Archivo

Entradas Etiquetadas ‘El Periódico’

La atleta sudafricana Caster Semenya protagoniza un spot de Nike

Martes, 18 de septiembre de 2018

CasterSemenya_1465732cNike está lanzando varios spots con deportistas de élite, dentro de su campaña publicitaria por el 30 aniversario del famoso Just Do It. Una de las figuras elegidas es la atleta sudafricana Caster Semenya. La compañía deportiva, con anterioridad, ya ha elegido a competidores LGTBI como protagonistas de sus anuncios. Es el caso de Chris Mosier, el primer atleta trans en competir bajo el nuevo reglamento del COI (en 2016) o la futbolista abiertamente lesbiana Megan Rapinoe. La visibilización ahora de Semenya a través de una de las grandes compañías de ropa deportiva es una buena noticia para la comunidad LGTBI y un reconocimiento a su propia trayectoria en la alta competición. Y es que pocos atletas de los Juegos Olímpicos han tenido que soportar el escrutinio que Semenya ha experimentado en los últimos años.

«¿Sería más fácil para tí si yo no fuera tan rápida? ¿Sería más sencillo si dejase de ganar? ¿Te sentirías más cómodo si me msotrase menos orgullosa? ¿Preferirías que no hubiese trabajado tan duro? ¿O simplemente si no corriese? ¿O si hubiese elegido otro deporte? ¿O si no hubiese dado mis primeros pasos? Pues lo siento, porque nací para hacer esto», es el mensaje con múltiples lecturas que contiene el vídeo que la atleta Caster Semenya protagoniza para Nike, después de que lo hiciera dos años antes el deportista trans Chris Mosier (quien, por cierto, debutó en España). El nuevo spot se ha interpretado como un tributo a Semenya, especialmente en respuesta a las continuas críticas en torno a su hiperandrogenismo y al nuevo reglamento sospechosamente selectivo de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, que parecía ideado para acabar con su exitosa carrera deportiva.

Este es el vídeo del spot:

Cuando publicamos el balance de resultados de los deportistas abiertamente LGTBI en los Juegos de Río de 2016 (el 47% de ellos logró colgarse una medalla), nos hicimos eco de la enésima polémica en la que se vio envuelta la atleta sudafricana Caster Semenya, abiertamente lesbiana. La carrera de Semenya, que en Río obtuvo el oro como corredora de 800 metros, siempre ha sido discutida por algunos debido a una supuesta intersexualidad, realidad con la que ella no se siente identificada. Semenya, a

la que al nacer le fue asignado el sexo femenino, siempre ha tenido una identidad femenina, más allá de sus circunstancias físicas. «Dios me hizo como soy y me acepto así», aseguraba la deportista en una entrevista gracias a la que fue portada de la revista sudafricana You en 2009. En ella apareció luciendo un clásico look femenino. Su oro y su tesón deportivo la convirtieron en una magnífica abanderada de Sudáfrica durante la ceremonia de clausura en Río 2016.

La lucha de Caster Semenya contra la discriminación

La de Caster Semenya es una historia de lucha en el alto nivel competitivo (hasta aquí, común a cualquier deportista de élite), pero también de lucha contra la discriminación por cuestionamiento de su identidad. Semenya volvía a la competición en verano de 2010, después de que la Asociación Internacional de Federaciones Internacionales de Atletismo pusiera fin a la investigación sobre su supuesta intersexualidad y decidiera que no había razón para impedirle participar en la competición como mujer. Algo que no gustó a sus competidoras.

Una de las intervenciones más desafortunadas en la polémica fue, por cierto, la de la atleta española Mayte Martínez, contrincante de Semenya en la final de los 800 metros. «Si me ponen a Semenya y diez hombres delante no sabría decir que ella es la mujer», llegó a manifestar la española, que acabó la carrera en séptima posición. Por una avalancha de declaraciones LGTBIfóbicas como esta, Caster Semenya se planteó rechazar la medalla mundial de 800 metros, aunque las autoridades deportivas de su país la convencieron de que no lo hiciera.

También en España, en 2009 destacados medios generalistas se sumaron a cuestionar la feminidad de Semenya. «¿Ganó ella o él?» titulaba El Mundo. «Pendiente de un control para determinar su verdadero sexo», subtitulaba. Peor aún era el inicio de su crónica: «A la chica, o lo que sea, hay algo que le motiva más que el atletismo…». Algo más serio era el tratamiento que daba El País a la noticia, aunque el redactor no resistía caer en la tentación de referirse a Semenya como «la adolescente surafricana que parece un chico y corre como un hombre con toda la barba». ABC hacía una crónica neutra de la victoria de Semenya pero cargaba las tintas en el titular, que ya desde el principio predispone al lector: «Semenya redobla las sospechas con una abusiva victoria en 800». Tampoco La Razón se quedaba atrás. «Semenya, un oro muy sospechoso», titulaba. Algo más neutros fueron entonces los tratamientos en El Periódico o en La Vanguardia.

Fuente Dosmanzanas

Cine/TV/Videos, General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Grave agresión homófoba en el centro de Barcelona

Jueves, 19 de julio de 2018

homofobiastopUn joven fue agredido en la madrugada del sábado, 14 de julio, en los alrededores de la Rambla del Raval, en Barcelona, al grito de «maricón». Tanto el Observatori contra l’Homofòbia como en Ayuntamiento de Barcelona se han interesado por el caso. El presidente del Observatori, Eugeni Rodríguez, anunció que acompañaría al joven a interponer la correspondiente denuncia.

Fue la propia víctima la que dio a conocer en Twitter que había sido objeto de una agresión homófoba. «Buenas noches. Me acaban de pegar una paliza, a base de patadas en la cabeza, por maricón. Ahora mismo no me apetece extenderme más, pero me parece importante que esto no pase desapercibido. En el centro histórico de Barcelona, a 2018», escribía el joven en Twitter poco después de ser agredido. Un mensaje que inmediatamente recibió la atención de la red social (nosotros mismos lo retuiteamos y le dimos ánimos) e incluso captó la atención de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. «Gracias por explicarlo, es importante visibilizar y denunciar, nunca resignarse. Barcelona es una ciudad orgullosa de su diversidad y rechaza cualquier forma de homofobia, de violencia o discriminación», le contestaba, al mismo tiempo que le pedía denunciar lo sucedido ante la Oficina para la No Discriminación del Ayuntamiento.

