Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Arona’

Un jurado de Tenerife condena al acusado de matar a Iratxe Otero, una mujer trans, en diciembre de 2020

Martes, 31 de mayo de 2022

362819EA-4A55-4DCE-BD4D-64A6479F7CF8Iratxe Otero [photo: www.gofundme.com]

Un jurado popular ha declarado culpable de homicidio al acusado de matar a Iratxe Otero, una mujer trans de 29 años, en diciembre de 2020 en Arona (Tenerife). Se enfrenta ahora a una pena de cárcel de entre doce años y medio (la que solicita la Fiscalía) y quince años (la que solicita la acusación particular), que será decidida por el juez. 

Según informa el tinerfeño Diario de Avisos, para la decisión del jurado resultaron claves las imágenes de las cámaras de seguridad del centro comercial Chaparral, en la barriada de Costa del Silencio de Arona, donde fue encontrado el cádaver de la mujer, y que mostraban al acusado arrastrando su cuerpo. En el momento de su detención, horas después de ser hallado el cadáver, el ahora declarado culpable presentaba además heridas compatibles con los intentos de defensa de Iratxe Otero antes de morir estrangulada. El jurado descartó el atenuante de alcohol y drogas que la defensa del acusado había esgrimido durante el juicio.

Durante la semana del juicio, el alcalde socialista de Arona, José Julián Mena, Mena se reunió con la familia de la joven trans asesinada. La reunión se realizó con el claro objetivo de reiterar a la familia de Iratxe Otero la solidaridad del pueblo de Arona.

Como contamos en su momento, el cádaver de Iratxe Otero, de origen colombiano, fue encontrado en la madrugada del sábado 26 de diciembre de 2020 en un pasillo del centro comercial Chaparral en avanzado estado de descomposición. Antes habría permanecido en un club de karaoke del centro comercial antes de ser trasladado a la zona común. La noticia del hallazgo del cádaver recibió en un primer momento un inadecuado trato mediático, ya que la Guardia Civil, en la información inicialmente trasladada a los medios, se refería a la mujer que finalmente fue identificada como Iratxe Otero en masculino, circunstancia que mereció la condena de activistas y colectivos trans.

Asesinatos de personas trans en España

Precisamente el asesinato de Iratxe Otero fue el que hizo que España apareciese de nuevo en 2021 en la macabra lista de países en los que se han registrado asesinatos de personas trans y género-diversas, según el registro que cada mes de noviembre hace público Transgender Europe con motivo del Día Internacional de la Memoria Trans.

Nuestro país, de hecho, acumula 14 víctimas en este registro desde enero de 2008. Los nombres más recientes incluidos en este listado, aparte de los de Iratxe Otero, han sido los de Lorena Reyes, asesinada en octubre de 2016 en Santa Cruz de Tenerife y que aparece en el listado de 2017 (recordemos, además, que en este caso un jurado popular absolvió al único acusado); Eli, víctima de una brutal paliza en Valladolid, cuyo nombre apareció en el listado de 2018; una mujer de nombre no registrado y Paloma Barreto, asesinadas en 2019 en Castellón y en Avilés, respectivamente, y referenciadas en el informe de 2019; y Susana Criado, asesinada por su pareja en septiembre de 2020 en Oviedo, cuyo nombre fue incluido en el listado de 2020. Y es que detrás de cada una de las cifras hay personas reales de carne y hueso, cuyas vidas se han visto truncadas de forma dramática.

Fuente Dosmanzanas/El DigitalSur

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

“¿Orgullo de qué?”, “Es posible un Orgullo sin tangas ni carrozas” y algunas otras perlas homófobas en la prensa española

Lunes, 3 de julio de 2017

carta-homofoba-abc-300x153¿Y cuándo un día del orgullo hetero?, berrean, como cada año por estas fechas, los homófobos del mundo. Lo cierto es que, sin necesidad de entrar a estas alturas en las argumentaciones que desmienten la necesidad de tal majadería (otros con más talento que nosotros ya lo han hecho), estos últimos días hemos asistido a varias demostraciones de “orgullo hetero” en la prensa escrita española, que muestran hasta qué punto la aceptación de la realidad LGTB de la que la sociedad española presume, no deja de ser, en muchos casos, una capa de barniz. Claro que no faltan tampoco los artículos y columnas que, desde una supuesta perspectiva gay-friendly, lanzan a diestro y siniestro tópicos homófobos y plumófobos y reclaman, cómo no, “normalidad”.

