Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Theodore McCarrick’

El potente editorial del National Catholic Reporter: “Obispos de EE.UU., por favor, supriman el culto a San Juan Pablo II”

Lunes, 16 de noviembre de 2020

juan-pablo-ii-bendiciendo-a-marcial-macielJuan Pablo II bendiciendo al siniestro depredador sexual Marcial Maciel:

“El S.XXI quedará por siempre empañado por su insensible toma de decisiones”

“Ha llegado el momento de hacer un difícil ajuste de cuentas. Este hombre, proclamado santo católico por el Papa Francisco en 2014, puso voluntariamente en riesgo a niños y jóvenes en la Arquidiócesis de Washington, D.C., y en todo el mundo”

“Al hacerlo, también socavó el testimonio de la Iglesia mundial, hizo añicos su credibilidad como institución y dio un ejemplo deplorable a los obispos”

“Como todos los santos, Juan Pablo tiene un culto vibrante: personas de todo el mundo que celebran su memoria fomentando la devoción a él, poniendo su nombre en iglesias y escuelas y organizando procesiones y desfiles en su fiesta”

El velo de silencio de las estructuras eclesiásticas hizo que causas civiles prescribieran. McCarrick, Maciel, Karadima, Figari… los ‘apóstoles’ de la pederastia y la Iglesia que calló

Luis Badilla: ” McCarrick es una radiografía de lo que es, y cómo se comporta, una parte de la Iglesia Católica”

Escalada y desescalada en el poder de un abusador, durante tres papados: Las cinco claves del informe McCarrick según el New York Times

“De palabra y obra, el Papa Francisco ha cumplido”: O’Malley, ante el informe McCarrick: “Los supervivientes merecen nuestro cuidado, apoyo y honestidad”

El Papa sobre el informe McCarrick: “Renuevo mi cercanía a las víctimas de todos los abusos y el empeño de la Iglesia por erradicar este mal”

Un cura polaco acusa al cardenal Dziwisz de encubrir los abusos a menores de un clérigo

Sanción disciplinaria del Vaticano al cardenal polaco Gulbinowicz, acusado de abuso sexual de menores

Manifestantes frente a la residencia del obispo exigen “Cracovia libre de Dziwis“: Dziwisz defiende su “conducta transparente”, mientras la calle grita que se vaya de Cracovia

Las escuelas católicas y la catequesis, lugar preferido para los pederastas en Francia

Ex embajador del Vaticano acude a su “temperamento latino” en su defensa, acusado de agresiones sexuales a cinco hombres

Es el Caso Gaztelueta. Es España en el año 2020″:¿Se imaginan irse a la cama cada día viendo que el abusador de su hijo no va a pisar la cárcel?. Alberto Cano, familiar de una víctima de abusos

Juan Cuatrecasas, padre de la víctima: “Nos parece una falta de respeto absoluta a una víctima denunciante de abusos sexuales”

 

(National Catholic Reporter).- En muchos, muchos aspectos, el Papa Juan Pablo II fue un hombre admirable. Los últimos decenios del siglo XX se vieron enriquecidos enormemente por su hábil uso de la diplomacia papal para alzar la voz de los pueblos oprimidos de Europa oriental, por sus diversos esfuerzos en pro del diálogo interreligioso y por su testimonio personal de la dignidad del envejecimiento.

Pero como el informe sin precedentes del Vaticano sobre la carrera del ex cardenal Theodore McCarrick revela con detalles impactantes, la primera década del siglo XXI quedará por siempre empañada por la calamitosa e insensible toma de decisiones de Juan Pablo.

Ha llegado el momento de hacer un difícil ajuste de cuentas. Este hombre, proclamado santo católico por el Papa Francisco en 2014, puso voluntariamente en riesgo a niños y jóvenes en la Arquidiócesis de Washington, D.C., y en todo el mundo. Al hacerlo, también socavó el testimonio de la Iglesia mundial, hizo añicos su credibilidad como institución y dio un ejemplo deplorable a los obispos al ignorar los relatos de las víctimas de abusos.

Como todos los santos, Juan Pablo tiene un culto vibrante: personas de todo el mundo que celebran su memoria fomentando la devoción a él, poniendo su nombre en iglesias y escuelas y organizando procesiones y desfiles en su fiesta litúrgica.

Dado lo que sabemos ahora sobre las repercusiones a largo plazo de la toma de decisiones de Juan Pablo, los obispos estadounidenses, que se reunirán la próxima semana para su conferencia anual, deberían considerar seriamente si los católicos estadounidenses pueden continuar con estas prácticas. También deberían discutir la solicitud de que el Vaticano suprima formalmente el culto de Juan Pablo. Las víctimas de abuso no merecen menos.

Como lo muestra claramente el devastador reporte del Vaticano, la decisión del difunto Papa de nombrar a McCarrick como arzobispo de Washington en el año 2000 vino a pesar de las severas advertencias de sus asesores de más alto nivel en ambos lados del Atlántico.