Si bien el joven eliminó posteriormente el tuit de su cuenta de Twitter, posiblemente abrumado por la respuesta (no la enlazaremos, de hecho), los medios de comunicación se han hecho eco de lo sucedido. Según El Periódico, la agresión tuvo lugar alrededor de las  tres de la madrugada del sábado durante las fiestas del Raval, cuando el joven, abiertamente gay, se separó de sus amigos para utilizar uno de los aseos portátiles instalados por el Ayuntamiento. Allí se topó con un grupo de jóvenes, tres de los cuales la emprendieron a golpes con él, al tiempo que le dirigían insultos homófobos.

Según el presidente del Observatori contra l’Homofòbia, Eugeni Rodríguez, las lesiones físicas no son graves (aunque sufrió contusiones diversas por todo el cuerpo), pero el impacto psicológico de la agresión sí fue importante. Rodríguez, que ha destacado en cualquier caso la valentía del joven al denunciar lo sucedido, anunció que le acompañaría en el trámite e hizo un llamamiento a que todas las víctimas hagan lo mismo, «porque hay canales como el OCH para asesorarles y acompañarles y asegurar que no quede impune».

Cataluña, 2018: estabilización de las agresiones

Según declaraba Eugeni Rodríguez a finales de junio, haciendo balance de las incidencias por LGTBIfobia registradas por el Observatori en el primer semestre de 2018, parece observarse una estabilización en el número de denuncias. En concreto, durante los primeros seis meses la entidad tuvo conocimiento de 50 incidencias, «una estabilización respecto al número de incidencias registradas en 2017». (ver aquí los datos correspondientes a 2017, presentados en abril). Estabilización que también se aprecia en el caso de Madrid, según anunció el colectivo Arcópoli, promotor del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, al denunciar a finales de junio la que constituía la agresión número 141 de las registradas por la entidad, «unas cifras similares a las de 2017 en estas fechas».

El presidente del Observatori detallaba también entonces que en Cataluña «el grupo de hombres gais y bisexuales sigue siendo el que más incidencias registra, seguido por el colectivo trans».

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Un nuevo reglamento sospechosamente selectivo de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo puede acabar con la carrera de Caster Semenya

Lunes, 7 de mayo de 2018

CasterSemenya_1465732cLas mujeres y personas intersexuales que quieran competir en las caslificacioens femeninas de atletismo, deberán cumplir la nueva regulación de la asociación Internacional de Federaciones de Atletismo que rebajan a 5 nanomoles los niveles en sangre de testosterona, lo que afecta directamente a atletas como Caster Semanya.

El Consejo de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF por sus siglas en inglés: International Association of Athletics Federations ) aprueba en el pasado mes de marzo las nuevas regulaciones de lo que denominan Regulaciones de Elegibilidad que se refieren a cualquier atleta que tenga una Diferencia de Desarrollo Sexual de cara a su clasificación en competiciones femeninas, que daban a conocer este jueves, 26 de abril.

«Como Federación Internacional para nuestro deporte, tenemos la responsabilidad de garantizar la igualdad de condiciones para los atletas. Como muchos otros deportes, elegimos tener dos clasificaciones para nuestra competencia: eventos masculinos y eventos femeninos. Esto significa que debemos ser claros acerca de los criterios de competencia para estas dos categorías. Nuestra evidencia y datos muestran que la testosterona, producida naturalmente o insertada artificialmente en el cuerpo, proporciona importantes ventajas de rendimiento en atletas femeninas», declara Sebastian Coe, presidente de la IAAF.

Según estas nuevas regulaciones, que entrarán en vigor el 1 de noviembre y reemplazarán los reglamentos previos, se refieren a las atletas con hiperandrogenismo, que deben ser reconocidas por ley con el género femenino o inteserxual, debiendo reducir su nivel de testosterona en sangre a menos de cinco nanomoles con hormonas y durante un período continuado de al menos seis meses mediante o mientras aspiren a ser clasificadas en alguna competición internacional.

Los niveles de testosterona en las niñas son de 0,12 a 1,79 nmol, muy bajos en comparación a los de los niños, que se disparan al llegar a la pubertad alcanzando de 7.7 a 29.4 nmol por litro, no siendo superiores a los 5 nmol en las niñas adolescentes a no ser que tengan algún tumor o alguna Diferencia de Desarrollo sexual (DSD por sus siglas en inglés: Differences of Sexual Development), por lo que podrían desarrollar la misma testosterona que los varones, lo que les permitiría mejorar significativamente su rendimiento deportivo.

«Las últimas investigaciones que hemos llevado a cabo y los datos que hemos compilado demuestran que hay una ventaja de rendimiento en atletas con DSD en las distancias recorridas por esta regla (…). Hemos visto en una década y más investigaciones que 7.1 de cada 1000 atletas de élite en nuestro deporte tienen niveles elevados de testosterona, la mayoría se encuentran en los eventos restringidos cubiertos por estas regulaciones (…). El tratamiento para reducir los niveles de testosterona es un suplemento hormonal similar a la píldora anticonceptiva tomada por millones de mujeres en todo el mundo. Ningún atleta se verá obligado a someterse a cirugía. Es responsabilidad del atleta, en estrecha consulta con su equipo médico, decidir sobre su tratamiento», explica el Dr. Stephane Bermon del Departamento de Medicina y Ciencias de la IAAF.

Desde la IAAF defienden la necesidad de este tipo de regulaciones para garantizar una competencia justa y significativa dentro de la clasificación femenina, en beneficio de la amplia clase de atletas femeninas. De ninguna manera tienen la intención de juzgar o cuestionar el sexo o la identidad de género de ninguna atleta, para lo que considera esencial respetar y preservar la dignidad y privacidad de los atletas con DSD, y por lo tanto todos los casos que surjan bajo estas regulaciones deben ser manejados y resueltos de manera justa, consistente y confidencial, reconociendo la naturaleza sensible de tales asuntos. Cualquier violación de la confidencialidad, discriminación indebida y / o estigmatización por motivos de sexo o identidad de género equivaldría a una violación grave del Código de Conducta de Integridad de la IAAF y dará como resultado una acción disciplinaria apropiada contra la parte infractora. En el reglamento también se describe en detalle el proceso mediante el cual un panel de expertos en los campos de la endocrinología, la ginecología, la genética y la pediatría, se encargará de evaluar cada caso de forma anónima.

Por muy nobles que parezcan las intenciones de la IAAF, lo cierto es que estas nuevas regulaciones han causado indignación en países como Sudáfrica, particularmente porque parecen diseñadas en función de Caster Semenya, medalla de oro en 800 metros femeninos en Rio 2016, quien no podría revalidar su título en la misma categoría actualmente a no ser que rebajara sus niveles de testosterona. A título personal, el Dr. Bermon se manifiesta a favor de una tercera categoría para los atletas intersexuales, lo que afirma tiene la «sensación de que algún día sucederá, y probablemente en cinco o diez años (…). Mi sensación es que el público no está preparado para esto. No queremos estigmatizar a los atletas. También debemos tener en cuenta las sensibilidades religiosas y culturales. Así que, básicamente, estoy a favor, pero es necesario que haya algunos cambios opinión pública».

