Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Braulio Rodriguez’

Braulio Rodríguez, arzobispo de Toledo: “Decir que un hombre puede ser hombre o mujer cuando y como quiera es una mentira”

Viernes, 25 de octubre de 2019

braulio-rodriguez_270x250No se entera de nada…

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha avisado de la “destrucción o el agotamiento sistemático de las fuentes de la vida —el suelo, el agua y el aire—” y ha defendido la “convivencia amistosa con la tierra y con el prójimo” y la necesidad de “conseguir una reconciliación con la tierra”, convencido de que los “esfuerzos por hacer de este mundo un hogar han terminado en fracaso”.

En su escrito semanal, que ha titulado El arte de cuidar la casa común’ el arzobispo apela a ese cuidado ya que, sin él, ha añadido, “todo se volverá contra nosotros, sobre todo contra los más pobres”.

Monseñor Rodríguez opina que del fracaso en este sentido “dan testimonio nuestras huidas del mundo virtual y nuestra dependencia creciente de sustancias estimulantes, de antidepresivos, de antiácidos, de consumo de espectáculos que alientan los poderes públicos en gran parte”.

Todo ello “es una prueba de nuestra indisposición o incapacidad para hacer de este mundo un hogar, para encontrar en nuestros lugares y en nuestras comunidades, en nuestros cuerpos y en nuestros trabajos, un lugar gozoso de descanso. Y lo que es quizás más dañino: estamos enseñado a generaciones enteras de niños a que consideren nuestras formas de vida cargadas de ansiedad como la norma a seguir”.

Asegura que el Papa Francisco y otros muchos luchan “por todo lo contrario”, aunque precisa que “no se trata de volver todos al campo, a los pueblos vacíossino de “conseguir una reconciliación con la tierra, con el prójimo, con Dios: un camino que se fundamenta en el reconocimiento del lugar que nos corresponde en la inmensidad del universo”.

El carácter destructivo de nuestro cacareado progreso no siempre ha sido evidente, sino que, despreciando todas las actividades agrarias y sus sensibilidades, sólo pensamos en la oferta de recursos naturales que no basta para nuestras demandas de ellas”, expresa el arzobispo, que pone como ejemplo de ellola erosión y el envenenamiento del suelo, la contaminación y el agotamiento del agua, el fuego para, engañosamente, tener nuevas disponibilidades de recursos, sin pensar en los habitantes del medio donde están esos recursos”.

Recordando que el Papa Francisco clausurará el Sínodo de los Obispo de la Amazonía, alude también en su escrito semanal a la deforestación de esta zona del planeta para considerar que “no es algo sin importancia, porque, además despreciamos a los nativos, como nos reímos de los que viven en el medio rural de nuestra patria; con la destrucción de las comunidades rurales, que se despueblan por no atender a un desarrollo sostenible, que vea posibilidades para no abandonar nuestros pueblos”.

En último término, se refiere a la existencia de una sociedad sin dimensión ética y moral, preguntándose “de quién nos fiaremos” si se huye de la verdad. “Es más cómodo decir que un hombre puede ser hombre o mujer cuándo y cómo quiera. Pero eso es una mentira, porque la biología es determinante: una mujer es una mujer y un hombre es un hombre. ¿Qué reflexión harán quienes aceptan la ideología de género sin una actitud meramente crítica?”, concluye.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

Arzobispo de Toledo: “No creo en la igualdad de género”

Sábado, 13 de julio de 2019

braulio-rodriguez_270x250Qué matraca, Dios mío… ¿por qué no lee un poquito para ilustrarse su ilustrísima?

Carga contra el “pensamiento único” y “radicalismo” de la ‘ideología de género’

“Creo en la igualdad entre el sexo femenino y el sexo masculino, esto es, entre los seres humanos. Creo, pues, en la igualdad de sexos”, matiza Braulio Rodríguez en su escrito semanal

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha afirmado que la ideología de género no es la solución para vencer al “machismo inaceptable” que sigue en la sociedad cuya erradicación, según añade, impide que sigan muriendo mujeres “injustamente y algún hombre”. “De ningún modo”.

