Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Violencia de género’

El Tribunal Supremo de Bulgaria ratifica el primer matrimonio entre personas del mismo sexo reconocido en el país

Sábado, 27 de julio de 2019

bulgaria_cristina_palma-1280x720El Tribunal Supremo de Bulgaria ha ratificado el derecho de la chilena Cristina Palma y la francesa Mariama Diallo a residir como matrimonio reconocido en el país, ejerciendo el derecho de moverse libremente dentro de la Unión Europea, válido para todos los ciudadanos de la UE y miembros de sus familias. El Supremo ha dictaminado que el fallo del Tribunal Administrativo de Sofía tiene que cumplirse y respetarse.

A raíz de la importantísima sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de junio de 2018, según la cual el concepto de «cónyuge», en el sentido de las disposiciones del Derecho de la Unión Europea en materia de libertad de residencia de sus ciudadanos y de los miembros de sus familias, incluye a las parejas del mismo sexo, con independencia de que los Estados permitan o no el matrimonio igualitario y de que el cónyuge no sea comunitario, Cristina Palma y Mariama Diallo han conseguido que su matrimonio sea el primero entre contrayentes del mismo sexo que reconoce la justicia de Bulgaria.

Y eso aun sin que este país balcánico contemple la institución matrimonial civil igualitaria. Palma nació en Chile y residió durante más de 20 años en Australia, por lo que dispone de doble nacionalidad. Diallo, por su parte, es francesa. Contrajeron matrimonio en Francia y solicitaron la residencia en Bulgaria en 2016; un país al que se trasladaron por motivos de trabajo en un principio, pero que «nos enamoró», lo que les motivó a establecer allí su residencia. Independientemente de la claridad de la Directiva 2004/38 /CE sobre el derecho de libre circulación y residencia en la Unión Europea y del permiso previo a este respecto, a principios de 2018, la Dirección de Migración del Ministerio del Interior de Bulgaria rechazó la residencia de Cristina Palma, justificando su postura en el artículo 46, párrafo 1, de la Constitución búlgara y el Código de la Familia: «el matrimonio es una unión voluntaria entre un hombre y una mujer».

Un derecho fundamental garantizado en toda la Unión Europea

indiceLa decisión del alto tribunal, que confirma la decisión del Tribunal Administrativo de la ciudad de Sofía, también está en línea con la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en un caso similar en Rumanía (caso Coman, C-673/2016), que sostuvo que los países de la UE deben respetar el derecho de residencia de las parejas del mismo sexo, casadas en otro país, que deseen vivir juntas en su territorio, ya que circular libremente dentro de la Unión es un derecho fundamental garantizado a todos los ciudadanos comunitarios, que a menudo es utilizado por un gran número de búlgaros.

Adrian Coman, ciudadano rumano, y Robert Hamilton, ciudadano estadounidense, presentaron una demanda ante las autoridades rumanas por negarse a reconocer su matrimonio, celebrado en Bélgica. Una falta de reconocimiento legal que impedía a Hamilton obtener permisos de residencia y de trabajo y, por tanto, permanecer más de tres meses seguidos en el país. Tras un largo proceso judicial, en noviembre de 2016 el Tribunal Constitucional rumano anunciaba un aplazamiento para que los jueces pudieran consultar el caso con el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. La propuesta partió de los demandantes, que argumentaban que se trataba de un asunto relacionado con la libre circulación de personas en territorio europeo. Casi un año después, la Corte Europea de Justicia (uno de los dos órganos que conforman el Tribunal de Justicia de la Unión Europea) anunciaba que la Gran Sala se haría cargo de las deliberaciones. Se trata de una sala en la que participan quince jueces de otros tantos Estados miembros y solo resuelve asuntos de especial complejidad y relevancia.

Semanas después, en enero de 2018, nos llegó una primera noticia muy positiva: el prestigioso jurista belga Melchior Wathelet, uno de los once abogados generales con los que actualmente cuenta el Tribunal Superior de Justicia de la Unión (él mismo fue juez de la Corte Europea de Justicia) daba la razón a los demandantes. Y aunque las conclusiones del abogado general no vinculan necesariamente al Tribunal de Justicia (su función consiste en proponer a este una solución jurídica al asunto del que se ocupa), finalmente el Tribunal coincidía con su criterio.

«Era la única resolución posible»

La decisión del Supremo de Bulgaria es definitiva y vigente y debe ser implementada por la Dirección de Migración en el Ministerio del Interior inmediatamente. «No nos sorprende la resolución, porque es la única posible en este caso. Esperamos que las instituciones en Bulgaria tengan en cuenta que tendrá un impacto en otros casos similares en los que los ciudadanos de la UE, incluidos los búlgaros, ejerzan el derecho a circular libremente dentro de la Unión y no desperdicien el dinero de los contribuyentes, como fue el caso aquí», explica la activista LGTBI Veneta Limberova.

Cristina Palma ha utilizado los servicios del «LGBT Youth Law Program, Action and Adv.». En este sentido, Denitsa Lyubenova, abogada de dicho programa, considera que «el tribunal Supremo ha aplicado de forma inequívoca la legislación y la práctica europeas del Tribunal de Justicia Europeo y ha reconocido un matrimonio homosexual en el extranjero. Este es un gran paso adelante en el camino hacia la igualdad de las parejas homosexuales en Bulgaria. Tenemos muchas más maneras de ir, pero ‘Action’ y los abogados con los que estamos trabajando establecen los cimientos de una nueva era en la lucha por la igualdad de las personas LGTBI en Bulgaria».

«¡La justicia ha triunfado! Las parejas del mismo sexo ya son bienvenidas en Bulgaria. Amamos tanto a este país, ¡nos ha dado más de lo que hemos esperado! La gente aquí ha sido buena y nos ha apoyado y tratado como a una familia. Sin el apoyo de ‘Action’ y, en particular, de nuestros grandes abogados Denitsa Lyubenova y Veneta Limberova, nada de esto hubiera sido posible. Hemos pasado por muchas dificultades durante el último año y medio debido a la incertidumbre de nuestro futuro en Bulgaria. Luchar fue el sueño de que nuestro trabajo abriría muchas puertas nuevas, no solo para la justicia y la igualdad, sino también para que las parejas del mismo sexo puedan vivir juntas en un entorno familiar seguro dentro de las fronteras de la Unión Europea», defienden Cristina Palma y Mariama Diallo.

El MOVILH de Chile y el resto del activismo LGTBI se felicita

La portavoz del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH) Daniela Andrade valora que «la decidida y larga lucha de Cristina y Mariama ha rendido un fruto histórico con la sentencia de Tribunal Supremo, que las reconoce como matrimonio para los derechos de residencia y movilización. Un doble hito al tratarse de mujeres que deciden desarrollar su vida en un país que aún no reconoce el matrimonio igualitario, pero que desde ahora deberá garantizar la igualdad plena a enlaces similares contraídos en otros países de la UE».

Cristina y Mariama, en opinión del MOVILH, «son un esperanza para las parejas y familias homoparentales de Bulgaria que carecen de igualdad. También son un aliento especial para nuestro país dada la doble nacionalidad de Cristina (australiana-chilena), quien es un ejemplo de perseverancia y un testimonio vivo de que es posible derribar las barreras de las injusticias y abusos basados en la orientación sexual».

Por su parte, el activista LGTBI Marco Vidal, eslavista español residente en Sofía, añade que «con la sentencia favorable del Tribunal Supremo en favor de Cristina y Mariama queda constatado que la normativa europea (Directiva 2004/38 /CE) no es papel mojado y debe ser aplicada, por mucho que sea contradictoria a legislaciones nacionales, como es el caso de la Constitución búlgara, que define el matrimonio como ‘la unión voluntaria entre el hombre y la mujer’. Los partidos liberales búlgaros son firmes defensores de los valores europeos y de los beneficios económicos y la libertad de movimiento que trae para Bulgaria su permanencia en la UE. Sin embargo, son esos mismos partidos liberales y proeuropeistas los que mientras con una mano aceptan los eurofondos, con otra rechazan aceptar derechos básicos como es la libertad de movimiento y el derecho a residencia para las familias homoparentales».

Para Vidal, «a pesar de la firme decisión del parlamento europeo en este asunto, la oficina de inmigración de Sofia rechazó conceder a Cristina el permiso de residencia sin tener en cuenta su relación familiar con una ciudadana de la Unión Europea. Después de 2 meses desde el juicio que tuvieron sobre este asunto vemos una sentencia favorable para Cristina y Mariama que, además de aceptar y poner en práctica la legislación europea vigente, abre el camino hacia la lucha por los derechos civiles del colectivo LGTBI. Ahora será el momento de que las familias búlgaras que han contraído matrimonio en otro país de la UE sean reconocidas administrativamente como tales en su país de origen. No sabemos cómo será y cuándo, pero el caso de Cristina y Mariama es sin duda alguna un precedente».

El caso de Lily Babulkova y su esposa Dary

bulgaria_parejas_mismo_sexo-300x225En enero de 2018 publicábamos que una pareja de mujeres llevaba por primera vez ante los tribunales de Bulgaria el derecho al matrimonio igualitario. Lily Babulkova y su esposa Dary se casaron en el Reino Unido en 2017, pero su país de origen, solo unas semanas después, no admitía su unión matrimonial en el registro y tampoco a través de su denuncia ante la justicia.

Dosmanzanas también contactó en su momento con Babulkova para preguntarle por su situación, en comparación con el éxito que ha obtenido la pareja formada por Cristina Palma y Mariama Diallo. «Actualmente, tenemos nuestro caso pendiente ante el Tribunal Supremo Administrativo. Después de que el Tribunal Administrativo de la ciudad de Sofía confirmara el rechazo del municipio a registrar nuestro matrimonio, apelamos y nuestro caso está programado para audiencia el 30 de septiembre de 2019. Después del caso Coman y este reciente juicio en Bulgaria, podríamos solicitar que el caso sea escuchado antes, pero no sabemos si esto será permitido por el tribunal», narra Babulkova.

Esta mujer luchadora y activista agrega que «en sus aspectos prácticos, nuestro caso es bastante diferente al de Cristina y Mariama, ya que el suyo se refiere a la cuestión de la residencia, un problema que nosotras no tenemos, ya que ambas somos ciudadanas de la UE. Lo que importa es que, hasta donde yo sé, este es el primer caso en Bulgaria en el que se reconoce cualquier derecho relacionado con el matrimonio para las parejas del mismo sexo. Por lo menos, lo veo como una señal de que los derechos de las familias del mismo sexo entran en la agenda legal búlgara, que es un buen punto de partida para nuestra lucha».

El Convenio de Estambul desataba una ola de LGTBfobia en Bulgaria

bulgaria_8m-300x150En Bulgaria, un país balcánico con un arraigado heteropatriarcado (todavía más profundo en las zonas rurales), las mujeres salieron a las calles en marzo para reivindicar la plena igualdad de derechos y exigir el fin de la violencia machista. Pero con otra razón de peso: el gobierno retiró su proyecto para llevar al parlamento la ratificación del «Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres» (popularmente conocido como «Convenio de Estambul») y lo hizo, precisamente, en vísperas del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Organizaciones religiosas y destacados líderes políticos de Bulgaria se mostraron detractores por miedo a la transexualidad, el matrimonio igualitario y los refugiados.

A finales de enero de 2018 en dosmanzanas nos hacíamos eco de la ola de discursos políticos LGTBfóbicos a cuenta del debate sobre la ratificación del Convenio de Estambul en Bulgaria. El debate se ha mantenido candente desde entonces en este país. Hasta tal punto que el gobierno derechista del GERB o Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (adscrito al Partido Popular Europeo) retiraba su proyecto de llevar dicha ratificación al parlamento nacional, debido a los ataques del Partido Socialista Búlgaro (principal partido de la oposición y miembro del Partido Socialista Europeo); las jerarquías religiosas y la amenaza de la perdida de estabilidad en el ejecutivo. El discurso común a los detractores del Convenio de Estambul ha sido la supuesta introducción de una (inexistente) «ideología de género» en la sociedad búlgara.

¿Referéndum sobre el matrimonio igualitario en este país?

bulgaria-300x232Desde 1991, el artículo 46 la Constitución de este país balcánico define el matrimonio como la unión libre «entre un hombre y una mujer», por lo que para llegar a la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo sería necesario reformar la Carta Magna búlgara (un proceso más complicado que, por ejemplo, la modificación del Código Civil).

Pero a raíz del amplio debate que generó la ratificación del Convenio de Estambul en Bulgaria y la cuestión de los derechos del colectivo LGTB, el nacionalista y ultraconservador ministro de Defensa, Krasimir Karakachanov, anunciaba en febrero  del año pasado su solicitud al resto del gobierno de convocar un referéndum sobre el matrimonio igualitario. Para Lily Babulkova, «desafortunadamente, está bastante claro lo que puede mostrar un referéndum, por eso es una manera fácil de tratar de intimidar a los activistas LGTB en Bulgaria. No puedo estar segura, pero realmente creo que no hay posibilidades realistas de que se celebre un referéndum sobre ese tema en un futuro cercano».

«La elite política búlgara ha actuado como si las personas LGTBI no existieran, con la excepción de los populistas de extrema derecha que tienden a ganar puntos con sus votantes al atacar públicamente a las personas LGTBI. En los últimos meses, el Partido Socialista Búlgaro se unió a los nacionalistas en esto. Realmente no veo ningún partido político búlgaro dispuesto a expresar una actitud positiva ante el problema y mucho menos mostrar cualquier voluntad política de acción. Por lo que respecta a los políticos, no tengo mucha esperanza», apostilla Babulkova.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Antonio Aradillas: “¡Mil mujeres muertas!”

