Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Ateísmo’

España deja de ser católica: ya hay más ateos o no creyentes que católicos practicantes

Sábado, 3 de agosto de 2019

el-sindrome-de-las-iglesias-vacias_560x280Que se pregunten los obispos el por qué…

Aunque los que se dicen católicos son mayoría, solo un 22% acude a misa o se confiesa mientras los agnósticos o ateos son casi un tercio, según el último CIS

En Cataluña, Valencia o Euskadi, ateos, agnósticos o no creyentes son casi la mitad, según el CIS

Por contra, el 90% de los riojanos son católicos, y no hay porcentaje de ateos o no creyentes

Ocho de cada diez matrimonios que se celebran son civiles, mientras las cifras de bautizos y comuniones se desploman

Dos de cada tres españoles se declaran católicos, pero no llega a un tercio de ellos (el 22,7%) los que afirman ir a misa o confesarse, según el último barómetro del CIS, que por primera vez constata que los ateos, agnósticos o no creyentes superan a los católicos practicantes al llegar al 29%. Apenas un 2,3% afirma pertenecer a otra religión distinta a la católica.

Los datos del CIS son tozudos: el 7,5% de los españoles se considera agnóstico, mientras que los indiferentes o no creyentes suman el 8,3 y los ateos se colocan en el 13,3%. En total, 29,1%. Casi tres de cada diez ciudadanos no quieren saber nada de la Iglesia católica. Una cifra que, ocho décadas después, termina por dar la razón a Manuel Azaña: España ha dejado de ser católica.

Las cifras son especialmente rotundas en Cataluña donde, aunque los que se dicen católicos alcanzan el 52%, apenas un 10,9% va a misa. Por contra, los ateos son el 26,4%, los ateos, el 11,3, y los agnósticos, el 6%. En total, un 45,9% de los catalanes (hay que sumar el 2,2 de los que profesan otra religión) pasa de la Iglesia. Y entre los que se dicen católicos, sólo el 5,3% van a misa todos los domingos. El 73%, por el contrario, no va nunca o casi nunca.

La situación se repite en otras regiones, como la Comunidad Valenciana, donde los practicantes apenas llegan al 13,8%, frente al 15,8 de ateos, 11,2 de no creyentes o 5,3% de agnósticos. O Euskadi, con un 16,9% de católicos practicantes por un 18,9% de ateos, 12,8 de no creyentes y un 10,8 de agnósticos. En la Comunidad de Madrid, los ateos (15%), agnósticos (13,5) o no creyentes (6,9) también superan a los católicos practicantes (20,4%).

Por contra, en La Rioja, los que se definen como católicos llegan al 90% (40% practicantes y 50% no practicantes), mientras que no hay datos de ateos, no creyentes o fieles de otras religiones. Los agnósticos riojanos, eso sí, ya suman el 10%.

¿Cuál es la razón? Tal y como admiten los obispos, la “progresiva secularización” de la sociedad española, que afecta más a las regiones más industrializadas y con mayor índice cultural e interreligioso, como Cataluña, Madrid, Comunitat Valenciana o Euskadi, mientras que en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura o Andalucía la presencia de la Iglesia católica continúa siendo predominante.

Privilegios económicos de los Acuerdos Iglesia-Estado 

En su reflexión parlamentaria de 1931, Azaña apuntaba que la cuestión era “organizar el Estado en forma tal que quede adecuado a esta fase nueva e histórica el pueblo español”. En el contexto actual dibujado por el CIS se da una situación de privilegio para la estructura católica, consagrada en los Acuerdos Iglesia-Estado de 1979 que aseguran, entre otras cosas, un flujo económico ininterrumpido desde las arcas públicas a a la Conferencia Episcopal Española.

Y eso a pesar de que no sólo disminuyen los que se declaran católicos o van a misa, sino que también han descendido de forma drástica los ‘ritos religiosos’ (bautizos, comuniones o bodas). Según los datos de la propia Conferencia Episcopal, mientras en 2007 se celebraron 325.271 bautizos en España, el pasado año apenas fueron 214.271.

Del mismo modo, como asegura el último informe de la Fundación Ferrer i Guardia, el 80% de los matrimonios ya se celebran por lo civil. Como ocurre con los datos del CIS, la situación es especialmente delicada en Cataluña –el 90,9% de las bodas son civiles– o Euskadi donde se sitúan en el 87,4%.

Una realidad que, según el autor de la investigación, Josep Mañé, empeorará, pues “casi un 50% de las personas de entre 18 y 24 años se declara no creyente, superando el porcentaje de los que sí se consideran religiosos”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Una Iglesia que fabrica ateos necesita conversión urgente.

Sábado, 11 de mayo de 2019

Puppeteers pulls cords as they animate giant puppets of a boy and a deep-sea diver as they are paraded through the streets of Le Havre, northwestern France, on July 7, 2017, during a performance by French mechanical marionette street theatre company Royal de Luxe. / AFP PHOTO / CHARLY TRIBALLEAU Foto Charly Triballeau

Del blog de Jairo del Agua:

¿Nuestro Dios es Dios? ¿Es ACTIVO, autónomo y libre? ¿O es un ser PASIVO al que manejamos con los hilos de la oración insistente para moverle a cumplir sus deberes?

