Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Católicos’

“El reto de los católicos”, por Gabriel Mª Otalora

Viernes, 20 de septiembre de 2019

Abusos-sexuales-Iglesia_2111498844_13506057_660x371De su blog Punto de Encuentro:

Regularmente leemos cómo va mermando la influencia de la Iglesia Católica entre la población. Ya lo adelantó el sociólogo Javier Elzo cuando pronosticó que esta iglesia va camino de convertirse “en una secta en el sentido sociológico o numéricamente”. Para algunos es una buena noticia constatar que después de tantos años y siglos de ominosa influencia clerical, empieza a abrirse una ventana laicista, pues todo apunta a que la tendencia se agudizará produciendo en la población un alejamiento aún mayor, tanto de las prácticas religiosas como de la influencia social que transmiten los mensajes de la jerarquía eclesiástica.

Para otros, el informe es una mala noticia, una más, preocupados como están por la marea anticlerical y la indiferencia religiosa. Hay un tercer grupo, en fin, que dentro de la turbación, encuentran más motivos de esperanza que de abatimiento porque perciben la situación actual como una invitación a recuperar los genuinos valores del Reino, eclipsados en buena parte por los propios católicos, a menudo irreconocibles en su ejemplo; jerarcas incluidos, por las tantas veces que ni siquiera ven con buenos ojos la laicidad lo cual solo encabrita y aleja al rebaño en lugar de apacentarlo como haría un buen pastor.

No es menos cierto que la indiferencia religiosa posmoderna es un problema de nuestro tiempo, que ha venido a completar el pensamiento dominante de que Dios impide una auténtica humanidad por ser ambas incompatibles ¿Deformación o ignorancia? ¿El mensaje estorba? Se ha llegado a proclamar la muerte de Dios (Nietzsche) y lanzado la sospecha envenenada de que cuando Dios gana, el hombre es el que pierde; y viceversa. Nuestro ambiente está marcado por una cultura de profunda increencia religiosa que ha dado paso a otros dioses como la tecnología, la razón de Estado, el consumismo, etc., que crecen robustos al ser considerados y aceptados como fines en sí mismos junto a creencias espiritistas y ocultistas de muy diverso signo.

Yo me encuentro entre los católicos esperanzados que creen posible hacer más visible el valor de la Buena Nueva evangélica. ¿Qué es lo que nos falta para transmitir la experiencia liberadora de nuestra religión? Nunca es mal momento para que cada uno se haga esta pregunta.

Para empezar, falta experiencia religiosa en los propios católicos, quizá por retozar demasiado en la sociedad de consumo fiado todo a los ritos y plegarias superficiales. Nos falta mucha humildad para reconocer que el Espíritu no es patrimonio nuestro, que Jesús estuvo buscando a los apestados de su época, y no precisamente para condenarlos sino para transmitirles un chorro de amor que transformaba a cuántos tenían la mínima predisposición a abrirse a Él; y que sus palabras más duras las reservó para los soberbios sepulcros blanqueados, grandes profesionales de la historia de la salvación. Nos falta valentía para vivir más solidariamente, y sobre todo, dejarle a Dios que actúe a través de nuestras manos, viviendo a su imagen y semejanza con el ejemplo y cuando hace falta, la denuncia profética.

Para colmo, muchos de los que niegan a Dios, le están afirmando con su actitud y su conducta. No tienen fe, pero sus hechos trabajan en la dirección de los valores del Evangelio, incluso cuando recriminan la tendencia a apoderarnos de Dios para domeñarlo a nuestra horma. No fue un teólogo quien afirmó que “si Dios no es amor, no vale la pena que exista”, sino Henry Miller. Nuestro reto pasa por recuperar la práctica del espíritu de las bienaventuranzas y volver a experimentar la felicidad que viene de Dios alejando las actitudes que se convierten en causa de desconcierto para quienes buscan sinceramente pero se encuentran con la caricatura de la religión que mueve más al escándalo que a la conversión.

Tal vez, uno de los fracasos más graves de la Iglesia católica sea el no saber presentar a Dios como amigo de la felicidad del ser humano. Sin embargo, estoy convencido de que el hombre contemporáneo sólo se interesará por Dios si intuye que puede ser fuente de felicidad. Se nos olvida que el Evangelio es una respuesta a ese anhelo profundo de felicidad que habita en nuestro corazón. Quizá sea por tantos olvidos por lo que aceptamos pasivamente la consideración de “católico practicante” a quien acude a misa los domingos, en lugar de llamarle así al que vive el Evangelio dentro y fuera del templo.

