Archivo

Archivo para Jueves, 27 de mayo de 2021

El sanador herido

Jueves, 27 de mayo de 2021

En un día especial para mí, esta realidad explica mi vida…

beloved-200dpi

Nadie escapa a la posibilidad de ser herido. Todos somos personas heridas, física, psicológica, mental, espiritualmente. La pregunta principal no es: “¿Cómo podemos esconder nuestras heridas?”, a fin de que no nos resulten embarazosas, sino: “¿Cómo podemos poner nuestras heridas al servicio de los demás?”.

Cuando las heridas dejan de ser una fuente de vergüenza y se vuelven fuente de curación, nos convertimos en curadores heridos. Jesús es el curador herido de Dios: por medio de sus heridas nos ha sanado de nuevo a nosotros. El sufrimiento y la muerte de Jesús han traído consigo alegría y vida; su humillación ha traído gloria; su rechazo ha traído una comunidad de amor. Como seguidores de Jesús, también nosotros podemos hacer que nuestras heridas traigan curación a los otros

*

Henri Nouwen,
Pan para el viaje, PPC, Madrid 1999.

***

c-izbthxkaa6emc

Te encuentras siempre ante la alternativa de dejar hablar a Dios o dejar gritar a tu “yo” herido. Aunque deba haber un lugar donde puedas dejar que la parte herida de ti obtenga la atención que necesita, tu vocación es hablar del lugar donde Dios habita en ti. Cuando permites que tu “yo” herido se exprese en forma de justificaciones, disputas o lamentos, sólo consigues frustrarte aún más y te sentirás cada vez más rechazado. Reclama a Dios en ti y deja que Dios pronuncie palabras de perdón, de curación y de reconciliación, palabras que llamen a la obediencia, al compromiso radical y al servicio. Se requiere mucho tiempo y mucha paciencia para distinguir entre la voz de tu “yo” herido y la voz de Dios, pero en la medida en que vayas siendo más fiel a tu vocación se volverá más fácil. No desesperes: has de prepararte para una misión que será difícil, pero fecunda.

*

Henri Nouwen

La voz interior del amor,
PPC, Madrid 1997.

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

“Jonás, un profeta contracultural”, por Gonzalo Haya

Jueves, 27 de mayo de 2021
CU081219_002HR2

CU081219_002HR2

Y… hoy me dedico especialmente este texto acerca del libro de Jonás

Invito a leer un simpático cuentecito del Antiguo Testamento que, con  una fina ironía teológica, nos da una imagen de Dios que muchos cristianos actuales todavía no han descubierto.

Es un cuentecito, dos páginas, que desarrolla la historieta de un profeta al que Dios envía a Nínive con tremendas amenazas si no se arrepienten de su inmoralidad. El profeta huye hacia el otro extremo del mundo para evitar esta ingrata tarea. En su travesía surge una tormenta, castigo de Dios por su desobediencia, y es arrojado al mar; se lo engulle un enorme pez, reza a Dios, y el pez lo devuelve a la playa. Ahora sí; va a Nínive (capital del Imperio asirio, enemigo tradicional de Israel y símbolo de crueldad y opresión), predica su amenaza, y Nínive se convierte desde el rey hasta el último habitante. Dios los perdona, el profeta se siente estafado, y Dios baja para apaciguarlo. Un cuentecito, conscientemente increíble como historia, pero literariamente excelente como apólogo.

Es contracultural. Parece que se escribió hacia el siglo V ó IV antes de Cristo, después de la vuelta de los cautivos de Babilonia, cuando Esdras y Nehemías habían impuesto una campaña para cimentar el nacionalismo judío entorno al Dios de Israel. Con este fin reescribieron la Torá y, para apartar a los judíos de los gentiles, exigieron el cumplimiento del descanso sabático y de los alimentos impuros,  y expulsaronn a las mujeres cananeas que se habían casado con los judíos. Contra este nacionalismo religioso, el profeta presenta a un Dios que ama también a los gentiles.

Es irónico. El profeta huye de Dios, se embarca hacia Tartesos (España) en dirección contraria a Nínive (Irak actual). Teme que va a arriesgarse en un país enemigo, para que luego Dios perdone a los malos, y su profecía no se cumpla. ¿Orgullo profesional herido? En aquellos tiempos existía la profesión de profetas, a los que se pagaba como a los videntes actuales, y ni el pueblo ni los reyes sabían distinguir entre los profesionales y los enviados por Dios. Nuestro profeta se enfada, Dios (al que ni siquiera los profetas podían mirar directamente) conversa aquí amigablemente con él tratando, con poco éxito, de calmarlo; pero Jonás le replica justificando su enfado: ¡Claro que me enfado! Y mortalmente.

