Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Trabajo’

La Federación Estatal LGTBI+ celebra el acuerdo sobre el Conjunto Planificado de medidas para la diversidad LGTBI+ en la empresa

Viernes, 7 de junio de 2024

IMG_5216

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más (FELGTBI+) aplaude el Real Decreto por el que se desarrollará el Conjunto Planificado de medidas relativas a la igualdad y no discriminación LGTBI en las empresas. El acuerdo se ha alcanzado entre el Ministerio de Trabajo, la patronal, los sindicatos y los colectivos LGTBI+ y se ha anunciado este lunes por la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

Según revela una investigación elaborada por la agencia 40dB para la Federación Estatal LGTBI+, casi una de cada 10 personas LGTBI+ ha sufrido trato desigual por ser LGTBI+ en la empresa en el último año. Además, solo tres de cada 10 personas LGTBI+ (35%) ha visibilizado su orientación sexual y/o su identidad de género ante sus compañeros y compañeras de trabajo; un 13% ante sus superiores y un 10% frente a la clientela y proveedores.

“España va a convertirse en el primer país del mundo en legislar en esta materia”

Y es que, tal y como denuncia la presidenta de la Federación Estatal LGTBI+, “la discriminación genera empobrecimiento por lo que es imprescindible que se aprueben medidas que garanticen la igualdad de oportunidades para las personas LGTBI+ en el ámbito laboral”. Así, ha celebrado que España vaya a convertirse en el primer país del mundo en legislar en esta materia. “Es un logro compartido, fruto del trabajo conjunto de los colectivos y demás agentes sociales y la Administración”, ha destacado.

Además, la Federación destaca que el acuerdo incluye un protocolo para el acompañamiento laboral a personas trans para evitar la discriminación en la contratación y facilitar la transición en la empresa.  Tal y como explica Sangil, “debido a las distintas violencias que han sufrido a lo largo de su vida, las personas trans llegan con una mochila distinta al resto de la población cuando se enfrentan a una incorporación laboral.

“El desconocimiento generalizado de las realidades trans provoca con frecuencia sesgos inconscientes y/o discriminaciones en el puesto de trabajo. Por eso, es imprescindible que las empresas tengan protocolos que incluyan formación a todo el personal, para garantizar que la persona que se incorpora lo haga en un espacio seguro”, ha defendido.

NOTA. Anuncio Trabajo

Fuente FELGTBI+

General, Historia LGTBI , , , , , ,

“Trabajar por la justicia”, por Miguel Ángel Mesa

Miércoles, 15 de mayo de 2024
Comentarios desactivados en “Trabajar por la justicia”, por Miguel Ángel Mesa

De su blog Otro mundo es posible:

IMG_4536

«El reinado de Dios es un mundo en el que reine la paz con justicia y la solidaridad universal» (Xavier Alegre).

No es un mal de hoy la falta de justicia. Desde que el ser humano se organiza socialmente surge el egoísmo, la falta de equidad, la opresión de uno sobre otros. Ni siquiera las épocas de bonanza económica se libran de la desigualdad y el menosprecio de unas clases sobre los demás. Pero, como estamos observando, es en los tiempos de crisis, como la actual, ocasionada por los bancos y las grandes empresas financieras de nuestro mundo principalmente (aunque luego la paguemos solo los ciudadanos y, de una manera más contundente, las clases más desfavorecidas), cuando la injusticia se muestra de una forma descarnada e inhumana, sin velos ni tibiezas. Es la verdadera cara de un sistema económico perverso, más aún, criminal, como viene denunciando el Papa Francisco.

Aun así, precisamente por ser aún más crudas y dolientes las injusticias, los cristianos, los creyentes y cualquier persona éticamente comprometida con el buen vivir de la humanidad y el cuidado de la creación, debemos comprometernos por la justicia y el bienestar de nuestros conciudadanos y de todos los hombres y mujeres que viven en nuestro país, sin excluir las luchas por la justicia en el mundo entero.

Sabiendo también que cuando en una sociedad se incrementan las desigualdades,las arbitrariedades, la corrupción, surgen cada día más revueltas que, debido a la indignación de la gente, pueden provocar cada vez más violencia. Pero para alcanzar la paz no se puede y no tendrá ninguna eficacia incrementar la represión, limitando las libertades ciudadanas, sino invirtiendo en igualdad, protección, educación, cuidados, bienestar ciudadano, privilegiando ante todo a los agentes sociales más débiles y desprotegidos. Solo así irán de la mano la paz y la justicia. O, como dice el Salmo, «se besarán».

En el trabajo de cada día es donde fructifica la causa mayor de la Justicia.Cuidando las relaciones entre las personas, defendiendo a los inmigrantes, a las mujeres violentadas de mil formas, a los trabajadores, a los ancianos, los niños y enfermos, a las personas en paro… En nuestra pequeña esfera cotidiana, como hormigas, trabajando en redes de solidaridad y cercanía, vamos construyendo una sociedad más justa.

Sin esperar a que den el primer paso los demás, porque si no los dan nos quedaremos parados indefinidamente. El grito, el sufrimiento, la imagen doliente, tanto en nuestra sociedad como en cualquier parte del mundo, deben hacernos despertar y salir al encuentro de quien sufre injustamente.

A veces es necesario atender con la máxima urgencia a situaciones de vida o muerte. Pero el ideal, lo que cambia realmente las inequidades, es ir a la raíz de los problemas, a la causa de las desigualdades. Solo cuando se ataja el mal desde su raíz es posible que crezca un nuevo árbol sano y frondoso. Con las armas de la paz, la no-violencia y el perdón y de la mano de la verdad, la honradez, el cuidado y la justicia.

«Felices quienes sienten un inmenso dolor ante la injusticia del hambre, del insulto, del odio, de la guerra, y emprenden un primer paso para solucionarlo».

 

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

¿Qué sabemos del trabajo de San José ( y de Jesús)?

Jueves, 2 de mayo de 2024
Comentarios desactivados en ¿Qué sabemos del trabajo de San José ( y de Jesús)?

IMG_4508Del blog de Xabier Pikaza:

Mc 6, 3 define a Jesús como artesano (tekton), trabajador eventual  de la construcción, no Como obrero en sentido moderno, con trabajo fijo, cobertura legal y salario  asegurado.  Mt 13, 5 añade que era “hijo del tekton” (de José).  He desarrollado con cierta amplitud  este motivo en  Historia de Jesús, cap. 1).

El israelita (galileo) ideal era propietario de una tierra, una heredad de Dios, como supone la Misná (siglo II- IV dC), que toma como referencia una sociedad de agricultores (familias) libres. Pues bien, por la política urbana de Herodes y su hijo (Antipas), muchos agricultores galileos no pudieron mantener sus propiedades (en contra de lo que supone la ley del jubileo: Lev 25).

José y Jesús han sido campesino sin tierra; no formaba parte de una estirpe sacerdotal probablemente acomodada, como la de Juan Bautista (cf. Lc 1) o F. Josefo (según su Autobiografía), sino que era pobre efectivo, un marginal, un marginado [1]. No se enfrentó a los poderes dominantes desde arriba, ni pidió limosna, ni se limitó a mejorar con pequeños retoques lo que había, desde el interior del sistema, peroinició una mutación social (por revelación de Dios), precisamente desde aquellos que, como él, carecían de poder y tierra, desde la escuela de pobreza y trabajo alienado de millones de personas, que dependían de aquello que otros quieran ofrecerles.

José era un trabajador a cuenta ajena..  El trabajo en casa y campo propio arraiga al hombre (familia) en una tierraque puede entenderse como don trasmitido por generaciones (de padres a hijos).  El  trabajo en casa y obra ajena  convierte al hombre en dependiente de otros.  El tiempo de José, con la implantación de una agricultura comercializada (al servicio del imperio) estaba transformando, degradando, la vida en Palestina.  Muchos estaban perdían su herencia, y no podían creer en el Dios de los «buenos» propietarios. No tenían patrimonio (en línea patriarcal), ni herencia para dejarla a los hijos, de manera que se habían convertido en itinerantes de la vida, obligados a “pedir” trabajo en aldeas y pueblos, sin estructuras familiares fijas, ni casas vinculadas a la tierra. Ciertamente, algunos pudieron enriquecerse, pero la  mayoría eran pobres. Para ellos proclamó Jesús el Reino.

  Clases sociales, una gran disonancia:

(1) Como israelita (nazoreo), Jesús era portador de una promesa de posesión o heredad. (2) Pero formaba parte de aquellos que habían perdido la tierra, expulsados de la promesa de Dios, a quienes él quiso anunciar el Reino.

Esta experiencia plantea un problema, y para precisarlo debo analizar la división de clases que había por entonces en Galilea (Palestina).

Clase gobernante, funcionarios. En la cúpula se hallaban los altos oficiales romanos (Procurador…) y los reyes vasallos herodianos (Antipas o Filipo) bajo Roma (unas pocas decenas de personas). Tenían muchas tierrasy recibían grandes impuestos, para disfrute personal y para financiar edificaciones y empresas militares y sociales. Se apoyaban en una subclase militar, sacerdotal e intelectual (un 5% de la población):

Jesús no luchó directamente contra los gobernantes y soldados de Roma, pero su visión de Dios y de su Reino se oponía a la estructura sagrada del imperio, y al orden superior de los sacerdotes, que decidieron su muerte, unidos a Roma. Por otra parte, el proyecto de Jesús se oponía a la clase intelectual de los escribas oficiales, que tenían una visión distinta de la Ley (Escritura) y de su incidencia en la vida del pueblo.

‒ José y Jesús Jesús no eran de la Subclase militar poderosa. No había entre los judíos una clase militar estricta, pues el gran ejército estaba en manos de Roma y de su gobernador (Poncio Pilato), de manera que en conjunto ellos se hallaban bajo el mando de una milicia exterior (que se juzgaba sagrada), aunque Antipas, rey vasallo de Galilea-Perea, mantenía un pequeño ejército, que podía considerarse israelita, aunque integrado en la milicia romana. Ciertamente, en tiempo de Jesús no existía un ejército celota (anti-romano) estricto, que sólo surgirá en los años anteriores a la guerra (67-73 dC), pero había un conflicto militar latente, pues muchos judíos veían el ejército de Roma como signo demoníaco. Jesús no reclutará soldados, ni planeará un levantamiento militar, pero morirá condenado por el comandante del ejército romano (Poncio Pilato).

‒ No eran de la Subclase sacerdotal. Roma ejercía un control militar de tinte religioso indirecto (reconocía a todos los dioses, a condición de que estuvieran sometidos a la “diosa” Roma), pero, a fin de asegurar su dominio, pactó con la clase levítica judía, presidida por un Sumo Sacerdote, con gran autoridad, con templo propio e instituciones vinculadas a un Dios tradicional, reconocido por Roma. El judaísmo formaba una comunidad de templo y sus sacerdotes, en pacto con Roma, eran servidores imperiales; por eso, y por su propia tradición, poseían mucha autonomía y tenían además un pequeño ejército (guardia para-militar del templo) y controlaban una parte considerable de la economía de Jerusalén.

‒ No eran de la subclase intelectual rabínico-farisea.En tiempo de Jesús estaba surgiendo una élite pensante muy significativa, formada por escribas (especialmente fariseos), que interpretaban y recreaban la Escritura y tradiciones, adaptadas a las necesidades de la población. Ellos estaban vinculados con los sacerdotes, pero, al mismo tiempo, disfrutaba de gran autoridad, aunque no tanta como la que lograrán después, en el judaísmo rabínico, a partir del II dC. Pues bien, al lado de esa “élite pensante oficial” había en el conjunto de Israel un intenso movimiento “intelectual” (lo que he llamado un thinkingtank), en línea más profética y mesiánica. En esa línea se sitúa el movimiento de Jesús, que no puede entenderse como creador de una nueva clase intelectual, sino como superador de todas las clases elitistas.