En su escrito semanal, Rodríguez afirma que no cree en la igualdad de género.

“Creo en la igualdad entre el sexo femenino y el sexo masculino, esto es, entre los seres humanos. Creo, pues, en la igualdad de sexos”, manifiesta el arzobispo toledano.

“No me gusta la desigualdad por la que la mujer sufre en tantos campos; detesto la violencia contra la mujer y, por supuesto, condeno sin ninguna clase de dudas las muertes que hombres-habría que decir ‘el macho’– comete contra la mujer; como también detesto las muertes de niños por ser niños, de adultos y de ancianos, como me duele que haya quienes mueren por falta de seguridad en el trabajo, por ahorrarse un dinero, o por tantas discriminaciones que se dan en la sociedad humana”, ha argumentado.

No obstante, se reafirma en que no cree en la igualdad de género. “¿Por qué razón? Porque, aunque no existe ninguna diferencia en cuanto a la dignidad y a los derechos fundamentales entre hombre y mujer, hay diferencia entre sexo masculino y el sexo femenino. Lo cual no me impide ver la igualdad radical entre las dos partes que constituyen la humanidad: la mujer y el hombre”.

Bajo su punto de vista, hay diferencia entre los sexos, aunque éstos son complementarios, y las diferencias entre hombre y mujer no se deben “simplemente” a una cuestión de género, cultura, educación o mala educación, o asignación de roles. “Pero no me escandalizo porque niños y niñas, por ejemplo, jueguen a juegos que no sé por qué tiene que ser de niños o de niñas”.

“Acepto o entiendo que existan quienes defienden la igualdad de género. No tengo por qué ser partidario del pensamiento único. Por eso mismo, me parece muy radical la postura de los que consideran que quienes no aceptamos la igualdad de género, tan marcada hoy en nuestra sociedad, somos retrógrados, o de pensamiento inferior. Mucho menos que odiamos a las mujeres. En absoluto”, indica el arzobispo toledano.

Con todo, afirma que el “mayor radicalismo” es el que impera en occidente, con Europa y España incluidas, el que defiende que solo la “opción género” es válida y todas demás explicaciones sobre qué es el ser humano, el hombre y la mujer, deben desaparecer. “Según ellos, están superadas”.

Y nos ha llamado la atención la respuesta del anterior concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de San Sebastián:

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez denuncia el “acoso y desprestigio” que sufre la Iglesia porque “no se pliega” a la ideología de género

Lunes, 22 de abril de 2019

arzobispo-Toledo-Misa-Crismal_2113598623_13525812_660x371Polémica homilía del arzobispo de Toledo en la misa crismal

El primado cree que la ideología de género “recuerda la rancia lucha de clases, esta vez entre mujer y hombre”

“La Iglesia defiende casi sola la complementariedad entre sexos, mujer y varón; no acepta el aborto como derecho de la mujer, ni la eutanasia como forma de acabar con la vida”

“No quiero ocultaros ni a vosotros, ni a los fieles que celebran con nosotros esta Misa, la situación de acoso y desprestigio que recibe la Iglesia y sus sacerdotes en estos momentos”. El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, trazó ayer un crudo panorama sobre la situación actual, durante la misa crismal celebrada en la catedral primada.

Durante su homilía, Braulio denunció que la Iglesia “es la única institución que, en nuestra cultura dominante, en estados, países y pueblos, no se pliega a las exigencias de una política social y económica del capitalismo salvaje y liberal a ultranza que descarta a tantos y olvida a los más pobres”.

Tampoco, señaló el arzobispo, ante “otras visiones del mundo de signo contrario, que manejan la ideología de género” que, en su opinión, “recuerda la rancia lucha de clases: esta vez entre mujer y hombre. La Iglesia defiende casi sola la complementariedad entre sexos, mujer y varón; que no acepta el aborto como derecho de la mujer, ni la eutanasia como forma de acabar la vida”.

Doblegar a la Iglesia

Ante 300 sacerdotes de la diócesis, Braulio Rodríguez añadió que se busca “doblegar” a la Iglesia en la sociedad para que “acepte visiones sobre el ser humano que la antropología cristiana contempla como contrarias a lo que ha recibido de la Tradición cristiana”.