Es profundamente teológico. No porque los evangelistas relacionaran la resurrección de Jesús con el episodio de la ballena, sino porque sabe que el Dios de Israel no es un Dios nacionalista, es el Dios de todos los pueblos, y no sólo para castigarles sino para amarlos, para compadecerse de sus sufrimientos. No es un Dios que premia a los buenos y castiga a los malos, sino que ama a los buenos y a los malos.

Yo sabía que eres un Dios compasivo y clemente, lento para enojarte y de gran misericordia; yo sabía que te arrepientes de las amenazas.

El enfado del profeta no es sólo por su desprestigio; deja ver un cierto resentimiento por ese amor que Dios muestra por unos gentiles, que además están ignorando los mandamientos que el pueblo de Dios trata de observar a regañadientes. También los cristianos sabemos de estos resentimientos al condenar tajantemente a los malos que no cumplen los mandamientos. ¿Creemos que Dios ama y perdona a Boko Haram?

La teología de este profeta anticipa lo que más tarde mostrará Jesús en la parábola de la oveja perdida, la del jornalero de la última hora que cobra igual que los que echaron la jornada completa, y la del hermano mayor enfadado por el recibimiento del padre al hijo pródigo. Es irónico hasta el final:

Entonces le dijo el Señor. Tú te apiadas de un arbolito que no has plantado…

¿No voy yo a compadecerme de Nínive, esa gran ciudad en la que viven más de ciento vente mil ignorantes y en la que hay mucho ganado?

Gonzalo Haya

Fuente Atrio

Biblia, Espiritualidad , , ,

“La vulnerabilidad en el arte. Un recorrido espiritual”, de Bert Daelemans

Jueves, 27 de mayo de 2021

807A5C77-5418-468E-ABDC-F71F2D7CEB52Un acercamiento a la vulnerabilidad a través de treinta obras de arte.

La vida es frágil, naturalmente. La fragilidad es nuestra condición humana, querámoslo o no. Ahora bien, la fragilidad también puede ser un camino, como demuestra lo que se llama la vulnerabilidad o la “capacidad de ser herido”, es decir, la fragilidad elegida y orientada hacia otra persona, umbral donde encontrarnos entre seres heridos. De esta fragilidad convertida en vulnerabilidad trata este libro, que se puede leer como un elogio de la vulnerabilidad: la nuestra y la que elige Dios según la religión cristiana, que propone la vulnerabilidad como camino e, incluso, como religión.

Este libro da cuenta de treinta encuentros con la fragilidad. El arte más atractivo es tal vez aquel capaz de hablar de nuestra fragilidad sin ser hiriente y, en el mejor de los casos, de abrir la puerta hacia la vulnerabilidad, tendiendo un puente a lo sencillo, a Dios. En este sentido, el siguiente recorrido a través de treinta obras de arte aspira a ser espiritual.

Índice:

Prólogo. El arte de la vulnerabilidad

La vulnerabilidad: la fragilidad como fuerza
Treinta encuentros con la fragilidad
La frágil y hermosa condición humana
El camino de la vulnerabilidad
Vulnerabilidad sanadora
Restos de naufragio

Primera parte. La fragilidad de la vida

1 | Tierna fragilidad — Auguste Rodin, La mano de Dios
2 | Misteriosa fragilidad — Cristina Almodóvar, Acumulación
3 | Expectante fragilidad — Lucie Geffré, Todo ángel es terrible
4 | Intempestiva fragilidad — Rafael Díaz, Once upon a time
5 | Torpe fragilidad — Cai Guo-Qiang, Head on
6 | Apasionada fragilidad — Wim Wenders, Glasshouse, extracto de Pina
7 | Luminiscente fragilidad — Wolfgang Laib, Polen de avellana
8 | Maldita fragilidad — Nacho Duato, White darkness
9 | Efímera fragilidad — Doris Salcedo, Palimpsesto
10 | Dolorosa fragilidad — Erika Diettes, Sudarios
11 | Fragilidad inconsolable — Louis Ernest Barrias, Los primeros funerales