Sábado, 15 de junio de 2019

asesinando-violencia-machista_2130396944_13673027_660x371“La cifra es escandalosa, escalofriante, asombrosa y terrible”

 “Al matar a una mujer, se mata a una madre, a una hija, a una hermana, a una abuela…Con su muerte, se quedan huérfanos, o no nacen, niños y niñas…”

“Mil mujeres son muchas mujeres. Su letanía es indescriptible y merecedora la mayoría de ellas, de haber ascendido ya con todos los honores al listado del martirologio”

La cifra es realmente escalofriante, asombrosa y terrible.  En nada menos que “mil” fue fijada la cantidad  de mujeres muertas, asesinadas o sacrificadas, por sus respectivas parejas, exparejas, aspirantes a pareja o lo que sea, oficialmente registrada desde el año 2003 en España, hasta el día 11 del presente mes de junio.

Y lo más grave del caso  es que, tal y como auguran  los técnicos y estudiosos en estas materias, los tiempos futuros dan la impresión de ser  menos benevolentes, sino todo lo contrario. Los noticiarios y espacios informativos se están encargando, con puntualidad, datos y detalles bochornosos y horripilantes, de tener al personal al corriente de  tan sangrante y cruel espectáculo.

A estas, por ahora, mil mujeres, las matan los hombres–varones, fundamental y degradantemente  porque ellas son mujeres-mujeres  y, mientras  ellos sean más hombres, siguen y seguirán siendo más  maltratadores y matones. Así se escribe la historia. Sus capítulos se desarrollan  con identidad dramática, cambiando solo los nombres y los apellidos  y alguna que otra circunstancia, agravante o eximente.  La imaginación de los pobres no da más de sí, y lo que importa salvar es que la palabra “varón” procede de “vir”, que, por encima, o  al margen de “virtud”, su fuente semántica más real y practicada  es la que se relaciona con la “fuerza”.

Manantiales secos de besos y abrazos

No cuentan en demasía, sino todo lo contrario, las preclaras y humanitarias condiciones de que, al matar  a una mujer, se mata a una madre,  a una hija,  a una hermana, a una abuela…Con su muerte, se quedan huérfanos, o no nacen,  niños y niñas.. Ni los abuelos podrán ya hacerles regalos, ni comprarles chucherías, aún en contra del criterio de sus respectivos padres y educadores, ni reír sus travesuras y ocurrencias buenas o “malas”, ni contarles cuentos, ni referirles los resultados de sus competiciones deportivas en el patio del “cole”, ni besarlos ni ser besados por ellos…

Matando a las mujeres, se mata también a las novias, con lo que se secan para siempre manantiales de besos y abrazos…Las puestas de sol, compartidas,  se borran indefinidamente, al igual que los más bellos y delirantes recuerdos propios y específicos de novios y  novias. Las despedidas se  vestirán sempiternamente de luto, al igual que toda esperanza de encuentro y recibimiento al regreso imposible de cualquiera  de ellos. De aquí en adelante, las llaves- todas las llaves- jamás abrirán. Solo servirán para cerrar y encerrar.

Sobre no pocas tumbas de las mujeres así sacrificadas  y muertas, harán sus nidos  los pájaros negros de indignos comentarios de algunos –y algunas-, de que “es posible  que parte de culpa de lo sucedido  también la tuviera la muerta…”

Sociedad, familia, Iglesia machistas

La sociedad, y la misma familia, todavía siguen siendo tan machistas o más, que los mismos machistas varones de primera división, con medallas, reconocimientos “oficiales” y ascensos  laborales, profesionales y tal vez “religiosos”.

Para las leyes –su redacción, interpretación y cumplimiento-, no es precisamente la mujer  objeto y sujeto de atenciones  especiales, tanto colectiva como personalmente. Entre otras cosas, porque  el de “persona” no es, para muchos,  atributo  absoluta y sagradamente  femenino. Más que nada, la mujer es de por sí no uno, sino muchos problemas, por lo que todas –casi todas- molestan, lo que exige prontas y definitivas soluciones, sean las que sean…

Para la misma Iglesia la mujer  es también un grave problema. Y lo es nada menos que “dogmático” o “semi dogmático”. Manadas de teólogos y de biblistas “oficiales” estarán siempre ”a la orden”  jerárquica para escudriñar  los textos “sagrados” , -“tradicionales de toda la vida”- con el fin de descubrir y potenciar  argumentos, signos y mentiras piadosas o impiadosas  condenatorios de la mujer, quien, por definición, es aliada  de Satanás con quien establece un indisoluble contubernio, tal y como en el colmo de locuras “teológicas” acaba de predicar uno de nuestros obispos, sin que la Curia le haya llamado la atención, sino que tal vez  reserve su nombre para posibles y santos  ascensos en el episcopado.

Mil mujeres son muchas mujeres. Su letanía es indescriptible y merecedora la mayoría de ellas, de haber ascendido ya con todos los honores al listado del martirologio cristiano. No sería decente olvidarse  de que el número de las muertes – muertes de las maltratadas no se reduce a las que sus nombres se hacen noticia sangrante en los titulares de las secciones de sucesos de los medios de comunicación al uso…”Los otros malos tratos”, es decir, los de dentro de casa, y  de los que hipócritamente casi nada se sabe, -aunque se presientan-, causan tan o más mártires…

Fuente Religión Digital

General , , ,

Absuelto por un jurado popular el único acusado de la muerte de Lorena Reyes, la chica trans que cayó al vacío cuando huía de su agresor

Jueves, 20 de septiembre de 2018

cvjpilxxyaejfaiUn jurado popular ha absuelto al único acusado de la muerte de Lorena Reyes, al no considerar probado que él fuera el autor pese a que ni Fiscalía ni acusación particular tenían dudas al respecto. Lorena falleció en Santa Cruz de Tenerife en octubre de 2016 al caer al vacío huyendo de su agresor.

Recordamos la noticia, tal y como la recogimos en su momento: Lorena Reyes, de origen sudamericano, tenía 32 años y ejercía el trabajo sexual. Se precipitó al vacío mientras huía de un supuesto cliente, que la había golpeado y agredido con arma blanca en una mano. Lorena intentó saltar a un balcón adyacente mientras gritaba «socorro, socorro, me van a matar». Pudo mantenerse agarrada durante unos minutos, pero acabó cayendo al patio interior del edificio. En estado crítico, consiguió ser estabilizada por los servicios de urgencia, pero falleció en el Hospital Nuestra Señora de La Candelaria poco después de su ingreso. Según se difundió entonces, el presunto agresor se presentó horas después en comisaría, aunque negó ser el autor de la muerte. Respecto a las circunstancias que precedieron a la agresión apenas trascendió información, más allá de que los investigadores hallaron en la vivienda cocaína y de que también se encontraba en ella otra compañera de piso.

El tratamiento de la muerte de Lorena, por otra parte, desencadenó entonces una especial indignación entre los colectivos LGTB y trans, dado que diversos medios se refirieron a ella como «hombre» y como «travesti».

Caso dos años después de aquellos terribles hechos ha tenido lugar el juicio, que ha permitido conocer más detalles, aunque las versiones de lo sucedido difieren y entre los testigos (la compañera de piso y los vecinos) ha habido contradicciones. Lo cierto es que en el brazo de Lorena se encontró una cuchillada de 18 centímetros, que según los peritos era compatible con un arma blanca encontrada en el coche del acusado (en la que no había restos de sangre, si bien destacaba la limpieza que presentaba frente a la suciedad del resto del vehículo). También es indiscutible que el acusado estuvo en el piso (de hecho dejó allí objetos personales) y que mantuvo una discusión con la víctima, sin que haya quedado resuelto el papel que el consumo de cocaína pudo jugar. Sea como sea, parece que en efecto el acusado llegó a salir del piso antes de los hechos, pero tanto acusación particular como Fiscalía defienden que volvió a entrar y provocó la agresión que desembocó en la muerte de Lorena. Algo que él niega, asegurando que ya no se encontraba en la vivienda.

Fiscalía y acusación solicitaban por ello 14 años de prisión para el acusado, así como el pago de una indemnización a los herederos de la víctima de 120.000 euros. Sin embargo, el jurado ha dado la razón a la defensa, que solicitaba la libre absolución, al considerar que pese a todo no hay pruebas suficientes de que el acusado volviese a entrar en el piso y forzase a Lorena a huir por la ventana.

Así queda por el momento la situación, a la espera de los posibles recursos: Lorena fallecida; el único acusado de su muerte absuelto, y sin que ninguna otra hipótesis sea capaz de explicar lo que sucedió «a no ser que haya aparecido algún fantasma», según expresaba la acusación. Estaremos atentos a posibles novedades.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

La justicia de Bulgaria reconoce el primer matrimonio entre personas del mismo sexo

Martes, 10 de julio de 2018

bulgaria_cristina_palma_mariama_02-225x300La australiana-chilena Cristina Palma y la francesa Mariama Diallo acaban de abrir un importante camino en la conquista de derechos LGTB en Bulgaria. El Tribunal Administrativo de Sofía les ha reconocido como matrimonio, siendo la primera pareja del mismo sexo residente en este país balcánico que lo consigue. Su caso se ampara en la prominente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado mes de junio, por la que los cónyuges de parejas del mismo sexo pueden establecerse legalmente en cualquier país o territorio comunitario. El activista LGTB Marco Vidal, residente en Sofía, explica que «esta es la naturaleza de la normativa europea: que no haya desigualdad en el territorio de la UE a la hora de conseguir el permiso de residencia», aunque se trate de un país en el que no se contemplen los matrimonios igualitarios en su legislación nacional. Dosmanzanas ha podido hablar con Cristina Palma, una de las cónyuges pioneras, que califica como «un momento histórico» el espaldarazo legal recibido y que, en sus propias palabras, «también es muy importante para el avance de la comunidad LGTB en Bulgaria».

A principios de junio recogíamos la importantísima sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, según la cual el concepto de «cónyuge», en el sentido de las disposiciones del Derecho de la Unión Europea en materia de libertad de residencia de sus ciudadanos y de los miembros de sus familias, incluye a las parejas del mismo sexo, con independencia de que los Estados permitan o no el matrimonio igualitario y de que el cónyuge no sea comunitario. «Aunque los Estados miembros tienen libertad para autorizar o no el matrimonio homosexual, no pueden obstaculizar la libertad de residencia de un ciudadano de la Unión denegando a su cónyuge del mismo sexo, nacional de un Estado no miembro de la Unión, la concesión un derecho de residencia derivado en su territorio».

A raíz de la citada sentencia europea, Cristina Palma y Mariama Diallo han conseguido que su matrimonio sea el primero entre contrayentes del mismo sexo que reconoce la justicia de Bulgaria, aun sin que este país contemple la institución matrimonial civil igualitaria. Palma nació en Chile y residió durante más de 20 años en Australia, por lo que dispone de doble nacionalidad. Diallo, por su parte, es francesa. Contrajeron matrimonio en Francia y solicitaron la residencia en Bulgaria en 2016; un país al que se trasladaron por motivos de trabajo en un principio, pero que «nos enamoró», lo que les motivó a establecer allí su residencia.

Según ha explicado Palma a dosmanzanas en una conversación telefónica, «en 2017, cuando fui a renovar, se tomaron mucho tiempo en responder y en marzo de 2018 me dijeron que no me daban la residencia, porque en Bulgaria no se reconocía el matrimonio del mismo sexo. En ese momento decidimos llevar el Departamento de Inmigraciones al Tribunal Administrativo de Sofía». Y este, amparándose en la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y en la directiva 2004/38/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de Europa, se veía obligado a admitir legalmente su matrimonio y a concederle la residencia a Cristina Palma. «Además, hasta el 30 de junio Bulgaria ocupaba por primera vez la presidencia rotatoria de la Unión Europea y no podía desoír en esta posición un precepto emanado de la justicia de la propia Unión Europea», alega Palma.

Con todo, el Departamento de Inmigraciones de Bulgaria podría apelar el fallo del Tribunal Administrativo de Sofía, aunque teniendo en cuenta la jurisprudencia europea lo máximo que podría conseguir es alargar los plazos y dificultarle a la pareja los trámites de reconocimiento mientras pudiera extenderse el proceso de resolución la nueva y eventual sentencia (si bien es muy improvable que se cambie el sentido de la actual).

El activista LGTB Marco Vidal, establecido en Sofía, considera que «precisamente para cosas como esta es importante el acceso al matrimonio por parejas del mismo sexo: una pareja formada por una persona de la UE y otra que no es en muchos países no podrá conseguir el permiso de residencia, a pesar de estar casada, mientras en otros sí podrá conseguirlo fácilmente». Para el eslavista español «esta es la naturaleza de esta normativa europea: que no haya desigualdad en el territorio de la UE a la hora de conseguir el permiso de residencia».

Felices e integradas en su entorno rural de Bulgaria

pareja3-221x300Cristina Palma y Mariama Diallo viven en Palamartsa, una pequeña población al norte de Bulgaria (relativamente próxima a la frontera con Rumanía). El municipio cuenta con apenas 450 habitantes y Palma reconoce que es algo «peculiar» en comparación con otras zonas rurales del país, en parte porque buena parte de la población es de origen extranjero (aproximadamente, unas 150 personas). En sendas noticias, dosmanzanas se ha hecho eco, en boca de expertos y activistas como Marco Vidal o Miguel Rodríguez, de la LGTBfobia social, cultural y política de los Balcanes. Rodríguez argumentaba que «las sociedades balcánicas son eminemente rurales y la vida en el pueblo o en las pequeñas ciudades para las personas LGTB es opresiva».

