Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Iglesia Anglicana’

La Iglesia anglicana ordena a su primera obispa negra, Rose Hudson-Wilkin, quien dirigirá la diócesis de Dover

Viernes, 12 de julio de 2019

 Rose_1667465cRose Hudson-Wilkin ejercía desde 2010 de capellana del presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, y desempeña una labor parecida para la soberana del Reino Unido

Uno de los miembros del clero “más influyentes y eficaces en la esfera pública”, según Welby

La Iglesia de Inglaterra, de la que es cabeza la reina Isabel II, ha designado a su primera obispa negra, Rose Hudson-Wilkin, que será responsable de la diócesis de Dover, confirmó este viernes Justin Welby, primado de la comunión anglicana.

La reverenda, nacida en Jamaica, expresó su ilusión por el puesto en el sureste inglés y aspiró a trabajar para que “la esperanza, el amor y la justicia sigan en el corazón de nuestras vidas juntos”.

Rose Hudson-Wilkin ejercía desde 2010 de capellana del presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, y desempeña una labor parecida para la soberana del Reino Unido.

Bercow alabó hoy su “calidez” y “sentido del deber” y dijo que “se la echará mucho de menos” en su tarea de decir las plegarias diarias en el Parlamento y atender las necesidades de los diputados.

Welby declaró por su parte que la religiosa, que asumirá el nuevo cargo en noviembre, es uno de los miembros del clero “más influyentes y eficaces en la esfera pública”.

Aunque aún trabaja para mejorar su diversidad étnica, la Iglesia de Inglaterra cuenta ya con algunos obispos varones de raza negra, después del ordenamiento en 1996 del primero, John Sentamu, de origen ugandés, actualmente arzobispo de York.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Anglicana , , , , , , ,

El obispo Michael Curry condena la exclusión de parejas gays

Lunes, 25 de marzo de 2019

WINDSOR, ENGLAND - MAY 18: The Archbishop of Canterbury Justin Welby (L) with American bishop Michael Curry at St George's Chapel, Windsor, ahead of the royal wedding of Prince Harry and Meghan Markle on May 18, 2018 in Windsor, England. Prince Harry and Meghan Markle have invited Michael Curry to give the address at their wedding, while the Archbishop of Canterbury, will officiate as the royal couple make their marriage vows. (Photo by Steve Parsons - Pool / Getty Images) El Arzobispo de Canterbury Justin Welby (izda) con el obispo estadounidense Michael Curry, cuya Iglesia Episcopal ha protestado por la exclusión de los cónyuges LGBT. (Steve Parsons – Pool/Getty Images)

Ampliamos la noticia que avanzábamos la semana pasada: El Obispo Michael Curry, quien pronunció el sermón en la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle, ha criticado la  exclusión de los cónyuges del mismo sexo de una reunión anglicana.[/caption]

La Conferencia de Lambeth 2020, que reunirá a obispos anglicanos y sus cónyuges de todo el mundo, ha estado enfrentando críticas después de que el Arzobispo de Canterbury Justin Welby prohibiera la asistencia de esposos del mismo sexo.

La decisión ha desatado la ira en la Iglesia Episcopal de los Estados Unidos, después de que la Obispa Episcopal de Nueva York, Mary Glasspool, revelara que fue contactada personalmente por Welby y le advirtió que no trajera a su esposa y compañera de 30 años, Becki Sandler, a la cumbre que se celebra una vez cada diez años.

En una reunión de la Cámara Episcopal de Obispos el viernes (15 de marzo), el Obispo Michael Curry dijo que le dejaría claro a Welby que la iglesia “querría que[la prohibición] fuera reconsiderada si hay alguna manera de hacerlo”.

Una declaración conjunta en apoyo al Obispo Glasspool dice: “Los Obispos están agraviados y angustiados por la decisión del Arzobispo de Canterbury de excluir a las parejas de los obispos del mismo sexo de participar en la Conferencia de Lambeth. Nos preocupa el uso de la exclusión como medio para construir la comunión.”

Mons. Glasspool dijo que su esposa estaba “conmocionada, herida y enfurecida” por la decisión de excluirla explícitamente de la conferencia. Sin embargo, se opuso al boicot del evento, añadiendo: “Realmente creo que es mejor estar en la mesa cuando estás en el menú”. Glasspool también elogió a Curry por “el increíble liderazgo de estos cristianos locos en el Movimiento Jesús”.

Los esposos de los obispos episcopales también dieron a conocer su propia declaración, que expresa “decepción y consternación por la exclusión de los esposos del mismo sexo de la invitación a la Conferencia de Lambeth”. Continúa: “Estamos especialmente con nuestra compañera, Becki Sander, esposa de la Obispo Mary Glasspool, quien es una de las esposas excluidas”.

La declaración dice que “la exclusión de los cónyuges del mismo sexo… parece una reacción simplista a [una] cuestión compleja”, y añade: “Nos entristece que no todos sean bienvenidos a caminar, escuchar y testificar con nosotros, y que no se escuchen todas las voces en esta reunión”.

Líderes anglicanos afirman que los cónyuges del mismo sexo son “inapropiados”

Un obispo anglicano canadiense, Kevin Robertson, también fue contactado personalmente por Welby y se le instó a no traer a su esposo a la Conferencia de Lambeth. Robertson atacó la decisión, que según él fue impulsada por la homofobia.

La decisión de excluir a los cónyuges del mismo sexo de la Conferencia de Lambeth parece destinada a sofocar la disidencia de los líderes eclesiásticos anti-LGBT dentro de la Comunión Anglicana, que se enfrenta a una división cada vez más fraccionaria entre las iglesias LGBT-inclusivas y anti-LGBT de todo el mundo.

El Dr. Josiah Idowu-Fearon, secretario general de la Comunión Anglicana, afirmó en un artículo publicado en el blog en febrero que la decisión fue tomada “para tener en cuenta la posición de la Comunión Anglicana sobre el matrimonio, que es la unión de por vida de un hombre y una mujer”. Añadió: “Sería inapropiado que los cónyuges del mismo sexo fueran invitados a la conferencia”.

Welby no ha respondido a la crítica de la decisión de prohibir a los cónyuges homosexuales participar en el evento de £4,950 por cabeza. La cumbre se celebrará en el campus de Canterbury de la Universidad de Kent en julio de 2020.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El obispo anglicano Kevin Robertson, abiertamente gay, protesta por la exclusión de su esposo de la Conferencia de Lambeth 2020

Jueves, 21 de marzo de 2019

z_8 Kevin Robertson en su boda con Mohan Sharma,

Un obispo gay ha protestado la decisión del Arzobispo de Canterbury de excluir a las parejas del mismo sexo de asistir a la Conferencia de Lambeth 2020, que se celebra una vez cada diez años en la Iglesia Anglicana.

El Reverendo Kevin Robertson, de Toronto, abiertamente gay y padre, junto a su pareja, de dos hijos, que fue elegido obispo de la Iglesia anglicana de Canadá, el primer miembro de una familia homoparental en ostentar esta dignidad en una iglesia de la comunión anglicana, fue informado personalmente por el Arzobispo Justin Welby en enero que su esposo Mohan Sharma, su pareja de 10 años con quien se casó en septiembre pasado,  no sería invitado a asistir a la reunión.

1536542_530428817061830_1038240057732470850_nKevin Robertson y Mohan Sharma con sus hijas

“Fue decepcionante no sólo para mí y para mi esposo, Mohan, sino que también le pregunté qué mensaje envía esto a los anglicanos más progresistas, no sólo en el Reino Unido y Norteamérica, sino también a los anglicanos homosexuales y lesbianas en lugares de la Comunión donde es muy difícil salir del armario”, dijo Robertson en una entrevista con Church Times publicada el jueves 14 de marzo.

El 15 de febrero se anunció que Welby había prohibido a los esposos del mismo sexo asistir a la Conferencia de Lambeth 2020, la reunión de obispos anglicanos de todo el mundo. Se esperaba que la reunión tuviera lugar en 2018, pero se enfrentó a retrasos debido al temor de boicot de los obispos africanos por la presencia de miembros abiertamente homosexuales.

La iglesia anglicana global se enfrenta a una división cada vez más fraccionaria entre las iglesias occidentales liberales que aceptan a personas LGBT+ y una facción de iglesias africanas de línea dura que no lo hacen.

Robertson dijo que creía que la decisión de Welby de excluir a los cónyuges del mismo sexo de la conferencia estaba motivada por la homofobia, ya que otros cónyuges heterosexuales han sido invitados independientemente de si son la primera pareja de los obispos. “Sé que a medida que nos acercamos al 2020, hay obispos que se han divorciado y se han vuelto a casar, en algunos casos más de una vez, que están siendo invitados, y sus cónyuges también están siendo invitados“, dijo Robertson al Church Times.

Robertson no es el único obispo afectado por la prohibición.

WINDSOR, ENGLAND - MAY 18: The Archbishop of Canterbury Justin Welby (L) with American bishop Michael Curry at St George's Chapel, Windsor, ahead of the royal wedding of Prince Harry and Meghan Markle on May 18, 2018 in Windsor, England. Prince Harry and Meghan Markle have invited Michael Curry to give the address at their wedding, while the Archbishop of Canterbury, will officiate as the royal couple make their marriage vows. (Photo by Steve Parsons - Pool / Getty Images) El Arzobispo de Canterbury Justin Welby (izda) con el obispo estadounidense Michael Curry, cuya Iglesia Episcopal ha protestado por la exclusión de los cónyuges LGBT. (Steve Parsons – Pool/Getty Images)

La Iglesia Episcopal -cuyo líder, el obispo Michael Curry, dio un memorable sermón sobre el poder del amor en la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle- también expresó su preocupación por la decisión de Welby.

La prohibición de los cónyuges del mismo sexo afecta directamente a una de sus obispos, la Obispa Auxiliar de Nueva York Mary Glasspool, que está casada con Becki Sander, su pareja desde hace más de 30 años. Al dirigirse a la Cámara de Obispos el jueves, la Reverenda Glasspool dijo que estaba “conmocionada, herida y enfurecida” cuando recibió la noticia de la decisión en diciembre.

Mary-Becki_mdObispa Mary Glasspool y Becki Sander,

En una declaración publicada en el Episcopal News Service el viernes (15 de marzo), la Cámara de Obispos de la iglesia describe estar “agraviada y angustiada” por la decisión, y también “preocupada por el uso de la exclusión como un medio para construir la comunión”.

El grupo de planificación de los cónyuges de los obispos de la Iglesia Episcopal también emitió una declaración sobre la Conferencia de Lambeth 2020, expresando su solidaridad con Sander. Decía: “La comunidad de cónyuges entiende que la Comunión Anglicana no es unánime en lo que respecta al matrimonio, y que, en la vida de la Comunión, se trata de un asunto complejo. La exclusión de los cónyuges del mismo sexo, sin embargo, parece una reacción simplista a esta compleja cuestión. Nos entristece que no todos sean bienvenidos a caminar, escuchar y testificar con nosotros, y que no se escuchen todas las voces en esta reunión”.

El Obispo de Liverpool, Paul Bayes, condenó la postura del Arzobispo el mes pasado, diciendo que su esposa no asistirá a la conferencia para mostrar solidaridad con los obispos homosexuales.

Un fuerte defensor de los derechos LGBT+, dijo: “Lamento profundamente que en las complejidades de nuestra vida como pueblo mundial este acto de exclusión haya tomado su lugar.”

¿Un paso más hacia el anunciado cisma?

kevinComo bien sabemos, la aceptación de la homosexualidad en la comunión anglicana es todavía desigual entre sus diferentes jerarquías e iglesias, si bien los avances inclusivos que ha experimentado una parte de esta rama del cristianismo distan mucho de las posiciones negacionistas y ultraconservadoras con el colectivo LGTB que siguen manteniendo las jerarquías católicas española y vaticana, con el papa Francisco a la cabeza.

La Iglesia episcopaliana, rama estadounidense de los anglicanos, es sin duda la que abrió camino. Ya en 2003 eligió al primer obispo abiertamente gay, Gene Robinson. Y en 2010 fue la primera en romper con la moratoria autoimpuesta durante varios años por la comunión anglicana tras el nombramiento de Robinson y comenzar a ordenar de nuevo obispos y obispas abiertamente homosexuales. Más recientemente, en 2012, aprobaba la ordenación de personas transexuales. También fue la primera iglesia anglicana en celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo. Un avance al que recientemente se sumaban sus compañeros canadienses, como ya dijimos arriba.

obispo-gay-protesta-por-la-exclusion-de-su-esposo-de-la-conferencia-de-lambeth-2020

En el otro extremo, sin embargo, se sitúan las iglesias anglicanas africanas, algunas de ellas virulentamente homófobas. Una situación inestable que ha colocado al anglicanismo al borde del cisma. Veremos si el paso dado ahora en Toronto lo precipita, o si por el contrario los anglicanos siguen manteniendo el cada vez más inestable equilibrio.