La pasada semana, la edición sevillana del ABC (el mismo diario que en el mes de marzo difundía el panfleto de una de las más recientes campañas de odio de HazteOír) nos sorprendía (o quizá no tanto) con una carta al director firmada por Antonio Rodríguez Mármol, titulada “¿Orgullo de qué?”. “Se puede sentir orgullo por haber terminado los estudios con matrícula de honor, por haber sacado con el número uno unas oposiciones (…) Pero sentirse orgulloso por ser gay o lesbiana… hombre no. La pareja hompre/mujer se creó para asegurar la continuidad de la raza humana, toda relación contra natura podrá aceptarse pero de ahí a sentirse orgulloso, hombre no”, aseguraba el amigo Mármol, que criticaba a los partidos que “esto apoyan” porque “sólo buscan votos, porque aquellos otros que no lo aceptan, no son votados por estos grupos [sic]“. Una muestra del casposismo más rancio que denunciaba en Twitter el periodista Juan Carlos Romero, precisamente extrabajador de ABC:

Un texto, eso sí, que parecía lo más gay-friendly del mundo al lado de la asquerosa serofobia de otra carta al director en Alerta, el diario cántabro fundado por Falange Española allá por los años treinta y que no parece haber perdido su ADN fundacional, a tenor de lo que acepta publicar. La carta culpaba a los homosexuales con VIH/sida de no contribuir a la sociedad, pese a lo costoso de su tratamiento y atención médica. “¿Orgullo de ser y practicar conductas gay?”, comenzaba el texto, firmado por Isidro Terán. “Más de 20 millones de gay reciben tratamiento por estar infectados de SIDA, a los que hay que prestar atención médica, facilitar medicamentos, dedicarles atenciones médicas, sociales y hospitalarias. Y se recibe poco de ellos porque millones de los mismos no pueden trabajar”, afirmaba el texto, según el cual “jóvenes que no superan los 13 años son conducidos a la práctica homoanal, sobre todo en Cataluña [sic]“Docenas y cientos de niños recién nacidos se diagnostican enfermos de VIH/SIDA por transmisión de sus padres bisexuales, en Hispanoamérica y en gran medida en Cataluña y País Vasco”, añadía. “Los hombres han dejado sus relaciones naturales con la mujer y arden en malos deseos los unos con los otros. Hombres con hombres cometen actos vergonzosos y sufren en su propio cuerpo el castigo de su perversión. En favor del ser humano, en favor de los niños a los que no debemos negarles sus derechos a una vida feliz, culta y en paz. ¡Meditemos y digamos la verdad”, concluía la carta…

Más dudoso es el caso del artículo publicado en el diario extremeño Hoy por Tomás Martín Tamayo, en el que muchos han visto una más disimulada homofobia. Con el título “Orgullo Gay, la columna de Tamayo asegura que “La respuesta a la represión suele ser la algarabía, el exceso y la excentricidad. A veces también la ira. Así podemos entender que homosexuales, lesbianas y demás estaciones de diversidad sexual, muestren euforia festiva para celebrar su condición, como si la misma fuera un hecho extraordinario, de los que rompen esquemas, desalambran y abren fronteras. Se sienten orgullosos por ser gais, como si los demás nos avergonzáramos de nuestra condición de heterosexuales. Oyendo a algunos/as, parece que la homosexualidad la han inventado ellos. Después de la tempestad llegará la calma y cuando ser homosexual no sea un signo diferenciador, cesarán estas manifestaciones que en algunos aspectos chirrían”. Bien es cierto que, en el resto del artículo, Martín Tamayo hace un repaso superficial por la represión de la homosexualidad en décadas pasadas, aunque sin abandonar el tonillo condescendiente y el retintín. “Creo que en España la diversidad sexual está tocando cotas de normalidad y que, aunque queden refugios carpetovetónicos, no hay discriminación y, si la hay, es positiva porque en algunos sitios se puntúa para acceder a viviendas sociales e incluso para perpetuarse en monumentos. O trabajar en Telecinco”, acaba su artículo Martín Tamayo.