Sin embargo, quizá por el carácter extraordinario y diferencial de Palamartsa o porque algo está empezando a cambiar, Palma y Diallo afirman que «nunca hemos sentido discriminación aquí». Paradójicamente, desde el punto de vista de la convivencia social, señalan haber tenido más problemas en otros países como Francia que en Bulgaria, aunque reconocen que «puede que las parejas de hombres lo tengan más difícil».

En todo caso, como ejemplo de respeto, aplauden la actitud del alcalde de Palamartsa, Georgi Georgiev, que ha sido uno de los primeros regidores del país en apoyar públicamente en los medios de comunicación locales y nacionales a una pareja del mismo sexo.

El Movilh festejó la medida y felicitó a la pareja considerándolo un “hecho histórico para las parejas LGBTI de ese país y una alegre noticia para nosotras y nosotros”, sostuvo el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

Para la vocera del Movilh. Daniela Andrade, “es gran motivo de Orgullo que sea una chilena quien esté haciendo historia para los derechos LGBTI en Bulgaria y en el mundo. A ella, y a Mariamma, les deseamos toda la felicidad. Han abierto puertas para un mundo mejor y han dado una señal de esperanza para los chilenos y chilenas”.

Añadió que “el Estado de Chile sigue estando en deuda con las parejas del mismo sexo y las familias homoparentales, a las cuales considera de segunda categoría y les niega derechos por su orientación sexual. Este abuso y desigualdad es cada vez más dañino y requiere llegar a su fin.- Reafirmamos nuestra lucha por el matrimonio igualitario, y exigimos al Estado cumplir el compromiso que firmó con nuestra organización ante la Comisión Interamericana de DDHH a favor de la plena de igualdad para las familias homoparentales y para las parejas del mismo sexo”.

El precedente de Adrian Coman y Robert Hamilton

adrian-si-clabourn2Adrian Coman, ciudadano rumano, y Robert Hamilton, ciudadano estadounidense, presentaron una demanda ante las autoridades rumanas por negarse a reconocer su matrimonio, celebrado en Bélgica. Una falta de reconocimiento legal que impedía a Hamilton obtener permisos de residencia y de trabajo y, por tanto, permanecer más de tres meses seguidos en el país. Tras un ya largo proceso judicial, en noviembre de 2016 el Tribunal Constitucional rumano anunciaba un nuevo aplazamiento para que los jueces pudieran consultar el caso con el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. La propuesta partió de los demandantes, que argumentan que se trata de un asunto relacionado con la libre circulación de personas en territorio europeo. Casi un año después, la Corte Europea de Justicia (uno de los dos órganos que conforman el Tribunal de Justicia de la Unión Europea) anunciaba que la Gran Sala se haría cargo de las deliberaciones. Se trata de una sala en la que participan quince jueces de otros tantos Estados miembros y solo resuelve asuntos de especial complejidad y relevancia.

Semanas después, en enero de 2018, nos llegó una primera noticia muy positiva: el prestigioso jurista belga Melchior Wathelet, uno de los once abogados generales con los que actualmente cuenta el Tribunal Superior de Justicia de la Unión (él mismo fue juez de la Corte Europea de Justicia) daba la razón a los demandantes. Y aunque las conclusiones del abogado general no vinculan necesariamente al Tribunal de Justicia (su función consiste en proponer a este una solución jurídica al asunto del que se ocupa), finalmente el Tribunal coincidía con su criterio. Oor fin, en junio pasado conocíamos la histórica sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que afirmaba que los Estados no pueden negar la residencia a un cónyuge del mismo sexo aunque sea nacional de un tercer estado

El caso de Lily Babulkova y su esposa Dary

bulgaria_parejas_mismo_sexo-300x225El pasado mes de enero publicábamos que una pareja de mujeres llevaba por primera vez ante los tribunales de Bulgaria el derecho al matrimonio igualitario. Lily Babulkova y su esposa Dary se casaron en el Reino Unido en 2017, pero su país de origen, solo unas semanas después, no admitía su unión matrimonial en el registro y tampoco a través de su denuncia ante la justicia.

Dosmanzanas también ha contactado con Babulkova para preguntar por su situación, en comparación con el éxito que ha obtenido la pareja formada por Cristina Palma y Mariama Diallo. «Actualmente, tenemos nuestro caso pendiente ante el Tribunal Supremo Administrativo. Después de que el Tribunal Administrativo de la ciudad de Sofía confirmara el rechazo del municipio para registrar nuestro matrimonio, apelamos y nuestro caso está programado para audiencia el 30 de septiembre de 2019. Después del caso Coman y este reciente juicio en Bulgaria, podríamos solicitar que el caso sea escuchado antes, pero no sabemos si esto será permitido por el tribunal», narra Babulkova.

Esta mujer luchadora y activista agrega que «en sus aspectos prácticos, nuestro caso es bastante diferente al de Cristina y Mariama, ya que su caso se refiere a la cuestión de la residencia, un problema que no tenemos, ya que ambas somos ciudadanas de la UE. Lo que importa es que, hasta donde yo sé, este es el primer caso en Bulgaria en el que se reconoce cualquier derecho relacionado con el matrimonio para las parejas del mismo sexo. Por lo menos, lo veo como una señal de que los derechos de las familias del mismo sexo entran en la agenda legal búlgara, que es un buen punto de partida para nuestra lucha».

El Convenio de Estambul desataba una ola de LGTBfobia en Bulgaria

bulgaria-300x232En Bulgaria, un país balcánico con un arraigado heteropatriarcado (todavía más profundo en las zonas rurales), las mujeres salieron a las calles en marzo para reivindicar la plena igualdad de derechos y exigir el fin de la violencia machista. Pero con otra razón de peso: el gobierno retiró su proyecto para llevar al parlamento la ratificación del «Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres» (popularmente conocido como «Convenio de Estambul») y lo hizo, precisamente, en vísperas del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Organizaciones religiosas y destacados líderes políticos de Bulgaria se mostraron detractores por miedo a la transexualidad, el matrimonio igualitario y los refugiados.

A finales de enero nos hacíamos eco de la ola de discursos políticos LGTBfóbicos a cuenta del debate sobre la ratificación del Convenio de Estambul en Bulgaria. El debate se ha mantenido candente desde entonces en este país. Hasta tal punto que el gobierno derechista del GERB o Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (adscrito al Partido Popular Europeo) retiraba su proyecto de llevar dicha ratificación al parlamento nacional, debido a los ataques del Partido Socialista Búlgaro (principal partido de la oposición y miembro del Partido Socialista Europeo); las jerarquías religiosas y la amenaza de la perdida de estabilidad en el ejecutivo. El discurso común a los detractores del Convenio de Estambul ha sido la supuesta introducción de la «ideología de género» en la sociedad búlgara.

¿Referéndum sobre el matrimonio igualitario en este país?

Desde 1991, el artículo 46 la Constitución de este país balcánico define el matrimonio como la unión libre «entre un hombre y una mujer», por lo que para llegar a la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo sería necesario reformar la Carta Magna búlgara (un proceso más complicado que, por ejemplo, la modificación del Código Civil).

Pero a raíz del amplio debate que generó la ratificación del Convenio de Estambul en Bulgaria y la cuestión de los derechos del colectivo LGTB, el nacionalista y ultraconservador ministro de Defensa, Krasimir Karakachanov, anunciaba en febrero su solicitud al resto del gobierno de convocar un referéndum sobre el matrimonio igualitario. Para Lily Babulkova, «desafortunadamente, está bastante claro lo que puede mostrar un referéndum, por eso es una manera fácil de tratar de intimidar a los activistas LGTB en Bulgaria. No puedo estar segura, pero realmente creo que no hay posibilidades realistas de que se celebre un referéndum sobre ese tema en un futuro cercano».

«La elite política búlgara ha actuado como si las personas LGTBI no existieran, con la excepción de los populistas de extrema derecha que tienden a ganar puntos con sus votantes al atacar públicamente a las personas LGTBI. En los últimos meses, el Partido Socialista Búlgaro se unió a los nacionalistas en esto. Realmente no veo ningún partido político búlgaro dispuesto a expresar una actitud positiva ante el problema y mucho menos mostrar cualquier voluntad política de acción. Por lo que respecta a los políticos, no tengo mucha esperanza», apostilla Babulkova.

Fuente Dosmanzanas/MOVILH

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Miles de croatas se manifiestan por “temor” a que el Convenio de Estambul contra la violencia de género sirva para favorecer derechos LGTB

Miércoles, 28 de marzo de 2018

gettyimages-937307818-650x900A principios de año recogíamos la ola de discursos políticos LGTBfóbicos que se desataba en Bulgaria a cuenta del debate sobre la ratificación del Convenio de Estambul. El debate se fue ensuciando y se vio salpicado por protestas y manifestaciones basadas en el desconocimiento, los prejuicios y la intolerancia, hasta el punto de que el gobierno retiró en vísperas del 8 de marzo su proyecto para llevar al parlamento dicha ratificación. En este sentido, los sectores más retrógrados de Croacia están siguiendo los pasos de sus colegas búlgaros y azuzan el miedo a que se introduzca “propaganda ideológica izquierdista en nuestras escuelas”, basada en la “ideología de género”. Los vociferantes manifestantes de Zagreb (capital de Croacia) han exigido que el país no ratifique el “Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres” (popularmente conocido como “Convenio de Estambul”) e incluso han reclamado la dimisión del conservador primer ministro, Andrej Plenković, que puede acabar retirando su propuesta, como hizo el gobierno búlgaro.

Los sectores más retrógrados de Croacia, espoleados por la jerarquía católica y otras confesiones, así como por algunos destacados líderes derechistas y nacionalistas, salían a las calles de Zagreb el pasado fin de semana para exigir que el país no ratifique el Convenio de Estambul. Sus motivos contra el citado convenio son de carácter LGTBfóbico: se niegan a cualquier reconocimiento del matrimonio igualitario y de los derechos de las personas trans, aún a costa de renunciar a instrumentos internacionales para la defensa de las mujeres y la lucha contra la violencia de género. Además de exhibir cientos de carteles y pancartas con las iniciales en croata del Convenio de Estambul tachadas (IK), los asistentes corearon gritos exigiendo la dimisión del conservador primer ministro, Andrej Plenković.

gettyimages-937307828-650x431Aunque al determinar la cifra de manifestantes siempre conviene hacerlo con cautela y citando las fuentes, sigue habiendo polémica en Croacia ante la abismal diferencia planteada por las distintas partes: entre 5.000 personas (según los primeros datos de la policía) y 70.000 (según los organizadores). U ime obitelji (el movimiento “En nombre de la familia”, que fue uno de los impulsores del referéndum croata contra el matrimonio igualitario en 2013) acusa al Ministerio del Interior de “manipular” las cifras y alega que esta es una práctica “muy peligrosa para la democracia”, a través de una carta de Ivan Munjin publicada este lunes, en calidad de miembro de su junta directiva.

En un comunicado emitido por la oficina de prensa de la Archidiócesis de Zagreb se recoge que la Conferencia Episcopal de Croacia ha declarado en repetidas ocasiones su posición contraria sobre el Convenio de Estambul. La jerarquía católica croata aduce que la ratificación del citado convenio en el sistema jurídico conllevaría la adopción de “ideología de género no científica y extremadamente perjudicial” a la que, como dicen literalmente, “Francisco llama colonización ideológica”. Además, agregan que “los creyentes están llamados a testificar públicamente sobre su identidad cristiana, especialmente cuando se trata de cuestiones morales fundamentales relacionadas con el individuo, la familia y la sociedad en su conjunto”.

feministas_croacia_convencion_estambul-768x510Lo que está sucediendo en Croacia tiene muchas similitudes con el rechazo que despertó en Bulgaria la ratificación del Convenio de Estambul en parte de la sociedad y de la clase política. Pero en Croacia la respuesta en las calles ha estado más organizada y ha contado con más respaldo ciudadano. En el otro extremo, también han sido muy visibles y mediáticas las protestas feministas exigiendo que sí se ratifique el documento.

“Una deriva retrógrada que se vuelve en contra de la Unión Europea”

Preguntado por dosmanzanas, Miguel Rodríguez, escritor y polítologo español residente en Serbia, así como autor de Homofobia en los Balcanes, explica que “la sociedad croata está muy polarizada entre el frente liberal y de izquierdas y el frente conservador y nacionalista. La entrada en la Unión Europea en 2013 no ha ido acompañada de avances en cuanto a conquistas sociales. De hecho, diría que la condición de miembro europeo ha espoleado a los sectores tradicionalistas que se sienten actualmente protegidos por el gobierno actual de derechas, pero paradójicamente pro europeo”.

Este movimiento, en su opinión, “se engarza con las tendencias de la derecha etnonacionalista en los Balcanes y en toda Europa oriental. La UE no ha mostrado firmeza durante los últimos años en cuanto a la defensa de la sociedad civil y los valores europeos, especialmente en el sudeste europeo, consintiendo una deriva retrógrada que ahora se vuelve en su contra. El problema fundamental, además, es que esta militancia en Croacia está más cohesionada, organizada y sus valores más definidos que la izquierda, letárgica incluso en los centros urbanos. Así se demostró durante la celebración del referéndum contra el matrimonio igualitario en 2013”.

gettyimages-937308246_640x345_acf_cropped

Un instrumento para la protección de las mujeres

El Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres es el primer instrumento jurídicamente vinculante que “crea un marco jurídico integral y un enfoque para combatir la violencia contra la mujer” y se centra en la prevención de la violencia machista, la protección de las víctimas y el enjuiciamiento de los acusados. El artículo 4 del mismo establece la necesidad de proteger a las víctimas sin discriminación, entre otras causas, por identidad de género u orientación sexual.

