de la policía británica», declaró la comisaria de la Policía Metropolitana de Londres, durante una entrevista al programa Radio 4, de la cadena BBC. Asegurando que su homosexualidad es «una de las cosas menos interesantes» de su vida.

Desde el 10 de abril de 2017, Dick se convirtió en la primera mujer y la primera lesbiana encargada de dirigir la Scotland Yard de la historia de Reino Unido.

Según ella misma asegura, confesar su homosexualidad ha servido para derribar algunos prejuicios y empujar a las personas, que en el pasado nunca se hubiesen inscrito en este tipo de profesiones, a presentar su candidatura sabiendo que ahora tienen una oportunidad.

En relación a la aún desequilibrada proporción entre mujeres y hombres en la policía de Reino Unido, el deseo de Dick es que en el futuro exista un equilibrio gradual: «Me gustaría que hubiese un balance de 50% y 50%, pero soy consciente que falta mucho para eso por lo que no sucederá durante mi mandato», declaró.

La Comisionada del MET recordó haber asistido a una charla de Eliza Manningham-Buller, la segunda directora del MI5, en la que colegas masculinos “hablaban de ella como si fuera una institutriz o una dominatrix”. Dick añadió que habían pasado “por lo menos 25 años desde que pensaba regularmente en el hecho de que yo era una mujer haciendo este trabajo”. Pero continuó diciendo: “Anhelo el día en que podamos ser todos nosotros mismos, quienquiera que seamos, y nos expresemos de la manera que queramos, y no tengamos este tipo de restricciones en nuestras cabezas que nos hacen sentir ‘Ooh , hay una relación de poder diferente porque es un hombre y ella es una mujer’. Y todavía sigue sucediendo eso. No es útil“.

Fuente Oveja Rosa

General, Historia LGTBI , , , , , , , ,

«Ven aquí, maricón», «ven aquí, marica»: Policías locales de Manacor utilizan insultos homófobos en un incidente con un menor

Lunes, 29 de octubre de 2018

El vídeo se ha hecho viral, tras difundirlo en redes sociales @yanina_rubia. Un grupo de policías locales de Manacor, en Mallorca, intimida a un menor al grito de «ven aquí, maricón» y «ven aquí, marica». Una escena que por desgracia nos resulta familiar a muchos: la utilización del insulto homófobo desde posiciones de poder. Una prueba de lo que todavía queda por trabajar, especialmente en el ámbito de la formación en diversidad de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad de Estado. Después de ver imágenes como esta no resulta difícil comprender por qué tantas agresiones por LGTBfobia quedan todavía sin denunciar. 

Estas son las imágenes:

 

Según el digital mallorcadiario.com, el concejal de Interior de Manacor ha apelado a la prudencia porque «el vídeo solo refleja un pequeño instante de una actuación». De acuerdo a la versión oficial, los policías pidieron a un grupo de jóvenes que bajaran el volumen de la música que escuchaban en la vía pública. Poco tiempo después les volvieron a requerir lo mismo, momento en el que el grupo se habría resistido a ser ser identificado. Según el informe policial, uno de los jóvenes inició un «intento de agresión» a uno de los agentes, momento en el que estos desenfundaron sus porras. El supuesto agresor fue finalmente trasladado a dependencias policiales, desde donde se avisó a sus padres. El incidente tuvo lugar en Port de Manacor (también conocida con Porto Cristo), localidad enclavada en el término municipal de Manacor.

Es cierto que las imágenes no captan la escena desde su inicio. No ponemos tampoco en duda que los jóvenes actuasen mal, contraviniendo seguramente la normativa municipal y molestando a los residentes con el ruido de la música. Pero lo que muestra el vídeo, además de una actuación que desde luego parece desproporcionada, es un lenguaje chulesco («tócame, tócame») y expresamente homófobo («ven aquí, maricón» y «ven aquí, marica, ven») por parte de unas personas que precisamente por ser agentes del orden de un estado democrático deben estar preparados no solo física, sino también mentalmente, para abordar situaciones conflictivas, desescalándolas en lugar de provocando que se agraven, respetando en todo momento los derechos de las personas.