Para todos aquellos que comprendáis el inglés y estéis interesados, insertamos a continuación una entrevista a Kevin Robertson realizada el pasado julio, en la que el entonces candidato a obispo desgranaba su pensamiento. Solo un detalle, para terminar. La cita bíblica favorita del nuevo obispo: “En el amor no hay lugar para el temor: al contrario, el amor perfecto elimina el temor” (Primera Epístola de Juan, 4,18)…

Fuente Cromosomax/Cristianos Gays/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Polémica por el tratamiento inclusivo del colectivo trans en la Iglesia de Inglaterra

Lunes, 4 de febrero de 2019

_104732897_tinaTina Beardsley, clérigo transexual

Miles de personas le dicen a la Iglesia de Inglaterra que deje la “guía trans”.

Más de 2.400 clérigos y miembros laicos de la Iglesia de Inglaterra han calificado los desarrollos modernos en el tratamiento de la identidad de género como “polémicos” y “altamente disputados” en una carta en la que critican la reciente orientación de la Iglesia sobre los bautismos para personas trans.

En una carta abierta en respuesta a la reciente orientación pastoral de la Cámara de Obispos, el clero de la iglesia y los miembros laicos dijeron que la orientación no tiene en cuenta el “debate médico, social y político más amplio” en torno a la transición.

La carta dice: “Existe una preocupación generalizada por la idea de que los hombres biológicos afirmen ser mujeres cuando no han compartido su experiencia personal y social… Las preocupaciones se refieren a los efectos a largo plazo de las hormonas que bloquean la pubertad, dada la mala calidad de la investigación; y no existe un consenso científico o médico en el sentido de que las intervenciones quirúrgicas y médicas (‘transición de género‘) aborden de manera efectiva los complejos síntomas asociados con la disforia de género a largo plazo”.

Los firmantes también afirmaron que la celebración de servicios de bautismo que reconocen la transición de una persona “parece basarse en el rechazo de la diferenciación física entre hombre y mujer”, una creencia que ha “sido la base de la comprensión de la Iglesia del matrimonio cristiano, es vista como un rasgo importante de la obra de Dios como creador, y es un símbolo de la relación de alianza de Dios con la humanidad”.

Guía de la Iglesia de Inglaterra para los servicios de bautismo trans

En diciembre, la Iglesia de Inglaterra publicó una guía sobre cómo el clero puede apoyar a las personas trans que desean tener un bautismo. El documento sugiere un servicio estándar para las personas trans que no han sido bautizadas. Para aquellos que han sido bautizados, establece que el rito de la Afirmación de la Fe Bautismal debe ser “el rasgo central de cualquier servicio para reconocer litúrgicamente la transición de género de una persona”.  También dice que “la Iglesia de Inglaterra acoge y alienta la afirmación incondicional de las personas trans”.

Las directrices fueron creadas después de que el Sínodo General de la Iglesia de Inglaterra aprobara una moción en julio de 2017 para “acoger y afirmar” a las personas trans y pidiera “la preparación de materiales litúrgicos para marcar la transición de género de una persona”.

William Nye, Secretario de la Cámara de Obispos, enfatizó a principios de este mes que el documento sobre trans-bautismos era “una guía, no un nuevo conjunto de reglas”. Añadió: “Todo sacerdote que se sienta incapaz de ofrecer este rito en este contexto es libre de no hacerlo. Deben encontrar la manera apropiada de ofrecer acogida y cuidado pastoral, como lo harían con todas las personas”.

Miembros de la Iglesia de Inglaterra cuestionan la orientación trans

Sin embargo, los más de 2.400 clérigos y miembros laicos han pedido a la Cámara de Obispos que “revise, posponga o retire esta orientación”. Dijeron que aunque la guía es “indudablemente bien intencionada”, “carece del análisis teológico serio necesario para abordar los temas filosóficos, antropológicos y sociales” en torno a los desarrollos médicos en la transición, incluyendo la medicación de bloqueo hormonal y la cirugía de confirmación de género.

Estudios recientes han encontrado correlaciones positivas entre los métodos modernos de transición y la salud general de los jóvenes transexuales. Un estudio publicado en 2017 por investigadores de la Universidad de Washington mostró que dejar que los niños trans hagan la transición social previene la depresión y la ansiedad. Un estudio publicado en el Journal of Adolescent Health el año pasado encontró que los niños trans que usan su nombre elegido son 65 por ciento menos propensos a intentar suicidarse.

Los miembros de la Iglesia de Inglaterra reaccionan a la carta trans

Una persona que firmó la carta, el reverendo Ian Paul, dijo a The Guardian que la guía es un ejemplo de cómo la Iglesia de Inglaterra “se permite a sí misma ser secuestrada por estos pequeños grupos de interés especial”, una aparente referencia a los activistas trans. “El hecho de que tantos, de una amplia gama de tradiciones en la iglesia, hayan sido preparados para poner sus cabezas por encima del parapeto es una indicación de la fuerza de la preocupación expresada aquí”, dijo Paul.

Sin embargo, la carta también ha sido criticada por alarmismo en torno a la identidad  de género y la transición.

Tina Beardsley, miembro del clero trans, dijo que las pautas del bautismo “surgieron de una decisión en el sínodo general que fue aprobada por una abrumadora mayoría. Los firmantes de la carta no pueden aceptar esta decisión. “El consejo es usar la afirmación del servicio de fe bautismal para reafirmar la fe de alguien después de la transición con el nombre que ha adoptado. Eso es todo de lo que estamos hablando.” “En esta carta hay una narrativa antitransgénero que es malsana, estigmatizante y alentadora”, agregó Beardsley.

Un portavoz de la Iglesia de Inglaterra dijo: “Los obispos considerarán seriamente la carta, especialmente en el contexto de la preparación de un nuevo e importante conjunto de recursos de enseñanza y aprendizaje sobre la identidad, las relaciones, el matrimonio y la sexualidad, `Vivir en el amor y la fe’, que se publicará el próximo año”.

El portavoz dejó claro que las pautas del bautismo no representaban un nuevo enfoque para las personas trans. “La guía no es una reafirmación o una nueva declaración sobre asuntos relacionados con el género, ni cambia la enseñanza de la iglesia”, dijeron.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana , , , , , , , , , ,

“Cómo reformar la Iglesia”, por Carlos Osma

Miércoles, 31 de octubre de 2018

ReformaiglesiaMonumento a la Reforma, Ginebra

En el Día de la Reforma, publicamos este artículo del blog Homoprotestantes:

En ocasiones escucho reflexiones, predicaciones, o leo artículos en los que se anima a reformar la Iglesia. Si además la persona que hace este llamamiento pertenece al ámbito protestante, en algún momento repite la archiconocida frase: “Una iglesia reformada, siempre reformándose”. Bien es cierto que en pocas ocasiones indica en qué debe consistir esa reforma, porqué es necesario hacerla, y qué le ha llevado a pensar así. En realidad, en la mayoría de ocasiones, creo que la frase es más bien una muletilla, un elemento de la tradición que sobrevuela el discurso para indicar que se es protestante, que no se es fundamentalista, o que se está a años luz de otras iglesias en las que no hubo reforma.

En Martín Lutero encuentro también esa voluntad de transformación, de reforma de la realidad religiosa en la que estaba inmerso, pero entiendo que esta voluntad tuvo su origen en una experiencia previa de insatisfacción real, no teórica. Lutero tenía una autocomprensión negativa de sí mismo y esto le limitaba y le producía sufrimiento. Desde muy joven le acompañó el temor a un Dios castigador que le exigía una vida de sacrificios interminables. Por eso se dedicó al ayuno, a la autoflagelación, a la confesión constante; aunque nada de todo esto le hizo sentirse reconciliado con Dios.

Siempre hay casos excepcionales, es verdad, pero el de Lutero no lo es, creo que en la mayoría de ocasiones las reformas no surgen de personas que se encuentran cómodas con el sistema en el que viven, sino de las que padecen sus consecuencias negativas. Jamás una persona satisfecha con su iglesia querrá reformarla. Jamás una persona a la que le va bien con la vida que tiene querrá que ésta cambie. Seguro que en algún momento dirán eso de que es necesario reformarse, adaptarse, transformarse… pero serán sólo palabras. La reforma nace de una insatisfacción profunda con el sistema, no de palabras huecas biensonantes.

El 31 de octubre de 1517 Lutero clavó en la puerta de la iglesia del Palacio de Wittemberg sus 95 tesis. Por aquel entonces el papa León X quería renovar la Basílica de San Pedro en Roma, y desarrolló una campaña para recaudar fondos mediante la venta de indulgencias. Los compradores recibían a cambio una reducción de sus días de castigo en el purgatorio e incluso el perdón de los pecados. Lutero podría haber colaborado con dicha campaña aunque sus planteamientos teológicos no la vieran con buenos ojos, o podría simplemente haberse callado. Pero al leer algunas de sus tesis encontramos que no fue así:

Tesis 21. “En consecuencia, yerran aquellos predicadores de indulgencias que afirman que el hombre es absuelto a la vez que salvo de toda pena, a causa de las indulgencias del Papa”.

Tesis 22. “De modo que el Papa no remite pena alguna a las almas del purgatorio que, según los cánones, ellas debían haber pagado en esta vida”.

Con sus 95 tesis Lutero convierte su insatisfacción en una denuncia. Porque la insatisfacción que es incapaz de denunciar, no puede reformar ninguna iglesia, ni ninguna vida. Hay un momento en el que la experiencia de opresión debe surgir y convertirse en algo real para que el cambio pueda ser posible. Si Martín Lutero se hubiera callado, no estaríamos hablando hoy de reforma protestante. Evidentemente la denuncia situó a Lutero en un lugar peligroso, y él lo sabía, no era un ignorante ni un loco, tenía conocimiento de lo que les había ocurrido a muchos otros reformadores anteriormente. Para que una iglesia pueda ser reformada, para que sea real la petición de una reforma constante, se necesitan personas que denuncien el status quo y que asuman las consecuencias de hacerlo. En iglesias donde todo esto es imposible, donde las voces discordantes son excomulgadas, o donde éstas no se atreven a levantar la voz por cobardía, no hay posibilidad real de reforma. El Espíritu Santo dirige la iglesia hacia la reforma a través de voces proféticas.

Cuando algunos cristianos y cristianas alaban la respuesta de Lutero ante las exigencias del papa León X para que se retractara de 41 de sus 95 tesis: “No puedo ni quiero revocar nada reconociendo que no es seguro actuar contra la conciencia”. Deberían preguntarse si alguna vez se han enfrentado a una situación como esa dentro de la iglesia, y si actuaron como Lutero, defendiendo su conciencia, o como León X, que trató a Lutero como un delincuente, prohibió la posesión o lectura de sus escritos y dio inmunidad a quien lo asesinara. ¿Dónde se alinearon? ¿Con quienes defendían la conciencia o quienes defendían la ortodoxia?

Martín Lutero vivió una experiencia opresiva y levantó la voz para oponerse a lo que él consideraba erróneo e injusto, pero no se quedó ahí. Se atrevió también a hacer una propuesta basada en la tradición bíblica y eclesial, que le liberaba de sus temores al igual que al resto de cristianos. Se atrevió a dejar sin argumentos a quienes utilizaban las condenas y el temor en beneficio propio. Y lo hizo afirmando que la salvación es un regalo de Dios, dado por gracia a través de Cristo y recibido solamente por la fe. “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo[1]”. No tenía mucho sentido el sentirse culpable, el vivir atemorizado, condenado… La liberación no se encontraba ni en la Ley ni en los dirigentes de la iglesia, sino en la fe en el Dios de Jesús. Por eso un cristiano no debía tener como sumo juez al papa, sino a Jesucristo y su Palabra en la que se revela su voluntad.