José y Jesús no era de la clase mercantil… que vivía de la compra-venta del trabajo de otros….  Las relaciones entre campesinos habían dejado de ser directas y surgió una clase especial de burócratas mercantiles, con los grandes propietarios de la tierra (¡bajo el Dios Mamón!), que controlaban y dirigían no sólo los excedentes agrícolas, sino gran parte de los productos de la tierra, de forma que muchos agricultores libres se hicieron renteros, artesanos dependientes o mendigos.

Ciertamente, Jesús (el hijo de José, el tekton)  no fue purista, ni condenó en bloque el comercio, ni rechazó a los publicanos (recaudadores), pero quiso que la acción económica y el dinero estuvieran al servicio de todos, de forma que sólo Dios fuera divino. En esa línea, su proyecto implicaba una transformación socio-religioso, con lo que ello implica de interpretación de la ley, en clave profética. No fue reformador, como algunos fariseos, empeñados en mejorar las relaciones económicas, sino profeta radical, en la línea de la tradición israelita, pues un dinero que no sirve a los hombres se vuelve Mamona, el dinero absolutizado, idolatría concreta que destruye al hombre.

ARTESANOS DEPENDIENTES, CLASE OPRIMIDA

José y Jesús pertenecían a la sub-clase de de los artesanos mendicantes de trabajo, campesinos que habían perdido sus tierras y debían vender su trabajo (y venderse) al servicio de reyes, ciudades o templos y comerciantes o propietarios ricos.

Al principio no había reyes, sacerdotes o soldados profesionales (jerarquía social, sacral y militar), ni comerciantes que controlaran los excedentes alimenticios al servicio de una clase superior no-productiva (como entre los cananeos y fenicios), sino comunión (federación) de agricultores-pastores autónomos, capaces de organizarse y defenderse, intercambiando bienes y servicios (sin una clase liberada para funciones “superiores”). Pero las cosas cambiaron y surgió el sacerdocio con el poder sacral y la monarquía con el poder político-militar. Pues bien, Jesús nació y vivió en un momento clave de esa transformación, marcada por la caída de los agricultores libres y el surgimiento de un subproletariado campesino, bajo reyes, ciudades y comerciantes.

Las tierras pasaron a manos de una clase mercantil (vinculada a gobernantes, grandes propietarios y/o sacerdotes), y los campesinos perdieron su autonomía, viniendo a depender de ciudades y/o comerciantes, que controlaban, dirigían y consumían la producción.

Los campesinos trabajaban y producían al servicio de una estructura social clasista; no vivían, por tanto, en igualdad y comunión (económica, social y/o religiosa), sino en dependencia de otros. Habían sido libres y autónomos (autosuficientes), al menos en sentido imaginario, pero luego engrosaron la gran lista de los sometidos o dependientes. Sin duda, algunos seguían trabajando su campo, pero no para sí mismos, sino bajo dependencia de otros, bajo el poder de los estamentos superiores.

  • El artesano campesino ha perdido las tierras, por presión fiscal o violencia económica, y necesita que otros le contraten y paguen, no es autosuficiente: No tiene asegurada la comida para la familia. En un momento posterior (en la Edad Moderna) los braceros/artesanos, convertidos en obreros, han podido volverse poderosos. Pero en el tiempo de Jesús, en general, carecían de organización y estaban en el escalón más bajo de la sociedad.
  • Había artesanos itinerantes,eventuales, al servicio de ricos agricultores ricos o propietarios con ciertos medios económicos. Entre éstos parecen hallarse José y Jesús, que no ha sido (que sepamos) obrero de la construcción del templo, ni de las cortes y ciudades de los reyes galileos (¡algunos dicen que trabajó en la construcción en Séforis…!), sino que dependía de un mercado de trabajo más inestable.

EL SUBMUNDO DE LOS DESCLASADOS. ENFERMOS, IMPUROS, MENDIGOS…

Jesús no parece haber formado parte de estas clases inferiores, pero se sintió cerca de ellas, y en su nombre habló, prometiéndoles la liberación del Reino. En ese fondo se sitúa su experiencia y su mensaje de Jesús. No había aprendido su doctrina en un entorno elitista (como F. Josefo), ni en escuelas oficiales (al servicio de la gran tradición), sino que fue campesino, vinculado a las tradiciones nazoreas (davídicas), rabino rural entre los pobres, como recuerda Mc 6, 3 al llamarle tekton [3], hombre cercano a los últimos del mundo:

  • ‒ Esclavos. La economía romana era esclavista y se fundada en la existencia de hombres-objeto, sin derechos personales. Pero en el contexto rural de Galilea, en tiempos de Jesús, había pocos esclavos, o tenían menos importancia. Lógicamente, Jesús no pudo iniciar una rebelión de esclavos (como Espartaco en Italia: 71 aC), sino que promovió un movimiento de Reino, con campesinos, artesanos y mendigos, un proyecto de sanación e igualdad universal (cf. Gal 3, 28).
  • Impuros, degradados. Han existido en muchos lugares (intocables, parias…). No parece que ellos formaran una clase especial en Galilea (como en la India), pero aparecen con mucha frecuencia en la historia de Jesús: Enfermos impuros, leprosos y en especial posesos o endemoniados. En ese contexto podemos hablar también de expulsados sociales (publicanos) o socio-religiosos (prostitutas), cuya presencia es importante en el evangelio.
  • Prescindibles. Se dice que no aportan nada, ni importan a nadie, de manera que todo seguiría igual si murieran. Son los pobres, al margen de la sociedad, sin posibilidad de que se escuche su palabra (prostitutas envejecidas, enfermos abandonados, locos, leprosos…). En principio, dependen de otros, como pobres radicales (ptojoi), que no pueden ni siquiera trabajar, pues no hay trabajo o son incapaces de realizarlo, viviendo de mendicidad. Su número varía, y pueden multiplicarse en momentos de crisis. Entre esos que no cuentan, pues carecen de influjo político o laboral, ha iniciado Jesús su movimiento.

EL TEMA DE JEÚS, UN TEMA INTEGRAL DE VIDA

Había gran disonancia entre el ideal (imaginario) la realidad. Conforme al ideal, formulado tras el Exilio (576-539 aC; cf. Lev 25), la tierra debía repartirse entre todos cada 49/50 años. Pero de hecho gran parte de ella (y la riqueza) quedó en manos de una casta gobernante, al servicio de las clases ricas, bajo el dominio de la nueva política imperial sometida a Mamón, el gran (Mt 6, 24) [4].

José y Jesús no fueron artesanos parcial, por vocación, nis experto, por opción, capaz de enriquecerse a través de su destreza (al servicio de la administración política o religiosa), sino simple artesano, como la mayoría de los nuevos pobres, trabajador eventual, en tiempos de crisis y ruptura de los tejidos sociales

 Jesús, el tekton, hijo de José  Tekon No empezó por las capitales, marcadas por la injusticia y división social. Posiblemente pensaba que en ellas no podía iniciarse un cambio humano, pues eran responsables de la opresión de los campesinos-artesanos.Fue profeta campesino, desde el campo de Galilea, donde proclamó el Reino de Dios a los pobres, subiendo a Jerusalén (que era signo de las promesas de Dios) para culminar su obra y volver quizá de nuevo a Galilea (cf. Mc 14, 28; 16, 7).

Nos hubiera gustado conocer sus amistadas de adolescencia y sus relaciones posteriores, cuando los hombres de Israel solían casarse (¡antes de los treinta años!), pero los evangelios no han dicho nada sobre el tema, de manera que debemos guardar un silencio respetuoso, limitándonos a decir que estaba arraigado en las tradiciones campesinas y laborales de Galilea, asumiendo un camino profético y mesiánico. A diferencia de una tradición cristiana posterior que ha tendido a espiritualizar su mensaje y figura, los primeros cristianos siguieron enraizando a Jesús en su contexto social y laboral: No quisieron fundar un Reino interior, de almas excelsas, separadas, sino transformar y culminar la historia de Israel, desde el Reino que viene.

 No fue un artesano influyente, en la línea de Jeroboam, «joven decidido a quien Salomón puso al mando de los obreros de la construcción» (cf. 1 Rey 11, 28), que pudo iniciar un levantamiento y fundar un nuevo reino (cf. 1 Rey 12). Tampoco fue un jefe de sindicatos obreros, para liderar una revolución social, con toma de poder, como muchos a lo largo del siglo XIX y XX, con la creación de un partido político triunfante, sino un portavoz de los más pobres, sin más posesión que su trabajo (o su falta de trabajo), no para tomar el poder, sino cambiarlo (superarlo). Así se distingue de gran parte del movimiento cristiano posterior, que será básicamente urbano, de manera que los no cristianos se llamaran paganos (de «pago», campo), habitantes de aldeas, que no han aceptado el nuevo orden social cristiano.

 Muchos preguntan: ¿Qué hizo Jesús en treinta años de vida oscura y oculta (cf. Lc 3, 23), antes de anunciar su mensaje? Aprendió a ser “hombre”, escuchando a Dios a través de la voz de los demás (cf. Heb 5, 8). Durante treinta años, antes de iniciar su propia obra, él trabajó con los pobres de su pueblo, aprendiendo en la fuerte escuela de la vida, para escuchar por ella la voz de Dios, vinculándose (dialogando) quizá con otros grupos (¿esenios, proto-fariseos?). Sólo después inicio en las zonas rurales un movimiento social y religioso que pudo extenderse después a todos los estratos de la población, empezando por la periferia de las ciudades del imperio romano. Él no se había opuesto a las ciudades por atavismo rural, sino por protesta contra su imposición.

Jesús   empezó trabajando para después ser otra cosa (como si el trabajo hubiera sido un tiempo de paréntesis o prueba), sino que lo hizo por exigencia social y laboral, como artesano campesino (cf. Lc 3, 23). Primero maduró como artesano, comprendiendo y conociendo la tarea de la vida, por experiencia laboral y luz sagrada. Después, abandonó su trabajo (artesano) y familia, no por rechazo, sino por llamada de Dios, y así empezó a recorrer un camino distinto, que nadie hasta entonces había explorado, tras haber pasado por la escuela de Juan Bautista.

Biblia, Espiritualidad , , , , ,

Cuidamos el trabajo para cuidar a las personas

Miércoles, 1 de mayo de 2024
Comentarios desactivados en Cuidamos el trabajo para cuidar a las personas

IMG_4427Manifiesto de la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) para el Primero de Mayo 2024

El 1 de mayo de 2024, conmemoramos el Día Internacional de los trabajadores y las trabajadoras y la festividad de san José Obrero. En este día, queremos poner la mirada en la necesidad de cultivar el cuidado en el mundo laboral para mejorar la realidad de las personas.

En nuestra sociedad no es fácil la conciliación de la vida personal y laboral, armonizar las necesidades personales y familiares con el trabajo. Algunos empleos conllevan exigencias de tiempo y dedicación que dan lugar a conflictos personales, familiares y sociales. El tiempo que invertimos en el trabajo supone entre el 40-50% de nuestro día, solo teniendo en cuenta una jornada laboral de 8 horas diarias más el desplazamiento que se debe hacer para llegar al trabajo. En muchas ocasiones, este porcentaje puede verse incrementado porque no se cumple con la desconexión digital, que hace que se interrumpa nuestro descanso, provocando estrés y preocupaciones.

La carencia de un buen cuidado del trabajo tiene como consecuencia el estrés, la ansiedad y la depresión, problemas cada vez más comunes que afectan a gran parte de la población. La salud laboral no solo implica evitar los accidentes o las enfermedades que puedan afectar  al ser humano en el ámbito del trabajo, sino también garantizar el bienestar de las personas al desarrollar su profesión. Por tanto, abarca la estabilidad psicológica y emocional de las personas trabajadoras.

IMG_4426

Queremos recordar las palabras del papa Francisco, en el mensaje en la Cumbre Mundial del Trabajo de la OIT (2021) “si el trabajo es una relación, entonces tiene que incorporar la dimensión del cuidado, porque ninguna relación puede sobrevivir sin cuidado. Aquí no nos referimos sólo al trabajo de cuidados: la pandemia nos recuerda su importancia fundamental, que quizá hayamos desatendido. El cuidado va más allá, debe ser una dimensión de todo trabajo. Un trabajo que no cuida, que destruye la creación, que pone en peligro la supervivencia de las generaciones futuras, no es respetuoso con la dignidad de los trabajadores y no puede considerarse decente. Por el contrario, un trabajo que cuida, contribuye a la restauración de la plena dignidad humana, contribuirá a asegurar un futuro sostenible a las generaciones futuras. Y en esta dimensión del cuidado entran, en primer lugar, los trabajadores”.