¿Será un Padre volcado siempre por sus criaturas? ¿O será una “marioneta sagrada” a la que damos “bondadosas instrucciones” a través de los hilos de la oración?

Os invito a prestar atención a las oraciones litúrgicas y comprobar que la gran mayoría pretenden MOVER a Dios. Le tratan como a una Gran Marioneta omnipotente que, gracias a nuestros tirones, se moverá y actuará.

Ese es el mayor error de los creyentes. No nos han enseñado a identificar quién es y cómo es el Padre. Ni nos han motivado a buscarle en el interior, ni a ser fieles al Abba revelado por Cristo. Se conforman con que seamos fieles “al pie de la letra” a lo que manda el Clero. Y nos tienen sumidos en una “Iglesia infantil” que cree en los Reyes Magos, en los Santos milagreros o en las Vírgenes curanderas, etc.

Lo importante es que tengamos “fe”, cuanto más irracional más grande es la “fe”, no importa en qué o en quién. Todavía se exigen dos milagritos para canonizar a un santo. ¿Esa tacañería es la gran prueba de santidad? A los que nos atrevemos a pensar nos llaman “racionalistas”, “incrédulos”, “herejes”… Cuando el uso de la inteligencia es la mayor prueba de fidelidad al Espíritu Santo.

Me propongo demostrar en esta meditación -continuación de la anterior- que gran parte de nuestro CREER y nuestro ORAR son absurdos, es decir, irracionales. Son contrarios a la “inteligencia”, que es un don del Espíritu Santo y nuestra principal herramienta humana.

En estos tiempos tan pragmáticos y racionales querer mantener una “fe mítica y sometida” es un gravísimo error. La existencia de Dios es evidente para cualquiera que sepa utilizar la cabeza y palparse la ropa. De la NADA no sale NADA.

Lo absurdo es seguir creyendo e imponiendo una “imagen de Dios” judía, bárbara, humanoide y contraria a la razón. La religión es para “religare”, volver a unir a la criatura con su Fuente límpida, positiva, inagotable… Se les pedirá cuentas a los que la han reducido a un “método breve y ritual” de conseguir prebendas y anestesiar conciencias. Tendrán que convertirse, es decir, rectificar para no conducirnos a una religión momificada, inútil y residual.

Sin embargo la religión es esencial para el ser humano y forma parte de su ADN sicológico. Quien no ratifique esta afirmación que observe un poquito la Naturaleza o analice su fragilidad personal o se deje sentir sus profundas aspiraciones humanas.

Tenía razón san Agustín: “Nos hiciste Señor para ser tuyos y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en Ti”. Por eso siempre he predicado una “religión humanizadora, positiva, luminosa y alegre”. En “humanizadora” está incluido el “racional”. Cada día estoy más convencido.

Meditemos un ratito. No tengas prisa. Es un tema muy importante. A los rígidos y tenedores de la “verdad absoluta” no les recomiendo que sigan leyendo.

A un Dios ACTIVO le hemos convertido en un dios pasivo y falso.

A un Dios Misericordia infinita le hemos transformado en un “dios distraído y cicatero”. Prestad atención a las preces de la misa, por ejemplo. O comprobad con atención los “grandes logros” que conseguimos con rimbombantes preces en millones de misas diarias.

A un Dios infinitamente bueno le tratamos como a uno “malo y cruel” (iracundo, tacaño, vengativo, impositivo, celoso, amenazante, castigador, olvidadizo, ausente…). No hay más que oír bien los salmos de cada día, si la rutina nos permite estar atentos…

Un “dios incoherente” es rechazado espontáneamente por cualquier ser humano que piense un poco. Somos nosotros los que expulsamos de nuestra Iglesia a las personas, no es que ellas sean peores que nosotros.

Empecemos por escuchar los argumentos de los ateos frente a nuestra “fe irracional”. Ellos ven los enormes males del mundo y dicen: “Si existiera un Dios bueno, no permitiría estos desmanes”. Miran las catástrofes naturales y concluyen: “Imposible que exista un Dios mínimamente piadoso que no evite estos dramas”.

Los que han suprimido a Dios de sus vidas o han abandonado toda religión lo han hecho con sentimientos y argumentos muy sólidos. No son tontos. Muchos son inteligencias eminentes. Los irracionales somos, a lo peor, muchos de los creyentes.

Además nos han observado. Y a la mayoría de los católicos nos han visto sometidos a una “clase clerical”, que se atribuye una autoridad divina, cuando ellos -los ateos- defienden la “libertad humana” como parte de nuestra esencia. Y tienen razón.

No digo nada si han tenido ocasión de experimentar, directa o indirectamente, los muchos casos de prepotencia clerical, de mala educación, de contradicciones doctrinales y hasta la ausencia de moralidad natural y cívica

Para rematar el espectáculo, nos ven de rodillas pidiendo favores y milagros, que raramente llegan. Deben de creer -dicen- en un “dios indiferente, cicatero, avaro, rácano y malhumorado”. Y el colmo les llega cuando nos ven tan complacidos con algún supuesto milagrito conseguido por una virgen o un santo que, por fin, han arrancado alguna dádiva a ese “dios tacañón”.