Segunda parte. La vulnerabilidad divina 

12 | Vulnerabilidad espaciosa — Fra Angélico, Anunciación
13 | Vulnerabilidad portentosa — Dieric Bouts, Nacimiento, detalle del Tríptico de la Virgen
14 | Vulnerabilidad que levanta — Pieter Brueghel el Viejo, Cristo y la adúltera
15 | Vulnerabilidad que desarma — Mark Wallinger, Ecce homo
16 | Mansa vulnerabilidad — Francisco de Zurbarán, Agnus Dei
17 | Vulnerabilidad fracturada — Anónimo francés, Ecce homo
18 | Vulnerabilidad compartida — Werner Klenk, Jesús y su Madre

Tercera parte. La fragilidad reconciliada y orientada

19 | Bendita vulnerabilidad — Jacop Epstein, Jacob y el ángel
20 | Vulnerabilidad impetuosa — Pablo Gargallo, El gran profeta
21 | Vulnerabilidad irresistible — Georges de la Tour, Job y su mujer
22 | Vulnerabilidad invencible — Maurizio Cattelan, La nona ora
23 | Vulnerabilidad peregrina — William McElcheran, San Ignacio caminando
24 | Vulnerabilidad fragmentada — Philippe Morel, Ghimène II
25 | Vulnerabilidad victoriosa — Denis Chetboune, Les danseurs II
26 | Vulnerabilidad cristalina — Tony Cragg, Cumulus
27 | Vulnerabilidad extática — Rik Wouters, La loca violencia
28 | Vigorosa vulnerabilidad — Michelangelo Merisi da Caravaggio,San Jerónimo escribiendo
29 | Vulnerabilidad celebrada — Comunidad parroquial Saint-François de Molitor
30 | Vulnerabilidad apostólica — Marko Ivan Rupnik, San Pedro y san Juan curan a un paralítico

Epílogo. Más encuentros con la vulnerabilidad

Autor : Bert Daelemans
Editorial PPC
ISBN: 9788428836661
Fecha publicación: 27/04/2021
Núm. páginas: 152

***

Biblioteca, Espiritualidad, General , , , ,

El Bundestag aprueba la ley que indemnizará a los soldados discriminados por su orientación sexual

Jueves, 27 de mayo de 2021

media.media.c64357de-8095-409f-aa30-70b61e8d5495.original1024Ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer.

Como anunciábamos en noviembre del año pasado, el parlamento de Alemania ha votado para compensar a los soldados LGTBI por discriminación histórica, pero los activistas dicen que la legislación no va lo suficientemente lejos.

El Parlamento alemán ha aprobado la ley querehabilitará al personal militar que sufrió discriminación por el hecho de ser homosexual. Durante décadas, al amparo del infame artículo 175 que penalizaba las relaciones entre personas del mismo sexo, los soldados gais y lesbianas se enfrentaron a la expulsión del ejército, la degradación y trabas a la hora de asumir nuevas responsabilidades. No fue hasta el año 2000 que se derogaron las últimas disposiciones que aún existían contra la comunidad LGTBI en el ámbito castrense. La iniciativa del Gobierno de Angela Merkel, aprobada en el Parlamento, contempla la anulación de las condenas e indemnizaciones de 3.000 euros y se prevé que beneficiará a unas mil personas.

El jueves (20 de mayo), el parlamento votó a favor de la legislación, aprobada por el gabinete en noviembre de 2020, que otorga una compensación a las personas LGBT + que enfrentaron discriminación y acoso mientras servían en la Bundeswehr, las fuerzas armadas de Alemania.

Hasta el año 2000, una política que decía que el personal militar LGBT + debería ser visto como un “riesgo de seguridad” prohibía efectivamente a las personas queer de las fuerzas armadas en Alemania. Según Jurist, a muchos miembros del personal LGBT + se les negaron ascensos, se les dio de baja del servicio o incluso se les condenó por su orientación sexual o identidad de género.

Paso a paso, aunque siempre con demasiado retraso, el Estado alemán avanza en el reconocimiento de las víctimas de la LGTBIfobia legal que imperó en el país durante más de un siglo. En junio de 2017, el Bundestag o cámara baja del Parlamento aprobaba  por unanimidad un proyecto de ley para indemnizar a los condenados por el infame artículo 175 del Código Penal, que durante décadas criminalizó las relaciones consentidas y en privado entre hombres. El texto establece que cada condenado recibirá 3.000 euros por sentencia y 1.500 euros más por cada año que haya comenzado en prisión o en reclusión forzosa en establecimientos psiquiátricos. Casi dos años después, en marzo de 2019, el actual Gobierno ampliaba la lista de víctimas con derecho a indemnización para incluir a los imputados o recluidos en prisión provisional por el artículo 175, aunque hubieran sido finalmente absueltos.