Si Cristo no es un anhelo para millones de desnortados, buena parte de las causas nacen en nosotros. En este sentido, releamos la parábola del fariseo y el publicano. En su texto encontraremos algunas claves de lo que puede que nos esté pasando sin pensar siquiera que sus palabras se dirigen precisamente a nosotros

Espiritualidad, General, Iglesia Católica , , , , , , ,

La ex presidenta de Irlanda declara: “Iré al Orgullo con mi hijo gay y su fantástico marido”

Viernes, 22 de junio de 2018

ex-presidenta-irlanda-y-su-hijo-gayLa ex presidenta de Irlanda, Mary McAleese, ha declarado que planea marchar en el Pride por primera vez, con su hijo gay y su esposo.

McAleese, católica practicante, se ha convertido en defensora de los derechos LGTB en los últimos años. Se manifestó a favor del matrimonio igualitario en 2012 y lo ha apoyado vocalmente en el referéndum del país sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La ex Presidenta, quien se ha pronunciado recientemente para desafiar la homofobia en la Iglesia Católica, confirmó esta semana que planea tomar parte en la marcha del Orgullo de Dublín el próximo 30 de junio.

El lema del Pride es ‘We Are Family‘, y el ex presidente claramente se ha tomado en serio, explicando que la mayoría de sus familiares planean asistir a la marcha del Orgullo.

Según un diario local, ella dijo en una conferencia que apoyaría a “mi hijo gay [Justin McAleese] y su maravilloso esposo”.

Al Pride acudirá toda la familia: la ex presidenta, su marido, sus otras hijas, algunos niños de la familia y hasta su madre de 87 años, que se espera asista en una silla de ruedas.

Somos una familia y eso es lo que mostraremos: mostrar lo mejor de Irlanda.

familia-ex-presidenta-irlanda-600x338

McAleese estaba hablando en una conferencia organizada por We Are Church Ireland, un grupo liberal que defiende los derechos LGBT dentro de la Iglesia.

We Are Church reclamó recientemente que el Papa adopte una postura más inclusiva hacia las familias homosexuales, después de que insistió en que “la familia [como] el hombre y la mujer a imagen de Dios es la única”.

 Brendan Butler, portavoz de We Are Church, dijo:

“We Are Church Ireland está consternado y alarmado por los comentarios más recientes hechos por el Papa Francisco sobre las familias LGBTQI.

Esta exclusión y mayor marginación de las familias LGBTQI en la vida de la Iglesia Católica por parte del Papa Francisco nos deja con muy poca esperanza de que las familias LGBTQI sean incluidas como participantes iguales en el próximo Encuentro Mundial de Familias que se realizará en Dublín el próximo agosto.

A menos que las familias LGBTQI estén incluidas en este Encuentro Mundial, se verá como una contradicción de los valores del Evangelio. Este refuerzo de las actitudes anti LGBTQI y la negativa a reconocer a las familias LGBTQI como verdaderas familias católicas por el Papa Francisco serán tratadas con incredulidad y consternación por parte de los fieles católicos.

El Papa Francisco debería reunirse y escuchar a las familias LGBTQI con experiencias de amor a la vida familiar.

Fuente Oveja Rosa

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

“Unidos por la fe, no por el voto”, por Martín Gelabert Ballester, OP

Viernes, 9 de enero de 2015

ovejas-votandoLeído en su blog Nihil Obstat:

A propósito de un post (ya antiguo) en el que planteaba si un católico podía o debía votar o no a un determinado partido, un buen amigo se mostró de acuerdo en la necesidad de ofrecer criterios a la hora de votar, pero nunca señalar nombres, y añadió: “para que estemos unidos en la misma fe, con independencia del partido al que votemos”. Me parece una reflexión acertada: lo que une a los cristianos, y a los católicos, es la misma fe en Jesucristo, muerto y resucitado, no el mismo voto político. El voto de los cristianos y de los católicos está dirigido a distintos partidos, entre otras cosas porque ningún partido puede identificarse con el Evangelio. Ninguno puede pretender que su programa es un fiel reflejo de las enseñanzas de la Iglesia, porque, además, las enseñanzas de la Iglesia, en muchas cuestiones, no son uniformes y, entre los católicos, hay libertad de pensamiento, de opinión y de acción en asuntos incluso muy serios. Como dice el Vaticano II una misma concepción cristiana de la vida puede conducir a opciones diferentes y a soluciones divergentes sobre un mismo problema.

Esto de estar unidos por la fe va mucho más allá de la posibilidad de pensar de forma diferente en cuestiones políticas o económicas. Dentro de la Iglesia hay muchos modos de vivir la fe. Nos une la fe, no los modos de vivirla. Las distintas Congregaciones religiosas y los distintos grupos cristianos son un buen ejemplo de que la “única fe” puede vivirse de distintos modos. Ninguna de estas Congregaciones o grupos puede pretender tener la exclusiva de lo que es ser católico, ni puede pretender que los demás realizan de forma menor que la suya el ser católico. Como muy bien ha dicho el Papa en la Evangelii Gaudium, “una verdadera novedad suscitada por el Espíritu no necesita arrojar sombras sobre otras espiritualidades y dones para afirmarse a sí misma”. Uno es tanto más auténtico y está tanto más convencido de lo suyo, cuanto con mejores ojos mira a los demás y sabe valorarles en su justa medida. Porque, en el Cuerpo de Cristo, lo que le ocurre a un miembro distinto del mío es también cosa mía.

