Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Turín’

La Corte de Casación italiana sentencia en contra de la filiación de los hijos no biológicos nacidos en el extranjero mediante gestación subrogada

Viernes, 6 de septiembre de 2019

Foto-Palazzaccio-095XLa Corte de Casación, máxima instancia judicial de Italia, ha emitido una sentencia sobre el reconocimiento de los hijos nacidos en el extranjero mediante gestación subrogada. El alto tribunal deniega a los progenitores no biológicos la posibilidad de inscribirse como padres o madres del menor, pero deja abierta la puerta de la adopción. Refuta así el criterio de un tribunal de Trento que falló a favor de los derechos de parentalidad de una pareja de hombres que había tenido un hijo en Canadá mediante este controvertido procedimiento. Los afectados pueden recurrir todavía a la justicia europea, que en casos similares se ha inclinado por permitir el registro de ambos padres.

La sentencia es la respuesta a la demanda de una pareja de hombres residente en Trento que tuvo un hijo mediante gestación subrogada en Canadá y recurrió a la justicia para ver reconocidos sus derechos de parentalidad. En 2017, el Tribunal de Apelación de esta ciudad del norte de Italia decretó que ambos podían inscribirse como padres del menor. El alcalde de Trento, Alessandro Andreatta (del Partido Democrático, PD), se negó a registrar a estos hijos.

La Corte de Casación enmienda ahora al tribunal de Trento y deniega el derecho de inscribirse como padre al progenitor no biológico, al que deja abierta la puerta de la adopción a título particular. Los activistas, sin embargo, se muestran moderadamente optimistas, porque la sentencia pone el acento en la prohibición de la gestación subrogada en Italia y no en la homoparentalidad. Mientras que la reproducción asistida solo está abierta a las parejas casadas, la maternidad subrogada está vetada en todas las circunstancias.

Los afectados pueden todavía apelar a la justicia europea. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ya sentenció en 2016 que la negativa del Estado francés a registrar a tres niños nacidos en el extranjero mediante gestación subrogada viola el derecho de los menores al respeto de su vida privada. Se trata de un tema con posiciones encontradas, también en el seno de la comunidad LGTB. La justicia europea consideró que aunque los Estados pueden prohibir este procedimiento, negarles los derechos de filiación a los hijos que hayan nacido así en otro país que sí se los reconozca es una vulneración de los derechos de los menores.

Jurisprudencia favorable a la homoparentalidad

Por lo pronto, la sentencia de la Corte de Casación cierra la puerta al registro de estos menores, pero no se pronuncia sobre los concebidos mediante reproducción asistida, que han sido reconocidos por varios ayuntamientos y por el propio alto tribunal. En abril de 2018, por ejemplo, la ciudad de Turín permitía la inscripción del hijo de una pareja de mujeres concebido con fecundación in vitro en Dinamarca. Otras dos parejas del mismo sexo siguieron sus pasos, con el apoyo de la alcaldesa Chiara Appendino, del Movimiento Cinco Estrellas (M5S). Su correligionaria, la regidora romana Virginia Raggi, también permitió el registro de otro menor nacido en circunstancias similares. Otro de los casos fue el de una pareja de mujeres, una española y otra italiana, casadas (y luego divorciadas) en España, y que tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en Barcelona. Tras serles reconocidos los derechos de parentalidad en Italia por un tribunal de Turín, la Corte de Casación los confirmaba de forma definitiva en septiembre de 2016.

En cuanto a la gestación subrogada, en 2016 un tribunal de menores de Roma reconocía los derechos de parentalidad de otra pareja gay que tuvo a su hijo mediante este procedimiento en Canadá. Y ya antes otros tribunales habían reconocido en varios casos la stepchild adoption (la posibilidad de que en el seno de una pareja del mismo sexo uno de los miembros de la pareja pueda adoptar a los hijos biológicos del otro) y situaciones equiparables. Una posibilidad que ahora refuerza la sentencia de la Corte de Casación. En 2017, el tribunal de menores de Florencia reconocía por primera vez en la historia de Italia a una pareja de hombres como padres adoptivos de dos niños con los que no tenían vínculo biológico (es decir, una adopción «pura y dura» por una pareja del mismo sexo).

En el plano político, la situación se tornó aún más difícil tras la llegada al poder de la Liga Norte, una formación abiertamente contraria al reconocimiento de la homoparentalidad, y que ha formado parte del gobierno de coalición con el M5S. El que ha sido ministro de Familia y Discapacidad hasta el pasado julio, Lorenzo Fontana, hizo gala de su abierto desprecio por la comunidad LGTB al negarles la condición de familias a las familias homoparentales y querer terminar con las inscripciones de hijos de parejas del mismo sexo nacidos en el extranjero mediante técnicas a las que no tienen acceso en Italia. Habrá que ver si la nueva coyuntura política que se abre en el país transalpino tras el acuerdo entre el M5S y el PD para formar un nuevo gobierno sin la presencia de la derecha populista aporta novedades en este sentido.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Turín, contra el Congreso Mundial de las Familias Anti-LGBT

Miércoles, 3 de abril de 2019

pancarta-torino-familias-lgtbLa alcaldesa de Turín deja claro que su ciudad está en las antípodas de Verona y su congreso LGTBfóbico

Hace unos días en Verona (Italia) se celebró el 13º Congreso Mundial de las “Familias” -en cursiva, porque no están todas-  en el que se han podido decir cosas  como que si los homosexuales no nos curamos iremos al infierno.

Pues mientras el alcalde de Verona está contentísimos con lo de recibir en sus calles a los homófobos y a los ultracristianos (porque es uno de ellos); en Turín  la alcaldesa, Chiara Appendino, decidió celebrar su propio Congreso Mundial de las Familias colgando del ayuntamiento una enorme pancarta.

La pancarta fue colgada el viernes (29 de marzo) en el Ayuntamiento de Turín en el centro de la ciudad, retratando varios tipos de familias: una pareja de lesbianas con dos hijos, uno de ellos en silla de ruedas, una madre soltera, una pareja heterosexual con tres hijos, una pareja interracial, una pareja interracial con dos hijos, y una pareja gay con un hijo.

“Es un hermoso mensaje de inclusión, que creo que es uno de los temas que caracterizan a Turín y la historia de esta ciudad”, dijo la alcaldesa Appendino en un vídeo publicado en los medios de comunicación social antes de develar la pancarta.

Y es que, como explica la misma Appendino en el vídeo, Turín ama y recibe a todo tipo de familias:

El concejal Marco Giusta, que es responsable de la política para las familias y la juventud y solía encabezar el capítulo local del grupo italiano de derechos LGBT+ Arcigay, dijo que el mensaje fue escrito en inglés para que sea accesible al mayor número posible de personas. Mencionando la reunión de WCF en Verona, dijo: “Mientras Italia y el mundo miran con preocupación al congreso en Verona, nosotros en Turín hemos decidido lanzar un mensaje de inclusividad a todas las familias de todo tipo y de todo género”.

Giusta señaló que Turín se convirtió en la primera ciudad de Italia en reconocer a una pareja de lesbianas como padres de su hijo en el certificado de nacimiento del bebé en abril del año pasado – el documento oficial no tiene una opción para reconocer a los padres del mismo sexo. “Estamos seguros y orgullosos de la decisión que tomamos”, añadió.

Una foto de la pancarta colocada en Facebook por el concejal Damiano Carretto con la leyenda “Here Turin, To Verona” ha sido compartida más de 1.000 veces en las primeras cuatro horas desde su colocación.

¿Qué es el Congreso Mundial de las Familias (WCF) y por qué es anti-LGBT?