La carta del 28 de octubre de 1999 del cardenal de Nueva York John O’Connor, que se ha revelado por primera vez, no podría haber sido más ominosa. McCarrick, advirtió O’Connor, había sido objeto de acusaciones anónimas y se sabía que invitaba a seminaristas a dormir en la misma cama que él. Sobre la posibilidad de promover a McCarrick más allá de su entonces rol como Arzobispo de Newark, New Jersey, O’Connor escribió: “Lamento tener que recomendar muy fuertemente en contra de tal promoción”.

O’Connor, que envió la carta el 28 de octubre de 1999, ya que sufría de un cáncer cerebral que lo llevaría a la muerte sólo siete meses después, también dijo que tenía “graves temores” sobre la posibilidad de la promoción y el “grave escándalo” que podría causar a la Iglesia.

“Deberían discutir la solicitud de que el Vaticano suprima formalmente el culto de Juan Pablo. Las víctimas de abuso no merecen menos”

Léalo de nuevo. Esto no fue una simple luz roja parpadeante. Era un boletín de alerta y acción final de una de las figuras más importantes de la Iglesia global. A pesar de eso, y a pesar de que las preocupaciones de O’Connor fueron repetidas posteriormente por el embajador del Vaticano en los EE.UU., y el prefecto de la Congregación de Obispos del Vaticano, Juan Pablo confiaría en las negaciones de McCarrick sobre su comportamiento y haría el nombramiento de todos modos.

Lo que es más, para hacerlo el Papa tuvo que tomarlo personalmente bajo su ala – instruyendo inusualmente al Secretario de Estado del Vaticano para que le dijera a la congregación de obispos que añadiera el nombre de McCarrick a la lista de sacerdotes considerados para el trabajo, y luego hacer que la Congregación para la Doctrina de la Fe renunciara a la comprobación estándar de la adhesión de McCarrick a la doctrina católica.

Esto es aún más devastador si se considera que la decisión se tomó durante el mismo período en que el Vaticano se enteró de las acusaciones de abuso del Padre Marcial Maciel Degollado, el fundador mexicano de los otrora poderosos Legionarios de Cristo, cuyas víctimas se cuentan al menos por docenas y posiblemente por cientos.

Los periodistas Jason Berry y Gerald Renner expusieron por primera vez el abuso de Maciel contra los seminaristas en 1997. En 1998, ocho ex-legionarios llevaron su caso contra Maciel a la congregación doctrinal. Juan Pablo continuaría alabando públicamente al hombre por el resto de su papado. Maciel no fue castigado públicamente hasta 2006, después de la muerte de Juan Pablo, cuando el Papa Benedicto XVI ordenó al sacerdote una vida de penitencia.

Ya no hay forma de escapar a la verdad. Juan Pablo, en muchos sentidos un hombre admirable, fue voluntariamente ciego al abuso de niños y jóvenes.

Suprimir el culto del difunto pontífice no significaría decirle a la gente que tienen que tirar sus reliquias o sus medallas – la gente todavía podría practicar la devoción privada hacia él. Pero para las víctimas de abusos, sus defensores y muchos otros, la memoria de Juan Pablo ya no es una bendición. No debería ser celebrada en público.

juan-pablo-ii-y-ratzinger2

Juan Pablo II y Ratzinger, “Tanto monta, monta tanto…”

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

McCarrick, el cardenal excomulgado, habría donado más de 600.000 $ a jerarcas de la Iglesia vaticana de la época de Wojtyla y Ratzinger

Jueves, 2 de enero de 2020

índiceMcCarrick fue durante largo tiempo una pieza clave para recolectar fondos destinados al Vaticano en Estados Unidos

El ex cardenal entregó desde 2001 más de $600,000 a eclesiásticos, empleados del Vaticano, asesores papales y a Juan Pablo II y Benedicto XVI

Juan Pablo II habría recibido $90,000 dólares entre 2001 y 2005, y Benedicto XVI, $291,000 dólares, en 2005

Varios de estos destinatarios, que fueron más de 100, eran encargados directos de investigar las acusaciones de agresiones sexuales de McCarrick

Cientos de curas pederastas no aparecen en las listas reveladas por la Iglesia católica de los Estados Unidos

El ex cardenal estadounidense Theodore McCarrick entregó más de $600,000 en alrededor 20 años a jerarcas religiosos, incluidos dos papas, cuando afrontaba acusaciones por agresión sexual en los años 1970 por las que finalmente fue excomulgado en febrero, reportó el viernes el Washington Post.

El ex arzobispo emérito de Washington, primer cardenal excomulgado en el marco de un escándalo de pedofilia que sacude a la Iglesia católica, fue durante largo tiempo una pieza clave para recolectar fondos destinados al Vaticano en Estados Unidos.

Según el Washington Post, que cita a ex jerarcas religiosos y consultó archivos de estas transacciones financieras, McCarrick entregó desde 2001 más de $600,000 a eclesiásticos, empleados del Vaticano, asesores papales y a Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Varios de estos destinatarios, que fueron más de 100, eran encargados directos de investigar las acusaciones de agresiones sexuales de McCarrick, que hoy tiene 89 años, señaló el diario estadounidense.

En Washington, el prelado disponía de un fondo especial por intermedio del cual recaudaba dinero y lo redistribuía con escasa supervisión.

