Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Iglesia Luterana’

“¿Cuál es nuestro status? ¡Ya estamos bendecidxs!”, por Enrique Vega-Dávila

Miércoles, 3 de enero de 2024

IMG_1981De Lupa Protestante:

¿Cuál es nuestro status? ¡Ya estamos bendecidxs!

-Una lectura crítica y de género a las bendiciones afirmadas por la Declaración Fiducia supplicans de El Vaticano-

Rev. Dr. Enrique Vega-Dávila [1]

El documento vaticano, firmado por el cardenal Víctor Fernández el 18 de diciembre, ha tenido varias reacciones. Los sectores más entusiastas -religiosos o no- ven en él un paso adelante en materia de inclusión y otros sectores seguro sentirán una traición a su tradición religiosa. Tengo la seguridad de que reacciones conservadoras se harán oír en varias instancias y será interesante seguir las líneas interpretativas que manejen. Como premisa en esta reflexión sostengo que las diferentes medidas tomadas en el documento vaticano son paliativas y no de fondo. En la presentación de la Declaración y en uno de sus numerales se habla de no validar nuestro status de vida, desde allí quisiera preguntar y responder por nuestro estatus: Ya estamos bendecidxs [2] y somos bendición. A continuación, desarrollo tres puntos que espero ayuden a matizar el entusiasmo y, al mismo tiempo, nos ofrezca posibilidades de sostener críticas.

I

El documento en contexto

 La Declaración Fiducia supplicans es la continuación teológica de una respuesta ante las dudas planteadas por los cardenales conservadores Burke, Brandmuller, Sandoval, Sarah y Zen Ze-Kiun. Tales Dubia se las plantearon a Francisco, sumo pontífice del catolicismo romano (Congregación para la Doctrina de la Fe 2023). Es importante recordar que ese pontificado ha sido muy cuestionado por sectores conservadores y ultraconservadores que han querido deslegitimar su autoridad dentro de esa denominación. No puede olvidarse que el “giro pastoral” realizado ha tenido como intención cuestionar la rigidez doctrinal en esa iglesia, lo que ha llevado al argentino Bergoglio a brindar mensajes que, siendo verdaderos, no necesariamente generan cambios hacia dentro de la denominación, ya que siendo una institución altamente jerarquizada quienes detentan el poder necesitan documentos que validen esos cambios.

Aunado a lo anterior, este texto sería la otra cara de la moneda frente al Responsum de la Congregación para la Doctrina de la Fe a un dubium sobre las bendiciones de las uniones de personas del mismo sexo (Congregación para la Doctrina de la Fe 2023). Frente a la pregunta “¿La Iglesia dispone del poder para impartir la bendición a uniones de personas del mismo sexo?” la respuesta es negativa y brinda una nota explicativa firmada por el jesuita Luis Ladaria, quien sería el responsable de ese Dicasterio.

Lo anteriormente mencionado es un camino que viene dándose desde aquel “Si una persona es gay ¿quién soy yo para juzgarlo?” a su regreso de la Jornada Mundial de Jóvenes en Brasil (Francisco 2013) y que se ha concretado en una Declaración por parte del brazo doctrinal de la autoridad católico-romana. No puede olvidarse que después de esas palabras, el mismo Francisco retoma lo planteado en el Catecismo de la Iglesia Católica insistiendo en que “No se debe marginar a estas personas por eso, deben ser integradas en la sociedad” (Francisco 2013). He aquí uno de los problemas que vengo visibilizando, la frase muy potente de Francisco se popularizó rápidamente, pero no resulta más que un cambio de narrativa pública, porque no existe cambio doctrinal, además, se debe cuestionar esa mirada paternalista acerca de la integración o inclusión.

Teniendo en cuenta lo mencionado, me parece importante distinguir que, tanto teológica como políticamente, no es igual una homilía o una conferencia de prensa que una Constitución apostólica, como tampoco una Declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe a cualquier otro texto. El tipo de documento es importante, ciertamente, en el marco institucional que les rige, porque tiene pesos y vinculaciones distintas.

IMG_1980

II

Algunas distinciones

 En este segundo apartado me interesa presentar algunos puntos clave en el documento, se trata de la idea de matrimonio, acerca de las bendiciones y lo que implica pedir una bendición.

Matrimonio

Un primer punto que quisiera resaltar es que para el catolicismo romano el matrimonio tiene rango sacramental, es decir, lo considera como un medio de transmisión de la gracia divina, medio -según esta iglesia- eficaz. Esto es diferente en muchas formas de protestantismo quienes no lo reconocemos como tal. Esta distinción muestra la insistencia de no equiparar una bendición con el matrimonio, ni que permita confusión entre una y otra. A las personas de la diversidad se nos podría bendecir, pero no casar en esa iglesia.

La definición que posee el catolicismo romano sobre el matrimonio se mantiene: “unión exclusiva, estable e indisoluble entre un varón y una mujer, naturalmente abierta a engendrar hijos” (Congregación para la Doctrina de la Fe 2023, n. 4). Es decir que todo lo afirmado después en ese mismo texto debe examinarse a la luz de no querer considerar matrimonio cristiano las uniones entre personas del mismo sexo y las uniones “irregulares”, personas divorciadas vueltas a casar o unidas solo civilmente.

En esa misma línea no deja de llamar la atención el clericalismo en el texto, ya que coloca al ministro ordenado (obispo, presbítero o diácono) como la persona que brinda la bendición, cuando según su propia doctrina son quienes contraen matrimonio ministrxs del sacramento y la persona que recibe ese consentimiento en el ritual se trata de un testigo cualificado, que también podría ser un laico (Iglesia Católica Romana 1983, c. 1112).

Bendiciones

Las bendiciones como recuerda el documento forman parte del mundo de los sacramentales, es decir, no son sacramentos, sino que se encuentran ordenados hacia ellos; es decir, guardan relación y supuestamente preparan para la recepción de tales. Las bendiciones pueden ser o litúrgicas, dentro de un ritual de bendición, o espontáneas, las que están abiertas a muchas posibilidades.

Resalta el documento dos formas de bendición: una es la ascendente, que implica la disposición de una persona para alabar a la Divinidad y otra es la descendente, que es una gracia ofrecida por la Divinidad a los seres.

Esta distinción permite en el documento saber que toda persona puede ser bendecida, pero lo que denunció el mismo Francisco al inicio de su pontificado vuelve a aparecer: la Iglesia se convierte en una aduana de la gracia (Francisco 2023) afirmando que “lo que se bendice debe poder corresponder a los designios de Dios inscritos en la Creación y plenamente revelados por Cristo el Señor” (Congregación para la Doctrina de la Fe 2023, n. 11). E insiste que la Iglesia Católico-Romana “no tiene potestad para conferir su bendición litúrgica cuando ésta, de alguna manera, puede ofrecer una forma de legitimidad moral a una unión que presume de ser un matrimonio o a una práctica sexual extramatrimonial” (Congregación para la Doctrina de la Fe 2023, n. 11).

Esto último mencionado reitera que las uniones entre personas del mismo sexo no puedan ser considerados matrimonios, tampoco las uniones civiles de personas heterosexuales que no están “bendecidas” por la Iglesia y que se encuentran divorciadas vueltas a casar. De modo aún más explícito, el documento afirma que las bendiciones litúrgicas no pueden ser brindadas para estos grupos. No hay una aprobación de bendiciones para personas del mismo sexo, lo que hay es recibir el mismo trato que un auto o una guitarra, de hecho, para bendecir un coche sí existe un ritual.

No es menos importante el esfuerzo por no querer reducir la bendición a lo litúrgico, situación que es más que cierta dado que la bendición se encuentra mucho más allá de las esferas rituales y clericales, incluso emplean las Escrituras consideradas sagradas por muchos cristianismos, pero no tiene presente que la espontaneidad y creatividad en el campo pastoral ha sido visto con cierta sospecha durante años. Si es cierto el tópico latino lex credendi, lex orandi (la ley de lo que se cree es la ley de la oración) se podría abrir una gama de posibilidades, pero la misma Declaración lo descarta.

Pedir la bendición

En muchos momentos como monaguillo escuché a clérigos negar una bendición solicitada porque ya la habrían dado en la misa. Estas bendiciones podrían ser a personas en particular o recuerdos de las misas por aniversarios de difuntos. Entiendo que se coloque la bendición a uniones de personas del mismo sexo en el campo de la pastoral, porque la pastoral es la que ha negado vida y posibilidades de acceder a la gracia. En ese sentido, el documento recuerda que “quien pide una bendición se muestra necesitado de la presencia salvífica de Dios en su historia, y quien pide una bendición a la Iglesia reconoce a esta última como sacramento de la salvación que Dios ofrece.” (Congregación para la Doctrina de la Fe 2023, n. 20).

Pedir una bendición no es un problema tanto como saber que te la rechazarán. De hecho, muchas personas se abstienen de pedirla personalmente o asisten a espacios voluminosos donde todo el mundo la recibe sin más y donde el control clerical no puede colocar resistencia. Pero lo que se está colocando en materia de discusión es que, como se mencionó anteriormente, podríamos personas unidas con otras del mismo sexo recibir una bendición solo en el marco de lo no litúrgico. Es decir, estamos en la misma situación que antes o, peor aún, nos reconocían mucho menos antes de la Declaración.

La Iglesia Católica no ha negado la bendición ni ritual ni espontánea a dictadores como Pinochet o Fujimori, tampoco dejó celebrar el funeral de otro dictador como lo fue Morales Bermúdez, pero sí niegan que expresiones de amor sean bendecidas como lo que son: vínculos de cuidado, de reciprocidad, de compromiso. En sentido, se nos está diciendo de manera implícita que más vale un dictador heterosexual que una pareja de personas del mismo sexo que se aman. En ese mismo sentido, pueden bendecirse vasos litúrgicos o vestimentas con rituales ofrecidos en el Bendicional, pero no puede ser bendecido de manera ritual el esfuerzo por llevar una vida de compromiso, pasión e intimidad.

Insisto que, bajo mi percepción, para salvaguardar los ánimos y dar gestos de apertura, coloca las bendiciones a personas homosexuales en la espontaneidad o en la piedad popular (Congregación para la Doctrina de la Fe 2023, nn. 24-25), donde no hay regulación. Para muchas personas eso puede ser un alivio, para otras es invitarles a hacer un camino donde se sigue sin reconocer nuestras identidades como bendición. En la piedad popular entra casi todo, desde los rosarios hasta los nueve domingos de san José y las consagraciones a la Virgen o los rezos a san Judas Tadeo o a san Antonio. Si alguien quiere quedarse ahí está en su derecho, pero es importante recordar que nadie tiene que estar donde no se le acepta como es.

Me parece significativo recordar que esas prácticas de bendición ya se han hecho, muchos clérigos católicos han bendecido parejas a espaldas de sus obispos o, incluso también, con su venia o conocimiento. El texto más que para quienes quieren vivir en libertad su sexualidad es una llamada de atención para quienes viven en la rigidez. Por eso, desde mi parecer, se trata de migajas institucionales, no se trata de una apertura, sino de un llamado de atención al rigorismo clerical/ritual/sacramental de los sectores conservadores de esa iglesia.

Aunque ya es conocido y trabajado, lo expresado en la Declaración se sostiene a partir de lo que esa denominación afirma acerca de la sexualidad, la que se ejercería de manera privilegiada en el matrimonio, al que no podemos acceder las personas del mismo sexo, por lo que la vivencia de nuestra sexualidad siempre sería pecado o, peor aún, siempre es “intrínsecamente desordenada” (Iglesia Católica Romana 1997, n. 2357). La perspectiva católico-romana acerca de esto no solo es heterosexual, en el sentido que las personas que lo vivirían lo sean, sino que es heteronormada con todo lo que esto implica (Rich 1996): basarse tanto en la procreación como en la genitalidad. La declaración afirma que “las relaciones sexuales encuentran su sentido natural, adecuado y plenamente humano. La doctrina de la Iglesia sobre este punto se mantiene firme” (Congregación para la Doctrina de la Fe 2023, n. 4).

Siguiendo su argumentación, se mantiene la firmeza con la que se ha visto a las homosexualidades (Congregación para la Doctrina de la Fe 1975) y se considera el ejercicio de nuestra sexualidad no como un bien mayor, sino como antinatural, inadecuada y no plenamente humana. Como he afirmado en otro espacio siguiendo a Butler, nuestras vidas no valen lo mismo que las heterosexuales dentro de las iglesias (Vega-Dávila 2022). Más importa su doctrina que nuestras vidas que claman, razón que le lleva a ejercer un supuesto derecho “de evitar cualquier tipo de rito que pueda contradecir esta convicción o llevar a cualquier confusión” (Congregación para la Doctrina de la Fe 2023, n. 5).

No puedo dejar de darle la razón al documento cuando en el numeral 27 (Congregación para la Doctrina de la Fe 2023) siguiendo a su pontífice afirma:

Es Dios que bendice. En las primeras páginas de la Biblia es un continuo repetirse de bendiciones. Dios bendice, pero también los hombres bendicen, y pronto se descubre que la bendición posee una fuerza especial, que acompaña para toda la vida a quien la recibe, y dispone el corazón del hombre a dejarse cambiar por Dios […]. Así nosotros para Dios somos más importantes que todos los pecados que nosotros podamos hacer, porque Él es padre, es madre, es amor puro, Él nos ha bendecido para siempre. Y no dejará nunca de bendecirnos. Una experiencia intensa es la de leer estos textos bíblicos de bendición en una prisión, o en un centro de desintoxicación. Hacer sentir a esas personas que permanecen bendecidas no obstante sus graves errores, que el Padre celeste sigue queriendo su bien y esperando que se abran finalmente al bien. Si incluso sus parientes más cercanos les han abandonado, porque ya les juzgan como irrecuperables, para Dios son siempre hijos (Francisco 2020, 1.4)

Las personas de la diversidad sexogenérica somos una bendición al existir. Nuestras luchas, nuestros sueños, nuestras caricias son muestra ya de una Divinidad cuir que se goza en la diversidad y en el placer. Es cierto que esto que enuncio forma parte de una teología distinta a la católico-romana, y lo realizo con total intencionalidad, porque no puedo formar parte de una institución que queriendo hacernos un bien nos sigue describiendo de modo negativo. Y es obvio que lo hace para cuidar las formas con sectores conservadores. Evitar un nuevo cisma es más importante que nuestras vidas.

III

A modo de conclusión

Por eso, para ir finalizando, me gustaría insistir en algunos puntos. Para empezar, que la Iglesia Católica Romana acepte o rechace los matrimonios igualitarios no significa que no sean buenas e importantes estas relaciones en el campo social donde muestran parte de la diversidad y de la lucha por los derechos; tampoco puede aceptarse de ningún modo que la Iglesia Católica Romana tenga la pretensión o el monopolio de bendecir o reconocer bendición nuestras relaciones afectivas. Existen ya diferentes denominaciones cristianas que son fieles a Jesús siendo fieles a la diversidad humana y se han abierto desde hace algunos años a reconocer nuestras identidades como bendición.

Entiendo que hermanas y hermanos pertenezcan y luchen dentro de esta denominación. Valoro las pastorales que existen y las personas que han encontrado allí un refugio, pero no puedo dejar de afirmar que sin cambios estructurales todo lo demás solo son medidas paliativas. Y esto no es justo para nadie. Ningún cambio estructural ciertamente viene rápido y vienen desde las bases, pero no creo que tengamos que esperar dentro que estos sucedan. En esa misma línea, comprendo que tal Declaración no constituye un cambio sustancial.

La Iglesia Católica Romana es una institución monárquica, a pesar de eso no es de ningún modo uniforme. Existen personas ciertamente a favor de nuestros derechos, como otras totalmente opuestas, tanto fuera como dentro de la iglesia. Ambos grupos cohabitan esa denominación y, desde mi perspectiva, quienes se nombran católicxs luchando por los derechos le hacen un gran favor a esa institución con su presencia. Más allá de las creencias personales -que a veces se encuentran alejadas de la institucionalidad- me parece importante criticar la estructura de modo permanente, para que podamos dejar fluir la Ruaj divina que habla de distintos modos y a través de distintas corporalidades.

La Declaración tiene límites claros y no se trata de que el Vaticano “autoriza” bendiciones como dice France24 o El Reforma, ni tampoco que las “acepta” como dice La República ni mucho menos las “permite” como afirma Deustche Welle, por colocar algunos ejemplos. Lo que hace es buscar otras vías para colocar el tema, aunque siento que falte la franqueza de proponerlo como tal. En todo caso, me parece necesario matizar los titulares con los que ciertos medios de comunicación vienen informando; el documento no impide bendiciones espontáneas, las fomenta, pero niega rotundamente las bendiciones litúrgicas, las que para esa denominación valen formalmente.

Desde otras declaraciones como la Dominus Iesus puede notarse que sigue presentándose como la poseedora de la verdad. Por tal razón me interesa insistir que existe un cristianismo hegemónico (Vega-Dávila 2023) que desea presentarse como único y absoluto y que, como tal, subalterniza a los otros; pero hay más posibilidades de vivir la fe sin negar nuestra humanidad mucho menos nuestra sexualidad. En todo caso, lo que la Iglesia Católico-Romana pueda decir es para sus fieles, quienes nos encontramos fuera de su jurisdicción no podemos alegrarnos con esas migajas de gracia que ofrecen.