La WCF tiene una conferencia de tres días en Verona, comenzando el viernes. El evento ha puesto de relieve las diferencias dentro de la coalición gubernamental italiana: el populista Movimiento de las Cinco Estrellas, al que pertenece el alcalde Appendino, ha rechazado el evento, pero la Liga de extrema derecha y sus políticos han mostrado su apoyo al evento.

El ministro italiano de Familia y Discapacidad, Lorenzo Fontana, que en su día negó la existencia de familias LGBT+, y el viceprimer ministro y ministro del Interior, Matteo Salvini, ambos del partido de la Liga, figuran como ponentes en el evento.

Entre los oradores se encuentra también el alcalde de Verona, Federico Sboarina, quien en octubre apoyó una moción del consejo local que marcó la primera “ciudad pro-vida” de Verona, Italia, destinando fondos públicos a grupos antiaborto.

Uno de los organizadores de la conferencia de WCF Verona es Massimo Gandolfini, que está entre los fundadores del movimiento “Día de la Familia” de Italia, que se opone a las parejas civiles y a las adopciones para parejas del mismo sexo.

Amnistía Internacional Italia condenó la reunión de WCF como “hostil a los derechos humanos” en una declaración esta semana. “El programa, los objetivos, los ponentes implicados caracterizan claramente la reunión de Verona como un evento hostil a los derechos humanos, especialmente a los derechos sexuales y reproductivos y a los derechos LGBT+. Este evento no debe ser apoyado por ninguna institución gubernamental, sino que debe garantizar los derechos de todas las personas”, dijo el grupo de derechos.

La WCF fue fundada en 1997 después de una reunión entre los sociólogos rusos Anatoly Antonov y Victor Medkov, y el historiador estadounidense Allan Carlson, presidente del Centro Howard para la Familia, la Religión y la Sociedad, con sede en Illinois, que fue nombrado por el Presidente Ronald Reagan para la Comisión Nacional de la Infancia en 1988.

Desde entonces, el grupo ha defendido causas anti-LGBT y antielección, como el apoyo en contra de un desfile del orgullo gay en Serbia en 2013 y el trabajo para aprobar la llamada ley de “propaganda gay” en Rusia.

***

Por cierto, es muy curioso que algunos medios españoles hayan cargado duramente contra Salvini y el Congreso por criticar los vientres de alquiler pero no por el acoso LGTBfóbico al que esta gente nos somete constantemente. Lo hacen, básicamente, para sembrar la idea de que estar en contra de esa práctica es algo retrógrado y propio de mentes cerradas; cuando en realidad no hay comparación posible entre los no-argumentos ultra católicos y el cargamento de razones y motivos con los que el feminismo defiende los derechos de las mujeres. Todas.

Pero que quede claro: la “gestación subrogada” no es un derecho, es un negocio. Y vas a ver a más gente en la tele defendiendo el derecho de una pareja gay a alquilar el cuerpo de una mujer que el derecho de esa pareja a pasear de la mano por la calle sin que les agredan.

Fuente HazteQueer

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Un joven gay de 19 años recibe una brutal paliza a la salida del metro de Turín (Italia) ante la indiferencia de los transeúntes: «nadie me ayudó»

Lunes, 30 de julio de 2018

img-20180724-wa0028-0090-u43390708801364zde-u3000104734331219g-593x443corriere-web-torinoAlberto (nombre ficticio con el que aparece en la prensa italiana) se llevó una enorme paliza que le va a obligar a quedarse en su casa el resto del verano, con un pronóstico de recuperación de unos 30 días. Ocurrió el sábado pasado en San Salvario, una zona de marcha de los alrededores de Turín. A la salida del metro, otro joven empezó a insultarle y a gritarle «maricón». La agresión, cometida por otro joven de edad similar a él, se produjo porque al atacante no le gustaba su forma de vestir y de caminar. «Había mucha gente, pero nadie me ayudó», le explicó a la policía. El matón estaba acompañado por un grupo que también se mofó de la víctima. La policía está investigando lo sucedido y analizando las imágenes que tiene del metro. Alberto, que ya ha abandonado el hospital, va a tener que renunciar al viaje de graduación a Barcelona con sus compañeros. «Lo único que pido ahora es justicia».

«No puedo acostarme, tengo que poner la prótesis en tensión tres veces al día y los dolores son muy fuertes. Lo peor, sin embargo, es la sensación de no ser libre. Es realmente absurdo que en 2018 un chaval, homosexual o heterosexual, no sea libre de vestirse como quiera o de caminar como desee. Es inconcebible que tenga miedo de que alguien lo llame ‘maricón’ o que le agreda salvajemente», ha relatado Alberto en una entrevista. La víctima teme represalias por su denuncia y por haber trasladado el caso a los medios, aunque argumenta que «no es correcto guardar silencio frente a cualquier tipo de discriminación».

Mientras se produjo la agresión, Alberto no recibió la ayuda de nadie. No obstante, luego sí fue socorrido por un par de personas: «me gustaría agradecerles, pero ni siquiera sé sus nombres». Por otra parte, el joven se lamenta de perderse su viaje de graduación: «Me quedaré en casa, mientras ese matón podrá disfrutar de las vacaciones. Había soñado con viajar a Barcelona, organizado y pagado para ello». Su única esperanza, tras lo sucedido, es que «al menos en estas semanas la policía realmente pueda identificar a esta persona y evitar que hiera a otras».

Alberto, que salió hace tiempo del armario como gay ante sus familiares y amigos, fue víctima de la homofobia durante su adolescencia y esta paliza le ha mostrado que sigue sin estar libre del odio y de la discriminación por su orientación sexual. La rotura del pie y de la clavícula que padece es un recuerdo de ello. «Usualmente me visto de una manera muy llamativa porque me gusta y no creo que tenga que rendirle cuentas a nadie. Pero el sábado llevaba unos pantalones y una camisa, nada más. Ese chico seguía diciéndome que estaba vestido como un marica».

Malos tiempos para la comunidad LGTB italiana

Como recogía dosmanzanas en junio, en el ámbito LGTB poco cabe esperar del nuevo Gobierno italiano de coalición entre la Liga Norte y el Movimiento Cinco Estrellas. A los antecedentes LGTBfobos del nuevo vice primer ministro y titular de Interior, Matteo Salvini, se unen las declaraciones de Lorenzo Fontana, responsable de Familia y Discapacidad, en las que aseguraba que las familias homoparentales «a nivel legal, no existen».

De hecho, como recuerda la organización Arcigay, la trayectoria de la Liga Norte está salpicada de ejemplos de hostilidad hacia la comunidad LGTB. Nos hemos hecho eco de algunos de ellos: el patrocinio, por parte del Gobierno de Lombardía, de un evento homófobo, el intento de obstruir la tramitación de la ley de uniones civiles mediante la introducción de miles de enmiendas o la invitación al presidente de HazteOír Ignacio Arsuaga a propagar su campaña de odio en el Parlamento Europeo. En el caso del M5S, su postura al respecto ha variado de unos prometedores comienzos a desentenderse del tema y, por ejemplo, otorgar libertad de voto a sus representantes sobre la adopción homoparental.

Solo un mes antes, la ciudad de Turín, precisamente donde se ha producido la brutal agresión contra Alberto, acogió una campaña de GECO, una asociación de madres y padres contra la LGTBfobia para trasladar que el problema no lo tienen las personas por su orientación sexual o identidad de género, sino los que discriminan y tienen prejuicios. La llamada Deomofobina, con aspecto de fármaco, se distribuyó como «antídoto contra la discriminación».

