Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Carta’

Carta de un padre gay a Rocío Monasterio

Jueves, 1 de agosto de 2019

rocio_monasterioSra. Monasterio:

Como si de pronto brotasen rosas entre la peor maleza, a veces, en política, se hacen proposiciones dignas de consideración.

El sábado 29 de junio -festividad de San Pedro y San Pablo como sabe-, andaba yo repasando la prensa cuando un artículo llamó mi atención.

El titular, sobre una fotografía suya, rezaba «Rocío Monasterio: “En los colegios se tienen que dar contenidos estrictamente científicos”». Leí y releí la frase. Después pasé al texto y sí, era cierto. Eran esas sus palabras.

Convencido estoy que, antes de hacerlas públicas, ha reflexionado sobre las implicaciones que tienen. Pero, como el diablo siempre enreda y podría, sin querer, pasar lo importante por alto, permita que comente algunos asuntos que deberían ser prioritarios al adecuar los contenidos escolares.

1.- La Religión.

El Concordato con la Santa Sede data de 1953, modificado por los acuerdos de 3 de enero de 1979.

Increíble, lo sé. Un vestigio de una época en la que España no era ni democracia, ni europea, ni avanzada. Pero así estamos.

Momento es ya de denunciarlo y sacar la religión de nuestras escuelas. La fe es cuestión de creencias personales, absolutamente respetables, pero -¡ay!- carece de la solidez científica que usted demanda.

Porque estará de acuerdo en que ni una virgen embarazada mediante reproducción asistida (divinamente), ni la multiplicación indiscriminada de panes y peces, ni la conversión del agua en el mejor de los vinos, ni prodigios similares pueden definirse como estrictamente científicos.

La religión debería ser impartida en iglesias católicas, madrasas coránicas, jéders judaicos…, pero nunca formar parte del ámbito escolar.

2.- La igualdad

Esa que aparece consagrada en nuestra Constitución desde hace más de 40 años.

Una igualdad que tiene base social y científica, como bien sabe, y que ha de ser efectiva en todo y para todos.

O, dicho de otra forma, que ser gay, lesbiana, transexual, etc. no es ninguna patología y forma parte de la normalidad y de la variabilidad (maravillosa) de la raza humana.

Ser gay, señora, es tan normal como ser moreno, ser escandinavo o ser heterosexual. No hay nada que curar, nada que tratar, nada que remediar.

Es una verdad que no puede ser ninguneada o pervertida en razón a unos supuestos valores morales –e individuales- que, en la escuela, no pueden prevalecer sobre la ciencia. Una verdad que ha de ser enseñada a lo largo y ancho de la geografía escolar española sin excepción. Y ya puestos, enseñarla también a algunos políticos que, más que elementales, parecen haber quedado varados en la mente del hombre de Cromañón.

Si lo que queremos es formar mujeres y hombres mejores, como estoy seguro usted desea, esta idea de igualdad real debe ser irrenunciable en nuestra España.

3.- La familia

Las familias las forma el amor y eso es lo único que diferencia a una buena de una mala familia.

Son múltiples los trabajos que revelan que no hay un modelo familiar superior a otro. Desde hace décadas, estudios como los de Thompson (1971), Green (1978) o Boss (2004), muestran que padres y madres homosexuales generan apegos seguros y ejercen autoridad en los hijos con la misma efectividad que los padres heterosexuales.

Porque “Sea cual sea la forma de una familia, la calidad de las relaciones que se den en ella es mucho más importante que su estructura”, como sostiene la gran investigadora Susan Golombock.

Las familias formadas por una mujer sola o un hombre solo, las familias con progenitores homosexuales, las familias transexuales, las familias creadas mediante adopción, inseminación artificial, gestación subrogada, método Ropa, etc., aportan iguales cuidados y permiten una crianza idónea de los menores. Sin diferencias respeto al modelo familiar tradicional.

Y hay datos científicos.

La Universidad de Melbourne publicó un estudio (Parent-reported measures of child health and wellbeing in same-sex parent families: a cross-sectional survey, 2014) sobre salud y bienestar infantil en hijos de parejas del mismo sexo y los resultados atestiguan que les va igual, o mejor, que a los hijos de parejas de sexo opuesto. Incluso muestran una cierta tendencia a ser más respetuosos con los demás que aquellas niñas y niños criados en familias heteronormativas. Publicaciones recientes (Francisca López Gaviño, 2014; A. McConnachiee, 2019) llegan a conclusiones similares.

Lo que afecta a los menores es la discriminación, los insultos y las agresiones a su familia, no la orientación sexual de sus progenitores ni otros absurdos que algunos ideólogos postulan desde su analfabetismo integrista.

Así lo atestiguan trabajos de la Academia Americana de Pediatría (2013) o, más recientemente, los de Boertien y Bernardi (2019).

La bibliografía aportada por la investigación española -María del Mar González, Santiago Agustín Ruiz, Rocío López Reyes y un muy largo etcétera- ofrece conclusiones análogas.

–En este punto, permítame un aparte, Rocío.

Cuando escucho opinar a ciertos próceres patrios sobre temas y personas LGTBI+, cuando les oigo volver a su viejismo mental una y otra vez, no puedo dejar de pensar si eso no será una pose, un disfraz, una forma de disimular su hambre. De unos churritos con leche o unos bollitos de nata, no sé si me explico…

¿No lo piensa usted también? Si es que ya se sabe. Dime de qué presumes y te diré de qué careces. ¿A que sí?

Bien, prosigo y concluyo–

Dice la ONU que la educación nos aporta “las capacidades y conocimientos críticos necesarios para convertirnos en ciudadanos empoderados, capaces de adaptarse al cambio y contribuir a la sociedad”. Por esto ha de apostar España, por hombres y mujeres “empoderados, capaces de adaptarse al cambio y contribuir a la sociedad”. A una mejor sociedad.

Señora Monasterio, espero que esta exigencia suya, de colegios con contenidos estrictamente científicos”, llegue a buen puerto y ayude a superar tanta ignorancia como hay en la política española.

Espero impaciente las propuestas de su grupo, y de usted misma, para sacar de la escuela milagros y santerías e introducir la verdad, la igualdad y el respeto debido a toda persona, a toda familia, a toda niña, a todo niño.

Un saludo.

Fuente Oveja Rosa

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

La emocionante carta de agradecimiento un niño trans a las vecinas lesbianas del barrio

Martes, 25 de junio de 2019

sal-stow-y-meghan-stablerLas personas LGTB adultas no sabemos muchas veces la enorme responsabilidad que tenemos con nuestra visibilidad. Cuando vamos por la calle de la mano con nuestra pareja, cuando damos un beso en un restaurante o en el metro, cuando contamos abiertamente que somos lesbianas, gays, bisexuales, trans…

No solo es una gran responsabilidad porque «educamos» y ayudamos a combatir prejuicios, también lo es porque muchas veces habrá ojos atentos y abiertos mirando, comprendiendo, agradeciendo.

Y una prueba de esto es una preciosa y emocionante carta que una pareja de lesbianas recibió de un niño, un vecino de su barrio.

Sal Stow salió a recoger el correo en el porche delantero de su casa. Ahí vio una nota metida debajo del tapete. «Hola», comienza la nota. «No me conoces, pero mi nombre es XXX». Sal decidió tachar el nombre para proteger la identidad del niño. 

«Nos mudamos hoy, pero quería agradecerte. Ver una bandera del orgullo ondeando tan orgullosamente fuera de tu casa todos los días me ha dado el valor de salir del armario con mi familia y sentirme más cómodo con quien soy». La carta termina con un dibujo  de un chico que tiene dos banderas, la de la transexualidad y la pansexualidad.

Realmente una carta preciosa y emocionante, de esas que te hacen pensar lo mucho que merece la pena la Visibilidad lésbica.

Mientras que los comisionados locales del condado se negaron a izar la bandera del orgullo en sus edificios, Sal Stow y su esposa, Meghan Stabler, que también son activistas por los derechos LGTB, tienen su bandera en casa, ondeando orgullosamente, lo que no pasa desapercibido para todos los niños que cogen el autobús escolar justo fuera de su casa.

«Vivimos en un condado muy conservador en un estado conservador», dijo Stabler a LGBTQ Nation . “A mi derecha están los partidarios de Trump. Al otro lado de la calle hay cristianos conservadores “.

«Por eso la visibilidad es TAN importante», compartió Sal en Facebook. “Nunca se sabe quién necesita el apoyo y saber que está bien. Espero que esta persona esté bien, que su familia le brinde apoyo y que encuentren una comunidad con la que conectarse y  que pueda ayudarles a superar este valiente proceso”.

Fuente Oveja Rosa

General , , , , ,

Carta al presidente de México de González Faus: ” Todos aquellos genocidas son los antepasados de ud, no de quienes intentamos hoy luchar en esta España difícil”

Sábado, 30 de marzo de 2019

AMLODe su blog Miradas cristianas:

“Si de algo debemos pedir perdón los españoles es de haber silenciado y denostado a figuras eminentes como Bartolomé de las Casas, Antonio de Montesinos y decenas de obispos y religiosos que no solo denunciaron la barbarie de la conquista, sino que intentaron salvar todo lo posible de aquel desastre”

Ese engaño me parece deleznable: en lugar de luchar contra los opresores del presente clamamos contra los opresores del pasado, y en lugar de medidas que ayuden a las víctimas de este “sistema que mata” ponemos actos inútiles que solo sirven para tranquilizar conciencias “izquierdosas”

Respetado señor Presidente:

Durante años he deseado que llegara Ud. a la presidencia de ese país tan querido para mí. No sé si eso me autoriza a manifestarle ahora mi decepción por esa medida artificial de reclamar al rey de España que pida perdón por la barbarie cometida por los españoles en tierras mexicanas…. ¡hace 500 años!

No pretendo defender al rey: no tengo demasiada simpatía por las monarquías aunque el dilema monarquía-república me parece, en momentos como los presentes, una cuestión distractiva: prefiero una monarquía como la inglesa a una república como la turca….

Tampoco pretendo negar que hubo un genocidio. Lo he reconocido en otros muchos sitios. Y no me vale el argumento del gobierno español de que “eran otros tiempos”: porque también en aquellos otros tiempos hubo voces que denunciaron la inmoralidad de la conquista. Solo quisiera comentarle estas cuatro cosas:

La maldición de la Malinche

mexico-amlo-rey-espana

1.- A la hora de emitir juicios de culpabilidad es necesario concretar al máximo el sujeto de esa culpa. Y bien: Todos aquellos genocidas son los antepasados de Ud. No son antepasados de quienes intentamos hoy luchar en esta España difícil. Ese mal trato a los indios siguió después de la independencia, manejado por los criollos que ya no eran españoles. Ud. conoce sin duda aquella hermosa canción: “la maldición de Malinche” que evoca la  inocencia indígena y la crueldad de los llamados “descubridores”. Y luego continúa : “hoy, en pleno siglo veinte, nos siguen llegando rubios y les abrimos las puertas y los tratamos de amigos. Pero si llega cansado un indio de andar la sierra, lo humillamos y lo vemos como un extraño en su tierra”. Si las cosas son así, mucho temo que sea Usted, y no el rey de España, el que debe pedir perdón a los indios, para rehacer la convivencia.