Si la consecución del favor ha sido porque tenían una tía monja, un hermano fraile o algún otro enchufe, entonces las cosas se complican. El “dios tacañón” en que creen éstos -siguen diciendo- no solo es “roñoso” sino que es “manipulable” y solo atiende a los enchufados.

Luego no es Dios porque no es absoluto e inmutable, como se supone en simple lógica, que debe ser un posible Dios eterno y verdadero. Se trata de un “dios” relativizado, condicionado, influenciado y manipulado por sus criaturas.

Es pues un “dios imaginario y absurdo” -sucesor de los dioses del Olimpo- que no puede existir más que en la fantasía de esos creyentes ignorantes o fanatizados. En este mundo todo es consecuencia, confluencia y complejidad de las fuerzas de la naturaleza y su evolución -terminan diciendo-.

Henos aquí a los cristianos en general -no conozco otras religiones-, con sus Jefes al frente, convertidos en la mayor fábrica de ateos, agnósticos, indiferentes y contrarios a toda religión.

Un médico famoso, ateo y muy humano, me decía con total sinceridad: ¿Si yo pudiera hacer alguno de esos “milagros” que atribuyen a la oración o a la influencia de algún santo, tú crees que me limitaría a hacer “un solo milagro”? ¡Dejaría el Hospital más vacío que el desierto!

No puedo creer, es imposible creer, en ese “dios mezquino y manipulable”, al que vosotros pedís continuamente sin resultado. Yo soy médico y busco el bienestar de las personas con total determinación. Es más, te aseguro que si yo pudiera hacer “milagros” o “curaciones inmediatas” no solo me volcaría por mis enfermos, curaría a todos, hasta el último rincón del mundo.

Es imposible que un Dios Todopoderoso sea menos misericordioso que yo. Por eso no creo en vuestro “dios” y SÍ en la capacidad, que tenemos todos los seres humanos, de evolucionar, de superarnos y de hacer el bien.

Amigo mío, estoy de acuerdo contigo -le contesté-. Pero NO es ese “dios” en el que yo creo. Por razones que desconozco, en parte por no haberse despegado del arcaico judaísmo, nuestros Jefes religiosos mantienen una imagen de Dios falseada:

Un “dios sordo, distraído, manipulable y pasivo”, al que hay que MOVER con nuestras oraciones, al que hay que ARRANCAR los favores con continuas súplicas y sacrificios, al que hay que CONVENCER continuamente para que nos ayude.

Para mí es inexplicable que sigan formando a los fieles, conduciendolos y rezando con presupuestos absurdos y rígidos. Con tantos años de estudio, con tantas facultades, con tantas estructuras eclesiales, con tantas personas dedicadas al cuidado de los fieles, no puedo entender que sigan anclados -no todos- en unas tradiciones religiosas, ya denunciadas en el Evangelio.

Han olvidado el “principio de evolución” del ser humano -que se cita en el Evangelio- y me temo que no han dado la misma importancia a la oración personal y a la meditación como al estudio teórico o la mera erudición. Han olvidado aquella conclusión a la que llegó el gran teólogo Tomás de Aquino cuando, al final de una vida de estudio, confesó que “había aprendido más en la oración que en los libros”.

Yo creo en un Dios ACTIVO y NO en el “dios pasivo, sordo y olvidadizo” (escúchanos, acuérdate, escucha y ten piedad) al que dedicamos la mayor parte de nuestros ritos y oraciones. Realmente le rebajamos a todo lo que tú dices.

Tampoco creo en un “dios intervencionista” que tiene que curarnos, alimentarnos, dirigirnos, castigarnos, conseguirnos metas, darnos regalos, etc.

Creo en un Dios Torrente, volcado sobre sus criaturas, que nos lo dio TODO desde el principio y que nos acompaña siempre. Pero que no interviene en el mundo directamente, ni hace milagritos, para lucirse de vez en cuando.

Nos dio la libertad con todas sus consecuencias y nos ha confiado la administración del mundo y de nuestra vida personal. Ese Dios no nos ha abandonado, NO, está presente en nuestro interior, en nuestra inteligencia, en nuestra voluntad, en toda nuestra vida.

No hace falta llamarle para que baje. Está aquí, con nosotros. Lo que necesitamos es abrirnos a todas las capacidades que nos ha dado, cultivarlas, rentabilizarlas y administrarlas bien.

Nosotros somos los administradores de este mundo, Él permanece oculto tras la Creación, pero muy activo en nuestro interior, respetando siempre a sus hijos y sus decisiones.

Somos nosotros los que tenemos que discernir, decidir y actuar en el mundo, dirigidos por esa “inteligencia, energía y amor” que llevamos dentro y que es parte de la mismísima esencia de Dios. Somos “pequeños dioses” con los mismos genes de Dios.

Nosotros somos sus manos cuando actuamos desde ese “íntimo” de la persona en el que portamos todos sus dones, sus capacidades, sus luces, las que nos insertó al crearnos “a su imagen y semejanza”. Y que van creciendo a medida que las cultivamos.

