Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Monjas’

La primera mujer del Sínodo denuncia que las religiosas sufren “abusos de poder, sumisión y esclavitud”

Miércoles, 12 de junio de 2019

3fy963x__400x400María Luisa Berzosa urge a “abrir la herida y sacar todo lo que hay dentro” para poder sanar

Abusos que muchos sacerdotes cometen desde una posición jerárquica: “que en nombre de mi función o mi rol, yo te impongo esto y después te amordazo con el silencio. Es doblemente terrible“, lamenta

Considera que se están dando pasos hacia una mayor visibilidad de la mujer dentro de la Iglesia “pero muy lentos, muy en desproporción a lo que debería”

La religiosa española María Luisa Berzosa, una de las primeras mujeres que participarán como consultoras en el próximo Sínodo de los Obispos, ha reconocido que dentro de la Iglesia existen abusos a mujeres y “mucho dolor” y ha urgido a “abrir la herida y sacar todo lo que hay dentro” para poder sanar.

En una entrevista a Efe, Berzosa ha expresado su sorpresa y alegría por esta designación, a propuesta del papa, como consultora en la secretaría general del Sínodo de los Obispos -reunión de prelados procedentes de países de todo el mundo que busca fomentar la participación de éstos en las cuestiones que afectan a la Iglesia- y que se celebrará a partir del próximo octubre.

Ella, junto a otras dos religiosas y una laica, son las primeras mujeres que formarán parte de la secretaría general del Sínodo, que históricamente ha estado compuesto únicamente por obispos, y que en esta ocasión se centrará en la evangelización y la protección del Amazonas.

Más visibilidad de la mujer en la Iglesia

Esta religiosa vallisoletana, directora de la Federación Internacional Fe y Alegría, un movimiento de educación integral y promoción social, ve necesario dar una mayor visibilidad a la mujer dentro de la Iglesia católica y cree que se están dando pasos en esta dirección “pero muy lentos, muy en desproporción a lo que debería”.

También denuncia la situación de vulnerabilidad en la que en algunas ocasiones se encuentran las religiosas dentro de esta Institución: “Hay abusos y mucho dolor. Deseo que esto se acabe y colaborar denunciando”, ha subrayado.

Abusos a religiosas, “una herida que duele, que sangra”

Berzosa se ha referido a los abusos sexuales a religiosas, pero también a los “abusos de poder, de sumisión, de esclavitud, de imposición, de no reconocer tu persona, sino estar esclavizada o doblegada”.

Abusos que muchos sacerdotes cometieron desde una posición jerárquica: “que en nombre de mi función o mi rol, yo te impongo esto y después te amordazo con el silencio. Es doblemente terrible”, ha lamentado.

Situaciones “muy dolorosas”, pero que esta religiosa cree que deben salir a la luz. “Es necesario abrir la herida y que salga todo lo que hay dentro y no tapar, no encubrir, es muy urgente y necesario”.

“Yo hago mucho acompañamiento de personas y cuando recibo confidencias así, digo que no puede seguir encubierto, que debe salir a la luz, porque es una herida que duele, que sangra, pero que debe sanar y si no se pone a la luz, queda encubierta”, ha explicado.

Más educación afectivo-sexual y de inteligencia emocional

Berzosa cree que dentro de la Iglesia hace falta mucha más educación afectivo-sexual y de inteligencia emocional porque no se cuida a la persona lo suficiente ni se pregunta “cómo te sientes, qué te pasa o cómo manejas las emociones”.

“Estoy contentísima de que se siga destapando. Si se ha hecho mal, arreglémoslo para el futuro. El primer paso es hacerse cargo de lo que ha pasado“, ha afirmado.

Asegura que no quiere un “Sínodo de mujeres”, sino un Sínodo “del Pueblo de Dios”, en el que haya participación de todos los miembros de la Iglesia, también de la jerarquía, pero no sólo, porque de esta manera la Iglesia sería “un cuerpo uniforme, que tiene mucha cabeza, pero al que le faltan miembros y está un poco manca”.

Cree que en el último Sínodo de los Jóvenes, celebrado el pasado mes de octubre, “fue muy palpable” la desproporción entre el número de hombres y mujeres, ya que había 10 superiores generales que tenían voz y voto, frente a una superiora general que, además, no podía votar.

“Esa desproporción se veía con solo mirar el aula, no hacía falta ninguna estadística”, ha lamentado.

Fuente Religion Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

La carta de una monja a la Iglesia ante el 8M: “Deje de ser una institución patriarcal y a veces machista”

Viernes, 8 de marzo de 2019

5960B268-602B-4CEF-A1D8-38006EDEB1D4Denuncia que las religiosas son un colectivo “bastante invisible” en los medios y en la sociedad

 En el 8M las monjas queremos alzar nuestra voz porque como ciudadanas reclamamos equidad y dignidad para todas las mujeres”

“El 8M es sin duda un símbolo, pero es también una oportunidad para tejer sonoridad y visibilizar que las mujeres queremos cambiar el mundo”

Asegura que las religiosas llevan “llevan el doble peso de ser mujeres y pobres”

No quieren que la llamen profetisa ni monja rebelde ni nada por el estilo. Porque, a su juicio, lo que Sor Carmen Soto Varela, de la congregación Siervas de San José de Salamanca, reclama es algo de sentido común, por muy asignatura pendiente que siga siendo en el seno de la Iglesia a la que pertenece y a la que quiere: una institución menos patriarcal y menos machista, para poder ofrecer “en igualdad” la palabra y los dones.

En una carta remitida a los medios de comunicación a través del Obispado de Salamanca, la monja asegura que son un colectivo “bastante invisible en los medios de comunicación y en muchos espacios sociales”.

“Con frecuencia la mirada que la sociedad tiene hacia nosotras está cargada de estereotipos que apenas responden a lo que somos ni a lo que estamos haciendo”, señala en su texto.