Juan Pablo II habría recibido $90,000 dólares entre 2001 y 2005, y Benedicto XVI, $291,000 dólares, en 2005.

Portavoces de los antiguos papas y del Vaticano no han comentado hasta ahora estas informaciones.

El dinero podría haber sido destinado a obras de caridad, precisa el Washington Post.

Estos regalos “jamás influenciaron las decisiones del cardenal en tanto miembro de la Santa Sede”, declaró un vocero del cardenal Leonardo Sandri, que recibió $6,500 de parte de McCarrick en los años 2000.

En agosto de 2018, el arzobispo italiano Carlo Maria Vigano generó una bomba mediática al acusar al papa Francisco de haber guardado silencio durante largo tiempo sobre los comportamientos predatorios del cardenal McCarrick, excomulgado unas semanas antes tras la difusión de agresiones sexuales concretas.

Francisco anunció luego el inicio de una investigación en los archivos del Vaticano.

El papa Francisco no aparece en la lista de destinatarios de los fondos de McCarrick revisada por el Post. El líder de la Iglesia ha prometido “tolerancia cero” y en mayo aprobó una medida histórica para obligar a quienes saben de abusos sexuales en la Iglesia a denunciarlos a sus superiores.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

El Vaticano prohíbe participar en liturgia pública al obispo de EE.UU. acusado de acoso sexual

Miércoles, 24 de julio de 2019

1414CNS-BpBransfieldWEB2Monseñor Bransfield ya no podrá residir en su antigua diócesis, ni participar en celebraciones liturgias públicas, en cualquier lugar en el que esté

La Iglesia Católica estadounidense acaba de reforzar el sistema para alertar sobre abusos sexuales que abarcará también a la jerarquía religiosa, en sintonía con las recientes decisiones del papa

En febrero pasado, el papa argentino secularizó al cardenal estadounidense Theodore McCarrick, acusado de abusos sexuales a menores y jóvenes

El Vaticano prohibió participar en toda liturgia pública al obispo estadounidense Michael Bransfield, que renunció en 2018 tras acusaciones de acoso sexual a adultos, anunció el portal Vatican News. Monseñor Bransfield ya no podrá residir en su antigua diócesis, ni participar en celebraciones liturgias públicas, en cualquier lugar en el que esté, y deberá corregirse públicamente por el mal que causó, explica Vatican News, que cita un comunicado de la nunciatura apostólica de Estados Unidos.

Con esta sanción contra el exobispo de Wheeling-Charleston (noreste) , “el papa Francisco continúa con su línea de firmeza con el episcopado estadounidense”, agrega el portal del Vaticano. Será el futuro obispo de esta diócesis de Virgina Occidental “quien deberá decidir de manera concreta el tipo de acciones que podría realizar su predecesor para reparar sus faltas, en coordinación con la Santa Sede”, precisa Vatican News.

En febrero pasado, el papa argentino secularizó al cardenal estadounidense Theodore McCarrick, acusado de abusos sexuales a menores y jóvenes.

EEUU-Michael-Bransfield-separado-liturgia_2142095788_13787387_660x371

Sacudida por los escándalos de pedofilia, la Iglesia Católica estadounidense acaba de reforzar el sistema para alertar sobre abusos sexuales que abarcará también a la jerarquía religiosa, en sintonía con las recientes decisiones del papa. Reunidos en junio en Baltimore (Maryland, noreste), los 22 miembros de la Conferencia de Obispos Estadounidenses USCCB) aprobaron por una gran mayoría el cambio de la ley canónica anunciado en mayo por el papa, que obliga al clero a alertar de los abusos al Vaticano. Hasta el momento, las investigaciones internas eran supervisadas por los obispos que denunciaban los casos según su consciencia.

Fuente Relgión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

El Papa expulsará del sacerdocio al ex-cardenal McCarrick antes de la cumbre anti-abusos de febrero

Jueves, 10 de enero de 2019

180728-theodore-mccarrickTras terminar suminvestigación, Doctrina de la Fe podría recomendar un castigo inmediato

La Santa Sede procesaría al clérigo mediante “un proceso penal administrativo” acelerado

(Cameron Doody).- El proceso vaticano contra el ex-cardenal abusador Theodore McCarrick está avanzando a una velocidad vertiginosa, demostrando una vez más que el Papa Francisco va en serio en su determinación de limpiar la Iglesia de los abusos.

Según fuentes de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ya ha concluido no solo la investigación sino también el testimonio del ex-arzobispo de Washington, y se espera ahora un veredicto antes de que tenga lugar la cumbre anti-pederastia en Roma del 21 al 24 de febrero.

Según informa la CNA, Doctrina de la Fe habría decidido procesar a McCarrick no a través de un juicio canónico formal y completo sino por medio de un “proceso penal administrativo” acelerado, dado la cantidad de pruebas que ya ha recogido contra el ex-purpurado. El dicasterio que preside el cardenal Luis Ladaria habría decidido con este proceso exprés que los indicios de que McCarrick es culpable son tan convincentes que no hacen falta los mecanismos legales que hacen que los juicios contra prelados se alarguen demasiado, inclusos hasta durante años en algunos casos.