La convención se abrió en 2011 a la firma de los países en Estambul (por lo que también recibe el nombre de “Convenio de Estambul”) y entró en vigor en 2014. Hasta el momento, ha sido apoyado por 47 países (solo 18 de ellos lo han ratificado). España fue, en mayo de 2011, uno de los primeros países en firmarlo (todavía con el socialista José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno), ratificándolo en 2014. El pasado 18 de enero, Armenia era uno de los últimos países en rubricarlo (y no destaca, precisamente, por sus políticas igualitarias en materia LGTB; en 2015, de hecho, prohibía en su Constitución el matrimonio entre personas del mismo sexo).

Fuente Dosmanzanas

Imágenes Getty

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Por ser mujer”, por José Arregi

Jueves, 8 de febrero de 2018

especial-feminicidios-1249x500Leído en su blog:

“¿No vas a escribir sobre el asesinato de mujeres a manos de sus maridos?”, me preguntó mi mujer hace unos días. “¿Otra vez? –le respondí–. Además, se está escribiendo tanto…”. Así quedó. Pero luego, como tan a menudo (no me dirás que no, Itziar) recapacité. Y aquí vengo, uniendo mi voz insignificante al grito de tantos.

Las cifras están ahí, son escalofriantes: 55 en el estado español, desde Estefanía, de 24 años, arrojada por la ventana por su pareja en Madrid el 1 de enero, hasta Arancha (que en vasco significa espina), de 37 años, acuchillada por su pareja delante de sus tres hijos menores en Azuqueca de Henares (Guadalajara) el 28 de diciembre, día de los santos inocentes. Nadie somos inocentes.

Pero más allá de las cifras y las denuncias, más allá también de los juicios y de las penas impuestas a los culpables, una doble pregunta se impone si queremos ser responsables, y la responsabilidad es lo fundamental y nos atañe a todos: ¿por qué siguen tantos hombres matando a “sus” mujeres? y ¿qué podemos hacer para evitarlo?

Digo “siguen matando”, pues, hasta donde mi información alcanza, los feminicidios y la violencia de género en general no son ahora un fenómeno más grave y frecuente, en términos relativos, que hace 60 años o hace siglos. Solo que ahora se denuncian y salen más a la luz, gracias en primer lugar a ellas, las mujeres, porque han gritado “basta ya”, aunque su grito y el nuestro no es aún común ni basta todavía.

¿Por qué siguen maltratando los hombres a sus mujeres, hasta el punto más terrible de matarlas? En el fondo se debe a eso, a que ellos las consideran “suyas”, a que aún llevamos inscrito en los genes el instinto de dominio y lo aplicamos sobre todo lo que tenemos más cerca y es más débil, también sobre la mujer, por ser mujer, por no ser varón.

Podemos ser los animales más tiernos, pero también los más crueles. Y la raíz del problema es el patriarcalismo que, desde hace milenios, ha dominado casi todas las culturas conocidas y ciertamente todas las religiones. El patriarcalismo que nos ha llevado a creer que el hombre es superior a la mujer, que tiene derechos sobre ella y puede pegarla e incluso matarla si ella se resiste, ¿quién se ha creído?

¿Y qué podemos y deberemos hacer para erradicar de nuestros genes y de nuestras instituciones ese patriarcalismo violento? ¿Aumentar las penas, hasta “la prisión permanente revisable”? Para las víctimas, incontables, la cárcel siempre llega tarde. Y está demostrado que no resocializa a los criminales ni disuade a los autores de futuros crímenes. ¿Seremos incapaces de buscar algún medio más humano y eficaz para lograr esos fines que aducimos para justificar la prisión? En cuanto a las víctimas, solo las honraremos y les haremos justicia verdadera si nos dejamos inspirar por su memoria y sus sueños, si abrimos los ojos, si somos sensibles, si no toleramos que la mujer siga siendo inferior al hombre en ningún campo de la vida familiar, social, laboral, política; por poner unos ejemplos: que, trabajando más, posean solamente el 10 % del dinero existente y sufran el 70 % de la extrema pobreza y el 80 % de la desnutrición que padece la humanidad, y que ocupen solamente el 23 % de los puestos parlamentarios, el 17 % de los puestos ministeriales y el 24 % de los puestos de dirección económica, y así en casi todo.

Creo que aquí se impone una referencia especial a la institución eclesial, la más patriarcal de todas. Es insólito que muchos obispos enseñen todavía que, al abandonar la religión, la sociedad se deshumaniza y aumenta la violencia de género. Insólito me parece que el obispo de San Sebastián José Ignacio Munilla haya criticado recientemente la última entrega de una conocida serie porque “se ha infiltrado en ella la ideología dominante del feminismo”. Insólito y atroz es que Braulio Rodríguez, arzobispo primado de Toledo, haya llegado a sugerir hace diez días que lo que ellos llaman “ideología de género” está en el origen de los asesinatos de género.

La memoria de las mujeres víctimas urge a la Iglesia a superar ese patriarcalismo que lleva prendido desde casi sus orígenes, a volver al evangelio igualitario de Jesús, a lamentar que el papa Pío XI, fiel a la tradición, en 1930 enseñara todavía que el amor implica “la sumisión solícita de la mujer así como su obediencia espontánea” al marido, y a reconocer que el Espíritu de Dios o de la Vida se expresó mucho mejor en el poeta ateo, comunista, Louis Aragón cuando en 1963 escribió: “el futuro del hombre es la mujer. Ella es el color de su alma. Ella es su rumor y su ruido. Y sin ella él no es más que un blasfemo”.

José Arregi

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

“Ideología de género, violencia contra la mujer”, por José María Castillo

Jueves, 2 de febrero de 2017

32103635286_8c3fe28b1e_oDe su blog Teología sin Censura:

“Jesús defendió siempre a las mujeres. Y ellas siempre estuvieron de su parte. Hasta que agonizó en la cruz”

La reciente declaración del cardenal Cañizares, contra la “ideología de género”, ha reactivado e intensificado la fuerte confrontación ideológica y mediática, que, desde finales del siglo pasado, se viene manteniendo, y hasta se está acentuando, entre los entendidos en este asunto, entre los no entendidos y hasta entre los más ignorantes en el tema. ¿Dónde está el problema? Y sobre todo, ¿por qué interesa esto tanto a la gente? Y, en definitiva, ¿qué pensar sobre esta cuestión?

Lo primero que, a mi juicio, se debería tener en cuenta es que hablar de “ideología de género” es hablar de “violencia”. De una de las formas más brutales de violencia, que viene sufriendo más de la mitad de la humanidad desde tiempos inmemoriales. ¿Por qué? ¿en qué? Me explico.

Como sabe todo el mundo, raro es el día que no nos llegan noticias de mujeres que han sido víctimas de la violencia que sobre ellas ejercen los hombres: malos tratos, torturas, asesinatos… Y de sobra sabemos, digan lo que digan las declaraciones universales de Derechos Humanos, el hecho es que las mujeres no gozan de los mismos derechos que los hombres. Por ejemplo, las mujeres ganan menos dinero que los hombres. Y, por tanto, se tienen que ver sometidas y dependientes de lo que deciden los hombres, en una cantidad de asuntos y situaciones que sería imposible enumerar aquí. Por no hablar de la vergonzosa legislación de la Iglesia: he buscado en el Código de Derecho Canónico, y, en el índice de materias, ni aparece la palabra “mujer”. Evidentemente, todo esto es “violencia”. Y es una violencia brutal. Por no hablar de otros países, de otras culturas, de otras religiones, donde la violencia contra las mujeres se ensaña hasta el asesinato y la tortura legalizados.

Así no podemos seguir. Por eso me parece acertado recordar que, con frecuencia, aparecen ideologías cuyo motor es el odio. Un odio del que no suelen ser conscientes quienes lo viven y lo difunden. A lo largo del siglo pasado, surgió, en primer lugar, la ideología basada en el “odio de clases” sociales. Lo que desembocó en el marxismo. Luego vino la ideología que se sustentaba en el “odio de entre razas”. Lo que provocó el nacimiento del nazismo. Y ahora tenemos otra manifestación del odio. El “odio entre sexos”. Lo que ha dado pie a otra ideología. La ideología de género. Para nadie es un secreto la violencia y el sufrimiento que estas tres ideologías han provocado y, en buena medida, siguen causando.

Esto supuesto, lo que básicamente defiende la ideología de género es suprimir de la sociedad todo lo que pueda significar y causar opresión de la mujer. Lo que se tendría que traducir en una sociedad enteramente igualitaria, sobre todo en cuanto se refiere a las desigualdades entre hombres y mujeres.

Ahora bien, para aclarar este asunto tan complejo, lo primero que debemos tener en cuenta es que no es lo mismo hablar de “diferencia” que hablar de “igualdad”. La diferencia es un “hecho”. Mientras que la igualdad es un “derecho” (Luigi Ferrajoli). El hombre y la mujer son “diferentes” biológicamente, somáticamente, etc. Pero el hombre y la mujer son “iguales” en dignidad y derechos. Teniendo en cuenta que las “desigualdades”, entre hombres y mujeres, son producto, no sólo del derecho, sino además son el resultado inevitable de tradiciones culturales cuyos orígenes se nos pierden en las lejanías de la pre-historia. Y no olvidemos que cuando un hecho es producto de la cultura, ese hecho se incorpora a cada ser humano “como constitutivo de su identidad”. Por eso, un hecho cultural no se cambia mediante leyes, amenazas o castigos, sino solamente mediante la educación. Una educación bien pensada y paciente, que sea capaz de modificar ciertas pautas culturales que son condicionantes de nuestra identidad.

Esto supuesto, tengo mis razones para pensar que es una simpleza (además de un asunto muy discutible, por otras razones) decir que el enorme problema de la ideología de género se resuelve –entre otras cosas– mediante la promoción de métodos anticonceptivos o promoviendo campañas a favor del aborto. Hay que precisar muy bien lo que se dice cuando se habla de estos asuntos. Porque, entre otras cosas, lo que se consigue, con este tipo de afirmaciones genéricas, es poner nerviosos a obispos y cardenales, que, ante las autoridades que van a legislar sobre estos temas, tienen más poder de lo que seguramente imaginamos.

A lo dicho hay que añadir que “los orígenes del puritanismo” son determinantes en esta cuestión. Pero tales orígenes son tan antiguos, y están tan enraizados en la cultura de Occidente, que, como ya demostró el profesor de Oxford, E. R. Dodds, este puritanismo fue asimilado ya por Jenofonte o Píndaro, que tomaron estas convicciones de conducta de los chamanes que existen todavía en Siberia. Y que, en el s. V (a. C), fueron convicciones popularizadas por Pitágoras y especialmente Empédocles, que, en su obsesión por la “pureza”, llegó a estigmatizar el matrimonio. Un estigma que las religiones siguen considerando como necesario para el acceso a ”lo sagrado”. El intocable celibato de los curas es buena prueba de esto.

Por mi condición de teólogo, quiero acabar indicando dos cosas: 1) Jesús no se interesó nunca por los temas relacionados con la sexualidad. Es un asunto del que no hablan los evangelios. Cuando Jesús se refirió a esta cuestión, lo hizo porque hablaba de mujeres casadas. Y, en la cultura judía de entonces, la mujer casada era propiedad del marido. Lo que impedía la igualdad de hombres y mujeres (Mt 19, 1-9 par; cf. Dt 24, 1)). O era una situación en la que desear a una mujer casada, era “desear lo ajeno”, que prohíbe el décimo mandamiento (Ex 20, 17: Mt 5, 31-32). 2) El único colectivo humano, con el que Jesús nunca tuvo el más mínimo enfrentamiento, fueron precisamente las mujeres, por más que se tratase de infieles, de prostitutas, de adúlteras…. Jesús las defendió siempre. Y ellas siempre estuvieron de su parte. Hasta que agonizó en la cruz.

Y termino diciendo que “los hombres de Iglesia” (curas, obispos, cardenales) harían un bien inmenso a esta Iglesia, si dejaran ya de hablar tanto de asuntos de los que entienden poco, como es el caso de los temas relacionados con el sexo, y se preocuparan más por la justicia, el sufrimiento humano, la igualdad de todos en dignidad y derechos. No lo olvidemos nunca, nuestro extravío, como seguidores de Jesús, está en que “la pureza, más bien que la justicia, se ha convertido en el medio cardinal de la salvación” (E. R. Dodds). Aunque parezca mentira, esto ha sido, y sigue siendo, la ruina de la Iglesia y de la cultura de Occidente.

Espiritualidad , , , , , , , ,

Caín, ¿dónde está tu hermana? Dios y la violencia contra las mujeres

Miércoles, 30 de noviembre de 2016

ate

Es el momento de responder a la pregunta: ¿dónde están nuestras hermanas?, y responderla desde nuestro compromiso diario para dar visibilidad, denunciar culpabilidades, acompañar y suprimirla

Los días 12 y 13 de noviembre se han celebrado las XIV Jornadas de la Asociación de Teólogas Españolas, con el título: Caín, ¿dónde está tu hermana? Dios y la violencia contra las mujeres.

Después de una presentación de Carmen Bernabé sobre las líneas generales que se abordarían en el encuentro, comenzó la primera ponencia: La violencia contra las mujeres: la construcción de un marco feminista de interpretación, a cargo de Ana de Miguel (feminista y profesora de Filosofía en la Universidad Autónoma de Madrid), en la que se preguntaba cómo abordar teóricamente la violencia contra las mujeres, para llegar a entenderla e impulsar políticas para erradicarla y transformar la realidad.