La monja vive en una vivienda del barrio de Buenos Aires de Salamanca, en una de las zonas más desfavorecidas de la capital salmantina. Soto Varela también apuesta por celebrar el 8 de marzo como “un desafío”, porque “como otras mujeres”, las monjas experimentan “los muros invisibles que la cultura patriarcal ha levantado a lo largo de los siglos y que siguen impidiendo la igualdad y el desarrollo de todas potencialidades de las mujeres en los diferentes ámbitos sociales, políticos, económicos y religiosos”.

También asegura que como monjas están comprometidas “a denunciar las desigualdades, la violencia, los abusos que afectan especialmente a las mujeres más pobres, porque ellas llevan el doble peso de ser mujeres y pobres“.

En el 8M las monjas queremos alzar nuestra voz porque como ciudadanas reclamamos equidad y dignidad para todas las mujeres, porque queremos poder vivir sin miedo a padecer cualquier tipo de violencia y porque en nuestra sociedad la pobreza sigue teniendo nombre femenino”, destaca.

Y añade que las monjas desean que la Iglesia “deje de ser una institución patriarcal y aveces machista” para poder sentirse “hermanas de nuestros hermanos en la fe, ofreciendo en igualdad la palabra y los dones”.

Carmen Soto Varela concluye su carta asegurando: “El 8M es sin duda un símbolo, pero es también una oportunidad para tejer sonoridad y visibilizar que las mujeres queremos cambiar el mundo”.

Texto íntegro de la carta de la religiosa salmantina

Después de haber ido arrinconado y casi denostado, el feminismo vuelve a ser protagonista de nuestras conversaciones, en la calle y en los medios de comunicación. Los continuos casos de violencia de género, la brecha salarial, el techo de cristal son cuestiones que han adquirido un protagonismo renovado y las mujeres como colectivo nos sentimos hoy con más fuerza para alzar nuestra voz ante las desigualdades, los estereotipos y la violencia que seguimos sufriendo en todos los lugares del mundo.

El 8M está ya próximo y los diferentes grupos de mujeres reflexionamos, programamos, soñamos acciones que visibilicen una vez más nuestros anhelos, nuestras luchas, nuestras propuestas. Las iniciativas son variadas porque las mujeres también lo somos. Hay muchas cosas que nos unen, pero también otras en las que pensamos diferente. Por eso no hay una sola forma de ser feminista sino muchas.

En esta red de sororidad participamos también muchas mujeres que somos monjas o religiosas y lo hacemos porque somos mujeres, pero también porque nuestro compromiso con la causa de Jesús de Nazaret y nuestra fe en un Dios liberador que nos impulsa a llevar liberación y transformación allí donde existe injusticia, violencia o negación de la dignidad de cualquier ser humano. Sin embargo, somos un colectivobastante invisible en los medios de comunicación y también en muchos espacios sociales y con frecuencia la mirada que la sociedad tiene hacia nosotras está cargada de estereotipos que apenas responden a lo que somos ni a lo que estamos haciendo.

Yo pertenezco a un grupo dentro de ese colectivo, la congregación de las Siervas de San José, nacida en el siglo XIX, quizá por eso el nombre para más de uno y una suena algo antiguo, pero lo importante es que desde sus inicios se comprometió con la promoción y dignificación de las mujeres trabajadoras pobres en el contexto de la naciente revolución industrial. Nuestro proyecto nació también de la mano de una mujer pionera y profundamente creyente, Bonifacia Rodríguez. Ella impulsó el comienzo y hoy seguimos empeñadas en esa misma causa buscando junto a las mujeres trabajadoras pobres respuestas que cambien su vida; por eso para nosotras el 8M es importante.

Como mujeres celebrar el 8 de marzo es un desafío porque, como muchas otras mujeres, experimentamos los muros invisibles que la cultura patriarcal ha levantado a lo largo de los siglos y que siguen impidiendo la igualdad y el desarrollo de todas las potencialidades de las mujeres en los diferentes ámbitos sociales, políticos, económicos y religiosos.

Como monjas, nos compromete a denunciar las desigualdades, la violencia, los abusos que afectan especialmente a las mujeres más pobres porque ellas llevan el doble peso de ser mujeres y pobres. Ellas siguen padeciendo la mayor precariedad laboral, porque ellas son las que han de asumir los cuidados, las dobles jornadas para sacar adelante la familia muchas veces rota, impotentes ante la injusticia y el desamparo.

En el 8M las monjas queremos alzar nuestra voz porque como ciudadanas reclamamos equidad y dignidad para todas las mujeres, porque queremos poder vivir sin miedo a padecer cualquier tipo de violencia y porque en nuestra sociedad la pobreza sigue teniendo nombre femenino. Pero también porque somos mujeres creyentes y vivimos nuestra vocación dentro de la gran familia que es la Iglesia, y deseamos que deje de ser una institución patriarcal y a veces machista y podamos sentirnos hermanas de nuestros hermanos en la fe, ofreciendo en igualdad nuestra palabra y nuestros dones.

El 8M es sin duda un símbolo, pero es también una oportunidad para tejer sororidad y visibilizar que las mujeres queremos cambiar el mundo.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

#ChurchToo: las monjas ortodoxas que usan Instagram y Facebook para denunciar abusos sexuales

Viernes, 14 de diciembre de 2018

monjaschurchtoo_560x280“El silencio no es espiritual” o “crean a los supervivientes”, entre sus mensajes en las redes

Comenzaron su protesta cuando el supervisor de su convento fue acusado de agresiones

(C.D./EFE).- Hacen y venden jabones y velas artesanales, y también trabajan con víctimas de la violencia de género o del tráfico de personas. Pero dos monjas ortodoxas de Nueva York acaban de convertirse en ‘trending topic’ por otra razón distinta: el alegato que vienen lanzando en redes sociales desde hace semanas contra el abuso sexual en la Iglesia, con el que, bajo el lema #ChurchToo, publican mensajes tales como el silencio no es espiritual”, “crean a los supervivientes”, “pongan fin a la cultura de la violación”, entre muchos otros.

church1Gerasimos Makris

Las religiosas -que prefieren por el momento no revelar sus nombres- recurrieron a las plataformas de Facebook e Instagram desde el pasado octubre cuando el supervisor de su convento, el sacerdote Gerasimos Makris, acusado de mala conducta sexual, se le permitió regresar a su iglesia en Brooklyn, señala el diario New York Post.