2.- Si de algo debemos pedir perdón los españoles es de haber silenciado y denostado a figuras eminentes como Bartolomé de las Casas, Antonio de Montesinos y decenas de obispos y religiosos que no solo denunciaron la barbarie de la conquista, sino que intentaron salvar todo lo posible de aquel desastre. Gracias a ellos se han conservado, bien que mal, las lenguas indígenas (que, por ejemplo en EEUU, han desaparecido casi por completo). No sé si conoce Ud. nombres como A. de Valdivieso, T. Mogrovejo, Marroquín, o Juan de Zumárraga y el tata Vasco ahí en su país, y otros mil que encontrará en la ya vieja tesis doctoral de Enrique Dussel, un argentino que al menos hasta hace poco residía ahí en México. Todavía hoy, la mayor autoridad académica en lengua guaraní, no es un paraguayo sino un religioso mallorquín (Bartomeu Meliá) enviado al Paraguay hace unos sesenta años.

dt.common.streams.StreamServer.cls

Perdón por el tráfico de esclavos

3.- Creo en cambio que, no solo España, sino toda Europa debe pedir perdón a África por el tráfico de esclavos (que defendieron las izquierdas de entonces, por razones económicas) y por el reparto de África que nos hicimos en el s. XIX. Pero si hago esta última alusión es para poder decirle que la verdadera causa de todas las atrocidades cometidas con poblaciones indígenas de medio mundo, no ha sido una determinada nacionalidad, raza y cultura, sino la idolatría del dios Dinero que tan lúcidamente denunció Las Casas, ya en su época. Ese falso dios insaciable, que necesita sacrificios humanos y amenaza con convertir la historia en un “humanicidio”. ¿No sería mejor intentar luchar todos juntos contra él, en vez de suscitar humaredas sentimentales que nos distraen de lo que es, a la vez, más urgente y más importante?

migrantes7a-600x400

4.- Con estas reflexiones he querido llegar a otro drama que ya no es un error particular suyo sino una lacra de todas las izquierdas de hoy. Ya no sé si es que las izquierdas son impotentes o incompetentes. Quizá las dos cosas. Pero el caso es que nuestras izquierdas (aquí y ahí) van abandonando la verdadera causa revolucionaria para dedicarse a meros actos simbólicos que no resuelven ninguno de los enormes problemas de la gente. Ese engaño me parece deleznable: en lugar de luchar contra los opresores del presente clamamos contra los opresores del pasado, y en lugar de medidas que ayuden a las víctimas de este “sistema que mata” ponemos actos inútiles que solo sirven para tranquilizar conciencias “izquierdosas” o para darnos la sensación de que hemos ganado algo. En mi país, el gobierno ha gastado dinero, tiempo y energía en sacar a un dictador que ya no existe de un lugar donde ya no está. En Cataluña, la derecha independentista reconoce ahora haber proclamada una independencia virtual, simbólica, manipulando a tante gente a la que habían prometido una independencia imposible hoy (no juzgo qué pasará mañana) que ahora les tacha de cobardes y traidores.  Mientras tanto, nuestra sanidad pública sigue decayendo, la pobreza infantil asusta y Cataluña es la comunidad que menos lucha contra el cambio climático…

dtk.common.streams.StreamServer.cls

Y no le hablo a Ud. de la violencia impune de su país que conocerá mejor que yo, ni de la corrupción ni del genocidio que van provocando los narcotraficantes, los verdaderos genocidas de hoy. A estas cosas es a las que deberíamos dedicarnos todos con aquel dicho antiguo de “alma, vida y corazón” si queremos que sea real la gran revolución que este mundo necesita y que un país como el suyo que fue el primero en hacer una revolución, no se encuentre ahora con que está peor que antes y que la revolución solo ha servido para dar letra a unas rancheras preciosas que cantan a Pancho Villa, a Gabino Barreras (“su causa era buena: luchar por los pobres y repartirles las tierras”)  y otros varios.

cdn-3.expansion.mx

Izquierda y pérdida de la identidad

Mi querido señor presidente: le ruego que no tome estas líneas como un ataque personal sino como una reflexión sobre la pérdida de identidad de todas esas fuerzas de cambio que tanto necesita el mundo de hoy. Esas fuerzas que pretendió encarnar la izquierda, para desfigurarlas luego con falsas nociones de progreso, sustituyendo los verdaderos derechos de los oprimidos por los deseos de quienes estamos situados en la facción opresora. Y claro: cuando la izquierda perdió identidad, la gente acabó votando a las derechas.

Le escribo desde Jesús de Nazaret a quien intento seguir como Maestro espiritual y desde nombres como Simone Weil y Walter Benjamin que son mis referencias intelectuales. Pero sé que en América Latina hay también otros nombres que ustedes mismos parecen haber olvidado, como E. Galeano y J. C. Mariátegui el Amauta (“maestro” en quechua). Y en fin, si Ud. es cristiano (como permite sospechar el hecho de que escriba al papa) podríamos terminar rezando juntos aquello de “que resplandezca Tu Nombre de Padre y que llegue Tu reino de hermanos”. Y si no, siempre podremos cantar juntos aquello otro: “Ay maldición de Malinche, enfermedad del presente, ¿cuándo dejarás la tierra, cuándo harás libre a la gente?”.

Un saludo muy cordial.

General , , , , , , ,

Hermana de una víctima de Pell, a sus defensores: “Ya no gobernáis nuestro mundo”

Miércoles, 6 de marzo de 2019

pell-investigadoAlegato contra los periodistas y Primeros Ministros que apoyan al purpurado pederasta

“A medida que estos hombres encumbrados luchan por mantener sus privilegios, continúan personificando descaradamente lo que habilitó un sistema de abusos contra niños”

“El bien merecido contragolpe público que se ha dirigido a estos hombres ha sido elocuente y visceral y completamente unido en su mensaje: ya no nos interesáis mucho”

“En todo este ruido, el mensaje del jurado se transmite de manera silenciosa y poderosa y está dirigido a aquellas víctimas que aún no han denunciado… Estáis a salvo, os creemos”

París pide a Roma que permita interrogar al nuncio Luigi Ventura, acusado de abusos

  | Karen Monument

Soy la hermana de un denunciante (y también testigo) en el ahora abandonado “juicio de nadadores” [otro juicio por presunta pederastia] contra George Pell. Entiendo las razones por las cuales se abandonó este juicio y me siento cómoda con ellas.

Quiero dejar claro que el propósito de esta carta no es quejarme por el abandono de ese juicio, sino el poder dar una respuesta a los comentarios y las acciones de algunos personajes públicos en los últimos días.

Todos vosotros habéis tenido algo que decir que me ha afectado: ahora es mi turno.

El impacto del abuso sexual infantil infligido por miembros de la Iglesia Católica comenzó a resonar en el hogar de mi familia hace casi 40 años y culminó en la pérdida de un hermano por suicidio hace más de 10 años.

No pensé que mi familia pudiera experimentar un dolor y una oscuridad como esto nunca más. Pero estaba equivocada.

La decisión de presentar una denuncia contra George Pell, hace casi cuatro años, nos embarcó a mi hermano, a mí y a mi familia en un viaje que ha tenido tiempos igual de oscuros y con un estrés que, en ocasiones, no creía que sobreviviéramos.

Las palabras pronunciadas por Robert Richter [abogado defensor] en la corte el miércoles (no las repetiré) no han dejado de dar vueltas y vueltas en mi mente desde que las leí por primera vez.

El impacto que esas palabras tuvieron en los supervivientes está bien documentado en las plataformas de las redes sociales, y les afectarán durante días, semanas y meses.

Lamento que [las víctimas] hayáis tenido que soportar tal falta de respeto y dolor. Espero que tengáis el apoyo y la atención que necesitáis ahora mismo.

Lo que también observo es el impacto que esas palabras tuvieron en los que no somos víctimas directas. ¿Por qué? Porque nos dieron un sabor incomprensible de a lo que los supervivientes se enfrentan y soportan por culpa de los diversos sistemas por los que tienen que navegar tanto por la justicia como por la compensación.

Era inimaginable para la persona común que se pudiera hacer referencia a una experiencia tan abominable de manera tan insensible, en un esfuerzo por obtener una pena reducida. También perdí el sueño.

Las redes sociales han facilitado una respuesta pública negativa abrumadora a la decisión de John Howard [ex-Primer Ministro australiano] de proporcionar un testimonio de carácter.

Las continuas diatribas de Andrew Bolt [periodista australiano ultraconservador], siempre con su aire característico de arrogancia y desprecio, intentan mostrar a las víctimas como poco fiables, y peores.

El padre Frank Brennan [sacerdote y periodista jesuita] usó su posición y los medios de comunicación para demostrar la “inocencia” de su amigo porque “simplemente no era posible“, brindando detalles sobre el tiempo aquí y allá, así como sobre las vestimentas que eran imposibles de abrir.

Miles de víctimas que contaron sus historias a la Comisión Real relataron cómo los actos de abuso pueden ocurrir de la manera más descarada e “imposible”: los depredadores atacan cuando menos se lo espera, con velocidad y precisión, y en los más breves momentos.

Lo que frena mi ira y, a su vez, me devuelve la fe en el ser humano es cómo el público ha enviado los mensajes más fuertes a estos hombres encumbrados de privilegio y poder.

Ya no gobernáis nuestro mundo.

A medida que estos hombres encumbrados luchan por mantener sus privilegios, continúan personificando descaradamente lo que habilitó un sistema de abusos contra niños.

El bien merecido contragolpe público que se ha dirigido a estos hombres ha sido elocuente y visceral y completamente unido en su mensaje: ya no nos interesáis mucho.

Estos hombres han sido demolidos por 12 personas ordinarias, instaladas en un jurado y con la tarea de escuchar “todas” las pruebas y emitir un veredicto más allá de toda duda razonable. Fueron unánimes: Pell es culpable.

No puede haber sido fácil. Habrá sido necesario coraje y convicción; habrá causado noches de insomnio. Los miembros del jurado habrán vuelto a sus familias cambiados por la experiencia.

En todo este ruido, el mensaje del jurado se transmite de manera silenciosa y poderosa y está dirigido a aquellas víctimas que aún no han denunciado, y tristemente aún no han tenido una experiencia positiva.

Estáis a salvo, os creemos.

Gracias, a los 12, por inspirarme a usar mi voz y mi derecho a la libertad de expresión.

Fuente: The Age, vía Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

Emocionante carta de un padre gay a su madre recientemente fallecida

Martes, 29 de mayo de 2018

manana-y-alonsoRealmente preciosa la reivindicación de las abuelas y abuelos en las familias LGTBI+.

Por Pedro Fuentes

23.30 horas. Mi madre ha muerto. Los años eran muchos, muchos. Sin embargo no han sido los años, ha sido el cáncer. Dos. El primero lo resolvió con entereza y sobrada dignidad. El segundo me la ha quitado. Nos la ha quitado. Ha muerto sedada y rodeada de los suyos. Como ella quería.

Tres noches antes de morir, cuando ya estaba casi apagada, mientras la tapaba con la sábana, me susurró: “Alonso“. Llamé a mi hijo. Vino corriendo y saltó sobre la cama para besar a su Manana. Su pequeña mano no dudó en acariciar su cara, sin miedos, pese a la imagen de dolor que ofrecía. Con amor. Ella lo adoraba. Él la sigue adorando.

Antes de sedarla se despidió de ella, pero no la lloró hasta dos días después de fallecer, hasta que no aceptó que era para siempre. Que su Manana no le hablaría nunca más. Se abrazó a mi marido y a mí y la pena salió. Limpia, pura. Como es la pena de los niños. Como debe de ser para que ellos guarden recuerdos y puedan, con todo, seguir jugando al futbol cada tarde.

Mi madre se ha ido con un deseo sin cumplir: decirle a ella, mirándose en sus ojos, cuán importante era en todos sus días.

Fueron muchas las veces que se me quejó de su mala salud, esa que no le permitía tomar un avión y volar a California. A conocer a Kara, la mujer que hizo posible que ella tuviese su último nieto. La mujer que, sin ser su madre, gestó a su niño. Se ha quedado con las ganas de poder besarla, abrazarla y decirle cuanto la quiere. Cuánto la quería.

Se han visto en fotos, eso sí. Han intercambiado frases a través de las redes sociales. Pero le faltó hacer algo que le gustaba mucho: besar. Mi madre besaba continuamente. Al levantarse, al acostarse, al salir, al entrar, al porque sí y al porque también, ella pedía y daba besos. Le parecía una de las mejores muestras de amor. No pudo dárselos a ella. Sí se lo dijo. Y Kara sabe que mi madre la respetaba y estimaba. Mucho.

Pensaba que yo reconstruiría mi vida con una mujer y tendría hijos. Pero me casé con un hombre y tuve un hijo. Creo que seguir caminos habituales no es lo mío. Y acabó por no ser lo suyo. Cuando ni podía imaginarlo, cuando era algo que no figuraba en su horizonte, de nuevo volvió a tener un nieto sentado en su regazo.