Para ello, denunció, la sociedad se “apoya en el pecado de los hijos de la Iglesia; sobre todo en nuestros posibles pecados, los sacerdotes”. “Queridos hermanos sacerdotes: pensad cuánto ansían tantas gentes oír las palabras que sólo los labios de un sacerdote pueden pronunciar. Cuántas veces esperan que alguien pueda decirles: “Yo te absuelvo de tus pecados”, si no es un sacerdote”, concluyó el arzobispo.

Iglesia Católica , , ,

“Por ser mujer”, por José Arregi

Jueves, 8 de febrero de 2018

especial-feminicidios-1249x500Leído en su blog:

“¿No vas a escribir sobre el asesinato de mujeres a manos de sus maridos?”, me preguntó mi mujer hace unos días. “¿Otra vez? –le respondí–. Además, se está escribiendo tanto…”. Así quedó. Pero luego, como tan a menudo (no me dirás que no, Itziar) recapacité. Y aquí vengo, uniendo mi voz insignificante al grito de tantos.

Las cifras están ahí, son escalofriantes: 55 en el estado español, desde Estefanía, de 24 años, arrojada por la ventana por su pareja en Madrid el 1 de enero, hasta Arancha (que en vasco significa espina), de 37 años, acuchillada por su pareja delante de sus tres hijos menores en Azuqueca de Henares (Guadalajara) el 28 de diciembre, día de los santos inocentes. Nadie somos inocentes.

Pero más allá de las cifras y las denuncias, más allá también de los juicios y de las penas impuestas a los culpables, una doble pregunta se impone si queremos ser responsables, y la responsabilidad es lo fundamental y nos atañe a todos: ¿por qué siguen tantos hombres matando a “sus” mujeres? y ¿qué podemos hacer para evitarlo?

Digo “siguen matando”, pues, hasta donde mi información alcanza, los feminicidios y la violencia de género en general no son ahora un fenómeno más grave y frecuente, en términos relativos, que hace 60 años o hace siglos. Solo que ahora se denuncian y salen más a la luz, gracias en primer lugar a ellas, las mujeres, porque han gritado “basta ya”, aunque su grito y el nuestro no es aún común ni basta todavía.

¿Por qué siguen maltratando los hombres a sus mujeres, hasta el punto más terrible de matarlas? En el fondo se debe a eso, a que ellos las consideran “suyas”, a que aún llevamos inscrito en los genes el instinto de dominio y lo aplicamos sobre todo lo que tenemos más cerca y es más débil, también sobre la mujer, por ser mujer, por no ser varón.

Podemos ser los animales más tiernos, pero también los más crueles. Y la raíz del problema es el patriarcalismo que, desde hace milenios, ha dominado casi todas las culturas conocidas y ciertamente todas las religiones. El patriarcalismo que nos ha llevado a creer que el hombre es superior a la mujer, que tiene derechos sobre ella y puede pegarla e incluso matarla si ella se resiste, ¿quién se ha creído?

¿Y qué podemos y deberemos hacer para erradicar de nuestros genes y de nuestras instituciones ese patriarcalismo violento? ¿Aumentar las penas, hasta “la prisión permanente revisable”? Para las víctimas, incontables, la cárcel siempre llega tarde. Y está demostrado que no resocializa a los criminales ni disuade a los autores de futuros crímenes. ¿Seremos incapaces de buscar algún medio más humano y eficaz para lograr esos fines que aducimos para justificar la prisión? En cuanto a las víctimas, solo las honraremos y les haremos justicia verdadera si nos dejamos inspirar por su memoria y sus sueños, si abrimos los ojos, si somos sensibles, si no toleramos que la mujer siga siendo inferior al hombre en ningún campo de la vida familiar, social, laboral, política; por poner unos ejemplos: que, trabajando más, posean solamente el 10 % del dinero existente y sufran el 70 % de la extrema pobreza y el 80 % de la desnutrición que padece la humanidad, y que ocupen solamente el 23 % de los puestos parlamentarios, el 17 % de los puestos ministeriales y el 24 % de los puestos de dirección económica, y así en casi todo.