En el otoño de 2017 salió a relucir la primera denuncia de una mujer que dijo “sentirse incómoda” en su interacción con Makris, lo que incluyó abrazos muy prolongados y se le pidió al religioso no tener contacto con ésta.

El pasado enero, el sacerdote admitió durante una reunión haber tenidorelaciones con otras dos mujeres adultas “y aunque no fueron las interacciones sexuales usuales que uno imagina, no fueron apropiadas”, señaló al Post el obispo Andonios Paropoulos, al frente del Arzobispdo Griego Ortodoxo.

El Post indica además que pese a que un “tribunal espiritual” de la Arquidiócesis recomendó que fuera vetado, jerarcas de la Iglesia le reinstalaron, después de haber asistido a tratamiento “y por pedido de sus feligreses”.

120525_, Fr. George Passias and Edith Bouzalas leaving St. Spyridon Greek Orthodox Church, NY, NY, exclusivly for Sunday_JC Rice

George Passias y Ethel Bouzalas,

Las religiosas comenzaron entonces una campaña en las redes sociales abogando por cambios, en las que aparecían con sus hábitos.

El pasado noviembre los mensajes de las monjas, que trabajan con víctimas de tráfico humano, fueron deel abuso sexual es real. Ocurre en nuestras familias, en nuestras comunidades locales, en nuestras comunidades de fe, en cada denominación cristiana, incluyendo a la Iglesia ortodoxa”.

De acuerdo con el Post, es el más reciente escándalo en la iglesia Griega Ortodoxa y la parroquia de la Santa Cruz, cuyo exlíder, el padre George Passias, fue apartado del sacerdocio después de que el periódico revelara su relación con la directora de la escuela Ethel Bouzalas, una mujer casada a la que embarazó.

 

Fuente Religión Digital

Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , ,

“Instrucción Cor Orans”, por Anna Seguí.

Miércoles, 1 de agosto de 2018

carta-escri8 junio, 2018

Queridísima Mara: Recibí tu correo preguntándome cómo me había sentido con la nueva Instrucción -Cor Orans-, que nos ha mandado el Vaticano y qué me ha parecido. A decir verdad, cada uno reaccionamos según somos, y yo, ya sabes, pasión y fuego. Y ante este documento, lo que siento es sublevación, viendo que se nos trata como a menores de edad, quedando de manifiesto que las mujeres en la Iglesia seguimos siendo personas de segunda categoría.

La Instrucción es control subyugante a las monjas de vida monástica-contemplativa. Me subleva sobre todo la imposición de un asistente, ajeno a nuestra vida, que sea sacerdote, no puede ser mujer, para que tenga presencia en todas nuestras reuniones y encuentros federales, tome nota de todo y sea él quien informe al Vaticano de cuánto hacemos, decidimos y vivimos. Esto deja al margen a la presidenta, como si ella -por ser mujer-, no pueda dar razón ante el Vaticano y dondequiera que sea, de nuestra actividad y vida. Nos obligan a nosotras mujeres, no obligan a los varones monjes a tener un asistente. Una Constitución y una Instrucción para nosotras, no para ellos.

En fin, lo que me toca en este momento de convulsión interior, es entrar en mi cueva orante y serenarme a fuerza de oración y espera. Dejar que pase el huracán, el fuego, el terremoto, hasta el silbo suave y delicado del Amado, que me ayude a integrar esta injusticia hacia nosotras. Integrar sí, pero no silenciar esta injusticia, porque estas maneras impositivas no son evangélicas, el Evangelio defiende lo más libre y humano.

La verdad es que tengo pena por aquellos que lo han dispuesto y elaborado de esta manera, porque tenían la posibilidad de mostrar su adhesión al Papa, haciendo efectiva su fidelidad al pensamiento y magisterio que viene señalando sobre las mujeres, y han discrepado totalmente, prescindiendo de su posicionamiento hacia nosotras. Una Instrucción agarrada a la ley y poco evangélica, obsoleta para este momento de nuestra historia y su porvenir. Un documento obsesivo con la clausura, la nombra 77 veces, la oración solo 22. En fin, esto nos han impuesto sin poder hacer nada para quitarnos este yugo. Una Instrucción que podría haber sido elaborada desde presupuestos más evangélicos, con misericordia, bondad, belleza y con alegría como corresponde a todo lo evangélico, mostrando plena comunión y simpatía hacia nosotras. Lamentablemente el resultado final es imposición, control, avasallando la más elemental dignidad humana de la libertad. Porque lo que las mujeres hemos de vivir, las mujeres lo hemos de decidir, no los prelados eclesiásticos.

Solo añadir que, esta Instrucción viene de lejos, porque en el año 2012 ya nos mandaron un decreto en el que intentaron imponer la figura del asistente como obligatoria. Luego, al dimitir Benedicto XVI y con el nuevo Papa Francisco, con sus aires más renovadores, aquello quedó olvidado; pero está claro que ellos no lo olvidaron y finalmente se han salido con la suya, imponiendo la obligatoriedad del asistente para todas las federaciones del mundo. Uniformidad total, ninguna acogida a la pluralidad. Parece que, más que la misericordia, prevalece la ley.

Bien, Mara, no me alargo más, solo decirte que, en aquella ocasión del decreto del 2012, escribí al cardenal Joao Braz, prefecto de la Sagrada Congregación y le expresé el desagrado que sentía ante la falta de libertad para las mujeres monjas. No recibí ni acuse de recibo. La verdad, Mara, ¿a qué tanta Constitución, tanta Instrucción, tanta obligatoriedad para unas mujeres que lo único que pretendemos es vivir una sencilla vida para el Evangelio desde nuestros puestos orantes? Con el Evangelio y las Constituciones de la Orden vamos más que servidas. A qué añadir mil documentos más, ¡qué asfixia, qué impertinencia, qué desagradable!