Con frecuencia, al hablar de familias lgtb+, olvidamos a unos protagonistas fundamentales en la vida de nuestros hijos. Las abuelas. Los abuelos. Esos que un día se levantaron asumiendo -de mejor o peor grado- que la vida es realmente de color arcoíris. Los que aceptaron que no jugarían con nietos porque su hija, su hijo, era gay o era transexual, o era… bueno, era cualquiera de las variantes no heteronormativas. Abuelas y abuelos a los que, tanto la tradición judeocristiana como la ortodoxia reaccionaria de izquierdas, les enseñaron que sus hijos e hijas no son iguales que los demás y, por tanto, no tienen iguales derechos. Como los reproductivos. Pero somos iguales y tenemos derechos. Mi hijo, vuestros hijos, vuestras hijas, son la prueba. Y hay que decirles a nuestras madres y padres que la infertilidad no es una de las facturas a pagar por ser diferente, que no tienen que renunciar a malcriar nietos por tener un hijo o una hija que se sale de lo normal, que sí, que se puede. Que serán abuelas y abuelos por una u otra vía porque, por suerte, hoy hay muchas. Sea por método ROPA, gestación subrogada, inseminación, adopción de embriones,… sea por uno u otro camino, es posible. Como posible es que puedan preguntar a sus hijos, como tantas otras familias, eso tan clásico de “¿cuándo nos vais a hacer abuelos?”. Lo que, bien mirado, es una señal de normalización de primera magnitud.

Mi madre se crió en una España católica, apostólica y romana, bajo la tutela de un padre conservador que no veía bien que su única hija se enamorase de quien luego fue mi padre, ese gran hombre al que mi abuelo acabó queriendo y convirtiendo en apoyo de su vejez.

Mi madre evolucionó -posiblemente a más velocidad de la que hubiese deseado- y pasó de no entender nada cuando le dije que era gay (“Pedro me ha dicho que es light“, le confesó a mi hermana horas después de mi salida del armario) a vestir sus mejores galas para mi boda; a caminar feliz del brazo de mi marido; a esperar emocionada y nerviosa, en el  aeropuerto de Barajas, la llegada del menor de sus nietos; a sacar las fotos de mi familia para enseñarlas, orgullosa, a sus amigas de rezos y comunión. Porque ella era muy de misa. Y allí, tras la oración, mi madre hizo escuela. De su grupo de amigas, otra acabó contando que su hija la haría pronto abuela. Como madre sola. Por elección. “Porque ella ha querido“. Y les explicó que se había ido a una clínica y le habían hecho “lo que fuese” y se embarazó y ella tendría una nieta. Y, como mi madre, se acostumbró a enseñar las fotos de su familia, de su niña, nacida gracias a la ciencia –y gracias a Dios– presumiendo de los nuevos tiempos.

espan%cc%83olas-an%cc%83os-40-600x423

No sé qué os parecerá, pero a mi imaginar a aquel grupo de mujeres casi ochentonas, saliendo de misa y sentándose en la valla de la plaza de mi pueblo, bajo la sombra centenaria de la Iglesia Parroquial de San Juan Evangelista, compartiendo fotos e historias sobre nuevos modelos familiares, me parece una visión hermosa, muy hermosa. Y me hace pensar que el futuro puede ser salvado. Por el amor. Un amor que hace que abuelas y abuelos eduquen al mundo más allá del qué dirán, de los prejuicios o las tradiciones, del miedo y la incomprensión.

Mamá, Alonso dice que nunca, nunca, se va olvidar de su Manana y que quiere una foto tuya en su habitación. “Pero no de ahora, de antes, de cuando estaba bien e iba al colegio a recogerme“. De cuando se sentaba tras de ti y te masajeaba la espalda y te decía “¿estás bien, Manana?“.

Mamá, no vas a morir en nuestra memoria. No te vamos a olvidar. Nadie. Tampoco Kara, a la que por fin podrás dar un beso liviano antes de dormir. Porque ahora puedes volar adonde quieras.

Buenas noches, mamá. Te quiero.

Te queremos.

Un beso.

No. Uno no. Muchos, muchísimos.

De parte de todos.

Fuente Oveja Rosa

General , , , , , , , , ,

Hermosísima carta de los padres de una niña trans al resto de padres de la ikastola

Sábado, 26 de mayo de 2018

nina-trans-pais-vascoEn el municipio vasco de Amorebieta-Echano, llamado habitualmente Amorebieta (y  Zornotza) es euskera, una preciosa carta ha conmovido a las familias de una ikastola (escuela en euskera).

Es la que escribieron los padres de una pequeña de 5 años al resto de los padres de los compañeros de su hija, en los que cuentan que su hija ya dejará de asistir a la ikastola como un niño, puesto que comienza su transición. En la carta cuentan que la primera frase de su hija fue «ni neska naiz» – yo soy una niña-.

La niña ya ha escogido un nombre y sus padres piden respeto por la decisión. «¡Cómo no íbamos a equivocarnos si le asignamos su sexo fijándonos únicamente en sus genitales!», escriben.

«Ella ha marcado los tiempos. Sus tiempos. Ella ha decidido qué hacer en cada momento. Nosotros nos hemos limitado a acompañarle, a arroparle… Al principio, solo se manifestaba como chica cuando se sentía protegida, en espacios de confort (nuestra casa, la casa de aitite y amama, el baserri de amama, donde izeko y osaba o de vacaciones, donde nadie sabía si era niño, niña, de Zornotza o de Sebastopol…). El siguiente paso le llevó a vestirse como lo que se siente y como lo que es, una niña, en aquellas ocasiones en que ella, observadora, había detectado que la gente se vestía de forma… especial… Si nos hubiésemos encontrado este agosto, habríais visto a nuestra hija con un bikini naranja, un vestido blanco o una falda rosa. Lo que queremos explicaros con estos ejemplos es que pasaba automáticamente a ser niña en el preciso instante en que se sentía a salvo del ‘qué dirán’, en cuanto se sentía acompañada por las personas que ya conocíamos su ‘secreto’: “Ni neska naiz”».

La carta, que ha tenido bastante difusión en facebook, los padres explican que la niña pidió en las vacaciones de Semana Santa que la llamaran por su nombre de chica, su nombre escogido.

«No estamos en posición de exigiros nada, y menos aún en aquello que incumba a la educación de vuestros hijos e hijas. Tampoco os pedimos comprensión, aunque mentiríamos si dijéramos que no la agradeceríamos. Sí nos atrevemos a animaros a que respetéis la decisión que ha adoptado libre y felizmente y a que, a partir de ahora, le llaméis por su nombre y le tratéis como lo que es y lo que quiere ser, una persona normal y feliz».

Los aitas de la niña muestran mediante esta carta una gratitud inmensa hacia la labor realizada desde la Ikastola, «de quienes hemos recibido un trato exquisito en lo profesional e impagable en lo humano. ¡Nos equivocamos al asignarle el sexo, pero no nos equivocamos al elegir la Ikastola!» termina la hermosísima carta.

Fuente Oveja Rosa

General, Historia LGTB , , ,

El verdadero regalo de la Navidad

Lunes, 25 de diciembre de 2017

belen_volverajesus_01-600x448La carta que José Antonio Pagola ha enviado a los Grupos de Jesús que me ha gustado mucho … y se la he “robado”.

Queridos amigos y amigas:

Hoy son muchos los que ignoran la verdadera raíz de las fiestas de Navidad. La sociedad de consumo las ha convertido en las fiestas de invierno o del nuevo año. Unas fiestas en las que lo importante es comprar, gastar y disfrutar. Sin embargo, estas fiestas son diferentes. En muchos se observa todavía la nostalgia de un mundo imposible de paz, fraternidad y felicidad que los humanos somos incapaces de construir.

En los Grupos de Jesús sabéis bien el origen de estas fiestas. Nosotros celebramos la inmensa alegría de que Dios ha querido hacerse uno de nosotros. Ya no estamos solos, perdidos en medio de nuestros problemas, sufrimientos y conflictos. Dios está con nosotros.

No un dios frío, lejano y distante, sino un Dios hecho carne, hermano, amigo de todos. Ese Dios es infinitamente mejor de lo que pensamos. Un Dios más cercano, más tierno, más acogedor y comprensivo de lo que nosotros podemos imaginar.

Hoy necesitamos más que nunca detenernos a meditar lo que significa un Dios que se nos ofrece encarnado en un niño débil, vulnerable e indefenso, irradiando solo paz, ternura y cercanía. Se despertaría en nosotros una confianza nueva, nos inundaría una alegría diferente.

Queridos amigos y amigas, este Dios nacido en Belén es más grande que todas nuestras imágenes tristes y raquíticas de la divinidad. Este Dios es el mejor regalo que se nos puede ofrecer a todos. Nuestro error es creer que nos basta con un poco más de bienestar, un poco más de dinero, salud, suerte y seguridad.

Por eso celebrar la Navidad no es despertar una euforia pasajera tomando unas copas de champán, sino alimentar nuestra alegría interior y nuestra confianza en la cercanía de un Dios que está presente en lo más íntimo de nuestro ser.

Este Dios cercano y tierno es el mejor regalo que podemos hacernos unos a otros. El mejor regalo que podéis hacer a vuestros seres queridos. Los Grupos de Jesús estamos llamados a ser testigos de ese Dios nacido en Belén. Grupos que viven alentados por la alegría interior y la paz que infunde en nosotros ese Dios. Grupos que contagian una fe gozosa y atractiva en ese “Dios-con nosotros”.

Os deseo a todos los Grupos, y a cada uno de vosotros, una Navidad Feliz.

José Antonio Pagola

Biblia, Espiritualidad , , , , , , , , ,

La emotiva carta que un padre gay escribe a su hijo recién adoptado

Lunes, 6 de noviembre de 2017

58La familia no es solo quien te tolera, quien te comprende o quien te acoge: también es quien está ahí cuando te falte el suelo.

Deberth Araújo publicó el pasado 20 de octubre una carta abierta para su hijo, en su perfil de Facebook, donde cuenta los peligros que le depara la vida y lo mucho que lo quieren. La publicación ya ha sido compartida por más de 22.000 usuarios.

“En cuanto supe que vivías entre el orfanato y el hospital, solo, sin familia, tan pequeño y ya con 11 hospitalizaciones por neumonía y varias alergias a tus espaldas, sentí una mezcla de vocación y miedo. Por un lado, algo me decía que tenía que ser tu ‘héroe’ y salvarte; por otro, miedo de estar ante la mayor responsabilidad de mi vida. Pero la primera vez que te abracé (en la foto) vi que quien sería rescatado sería yo. Éramos nosotros los que estábamos siendo escogidos. Es inexplicable.

Fueron tres meses de custodia provisional, noches de dormir poco y mal, preocupaciones, medicinas. Pero tu mejora y el fin de las hospitalizaciones nos mostraron que el amor cura y hoy celebramos la custodia definitiva. Has sido nuestra mejor decisión. Pero eres tú quien nos escoge cada noche, cuando simplemente duermes o te agarras de nuestra mano o cuando nos despiertas para que te cantemos.

Y tenemos que corresponderte y protegerte, porque un día la vida se abrirá, salvaje, y vas a ver que el mundo no es un lugar tan bonito como debería serlo. Quizá haya más personas que te señalen con el dedo que personas que te den la mano, pero haremos todo lo posible para que no veas ese lado de la vida hasta que tengas edad de comprenderlo y de ver que las personas, a veces, anteponen sus convicciones a cualquier principio porque son limitadas. Debes perdonarlas, pero nunca debes sentirte menos por lo que una sociedad llena de contradicciones diga que es aceptable. Por encima de todo, respétate tal cual eres, pues, de hecho, la peor violencia es la que cometemos contra nosotros mismos.

 ¿Sabes, Will? Has llegado en el mismo año en el que perdí a mi padre, tu abuelo, y ya me imagino cuánto le hubiera gustado haberte malcriado. Ahora entiendo aquel amor infinito, que una vez me dijo que podía ser lo que quisiese, que no tuviese miedo, y que me abrazó cuando pensé que iba a ser rechazado. Hago esta declaración pública para que aprendas que decir la verdad en voz alta nos hace libres, y que ser quienes somos es nuestro mayor acto de coraje. Yo olvidé de eso por una temporada, pero tú me has rescatado, me has salvado en todos los sentidos posibles y enseñado lo que es ser padre.