Al afirmar que podemos ser bendecidas las personas homosexuales sin un ritual y sin equipararlo con un matrimonio o que esa bendición no ritual no se dé en el marco de una celebración civil solamente mantiene la crítica de que esa institución es homolesbobitransfóbica porque no nos considera con los mismos derechos dentro de su institución. Nuestro status no depende de la institucionalidad de esa denominación, nuestras vidas diversas son ya una bendición y bendecimos a las comunidades con nuestras diversidades. No necesitamos la bendición de una institución que sigue considerando nuestras relaciones como inferiores o pecaminosas. Leer más…

Biblia, Espiritualidad, General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica, Iglesia Luterana , , , , , , ,

La encuesta que deja noqueada a la Iglesia católica en Alemania: sus fieles confían más en la Iglesia protestante

Martes, 28 de noviembre de 2023

Deutsche-Bischofskonferenz_LogoEl 96 % de los católicos cree que su Iglesia debe cambiar fundamentalmente si quiere tener futuro

La investigación demoscópica detecta una baja confianza en ambas iglesias por parte de sus miembros, “siendo especialmente dramática la erosión de la confianza en la católica”. Así, en una escala del 1 al 7, la Iglesia católica alcanza un 2,3 y ocupando el penúltimo lugar, justo detrás del islam (2,1) y también de los partidos políticos (3,1)

“Particularmente digno de mención” es que “incluso entre los católicos, la Iglesia protestante (3.7) goza de más confianza que su propia Iglesia (3.3)”

El 96 % de los católicos encuestados y el 80 % de los protestantes “creen que su Iglesia debe cambiar fundamentalmente si quiere tener un futuro”, registrándose igualmente una “clara mayoría de católicos a favor de reformas de gran alcance”, como, por ejemplo, la abolición del celibato (95 %), la elección democrática de los líderes de la iglesia (87 %), la bendición de las parejas homosexuales (86 %) o la demanda de una mayor cooperación entre las iglesias católica y protestante (93 %)

En caída libre. Así es la dramática realidad que sufre la Iglesia en Alemania, pero no ya sólo la católica, sino también la protestante, donde ha disminuido también la confianza y lealtad de sus miembros hacia sus estructuras, según los resultados de la sexta encuesta que, desde 1972, lleva realizando en el país germano la confesión protestante. Este año, por primera vez, se ha encuestado también a los católicos. Los resultados en este caso no son nada halagüeños y pasan por una reforma a fondo de la institución en la línea de lo que demanda el Camino Sinodal alemán.

La investigación demoscópica detecta una baja confianza en ambas iglesias por parte de sus miembros, siendo especialmente dramática la erosión de la confianza en la católica”, según revela Katholisch. Así, en una escala del 1 (= ninguna confianza) al 7 (= confianza muy alta), la Iglesia católica alcanza un 2,3 y ocupando el penúltimo lugar, justo detrás del islam (2,1) y también de los partidos políticos (3,1). “Particularmente digno de mención”, subraya la publicación germana, es que “incluso entre los católicos, la Iglesia protestante (3.7) goza de más confianza que su propia Iglesia (3.3)”.

En paralelo a esta desconfianza hay que situar el deseo de abandonar las iglesias respectivas. Así, si en la encuesta de 2012, el 74 % de los protestantes señalaron que abandonar la Iglesia no era una opción para ellos, hoy día es sólo el 35 %, dato que desciende hasta el 27 % entre los católicos. Este deseo se vio materializado en 2022 por 522.821 personas que abandonaron la Iglesia católica, “un nuevo récord de abandono, aunque probablemente sólo temporal”, señala Katholisch, dando a entender que la cifra podría empezar a revertirse si se aplicasen las reformas que, como también muestra la encuesta, se consideran inevitables.

A favor de reformas de gran calado

En este sentido, el 96 % de los católicos encuestados y el 80 % de los protestantes “creen que su Iglesia debe cambiar fundamentalmente si quiere tener un futuro”, registrándose igualmente una clara mayoría de católicos a favor de reformas de gran alcance”, como, por ejemplo, la abolición del celibato (95 %), la elección democrática de los líderes de la iglesia (87 %), la bendición de las parejas homosexuales (86 %) o la demanda de una mayor cooperación entre las iglesias católica y protestante (93 %).

Donde hay más diferencias entre protestantes y católicos es a la hora de sus razones para abandonar la iglesia. Mientras que la indiferencia hacia la religión y su iglesia empuja a los protestantes, la ira contra los empleados de la iglesia, el trato desigual hacia las mujeres, las estructuras antidemocráticas, la falta de credibilidad y los escándalos” son las razones esgrimidas por los católicos para dejar la institución. Y parece que se lo piensan mucho menos que los protestantes…

La encuesta muestra otros datos igualmente interesantes, como por ejemplo que el 32 % enfatiza que se sienten cristianos, pero no le dan gran importancia a la iglesiao “una sorprendente división entre Oriente y Occidente: los cristianos de Alemania Oriental, con un 82 % (protestantes) y un 64 % (católicos), se sienten significativamente más conectados con sus respectivas iglesias que los miembros de iglesias occidentales (64 % protestantes, 57 % católicos).

Finalmente, a la pregunta de qué se debe hacer en las iglesias para evitar que la gente las abandone, se señala que deberían “confesar más claramente su culpa” (77 %), y el 66 % no lo haría “si la Iglesia hubiera sido reformada radicalmente”.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica, Iglesia Luterana , , , ,

El odio sale barato: Tribunal exculpa a la homófoba política y luterana finlandesa Päivi Räsänen,

Lunes, 27 de noviembre de 2023

IMG_1373Un tribunal de apelaciones de Helsinki ha desestimado todos los cargos de contra la política finlandesa Päivi Räsänen, quien se ha enfrentado a un proceso penal de varios años por declaraciones homofobas públicamene basadas en una literalidad de textos de la Biblia sobre la homosexualidad. La sentencia, que ya es definitiva, es considerada por los sectores homófobos como una victoria para la libertad religiosa y de expresión.

En el tuit de 2019 que llevó a problemas legales a Räsänen, criticó a su denominación por adoptar la ideología LGBTQ+, preguntando cómo estas opiniones podrían conciliarse con las Escrituras. En el tuit, hizo referencia a Romanos 1,24-27, que establece claramente que la actividad homosexual está en contra de la voluntad de Dios.

 A pesar de que Räsänen, de 63 años, miembro expresidenta de los Cristiano Demócratas (Kristillisdemokraattien) y Exministra del Interior,  fue absuelta por unanimidad por un tribunal de distrito finlandés en 2022, los fiscales apelaron su absolución ante el Tribunal de Apelación de Helsinki. La ex ministra del interior enfrentaba la posibilidad de enfrentar multas de decenas de miles de euros y dos años de prisión.

El 14 de noviembre, el Tribunal de Apelación de Helsinki ha ratificado por unanimidad la absolución de 2022, encontrando que no tenía “ninguna razón, sobre la base de la evidencia recibida en la audiencia principal, para evaluar el caso de manera diferente al tribunal de distrito. Por lo tanto, no hay razón para alterar el resultado final del fallo del tribunal de distrito”.

Los cargos contra el obispo luterano finlandés Juhana Pohjola también fueron desestimados por el tribunal de apelaciones. Pohjola también había sido juzgado por discurso de odio por publicar un folleto escrito por Räsänen en 2004 que abogaba por la comprensión bíblica de la sexualidad y el matrimonio.

Estoy profundamente aliviada”, dijo Räsänen el 14 de noviembre a través de una declaración de sus representantes legales, la Alliance Defending Freedom (ADF) International. “El tribunal ha respaldado y ratificado completamente la decisión del tribunal de distrito, que reconoció el derecho de todos a la libertad de expresión.

“No es un crimen tuitear un versículo de la Biblia ni participar en el discurso público con una perspectiva cristiana”, agregó la madre de cinco hijos y abuela de 11 nietos. “Los intentos de procesarme por expresar mis creencias han resultado en cuatro años inmensamente difíciles, pero mi esperanza es que el resultado se mantenga como un precedente clave para proteger el derecho humano a la libertad de expresión. Sinceramente, espero que otras personas inocentes sean liberadas del mismo calvario simplemente por expresar sus convicciones”.

IMG_1375

Päivi Räsäsen con el obispo Juhana Pohjolan (YouTube)

En 2019, criticó la participación oficial de la Iglesia Evangélica Luterana de Finlandia en el Orgullo Gay citando en las redes sociales y en comentarios en sitios web el extracto de la Epístola a los Romanos3 relativo a las relaciones homosexuales, calificadas por el apóstol Pablo de “contra natura”. y “deseos que los cubren de vergüenza”. Esta publicación provocó que fuera procesado, en abril de 2020, por incitar al odio hacia una minoría4, lo que constituye un delito en Finlandia5.

En diciembre de 2019, durante la Marcha del Orgullo LGBT, Païvi Räsänen acusó a la Iglesia de “elevar la vergüenza y el pecado al rango de tema de orgullo” y publicó en las redes sociales versículos de la Biblia condenando la homosexualidad (en particular Romanos 1: 27-28). Luego declaró que estos mensajes no estaban dirigidos a minorías sexuales sino a líderes de la Iglesia Evangélica Luterana, que apoyó la Marcha del Orgullo, para denunciar la contradicción entre la posición de esta Iglesia y la enseñanza bíblica6.

Paul Coleman, director ejecutivo de ADF International y miembro del equipo legal de Räsänen, dijo: “Si bien celebramos esta victoria monumental, también recordamos que llega después de cuatro años de investigaciones policiales, acusaciones penales, procesamientos y audiencias judiciales”.

“Las llamadas ‘leyes de discurso de odio’ son una grave amenaza para nuestras democracias”, argumentó“Aplaudimos la decisión del Tribunal de Apelación de Helsinki en este caso, y trabajamos hacia la gran victoria en la que casos tan ridículos ya no sean llevados a juicio”, agregó Coleman. “En una sociedad libre y democrática, todos deberían poder compartir sus creencias sin temor a la censura”.

Fuente CNA

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Luterana , , , , , , , ,

Oración y Reforma

Martes, 31 de octubre de 2023

Hoy se celebra el Día de la Reforma, que supuso para todas las confesiones cristianas, un redescubrimiento de la Palabra. Celebremoslo con nuestros hermanos y hermanas de las iglesias luteranas, reformadas, evangélicas…

“Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad”
(Fil. 2: 12-13).

lutero_03

 

“Tengo tantas cosas que hacer,

que pasaré las primeras tres horas orando”

(…)

“La oración no es para cambiar los planes de Dios.

Es para confiar,

descansar en Él,

y hallar la paz”

*

Martin Lutero

***

“Omnipotente y eterno Dios, ¡qué terrible es este mundo! ¡Cómo quiere abrir sus quijadas para devorarme! ¡Y qué débil es la confianza que pongo en ti! Dios mío, protégeme en contra de la sabiduría mundanal. Lleva a cabo la obra, puesto que no es mía; sino tuya. No tengo nada que me traiga aquí, ni tengo controversia alguna con estos grandes de la tierra. Desearía pasar los días que me quedan de vida, tranquilo, feliz y lleno de calma. Empero, la causa es tuya; es justa; es eterna. ¡Dios mío, ampárame, tú eres fiel y no cambias nunca¡ No pongo mi confianza en ningún hombre.

¡Dios mío, Dios mío!, ¿No me oyes? ¿Estás muerto? No, no estás muerto, más te escondes. Dios mío, ¿dónde estás? Ven, ven. Yo sé que me has escogido para esta obra. ¡Levántate, pues, y ayúdame! Por amor de tu amado Hijo Jesucristo, que es mi defensor, mi escudo y mi fortaleza, ponte de mi lado. Estoy listo, dispuesto a ofrecer mi vida, tan obediente como un cordero, en testimonio de la verdad. Aun cuando el mundo estuviera lleno de diablos; aunque mi cuerpo fuera descoyuntado en el ‘potro’, despedazado y reducido a cenizas, mi alma es tuya: tu Sagrada Escritura me lo dice. Amén. ¡Dios mío, ampárame! Amén.”

*

Martín Lutero
Oración antes de presentarse ante la dieta de Worms. Salmo 43

***

Lutero, orante de gran fe, visitó a Melanchton en una ocasión en que éste se encontraba en estado agonizante. Su muerte parecía tan próxima como inevitable. Entre sollozos, oró Lutero pidiendo a Dios la recuperación física de su más íntimo colaborador. Una exclamación vehemente al final de la oración hizo salir a Melanchton de su estupor. Sólo pronunció unas palabras:«Martín, ¿por qué no me dejas partir en paz?» «No podemos prescindir de ti, Felipe», fue la respuesta. Lutero, de rodillas junto al lecho del moribundo, continuó orando por espacio de una hora. Después persuadió a su amigo para que comiera una sopa. Melanchton empezó a mejorar y pronto se restableció totalmente. La explicación la daba Lutero con estas palabras: «Dios me ha devuelto a mi hermano Melanchton en respuesta directa a mis oraciones»

*

José M. Martínez
Pensamiento Cristiano, Octubre 2011

***

calvino001-240x300

 

“Concede, Dios Todopoderoso, que desde que estamos bajo la dirección de tu Hijo hemos sido unidos al cuerpo de tu Iglesia que, en muchas ocasiones se ha dispersado o desgarrado en pedazos; permite que podamos continuar en la unidad de la fe, y que luchemos con perseverancia en contra de todas las tentaciones de este mundo y que nunca nos desviemos del camino correcto, sin importar los nuevos problemas que se presenten diariamente; y aunque estemos expuestos a muchas muertes, permite que el temor no se apodere de nosotros/as de manera tal que extinga la esperanza de nuestros corazones; sino que, al contrario, levantemos nuestros ojos y nuestras mentes y todos nuestros pensamientos a tu gran poder, por el cual aligeraste la muerte, y levantaste de la nada cosas que no existían, para que así, aunque estamos expuestos a ruina diariamente, nuestras almas puedan aspirar a la salvación eterna hasta que verdaderamente te reveles como la fuente de vida, cuando podamos disfrutar de esa dicha sin fin que ha sido obtenida para nosotros por la sangre de tu único Hijo nuestro Señor. Amén.”

*

Juan Calvino

***

«Acostumbro a definir este libro como una anatomía de todas las partes del alma, porque no hay sentimiento en el ser humano que no esté ahí representado como en un espejo. Diría que el Espíritu Santo colocó allí, a lo vivo, todos los dolores, todas las tristezas, todos los temores, todas las dudas, todas las esperanzas, todas las preocupaciones, todas las perplejidades hasta las emociones más confusas que agitan habitualmente el espíritu humano».

*

Juan Calvino (1509-1564)
prefacio de su comentario a los salmos

***

““El Señor nos mandó a orar. El lo ordenó, no tanto para su propio bien, sino para el nuestro. El actúa –como es correcto– para que la gloria sea para él, el reconocimiento de que todo lo que deseamos y consideramos para nuestro beneficio, viene de él.”

Dispuestos en la mente y el corazón, como corresponde a aquellos que entran en conversación con Dios… desde  el fondo de nuestro corazón… las únicas personas que debida y correctamente se ceñirán para orar son los que están tan conmovidos por la majestad de Dios, que, libre de cuidados y afectos terrenales, llegan a la misma… manteniendo la disposición de un mendigo… con afecto sincero de corazón, y al mismo tiempo el deseo de obtenerlo de él… pedir con fe, no dudando nada…”

“… A menos que nos fijemos ciertas horas en el día para la oración, fácilmente se deslizará de nuestra memoria… A pesar de que nuestras mentes siempre deben estar levantadas a Dios, hay ciertas horas que no debemos dejar pasar sin oración- cuando nos levantamos en la mañana; cuando comenzamos y terminamos los alimentos cuando nos vamos a la cama. Pero también cuando nosotros u otros estamos siendo amenazados de cerca por peligro debemos volvernos a Dios por ayuda; cuando el bien nos llega debemos volvernos a Él en acción de gracias. De nuevo, debemos siempre dejar a Dios Su libertad y no decirle lo que debe hacer. Dejamos nuestra voluntad a Su disposición, y paciencia, no debemos cansarnos de orar.”

*

Juan Calvino
en T. H. L. Parker. John Calvin. A Biography. Página 62.

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , ,

“Cómo reformar la Iglesia”, por Carlos Osma

Martes, 31 de octubre de 2023

reformadoresMonumento a la Reforma, Ginebra

Hoy, que celebramos el Día de la Reforma, traemos de nuevo este artículo del blog Homoprotestantes:

En ocasiones escucho reflexiones, predicaciones, o leo artículos en los que se anima a reformar la Iglesia. Si además la persona que hace este llamamiento pertenece al ámbito protestante, en algún momento repite la archiconocida frase: “Una iglesia reformada, siempre reformándose”. Bien es cierto que en pocas ocasiones indica en qué debe consistir esa reforma, porqué es necesario hacerla, y qué le ha llevado a pensar así. En realidad, en la mayoría de ocasiones, creo que la frase es más bien una muletilla, un elemento de la tradición que sobrevuela el discurso para indicar que se es protestante, que no se es fundamentalista, o que se está a años luz de otras iglesias en las que no hubo reforma.

En Martín Lutero encuentro también esa voluntad de transformación, de reforma de la realidad religiosa en la que estaba inmerso, pero entiendo que esta voluntad tuvo su origen en una experiencia previa de insatisfacción real, no teórica. Lutero tenía una autocomprensión negativa de sí mismo y esto le limitaba y le producía sufrimiento. Desde muy joven le acompañó el temor a un Dios castigador que le exigía una vida de sacrificios interminables. Por eso se dedicó al ayuno, a la autoflagelación, a la confesión constante; aunque nada de todo esto le hizo sentirse reconciliado con Dios.

Siempre hay casos excepcionales, es verdad, pero el de Lutero no lo es, creo que en la mayoría de ocasiones las reformas no surgen de personas que se encuentran cómodas con el sistema en el que viven, sino de las que padecen sus consecuencias negativas. Jamás una persona satisfecha con su iglesia querrá reformarla. Jamás una persona a la que le va bien con la vida que tiene querrá que ésta cambie. Seguro que en algún momento dirán eso de que es necesario reformarse, adaptarse, transformarse… pero serán sólo palabras. La reforma nace de una insatisfacción profunda con el sistema, no de palabras huecas biensonantes.