Mi impulso, siempre primario, sería irme, dejarlo todo, alejarme para no pertenecer a una institución que así nos trata. Pero sé que estos impulsos los debo orar y frenar ante Dios, ser humilde y seguir junto a mis hermanas haciendo verdad una vida para el Evangelio, sirviendo, amando, orando. Pero con Teresa de Jesús expreso este lamento: “Pues no sois Vos, Criador mío, desagradecido para que piense yo daréis menos de lo que os suplican, sino mucho más; ni aborrecisteis, Señor de mi alma, cuando andabais por el mundo, las mujeres, antes las favorecisteis siempre con mucha piedad y hallasteis en ellas tanto amor y más fe que en los hombres/ que no hagamos cosa que valga nada por Vos en público, ni osemos hablar algunas verdades que lloramos en secreto, sino que no nos habíais de oír petición tan justa; no lo creo yo, Señor, de vuestra bondad y justicia que sois justo juez y no como los jueces del mundo, que como son hijos de Adán, y, en fin, todos varones, no hay virtud de mujer que no tengan por sospechosa/ Veo los tiempos de manera que no es razón desechar ánimos virtuosos y fuertes, aunque sean de mujeres. Cuando os pidiéremos honras, no nos oigáis, Señor mío, o dineros, o cosa que sepa a mundo; mas para honra de vuestro Hijo, ¿por qué no habéis de oír, Padre Eterno, a quien perdería mil honras y mil vidas por Vos?”  (CE 4,1). Y orar por los  que ostentan cargos de autoridad, sean religiosos o políticos, para que el Espíritu Santo les conceda mentes airosas, sabiduría del Evangelio y corazones generosos, capaces de disfrutar regalando libertades y no recortándolas.

Te escribiré pronto para mandarte la carta que entonces escribí al cardenal Joao Braz, quiero que conozcas su contenido, que sería el mismo que utilizaría si le escribiera en este momento. Yo espero que las comunidades nos manifestemos de alguna manera ante esa realidad. Hay mucho descontento con la frustrante Instrucción. Lo que desearía y propondría es que fuésemos capaces de apelar al Papa y que nos libre él de esta imposición poco afín a sus criterios como Papa. De mí, también daría comienzo a una actitud de desobediencia responsable, ante lo que creo una auténtica injusticia. Jesús no trató así a las mujeres, las trató con mucho cariño y las favoreció siempre.

Mara, acoge este desahogo en tu oración y comprensión, lo necesito, porque mi momento es delicado por hartazgo y desencanto, espero superar la prueba con la gracia de Dios que nunca falta. Un abrazo y hasta pronto.

Nura. Publicado en el Blog de Anna Seguí (ocd, orden carmelita descalza): https://aventurarlavida.wordpress.com

Vía Fe Adulta

Espiritualidad, Iglesia Católica , , , , , ,

El #MeToo de las monjas ante los abusos clericales

Miércoles, 1 de agosto de 2018

algunas-monjas-denuncian-abusosReligiosas de todo el mundo denuncian violaciones por parte de sacerdotes y obispos

Silenciadas por sus votos de obediencia y por su propio miedo, repulsión y vergüenza

Una monja ya no se confiesa tan seguido como antes, después de que un sacerdote italiano se aprovechara de ella cuando se encontraba en su momento más vulnerable y le contaba sus pecados en un salón de clases de la universidad hace casi 20 años.

En ese tiempo, la monja solo le contó lo sucedido a su superior y a su director espiritual y fue silenciada por la cultura de secreto de la iglesia católica, por sus votos de obediencia y por su propio miedo, repulsión y vergüenza. “Abrió una gran herida en mi interior”, comentó a The Associated Press. “Fingí que no había sucedido”.

Tras décadas de silencio, la monja es una de muchas religiosas que han hecho público un asunto que la iglesia católica no ha aceptado: el abuso sexual de monjas por parte de sacerdotes y obispos.

Una investigación de la AP encontró que han surgido casos en Europa, África, América del Sur y Asia, lo que demuestra que el problema es global y extenso, debido en gran parte a una tradición en la que las mujeres son vistas como personas de segunda clase en la iglesia y a su arraigada subordinación a los hombres que la dirigen.

 

Algunas monjas han dado la cara, impulsadas por el movimiento #MeToo (A mí también) y por el creciente reconocimiento de que los adultos pueden ser víctimas de abuso sexual cuando hay un desequilibrio de poder en una relación. Las monjas han hecho públicos sus casos en parte debido a los años de inacción por parte de los jerarcas eclesiásticos, incluso cuando estudios importantes sobre el problema en África fueron informados al Vaticano en la década de 1990.

El tema cobró prominencia en el marco de escándalos en torno al abuso sexual de menores y más recientemente de adultos, incluidas revelaciones de que uno de los cardenales más prominentes de Estados Unidos, Theodore McCarrick, abusaba sexualmente y hostigaba a seminaristas.

Las víctimas son reacias a denunciar el abuso por temores fundados de que no les van a creer, comentaron varios expertos a la AP. Los jefes de la iglesia son renuentes a reconocer que algunos sacerdotes y obispos simplemente ignoran sus votos de celibato, sabiendo que sus secretos no serán revelados.

Sin embargo, esta semana cerca de media docena de monjas en una pequeña congregación religiosa de Chile hicieron públicas sus historias de abuso por parte de los sacerdotes y de otras monjas en televisión nacional. Relataron que sus superiores no hicieron nada para detenerlo.

Una monja en la India recientemente interpuso una demanda a la policía en la que acusó a un obispo de violación, algo que hace un año era impensable.

En África surgen casos periódicamente. En el 2013, por ejemplo, un renombrado cura ugandés escribió una carta a sus superiores en la que habló de “sacerdotes que tienen relaciones románticas con monjas” y fue suspendido hasta que ofreció una disculpa en mayo. La monja europea habló con la AP para ayudar a arrojar luz sobre el tema.

“Me entristece que haya tomado tanto tiempo el que esto salga a la luz, porque hay denuncias desde hace tiempo”, expresó a la AP Karlijn Demasure, uno de los principales expertos de la iglesia en abusos sexuales y abusos de poder. “Espero que ahora se tomen medidas para atender a las víctimas y se ponga fin a estos abusos”.