Por cierto, el entramado de HazteOír criticó esta campaña. El director de CitizenGO Italia, Filippo Savarese, dijo que «esta operación busca confundir la identidad sexual de los niños porque el contenido de esto es completamente ideológico: se afronta el tema de la homosexualidad, de la sexualidad en general, de la identidad y las relaciones, de manera completamente ideológica, totalmente tendenciosa». De estas agrupaciones ultras, que con sus discursos promueven el odio, ahora solo se puede esperar el silencio como respuesta a la violencia.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deomofobina, el «remedio» contra la LGTBfobia que empieza a distribuirse en farmacias y establecimientos de Turín (Italia)

Lunes, 28 de mayo de 2018

deomofobina-copertinaA partir de este viernes empieza a distribuirse en farmacias y otros establecimientos de Turín (en el norte de Italia) un nuevo «remedio» contra la LGTBfobia: la Deomofobina.

«El único efecto secundario de este “medicamento” es la generación de mayor empatía hacia los demás», explican desde GECO, la asociación de madres y padres contra la LGTBfobia que desarrolla esta iniciativa.

El principal componente de la Deomofobina es «el conocimiento, que es el único antídoto contra la discriminación».

a728d98c-5df5-11e8-bc7e-7258419bb68e_bugiardino-arcobaleno-kl9f-u111010121870567sg-1024x576lastampa-itLa caja y el expositor son similares a los de un complemento vitamínico o cualquier otro medicamento real. Sin embargo, en el interior no hay tabletas, sino un folleto con los colores del arcoíris, en el que se incluyen definiciones redactadas por una sicoterapeuta.

«Comenzamos a partir de conceptos básicos como el sexo o la orientación sexual, luego pasamos a conceptos en los que alguien quizás nunca haya pensado, como la identidad o expresión de género», explica la doctora Margherita Graglia.

Original campaña en Turín de GECO, una asociación de madres y padres contra la LGTBfobia para trasladar que el problema no lo tienen las personas por su orientación sexual o identidad de género, sino los que discriminan y tienen prejuicios. La llamada Deomofobina no es, obviamente, un medicamento real. Pero su intención y su efecto puede ser muy potente. El 25 y 26 de mayo empiezan a distribuirse las cajas por las farmacias y otros establecimientos turinenses, acercando la campaña contra la LGTBfobia a toda la población, en su vida cotidiana.

deomofobina-225x300Los primeros paquetes llegarán a varias farmacias de la ciudad y, poco a poco, la intención es ir haciendo más grande la iniciativa. «Los voluntarios y los farmacéuticos explican que el único efecto secundario de este “medicamento” es la generación de mayor empatía hacia los demás». Asimismo, parece ser eficaz contra «los estados de información errónea aguda, trastornos relacionados con los prejuicios, la homofobia y la discriminación basada en “identidad sexual”». También se distribuirán entre docentes y voluntarios, con el fin de lanzar una «acción de difusión efectiva capaz de estimular la curiosidad y la reflexión» para combatir el estigma contra las personas LGTB.

Por el momento, la Deomofobina no incluye tabletas de colores porque, según alegan sus promotores, se trata de una primera edición y «estamos buscando un productor» para hacerlo próximamente. Lo que sí encontrarán en el interior los que reciban una de estas cajas es un folleto explicativo con los colores del arcoíris. En él, la sicoterapeuta Margherita Graglia aborda cuestiones explicativas sobre la realidad de la comunidad LGTB. El objetivo es «proponer una iniciativa publicitaria simple e inmediata, que a su vez es parte de una asociación más amplia, que se basa en información básica para deconstruir estereotipos».

La Deomofobina fue presentada el martes 22 de mayo, con la intervención de Milena Quercia, presidenta de la asociación GECO; Alessandro Battaglia, coordinador de Torino Pride; así como por una delegación de representantes de las farmacias municipales, entre otros. Os dejamos, precisamente, con uno de los vídeos que la organización de madres y padres promotora de la iniciativa proyectó durante la presentación de la campaña:

La iniciativa italiana recuerda, por cierto, a la puesta en marcha en 2017 por el Área de Juventud del colectivo asturiano XEGA, con motivo del Día del Orgullo LGTB. Se trató de DIVERSIpro, una campaña de acción sociosanitaria, cuyo formato era el de una caja con recursos didácticos para fomentar, por un lado, el respeto hacia la diversidad, y por otro, prevenir la transmisión del VIH y otras ITS y reducir la estigmatización que sufren las personas con VIH.

Fuente Dosmanzanas

Etiquetas:

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

El registro de Turín registra finalmente al bebé que una pareja de lesbianas habría gestado por inseminación artificial y que había sido negado.

Viernes, 27 de abril de 2018

Una foto tratta dal profilo Facebook di Chiara Foglietta mostra il momento della registrazione del figlio all'anagrafe di Torino. +++ATTENZIONE LA FOTO NON PUO' ESSERE PUBBLICATA O RIPRODOTTA SENZA L'AUTORIZZAZIONE DELLA FONTE DI ORIGINE CUI SI RINVIA+++

Funcionarios del registro de Turín se negaron a registrar a Niccolo Pietro, un bebé que una pareja de lesbianas habría gestado en Dinamarca por inseminación artificial al ser un proceso que en Italia está permitido únicamente a parejas heterosexuales estables que hayan demostrado su infertilidad. Al final, Niccolo Pietro ya está inscrito en el registro por acción de la alcaldesa Chiara Appendino, convirtiéndose el ayuntamiento de Turín en el primero de Italia que otorga plenos derechos al hijo de una pareja de lesbianas sin haberlo solicitado antes en los tribunales.

Concejal del ayuntamiento de Turín, Chiara Foglietta se somete a un proceso de inseminación artificial en Dinamarca, mediante el que habría dado a luz a Niccolo Pietro el pasado 13 de abril. La ley italiana establece reglas estrictas para el tratamiento de fertilidad, que sólo está disponible para parejas heterosexuales estables, condición que la concejal cumple en parte, al mantener una relación estables, pero con una mujer, Micaela Ghislei, junto a la que deseaba vivir la experiencia de la maternidad, los funcionarios del registro les niegan ahora posibilidad de registrar a su bebé.

«El personal [de la oficina de registros públicos] me dice ‘deberías declarar que tienes unión (relación sexual) con un hombre, para registrar a tu hijo. No hay fórmula que lo permita. Usted puede decir que tuvo inseminación artificial», declara Foglietta en Facebook, quien se niega a mentir fingiendo que haya tenido a su bebé fruto de una relación con un hombre porque es de ella y de su pareja, agregando que «cada niño tiene derecho a conocer su propia historia, la combinación de los eventos que lo crearon», en este caso fruto de un donante anónimo que le habrían proporcionado en la misma clínica.

«La realidad tiene que adaptarse a la burocracia y no al revés», afirma la concejal, afirmando su firme decisión de confrontar a las autoridades con el objetivo de asegurar los derechos de su hijo y también para luchar por «todos los niños arco iris» y las familias que no tienen las fuerza para enfrentar una batalla como esta: «es por los hijos de mujeres solteras y aquellos con parejas que han elegido la procreación médicamente asistida con donantes externos y quieren decir la verdad».

Italia reconoce las uniones civiles entre personas del mismo sexo desde 2016, pero muchos procedimientos de fertilidad permitidos en otros países de la Unión Europea no están reconocidos legalmente en Italia. Según una ley italiana de 2004, los tratamientos de fertilidad solo se pueden aplicar a para «parejas heterosexuales estables» que se haya demostrado clínicamente su infertilidad. Está expresamente prohibida la congelación de embriones; la donación de esperma o de óvulos y la subrogación o investigación con embriones. Francia ha legalizado el matrimonio homosexual y la adopción homosexual, yendo más allá de los derechos LGBT en Italia, pero tampoco reconoce a los bebés nacidos de parejas del mismo sexo que hayan nacido a través de la inseminación artificial.

«La ley actualmente no prevé el reconocimiento de los hijos e hijas de las parejas homosexuales nacidas en Italia», afirma la alcaldesa de Turín, Chiara Appendino, apoyando a la pareja y su bebé al afirmas que «personalmente, estoy a favor y estoy dispuesta a proceder a la inscripción, pero con este vacío legal actual no se puede garantizar los derechos de los padres e hijos».