Desde la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) reclamamos un mayor compromiso en favorecer el cuidado de las personas trabajadoras, promoviendo políticas que permitan una conciliación real. En este sentido, apostamos decididamente por qué el diálogo social avance en la reducción del tiempo de trabajo. Reclamamos también, que la salud laboral sea un derecho fundamental para todas las personas y sea prioritario en cualquier entorno. Hay un gran número de trabajadores y trabajadoras que sufren condiciones laborales precarias que ponen en peligro su bienestar físico y mental. Es hora de alzar la voz y reivindicar que la salud de las personas no se vea comprometida en aras del beneficio económico.

Fuente HOAC

En redes sociales: #PorTiPorMiTrabajoDecente (FacebookTwitterInstagram)

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Las personas LGTBI+ mayores de 45 años tienen un 7% más de paro que la población general

Miércoles, 1 de mayo de 2024
Comentarios desactivados en Las personas LGTBI+ mayores de 45 años tienen un 7% más de paro que la población general

IMG_4473


Según la encuesta Estado LGTBI+ elaborada por la agencia 40dB para la Federación Estatal LGTBI+

Con motivo del Día de las personas trabajadoras (1 de mayo), la Federación Estatal LGTBI+ revela que las personas LGTBI+ mayores de 45 años tienen un 7% más de paro que la población general del mismo rango de edad, según la encuesta Estado LGTBI+ elaborada por la agencia 40dB para la Federación. “La tasa de paro de las personas LGTBI+ mayores de 45 años alcanza el 18,4% en 2024, lo que indica que es hacia este segmento de población hacia quien se deben dirigir mayores esfuerzos para mejorar su empleabilidad”.

En este sentido, el coordinador del Grupo de Laboral de la Federación Estatal LGTBI+, David Senabre, explica que “las discriminaciones que sufrimos las personas LGTBI+ son también causa de empobrecimiento”. “Por ejemplo, la expulsión del hogar familiar a edades tempranas por visibilizarte; el acoso escolar que puede generar abandono escolar y/o el rechazo en los procesos de selección por ser abiertamente LGTBI+, son aspectos que repercuten negativamente en nuestra economía y en la de nuestras familias”, denuncia.

Los hogares LGTBI+ ingresan casi un 20% menos

De hecho, según los datos de 2023 recogidos en el Informe Estado socioeconómico LGTBI+, se puede ver que los hogares LGTBI+ ingresan casi un 20% menos (18,69%) que el resto de familias de la población en España: 26.076€ de renta media anual frente a los 32.216€ anuales de la población general entre todas las personas que integran la familia.

Por otra parte, Senabre expone que la violencia a la que están sometidas las personas LGTBI+ que no pueden ser visibles en sus entornos laborales también afecta a una posible promoción dentro de la propia empresa. “Según los datos de Estado LGTBI+ 2024, solo un 26,6% de las personas LGTBI+ son visibles con sus compañeros de trabajo, un 10,4% con los superiores y tan solo un 8% con clientela y proveedores, señala.

“Muchas personas renuncian a los permisos para evitar hablar de su vida personal y exponerse”

Además, denuncia que “la discriminación también nos impide disfrutar de nuestros derechos laborales. Y es que muchas personas renuncian a los permisos por hospitalización del cónyuge o por matrimonio para evitar hablar de su vida personal y exponerse”.

Por eso, la Federación Estatal LGTBI+ reivindica que se implemente a máximos la Ley LGTBI+ para poder contar con espacios seguros dentro de los entornos laborales y que las personas LGTBI+ dejen de sufrir discriminación en sus centros de trabajo y/o en los procesos de selección.

NOTA. Día de las personas trabajadoras 2024

Fuente FELGBTI+

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Mística del trabajo

Viernes, 26 de abril de 2024
Comentarios desactivados en Mística del trabajo

Del blog Amigos de Thomas Merton:

IMG_4184

“Si uno se lleva bien con su trabajo y lo hace con tranquilidad, está orando todo el tiempo. Es importante recuperar este equilibrio, y comprender que el trabajo realizado como es debido no impide orar. El trabajo hecho como es debido es oración. Como es debido: lo cual no quiere decir que tengas que regodearte con él, ni que debas empeñarte en hacerlo a la perfección; es hacerlo como instrumento de Dios. Hay en esta actitud un sustrato de profundo misticismo. No es una mística. Es misticismo, una forma de estar unido a Dios.”

*

Thomas Merton

IMG_4183

***

 

 

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

“Las mujeres LTBI+ debemos estar en los espacios de toma de decisiones porque muestra a otras que pueden tener un desarrollo profesional”

Viernes, 15 de marzo de 2024
Comentarios desactivados en “Las mujeres LTBI+ debemos estar en los espacios de toma de decisiones porque muestra a otras que pueden tener un desarrollo profesional”

IMG_3565Así lo ha asegurado la vocal de Empresas de la Federación Estatal LGTBI+, Niurka Gibaja, en la III Edición del Congreso Empresas y Derechos Humanos

La Federación Estatal LGTBI+ ha celebrado este jueves su primera jornada del III Congreso de Empresas y Derechos Humanos, organizado en colaboración con el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, en la que han tenido un especial protagonismo las mujeres LTBI+. Así, la vocal de empresas de la Federación, Niurka Gibaja, moderadora de la mesa Romper el doble techo de cristal, mujeres LTBI en la empresa, ha defendido que “las mujeres LTBI+ debemos estar en los espacios de toma de decisiones porque muestra a otras que pueden tener un desarrollo profesional”.

Además, ha destacado que “con la inclusión de la diversidad en la empresa ganan las personas empleadas porque pueden ser ellas mismas; los equipos, que incorporan talento diverso y las propias compañías, porque mejoran sus resultados”.

En favor de la visibilidad se ha mostrado también, Rosario Sierra, Head of Sales de Linkedin, que ha subrayado la importancia de tener referentes. “Es importante impulsar el liderazgo femenino por moral y ética, por cuestiones de talento e innovación y para generar referentes, porque lo que no se ve no existe. Un referente no es hasta dónde puedes llegar, sino hasta donde puedes soñar”, ha señalado. Y ha apuntado tres aspectos sobre los que hay que reflexionar en materia de igualdad: la aplicación de las leyes; la visibilidad pública, cómo de visibles somos y qué espacios ocupamos y el ámbito de poder. “Nadie viene a darte su parcelita de poder, hay que conquistarlo. La revolución es venir a hablar de lo bien que hacemos las cosas”, ha defendido.

“Hay estudios que revelan que los espacios inclusivos son más eficaces”

Así, Alicia García-Raboso, Head of CS Technical Architecture de BBVA ha explicado que “nuestra cultura nos impone desde fuera quiénes podemos ser y quienes no y qué posibilidades tenemos de avanzar en este mundo en función de cómo nos proyectamos a los demás. A todas nos encantaría ser como somos, pero hay casos en los que no puedes”. “No obstante, en el ámbito empresarial, hay estudios que revelan que los espacios inclusivos son más eficaces y dan mejores resultados. No es luchar la empresa contra los empleados, somos una unidad y nos beneficia a todos. También en relación a la atracción de talento”, ha informado.

Las cuatro mujeres invitadas a la mesa han coincidido en haberse sentido acompañadas por sus empresas como mujeres LTBI+ y han declarado que las grandes compañías “ya están en la buena dirección con respecto a la gestión del talento diverso”.

Es importante ser y estar. La empresa te puede apoyar, pero además puede celebrar la diversidad y ser consciente de lo mucho que se puede sacar de una persona si se comporta como ella misma”, ha asegurado Amara Pazos, Meetings & Events DEI Specialist en AMEX GBT. “Las grandes corporaciones ya tenemos la diversidad en nuestro ADN y, ahora, como agentes de cambio, tenemos la responsabilidad de hablar con nuestros proveedores para que sean también diversos y se alineen con nuestros valores”, ha declarado.

Y es que, tal y como ha compartido, Paula Civera, Campaign & Creative Manager en Amazon, “las empresas grandes ya empiezan a creérselo, no solo en un pinkwashing, pero hay un reto muy grande en las compañías pequeñas en las que es difícil que haya una persona que trate los temas de diversidad y la inclusión”. “Por eso, es importante que haya mecanismos legales que amparen a estas mujeres que trabajan en las empresas pequeñas y que no tienen el acompañamiento que he tenido yo en el proceso de visibilizarme, que es complicado, y eso que he sido una privilegiada”, ha defendido.

Buenas prácticas en Inclusión y Diversidad

El Congreso también ha acogido una sesión sobre buenas prácticas empresariales en materia de diversidad en la que Airbus, Amgen y Mars, empresas pioneras en la gestión del talento LGTBI+, han compartido la importancia de la escucha activa; el empoderamiento de la plantilla LGTBI+ a través de la creación de grupos identitarios y de la formación, durante todo el año, para erradicar o disminuir sesgos inconscientes.

En este sentido, Misael Pérez, Inclusion & Diversity National Leader en Airbus, ha explicado “dos de cada tres personas LGTBI+ dejan de ser como son antes de entrar a su puesto de trabajo y esto es algo que en Airbus intentamos eliminar “. Para ello, donde más podemos trabajar las empresas es en la generación de entornos seguros y esto puede realizarse con iniciativas que no tienen por qué requerir una gran inversión. En Airbus, por ejemplo, desarrollamos pequeños cubos informativos sobre temática LGTBI+ que distribuimos por las cantinas y fue un gran éxito. Generaba conversaciones al respecto y las personas LGTBI+ que lo veían ya sabían que allí podían hablar”, ha compartido.

Por su parte, Neus Matutes, Corporate Affairs director en Mars, ha explicado que “organizamos charlas inspiracionales para acercar modelos de conducta y referentes a la plantilla. Además, entre otras, realizamos formaciones específicas sobre sesgos inconscientes a quienes gestionan equipos para intentar que las decisiones que tomen sean lo más inclusivas posibles. Es importante hacerlo todo el año, no solo para conmemorar efemérides concretas”, ha declarado.

Igualmente, ha destacado la labor del grupo LGTBI+ de la plantilla, “cuando les preguntas por qué les gusta trabajar en Mars, hablan de estas iniciativas antes de hacerlo de su trabajo principal. Los empleados sienten que están liderando el cambio y hay compromiso y engagement”.

Sandra Vicente, directora de RH en Amgen, también ha puesto en valor el trabajo del grupo LGTBI+ de su compañía. “Nos presentan seminarios que no hubiéramos pensado. Con sus actividades, nos hacen ver los esquemas que tenemos desde hace años y que no nos dejan avanzar. Más allá de la legislación, que tiene que estar, lo que contagia y ayuda a transformar es esta labor de las personas. Y es que tenemos que desaprender para volver a aprender”.

Amgen denomina a estas personas “Activistas con propósito”, y en este sentido, Nicolás Levy, responsable de consultoría y formación de empresas de la Federación Estatal LGTBI+, ha invitado a “no tener miedo al activismo en el ámbito corporativo “.Es importante para que las empresas tengan el contexto histórico porque si no hubiera existido el activismo, no estaríamos en un Congreso de Empresas y DDHH. El rol activista es un rol pedagógico, que genera una onda expansiva en nuestros espacios laborales, personales y familiares”, ha manifestado.

La segunda parte del Congreso tendrá (tuvo) lugar el jueves 14 de marzo y constará de dos mesas informativas sobre la igualdad en Europa y los derechos internacionales LGTBI+.