Somos una página LGTB. Desde este punto de vista, siendo honestos, no creemos que pueda hablarse de una agresión de motivaciones homófobas. El insulto homófobo se utiliza en este caso como una forma de intimidación hacia la parte más débil, percibida como «cobarde». Una situación de la que hemos sido testigos en cientos, miles de ocasiones. Pero esto no le resta gravedad, sobre todo cuando sale de la boca de agentes del orden. ¿Realmente podemos confiar en que quienes deben velar por nuestros derechos lo hagan si a las primeras de cambio utilizan insultos homófobos?

Como bien ha destacado en Twitter el colectivo balear Ben Amics, el incidente pone de manifiesto la «urgente necesidad» de promover acciones formativas y de sensibilización en diversidad de los cuerpos policiales, tal y como por otra parte recoge el artículo 10 de la ley balear de igualdad LGTBI:

 

 

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

La Comunidad Valenciana actualiza su cuadro de exclusiones médicas para acceder a la Policía Local y elimina la prohibición a las personas con VIH

Viernes, 26 de octubre de 2018

palau-de-la-generalitat-valenciana-e1316160515984La Comunidad Valenciana se ha convertido en la primera que permite a las personas con VIH que reúnan las condiciones físicas adecuadas optar a una plaza de Policía Local. El mero hecho de ser seropositivo ya no forma parte del cuadro médico de exclusiones, tal y como queda tras la publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana del Decreto 180/2018.

«Tras cinco años de intenso activismo político del Comité Antisida de València y CALCSICOVA, en el marco de la campaña ‘Eliminando Obstáculos, Construyendo Empleo’ de la coordinadora estatal Trabajando en Positivo, se ha modificado por primera vez en el Estado Español el Decreto que restringe el acceso de las personas con VIH a la Policía Local», se felicitan estas organizaciones en un comunicado«Las diferentes reuniones de incidencia política llevadas a cabo desde 2016 por el Comité Antisida de València y CALCSICOVA con la Subdirección General de Seguridad, dependiente de Presidencia [de la Generalitat Valenciana], han puesto de manifiesto la necesidad de modificar el cuadro de restricciones médicas por el que se regía el protocolo de acceso a los cuerpos de policía, aludiendo al VIH como una enfermedad infecto-contagiosa. Una medida discriminatoria, sin base científica, dado que el ejercicio de esta profesión, y de cualquier otra, no supone ningún riesgo de transmisión del VIH», continúa.

La Generalitat Valenciana da así un paso importante contra la estigmatización de las personas con VIH. No se trata, en cualquier caso, de un gesto voluntarista, sino de la adecuación de una norma anacrónica a la evidencia científica. Los propios especialistas médicos así lo han reclamado en el pasado. Diferentes organizaciones vinculadas al VIH han reclamado también de forma repetida al Gobierno español la eliminación de las exclusiones médicas no justificadas en el empleo público, recordando tanto la Recomendación sobre el VIH y el sida y el mundo del trabajo, 2010 (núm. 200) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como los avances, estudios científicos e informes de diferentes organizaciones especializadas en el VIH establecen que, en la mayor parte de las ocupaciones y puestos de trabajo, incluidas todas las que tienen que ver con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, vivir con el VIH no supone ningún perjuicio para el desempeño de las mismas ni hay riesgo de adquirir o transmitir el VIH. El propio Ministerio de Sanidad ha recomendado revisar los cuadros de exclusiones.