El Caso Caster Semenya

Llevamos siguiendo la carrera de Caster Semenya desde hace años y muy especialmente los numerosos episodios de discriminación a los que viene enfrentándose. Como se afirma más arriba, el último es el reciente reglamento de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF). La nueva política sobre hiperandrogenismo, que entrará en vigor el próximo 1 de noviembre y que todavía puede acoger modificaciones, solo se aplicaría (según la redacción original) a las carreras de 800 y 1500 metros; casualmente en las que compite la prominente atleta sudafricana. «Este es uno de los temas más difíciles que mi Consejo y yo estamos discutiendo», admite Sebastian Coe, presidente de la IAAF. Semenya, abiertamente lesbiana, fue la ganadora en 800 metros lisos en los mundiales de 2009 y 2017, así como el oro en la misma categoría en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Algunos expertos consideran que este nuevo reglamento es «sospechosamente selectivo» y «sexista».

Cuando publicamos el balance de resultados de los deportistas abiertamente LGTB en los Juegos de Río de 2016 (el 47% de ellos logró colgarse una medalla), nos hicimos eco de la enésima polémica en la que se vio envuelta la atleta sudafricana Caster Semenya, abiertamente lesbiana. La carrera de Semenya, que en Río obtuvo el oro como corredora de 800 metros, siempre ha sido discutida por algunos debido a una supuesta intersexualidad, realidad con la que ella no se siente identificada. Semenya, a la que al nacer le fue asignado el sexo femenino, siempre ha tenido una identidad femenina, más allá de sus circunstancias físicas. «Dios me hizo como soy y me acepto así», aseguraba la deportista en una entrevista gracias a la que fue portada de la revista sudafricana You en 2009. En ella apareció luciendo un clásico look femenino. Su oro y su tesón deportivo la convirtieron en una magnífica abanderada de Sudáfrica durante la ceremonia de clausura en Río 2016.

Es sabido que Semenya presenta de forma natural niveles más elevados de andrógenos que otras mujeres. Por ello, choca que el presidente de la IAAF, Sebastian Coe, diga que «ningún atleta con hiperandrogenismo ha hecho trampa» pero a renglón seguido traten de aplicar una nueva política que perjudicaría a una de las más prominentes corredoras con niveles elevados de andrógenos, como es Caster Semenya. En este sentido, algunos expertos califican dicho reglamento (que todavía es susceptible de ser modificado y cuya fecha prevista de entrada en vigor se ha fijado para el próximo 1 de noviembre) como sospechosamente selectivo y «sexista».

La profesora de la Universidad de Pensilvania Jaime Schultz, especializada en la historia de la mujer en los deportes, explica que la nueva política de la IAAF parte de un estudio financiado por esta misma organización de 2017 en el que se recoge que, supuestamente, las mujeres con un alto nivel de testosterona tendrían una ventaja sobre sus competidoras en cinco pruebas: 400 metros (ventaja del 2.7%), carrera de obstáculos de 400 metros (ventaja del 2.8%), carrera de 800 metros (1.8%), lanzamiento de martillo (4.5%) y salto con pértiga (2.9%). «Sin embargo, sin explicación, las nuevas directrices omiten tanto el salto con pértiga como el martillo, donde las mujeres con alta testosterona ostensiblemente disfrutan de la mayor ventaja y agregan la carrera de 1500 metros femeninos, aunque no fue una de las pruebas en las que la testosterona parecía importar», resalta Schultz.

Esta experta considera discriminatoria estas clasificaciones porque «nadie sugiere que los hombres con niveles bajos de testosterona deberían ser elegibles para la competición femenina. De hecho, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) permite que los hombres diagnosticados con niveles bajos de testosterona soliciten una exención para tomar testosterona sintética, una sustancia prohibida, porque tienen una necesidad médica […] Esto significa que la testosterona no trata solo de mejorar el rendimiento, sino también de la salud y el bienestar. Pero solo cuando se trata de hombres».

Cabe recordar el caso de la ciclista trans Kristen Worley, que llegó hasta el Tribunal de Derechos Humanos de Ontario en Canadá, denunciando «discriminación sexual», por no permitirle el uso suficiente de testosterona sintética durante su carrera deportiva. «Es un problema que pensemos que las mujeres tienen estrógeno y los hombres tienen testosterona»decía Worley«Tenemos que educar a las personas para que entiendan que ambos sexos tienen estas hormonas, pero a diferentes niveles». Finalmente, Worley llegó a un acuerdo con Cycling Canada, Ontario Cycling Association y Union Cycliste Internationale para evitar la referida discriminación y «adoptar políticas y directrices basadas en investigaciones científicas objetivas».

En este sentido, la profesora Schultz concluye que «quizás la IAAF debería considerar un compromiso similar. Hasta entonces, podemos quedarnos con un deporte sin Caster Semenya, o al menos la mismo Caster Semenya, que continúa estableciendo nuevos estándares de excelencia en atletismo femenino».

La lucha de Caster Semenya contra la discriminación

La de Caster Semenya es una historia de lucha en el alto nivel competitivo (hasta aquí, común a cualquier deportista de élite), pero también de lucha contra la discriminación por cuestionamiento de su identidad. Semenya volvía a la competición en verano de 2010, después de que la Asociación Internacional de Federaciones Internacionales de Atletismo pusiera fin a la investigación sobre su supuesta intersexualidad y decidiera que no había razón para impedirle participar en la competición como mujer. Algo que no gustó a sus competidoras.

Una de las intervenciones más desafortunadas en la polémica fue, por cierto, la de la atleta española Mayte Martínez, contrincante de Semenya en la final de los 800 metros. «Si me ponen a Semenya y diez hombres delante no sabría decir que ella es la mujer», llegó a manifestar la española, que acabó la carrera en séptima posición. Por una avalancha de declaraciones LGTBfóbicas como esta, Caster Semenya se planteó rechazar la medalla mundial de 800 metros, aunque las autoridades deportivas de su país la convencieron de que no lo hiciera.