Realizó una breve reseña histórica de los principales filósofos, empezando por Aristóteles y Platón en la Grecia clásica, base de nuestra sociedad y democracia, pasando por el Medioevo, la Ilustración y llegando a nuestros días, para afirmar que la minusvaloración, la dominación del hombre sobre la mujer es algo que forma parte de nuestro más íntimo yo, como algo cotidiano, normativo.

En el siglo XXI no necesita hacerse explícita, porque ya existe una necesidad de control por parte de las mujeres, debido al miedo a la violación que, junto a la pobreza y la desigualdad genera violencia.

Adela Asúa, jurista y catedrática española, magistrada del Tribunal Constitucional, pronunció su ponencia sobre el tema: De la tutela del cuerpo a la tutela del espíritu. Ley penal y delitos sexuales. Comentó diciendo que a partir de 1948, cuando se aprueba la Carta de los Derechos Humanos, hay un impulso en las leyes para legislar una igualdad real entre hombres y mujeres, a pesar de los obstáculos, pues en general las clases jurídicas son conservadoras, lentas para cualquier cambio legislativo. Las grandes declaraciones de la ONU también han sido muy importantes, cristalizando algunas en el último cuarto del siglo XX.

Los grandes cambios solo llegan a hacerse realidad cuando la población lo exige, y logran que sus reclamaciones incidan en los políticos y luego en los juristas. En España hasta 1995 ha predominado una legislación de leyes injustas, discriminatorias, que no eran contundentes contra la violencia contra las mujeres. Hay que llegar al siglo XXI para que se vayan implantando leyes contra la violencia de género, el maltrato y la sumisión.

Lidia Rodríguez, pastora evangélica, profesora de teología bíblica en la Universidad de Deusto, dijo que la Biblia está presente en la cultura de la sociedad española. El imaginario social crea una cosmovisión, una memoria colectiva, formas de pensar, desear y valorar. Y también para justificar el orden del statu quo. Pero también cuestiona ese orden. Unos textos bíblicos han dejado huella y otros no.

 

En la Biblia hay relatos espantosos, de auténtico terror, por la violencia ejercida sobre la mujer, como en Jueces 19. A veces la violencia simbólica es superior a la física, las mujeres son solo una moneda de cambio y el narrador mantiene un absoluto silencio. El matrimonio en Israel es un contrato de control. Solo Yahvé, en algunos textos, perdona y acoge a las mujeres. Lidia nos dijo que había que recrear y reinventar la sexualidad de la mujer y todo lo que conlleva. La Biblia puede crear un nuevo imaginario social, mostrando más la imagen de Dios como una madre, dolorida hasta las entrañas, acogedora, que serena y amamanta, o como un útero lleno de cariño. Lo cierto es que “Dios padece con, por, en nosotras”.

La última ponencia del sábado estuvo a cargo de Marisa Cotolí, religiosa Oblata del Santísimo Redentor, que habló del Pulso entre la vida y la muerte en las mujeres que padecen la prostitución forzada y la trata. Lo primero que se preguntaba es si la muerte puede ganarle el pulso a la vida.

La prostitución es un fenómeno muy complejo, un modelo deformante de la relación entre los hombres y las mujeres. Se estima que la prostitución puede mover entre 5.000 y 7.000 millones de dólares, superando ya al mercado de la droga. 4 millones de personas, sobre todo mujeres, vienen a Europa para ejercerla y su consumo es en su mayoría por los hombres (99,7%). Las prostitutas siempre están expuestas a la violencia y la marginalidad. La trata es el ejemplo más claro de la violencia sexual y del trato como simple mercancía. Es una esclavitud de la que no hay datos fiables, pero lo cierto es que el 80% son mujeres y niñas.

Sin embargo la vida puede ganarle el pulso a la muerte. Estas mujeres no han dejado que se apague la esperanza, con una actitud positiva, resilente; cuando encuentran razones para confiar en otros y en sí mismas es cuando encuentran motivos para seguir viviendo.

El domingo comenzó con la ponencia Amores que liberan, el Dios solidario que acompaña desde la cruz a las mujeres. Estuvo a cargo de Silvia Martínez Cano, profesora de la Universidad Pontifica de Comillas (y nueva presidenta de la ATE), que se preguntaba qué tiene que decir Dios sobre la violencia contra las mujeres, sabiendo que es un mal extremo, profundo, con el que convivimos cada día. Un mal banalizado, trivializado. Esta violencia desautoriza a las mujeres por su “insignificancia”, pues crecen insatisfechas, culpabilizadas, con miedo a hacer las cosas mal, a ser castigadas. Nunca será suficiente lo que hagan.

Incluso se sentirán también culpables por su resistencia, por ser inteligentes, creativas, transformadoras. Y esto lleva a la vulnerabilidad y al sufrimiento cotidiano. Ivone Gebara dice que la mujer padece 4 males: No poder, no tener, no saber y no valer.

¿Cómo se puede decir a una mujer que sufre que Dios la ama? La cruz es un escándalo, pues tiene una gran ambigüedad. Solo la cruz que se convierte en solidaridad y lucha, para bajar de sus cruces a las mujeres, puede representar un signo de liberación. La cruz debe representar el no a la cruz, desde las microesperanzas cotidianas, activas, transformadoras. Dios nos da fuerza desde la resistencia.

Por último Susana Becerra, de la Universidad Javeriana de Bogotá, nos habló en su ponencia del Dios crucificado en cuerpo de mujer. Por una teología sanadora. El proceso con las mujeres inmersas en la violencia sexual provocada por el conflicto armado colombiano, lo vive desde la teología pastoral, pues acompaña a mujeres desplazadas por la guerra, que está inscrita en la piel de la mujer afrocolombiana, indígena, empobrecida y, por lo tanto, excluida, invisibilizada, sin ciudadanía. Ante tantas violaciones forzadas por militares y paramilitares principalmente, de forma sistemática, lo sienten como la cruz que tienen que sufrir, muchas veces incluso con un sentimiento de culpabilidad. Y este sufrimiento no solo se convierte en un problema personal, sino también familiar y social. Los soldados las violan en grupo como expresión de un rito en el que celebran la brutalidad humana, y así imponen la humillación, el terror.

Susana también se planteó la pregunta, después de analizar detalladamente el texto de Jueces 19: ¿la violencia y el silencio tendrán la última palabra? La teología, las mujeres y hombres cristianos, deben acompañar a todas las mujeres violentadas, llevar a cabo una campaña contra la violencia sexual que se vive en la sociedad colombiana, de forma cotidiana, denunciarla y comprometerse para erradicarla.

Han sido unas jornadas intensas, duras, que han puesto sobre la mesa la realidad, a nivel nacional y mundial, la lacra de la violencia sexual ejercida principalmente contra las mujeres. Es el momento de responder a la pregunta: ¿dónde están nuestras hermanas?, y responderla desde nuestro compromiso diario para dar visibilidad, denunciar culpabilidades, acompañar y suprimirla. Solo entonces las víctimas sentirán la ternura y el amor de Dios Madre y Compañera en sus vidas.

Miguel Ángel Mesa Bouzas

Fuente Redacción Digital

Biblia, Espiritualidad , , , , , , , , , , ,

Una mujer transexual, última víctima de violencia machista en Santa Cruz de Tenerife

Viernes, 28 de octubre de 2016

cvjpilxxyaejfaiOtra mujer muere asesinada en España víctima de violencia machista. En este caso, una mujer transexual, Lorena Reyes. Al dolor que supone su trágica muerte se suma el hecho de que algunos medios de comunicación locales, mostrando un escaso respeto por la víctima, se hayan referido a ella como “hombre”.

Lorena Reyes, de origen sudamericano, tenía 32 años y ejercía el trabajo sexual. En la madrugada del lunes se precipitó al vacío mientras huía de un cliente, que la había golpeado y agredido con arma blanca en una mano. Fue en una vivienda de la calle Álvaro Rodríguez López de Santa Cruz de Tenerife. Lorena intentó saltar a un balcón adyacente mientras gritaba “socorro, socorro, me van a matar”. Pudo mantenerse agarrada durante unos minutos, pero acabó cayendo al patio interior del edificio. En estado crítico, consiguió ser estabilizada por los servicios de urgencia, pero falleció en el Hospital Nuestra Señora de La Candelaria poco después de su ingreso.

El agresor, de 36 años, se presentó horas después de forma en comisaría y se encuentra detenido. Respecto a las circunstancias que precedieron a la agresión poco ha trascendido hasta el momento. Los investigadores hallaron en la vivienda varias dosis de una sustancia que podría ser cocaína. En la vivienda también se encontraba otra mujer, también trabajadora sexual, que ya ha prestado declaración.

El Gobierno de Canarias, a través de su consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, Aarón Afonso, ha condenado lo sucedido, que no ha dudado en calificar como un caso de violencia de género “que no podemos obviar”. “Todos y todas debemos asumir un compromiso efectivo contra la violencia machista para evitar que se perpetúe y pase de generación en generación”, ha expresado. Sin que pueda excluirse un componente tránsfobo (ambas circunstancias pueden coincidir, de hecho), lo cierto es que tanto autoridades como colectivos feministas y LGTB locales se inclinan por considerar la muerte de Lorena como un caso de violencia machista. Criterio que también nosotros asumimos al redactar esta entrada, mientras no se disponga de otros datos.

Lamentable falta de respeto de algunos medios

Diversos colectivos canarios se han concentrado en la tarde del martes para expresar su repulsa por este asesinato (Algarabía LGBTI y Fundación Triángulo Canarias en Santa Cruz de Tenerife, Red Feminista de Gran Canaria y Gamá, Colectivo LGTB de Canarias, en Las Palmas de Gran Canaria). Este último colectivo ha denunciado además que “a la violencia ejercida del agresor sobre la víctima se une la falta de respeto por parte de la policía y los medios de comunicación que se refieren a ella como ‘un hombre’ y ‘un travesti’, sin plantearse si quiera que una mujer transexual inmigrante no tiene reconocido el derecho al cambio de su documentación pero sí al respeto de su identidad sexual”.

También la activista y diputada en la Asamblea de Madrid Carla Antonelli (nacida precisamente en Tenerife) ha denunciado el hecho de que algunos medios de comunicación locales se refiriesen a Lorena en masculino en sus crónicas. “Vergüenza ajena, rabia y repugnancia que medios comunicación traten a Lorena de ‘hombre’ tras su fallecimiento cuando huía de su asesino”, tuiteaba, junto a algunas capturas:

Justo es decir que hubo medios que rectificaron posteriormente, lo que no quita para lamentar el escaso tacto que mostraron inicialmente. Es evidente que es mucho el camino que aún nos queda por recorrer en este país por lo que al conocimiento y respeto de la realidad transexual se refiere.

Descansa en paz, Lorena.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

“La mujer en la sociedad y en la religión”, por José Mª Castillo

Jueves, 14 de enero de 2016

mujer-iglesiaDe su blog Teología sin Censura:

La violencia contra la mujer no tendrá solución, en las religiones, mientras la sociedad, en cada país y en cada cultura, no deje resuelto y zanjado para siempre el problema de la igualdad de derechos y garantías entre la mujer y el hombre. Dicho más claramente, mientras las mujeres no tengan los mismos derechos y las mismas garantías que los hombres, la violencia contra las mujeres seguirá haciendo los estragos que viene realizando desde hace miles de años. Como igualmente se puede afirmar que el día que la sociedad suprima las desigualdades (en dignidad y derechos) entre las mujeres y los hombres, ese día las religiones no tardarán en reconocer, aceptar y poner en práctica la igualdad de los que por, por su condición de género, son diferentes.

Las sociedades mediterráneas del siglo primero eran, como es sabido, sociedades en las que la propiedad pertenecía al patriarcado. Solamente el “paterfamilas” tenía la propiedad, no sólo de los bienes, sino además de las personas en el grupo familiar. El padre era el propietario, el jefe, el amo, el que concentraba todos los derechos. La mujer, los hijos y los esclavos no tenían más remedio que vivir sometidos al patriarca. De ahí que las religiones, lo mismo en Israel que en Egipto, en Grecia o en Roma, eran religiones patriarcales, machistas y justificantes de todas las desigualdades que se derivaban del modelo de familia patriarcal.

Es verdad que, según los evangelios, Jesús tuvo un trato excepcional de respeto, delicadeza y aceptación de la mujer, fuera cual fuese su origen o su conducta. Pero bastantes años antes que los evangelios (según la redacción que la Iglesia ha aceptado como canónica o auténtica), se empezaron a conocer las cartas de Pablo y las llamadas deutero-paulinas (Ef y Col) hasta las pastorales. Y en estos documentos se acepta y se impone el sometimiento y el silencio de la mujer en la sociedad, en la familia y en la Iglesia. Como igualmente sabemos que Pablo aceptó la condición de los esclavos y el sometimiento al emperador (Rom 13, 1-7). Por eso, la Iglesia prohibió la esclavitud cuando eso ya estaba prohibido en la sociedad, aunque – por desgracia – las autoridades religiosas se callan, tantas veces, ante las nuevas formas de esclavitud vigentes en este momento. Por no hablar de los silencios jerárquicos ante las dictaduras políticas.

La lucha, en defensa de los derechos y de la dignidad de la mujer, tiene que ser ante todo una lucha política, jurídica, social y laboral. Mientras las mujeres no tengan la misma autonomía económica que los hombres, las mujeres seguirán aguantando amenazas, insultos, palizas y hasta la misma muerte. Si esta situación no se resuelve, la violencia contra la mujer no tiene solución. Los clérigos seguirán diciendo cosas acertadas (y quizá algunas desacertadas) sobre este asunto. Como es igualmente cierto que en las iglesias se oyen bellos sermones sobre los derechos humanos. Pero la pura verdad es que nos creeremos los discursos eclesiásticos (sobre toda clase de dignidades y derechos) el día que la Iglesia modifique su Derecho Canónico de forma que en él quepan los Derechos Humanos, todos los derechos, concretamente los de la mujer.