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

La presión fuerza al arzobispo de Turín a anular un encuentro de parejas gays católicas

Martes, 13 de febrero de 2018

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Una Iglesia cobarde y discriminadora… y punto:

Nosiglia: “Las uniones homosexuales s9n, para la Iglesia moralmente inaceptables”

El prelado había bendecido el acto dentrode un plan de atención específica a este colectivo

(Jesús Bastante).- El arzobispo cedió: Las uniones homosexuales son, para la Iglesia, moralmente inaceptables. Con estas palabras, el arzobispo de Turín, Cesare Nosiglia, arrancaba de cuajo las esperanzas de un nutrido grupo de parejas LGTBI católicas de toda Italia, que se habían inscrito en un retiro sobre la fidelidad destinado a este colectivo y organizado por la diócesis.

Una puerta abierta al reconocimiento de estas realidades, que iba a celebrarse los 24 y 25 de febrero en el Instituto de las Hijas de la Sabiduría y que, en principio, contaba con todas las bendiciones eclesiásticas.

Sin embargo, como viene siendo habitual en países como Italia o España, la presión de los grupos ultraconservadores ha llevado a monseñor Nosigilia a “abrir un período de reflexión” sobre la conveniencia de este tipo de encuentros. Un mazazo para una treintena de parejas gays, que veían cómo, por primera vez, podían sentirse integrados dentro de la Iglesia y del Evangelio en el que seguían creyendo.

La noticia también ha caído como un jarro de agua fría para el padre Carrega, quien iba a ser el encargado de impartir el retiro, que llevaba por lema Dignos de fidelidad‘. El religioso tiene el encargo específico del arzobispo de Turín de llevar adelante un plan de atención específica a las personas homosexuales. Una atención que, al parecer, no podrá llevarse a cabo, aunque monseñor Nosiglia se haya esforzado por asegurar el compromiso de la Iglesia en “el cuidado de los creyentes homosexuales y sus cuestiones de fe“.

beso-gay-iglesiaPara el arzobispo, esta atención pastoral se ofrece a personas en búsqueda, que viven situaciones delicadas e incluso dolorosas. Una iniciativa que ha crecido en los últimos años y la que los participantes “se encuentran con un sacerdote y reflexionan juntos, a partir de la Palabra de Dios, sobre su estado de vida y las opciones en materia de sexualidad”.

¿Cuál es, entonces, la razón para el veto a este encuentro? Las críticas de los sectores ultracatólicos, que denunciaron que cualquier acto diocesano en el que participaran parejas del mismo sexo pondría en duda la tradicional doctrina católica sobre el matrimonio, únicamente entre hombre y mujer, por la Iglesia y para toda la vida.

Ahí radica la prohibición, tal y como el arzobispo de Turín tuvo, finalmente, que admitir. Para el prelado, las uniones homosexuales “son para la Iglesia opciones moralmente inaceptables”, y “están lejos de expresar el proyecto de unidad entre el hombre y la mujer querido por la voluntad de Dios creador como donación recíproca y fecunda“.

Por el momento, el padre Carrega ha optado por guardar silencio para evitar represalias, si bien en anteriores ocasiones había subrayado cómo había participado en varias celebraciones de uniones civiles entre personas del mismo sexo, que están legalizadas en Italia desde mayo de 2016.

Españoles tampoco

Homofobia religiosaEn España, cualquier acercamiento a los matrimonios igualitarios también ha sido reprimido con dureza por parte de los obispos españoles, que no toleran ninguna apertura que pudiera suponer el más mínimo reconocimiento a estas uniones, legales en nuestro país desde hace más de una década. Así, la Iglesia española prohíbe cualquier tipo de bendición o participación en bodas de personas del mismo sexo, y continúa considerando la práctica homosexual como un “desorden”.

Muy lejos de opciones como las planteadas por los obispos alemanes, que ya han planteado oficialmente al Vaticano la posibilidad de crear una suerte de ‘bendición’ para este tipo de uniones, que sin suponer una equiparación al matrimonio tradicional, sí reconozca que estos son una realidad. Como señaló en su día el Papa Francisco, “si una persona es gay y busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?”. El arzobispo de Turín, y los obispos españoles, sí lo hacen. Y lo condenan.

Un grupo reducido, pero insistente, de obispos aperturistas

Lo cierto es que Marx no está del todo solo. Forma parte un grupo de obispos que han avanzado posturas diferentes en materia LGTB a las que sostiene la mayoría de la jerarquía católica como el obispo de Amberes, Johan Bonny. Es un grupo reducido, pero destacable por haber mantenido una misma línea desde hace ya varias años. Entre ellos está, por ejemplo, Franz-Josef Bode, obispo de Osnabrück (Alemania), que en septiembre de 2015 se mostró a favor de bendecir a las parejas del mismo sexo unidas en una relación estable, aunque de forma privada y no en una ceremonia pública.

soy-homosexual-tengo-hijos-soy-catolico1Destaca el cardenal Reinhard Marx, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, arzobispo de Munich y Frisinga, considerado un estrecho colaborador del papa Francisco. Fue él quien declaró primero, dando pie a que el propio papa hiciera declaraciones en el mismo sentido, que la Iglesia católica debía pedir perdón por su trato a las personas homosexuales: “La historia de los homosexuales en nuestra sociedad es una historia pésima porque hemos hecho mucho para marginarlos. No hace tanto tiempo de ello, y por tanto como Iglesia y como sociedad debemos pedir perdón”. El cardenal alemán señaló también que las relaciones de fidelidad entre personas mismo sexo deben valorarse positivamente: “Tenemos que respetar las decisiones de las personas. Tenemos asimismo que respetar, como dije en el primer sínodo —algunos estaban consternados pero yo creo que es normal— no se puede decir que una relación entre dos hombres, si son fieles, que esto no es nada, que no tiene ningún valor”.

Ya antes del pontificado de Francisco, en 2012, el cardenal Rainer Maria Woelki, arzobispo de Berlín, llamó a la Iglesia a reflexionar sobre su posición contraria a las parejas del mismo sexo. En este sentido, afirmó que deberían ser consideradas como análogas a las heterosexuales. Igualmente, en una entrevista algo posterior, denunció el “falso perfeccionismo” que a su juicio imperaba en la Iglesia. Con todo, poco después tuvo que aclarar su postura haciendo un curioso equilibrio: por un lado afirmó que “allí donde haya personas pendientes y dispuestas la una de la otra, eso merece reconocimiento”, para añadir en cambio que los “actos” homosexuales iban “en contra de la ley natural y por tanto no pueden ser aceptados por nuestra parte”.

Por otra parte, no podemos dejar de mencionar a Raúl Vera, obispo de Saltillo (México), quien lleva ya años destacándose por su defensa de las personas LGTB. En fecha tan temprana como 2011 apoyó la organización del Foro de Diversidad Sexual, Familiar y Religioso por parte de la Comunidad de San Elredo, un grupo LGTB cristiano: “La sociedad mexicana aún no ha podido desligarse de prejuicios, intolerancia y hostilidad contra las personas homosexuales, generando actos de violencia y rechazo social y familiar”, declaró entonces. Igualmente, este mismo obispo bautizó en 2014 a la hija de una pareja de lesbianas, quienes habían contraído matrimonio en el Distrito Federal, primer territorio de México que aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El catolicismo alemán, punta de lanza

la-iglesia-y-los-gaysNo es de extrañar que la mayor parte de los ejemplos mencionados vengan del ámbito germánico. Alemania alberga una de las comunidades católicas más abiertas a la realidad LGTB. De hecho, las declaraciones de estos obispos alemanes resultan tímidas frente a iniciativas de los laicos. En diciembre de 2015, la división local de Colonia de la Alianza de Juventudes Católicas Alemanas (Bund der Deutschen Katholischen Jugend –BDK-) aprobaba un documento titulado “Todos son bienvenidos”, en el que afirmaba que “el amor de Dios no hace distinciones” y reconocía que las “personas homosexuales” pueden “vivir el sexo de manera responsable”. Otro ejemplo elocuente fue el documento firmado en 2011 por 144 teólogos católicos de habla alemana (aproximadamente un tercio del total) en el que abogaban por una profunda reforma de la iglesia que incluyera, entre otras muchas medidas, el fin del “rigorismo moral” que condena al ostracismo en el seno de dicha institución a las parejas del mismo sexo o a los divorciados casados en segundas nupcias.