Creo que aquí se impone una referencia especial a la institución eclesial, la más patriarcal de todas. Es insólito que muchos obispos enseñen todavía que, al abandonar la religión, la sociedad se deshumaniza y aumenta la violencia de género. Insólito me parece que el obispo de San Sebastián José Ignacio Munilla haya criticado recientemente la última entrega de una conocida serie porque “se ha infiltrado en ella la ideología dominante del feminismo”. Insólito y atroz es que Braulio Rodríguez, arzobispo primado de Toledo, haya llegado a sugerir hace diez días que lo que ellos llaman “ideología de género” está en el origen de los asesinatos de género.

La memoria de las mujeres víctimas urge a la Iglesia a superar ese patriarcalismo que lleva prendido desde casi sus orígenes, a volver al evangelio igualitario de Jesús, a lamentar que el papa Pío XI, fiel a la tradición, en 1930 enseñara todavía que el amor implica “la sumisión solícita de la mujer así como su obediencia espontánea” al marido, y a reconocer que el Espíritu de Dios o de la Vida se expresó mucho mejor en el poeta ateo, comunista, Louis Aragón cuando en 1963 escribió: “el futuro del hombre es la mujer. Ella es el color de su alma. Ella es su rumor y su ruido. Y sin ella él no es más que un blasfemo”.

José Arregi

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

El arzobispo de Toledo Braulio Rodríguez, alerta del avance “vertiginoso” de la ideología de género

Sábado, 13 de enero de 2018

braulio-rodriguez_270x250Por Dios qué cansinos son…

La tacha de “discutible” y “peligrosa” y la vincula con “disfunciones en la relación hombre-mujer”

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha alertado del avance “vertiginoso” de la ideología de género y ha rechazado que en la educación afectivo-sexual solo se tenga en cuenta esta ideología para resolver problemas “urgentes” de la sociedad como la violencia en la familia y el machismo “rechazable”.

En su escrito semanal, difundido este miércoles, el arzobispo ha reflexionado sobre la responsabilidad de la educación y sobre que cada vez más hay “más preocupación” en los padres y madres sobre la “libertad” que tienen a la hora de escoger el tipo de educación que desean para sus hijos.

También hay, ha apuntado, otros “muchos” padres queno se han percatado de la situación de riesgo que corren sus hijos de ser educados moralmente por otros en lo relativo a uno de los aspectos más importantes de la persona humana: su sexualidad y el modo de educar esta dimensión afectivo-sexual de modo adecuado”.

Ahí ha incidido monseñor Rodríguez en la ideología de género, que “avanza vertiginosamente” y cuyos defensores se encaminan hacia un pensamiento único aunque lo hagan con la “buena voluntad” de solucionar problemas “urgentes” de la sociedad, como la violencia en las familias y el machismo.

A su juicio, “es rechazable que en la educación afectivo-sexual se tenga en cuenta únicamente los criterios de esa ideología y su metodología, bastante discutible y peligrosa.

Ha apuntado que a la hora de resolver el problema de la igualdad de sexos no hay que considerar únicamente la cuestión de género sino que hay otros modos de abordarlo, entre ellos conociendo la antropología cristiana “de base humanista y respetuosa con lo que el ser humano es”.

El arzobispo de Toledo se ha referido, en este sentido, a “asignaturas inquietantes” o anteproyectos de ley para una sociedad libre de violencia de género que “preocupan y mucho” porque pueden suponer “merma de libertad en los padres y en sus hijos una educación moral y afectivo-sexual sesgada”.

Al hilo de su escrito semanal se ha referido a las VI Jornadas de Pastoral que se celebrarán este próximo fin de semana en el colegio Infantes de Toledo y que serán “una ocasión privilegiada de formarse para evangelizar”, sobre todo para padres y abuelos.

Las jornadas se estructuran en tres bloques, educación y familia, educación y Sociedad, y educación y escuela, que son “fundamentales” para abordar distintos retos relacionados con la educación.