 

El Vaticano declinó comentar sobre qué medidas ha tomado, si es que tomó alguna, para abordar el alcance del problema a nivel internacional, y de lo que ha hecho para castigar a los infractores y cuidar a las víctimas. Un funcionario del Vaticano dijo que los dirigentes de las iglesias locales son los responsables de castigar a los sacerdotes que abusen sexualmente de las monjas, pero que a menudo esos crímenes quedan impunes en las cortes civiles y canónicas. El funcionario habló bajo la condición de anonimato debido a que no estaba autorizado a hablar del asunto públicamente.

El principal obstáculo que enfrentan las monjas que han sido víctimas de abusos es ser tomadas en serio, según Demasure, quien hasta hace poco fue director ejecutivo del Centro de Protección del Menor de la Pontificia Universidad Gregoriana, la principal organización eclesiástica que lidia con este tema.

“(Los sacerdotes) Siempre dicen que ‘ellas querían hacerlo´”, manifestó Demasure. “Y cuesta hacer a un lado la impresión de que es siempre la mujer la que seduce al hombre, y no al revés”.

La monja que habló con la AP sobre su incidente del 2000 durante su confesión en una universidad de Bolonia aferró su rosario mientras contaba los detalles.

Cuenta que ella y el cura estaban sentados uno frente al otro en un aula de la universidad. En determinado momento, el sacerdote se levantó y trató de violarla. Pequeña pero fuerte, ella lo empujó y se lo sacó de encima.

Luego continuó la confesión. Pero el incidente, y otro episodio en el que otro cura le hizo insinuaciones sexuales un año después, la impulsaron a no volver a confesarse con ningún otro cura que no fuese su padre espiritual, quien vive en otro país.

“El sitio de la confesión debería ser un sitio de salvación, libertad y misericordia”, dijo la monja. “Por esta experiencia, la confesión pasó a ser un sitio del pecado y de abusos de poder”.

 

Indicó que en una ocasión un cura al que le contó lo sucedido le ofreció disculpas “en nombre de la iglesia“. Pero dijo que no se tomaron medidas contra su agresor, quien era un prominente profesor universitario.

La mujer contó su historia a la AP sin saber que en ese mismo momento se realizaba el funeral del cura que intentó abusar de ella 18 años atrás.

La monja dijo que la muerte del cura combinada con su decisión de dar la cara le sacaron un gran peso de encima.

“Me libero por partida doble: Me saco de encima el peso de la víctima y me libero de una mentira y de una violación de un cura”, expresó. “Espero que esto ayude a que otras monjas se liberen y se saque este peso”.

Fuente Agencias, vía Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Las monjas que dejaron el hábito para casarse: “Dios condena la hipocresía, no a los homosexuales”

Martes, 11 de octubre de 2016

217489Las monjas que dejaron el hábito para casarse: “Dios condena la hipocresía, no a los homosexuales”

(José M. Vidal/Agencias).- Federica e Isabel, las dos monjas franciscanas que dejaron los hábitos para casarse, cuentan la historia de su amor a un diario italiano. Se conocieron, trabajando en las misiones, en África y se enamoraron. Tras casarse, denuncian la hipocresía de muchos curas y monjas que, en todo el mundo, viven sus amores en la clnadestinidad. Mientras, el Sustituto de la Secretaría de Estado, dice que el Papa se entristeció al leer la noticia de las monjas.

“¡Cuánta tristeza en el rostro del papa cuando le he leído la noticia de las dos ‘monjas’ esposas!”, afirmó hoy en un tuit el sustituto de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, Angelo Becciu.

Federica e Isabel decidieron casarse, ateniéndose a la reciente ley que permite en Italia las uniones civiles entre personas del mismo sexo, aprobada el pasado mayo.Estas dos mujeres, una italiana y otra proveniente de Suramérica, tienen 44 y 40 años y se casaron el pasado 28 de septiembre en el municipio piamontés de Pinerolo, informan medios locales.

El diario “La Repubblica” publicó este viernes una entrevista a la pareja en la que señalan que su amor surgió durante una misión en Guinea Bissau, “trabajando codo con codo a favor de los pobres” como llevan haciendo desde que se hicieran monjas con veinte años.

Las dos aseguraron que han rechazado “un consejo que se escucha a menudo en los conventos, el de vivir juntas como hermanas: ‘basta que no digáis nada y no provoquéis escándalo'”, si bien consideraron este modo de actuar como “una vía cómoda y falsa”.

“Hay muchos casos como estos: sacerdotes y religiosas que viven clandestinamente sus relaciones con hombres y mujeres. Pero en el Evangelio, Jesús condena la hipocresía, no a los homosexuales. Y por eso hemos decidido dejar la vida religiosa y emprender un camino de libertad, fe y serenidad, sin escándalo”, recordaron.

 

Afirmaron también que la suya ha sido “una elección difícil pero no infeliz”, aunque confesaron cierto temor ante la vida fuera de los muros del convento.

“Dejar el hábito religioso significa hallarse de un día para otro en la condición de quien no sabe cómo juntar comida y cena, encontrar un trabajo, sin ayudas ni pensiones. Quien sale del convento, en vez de ser ayudado a reinsertarse en la sociedad, es abandonado, dijeron a ese medio.

En la entrevista, las religiosas aluden a la respuesta que el papa Francisco suele dar cuando se le pregunta por el tema de los homosexuales: “¿Quién soy yo para juzgar?”.

“El papa ha dicho ‘¿quién soy yo para juzgar? Nadie debería juzgar. Esa frase nos ha abierto el corazón”, señalaron las exreligiosas, que han invitado a los que se encuentren en su misma situación dentro de la Iglesia a “no tener miedo”.

El diario turinés “La Stampa” informó por su parte de que su “unión civil” fue presidida por el alcalde de Pinerolo y que acto seguido tuvo lugar una “función religiosa” organizada por Franco Barbero, expulsado del sacerdocio en 2003 por Juan Pablo II por bendecir a parejas homosexuales.