Esta apertura a la realidad LGTB  se corresponde, por lo demás, con una actitud progresista de buena parte del catolicismo alemán en temas como la contracepción o el divorcio, en los que Alemania ya marcaba diferencias con los pontífices anteriores, en particular con el también alemán Joseph Ratzinger.

En definitiva, dentro de la dinámica en la Iglesia católica de alternar algún paso adelante con pasos atrás (como bien ha quedado en evidencia con las más recientes declaraciones del papa), existe un grupo de obispos que parece presionar en un sentido inclusivo. No hace falta recordar, por desgracia, en qué posición se sitúan las voces cantantes del episcopado español. Con alguna salvedad como el obispo Vera, parece que de nuevo les toca a los obispos del norte de Europa el papel de avanzadilla.

Fuente Religión Digital/Cristianos Gays

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Sentencia histórica en Italia: un tribunal reconoce por primera vez la adopción de dos niños por una pareja gay

Lunes, 13 de marzo de 2017

cs_rlImportantísima sentencia la del tribunal de menores de Florencia, que por primera vez en la historia de Italia reconoce como padres adoptivos de dos niños a una pareja de hombres. La sentencia supone un hito en la lucha por los derechos de las familias homoparentales en el país transalpino, que solo recientemente ha reconocido las uniones civiles entre personas del mismo sexo pero negándoles sus derechos de parentalidad. Aún así, sentencia a sentencia, los tribunales italianos consolidan poco a poco por vía judicial lo que su clase política se ha negado a reconocer por vía legislativa.

La sentencia de Florencia es especialmente relevante, en tanto que por primera vez reconoce como plenamente válida en Italia una adopción “pura y dura” por una pareja del mismo sexo. No se trata del reconocimiento de derechos de parentalidad de uno de los miembros de la pareja sobre los hijos biológicos del otro, ni de hijos nacidos recurriendo procedimientos de reproducción asistida, ni del reconocimiento de filiación en un caso de gestación subrogada. Se trata de una pareja de ciudadanos italianos que tras años de residencia en Reino Unido adoptaron a dos niños (hermanos). Posteriormente han solicitado que dicha adopción sea reconocida en su propio país, de acuerdo a lo que establece la legislación italiana de adopción (ley 184/83, y en concreto su artículo 36.4) y el Convenio de mayo de 1993 relativo a la Protección del Niño y a la Cooperación en materia de Adopción Internacional, del que Italia es país signatario.

Dado que la pareja cumplía los requisitos establecidos para ver reconocida la adopción concedida, en este caso, por el Reino Unido, el tribunal ha fallado a su favor. En cualquier caso, por sí quedaba alguna duda por el hecho de tratarse de una pareja del mismo sexo, la sentencia hace además alusión a la ya abundante jurisprudencia generada por los tribunales italianos reconociendo derechos de parentalidad a parejas del mismo sexo. Si lo deseas puedes descargar el PDF de la sentencia en la web de Rete Lenford, colectivo de abogados LGTB que ha asesorado a la pareja y que acumula ya varios éxitos en la defensa de los derechos de las familias homoparentales.

Italia: la justicia, por un lado; la política, por otro

Es importante insistir en ello: tanto las parejas del mismo sexo como las familias homoparentales siguen luchando en los tribunales italianos para ver reconocidos sus derechos. Aunque el Parlamento italiano aprobó en mayo de 2016 una ley de uniones civiles (la opción del matrimonio igualitario ni siquiera se llegó a plantear), se trata de una norma que quedó sensiblemente descafeinada durante su tramitación y que no reconoce los derechos de homoparentalidad. El entonces primer ministro, Matteo Renzi, cedió ante la presión de los homófobos (incluyendo entre ellos a parte de su propio partido) y aceptó modificar el proyecto inicial retirando la posibilidad de que en el seno de una pareja del mismo sexo uno de los miembros de la pareja pudiese adoptar a los hijos biológicos del otro (la llamada stepchild adoption, única posibilidad que llegó a estar sobre la mesa) y modificando aspectos simbólicos para acentuar las diferencias entre uniones civiles y matrimonio.

Por fortuna la justicia de Italia es bastante más respetuosa hacia los derechos de las personas LGTB que su clase política, y sentencia tras sentencia viene dándoles la razón. Hace poco más de un mes, por ejemplo, recogíamos como la Corte de Casación (institución que en Italia ejerce las funciones de tribunal supremo), rechazaba de forma inapelable el recurso de un Ayuntamiento contra la inscripción de un matrimonio de dos mujeres celebrado en Francia. Por lo que se refiere a la homoparentalidad, hace un año un tribunal de menores de Roma ya reconocía los derechos de parentalidad de una pareja gay que tuvo a su hijo mediante gestación subrogada en Canadá. Y ya antes otros tribunales habían reconocido en varios casos la stepchild adoption y situaciones equiparables.

Uno de los casos, especialmente significativo, fue el de una pareja de mujeres, una española y otra italiana, casadas (y luego divorciadas) en España, y que tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en Barcelona. Tras serles reconocidos los derechos de parentalidad en Italia por un tribunal de Turín, la Corte de Casación los confirmaba de forma definitiva el pasado mes de septiembre, en una de las sentencias que ahora precisamente ha utilizado el tribunal de menores de Florencia en su argumentación.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

Las monjas que dejaron el hábito para casarse: “Dios condena la hipocresía, no a los homosexuales”

Martes, 11 de octubre de 2016

217489Las monjas que dejaron el hábito para casarse: “Dios condena la hipocresía, no a los homosexuales”

(José M. Vidal/Agencias).- Federica e Isabel, las dos monjas franciscanas que dejaron los hábitos para casarse, cuentan la historia de su amor a un diario italiano. Se conocieron, trabajando en las misiones, en África y se enamoraron. Tras casarse, denuncian la hipocresía de muchos curas y monjas que, en todo el mundo, viven sus amores en la clnadestinidad. Mientras, el Sustituto de la Secretaría de Estado, dice que el Papa se entristeció al leer la noticia de las monjas.

“¡Cuánta tristeza en el rostro del papa cuando le he leído la noticia de las dos ‘monjas’ esposas!”, afirmó hoy en un tuit el sustituto de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, Angelo Becciu.

Federica e Isabel decidieron casarse, ateniéndose a la reciente ley que permite en Italia las uniones civiles entre personas del mismo sexo, aprobada el pasado mayo.Estas dos mujeres, una italiana y otra proveniente de Suramérica, tienen 44 y 40 años y se casaron el pasado 28 de septiembre en el municipio piamontés de Pinerolo, informan medios locales.

El diario “La Repubblica” publicó este viernes una entrevista a la pareja en la que señalan que su amor surgió durante una misión en Guinea Bissau, “trabajando codo con codo a favor de los pobres” como llevan haciendo desde que se hicieran monjas con veinte años.