NOTA. Congreso Empresas y DDHH MAR2024 (1)

Fuentes FELGTBI+

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El trabajo también es oración

Sábado, 9 de septiembre de 2023
Comentarios desactivados en El trabajo también es oración

Del blog Amigos de Thomas Merton:

 

casaldc3a1liga2

“Si uno se lleva bien con su trabajo y lo hace con tranquilidad, está orando todo el tiempo. Es importante recuperar este equilibrio, y comprender que el trabajo realizado como es debido no impide orar. El trabajo hecho como es debido es oración. Como es debido: lo cual no quiere decir que tengas que regodearte con él, ni que debas empeñarte en hacerlo a la perfección; es hacerlo como instrumento de Dios. Hay en esta actitud un sustrato de profundo misticismo. No es una mística. Es misticismo, una forma de estar unido a Dios. Nuestra voluntad puede no estar en perfecta consonancia con la voluntad de Dios. Pero la idea hindú conlleva verdad: es Dios y solo Dios quien hace el trabajo a través de nosotros“.

*

Thomas Merton

Los manantiales de la contemplación

FB_IMG_15804770696109538

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

#1M2021 | Mensaje del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos

Lunes, 1 de mayo de 2023
Comentarios desactivados en #1M2021 | Mensaje del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos


IMG_9600
Mensaje del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos con motivo del 1º de Mayo, Día Internacional del Trabajo.

Como trabajadores nos mantenemos firmes en nuestra misión: “Luchar, luchar, luchar y resistir siempre”

Pensábamos que habíamos salido de la crisis sanitaria y que podríamos manifestarnos en el Día del Trabajo. Pero aquí estamos, todavía bajo el yugo de esta pandemia que carcome nuestra Casa Común, luchando por mantenernos a salvo.

El Primero de Mayo es una inscripción indeleble. No solo estamos luchando contra un virus destructivo a nivel mundial, sino también contra una corriente divisoria que disminuye la primacía del trabajo. Este valor social y personal, que eleva la dignidad de cada individuo, debe llevarse siempre en alto en los corazones y las mentes de los estados como un estandarte de humanidad.

¿Seremos capaces de velar por el declive de los valores heredados de los antiguos?

¿Seremos capaces de velar por la dignidad de los pobres  de la que son constantemente despojados, de los marginados que hacen cola frente a las tiendas de solidaridad, “restaurantes desde el corazón”, o durante la distribución de paquetes de alimentos y cheques de solidaridad?

¿Seremos capaces de resistir con los trabajadores y trabajadoras a la explotación económica?

Los derechos fundamentales no siempre se respetan, e incluso podría decirse que están en retroceso. Podemos mencionar:

  • El número de desempleados sigue aumentando, señal de que una parte de la población asalariada está en paro. En la Isla de la Reunión, la tasa de desempleo es del 21%.
  • Artesanos, pequeñas y medianas empresas que despiden a sus empleados o quiebran.
  • La precarización del empleo.
  • La pérdida de beneficios sociales.
  • Falta de vivienda digna y decente.
  • Desigualdades en el trato a hombres y mujeres.

Esta situación tiene importantes repercusiones en el seno de las familias, donde el desempleo y la precariedad provocan aislamiento y tensiones intrafamiliares, violencia y problemas de salud y educación.

El hecho es que cada trabajador es una imagen del Creador, que no deja de dar prioridad al ser humano, como para repetir “que vale más que todo el oro del mundo” (Joseph Cardijn).

Cada mujer y cada hombre están llamados a ser actores y a participar en un desarrollo sostenible y solidario y en la transformación de la sociedad para vivir con rectitud.

Al mismo tiempo, nuestra sociedad desigual, que pierde valores en sus objetivos de globalización, tiende a considerar al trabajador como un engranaje, un consumidor. El modelo económico se preocupa más por su economía que por el ser humano. Así, las empresas multinacionales siguen enriqueciéndose en su mayoría con beneficios colosales.

Junto con el MMTC (Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos) del que es miembro, el MTCR (Movimiento de Trabajadores Cristianos de Reunion) desea asociarse a todos aquellos que, en Reunión y en el mundo, consideran esta jornada del 1º de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, como una invitación a mantener y proseguir la lucha por una sociedad más justa, más fraterna y sostenible.

No olvidemos que si las condiciones laborales han mejorado con el paso del tiempo, es porque los trabajadores han creado solidaridad para seguir siendo el camino de la esperanza, y continuar la lucha con quienes buscan construir un mundo más justo, de paz, donde se respeten los derechos humanos… y aún queda trabajo por hacer.

El Primero de Mayo no es sólo una manifestación de un día, sino un recordatorio de que es una lucha diaria. Y para nosotros, los cristianos, es una lucha centrada en el ser humano, en nombre de Cristo, con el Espíritu Santo.

¿Seremos capaces de enriquecer nuestra forma de ver, de analizar… con las armas del corazón y las enseñanzas extraídas del pensamiento social de la Iglesia poniendo a Dios y a su Hijo en nuestros juicios?

Jesucristo se dio a conocer a través de las curaciones. En estos tiempos de pandemia, dejémonos inocular por su Espíritu, para conseguir, con pequeñas acciones allí donde estemos, un cambio a escala global.

Mensaje escrito por el Movimiento Obrero Cristiano – MTC RÉUNION

 

Espiritualidad, General , , , ,

Iglesia por un Trabajo decente denuncia la creciente precariedad laboral en España, que tiene rostro de mujer

Miércoles, 8 de marzo de 2023
Comentarios desactivados en Iglesia por un Trabajo decente denuncia la creciente precariedad laboral en España, que tiene rostro de mujer

Iglesia-Trabajo-Decente-Internacional-Mujer_2538356144_16438321_660x371Manifiesto por el 8-M.

Igualdad y Dignidad – La precariedad laboral se escribe en femenino

Se sigue denunciando la desigualdad salarial que mantiene a las mujeres en situación de inferioridad y desde ITD se exige que se corrijan las desigualdades existentes tanto a nivel salarial como de las situaciones que las originan

Se sigue denunciando la desigualdad salarial que mantiene a las mujeres en situación de inferioridad y desde ITD se exige que se corrijan las desigualdades existentes tanto a nivel salarial como de las situaciones que las originan

Con el lema Igualdad y Dignidad – La precariedad laboral se escribe en femenino”, la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente pide políticas de empleo activas y pasivas vinculadas a la educación para el empleo y dirigidas a reforzar las probabilidades de que las jóvenes encuentren un empleo.

La ratificación del Convenio y posterior aprobación del Real Decreto-ley 16/2022 que da lugar a modificaciones de distintas normativas relacionadas con el trabajo del hogar, ha supuesto un avance en el reconocimiento de derechos, sobre todo en la histórica reivindicación del acceso a la protección frente al desempleo. Pero se han quedado fuera otras reivindicaciones que habrían supuesto una verdadera equiparación de derechos laborales y de seguridad social, fundamentalmente todo lo relativo a las condiciones particulares que conlleva el trabajo de interna.

 En su manifiesto, Igualdad y Dignidad – La precariedad laboral se escribe en femenino” hecho público con motivo del Día Internacional de la Mujer, la Iniciativa Iglesia por un Trabajo Decente (ITD) reivindica un cambio en la organización de la sociedad donde el centro sea la persona y pueda tener acceso a un trabajo decente que suponga que mujeres y hombres trabajemos en igualdad, dignidad, libertad y seguridad.

Por ello, se sigue denunciando la desigualdad salarial que mantiene a las mujeres en situación de inferioridad y desde ITD se exige que se corrijan las desigualdades existentes tanto a nivel salarial como de las situaciones que las originan.

Frente a la situación de los jóvenes, ITD “encuentra una especial dificultad de acceso al mercado laboral de mujeres jóvenes”. Por ello, “pedimos políticas de empleo activas y pasivas vinculadas a la educación para el empleo y dirigidas a reforzar las probabilidades de que las jóvenes encuentren un empleo”.

En este sentido, la iniciativa urge a que el trabajo que las mujeres realice sea socialmente reconocido y goce de las condiciones laborales de un trabajo decente.

Ante todo esto, tenemos que situarnos en otra lógica, hemos de afrontar la realidad del mundo obrero y del trabajo desde la fraternidad, de la dignidad de la persona y el bien común. Situarnos en la lógica de la defensa de la dignidad del trabajo y de un trabajo con condiciones dignas y saludables para las personas que lo realizan.”

Siguiendo el lema “Igualdad y Dignidad – La precariedad laboral se escribe en femenino”, ITD se une al constante llamamiento del papa Francisco para poner fin a las desigualdades de las mujeres en el mercado laboral, como la menor consideración de los riesgos laborales en los trabajos altamente feminizados y que traen problemas de salud, y acabar con la brecha salarial, un “escándalo que los cristianos deben rechazar firmemente”, junto con las consecuencias que todo ello acarrea anima a ., pide la iniciativa en su manifiesto.

La iniciativa Iglesia por el trabajo Decente (ITD) comenzó su andadura en 2014 y está formado por organizaciones de inspiración católica y congregaciones religiosas, entre las que se encuentran Cáritas, la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Justicia y Paz, la Juventud Estudiante Católica (JEC) y la Juventud Obrera Cristiana (JOC). Su objetivo es sensibilizar, visibilizar y denunciar una cuestión esencial para la vida de millones de personas: el trabajo humano y reivindicar el trabajo decente «hacia el interior de estas organizaciones, hacia la Iglesia en general y hacia la sociedad».

DATOS SOBRE LA MUJER TRABAJADORA EN ESPAÑA

* La brecha salarial de género es de 4.721 euros año. La mujer cobra un 20,9% menos que los hombres.

* Las ocupaciones que cuentan con mayor salario medio están masculinizadas, mientras que las ocupaciones con salarios bajos están feminizadas.

* Del total de personas desempleadas 3.024.000, más de la mitad son mujeres, 1.623.000

* La tasa de empleo de las mujeres disminuye a medida que tienen descendencia

* El 75% de la población asalariada en España a jornada parcial son mujeres.

* Hay 1.488.550 mujeres que ya no buscan empleo, para encargarse de las labores de cuidado

* En 2022, el 53% de los accidentes de trabajo in itinere los han sufrido mujeres

****

Fuentes: Ministerio de Trabajo y Economía Social. EPA. CCOO. www.noticiasobreras.es

1 Encuesta Anual de Estructura Salarial, publicada por el INE el pasado mes de junio
2 Cambios sociales y empleo de la juventud en España: una mirada hacia el futuro. Estudio realizado por el INJUVE 2023
3 Lema de La Revuelta de mujeres en la Iglesia.

Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica , , , ,

“Un nuevo año para trabajar por nuestros sueños sociales“, por Consuelo Vélez

Miércoles, 11 de enero de 2023
Comentarios desactivados en “Un nuevo año para trabajar por nuestros sueños sociales“, por Consuelo Vélez

1E27F4D3-9C45-4DDD-BBDC-7DC6CC86D842De su blog Fe y Vida:

  Consuelo Vélez

Comenzar un año da la sensación de poder estrenar realidades nuevas, no porque cambien mágicamente las circunstancias, pero sí porque el calendario nos ayuda a tener la experiencia de que algo termina y algo comienza. ¿Qué deseamos que termine? ¿Qué soñamos que comience? A nivel personal cada uno tendrá muchos sueños. Pero a nivel social también podemos compartir muchos otros.

Ojalá termine la injusticia social de nuestro mundo donde la pobreza se agudiza y las condiciones de infrahumanidad se están volviendo normales. Esto no es querido por Dios. La buena noticia del reino anunciado por Jesús supone la transformación de estas situaciones: “Que los ciegos vean, se liberen los oprimidos, se proclame el año de gracia del Señor” (Lc 4, 18-19). Pero esto no se puede hacer realidad sin el compromiso de todos buscando estructuras sociopolíticas que lo hagan realidad. En Colombia estamos estrenando un gobierno que tiene esta intencionalidad de justicia. No es fácil concretarla y mucho menos cambiar una manera de funcionar muy injusta que ha sido la ejercida en toda nuestra historia. Pero sí podemos apoyar todo aquello que favorece a los más pobres, defenderlo y exigirlo. La transformación de la injusticia no se logrará mágicamente ni porque recemos mucho por ello. Será posible si vivimos una ciudadanía activa, capaz de discernir lo que signifique justicia social, apoyándolo decididamente.