Jamás olvides que la familia, de sangre o la que escojas, es la que te quiere sin condiciones. La familia no es solo quien te tolera, quien te comprende o quien te acoge: también es quien está ahí cuando te falte el suelo. La familia no es solo quien te acepta, es quien te abraza y te dice ‘te quiero’.

Nunca permitas que la mezquindad humana que te señala y te condena te diga cómo tienes que ser. Siempre te querremos por lo que eres, y si el mundo se empeña en hacerte daño, nuestro abrazo será siempre un lugar seguro en el que nunca te sentirás solo. No podemos escoger cómo comienza esta historia , pero podemos trazarla a partir de ahí. Construye un mundo en el que lo que cuenten sea el amor y el carácter y que las diferencias no separen a las personas. Es el valor que más te quiero pasar. ¡Te quiero, HIJO MÍO!”

Vía Cáscara Amarga

General, Historia LGTB , ,

La valiente carta de un joven gay a sus agresores homófobos

Lunes, 27 de junio de 2016

carta-joven-gay-agresores-homofobos“Seguiré ORGULLOSO”: lo dice este joven gay en una valiente carta a sus agresores homófobos.

El chico de la foto que sonríe pese a tener la cara magullada se llama Matt Hall, es un joven gay británico que vive en la ciudad de Luton y estudia Derecho internacional en la Universidad de Lancaster. El fin de semana pasado fue la víctima de una agresión homófoba. Lejos de acobardarse, Matt decidió escribir en su perfil de Facebook una carta que se dirigía a esos energúmenos que le pegaron y dejaron así sin haberles hecho absolutamente nada. Solo ser homosexual causa inexplicablemente sucesos como este cargados de homofobia brutal. Pero estas fueron sus inspiradoras palabras llenas de orgullo.

“Normalmente no escribo sobre mi vida privada en las redes sociales. Pero siento que necesito compartir una experiencia reciente. Por favor, no le des a “me gusta” a esta actualización de estado. Solo difunde la palabra y el amor.

Nunca pensé que debería tener miedo por ser yo mismo. Pero ayer por la mañana fui atacado por “ser un maricón”. Me asaltaron, pegaron puñetazos repetidamente e intentaron ahogarme. Me gritaron y me escupieron. Me gritaron cosas que no repetiré en público ni en ninguna red social. Todo por ser gay.

A quienes me hicieron esto, estéis donde estéis, lo siento. Fallasteis vuestro objetivo. Porque seguiré amando todo el mundo a mi alrededor, seguiré amando a la gente que me rodean y seguiré orgulloso de ser quien soy y de lo que he alcanzando en este mundo. Me da pena que sintáis tal odio.

Para mis hermanos y hermanas LGBTQ+, para cada personas que es calificada como desviada o parte de una minoría, para cada ser humano independientemente de sus atributos físicos, mentales o sociales: permanezcamos juntos, amémosnos los unos a los otros y sigamos luchando. Algún día venceremos.

#LoveWins”

 

Puedes leer la versión original de la valiente carta de este joven gay a sus agresores homófobos, gracias a los tuits de Rubén López:

 

Fuente Cromosomax

 

 

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

Cañizares: “¿Les estorbo, les soy molesto, y quieren acabar conmigo? Ni soy homófobo, ni xenófobo, ni sexista: ¡Dios me libre!”

Domingo, 5 de junio de 2016

6552G_Arzobispo_Antonio_CanizaresSin comentarios… hasta la próxima barrabasada…

El cardenal retira “aquellas palabras que hayan podido herir o molestar a algunos”

El arzobispo de Valencia trata de zanjar la polémica con una carta abierta a los fieles

(Antonio Cañizares, cardenal arzobispo de Valencia).- Queridos diocesanos, muy queridos hermanos y amigos todos en el Señor: Desde el jueves pasado, os debo una carta como Obispo vuestro; y en cuanto tal me creo en el deber de expresarme conforme a la verdad; os debo una aclaración sobre lo acaecido el pasado jueves en las Cortes Valencianas a propósito de una homilía pronunciada por mí.

En la Universidad Católica el pasado 16 de mayo, en su sede de Santa Úrsula. El texto de la homilía y mi nota correspondiente sobre ella creo que la conocéis porque se ha divulgado íntegramente por nuestros medios de comunicación diocesanos: fue una exposición de la belleza, de la grandeza de la familia, donde se encuentra el futuro de la humanidad, e hice una defensa de la misma.

Creo que os debo una palabra, porque, en la sesión ordinaria semanal del pasado jueves de control al Consell, el Sr. Sindic de Compromis formuló una pregunta al Sr. Presidente del Consell sobre dicha homilía y éste respondió a dicha pregunta. Faltando al derecho fundamental de libertad religiosa y sin tener en cuenta el principio de una sana laicidad en una democracia plural, se me sometió, de hecho, a un juicio, sin haberme escuchado y sin defensa por mi parte, en mi ausencia, y se me condenó conculcando todo derecho en una sociedad democrática basada en el derecho; se me condenó de hecho, además, llevados de prejuicios y de lecturas sesgadas sacadas de algunos medios de comunicación social y de sus interpretaciones. La homilía en cuestión no había sido leída íntegramente en su conjunto por mis acusadores, y, por tanto, se vertieron juicios sobre mi persona y sobre un texto que no conocían y sin darme la oportunidad de defenderme: Convirtieron las Cortes en un Tribunal popular, de tan malos recuerdos históricos.

Tanto el Sr. Sindic de Compromís como el Sr. Presidente del Consell, se permitieron unos juicios sobre mi persona verdaderamente infamantes, falsos y calumniosos que incitaban al odio, y arrancaban el aplauso de sus compañeros de ideología que ratificaron aplaudiendo la ignominia que estaba acaeciendo en su presencia. No creo que fuera la Sede Parlamentaria que ampara su inmunidad el sitio adecuado para tales denuncias. Menos mal que las imputaciones eran falsas, y que yo no soy ése que dibujaron allí. Se me insultó gravemente, se me acusó -dando lecciones de cristianismo, ¡ qué paradoja!- de que no soy “nada cristiano”; se contrapuso el Papa a mi persona, -lo cual, como podéis suponer, me dolió en el alma- en una ignorancia total de mi relación que tengo como Obispo con el Papa y, además, como amigo del Papa que soy; se utilizó y se manipuló al Papa contra mí para desprestigiarme; el Papa no se merece tal utilización, está a otro nivel mucho más digno y elevado.

Me dolió particularmente que se me acusase de incitar al odio contra homosexuales y lesbianas, a quienes estimo, los valoro en su dignidad que les corresponde como personas, y me merecen el máximo respeto. ¡Cuántas veces he de repetir esto: el respeto que les tengo a estas personas y mi lamento porque en ocasiones no se les trata como se debe!. Quienes actuaron así en las Cortes Valencianas, actuaron igual que otros de su grupo ideológico hace unos meses cuando, con diferente motivo, me acusaron con falsedad y alevosía, de xenófobo, y de incitar al odio contra los refugiados procedentes de países árabes; ¿casualidad, pura coincidencia, o plan y estrategia preestablecidos?

¿Les estorbo, les soy molesto, y quieren acabar conmigo? Ni soy homófobo, ni xenófobo, ni sexista: ¡Dios me libre! Acepto a todos y no excluyo a nadie porque creo firmemente en el Señor. Creo que quien me conoce de verdad – no por algunos medios y por algunas manifestaciones o interpretaciones interesadas de algunos posicionados previamente o con prejuicios-, quien haya seguido mi trayectoria como sacerdote, como Obispo o como Cardenal, sabe que no excluyo a nadie sea del color que sea, de la religión que profese, de su manera de pensar que respeto, y de la condición que sea. Para mí todos son hijos de Dios, queridos por Dios, hermanos, y así lo predico constantemente: la tolerancia, mejor aún la caridad, me lleva al respeto a todos y a la no exclusión de nadie, y si alguna vez no actuase así estoy convencido que estaría pecando, y lejos de mí el pecado; no es este mi caso. Pero creo, al menos así lo intento, que busco la verdad, y la justicia, proclamarla y defenderla, aunque me cueste sinsabores. Mi ministerio está al servicio de la verdad, la verdad de Dios y la verdad del hombre y de la familia. Permitidme que me pregunte en voz alta: “¿Soy yo quien fomenta el odio, o lo fomentaron contra mí otros en otros ámbitos, como ahora en las Cortes con sesiones como la celebrada el jueves pasado, con juicios y palabras de consecuencias imprevisibles y no deseables?”.

Creedme que este “incidente” me duele, sobre todo, por vosotros, mis queridos diocesanos y por el pueblo valenciano a quien quiero, y quiero servir con todas mis fuerzas. Sólo me importa el juicio de Dios, no me preocupa el de los hombres. No me preocupan los insultos, máxime si son por defender la justicia y lo derivado del Evangelio, me preocupáis vosotros, pueblo de Dios, el que os puedan dañar, herir y dispersar. Siento muchísimo que vuestro Obispo sea tratado de esta manera como se me trató en la Sede de las Cortes, donde reside la representación de todos vosotros, y del pueblo valenciano.

Os digo, de verdad, con todo mi corazón, que doy por zanjado este asunto, y, por mi parte, retiro aquellas palabras de mi homilía, como no dichas, que hayan podido herir o molestar a algunos, y que perdono muy sinceramente a quienes me han ofendido de esa manera. No les tengo ningún rencor y les tiendo la mano en señal de amistad. Los perdono de todo corazón. Eso sí, espero reciprocidad, y les pido que rectifiquen por respeto a vosotros y por justicia para con la Iglesia que no puede ser tratada así; les pido, además, que dejen de acosar a la Iglesia, a personas e instituciones de Iglesia, y que actúen respetando la libertad religiosa, base de una democracia. Rezo por ellos y los perdono, no saben lo que hacen. Rezo para que se dejen ayudar por Dios que les quiere y no los deja. Estoy con mucho ánimo, con mucha esperanza y con anhelos muy vivos de proseguir el camino con la mirada puesta en Jesús, que también supo de ignominias y nos dijo que, si queremos llegar hasta el final, hemos de dejarlo todo, tomar la cruz y seguirlo -la cruz es perdón y reconciliación-. Me habéis oído muchas veces que la única manera de seguir a Jesús es con la cruz, y, con su ayuda y por su misericordia, estoy dispuesto a cargar con ella, porque, por encima de otras cosas, como pastor, me interesáis vosotros, y como Pablo, me gastaré y me desgastaré por vosotros, a los que quiero con toda mi alma. Dios me concede, por pura bondad suya y para vuestro bien, estar contento y no buscar nada más que su voluntad, y en Él confío, con mis debilidades.

Y vosotros, rezad por mí, que lo necesito; os necesito a vosotros para luchar y soportar las pruebas con fortaleza y renovado vigor, necesito vuestra ayuda, vuestro apoyo, y sobre todo, vuestra oración para que siempre os ofrezca el testimonio valiente de la fe y la verdad, os anuncie el Evangelio y solo el Evangelio de la caridad y la misericordia, os proporcione siempre sin desmayo y sin desfiguraciones las enseñanzas de la Iglesia a las que tenéis derecho y que os mantendrán firmes en la fe, pedid que os lleve a Dios, os muestre a Jesucristo en obras y palabras, os confirme en la caridad, en la unidad, y en la esperanza, os anime a perseverar en la causa del Evangelio, que es, inseparablemente, Dios y el hombre, y me mantenga fiel y firme en la libertad evangélica. ¡Gracias por vuestra cercanía, vuestro afecto y vuestra oración! Que Dios os bendiga. Rezad mucho a la Mare de Déu.

Un abrazo a todos

Antonio Cañizares Llovera

Arzobispo de Valencia

***

El ‘Imperio Gay’ nos invita ‘sentir la fuerza’ del colectivo LGTB

34015_lambda-imperio-gayEl colectivo Lambda ha transformado las declaraciones del cardenal Antonio Cañizares, sobre “el imperio gay” en una serie de camisetas con el lema ‘Sent la Força’ (Siente la fuerza) que venderán de cara a la manifestación del Día del Orgullo LGTBI que se celebrará este 18 de junio en Valencia

Lambda, colectivo LGTB valenciano, ha conseguido transformar el odio en una forma de lucha creando unas ingeniosas camisetas que venderán de cara a la manifestación con la que finalizará el Día del Orgullo LGTB el próximo 18 de junio en Valencia.