Las dos aseguraron que han rechazado “un consejo que se escucha a menudo en los conventos, el de vivir juntas como hermanas: ‘basta que no digáis nada y no provoquéis escándalo'”, si bien consideraron este modo de actuar como “una vía cómoda y falsa”.

“Hay muchos casos como estos: sacerdotes y religiosas que viven clandestinamente sus relaciones con hombres y mujeres. Pero en el Evangelio, Jesús condena la hipocresía, no a los homosexuales. Y por eso hemos decidido dejar la vida religiosa y emprender un camino de libertad, fe y serenidad, sin escándalo”, recordaron.

 

Afirmaron también que la suya ha sido “una elección difícil pero no infeliz”, aunque confesaron cierto temor ante la vida fuera de los muros del convento.

“Dejar el hábito religioso significa hallarse de un día para otro en la condición de quien no sabe cómo juntar comida y cena, encontrar un trabajo, sin ayudas ni pensiones. Quien sale del convento, en vez de ser ayudado a reinsertarse en la sociedad, es abandonado, dijeron a ese medio.

En la entrevista, las religiosas aluden a la respuesta que el papa Francisco suele dar cuando se le pregunta por el tema de los homosexuales: “¿Quién soy yo para juzgar?”.

“El papa ha dicho ‘¿quién soy yo para juzgar? Nadie debería juzgar. Esa frase nos ha abierto el corazón”, señalaron las exreligiosas, que han invitado a los que se encuentren en su misma situación dentro de la Iglesia a “no tener miedo”.

El diario turinés “La Stampa” informó por su parte de que su “unión civil” fue presidida por el alcalde de Pinerolo y que acto seguido tuvo lugar una “función religiosa” organizada por Franco Barbero, expulsado del sacerdocio en 2003 por Juan Pablo II por bendecir a parejas homosexuales.

Fuente Religión Digital

 

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Dos monjas dejan los hábitos para casarse entre ellas

Viernes, 30 de septiembre de 2016

217489Se han dado el “sí, quiero”

“Salimos del convento, pero no dejamos la Iglesia y no olvidamos la fe”, aseguran

“Dios quiere personas felices, que vivan el amor a la luz del sol”. Así defienden su decisión Isabel y Federica, que han dejado los hábitos de monjas para casarse. Han dedicado la vida a los demás, pero hace tres años se conocieron durante un viaje pastoral y saltaron las chispas. Hoy se han dado el ‘sí quiero’ en un pequeño pueblo italiano de Turín, que nunca había vivido una boda entre personas del mismo sexo.

Federica, italiana de 44 años y licenciada en Filosofía, ha advertido a los medios, que “salimos del convento, pero no dejamos la Iglesia y no olvidamos la fe”.

La historia de estas dos mujeres saltó a los medios italianos que cuentan de la timidez y la fortaleza para enfrentar una decisión tan importante. Ambas tuvieron que realizar los trámites en el Vaticano para dejar los hábitos de monja, a lo que se dedicaron desde muy jóvenes.

El alcalde de Pinerolo, en Turín, ofició la boda por lo civil, y dijo en declaraciones a los medios que aunque la ceremonia fue modesta fue un acto que conmovió a todos. Luca Salvai reveló, además, que la boda estaba prevista para mañana, pero las novias “decidieron adelantarla 24 horas para evitar un circo mediático y mantener el máximo nivel de intimidad”. “Nosotros en el ayuntamiento tampoco buscamos la publicidad”, añadió: “Es su celebración y, personalmente, me complace haber podido ayudarlas a hacer realidad su deseo”.

Después de la ceremonia de este mediodía un cura excomulgado por su apoyo a los matrimonios homosexuales realizará una ceremonia religiosa. Este exsacerdote habló de la fe de ambas mujeres a medios italianos, diciendo que después de una relación de tres años, “han tomado una decisión con coraje, sabiendo que no serían muy apoyadas”.

Dentro del convento, explica el padre excomulgado Franco Barbero, “han sido criticadas, pero también apoyadas por algunas hermanas”. “Se enamoraron como todas las personas en el mundo. Conociéndose lentamente y descubriendo un sentimiento profundo”. Las novias, confirmó Barbero, han pedido el anonimato. “No queremos convertirnos en famosas, solo vivir serenamente juntas y encontrar un trabajo”, aseguraron. El excura, además, dice que esta no es la primera boda entre dos exmonjas que oficia.

Religión Digital/Agencias

General, Historia LGTB, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Una pareja gay octogenaria protagoniza la primera unión civil homosexual de Turín, Italia

Lunes, 22 de agosto de 2016

boda_gay“En mis tiempos si te declarabas homosexual corrías el riesgo de acabar en el manicomio”, recuerda Franco.

La alcaldesa, emocionada, ha sido la encargada de oficiar la ceremonia.

Franco y Gianni por fin han podido darse el ‘sí quiero’ tras 52 años de relación. Lo hicieron el pasado sábado 6 de agosto delante de 16 invitados y cámaras de televisión. Con 83 y 79 años respectivamente, este matrimonio de ancianos ha protagonizado la primera unión civil de la ciudad italiana de Turín, después de que hace tres meses el parlamento italiano aprobara la ley que legalizaba las uniones civiles homosexuales.

Ahora Franco y Gianni ya son un matrimonio reconocido ante el estado italiano, algo impensable cuando ellos eran jóvenes. “En mis tiempos si te declarabas homosexual corrías el riesgo de acabar en el manicomio”, recuerda Franco. Una emocionada alcaldesa, Chiara Appendino, ha sido la encargada de oficiar la ceremonia.

La feliz pareja estaba acompañada también por el calor de ciudadanos que no quisieron perderse la ceremonia y por una delegación de Torino Pride, una agrupación de asociaciónes LGTB que opera en la región italiana de Piamonte.

Tras el acto civil quisieron compartir su felicidad con los más allegados con una comida íntima. Ahora les espera la luna de miel. Franco y Gianni son una pareja religiosa y han elegido Lourdes como destino porque tienen mucho que agradecerle a la vírgen de la que son devotos.

La suya ha sido también una boda con celeridad. A pesar de que la ley de las uniones civiles entró en vigor el pasado 29 de julio, su aplicación no ha sido inmediata en todo el territorio italiano por temas burocráticos. Monica Cirinnà, la senadora italiana autora de la ley, autorizó la unión mediante un procedimiento urgente con un telegrama que llegó momentos antes del ‘sí quiero’.

Fuente Cáscara amarga

General, Historia LGTB , , , , , , , ,

Italia sale a la calle para reclamar el matrimonio igualitario

Lunes, 25 de enero de 2016

italia_gay_copyEl papa Francisco declaró el pasado viernes que “no puede haber confusión entre la familia querida por Dios y cualquier otro tipo de unión“.

82 ciudades se manifestaron bajo el lema ‘Es hora de ser civiles: Despierta, Italia’ los participantes hicieron sonar relojes y despertadores por las calles.

El Senado de Italia discutirá la semana que viene, tras años de espera, un proyecto de ley de uniones civiles entre personas del mismo o de distinto sexo. Decenas de miles de personas (un millón según los convocantes) se manifestaron el sábado pasado a lo largo y ancho del país para mostrar su apoyo a la igualdad LGTB.

Decenas de miles de personas se manifestaron este sábado en más de 80 ciudades de Italia para exigir el reconocimiento de las uniones homosexuales, lo que comenzará a estudiarse en el Senado esta semana y que ha suscitado un intrincado debate en el país.

La protesta se desarrolló bajo el lema ‘Es hora de ser civiles: Despierta, Italia’ y en ella participaron organizaciones en defensa de los derechos homosexuales, sindicatos, asociaciones de todo tipo y representantes políticos.