La clave ha sido no solo que el Papa quiere una resolución ejemplar del caso antes de que empiece su reunión con los presidentes episcopales de todo el mundo el mes que viene en Roma. Lo han sido también las tres víctimas menores en el momento de las agresiones y los ocho seminaristas que han declarado en contra del cardenal. Ahora,  McCarrick se enfrenta a múltiples cargos de abusos y mala conducta sexual tanto contra menores como contra adultos, además de delitos de captación sexual en el confesionario, el cual puede ser penado con la reducción al estado laical.

Ahora que ha concluido la investigación vaticana de McCarrick, será Doctrina de la Fe quien se reúne, quizás tan pronto como esta semana, para valorar los resultados del proceso. Se especula con que el Papa decida asumir el caso él mismo tras la próxima reunión de Doctrina de la Fe para que sea él quien emita el veredicto e imponga un castigo al ex-cardenal, cerrando así la posibilidad de que recurra el fallo y el caso se prolongue aún más en el tiempo.

Según una fuente consultada por la CNA, Roma no tiene ningún miedo de reducir a McCarrick, de 88 años, al estado laical, como a menudo tiene con otros curas ancianos por los que teme que sean demasiado viejo o enfermos como para cuidarse a sí mismos. “Doctrina de la Fe normalmente no expulsa del sacerdocio a alguien si eso le lleva a la calle, pero McCarrick siempre ha tenido dinero para gastar“, explicó la fuente. Al Papa Francisco tampoco le tiembla la mano a la hora de castigar a los curas pederastas, como ha demostrado una vez más este pasado fin de semana cuando expulsó del sacerdocio por pederastia a un cura chileno y ex-capellán de los Carabineros, Luis Felipe Egaña.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

El Papa, sobre el caso McCarrick: “Tanto los abusos como su cobertura ya no pueden ser tolerados”

Lunes, 8 de octubre de 2018

180728-theodore-mccarrickAhora no… ¿Y antes?

Francisco ordena ampliar investigación sobre los abusos del excardenal

“Tratamiento diferente para los Obispos que los cometieron o los encubrieron es una forma de clericalismo inaceptable”

El depredador McCarrick se recluye en un monasterio de Kansas a escasos metros de dos escuelas

Una víctima de abusos en EEUU demanda al Vaticano para que revele todos los nombres de curas pederastas

Ya son 13 los estados que investigan la trama de abusos y encubrimientos en la Iglesia estadounidense

El Papa expulsa del sacerdocio a César Cordero, el ‘Karadima de Ecuador’

Escrache al cardenal: “Ezzati, que nuestras pesadillas te sigan a donde vayas”

El papa ha ordenado ampliar la investigación sobre los abusos del que fuera cardenal y arzobispo emérito de Washington Theodore McCarrick, avanzó hoy la Santa Sede, que ha asegurado que publicará las conclusiones “en su momento”.

En julio pasado el Vaticano informó de que el papa había expulsado a McCarrick del Colegio Cardenalicio, una medida con pocos precedentes en la historia, y había ordenado su reclusión hasta el juicio canónico sobre las acusaciones de abuso que pesan en su contra.

El exnuncio en Estados Unidos Carlo Maria Viganò aseguró en agosto que el papa Francisco conocía las acusaciones de abusos sexuales que pesaban sobre McCarrick y recientemente ha criticado al pontífice por, en su opinión, guardar silencio.

El comunicado se refiere a los pasos que llevaron al Papa a aceptar la dimisión del Colegio Cardenalicio de McCarrick y asegura que la Santa Sede “no dejará de dar a conocer, a su debido tiempo, las conclusiones del caso”. Además el Papa alienta a “no tolerar el abuso ni la cobertura; y a seguir el camino de la verdad dondequiera que nos lleve”.

Después de la publicación de las acusaciones concernientes a la conducta del arzobispo Theodore Edgar McCarrick, el Santo Padre Franciso, consciente y preocupado por el desconcierto que están causando en la conciencia de los fieles, ha dispuesto que se comunique lo siguiente:

En septiembre de 2017, la Arquidiócesis de Nueva York informó a la Santa Sede que un hombre acusó al entonces Cardenal McCarrick de abusar de él en los años setenta. El Santo Padre encargó una investigación previa en profundidad del asunto, que fue llevada a cabo por la Arquidiócesis de Nueva York y al final de la cual la documentación pertinente fue transmitida a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Mientras tanto, en cuanto surgieron en el curso de la investigación graves evidencias, el Santo Padre aceptó la renuncia del Arzobispo McCarrick al Colegio Cardenalicio, ordenándole que se le prohibiera el ejercicio del ministerio público y la obligación de llevar una vida de oración y penitencia. Al respecto, la Santa Sede no dejará de dar a conocer, a su debido tiempo, las conclusiones del caso del arzobispo McCarrick

También en relación con otras acusaciones contra el clérigo, el Santo Padre ha decidido completar la información recogida mediante una investigación previa con un estudio más detallado de toda la documentación presente en los Archivos de los Dicasterios y Oficinas de la Santa Sede sobre el entonces Cardenal McCarrick, con el fin de conocer todos los hechos relevantes, situarlos en su contexto histórico y evaluarlos objetivamente.