La liberación que supuso la Biblia para cristianos como Lutero es difícil de entender hoy, ya que la ortodoxia evangélica la ha petrificado y puesto al servicio de la opresión. La Biblia ya no es fuente de liberación, sino una ley que está al servicio del capricho del líder de turno que dice poseer la lectura verdadera. Las lecturas fundamentalistas han debilitado profundamente la percepción de la Biblia como lugar de liberación para los seres humanos. Las personas LGTBI somos unas de las danificadas por este proceso diabólico que pretende destruir cualquier autocomprensión positiva que podamos hacer de nosotros mismos, al mismo tiempo que exige una represión de nuestros deseos y un reconocimiento de culpabilidad por ser como somos. Sólo comprando sus indulgencias con mentiras podemos alcanzar la salvación que ellos nos otorgan.

Pero es desde esta situación opresiva desde la que las personas LGTBI podemos convertirnos en profetas que traen una nueva reforma a la iglesia. Una reforma que no nacerá del legalismo, sino de la experiencia y la liberación del texto bíblico de manos de quienes lo están adulterando. Y esto ocurrirá si nos atrevemos, como Martín Lutero y tantos otros reformadores, a levantar la voz denunciando la opresión heteronormativa aunque esto signifique nuestra expulsión de las iglesias que no dejan espacio al profetismo, y que son más sensibles a las lecturas literalistas y las tradiciones homófobas que al dolor que éstas producen. Y si partimos de nuestra experiencia y somos valientes en la denuncia, también podremos encontrar respuestas que dejen sin sentido al poder heteronormativo. En realidad no tenemos que buscar demasiado, ni ser muy originales, porque la Palabra de Dios siempre ha dado vida a quienes la han visto negada, y es por gracia que vivimos los cristianos, por medio de la fe… no por cualquier otra cualidad humana, ni siquiera la heterosexualidad.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no es de vosotros, pues es don de Dios. No por vuestra heterosexualidad, para que nadie se gloríe[2]”.

Las cristianas y los cristianos LGTBI somos una oportunidad de reforma para la iglesia, una oportunidad para curar de heteronomatividad sus discursos, sus lecturas, su praxis. Una oportunidad, ni la primera ni la última, de hacer del evangelio una fuente de liberación para toda la Iglesia.

Carlos Osma

[1] Rm 5,1

[2] Ef 2,8-9 El texto pone “obras” donde pongo “vuestra heterosexualidad”.

Cristianismo (Iglesias), Cuáqueros, Iglesia Adventista del Séptimo Día, Iglesia Anglicana, Iglesia Bautista, Iglesia Católica, Iglesia Luterana, Iglesia Metodista, Iglesia Presbiteriana, Iglesias Evangélicas, Iglesias Reformadas (Calvinistas) , , , , , ,

“La mentira os dará poder”, por Carlos Osma

Viernes, 21 de septiembre de 2018

6219452d-b169-4a8d-bec4-1088c69e98f5De su blog Homoprotestantes:

Aunque uno de los textos más conocidos del evangelio afirma que “conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres[1], la historia muestra una y otra vez que las iglesias han preferido el “aprenderéis a mentir, y la mentira os dará poder”. Y es que, como cualquier otra institución, las iglesias se han sentido muchas veces amenazadas por personas, ideologías o cosmovisiones; y ante esa supuesta amenaza han respondido a menudo de forma poco evangélica, poco humana. Esa es nuestra historia, esconderla sería faltar a la verdad y un impedimento para liberarnos.

Es difícil encontrar instituciones que controlaran mejor la utilización del relato con fines represivos. Antes de entrar a humillar, discriminar, someter e incluso asesinar a un grupo de personas, las iglesias sabían que era necesario crear un relato que diera legitimidad a su barbarie. Los judíos, por ejemplo, fueron los que asesinaron a Jesús; eran sucios, olían mal, eran criminales, avaros y maestros del engaño. Las mujeres que se negaron a poner su cuerpo y su capacidad reproductiva al servicio de poder, fueron denominadas brujas: depravadas sexuales capaces de asesinar a niños, o desenterrarlos de sus sepulturas, para comérselos en los banquetes de sus aquelarres. Los negros eran los descendientes de Cam, que había avergonzado a su padre Noé, y habían sido castigados con la maldición divina de ser siervos de sus hermanos[2]. Las personas negras no tenían la inteligencia del resto de seres humanos, eran sanguinarias, ladronas, supersticiosas e indignas de confianza. Los dirigentes de la Iglesia católica, eran para los protestantes, los representantes del poder del Anticristo y la Prostituta de Babilonia de la que habla el Apocalipsis. Sus seguidores, personas incultas, idólatras y supersticiosas. Los protestantes fueron, para los católicos: herejes, herramientas diabólicas contra la Iglesia, mentirosos, comunistas y masones.

Me parece evidente que las iglesias deberían ser abanderadas de la lucha por la justicia y la dignificación de las personas que son oprimidas en nombre de la heteronormatividad, el binarismo de género y el patriarcado. Sin embargo, para muchas de ellas, estas tres ideologías han sido disueltas de tal manera en sus estructuras, que las confunden con el evangelio mismo y son incapaces de extirparlas de su seno por miedo a perder su esencia. Hago aquí un inciso para indicar lo perverso que ha llegado a ser un cristianismo que entiende que estas tres ideologías son parte esencial del evangelio, y está dispuesto a pasar por encima de la vida de tanta gente para defenderlo. Ante esta visión completamente alejada del evangelio de Jesús, estas iglesias perciben a las personas LGTBIQ, a los colectivos que las apoyan, y a los poderes políticos que legislan en favor de toda la población (también LGTBIQ), como una amenaza.

Como han hecho casi siempre, ante la sensación de amenaza, han decidido contraatacar. La fórmula clásica del silencio, de no nombrar y expulsar a la marginación, ya no es suficiente para someter y humillar a las personas LGTBIQ en Occidente. Así que para hacerlo ahora con éxito, son conscientes de que necesitan un relato que haga de estas personas un peligro para la sociedad, y sobre todo para las iglesias (que se convertirían en objetivo prioritario de las personas LGTBIQ). Si hacemos un repaso a titulares de algunas páginas cristianas conservadoras observaremos como intentan construir dicho relato: ¿Podemos salvar el Encuentro Mundial de las Familias del lobby gay? (infoCatólica), El estado se está sometiendo a la ideología de género (Protestante Digital), Expertos alertan que los medios de comunicación estimulan la transexualidad de los niños (Bibliatodo Noticias), Cristiano podría ser condenado a 2 años de prisión por decir que la homosexualidad es pecado (Noticia Cristiana),  Activista reconocida LGBT abandona su estilo de vida, se rinde a Jesús (Mundo Cristiano), Condenaron a panaderos por negarse a hacer un pastel pro-homosexual (La Gaceta Cristiana), FEREDE reitera su preocupación y posicionamiento crítico por las leyes antidiscriminación “solo para gais” tras la aprobación de la ley andaluza (Actualidad Evangélica), Un pediatra augura en el futuro una “oleada de suicidios” debido a la ofensiva trans en los niños (Religión en Libertad)…. No importa que el relato de persecución del cristianismo por parte del supuesto lobby LGTBIQ sea falso, lo esencial es construirlo y hacerlo creíble para mantener el poder y la influencia en todas las facetas de la sociedad y de la vida privada del mayor número posible de personas.

Pienso que el cristianismo no está llamado a ejercer poder, sino a liberar(se), y para ello debería cambiar la mentira por la verdad. No me estoy refiriendo a una verdad absoluta, Dios me guarde, sino a conocer la realidad a la que se enfrentan las personas LGTBIQ, también las que son cristianas, antes de crear un clima de confrontación. Estaría bien que, en vez de hacer oídos sordos a las críticas de muchas personas por la experiencia sufrida dentro de las iglesias a raíz de los discursos homobófobos y tránsfobos que en ellas se realizan; se sentasen a dialogar y se dejaran interpelar por sus palabras, y por qué no, aclararan aquellas que han podido ser malinterpretadas.  La única razón por la que se niegan a hacerlo es porque son conscientes de que su discurso no tiene nada que ver con la vida y la realidad, sino con el poder, y con la incapacidad de repensar su fe de una manera que sea liberadora (¿a qué Jesús está siguiendo este cristianismo?). Es incomprensible que sigan negando la humillación que padecen los cristianos LGTBIQ que hay dentro de sus iglesias, y sean incapaces, no digo ya de empatizar, sino de escuchar, de tratarles como seres humanos. También a las personas que ya no forman parte de sus comunidades porque fueron maltratadas y expulsadas.

Que un país tenga una educación que respete las diversidades y que no trate de imponer la heteronormatividad por la fuerza, que existan leyes (que se pongan en práctica) que condenen a quienes agreden a las personas LGTBIQ, que todo el mundo tenga el mismo derecho a formar y ver reconocida su familia, que de la diversidad y la igualdad de derechos se haga bandera, que haya justicia para quienes padecieron represión por su diversidad sexual o de género, que nadie tenga que renunciar a su fe o a la comunidad de la que forma parte por ser LGTBIQ, que una persona trans y su familia sean acompañadas de manera no invasiva pero sí empoderadora, teniendo todos los recursos que necesitan a su alcance de manera ágil… Y podríamos seguir y seguir enumerando las necesidades y las luchas de las personas LGTBIQ (y de una sociedad -y pocas iglesias- que ha hecho suyas sus reivindicaciones). Y al enumerarlas, no aparece ninguna de las amenazas que el discurso cristiano fundamentalista ha generado para hacerse pasar por una víctima, en vez reconocer y arrepentirse por su colaboración y promoción de la LGTBIQfobia. Se puede seguir mintiendo, pero me parece ofensivo que se haga en nombre de Dios, y que no haya más voces cristianas que hagan una denuncia rotunda del burdo relato que se está intentando construir. Porque el evangelio, Jesús mismo, llama a la verdad, y la verdad no tiene nada que ver con el relato que pretenden imponer. La única forma de aproximarse a esa verdad, es sentarse en la misma mesa con las personas LGTBIQ para dialogar e intentar comprender sus demandas. Y después, mantenerse con el discurso del antievangelio del poder, como tantas y tantas veces, o decidirse por el evangelio de la liberación.

Carlos Osma

Notas:

[1] Mt 8,32

[2] Gn 9,18-28

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad , , , , , , , ,

Sarah Mullally se convierte en la primera mujer obispo de Londres

Lunes, 14 de mayo de 2018

The new Bishop of London, the Right Reverend Sarah Elisabeth Mullally, after a press conference at St Paul's Cathedral in London. PRESS ASSOCIATION Photo. Picture date: Monday December 18, 2017. See PA story RELIGION Bishop. Photo credit should read: Stefan Rousseau/PA Wire Como ya anunciábamos el pasado diciembre, cuando fue nombrada, debía tomar posesión e instalarse este año en la Catedral de San Pablo:

Sarah Mullally, exenfermera se convirtió en la obispa 133 de Londres.

En su primer sermón abordó los desafíos que afrontan respecto al terrorismo y los abusos sexuales en la iglesia.

Será la tercera autoridad de la Iglesia de Inglaterra

Las mujeres suponen un tercio del clero anglicano en Reino Unido

Sarah Mullally se convirtió este sábado en la primera mujer obispo de Londres, pasando a ser la tercera persona más importante de la Iglesia anglicana de Inglaterra. En la catedral de San Pablo, con ocasión del día internacional de las enfermeras, Sarah Mullally, exenfermera, se convirtió en la 133ª obispa de Londres. La nueva obispa de Londres fue oficial jefe de enfermería de Inglaterra, la persona más joven nombrada para ese puesto, antes de ser ordenada en 2001. Se convirtió en obispa de Crediton en el suroeste de Inglaterra en 2015.

Conforme dicta la tradición, tocó tres veces a la puerta del Gran Oeste de la catedral con su bastón pastoral.

sarah-mullally

En el orden jerárquico, es la tercera persona más importante de la iglesia, por detrás de los arzobispos de Canterbury y de York.

En su sermón, habló de los desafíos que enfrenta Londres, como los ataques con cuchillo, e hizo alusión a los abusos sexuales históricos dentro de la Iglesia.

“Debemos hablar en nombre del conjunto de Londres, trabajar para combatir la violencia y el crimen que han llevado a las madres a limpiar la sangre de sus hijos de nuestras aceras”, declaró.