También en España, en 2009 destacados medios generalistas se sumaron a cuestionar la feminidad de Semenya«¿Ganó ella o él?» titulaba El Mundo«Pendiente de un control para determinar su verdadero sexo», subtitulaba. Peor aún era el inicio de su crónica: «A la chica, o lo que sea, hay algo que le motiva más que el atletismo…». Algo más serio era el tratamiento que daba El País a la noticia, aunque el redactor no resistía caer en la tentación de referirse a Semenya como «la adolescente surafricana que parece un chico y corre como un hombre con toda la barba». ABC hacía una crónica neutra de la victoria de Semenya pero cargaba las tintas en el titular, que ya desde el principio predispone al lector: «Semenya redobla las sospechas con una abusiva victoria en 800». Tampoco La Razón se quedaba atrás. «Semenya, un oro muy sospechoso», titulaba. Algo más neutros fueron entonces los tratamientos en El Periódico o en La Vanguardia.

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Doce años de cárcel para el autor de la brutal agresión homófoba que en 2016 estuvo a punto de costarle la vida a un hombre en Sitges

Lunes, 9 de abril de 2018

BARCELONA 30 03 2017 SOCIEDAD Humberto es un chico que sufrio una agresion homofoba brutal en Sitges Detuvieron a los dos agresores y estan acusados de delitos de odio Foto por si al final no quiere salir de cara FOTOGRAFIA DE ELISENDA PONS La víctima de la agresión homófoba del pasado año en Sitges.

Doce años de prisión para Abdelhakim E.H., al que la Audiencia Provincial de Barcelona ha encontrado finalmente culpable de homicidio en grado de tentativa por la brutal agresión homófoba que en 2016 estuvo a punto de costarle la vida a un joven en Sitges. También deberá abonarle 21.105 euros como indemnización. Otro agresor, menor de edad, ya fue condenado a cuatro años de internamiento en un centro de régimen cerrado, otros tres años de libertad vigilada y el pago de 10.537 euros.

Los hechos sucedieron el 6 de octubre de 2016, aunque los detalles no se conocieron públicamente hasta unos meses después. Todo empezó cuando en un local de ocio varios jóvenes comenzaron a burlarse de un grupo de amigos gais que se habían desplazado a Sitges. En aquel momento la agresión no fue a más. Pasado el tiempo, ya cuando la víctima se había quedado sola y hacía tiempo hasta que saliese el primer tren de la mañana (él se volvía temprano a Barcelona), la casualidad quiso que se encontrase de nuevo con los agresores, que lo siguieron hasta la estación. “Mientras esperaba en un banco, uno de esos chicos se pone a mi lado y me amenaza, justo cuando noto un fuerte golpe por detrás, en mi cabeza. Me levanto mareado y al girar veo mi sangre en una piedra de un palmo que sostenía uno de ellos mientras sonreía”contó en su momento a El Periódico. Los agresores continuaron arrojándole piedras, golpeándole y dándole patadas.

El joven acabó sobre las vías, aturdido, donde bien pudo morir atropellado poco después. Los agresores robaron además a la víctima el teléfono móvil y la cartera con el dinero. Por fortuna, un tercer joven que los acompañaba y que no participó en la agresión física decidió auxiliarle y junto a otros testigos lo subió al andén. Tras recuperarse de los golpes, la víctima ha continuado sufriendo secuelas físicas (mareos) y psicológicas, de las que poco a poco se recupera.

La Policía Local de Sitges y los Mossos d’Esquadra lograron identificar a los agresores. Uno de ellos, menor de edad, fue juzgado hace menos de un año. Reconoció los hechos y mostró su conformidad con la pena solicitada por la Fiscalía por un delito de tentativa de homicidio, con el agravante de actuar movido por la orientación sexual de la víctima, y de otro de robo con violencia. Fue condenado a cuatro años de internamiento en un centro de régimen cerrado, otros tres años de libertad vigilada y el pago de 10.537 euros. Y hace ahora un mes se celebró el juicio contra el agresor mayor de edad, para el que la Fiscalía solicitó una pena de 13 años de cárcel por un delito de homicidio en grado de tentativa y robo con violencia con uso de instrumento peligroso. “Te vamos a matar con piedras como matamos a los maricones en nuestro país”le espetaron los agresores, de origen marroquí, a la víctima, cuyas lesiones, según los forenses, pudieron haber sido mortales. Sufrió, por ejemplo, una hemorragia subaracnoidea de origen traumático que podría haberle matado de forma casi instantánea. Las acusaciones particular y popular (ejercida en nombre del Ayuntamiento de Sitges) solicitaron una pena de 14 años y medio. La defensa, por su parte, solo admitía un delito de lesiones.

Finalmente el agresor, Abdelhakim E.H., ha sido condenado por la sección séptima de la Audiencia Provincial de Barcelona a 12 años de prisión (7 años y medio por un delito de homicidio en grado de tentativa y 4 años y medio por robo con violencia). El tribunal le ha aplicado, como solicitaban las acusaciones, las agravantes de abuso de superioridad y de odio por motivo de orientación sexual. También se le prohíbe acercarse a un kilómetro de su víctima, a la que tendrá que abonar 21.105 euros como indemnización por los perjuicios. La sentencia es recurrible ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

El Observatori contra l’Homofòbia, que ya en su momento aplaudió que Fiscalía y acusaciones tuviesen en cuenta la motivación homófoba de la agresión, se ha felicitado por la contundencia de la sentencia. “Una resolución ejemplar que hay que poner en valor”, según ha declarado Eugeni Rodríguez, su presidente.

La LGTBfobia en Cataluña 

Aunque en los últimos tiempos son las agresiones por LGTBfobia ocurridas en Madrid las que más atención mediática están recibiendo, Cataluña no se queda atrás. Buen ejemplo de ello son las recientes agresiones ocurridas en Berga a una pareja gay que se estaba besando en la calle o en la propia Barcelona a un chico gay al que un individuo causó heridas en el rostro, o la ocurrida también en Sitges (en esta ocasión durante los carnavales) a un chico gay que iba vestido de bailarina, de la que también informamos.

De hecho, según la estadística de delitos de odio del Ministerio del Interior correspondiente a 2015, último año del que se tienen cifras, Cataluña fue de hecho la que más delitos de odio por LGTBfobia registró oficiamente (50 de un total de 169).

Al margen de que ello sea también indicativo de que en esta comunidad se denuncia más y mejor, lo cierto es que el problema existe y es serio. Según el informe correspondiente al año 2016 del Observatori contra l’Homofòbia, cuyos últimos datos publicados en su web la entidad tuvo noticia de 84 incidencias por LGTBfobia en Cataluña. En 2015, la entidad tuvo noticia de 113 incidencias por LGTBfobia en Cataluña (también, como hemos visto que sucede en Madrid, los datos recogidos por las entidades vinculadas a colectivos arrojan un número mayor de agresiones que las que oficialmente se denuncian). La mayoría (el 46,4%) fueron contra hombres gais o bisexuales, seguidos de las generalistas (contra el colectivo LGTB como tal, un 19%) y contra las personas trans (un 14,3%).