La Santa Sede es consciente de que un examen de los hechos y las circunstancias podría dar lugar a decisiones que no serían coherentes con el enfoque actual de estas cuestiones. Sin embargo, como dijo el Papa Francisco, “seguiremos el camino de la verdad, dondequiera que nos lleve”. (Filadelfia, 27 de septiembre de 2015).

Tanto los abusos como su cobertura ya no pueden ser tolerados y un tratamiento diferente para los Obispos que los cometieron o los encubrieron es, de hecho, una forma de clericalismo que nunca más será aceptable. El Santo Padre Francisco renueva su urgente llamamiento a unir fuerzas para combatir el grave flagelo de los abusos dentro y fuera de la Iglesia y para impedir que tales crímenes se cometan contra los más inocentes y vulnerables de la sociedad.

Él, como ha anunciado, ha convocado a los Presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo para el próximo mes de febrero, mientras resuenan las palabras de su reciente Carta al Pueblo de Dios: “El único modo en que tenemos que responder a este mal que nos ha costado tantas vidas, es viviéndolo como una tarea que nos compromete y nos concierne a todos como Pueblo de Dios”. Esta conciencia de sentirse parte de un pueblo común y de una historia común nos permitirá reconocer nuestros pecados y errores del pasado con una apertura penitencial capaz de dejarnos renovar desde dentro” (20 de agosto de 2018).

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Los ultras aprovechan la crisis de abusos para llamar a una “purga” de curas gays

Miércoles, 22 de agosto de 2018

curas-gaysLo veíamos venir. ¿Y purga para los heteros que violan niñas?

James Martin, sj: ocurrencia  “ridícula y peligrosa”: “Cualquier purga vaciaría las parroquias y órdenes religiosas de miles de sacerdotes (y obispos) que llevan vidas sanas de servicio y  fieles al celibato”

Aunque admiten que resultaría “en una gran escasez de sacerdotes”, también dicen que “valdría la pena”

(C.D./AP).“Los curas que mostraron conducta homosexual no eran más propensos a abusar de los menores que los que no la mostraron”. Esa fue una de las conclusiones clave del Informe John Jay de 2010, un dossier que analizó sesenta años de abusos en la Iglesia estadounidense y por ello es la investigación más completa llevada a cabo hasta el momento sobre el tema. Pero a pesar de que se haya demostrado sobradamente que el hecho de que uno sea gay no le hace más proclive a aprovecharse de los niños sexualmente, algunas de las voces más conservadoras de la Iglesia han empezado, tras el escándalo McCarrick y el informe de Pensilvania, a llamar a una “purga” de los sacerdotes homosexuales.

Destituir así a los curas gays, además de muy poco evangélica, sería una tarea complicada, ya que se cree que son muchos y muy pocos reconocen abiertamente su orientación sexual. Sectores más moderados instan a la Iglesia a eliminar la necesidad de mantener el secreto proclamando que los homosexuales son bienvenidos si pueden ser curas comprometidos con el celibato.

Entre los moderados más directos está el reverendo James Martin, un sacerdote jesuita y escritor cuyo libro “Building a Bridge” (Construyendo un Puente) vislumbra un camino hacia relaciones más cálidas entre la Iglesia católica y la comunidad LGBT.

“La idea de una purga a los curas homosexuales es ridícula y peligrosa”, comentó Martin en un correo electrónico. “Cualquier purga vaciaría las parroquias y órdenes religiosas de miles de sacerdotes (y obispos) que llevan vidas sanas de servicio y vidas fieles de celibato”.

Esta postura enfurece a algunos católicos conservadores.

michael-hichborn-thumbnailMichael Hichborn, presidente de un instituto que promueve la enseñanza católica tradicional, refirió el caso de McCarrick y dijo que debe haber “una completa y absoluta remoción de todos los clérigos homosexuales de la Iglesia”. “Va a ser difícil y probablemente resultará en una gran escasez de sacerdotes”, indicó Hichborn. “Pero definitivamente valdrá la pena el esfuerzo“.

Aunque el escándalo de McCarrick ha intensificado el debate en Estados Unidos sobre los homosexuales en el sacerdocio, que haya curas gays es un fenómeno a nivel internacional. Por otra parte, escándalos de abuso por parte de clérigos han salido a la luz pública en Chile, Honduras, Francia e Italia, entre muchos otros países.

En Estados Unidos, donde las investigaciones podrían determinar si los dirigentes eclesiásticos hicieron caso omiso de la tendencia de McCarrick hacia los seminaristas jóvenes, ha habido acusaciones de conducta sexual inapropiada en seminarios. El cardenal Sean O’Malley de Boston anunció hace poco una investigación a su seminario diocesano.

respeto-ya-para-los-catolicos-gaysLa doctrina católica tiene luces y sombras en cuanto a la homosexualidad. La Iglesia dice que los gays deben ser tratados con dignidad y respeto, aunque ha enseñado que los actos homosexuales son “intrínsecamente desordenados”.