Espiritualidad, General , , , , , , , ,

Los colegios religiosos irlandeses se suman a la campaña contra el acoso homófobo.

Miércoles, 12 de marzo de 2014

noticias_file_foto_738073_1394448825El bullying homofóbico está muy extendido en Irlanda. Un 60% de los estudiantes LGBT han sufrido maltrato, el 50% reporta insultos y un 8% se sintió victimizado por los propios profesores, según el informe ‘El bullying en la educación irlandesa’. Otro estudio de la Universidad de Dublín puso de manifiesto que cerca del 80% de los profesores han presenciado bullying de este tipo en sus centros. Para empezar a luchar contra el problema, el Departamento de Educación va a poner en marcha una campaña para luchar contra el acoso escolar que prestará una atención especial al basado en la orientación sexual. Una iniciativa a la que se van a sumar también los colegios religiosos, tanto católicos como protestantes, pese a la reticencia de algunos sectores conservadores. El anuncio de la campaña, que incluirá carteles contra la homofobia en los centros, coincide con la Semana de Concienciación LGBT que organiza la asociación BeLong To (Pertenencia), y que se inicia hoy.

La campaña incluye materiales educativos y guías de actuación para los docentes, que han enviado desde BeLong To. Las asociaciones de profesores ya han mostrado su apoyo a la campaña, que tendrá que completarse con acciones educativas específicas y que según las directrices del Departamento de Educación tienen que incluir contenidos centrados específicamente en los problemas de los alumnos LGBT. La idea es que los centros realicen actividades de concienciación tanto para padres como para alumnos. “Nadie debería experimentar acoso homófobo, especialmente los jóvenes. Animamos a los jóvenes a levantarse contra estos abusones. Críticamente, creo que los jóvenes que ven ocurrir el acoso homófobo, los espectadores, deberían también estar empoderados para intervenir y mostrar que no van a tolerar ver a sus compañeros maltratados solo por su sexualidad”, ha señalado el ministro de Educación, Ruairí Quinn.

Desde BeLong To han destacado el éxito de sus campañas para concienciar a los jóvenes de aceptar y defender a sus amigos LGBT, y que se centran en el lema ‘Stand Up! (¡Levántate!), que ha tenido mucho éxito entre los adolescentes, mostrando un creciente apoyo a la diversidad sexual. “El bullying homófobo es la forma de maltrato más frecuentemente experimentada por los jóvenes. Con más jóvenes saliendo del armario y edades más tempranas que nunca antes, la campaña Stand Up! (¡Levántate!) es más necesaria que nunca”, explica el director ejecutivo del colectivo, David Carroll. “La campaña de 2014 refuerza más este mensaje de solidaridad, y muchos jóvenes LGBT vulnerables y aislados escucharán mensajes importantes de reafirmación y apoyo respecto a su orientación sexual o identidad de género, en muchos casos por primera vez”.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana, Iglesia Católica, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , ,

“Bendicen perros y gatos, no parejas gays”

Martes, 11 de marzo de 2014

20091124elpcat_2Miembros de la Asociación Cristiana de Gays y Lesbianas tras la celebración de una misa. / TEJEDERAS

Recuperamos este artículo que El País publicaba en 2009 porque seguimos igual… O peor, porque con Benedicto tenímos claro que sólo nos esperaba el desprecio y la persecución, pero ahora, con gestos que parecen signos de apertura, se nos quiere seguir manteniendo en el armario oscuro y opresivo… , ¿Para cuándo, papa Francisco no un gesto… sino un hecho liberador y evangélico? Lo estamos esperado, te estamos esperando. ¡Se valiente!, con la valentía evangélica de Jesús ante los Fariseos y Saduceos… Lo estamos esperando, te estamos esperando…

“Hay mucho anticlericalismo en el colectivo gay y me duele”

Los curas los apoyan siempre a título individual, como a escondidas

Paulina y Encarnita (en la fotografía) se dieron cuenta de que estaban enamoradas en la Semana Santa de 1972 porque les dolió separarse aquellas vacaciones. Era la prueba de una homosexualidad que Paulina inconscientemente se resistía a admitir. Viven juntas desde hace casi 40 años. Se casaron en 2005, en cuanto se legalizó el matrimonio homosexual. Fue una ceremonia civil, en la que quisieron expresar su condición de creyentes leyendo un salmo. Las dos son católicas practicantes. Colaboran activamente en su parroquia y les duele la posición que mantiene la jerarquía de la Iglesia ante la realidad homosexual. “Están dispuestos a bendecir perros, gatos y edificios, pero no una unión homosexual fundada en el amor, en un proyecto de vida en común, en la fidelidad y el respeto”, denuncia Paulina.