Confiemos en que el Gobierno de Pedro Sánchez, sobre el papel más sensible a los derechos de las personas con VIH, actúe en ese sentiod cuando antes. Desde Trabajando en Positivo, que coordina entidades de acción frente al VIH de toda España por la inclusión laboral, han expresado su voluntad de continuar trabajando para que la actualización del cuadro de exclusiones en la Comunidad Valenciana «sirva de precedente en otras comunidades autónomas, así como para la Dirección General de la Policía, dependiente del Ministerio de Interior, que aún mantiene barreras explícitas para el acceso de las personas con VIH a las Fuerzas y Cuerpos Nacionales de Seguridad del Estado».

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , ,

Expulsan a un policía en Estados Unidos por ser gay y otros policías se manifiestan por él

Viernes, 16 de marzo de 2018

0Una de cal y otra de arena en Nueva Jersey, donde hemos vivido un terrible caso de homofobia entre policías pero a la vez ha tenido como consecuencia el  apoyo por parte de sus otros compañeros.

Un policía ha denunciado a su propio sheriff por acoso homófobo que ha acabado con su despido de la comisaría. Andrew Kara, que se muestra abiertamente y no se esconde, es un policía con pasado como marine y especialista SWAT, pero eso no frenó a su sheriff ni a otros compañeros de su propio escuadrón para meterse con él por ser abiertamente homosexual. Le llamaban “homo” y “fag” que son los insultos más sucios que se pueden decir a una persona homosexual, se burlaban de él por ser “femenino” y le avasallaban con preguntas sobre el VIH de una forma despectiva, llegando incluso a acusarle de tener SIDA, pidiendo a sus compañeros que no le tocaran.

El ambiente de tensión, y tras unas quejas oficiales que no llegaron a ningún sitio, en junio le expulsaron del cuerpo, y ahora denuncia, junto a otros 21 compañeros, que les han expulsado del cuerpo sin motivo. Él es el único que alega la homofobia, y muchos compañeros se han levantado para defenderle, con manifestaciones de apoyo para hacer ruido y que la historia se conozca. Es penoso que aún en 2018 policías que deberían defender a la sociedad actúen así.

Fuente newnownext.com, vía Cromosomax

General , ,

Denuncian una agresión tránsfoba en una discoteca de Mérida

Miércoles, 20 de diciembre de 2017

22710716_1966022493654792_8563107577729122304_nFoto Twitter de Kaím

La Comisión 19 de Marzo, un colectivo formado por activistas feministas y LGTB de Extremadura, ha denunciado públicamente la agresión sufrida por un chico transexual en una discoteca de Mérida, al intentar acceder al baño que correspondía a su identidad de género. El colectivo ha lamentado además la actitud de la Policía Nacional, que “no supo dar respuesta adecuada” a la víctima cuando acudió a interponer la correspondiente denuncia.

Los hechos ocurrieron, según el comunicado que ha difundido la Comisión 19 de Marzo, la semana pasada en la discoteca Poseidón de la capital extremeña. Un chico transexual, Kaím, intentó acceder al baño de hombres, hecho que desencadenó la agresión tanto al joven como a un acompañante que lo defendió. “No solo quisieron impedirle el acceso, sino señalarle ante el resto de personas, agrediéndole tanto a él como a su amigo”, refiere la nota del colectivo. “Las víctimas denunciaron ante la Policía los hechos sucedidos (…) Desde la Comisión 19 de Marzo queremos recriminar no solo la agresión y el acto de humillación que se quiso hacer, también la actitud pésima de la Policía, que no supo dar respuesta adecuada a la víctima”, añade.

La Comisión 19 de Marzo, además de expresar su solidaridad con las víctimas, ha demandado a la Junta de Extremadura que “ponga en marcha ya los protocolos de actuación policial para que en las comisarias puedan saber cómo actuar y qué deben evitar cuando se encuentren ante un caso de LGBTIfobia”.

El propio Kaím, de hecho, ha contado en su canal de YouTube algunos detalles más de la agresión. Allí explica que el agresor (al que se unieron después varios más) lo conocía ya, y que el principal damnificado fue su cuñado y amigo, que sufrió, entre otras lesiones, un esguince y contusiones faciales. Por lo que se refiere a la actitud policial, aunque sí se tramitó la denuncia como un posible delito de odio, el joven comenta que una mujer policía le aseguró que lo recomendable es que use el baño en función de lo que diga su DNI, y no de su identidad de género.