La Iglesia de Inglaterra permitió a las mujeres convertirse en sacerdotes en 1992, aunque las primeras sacerdotisas fueron ordenadas en 1994  y en la actualidad representan un tercio del clero.

la-nueva-obispo-de-londresLa ordenación de mujeres obispo fue aprobada por la iglesia anglicana de Inglaterra en 2014 en el marco de una reforma histórica adoptada tras áridas negociaciones entre los que se oponían a esta y los que la apoyaban.

Un intento de permitir el nombramiento de obispas fracasó en 2012, cuando los miembros laicos tradicionalistas derrotaron la propuesta en el Sínodo General, el órgano rector de la Iglesia de Inglaterra, pero al año siguiente esta misma propuesta fue aprobada.

La primera mujer obispo, Libby Lanefue ordenada en enero de 2015 durante una histórica ceremonia en la catedral de York.

La iglesia de Inglaterra fue fundada por Enrique VIII en 1534. Considera que en la actualidad el 40% de las personas que viven en Inglaterra pertenecen a ella.

La cabeza espiritual de la Iglesia de Inglaterra es el Arzobispo de Canterbury, que es además Obispo Primado de toda Inglaterra y Metropolitano de la Provincia de Canterbury. Es también foco de unidad para la Comunión Anglicana, fraternidad mundial de iglesias nacionales y regionales independientes que le reconocen como primero entre sus pares. Justin Welby, un ex ejecutivo de la industria petrolera, fue nombrado el 9 de noviembre de 2012 105º Arzobispo de Canterbury. Por su parte, el monarca británico (actualmente Isabel II) ostenta el título constitucional de Gobernador Supremo de la Iglesia de Inglaterra.

La Iglesia de Inglaterra posee un cuerpo legislativo, el Sínodo General. Las resoluciones del Sínodo deben ser aprobadas (pero no enmendadas) por el Parlamento del Reino Unido antes de recibir el consentimiento real y convertirse en parte de la ley inglesa. La Iglesia posee también su propio sistema judicial, conocido como Las Cortes Eclesiásticas, que forman parte del sistema judicial británico y tienen facultades especiales en lo referente al cuidado de las iglesias y sus cementerios y a la disciplina del clero.

Además de Inglaterra propiamente tal, la jurisdicción de la Iglesia de Inglaterra se extiende a la Isla de Man, las Islas del Canal y algunas parroquias del condado galés de Flintshire. En años recientes, congregaciones expatriadas en territorio continental europeo han formado la denominada Diócesis en Europa.

Fuente Agencias, vía Religión Digital

General, Iglesia Anglicana , , , , ,

La Iglesia de Inglaterra reconoce 3.300 denuncias por abuso sexual

Miércoles, 14 de febrero de 2018

sinodo-general-de-la-iglesia-anglicanaLa cifra se refiere sólo al año 2016

El 80% de las denuncias son contra miembros rasos de comunidades anglicanas

(Protestante Digital).- La Iglesia de Inglaterra se enfrenta a 3.300 denuncias de abuso sexual producidas en tan solo un año, según ha dado a conocer durante el sínodo general que se celebra esta semana.

Del total de casos que se están investigando del año 2016, un 20% implica a personal que trabaja para la Iglesia Anglicana(ministros de culto, empleados, etc), y el resto de acusaciones se han hecho contra voluntarios u otros miembros de iglesia sin un cargo oficial.

Las víctimas serían “en su gran mayoría, niños, jóvenes y adultos en situación de vulnerabilidad que se encuentran en comunidades de iglesia”, se ha explicado. No han trascendido los datos de cuántos de estos casos han llegado a los tribunales, pero las pérdidas en materia de indemnizaciones se calculan millonarias.

El obispo Peter Hancock, responsable de la Iglesia de Inglaterra en cuestiones de seguridad, dio a conocer estos datos en respuesta a una pregunta escrita formulada por un miembro laico del sínodo.

En los últimos meses, el Arzobispo de Canterbury y líder de la Iglesia Anglicana, Justin Welby, ha sido muy contundente al condenar los casos de abuso sexual. Welby ha reconocido en público la pedofilia del ya fallecido obispo George Bell, por el que la iglesia tuvo que pagar más de 16.000 libras (18.000 Euros) en indemnizaciones a la víctima de los años 50.

Esto ha causado las críticas de otros altos cargos de la iglesia, que consideran que el caso no fue suficientemente probado, y que con ello se ha manchado el nombre de uno de los líderes anglicanos más reconocidos del siglo XX. En marzo, Welby responderá a preguntas del grupo de Investigación Independiente sobre Abuso Sexual Infantil, formado por expertos que está trabajando en sacar a la luz los casos de abuso sexual que se han dado en el pasado en algunas de las grandes organizaciones británicas.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Anglicana , , , , ,

La Iglesia de Inglaterra nombra a Sarah Sarah Mullally, casada y con dos hijos, comom primera obispa de Londres

Martes, 19 de diciembre de 2017

sarah-mullally-27th-march-2015-chapter-portraits-by-ash-mills-2-1080x675Ocupará el tercer puesto en el escalafón de la Iglesia nacional anglicana 

La exenfermera Sarah Mullally ha sido nombrada este lunes 18 de diciembre obispa de Londres y se convierte en la primera mujer en asumir el cargo, uno de los más importantes en la Iglesia de Inglaterra.

Mullally sucederá a Richard Chartres para convertirse en la persona número 133 en ocupar un puesto, que sólo está por debajo de los arzobispos de Canterbury y York en la jerarquía eclesiástica inglesa.

“Es un gran honor”, ha dicho Mullally, de 55 años, casada y con dos hijos. “Habiendo vivido y trabajado en Londres durante más de 32 años, la idea de regresar aquí es volver a casa”. Mullally se instalará formalmente en la Catedral de San Pablo el próximo año.

La nueva obispa de Londres fue oficial jefe de enfermería de Inglaterra, la persona más joven nombrada para ese puesto, antes de ser ordenada en 2001. Se convirtió en obispa de Crediton en el suroeste de Inglaterra en 2015.

La Iglesia de Inglaterra permitió a las mujeres convertirse en sacerdotes en 1994, pero solo nombró a su primera obispa en 2014, lo que puso fin a años de esfuerzos de los modernizadores para superar la oposición de los tradicionalistas.

Un intento de permitir el nombramiento de obispas fracasó en 2012, cuando los miembros laicos tradicionalistas derrotaron la propuesta en el Sínodo General, el órgano rector de la Iglesia de Inglaterra, pero al año siguiente esta misma propuesta fue aprobada.

sarahmullally_560x280

No obstante, la comunidad anglicana mundial sigue profundamente dividida sobre el tema del clero femenino. Las mujeres sirven como obispos en los Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, pero las Iglesias anglicanas en algunos países en desarrollo, particularmente en África, todavía no ordenan mujeres como sacerdotes.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Iglesia Anglicana , , , ,

El pastor anglicano Kelvin Holdsworth se disculpa por pedir oraciones para que el Príncipe George sea gay

Sábado, 9 de diciembre de 2017

kelvin-holdsworthEl reverendo anglicano tiene que disculparse después de que un artículo irónico sobre la inclusividad del colectivo LGTB en la Iglesia de Inglaterra desate el frenesí de los medios británicos.

En el texto el reverendo denunciaba la lentitud de la Iglesia para reconocer la diversidad y señalaba que, tal vez, lo más rápido era rezar para que el Príncipe George fuera gay.

Cuando nació el Príncipe George, hijo de William y Kate Middleton empezaron a hacerle fotos y en Reino Unido ya salió la mala baba de algunos que afirmaban   es muy amanerado… y el pobre tiene cuatro años… la que le espera con la maledicencia homófoba.

En estas, como publicábamos el pasado martes, un clérigo de la Iglesia Episcopal Escocesa (la primera denominación cristiana que reconoce el matrimonio homosexual en Reino Unido, por lo que fue castigada), el reverendo Kelvin Holdsworth, escribió un post en su blog (que ha salido a la luz hace unos días a raíz del anuncio del compromiso del Príncipe Harry) en el que pedía a los cristianos que rezaran para que el Príncipe George sea gay. Porque ésa sería “la forma más rápida” de que la Iglesia de Inglaterra apoyara el matrimonio igualitario.

En el texto el Reverendo Holdsworth reflexionaba sobre la necesidad de que la Iglesia de Inglaterra acelere sus reformas y permita los matrimonios homosexuales, algo por lo que él ha hecho campaña fervientemente y en lo que cree que la Iglesia de Inglaterra va tremendamente atrasada. Así que, de forma irónica, planteaba la idea de que los cristianos “solo tienen una opción, y es la de rezar en la privacidad de sus corazones (o en público si se atreven) para que el Señor bendiga al Príncipe George con el amor, cuando crezca, de un joven caballero.” “Una boda real podría arreglar las cosas de forma asombrosamente fácil aunque tuviéramos que esperar 25 años para que eso ocurriera. Quién sabe si aún así sería una forma más rápida de solucionarlo que por otros medios.“, escribía el párroco.

principe-georgeEl príncipe George, con cuatro años,

A raíz del anuncio del compromiso del Príncipe Harry el reverendo recupero el texto y lo republicó en su Twitter, lo que fue el primer paso para que la cosa se desmadrara. El reverendo Holdsworth recibió bastante comentarios desagradables en Twitter, pero algunos le aplaudieron porque entendieron lo que quería decir: no se trata de rezar realmente para que George sea gay, si no de denunciar la lentitud con la que la Iglesia de Inglaterra actualiza la institución para incluir a las personas LGTB en su fe.

 

Pero por muy bonito que fuera el gesto y muy acertada que fuera la ironía, esos comentarios no han sentado nada bien a gran parte de esa Iglesia. Gavin Ashenden, que fue capellán oficial de la Reina desde 2008 hasta principios de este año (cuando se fue de la Iglesia de Inglaterra cuando ésta suavizó sus posiciones respecto a la homosexualidad), ha afirmado en una entrevista que desear que George sea gay más que una bendición es “una maldición de cuento de hadas“.

Si vas a rezar por el Príncipe George, reza para que sea feliz… y reza para que cumpla su deber como príncipe, se case y tenga hijos. (Rezar para que sea gay) No es una oración amable. No es una bendición, es más como la maldición de un cuento de hadas. Diría que es profundamente anti-Cristiana.“, ha explicado Ashenden, que dice que además sería inconstitucional porque lo de tener descendencia es el deber de George.

Que el niño puede ser un genio de la medicina que, aprovechando su privilegio, descubra la cura del cáncer y salve el mundo. Pero no, para la Iglesia lo importante es que se case y tenga hijos.

el-principe-george-celebra-el-90-cumpleanos-de-su-gan-gan-con-una-historica-imagenComo suele pasar en estas cosas (y más en Reino Unido) la que se ha liado ha sido tal que el Reverendo Holdworth ha tenido que pedir disculpas. Pero no lo ha hecho porque crea que se equivocó, sino porque se ha dado cuenta de que hay ocasiones en las que no vale la pena ponerse a debatir. En un comunicado publicado en su blog ha explicado que podría pasarse semanas enteras explicando lo que quiso decir con ese comentario irónico, pero “me parece que sería bastante infructuoso.” El reverendo pide disculpas si lo que escribió en su momento ha podido ser interpretado como un ataque a la Familia Real y lamenta que la historia se haya centrado en la sexualidad de un niño de cuatro años en lugar del tema realmente importante: “Desgraciadamente esto se ha convertido en una historia que habla únicamente del Príncipe George. He recibido incontables invitaciones para aparecer en la prensa y en los medios pero las he rechazado todas y continuaré haciéndolo. Muchas de las invitaciones eran de muy poco gusto (algunos medios parecían más interesados en prolongar la discusión sobre un niño que en hablar sobre los problemas de justicia e igualdad que yo trataba de poner sobre la mesa).

En el comunicado el Reverendo vuelve a disculparse por haber dado carnaza a la prensa para provocar un “frenesí” alrededor de la Familia Real pero asegura que el debate sobre la Iglesia y la sexualidad continuará e invita a todos (los que están de acuerdo con él y los que no) a prestar atención a lo realmente importante.

Fuente | Instinct Magazine, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana , , , , , , , , ,

El pastor anglicano Kelvin Holdsworth pide orar para que el príncipe George de Inglaterra sea gay y pueda así realizarse una boda real entre homosexuales

Martes, 5 de diciembre de 2017

prince-george-school

El reverendo Kelvin Holdsworth asegura que la mejor manera de que la Iglesia Anglicana acepte el matrimonio homosexual es que el heredero del trono británico se enamore de un “joven y hermoso caballero”.