El año pasado, la coalición de democristianos (CDU/CSU) y socialdemócratas (SPD) daba un nuevo paso adelante y aprobaba la rehabilitación de los militares afectados por las normas contra las relaciones entre personas del mismo sexo en el ejército, incluido el citado artículo 175. Durante décadas, los y las soldados gais y lesbianas se enfrentaron a la imposibilidad de ascender en la carrera militar, cuando no a la degradación o a la expulsión de la milicia. El artículo 175 no fue completamente derogado hasta 1994, y hasta el año 2000 estuvieron en vigor disposiciones discriminatorias contra los militares homosexuales.

El proyecto de ley promovido por el ministerio de Defensa de Annegret Kramp-Karrenbauer (CDU) contempla la anulación de las condenas dictadas por tribunales militares basadas en dichas normas LGTBIfobas y establece indemnizaciones de 3.000 euros por sentencia. Las indemnizaciones y reparaciones están destinadas a aquellos soldados que se vieron discriminados debido a su condición sexual, ya bien porque fueron expulsados, trasladados, o no contaron con las mismas posibilidades para ascender en el escalafón castrense. Se pueden beneficiar de la medida tanto los miembros del Ejército Federal (Bundeswehr) como los del extinto Ejército Popular Nacional (Nationale Volksarmee, las fuerzas armadas de la desaparecida República Democrática Alemana). Se estima que se recibirán unas mil peticiones.

La ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, ha reconocido que si bien no se puede reparar “la forma en que estas personas han sufrido”, el Gobierno busca ofrecer una serie de reparaciones con las que “cerrar este oscuro capítulo de la historia de las Fuerzas Armadas. No podemos compensar el sufrimiento que han padecido estas personas, pero queremos dar un ejemplo donde sea posible”, ha dicho Kramp-Karrenbauer a la agencia Red Editorial Alemania (RND, por sus siglas en alemán). La ministra de Defensa cuenta, como hemos recogido en otras ocasiones, con un historial de desprecio hacia la comunidad LGTBI, por lo que su implicación en la medida cobra una especial relevancia.

La iniciativa debía recibir el visto bueno del Bundestag, donde los partidos de la gran coalición cuentan con mayoría absoluta. Ya había cosechado, además, apoyos desde la oposición, tanto de Los Verdes como del FDP.

La nueva legislación reserva un fondo de 6 millones de euros para proporcionar una compensación de 3.000 euros a cada empleado que se enfrente a la discriminación por ser LGBT +, y también les permitirá eliminar las condenas de sus registros.

El año pasado, Annegret Kramp-Karrenbauer, ministra de Defensa de Alemania, dijo: “Sé que no podemos compensar la injusticia personal que sufrieron pero, con el levantamiento de los veredictos y el pago de una indemnización global, queremos enviar una señal de reparación “.

Tras la votación en el parlamento el jueves, Kramp-Karrenbauer tuiteó que la medida mostraría que el ejército alemán “es más abierto, más colorido y más tolerante hoy“.

Aunque la legislación es un paso en la dirección correcta, los activistas han dicho que “no va lo suficientemente lejos”. Patrick Dörr, de la Asociación de Gays y Lesbianas de Alemania (LSVD), dijo en un comunicado que la ley “se limita a la compensación simbólica y no cubre toda la discriminación que ha tenido lugar”.

La organización pide un mayor reconocimiento de la discriminación y el acoso que siguió sufriendo el personal militar LGBT +, incluso después de que se levantó la prohibición.

Dörr continuó: “La ley solo cubre la discriminación que tuvo lugar antes del 3 de julio de 2000. Ese día, se derogó un reglamento de servicio que permitía la discriminación contra los soldados queer. Sin embargo, la derogación de una regulación de servicios no es sinónimo del fin de una práctica sistemática de discriminación legitimada por el Estado que ha durado décadas”.