Extremadura no es inmune a la LGTBfobia

En septiembre hacíamos referencia a un acto vandálico claramente planificado contra dos murales en favor de la igualdad LGTBI en Pizarro (Cáceres). Un par de meses antes, nos hacíamos eco de una agresión homófoba en Villanueva de la Serena (Badajoz). Y el junio recogíamos otro ataque vandálico de carácter homófobo, también perfectamente planificado, a “Los colores de Mérida”, un monumento a la diversidad LGTBI inaugurado pocos días antes en la capital de Extremadura.

Y es que Extremadura, una región en la que los colectivos han desarrollado un gran trabajo de concienciación sobre la realidad LGTB, no es ni mucho menos inmune a la LGTBfobia. Según la estadística del Ministerio del Interior sobre delitos de odio correspondiente a 2016, en Extremadura fueron denunciados tres incidentes relacionados con la orientación sexual o identidad de género de las víctimas. Es cierto que son cifras bajas en comparación con otras comunidades, pero como el ejemplo de la agresión de Villanueva de la Serena ilustraba, en muchos casos (especialmente en entornos rurales en los que víctimas y agresores son conocidos) las víctimas presentan una escasa disposición a denunciar.

Extremadura cuenta, conviene recordar, con una avanzada ley de igualdad y no discriminación contra las personas LGTBI, aprobada por unanimidad en marzo de 2015 (en concreto, el 19 de marzo, fecha que precisamente da nombre al colectivo que ahora ha denunciado la agresión tránsfoba de Mérida). Sin embargo, más de dos años y medio después de su aprobación sigue sin tener un completo desarrollo reglamentario, como denunciaba el exdiputado regional Víctor Casco a raíz de la agresión de Villanueva de la Serena y como ahora denuncia el colectivo 19 de Marzo.

Algo que, por desgracia, parece estar convirtiéndose en costumbre en aquellas comunidades que han aprobado leyes similares, incluso antes que en Extremadura: el pasado mes de junio, por ejemplo, activistas catalanes ocuparon durante unos minutos el vestíbulo de la Dirección General de Igualdad de la Generalitat como protesta por la falta de aplicación y por el incompleto desarrollo regalmentario de la ley catalana contra la LGTBIfobia, aprobada en octubre de 2014.

Fuente Comisión 19 de Mayo, vía Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Representantes de Guardia Civil y Policía Nacional dedican elogios a HazteOír en una entrega de premios de la organización ultraconservadora

Martes, 12 de diciembre de 2017

38079028884_a7774362cf_k-696x404La organización ultraconservadora HazteOír celebró el pasado sábado en el restaurante Pedro Larumbe de Madrid la 14º edición de sus premios anuales. Es un evento al que en condiciones normales no prestaríamos atención, pero la presencia de representantes oficiales de la Policía Nacional y Guardia Civil, que recogieron sendos galardones y que pronunciaron discursos elogiosos hacia HazteOír, no creemos que deba obviarse. Resulta altamente preocupante que mandos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado confraternicen de esa manera con una organización que ha hecho de la lucha contra los derechos civiles de las personas LGTBI y de la promoción del odio tránsfobo su principal razón de ser. Máxime cuando este año el escenario estaba decorado con referencias al autobús del odio y a la propuesta de ley contra la LGTBIfobia.

Los premios HazteOír no son más que una expresión más de la ideología reaccionaria de dicha organización. Entre los premiados este año hay personajes como Alicia Rubio, autora de un libro contra “la ideología de género”, el sacerdote Custodio Ballester, que el pasado mes de junio pronunció una homilía homófoba en Hospitalet de Llobregat en la que calificó la homosexualidad de “pecado gravísimo” (fue denunciado ante la Generalitat por el Observatori contra l’Homofòbia, pero la denuncia fue archivada) o Nathalie de Williencourt, fundadora de Homovox, un grupúsculo francés formado supuestamente por homosexuales contrarios al matrimonio igualitario y a la adopción homoparental, y que según HazteOír es “una de las asociaciones de homosexuales más importantes de Francia”.