Fuente Religión Digital

 

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Dos monjas dejan los hábitos para casarse entre ellas

Viernes, 30 de septiembre de 2016

217489Se han dado el “sí, quiero”

“Salimos del convento, pero no dejamos la Iglesia y no olvidamos la fe”, aseguran

“Dios quiere personas felices, que vivan el amor a la luz del sol”. Así defienden su decisión Isabel y Federica, que han dejado los hábitos de monjas para casarse. Han dedicado la vida a los demás, pero hace tres años se conocieron durante un viaje pastoral y saltaron las chispas. Hoy se han dado el ‘sí quiero’ en un pequeño pueblo italiano de Turín, que nunca había vivido una boda entre personas del mismo sexo.

Federica, italiana de 44 años y licenciada en Filosofía, ha advertido a los medios, que “salimos del convento, pero no dejamos la Iglesia y no olvidamos la fe”.

La historia de estas dos mujeres saltó a los medios italianos que cuentan de la timidez y la fortaleza para enfrentar una decisión tan importante. Ambas tuvieron que realizar los trámites en el Vaticano para dejar los hábitos de monja, a lo que se dedicaron desde muy jóvenes.

El alcalde de Pinerolo, en Turín, ofició la boda por lo civil, y dijo en declaraciones a los medios que aunque la ceremonia fue modesta fue un acto que conmovió a todos. Luca Salvai reveló, además, que la boda estaba prevista para mañana, pero las novias “decidieron adelantarla 24 horas para evitar un circo mediático y mantener el máximo nivel de intimidad”. “Nosotros en el ayuntamiento tampoco buscamos la publicidad”, añadió: “Es su celebración y, personalmente, me complace haber podido ayudarlas a hacer realidad su deseo”.

Después de la ceremonia de este mediodía un cura excomulgado por su apoyo a los matrimonios homosexuales realizará una ceremonia religiosa. Este exsacerdote habló de la fe de ambas mujeres a medios italianos, diciendo que después de una relación de tres años, “han tomado una decisión con coraje, sabiendo que no serían muy apoyadas”.

Dentro del convento, explica el padre excomulgado Franco Barbero, “han sido criticadas, pero también apoyadas por algunas hermanas”. “Se enamoraron como todas las personas en el mundo. Conociéndose lentamente y descubriendo un sentimiento profundo”. Las novias, confirmó Barbero, han pedido el anonimato. “No queremos convertirnos en famosas, solo vivir serenamente juntas y encontrar un trabajo”, aseguraron. El excura, además, dice que esta no es la primera boda entre dos exmonjas que oficia.

Religión Digital/Agencias

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , ,

“Quiero ser monja: la ambigüedad de los medios”, por Peio Sánchez.

Domingo, 24 de abril de 2016

quiero-ser-monjaEntre la cursilería y la profundidad

“No representa bien a la vida religiosa femenina actual y tampoco acierta a presentar la motivación y el camino de discernimiento que realiza una persona que se acerca a una comunidad”

“El guion resulta respetuoso con la vida religiosa en un sentido general”

(Peio Sánchez).- El docureality de Mediaset/Cuatro sobre la llamada a la vida religiosa femenina se mueve entre la ficción y la objetividad, la cursilería y la profundidad, la exhibición y la autenticidad, el espectáculo y la difícil intimidad ante una cámara.

Entre los méritos del programa está la contención del guión que garantiza que las comunidades y religiosas se presten a la participación, así como colocar la vida religiosa en el paisaje de la vida normal venciendo estereotipos al uso. Entre los numerosos límites la presentación de la experiencia de Dios entre simplificaciones infantiloides, el desdibujamiento de Jesucristo como inspiración, una imagen de la mujer, y por tanto de la religiosa, sesgada hacia lo emotivo, aspecto que también afecta a lo comunitario, así como una banalización del compromiso de servicio hacia los otros.

Siguiendo la estela de “The Sisterhood: Becoming Nuns“, una serie de seis episodios realizada para la televisión de EEUU, la propuesta de Cuatro en prime time ha llegado a 1 390 000 espectadores (7,1%) en la primera entrega titulada “La llamada” y a 1 154 000 (6,2%) en la segunda parte bajo el título “El camino”, marcando una cierta tendencia a la baja. En el caso español las congregaciones que han participado son las hermanas del Santísimo Sacramento, de Santa María de Leuca y las Justinianas. Los productores han señalado que más que realizar un programa religioso han tratado de mostrar un mundo desconocido ante el público.

Desde el punto de vista de la vida religiosa femenina y, ante el drástico descenso de vocaciones, el programa pretende ofrecer esta forma de vida de manera atractiva y perfectamente normal. En este sentido late una intención vocacional en las protagonistas que se han prestado a dar razón de su vida.

El formato de docureality es un híbrido. Por una parte se presenta como un reality show que trata de hacer un espectáculo de la realidad reuniendo persona reales (no de ficción) en un mismo espacio físico para que interactuando atraigan a la audiencia (Gran Hermano, Supervivientes,…). Pero en realidad es un documental ficcionado que realiza un casting de tipologías en las candidatas a ser religiosas, que despliega un itinerario temático en los contenidos y experiencias de discernimiento en su viaje por tres comunidades distintas en Madrid, Alicante y Granada al mismo tiempo que ofrece testimonios reales de religiosas y del proceso de descubrimiento de los cinco jóvenes participantes.

El guion resulta respetuoso con la vida religiosa en un sentido general. El grupo de jóvenes buscadoras es significativo de una cierta tipología, aunque algunas de ellas quedan poco definidas como personajes, lo que dificultará el enganche de la audiencia a pesar del marketing que rodea la serie.

La dificultad principal de esta serie estriba en testimoniar la experiencia de Dios, como motivación central, a un público abierto que la desconoce. En primer lugar, la experiencia de discernimiento vocacional se despliega en un tiempo largo que en el formato de serie televisiva exige concentración. El lenguaje que se elabora resulta poco comunicativo ya que las fórmulas tipo “Jesús te llama” llegan a resultar ridículas si no alcanzan a describir la experiencia que está detrás. Además la oración resulta de lo menos televisivo ya que pretende hacer visible algo que acontece esencialmente de forma invisible.