Ese es el “tesoro de los humanos”, el “reino de Dios” del que habla el Evangelio. Somos nosotros lo que podemos y debemos hacerlo patente y actuante en este mundo.

No existe un Dios al que haya que “pedir piedad”. No existe un Dios al que haya que “pedir la paz”. La piedad y la paz ya residen en tu interior. Eres tú el que debe acrecentarlas y manifestarlas.

Por eso yo rezo en la Misa: “Señor Tú tienes piedad”, “Señor Tú nos das la Paz”. Eso me recuerda que ya me lo dio y lo llevo dentro. Y estoy llamado a acrecentarlo y manifestarlo, a parecerme a mi Padre, a vivir desde esa “central de energía” interior, a derramar por el mundo ese caudal.

Ese es un Dios muy racional, muy comprensible, muy admirable y deseable. Te ha creado con “sus poderes” dentro (lo puedes comprobar y lo puedes sentir si te sumerges). Te motiva continuamente a que los ejerzas, los manifiestes y los siembres a través del “dinamismo de crecimiento” que todos llevamos dentro (lo dice claramente el Evangelio, recuerda por ejemplo la “mostaza” o el “sembrador”). Vamos a la iglesia a fortalecer ese interior, a motivarnos, a salir iluminados, fortalecidos y crecidos. (Pero nos obligan a “pedir” a Dios que recuerde sus deberes, actúe, resuelva y nos saque las castañas del fuego).

En ese Dios ACTIVO y PRESENTE sí podrías creer amigo ateo y sí podrías confiar. Un Dios que te crea con “inteligencia, libertad y voluntad” (a su imagen) y te respeta, te deja conducir y te deja elegir tu destino. De lo contrario NO serías libre.

Fíjate lo que decía, ya al principio, nuestro apóstol Pablo: “Ya que lo que se puede conocer de Dios, ellos lo tienen a la vista, pues Dios mismo se lo ha manifestado. Desde la creación del mundo, lo invisible de Dios, su eterno poder y su divinidad, se pueden descubrir a través de la inteligencia. Hasta el punto que no tienen excusa porque, conociendo a Dios, no lo glorificaron ni le dieron gracias; por el contrario, su mente se dedicó a razonamientos vanos y su insensato corazón se llenó de oscuridad” (Rom 1,19).

Y lo enseña el Evangelio. Lee, por ejemplo, lo que dice de la Luz el primer capítulo de Juan. Pero lo hemos olvidado. Y nos lo han cambiado por un “ídolo manipulable”, que nosotros hacemos bailar al son de influencias. E “inmisericorde” puesto que no se prodiga.

El amor y todo lo que llevas dentro crece cuando lo manifiestas y entregas. Eres tú el “enviado de Dios” para construir un mundo nuevo y feliz.

Me llamarán “enemigo de la Iglesia” por decir todo esto. Si esta misma mañana un periodista, muy católico, decía del Papa Francisco que “cabalga a lomos de un caballo cismático”, qué puedo yo esperar…

Solo sé que el Espíritu Santo actúa e ilumina a todos los católicos de buena voluntad que buscan sinceramente. A esos pretendo ayudar. Los demás que me tiren a la papelera.

_________________________________________________________

.

Este esmi nuevo Libro, digital y gratuito. Son 5 fascículos independientes. Puedes pedirlos a jairoagua@gmail.com

Los recibirás en tu correo electrónico gratuitamente.

Espiritualidad , , ,

Más de la mitad de los jóvenes españoles ya no creen.

Jueves, 14 de junio de 2018

el-sindrome-de-las-iglesias-vacias_560x280Uno de cada cuatro ciudadanos se define como no religioso, según un informe

Cataluña, País Vasco, Baleares y Navarra, las regiones con más número de ateos

Los jóvenes que no creen en Dios ni practican ninguna religión llegaron en el 2017 al 53,5 %, superando por primera vez a los que sí creen, y en cuanto al conjunto de la población, uno de cada cuatro españoles no es religioso, según el estudio ‘Laicismo en cifras 2017’, de la Fundación Ferrer i Guàrdia.

Este año, sin embargo, el porcentaje de no creyentes se ha reducido un 0,8 %, aunque la directora de la Fundación, Sílvia Luque, ha remarcado a Efe que “no se trataría de un cambio de tendencia”, sino de un aspecto estadístico, ya que desde 1980 hasta hoy, la población no religiosa ha aumentado de forma sostenida.

Según Luque, la disminución de las personas creyentes se dio de forma “acusada” entre 1980 y el 2010, una tendencia que habría dado paso ahora a un “estancamiento” porque “son cambios lentos”.

“La no religiosidad en jóvenes sí que continúa creciendo, pero su peso poblacional es menor y, por lo tanto, tiene menos impacto en la estadística general”, ha aclarado Luque.

los-jovenes-se-apartan-de-la-religion

Los jóvenes se apartan de la religión

Actualmente, la edad es uno de los factores que más incide sobre la probabilidad de profesar una religión: mientras que el 53,5 % de los menores de 25 años no creen, esta proporción disminuye para cada franja de edad, hasta llegar al 6,7 % en los mayores de 65 años.