A través de una ingeniosa vuelta de tuerca de las lamentables declaraciones con las que el cardenal Cañizares en las que acusaba al feminismo y al ‘imperio gay” de querer terminar con la familia cristiana, el colectivo ha creado una línea de camisetas en las que aparece Darth Vader, un corazón, la bandera arcoíris y un mensaje de empoderamiento: Sent la Força‘ (Siente la fuerza).

Fani Boronat, coordinadora general de Lamda, ha presentado esta nuevas camisetas en una rueda de prensa en la que también ha confirmado que finalmente han sido casi cuarenta entidades y asociaciones las que se han sumado a la denuncia contra el cardenal por sus:

Condenables declaraciones contra las personas homosexuales y el movimiento feminista. No es coincidencia que desde estas declaraciones hayan aumentado los actos homófobos”.

34014_lambda-imperio-gayBoronat ha indicado que tras las declaraciones del cardenal han aparecido pintadas de carácter homófobo en varios ‘mupis’ publicitarios de la campaña contra la LGTBfobia del Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat Valenciana y “dos personas increparon a los participantes en una concentración contra la violencia de género”.

Desde Lambda han señalado que las palabras de Cañizares están “llenas de odio”, son “homófobas y machistas que sólo hacen que incitar al odio contra aquellas personas que no entran dentro de los arcaicos modelos que defiende la jerarquía católica”.

***

El PSPV ha promovido una declaración reprobando al arzobispo de Valencia

Cañizares, contra las críticas de los socialistas valencianos: “Nada de lo que ustedes afirman sobre mí es cierto”

 
El cardenal exige a los políticos que rectifiquen las acusaciones vertidas contra él

“Perdono como Jesucristo, que es nuestro ejemplo y fin, cualquier malentendido que haya podido producirse”

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha dirigido este viernes una carta abierta al síndic del grupo socialista en las Cortes Valencianas, Manolo Mata, y a la diputada Rosa Mustafá, que han promovido una declaración institucional en reprobación del purpurado por sus últimas declaraciones, en la que asegura “nada” de lo que afirman sobre él es cierto y les pide que rectifiquen las palabras que le han dirigido.

Leer más…

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Sábado Santo. 26 marzo, 2016

Sábado, 26 de marzo de 2016

sabadosanto1Ante la muerte de un ser querido que todo lo trastoca, cuando la vida se queda vacía, como sin aliento, la reacción más natural es llorar, llorar y recordar. Por esto te proponemos un plan para este día, Sábado Santo; más bien, te proponemos dar un paseo, al estilo de los de Emaús. ¿Recuerdas? Ellos volvían de Jerusalén, después de aquella terrible experiencia de ver a su Maestro colgado de un madero, muerto, junto a otros dos a los que la sociedad tampoco quería cerca, los prefería muertos para quitar el problema de raíz.

Nuestra propuesta es recorrer la Palabra, el texto sagrado que habla de la Acción de Dios en la Historia de la humanidad. Como buen paseo necesitamos un ritmo, ni muy rápido, ni demasiado lento, para poder disfrutar del paisaje sin agotarnos o aburrirnos. Por eso hemos pensado escribirte siete cartas en las que recorreremos siete lecturas de la Palabra de Dios. Cada hora os entregaremos una carta para que descubras en el texto el hilo conductor que nos llevará al gran anuncio de la Resurrección de Jesús. Así podrás celebrar esta noche la Vida con mayor hondura.

1ª CARTA: CREADAS.

Querida,

Aquí estoy con mi primera carta de este apasionante día dedicado a la Palabra.  Desde el caos que nos supone ver a Jesús muerto, torturado, desnudo, en una cruz, volvamos al principio. Cuando abres la Biblia, lo primero que te encuentras es un hermoso texto que seguramente habrás oído en más de una ocasión. Dice así:

Al principio creó Dios el cielo y la tierra. La tierra era una soledad caótica y las tinieblas cubrían el abismo, mientras el espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas.

Y dijo Dios:

Que exista la luz.

Y la luz existió. Vio Dios que la luz era buena y la separó de las tinieblas. A la luz la llamó día y a las tinieblas noche.

Pasó una tarde, pasó una mañana: el día primero.

Y dijo Dios:

Que haya una bóveda entre las aguas para separar unas aguas de otras.

Y así fue. Hizo Dios la bóveda y separó las aguas que hay debajo de las que hay encima de ella. A la bóveda Dios la llamó cielo. Pasó una tarde, pasó una mañana: el día segundo.

Y dijo Dios:

Que las aguas que están bajo los cielos se reúnan en un solo lugar, y aparezca lo seco.

Y así fue. A lo seco lo llamó Dios tierra y al cúmulo de las aguas lo llamó mares.

Y dijo Dios:

Produzca la tierra vegetación: plantas con semilla y árboles frutales que den en la tierra frutos con semilla de su especie.

Y así fue. Brotó de la tierra vegetación: plantas con semilla de su especie y árboles frutales que dan fruto con semillas de su especie.

Pasó una tarde, pasó una mañana: el día tercero.

Y dijo Dios:

-Que haya lumbreras en la bóveda celeste para separar el día de la noche, y sirvan de señales para distinguir las estaciones, los días y los años; que luzcan en la bóveda del cielo para alumbrar la tierra.

Y así fue. Hizo Dios dos lumbreras grandes, la mayor para regir el día y la menor para regir la noche, y también las estrellas; y las puso en la bóveda del cielo para alumbrar la tierra, regir el día y la noche, y para separar la luz de las tinieblas.

Pasó una tarde, pasó una mañana: el día cuarto.

Y dijo Dios:

-Rebosen las aguas de seres vivos, y que las aves aleteen sobre la tierra a lo ancho de la bóveda celeste.

Y creó Dios por especies los cetáceos y todos los seres vivientes que se deslizan y pululan en las aguas; y creó también las aves por especies.

Y los bendijo diciendo:

-Creced, multiplicaos y llenad las aguas del mar; y que también las aves se multipliquen en la tierra.

Pasó una tarde, pasó una mañana: el día quinto.

Y dijo Dios:

-Produzca la tierra seres vivientes por especies: ganados, reptiles y bestias salvajes por especies.

Y así fue. Hizo Dios las bestias salvajes, los ganados y los reptiles del campo según sus especies.

Entonces dijo Dios:

-Hagamos a los seres humanos a nuestra imagen, según nuestra semejanza, para que dominen sobre los peces del mar, las aves del cielo, los ganados, las bestias salvajes y los reptiles de la tierra.

Y creó Dios a los seres humanos a su imagen; a imagen de Dios los creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios diciéndoles:

-Creced y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla; dominad sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se mueven por la tierra.

Y añadió:

-Os entrego todas las plantas que existen sobre la tierra y tienen semilla para sembrar; y todos los árboles que producen fruto con semilla dentro os servirán de alimento; y a todos los animales del campo, a las aves del cielo y a todos los seres vivos que se mueven por la tierra les doy como alimento toda clase de hierba verde.

Y así fue. Vio entonces Dios todo lo que había hecho, y todo era muy bueno.

Pasó una tarde, pasó una mañana: el día sexto.

Así quedaron concluidos el cielo y la tierra con todo su ornato. Cuando llegó el día séptimo Dios había terminado su obra, y descansó el día séptimo de todo lo que había hecho. (Génesis,   1,1-31;2, 1-2)

¡Ah,  me encanta este texto! Tiene una frescura, una belleza…. Con su ritmo tan armónico, tan pausado y contemplativo… ¿A ti, te gusta? ¿No te sale contemplar ahora que tienes tiempo? ¿Mirar, y admirar,  a tu alrededor, y reconocer todas las cosas creadas como un don de Dios? Einstein decía algo así como “Dios se manifiesta en la armonía de todo lo creado” Estoy de acuerdo, aunque yo no tenga ese cerebro también soy capaz de darme cuenta de que la Creación es obra de un Creador.

-“Y vio Dios que todo era bueno”- Creo que esta es la frase que más me impresiona. Todo es bueno. ¡Qué actitud tan positiva!, ¿verdad? Detenerme en cada criatura y descubrir su bondad, su belleza, su hermosura; descubrir, en definitiva, la huella de su Creador. Esto cambia la forma de mirar, ¿no te parece? Como que la mirada se nos hace más honda, más desde el corazón.

Dios crea, pronuncia la Palabra y crea. Dios nos pronuncia y nos crea… Dios te pronuncia y te da la vida. Regocíjate y reconoce la huella de tu Creador en lo que te rodea, en tu propia historia, en tu vida actual…

Pues eso, sencillamente, sintamos la vida bullendo, el viento, los colores, los sonidos… todo latiendo, todo viviendo.

Un abrazo!

Biblia, Espiritualidad , , , ,

Sábado santo (segunda carta) 26 marzo, 2016

Sábado, 26 de marzo de 2016

sabadosanto2¡Hola!

¿Qué tal estás? ¿Qué has descubierto? No te lo creerás pero yo he aprendido a lo largo del tiempo a diferenciar los tipos de pájaros, su sonido, su forma de volar. Hay algunos que vuelan como danzando, otros que vuelan como navegando, y otros que son un poco más precipitados y pasan como balas. ¡En fin! sigamos con nuestro paseo.

Ahora nos vamos a detener en una parte de la historia de Dios con Abrahán. ¿Te suena el nombre? Significa “padre de multitudes”. Es el esposo de Sara, que significa “princesa”. Ambos habían dejado su tierra siguiendo la invitación de Dios que les había prometido una gran descendencia. Pero Sara no quedaba embarazada, hasta que por fin tuvo a su hijo Isaac, que significa “el que hace reír”, y es que realmente su nacimiento fue una gran alegría para sus padres. Es en este momento cuando acontece la historia que nos ocupa. Dice así:

Dios quiso poner a prueba a Abrahán, y lo llamó:
-¡Abrahán!
Él respondió:
-Aquí estoy.
Y Dios le dijo:
-Toma a tu hijo único, a tu querido Isaac, ve a la región de Moria, y ofrécemelo allí en holocausto, en un monte que yo te indicaré.
Se levantó Abrahán de madrugada, aparejó su asno, tomó consigo dos siervos y a su hijo Isaac, partió la leña para el holocausto y se encaminó hacia el lugar que Dios le había indicado. Al tercer día alzó  Abrahán los ojos y alcanzó a ver de lejos el lugar. Entonces dijo a sus siervos:
-Quedaos aquí con el asno, mientras el muchacho y yo subimos allá arriba para adorar al Señor; después regresaremos junto a vosotros.
Abrahán tomó la leña del holocausto y se la cargó a su hijo Isaac; él llevaba el fuego y el cuchillo, y se fueron los dos juntos.
Isaac dijo a Abrahán, su padre:
-¡Padre!
Él respondió:
-Aquí estoy, hijo mío.
Dijo Isaac:
-Tenemos el fuego y la leña, pero ¿dónde está el cordero para el holocausto?
Abrahán respondió:
-Dios proveerá el cordero para el holocausto, hijo mío.
Y continuaron caminando juntos.
Llegados al lugar que Dios le había indicado, Abrahán levantó el alta; preparó la leña y después ató a su hijo Isaac poniéndolo sobre el altar encima de la leña. Después Abrahán agarró el cuchillo para degollar a su hijo, pero un ángel del Señor le gritó desde el cielo:
-¡Abrahán! ¡Abrahán!
Él respondió:
-Aquí estoy.
Y el ángel le dijo:
-No pongas tu mano sobre el muchacho ni le hagas ningún daño. Ya veo que obedeces a Dios y que no me niegas a tu hijo único.
Abrahán levantó entonces la vista y vio un carnero enredado por los cuernos en un matorral. Tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. Abrahán puso a aquel lugar el nombre de “El Señor provee”, y por eso todavía hoy se llama “El monte del Señor provee”.
El ángel del Señor volvió a llamar desde el cielo a Abrahán, y le dijo:
-Juro por mí mismo, palabra del Señor, que por haber hecho esto y no haberme negado a tu único hijo, te colmaré de bendiciones y multiplicaré inmensamente tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena de las playas. Tus descendientes conquistarán las ciudades de sus enemigos. Todas las naciones de la tierra alcanzarán la bendición a través de tu descendencia, porque me has obedecido. (Gn.  22, 1-18)

Si lees este texto como algo ya sabido seguramente se  te pase por alto lo más importante. Sobre todo si estás pensando que Dios es un sádico que quiere niños inmolados. Eso es una herejía, o una manera de leer, si me los permites, un poco ignorante. Es lo que me ha pasado a mí, así de oídas me resultaba tan cruel… Había algo que no encajaba…. ¡Hasta que lo descubrí!!J

Abrahán que había confiado en Dios parece que no le conoce verdaderamente, aunque es comprensible porque ¿quién conoce a Dios en su profundidad? Es la propia experiencia de la vida quien nos va dando la sabiduría para reconocer al Dios de las sorpresas. Para Abrahán, lo más normal, lo que “todo el mundo hacía” era inmolar al primogénito al dios correspondiente. Cada tribu tenía su dios aunque las costumbres eran parecidas. Les pasaba como nos pasa a nosotros, nos fijamos en lo que hace el vecino, y a veces no hacemos más que imitar costumbres de otros. Por eso no le causa extrañeza que Dios le diga que se ponga en camino con su hijo Isaac. Ahí no está la prueba, hasta aquí, todo es “lo normal”, lo que todo el mundo hace. Pero “al tercer día” de la caminata, ¿te suena esto del “tercer día”? Ya empieza a darnos pistas de que algo sorprendente va a pasar, Dios va a actuar.