El pastor de la Iglesia Episcopal de Escocia y rector de la Catedral de Santa María de Glasgow, Kelvin Holdsworth, ha aconsejado orar para que el príncipe George, heredero del trono británico, que tiene tan solo 4 años de edad y es tercero en la línea de sucesión al trono, sea homosexual. Holdsworth sostiene en su blog que esa sería la mejor manera para acelerar el proceso de aceptación del matrimonio igualitario en la Iglesia Anglicana.

“La manera más rápida de hacer que la iglesia sea más acogedora en Inglaterra es orar en la privacidad de sus corazones (o en público, si se atreven) para que el príncipe George sea bendecido por el Señor con el amor de un joven y hermoso caballero”, ha asegurado Holdsworth en su cuenta de Twitter, que a su vez habla abiertamente de su homosexualidad. “Una boda real ayudaría a solucionar las cosas de manera remarcablemente fácil, aunque tendríamos que esperar 25 años a que eso ocurriera” expresó por la temprana edad del príncipe Jorge.

Aunque la Iglesia anglicana de Inglaterra no acepta el matrimonio homosexual, su rama escocesa sí lo hace. Como era de esperarse la propuesta fue recibida con indignación en sectores religiosos.

Las críticas a la peculiar sugerencia de Holdsworth no han tardado en llegar y, de hecho, no es la primera vez que sus palabras son duramente criticadas por la población y la Iglesia de Escocia, quienes ya intentaron retirar su doctrina el pasado junio.

De hecho Gavin Ashenden, antiguo capellán de la reina Isabel II, bisabuela del príncipe, dijo al medio Christian Today sobre la invitación del cura escoces: “Es una plegaria desagradable y desestabilizadora”, dijo Ashenden, sobre todo teniendo en cuenta que las expectativas son que Jorge reine un día y “produzca un heredero biológico con una mujer a la que ame”. “Es el equivalente teológico de la maldición de una hada malvada en los cuentos”, añadió.

Este incendiario comentario ha ido acompañado de varias sugerencias que, bajo su punto de vista, la iglesia anglicana debería seguir para abrirse a los feligreses del colectivo LGTB.

Aquí un tuit del cura Kelvin Holdsworth participando en la Marcha del Orgullo en Glasgow

Fuente Cáscara Amarga/Chueca.com

General, Iglesia Anglicana , , , , , ,

La Iglesia Episcopal Escocesa, “castigada” por oficiar matrimonios entre personas del mismo sexo

Viernes, 6 de octubre de 2017

scottish-episcopal-church-signEl Arzobispo de Canterbury supervisará personalmente el “castigo” impuesto a su rama escocesa por su adhesión a las uniones entre personas del mismo sexo.

La Iglesia Anglicana sancionó el martes a su rama escocesa, la Iglesia Episcopal de Escocia, por haber reconocido el matrimonio igualitario y celebrado ese sacramento en las iglesias.

La Iglesia Episcopal de Escocia votó en junio pasado retirar de su doctrina la frase que estipula que el matrimonio es la unión “entre un hombre y una mujer”.

La rama escocesa del movimiento anglicano comenzó a celebrar bodas homosexuales este año después de que los obispos, el clero y los laicos apoyaran abrumadoramente el cambio. Desde entonces, se han celebrado varios matrimonios homosexuales en iglesias de Edimburgo o Glasgow, y en la provincia de Morray, en el norte de Escocia.

Sin embargo, la Iglesia Anglicana ha acordado aplicar un castigo a la iglesia por la decisión, ya que afirman que estos matrimonios no están en línea con las enseñanzas anglicanas.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, confirmó en una reunión de dirigentes anglicanos en Canterbury, al sureste de Inglaterra, que los obispos anglicanos aplicaron las mismas sanciones a la rama escocesa que a la Iglesia Episcopal de EEUU el año pasado y que pasan, entre otras cosas, por vetos a su inclusión en organismos institucionales o por su exclusión de procesos de tomas de decisiones.

“El obispo Mark Strange, primado de la Iglesia Episcopal de Escocia anunció en su presentación inicial que esperaba que pasara eso y que lo aceptaba. Me correspondía decidir sanciones y eso es lo que se hará, como hice en 2016”, explicó Justin Welby.

Mark Strange había anticipado que iba a recibir sanciones por la nueva doctrina sobre el matrimonio, pese a haber integrado una cláusula de conciencia para permitir que los sacerdotes en desacuerdo pudieran abstenerse de celebrar bodas.

Reconozco que esta decisión haya podido provocar furia o dolor en la comunidad anglicana“, declaró Strange, que agregó que buscaría “reconstruir la relación” entre la Iglesia Anglicana y su rama escocesa.

La cuestión del matrimonio igualitario de la ordenación de personas homosexuales desgarra desde hace años a la Iglesia Anglicana (85 millones de fieles), entre las ramas más liberales de EEUU o Reino Unido y las conservadoras, mayoritarias en Kenia o Nigeria.

Anglicanismo: una comunión dividida por la inclusión de las personas LGTB

La aceptación de la homosexualidad en la comunión anglicana es todavía desigual entre sus diferentes jerarquías e iglesias, si bien los avances inclusivos que ha experimentado una parte de esta rama del cristianismo distan mucho de las posiciones inmovilistas que sigue manteniendo, por ejemplo, la Iglesia católica.

La Iglesia episcopaliana, rama estadounidense de los anglicanos, es sin duda la que abrió camino. Ya en 2003 eligió al primer obispo abiertamente gay, Gene Robinson. Y en 2010 fue la primera en romper con la moratoria autoimpuesta durante varios años por la comunión anglicana tras el nombramiento de Robinson y comenzar a ordenar de nuevo obispos y obispas abiertamente homosexuales. En 2012 aprobaba también la ordenación de personas transexuales. También fue la primera iglesia anglicana en celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo.

Un avance al que hace ahora un año se sumaba también la Iglesia anglicana de Canadá, que pocos meses después elegía obispo a Kevin Robertson, abiertamente gay y padre, junto a su pareja, de dos hijos (Roberston se convertía así en el primer miembro de una familia homoparental en ostentar esta dignidad en una iglesia de la comunión anglicana).

En el otro extremo, sin embargo, se sitúan las iglesias anglicanas africanas, algunas de ellas virulentamente homófobas. Una situación inestable que en los últimos años ha colocado al anglicanismo al borde de un cisma que sin embargo no acaba de producirse.

¿Y las otras iglesias de Escocia?

La que es iglesia principal del país, la Iglesia de Escocia (una iglesia presbiteriana que carece de obispos y que no pertenece al ámbito anglicano) también ha iniciado su correspondiente camino inclusivo. En 2016, de hecho, aprobó la ordenación de pastores casados civilmente con personas del mismo sexo, una vez que una mayoría de presbiterios dieron su visto bueno. Ello no supuso la aprobación del matrimonio religioso igualitario ni obligaba a las congregaciones más conservadoras, que siguen contando con la libertad de refrendar a sus pastores, aunque no es de esperar que pase mucho tiempo antes de que dé el paso.

Lo que no se puede decir, obviamente, de la segunda iglesia de Escocia en número de fieles, la Iglesia católica (que aún así mantiene a nivel local posiciones que contrastan, por ejemplo, con las de la Iglesia católica española: hace pocos meses, por ejemplo, hacíamos referencia a la aprobación de un plan de “escuelas seguras” para alumnos LGTB en los colegios católicos escoceses).

Fuente Religión Digital/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana , , , , ,

Deborah Chapman: “Hasta ahora el sacerdocio no ha integrado a la humanidad en toda su plenitud”

Sábado, 9 de septiembre de 2017

36912359596-bc38532fba-b_560x280La sacerdote anglicana interviene en el Congreso de la Juan XXIII

“La Iglesia ha relegado a las mujeres a una posición menos que humana”, denuncia

(Cameron Doody).- “El modelo de lo que la Iglesia católica debe abrazar a la hora de asegurarse la plena participación de mujeres en la Iglesia”. De esta forma elogió la tarde de este jueves Juan José Tamayo, en el Congreso de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII, a Deborah Chapman, sacerdote anglicana que actualmente desempeña sus labores en parroquias en Cataluña y Andorra. Un cumplido la veracidad del cual Chapman ha demostrado de sobra esta mañana en su intervención en el congreso, que ha versado sobre “Las Mujeres en la Iglesia Anglicana: Humanizando el Sacerdocio”.

“El sacerdocio, tal como ha sido entendido por los cristianos de todo el mundo durante la mayoría de la historia de la Iglesia cristiana, no ha integrado a la humanidad en toda su plenitud”, ha arrancado Chapman en su ponencia, y solo ha intensificado a partir de allí sus críticas a la desigualdad de género de la Iglesia. Institución que, ha afirmado, “ha favorecido pensar de Dios como masculino, relegando a las mujeres a una posición de seres menos que humanos”, con nada más que la excusa de que Jesús se encarnó en forma masculina.

Pero como ha observado la sacerdote, el ser masculino no abarca la totalidad del ser humano, y he aquí una razón importante que explica la dificultad tremenda que están sufriendo todas las Iglesias a la hora de comunicar la fe en los tiempos y espacios en los que vivimos actualmente.

¿Cuál es nuestro contexto -nuestro lugar y nuestro tiempo- que necesitan que la Iglesia los evangelice? En primer lugar, ha afirmado Chapman, asistimos a “una seria desintegración estructural de la más básica de las relaciones: la que existe entre un hombre y una mujer en la comprometida relación de toda la vida”. Desintegración para sanar la cual el sacerdocio femenino tiene algo importante que ofrecer, ya que la unidad en el matrimonio ofrece un modelo para “traer unidad al pueblo cristiano, y por medio de ello a la sociedad en general”.

“Mi propia experiencia de ser diácono y luego sacerdote dentro de la Iglesia de Inglaterra ha sido la de llegar a ser la persona que Dios creó, cumpliendo con su voluntad para mi vida”. Tras trazar en breve la historia de las mujeres ordenadas en la Iglesia anglicana –la cual se remonta hasta 1944– Chapman ha explicado que en el anglicanismo que le ha dado la oportunidad de vivir su vocación “es posible”, teológicamente hablando, “retornar a periodos de la historia de la Iglesia antes de que se formularan algunas tradiciones, y allí encontrar conocimientos bíblicos que podrían parecer nuevas revelaciones de la voluntad de Dios en nuestro mundo, simplemente porque… nuestra conciencia no ha sido lo suficientemente aguda para observarlos” hasta un determinado punto en la historia.

Y ha sido esta perspicacia eclesial, ha añadido la sacerdote, la responsable de que haya ahora en su Iglesia “un sacerdocio que une tanto a los hombres como a las mujeres en una ordenación que modela y facilita lo que ha llegado a ser conocido como ‘el sacerdocio de todos los creyentes’.

Pero no solo está en juego ‘el sacerdocio de todos los creyentes’ en la ordenación de mujeres: también lo está la unidad de las Iglesias. “Cuando cada persona considera que su propio punto de vista es tan válido como el de cualquier otra persona, la unidad que resulta de la reflexión en común y del consenso parece casi imposible de lograr”, ha lamentado Chapman. Una desunión que se puede achacar a una teología preeminente que se ha basado sobre todo en culpar a la mujer por la caída de Adán y Eva del jardín de Edén, como si este episodio de la Biblia presentara el programa definitivo para las relaciones entre hombres y mujeres in secula seculorum.

“Gracias a Dios”, no obstante, la caída no es el final de la historia, con lo que “nosotros también tenemos una decisión que tomar: entre vivir a la luz de la caida y sus consecuencias, o vivir a la luz de la redención de Dios en Cristo Jesús”.

“Los cristianos somos llamados a vivir, y esa vida la tenemos a la luz de lo que Jesucristo ha logrado para nosotros en la cruz, y no en la oscuridad de las consecuencias de la caida”, ha terminado diciendo Chapman. “¡Esto sí que es revolucionario!”, ha aplaudido, porque “trastoca nuestro pensar acerca de la relación entre hombre y mujer”, y “afirma el valor co-igual de personas creadas en la imagen de Dios”. El punto de partida, ha concluido -el de la igualdad de hombres y mujeres- para que consigamos finalmente “humanizar el sacerdocio”.

Movimientos de mujeres alrededor del mundo y cuerpos, sexualidades y derechos

Aparte de la intervención de Chapman, sobre las mujeres en la Iglesia anglicana, el congreso de la Asociación Juan XXIII también se ha acercado esta mañana a fenómenos tan diversos como los movimientos feministas en el mundo musulmán o las realidades de las mujeres en América Latina, África y España.