En 2005, el Vaticano afirmó que los homosexuales, aunque fueran célibes, no deberían ser sacerdotes y dijo que los líderes de la Iglesia no pueden aceptar a aspirantes a seminaristas que “practiquen la homosexualidad, presenten tendencias homosexuales profundamente arraigadas o apoyen la llamada ‘cultura gay’.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

El #MeToo de las monjas ante los abusos clericales

Miércoles, 1 de agosto de 2018

algunas-monjas-denuncian-abusosReligiosas de todo el mundo denuncian violaciones por parte de sacerdotes y obispos

Silenciadas por sus votos de obediencia y por su propio miedo, repulsión y vergüenza

Una monja ya no se confiesa tan seguido como antes, después de que un sacerdote italiano se aprovechara de ella cuando se encontraba en su momento más vulnerable y le contaba sus pecados en un salón de clases de la universidad hace casi 20 años.

En ese tiempo, la monja solo le contó lo sucedido a su superior y a su director espiritual y fue silenciada por la cultura de secreto de la iglesia católica, por sus votos de obediencia y por su propio miedo, repulsión y vergüenza. “Abrió una gran herida en mi interior”, comentó a The Associated Press. “Fingí que no había sucedido”.

Tras décadas de silencio, la monja es una de muchas religiosas que han hecho público un asunto que la iglesia católica no ha aceptado: el abuso sexual de monjas por parte de sacerdotes y obispos.

Una investigación de la AP encontró que han surgido casos en Europa, África, América del Sur y Asia, lo que demuestra que el problema es global y extenso, debido en gran parte a una tradición en la que las mujeres son vistas como personas de segunda clase en la iglesia y a su arraigada subordinación a los hombres que la dirigen.

 

Algunas monjas han dado la cara, impulsadas por el movimiento #MeToo (A mí también) y por el creciente reconocimiento de que los adultos pueden ser víctimas de abuso sexual cuando hay un desequilibrio de poder en una relación. Las monjas han hecho públicos sus casos en parte debido a los años de inacción por parte de los jerarcas eclesiásticos, incluso cuando estudios importantes sobre el problema en África fueron informados al Vaticano en la década de 1990.

El tema cobró prominencia en el marco de escándalos en torno al abuso sexual de menores y más recientemente de adultos, incluidas revelaciones de que uno de los cardenales más prominentes de Estados Unidos, Theodore McCarrick, abusaba sexualmente y hostigaba a seminaristas.

Las víctimas son reacias a denunciar el abuso por temores fundados de que no les van a creer, comentaron varios expertos a la AP. Los jefes de la iglesia son renuentes a reconocer que algunos sacerdotes y obispos simplemente ignoran sus votos de celibato, sabiendo que sus secretos no serán revelados.

Sin embargo, esta semana cerca de media docena de monjas en una pequeña congregación religiosa de Chile hicieron públicas sus historias de abuso por parte de los sacerdotes y de otras monjas en televisión nacional. Relataron que sus superiores no hicieron nada para detenerlo.

Una monja en la India recientemente interpuso una demanda a la policía en la que acusó a un obispo de violación, algo que hace un año era impensable.

En África surgen casos periódicamente. En el 2013, por ejemplo, un renombrado cura ugandés escribió una carta a sus superiores en la que habló de “sacerdotes que tienen relaciones románticas con monjas” y fue suspendido hasta que ofreció una disculpa en mayo. La monja europea habló con la AP para ayudar a arrojar luz sobre el tema.

“Me entristece que haya tomado tanto tiempo el que esto salga a la luz, porque hay denuncias desde hace tiempo”, expresó a la AP Karlijn Demasure, uno de los principales expertos de la iglesia en abusos sexuales y abusos de poder. “Espero que ahora se tomen medidas para atender a las víctimas y se ponga fin a estos abusos”.

 

El Vaticano declinó comentar sobre qué medidas ha tomado, si es que tomó alguna, para abordar el alcance del problema a nivel internacional, y de lo que ha hecho para castigar a los infractores y cuidar a las víctimas. Un funcionario del Vaticano dijo que los dirigentes de las iglesias locales son los responsables de castigar a los sacerdotes que abusen sexualmente de las monjas, pero que a menudo esos crímenes quedan impunes en las cortes civiles y canónicas. El funcionario habló bajo la condición de anonimato debido a que no estaba autorizado a hablar del asunto públicamente.

El principal obstáculo que enfrentan las monjas que han sido víctimas de abusos es ser tomadas en serio, según Demasure, quien hasta hace poco fue director ejecutivo del Centro de Protección del Menor de la Pontificia Universidad Gregoriana, la principal organización eclesiástica que lidia con este tema.

“(Los sacerdotes) Siempre dicen que ‘ellas querían hacerlo´”, manifestó Demasure. “Y cuesta hacer a un lado la impresión de que es siempre la mujer la que seduce al hombre, y no al revés”.

La monja que habló con la AP sobre su incidente del 2000 durante su confesión en una universidad de Bolonia aferró su rosario mientras contaba los detalles.

Cuenta que ella y el cura estaban sentados uno frente al otro en un aula de la universidad. En determinado momento, el sacerdote se levantó y trató de violarla. Pequeña pero fuerte, ella lo empujó y se lo sacó de encima.