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI , , , , , , , , ,

El escritor gay Antoun Issa explora la vergüenza de por vida producida por su educación católica

Jueves, 27 de mayo de 2021

90B5B763-DD3F-4478-870A-6FD1C7A22A99Antoun Issa

Los efectos de crecer como un joven gay en un entorno católico conservador han sido duraderos para un escritor que recientemente describió su experiencia en una columna de un periódico. No está solo: las investigaciones muestran que crecer en un entorno de intensa vergüenza a menudo tiene profundos efectos psicológicos que pueden quedarse con una persona durante toda la vida.

Antoun Issa, escritor y editor de The Guardian Australia, sintió que había superado los desafíos de crecer en una familia católica conservadora. Describió su vida adolescente como llena de culpa:

“[D] o muchos años de mi adolescencia, el Viernes Santo fue el momento del arrepentimiento, de una inmersión profunda en mi propio ser en busca de la culpa. Me sentaba, en la oscuridad, escarbando en los rincones de mi mente, recorriendo los recuerdos del año anterior en busca de actos o incidentes que me hicieran culpable, que golpearan los cordones emocionales y activaran la hormona del estrés que producía lágrimas. bien en mis ojos “.

En lugar de verse a sí mismo como un caso especial, Issa reconoce que su experiencia es una por la que han pasado muchas personas como él:

“La experiencia de mi adolescencia es, lamentablemente, demasiado común entre los jóvenes LGBTQ + criados en entornos conservadores. La cosmovisión, los valores que se nos inculcan a una edad temprana, conducen inevitablemente a un momento titánico: el choque contra el iceberg cuando nos damos cuenta de que nuestro ser muy natural está en total conflicto con todo lo que hemos llegado a conocer. Algunos de nosotros encontramos la manera de nadar, algunos de nosotros nos hundimos y otros caminamos por la vida blandiendo las cicatrices que se nos infligieron en nuestros años de desarrollo “.

Si bien Issa siente que ha negociado una nueva realidad para sí mismo, reconoce que los efectos negativos de su educación aún persisten:

“Me gusta pensar que me deshice de mi equipaje conservador, que fui uno de los afortunados que logré nadar, a través de la educación, las experiencias de vida, las relaciones y una reinvención de mi cosmovisión que permitió un espacio cómodo entre la espiritualidad y la realidad de mi diversidad sexual.

“Las cicatrices de la culpa cristiana, o vergüenza LGBTQ +, en nuestros años de desarrollo pueden no ser completamente vencidas, incluso si hemos refutado la religión o encontrado una manera de estar en paz con nuestro género e identidades sexuales”.

Jeremy Shields, un psicólogo clínico que trabaja con pacientes LGBTQ +, afirmó la percepción de Issa:

“‘ [La orientación sexual] no es como un comportamiento que simplemente puedes detener … Si durante mi desarrollo experimento mensajes de que hay algo inherentemente malo, pecaminoso dentro de mí, entonces comenzaré a creer que hay una parte de mí que es vergonzosa. En términos psicológicos, lo llamamos “vergüenza tóxica” ”.

Esa vergüenza tóxica puede tener influencias en la personalidad y el comportamiento de una persona durante años:

“Nuestros cerebros se adaptan constantemente a sus entornos, dice Shields, lo que significa que un cerebro que se ha entrenado para estar muy atento a las amenazas puede ser más propenso a ciertos comportamientos. Por lo tanto, las personas LGBTQ + que han gastado una gran cantidad de energía compartimentando sus vidas para ocultar o reprimir sus identidades sexuales, particularmente en su adolescencia, pueden continuar exhibiendo esos patrones de comportamiento hasta bien entrada la edad adulta “.

Issa observó que continúa con algunos patrones “pasajeros” en su propia vida, cuando cambia su acento y gestos a veces para encajar en situaciones predominantemente heterosexuales. El cambio de código es un mecanismo de afrontamiento común, dice Issa, y fue verificado por un estudio de hombres homosexuales en Polonia:

“Descubrió que los hombres restaron importancia a sus identidades sexuales en entornos percibidos como hostiles, como la iglesia y la familia, al tiempo que restaron importancia a sus identidades religiosas en entornos LGBTQ +”.

El testimonio de Issa destaca lo complejo que puede ser el trabajo de curar una sobrecarga de culpa y vergüenza. Ese trabajo no es “uno y está hecho”; a menudo necesitamos volver a él una y otra vez, profundizando en el proceso de curación y formando relaciones saludables con nosotros mismos y los demás.