La programación del congreso continuó ayer con discusiones acerca de políticas corporales, tales como son los vientres de alquiler, la prostitución o la diversidad y disidencia sexual, este último fenómeno siendo una novedad, según Juan José Tamayo, en los congresos de la Juan XXIII. Esta previsto que la tarde terminó con la segunda ponencia magistral del programa, que trató de “Cuerpos, sexualidades y derechos de las mujeres” y que correrá a cargo de Justa Montero, de la Asamblea Feminista de Madrid.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Anglicana , , , ,

La Iglesia de Inglaterra vota a favor de “acoger y afirmar” a las personas trans en sus parroquias

Sábado, 15 de julio de 2017

logo_of_the_church_of_england_454x372chris-newlands-e1433420615501Rvdo Chris Newlands

El Sínodo General de la Iglesia de Inglaterra vota a favor de mostrarse más abierta y receptiva a las personas trans y ayudarlas de la mejor forma posible.

Hace unos días el mismo Sínodo votaba a favor de prohibir las “terapias de conversión” en sus parroquias y pedir al gobierno que hiciera lo mismo a nivel estatal. 

Si el otro día la Iglesia de Inglaterra (la iglesia cristiana mayoritaria en el país) votaba a favor de prohibir las “terapias de conversión” y pedir al gobierno que hiciera lo mismo, ahora han vuelto a mostrar un claro síntoma de modernización y aceptación de las diferentes realidades que forman la sociedad y han votado a favor de “acoger y afirmar” a las personas trans.

La propuesta fue presentada por el reverendo gay Chris Newlands, que dijo que la Iglesia debe ser un lugar de bienvenida para todas las personas trans “durante el largo y a veces complejo proceso de transición“. Newlands además propuso que las diferentes parroquias reciban apoyo y formación para saber cuál es la mejor forma de ofrecer ayuda religiosa a las personas trans que la busquen.

Espero que podamos hacer una declaración poderosa que deje claro que creemos que las personas trans son apreciadas y queridas por Dios, que las creó, y está presente en todos los giros y vueltas de su vida“, explicó Newlands durante el Sínodo General en el que se terminó votando a favor de su moción. “Estoy eufórico y agotado” explicó el reverendo a la prensa después del voto, “creo que ha sido un buen debate y se han hecho algunas contribuciones excelentes.

 Aunque el debate fue bastante extremo, Newlands se muestra optimista porque eso ha ayudado a tener en cuenta todos los puntos de vista. Para el reverendo se ha dado “un gran paso en la dirección correcta” y asegura que “los obispos se han dado cuenta de que no pueden continuar haciendo lo que siempre han hecho.” Desde la votación Newlands asegura haber recibido mensajes de amigos trans de todo el mundo: “el Sínodo ha cambiado, hemos doblado una esquina.

Hace unos meses Newland también propuso a la Iglesia que consideraran la idea de realizar ceremonias de bautismo para personas trans que hayan cambiado su nombre.

En ese mismo Sínodo General la Iglesia de Inglaterra votó a favor de prohibir las “terapias de conversión” después de escuchar los testimonios de varias personas homosexuales que habían sido víctimas de esta práctica. Los miembros del Sínodo consideraron que esta práctica no tiene ningún tipo de ética y es profundamente perniciosa, además de no tener lugar en el mundo moderno. Jayne Ozanne, una activista LGTB que defendió la moción para prohibir estas “terapias” no dudó en asegurar que este tipo de prácticas que a menudo se llevan a cabo en parroquias de toda Inglaterra son “un abuso espiritual“. Ozanne añadió que “La orientación sexual es un tema muy delicado que sólo los verdaderos profesionales deberían tratar. Y no tratarán de cambiar la orientación de las personas sino que les ayudarán a lidiar con ella. Lo que la gente no entiende es que puedes entrar en este tipo de prácticas de forma voluntaria porque crees que es lo correcto porque es lo que te han dicho que Dios quiere de ti. Es sólo años después cuando el impacto que ha tenido sobre ti se vuelve evidente.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando

General, Historia LGTB, Iglesia Anglicana , , , , , ,

La Iglesia de Inglaterra pide que se prohiban las “terapias de conversión”

Miércoles, 12 de julio de 2017

logo_of_the_church_of_england_454x372La Iglesia de Inglaterra muestra su rechazo a las “terapias de conversión” y pide al gobierno de Reino Unido que prohíba esta práctica. 

La Iglesia Anglicana apoya una moción presentada por la activista Jayne Ozanne para solicitar al gobierno británico la prohibición de las terapias de conversión a personas gays en el Reino Unido.

El sínodo de la Iglesia de Inglaterra, la iglesia cristiana mayoritaria en Inglaterra, acaba de dar un paso histórico para los derechos y la igualdad de las personas LGTB. No sólo han prohibido las “terapias de conversión” en sus diócesis, sino que han solicitado al gobierno que las prohiban en todas partes, tras su rechazo reciente.

El Sínodo General de la Iglesia Anglicana apoya abrumadoramente una moción presentada por Jayne Ozanne, quien hace campaña por la igualdad homosexual dentro de la Iglesia Anglicana y la comunidad evangélica en general en, solicitando la reclamación de la prohibición de las denominadas terapias de conversión gays al gobierno británico. Además del respaldo de la Iglesia Anglicana, en una votación que se ha saldado con 298 votos contra 74, la moción también ha sido suscrita por el Real Colegio de Médicos Generales, así como por el Consejo de Psicoterapia del Reino Unido.

Las “terapias de conversión” son un timo. Un fraude dañino que puede provocar serias secuelas psicológicas; una sarta de supersticiones y tonterías sin ninguna base científica (y repudiadas por la comunidad médica) que pretende cambiar la sexualidad de una persona para volverla heterosexual. Recuerda: el problema no lo tienes tú por ser LGTB sino el que no lo acepta.

La Iglesia tomó esta decisión después de escuchar los testimonios de varios miembros de los sínodos C y E (dos de los pocos en los que aún había algunas iglesias ofreciendo “sesiones de oración” a personas LGTB para librarse de su “pecado“) que explicaron su paso por estas “terapias”, que describieron como un “abuso espiritual“. Jayne Ozanne, que propuso la moción, relató su experiencia al someterse a esta conversión y la describió como “un abuso del que los adultos vulnerables necesitan protección.” Después de someterse a un “tratamiento” que ha sido “desacreditado por el gobierno, la NHS, el colegio de Psiquiatras, el colegio de Doctores y varias autoridades sanitarias más” Jayne sufrió dos crisis nerviosas y tuvo que ser ingresada en un hospital dos veces.

Ozanne explicó a los miembros de la Iglesia de Inglaterra que, tal y como publicó el Consejo Superior de Psiquiatría de Reino Unido a principios de año, lo que produce daño a las personas LGTB no es su orientación sexual sino “la exclusión, el estigma y el prejuicio” que pueden “provocar problemas de salud mental a cualquier persona que sea víctima de estos abusos“. Además presentó los resultados de una encuesta online realizada a la comunidad LGTB que mostraban que un 40% de los 553 encuestados habían pasado por este tipo de terapias (casi tres cuartos lo hicieron cuando tenían menos de 20 años).

«Yo lo llamo abuso. Creo que es abuso espiritual. Es un área (la orientación sexual) muy delicada que sólo auténticos profesionales deben tratar. Y no tratan de cambiar la orientación sexual de las personas, sino que les ayudan a tratar de lidiar con ella. Lo que la gente no entiende es que acudes a este tipo de prácticas voluntariamente porque piensas que es lo correcto, porque te han dicho que es lo que Dios quiere. El impacto se ha hecho evidente en los últimos años», declara Ozanne.

El arzobispo de York, John Sentamu, expuso durante el debate que para él las “terapias de conversión” son “teológicamente defectuosas, así que cuanto antes se prohíba esta práctica, antes podré dormir por las noches.” En la misma línea se expresó el obispo de Liverpool, Paul Bayes, que añadió que las orientaciones e identidades LGTB “no son un crimen ni un pecado, así que no hay necesidad de someter a terapias de curación a personas que no están enfermas.

A pesar de que algunos sectores de la Iglesia se mostraron reticentes a apoyar la prohibición porque creían que podía interferir con la habilidad de los sacerdotes a ofrecer ayuda espiritual a personas que estén sufriendo por su orientación sexual, fueron los testimonios de varios miembros de la Iglesia los que hicieron que la moción se aprobara con amplia mayoría. Entre esos testimonios estaba el de un párroco homosexual de 90 años que explicó cómo durante su juventud y a causa de ser incapaz de aceptar su orientación sexual, pasó por un exorcismo practicado por un fundemantalista cristiano, una crisis nerviosa, terapia de electroshock, inyecciones de testosterona, litio y décadas de psicoanálisis. Un sufrimiento que le hizo plantearse el suicidio en dos ocasiones.

Así la Iglesia de Inglaterra terminó por considerar que las “terapias de conversión” carecen de ética, son potencialmente dañinas y “no tienen lugar en el mundo moderno“. Además de prohibirlas en sus congregaciones y solicitar al gobierno que las prohiban de forma tajante, esperan que este paso sirva para que otras religiones tomen la misma decisión.

 “No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras

Este tipo de terapias incluyen técnicas dispares que van desde el uso de medicamentos no autorizados a náuseas inducidas o la aplicación de técnicas de electroschock, todas ellas terapias consideradas dañinas para la salud y condenadas por la Organización Mundial de Psiquiatría. «Dado que muchos practicantes son líderes religiosos no entrenados médicamente, es imperativo que la Iglesia Anglicana sea inequívoca en su condena de tales prácticas dañinas», declara Ozanne en un comunicado. La activista se ha cometido voluntariamente a una de estas «terapias», denunciando que aunque no están oficialmente disponibles en el Servicio Nacional de Salud británico, sí se informa y se deriva a centros privados donde se practican a aquellas personas que solicitan información al respecto.

A pesar de los gestos contradictorios del propio Papa Francisco, quien sostiene que «no soy nadie para juzgar a los gays» y considera que la iglesia debería pedirl perdón por la homofobia y la discriminación contra los gays, para después arremeter contra lo que denomina la ideología de género, la hipocresía del Vaticano «respetando» a los homosexuales pero rechazando que puedan ordenarse sacerdotes, y el apoyo de un mínimo sector del clero, como el jesuita James Martin, que en su libro, Construyendo un puente, sostiene que la iglesia debería acercarse a la comunidad LGBT, lo cierto es que tenemos sobradas muestras de cardenales, arzobispos y curas rasos que aprovechan cualquier momento para arremeter contra homosexuales, bisexuales y transexuales. Pero mientras la Iglesia Católica sigue empeñada en demonizar al colectivo LGBT, figuras destacadas de la Iglesia Anglicana han decidido apoyar esta moción, como el Dr. John Sentamu, arzobispo de York, y el obispo de Liverpool, Paul Bayes.

«El mundo necesita escucharnos decir que la orientación LGBT y la identidad no son un crimen (….). No son una enfermedad, y la orientación LGBT y la identidad no son un pecado (…). Debemos distinguir entre un enfoque ascético y un enfoque terapéutico», declara Bayes, convencido de que el Reino Unido debería liderar el mundo en la lucha por la prohibición de las terapias de conversión. De conseguir su objetivo, el Reino Unido se convertiría en el segundo país Europeo que prohíbe las terapias de conversión, después de que Malta las prohibiera en diciembre del año pasado. Mientras que el Colegio de Médicos de Turín abría expediente disciplinario a la médico y terapeuta Silvana De Mari , tras defender su uso, quedaba diluida en nada al supuesta investigación abierta por la Comunidad de Madrid contra la página web de Elena Lorenzo , donde sigue ofreciendo terapias de conversión para personas homosexuales.

Fuente | The Guardian, vía EstoyBailando/Universogay

Historia LGTB, Iglesia Anglicana , , , ,

La Iglesia de Inglaterra admite que durante años encubrió a un obispo pederasta

Martes, 27 de junio de 2017

peter-ball_2397013bEl ex obispo aglicano Peter Ball

“Este comportamiento es inexcusable y estremecedor”, afirma el arzobispo de Canterbury

Peter Ball, ex prelado de Gloucester y Lewes, abusó de 18 menores durante dos décadas 

(J. Bastante/Agencias).- La Iglesia colaboró y ocultó en vez de ayudar a aquellos que fueron lo suficientemente valientes como para dar un paso al frente. Este comportamiento es inexcusable y estremecedor”. La confesión es del mismísimo arzobispo de Canterbury, Justin Welby, quien se ha posicionado sobre el caso del ex obispo Peter Ball, condenado por abusar de 18 menores durante décadas.