Ojalá termine la irresponsabilidad ecológica. Hemos vivido en los últimos tiempos una inclemencia del tiempo muy grande. O lluvias copiosas o calores inaguantables. Y todo se debe al calentamiento global. No somos las grandes potencias que pueden tomar decisiones para impedir que continue el deterioro ambiental, pero si podemos convertirnos en líderes ambientales que, desde nuestras prácticas cotidianas, actuemos de otro modo, y con nuestro testimonio convoquemos a más personas a comprometerse con el cuidado de la creación. En este aspecto el papa Francisco ha hecho un aporte fundamental con la Encíclica Laudato si (2015) donde propone la ecología integral en estos términos: “No hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental. Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y, simultáneamente, para cuidar la naturaleza” (n. 139).

Ojalá terminen los conflictos y las guerras en todas las partes del mundo. La propuesta de “Paz total” del actual gobierno es un horizonte muy propicio para conseguir esta realidad. Lamentablemente más de uno se opone a esta propuesta porque se espera vencer al enemigo por la fuerza y hacerle pagar “con creces” por todos sus delitos. Es normal que se tengan estas expectativas, pero más humano y más cristiano es entender que a los enemigos no se les “vence” sino que se les “convence”. Es decir, solo el diálogo puede lograr la superación de todos los conflictos. En esto también el papa Francisco en su Encíclica Fratelli tutti (2020) nos señala el camino que se espera de la vida cristiana: La paz social es trabajosa, artesanal. Sería más fácil contener las libertades y las diferencias con un poco de astucia y de recursos. Pero esa paz sería superficial y frágil, no el fruto de una cultura del encuentro que la sostenga. Integrar a los diferentes es mucho más difícil y lento, aunque es la garantía de una paz real y sólida. Esto no se consigue agrupando sólo a los puros, porque aún las personas que pueden ser cuestionadas por sus errores, tienen algo que aportar que no debe perderse. Tampoco consiste en una paz que surge acallando las reivindicaciones sociales o evitando que hagan lío, ya que no es un consenso de escritorio o una efímera paz para una minoría feliz. Lo que vale es generar procesos de encuentro, procesos que construyan un pueblo que sabe recoger las diferencias. ¡Armemos a nuestros hijos con las armas del diálogo! ¡Enseñémosle la buena batalla del encuentro!” (n. 217).

Ojalá terminen todas las violencias contra las mujeres. Hay violencias físicas, psicológicas, sexuales, simbólicas. Se dan en todos los ámbitos, en los espacios públicos y privados; en la sociedad y en las iglesias. Pero va creciendo la conciencia feminista y cada vez se hace más clara la reivindicación de todos sus derechos porque el respeto a la dignidad de las mujeres es una exigencia ética y cristiana. La praxis de Jesús muestra con creces su manera de ver a las mujeres al convertirlas en sus interlocutoras. Por ejemplo, la mujer sirofenicia dialoga con Jesús sobre el dar las migajas a los perritos, contrarrestando así la postura de Jesús de solo atender a las ovejas perdidas de Israel y consigue cambiarle su visión (Mc 7, 24-30) y después de su resurrección a la primera que se le aparece y le confía el llevar el anuncio al resto de los discípulos es a María Magdalena. Lamentablemente no se ha valorado suficientemente ese protagonismo femenino y por el contrario se le infravaloró, identificando a María Magdalena con la pecadora arrepentida, presentándola como prostituta perdonada por Jesús. Hoy en día esa confusión se ha aclarado, reconociendo en María Magdalena una mujer enferma, curada por Jesús, pero en ningún caso prostituta y, como ya dijimos, depositaria, en primer lugar, de la misión confiada por Jesús a sus discípulos (Jn 20, 11-18).

Ojalá la iglesia clerical y piramidal se vuelva cosa del pasado y vivamos una iglesia sinodal donde laicado y clero participen de manera conjunta y, especialmente, la voz del laicado sea escuchada, valorada y respetada. El Espíritu Santo reside en todos los miembros del Pueblo de Dios y si no se acoge su voz en el laicado la iglesia no puede ser conducida por el Espíritu. Es muy importante que se vaya plasmando esta reforma eclesial porque hemos tomado más conciencia de la urgencia de la misma. Las palabras del papa Francisco al inicio de su pontificado “quiero una iglesia pobre y para los pobres” (Evangelii Gaudium. 2013, n. 198) marca el camino de la reforma y del camino sinodal que estamos procurando.

Podríamos seguir enumerando realidades que quisiéramos que terminen y los deseos que tenemos de un mundo más justo y en paz. Pero lo importante es que cada persona haga su propia lista y comience el año con el compromiso de trabajar por hacerla realidad. El Señor está de nuestra parte y nos llena de bendiciones para vivir a plenitud este nuevo año que gratuitamente nos ha dado.

Espiritualidad , , , , , , , , , ,

La Corte Suprema de Indiana falla en contra de la demanda por discriminación de un trabajador gay de la iglesia despedido

Jueves, 29 de septiembre de 2022
Comentarios desactivados en La Corte Suprema de Indiana falla en contra de la demanda por discriminación de un trabajador gay de la iglesia despedido

Screenshot-2019-09-28-at-17.19.13Joshua Payne-Elliott (derecha) y su esposo, Layton Payne-Elliott, fueron empleados como maestros de escuelas católicas antes de que Joshua fuera despedido. (Delaney y Delaney)

La Corte Suprema de Indiana falló a favor del derecho de la Arquidiócesis de Indianápolis a despedir a un maestro de escuela secundaria católica debido a su matrimonio entre personas del mismo sexo.

En 2019, la arquidiócesis ordenó a todas las escuelas secundarias católicas bajo su jurisdicción que hicieran cumplir una “cláusula de moralidad”, que restringiría que los empleados ingresaran a uniones del mismo género. Joshua Payne-Elliott, maestro de la escuela secundaria Cathedral, fue despedido después de la instrucción. Llegó a un acuerdo con la escuela, pero luego demandó a la Arquidiócesis de Indianápolis por discriminación. El Star Observer  informó:

“Payne-Elliot había argumentado que la escuela secundaria católica había renovado su contrato anual tres veces mientras estaba al tanto de su relación hasta que la arquidiócesis se dio cuenta y forzó su despido”.

A pesar de la afirmación de Payne-Elliott de que la arquidiócesis había incumplido e interferido injustamente con su contrato en Cathedral, el tribunal falló a favor de la arquidiócesis y dijo que las escuelas afiliadas religiosamente están protegidas por la doctrina de la autonomía de la iglesia, que se encuentra bajo la Primera Enmienda. MetroWeekly  relató los comentarios finales del juez de la Corte Suprema de Indiana, Geoffrey Slaughter:

“‘La libertad religiosa protegida por la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos abarca el derecho de las instituciones religiosas a “decidir por sí mismas, sin interferencia del estado, asuntos de gobierno eclesiástico, así como los de fe y doctrina”.’”

Payne-Elliott enseñó idiomas del mundo y estudios sociales en la Catedral durante trece años. Su pareja, Layton Payne-Elliott, también es maestro en una escuela secundaria católica, la Escuela Preparatoria Jesuita Brebeuf de Indianápolis.  informó America :

“La arquidiócesis ordenó a las escuelas que despidieran a ambos hombres. Brebeuf no cumplió con la directiva, después de lo cual el arzobispo Charles Thompson respondió intentando despojar a Brebeuf de su condición de escuela católica. Esa acción fue suspendida por los funcionarios del Vaticano después de que Brebeuf apelara”.

Tras la decisión del tribunal, Payne-Elliott reflexionó sobre sus preocupaciones con respecto a la seguridad de los estudiantes y educadores LGBTQ+ en las escuelas católicas de Indiana. También criticó la interferencia del apoyo financiero recibido por la Arquidiócesis de Indianápolis a través del programa estatal de vales para escuelas privadas.

“También nos gustaría que los ciudadanos de Indiana supieran que millones de dólares de los contribuyentes se redirigen cada año de las escuelas públicas (donde los maestros tienen derechos contractuales exigibles y derechos a no ser discriminados) a escuelas privadas dirigidas a empleados LGBTQ. Tememos por el bienestar de los estudiantes y profesores LGBTQ en las escuelas católicas”, dijo Payne-Elliott, según MetroWeekly.

La abogada de Payne-Elliott, Kathleen Delany, ha declarado que están abiertos a evaluar nuevas rutas de acción, como la posibilidad de presentar una nueva demanda, para garantizar que se haga justicia para Payne-Elliott.

—Anushah Sajwani, 20 de septiembre de 2022

Fuente New Ways Ministry

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

El Tribunal Constitucional español sentencia que discriminar a las personas trans es ilegal

Lunes, 11 de julio de 2022
Comentarios desactivados en El Tribunal Constitucional español sentencia que discriminar a las personas trans es ilegal

IMG_2003El tribunal estima que la identidad de género tiene protección en la Constitución como derecho fundamental de la persona

El texto recoge que la identidad de género está “íntimamente vinculada al respeto de la dignidad humana” y que las personas transexuales sufren “profundos prejuicios arraigados normativa y socialmente”

Importante noticia la que publicaba el Diario El País el pasado jueves y que deja en evidencia a quienes critican la Ley Trans desde posiciones biologicistas… El Constitucional ha declarado por primera vez como contraria a los derechos consagrados en la Ley Fundamental cualquier discriminación que sufra una persona trans en razón de su identidad de género. La sentencia —cuyo texto se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 7 de julio— rechaza una solicitud de amparo de una persona transgénero que denunció haber sido despedida por dicha condición. El tribunal no lo considera probado, pero es el primer fallo que defiende extensamente en sus fundamentos jurídicos la protección legal con que deben contar dichas personas.

El Tribunal Constitucional ha declarado ilegal toda discriminación contra las personas trans con motivo de su identidad de género, al considerar que contradice los derechos consagrados en la Constitución. Los magistrados han analizado el despido de una persona transexual y, aunque no han considerado que su condición fuese el motivo por el que perdió el trabajo, sí que defiende la protección legal de las personas transexuales, y señala que han sufren “profundos prejuicios arraigados normativa y socialmente”.

La sentencia (que puedes leer aquí) la ha adelantado este jueves El País, y reconoce por primera vez que discriminar a las personas trans choca con la Constitución, aunque ha rechazado el recurso de amparo presentado por una ingeniera aeroespacial que recibió comentarios de sus superiores por ir a veces vestida con pantalón y otros con falda. La empresa la despidió alegando que no había superado el periodo de prueba, y el tribunal da credibilidad a ese argumento.

Sin embargo, la sentencia, de la que ha sido ponente la magistrada María Luisa Balaguer, elabora una defensa de los derechos de las personas transexuales frente a situaciones de discriminación. El texto recoge que “la identidad de género es una circunstancia que tiene que ver con el libre desarrollo de la personalidad, íntimamente vinculada al respeto de la dignidad humana”. “Cuando no se ajusta a parámetros hetero-normativos clásicos, es decir, allí donde identidad de género y sexo de la persona no son absolutamente coincidentes, puede hacer al individuo acreedor de una posición de desventaja social históricamente arraigada”, señala la sentencia.

El Constitucional recuerda que las personas transexuales sufren “profundos prejuicios arraigados normativa y socialmente”, e incide en que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos “manifiesta con total claridad que la prohibición de la discriminación en virtud del artículo 14 de la Convención cubre debidamente las cuestiones relacionadas con la orientación sexual y la identidad de género”.

La carta de los derechos humanos no contempla específicamente a las personas transexuales, pero el tribunal considera que su precepto contra la discriminación es “una cláusula abierta que permite la inclusión de la identidad de género entre las características protegidas”.

Fuente Agencias

General, Historia LGTBI , , , , , ,

“Trabajo, salario y vida. ¿Por qué tantos conflictos?“, por Ramón Hernández Martín

Martes, 8 de febrero de 2022
Comentarios desactivados en “Trabajo, salario y vida. ¿Por qué tantos conflictos?“, por Ramón Hernández Martín

hine_mechanic_0.previewHay algo tan determinante y claro en la vida de los seres humanos como la necesidad de vivir “agrupados”, pues la interdependencia es característica de toda vida animal: no solo nacemos unos de otros, sino también nos necesitamos como un bastón para sostenernos en pie y seguir adelante. ¿Hay algo más inútil y enclenque que un hombre solo, por muy dotado que esté de facultades y por muchas fuerzas que tenga? ¿Es concebible siquiera la vida humana en una tierra habitada exclusivamente por “robinsones”?