El 31 de octubre de 1517 Lutero clavó en la puerta de la iglesia del Palacio de Wittemberg sus 95 tesis. Por aquel entonces el papa León X quería renovar la Basílica de San Pedro en Roma, y desarrolló una campaña para recaudar fondos mediante la venta de indulgencias. Los compradores recibían a cambio una reducción de sus días de castigo en el purgatorio e incluso el perdón de los pecados. Lutero podría haber colaborado con dicha campaña aunque sus planteamientos teológicos no la vieran con buenos ojos, o podría simplemente haberse callado. Pero al leer algunas de sus tesis encontramos que no fue así:

Tesis 21. “En consecuencia, yerran aquellos predicadores de indulgencias que afirman que el hombre es absuelto a la vez que salvo de toda pena, a causa de las indulgencias del Papa”.

Tesis 22. “De modo que el Papa no remite pena alguna a las almas del purgatorio que, según los cánones, ellas debían haber pagado en esta vida”.

Con sus 95 tesis Lutero convierte su insatisfacción en una denuncia. Porque la insatisfacción que es incapaz de denunciar, no puede reformar ninguna iglesia, ni ninguna vida. Hay un momento en el que la experiencia de opresión debe surgir y convertirse en algo real para que el cambio pueda ser posible. Si Martín Lutero se hubiera callado, no estaríamos hablando hoy de reforma protestante. Evidentemente la denuncia situó a Lutero en un lugar peligroso, y él lo sabía, no era un ignorante ni un loco, tenía conocimiento de lo que les había ocurrido a muchos otros reformadores anteriormente. Para que una iglesia pueda ser reformada, para que sea real la petición de una reforma constante, se necesitan personas que denuncien el status quo y que asuman las consecuencias de hacerlo. En iglesias donde todo esto es imposible, donde las voces discordantes son excomulgadas, o donde éstas no se atreven a levantar la voz por cobardía, no hay posibilidad real de reforma. El Espíritu Santo dirige la iglesia hacia la reforma a través de voces proféticas.

Cuando algunos cristianos y cristianas alaban la respuesta de Lutero ante las exigencias del papa León X para que se retractara de 41 de sus 95 tesis: “No puedo ni quiero revocar nada reconociendo que no es seguro actuar contra la conciencia”. Deberían preguntarse si alguna vez se han enfrentado a una situación como esa dentro de la iglesia, y si actuaron como Lutero, defendiendo su conciencia, o como León X, que trató a Lutero como un delincuente, prohibió la posesión o lectura de sus escritos y dio inmunidad a quien lo asesinara. ¿Dónde se alinearon? ¿Con quienes defendían la conciencia o quienes defendían la ortodoxia?

Martín Lutero vivió una experiencia opresiva y levantó la voz para oponerse a lo que él consideraba erróneo e injusto, pero no se quedó ahí. Se atrevió también a hacer una propuesta basada en la tradición bíblica y eclesial, que le liberaba de sus temores al igual que al resto de cristianos. Se atrevió a dejar sin argumentos a quienes utilizaban las condenas y el temor en beneficio propio. Y lo hizo afirmando que la salvación es un regalo de Dios, dado por gracia a través de Cristo y recibido solamente por la fe. “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo [1]”. No tenía mucho sentido el sentirse culpable, el vivir atemorizado, condenado… La liberación no se encontraba ni en la Ley ni en los dirigentes de la iglesia, sino en la fe en el Dios de Jesús. Por eso un cristiano no debía tener como sumo juez al papa, sino a Jesucristo y su Palabra en la que se revela su voluntad.

La liberación que supuso la Biblia para cristianos como Lutero es difícil de entender hoy, ya que la ortodoxia evangélica la ha petrificado y puesto al servicio de la opresión. La Biblia ya no es fuente de liberación, sino una ley que está al servicio del capricho del líder de turno que dice poseer la lectura verdadera. Las lecturas fundamentalistas han debilitado profundamente la percepción de la Biblia como lugar de liberación para los seres humanos. Las personas LGTBI somos unas de las danificadas por este proceso diabólico que pretende destruir cualquier autocomprensión positiva que podamos hacer de nosotros mismos, al mismo tiempo que exige una represión de nuestros deseos y un reconocimiento de culpabilidad por ser como somos. Sólo comprando sus indulgencias con mentiras podemos alcanzar la salvación que ellos nos otorgan.

Pero es desde esta situación opresiva desde la que las personas LGTBI podemos convertirnos en profetas que traen una nueva reforma a la iglesia. Una reforma que no nacerá del legalismo, sino de la experiencia y la liberación del texto bíblico de manos de quienes lo están adulterando. Y esto ocurrirá si nos atrevemos, como Martín Lutero y tantos otros reformadores, a levantar la voz denunciando la opresión heteronormativa aunque esto signifique nuestra expulsión de las iglesias que no dejan espacio al profetismo, y que son más sensibles a las lecturas literalistas y las tradiciones homófobas que al dolor que éstas producen. Y si partimos de nuestra experiencia y somos valientes en la denuncia, también podremos encontrar respuestas que dejen sin sentido al poder heteronormativo. En realidad no tenemos que buscar demasiado, ni ser muy originales, porque la Palabra de Dios siempre ha dado vida a quienes la han visto negada, y es por gracia que vivimos los cristianos, por medio de la fe… no por cualquier otra cualidad humana, ni siquiera la heterosexualidad.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no es de vosotros, pues es don de Dios. No por vuestra heterosexualidad, para que nadie se gloríe [2]”.

Las cristianas y los cristianos LGTBI somos una oportunidad de reforma para la iglesia, una oportunidad para curar de heteronomatividad sus discursos, sus lecturas, su praxis. Una oportunidad, ni la primera ni la última, de hacer del evangelio una fuente de liberación para toda la Iglesia.

Carlos Osma

[1] Rm 5,1

[2] Ef 2,8-9 El texto pone “obras” donde pongo “vuestra heterosexualidad”.

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad , , , , , ,

El pastor luterano Olaf Latzel volverá a ser juzgado en Alemania por incitación a la “homofobia” y la “transfobia”

Jueves, 2 de marzo de 2023

olafEl pastor luterano Olaf Latzel fue condenado primero y absuelto después, a pagar una multa por incitar el odio contra homosexuales y transexuales por lanzar graves insultos homófobos en unas charlas sobre el matrimonio. La fiscalía recurrió su absolución y el Tribunal Regional Superior de Bremen ha estimado ahora el recurso.

Un tribunal de distrito condenó en primera instancia a Latzel a una multa de 8.100 euros porque el clérigo luterano había hecho comentarios críticos sobre el desfile gay del Christopher Street Day en un seminario sobre el matrimonio.

El pastor calificó la homosexualidad, entre otras cosas, de “forma degenerada de la sociedad” y dijo: “Hay estos criminales corriendo por todas partes, desde este día de Christopher Street”. Habló de “suciedad de género” que era un “ataque al orden de la creación de Dios” y “profundamente diabólico y satánico”.

Olaf Latzel apeló la sentencia (queer.de informó). Latzel lamentó algunas declaraciones en el tribunal, por ejemplo, los términos “criminal” y “suciedad”. Según él, estos fueron un malentendido. Solo quería explicar la posición de la Biblia y fue mal entendido. Todos pudieron escuchar el discurso en YouTube; mientras tanto, el discurso de odio se eliminó de Internet. Por tanto, su abogado pidió la absolución. La Fiscalía, sin embargo, había exigido una pena de prisión de cuatro meses, convertida en multa de 10.800 euros. Con una entrada en el certificado de buena conducta, se habría considerado que el pastor tenía antecedentes penales, ya que el límite para esto es de más de 90 tarifas diarias, con la sentencia que elude esta falla. El discurso de odio incurre en hasta cinco.

El pasado jueves, el Tribunal Regional Superior de Bremen, que había decidido absolver al clérigo protestante, anuló la absolución. Según el juez Klaus-Dieter Schromeck no se incluyeron declaraciones esenciales del acto en el que se hicieron los polémicos comentarios.

Al aceptar los argumentos de la fiscalía, el caso debe volver a juzgarse ante otra sala del Tribunal Regional. El abogado defensor de Latzel, Sascha Böttner, dijo que la decisión del Tribunal Regional Superior daba la vuelta al derecho de apelación. “Da la impresión de que se trata de un juicio político“.

Durante la vista de apelación no se oyó a ningún testigo. Latzel volvió a comparecer en la sala con una Biblia. Varios simpatizantes del pastor de su congregación siguieron el juicio como visitantes. Frente al edificio del tribunal, algunas personas se manifestaron a favor de los derechos de los homosexuales y de una sociedad abierta.

El representante de la Fiscalía, Florian Maaß, argumentó que habría sido necesario reproducir palabra por palabra el discurso de Latzel en la motivación de la sentencia para poder revisar el veredicto. Si el pastor había utilizado la expresión “criminales del Christopher Street Day” de forma incendiaria, por ejemplo, no podía determinarse debido a la incompleta investigación de los hechos por parte del Tribunal Regional. El abogado defensor Böttner señaló que las pruebas nunca pueden ni deben presentarse en su totalidad en la motivación de la sentencia.

El juez Schromeck confirmó la opinión del Tribunal Regional de que la libertad religiosa desempeñaba un papel esencial en el caso. “Para eso no hacen falta expertos”. Sin embargo, esto no dice nada sobre la punibilidad de las declaraciones. Porque incluso el derecho fundamental a la libertad religiosa tiene límites. El juez explicó: “Por supuesto, se puede rechazar la homosexualidad. Pero depende de la elección de las palabras”. En el juicio ante el Tribunal Regional comparecieron dos expertos teólogos.

Latzel es conocido por hacer declaraciones radicales.  El pastor homófobo es el jefe de una de las 61 parroquias de la Iglesia Evangélica de Bremen (BEK). Ya ha llamado la atención en repetidas ocasiones con ataques contra homosexuales o miembros de otras religiones, pero nunca había sido procesado por ello. Por ejemplo, ofreció un seminario de “sanadores” gay o pidió abiertamente a los cristianos que no mostraran comprensión o tolerancia hacia otras comunidades religiosas. También hizo una polémica contra los pastores protestantes, a quienes fundamentalmente negó la capacidad de ordenar; incluso se negó a que un pastor dirigiera un servicio fúnebre en su iglesia únicamente por su género. El “Frankfurter Rundschau” lo llamó un “predicador de la agitación del Weser” debido a sus muchos puntos de vista archiconservadores. El pastor ahora también está amenazado con procedimientos disciplinarios por parte de su iglesia regional. Esto ya se inició en mayo (informó queer.de).

Fuente Katolisch/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Luterana , , , , , , , , , ,

La Iglesia Ortodoxa Rusa rompe con las «iglesias» que aceptan el matrimonio o la bendición de parejas homosexuales

Miércoles, 22 de febrero de 2023

8441c970edcf164a46f439618f305b73Hiéromonje Stefan Igoumnov,

La Iglesia Ortodoxa Rusa ha cortado los lazos con las iglesias occidentales que han aprobado el matrimonio o la bendición de parejas homosexuales. Entre ellas figura la Iglesia de Inglaterra, de donde nació la comunión anglicana

 La Iglesia Ortodoxa Rusa (IOP) ha suspendido sus relaciones con la Iglesia de Inglaterra, la cual se ha separado de su vocación al dar el paso de bendecir a parejas del mismo sexo sin dejar de reconocer en su doctrina que el matrimonio es entre hombre y mujer. Así lo declaró a RIA Novosti el Hieromonje Stefan Igumnov, secretario de relaciones intercristianas del Departamento de Relaciones Exteriores Eclesiásticas del patriarcado de Moscú.

La IOR también ha denunciado que muchas iglesias de Occidente están adoptando la ideología LGBT y la neutralidad de género dentro de sus iglesias. El informe de RIA Novosti también citaba un artículo de The Guardian que describía los intentos de la Iglesia de Inglaterra de crear términos «de género neutro» para referirse a Dios y un próximo proyecto de lenguaje de género.

Igmunov también dijo que la Iglesia de Inglaterra es incapaz de volver a sus principios bíblicos sobre la familia y el matrimonio.

“Hoy en día, los cristianos de Europa se enfrentan a un enorme desafío relacionado con la necesidad de resistir la presión de la ideología liberal y los intentos de introducir una agenda liberal en la vida de la Iglesia. Esto es especialmente cierto para las iglesias que están históricamente afiliadas al Estado de una forma u otra. Varias comunidades protestantes de Occidente no sobrevivieron a esta prueba; en ellas se produjo un alejamiento de los principios morales cristianos básicos y se legalizaron los fenómenos más liberales, relativos a la completa distorsión de la concepción tradicional del matrimonio y la familia”.

Aunque no todas las congregaciones abrazan los ideales LGBT, la Iglesia de Inglaterra sigue haciendo concesiones. Igmunov afirmó en otro artículo de RIA Novosti que tales acciones hacen que su mensaje general sea poco claro, al tiempo que anulan cualquier postura alternativa.

“La Iglesia de Inglaterra y el arzobispo de Canterbury que coordina sus actividades, por un lado, se ven obligados a seguir la agenda liberal característica de la Europa occidental actual, especialmente de Gran Bretaña. Por otro lado, les resulta difícil ignorar la opinión de la mayoría de las iglesias que forman parte de la Comunión Anglicana junto con la Iglesia de Inglaterra. Se trata, en primer lugar, de las iglesias anglicanas de África y del sur de Asia”.

Rompen lazos con luteranos y episcopalianos

Según la Unión de Periodistas Ortodoxos, la IOR también ha decidido romper lazos con las comunidades de las iglesias luteranas de Suecia, Noruega y la Iglesia Episcopal de EE.UU., de base anglicana.

Fuente CNE

 

Iglesia Anglicana, Iglesia Luterana, Iglesia Ortodoxa , , , , , , , ,

“Cómo reformar la Iglesia”, por Carlos Osma

Lunes, 31 de octubre de 2022

ReformaiglesiaMonumento a la Reforma, Ginebra

Hoy, que celebramos el Día de la Reforma, publicamos este artículo del blog Homoprotestantes:

En ocasiones escucho reflexiones, predicaciones, o leo artículos en los que se anima a reformar la Iglesia. Si además la persona que hace este llamamiento pertenece al ámbito protestante, en algún momento repite la archiconocida frase: “Una iglesia reformada, siempre reformándose”. Bien es cierto que en pocas ocasiones indica en qué debe consistir esa reforma, porqué es necesario hacerla, y qué le ha llevado a pensar así. En realidad, en la mayoría de ocasiones, creo que la frase es más bien una muletilla, un elemento de la tradición que sobrevuela el discurso para indicar que se es protestante, que no se es fundamentalista, o que se está a años luz de otras iglesias en las que no hubo reforma.

En Martín Lutero encuentro también esa voluntad de transformación, de reforma de la realidad religiosa en la que estaba inmerso, pero entiendo que esta voluntad tuvo su origen en una experiencia previa de insatisfacción real, no teórica. Lutero tenía una autocomprensión negativa de sí mismo y esto le limitaba y le producía sufrimiento. Desde muy joven le acompañó el temor a un Dios castigador que le exigía una vida de sacrificios interminables. Por eso se dedicó al ayuno, a la autoflagelación, a la confesión constante; aunque nada de todo esto le hizo sentirse reconciliado con Dios.

Siempre hay casos excepcionales, es verdad, pero el de Lutero no lo es, creo que en la mayoría de ocasiones las reformas no surgen de personas que se encuentran cómodas con el sistema en el que viven, sino de las que padecen sus consecuencias negativas. Jamás una persona satisfecha con su iglesia querrá reformarla. Jamás una persona a la que le va bien con la vida que tiene querrá que ésta cambie. Seguro que en algún momento dirán eso de que es necesario reformarse, adaptarse, transformarse… pero serán sólo palabras. La reforma nace de una insatisfacción profunda con el sistema, no de palabras huecas biensonantes.

El 31 de octubre de 1517 Lutero clavó en la puerta de la iglesia del Palacio de Wittemberg sus 95 tesis. Por aquel entonces el papa León X quería renovar la Basílica de San Pedro en Roma, y desarrolló una campaña para recaudar fondos mediante la venta de indulgencias. Los compradores recibían a cambio una reducción de sus días de castigo en el purgatorio e incluso el perdón de los pecados. Lutero podría haber colaborado con dicha campaña aunque sus planteamientos teológicos no la vieran con buenos ojos, o podría simplemente haberse callado. Pero al leer algunas de sus tesis encontramos que no fue así:

Tesis 21. “En consecuencia, yerran aquellos predicadores de indulgencias que afirman que el hombre es absuelto a la vez que salvo de toda pena, a causa de las indulgencias del Papa”.

Tesis 22. “De modo que el Papa no remite pena alguna a las almas del purgatorio que, según los cánones, ellas debían haber pagado en esta vida”.

Con sus 95 tesis Lutero convierte su insatisfacción en una denuncia. Porque la insatisfacción que es incapaz de denunciar, no puede reformar ninguna iglesia, ni ninguna vida. Hay un momento en el que la experiencia de opresión debe surgir y convertirse en algo real para que el cambio pueda ser posible. Si Martín Lutero se hubiera callado, no estaríamos hablando hoy de reforma protestante. Evidentemente la denuncia situó a Lutero en un lugar peligroso, y él lo sabía, no era un ignorante ni un loco, tenía conocimiento de lo que les había ocurrido a muchos otros reformadores anteriormente. Para que una iglesia pueda ser reformada, para que sea real la petición de una reforma constante, se necesitan personas que denuncien el status quo y que asuman las consecuencias de hacerlo. En iglesias donde todo esto es imposible, donde las voces discordantes son excomulgadas, o donde éstas no se atreven a levantar la voz por cobardía, no hay posibilidad real de reforma. El Espíritu Santo dirige la iglesia hacia la reforma a través de voces proféticas.