Muchos de ellos llevaron relojes y despertadores y los hicieron sonar en las calles en alusión al tema de la marcha. En las manifestaciones han participado ochenta y dos ciudades de toda Italia, desde la septentrional Bolzano hasta la sureña Reggio Calabria, pasando por importantes urbes como Milán, Turín, Bolonia, Nápoles, Florencia, Palermo, Lecce y Roma.

Los organizadores, según un comunicado, dijeron que más de un millón de personas participaron en las manifestaciones, al tiempo que calificaron esta jornada de “histórica” para “un país que no quiere permanecer atrás”.

“Una vasta porción de la sociedad civil ha salido a las calles sin miedo, conscientes de que un derecho más es una riqueza para todos y para todas”, celebró el secretario de la asociación ArciGay, Gabriele Piazzoni.

La capital italiana acogió una de las más concurridas y cientos de personas desfilaron entre el palacio Madama, sede del Senado, hasta la cercana plaza de la Rotonda, junto al Panteón.

La Cámara Alta comenzará a estudiar el próximo jueves por primera vez un proyecto de ley dirigido a introducir en el ordenamiento jurídico italiano las uniones entre homosexuales y las parejas de hecho, también abiertas a heterosexuales.

Italia es el único gran país de Europa occidental que carece de reconocimiento alguno de las parejas del mismo sexo, más allá de algunas iniciativas locales de escaso alcance práctico. Y ello pese a que tras el histórico resultado del referéndum irlandés sobre el matrimonio igualitario el primer ministro italiano Matteo Renzi declaraba que “las uniones civiles no pueden retrasarse más”. Curiosamente, el propio Renzi era el que había actuado hasta entonces como freno al proyecto (el Parlamento salido de las elecciones de 2013 no debería tener, en teoría, especiales dificultades para aprobarlo). Lo cierto es que pese a la enésima promesa de Renzi, han tenido que pasar casi cinco meses para que el proyecto simplemente se desatasque.

La propuesta que está sobre la mesa es la presentada por la senadora Monica Cirinnà en junio de 2014, que reconocería a las parejas del mismo sexo su derecho a contraer una unión civil con derechos similares a los del matrimonio salvo la adopción conjunta (aunque sí permitiría, bajo ciertas circunstancias, la adopción de los hijos que ya tenga la pareja). En esencia rehúsa el término “matrimonio”, sustituido por el de “específica formación social“, si bien una vez aprobada las parejas homosexuales podrán, entre otras cosas, fijar un domicilio, elegir un apellido común e incluso concederse su nacionalidad.

Una vez aprobada esta ley las parejas homosexuales podrán fijar un domicilio, elegir un apellido común e incluso concederse su nacionalidad Lo que ha exasperado los ánimos y ha complicado el debate es el punto que concierne a la adopción de hijos, a pesar de que el proyecto de ley no contempla la posibilidad de que una “unión civil” homosexual adopte un hijo ajeno a la pareja. A cambio se decanta por permitir la adopción del hijastro, del hijo de la otra parte de la pareja, sin asumir eso sí derechos sucesorios sobre el mismo.

En el preámbulo del texto se destaca “la necesidad” de poner fin a este vacío legislativo que ha hecho de Italia uno de los pocos países europeos que carecen de una normativa al respecto. El texto ha sido impulsado por el Partido Demócrata (PD, en el Gobierno) y consiste en unas de las prioridades del primer ministro Matteo Renzi para 2016. Su llegada al Senado supone el inicio de su tramitación parlamentaria y se produce después de haber permanecido durante meses bloqueado en la comisión Justicia de la Cámara Alta debido a las múltiples oposiciones con las que se ha topado.

Un proyecto que como dijimos arriba recibió la aprobación de la Comisión de Justicia del Senado en mayo, tras lo cual tuvo lugar una gran movilización conservadora, que culminó a finales de junio con una multitudinaria manifestación en Roma. Pocas semanas después el Tribunal Europeo de Derechos Humanos el que condenaba a Italia por no reconocer las parejas del mismo sexo, en una sentencia referida a tres parejas de hombres a las que el Estado italiano ni ha permitido contraer matrimonio ni les ha ofertado una regulación alternativa (y ello pese a que la propia justicia italiana ha demandado en repetidas veces a su Parlamento que lo haga).

Desde la reactivación del proyecto en octubre del año pasado, se han preparado unas seis mil enmiendas. La gran mayoría proceden de la Liga Norte, el partido de derecha populista que pretende únicamente obstruir la tramitación de la propuesta. La adopción es el blanco de muchas de las objeciones: con el objetivo de incorporar a algunos miembros de Forza Italia favorables al proyecto y compensar así la negativa de parte del Partido Democrático (PD), se ha propuesto que la adopción de los hijos que tuviera la pareja no sea automática, sino que la decisión la tome un tribunal.

La llegada al Senado de este proyecto de ley supondrá el comienzo de un trámite a buen seguro tempestuoso, habida cuenta de que su redacción ha provocado grandes divisiones entre las diferentes fuerzas políticas, incluso en el seno del Gobierno de Renzi. El primer ministro ha hallado oposición en todos los frentes: en la oposición, en el sector conservador del PD e incluso en su gobierno de coalición, en el que su principal aliado, el Nuevo Centroderecha, ya se ha opuesto a la adopción.

De hecho, es la división existente dentro del PD, un partido que es en realidad una amalgama de democristianos, centristas, socialdemócratas y socialistas, la que ha empujado a Renzi a buscar apoyos externos al proyecto tras garantizar el voto en conciencia de su grupo parlamentario. El compromiso forjado en torno a la adopción debería facilitar la aprobación de la ley, aunque nada es seguro aún. Estaremos pendientes.

El debate continuará agitando la vida política italiana durante los próximos meses y, entretanto, diversos sectores sociales darán la batalla para tratar de frenar este texto, alentados por la poderosa Conferencia Episcopal e incluso por el propio Papa.

El papa interviene en el debate

El pasado viernes Francisco sorprendió al indicar que para la iglesia Católica “no puede haber confusión entre la familia querida por Dios y cualquier otro tipo de unión”, unas palabras interpretadas como una intervención del Pontífice en el debate.

El sábado de la próxima semana el Circo Máximo de Roma acogerá una nueva edición del Día de la Familia que este año usará toda su artillería para arremeter contra el reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo.

Muestra de la división que ha suscitado este asunto en el Gobierno es que el ministro de Medio Ambiente, Gian Luca Poletti, participará en el Día de la Familia mientras que el titular de Agricultura, Maurizio Martina, lo hizo en Milán.

Por otro lado, cincuenta ciudades de Italia albergaron la manifestación de los Centinelas en pie, que protestaron contra las parejas gais del modo en el que habitualmente lo hacen: de pie, en fila, silenciosamente y leyendo un libro.

 

Fuente Agencias/Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tribunal reconoce en Italia el derecho a adoptar de una mujer lesbiana

Martes, 29 de diciembre de 2015

maternidad-en-parejas-lesbianasEsta pareja de mujeres se casó fuera de Italia y viven en Roma desde 2003. Una de ellas concibió al niño mediante inseminación artificial, también fuera del país.

Esta decisión fue recurrida por la Fiscalía

Otra vez ha tenido que ser la justicia italiana la que se pronuncie. Un tribunal de apelaciones de Roma ha confirmado la sentencia que hace ahora año y medio emitió un tribunal de menores de la capital italiana, y que por primera vez en ese país avalaba que una mujer pudiese adoptar a la hija biológica de su pareja del mismo sexo. 

Un tribunal de apelación italiano reconoció el derecho de una mujer lesbiana a adoptar a la hija biológica de su pareja, informó este miércoles un grupo que defiende los derechos civiles, que considera que es un hecho histórico que otorga garantías a las parejas del mismo sexo.