Que la necesidad esencial de agruparse haya llevado a los seres humanos a su más lograda y perfecta forma de hacerlo en las “democracias” ha sido producto de no pocas renuncias individuales que nacen de tener que confiar en otros y delegar la representación personal en muy concretos grupos políticos. Sin embargo, mientras que la confianza ensancha el horizonte vital, la delegación no se hace como renuncia o sometimiento, pues todos tenemos los mismos derechos y nadie debe ser esclavo de nadie, sino por la conveniencia de encontrar acomodo y proyección en el grupo del que necesariamente se forma parte. En otras palabras: confiamos en otros para crecer y delegamos en los representantes políticos, pero no para transferirles un poder de dominio sobre nuestras vidas y haciendas, por más que ese sea el resultado muchas veces, sino para que lleven a efecto una fructífera misión de servicio a la colectividad. Solo el servicio a la comunidad justifica el poder político y la existencia misma de los políticos.

De ahí que toda política que no es servicio, es decir, toda política “dominadora”, sea depredadora, y que los “políticos dominadores” se conviertan en pesadas cargas para las espaldas de los ciudadanos que han confiado en ellos. Y de ahí se deriva igualmente la necesidad de que la política ejercida sea no solo buena, eficaz y productiva, sino también soportable económicamente. El ideal, por inalcanzable que resulte, es muy claro: buena política, pero a bajo costo; país rico con gobierno pobre. Es justo lo contrario de lo que está ocurriendo por lo general en las naciones orgullosas de su democracia. La vocación obliga al político a ser uno de los trabajadores más rentables para el pueblo, uno de los que más produzca a menor costo. Vista desde esa perspectiva, la situación actual no da más que para carcajadas sarcásticas debido a que no pocos políticos aprovechan su situación privilegiada para enriquecerse, comportándose para mayor escarnio como auténticos parásitos y viviendo como insaciables sanguijuelas de la sangre de los ciudadanos. Para no hurgar más en esta herida, de todos es bien sabido que, durante la terrible pandemia que padecemos y mientras muchos ciudadanos han perdido sus trabajos y disminuido sus ingresos, ningún político español ha ido al paro ni ha visto recortada su injustificada remuneración.

Partiendo de estos principios, el primer objetivo de todo gobierno bien emplazado debería ser procurar cobijo y comida a todos los ciudadanos que no quieran vivir a la intemperie ni pasar hambre voluntariamente. Todo ser humano que nace tiene derecho a un lugar donde vivir y a poder llevarse algo a la boca. Digamos, para no desequilibrar la cosa, que también tiene la obligación de contribuir al logro de ese objetivo. Un pueblo en el que haya ciudadanos que pasen hambre y por la noche no tengan para arroparse más que las estrellas es, siempre y en toda circunstancia, un pueblo “mal gobernado”, un pueblo cuya política hace aguas debido a que sus políticos se sirven de él en vez de servirlo. Insisto en que lo que realmente determina que una política discurra por el buen camino es que se logre de alguna manera que todos los ciudadanos tengan un habitáculo y puedan llevar cada día a la boca lo que necesitan para vivir. A ello hay que añadir, además, que disfruten de buena salud, que tengan una educación adecuada y posibilidades de realizarse como personas.

Ahora que en España se ha puesto sobre la mesa la “cuestión laboral” con la idea de injertar como es debido el mundo del trabajo en el empresarial, deberíamos tener el coraje de ir más allá de lo estrictamente salarial y de la durabilidad del trabajo para armonizar convenientemente en la vida de las empresas los roles de los empresarios capitalistas y de los trabajadores asalariados. Frente a tan problemática pantalla, solo me atrevo a insinuar que trabajar por un salario empobrece al trabajador e incluso desnaturaliza su trabajo. La envergadura laboral de un trabajador no se puede medir por la cuantía de un sueldo: considerando la empresa como un ser vivo, el trabajador, como también el empresario y el capital, es un órgano vital. De hecho, el fallo de cualquiera de esos tres órganos la hace inviable. Tengo la impresión de que, tras más de un siglo de dramáticas disputas entre marxismo y capitalismo, aquel nunca se ha atrevido a plantear la cuestión en términos tan esclarecedores como que los trabajadores son tan importantes como el capital y que también ellos son empresa.

Fijar en última instancia lo que son políticas de derechas o de izquierdas, zarzal en el que estamos metidos desde los inicios del s. XX, no solo se ha cobrado millones de víctimas, sino también empobrecido sobremanera nuestras sociedades. Es un problema que sigue muy verde en nuestros días. Sin duda, la persistente lucha obrera, que propugna “un salario mínimo digno”, ha contribuido a rescatar a los trabajadores de una explotación laboral que trataba de valorarlos únicamente como fuerza productiva y que de hecho los sometía y sigue sometiendo, no pocas veces, a una severa esclavitud. Si queremos salir del atolladero en que todavía nos encontramos, hemos de partir del hecho ya apuntado de que toda empresa está formada por el capital que la sostiene, por un cuerpo directivo que la planifica y por los obreros que le ponen carne al esqueleto, las tres columnas que sostienen el edificio: sin base económica no habría proyecto, sin dirigentes todo sería un caos y sin trabajadores no se daría ni un solo paso hacia adelante. La pacificación definitiva del mundo laboral vendrá únicamente de que la empresa funcione realmente como un cuerpo vivo en el que todos sus órganos vitales trabajen a pleno rendimiento.

Hoy, ningún empresario se atrevería a negarle a un trabajador la remuneración mínima suficiente para que puedan vivir él y su familia. De hacerlo, tendría que ser al margen de la ley que lo cuantifica. Sin duda, han quedado atrás los tiempos de la severa esclavitud laboral que muchos trabajadores han padecido, pero seguimos soportando todavía muchos desequilibrios, derivados de llamar empresa y considerar como tal únicamente al capital y a su personal directivo, mientras que los obreros quedaban reducidos a una masa laboral informe, obligada a producir el máximo rendimiento para sus patronos. Mis tiempos de comerciante me enseñaron que el beneficio comercial depende también y no poco de la gestión de compras y del control de los gastos de la transacción, el mayor de los cuales es siempre el costo laboral. De ahí que el trabajador, lejos de ser valorado como una de las tres columnas vertebrales de la empresa, quede reducido muchas veces a un “gasto” inevitable, tanto más soportable cuanto menor sea.

Yendo mucho más allá de cuanto se ha expuesto en tantísimos tratados sobre los empresarios y los trabajadores, sobre el capital y el trabajo, urge que los trabajadores sean colocados a la altura del capital. No me cansaré en insistir en que tan importante es para una empresa el capital sobre el que se funda como el trabajo que la desarrolla. Sin dinero, no hay base sobre la que construir, pero, sin trabajo, no hay construcción posible. Falta todavía mucho para que el trabajador se sienta dueño de alguna manera de la empresa en que trabaja. Cuando seamos capaces de plasmar en el funcionamiento de nuestras empresas ese proceder no solo habremos demostrado la inutilidad de la cansina dialéctica capital-trabajo, en la que seguimos inmersos por intereses económicos e ideológicos, sino también eliminado de raíz la conflictividad laboral que tantísimos disgustos causa, que tantas horas de trabajo tira por el sumidero y que tanto empobrece a los ciudadanos.

Partiendo de que la mínima aspiración de todo buen gobierno ha de consistir en procurar cobijo y comida a todos sus ciudadanos y de que el “salario mínimo” ha de ser de una cuantía que provea a las necesidades básicas del trabajador y de su familia, deberíamos diseñar empresas en las que los trabajadores sean beneficiarios de su productividad en la medida en que su trabajo los convierte en sus dueños. Sin duda, es una tarea harto difícil, pero el día en que se logre se dará al traste con toda la conflictividad laboral y se resolverá de un plumazo uno de los problemas más enquistados en la sociedad: conseguir que “los trabajadores trabajen”.  El sistema actual favorece que se acomoden en él fácilmente cientos de miles de parásitos que viven chupando la sangre de otros y cuyos salarios, lejos de ser dignos, son robos descarados.

El doce de enero se daba cuenta en este mismo portal de RD de que el papa Francisco denunciaba que “el trabajo es a menudo rehén de la injusticia social” y pedía que “sea rescatado de la lógica del mero beneficio y pueda ser vivido como derecho y deber fundamental de la persona”. “Derecho” porque es eje esencial del funcionamiento de una empresa en la que se proyecta la vida profesional del trabajador. “Deber” porque incluso fuerza a dejarse la piel en una empresa que se convierte en el sustento de su familia. Hablamos de un equilibrio de fuerzas y de reparto de beneficios que no solo será difícil de diseñar, pues requerirá audaces desarrollos legislativos, sino también de implantar, pues tendrá que lidiar, por un lado, con la precariedad laboral en que se mueven muchas empresas y, por otro, con la cuantificación de la productividad real de cada trabajador.

En este contexto, permítaseme una rápida alusión al mundo de la emigración, tan problemático en nuestros días por incomprensibles razones políticas e ideológicas. Sé de lo que hablo al haber trabajado con emigrantes españoles en Francia y en el Reino Unido. Cuando la emigración no es forzada, sino que obedece al derecho básico que cada cual tiene para buscarse la vida donde mejor le parezca, es realmente una bendición para los pueblos. Lo digo porque, en la actual coyuntura, la emigración está resultando muy conflictiva no solo porque se está haciendo a las bravas, sino también porque el mal entendido “fair play” de algunas naciones facilita que emigren a ellas parásitos de toda índole y hasta peligrosos delincuentes. Sin embargo, cuando se planifica y se desarrolla conforme a la ley, el emigrante, que se ve sometido muchas veces a esfuerzos sobrehumanos, enriquece al mismo tiempo a sus dos pueblos: el de su origen, al que suele enviar importantes ahorros, y el de su destino, que resulta el más beneficiado por su trabajo. Son muchos los españoles que a mediados del siglo pasado contribuyeron, por ejemplo, al desarrollo de Francia, de Alemania y del Reino Unido, al mismo tiempo que, tras vivir ellos con severa austeridad, ayudaban con sus ahorros a sus familias y contribuían con ellos significativamente a sacar a España de la enquistada pobreza en que había caído tras tantas convulsiones políticas.

Ramón Hernández Martín

Religión Digital

Espiritualidad , , , , , ,

El Tribunal de Apelaciones restablece la demanda por discriminación de trabajadores eclesiásticos LGBTQ despedidos

Miércoles, 15 de diciembre de 2021
Comentarios desactivados en El Tribunal de Apelaciones restablece la demanda por discriminación de trabajadores eclesiásticos LGBTQ despedidos

Screenshot-2019-09-28-at-17.19.13Joshua Payne-Elliott (derecha) y su esposo, Layton Payne-Elliott, fueron empleados como maestros de escuelas católicas antes de que Joshua fuera despedido. (Delaney y Delaney)

Un tribunal ha restituido la demanda por discriminación de un ex trabajador de la iglesia LGBTQ despedido por una escuela secundaria católica.

La demanda de Joshua Payne-Elliot fue desestimada anteriormente, pero en el último desarrollo, la Corte de Apelaciones de Indiana ahora dictaminó que una “Corte Superior del Condado de Marion se equivocó al desestimar la demanda de Payne-Elliot contra la Arquidiócesis de Indianápolis” y revocó la desestimación.

Payne-Elliot presentó la demanda por primera vez en 2019 poco después de ser despedido por su matrimonio entre personas del mismo sexo. Cuando el juez inicial se recusó, el juez Lance Hamner tomó el caso y desestimó la demanda en mayo de 2020 con una orden de una página que “solo citaba la falta de jurisdicción para los reclamos como razón para desestimar“. Ahora, la corte de apelaciones estatal de tres jueces dictaminó que esta decisión era incorrecta.