Cuando algunos cristianos y cristianas alaban la respuesta de Lutero ante las exigencias del papa León X para que se retractara de 41 de sus 95 tesis: “No puedo ni quiero revocar nada reconociendo que no es seguro actuar contra la conciencia”. Deberían preguntarse si alguna vez se han enfrentado a una situación como esa dentro de la iglesia, y si actuaron como Lutero, defendiendo su conciencia, o como León X, que trató a Lutero como un delincuente, prohibió la posesión o lectura de sus escritos y dio inmunidad a quien lo asesinara. ¿Dónde se alinearon? ¿Con quienes defendían la conciencia o quienes defendían la ortodoxia?

Martín Lutero vivió una experiencia opresiva y levantó la voz para oponerse a lo que él consideraba erróneo e injusto, pero no se quedó ahí. Se atrevió también a hacer una propuesta basada en la tradición bíblica y eclesial, que le liberaba de sus temores al igual que al resto de cristianos. Se atrevió a dejar sin argumentos a quienes utilizaban las condenas y el temor en beneficio propio. Y lo hizo afirmando que la salvación es un regalo de Dios, dado por gracia a través de Cristo y recibido solamente por la fe. “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo [1]”. No tenía mucho sentido el sentirse culpable, el vivir atemorizado, condenado… La liberación no se encontraba ni en la Ley ni en los dirigentes de la iglesia, sino en la fe en el Dios de Jesús. Por eso un cristiano no debía tener como sumo juez al papa, sino a Jesucristo y su Palabra en la que se revela su voluntad.

La liberación que supuso la Biblia para cristianos como Lutero es difícil de entender hoy, ya que la ortodoxia evangélica la ha petrificado y puesto al servicio de la opresión. La Biblia ya no es fuente de liberación, sino una ley que está al servicio del capricho del líder de turno que dice poseer la lectura verdadera. Las lecturas fundamentalistas han debilitado profundamente la percepción de la Biblia como lugar de liberación para los seres humanos. Las personas LGTBI somos unas de las danificadas por este proceso diabólico que pretende destruir cualquier autocomprensión positiva que podamos hacer de nosotros mismos, al mismo tiempo que exige una represión de nuestros deseos y un reconocimiento de culpabilidad por ser como somos. Sólo comprando sus indulgencias con mentiras podemos alcanzar la salvación que ellos nos otorgan.

Pero es desde esta situación opresiva desde la que las personas LGTBI podemos convertirnos en profetas que traen una nueva reforma a la iglesia. Una reforma que no nacerá del legalismo, sino de la experiencia y la liberación del texto bíblico de manos de quienes lo están adulterando. Y esto ocurrirá si nos atrevemos, como Martín Lutero y tantos otros reformadores, a levantar la voz denunciando la opresión heteronormativa aunque esto signifique nuestra expulsión de las iglesias que no dejan espacio al profetismo, y que son más sensibles a las lecturas literalistas y las tradiciones homófobas que al dolor que éstas producen. Y si partimos de nuestra experiencia y somos valientes en la denuncia, también podremos encontrar respuestas que dejen sin sentido al poder heteronormativo. En realidad no tenemos que buscar demasiado, ni ser muy originales, porque la Palabra de Dios siempre ha dado vida a quienes la han visto negada, y es por gracia que vivimos los cristianos, por medio de la fe… no por cualquier otra cualidad humana, ni siquiera la heterosexualidad.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no es de vosotros, pues es don de Dios. No por vuestra heterosexualidad, para que nadie se gloríe [2]”.

Las cristianas y los cristianos LGTBI somos una oportunidad de reforma para la iglesia, una oportunidad para curar de heteronomatividad sus discursos, sus lecturas, su praxis. Una oportunidad, ni la primera ni la última, de hacer del evangelio una fuente de liberación para toda la Iglesia.

Carlos Osma

[1] Rm 5,1

[2] Ef 2,8-9 El texto pone “obras” donde pongo “vuestra heterosexualidad”.

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad , , , , , ,

“¿Todos son bienvenidos?”: Pastor luterano arremete contra campamento bíblico que incluía un Pastor trans.

Miércoles, 3 de agosto de 2022

 

B30E2F48-CC1F-41D0-A8BA-358F7F991D3AUn letrero del Park River Bible Camp, (campamento bíblico de Park River), instalado en 2021, en el cruce de la autopista 17 y la autopista 32 dice: “Todos son bienvenidos”. La directora ejecutiva, Rebecca Kjelland, dice que si las personas no se sienten bienvenidas en el campamento, como un pastor transgénero invitado a hablar en un evento, se debe cambiar el cartel. Foto aportada por Rebecca Kjelland

El Padre Jeff Eppler, párroco de la Iglesia St. John the Evangelist en Grafton, Dakota del Norte, publicó un comentario en el boletín parroquial que alentaba a los padres a no enviar a sus hijos a un campamento bíblico luterano cercano porque un ministro transgénero y otras personas LGBTQ- los líderes afirmadores fueron incluidos en la lista de oradores. Eppler declaró que, como resultado, “ya no se podía confiar en que el campamento promovería la moralidad cristiana genuina”. Desde entonces, el ministro trans se ha retirado del campamento.

Una de nuestras responsabilidades como ciudadanos de este país es entender que vivir en una sociedad libre significa que vamos a encontrarnos con algunas cosas, ya sea discurso, arte o ideas, que no nos gustan. Nuestro deber es apoyar un derecho expansivo a la libertad de expresión de todos modos.

El puritanismo ideológico está en ascenso. Los estadounidenses, cada vez más, no están dispuestos a escucharse unos a otros, o incluso a vivir y dejar vivir. Vivimos en una época de intolerancia.

Un ejemplo reciente y local proviene de Park River Bible Camp, una institución luterana que invitó a varios oradores para dirigirse a los campistas este año, incluido el pastor Drew Stever, un pastor transgénero de la Iglesia Luterana Hope en Hollywood, California.

La ocasión es YouthFest, un campamento organizado para estudiantes de séptimo a duodécimo grado que se lleva a cabo del 10 al 15 de julio.

Stever y algunos de los otros oradores, incluido “un hablante indígena, un hablante negro y un discapacitado junto con Stever”, informa Ingrid Harbo, generaron una reacción local, y ahora Stever se retiró.

“Se supone que el campamento es un lugar donde puedes ir y simplemente estar, y no sentimos que pudiéramos estar en el campamento y estar en la ciudad completamente presentes, completamente cómodos y sintiendo completamente que nuestra seguridad era una prioridad”, dijo. dijo a Harbo.

Parte de la reacción violenta provino del padre Jeff Eppler de la Iglesia Católica St. John the Evangelist en Grafton. Sin molestarse en hablar con los organizadores del campamento, publicó un aviso en el boletín de su iglesia advirtiendo a los padres que se alejaran. “Desafortunadamente, ya no se puede confiar en que este campo promueva la moralidad cristiana genuina”, escribió.

En el boletín del 26 de junio de la Iglesia Católica St. John the Evangelist en Grafton, se publicó un mensaje advirtiendo a los padres que no enviaran a sus hijos al evento porque el evento habría dejado oradores inclinados promoviendo “cosas contrarias a la fe católica”, específicamente un orador transgénero”. 

La reacción violenta de las redes sociales también fue predeciblemente fea. “La gente también acudió a Facebook, publicando comentarios en las publicaciones del Campamento Bíblico de Park River, especulando sobre los puntos de vista políticos de los oradores en el Festival de la Juventud, acusando al campamento de adoctrinar a los niños y pidiendo que (la directora ejecutiva del Campamento Bíblico de Park River, Rebecca) Kjelland sea despedida”, informaba Harbo.

Fuente InForum

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Luterana , , , , , , , , , , , ,

La múltiple influencia de Kierkegaard en la teología

Martes, 22 de marzo de 2022

 

Fotografi efter blyantstegning udført ca. 1840 af N. C. KierkegaardBoceto inacabado de Søren Kierkegaard c. 1840 por su primo Niels Christian Kierkegaard.

Uno de mis filósofos de cabecera; os recomiendo la lectura de sus obras y la de la reciente biografía editada en español de las profesora de Filosofía Clare Carlisle El filósofo del corazón’ (Taurus), una nueva biografía sobre el danés que se adentra más en su vida personal y que abandona un tanto su imagen del hombre presa de la angustia y precursor del existencialismo para centrarse más en el carisma de este pensador que lo dejó todo por amor… a Dios y a la filosofía.

La intensa personalidad y la compleja obra de Kierkegaard ha sido ocasión de muchos despertares de autenticidad cristiana en grandes autores protestantes y católicos, y ha irradiado luz sobre una enorme cantidad de temas. 

Juan Luis Lorda·21 de diciembre de 2021·Tiempo de lectura: 7 minutos

Hay tres pensadores cristianos del XIX que fascinan a la teología del siglo XX: Newman, Dostoyevski y Kierkegaard. Curiosamente, llegan por cauces casi comunes a Alemania y Francia, y al conjunto del universo cristiano. Los tres tienen biografías, o partes de ellas, “dramáticas”. En Newman, su conversión. En Dostoyevski, su vida entera. En Kierkegaard (1813-1855), la segunda parte y sobre todo el final de su corta vida (1846-1855), cuando asume plenamente lo que considera su misión: hacer cristianos a los cristianos que no son cristianos.

Una vida dramática

Solo su (larga) estancia en la universidad tiene, en general, un tono despreocupado y juvenil, donde disfruta de la vida, de los amigos, de la cerveza y de la ópera (y de los cursos). Aunque siempre amenazado por la “melancolía” (depresión) y con la huella de una educación luterana seria y de la muerte de cinco hermanos.

El periodo de enamoramiento con Regina Olsen, bastante dramático también, da paso a la misión. Incluso el romper con ella es su forma de quemar las naves e iniciar su misión, en parte inspirado en Sócrates y en parte en Cristo. Como Sócrates, se siente llamado a interpelar con la ironía a sus conciudadanos daneses para que se den cuenta de que no son cristianos. Él se adelanta y quiere ser “cristiano” y trabajar por Cristo, y sabe que ese camino lleva a la cruz. Lo experimenta en las contradicciones y dificultades que padece hasta morir agotado física, psíquica y también económicamente.

Un conflicto de interpretaciones

Claro es que todo esto hace crecientemente intensa su vida y personalidad. Tenía mucha conciencia de ser “intenso”. Y esto, al mismo tiempo que nos admira, es una barrera para entenderlo, porque la mayoría no somos así. Además, lo puso difícil. Como parte del ejercicio de su ironía socrática (motivo de su tesis doctoral), escribió con distintos pseudónimos sus primeras obras. No es un mero juego, realmente quieren representar posiciones distintas, en las que él parece situarse perfectamente, pero la crítica no.

Su obra ha generado un “conflicto de las interpretaciones”. Atraídos por su oposición a Hegel, por su defensa a ultranza de la personalidad del “individuo” y por su concepto de “angustia” (existencial), se le considera inspirador del existencialismo de Heidegger y Sartre. Pero esto habría sorprendido y decepcionado a Kierkegaard. Porque, para Heidegger o Sartre, el existencialismo es asumir que no hay Dios y, por tanto, que hay que arreglárselas en la existencia sin esperar nada. Y para Kierkegaard es lo contrario: la verdadera realización de la existencia del individuo es cuando se pone delante de Dios, cuando supera el estadio estético (vivir buscando gustos) y el ético (intentar ser moral o decente por su cuenta) para reconocerse pecador y necesitado delante de Dios (estadio religioso). Así se encuentra a sí mismo (resuelve su angustia), así se hace individuo y así se hace cristiano.

Influencia en el personalismo 

En cambio, le habría emocionado saber que su defensa del individuo tuvo un efecto directo en los “filósofos del diálogo”. Para Ebner y después para Buber fue un revulsivo espiritual, una conversión intelectual y personal. Los dos lo reconocen explícitamente. Para Martin Buber fue también una gran inspiración de su pensamiento social, para oponerse a los totalitarismos fascista y comunista, que de alguna manera siguen a Hegel, donde el individuo pasa a ser solo una pieza o un momento de la construcción de la sociedad, que es el verdadero fin y sujeto de la política. Con Ebner, la influencia de Kierkegaard entra en el conjunto de fermentos personalistas que renuevan la moral católica y, con Buber, también en la antropología cristiana.

Por otra parte, sería injusto no reconocer aquí el papel que el converso e intelectual Theodor Haecker tuvo en la recepción de Kierkegaard en el ámbito de lengua alemana. Captó inmediatamente la fuerza de su mensaje, lo tradujo y lo introdujo. Por él, muchos pensadores de lengua alemana encontraron a Søren Kierkegaard. Y además, Haecker escribió notables ensayos sobre él, como La joroba de Kierkegaard.

La renovación del protestantismo 

Kierkegaard veía que los cristianos de Dinamarca estaban perfectamente acomodados y que se llamaban cristianos porque inscribían sus nombres en el registro civil, porque participaban esporádicamente en ceremonias y porque procuraban vivir con unos estándares de decencia pública. Todo era cristiano por inercia, pero sin ninguna tensión, sin ningún dramatismo, sin ninguna cruz. En otro tiempo aquella sociedad había sido transformada por el cristianismo, pero después todo iba al revés: El bienestar había transformado el cristianismo en una decoración inofensiva.

Precisamente esa crítica fue la que provocó el despertar de la conciencia de muchos teólogos protestantes, y especialmente de Karl Barth. La teología liberal protestante había hecho precisamente lo que Kierkegaard criticaba: limar todos los aspectos incómodos del cristianismo para que fuera aceptable a una sociedad acomodada, convertirlo en una vaga apertura a “lo divino” y en una inspiración de solidaridad (Schleiermacher) para personas que procuraban ser honrados ciudadanos.

Leyendo a Kierkegaard, Barth se dio cuenta de la disolución que esto entrañaba. No es la razón con la cultura de cada época la que debe juzgar la fe (porque la disuelve). Al contrario: es la fe, la revelación, la que va a juzgar a todas las épocas y todo lo humano, para convertirlos en cristianos. Es el famoso cambio de Barth entre la primera y la segunda edición de su comentario a la Carta a los Romanos. Aunque, más adelante, el Barth maduro no se sentiría tan cercano a Kierkegaard, en la medida en que aumentaba su conciencia eclesial. Kierkegaard, al final, resulta bastante individualista. Luego lo veremos.

El cristianismo de Kierkegaard

Entre la dificultad de interpretar a Kierkegaard y los tics intelectuales de las historias de la filosofía, se pueden encontrar presentaciones donde se omite que es cristiano o se menciona como un rasgo secundario, o incluso se le dibuja como un anticristiano, más o menos próximo a Nietzsche, por su crítica a la iglesia establecida.

Existe un pequeño libro de la editorial Aguilar (Mi punto de vista, 1988), con una traducción (probablemente del italiano) del poeta José Miguel Velloso. De paso hay que decir que la historia de las traducciones castellanas de Kierkegaard es “interminable”. Y es obligado mencionar a Unamuno, que quiso aprender danés para leerlo directamente y lo imitó todo lo que pudo. La traducción de Velloso (a pesar de su deuda italiana) tiene algunas ventajas: la primera, que se lee muy bien; la segunda, que reúne tres escritos claves de Kierkegaard donde declara cómo se siente cristiano y cómo entiende su misión. El más largo, Mi punto de vista, es de 1846 y fue editado póstumamente por su hermano (obispo de la iglesia de Dinamarca). Además, el breve texto Ese individuo, donde defiende que llegar a ser plenamente individuo es también llegar a ser cristiano. Después, muy breves también, Sobre mi labor como escritor (1849) y Mi posición como escritor religioso(1850). Estos escritos, firmados por él sin pseudónimo, no dejan lugar a dudas sobre la intensidad con la que Kierkegaard quería ser y dar testimonio cristiano. Son como su testamento intelectual.

Kierkegaard y Cristo 

Desde luego, Kierkegaard no es un cristiano convencional. Precisamente su misión era oponerse a convertir el cristianismo en una convención social. Había recibido una educación intensamente cristiana y piadosa de su padre, aunque a veces se exagera este punto. La guardó en el corazón toda la vida.

Lo más emocionante es que se puede observar una especie de identificación creciente con Cristo, sobre todo en su última época. En eso recuerda mucho a Dostoyevski. No solo admira la figura de Cristo y mueve su devoción, también se ve identificado con él cuando padece las incomprensiones a que le lleva su misión.

Consultando sobre esto a José García Martín, especialista español en Kierkegaard, me escribía: “Respecto a su adhesión a Cristo, he de decir que fue total y comprometida existencialmente a partir de su conversión espiritual, aunque sin llegar a un ‘martirio de sangre’, aunque sí que sacrificó su vida y fortuna. De hecho, la podemos considerar la figura más significativa y determinante en su vida y obra”.

Por cierto, que este autor tiene un notable ensayo sobre la recepción de Kierkegaard en América latina. Muchos artículos que se pueden encontrar online, y, entre ellos, una excelente Introducción a la lectura de Søren Kierkegaard.

Cornelio Fabro, los Diarios y la Ejercitación

Para acceder al alma de Kierkegaard están, ciertamente, esas obritas que hemos mencionado en Mi punto de vista. Y están sus Diarios. No disponemos en castellano más que de una selección.