Ya en su momento recogimos la histórica sentencia. La pareja de mujeres, residente en Roma desde el año 2003, tuvo una hija mediante reproducción asistida en un país extranjero que no ha trascendido, donde también contrajeron matrimonio (no reconocido en Italia). Con posterioridad, reclamaron ante la justicia italiana la adopción del menor por parte de la madre no biológica. Para ello contaron con el apoyo de la Asociación Italiana de Abogados de Familia y de Menores (AIAF), cuya miembro Maria Antonia Pili presentó la demanda correspondiente. Se trataba de la primera sentencia que reconocía el derecho de la madre no biológica a adoptar el hijo de su pareja del mismo sexo en Italia.

Año y medio después aquella sentencia, que entonces levantó ampollas el el país transalpino, la Corte de Apelaciones de Roma la ha confirmado, según ha dado a conocer la propia Maria Antonia Pili. “La sentencia confirma que en Italia es posible que el compañero de una pareja homosexual adopte [a los hijos de su pareja].

Esta decisión representa “el reconocimiento del derecho primario de nuestros hijos a que se reconozca legalmente a las dos madres o los dos padres que los han criado”, dijo Marinella Grassadonia, presidenta de la asociación Famiglie arcobaleno (Familia del arcoíris), que lucha por los derechos de los homosexuales en Italia.

Los jueces invocaron “el interés superior y preeminente de que el niño mantenga la cohabitación y el lazo afectivo ya consolidado por el tiempo”, dijo el abogado de la familia, citado por los medios italianos.

Desde la decisión de la corte de menores en 2014, varios tribunales italianos han autorizado adopciones para familias homosexuales, o reconocido vínculos legales adquiridos en otros países.

La confirmación de la sentencia de Roma es una gran noticia, sobre todo teniendo en cuenta que el caso abrió en su momento un camino que otros tribunales ya están siguiendo. En enero de 2015 era un tribunal de apelaciones de Turín el que reconocía los derechos de parentalidad de otra pareja de mujeres, una española y otra italiana, casadas (y luego divorciadas) en España, y que tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en Barcelona, cuyo registro civil reconoce al niño como hijo de ambas.

Y hace solo unas semanas otro tribunal de apelaciones, esta vez en Milán, reconocía como válida la adopción concedida en España a una mujer italiana que adoptó a la hija biológica de su pareja. La historia de esta pareja es bastante similar a la anterior: se casaron (luego se divorciaron) y tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en España, aunque en este caso ambas mujeres son italianas. Aún así, el tribunal considera que el procedimiento de adopción en España debe ser reconocido en Italia.

Todas estas sentencias tienen lugar mientras el Parlamento italiano sigue acumulando demoras en el prometido proceso de aprobación de una ley de uniones civiles. Una ley que excluiría la adopción conjunta pero que sí permitiría, bajo ciertas circunstancias, la adopción de los hijos que ya tenga la pareja. Era en octubre cuando por última vez hacíamos mención a este proceso, y por entonces conjeturábamos que quizá se retomase en noviembre. No ha sido así. En estos momentos la discusión está prevista para la última semana de enero. Mientras tanto, hasta la muy ortodoxa Grecia ha adelantado ya a la católica Italia…

El matrimonio homosexual, legal en países como Argentina o Uruguay, está reconocido en Reino Unido, Francia y España, pero otros países europeos como Grecia solo admiten uniones civiles.

Fuente Cáscara amarga/Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

La justicia italiana reconoce los derechos parentales de dos mujeres que tuvieron un hijo por reproducción asistida en España

Miércoles, 14 de enero de 2015

lesbianas madresNuevamente ha tenido que ser un tribunal el que reconozca sus derechos a una pareja del mismo sexo en Italia, cuya clase política se resiste como gato panza arriba a promover avances por la vía legislativa. En este caso, además, la legislación española ha jugado un papel fundamental: un tribunal de apelaciones de Turín ha reconocido los derechos de parentalidad de una pareja de mujeres, una española y otra italiana, casadas (y luego divorciadas) en España, y que tuvieron a su hijo mediante reproducción asistida en Barcelona, cuyo registro civil reconoce al niño como hijo de ambas.

La pareja ejerció en su momento la que podemos denominar “doble maternidad biológica”: una de las madres aportó el óvulo que fue fecundado con el esperma de un donante e implantado luego en el útero de la otra, que fue la que llevó a término la gestación. Posteriormente, como sucede con tantas familias, homoparentales o no, la pareja decidió separarse, pero de forma amistosa y manteniendo la custodia compartida de su hijo. Por parte de la jurisdicción española no había problema, pero sí por parte de la italiana, lo que obligó a la pareja a acudir a los tribunales (una situación que nos trae por cierto a la memoria la denunciada en mayo por el colectivo valenciano Lambda, referente a una pareja de mujeres italianas casadas en Valencia, también con un hijo reconocido en España como hijo de ambas pero que en Italia solo pudo ser inscrito como hijo de madre soltera).

Volviendo al caso que nos ocupa, el tribunal de Turín que lo vio en primera instancia rechazó reconocer el derecho del niño a ser inscrito legalmente en Italia como hijo de sus dos madres por considerarlo “contrario al orden público”. El tribunal de apelaciones, sin embargo, ha considerado que en este caso debe prevalecer el bien del menor. “No se trata de introducir ex novo una situación jurídica inexistente, sino de garantizar la cobertura jurídica de una situación de hecho desde hace años, en el interés exclusivo de un niño criado por dos mujeres a las que la ley española reconoce al mismo tiempo como madres”, expresa el fallo, que se apoya además en otra sentencia de gran importancia que ya recogimos en su momento: la del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que en junio pasado obligó a Francia a registrar a tres hijas de dos matrimonios franceses (heterosexuales) nacidas en Estados Unidos por gestación subrogada. El tribunal europeo consideró entonces que cuando de establecer la parentalidad de menores se trata, debe prevalecer el interés del menor y su derecho a la identidad sobre el hecho de que los estados reconozcan o no ciertas realidades en su territorio.

Se trata de la segunda sentencia a favor de la homoparentalidad conocida en Italia en los últimos meses. A finales de agosto, recordemos, era un tribunal de menores de Roma el que avalaba que una mujer pudiera adoptar la hija biológica de su pareja del mismo sexo. Se trataba también de una pareja de mujeres que tuvo una hija mediante reproducción asistida en un país extranjero, donde también había contraído matrimonio.

En definitiva, pequeños pasos -protagonizados siempre por la justicia- a favor de los derechos de las parejas del mismo sexo en país cuyo parlamento se muestra por desgracia incapaz de aprobar ni siquiera la tímida ley de uniones civiles que en su momento fue prometida por el primer ministro Matteo Renzi, y que este, ante la desesperación de los colectivos LGTB italianos, ha acabado dejando en el congelador y subordinando en todo caso a la aprobación de su programa de reformas políticas.

Fuete Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

Profesora italiana dice a sus alumnos que la homosexualidad es una “enfermedad” que puede ser “curada”

Viernes, 7 de noviembre de 2014

Itis_Pininfarina_El colegio ha abierto una investigación ya que desde la directiva consideran un “incidente grave” los hechos ocurridos.

La ciudad italiana de Turín se ha convertido en un nuevo caso de homofobia. Esta vez, de la mano de una profesora de religión de un instituto donde ha contado a sus alumnos de 16 años que la homosexualidad es un “problema psicológico”.

Durante la clase la profesora señaló, además, que “está científicamente probado que ser gay tiene cura real”. Para reafirmar su posición contó la historia de un hombre que se volvió heterosexual gracias al esfuerzo y a una severa terapia.

El director de la escuela, Stefano Fava, ha condenado rotundamente los hechos: “Es el perfecto manual de homofobia”. Es mi deber que este lugar siga siendo un sitio en que todo el mundo pueda ser aceptado y gozar de los mismos derechos”, dice Fava.

Fuente Cáscara Amarga

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.