Nada nuevo bajo el sol, en definitiva. Si este año nos hacemos eco de estos premios es porque a su acto de entrega acudieron mandos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, ya que ambos cuerpos habían sido también galardonados (por su actuación frente a las movilizaciones independentistas de Cataluña). En concreto, acudieron el general de la Guardia Civil Arturo Espejo y el comisario y jefe del Área de Publicaciones del Gabinete Técnico de la Dirección General de la Policía, Mario Hernández. Y más allá de las corteses palabras de agradecimiento, ambos aprovecharon sus discursos para elogiar, aunque fuese sin entrar en detalles, a la organización HazteOír. El general Arturo Espejo, en su discurso, alabó la existencia de “catalizadores que nos permitan la convivencia en sociedad”, entre los que citó a “la familia”, “la religión” y “la educación”. Más explícito fue Mario Hernández, que aseguró que “los valores de dignidad, derechos humanos y libertades fundamentales que promueve esta asociación [en referencia a HazteOír] son principios que nuestros conciudadanos han mandado proteger a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”. 

Habrá quienes consideren una muestra de simple educación que representantes cualificados de la Guardia Civil y de la Policía Nacional acudiesen a recibir unos premios que HazteOír les había concedido. A nosotros, sin embargo, no deja de llamarnos la atención que desde los Ministerios de Interior y Defensa, responsables últimos de ambos cuerpos, se tenga este gesto ante una organización que simple y llanamente promueve el odio contra una minoría. Especialmente preocupante resulta el tono cómplice de los discursos, que podrían haberse limitado a un agradecimiento genérico. O que, por el contrario, podrían haber incorporado una mención al carácter de garantes de los derechos de todos los ciudadanos, con independencia de su orientación sexual o de su identidad de género, que se le suponen a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Más aún cuando el acto de HazteOír, como bien puede apreciarse en el vídeo que lo recoge en su integridad, se abrió precisamente con alabanzas de los presentadores al “autobús del odio” contra los niños y niñas transexuales, y cuando los representantes de Guardia Civil y Polícia Nacional (y el resto de premiados) recogieron sus galardones y pronunciaron sus discursos de agradecimiento en un escenario decorado, entre otros elementos, con una reproducción del autobús y con un panel con la leyenda “Ley Mordaza LGTBI: Van a por tus hijos”. 

HazteOír se niega a pagar la multa impuesta por la Comunidad de Madrid

Precisamente este jueves se ha conocido la cuantía de la multa que la Comunidad de Madrid ha impuesto a HazteOír por la difusión de un panfleto, enviado en su momento a colegios de toda España, en el que denigraba los avances legislativos que se están produciendo en diferentes comunidades en materia LGTBI. En respuesta a una denuncia de Arcópoli, y en aplicación de la ley madrileña contra la LGTBfobia, la Consejería de Familia de la Comunidad de Madrid ha considerado a HazteOír merecedor de una sanción leve y le ha impuesto una multa de 1.500 euros por emitir en dicho panfleto “expresiones de carácter vejatorio hacia las personas LGTBI”.