The Indianapolis Star informó:

“El tribunal de apelaciones determinó que el tribunal de primera instancia tenía jurisdicción para conocer del caso y que era demasiado temprano en el proceso para desestimar el caso en un juicio sumario. También dictaminó que el tribunal se equivocó al desestimar el caso con prejuicio, lo que habría significado que el mismo reclamo no podría volver a presentarse en ese tribunal ”.

Payne-Elliot fue despedido por Cathedral High School, donde había sido maestro desde 2006. Su despido en junio de 2019 se produjo después de que la Arquidiócesis de Indianápolis exigiera a sus escuelas católicas que implementaran cláusulas de moralidad que prohibían los matrimonios entre personas del mismo sexo. La demanda de Payne-Elliot afirma que la Arquidiócesis “interfirió ilegalmente con su relación contractual y laboral con Cathedral, lo que provocó que la escuela lo despidiera”.

La arquidiócesis ha argumentado que la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos prohíbe a los tribunales decidir asuntos sobre las políticas internas de la iglesia. Muchas instituciones católicas que son llevadas a los tribunales en respuesta al despido injusto de empleados LGBTQ utilizan esta defensa. Payne-Elliot está luchando para afirmar que su empleo es en la escuela, no en la iglesia.

La historia de Payne-Elliot es un ejemplo esperanzador de cómo los empleados católicos LGBTQ pueden superar la discriminación cometida por las instituciones eclesiásticas. Una vez más, tiene la oportunidad de llevar a la arquidiócesis ante la justicia con la restitución de la demanda. Pero, independientemente del resultado legal, en última instancia, depende de los católicos decirles a los líderes de su iglesia que traten a todos los empleados, especialmente a los empleados LGBTQ, con respeto, amor y dignidad.

—Elise Dubravec (ella / ella), New Ways Ministry, 7 de diciembre de 2021

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Emilce Cuda: Trabajo es Cuidado, porque es la actividad humana más significativa.

Sábado, 22 de mayo de 2021
Comentarios desactivados en Emilce Cuda: Trabajo es Cuidado, porque es la actividad humana más significativa.

Cuidado_2337076275_15534223_660x371Informe del programa internacional de la ICMC: “El Futuro del Trabajo. Labor después de Laudato Si”

“Si el trabajo es el principal organizador social, el desempleo es el principal des-organizador de la comunidad, ya que constituye la principal amenaza de des-estabilización”

“La guerra ya no será entre los de arriba y los de abajo cuando el 90% de la población mundial está abajo. La guerra que amenaza será por trabajo entre los de abajo”

“Hablar de paz social justa hoy, implica reconocer al desempleo como conflicto principal”

“El salto tecnológico exige una transformación. Reciclar y descarbonizar no es suficiente. Hace falta incorporar el ‘deber de cuidar'”

En el Día del Trabajador hablemos en concreto del conflicto principal antes que de principios abstractos. Sin trabajo digno la  seguridad estatal y ambiental se ve amenazada de muerte. Esta situación agónica constituye una crisis ecológica sin precedentes, pero hay futuro si nos organizamos para resignificar la noción de capital y trabajo, antes que suspender el desarrollo tecnológico. La vida debe ser puesta en valor. Las personas y el planeta deben contabilizarse.

Los cuatro principios sociales concretos que orientan el discernimiento cristiano para la acción justa son inalcanzables si no se identifica al desempleo estructural como conflicto principal del cual hacerse cargo como primer paso para la transición justa.

La dignidad humana realizada en el trabajo creativo, el acceso universal a los bienes creados y tecnológicos, la solidaridad institucionalizada en sindicatos, gremios y movimientos populares, y la participación política y económica subsidiaria, dependen para su efectividad de reconocer que toda labor creativa es trabajo y, en consecuencia, debe ser justamente remunerada y socialmente protegida -tal y como lo expresan las Recomendaciones 202 y 204 de la OIT. Para esto, no solo hay que optar por los pobres, sino también discernir “con” los pobres -que siempre son trabajadores porque no viven de la renta-, cuál es, en cada situación, la acción socialmente justa que garantice el desarrollo sustentable.

Si el trabajo es el principal organizador social, el desempleo es el principal des-organizador de la comunidad, ya que constituye la principal amenaza de des-estabilización. Por eso, desde la ICMC (International Catholic Migration Commission) , el equipo internacional del programa The Future of Work. Labor after Laudato Si (El futuro del trabajo. Labor después de Laudato Si), a cargo de Pierre Martinott-Lagarde junto a Anna Biondi, Robert Vitillo y representantes de distintos centros internacionales de cinco continentes concluye que  “Trabajo es Cuidado” porque: (I) “es la actividad humana más significativa”; (II) “la relación entre capital y trabajo ha sido sobredimensionada”; (III) “la balanza inclinada hacia el capital genera gran desigualdad”. Consideran que enfrentar esa crisis es un desafío urgente que no puede resolverse “incrementando ajustes en el mundo del trabajo sin pensar alternativas radicalmente transformadoras”.

El actual salto tecnológico cualitativo, que elimina estructuralmente horas de trabajo a nivel global, deja fuera del empleo a más de la mitad de la población mundial activa. Sin embargo, el 62% de los desempleados forman parte del sistema productivo pero no son contabilizados: realizan los trabajos “esenciales” pero no son reconocidos como trabajadores y se los llama “informales”. Sin los dispositivos solidarios institucionales -las organizaciones políticas de los trabajadores-, el diálogo social capaz de poner límites éticos a la técnica no es posible, y el paradigma cultural deviene tecnocrático.

La crítica situación social y ambiental, según el informe de la ICMC,  acontece en el marco de una falta de sensibilidad cultural para hacerse cargo de la escandalosa  diferencia entre trabajadores, es decir, entre trabajadores empleados que gozan de protección social, y trabajadores desempleados sin ninguna garantía. La guerra ya no será entre los de arriba y los de abajo cuando el 90% de la población mundial está abajo. La guerra que amenaza será por trabajo entre los de abajo.

Hablar de paz social justa hoy, implica reconocer al desempleo como conflicto principal. No se trata de revolución sino de transición, y el primer paso es eliminar la desigualdad entre trabajadores, reconociendo toda actividad humana económica, es decir toda “labor”, como trabajo.

La consigna del informe conclusivo de la ICMC es: Trabajo es Cuidado/Cuidado es Trabajo. También lo es para los miles de jóvenes de Economía de Francisco en todo el mundo.

En primer lugar, “Cuidado es trabajo”. Esto se asocia directamente al sector económico de servicios, el cual ocupa a más de la mitad de la población mundial activa, y la mitad de esa mitad no está empleada formalmente. Por eso, la solución a la desigualdad laboral pasa por percibir culturalmente el cuidado como trabajo, reconociéndolo como tal desde el Estado, para equiparar así en protección social a todos los trabajadores y poner fin al conflicto social que esa diferencia genera, amenazando la paz, no sólo local sino también geopolíticamente. La gran diferencia no es solo entre sectores sociales y/o étnicos, sino también entre continentes debido a una división internacional del trabajo desde fines del siglo XIX.

 ICMC_2337076274_15534208_667x218

En segundo lugar, Trabajo es Cuidado”. En este caso, se hace referencia al sentido de la palabra “cuidado” que va más allá de la persona del trabajador. No solo se trata de supervivencia individual y familiar, sino también de seguridad estatal y planetaria porque, como se dijo al comienzo, si el trabajo es el primer organizador social, el desempleo es el principal desorganizador y, por consiguiente, el principal des-estabilizador.

Por eso la urgencia en iniciar procesos de transicion justa que garanticen trabajo digno para todos. Sin trabajo organizado no es posible el diálogo social que permite las negociaciones entre trabajadores y corporaciones tendientes a establecer dentro de los Convenios Colectivos de Trabajo, además de condiciones dignas y decentes para la persona del trabajador y su familia, también regulaciones productivas sobre la reinversión de la renta para garantizar la dignidad del planeta. Siendo realistas, el cuidado de las riquezas depende de los límites éticos que desde el “subsuelo del planeta” se pongan a la técnica. El trabajo, organizado institucionalmente, es cuidado.

La Agenda 2030 de la ONU sobre Desarrollo Sustentable llama a una transformación de magnitud considerable, y determina que el trabajo es el principal agente de transformación para prevenir el caos político. Para eso establece tres herramientas: (I) participación en el diálogo social de todos los sectores productivos, sentados a la mesa como pares, para  decidir sobre el modo sustentable de producción, distribución y reinversión de la renta; (II) ley como reconocimiento estatal de los acuerdos; (III) cooperación internacional para el desarrollo de los pueblos.

Según el informe de la ICMC, las cosas buenas que se gestaron en la modernidad industrial, como el derecho laboral y la democracia, deben ser los primeros escalones de la transición justa, pero requieren de organización. Esto resulta imposible cuando la relación entre trabajadores se rompe debido al desempleo y el teletrabajo que impiden unirse para salvarse. La Declaración por el Centenario de la OIT puso al centro a la persona humana.

1619033425583En el 2019, la Comisión Mundial para El futuro del trabajo, sostiene  que no se puede seguir definiendo al trabajo solo como contrato entre empleador y empleado por motivos económicos de compensación financiera. De acuerdo con esto, Laudato Si propone considerar las cuatro dimensiones del trabajo: social, económica, ecológica y espiritual (sanitaria). Para afrontarla se debe resignificar al  trabajo como “cualquier actividad que modifique la realidad existente” (LS 125). De eso  depende el futuro socioambiental porque hacer la experiencia del trabajo vuelve “cuidadosos” y permite “oír tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres” (LS 49).

Se busca poner en marcha una  “auténtica cultura del cuidado” (LS 229), sin embargo, el  proceso de transición justa no arranca porque durante casi tres siglos la producción solo se centralizó en la acumulación de la renta y no en el desarrollo de la riqueza para la promoción humana, como señala el informe de la ICMC. El poder impersonal del capital financiero lo penetra todo hasta “tomar el alma”  (FT 14), llevando a la especie humana al borde del ecogenocidio (LS 175). Es una crisis cultural -y no económica- la que impide: (I) identificar el conflicto principal que amenaza la seguridad de los Estados; (II) discernir comunitariamente como “desatar nudos” de acuerdo a principios sociales constituidos a partir de la experiencia real de sufrimiento; (III) actuar concretamente por la justicia, en memoria de la injusticia social, al margen de los principios ideales de justicia construidos “balconeando” la vida.

ICMC, de acuerdo con los principios sociales del magisterio católico: (I) identifica como principal conflicto al desempleo estructural; (II) juzga que, si bien se asiste a un cambio de época a causa de la automatización tecnológica, los efectos significativos en las estructuras económicas, políticas y culturales que hasta ahora ordenaron el campo social son consecuencia de una desorganización laboral; (III) sostiene que es necesario cambiar la estructura de gobernanza que hoy ya no representa ni organiza, y que ese debería ser el rol de los líderes populares.

icmc-inaugurates-a-new-covid-19-hospital-ward-in-pakistan-crop-1617977122-1849x1200El futuro socioambiental depende de reconocer como trabajo todas las actividades laborales ya existentes para que las personas accedan a los beneficios sociales. Más de la mitad de los trabajadores están desempleados pero ocupados en el sistema económico. Contribuyen al sistema productivo de bienes y de acumulación del capital financiero pero están invisibilizados contablemente en la cadena de valor que conforma el PBI nacional. Las labores no reconocidas remunerativamente tampoco son reconocidas culturalmente, en consecuencia, el presupuesto estatal destinado al cuidado sanitario y educativo de los “desempleados” no es percibido por los “empleados” como inversión social sino como gasto público.

Esta es la forma que asume la esclavitud hoy. En el caso de los alimentos consumidos, el 53% mundial sigue siendo producido familiarmente y no contabilizado como productividad por los países. Eso significa que el 5% de los productores contabiliza para sí el valor que genera el 95% restante. Otro caso significativo es la economía de servicios, que se expandió en los últimos 60 años hasta convertirse en la principal “fuente de energía” del actual crecimiento económico, y está siendo sustituida por inteligencia artificial.