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays
Fotografía de Elisenda Pons

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Nueva agresión homófoba durante unas fiestas patronales, ahora en Castelló d’Empuries (Girona)

Sábado, 12 de agosto de 2017

Logo Delitos de OdioNueva agresión homófoba durante unas fiestas patronales. En esta ocasión, en Castelló d’Empuries (Girona), el pasado 4 de agosto, a una pareja de chicos. El Observatori contra l’Homofòbia denuncia lo sucedido en un comunicado y reclama un mayor despliegue de la ley catalana contra la LGTBfobia.

Eran alrededor de las cuatro de la madrugada cuando una pareja de chicos fue agredida por un grupo de tres jóvenes de entre 18 y 20 años en un aparcamiento municipal. Según recoge El Periódico, la agresión se produjo cuando la pareja les recriminó los comentarios despectivos de los agresores por darse un beso. A uno de ellos le propinaron una patada en el vientre y a otro un fuerte puñetazo en la cara que le ha provocado un edema leve en el pómulo derecho. Este último presentó denuncia en la comisaría de Figueres. Los agresores no han sido todavía identificados.

Según el comunicado del Observatori contra l’Homofòbia, esta entidad ha activado su deber de intervención “para que la Dirección General de Igualdad se valga de todos los mecanismos existentes en la Ley 11/2014 para que este nuevo atentado contra la libertad sexual de los ciudadanos no quede impune” y ha establecido un canal de comunicación con los Mossos d’Esquadra (policía autonómica catalana) para conocer las acciones que se están realizando respecto a este caso. El presidente del Observatori, Eugeni Rodríguez, ha lamentando especialmente que este tipo de hechos ocurran en el contexto de una fiesta mayor y ha reclamado prevención y campañas de divulgación dirigidas a jóvenes “para prevenir y combatir la violencia en cualquiera de sus expresiones”.

La de Castelló d’Empuries se suma a la ya larga lista de agresiones por LGTBfobia que este año 2017 están diendo denunciadas en Cataluña, de algunas de las cuales hemos dado cuenta (la última de ellas, a finales de junio, también ocurrió en un contexto festivo: la celebración de la noche de San Juan, en Arbeca, en la comarca leridana de Les Garrigues). Por no hablar de otros lamentables incidentes, como los comentarios homófobos de un profesor de instituto de Lleida.

De hecho, según la estadística de delitos de odio del Ministerio del Interior correspondiente a 2016, Cataluña ha seguido siendo la comunidad que más delitos de odio por LGTBfobia registró oficiamente (60). El Observatori contra l’Homofòbia, por su parte, tuvo noticia de 84 incidencias (también, como hemos visto que sucede en Madrid, los datos recogidos por las entidades vinculadas a colectivos arrojan un número mayor de agresiones que las que oficialmente se denuncian). Al margen de que ello pueda ser también indicativo de que en Cataluña se denuncia más, lo cierto es que el problema existe y es serio. No es extrañar que tras lo sucedido en Castelló d’Empuries Eugeni Rodríguez haya vuelto a insistir, una vez más, en la necesidad de desarrollar y aplicar como es debido la ley catalana contra la LGTBfobia, una demanda que ya es un clamor de los colectivos catalanes.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Agresión homófoba de Sitges: cuatro años de internamiento y tres de libertad vigilada al agresor menor de edad por tentativa de homicidio

Jueves, 11 de mayo de 2017

BARCELONA 30 03 2017 SOCIEDAD Humberto es un chico que sufrio una agresion homofoba brutal en Sitges Detuvieron a los dos agresores y estan acusados de delitos de odio Foto por si al final no quiere salir de cara FOTOGRAFIA DE ELISENDA PONS La víctima de la agresión homófoba del pasado año en Sitges.

Cuatro años de internamiento en un centro de régimen cerrado, otros tres años de libertad vigilada y el pago de 10.537 euros. Es la pena que un juzgado de menores de Barcelona ha impuesto a uno de los autores de la brutal agresión homófoba que estuvo a punto de costarle la vida a un joven en Sitges. El otro autor de los hechos, mayor de edad, aún no ha sido juzgado.

Aunque los hechos sucedieron el 6 de octubre de 2016, no conocimos los detalles hasta hace unas pocas semanas. Todo empezó cuando en un local de ocio varios jóvenes comenzaron a burlarse de un grupo de amigos gais que se habían desplazado a Sitges. En aquel momento la agresión no fue a más. Pasado el tiempo, ya cuando sus amigos se habían marchado a un hotel y él hacía tiempo en la playa hasta que saliese el primer tren de la mañana, la casualidad quiso que la víctima se encontrase de nuevo con los agresores. Ya solo, decidió refugiarse en la estación, con la esperanza de que la presencia de otras personas le sirviese de protección. No fue así, y de hecho los agresores le siguieron. “Mientras esperaba en un banco, uno de esos chicos se pone a mi lado y me amenaza, justo cuando noto un fuerte golpe por detrás, en mi cabeza. Me levanto mareado y al girar veo mi sangre en una piedra de un palmo que sostenía uno de ellos mientras sonreía”, contó en su momento a El Periódico. Uno de los agresores comenzó a lanzarle piedras desde la vía mientras que el otro le golpeó de nuevo en la cabeza.

El joven perdió la conciencia y acabó sobre las vías, donde pudo morir atropellado apenas minuto y medio después, cuando el tren hizo su entrada en la estación. Los agresores robaron además a la víctima el teléfono móvil y la cartera con el dinero. Por fortuna, un tercer chico que los acompañaba decidió en ese momento auxiliarle y junto a otros testigos lo subió al andén. La víctima ha sufrido secuelas físicas (mareos) y psicológicas, de las que poco a poco se recupera.

Tentativa de homicidio

La Policía Local de Sitges y los Mossos d’Esquadra lograron identificar a los agresores. Uno de ellos, menor de edad, es el que ahora ha sido juzgado. Ha reconocido los hechos y ha mostrado su conformidad con la pena solicitada por la Fiscalía por un delito de tentativa de homicidio, con el agravante de actuar movido por la orientación sexual de la víctima, y de otro de robo con violencia.

A la espera de lo que suceda con el otro agresor, mayor de edad y aún no ha sido juzgado, el presidente del Observatori Contra l’Homofòbia, Eugeni Rodríguez, ha valorado positivamente la sentencia, al considerar que traslada “un mensaje de ejemplaridad”. 