Y así es,  Abrahán, atento a la voz de Dios, cambia de actitud, de “lo normal”,  “lo que hace todo el mundo”,  a  seguir voluntad de Dios, aunque le resulte sorprendente, confía. Dios ya sabe que se inmolan niños  pero es un Dios de vivos y no de muertos. ¿Te suenan las palabras de Jesús?  “No es un Dios de muertos, sino de vivos. Andáis muy descaminados.” (Mc. 12, 27)

Abrahán comprende que su Dios no es como los demás dioses, la Biblia cuenta la historia de la relación de Dios con la humanidad. Aquí, empieza a desentrañar quién es Dios, quién es el Creador, el Dios de la Vida, no de la muerte. Este nuevo paso en la fe de Abrahán le lleva a recibir la gran promesa de Dios, “te colmaré de bendiciones y multiplicaré inmensamente tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena de las playas.”

Desde aquí tal vez nos resulte más fácil comprender las palabras de Jesús: “Sígueme y deja que los muertos entierren a sus muertos.” (Mt. 8, 22). Dios provée, tú sígueme…

Y es verdad, todo lo que condena, mata, excluye, no viene de nuestro Dios. Ya que estamos en plan de recordar, te invito a recordar todas las sorpresas que Dios te ha dado a lo largo de tu vida, esas que parecían que te llevaban a la muerte y que resultaron ser semillas de Vida. Hoy es un día para dar gracias por todo esto.

¡Un abrazo!

Biblia, Espiritualidad , , , ,

Sábado Santo (tercera carta) 26 marzo, 2016

Sábado, 26 de marzo de 2016

sabadosanto3Hola!

¿Qué tal vas? Si vas a buen ritmo deben ser las 12 del mediodía. Hoy no se escuchan las campanas del monasterio, es un día de silencio, de recogida, las oiremos esta noche cuando cantemos el Gloria! Pero no adelantemos acontecimientos.

En esta carta me gustaría escribirte sobre Moisés, que también es muy conocido. El faraón y su ejército están persiguiendo al pueblo israelita y ellos que los ven de lejos están aterrorizados, de hecho gritan de miedo. El miedo es terrible, ¿verdad?, nos paraliza, nos bloquea, y como dejemos que nos domine estamos perdidos.

El texto seleccionado tiene muchas claves en las que podríamos detenernos, realmente cuanto más se lee y se deja reposar, más novedades surgen. Últimamente a mí me ha llamado la atención el fenómeno de la nube, ese signo de la protección de Dios a los israelitas, aunque no lo dice el texto, supongo que ayudaría a calmar un poco los ánimos y a tener más confianza. Leamos el texto:

El Señor dijo a Moisés:
– ¿A qué vienen esos gritos? Ordena a los israelitas que emprendan la marcha. Tú levanta tu cayado, extiende la mano sobre el mar y se partirá en dos para que los israelitas pasen por medio de él como si fuera tierra seca. Yo voy a aumentar la obstinación de los egipcios, para que entren en el mar detrás de vosotros, y entonces me cubriré de gloria a costa del faraón y de todo su ejército, de sus carros y de su caballería. Y sabrán los egipcios que yo soy el Señor, cuando me cubra de gloria a costa del faraón, de sus carros y caballería.
Entonces el ángel de Dios, que iba delante de las huestes de Israel, se puso en movimiento y se colocó detrás de ellos. También la columna de nube que iba delante de ellos fue a situarse detrás, interponiéndose entre los israelitas y el ejército de los egipcios. Por un lado la nube era tenebrosa y por otro alumbraba en la noche, de suerte que no pudieron acercarse unos a otros en toda la noche.
Moisés extendió su mano sobre el mar, y el Señor, por medio de un recio viento del este, empujó al mar, dejándolo seco y partiendo en dos las aguas. Los israelitas entraron en medio del mar como en tierra seca, mientras las aguas formaban una especie de muralla a ambos lados. Los egipcios se lanzaron en su persecución; toda la caballería del faraón, sus carros y caballeros, entraron tras ellos en medio de del mar. Pero antes de la madrugada miró el Señor desde la columna de fuego y de nube a las huestes egipcias y las desbarató. Atascó las ruedas de los carros, que apenas podía avanzar. Entonces los egipcios se dijeron:
– Huyamos ante Israel, porque el Señor combate por ellos contra los egipcios.
Pero el Señor dijo a Moisés:
– Extiende tu mano sobre el mar para que las aguas se precipiten sobre los egipcios, sobre sus carros y su caballería.
Moisés extendió su mano sobre el mar, y al amanecer volvió el mar a su estado normal. Los egipcios toparon con él en su huída, y así los arrojó el Señor en medio del mar. Las aguas, al juntarse, anegaron carros y caballeros y a todo el ejército del faraón, que había entrado en el mar en persecución de los israelitas. No escapó ni uno solo. Sin embargo los israelitas caminaban en medio del mar como por tierra seca, mientras las aguas formaban para ellos una muralla a ambos lados. Así salvó el Señor aquel día a Israel del poder de los egipcios, e Israel pudo ver a los egipcios muertos en la orilla del mar. Israel vio el prodigioso golpe que el Señor había asestado a los egipcios, temió al Señor, y puso su confianza en él y en Moisés su siervo.
Entonces Moisés y los israelitas cantaron este cántico al Señor. (Éx. 14, 15-15,1)

También María, la profetisa, tomó el pandero y con todas las mujeres se pusieron a cantar y bailar. Toda una fiesta después de lo que habían pasado.

A  veces preferimos la esclavitud a la libertad, es curioso, ¿no? La libertad nos supone un esfuerzo y es mejor dejarse llevar por lo conocido. ¡Cuántas veces los israelitas se encaran con Moisés en el desierto por hacerles caminar tanto para conseguir la libertad! Pero ¿qué otra cosa quiere Dios de nosotros más que seamos libres? No nos ha creado para que vivamos esclavos, sino libres, como los pájaros.

Me viene a la memoria aquel encuentro que tuvo Jesús con una persona que quería ser fiel a Dios: “Él le contestó: -Maestro, todo eso lo he cumplido desde mi juventud. Jesús lo miró con cariño y le dijo: -Una cosa te falta: anda, vende cuanto tienes y dáselo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo; después sígueme.” (Mc. 10, 20-21)

No sé, ¿has tenido tú alguna vez esa experiencia? Me refiero a la experiencia de sentirte libre. Libre frente al qué dirán, a lo que se espera de ti, libre ante lo que “todo el mundo hace” Libre de poder ser tú realmente, libre para elegir, para saltar y volar. Libre para desprenderte de lo que pesa.

Haz memoria, seguro que en tu propia historia también has tenido encuentros con Dios de esos que te han hecho respirar libertad. Seguro que tienes en tu recuerdo momentos, lugares, que han marcado también tu camino de fe. Incluso puedes decir la hora o detalles concretos de alguno de esos momentos, sencillamente porque han calado en tu corazón, están ahí para recordar tu libertad.

Por cierto, en esta historia de Moisés también está marcada la hora, es “al amanecer” cuando son salvados del ejército del faraón, ¿te suena esto de “al amanecer”?

¡Un abrazo!

Biblia, Espiritualidad , , , ,

Sábado santo (cuarta carta). 26 marzo, 2016

Sábado, 26 de marzo de 2016

sabadosanto4Hola,

ya estamos en la mitad de nuestra ruta, ¿qué tal vas? ¿Respiras más hondo? Es interesante esto de la libertad, ¿verdad? Vivimos en una rueda tan esclavizante que como te salgas te conviertes en un pecador, ¡pero un pecador civil! ¡ja, ja, ja!

 Cuando leo la historia del pueblo atravesando las aguas para salvarse del ejército del faraón no puedo, ni quiero, evitar pensar en tantas personas que atraviesan las aguas para llegar a un lugar en paz. Me quedo pensando en qué hubiese sido de nosotros si a nuestros hermanos en la fe, aquellos israelitas, les hubiesen devuelto de nuevo al otro lado… Claro que hay una gran diferencia porque el texto de Moisés no es un texto histórico tal y como nosotros lo entendemos. Por eso la diferencia es grande, es enorme.

Y es que esto tiene mucho que ver con el siguiente texto que te propongo. El pueblo de Israel ahora está exiliado, lejos de su tierra, y se siente tremendamente desorientado y clama a su Dios. Es entonces cuando el profeta Isaías recibe la Palabra de Dios y dice:

Tu esposo es tu Creador,
su nombre es el Señor todopoderoso;
tu libertador es el Santo de Israel
se llama Dios de toda la tierra-.
El Señor te vuelve a llamar
como a mujer abandonada y abatida.
¿Podrá ser repudiada la esposa de tu juventud?
Esto dice tu Dios:
por un breve instante te abandoné,
pero ahora te acojo con inmenso cariño.
En un arrebato de ira  te oculté mi rostro por un momento,
pero mi amor por ti es eterno, dice el Señor, tu libertador-.
Me sucede como en tiempos de Noé,
cuando juré que las aguas del diluvio
no volverían a anegar la tierra;
ahora juro no volver a airarme contra ti,
ni amenazarte nunca más.
Aunque los montes cambien de lugar,
y se desmoronen las colinas, no cambiará mi amor por ti,
ni se desmoronará mi alianza de paz,
dice el Señor, que está enamorado de ti.
¡Ciudad desdichada y zarandeada a quien nadie consuela!
Voy a poner tus cimientos sobre malaquita,
y tus bases sobre zafiro;
haré de rubís tus almenas, tus puertas de diamantes,
y de piedras preciosas toda tu muralla.
A tus hijos los instruirá el Señor, gozarán de gran prosperidad.
Estarás completamente a salvo, libre de opresión y de temor,
ningún terror te inquietará. (Is. 54, 5-14)

¡Uf! Este texto es tremendo. ¿Has leído bien? ¡Enamorado de ti! ¡Un Dios enamorado! ¡Qué hermosura! Mira por donde que me ha dado por pensar que a Dios nunca lo representamos con ojos de enamorado. Las imágenes de la Trinidad suelen representarlo como un Dios enfadado, y vale, el texto admite que tuvo su arrebato de ira, pero ¿y lo que nos viene a decir? “mi amor por ti es eterno”.

Dios nos nos ha creado para olvidarse de nosotros, de ti. No se muestra como Dios de vivos para olvidarse de nosotros, no nos da la libertad para zafarse de nosotros. No. Dios nos ama, nos quiere, con un amor eterno, no un amor sensiblero o pasajero. Nada podrá cambiar su amor por nosotros. Y cómo no, me vienen a la memoria escenas en las que Jesús sorprende a todos, seguidores y detractores, con su actitud amorosa. Cuando le llevan una mujer sorprendida en adulterio, cuando se encuentra con la mujer encorvada, la que tenía hemorragias y estaba por tanto “contaminada”, cuando toca a los leprosos… ¡Tanto amor que transforma el mundo! ¡Tanto amor que Dios nos propone también para con nuestros hermanos!