El informe también recoge “amplias diferencias” territoriales, ya que mientras el 39 % de los catalanes se declaran no religiosos, sólo el 9 % de murcianos comparten esta característica.

A Catalunya le siguen, con mayor número de no religiosos, el País Vasco, las Islas Baleares y Navarra, mientras que siguiendo a Murcia, con menor número de no religiosos, están Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura.

“Los territorios con más urbanización e industrialización temprana muestran una secularización más avanzada porque las zonas rurales han mantenido más las tradiciones, incluyendo las de carácter religioso”, ha explicado Luque.

Otro dato que destaca en el informe es la sostenida disminución de la importancia de la religión en la vida, que por primera vez en el 2014 fue superada por la política, una tendencia que se ha mantenido hasta hoy.

En el oficio de los ritos de paso (bautizo, boda y funeral) también hay una tendencia de secularización marcada, ya que la proporción de matrimonios civiles y religiosos “se ha invertido completamente” en 20 años: si en 1996, el 76,7% de enlaces eran confesionales, ahora representan tan solo el 27,5%.

Otra tendencia de las últimas décadas es el aumento de los niños nacidos de padres no casados, que en 1990 representaban el 9,6 % y hoy llegan hasta el 44,4 %.

Una faceta que también analiza el informe es el impacto de la religión en la educación, y destaca que el 18% de alumnos españoles están matriculados en un centro privado o concertado de confesión religiosa, frente al 68% de alumnos matriculados en la escuela pública y un 14% en una privada concertada laica.

Respecto a la opinión sobre el aborto, el 79% de ateos y el 72% de no creyentes se muestran a favor, frente al 40% de católicos y al 26% de creyentes de otras religiones, unos porcentajes que se repiten de forma similar en la valoración de la igualdad del derecho a la adopción para las parejas homosexuales.

Los sociólogos Hungría Panadero y Josep Mañé son los autores del informe, que se edita anualmente desde hace siete años para “hacer una radiografía del laicismo en un sentido amplio”, según Luque, incluyendo la profesión de fe de la población pero también el análisis de las relaciones entre Iglesia y Estado.

Fuente Agencias/Religión Digital

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Islam, Judaísmo , , , , , , , ,

Ser ateo te convierte en gay, según las leyes de Egipto

Viernes, 29 de diciembre de 2017

egipto-lgtb-696x415En Egipto creen que ser ateo vuelve homosexuales a las personas.

Sí, leíste bien, la Comisión Parlamentaria de Egipto cree que el ateísmo provoca “desequilibrios mentales” que conducen a la homosexualidad

Algunos creen que el argumento del parlamento sólo es una estrategia de desprestigio hacia la comunidad LGTB+, pues recientemente el país ha visto la detención y encarcelamiento de 34 personas por delitos relacionados a la homosexualidad, incluido el libertinaje y la incitación a la “desviación sexual”. Además, no es la primera vez que Egipto muestra aversión ante cualquier preferencia sexual que se salga de lo convencional, incluso ese país se ha vuelto uno de los más peligrosos para la comunidad LGTB+ debido a sus medidas drásticas.

La Comisión espera que la ley los respalde, y prohíba cualquier “promoción” que conduzca al ateísmo. De ser aprobada la ley, se uniría a otro decreto que prohíbe el sexo gay en un lugar público o privado. Las personas que lo hagan, podrán recibir una pena de uno a tres años de prisión.

La excéntrica medida fue presentada por Riyad Abdel Sattar, político que cree firmemente que todos los integrantes de la comunidad LGTB+ tienen problemas mentales.

Las leyes en Egipto se han vuelto tan extremas que es un delito incluso portar cualquier símbolo gay, mucho más si es la bandera del arcoíris.

Egipto: un país inseguro para oriundos y extranjeros

El propio Ministerio de Asuntos Exteriores de España, en su ficha de Egipto“desaconseja que las mujeres viajen solas, sin agencia de viajes y/o fuera de los circuitos turísticos” y explica a continuación que “aunque la homosexualidad no está formalmente tipificada como delito, los actos homosexuales en público son ilegales y hay precedentes de homosexuales condenados a prisión por contravenir leyes de ‘decencia pública’”.

Efectivamente, aunque las relaciones homosexuales no son ilegales, sí están perseguidas socialmente y se castigan a través de otras figuras legales como la “indecencia o libertinaje”, la “conducta inmoral” o la “ofensa a los sentimientos religiosos”. Además, en abril de 2015 nos hacíamos eco de la nueva potestad que se arroga el Estado para deportar a extranjeros LGTB. Esta medida era ratificada por un tribunal que falló en favor de la decisión tomada por el Ministerio del Interior egipcio de extraditar y prohibirle la entrada al país a un ciudadano libio, por ser gay.

Como señalábamos anteriormente, en abril de este 2016 fueron condenados once hombres egipcios a penas que oscilaban entre los 3 y los 12 años de cárcel, acusados del delito de “libertinaje e incitación al libertinaje”, que es el cargo que se utiliza habitualmente en Egipto para detener y condenar a homosexuales. Las detenciones se llevaron a cabo en septiembre de 2015, fruto de unas redadas que formaban parte de una “campaña de moralidad” con motivo de la festividad que marca el fin del Ramadán.