Luego continuó la confesión. Pero el incidente, y otro episodio en el que otro cura le hizo insinuaciones sexuales un año después, la impulsaron a no volver a confesarse con ningún otro cura que no fuese su padre espiritual, quien vive en otro país.

“El sitio de la confesión debería ser un sitio de salvación, libertad y misericordia”, dijo la monja. “Por esta experiencia, la confesión pasó a ser un sitio del pecado y de abusos de poder”.

 

Indicó que en una ocasión un cura al que le contó lo sucedido le ofreció disculpas “en nombre de la iglesia“. Pero dijo que no se tomaron medidas contra su agresor, quien era un prominente profesor universitario.

La mujer contó su historia a la AP sin saber que en ese mismo momento se realizaba el funeral del cura que intentó abusar de ella 18 años atrás.

La monja dijo que la muerte del cura combinada con su decisión de dar la cara le sacaron un gran peso de encima.

“Me libero por partida doble: Me saco de encima el peso de la víctima y me libero de una mentira y de una violación de un cura”, expresó. “Espero que esto ayude a que otras monjas se liberen y se saque este peso”.

Fuente Agencias, vía Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

El Papa expulsa a McCarrick del Colegio cardenalicio… el arzobispo de Adelaida (Australia) renuncia y recibe al padre Román y le pide perdón

Martes, 31 de julio de 2018

180728-theodore-mccarrickFrancisco suspende ‘a divinis’ al religioso, acusado de abusos a menores

Le ordena observar una vida de oración y pena de reclusión hasta la finalización del proceso canónico

El Obispado de Mallorca fuerza la secularización de un sacerdote denunciado por pederastia

El príncipe Carlos de Inglaterra niega haber influido en la investigación sobre el obispo pederasta Peter Ball

(Jesús Bastante).- El cardenal estadounidense, Theodore McCarrick, suspendido del ministerio el mes pasado tras ser acusado de abusos sexuales a menores, ha sido apartado del Colegio de Cardenales. Tal y como adelanta National Catholic Reporter, el purpurado, de 88 años, sigue los pasos del cardenal Keith O’Brien, quien renunció a su puesto pocas horas antes de comenzar el cónclave que eligió al Papa Francisco.

La medida, anunciada en un comunicado de prensa de los obispos estadounidenses, no tiene precedentes en la Iglesia de los EE.UU. Ni siquiera en el caso del cardenal de Boston, Bernard Law, quien tuvo que huir a Roma para escapar del procesamiento por el caso ‘Spotlight’, llegó a abandonar el Colegio cardenalicio.

En dicha nota, además, se asegura el que Papa Francisco “ha aceptado la renuncia del cardenal McCarrick al Colegio de Cardenales”. A su vez, el Vaticano anuncia que el Pontífice “ha impuesto al cardenal McCarrick la suspensión ‘a divinis‘”, al tiempo que le ordena “permanecer en una casa que se le indicará, para una vida de oración y penitencia, hasta que el las acusaciones que se dirigen a él se aclaren por el proceso canónico regular”.

McCarrick, de 88 años, dirigió las comunidades católicas en Metuchen, NJ y Newark, NJ antes de ser nombrado arzobispo de Washington por el Papa Juan Pablo II en 2000. Más allá de su retiro en 2006, fue un influyente asesor de papas y presidentes.

Esta foto de 1974 proporcionada por un hombre que aceptó ser identificado solo por su primer nombre, James, lo muestra en California con Theodore McCarrick, un sacerdote católico que eventualmente se convirtió en cardenal. James dice que fue abusado sexualmente por McCarrick durante aproximadamente dos décadas, quien fue removido del ministerio público en junio de 2018 por acusaciones separadas de abuso infantil. (Foto de familia a través de AP) (Associated Press)

6fc1f308-32ee-4f7a-a6ca-b52e26017df9-large16x9_theodoremccarrick

Esta misma semana, el cardenal Sean O’Malley, presidente de la Comisión Antipederastia del Vaticano, declaraba las acciones de McCarrick moralmente inaceptables e incompatibles con el papel de un sacerdote, obispo y cardenal. Al parecer, la presión ha sido suficiente para convencer al veterano religioso a renunciar a la púrpura.

En su nota, O’Malley aseguraba que las acusaciones contra McCarrick “han traumatizado a muchos católicos y miembros de la comunidad en general”, asegurando que se necesitan “protocolos transparentes y consistentes” para proporcionar justicia a las víctimas y para responder adecuadamente a la “indignación legítima” de la comunidad cristiana.

***

El arzobispo de Adelaida, condenado por encubrimiento, cede a las presiones y dimite

El Papa fuerza la renuncia del prelado, el eclesiástico de más alto rango declarado culpable

Greg O’Kelly, su sucesor: “Fui testigo de la angustia y el dolor de las víctimas”

1526983207-101671454wilsonEl primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, le había enviado un contundente mensaje al papa Francisco: que destituyese al arzobispo de Adelaida, Philip Wilson, condenado a un año de privación de libertad por encubrir abusos sexuales a menores.