La LGTBfobia en Cataluña 

Aunque en los últimos tiempos son las agresiones por LGTBfobia ocurridas en Madrid las que más atención mediática están recibiendo, Cataluña no se queda atrás. Buen ejemplo de ello son las recientes agresiones ocurridas en Berga a una pareja gay que se estaba besando en la calle o en la propia Barcelona a un chico gay al que un individuo causó heridas en el rostro, o la ocurrida también en Sitges (en esta ocasión durante los carnavales) a un chico gay que iba vestido de bailarina, de la que también informamos.

De hecho, según la estadística de delitos de odio del Ministerio del Interior correspondiente a 2015, último año del que se tienen cifras, Cataluña fue de hecho la que más delitos de odio por LGTBfobia registró oficiamente (50 de un total de 169).

Al margen de que ello sea también indicativo de que en esta comunidad se denuncia más y mejor, lo cierto es que el problema existe y es serio. Según el informe correspondiente al año 2016 del Observatori contra l’Homofòbia, cuyos últimos datos publicados en su web la entidad tuvo noticia de 84 incidencias por LGTBfobia en Cataluña. En 2015, la entidad tuvo noticia de 113 incidencias por LGTBfobia en Cataluña (también, como hemos visto que sucede en Madrid, los datos recogidos por las entidades vinculadas a colectivos arrojan un número mayor de agresiones que las que oficialmente se denuncian). La mayoría (el 46,4%) fueron contra hombres gais o bisexuales, seguidos de las generalistas (contra el colectivo LGTB como tal, un 19%) y contra las personas trans (un 14,3%).

Fuente Dosmanzanas
Fotografía de Elisenda Pons

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Una brutal agresión homófoba ocurrida a finales de 2016 en Sitges, a punto de costarle la vida a la víctima

Lunes, 10 de abril de 2017

BARCELONA 30 03 2017 SOCIEDAD Humberto es un chico que sufrio una agresion homofoba brutal en Sitges Detuvieron a los dos agresores y estan acusados de delitos de odio Foto por si al final no quiere salir de cara FOTOGRAFIA DE ELISENDA PONS La víctima de la agresión homófoba del pasado año en Sitges.

Ocurrió a finales de 2016, aunque es ahora cuando hemos conocido los detalles de la que bien pudo ser la mayor tragedia homófoba de los últimos tiempos en España. La víctima sufrió una brutal agresión en Sitges (Barcelona) que estuvo a punto de costarle la vida. Los dos agresores, de hecho, podrían ser acusados de tentativa de homicidio. Uno de ellos se encuentra en prisión preventiva. Otro, menor de edad, está bajo tutela oficial. 

El Periódico daba detalles de la historia el pasado jueves y entrevistaba a la víctima, de nombre Andrés. Todo empezó cuando en un local de ocio varios jóvenes comenzaron a burlarse de un grupo de amigos gais, que se habían desplazado a Sitges para disfrutar del ambiente de la localidad barcelonesa. Entre ellos se encontraba Andrés. En aquel momento la agresión no fue a más. Pasado el tiempo, ya cuando sus amigos se habían marchado a un hotel y él hacía tiempo en la playa hasta que saliese el primer tren de la mañana, la casualidad quiso que se encontrase de nuevo con los agresores. Ya solo, Andrés decidió refugiarse en la estación, con la esperanza de que la presencia de otras personas le sirviese de protección.

No fue así, y de hecho los agresores le siguieron. “Mientras esperaba en un banco, uno de esos chicos se pone a mi lado y me amenaza, justo cuando noto un fuerte golpe por detrás, en mi cabeza. Me levanto mareado y al girar veo mi sangre en una piedra de un palmo que sostenía uno de ellos mientras sonreía”, ha contado a El Periódico. La agresión fue mayores. Uno de ellos comenzó a lanzarle piedras desde la vía mientras que el otro le golpeó de nuevo en la cabeza. Andrés perdió la conciencia y acabó sobre las vías, donde pudo morir atropellado apenas minuto y medio después, cuando el tren hizo su entrada en la estación. Por fortuna, un tercer chico que acompañaba a los otros dos agresores decidió en ese momento auxiliarle y lo subió al andén.

Posible acusación de tentativa de homicidio

Policía Local de Sitges y Mossos d’Esquadra lograron identificar a los agresores. Y aunque el proceso se encuentra en fase de instrucción, según Raúl Rodríguez, abogado del Observatori contra l’Homofòbia, podrían ser acusados de tentativa de homicidio o incluso de asesinato, con el posible agravante de alevosía. Uno de ellos se encuentra de hecho en prisión preventiva. El otro, menor de edad, se encuentra bajo tutela. En el proceso se han personado tanto la Fiscalía de Delitos de Odio y Discriminación como el Ayuntamiento de Sitges.

Andrés continúa sufriendo episodios de mareo, pero sobre todo arrastra secuelas psicológicas, aunque poco a poco va mejorando. “Suerte del acompañamiento del Observatori Contra l’Homofòbia y de los ayuntamientos de Barcelona y Sitges. Me han hecho sentir seguro e ir recuperando la confianza, aunque aún quedan traumas por superar”, ha declarado. “La homofobia no es innata sino cultural, se transmite de adultos a niños. Deberían pensar que algo así puede arruinar la vida del agresor y del agredido”, añadía.

También en Cataluña la LGTBfobia sigue muy viva

Aunque en los últimos tiempos son las agresiones por LGTBfobia ocurridas en Madrid las que más atención mediática están recibiendo, Cataluña no se queda atrás. Buen ejemplo de ello son las recientes agresiones ocurridas en Berga a una pareja gay que se estaba besando en la calle o en la propia Barcelona a un chico gay al que un individuo causó heridas en el rostro, o la ocurrida también en Sitges (en esta ocasión durante los carnavales) a un chico gay que iba vestido de bailarina, de la que informamos hace pocas semanas.

De hecho, según la estadística de delitos de odio del Ministerio del Interior correspondiente a 2015, último año del que se tienen cifras, Cataluña fue de hecho la que más delitos de odio por LGTBfobia registró oficiamente (50 de un total de 169).

Al margen de que ello sea también indicativo de que en esta comunidad se denuncia más y mejor, lo cierto es que el problema existe y es serio. Según el Observatori contra l’Homofòbia, cuyos últimos datos publicados en su web corresponden también a 2015, ese año la entidad tuvo noticia de 113 incidencias por LGTBfobia en Cataluña (también, como hemos visto que sucede en Madrid, los datos recogidos por las entidades vinculadas a colectivos arrojan un número mayor de agresiones que las que oficialmente se denuncian). La mayoría (el 55,7%) fueron contra hombres gais o bisexuales, seguidos de las generalistas (contra el colectivo LGTB como tal, un 16,8%) y contra las personas trans (un 13,3%).