En junio de 2015, dábamos cuenta de la utilización que la “Policía de la Moralidad” hacía de appsde contacto para gais y redes sociales para engañar y detener a hombres homosexuales inocentes. La última víctima: un refugiado sirio que llegó a Egipto huyendo de las miserias y de la violencia de su país, para empezar una nueva vida, y que fue humillado, detenido y condenado a un año de prisión tras caer en una trampa policial.

Incluso algunos medios de comunicación se dedican a realizar “cacerías” contra homosexuales. Al Kahera Wal Nas emitía en diciembre de 2014 un reportaje de la denostada presentadora amarillista Mona Iraqi, que servía como excusa para detener a decenas de personas, vanagloriándose de la redada a una sauna gay de El Cairo (capital de Egipto). Un tribunal los absolvería a todos posteriormente. No obstante, siguió pesando sobre ellos otra condena que no se revoca: la estigmatización social. Un problema que a menudo deriva en violencia por parte de terceros o en intentos de suicidio. Uno de los detenidos en la sauna gay de El Cairo, por ejemplo,trató de quemarse vivo, tras difundirse las imágenes en televisión en las que se le reconocía.

En noviembre de 2014 nos hacíamos eco de la condena de un tribunal de Egipto a tres años de prisión para ocho hombres por aparecer en un vídeo en el que presuntamente se representaba la celebración de “la primera boda gay” de este país. Sin embargo, los ocho acusados habían negado los cargos que se les atribuían, así como que la controvertida boda fuese una ceremonia real, ya que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es posible en Egipto.

Ese mismo año, también informábamos de la sentencia de un tribunal egipcio que condenaba a cuatro hombres a varios años de prisión, por crear una supuesta red de prostitución homosexual, después de que la policía encontrase ropa de mujer y maquillaje en la casa de uno de ellos.

Fuente: pinknews.co.uk , vía Chueca.com/Cristianos Gays

Fuente Chueca.com

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

Un estudiante malasio, gay y ateo es reconocido como refugiado en Canadá

Jueves, 14 de abril de 2016

Hazim-Ismail1Un estudiante de origen malasio de la Universidad de Winnipeg es reconocido como refugiado después de que su familia le retirara el apoyo económico tras enterarse de que es gay y ateo.

La división de la Junta de Inmigrantes y Refugiados de Canadá ha concedido el estatus de refugiado a Hazim Ismail, un estudiante de la Universidad de Winnipeg a quien su familia le ha retidao el apoyo económico al enterarse que es gay y ateo. Su abogado, Bashir Khan, declara que su cliente ha solicitado asilo como refugiado para tener las misma protección y derechos que cualquier otro ciudadano canadiense. «La evidencia es muy fuerte, mi cliente tiene mucha credibilidad y un gran apoyo público y todo eso se unió y ganó su demanda sin demasiada lucha», explica.

En la audiencia de 20 minutos para cotejar si le conceden el asilo, le hacen preguntas sobre su vida personal, como hombre ateo y homosexual, cuya repercusión le ha llevado a quedar al descubierto por miembros de su familia. En ese vídeo Ismail explica que en Malasia es ilegal ser homosexual y que su familia es musulmana y muy devota. «No se trata sólo de eso, simplemente leyendo comentarios de la gente como que quieren pisarme la cara o gente que quiere localizar a mi familia» explica Ismail, «es un miedo verdadero, tengo problemas para dormir por eso».
780x580-noticias-hazim-ismail-facebook 
Hazim Ismail, foto facebook
.

Desde que la entrevista se hizo pública, y viral en Malasia, su madre no le ha vuelto a enviar dinero y ha recibido amenazas de muerte de desconocidos. Por eso, cuando conoció el resultado de la decisión de la Junta, su pareja, sus colegas y amigos que le apoyaban no dudaron en abrazarle y llorar juntos mientras le vitoreaban.

«Francamente, ha cautivado a un gran número de personas en nuestra comunidad de maneras muy positivas, la oportunidad para él de quedarse le permite continuar ejerciendo ese efecto positivo», declara Jacqueline Pelland, una de sus amigas en Canadá, mientras que Alexa Potashnik, otra amiga, explica que «su historia me conmovió y nadie debería tener que enfrentarse a este tipo de situación por sí mismos. Así que estamos aquí simplemente como estudiantes para apoyarle».

Ismail explica que todavía está procesando los acontecimientos, que esta decisión llega después de meses de preocupación y ansiedad sobre la posibilidad de tener que volver a Malasia, donde la homosexualidad está penada por ley y el 60 % de la población es musulmana, pero ahora siente que no tendrá que volver a preocuparse. «Con suerte ahora puedo ir a la escuela y quejarme de los profesores otra vez. Sé que eso es lo que voy a hacer. Lo que no haré es preocuparme», explica Ismail.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , ,

“¿Existe ‘Dios’? ¿Qué ‘Dios’?”, por José Arregi.