En este terreno y en el de la interpretación general cristiana de Kierkegaard ha jugado un papel importantísimo el filósofo tomista Cornelio Fabro. Hizo una muy meritoria traducción italiana en muchos volúmenes, así como muchos estudios y una excelente introducción a los diarios, que ocupa un volumen entero de la edición italiana y da una panorámica clarividente de su vida y obra. Existe una interesante entrevista grabada, que se encuentra online. Fabro hizo también una edición italiana de su Ejercitación del cristianismo.

La ejercitación del cristianismo (1848) es una de las grandes obras cristianas de Kierkegaard. Fue publicada con el pseudónimo de Anticlímacus. Como hemos dicho, los pseudónimos en la obra de Kierkegaard suelen introducir cambios de perspectiva difíciles. Pero aquí usa el pseudónimo porque, por así decir, no se ve a la altura para hablar en nombre propio. En el prólogo aclara: “En este escrito […] la exigencia: ser cristiano, es forzada por el seudónimo hasta el más alto grado de idealidad […]. Ha de oírse la exigencia; y entiendo lo dicho como dicho solamente a mí mismo –que debería aprender no sólo a buscar amparo en la ‘gracia’, sino a confiarme en ella respecto del empleo que hago de la ‘gracia’”. Cito por el primer volumen de la meritoria traducción que hizo Guadarrama de varias de sus obras (1961).

Kierkegaard ecuménico 

Al observar estas menciones a la ‘gracia’, así como su crítica a la iglesia protestante establecida, algunos lo entendieron cercano al catolicismo.

La cuestión es compleja. Quizá sería mejor decir que Kierkegaard es un personaje “ecuménico”, no cuadra del todo con ninguno, aunque tiene un mensaje para todos, porque afecta a algunos aspectos auténticos y centrales del cristianismo: un apasionado amor a Cristo, una conciencia de la necesidad de Dios en el ser humano, y un anhelo de su salvación.

Kierkegaard no llegó a percibir la hermosura de la liturgia y su relación profunda con el ser de la Iglesia. Esa experiencia no pertenecía a su mundo. Él veía una iglesia establecida que se confundía con la sociedad tradicional danesa y cuyo centro más auténtico era la predicación.

Él se había preparado en la universidad para ser pastor; era la ilusión de su padre, y, en distintos momentos, lo deseó con fuerza y dio pasos. También le atrajo y ejerció de diversos modos la predicación, dejando un curioso y complejo legado de “sermones edificantes”. Pero pronto comprendió que su misión era mucho más solitaria y socrática cristiana. No era desde dentro del sistema, sino más bien desde fuera, desde donde él tenía que interpelar y morir por la causa.

Conclusión 

Una de las cosas que más sorprende en la inmensa bibliografía sobre Kierkegaard es la obra del filósofo americano Jon Stewart. Además, de varias monografías escritas por él, ha dirigido una amplísima serie de colaboraciones sobre la influencia de Kierkegaard en todos los aspectos del pensamiento, incluyendo la teología (3 volúmenes). Desde el punto de vista católico, hemos mencionado a Cornelio Fabro, y también se deben mencionar los clásicos ensayos de Régis Jolivet. En filosofía, Mariano Fazio tiene una Guía del pensamiento de Kierkegaard, que se puede consultar online, y la voz correspondiente en la enciclopedia online Philosohica. Y Sellés, un estudio sobre la antropología de Kierkegaard.

Por supuesto, hay muchísimo más. Kierkegaard es un autor que necesita introducciones para no perderse en los laberintos que él mismo montó y en los que han montado sus comentaristas. Sin olvidar nunca que Mi punto de vista, con sus ampliaciones, es realmente su punto de vista.

Fuente Omnes

Espiritualidad, Iglesia Luterana , , , , , , , ,

“Cómo reformar la Iglesia”, por Carlos Osma

Sábado, 30 de octubre de 2021

reformadoresMañana celebramos el Día de la Reforma, por lo que publicamos este artículo del blog Homoprotestantes:

En ocasiones escucho reflexiones, predicaciones, o leo artículos en los que se anima a reformar la Iglesia. Si además la persona que hace este llamamiento pertenece al ámbito protestante, en algún momento repite la archiconocida frase: “Una iglesia reformada, siempre reformándose”. Bien es cierto que en pocas ocasiones indica en qué debe consistir esa reforma, porqué es necesario hacerla, y qué le ha llevado a pensar así. En realidad, en la mayoría de ocasiones, creo que la frase es más bien una muletilla, un elemento de la tradición que sobrevuela el discurso para indicar que se es protestante, que no se es fundamentalista, o que se está a años luz de otras iglesias en las que no hubo reforma.

En Martín Lutero encuentro también esa voluntad de transformación, de reforma de la realidad religiosa en la que estaba inmerso, pero entiendo que esta voluntad tuvo su origen en una experiencia previa de insatisfacción real, no teórica. Lutero tenía una autocomprensión negativa de sí mismo y esto le limitaba y le producía sufrimiento. Desde muy joven le acompañó el temor a un Dios castigador que le exigía una vida de sacrificios interminables. Por eso se dedicó al ayuno, a la autoflagelación, a la confesión constante; aunque nada de todo esto le hizo sentirse reconciliado con Dios.

Siempre hay casos excepcionales, es verdad, pero el de Lutero no lo es, creo que en la mayoría de ocasiones las reformas no surgen de personas que se encuentran cómodas con el sistema en el que viven, sino de las que padecen sus consecuencias negativas. Jamás una persona satisfecha con su iglesia querrá reformarla. Jamás una persona a la que le va bien con la vida que tiene querrá que ésta cambie. Seguro que en algún momento dirán eso de que es necesario reformarse, adaptarse, transformarse… pero serán sólo palabras. La reforma nace de una insatisfacción profunda con el sistema, no de palabras huecas biensonantes.

El 31 de octubre de 1517 Lutero clavó en la puerta de la iglesia del Palacio de Wittemberg sus 95 tesis. Por aquel entonces el papa León X quería renovar la Basílica de San Pedro en Roma, y desarrolló una campaña para recaudar fondos mediante la venta de indulgencias. Los compradores recibían a cambio una reducción de sus días de castigo en el purgatorio e incluso el perdón de los pecados. Lutero podría haber colaborado con dicha campaña aunque sus planteamientos teológicos no la vieran con buenos ojos, o podría simplemente haberse callado. Pero al leer algunas de sus tesis encontramos que no fue así:

Tesis 21. “En consecuencia, yerran aquellos predicadores de indulgencias que afirman que el hombre es absuelto a la vez que salvo de toda pena, a causa de las indulgencias del Papa”.

Tesis 22. “De modo que el Papa no remite pena alguna a las almas del purgatorio que, según los cánones, ellas debían haber pagado en esta vida”.

Con sus 95 tesis Lutero convierte su insatisfacción en una denuncia. Porque la insatisfacción que es incapaz de denunciar, no puede reformar ninguna iglesia, ni ninguna vida. Hay un momento en el que la experiencia de opresión debe surgir y convertirse en algo real para que el cambio pueda ser posible. Si Martín Lutero se hubiera callado, no estaríamos hablando hoy de reforma protestante. Evidentemente la denuncia situó a Lutero en un lugar peligroso, y él lo sabía, no era un ignorante ni un loco, tenía conocimiento de lo que les había ocurrido a muchos otros reformadores anteriormente. Para que una iglesia pueda ser reformada, para que sea real la petición de una reforma constante, se necesitan personas que denuncien el status quo y que asuman las consecuencias de hacerlo. En iglesias donde todo esto es imposible, donde las voces discordantes son excomulgadas, o donde éstas no se atreven a levantar la voz por cobardía, no hay posibilidad real de reforma. El Espíritu Santo dirige la iglesia hacia la reforma a través de voces proféticas.

Cuando algunos cristianos y cristianas alaban la respuesta de Lutero ante las exigencias del papa León X para que se retractara de 41 de sus 95 tesis: “No puedo ni quiero revocar nada reconociendo que no es seguro actuar contra la conciencia”. Deberían preguntarse si alguna vez se han enfrentado a una situación como esa dentro de la iglesia, y si actuaron como Lutero, defendiendo su conciencia, o como León X, que trató a Lutero como un delincuente, prohibió la posesión o lectura de sus escritos y dio inmunidad a quien lo asesinara. ¿Dónde se alinearon? ¿Con quienes defendían la conciencia o quienes defendían la ortodoxia?

Martín Lutero vivió una experiencia opresiva y levantó la voz para oponerse a lo que él consideraba erróneo e injusto, pero no se quedó ahí. Se atrevió también a hacer una propuesta basada en la tradición bíblica y eclesial, que le liberaba de sus temores al igual que al resto de cristianos. Se atrevió a dejar sin argumentos a quienes utilizaban las condenas y el temor en beneficio propio. Y lo hizo afirmando que la salvación es un regalo de Dios, dado por gracia a través de Cristo y recibido solamente por la fe. “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo [1]”. No tenía mucho sentido el sentirse culpable, el vivir atemorizado, condenado… La liberación no se encontraba ni en la Ley ni en los dirigentes de la iglesia, sino en la fe en el Dios de Jesús. Por eso un cristiano no debía tener como sumo juez al papa, sino a Jesucristo y su Palabra en la que se revela su voluntad.

La liberación que supuso la Biblia para cristianos como Lutero es difícil de entender hoy, ya que la ortodoxia evangélica la ha petrificado y puesto al servicio de la opresión. La Biblia ya no es fuente de liberación, sino una ley que está al servicio del capricho del líder de turno que dice poseer la lectura verdadera. Las lecturas fundamentalistas han debilitado profundamente la percepción de la Biblia como lugar de liberación para los seres humanos. Las personas LGTBI somos unas de las danificadas por este proceso diabólico que pretende destruir cualquier autocomprensión positiva que podamos hacer de nosotros mismos, al mismo tiempo que exige una represión de nuestros deseos y un reconocimiento de culpabilidad por ser como somos. Sólo comprando sus indulgencias con mentiras podemos alcanzar la salvación que ellos nos otorgan.

Pero es desde esta situación opresiva desde la que las personas LGTBI podemos convertirnos en profetas que traen una nueva reforma a la iglesia. Una reforma que no nacerá del legalismo, sino de la experiencia y la liberación del texto bíblico de manos de quienes lo están adulterando. Y esto ocurrirá si nos atrevemos, como Martín Lutero y tantos otros reformadores, a levantar la voz denunciando la opresión heteronormativa aunque esto signifique nuestra expulsión de las iglesias que no dejan espacio al profetismo, y que son más sensibles a las lecturas literalistas y las tradiciones homófobas que al dolor que éstas producen. Y si partimos de nuestra experiencia y somos valientes en la denuncia, también podremos encontrar respuestas que dejen sin sentido al poder heteronormativo. En realidad no tenemos que buscar demasiado, ni ser muy originales, porque la Palabra de Dios siempre ha dado vida a quienes la han visto negada, y es por gracia que vivimos los cristianos, por medio de la fe… no por cualquier otra cualidad humana, ni siquiera la heterosexualidad.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no es de vosotros, pues es don de Dios. No por vuestra heterosexualidad, para que nadie se gloríe [2]”.

Las cristianas y los cristianos LGTBI somos una oportunidad de reforma para la iglesia, una oportunidad para curar de heteronomatividad sus discursos, sus lecturas, su praxis. Una oportunidad, ni la primera ni la última, de hacer del evangelio una fuente de liberación para toda la Iglesia.

Carlos Osma

[1] Rm 5,1

[2] Ef 2,8-9 El texto pone “obras” donde pongo “vuestra heterosexualidad”.

Espiritualidad , , , , , ,

La iglesia de Noruega realiza una hermosa ceremonia de nombramiento de personas trans que refleja “la gracia y la apertura de Dios”

Viernes, 23 de julio de 2021

191213904_10158062190827039_7522213970876164728_nElin Stillingen fue honrada en la primera ceremonia de cambio de nombre de la iglesia en Noruega. (Facebook / Elin Stillingen)

Una iglesia en Noruega celebró una hermosa ceremonia de nombramiento de una persona trans, en lo que se cree que es la primera ceremonia de este tipo en el país.

Elin Stillingen, de 49 años, se declaró transgénero hace nueve años y cambió legalmente su género y nombre el año pasado.

Pero como cristiana, sintió que era importante marcar el cambio importante en su vida en una iglesia.

El sábado (17 de julio), Stillingen fue honrada en una increíble ceremonia de nombramiento en la iglesia medieval Hoff en Oslo, Noruega.

Ella le dijo a AP News: “Soy miembro de la iglesia noruega, y también estoy a punto de salir ‘del armario’ como cristiana, por lo que esta ceremonia es importante para mí“.

El pastor Stein Ovesen, quien también es presidente de la organización benéfica de derechos LGBT + Stensveens Venner, dirigió la ceremonia.

Oveson dijo al canal de noticias noruego TV2: “Sé que muchos están agradecidos de que este evento se haya hecho realidad, porque penetra profundamente en la vida de las personas. En el ala conservadora, encontrará sacerdotes que están profundamente preocupados por lo que hacemos hoy. Pero para mí este es un acto importante que expresa la gracia y la apertura que Dios me muestra”.

Stensveens Venner creó un diploma especial para la ocasión, firmado por Stillingen y Ovesen, con mariposas “como una marca de una hermosa metamorfosis”.

Elin Stillingen dijo que la ceremonia de cambio de nombre de la iglesia en Noruega “se sintió como volver a casa”

El día después de la ceremonia de la iglesia, Elin Stillingen recurrió a las redes sociales para compartir sobre su “día favorito”.

Ella escribió: “Todos los días desde el 15 de mayo de 2020, ha sido mejor que el anterior, pero este fue mi día favorito … Fue hermoso y real … Estoy muy orgullosa de ser la primera y de hecho conozco a otras personas trans que quieren hacer lo mismo en su iglesia local. Fue como volver a casa, y Jesús estaba allí”.

Fuente Pink News

General, Historia LGTBI, Iglesia Inclusiva, Iglesia Luterana , , , , ,

La Iglesia Luterana de EE.UU. elige a a la primera persona trans para el episcopado

Viernes, 14 de mayo de 2021

10351831_1272315492784264_895169298221841104_nMegan Rohrer (Twitter / @ mmrohrer)

Conocida por defender a las personas queer sin hogar , Megan Rohrer ha sido escogida para un mandato de seis años

“Los luteranos han declarado por enésima vez que los transexuales son maravillosos hijos de Dios”, dijo Rohrer tras la elección.

La iglesia nacional de Rohrer en los estados norteños de California y Nevada consta de 180 congregaciones con más de 36.000 miembros.

Por primera vez en su historia, la Iglesia luterana evangélica en Estados Unidos (ELCA, en sus siglas en inglés), ha elegido a una persona transgénero para acceder al episcopado. Se trata de Megan Rohrer, a la que el sínodo local de su iglesia ha elevado a tal rango por un periodo de seis años. Se trata, de hecho, de la primera persona abiertamente transgénero que alcanza dicha posición en una de las grandes iglesias protestantes en aquel país.

La ELCA es la mayor denominación luterana de Estados Unidos, y la séptima iglesia cristiana del país por número de fieles (unos 3,3 millones de personas). El nombramiento de Rohrer, por tanto, tiene una gran significación social.

La iglesia luterana de EE. UU. Ha elegido a su primera obispo abiertamente trans, Megan Rohrer, lo que marca la primera vez que una importante denominación cristiana ha tenido un líder abiertamente trans no binariaMegan Rohrer (Dakota del Sur, 1980), una persona que vive abiertamente como transgénero, fue elegida el pasado sábado 8 de mayo por primera vez para ocupar un cargo episcopal en el páis. Su elección por el sínodo de la “Iglesia Evangélica Luterana en América de la Sierra del Pacífico” en el noroeste de EEUU es para un mandato de seis años, tal como informó el domingo el portal Religion News Service (RNS).

Pastor de una congregación luterana en San Francisco y encargada de la capellanía del distrito policial de esa ciudad, Rohrer es especialmente conocida por defender a las personas queer sin hogar . De 41 años,  fue ordenado en 2006 en circunstancias especiales, dado que a los clérigos de la comunidad LGBTQI que profesaban públicamente su orientación sexual no se les permitía pastorear en su iglesia nacional en aquel momento. No fue hasta 2010 cuando se reconoció oficialmente la ordenación.

Rohrer, de 41 años, dirigirá el sínodo Sierra Pacific con sede en Sacramento, California, que cubre casi 200 congregaciones diferentes en California y Nevada, por un período de seis años. Dijeron que esperaban que la gente tuviera fe en ellos como Jesús tiene fe en ellos.

“Me siento humilde y honrada, y soy consciente de que este llamado es más grande que yo”, dijo Megan Rohrer en un discurso después de que fuera elegido obispo el sábado (8 de mayo). Los luteranos han declarado por enésima vez que los transexuales son maravillosos hijos de Dios“, dijo Rohrer a RNS sobre la decisión del sínodo. Rohrer adquirió mayor notoriedad gracias a sus apariciones en la serie de televisión “Queer Eye” y a sus reportajes en Time Magazine y Cosmopolitan.

En las redes sociales, Rohrer dijo que su elección para encabezar un puesto de alto nivel en la Iglesia Luterana de EE. UU. Es inspiradora. “Si mi elección te confunde, que esa confusión te inspire a notar todas las otras cosas maravillosas que Dios ha hecho y que quizás te hayas perdido”, dijo. “El llamado de Dios se extiende a más personas de las que cabría esperar, en más lugares de los que cabría esperar y más a menudo de lo que cabría esperar”, añadió. “Mi esperanza es que tus nietos te llamen y tus hijos te llamen y tus amigos te llamen y te pregunten sobre tu fe”, dijeron. “Y cuando te llamen, diles cuánto amas a Jesús y por qué la fe de Jesús en ti significa por qué puedes tener fe en mí”.