De acuerdo con un informe publicado por The Guardian, y encargado por el propio Welby, figuras poderosas de la Iglesia de Inglaterra ayudaron a encubrir al prelado, que abusó de menores y jóvenes.

Tras publicarse la investigación, Welby calificó la conducta de “inexcusable y estremecedora”. Ball fue obispo de Gloucester y Lewes, y estuvo encarcelado en 2015 tras abusar de 18 adolescentes y jóvenes de entre 17 y 25 años a lo largo de dos décadas. En febrero, sin embargo, fue puesto en libertad.

La primera víctima en dar la cara, Neil Todd, intentó suicidarse tres veces hasta que finalmente se quitó la vida.

Welby, el actual arzobispo de Canterbury, pidió que se investigue cómo la Iglesia había gestionado el caso. Según Welby, el informe fue una “lectura desgarradora”, que concluyó que la Iglesia no ayudó a los que fueron lo suficientemente valientes para denunciar.

El informe dice que la conducta de Ball “causó daños graves y duraderos a la vida de muchos hombres”, y que “la iglesia, a sus niveles más altos y durante muchos años, lo apoyaron de forma imprudente”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Anglicana , , , , ,

“Paradigmas homosexualidad y cristianismo”, por Carlos Osma

Miércoles, 24 de mayo de 2017

rohrer-minichDe su blog Homoprotestantes:

En todas las iglesias existen personas lgtbi, nada hace pensar que el porcentaje sea diferente que en el resto de la población. Por esa razón el cristianismo, como la vida misma, también es lgtbi, o mejor dicho, también se vive desde una orientación sexual o de género no normativa. Además, no es algo nuevo, siempre ha habido personas lgtbi en las iglesias, desde su origen. No hay ninguna indicación en la Biblia que nos haga pensar que Jesús solo escogió a discípulos y discípulas heterosexuales, o que las multitudes que le seguían formaban parte de una especie de “apartheid heterosexual”. Tampoco al leer los evangelios podemos afirmar que Jesús tuviera una atracción sexual y afectiva hacia las mujeres. La probabilidad de que Jesús fuera gay, es la misma que la de cualquier otro ser humano, ya que según la tradición cristiana Jesús fue hecho en todo igual que nosotros.

Sin embargo la manera en la que el cristianismo asume su homosexualidad es bien diversa y esto genera fuertes tensiones internas, además de afectar a la forma en la que es percibido por el resto de la sociedad. La razón de que esto sea así es que, como en el resto de la población, la forma en la que los cristianos entienden el mundo y se entienden a ellos mismos no es siempre la misma. En el caso del protestantismo y el evangelicalismo todo esto se traduce en que la afirmación “la Biblia dice…” no puede hacerse sin poner sobre la mesa el paradigma al que pertenece quien habla. La aceptación, indiferencia o la condena de las personas lgtbi tienen más que ver con la manera de entender el mundo y al ser humano, que con unos cuantos versículos que se encuentran en la Biblia.

Las controversias bíblicas entre cristianos y cristianas o entre iglesias que parten de paradigmas distintos no tienen mucho sentido, puesto que el conflicto se esconde en el paso previo que da lugar al supuesto punto de partida de la discusión. Además jamás se resolverá demostrando bíblicamente al otro la validez de una interpretación determinada, sino haciendo que una de las dos partes abandone el paradigma al que pertenece. Lo cual, no es fácil, y personalmente creo que no se puede conseguir con una discusión que no te implica personalmente. Cambiar los valores, creencias, y formas de percibir la realidad necesita algo más que una discusión o un diálogo sereno y respetuoso.
Sintetizando mucho, y mostrando con claridad el lugar desde el que reflexiono, percibo tres diferentes paradigmas que se dan en el cristianismo y que a continuación explico brevemente.

Paradigma fundamentalista

Esta cosmovisión percibe el mundo como un peligro y entiende que los cristianos y cristianas poseen una verdad revelada en la Biblia, a la que tienen acceso independientemente de sus condicionantes personales, que debe ser predicada a toda persona para transformarla. Desconfían de todo avance, por eso se alinean con las tesis que pretenden conservar las tradiciones. Rechazan también los aportes de las ciencias que no sirvan para ratificar sus posiciones previas, y no los aplican en la interpretación de los textos bíblicos. Por eso su interpretación es literal. Según este paradigma los genitales determinan si somos hombres y mujeres, y a partir de ellos se asocia a cada persona unas características y funciones determinadas. Al ser esta división divina, quienes no encajan dentro de su paradigma, se revelan contra la voluntad de Dios y no pueden ser tratados como cristianos. Dentro de sus comunidades aplican una ética estricta, silencian las voces discordantes impidiendo la reflexión, ejercen presión y maltrato psicológico a las personas lgtbi, y expulsan a quienes no siguen la “verdad oficial”. Paradójicamente, al ser su posición cada vez más minoritaria en la sociedad, empiezan a presentarse como víctimas que se ven privadas de libertad de expresión, cuando en realidad son ellas mismos quienes no la respetan en sus comunidades.

Paradigma paternalista

Quizás la diferencia más clara con el paradigma fundamentalista es que, aunque siguen creyendo que existe una verdad revelada en la Biblia y accesible fácilmente a quien la busca desinteresadamente, el mundo es un lugar donde el Reino de Dios se puede revelar, y por tanto donde el amor cristiano debe hacerse presente. La primera función de cristianos y cristianas es acompañar sin condenar, y por tanto, aunque las personas lgtbi no formen parte de la voluntad divina original, la tarea del cristianismo es mostrar a un Dios que acoge tanto a buenos como a malos, a enfermos como a sanos. El énfasis bíblico recae sobre todo en los textos de los evangelios donde no se juzga a pecadores y pecadoras, sino que se les llama a seguir al maestro. La actitud de todo creyente, es en consecuencia una actitud maternal y de acompañamiento a aquellas personas lgtbi que quizás por causas biológicas o ambientales, no viven acordes con el diseño divino. Se trata por tanto, de un paradigma que pone el énfasis en el yo heterosexual más que en el prójimo lgtbi, porque de lo que se trata es de “comportarse como un buen cristiano”, “demostrar amor”, situando a la persona lgtbi como objeto que muestra hasta que punto la persona heterosexual se comporta de manera “cristiana”. En el fondo un paradigma que sigue discriminando y victimizando a las personas lgtbi, pero en este caso por respetables y amorosas personas cristianas que no tendrían nada que ver con los intransigentes fundamentalistas.

Paradigma evangélico

En este paradigma, el mundo, la realidad que envuelve a cada ser humano, no es sólo un lugar donde se puede revelar el Reino de Dios, sino el lugar privilegiado desde donde se interpreta la Biblia. La Biblia no es Palabra de Dios cuando es leída o predicada de forma abstracta, sino cuando es vivida e interpretada desde la realidad del prójimo. Solo el otro y la otra, sobre todo cuando sufre una situación de injusticia, puede hacer de la Biblia palabra divina que interpela. Por esta razón no hay verdades absolutas que permitan discriminar a nadie, no hay fórmulas eternas, ni lecturas o interpretaciones que nos autoricen a situarnos como sujetos ante los demás para objetivarlos. El amor sitúa al prójimo a nuestro nivel, y su experiencia nos puede ayudar a salir de los condicionantes que impiden a nuestro ego entender la voluntad divina. Por eso las lecturas legalistas de la Biblia no tienen ningún sentido, y en sí mismas no constituyen una lectura evangélica. Los conocimientos que aportan las ciencias son útiles tanto para entender al prójimo, como para entender el contexto en el que se enmarcan los textos bíblicos. El evangelio no trata tanto de verdades, sino de prójimos; cuando nuestras lecturas los liberan son evangélicas, cuando los discriminan no lo son. Y es aquí donde las personas lgtbi se entienden a sí mismas como lugares desde donde la Palabra de Dios puede leerse, y al mismo tiempo, como sujetos que son interpelados por la Palabra de Dios que se revela en otros seres humanos. Jesucristo era liberador, no porque defendiese la Ley de la Torá, tampoco por que la interpretase de una forma progresista y acorde con la sociedad en la que vivía, sino porque la leía siempre desde la realidad de la persona que vivía oprimida para liberarla. En eso consiste el evangelio.

Cada comunidad cristiana puede formar parte de uno de estos paradigmas, o reflejar varios de ellos a la vez, todo dependerá del grado de madurez que posean para albergar la diversidad. Sin embargo es importante destacar que el tipo de comunidad a la que pertenezca una persona lgtbi, puede hacer que ésta viva el cristianismo de una forma opresiva o liberadora. Quizás sea razonable que una determinada comunidad necesite de un tiempo más o menos largo para replantearse el lugar que ocupan dentro de ella las personas lgtbi, pero no lo es tanto, que las personas lgtbi se nieguen a buscar, transformar, o incluso construir comunidades donde puedan vivir el evangelio de una forma saludable. Ver el daño que la homofobia infringe a muchas personas lgtbi dentro de unas comunidades cristianas que se niegan a abandonar, es descorazonador, y nos hace preguntarnos si es el evangelio lo que pretenden seguir, o simplemente necesitan lugares que les den seguridad, aunque sea a un precio tan alto. Quizás serán las personas cristianas lgtbi más jóvenes, que gracias a los avances sociales se resisten más a vivir discriminadas dentro de sus iglesias, las que nos permitirán ver en pocos años más comunidades realmente evangélicas, y menos paternalistas y fundamentalistas.

Carlos Osma

Artículo publicado originalmente en Locademia de Teología.

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Anglicana, Iglesia Católica, Iglesia Luterana, Iglesias Evangélicas , , , , , ,

El arzobispo anglicano australiano Glenn Davies, cree que la sociedad está siendo “acosada” a favor del matrimonio gay

Jueves, 20 de abril de 2017
5f64223c27c64781d13d7a4da2414d24Un arzobispo de Sidney, en Australia, ha condenado el posible reconocimiento del derecho de las parejas homosexuales a contraer matrimonio en el país oceánico, defendiendo que si tal derecho es reconocido en la región es debido al “acoso” al que estarían sometiendo a los ciudadanos las organizaciones que están trabajando por los derechos civiles de la población de lesbianas, gays y bisexuales.

Glenn Davies, arzobispo de la Iglesia Anglicana en Sidney, ha publicado un artículo de opinión en el diario The Australian con el objetivo de condenar el posible avance del país oceánico hacia el reconocimiento del derecho de las parejas homosexuales a contraer matrimonio, defendiendo que si tal derecho es reconocido será debido a que los activistas LGTB han “vendido una mentira” a los ciudadanos“, así como a un supuesto “acoso” ejercido por dichos activistas contra los ciudadanos, los políticos y las empresas.

El arzobispo de la Iglesia Anglicana en Sidney ha manifestado en su artículo de opinión que los activistas LGTB que están trabajando arduamente para conseguir que el primer ministro Malcolm Turnbull apruebe el matrimonio entre personas del mismo sexo no son más que “una panda de matones”.

“La campaña por el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo en este país no está navegando en una balsa con los colores del arco iris. Lo está haciendo en una barcaza repleta de matones, ha manifestado el arzobispo de la Iglesia Anglicana en Sidney.

El líder religioso ha expresado que el hecho de que la mayoría de las principales compañías australianas se hayan mostrado a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo se debe a que “el mundo corporativo está siendo presionado a favor de esa causa”.

“Demuestra un lamentable estado el hecho de que los ejecutivos de algunas de las empresas más grandes estén siendo demasiado débiles para resistir los ataques de una minoría estridente a través de plataformas de medios sociales. Esa es la forma en la que se vende la diversidad”, ha manifestado el arzobispo de la Iglesia Anglicana en Sidney para contrarrestar la fuerza de los activistas que promueven la legalización del matrimonio igualitario en la región.

Fuente PinkNews, vía Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana , , , , , , ,

El obispo anglicano de Gales David Wilbourne, dimite para forzar el nombramiento de un obispo abiertamente homosexual

Lunes, 3 de abril de 2017

c-of-e-min_640x345_acf_croppedJeffrey John (izda) y David Wilbourne (Dcha)

La polémica ha saltado en la Iglesia Anglicana de Gales después de que se reveló que el clérigo abiertamente gay Jeffrey John había sido bloqueado para ser nombrado obispo de Llandaff.