Martes, 11 de marzo de 2014

dios-existe_thumbLeído en su blog:

¿Tiene sentido hablar de Dios a la vista de tanto dolor, de tanto drama en la Tierra, del Congo a Mali, de Sudán a Ceuta y Melilla, de Siria a Afganistán y Pakistán, de Venezuela a Méjico, de la especulación al hambre, de la corrupción al paro, de la angustia al suicidio? Todo depende de lo que entendamos por “Dios”.

Me asombra que, hoy todavía, sesudos teólogos, filósofos y científicos sigan discutiendo acaloradamente sobre si existe o no existe “Dios” –unos lo defienden, otros lo refutan– sin antes decirnos qué entienden por “Dios”. Pero, a decir verdad, comprendo mejor a los ateos que niegan al “dios” que imaginan que a muchos teólogos que parecen sostener al “dios” que niegan los ateos.

Los ateos niegan la existencia de un dios separado del universo y necesario para explicarlo, un dios que existiría “desde antes” del universo y “fuera” de él, un dios que poseyera o que fuera la explicación –misteriosa, incognoscible– de que el mundo sea como es, con sus enigmas y dolores, un dios causa y motor primero de la realidad existente, fundamento y garante exterior del orden físico y del orden ético, un dios sin el que la bondad y la justicia carecerían de sentido, un dios omnipotente que pudiendo intervenir no interviene o que no interviene porque no puede, que actúa en el mundo cuando quiere o que no actúa para “respetar la autonomía del mundo”, un dios que habla cuando lo desea o que calla por alguna razón que ignoramos, un dios que no pudo crear sino este mundo tal como es con su inmenso dolor o bien porque no pudo crear sino un mundo finito y por lo tanto sufriente o bien porque quiso respetar la libertad humana, capaz de hacer tanto bien pero también tanto daño… Un dios ente, el Ente Supremo, Algo o Alguien anterior y exterior al mundo.

Tal es el dios que niegan los ateos. Y hacen bien en negarlo, pues no existe. Tiene razón R. Dawkins al negar a un dios diseñador y creador que habría determinado de antemano toda la evolución del cosmos y de la vida, con el ser humano como centro y cima; efectivamente, un dios así es un constructo humano, un “espejismo”. Tiene razón D. Dennet al negar a un dios causa necesaria del espíritu o de la conciencia o de la “libertad” humana, un dios causa distinta y separable de la realidad que llamamos materia; Dios y la realidad infinitamente abierta e infinitamente fecunda que es la materia-energía no son dos realidades que se puedan contraponer o añadir la una a la otra; la “materia” es siempre (¿“eternamente”?) más que lo que entendemos por “solo materia”, y Dios no puede ser concebido como algo o alguien separable de ella.

Tiene C. Hitchens al negar a un dios fundamento externo del mundo, necesario para explicar su existencia, o al negar a un dios que interviniera en el mundo desde fuera de él. Tiene razón S. Harris al negar a un dios garantía o justificación de la ética o del humanismo, como si para ser buenos necesitáramos una razón, un por qué; no hay atrocidad que no se haya cometido en nombre de dios; es decir, la fe en dios nunca ha sido garantía de bondad; todo depende, pues, de lo que se entienda por fe y de lo que se entienda por “dios”.

Sin embargo, ¿no es demasiado burda la crítica de Dios de los autores mencionados? Ciertamente lo es. Pero debemos preguntarnos por qué gente tan inteligente sigue teniendo una imagen tan burda de Dios. Ciertamente, los ateos no dicen todo lo que se puede decir acerca del misterio indecible que llamamos Dios, pero los creyentes y los teólogos no deben empeñarse en afirmar al dios que niegan los ateos, sino al Dios del que no hablan. La afirmación de Dios ha de empezar allí donde termina la negación de los ateos.

Así lo han hecho los místicos de todas las religiones. También ellos, en virtud de su propia fe, se han visto conducidos a negar, desde dentro de la fe, al dios que niegan los ateos. Harían bien los teólogos en hacer como los místicos. Harían bien en partir del punto al que llegan los ateos y tratar de ir más allá, buscando y arriesgando nuevas palabras, imágines y horizontes. Más allá del ateísmo que niega al dios que no existe, pero más allá también del teísmo que afirma a un dios Ente Supremo, un ser consciente y libre otro o distinto del mundo.

Aventuremos palabras. “Dios” ni existe ni no-existe: es la Existencia. No está cerca ni lejos, ni presente ni ausente, ni está ni no-esta: es la Presencia. No es ni uno ni muchos. No es ni lo mismo ni distinto del mundo. No es menos que algo (nada), ni menos que persona (impersonal), pero no es Alguien, no es “otro” de nada y de nadie. Es el no otro de todos los seres. Es el Corazón latiente del mundo, de cada ser, de cada átomo, partícula y partículas de partícula si las hay.

Dios es el fondo de la realidad (Tillich), el poder de lo real (Zubiri), el silencio revelado como tal (Panikkar). Es Nada de cuanto es y decimos, es el Todo en todas las cosas, es el Vacío Pleno en todo lo que se manifiesta, más allá de inmanencia y trascendencia. Es la Presencia eterna en el instante.