Con esta noticia todo cambia, ¿no? ¡Todo! ¿De qué tener miedo? ¿De qué defenderse? ¿De qué huir si es Dios Quien está enamorado de tí?

Lee y vuelve a leer el texto una y otra vez hasta que se impregne todo tu ser de él, hasta que todas las excusas desaparezcan ante la certeza del Amor de Dios derramado en ti…

Te dejo con este bello poema:

Cuando me llamas
por mi nombre,
ninguna otra criatura
vuelve hacia ti
su rostro
en todo el universo.
Cuando te llamo
por tu nombre,
no confundes mi acento
con ninguna otra criatura
en todo el universo.

¡ Un abrazo enamorado!

Biblia, Espiritualidad , , , ,

Sábado santo (quinta carta) 26 marzo, 2016

Sábado, 26 de marzo de 2016

sabadosanto5¡Hola de nuevo!

Aquí seguimos, ¿te has dado cuenta que la gran revelación, Dios nos ama, está en la mitad de las siete lecturas? Es como si todo señalase hacia ella. Y tú me dirás, -“vale, pero qué hago yo con el Amor de Dios, ¿cómo puedo responder? ¿quién soy yo más que una pulguita en todo el universo?¿cómo voy a ser capaz de captarlo?”-

La respuesta está en el texto que viene a continuación. Verás lo que dice:

Venid por agua todos los sedientos;
venid aunque no tengáis dinero;
comprad trigo y comed de balde,
vino y leche sin tener que pagar.
¿Por qué gastáis el dinero en lo que no sacia,
el salario en lo que no quita el hambre?
Escuchadme atentamente y comeréis bien,
os deleitaréis con manjares.
Prestad atención, venid a mí;
escuchadme y viviréis.
Sellaré con vosotros una alianza perpetua,
seré fiel a mi amor por David.
Yo le constituí mi testigo ante los pueblos,
caudillo y señor de las naciones;
llamarás a un pueblo desconocido,
un pueblo que te ignora correrá hacia ti,
porque te honra el Señor, tu Dios,
el Santo de Israel.
Buscad al Señor mientras se deja encontrar,
invocadlo mientras está cerca.
Que la persona malvada abandone su camino,
y la criminal sus planes;
el Señor se apiadará de ella, si se convierte,
si se vuelve a nuestro Dios, que es rico en perdón.
Porque mis planes no son vuestros planes,
ni vuestro caminos como los míos,
oráculo del Señor.
Cuanto dista el cielo de la tierra,
así distan mis caminos de los vuestros,
mis planes de vuestros planes.
Como la lluvia y la nieve caen del cielo,
y sólo vuelven allí después de haber empapado la tierra,
de haberla fecundado y hecho germinar,
para que dé simiente a quien siembra
y pan a quien come,
así será la palabra que sale de mi boca;
no volverá a mí de vacío,
sino que cumplirá mi voluntad y llevará a cabo mi encargo. (Is. 55, 1-11)

¿Ves? Parece sencillo ¿no? Dice ¡Venid! ¡Comed, Bebed! Escuchad atentamente, prestad atención. Invócalo. No te olvides tú de Él. Búscalo. Porque, se me está ocurriendo preguntarte ¿qué buscas? ¿Tú a quién buscas? Esta es la misma pregunta que hacía Jesús a la gente: “Jesús se volvió y, al ver que le seguían, les dijo: -¿Qué buscáis?” (Jn. 1, 38)

Lo que nos propone Dios a través del texto es que hagamos una alianza con Él. ¿Sabes lo que significa la cruz roja y azul de la Orden Trinitaria? El color azul, que está en la parte horizontal, simboliza el lugar donde Dios habita, el color rojo es el amor. La cruz es una cruz griega, los dos palos, horizontal y vertical, son del mismo tamaño. El color rojo está por encima del azul y tiene un profundo sentido. Dios, se abre y derrama a la humanidad todo su Amor. Todo Él se derrama esperando que respondamos a su entrega. Es bonito, ¿verdad? Así que nos está esperando, te está esperando, ¿qué respondes? Jesús fue concebido gracias al Hágase de su madre, y toda su vida fue un “hágase” a su Padre, hasta el final…. ¿Quieres hacer una alianza perpetua con tu Dios? Ya sé que es una pregunta muy comprometida, pero es que de tu respuesta depende toda tu vida.

Aquí te dejo, a solas con Dios, no me corresponde a mí escuchar vuestra conversación.

¡Un abrazo grande!

Biblia, Espiritualidad , , , ,

Sábado santo (sexta carta). 26 marzo, 2016

Sábado, 26 de marzo de 2016

sabadosanto6¡Buenas tardes!

¿Ya has comido? Espero que sí porque si no a estas alturas tendrás la glucosa por los suelos. ¿Qué tal te está resultando el día? Parece mentira pero ya estamos en la sexta carta, casi terminando nuestro paseo.

Seguimos en el exilio, con el pueblo de Israel lejos de su tierra, intentando mantener su cultura en un lugar extraño. Y no están muy animados que se diga. Dios había prometido una gran descendencia a Abrahán, se había revelado como un enamorado, con un Amor eterno… pero como que no lo ven. Y mucho menos en estas circunstancias. ¡Ay, la libertad! Ya te dije que nos cuesta ser libres. Hay quien reniega de Dios por creer que es como un gran ojo que está controlando todo lo que haces… ¡Una pena tener esa imagen de Dios! Al contrario, nunca te obligará, eso sí, puede seducir tu corazón, pero tú has de dejarte seducir. Lo que pasa es que a veces nos dejamos seducir por lo que nos dispersa y no lleva por caminos sin salida… Algo así le había pasado a los israelitas. Pero Dios, enamorado como está, ya dijo que no volvería a darnos la espalda, así que envía a su profeta Baruc para decirnos:

Escucha, Israel,
los mandamientos que dan vida.
Pon atención para aprender a discernir.
¿Por qué, Israel, te encuentras en país enemigo,
envejeces en tierra extranjera,
te has contaminado con los muertos
y estás entre los que bajan al abismo?
Abandonaste la fuente de la sabiduría.
Si hubieras seguido el camino de Dios, vivirías en paz para siempre.
Aprende dónde está el discernimiento,
dónde la fuerza, dónde la inteligencia,
dónde la vida prolongada, dónde la luz para los ojos y la paz.
Pero ¿quién ha encontrado su lugar,
quién ha penetrado en sus tesoros?
Sólo aquél que todo lo sabe, la conoce;
sólo él la escrutó con su inteligencia.
Aquél que asentó la tierra para siempre
y la pobló de animales cuadrúpedos;
él manda a la luz y ella hace caso, la llama y temblando le obedece.
Brillan los astros y se alegran en su puesto de guardia;
él los llama y responden:
“Aquí estamos” y brillan alegres para su creador.
Éste es nuestro Dios,
ningún otro cuenta al lado de él.
Él penetró los caminos de la sabiduría
y se los enseñó a Jacob, su siervo, a Israel, su preferido.
Después apareció la sabiduría sobre la tierra,
y convivió con los hombres.
Ella es el libro de los mandatos de Dios,
la ley que subsiste eternamente;
todos los que la guardan, tendrán vida,
los que la abandonan, morirán.
Vuélvete, Jacob, y abrázala, camina al resplandor de su luz.
No cedas a otro su gloria,
ni tus privilegios a nación extranjera.
Dichosos nosotros, Israel, porque se nos ha revelado
lo que agrada al Señor.(Ba. 3,9-15. 32-4,4)

¿Hace cuánto que nos has dedicado tu valioso tiempo a contemplar sencillamente una noche estrellada? Es todo un espectáculo, es como contemplar el Misterio de la Creación. En esos momentos es fácil imaginarse a las estrellas, como dice el texto, brillando alegres para su Creador. ¡Qué poético… y qué real! Me refiero a real en comparación con las luces de neón que suelen cegarnos para bombardearnos con sus seducciones. Pero cuando alguien ha descubierto la luz real, la de verdad, ¿cómo ceder a las otras lucecitas su protagonismo? El texto acaba con una bienaventuranza, ¿te has dado cuenta? ¡Dichosos nosotros! ¡Y tanto! ¿Cómo no sentirte una criatura bendecida cuando has descubierto dónde está la fuerza, la inteligencia, la vida prolongada, en paz, la luz para los ojos?

Me gustaría invitarte a “religionar” tu vida, la vida. Bueno, vale,  la palabra “religionar” me la acabo de inventar, viene de religión. Etimológicamente, religión tiene tres raíces distintas pero similares: releyere (releer), religare (religar) y reeligiere (reelegir). Sí, ya sé que la palabra religión está muy poco de moda. Por alguna razón suena a “códigodenormasaseguiralpiedelaletra”. Pero no es así. Religión, “religionar”, tiene que ver con el discernimiento del que habla este texto. Con releer tu propia vida, y la vida de la humanidad a la luz de la presencia de Dios, el Creador, descubrir que el Amor de Dios va uniendo, como un hilo conductor, o como el cemento, todos los acontecimientos de la vida, y me refiero a los bonitos y también a los duros y complicados. Y por fin reelegir la vida al ritmo del latir de Dios, comprometerse con sabiduría de la mano de tu Dios.

Cuenta el Evangelio de Lucas que Jesús iba un día por el camino y: “Cuando se acercaba a Jericó, un ciego estaba sentado junto al camino pidiendo limosna.  Al oír que pasaba la gente, preguntó qué sucedía. Le dijeron que pasaba Jesús de Nazaret.  Él gritó: -¡Jesús, Hijo de David, compadécete de mí! Los que iban delante lo reprendían para que callase. Pero él gritaba más fuerte: -Hijo de David, compadécete de mí.  Jesús se detuvo y mandó que se lo acercasen. Cuando lo tuvo cerca, le preguntó: -¿Qué quieres que te haga? Contestó: -Señor, que recobre la vista. Jesús le dijo: -Recobra la vista, tu fe te ha salvado. Al instante recobró la vista y le seguía glorificando a Dios; y el pueblo, al verlo, alababa a Dios. (Lc 18, 35-41)

Esta vez me despido con una bendición que escuché hace poco y me encantó, en chocante y un desafío:

Que Dios te bendiga con la INCOMODIDAD,
frente a las respuestas fáciles, las medias verdades, las relaciones superficiales,
para que seas capaz de profundizar dentro de tu corazón.
Que Dios te bendiga con la IRA,
frente a la injusticia, la opresión y la explotación de la gente,
para que puedas trabajar por la justicia, la libertad y la paz.
Que Dios te bendiga con LÁGRIMAS,
para derramarlas por aquellos que sufren el dolor, el rechazo, el hambre y la guerra,
para que seas capaz de estar a su lado,
reconfortándolos y convertir su dolor en alegría.
Que Dios te bendiga con suficiente LOCURA,
para creer que Él puede hacer diferente este mundo con tu pobreza,
para que creas que Dios puede lo que otros proclaman imposible.
Que Dios te bendiga con la NOCHE,
para que tus ojos se abran a una luz mayor, a una verdad por descubrir,
para que te haga entrar en comunión con la noche de los que ahora no ven,
para que descubras una mirada que siempre ha estado y siempre estará.
Que Dios te bendiga con la SOLEDAD Y EL ABANDONO de todos,
para que empieces por fin a darte cuenta de quiénes son y de quién eres tú,
para que te descubras en tu desnuda verdad y aprendas a AMAR.
Que Dios te bendiga con el CANSANCIO,
para que, por fin, descanses de ti mismo y de lograr,
para que aprendas a respirar, a estrenar, para que Dios descanse en ti y contigo.
Que Dios te bendiga con la POBREZA, la DESNUDEZ y el VACÍO que te asusta,
para que gustes la verdadera riqueza, el don inapreciable,
y te dejes arropar y evangelizar por los pobres,
Señor, bendíceme, bendícenos a todos, nuestras hermanas y hermanos, con lo que tú
sabes más necesitamos, con lo que tú más necesitas, COMO A TI TE DÉ LA GANA…

¡Un abrazo en la Luz que pronto celebraremos!

Biblia, Espiritualidad , , , ,

Sábado santo (séptima y última carta). 26 marzo, 2016

Sábado, 26 de marzo de 2016

sabadosanto7¡Hola!