El salto tecnológico exige una transformación. Reciclar y descarbonizar no es suficiente. Hace falta incorporar el “deber de cuidar”. El Manifest for Decent and Sustainable Work, (ICMC/CERAS), presentado e la ONU en mayo de 2018, puede resumirse en estos puntos:

El trabajo no es un commodity; es la  condición humana  ecológica dignificante de: co-laborar para cuidar y crear. 

Las condiciones de vida decente son las que garantizan a las personas realizarse humanamente desplegando su constitución esencial: creativa -con derecho a ser capacitado-; y cuidadora -con derecho a discernir y decidir sobre la producción, distribución y reinversión de los bienes comunes-, en co-laboración comunitaria. Lo contrario es inhumano e indignante.  

La labor creativa y cuidadosa es una realidad social -por la vida y con todos-, por eso reconocer al trabajo como co-laboración es justicia social, una tarea amorosa, no comercial, que no busca rédito sino redención.

Lo contrario impacta socio-ambientalmente amenazando la seguridad de los Estados y de la vida en el planeta.

Una transformación urgente  en las relaciones económicas de producción destructivas requiere convergencia de valores éticos y técnicos.

Se debe reiniciar el diálogo social como lugar privilegiado para la manifestación humana -como creadora y cuidadora/responsable-, resignificando la categoría de trabajo, más allá de la idea de empleo asalariado, reconociendo cultural y legalmente todas las actividades laborales que se realizan para sostener la vida -que deben serlo todas, no solo las de servicio- como trabajo. 

Eso necesita el re-establecimiento del vínculo entre el trabajo y tiempo disponible para las relaciones humanas políticas.

La correlación entre exclusión social y riesgos ambientales obliga a resignificar la justicia como socioambiental, eso resignifica la noción de equilibrio ecológico como: producción sustentable; distribución equitativa de la riqueza; coneccion entre trabajadores; remuneración justa; derechos laborales; nuevos métodos de gerenciamiento; contratos de trabajo dignos; y  protección social extendida a los desempleados laborantes.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad , , ,

El ascetismo más seguro

Lunes, 19 de octubre de 2020
Comentarios desactivados en El ascetismo más seguro

Del blog Amigos de Thomas Merton:

FB_IMG_15742737823289671

 “El camino hacia la contemplación es una oscuridad tan intensa que ya no es ni siquiera dramática. No queda nada en ella que pueda ser asido y acariciado como heroico ni aun insólito. Así, para el contemplativo, hay un valor supremo en la rutina ordinaria de trabajo, pobreza, penalidad y monotonía que caracteriza la vida de la gente pobre, ininteresante y olvidada del mundo.

Cristo, que vino a la tierra para formar contemplativos y enseñar a los hombres la ruta de la santidad y la oración, habría podido fácilmente rodearse de ascetas que lo dejaran morir de hambre y aterraran a la gente con extraños éxtasis. Pero sus Apóstoles fueron trabajadores, pescadores, publicanos que se distinguían tan solo por su indiferencia hacia la mayor parte de la complicada red de devociones, prácticas rituales y moral gimnástica de los santos profesionales.

El ascetismo más seguro es la inseguridad amarga, el trabajo y pequeñez de los realmente pobres. Depender absolutamente de otros. Ser desconocido, menospreciado y olvidado. No conocer la comodidad ni la limpieza. Vivir en la suciedad y comer mal. Recibir órdenes y trabajar mucho por poco dinero. Esto es una dura escuela, que la mayoría de las personas piadosas hacen todo lo posible por evitar”.

*

Thomas Merton
Semillas de contemplación

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

‘Iglesia por el Trabajo Decente’ reclama el ingreso mínimo vital y un pacto de Estado contra la precariedad laboral

Viernes, 1 de mayo de 2020
Comentarios desactivados en ‘Iglesia por el Trabajo Decente’ reclama el ingreso mínimo vital y un pacto de Estado contra la precariedad laboral

Iglesia-Trabajo-Decente-reclama-precariedad_2226387353_14549554_660x371Manifiesto de las entidades cristianas con motivo del 1º de Mayo

Piden el reconocimiento del derecho a la prestación por desempleo para las personas empleadas de hogar, la regularización extraordinaria e inmediata de los trabajadores “sin papeles”

““No nos cabe duda de que la crisis laboral y económica provocada por la pandemia del COVID-19 hubiera tenido un menor impacto sin la indecente precariedad laboral, ese ´virus´ que caracteriza el sistema de relaciones labores”

Reclama el reconocimiento de los “empleos más precarizados” (agricultura, trabajadoras del hogar, repartidores…) que se han descubierto como “esenciales para la sostenibilidad de la vida”

El panorama se presenta desolador: con cuatro millones de trabajadores que se verán afectados por un ERTE, más de 3,5 millones de parados, 1,4 millones de autónomos que han cesado su actividad, casi un millón de empleos destruidos, más de un millón de parados sin prestación… Este 1º de mayo del coronavirus tendrá muy presente la situación de millones de trabajadores y trabajadoras en nuestro país, y el mundo, abocados a un futuro incierto.

Por ello, la plataforma Iglesia por el Trabajo Decente (ITD), que aglutina a entidades como Cáritas, Conferencia Española de Religiosos CONFER, Hermandad Obrera de Acción Católica HOAC, Justicia y Paz, Juventud Estudiante Católica JEC y Juventud Obrera Cristiana JOC, ha elaborado un manifiesto en el que reclaman con urgencia la aprobación de un ingreso mínimo garantizado, el reconocimiento del derecho a la prestación por desempleo para las personas empleadas de hogar, la regularización extraordinaria e inmediata de los trabajadores “sin papeles”, así como un pacto de Estado que apueste por la centralidad de la persona y el trabajo decente.

La pandemia de la precarización

“No nos cabe duda de que la crisis laboral y económica provocada por la pandemia del COVID-19 hubiera tenido un menor impacto sin la indecente precariedad laboral, ese ´virus´ que caracteriza el sistema de relaciones labores, que lesiona los derechos de las personas trabajadoras y de sus familias; si la sanidad y el conjunto de políticas sociales hubieran contado con los recursos que necesitan y que fueron recortados como consecuencia de la anterior crisis financiera”, sostiene el manifiesto, que pone el foco en los “empleos más precarizados” (agricultura, trabajadoras del hogar, repartidores…) que “se han descubierto como esenciales para la sostenibilidad de la vida” durante la cuarentena, pero que siguen “ejerciendo sus funciones en condiciones precarias y en la mayoría de los casos sin la protección adecuada”.

ITD1M2020-10-10-1536x768

Entre las medidas concretas, ITD reclama que “se articulen e impulsen todas las medidas necesarias evitando que esto vuelva a pasar y para construir una red de protección social para quienes han perdido empleo, salario y derechos, para que nadie se quede atrás”.

Estas son algunas de las demandas:

• El reconocimiento de un ingreso mínimo garantizado en un programa articulado que integre las políticas sociales en España.

• El derecho a la prestación por desempleo para las personas empleadas de hogar, así como el reconocimiento social del trabajo de hogar y de cuidados.

• La regularización extraordinaria y urgente de los trabajadores y las trabajadoras “sin papeles” y descartados de los derechos de ciudadanía.

• Un pacto de Estado que, entre otras cuestiones, apueste por la centralidad de la persona y el trabajo decente, piedra angular sobre lo que se sostiene todo lo demás.

• El fortalecimiento del pilar de los derechos sociales en Europa.

El Manifiesto finaliza con una invitación “a las comunidades cristianas a unirnos, desde la distancia física obligatoria, desde nuestras casas, en la celebración y la oración”, y a “participar con creatividad en aquellas acciones que puedan hacer visible la necesidad de un trabajo decente acorde con la dignidad humana”.

Manifiesto de Iglesia por u… by Religión Digital on Scribd

Fuente Religión Digital

Espiritualidad, General , , , , , , , , , ,

Chile: Instructivo de la Dirección del Trabajo garantiza derechos laborales de personas trans

Martes, 14 de enero de 2020
Comentarios desactivados en Chile: Instructivo de la Dirección del Trabajo garantiza derechos laborales de personas trans

laboral-trans.movilh-634x394Obliga a respetar el sexo y nombre social para todos los efectos, incluido el uso de baños. Si bien el documento es antiguo, solo se hizo conocido hoy tras una reunión del Movilh con la Dirección del Trabajo.

La Dirección del Trabajo ya cuenta con un instructivo que orienta sobre los derechos de las personas trans en el ámbito laboral, lo cual fue festejado y comunicado públicamente hoy por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh)

Si bien el dictamen es de febrero del 2017, solo ahora se hizo conocido, luego de que el Movilh se reuniera con la jefa de Gabinete de la dirección el Trabajo, Isadora Rault, para avanzar en mecanismos que garanticen los derechos de las personas trans en el ámbito laboral, en particular tras la entrada en vigencia de la Ley de Identidad de Genero.

“Aunque el instructivo nació como respuesta a la consulta de una empresa en específico, es aplicable a todo el campo laboral, según nos explicó la Dirección del Trabajo. En tal sentido, hemos comenzado a sociabilizar el instructivo para que todas las personas trans sepan como ejercer sus derechos en sus trabajos. En paralelo la Dirección del Trabajo está evaluando que otras herramientas generar para garantizar la no discriminación por identidad de género”, sostuvo la dirigente trans del Movilh, Paula Dinamarca.

Añadió que el instructivo es “de especial relevancia, pues al margen de la autonomía de los empleadores para definir políticas internas, estas en ningún caso deben violentar la ley de identidad. Por tanto, y como ejemplo, las personas deben usar baños acordes a su género”.

En efecto, el instructivo establece que “no puede caber duda a estas alturas del debate jurídico” que las “prescripciones de higiene y seguridad que impone el ordenamiento laboral al empleador han de proteger a todos y cada uno de sus trabajadores, cual sea la condición y situación personal de éstos, siendo inconcebible que una persona dependiente de la empresa quede marginada de tan básica protección por el solo hecho de tener un determinado sexo, orientación sexual o identidad de género”.

Privar de algún derecho a las personas LGBTI, añade el instructivo, implica vulnerar el artículo 2 del Código del Trabajo, así como los artículos 1 y 19 de la Constitución Política

En consecuencia, si bien la normativa referente a baños suele usar la terminología “hombre-mujer”, “ello no implica de modo alguno que el ordenamiento jurídico permite desconocer el significado y alcance de la identidad de género a que tiene derecho toda persona, ni menos puede constituir un fundamento para adoptar medidas vulneratorias”, apunta el instructivo.

La correlación con los derechos fundamentales que se deben amparar en sede laboral, permite sostener que una persona trans, o en términos amplios, cualquier trabajador o trabajadora que sea sujeto de una migración de género, tiene, como todos, el derecho a ser respetado en su autopercibida identidad de género, pudiendo la lesión de esta –sea parte del empleador, sea parte de otro trabajador- resultar atentatoria a la dignidad, tanto como al derecho al trato igualitario y a otros derechos esenciales, la honra, la intimidad y la integridad física y síquica del afectado”, finaliza al instructivo.

Instructivo completo aquí

Fuente MOVILH

General, Historia LGTBI , , , , , ,

Lo que da gloria a Dios

Miércoles, 18 de septiembre de 2019
Comentarios desactivados en Lo que da gloria a Dios

Del blog Amigos de Thomas Merton:

67506402_930427633965361_2532696752222371840_n

“La oración no es lo único que le da gloria a Dios, también el trabajo. Golpear un yunque, serrar un madero, pintar una pared, manejar caballos, barrer, fregar, todo le da gloria a Dios si, estando en su gracia, lo haces como tu deber. Comulgar dignamente glorifica a Dios de gran manera; pero comer con agradecimiento y templanza también. Levantar las manos en oración glorifica a Dios. Pero el hombre con la horquilla llena de estiércol y la mujer con un cubo lleno de comida para los cerdos también le glorifican. Tan grande es Dios que todo le glorifica si se hace con esa intención. Vive así, pues, hermano mío”.

*

Gerard Manley Hopkins

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.