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , , , ,

El arzobispo de Toledo Braulio Rodríguez vincula la violencia de género con la ausencia de “un verdadero matrimonio”

Martes, 5 de enero de 2016

braulio-rodriguez_270x250Obsérvese el lema de “Renace la alegría” del cartel en contraste con su cara de “alegría de la huerta”… Pura falsedad. Definitivamente estos obispos no han leído el Evangelio… Qué barbaridades pueden llegar a decir… Y esa obsesión con la inexistente ideología de género que les lleva a mal traer es ya de psicoanalista…

“La mayor parte de las mujeres que mueren lo son porque sus maridos no las aceptan”

Braulio Rodríguez sostiene que “la reacción machista tiene su origen en que ella ha pedido la separación”

“Dejémonos ya de las zarandajas que la ideología de género enturbia. Cuando digo que no hay verdadero matrimonio, no estoy pensando sólo en el matrimonio canónico; también en el civil, ante el representante del Estado”

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha tachado de “estupendo” que las mujeres amenazadas por la violencia de género hagan pública su situación, para poder así evitar los crímenes con “nuevos mecanismos de alerta”. A su parecer, el problema “serio” es que en “esas parejas” no ha habido “verdadero matrimonio”.

“Dejémonos ya de las zarandajas que la ideología de género enturbia. Cuando digo que no hay verdadero matrimonio, no estoy pensando sólo en el matrimonio canónico; también en el civil, ante el representante del Estado”, ha asegurado en la publicación Padre Nuestro, editada por la diócesis.

En este sentido, el primado de España ha señalado que la “mayor parte” de las mujeres que mueren en manos de sus maridos es porque “no las aceptan, las “rechazan” por no aceptar “tal vez” sus imposiciones o que, según el arzobispo, la “reacción machista tiene su origen en que ella ha pedido la separación”. En este sentido, Rodríguez se pregunta que “¿cómo se puede pensar en una relación personal entre hombre y mujer sin las más elementales disposiciones para vivir en común?”, asegurando que sólo habla de matrimonio, y no en otro tipo de uniones, “donde casi lo único que les une es lo físico, lo genital y poco más”.

Braulio Rodríguez señala que al casarse se debe entregar la “delicadeza” de una actitud “no invasora”, para renovar la confianza, respeto y amor. “Estas cualidades cuando es más íntimo y profundo el afecto, tanto más exige el respeto de la libertad y la capacidad de esperar”. Por otro lado, el arzobispo señala que se debe dar gracias por lo que se hace en su favor y también “pedir con frecuencia perdón”. Esto es para el primado, una palabra “díficil pero necesaria”, para que las “pequeñas grietas no sean fosas profundas“.

Rodríguez se ha mostrado también preocupado por los asesinatos “masivamente” cometidos por varones contra mujeres, y también se ha mostrado molesto por las familias que “por doquier se rompen”, ya que, en su opinión, esta ruptura está experimentando un “continuo crecimiento”. “Pienso que a nuestros responsables políticos y sociales no les preocupa tanto el dato, cuando con tanto ahínco han luchado para que se implante el llamado divorcio exprés, ha manifestado.

Por eso, ha reprochado a los mandatarios que “sólo” manifiesten que hay que endurecer las leyes y la prevención en los casos de violencia de género. “El ser humano es interioridad y poco se puede hacer si no se cambia por dentro”, afirmó Rodríguez, quien señaló que no se debe denominar “simplemente” ‘violencia de género’ y que se ha “asombrado” al ver cómo los partidos trataron el asunto en sus programas.

(RD/Agencias)

General, Iglesia Católica , , , , ,

No temas a lo femenino en ti

Viernes, 11 de diciembre de 2015

masculino-femenino-e1422462567493Magdalena Benassar
Madrid

ECLESALIA, 25/11/15.- Quisiera entrar en esa entraña de misericordia del Crucificado, moribundo, asesinado injustamente por un sistema patriarcal misógeno, violento y manipulador. Entraña que expresa para todos los seres humanos el modo de ser y amar de Dios. Y precisamente es ese modo peculiar, diferente y único de amar lo que provoca un antes y un después en la historia de la humanidad.

Estos días estamos celebrando eventos para concienciarnos de la catástrofe que la violencia, sea contra la mujer o contra la población de países enteros, causa en la carne y sangre de la humanidad más vulnerable.

Ellos, esos jefecillos políticos, militares y religiosos, llenos de complejos y problemas serios de poder y control, matan, asesinan, controlan, desprecian, violan porque por sus venas corre la falta de amor, la falta de ternura que por mil situaciones la vida les ha deparado. Y reconozco que no sólo los varones pueden llegar a ser así, también las mujeres, hijas del mismo sistema y llenas de ambición y de necesidad de ser aceptadas en un sistema misógeno y patriarcal, podemos ser crueles. El problema no está en el sexo sino en el cerebro.

Ellos asesinan “lo femenino” en Jesús. Bloquean el hemisferio derecho del cerebro de la humanidad de un modo violento y aterrador.

Así justifican la sumisión, la esclavitud, la explotación de la tierra, de la mujer y de todo lo que peligrosamente empieza en “la” porque es femenino: la bondad, la ternura, la verdad, la dignidad, la belleza, la solidaridad, la igualdad, la misericordia, la hospitalidad, la risa, la cordialidad…

¿Por qué digo que bloquean lo femenino en Jesús y en él en toda la humanidad? Porque desde una postura de poder civil y religioso crucifican, es decir maldicen para todos los tiempos, todo lo que la persona y misión de Jesús trajo a la historia de la humanidad: las entrañas de misericordia de nuestro Dios hechas humanidad, en cuerpo de varón con alma también de mujer. Él fue la persona integrada, completa y equilibrada.

Y, eso, ese equilibrio, de todo su ser, con unas actitudes fuertes y tiernas, justas y compasivas, claras y valientes…es lo que molesta, porque denuncia, sin palabras incluso, lo que es diferente.

Jesús activa en nosotras y nosotros el hemisferio derecho. Sabemos lo que le causó a él hablar de una manera diferente, actuar desvelando no sólo el amor incondicional del Abba, sino a la vez, desvelando las trampas de una Ley que dejaba de producir profetas porque se había ido quedando estéril.

Dice el Evangelio de Lucas que Dios viene al mundo por lo femenino, por la mujer. El bueno de Zacarías queda mudo porque en su oración le pide garantías a Dios de que lo que le dice se cumplirá…Isabel, la estéril, la anciana, la invisible para el Templo, acoge el misterio (que por cierto esa capacidad se aloja en el hemisferio derecho), y en sus entrañas toma forma el profeta que junto con su madre son la bisagra entre el caducado viejo testamento y la nueva ley, en forma de fetito en el cuerpo de otra joven invisibilizada por el sistema. María, que tenía activado su hemisferio derecho, dejó entrar a Dios porque estaba a la escucha.

Hablar de la no-violencia a las puertas de Adviento es para mí una oración, un lamento por el dolor que provoca el desequilibrio en los varones que buscan en la mujer lo que ellos no son capaces de encontrar en sí mismos, la paz y armonía fruto del equilibrio entre los dos hemisferios.

Propongo que además de más rapidez en la actuación policial ante las denuncias por violencia de género y de todo tipo, activemos en nosotros y en la sociedad el hemisferio derecho.

De ello hay experiencias en educación, y poco a poco se van introduciendo nuevos modos más de acuerdo con la integración de la persona. El problema es que, en estos momentos, la inmensísima mayoría de la humanidad está educada mayormente desde el lado izquierdo, programados para producir, consumir, explotar, competir, propio de la etapa, ya caducada, de la industrialización.

Para ello, este tiempo del año es precioso. Soltar nuestros lastres y dejarlos ir, como nos enseñan los sabios árboles de hoja caduca. Se renuevan todos los años. Dejan caer sus hojas secas para que la nueva savia de vida a hojas nuevas: Dejar ir formas viejas, secas y caducas, que produjeron en su momento pero que ahora ya no dan nada para acoger la nueva vida, sabia,porque proviene de las raíces hondas en la tierra.

 Tierra de siempre y siempre nueva que produce, a pesar de ser vieja, savia nueva porque es sabia y se deja nutrir por todos los nutrientes escondidos en las oscuras capas por donde sus raíces buscan alimento.

Dejémonos nutrir por el seno de Dios, inmensa placenta, llena de amor, que nos envuelve y protege y conforma a su imagen, si nos dejamos.

Todo sería distinto, habría unos cielos nuevos y una tierra nueva donde los hombres y las mujeres vivirían en armonía entre ellos y con la tierra que los sustenta. Esa entraña de misericordia del crucificado que se abre para dar a luz una humanidad nueva, un hombre y una mujer que se complementan, respetan y ayudan a que cada uno dé lo mejor de sí.

Mientras los sueldos sean desiguales, los gobiernos e iglesias estén dominados por uno en detrimento de la otra, las cuentas no saldrán, dice la lógica, ausente parece, en este caso, y tan presente cuando son ellos los que quieren dominar con la lógica patriarcal.

Os aviso, el ángel que le habló a Zacarías, a Isabely a María, ya quiere sacar los billetes pero desconoce destino. ¿Te interesa hospedarle o mejor que viaje a otro lado? Mira que si viene y me quedo sin mis viejas hojas…

 (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Espiritualidad , , , , , ,

Carrera contra la violencia de género en Asturias discrimina a parejas del mismo sexo

Jueves, 3 de diciembre de 2015

cartel_carrera_sieroEl colectivo LGTB asturiano XEGA denuncia una “falta de sensibilidad” ante la imposibilidad de que parejas del mismo género puedan inscribirse como participantes en la II Carrera contra la violencia de género del municipio de Siero.

cartel carrera sieroLa asociación declara que no entiende por qué el reglamento impide que todas las personas puedan participar en la carrera, que tendrá lugar el próximo domingo 29 de noviembre, al excluir a las parejas formadas por personas del mismo sexo y se pregunta “¿Sólo pueden ser solidarias las parejas heterosexuales?”. De esta manera, la organización afirma que de esta manera “se pone en evidencia el sexismo social que aún sufrimos y obvia la diversidad de parejas que existe en España” al señalar que en las bases de inscripción se explicita que “Para participar en la categoría de pareja no es necesario acreditar ningún tipo de relación, basta con ser de diferente sexo”.

En un comunicado, XEGA remarca su compromiso contra la violencia machista, una violencia con la que, destaca, “las parejas de personas del mismo género también se ven afectadas” y afirma que “no entender esto es continuar discriminando, lo que no tiene ningún sentido cuando lo que necesitamos es sumar esfuerzos para erradicar esta lacra social”.

“La violencia machista nos afecta a todas y a todos. Por eso exigimos que se cambie el reglamento para no levantar una absurda barrera dentro del campo de la lucha contra la violencia machista”, finaliza la organización en el comunicado.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Dos detenidos por planear el secuestro, violación y asesinato de una mujer por ser lesbiana en Quintanar (Toledo)

Miércoles, 2 de diciembre de 2015

índiceLa noticia se conocía este pasado miércoles, 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Una coincidencia que de hecho pone aún más de manifiesto lo espeluznante de la historia. Uno de los dos detenidos habría tratado de mantener una relación con la mujer cuando residía en Quintanar de la Orden (Toledo), pero ella se negó, informándole además de su condición de lesbiana. Ello fue, según asegura la Guardia Civil, el desencadenante del macabro plan.

Los detenidos son J.B.G.P., de 39 años, y S.C.R. de 49, ambos de nacionalidad española. La que iba a ser su víctima estuvo viviendo en Quintanar durante un año, hasta este verano. Tuvo que dejar el pueblo por el acoso que sufría por parte de uno de ellos, que no aceptó verse rechazado por una mujer lesbiana. Fue por ello que, siempre según la versión de la Guardia Civil, urdió un plan para violarla y asesinarla junto al segundo detenido, propietario de varias chatarrerías, que al parecer también conocía a la mujer y al que el primero iba a dar 9.000 euros por ayudarle. El urdidor del plan ya había sido condenado con anterioridad a una pena de diez años de prisión por otra agresión sexual.

foso-plan-de-asesinato-en-QuintanarAfortunadamente una investigación dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Quintanar de la Orden y la Fiscalía de Toledo y llevada a cabo por especialistas de la Guardia Civil desbarató el plan, que incluía la ocultación del cadáver de la víctima en un foso situado en una de las chatarrerías, cuya foto ha hecho pública la propia Guardia Civil:

No podemos sino felicitarnos de que en este caso el macabro plan, que demuestra que también las mujeres lesbianas y bisexuales pueden ser objeto de la violencia machista, no pudiera completarse.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Hombres con minifalda protestan contra la violencia machista en una manifestación en Turquía

Miércoles, 25 de febrero de 2015

hombres_falda_turquiaIndignación tras el asesinato de una estudiante

Turcos y azeríes se travisten en protesta contra la violencia machista

Cientos de hombres marcharon el pasado sábado junto a las mujeres en una manifestación contra la violencia machista en Estambul aunque sólo una veintena de “valientes” llevaron a la práctica la consigna de vestir minifalda para denunciar el sexismo. Y un grupo de hombres han lanzado una iniciativa a través de las redes sociales para protestar contra la violencia machista. Consiste en travestirse con minifalda y tomarse una foto para publicarla en las redes sociales.