Fuente Dosmanzanas
Fotografía de Elisenda Pons

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

La Generalitat archiva la denuncia de la CUP contra los mossos que causaron la muerte a Juan Andrés Benítez

Viernes, 7 de octubre de 2016

18109_juan_andres_benitezJusto tres años después de la muerte de Juan Andrés Benítez, la Generalitat de Catalunya ha archivado la denuncia interpuesta por la CUP (Candidatura d’Unitat Popular) con objeto de expulsar de los Mossos d’Esquadra a los agentes responsables. Una nueva sombra que se cierne sobre un proceso ya muy oscurecido tanto por el archivo de la denuncia contra el sindicato policial que desveló la condición de seropositivo de Benítez como por el acuerdo alcanzado por los agentes implicados que les permitió evitar la prisión.

Los detalles de la muerte de Juan Andrés Benítez, ocurrida en octubre de 2013, siguen produciendo estupor y rabia. Lo sucedido supuso de hecho un mazazo para la parte más comprometida de la sociedad civil catalana y para el colectivo LGTB. Dueño de dos tiendas de ropa en el Gayxample, Benítez era miembro de ACEGAL (Asociación Catalana de Empresas para Gais y Lesbianas) y fue un antiguo activista en la lucha contra el VIH (en su momento recogimos una semblanza sobre su vida publicada por El Periódico).

Benítez fue brutalmente reducido tras verse envuelto en una discusión en el barrio del Raval, donde vivía. Cuando los mossos interpelaban a los implicados en la discusión (ya finalizada) Benítez hizo ademán de intentar alejarse. En ese momento una agente le golpeó, iniciándose entonces la agresión policial. Benítez sufrió una primera parada cardíaca, que la asistencia sanitaria pudo revertir, pero acabó falleciendo en el Hospital Clínic de Barcelona. La autopsia reveló que tenía rotos un diente, un pómulo, la nariz y una ceja y presentaba heridas en los labios, un golpe en la cabeza y en la parte frontal derecha de la cara, así como una fractura del metacarpiano derecho. Presentaba además lesiones en brazos, piernas, rodillas y zona lumbar. Los forenses concluyeron que los múltiples traumatismos sobre la región craneo-facial dieron lugar a un fallo cardíaco (posiblemente favorecido por el estrés de la situación y el padecimiento de una arritmia previa) y calificaron la muerte como de naturaleza “homicida”. Los agentes implicados negaron inicialmente haber actuado de forma irregular, pero la difusión de unas imágenes grabadas en vídeo por los vecinos confirmaron la brutal violencia que sufrió Juan Andrés Benítez antes de morir.

Se archivó la denuncia por revelar su condición de seropositivo

La muerte de Benítez se continuó, además, de una desagradable muestra de serofobia por parte del Sindicat de Policies de Catalunya, que reveló a la opinión pública la condición de seropositivo de Benítez. Fue en una nota en la que el sindicato policial ofrecía “todo su apoyo” a los agentes implicados y añadía que “a consecuencia de las agresiones sufridas durante la detención, dos agentes se encuentran actualmente en tratamiento con fármacos antirretrovirales, que tendrán que mantener durante un año”. Pese a la condena de varios colectivos LGTB y de las organizaciones que trabajan el tema del VIH, que denunciaron la nota ante la fiscalía especializada en delitos contra el odio y la discriminación por desvelar información reservada que solo se podía obtener de forma confidencial a través de los servicios médicos y de las diligencias judiciales, la denuncia fue archivada.

Los agentes implicados evitaron la cárcel

Llegado el juicio, el acuerdo alcanzado entre la acusación popular (ejercida por la Asociación Catalana para la Defensa de los Derechos Humanos, ACDDH), la fiscalía y las defensas permitió a los seis mossos implicados evitar la cárcel, gracias a que la condena quedó limitada a dos años. A cambio, se declararon culpables de un delito de homicidio por imprudencia grave y otro contra la integridad moral. Los agentes quedaron suspendidos de empleo y sueldo durante esos dos años, y luego, durante cinco años más, tendrán algunas restricciones (como el no poder patrullar las calles ni acercarse al barrio del Raval). Se les impuso también asistir a un curso de derechos humanos. A otros dos agentes se les impuso además tres meses de arresto por obstrucción a la justicia. Se acordó también una indemnización de 150.000 euros a la familia de la víctima a cargo de la Generalitat como responsable subsidiaria.

Según explicó en su momento el diario El País, la ACDH optó por asegurar una pena mínima ante la posibilidad de que un jurado popular exculpara a los agentes. El acuerdo, sin embargo, fue recibido con desagrado por los amigos de Benítez, que consideraron que los causantes de su muerte quedaban en buena parte impunes. Por su parte, la CUP, a través de sus diputados en el Parlamento catalán, exigió al director general de Policía de la Generalitat, Albert Batlle, que reabriese el expediente sancionador que en su momento fue interrumpido e interpuso la correspondiente denuncia para que, de acuerdo al artículo 10 del reglamento disciplinario de los Mossos d’Esquadra, los condenados fuesen expulsados del cuerpo por falta muy grave.

Y ahora la Generalitat archiva la denuncia de la CUP

Expulsión que parece que no se producirá, dado que el Departamento de Interior de la Generalitat ha archivado la denuncia interpuesta por la CUP. Una decisión que ya se veía venir: ya tras el acuerdo que libró de la cárcel a los agentes Albert Batlle declaró que las responsabilidades habían quedado depuradas en la vía penal.

La CUP no ha descartado todavía recurrir la decisión de Interior por vía judicial. Por otra parte, además de esta primera denuncia, la propia ACDDH ha formulado otra petición a la dirección general de la Policía catalana para que garantice la correcta aplicación del reglamento disciplinario de los Mossos. Según explica eldiario.es, según el artículo 24 del reglamento, Interior debe actuar en base “a los hechos que se declaren probados” en la sentencia, y estos son claros e irrefutables, por más que el acuerdo alcanzado en el juicio permitiese a los agentes evitar la cárcel. Y a juicio de la ACDDH, los hechos probados se corresponden con varias faltas muy graves por parte de los condenados: torturas, vulneración de derechos de los custodiados y ocultación de pruebas, además de la propia condena. En este sentido, la dirección general de la Policía catalana podría, según el ya mencionado artículo 10 del reglamento, expulsar a los condenados o suspenderles de empleo y sueldo de uno a seis años.

Veremos qué sucede finalmente, pero lo cierto es ya cerrado el capítulo judicial, el administrativo tampoco apunta a que los agentes responsables de la muerte de Benítez saldrán muy malparados. Mala, muy mala señal la que se transmite a la ciudadanía…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

La mediación lingüística en el proceso de asilo político a personas LGTB, un eslabón muy importante

Martes, 16 de agosto de 2016

Justicia-LGTB-grande-300x191Hoy traemos la noticia de una demandante de asilo cuya solicitud, por motivo de orientación sexual, peligró por culpa de los intérpretes presentes en su entrevista y su juicio. El Periódico ha sacado a la luz este hecho ocurrido en 2007.