Una sanción que, pese a su levedad, ha sido saludada por Arcópoli por su carácter simbólico, pero que HazteOír ya ha anunciado que se niega a pagar. Sin duda animada por sus recientes victorias en los conservadores tribunales madrileños, la organización ultraconservadora está dispuesta a seguir batallando en los tribunales. Medios no le faltan para ello. Recordemos, además, que gracias a su declaración como “entidad de utilidad pública” en 2013, y que el Ministerio del Interior se niega a retirarle, los donantes y socios de HazteOír se benefician de ventajas fiscales. Según infoLibre, tras recibir ese reconocimiento y desde que sus socios pueden desgravarse las donaciones, los ingresos de la organización aumentaron un 69%, pasando de 1,5 millones de euros en 2012 a 2,6 millones en 2015.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Brutal agresión homófoba en Barcelona

Miércoles, 6 de diciembre de 2017

StopLGTBFobia-copiaDos jóvenes, Álex C., de 30 años, y Marcos M., de 24, han denunciado una agresión homófoba ocurrida en la madrugada del domingo en el barrio de la Mar Bella de Barcelona. Los dos chicos volvían de una noche de fiesta. Después de que un taxi les dejara en la Avenida del Litoral, comenzaron a caminar uno con el brazo sobre los hombros del otro, cuando desde un coche escucharon como les gritaban “maricones”. Ellos no le concedieron importancia, pero apenas unos segundos después vieron como el coche se detenía y cinco ocupantes descendían de él. Los jóvenes echaron en ese momento a correr. 

No pudieron escapar, por desgracia: los agresores les alcanzaron y comenzaron a golpearlos. Álex recibió varios puñetazos en la cabeza, un golpe en el costado y una patada. A Marcos le dieron tal puñetazo que cayó al suelo, aturdido, y comenzó a sangrar. Álex, desesperado, gritó que había llamado a la Policía, pese a que no era cierto. Por fortuna los agresores lo creyeron y abandonaron el lugar. Álex detuvo a un taxi, que avisó a los Mossos d’Esquadra. Cuando estos se personaron en el lugar avisaron a su vez a una ambulancia.

Los jóvenes ya han interpuesto la correspondiente denuncia ante la Polícia autonómica catalana, y confían en que las cámaras de seguridad de la zona proporcionen pistas suficientes para localizar a los agresores. “He vivido en Berlín y Nueva York, y he sufrido episodios de discriminación, pero no una agresión como esta”ha declarado Álex al diario El País.

La agresión ha sido denunciada públicamente por el colectivo Arcópoli, dado que Álex, residente en Madrid, se puso en primer lugar en contacto con ellos para contarles lo que había sucedido. Desde Arcópoli estuvieron orientándole, al tiempo que trasladaban lo sucedido al Observatori contra l’Homofòbia, que ha exigido a las autoridades que se impliquen al máximo para conseguir la detención de los agresores.

Cataluña: la comunidad con más agresiones por LGTBfobia

Según la estadística de delitos de odio del Ministerio del Interior correspondiente a 2016, Cataluña ha seguido siendo la comunidad que más delitos de odio por LGTBfobia registró oficiamente (60). El Observatori contra l’Homofòbia, por su parte, tuvo noticia de 84 incidencias (como también hemos visto que sucede en Madrid, los datos recogidos por las entidades vinculadas a colectivos arrojan un número mayor de agresiones que las que oficialmente se denuncian). Al margen de que ello pueda ser también indicativo de que en Cataluña se denuncia más, lo cierto es que el problema existe y es serio. Todo apunta, además, a que las cifras de 2017 serán peores: ya en septiembre, el presidente del Observatori, Eugeni Rodríguez, comparecía en la Comisión del Igualdad del Parlamento catalán y adelantaba que en el ejercicio en curso hay alrededor de un 30% más de denuncias.

Si a ello añadimos el repunte de episodios de homofobia relacionados con el conflicto político catalán, protagonizados mayoritariamente por grupos de extrema derecha (al que hace pocas semanas dedicábamos una entrada), el panorama es preocupante. Y desde luego se hace cada vez más urgente una mayor implicación de las autoridades para conseguir el pleno desarrollo de la ley catalana contra la LGTBfobia, que los colectivos llevan meses reclamando. Confiemos en que tras las próximas elecciones autonómicas del 21 de diciembre, las gane quien las gane y al margen de lo que suceda con otras cuestiones, el nuevo Gobierno catalán se ponga manos a la obra.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.