El cambio de código que hacen las personas queer en muchos espacios de la iglesia es una estrategia de supervivencia que a menudo aprendemos a una edad temprana. Todavía tiene un propósito para muchas personas a medida que envejecen. Los espacios católicos pueden ser terreno cambiante, donde no estamos seguros si estamos a salvo. Los cambios en el liderazgo de la iglesia o las nuevas declaraciones del Vaticano pueden devolvernos rápidamente a un entorno de posible daño. En este entorno, a menudo no nos sentimos lo suficientemente cómodos como para llevarnos plenamente a la iglesia.

Esta situación deja a los católicos que afirman la plena dignidad de las personas queer con un desafío continuo: crear espacios de fe donde las personas se sientan capaces de manifestarse plenamente, donde las múltiples dimensiones de nosotros mismos sean acogidas de manera explícita y exuberante.

—Mac Svolos, Ministerio New Ways, 15 de mayo de 2021

Fuente New Gays Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , ,

Política trans obligada a huir del Brasil de Jair Bolsonaro tras escalofriantes amenazas de muerte

Jueves, 27 de mayo de 2021

un-politico-trans-se-ve-obligado-a-huir-del-brasil-de-jair-bolsonaro-tras-escalofriantes-amenazas-de-muerteBenny Briolly (Facebook / Benny Briolly)

Brasil lidera el ranking mundial de asesinatos de personas LGBT

Como resultado de una elección local que vio a innumerables personas LGBT + elegidas en Brasil, un concejal trans huye del país después de recibir implacables amenazas de muerte.

Benny Briolly, la primera mujer trans en formar parte del Ayuntamiento de Niteroí en el estado de Río de Janeiro, anunció en Twitter el 13 de mayo que ha sido obligada “temporalmente” al exilio.

En una extensa declaración en las redes sociales, la oficina de Briolly confirmó que desde su elección en 2020, ha recibido amenazas de muerte por correo electrónico que citaban su dirección residencial.

Y aunque los usuarios de las redes sociales deseaban que la mataran con una “ametralladora”, sus compañeros representantes de la ciudad pidieron a los votantes que la “atacaran”.

Tal odio no es sorprendente, dijo el comunicado, considerando que Briolly, un miembro trans negro del Partido Socialismo y Libertad, ha sido “deshumanizado” durante mucho tiempo por la misoginia y el racismo.

Una sensación de esperanza se apoderó de Brasil, un país cada vez más acostumbrado a la violencia transfóbica, el año pasado cuando los candidatos trans e intersexuales apuntalaron enormes avances en las elecciones.

Por un breve momento, el miedo y la angustia que sentían tantas transbrasileñas fueron reemplazados por orgullo, pero la batalla solo había comenzado para muchos de los concejales trans de la ciudad.

En el país más mortífero del mundo para ser trans, los funcionarios fueron rápidamente atacados con violentas amenazas. Los asaltantes enmascarados irrumpieron en sus oficinas y algunos incluso abrieron fuego contra ellos.

“La concejal Benny Briolly tuvo que abandonar el país temporalmente debido a amenazas a su integridad física“, se lee en el comunicado en portugués.

“No es nuevo que parlamentarios negros, transgénero, mujeres, LGBT + y defensores de derechos humanos sufran violencia política dentro y fuera de los espacios legislativos y de toma de decisiones. Esta práctica es el resultado de la estructura patriarcal y racista que deshumaniza nuestros cuerpos y teme el avance de nuestro proyecto político de transformación de la sociedad”.

“Desde que fue elegida, Benny ha sufrido una serie de violencia”, continuó, describiendo cómo los “bolsonaristas”, partidarios del presidente Jair Bolsonaro, en el ayuntamiento “instaron a los votantes a atacar a Benny. Desde entonces, hay innumerables agresiones en las calles y en las redes sociales.

“Por ejemplo, un correo electrónico citando su dirección que requería que renunciara; de lo contrario, irían a tu casa y la matarían. Además, Benny recibió comentarios en sus redes sociales con la esperanza de que ‘la ametralladora de Ronnie Lessa’ la golpeara ”.

Lessa, sargento de policía retirado, fue arrestado en 2018 en relación con el asesinato de Marielle Franco, representante de la ciudad de Río de Janeiro, lesbiana negra.

El comunicado agrega que la concejalía ha señalado su salida a las autoridades estatales, “pero hasta la fecha, no se han tomado medidas efectivas para proteger su vida.”