(Jesús Bastante/Vatican News).- Se hizo esperar, pero al fin, se consiguió. El arzobispo de Adelaida, Philip Wilson, condenado por encubrimiento, ha sucumbido a las presiones y ha presentado su dimisión, que el Papa Francisco ha aceptado inmediatamente.

Wilson, el eclesiástico de más alto rango del mundo condenado por encubrimiento de abusos, se negaba a dimitir hasta que se sustanciara el recurso presentado ante los tribunales australianos, pero sabía que no contaba con el apoyo del Episcopado del país, y mucho menos del del Papa, que días después de la condena nombraba a un administrador apostólico con plenos poderes en la diócesis.

Finalmente, y tal y como anuncia el ‘Bolletino’, Wilson ha renunciado al cargo. El religioso tendrá que esperar hasta el 14 de agosto para ver si su pena (12 meses de prisión) se cumple en la cárcel o bajo arresto domiciliario, pues el prelado padece Alzherimer y problemas de corazón.

Nada más conocerse la renuncia, los obispos australianos emitieron un comunicado en el que esperaban que esta condena pueda dar “una sensación de paz y curación a los abusados por el sacerdote fallecido y reconocen que los efectos del abuso sexual “pueden durar toda la vida”. “Se necesita un gran coraje para que los sobrevivientes se acerquen a contar sus historias” dicen los obispos y aseguran que gracias a ellos han podido aprender la lección de su vergonzosa historia de abuso y ocultamiento.

“La Iglesia Australiana ha realizado cambios sustanciales para garantizar que el abuso y la cobertura ya no sean parte de la vida católica y que los niños estén seguros en nuestras comunidades, señala la nota, en la que los obispo se comprometen a “trabajar con aquellos en la Iglesia y en la sociedad que están tratando de implementar estándares de salvaguardia fuertes y consistentes” en Australia.

Por su parte, el Obispo Greg O’Kelly, nominado por el Papa Francisco el pasado 3 de junio como Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Adelaida también ha intervenido, asegurando que “debemos ser conscientes del impacto en los sobrevivientes, en sus familias y en todos aquellos que los aman”. “Fui testigo de la angustia y el dolor de las víctimas” – dice el obispo – y pide que la Iglesia continúe haciendo todo lo posible para escuchar y apoyar a las víctimas, pues es fundamental “nuestro compromiso con la seguridad de cada niño en nuestra Iglesia y en nuestras escuelas”, concluye.

***

El Papa recibe al padre Román y le pide perdón tras su absolución en el caso de abusos de Granada

El encuentro, que se produjo a puerta cerrada el 12 de julio, trascendió

el-padre-roman-a-su-llegada-a-la-audienciaEl papa Francisco ha recibido y ha pedido perdón al padre Román, que fue juzgado en Granada y absuelto en el conocido como “caso Romanones” de los delitos de supuestos abusos sexuales a un menor.

Javier Muriel, abogado del sacerdote, ha confirmado a Efe la información publicada por la revista especializada “Vida Nueva”, que detalla que el papa Francisco recibió el pasado 12 de julio en su residencia de Santa Marta a Román y a otros dos curas, Francisco C. y Manuel M., que también fueron en su día investigados en la causa.

Según la publicación, el encuentro al que fueron citados los tres sacerdotes se produjo a puerta cerrada y, en el mismo, el papa Francisco les pidió perdón.

Ya el pasado noviembre, el Arzobispado de Granada informó de que el Vaticano había levantado las medidas canónicas cautelares que pesaban sobre esos tres sacerdotes investigados.

El levantamiento entonces de esas medidas, impuestas desde el 15 de octubre del 2014, afectó tanto al padre Román como a Francisco C. y a Manuel M., quienes en su momento fueron detenidos junto a un profesor de Religión tras una investigación judicial por supuestos abusos sexuales.

La causa se inició cuando un joven que ahora tiene unos 28 años denunció supuestos abusos sexuales, que habrían ocurrido cuando contaba entre 14 y 17 años, ante la Fiscalía andaluza en octubre de 2014, hechos sobre los que llegó a pronunciarse el papa Francisco.

En el proceso judicial, independiente al seguido en la vía canónica, llegó a haber hasta doce investigados (imputados), diez curas y dos laicos, aunque la Audiencia decidió de manera definitiva declarar prescritos los delitos atribuidos a once de ellos.

La Fiscalía finalmente retiró, al considerar que no estaban acreditados los hechos, la acusación inicial contra el padre Román, único enjuiciado en la causa y para el que había pedido de forma provisional nueve años de cárcel.

La Audiencia de Granada absolvió en abril de 2017 al padre Román por la falta de persistencia de la acusación y la concurrencia de “graves contradicciones” en la declaración de la supuesta víctima y denunciante.

Este último formalizó un recurso ante el Tribunal Supremo para pedir que se anulara el fallo de la Audiencia por obligarlo a pagar las costas de la defensa, y que las declarara de oficio.

El pasado abril, el Supremo dejó sin efecto esa condena al pago de las costas de la defensa y, para estimar el recurso presentado por el joven, argumentó que el denunciante no actuó con mala fe ni con temeridad.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.