La manifestación es una más de las decenas de protestas que se han registrado en Turquía en los últimos diez días, a raíz del asesinato de la estudiante Özgecan Aslan, el 11 de febrero pasado, a manos de un conductor de minibús que intentó violarla. El crimen provocó una oleada de indignación enorme en Turquía, un país de 76 millones de habitantes donde el año pasado murieron 281 mujeres víctimas de asesinatos con motivo machista. En dos de cada tres crímenes, el asesino fue el marido, exmarido, novio o pretendiente de la víctima.

54e8cc5ea548a.r_1424542883271.0-100-3000-1645Un hombre con vestido durante la protesta en Estambul./ REUTERS

La iniciativa surge después de un incidente ocurrido el pasado 11 de febrero, cuando una joven de 20 años llamada Ozgecan Aslan fue secuestrada y asesinada por haber tratado de evitar que un conductor de autobús la violara. Se cree que trató de disuadir a su agresor con un aerosol de pimienta, pero fue apuñalada y luego golpeada con una barra de hierro en la cabeza inmediatamente después. Su cuerpo fue descubierto varios días después en un río.

La muerte de Aslan ha desatado una enorme indignción no solo en la calle, sino también a través de Internet. Más de seis millones de personas han tuiteado su nombre, y miles han aprovechado las redes sociales para compartir sus experiencias con el acoso y el abuso sexual, la mayoría de ellas mujeres, según ha informado la BBC.

La campaña nace en Azerbaiyán, donde la gran mayoría entiende el turco, y se extiende ya por Turquía. Cientos de azeríes se han vestido con minifalda y han inundado Twitter y Facebook con sus fotografías, en las que portan carteles con mensajes contra la violencia machista. Cerca de 1.500 personas han utilizado desde el miércoles el ‘hashtag’ #ozgecanicinminietekgiy, que podría traducirse por “ponte una minifalda por Ozgecan”, en honor a la joven asesinada.

“”Si una minifalda es responsable de todo, si una minifalda significa inmoralidad y no castidad, si una mujer que lleva una minifalda está enviando una invitación para que algo malo le ocurra, ¡nosotros también mandamos una invitación!”, publican los impulsores de la campaña en su página de Facebook.

Sólo unos pocos secundaron la iniciativa de ponerse minifaldas ya que “Es difícil para los hombres hacerlo”, admite en una conversación el estudiante Bulut Aslan. Él sí va ataviado con una falda gris hasta las rodillas y un gran cartel con la frase “Paso de ser hombre. Soy humano”. “Desde pequeños nos educan en el sexismo. Y al igual que a las niñas se les enseña que lo suyo es la casa, la cocina, los hijos, a los chicos se les enseña que deben ser duros, viriles… Es un problema para ambos”, reflexiona.  “Desde luego, las mujeres se llevan la peor parte, pero los hombres también debemos superar el sexismo que nos asigna un rol concreto en la sociedad”, insiste Aslan.

noticias_file_foto_956951_1424596509Como él piensa Hasan Mertoglu, también vestido con falda: “La educación nos enseña a poner a la mujer siempre en segundo lugar, es una mentalidad que se promueve desde el Gobierno. Vestirse como una mujer cuesta, porque a un hombre no se le supone que se pueda parecer a una mujer. Pero debemos reivindicar que somos iguales”.

La amplitud de la reacción contra el asesinato de Özgecan es que no se pudo encontrar ninguno de los pretextos habituales con los que parte de la sociedad justifica o disculpa las agresiones machistas, como explicó la feminista Aysun Eyrek. La muchacha no había bebido alcohol, el asesino no era su novio, ella no se había aventurado a la calle sola de noche y ni siquiera llevaba minifalda, detalló.

Esta idea, que la minifalda excusa o al menos explica el acoso o los intentos de violación, forma parte de la mentalidad patriarcal contra la que protestaron este sábado los hombres en la marcha de Estambul. “No hay ningún pretexto para el acoso”, rezaba uno de los muchos carteles en la marcha, junto a otros que exigían cadena perpetua para estos asesinos o denunciaban que “el hombre dispara, (y) la Justicia lo protege“.

En los últimos días, Internet bullía de denuncias sobre condenas livianas a hombres agresores o reducidas porque los asesinos confesos mostraban “buena conducta” durante el juicio. “Los juicios deben hacerse sin medias tintas”, exige Eyrek. “Hay que poner fin a las rebajas de condena y se deben aceptar las declaraciones de las mujeres en casos de agresiones y violaciones”. Según las feministas, las leyes en Turquía respecto a la violencia machista no son malas; lo que falla es su aplicación.

Las redes sociales han articulado en esta semana un movimiento social de rechazo al acoso y la violencia machista que va mucho más allá de los grupos feministas que llevan años denunciando esta lacra. “No he venido con amigos; vi la convocatoria en Internet y me apunté”, explica Hasan Mertoglu.

Tanto él como los demás hombres que tuvieron el valor de manifestarse con minifalda —la mayoría jóvenes, aunque hubo también algún señor con edad de estar jubilado— se vieron en todo momento rodeados por admiradoras que se querían fotografiar con ellos.

Los abrazos ante las cámaras dejaron claro que, para estos jóvenes, la solución para acabar con el acoso no pasa por la separación de mujeres y hombres en público, una idea sugerida por algunos diarios islamistas cercanos al Gobierno.

General, Islam , , , , , , , , ,

Cuatro mujeres transexuales asesinadas en lo que va de año en Estados Unidos

Jueves, 12 de febrero de 2015

Protesta-Marcha-Dia-Transfobia-realizada_LRZIMA20130608_0002_11Cuatro mujeres transexuales han sido asesinadas desde el comienzo del año 2015 en Estados Unidos. El perfil de las víctimas (tres mujeres de raza negra y una mujer latina) apunta además a que el factor racial agrava aún más la situación de un grupo que ya de por sí es el más vulnerable dentro del colectivo LGTB (en eso Estados Unidos no es diferente a América Latina o a la propia Europa). Al menos en tres de los casos se baraja un posible crimen de odio (el otro es un caso de violencia de género). Los activistas LGTB ven además con preocupación como la policía y los medios de comunicación parecen minusvalorar estos asesinatos, confundiendo el género de las víctimas y en algún caso hasta culpabilizándolas de lo sucedido.

Lamia Beard, de 30 años, fue tiroteada hasta la muerte el 17 de enero en Norfolk, Virginia. La propia policía, en el comunicado de prensa emitido al respecto, se refirió a Beard en masculino, pese a que según su hermana era evidente ya desde que encontraron su cuerpo sin vida que se trataba de una mujer transexual. Como denunciaba BuzzFeed, no faltaron además los medios que simplemente aprovecharon la noticia del asesinato para referirse a la prostitución de mujeres transexuales. “Si cancaneas a esas horas de la noche, ya sabes lo que hay”, eran de hecho las únicas declaraciones (de un comerciante del área en la que Beard fue asesinada) que recogía Virginian Pilot en su noticia.

Días más tarde, el 26 de enero, era también tiroteada Ty Underwood, de 24 años, en  Tyler (Texas). También de raza negra, y también presentada por algunos medios en masculino (como la emisora de televisión KLTV). Ninguno de los dos asesinatos, ni el de Beard ni en de Underwood, han sido aún aclarados, no pudiéndose descartar hasta la fecha que el odio tránsfobo fuera uno (o el principal) de los desencadenantes.

En el caso de Yazmin Payne, de 33 años, su cuerpo fue encontrado por los bomberos que acudieron a apagar un incendio en un apartamento de Van Nuys (en el área metropolitana de Los Ángeles, California). Había sido apuñalada, y todo apunta a que el incendio fue provocado tras el asesinato. En este caso -el único de los cuatro por el momento- sí hay un hombre detenido. Se trata de Ezekiel Jamal Dear, que se entregó voluntariamente, y que mantenía una relación con la mujer asesinada.

El cuarto y más reciente de los asesinatos es el de Taja Gabrielle De Jesus, de 36 años, apuñalada hasta la muerte el 1 de febrero en las escaleras de un edificio de San Francisco. De Jesús era colaboradora de TRANS: THRIVE, una organización trans local. Se desconocen los motivos del asesinato. Testigos afirman haber visto escapar del lugar a un sospechoso de raza negra.

Con cierta frecuencia nos hacemos eco de la sangría que supone la violencia tránsfoba en América Latina, la región del mundo que contabiliza más asesinatos de personas trans. Pero lo cierto es que también al norte del Río Bravo la comunidad trans, y muy especialmente la comunidad de mujeres trans, es la más vulnerable a la violencia y a la discriminación. Según informaba hace unas semanas Transgender Europe, del total de 1612 asesinatos de personas transexuales contabilizados entre 2008 y 2013, 100 de ellos han ocurrido en Estados Unidos.

Especialmente llamativo es además el factor racial, del que las cifras no dejan lugar a dudas. De los 18 asesinatos registrados específicamente como crímenes de odio en 2013 en Estados Unidos por la National Coalition of Anti-Violence Programs (NCAVP), 13 de ellas (el 72,2%) lo fueron de mujeres transexuales. Pues bien, 12 de ellas eran mujeres de color (afroamericanas o latinas). Parece claro cual es el grupo más vulnerable y sobre el que deberían focalizarse los máximos esfuerzos, también en los países -aparentemente- más desarrollados.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El gobierno extremeño anuncia de forma unilateral que considerará violencia de género el maltrato en el seno de parejas homosexuales

Martes, 25 de noviembre de 2014

índiceContará con un régimen sancionador que incluye multas de hasta 45.000 euros

La Junta de Extremadura, gobernada por el PP, aviva de nuevo la vieja polémica sobre si la violencia en el seno de parejas del mismo sexo puede equipararse o no a la violencia de género. En lo que bien podría ser visto como una utilización populista del asesinato del actor Koldo Losada a manos de su marido, el Gobierno extremeño ha anunciado que incluirá como violencia de género el maltrato entre parejas del mismo sexo dentro de la futura ley de igualdad y no discriminación de las personas LGTB. Un anuncio que ha pillado con el pie cambiado al principal colectivo LGTB extremeño, Fundación Triángulo Extremadura, que considera que el tema requiere una reflexión cuidada e insiste en que la violencia en el seno de parejas del mismo sexo y la violencia de género son realidades distintas.

“Los casos en los que una persona abusa con violencia psíquica o física de otra del mismo sexo o del sexo opuesto para destruir perversamente su autonomía o libertad son un ataque a toda la sociedad española, no solo a la víctima”, asegura el presidente Monago al anunciar una ley pionera en nuestro país.

La noticia saltaba este viernes, cuando el gobierno extremeño anunciaba que las personas víctimas de maltrato en el seno de parejas del mismo sexo contarían con el mismo grado de protección en la región que las víctimas de violencia de género, incluyendo una ayuda de 450 euros para garantizar la independencia económica durante nueve meses. Según el presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, “los casos en los que una persona abusa con violencia psíquica o física de otro del mismo sexo o del sexo opuesto para destruir perversamente su autonomía o libertad son un ataque a toda la sociedad española, no sólo a la víctima”.

Monago, es muy dado a estos golpes de efecto. De hecho, asegura que la norma está consensuada con las asociaciones de la región, y, sin embargo, sus representantes aseguran que, aunque se han mantenido reuniones, están muy sorprendidos con el anuncio. Algo que no tendría por qué ser fuente de polémica, si no fuera por la intención del gobierno extremeño -al menos eso parece desprenderse del anuncio- de considerar la violencia en el seno de parejas del mismo sexo como una forma más de violencia de género y de utilizar para ello la futura ley de igualdad y no discriminación de las personas LGTB, que el gobierno regional lleva más de año y medio negociando con Fundación Triángulo Extremadura. Todo ello sin que este colectivo tuviera noticia alguna de las intenciones de Monago. Es más, el presidente extremeño instaba al gobierno de España a modificar la ley nacional de violencia de género para incluir en ella a las parejas del mismo sexo.

La norma “abordará la violencia intergénero con la máxima contundencia”, según el ejecutivo autonómico, incluirá un régimen sancionador con multas de hasta 45.000 euros por discriminación sexual. Asimismo, contempla la creación de un cuerpo de profesionales sanitarios experimentados, especialmente en el ámbito de la transexualidad, e incide en la formación adecuada para docentes, alumnos y asociaciones de padres. También se avanza que la ley hace hincapié en el ámbito laboral, en la contratación, la búsqueda de empleo o la inspección. En el ámbito familiar, regula asuntos relacionados con la adopción, la filiación, las familias monoparentales, las parejas de hecho y los colectivos más vulnerables. Por último, el texto incide en el ámbito del lenguaje en los medios de comunicación o las nuevas tecnologías, así como en el ámbito del deporte o la juventud.

En un primer comunicado a los medios, difundido inmediatamente después del anuncio del gobierno extremeño, Fundación Triángulo Extremadura hacía saber que este aspecto “no se había reflexionado en las reuniones mantenidas entre Triángulo y el gobierno para abordar los contenidos de la ley”. “Triángulo Extremadura, que valora positivamente la preocupación del gobierno por este asunto y la comparte como no podía ser de otra manera, espera conocer en breve en qué términos el gobierno pretende incluir en la ley contra la homofobia y transfobia en la que se está trabajando la violencia en parejas del mismo sexo”, añadía este primer comunicado.

Triángulo destacaba que “este debate es sensible y requiere una reflexión cuidada” y precisaba que no podía hacerse de espaldas a las entidades que trabajan y lideran la lucha contra la violencia de género en Extremadura.