Vaya, parece que la carta anterior me ha quedado un poco larga, ¿no? Es por que quise añadir esa bendición, ¿a que te ha gustado? Es un regalo para que la guardes y la leas de vez en cuando.

“En el arte de caminar lo importante no es no caer, sino el no permanecer caídos; levantarse enseguida y continuar adelante”. Así hablaba el Papa Francisco a unos estudiantes. Y me parece una buena manera de acoger la vida. Ya termino esta serie de cartas que te he escrito para acompañarte en este sábado santo de tanta expectación. El último texto de la Palabra de Dios nos habla de continuar adelante a pesar de las meteduras de pata. De volver a empezar. Dios nos anuncia que hará todo nuevo. Lo que más me impresiona de este texto es el final “vosotros seréis mi pueblo y yo seré vuestro Dios” Es como darnos la identidad, porque un poco antes Dios nos dice que infundirá su espíritu en nosotros. ¿Qué más puede hacer por sus criaturas?

Recibí esta palabra del Señor:
Hijo de hombre,
cuando el pueblo de Israel habitaba en su tierra
la profanó con su conducta y sus acciones.
Yo me enfurecí contra ellos,
por haber cometido tantos asesinatos
y haberse contaminado rindiendo culto a los ídolos.
Yo los he dispersados entre las naciones,
los he esparcido por diversos países;
los he juzgado según su conducta y sus acciones.
Al llegar a las diversas naciones, profanaron su santo nombre,
pues decían de ellos:
“Son el pueblo del Señor y han tenido que abandonar su tierra”.
Así que yo tuve que defender mi santo nombre profanado
por el pueblo de Israel entre las naciones a las que fue.
Por eso, di a los israelitas:
Esto dice el Señor:
No hago esto por vosotros, pueblo de Israel,
sino por mi santo nombre que vosotros habéis profanado en medio de las naciones adonde fuisteis.
Haré que sea reconocida la grandeza de mi nombre,
que vosotros profanasteis entre las naciones.
Así, cuando haga que por medio de vosotros sea reconocida mi grandeza en presencia de las naciones, sabrán que yo soy el Señor.
Oráculo del Señor.
Os tomaré de entre las naciones donde estáis,
os recogeré de todos los países y os llevaré a vuestra tierra.
Os rociaré con agua pura y os purificaré
de todas vuestras impurezas e idolatrías.
Os daré un corazón nuevo y os infundiré un espíritu nuevo;
os arrancaré el corazón de piedra y os daré un corazón de carne.
Infundiré mi espíritu en vosotros y haré que viváis según mis mandamientos,
observando y guardando mis leyes.
Viviréis en la tierra que di a vuestros antepasados;
vosotros seréis mi pueblo y yo seré vuestro Dios. (Ez 36, 16-17a. 18-28)

¿Se puede hacer algo más? Sí, se puede, y Dios lo hizo, se hizo una persona como cualquiera de nosotras. Y nos enseñó en carne y hueso lo que por medio de los textos que hemos leído quería trasmitirnos. Dios es nuestro creador, Dios de vivos, quien nos da la libertad, quien nos ama eternamente, quien nos propone una alianza perpetua y quien nos revela nuestra más íntima identidad. Somos pueblo de Dios y también somos hijas de Dios. ¿Tú no has oído en tu corazón: “eres mi hija amada, mi hijo amado?

Lo más real de la es el amor. Que nadie ni nada te haga olvidar esta gran verdad. Y a partir de ahora, tienes 50 hermosos días para impregnarte del aroma de la Pascua, de la resurrección, de la Vida.

Nada más, me despido. Ha sido un placer compartir este día contigo. Nos encontraremos esta noche en la Vigilia Pascual, con un montón de personas más que saben, como tú y como yo, dónde está la Luz que alumbra el Amor.

¡Un abrazo lleno de Vida!!!

Biblia, Espiritualidad , , , ,

“Carta a Jesús de Nazaret”, por Andrés Brotóns González

Lunes, 30 de noviembre de 2015

aafa_9Leído en la página web de Redes Cristianas

Jesús ¿QUE ESTAMOS HACIENDO CONTIGO?

Es cierto que has existido y que aún sigues influyendo en la vida de infinidad de personas por todo el mundo.

Sobre tu vida real ya se montó un gran lío desde el principio.

Te hicieron nacer en Belén, que era la cuna del rey David, tu antepasado famoso.

Te llevaron a un lejano Egipto, porque de allí salió tu pueblo liberado.

Te imaginaron nacido de una virgen, porque eso daba prestigio a toda persona importante.

Te achacaron actos prodigiosos, los milagros, porque así demostrabas tu relación directa y parentesco con el dios mágico y mítico que dirigía y gobernaba todo a su antojo desde los altos cielos.

Las pequeñas comunidades de tus seguidores se fueron transformando en grandes grupos, que necesitaban organizarse al modo del imperio romano vigente.

Tus representantes tomaron el poder y el reparto territorial. Impusieron la fe por la fuerza y se sentaron en doseles y tronos. Casi se hicieron adorar como nuevos dioses. Adoptaron vestimentas y modos litúrgicos que manifiestan al pueblo sencillo el esplendor y la grandeza deslumbrantes.

Han pasado muchos siglos en que han abusado de su influencia y poder y no se bajan de sus pedestales.

Por otro lado aún existen cristianos que se entregan, como tú, al servicio de los demás de una manera sencilla y desinteresada. No se entretienen en estudiar altas teologías ni discuten sobre la conveniencia de conservar ciertos dogmas. Solo tratan de imitarte. Pero en este siglo, después de muchos avances científicos, no se acepta fácilmente todo lo que viene de “arriba”. Sobre todo si hay malos ejemplos entre los que dicen ser tus representantes.

Según el papa Francisco y el propio mensaje evangélico, el pecado que más ofende a Dios es causar sufrimiento injusto a los inocentes o tolerarlo con indiferencia. No está en la inobservancia de los preceptos que son cargas pesadas que se imponen a los de “abajo” para controlarlos mejor.

El rico, que lo tiene todo, vive en la inconsciencia y es indiferente ante el sufrimiento de los demás. Es un obstáculo para la construcción de un mundo más justo.

Tú, Jesús, crees que otro mundo mejor es posible y necesario, sin opresión ni sufrimientos causados a los más pobres. Esa fue tu herencia, ¿la hemos asumido los cristianos?.

Almería, 18 de noviembre de 2015. .,

Espiritualidad ,

La emocionante carta de disculpa de un homófobo a una pareja gay de la que se burló hace 20 años

Sábado, 31 de octubre de 2015

gay-couples-photographer-5-of-5La homofobia hace mucho daño, sea cual sea la forma en la que se manifiesta. El maltrato, físico, moral o verbal, puede dejar secuelas a muchos.

Hace 20 años, una pareja gay de Ohama sufrió un gesto homófobo por parte de un chaval que ahora, ya adulto, se siente arrepentido y ha querido pedir perdón escribiendo una carta dirigida a aquella pareja a la que señaló con burla en 1993.

Aquí está su impactante carta.

Querida pareja gay de 1993…

Estabais sentados juntos en la acera cerca de la entrada de “Worlds of Fun”. Yo estaba andando con mi grupo de la iglesia. Tenía 17 años, era un fanático, y pensaba que vosotros estabais equivocados y pecando. Estabais felices, sentados cerca, divirtiéndoos… probablemente esperando a unos amigos. Nosotros caminábamos sintiéndonos un grupo privilegiado. Uno de mis amigos os señaló con una expresión de sorpresa y disgusto. Yo os miré, confiado, y dije en voz alto: “¡Qué burrada!”. No recuerdo vuestra reacción, y no sé si me escuchasteis. Mientras nos alejábamos, sentí un poco de vergüenza. Yo actúe como si vosotros os tuvierais que sentir avergonzados, pero durante 20 años he sido yo quien ha llevado esa vergüenza encima. Hoy escribo esto para pedir disculpas por mi comportamiento.

Querida pareja gay de 1993. Lo siento mucho. Siento mucho haberos tratado como ciudadanos de segunda y arruinado aquel dulce momento que estabais teniendo. Quiero que sepáis que poco después, entré en la universidad y todo mi mundo cambió. Mis ideas de pensar que la homosexualidad era un pecado se dio la vuelta mientras conocía a nuevas personas y nuevas ideas. He estado caminando lejos de aquella religión que me enseñó a odiar. Mi vida ahora consiste en ayudar a los jóvenes. 20 años después llevo mi vergüenza como recuerdo. Espero que mi defensa en los últimos años haya servido para corregir algunos de mis errores.

Donde quiera que estéis, espero que estéis aún sentados cerca de un ser querido y viviendo una maravillosa vida.

Con una sincera disculpa…

Un niño que aprendió la verdad.

Fuente: GayStarNews , vía AmbienteG

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Dura carta de Charamsa al Papa: “La Iglesia ha convertido en un infierno la vida de los gays”

Jueves, 29 de octubre de 2015

1443906876059Acusa a la institución de “perseguir” a los homosexuales

El cura polaco califica de “diabólica” la declaración del papa Benedicto de que la homosexualidad “es una fuerte tendencia dispuesta para un mal moral intrínseco”

En una carta al papa Francisco este mes, Krysztof Charamsa acusó a la Iglesia de convertir “en un infierno” la vida de millones de católicos gay en el mundo.

Criticó lo que llamó la hipocresía del Vaticano al prohibir a los sacerdotes homosexuales, incluso cuando, según dijo, el clero estaba “lleno de homosexuales. El Papa aún no ha respondido.

Hasta el 3 de octubre, monseñor Charamsa tenía un importante cargo en la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano, el departamento encargado de mantener la doctrina católica.

Pero fue retirado de su cargo inmediatamente después de que en una conferencia de prensa en un restaurante en Roma anunció que era gay y que mantenía una relación con un hombre.

En ese momento la Santa Sede indicó que la decisión del cura de salir del armario en la víspera del sínodo del Vaticano sobre la familia había sido “irresponsable, ya que tiene la intención de poner a la asamblea del sínodo bajo una excesiva presión de los medios“.

El sacerdote católico entregó a la BBC una copia de la carta que envió al Papa, que fue escrita el mismo día del anuncio.

En la misiva critica a la Iglesia de perseguir” y causar “sufrimiento inmensurable” a los católicos homosexuales y sus familias.

Asegura que después de un “largo y atormentado período de discernimiento y oración”, había tomado la decisión de “rechazar públicamente la violencia de la Iglesia hacia las personas homosexuales, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales“.

El teólogo de 43 años indica que aunque el clero católico está “lleno de homosexuales”, también es “frecuente y violentamente homofóbico”.

Y pide a “todos los cardenales gay, obispos gay y sacerdotes gay (que) tengan el coraje de abandonar esta Iglesia insensible, injusta y brutal“.

Afirma que ya no puede soportar “el odio homofóbico de la Iglesia, la exclusión, la marginalización y el estigma de personas como yo, cuyos “derechos humanos están negados” por la Iglesia.

El cura continúa su carta agradeciendo al papa Francisco -que se cree tiene una actitud más tolerante hacia la homosexualidad que algunos de sus predecesores- por algunas de sus palabras y gestos hacia los gays.

Pero Charamsa afirma que las palabras del Papa sólo tendrán valor cuando se retiren todas las declaraciones de la Santa Sede que son ofensivas y violentas contra los homosexuales.

También urge a la Iglesia a anular la decisión que tomó el predecesor de Francisco, el papa emérito Benedicto XVI, de firmar un documento en 2005 que prohíbe que hombres con tendencias homosexuales profundamente arraigadas se conviertan en sacerdotes.

El cura polaco califica de “diabólica” la declaración del papa Benedicto de que la homosexualidad “es una fuerte tendencia dispuesta para un mal moral intrínseco”.

El teólogo escribe que los católicos LGBT tienen el derecho a una vida de familia, “incluso si la Iglesia no quiere bendecirlos“.

Critica al Vaticano por colocar presión en los Estados que han legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo.

También expresa sus temores sobre el impacto que podrá tener el anuncio sobre su homosexualidad en el tratamiento de su madre en Polonia, “una mujer de fe inquebrantable”, que, dice él, no es responsable de sus acciones.

Fuente BBC Mundo, vía Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.