Películas-documental como El gran silencio (2004) de Philip Gröning lo lograron, pero esto exigió del espectador y del narrador un auténtico ejercicio de contemplación. Algo que la inmediatez del medio televisivo no puede soportar.

Por otra parte, los testimonios, en breves cortes, de las religiosas tienen dificultad para trasparentar las verdaderas motivaciones. Los lenguajes adquiridos resultan un arcano que no funciona comunicativamente. El tránsito entre lo auténtico y lo risible es demasiado corto para acertar en el tono, la palabra o la mirada. Las buenas intenciones y la genuinidad de la experiencia de base no garantizan la verdadera comunicación. Por otra parte, las comunidades que forman parte de la serie difícilmente expresan el tono general de la vida religiosa femenina actual.

En este sentido la vida religiosa como disponibilidad a los otros y servicio a los más débiles queda francamente malparada. El documental posterior a la primera entrega resultó mucho más interesante y real que la ficción de la serie. La opción del Evangelio por los pobres como compromiso hacia las personas no se expresa significativamente repartiendo bocadillos. Y este punto crucial queda ciertamente desdibujada esta dimensión prioritaria.

A pesar de todo, en la serie late un cierto tono de normalidad. Las jóvenes protagonistas llegan a resultar creíbles. La música de fondo sintoniza bien con un público general. Sin embargo, el contexto de secularización de nuestra sociedad es bien diferente que el original de la serie en USA y en este sentido la traducción del guion-base ha sido más mimética que una verdadera adaptación al cambio de contexto.

La docureality “Quiero ser monja” no representa bien a la vida religiosa femenina actual y tampoco acierta a presentar la motivación y el camino de discernimiento que realiza una persona que se acerca a una comunidad. Pero coloca en el mapa al mundo religioso-cristiano para un público general. Al más afín le resultará entre interesante y controvertido, y el que se siente alejado de estos “mundos” poco aguantará ante la pantalla. En este momento de ocultamiento y falta de visibilidad bastará con que de qué hablar para recordarnos que cabalgamos.

Fuente Religión Digital, blog Cine espiritual para todos

Cine/TV/Videos, General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Nunca es tarde si la dicha es buena

Domingo, 21 de diciembre de 2014

LCWR MEMBERS MARCH THROUGH PARK IN NEW ORLEANSLa Santa Sede publica un conciliador informe tras la intervención vaticana

Francisco hace las paces con las monjas USA

El Papa recibe a las religiosas y se compromete a nombrar a mujeres en cargos de responsabilidad

Leído en el blog de Isabel Gómez Acebo:

Al fin, tras cinco años de sufrimiento, angustia y confrontación entre el Vaticano y las congregaciones religiosas norteamericanas se ha hecho la luz y se han levantado las espadas que estaban en alto. Tengo la impresión de que la figura del papa Francisco y los nuevos nombramientos al frente de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, el cardenal Joao Braz de Aviz (que nunca se mostró a favor de la forma en la que se había llevado la visitación) y el secretario Rodriguez Carballo, han tenido influencia en los nuevos modos. Los tres siguen la línea que marcó el Concilio Vaticano II y que es radicalmente distinta de la de su predecesor en el cargo, el cardenal Rodé, muy restauracionista.

El hecho de que el informe sobre la visitación se haya hecho con seis personas, tres hombres y tres mujeres, tras la mesa presidencialt, ya dice mucho. Sobre todo porque dos de las mujeres eran Sharon Holland, representante de la LCWR, un grupo de religiosas que suma el 80% del total y Agnes Mary Donovan, presidenta de CMSWR que supone el otro 20%, en su mayoría contemplativas. La tercera era aún más significativa pues era la religiosa Clare Millea a la que Roma había encargado que llevara a cabo la famosa visitación. Cuando le tocó hablar, en un momento dado, se le quebró la voz y casi se echó a llorar, una demostración de lo duro que había sido para su persona el cargo que había asumido por obediencia.

A parte de la emoción esta mujer tuvo la valentía de defender a las religiosas y órdenes que se habían opuesto a la investigación. Hace falta mucho valor, dijo, para resistirse a un poder omnímodo que te puede cambiar la vida pero es un camino necesario que hay que seguir si es el que te pide tu conciencia.

La idea inicial era que las monjas no conocieran el resultado de la investigación, una práctica horrible que ha seguido el Vaticano con frecuencia pero que, en este caso, ha marcado un antes y un después ya que cada congregación podrá tener acceso al documento.

Ya no se mencionan las condenas de que las religiosas habían caído en el “feminismo radical, un cajón de sastre que sirve para condenar las legítimas demandas de las mujeres y en el “secularismo”, posiblemente porque a Roma le parecía mal que algunas monjas se unieran a las protestas contra la guerra, el trato a los emigrantes… Se ha pasado de puntillas sobre dos palabras muy favorecidas por los documentos vaticanos, el tema de la “complementariedad sexual” y el “genio de las mujeres” porque, al fin y al cabo, nos colocaba como el “otro”, inferior frente al varón que es la norma. Los dos sexos tenemos la misma dignidad que nos ha sido conferida por el bautismo, y los diferentes dones o carismas que ostentamos en la Iglesia nos son dados por el Espíritu y no por patrones de sexo o raza.

Empezaba el título de esta entrada con “Nunca es tarde si la dicha es buena”. Es cierto que ha cesado el clima de confrontación lo que es positivo, pero el dolor queda y los responsables tienen que darse muchos golpes de pecho por el daño infringido. Si esta triste historia vale para que se instaure un auténtico espíritu de colegialidad, fraternidad y cooperación en la evangelización entre todos los cristianos, algún fruto se habrá conseguido. Serán los consabidos renglones torcidos de Dios.