“Sin tener en cuenta cómo se está abordando los problemas y la educación afectivo-sexual por los poderes públicos, serán cada vez mayores las disfunciones en la relación hombre-mujer. Seguiremos criando personas inmaduras incapaces de mantener el respeto hacia el otro, de salir de sus propios intereses y, lo que es peor, sometidos a modos de vivir que llegan, como estamos viendo, hasta matar el hombre a la mujer, ha señalado.

Braulio Rodríguez ha resaltado que “no se arregla todo con superar desigualdades” entre hombre y mujer, sino en “conseguir una complementariedad” que inscrita en el ser de cada persona.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , ,

El arzobispo de Toledo Braulio Rodríguez vincula la violencia de género con la ausencia de “un verdadero matrimonio”

Martes, 5 de enero de 2016

braulio-rodriguez_270x250Obsérvese el lema de “Renace la alegría” del cartel en contraste con su cara de “alegría de la huerta”… Pura falsedad. Definitivamente estos obispos no han leído el Evangelio… Qué barbaridades pueden llegar a decir… Y esa obsesión con la inexistente ideología de género que les lleva a mal traer es ya de psicoanalista…

“La mayor parte de las mujeres que mueren lo son porque sus maridos no las aceptan”

Braulio Rodríguez sostiene que “la reacción machista tiene su origen en que ella ha pedido la separación”

“Dejémonos ya de las zarandajas que la ideología de género enturbia. Cuando digo que no hay verdadero matrimonio, no estoy pensando sólo en el matrimonio canónico; también en el civil, ante el representante del Estado”

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha tachado de “estupendo” que las mujeres amenazadas por la violencia de género hagan pública su situación, para poder así evitar los crímenes con “nuevos mecanismos de alerta”. A su parecer, el problema “serio” es que en “esas parejas” no ha habido “verdadero matrimonio”.

“Dejémonos ya de las zarandajas que la ideología de género enturbia. Cuando digo que no hay verdadero matrimonio, no estoy pensando sólo en el matrimonio canónico; también en el civil, ante el representante del Estado”, ha asegurado en la publicación Padre Nuestro, editada por la diócesis.

En este sentido, el primado de España ha señalado que la “mayor parte” de las mujeres que mueren en manos de sus maridos es porque “no las aceptan, las “rechazan” por no aceptar “tal vez” sus imposiciones o que, según el arzobispo, la “reacción machista tiene su origen en que ella ha pedido la separación”. En este sentido, Rodríguez se pregunta que “¿cómo se puede pensar en una relación personal entre hombre y mujer sin las más elementales disposiciones para vivir en común?”, asegurando que sólo habla de matrimonio, y no en otro tipo de uniones, “donde casi lo único que les une es lo físico, lo genital y poco más”.

Braulio Rodríguez señala que al casarse se debe entregar la “delicadeza” de una actitud “no invasora”, para renovar la confianza, respeto y amor. “Estas cualidades cuando es más íntimo y profundo el afecto, tanto más exige el respeto de la libertad y la capacidad de esperar”. Por otro lado, el arzobispo señala que se debe dar gracias por lo que se hace en su favor y también “pedir con frecuencia perdón”. Esto es para el primado, una palabra “díficil pero necesaria”, para que las “pequeñas grietas no sean fosas profundas“.

Rodríguez se ha mostrado también preocupado por los asesinatos “masivamente” cometidos por varones contra mujeres, y también se ha mostrado molesto por las familias que “por doquier se rompen”, ya que, en su opinión, esta ruptura está experimentando un “continuo crecimiento”. “Pienso que a nuestros responsables políticos y sociales no les preocupa tanto el dato, cuando con tanto ahínco han luchado para que se implante el llamado divorcio exprés, ha manifestado.

Por eso, ha reprochado a los mandatarios que “sólo” manifiesten que hay que endurecer las leyes y la prevención en los casos de violencia de género. “El ser humano es interioridad y poco se puede hacer si no se cambia por dentro”, afirmó Rodríguez, quien señaló que no se debe denominar “simplemente” ‘violencia de género’ y que se ha “asombrado” al ver cómo los partidos trataron el asunto en sus programas.

(RD/Agencias)

General, Iglesia Católica , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.