Fuente Hoy.es

General, Historia LGTB , , , , , , ,

La Justicia Andaluza considera que el asesinato de Sabrina a manos de su pareja no es violencia de género

Lunes, 14 de julio de 2014

noticias_file_foto_822240_1405079598El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha decidido no aplicar la Ley de Violencia de Género española en el caso de Sabrina, una mujer transexual asesinada a manos de su pareja masculina en noviembre de 2012 en la localidad malagueña de Fuengirola.

El Tribunal ha ratificado la sentencia condenatoria al hombre con una pena total de 11 años y seis meses de prisión, y sí se desestima el recurso presentado por la acusación particular contra la sentencia dictada por la Audiencia de Málaga, tras el veredicto de culpabilidad de un jurado.

El tribunal popular declaró al acusado culpable de un delito de homicidio, al considerar probado que un día de noviembre de 2012 se inició una discusión entre el hombre y su pareja, “que se identificaba como Sabrina”, en el transcurso de la cual el procesado, “siendo consciente del grave riesgo” que creaba, le “asestó una puñalada” en la zona pectoral, produciéndole lesiones en el pulmón, lo que le provocó la muerte.

El jurado consideró que el acusado estaba bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Además, determinó que tenían una relación análoga a la conyugal, pero que el acusado, que “se sentía menospreciado por las relaciones sexuales que la víctima mantenía con otros hombres a cambio de dinero”, cometió los hechos “debido a la ofuscación o conmoción que supuso la actitud previa mantenida por el fallecido” (el texto lo dice en masculinos, pero lo correcto sería decir “fallecida”).

Asimismo, consideró que el ataque con el cuchillo no fue sorpresivo ni impidió a la víctima defenderse. Por esto, se le condenó al acusado a 11 años y seis meses de prisión por un delito de homicidio, con las atenuantes de embriaguez y de arrebato u obcecación; y la agravante de parentesco. Asimismo, se le impuso el pago a la madre de la fallecida de 86.018 euros como indemnización por los daños morales.

REACCIONES DE LOS COLECTIVOS

El Tribunal, sin embargo, ha decidido no aplicar la ley de Violencia de Género porque ha considerado la relación de la pareja únicamente de “parentesco”. Esta circunstancia ha desatado la indignación de los colectivos LGBT andaluces.

La Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA), también ha mostrado su disconformidad. “Celebro que se haya ratificado la sentencia, pero me parece insuficiente, porque como está el régimen penitenciario, este individuo cuando pasen cinco años puede estar en la calle por buen comportamiento. Esto no es maduro en una sociedad democrática. Para acabar con estas conductas violentas que no caben dentro de nuestra sociedad, las condenas deberían ser cumplidas íntegramente”, manifiesta Mar Cambrollé, Presidenta de la asociación. “No me parece bien que no se aplique en este caso la Ley de Violencia de Género; existe una circular del Fiscal General del Estado de 2011 que especifica que las mujeres transexuales tienen que ser consideradas como mujeres en todos los aspectos. Sabrina era una mujer a efectos de hecho, para ser una mujer no hace falta un informe médico, se es y punto. Es un desatino que ocurra este tipo de hechos en una Comunidad que enarbola la bandera del progreso pero después enseña la otra cara de la moneda”, añade.

“Con la Ley Integral de Transexualidad recientemente aprobada, cuando sea efectiva, esto no va a pasar, porque el género es autodeterminado. Por cierto, que el hito de la aprobación de esta ley, que nos reconoce de pleno derecho, no se ha celebrado suficientemente, a pesar de tratarse de un acontecimiento histórico”, apunta Cambrollé.

“Valoramos positivamente la ratificación por parte del TSJA de la sentencia condenatoria pero a la vez lamentamos y creemos que más condenas de este tipo deberían haber por parte de los muchos casos y denuncias que aumenta por razones de odio por la orientación sexual y la identidad de género” señala Antonio Ferre, presidente de Andalucía Diversidad LGBT, asociación perteneciente a COLEGAS. “Creemos que las parejas LGBT estamos siendo injustamente tratadas por la ley cuando hay violencia doméstica, ya que se nos considera únicamente una relación de ‘parentesco’ y no reconoce la relación de poder desigual que ejerce una persona sobre otra, y por tanto no se aplican los agravantes que prevee la Ley de Violencia de Género. Instamos a ampliar la Ley de Violencia de Género para que contemple la violencia doméstica en las parejas LGBT, y de esta forma estemos mejor protegidos y haya igual aplicación de justicia para todos”, añade.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Transexual en Honduras: con la muerte en los talones

Sábado, 28 de junio de 2014

6a00d8341bfb1653ef01a3fd25c44e970b-400wiPor: Mercè Rivas Torres | 27 de junio de 2014

“Está dura, ¿la botamos o la troceamos?”. Estas fueron las últimas palabras que, medio inconsciente, escuchó la hondureña Alejandra antes de que echasen su cuerpo por un barranco. A sus 34 años, explica a EL PAÍS su historia y su pecado: ser transexual. Ahora vive en Madrid, el Gobierno le ha concedido el estatuto de refugiada, trabaja de limpiadora y dice tener una pareja que la quiere, aunque ella sigue desconfiando de todo lo que le rodea.

No puede olvidar la frase: “Esta dura, ¿la botamos o la troceamos?”. La dijeron los mismos hombres que la secuestraron, según su relato siguiendo órdenes de la policía, por el hecho de ser una conocida luchadora por los derechos de los transexuales. Pensaron que había muerto tras las duras torturas recibidas.

“Cuando descendía violentamente, con las manos y pies atados por el barranco quisieron rematarme con varios disparos, pero estaba viva”, explica Alejandra desde el Centro de Acogida de CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado). Pero en esos segundos de desesperación pudo recordar cómo una noche un grupo de cinco hombres tiraron la puerta de entrada de su casa y la anestesiaron con un algodón que le introdujeron en la boca.

Durante un mes fue golpeada, le cortaron al cero el pelo, la violaron, se orinaron sobre ella y, sin dejarla descansar, volvían de nuevo a pegar, a violar, a orinar. “No podía cerrar los ojos de lo hinchados que estaban, pero quizás uno de los peores momentos fue cuando me clavaron un punzón en la cabeza y después me lo intentaron clavar dentro de la boca” recuerda con fuerza Alejandra.

No sentía su cuerpo y en varias ocasiones se quiso suicidar. “Me intenté comer el algodón de un colchón pero no tuve éxito, después me quise ahorcar pero se me cayó el alambrado encima. Sólo le pedía a Dios que se me llevase”, se lamenta. Cuando llegó al fondo del barranco, se dio cuenta que además de recibir dos balazos se había roto varios huesos. “Gracias a una vecina pude salir de allí, me dio una bata azul y algunas monedas con las que pude llamar a mi madre”, explica emocionada.

La familia la llevó al centro Renacer y allí durante varios días le estuvieron cuidando las heridas hasta que el grupo Arco Iris, que defiende los derechos de gais, lesbianas y transexuales, la ayudó a salir del país vía Nicaragua.

Tras una mala experiencia en ese país y con la ayuda de su amiga Alaska llegó a Río de Janeiro. Pero las pesadillas de lo vivido no la dejaban ni vivir ni dormir. Su vida continuaba siendo una pesadilla. Hasta que un buen día, su madre -la cual en este intervalo de tiempo sufrió dos infartos-, le comunica que tras muchos años de convivencia, su padre y ella han decidió casarse por la iglesia.

En Honduras muchas parejas comienzan casándose por lo civil y cuando ya tienen cierta posición económica, lo hacen en un altar. “Mi madre me dijo que volviese al país, que su mayor ilusión es que yo, como peluquera de éxito que había sido, tenía que ser quien la maquillase y la peinase para la boda”, comenta sonriendo Alejandra mientras me enseña una y otra vez fotos de su madre en el móvil.

6a00d8341bfb1653ef01a511d54bc8970c-400wiPero su estancia en Honduras volvió a ser complicada. Se tuvo que ir a vivir a un pequeño pueblo, Jesús de Otoro, para que nadie la reconociese. El día de la boda todos los asistentes se quedaron muy impresionados al verla, ya que pensaban que realmente Alejandra había muerto en el barranco.

“Al día siguiente tuve que salir corriendo de Tegucigalpa y volver de nuevo a la montaña, pero rápidamente me localizó la policía. Lo que ocurre es que esta vez en lugar de apuñalarme a mí lo hicieron a mi mejor amiga ya que nos confundieron por la calle”.

En ese momento tuvo claro que no podía vivir en un país en donde gobernaba el presidente Porfidio Pepe Lobo, que había dicho nada más llegar al poder que iba a acabar con la mayor “lacra del país”. No se refería a las Maras (violentos grupos que  se dedican a la extorsión y el robo u operan como sicarios de los cárteles del narcotráfico), sino a los transexuales. Era su gran obsesión. La situación no ha cambiado con el presidente actual, Juan Orlando Hernández.

Un informe, elaborado por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos denunciaba constantes asesinatos a abogados, periodistas, gays, transexuales o maestros, con el agravante de que todos los casos siguen en la impunidad. Más de medio centenar de miembros de la comunidad LGTB fueron asesinados en los últimos tres años de la administración Lobo y se calcula que hay cientos de desaparecidos. En estos momentos se calcula que hay en Honduras alrededor de 500 asesinatos mensuales.

Ante tal situación, los padres de Alejandra vendieron sus pertenencias y sacaron del banco los únicos ahorros que tenían para comprarle un billete para España. Atrás dejaba muchos recuerdos. Algunos buenos pero muchos muy duros, ya que en plena adolescencia se tuvo que ir de su casa, ya que sus padres la rechazaban por querer ser una chica. Al principio se sentía bien  simplemente como un chico gay, pero poco a poco sintió la necesidad de convertirse en una mujer. El primer paso fue dejarse el pelo largo.

Junto a su transformación física llegó también la combativa y comenzó a militar en la organización Arco Iris llegando a ser dirigente. Pero junto a esta lucha por defender los derechos de los transexuales llegaron los insultos, las palizas en medio de la calle, los atropellos de coches o las persecuciones de las Maras. Honduras está catalogado como el país más violento del mundo, según Naciones Unidas. Su tasa de homicidios es de 90,4 por cada 100.000 habitantes.

Al aterrizar en Barajas, Alejandra pensó que a partir de ese momento ya podría vivir con tranquilidad, pero todavía le quedaba un último obstáculo que superar. La policía le denegó la entrada y le hizo firmar una orden de expulsión, pero horas antes de subir de nuevo en un avión con destino Honduras un abogado de CEAR se acercó a ella y le informó que tenía derecho a pedir asilo político, ya que en su país estaba siendo perseguida y si retornaba lo más seguro es que fuese asesinada.

Ahora, Alejandra, con la seguridad que le da estar legalmente en España, sueña con poder vivir tranquilamente con Oscar, su novio pintor, y poder seguir trabajando. Por ahora, y hasta septiembre, lo hace como limpiadora pero su sueño es volver a ser peluquera como lo era en Honduras, donde llegó a regentar dos peluquerías. Mientras tanto prepara su currículum para entregarlo en las peluquerías de Madrid.

Fuente El País, blog Mujeres

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

El párroco de Canena pide perdón

Viernes, 9 de mayo de 2014

el-parroco-de-canenaExpresa su “absoluta condena a toda clase de violencia contra la mujer”

“Nunca he defendido ni voy a defender ningún tipo de violencia, como Cristo nos enseña”

El párroco de Canena (Jaén), Pedro Ruiz, ha querido expresar este jueves suabsoluta condena a toda clase de violencia contra la mujer tras “toda la repercusión” que ha producido la homilía que pronunció el pasado domingo en una misa de Primera Comunión, en la que comentó que hace 30 años “a lo mejor un hombre se emborrachaba y llegaba a su casa y le pegaba a la mujer, pero no la mataba como hoy“.

En un comunicado emitido este jueves “desde la serenidad”, algo “difícil” para él “en fechas pasadas”, el sacerdote quiere “dejar claro que nunca” ha realizado “apología de la violencia de género”. “Por desgracia, algunos han interpretado que, con mis palabras, aprobaba que se pegara a la mujer y condenaba que se las matara. Ambas opciones son totalmente inaceptables, apostilla.

En esa línea, subraya que jamás justificaré ninguna clase de violencia ni verbal ni física contra las mujeres, y puntualiza que en su sermón “tan sólo” intentó “explicar que la ausencia de valores morales en nuestra sociedad conduce a tragedias como la violencia de género”.

Nunca he defendido ni voy a defender ningún tipo de violencia, como Cristo nos enseña en el Evangelio, reitera el cura antes de concluir su comunicado pidiendo perdón a todas las personas que se hayan podido ofender” por sus comentarios “sobre este tema”.

El texto íntegro del comunicado es el siguiente:

«Desde la serenidad, difícil para mí en fechas pasadas, y ante toda la repercusión que han tenido en los medios de comunicación y en las redes sociales mis palabras, en la homilía del pasado domingo, quiero dejar claro que nunca he hecho apología de la violencia de género. Por desgracia, algunos han interpretado que, con mis palabras, aprobaba que se pegara a la mujer y condenaba que se las matara. Ambas opciones son totalmente inaceptables.

Jamás justificaré ninguna clase de violencia ni verbal ni física contra las mujeres. Tan sólo intenté explicar que la ausencia de valores morales en nuestra sociedad conduce a tragedias como la violencia de género. Nunca he defendido ni voy a defender ningún tipo de violencia, como Cristo nos enseña en el Evangelio.

Pido perdón a todas las personas que se hayan podido ofender por mis comentarios sobre este tema pero reitero mi absoluta condena a toda clase de violencia contra la mujer».

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.