D.S. (las iniciales de su nombre, que no ha rebelado) nació en Saida, provincia del norte de Argelia, en 1970. A los 17 años huyó de su familia porque no aceptaba el matrimonio que sus padres preparaban para ella y se instaló en Orán; también en Argelia, donde encontró trabajo. A pesar de todo, siguió teniendo problemas por su orientación sexual: un vecino intentó cortarle el cuello causándole un coma de 40 días y la policía, además de no protegerla, la detenía. Por todo esto, en 2007 emprendió su viaje en patera hacia España con un amigo. Tras 18 horas de viaje llegó a la costa de Almería.

Cuando se la entrevistó por primera vez se le adjudicó un intérprete marroquí. Al explicar su situación “el intérprete dijo que no podía decir eso. Que era una vergüenza. Que me limitara a firmar un papel conforme era una inmigrante ilegal”, según asegura ella.  Después de esto, la enviaron al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barcelona, donde se enteró de que podía pedir asilo político. A través de CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) obtuvo otro intérprete, también de origen marroquí, el cual se negó a traducir los detalles de su historia. Al final, la única que accedió a interpretar el testimonio de la demandante de asilo fue una mujer que hablaba francés.

La historia, en este caso, ha tenido un buen final. En 2009 le concedieron el asilo y ahora vive en Barcelona donde ha encontrado trabajo. Su pareja, que también pidió asilo político en Francia, no ha tenido tanta suerte: no lo ha conseguido.

Mediación lingüística en casos de asilo

Cuando una persona llega al país de acogida, las autoridades le realizan una entrevista durante la cual pueden poner en marcha la demanda de asilo. En los casos en los que la persona no hable castellano o alguna de las demás lenguas oficiales del estado tiene derecho a tener un mediador lingüístico. Este hecho es una parte fundamental a la hora de pedir asilo, ya que el demandante debe explicar todas las razones por las que lo pide.

Negar a una persona la mediación lingüística puede tener unas consecuencias muy graves: en España se han instaurado las “devoluciones en caliente” (negar el acceso al país a las personas que entran de forma “ilegal” sin que medie la intervención de un juez), por lo que no poder expresar el deseo de demandar asilo puede tener consecuencias irremediables.

Es obvio que en este caso, además, la profesionalidad de los intérpretes deja mucho que desear. Para ser un buen intérprete se debe ser neutral, dejando de lado todo tipo de prejuicios y consideraciones propias. El problema aquí fue que los intérpretes de origen marroquí se negaron, por cuestiones culturales, a  hablar de la sexualidad de esta demandante de asilo (agravado por el motivo de orientación sexual). Las autoridades deberían tener en consideración estas cuestiones para poder dar un buen servicio de interpretación y asegurar a los demandantes de asilo los derechos que legítimamente les corresponden.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Archivan la denuncia contra el sindicato policial que reveló la condición de seropositivo de Juan Andrés Benítez.

Jueves, 13 de febrero de 2014

18109_juan_andres_benitezPreocupante precedente el que ha sentado la fiscalía al archivar la denuncia presentada por varios colectivos contra el Sindicat de Policies de Catalunya, que reveló a la opinión pública la condición de seropositivo de Juan Andrés Benítez, empresario gay que murió en octubre tras ser violentamente reducido por un grupo de Mossos d’Esquadra.

Fue en una nota en la que el sindicato policial ofrecía “todo su apoyo” a los agentes implicados en los acontecimientos que desembocaron en la muerte de Benítez y defendía que fue preciso reducir al empresario al oponerse este con “gran resistencia” a su detención, añadiendo que “a consecuencia de las agresiones sufridas durante la detención, dos agentes se encuentran actualmente en tratamiento con fármacos antirretrovirales, que tendrán que mantener durante un año”.

Una muestra de serofobia que mereció la condena de varios colectivos LGTB y de las organizaciones que trabajan el tema del VIH, que acabaron presentando una denuncia ante la fiscalía especializada en delitos contra el odio y la discriminación por desvelar información reservada de Juan Andrés Benítez que solo se podía obtener de forma confidencial a través de los servicios médicos y de las diligencias judiciales.

Los colectivos denunciaron además que la información facilitada por el sindicato incluía incorrecciones y datos tendenciosos (como por ejemplo que el tratamiento postexposición con antirretrovirales debe mantenerse un año, cuando este tipo de tratamientos duran solo 28 días). De nada ha servido, dado que la denuncia ha sido finalmente archivada.

Continúa adelante el proceso por la muerte

Lo que sí continúa adelante es el procedimiento judicial contra los agentes directamente implicados en los hechos. Recordemos que, de acuerdo a la autopsia, Juan Andrés Benítez presentaba traumatismos múltiples sobre la región craneo-facial que dieron lugar a un fallo cardiaco (posiblemente favorecido por el estrés de la situación y el padecimiento de una arritmia previa). Sumado a los testimonios de los vecinos del Raval que presenciaron lo sucedido y a las grabaciones tomadas por algunos de ellos, que mostraban el grado de violencia ejercido, los mossos fueron imputados por la jueza por posibles delitos contra la vida, contra la integridad física y moral, de obstrucción a la justicia (la jueza consideró que los agentes pudieron alterar pruebas o el contenido de los atestados) y coacciones (debido a la denuncia de algunos vecinos de que los mossos les exigieron entregar o eliminar algunas de las mencionadas grabaciones). La jueza sí archivó la causa contra el vecino con el que Benítez se había peleado (el incidente que dio lugar a que los mossos acudieran al lugar). Los testigos coinciden en que esta pelea no fue grave, que solo dio lugar a heridas de escasa entidad y que cuando los coches patrulla llegaron al lugar ya había terminado.

Más dura es incluso la valoración de la fiscalía, que acusa a los agentes de homicidio al considerar que su actuación fue “excesiva, desproporcionada y desmesurada” y colocó al empresario “en una clara situación de riesgo y peligro”.

La muerte de Juan Andrés Benítez, de 50 años, supuso un mazazo para la parte más comprometida de la sociedad civil catalana y para el colectivo LGTB.  Benítez, dueño de dos tiendas de ropa en el Gayxample, era miembro de ACEGAL (Asociación Catalana de Empresas para Gays y Lesbianas) y fue un antiguo activista en la lucha contra el VIH (en su momento recogimos una semblanza sobre su vida publicada por El Periódico).

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.