Inicio > General, Islam, Judaísmo > Judíos y palestinos de Neve Shalom unidos contra la guerra entre Gaza y Tel Aviv

Judíos y palestinos de Neve Shalom unidos contra la guerra entre Gaza y Tel Aviv

Lunes, 17 de mayo de 2021

Judios-palestinos-Neve-Shalom_2340975915_15558549_660x371

 سلام‎ Salām Shalom  שָׁלוֹם,

Entre el derecho a ser y el derecho a existir… Frente a la barbarie y el enfrentamiento, clamemos por la paz entre estos dos pueblos hermanos. ¡Sí, es posible! Palestina e Israel deben convivir juntos SHALOM/SALAM… Paz, Paz, Paz.

“En nombre de Dios”, el Papa llama a “hacer cesar el ruido de las armas y recorrer el camino de la paz” entre Israel y Palestina

El drama de los niños de la guerra entre Israel y Palestina

Monseñor Malloy: “La muerte del vecino solo sirve para profundizar las pasiones que dividen y destruyen

Estalla el frágil equilibrio entre vecinos árabes y judíos en Israel: “La gente sale a la calle buscando violencia”

El coste humano de la violencia entre Israel y Gaza: “Están matando a nuestros hijos”

***

 Rita Boulos: “Las verdaderas causas de esta guerra están en los fracasos políticos, educativos y morales”

De la Tierra Santa desgarrada por el nuevo estallido de la guerra llega el testimonio de Rita Boulos, alcaldesa de la aldea donde conviven en igualdad de condiciones un grupo de familias de ambos pueblos

“Estamos horrorizados por la muerte de personas inocentes que pagan el precio de los fracasos políticos, educativos y morales”

(AsiaNews) – Hace casi 50 años que conviven en paz en condiciones reales de igualdad. Pero a no más de diez kilómetros de sus casas, en las ciudades israelíes de Lod y Ramle, están viendo cómo estalla la violencia entre sus compatriotas judíos y árabes.

Rita Boulos, alcaldesa del pueblo de Neve Shalom-Wahat al Salam, el “oasis de paz” creado en 1972 por el padre dominico Bruno Hussar para dar un ejemplo de la posible convivencia entre los dos pueblos en Tierra Santa, relata la experiencia de estas horas marcadas por el nuevo y gravísimo recrudecimiento del conflicto que también divide internamente a Israel.

El pueblo bilingüe de Neve Shalom-Wahat al Salam, se encuentra en Israel, no muy lejos de la abadía de Latrun. Según la intuición del padre Hussar – el gran profeta de la reconciliación entre árabes y judíos fallecido en 1996 – vive allí un número igual de familias de ambos pueblos que comparten todas las decisiones. No es un lugar aislado, donde no entra el conflicto, sino un lugar donde tanto árabes como judíos intentan afrontarlo juntos.

El orgullo de esta experiencia es la escuela, a la que también asisten niños de los pueblos cercanos. Allí se sigue la misma filosofía de una convivencia pacífica posible entre los dos pueblos, comenzando por la distribución de las tierras y las responsabilidades.

En Neve Shalom-Wahat al Salam también se viven en estas horas el miedo a la guerra y los cuestionamientos sobre sus verdaderas causas. Rita Boulos lo explica señalando los “fracasos políticos, educativos y morales” de la clase dirigente de ambos pueblos como las razones profundas por las que se dejaron crecer tensiones que “no podían dejar de estallar”, y al mismo tiempo reitera la decisión de la gente de Neve Shalom-Wahat al Salam de seguir “desempeñando su papel” en la educación para la paz”.

Nuestras instituciones educativas hoy están cerradas por orden del gobierno, como en todas las zonas que han sido bombardeadas con misiles en los últimos días. El pueblo no ha recibido ningún impacto directo, pero escuchamos las sirenas de los pueblos vecinos. El hecho de que aquí no haya impactado ningún proyectil no significa que no estemos asustados: todos tenemos seres queridos que viven en lugares afectados. Por ejemplo, mi madre, mi hermana, mi hermano y otros parientes viven en Lod.

Junto con el dolor inmediato y el miedo por nuestros seres queridos, todos en el pueblo están enojados y tristes por este nuevo estallido de violencia. Todo nuestro trabajo tiene como objetivo despertar la esperanza en un futuro mejor, con más igualdad, paz y seguridad para judíos y palestinos, vivan donde vivan. Lo que está sucediendo demuestra la rabia y la desesperación de la gente que vive en una situación intolerable. Demuestra la falta de preocupación y voluntad política de cambio por parte de los líderes. Muestra cómo el racismo y el odio están prevaleciendo en las situaciones concretas.

Estamos horrorizados por la muerte de personas inocentes, como las tres víctimas de Lod, que tan a menudo pagan el precio de estos fracasos políticos, educativos y morales. Y las crónicas llenas de prejuicios en sentido único, a través de las cuales los hechos que se describen solo sirven para aumentar el nivel de violencia y la sed de venganza.

Anoche, mientras escuchábamos las explosiones y observábamos desde nuestros balcones cómo caían los misiles en Lod, Ramle y toda la región central, tuve que decirle a mi nieta de tres años que eran fuegos artificiales. Los niños de nuestra escuela primaria son demasiado mayores para creer esas historias, pero también demasiado pequeños para comprender. En la escuela, los profesores tienen mucho cuidado de ayudarlos a expresar sus sentimientos.

Nuestro consejo regional, que también incluye una pequeña minoría de aldeas palestinas, ha pedido a los representantes de todas las comunidades que suscriban un llamado a la calma entre sus ciudadanos árabes y judíos. Lo hicimos a pesar de las dudas. En la situación actual, se corre el riesgo de que las relaciones entre ciudadanos judíos y palestinos se vuelvan más comprometidas todavía, como hemos visto en Jerusalén, Lod y otros lugares. Mucho dependerá de la moderación que demuestren no solo los ciudadanos, sino también la policía y las fuerzas de seguridad, que hasta ahora han actuado con mucha falta de responsabilidad y mano dura. Ayer, por ejemplo, en Lod la policía dispersó con bombas de humo y granadas de estruendo a los que estaban llorando la muerte del joven vecino abatido por los disparos de un colono religioso.

La violencia de hoy solo es el resultado final de tensiones prolongadas e incandescentes, que sin una solución política e integral están necesariamente destinadas a estallar. No obstante, condenamos la violencia en ambos lados.

Nuestro mensaje a nuestros amigos de todo el mundo es pedir que termine inmediatamente la violencia. Aunque la parte israelí aparentemente quiere continuar esta campaña, se debe ejercer presión internacional donde sea necesario para lograr un alto el fuego que evite la pérdida inmediata de más vidas y el sufrimiento de muchas personas inocentes. Sin embargo, eso por sí solo no evitará la próxima ronda de violencia o el deslizamiento constante hacia una situación insostenible, en la que ni los palestinos ni los israelíes podrán vivir en paz y seguridad.

Por nuestra parte en Neve Shalom-Wahat al-Salam, seguiremos cumpliendo nuestra misión de educación para la paz, dando el ejemplo de una sociedad alternativa fundada en el compartir y en la igualdad entre ciudadanos judíos y palestinos. Y oramos para que en estos días los musulmanes puedan vivir una fiesta pacífica y bendecida de Eid al-Fitr y los judíos y cristianos una fiesta pacífica y feliz de Shavuot y Pentecostés.

Rita Boulos es alcaldesa del pueblo de Neve Shalom-Wahat al Salam

Fuente Religión Digital

General, Islam, Judaísmo , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.