Eso sí, no toda la homofobia vertida estos días en prensa sigue el mismo hilo argumental del “orgullo hetero” o del “¿Por qué un orgullo gay?” (porque curiosamente en estos artículos nadie habla nunca de Orgullo LGTB). El de alabar la “normalidad” de algunos gais frente a otros es aún más frecuente, algo a lo que, por desgracia, ya estamos más que acostumbrados. Pero, incluso así, esta semana no dejaba de llamarnos la atención que El Mundo publicase el artículo “Los crímenes estéticos que cometen los gays”, firmado por Beatriz Miranda. Un supuestamente “desenfadado” repaso a los atentados a la estética que podemos ver en el mundo gay y que en realidad no es más que una serie de tópicos homófobos de persona “con amigos gais” (un patrón, no sabemos si estético, pero desde luego sí ético, bastante consolidado). “No se trata de celebrar ahora sólo el estilo de los gays hipsters tipo Almodóvar o el pijismo de Iñaki Oyarzábal. Me quedo con una cosa reposada e intermedia tipo ‘El Comidista’ [en alusion a Mikel López Iturriaga]. Un tipo normal”, terminaba el artículo… Toda una declaración en sí misma.

Claro que, si se tiene en cuenta que pocos días antes El Mundo, un periódico que hace años destacaba por ser de todos los generalistas el que mejor retrataba la realidad LGTB, publicaba un artículo  firmado por Javier Cid y titulado “¿Un Orgullo LGTB sin tangas ni carrozas? Sí, es posible” nada nos extraña. En ese artículo, que hacía una crónica de la primera edición del ARN Culture & Business Pride celebrado en Arona (Tenerife), el periodista se felicitaba de que fuese posible un orgullo distinto al de Madrid, “el Orgullo Gay que cada año, bajo las brasas tropicales de julio, acoraza Madrid de musculazos y pezones arponeros, como mandarinas”. El de Arona, sin embargo, reunía a “profesionales del colectivo (científicos, artistas, diseñadores, periodistas, actores, empresarios, emprendedores, influencers, y así hasta agotar existencias)”“Un pride exigente al que la gente viene a aprender, a hacer networking, a conocer experiencias profesionales de referentes de muchos ámbitos y después, por qué no, a tomarse una copa tranquilamente o a disfrutar de un concierto”, según declaraba al periodista su directora, Olga Payar…

Lo expuesto en esta entrada es solo una selección de los textos que más polémica han causado estos días en redes sociales. Por desgracia, hay más. Bien es cierto que, con el paso de los años, este tipo de artículos u opiniones quedan relegados a las secciones de menos valor de los periódicos, o en las que directamente los editores se lavan las manos poniendo “en boca de los lectores” lo que ellos ya no se atreven a decir. Pero no dejan de publicarse, son leídos por miles de personas y causan un daño importante. Por eso, estos días (mañana, los que estemos en Madrid) salimos a manifestarnos por las calles, con la apariencia que nos dé la gana, a seguir defendiendo con uñas y dientes nuestra dignidad como minoría y los derechos que legítimamente nos corresponden. Y que pronto comenzarán a rebajarnos el día que bajemos la guardia, el día que, por considerarnos ya “normalizados”, dejemos de salir a manifestar nuestro Orgullo y honrar la memoria de las y los que nos precedieron y en su día no pudieron ni siquiera manifestarse.

Fuente Dosmanzanas

Y añadimos nosotros:

ddht4rhwaaagi8g-jpg-large

***

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.