Hoy se echan de menos teólogos a la altura de Nietzsche, antiteísta místico, profeta de los nuevos tiempos religiosos. Teólogos que aúnen la mirada mística con la visión científica de un universo o de un multiverso interrelacionado y dinámico, inacabado y evolutivo. Creyentes y teólogos que, más allá de creencia e increencia, pronuncien a Dios con su palabra y su vida como el misterio más hondo y real, como el Espíritu divino, como el aliento vital en el corazón de cuanto es. Que, al pronunciar a Dios lo hagan ser y recreen el mundo: “Hágase”. Dios es el Aliento que nos habita y nos hace ser y que hacemos ser cuando somos.

En este mundo con tantos enigmas, con tantos dolores, no es inútil tratar de decir palabras creadoras sobre la Compasión que nos habita y nos une, sobre la Gracia que nos mueve en lo más profundo a cambiar las lágrimas en consuelo, a poner paz donde hay odio, a llenar de pan las mesas vacías, a seguir a creando este mundo inacabado.

José Arregi

Para orar

El indescriptible Corazón es el espejo en el que el universo entero aparece.
Solo la Consciencia Única, el Espacio del mero Ser,
es lo Primordial y Supremo, el Silente pleno.
El Corazón, la Fuente, es el comienzo, el medio y el fin de todo.
El Corazón, el Supremo vacío, no es nunca una forma.
Él es la Luz de la Verdad.
La muerte de la mente sumergida en el Océano de la Auto-conciencia
es el eterno Silencio.
El “Yo” real es el Supremo Espacio del Corazón
que es el gran Océano de Felicidad.
Tu mente no puede conocer al Ser,
que es la perfecta experiencia indivisa y el Uno sin segundo.
Solo el Corazón, libre del pensamiento y que es el Ser mismo.
El que conoce ese Corazón nunca será arruinado;
Habiendo perdido el sentido de la esclavitud, Él devine lo Supremo.
Es libre de los pensamientos de dualidad
Y solo Él goza, sin engaño, de la Felicidad.

(Ramana Maharshi).

Espiritualidad , , , , , , , , , , , , , , ,

“¿Por qué es tan raro este discurso?”, por Martín Gelabert Ballester, OP.

Domingo, 2 de marzo de 2014

60_image_1_500Leído en su blog Nihil Obstat:

Monseñor Santiago Agrelo, arzobispo de Tanger, conocido por su defensa de los derechos de los inmigrantes (a vivir dignamente, por citar uno) que pretenden saltar la vallas que les impiden el acceso a la rica Europa, ha estado en Valencia, dando una conferencia sobre teología de la caridad. Aprovechando esta circunstancia, el periódico “Levante” del miércoles, 26 de febrero, le realizó una interesante entrevista. En ella repitió una idea que ya había expuesto en su conferencia: si reducimos en Evangelio a lo doctrinal, miraremos la realidad desde esta perspectiva; pero si regulamos nuestra vida por el amor, entonces todo es posible y ninguna persona se ha de quedar en las puertas de mi casa. En este momento de la entrevista Monseñor Agrelo puso algunos ejemplos de personas que, en ocasiones, se quedan en nuestros márgenes (además de los inmigrantes): personas de otras religiones, ateos, homosexuales.

 El periodista aprovechó para preguntar en dos ocasiones: ¿por qué no impera esta visión?, ¿por qué es tan raro encontrar este discurso en la jerarquía? El arzobispo de Tanger ofreció una idea que yo también he tenido ocasión de exponer: cuando no conoces a las personas y hablas desde la distancia haces un tipo de discurso; pero tu discurso cambia cuando conoces a la gente y hablas desde la cercanía. Agrelo recuerda que cuando era párroco de Astorga, en 2005, pensaba que la Guardia Civil hacía bien en rechazar a los inmigrantes. Pero luego llegó a Marruecos y se encontró con ellos. “Mi pensamiento ha cambiado, dice. Porque una cosa es hablar de la pobreza y otra cosa es encontrarte con el pobre. Ahora ya sé porque suben a la valla”. Eso mismo vale para otro tipo de marginaciones, que desgraciadamente suelen ir acompañadas de condenas. Agrelo se refiere explícitamente a dos casos sensibles: el de los homosexuales y el de los divorciados. Siguiendo un pensamiento expresado por el Papa, dice: “En la Iglesia nadie debe emitir juicios. Tu acoges, escuchas, acompañas, sigues. Eso es el Evangelio”.

 Más allá de los ejemplos concretos, importa la lección de fondo: cuando escuchas y acoges, ves la realidad de una manera. Si no escuchas, la ves de otra manera. Eso no tiene nada que ver con la falta de criterios o la ausencia de principios. Pero sí tiene que ver con el modo de tratar a los demás. En cuestiones morales cada caso es un mundo distinto. No existe “el” matrimonio. Existe “mi” matrimonio. Por eso, antes de ofrecer soluciones generales y universales que valen para todo y por eso mismo, a veces, se alejan de la realidad, es necesario conocer cada situación personal. En este sentido, el sacramento de la confesión podría cobrar una gran relevancia. También ahí, con las debidas salvedades, valdría eso que se dice en medicina: no hay enfermedades, sino enfermos.

Espiritualidad , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.