La Iglesia Evangélica Luterana en Estados Unidos prohibió a los pastores LGBT + servir abiertamente hasta 2010.

Rohrer es actualmente la pastora de la Iglesia Evangélica Luterana Grace de San Francisco, así como una coordinadora de capellanes de la comunidad para el departamento de policía de la ciudad. Cuando fue elegida líder de la Iglesia Evangélica Luterana Grace en 2014, se convirtió en el primer líder abiertamente trans a ese nivel de la iglesia luterana.

Pero su viaje dentro de la iglesia no siempre ha sido fácil. En la universidad, cuando se identificó como lesbiana, Rohrer fue atacada por sus compañeros por su sexualidad. En los medios de comunicación, Rohrer explicó que el hecho de salir del armario había provocado su expulsión del grupo juvenil de la iglesia local. Más tarde, en una universidad luterana, los compañeros habrían comenzado a cantar himnos para expulsar a los “demonios gay” cada vez que se producía un encuentro con Rohrer. “No es una buena noticia utilizar la Fe para menospreciar a otras personas“, dijo Rohrer a Cosmopolitan en 2017. “Las personas que estaban en mis clases de religión conmigo cantaban himnos cuando pasaba, para tratar de deshacerme de mis demonios homosexuales. Y solo cantaría armonía. No sabía qué hacer ”, le dijeron a KALW en 2014.

Megan Rohrer dijo a NPR: “Me siento honrada y humilde por la afirmación del Sínodo de mis habilidades de liderazgo. Y estoy encantada de que mi elección apunte al amor interminable que Dios tiene por Su creación fabulosamente diversa ”.

Megan-Roher_2340075980_15550834_667x386

Un día después de la elección al episcopado, Rohrer explicó en un tuit que existía una relación familiar directa con el santo nacional de Suiza, Klaus von Flüe: el hermano Klaus era el bisabuelo de Rohrer en su 16ª generación. La iglesia nacional de Rohrer en los estados norteños de California y Nevada consta de 180 congregaciones con más de 36.000 miembros. La mayoría de las grandes iglesias evangélicas de Estados Unidos tienen obispos abiertamente homosexuales desde hace casi dos décadas. Sin embargo, los pastores mayores que profesan su identidad como transgénero son una novedad en Estados Unidos y en todo el mundo.

Fuente Vida Nueva/ ReligionNews

General, Historia LGTBI, Iglesia Luterana , , , , , , , , , ,

Eduard Stapel, pastor gay.

Viernes, 26 de febrero de 2021

Eu2fwWcXYAAzGsYRecuperando nuestra memoria…

Eduard Stapel Pastor protestante, activista LGTBI y actor. Defendió los derechos LGTBI en la RDA, fundando clandestinamente grupos LGTBI en parroquias de la Iglesia Evangélica Alemana. La Stasi lo tuvo en su punto de mira, afirmando que era un “peligro social”.

Durante la RDA, la única manera de hacer activismo LGTBI fue de forma clandestina, siendo la Iglesia Evangélica Alemana (EKD) un refugio para los homosexuales, bisexuales y transexuales en la Alemania comunista. Actualmente, la EKD celebra matrimonios cristianos homosexuales

Eduard Stapel (nacido el 30 de mayo de 1953 en Bismark (Altmark);  y fallecido el 3 de septiembre de 2017 allí) fue uno de los fundadores del movimiento gay de la iglesia en la RDA y de 1990 a 2006 portavoz de la Asociación de Lesbianas y Gays en Alemania (LSVD).

Periodista y teólogo vivió en Leipzig durante muchos años y fue miembro del movimiento de oposición de la iglesia en la RDA. Fue uno de los fundadores y la principal fuente de ideas para la LSVD, que fue fundada bajo el nombre de SVD en febrero de 1990 en Leipzig.

Entre 1959 y1971, Stapel asistió a POS y EOS hasta graduarse de la escuela secundaria. De 1971 a 1972 fue voluntario en el periódico de distrito de la CDU de la RDA “Der Neue Weg” en Halle / Saale. De 1972 a 1976 estudió periodismo en la Universidad Karl Marx de Leipzig con una licenciatura en periodismo. De 1975 a 1982 estudió teología evangélica luterana en el Seminario Teológico de Leipzig, la más grande de las tres universidades no estatales de la RDA. Después de completar con éxito sus estudios, Eduard Stapel no pudo ser aceptado en el vicariato como teólogo homosexual declarado; el Seminario Teológico de Leipzig lo contrató temporalmente como Konviktsinspektor.

En 1982 fundó el primer “Grupo de trabajo sobre homosexualidad” con Christian Pulz y Matthias Kittlitz en la comunidad estudiantil protestante de Leipzig. A través de campañas publicitarias en varios días de la iglesia en el año de Lutero 1983, se establecieron grupos de trabajo similares en muchas ciudades más grandes de la RDA. [3] De 1985 a 1990, Stapel coordinó las actividades de los grupos de trabajo en la RDA como empleado para el trabajo gay para Evangelical City Mission Magdeburg.

Stapel completó su vicariato en 1984 en la Iglesia Evangélica de la provincia eclesiástica de Sajonia. Sin embargo, su solicitud para la ordenación y la asunción del puesto de pastor no fue concedida. La razón fue su compromiso con los derechos de lesbianas y gays en la Iglesia Evangélica. En cambio, Stapel recibió un puesto en Evangelical City Mission Magdeburg. Stapel no recibió ninguna compensación por el rechazo del puesto de pastor.

En 1985 fue uno de los cofundadores del “Grupo de Trabajo de la Iglesia Solidaria” (con Marianne Birthler y Freya Klier, entre otros). Stack fue uno de los oradores durante mucho tiempo.

eduard-stapel-1990-600x419

En 1990 fundó la Asociación Gay en la RDA / en Alemania (SVD) e. V. (LSVD desde 1999), de la cual fue miembro de la junta ejecutiva federal hasta 2006. A partir de entonces fue presidente honorario de la LSVD. En las elecciones de Volkskammer en 1990 fue candidato para el Nuevo Foro, y de 1990 a 1991 RDA y gerente federal de la SVD e. V. y de 1995 a 1997 empleado del centro de investigación de la Society for Sexual Science en Leipzig.

Stapel formó numerosos grupos homosexuales dentro de la Iglesia Evangélica en la RDA. La Seguridad del Estado vio en él al “principal organizador” de un movimiento de derechos civiles de los homosexuales alejado del Estado. Su procedimiento quirúrgico se llamó “After Shave”. Tales alias sugestivos (después) eran típicos de las víctimas homosexuales de la Stasi.

Stapel era miembro de Bündnis 90 / Die Grünen y formó parte del comité ejecutivo estatal del partido en Sajonia-Anhalt. En las elecciones federales de 2005 y 2009, se presentó como candidato directo de su partido en el distrito electoral de Altmark.

Stapel murió en septiembre de 2017 a la edad de 64 años en su lugar de nacimiento, Bismark, en Sajonia-Anhalt.  Fue enterrado el 30 de septiembre de 2017 en el cementerio de Bismark.

Sobre la muerte de Eduard Stapel, el presidente estatal Christian Franke afirmó: “Estamos profundamente entristecidos por la repentina muerte de Eduard Stapel. Fue el campeón de los derechos de los gays y lesbianas en la RDA y en la Alemania reunificada. Nunca olvidaremos su valentía y sus méritos. Arriesgó su propia libertad para lograr la libertad y la autodeterminación para todos nosotros. Muchos jóvenes gays y lesbianas de hoy solo pueden adivinar a qué represalias estatales y sociales estuvieron expuestos los homosexuales hace solo unas décadas en nuestro país. Tenemos que agradecerle a Eddi Stapel el hecho de que las cosas sean diferentes hoy. Creó una red de activistas en la RDA y también inició el movimiento político de gays y lesbianas en la Alemania reunificada. No estoy seguro de si hoy tendríamos matrimonio para todos en Alemania sin él “.

“Eddi asumió la responsabilidad en BÜNDNIS 90 / DIE GRÜNEN hasta el final. Fue alcalde de su ciudad natal, Bismark, en Altmark y también participó activamente en el consejo local y el consejo de distrito. De 1998 a 2000 fue presidente estatal de BÜNDNIS 90 / DIE GRÜNEN en Sajonia-Anhalt. La asociación regional pronto será un recordatorio apropiado de su trabajo “.

rz_stapeleddy05Volker Beck, miembro del Bundestag y partidario de Eduard Stapel desde hace mucho tiempo: “Le debemos mucho a Eddi Stapel. Con un coraje sin precedentes y un compromiso incansable, luchó por la democracia, los derechos humanos y los problemas de lesbianas y gays en la RDA, contra la opresión de la Stasi, en la iglesia y en la Alemania unificada. La iglesia gay obra de la iglesia en la RDA, eso fue Eddi. Impaciente y con un sentido inquebrantable de la justicia, fue un verdadero modelo a seguir para el compromiso social. Sin él, la LSVD no hubiera existido, si el § 175 StGB quizás no hubiera caído como resultado de la unidad, no hubiéramos podido pelear la lucha por el matrimonio para todos tan temprano con tanto éxito.

Le debemos mucho a Eddi. Por eso le di el 30 de junio. También agradecido expresamente en el Bundestag. Espero que esto le haya dado algo de fuerza y satisfacción. No tuvo una vida fácil, fue genial. No lo olvidaré “.

Honores

1996: Otorgado la Medalla al Mérito de la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania por el presidente federal Roman Herzog.
2003: Entrega del premio a la valentía moral del CSD Berlin el 28 de junio de 2003 en Berlín por lo anterior Logros en la construcción de un movimiento de gays y lesbianas orientado a los derechos civiles en la ex RDA
2006: presidente honorario de la LSVD

Fuente Wikipedia/Agencias

General, Historia LGTBI, Iglesia Luterana , , , , ,

La excomunión de Lutero cumple medio milenio: “No podemos anular la historia de la separación, pero puede formar parte de nuestra reconciliación”

Jueves, 14 de enero de 2021

francisco-y-lutero-vaticano-03Roma y la Federación Luterana actualizan el documento sobre la Justificación

La versión actual es un paso significativo dado conjuntamente en el esfuerzo por garantizar una mayor divulgación de este histórico acuerdo ecuménico y su continua recepción

El Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y la Federación Luterana Mundial se comprometen a “trabajar para superar las diferencias que separan a las iglesias”

El Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos (PCPUC) y la Federación Luterana Mundial (FLM) se complacen en anunciar hoy la publicación de la traducción al italiano actualizada de la Declaración Conjunta sobre la Doctrina de la Justificación (DCDJ). La versión actual es un paso significativo dado conjuntamente en el esfuerzo por garantizar una mayor divulgación de este histórico acuerdo ecuménico y su continua recepción.

Al hacer pública la traducción italiana actualizada del DCDGBy los textos que la acompañan  en el día en que católicos y luteranos conmemoran el 500 aniversario de la excomunión de Martín Lutero (3 de enero), la FLM y el PCPUC subrayan su firme intención de continuar juntos en el camino del conflicto a la comunión.

En el prólogo conjunto de la edición italiana del DCDG, el cardenal Kurt Koch, presidente del PCPUC, y el reverendo Martin Junge, secretario general de la FLM, escriben: “No podemos anular la historia de la separación, pero esta puede formar parte de nuestra historia de reconciliación.

encuentro-entre-luteranos-y-catolicos_560x280

 Al comenzar a conmemorar esta década de eventos históricos que culminarán con el 500 aniversario de la Confesión de Augsburgo en el 2030, el FLM y el PCPUC tienen como punto de partida la unidad en lugar de la división, “para buscar… lo que es común dentro del ámbito de las diferencias, o incluso los contrastes, y de esta manera trabajar para superar las diferencias que separan a las iglesias” (From Conflict to Communion, §17).

Fuente Religión Digital

Iglesia Católica, Iglesia Luterana , , , , , ,

La Iglesia Evangélica de Baden, perteneciente a la Iglesia Evangélica Alemana, prohíbe la discriminación hacia las personas LGTBI en sus templos pero…

Sábado, 9 de enero de 2021

i-311Iglesia regional de Baden: La discriminación está prohibida pero continúa

Las iglesias regionales protestantes todavía tienen dificultades para establecer límites a la discriminación cuando se trata de actitudes antihomosexuales. Esto se vuelve particularmente claro cuando se trata de pastores que se niegan a casar a parejas del mismo sexo. El sínodo de la iglesia regional de Baden ha aprobado un nuevo reglamento. Pero esto está lleno de contradicciones y falta de entusiasmo.

Desde que las primeras iglesias regionales protestantes abolieron la prohibición del matrimonio para parejas del mismo sexo, ha habido un problema sin resolver sobre cómo tratar con los pastores que se niegan a realizar tal matrimonio. La mayoría de las iglesias regionales han decidido sobre este tema que otorgan a estos clérigos el derecho a casar únicamente a parejas de diferentes sexos, mientras que pueden negarse a casar a parejas del mismo sexo. Tal regulación también existe en la iglesia regional de Baden, que inauguró la boda en 2016. Pero a diferencia de muchas otras iglesias regionales, la legitimidad legal de esta práctica en Baden ha sido objeto de claras críticas durante mucho tiempo. Por ejemplo, el distrito de la iglesia de la ciudad de Karlsruhe y el grupo de especialistas en lucha contra la discriminación de la iglesia regional de Baden se han opuesto a la regulación por considerarla discriminatoria. Un grupo de sinodales regionales también se sumaron a esta crítica en el período previo a la última reunión del parlamento eclesiástico el mes pasado y, por lo tanto, solicitaron que se elimine el reglamento anterior, que describen como un “privilegio discriminatorio” para los pastores. En el informe de las deliberaciones sinodales, la opinión del grupo se expresa de la siguiente manera: “La orientación sexual es un rasgo de personalidad protegido. Si se rechaza una ceremonia matrimonial sobre la base de este rasgo, se […] violaría la dignidad de las parejas del mismo sexo “.

Pero esta valoración no la comparte todo el Sínodo. En el informe dice: “Si la regla de excepción es realmente discriminatoria se juzga de manera diferente en el Sínodo”. Al final de las deliberaciones, la preocupación del grupo que quería eliminar el privilegio discriminatorio no encontró mayoría. En cambio, el Sínodo optó por un acuerdo llamado “compromiso”. En este supuesto “compromiso”, según el informe, “por un lado, se tomó en serio la reserva de los pastores que se negaron justificadamente a casarse con parejas del mismo sexo. Por otro lado, se enfatizó el principio de no discriminación“.

Pero ¿qué significa eso? En la cita, por un lado, a los pastores se les concede el derecho a rechazar el matrimonio con parejas del mismo sexo en función de su género. Por otro lado, se afirma que las parejas del mismo sexo no deben ser discriminadas. Eso es una contradicción de términos, porque ¿qué más es el rechazo por razón de género que la discriminación? En la ley aprobada por el sínodo, esta contradicción es quizás menos evidente al principio cuando dice: “Si el responsable de la boda no puede realizar la ceremonia por motivos personales, informa de la solicitud al decano”. El decano encarga a otra persona que lleve a cabo la ceremonia nupcial o la lleva a cabo él mismo. Tampoco se permiten comportamientos discriminatorios en relación con este cambio de responsabilidad “. Esta última frase, que pretende estipular la inadmisibilidad de la discriminación, no es más que puro despilfarro. Esto queda claro cuando se pregunta qué se entiende por las “razones personales” antes mencionadas. El informe responde a esto de una manera sorprendente: “La frase ‘por razones personales’ se mantiene abierta deliberadamente y no se centra exclusivamente en la cuestión del matrimonio para parejas del mismo sexo”. ¡No exclusivamente! Así que al menos se trata de estas parejas. ¿O quizás incluso principalmente?

i-311Sede de la iglesia regional de Baden en Karlsruhe /Matthias Albrecht

La ley, el llamado orden de vida para el matrimonio, se vuelve finalmente paradójico porque contiene un principio de igualdad de trato general en el matrimonio. El texto dice: “Todas las parejas que cumplen los requisitos para contraer matrimonio deben ser tratadas por igual, independientemente de su género, orientación sexual, origen, edad o discapacidad”. Por muy acertada que sea esta afirmación, así como no puede cumplirse, se fundamentan los contenidos adicionales de la ley recién mencionados. En resumen, la ley contiene una regla general de igualdad de trato, pero luego permite la discriminación y finalmente la prohíbe nuevamente. Esto no solo suena confuso, es confuso. Esto revela toda la desgana con la que la Badische Landeskirche (y no solo ella) se niega a luchar contra las ideologías hostiles contra las personas homosexuales en sus propias filas.

El meollo del problema es obviamente que el Sínodo no considera discriminatorio que un pastor rechace a una pareja por motivos de personalidad como la orientación sexual. Porque es precisamente este hecho el que “se juzga de otra manera” en el Sínodo. El Sínodo del Estado de Baden no ve la discriminación contra las personas que aman al mismo sexo. Y es precisamente esta ceguera la que da lugar a un proyecto de ley absolutamente incoherente. El grado de ceguera se hace particularmente evidente cuando el caso del género se traslada a otros rasgos de personalidad. Imaginemos si no hubiera sido por el posible rechazo de las parejas del mismo sexo, sino por el posible rechazo de las parejas negras en la boda y el Sínodo hubiera abordado este tema de la misma manera. Luego leeríamos frases como esta en el informe: “Por un lado, se tomó en serio la reserva de los pastores que se negaron justificadamente a casarse con negros. Por otro lado, se enfatizó el principio de no discriminación”. ” Y, en consecuencia, debería seguir diciendo: Si una regla de excepción que permite a los pastores rechazar a las personas en la boda por su color de piel es “discriminatoria se juzga de manera diferente en el Sínodo”.