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

Un sacerdote italiano roba dinero a las monjas para pagar por sexo gay

Sábado, 12 de abril de 2014

20107263820sacerdotesSi la Iglesia Católica no había tenido bastante con los escándalos sexuales y el lobby gay, ahora el diario Il Gazzettino tira de la manta y destapa que un sacerdote italiano ha estado robando dinero a las monjas para pagar por sexo gay.

El sacerdote, que no ha sido identificado, supuestamente robó el dinero que le había confiado un convento local en la norteña provincia de Belluno.

Según los informes de la policía, y según recoge Gay Star News, utilizó ese dinero para pagar a su joven amante marroquí por sexo. “Según Il Gazzettino, el obispo de la diócesis despidió de inmediato al sacerdote por “razones de salud”, recoge el Gay Star News.

Por el momento se desconoce la cantidad de dinero que el sacerdote robó, pero se sospecha que podrían ser miles de euros.

De ser cierto, esta no sería la primera vez que líderes religiosos malversan fondos, ya que el año pasado se reveló que el Vaticano había ‘donado’ 23 millones de euros a sacerdotes y obispos para vivir en un bloque de apartamentos justo encima de la sauna gay más grande de Europa.

Fuente Ragap

General, Iglesia Católica , , , , ,

Arzobispo Sistach: ‘Yo no soy un técnico para valorar si los gays son o no enfermos’.

Martes, 4 de febrero de 2014

noticias_file_foto_722275_1391437051Leemos en Ragap:

El cardenal pide “respeto” a los homosexuales

Teníamos al cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, como un hombre abierto y liberal como demostró defendiendo a la monja Teresa Forcades pero ayer nos desencantó después de ver el programa ‘El objetivo’ de la Sexta que dirige Ana Pastor. La alta jerarquía eclesiástica española vuelve a demostrar que nada va a cambiar en su estrategia: Se posicionarán en contra del proyecto de Ley Orgánica de Protección de Vida del Concebido y los Derechos de la Embarazada, en caso de que permita un supuesto de malformación, se niegan a admitir que la iglesia es machista y sólo reconocen que “hay distinciones” y pasan de puntillas por el tema de la postura eclesiástica ante los gays. Sobre la homosexualidad, Sistach midió muy bien sus palabras para no pillarse los dedos con su discurso.

Sistach cree que a que los homosexuales “se les tiene que respetar como a cualquier otra persona, aunque no ha entrado a valorar si son enfermos, como opina parte de la Iglesia. “Yo no soy un técnico”, ha dicho el cardenal arzobispo, que cree que las críticas a las parejas del mismo sexo “vienen porque se da un juicio sobre sus actuaciones concretas. La moral cristiana califica como buenas o malas determinadas cosas, pero no sólo en los homosexuales”, aseguró el arzobispo catalán.

Respecto a su audiencia con el Papa, ha revelado que abordaron distintos temas relacionados con España. “Francisco está trabajando mucho y en su labor hay letra y música. La letra irá llegando, la música es más fácil, pero está haciendo ya gestos importantes y estos gestos llevan una letra”, ha resaltado. Desde luego y, muy a pesar de la imagen aperturista del cardenal Bergoglio y los aires renovadores del Vaticano, la primera medida que tuvo para con España nombrando al homófobo cardenal Fernando Sebastián no se puede decir que haya sido muy acertado.

El único atisbo de entonar un ‘mea culpa’ de la Iglesia fue cuando Sistach aludió a la labor de la Iglesia española, pidiendo coherencia. En opinión del arzobispo: “La gente desearía que fuéramos más coherentes. Los que hablamos tenemos que ser coherentes. Los políticos hablan mucho y ¿qué aplican? Nosotros también predicamos mucho y a veces nos preguntan ¿y qué hacéis?”.

Algunas de las salidas por la tangente de Sistach fue cuando la periodista Ana Pastor le preguntó si la Iglesia Española ha especulado en la bolsa, a lo que el sacerdote dijo no tener conocimientos sobre este asunto cuando hace años se publicó que el cardenal Rouco Varela había invertido acciones en una empresa farmaceútica que fabricaba profilácticos. A eso se le llama predicar con el ejemplo.

En esta misma línea, Sistach ha afirmado que es en la dimensión más social y ética de la economía donde quizás la Iglesia “no ha dado un mensaje claro y radical”. “La economía debe de estar al servicio de las personas y no al revés”, ha añadido, recordando que el estamento eclesiástico “hace lo que puede, ayudando y denunciando las cosas que no funcionan”. Claro está que la Iglesia Católica, hasta ahora, ha dado la callada por respuesta ante los casos de desahucios que han provocado en nuestro país más de 3.500 suicidios, como ha puesto de manifiesto recientemente el Instituto Nacional de Estadística.

Por último, ha recordado que la Iglesia también ha sufrido recortes al entrar menos dinero para “las necesidades pastorales”. Además, ha destacado que su sistema de financiación respeta la libertad religiosa y la voluntad de los ciudadanos. “El 0,7% no nos da ni para pagar los sueldos de los sacerdotes, que no llegan a 1.000 euros mensuales, no les llega para vivir”, ha señalado. Posiblemente habría que preguntarle a Sistach si con un salario de 645,30 euros pueden vivir las familias españolas, sobre todo, cuando ya existe un elevado porcentaje en la que ninguno de sus miembros está empleado y cuando más del 21 % de las familias está en el umbral de la pobreza. Pero claro, estos temas no son prioritarios para la Iglesia española.

Gracias al apartado titulado ‘El Españolisto’ conocimos las siete ventajas capitales de la iglesia con el Estado Español. Las negociaciones de estos convenios se llevaron en secreto, quizá porque seguían otorgando privilegios a la iglesia que chocaban con la confesionalidad del Estado y la libertad de culto, incluidas en la Constitución que se estaba redactando paralelamente, allá por los años 70:

Dentro del programa ‘El Objetivo’ descubrimos cuánto dinero público recibe la Iglesia en España y cómo se distribuye. Hay dos canales, principalmente, de forma directa por los contribuyentes que en su declaración de la renta marcan la ‘X’ de la iglesia, pero también a través de otras vías como son las exenciones fiscales:

Podéis ver los videos, pinchando en el enlace.

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.