Ella y Encarnita forman parte de la Asociación Cristiana de Gays y Lesbianas (ACGIL), que está en relación con otras agrupaciones de ámbito europeo. Sus miembros se reúnen una vez al mes en una iglesia de Barcelona para rezar. Aunque cada uno pertenece a su parroquia, necesitan encontrarse periódicamente para darse apoyo mutuo, porque no resulta fácil ser a la vez cristiano y homosexual.

“Nosotros tenemos un segundo armario del que salir”, dice Octavi durante una misa convocada por la ACGIL. El joven, que ha acudido a la celebración de la eucaristía acompañado de su madre, dice sentir “aún más radicalismo en el segundo armario”, que es en el que oculta su condición de cristiano a sus compañeros gays, que no comprenden cómo se puede pertenecer a una Iglesia que les trata tan mal. “Hay mucho anticlericalismo en el colectivo gay y me duele”, confiesa.

Paulina, que acaba de cumplir 60 años, mantiene una posición muy crítica frente a la moral católica. “La Iglesia tiene una asignatura pendiente con la sexualidad en general y está a años luz de la realidad homosexual de hoy”, opina. “Ha ejercido y sigue ejerciendo un poder muy fuerte sobre la conciencia de muchas personas”, añade.

Sin embargo, la conciencia de Paulina parece blindada a esa estrecha moralidad oficial, tal vez por la fuerza de los abrazos que recuerda que le daba a Encarnita cuando se estaban enamorando. Tenía 23 años y su amiga 20. Jamás ha tenido la conciencia de que fuera pecado abrazarla. Por eso, ni siquiera se ha planteado nunca la posibilidad de confesarse o dejar de comulgar por la relación que mantienen. Tiene muy claro que Jesús estaría de su lado. “Que digan lo que quieran, pero está en contradicción con el mensaje de Jesús”, sentencia al referirse a la doctrina de la Iglesia católica. Y entiende que la prueba está en lo que hizo el mismo Jesús durante su vida: “Curaba enfermos, daba la vista a los ciegos, acogía a los pecadores”. No sólo eso: censuró a los sacerdotes y teólogos de su tiempo por su rigidez en el cumplimiento estricto de una ley moral asfixiante que discriminaba por impuros demasiados comportamientos, y les reprochaba su incapacidad para el amor y la compasión. Paulina lo tiene claro: ahora Jesús diría lo mismo. “Dios no nos preguntará a quién hemos amado, sino cuánto hemos amado. Y si de algo nos pedirá cuentas será de no haber amado lo suficiente”, concluye.

Aunque la relación sexual entre personas del mismo sexo es condenada por la Iglesia como institución, la reacción de muchos sacerdotes católicos a título individual es diferente. Paulina explica que cuando el Gobierno de Zapatero aprobó el matrimonio homosexual, el párroco de la iglesia a la que asisten habitualmente ella y Encarnita censuró la norma en unos términos que les dolió. Tanto que dejaron de asistir a la parroquia. Después se sinceraron con el sacerdote, que ignoraba su relación sentimental, y éste cambió totalmente su actitud. Hoy mantienen los tres una gran amistad.

Asimismo, a la ceremonia civil de su boda asistió un amigo jesuita, que incluso les dedicó unas palabras “preciosas” al final de la ceremonia. Ellas pidieron más: la bendición. Pero eso parecía suponer para el sacerdote un conflicto moral, que decidió consultar con un compañero que se ha distinguido toda su vida por atreverse a pensar con libertad: José María Díez Alegría. El sacerdote casi centenario opinó que debían ser bendecidas.

Paulina lamenta que siempre reciben los apoyos a título individual, extraoficialmente, como a escondidas: “Son cobardes. La Iglesia no se atreve a dar un paso, a pesar de lo que están diciendo psicólogos y teólogos. Tendrán que pasar 500 años”. Aunque los agradecen, no se darán por satisfechas hasta que acabe toda discriminación: “Que se nos considere personas de la misma categoría que los demás, que bendigan nuestras uniones, que se bautice a nuestros hijos”, piden.

Explican que la última agresión moral la ha sufrido la ACGIL de la orden de los jesuitas, porque les han negado la iglesia de la calle de Casp de Barcelona para celebrar una misa con motivo de un próximo encuentro en la capital catalana de homosexuales católicos de toda Europa. “Nos respondieron que celebremos la misa donde hacemos las conferencias, que es un lugar muy digno”, dice Paulina con decepción.

Espiritualidad, General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.