En vista de esto, solo se puede llegar a la siguiente conclusión: O el Sínodo mide la discriminación basada en el género y la orientación sexual con estándares diferentes a la discriminación basada en el color de la piel. O suaviza el concepto de discriminación y el de igualdad de trato de tal manera que ahora se permite a los pastores rechazar a las personas en la boda por su “convicción personal”, también por su “origen, edad o discapacidad”. En ambos casos ya no se trata de prohibir la discriminación. ¿Quién debería poder confiar en que la Badische Landeskirche los protegerá contra una discriminación específica?

El sínodo regional de Baden hizo un intento que estuvo condenado al fracaso desde el principio. No lastimar a los amantes del mismo sexo, pero tampoco lastimar a quienes piensan que tienen que devaluar su amor homosexual, eso es imposible. Si quieres prevenir la discriminación, tienes que enfrentarte a quienes la practican. Y eso no se puede hacer sin coraje y disposición para el conflicto. En lugar de que el sínodo tratara de encontrar compromisos imposibles, debería haberse tomado el tiempo para sensibilizarse sobre la discriminación real contra las personas homosexuales en la iglesia. Parece haber poca sensibilidad en el parlamento eclesiástico sobre lo que significa la exclusión y la devaluación para sus víctimas. No es tan difícil imaginar lo que significa para dos mujeres que se aman cuando alguien en su comunidad dice “¡No casamos lesbianas!” No significa nada más que “¡no eres bienvenido aquí!” Una iglesia que se ve a sí misma como siguiendo a Cristo y su sínodo regional no puede permanecer en silencio sobre esto. Y tampoco es tan difícil imaginar lo que significa para dos hombres que quieren casarse en su propia congregación cuando el párroco les rechaza la iglesia. No significa nada más que que su amor no debe ser bendecido en la casa de Dios.

Eq1BQbhXcAAs-bJMuchas iglesias regionales, no solo las de Baden, parecen pensar que se pueden absolver de la acusación de discriminación al permitir que otra persona se case. Pero eso es como decirle a una mujer judía: “No es tan malo si esta tienda no te vende por ser judío. Hay muchas otras tiendas”. Como si eso pudiera deshacer la herida.

A menudo escucho objeciones como esta: ¿Puede obligar a los pastores a casar parejas del mismo sexo? ¿No es mejor para la pareja estar casada por un pastor al que le gusta hacer esto y no por alguien que internamente se niega a hacer algo? Estas preguntas muestran, a su manera, la falta de sensibilidad para lo que es la discriminación y el sufrimiento que causa. Por supuesto, es mejor para una pareja del mismo sexo casarse con alguien que lo haga de todo corazón que con alguien que siente una profunda aversión por el amor entre personas del mismo sexo. Pero el problema oscurecido por estas preguntas es que hay pastores que tienen una aversión tan profunda por la homosexualidad que aparentemente es una idea insoportable para ellos bendecir a una pareja del mismo sexo. Pero, ¿qué tiene de terrible bendecir a dos hombres que se aman de por vida juntos? ¿O qué tiene de inimaginable la idea de que Dios mire con bondad a dos mujeres que quieren pasar juntos buenos y malos días?

Otra objeción que se plantea con frecuencia es que la gente no puede prohibir que lo hagan quienes tienen una “opinión diferente” sobre el tema de la homosexualidad. Como suele ocurrir, son precisamente aquellos que ven amenazada su libertad los que quieren restringir la libertad de otras personas, es decir, cuando uno les pone límites. No se trata de prohibir las opiniones. Pero quien opte por la profesión pastoral debe ser o tomar conciencia de que la exigencia de la igualdad de trato está inscrita en esta profesión. A cualquier persona que no pueda tratar a las personas por igual, independientemente de su color de piel, sexo, edad, orientación sexual o discapacidad, se le deberá preguntar si ha elegido la profesión adecuada. Porque la profesión pastoral tiene una vertiente pastoral inevitable. Y como pastor, nadie puede ofrecer un servicio pastoral personal solo para personas que aman a diferentes sexos.

¿No tenemos que admitir ante los miembros del sínodo regional que al menos han intentado dar un paso más en la dirección de la igualdad? Bueno, si el sínodo regional se toma en serio la frase “el comportamiento discriminatorio no está permitido en este contexto”, entonces el pastor obviamente tendrá límites cuando se trata de conocer parejas del mismo sexo. Esto es tanto más cierto cuanto que la forma de vida del matrimonio también contiene una regla general de igualdad de trato. El hecho de que el sínodo regional deje abierto, debido a las contradicciones señaladas anteriormente, dónde corren estos límites, y deje abierto si es grave que estos límites también se tracen efectivamente, es duramente criticado. Pero la ambigüedad que deja el sínodo regional con las personas amantes del mismo sexo con su resolución es al menos una que deja atrás con pastores con actitudes anti-homosexuales. Así como los primeros deben preguntarse si están protegidos por la iglesia regional en una situación de discriminación específica en su comunidad o no, los segundos también deben preguntarse ahora qué les permite la iglesia regional salirse con la suya y qué no. En otras palabras: ahora depende de cómo se interprete e implemente lo que ha decidido el sínodo regional. Es de esperar que aumente el número de personas en los líderes de la iglesia en Baden y las otras iglesias regionales que claramente toman partido por aquellos que necesitan su protección, es decir, por aquellos que son discriminados. Porque es obvio que las iglesias regionales protestantes tienen un problema de homofobia, tan grande que les resulta difícil hablar abiertamente al respecto. Esto tampoco es sorprendente cuando esta práctica desastrosa ha moldeado la vida de la iglesia y el pensamiento teológico durante tantos siglos, con consecuencias devastadoras. Es hora de cambiar eso.
 Fuente Evangelisch.de

General, Historia LGTBI, Iglesia Luterana , , , ,

“Cómo reformar la Iglesia”, por Carlos Osma

Sábado, 31 de octubre de 2020

reformadoresHoy, que celebramos el Día de la Reforma, publicamos este artículo del blog Homoprotestantes:

En ocasiones escucho reflexiones, predicaciones, o leo artículos en los que se anima a reformar la Iglesia. Si además la persona que hace este llamamiento pertenece al ámbito protestante, en algún momento repite la archiconocida frase: “Una iglesia reformada, siempre reformándose”. Bien es cierto que en pocas ocasiones indica en qué debe consistir esa reforma, porqué es necesario hacerla, y qué le ha llevado a pensar así. En realidad, en la mayoría de ocasiones, creo que la frase es más bien una muletilla, un elemento de la tradición que sobrevuela el discurso para indicar que se es protestante, que no se es fundamentalista, o que se está a años luz de otras iglesias en las que no hubo reforma.

En Martín Lutero encuentro también esa voluntad de transformación, de reforma de la realidad religiosa en la que estaba inmerso, pero entiendo que esta voluntad tuvo su origen en una experiencia previa de insatisfacción real, no teórica. Lutero tenía una autocomprensión negativa de sí mismo y esto le limitaba y le producía sufrimiento. Desde muy joven le acompañó el temor a un Dios castigador que le exigía una vida de sacrificios interminables. Por eso se dedicó al ayuno, a la autoflagelación, a la confesión constante; aunque nada de todo esto le hizo sentirse reconciliado con Dios.

Siempre hay casos excepcionales, es verdad, pero el de Lutero no lo es, creo que en la mayoría de ocasiones las reformas no surgen de personas que se encuentran cómodas con el sistema en el que viven, sino de las que padecen sus consecuencias negativas. Jamás una persona satisfecha con su iglesia querrá reformarla. Jamás una persona a la que le va bien con la vida que tiene querrá que ésta cambie. Seguro que en algún momento dirán eso de que es necesario reformarse, adaptarse, transformarse… pero serán sólo palabras. La reforma nace de una insatisfacción profunda con el sistema, no de palabras huecas biensonantes.

El 31 de octubre de 1517 Lutero clavó en la puerta de la iglesia del Palacio de Wittemberg sus 95 tesis. Por aquel entonces el papa León X quería renovar la Basílica de San Pedro en Roma, y desarrolló una campaña para recaudar fondos mediante la venta de indulgencias. Los compradores recibían a cambio una reducción de sus días de castigo en el purgatorio e incluso el perdón de los pecados. Lutero podría haber colaborado con dicha campaña aunque sus planteamientos teológicos no la vieran con buenos ojos, o podría simplemente haberse callado. Pero al leer algunas de sus tesis encontramos que no fue así:

Tesis 21. “En consecuencia, yerran aquellos predicadores de indulgencias que afirman que el hombre es absuelto a la vez que salvo de toda pena, a causa de las indulgencias del Papa”.

Tesis 22. “De modo que el Papa no remite pena alguna a las almas del purgatorio que, según los cánones, ellas debían haber pagado en esta vida”.

Con sus 95 tesis Lutero convierte su insatisfacción en una denuncia. Porque la insatisfacción que es incapaz de denunciar, no puede reformar ninguna iglesia, ni ninguna vida. Hay un momento en el que la experiencia de opresión debe surgir y convertirse en algo real para que el cambio pueda ser posible. Si Martín Lutero se hubiera callado, no estaríamos hablando hoy de reforma protestante. Evidentemente la denuncia situó a Lutero en un lugar peligroso, y él lo sabía, no era un ignorante ni un loco, tenía conocimiento de lo que les había ocurrido a muchos otros reformadores anteriormente. Para que una iglesia pueda ser reformada, para que sea real la petición de una reforma constante, se necesitan personas que denuncien el status quo y que asuman las consecuencias de hacerlo. En iglesias donde todo esto es imposible, donde las voces discordantes son excomulgadas, o donde éstas no se atreven a levantar la voz por cobardía, no hay posibilidad real de reforma. El Espíritu Santo dirige la iglesia hacia la reforma a través de voces proféticas.

Cuando algunos cristianos y cristianas alaban la respuesta de Lutero ante las exigencias del papa León X para que se retractara de 41 de sus 95 tesis: “No puedo ni quiero revocar nada reconociendo que no es seguro actuar contra la conciencia”. Deberían preguntarse si alguna vez se han enfrentado a una situación como esa dentro de la iglesia, y si actuaron como Lutero, defendiendo su conciencia, o como León X, que trató a Lutero como un delincuente, prohibió la posesión o lectura de sus escritos y dio inmunidad a quien lo asesinara. ¿Dónde se alinearon? ¿Con quienes defendían la conciencia o quienes defendían la ortodoxia?

Martín Lutero vivió una experiencia opresiva y levantó la voz para oponerse a lo que él consideraba erróneo e injusto, pero no se quedó ahí. Se atrevió también a hacer una propuesta basada en la tradición bíblica y eclesial, que le liberaba de sus temores al igual que al resto de cristianos. Se atrevió a dejar sin argumentos a quienes utilizaban las condenas y el temor en beneficio propio. Y lo hizo afirmando que la salvación es un regalo de Dios, dado por gracia a través de Cristo y recibido solamente por la fe. “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo [1]”. No tenía mucho sentido el sentirse culpable, el vivir atemorizado, condenado… La liberación no se encontraba ni en la Ley ni en los dirigentes de la iglesia, sino en la fe en el Dios de Jesús. Por eso un cristiano no debía tener como sumo juez al papa, sino a Jesucristo y su Palabra en la que se revela su voluntad.

La liberación que supuso la Biblia para cristianos como Lutero es difícil de entender hoy, ya que la ortodoxia evangélica la ha petrificado y puesto al servicio de la opresión. La Biblia ya no es fuente de liberación, sino una ley que está al servicio del capricho del líder de turno que dice poseer la lectura verdadera. Las lecturas fundamentalistas han debilitado profundamente la percepción de la Biblia como lugar de liberación para los seres humanos. Las personas LGTBI somos unas de las danificadas por este proceso diabólico que pretende destruir cualquier autocomprensión positiva que podamos hacer de nosotros mismos, al mismo tiempo que exige una represión de nuestros deseos y un reconocimiento de culpabilidad por ser como somos. Sólo comprando sus indulgencias con mentiras podemos alcanzar la salvación que ellos nos otorgan.

Pero es desde esta situación opresiva desde la que las personas LGTBI podemos convertirnos en profetas que traen una nueva reforma a la iglesia. Una reforma que no nacerá del legalismo, sino de la experiencia y la liberación del texto bíblico de manos de quienes lo están adulterando. Y esto ocurrirá si nos atrevemos, como Martín Lutero y tantos otros reformadores, a levantar la voz denunciando la opresión heteronormativa aunque esto signifique nuestra expulsión de las iglesias que no dejan espacio al profetismo, y que son más sensibles a las lecturas literalistas y las tradiciones homófobas que al dolor que éstas producen. Y si partimos de nuestra experiencia y somos valientes en la denuncia, también podremos encontrar respuestas que dejen sin sentido al poder heteronormativo. En realidad no tenemos que buscar demasiado, ni ser muy originales, porque la Palabra de Dios siempre ha dado vida a quienes la han visto negada, y es por gracia que vivimos los cristianos, por medio de la fe… no por cualquier otra cualidad humana, ni siquiera la heterosexualidad.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no es de vosotros, pues es don de Dios. No por vuestra heterosexualidad, para que nadie se gloríe [2]”.

Las cristianas y los cristianos LGTBI somos una oportunidad de reforma para la iglesia, una oportunidad para curar de heteronomatividad sus discursos, sus lecturas, su praxis. Una oportunidad, ni la primera ni la última, de hacer del evangelio una fuente de liberación para toda la Iglesia.

Carlos Osma

[1] Rm 5,1

[2] Ef 2,8-9 El texto pone “obras” donde pongo “vuestra heterosexualidad”.

Cristianismo (Iglesias) , , , , , ,

“Santos accidentales. Encontrando a Dios en las personas equivocadas”, de la pastora luterana Nadia Bolz-Weber

Viernes, 19 de junio de 2020

article-2487631-19327AFA00000578-63_306x423Alfonso Pérez Ranchal: “La sinceridad hiriente de este libro me ha sacudido“

“Para tanto «santo» y «justo» que asiste a este tipo de iglesias este libro no es recomendable. Seguramente quedarán escandalizados”

  “Los ortodoxos, los de buenas maneras y los bien hablados, le haya dicho de todo a Nadia Bolz-Weber, desde hija de Satanás hasta mandarla por toda la eternidad a que sufra en el infierno”

“Habla de su vida, de sus traumas desde la niñez y de cómo la Iglesia supuso para ella todavía más dolor y hundimiento”

“Es alguien a la que le persigue la depresión hasta tal punto que la llamó «Frances», y que tiene problemas de ira y adicción al alcohol”

De todas formas, ha sido mi experiencia que lo que nos hace los santos de Dios no es nuestra capacidad para ser santos, sino la capacidad de Dios para trabajar a través de los pecadores. El título «santo» siempre se confiere, nunca se gana. Nadia Bolz-Weber

Nadia Bolz-Weber es una controvertida pastora luterana que no pasaría un examen de ortodoxia, ni de buenas maneras y muchos menos de bien hablada. Ello ha hecho que los ortodoxos, los de buenas maneras y los bien hablados, le hayan dicho de todo, desde hija de Satanás hasta mandarla por toda la eternidad a que sufra en el infierno. Sin embargo, ha sido en otros lugares en donde este libro se ha hecho sentir. El mismo fue bestseller del New York Times. Esto nos indica que la espiritualidad en muchas personas está muy viva, lo que ocurre es que en no pocas ocasiones se encuentra en donde uno no esperaría… como el subtítulo de este volumen nos indica.

Debo reconocer que este libro me ha sacudido. Lo más importante no es lo que cuenta, que también, sino su sinceridad hiriente… hiriente porque en ocasiones te ves reflejado. ¿Significa esto que estoy de acuerdo con todo lo que dice y cómo lo dice? No. Menos mal.

50E80B72-0219-4AC2-AFFB-F6427D61BE26Han existido, y existen, tantos excesos por la parte más conservadora del cristianismo que es un auténtico milagro que alguien como Nadia, que se crio en una familia fundamentalista, pueda volver a la fe. Una fe que se basa en la Gracia. Nadia es una pecadora, ella lo sabe, no hace falta que nadie se lo diga, no pretende esconder nada. Pero esto también significa que sabe lo que es la gracia, no hace falta que nadie le hable de ella, la ha encontrado en el rostro de Jesús. Es esto precisamente lo que cautiva de este libro. En realidad no hay grandes argumentos, no podemos encontrar algo así como un tema que se va desarrollando a través de los capítulos. Sin embargo, te hace pensar y mucho ante alguien que no esconde su fallos, sus errores, este es el «gran argumento» que, además, posiblemente no sea intencional.

Lo que vendría a continuación en una reseña «como Dios manda» sería una breve presentación del contenido del libro, apuntar lo esencial de cada capítulo para que el lector se haga una idea general, pero en un libro como el presente no hace falta. Se trata de experiencias, de sus experiencias y de cómo encontró a Dios en las personas equivocadas. Por ello, podría destacar las páginas 51 y 52 y las que van desde la 78 a la 80 en donde habla de su vida, de sus traumas desde la niñez y de cómo la Iglesia supuso para ella todavía más dolor y hundimiento. También podría apuntar la historia de Jim el homosexual que se relata a partir de la página 68, o de cuando habla de las treinta y tantas personas que componían al principio su iglesia, la mayoría con estrés postraumático por los excesos vividos, como ella misma, en iglesias fundamentalistas, cerradas y legalistas. Para conocer más historias deberás comprar el libro.