Es imposible no tener una respuesta del gobierno brasileño”, dijo Briolly en un video subido a su Twitter el 15 de mayo. “Esto no puede quedarse así. Los gritos, manifestaciones y revueltas populares de Brasil exigen una respuesta, exigen mi bienestar físico y exigen que yo, la mujer más votada por el ayuntamiento de Niteroí, pueda ejercer mi mandato con integridad. Todavía estamos luchando”.

 

Brasil, una situación muy complicada para el colectivo LGTB

Hace unos días, informábamos de que habíá sido asesinado en Paraná(Brasil) Lindolfo Komaski, activista LGBTI y del MST. En marzo pasado, Una pareja gay  fue obligada a devolver a su bebé que habían adoptado 12 días antes… y en las mismas fechas, conocíamos que al menos 175 mujeres trans fueron asesinadas en 2020 en Brasil.

En 2018, fuimos testigos de como la LGTBfobia ha escalado hasta alcanzar ámbitos activistas y políticos. En mayo de ese año recogíamos el asesinato en Río de Janeiro de la activista de género no binario Matheusa Passareli. Y en marzo el de la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco, afrodescendiente, abiertamente bisexual, feminista y activista en favor de los derechos humanos. Una escalada a la que también nos hemos referido al recoger tanto el episodio de acoso que sufrió Judith Butler en una visita al país para participar en un debate universitario como la decisión de un juez federal contra la orden del Consejo Federal de Psicología que prohibía desde hace años las «terapias» reparadoras de la homosexualidad. Y que ha forzado al que fuera primer diputado abiertamente gay de Brasil, Jean Wyllys, a abandonar el país e instalarse en Alemania (ver aquí la interesante entrevista que hace pocos días publicaba eldiario.es).

La llegada de Bolsonaro a la presidencia

La situación de la comunidad LGTB, incluso ya antes de la victoria de Bolsonaro en octubre de 2018, es muy dura. El Grupo Gay de Bahía, colectivo que hace una meritoria labor de monitorización de los delitos de odio en Brasil, tuvo conocimiento de 445 muertes violentas de personas LGTB en 2017: 387 asesinatos y 58 suicidios, un aumento del 30% con respecto a 2016, «cuando se registraron 343 muertes», comienza su informe 2017. De alguna de estas muertes nos hemos hecho eco en esta misma página, como sucedió por ejemplo con el terrible asesinato de Dandara dos Santos, una mujer trans. La tendencia, en este sentido, ha sido creciente a lo largo de los últimos años.

Y si algún político encarna a la perfección esa LGTBfobia en su discurso político, ese es Jair Bolsonaro, elegido presidente en octubre de 2018. Una victoria que, dados los precedentes del personaje y el apoyo del poderoso movimiento evangélico, abrió un escenario terrible para las personas LGTB en Brasil. Ya en 2011 lo mencionábamos cuando acusó al Ministerio de Educación de «fomentar la homosexualidad» por promover un proyecto contra la homofobia. En 2014 volvimos a referirnos a Bolsonaro, que negaba que educar en la diversidad sirviese para combatir la homofobia, y acusaba explícitamente a los que así lo defienden de querer «llevar la materia a las escuelas para transformar a niños de seis años en homosexuales. Al punto de que así se facilita la pederastia en Brasil».

Bolsonaro acababa la entrevista burlándose del intento de aprobar una ley que castigase la violencia homófoba, a la que quitaba importancia. «¿Solo porque a uno le guste tomar por culo se convierte en un semidios al que no se le puede pegar?», remataba. El ahora presidente ha hecho otras declaraciones homófobas en el pasado, como aquellas en las que aseguraba preferir que un hijo suyo muriese en un accidente a que apareciese «con un bigotudo», pero basta con releer la entrevista de 2014 a El País para ser consciente de la monstruosidad del personaje.

En el ámbito legal, hay que tener en cuenta que muchos de los avances en derechos LGTB que ha experimentado Brasil se han producido al margen de los poderes legislativo o ejecutivo: el matrimonio igualitario es una realidad posible gracias a resoluciones judiciales, mientras que la prohibición de las «terapias» reparadoras, sobre la que como mencionamos arriba tiene lugar una batalla en los tribunales, fue una decisión profesional del Consejo Federal de Psicología. La presión de los grupos evangélicos para que desde el poder político se ponga coto e incluso se revierta esta situación puede encontrar en Bolsonaro el aliado ideal.

En este sentido, la recién aprobada tesis del Supremo contra la LGTBfobia es una soplo de aire fresco en un ambiente profundamente enrarecido.

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.