David Wilbourne, obispo asistente de Llandaff, ha presentado su dimisión para forzar a la Iglesia Anglicana a elegir como sucesor suyo en el cargo a Jeffrey John, actual decano abiertamente homosexual de la Iglesia Anglicana en la localidad de Saint Albans.

Jeffrey John, actual Decano de St. Albans, se pronunció públicamente para condenar el  tratamiento homofóbico y de no permitirle ser obispo de Llandaff por su orientación homosexual diciendo: “Los únicos argumentos presentados contra mi nombramiento … estaban directamente relacionados con mi homosexualidad. Esto no es una base moral o legal sobre la cual excluirme “.

No hay prohibición oficial para los obispos gays, pero no es la primera vez que el nombramiento del Dr. John ha sido bloqueado. El clérigo fue nominado para convertirse en el obispo de la lectura previamente, pero fue forzado a permanecer aparte en medio de ataques homofóbicos.

Esta semana, el Obispo Asistente de Llandaff, Rt Reverendo David Wilbourne, ha anunciado su renuncia al cargo para forzar la elección como obispo de su localidad del decano abiertamente homosexual de Saint Albans tras expresar unas palabras dando validez a la teoría de John de que no ha sido ascendido a obispo de la localidad de Gales en base a ser abiertamente homosexual,

Hablando con Church Times sobre su inminente partida, dijo:

“He sido objeto de una presión considerable y creciente para que renuncie a mi cargo. Desde que supe que John se había puesto como objetivo Llandaff, pensé que permitiría aumentar muchísimo la política inclusiva de la Iglesia Anglicana. Gales ha sido un ejemplo en dicha materia. Sin embargo, no entiendo el motivo por el que los obispos no están permitiendo tal posibilidad ni son de la misma mentalidad”.

“Aunque puedo ver plenamente que el próximo Obispo de Llandaff merece el espacio para ser su propia persona, por el momento me mantengo optimista sobre servir en esta próspera diócesis, y llevar a cabo el papel que me llamaron aquí y consagrado para cumplir“.

En su declaración oficial, ha dicho que

“Es hora de entregar la batuta al recién nombrado obispo de Llandaff, para que pueda correr libremente, permitiendo que la Iglesia que he apreciado estos últimos años florezca”.

Aunque la Iglesia Anglicana aprobó permitir que los obispos abiertamente homosexuales formen parte de la Iglesia, después de que Reino Unido aprobara el matrimonio entre personas del mismo sexo, los líderes anglicanos continúan teniendo fuertes prejuicios hacia la comunidad homosexual, los cuales habrían impedido que John haya asumido el cargo de obispo de Llandaff en las dos ocasiones en las que solicitó tal posibilidad.

Un grupo de nueve parlamentarios galeses expresaron anteriormente su preocupación por las acusaciones de homofobia. En una carta abierta dirigida por Madeleine Moon MP afirman:

“Habíamos escuchado de muchas partes de preocupaciones y acusaciones relacionadas con comentarios homofóbicos hechos durante el proceso electoral para la designación de un obispo de Llandaff.

Somos conscientes de que ni la homosexualidad ni la sociedad civil son un impedimento para ser nombrados dentro de la Iglesia en Gales. Estamos firmemente convencidos de que el liderazgo, la generosidad, la compasión y las habilidades de comunicación son las calificaciones principales para las tareas que enfrentan un obispo en Gales.

Lamentamos escuchar las acusaciones, la angustia y la acritud que los recientes acontecimientos que rodearon el nombramiento de un nuevo Obispo de Llandaff han creado dentro de la Iglesia.

Somos de la opinión de que el “agotamiento “no puede ser aceptado como una razón para no nombrar a alguien eminentemente calificado y lo que se nos informa fue la elección unánime de los electores de Llandaff”.

“Nosotros respetuosamente recomendamos que haya una pausa en el proceso de nombramiento para permitir que las emociones se enfríen y que los buenos consejos sean escuchados. Entonces parecería apropiado que se convocara una nueva elección, abierta a los candidatos anteriores y nuevos para que se apliquen y se tome una decisión abierta y transparente “.

Los diputados fueron Stephen Doughty, Nia Griffiths y Chris Bryant, todos ellos abiertamente homosexuales. El propio Bryant es un sacerdote anglicano experimentado, que dejó el ministerio ordenado debido a su sexualidad.

Un portavoz de la Iglesia en Gales dijo:

“Entendemos la decepción sentida por todos los candidatos considerados por el Colegio Electoral que no tuvieron suficiente apoyo para ser elegidos como Obispo de Llandaff. Sin embargo, estamos convencidos de que el proceso del Colegio Electoral se llevó a cabo de manera adecuada y justa.

“La reunión fue confidencial y no comentaremos especulaciones sobre la nominación y discusión de candidatos. Sin embargo, negamos firmemente las acusaciones de homofobia en el proceso. Ni la homosexualidad ni la participación en una sociedad civil son un obstáculo para que ningún candidato sea nominado o elegido como obispo en la Iglesia en Gales. Por otra parte, esto quedó claro para los miembros del Colegio Electoral por su Presidente, el Obispo de Swansea y Brecon.

Los Obispos han subrayado durante todo el proceso que quienquiera que se convierta en Obispo de Llandaff, cualesquiera que sean sus circunstancias, recibirá su pleno apoyo.

Los Obispos ahora están actuando cuidadosamente en plena conformidad con la Constitución. A diferencia del proceso del Colegio Electoral, no hay un calendario fijo para un proceso de nombramiento, sin embargo, los Obispos desearían anunciar cualquier nombramiento hecho tan pronto como todos los trámites necesarios sean finalizados. El proceso de nombramiento está en marcha y no vemos ninguna razón para detenerlo “.

Fuente PinkNews

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana , , , , , , , , , ,

“Performance en el CEM por el quinto centenario de la Reforma “, por Carlos Osma

Viernes, 31 de marzo de 2017

dietawormsDe su blog Homoprotestantes:

Para quien todavía no se ha enterado, este año se celebra el quinto centenario de la Reforma, y quizás sea por eso que el Consejo Evangélico de Madrid (CEM) nos dedicó hace unos días una performance expulsando como miembro activo de este organismo a las comunidades de la Iglesia Evangélica Española (IEE), una de las iglesias fundadoras del CEM y de las más antiguas del Estado. Aunque tampoco se puede descartar del todo que la causa de lo ocurrido sea el exceso de testosterona contenida en dicho Consejo. Las pruebas que apuntan a este segundo supuesto es que de los doce cargos escogidos o ratificados de la junta directiva del CEM, sólo dos fueron a parar a manos de mujeres: la consejería de la mujer y una vocalía (todo muy progre e innovador).

Pero quienes conocen el funcionamiento del CEM, y no salieron a dar una vuelta en el momento de la votación que llevaría a la IEE al purgatorio evangélico madrileño (la FEREDE ha impedido que la cosa acabara en el infierno), apuntan que lo sucedido se enmarca claramente en los actos de conmemoración del quinto centenario. Se trataría, con mayor o menor fortuna (eso lo deben valorar los espectadores), de recrear la asamblea que hace casi quinientos años tuvo lugar en Worms, y que pretendía que Lutero se retractase de algunas de sus 95 tesis que tanto revuelo habían creado dentro de la Iglesia. Sí, fue ese el momento en el que Lutero dijo aquella frase tan nuestra (y que me perdonen los evangelicales del CEM): “ A menos que no esté convencido mediante el testimonio de las Escrituras o por razones evidentes -Ya que no confío en el CEM- me mantengo firme en las Escrituras a las que he adoptado como mi guía. Mi conciencia es prisionera de la Palabra de Dios, y no puedo ni quiero revocar nada reconociendo que no es seguro o correcto actuar contra la conciencia”.
 

De todas formas, especialistas en performances creen que la cosa se les ha ido un poco de las manos, y que no se logró crear en el público el efecto deseado. Quizás sea porque al final solo el 54% del Sacro Imperio Evangelical madrileño votó por la expulsión de la IEE (por si no saben de cuentas, y aunque no esté literalmente en la Biblia, 38 votos de 70 son un 54%), así que lo de “marcar paquete” le salió bastante mejor al Papa León X, al que no se le escapó ni un voto. Esta victoria tan ajustada ha creado un verdadero desconcierto en el movimiento evangélico español. Por un lado están los que creen que hay que seguir con la performance hasta que la gente entienda lo que se quería decir. Sería el caso del lobby evangelical de Protestante Digital haciendo aparecer a la IEE y sus seguidores, como religiosos que se dejan llevar por los deseos e intereses de este mundo, mientras ellos siguen las verdaderas enseñanzas de Dios que estudian en sus reconocidísimos seminarios, que destacan en el mundo (evangelical) entero. Y por otro lado estarían quienes creen que lo de la performance ha llegado demasiado lejos y se debería volver a la cordura. Se trata en este caso de la propia IEE, pero también de la Iglesia Evangélica Reformada Episcopal (IERE), que ha sorprendido gratamente a más de uno (entre los que me incluyo) ofreciéndose a ir al purgatorio el tiempo que sea necesario para acompañar a su iglesia hermana. O de la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas, que cito al final porque para los evangelicales del CEM suena muy vieja, lejana, y además, no pueden expulsarla de ningún lado. De lo que no tenemos ni idea es de lo que piensan las entidades públicas como la Comunidad de Madrid, que ponen el dinero de los madrileños y madrileñas (sean altos, ateos, lesbianas o bomberas) para subvencionar performances como éstas.

Para intentar explotar el globo que se ha montado, la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), ha mostrado su preocupación y sus dudas sobre la legalidad de lo ocurrido en la asamblea del CEM. Pero como pasa a menudo, no parece que los evangelicales del CEM, se hayan dado por aludidos, ellos sólo se someten a su verdad verdadera, y no a lo que diga una entidad humana, por mucho que sea su representante ante el Estado. Lo que me pregunto yo, es porqué no hacen un Consejo Evangelical Bibliolátrico Divino, y así pueden expulsar a quienes deseen de donde quieran, y dejan en paz al común de los mortales. Pero como ésto parece que todo el mundo lo da por imposible, se comenta que las comunidades de la IEE en Madrid han decidido impulsar un nuevo Consejo Protestante de Madrid, junto a otras comunidades de otras iglesias protestantes/evangélicas que se identifiquen más con Lutero que con León X, y así dejar ver que lo del cisma madrileño va de veras. ¿Se quedará todo esto en la comunidad de Madrid o se exportará a otros lugares del Estado? ¿Corre también peligro FEREDE como único representante evangélico/protestante ante el Estado? Tiempo al tiempo… Eso lo dirá la bestia, que ha despertado en Madrid, pero amenaza con hacerlo en otros lugares.

Y pongo al final lo que quizás debería ir al principio, y es que todo este “sarao” se ha montado porque a los evangelicales, por mucho que sólo les guste compartir cargos con otros hombres tan machotes como ellos en el CEM, no les gustan las mariconerias. Y lo del documento de Mamré, que suscribieron las iglesias de la IEE, y en el que afirmaban que caminaban hacia la plena aceptación de las relaciones homosexuales estables en el seno de la iglesia, les parece un despropósito. Y en esto no quieren aceptar interpretaciones diversas, la Biblia se lee como ellos dicen, o está mal leída. La verdad es una, y es la suya, y es la que van a imponer en las entidades de las que formen parte. Quien no la acepte, mientras ellos tengan la sartén por el mango, ya sabe donde está la puerta. Y eso es lo que predican, fuera y dentro de sus iglesias, y esa es la sociedad por la que trabajan: una en la que no hay libertad de conciencia, y mucho menos libertad para decidir con quien quieres tener una relación afectiva o sexual. Pero mientras tratan de influir en nuestra sociedad para imponer su moral evangelical súper divina, se presentan como víctimas de la intolerancia de los progresistas, y van lloriqueando que no se respetan sus derechos. ¡Por favor, un poco de masculinidad, León X lo hizo mucho mejor! La IEE ha sido mucho más creíble en su papel, nos ha hecho creer que la Reforma continua, que la valentía de Lutero, todavía se da en algunas iglesias evangélicas. Así que quizás va a ser verdad, que en este país podremos celebrar este año y con razón, el quinto centenario de la Reforma.

Carlos Osma

Espiritualidad, Iglesia Luterana, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.