Esta luterana es alguien que lucha a diario con su adicción al alcohol, y aunque sabe cómo mantenerla a raya también conoce que no puede bajar la guardia. Es alguien a la que le persigue la depresión hasta tal punto que la llamó «Frances», y que tiene problemas de ira. Esto contrasta con el mundo religioso en el cual nació y que al presente no ha cambiado en casi nada. Personas de buenas maneras, que rara vez alzan la voz (salvo en las redes sociales), aseadas, con apariencia de piedad y defensoras de la «sana doctrina». Es por ello que para tanto «santo» y «justo» que asiste a este tipo de iglesias este libro no es recomendable. Seguramente quedarán escandalizados. Esta malhablada ministra les chocará, al igual que algunos de sus comentarios sobre determinados temas. Sin embargo, creo que ha experimentado mucho mejor la gracia, el amor de Dios, que todos los anteriores juntos. Solo alguien que ha caído muy bajo conoce el poder sanador y restaurador de Dios en la persona de Jesús, esa es Nadia.

¿La desligitima todo lo hasta aquí dicho para ser ministra del evangelio? En absoluto, todo lo contrario. En realidad, solo alguien así puede llegar a personas que han pasado por lo mismo, sentir lo que ellas sienten y desde ahí ayudarlas. Por eso a su iglesia iban tantos pecadores y tan pocos justos.

AB303807-107E-42C3-8B59-A89ECC0931BBA medida que ella se va exponiendo coloca al lector en una posición muy incómoda. No somos tan limpios y puros como nos pensamos. Es posible que tengamos secretos que jamás diremos a nadie, apariencias que guardar, por ello, al desnudar su interior en realidad se trata de un acto de tremenda valentía. Evidencia que además posee una conciencia fina y sensible.

Nadia Bolz-Weber nos presenta su día a día como pastora luterana, pero también y a la par como una mujer corriente con sus luchas, sus dudas y sus certezas. No busca la absolución, sabe que ya la tiene, Dios se la ha regalado, pero lo que sí hace es que el lector sea una especie de confesor, nos hace partícipes de los baches de su alma.

También muestra que la realidad es a veces muy compleja. En ocasiones, defendemos una postura hasta que nos toca a nosotros pasar por esa misma circunstancia. Entonces, tenemos dos opciones: o reconocer nuestro error, o comenzar a dar excusas, acudir a las disculpas propias y a mirar para otro lado.

Concluyendo, el título Santos accidentales. Encontrando a Dios en las personas equivocadas se convierte en un llamado a dirigir la vista precisamente en esta dirección para comprobar cómo es allí, y en ellas, en donde Dios manifiesta su amor y compasión de forma escandalosa. No me extraña que a Jesús lo llamaran amigo de pecadores. Lee este libro y ten siempre un ejemplar de más preparado para regalar a cualquier vida rota que se te cruce en tu camino. Existe crueldad tanto dentro como fuera de las iglesias, pero hay alguien que jamás se escandalizará de ti ni te tratará con desprecio. Es alguien que también sufrió desprecio e ignominia, venía de Nazaret, y sí, de Nazaret puede salir algo bueno, de hecho, muy bueno.

Fuente Religión Digital

Biblioteca, Iglesia Luterana , , ,

Iglesia luterana de Costa Rica sobre matrimonio igualitario: sentimos que el evangelio toma vida en estas parejas

Martes, 26 de mayo de 2020

índiceLa Iglesia Luterana Costarricense celebrará hoy 26 de mayo la entrada en vigencia del matrimonio igualitario en el país, eso sí, lo harán de manera virtual debido a la situación con el Covid-19.

“Estaremos celebrando junto con toda la población ese día con publicaciones, oraciones, cánticos y algunas reflexiones en nuestras redes sociales” dijo el presidente de la congregación religiosa, el pastor Gilberto Quesada.

Para esta iglesia el paso que dará Costa Rica ese día es algo “muy natural” dentro de su organización, pues desde hace 15 años acompañan a la población diversa del país con una actividad litúrgica que llaman “misa inclusiva”.

“Sentimos que el evangelio es para las personas más invisibilizadas y ahora se hace vida en estas parejas o en todas estas personas de la gran diversidad que el próximo 26 de mayo estaremos de fiesta”, dijo Quesada.

La Iglesia luterana en el país realiza sus ritos de bendición, una vez que las parejas, tanto heterosexuales como homosexuales, estén casadas por lo civil. A diferencia de la Iglesia católica, que sí tiene la facultad para realizar la unión civil de las parejas, al ser reconocida oficialmente en Costa Rica.

240520_iglesia_luterana_marcha_diversidad_lgbti_fullPastor Gilberto Quesada

Es por ello que en lo que concierne a los matrimonios igualitarios, la organización religiosa invitó a todas aquellas uniones que así lo deseen se acerquen para ser bendecidas.

“Estamos celebrando un momento maravilloso, una gran causa, estamos en total acuerdo de que las parejas del mismo sexo tengan estos derechos asegurados, es una cuestión de justicia y como iglesia sentimos que es una cuestión evangélica”, dijo el pastor.

Esta iglesia había sido nombrada como mariscal de la Marcha de la Diversidad 2020 por su compromiso en la lucha a favor de los derechos de la comunidad LGBTI. Sin embargo, debido a la pandemia del Covid-19, la actividad se canceló.

Los posicionamientos de la Iglesia Luterana Costarricense (ILCO) en torno a temas como fertilización in vitro, uniones entre personas del mismo sexo, interrupción del embarazo, familias no tradicionales, derechos de pueblos indígenas, VIH/SIDA, entre otros, han ocasionado controversias en un país confesional como Costa Rica; sin embargo, esta iglesia sigue avanzando y generando propuestas para acompañar a estas personas en sus luchas por el reconocimiento social y gubernamental de sus derechos.

índice1La Iglesia Luterana Costarricense inicia en el 2005 una serie de acciones bajo el nombre de Pastoral de la Inclusión con el fin de acoger a grupos de personas marginadas y tradicionalmente excluidas de la vivencia de la fe y la comunión por su orientación sexual y así brindarles un nuevo espacio para la espiritualidad desde su propia identidad.

La mayoría de las iglesias cristianas tienen discursos homófobos basados  en interpretaciones bíblicas realizadas por distintos líderes cristianos que extienden toda suerte de prejuicios. Lejos de buscar una convivencia social armoniosa e inclusiva, estos líderes cristianos promueven incesantes y diversas formas de violencia. En medio de esta realidad, la ILCO por su parte, lleva más de 15 años trabajando la inclusión de las personas LGBTI con una pastoral dedicada a abrir sus puertas de manera totalmente participativa a las personas de la diversidad sexual.

Esta pastoral procura erradicar todos los aspectos homofóbicos que discriminan, excluyen y denigran a las personas por su orientación sexual. Cabe destacar que el trabajo previo con grupos de mujeres había generado una plataforma teórica y práctica para el análisis de la sexualidad y la equidad de género. Esta experiencia da paso a una reflexión alternativa, que coloca un alto al discurso tradicional excluyente de las iglesias, en materia de la diversidad sexual.

Hoy martes se cumple el plazo de 18 meses ordenado por la Sala Constitucional a los diputados de la Asamblea Legislativa para legalizar las uniones de hecho y el matrimonio entre parejas del mismo sexo en Costa Rica.

El 9 de agosto de 2018, el tribunal declaró inconstitucional los artículos 242 y artículo 14 inciso 6 del Código de Familia, así como el artículo 4 inciso m de la Ley de la Persona Joven.

ilco1

Un largo camino hacia el matrimonio igualitario

Costa Rica dio un paso de gigante en su relación con el colectivo LGTB. el  jueves 10 de diciembre de 2015, cuano el Frente por los Derechos Igualitarios de Costa Rica (FDI) presentó un nuevo proyecto de matrimonio igualitario, con el apoyo de múltiples grupos del Congreso.

El sabor de la victoria resultaba doblemente dulce por culminar meses de duro esfuerzo. Desde el año 2013, el Tribunal Supremo del país costarricense llevaba postergando una decisión sobre la inconstitucionalidad de los enlaces del mismo sexo. La cuestión parecía que se iba a alargar ad infinitum, así que varios activistas decidieron encadenarse todas las semanas en la Sala Constitucional de Costa Rica, para que la Asamblea Legislativa legislase en torno a las uniones de personas del mismo sexo.

Este proyecto era producto del trabajo conjunto de organizaciones y activistas, y contaba con el apoyo de más de 55.000 costarricenses que habían firmado respaldado el proyecto. Así lo confirmó Larissa Arroyo, portavoz del FDI: “Este proyecto viene a proteger legalmente la vida en común de las parejas del mismo sexo, con los mismos derechos y deberes que cualquier otra pareja. Hace ya 10 años se presentó el primer proyecto de reconocimiento de uniones, y aún en este momento, estas parejas sufren de una odiosa discriminación a pesar de cumplir con los mismos requisitos que las demás”.

flag_of_costa_rica_1848-1906-300x200Como decimos, Costa Rica lleva años discutiendo el posible reconocimiento jurídico de las parejas del mismo sexo, sin que haya sido posible ni siquiera la aprobación de una ley de uniones civiles debido a las múltiples maniobras de los opositores a la igualdad. Ni siquiera la llegada a la presidencia del anterior presidente, Luis Guillermo Solís, un político abiertamente pro-LGTB, permitió avanzar. Pero lo que sí hizo el Gobierno de Costa Rica fue elevar la cuestión a la Corte Interamericana, que en enero de este año emitió su histórica opinión. El que era todavía presidente aseguró entonces su disposición a acatarla íntegramente, si bien Solís estaba ya a punto de finalizar su mandato. El asunto del matrimonio igualitario, de hecho, ocupó un papel central en la campaña electoral de las recientes elecciones presidenciales y dio un importante empujón al candidato evangélico Fabricio Alvarado, que llegó a disputar la segunda vuelta frente al centroizquierdista Carlos Alvarado. Este último, sin embargo, acabó imponiéndose el pasado 1 de abril con más del 60% de los votos, en lo que supuso un cierto alivio para el colectivo LGTB costarricense.

Sin embargo, el camino hacia la igualdad matrimonial en Costa Rica fue posible gracias a dos sentencias judiciales previas. En 2016, el entonces presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, prometió ampliar los derechos de las personas LGBTQ+ en la nación. Para ello, pidió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José, que dictaminara sobre la igualdad del matrimonio. Dos años más tarde,  la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunció  a favor del derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio en las mismas condiciones que una pareja heterosexual y dictaminó que todos los países firmantes debían conceder a las parejas del mismo sexo los mismos derechos que a las de sexo opuesto. La sala constitucional de Costa Rica dijo que las opiniones de la CIDH son vinculantes en el país.

Sin embargo, no era el último paso para el matrimonio entre personas del mismo sexo. El Consejo Superior del Notariado de Costa Rica se negó a emitir licencias hasta que la Corte Suprema o la asamblea legislativa levantara la prohibición legal de la práctica en el país.

En agosto de 2018, la Corte Suprema, después de escuchar varios casos, votó a favor de levantar la prohibición – con una advertencia. Los legisladores tenían 18 meses para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo después de que se publicara el fallo del tribunal el 26 de noviembre de 2018. Si no se tomaba ninguna medida, la igualdad en el matrimonio se convertiría automáticamente en la ley del país después de ese período.

“El Estado debe reconocer y garantizar todos los derechos que se derivan de un vínculo familiar entre personas del mismo sexo de conformidad con las disposiciones de los artículos 11.2 y 17.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y en los términos establecidos en los párrafos 200 a 218,” dijo el tribunal internacional con sede en San José, Costa Rica.

Sin embargo, para cumplir con la decisión de la CIDH, se requirió un fallo del Tribunal Constitucional de Costa Rica. El tribunal resolvió el 8 de agosto de 2018 contra la subsección 6 del artículo 14 del Código de Familia, que, expresamente, prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En su resolución, la Corte otorgó a la Asamblea Legislativa 18 meses, a partir del 26 de noviembre de 2018, para legislar el matrimonio entre personas del mismo sexo en Costa Rica; de lo contrario, permitiría automáticamente los matrimonios del mismo sexo.

La legalización del matrimonio homosexual fue una importante promesa de campaña del presidente Carlos Alvarado Quesada, quien asumió el cargo en mayo de 2018. “He coordinado con Imprenta Nacional (impresora nacional) la resolución sobre matrimonio igualitario del Tribunal Constitucional que se publicará en el Boletín Judicial N ° 219 del lunes 26 de noviembre de este año. Es solo cuestión de tiempo antes de que la plena igualdad de derechos se haga realidad ”, anunció el presidente Carlos Alvarado en ese momento en un Tweet.

Este 26 de mayo, precisamente, la fecha límite expirará sin que el Congreso haya realizado ninguna modificación legal, lo que permitirá automáticamente el registro de matrimonios entre personas del mismo sexo.

El martes 5 de mayo, según datos del Registro Civil, había 54 solicitudes de registro pendientes, es decir, matrimonios del mismo sexo realizados por notarios, pero que aún no se han podido registrar. “Como en cualquier proceso de registro de matrimonio, dicho análisis involucra un estudio sobre el cumplimiento de las regulaciones actuales, relacionadas con la libertad de estado y los impedimentos legales que los cónyuges pueden tener. Una vez que se haya completado esta etapa, se llevará a cabo el registro correspondiente, un hecho que puede demorar entre 10 y 15 días hábiles ”, explicó Chinchilla.

costa-rica-2-600x530Las circunstancias particulares de la pandemia de covid-19 que enfrenta el país no representarán ningún retraso para que las acciones pendientes puedan llevarse a cabo, confirmó el funcionario. “Las restricciones sanitarias que el TSE ha adoptado en respuesta a las pautas que el Ministerio de Salud ha emitido sobre este asunto, tendrán el mismo efecto en la presentación de estos matrimonios para su registro que en el registro de cualquier otro matrimonio y que tiene que ver con los controles de acceso regulados a nuestras instalaciones para evitar multitudes ”, especificó.

Los notarios que hayan llevado a cabo matrimonios entre personas del mismo sexo sin que la prohibición haya sido levantada aún, podrían estar expuestos a una investigación por parte del Tribunal Notarial. Los datos del Registro Civil indican que a partir de este miércoles, 15 nombres de notarios que habían formado estos sindicatos han sido enviados a la Dirección Nacional de Notarios (DNN).

El número de notarios no coincide con el número de matrimonios pendientes de registro porque algunos profesionales formaron parte de matrimonios múltiples. Los notarios podrían enfrentar la suspensión, como en el caso del notario Marco Castillo, suspendido por 13 años, luego de casar a Jazmín Elizondo Arias y Laura Flórez-Estrada en julio de 2015. Tres meses después de ese matrimonio entre mujeres, el notario logró registrarlo en el Registro Civil debido a un error, ya que una de las partes contratantes apareció en el registro público como hombre. A continuación, se iniciaron una serie de procesos para anular el registro del matrimonio y sancionar a los involucrados. El caso penal contra el notario no prosperó después de la opinión de la Corte Interamericana y la decisión de la Sala IV (Corte Constitucional).

El 26 de mayo de 2020 marca el final del plazo de dieciocho meses y el comienzo de la igualdad del matrimonio en Costa Rica. Hasta el martes, 54 solicitudes de registro de matrimonios del mismo sexo ya están pendientes, informa Q Costa Rica. El tiempo para procesar un registro puede tomar de 10 a 15 días hábiles, según Chinchilla.

Fuente Agencias/Nuestras Voces/Cristianos Gays

Iglesia Luterana , , ,

Universidad Luterana prioriza la “graduación de la lavanda” para estudiantes LGBT+

Lunes, 27 de abril de 2020

imagesUna universidad luterana de Minnesota está agitando su programa de graduación, dando prioridad a sus estudiantes que son LGBT+, de color o internacionales. El St. Olaf College, como muchos otros en todo el mundo, tiene que posponer sus ceremonias de graduación hasta el próximo año debido a la pandemia de coronavirus.

Pero el Taylor Center for Equity and Inclusion (Centro Taylor de Equidad e Inclusión de la universidad) ha anunciado que se llevarán a cabo tres ceremonias de graduación virtuales. Las graduaciones “multiculturales, internacionales y de la lavanda” tendrán lugar en mayo y están destinadas a estudiantes nacionales de color, estudiantes internacionales y estudiantes LGBT+, respectivamente. Todos los demás estudiantes deben esperar hasta el 2021.

Según Campus Reform, el Centro Taylor dijo en un correo electrónico anunciando las graduaciones: “Este evento reconoce el valor y la singularidad de la experiencia de los estudiantes y sirve para conmemorar y destacar los logros de los individuos dentro de su contexto familiar y cultural”. Aunque la mayoría pensaría que levantar y celebrar a los grupos minoritarios en la educación es algo bueno, por supuesto hubo algunas personas que no estaban contentas con la decisión.

IMG_3648-web-1024x799

El presentador derechista de Fox News, Pete Hegseth, entró en Twitter para quejarse de la noticia, alegando que era “racismo” y “locura de la izquierda”.

La comentarista política Alyssa Ahlgren añadió: “Cuando estás tan ‘despierto’ que eres racista, discriminatorio, no inclusivo y fanático”. Uno de sus seguidores estuvo de acuerdo: “El despertar y el racismo van de la mano. No se puede encontrar a nadie más racista que la izquierda”.

Un usuario de Twitter ofreció una solución problemática: “Los estudiantes americanos heterosexuales y blancos de St. Olaf deberían celebrar su propia ceremonia de graduación virtual”.

El Centro Taylor ha celebrado varias veces antes graduaciones multiculturales e internacionales, pero sólo empezó a celebrar la ceremonia de graduación de la lavanda el año pasado, incluso proporcionando a los estudiantes LGBT+ cordones de lavanda para que los usaran con sus vestidos.

El director asistente de bienestar, género y sexualidad Jon Mergens dijo al Manitou Messenger en 2019: “Celebrar los logros y reconocer el trabajo de nuestros estudiantes es tan importante como abogar y unirse en torno a la justicia social y el cambio”.

Fuente Pink News

General, Iglesia Luterana , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.